Comparecencia del Secretario de Comunicaciones y Transportes,
Carlos Ruiz Sacristán, correspondiente al Sexto Informe
de Gobierno del Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León

Instalación de la Mesa
Eloy Cantú Segovia

Presentación
Carlos Ruiz Sacristán

FIJAN LA POSICIÓN GENERAL DE SU GRUPO PARLAMENTARIO, LOS DIPUTADOS:

Juan Carlos Regis Adame, Partido del Trabajo
Arturo Escobar y Vega, Partido Verde Ecologista de México
Alejandra Barrales Magdaleno, Partido de la Revolución Democrática
Alonso Ulloa Vélez, Partido Acción Nacional
Jesús Orozco Alfaro, Partido Revolucionario Institucional

Para hacer  los comentarios que juzgue pertinentes
Carlos Ruiz Sacristán

PRIMER TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Jaime Cervantes Rivera, Partido del Trabajo
Respuesta: Carlos Ruiz Sacristán
Réplica: Jaime Cervantes Rivera, Partido del Trabajo

Pregunta: María Teresa Campoy Ruy Sánchez, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: Carlos Ruiz Sacristán
Réplica: María Teresa Campoy Ruy Sánchez, Partido Verde Ecologista de México

Pregunta: Alfonso Oliverio Elías Cardona, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Carlos Ruiz Sacristán
Réplica: Alfonso Oliverio Elías Cardona, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: José Ramón Soto Reséndiz, Partido Acción Nacional
Respuesta: Carlos Ruiz Sacristán
Réplica: Orestes Eugenio Pérez Cruz, Partido Acción Nacional

Pregunta: Omar Fayad Meneses, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Carlos Ruiz Sacristán
Réplica: Víctor Infante González, Partido Revolucionario Institucional

SEGUNDO TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Jaime Cervantes Rivera, Partido del Trabajo
Respuesta: Carlos Ruiz Sacristán
Réplica: Jaime Cervantes Rivera, Partido del Trabajo

Pregunta: José Antonio Arévalo González, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: Carlos Ruiz Sacristán
Réplica: José Antonio Arévalo González, Partido Verde Ecologista de México

Pregunta: Héctor Sánchez López, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Carlos Ruiz Sacristán
Réplica: Héctor Sánchez López, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Francisco Ramírez Cabrera, Partido Acción Nacional
Respuesta: Carlos Ruiz Sacristán
Réplica: Juan Manuel Duarte Dávila, Partido Acción Nacional

Pregunta: Roberto Preciado Cuevas, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Carlos Ruiz Sacristán
Réplica: Raúl Cervantes Andrade, Partido Revolucionario Institucional

COMENTARIOS FINALES
Carlos Ruiz Sacristán

Mensaje Institucional
Eloy Cantú Segovia







20 DE SEPTIEMBRE DE 2000

COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE COMUNICACIONES Y TRANSPORTES
LICENCIADO CARLOS RUIZ SACRISTAN

El Presidente diputado Eloy Cantú Segovia:

Compañeras y compañeros diputados, muy buenas tardes; señoras y señores invitados.

Se instala el grupo de trabajo de diputadas y diputados federales de la LVIII Legislatura, que tiene por objeto participar en la comparecencia del Secretario de Comunicaciones y Transportes, para analizar el Sexto Informe de Gobierno, en el tema de su competencia.

Quisiera pedirles a los diputados Elías Dip Rame, Jaime Cervantes Rivera, Francisco Agundis Arias, diputada Magdalena Nuñez Monreal, diputado Esteban Sotelo Salgado, y diputado Francisco Javier Sánchez Campuzano, que integren una comisión de bienvenida al señor Secretario, y tengan la bondad de ir a invitarlo a que pase a este Salón, el señor Secretario se encuentra en el salón contiguo a este recinto.

Se encuentra entre nosotros el licenciado Carlos Ruiz Sacristán, secretario de Comunicaciones y Transportes, que ha sido invitado a esta reunión, con el grupo de trabajo integrado por diputados y diputadas de los diversos grupos parlamentarios de esta LVIII Legislatura, con el fin de llevar a cabo el análisis del VI Informe de Gobierno.

Quisiera pedir, en primer lugar, al Ciudadano Secretario de la Mesa, el dar lectura al acuerdo parlamentario aprobado en la sesión del 12 de septiembre, y bajo el cual se rigen las presentes comparecencias.

El Secretario:

Con mucho gusto, señor Presidente, buenas tardes.

Acuerdo. Con base en las consideraciones precedentes y con fundamento en el artículo 69 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como en su artículo séptimo y treinta y cuatro de la Ley Orgánica del Congreso General, la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, somete a consideración del Pleno el siguiente acuerdo:

Primero. El presente acuerdo regulará exclusivamente lo relativo al formato que habrá de observarse durante las comparecencias de los funcionarios del Ejecutivo Federal, ante la Cámara de Diputados, a efecto de realizar el análisis del VI Informe de Gobierno del presidente de los Estados Unidos Mexicanos, administración 1994-2000.

Segundo. Las sesiones en que se desahoguen las comparecencias se desarrollarán conforme a las siguientes bases:

En primer término, el funcionario compareciente expondrá el estado de su respectivo ramo, hasta por 20 minutos.

A continuación, un representante de cada grupo parlamentario hablará hasta por diez minutos para establecer la posición del grupo respecto del tema.

Agotada la ronda de posicionamientos a que se refiere el punto anterior, el funcionario compareciente hará uso de la palabra nuevamente hasta por diez minutos, para hacer los comentarios que juzgue pertinentes.

A continuación se dará inicio a una o dos rondas de preguntas, respuestas y réplicas, según el acuerdo que para cada comparecencia adopte la Junta de Coordinación Política, que se desarrollará en cada una, y en su caso, sucesivamente de la forma siguiente:

Cada grupo parlamentario planteará al funcionario por conducto de uno de sus diputados, una pregunta en un tiempo no mayor de cuatro minutos. El funcionario responderá a cada pregunta lo conducente, durante un lapso que no exceda de ocho minutos.

El grupo parlamentario en turno tendrá derecho a una réplica de hasta cuatro minutos.

El orden de intervención de los diputados, tanto para el posicionamiento como para las preguntas y réplicas, será de manera ascendente, según el número de legisladores integrantes de cada grupo parlamentario.

Concluida la etapa de preguntas, respuestas y réplicas, el funcionario dirigirá a la Asamblea un mensaje final hasta de diez minutos.

El Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, concluirá la comparecencia con un mensaje institucional de no más de cinco minutos.

El Presidente:

Muchas gracias, diputado Secretario.

De conformidad con el acuerdo al que se le acaba de dar lectura, y aprobado por esta Cámara el 12 de septiembre, y que a su vez norma el procedimiento para análisis de este Informe, nos acompaña... del VI Informe, nos acompaña el licenciado Carlos Ruiz Sacristán, secretario de Comunicaciones y Transportes.

Y para dar cumplimiento al punto segundo, numeral uno, dos y tres del citado acuerdo, se concede el uso de la palabra al licenciado Carlos Ruíz Sacristán, hasta por veinte minutos.

El Secretario de Comunicaciones y Transportes, licenciado Carlos Ruiz Sacristán

Diputado Eloy Cantú Segovia, vicepresidente de la Mesa Directiva de la Honorable Cámara de Diputados, y presidente de este grupo de trabajo; señores integrantes de la Mesa Directiva de esta Cámara; señoras y señores diputados que forman parte del grupo de trabajo de Comunicaciones y Transportes; señoras y señores:

Vengo a este honorable recinto legislativo, para dar cuenta y ampliar el VI Informe de Gobierno del presidente Ernesto Zedillo, en su apartado relativo a las comunicaciones y a los transportes.

Asisto con la convicción de que los avances logrados en este sector, están contribuyendo al desarrollo de México y a mejorar la calidad de vida de muchos mexicanos.

Las comunicaciones y los transportes son, sin duda, un elemento fundamental para alcanzar el crecimiento sano y sostenido de la economía; no podemos hablar de crecimiento sano y sostenido, si no construimos los caminos, puentes, ferrocarriles y aeropuertos necesarios para alcanzarlo, no podríamos combatir el aislamiento, y a la vez, participar en esta nueva era, si no desarrollamos las telecomunicaciones.

Al inicio de la actual administración, las comunicaciones y los transportes enfrentaron rezagos que evitaban su enorme potencial para impulsar la competitividad y la economía, y para generar más oportunidades.

La situación que prevalecía no sólo limitaba el desarrollo del país, sino que también retrasaba la expansión y modernización de una infraestructura muy necesaria para México.

Por ello, era indispensable impulsar una profunda transformación que permitiera acelerar el desarrollo de las comunicaciones y los transportes, y generar nuevas oportunidades para todos; juntos, autoridades, particulares y, por supuesto, el Congreso, emprendimos cambios sin precedentes para lograr este objetivo.

La base de los cambios fueron las reformas jurídicas propuestas por el presidente Ernesto Zedillo, y que fueron aprobadas en el seno del Congreso de la Unión; reformas que abrieron un panorama nuevo en las comunicaciones y en los transportes, y que han permitido abrir nuevos espacios a la inversión privada, a la competencia, a la incorporación de nuevas tecnologías y, sobre todo, al fortalecimiento de las funciones del Estado. Hoy, gracias a ello, podemos ya hablar de resultados concretos.

En el caso del transporte, transitamos de un sector poco competitivo o uno con mayor inversión y competencia, de un sistema rezagado y estático, o uno que se modernice y crece, de un sector subsidiado, o uno rentable y autosuficiente.

Un buen ejemplo de este proceso, es lo que pasó con los ferrocarriles; tras varias décadas de acumular rezagos, el ferrocarril se está reactivando y modernizando gracias a su reestructuración; esto ha permitido que en lugar de los grandes subsidios del pasado, ahora los particulares destinen inversiones crecientes para acelerar la modernización del sistema ferroviario.

De hecho, tan solo en 1999, los nuevos concesionarios invirtieron el triple de lo que se destinaba antes del proceso de apertura; estas inversiones se han traducido a la incorporación de mejores tecnologías y equipos, así como mejores niveles de calidad, productividad, puntualidad y seguridad de los servicios; pero lo más importante, es que gracias a estos avances, el ferrocarril está recuperando su presencia en el movimiento de carga terrestre, alcanzando un máximo pico histórico en los últimos años, cercano a los 80 millones de toneladas.

Con los cambios efectuados, los ferrocarriles no sólo están mejorando, sino que están retomando el papel que les corresponde en el sistema de transporte nacional.

También, hoy nuestros puertos son muy distintos a los de hace apenas unos años, han superado sus principales rezagos, y se encuentran en franco crecimiento, apoyando el comercio exterior de México.

Esta nueva era en nuestros puertos, es resultado también de una profunda transformación, de no haberse dado ésta, hoy nuestros puertos serían un obstáculo muy importante para el creciente dinamismo de nuestro comercio exterior; la inversión sería insuficiente, las tarifas continuarían muy altas, los barcos tendrían que esperar muchos días para ser cargados o descargados, y seguirían requiriendo de cuantiosos recursos públicos para apoyar su operación.

Por el contrario, ahora en los puertos se invierte más del triple de lo que se invertía antes de su apertura; ahora en los puertos los barcos en lugar de esperar semanas para las maniobras de carga y descarga, sólo lo hacen en unos cuantos días, incluso, solamente unas horas, como es el caso del Puerto de Veracruz

los puertos han duplicado su capacidad instalada, han reducido sus tarifas, cuentan con unas terminales más especializadas y han generado -y esto es muy importante- 50% más de los empleos que había en el año de 1994.

Pero lo más importante es que ahora, gracias a la nueva organización de los puertos en las administraciones portuarias integrales, técnica y financieramente autónomas, algunos de nuestros puertos son tan productivos y eficientes como los mejores del mundo, apoyando nuestro creciente flujo de productos hacia el exterior. En el caso del transporte aéreo, gracias a la consolidación de un no marco jurídico y a los apoyos instrumentados se fortaleció la competencia a la situación financiera de las líneas aéreas nacionales. Ahora 50 con empresas aéreas más sólidas que ofrecen servicios de mayor calidad y seguridad, que atienden a un creciente número de pasajeros y que forman parte de las alianzas globales más importantes del mundo.

De hecho, gracias al nuevo entorno que rige el transporte aéreo nacional, se ha alcanzado un máximo histórico, de más de 33 millones de pasajeros transportados en servicio regular, así como el incremento en el movimiento de carga en alrededor del 80% con relación al año de 94.

En los aeropuertos, ante la saturación de algunas terminales aéreas, también se realizó un importante proceso de suturación para traer más inversiones, invitándose a participar operadores de reconocida experiencia internacional; actualmente con la venta del 15% de las acciones tres de los cuatro grupos aeroportuarios, operan bajo una administración privada, habiendo comprometido recursos muy importantes para la ampliación y modernización de las terminales y los equipos.

Está por dar inicio el proceso para colocar el resto de las acciones en el mercado de valores, a fin de que los aeropuertos se conviertan en verdaderas empresas públicas y así cuenten con mayores recursos para su ampliación. En el autotransporte federal, al igual que otros modos, fue necesario actualizar el Marco Jurídico, así como implementar medidas adicionales para regularizar las unidades, avanzar en la modernización de la flota vehicular, simplificar trámites y procedimientos, así como implementar acciones tendientes a mejorar la seguridad en las operaciones.

Gracias a este esfuerzo, ahora el autotransporte es una industria que cuenta con reglas más claras e imparciales, que se caracteriza por una mayor competencia, que está recuperando su salud financiera, su presencia en el movimiento de pasajeros y de carga, y que brinda servicios de mayor calidad y, sobre todo, seguridad. Así desde 1995, se ha incrementado y mejorado la flota vehicular y el número de accidentes con respecto a total de vehículos, ha disminuido en casi un 20%; de esta forma y podemos decir que el autotransporte federal ha superado gran parte en los graves problemas que presentaba hace algunos años, teniendo bases más firmes para su desarrollo futuro.

En la presente administración federal, se ha trabajado intensamente para mejorar y mantener en buenas condiciones la infraestructura carretera y de caminos; de hecho al concluir este año... al concluir el gobierno del presidente Zedillo, se habrán ampliado o modernizado alrededor de 6 mil 400 kilómetros de carreteras federales; estas obras tienen un gran impacto en el desarrollo de algunas regiones del país, así como los ejes troncales que comunican las principales poros de desarrollo en los puertos y fronteras de México.

Además por primera vez, cerca de mil kilómetros han sido modernizados con pavimento de concreto hidráulico, lo que no solo aumenta su vida útil, sino que genera importantes ahorros en el mantenimiento futuro de esta importante infraestructura; porque sabemos que no solo hay que construir nuevas carreteras, sino que también debemos mantenerlas en buenas condiciones. En los años pasados se intensificaron también las acciones en materia de conservación.

Con lo realizado, el estado físico de la red federal pasó de un 57% que estaba en malas condiciones en 1994 a un 35% este año, mejorándose entonces, sensiblemente las condiciones de seguridad para los usuarios. También, se han realizado un importante esfuerzo en los caminos rurales del país, esfuerzo que permitirá para finales de este año, haber construido o mejorado cerca de 3 mil 600 kilómetros, fortaleciendo con ellos el enlace de las zonas rurales con las redes carreteras y desde luego, mejorando el abasto y la comercialización de muchos productos que se producen y consumen en pequeñas comunidades.

Asimismo, a través del programa de empleo temporal, cada año se ha dado conservación a alrededor de 63 mil kilómetros de caminos rurales, al tiempo que se genera para los habitantes de estas comunidades un ingreso adicional al que obtienen por sus labores en el campo. De hecho con este programa, en toda la administración del presidente Zedillo, se habrán generado más de un millón 400 mil empleos temporales, en las zonas con más altos índices de marginación en nuestro territorio nacional.

Si bien en estos seis años se han presentado avances en materia de infraestructura carretera y de caminos, también hemos tenido que hacer frente a situaciones muy delicadas y en 1997 por causa de interés público se retomaron 23 concesiones de autopistas, que casi no se utilizaban, que no se les daba el mantenimiento adecuado, que tenían problemas financieros que causarían un enorme impacto al sistema bancario y a la industria de la construcción, y que además se estaba desaprovechando para el movimiento de carga y de pasajeros.

Una vez que el gobierno federal asumió el control de estas autopistas, se ha aumentado de manera muy importante su utilización, lográndose, incluso, que en promedio este año recorran estas vías 14 millones de vehículos más, que en 1997, dada la política de reducción tarifaria que hemos aplicado y con la que se ha logrado que las tarifas actuales sean menores en términos reales a las registradas en 1995.

De esta manera, se han incrementado los ingresos de las autopistas rescatadas, con lo que ha sido posible destinar mayores recursos para su conservación; superándose, al mismo tiempo, los aspectos más graves de la problemática que enfrentaban y sentando a las bases para una nueva etapa de desarrollo de esta infraestructura.

Sin duda, otro eje de transformación muy importante, se ha dado en las telecomunicaciones que son hoy el signo distintivo de nuestro tiempo, un punto de contacto con el mundo y la base para nuestra inversión en lo que se ha denominado la nueva economía. Por ello y con legítimas razones, se ha avanzado para apoyar esta industria que en los últimos cinco años ha crecido cuatro veces que la economía en su conjunto, una industria en la que gracias al nuevo entorno de competencia hoy se invierte también cuatro veces lo que se invertía hace seis años, ofreciendo una mayor variedad de servicios, los cuales son ahora más competitivos, accesibles y de mejor calidad; una industria que lo mismo en los servicios básicos, como desde los valores agregados ha incrementado su presencia en la sociedad mexicana.

Así, por ejemplo: En la telefonía básica, ahora es más fácil obtener una línea, las llamadas se realizan con mejor calidad y hay una mayor variedad de aplicaciones para el usuario de los servicios de telefonía local, de larga distancia y de telefonía pública.

Como resultado, se ha incrementado mucho el número de llamadas telefónicas de todo tipo y hoy se ofrece un gran variedad de servicios en el mercado; como toda apertura, la relativa a las telecomunicaciones, no ha estado exenta de problemas; se ha dado en un entorno sumamente competido y dependiente de servicios de terceros, lo que ha derivado en controversias entre los distintos operadores; no obstante la autoridad reguladora ha estado muy pendiente de estas controversias.

De hecho, en días pasados, la Comisión Federal de Telecomunicaciones emitió una nueva regulación con obligaciones específicas para el operador dominante en la telefonía, lo cual estoy seguro, contribuirá a lograr una competencia más equitativa en este sector. Muy pronto la Cofetel (Comisión Federal de Telecomunicaciones), emitirá una nueva resolución respecto a la problemática asociada a las tarifas de interconexión, a fin de que éstas sean más competitivas y fortalezcan desde luego la competencia. Así es como el Estado ejerce su rectoría en materia de telecomunicaciones, procurando con ello mayores beneficios para los usuarios.

Sin duda uno de los campos donde se han presentado resultados muy alentadores gracias al nuevo entorno de competencia y al aprovechamiento de las nuevas tecnologías es la red de comunicación; gracias a ello, se incrementó y mejoró sustancialmente el uso del espectro radio eléctrico, para la provisión de más y mejores servicios, con lo que ahora una gran cantidad de usuarios cuenta con un teléfono móvil u otras opciones de radiocomunicación.

Tan solo en el caso de telefonía móvil, el número de usuarios se habrá incrementado más de 20 veces desde 1994, mostrando su enorme dinamismo y su utilidad para las familias y empresas mexicanas.

Estamos muy conscientes de los problemas de calidad que se han generado con este extraordinario crecimiento de la telefonía móvil, el cual se irá resolviendo con las inversiones que ya realizan nuestras empresas concesionarias.

Pero algo muy positivo que se ha dado gracias a la telefonía celular -y otras tecnologías- es el que se habrá logrado hacia finales del año 2000: instalar teléfonos en 30 mil localidades que tenían menos de 500 habitantes; con lo que muchos pequeños pueblos contarán con un servicio básico que nunca antes habían tenido.

También en los últimos años se han mejorado mucho el aprovechamiento del sistema satelital; en la actualidad este sistema no sólo apoya la competitividad de la economía y fortalece la integración de México con el resto del mundo sino que también se utiliza para llevar menos alternativas de comunicación, educación y salud a comunidades aisladas que no cuentan con otros medios.

Desafortunadamente, uno de los satélites tuvo un desperfecto mayor, con lo que se perdió una parte importante de la capacidad del sistema satelital mexicano.

Como respuesta, la empresa concesionaria está en proceso de contratar la construcción de un reemplazo del satélite, que se podría poner en órbita a finales del año 2002.

Las nuevas tecnologías de telecomunicaciones y la extensa infraestructura que se ha desplegado, como la de fibra óptica, ha hecho posible desarrollar nuevas aplicaciones de valor agregado, como las carreteras de la información que hoy en día tienen una enorme importancia para el desarrollo de la nueva economía digital. De hecho, el número de usuarios de Internet en México se ha multiplicado en casi 40 veces, con lo que esta red se está utilizando cada vez más como una poderosa herramienta para la información, el entretenimiento y el desarrollo de actividades comerciales entre los mexicanos.

Señoras y señores diputados: Lo que se ha hecho en los últimos 6 años en las comunicaciones y en los transportes de México ha sentado una base estructural muy firme para el desarrollo futuro de este sector; no obstante el avance en este sector siempre será inacabado; siempre habrá algo qué hacer en las comunicaciones y en los transportes, máxime en un país como México donde aún persisten rezagos y problemas; rezagos que no es posible eliminar en una sola administración federal; problemas que son naturales a un proceso de transformación tan profundo como el que se ha dado en las comunicaciones y los transportes de nuestro país.

Sin embargo, podemos asegurar que se le ha dado viabilidad futura a un sector que ya presentaba serias deficiencias; a un sector que si no se modernizaba hoy sería un cuello de botella para el desarrollo nacional. Por el contrario, el sector seguirá siendo un fuerte apoyo y un motor muy importante para el crecimiento de México.

Sé que aún quedan tareas y nuevos retos pendientes; retos para consolidar el cambio estructural y emprender nuevas transformaciones en áreas que requieren más inversiones; retos para avanzar de lleno hacia una era que estará marcada por el multimodernismo y los servicios móviles de comunicación; retos para aprovechar al máximo el enorme potencial de las telecomunicaciones y llevar beneficios sociales a quienes más lo necesitan; retos, en los que estoy seguro, de esta nueva Legislatura surgirán iniciativas y recomendaciones muy importantes que le permitirán al país alcanzar nuevas etapas de desarrollo de esta valiosa infraestructura; porque sólo así México tendrá las vías de comunicación que necesita para este vertiginoso siglo XXI.

¡Muchas gracias! (Aplausos).

El Presidente:

Gracias, señor Secretario.

Están inscritos para fijar la posición general de su grupo parlamentario los siguientes diputados y diputadas:

Diputado Juan Carlos Regis Adame, por el partido del Trabajo; diputado Arturo Escobar y Vega, por el Partido Verde Ecologista de México; diputada Alejandra Barrales Magdaleno, por el Partido de la Revolución Democrática; diputado Alonso Ulloa Vélez, por el Partido Acción Nacional; y el diputado Jesús Orozco Alfaro, por el Partido Revolucionario Institucional.

Tiene la palabra el diputado Juan Carlos Regis Adame, del Partido del Trabajo, hasta por 10 minutos:

El diputado Juan Carlos Regis Adame:

Con el permiso de la Presidencia, compañeras y compañeros diputados.

Señor Secretario:

El Plan Nacional de Desarrollo 1995-2000 en su apartado correspondiente a promover el uso eficiente de recursos para el crecimiento establece como una de sus líneas generales que un factor fundamental para generar el crecimiento económico será la promoción de una amplia participación privada en infraestructura, dentro de los límites que marca la ley.

El Plan contempla la participación del sector privado en materia de Comunicaciones y Transportes; esta apertura del sector aunada a la política de disciplina fiscal y el afán de bajar la inflación a toda costa, ha llevado al gobierno a disminuir la inversión pública en sectores estratégicos y prioritarios, afectándose, por lo tanto, al Sector de Comunicaciones y Transportes del país.

Ante el propósito del gobierno federal de cumplir con los llamados equilibrios macroeconómicos, se ha restringido la inversión pública en Comunicaciones y Transportes, teniendo que privatizar y concesionar al sector privado rubros crecientes de este sector para asegurar la capitalización y desarrollo. Sin embargo, la apertura del sector no ha sido el detonante esperado para lograr su modernización y reactivación.

La privatización y concesionamientos otorgados al sector privado de los ferrocarriles, los satélites, parcialmente los aeropuertos y algunas administraciones marítimas hasta ahora no se han significado en el incremento de productividad y en menores costos, precios y tarifas de los servicios que dicho sector presta.

La transferencia patrimonial de los activos públicos a favor del sector privado no se han traducido en incrementos significativo de la inversión privada en dicho sector; por lo que no se observa el incremento de la capacidad productiva en ni la modernización esperada ni mayores niveles de productividad, ni mucho menos, bajos precios y tarifas en los servicios que presta el Sector de Comunicaciones y Transportes hoy concesionados.

Por el contrario, la privatización y las concesiones que se han realizado le han ampliado la esfera de influencia y participación al sector privado, traduciéndose ello en mayores ganancias a costa de afectar los niveles de costos e ingresos de los sectores productivos y personas que emplean dichos servicios.

Así, durante el sexenio que está por concluir observamos que el Producto Interno Bruto del Sector Comunicaciones y Transportes únicamente creció a un ritmo promedio del 0 punto 5 por ciento; en tanto que el PIB total creció a una tasa promedio de 4 punto 5 por ciento.

Para el Partido del Trabajo, para nuestra fracción, la política gubernamental seguida en Comunicaciones y Transportes, tanto en lo referente a la disminución de la inversión pública, como en la privatización y concesión, ha llevado a que este sector deje de desempeñar el papel de impulso al crecimiento económico a través de prestar servicios a bajo costo en bienestar de todos los sectores productivos y regiones del país.

Según el Informe presentado por el Ejecutivo, el transporte de carga por ferrocarril durante el actual sexenio, observa un comportamiento dinámico en el tráfico de carga, al pasar de 52 punto 1 millones de toneladas movilizadas en el 94, a 78 punto 1 millones de toneladas estimadas a movilizar en el presente año; sin embargo, con base en los resultados hasta ahora obtenidos, tenemos que, no obstante la privatización en ferrocarriles, se mantiene el mismo equipo y no ha habido mejora alguna en la infraestructura física ni en la creación de nuevas rutas; únicamente se convirtió lo existente. Y tenemos el caso de los descarrilamientos de manera permanente, y sobre todo en el estado de Zacatecas.

El servicio para transporte de pasajeros prácticamente ha dejado de existir, ya que de 7 punto 2 millones de pasajeros transportados en 1994, actualmente sólo se presta el servicio a 300 mil.

Lo anterior deja claro a su vez, que el equivocado proceso de privatización realizado... se condicionó la privatización y las concesiones de dicho servicios a la realización de fuertes inversiones por parte de los nuevos dueños o concesionarios para asegurar mejor servicio a través de la modernización de los mismos; como el incremento de la capacidad instalada, de mayores niveles de productividad, menores costos y precios.

En materia de construcción de carreteras y caminos de acceso estamos muy lejos de los requerimientos necesarios para fortalecer la economía. El concesionar a particulares parte de la red carretera del país se convirtió en uno de los mayores fracasos de la política privatizadora y significó el desvío de cuantiosos recursos financieros para su rescate.

Hoy, aún Capufe (Caminos y Puentes Federales) subsidia carreteras y puentes concesionados que presentan deficit en su operación.

Ante el incumplimiento de las expectativas generadas con la apertura de la inversión privada

a la cual le fueron concesionadas diversas carreteras, el gobierno federal no ha respondido adecuadamente, y hoy observamos un deterioro de la red carretera del país, durante el período de 1995 al 2000.

La inversión en el rubro ha sido de menos del 3%, en dicho período según el informe presentado por el Ejecutivo federal observamos que la inversión a pesos reales, en construcción, modernización y reconstrucción de la red carretera en 1995 ascendió a 3 mil 833.1 millones de pesos, en tanto que para el presente año se destinaron mil 486. 9 millones; aquí queremos resaltar el caso concreto de Zacatecas, por qué no han cumplido con lo pactado.

Ante la situación antes descrita, insistimos que no se puede dejar a las libres fuerzas del mercado y, por lo tanto, a las decisiones del sector privado, el desarrollo de la infraestructura del país.

El gobierno tiene que asegurar el financiamiento necesario para la inversión en carreteras, caminos y puentes, como ferrocarriles, aeropuertos y puertos, de no darse ello, los cuellos de botella al crecimiento estarán presentes, los que a su vez no serán resueltos por parte de la inversión privada.

Es una realidad que el peaje de las autopistas en el país está entre los más caros del mundo, dándose ello en un contexto donde los ingresos de los usuarios de este servicio no es comparable con el de los otros países.

Ello impacta los costos de producción de los bienes nacionales, por lo que atenta sobre los niveles de la competividad frente a los productos importados, lo que actúa en detrimento de la producción nacional como el sector externo y, bueno, pues caso concreto las mismas tarjetas que les entregan a los diputados para el no pago de las cuotas tampoco son válidas.

Por otra parte, los desastres naturales de los últimos años han evidenciado la mala calidad de las carreteras y puentes, lo que refleja la falta de supervisión y vigilancia de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en torno al cumplimiento de las normas de calidad y seguridad al que deben sujetarse las constructoras que realizan dichas obras, seguramente se sigue dando el compadrazgo y el amiguismo, no se requieren licitaciones transparentes.

En este contexto para que el gobierno cuente con recursos financieros, para impulsar dicho sector tiene que replantear la política de contracción presupuestaria, que lo ha caracterizado en los últimos años, ya que ello restringe el financiamiento del sector público.

En otro orden de ideas, queremos señalar con relación al transporte aéreo de aeropuertos, que si bien el Plan Nacional de Desarrollo se planteó transformar estructuralmente el sector aéreo, a fin de establecer las claras que promovieron la prestación de servicios aéreos seguros, eficientes y competitivos, tales objetivos estuvieron lejos de cumplirse.

Actualmente las líneas aéreas nacionales no son competitivas a nivel internacional, en el plano interno sus tarifas son muy altas, ello se debe a la falta de control y supervisión que debe ejercer la SCT sobre las empresas existentes, de haber ejercido la Secretaría oportunamente sus atribuciones de supervisión y control no se hubiera presentado el mortal accidente en que se vio envuelta la línea aérea Taesa, a la que finalmente en virtud de las constantes irregularidades en las que incurrió le fue retirada la concesión.

Señor Secretario, la política protectora en materia de aviación comercial que el gobierno federal ha instrumentado, sea producida en ganancias monopólicas para las principales líneas existentes, quienes al amparo de dicha política han incumplido en los requerimientos establecidos para el sector.

Hay sectores en el país que se han pronunciado por política de cielos abiertos para terminar con las prácticas monopólicas que predominan en dicho sector, de hecho, bajo tal argumento se han liberalizado casi toda la economía nacional, y hoy en día tenemos una gran presencia de importaciones que han desplazado la producción nacional del propio mercado interno.

Hoy resulta paradójico, que quienes en su momento resultaron argumentando el libre mercado se beneficiaron con la desincorporación de las empresas aéreas, propiedad del sector público, hoy se oponen a la libre competencia.

Nosotros estamos en contra de dicha política de cielos abiertos, el recurrir a las libres fuerzas del mercado de la economía abierta, para encarar las prácticas monopólicas nacionales ha sido contraproducente, pues ha sido a costa de descapitalizar y reducir la planta productiva nacional y el empleo productivo.

La política en materia de aviación que debe seguir el gobierno federal, debe estar restringida a asegurar niveles de eficiencia, seguridad, competitividad en dicho sector; su modernización debe conseguirse no ha través de cielos abiertos, sino a través de políticas de control y supervisión que debe ejercer el Estado.

Para concluir nos queremos referir también al caso de la telefonía rural, donde se habla también de las tarifas muy elevadas y que no prestan un servicio eficiente.

En el país se ha visto la deficiencia de la comunicación terrestre, y también vemos como cuando se concesiona esta empresa transnacional, vemos como también tenemos deficiencia en la comunicación, sobre todo en telefonía rural, ya no digamos que le hagamos carreteras a todo mundo, por lo menos facilitémosle la comunicación.

Por último, quiero dar una muestra de lo que pasa en una región del estado, en caso del municipio de Mezquital del Oro, El Salvador, Melchor Ocampo, Mazapil, Joaquín Amaro, Cañitas de Felipe Pescador, se requieren troncarlas con la Carretera Federal 54, esto es en el estado de Zacatecas, y la carretera Villa de Cos, Cañitas.

Esta es una pequeña muestra de cómo está el atraso en nuestro estado; hay municipios por los que se accesa, por todavía, caminos vecinales y de terracería.

Gracias.

El Presidente:

Gracias, diputado Juan Carlos Regis Adame.

Permítame en esta mesa solicitar respetuosamente a las compañeras y compañeros diputados, que nos ciñamos al término del acuerdo, en función de los tiempos acordados, en beneficio de todos y de tener una comparecencia que a todos nos resulte más interesante y más llevadera.

Yo quisiera pedirle ahora al diputado Arturo Escobar y Vega, del Partido Verde Ecologista de México, que haga uso de la palabra hasta por diez minutos, para fijar la posición de su partido.

El diputado Arturo Escobar y Vega:

Gracias.

Con su permiso señor Presidente, compañeros y compañeras diputados, señor secretario Carlos Ruiz Sacristán.

Durante el sexenio del presidente Ernesto Zedillo, México ha sido presa de graves y profundos problemas que han afectado las comunicaciones del país, sin embargo, durante tiempos recientes se ha visto la voluntad del gobierno federal por cambiar lo que era una política de absoluto control estatal en este ramo, y así buscar, con inversiones inteligentes dar solución a los problemas que en este sentido nos han aquejado, pero esto no funciona del todo bien en la realidad, se creó, se presume, absurdamente, que en la construcción de carreteras y la consolidación de proyectos de expansión, de medios de transporte, son la solución a una buena parte de los males, y lo son en cierta manera, pero a costa del deterioro ambiental.

Sabemos que nuestros bosques y selvas constituyen uno de los pilares ecológicos, ya no nacionales, sino del mundo; conservarlos, cuidarlos, recuperarlos, es nuestra consigna.

Su salvamento no corresponde a la adopción de una posición terca y aferrada sin fundamento firme, responde a la necesidad de conservar los elementos que contribuyen con la liberación de oxígeno la atmósfera; a evitar que el ozono de las capas superiores de la tierra escaseé, y se agranden y agudicen las consecuencias negativas del efecto invernadero, problema que aqueja a todas las instancias gubernamentales nacionales y extranjeras, de ahí el encono y defensa indeclinable de nuestra postura.

El proyecto para la construcción de un aeropuerto alterno al de la Ciudad de México es uno de los planes empresariales más ambiciosos, autorizarlo sin realizar los estudios adecuados y conducentes para determinar el impacto ambiental que éste tuviere en la zona del exvaso de Texcoco sería una decisión arrebatada y tomada a la ligera.

Consideramos necesario en el ámbito de la competencia de la dependencia a su cargo, y de manera conjunta con las demás dependencias del Ejecutivo, se realicen estudios para evitar que con la realización de ese tipo de proyectos se afecta de manera irreversible nuestro entorno y el de otras especies de flora y fauna de incalculable valor.

La reciente planeación y programación formulada por distintas autoridades en la edificación de construcciones de diversas magnitudes en el exvaso de Texcoco repercute de manera importante en la recuperación de los recursos hidrológicos de esa zona.

Por esa razón, y sobre todo, por la importancia que guarda para la Ciudad de México el sostén de los mantos acuíferos, el abastecimiento de agua y la conservación del equilibrio ecológico que se ha tratado de mantener en la zona desde 1969, resulta por demás evidente que la actuación de las autoridades federales y locales en la planeación para la construcción de proyectos de edificación en la zona del exvaso de Texcoco, son incompatibles con el equilibrio ecológico de la región y con la conservación de las especies migratorias, la continuidad del proyecto de recuperación del Lago, el manejo hidrológico de las zonas lacustres y la urbanización debidamente planificada en la expansión de la mancha urbana.

En materia ferroviaria, el Ejecutivo federal puso en marcha un proceso para concesionar las líneas ferroviarias, aunado a la reestructuración del servicio y modificaciones al marco legal, todo para que en la nación mexicana tenga y utilice una infraestructura en la red de ferrocarriles, acordes a las necesidades del país.

Este proyecto habrá de vigilarse sigilosamente, porque de llevarse a cabo sin respetar los lineamientos ecológico-ambientales que requiera, se dañará nuevamente el entorno ambiental de la región, cosa que por supuesto queremos y debemos evitar.

La construcción de puertos y caminos y demás medios de comunicación y de transporte, no lo olvidemos, debe cuidar, no sólo, no alterar el entorno ambiental que hemos hablado, ni de perjudicar ni desplazar a especies animales o vegetales, sino tampoco, trastornar a las comunidades, porque a pesar de la importancia que pudieran tener, sí se les afecta de manera grave a esas comunidades, estaríamos sacrificando a unos a favor de otros. Y a esa disyuntiva no es necesario llegar, se realizan los estudios conducentes para realizar esa catástrofe sin perjuicio de nuestro medio ambiente y de los pobladores de nuestro país.

Pero no todo ha sido ineficiente, con errores o desatinos, la dependencia que usted encabeza ha contribuido con sus bemoles, a incrementar la utilización del Sistema Nacional Ferroviario, Aeroportuario y de Redes Informáticas.

Yo lo exhorto a usted, señor Secretario, a que en el tiempo que le falta para concluir sus funciones, se tenga en cuenta los criterios ambientales en las resoluciones que se adopten, relativas a la autorización y a la ejecución de proyectos, destinados a la ampliación de vías de comunicación.

Que se asuman las responsabilidades en relación a la destrucción del medio ambiente ocasionado con los arrecifes, con las selvas y los bosques, y no se evada responsabilizando de ello a otra dependencia o a otros actores de los acontecimientos, a que se diga la verdad y a que comparta con nosotros la responsabilidad que implica la protección de nuestros recursos naturales. Gracias.

El Presidente:

Gracias al diputado Arturo Escobar y Vega, tiene la palabra la diputada Alejandra Barrales Magdaleno, del Partido de la Revolución Democrática hasta por 10 minutos.

La diputada Alejandra Barrales Magdaleno:

Con su permiso, señor Presidente, señoras, señores diputados, señor Secretario, sea usted bienvenido.

El Sexto Informe de Gobierno que el Ejecutivo envió a esta Cámara de Diputados, se centra en el señalamiento de alegres cifras de inversión, que tienen qué ver con metas alcanzadas por su dependencia; sin embargo, nuevamente ocultan la verdadera situación del sector y de los beneficios que éste debe dar a la población en su conjunto.

El documento entregado por el Ejecutivo, omite señalar en muchos casos, el tratamiento y solución que se ha dado a la mayoría de los rezagos y problemas que enfrentan actualmente diversas áreas de las comunicaciones y transportes.

Particularmente, se omite informar qué ha sucedido en sectores como las carreteras, cuyo rescate asciende a casi 50 mil millones de pesos, y que todos los contribuyentes actualmente pagamos.

Omite también mencionar la verdadera situación de la telefonía urbana y de la telefonía rural, la comunicación satelital, la radiocomunicación, la televisión y radio restringida, así como el transporte aéreo.

Se hace evidente que en materia de rescate carretero, se han beneficiado sólo a grandes constructoras como ICA (Ingenieros Civiles Asociados) y Tribasa (Triturados Basálticos y Derivados, S.A. de C.V.).

Vale la pena establecer que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, hizo caso omiso de las diferentes advertencias en torno a la débil situación financiera de Tribasa, a pesar de la cual, entregaron concesiones para puertos, aeropuertos y ferrocarriles, que hoy simple y sencillamente no son sostenibles.

Su administración, señor Secretario, y los años de vigencia de la privatización en el Sector Comunicaciones que lo acompañan, hoy nos muestran la necesidad de recuperar en el ámbito de las telecomunicaciones, la definición de una política de Estado y las políticas públicas en que necesariamente deben considerase que en todos los casos, las telecomunicaciones son servicios públicos concesionados, que la importancia actual de las telecomunicaciones para el desarrollo y globalización del país son estratégicas. Que entender como servicio público y sector estratégico a las telecomunicaciones, implica aceptar que es un ámbito de interés nacional, de esta manera, se asumirá que el desarrollo de la infraestructura nacional está por encima de la creación de competencia del mercado, que fue el error de este gobierno y en particular, de su Secretaría.

Telefonía rural.

La telefonía rural debe ser un servicio casi gratuito, pues atiende a la población de escasos recursos y a la misma alejada de los centros urbanos, que es responsabilidad también de usted.

Pero en su informe se ocultan deficiencias en la prestación de estos servicios, y para justificarlas incluyen otros servicios comerciales, que nada tienen qué ver con la telefonía rural, como el caso de la telefonía celular y la vía satélite.

En la prestación de este servicio participa Telmex (Teléfonos de México) como condicionante para poder conservar su concesión, pero no se condiciona por igual a las empresas que sólo participan en larga distancia.

Con referencia a comunicación satelital, a propósito del 25% de las acciones del gobierno federal en la empresa Sadmex, es indispensable que nos informe de qué cantidad en pesos estamos hablando, sus dividendos y cuánto ingresa por este concepto al gobierno.

En el informe se señala el otorgamiento de tres concesiones para ocupar igual número de posiciones orbitales geoestacionarias, y tres para explotar los derechos de emisión y recepción de señales de banda, de frecuencia asociadas a sistemas satelitales para prestar servicios móviles.

Desearíamos también nos dijera, señor Secretario, a qué empresa se otorgaron, por cada concesión cuánto ingresó al erario federal y cuáles serán las aportaciones que se recibirán a futuro.

El satélite Solidaridad II dejó de operar, y se dio por concluido el asunto sin informar públicamente, qué empresa es la aseguradora de este satélite y cuál es el monto de la póliza y cuándo se pagará también a nuestro gobierno por ello.

En radiocomunicación, se dice en el informe que se licitaron y concesionaron 107 bandas de frecuencia, y otorgaron 86 concesiones para redes públicas de telecomunicaciones. Le solicitamos también, nos informe cuánto ingresó por este concepto al gobierno.

En televisión y audio restringida, este servicio, no obstante a que utiliza un medio técnico de radiocomunicación distinto al de televisión por cable, y que por recibir la programación debe cubrirse una suscripción, no deja de ser radiodifusión; y por tanto, su contenido debe también ser regulado en términos de disposiciones del Reglamento de Televisión por Cable y por la Ley Federal de Radio y Televisión.

Por lo que hace a la industria aérea, si bien es cierto que usted la recibió con serios problemas, los generados durante su gestión son todavía más graves, usted heredará al siguiente gobierno una industria aérea débil y vulnerable, con una sola opción, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes que usted preside, no ha podido hacer valer su autoridad para evitar el embate contra el único segmento sano de esta industria todavía, nos referimos por supuesto, a Cintra (Corporación Internacional de Transportación Aérea), misma que se ve constantemente amenazada por las políticas adoptadas por la Comisión Federal de Competencia, que pretende disolverla.

Ante esta agresión contra la industria aérea, la posición que ha adoptado desde su Secretaría, ha sido absolutamente insuficiente, pues como concesionario de las rutas, está subordinándose a los criterios de una autoridad menor, como es la Comisión Federal de Competencia, en perjuicio no sólo de la industria aérea, sino también de las empresas y de las fuentes de empleo.

Es también en su gestión, bajo la premisa de mayor competencia en beneficio de los usuarios, donde surgieron las aerolíneas de bajo costo pero de alto riesgo, como se hizo evidente con Taesa (Transportes Aéreos Ejecutivos, Sociedad Anónima), hecho en el que usted recordará, fue advertido de manera anticipada por los propios trabajadores; y ante la nula atención prestada a estas advertencias, los trabajadores se vieron, inclusive, obligados a presentar una denuncia penal, pero no obstante a estas advertencias, no fue sino hasta después del conocido accidente aéreo, que su Secretaría se vio prácticamente obligada a cancelar las operaciones de esta aerolínea.

Usted ha demostrado también agresiones importantes hacia los derechos de los trabajadores, nos referimos concretamente al derecho de huelga de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación.

Al desvirtuar la finalidad de la requisa con su firma, utilizándola con fines distintos de los que establece la ley, usted convirtió a la requisa en una medio para nulificar el derecho de huelga, durante su gestión requisó en dos ocasiones a la empresa Aeroméxico. Estos actos violentan no sólo el artículo 123 constitucional, sino también el convenio 87 de la Organización Internacional del Trabajo.

Durante su administración, la inexistencia de una política aeronáutica ha generado incertidumbre en los trabajadores y también en los posibles inversionistas, impidiendo con ello, el desarrollo potencial que usted reconoce, desde su Secretaría; y en dónde se ha privilegiado a aerolíneas internacionales; y se ha disminuido cada vez más, la presencia de las aerolíneas nacionales.

En el VI Informe de Gobierno, se afirma lo que la realidad contradice, hoy en día no existe reciprocidad en el marco de los tratados internacionales; actualmente una aerolínea holandesa KLM, vuela entre México y Guatemala. Una española, Iberia, vuela de Cancún a México y la aerolínea TCA, entre Cancún-Nueva York y México- Los Ángeles.

En todos estos casos, México por conducto de su Secretaría, cedió sus derechos a los intereses de los extranjeros; su Secretaría debió de impulsar el desarrollo de los intereses de nuestras aerolíneas mexicanas, pues, conoce que en todas estas rutas tenemos frecuencias también operadas desde aerolíneas mexicanas.

En conclusión, me remitiría señalar que durante esta gestión no se privilegiaron los intereses nacionales ante las presiones del extranjero, y se agredieron de forma evidente, los derechos también de los trabajadores de este sector; y por supuesto, no se fomentó el crecimiento del mismo.

Por su atención, muchas gracias. (Aplausos).

EL Presidente:

Gracias a la diputada Alejandra Barrales Magdaleno.

Tiene la palabra, el diputado Alonso Ulloa Vélez, del Partido Acción Nacional, hasta por diez minutos.

El diputado Alonso Ulloa Vélez:

Señor Presidente de la Mesa Directiva, señoras y señores diputados, señor Secretario.

El desarrollo de un país, se basa necesariamente en su infraestructura de comunicaciones, no puede haber desarrollo político, económico, ni social, sin un sistema de comunicaciones eficiente; un rezago en el sector de las comunicaciones y de transporte, afecta a toda la sociedad al no incorporarla al desarrollo, agranda la brecha entre clases sociales y genera más pobreza y marginación social.

No puede haber desarrollo si nuestros niños y nuestros maestros no pueden llegar en condiciones dignas a las escuelas, y si el conocimiento no llega de manera eficiente y eficaz a las aulas; no puede haber desarrollo, si nuestros enfermos no llegan a tiempo a los hospitales y los centros de salud; no puede haber desarrollo, si los productos que fabrican los artesanos y los obreros de México, no llegan a tiempo a los mercados que los demandan; y no puede haber desarrollo, si el enorme esfuerzo de nuestros campesinos y ganaderos, no lleven condiciones de calidad hasta el consumidor.

Hace casi seis años, el presidente Ernesto Zedillo aseguraba en el Plan Nacional de Desarrollo, que contar con una infraestructura adecuada, moderna y suficiente, es un requisito fundamental para el crecimiento económico. En el documento reconocía, nuestro país acusa serias deficiencias en materia de infraestructura; las más evidentes se ubican en el Sector de Comunicaciones y Transportes, un poco más adelante, insistía diciendo, que las insuficiencias en prácticamente todos los aspectos de las telecomunicaciones son considerables.

Hoy a casi seis años de distancia, vemos con preocupación -a pesar de lo que usted nos dice hoy-, que el diagnóstico sigue siendo prácticamente el mismo, siguen haciendo falta mejores accesos terrestres en algunos puertos marítimos y fronterizos; como el caso de la carretera ribereña de Colombia, Nuevo León, a la Carretera Nacional.

Siguen existiendo regiones en que no se han construido enlaces transversales para mejorar la comunicación interegional, la red alimentadora sigue presentando claras insuficiencias, al igual que la red de caminos rurales; la inseguridad en los caminos de nuestro país es cada vez mayor. El robo de camiones de carga ha crecido de manera escandalosa en los últimos años.

Los ferrocarriles siguen presentando enormes rezagos, la mayoría de los puertos marítimos, ni se han ampliado, ni se han modernizado, los rezagos en la conservación y el mantenimiento de aeropuertos, falta de capacidad en los edificios terminales y en las pistas y calles de rodaje son cada vez mayores, y acarrean cada vez más molestias y costos.

Pero el año es aún más grave, este sector -como usted sabe bien-, es tal vez el de más dinamismo mundial; es por ello que cada paso no dado representa dos pasos atrás.

Durante esta administración no se establecieron nuevas reglas para la construcción de autopistas con la participación del sector privado, lo que significó que quedara inconclusa la Red Nacional de Autopistas. Lo anterior se agravó en el programa de construcción de carreteras para el año 2000 aprobado en el Presupuesto de Egresos; usted y el presidente Zedillo, se apresuraron en los primeros días de enero a anunciar la cancelación de tramos y carreteras vitales para el desarrollo regional, en especial, en los estados gobernados por la oposición.

Existe una buena cantidad de irregularidades en el otorgamiento de concesiones, particularmente en el sexenio pasado, la actual administración habiendo detectado esas fallas, en las que en algunos casos se puede presumir corrupción, nada hizo para corregirlo. Un ejemplo de ello, es el caso del Puente Internacional de Ciudad Juárez, en donde una empresa que gana una licitación para construir un puente internacional bajo el modelo de recuperación de inversión en un tiempo de 5.8 años, se le otorgan posteriormente 25 años adicionales.

Lo anterior afecta esa ciudad fronteriza, ya que desde hace algún tiempo debiera recibir el 25% de los ingresos del puente de cuota, y con esta ampliación otorgada tardará en recibirlos más de 20 años.

Le exigimos señor Secretario, la cancelación de la ampliación de esta concesión, la inversión ha sido recuperada con creces y por tanto, esta ampliación puede ser considerada como un acto grave de corrupción.

En el transporte y carga todo está por hacerse, la modernización del sector no se dio, las decisiones no se tomaron, y las soluciones planteadas por los transportistas se quedaron esperando. El inventario de camiones de carga se nos hizo viejo, con todos los problemas de inseguridad, de ineficiencia y de costos que esto implica.

No tuvo usted la voluntad política necesaria para llamar a panel, al Gobierno de los Estados Unidos, en lo referente al cumplimiento de los acuerdos relativos al transporte suscritos en el Tratado de Libre Comercio.

En Ferrocarriles están pendientes de cumplir los compromisos contraídos por el presidente Zedillo, de respetar los derechos laborales de los trabajadores y concluir con éxito la desincorporación; prueba de ello, son las miles de demandas laborales y la incertidumbre en el que viven quienes fuera trabajadores de este sector. La construcción de un aeropuerto, es una tarea que dura más de cinco años.

Hace más de tres, que se concluyeron los estudios para el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, pues, sabemos desde entonces, que ya es insuficiente e inseguro; sin embargo, como en muchos otros temas, no fueron capaces de tomar la decisión de iniciar su construcción, por lo que tendrán que pasar por lo menos otros cinco años, esperando que no suceda ninguna tragedia.

La marina mercante, o lo que queda de ella, sigue esperando el paquete de estímulos, la solución al tratamiento fiscal con que deberá contar, así como el rediseño de lo que debe ser la industria en los próximos años.

Es inexplicable que el Ejecutivo a través de la Secretaría a su cargo, no haya sido capaz de emitir las políticas públicas y las normas que el país requiere, para transformarse con velocidad y con seguridad.

México requiere reglas claras para temas tales como la interconexión, subastas del espectro radioeléctrico, el acceso desagregado bucle local, el otorgamiento de concesiones y permisos, la reventa de señales, el registro de tarifas, la portabilidad, la comunicación privada, los servicios de valor agregado; y sin embargo, estos reglamentos siguen inexistentes.

Nuestro Partido ha venido presentando distintas propuestas orientadas a buscar solución, algunos conflictos existentes, todos los actores de la industria han hecho lo mismo, sin embargo, vemos que usted ha despreciado cuanto intento de ayuda y colaboración se le ha ofrecido; se tardó en tomar decisiones, y lamentablemente, son los norteamericanos quienes hoy lo están empujando a tomarlas.

Más de doscientos amparos, gran incertidumbre jurídica, desaliento a las inversiones, millones de usuarios insatisfechos, las tarifas de interconexión más altas del mundo, enfrentamientos estériles; este es el saldo que nos deja.

En telefonía sigue en México el dominio casi monopólico de una sola empresa, que con el apoyo de su gobierno ha sorteado todos los reclamos de los millones de usuarios insatisfechos y han mantenido el control del mercado y de las tarifas; ha tenido que ser con presiones internacionales que se empiezan a dar resoluciones en torno a temas como el de las tarifas de interconexión y dominancia; pero no sólo ha sido un monopolio protegido, sino que además no se ha exigido ninguna reciprocidad en inversión, para ampliar y modernizar la infraestructura, seguimos muy por debajo en el número de líneas por habitante, muy por debajo de las condiciones de nuestros socios comerciales.

Hace 10 años, Europa estaba más rezagada que nosotros en estos temas, hoy tienen el 100% de los hogares con teléfono y nosotros menos de 12 por cada 100 habitantes, Polonia, Argentina, China y otros países más, han hecho su apertura con reglas claras y han generado certidumbre jurídica, nosotros no hemos sido capaces de hacerlo.

Y por si fuera poco, los que menos tienen, aquellos que viven en las zonas más alejadas y pobres del país, son los que más caro pagan el servicio telefónico.

En resumen, señor Secretario, deja usted un hueco difícil de llenar, no el de su puesto como Secretario, sino el del desarrollo de las comunicaciones y el transporte, que al día de hoy debiera tener nuestro país y que tendremos que construir los mexicanos en los próximos años, de manera acelerada.

Gracias.
(Aplausos)

El Presidente:

Gracias al diputado Alonso Ulloa Vélez (aplausos).

Tiene la palabra el diputado Jesús Orozco Alfaro, del Partido Revolucionario Institucional, hasta por 10 minutos.

El diputado J. Jesús Orozco Alfaro:

Con su permiso, señor Presidente, compañeras y compañeros diputados, señor Secretario de Comunicaciones y Transportes.

Sin duda, las comunicaciones y los transportes, son elementos estratégicos para el desarrollo y la integración nacional, para la fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional, este sector es no sólo indispensable para fortalecer la competitividad de nuestra economía, sino que constituye, también, uno de los principales instrumentos para combatir el aislamiento, la pobreza y la marginación.

Acorde con ello, consideramos que para cualquier gobierno debe ser prioridad, procurar el entorno adecuado, para que esta infraestructura se desarrolle de manera sana y sostenida. Por eso reconocemos el esfuerzo realizado por la actual administración federal, para impulsar el crecimiento de este estratégico sector, con bases estructurales más firmes y con una nueva visión de largo plazo; pensamos que como resultado de este esfuerzo, se están reactivando los distintos modos de transporte, tal como se consigna en el informe, particularmente el sistema ferroviario, que en los últimos dos años ha alcanzado máximos históricos en el movimiento de carga.

También se puede constatar que nuestros puertos han recobrado su dinamismo y que gracias a ello hoy tienen mayor capacidad instalada, los precios de las maniobras se han reducido, como aquí ya se ha apuntado, y existen más líneas de servicio regular para el transporte internacional, fortaleciendo así el comercio exterior de nuestro país.

No podemos soslayar que constituye un gran avance, el hecho de que ahora se destinan más recursos públicos para atender el desarrollo de la infraestructura carretera, sin dejar de reconocer que hay rezagos en materia de construcción y conservación de caminos rurales y carreteras en diferentes partes del país, que es imperativo atender, como por ejemplo, me permitiría a citar los estados de Tamaulipas, Zacatecas, Veracruz, entre otros.

En el ámbito de las telecomunicaciones, hemos sido testigos de transformaciones sustanciales, que han derivado en una mayor variedad y presencia de los servicios en nuestra sociedad; hoy en día obtener cualquier servicio telefónico y acceder a las carreteras de la información como el Internet, es más sencillo, con lo que se han multiplicado el número de usuarios que se benefician de todos los servicios de telecomunicaciones.

En este contexto, señor Secretario, es en este contexto que... señor Secretario, que nuestra fracción parlamentaria desea plantear en esta comparecencia, nuestras posturas relacionadas con el presente y el futuro de las comunicaciones y los transportes de nuestro país.

Los legisladores priístas estamos preocupados por la experiencia que hemos tenido en México con las desincorporaciones y las privatizaciones, nos interesa comprobar, si en realidad la función reguladora del estado es eficaz y suficiente, para garantizar que los objetivos de estas privatizaciones se cumplan.

Queremos saber con mayor precisión, qué hace el gobierno federal para garantizar que los servicios que se ofrezcan, sean de calidad, que los nuevos concesionarios sean serios y responsables, y qué garantías existen de que no habrá problemas financieros que nos lleven a futuros rescates.

Queremos saber, también, si no va a pasar lo mismo que en las concesiones carreteras, en otros sectores que recientemente se han abierto a la inversión privada, como es el caso de los ferrocarriles, los aeropuertos, los puertos y las telecomunicaciones; en este sentido es indispensable asegurar que ante la vulnerabilidad de algunas empresas -por aquí se ha citado el caso de Tribasa-, es importante que no se generen riesgos que pongan en peligro los objetivos de la apertura, en este caso en los aeropuertos.

Es una gran inquietud para nuestra fracción parlamentaria, saber si sí se han dado los cambios normativos institucionales que permitan atender con oportunidad cualquier riesgo.

En síntesis, no queremos rescates que signifiquen una carga adicional para los mexicanos, ya que en el caso de rescate carretera, mencionado, no sabemos si éste está cumpliendo con sus propósitos, cuánto le va costar al país y a cada mexicano, y si se están tomando las medidas adecuadas para que la deuda de este rescate, no se siga incrementando en perjuicio de los contribuyentes y del erario público.

Por otro lado, en materia de telecomunicaciones, nos preocupan alguna de las reacciones que ha generado el nuevo entorno de competencia en el sector; hemos observado cómo la regulación ha resultado insuficiente y que en muchos acasos no se han tomado oportunamente las resoluciones que garanticen el crecimiento ordenado y armonioso de la infraestructura y los servicios, de acuerdo al creciente número de usuarios de las telecomunicaciones.

Cito, por ejemplo, el caso de la telefonía celular, donde si bien ha habido un enorme crecimiento de número de usuarios -como usted la mencionó en su intervención inicial, señor Secretario-, también se ha dado un deterioro de la calidad del servicio que recibimos y hay serios cuestionamientos en cuanto a sus tarifas. En este caso no se perciben acciones concretas para superar esta problemática y no sabemos si de verdad la autoridad reguladora cuenta con las suficientes facultades para obligar a las empresas a mejorar la calidad de los servicios que ofrece.

También en el renglón de telecomunicaciones, tenemos la inquietud de saber si la autoridad reguladora actúa oportuna y parcialmente ante las controversias existentes entre los distintos operadores, o lo hace como consecuencia de presiones internacionales que protegen los intereses de los nuevos competidores externos.

Sabemos que la dependencia a su cargo, señor Secretario, trabaja para mejorar el marco regulatorio y hacer más efectiva la competencia, lo que no sabemos son los motivos reales por los que se impusieron recientemente, obligaciones específicas a Telmex y por qué se realizó este proceso hasta ahora.

Estas son sólo una muestra de las inquietudes que nos deja el proceso de apertura, sabemos que este proceso puede representar muchos beneficios, principalmente para el consumidor, pero existe incertidumbre de sí efectivamente se toman las medidas necesarias para garantizar que el usuario final aproveche cabalmente los beneficios de la apertura.

Nuestro grupo parlamentario está consiente de que nuestra agenda legislativa debe atender todos estos temas y otros más, como un paso indispensable para superar los principales retos que tiene el Sector de Comunicaciones y Transportes hacia el futuro.

En este sentido, creemos que deben revisarse las facultades que tienen las instancias reguladoras, incluso analizar la conveniencia de crear nuevos entes reguladores que garanticen una efectiva competencia y la calidad que los mexicanos demandamos y merecemos en todos los servicios de las comunicaciones y los transportes.

Para nosotros es prioritario que el Estado mexicano cuente con la fuerza suficiente y con los medios necesarios, para lograr que los particulares cumplan con los propósitos que se han establecido en los procesos de apertura. Por ellos estamos obligados a proponer iniciativas que resuelvan problemas y vacíos de ley, sobre todo en un sector tan dinámico y con importantes avances tecnológicos, como el de las telecomunicaciones, de tal forma que la ley no se convierta en un obstáculo para su adecuado crecimiento.

Por otro lado, en nuestra fracción no podemos dejar de mencionar la necesidad de que el gobierno federal atienda, de manera eficaz, la controversia, que en el marco del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, enfrentan los transportistas de carga y de pasajeros de nuestro país, ante la clara violación de las autoridades norteamericanas, a los compromisos de apertura contenidos en el propio tratado y queremos solicitarle que de la evolución de este asunto, señor Secretario, la Cámara de Diputados esté informada oportunamente.

Compañeras y compañeros diputados, señor Secretario, los legisladores priístas planteamos nuestra disposición para que en esta Cámara se construyan los consensos y los acuerdos necesarios para que las comunicaciones y los transportes de México tengan el marco normativo que hoy se requiere para darle continuidad a los avances y los cambios ya logrados, así como responder con oportunidad a los enormes desafíos que hoy se enfrentan.

Queremos que las carreteras, puertos, ferrocarriles, aeropuertos y las telecomunicaciones, sean mejores vías de desarrollo y progreso para todos; para todos los mexicanos. ¡Muchas gracias por su atención!

El Presidente :

Gracias, al diputado Jesús Orozco Alfaro.

Tiene la palabra el licenciado Carlos Ruiz Sacristán, secretario de Comunicaciones y Transportes, hasta por diez minutos; lo puede hacer desde su lugar, por favor, señor secretario.

El Secretario Carlos Ruiz Sacristán:

Gracias, señor Presidente, con su permiso.

En las posiciones que he escuchado de las cinco fracciones parlamentarias se han comentado o preguntado un número importante de preguntas o de cuestionamientos que en estos diez minutos me sería imposible abarcar totalmente, pero pues, en mi compromiso, para que cada una de ellas le pueda dar yo puntual respuesta por escrito, si no es que en las siguientes preguntas se vuelve a tocar este tema.

El diputado Juan Carlos Regis hizo algunos comentarios sobre la apertura a la inversión de particulares en distintos sectores y afirmó y asevera, que esto ha disminuido la inversión y que la apertura no ha tenido ningún incremento en productividad.

Y creo, señor diputado, que es exactamente al contrario; lo que ha sucedido es lo contrario; hay mucha más inversión ahora, que la que había antes. Los recursos públicos que se dedicaban a subsidiar modos de transporte sin que incrementaran los activos del Estado o mejorara la productividad o la eficiencia o la calidad del modo de transporte, ahora se utilizan para otros tipos de inversiones del Estado.

Entonces, sin duda, el incremento en la inversión se ha dado; y si sumamos la inversión pública que se da todavía en algunos sitios, como carreteras y en algunas partes en los puertos; lo que estamos invirtiendo, afortunadamente hoy, es mucho más de lo que invertíamos antes.

Decía usted que en el Sector de Comunicaciones y Transportes la evidencia de que están mal las cosas, es que tiene un crecimiento del Producto de tan solo 0.5 por ciento; mientras el Producto del país está creciendo al 4 y medio ó 5.

Sinceramente, no sé de dónde obtuvo esa cifra, porque está totalmente equivocada. Lo que está sucediendo en el Sector de Comunicaciones y Transportes es exactamente lo contrario; el Sector está creciendo muy por encima de lo que crece el Producto, y déjeme darle dos cifras: el producto, el PIB de comunicaciones y transporte y almacenaje, de 94 al primer semestre del 2000 creció 42 por ciento y el de comunicaciones ha crecido 69.2 por ciento; mientras el PIB total ha crecido 21.4.

Entonces, no es que haya crecido menos, sino que haya crecido mucho más; le voy a enviar esas cifras para que usted las tenga y le voy a enviar también las cifras de inversión pública y de inversión privada en los modos de transporte, para que usted se pueda cerciorar que lo que ha sucedido es exactamente lo contrario de lo que usted afirma.

El diputado Arturo Escobar y Vega, del Partido Verde Ecologista comentaba sobre la relación que tiene la ecología y la construcción de proyectos, y presentaba, y nos comentaba sobre algo que yo considero que es un falso dilema; se pueden hacer proyectos, infraestructura carretera, portuaria y ferroviaria, sin necesidad de que afectemos la Ecología.

Creo que en este tema hemos avanzado mucho; la Secretaría de Comunicaciones y Transportes a mi cargo, desde hace ya años, hace estudios de impacto ecológico por cada proyecto que va a construir, para cerciorarnos de que no afectemos o que afectemos lo menos posible a la naturaleza; pero creo que uno de los asuntos que se tiene que comentar mucho, y platicar a fondo, es que no existe el dilema. Se pueden hacer proyectos de infraestructura sin afectar la Ecología y también, otro asunto muy importante que, por ejemplo, las poblaciones donde no tienen esa infraestructura, pues tienen todo el derecho a que la tengan; y tienen todo el derecho a que les construyamos las carreteras; les construyamos los caminos y que al mismo tiempo, conservemos los recursos naturales.

Comentó rápidamente sobre el aeropuerto alterno; el proyecto del aeropuerto alterno de la Ciudad de México y yo lo que le diría ahí, señor diputado; que existen dos alternativas viables o dos alternativas que hemos identificado viables, desde el punto de vista ecológico y desde el punto de vista económico-financiero y de transporte.

Para ambas alternativas, se han hecho los estudios de impacto ambiental por la Universidad Nacional Autónoma de México; sería en estos momentos; sería imposible que se pudiese tomar una decisión de cualquier proyecto de esta magnitud si no contase con los estudios de impacto ambiental y cómo remediar, en su caso, los impactos que estos tuvieran; descuide, que cuando esta decisión se tome, se tomará con la conciencia ecológica que creo que todos tenemos y debemos de tener para un proyecto de esta naturaleza.

La diputada Alejandra Barrales nos hizo una serie de comentarios sobre carreteras, telefonía y una serie de datos que con mucho gusto se los vamos a enviar; pero presentó un argumento que no me parece sostenible; un argumento en donde es aceptable el que no exista competencia en empresas aéreas o de telefonía para que genere más infraestructura y que al mismo tiempo, estamos haciendo las cosas más por hacer lo mismo, en los puertos, aeropuertos y ferrocarriles de nuestro país.

Todos son sectores importantes, todos son sectores que se han abierto a la inversión privada; todos tienen concesiones y todos deben ser regulados de acuerdo a sus leyes.

No podemos tener características distintas o criterios distintos para la telefonía; para las líneas aéreas; para los puertos, aeropuertos y ferrocarriles. Lo que queremos es generar competencia en todos ellos, para que salga beneficiado lo que más me interesa a mí, que es los usuarios de esos modos de transporte.

Ahora, dentro de esto, desde luego que debemos de cuidar muchas cosas; que tengamos objetivos sostenibles; que tengamos políticas de largo plazo de cada uno de los sectores; que nos permita tener un desarrollo y más beneficios para los usuarios, para los trabajadores y para todos los que participamos en el sector.

Seguramente, en adelante tendré oportunidad de hacer algunos comentarios adicionales respecto a Cintra (Corporación Internacional de Transportación Aérea)

Un comentario respecto al satélite, que no hemos dicho quién es la empresa que otorgó la póliza del satélite y cuánto vamos a cobrar por el satélite; el gobierno federal; ¡pues no vamos a cobrar nada!, porque el satélite ya fue privatizado y va a ser cobrada esa póliza por la empresa que es concesionaria del satélite; y la póliza es aproximadamente de unos 250 millones de dólares.

El gobierno federal adicionalmente a esa póliza, adicionalmente en esa póliza, adquirió una póliza por el equivalente de unos 20 millones de dólares, para proteger la banda "l" de ese satélite y que aplicaremos, seguramente, en la adquisición del nuevo satélite, para que contemos con una banda "l" y que nos permita el tener esos (ininteligible) para la telefonía satelital rural.

Los datos sobre las privatizaciones, los recursos que se han obtenido, están en los informes, están en la Cuenta Pública, pero con mucho gusto, señora diputada, yo le haré llegar con detalle, cuáles han sido las sumas, los tiempos de cada una de las privatizaciones o concesiones que hemos otorgado, para que usted la tenga.

Rápidamente, el diputado Ulloa Vélez del PAN, hizo algunos comentarios en donde decía que el diagnóstico ahora, era igual al que teníamos hace seis años y que en los puertos no ha pasado nada; que en los ferrocarriles tampoco. Yo, señor diputado, me daría mucho gusto invitarlo a usted y a otros diputados que quieran venir, a que observemos en sitio, lo que ha pasado con los puertos; lo que está pasando con los ferrocarriles; lo que está pasando con el transporte y lo que está pasando con los aeropuertos.

Creo que el cambio ha sido enorme; un cambio fundamental y que sienta las bases para un desarrollo mucho más acelerado de los transportes y las comunicaciones de nuestro país.

... hace un comentario el Zaragoza-Isleta; es problema grave, un problema complejo, de una falta de claridad, en algunos de los documentos.

Y quiero informarle -como lo he hecho al señor Gobernador del estado- que hemos iniciado el procedimiento para cancelar esa concesión, pero sin violentar los derechos de los concesionarios. Creo que es fundamental en este país, que cada quien tenga la oportunidad de defenderse ante las autoridades competentes, para que no hagamos cosas que luego resulten o puedan ser arbitrariedades.

Yo estoy convencido de que esa concesión ya se terminó o está a punto de terminarse, y por eso hemos iniciado ya o iniciaremos el día de hoy o mañana, ese procedimiento.

El TLC (Tratado de Libre Comercio), el panel que no hemos tenido la voluntad de echar en marcha. Déjeme informarle que ya está terminando; se inició hace tiempo y está a punto de obtener sus resultados.

Ferrocarriles, trabajadores -bueno-, es la primera vez que veo a los trabajadores ferrocarrileros jubilados, la única empresa del sector público que tiene ya un fondo de pensiones para que podamos pagarles total y absolutamente las pensiones y garantizarles a esos jubilados. Hay cerca de 16 mil millones de pesos depositados en el fondo, están hechos los cálculos actuariales, y lo que nos falta ahora, es firmar el fideicomiso con los trabajadores, que debe quedar en los próximos días.

El general Orozco... no sé si me queda tiempo.

Gracias.

El Presidente:

Gracias, señor Secretario.

Entramos al primer turno de preguntas y respuestas de conformidad con el acuerdo parlamentario. El método que se seguirá será el siguiente: un diputado o diputada de cada grupo parlamentario formulará una pregunta hasta por cuatro minutos, a lo cual, el señor Secretario tendrá oportunidad de responder hasta por 8 minutos; posteriormente se consultará al grupo parlamentario si desea hacer uso de su derecho de réplica; en caso afirmativo tendrá la palabra el grupo parlamentario, para una réplica de hasta cuatro minutos.

Para este primer turno de preguntas y respuestas se han inscrito los siguientes diputados y diputadas: diputado Jaime Cervantes Rivera, del Partido del Trabajo; diputada María Teresa Campoy Ruiz Sánchez, del Partido Verde Ecologista de México; diputado Alfonso Oliverio Elías Cardona, del Partido de la Revolución Democrática; diputado José Ramón Soto Reséndiz, del Partido Acción Nacional, y el diputado Omar Fayad Meneses, del Partido Revolucionario Institucional.

Tiene la palabra, para formular sus preguntas, el diputado Jaime Cervantes Rivera, del Partido del Trabajo, hasta por 4 minutos.

El diputado Jaime Cervantes Rivera:

Con el permiso de la Presidencia, señor Secretario de Comunicaciones y Transportes.

En esta primera ronda de preguntas sobre la materia del IV Informe, en su apartado de Comunicaciones y Transportes, queremos hacer hincapié en problemáticas que consideramos, son de interés de la sociedad mexicana y merecen una explicación detallada de su parte.

Dos de ellos tienen que ver con la política de venta de empresas, que históricamente estuvieron en manos del gobierno federal y que, ahora de manera fundamental, son manejadas por la iniciativa privada.

En años anteriores y con motivo del análisis del Informe de Gobierno, hemos insistido en la situación imperante en el servicio teléfonico que presta Teléfonos de México, empresa que fue vendida en el sexenio pasado. Ha sido una preocupación constante de los usuarios del servicios telefónico, el elevado precio de las garantías telefónicas que se cobran en nuestro país.

La realidad es, señor Secretario, que el gobierno asume una actitud contradictoria, pues, por un lado promueve firmemente la competencia económica, y por otro no cumple intencionalmente los principios de libre mercado que enarbola y defiende en los foros internacionales.

Señor Secretario, ¿no le parece contradictorio que a raíz de la privatización de Telmex, los costos sean tan elevados?; ¿a caso no era la liberación de los sectores clave garantía para contar con tarifas más competitivas y reducir el número de quejas por mala prestación de servicio, que por cierto, en promedio cada mes suman más de 3 mil?; ¿ésta debe ser la eficiencia y competitividad de una empresa que se supone mejoraría su desempeño en manos privadas?; ¿qué opinión le merece que se hayan inclumplido las expectativas anunciadas en 1997 por el gobierno federal, en el sentido de que la competencia entre compañías telefónicas disminuiría entre 30 y 40% el costo de la telefonía local? Si éstos son los saldos de la liberación en el sector de telefonía, tal vez sería adecuado pensar en otro esquema que, realmente, promueva la competencia entre empresas y no se siga fomentando un monopolio de facto, como lo sigue siendo la empresa propiedad de Carlos Slim.

Debe usted reconocer que no hay ni habrá competencia sana si persiste un costo de interconexión tan elevado como el que pagan las demás empresas telefónicas por usar la red de Telmex. ¿Qué medidas se están tomando en ese sentido, por parte de la dependencia que usted dirige y de la Cofetel (Comisión Federal de Telecomunicaciones) ¿seguiremos presenciando una competencia desleal, que sólo desalienta el volumen de inversiones en el sector y genera malestar entre los empresarios y los ciudadanos?

Desafortunadamente, la situación de prebendas y beneficios a capital privado, no sólo imperan al sector de la telefonía, las carreteras concesionadas por el gobierno federal, también reciben cuantiosos recursos del erario público para solventar las malas inversiones que se han hecho en el sector.

En las páginas 461 del texto del IV Informe de Gobierno, se afirma que se ha dado especial atención a la modernización y mantenimiento de la infraestructura, a fin de contar con carreteras y caminos modernos y más seguros.

De entrada, lo asentado en este documento es aceptable, e incluso, deseable. El problema no es la intención, sino el costo en que se incurre por alentar esta política de manera parcial y desordenada.

Afirmamos lo anterior, porque dentro de este esquema de modernización, se concesionaron varios tramos carreteros -23, para ser más precisos- para que fueran construidos y administrados por empresas privadas, que a la postre, tuvieran que ser absorbidas por el gobierno federal al incurrir los concesionarios en situaciones de insolvencia y no mantener el costo de operación de las mismas.

Este salvamento implicó la erogación de más de 57 mil millones de pesos en dos rubros principalmente: la asunción de créditos bancarios por un monto de 36 mil 646 punto un millones de pesos, y la emisión de pagarés con el propósito de liquidar las cuentas por pagar de dichos proyectos.

Nuestro cuestionamiento va dirigido en el sentido de la eficiencia de estas inversiones; por qué se insiste en esta política de rescate de empresas privadas, cuando se supone que se concesionan para liberar recursos públicos que serían canalizados para atender otras áreas como el desarrollo social.

El gobierno federal afirma que los recursos públicos deben ser administrados lo mejor posible; entonces, no entendemos este nuevo lenguaje por parte de los funcionarios, de privilegiar las ganancias privadas por encima de las necesidades públicas.

Esperamos sus comentarios.

Muchas gracias.

El Presidente :

Gracias al diputado Jaime Cervantes Rivera.

Tiene la palabra el licenciado Carlos Ruiz Sacristán, hasta por 8 minutos.

El Secretario Carlos Ruiz Sacristán:

Muchas gracias, señor Presidente.

El señor diputado hizo varios comentarios, trataré de darle respuesta a ellos.

Primero, el comentario respecto a las tarifas que cobra Teléfonos de México en cuanto al servicio local, usted ha comentado que estas tarifas son altas.

Déjeme decirle que ésta ha sido una preocupación constante de la Secretaría, de que realmente las tarifas de la telefonía local reflejen los costos.

Hace algún tiempo, no teníamos competencia en telefonía local porque las tarifas que se ofrecían la público eran demasiado bajas, entonces, no había un inversionista que pudiese participar en este sector, porque no podía cobrar tarifas que fueran inferiores a sus costos. Empezó a haber un revalanceo tarifario entre las tarifas de larga distancia y las tarifas de telefonía local, esto sucedió en todo el mundo, había un subsidio cruzado entre las tarifas de larga distancia local y empezamos a revalancear con el propósito de que cada una de las líneas de servicio tenga tarifas apropiadas.

Creo que las tarifas locales están en rango con lo que sucede en la mayoría de las partes del mundo; pero yo debo reconocer que al ser empresas con costos internacionales, porque el costo del capital y los equipos, que son internacionales, pues tienen que reflejar los costos que dan en un país donde tenemos un ingreso bajo, pues a veces, sucede que esas tarifas parezcan elevadas; pero hemos cuidado mucho ese aspecto y hemos resuelto lo que va a suceder en los próximos dos años, respecto a esa canasta tarifaria y hemos obligado a Telmex que haga una reducción del 4 y medio por ciento, en términos reales, anuales, para que el usuario tenga un efecto de productividad en sus tarifas.

Habla usted que en el 97 anunciamos que la telefonía rural iba a disminuir 30 ó 40%, eso, señor diputado, nunca lo hemos dicho; lo que dijimos es que la larga distancia iba a reducir 30, 40% más, lo cual sucedió se han producido cerca del 50% las tarifas y yo espero que en un futuro esto se vaya reduciendo más. También hizo un comentario sobre el costo de interconexión. Ahora compete a las autoridades definir el costo de interconexión para el año entrante, después de que las empresas telefónicas no se pusieron de acuerdo y en los próximos días y de manera más concreta, a principios de la semana entrante, la Comisión Federal de Comunicaciones, definirá ese costo de interconexión y yo le puedo asegurar que los criterios que estamos tomando es establecer mejores condiciones de competencia en nuestro país y que ese costo de interconexión ayude a resolver una serie de problemas que se han presentado.

El Presidente:

Muchas gracias, señor Secretario. Se consulta al grupo parlamentario si va a hacer uso de su derecho de réplica. Adelante.

Tiene la palabra el diputado Jaime Cervantes Rivera, del Partido del Trabajo.

El diputado Jaime Cervantes Rivera:

De nuevo con el permiso de la Presidencia. La tónica general de la administración que culmina en noviembre próximo, ha sido la de postergar las decisiones trascendentales y necesarias en materia de desarrollo nacional. Ha sido una administración que ha pretendido modernizar áreas estratégicas de la economía: las comunicaciones, los transportes o señalar las más relevantes. Lo grave de este asunto, es que los resultados son magros y en muchas ocasiones con más perjuicios a la población, en lugar de los beneficios que se pregonaron en el momento de llevar a cabo estas transformaciones.

En ciertos rubros, la inflexibilidad gubernamental raya en lo absurdo. Para promover criterios de modernidad, eficiencia y liberación de sectores como el campo, la industria, el comercio, han sido inflexibles y han llevado al extremo los criterios neoliberales, pero cuando se trata de proteger a los sectores privilegiados como los banqueros, se ponen a su disposición cuantiosos recursos públicos en detrimento del erario público, incrementando el costo de la deuda nacional.

Esta política de dos caras, en buena medida, ha hipotecado el futuro de la nación y de sus habitantes. Como lo señalamos en nuestra ronda de preguntas, el Ejecutivo federal, en lugar de promover una política sana de desregulación y fomento económico en el caso específico de las comunicaciones y los transportes, ha generado situaciones contrarias el dogma económico que enarbolan, como es el caso de los teléfonos y las carreteras.

No obstante las aclaraciones y señalamientos que ha hecho el señor Secretario, la cuestión de fondo, la situación que no se atiende de manera adecuada, es la modificación de la política de desregulación del gobierno federal. El grupo parlamentario del Partido del Trabajo insiste categóricamente, como lo ha hecho en otras ocasiones, en que sea revisada la concesión de Teléfonos de México, porque este empresa incumple, de manera permanente y sistemática, con las obligaciones que derivan del título de concesión otorgado, así como de las disposiciones de carácter general que emite tanto la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, como la Cofetel (Comisión Federal de Telecomunicaciones), o bien, señor Secretario, tendremos que esperar el fallo de los organismo internacionales reguladores del comercio mundial para que Telmex (Teléfonos de México) cumpla con el paradigma neoliberal.

El Partido del Trabajo está en contra de la política privatizadora impulsada por la tecnocracia que nos gobierna, rechazamos tajantemente que el Estado quiera rehuir las responsabilidades básicas que ha contraído con la sociedad. Es cierto que por ahora no podemos dar marcha atrás a estos procesos, pero lo menos que se debe exigir, es que se cumpla con los objetivos que ellos mismos se trazaron. Con relación a la cuestión del rescate carretero, nos parece que la responsabilidad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes es ineludible, nos cuesta trabajo creer que una dependencia altamente especializada en la evaluación de proyectos de infraestructura vial, no tuviera la competencia técnica para emitir una opinión cierta y razonable sobre la factibilidad de los proyectos que fueron presentados en su oportunidad.

Por eso, el pueblo de México y la opinión pública, tienen dudas más que razonables acerca de la transferencia del proceso de privatización y rescate financiero. Señor Secretario, las sombras de las sospechas sobre este oscuro asunto no aclarado, también le alcanza a usted.

Muchas gracias.

El Presidente:

Gracias el diputado Jaime Cervantes Rivera.

Tiene la palabra, hasta por cuatro minutos, la diputada María Teresa Campoy Ruy Sánchez, del Partido Verde Ecologista Mexicano, para formular sus preguntas. Partido Verde Ecologista de México, perdón.

La diputada María Teresa Campoy Ruy Sánchez:

Con su permiso, señor Presidente, compañeros y compañeras diputados, señor Secretario Ruiz Sacristán.

El área de comunicaciones y transportes ya no es una actividad que anteriormente estaba prácticamente cerrada a la competencia y a la participación de los particulares. Entonces, señor Secretario, yo le pregunto a usted, ¿cómo explica que la participación de la inversión privada en la telefonía celular esté ofreciendo un mal servicio a los usuarios y a un costo muy elevado?, ¿cómo puede esa Secretaría a su cargo establecer controles para que se otorguen mejores servicios y mejores tarifas en cuanto a este tipo de telefonía?

En cuanto a la telefonía pública, larga distancia nacional e internacional, servicio local y acceso, las reglas que fueron hechas sin consultar a las empresas competidoras en el título de concesión contienen contradicciones y le amplían las capacidades a Telmex para estrangular a los nuevos participantes, por lo tanto, no se cumplió con el objetivo de garantizar una competencia justa y equitativa a pesar del alarde con que se hizo.

La presión internacional y, sobre todo, la norteamericana en contra de Teléfonos de México, es por todos conocidas, ¿qué acciones está realizando Comunicaciones y Transportes para que independientemente de las resoluciones de los páneles internacionales, resulte esta controversia en beneficio de los usuarios?

Por otro lado, la afluencia vehicular en las autopistas concesionadas es mucho menor debido a los serios problemas derivados de altas tarifas, así como el desgaste indiscriminado a las que son sometidas por el excesivo peso que transportan las diferentes compañías y particulares dedicados al negocio de la carga.

Es necesario que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes establezca una vigilancia adecuada para evitar el deterioro de nuestras carreteras y con ello evitar recargar el costo de mantenimiento de las mismas a los conductores de automóviles, el cual es superior al de muchas naciones. ¿No lo cree usted así, señor Secretario?, y muchas gracias.

El Presidente

Gracias a la diputada María Teresa Campoy Ruy Sánchez.

Tiene la palabra el licenciado Carlos Ruiz Sacristán, hasta por ocho minutos.

El Secretario Carlos Ruiz Sacristán:

Muchas gracias. Rápidamente haré un comentario al diputado Jaime Cervantes, respecto a los comentarios que hizo sobre el rescate carretero.

Sobre este asunto ya lo he comentado en repetidas ocasiones aquí en la Cámara de Diputados, en distintos grupos de trabajo, a los diputados anteriores y les hemos proporcionado toda la información. Así es que, señor diputado, no debe de tener ninguna duda, yo no tengo ninguna duda tampoco de lo que se hizo, fue la resolución de un problema que nosotros no causamos, un problema que estaba ahí, que estaba afectando al país, que estaba afectando a los usuarios, que estaba afectando a los bancos, que estaba afectando a las constructoras.

Ojalá esto no hubiera sucedido, pero el problema se presentó y lo resolvimos y ahí está la información completa para que ustedes lo puedan ver. Hemos mandado veinte libros blancos a la Cámara de Diputados, me faltan tres libros blancos que serán enviados en el transcurso de los próximos días para que ustedes cuenten con toda la información al detalle para que puedan hacerse un juicio al respecto y, desde luego, estoy a sus órdenes para poder dar cualquier aclaración respecto a este tema, que insisto, es un tema muy importante y que debe de quedar total y absolutamente claro para todos.

Ese es mi principal interés.

La diputada María Teresa Campoy, nos hizo algunos comentarios de celulares, particularmente de la calidad de los celulares, que es algo que a mí también me preocupa mucho, a todos los usuarios nos preocupa mucho: Hubo un incremento explosivo del número de celulares en nuestro país. Cambiamos las reglas en mayo del 99 a un sistema que se llama el que llama paga, para que los usuarios de telefonía celular no tuviesen que pagar cuando alguien les llamara, aunque fuera ocupado o que no quisieran recibir esta llamada.

¿Qué sucedió?, lo que esperábamos, que hubo un crecimiento explosivo de la demanda y yo debo decir que esta medida fue tomada por las autoridades y no están de acuerdo las empresas de celulares. No les gustaba la medida porque creían que se iba a bajar el número de usuarios. Por ello no hicieron las inversiones a tiempo para poder sustentar y sostener una tasa de crecimiento tan alto. En base a ello, tuvimos que poner una serie de castigos a las empresas, una serie de mediciones para cerciorarnos que no teníamos, por cierto, para cerciorarnos de la calidad de los celulares y que cumplan con los estándares que hemos establecido.

Las empresas están invirtiendo cantidades muy importantes de recursos: mil 800 millones de dólares en este año, tendrán que invertir otra cantidad parecida, cuando menos el año entrante, porque la expansión de los celulares va a seguir. Pero yo estoy seguro, confío que vamos a ir viendo una mejora paulatina de la calidad de ese servicio y están establecidas las reglas, claras y transparentes, para que si eso nos suceda volvamos a sancionar a estas empresas.

Hizo un comentario también, señora diputada, sobre las reglas de dominancia que se acaban de establecer y donde comenta que hay un retroceso en estas reglas, yo creo que es exactamente lo contrario. Es la primera vez que en nuestro país se emiten reglas de dominancia para alguna empresa, esto nunca se había hecho en la historia de México, finalmente las emitimos.

Son reglas que han sido pensadas con una gran profundidad, que tienen una base jurídica suficiente y que pretenden, sin duda, mejorar y ampliar la competencia en nuestro país.

Lo que queremos es una competencia equitativa, una competencia sana y que salgan beneficiados los usuarios con mejores servicios, con mejor calidad y esperemos que con precios más accesibles.

La Organización Mundial de Comercio, que también usted comentó, tenemos un acuerdo firmado con ellos, el gobierno americano está haciendo una demanda respecto a un supuesto incumplimiento de este acuerdo, yo le debo decir, diputada, que no hemos incumplido en ningún acuerdo. Y mucho menos que nos dejemos presionar por nadie.

Las reglas que establezcamos en el sector de telecomunicaciones o en el autotransporte, son las reglas que creemos que nos convienen como país; que nos convienen para desarrollar la industria y no he aceptado nunca ni aceptaré presión alguna, ni de empresas extranjeras ni de empresas nacionales.

Las carreteras rescatadas, usted comenta, que se ha de disminuir el aforo. Déjeme decirle que ha sucedido exactamente lo contrario.

Yo estaba seguro que en el momento que redujésemos las tarifas, como lo hicimos, particularmente para los camiones de carga, para los autobuses, y lo que es lógico, iba a haber un incremento importante en el número de usuarios; y eso, afortunadamente, está sucediendo.

Tengo ejemplos como la Chamapa - Lechería, una carretera aquí muy cercana, donde pasaban cerca de 2 ó 3 mil vehículos al día, era una carretera carísima, redujimos las tarifas sensiblemente. Ahora pasan cerca de 15 mil vehículos.

Entonces, estamos logrando el propósito de las carreteras: que se usen por más gente y que también desviemos tráfico de las carreteras libres hacia las carreteras de cuota. De esta manera, también los que transitan las carreteras libres se verán beneficiados con una carretera con menos automóviles y que esté mejor conservada y con mejor mantenimiento.

Tiene mucha razón en comentar usted el problema de los pesos y dimensiones de los camiones de carga. Desafortunadamente, empezaron a sobrecargar esos camiones y empezaron a utilizar remolques mucho más largos de lo que son aceptables por la seguridad.

Ha habido una modificación importante al Reglamento de Pesos y Dimensiones y una vez hecha esa modificación, lo que estamos haciendo ahora es ver que, efectivamente, se cumpla. Estamos haciendo operativos en las carreteras del país, que hace mucho que nos se hacían, con un sistema distinto para evitar la corrupción y creo que los resultados que estamos teniendo son muy satisfactorios.

Los transportistas han entendido que este asunto se tiene que resolver y, sobre todo, también las empresas que contratan a los transportistas, no están presionando tanto a este sistema porque ahora son corresponsables de la multa que impongamos, no solamente los transportistas, sino también las empresas que contratan los servicios.

Y estoy seguro que con estos procedimientos vamos a ir mejorando y evitando que tengamos problemas de inseguridad, por accidentes en las carreteras -por camiones demasiado largos- y la destrucción de nuestras carreteras y de los caminos municipales, porque muchas veces estos camiones pasan por el centro de los municipios. Muchas gracias.

El Presidente:

Gracias, señor Secretario. Se consulta al grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista si desea hacer uso de su derecho de réplica.

Tiene la palabra la diputada María Teresa Campoy Ruy Sánchez.

La diputada María Teresa Campoy Ruy Sánchez:

Con su permiso, señor Presidente. Señor Secretario Ruiz Sacristán, gracias por su respuesta, sin embargo, es necesario que la Secretaría a su cargo, como garante de las comunicaciones y vías de transporte en nuestro país, intensifique las acciones que lleva a cabo para evitar estos conflictos, que si bien no son del todo graves ni paralizan las actividades públicas y privadas, sí son determinantes para las posibilidades de un progreso acorde a lo que este mundo globalizado requiere y México más.

Por ello, tenemos la obligación nosotros los diputados, en denunciar las fallas en que recurre el Ejecutivo federal, sólo... todo si estas fueran parte de las demandas que nos hicieran llegar los electores durante el proceso que vivió nuestro país meses atrás.

En tanto no se solucionen estas diferencias en los servicios de comunicaciones, no podemos avanzar en otros temas que aquejan a la agenda nacional. Muchas gracias.

El Presidente:

Gracias a la diputada María Teresa Campoy Ruy Sánchez.

Tiene la palabra el diputado Alfonso Oliverio Elías Cardona, del Partido de la Revolución Democrática, hasta por 4 minutos para formular sus preguntas.

El diputado Alfonso Oliverio Elías Cardona:

Con el permiso de todos ustedes. Señor Secretario, el rescate de las 23 autopistas, en agosto de 1997, implicó un costo para el fisco de 58 mil 295 millones de pesos. Considerando la deuda bancaria y las cuentas por pagar que tenían los concesionarios de las mismas, según reconoció la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, esta cifra, actualizada al año 2000, es decir, con los intereses respectivos, rebasa los 90 mil 756 millones de pesos.

Como siempre, este rescate sólo fue para los grandes capitales, ya que durante la administración zedillista miles de empresas micro, pequeñas y medianas de la industria de la construcción, han tenido que cerrar y desaparecer.

Es por todos conocido que debido a las reasignaciones presupuestales que la Cámara de Diputados de la anterior Legislatura realizó al Presupuesto de Egresos, del presente año y que principalmente se realizaron para asignar mayores recursos a sectores netamente sociales como jubilados, programas de desarrollo rural y bienestar social. El Ejecutivo, en una actitud caprichosa y revanchista, realizó recortes presupuestales principalmente en áreas de inversión del sector energético y de carreteras por aproximadamente 7 mil 600 millones de pesos.

En vez de aprovechar los excedentes petroleros, que de continuar la tendencia actual ascenderán, para fines del año, aproximadamente a 5 mil 200 millones de dólares, es decir, casi 50 mil millones de pesos. Estos ingresos serían suficientes para cubrir el ajuste al gasto realizado por el gobierno de 7 mil 623.6 millones de pesos y aún quedarían más de 40 mil millones de pesos, que si bien el artículo 35 del Decreto de Presupuesto estipula cuál sería su destino, serían suficientes para cubrir todo el presupuesto asignado a diferentes secretarías.

En vez de ello, se prefirió adelantar pagos al Fondo Monetario Internacional, en vez de incrementar el bienestar de los mexicanos, un ejemplo más de la subordinación de este gobierno y del bienestar de nuestros compatriotas a intereses extranjeros.

Como ejemplo de la ineficiencia de la dependencia que usted encabeza y del capricho del Ejecutivo federal con los gobiernos estatales, que no pertenecen a su partido, quiero hacer explícito el caso del estado de Zacatecas. Para construir 19.7 kilómetros de la autopista Guadalupe - Las Zarcinas se tardaron 4 años, 1996 a 1999, teniendo los recursos disponibles, 120 millones de pesos. Por este retraso, el estado dejó de recibir asignaciones presupuestales para obras nuevas en este periodo.

Para modernizar 20 millones de los 119 kilómetros de la carretera Rancho Grande, límites estado de Durango, se tardaron más de 2 años, desde mayo de 1998 a agosto de 2000. Por este retraso el estado también dejó de recibir presupuesto.

Señor Secretario: Su legado en materia de carreteras es desastroso; para corroborar lo anterior, permítame mencionarle el saldo que deja su administración.

De los 42 mil millones, de los 42 mil kilómetros federales, 40% se encuentran en mal estado, y de acuerdo con cifras de la SCT (Secretaría de Comunicaciones y Transportes), el próximo gobierno requeriría invertir entre 30 mil y 40 mil millones de pesos en infraestructura carretera, a fin de suplir las carencias en este renglón.

En otro orden de ideas, durante la legislatura anterior, el IPAB ( Instituto para el Ahorro Bancario) envió a la Comisión Investigadora, una lista de 700 nombres de personas y empresas que originaron flujos de los programas de compra cartera. Dentro de esta lista figuran las autopistas de Cuernavaca-Acapulco, Monterrey-Nuevo Laredo, autopistas concesionadas de Tampico, entre otras.

Esto es preocupante, debido a que el costo del rescate carretero, supuestamente, se encuentra en el Farac (Fideicomiso de Apoyo al Rescate de Autopistas Concesionadas). Por ello, para concluir mi intervención, le haría cuatro preguntas.

Uno. ¿A qué se refieren estos nombres de carreteras en una lista del Fobaproa (Fondo Bancario para la Protección al Ahorro)?

Dos. ¿Es que existe otro rescate carretero?

Tres. ¿Por qué la dependencia a su cargo ha otorgado tantas consesiones especiales a Tribasa, y recientemente a ICA con el aeropuerto Zacatecas, particularmente?

Cuatro. ¿Por qué el estado de Zacatecas ha recibido este trato injusto y discrecional?

El Presidente:

Gracias al diputado Alfonso Oliverio Elías Cardona.

Tiene la palabra el licenciado Carlos Ruiz Sacristán, hasta por ocho minutos.

El Secretario Carlos Ruiz Sacristán:

Señor diputado, permítame hacer unos comentarios muy breves respecto al tema del rescate carretero, para ponerlo al día, como se lo comenté hace un momento a nuestro amigo, el diputado.

El rescate carretero era un problema que, desafortunadamente, se dio y tuvimos que resolver; mal hubiéramos hecho dejar este asunto sin una solución, y que hubiera tenido impactos muy graves en la economía del país, un impacto muy importante en el sistema bancario, desde luego, en las constructoras, pero lo que más me importaba, es que esas carreteras no se usaban, se ha hecho un esfuerzo enorme por muchas gentes, y las carreteras estaban ahí, sin que nadie se subiera y las beneficiara. Se hicieron las operaciones de rescate en base a la ley.

Hay un fideicomiso que se llama el Farac, en donde están los pasivos y la administración de los recursos de estas carreteras para dar transparencia a esos recursos y, afortunadamente, gracias a lo que comentaba de la reducción tarifaria, de una mejor de administración de las carreteras por Capufe (Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos), de una reestructuración de las deudas y de mayores ingresos, creo que los problemas se van resolviendo.

Yo había comentado hace tres años, que estas carreteras iban a tener seguramente un impacto fiscal, que iba a haber un costo fiscal por el rescate.

Ahora con los datos que tenemos, con las proyecciones que tenemos a nuestra disposición, con el crecimiento que se va a dar en el futuro en el país, yo creo que ese costo fiscal va a ser significativamente menor, si no es que es igual a cero.

Estamos haciendo un estudio por un auditor independiente, no nosotros, no la contabilidad de la federación, sino un tercero, para que nos pueda en base a ese estudio, pues decir si hay algún costo fiscal por el rescate; pero creo que el problema más grave a desaparecido.

El señor Secretario de Hacienda, creo yo, que el día de ayer ya hizo algún comentario respecto al prepago que hizo el Banco de México sobre la deuda con el Fondo Monetario Internacional, esos son recursos de la reserva, no son recursos del Presupuesto de la Federación, pero creo que ese asunto quedó debidamente aclarado.

Y déjeme hacerle algún comentario respecto a Zacatecas.

Efectivamente, el año pasado cuando se estaba comentando el Presupuesto de Egresos de la Federación en la Cámara de Diputados, hubo unas reasignaciones de gasto que decidió la Cámara, por el equivalente, algo así como 7 mil 600 millones de pesos para fortalecer las finanzas estatales y municipales, y como en ese momento no se consideró que era adecuado, conveniente subir el deficit público, la Cámara de Diputados, el Congreso, ordenó al Ejecutivo hacer una reducción de gasto por el mismo monto, ésa reducción afectó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en cerca de Un mil 400 millones de pesos, y tuvimos, entonces, que reducir proyectos carreteros, y ahí es donde está el problema.

No es nada sencillo, no es nada fácil tomar una decisión para dejar de hacer una carretera; para nosotros, para la Secretaría, todas y cada una de las carreteras que están en el país son importantes, y la importancia en la carretera de Zacatecas está demostrada, porque estaba en el Presupuesto, era una propuesta que habíamos hecho nosotros mismos a la Cámara de Diputados en el proyecto de Egresos de la Federación, es decir, queremos esa carretera, y yo creo que es importante no solamente para el futuro de Zacatecas, sino porque es un eje troncal fundamental en nuestro país, pero cuando haya reducciones presupuestales, sin duda, se tocan proyectos públicos, hubo ocho proyectos que tuvimos que disminuir su ritmo de gasto o de plano, cancelarlos; esos proyectos fueron informados en su oportunidad, por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público a la Cámara de Diputados, cuando informó de las medidas que tomó respecto al recorte presupuestal.

Pero no obstante eso, señor diputado, en enero de este año, que tuve la oportunidad de estar con el señor Presidente en Zacatecas, para inaugurar una carretera, le informamos al señor Gobernador de esta situación; él nos pidió que ojalá y el proyecto no se suspendiera, sino que aunque fuese a un menor ritmo, continuáramos con el proyecto; cosa que hicimos, se redujo la inversión en Zacatecas, pero no se iluminó totalmente, y lo que sucedió, es que en el mes de agosto, principios de septiembre, se agotaron esa partida presupuestal, y las obras de carretera se tuvieron que parar.

Yo confío que esa carretera pueda hacerse en el futuro, es uno de los ejes troncales, principales, para nuestro país, y la utilidad está demostrada; pero cuando hay disminución de recursos públicos, desafortunadamente se afecta en carreteras, y créame, que cuando tengo que tomar una decisión de qué carretera cortar, es una decisión muy difícil; dentro de la Secretaría, pues hay muchos comentarios sobre este asunto, muchas defensas de todas las carreteras, y es una decisión realmente complicada, pero que tenemos que tomar.

No conozco la lista de Fobaproa, quizás usted la conozca, yo no la conozco, entonces no puedo decirle qué empresas están en esa lista, o carreteras.

Lo que debo comentarle, que los pasivos de las carreteras condicionadas están en el Farac, con distintos acreedores, públicos y privados, y que ahí se está haciendo la reestructura de las carreteras.

Afortunadamente los mercados están permitiendo que podamos colocar papel a muy largo plazo, a 20 y 25 años, a tasas de interés relativamente más bajas que las que había hace tres años, y esto está permitiendo reducir el impacto financiero en las finanzas del Farac, y que podamos obtener mejores resultados.

Y, finalmente, pues, hemos construido y ampliado 6 mil 400 kilómetros de carreteras, usted dice que el resultado que entregamos no es adecuado, es una expansión muy importante de la red carretera, no es la expansión que todo mundo quisiéramos, que necesita el país, pero esta expansión se da con los recursos que hemos tenido a nuestra disposición, y que ustedes, la Cámara de Diputados, nos han aprobado. Muchas gracias.

El Presidente:

Gracias, señor Secretario.

Se consulta al grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, si desea hacer uso de su derecho de réplica.

Tiene la palabra el diputado Alfonso Oliverio Elías Cardona, hasta por cuatro minutos.

El diputado Alfonso Oliverio Díaz Cardona:

Nuevamente con el permiso de ustedes, señor Secretario.

Esta claro que para que las diversas regiones del país puedan integrarse al desarrollo, solo es posible si cuentan con las carreteras y con los caminos necesarios; es decir, con una infraestructura adecuada para ese fin. Usted lo ha dicho, que la inversión en la infraestructura carretera para el caso particular de Zacatecas se incrementó significativamente, fue omiso en señalar tanto en los anexos que se incorporaron al Informe del Presidente, como en su intervención, que las vías generales bajo la responsabilidad de la Secretaría todavía a su cargo en aquella entidad, se encontraba en el franco abandono, materialmente intransitables por décadas.

Refiere señor Secretario, que en materia de modernización los trabajos se orientaron a la construcción y ampliación de tramos ubicados en los diez ejes troncales carreteros más importantes del país. Se publicó la realización de las obras de Rancho Grande, límite de los estados Durango y Zacatecas, textualmente así lo asienta en el Informe, consulte la página 462 del propio Informe en análisis, deberá reconocer la mentira que sobre este hecho particular o como usted públicamente lo dijo, la impresión del texto utilizado.

Debe reconocerse dentro del proceso político que vive este país, sin duda los resultados electorales de 1998 en Zacatecas, marcaron un rumbo distinto; el electorado asimiló que sí era posible a través del voto generar cambios en el rumbo político y en los gobiernos, sin embargo ahora, que en tanto se autopregonan demócratas, el gobierno federal nunca perdonó al gobierno y al pueblo de Zacatecas el que ahí se les haya empezado a desgranar la mazorca política del país. Zacatecas es una de las entidades que mayor número de personas desplaza a la Unión Americana, por las instancias tan significativas el gobierno y el pueblo hace alrededor de 10 años, construyeron y ampliaron el aeropuerto de la localidad.

Ahora, ciudadano Secretario, bajo la responsabilidad de su despacho ya se vendió a un particular, se quiso lanzar al Gobierno del Estado como un mal inquilino, hecho que corrobora lo mencionado en el párrafo anterior. Les ruego a mis compañeros y compañeras diputadas, comprendan la postura de mi intervención en nombre del Estado del que provengo, comprendan mi responsabilidad política ante mis electores, el ejemplo de Zacatecas es el ejemplo de la discrecionalidad, del despotismo que hemos sufrido del gobierno centralista de este país.

Finalmente señor Secretario, no creo que usted haya transitado por estos tramos carreteros a los que hago referencia; pero si lo ha hecho, se habrá dado cuenta que no corresponde a la situación que guardan las carreteras de otros estados; por esta razón los zacatecanos nos sentimos agraviados, por la discrecionalidad con que el Poder Ejecutivo, ha distribuido sus recursos, atendiendo más a un sentimiento de revancha política, de capricho virreinal, a que un juicio racional que enmarcado dentro del pacto federal propicia el desarrollo armónico y parejo de las entidades federativas que conforman a este país y así poder responder a las necesidades de justicia que merecen y requieren todos los mexicanos. Es cuanto señor, gracias. (Aplausos)

El Presidente:

Gracias diputado Alfonso Oliverio Díaz Cardona.

Tiene la palabra hasta por cuatro minutos para formular su pregunta, el diputado José Ramón Soto Reséndiz, del Partido Acción Nacional.

El diputado José Ramón Soto Resendiz:

Con el permiso de la Mesa Directiva, de mis compañeros y compañeras diputados.

Es evidente, que usted al igual que todos los Secretarios que lo han antecedido en las comparecencias ante esta Cámara, han venido a traernos cuentas alegres, no a informarnos con la realidad. Señor Secretario ¿Cómo le explica a los ciudadanos de este país, que la Policía Federal de Caminos haya pasado a formar parte del control de la Secretaría de Gobernación?; ¿será por la incapacidad que la Secretaría a su cargo, tuvo para contratarlos?

Ante el reclamo constante de los transportistas que fueron y siguen siendo objeto de extorsiones en las carreteras ¿qué medidas está tomando la Secretaría?; ¿cómo le explica usted a los mexicanos que no haya sido capaz de evitar la corrupción y la inseguridad provocada por algunos de sus elementos que se coludieron con el hampa delictiva y bandas de robacoches y mercancías en las carreteras?; ¿cómo les responde a los transportistas de los planteamientos y posibles soluciones que le fueron hechas por éstos, cuando el transporte de carga se quedó esperando su modernización?; ¿fue falta de decisión de su parte o qué intereses prevalecieron para que esto no sucediera, señor Secretario?; ¿qué explicación nos da para no haber llevado a panel a los Estados Unidos, cuando incumplieron los términos del Tratado del Libre Comercio?

Es importante recordar en esta tribuna, que los recursos del erario público fueron utilizados para el rescate carretero de las autopistas concesionadas en detrimento de la red carretera federal. Y como premio los ciudadanos hemos recibido un incremento constante en las tarifas de las autopistas que fueron rescatadas con nuestros impuestos en deterioro de nuestra economía. Qué lastima señor Secretario, que sus planes y programas hayan contribuido al desorden y a la falta de procedimientos para conservar las redes carreteras.

Le pregunto señor Secretario ¿por qué en este sexenio, es el sexenio en que la red carretera, menos creció? La Secretaría a su cargo tuvo recursos por la venta de aeropuertos, ferrocarriles, satélites y espectros radioeléctricos. Con relación a los ferrocarriles, le pedimos señor Secretario nos informe usted ¿cuál es el monto del fideicomiso que a favor de los jubilados y pensionados debió constituirse, ya que a dos años de haberse liberado el recurso, no se ha llevado a cabo?

Es obvio señor Secretario, que este dinero ha producido algunos dividendos, por lo que nuestro grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, le pedimos nos informe sobre el manejo de estos fondos; en consecuencia demandamos, nos presente los argumentos que avala su explicación. Señor Secretario, díganos también ¿quién ha utilizado estos fondos?; ¿quién es el responsable?; ¿quién autoriza su manejo?; ¿cuál es el saldo al día de hoy?

La fracción del Partido Acción Nacional, le pedimos cuentas para el pueblo de México, claras, que se nos hable con la verdad, y que se nos diga ¿cuál es el saldo que esta Secretaría a su cargo le deja a la próxima administración? (Aplausos)

El Presidente:

Gracias al diputado José Ramón Soto Reséndiz.

Tiene la palabra el licenciado Carlos Ruiz Sacristán, hasta por ocho minutos.

El Secretario Carlos Ruiz Sacristán:

Bueno, un comentario muy rápido al diputado Alfonso Olivera en su réplica. En la página 462 del Informe, pues lo leyó mal, porque dice muy claramente: Las obras que no hemos terminado. Dice: "Prosiguen los trabajos, no que se han terminado". Yo le recomiendo que lo lea con detalle y se dará cuenta que no decimos ninguna falsedad. Segundo, hubo un problema en el aeropuerto, un problema en donde no se pusieron de acuerdo el gobierno del Estado y algún concesionario, afortunadamente la Secretaría de Comunicaciones y Transportes intervino a tiempo y solucionó el problema con el Gobierno del Estado; creo que el reclamo no es adecuado, porque lo que hicimos es participar para llevar una solución a un asunto que se había descuidado, no por nuestra parte, señor diputado.

El diputado José Ramón Soto, hace alguna serie de comentarios que voy a referirme; en primer lugar, respecto a la Policía Federal de Caminos. Esta policía fue traspasada a la Secretaría de Gobernación para crear un nuevo cuerpo de seguridad en el país y la policía iba a ser o es, pues -digamos- el eje fundamental para la creación de esa policía.

En cuanto tuvimos la responsabilidad de conducir los trabajos de esa policía, creo que tuvimos resultados favorables.

Los transportistas, dice con sus estadísticas, que se redujo los ilícitos en 80%, no son cifras de la Secretaría, son cifras de los transportistas y pudimos progresar.

El trabajo debe de seguir para que tengamos carreteras más seguras y donde se cometan menos ilícitos, pero tuvimos un avance significativo, sin llegar a resolver totalmente el asunto, que creo que en un período de tiempo tan limitado, hubiera sido realmente difícil.

Comenté ya, en el asunto del TLC (Tratado de Libre Comercio) que el panel ya se inició, no sé por qué usted comenta de por qué no lo hemos iniciado, hace un momento se lo dije a su compañero de la fracción parlamentaria, que ya iniciamos ese panel y que ya está por terminarse la solución.

Así es que, estamos en las últimas semanas de ese problema.

Comenta que la red carretera no creció, que es la que menos creció, pues yo creo que hubo un avance importante con los recursos que la Cámara de Diputados aprobó. No se nos debe olvidar, señores diputados, que ustedes son los que aprueban los recursos para las inversiones, y ustedes finalmente, son los responsables del número de kilómetros que realicemos, con los recursos que tenemos son las carreteras que realizamos, con los recursos que ustedes nos aprueban, es la conservación que realizamos.

Pero, déjenme darles algunas cifras respecto al incremento de la red carretera en nuestro país: Tuvimos 6 mil 400 kilómetros de carreteras construidas y ampliadas, 3 mil 600 kilómetros de caminos rurales, y además, una meta muy importante que han hecho los gobiernos de los estados. No debemos olvidarnos que los gobiernos de los estados también invierten en su red carretera, y los gobiernos de los estados, según los reportes que nos han dado, han podido construir cerca de 12 mil 400 kilómetros de caminos rurales en sus estados, esto nos lleva a que la red carretera total en el país, se haya incrementado en cerca de 27 mil 43 kilómetros de 95 al año 2000.

Una parte importante de estos kilómetros -debo resaltar- son caminos rurales, son caminos que no son pavimentados, pero que traen desde luego, una importante vía de comunicación.

Quizá algunos otros datos importantes, en 711 kilómetros en carreteras de cuota se amplió la red, 7 mil 181 kilómetros en carreteras alimentadoras y en total, los 15 mil kilómetros que le comenté.

En el anexo del Informe hay un cuadro estadístico, donde muestra con detalle lo que hemos hecho en la red carretera, y usted podrá apreciar la expansión que sostuvo con los recursos que tuvimos a nuestra disposición; y si quisiera cualquier aclaración, más detalle, con mucho gusto se lo enviamos.

Respecto al Fideicomiso para los Pensionados y Jubilados de Ferrocarriles, este es un Fideicomiso que establecimos el 19 de diciembre de 1997 ante Nacional Financiera como fiduciaria, y teniendo a Ferrocarriles Nacionales de México como fideicomitente, y cuya finalidad única es garantizar los pagos de las pensiones vitalicias de los trabajadores jubilados de ferrocarriles en las dos etapas siguientes: Primera etapa, Ferrocarriles realiza el pago de las pensiones jubilatorias afectando el dinero del Fideicomiso y las pensiones se incrementan de acuerdo al Índice Nacional del Precios al Consumidor, cuestión que está pactada con el Sindicato.

Y la segunda etapa, Ferrocarriles, el Sindicato ferrocarrilero y Nacional Financiera, van a suscribir ya el contrato modificatorio del Fideicomiso para el pago de las jubilaciones.

Este Fideicomiso se constituyó con una aportación de 13 mil 530 millones de pesos, esto me sirve también para contestarle que parte de los recursos provenientes de las privatizaciones, concretamente los recursos provenientes de la privatización de ferrocarriles, se están aplicando fundamentalmente o se aplicaron, a hacer un fondo de pensiones para los jubilados.

Actualmente, el patrimonio fideicomitido de ese Fideicomiso, es superior a los 15 mil 991 millones de pesos. Y debe usted quedar tranquilo, señor diputado, no estamos dejando ningún compromiso para la siguiente administración que no esté debidamente sustentado con los recursos.

Es algo que nos hemos preocupado, y este es un Fideicomiso que primero es razón de justicia, para que podamos respetar y poder pagar las jubilaciones de muchos compañeros ferrocarrileros que trabajaron durante muchos años; y segundo, pues es una responsabilidad del gobierno actual, que al no haber estado constituido en las reservas, la constituyamos para que heredemos a futuras administraciones deudas que ellos no contrajeron.

Pierda usted cuidado, este Fideicomiso está constituido y falta un detalle de la firma.

Muchas gracias.

El Presidente:

Muchas gracias, señor Secretario. Se consulta al grupo parlamentario de Acción Nacional si desea hacer uso de su derecho de réplica.

Tiene la palabra el diputado Orestes Eugenio Pérez Cruz, hasta por 4 minutos.

El diputado Orestes Eugenio Pérez Cruz:

Con su permiso, señor Presidente.

Diputados y diputadas, ante sus respuestas y evasivas, señor Secretario, nos preguntamos, cómo es posible que no se hayan tomado decisiones para concretizar temas tan importantes como el tema del Fideicomiso, que desde 1997 se propuso pero no se ha concretizado.

Este Fideicomiso -ya se ha mencionado-, se suscribió o se suscribirá para dar certidumbre económica a miles de trabajadores que hoy en día vienen, peligrosamente, viendo amenazado su patrimonio.

Lo que no nos dice, señor Secretario, es quién va a representar a los jubilados y pensionados, si ya no son trabajadores. Tampoco nos dice, en qué fecha, con precisión, se va a suscribir este Fideicomiso, o en su defecto, quiénes específicamente lo van a suscribir.

¿Por qué nos preocupa esta situación, señor Secretario? Nos preocupa porque existen miles de demandas laborales que los tribunales de la materia han entorpecido, y porque trabajadores ferrocarrileros que dedicaron gran parte de su vida productiva a la empresa están en completo desamparo, no cuentan con la certidumbre de un ingreso legítimo, ni mucho menos de una vivienda que han mantenido con dignidad.

En el caso de sentencias contradictorias a Ferrocarriles, tampoco nos dice si del Fideicomiso habrán de cubrirse las indemnizaciones respectivas.

Asimismo, el presidente Zedillo se comprometió a mantener el servicio de pasajeros en ferrocarril, en ramales donde no hubiera carreteras u otros medios de comunicación; sin embargo, lo anterior no se cumplió.

Como ejemplo, el ramal de navíos Regocijo, del estado de Durango, dejó incomunicados a cientos de indígenas y de mexicanos. ¿Cómo responder ante la promesa incumplida del presidente Zedillo?

Señor Secretario, es una realidad que su labor en estas materias dejan mucho por hacer; sin embargo, es de todos sabido que la corrupción generada en la Policía Federal de Caminos, cuya causa se da de manera principal en los bajos salarios asignados a este personal y que es un hecho que prevaleció bajo la función

su función en esta Secretaría; y además, la seguridad en carreteras -a la que usted hace referencia- no ha bajado en un 80 por ciento; ese dato en ningún lado ha sido publicado; nos interesaría saber cuál es su fuente.

Y le digo por último que, sí ha habido alguna reducción en cuanto al índice de inseguridad en carreteras se debe a que los transportistas cada día tienen que invertir más dinero en su propia seguridad. ¡Gracias!

El Presidente:

Gracias al diputado Orestes Eugenio Pérez Cruz.

Tiene la palabra hasta por cuatro minutos para formular su pregunta el diputado Omar Fayad Meneses, del Partido Revolucionario Institucional.

El diputado Omar Fayad Meneses:

Con su venia, señor Presidente.

Señor Secretario: De los datos derivados del Informe de Gobierno que revisamos, desprendemos que hay un incremento sostenido, efectivamente, -como usted lo señaló- en lo que se refiere al transporte aéreo. Es un 5 punto 6 por ciento de 98-99, y un 34 punto 4 por ciento de 95 a la fecha, por lo que se refiere a pasajeros. Y en carga es un crecimiento sostenido, también del 4 punto 9 por ciento de 98 a 99; y un 67 punto 5 por ciento del 95 a la fecha.

A este ritmo, señor Secretario, ¿considera usted que contamos con la infraestructura necesaria para seguir creciendo?; y desprendiendo de este mismo cuestionamiento, ¿cómo va la reestructuración aeroportuaria que usted inicia, precisamente para atender este crecimiento?

Un segundo cuestionamiento: El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México fue planeado para manejar 1 millón de pasajeros al año. Hoy, señor Secretario, el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México maneja 20 millones de pasajeros al año; sólo tiene 2 pistas. Sólo una de estas pistas contempla un sistema para aproximaciones precisas por instrumentos. De estas dos pistas es necesario cerrar una cada año para reencarpetarla; esto es debido al suelo fangoso que se encuentra en los terrenos del aeropuerto de la Ciudad de México. Hay hundimientos diferenciales; estos hundimientos diferenciales se dan entre las pistas y entre las secciones de carreteo; y hay secciones del aeropuerto donde se dice que la carpeta asfáltica tiene más de 10 metros de asfalto.

Las dos pistas no tienen la suficiente separación, la suficiente distancia, por lo que no es posible efectuar ni aproximaciones ni despegues simultáneos; lo que limita terriblemente las operaciones.

Sólo se cuenta con una sola calle de rodaje hacia el área de plataformas, lo que ocasiona también grandes demoras; y esto, desde 1980 ha causado dificultades para el manejo y operaciones tanto de pasajeros como de carga, en general. Según organismos internacionales, el tráfico aéreo va a crecer aproximadamente a un ritmo de un 5 por ciento; datos que se corroboran con los datos que usted señala de crecimiento en este sector; sin embargo, la administración en el aeropuerto señala que van a crecer a un ritmo del 8 por ciento anual.

Si esto fuera así, señor Secretario, la aviación mexicana no tendría ningún futuro porque ya no tenemos capacidad con la actual infraestructura; y a partir del próximo año ninguna aerolínea podría incrementar el número de vuelos, lo que significaría, terriblemente, el congelamiento de la aviación mexicana.

Usted habló aquí de estudios que se hicieron para tomar una decisión de opciones. Nosotros creemos que la mejor opción es la que se encuentra entre el corredor Tizayuca-Pachuca, porque reúne las condiciones meteorológicas de mecánica de suelos; hidrológicas, de visibilidad, y todos aquellos aspectos técnicos para poderlo establecer ahí; pero además, es el único proyecto que realmente atiende a un programa de desarrollo social para la región, a un programa de desarrollo integral que permita controlar el crecimiento en toda la zona.

Señor Secretario: Con estos datos, a su juicio, ¿falta algún estudio para tomar la decisión? Si fuera así, que nos señalara, por favor, cuál o cuáles son los estudios que faltan. Si no fuera así, y si no faltara ningún estudio, le rogaríamos entregara al equipo de transición del presidente electo Fox, la información necesaria, a fin de que pueda dejarnos en la aptitud de tomar una pronta decisión a este cuestionamiento.

¡Muchas gracias!

El Presidente:

Gracias al diputado Omar Fayad Meneses. (Aplausos).

Tiene la palabra el licenciado Carlos Ruiz Sacristán, hasta por 8 minutos.

El Secretario Carlos Ruiz Sacristán:

Muchas gracias, señor Presidente.

Haría un comentario breve sobre la réplica que hizo el diputado Orestes Eugenio Pérez Cruz.

Primero, señor diputado, usted dice que he evadido respuestas. No he evadido ninguna respuesta; déjeme comentarle que si he tenido alguna omisión es simplemente por el tiempo que tengo a disposición ante un número de preguntas muy importantes, pero nunca he evadido respuesta alguna; y le suplico que me lo diga para que se la haga saber, por escrito, si fuera el caso.

Ante su pregunta de cuándo se firma el contrato de fideicomiso del Sindicato, déjeme decirle que se firma el próximo lunes 25; y que el representante de los jubilados, como corresponde al contrato colectivo, será el Sindicato de Ferrocarrileros de la República Mexicana.

Segundo: Quiero recordarle, señor diputado, que la propuesta de crédito y fideicomiso y meter los recursos para cumplir con los compromiso con el Sindicato no fue de ustedes; fue una respuesta... una propuesta nuestra, y la vamos a cumplir. Es un compromiso del señor Presidente, y que está en camino, y falta únicamente la firma de ese contrato, que va a quedar perfectamente claro. Si se han retardado las cosas es para que queda transparente y para que queda a satisfacción ¿de quienes?, precisamente, de los beneficiarios de ese fideicomiso, que son los jubilados de Ferrocarriles Nacionales; pero va a quedar bien, y desde luego, pues le daremos toda la información que usted desee.

Es un fideicomiso transparente; es un fideicomiso que puede ser auditado y que está a disposición la información de los que así lo requieran.

En cuento a la reducción de delitos en las carreteras, yo referí que hay una cifra de que se han disminuido 80 por ciento. Esta es una información que ha dicho la Cámara del Transporte, precisamente los usuarios de las carreteras que se veían muy afectados por este altísimo índice de criminalidad. Únicamente, repito la información que ellos han dado y que han hecho pública, y que bueno, es un avance; no se ha resuelto el problema, pero es un gran avance; y se trata de robos en las carreteras, en las carreteras federales; y es a lo que se refería la Cámara de Transporte de Carga -por cierto- de nuestro país.

El diputado Omar Fayad hizo algunos comentarios, creo que muy importantes respecto al futuro de la infraestructura aeroportuaria en nuestro país. Es claro que la aviación sigue creciendo de una manera muy grande, que tenemos ya -como él comentó- más de 20 millones de pasajeros al año en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, y los estudios sobre la tendencia de crecimiento en la demanda nos indican que en los últimos diez años ésta ha crecido al 10 por ciento, y esperamos que siga creciendo a tasas del 6 u 8 por ciento. ¿Qué quiere decir esto? Que en un plazo de 6 ó 7 años podríamos tener una saturación del aeropuerto; y no se trata de una saturación de las terminales, éstas siempre se pueden hacer más grandes. Se trata de algo más grave que es la saturación de las pistas.

Desafortunadamente en la ubicación actual del aeropuerto no existe el espacio suficiente para que podamos construir una pista adicional. Dada la altura de la Ciudad de México requerimos que entre pista y pista, para que puedan utilizarse de manera simultánea, debemos de tener cuando menos, 1 kilómetro 200 metros de separación; y esos terrenos, desafortunadamente, no existen ya en el aeropuerto de la Ciudad de México.

Esto nos obliga a tomar una decisión de futuro para los próximos 50 años; y se hicieron innumerables estudios sobre localizaciones, sobre posibles alternativas, así estudiamos Santa Lucía, Toluca, Puebla, Cuernavaca, Cuautla, Querétaro

y dos sitios adicionales: Hidalgo y Texcoco; fuimos eliminando las alternativas por no cumplir con algunos de los requisitos que habíamos establecido, y quedamos finalmente con dos finalistas, que es el proyecto de Hidalgo y el proyecto de Texcoco.

Son dos proyectos totalmente distintos, uno, se trata de construir un aeropuerto alterno al actual, es decir, que tuviéramos un sistema de dos aeropuertos, y el otro es, de construir totalmente un nuevo aeropuerto en Texcoco.

Ahí empieza la primera dificultad, en definir cuál es el proyecto que nos interesa, o cuál es el proyecto adecuado para el futuro de la aviación. Los dos proyectos son perfectamente factibles, insisto, del punto de vista económico, del punto de vista ecológico, y desde el punto de vista de desarrollo urbano.

Hemos contratado a los mejores asesores, las mejores empresas que conocemos en el mundo, para que nos ayuden a hacer los estudios, estudios que están, diría yo, totalmente terminados, y como es una decisión que va a afectar durante muchos años el desarrollo de la aviación, y que va a tener que emprenderse necesariamente en la siguiente administración.

Lo que consideramos adecuado, prudente, lógico, es que los estudios los compartamos con el equipo de transición del siguiente gobierno, que tengamos las pláticas y discusiones con ellos, para que esa decisión se pueda tomar a la brevedad posible.

Una decisión que va a llevar a la práctica cinco o seis años, debe de contar con la simpatía, con la suma de los distintos actores, y entre ellos, muy importantes, el gobierno federal, el gobierno del Distrito Federal, los gobiernos de los estados donde se vaya a localizar, y desde luego, los municipios.

De otra suerte, tendríamos un proyecto que fallaría desde el inicio, si no hacemos esa gran concertación de acciones, que desafortunadamente no se había podido realizar hasta este momento.

Yo confío que esa decisión se tome muy rápido, y que contemos con un aeropuerto de calidad y altura internacional, para el desarrollo de la aviación en nuestro país; lo necesitaremos porque la aviación, afortunadamente, está creciendo a tasas bastante aceleradas.

Muchas gracias.

El Presidente: Muchas gracias, señor Secretario.

Se consulta al grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional si desea hacer uso de su derecho de réplica.

Tiene la palabra el diputado Víctor Infante González.

El diputado Víctor Infante González:

Con el permiso de la Presidencia, compañeras diputadas, compañeros diputados, señor Secretario de Comunicaciones y Transportes.

Respecto al primer punto de la pregunta del compañero diputado Omar Fallad, es importante reiterar que el Plan Nacional de Desarrollo 95-2000 señala que la infraestructura condiciona la productividad y la competitividad de la economía, y es factor determinante de la integración de mercados y del desarrollo regional.

Reconociendo además que nuestro país acusa, como se anotó en esta tribuna, serias deficiencias en materia de infraestructura, identificando como las más evidentes las de comunicaciones y transportes, siendo necesarias la ampliación, modernización y conservación de las carreteras federales, que no han podido ser atendidas con la misma velocidad que ha crecido la demanda.

Esta tarde hemos escuchado con mucho interés los avances que se han presentado por usted, señor Secretario, en las comunicaciones y los transportes de México en los últimos años, particularmente en el caso de la infraestructura carretera, por donde se desplaza la mayor parte de los mexicanos y de la carga comercial.

Nos da mucho gusto, que como usted lo comentó, a lo largo de la presente administración federal se haya construido o modernizado más de 6 mil kilómetros de carreteras federales, y también que se les está dando un mantenimiento mayor, mejorándose de manera importante el estado físico de la red, para ofrecer mejores condiciones de seguridad de operación, para los muchísimos mexicanos que nos desplazamos por nuestras carreteras.

De igual manera, para esta fracción legislativa es muy alentador el esfuerzo que se ha realizado en los caminos rurales, no sólo al construirse nuevas obras que mejoran la comunicación en las zonas más apartadas del territorio nacional, sino también al mejorarlos y atenderlos a través de programas que generan empleos temporales.

Quiero decirle señor Secretario, que para la fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional esta infraestructura tiene especial importancia, pues es indispensable para fortalecer la integración regional detonar diversas potencialidades productivas, y llevar nuevas y mejores oportunidades de desarrollo para todos los mexicanos.

Por eso, si bien reconocemos el esfuerzo realizado durante su gestión en las carreteras y caminos rurales, como lo refirió el diputado Orozco, es motivo de preocupación e inquietud para los priistas, que algunas obras que se iniciaron en esta administración no se vayan a terminar.

Como ya se refirió reiteradamente en esta tribuna, y con algunos elementos adicionales, le comento que sabemos que hace unos días el gobierno de Zacatecas solicitó recursos para la terminación de la infraestructura, carretera en esta entidad.

Le informo además, que el Senado de la República emitió un punto de acuerdo al respecto, y que los diputados zacatecanos planteamos ante esta Honorable Cámara de Diputados, que Zacatecas requiere recursos suficientes para la construcción de las carreteras: Rancho Grande, límites con el estado de Durango; las Arsinas, límites con el estado de Aguascalientes; y para los tramos: Villanueva, Joaquín Amaro; Mezquital del Oro, Malacate; Tlaltenango, Jalpa; Francisco R. Murguía, Mazapil; Concepción del Oro, El Salvador; y Villa de Cos, Cañitas, de Felipe Pescador; algunas de ellas referidas por el compañero del Partido del Trabajo.

Y por ello, sometimos a la consideración de esta Cámara un punto de acuerdo donde se solicita a las comisiones de Presupuesto y Cuenta Pública, y a la de Puntos Constitucionales y el Sistema Federal, que en el análisis, discusión y aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal correspondiente al 2001 se consideran recursos suficientes para ampliar la infraestructura, carretera de Zacatecas, y se reivindiquen los fundamentos federalistas de nuestra carta magna, para fortalecer las condiciones de equidad en las asignaciones presupuestales de la federación hacia los estados.

Por eso señor Secretario, adicionalmente a las razones que ya no refirió, por las que se resuspendió la primera de las carreteras citadas, que fortalecería la integración de la región con el centro y norte del país, una obra, señor Secretario, que traería nuevas inversiones y oportunidades para los zacatecanos, también nos interesa conocer los criterios que se aplicaron para cancelar algunas obras, y si estos respondieron exclusivamente al interés público.

Aprovecho también la oportunidad, para consultarle si para el próximo año se tienen programadas las obras de infraestructura, carreteras referidas, dada la importancia de las mismas.

Nos interesa que abunde en estos aspectos, porque sabemos que con estas decisiones no sólo se afectó a los zacatecanos, sino también a otras regiones del país.

Finalmente, también recordarle, atentamente, señor Secretario, en nombre de los diputados priistas de mi estado y de Nayarit, la importancia de programar la carretera, estación de Ruiz, Zacatecas, de gran importancia para las regiones que une, y enormemente importante para las comunidades indígenas de la sierra, y respecto del estado lamentable que tiene la autopista Tepic, Guadalajara, en los carriles que corren de sur a norte.

Por su atención y respuesta, muchas gracias, señor Secretario.

Qué bueno que el nombre de Zacatecas y la reivindicación federalista por la que pugnó Francisco García Salinas, en esta Legislatura, sea tema reiterado.

Muchas gracias.

El Presidente:

Gracias al diputado Víctor Infante González.

Con el diputado termina el primer turno de oradores. Se han inscrito para el segundo turno de preguntas y respuestas, con la misma metodología, el diputado Jaime Cervantes Rivera, del Partido del Trabajo; el diputado José Antonio Arévalo González, del Partido Verde Ecologista de México; el diputado Héctor Sánchez López, del Partido de la Revolución Democrática; el diputado Francisco Ramírez Cabrera, del Partido Acción Nacional; y el diputado Roberto Preciado Cuevas, del Partido Revolucionario Institucional.

Tiene la palabra para formular sus preguntas, hasta por cuatro minutos, el diputado Jaime Cervantes Rivera, del Partido del Trabajo.

El diputado Jaime Cervantes Rivera:

Con el permiso de la Presidencia, señor Secretario de Comunicaciones y Transportes.

Tal y como lo hemos señalado a lo largo de nuestras intervenciones, en materia de comunicaciones y transportes, el rezago que presenta México es impresionante, no hemos sido capaces de estar a la altura de las metas que el propio Ejecutivo federal se propuso, en particular, en esta ronda de preguntas queremos insistir en la cuestión carretera que es un renglón vital para poder tener un flujo adecuado de mercancías, servicios y desplazamiento de personas que esté acorde a las necesidades de nuestro desarrollo económico y social.

Como he sabido, a lo largo del siglo XX, la política estatal se orientó a privilegiar la construcción de carreteras en detrimento a las vías férreas, a diferencia de lo que ocurrió en otros países, como Estados Unidos y la mayoría de los de Europa.

La inmensa mayoría de los recursos en comunicaciones, se destinaron hacia la construcción de caminos carreteros, con el propósito de integrar nuestro mercado interno, y vincular en el plano administrativo y político a los habitantes de nuestro país.

En los últimos tres regímenes, este propósito se mantuvo, pero bajo una modalidad distinta que ha recibido en fomentar la inversión privada de la construcción y operación de carreteras por los particulares.

Los resultados de esta política están a la vista de todos, y el pueblo de México ha tenido que soportar el costo de la ineficiencia del Ejecutivo federal y de la iniciativa privada en la construcción de carreteras.

Señor Secretario, queremos cuestionarlo sobre este aspecto en particular, ¿cuál es el balance que su dependencia tiene con relación a esta política privatizadora en materia de carreteras?, no obstante que los resultados en nuestra opinión son catastróficas para el país.

¿La Secretaría a su cargo, seguiría recomendando la opción de concesionar ese servicio público?

Asimismo, también queremos preguntarle, ¿cuál es el costo que han pagado los particulares, si es que han pagado alguno?, cuando las carreteras construidas por ello requieren de reparaciones o reconstrucciones, producto de la pésima calidad de los materiales empleados en ella, como es el caso de la llamada Autopista del Sol y otras más.

En este mismo sexeni... en este mismo sentido, nos preocupa que durante el sexenio, la inversión que la SCP destinó a la infraestructura carretera, según el anexo del VI Informe de Gobierno, en la página 198; se reporta que a precios constantes de 1993, dicha inversión decreció en promedio de un 3.03%.

Si la infraestructura carretera es una prioridad, por qué entonces se destina un fondo que resulta a todas luces insuficiente, además resulta contradictorio, que una economía en crecimiento tal y como ustedes lo pregonan, no sea apoyaba con los recursos que se requieren.

Es probable que su respuesta sea que en esta Cámara se aprueben los recursos, pero no olvide que la iniciativa vía del Poder Ejecutivo y su partido, es quien la defiende a muerte.

Con relación a otra cuestión que nos parece muy importante, la Secretaría a su cargo requisó según información del Diario Oficial de la Federación, de fecha primero de junio del presente año, los bienes de la empresa dominada Aerovías de México, Sociedad Anónima de Capital Variable, ante la inminente estallido de la huelga a la que habían emplazado los trabajadores de dicha empresa.

En los considerandos de la requisa en cuestión, se plantea entre otras cosas, que tal situación el estallido de la huelga pondría en peligro a la economía nacional por la paralización de importantes sectores económicos que dependen del transporte aéreo.

Nuestra pregunta es la siguiente señor Secretario: ¿ Acaso México es un país excepción?; ¿acaso nuestro país en efecto quedaría paralizado porque los trabajadores de una línea aérea ejercen su derecho de huelga garantizado en nuestra Carta Magna?

Por sus respuestas a nuestros interrogantes, les damos muchas gracias.

El Presidente:

Gracias al diputado Jaime Cervantes Rivera.

Tiene la palabra, el licenciado Carlos Ruiz Sacristán hasta por ocho minutos.

El Secretario Carlos Ruiz Sacristán:

Muchas gracias, señor Presidente. Rápidamente voy a hacer un comentario respecto a la réplica que hizo el diputado Víctor Infante González.

Y donde me quiero referir precisamente a los criterios que utilizó la Secretaría para hacer el recorte presupuestal de enero de este año, y para... pues, dejar algunas carreteras fuera del Presupuesto.

Insisto, que fue muy importante que la Secretaría de Turismo en criterios claros y trasparentes, para que pudiéramos tomar una decisión que posteriormente pudiéramos explicar, cuando hay que recortar el Presupuesto, pues, nadie es el responsable de este asunto, más que un servidor; y yo lo que quería, era tener criterios clarísimos, para poder explicar qué carreteras seguimos y qué carreteras quitamos.

Las actitudes que empleamos para cumplir con la instrucción de la Cámara de Diputados, fue:

Primero. Quitar obras nuevas que no habíamos iniciado, si teníamos ahora sí un proceso, pues no podríamos realizar obras nuevas o que podían postergarse.

Segundo. Obras que presentara en ese momento alguna problemática. En las obras carreteras, tenemos tres tipos de problemáticas: Problemáticas legales, algún problema con el derecho de vía o algún problema con el constructor que nos impide el avance en la carretera; y en vista de que no podíamos avanzar, pues, si no está resuelto el problema, decidimos que estas carreteras con problemas, las dejáramos para después.

Obras que fueran de ampliación, es decir, carreteras que estamos construyendo, que si no determináramos, no llegáramos a un sitio, obviamente había que terminarlas; pero hay carreteras que estábamos ampliando, es decir, la carretera que ya existía y que íbamos a ampliar su corona de 9 a 12 metros, o que íbamos a poner dos carriles adicionales.

Esos fueron los tres criterios fundamentales que tomamos para hacer el recorte presupuestal y desde luego, yo les puedo demostrar, que todas las obras que quedaron en el Presupuesto, cumplen con los criterios y las obras que quedaron fuera, obedecieron a este tipo de decisiones.

El diputado Jaime Cervantes, nos vuelve a cuestionar sobre el asunto de las carreteras -ya lo habíamos comentado hace algún momento-, pero creo que esto me da la oportunidad, para dar una respuesta puntual y hacer una reflexión respecto al sistema carretero en nuestro país.

Creo que nadie duda que necesitamos invertir más recursos para desarrollar la red carretera, estatal, federal y las carreteras alimentadoras; y la suma de ese esfuerzo, es lo que nos va a llevar a que tengamos una expansión más acelerada de la red carretera. Entonces hay que sumar recursos, es la única solución, ¿cuáles? Recursos de los particulares en aquellos proyectos que pueden ser concesionados y que nos aseguremos, sin lugar a duda, de que no van a tener los problemas que se presentaron en los proyectos pasados.

Los estudios están hechos, yo tengo un esquema ya diseñado para que se considere en el futuro para tomar concesiones, pero concesiones -que a mí juicio-, no van a tener los problemas que se presentaron.

Segundo. Tenemos que encontrar fórmulas y eso, una en la Cámara de Diputados sería muy importante hacer una reflexión, fórmulas para ver cómo incrementamos el gasto en carreteras; y no digo únicamente el gasto federal, sino el gasto también a nivel estatal.

Los estados han hecho un esfuerzo para construir la red carretera, pero de ellos, pero muchos no tienen recursos para mantenerla adecuadamente, o tampoco tienen recursos para expandirla; y creo que la verdadera reflexión que se debe de hacer en la Cámara de Diputados, es cómo le hacemos como país para contar con más recursos públicos y privados, para acelerar el crecimiento de nuestra red carretera; si encontramos una solución a ese problema, creo que le haríamos muchísimo bien a este país y tendríamos un futuro mucho más alentador en materia carreteras, creo que es una tarea pendiente, una tarea que no se ha terminado, es la de solucionar el problema de financiamiento de la conservación y construcción de carreteras en nuestro país.

También hacer unos comentarios respecto a la requisa que se vio a la empresa aérea hace algunos meses.

Yo debo decirle diputado, que esa requisa se hace en base a la ley, en base al interés público, yo acatando la ley, es porque ordené la requisa, mejor dicho, ordenó el señor Presidente la requisa, en base a una propuesta a que le hice.

Y estoy muy consciente de los comentarios que ha habido de los sindicatos a este respecto, y mi comentario único, es que mientras exista en la ley esa figura, pues, el Secretario de Comunicaciones y Transportes que está a cargo, debe de acatar la ley.

Si resulta que esa figura no es la adecuada, pues, debe procederse a hacer una modificación de la ley.

Muchas gracias, diputado.

EL Presidente:

Gracias, señor Secretario. Se le consulta al grupo parlamentario, si quiere hacer uso de su derecho de réplica, adelante diputado.

Tiene la palabra, el diputado Jaime Cervantes Rivera, del Partido del Trabajo, para ejercer su derecho de réplica hasta por cuatro minutos.

El diputado Jaime Cervantes Rivera:

Con el permiso de nuevo a la Presidencia, compañeras y compañeros diputados.

El ramo de Comunicaciones y Transportes al igual que el resto de la dependencias gubernamentales, no pasa la prueba en su desempeño sexenal, la política fiscal de restricción de Gasto Público, afectó el desarrollo de la infraestructura en este campo, comprometiendo con ello, las bases para el crecimiento sostenido.

El proceso de privatización realizado en esta área, no logró los resultados de incremento en la capacidad de infraestructura, deficiencia y modernidad que se esperaba. Cabe resaltar el fracaso de la política de concesiones de carreteras, lo que ha implicado que el gobierno haya realizado una gran transferencia de recursos públicos, que han engrosado la Deuda Pública.

Además de que implicará mayores recortes presupuestales que seguirán desatendiendo áreas estratégicas del gasto del bienestar social.

Las autopistas concesionados, fracasaron por la mala planeación gubernamental realizada, previeron que había un gran crecimiento a la economía

que ello generaría un fuerte dinamismo de la demanda por tales de servicios y que los automovilistas y autotransportitas tendrían el poder de compra, para cubrir las altas tarifas establecidas.

Asimismo previeron que terminarían bajas tasas de interés y que el endeudamiento al cual recurrieron los concesionarios para realizar sus inversiones, podría ser cubierto con las ganancias previstas; sin embargo, la realidad resultó muy diferente a la que esperaba el Consejo Federal y los concesionarios.

La economía no creció en forma acelerada y sostenida como se esperaba, ni tampoco generó un gran incremento a la demanda y de los ingresos de las empresas e individuos, para poder pagar las altas tarifas establecidas. Sumado a ello, la crisis de 1995, incrementó las tasas de interés, contrajo la actividad económica poniendo, en el peor de los mundos posibles, a los concesionarios, debido a que se disminuyeron más sus ingresos y por otro lado se incrementó el costo de su deuda.

El gobierno federal, para tales empresarios... para que tales empresarios y los banqueros acreedores no se vieran afectados, entró a su rescate transfiriendo recursos por más de 57 mil millones de pesos a precios de 1997. Un mal diagnostico del acontecer nacional y de las expectativas y predicciones de la misma, sólo podía terminar en crisis y fue lo que pasó entre otras cosas, con las concesiones carreteras y/o de rescate ha incrementado la Deuda Pública, que está representando y representará mayores sacrificios para el pueblo de México.

Ante el fracaso de dichas concesiones de carretera, de cuota, al pueblo mexicano le han resultado muy caros los errores cometidos por el gobierno federal, van y vienen, y los problemas de raíz no son superados, se ha dado un fuerte impulso al proceso de privatizaciones y concesiones de la infraestructura y activos públicos, y hemos visto que el sector privado tampoco ha sido la alternativa para el país.

Es preocupante que ni el gobierno, ni la iniciativa privada sepan conducir la economía por el camino del crecimiento sostenido, generalizado equitativo, fracasó tanto la privatización de la banca, como el resto de las empresas y activos públicos, así como las concesiones de carreteras; ello nos obliga a que el Congreso de la Unión legisle de forma tal, que establezcan directrices y reglas de comportamiento que deben seguir tanto el sector público como el privado, para evitar que los fracasos de las políticas se sigan multiplicando e impliquen altos costos para el pueblo de México, costos que, estamos observando, son cada vez más difíciles de revertir.

Con relación al asunto de la requisa de Aeroméxico, nos parece increíble que nuestro país todavía se mantenga en formas obsoletas que impiden el ejercicio de los derechos de los trabajadores y que usted como titular, su dependencia haya firmado el decreto de la requisa; como usted bien sabe, en la mayoría de los países del mundo, hay pleno derecho para que los trabajadores ejerzan sus derechos en cortapisas.

Un caso que ilustra fehacientemente lo que hemos afirmado, lo constituye la huelga de los trabajadores de Air France, que estalla justamente unos cuantos días antes de que se celebrara el Campeonato Mundial de Fútbol en Francia, en 1998. Ante un evento que atrajo la atención de millones de personas, el gobierno francés respetó la decisión de los trabajadores, no obstante el trastorno que implicaba la paralización de ese servicio estratégico.

Como es evidente, podríamos mencionar otros muchos casos más, en donde ésta es práctica común, el respeto a los derechos laborales, sin embargo, la importante a destacar reside y con nuestro grupo parlamentario ante la actual composición plural de esta H. Cámara de Diputados, haremos un esfuerzo conjunto con los partidos progresistas, para derogar esa injusta disposición que su partido ha mantenido vigente hasta hoy.

Muchas gracias.

El Presidente:

Gracias al diputado Jaime Cervantes Rivera, tiene la palabra hasta por cuatro minutos, para formular su pregunta, el diputado José Antonio Arévalo González, del Partido Verde Ecologista de México.

El diputado José Antonio Arévalo González:

Con su permiso, señor Presidente, compañeras y compañeros legisladores, señor Secretario; las mejoras en el desarrollo de las comunicaciones en nuestro país, han sido temas prioritarios a tratar en los últimos años, debido a la importancia que representa.

Los asuntos que involucran a temas en comunicaciones y transportes, son cada vez más extensos y competitivos, en donde México exige estar a la vanguardia, adoptando cada vez más nuevas tecnologías, le diversidad, calidad y cobertura en las comunicaciones en el territorio mexicano, serán sin duda uno de los principales factores que intervendrán en el óptimo desarrollo tecnológico para nuestra nación.

Los distintos medios de transporte que involucran al rápido crecimiento del país, van en aumento, adaptando cada vez más diferentes opciones para nosotros los mexicanos; al avance en el desarrollo de medios de transporte en México, ha sido indispensable para el progreso de nuestra nación, por lo que la importancia de generar medios de transporte con tecnología de punta, garantizando al mismo tiempo protección al medio ambiente. Es de prioridad para... la protección del medio ambiente es de prioridad para nuestro Partido.

En el Partido Verde Ecologista de México, señor Secretario, intensificaremos nuestras fuerzas para garantizar a los mexicanos que el avance en medios de transporte en nuestro país, vaya acompañado de tecnología para la protección del medio ambiente y la ecología.

A razón de lo antes mencionado, le pregunto a usted señor Secretario, ¿cuenta la Secretaría, a su cargo, con algún proyecto destinado a implementar nuevas tecnologías para la protección del medio ambiente, en relación al transporte en nuestro país?, ¿cómo definiría la estrategia del gobierno de México para los próximos años, en materia satelital, sobre todo por lo acontecido semanas atrás, con el satélite Solidaridad?

Por otra parte, señor Secretario, nos gustaría que nos presentara los estudios de impacto ecológico de los dos proyectos del aeropuerto alterno de la Ciudad de México, por sus respuestas, muchas gracias.

El Presidente:

Gracias al diputado José Antonio Arévalo González, tiene la palabra el licenciado Carlos Ruiz Sacristán, hasta por ocho minutos.

El Secretario Carlos Ruiz Sacristán:

Gracias señor Presidente, señor diputado, pues yo creo que todos coincidimos, que los proyectos tienen que ser con conciencia ecológica y que el transporte tiene que desarrollarse cada día más, tomando en consideración los impactos ambientales que tengan.

Sin duda, se ha avanzado muchísimo en materia de transporte, en materia ecológica, déjeme comentarle que la Secretaría tiene el Instituto Mexicano de Transporte, que es un instituto de profesionales que se dediquen, entre otras cosas, a hacer investigaciones y aplicar investigaciones para mejorar la tecnología en materia de transporte y uno de sus campos es el impacto ecológico.

A mí me daría muchísimo gusto que usted tuviera la posibilidad en, alguna ocasión, asistir al Instituto, para que le puedan mostrar lo que está haciendo el Instituto en materia ecológica en transporte y la normatividad que se está derivando de esas investigaciones.

A parte de eso, con las empresas transportistas y con la Cámara de Transporte que también tienen la misma preocupación que usted y aunada a que motores de más alta calidad, también, consumen menos combustible e implica un ahorro para los (inaudible) de autobuses, se ha venido avanzando en la instalación de motores mucho más sofisticados de los que teníamos hace pocos años; realmente la evolución tecnológica ha sido importante, evolución que está llegando a nuestro país, que nos interesa mucho que se instale para que no solamente ahorremos costos, sino que tengamos, sin duda, menores impactos ecológicos.

Respecto al satélite Solidaridad, creo que eso no tiene ningún impacto ecológico, está a 36 mil kilómetros de altura, pero bueno, como lo acabo de comentar hace unos momentos, está preparada ya o se está preparando, mejor dicho, la contratación por parte de la empresa concesionaria de un nuevo satélite de última generación, un satélite que tenga una mayor capacidad que lo que tenía es tonalidad de uno y un satélite que dada la huella que tiene ese espacio orbital como satélite de mayor capacidad y potencia, pues podremos tener una mayor calidad en las telecomunicaciones.

Y déjeme también comentarle un proyecto que a nuestro juicio tiene un enorme impacto ecológico en la Zona Metropolitana, y es el Tren Suburbano, y me hago ocasión su pregunta hablar de este proyecto, que es algo que realmente necesita la ciudad, necesita el Estado de México y necesitan, sobre todo, cientos de miles de usuarios diarios.

Tenemos a nuestra disposición las vías y el derecho de vía que tiene Ferrocarriles Nacionales de México, que sale de la estación de Bella Vista a varias localidades cercanas, una de ellas es Huehuetoca, en esa parte, en ese municipio, en esa ciudad, y a lo largo de esa vía, podríamos tener cerca de 500 mil usuarios que se transportan hacia la Ciudad de México

y que ahora utilizan tres o cuatro medios de transporte distintos: autobuses, camiones, combis, taxis y el metro y con recorridos que nos lleva a perder más de hora y media y a veces dos horas, nada más en un solo tránsito.

El proyecto es sobre los derechos de vía, revisar algunas inversiones para confinar el derecho de vía, es decir, para hacer pasos a desniveles, para que el ferrocarril no interrumpa el tráfico de los automóviles o viceversa y no tengamos problemas de seguridad, e invertir también en trenes y en alguna modificación y ampliación de algunas estaciones y podríamos tener, en un plazo relativamente corto, uno de los trenes suburbanos de mayor densidad del mundo.

Creo que no había ningún tren que tuviera el número de pasajeros que podría tener este tren suburbano y, desde luego, el impacto ecológico es mayúsculo, porque tendríamos que reorientar a los transportistas a que se volvieran ahora empresas alimentadoras del tren suburbano, en vez de estar caminando por todas o una muy buena parte del Estado de México y una muy buena parte de la Ciudad de México.

Estamos en pláticas con el gobierno del Estado de México, con el gobierno del Distrito Federal, para dejar un documento completo sobre el proyecto discutido del financiamiento del proyecto de planificación pública, para que en el periodo del menor tiempo posible, pueda llevarse a la práctica este tren suburbano y sería, desde luego, la primera etapa. Las vías las tiene el (ininteligible) del Estado de México, que van a otros sitios donde hay una gran densidad poblacional y que podríamos utilizando este sistema de transporte más sofisticado, reducir la contaminación pero, sobre todo, reducir el tiempo y el costo de muchos trabajadores que vienen desde lejos a trabajar a la capital de la República.

Y ese proyecto, señor diputado, está a su disposición y creo que le va a interesar mucho. Desde luego tiene también el impacto ecológico y en la medida en que tengamos un mayor número de personas que apoyen este proyecto, creo que va a poder ser una realidad, y el apoyo ecológico del proyecto es, sin duda, fundamental. Muchas gracias.

El Presidente

Gracias señor Secretario. Se le consulta al grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista si quiere uso de su derecho de réplica. Adelante.

Tiene la palabra el diputado José Antonio Arévalo González.

El diputado José Antonio Arévalo González:

Con su permiso, señor Presidente. El Partido Verde Ecologista de México, no quitará el dedo del renglón con lo que representa a nuevas tecnologías y constantemente insistiremos para que la Secretaría que está a su cargo, elabore proyectos ecológicos destinados a los medios de transporte en nuestro país, que al mismo tiempo garanticen la más óptima protección a nuestro medio ambiente.

Así mismo, la necesidad de incrementar una conciencia ecológica en materia de medios de transporte es de vital importancia. Por lo que exigimos se lleven a cabo más acciones de su parte, para obtener los resultados esperados para beneficio de todos los mexicanos.

Con relación a la pregunta sobre las perspectivas en materia satelital, quisiera comentarle que para poder dotar a México de las mismas posibilidades y que pueda avanzar a un mejor ritmo en este mundo globalizado, las aplicaciones que se pueden utilizar por medio de los satélites, son infinitas. Son tan bastas, que al no establecer una política de crecimiento más sostenido en los años venideros, sería como dejar a los mexicanos en una situación de clara desventaja.

Por ello exhorto a esta Secretaría, para que busque mayor participación pública y privada en el área satelital. De las inversiones y proyectos que se promueven hoy, serán en beneficio del país y de nuestros representados. Sobre el proyecto del aeropuerto alterno, quiero reiterarle que el Partido Verde Ecologista de México, no nos oponemos a la construcción de nuevas opciones de transporte de pasajeros y mercancías, lo que busca mi partido, es el desarrollo sustentable, por ello es necesario que todos los niveles de gobierno, partidos políticos y organizaciones sociales, participen en la opinión y desarrollo de este tipo de proyectos.

Sobre todo, cuando hemos visto los resultados cuando estos se realizan de una manera unilateral. Para terminar, le reitero el interés del Partido Verde Ecologista de México, en conocer los estudios de impacto ecológico de las dos alternativas del aeropuerto alterno de la Ciudad de México. Muchas gracias.

El Presidente

Gracias el diputado José Antonio Arévalo González.

Tiene la palabra, hasta por cuatro minutos, el diputado Héctor Sánchez López, del Partido de la Revolución Democrática.

El diputado Héctor Sánchez López:

Compañeras y compañeros diputados, señor Secretario de Comunicaciones y Transportes. Quiero decirles, compañeras y compañeros, que estas sesiones, aparte de tediosas, se convierten a veces en catarsis o en elogios a secretarios que corresponde al mismo partido.

Es increíble que no podamos tener a los secretarios al inicio del año, para ver cuáles son los compromisos que hacen con la sociedad y con el pueblo de México, y al año ver, efectivamente, en la glosa, si han cumplido con lo que prometieron hacer. Porque hoy nos encontramos ante un Secretario que no tiene tiempo para explicar, pero creo que tampoco tuvo tiempo para resolver los problemas de este país en estos seis años.

En ese sentido, esta Secretaría parece que sigue muy fielmente con los acuerdos del rescate financiero, que dice muy preciso, en su sección cinco, en el inciso b: "El gobierno mexicano se compromete a implementar un programa de privatización para transferir empresas, actualmente propiedad o controladas por el gobierno federal, a la iniciativa privada". Parece ser que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes se ha convertido en una oficina de compra-venta: vende y compra aquello que no funciona, y lo digo, porque bueno, primero se concesionaron las carreteras y después, antes de que concluyera el término por el cual fueron concesionadas, apresuradamente este gobierno fue a rescatar a los constructores de carreteras.

Por qué no se esperaron a que estas constructoras dijeran que no podían hacerlo y, bueno, el gobierno podía recuperarlo sin necesidad de este gasto fiscal que hoy nos vienen a decir que es cero, cuando sabemos que es cerca de 100 mil millones de pesos. Señor Secretario, yo creo que se pueden decir las cosas así a la ligera, pero cuando esto se discutió en las sesiones de cámaras anteriores, sabemos lo que realmente representa en recursos fiscales el rescate carretero.

Y en lo que se refiere a las ventas, vendieron puertos, aeropuertos, ferrocarriles, privatizaron la comunicación satelital, vendieron en los últimos sexenios Teléfonos de México, es decir, lo que se podía vender, se vendió. Hoy nos dicen que se han construido miles de kilómetros de carreteras, de caminos de terracería, no nos han dicho de ferrocarriles, porque bueno, ahí sí, definitivamente caería en la trampa, porque no... ni siquiera un kilómetro se ha construido de ferrocarriles, más bien se ha recortado, de 26 mil 500 ha pasado a 25 mil, aproximadamente, de la red ferroviaria. ¿Por qué?, porque se han suprimido redes alimentadoras que llegaban a los centros ferroviarios. Entonces, hemos disminuido, yo creo que las carreteras que se han construido, por desgracia, señor Secretario, parece que lo han llevado a la luna y ahí se ha quedado.

Porque yo vengo de un estado en donde la incomunicación es uno de los problemas más fuertes, y apenas hace dos días, el delegado de SCT, anduvo con los presidentes municipales de la Cuenca de Ixtlán, viendo una carretera a Tuxtepec que ya no es carretera y que nunca fue carretera, fue un camino para los troceros, para sacar la madera, para robar la madera y lo único que hicieron fue pavimentarlo, hoy, no tiene ni pavimento, esa carretera no existe y usted no lo recorta de las carreteras que hay en este país.

La carretera de Oaxaca a Pinotepa, la carretera de Oaxaca a Pochutla, son carreteras que no existen en la realidad. Entonces, yo creo que hay que hablar con la realidad, señor Secretario, porque de otra manera, yo voy a pensar que todos los secretarios que vienen aquí

sobre todo los del último año, pues se untan "kilos de vaselina", para que todo les resbale; porque no tenemos ya ninguna posibilidad de hacer de que esto se pudiera resolver.

¡Hemos vendido todo!; ¡vendimos nuestro satélite!; hoy la aseguradora nos dice que va a pagar 250 millones de dólares a la empresa que lo compró; ¿en cuánto lo vendimos, señor Secretario?; ¿pudiéramos saber, si cuando menos, nosotros lo vendimos en ese precio?

También quiero preguntar - y ya lo han dicho los compañeros-; si Tribasa (Triturados Basáliticos y Derivados, S.A. de C.V.) no pudo con las carreteras, ¿por qué nuevamente lo metieron ahora, para la licitación de los aeropuertos? O sea, yo creo compañeros, que esta situación no puede seguir; creo que el tiempo se agotó y yo creo que deveras ¡eh!; ¡debiéramos de buscar un mecanismo distinto, para poder platicar con los secretarios!; de otra manera, pues es hacer como que "hacemos el esfuerzo para que nos expliquen" ¡y el señor evade toda responsabilidad y toda respuesta a lo que realmente está exigiendo el pueblo de México ahorita! ¡Gracias!

El Presidente

Gracias al diputado Héctor Sánchez López.

Tiene la palabra, el secretario Carlos Ruiz Sacristán, hasta por ocho minutos.

El Secretario Carlos Ruiz Sacristán:

Señor diputado Héctor Sánchez; ya hemos tenido muchas ocasiones de platicar sobre distintos temas en el interior de la República y ahora en la Cámara de Diputados y en las reuniones que hemos tenido en mi oficina y otros sitios y ¡bueno!, pues las preguntas que usted ha hecho, siempre han sido las mismas; y yo les he dado las respuestas, y parece que nonos entendemos; que no quiere usted reconocer alguna realidad de que, por ejemplo, existen los 6 mil 400 kilómetros de carreteras.

Como he invitado a varios diputados, pues yo los invito a que las conozcan y si me permite, ahora le comento; esas carreteras se han hecho; esas carreteras están ahí y están sin duda, teniendo un gran efecto.

En cuanto al formato de esta comparecencia, pues yo, con todo respeto, le digo que es el formato que han elegido; yo soy un invitado en esta Cámara y por respeto al formato que se ha elegido; y coincido con usted que podría haber alguna manera de hacer este diálogo más cercano, más fructífero; para que se llegara a conclusiones en beneficio de nuestro país.

Asevera usted, que en el rescate carretero se han utilizado recursos fiscales; señor diputado, se lo he comentado en varias ocasiones; se lo vuelvo a comentar: está en la Cuenta Pública, no hemos utilizado recursos fiscales. Eso se lo he dicho durante tres años seguidos y no hemos utilizado recursos fiscales.

Lo que afortunadamente está pasando -y eso es a lo que me he referido- no obstante que hay una deuda considerable de las carreteras; existen activos que están produciendo y lo que estamos comentando, y lo que estamos diciendo, es que es probable que con los recursos que producen las propias carreteras, se autopaguen o se autofinancíen; eso es sencillamente, lo que hemos dicho. Pero -insisto-, no hemos utilizado recursos fiscales; no hemos solicitado ni en 97 ni en 98; ni en 99 ni en el año 2000, aprobación en la Cámara de Diputados de presupuesto alguno para el rescate carretero; eso lo puede usted comprobar perfectamente en el texto del presupuesto y lo puede comprobar en los dictámenes de la Cuenta Pública.

Respecto al seguro del satélite; estos seguros se adquieren por todos los separadores satelitales del mundo; es un negocio riesgoso; los satélites a veces se descomponen o a veces el lanzamiento del satélite falla; y son seguros muy costosos. Un satélite, para volver a lanzar un satélite, vale aproximadamente, 250 millones de dólares en números redondos, cuesta 100 millones de dólares el satélite; 100 millones de dólares el lanzamiento y 50 millones de dólares los seguros que se tienen que pagar para asegurar el satélite en el lanzamiento.

Creo que la empresa dueña de los satélites no está haciendo ningún negocio; sino únicamente lo que está recibiendo de las compañías aseguradoras, es los recursos suficientes para reemplazar, para reemplazar el satélite; recursos para comprarlo y para lanzarlo.

Es exactamente igual cuando usted asegura su coche, y tiene algún problema o alguna pérdida total; la aseguradora le paga la totalidad o casi la totalidad del valor del vehículo para que usted lo pueda sustituir y no está siendo -creo yo- ningún negocio.

En cuanto a Oaxaca; quiero comentarle, señor diputado que afortunadamente Oaxaca, tiene la red más extensa del país, en número de kilómetros; no hay ningún estado de la República que tenga tantos kilómetros de carreteras. Pero esto no es ninguna solución; ¡qué bueno que se han hecho kilómetros de carreteras!; pero ahora lo que tenemos que hacer, es darle un mejor mantenimiento y conservación y francamente, hemos tenido graves problemas en la conservación de las carreteras de Oaxaca, no obstante que en ese estado, todos los años ha sido el primero o el segundo lugar en recursos destinados a conservación y mantenimiento de todos los estados del país. Y eso ¡bueno!, pues están ahí las cifras y los presupuestos, y los reportes que así lo establecen pero, yo estoy consciente que ante la dificultad orográfica del estado, ante los problemas de lluvias, estas cantidades de recursos que hemos destinado, no han sido de ninguna manera suficientes para darle una sustancial mejoría a la red y tenemos, en algunas partes del estado, problemas graves; yo he estado en varias ocasiones en el estado, he hablado con los representantes de las fracciones parlamentarias de todos los partidos; les he dado documentos explicando exactamente qué es lo que hemos hecho en Oaxaca y dónde tenemos los problemas de conservación y mantenimiento de la red; qué problemas vamos a resolver y cuáles no vamos a poder resolver con los recursos que tenemos asignados para este año.

La red carretera de Oaxaca, además fue afectada sensiblemente por los huracanes Paulina y Rick que ustedes recordarán; que no solamente tuvieron impacto importantísimo en las carreteras de la costa, sino en varias carreteras que van hacia el centro del estado y desde luego, hacia el Itsmo hemos terminado la reconstrucción de todos los puentes y de los pavimentos de las carreteras principales, pero todavía queda trabajo por hacer.

Yo estimo, señor diputado, que para que podamos tener una mejoría sensible en la conservación de las carreteras de Oaxaca, necesitaríamos invertir cuando menos dos o dos veces y media, los recursos que estamos invirtiendo en este momento.

No obstante eso, no obstante eso, quiero decirle que sí hemos tenido avances muy importantes; y déjeme platicarle -y usted lo puede ir a ver si se da una vuelta por un lugar distinto al Itsmo-, podrá ver que tenemos avances en la reconstrucción; reconstrucción de más de 456 kilómetros de una red de 2 mil 793; que eso lo estamos haciendo en este año y estamos dando conservación periódica a mil 500 kilómetros, pero se requieren recursos adicionales para aumentar el número de kilómetros a reconstruir; la carretera que usted comenta lo que requiere no es una pavimentación, lo que requiere es una reconstrucción para que el pavimento pueda durar mucho más tiempo.

Hemos avanzado, pero estoy consciente, señor diputado, que en ese estado, como en el caso de Veracruz, requerimos más recursos o se requerirán más recursos para mejorar la conservación y mantenimiento de las carreteras.

El Presidente :

Muchas gracias, señor Secretario.

Tiene la palabra el diputado Héctor Sánchez López, para ejercer su derecho de réplica hasta por cuatro minutos.

El diputado Héctor Sánchez López:

Señor Secretario, pareciera que usted y los asesores suyos no tienen criterio propio; porque nos culpa a nosotros de una requisa, cuando lo que no tuvo es criterio de cómo aplicarlo y usted dice: "lo aplicó porque estaba una ley"; y no tuvo el suficiente criterio para ver si era aplicable o no la requisa.

Cuando se le pregunta lo de las carreteras, usted dice que "también los diputados somos responsables de por qué no se hizo lo de Zacatecas o por qué en Oaxaca o por qué en otros estados"; pareciera que no hay capacidad de ver dónde exactamente se requieren las carreteras; dónde debe darse prioridad.

Parece ser que sus consultores son más electoreros que técnicos, es decir, vieron en dónde había elecciones, había que mandar dinero y donde no había, había que quitar.

Cuando hablamos del formato, usted vuelve a decir lo mismo, y se olvida que usted y su partido son los que han creado estas condiciones para que no se les pueda cuestionar, para que siempre estén allá arriba, como si fueran santos, y no se puede hacer nada.

Entonces, por favor, señor Secretario, su gobierno, su partido han sido los responsables de la crisis política y la crisis que vive el país. No venga a tratar de echarnos la culpa de cuestiones que ustedes hubieran podido haber hecho.

No me contestó cuánto fue lo que... en cuánto vendieron, en cuánto remataron el satélite, -creo que eso, a lo mejor al rato lo contesta.

Tampoco nos ha dicho, por ejemplo, ahora con el satélite; ¿quién está pagando los costos de operación para poder mantener la cuestión educativa?; ¿lo está haciendo la compañía que tenía bajo su cargo y eso o lo está haciendo SCT (Secretaría de Comunicaciones y Transportes), con recursos públicos?

En ese sentido, yo creo que es muy importante que el pueblo de México sepa de estas ventas de garage que hicieron y que nos perjudicaron totalmente.

Y para terminar, solamente decirle: señor Secretario, usted no conoce Oaxaca. Hace unos días fue a Oaxaca, y por cierto, todos los medios ya le quieren quitar la medalla al mérito que le dieron los oaxaqueños, porque pensaron que usted iba a hacer una carretera a la costa, pensaron que usted iba a componer la carretera a Tuxtepec, a Pochutla, a Pinotepa; ni siquiera mencioné el Istmo, para que no diga que estoy hablando por mi región; pero no hay ninguna carretera principal, excepto la supercarretera, la que puede ser transitable en el estado de Oaxaca.

En ese sentido, yo le pediría que si de veras cree que usted que hay caminos y hay infraestructura en Oaxaca, yo lo invitaría un día, y se lo he dicho, yo creo que no ha quedado de que no ha habido diálogo; claro que hemos platicado, claro que le he hecho las mismas preguntas desde hace 7 años ó 5 ó 4, los que tiene como Secretario de Comunicaciones, y se lo seguiré haciendo, a lo mejor el próximo, si no responde, si no da solución a las demandas; no me gustaría estarle preguntando siempre lo mismo y lo mismo: las carreteras y las vías férreas, los trabajadores y todo; pero por desgracia ésa es la situación en la que usted, en estos 6 años no ha tenido tiempo para resolverlo, se ha dedicado a vender y a comprar aquellos negocios que han salido mal, señor Secretario.

El Presidente:

Gracias al diputado Héctor Sánchez López.

Tiene la palabra el diputado Francisco Ramírez Cabrera, hasta por 4 minutos, para formular sus preguntas, del Partido Acción Nacional.

El diputado Francisco Ramírez Cabrera:

Gracias, señor Presidente.

Compañeras y compañeros legisladores, señor Secretario de Comunicaciones y Transportes.

Después de haber analizado el VI Informe de Gobierno, en el rubro correspondiente al área de telecomunicaciones, el Partido Acción Nacional tiene algunos cuestionamientos al respecto.

Dados los acontecimientos recientes, creemos que es fundamental que usted le explique a esta soberanía del incumplimiento de los objetivos planteados en el Plan Nacional de Desarrollo, por la falta de capacidad para enfrentar contingencias que han ocasionado severos retrocesos en los planes establecidos por dicha Secretaría.

Como un ejemplo de lo anterior, hace un par de semanas, uno de los satélites que conforman el sistema satelital del país, el Solidaridad Uno dejó de funcionar.

Señor Secretario, dado que el satélite dejó de funcionar antes del tiempo previsto, por qué no estaba preparada la Secretaría para una contingencia de este tipo y evitar las consecuencias lamentables que se dieron, tales como pérdidas económicas, incomunicación y transtornos a la red teleinformática y educativa.

¿Qué rubro de la actividad estatal que depende del satélite se vio afectada por el fin del servicio y cuál es el costo para los usuarios por la suspención de los servicios que proporcionaba?

Otro aspecto preocupante es el de la telefonía. Este sector ha presentado graves problemas de antaño después de su privatización, que dicho de paso, también dio origen a suspicacias válidas. Se han mantenido prácticas monopólicas dentro del mercado telefónico, que se manifiestan en una inadecuada competencia en el sector, lo que se traduce en un servicio deficiente y caro al consumidor.

En este sentido, la capacidad del gobierno ha sido rebasada, a pesar de aparentemente secuente con las instancias de regulación como la Cofetel, que no ha podido poner orden.

En este sentido, señor Secretario, explíquenos la falta de autoridad del regulador que ha provocado que desde el exterior nos impongan condiciones a la regulación. ¿Qué debió hacerse, dado desde tiempo atrás, en nuestro país?; ¿cómo entiende usted, la debilidad de la Cofetel para imponer resoluciones y ordenar la industria de telecomunicaciones, si para que exista competencia efectiva y haya beneficios para el consumidor, se requieren tarifas de interconexión orientadas a costos?; ¿qué va a hacer usted al definir las tarifas de interconexión?; ¿cuándo la va a anunciar y en qué términos?; ¿por qué tardó tanto tiempo en resolver esto?; ¿a caso es sólo una gran cortina de humo para apoyar proyectos de una sola compañía?

Debido a lo anterior, ¿cómo asegura usted una regulación efectiva en telecomunicaciones?; ¿cuál será la forma de dar certidumbre al mercado, cuando una sola compañía es dueña del servicio básico de telefonía?

Señor Secretario, por el tiempo, no le pregunto del sistema de radares que está en desgracia.

Gracias, señor Secretario.

El Presidente:

Gracias, diputado Francisco Ramírez Cabrera.

Tiene la palabra el licenciado Carlos Ruiz Sacristán, hasta por 8 minutos.

El Secretario Carlos Ruiz Sacristán:

Rápidamente le comentaría al diputado Héctor Sánchez que... ¿ya se fue? ¡Ah!, no, es que siempre se va después de que pregunta. Entonces, se me cambió de lugar.

La requisa, como acaba de comentar, es un procedimiento que establece la ley y es por causa de interés público y, desde luego, queda a facultad del Ejecutivo interpretar las causas de interés público; y para mi, señor diputado, el transporte de pasajeros por avión en nuestro país y el efecto económico que tiene ese transporte es fundamental, y consideramos que era una causa de interés público.

Pero déjeme decirle que lo más importante fue lo siguiente: que el problema se resolvió y se resolvió, afortunadamente con la cooperación de las sobrecargos, finalmente llegó a una solución adecuada y no tuvimos que tener, entonces, la interrupción de servicio durante varios días. Eso prueba que lo que se realizó, con la cooperación de los trabajadores, fue el camino adecuado.

En satélites, la venta, las acciones, el 75% de las acciones, fue una cantidad -que se la voy a dar-, cerca de 700 millones de dólares, mucho más de los 250 millones que vale el seguro.

Quisiera comentarle ahora, al diputado Francisco Ramírez Cabrera, nos pregunta sobre el plan de contingencia que se tenía en materia satelital.

Déjeme comentarle que este satélite había fallado ya desde el año pasado y, entonces, se había elaborado un plan de contingencia sofisticado para poder responder de inmediato. En pocas horas, en noventa y tantos por ciento, el 96%

de los usuarios tuvieron resuelto su problema. Y la parte que más se tardó es la reorientación de las antenas parabólicas, que se encuentran en las telesecundarias, pero que está a punto de terminarse.

El plan de contingencia está preparado y esto se había hecho, señor diputado, con toda responsabilidad.

Y déjeme comentarle, señor diputado, como lo hice hace un momento, que nadie nos impone condiciones, y mucho menos, autoridades de otros países en materia de reglamentación de nuestras telecomunicaciones, no nos imponen condiciones ni un gobierno extranjero, ni las empresas nacionales, sea cual sea.

Las decisiones que tomemos... y que hemos tomado en materia de telecomunicaciones, han sido decisiones que, en primer lugar, se tomaron con el Congreso en la aprobación de la Ley Federal de Telecomunicaciones y en segundo, derivado de esa ley en expedición de regulaciones que ha hecho la Cofetel y la propia Secretaría.

En materia de interconexión ustedes preguntan que por qué hemos esperado tanto tiempo y la respuesta es muy sencilla: porque si lo hubiéramos hecho antes estuviéramos violando la ley. Creo que está muy claro, las disposiciones jurídicas, en que la Cofetel tiene únicamente facultades para de... terminar con su interconexión una vez que los operadores no se ponen de acuerdo y comunican ese desacuerdo a las autoridades.

Esto es lo que ha sucedido y tenemos un plazo legal para hacer esa respuesta. Ese plazo legal concluye el próximo 15 de octubre. Alguna empresa ha dicho que hemos sobrepasado ese plazo, pero déjeme decirle, señor diputado, que cuando se cuentan los días desde el punto de vista jurídico, y alguien interrumpe ese proceso porque envía otras comunicaciones y sugerencias, hay que volver a contar los días.

Pero, no obstante que tenemos el plazo hasta el 15 de octubre, vamos a hacerlo mucho antes. No puedo, en este momento, cuál será el costo de interconexión que vamos a fijar, estamos viendo los últimos detalles, pero lo que sí puedo garantizar es que vamos a fijar un costo de interconexión que, por una parte, resuelva los problemas que estamos teniendo y, por la otra -y que es muy importante- no impida el crecimiento y la penetración de la telefonía local en nuestro país, que es algo, señor diputado, que no se nos debe olvidar y que aparentemente a veces se nos olvida porque tomamos en consideración únicamente el mercado de larga distancia con consideración... los comentarios de algunas de las empresas y no todas las empresas.

Y para tomar estas decisiones hay que saber escuchar, hay que estudiar muy bien las cosas y finalmente decidir teniendo en consideración únicamente los intereses de nuestro país en el futuro de las telecomunicaciones, pero le garantizo que quedará usted satisfecho con la decisión que vamos a tomar. Muchas gracias, señor diputado.

El Presidente

El grupo parlamentario de Acción Nacional tiene la palabra para ejercer su derecho de réplica a través del diputado Juan Manuel Duarte Dávila.

El diputado Juan Manuel Duarte Dávila:

Con su permiso, señor Presidente. Compañeras y compañeros diputados. Señor Secretario, el Plan de Desarrollo Nacional y el Programa del Sector Comunicaciones y Transportes, señalaron en sus objetivos lo siguiente: se buscaba contar con una infraestructura adecuada, moderna y suficiente para el crecimiento económico con la cual se buscaría ampliar, modernizar y conservar carreteras federales; promover el desarrollo de un nuevo sistema ferroviario seguro, competitivo y eficiente.

Con los nuevos sistemas de concesión, reducir el monto de las tarifas a los usuarios y garantizar un servicio eficiente de alta calidad y competitividad, promover en telecomunicaciones un aumento significativo en la cobertura y la calidad de servicios importantes tales como telefonía básica, radiocomunicación pública y privada; servicios de valor agregado; transmisión de datos y funcionamiento de redes privadas.

En el área aeroportuaria, señalaba que existían rezagos en la conservación y el mantenimiento de aeropuertos, falta de capacidad de los edificios terminales y en las pistas y calles de rodaje, por lo que se promovería la participación de particulares para la construcción y administración y de infraestructura aeroportuaria.

En cuanto a la actividad portuaria, se impulsaría la participación privada para fomentar la libre competencia y fomentar el desarrollo industrial, comercial y turístico. En síntesis, primero conservar, modernizar y ampliar la infraestructura del transporte y las comunicaciones a fin de impulsar el crecimiento económico, la integración regional y el desarrollo social. Segundo, mejorar la calidad, acceso, eficiencia y cobertura de los servicios de transporte y comunicaciones con el propósito de apoyar la competitividad y productividad de la economía.

Ahora bien, señor Secretario, el grupo parlamentario del PAN ¿qué encuentra en este balance de fin de sexenio?

Primero, el sector nunca pudo incorporarse en la prioridad de la agenda nacional, siendo que era importantísimo dentro del crecimiento y desarrollo económico establecido en el plan.

Segundo, en la visión al futuro, la falta de toma de decisiones que en muchos casos se dio en el sector dentro del programa carretero, provocó que durante esta administración no se rederfinieran las reglas para la construcción de nuevas autopistas.

Tercero, en la visión hacia el pasado, en el otorgamiento de concesiones, la cantidad de irregularidades se hizo presente, y en la cual la administración no hizo nada para corregir.

Cuarto, en el área de aviación, el problema Cintra y el aeropuerto de México, no se llegó a solución por falta de toma de decisiones a pesar de tener alternativas al respecto desde hace 3 años, en lo que respecta a este último.

Quinto, los puertos y la marina mercante, son una industria que ante los esfuerzos realizados no se han trabajado con una visión integral y con una política pública de largo plazo.

Sexto, las telecomunicaciones han llevado a tener una Cofetel que no se le ha dado para regular el mercado y en donde Telmex, con su práctica ante la falta de toma de decisiones en el sector, nos ha llevado a un panel ante la Organización Mundial de Comercio por prácticas monopólicas.

Séptimo, el sistema satelital no cuenta con un plan estratégico que permita responder a daños, como 11 mil 976 telesecundarias que quedaron sin servicios por la falla del Solidaridad I, además de servicios bancarios, telefonía celular, Internet, comunicación rural, radiodifusión y televisión.

La prevención es parte de la función de gobierno.

Por último, ocho, con respeto al fideicomiso, a favor de los jubilados y pensionados de Ferrocarriles, los jubilados y pensionados no deben ser representados por el actual sindicato y debe de darles a ellos una silla en el Comité de Gobierno del Fideicomiso.

En conclusión, tenemos un sector sin visión integral a corto, mediano y largo plazo que cumpliera con el objetivo de impulsar el crecimiento económico, la integración regional y el desarrollo social. Muchas gracias.

El Presidente

Gracias al diputado Juan Manuel Duarte Dávila.

Tiene la palabra, hasta por 4 minutos, para formular sus preguntas, el diputado Roberto Preciado Cuevas, del Partido Revolucionario Institucional.

El diputado Roberto Preciado Cuevas:

Con su permiso, señor Presidente. Señoras y señores diputados, señor Secretario de Comunicaciones y Transportes, Carlos Ruiz Sacristan, en materia de comunicaciones y transportes, sin duda alguna destaca el impulso decidido de la actual administración federal... imprimió al sector marítimo portuario bajo un esquema de apertura al capital nacional y extranjero para fortalecer la infraestructura y ampliar la capacidad instalada.

Del análisis del VI Informe de Gobierno se desprende que los avances en el sector se han manifestado, primero, en la adecuación y modernización del marco jurídico para propiciar un clima de confianza al capital dispuesto a invertir particularmente en el sector ya mencionado.

En segundo lugar, en un proceso de descentralización de las atribuciones y facultades a las capitanías de puerto para que otorguen permisos, allá en los puertos, de turismo náutico a inspección y certificación naval.

El espíritu que animó al política fue el de reconocer en aquellas entidades con litoral marítimo su derecho a recibir cada vez más los beneficios de operaciones que se realicen en sus instalaciones porturarias.

De esta manera, a la fecha, el país puede intercambiar productos por vía marítima con 110 naciones, un logro que sin duda alguna nos permite a los mexicanos avanzar en un mundo cada vez más globalizado propio para el aprovechamiento de nuestras ventajas comparativas y competitivas.

También con la apertura, ha sido posible avanzar en la modernización de las terminales portuarias, en el aumento de los volúmenes de carga, en eficiencia y calidad de los servicios, y en la existencia de precios competitivos.

Sin embargo, señor Secretario, me permito comentarle que frente al sostenido crecimiento de nuestro comercio exterior, hay quienes opinan que en un futuro próximo nuestros puertos se verán saturados y llegarán a constituir un cuello de botella para el adecuado desarrollo de otras ramas de la economía en que se influyen.

En tal sentido, yo le pregunto, ¿cuál es el ejercicio de prospectiva que a la Secretaría a su cargo, ha desarrollado para enfrentar la problemática expuesta, y qué medidas se están adoptando para enfrentarla?

Por otra parte, se sabe que la productividad de los puertos implica el que se ofrezcan mejores precios para... por los servicios que en ellos se brindan, sin embargo, en opinión del grupo parlamentario de mi partido, habría la inquietud de que para recuperar las fuertes inversiones que se han venido haciendo, se caiga en el establecimiento de tarifas y precios, que les hagan perder competitividad frente a puertos de otros países de esta manera.

Señor Secretario, ¿cuál es la situación actual de las tarifas que se cobran en los puertos mexicanos, con las de otros puertos del mundo?

También, al grupo parlamentario de mi partido, le preocupa que puedan afectarse las inversiones en los puertos y, en particular, en el de Progreso, Yucatán, como consecuencia de la inconformidad de la empresa y Cabe de Veracruz, respecto de la cual, según sabemos, la Comisión Federal de Competencia emitió opinión no favorable para su participación en el concurso para operar la nueva terminal de contenedores, ante lo cual ICABE promovió un juicio de amparo. ¿Cuál es su punto de vista a este respecto?

Finalmente, señor Secretario, un país que tiene necesidad del uso de buques para sus operaciones comerciales, ya sean de importación o de exportación, está obligado a poseer sus propias embarcaciones, ya que ello le asegura el servicio que necesita y le permite ganarse el flete para su propio beneficio, además, de proporcionar una importante fuente de trabajo.

Por todo lo aquí expuesto, señor Secretario, el rescate de la Marina Mercante Mexicana, que en forma increíble se ha perdido, deberá de ser una tarea primordial, ya que representa una fuente de trabajo para mucha gente, y una considerable entrada de divisas para el país. Se calcula conservadoramente en 12 mil millones de dólares anuales el flete que se paga a los buques extranjeros, y gran parte de ese dinero lo ganarían los armadores mexicanos si tuvieran buques y facilidades para transportar el porcentaje de carga que le corresponde en el tráfico internacional en que participa nuestro país, ya sea como comprador o como vendedor.

El uso de la bandera extranjera en los puertos mexicanos, en embarcaciones que realizan movimientos de carga de importación y exportación, es una seria pérdida de soberanía. Muchas gracias.

El Presidente:

Gracias al diputado Roberto Preciado Cuevas.

Tiene la palabra hasta por ocho minutos, el licenciado Carlos Ruiz Sacristán.

El Secretario Carlos Ruiz Sacristán:

Muchas gracias, señor Presidente.

Haré un comentario rápido al diputado Juan Manuel Duarte, aprovechando que era la última, ya se hizo un recuento de los asuntos que a su juicio están sin resolverse en la Secretaría, y es un recuento de supuestamente las cosas que no hemos hecho.

Señor diputado, estoy totalmente en desacuerdo con lo que acaba de decir, creo que muchas de las cosas que usted apuntó se han resuelto, yo he sido el primero en reconocer los asuntos que están pendientes y que faltan, y realmente me parece muy apropiado que no pueda usted reconocer los avances que hemos tenido en este sexenio; cierto, falta mucho por hacer, pero creo que se han sentado las bases fundamentales, para un desarrollo acelerado de las comunicaciones y los transportes en el futuro del país; si usted lo reconoce ahora, yo espero que en algunos años le quede muy claro que tuvimos avances significativos.

El señor diputado Roberto Preciado, hace algunos comentarios que me parecen muy importantes, uno de ellos es la saturación de los puertos; esto es algo que tenemos que estar, realmente, muy pendientes para evitar que nos pueda suceder lo que nos pasó en el pasado.

Los puertos son infraestructura básica para el país, son nuestras fronteras con muchos países, principalmente ahora con Europa, con el Tratado de Libre Comercio, y debemos de vigilar que los puertos tengan una expansión adecuada.

Hay algunos casos que requieren estudios a fondo, por ejemplo, el Puerto de Veracruz, es un puerto que ha incrementado su volumen de una manera considerable, y ahora se presentan o se pueden presentar en ocho o diez años, problemas de saturación.

Y en caso de infraestructura, de ese tamaño de infraestructura hay que actuar con muchísima anticipación para hacer los estudios a tiempo y para poder tomar las decisiones.

Creo que en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes se cuenta con todos los elementos necesarios, para poder con la debida anticipación, determinar qué puertos pueden tener alguna saturación y empezar a tener o tomar decisiones que permitan o la expansión de la infraestructura portuaria de ese puerto en particular o la ubicación de un nuevo puerto que permita incrementar la capacidad del portuario.

Pero hemos estado atentos y, desde luego, se debe de seguir estando atento a este asunto, una vez que se hizo el cambio fundamental en los puertos, no debemos de dejarlos, debemos de seguir insistiendo en su modernización y, desde luego, en su ampliación.

Tiene usted razón que le preocupen las tarifas portuarias, porque lo que queremos, es que sea la estructura portuaria un factor de competitividad en nuestro país, una ayuda para los exportadores, el que a través de los puertos puedan transportar más baratos sus productos.

Hemos tenido el debido cuidado en los títulos de concesión y en la normatividad aplicable, para vigilar que las tarifas de los puertos no pueden ser superiores en ningún caso, que los puertos que son nuestros competidores en un exterior, particularmente, los puertos de la Costa Este de los Estados Unidos.

He comentado yo, que las tarifas portuarias se han reducido significativamente, antes eran mucho más altas, y esto es parte del éxito que están teniendo los puertos, al ser una infraestructura eficiente y una infraestructura sin cuellos de botella, naturalmente está tendiendo a generar un mayor negocio y un mayor volumen de carga.

Por eso hemos estado también muy atentos a que cada día nos visiten un número de navieras más importantes de nuestro país para el tráfico de carga internacional; esto es muy importante, porque en la medida que tengamos en la competencia y variedad, salen ganando los exportadores mexicanos en el tráfico, insisto, internacional.

Como usted recuerda, el cabotaje está reservado para mexicanos, y el Congreso acaba de hacer una verificación en la Ley de Navegación, que reafirma que el cabotaje está, precisamente, reservados para los mexicanos.

Qué bueno que comenta usted el Puerto Progreso, y un problema que está pasando con una empresa que se llama ICABE. Las ampliaciones en Puerto Progreso, en Yucatán, son unas obras que yo considero de vital importancia para el Sureste de nuestro país; el Sureste de nuestro país lo que requiere es mejor y más infraestructura para que pueda realmente detonar el enorme potencial que tiene, y una de estas obras es la ampliación de Puerto Progreso, para que podamos tener barcos de mayor calado, para que podamos tener cruceros importantes y, entonces, podamos dar servicios de mucho mayor calidad portuarios, no solamente en Yucatán, sino en toda la Costa.

Se hizo una licitación pública de una terminal de contenedores y un muelle para cruceros, donde participaron un número importante de empresas; una de ellas que se llama ICABE, que es una asociación de la empresa ICA, con una empresa Filipina, que tiene inversiones portuarias en otra parte de nuestro país; solicito de acuerdo a las bases la autorización de la Comisión de Competencia para participar en este concurso, y requerí autorización porque tiene instalaciones portuarias, digamos, en la misma Costa, exactamente en la misma Costa.

La Comisión de Competencia no autorizó la participación de esta empresa en ese concurso, esta empresa se amparo, el juez le otorgó la suspensión provisional y por lo tanto sigue en el concurso; entiendo que la apertura de las ofertas económicas se hace esta misma semana o el próximo lunes y las autoridades portuarias tendrán dos alternativas: Una, si el concurso no lo gana esta empresa; bueno, pues ya no hay problema. Si el concurso lo ganará esta empresa, pues tenemos que ver, cuál es la decisión definitiva del juez, si le da el amparo definitivo o no. Yo espero que resuelva este asunto, a mí me interesa mucho que tengamos operadores en el momento que terminemos la ampliación de Puerto Progreso, ha sido una inversión muy importante, muy costosa, con recursos públicos y que lo queremos para que tengamos buenos operadores y podamos entonces dar un mejor servicio portuario en Yucatán y para todo el Sureste. Muchas gracias diputado.

El Presidente:

Muchas gracias, señor Secretario.

Para ejercer el derecho de réplica, se le concede el uso de la palabra al diputado Raúl Cervantes Andrade, del Partido Revolucionario Institucional.

El diputado Raúl Cervantes Andrade:

Con su venia señor Presidente, compañeras y compañeros diputados, señor Secretario.

Evidentemente reconocemos que sí ha habido logros en su administración, pero no podemos dejar de pasar, que ni usted, ni nosotros, nos conformamos con ellos; en la vida sobre todo de este tipo de industria como es el transporte, como es los sistemas de telecomunicación, hay mucho por hacer. Lo importante aquí es, si estamos en la línea correcta o no, si se estudio adecuadamente o no y si estamos teniendo con experiencia previa, los elementos que se tendrán que modificar si es, que es necesario por vía de Ley, si es, que es necesario por vía reglamentaria o solo es un problema de aplicación de la Ley y maduración de los proyectos.

En el caso que nos ocupa de carga y de pasaje, yo estoy convencido, de que después de la experiencia de la desregulación, que fue una desregulación de mucho y muy pronta, pero qué bueno, también trajo cosas muy positivas para el país y para la industria del pasaje y específicamente para la de carga también; esa desregulación debió haber sido una desregulación intermedia. Ya no hay que discutir el pasado porque no fue ni en su administración, ni fue una decisión del legislativo; pero eso trajo cosas positivas y negativas, dos mundos de industria de carga y de pasaje: Uno, en el que se desarrolla de una manera muy adecuada, en donde se crecen con mercados, crean fuentes de trabajo y tiene una infraestructura de autobuses o tractocamiones de primer mundo, pero también hay otra, en la que quedó más rezagada que al principio de la desregulación, simplemente porque son experiencias internacionales.

Hay países que todavía esta materia sigue regulada y ellos están en plena globalización. La desregulación si trajo a su vez adecuaciones a la industria y un beneficio al país, hay que continuarla; pero el problema es, que es una facultad concurrente, es una facultad constitucional concurrente.

Ergo o como consecuencia es una excepción y como excepción hay que legislarla; usted lo sabe, hubo mucho trabajo político para caminar la homologación, pero no se pudo y tiene que haber un respeto profundo a las entidades federativas y a sus congresos. Pero si se hubiera hecho esta homologación, realmente la fotografía de la informalidad del transporte y del tamaño sería otra.

Evidentemente a los ojos de mi fracción parlamentaria, es necesario una modificación a la Ley, no para ir en contra de la desregulación, sino para fortalecer la desregulación. Una vez que esta Ley recabe todos y cada uno de los problemas que se han visto en los últimos seis o siete años y que se consulte a todos y cada uno de los transportistas en los diferentes estados de la República, deberá de ser impulsada por esta fracción también, la homologación de la Ley del Transporte. Eso, no solo va en pasaje, sino también es necesaria en carga.

Se busca con esta igualdad de la Ley, que en la informalidad que es el tema más importante en la industria del pasaje y de carga a nivel nacional, se dé una solución. No se pueden solucionar de tajo, se tendrá que buscar una legislación a diez años. Se podría hacer una reflexión si fue o no necesaria o si es o no necesaria esta modificación y si el problema solo y exclusivamente era de aplicación de la Ley.

En mi criterio personal, se tenían instrumentos no lo suficientemente viables como para que se aplicara, y se hizo una buena intención de hacerse, pero no con los mecanismos idóneos para hacerlo.

Y para exigir, hay que reconocer los errores y hay que modificarlos.

Se promoverá por la fracción priísta -insisto-, esta modificación de la ley para transformar la informalidad en el transporte.

Y un tema final será la aplicación del TLC, la resolución del arbitraje que está por darse, seguramente será a favor de México y veremos qué participación y cuáles son las decisiones que tomarán los Estados Unidos para levantar la moratoria. Muchas gracias.

El Presidente:

Gracias al diputado Raúl Cervantes Andrade, con él culmina el segundo turno de preguntas y respuestas, segundo y último turno, de conformidad con el acuerdo que nos rige, tiene la palabra el licenciado Carlos Ruíz Sacristán, hasta por 10 minutos.

El Secretario Carlos Ruiz Sacristán:

Muchas gracias, señor Presidente.

Diputado Raúl Cervantes, yo coincido totalmente en que es indispensable que avancemos en la homologación de la legislación federal con la dirección estatal. Se ha hecho un gran consenso de esto, hemos llegado a acuerdo con muchos estados, pero coincido que no es suficiente, es indispensable que el país cuente con legislaciones muy similares, que permitan una mayor competencia de las empresas exportistas, que permitan, sin duda, menos discrecionalidad en las decisiones de autoridad respecto al transporte, y esto nos va a traer como consecuencia, incremento a la seguridad, una disminución importante en la ilegalidad y una competencia sana para todos los transportistas.

Creo que también tenemos que pensar muy bien en la transición, que debe ser no tal larga como 10 años, porque cuando se hace una cosa 10 años, nunca se termina, sino hacerlo al plazo más breve posible, se puede, estoy convencido de ello, si existe la voluntad política de todos los gobiernos estatales para participar en este proceso. Ha habido muchas dificultades, ha habido muchos intereses económicos y políticos, pero esto hay que resolverlo y tendremos un sistema de transporte de carga y pasajeros mejor, para beneficio de las empresas establecidas y para beneficio, finalmente, de los usuarios.

Y señoras y señores diputados, si me permiten, sin duda, creo que este ejercicio ha sido muy rico y productivo, nos ha dado la oportunidad de ventilar los aspectos más relevantes de las comunicaciones y los transportes, mostrar la gran variedad de temas que integran el sector, y desde luego, plantear alguno de los retos y tareas pendientes que aún tiene el sector por delante.

Por eso, quisiera aprovechar esta última oportunidad que amablemente me brindan, para destacar nuevamente las razones que han animado las acciones que en los últimos años hemos realizado en el sector. Sin duda, el motor principal de los cambios que emprendimos, fue la improrrogable necesidad de acelerar el desarrollo de las comunicaciones y los transportes.

Como lo comenté, en ese sector se presentaban rezagos que limitaban el crecimiento de la infraestructura que necesitaba México para un mejor futuro, situación que de no haberse atendido, se hubiera convertido en verdadero cuello de botella para el desarrollo de nuestro país. Conscientes de ello y de la necesidad de tomar las medidas adecuadas y oportunas, pero sin precipitarnos, se emprendieron cambios muy profundos en el sector, manteniendo en todo momento una actitud responsable y congruente con la realidad del país.

Nunca se tomaron decisiones de manera acelerada, ni se dejó de tomar en cuenta la opinión de diversos sectores, cámaras y agrupaciones sindicales, así como las recomendaciones muy importantes del Congreso de la Unión.

En diversas ocasiones, las decisiones que se tomaban eran muy delicadas, pero tengan la seguridad que siempre se hicieron de manera prudente y con responsabilidad política, cuidando siempre los intereses del país y privilegiando una visión de largo plazo.

Sabíamos que no se trataba únicamente de salir del paso, sino proponer y emprender soluciones de fondo a los problemas que enfrentábamos; sabíamos también, que en un proceso tan amplio y profundo surgirían, desde luego, muchos cuestionamientos y algunos problemas derivados de la propia competencia entre poder de servicios y una apertura de diversas actividades.

No obstante, también sabíamos que nuestra principal responsabilidad era asegurar el desarrollo sostenido y más acelerado de las comunicaciones y los transportes del país.

Lograr que mejoraran significativamente nuestros puertos, aeropuertos, ferrocarriles; que nuestra red carretera creciera y contara con mejores especificaciones; que las telecomunicaciones fueran más competitivas y que tuvieran una mayor penetración.

Así, algunos resultados ya están a la vista. Tenemos un Sector en franca expansión, que a diferencia del pasado, año tras año, crece a una tasa superior de la de la economía en su conjunto; un sector en el que aun en tiempo de restricciones presupuestales se invierten mucho más recursos que en el pasado, acelerando su modernización y crecimiento; un Sector que ahora requiere menos recursos públicos, por lo que ha sido posible reorientar el gasto para atender otras prioridades donde la participación del Estado es indispensable.

Estoy seguro que en el futuro habrán de apreciarse aún más los beneficios del cambio estructural que hemos emprendido, que en los próximos años este cambio mostrará de manera creciente la fortaleza que está adquiriendo el Sector Comunicaciones y Transportes para apoyar el desarrollo de México.

Desde luego, reconocemos que no obstante el esfuerzo de muchas generaciones aún prevalecen rezagos y retos que deben de superarse; que la tarea en el Sector nunca estará acabada; que siempre habrá cosas por hacer; que el crecimiento de la población y de la economía demanda más y mejor infraestructura y más y mejores servicios; que la gran cantidad de asuntos y temas que se manejan en el Sector no pueden superarse en una sola administración; pero tengo mucha confianza en que hoy se tienen bases mucho más firmes para ver hacia una nueva etapa de desarrollo de las comunicaciones y los transportes de México; una nueva etapa que deberá enfocarse a consolidar el cambio estructural, fortalecer la competencia y encontrar nuevas fórmulas que den un cauce a más inversiones productivas; una nueva etapa, que al igual que las anteriores, demanden los esfuerzos de muchos mexicanos para continuar avanzando en este estratégico sector. Una nueva etapa, en la que estoy seguro, el Congreso de la Unión habrá de jugar un papel muy relevante y participativo.

Estoy seguro de ello porque con los valores democráticos que caracterizan a los mexicanos, encontraremos los consensos que nos permitan seguir impulsando un Sector que será pilar para el desarrollo nacional del siglo XXI.

Por último, quiero agradecer a todos los legisladores que durante estos seis años, con sus comentarios, sugerencias, cuestionamientos y aprobación de las leyes que hoy rigen al Sector han hecho posibles los avances a los que me he referido.

Les agradezco mucho su atención, y muchas gracias. (Aplausos).

El Presidente:

Gracias, señor Secretario. De conformidad con el acuerdo parlamentario que rige esta comparecencia, al final de la misma se autoriza al Presidente de la Mesa a dar un mensaje hasta por cinco minutos, y ruego que pongan también el reloj para un servidor.

Simplemente para expresar, y no por razones protocolarias sino llenas de convicción, en nombre de cada uno de ustedes, diputadas y diputados -si me lo permiten- esta gratitud al licenciado Carlos Ruiz Sacristán, secretario de Comunicaciones y Transportes, por su comparecencia el día de hoy, ya que su presencia entre nosotros contribuye, efectivamente, a cumplir el objetivo que nos habíamos formulado es de analizar y profundizar en el análisis del sexto informe de gobierno.

Lo hemos hecho desde la pluralidad que distingue a esta Cámara, desde la diversidad de puntos de vista políticos sobre los mismos asuntos, reflejando esa riqueza de concepciones que existe en nuestro país.

Lo hemos hecho desde la corresponsabilidad que se da en un marco de una división de poderes, en donde todos tenemos una misma pasión que es México, y le servimos cada uno desde una responsabilidad diferente, pero sin duda alguna, con el mismo propósito de servir a nuestra patria.

Lo hemos hecho también con gran franqueza; es evidente que se ha hablado con la verdad, según se percibe por cada uno de quienes han participado en este evento, y por supuesto, por encima de todo, el respeto.

Es fundamental para hacer de éste un diálogo a la altura de lo que el pueblo de México espera de un diálogo entre el Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo. Un diálogo republicano, un diálogo apegado a la letra y al espíritu de nuestra Constitución.

Es evidente, queda claro, que hay grandes coincidencias y grandes diferencias. Las grandes coincidencias están básicamente centradas en la importancia estratégica que se le acuerda al sector de comunicaciones y transportes para el desarrollo en nuestro país.

De diferentes formas y solución, a como este sector es fundamental por lo que representa como base estructural para elevar la competitividad de las empresas, la productividad de México como país, y las áreas de esa economía nueva, que es necesario también impulsar.

Queda claro de que juntos: Poder Ejecutivo y Legislativo, es como podemos y debemos cada uno con su responsabilidad ir en la misma dirección que reclama el progreso de México.

El secretario Ruiz Sacristán, efectivamente, empezó en el 95 con una modificación a la ley en la materia, con un diálogo republicano, y tuvimos en la Cámara de Senadores, cuando varios de nosotros, aquí presentes, éramos senadores, la oportunidad de iniciar este diálogo, seis años después el secretario Ruiz Sacristán, con el mismo respeto y con la misma voluntad de aperturas el Poder Legislativo, está a punto de culminar esta administración, pero con la misma actitud que es preciso en honestidad, reconocerle.

Yo quiero decirle también, que efectivamente, en este análisis del informe no nos contemplamos con análisis de un año ni con voltear hacia el pasado, era obligado ver hacia el futuro, y hacia el futuro es preciso señalar que estos grupos parlamentarios representados en esta Cámara, tendremos que aprender a fortalecer nuestras coincidencias y temperar nuestras diferencias, y por encima de todo, a construir los acuerdos parlamentarios y los consensos necesarios para ofrecerles las respuestas al pueblo de México, que reclama de este sector que tiene grandes retos.

Esos grandes retos que nos llevarán, efectivamente, a nuevas etapas de desarrollo en este sector, pasan por profundizar el diálogo entre el Ejecutivo y el Legislativo, pero también pasan porque nosotros, en casa, hagamos todos un esfuerzo para construir los acuerdos que reclama la construcción del futuro que todos anhelamos.

Ciertamente el diálogo que hemos establecido es un diálogo perfectible, los diputados iremos, sin duda, buscando mejores mecanismos para que este diálogo sea mutuamente satisfactorio y lleguemos a nuestros objetivos de mejor forma.

Ciertamente tendremos que ver que todos coincidimos con que la rectoría del Estado es fundamental en este sector, pero tendremos que aprender a ver qué significa, si se limita a la regulación, o si tiene que pasar por la intervención, si el financiamiento tendrá que ser público o privado o una mezcla de ambos, y en dónde, qué tanto Estado, qué tanta sociedad, qué tanta inversión privada, qué tanta inversión pública.

Hay muchos puntos a trabajar, afortunadamente la experiencia acumulada nos servirá de buen antecedente, y el ánimo de servir a nuestra patria estará siempre presente para aceptar y llegar a cumplir con los retos que nos depara el futuro.

Señor Secretario, una vez más, muchas gracias.

De conformidad con lo que establece el artículo séptimo, numeral quinto, de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, la versión estenográfica de esta reunión será remitida al ciudadano Presidente de la República para su conocimiento.

Yo invito a las diputadas y diputados presentes, que tengan a bien, así de decidirlo, nos acompañen para que el señor Secretario cuando decida retirarse de este recinto, vaya con nosotros.

Muchas gracias.