Comparecencia del Secretario de Comercio y Fomento Industrial,
Herminio Blanco Mendoza, correspondiente al Sexto Informe
de Gobierno del Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León

Instalación de la Mesa
Ricardo Francisco García Cervantes

PRESENTACIÓN
Herminio Blanco Mendoza

FIJAN LA POSICIÓN GENERAL DE SU GRUPO PARLAMENTARIO, LOS DIPUTADOS:

Juan Carlos Regis Adame, Partido del Trabajo
Alejandro García Sainz Arena, Partido Verde Ecologista de México
Miroslava García Suárez, Partido de la Revolución Democrática
Diego Alonso Hinojosa Aguerrevere, Partido Acción Nacional
Araceli Domínguez Ramírez, Partido Revolucionario Institucional

Para hacer los comentarios que juzgue pertinentes
Herminio Blanco Mendoza

PRIMER TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Jaime Cervantes Rivera, Partido del Trabajo
Respuesta: Herminio Blanco Mendoza
Réplica: Jaime Cervantes Rivera, Partido del Trabajo

Pregunta: Concepción Salazar González, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: Herminio Blanco Mendoza
Réplica: Concepción Salazar González, Partido Verde Ecologista de México

Pregunta: Gregorio Urías Germán, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Herminio Blanco Mendoza
Réplica: Gregorio Urías Germán, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Sergio García Sepúlveda, Partido Acción Nacional
Respuesta: Herminio Blanco Mendoza
Réplica: Francisco Javier Ortiz Esquivel, Partido Acción Nacional

Pregunta: Lorena Beaurregard de los Santos, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Herminio Blanco Mendoza
Réplica: Elías Dip Rame, Partido Revolucionario Institucional

SEGUNDO TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Félix Castellanos Hernández, Partido del Trabajo
Respuesta: Herminio Blanco Mendoza
Réplica: Félix Castellanos Hernández, Partido del Trabajo

Pregunta: María Teresa Campoy Ruy Sánchez, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: Herminio Blanco Mendoza
Réplica: María Teresa Campoy Ruy Sánchez, Partido Verde Ecologista de México

Pregunta: Rosalinda López Hernández, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Herminio Blanco Mendoza
Réplica: Rosalinda López Hernández, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: María Teresa Tapia Bahena, Partido Acción Nacional
Respuesta: Herminio Blanco Mendoza
Réplica: Moisés Alcalde Virgen, Partido Acción Nacional

Pregunta: Gustavo Alonso Donis García, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Herminio Blanco Mendoza
Réplica: Jorge Esteban Sandoval Ochoa, Partido Revolucionario Institucional

CONSIDERACIONES FINALES
Secretario de Comercio y Fomento Industrial

MENSAJE INSTITUCIONAL
Ricardo Francisco García Cervantes









28 DE SEPTIEMBRE DE 2000

COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE COMERCIO Y FOMENTO INDUSTRIAL
DOCTOR HERMINIO BLANCO MENDOZA

El Presidente diputado Ricardo Francisco García Cervantes:

Al continuar con el desarrollo de esta sesión, corresponde desahogar la comparecencia del doctor Herminio Blanco Mendoza, secretario de Comercio y Fomento Industrial y para recibirlo y acompañarlo al interior de este recinto se nombra en comisión de cortesía a los diputados: Juan Carlos Regis Adame, Bernardo de la Garza Herrera, Esteban Daniel Martínez Enríquez, Samuel Yoselevitz Fraustro y Miguel Castro Sánchez, a quienes se les solicita cumplan con su comisión.

(La comisión cumple su cometido.)

De conformidad con el Acuerdo Parlamentario aprobado por esta Cámara de Diputados, que norma el procedimiento para el análisis del VI Informe de Gobierno en materia de política económica, nos acompaña el doctor Herminio Blanco Mendoza, secretario de Comercio y Fomento Industrial. ¡Bienvenido, señor Secretario!

Para dar cumplimiento al punto segundo, numerales uno, dos y tres del mencionado acuerdo, se concede el uso de la palabra al ciudadano Herminio Blanco Mendoza por un término de hasta 20 minutos.

Tiene usted el uso de la palabra, doctor Herminio Blanco.

El secretario de Comercio y Fomento Industrial, Herminio Blanco Mendoza:

Gracias, señor Presidente; señor Presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, diputado Ricardo García Cervantes, señoras y señores diputados; señoras y señores:

Es para mí un honor comparecer ante esta soberanía con motivo de la glosa del VI Informe de Gobierno que presentó este honorable Congreso de la Unión el Presidente de México, el doctor Ernesto Zedillo Ponce de León.

El mandato que recibí del señor Presidente de la República al inicio de esta administración, fue desarrollar una política industrial para generar el mayor número de empleos posible. Crear empleos es una de las formas más efectivas para luchar contra la pobreza y por ello es el objetivo primordial de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial.

Con este objetivo, junto con los representantes de los sectores productivos, realizamos un diagnóstico preciso de nuestra planta productiva, de los problemas que enfrentan nuestras pequeñas empresas y analizamos los instrumentos de apoyo disponibles tanto en México como en el resto del mundo.

Así conformamos una política industrial y comercial de vanguardia; ahora nuestros empresarios cuentan con apoyos modernos y efectivos, similares a los que tienen disponibles en los países con los que competimos. Esta nueva política industrial se centra en dos ejes fundamentales:

Primero, establecer las condiciones más propicias para que las empresas inviertan y creen empleos, ayudándoles a disminuir sus costos con mejores regulaciones protegiéndolas de prácticas monopólicas o de importaciones en condiciones desleales y abriéndoles mercados más amplios para sus productos.

Segundo, apoyar a las empresas de menor tamaño a ser más productivas, usando para ello una amplia gama de instrumentos de información, diagnóstico y asesoría.

A continuación expondré algunos de los logros que hemos alcanzado en el apoyo a la industria y al comercio. También presentaré algunas reflexiones sobre los retos en los cuales sugerimos que se continúe trabajando en los años por venir.

La actividad reguladora del Estado debe procurar promover la producción, no frenarla; una regulación eficiente es un importante apoyo para las empresas de menor tamaño. Ellas son a las que más les cuesta cumplir con trámites y regulaciones. Una regulación eficiente y clara reduce también las posibilidades de corrupción.

Al inicio de esta administración, emprendimos un programa de mejora regulatoria sin precedentes en nuestra historia, que se ha convertido en uno de los más avanzados en el mundo, 11 dependencias del Gobierno Federal, han presentado ya sus compromisos de mejora regulatoria ante el consejo para mejora regulatoria, integrado por representantes de los sectores productivos y de otros sectores de la sociedad.

Los documentos que implementan el cumplimiento del 96% de estos compromisos, ya han sido publicados en el Diario Oficial de la Federación. Con ello hemos reducido a casi la mitad los trámites federales que existían al inicio de la presente administración.

Además, hemos analizado, dictaminado y propuesto reformas a más de 500 proyectos de acuerdos, decretos y leyes para asegurarnos que cumplan con sus objetivos, pero imponiendo, eso sí, los menores costos posibles a los particulares.

La reforma a la Ley Federal de Procedimiento Administrativo aprobada en la última sesión de esta soberanía, garantiza la continuidad del proceso de mejora regulatoria, profundiza las acciones llevadas a cabo durante esta administración y establece claramente las acciones y las responsabilidades del Gobierno Federal.

Estas reformas significan una nueva forma de gobernar en México en favor de los ciudadanos, ya que ahora toda regulación federal se elabora con base en un proceso que privilegia la transparencia, la participación abierta de la sociedad y el análisis cuidadoso de las regulaciones alternativas. Se reduce así de manera significativa la discrecionalidad de la autoridad.

La Comisión Federal de Mejoras Regulatorias ha mantenido una estrecha colaboración tanto con los gobernadores de mi partido, el Revolucionario Institucional, como con los gobernadores de otros partidos.

El avance en los estados ha sido desigual, pero la competencia entre ellos por atraer empresas y empleos es un gran incentivo para que se mejoren las regulaciones estatales y municipales. Ustedes, señoras y señores diputados, pueden jugar un papel determinante en este proceso en cada una de las entidades y aquí en el Distrito Federal.

Nuestras empresas se desarrollan hoy en día bajo un marco jurídico sensiblemente más simplificado y claro. Hemos logrado avances importantes y hemos hecho de la mejora regulatoria emprendida por el presidente Zedillo, una tarea permanente.

En la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial, nos hemos preocupado por reducir la complejidad y el número de nuestros trámites, empeñados en ofrecer un servicio de excelencia con estándares internacionales de calidad. Por ello, desde 1997, pusimos en marcha un ambicioso programa de aseguramiento de calidad. Hoy, el 95% de los trámites empresariales en la Secofi, se realizan con la certificación internacional ISO9000. Esta certificación es resultado del compromiso con la calidad que han mostrado nuestros colaboradores y de manera muy especial el secretario general de nuestro sindicato.

Los acuerdos comerciales son un efectivo instrumento para generar empleos porque los empresarios nacionales y los extranjeros invierten más ante la oportunidad de vender sus productos en mercados más amplios. Estos acuerdos también disminuyen los costos de operación de las empresas al poder comprar insumos y maquinaria de mejor calidad y de menores precios.

Somos la nación con la mejor red de tratados de libre comercio en el mundo y podemos vender nuestros productos en condiciones privilegiadas en un mercado que concentra a 850 millones de consumidores. Gracias a los acuerdos comerciales que hemos firmado, México es ahora la séptima potencia comercial en el mundo, solo después de la Unión Europea, Estados Unidos, Japón, Canadá, China y Hong Kong.

Tenemos tratados de libre comercio con varios países de América Latina, con Costa Rica, Bolivia, Colombia Venezuela, Nicaragua y Chile. Hemos suscrito un tratado con Guatemala, Honduras y El Salvador, mismo que de ser aprobado por el Senado de la República, podría entrar en vigor en enero del año 2001. Este tratado tendría un gran impacto en el sureste, de manera muy importante en el Estado de Chiapas, por ser el vecino más cercano de esos tres países y también de Nicaragua y de Costa Rica, con los cuales ya tenemos tratados comerciales.

Estamos convencidos de que con el apoyo del Gobierno Federal y estatal, las empresas que están y aquellas que decidan establecerse en Chiapas, podrán aprovechar la cercanía y la gran complementariedad que existe con nuestros vecinos centroamericanos.

Desde julio de este año operan ya tratados de libre comercio con Israel y con la Unión Europea.

Una de las principales prioridades para el presidente Zedillo, fue negociar un Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea, para diversificar nuestras relaciones internacionales y nuestro comercio exterior. Este tratado nos permitirá eliminar en dos años y medio, en tan sólo dos años y medio, todos los aranceles a nuestros productos industriales y así diversificar nuestras exportaciones y las fuentes de insumos productivos para nuestras empresas.

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte, ha cumplido con su objetivo central, ya que ha creado más de 1 millón de empleos. Nuestras exportaciones a Estados Unidos en estos seis años y medio, se han triplicado, nos hemos convertido en el segundo socio comercial de Estados Unidos y el año pasado tuvimos con Estados Unidos un superávit comercial de más de 12 mil millones de dólares.

En cuanto al sector agropecuario, podemos afirmar que el Tratado de Libre Comercio ha cumplido con sus objetivos ayudando a darle viabilidad y a asegurar un mayor bienestar para la población rural. Tres fueron los objetivos que nos planteamos para el sector agropecuario:

Primero. Propiciar la importación de insumos baratos para mejorar la competitividad del campo mexicano,

Segundo. Incrementar las exportaciones de nuestros productos agropecuarios y

Tercero. Lograr que la apertura del sector agropecuario fuera gradual y lenta.

Con los mecanismos de solución de controversia de este tratado logramos resolver importantes y añejos problemas como la exportación del aguacate, el caso de las escobas y estamos avanzando en la solución de los conflictos en materia de autotransporte y de azúcar. Estamos convencidos que nos asiste la razón en estos dos últimos conflictos.

Actualmente estamos negociando acuerdos con Panamá, con Singapur y con la Asociación Europea de Libre Comercio conformada por Suiza, Noruega, Liechstenstein e Islandia. Hemos consolidado a nuestro país como un centro estratégico de negocios; somos la única nación del mundo con acceso preferencial a los mercados de América del Norte, la Unión Europea, América Latina e Israel. Esto significa una mayor capacidad para generar empleos.

Para que las empresas inviertan y creen empleos es necesario también que estén convencidas de que se les defenderá de las importaciones desleales y que se les asegurará la competencia justa, evitando conductas monopólicas.

Por ello, durante la administración del presidente Zedillo hemos combatido con efectividad estas prácticas. Actualmente están vigentes cuotas compensatorias que se aplican a 1 mil 488 fracciones arancelarias provenientes de 28 países. Somos el quinto país en medidas antidumping, sólo detrás de Estados Unidos, La Unión Europea, Canadá y Australia.

También diseñamos novedosos mecanismos para frenar las importaciones subvaluadas o en condiciones de dumping. Monitoreamos más de 1 mil fracciones arancelarias y sujetamos 74 fracciones a la presentación de un aviso previo de importación, lo que nos ha permitido evitar que estos productos entren a nuestro país con precios subvaluados.

Otro elemento que ha resultado fundamental para garantizar condiciones de competencia justa para las empresas nacionales ha sido la actuación de la Comisión Federal de Competencia. Quisiera destacar que esta comisión, una institución de profesionales de primera categoría, quienes ya cuentan con la certificación 9000, tienen por ley plena autonomía e independencia en el ejercicio de sus funciones. Esto asegura su total imparcialidad y apego a la ley.

Durante la presente administración las actividades de la comisión se incrementaron sustancialmente y en este lapso atendieron 2 mil 500 casos. Con ello se ha dado una lucha frontal para prevenir y eliminar las prácticas monopólicas en el mercado nacional.

Tenemos una amplia gama de instrumentos de apoyo para las empresas de menor tamaño que este año beneficiarán a casi 400 mil empresas.

La información es un elemento básico para que los empresarios puedan tomar las mejores decisiones en el manejo de sus negocios. Por ello hemos estructurado una extensa red de servicios de información. En 1998 abrimos el Centro de Asesoría Empresarial, primer contacto, en el cual los empresarios pueden encontrar información, orientación y asesoría gratuita y personalizada sobre cómo iniciar un negocio y los apoyos para mejorar su competitividad.

Con sólo llamar a los números de teléfono, el 1800 410 2000 ó en el celular el asterisco 2000 se puede acceder a estos servicios. Los invito, señoras y señores diputados, a que conozcan estos servicios y los promuevan entre los empresarios de sus distritos.

También pusimos en marcha el Sistema de Información Empresarial Mexicano que propicia el contacto de negocios entre industrias, comercios y establecimientos de servicios y se ha convertido en el padrón más completo del país con un registro de más de 580 mil empresas.

Tan sólo a través de estos dos sistemas de información este año estaremos atendiendo cerca de 1 millón de consultas.

Para apoyar a las empresas a detectar y resolver los problemas específicos que enfrenta su competitividad hemos desarrollado programas como la guía empresarial, la red de centros regionales para la competitividad empresarial, el compite, y el Programa de Capacitación y Modernización del Comercio Detallista.

En las guías empresariales los empresarios pueden encontrar información sobre las necesidades financieras, administrativas y de instalación de equipo y de personal para la adecuada operación de sus negocios. Contamos a la fecha con 121 guías para diferentes sectores, que han sido consultadas ya por 240 mil empresarios. Quiero destacar que estas guías están siendo utilizadas también como apoyo didáctico en los programas emprendedores de diversas universidades e institutos tecnológicos, dando este beneficio a cerca de 45 mil estudiantes.

Hemos puesto a disposición de los empresarios una institución de consultoría de excelencia. Los centros regionales para la competitividad empresarial, conocidos como Creces. Estos centros, diseñados y financiados por el Gobierno Federal y administrados por los propios empresarios, han demostrado ser una eficaz herramienta para asesorar de manera integral y directa y a bajo costo a los empresarios de México.

En su primera etapa ya han beneficiado a más de 10 mil empresas de menor tamaño. Estas empresas han logrado incrementar sus ventas en un promedio del 29%. Además el año pasado iniciamos la presentación de un nuevo servicio, a través del cual hemos podido capacitar ya a 15 mil empresarios.

En reconocimiento al éxito de estas redes de centros de competitividad, esta soberanía aprobó en diciembre de 1999 recursos por casi el doble de lo que tenían asignados este programa. Es un gran gusto para mi informarles que debido a este apoyo actualmente existen en el país 69 oficinas de asesoría en toda la República Mexicana, y que este año hemos podido dar servicios a casi 150% más empresas que el año anterior. Con más recursos seguramente se podrá servir a más empresas.

Para que las empresas de menor tamaño incrementen su productividad y aprovechen al máximo sus recursos humanos y de capital, hemos puesto en marcha el programa Compite. Mediante este programa consultores especializados asesoran a las empresas en sus propias instalaciones para hacer más eficientes sus sistemas de producción y sus inventarios.

A la fecha, con el apoyo del Programa Simo de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, se han realizado más de 2 mil 300 asesorías, que han significado incremento en su productividad, en la productividad de estas empresas, en más del 100% en promedio.

Este es un logro que nos llena de satisfacción. Una vez demostrado en esta primera etapa la efectividad de estos programas, con más recursos muchas más empresas podrán recibir el apoyo del Compite. Para ello, ciertamente, el apoyo de esta soberanía será indispensable.

Con el objetivo de incrementar la competitividad de los establecimientos comerciales de menor tamaño, en 1998 pusimos en marcha, con el apoyo de los gobiernos estatales, el Programa de Capacitación y Modernización del Comercio Detallista, conocido como Promode. Se han realizado más de 5 mil 700 cursos en beneficio de casi 160 mil comerciantes en todo el país.

Las guías empresariales, los Creces, el Compite, el Promode, son sólo algunos de los programas que han demostrado ya su éxito para apoyar a las empresas a elevar su competitividad, a consolidarse, a crecer y a generar más empleo.

Los programas que han puesto en marcha la Secofi y el resto del Gobierno Federal para apoyar a las empresas de menor tamaño, han probado su eficacia; son programas de la altura de los mejores del mundo. Cada año cerca de 400 mil empresas localizadas en todas las entidades federativas, se han visto beneficiadas con los apoyos directos por parte del Gobierno Federal; apoyos que han mejorado su operación y creado nuevas fuentes de trabajo para más mexicanas y mexicanos.

Hemos conseguido avances importantes que es necesario consolidar. El Congreso de la Unión ha reconocido el éxito de estos programas y ha destinado recursos adicionales para su ejecución. Sin lugar a dudas se requieren más recursos. La Secofi recibe el cuarto presupuesto más bajo entre las secretarías de Estado y el ramo de comercio y fomento industrial concentra sólo el 1% de lo que se reparte entre todos los ramos administrativos.

Para coordinar los programas y los recursos que el Gobierno Federal destina a apoyar a las empresas, se creó la Comisión Intersecretarial de Política Industrial.

Desde el inicio de esta administración nuestras exportaciones han crecido a una tasa anual del 18%, una de las más elevadas a nivel internacional. Esto nos ha ayudado a generar muchos empleos. En 1995 estas exportaciones y las inversiones nacionales y extranjeras evitaron una mayor caída en el empleo.

Actualmente hemos logrado ser uno de los países más exitosos para captar inversión extranjera directa, que viene a generar empleo en nuestro país.

Desde 1994 la industria y el comercio han crecido a tasas cercanas al 7%. Tasas mayores que el crecimiento los últimos 20 años.

Casi la mitad de los más de tres y medio millones de empleos en el sector formal generados durante esta administración, están asociados a la actividad exportadora. Estos empleos además son empleos mejor remunerados, ya que las empresas exportadoras pagan en promedio un 30% más que el resto de las empresas.

Señoras y señores diputados: no quiero concluir mi intervención sin hacer un comentario sobre el Registro Nacional de Vehículos. Quiero despejar dudas, precisar información y reiterar que la Secretaría a mi cargo siempre ha actuado con estricto apego al derecho y en cumplimiento cabal de las disposiciones que establece la Ley del Registro Nacional de Vehículos aprobado por el Congreso de la Unión.

El Presidente:

Señor Secretario, si fuera tan comprensivo de entender que tenemos un acuerdo parlamentario y habrá ocasiones para que usted pueda continuar en el desarrollo de sus ideas.

Gracias.

El secretario de Comercio y Fomento Industrial, Herminio Blanco Mendoza:

Con mucho gusto, señor Presidente, si me permite concluir.

El favorable desarrollo de nuestra industria es una muestra de los avances que nuestra política industrial y comercial ha logrado. Hemos sentado las bases para un crecimiento sostenido, pero sin duda aún quedan muchos retos que enfrentar para crear los millones de empleos que necesita nuestro país.

Debemos asegurar que se cumplan los compromisos de mejora regulatoria a nivel federal y que se avance a nivel estatal. Es necesario hacer cumplir nuestros compromisos en los tratados de Libre Comercio y hacer que cada día se utilicen más.

Estamos convencidos de que en la administración del presidente Zedillo se han sentado las bases para crear más y mejores empleos...

El Presidente:

¿Me permite un minuto por favor, señor Secretario?

¿Sí, señor diputado?

El diputado Mauricio Enrique Candiani Galaz (desde su curul):

Con todo respeto a la Presidencia y al orador que nos acontece, no está concluyendo su intervención y está simplemente haciendo una larga, por lo que para ajustarnos al acuerdo parlamentario, volvería a solicitar que se ajuste al tiempo.

El Presidente:

Gracias, señor diputado; señor Secretario:

Esta Presidencia está sometida a la decisión del pleno, que ha acordado un acuerdo parlamentario que le concede un tiempo inicial de 20 minutos, el cual ha sido ya agotado. Le pediría termine su intervención.

El secretario de Comercio y Fomento Industrial, Herminio Blanco Mendoza:

Muchas gracias.

Le pido disculpas a usted y a todos ustedes, por haber excedido mi tiempo:

Ciertamente hay muchos otros temas importantes que espero tener el gusto de tocar con ustedes en el tema de preguntas y comentarios.

Muchas gracias a todos ustedes.

El Presidente:

Gracias, señor Secretario.

Están inscritos para fijar la posición general de los grupos parlamentarios, los siguientes diputados: Juan Carlos Regis Adame, del grupo parlamentario del Partido del Trabajo; Alejandro García Sainz Arena, del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México; Miroslava García Suárez, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática; Diego Alonso Hinojosa Aguerrevere, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional y Araceli Domínguez Ramírez, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

Quiero solicitar la comprensión de todos quienes harán uso de la palabra esta tarde, de someterse a los términos del acuerdo parlamentario que regula esta comparecencia. Es muy importante que todos contribuyamos al buen desarrollo de esta sesión, apegándose al tiempo establecido.

Tiene el uso de la palabra por 10 minutos, el diputado Juan Carlos Regis Adame, del grupo parlamentario del Partido del Trabajo.

El diputado Juan Carlos Regis Adame:

Con el permiso de la Presidencia; señoras y señores diputados; señor Secretario de Comercio y Fomento Industrial:

La dependencia a su cargo, al igual que el resto del Gobierno, se han ufanado de que la política industrial y de comercio exterior han sido factores determinantes de la modernización y del incremento de la productividad en las empresas del país, las cuales supuestamente son más competitivas a nivel internacional, más capaces de producir bienes de alta calidad y mayor contenido tecnológico, y se han convertido en motor del proceso de crecimiento y de generación de empleo de la economía mexicana.

Al respecto cabe recordarle que la industria nacional no ha enfrentado como debiera ser el reto de la modernización y el incremento de la productividad para salir airoso del proceso de competencia al que nos han conducido sus políticas de apertura comercial y disminución y eliminación de aranceles. Si bien las exportaciones se han constituido en el motor de crecimiento del presente sexenio, ello no se ha debido al incremento de la capacidad productiva nacional ni a mayores encadenamientos productivos internos ni a un factor de desarrollo tecnológico interno sino al proceso de reestructuración que se ha venido dando en la industria nacional donde paradójicamente los nacionales están prácticamente ausentes.

El dinamismo de las exportaciones manufactureras se realiza a costa del proceso de desindustrialización dado los altos componentes importados presentes tanto en las exportaciones como en la producción para el mercado interno.

Por esta razón la dinámica económica del país va acompañada de un déficit de comercio exterior cada vez mayor y no se traduce en mayores niveles de ingreso en las empresas e individuos para que estos vean mejorada su situación financiera tanto para mantener una inversión sostenida como para cubrir los adeudos pendientes y puedan ver disminuidos sus niveles de endeudamientos para superar los problemas de insolvencia y de inestabilidad que enfrenta la banca mexicana.

conjunto de la economía y cause efectos positivos sobre el sector externo.

¿De qué nos sirve que gracias a los tratados comerciales firmados por el Gobierno mexicano las exportaciones crecieran más del doble de 1994 a 1999 si éstas no son resultado de una dinámica productiva interna, se incremente el componente nacional en dichos productos? ¿De qué ha servido al país que las exportaciones de bienes y servicios hayan pasado de representar en el 1994 el 16.6% del producto interno bruto a ser el 30.8% en 1999 y de que México sea el segundo socio comercial de Estados Unidos?

El hecho de que gracias a la estrategia de apertura comercial y de integración económica llevada a cabo en los últimos años en el sentido de que México se ha convertido en una potencia exportadora a nivel mundial, no se ha traducido en condiciones productivas financieras y macroeconómicas internas para permitir el crecimiento sostenido de largo plazo de la economía.

Nos gustaría que más que informar sobre las exportaciones nos diera un dato sobre las importaciones; además nuestra economía sigue dependiendo de la economía estadounidense cuyo dinamismo para el próximo año será de menor crecimiento, lo cual afectará el desempeño de las exportaciones mexicanas, tanto de las manufactureras como las petroleras y además la caída de la dinámica de Estados Unidos y de la economía mundial, que ello originará e impactará negativamente en el precio del petróleo, así como de otros productos primarios, lo que se traducirá en mayores presiones sobre el sector externo.

A pesar de que el Gobierno ha continuado acelerando el proceso de apertura comercial y de disminución y eliminación de aranceles para supuestamente así garantizar condiciones de competitividad para los productores nacionales y cumplir con los compromisos establecidos por México en los acuerdos comerciales de los que formamos parte, los resultados han sido muy diferentes a los buscados. Señor Secretario, el proceso de competencia que configura el contexto de economía abierta en sí no lleva a los productores a modernizar su planta productiva para incrementar su productividad y mejorar su competitividad esto requiere de disponibilidad crediticia y bajas tasas de interés para poder invertir y modernizar la planta productiva y ello no se ha dado en el presente sexenio.

Lo mismo acontece con las políticas de apertura comercial de apreciación del tipo de cambio que estimula la entrada de importaciones baratas, lo que genera una competencia desleal que pone en desventaja a los productores nacionales frente a las importaciones. Los productores nacionales prefieren comercializar el producto importado en vez de invertir en la modernización de su planta productiva.

El sector industrial, al igual que el sector agropecuario, y aquí ya lo hemos escuchado a través de otros diputados donde tienen graves problemas para comerciar los productos del campo, la carne, que no se ha impulsado la agroindustria para agregar valor a los productos de este sector, al igual que el industrial, no pueden ser dejados a las libres fuerzas del mercado de la economía abierta, pues ésta no impulsa en una modernización generalizada ni mayores encadenamientos productivos internos ni condiciones financieras y macroeconómicas para el crecimiento.

El hecho de que tengamos un mayor número de pactos comerciales en el mundo no está actuando como eje de promoción de los intereses del país; tal como se dijo en el Vl informe, no hay constatación empírica en el mundo donde la apertura generalizada e indiscriminada de una economía haya impulsado el crecimiento económico sostenido.

La afirmación presidencial de que esta estrategia es la correcta para el bien del país, tendrá que ir acompañada de datos del superávit del comercio exterior; de menores coeficientes de importación; de mayores encadenamientos productivos internos; de mayor dinámica de acumulación e ingreso en las empresas e individuos en el país; de mayor estabilidad bancaria; de mayor generación de empleos productivos bien remunerados y ello no se da en nuestro entorno.

El hecho de que México se haya constituido en la séptima, aunque el Secretario de Hacienda nos decía que en la octava, potencia comercial en el mundo, no nos coloca como una potencia económica mundial pues el comercio promovido no ha irradiado sobre el conjunto de los sectores productivos ni financieros ni ha incidido en las condiciones macroeconómicas para potenciar nuestro dinamismo.

Nos dice el Gobierno que la expansión de la capacidad exportadora del país ha posibilitado que cada vez más regiones se incorporen a la actividad exportadora, lo que ha permitido promover un desarrollo regional más equilibrado. Aquí cabe preguntarnos de qué desarrollo regional más equilibrado estamos hablando; lo que sí está claro es que nuestro país se convirtió en una nación maquiladora a gran escala, porque la maquila fue llevada a todos los estados de la República y eso no implicó la promoción de un desarrollo regional equilibrado.

Señor Secretario, la política de comercio y fomento industrial del sexenio que concluye, adoleció de graves fallas estructurales porque no reconoció la importancia de tener un crecimiento simultáneo y armónico entre el mercado interno y el externo.

En los hechos, su política fue abandonar por completo el papel crucial de la integración entre el sector industrial y la agricultura, así como la vinculación entre la banca y las actividades productivas. Ignoró por completo el fomento a la micro, pequeña y mediana industrias para impulsar su reestructuración y vincularla al mercado mundial.

También, dentro de su política privatizadora, está la concesión del Renave que ojalá pueda explicarla a continuación, que ha dejado pues un mal sabor de boca, incertidumbre, desconfianza a todos los mexicanos.

Gracias.

El Presidente:

Gracias, señor diputado Juan Carlos Regis Adame.

Tiene ahora el uso de la palabra, para fijar la posición del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, el diputado Alejandro García Sainz Arena.

El diputado Alejandro Rafael García Sainz Arena:

Con su permiso, señor Presidente; señor secretario de Comercio y Fomento Industrial, Herminio Blanco; compañeras y compañeros diputados:

Las cifras manejadas en el informe presidencial presentado ante esta Cámara el pasado 1o. de septiembre, en lo que se refiere al rubro de comercio y fomento industrial, nos presentan un panorama que sólo es equiparable al de las naciones más desarrolladas del mundo. Sin embargo, en el grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista, nos preguntamos: ¿por qué si las cuentas del Gobierno Federal son tan positivas aún al día de hoy, más del 40% de los mexicanos y las mexicanas se encuentran sumidos en condiciones de miseria?

En efecto, señor Secretario, afirmar que nuestro país es la séptima potencia comercial en el mundo, nos mueve a reflexionar que el paradigma dominante entre la tecnocracia que gobernó al país, durante los últimos 18 años, ha demostrado su rotundo fracaso si lo queremos considerar como la mejor vía para combatir los graves rezagos sociales que padece el pueblo de México. Por tanto, ¿cómo nos puede explicar usted la terrible contradicción existente en el informe que hoy analizamos cuando éste asegura que según las cifras del Banco de México, el índice de abasto de productos incluidos en la canasta básica promedió 98.5% durante la presente administración, lo que implicaría, según el Gobierno Federal, un nivel técnico de pleno abasto?

Si esto fuera cierto, ¿qué razón tendría entonces la persistencia del conflicto en el Estado de Chiapas, si sabemos que las causas que lo originaron son precisamente las que se refieren al total abandono en que se encuentran los pueblos indígenas en México?

Sostener que existe un pleno abasto de los productos incluidos en la canasta básica es desconocer completamente la realidad en que se debaten un número cercano a 45 millones de ciudadanos marginados en este país, a los que las cifras alegres les manifiestan una recuperación exitosa de sus salarios, cuando en realidad sigue depreciándose el poder adquisitivo.

Por otra parte, señor Secretario, para el grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México existe una gran contradicción entre la política de impulso a las exportaciones que se ha seguido como libro sagrado por el grupo gobernante y la supuesta expansión del mercado interno, que según el informe sujeto a discusión el día de hoy, se ha apoyado en el fomento e impulso a la micro, pequeña y mediana empresa.

Y sobre ellas, quisiera ahondar discutiendo la supuesta mejoría en capacidad y competitividad a través de programas de información, asesoría, asistencia técnica y financiamiento, los cuales no han dado los frutos esperados, en virtud de que existen numerosos factores adversos que no ha podido soslayar la Secretaría a su cargo, como son la falta de créditos con tasas preferenciales, la poca penetración y alcance de los programas gubernamentales y la falta de una medición real de los mismos.

Aunado a ello podemos encontrar que estas deficiencias se presentan en toda la cadena productiva de la industria mexicana, a la que se protege de sus competidores con aranceles altos, los que al liberarse traerían consecuencias irreversibles, situación que podría suscitarse con la industria del calzado, con resultados nefastos.

Señor Herminio Blanco: una política que en realidad impulse el mercado interno, tiene como prioridad el fomento no sólo del comercio realizado por mayoristas y detallistas, sino el de la producción de bienes con un alto contenido de insumos nacionales.

Para nadie de los aquí presentes es un secreto que si bien el comercio ha crecido en los últimos años, éste se ha debido a la distribución y venta de productos de importación. ¡No!, definitivamente no se puede sostener que en verdad el mercado interno mexicano se haya expandido, cuando la producción agrícola e industrial en México cada vez decae más profundamente.

De seguir con las actuales tendencias, en muy poco tiempo el daño a la micro, pequeña y mediana empresa mexicana será de tal magnitud que muy pocos podrían recuperarse.

Para el grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México es muy importante resaltar que las cifras manejadas en el informe que se discute, en lo que se refiere al incremento de las exportaciones mexicanas, ocultan el hecho de que, si bien se ha incrementado espectacularmente desde 1994 y el primer semestre de este año, de que a la par y a un ritmo aún más acelerado, se han incrementado a su vez las importaciones de nuestro país.

De acuerdo al propio informe, la cuenta corriente de la balanza de pagos de 1994 al 2000 nos muestra en los últimos tres años un incremento constante y acelerado del déficit de nuestra balanza comercial, que en 1994 fue menos 7 mil 913 millones 500 mil dólares; en 1999, de menos 5 mil 583 millones 700 mil dólares, y al mes de marzo del presente año, de menos mil 339 millones 400 mil dólares.

Si para la presente administración es un éxito de primera magnitud el lugar que ocupa México como nación exportadora, ¿cómo podemos considerar el lugar que ocupamos como nación importadora? ¿Podría usted informar a esta Cámara de Diputados qué lugar ocupa México en tal rubro?

Sostener que el gran crecimiento de las exportaciones mexicanas se ha visto reflejado en un mayor y mejor número de empleos, cuyo poder adquisitivo supera el promedio nacional, es algo más que cuestionable. Sí, señor Secretario. Todos sabemos que el crecimiento de las importaciones se debe a la proliferación de la industria maquiladora y de igual forma todos sabemos que los empleos de peor calidad, con peores ingresos, son precisamente los que paga la industria de la maquila.

¿Qué no es eso, señor Secretario, lo que hace competitivo a México para la atracción de inversión extranjera directa? Para ello los acuerdos de libre comercio signados entre México y otras naciones, tienen el propósito de establecer reglas claras para el intercambio de bienes y servicios eliminando las barreras arancelarías que son ejercidas con un alto grado de discrecionalidad por las autoridades aduanales y las oficinas de comercio de otros países en contra de las exportaciones de México.

La liberalización de los servicios juega un papel fundamental en la operación de los acuerdos comerciales. Por lo tanto, nos asombra que en materia de transportación terrestre, la Secofi no haya impulsado con mayor fuerza el cumplimiento de este capítulo. La situación de la transportación bilateral prevalece inalterada, tal y como estaba antes de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Consideramos que con el fin de consolidar reglas claras, coherentes, predecibles y razonables en nuestra actividad comercial, en particular con Estados Unidos, la Secofi debe encarar a través de los mecanismos dispuestos, esta nueva traba impuesta por los transportistas de Estados Unidos, ya que retrasa y afecta el libre flujo de mercancías y el funcionamiento de dicho tratado.

Para el grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista, es penoso tener que usar esta tribuna el día de hoy para hacer referencia a uno de los más lamentables ejemplos de la pésima relación de nuestras autoridades con sus gobernados. De la lamentable manera en que los procesos de privatización y de licitaciones se han llevado a cabo durante los últimos años del régimen priísta.

Sí, señor; me estoy refiriendo al caso del Registro Nacional de Vehículos, que se ha convertido en un monumento a la insensibilidad del grupo en el poder.

Nos preguntamos: ¿cómo es posible que un instrumento benéfico en sí mismo, para toda la sociedad mexicana, se haya convertido en un capítulo gris de nuestra vida política?

¿No se consideró nunca al estructurarse e implementarse el Registro Nacional de Vehículos, el hartazgo de la sociedad al que se le han cargado los costos del fracaso económico durante los últimos 30 años para no imponerle un nuevo gravamen?

Por último, ¿a cuanto asciende la indemnización a la concesionaria del Renave? Le pregunto esto porque no es justo que una vez más los mexicanos tengamos que saldar la deuda de la ineptitud gubernamental.

Además, es cierto que se debe llegar hasta las últimas consecuencias de todo lo que ha involucrado este caso. ¿Cómo se dio la concesión? ¿Qué define la licitación? ¿Por qué había permitido un rendimiento tan elevado?.. Ya voy a acabar.

¿Por qué se había permitido un... ¿Por qué se había permitido un rendimiento tan elevado sobre el capital invertido a costa del pueblo de México?

Muchas gracias.

Presidencia del diputado Eloy Cantú Segovia

El Presidente:

Gracias al diputado Alejandro García Sainz Arena.

Para fijar la posición del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, tiene la palabra, hasta por 10 minutos, la diputada Miroslava García Suárez.

La diputada María Miroslava García Suárez:

Con el permiso de la Presidencia:

Quiero informar a este pleno que el posicionamiento es del Partido de la Revolución Democrática y de Convergencia por la Democracia, Partido Político Nacional.

Señoras y señores diputados; señor Secretario Herminio Blanco: para el Banco Mundial en su artículo de East Asia Miracle publicado en 1993, la política industria se traduce en los esfuerzos del Gobierno por alterar la estructura industrial y promover la competitividad y productividad como base del crecimiento económico.

Para la Comisión Europea de Asuntos Económicos, la política industrial es una coherente y efectiva articulación de todas las políticas, las cuales promueven un ajuste estructural en la industria, con objeto de hacerla más competitiva.

Sin embargo, tal parece que para nuestro gobierno la mejor intervención es la no intervención.

La política industrial en México se resume en un reinado de la anarquía en la producción y en grandes monopolios y oligopolios que controlan el mercado. En tanto que la población paga muy alto el precio de la inacción política.

La Secretaría de Comercio y Fomento Industrial que usted preside ni ha diversificado el comercio ni ha fomentado la industria; es decir, no ha cumplido ni siquiera con el origen mismo de la dependencia a su cargo.

El aparato burocrático que usted preside sólo ha servido para que nuestro país se subordine cada día más a los intereses económicos de los Estados Unidos de América, constituyéndose la Secofi en el principal enemigo de los empresarios mexicanos.

Nuestro comercio se ha concentrado con los Estados Unidos en una relación totalmente asimétrica.

Para México las exportaciones con el vecino del norte representan el 87.6% de las ventas externas totales y 74% de las importaciones. Mientras que para los Estados Unidos el comercio con nuestro país representa sólo el 11.6% de sus exportaciones y el 10% de sus importaciones.

La apertura indiscriminada, aunada a la falta de una política industrial de apoyo a la micro, pequeña y mediana empresas, se ha reflejado en la desaparición de la planta productiva nacional, con la consecuente entrega del mercado interno a las empresas extranjeras.

Es inverosímil que a más de cinco años de vigencia del TLCAN, aún no contemos con una evaluación completa del mismo, mas aún teniendo una partida presupuestal para realizar estudios y evaluaciones por sectores y ramas. Usted mismo hace un año dijo que estarían a disposición de esta soberanía en menos de un mes. ¡Aún estamos esperando!

El total fracaso de la política exportadora cuyo mayor éxito ha sido la industria maquiladora, que ha impedido junto con los ingresos petroleros que el déficit de la balanza comercial se haya disparado y que por cierto ésta no goza de ningún beneficio dentro del TLC.

Por otro lado, es innegable el éxito de la política de desindustrialización. El fomento exclusivo de la industria maquiladora sólo representa el 2.8% del valor agregado en el PIB y una participación de los insumos nacionales de tan sólo 9.6%.

Señor Secretario: ¿cómo puede calificar de exitosa una política comercial e industrial que ha provocado que por cada dolar que exportamos tengamos que importar 78 centavos de dólar? ¿De qué sirve exportar tantos miles de millones de dólares si el valor agregado de esas exportaciones es muy bajo? ¿Quiénes son los que realmente exportan desde nuestro país, los empresarios mexicanos o las empresas transnacionales?

La asfixia del mercado interno ha propiciado la división de la industria nacional en un pequeño grupo dinámico orientado a la exportación y en otro grupo mayoritario que desaparece junto con el mercado interno dando origen a la fragmentación de las cadenas productivas y a un crecimiento regional desequilibrado. Este esquema ha provocado el surgimiento de por lo menos tres méxicos con profundas diferencias y contrastes: el norte con enclaves maquiladores de exportación y cierta prosperidad; el centro, industrializado pero totalmente desarticulado y el sur, extensamente marginado. Algunos ejemplos del resultado de la política económica vigente:

En la industria de la construcción, el producto interno de esta rama en 1999, medido a precios constantes, fue inferior al alcanzado en 1994.

Los resultados previstos para la minería serán para el presente año inferiores a los de 1997 y 1998. El déficit de la balanza comercial a julio del 2000 sin contar las aportaciones de maquiladora, ascendió a 12 mil 500 millones de dólares, si además descontamos las exportaciones petroleras este déficit asciende a 21 mil 900 millones de dólares.

Mientras los Estados Unidos subsidian en un 50% la producción agrícola de su país, el campo mexicano gana medalla de oro en marginación y olvido.

A raíz del TLCAN en la agricultura de México se detecta un fenómeno singular en los cambios del patrón del área de cultivo. Nuestro país ha dejado de producir los granos básicos de consumo nacional, para utilizar las tierras en los cultivos de hortalizas y frutos de exportación hacia Estados Unidos. Consecuencia de lo anterior cada año importamos volúmenes mayores de los productos que conforman nuestra canasta básica, poniendo en riesgo la propia soberanía.

Mientras tanto los proteccionistas norteamericanos impiden las exportaciones mexicanas a su país bajo miles de pretextos, como lo reflejan las sucesivas controversias en casos tan conocidos como el atún, el azúcar, el acero, las escobas, el cemento, la restricción en la circu

Desde nuestro punto de vista, la competitividad de las exportaciones debe sustentarse en el incremento del desarrollo tecnológico interno que permita la mayor productividad y el mayor componente nacional de los productos de exportación para que esta irradie dinamismo al lación de trailers mexicanos y las normas de adquisiciones gubernamentales.

En el sector agropecuario particularmente en el subsector porcícola, los creadores mexicanos viven momentos sumamente difíciles, por las prácticas de comercio desleal de los Estados Unidos que no se penalizan.

En los últimos años el mercado japonés cerró sus importaciones a nuestro principal socio comercial, dando como resultado que entraran a México grandes volúmenes de cárnicos de muy mala calidad a bajo precio, impactando negativamente la producción nacional de carne de cerdo.

No obstante el incremento en la productividad de la mano de obra nacional por encima de la productividad de sus similares estadounidenses, las remuneraciones son significativamente inferiores, mientras el salario en los Estados Unidos es de 14.7 dólares la hora, en México es apenas de 2.6 dólares la hora.

Lo que si sabemos es que a pesar del crecimiento de la economía mexicana, como ustedes lo dicen, la migración hacia Estados Unidos se ha intensificado de manera importante en los últimos años. No es exagerado afirmar que más del 10% de la población mexicana ha emigrado.

La situación de la banca de desarrollo es deplorable, ya que se encuentra virtualmente quebrada debido a la falta de supervisión de las entidades responsables, el quebranto de Fideliq, el Fobaproa de la Banca de Desarrollo asciende a más 100 mil millones de pesos.

Como ejemplo de lo anterior, conviene mencionar que durante 1999 el crédito al sector agropecuario disminuyó en más de 15 mil millones de pesos y el crédito a la manufactura, comercio y servicios representó menos del 25% de la cartera crediticia de la Banca de Desarrollo.

La auditoría realizada al desaparecido Banco de Comercio Interior revela ineficiencia y corrupción de las autoridades gubernamentales.

En síntesis, con el modelo económico actual, si se crece en la economía mexicana pues malo, porque entonces hay mayores importaciones y se dice que existe calentamiento o sobrecalentamiento de la economía y si no se crece pues peor aún.

Por eso se torna urgente y de obvia resolución, la revisión y reorientación del modelo económico.

Señor Secretario, en el espíritu comercial las inteligencias se encogen, diría el padre de la economía Adam Smith.

Además de lo anterior, existe la nefasta política de concesiones... solicito al Presidente se me permita concluir...

El Presidente:

Por favor concluya.

La diputada María Miroslava García Suárez:

Además de lo anterior, existe la nefasta política de concesiones sin ton ni son, que usted ha impulsado en forma arbitraria e inconstitucional. El Renave es sólo un ejemplo que confirma el gran fracaso y las contradicciones que caracterizaron su gestión al frente de la dependencia.

Si me permiten concluir.

El Presidente:

Le ruego concluyamos, diputada, por favor.

La diputada María Miroslava García Suárez:

El PRD y Convergencia por la Democracia proponen a esta soberanía crear un ambiente de confianza a los ciudadanos con relación a este caso, por eso invitamos a las señoras y señores diputados. a dictaminar en favor de la iniciativa de ley para la abrogación del Renave y posteriormente sentar las bases de un Registro Nacional a cargo de la Federación.

Señor Herminio Blanco, usted tiene una deuda pendiente con el pueblo de México. Debe explicar y aclarar hasta las últimas consecuencias todo lo relacionado al Renave.

Por su atención, muchas gracias.

Presidencia del diputado Ricardo Francisco García Cervantes

El Presidente:

Gracias, señora diputada.

El exceso en el uso del tiempo acordado por esta soberanía genera el desorden y la irritación entre las señoras y los señores diputados. Es obligación de esta Presidencia insistir a todos quienes hagan uso de la palabra, se ciñan al tiempo establecido.

Se concede el uso de la palabra, para presentar el posicionamiento del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, al diputado Diego Alonso Hinojosa Aguerrevere, por 10 minutos.

El diputado Diego Alonso Hinojosa Aguerrevere:

Con su permito señor Presidente; señoras y señores diputados; doctor Herminio Blanco Mendoza, secretario de Comercio y Fomento Industrial:

Señor Secretario, el señor Presidente de la República, doctor Ernesto Zedillo Ponce de León, en el Plan Nacional de Desarrollo 1995-2000, con relación a la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial marca como uno de los objetivos fundamentales lograr un crecimiento económico vigoroso y sustentable, que propicie la creación de empleos bien remunerados y la elevación del bienestar de la población.

En el Plan Nacional de Desarrollo se propuso una política industrial centrada en crear las condiciones fiscales, crediticias, regulatorias y de estímulos a la actuación emprendedora, a fin de fomentar la participación en la actividad económica sobre bases claras y justas. Para lograr lo anterior se requiere certidumbre, seguridad jurídica, trámites simples ante la autoridad, trato justo, respetuoso y evitar prácticas desleales con la competencia externa.

Nos informan de un gran éxito en el crecimiento de las exportaciones durante este sexenio, cuyas cifras en gran parte corresponden al sector maquilador; las exportaciones totales en 1999 ascendieron a 136 mil millones de dólares, de los cuales el 10% corresponde a exportaciones petroleras. Las no petroleras, son en gran medida manufacturas provenientes de la industria maquiladora, sin que la intervención de la micro, pequeña y mediana empresas tenga relevancia, por lo que debe diseñarse cuidadosamente una política industrial que cuide el desarrollo y mantenimiento de la industria nacional, que se ha visto afectada ante este sector.

Nuestro país no ha logrado establecer mecanismos de promoción y concertación que conduzcan a la transformación eficiente y acelerada de la estructura industrial, de modo que se remodernice a la par de los requerimientos que exige el abasto nacional y el consumo internacional.

El 55% de las exportaciones manufactureras se ha concentrado en pocas ramas industriales, destacando la industria automotriz.

Por otra parte, el número de patentes de ciencias básicas y ciencias aplicadas extranjeras, registra en México un cercano a cinco veces mayor que la nacional.

Durante la presente administración, la dinámica de la micro, pequeña y mediana industrias manufacturera nacional se ha ido a pique. Al comenzar la administración zedillista en 1995, el 54% de las ramas manufactureras presentaban una balanza comercial deficitaria, porcentaje que para 1999, lejos de disminuir se incrementó al 62%.

Lo anterior contribuye un claro ejemplo de que la política industrial que atiende la problemática de la micro, pequeña y mediana industrias ha fracasado, ya que sólo se ha logrado que los gigantes industriales se consoliden como los soportes económicos fundamentales para sustentar el crecimiento del país, en perjuicio de la capacidad competitiva de la gran mayoría de las empresas mexicanas.

Por lo que respecta a la Ley del Comercio Exterior, ordena que todas las regulaciones no arancelarias y las normas oficiales mexicanas aplicables en las importaciones y exportaciones, deben estar identificadas con su correspondiente fracción arancelaria en los términos de las leyes de los impuestos generales de importación y exportación, con objeto de que los usuarios tengan la certeza y seguridad jurídica sobre los requisitos que deben cumplir cuando efectúan actos de comercio internacional. Lamentablemente después de que la propia Ley de Comercio Exterior especifica esta obligación desde 1993, no se ha podido convencer a la Sedena para que cumpla con esta obligación, afectando consecuentemente a los importadores.

Además, las normas oficiales mexicanas aplicables al comercio exterior, han propiciado que las aduanas se conviertan en un cuello de botella para el flujo del comercio internacional, debido a que los criterios que ha emitido la Secretaría de Comercio a su cargo, en el texto de algunas y en disposiciones administrativas diversas, son sumamente drásticas; al igual que las disposiciones sobre certificaciones del origen de las mercancías, tema en el cual la Secofi ha generado algunas situaciones por demás caóticas, tal es el caso de la certificación de firmas de funcionarios de las cámaras y asociaciones de industrias y comerciantes de los diversos países del mundo, que a través de la Secofi se da a conocer a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y a los principales usuarios del comercio exterior con un verdadero desorden, lo cual propicia corrupción y dificultad de cumplimiento.

Lo anterior provoca que ante el complicado cumplimiento de las disposiciones administrativas disperas del comercio exterior mexicano, se establezca el campo fértil para el fortalecimiento y crecimiento cada vez más acelerado de la economía informal.

Con relación a la Comisión Mixta para la Promoción de las Exportaciones, Compex, éste es un mecanismo de capital importancia para la promoción del comercio exterior, en particular de las exportaciones en el que participan los sectores público y privado. Esta comisión, que venía funcionando con éxito desde hace más de 10 años, a lo largo de la presente administración ha sufrido un menoscabo gradual y sistemático, habiéndose perdido el interés de muchos participantes del sector privado, en virtud de que los funcionarios que hoy en día participan, ya no tienen facultad de decisión respecto a la problemática que se les plantea y por lo cual ha perdido razón de ser en las condiciones en que actualmente se encuentra.

Las cadenas productivas apoyadas en la industria nacional, no solamente no han sido desarrolladas y apoyadas, sino que han sido desarticuladas.

La labor de elevar el valor agregado de producción nacional no se impulsó debidamente, faltó integrarlo y optimizarlo a través del desarrollo regional en las distintas partes del país en un plan estratégico, desarrollando proveedores y generando un impulso adecuado a las Mipymes.

Lo logrado en nuestro México, es producto básicamente del esfuerzo de los empresarios mexicanos, más no la de una política industrial efectiva.

En las Mipymes, se concentra el 85% de la fuerza de trabajo y representa el 92% de las empresas del país. A pesar de su importancia han sido las menos apoyadas y su existencia en el entorno económico actual es delicado.

En el aspecto del fomento industrial se descuidaron la creación de incentivos para incrementar fuentes de trabajo dentro de los distintos corredores industriales. Tal como el incremento excesivo en el costo de los insumos necesarios para el desarrollo de los procesos productivos. A manera de ejemplo se puede citar el desmedido aumento del precio del gas natural en este año, que más que un combustible en muchas empresas es materia prima.

La administración que termina reconoce al sector agropecuario como un elemento estratégico de la economía y soberanía nacional. Pero el Gobierno Federal no fue capaz de evitar la competencia desleal de productos provenientes del exterior mediante los cupos de importación.

Los productores mexicanos han tenido repercusiones irreversibles que los ha orillado a abandonar sus cultivos y en algunos casos, deshacerse de sus tierras.

Faltó la instrumentación de un verdadero programa de desarrollo agroindustrial, de producción, transformación y comercialización.

El tema de regularización y fomento de la competencia interna para la Secretaría a su cargo, pasó a segundo término ya que a la fecha cumplir con los diversos trámites empresariales sin que se cuenta con un canal único, ha constituido un verdadero calvario para los ciudadanos de nuestro país. Existe una actuación discrecional y necesaria de la autoridad, independientemente del exceso de trámites burocráticos, que impiden a las empresas concentrando su atención y esfuerzo en producción y las ventas.

Por lo que respecta al Registro Nacional de Vehículos, el Renave, ciertamente vemos la necesidad de un registro y apoyamos su existencia, pero es pertinente considerar que en el esquema actual no se atendió al principio de simplificación administrativa y transparencia en su funcionamiento y en el cobro; puesto que la prestación del servicio del registro vehicular, de una u otra forma se lleva a cabo a cargo de los gobiernos locales.

Por lo antes expuesto durante este sexenio no se ha logrado un verdadero crecimiento económico, vigoroso y sustentable; no se crearon empleos bien remunerados y no se elevó el bienestar de la población. No nos engañemos con cifras globales sobre un gran éxito, la verdad es que nos falta muchísimo por hacer, sobre todo reconocer que se avanzó muy poco.

El Presidente:

Muchas gracias, diputado Diego Alonso Hinojosa.

Se concede el uso de la palabra para plantear los posicionamientos del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, a la diputada Araceli Domínguez Ramírez, por 10 minutos.

La diputada María Luisa Araceli Domínguez Ramírez:

Con su permiso, señor Presidente; señor Secretario; compañeras diputadas y diputados:

En el PRI sostenemos que la acción de gobierno en materia industrial y comercial, tiene un propósito central: crear empleos y mejorar la calidad de vida. México requiere de una industria fuerte, sólida y competitiva; sólo así podremos mantener un crecimiento económico en el mediano y largo plazos; combatir el desempleo, incrementar los salarios de nuestros trabajadores.

Sabemos también, que una industria fuerte, promotora del desarrollo nacional, con capacidad real de competir en el mundo, requiere de la acción promotora del Estado. Es preciso reconocer que si de algo hemos carecido en México, precisamente ha sido, de una política industrial integral.

La Secofi tiene funciones para las que no tiene instrumentos; no hay política industrial porque para reconocerla como tal y con significado para los empresarios, debe asociarse a medidas y estímulos concretos que ahora dependen de otras autoridades y se resuelven con otros propósitos. Como mínimo, es necesario que se cuenta con los siguientes instrumentos: banca de fomento industrial y de comercio exterior, instituciones de capacitación y tecnología, control fronterizo, subsidios de energía e infraestructura para incentivar localizaciones regionales, uso de compras de Gobierno. Sin instrumentos no se pueden orientar política. Si queremos nuevas inversiones y empleos en zonas marginadas, tenemos que ofrecer estímulos para que estas localizaciones compitan con las tradicionales, donde se justifique la intervención y los subsidios para que el Estado corrija las insuficiencias del mercado. Hay que hacerlo con determinación y sin temores. Para eso está el Estado y nos urge industrializar regiones pobres, ofrecer oportunidades y frenar la emigración.

Los tratados comerciales nos han ampliado mercados y han hecho posibles grandes y pequeños proyectos con una importante generación de empleos. La caída de 1995-1996 se recuperó en 1997-2000 y desde hace cuatro años crecen la economía, el empleo y la producción de manufacturas, éstas por encima de lo demás. Pero los nuevos empleos han sido para personas distintas a quienes los perdieron y para éstos no hay, por edad y capacidades, una expectativa razonable. Tenemos que dárselo, lo mismo que a migrantes potenciales o a las nuevas generaciones.

Respecto a los tratados, ningún país ha logrado un espectro tan amplio y diversificado de acuerdos comerciales como lo ha logrado México en siete años. El reto es ahora impulsar el intercambio con Europa, Asia y Latinoamérica, para disminuir la dependencia de Norteamérica en comercio y en inversiones, orientar las nuevas empresas globales a regiones menos desarrolladas, aprovechando que su localización no está en la cercanía de nuestros centros de consumo, asegurarnos que usen tecnologías limpias, avanzadas y que ofrezcan mejores salarios, que las maquiladoras se distribuyan por el país más que en la frontera, que compren más insumos locales, no sólo mano de obra, que se arraiguen, que se integren y que capaciten gente.

También necesitamos que en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte se resuelvan las controversias a favor de México, que respeten la apertura en autotransporte de carga y pasajeros, que honren los acuerdos originales de acceso a nuestros excedentes de azúcar, que remedien los desechos tóxicos que nos dejaron en el altiplano.

Los tratados nos dan mecanismos que no teníamos y debemos aprovecharlos. Por otra parte, es indispensable ser escrupulosos en la administración de las cuotas de productos agrícolas cuidando aspectos críticos, consultar siempre con productores, evitar desplazamientos de granos nacionales y cuidar los tiempos. Que nunca más nos ocurra que coincidan las introducciones con la cosecha, que se desplomen los precios o que se nos queden en bodega. El campo invariablemente requiere un trato distinto y tutelado. Tampoco se trata de dejar a la industria sin insumos o encarecerlos con aranceles para cada quien lo suyo, pero el campo es prioritario.

Muy importante que se hayan confirmado las cuotas compensatorias para las importaciones de fructosa y carne de bovinos. Hay que mantener la firmeza ante afectaciones probadas. Respetemos los acuerdos, pero reaccionemos ante embestidas de dumping, chatarra y rompimiento de precios con mala calidad. Los mercados son compartidos, pero también la responsabilidad de cuidarlos.

Urge un grupo de trabajo de alto nivel para resolver el colapso de la industria azucarera provocado por malas administraciones privadas, pero consecuencias de interés público. Algunos empresarios quieren descargar todas sus culpas en la fructosa y no les pagan a los cañeros, a los jubilados, al Seguro Social y al Infonavit. El rescate tiene que sostener nuestro nivel de producción para las cuotas que vienen. Ahora tenemos excedentes y mercado, pero si quiebran algunos ingenios el año próximo podremos tener mercado pero sin excedentes.

Las secretarías tienen que coordinarse y pronto. Los dueños de los ingenios deben esforzarse en acuerdos de largo plazo.

En los últimos años también suscribimos acuerdos de inversión con varios países, la mayoría europeos; con esos acuerdos hicimos explícitos los requisitos y las garantías para inversionistas extranjeros en México. Es necesario darles seguimiento y medir su eficacia, asegurarnos que la industria que por estos acuerdos se instale en México garantice procesos limpios y avances laborales.

También tendremos que revisar algunas leyes, empezando por las de expropiación, para que los nacionales tengan siempre igualdad de condiciones o mejores que los extranjeros en esta materia.

En relación con el Renave la postura del PRI es muy precisa: que se preserve el instrumento registral, que dé certeza y seguridad a las transacciones comerciales de vehículos, que garantice confiabilidad, que ayude a combatir la inseguridad e inhiba la delincuencia con uso de vehículos, que se ilumine la figura de la concesión considerando la naturaleza del registro y que se aprovechen los sistemas y equipos que ya están funcionando para no empezar de nuevo, que se respete el principio federal y por medio de convenios entre la Federación y los estados se obliguen mutuamente a crear una base de datos nacional y confiable.

Que el registro no signifique una carga para el comprador de vehículos usados y que el costo de los nuevos sea absorbido por los distribuidores de vehículos. Que el Gobierno Federal reembolse el pago que miles de propietarios ya hicieron al registrar sus vehículos y una aclaración: no se vale cargarle a la Secofi delitos de los particulares ni usar los dramas familiares para provecho político.

Y una recomendación para las autoridades: la Ley del Renave la vamos a arreglar aquí en el Congreso; mantengan la intervención del Gobierno en el concesionario y fijen para diciembre la revocación de la concesión y sus concesionarios. Que quienes llegan tengan qué hacer para ver si como atacan resuelven.

Vehículos de procedencia extranjera: a los priístas nos interesa sobre todo el campo; que tenga acceso libre a importar legalmente camionetas de carga y pasajeros, unidades usadas y baratas que no están disponibles en México. Nuestro país no genera la oferta suficiente de camionetas usadas en buen estado para las necesidades de los campesinos.

Esto quedó en gran parte resuelto y no sólo para quienes ya habían comprado, sino para cualquiera que le convenga hacerlo como era de elemental justicia. No se trató de una regularización sino de un régimen para todos. Quienes favorecen la regularización indiscriminada y permanente deben voltear hacia algunos países que ya la hicieron, cerraron sus armadoras y tienen cientos de marcas que no les permiten surtir de refacciones; en pocas palabras, pérdida de empleo y chatarrización.

Necesitamos controles fronterizos y esquemas creativos de apertura a carros usados que nos conduzcan a escenarios previsibles y reguladores.

Señor Secretario; compañeras y compañeros diputados: tenemos bases sólidas para seguir creciendo. Contamos con acceso a los mejores mercados del mundo ante una economía estable y finanzas públicas saneadas. Ahora habrá que impulsar el mercado interno, defender lo que se ha logrado, implementar políticas industriales específicas, corregir insuficiencias de mercado, avanzar en la reforma fiscal y desatorar el crédito, organizar e incrementar nuestras cadenas productivas, subsidiar a la pequeña industria, llevar empleo al campo, empujar proyectos detonadores de regiones marginadas.

El reto es mayúsculo. Los legisladores del PRI haremos nuestra parte. Ojalá que pronto los mexicanos sepamos qué es lo que verdaderamente piensan los que vienen. ¿Qué realmente se propone la próxima administración y qué son capaces de hacer, además de hablar?

Muchísimas gracias.

El Presidente:

Gracias, diputada Araceli Domínguez Ramírez.

Tiene ahora, para formular sus comentarios sobre los posicionamientos de los grupos parlamentarios, el uso de la palabra el doctor Herminio Blanco Mendoza, secretario de Comercio y Fomento Industrial, por 10 minutos.

El secretario de Comercio y Fomento Industrial, Herminio Blanco Mendoza:

Muchísimas gracias, señor Presidente; muchísimas gracias, señoras y señores diputados, por sus comentarios.

Es literalmente imposible en 10 minutos tocar cada uno de los importantes comentarios que se han hecho, espero tener oportunidad en mis otras intervenciones. Sí quiero centrar mis comentarios en tres aspectos fundamentales:

El primero de ellos se refiere al empleo. Si bien hablamos del desempeño exportador de nuestro país, del hecho de que somos la séptima potencia en exportaciones en el mundo, de que hemos sido muy exitosos en la inversión nacional y en la inversión extranjera, todos ésos son medios para crear empleo.

Yo estoy convencido que la política comercial, industrial y también el trabajo de nuestros empresarios, la gran calidad de nuestros trabajadores, ha sido la explicación de por qué más de la mitad de los empleos, de los 3 millones 800 mil empleos que se han generado desde 1995 a la fecha, han sido a través de exportaciones y han sido através de inversión nacional e inversión extranjera en el sector industrial.

Este empleo, afortunadamente también, está siendo mejor distribuido en todo el país. Hay muchos casos de éxito. Uno de ellos, sin lugar a dudas el ejemplo, es el Estado de Yucatán. Yucatán tiene hoy día 180 empresas maquiladoras que están dando trabajo a muchas mexicanas y mexicanos y han representado un gran cambio en el bienestar de ese Estado.

La maquiladora hoy día da uno de cada 10 empleos en el sector formal de nuestro país. Más de un millón 200 mil empleos y ciertamente son empleos que pagan más de cuatro veces el salario mínimo, son empleos que pagan mejor que muchos empleos en el sector manufacturero.

Es también oportuno explicar que en esta administración, la administración del presidente Zedillo, como nunca antes hemos avanzado en lo que es una política industrial destinada a ayudar a aquellos que requieren de ayuda, esto es: las pequeñas empresas. Por falta de tiempo no puedo comentarles cada uno de los programas, pero ciertamente los programas que hemos diseñado son programas que absorben las experiencias aquí en nuestro país y experiencias en otros países y este año significará que estamos dando apoyo a 400 mil empresas.

Muchas de esas empresas que tenían graves problemas, esos problemas han sido diagnosticados, han recibido asesoría para resolverlos y hoy se consolidan, crecen y generan más empleos.

Por lo que se refiere a nuestras relaciones comerciales internacionales es también importante mencionar que el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos nos ha generado aquí en México más de 1 millón de empleos. Yo creo que ése es un indicador, sin lugar a dudas, del éxito de un instrumento para generar empleos.

Nuestra política, la política del presidente Zedillo, en lo que se refiere a diversificación, ha sido muy clara. Yo creo que la negociación del tratado de libre comercio con la Unión Europea es la medida más efectiva que se ha tomado para sentar las bases para diversificar nuestro comercio, nuestras exportaciones y también nuestras importaciones de maquinaria y de equipo.

Las controversias del tratado las estamos resolviendo, las estamos resolviendo a través del camino que marca el Tratado de Libre Comercio. Ya hemos ganado varias de esas controversias y en las próximas semanas se estará decidiendo el panel sobre la controversia de transporte y seguramente México tendrá la razón y seguramente esa frontera deberá abrirse para el transporte de las compañías mexicanas.

El Registro Nacional de Vehículos es un tema sobre el cual se puede hablar mucho, pero aquí quiero resumirles que estoy yo satisfecho de todo el trabajo que se hizo en el diseño, en la labor que hicimos de participación y de cabildeo con la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores para la aprobación de la Ley del Registro Nacional de Vehículos en el proceso de licitación, que fue un proceso moderno y transparente, un proceso en el que fuimos asesorados por empresas de reconocido prestigio aquí en nuestro país: la Casa de Bolsa Bancomer, el Despacho Creel, la empresa GEA, la empresa Tecnofin.

Todas estas empresas nos llevaron con su asesoría a través de todo el proceso de licitación, proceso de licitación que al final del día estuvo con cinco empresas, cinco consorcios que compitieron ya por estar reconocidas con su capacidad técnica y la empresa que ganó es la empresa que ofreció un costo de 41% menor que el segundo lugar.

Todos estos procesos de licitación, las dos aperturas, la apertura de la oferta técnica, la apertura de la oferta comercial, de la oferta económica, fueron transparentes, fueron filmadas en video, está todo hecho con el máximo apego a la ley, el máximo apego a los niveles de transparencia que nos exigen.

Quiero decirles que desafortunadamente después del proceso electoral del 2 de julio, las cosas cambiaron; el medio ambiente, el entorno político que enfrentó el Renave cambió. Definitivamente el caso del señor Cavallo fue un elemento negativo para esta institución y también la pérdida irreparable, la trágica desaparición de mi buen amigo, un excelente funcionario, un gran mexicano, el doctor Raúl Ramos, hizo que la figura de la concesión dejara de tener utilidad para este servicio.

Por eso, tomamos el control de la concesión. Hoy el Gobierno controla esa concesión y estamos en espera de que haya una decisión de parte de esta soberanía sobre cómo se debe integrar un organismo público que salve lo que es más importante: el Registro Nacional de Vehículos, como un instrumento para dar seguridad jurídica a las mexicanas y mexicanos. Es un instrumento fundamental, se ha hecho mucho trabajo durante los últimos cinco años, está diseñado un sistema que asegura la completa confidencialidad de la base de datos, está todo un sistema de computadoras, trabajadores, que es lo más importante de cualquier institución y creo que es fundamental salvaguardar este esfuerzo que se ha hecho ahora bajo la figura de un organismo que sea público.

Estamos en espera de su decisión y estamos en la mejor disposición de colaborar con ustedes para llegar a esta nueva solución.

Quiero decirles que por lo que se refiere a prácticas desleales, hemos estado empeñados en defender nuestra planta productiva, Yo mencionaba en mis comentarios introductorios, que somos la quinta nación en el mundo, después de la Unión Europea, después de Estados Unidos, después de Canadá y de Australia, en tener más casos antidumping; demuestra que somos muy activos en defender a nuestra planta productiva contra cualquier importación que entre a México en condiciones desleales.

Sí quiero hacer un comentario puntual a lo que nos comentaba el diputado García Sainz. El decía que si hay un 98% de abasto, cómo se explican muchas cosas en el país, Yo quiero decirle señor diputado, con todo respeto, que la metodología que se utiliza para calcular ese indicador no tiene nada que ver con los temas que usted estaba tocando, simplemente la metodología es que un encuestador va a un lugar, va a una tienda, busca una presentación de un producto y si encuentra esa presentación de un producto entonces califica como que sí se dio el abasto. Lo que significa es que hoy en día en todas las tiendas del país cuando se hace esta investigación, se están encontrando todos los productos que se buscan, en todas las marcas que se buscan y en todas las presentaciones; eso es lo que califica este indicador de abasto y no tiene que ver, le repito, con cualquiera de las variables que usted estaba señalando.

Muchísimas gracias.

El Presidente:

Gracias, señor Secretario.

PRIMER TURNO DE PREGUNTAS

El Presidente:

Para continuar con lo establecido en el acuerdo que regula esta comparecencia, pasaremos al primer turno de preguntas, respuestas y replicas, mediante el uso de la palabra para formular preguntas de cuatro minutos. El Secretario dispondrá de ocho minutos para dar sus repuestas y los grupos parlamentarios cuentan con cuatro minutos para formular sus réplicas.

Tiene el uso de la palabra el diputado Jaime Cervantes Rivera, del grupo parlamentario del Partido del Trabajo, para formular sus preguntas en cuatro minutos.

El diputado Jaime Cervantes Rivera:

Con la venia de la Presidencia, compañeras y compañeros diputados:

En el propósito de llevar la apertura comercial a todos sus órdenes y con todos los países, la actual administración procedió y firmó el Tratado de Libre Comercio con la Unión Europea.

Se nos dice que es la primera potencia comercial y nuestro segundo socio comercial y segunda fuente de inversión extranjera directa del país, con ello se señala en el IV informe que tiene acceso preferencial al mercado más grande del mundo. ¿Acaso nuestro país ha resultado exitoso del TLC con Estados Unidos y Canadá para con base en ello proceder a seguir promoviendo y firmando más tratados comerciales y ahora con la Unión Europea? ¿Acaso tenemos los mismos niveles de productividad y competitividad, las mismas condiciones productivas y financieras que ellos para ser exitosos en dicho proceso de competencia en el proceso de libre comercio cabe recordarle al señor Secretario ganan los productores que tienen productividad por arriba de la media internacional y pierden los que tienen productividad por debajo de la media y ese es nuestro caso.

Si tuviésemos productividad por arriba de la media internacional no seríamos país subdesarrollado. En el VI informe se nos dice que en dicho tratado comercial se reconocieron las asimetrías en el grado de desarrollo entre México y la Unión Europea debido a que será hasta el año 2007 en que nuestro país eliminará la totalidad de los impuestos o las importaciones provenientes de la Unión Europea.

Surge esta pregunta ligada a las anteriores, ¿acaso México tiene posibilidades para en siete años ser país desarrollado y convertir en igualdad de condiciones con los países europeos? ¿Acaso México gracias al TLC está disminuyendo sus asimetrías con Estados Unidos y Canadá? ¿Acaso los plazos contemplados dentro del TLC para la mayor liberalización y desgravación de los productos importados ha permitido a nuestro país mejorar e incrementar su capacidad productiva, sus niveles de productividad para competir en mejores términos frente a dichos países sin comprometer el desarrollo industrial, las cadenas productivas, la generación de empleos productivos bien remunerados y para reducir nuestra brecha comercial manufacturera con Estados Unidos? ¿Dónde está la política de financiamiento interno, la política fiscal, la política comercial y cambiaria encaminadas a fomentar la inversión productiva para generar los niveles de productividad y competitividad para estar en igualdad de circunstancias con los países desarrollados para que la competencia no se traduzca en desindustrialización, en menores encadenamientos productivos. En menores salarios reales, en mayor déficit de comercio exterior y mayor vulnerabilidad externa?

¿Cómo se le ocurre a la Secretaría a su cargo seguir abriendo la economía si la banca nacional ha venido restringiendo los créditos?, la tasa de intereses están altas, el tipo de cambio está apreciado lo que nos coloca en menor posición menos competitiva y además no existe política fiscal capaz de favorecer a las empresas nacionales para impulsar su inversión y modernización de la planta productiva en forma generalizada.

Por sus respuestas, muchas gracias, señor Secretario.

El Presidente:

Muchas gracias, diputado Cervantes Rivera.

Para dar respuesta a sus preguntas, se concede ahora el uso de la palabra, por ocho minutos, al Secretario de Comercio y Fomento Industrial, Herminio Blanco Mendoza.

El secretario de Comercio y Fomento Industrial, Herminio Blanco Mendoza:

Muchas gracias, señor Presidente; gracias por sus comentarios diputado Cervantes:

Su pregunta fundamental es en lo que se refiere a nuestra experiencia en los tratados de Libre Comercio y como, basados en esa experiencia, hemos continuado abriendo mercados para nuestros productos, abriendo mercados para que tengamos nosotros en México más inversión y más empleos, Yo le diría que la existencia es ciertamente exitosa: nuestro Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos es un éxito irrefutable.

En estos primeros seis años y medio, el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos ha generado más de 1 millón de empleos; yo creo que ése debe ser el indicador fundamental por el cual debemos de evaluar cualquier instrumento económico ya que los instrumentos económicos son eso, medidas para generar empleo y para generar bienestar.

En lo que se refiere a nuestras exportaciones, hemos casi triplicado nuestras exportaciones hacia Estados Unidos; ya en este año las triplicamos. Y algo que también es muy importante para aquellos que les importa mucho las cuentas en la balanza comercial con Estados Unidos, precisamente tenemos un superávit comercial. El año pasado, mes con mes exportamos más de lo que importamos de Estados Unidos.

La estimación total para el año pasado y ciertamente será el mismo caso para este año, es que nuestras exportaciones a Estados Unidos superan los cerca de 12 mil millones de dólares a nuestras importaciones.

Y algo que ha sido fundamental también y un signo de éxito del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, es el hecho de que hoy la producción no se está concentrando en los grandes centros en la Ciudad de México, en Guadalajara, en Monterrey, en la frontera del norte, sino que esta actividad industrial se está moviendo hacia el sur del país.

Más de la mitad de las maquiladoras que se instalaron en nuestro país durante esta administración, se han instalado afuera de lo que es la franja fronteriza. Mencionaba yo el caso exitoso de Yucatán pero también podemos mencionar estados como Guerrero, donde ya empieza a haber una dinámica industrial; estados como Chiapas, donde ya tenemos en este momento ya sea maquiladoras o proyectos de cerca de 10 maquiladoras, dos muy importantes, una empresa maquiladora en el sector autopartes que estará generando más de 2 mil empleos en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas y también un proyecto textil, del vestido que estará generando, creando más de 2 mil empleos.

Estamos pues convencidos que con esta dinámica que hemos tenido en la industrialización de nuestro país, cada día más estados del sur... Tlaxcala de una manera muy importante, Puebla ya ha recibido un gran impulso industrial, serán los beneficiarios de este gran impulso industrial que viene de la apertura de mercados que hemos obtenido a través de los tratados de Libre Comercio. Viene a través de las políticas que ha aplicado el Presidente de la República que nos ha permitido estabilizar al país y esto ha hecho a nuestro país atractivo para que inversionistas nacionales e inversionistas extranjeros pongan plantas en nuestro país y generen empleos.

Con la Unión Europea yo creo que se presenta una oportunidad sin igual, es el mercado más grande del mundo; es un mercado al que le exportamos 5 mil millones de dólares, esto es menos de una veinteava parte de lo que le exportamos a Estados Unidos y hay una gran capacidad de exportación porque hay una gran capacidad de competitividad en nuestro país; hemos llegado a ser el segundo socio de Estados Unidos precisamente por el Tratado de Libre Comercio, por la gran calidad de nuestra mano de obra, por la calidad de nuestros empresarios.

Hemos, pues demostrado en el mercado más competido del mundo, el mercado de Estados Unidos, que podemos competir y ciertamente en el mercado de la Unión Europea, podemos también incrementar esas exportaciones y que eso signifique más empleos para las mexicanas y para los mexicanos.

Es también importante resaltar que por lo que se refiere a la integración de la industria en nuestro país, falta mucho por hacer pero hemos avanzado; de 1993 a 1999 el valor agregado nacional, lo que los mexicanos agregamos en la producción de las maquiladoras se incrementó en 153%, el valor agregado ya es 21%, y hemos hecho esfuerzos, esfuerzos muy importantes para incrementar el número de componentes que las empresas mexicanas, las empresas establecidas en México, venden a la industria maquiladora.

Hemos realizado una serie de encuentros que les denominamos "encuentros de desarrollos de proveedores". En esos encuentros hechos aquí en la Ciudad de México y en otras ciudades, hemos logrado llevar a productores de insumos mexicanos, los hemos hecho que se junten con las grandes empresas exportadoras, que se junten con las empresas maquiladoras. Se han tenido cerca de 140 mil entrevistas a lo largo de esta administración, y muchas de ellas han significado un éxito para las pequeñas empresas de nuestro país, porque han establecido contactos que ahora les están permitiendo venderle a las empresas maquiladoras, venderle a las empresas exportadoras y convertirse así en exportadores indirectos y generar más empleos en nuestro país.

Por lo que se refiere al campo, ciertamente el campo requiere de políticas diferentes. Una de las políticas que hemos impulsado es disminuir el precio de los insumos. Hemos abierto los insumos, hemos eliminado los aranceles de los insumos del campo, y una de las medidas que tomamos últimamente fue precisamente el abrir la importación de todos los que son los transportes ligeros, y esta medida permite la importación de vehículos, vehículos a precios bajos y además es una medida que se tomó en concertación con la industria automotriz precisamente para no afectar los más de 500 mil empleos que la industria automotriz significa para las mexicanas y mexicanos de muchos de los estados aquí representados.

Muchas gracias, señor Presidente.

El Presidente:

Gracias, señor Secretario.

Hará uso de su derecho de réplica, el diputado Jaime Cervantes Rivera, por cuatro minutos.

El diputado Jaime Cervantes Rivera:

Señor Secretario:

El Gobierno, en su afán de ampliar la esfera de influencia de capital externo en nuestro país y de seguir siendo bien visto por el capital financiero internacional, insiste en establecer políticas a favor de éstos a costa de seguir sacrificando la atención de los problemas productivos, financieros, macroeconómicos, así como las condiciones de vida de la gran mayoría del país. Se trata de quedar bien con los inversionistas internacionales, con el propósito de seguir gozando de las preferencias crediticias en los mercados del exterior, así como de continuar recibiendo capital que buscan rentabilidad derivada de la creación de empresas, pero también de capitales especulativos que terminan por afectar las condiciones productivas del país ante cualquier fragilidad financiera.

Somos de la opinión de que no se puede seguir impulsando el Tratado de Libre Comercio mientras no se tengan condiciones productivas para encarar dicho proceso y una política económica que favorezca a dicho sector.

Señor Secretario: el Ejecutivo Federal ha llevado la economía a un círculo vicioso, la necesidad de entrada de capitales para financiar el déficit del sector externo que genera los tratados de libre comercio les obligan a tener una política económica a favor de la entrada de capitales. Esta política que se centra en la apreciación del tipo de cambio y en las altas tasas de interés, atentan contra las condiciones productivas internas, las cuales siguen reproduciendo las presiones negativas sobre el comercio exterior del país.

Lo anterior termina a la larga jugando a favor del capital financiero internacional, porque obliga a tener que proseguir con las políticas a favor de este capital financiero, a costa de seguir ahondando los problemas estructurales del país y de llevarnos a una dependencia mayor de capital extranjero y a un contexto de mayor vulnerabilidad externa y a la consecuente pérdida de soberanía nacional.

Sin duda alguna, el modelo económico vigente nos ha llevado a la pérdida del manejo soberano de una política económica para satisfacer las demandas nacionales. La política industrial que ha seguido el país no se ha traducido en mayores encadenamientos productivos internos ni tampoco en mayores empleos bien remunerados. No se ha expresado en una mayor capacidad de pago de las empresas residentes y de los individuos que les permita salir de la cartera vencida y superar la crisis bancaria que tiene postrado al aparato productivo con la carencia de créditos.

Por esta razón, la política de financiamiento de la banca de desarrollo como es el caso específico de Nafin, resulta insuficiente para apoyar a la actividad industrial y satisfacer los requerimientos crediticios de las pequeñas y medianas empresas, para lograr su reestructuración y poder integrarse a las grandes empresas con costos competitivos para impulsar nuestra modernización y competir en mejores condiciones en el mercado mundial.

En estas circunstancias, señor Secretario, la promoción de la apertura de la economía mexicana al exterior, no nos sirve de mucho si no contamos con la capacidad productiva y competitiva para salir airosos de dicho proceso.

La insistencia al Gobierno Federal, de seguir promoviendo a la inversión extranjera directa y de cartera, así como de impulsar la entrada de las importaciones de insumos, sólo tiene un impacto negativo en la generación de empleos y nos convierte en un país maquilador, que en lugar de aprovechar las ventajas derivadas de libre comercio, nos relega a una nación condenada al atraso por la visión miope de nuestros gobernantes.

Es cuanto, señor Presidente.

El Presidente:

Muchas gracias, diputado Cervantes Rivera.

Para formular preguntas a nombre del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, se concede el uso de la palabra, por cuatro minutos, al señor diputado Concepción Salazar González.

El diputado Concepción Salazar González:

Con su permiso, señor Presidente; compañeras; compañeros diputados: señor secretario, doctor Herminio Blanco Mendoza.

De conformidad con la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, todo lo relativo al sector minero de la actividad productiva nacional es competencia de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial.

Por lo anterior, la Secretaría su cargo es cabeza de sector de todas aquellas entidades de la administración pública paraestatal, que se dediquen a actividades mineras, sean éstas empresas de participación estatal mayoritaria u organismos descentralizados.

Durante los últimos seis años, una de las más grandes batallas por la conservación y la protección de nuestros ecosistemas se libro en nuestro país. Me refiero al conflicto suscitado entre la empresa de participación estatal mayoritaria "Exportadora de Sal S.A. de C.V.", cuya máxima autoridad lo es el doctor Herminio Blanco Mendoza, en su carácter de presidente del consejo de administración y las comunidades que pueblan los alrededores de la Laguna de San Ignacio en el Estado de Baja California Sur.

Durante el lapso al que me he referido, la Secofi, ignorando del todo la posición de grupos ecologistas nacionales e internacionales y el desacuerdo de las comunidades directamente afectadas, se empecinó en promover el proyecto salitrales de San Ignacio. Con un despliegue nunca antes visto de recursos económicos, buscando ubicar a nuestro país como el principal productor de sal en el mundo.

Ante tal ceguera y falta de sensibilidad, muchas mexicanas y mexicanos nos opusimos con toda firmeza y de cara a la comunidad nacional, a que un proyecto de tales magnitudes perturbara los ecosistemas dentro de la reserva, la biosfera del vizcaino.

Dada la presión nacional e internacional, el Presidente de la República el día 2 de marzo de este año, anunció la decisión del Gobierno Federal, de cancelar definitivamente el proyecto de expansión de la Compañía Exportadora de Sal, en la zona minera denominada San Ignacio Primera. En tal sentido, el Ejecutivo Federal giró instrucciones a las autoridades de la empresa, para que ésta decisión se llevara a cabo.

En tal sentido, señor Secretario, de conformidad con la Ley Minera y su reglamento, cuando así convengan a los intereses nacionales se deberá declarar zonas de reserva minera a aquellos terrenos sobre los cuales el Estado mexicano considere que es preferible mantenerlos inexplotados desde el punto de vista minero y sobre tales zonas de reserva, no podrán otorgar concesión o asignación alguna.

Doctor Herminio Blanco, la única vía jurídica para que se aplique la decisión presidencial de cancelarle proyectos salitrales de San Ignacio, es declarar la zona San Ignacio Primera, como zona de reserva minera. Por lo cual: ¿Qué medidas ha tomado la dependencia a su cargo para que se declare dicha zona en reserva minera? ¿Cuáles fueron las razones verdaderas que motivaron la cancelación de proyectos salitrales en San Ignacio? ¿Por qué ante las evidencias inobjetables de los daños que se causarían a los ecosistemas dentro de la reserva de la biosfera del vizcaino, la Secretaría de Comercio se empecinó al punto del capricho por impulsar tan descabellado proyecto? Y finalmente: ¿qué medidas se han adoptado para revertir los daños ambientales y de salud que las operaciones de la Exportadora de Sal han generado en Guerrero Negro?

Gracias.

El Presidente:

Gracias, diputado Concepción Salazar González.

Para dar respuesta a sus cuestionamientos, hará uso de la palabra, hasta por ocho minutos, el doctor Herminio Blanco Mendoza, secretario de Comercio y Fomento Industrial.

El secretario de Comercio y Fomento Industrial, Herminio Blanco Mendoza:

Con su permiso, señor Presidente:

En lo que se refiere a la Exportadora de Sal, el proyecto de Laguna de San Ignacio, es un proyecto en el que se trabajó mucho tiempo; en los estudios técnicos, en los estudios en los aspectos productivos. Pero también por mucho tiempo se trabajó en el aspecto ecológico. Se hizo un estudio donde compartieron instituciones mexicanas como la Universidad de Baja California Sur, instituciones de Estados Unidos, instituciones europeas dedicadas precisamente al estudio de los posibles impactos ecológicos de proyectos como el que se estaba considerando en la Laguna de San Ignacio.

Cuando ese estudio fue finalmente concluido y tuvimos los datos de estas instituciones nacionales e internacionales, se incluyó finalmente que el proyecto era un proyecto viable que no significaría ningún daño en términos de ecología, que no traería ningún daño al sistema ecológico de la región de la Laguna de San Ignacio.

Sin embargo, la decisión de eliminar este proyecto, se tomó por el Presidente de la República basado en que la Laguna de San Ignacio es realmente un lugar de especial hermosura en nuestro país y la decisión se tomó precisamente para conservar ese lugar con los mismos rasgos que ha tenido por millones de años y en ese sentido la decisión fue conservar la hermosura del lugar, la pristinez del lugar. La decisión, pues, no fue por ninguna cuestión en referencia a algún problema ecológico del proyecto, sino la decisión fue para conservar la Laguna de San Ignacio en el estado que se encuentra.

Quiero decirles además que Exportadora de Sal es una empresa, empresa de participación estatal, que tiene el cuidado del medio ambiente como un elemento prioritario. Es una empresa que está buscando la certificación de industria limpia, es una empresa donde estamos seguros que las medidas que se han tomado, las precauciones que se toman, nos aseguran que no habrá ningún problema en lo que se refiere ni al medio ambiente ni a problemas con la salud de los habitantes de Guerrero Negro,

Muchísimas gracias.

El Presidente:

Muchas gracias, señor secretario.

Para ejercer el derecho de réplica por el grupo parlamentario Verde Ecologista de México, tiene la palabra hasta por cuatro minutos el diputado Concepción Salazar González.

El diputado Concepción Salazar González:

Con su permiso señor Presidente, señor secretario Herminio Blanco; gracias por sus respuestas. Sabemos que el entorno ecológico es importante y si puede ser dañado por las actividades que la salinera ha estado desarrollando. Además de esto es imperioso que se realice lo más pronto posible la declaración de la zona minera de San Ignacio primera en zona de reserva minera, que era a lo que se refieren mis preguntas y no permitir que nuevos intereses que se pretendan beneficiar a costa del patrimonio de los mexicanos, resurjan para destruir una de las reservas más bellas, como lo acaba de decir e importantes de México y del mundo.

Por último, también queremos hacer de su conocimiento, en cuanto a la última pregunta referente a los daños ambientales y de salud, de que en breve será público el informe de la comisión de investigación por el impacto ecológico ambiental por las actividades de la empresa de participación estatal mayoritaria Exportadora de Sal, S.A. de C.V., creada por iniciativa del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista en la LVII Legislatura del honorable Congreso de la Unión, en donde se acreditan los daños a la salud que padecen los habitantes de esa zona.

Gracias.

Presidencia del diputado Eloy Cantú Segovia

El Presidente:

Muchas gracias al diputado Concepción Salazar González.

Para formular las preguntas en nombre del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, tiene la palabra, hasta por cuatro minutos, el diputado Gregorio Urías Germán.

El diputado Gregorio Urías Germán:

Con su permiso señor presidente, compañeras y compañeros diputados;

Señor Secretario: hemos escuchado de parte de usted los exitosos logros de la política industrial y comercial de la administración que representa ha alcanzado.

Sin embargo, miles de empresarios y millones de mexicanos no los compartimos, y las razones son evidentes. Por ello quisiera enfocar mi atención a tres aspectos fundamentales, que en nuestra opinión reflejan la absoluta falta de responsabilidad con la que ha actuado usted y la dependencia que dirige.

El primero de ellos, es el malogrado Registro Nacional de Vehículos, el cual desde su proceso y licitación tuvo graves deficiencias y del cual me gustaría escuchar una explicación detallada y sincera.

Nos interesa aclarar que por nuestra cuenta el Partido de la Revolución Democrática se opuso terminantemente a la aprobación de la ley para la creación de este registro, desafortunadamente los hechos nos han dado la razón.

Nos opusimos y nos oponemos al cobro de este instrumento de registro vehícular y nos oponemos aún más a que por parte de una empresa de particulares se concentre la información que es privada de ciudadanos mexicanos.

¿Cómo es posible, señor Secretario, que a la fecha y dadas las circunstancias actuales la Cámara de Diputados aún no cuenta con toda la información de este embrollo?

Exigimos como diputados se nos entregue de inmediato la información sobre las licitaciones, la firma del contrato, porque no creemos en la transparencia de la que usted habla con relación a la operación, menos creemos aun cuando viene usted a informarnos acá de que recibieron asesoría por parte de Bancomer y del Despacho Creel, los mismos que estuvieron involucrados en el Fobaproa, por eso exigimos una vez más. Tenemos la autoridad moral para ello; no se trata de una falsa discusión de ataques, de quién ataca o quién no ataca. Nosotros somos representantes populares, somos representantes de la nación y por ello tenemos la obligación de responder a hechos que han inconformado a la opinión pública, a nuestros conciudadanos, que la han preocupado enormemente, que han profundizado la falta de credibilidad en las instituciones.

En este país hay muchos antecedentes, por eso las hipótesis que la sociedad se ha planteado deben ser esclarecidas. Ha crecido enormemente el crimen organizado, hay crímenes políticos que no se han aclarado, por eso exigimos toda esta información, porque de parte de nuestro partido fue propuesta la iniciativa en esta Cámara de Diputados, desde la primera sesión de este pleno, para abrogar la ley.

Muchas gracias por sus respuestas.

El Presidente:

Gracias al diputado Gregorio Urías Germán.

Tiene la palabra, hasta por ocho minutos, el doctor Herminio Blanco, secretario de Comercio y Fomento Industrial.

El secretario de Comercio y Fomento Industrial, Herminio Blanco Mendoza:

Gracias, diputado Urías.

Quiero decirle que los éxitos de la política industrial y comercial son éxitos que están en los números. El simple dato que yo mencioné de que de los 3 millones 800 mil empleos que hemos podido crear en nuestro país en los últimos años, desde 1995, más de la mitad de ésos se debe al crecimiento de la industria y el comercio en nuestro país y que mucho de eso viene del atractivo adicional que ha tenido nuestro país para la inversión nacional, la inversión extranjera y para las exportaciones. Esos son pasos definitivos para resolver el problema de empleo en México.

Sin lugar a dudas el reto del empleo en nuestro país es enorme; se requieren generar muchos millones de empleos cada año, para finalmente resolver los problemas que enfrenta nuestra población, pero lo que hay que reconocer es que estamos avanzando, estamos avanzando ayudando a hacer a nuestro país un país más atractivo para que las empresas vengan a nuestro país, para que las empresas nacionales se expandan en nuestro país y que creen empleos.

Por lo que se refiere a cuestiones del Registro Nacional de Vehículos, quiero repetirle que la licitación se hizo con un proceso transparente. Esta información finalmente va a estar incorporada en un libro blanco que estará siendo publicado hacia finales del mes de octubre. Es un libro blanco en el cual están colaborando los asesores financieros, legales, económicos, informáticos, que trabajaron la licitación, esa información que son archivos de cajas y cajas, incluyendo los videos que se tomaron estarán a disposición de todos hacia finales del mes de octubre. Pero ya hay información señor diputado, que está a su disposición, la tengo aquí para entregársela, pero también ha estado a disposición por algunos días en Internet, cuando Secodadm hizo una evaluación, hizo una evaluación del proyecto y ese proyecto fue publicado para todos en la prensa y también está siendo repartido en Internet para todos los que quieran verlo.

Yo le repito, que del punto de vista de diseño, fue un diseño hecho técnicamente con los más altos estandares y usted dijo, señor diputado, con todo respeto, que el PRD se opuso a la aprobación de la ley. El PRD votó a favor de la ley; hubo solamente un diputado que votó en contra y el PRD, tanto en la Cámara de Senadores como aquí, votaron a favor de la ley.

Ciertamente votaron en particular en contra del Título Tercero, pero su voto fue aprobatorio en lo general para la ley.

Muchas gracias.

El Presidente:

Muchas gracias, señor Secretario.

Para ejercer el derecho de réplica, en nombre del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, tiene la palabra el diputado Gregorio Urías Germán.

El diputado Gregorio Urías Germán:

Gracias, señor Presidente:

Sí, nosotros somos de la opinión de que debe existir un registro vehícular al igual que el resto de los grupos parlamentarios, pero en manos de los gobiernos de los estados.

El problema aún se ha complicado más, se ha complicado gravemente y es lo que nos tiene ahora debatiendo. Es un grave problema que decía yo, ha profundizado la falta de credibilidad.

Nosotros estamos criticando, no estamos atacando la función pública, los errores y el mal ejercicio en la función pública que usted ha cometido y que afectan desafortunadamente a nuestros conciudadanos y también al partido al que usted mencionó hace unos momentos, pertenece; lamentablemente, pero lo afectan y lo seguirán afectando.

Para crear un registro con el propósito fundamental de combatir el robo de vehículos, habría que conocer información de la Procuraduría, que en este país el problema del robo de vehículos es un problema fundamentalmente a estas alturas, de crimen organizado y que son bandas nacionales e internacionales las que están metidas en eso y que quizá el propósito de Cavallo era apoderarse de este instrumento, ya sea para favorecer a algunas bandas internacionales o tal vez para perjudicar a otras. Estas son las diferentes hipótesis que se han planteado y nosotros no podemos dejar pasar tan graves errores con las consecuencias que han provocado para el pueblo de México, se trate de la Secretaría que se trate y se trate del funcionario de que se trate.

Por otro lado, usted ha dicho que los resultados de su política están en los números, desafortunadamente sólo están en los números, porque yo soy un diputado del Estado de Sinaloa y sé muy bien, como mis otros compañeros diputados sinaloenses, del PRI las consecuencias de la política comercial y de la política que se ha implementado con el Tratado de Libre Comercio.

Usted dice que cumplieron su objetivo con respecto al sector agropecuario, lo dijo aquí; pues el objetivo que cumplieron, pues si ése es el objetivo que se propusieron de destruir el campo mexicano, de convertirlo en un llano en llamas, pues en su salud lo hallarán.

Yo quisiera recordarle que hace unos días citaba en esta tribuna a don Antonio Ortiz Mena, que por lo menos él reconoció y ha reconocido autocríticamente, que el error histórico que ha cometido el Estado mexicano en las tres últimas décadas y particularmente con esta política neoclásica de los últimos tres sexenios en manos de los tecnócratas que como usted, han sido discípulos de él, por lo menos el ideólogo de ustedes ha sido autocrítico y ustedes no.

Muchas gracias.

Presidencia del diputado Ricardo Francisco García Cervantes

El Presidente:

Muchas gracias, al diputado Gregorio Urías Germán.

Para formular las preguntas en nombre del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, tiene la palabra el diputado Sergio García Sepúlveda.

El diputado Sergio García Sepúlveda:

Con su permiso, señor Presidente; señoras y señores diputados; señor Secretario:

Nuestras micro, pequeña y mediana empresas nacionales, fueron y son actores fundamentales en el desarrollo de nuestro país, deben de ser los artesanos privilegiados de esta nueva etapa de desarrollo; pero no tuvieron el apoyo ni el espacio para ser agentes de cambio y no meros espectadores o incluso víctimas de la sociedad global de este milenio.

¿Cómo responder a la falta de coordinación de esfuerzos entre el sector público y el privado que realmente representa a las micro y pequeña empresas?, incluyo también las artesanías; a ese diálogo nacional básico para que todos los actores puedan aportar su opinión y también su esfuerzo.

¿Cómo responder a la imposibilidad que tienen para competir las pequeñas empresas en muchos sectores, ya que se ha generado un importante sector exportador impulsado por la inversión extranjera directa a través de la industria maquiladora. Pero dejar un enorme vacío que genera desequilibrios estructurales comprometiendo el desarrollo futuro nacional.

Señor Secretario: no todo es convenios, programas, estándares como el ISO 9000, sistemas de información que tanto presume su Secretaría. Nuestras empresas son un asunto crucial de política económica, siendo así, ¿por que no contamos con un proyecto nacional de desarrollo industrial a largo plazo, que supere desequilibrios estructurales y se inserten en un mundo globalizado? ¿Por qué tampoco existe una estrategia concertada de fomento industrial a nivel nacional, estatal y municipal? ¿Por qué no tuvieron una visión renovada de mecanismos e instrumentos de fomento por la vía financiera y fiscal que aliente la inversión productiva, el desarrollo regional y cambio tecnológico de largo plazo?

Aún con sus comentarios creemos que existe un grave desequilibrio regional en el desarrollo industrial exportador del norte del país, frente al rezago del sur del país y aún en las primeras no existen conceptos integrales tipo cluster.

Faltan más y mejores mecanismos para promover la competitividad, defender a la planta productiva e incluso a las exportaciones, de las prácticas desleales de comercio internacional en el cambiante entorno regional y global y así desarrollar a las empresas y proteger al consumidor y al interés público en general.

Señor Secretario: creemos que faltó voluntad, flexibilidad y creatividad. Las empresas subsistieron a pesar de la Secofi y del Gobierno. Hoy, tenemos que reconstruir la infraestructura para que las empresas nacionales se desarrollen y que los mexicanos como empresarios, recuperen la confianza en este México nuestro de cada día.

Por su respuesta, muchas gracias.

El Presidente:

Muchas gracias, don Sergio García Sepúlveda.

Tiene para responder a sus preguntas el uso de la palabra por ocho minutos, el secretario de Comercio y Fomento Industrial, doctor Herminio Blanco Mendoza.

El secretario de Comercio y Fomento Industrial, Herminio Blanco Mendoza:

Gracias, señor Presidente; gracias diputado García Sepúlveda, por sus preguntas:

Creo que en cada una de ellas ha habido avances y ciertamente hay grandes retos.

Hablaré sobre los dos temas, el tema de las pequeñas empresas en nuestro país y el tema muy importante que usted señala por lo que se refiere a los agrupamientos industriales o los denominados cluster, como usted le llamó.

A las pequeñas empresas, yo estoy convencido, haciendo el análisis de los instrumentos y programas que tienen otros países, que en nuestro país ya tenemos los mejores instrumentos, aquellos instrumentos que han demostrado efectividad en nuestro país, como lo han demostrado en otros países. Un claro ejemplo de ello es el Programa Compite, éste es un programa que ayuda a las pequeñas empresas industriales a diseñar y a componer su línea de producción, el manejo de inventarios.

En el programa piloto que hemos realizado en las primeras dos mil empresas con las cuales hemos trabajado, hemos logrado resultados muy satisfactorios; hemos logrado que estas empresas hayan incrementado su producción en promedio, en un 100%. Claramente es un programa donde se requieren más recursos. Pero es un programa que ha recibido muy buenos resultados y muy buenas calificaciones en todo nuestro país. Hemos diseñado ya, con juntamente con la Concamín, con Canacintra, con la Cámara Nacional de la Industria del Vestido, los pasos para que en los próximos años podamos tener un impacto mucho mayor en todo el país a través de este programa.

Uno de los diagnósticos fundamentales que hacemos en México, como se hace también en otros países, es que la pequeña y mediana empresas enfrenta muchos problemas: enfrenta el problema de las regulaciones, y aquí ya di algunas indicaciones sobre el avance que ha habido en lo que se refiere a mejora regulatoria en México, enfrenta problemas de financiamiento, sin lugar a dudas, y en nuestro país el financiamiento ha sido escaso y caro en los últimos años.

Pero el problema central de las pequeña y mediana empresas en México, nuestro diagnóstico así lo indica, es la necesidad de contar con métodos modernos de administración, métodos que le permitan llevar a una empresa de la etapa familiar a la etapa de crecimiento y después a la etapa de exportación. A eso nos hemos dedicado en la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial, junto con Bancomext, junto con Nacional Financiera, junto con la Secretaría de Trabajo y Previsión Social.

Yo quiero decirles que hoy en día la empresa de consultoría que hemos puesto al servicio de las empresas de México, los centros de competitividad empresarial, de los cuales existe más de uno en cada uno de los estados aquí representados y que por cierto los invito a que visiten esas empresas de consultoría en sus estados, han sido un gran éxito. Hemos dado ya, en esta primera etapa, servicios a más de 10 mil empresas, servicios de diagnóstico de sus problemas y asesoría de cómo resolverlos.

Los recursos que recibimos este año nos ayudaron a más que duplicar las empresas a las que les estamos dando servicios. Además, estamos dando entrenamiento y asesoría, a través de cursos para empresas, a más de 15 mil empresas con este programa de los centros de competitividad empresarial.

Ciertamente aquí con más recursos estas empresas de asesoría y de consultoría en todo el país podrán crecer más.

Muchos otros programas están ayudando a las pequeñas empresas: el programa Promode que ya ha ayudado a más de 140 mil pequeñas empresas comerciales de nuestro país. Cada uno de éstos son programas que están dentro de todo un diseño de política industrial y comercial, programas que van a resolver la raíz fundamental de los problemas que tiene la pequeña empresa. Requieren de modernizar su administración y en eso estoy convencido de que hemos avanzado.

Hemos avanzado, por cierto, de manera concertada con los gobiernos estatales; tenemos trabajo cotidiano con la Asociación de Secretarios de Desarrollo Económico del País. Con ellos aplicamos estos programas, con ellos hemos diseñado los programas y creo que también esta consulta y este trabajo a nivel de Estado ha significado en mucho los éxitos de los programas que estamos aplicando.

Finalmente hace usted un comentario sobre la necesidad de hacer desarrollo de los agrupamientos industriales en nuestro país. Aquí también hemos identificado, junto con los gobiernos estatales, junto con los sectores productivos de los diferentes estados, cuáles son los agrupamientos industriales que tienen más potencialidad en cada uno de los estados.

Con fondos de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial se realizaron los estudios pertinentes y ahora estamos aplicando autoridades estatales, organismos empresariales estatales y la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial, junto con el resto del Gobierno Federal, las medidas necesarias para promover estos agrupamientos.

Hay mucho por hacer, mucho por hacer para ayudar a las pequeñas empresas a que sean un importante dínamo para el crecimiento de nuestro país, mucho por hacer para impulsar a los agrupamientos, pero yo estoy convencido que en estos 5 años y medio hemos avanzado, hemos dado pasos significativos y, con la ayuda de esta soberanía, con más recursos, estos programas podrán potenciar sus efectos, sus beneficios al sector industrial de nuestro país.

Muchas gracias.

El Presidente:

Muchas gracias, al Señor Secretario.

Para hacer uso del derecho de réplica a nombre del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional tiene el uso de la palabra el diputado Francisco Javier Ortiz Esquivel, por cuatro minutos.

El diputado Francisco Javier Ortiz Esquivel:

Con su permiso, señor Presidente; señoras y señores diputados; señor secretario Herminio Blanco:

Es necesario llamar a las cosas por su nombre: la administración. que usted representa fracasó en su objetivo de promover un crecimiento vigoroso, sostenido y sustentable, en beneficio de los mexicanos. Un crecimiento anual del 3.5% en todo el sexenio está muy lejos de cubrir los rezagos, las necesidades y las expectativas de los mexicanos.

Además, el trauma que padecimos durante el primer año de este gobierno marcará en los anales de la historia a la presente administración, como ya marcó por desgracia la vida de los mexicanos.

Su administración también fracasó por lo mismo en el delicado tema del empleo, que según palabras suyas ha sido la prioridad central de la política económica del régimen.

Si bien es cierto que los distintos indicadores cuantitativos del empleo muestran en la actualidad una ligera mejoría con relación a las cifras de 1994, también es cierto que el comportamiento de los salarios reales presenta lo contrario, pues tanto el salario mínimo como los salarios en la industria nacional sufren una caída real cercana al 20% con relación a 1994.

Como una prueba de lo afirmado y como su resultado la migración continúa en aumento a un ritmo promedio anual de 350 mil mexicanos durante la presente administración, por encima de los 300 mil promedio anual de la administración anterior.

A la luz de dichos resultados preguntamos, señor Secretario, ¿es posible aún así hablar responsablemente de una política industrial y comercial exitosa? Ciertamente no. Es claro que la mayoría de los beneficios que usted menciona no llegan a las microempresas no a las pequeñas empresas, aclaro las microempresas, no llegan a "Juan Pueblo".

La calidad, señor Secretario, no es la ejecución de procesos documentales impecables, sino la satisfacción del cliente. Y la inmensa mayoría de sus clientes no están satisfechos.

Asimismo nuestro desarrollo regional y sectorial padece graves desequilibrios y para ilustrarlo vamos a referirnos al campo mexicano, a un campo que paradójicamente y contra lo que comúnmente se cree subsidia a la ciudad y a la industria con una política propiciada por ustedes de precios bajos para los productos agrícolas, especialmente para los granos y que beneficia mayormente a los intermediarios y no a los consumidores.

¡Los productores del campo no quieren dádivas, lo que quieren es que sus productos valgan para poder vivir con decoro y seguir trabajando!

Con relación a la agroindustria azucarera que tanta importancia tiene en el desarrollo regional, por su impacto en 60 importantes regiones del interior del país, hemos de señalar que a la buena negociación inicial contenida dentro del TLC le siguió una desafortunada rectificación en donde se pierde buena parte de lo ganado, a través del intercambio de las famosas cartas paralelas, que crean confusión y dan pretexto para el incumplimiento temporal de la letra del tratado, que nos debería permitir colocar nuestros excedentes de azúcar a partir de este 1o. de octubre. ¡Sin duda una mala negociación de la Secretaría a su cargo, que perjudica a una industria que atraviesa por circunstancias muy difíciles!

Y hablando del aguacate, ciertamente hay un logro inicial aunque limitado, pues las exportaciones en fresco a los Estados Unidos representan solamente poco más del 1% de la producción nacional. Y nos sorprende su pasividad para lograr una ampliación de dicho mercado, ya que los productores hemos cumplido con nuestra parte.

Finalmente, podemos afirmar que los logros parciales de la recuperación son insuficientes para hablar de una política industrial exitosa, ésta será posible sólo cuando logremos un desarrollo sustentable y sostenido. Ese día, señor Secretario, sí se podrá hablar con propiedad de una política industrial y comercial exitosa. Por ahora no, señor Secretario.

Por su atención, muchas gracias.

El Presidente:

Gracias, diputado Francisco Javier Ortiz Esquivel.

Para formular preguntas a nombre del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, tiene el uso de la palabra la diputada Lorena Beaurregard de los Santos, por cuatro minutos.

La diputada Lorena Beaurregard de los Santos:

Con su permiso señor Presidente; señor secretario de Comercio y Fomento Industrial; Herminio Blanco, ¡bienvenido a esta aterciopelada comparecencia!:

No obstante que el propósito más importante para la creación del Registro Nacional de Vehículos, Renave, fue reducir la inseguridad para los propietarios de vehículos y combatir su comercio ilegal, existieron serios errores para implementar esta política de los cuales se derivarán costos que de ninguna manera pueden quedar sin deslindar responsabilidades. Por tal motivo, creo necesario plantear una serie de preguntas.

Primero: ¿Bajo qué criterio, señor Secretario, se otorgó la concesión del cobro por inscripción al Registro Nacional de Vehículos a un organismo particular, cuando de acuerdo a la Ley Orgánica de la Administración Pública en su artículo 31 fracción XI, se le asigna como función exclusiva a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público la recaudación de los ingresos del Gobierno Federal?

¿Nos puede usted informar sobre las cotizaciones que presentaron el resto de los cuatro finalistas en el concurso de licitación de la concesión del Renave?

¿Por qué no se investigó sobre la solvencia moral de los accionistas y de los prospectos de administradores del Renave?

El día 26 de los corrientes, el diario La Jornada publicó una entrevista en la que usted reconocía no contar todavía con las causales para revocar la concesión del Renave. Esta soberanía le pregunta: ¿Todavía, señor Secretario, no ha encontrado las citadas causales para no incurrir en el pago de indemnizaciones?

Esta situación es preocupante, puesto que según estimaciones de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, dadas a conocer por su director de posventas, Gabriel Quezada, en un diario de circulación nacional el pasado 9 de agosto, ascenderían a poco más de 10 millones de dólares, cuando el monto de la inversión es casi 4 millones de dólares, lo cual de resultar cierto implicaría una ganancia extraordinaria a los concesionarios de 6 millones de dólares sin hacer nada.

En todo caso nos gustaría saber, ¿cuál es el monto a pagar por dicho concepto y de dónde se tienen contemplado obtener los recursos de la Secretaría a su cargo para solventarla, toda vez que el Presupuesto de Egresos de la Federación no contempla dicha partida presupuestal?

Explique cuál es el mecanismo que implementará la Secretaría a su cargo para cubrir estas indemnizaciones, así como la devolución de los pagos que ya han realizado algunos propietarios de vehículos usados, sin que esto repercuta en el bolsillo de los ciudadanos como consecuencia de los errores incurridos en la implementación de esta política.

¿Qué garantías tienen los propietarios de vehículos que ya se han inscrito en el Renave, de que la información proporcionada a este organismo preservará la confidencialidad requerida y no estará sujeta a cualquier tipo de fuga de información que pudiera ser utilizada por la delincuencia organizada, toda vez que la iniciativa privada no se escapa de los efectos de la corrupción?

Señor Secretario: quiero manifestarle que yo en ningún momento dudo de su honestidad. Sin embargo, dados los problemas que el Renave presenta y que han salido a la luz pública en la operación de este programa, que ha carecido de la transparencia necesaria, además de las desconfianzas que genera el manejo de muchos millones de dólares como ganancias,

no me queda más que brindarle a usted esta inmejorable oportunidad para que despeje cualquier tipo de dudas ante esta soberanía y ante el pueblo de México.

Y yo le preguntaría si usted ha resultado favorecido por alguna gratificación, al otorgar la concesión al grupo Henry David Tollsus Yempols Industrial, S.A. de C.V.

El Presidente:

Señora diputada Lorena Beaurregard...

La diputada Lorena Beaurregard de los Santos:

Concluyo, señor Presidente.

El Presidente:

Por favor.

La diputada Lorena Beaurregard de los Santos:

O si bien se lleva usted alguna participación en las ganancias de este jugoso negocio.

Muchas gracias.

El Presidente:

Gracias, diputada Lorena Beaurregard de los Santos.

Para dar respuesta a las preguntas planteadas, se concede el uso de la palabra, hasta por ocho minutos, al doctor Herminio Blanco Mendoza, secretario de Comercio y Fomento Industrial.

Tiene usted el uso de la palabra señor Secretario.

El secretario de Comercio y Fomento Industrial, Herminio Blanco Mendoza:

Gracias, señor Presidente, gracias señora diputada.

Varias preguntas de enorme relevancia hace usted sobre el Registro Nacional de Vehículos, me permitiré responder cada una de ellas.

La primera sobre criterios para licitación, esos criterios los establece muy claramente, muy específicamente la Ley de Registro Nacional de Vehículos, esa ley establece que la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial podrá proceder a dar una o más concesiones para la aplicación y la implementación del Registro Nacional de Vehículos.

En el caso del cobro por este servicio, es un cobro, es un derecho que cobra a través de la concesión y es un pago que se ha determinado con un proceso de licitación, donde la empresa que ganó es la empresa que ofreció el menor costo posible para los ciudadanos y para las empresas de México, en comparación con la segunda empresa que quedó como segundo lugar, la empresa ganadora ofreció un costo del 41% menor que el costo de la segunda empresa del segundo lugar.

En lo que se refiere a la cuestión de las responsabilidades de la Secofi, nuestra responsabilidad junto con nuestro grupo asesor, grupo asesor que ya mencioné, fue de evaluar la solvencia financiera y la capacidad técnica de las empresas; eso fue el trabajo que realizó la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial como está determinado por la Ley del Registro Nacional de Vehículos.

La elección de los directivos de las empresas fue una elección hecha por los accionistas de las mismas.

En términos de revocar la concesión, quiero decirle, señora diputada, que tenemos dos objetivos centrales: el primero ciertamente es tener un Registro Nacional de Vehículos y creo que en esto hay un consenso entre los diferentes partidos, entre las diferentes consultas que hemos hecho con los gobernadores y aquí en el D.F.

El segundo objetivo es mantener siempre el cumplimiento de la ley y en ese sentido precisamente es que la ley especifica muy claramente cuales son las causales para revocación y nosotros hasta este momento no hemos encontrado ninguna causal que nos permita revocar la concesión, una instrucción que tiene el interventor administrativo que funge como director general de la concesionaria del Renave y que reporta directamente al Secretario de Comercio y Fomento Industrial, es precisamente buscar estas posibles causales ya sea para revocar o para terminar la concesión.

Si se llegase a terminar la concesión, ahí se requerirá un procedimiento donde peritos determinarán el valor de los activos de las empresas, activos que por mucho están concentrados en todos los aparatos, computadoras en todos los contratos que se requieren al procesamiento de datos y al mantenimiento de esta base de datos que tiene de los más altos grados de confiabilidad.

Hay una clasificación que tiene el Departamento de Defensa de Estados Unidos respecto a lo que se llama el grado de confianza, el nivel de encriptación que tienen los diferentes sistemas y quiero decirles que el Sistema del Registro Nacional de Vehículos está clasificado como un sistema de dos, es una de las calificaciones más altas y ciertamente es una calificación aún más alta en ese sentido de confidencialidad que en muchas de las bases de datos que hay aquí en el país como ejemplo tiene un grado de confidencialidad y encriptación más fuerte que lo que tiene el sistema bancario en nuestro país.

Entonces en lo que se refiere a la opción de revocar o determinar, estaremos trabajando para identificar las diferentes causales es un tema donde yo considero de central importancia mantener el estricto cumplimiento de la ley.

Con esto, señora diputada, he dado respuesta a sus preguntas. Yo estoy convencido que con el tiempo que hemos dado para que podamos llegar a acuerdos con los diferentes gobiernos estatales y con el Distrito Federal y que esos acuerdos se vean traducidos en que para vehículos usados no haya un costo; que el tiempo que hemos dado también para que esta soberanía llegue a una decisión sobre cómo formar un organismo público que se encargue del registro nacional, creo que hemos tomado las acciones para que tengamos en México un Registro Nacional de Vehículos que de este respaldo de seguridad a las transacciones comerciales, que cuando un ciudadano compre un vehículo sepa que ese vehículo es un vehículo legal, un vehículo que no tiene ningún gravamen fiscal, ningún gravamen financiero.

Estaremos, repito, trabajando con ustedes en cualquier momento que ustedes así lo decidan para llegar a una determinación sobre el organismo público que se encargará del Registro Nacional de Vehículos.

Muchas gracias.

El Presidente:

Gracias, señor Secretario.

Para ejercer el derecho de réplica a nombre del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, hará uso de la palabra, hasta por cuatro minutos, el diputado Elías Dip Rame.

El diputado Elías Dip Rame:

Con su permiso, señor Presidente; señoras diputadas, señores diputados; señor secretario Herminio Blanco.

Es de interés de la fracción priísta y de los autotransportistas mexicanos, formule a usted algunas preguntas y comentarios referente al Tratado de Libre Comercio en materia de transporte, el cual de acuerdo a los hechos pactados debió haber entrado en vigor el 17 de diciembre de 1995, en lo que corresponde al transporte de carga y el 1o. de enero de 1997, en lo referente al transporte de pasaje. Debo aclarar que si éste no ha iniciado es porque los americanos así lo han decidido.

El transporte es la sangre que corre por las venas del cuerpo nacional; si éste se llega a parar, se pararía el cuerpo entero. El autotransporte en manos de mexicanos nos dará la soberanía nacional en este importantísimo sector de nuestra economía y por ende la fuerza estratégica necesaria para lograr el éxito que la nación espera.

La inversión neutra, arrendamiento y empresas de logística, han servido para proteger a las grandes empresas canadienses y americanas, las cuales vía prestanombres aparecen como titulares de las mismas, afectando de esa forma y poniendo en vía de quiebra a cientos de empresas mexicanas.

Señor Secretario: no olvide usted que el transporte nacional o doméstico está reservado exclusivamente para los mexicanos.

Daré un ejemplo de la fuerza de nuestros enemigos comerciales: UPS, empresa dedicada a mensajería y paquetería; cuenta con una flota superior que toda la fuerza aérea comercial mexicana, la cual, entre otras del mismo tamaño, se les permitió, violando nuestra soberanía, contar con inversión 100% de capital extranjero, efectuando un servicio -como lo dije hace un momento- exclusivamente al 100% para los mexicanos.

A los transportistas de México nos interesa participar en el TLC, pero para ello el Gobierno de la República deberá armarnos para ir a una contienda exitosa y no para enfrentarnos a una derrota humillante que afectaría la moral de todos los mexicanos.

Empresas americanas y canadienses tienen el control absoluto del mercado del transporte. Se ha hecho costumbre hacer dumping en perjuicio del transporte nacional. El transportista americano y canadiense recorre de un 5% al 25% de las carreteras mexicanas, llegando a regalarle al industrial mexicano la parte proporcional del flete, afectando de una manera desleal al transporte nacional.

Daré a usted un ejemplo. Un flete de Monterrey a Nueva York, la parte proporcional de Monterrey a la frontera no la están cobrando. Entonces el transportista nacional queda en desventaja si únicamente llevaría ese transporte.

El Presidente:

Señor diputado, le solicito termine su intervención.

El diputado Elías Dip Rame:

Los fifther no aceptan el TLC, porque saben que en México tienen más posibilidades de éxito que en los estados vecinos del norte, como son Texas, Arizona, Nuevo México y California.

Señores diputados de todos los partidos: sintámonos orgullosos, no tendremos más dinero que los americanos y canadienses, pero de lo que podemos estar seguros es que contamos con los mejores choferes de América.

El Presidente:

Muchas gracias, diputado Elías Dip Rame.

Con su intervención se ha agotado la primera ronda de preguntas, respuestas y réplicas.

El Presidente:

Pasamos de inmediato a la segunda ronda, dándole la palabra al diputado Félix Castellanos Hernández, para formular sus preguntas, a nombre del grupo parlamentario del Partido del Trabajo, por cuatro minutos.

El diputado Félix Castellanos Hernández:

Con la venia de la Presidencia; compañeras y compañeros diputados; señor Secretario:

Sabemos que el tema del Renave le incomoda, pero es nuestra obligación como legisladores seguir tratando el tema con usted. Tenemos un compromiso con el pueblo de México y queremos cumplirlo, por lo tanto le vamos a hacer más preguntas.

¿Cómo es posible que usted en su momento trató de justificar la concesión otorgada al señor Cavallo, por el hecho de que a él sólo se le acusa de genocida y no de actividades ilícitas, como las relativas al robo de autos?

Su afirmación ingenua sólo refleja el poco conocimiento que tiene de la historia y de los hechos políticos recientes en México y en el resto de América Latina. La riqueza acumulada por los genocidas deriva de los actos rapaces y de hurtos realizados a sus víctimas y en el caso del señor Cavallo esto ha sido profundamente documentado por los familiares y las organizaciones que se dedicaron a investigar las muertes y desapariciones de miles de argentinos en la década de los setenta. Seguramente por eso, señor Secretario, la propuesta del señor Cavallo en la licitación fue de un 41% por debajo del segundo lugar.

Nos parece increíble que usted y en general el Ejecutivo Federal, no hayan investigado a un personaje tan siniestro como es el señor Cavallo. Lo que no nos extraña es que usted y su equipo hayan confiado en el sector privado como la mejor opción para llevar a cabo el control de los vehículos en nuestro país.

Esa propuesta fue congruente con el proceso de privatización y desregulación creciente, así como las concesiones de los servicios públicos en favor del sector privado. Sin embargo, como a usted le consta, señor Secretario, lo que hemos estado observando en estos años es que el sector privado no representa la mejor alternativa.

Incluso podríamos afirmar que la satanización del sector público como ineficiente y corrupto ha resultado cosa menor frente a los enormes fraudes registrados por la iniciativa privada, prueba de ello es la banca, el desastre carretero y ahora el famoso Renave.

¿Cómo es posible que una tarea tan importante como el registro de automóviles, se le otorgue al sector privado y peor aún, a una persona a la que no se le investigaron sus antecedentes?

Al Ejecutivo Federal le ha faltado una enorme dosis de sensibilidad y buen juicio para tomar decisiones en materia económica y de regulación. Es este caso, ha sido incapaz de reconocer que en México operan bandas internacionales de robacoches que distribuyen el producto de sus hurtos en todo el mundo.

Ante un hecho tan contundente y debidamente documentado, preguntamos: ¿como es posible que hayan sido tan irresponsables para poner en manos privadas el parque vehícular mexicano, a sabiendas de que con dicha información podrían facilitarse las actividades delictivas en esta materia?

Señor Secretario: ¿cómo es posible que después de lo acontecido en el Renave, tanto por haberlo concesionado al sector privado como por el caso Cavallo y lo acontecido al señor subsecretario Ramos Tercero, usted no haya renunciado?

Y no sólo por eso, sino también porque la política industrial y comercial, instrumentada por usted, está comprometiendo los encadenamientos productivos internos, así como el proceso de industrialización y nos está llevando a depender más y más de los Estados Unidos, además de colocarnos en un contexto de alta vulnerabilidad externa, lo que pone más en riesgo la soberanía del país.

Espero sus respuestas, señor Secretario.

El Presidente:

Gracias, diputado Castellanos Hernández.

Para dar respuesta a las preguntas formuladas, se concede el uso de la palabra por ocho minutos, al doctor Herminio Blanco Mendoza.

El secretario de Comercio y Fomento Industrial, Herminio Blanco Mendoza:

Gracias, señor Presidente; gracias señor diputado Castellanos.

En todas mis intervenciones y desde el inicio de este proyecto yo me he dedicado a defender el registro nacional, no me he dedicado a defender más que el hecho de que México debe tener un registro nacional de vehículos.

Y quiero decirle sobre la mención que usted hizo a que yo he dicho que sólo se le acusa al señor Cavallo de genocidio, es una mentira que yo haya dicho eso y aquí tengo y me voy a permitir entregárselo, tengo la versión estenográfica de esa conferencia de prensa donde verá usted que eso yo no lo dije.

Su pregunta sobre ¿por qué se le otorga al sector privado esta concesión? Está respondida en el texto de la Ley del Registro Nacional de Vehículos. Esta soberanía autorizó al Ejecutivo Federal, a través de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial, que pudiese hacer una o más concesiones sobre el Registro Nacional de Vehículos, así se procedió y se procedió con una licitación transparente, una licitación de la cual yo me siento satisfecho y orgulloso; una licitación que como ustedes podrán ver, ya en el informe de la Secodadm y también en la presentación del libro blanco, sobre este proyecto, se hizo con todo el cuidado, con toda la transparencia y ganó al final aquella empresa que ofreció el menor costo posible para los ciudadanos de México.

Le repito, un proceso transparente, un proceso honesto y así está garantizado por la forma en que se llevó, por la asesoría que tuvimos, por la transparencia, por el hecho de que en cada reunión se hizo una filmación y por el hecho también de que no hubo nadie que se incoformara y que utilizara sus derechos constitucionales para inconformarse en contra.

También pregunta usted sobre la posibilidad que la información de este registro se llegase a utilizar de alguna manera para incurrir en delitos. Quiero una vez más repetirle que este registro está diseñado con los más altos estándares para proteger la confidencialidad de los datos, es un proyecto en el que se trabajó por más de tres años donde trabajaron empresas de aquí de México, revisando las experiencias de otros países y viendo los elementos fundamentales para tener los candados, los filtros, el seguro de que los datos del Registro Nacional de Vehículo no puedan ser utilizados por nadie más que por el dueño del vehículo.

Cada persona que se registra en el Renave recibe dos números de identificación. Esos números de identificación son la llave para abrir el registro en lo que se refiere a los datos de cualquier ciudadano. Sin la autorización del ciudadano poseedor del vehículo, simplemente esos datos no se pueden conocer por nadie, por ningún trabajador, ningún directivo de la empresa, ningún funcionario del Gobierno.

Quiero decirle que yo me siento satisfecho por la labor que hemos realizado en la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial. He hecho un recuento apretado de cada uno de los instrumentos que hemos puesto a la disposición de las pequeñas empresas de México, del trabajo que hemos realizado para mejorar la regulación en nuestro país, de los mercados que hemos abierto para los productos mexicanos y de lo que eso ha significado en términos de creación de empleos para mexicanas y mexicanos.

En lo que se refiere al Registro Nacional de Vehículos, yo estoy convencido y satisfecho de la labor que se llevó a cabo en el diseño del Registro Nacional de Vehículos, en la licitación, en el proceso de consulta que realizamos con las señoras y señores diputados y senadores.

Considero que la labor que se ha realizado en este proyecto, fue una labor de muchos años y una labor que el día de hoy se han tomado las acciones pertinentes para salvaguardar lo fundamental que es tener un registro nacional de vehículos que defienda el patrimonio de los mexicanos.

Quiero también tocar el importante tema del transporte. El transporte es fundamental para nuestro país y fundamental para promover el comercio entre México, Estados Unidos y Canadá.

Estados Unidos ha incumplido con sus obligaciones y fue por ello que iniciamos el mecanismo de solución de controversias. En este momento un panel de cinco expertos, dos de ellos mexicanos, está considerando las argumentaciones tanto de Estados Unidos como de México.

Estamos convencidos de que ese panel nos dará la razón, estamos convencidos de que Estados Unidos ha violado el tratado y estamos convencidos también, de que Estados Unidos deberá abrir sus fronteras para que nuestras compañías transportistas puedan llegar a ese tan importante mercado transportando carga y transportando también personas.

Si Estados Unidos no llegase a abrir la frontera, el tratado nos da los mecanismos para tomar represalias en contra de Estados Unidos en diferentes sectores.

Sin lugar a dudas la empresa que usted mencionó, la UPS, es una gran empresa, pero es una empresa dedicada a la paquetería y a través de regulación tenemos que estar seguros y muy claros de que no se abra el cabotaje en nuestro país. Así se negoció en el Tratado de Libre Comercio, que lo único que se va a abrir es el transporte de mercancías de importación y exportación, pero que se mantiene para los mexicanos el transporte dentro de nuestro país de mercancías de un punto a otro punto de nuestro país.

Y por ello lo fundamental para proteger a la industria nacional del transporte en lo que se refiere a cabotaje, se requieren regulaciones estrictas para la compañía UPS y todas las demás compañías internacionales dedicadas a paquetería que se mantengan en ese sector, en el sector de paquetería y que esto no signifique una apertura para cabotaje.

Muchas gracias.

El Presidente:

Gracias, señor Secretario.

Para hacer uso de su derecho a réplica, se concede el uso de la palabra por cuatro minutos al diputado Félix Castellanos Hernández.

El diputado Félix Castellanos Hernández:

Gracias, señor Presidente; compañeras y compañeros diputados; señor Secretario:

Vamos a seguir insistiendo. Queremos decirle que es imposible para nosotros prácticamente leer las versiones estenográficas de todas sus conferencias. Pero sí le creemos a un diario muy prestigiado y en este diario dice claramente las afirmaciones que usted dio en esa conferencia de prensa. Se lo regalo por si usted no ratifica estas declaraciones.

No estamos cuestionando la planificación ni la programación del Renave. Lo que los caracteriza a ustedes es precisamente ser buenos planificadores. Lo que estamos aquí señalando e informando al pueblo de México, es que a través del Renave querían ustedes hacer su año de Hidalgo y se frustró, señor Secretario.

Con gran sorpresa el pueblo mexicano se enteró por fuera de los canales oficiales, que el director del Registro Nacional de Vehículos era nada más ni nada menos que un ex oficial de la armada argentina que había participado directamente en actividades de tortura, secuestro, desaparición, homicidios y enriquecimiento ilícito durante los años de la dictadura de esa nación.

Las autoridades de migración no tuvieron conocimiento de esos antecedentes incurriendo en la grave irresponsabilidad de no tener pleno conocimiento de esta persona a quien se le extendieron los documentos correspondientes para ingresar, permanecer e incluso desarrollar negocios en nuestro país. Al margen de esta sospechosa negligencia gubernamental, sin duda la Secofi debió proceder de manera escrupulosa respecto al conocimiento pleno de las personas con las que estaba entablando negociaciones para conceder bajo el ofrecimiento de la licitación pública, el servicio de registro de vehículos particulares, más aún cuando entre los argumentos centrales para el diseño de la formulación de la ley que debía darle curso, se planteaba que tal medida contribuiría a la transparencia respecto a la propiedad, antecedentes y uso del parque vehicular.

Lo absurdo de todo este asunto, señor Secretario, es que a pesar de saberse los antecedentes del señor Cavallo, dichas autoridades todavía llegaron a defender la vigencia y la aplicación del procedimiento asociado al Renave, argumentando que al señor Cavallo se le acusaba solamente de tortura y no de algún delito ligado al propio registro vehícular. ¡Vaya cinismo!

Señor Secretario, en cualquier otro país, en donde las instituciones guardan una actitud básica de responsabilidad ética, profesional, apego a las leyes y sobre todo de respeto a la ciudadanía, la situación derivada del procedimiento que llevó a la constitución del Renave, hubiera significado la renuncia inmediata e irrevocable del titular de la dependencia correspondiente.

Señor Secretario, si se precia usted de ser una persona honorable, aún es tiempo de que presente su renuncia y ofrezca disculpas al pueblo de México. Como sabemos que usted no va a presentar su renuncia, señor Secretario, aquí le informamos que la fracción parlamentaria del Partido del Trabajo, ha decidido presentar ante esta Cámara de Diputados, una solicitud de juicio político, para que con la resolución de las cámaras del Congreso, sea usted separado de su cargo e inhabilitado para ocupar algún otro cargo público.

Muchas gracias.

El Presidente:

Gracias, diputado Castellanos Hernández.

Tiene el uso de la palabra por cuatro minutos para formular preguntas a nombre del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, la diputada María Teresa Campoy Ruy Sánchez.

La diputada María Teresa Campoy Ruy Sánchez:

Con su permiso, señor Presidente; compañeras y compañeros diputados; señor secretario doctor Herminio Blanco:

Como nota aclaratoria al comentario que hizo al compañero de mi bancada Alejandro García Sainz, no entendemos que exista un abasto del 98.5% en las tiendas del país si no existe el poder adquisitivo por parte de millones de mexicanos, para adquirir los productos de la canasta básica, le pedimos no mal interprete nuestro posicionamiento.

Por otro lado, uno de los problemas más importantes que presenta nuestra economía desde hace ya varios años, es el desequilibrio que se presenta en nuestras cuentas con el exterior, cada vez que nuestra economía se recupera o empieza a crecer.

Durante 1998 fuimos testigos cómo el déficit en la cuenta corriente fue en realidad uno de los factores más importantes para moderar el vigoroso crecimiento que presentaba la economía en la primera parte del año.

Para el ejercicio fiscal que nos ocupa, según los informes de las autoridades hacendarías, el déficit comercial se ubicó en 576 millones de dólares más que en la primera mitad del año pasado. El elevado crecimiento de casi el 8% para el primer trimestre del año, ya empieza a verse reflejado en el crecimiento del déficit comercial, gracias a los ingresos extraordinarios que se están generando por el elevado precio de la mezcla de petróleo de exportación, hasta ahora este déficit no ha sido motivo de preocupación, sin embargo, si el ritmo de crecimiento del primer trimestre se mantiene, el déficit en la balanza comercial puede convertirse en factor de presión para finales de este año.

Este problema estructural, como todos lo sabemos, es por la ausencia de una política industrial efectiva, conscientes de que se han hecho los esfuerzos y no se han cristalizado los resultados. El excelente crecimiento mostrado en la industria maquiladora de exportación, no ha tenido efectos en el resto de la industria nacional; el porcentaje de los insumos importados utilizados por esta industria en comparación con los insumos nacionales, sigue siendo altísimo.

En el informe presidencial se nos dice que para 1999 este porcentaje fue del 97.2%; los insumos nacionales, medidos en relación al valor agregado, apenas fue del 9.6% en el mismo año y las importaciones de este sector cada vez son mayores en relación al resto de las importaciones.

En relación a esta situación, ¿por qué no se establecieron políticas de apoyo a empresas que ofrecieran los insumos que demanda la industria maquiladora? ¿Por qué no se estableció una estrategia para provocar cadenas productivas hacia atrás y contribuir a aumentar el valor agregado y ligar a este exitoso sector con el resto de la economía?

Muchas gracias.

El Presidente:

Gracias, a la diputada María Teresa Campoy Ruy Sánchez.

Tiene la palabra, hasta por ocho minutos, el doctor Herminio Blanco, secretario de Comercio y Fomento Industrial.

El secretario de Comercio y Fomento Industrial, Herminio Blanco Mendoza:

Gracias señor, muchas gracias diputada.

Por lo que se refiere a nuestras cuentas con el exterior, quiero decirle que ciertamente es importante el tamaño de la diferencia entre lo que nosotros compramos y lo que nosotros vendemos en el exterior, pero lo más importante es cómo se financia esa diferencia.

En este momento en nuestro país cerca del 80% de nuestro déficit general con el mundo, nuestro déficit en cuenta corriente, está siendo financiado por inversiones que vienen a nuestro país, a quedarse en nuestro país, inversión extranjera directa. Esto significa que hay un financiamiento sano, un financiamiento sólido que llega al país y se queda en el país para financiar la diferencia entre lo que compramos y lo que vendemos en el mundo.

Quiero decirles también que esa estapa de un país donde tienen que complementar sus ahorros, los ahorros nacionales con flujos y fondos que vienen del extranjero, es una etapa en la que está México, es una etapa donde a través del déficit de cuenta corriente es como recibimos los recursos del exterior para complementar nuestro ahorro, prueba de ello es la inversión extranjera directa que este año estaremos recibiendo por más de 12 mil millones de dólares, que estará financiando algo así como el 80% de nuestras cuentas con el exterior.

Sobre su pregunta en lo que se refiere a las maquiladoras, precisamente con el propósito de incrementar el valor agregado nacional en las maquiladoras, valor agregado que está compuesto tanto por los insumos, las partes, los componentes, pero también de una manera muy especial de los salarios que se pagan en nuestro país. Ese ha sido un propósito de la política industrial del presidente Zedillo, es un propósito porque las importaciones de insumos que hacemos, representan una gran oportunidad para crear empleos en México y por ello hemos tenido un activo programa de desarrollo de proveedores. ¿Cómo hacer para juntar a las empresas mexicanas, a los proveedores de insumos con las grandes empresas exportadoras, con las empresas maquiladoras? Se tiene primero que ocasionar esta reunión entre empresarios y que de esa reunión se empiecen a identificar posibilidades de negocio, posibilidades de venta por parte de las empresas nacionales. Hemos concurrido en este propósito Bancomext, Nacional Financiera y la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial.

Yo creo que los encuentros de proveedores que hemos realizado a lo largo de toda esta administración, han sido experiencias muy exitosas; hemos realizado, yo les mencionaba, más de 140 mil entrevistas entre proveedores que tienen potencial para producir algunos de los componentes que se están importando por parte de las maquiladoras y las maquiladoras que requieren esos componentes.

Muchas de estas entrevistas ya se han reflejado en compras de esos componentes en México, muchas de estas entrevistas tienen el potencial en el futuro próximo, también de tener como conclusión el que más productores mexicanos, muy especialmente las pequeñas y medianas empresas de México, puedan vender más insumos a las empresas maquiladoras. Cerca de 80 mil de esas entrevistas, se han identificado con algún potencial para que finalmente un proveedor mexicano, llegue a ser uno de los proveedores de la industria maquiladora.

Creo que esto es en lo que se refiere a ayuda de Gobierno, una ayuda muy importante. Después que ya identificamos las posibilidades entre proveedor nacional y empresa exportadora, concurrimos conjuntamente con Bancomext para poder proveer de financiamiento a esa empresa, para que así con un financiamiento a tasas de exportación, pueda exportar indirectamente sus insumos al vendérselos a una maquiladora.

Muchas gracias.

El Presidente:

Gracias, señor Secretario.

Para ejercer el derecho de réplica en nombre del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, tiene la palabra la diputada María Teresa Campoy Ruy Sánchez.

La diputada María Teresa Campoy Ruy Sánchez:

Muchas gracias por su respuesta, señor Secretario.

En realidad la industria maquiladora de exportación, está siendo desaprovechada por falta de una política industrial que como decía, traslade los beneficios a más sectores de nuestra economía.

En estos momentos, el factor más atractivo para las industrias extranjeras que se establecen en nuestra frontera, es la mano de obra barata de nuestros trabajadores; a pesar de que existe la idea generalizada de que este sector tiene buenas remuneraciones en relación al resto de la economía, la realidad es que está en condiciones muy similares a la mayoría de los trabajadores de nuestro país.

El informe de gobierno presenta que las remuneraciones medias reales en el sector manufacturero, son cerca de 25% menores a las que se tenían a finales de 1994.

A pesar de que la productividad media del trabajador mexicano ha aumentado considerablemente en los últimos seis años.

El salario de un trabajador mexicano de la industria manufacturera, en comparación a su similar de Estados Unidos, es siete veces y media menor; cuatro veces y media menor a Francia y la mitad del salario en Chile. No obstante, estos niveles salariales en términos de productividad de la mano de obra, se está en términos similares o iguales que nuestros socios comerciales.

Creemos que es necesario impulsar una política industrial que nos lleve a aprovechar las ventajas que ofrece nuestro país por sus tratados comerciales y a que se recuperen los salarios de los trabajadores de nuestro país.

Agradecemos su esfuerzo y honradez, aunque diferimos de algunas de sus políticas.

Muchas gracias.

Presidencia del diputado Eloy Cantú Segovia

El Presidente:

Gracias a la diputada María Teresa Campoy Ruy Sánchez.

Tiene para formular preguntas a nombre del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, el uso de la palabra la diputada Rosalinda López Hernández, por cuatro minutos.

El diputada Rosalinda López Hernández:

Con su permiso, señor Presidente; señor Secretario:

Usted ha señalado en diversos foros, incluso en esta tribuna, que el Tratado de Libre Comercio con América del Norte, permitió casi triplicar nuestras exportaciones. Nos ha anunciado de manera jubilosa que gracias a esas exportaciones un millón de mexicanos tienen empleo. Sin embargo, yo quisiera preguntarle: ¿de dónde sacan esas cifras tan triunfalistas? ¿Por qué omiten informar sobre el número de empresas quebradas y empleos perdidos por la apertura indiscriminada? ¿Por qué omite informar sobre los saldos negativos del proteccionismo americano?

Por enésima vez el Partido de la Revolución Democrática le vuelve a preguntar: ¿dónde está la evaluación general del Tratado de Libre Comercio con América del Norte? ¿Qué se ha hecho para sustituir nuestra elevada dependencia internacional en materia de insumos importados, cifra que pasó de 56 mil millones de dólares en 1994, a 109 millones de dólares en 1999?

Con respecto a la situación del sector agropecuario, quisiera comentar, ¿sabía usted que la producción agropecuaria se ha contraído en casi dos millones de toneladas en la presente administración y que el producto interno bruto agropecuario, es casi el mismo que en 1995? ¿Qué ha hecho usted con los productores agropecuarios mexicanos? ¿Está usted de acuerdo que el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, ha sido nocivo para el sector agropecuario mexicano y que es urgente renegociarlo?

Con el tema del Renave, yo sí le quiero hacer una aclaración: el Partido de la Revolución Democrática, no se opone a que exista el registro de vehículos, pero votamos totalmente en contra de concesionarlo y cobrarlo y eso sí consta en el Diario de los Debates de la anterior legislatura.

La Secretaría de Comercio involucró en asuntos que rayan en lo criminal y usted señor Secretario, ¿no asume ninguna responsabilidad al respecto? ¿No le parece una actitud cobarde dejar que a un occiso se le eche la culpa de todo? usted nunca se indignó cuando se difundió el perfil sanguinario de Miguel Cavallo, ¿por qué? ¿Tiene alguna relación con él? ¿Son amigos, son parientes, son compadres? ¿Es el Renave su fondo para el retiro?

Por sus respuestas, muchas gracias.

El Presidente:

Gracias, diputada Rosalinda López Hernández.

Para dar respuesta a las preguntas planteadas, hará uso de la palabra el doctor Herminio Blanco Mendoza, secretario de Comercio y Fomento Industrial, hasta por ocho minutos.

El secretario de Comercio y Fomento Industrial, Herminio Blanco Mendoza:

Diputada López, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, se ha realizado en el Senado de la República, hubo un trabajo minucioso en la sesión pasada del Senado de la República. Mi evaluación fundamental es los empleos que el Tratado de Libre Comercio con América del Norte ha creado en México.

Y nuestras estimaciones, yo le diría señora diputada, estimaciones conservadoras, es que por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte más de un millón de mexicanas y mexicanos tienen ahora empleo.

El sector agropecuario, en el sector agropecuario usted, señora diputada, tiene números equivocados. Para los 10 cultivos básicos de nuestro país hoy producimos más que lo que producíamos antes del Tratado de Libre Comercio. Se ha incrementado la producción; no ha disminuido la producción de productos básicos.

En lo que se refiere al Registro Nacional de Vehículos me da mucho gusto lo que usted expresó: que su partido está a favor de tener un registro nacional de vehículos, lo que significa que usted estará a favor de la iniciativa que ha presentado mi partido, el Partido Revolucionario Institucional.

Lo que sí encuentro inaceptable, señora diputada, y creo que son acusaciones muy fuertes y graves, es que usted pretenda decir que en el Registro Nacional de Vehículos un servidor o cualquiera de los funcionarios de la Secretaría haya cometido cualquier elemento o acto de falta de transparencia. Eso está certificado y es además usted que tenga que ver todos los trabajos, el informe que ha presentado la Secodadm, el libro blanco, yo, ninguno de mis otros funcionarios hemos, en ningún momento, tenido nada que ver en absoluto con ningún recurso del Registro Nacional de Vehículos.

Y por su otro comentario, el comentario que usted hizo en referencia a mi compañero, a mi colaborador, a mi amigo, a un mexicano, a un gran mexicano, el subsecretario Raúl Ramos Tercero, yo creo que debemos de respetar a gente de honor, de la experiencia y de la altura del subsecretario.

Presidencia del diputado Ricardo Francisco García Cervantes

Para ejercer su derecho de réplica, tiene el uso de la palabra, por cuatro minutos, la diputada Rosalinda López Hernández.

La diputada Rosalinda López Hernández:

Con su permiso, con todo respeto; señor Secretario:

Hace un año, en la comparecencia en un grupo de trabajo usted, a pregunta expresa de un diputado del Partido del Trabajo se comprometió a entregar la evaluación general sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte precisamente a esta Cámara de Diputados. Nos ha entregado solamente escuetos informes parciales que no, no responden precisamente al compromiso que usted asumió hace un año.

En lo referente al sector agropecuario, sí déjeme comentarle que nosotros desafortunadamente, digo nosotros porque yo me incluyo entre pequeña agricultora, nos hemos dado cuenta que Estados Unidos controla el mercado mexicano de granos. La Secofi lo ha entregado a las manos americanas.

La balanza comercial tiene un gran déficit en granos. Los granos y las oleaginosas han desaparecido con el Tratado de Libre Comercio. El maíz es el grano más afectado.

La Secofi está haciendo dumping en materia de granos, pero a los mexicanos. Usted mencionó al principio de su comparecencia que nuestro país es el quinto país que más ataca el antidumping. Pues precisamente en lo que es el sector agrícola desafortunadamente, y lo están diciendo millones de mexicanos que califican el campo, ha fallado la política comercial e industrial que usted ha presidido en los últimos años.

Por qué hay el temor de renegociar el Tratado de Libre Comercio y especialmente el sector agropecuario, cuando el sector agropecuario, a nuestro punto de vista del Partido Revolucionario... del Partido de la Revolución Democrática debe ser de seguridad nacional.

Y precisamente, comentando el tema del Renave, sí, señor Secretario, nuestro partido, el Partido de la Revolución Democrática, fue el primero, en la primera sesión de esta Cámara presentó una iniciativa de reformas a la Ley del Renave. Efectivamente, yo voy a apoyar la propuesta y voy a votar con mi partido precisamente porque considero que es la mejor opción, que es lo que todos los mexicanos estamos esperando.

Desafortunadamente, desafortunadamente ¿verdad? la política industrial que usted ha venido presidiendo a lo largo de estos últimos años, yo creo que siempre se basó en la gran idea que tenía un antiguo jefe de usted, Jaime Serra Puche, que decía que la mejor política industrial es precisamente no tener política industrial.

Eso es lo que ustedes han estado haciendo estos últimos años. Afortunadamente para nosotros dentro unos dos meses, ¿verdad?, ya que su renuncia no fue presentada, pues afortunadamente dentro de dos meses tendremos el placer la mayoría de los mexicanos, la mayoría de los pequeños comerciantes, de ya no tenerlo como Secretario de Comercio.

Y precisamente hablando de grandes cosas que usted ha mencionado en su comparecencia, pues yo le quería mencionar que al principio usted dijo que la legalidad había sido parte importante de la Secretaría a su cargo. Yo aquí le voy a hacer entrega de una demanda que nos hizo llegar precisamente la Cámara Nacional de Comercio, donde se está reconociendo por medio de un Tribunal Colegiado en materia administrativa que usted está violando la ley, que está violando la suspensión de un amparo.

Se la dejo, ¿verdad?, para que se dé usted cuenta que precisamente el respeto a la legalidad no fue uno de los principales puntos de apoyo de la política que usted presidió a lo largo de seis años.

Muchas gracias.

El Presidente:

Gracias, diputada Rosalinda López Hernández.

Para formular preguntas a nombre del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, se concede el uso de la palabra a la diputada María Teresa Tapia Bahena, por cuatro minutos.

La diputada María Teresa Tapia Bahena:

Con su permiso, diputado Presidente; señoras y señores diputados; señor Secretario Herminio Blanco Mendoza:

Para el grupo parlamentario del Partido Acción Nacional parte del proyecto de nación se fundamenta en una economía sólida, que fortalezca la capacidad del aparato productivo, que incentive el desarrollo de las micro, pequeña y mediana empresas; aquélla que establezca reglas claras en los mercados internos y externos, es decir, una política industrial consistente, racional y sustentable.

Por eso con preocupación ante esta soberanía cuestionamos lo siguiente, señor Secretario:

El asunto del Renave fue tan sólo "la cereza del pastel", ya que la inconsistencia y lo errático fue la nota permanente de trabajo en la Secretaría a su cargo.

Los diputados de Acción Nacional creemos que la existencia de un registro nacional de vehículos es necesaria y que este debe darse en un marco de transparencia y legalidad, protegiendo en todo momento los intereses de la ciudadanía.

A la luz de los hechos recientes, por todos conocidos, resulta evidente que la implementación del Renave en todas sus etapas estuvo plagada de irregularidades y situaciones anormales que exigen su puntual aclaración.

Señor Secretario: usted está satisfecho. Los mexicanos no lo estamos. Por lo tanto le preguntamos: ¿qué criterios consideró la Secretaría a su cargo para otorgar la concesión?, ¿por qué en el Diario Oficial de la Federación del 30 de junio del año en curso se autorizó el cobro de una tarifa de 375 pesos por inscripción de vehículos nuevos, cuando la operadora a la que se adjudicó la concesión propuso el cobro de 43 pesos por vehículo?

¿Por qué no se informó sobre dicha concesión en este último informe presidencial? ¿Por qué se publicaron los reglamentos ocho meses después de otorgada la concesión? ¿Por qué no se informó con claridad, oportunidad y con la debida difusión a la sociedad sobre la composición de las tarifas?

¿Cómo se pensaba instrumentar la operatividad ágil y eficiente de este registro con el Sistema Nacional de Seguridad Pública?

Sobre lo anterior esperamos su puntual respuesta.

Por otra parte, el sector comercio ha sido seriamente afectado por la economía subterránea, a través del contrabando, la violación de la propiedad intelectual y la piratería. El crecimiento desmesurado de estas actividades nos hacen cuestionar fuertemente el VI Informe de Gobierno del presidente Zedillo, en el cual dice textualmente: "se ampliaron las acciones de protección a la propiedad industrial, se sancionaron con mayor rigor los delitos contra la propiedad intelectual y se proporcionó a las empresas una oportuna defensa de sus intereses ante prácticas desleales de comercio exterior".

Hasta la fecha la economía informal de los artículos piratas sigue en aumento por el desinterés de las autoridades. Basta con ir a cualquier mercado donde la fayuca está a la orden del día, para darnos cuenta que usted, señor Secretario, no ha defendido a los comerciantes e industriales que actúan conforme a la ley.

Asimismo, con su negligencia, permite que diariamente miles de consumidores sean defraudados con productos de mala calidad.

Señor Secretario, ¿qué medidas se han tomado para combatir la constante violación a los derechos de autor?

Termino, señor Presidente. ¿Qué medidas se han tomado para erradicar la piratería que flagela al comercio y a la industria que sí cumple con el marco legal? ¿Qué acciones se han tomado para proteger a los miles de consumidores de este mercado ilícito?

¿Qué medidas se han tomado para erradicar la piratería que flagela al comercio y a la industria que sí cumple con el marco legal? ¿Qué acciones se han tomado para proteger a los miles de consumidores de este mercado ilícito?

El Presidente:

Diputada María Teresa, si puede terminar por favor.

La diputada María Teresa Tapia Bahena:

Termino, señor Presidente.

¿Dichas medidas son preventivas y correctivas o solamente pasan a engrosar las alegres estadísticas de la Profeco?

Por su atención y respuestas, gracias.

El Presidente:

Gracias, diputada María Teresa Tapia Bahena.

Para dar respuesta a las preguntas formuladas, se le concede el uso de la palabra al doctor Herminio Blanco Mendoza, secretario de Comercio y Fomento Industrial, por ocho minutos.

El secretario de Comercio y Fomento Industrial, Herminio Blanco Mendoza:

Gracias, señor Presidente:

En lo que se refiere a la pequeña y mediana empresas, señora diputada, nos gustaría platicar con usted para que se entere a fondo de lo que hemos hecho en cada uno de estos instrumentos y que también se entere a fondo de las experiencias en otros países y que así vea que nuestra política es una política moderna, que está ayudando a las pequeñas y medianas empresas con los mejores instrumentos, claramente con limitaciones de recursos, pero con los mejores instrumentos que han demostrado ya en México tener muy buenos resultados.

Simplemente para recordarle el programa que tenemos para ayudarle a las empresas a reorganizar su línea de producción y sus inventarios, nos ha resultado que en las primeras dos mil empresas con las cuales hicimos nuestro programa piloto, hemos obtenido aumentos en productividad del 100%. Yo creo que difícilmente, señora diputada, usted puede encontrar instrumentos, programas más exitosos que los que he mencionado y que los otros programas, así es que mi invitación a usted para que los conozca a fondo y así podamos tener una conversación ya con esa información.

En lo que se refiere al Renave, usted hace mención a irregularidades, pero no sé a qué se refiere, no puntualiza ninguna de ellas.

¿Criterio para otorgar la concesión? Lo he repetido un par de veces, lo vuelvo a repetir: es el criterio que determinó la ley. La ley determina, la Ley del Registro Nacional de Vehículos, que debe ser a la empresa que ofrezca el menor costo para los ciudadanos y fue a ésa a la que se le dio, porque ofreció 41% menos que el segundo lugar que entró a ese concurso de licitación.

En lo que se refiere a los datos que usted tiene sobre 375 pesos y 43 pesos, con todo respeto quiero decirle que hay una confusión. Los 375 pesos son los que aparecieron en la oferta que hizo la empresa ganadora como el costo para el registro de vehículos nuevos. Los 43 pesos ha de deberse a alguna confusión que hay en los datos, que nos encantaría aclarárselo si nos lo explica.

El tema de si el reglamento se hizo después de la concesión. Ciertamente, el reglamento apareció después de que se otorgó la concesión; sin embargo, señora diputada, los que estaban tratando de obtener la concesión, las empresas que estaban concursando por la licitación de esta concesión, cada una de ellas tenía informes, tenía tanto lo que son las bases de licitaciones, lo que se denomina el prospecto descriptivo, donde se incorporan todas las obligaciones que debería de tener la empresa que ganase la concesión.

Las empresas, las últimas seis empresas que estuvieron en la etapa de la apertura de las ofertas técnicas y finalmente las cinco que estuvieron en la etapa de la apertura de la oferta económica, sabían que en el reglamento no habría ninguna obligación adicional, simplemente porque el prospecto descriptivo y las bases de licitación que se expidieron y que fueron del conocimiento de las empresas que entraron al concurso, describen absolutamente todas las obligaciones y la forma en que se tiene que realizar el Registro Nacional de Vehículos.

Por lo que se refiere a piratería, estoy completamente de acuerdo con usted que ése es un grave problema, un grave problema porque representa competencia desleal en contra de los productores mexicanos y por eso el Gobierno Federal ha actuado, ha actuado en varios sentidos, en uno de ellos muy importante con el Congreso de la Unión. El Congreso de la Unión aprobó el 30 de abril de 1999 reformas al Código Penal, Código de Procedimientos Penales y a la Ley de Propiedad Industrial, donde se convierten en delitos graves los delitos en materia de propiedad intelectual, se aceleran los procedimientos para obtener órdenes de cateo y de aprehensión y se da la negación de la libertad bajo fianza, elementos que antes de la expedición de esta Ley por el honorable Congreso de la Unión, eran graves problemas para luchar en contra de la piratería en nuestro país.

Igualmente hemos tenido la cooperación de esta soberanía para incrementar los recursos que el Instituto Mexicano de Propiedad Industrial dedica para combatir las prácticas de piratería. Como resultado de ello, hemos podido contratar 287 plazas adicionales para inspectores y personal que se dedica a eso, a detectar cuando alguna compañía esta infringiendo los derechos de propiedad intelectual en nuestro país.

Esto se ha reflejado en que de enero a agosto del 2000 se hayan realizado el doble de visitas de inspección por parte del IMPI; igualmente por lo que se refiere al trabajo de colaboración con la PGR (la Procuraduría General de la República), se ha asegurado en enero a agosto más de tres veces lo que se aseguró de eneroagosto del año 1999, se aseguraron casi 6 millones de mercancías durante el periodo enero a agosto.

Por ello, señora diputada, tanto en lo que se refiere a la reforma legal, en lo que se refiere a más recursos para inspectores y en lo que se refiere a la acción de la Procuraduría General de la República, estamos trabajando para alcanzar el objetivo de eliminar las prácticas de piratería que tanto afectan a la industria nacional.

El Presidente:

Gracias, señor Secretario.

Para ejercer el derecho de réplica a nombre del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, se concede el uso de la palabra al diputado Moisés Alcalde Virgen, por cuatro minutos.

El diputado Moisés Alcalde Virgen:

Con su permiso, diputado Presidente; señoras y señores diputados; señor secretario Herminio Blanco Mendoza:

A seis años de trabajo en la Secofi, ¿cómo es posible seguir con programas pilotos?; de hecho el discurso de la Secretaría a su cargo resume sobre los más de 130 programas de apoyo a la pequeña, a la micro y a la mediana empresas.

A todas luces, brinca la idea de que los recursos no son suficientes, pero menos lo serán si éstos están descoordinados y ésa es una asignatura pendiente de la Secretaría a su cargo.

Ahora bien, tampoco se cuenta con un sistema de evaluación de dichos programas para conocer su rentabilidad social, su viabilidad económica. A manera de ejemplo, queremos señalar que nos parecen pocos, poquísimos los 777 talleres del Programa Compite durante el periodo 1998-1999 frente a las cerca de 3 millones 800 mil empresas.

Adicionalmente sólo se cuenta con 50 consultores en 20 entidades federativas.

Señor Secretario, ¿serán suficientes 50 para las miles de empresas que existen en el país?

Y en este sentido, ¿qué porcentaje de las micro, pequeña y medianas empresas tuvieron acceso a créditos y programas de apoyo? ¿Qué cantidad de usuarios han tenido acceso a dichos programas? ¿Qué porcentaje representa respecto al total del número de empresas en el país? ¿Qué costos tienen y qué resultados han tenido?

Por otra parte, la esperanza de miles de mexicanos al iniciar un pequeño negocio para satisfacer las necesidades básicas de su familia se ve truncado por el complicado y tortuoso camino de trámites y excesivas regulaciones, convirtiendo sus anhelos en un fracaso rotundo. Esto ante la impotencia que tienen de cumplir con todos esos requisitos y obligándolos en muchos casos a sumarse a la economía informal y a la consecuente evasión fiscal.

La economía informal genera en México un valor agregado cercano a los 450 mil millones de pesos corrientes, que representan el 2.7% del PIB nacional; además del sector ilegal que es aún mucho más preocupante en la materia el día de hoy, sin resolver.

De hecho, señor Secretario, usted prometió mayores recursos y apoyos y no cumplió. Ante esto, señor Secretario, ¿por qué no se tomaron medidas más drásticas para incorporar a la economía formal a miles de comercios y empresas informales.

Para el grupo de Acción Nacional, el saldo de la Secretaría a su cargo es negativo; prueba de ello es lo siguiente: un complicado marco regulatorio que dificulta la creación de nuevas empresas y en muchos casos provoca el cierre de otras o su traslado a la economía informal; abandono en la inversión de la planta productiva nacional; una política industrial errática y sin visión a largo plazo; en síntesis, señor Secretario, para usted fue prioritario proteger la inversión extranjera sacrificando a productores nacionales y nos deja como triste herencia un sector productivo débil, sin inversión y vulnerable.

Por su atención, señores diputados, muchas gracias.

El Presidente:

Gracias, diputado Alcalde Virgen.

Para formular preguntas a nombre del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, se concede el uso de la palabra al diputado Gustavo Alonso Donis García, hasta por cuatro minutos.

El diputado Gustavo Alonso Donis García:

Gracias, señor Presidente:

La fracción parlamentaria del PRI no sólo no comparte lo expresado aquí, solicitando la renuncia del Secretario de Comercio, sino que lamenta que esta tribuna y un procedimiento parlamentario serio como lo es la comparecencia de un funcionario del Poder Ejecutivo, sea utilizada con fines protagónicos y propagandistas. Nuestra investidura obliga a respetar; venimos a cuestionar, a criticar, a conocer... hacerlo con seriedad y respeto no nos hace nunca débiles; nos hace responsables.

Señor secretario de Comercio, Herminio Blanco; compañeros diputados; señoras y señores:

El objeto de mi intervención es para que usted, Secretario, ante esta soberanía popular precise al pueblo de México diversos asuntos que han impactado tanto a sectores específicos de la economía nacional como al conjunto social porque es menester dejar a un lado posiciones maniqueas de presuntos globalifílicos contra globalifóbicos y viceversa, puesto que ello no conduce a los fines que el Estado debe de alcanzar y porque en todo caso la sociedad civil, al construir la base, el contenido ético del Estado no puede contarse en un bando u otro, sino que debemos hablarles apegados a la verdad.

Con la apertura comercial el sector agropecuario debiera de tener una atención prioritaria, sobre todo si sabemos que ese sector estará completamente abierto en el año 2003, con algunas excepciones y la mayoría de los productores agropecuarios no están preparados para enfrentar un alto grado de competencia. Estamos hablando de 26 millones de mexicanos que viven en el ámbito rural; de esta población, casi el 70% tiene como principal actividad económica la agricultura y la ganadería o sea, que casi el 25% de nuestra población vive del sector primario.

Nuestro Gobierno inició una abrupta apertura comercial que puso a nuestros productores del campo en una severa crisis, ya que tuvieron que enfrentar en periodo muy corto competencias muy severas. Con una apertura como la que hemos tenido, el propósito fundamental de las políticas públicas debería de ser a favor de que la gente en el campo viva mejor, por eso en materia agrícola y pecuaria se requiere precise usted, señor Secretario, ¿qué medidas se han tomado para proteger la productividad en el campo? ¿Cómo protegen las políticas de la Secretaría a su cargo a los micro, pequeños y medianos productores agropecuarios, que son a los que pusimos en aprietos con la apertura?, porque no se trata de decirle a un productor: "si no mejoras tu proceso productivo, no vas a sobrevivir a esta competencia, y aun si sobrevives, no vas a vivir lo suficientemente bien porque tu rentabilidad es baja".

¿Por qué se permitió el ingreso al país de jarabe de maíz de alta fructosa proveniente de Estados Unidos, a grado tal que la agroindustria azucarera está en ruinas?

Cito el caso del Grupo Azucarero México, del que se dice está inmerso en un juicio de suspensión de pagos. Asimismo, ¿por qué los excedentes de azúcar que se producen en nuestro país, aproximadamente 575 mil toneladas, no han podido entrar al mercado estadounidense como se acordó en el Tratado de Libre Comercio?

De acuerdo al Diario Oficial de la Federación, donde se establecen las reglas para la determinación del precio de referencia del azúcar, para el pago de la caña de azúcar la responsabilidad recae en la Secofi y eso implica hacer la revisión final del balance azucarero, que incluye la comprobación de las exportaciones.

Demandamos de usted, señor Secretario, el estricto cumplimiento de las exportaciones y la fijación del previo de referencia en las zafras 1998, 1999 y 2000. No queremos que las responsabilidades del Gobierno actual pasen a la agenda de transición.

El Presidente:

Termine su intervención, señor diputado.

El diputado Gustavo Alonso Donis García:

Concluyo, señor Presidente:

Lo que se ha logrado en la producción de granos, de hortalizas, de frutas, no queremos perderlo ni poner en riesgo lo alcanzado con nuevos acuerdos comerciales con naciones que sean más competitivas que nosotros. Por eso pregunto, ¿qué cantidad de maíz se importa y para qué fines? ¿Cómo se consulta a los productores agropecuarios acerca de las políticas comerciales de nuestro país? y éstas,señor Secretario, son preguntas que el sector agrario quiere respuestas.

Muchísimas gracias.

El Presidente:

Gracias, señor diputado.

Para dar respuesta a las preguntas formuladas, se le concede el uso de la palabra al doctor Herminio Blanco Mendoza, secretario de Comercio y Fomento Industrial, hasta por ocho minutos.

El secretario de Comercio y Fomento Industrial, Herminio Blanco Mendoza:

Gracias, señor Presidente:

En lo que se refiere a apertura comercial, señor diputado Donis García, ciertamente el sector agropecuario recibió un trato especial, en el sentido de los periodos más largos de protección, protección gradual y de largos periodos para aquellos productos donde más encontramos conjuntamente con las organizaciones del campo, conjuntamente con la Secretaría de Agricultura, la necesidad de dar un largo periodo de ajuste.

El caso del maíz, que es una apertura de 15 años donde se está dando a través de unas cuotas con entrada a México, con cero arancel, éstas cuotas se utilizan tanto para el consumo humano, tanto en lo que se refiere a toda la cadena pecuaria, uno de los grandes consumidores de granos en nuestro país es la cadena pecuaria y esto ha significado que la importación de maíz que se realiza, que se ha realizado en casi todos los años y este año en particular, sea mucho mayor a lo que ha sido el compromiso, el compromiso contraido en el Tratado de Libre Comercio.

Para este año, el compromiso es cerca de 2 millones 900 mil toneladas de importación y estaremos importando más de cuatro y medio millones de toneladas, precisamente, porque se requiere importar para los diferentes usos de una manera muy especial para la producción pecuaria en nuestro país.

En el término de la fructosa, ahí quiero decirle, señor diputado, que ciertamente es un producto que compite directamente con la azúcar, pero por ello mismo lo que se ha hecho es proteger a la industria azucarera nacional de este competidor. Por ello aplicamos cuotas antidumping en contra de la importación de la fructosa en nuestro país.

Antes del Tratado de Libre Comercio, el arancel que imponíamos a la fructosa era de 15%, quiero decirle que en este momento los aranceles que tenemos son mayores al 30% debido a la cuota antidumping que hemos impuesto. Por ello, en este momento la fructosa tiene aranceles mayores que antes de que entrara en vigor el Tratado de Libre Comercio.

El azúcar, ciertamente es un tema complejo, un tema donde el Tratado de Libre Comercio es una oportunidad pero no es por mucho ni el principio ni el final de los problemas que tiene la industria azucarera.

Una regulación a través de la ley, a través del decreto cañero, las condiciones que hay en lo que se refiere a las cuestiones financieras, donde hay una gran deuda por parte de alguna de estas empresas, todo esto ha tendido a debilitar a la industria azucarera.

Hemos trabajado y hemos trabajado conjuntamente con la Secretaría de Agricultura para lograr ayudar a esta industria; apoyos diferentes pero creo que el apoyo fundamental es en lo que se refiere al Tratado de Libre Comercio, hacer que se respeten las obligaciones que tiene el gobierno de Estados Unidos.

Por ello hemos pedido ya la conformación de un panel de solución de controversias, un panel de expertos que esperamos resuelva en algunos meses y que esta solución nos dé acceso al mercado de Estados Unidos. Claramente es también del interés de la industria nacional poder lograr algún acuerdo que nos permita durante esta zafra, exportar mucho más azúcar al mercado de Estados Unidos.

En lo que se refiere a las importaciones de maíz, yo explicaba que el principal demandante de las importaciones de maíz es precisamente la cadena pecuaria. Sin estas importaciones de maíz, simplemente nuestra cadena pecuaria tanto en lo que se refiere a producción de bovinos de una manera muy importante porcinos y también la producción avícola, sufrirían graves problemas de competitividad, cadenas que por cierto han estado creciendo, de una manera muy especial, la cadena avícola en nuestro país.

Muchas gracias.

El diputado Silvano Aureoles Conejo (desde su curul):

Señor Presidente.

El Presidente:

Sí, señor diputado.

El diputado Silvano Aureoles Conejo (desde su curul):

¿Me permite hacerle una pregunta al Secretario?

El Presidente:

No, señor diputado, no está previsto en el acuerdo que regula esta comparecencia. Yo le pediría, señor diputado, que permita que se desahogue en los términos aprobados por la Asamblea, la comparecencia del Secretario Herminio Blanco.

El diputado Silvano Aureoles Conejo (desde su curul):

Por salud del país. ¿Cuándo renuncia, señor Secretario?

El Presidente:

Le pido, por favor, señor diputado, guardar el orden y establecer el procedimiento aprobado por esta Asamblea. Yo le pido, señor diputado, que guarde el respeto en esta comparecencia.

Tiene el uso de la palabra para formular su réplica el diputado Jorge Esteban Sandoval Ochoa, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

El diputado Jorge Esteban Sandoval Ochoa:

Con su permiso, señor Presidente; señoras y señores diputados; señor secretario de Comercio, Herminio Blanco:

Nuestro país vivió una larga etapa de desarrollo a la que se le denominó "del desarrollo estabilizador".

En esta etapa de nuestra vida económica que ahora algunos ven con nostalgia, los datos macroeconómicos y microeconómicos tenían tan poca movilidad que nos hacían pensar que todo se encontraba bien en México.

En esa época se protegía, de tal manera a la industria nacional, a la agricultura y a la ganadería, que parecía una verdadera autarquía económica.

Ahora sabemos que la política seguida durante la existencia de esas prácticas, provocaron estancamiento de la economía porque los empresarios nacionales así protegidos, no actuaban con el espíritu emprendedor que decían tener uno, solamente se beneficiaban de las condiciones favorables criadas desde el poder público.

Ya desde los años setenta y luego en los ochenta, se abrió el gran debate acerca de si México debía insertarse plenamente en el mercado mundial firmando convenios bilaterales y multilaterales de comercio internacional o si se debía mantener aislado de todo paradigma de comercio globalizado.

Finalmente prevaleció la idea globalizadora. Ahora estamos inmersos en otro debate, ahora es acerca de los resultados de si éstos han sido positivos o negativos.

Concretamente en materia agropecuaria contemplamos situaciones muy controvertidas. El país se obliga a una competencia intensa con agricultores y ganaderos del exterior. Se nos dice que la competencia está garantizada en cuanto a la equidad y al trato justo de los signantes de los tratados internacionales. Pero la información de que en otros países se otorgan grandes subsidios a las actividades agropecuarias, nos llevan a concluir que la competencia con nuestros socios comerciales ni es justa ni es leal.

Se pregona que del exterior nos llega calidad en los alimentos que importamos, pero la realidad es otra. Estamos recibiendo del exterior subproductos del cerdo, de ovinos, de bovinos, de aves etcétera, que no se consumen en aquellos países y que en el nuestro se consumen más por necesidad de nuestro pueblo que por la tan decantada bondad del libre mercado.

De la misma manera se nos está inundando nuestro mercado de cárnicos congelados por varios lustros, lo que incluso hace temer por la salud y la higiene de los consumidores nacionales y podría seguir hablando de grasas, de lácteos y de otros derivados.

Ante todo esto deseo preguntarle, señor Secretario, si la dependencia que usted dirige se encuentra en condiciones de limitar cuanto antes la introducción de los artículos a los que me estoy refiriendo. Si se encuentra esta Secretaría a su cargo en condiciones de defender la producción nacional, es decir, a los productores de nuestro país o si estamos en posibilidad y condenados a soportar la competencia desleal.

Yo quiero, señor Secretario, dejar constancia de que los priístas, los diputados de la fracción parlamentaria del PRI, dejamos constancia de que usted hizo un extraordinario esfuerzo por insertar a la economía nacional en un mundo globalizado.

Que la dinámica de la economía, que el dinamismo de la economía haya rebasado los términos de los convenios también es cierto, pero que es necesario que así con el mismo júbilo que hoy critican y cuestionan, que en los próximos días también acuerden asignar muchos más recursos para el campo que está en condiciones de desventaja.

Que en esta legislatura se acuerden recursos suficientes para una economía que debe incentivarse a cabalidad.

Muchas gracias.

El Presidente:

Señor diputado Jorge Sandoval Ochoa, no sólo el abuso en el uso del tiempo sino la actitud y la respuesta de las señoras y los señores diputados, pone en entredicho la capacidad de convivencia política de esta Asamblea.

Es verdaderamente lamentable que la Presidencia de la mesa directiva tenga que estar acudiendo al expediente de su sentido de responsabilidad.

Finalmente, tiene el uso de la palabra, para formular sus comentarios finales por 10 minutos, el secretario Herminio Blanco Mendoza.

El secretario de Comercio y Fomento Industrial, Herminio Blanco Mendoza:

Muchas gracias, señor Presidente:

Haré un comentario muy específico en lo que se refiere al campo y muy precisamente sobre los instrumentos que hemos utilizado para defender al campo. Ya mencionaba yo en lo que se refiere a fructosa, la aplicación de medidas antidumping, pero el tema de la carne es un tema muy importante, un tema al cual hemos respondido también aplicando fuertes cuotas antidumping en contra de las importaciones de carne y también hemos aplicado normas, para evitar precisamente, señor diputado Sandoval, evitar que se importen a nuestro país carne que no tenga las condiciones para el consumo nacional o que venga en condiciones desleales y por eso se han impuesto cuotas compensatorias especiales contra carne que no sea la de primera calidad.

Quiero informar también que el día de mañana saldrá publicado en el Diario Oficial de la Federación, el inicio de un procedimiento para evitar la triangulación. Hemos visto que algunas otras empresas están empezando a importar, porque las empresas a las que impusimos los las cuotas compensatorias han suspendido sus importaciones.

Esto es algo que nuestra Ley de Comercio Exterior penaliza y por ello el día de mañana iniciamos la investigación en contra de estas empresas, a las que suponemos que hay evidencia sobre triangulación en el caso dumping.

Señoras y señores legisladores, quiero reiterar, a nombre de mis colaboradores y del mío propio, el agradecimiento por el apoyo, las muestras de respeto de muchos de ustedes y la comunicación constante que hemos mantenido con el honorable Congreso de la Unión durante nuestro encargo en la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial.

A semanas de concluir esta administración, podemos afirmar que enfrentamos grandes retos pero también que hemos avanzado. México se ha transformado en los últimos años como pocas naciones en el mundo, para ser más capaz de atender las necesidades de empleo y bienestar de todos los mexicanos.

La política industrial y de comercio ha alcanzado resultados satisfactorios y ha contribuido de forma central a consolidar dicha transformación, la mejora regulatoria, la apertura comercial, nuestra reforma administrativa y los programas de apoyo para las empresas de menor tamaño que este año estarán llegando a más de 400 mil empresas, han sido los instrumentos fundamentales de nuestra política industrial, cuya prioridad siempre ha sido generar más empleos. Hemos puesto en marcha una reforma regulatoria innovadora que está consolidando una nueva cultura de colaboración y corresponsabilidad de Gobierno y sociedad, una mejora regulatoria que inhibe la corrupción y transparenta, como nunca antes, el proceso de elaboración de las regulaciones, en beneficio de los sectores productivos del país, una mejora regulatoria que significa una nueva forma de gobernar.

Conformamos la mejor red de tratados de libre comercio que da acceso a nuestros productos a más de 850 millones de consumidores. Pusimos en marcha un ambicioso programa de aseguramiento de la calidad, para dar a las empresas mexicanas servicios de excelencia; hemos dado pasos importantes para avanzar empresa por empresa, sector por sector, hacia una nueva cultura de la competitividad. Cada vez es más la regla y no la excepción, encontrarnos con empresas mexicanas de clase mundial.

Porque requerimos crear millones de empleos, nos hemos convertido en la séptima potencia comercial del mundo y uno de los principales receptores de la inversión extranjera directa.

Señoras y señores diputados, esta política industrial ha contribuido de forma decisiva a que durante la administración del presidente Zedillo se hayan creado más de 3 millones 800 mil empleos; casi la mitad de esos empleos están relacionados directamente con las exportaciones y las inversiones alentadas por los tratados de libre comercio. Estos son empleos que generan ingresos y bienestar para millones de familias mexicanas, con nombre y apellido; no son simples números macroeconómicos, no son simples estadísticas. Aunque con recursos limitados, nuestra política industrial y comercial ha dado un fuerte impulso al desarrollo regional; lo que se requiere en el futuro son más recursos para hacer llegar a más empresas del país los beneficios de los programas del Gobierno Federal.

Quiero reiterar a ustedes que todos los que trabajamos en la Secretaría hemos puesto nuestro mejor empeño. Mis colegas han trabajado de una manera capaz y honesta para cumplir cabalmente las tareas que nos fueron encomendadas por el presidente Ernesto Zedillo.

Puedo decir con satisfacción que el presidente Zedillo ha sentado las bases para un crecimiento industrial y comercial dinámico y sostenido; hemos contribuido para que en los próximos años podamos atender mejor las necesidades básicas más apremiantes de nuestros compatriotas: empleo y bienestar.

Quiero finalmente agradecer los resultados que juntos, a través de tres periodos del Congreso, hemos tenido, iniciativas de leyes, de tratados, de acuerdos de inversión, que hemos discutido durante cientos de reuniones con las amigas y amigos legisladores.

Y quiero finalizar, agradeciendo sobre todo la gran cooperación y el gran trabajo que hice con los legisladores de mi partido, el Partido Revolucionario Institucional.

El Presidente:

Gracias, señor Secretario.

Para terminar con esta comparecencia, quiero solicitar a las compañeras y compañeros diputados, conservar el orden para concluir con esta sesión de glosa.

Le agradecemos, señor Secretario, su presencia aquí, que posibilita que esta Asamblea realice el análisis del VI Informe de Gobierno en materia de política económica. La Secretaría a su cargo está inscrita en el esfuerzo por buscar el desarrollo nacional, desarrollo que a decir de las diputadas y los diputados que han hecho uso de la palabra en su presencia, tiene qué ver con la distribución del producto del trabajo de los mexicanos bajo los postulados de la justicia.

Desarrollo nacional que debe representar oportunidades de trabajo productivo, desarrollo nacional que debe estar basado en el potencial regional, de acuerdo a la vocación propia de cada región del país; desarrollo nacional ajustado a nuestra estructura federal, respetuoso y orientado a la cooperación y a la corresponsabilidad entre los órdenes de Gobierno Federal, estatal y municipal.

Desarrollo nacional fundado en la fortaleza de nuestra planta productiva, primordialmente la que genera la gran mayoría de puestos de trabajo: la micro, la pequeña y la mediana empresas; desarrollo nacional favorecido por un proyecto nacional basado en políticas de Estado en materia de fomento industrial, comercial y agropecuario.

Desarrollo nacional que honre nuestros compromisos internacionales, pero que exija el cumplimiento de las obligaciones que a favor de México adquiere nuestra contraparte en los acuerdos y tratados internacionales. La asimetría económica entre México y sus contrapartes de América del Norte y de Europa, nos imponen a todos obligaciones para facilitar la competencia en condiciones tan desiguales.

De conformidad con lo que establece el artículo 7o., numeral cinco de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, la versión estenográfica de esta sesión, será remitida al señor Presidente de la República, para su conocimiento.

Solicito finalmente a la comisión de cortesía integrada por los diputados: Juan Carlos Regis Adame, Bernardo de la Garza Herrera, Esteban Daniel Martínez Enríquez y Samuel Yoselevitz Fraustro y Miguel Castro Sánchez, acompañen al Secretario de Comercio y Fomento Industrial, en el momento que decida retirarse del recinto.

Se pide a las señoras y los señores diputados, guardar el respeto y la compostura que la investidura de diputados federales les exige.

El Presidente:

Proceda la Secretaría con los asuntos en cartera.