Comparecencia del Secretario de Salud, José Antonio González
Fernández, correspondiente al Sexto Informe
de Gobierno del Presidente Ernesto Zedillo Ponce de León

Instalación de la Mesa
María Elena Álvarez Bernal

Presentación
José Antonio González Fernández

FIJAN LA POSICIÓN GENERAL DE SU GRUPO PARLAMENTARIO, LOS DIPUTADOS:

José Narro Céspedes, Partido del Trabajo
José Antonio Arévalo González, Partido Verde Ecologista de México
Pedro Miguel Rosaldo Salazar, Partido de la Revolución Democrática
Francisco Salvador López Brito, Partido Acción Nacional
Samuel Aguilar Solís, Partido Revolucionario Institucional

Para hacer los comentarios que juzgue pertinentes
José Antonio González Fernández

PRIMER TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: José Narro Céspedes, Partido del Trabajo
Respuesta: José Antonio González Fernández
Réplica: José Narro Céspedes, Partido del Trabajo

Pregunta: Julieta Prieto Fuhrken, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: José Antonio González Fernández

Pregunta: Norma Reyes Terán, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: José Antonio González Fernández
Réplica: Norma Reyes Terán, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Rafael Orozco Martínez, Partido Acción Nacional
Respuesta: José Antonio González Fernández
Réplica: Ernesto Saro Boardman, Partido Acción Nacional

Pregunta: Laura Pavón Jaramillo, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: José Antonio González Fernández
Réplica: Francisco Javier López González, Partido Revolucionario Institucional

SEGUNDO TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Esveida Bravo Martínez, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: José Antonio González Fernández
Réplica: Esveida Bravo Martínez, Partido Verde Ecologista de México

Pregunta: Adela del Carmen Graniel Campos, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: José Antonio González Fernández
Réplica: Adela del Carmen Graniel Campos, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Raúl Martínez González, Partido Acción Nacional
Respuesta: José Antonio González Fernández
Réplica: Alba Leonila Méndez Herrera, Partido Acción Nacional

Pregunta: Eduardo Abraham Leines Barrera, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: José Antonio González Fernández
Réplica: Ney González Sánchez, Partido Revolucionario Institucional

COMENTARIOS FINALES
José Antonio González Fernández

MENSAJE INSTITUCIONAL
María Elena Álvarez Bernal








18 DE SEPTIEMBRE DE 2000

COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE SALUD
LICENCIADO JOSE ANTONIO GONZALEZ FERNANDEZ

La Presidenta diputada María Elena Alvarez Bernal:

Muy buenas tardes tengan todos ustedes.

Señoras y señores diputados; distinguidos invitados: En este momento se instala el grupo de trabajo de la LVIII Legislatura, que tiene por objeto el participar en la comparecencia del señor Secretario de Salud, para analizar el Sexto Informe de Gobierno en el tema de su competencia.

Se designa como comisión para que introduzca al señor Secretario, licenciado José Antonio González Fernández, a este recinto, a los siguientes diputados y diputadas: Por el Partido del Trabajo, al diputado José Narro Céspedes; por el Partido Verde Ecologista de México, al diputado Bernardo de la Garza Herrera; por el Partido de la Revolución Democrática, al diputado Ramón León Morales; por el Partido de Acción Nacional, a la diputada María Eugenia Galván Antillón, y por el Partido Revolucionario Institucional, al diputado Federico Granja Ricalde.

Les rogamos sean tan amables de acompañar al señor Secretario en su arribo a este recinto.

La Comisión cumple con su cometido

La Presidenta:

Ya se encuentra con nosotros, como ustedes se han dado cuenta, el licenciado José Antonio González Fernández, Secretario de Salud, quien ha sido invitado a esta reunión con el grupo de trabajo integrado por diputados de los diversos grupos parlamentarios de esta LVIII Legislatura, en que se llevará a cabo el análisis del Sexto Informe de Gobierno.

Pido al ciudadano Secretario, dar lectura al Acuerdo Parlamentario aprobado en la sesión del 12 de septiembre; al señor Secretario de la Mesa Directiva, si es tan amable.

El Secretario diputado José Manuel Medellín Milán:

Con mucho gusto, señora Presidenta.

"Acuerdo Parlamentario por el que se establecen las bases para el desarrollo de las comparecencias de funcionarios del Ejecutivo Federal ante la Cámara de Diputados, para el análisis del Sexto Informe de Gobierno del Presidente de la República.

"Primero. El presente acuerdo regulará exclusivamente lo relativo al formato que habrá de observarse durante las comparecencias de los funcionarios del Ejecutivo Federal ante la Cámara de Diputados, a efecto de realizar el análisis del Sexto Informe de Gobierno del Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Administración 1994-2000.

"Las sesiones en que se desahoguen las comparecencias se desarrollaran conforme a las siguientes bases.

"En primer término el funcionario compareciente expondrá el estado de su respectivo ramo hasta por veinte minutos. A continuación un representante de cada grupo parlamentario hablara hasta por diez minutos, para establecer la posición del grupo respecto del tema.

"Agotada la ronda de posicionamientos a que se refiere el punto anterior, el funcionario compareciente hará uso de la palabra nuevamente hasta por diez minutos, para hacer los comentarios que juzgue pertinentes.

"A continuación se dará inicio a una o dos rondas de preguntas, respuestas y réplicas, según el acuerdo que para cada comparecencia adopte la Junta de Coordinación Política, que se desarrollara en cada uno, en su caso, sucesivamente, de la forma siguiente":

"Cada grupo parlamentario planteara al funcionario por conducto de uno de sus diputados, una pregunta por un tiempo no mayor de cuatro minutos. El funcionario responderá a cada pregunta lo conducente durante un lapso que no excederá de ocho minutos. El grupo parlamentario en turno tendrá derecho a una réplica de hasta cuatro minutos.

"El orden de intervención de los diputados tanto para el posicionamiento como para las preguntas y réplicas, será de manera ascendente, según el número de legisladores integrantes de cada grupo parlamentario.

"Concluida la etapa de preguntas, respuestas y réplicas, el funcionario dirigirá a la asamblea un mensaje final de hasta diez minutos.

"El Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados concluirá la comparecencia con un mensaje institucional de no más de cinco minutos.

"Las comparecencias que se realicen ante comisiones o grupos de trabajo, se desarrollarán en lo conducente conforme a las reglas aplicables en el pleno.

"El mensaje institucional final estará a cargo de quien los presida.

"Las comparecencias en pleno, comisión o grupo de trabajo se llevarán a cabo conforme al número y programación que acuerde la Junta de Coordinación Política iniciando el día martes 12 de septiembre ante el pleno. " Servida señora Presidenta.

La Presidenta:

Gracias señor Secretario.

Para dar cumplimiento al punto 2o. numerales 1, 2 y 3 del mencionado acuerdo, se le concede el uso de la palabra al licenciado José Antonio González Fernández hasta por 20 minutos.

El secretario de Salud, licenciado José Antonio González Fernández:

Diputada María Elena Alvarez, Presidenta del grupo de trabajo, diputado Manuel Medellín, Secretario de la Mesa, muy distinguidas señoras y señores diputados, señoras y señores, muy buenas tardes.

Es un honor estar con ustedes con motivo del análisis del VI Informe de Gobierno del Titular del Poder Ejecutivo Federal, Ernesto Zedillo Ponce de León. Cumplo con la disposición constitucional de dar cuenta del estado que guarda el ramo de Salud y juntos avanzamos en la práctica de colaboración y diálogo entre Poderes relevante para consolidar fórmulas democráticas tan apreciadas por la República,

El reclamo social de nuestro país, expresado por Morelos en sus Sentimientos de la Nación, el consecuente propósito de moderar opulencia e indigencia para mejorar constantemente las condiciones de vida de los mexicanos y para ejercer plenamente nuestra soberanía popular, sigue presente en los albores del siglo XXI,

Al inicio de su gestión gubernativa, el Presidente de México, Ernesto Zedillo Ponce de León expresó: " Una sociedad con una salud deficiente no puede ser una sociedad participativa, democrática; por ello en el marco de la política social del Estado Mexicano la salud será una prioridad permanente durante mi Administración, La concepción política de la salud se sustento en la idea de que es elemento indispensable para el desarrollo, para la justicia y para las equidades sociales.

En estos tiempos que corren, México ha tenido la voluntad política para dar a la salud la prioridad social que le corresponde. El Plan Nacional de Desarrollo 952000 estableció el correspondiente Programa de Reforma del Sector Salud que definió 4 estrategias rectoras; ampliación de la cobertura de los Servicios de Salud de la Población Abierta, Descentralización e Integración de la Operación de dichos servicios, Mejoría de su calidad y de Regulación de los Servicios de Salud a les que se suman los programas prioritarios para la prevención y control de enfermedades.

La transformaci6n de los perfiles demográfico y epidemiológico del país así como las condiciones geográficas y orográficas del país que dificultan las comunicaciones y el acceso a grupos de población en regiones apartadas genera ron la necesidad de plantear a finales del 94 la transformación del Sistema Nacional de Salud.

En efecto, coexisten en un extremo la aparición de enfermedades asociadas al desarrollo industrial y, por el otro, la subsistencia de males propios del subdesarrollo y de la pobreza, sin obviar las amenazas crecientes de las adicciones y los nuevos factores de riesgo como el VIHSIDA; así en 1995, 10 millones de mexicanos no tenían acceso al Sistema Nacional de Salud, adicionalmente cerca de 8 millones de recién nacidos entre 95 y el año 2000 vendrían a incrementar la demanda de sus servicios. Ante este reto el Estado Mexicano en la presente Administración Federal incorporó los servicios de salud a prácticamente el total de los mexicanos; restan 500 mil personas por atender.

Las condiciones de inaccesibilidad y supresión de los poblados donde habitan estos mexicanos exigen una nueva estrategia, la extensión de la cobertura de los servicios de salud hacia la población sin seguridad social se sustento en 5 programas; Programa de ampliación de la Cobertura (PAC), abatir rezagos en b prestación de servicios de salud por condiciones geográficas adversas o deficiencias operativas, actualmente operan los 19 estados que presentan estas características; cubre 866 municipios de los cuales más de la mitad 469 son indígenas, atiende a 42,526 localidades y 8 millones de personas que en 1995 no tenían acceso a dichos servicios.

Programa de Educación, Salud y Alimentación (Progresa) dirigida a familias en extrema pobreza por lo que promueve el mejoramiento de los niveles de salud y nutrición, propicia un cambio cultural hacia la importancia del auto cuidado, la prevención y la atención continua; su cobertura alcanza 2.5 millones de familias en más de 53 mil localidades de más de 2 mil municipios en 31 entidades.

De la población atendida, 94% vive en comunidades de menos de mil habitantes, un tercio de las localidades consideradas está por debajo de 100 habitantes.

Programa del Paquete Básico de Servicios de Salud (PAB) consiste en 3 intervenciones y 64 acciones de alto impacto para la atenci6n de los problemas de salud más frecuentes y apremiantes, así como el reforzamiento y la infraestructura y de brigadas móviles particularmente en los poblados de mayor marginación.

Programa de Construcción de Unidades de Salud, permitió en esta Administración la puesta en operación de 3, 865 nuevas unidades de consulta externa y hospitalización para alcanzar 18,547 con un incremento del 26, 5% en la capacidad instalada.

Las unidades de consulta externa, clínicas y centros de salud pasaron de 13,897 a 17,590, 26.5% más.

Los hospitales, de 775 a 967, 25% adicional. Los consultorios, de 40, 528 a 49, 433, 22% de aumento. Las camas cesables de 66, 692 a 75, 611, 13% de crecimiento. Las unidades básicas de rehabilitaci6n crecieron de 108 a 418. El 82% de los hospitales construidos en la presente Administración atiende a población abierta.

En noviembre entrará en operaci6n el Centro Nacional de Rehabilitación, primer conjunto hospitalario en su tipo en América Latina, que prestará servicios de especialidad en rehabilitación ortopédica y comunicación humana y colocará al país a la vanguardia de estas disciplinas. Se trata de la obra de salud más importante en la presente administraci6n que atenderá los graves problemas de las personas con discapacidad.

Se estima que en México hay 10 millones de personas con discapacidad y cada año se suman 12 mil casos de parálisis cerebral; 2,400 de sordera congénita; 43 mil con secuelas de enfermedad vascular cerebral; 20 mil de traumatismo cráneo encefálico; 67 mil malformaciones congénitas y 124,500 fracturas severas.

Sus secuelas generan segregación, discriminación, desempleo, desintegración familiar, problemas emocionales, inequidades sociales y freno al desarrollo.

El esfuerzo financiero y humano para dotar a nuestro país de un centro de excelencia en esta materia, esta socialmente justificado y constituye un orgullo para la salud pública del país.

El Programa de Certificación de la Cobertura, permitió que con el concurso de la Organización Mundial de la Salud a través de la Organización Panamericana de la Salud se haya certificado la cobertura universal de los servicios de salud en 28 entidades federativas. Se encuentra en proceso la del Estado de Chiapas que ocurrirá antes de terminar el año y restan, para el 2001, las certificaciones del Estado de México, del Estado de Oaxaca y del Distrito Federal.

Nuestro país ha expresado a la OPS su reconocimiento por la solidaria e intensa labor en esta y otras tareas.

La descentralización es fundamentalmente un proceso que requiere acuerdos y voluntad política, es uno de los grandes retos de la nación y la experiencia en materia de salud muestra la necesidad de seguir impulsando acciones que la fortalezcan y consoliden.

La instrumentación de la descentralización de los servicios de salud a población abierta, se sustentó en la entrega de facultades y atribuciones así como en la de recursos financieros, humanos y materiales de los gobiernos federal y de las entidades federativas.

La estrategia comprendió también la participación comunitaria particularmente en la conformación del Programa de Municipios Saludables y en la creación de comités de salud.

No obstante la descentralización, ha dejado de ser un mero proceso administrativo de arreglos entre niveles de gobierno y transferencias de facultades y recursos centralizados para volverse una formula de actuación política y administrativa; es la parte más sensible de la relación entre el gobierno federal y los gobiernos de las entidades federativas.

Con fundamento en el Acuerdo Nacional para la Descentralización de los servicios de Salud y de los acuerdos específicos celebrados en las 32 entidades federativas, se transfirieron funciones, recursos y decisiones a las entidades federativas y municipios al tiempo de integrarlos bajo un esquema de coordinación y colaboración nacional. Las entidades cuentan hoy con organismos públicos descentralizados, en tanto el Consejo Nacional de Salud formado por los Secretarios de Salud de las 32 entidades federativas y el Secretario de Salud del Ejecutivo Federal, funciona como instancia de coordinación, concertación y consenso de políticas, estrategias y programas.

Bajo estas reglas se asignaron a las entidades federativas 7, 300 bienes in muebles y 159 mil plazas federales. Adicionalmente las entidades han creado más de 25 mil nuevas plazas.

En 1996, las entidades federativas ejercían el 59% del presupuesto federal del ramo; en el 2000 ejercen el 73.7. Sin embargo, lo más relevante fue la generación de nuevas capacidades de decisión y respuesta oportuna, eficiente y eficaz a la problemática de cada región, así como la participación de la comunidad en las decisiones.

A través del Programa de Municipios Saludables, los habitantes de 1,540 municipios colaboran en acciones de autocuidado de la salud, saneamiento básico y promoci6n de la salud comunitaria.

Más de 2 millones de voluntarios en 25 mil comités de salud de la Secretaría del ramo atienden la capacitación sobre lactancia, manejo de diarreas y enfermedades respiratorias, construcción de letrinas, fosas sépticas, cloración de agua y rellenos sanitarios, entre otras tareas.

En los esfuerzos conjuntos por la salud, es de resaltar el trabajo del Instituto Mexicano del Seguro Social, del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), de las Fuerzas Armadas, de Petróleos Mexicanos y de las entidades federativas a través de sus servicios estatales de salud.

Los avances en materia de seguridad social son evidentes. En esta Administración la atención a la población asegurada pasó de 45.6 millones a 57.2 derechohabientes y el Programa de Reformas Financieras al IMSS garantiza la continuidad de su desarrollo y fortalece el ahorro nacional.

La ampliación de cobertura de descentralización permitieron una operación más efectiva de los programas prioritarios de prevención y control de enfermedades, un descenso en los índices de morbilidad y mortalidad con su consecuente ascenso en las expectativas de vida, lo cual confirmó lo adecuado a la estrategia integral,

En efecto, hoy la esperanza de vida es de 75.4 años, contra 72.794. La mortalidad mantuvo su tendencia descendente de 94 a la fecha, al pasar de 4.47 a 3.41 defunciones por mil habitantes, lo que equivale a una disminución de 12,5%.

La mortalidad infantil se redujo en 17.4%, la de menores de cinco años en 22%. Destaca el decremento de la mortalidad por diarreas en menores de cinco años en zonas rurales y urbanas marginadas del 47. 68 a 22.11 por 100, 000 habitantes del grupo, es decir, un 53. 6 menos.

Igual comportamiento tuvo la mortalidad por infecciones respiratorias en las mismas zonas, al habatirse el 45.6%.

El esquema de vacunación se amplió de 6 a 12 vacunas y es ahora el mas completo de Latinoamérica. Para octubre se habrán celebrado 18 Semanas Nacionales de Salud.

De 1994 a la fecha se han aplicado 447 millones de dosis. Hemos logrado la cobertura más alta en la historia de salud pública en nuestro país; 95.5% en menores de un año y 98. 3% en infantes de uno a cuatro años.

En el último año se distribuyeron 19. 5 millones de sobres Vida Suero Oral. Se capacitó a 14. 4 millones de madres de infantes menores de cinco años en el manejo de enfermedades diarréicas y respiratorias y se administraron 29.1 millones de dosis a niños de 12 a 14 años y cerca de 10.8 millones de megadosis de Vitamina A niños de seis meses a cuatro años para prevenir diarreas y enfermedades respiratorias agudas.

Se abatió la incidencia de cólera. En este año han ocurrido sólo dos casos frente a mas de 16, 000 en 1995. La letalidad por dengue hemorrágico permanece por debajo del indicador internacional.

En esta administración no se han presentado casos de poliomielitis ni de difteria, el sarampión, la tosferina y la tuberculosos menigia están controladas.

Se cuenta con una nueva normatividad de infraestructura física y personal para la atención del cáncer cérvico uterino,

La aplicación de las pruebas de papanicolau pasó de 1.8 millones en 94, a 6.6 millones en el presente ejercicio, lo que representa un incremento de tres veces, por lo tanto, el riesgo de muerte por cáncer cérvico uterino, actualmente el más alto en mujeres mayores de 25 años redujo su tasa en este período de 22.1 a 19.1 por cada 100, 000 mujeres, lo que reporta un decremento del 13. 6%, la cifra más baja en 25 años de existencia del programa.

En materia de planificaci6n familiar, como resultado de las acciones de información y servicios que han impulsado las instituciones de los sectores público, social y privado, actualmente poco más del 70% del total de mujeres en edad fértil usan algún método anticonceptivo para regular su fertilidad; 11.4 millones de parejas utilizan algún método anticonceptivo, de acuerdo con sus ideales, creencias, preferencias reproductivas y conforme a su libre decisión.

Los derechos reproductivos están sustentados en tres vertientes. El derecho de los individuos y de las parejas a decidir de manera responsable y libre el número y esparcimiento de sus hijos, el derecho a adoptar decisiones sobre reproducción sin discriminación, coerción o violencia; el derecho a recibir atención y servicios de salud reproductiva con calidad en un ambiente de privacidad y confidencialidad.

El número de nacimientos en madres adolescentes ha descendido en la presente administración en 9. 3%; la expedici6n de la Cartilla Nacional de la Salud de la Mujer, instrumento innovador y único en el mundo, favorece a más de 35 millones de mujeres de los 13 años en adelante en el seguimiento de acciones de promoción de salud y detección oportuna de enfermedades.

La epidemia del SIDA se encuentra establecida en alrededor de 4,100 casos anuales; su transmisión por transfusión sanguínea ha sido controlada, todas las entidades cuentan con un programa operativo para la prevención y control de este padecimiento y existen 61 servicios especializados para la atención de los enfermos de este mal.

A través de los servicios estatales de salud FONSIDA e instituciones de seguridad nacional, el Sector Salud proporciona medicamentos al 74% de los 17, 000 pacientes vivos inscritos en el Registro Nacional de casos del SIDA.

Se creó el Comité Nacional de Atención al Envejecimiento que se instaló este año y operan a la fecha 18 comités estatales, Se promueve la vacunación de adultos contra el virus de la influencia y el neumococo.

De 1997 a la fecha se han atendido 1,515 urgencias epidemiológicas y otras derivadas de desastres, brindando protección a la salud a más de cinco millones de personas, con más de 10 mil trabajadores en 2 mil 500 brigadas sin que se haya presentado ningún brote epidémico en las zonas afectadas.

La vacunación antirrábica alcanza alrededor de 14 millones de caninos al año. En este año no se ha tenido caso alguno de rabia en humanos transmitida por perro, mientras que hace 3 años se presentaron más de 20 casos anuales.

Los usuarios de los servicios de salud encuentran en la Comisión Nacional de Arbitraje Médico una garantía de calidad y oportunidad. Además, en consonancia se instrumentó el Registro y Autorización de Médicos Especialistas y el Programa Nacional de Certificación de Hospitales.

En tan solo dos años, más de 31 mil médicos generales y 24 mil especialistas de los 130 mil en el sector, han sido certificados, y 111 hospitales públicos de 967 que han en el país.

En el sector privado son 58 los hospitales certificados.

Se puso en operación el Programa de Estímulos a la Productividad, a favor del personal médico, de enfermería y de odontología, con beneficios del 20 al 40 por ciento. El arraigo del personal médico en las comunidades de difícil acceso y ujetas a los programas PAC y Progresa, se estimula a través de incentivos adicionales que en un promedio incrementan su salario en un 63 por ciento.

En esta administración, las remuneraciones del personal médico, paramédico y enfermería ha sido incrementadas en términos reales entre un 56 y un 112 por ciento, siendo los más beneficiados aquellos que atienden las poblaciones de mayor pobreza, marginalidad y expresión geográfica y difícil acceso.

En cuanto a la prestación de servicios, el Sistema Nacional de Salud proporcionará en este año cerca de 430 millones de consultas y diagnósticos; mas de 1.7 millones de servicios por día laborales, y 37.2 superior a los otorgados al principio de la administración.

Los egresos hospitalarios alcanzarán este año los 4.3 millones, 561 mil más que en 1994. Las intervenciones quirúrgicas superarán los 2.7 millones, casi 7 mil 600 por día.

El sistema cuenta con 51 médicos y enfermeras adicionales, que representan el 16.4 por ciento de la plantilla actual total, la cual asciende a 310 mil profesionales. El personal médico aumentó en un 22 por ciento, para llegar a un total de 130 mil 469; el de enfermería en 18 por ciento, para alcanzar 279 mil 634.

El Consejo de Salubridad General es un órgano constitucional administrativo que existe desde la Constitución de 1841, y fue refrendado por los Constituyentes de Querétaro en 1917. Su actuación en esta administración ha sido determinante, pero sus funciones y operación requieren ser fortalecidas con reformas constitucionales, legales y reglamentarias.

Los institutos nacionales de salud, orgullo de la medicina mexicana, cuentan ahora con un nuevo marco jurídico contenido en la nueva Ley de Institutos Nacionales de Salud. Este instrumento legislativo favorecerá el desarrollo científico y la incorporación de nuevas tecnologías con fuentes alternas de financiamiento, cuyo uso y destino se decide ya con la participación de los propios investigadores.

Nuestro país ha estado cerca de los notables avances de la medicina mundial, entre ellos destaca la práctica de trasplantes de tejidos y órganos y la presencia de médicos mexicanos que han desarrollado una verdadera escuela en esta materia.

Se consideró conveniente revisar el marco jurídico y fomentar esta actividad. Las condiciones del avance de la medicina y el crecimiento en nuestra población, y con ello la necesidad de órganos para resolver un número importante de problemas de salud, nos llevó a plantear este año reformas a la Ley General de Salud, que sin perder de vista las reglas de control sanitario, impulsará los sentimientos generosos y las acciones solidarias que caracterizan a la sociedad mexicana.

La iniciativa de reforma en materia de trasplantes se sustentó en cuatro elementos centrales: el respeto a determinados principios esenciales de contenido jurídico, social y moral; la donación; los trasplantes y las precisiones técnicas sobre la pérdida de la vida.

En lo que va del periodo objeto del informe, se efectuaron 2 mil 636 trasplantes, 75 por ciento más que en el mismo lapso inmediato anterior. Esta cifra habrá de superarse a partir de la reforma.

Tanto la nueva Ley del Instituto Nacional de Salud como las reformas a la Ley General de Salud en materia de trasplantes, y otros instrumentos legislativos que han fortalecido el marco normativo de la salud en el país, fueron posibles gracias a la colaboración y trabajo comprometido de las Cámaras de Diputados y Senadores, por lo que expresamos nuestro agradecimiento más cumplido a esta soberanía.

Para hacer frente a las adicciones, se reestructuro el Consejo Nacional Contra las Adicciones, privilegiando esquemas de corresponsabilidad, de centralización y coordinación, y se actualizó su marco normativo y programático. Destacan: el Reglamento del Consumo del Tabaco y la Norma Oficial Mexicana para Prevención, Tratamiento y Control de Adicciones, publicada por cierto en el Diario Oficial hace tres días.

De igual manera, otros tres programas contra el tabaco, alcohol y fármacos, entraran en acción este mes, para beneficio de la sociedad y particularmente de la juventud.

Asimismo, se adecuó la reglamentación de la publicidad del tabaco y bebidas alcohólicas. En colaboración con los productores de estos bienes, se instrumentan campañas para reducir su consumo, en especial las barras libres que promueven la ingestión de alcohol en jóvenes; violan el marco jurídico al expender bebidas a granel y atentan contra salud y seguridad de nuestro jóvenes.

Sin embargo, la cirrosis hepática es 12 primera causa de muerte en varones de 35 a 44 años, tasa de mortalidad superior a las de Francia y Estados Unidos. Se estiman 1.5 millones de varones y 200 mil mujeres alcohólicos entre los 18 y 65 años.

Además, el 21 por ciento traumatizados en salas de urgencia; el 49 por ciento de homicidios; el 38 por ciento de suicidios y el 38 por ciento de lesiones en el país, tienen relación con el consumo de bebidas embriagantes. En cada dos incidentes de violencia intrafamiliar, esta presente el alcohol.

Una de cada diez muertes, está asociada al tabaquismo. La relación hombre mujer fumadores entre adolescentes, es de uno a una; en tanto que en adultos, es de tres a una.

El 52 por ciento de la población nacional, está compuesta por fumadores pasivos, más de un cuarto de la población mayor de 12 años fuman, y de ésta, el 61 por ciento inició el consumo antes de los 18 años.

En esta administración, se expidió el Reglamento de Consumo sobre el Tabaco, cuyo objeto es proteger la salud de las personas de los efectos nocivos causados por la exposición al humo del trabajo y que establece la prohibición de fumar en el interior de edificios públicos, propiedad de la federación,

El consumo de drogas ilegales, va en aumento, en cinco años, creció de 200 mil a 400 mil personas entre 12 y 65 años, los cruzaron alguna droga llegar en el último mes. La mariguana, sigue siendo el principal consumo de enervantes, pero la cocaína reporta incremento con acento en las zonas de la frontera norte.

Nuevas drogas buscan su implatación en nuestra juventud, con el crack, la heroína, éxtasis y las mentafetaminas.

No se cuanta aún con datos duros de medición de consumo de tabaco, alcohol y fármacos en área rural, pero sus estimados verificables por primera ocasión en febrero del próximo año, son preocupantes.

Pasando a otro rubro, en materia de regulación administrativa, un ejercicio obligatorio ha permitido simplificar trámites, de 115 trámites en 98, se han elimado 4; de 106 giros sujetos al licencia sanitaria, fueron suprimidos 86.

De 297 giros bajo regulación sanitaria, subsisten 225, los tramites son ahora menos prolongados y difíciles.

Se expidieron 167 normas oficiales mexicanas en el ámbito de la competencia de protección a la salud y tres nuevos reglamentos: de Insumos para la Salud, de Control Sanitario, productos y servicios y de Control Sanitario de Publicidad.

Se instauró, impulsó el sistema de medicamentos genéricos intercambiales, para ofrecer a la población medicamentos de bajo precio y atenuar sus impactos inflacionarios.

Las instituciones de seguros especializados en salud, disponen de un marco jurídico específico para atender a los asegurados sobre la base de una cultura preventiva y no solamente curativa.

La Secretaría de Salud cuenta con una red de voz y datos entre sus unidades administrativas y entre estas, los servicios estatales de salud, mediante vía satélite y uso de fibras ópticas, lo que permites comunicaciones más ágiles y económicas.

La evaluación de los servicios se realiza sobre el impacto de las secciones realizadas y no sólo de los procesos a través de indicadores de resultados.

Para cumplir mejor su cometido, el nuevo Reglamento Interior de la Secretaría de Salud, fue expedido por el Ejecutivo Federal, el pasado viernes 15 de septiembre, con este instrumento administrativo, la estructura orgánica funcional de la Secretaría, ha sido puesta al día y responde a los requerimientos actuales de su servicio,

Señoras diputadas y señores diputados: La salud constituye una de las responsabilidades mayores del Estado, en tanto permite el acceso al bienestar y propicia la equidad como elemento central de la justicia social. Es una garantía de seguridad y parte central de derecho a la vida, a la vida digna, productiva y socialmente útil.

Las cuentas que rendimos y el resultado de los esfuerzos desplegados, serán evaluados por ustedes, señoras y señores diputados. En la evaluación de los aciertos, en el señalamiento de la deficiencias y de lo que aún falta por hacer, habrá de encontrar la República nuevos derroteros para seguir avanzando en una obra de beneficio colectivo.

Se trata de una tarea común y de obligaciones compartidas en que los aciertos se producen a partir de la distribución adecuada y justa de las responsabilidades. Salud y sociedad es uno de los temas de nuestro tiempo.

La salud, es la expresión de la fortaleza de una sociedad. Población y gobierno, son responsables de organizar un sistema sanitario que garantice derechos fundamentales de la persona. Se ha dicho coloquialmente que la salud no es todo en la vida; pero sin . coloquialmente que la salud no es todo en la vida; pero sin salud la vida deja de ser un todo. La salud es uno de los derechos humanos fundamentales.

Agradezco su interés y atención a todos ustedes.

(Aplausos)

La Presidenta:

Muchas gracias, señor Secretario de Salud.

Están inscritos para fijar la posición general de su grupo parlamentario, los siguientes ciudadanos diputados:

Por el Partido del Trabajo, el diputado José Narro Céspedes; por el Partido Verde Ecologista de México, el diputado José Antonio Arévalo González; por el Partido de la Revolución Democrática, el diputado Pedro Miguel Rosaldo Salazar; por el Partido de Acción Nacional, el diputado Francisco Salvador López Brito; y por el Partido Revolucionario Institucional, el diputado Samuel Aguilar Solis.

Tiene la palabra hasta por diez minutos, el diputado José Narro Céspedes.

El diputado José Narro Céspedes:

Con el permiso de la Presidencia. Compañeras y compañeros diputados.

En principio resulta complicado decidir respecto a qué desempeño o encargo suyo, señor Secretario, a lo largo del sexenio podría discutirse con profundidad, esto sin prejuzgar su capacidad personal en cada caso.

En ejercicio de sus facultades legales el Presidente Zedillo designó Secretarios de Despacho y realizó los cambios que en su momento creyó convenientes, Lo hizo delegando responsabilidades en las personas presuntamente más capaces y honestas que pudieran desarrollar las tareas y atribuciones de cada dependencia,

En todo caso, en su carácter de Secretario de Salud, pasamos a evaluar el desempeño del Ejecutivo Federal en este sector.

Por un lado la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en el Artículo 4o. plantea claramente el derecho que tienen los mexicanos a la protección a la sal.

En el Artículo 2 de la Ley General de Salud destaca la finalidad del derecho a la salud.

El Artículo 39 de la Ley Orgánica de la Administración Publica Federal, plantea los instrumentos para hacer realidad este derecho de los mexicanos.

Con base en este marco normativo es menester evaluar hasta dónde y en que forma la Secretaría ha cumplido con su delicada responsabilidad publica.

En el Plan Nacional de Desarrollo y en el Programa de Reforma del Sector Salud del 95 al 2000, la Administración Federal saliente concibió la atención a la salud como una de las más altas prioridades de gobierno orientadas a contribuir al desarrollo pleno de las capacidades para el trabajo, la educación y la cultura de todos los mexicanos,

Si bien reconoció el esfuerzo que durante décadas se hizo, también se puso de relieve que en 1994 todavía 10 millones de mexicanos carecían del acceso a los servicios de salud, que subsistían grupos de población al margen de las condiciones mínimas de salubridad e higiene y que prevalecían importantes desigualdades regionales en que se enmarcaba el recrudecimiento de enfermedades infectocontagiosas y padecimientos vinculados a la pobreza y a la marginación.

Por ello se planteaba desarrollar una política que hiciera posible alcanzar los objetivos de:

1. Ampliar la cobertura de la seguridad social.

2. Elevar la calidad de los servicios.

3. Aumentar la eficiencia en la atención a la población abierta por medio de la descentralización y otorgar servicios esenciales de salud a la población no cubierta .

Se postulaba que el reto por alcanzar seria garantizar un paquete básico de servicios de salud para todos los mexicanos para reforzar el principio de equidad con los que menos tienen, e I programa de Ampliación de Cobertura que usted conoce y nosotros también, que contó con 300 millones de dólares del Banco Mundial para su operación, y que antes se evaluaba que tenia atención médica el 95 % de los mexicanos y el 40% de ellos únicamente estaba incorporado al esquema de vacunación. Ese era el Paquete Básico de Salud y ahora se han incorporado algunos otros instrumentos como son los vitamínicos, los antiparasitarios, los antidiarreicos y algunos otros elementos, pero totalmente insuficientes para que realmente la población cuente con hacer realidad el derecho a la salud.

El Partido del Trabajo afirma categóricamente que la política a seguir en este sexenio no mejoró el Sistema Nacional de Salud ni los servicios que en general debe de prestar a todos los mexicanos.

Que no se logró el objetivo esencial del "paquete básico" para todos, y por lo tanto no tiene fundamento la aseveración del Ejecutivo en su VI Informe, de que a fines de este año tendrá acceso a los servicios básicos de salud el 99.5% de los mexicanos. Es un poco semejante a cuando hablamos del empleo, 6 millones prácticamente de empleos generados.

Atención básica a la salud, con un médico que va una vez a la semana o cada 15 días a una comunidad, para nosotros no significa esto la atención a la salud por parte de ese 99.5% de los mexicanos.

Y bueno, aunque hemos logrado avanzar, la OPS en muchos estados ha certificado la cuestión de la salud, en muchos datos que nosotros tenemos, hay señales claras de que iba ir la OPS a verificar el estado en que se encuentran los Centros de Salud, y se equipaban esos Centros de Salud, se les dotaba de los medicamentos, del instrumental necesario. Se iba el equipo de la OPS después de certificarlo, y ese equipo era retirado de esos lugares.

Esa es la realidad que viven muchos Centros de Salud que no cuentan con el mínimo abasto de medicamentos ni siquiera con médicos para atenderlos.

Haber alcanzado esta meta mínima representaba la incorporación de cerca de 4 millones de personas por año, por el crecimiento también de la población a lo largo del sexenio. Es decir, los 10 millones de mexicanos excluidos en 94 más la población de este año a la fecha.

Sostener lo anterior por parte del Ejecutivo, no solo nos parece sorprendente sino poco creíble, en virtud del deterioro percibido por la población en las diversas instituciones prestadoras de los servicios de salud.

Esta situación llegó al extremo de retirar los reclamos de usuarios y personal médico, respecto a la carencia de medicinas, falta de equipo y el deterioro creciente de la estructura física de la red hospitalaria.

Por lo demás vale señalar que según la Organización Mundial de la Salud en 1997, la cobertura de los servicios de salud en México, sólo incluía el 81.1%, lo cual contrasta notablemente con el supuesto 89% de 1995 que indica el VI Informe de Gobierno.

Según nuestros cálculos basados en los datos del Informe, entre 94 y el presente año, el gasto programable del Sector Salud Presupuestario en Salud, registró un incremento promedio anual de 3.6% en términos reales, si hubo un crecimiento del presupuesto.

Pero hay que señalar que ahí se incorporó el recurso para la Seguridad Social, para que el gobierno federal subsidiara en vez de un 33%, en más de un 50% al Seguro Social, obligación que tenían los patrones, que ahora subsidiariamente ahora absorbe el gobierno federal. Hay más recursos, pero los recursos están para subsidiar a la iniciativa privada.

El problema no es entonces que el gasto no haya crecido, sino que fue absolutamente insuficiente frente a las multiplicación exponencial de la demanda de atención y servicios, en una población expuesta a mayores riesgos de enfermedad y muerte.

Lo anterior, en virtud de que el gasto social, con relación al PIB, represen taba en 1999 apenas el 7.8% en tanto que el año anterior, en 98, representaba el 9.1%. Lo que habría que agregar el recurso destinado a cubrir los costos de la reforma a la Ley del Seguro Social.

En materia de salud México está todavía muy por debajo de los estándares internacionales en términos presupuestales de recursos humanos e infraestructura y equipo. Por ejemplo, el promedio de médicos por cada mil habitantes en nuestro país reporta el 1.3%, médico por mil habitantes, mientras que en Noruega representa 3.3, Francia el 2.8, en Canadá el 2.1, en Brasil que tiene serios problemas de salud el 1. 4.

El déficit de médicos se presenta de manera aguda en las entidades federativas que observan menor desarrollo, de tal manera que el número de médicos por cada mil habitantes, está por debajo de la media nacional, como es el caso de Chiapas, Michoacán, Oaxaca y Tlaxcala.

Es sorprendente el grave problema de disparidad en la atención médica, mientras hay estados donde más del 80% de la atención de los partos se ha ce en forma introhospitalaria, hay estado como el de Chiapas, por poner un ejemplo, Oaxaca, donde no llega más del 22%.

Y de esos estados hay tres o cuarto ciudades que concentran ese 22% y el resto de la población no tiene este tipo de atención tan importante. La muerte de las mujeres por la gestación, es algo verdaderamente, en esta época, algo verdaderamente lamentable en esto años.

Por otra parte, con relación a la infraestructura hospitalaria instalada, ésta se concentra principalmente en las entidades de mayor desarrollo. Podemos poner un ejemplo: el Distrito Federal concentra el 42% de las 160 unidades existentes. La situación antes descrita incide en la falta de atención de las enfermedades crónico degenerativas, mismas que lamentablemente presentan un crecimiento exponencial, lo que contrasta en la forma en que se orienta el gasto del sector, considerando que únicamente se destina el 5% a la prevención de enfermedades. Para la prevención de enfermedades se dedica el 5% del presupuesto, mientras que para la atención curativa se dedica más del 60% del presupuesto. Esto es verdaderamente grave en nuestro país.

Quiero comentar, por último, porque ya se nos está acabando el tiempo, que acaba de publicarse afortunadamente, tarde, porque se quería que no saliera la publicación en tiempos electorales, por parte del Instituto Nacional de Nutrición, la Encuesta Nacional de Nutrición, donde señala los graves problemas que tenemos de desnutrición infantil, que en algunos llega a más del 50% en el segundo año de vida, los graves problemas de anemia, los graves problemas de anemia materna, sobre todo de la mujer, que son verdaderamente indicadores del grave problema de salud que se presenta en México, desnutrición, el problema de baja talla en el 17.7% de los niños y hasta del 20%, de bajo peso en el 7. 5% y de emaciación en el 2% de los mexicanos, problemas que por un lado tenemos las enfermedades degenerativas, por otro lado las enfermedades de la nutrición, de la anemia, de las enfermedades que tienen como origen el problema de la pobreza y de la marginación que vive nuestro país, y que tampoco ha podido disminuirse, y por otro lado el gran incremento que han tenido las nuevas enfermedades como es el caso del VH Sida en México. A pesar de que existe el fondo para la atención, muchos pacientes del VH Sida no son atendidos.

Entonces, éste es el punto de vista del Partido del Trabajo ante este grave problema, los graves problemas de salud por los cuales atraviesa gran parte de la población de nuestro país. Muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias señor diputado.

Se concede el uso de la palabra el diputado José Antonio Arévalo González, del Partido Verde Ecologista Mexicano, hasta por diez minutos.

El diputado José Antonio Arévalo González:

Con su permiso señor Presidente. Compañeras y compañeros legisladores: Señor Secretario de Salud:

Indiscutiblemente el tema de la salud en nuestro país representa una prioridad para el Partido Verde Ecologista de México, ya que todos los mexicanos tenemos el mismo derecho a ser atendidos de una manera eficiente, con calidad y calidez, sin importar la situación económica en la que nos encontremos.

Es importante fomentar el desarrollo de programas enfocados a distintas entidades del país, que tengan como finalidad incorporar servicios, para lograr el máximo beneficio para las familias mexicanas, además de impulsar la creación y funcionamiento de instituciones de asistencia social para fortalecer la atención médica y asistencial que dan distintas organizaciones tanto públicas como privadas.

Nosotros demandamos que el Gobierno Federal establezca el compromiso de incorporar cada año a más mexicanos a los servicios básicos de salud, enfatizando esfuerzos en materia de alimentación, cirugía extramuros y de atención a zonas indígenas, así como atención especial a la población vulnerable como son los niños, los discapacitados y los ancianos.

También consideramos necesario que el Gobierno Federal aumente esfuerzos para disminuir los problemas y la propagación de enfermedades de mayor incidencia, como las infecciones respiratorias y gastrointestinales, entre otras.

La prestación de los servicios de salud en las zonas de difícil acceso, necesita avanzar en mayor grado para que comunidades rurales superen cada vez más sus problemas de salud y que las acciones llevadas a cabo a través de médicos, enfermeras, paramédicos, empleados de apoyo y administrativos cumplan con el cometido de auxiliar de manera permanente las necesidades de la población abierta en nuestro país.

Para fortalecer y ampliar los servicios de salud en nuestro país se necesita aumentar la incorporación de médicos y enfermeras altamente capacitados, en donde el apoyo y participación del gobierno federal hacia instituciones públicas y privadas de la enseñanza media superior en materia de salud, deberá ser prioritaria.

A pesar de la participación coordinada del gobierno federal, de los gobiernos de las entidades federativas y los municipios para la construcción de hospitales, consideramos se debe ampliar aún más la cobertura en la construcción de estos, así como construir centros de salud en las comunidades rurales para satisfacer las demandas de salud de todos los mexicanos, para que los que no tienen accesibilidad a los servicios de salud por razones económicas o geográficas y que permanecen al margen del desarrollo social, reciban el servicio de salud que está señalado en el artículo cuarto de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos que dice que todos tenemos derecho a la protección de la salud.

Es responsabilidad de la Secretaría de Salud incrementar el esfuerzo para que la población que no cuenta con Seguro Social ni con ISSSTE ni con un poder adquisitivo que le permita pagar atención privada, pueda disfrutar como marca el artículo segundo de la Ley General de Salud, de servicios de salud y de asistencia social que satisfagan eficaz y oportunamente las necesidades de la población. En este punto queremos proponer que como tema prioritario en salud, este Honorable Congreso revise el artículo 36 de la Ley General de Salud donde se autoriza el cobro de cuotas de recuperación a la población de escasos recursos económicos. Cabe mencionar que para determinar el monto de estas cuotas, la Secretaría no cuenta con la infraestructura necesaria, ya que esta sería muy costosa para realizar estudios socioeconómicos y el nivel del cobro de estas cuotas se hace de manera discrecional.

Creemos que es muy injusto que las personas que carecen de lo indispensable, se les cobre una cuota de recuperación que muchas veces implica que al pagarla van a tener que prescindir de lo necesario para su supervivencia, como puede ser de la misma alimentación.

Resulta paradójico que mientras más enfermos estén más tienen que pagar, y muchas de las personas que son atendidas en las instituciones a cargo de la Secretaría de Salud tienen trabajos eventuales, mismos que dejan de hacer cuando se enferman. Creemos que una sociedad sana debe de atender a sus enfermos.

En el Partido Verde Ecologista de México, nos pronunciamos a favor de la gratuidad de los servicios de salud para la población abierta y la eliminación de las cuotas de recuperación.

La prevención de adicciones, consumo, uso y abuso de sustancias no aptas para la salud, son temas en donde la Secretaría de Salud necesita tener mayor control debido a que muchas de estas adicciones provienen de medicamentos que para su venta se necesita receta médica y que a su vez son vendidos sin la presentación de esta. Al mismo tiempo, se necesita acelerar e impulsar programas de orientación atención dirigidos a población adolescente, para lograr decrecer el número de adicciones en nuestro país.

Por otra parte, queremos reconocer al Secretario de Salud, el licenciado José Antonio González Fernández, el esfuerzo que realizó para que se lograra la modificación de la fracción II del artículo 188 de la Ley General de Salud que establece la prohibición de fumar en los espacios que alberguen oficinas federales o que presten servicios públicos de carácter federal, ya que en el Partido Verde Ecologista de México consideramos que el consumo del tabaco es nocivo para la salud.

Asimismo reconocemos, a diferencia de los secretarios de salud que lo precedieron, usted ha realizado acciones concretas a favor de las personas que padecen alguna enfermedad mental, cumpliendo con el artículo 74 de la Ley General de Salud que menciona: "La atención que se debe de dar para favorecer la rehabilitación siquiatrica de enfermos mentales crónicos y la responsabilidad de la Secretaría de Salud, de supervisar a las instituciones dedicadas al estudio, tratamiento y rehabilitación del enfermo mental."

En nuestro país el gasto en salud como porcentaje del Producto Nacional Bruto en los 80s., fue menor al 2%. En los 90s. fue del 3.2%. Y en el 2000 se estima que se dedicó un 3.4%. Si se compara con otro países de América que dedican porcentajes del Producto Nacional Bruto que superan el 8%, sus índices de salud son superiores a los México.

Es básico recomendar incrementar el porcentaje del Producto Nacional Bruto que se destina para el sector salud, ya que la experiencia en otros países que tienen un porcentaje mayor, lo reflejan en la disminución de casos de mortalidad, de enfermedades transmisibles y crónico degenerativas entre otras, incidiendo positiva y directamente en los grupos de mayor vulnerabilidad como los niños, las mujeres y los ancianos.

Antes de terminar quiero reiterar el interés del Partido Verde Ecologista de México, en apoyar todas las políticas en salud que favorezcan a la población abierta.

Sabemos que queda mucho por hacer para que e México nos podamos sentir satisfechos al alcanzar la meta deseada, que es lo que todos los mexicanos sin importar si tenemos recursos económicos o no, cuando nos enfermemos seamos atendidos con eficiencia, calidad y calidez.

Muchísimas gracias.

La Presidenta:

Tiene la palabra el diputado Pedro Miguel Rosaldo Salazar, del Partido de la Revolución Democrática.

El diputado Pedro Miguel Rosaldo Salazar:

Con su permiso presidencia; ciudadanas diputadas; ciudadanos diputados; señoras y señores invitados:

El artículo 4o. de la Constitución Política, señala en su párrafo cuarto, que todos los mexicanos tenemos el derecho a la protección de la salud. Y con base en esta limitada definición el Gobierno Federal estableció como meta en su Plan Nacional de Desarrollo, llegar a este año 2000 con una cobertura de 100%, en la posibilidad de tener acceso a algún servicio de salud.

Para ello se introdujo un paquete básico de acciones de salud, 3 en total, la mayoría de ellas de carácter preventivo, con lo cual en el informe que este Poder analiza se señala que a fines de este año tendrán acceso a los servicios de salud, el 99.5% de la población.

En un país con más de 40 millones de pobres, según cifras de la SEDESOL, cuyo estado de salud es bastante precario como consecuencia de la patología de la pobreza, difícilmente podemos señalar que el acceso a ese paquete básico sea un avance que satisfaga nuestras aspiraciones en materia de salud.

No se trata de ninguna manera, de no reconocer logros importantes, como lo puede ser la cobertura de vacunación infantil que se reporta con esquemas básicos hasta el 95.5 y el 98.3% de los niños y niñas de un año y de 1 a 4 años de edad respectivamente. Recordando que la erradicación de la poliomielitis gracias a los programas de vacunación impulsados en su época como Secretario de Salud por el doctor Jesús Kumate, se dio en nuestro país desde hace más de 5 años y con la continuidad de estos mismos programas el sarampión habrá de ser la tercera enfermedad que se erradica totalmente en México, siendo la viruela la primera que logró erradicarse.

Datos estos a los que habría que agregar la disminución de la mortalidad en niños menores de 5 años por enfermedades diarréicas y respiratorias. Pero junto con esos hechos hay que referir también, para no caer en los triunfalismos fuera de lugar, que se observan en términos generales en el texto del informe los datos negativos importantes como que el número de defunciones por avitaminosis y otras deficiencias nutricionales, han aumentado 5% en relación a 1995, como prueba del fracaso de políticas económicas que afectan de manera también importante la salud de los mexicanos.

Para llegar a las cifras que se informan de posibilidades de acceso a los servicios de salud el programa de ampliación de cobertura cuenta con 1,552 médicos, para la atención de 8.1 millones, lo que representa un médico por cada 5,219 personas, de las cuales 5 millones son predominantemente indígenas, cuando un índice medianamente aceptable es menor a un médico por cada mil habitantes.

Con ello se refuerza la idea de que el acceso al paquete básico de acciones de salud es un programa útil pero inequitativo que no resuelve el grave problema del deterioro de las condiciones de salud en el grupo muy importante de la población que vive bajo condiciones de pobreza extrema y en localidades dispersas de difícil acceso en el territorio nacional, paquete básico que además no es universal ni está en total disposición en todos los sitios en que es necesario y que, en todo caso, debería de complementarse con centros de salud para atención primaria básica, incluidas las zonas urbanas en las que la marginación y la pobreza no se atienden adecuadamente.

Con un gasto programable proyectado que apenas si rebasa el 2.2% del producto interno bruto, difícilmente es posible superar los enormes rezagos que en materia de salud siguen presentes en nuestra vida cotidiana.

El gasto en salud para la población abierta y para la cubierta por la seguridad social es de 2.2 ó 2.6% del producto interno bruto, según datos contradictorios expresados en las páginas 173 y 217 del Informe. El promedio mensual es de 5.2% y lo recomendable, según datos de la Organización Mundial de la Salud es entre el 7 y el 8%.

Los países en que la salud es prioritaria gastan entre el 18 y el 28% del producto interno bruto, como Costa Rica, Cuba, Uruguay y desde luego todos los países desarrollados.

Por lo que hace a la seguridad social, el informe refiere que a 37 meses de la vigencia de la nueva Ley del Seguro Social la afiliación al nuevo sistema de pensiones ha superado las expectativas y que los recursos de los trabajadores generan rendimientos muy arriba de la inflación, afirmaciones éstas que distan de ser claras si consideramos que la afiliación al nuevo sistema de pensiones es obligatoria, de acuerdo con la ley vigente para quienes se inscriben por primera vez a la seguridad social de México y si consideramos que los rendimientos de las Siefores han ido disminuyendo a tal grado que, con motivo de los últimos vaivenes de la bolsa de valores las Afores están revisando los instrumentos de inversión ante la eventualidad no remota de que en lugar de ganar rendimientos por encima de la inflación éstos queden definitivamente por debajo de ese indicador.

Es importante resaltar que, a pesar del reconocimiento del elevado gasto que representa para el gobierno el costo de la reforma a la seguridad social en 1.11% del producto interno bruto, se insiste en sus beneficios cuando que un número importante de los derechos establecidos en la ley anterior han dejado de beneficiar a los trabajadores asegurados, recalcando que este costo de la reforma a la seguridad social representa el 50% del total del gasto programable de salud, como ya hemos mencionado.

En el texto del informe se dice que para el Gobierno de la República es de significativa importancia la situación económica de los pensionados y sus familiares derechohabientes y, sin embargo, esto no ha sido efectivo ya que las pensiones de los más de un millón 800 mil jubilados denominadas como pensiones en curso de pago y otorgadas con anterioridad a la vigencia de la nueva ley están muy lejos de satisfacer los requerimientos económicos de este numeroso grupo de población que agrega a su avanzada edad o a su incapacidad laboral la insuficiencia de los recursos que recibe para poder subsistir.

La revisión del nuevo esquema privado de pensiones en general de la nueva Ley del Seguro Social y en particular la continuación por el Senado de la República del trámite legislativo de la minuta aprobada por esta Cámara de Diputados en la pasada legislatura para incrementar el monto de la pensión mínima son propuestas en las que nuestro partido habrá de insistir para lograr que la auténtica seguridad social se otorgue con amplitud y justicia a los trabajadores del país.

Por otra parte, se soslaya en el informe los pasos que se han dado con posterioridad a la iniciación de la vigencia de la nueva Ley del Seguro Social en la relación con la privatización de los servicios médicos y las modificaciones a la regulación de las instituciones de seguros especializadas en servicios de salud que sólo merecen una mención superficial a lo largo del marco regulatorio de la Secretaría de Salud.

Es sabido que estas modificaciones están allanando el camino para llegar a la subrogación de servicios médicos, con o sin reversión de cuotas, como era la idea original del proyecto de nueva Ley del Seguro Social.

Todo ello nos lleva al planteamiento reiterado de nuestro partido del establecimiento de un sistema único de salud, que permita llevar la atención a todos los mexicanos sin distingos entre diferentes instituciones de seguridad social o de salud pública, utilizando los recursos materiales y humanos de todas ellas, para otorgar así una atención equitativa universal.

Un país que desea progresar en todos los órdenes, tiene que empezar por otorgar salud y educación a todos sus habitantes, destinando el máximo posible de recursos económicos y esa ha sido nuestra postura en la discusión del presupuesto anual de egresos.

Si no reconocemos estas prioridades estamos equivocando el camino y el nuevo siglo nos mantendrá en el atraso y el subdesarrollo; si por el contrario ampliamos nuestro horizonte, habremos de hacer del derecho a la salud una garantía para beneficio de todos nuestros compatriotas.

Por ello, el Partido de la Revolución Democrática seguirá defendiendo el derecho a la salud y a la seguridad social, oponiéndonos a la continuidad de programas que dedican la mayor parte de su es fuerzo a obtener resultados económicos y se olvidan de su obligación moral de atender con sensibilidad los programas sociales de los que la salud es el más importante.

Muchas gracias.

(Aplausos)

La Presidenta:

Gracias señor diputado Rosaldo Salazar.

A continuación tiene la palabra el diputado Francisco Salvador López Brito, del Partido Acción Nacional.

El diputado Francisco Salvador López Brito:

Con la venia de la Presidencia.

Compañeras y compañeros diputados;

Señor Secretario de Salud, José Antonio González Fernández; Medios de comunicación; Señoras y señores.

Antes de comenzar la glosa al Sexto Informe Presidencial en materia de Salud, los diputados de nuestro grupo parlamentario queremos hacer un reconocimiento a los trabajadores de la salud y seguridad social de nuestro país. Ellos manifiestan una actitud de servicio, generosidad ante las condiciones precarias y limitadas por la carencia de personal, bajos salarios e insuficiencia de medicamentos y materiales básicos.

Sin embargo, operan, trabajan para el desarrollo de un trabajo eficiente, decoroso y digno.

Nuestra Carta Magna nos dice que toda persona tiene derecho a la salud. Quienes vivimos en la realidad nacional estamos seguros de que a pesar de lo que se exponga o se diga, nos encontramos lejos de ésta, pues la salud debería de ser una de las metas principales del país, ejercida como un derecho y no como un privilegio.

Señor Secretario:

En el cuarto párrafo de la página 218 del Sexto Informe de Gobierno dice: "Para fines de este año tendrán acceso a servicios básicos de salud el 99.5 por ciento de los mexicanos. Lo cual es prácticamente decir que todos los mexicanos tenemos cubierto por parte del Estado mexicano a ser protegidos en nuestra salud.

Pero, señor Secretario, ¡usted y todos los mexicanos sabemos que esto no es cierto!

Aún más, señor Secretario, ustedes mismos nos indican que a través del programa de ampliación de cobertura, mediante el paquete básico de servicios de salud, solamente está cubierto un universo de 8.1 millones de personas de los 24.6 que habitan en comunidades de menos de 2, 500 habitantes y por lo tanto los más marginados.

De tal forma que una simple resta nos demuestra ¡que 16 millones de mexicanos están muy lejos de tener acceso a estos 13 servicios básicos en materia de salud! ¡16 millones de mexicanos que de ninguna manera representan el 0.5 por ciento de la población!

A esto se agrega también el sentido de corrupción que la ciudadanía en general, pero más los mismos trabajadores de la salud y del área administrativa perciben tanto en el IMSS como en el ISSSTE.

El gasto público destinado a la salud en el año 2000 tuvo una reducción de 0.9 puntos porcentuales respecto a la posición alcanzada en 1994. No obstante el Informe señala que de enero a julio de 2000 el gasto neto del sector público presupuestario ascendió a 11.5 por ciento en términos reales respecto El mismo periodo del año anterior.

Se hace énfasis en las repercusiones de la nueva Ley del Seguro Social, que establece la disminución de las cuotas obrero patronales, que trae como consecuencia el decremento de los ingresos del IMSS. Se considera que la suma asciende a 9 millones de pesos. Cabe señalar que la cifra aquí mencionada no fue destinada a la población que en realidad tenía la necesidad de estos recursos, sino a la población que ya contaba con ellos.

Del gasto programable del sector público presupuestario, se destinó únicamente el 35 por ciento de esos recursos a la población abierta, siendo una población que requiere una asignación de recursos superior a la establecida. En primera instancia ni siquiera cumple con los objetivos planteados en el Programa de Reforma del Sector Salud, hecho que no únicamente se ha presentado durante este año sino en los últimos años, en los que la distribuci6n de los recursos ha sido mínima,

Señor Secretario: ¿De qué manera se pretendía cumplir con los objetivos del programa a lo largo de cinco años, si en ninguno de éstos se pudo incrementar de manera considerable?

Se reconoce que se han asignado mayores recursos al Sector Salud, sin embargo no es suficiente, ya que han canalizado estos recursos al IMSS y al ISSSTE. Ejemplo de ello es la asignación de los recursos durante el 2000 de los 97,129 millones de pesos, que son casi tres veces más que los destinados a la población abierta.

Señor Secretario: ¿Cómo garantizar la calidad de los servicios si no existe una relación entre la creciente demanda y la insuficiente capacidad instalada? ¿Y por qué no existe una definición del tipo de usuario que existe en los servicios de salud?

Se advierte una insuficiencia de los recursos destinados a las áreas prioritarias de la salud, lo cual no garantiza el cumplimiento de las metas propuestas en respuesta a las necesidades reales de la población, así como a la distribución equitativa de los recursos.

Por otra parte, existe una imprecisión cuando se señala que las personas que pertenecen a la economía informal tienen la opci6n de tener acceso al servicio médico del IMSS, pero no se señala el costo que tiene dicho servicio, el cual se calcula en 3,131 pesos anuales por persona, que en algunos casos es imposible de pagar.

Es prudente señalar la necesidad de ampliar la infraestructura del IMSS, para ofrecer un servicio digno a las personas.

También, señor Secretario, quisiéramos que nos puntualizara a d6nde fueron destinados los recursos adicionales que la Cámara de Diputados aprob6 en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el presente año y que debi6 aplicarse mensualmente a los pensionados del IMSS.

La tendencia del Sexto Informe es hacer referencia al Plan Integral de Calidad que se ha implementado en el IMSS. No obstante, las encuestas elaboradas por la institución arrojan datos que no son compatibles con las impresiones que tienen los derechohabientes del servicio en calidad.

El ISSSTE se encuentra en un proceso en el cual sus ingresos han ido en decremento constante y que ha limitado el crecimiento y el fortalecimiento de la institución.

¿Se puede hablar de una poblaci6n con acceso a todos los servicios de salud, si no se cumple con las recomendaciones de la OMS en cuanto al número de médicos y enfermeras que debería de tener el Sector Salud?

El sistema de salud a la población abierta necesita de mayores recursos, para que llegue a todos los mexicanos de manera eficaz y eficiente y con una cobertura completa. Esto s61o podrá hacerse cuando exista una reforma fiscal integral, una descentralizaci6n de a de veras y una buena administración para que el Sector Salud y seguridad social sea responsable, eficiente y eficaz.

Con referencia al Programa de Educación, Salud y Alimentación, Progresa, cuyos objetivos y fines son tan nobles, en nuestro criterio es lamentable que se haya utilizado en forma perversa, con miras políticas electorales, manipulando a los 2.6 millones de familias beneficiadas, a los que bajo presiones y amenazas se les indujo el sentido del voto hacia los candidatos priístas en las pasadas elecciones federales. Sin embargo, creemos que mientras no se superen los actuales niveles de pobreza, este programa claro que debe de continuar, para que llegue en forma efectiva a la población mas marginada y con una nueva óptica, pero sobre todo apartidista.

Para Acción Nacional la salud es un bien biológico, psicológico y social, que debe promoverse desde los diferentes órdenes de gobierno: federal, estatal y municipal, por lo que hay que cuidar de manera celosa el bienestar de la persona.

México esta contaminado gravemente por el virus de la pobreza, cuya patología incide en violencia, desintegración familiar y enfermedad. El saldo que nos dejan lamentablemente es negativo, invertirlo es y será nuestro reto.

Señor Secretario, esperamos sus comentarios y respuestas. Por su atención, muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias señor diputado López Brito.

Para finalizar el posicionamiento de los diversos grupos parlamentarios, tiene la palabra el diputado Samuel Aguilar Solís, del Partido Revolucionario Institucional.

El diputado Samuel Aguilar Solís:

Con su permiso, diputada Presidenta. Ciudadano Secretario de Salud, compañeras y compañeros diputados, Señoras y señores Invitados. Hacer realidad el precepto constitucional del derecho a la protección a la salud, es sin duda una de las prioridades del Estado Mexicano; por lo mismo, es y debe ser una responsabilidad de todos.

En los ya casi 6 años de la presente Administración Federal, este rubro es decir el de la salud, ha sido sin duda una de las prioridades, es muy satisfactorio saber que para fines de este año, 99. 5% de los mexicanos tendrán acceso a servicios básicos de salud. Esta cifra sin duda debe de enorgullecernos a todos, máxime que hablamos de un período de transición epidemiológica que toda la población a nivel mundial vive, donde el surgimiento de nuevas enfermedades y el desarrollo en la ciencia médica se da día con día,

Por eso, mantener las cifras de acceso a los servicios de salud debe de verse no sólo como una simple estadística sino la importancia de las políticas públicas en un crecimiento constante de las necesidades, la del aumento de la población y el cambio tecnológico, lo que implica mayores recursos en infraestructura, en equipo, instrumental médico, educación, etc,

Los Legisladores debemos de estar conscientes de esta dinámica a efecto de no regatear nunca partidas presupuestales en busca de una mejor calidad en la prestación de los servicios de salud, sobre todo a la población abierta, que es la que carece de la prestación de la seguridad social y es a la vez la que padece el mayor grado de pobreza.

Conocemos que con esta Administración Federal se han construido 192 hospitales y 3,693 clínicas y centros de salud, pero usted está de acuerdo, señor Secretario, que el Programa de Ampliación de Cobertura y centros urbanos importantes siguen demandando mayor infraestructura, amén del crecimiento poblacional, por lo que esta tarea de la ampliación de la infraestructura seguirá siendo un reto y una tarea importante en los tiempos por venir y, por otro lado, tenemos que reconocer que los cambios epidemiológicos, aumento de la población y exigencias en la calidad de servicios obligaran en el corto plazo a la construcción de infraestructura hospitalaria de segundo nivel.

¿Qué nos puede contestar al respecto? ¿Cuáles son los retos que como país tenemos en el mediano y largo plazo y qué zonas geográficas son estratégicas para esta tarea de la construcción de infraestructura del segundo nivel?.

En el marco del nuevo federalismo, la Secretaría de Salud sin duda ha sido un pilar fundamental pero ¿qué tan exitoso ha sido el proceso de descentralización de los servicios de salud? ¿Cómo viene operando la forma de coordinación y colaboración de los gobiernos estatales y cómo se da la coordinación de la Secretar7a de Salud con el municipio?.

Sin duda que este tema es apasionante desde el punto de vista de la Administración y en el marco del federalismo, pero nuestra evaluación tiene que ir hasta la persona que habita cualquier municipio y que demanda la existencia de los servicios de salud a su alcance y en términos de calidad.

En el Programa de Reformas del Sector Salud 1995-2000 el Gobierno Federal se comprometió incorporar los servicios básicos de salud a casi 10 millones de personas ubicadas principalmente en las comunidades rurales que hasta 1995 carecían de ellos y con este fin se pusieron en marcha programas como el de Ampliación de Cobertura cuyas acciones se refuerzan a través del Progresa y del de Cirugía Extramuros y de Atención de Zonas Indígenas,

Sin duda la evaluación es positiva, pero debemos todos de esforzarnos a fin de que dichos programas sean permanentes, que sean programas de Estado y que en el marco de la centralización las entidades federativas y los municipios impulsen en términos locales de participación de los profesionales de la ciencia médica, programas como el de Cirugía Extramuros.

Para la bancada del Partido Revolucionario Institucional, es claro que el derecho a la protección a la salud no es solo un mandato constitucional sino ocupación prioritaria del gobierno federal y responsabilidad de todos, pero sabemos también que la salud de los mexicanos día con día se ve en peligro por nuevas enfermedades o adicciones que la amenazan y hace necesario un mayor gaste social para este rubro, por eso los diputados priístas pondremos particular atención en el gasto de salud y en el Presupuesto de Egresos del 2001, buscaremos contar con el consenso de todos los partidos políticos representados en esta soberanía para que se de un aumento sustancial en términos reales, en beneficio de todos los mexicanos pero sobre todo de los más pobres.

Reconocemos al gobierno federal y en particular a usted, ciudadano Secretario de Salud, su preocupación para que el Consejo Nacional Contra las Adicciones se haya reestructurado y se haya creado la figura del comisionado nacional. Estas medidas, sin duda contribuyen al combate decidido contra las adicciones que atentán contra la salud de los mexicanos y particular de muchos jóvenes.

Sus acciones de prevención vendrán sin duda a fortalecer las acciones que en este campo realiza el Sistema Nacional de Salud.

Haber reestructurado el Consejo, sin duda habla y habla bien de la visión de largo plazo del Secretario de Salud, para la prevención de padecimientos que representan un alto costo para la salud de millones de mexicanos.

Combatir las adicciones debe de ser, como muchas otras, tarea de todos. Hoy en día, para hablar solo de la población urbana de entre 12 y 65 años, fuma y un millón de personas consume más de 16 cigarrillos al día; 13% de los estudiantes de enseñanza media y media superior fuman diario y esos datos deben de ser una preocupación de todos. Una de cada 100 muertes ocurren en nuestro país, como lo expresaba el señor Secretario, atribuidas a problemas asociados al tabaquismo, como cáncer y enfisema pulmonar, bronquitis y patologías cardiovasculares.

El alcoholismo las cifras no son menores, se estima que existen cerca de dos millones de personas alcohólicas en población urbana entre los 18 y 65 años de edad y comparaciones internacionales le dan a México el nada honroso octavo lugar de mortalidad por cirrosis hepática y es el principal causante de muerte en varones entre los 35 y 40 años de edad.

Respecto a farmacodependencia, el problema sigue en aumento. Se registran incrementos importantes en el uso de cocaína. En los últimos 5 años creció de 200 mil a 400 mil el número de personas que consumieron alguna droga ilegal en el último mes.

El crack, la heroína, las metanfetaminas y el éxtasis, están tomando índices de consumo que deben armarnos y ocuparnos a todos en su combate, por ello la propuesta de insertar contenidos preventivos en materia de adicciones en 13 millones de libros de texto gratuito es un acción que reconocemos y valoramos ampliamente.

Ciudadano Secretario de Salud: Muchas son las acciones que la Secretaría a su cargo realiza cada instante a favor de la salud de los mexicanos; sin duda que es una tarea que no se puede paralizar ni rezagar; las demandas de sus servicios se dan cada día, unos para tener acceso afortunadamente son los menos y otros para tener un nivel más superior, todos por tener un servicio de mayor calidad y con un gran sentido humano.

El reconocimiento que la Organización Mundial de la Salud ha hecho con la certificación de cobertura universal, sin duda es muy importante y significativa de las tareas que el gobierno federal realiza pero es sin duda de mas valía, la que los mexicanos expresan y a la que los legisladores priístas nos sumamos a los miles y miles de mexicanas y mexicanos que con profesionalismo y vocación de servicio realizan quienes laboran en las instituciones del Sector Salud.

En el marco de sus respectivas competencias constitucionales, el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, en los últimos 5 años han venido trabajando para darle plena vigencia al artículo 4o. constitucional en materia de salud. Las políticas públicas desarrolladas y el avance en el marco regulatorio de la Ley de Salud en materia de traspantes, médicamente genéricos intercambiables, combate al tabaquismo, la evaluación y aprobación para la operación de las instituciones de seguros especializados en salud y la Ley de los Institutos de Salud, hablan del compromiso compartido para garantizar el acceso a los mexicanos a los servicios de salud de calidad.

Sin duda, aún hay insuficiencias y nuevos retos pero los logros alcanzados en estos años nos hacen ver con optimismo un México saludable, depende de todos mantener el ritmo y el compromiso, por nuestra parte trabajaremos en ello.

Queremos destacar que estamos conscientes de que tener una población sana está ligado a otros niveles de bienestar de la población, a una nutrición adecuada, agua potable susceptible de consumo humano, a infraestructura habitacional, dado que la pobreza es lo que atenta mayormente contra la salud de la población.

Queremos asentar que la bancada del Partido Revolucionario Institucional estará atenta en todo tiempo y circunstancia para que los servicios de salud pública se mantengan como una obligación del Estado y que en esa como en otras cuestiones estratégicas para el bienestar social, no admitiremos retrocesos ni vacilaciones, ahora nos queda consolidar las instituciones de salud pública para potenciar los avances de la actual administración y para atender a la población del futuro y sobre todo a los que menos tienen.

Muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias, señor diputado.

A continuación hará uso de la palabra el señor Secretario de Salud, licenciado José Antonio González Fernández, hasta por diez minutos.

El Secretario José Antonio González Fernández:

Muchas gracias, señora Presidenta.

Señoras y señores diputados:

Quisiera agradecer primero su amabilidad, su cortesía en la exposición de sus puntos de vista y algunos pronunciamientos personales que mucho agradezco. Al diputado José Narro Céspedes; al diputado José Antonio Arévalo González; al diputado Pedro Miguel Rosado Salazar; al diputado Francisco Salvador López Brito y al diputado Samuel Aguilar Solís.

Tengo entendido que en esta ronda y por lo que ha dicho la señora Presidenta, tendría diez minutos para hacer un comentario general respecto de lo que aquí se ha expuesto por cada uno de los grupos parlamentarios.

Si no tienen ningún inconveniente y para dar una respuesta general y acotar los tiempos, yo les rogaría que me permitieran hacer una exposición, una respuesta de carácter general sin referirme específicamente a cada uno de los distinguidos diputados, en la inteligencia de que hubieron algunas preguntas o algunas peticiones expresas de respuesta que procurare hacerlo de la manera más rápida.

Yo creo que hay coincidencia en los cinco grupos parlamentarios y en el Secretario de Salud en la política del gobierno federal en materia de salud, en la necesidad de tener una cobertura total de los servicios de salud; en la necesidad de tener mejor calidad de los servicios de salud; en suma, en la necesidad de tener más inversión, más presupuesto para el gasto de salud.

Yo coincidiría prácticamente con los cinco grupos parlamentarios que hicieron referencia al monto presupuestal que se destina a la salud, en donde en términos generales se ha reconocido que ha habido un aumento de los recursos presupuestales, pero que al decir de la mayoría de los señores diputados, no es suficiente en un país como el nuestro y no estamos todavía digamos, acatando las instrucciones o las sugerencias o los señalamientos de la Organización Mundial de la Salud,

Yo creo que en la afirmación de que se han aumentado los recursos presupuestales, sin distinguir, digámoslo así, en porcentajes, para no causar diferencias, coincidimos y también coincidimos en que se requiere más.

Ciertamente aquí valdría la pena hacer notar que en otro tema de los que aquí se tocaron, que es la descentralización de los servicios de salud, esto puede animar y puede ayudar en mucho a las entidades federativas y a los municipios para participar con recursos locales en el tema de salud; ciertamente el ingreso o el gasto percápita que aquí se dijo que se tiene en el Seguro Social, quizás valdría la pena revisarse y revisarse incluso el gasto percápita que se tiene en el ISSSTE y ciertamente estamos dando servicios de salud a la población, pero no son iguales los gastos que se destinan o la inversión que se destina o el gasto percápita de salud a un habitante, a un derechohabiente en una institución de seguridad social, a un habitante, un mexicano o mexicana que no tiene seguridad social.

Estimaciones aproximadas, y yo quisiera estar a la disposición subsecuente de los señores y señoras diputados para entregar información muy pormenorizada a nivel nacional, a nivel estatal, incluso, de cuál es el gasto percápita en promedio en población abierta y es muy por debajo lo que se gasta todavía en materia de salud a un derechohabiente en el Seguro Social o en el ISSSTE. Y si vemos lo que se gasta o lo que se invierte en salud, por ejemplo en instituciones de seguridad social limitadas, como los trabajadores o trabajadoras de PEMEX, pues es más alto que lo que se gasta o se invierte en el tema del Seguro y del I SSSTE,

Así es que yo coincido con ustedes, creo que vale la pena hacer una revisión, y no solamente hacer una revisión de la inversión o el gasto llamémoslo así a nivel nacional por entidad, sino también lo que se gasta o lo que se invierte en entidades federativas, y me parece que es de llamar la atención que haya entidades federativas que a la fecha, con pocos recursos presupuestales comparativamente, en unas se gasta nada o se invierte nada en el tema de salud, que hace que el gasto per cápita, si sumamos población abierta, la inversión que se destina del Gobierno Federal y de entidades federativas y de municipios, sea muy dispar en unas entidades federativas y en otras, porque no hay el mismo compromiso en entidades federativas.

Aquí ciertamente debo reconocer que cuando se descentralizaron los servicios de salud, se entregaron los recursos, se entregaron inmuebles, se entregaron muebles, pero no se entregó un compromiso o un planteamiento a la soberanía nacional, a la Cámara de 3iputados, para que se fuera incrementando el gasto del mantenimiento de sustitución de equipo en entidades federativas con la descentralización, porque allá se fueron los hospitales, allá se fue la obligación de tener la operación, pero no se fueron los recursos complementarios en una planeación anual.

Entonces yo coincidiría en que hay coincidencia que se requiere más inversión en el tema de salud, a pesar que reconocemos todos que se ha aumenta, y esto pasa por las dos estrategias fundamentales de las que hablábamos de cobertura a todos los mexicanos y de mejor calidad.

Hay cifras y entiendo muy bien la posición del muy distinguido diputado Salvador López Brito, de Acción Nacional en señalar números que quizás no puedan corresponder en su convicción o en sus datos, en su información, a lo que se considere que se tiene de cobertura total de los servicios de salud, pero quisiera decirle de la manera más respetuosa, y también a los distintos grupos parlamentarios, que el esfuerzo que ha hecho la Organización Panamericana de la Salud, para que no sea la Secretaría de Salud quien certifique si hay acceso básico a los servicios de salud, si hay cobertura total de los servicios de salud, me parece que es muy significativo.

Yo creo que ahí nos damos cuenta que ese paquete básico de servicios de salud, que no solamente se aplica en el Programa de Ampliación de Cobertura, sino en el Progresa y en otros programas muy locales, son esfuerzos que no fueron diseñados simplemente por autoridades de salud, sino por expertos, a fin de que ese paquete básico significara lo mínimo indispensable para que pudiera tener acceso a los servicios de salud la mayoría de la población.

El 8.1 millones a los que se refería el diputado Salvador López Brito, es el número de mexicanos que fue beneficiado por el PAC exclusivamente, habría que sumar Progresa, habría que sumar IMSS Solidaridad, habría que sumar todos los mexicanos y mexicanas que se beneficiaron por esfuerzos adicionales en donde también coincido con el distinguido diputado por lo que se refiere al reconocimiento a las trabajadoras y a los trabajadores del sector salud.

Yo tuve la oportunidad de estar en el sector salud hace 17 años, y de verdad esa mística, ese compromiso, ese trabajo de los trabajadores administrativos, el personal paramédico, las enfermeras y los médicos, es muy loable porque es una mística de servicio muy especial.

Y los salarios, también coincido que si revisamos lo que se ha aumentado en este sexenio, que es considerable, quizás distaría con lo que nosotros deseáramos.

Hace 17 años se hizo un esfuerzo precisamente en la Secretaría de Salud, para homologar los salarios de los trabajadores. El apartado A del Seguro Social estaba muy distinto al apartado B, y en el apartado B los salarios de los trabajadores de la Secretaría de Salud, de los institutos de salud, del ISSSTE, del DIF, eran muy distintos, y creo que en la medida en que va pasando el tiempo por diferentes revisiones salariales, se van disparando otra vez los números, y me parece también que debemos hacer una revisión a la alza y no a la baja, desde luego, pero sí creo que vale la pena hacer esa revisión.

Yo he procurado hacer algunas gestiones con la FESTE, con el propio Sindicato de la secretaría, con los sindicatos del ISSSTE, etc., para revisar ciertas condiciones, que si no incluyen las partidas presupuestales destinadas específicamente para aumentar salarios, sí otro tipo de prestaciones que puedan beneficiar en términos generales a los trabajadores.

Pero en esto también hay coincidencia, hay coincidencia en que no se deben politizar los programas que han dado resultado.

Yo quisiera decirles que mi época no pudiera aceptar el que se haya manipulado a ningún trabajador de algún programa, en beneficio de algún partido político, pero sí pudiera señalar y coincidir en que hay coincidencia de que hay programas que han servido, que hay programas que despolitizando cualquier intervención de un partido político, valdría la pena que subsistiera.

Yo creo que hoy nadie duda que si se ha llegado a través de brigadas móviles, a través de movilizaciones ciudadanas, a través de muchas trabajadoras y trabajadores del sector salud, del sector el magisterio, de personas en lo general, de los programas de municipios saludables a los lugares más difíciles y recónditos del país para tener ese acceso básico, quizá no suficiente, y ahí coincido plenamente con el diputado Narro, con el diputado Miguel Rosaldo Salazar.

Yo creo que una cosa es tener una cobertura total de los servicios de salud, que estoy seguro que la tendremos el año que viene y que estoy seguro que los números hoy, certificados por la OPC, por las propias entidades federativas, en términos generales, por la sociedad en general, si bien es cierto que están satisfaciendo las necesidades básicas, y lo vemos en resultados, lo vemos en resultados, en el programa de vacunación, lo vemos en resultados que la consecuencia del programa de vacunación, entre otros programas de salud, entre otros programas preventivos de salud, hacen que la expectativa de vida sea mucho más alta en México que la mortalidad en términos generales en todos los aspectos, sea menor.

Si hace necesario que esos servicios básicos de salud, como aquí también se dijo, tengan un marco y un centro de referencia que son centros de salud para esa infraestructura, que no solamente se dé a través de brigadeo, a través de movilizaciones, sino que tenga su referencia en centros de salud o incluso como decía el diputado Samuel Aguilar, en ya hospitales de segundo nivel,

Los números de 3 mil 900 centros de salud adicionales están ahí, creo que todos ustedes han constatado lo que ha sucedido a nivel nacional en cuanto a la construcción de los centros de salud, muy elevado el número proporcionalmente de lo que ha sucedido en otras administraciones, pero ciertamente esos centros de salud significan que requieren el día de mañana su referencia a hospitales de segundo nivel, y ahí tenemos que empujar mucho más, como lo decía el diputado Samuel Aguilar.

Nosotros hemos preparado y ustedes lo revisaron, un programa operativo anual, un proyecto de presupuesto, en donde si bien es cierto, ahí está lo irreductible, también es cierto que necesitamos hacer conciencia, que con pocos recursos comparativamente, y ahí coincido con las fracciones parlamentarias, con pocos recursos comparativamente se puede tener realmente un muy buena infraestructura de segundo nivel. Creo que han sido insuficientes los recursos para tener esa mayor infraestructura.

Finalmente, yo quisiera reconocer que hay cifras que pudiéramos coincidir y otras no, en materia de nutrición, en el tema de SIDA. El préstamo al Banco Mundial, diputado Narro, no es un préstamo a la Secretaría, es al gobierno federal, se destinó de 1996, forma parte de Cuenta Pública, forma parte de Presupuesto de Egresos y para ser exactos, es de 434 millones de dólares.

Ciertamente las cuotas de recuperación en el año 2000, y contestando rápidamente al diputado Arévalo se que mi tiempo se ha terminado decirle que coincido con usted, los hospitales públicos tienen una filosofía en donde no se deben de elevar mayormente los costos. Por eso hay exentos y hasta seis grados de cobro de cuotas.

Si es un ingreso de mantenimiento para hospitales, en el 2000 no se autorizó por parte de su servidor ningún aumento o cuota de recuperación, pero también es cierto que los ingresos, esos le sirven a los hospitales y que van de un exento hasta un grado de un número seis en función de la capacidad económica del usuario, Pero en términos generales, esa prestación, el Seguro Social al que se refería el distinguido diputado, Miguel Rosaldo, no debe de perder su vocación, por más reformas que se hagan al Seguro Social o al ISSSTE, yo coincido en que no deben de privatizarse los servicios de salud.

Una cosa es la subrogación de servicios, que es discutible y que está en el origen del Seguro Social desde 1943 y lo que sucede en la práctica, y otra cosa es la privatización y creo que tendremos tiempo en un futuro, para discutir sobre el tema. Muchas gracias y si hubo alguna omisión, en el transcurso de mis posteriores respuestas, trataré de ser más puntual. (aplausos)

La Presidenta:

Muchas gracias, señor Secretario de Salud.

Para dar cumplimiento al punto segundo numeral 4 incisos a, b, c, del Acuerdo Parlamentario para la glosa del informe, a continuación tendremos una ronda de preguntas y después la segunda, que serán formuladas por cada uno de los grupos parlamentarios. A cada pregunta corresponderá la respuesta del señor Secretario y cada grupo parlamentario podrá hacer uso de su derecho de réplica.

El tiempo para cada uno de los que formulen las preguntas es de cuatro minutos y el señor Secretario podrá disponer hasta de 8 minutos.

Tiene la palabra, a nombre del Partido del Trabajo el diputado José Narro Céspedes, hasta por cuatro minutos.

El diputado José Narro Céspedes:

Con su permiso, Presidenta. Compañeras y compañeros diputados.

Como veníamos comentando, las tasas de incidencia y de mortalidad y desnutrición infantil impresionantemente son las mismas, ahora, que imperaban en 1974 y se han incrementado en las zonas rurales en donde el 58 % de la población padece algún grado de desnutrición y el 73% de la población indígena padece algún nivel de desnutrición.

De acuerdo a los datos derivados de la Encuesta Nacional de Nutrición, el 30% de la población infantil menor de cinco años padece anemia, mientras que dos millones padecen desnutrición crónica, a pesar de los 23 programas que tiene el gobierno federal para tratar de resolver este problema; entre otros, el de Progresa que no ha dado los resultados esperados a pesar de que cuenta con la bendición y la colaboración para su elaboración de este tipo de programas, del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, para su financiamiento y para su diseño programático.

Nos preocupa que a pesar de todo esto México se encuentre en el lugar 17 de desnutrición en América Latina. No estamos hablando del mundo, nada más de América Latina. Es un dato verdaderamente preocupante.

Por eso queremos hacer las siguientes preguntas:

Quisiera explicarnos ¿cómo es que se ha modificado tan positivamente como se señala en el Informe la situación en salud de la población de mayor pobreza cuando el nivel de bienestar en todo el país se ha deteriorado en lo cotidiano, sobre todo en las zonas rurales y marginales urbanas?

¿Que indicadores positivos se han medicado en los grupos prioritarios a los que se dirigen los programas de salud como del Progresa que sean atribuibles a la intervención directa de dicho programa? Porque no nos podemos explicar cómo con el Progresa, a pesar de este Programa, haya tantos problemas de desnutrición.

¿Qué cambios en la movilidad y en la mortalidad específica de los grupos antes señalados se ha transformado a partir de la implementación del Paquete Básico de Servicios de Salud?

También queremos preguntarle: Por otra parte hemos visto que la pobreza en la que se encuentran millones de jóvenes se ha convertido en un factor muy importantes de desaliento para lograr sus expectativas de crecimiento individual. Junto a lo anterior, se ha conjuntado la adicción a las drogas por parte de un sector cada vez más amplio de la población. Por eso queremos preguntarle:

¿ Cuáles son las acciones que está emprendiendo la dependencia a su cargo para detener el crecimiento del consumo de drogas en México? Y si la Secretaría de Salud cuenta con una política específica para prevenir y erradicar este problema en nuestro país,

En el Sexto Informe Presidencial se alienta que con la intensificación de las campañas de prevención y detección del Sida la incidencia de esta enfermedad ha tendido a estabilizarse en un promedio que rebasa los 4 mil nuevos casos por año desde 1994. En esta circunstancia, señor Secretario, queremos que nos explique por qué razón se afirma en la página 230 del Informe Presidencial que en todas las entidades federativas se ofrece una atención integral a las personas infectadas por este mal y que además tienen acceso a un mayor número de medicamentos antiretrovirales, señalando que si la mayoría de los estados de nuestro país carecen de leyes para proteger de la discriminación a las personas con VH Sida.

Sin embargo las organizaciones no gubernamentales e investigadores independientes han criticado fuertemente la pasividad de la secretaría a su cargo e incluso han denunciado sistemáticamente la carencia de medicinas apropiadas para combatir este mal, que son casi inexistentes en el sector salud.

A quién tenemos que creerle, señor Secretario ¿a los enfermos de Sida o a las declaraciones y cifras alegres que nos proporciona el Informe?

Por último, quiero comentarle, que inicialmente en la solicitud y en el planteamiento que se hizo ante esta Legislatura el endeudamiento del Banco Mundial, porque así se integró la propuesta para la cuestión del programa de ampliación de cobertura, fue de 300 millones. Posteriormente, en años posteriores como usted lo comenta, este empréstito se amplió, pero inicialmente en el año de 1995, la propuesta que presentó la Secretaría de Hacienda que lo hace a nombre de todas las Secretarías del Ejecutivo federal fue de 300 millones de dólares.

Muchas gracias por sus respuestas. Es cuanto señora presidenta.

La Presidenta:

Tiene la palabra el señor Secretario hasta por 8 minutos.

El Secretario José Antonio González Fernández:

Muchas gracias señora presidenta. Muchas gracias señor diputado José Narro Céspedes. Creo que usted en su planteamiento hace cuatro preguntas específicas o se refiere a cuatro temas específicos, el Sida, adiciones, Progresa, incluso vuelve a insistir usted, como lo hizo en su intervención general, hablar del tema de nutrición, y hace alguna referencia también al tema del préstamo del Banco Mundial.

Contestaría, una vez más, con lo que se refiere al préstamo del Banco Mundial, no es un préstamo a la Secretaría de Salud, es un préstamo al gobierno federal, se inscriben paquetes de deuda pública, es sujeto de revisiones anuales no solamente por la Secodam, sino también por la Contaduría Mayor de Hacienda de la H. Cámara de Diputados.

Se hacen revisiones y evaluaciones anuales con funcionarios del Banco y con las dependencias federales, en su caso, con la participación de la Contaduría Mayor de Hacienda de la Cámara de Diputados. Y el monto total es, como usted lo dijo, después de que se fue incrementado el préstamo original, de 434 millones de dólares.

Por lo que se refiere al sida, lamentablemente es una infección que hasta la fecha no ha encontrado una solución total, se ha encontrado una mejor calidad de vida para quien tiene este padecimiento, pero quien ha sido notificado, quien tiene esta enfermedad, hoy a la fecha en cualquier parte del mundo fallece.

En México se detectó el sida en 1983, y de entonces a la fecha se consideraron que había más de 45 mil personas infectadas. Lamentablemente se tiene conocimiento, y como lo decía en mi intervención original, de que hay entre 17 mil y 18 mil personas que se conocen, que están infectadas, porque están notificadas, y las demás se presume que han fallecido.

Hoy tenemos conocimiento oficial de entre 17 mil y 18 mil personas infectadas de sida en todo el país, de las cuales el compromiso a que usted refería de la Secretaría de Salud ha sido me parece inflado:

1. Todos los niños, todos los menores de edad que están notificados que tienen sida, son atendidos invariablemente y oportunamente por Conasida, a través de las clínicas que en su momento van allí a notificarse, y se les proporciona el recurso por Conasida.

2. Todas las mujeres embarazadas que han sido notificados, invariablemente sin ninguna queja, son atendidas.

El problema está, como ciertamente usted lo apunta quizás en dos o en tres temas:

1. Todas las personas que han sido notificadas, de esas 17 mil o 18 mil personas en instituciones de Seguridad Social que tienen sida, si son atendidas. No hay menores de edad, mujeres embarazadas, hombres o mujeres que no sean atendidas por instituciones de Seguridad Social, siendo éstas unas 12 mil aproximadamente atendidas en el Seguro Social, unas 1,200 en el ISSSTE, y algunas otras en Pemex o en otros servicios.

Ha habido queja de las propias organizaciones del sida, que por cierto son más de 300, y que sean aglutinadas en distintas nomenclaturas, por ejemplo, Mexsid, por señalar que aglutina a diferentes organizaciones, no quiero distinguir entre unas u otras, en donde se señalan que los medicamentos que se surten a las personas infectadas en estas instituciones, a veces son tardíos y a veces no se proporcionan con la rapidez y con la prestinidad y con el costo que se había señalado originalmente.

Yo he de reconocer que me han señalado que tienen a veces problemas de este abasto, que me he comprometido a tener una reunión en estos días con las organizaciones, tendré una mañana, tendré una la semana que viene, tendré una de evaluación general a finales de octubre, para ver cómo va el abasto, en el caso de antirretrovirales de las instituciones de Seguridad Social.

Pero el problema está, en que está atendiendo la Secretaría de Salud, a 1,500 enfermos de sida, pero no son todos, hay más, para poder llegar a los 17 mil o 18 mil. ¿Por qué? Quizás porque el recurso originalmente destinado en FONSI DA no fue el suficiente y quizás también porque se destinó se recurso para que fuera administrado a través de una asociación civil y no de un fideicomiso público, y a lo mejor se requería revisar el mecanismo de captación de recursos, porque hoy el 95% de los recursos del FONSIDA son de la Secretaría de Salud y no se han encontrado mecanismos adicionales financieros, para que las otras tres mil o cuatro mil personas no aseguradas puedan ser atendidas.

Entonces, sí habría que revisar esa población abierta no atendida. Un problema: el abasto oportuno en instituciones de seguridad social; lo reconozco al decir de las propias personas infectadas. También sé del gran esfuerzo de las instituciones de seguridad social para que esto no suceda. Otro problema: que no estábamos dando cobertura total a las personas no aseguradas. Entonces es un tema que valdría la pena revisarse contoda puntualidad.

El tema de adicciones. El viernes pasado, por primera vez salió publicado, como usted lo sabe, en el Diario Oficial de la Federación la norma oficial contra adicciones. Yo creo que vale la pena hacer notar muy rápidamente que es la primera vez que se tiene una norma oficial de esta naturaleza, que en estos meses se reformó el Consejo Nacional contra Adicciones, que se expidió un nuevo reglamento por parte del Presidente de la República, que se reformó el Reglamento de Control Sanitario de Publicidad para regular los horarios y la publicidad del tabaco y del alcohol, que se expidió por primera vez el Reglamento de Consumo del Tabaco, obedeciendo el Ejecutivo a una decisión de una iniciativa del Legislativo en la Legislatura pasada de reformar la Ley General de Salud, en donde el origen de ese reglamento es la consecuencia de la decisión de la Cámara de Diputados y Senadores para que hubiera un reglamento del consumo del tabaco.

El Presidente de la República creó y se reformó el Reglamento Interior de la Secretaría, se expidió uno nuevo el viernes pasado. La figura del Comisionado Nacional, para que exista una gente de alto niel que involucre, como lo ha hecho ya, a más de 50 organizaciones, profesores, campesinos trabajadores, empresarios a nivel nacional y alertar precisamente sobre el tema de adicciones.

Por lo que se refiere al tema de nutrición que dio pie para su final comentario de Progresa, bueno, los números son distintos. Yo le dejaría una información en este momento si me lo permite, pero déjeme decirle: la Encuesta Nacional de Nutrición realizada en octubre de '98 y concluida en mayo de '99, utilizó la misma metodología de la efectuada en '98. Estas encuestas han revelado lo siguiente: el peso bajo para la edad considerado como indicador global de desnutrición descendió 47.2; la desnutrición severa disminuyó en un 50% y la moderada en 44. 29, y así le puedo dar la información, que es pública, que la hizo el Instituto Nacional de Salud Pública, que participaron muchísimos investigadores, que la última encuesta fue de '98, pero ¿por qué ha bajado la desnutrición ciertamente en nuestro país, en función de los datos que hemos dado? Yo diría que un dato fundamental es el control del sarampión; es una enfermedad totalmente controlada en nuestro país afortunadamente, no exenta de que se presente como se presenta en algunos casos, no quiere decir desparecida; controlada. En 28 caso por ejemplo este año, comparativamente con miles de casos en Brasil, y dadas las comunicaciones y la migración, es muy factible que se tengan otra vez brotes si no tenemos un cuidado sanitario.

Déjenme ponerles el ejemplo del control sanitario epidemiológico que hay en el país: hoy, lamentablemente hay poliomielitis en Holanda, hoy, lamentablemente hay casos de poliomielitis en Canadá. En México hace diez años que no tenemos poliomielitis. El control del sarampión ha influido en mucho para ganar terreno en la desnutrición del país.

La disminución de las enfermedades diarréicas, la desparasitación intestinal, el número de vacunación en total que se ha incrementado, garantiza que haya menor desnutrición. Le dejaré algunos datos.

Finalmente el tema del Progresa. Yo le diría señor diputado Narro, que estas 55 mil localidades a las que atienda el Progresa, este más de 1,250 millones de presupuestos que tiene, esta enorme cantidad de municipios, ciertamente, creo, que estamos en un programa que ha dado resultados. Yo coincidiría con algunas expresiones vertidas con anterioridad, que lo pudiéramos revisar, que lo pudiéramos actualizar, que lo debemos totalmente despolitizar, pero sin lugar a dudas en esa marginación de 13 millones de mexicanos, y de los cuales hay cerca de 6 millones de indígenas, ha dado resultados. También le dejaría información adicional sobre el particular. Muchas gracias, diputado Narro.

(aplausos)

La Presidenta.

Gracias, señor Secretario.

Señor diputado José Narro Céspedes, ¿desea usted hacer uso de su derecho de réplica?

El diputado José Narro Céspedes:

Quiero precisar algunas imprecisiones, señor Secretario.

La anterior encuesta nacional de nutrición fue en 1988, no 98 y que esta encuesta fue en 99, aquí tenemos el resultado, si quiere se la puedo proporcionar, la encuesta. Es muy claro donde dice que la talla disminuyó del 22.8% al 17.7%. Sí hay mejoría, pero tampoco podemos decir que el problema permita que en México haya por lo menos superado este grave problema que se enfrenta. Es una disminución del 5.1% y podemos irnos a los datos del peso también, pero bueno.

El grupo parlamentario del Partido del Trabajo ha manifestado reiteradamente que la política neoliberal del Presidente Zedillo, que el Presidente Zedillo aplicó en México durante su gestión, incumplió su promesa de dar bienestar a las familias mexicanas; por el contrario, lo que encontramos hoy es un país que se debate entre la pobreza y la desnutrición, así como entre la inseguridad y la amenaza de nuevas epidemias ante la falta de recursos para desarrollar una política de prevención de salud en nuestra Nación.

Queda claro que el Ejecutivo Federal y sus colaboradores tuvieron más interés en promocionar políticas públicas para apoyar al gran capital nacional internacional, que en plantear una política de amplia participación social para resolver los graves problemas del país; en materia de salud quedaron muchos pendientes por la falta de recursos públicos por más que aquí se nos venga a decir que el gasto público en salud aumentó en términos reales durante la gestión del actual régimen. Ha resultado insuficiente para hacer frente a los considerables problemas que todavía tiene México. Usted sabe que del 8% que aportaba el gobierno federal al Seguro Social, ahora aporta cerca del 40%, el 39% y que lo que antes aportaban los empresarios del 76%, ahora aportan cerca del 56%. Es clara una mayor aportación del gobierno para cubrir las responsabilidades del sector empresarial.

Pese a que somos miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, la OCD, no estamos a la altura de los estándares de calidad en servicios médicos; muchas naciones de esa Organización tienen mayor nivel de competitividad que nuestro país.

Señor Secretario, lo que está en el fondo de la incapacidad del gobierno federal para hacer frente a los problemas de salud pública, es que concibió al quehacer público con criterios de rentabilidad económica, concibió al mercado como el eje de la solución de nuestras necesidades y lo que produjo fue una enorme masa de pobres que son víctimas de enfermedades y padecimientos que en otro contexto de política económica estarían bajo control.

En lo referente a la política de prevención y control del SIDA, la acción del gobierno federal ha sido insuficiente, toda vez que no ha sido enfático en desarrollar una política de prevención y de educación entre los grupos de alto riesgo entre los adolescentes, así como entre las mujeres y hombres dedicados al comercio sexual. Además, en lo referente al aspecto de control de dicha enfermedad, se sigue observando el trato discriminatorio en la mayoría de hospitales del Sector Salud tanto en lo referente al servicio médico como a la cantidad de medicinas a disposición de los enfermos; por tal motivo hemos visto la proliferación de distintas agrupaciones que buscan llenar el vacío que ha creado el gobierno federal en esta materia.

Señor Secretario, el grupo parlamentario del Partido del Trabajo ha cuestionado sistemáticamente la carencia de una política de prevención de enfermedades por parte del Ejecutivo Federal. En este terreno se ha orientado a la curación, a los cuales se destina más del 60% de recursos federales en esta materia, en tanto que a los programas de prevención, como lo habíamos comentado, apenas se les destina el 5% de esos recursos.

La ausencia de esta política de prevención, se ha conjuntado con este problema no menos grave para el pueblo: se trata de la desnutrición y de la anemia que padecen millones de niños y adultos mexicanos. Las cifras no son elocuentes, por ejemplo del total de 11 millones de niñas y niños menores de cinco años de edad, más de 2 millones de ellos han sido afectados por baja talla o desnutrición crónica y este problema se expresa con mayor agudeza en las regiones del sursurente de nuestro país, en donde existen niveles más elevados de deficiencia nutricional.

Muchas gracias.

La Presidenta:

Para formular las preguntas del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista Mexicano, hará uso de la palabra la diputada Julieta Prieto Fuhrken.

La diputada Julieta Prieto Fuhrken:

Con su permiso señora presidenta; compañeras y compañeros legisladores:

Señor José Antonio González Fernández: en nuestro país el sistema de salud vive un atraso en comparación con otros países como puede ser España, Italia, Inglaterra y Canadá, de alrededor de 20 años. Resultado de esto son las condiciones en que se encuentran la mayoría de los hospitales psiquiátricos públicos, en los que están internados pacientes con enfermedades mentales, sin recursos económicos y muchas veces sin apoyo familiar.

El sistema que se sigue en estas instituciones es asilar; es decir, internamiento de muchos años o alguna veces de toda una vida sin tener una verdadera atención, ni la posibilidad para los pacientes de rehabilitarse ni poder reintegrarse a la sociedad.

Los secretarios de salud que lo antecedieron no le pusieron atención a este problema que afecta a miles de mexicanos, se volvieron sordos a las demandas de la sociedad y de los grupos no gubernamentales. De hecho, ningún Secretario de Salud fue personalmente a ver las condiciones infrahumanas en que se encontraban los pacientes internados en los hospitales psiquiátricos públicos. Ignorando las 7 recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos, derivadas de las quejas interpuestas por la Fundación Mexicana para la Rehabilitación del Enfermo Mental, sobre diversas violaciones a los derechos humanos de los pacientes psiquiátricos.

Quisiera pedirle a usted señor Secretario José Antonio González Fernández, nos dijera: ¿qué ha hecho usted durante su gestión, para conocer y resolver esta problemática? Atestiguamos con gran tristeza y preocupación, primero a través de los medios de comunicación y después visitando el lugar personalmente, las condiciones de deterioro del hospital psiquiátrico Ocaranza, ubicado cerca de la ciudad de Pachuca, donde los pacientes son víctimas del sistema asilar que los aísla y encierra de por vida y que no les provee ni de lo más mínimo indispensable como puede ser ropa para cubrirse del frío, agua para bañarse o la suficiente comida para no padecer hambre. Tampoco cuenta este hospital psiquiátrico con el suficiente personal médico, ni medicamentos para atender a los pacientes.

¿Qué solución ha propuesto usted para los más de 250 pacientes internados en esta obsoleta institución? ¿qué piensa usted del trabajo en coordinación entre el gobierno y organizaciones no gubernamentales, en el caso específico de programas de salud mental? ¿qué opina usted de los programas comunitarios para los pacientes que son dados de alta de los hospitales psiquiátricos públicos?

Por su atención y respuestas, muchisimas gracias.

La Presidenta:

Gracias señora diputada.

Para dar respuesta a sus preguntas el señor Secretario dispone de 8 minutos.

El Secretario José Antonio González Fernández:

Muchas gracias señora presidenta; muchas gracias diputada Julieta Prieto por su intervención. Y reitero mi agradecimiento a los comentarios que precisamente sobre el tema de salud mental hizo en su oportunidad el diputado Arévalo González.

Ciertamente es un tema complicado el de salud mental; es un tema complicado el de los hospitales psiquiátricos y ciertamente es un tema que he de reconocer a lo largo de la historia de la Secretaría, ha sido un tema controversial, ha sido un tema quizás no atendido como uno quisiera.

Usted recordará que a principios del siglo se estableció la fundación o el hospital de La Castañeda, que en el 60, 64 desapareció el hospital de La Castañeda y que se crearon granjas y varias granjas en donde era necesario incorporar a muchos enfermos mentales que estaban en La Castañeda, La Castañeda se creó para mil personas y en esa época que se decidió quitar La Castañeda estamos hablando que tenía que atender a más de 3 mil 500 enfermos. Y entonces se fueron creando distintos hospitales llamados granjas psiquiátricas y una de ellas es precisamente la granja a la que usted se refiere, la granja Ocaranza.

Cuando tuve la oportunidad de trabajar en la Secretaría de Salud, ya se decía en aquél entonces, en 83, 84, 85, que no había sido atendido el enfermo mental, el enfermo mental crónico, como se quisiera y mire que en la Secretaría de Salud me consta, por lo que se refiere al Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, que es un gran Instituto cuyo titular es el Vicepresidente de la Academia Nacional de Medicina, pero claro, su propósito es otro; es uno de los institutos nacionales de salud. Está el Instituto Nacional de Psiquiatría también, que tiene un connotado prestigio, pero que no estaban para atender esos crónicos enfermos mentales de la Castañeda.

Y en aquel entonces se descentraliza, se manda a los enfermos mentales a estos hospitales y también el gran conjunto de trabajadores que había en aquel entonces se adscriben a estas diferentes granjas.

Entre 83 y 85 había estas granjas que después se fueron creando otros hospitales psiquiátricos y que afortunadamente, digo afortunadamente en algunos lados es el caso de Tabasco, de Coahuila, es el caso de Campeche, que estamos terminando el hospital psiquiátrico número 29 son hospitales verdaderamente muy distintos a lo que nos podemos imaginar en cuanto a atención al enfermo mental.

Otros digamos que pueden entenderse como una situación mediana y otros francamente en lamentables condiciones en donde ciertamente, como usted lo dijo la diputada Prieto, lamentablemente no había habido visitas de Secretario de Salud o de gobernadores a algunos hospitales psiquiátricos.

Y ciertamente, cuando tomé posesión en diciembre, había una presencia muy importante de la Fundación Mexicana para la Rehabilitación Mental no se ahora sino de hace 20 años, cuya presidenta, la Señora González Torres debo reconocer que ha sido una gente preocupada y ocupada para que se les dé un trato digno a los enfermos mentales y especialmente en algunos lados, en donde a raíz de las reformas de administración a los hospitales psiquiátricos se pretendía que los comités ciudadanos tuvieran una injerencia institucional pero que coadyuvaran en la buena administración de estos centros.

No fue el caso y no ha sido el caso en algunos hospitales. Sin embargo, yo tuve que darme cuenta y de reconocer que algunos centros y lamentablemente otra vez el Ocaranza como lo escuché en el 83 y en el 84, no había sido atendido como se debía.

Y ahí surge precisamente en conversaciones con esta fundación, con distinguidas damas y hombres que fueron parte de estos comités ciudadanos, la propuesta de un modelo distinto en donde fuimos a visitar el Hospital Ocaranza, en dos ocasiones, en donde fuimos a hospitales psiquiátricos de Puebla, del estado de México Samuel Ramírez, el Nieto, el Záyago, el de Coahuila, el de Jalisco y muchos más que he visitado porque he de reconocer que es la rama de la atención a la salud que no se atendió, en términos generales, como debió de haberse atendido.

Y qué hicimos en Ocaranza. Suscribimos un convenio con el Gobernador de Hidalgo, se atestiguó por parte de la Fundación a la que he hecho referencia, invertimos 12 millones de pesos y el mes que viene el Centro Ocaranza se cierra. De los 280 internos recluidos hay más de 100 que estarán porque así lo reflejan sus condiciones de salud prácticamente en casas de medio camino que forma parte de lo que coloquialmente hemos hablado de un tercer modelo de salud mental, en donde pueden vivir y trabajar y recibir una remuneración por lo que hacen estas personas porque, lamentablemente, confinados en este tipo de granjas prácticamente era una cadena perpetua porque se consideraba un enfermo mental y que ahí estaban porque eran nocivos para la sociedad porque no tenían mayores familiares.

El Gobernador de Hidalgo ha respondido muy bien; hemos aportado 6 millones de pesos la Secretaría de Salud, 6 millones de pesos el Gobierno de Hidalgo y habrá más de 100 internos en casas de medio camino y otros habrá que reconocer que por su condición personal deben de estar en lugares idóneos, adecuados y humanos. Se han construido más de 8 villas en donde estas 8 villas con atención personificada van a estar funcionando como si fueran realmente casas muy dignas.

Traigo algunas fotografías del avance de construcción de las villas del Ocaranza y otras personas estarán siendo atendidas de entrada por salida en hospitales en el estado de Hidalgo.

Además de esto que se hizo en el Ocaranza, le quiero decir que se han invertido más de 28 millones de pesos en distintos hospitales del estado de México, Puebla y otros que le mencioné, incluyendo el nuevo hospital psiquiátrico de Campeche.

Yo terminaría diciéndole que me parece que en el tema de salud yo he dicho que en términos generales, coincidiendo en muchas de las opiniones vertidas por los diputados, yo creo que hemos avanzado, quizás debemos de fortalecer mucho la calidad de los servicios de salud y en algunos temas no lo suficiente; éste he de reconocer que no ha sido lo suficiente, a pesar de los institutos de salud, pero que requieren una atención médica mucho más humana, mucho más personal.

Aquí, he de reconocer finalmente el trabajo de las ONG's, el trabajo de la fundación la que señalé y el trabajo del personal de la Secretaría de Salud. Es un trabajo muy difícil, son condiciones verdaderamente muy lamentables, son personas que pueden ser en un momento dado difíciles en su tratamiento médico y ahí están enferme ras y doctores, trabajadores administrativos, con riesgos en su trabajo, porque hay que decirlo, y que han respondido eficazmente a la demanda de los enfermos de salud mental.

Espero que con estas reformas a estos hospitales psiquiátricos la Secretaría de Salud en un futuro no abandone a los enfermos mentales.

(Aplausos)

La Presidenta:

Gracias, señor Secretario.

Señora diputada Julieta Prieto: ¿Desea usted hacer uso de su derecho de réplica?

La diputada Julieta Prieto Fuhrken:
(Desde su curul)

No.

La Presidenta:

Gracias diputada.

Para formular las preguntas del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática hará uso de la palabra la diputada Norma Reyes Terán, hasta por cuatro minutos.

La diputada Norma Reyes Terán:

Debido al escaso tiempo, voy a pasar a las preguntas específicas.

Ciudadano Secretario:

Se dice que desde 1996 el gasto público en salud ha crecido sustancialmente en términos reales. Lo que no se dice es que como

proporción del PIB el gasto público en salud cayó de 2.5 por ciento en 1994 a 2.2 por ciento en el 2000. Proporción ésta que se ubica por debajo del 4.3, 7.0 y 7.9 por ciento que destinan Argentina, Uruguay y Cuba, respectivamente.

Pero además el Ejecutivo Federal recortó 100 millones de pesos al presupuesto de la Secretaría de Salud, 300 millones al ISSSTE y 700 millones al Instituto Mexicano del Seguro Social.

Por cierto, la página 71 del anexo señala que en este año el gasto programable en salud ascenderá en 113 mil 932.7 millones de pesos y la página 217 del Informe escrito indica que será de 134 mil 844 millones. Si la primera cifra es la verdadera, ¿dónde están 20 mil 911.3 millones? ¿Quién los autorizó?

De acuerdo a la OTS el crecimiento de la población en México es de 2 por ciento, superior al promedio de 1. 5 por ciento del resto de América. ¿Qué significa lo que el Informe señala? Que el 99.5 por ciento de la población tiene ya acceso a los servicios básicos de salud.

Además de la medidas preventivas, ¿se cubrió ya el ordenamiento constitucional que dispone que todos los mexicanos tenemos derecho a la protección de la salud? ¿Todos los mexicanos nos podemos enfermar sabiendo que el Estado nos protege con una atención médica gratuita, accesible, oportuna, integral y de alta calidad?

Señor Secretario:

Sería usted capaz de sostener una afirmación de esta naturaleza o la realidad es que la población puede asistir a un consultorio muy alejado de su comunidad y después de una rápida consulta le darán una receta, cuyo costo difícilmente podrá pagar o que después de una intervención quirúrgica el paciente tendrá que desocupar la cama del hospital, sin los medicamentos y cuidados necesarios.

Señor Secretario:

Hablando del fortalecimiento del federalismo el nuevo modelo de descentralización del acuerdo nacional del 20 de agosto de 1996, rompió la inercia en la asignación del gasto que propició una inequitativa distribución del presupuesto federal entre las entidades federativas .

La fórmula empleada desde 1997 para asignar los recursos benefició a las entidades con mayor rezago, desigualdad y marginación. ¿Cuál fue el grado de avance entre la aplicación de la fórmula y su relación con la eficiencia y la equidad? ¿Cuál es la situación con respecto a la transmisión del SIDA? No se dice nada en el informe.

Existen datos no tan recientes, desde 1997, que muestran que el problema para combatir la tuberculosis reside en que la enfermedad se ha hecho resistente a los medicamentos debido a varios factores. ¿De qué manera van a enfrentar este problema?

Sabemos que el SIDA y la tuberculosis representan un foco rojo para México. ¿Qué medidas van a implementar?

Gracias.

La Presidenta:

Gracias señora diputada.

Dispone el señor Secretario de Salud de ocho minutos, para responder las preguntas formuladas.

El Secretario José Antonio González Fernández:

Muchas gracias señora Presidenta. Muchas gracias diputada Norma Reyes Terán.

Tocó usted varios temas. Déjeme procurar responder puntualmente. Y quizás empezaría rápidamente por el tema del SIDA, el que ya procuré abordarlo y darle los números de los que disponemos y de los que hay coincidencia no entre las instituciones de salud, sino entre las organizaciones que luchan en favor de las personas que tienen esta infección.

Quizás lo que omitir decir cuando me referí a la intervención del diputado Narro, era a que actualmente hay, digámoslo así, una notificación adicional anual de 4,100 personas infectadas; ese es el número reconocido por las instituciones de salud.

Tenemos históricamente, como le decía, un registro de cerca de 45 mil personas vivas. En atención y en tratamiento hoy entre 17 y 18 mil personas. Y tenemos un incremento estabilizado, digámoslo así, porque de 1996-97, como usted recordará, no ha crecido el número de notificados anualmente de las personas con esta infección en más de 4,100 personas,

El problema, como le decía yo a usted, me parece, en estas personas, dicho adicionalmente por las organizaciones que luchan para combatir esta infección, es triple: uno, que tenemos que darle cobertura total a las personas que no están aseguradas, que no son derechohabientes y que no hemos podido lograr esa meta; que está atendiendo FONSIDA a 1,500 personas, de las cuales destacan cerca de 300 chicos y 170 mujeres embarazadas. El 86 por ciento de las personas que están en tratamiento son hombres, el 14 por ciento son mujeres. Debemos de reconocer la queja del abasto de medicamentos, del costo del medicamento, que han hecho alusión permanentemente las organizaciones.

Estos son los números de SIDA y, como le dije, creo que estamos en muy buen momento, con la ayuda de los grupos parlamentarios, de plantear esto muy abiertamente con las organizaciones: uno, para incrementar los recursos; dos, para abaratar medicamentos; tres, quizás para hacer un compromiso de que el gobierno federal pueda destinar los recursos suficientes para el acceso total de las personas que notifican esta infección y que tengan cobertura, porque si tienen cobertura las personas que están aseguradas. Esta sería prácticamente la información adicional al SIDA.

Yo coincidiría con usted en lo que dice y en lo que se refiere y que fue muy coincidente con lo que en su momento dijo el diputado de su fracción o de su partido. Yo quisiera decirle que en el gasto, pues citó ahí dos cifras, espero que sea totalmente un error, yo asumiría la responsabilidad, preparamos las cifras y usted dijo: "Suponiendo sin conceder que es la primera cifra que pasó con una cantidad". No concedamos ese supuesto, son 134 mil 800 millones la inversi6n o el gasto en salud. Yo le ruego que acepte esta respuesta. Esos son los montos de los recursos. Por cierto serán mayores por algún adeudo de recursos, sobre todo en población abierta, que se están incorporando a la Secretaría de Salud y los servicios estatales de salud; esa es la cifra correcta, Hay 135 mil millones de pesos prácticamente destinados al tema de salud, que incluye los gastos de salud o la inversión, como se le quiera dar, del Seguro, del ISSSTE, de las instituciones no sectorizadas o si sectorizadas como Petróleos Mexicanos y de los servicios estatales de salud.

Llamo la atención que el presupuesto de 1995 en el tema de salud era de unos 35 mil millones de pesos y hoy es de unos 135 mil millones de pesos.

Ciertamente también coincido con usted diputada, en que quizás no es consecuente, digámoslo así, el rubro tan prioriario y tan importante de la salud con recortes presupuestales; ciertamente las cifras que usted dio, son las correctas para la Secretaría de Salud, para el ISSSTE y para el Seguro Social que van de 100 millones 300 y cerca de 700 millones, he de decirle que en su momento cuando se vino este recorte presupuestal¡ no solamente para el sector sino prácticamente para todo el Gobierno Federal, pues son por las razones que conocemos y que se venía originalmente en un planteamiento de recorte mayor para el sector salud,

Hablé personalmente con los Directores de los Institutos inclusive del DIF que también sufri6 algún recorte menor y con las autoridades de Hacienda para que el recorte fuera estrictamente sujeto a cuestiones administrativas no sustantivas y no se afectara la operación, no de la Secretaría desde el punto de vista sustantivo, o de atención médica o de programas preventivos y que los recortes fueran estrictamente para partidas administrativas y que se bajara el monto de recursos, le puedo mencionar por ejemplo en el caso de la Secretaría de Salud, que venía por más de 300 millones de pesos finalmente se recortó en 100 millones de pesos y no de 300.

Pero coincido con usted, quizás había rubros en donde no debiera haber recortes presupuestales, si un gasto eficaz sin gasto de operación, muy transparente como es el caso de Gastos Administrativos del Sector Salud, pero yo también sería muy cuidadoso en andar recortando al sector salud.

Por lo que se refiere al Programa de Tuberculosis, ciertamente vino un fortalecimiento a este programa sectorial a partir de Octubre de 99, hay varias estrategias para prevención de lo que consideramos pueden ser 20 mil casos desde funciones y tenemos localizados 300 municipios en donde hay un porcentaje alto de población que pueden ser vulneradas, yo le diría que hemos integrado en este momento los Comités Estatales para poder resistir este mal y estamos muy conscientes de que hay alguna población más vulnerable que está en la frontera del país, por eso en la frontera norte, por eso ante esta mayor resistencia de la que es correcta este tipo de medicamentos para esta enfermedad vinculada con el SIDA, pudimos lograr fondos adicionales para poder tener mayores recursos para hacer estas campañas, para buscar alternativas de fármacos y para tener mayores recursos en su tratamiento.

Por eso fue que hace unas semanas, firmamos un Convenio a través de la Comisión de Salud Fronteriza con el Gobierno de los Estados Unidos en donde se aportaron 16 millones de dólares por el Gobierno de los Estados Unidos y el compromiso de operar el programa en toda la frontera norte de la Secretaría de Salud. Es un Programa que queremos reforzar en su diagnostico y tratamiento de la tuberculosis intensificando la búsqueda de casos que ciertamente se ha incrementado en la frontera norte, no en el resto de la población.

Sí es cierto que se han aumentado los casos, también es cierto que los casos han aumentado porque se han vinculado con otro tipo de infecciones como es el SIDA al que usted se refería.

Este sería en términos generales lo que pudiera decir a su planteamiento original. Muchas gracias diputado.

La Presidenta:

Gracias señor Secretario. Señora diputada Norma Reyes ¿desea usted hacer uso de su derecho de réplica? Adelante.

La diputada Norma Reyes Terán:

Estoy completamente segura que ya quisieran los países del primer mundo alcanzar los números y las cifras que reporta el Informe y defiende con tanta vehemencia el Secretario de Salud.

Casi al concluir al presente sexenio podemos afirmar con certeza que existen en nuestro país más mexicanos y mexicanas viviendo en la pobreza; podemos decir sin temor a equivocarnos que para el Gobierno de Zedillo el asunto de la salud y la seguridad social fue menos que importante.

La reforma estructura de Zedillo y su Gabinete no buscó mejorar ni mucho menos resolver las condiciones de salud de la población, ni siquiera buscó superar el rezago histórico de nuestras instituciones públicas de salud y seguridad social, así como tampoco buscó mejorar las condiciones laborales, salariales y de servicios de miles de trabajadores de la Salud, del IMSS y del ISSSTE.

No permitió el acceso de aquellas personas con alguna discapacidad al Seguro Social, más allá de un pobre paquete básico de servicios de salud, a los pobres de este país ni los vio, ni los escucho, pues no propició una distribución justa de los recursos de salud para favorecer a las entidades con mayores índices de marginación. Mejorar las condiciones de vida de jubilados y pensionados no fue una prioridad, esta y solo esta es la verdad no las cuentas alegres del Informe.

Impulsar un nuevo modelo de organización en el que quedaron claramente delimitados los campos de intervención del Estado y del mercado, fue el objetivo fundamental de la reforma de salud: los más pobres para las beneficencias públicas y los que pueden pagar, para el mercado.

En conclusión, el objetivo neoliberal fue promover nuevos negocios y concesiones para el sector privado.

Para las Afores, la administración e inversión de los fondos de pensiones de más de 14 millones de trabajadores que se ven obligados a pagar el 26% de su salario por comisiones . Para las compañías de seguros, los contratos mercantiles de toda clase de pensiones y por cuyos servicios los pensionados también tendrán que pagar.

Para las instituciones de seguros especializadas en salud y empresas de salud de gran tamaño, la promesa de administrar cuantiosos fondos de salud de los institutos de seguridad social a través de mecanismos como la subrogación de servicios en todos los niveles y en todo el país.

Ernesto Zedillo nos llamó una y otra vez detractores, pero lo volvernos a repetir, esto es una auténtica privatización.

El paquete básico de servicios de salud no mejora la equidad, la descentralización fue una desconcentración que transfirió a los Estados más responsabilidades pero no todos los recursos, La subrogaci6n de servicios rompe el principio de solidaridad con los asegurados más enfermos, más viejos y más pobres. La libre competencia no mejora la calidad de atención y la privatización de las pensiones agravará la desigualdad entre los trabajadores en retiro, sobre todo para las mujeres que en promedio perciben menores salarios y sobreviven más años que los hombres,

En esta reforma también hubo criterios tecnocráticos, como admitió el exsecretario de SEDESOL que existieron en el caso de Progresa, Tantas necesidades de salud en nuestro pueblo para tan poca sensibilidad, y el Banco Mundial presto y gustoso apoyando técnica y financieramente esta reforma.

A su debido tiempo haremos serias reclamaciones a las autoridades del IMSS por la inequidad en la distribución de los recursos entre los Estados y por las políticas de desabasto y de cero crecimiento de la infraestructura y de recursos materiales y humanos en este sexenio, ello a pesar del crecimiento de derechohabientes cercano a 30% y a pesar de la reforma de la Ley de Seguro Social.

Mientras tanto, como cabeza del Sector Salud le preguntamos: ¿Está usted de acuerdo con la política de desmantelamiento de la seguridad social a la que han contribuido a espaldas de la sociedad las autoridades respectivas? Su opinión ante el cambio de gobierno puede ser relevante.

Por último, quiero decirle que no respondió a la pregunta que formulé en cuanto al SIDA, no le pregunté en cuanto a los infectados del SIDA o cuántos infectados existen; pregunté que van a hacer con el problema de la transmisión del SIDA.

Muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias señora diputada.

Para formular las preguntas del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, hará uso de la palabra el diputado Rafael Orozco Martínez, hasta por cuatro minutos.

El diputado Rafael Orozco Martínez:

Con su permiso señor Presidente. Se ñ roas y señores diputados . Señor Secretario José Antonio González Fernández. Señoras y señores:

Los diputados de Acción Nacional hemos formulado las siguientes preguntas y solicitamos su respuesta, señor Secretario.

Primera. La calidad en la atención a la salud, es una ausencia que se presenta en el Informe; considerando un enfoque desde el paciente, qué opinión se tiene de la situación en que se encuentra la calidad de los servicios de salud respecto a la información proporcionada, pues de acuerdo a encuestas realizadas por la misma Secretaría, las principales quejas que se tienen están en función de la mala atención, principalmente en las instituciones de seguridad social.

Segunda . Desde su perspectiva y esto no lo hemos leído en el Informe, ¿cuáles son las principales limitaciones que tiene el Programa de Ampliación de Cobertura, los problemas a que se ha enfrentado. ¿Cuál será su futuro y viabilidad cuando lo administren totalmente los gobiernos de las entidades federativas?

Y finalmente, saber también si está garantizada su sostenibilidad financiera, cuando depende principalmente de recursos externos otorgados por el Banco Mundial.

Tercera. ¿Cuáles son los cálculos, presupuestalmente hablando que en la Secretaría se han realizado, respecto al aumento en los costos, especialmente en medicamentos, nuevas tecnologías e infraestructura en los próximos diez años, tomando en cuenta el envejecimiento de la población, la transición epidemiológica y los retos de las nuevas enfermedades?

Cuarta. Ahora que se han realizado reformas para que las empresas de servicios de salud y seguros participen más activamente en el mercado, ¿cuáles son los riesgos que usted preve respecto a las situaciones que se han observado en Estados Unidos, de fraudes y poca calidad en la atención en la que se han visto involucradas múltiples empresas?

Quinta, Al aprobarse las reformas a la Ley del Seguro Social, el Estado se compromete a otorgar una pensión mínima garantizada para aquellas personas que por los montos de sus cuentas individuales del SAR no alcancen a contratar una renta vitalicia para su retiro . Sin embargo, esta administración tuvo alguna propuesta para que esta pensión mínima alcance precisamente para un mínimo de bienestar y dignidad de las personas.

Sexta. Entre 1994 y 2000 se tuvo un incremento en los derechohabiantes del Instituto Mexicano del Seguro Social respecto al total de la población del país, pasando del 40 al 48. 3%, esto trajo consigo una presión más alta en la disponibilidad e infraestructura y recursos humanos, lo cual se ha visto reflejado en la deficiente calidad de atención en las unidades médicas del país. ¿Listo lo ha medido y lo toma en cuenta la Secretaría de Salud y el Instituto Mexicano del Seguro Social para medir su desempeño y calidad?

Estas son las preguntas que formulamos los diputados de Acción Nacional. Esperamos sus respuestas, señor Secretario.

Gracias.

La Presidenta:

Gracias, señor diputado.

El señor Secretario dará respuesta en los ocho minutos reglamentarios.

El Secretario José Antonio González Fernández:

Muchas gracias, señora Presidenta.

Gracias por su intervenci6n diputado Ernesto Saro, de Acción Nacional.

Plantea usted seis preguntas muy específicas, sería poder tratar de dar respuesta a su planteamiento número seis, que es precisamente el de 12s expectativas y la infraestructura de los servicios de salud del Seguro Social, y yo creo que es un planteamiento muy claro y que tenemos que abordar con toda franqueza y con toda naturalidad en los próximos años de gobierno, haciendo un esfuerzo muy conjunto de administración de un sistema nacional de salud,

Aquí escuché voces por el diputado del PRD en su oportunidad, en donde insistiría esa fracción parlamentaria para que hubiera un solo modelo de salud, en palabras del diputado Miguel Rosaldo. Yo I e diría que no estoy muy seguro que esa sea la respuesta final, pero que en todo caso habría que analizar qué va a pasar en función de las expectativas crecientes en nuestro país. Me explico.

Hoy tenemos prácticamente a 67 millones de mexicanos con algún servicio de derechohabiencia; tenemos 57 millones de mexicanos que son cubiertos en sus necesidades de salud por el Seguro Social y por el ISSSTE y por otras instituciones, como PEMEX o las Fuerzas Armadas o Marina; tenemos prácticamente 10 personas ó 10 millones de personas atendidas por IMSS Solidaridad; tenemos 10 millones más atendidos por los servicios de salud a población abierta o no asegurada, como se les llama. Sin embargo, la tendencia por el desarrollo del país, la tendencia que estamos viendo creciente y que seguramente se fortalecerá en los años que vienen, ese es el deseo de todos los mexicanos, es que haya más empleos, es que haya más derechohabientes y que haya menos población abierta o no asegurada y seguramente bajará la tasa de crecimiento del país en función de lo que estamos viendo en políticas de planificación familiar y tendremos más empleos.

Suponemos, sin conceder, que tengamos un millón de empleos a partir del próximo año con la nueva administración, estamos hablando de 3, 5 ó 4 millones de derechohabientes por año; estamos hablando de más de 20 millones de personas que van a tener necesidad de tener esos servicios de salud del Instituto Mexicano del Seguro Social.

La tendencia hacia la burocracia, hacia los trabajadores federales, no será de un crecimiento tan alto. Se observa o se puede planear un crecimiento todavía en los próximos años, muy claro en el sector salud, en el sector educación y quizás en otras ramas de gobierno, pero no necesariamente una tendencia de crecimiento de derechohabiencia en el ISSSTE en la proporción que acabo de mencionar en el Seguro Social, y baja en la atención de población abierta.

Cómo va a responder el Seguro Social, que en 47 años de vida tiene hoy 44 millones de mexicanas y mexicanos atendiéndose, y estamos hablando que en 6 años va a necesitar prácticamente tener servicios de más de la mitad de los derechohabientes por el nuevo trabajo, por las nuevas relaciones laborales que va a tener.

Y me parece que no habría suficientes recursos para ello, y que no había incluso el tiempo idóneo para poder responder a esos servicios.

Déjeme ponerle un ejemplo. Y creo que aquí vale la pena entender muy bien la subroyación de servicios. Una de las zonas son muchas de gran crecimiento en la relación obreropatronal, de trabajo, es la zona de Altamira, Ciudad Madero, en Tamaulipas. Ahí en Tampico, Ciudad Madero, Altamira, hay un hospital del estado que tiene dos pisos inutilizados porque no hay suficiente población abierta que demande sus servicios.

Pero el Seguro Social no se da abasto para tomar la decisión al día de mañana de crear un nuevo hospital y atender esa población.

Yo creo que aquí tenemos que ver el sistema de salud como un todo, la vinculación de los esfuerzos de las instituciones de salud como un todo, y entender muy bien la subrogación de servicios no la privatización para que otras entidades del sector salud puedan prestarle los servicios a otras entidades del sector salud, de otra manera no habrá forma eso es lo que yo veo de que el Seguro Social, por el crecimiento exponencial de trabajo que va a haber en nuestro país así lo espero y así lo deseo pueda darse a basto.

Entonces yo creo que la infraestructura del Seguro Social es un tema que vale la pena detenerse, ver con qué recursos y cómo puede suplantar esos servicios de salud.

En cuanto a las otras preguntas que usted ha hecho, intervenciones, le diría: calidad y atención es el gran reto después de tener prácticamente, en función de nuestra convicción y en función de lo que he señalado y en función del gobierno, del informe de gobierno, la cobertura prácticamente total de los servicios de salud, la calidad de atención me parece que es una estrategia fundamental que hay que consolidar.

Como calidad de atención, pudiera yo mencionarle varias políticas que se tuvieron, pero que fundamentalmente yo le diría que para tener mejor calidad tenemos que tener todavía una mayor infraestructura de centros de salud y de segundo nivel.

Ciertamente se creó la CONAMED, que sirvió para regular la atención médico paciente y para fortalecer digamos así la vigilancia hacia la práctica médica. Se crearon los sistemas de estímulos y de productividad a enfermeras y médicos, como lo dije en mi intervención original; se fortaleció el sistema de institutos nacionales de salud con una ley que les de más flexibilidad para que haya mayor capacidad de atención médica.

Por otro lado, también se creó el Sistema de Certificación de Hospitales y de Médicos, certificación de hospitales, que no porque sea voluntario deja de ser un sistema que le dé mayor calidad de atención en los hospitales.

Los hospitales, si funcionan, es porque así lo considera que deban de funcionar la Secretaría de Salud de las entidades federativas, porque satisfacen digamos así con su infraestructura la capacidad para dar servicios, pero lo que queremos es que haya más calidad, y por eso el tema de certificación de hospitales, en donde estamos muy por encima de lo que se planeó originalmente, certificar hospitales privados y públicos.

Quizás valdría la pena pensar a futuro, si esta certificación de hospitales deba de ser obligatoria o simplemente voluntaria. Si es voluntaria la mayor certificación la dará: b persona que vaya al hospital sabiendo que éste está certificado y éste no, irá al certificado.

Pero, ¿hasta qué punto deberíamos de hacer esta certificación obligatoria? Yo creo que la calidad de atención será una estrategia que tenemos que ver con mucho mayor cuidado en el próximo sexenio, dado que la cobertura de los servicios de salud, desde nuestra óptica, desde nuestro punto de vista, la certificación que ha hecho la OPC va caminando.

La ampliación de cobertura, sus problemas y sus limitaciones.

Mire, yo creo que si bien es cierto que gran parte de los recursos para financiar el programa de ampliación de cobertura del Banco Mundial, me parece que es muy claro, que hoy las entidades federativas que participan en este programa, 19 entidades federativas, prácticamente están aportando ya cerca del 20 por ciento de los recursos del programa, y me parece que es un recurso que teniendo tiempo para el vencimiento de este préstamo del Banco Mundial, que es el 2001, es un tema que se puede plantar abiertamente ante la Cámara de Diputados, ante el Congreso de la Unión y que forme parte del Presupuesto del gobierno federal.

Si hacemos una cuantificación de lo que ha significado el programa de ampliación de cobertura y Progresa, estaríamos hablando que el costo beneficio es realmente rentable y que estos programas, coincidiendo en que no se partidicen, debe subsistir con aportaciones, no solamente federales, sino también estatales.

Yo creo que son programas que tendrán, digamos, suficiencia presupuestal, haciendo estas aportaciones, tanto estatales, gobiernos estatales y teniendo, digamos así, esta conversión dentro del presupuesto de la Secretaría de Salud.

Ciertamente los costos de los medicamentos se han incrementado y la infraestructura de la Secretaría de Salud está por debajo de lo que nosotros quisiéramos que operara, por eso el énfasis en el programa de genéricos intercambiables; por eso la necesidad de que CANlFARMA y la Asociación de Laboratorios Internacionales y Nacionales, impulsen el programa de genéricos intercambiables.

Está comprobado, el 30 por ciento del costo del medicamento se reduce si nos vamos por el programa de genéricos intercambiables, que no es fácil, que no ha dado resultado como nosotros quisiéramos, pero que si le diría que es una política que habría que fortalecer.

Sé que mi tiempo se agotó, le rogaría un minuto más para decirle que nosotros estamos planteando un presupuesto de más de 9 mil 500 millones de pesos a la consideraci6n de ustedes, para contar con una infraestructura de instalaciones del sector salud a población abierta, que pueda responder a las necesidades crecientes, no solamente de sustitución de equipo sino de fortalecimiento de equipo y de construcción de hospitales de segundo nivel y de tercer nivel.

Las ISES fue un problema delicado, fue un problema, una ley que se aprobó en la Cámara de Diputados, que se detuvo en la Cámara de Senadores, que participamos ampliamente y que se metieron varios candados a diferencia del sistema que opera en los Estados Unidos, candados como contralores y como la forma de designar la operación de las ISES.

Yo creo, y ahí la responsabilidad de muchos senadores que hoy son diputados y diputados que son senadores, que con estos candados que ideó el Poder Legislativo, el modelo de ISES americano y mexicano, será distinto y no estaría yo mayormente preocupado porque eso diera una privatización de los servicios de salud.

Espero haber dado respuesta a sus preguntas. Muchas gracias diputado. (aplausos)

La Presidenta:

Gracias señor Secretario.

Para hacer uso de réplica de las preguntas del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, se ha informado a esta Mesa que hará uso de la palabra el diputado Ernesto Saro Boardman. Tiene la palabra hasta por cuatro minutos.

El diputado Ernesto Saro Boardman:

Con su permiso señora diputada Presidente. Compañeras y compañeros legisladores; señor Secretario de Salud, José Antonio González Fernández:

De las cuatro estrategias fundamentales que al inicio de la presente administración se fijaron para dar cumplimiento al derecho constitucional de todo mexicano, de recibir servicios de salud, debemos de registrar parciales avances en unas y francos rezagos en otros.

La ampliación de la cobertura de servicios, sobre todo a la población abierta, aunque fuese con el paquete básico, ha sido insuficiente. Y hoy será nuestra tarea, señoras y señores legisladores, apoyar y exigir a la próxima administración, programas viables y apoyo presupuestal para que la cobertura de servicios de salud no solo llegue a derechohabientes sino que el mayor esfuerzo se haga para quienes más lo necesitan, a los habitantes de pequeñas comunidades rurales y a la población abierta en los suburbios de las grandes ciudades.

Tenemos que avanzar en la descentralización de servicios, pero deberemos ser celosos en la supervisión y evaluación de programas de las entidades federativas, y reforzar la función de asesorías, normatividad y capacitación de la Secretaría de Salud como autoridad sanitaria federal.

Deberemos continuar haciendo crecer los recursos de los fondos de aportaciones para los servicios de salud del Ramo 33, ya que de los 38 mil millones de pesos que se destinan a instituciones que cubren población abierta, el 57% se destinan a entidades federativas y el 43 % es ejercido aún por la propia Secretaria. El proceso de descentralización deberá de continuar y reforzarse.

En cuanto a la tercera estrategia, la mejora de la calidad de los servicios, señor Secretario, es en donde observamos mayores deficiencias. Creo que todos los que estamos en este recinto hemos escuchado quejas del frío trato recibido en las instituciones de salud, esto aunado a la falta frecuente de medicamentos, equipos y suministros para que los médicos desempeñen bien su trabajo.

Compañeras y compañeros legisladores: Merece especial atención que el próximo Presupuesto que revisaremos se aplique cabal y honestamente para que se dote de equipo adecuado y se supervise la existencia de medicamentos adquiridos vía concursos y disminuyan estas quejas.

En el caso de los genéricos intercambiables, señor Secretario, creemos que debería comenzar el Instituto Mexicano del Seguro Social por adquirirlos, está adquiriendo similares hoy todavía)

Señoras y señores legisladores; señor Secretario: El gran sector rezagado de nuestra seguridad social, los más de dos millones de pensionados y jubilados y sus familias que intentan sobrevivir con algo más de un minisalario, reclaman nuestro apoyo. Y deberemos de esforzarnos para mejorar sus condiciones de vida.

Señor Secretario: Tanto el sistema de salud a población abierta, en el plano de la seguridad social como en la medicina privada, estamos muy lejos de lo que México necesita y merece. Es una realidad que no vemos plasmada en el Sexto Informe Presidencial.

Mucho es lo que hay que hacer y cambiar, no podemos pensar únicamente en cifras que sin contexto nos llevan a pensar que vivimos en una utopía,

Compañeros diputados: Los avances de la presente administración, sobre todo en lo económico, contrastan con los grandes rezagos que más afectan a la población marginada.

Nuestro país ocupa el séptimo lugar exportador del mundo y el 55 lugar en esperanza de vida saludable.

Señor Secretario: Esta es la realidad que ustedes nos dejan y millones de mexicanos lo reclaman. Será nuestro gran reto en esta legislatura apoyar y exigir acciones para contrarrestar esta tendencia y hacer de la salud un activo para todos los mexicanos.

Muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias, señor diputado.

Para formular las preguntas del Partido Revolucionario Institucional, hará uso de la palabra hasta por cuatro minutos, la diputada Laura Pavón Jaramillo.

La diputada Laura Pavón Jaramillo:

Muchas gracias, señora diputada Presidenta. Compañeros legisladores; señor licenciado José Antonio González Fernández, Secretario de Salud, muy bienvenido a este Congreso de la Unión del que usted en algún momento formó parte,

Uno de los fundamentos esenciales de nuestra Constitución es la idea de avanzar hacia un equilibrio dinámico entre las garantías individuales y las de orden social.

El derecho a la salud plasmado formalmente en nuestra Carta Magna y puntualizada en la Ley General de Salud, combinan la protección pública de segmentos sociales determinados e incide en la más sensible individualidad de los mexicanos.

La salud como objetivo social compartido entre el Estado y la sociedad, contribuye a la seguridad familiar y es componente esencial del progreso. El derecho a la salud responde invariablemente a demandas naturales de justicia social y de perfeccionamiento de la democracia. porque ésta no puede existir en donde pervivan deficiencias de equidad la no atención cotidiana que merecen todos los mexicanos.

En esta tesitura, señor Secretario, mucho he de agradecerle abundar en los alcances, logros, retos y asignaturas pendientes en el ramo administrativo a su cargo con la petición de abordar su exposición bajo el enfoque de género por lo que se refiere a las actividades institucionales a favor de las niñas y las mujeres y con especial atenci6n en las acciones del Estado, propias y coordinadas, a favor de la niñez y los adultos mayores de México.

En este contexto le apreciaremos sus respuestas y comentarios al tenor de los siguientes puntos:

1. En su opinión y a la luz de los cambios en el perfil epidemiológico de la población ¿cuales han sido las principales aportaciones derivadas de la ejecución del programa de re formas del Sector Salud 1995-2000, en términos de la prevención y tratamiento del cáncer cérvicouterino y de mama, la Cartilla de Salud de la Mujer y su norma oficial.

2. Dentro del paquete básico de Servicios de Salud, existen intervenciones importantes desde el punto de vista del avance hacia la equidad de género y la protección de los derechos elementales de la infancia.

En esta tesitura se encuentran acciones vinculadas al saneamiento en el ámbito familia, atención prenatal, parto y porpuerio, nutrición y crecimiento infantil, inmunizaciones y construcción de guarderías, entre otras.

¿Podría usted abundar en los resultados y retos existentes en estos renglones?

3. Desde su perspectiva, ¿cuáles han sido !as contribuciones de los programas de ampliación y de cobertura, y de educación, salud y alimentación del Progresa, en la búsqueda de la equidad de género y el mejoramiento de la calidad de la vida de niñas y niños mexicanos?. Y,

4. Algunas proyecciones autorizadas nos dicen que el segmento de población con crecimiento más dinámico de acuerdo a su tamaño, es el de los adultos mayores.

Este segmento que considera a personas con más de 60 años, representó más de 4 millones de hombres y mujeres para 1998. Actualmente se estima que dicha cifra se encuentra cercana a los 5 millones, y se espera que para fina les de la primera década de este siglo, llegue a casi 7 millones de personas.

Ante la creciente importancia demográfica de los adultos mayores, ¿podría decirnos cuáles son las acciones y previsiones institucionales para brindarles una mejor atención? Agradeceremos mucho sus amables respuestas.

La Presidenta:

Gracias señora diputada. El señor Secretario dará respuesta a sus preguntas en un término de ocho minutos.

El Secretario José Antonio González Fernández:

Muchas gracias señora presidenta. Muchas gracias por su intervención diputada Laura Pavón, gracias por sus comentarios.

Le diría rápidamente de sus diversos planteamientos, que ciertamente yo creo que se caminó bastante y bastante bien, en los diferentes temas que usted ha abordado. Yo creo que los resultados y los números son bastante elocuentes, en la inteligencia de que hay algunos temas y algunos datos que quisiéramos, hubiéramos podido haber superado en diferentes enfermedades. Toco primero el tema de su preocupación de la política de salud pública, en materia de lo que se hizo en diferentes acciones en favor de la mujer.

Especialmente quisiera referirme muy rápidamente, al tema del cáncer cervico uterino, porque ciertamente es un tema que es la principal causa de muerte de las mujeres, que es un cáncer prevenible, y que con mayor esfuerzo y con mayor digamos empuje de políticas, pudiera ciertamente mejorarse.

Los números de la mortalidad del cáncer cérvicouterino hoy es de un 19.1 y en 1994 22.1, bajamos pero quizás no lo suficiente, quizás no lo deseado, en un cáncer que es prevenible, cuando se sabe, y bastante tratable.

Por eso en las últimas fechas habrá visto usted que, si bien es cierto que este Programa de Prevención y Control de Cáncer CérvicoUterino se inició en nuestro país hace 26 años, y que morbilidad y la mortalidad ha tenido su resultado no como hubiéramos esperado, si estamos teniendo un énfasis en la Secretaría sobre el particular, y le daría dos o tres datos adicionales:

1. El que se crea por primera vez, por importancia del tema toda una infraestructura en la Secretaría a nivel de Dirección General para atender el cáncer cérvicouterino especialmente.

2. Que estamos enfatizando hoy el tratamiento de este cáncer en mujeres, sobre todo indígenas, muy alejadas de Centros de Salud, y por eso el Pro grama de Clínicas Móviles que se vayan trasladando a todo el país, para acercar este tipo de servicios a la población.

En 1994, se realizaron 1.8 millones de citologías, y en el año 2000 estamos hablando de que prácticamente habríamos cubierto un tema de más de 6.5 millones de citologías, hacía yo referencia a la mortalidad del cáncer cérvico uterino.

Y en cáncer de mama, si bien es cierto, que es una de las causas de muerte si bien es cierto que también es una de las causas de muerte más frecuentes de la mujer y que hemos tenido resultados favorables, también hemos preocuparon reorientar el programa para que haya una mayor capacitación de autoexplotación y exploración clínica de mama, es decir, queremos, con un énfasis en educación para la salud y promoción de la salud, que las propias mujeres, a través de distintos programas de capacitación, puedan fortalecer su propia capacidad para diagnosticar esta enfermedad.

También ahí hemos bajado la morbilidad y la mortalidad, y la cartilla de vacunación que se instala y que es única, la única la Cartilla Nacional de la Mujer, que es única en el mundo sobre el particular y que ha significado una ayuda importante como un instrumento que permita información de enfermedades y control de las propias enfermedades de la mujer, es una cartilla que realmente en estos tres años que darían en el 2001 le recuerdo que se instaló el 8 de marzo de 1998 ha tenido buenos resultados. Yo creo que hoy los 35 millones de cartillas nacionales de salud de la mujer han dado resultados, fundamentalmente en los temas que usted ha tocado.

Los otros temas que usted señalaba con preocupación especial, es precisamente la atención a la salud del niño o bien de los adultos, y rápidamente recordaría la nueva cartilla nacional de vacunación, el haber pasado de 6 a 12 biológicos en el nuevo esquema de vacunación que se dio, a que hacía referencia en mi intervención original, organización de clubes de niños, en fin, una serie de acciones en materia de vacunación que nos colocan hoy ciertamente en un país con alto índice de vacunación, con menores costos de las vacunas y que como sabe usted, dimos cambios importantes de pasar de " Días de Vacunación" a "Semanas de Vacunación" a "Semanas de Salud" y que en este sexenio se habrán desarrollado 18 Semanas de Vacunación.

Hoy tenemos un promedio, como lo decía, de prácticamente 97% de mexicanos vacunados y que eso explica en mucho la baja de morbilidad y de la mortalidad de los niños.

En atención a la salud del adulto y del anciano, tenemos varias normas oficiales mexicanas actualizadas, que tienen que ver con diabetes y que tienen que ver con hipertensión arterial. Se crearon centros estatales de capacitación para la salud del adulto y del anciano; se estableció, como usted sabe, un Comité Nacional de Atención del Envejecimiento, y que sin lugar a dudas el incremento de grupos de ayudas para la salud del adulto y del anciano que se han dado, van a ser fundamentales en función de lo que usted mismo señalaba, del cambio demográfico del país.

Hace unos años teníamos relativamente pocos mayores de edad, y hoy van creciendo y el cambio en la mortalidad es muy clara y en la morbilidad. Hoy las principales causas de muerte, como usted lo sabe muy bien, es enfermedades, digamos así, explicables para cualquier país desarrollado y ya no estamos en una causa de mortalidad y morbilidad como lo teníamos hace 20 ó 30 años, con mayores deficiencias en nuestra nutrición o con mayores capacidades para contrarrestar o para prevenir enfermedades. La principal causa de muerte hoy, son enfermedades cardiovasculares, la segunda cáncer, la tercera diabetes, que mucho tiene ver también con la edad de la persona, de la mujer o del hombre. El promerio de edad de 75 años, hace que tengamos realmente que voltear para que quizás el año que viene, por ejemplo, se pueda institucionalizar lo que no se logró en este año, que se quiso hacer pero que por falta de recursos no fue posible, por ejemplo una vacunación, si no digámoslo así, obligatoria, sí totalmente disponible para el adulto, fundamentalmente iniciando con dos: una, influenza y dos, neumonía. Yo creo que daríamos un paso fundamental para fortalecer la salud de los adultos, que avanzamos con la carilla de la mujer, que avanzamos con la cartilla de vacunación y creo que un reto pendiente es avanzar con la vacunación de los adultos en donde exista la fácil disposición de estas vacunas para ellos.

Agradezco mucho su comentario, diputada Pavón.

La Presidenta:

Muchas gracias señor Secretario.

Han informado a esta mesa que para hacer uso del derecho de réplica del Partido Revolucionario Institucional, hará uso de la palabra el diputado Francisco Javier López González. Dispone de cuatro minutos, señor diputado.

El diputado Francisco Javier López González:

Señora Presidenta.

Compañeros diputados.

Señor Secretario, el destino ya nos alcanzó. Hoy tenemos grandes sectores que los podemos enunciar en cuatro que nos representan un problema de salud pública; los conocemos como los cuatro jinetes del Apocalipsis del Sector Salud: los infectados del VIH SIDA, los enfermos de afecciones renales, los padecimientos cancerosos de todo tipo y el crecimiento del pasivo laboral en las instituciones del Sector Salud.

Como es de su conocimiento, el origen mismo de nuestro pacto social y asimismo la responsabilidad de Estado es la de preservar la vida de sus ciudadanos, otorgar una calidad digna de vida y garantizar la propiedad.

Las instituciones de seguridad social y en este caso el Instituto Mexicano del Seguro Social absorbe una cantidad considerable de gente que sufre estos padecimientos, ya que es un derecho de toda persona que cuenta con un número de afiliación vigente en la institución de tener la atención médica que requiera; pero señor Secretario, debo insistir que este no es un problema solamente de los derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social, es un problema de salud pública y es claro que el costo del tratamiento para un paciente infectado del SIDA es de más de 300 mil pesos y sin lugar a dudas, el Instituto Mexicano del Seguro Social ofrece uno de los tratamientos más efectivos con que cuenta nuestro país; y no se diga el costo de un paciente con problemas renales u oncológicos que supera cualquiera de los dos casos, los más de 100 mil pesos.

¿No es necesario que el Estado, a través de la Secretaría de Salud, institución responsable, atienda esos problemas de salud pública y ayude a las instituciones que atiende esos problemas de estos enfermos con estas características?

En pocos años México será un país con un gran porcentaje de su población transitado por la tercera edad, es hora de tomar muy en serio este problema. El pasivo laboral representará una gran carga fiscal no solamente para las pensiones, sino para el crecimiento y especialización del ramo gerontológico. Es necesario que desde hoy estemos construyendo las soluciones a los problemas del futuro.

Es urgente que la Secretaría de Salud gestione ante la Secretaría de Hacienda una partida presupuestal especial para la atención adecuada a estos problemas, asimismo sean asignadas parte de estos recursos a las instituciones que ofrecen atención medica para estos enfermos; caso específico, me refiero al Instituto Mexicano del Seguro Social, ya que es la institución que atiende a un mayor número de enfermos con estas características, y que sea a través de esta Cámara de Diputados los que logremos esta gestión.

Señor Secretario, le solicito que antes de terminar su gestión como Secretario de Salud, se puedan iniciar las gestiones necesarias para llegar a crear los mecanismos financieros y técnicos para que la atención a la población que demanda atención médica especializada, sea de forma equitativa y solidaria para quedar en una partida especial y una distribución conforme a las necesidades reales del Sector Salud.

Lo invito a que inmediatamente nos aboquemos a construir los mecanismos que nos permitan ser más responsables y resolutivos para estos ciudadanos que también tienen derecho a un trato digno y esperanza de vida para un futuro que representa la tranquilidad de un pueblo que es el pueblo de México.

La salud no es un gasto como mencionaban algunas gentes; la salud es una inversión que retribuirá en una mejor tranquilidad y un mayor bienestar para la familia y para el pueblo de México.

Por su atención gracias, señor Secretario.

La Presidenta:

Muchas gracias señor diputado.

De acuerdo con el acuerdo parlamentario y al agotarse el primer turno de respuestas y preguntas, vamos a seguir con el segundo turno bajo el mismo formato: cuatro minutos para la pregunta, ocho minutos para la respuesta.

Tiene en primer lugar el uso de la palabra la diputada Esveida Bravo Martínez, del Partido Verde Ecologista Mexicano.

La diputada Esveida Bravo Martínez:

Con su permiso señora presidenta; compañeras y compañeros legisladores; señor Secretario José Antonio González Fernández.

Los graves riesgos para los no fumadores por el consumo del tabaco en lugares públicos, es una muestra de la indulgencia de las políticas públicas respecto a tales fenómenos. Hasta hoy, no había regulación expresa, por eso resulta necesario promover e impulsar el Reglamento, como consumo del tabaco, más aún cuando se sabe que a los mal llamados fumadores pasivos o no fumadores, el daño involuntario que les produce es progresivo y en un futuro seguramente irreversible.

El Partido Verde Ecologista de México, no puede ignorar la realidad de una grave crisis en la salud pública y que aqueja al grueso de la población mexicana, y sin que se adopten compromisos y acciones serias para que el Reglamento pueda surtir efectos de manera apropiada.

Por ello, yo le pregunto a usted señor Secretario, ¿cómo piensa la Secretaría de Salud aplicar el citado Reglamento, si para conseguir dicho objetivo es un poco más que complicado el que los superiores jerárquicos deben notificar a la Secretaría cuando una persona sea sorprendida infringiendo el Reglamento . Si la sanción económica se aplica en la residencia por tercera ocasión, no cree usted que dicha sanción es muy baja?

¿Es de su conocimiento si en esta Cámara de Diputados, ya se aplican las disposiciones del Reglamento?

Por sus contestaciones muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias señora diputada.

Tiene la palabra el señor Secretario, para dar su respuesta.

El Secretario José Antonio González Fernández:

Muchas gracias señora presidenta; muchas gracias señora diputada Esveida Bravo Martínez.

Ciertamente usted se refiere a uno de los temas más sensibles en función de adicciones que hay en nuestro país. Comentaba yo que por primera vez se expidió y se publicó en el Diario Oficial la norma que tiene que ver para la prevención, tratamiento y control de adicciones, y en ellas se contiene el tema del tabaco.

Y que comentaba también que se hicieron varias acciones además de fortalecer el Consejo Nacional contra las Adicciones, que fue reglamentar por ejemplo la publicidad del tabaco, para que éste se considerara que no fuera una publicidad en horarios de niños ni de jóvenes, sino de adultos, es decir después de las 22 horas, tanto en la televisión como en la radio.

La magnitud del problema del tabaco es muy clara, lo hemos dicho en varias ocasiones, hemos señalado que de 450 mil personas mexicanas y mexicanos, que fallecen al año, más o menos 45 mil mexicanas y mexicanos fallecen con problemas que tienen que ver con el tabaquismo, enfermedades cardiovasculares o cáncer o inclusive diabetes.

Un millón de personas en nuestro país consume más de 16 cigarros al día y más del 60% de la población fumadora inició el consumo del tabaco des de los 18 años. Digamos que hay un 52% de la población de fumadores pasivos.

Y en función de estos datos se generaron una serie de acciones: uno de ellos es precisamente el Programa contra el Tabaquismo y parte de este programa contra el tabaquismo, ahí se inserta independientemente de metas a corto, mediano o largo plazo, para bajar el número de fumadores, para proteger más a los no fumadores, para tratar más a los fumadores o rehabilitarlos, para que haya más contenidos educativos, para que al final de cuentas se atienda más a la población en el tema .al final de cuentas se atienda más a la población en el tema del tabaco, dentro del programa del tabaquismo está precisamente el tema del reglamento del consumo del tabaco que es precisamente, como lo decía, una reglamentación que expide el Presidente de la República, consecuencia de una reforma a la Ley General de Salud, pero que está dentro de un programa mucho más global que es precisamente el programa contra el tabaquismo.

Y en ese reglamento sobre el consumo del tabaco a que usted hace referencia ciertamente las sanciones pudieran parecer menores, ciertamente el procedimiento para aplicar las sanciones pudiera ser muy engorrosas y ciertamente pudieran ser poco eficaces las medidas para aplicar el reglamento sobre el consumo del tabaco.

Este reglamento usted lo señalaba tiene como propósito fundamental digámoslo así proteger a la población no fumadora y tratar o rehabilitar y educar a la población fumadora para que ésta esté muy consciente de los riesgos que tiene la salud por el tabaquismo y que ojalá pudiera disminuir.

Hay acciones a corto, mediano, largo plazo; hay programas distintos que están señalados en el reglamento y está la prohibición expresa para fumar en lugares públicos.

Realmente de lo que se trató e incluso lo platicamos en su momento con distinguidas y distinguidos diputados y senadores de la legislatura pasada era crear hábitos distintos, era hacerle notar a la población ciertamente que hoy no hay duda que el tabaco provoca cáncer, que el tabaco provoca malestares de salud irreversibles y que el tabaco puede provocar muertes. Pero también de lo que se trataba era de que en esta promoción para la salud, en esta prevención del tabaquismo, en esta protección al no fumador, en esta insistencia al fumador del cuidado de su salud, pudieran aplicarse y presentarse hábitos nuevos como el respetar ciertos lugares muy públicos para que ahí realmente se pudieran dar estas políticas a las que me he referido.

Y ahí están los edificios públicos, ahí está el recinto al que usted hace referencia. Alguna vez han preguntado algunos representantes de los medios de comunicación precisamente alguna interrogante muy similar a la suya de que qué se haría si hay algunos diputados o senadores que pudieran fumar.

Yo les diría que sería muy difícil la aplicación de la sanción no porque no se dé; esto no afectaría al fuero, estamos hablando de una sanción administrativa. Pero de lo que se trata es precisamente de esa política, de ese hábito, de esa prevención, de esa educación para no fumar en lugares públicos y respetar a los no fumadores en estaciones ferroviarias, en aeropuertos, en terminales de autobuses, en edificios públicos, en los recintos de los poderes de la Unión.

Ciertamente es una sanción baja, ciertamente es una aplicación difícil porque tendría que intervenir la Dirección General de Salud Ambiental de la Secretaría de Salud.

Nosotros creemos que si bien es cierto que hay sanción, que no es un reglamento de cortesía, si también es cierto que reconocemos lo difícil de su instrumentación, pero que quizá hay una gran sanción de la opinión pública, de las personas que no son fumadores, de las personas que siendo fumadoras respetan o tratan de respetar precisamente esos recintos.

Yo estoy seguro que con esta política de salud pública, que con esta política de respetar los lugares públicos para no fumar, el reglamento el día de mañana puede ser prácticamente aplicable.

Hay, sin lugar a dudas, personas que no ven con los mejores ojos este reglamento y que sienten que es difícil de aplicar, pero basta con que hoy los mexicanos reconozcamos que hay lugares en donde no es factible fumar, donde no es posible fumar, para que se vayan dando hábitos de respeto y de protección a la salud.

No es un reglamento de cortesía, sí es un reglamento ubicado dentro de las políticas de promoción de la salud, de prevención de la salud y de educación para la salud. Ojalá y tenga respuesta. Y si no, seguramente con el concurso de legisladores veríamos algún tiempo de medidas para aplicar el reglamento. Muchas gracias por su intervención.

La Presidenta:

Gracias, Señor Secretario.

Pregunto a la señora diputada Esveida Bravo Martínez si desea hacer uso de su derecho de réplica.

La diputada Esveida Bravo Martínez:

Con su venia, Señora Presidenta. Señor Secretario José Antonio González Fernández: es necesario que tanto la dependencia a su cargo como el Legislativo llevemos a cabo acciones conjuntas que hagan comprender a las de más Dependencias del Ejecutivo Federal que resulta impostergable la sanción dentro de sus actividades de la protección hacia los no fuma dores, para que ésta no solo sea vista por una pequeña política de salud .

Señor Secretario:

En el grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México esperamos que los programas de prevención de adiciones que eviten a nuestro país verse inmerso en esta situación, se apliquen a la mayor brevedad, como cosa posible lo es el reglamento sobre el consumo del tabaco como correspondiente fue publicado en el Diario Oficial de la Federación del 27 de julio de este año.

Señor Secretario:

Ojalá que haya mucho más información para que los fumadores sí respeten los lugares donde ellos deben de tener cierta..., su gusto es como dice el dicho "el que por su gusto muere hasta la muerte le sabe", pero debe de respetar la salud ajena.

Gracias.

(Aplausos)

La Presidenta:

Gracias, diputada.

Tiene el uso de la palabra para formular sus preguntas la diputada Adela del Carmen Graniel Campos, del Partido de la Revolución Democrática, hasta por cuatro minutos.

La diputada Adela del Carmen Graniel Campos:

Con su permiso, señora Presidenta.

Ciudadanos y ciudadanas Legisladores; Señor Secretario de Salud; Medios de comunicación; Señoras y señores:

Con preocupación los legisladores del Partido de la Revolución Democrática nos encontramos ante un Informe de Gobierno que falta a la verdad en materia de salud. El Ejecutivo en lugar de asumir deficiencias, escuchar críticas y obrar conforme a derecho, se ha mantenido encerrado en su insensibilidad y en sus esquemas.

Un ejemplo de lo anterior es que el Presidente Zedillo destaca en su mensaje del lo. de septiembre que a la salud se ha dedicado una atención muy especial que ha quedado reflejada en avances significativos. En la página 218 del Informe se destaca que, a través del paquete básico de servicios de salud, aplicado mediante los programas de ampliación de cobertura, Apac, y de educación, salud y alimentación, Progresa, se incorporaron a los servicios de salud 10 millones de mexicanos que en 1994 no tenían acceso a dichos servicios.

En este caso el gobierno redujo su política de atención a la salud de los más pobres a un programa clientelar, autoritario, selectivo e insuficiente como es el Progresa. El Progresa llega a poco más de la mitad de sus posibles beneficiarios. Las ayudas que entrega en forma de dádivas son irrisorias y los criterios para la conformación de su padrón obedecen a razones políticoelectorales.

Numerosos testimonios demuestran que Progresa opera con desviaciones, condicionamientos y criterios discrecionales. Esta política no ha beneficiado a los pobres, ¡pero sí al Partido que usted presidió. Progresa crece donde la estrategia del partido oficial lo indica.

Señor Secretario:

Sobre Progresa usted dijo que hay resultados, pero no los mencionó. Nos gustaría que los hiciera públicos, en la medida en que este es el programa federal de combate a la pobreza que tiene más cobertura y recursos. Nos gustaría que los hiciera públicos no solo para el diputado Narro que los solicitó.

Como podemos apreciar el mejoramiento de la salud de 2.6 millones de familias que reciben a través de Progresa el paquete básico de salud y dado que no aparece una evaluación crítica de Progresa en el Informe de Gobierno, díganos por favor ¿qué problemas ha encontrado la Secretaría a su cargo en la aplicación de este programa?

Por su atención y respuesta muchas gracias.

La Presidenta:

Tiene la palabra el señor Secretario, hasta por 8 minutos.

El Secretario José Antonio González Fernández:

Gracias señora Presidenta. Gracias por su intervención diputada Adela del Carmen.

Yo respeto muchisimo su afirmación. Por supuesto que no quisiera caer en ninguna polémica. Veo que la posición de su fracción parlamentaria es muy clara en función de su visión de lo que ha sido el Progresa y no pudiera compartir la afirmación con usted, con todo respeto, que se ha faltado a la verdad en el informe. Usted ha sostenido un criterio sobre el particular y me pide una explicación puntual acerca de los resultados del Progresa.

Yo quisiera decirle algunos datos que valdría la pena tenerlo como una, digámoslo así, infraestructura para hablar de los resultados específicos.

El Progresa usted sabe que hoy se maneja o se da o se otorga en las 31 entidades federativas; no se aplica en el Distrito Federal; que abarca 2,129 municipios de 456 que había por ejemplo en el '97; que abarca el Progresa 55,540 localidades y muchas de ellas usted sabe perfectamente bien que están muy remotas e incluso le precisaría que hay un tercio de las localidades que tienen menos de 100 habitantes; estamos hablando de prácticamente 18 mil localidades que hay que llegar para darles este paquete de servicios básicos a la población y que tienen menos de 100 habitantes; el resto son localidades que también no tienen una mayor población y que incluso hay un 94 por ciento de los beneficiarios del programa Progresa que apenas y viven en localidades de menores de mil habitantes.

Hoy, como se dijo aquí, Progresa abarca 2 millones 560 mil familias, estaríamos hablando de más de 13 millones de mexicanas y de mexicanos, y aplica mas de 1, 250 millones de pesos.

Déjeme decirle que en el año de 1999 se otorgaron 11.5 millones de consultas, es decir, se pudieron atender a muchas mexicanas y mexicanos dándoles servicios de salud, consultas que antes no se les daba y que prácticamente estamos hablando de un promedio de 960 mil por mes,

De enero a junio del año 2000 el promedio mensual se incrementó a 1.1 millones de consultas. Creo que estas personas que no tenían acceso a los servicios básicos de salud, que no tenían derecho a una consulta, que no eran revisados por un médico y que hoy lo son, sin lugar a dudas coadyuvan mucho a la salud de ellos mismos.

Le doy otros datos y resultados . En 1999 se proporcionaron 4.2 millones de consultas a niños menores de cinco años; esos niños antes no eran sujetos no digamos a vacunación sino incluso a consultas, De enero a junio del año 2000 se otorgaron 2.4 millones, lo que representa el 57 por ciento de lo realizado en 1999 y éstas incluyen casi 900 mil para niños con desnutrición.

Para mujeres embarazadas en 1999 se proporcionaron 495 mil consultas. De enero a junio del 2000 se otorgaron 289 mil, lo que representa el 58 por ciento con respecto a 1999.

Estas son cifras que nosotros tenemos, que pudiéramos constatar. Sé que quizás en su visión personal, que respeto mucho, o en la visión de su fracción parlamentaria quizás no serían aceptables ni en consultas otorgadas a familias, ni en consultas otorgadas a entidades federativas o bien los recursos humanos, que son más de 33 mil recursos institucionales y 27 comunitarios que se utilizan para el Progresa, o las 9,500 unidades médicas que le sirven a este programa.

Yo creo que en esta estrategia de ampliar la cobertura, incluyendo el programa de Progresa, pudiéramos tener diferencias en cuanto a números, pero que pudiéramos constatar, que pudiéramos probar a través de innumerables acciones o bien en función de testimonios de familias de beneficiarios de los servicios estatales de salud, de las propias valores o evaluaciones que hacen organismos internacionales. Yo creo que ahí hay diferencias quizás de información, quizás de visión.

Lo que sí pudiera asegurarle es que hoy el Progresa, como aquí mismo se dijo, como aquí mismo se dijo por su fracción parlamentaria con anterioridad, sin lugar a dudas es un programa que ha dado resultados y ..sin lugar a dudas es un programa que ha dado resultados y podemos coincidir plenamente en que este programa no deba politizarse, y si se hizo por alguien en algunas ocasiones o se aprobaron desviaciones de recursos, por supuesto que yo no comparto ni justifico esas acciones y por supuesto que comparto con usted la visión que este Programa si ha dado resultados en términos generales y que quizás los números pudieran variar,

Hoy, el Progresa ha llegado a darle beneficios, hablo de salud, otros hablarán de alimentación o de educación expresamente a muchos millones de mexicanos que antes no lo tenían, y los resultados o las consecuencias de los resultados que yo le he dado, los efectos de los resultados que le he dado, sin lugar a dudas se refleja en la salud de las mexicanas y los mexicanos, menos enfermedades, menos mortalidad, más salud en términos generales y mas expectativas de vida.

Creo que hoy lo que está pasando con los programas que significaron la estrategia de ampliación de coberturas, como el PAC, como el Progresa, incluso como municipios saludables no los debemos olvidar, no los debemos de dejar, los debemos de fortalecer coincidiendo plenamente en que no se deben politizar; los resultados ahí están, son reconocidos en términos genera les por todos respecto a su visión y no pudiera aceptar, con todo respeto, su afirmación, le reitero, de falta de veracidad en el Informe, Muchas gracias. (aplausos)

La Presidenta:

Muchas gracias señor Secretario.

Señora diputada Adela del Carmen Daniel Campos ¿desea hacer uso de su derecho de réplica?

La diputada Adela del Carmen Daniel Campos:

Señor Secretario, hablar de cobertura de servicios de salud no es un asunto numérico, deben incluirse factores como disponibilidad, accesibilidad, calidad, eficiencia administrativa y financiamiento. El Paquete Básico y su operación a través de programas como Progresa no cumplen con esos criterios, la experiencia indica que la atención no es permanente y su calidad es cuestionable; se trata de programas inequitativos que no conciben a la salud como un derecho sino como una dádiva.

Usted no reconoce el uso clientelar del Programa, pero existen infinidad de evidencias del uso electoral del Progresa para beneficiar al PRI, la Comisión Especial creada en la XLVII Legislatura para vigilar que no se desviaran recursos federales en el proceso electoral del 2 de julio, recogió 877 denuncias presentadas por ciudadanos y organismos civiles en los que está perfectamente documentado el uso proselitista de recursos públicos.

De esas denuncias, Progresa es uno de los programas más recurrentes, es preocupante que siendo la Secretaría a su cargo uno de los organismos que participa en la operación de Progresa no cuente usted con una evaluación fidedigna de los problemas que entraña la operación de este programa. En visitas directas a las comunidades, he sido testigo de las irregularidades con las que opera Progresa: trabajos forzosos, intimidación por parte del personal operativo, obligaci6n de dar cooperaciones a cambio del ser vicio, falta de medicinas e instrumental médico básico, retraso en entrega de apoyos o liquidación incompleta de los mismos.

Los datos que anticip6 sobre la reducción de la desnutrición son tan inconsistentes como la supuesta reducción de la pobreza extrema a que hace referencia el Ejecutivo en las páginas 176 y 77 del Informe. ¿Cómo sostener que ha mejorado la desnutrición si para adquirir la Canasta Básica Alimentaria en 1994 un trabajador necesitaba 1. 6 salarios mínimos y en Julio de 2000, 2.4 minisalarios. La ayuda alimentaria de Progresa es de 130 pesos mensuales y apenas alcanza para comprar un kilo de tortillas diaria sin contar con que los suplementos alimenticios se venden a los beneficiarios.

Este es el aporte que ofrece Progresa a la salud y a la alimentación? ¿Son estos los resultados de que nos habla?, El Partido de la Revolución Democrática ha sostenido que el combate a la pobreza y sus efectos en la salud necesita de un cambio radical empezando por el modelo econ6mico,que ha convertido al aparato productivo, al campo y al mercado interno, en cuerpos enfermizos y endebles,

Aprovecho este momento para hacer un llamado a todos mis compañeros Legisladores para que en la discusión del paquete económico para el 2001, asumamos compromisos concretos para defender los servicios públicos de salud como instrumentos de justicia y equidad, con un manejo transparente y alejado de condicionamientos políticos.

La Presidenta:

Gracias señora diputada.

Para formular las preguntas a nombre del Partido Acción Nacional, hará uso de la palabra el diputado Raúl Martínez González, dispone de 4 minutos.

El diputado Raúl Martínez González:

Con la anuencia de la Presidencia. Señoras diputadas, señores diputados. Señor Secretario:

En el análisis que hemos hecho del 6 y último Informe de Gobierno del Presidente Zedillo, vemos con tristeza que el programa Progresa, iniciado en 1997, requiere de una adecuación en base a los logros alcanzados y esto debido a la falta de integralidad de acciones de las comunidades rurales para la creación de la infraestructura y equipamiento necesario para el buen funcionamiento del programa y esto es una preocupación por nuestro grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, el hecho de que todos los grupos parlamentarios aquí presentes hagan mención insistente sobre este tema.

La salud es el elemento clave e indispensable para mejorar la calidad de vida de las personas y es el derecho fundamental que debe asegurarse a todos los mexicanos.

En la actualidad, el gobierno todavía no garantiza plenamente este derecho a miles de mexicanos que viven en zonas rurales y de difícil acceso.

Tenemos una aran desigualdad social y territorial que se traduce en cuadros epidemiológicos diversos. Usted informa que se logró el 99. 5% de cobertura en salud; sin embargo, en el mismo Informe se nos dice que no tienen acceso a los servicios básicos del 15.7% de la población mexicana, porcentaje que difícilmente logrará completar usted en estos 73 días que restan de su administración.

Respecto a las acciones gubernamentales de Progresa, estas señalan graves inconsistencias con sus propuestas comparadas con las del año anterior. Por ejemplo: ¿cómo puede usted explicarse que la atención a la salud con orientaci6n preventiva haya menguado en un 33, 5%? O bien, explique usted, señor Secretario, la carda de un 30% en la provisión de los suplementos alimenticios dirigidos a mujeres embarazadas o en lactancia.

De acuerdo a sus encuestas, ha mejorado la nutrición en México; sin embargo y de acuerdo a las cifras del Banco Mundial de Alimentos, el 50% de la población infantil en México, padece de desnutrición.

Señor Secretario: ¿Que opinión le merece esta situación actual de nuestros niños mexicanos? Por su atención, muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias, señor diputado.

Tiene el uso de la palabra el señor Secretario de Salud.

El Secretario José Antonio González Fernández:

Muchas gracias señora presidenta, muchas gracias diputado Raúl Martínez González por su intervención.

Ciertamente el tema, como usted lo señala, el tema del Progresa, es un tema que ha sido pues muy recurrente en su comentario por parte no sola mente de su fracción parlamentaria sino también por los demás distinguidos y distinguidas diputadas y diputados y es un tema que ha sido además pues cuestionado en función de su vinculación o no con algún partido político; yo insistiría en comentarle a usted señor diputado, que coincido plenamente con usted y con las señoras y señores diputados en que este programa no debiera de politizarse pero si debiera de continuar.

Usted ha señalado que con tristeza ve que de 1997 a la fecha este programa pues requeriría de adecuaciones o de modificaciones distintas para su mejor . de adecuaciones o de modificaciones distintas para su mejor funcionamiento.

Por lo que se refiere a la Secretaría de Salud, a nosotros nos toca analizar y trabajar el componente de salud, hay otros componentes que quizás también requerirían ser objeto de algunas adecuaciones. Y yo no vería con tristeza, pero me da gusto escuchar que usted señale el que este programa, este pro grama de Progresa en sus vertientes distintas seguramente, quizá solamente en el tema de salud debiera de modificarse para que funcione bien, eso quiere decir, o que funcione mejor, eso quiere decir que usted vería en un futuro la necesidad de que este programa continuara, porque sin lugar a dudas ha dado resultados y por su aseveración o asentamiento, tanto físico como en su momento verbal, pues me parece que todo programa es sujeto de adecuaciones y que es muy conteste lo que usted señala cuando el Presidente electo hizo una visita a SEDESOL hace algunas semanas, precisamente se comprometía para que continuara este programa, reconociendo que había dado resultados.

Los números que usted ha señalado otra vez nos llevan a diferir en los criterios que usted recoge, como quizás los números o las políticas acertadas o no acertadas que requieren modificación de Progresa y los que tenemos nosotros.

No quisiera insistir en los resultados que en su momento me preguntaba la distinguida diputada del PRD, dona Adela del Carmen, de los números que he dado, pero si usted me lo autoriza, le entregaría a la Presidenta un documento especial, complementario de los documentos que he entregado a la consideración de las fracciones parlamentarias del tema de Progresa, que recoge muchos avances del componente de salud, no estaría hablando de los otros componentes en donde están números, resultados, beneficiarios de distinta naturaleza y que yo creo que pudiera ser bastante complementario, para que en su momento y estaría yo a la disposición permanentemente de ustedes, pudiéramos analizar el componente de salud del tema de Progresa, sin lugar a dudas ha sido un tema muy recurrente y quizás preocupante para distintas diputadas y diputados.

Se refirió usted a otros números, yo quisiera simplemente decirle que si hay algún número distinto al 99. 5 de cobertura o servicios de salud, es una equivocación involuntaria e insistiría que hace seis años México reconocía y reconocíamos todos que teníamos una no cobertura de servicios básicos de salud a diez millones de mexicanos, que crecíamos en un número adicionalmente de cerca de 7 de mexicanos y que hemos podido a través de los distintos programas de cobertura, dar esos servicios básicos, no suficientes, básicos, no totales, no de esa calidad a la que yo me referí ante alguna pregunta de alguno de ustedes, sino realmente a esos servicios que hoy nos dan garantía de que tenemos mejores servicios de salud que antes, más accesos a servicios de salud que antes, pero no los óptimos.

Yo pudiera coincidir con usted en que nuestra clasificación pudiera no estar como nosotros lo quisiéramos, pero si decirle que no son nuestras certificaciones solamente ya, sino de organizaciones internacionales que reconocemos y que día a día hacen tareas, hacen, digámoslo así, auditorías de verificar si realmente le estamos dando esos servicios de salud a muchos mexicanos.

Yo creo que aquí también caeríamos en visiones que pudieran diferir, pero que al final de cuentas estamos porque haya un acceso básico de los servicios de salud a todos los mexicanos y una mejor calidad.

Yo estaría a su disposición, si fuera necesario, para aclarar estas cifras .a su disposición si fuera necesario, para aclarar estas cifras a las que usted se refería.

Muchas gracias, señor diputado.

La Presidenta:

Gracias, señor Secretario.

Para hacer uso del derecho de réplica del Partido Acción Nacional, hará uso de la palabra la diputada Alba Leonila Méndez Herrera, según ha sido notificado a esta mesa.

La diputada Alba Leonila Méndez Herrera:

Con el permiso de la Presidencia.

Señor Secretario, señores, señoras diputadas y señores diputados:

EL Progresa actúa a través de apoyos educativos, alimentarios y atención a la salud. Supuestamente estos tres elementos se conjugan para romper el círculo vicioso de la pobreza, proveyendo de las condiciones necesarias para la buena inserción y aprendizaje de los jóvenes.

La integralidad y la coordinación interinstitucional a gran escala, dificultaron la implementación de este programa, y la tardía instrumentación provocó que la estrategia careciera de la certeza necesaria que se reflejara en la incorporación y la promoción de la población, objetivo en el desarrollo.

Señor Secretario: Debido a la importante participación de la Secretaría de Salud dentro del Programa de Educación, Alimentación y Salud, y el haber constatado personalmente una y otra vez la forma de intimidar y condicionar los servicios de salud a personas beneficiaras de dicho programa, a pesar de estar en pésimas condiciones de salud y económicas, señor Secretario, le pregunto:

¿Qué mecanismos ha implementado para evitar y prevenir la corrupción en la asignación de los recursos del Progresa?, pues en términos teóricos el Progresa se nos muestra como un programa ideal, pero en la realidad en su aplicación se siguen viendo las mismas prácticas corruptas que han afectado a los programas gubernamentales.

La probada inserción de la población más marginada al desarrollo económico del país, es un compromiso constante que Acción Nacional asume con responsabilidad, pues ahora más que nunca la sociedad reclama que las expectativas que se han formado se cristalicen en la realidad.

Para la fracción parlamentaria de Acción Nacional, es inadmisible que en las acciones de un gobierno se reduzca la provisión de bienes básicos, como son la salud y la alimentación, sobre todo cuando la situación de pobreza en que viven millones de mexicanas y mexicanos no lo permite.

¿ Cómo piensa entonces el gobierno, que se puedan lograr las cinergias necesarias para revertir el rezago social que sufre México, de qué manera justifica el gobierno su discurso hacia el desarrollo de capital humano?

Usted ha hablado, señor Secretario, de la protección de las mujeres. ¿A qué viene al caso otorgar 35 millones de cartillas nacionales de salud para las mujeres, si en realidad los verdaderos programas preventivos no se llevan a cabo, o únicamente para fines estadísticos?

Por su atención, gracias señor Secretario.

La Presidenta:

Gracias, señora diputada.

Para formular las preguntas a nombre del Partido Revolucionario Institucional, hará uso de la palabra el diputado Eduardo Abraham Leines Barrera, hasta por cuatro minutos.

El diputado Eduardo Abraham Leines Barrera:

Con su permiso, señora Presidenta. Señoras y señores diputados.

Licenciado Antonio González, buenas noches.

Es una oportunidad poder participar en esta comparecencia que hace ante esta Cámara el señor Secretario.

Voy a ser breve, entiendo que ya estamos cansados pero nuevamente voy a tocar el tema muy importante de salud, que es un padecimiento que nos aqueja a todos los mexicanos, nos preocupa a todos y que todos podemos estar expuestos a ello. Expongo lo siguiente:

El Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida, SIDA, es actualmente el mal del presente siglo, estado patológico que vulnera principalmente a los países en vías de desarrollo.

La definición de una enfermedad como problema de salud pública se hace entre otros parámetros por su frecuencia, su letalidad, su costo y su velocidad de expansión. El SIDA constituye por sus características en cuanto a estos parámetros, un problema de la más alta prioridad nacional.

Existen varias razones para esta contundente afirmación. Sabemos de antemano que el VIH es un virus que se transmite por tres vías comprobadas: la sexual, sanguínea y perinatal. La vía sexual es cuando mucho la más frecuente, más del 90 por ciento de los casos y la de mayor dificultad para su control.

Dos. El número de casos reportados oficialmente a la Organización Mundial de Ja Salud, indica que prácticamente en todos los países del mundo, existe evidencia de circulación del virus, lo que hace del SIDA, no una epidemia, sino una pandemia .

Tres. El SIDA, es una enfermedad de una alta letalidad, una vez diagnósticado clínicamente, el paciente tiene una sobrevida de tres a seis anos promedio,

Cuatro. Se sabe del SIDA que es una enfermedad muy costosa, los gastos directos son elevados por lo prolongado de la hospitalización y por las onerosas intervenciones que durante éstas se realizan. Además el SIDA se presenta en personas de edad productiva por lo que aumentan aún así más sus costos indirectos.

Señores legisladores: el SIDA pone en peligro la salud física, económica y social de toda la población, por ello debemos considerarla como un asunto que concierne a todos y además como un desafío colectivo.

La sociedad debe aceptar y activar la necesidad de establecer una responsabilidad compartida para enfrentar con éxito este mal y aumentar las posibilidades de prevenir la infección en beneficio de la salud pública.

Con una mejor y mayor información se podría generar una legislación más adecuada sobre el tema del SIDA,

Actualmente las estrategias preventivas son el principal recurso con que se cuenta para evitar la extensión de la enfermedad. Lograr estos cambios implica modificar a la sociedad, es decir, una educación para la salud.

En el actual gobierno, los programas de difusión sobre el tema del SIDA han sido censurados y atacados por grupos retrógradas que consideran más importante el vocabulario que la vida. Creen que la mejor forma de acabar con los problemas es ignorarlos y esto ha coartado la información sobre el SIDA en los medios, los horarios y la claridad del tema.

Es muy importante que en aspectos vitales como es la salud pública y ante riesgos tan grandes como el VIH, nos dejemos de posturas dañinas y se hagan mayores y mejores esfuerzos para que la información preventiva llegue con más calidad y eficacia a los grupos vulnerables. Se requiere que esta campaña se dé en las escuelas donde se encuentran nuestros jóvenes en edad de iniciar su vida sexual activa.

Asimismo, se requiere intensificar la campaña informativa en las más apartadas regiones del país, en donde se genera una fuerte actividad migratoria, personas que ilegalmente entran y salen del país sin ningún control sanitario y que podrían desarrollar focos de infección en lugares donde no existe ningún tipo de asistencia médica.

Yo quisiera hacer notar, señor Secretario, que tengo en mis manos un tríptico de el Subconsejo de Derechos Humanos de Conasida Jalisco, donde menciona a la cartilla de derechos humanos 16 puntos, y me preocupa mucho que en dos de ellos dice lo siguiente:

" Nadie esta obligado a someterse a la prueba de la detección de anticuerpos, antiVIH, ni declarar que vive con VIH o con SIDA. Si de manera voluntaria decide someterse a la prueba tiene derecho a recibir antes y después de la misma, información suficiente y que los resultados sean manejados en forma confidencial".

El otro punto dice: "La aplicación de la prueba no será considerada requisito para recibir atención médica, obtener empleo, contraer matrimonio, formar parte de instituciones educativas o tener acceso a estos servicios".

Yo quisiera darle la importancia a estos dos puntos y que se pudiera considerar a futuro, ya que con esto no podríamos tener un control de la incidencia del SIDA y además seguiría la contaminación indiscriminada.

Finalmente, por todo lo anterior, le pregunto, señor Secretario: En estos 73 días de gobierno restantes ¿qué compromisos y convenios podría dejar pactados la Secretaría a su cargo, Conasida, la SEP y los medios masivos de comunicación para que la educación a la salud nacional tenga el campo necesario para el cambio trascendental que México reclama?

Se ha mencionado en repetidas veces que la epidemia en México se ha estabilizado ¿por qué de tal aseveración?

Finalmente, señor Secretario ¿cuál es el costo aproximado por año del tratamiento con medicamento antiretrovirales y días de hospitalización por paciente?

Exhorto a mis compañeros legisladores para que no escatimemos esfuerzos en el día que tengamos en nuestras manos el Proyecto de Egresos y poder destinar mayores recursos para este problema, sobre todo del SIDA, ya que como debemos de recordar que una sociedad sana es una sociedad productiva. Muchas gracias.

La Presidenta:

Muchas gracias, señor diputado.

Tiene la palabra el señor Secretario para sus respuestas.

El Secretario José Antonio González Fernández:

Muchas gracias, señora diputada. Muchas gracias, señor diputado Eduardo Abraham Leines Barrera. Usted se refirió una vez más como lo dijo, al SIDA, un tema mayor sin lugar a dudas en la preocupación de la Secretaría de Salud y que he procurado hacer diversas referencias a lo largo de esta comparecencia.

La diputada del PRD me hacía notar que me había preguntado en su momento cómo pudiéramos evitar la transmisión o políticas en materia del SIDA y no solamente números en relación a la baja o control que se tiene de la infección y yo quisiera decirle, si me permite usted, diputado, y aprovechando la pregunta de la diputada Norma Reyes Terán, de algunas acciones específicas de campañas que hay para que se evite la transmisión del SIDA y que queremos instrumentar e implementar.

Una de ellas que ya empezó, que es la campaña entre jóvenes y que se ha dado desde hace tiempo a fin de evitar la transmisión del SIDA sobre todo en núcleos de población que en su momento son muy susceptibles por diferentes razones y que hemos hecho una gran campaña con ellos en diferentes entidades de la República.

Estas medias de promoción de actitudes o prácticas para evitar en su momento la transmisión, pasa por un programa que yo creo que ustedes lo habrán visto a lo largo y a lo ancho de todo el país, que es el programa de Lazo Rojo y que es precisamente un programa para significar el que estamos unidos en la lucha en contra del SIDA.

Hay una campaña entre grupos con mayor riesgo, por distintas razones y en donde estas las estamos haciendo en coordinación con estas agrupaciones a las que yo me refería y que incluso han visto con buenos ojos a fin de que se capacite de una manera más sistemática al personal médico y paramédico, que se consoliden algunos programas estatales y que sin lugar a dudas se sigue enfatizando en el tema del Programa de Sangre Segura.

Decía el diputado Abraham Leines y hacía referencia a cómo ha sido posible que se pueda en todo caso controlar este problema de SIDA y él hablaba de las diferentes formas de transmisión. La sexual que es sin lugar a dudas la más preocupante y que el 85 % más o menos de las infecciones de SIDA se dan por esa razón. Recordaría que en el caso de la transmisión sanguínea, llegó a ser hasta del 12 % de los casos en 1987; pero ustedes seguramente recordarán el cambio de política de la sangre que hubo en nuestro país en ese año en donde se acabó con la venta, digámoslo así, o . en ese año, en donde se acabó con la venta, digámoslo así, o compra de la sangre, porque la transmisión sanguínea pues estaba siendo realmente muy preocupante. Hoy no puede haber donación de sangre si no es solamente pues altruista, voluntaria y con un gran control por parte de las autoridades de Salud.

Y me complace mucho decirles que en esto no tenemos registrado un caso de transmisión sanguínea en sida en el año 2000. El año pasado teníamos registrado, válgase la estadística de un 0.17 comparado con 3.3 de Brasil o 2.2 de Argentina, pero afortunadamente en el año 2000 no tenemos registrado un caso de transmisión sanguínea.

Y finalmente la perinatal, que su tendencia general ha sido estable, y que lamentablemente hoy todavía no podemos decir que hemos tenido ese resulta do, como hubiéramos querido nosotros, en las otras formas de transmisión.

Hay una historia muy clara, del programa nacional que ha habido de este virus, contra el sida, pero hoy México va descendiendo en el número de países que tienen esta infección, México ocupa el 14 lugar en América y el 69 lugar a nivel mundial. Esta epidemia en México, sin lugar a dudas, está catalogada a nivel bajo comparativamente con otros países, en nivel exitoso al haber controlado estos 4,100 casos, que son los que se notifica y en función de eso.

Realmente los cálculos de lo que pudiera significar una persona que tenga es te virus, comparativamente con otros más que no se hayan notificado, no ha sido, digámoslo así una estadística muy contest.

Se calcula en términos generales por la Organización Mundial de la Salud, que por cada persona infectada, hay otras tres o cuatro más, pero son cálculos no probados, que no resisten un análisis finalmente en nuestro país. Porque estos cálculos, lamentablemente están muy por debajo de lo que suceden en otros país, como por ejemplo en el continente africano.

Ciertamente tenemos un programa operativo en todas las entidades de la re pública, y ciertamente pues tenemos realmente un modelo, que si seguimos trabajando con las instituciones, con las organizaciones que digamos no gubernamentales, podríamos tener más éxito.

Yo diría que el gran reto, y en esta revisión a la que usted ha llamado a los diputados y senadores, es analizar realmente el costo de los medicamentos, y en su caso poder otorgarle digámoslo así un cobertura total a las personas con esta infección no aseguradas.

Creo que el costo no sería mayor, aquí escuché alguna cifra de algún distinguido diputado, que usted pedía cuál es el costo que tenemos nosotros registrado.

Nosotros tenemos que el tratamiento anual para una persona hoy en promedio entre las instituciones de Seguridad Social, población no asegurada, es de 170 mil pesos al año. Se daba aquí alguna cifra de 370, 340, creo que es una cifra no correcta, nosotros pudiéramos demostrar que de los 15 mil casos que estamos tratando en México, el costo es de 170 mil pesos.

Que el costo que está teniendo en este momento la Secretaría de Salud para atender a cerca de 1,500 personas infectadas, es de aproximadamente 70 millones de pesos. Hay cálculos de que tenemos 3 mil personas que no están siendo tratadas, y que ése es el reto que significativamente, yo haría un llamado muy respetuoso, y ese sería un compromiso al que yo pudiera atender en las próximas semanas en estos días que nos quedan, para trabajar con las instituciones que agrupan a todas las organizaciones no gubernamentales y priorizar cuáles serían sus preferencias:

1.- Que el abasto en medicamentos del Seguro Social y del ISSSTE fundamentalmente sean muy oportunos y que no sean escasos.

2.- Que se revise la forma de captación de recursos de Fonsida.

3.- Que se revise el Fonsida en función de su ubicación como una sociedad civil dentro de la administración de la UNAM, y que pudiera incluso ventilarse como un fideicomiso público.

Yo creo que todo esto es muy atendible, y si la pregunta se me hiciera expresamente hoy, yo diría que el estado mexicano debe hacer un gran esfuerzo para vencer la cobertura a todas las personas que tienen esta infección. Muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias señor Secretario.

Para hacer uso del derecho de réplica del Partido Revolucionario Institucional, hará uso de la palabra la diputada Ney González Sánchez. Perdón, el diputado Ney González Sánchez. Perdón.

El diputado Ney González Sánchez:

Creo que eso no viene en el paquete básico de salud, el cambio de sexo, señor Secretario.

Muchas gracias, le agradezco a Omar Fayad el haber cedido su turno para que yo pudiera hacer uso de la palabra; se lo aprecio mucho.

Compañeras y compañeros de Legislatura; señor Secretario, distinguidas y distinguidos invitados especiales;

Quiero iniciar haciendo un reconocimiento público al gobierno del Presidente Ernesto Zedillo, y especialmente a las áreas que en el Instituto Mexicano del Seguro Social y en el ISSSTE son responsables de los Programas de Diálisis Ambulatoria; un servicio casi anónimo que sólo conocen aquellas familias que cada mes reciben este servicio de primer mundo, de alta calidad, de alta eficiencia.

Ese compás de espera que representa la diálisis ambulatoria para el paciente y su familia, se presta en las mejores condiciones que la tecnología permite en tanto es posible obtener mediante la donación altruista un trasplante de riñón .

Permítanme ahora, señor Secretario, señoras y señores decir que contando con una legislación medianamente actualizada, habiéndose integrado el Consejo Nacional de Trasplantes, realizadas ya algunas tareas para sensibilizar a la sociedad sobre la donación altruista, es para nuestro país una batalla aún sin ganar, la de la donación y el trasplante de órganos.

A la fecha, según cifras oficiales, aproximadamente 100 mil mexicanos se encuentran en lista de espera de algún órgano o tejido, de los cuales aproximada mente 25 mil son niños o niñas, y cada año México requiere 7 mil corneas, de las que el año pasado se obtuvieron sólo mil 267; se requieren anualmente 5 mil riñones. En 1999 se dispuso de solo mil 234 riñones. También el año anterior se necesitaban 4 mil corazones y se donaron sólo 9 y de 4 mil hígados se realizaron sólo 12 trasplantes en el año.

Los cuerpos médicos relacionados con la donación y los trasplantes de órganos, consideran urgente avanzar con más determinación en las reformas legales, aunque consideran más urgente que se difunda por lo menos el contenido actual de la ley y especialmente las más recientes reformas, ya que se ha llegado al extremo de que algún Procurador de Justicia manifestó que tiene serias dudas de la existencia de la muerte cerebral; doble trabajo para obtener una autorización urgente para disponer de órganos, aparte hay que convencerlo de estos términos.

Nosotros como legisladores nos vemos comprometidos a quitar esos obstáculos estableciendo, como en los países desarrollados, la figura de la afirmativa ficta entratándose del trámite para que se autorice al cuerpo médico de un hospital donante a extraer órganos de un donador cadavérico. Dicha afirmativa ficta,, tiene por objeto que si transcurrido un tiempo prudente, por la materia de que se trata en España vanguardia en esta materia, se consideran quince minutos suficientes. Si no se obtiene respuesta de la autoridad correspondiente, en el caso de Jalisco me decían, podrían andar el Procurador quizá en Chapala y para hallarlo en sábado o domingo, se proceda a desahogar el protocolo de extracción de órganos.

Un donador cadavérico puede beneficiar teóricamente hasta quince personas, eso es en lo teórico; en lo práctico, ayer en el Hospital de Pediatría del Centro Médico de Occidente de Guadalajara del Seguro Social, en donde existen registrados nada más ahí 200 niños en programa de diálisis de los que 40 esperan un donador cadavérico, es decir no hay un familiar que les pueda donar, hoy ese número se reduce de 40, doctor Castellanos Coutiño, a 38, porque ayer pudieron disponer de dos órganos, de dos riñones y además se enviaron a esta ciudad un corazón, un hígado y dos corneas. Lamentablemente una niña que murió ayer en un accidente carretero, le dará una nueva esperanza de vida a seis personas el día de hoy.

Mi esposa y yo, vivimos orgullosamente con solo un riñón cada uno, el otro se lo donamos a nuestra hija. Y en el ánimo más constructivo que sería mi pregunta del día quizá; les pregunto a mis compañeras diputadas, a mis compañeros diputados y a los señores servidores públicos que hoy están presentes ¿quiénes estarían dispuestos cuando ya se nos acabe la vida, a donar sus órganos para salvar otras 15 vidas? Mañana, si el Reglamento lo permite voy a investigarlo, voy a dejar en las curules nuestras un formato que ojalá nos lo pudieran proporcionar, si no aquí lo fotocopio, para que los señores y las señoras diputadas puedan expresar ese acto personalísimo que es el de tomar la determinación de salvar hasta 15 Vidas.

Mi pregunta, mis preguntas señor Secretario González Fernández, es en torno a lo que nos está faltando a los mexicanos siempre tan solidarios en momentos de crisis como lo hemos demostrado en los desastres naturales. Y pregunto: ¿qué se propone realizar el sector salud en los meses que restan de la actual administración en materia de sensibilización social que permita incrementar la cantidad de órganos disponibles y qué se sugiere a las futuras administraciones para alcanzar niveles satisfactorios en la donación altruista?

También pregunto si se dispone de presupuesto e infraestructura para transporte aéreo de órganos o en su caso de los candidatos a transplante.

Y finalmente, si existe alguna coordinación con las autoridades competentes en materia de transporte aéreo, que permita cumplir con los operativos, de extracción y traslado de órganos, considerando que muchos de los aeropuertos del país, tienen operaciones aéreas durante parte del día o durante parte de la noche.

Me disculpo con el grupo de trabajo, me disculpo con quienes hoy nos visitan por haberme excedido en el tiempo y espero que hoy que no le pude dirigir unas palabras al amigo, pero pude cumplir con mi responsabilidad social. Gracias.

La Presidenta:

Gracias señor diputado.

Hemos terminado la segunda y última ronda de preguntas y respuestas y el señor Secretario de Salud, dispone de 10 minutos para cerrar su comparecencia.

El Secretario José Antonio González Fernández:

Muchas gracias señora presidenta; gracias diputadas y diputados, por su presencia, por sus intervenciones; muchas gracias por su forma de tener esta relación muy respetuosa, muy constructiva entre las señoras y los señores legisladores y un Secretario de Estado, del Gabinete del Presidente Ernesto Zedillo.

Yo creo que es muy saludable y que fortifica mucho que pudiéramos tener relaciones de trabajo como la de hoy e incluso yo me atrevería a señalar y enfatizar, lo positivo que es trabajar conjuntamente para un tema en donde todos tenemos mucho que ganar.

Yo creo que no hay diferencias al final de cuentas, entre ustedes, entre el Ejecutivo, en un tema como puede ser tan importante, tan indispensable como es la salud. Podrá haber números distintos; podrá haber cuestionamientos diferentes; podrá haber aseveraciones digámoslo así, cargadas de un sentimiento para priorizar ciertas políticas de estado, ciertas políticas públicas en el tema de salud. Y habrá seguramente necesidad de revisar muchas cuestiones en el tema de salud: el tema de la infraestructura, el tema del número de plazas, de número de trabajadores, de número de médicos, de número de enfermeras. Muchos temas que habrá que analizar en los siguientes años. Pero yo creo que estamos muy claros todos en que este tema es fundamental para que podamos lograr estándares de desarrollo superior en nuestro país.

Creo que un ejercicio como éstos vincula, fortalece, conoce e identifica preocupaciones, señala críticas, hace necesario reflexiones y autocrítica. Pero lo que creo que invita más en un tema como éstos, es crear grupos de trabajo y perdón la sugerencia muy respetuosa para que por áreas, por temas tan vastos que tiene la Secretaría, pudiéramos trabajar más y mejor, cercanamente, para efectos de tener posibilidades de mejores resultados.

Yo creo que todos queremos en México que todos tengamos servicios básicos de salud y estamos hablando de 100 millones de habitantes. Creo que todos queremos que el índice per cápita de gasto inversión en la salud, como aquí hemos dicho, debe de crecer, debe estar siendo superior al que tenemos hoy en día.

Creo que podemos coincidir que si analizamos los números de 1930, 1950 al día de hoy en el tema de salud afortunadamente los resultados están a la vista. Incluso a quienes coincidimos con la política social del Presidente Zedillo y a quienes no coincidimos, hoy en esta Cámara ha quedado muy claro que todos sí consideramos que ha habido mayores gastos y mayores inversiones en el rubro de salud, que se innovaron programas que, con matices o con cambios, es necesario que se continúen e incluso que se propone que haya diferentes formas de organizar al sistema nacional de salud.

Hay temas en los que dimos grandes avances y yo sugeriría que en aquellos temas en los que no pudimos lograr las metas o que se convierten en temas preocupantes o focos rojos, debiéramos enfatizar realmente nuestros esfuerzos.

Qué bueno que innovamos 6 vacunas más para tener el índice más importante de América Latina y esto no es retórica en el tema de salud. Hace 5 años en este país teníamos 16 mil casos de cólera; este año estimamos tener 8; hoy tenemos registrados 2 casos de cólera.

Les decía que afortunadamente hace 10 años y no podemos ser triunfalistas porque el día de hoy puede haber algún problema simplemente que por más control sanitario que tengamos en nuestro país pues por los avances de tengamos en nuestro país, por los avances en comunicación, por la enorme cantidad de personas que pueden estar con una enfermedad y llegan a nuestro país y pueden permear en alguna enfermedad que hemos erradicado, como pudiera ser la poliomielitis. Pero vamos a cumplir 10 años sin polio en México.

Esos son resultados y esos son avances les decía que lamentablemente hoy Canadá, Holanda, con otros países, por no decir Brasil, Argentina y Chile, tiene enorme cantidad de casos, tienen poliomielitis.

Hace 9 años que México no tiene difteria y hoy está totalmente controlada, afortunadamente, en casos que no rebasan el número de 50, el sarampión, en nuestro país.

Yo creo que hemos dado logros, yo creo que hemos dado avances, pero yo creo que es un momento muy interesante iniciándose un nuevo gobierno y terminando un gobierno que desde mi punto de vista y lo digo sin ningún triunfalismo y con el mayor respeto creo que se tuvieron resultados importantes en el tema de salud y creo que se tuvieron, en algunos casos, deficiencias y en otros casos lamentablemente no alcanzamos las metas que hubiéramos querido.

Preocupante el tema de adicciones en nuestro país. Yo creo que estamos a tiempo, pero me parece que ahí debiéramos redoblar esfuerzos. Preocupante que enfermedades que no están erradicadas en nuestro país del todo pudieran en todo caso tener rebrotes y que no tuviéramos la capacidad o la comunicación entre ustedes y nosotros para poder dar resultados eficaces.

Preocupante es que medidas legislativas como las que aquí apuntaba mi buen amigo Ney González no pudiéramos realmente hacerlas efectivas en el tema de trasplantes. Ciertamente hoy tenemos acumulados más de 100 mexicanas y mexicanos que requieren de trasplantes y simplemente en el año 2000 tendremos que acumular más de 20 mil casos que ya en este momento tenemos registrados.

Una ley que sin lugar a dudas puede avanzar la que se modificó, que a lo mejor tendrá que ser revisada pero que yo diría, diputado Ney, que vamos, en el tema de trasplantes, sin ningún triunfalismo, cumpliendo las disposiciones que están en la ley. Hay ciertas cuestiones que se pueden resolver más pronto; otras no. Acabamos de construir finalmente el patronato con mexicanas y mexicanos muy distinguidos que quieren dar lo mejor de ellos para que haya mejores recursos.

Tendremos el centro nacional funcionando el próximo mes de noviembre con grandes instalaciones, con un hospital de referencia de enorme calidad que es el Hospital Juárez. Pero cómo vamos a dar respuesta a esos 5 mil nuevos riñones que se requieren en este año y que en un gran porcentaje cerca del 10% es de niños y entiendo perfectamente bien el tema.

Le agradezco mucho que con esa sensibilidad lo haya tratado.

Los medicamentos. Tenemos que hacer realmente todo lo posible para que se abaraten, para que tengan más calidad y para que los genéricos, si los impulsamos en nuestro país realmente pudieran éstos funcionar.

Yo dejaré el documento que ustedes tienen en su carpeta, que es un documento adicional al discurso que pronuncié o la comparecencia y a las respuestas, porque ahí aparecen varios temas que tenemos que reforzar, en ello está trasplante y muchos a os que me he referido para que la próxima administración pueda, estoy seguro, con el concurso de todos sacar adelante.

Yo quisiera finalmente enfatizar que en el tema de la salud vale la pena no escatimar. Y vale la pena que no haya recortes presupustales. Y vale la pena que todos tengamos una oportunidad de discusión y de acercamiento para fortalecer la capacidad de nuestra nación con el tema de salud.

Creo que el tema presupuestal ha sido muy recurrente por ustedes y yo diría que tienen toda la razón. Se requiere más infraestructura, se requieren más plazas, se requieren más hospitales, se requieren políticas que garanticen el abasto en medicamentos. Se requieren políticas que garanticen el mantenimiento de los centros hospitalarios y la sustitución de equipo. Yo creo que no hay una ciencia que vaya más en la tecnología en su avance que la medicina y lo estamos viendo, y si nos quedamos rezagados el día de mañana puede ser más caro.

Coincido también en que la descentralización no debe verse como una desconcentración, sino realmente dotarle de elementos a los esta dos para que puedan servir mejor, incentivándolos a ellos mismos para que inviertan más. Hay estados hoy que invierten más que la federación en políticas de salud; hay estados que no llegan a un 2 por ciento de su inversión en la salud.

Eso seguramente ustedes lo revisarán con gran detenimiento y ojalá y enfaticemos todos en aquellos rubros en donde lamentablemente por razones diversas, a lo largo de los años, se fueron quedando rezagados o se fueron olvidando, que hoy retomamos y que ya me referí a ellos, como el tema de los enfermos mentales.

Es una Secretaría muy amplia, es una Secretaría muy vasta. Tiene la gran responsabilidad de la prevención y control de enfermedades.

Tiene grandes instituciones adentro. Hacia referencia en la ponencia al Consejo de Salubridad General, que vale la pena revisar, que vale la pena reforzar y cuestionar positivamente porque ha tenido resulta dos en función de lo que se les ha encomendado, pero a la mejor valdría la pena que las diputadas y diputados y senadores puedan revisar su marco normativo y muchas cosas adicionales.

Sin embargo, yo creo que lo más importante en esa revisión presupuestal que harán ustedes y que yo estaré muy dispuesto para dar toda la información de la cobertura que hay en cada entidad federativa, el número de trabajadores, el número de enfermeras o enfermeros, el número de centros de salud, de consultorios, el número de gasto per cápita que se tiene en cada entidad federativa.

Yo creo que en todo eso vale la pena que nos sentemos para plantear, yo creo que México se lo merece, una mayor inversión en el tema de salud. Y en esto pasa también, y aquí se dijo, el salario de los trabajadores. Lo más importante de este sector de cerca de 750 mil trabajadores, son sus trabajadores.

Creo que vale la pena y yo lo decía, la oportunidad que tuve hace 17 años, de hacer un esfuerzo enorme que el gobierno federal tuvo que invertir en aquél entonces y en aquellos precios y a tipos de cambios más de 15 mil millones de pesos para homologar los servicios de salud, para homologar los salarios de los trabajadores, enfermeras, médicos, paramédicos.

Yo creo que vale la pena hacer esa revisión, porque si no tenemos un personal estimulado, actualizado, capacitado, incentivado, nuestros servicios de salud se van a desmejorar.

Creo que se hizo un esfuerzo en los 70 años o en los 100 años que tenemos por mejorar la salud. Hoy estamos a punto de alcanzar mejores estadios. Hoy creo que debemos de sumar esfuerzos todos para que haya más inversión en salud.

Les agradezco muchísimo su trato, su deferencia. Me reitero a sus órdenes y de verdad les digo que me siento muy satisfecho, muy orgulloso de poder ocupar esta cartera que es fundamental para el desarrollo del país.

Muchas gracias a todos ustedes.

(Aplausos)

La Presidenta diputada María Elena Alvarez Bernal:

Señores diputados; señor Secretario de Salud:

La Cámara de Diputados, a través de este grupo de trabajo, ha dedicado esta tarde a cumplir uno de sus ordenamientos que la Constitución le señala: analizar el Informe Presidencial rendido al Congreso de la Unión el 1O. de septiembre. Y esta tarde nos ha tocado analizar uno de los puntos más sensibles para la sociedad: el de la salud esta tarde a cumplir uno de sus ordenamientos que la Constitución le señala: analizar el informe presidencial rendido al Congreso de la Unión el 1° de septiembre. Y esta tarde nos ha tocado analizar uno de los puntos más sensibles para la sociedad, el de la salud.

Hemos contado para cumplir este mandato constitucional al Poder Legislativo, con la valiosa aportación del señor Secretario de Salud, el licenciado José Antonio González Fernández. Se la agradecemos cumplidamente, porque su apertura, su disposición al diálogo será de gran utilidad para cumplir esta misión, sobre todo hacia el futuro, que el Poder Legislativo debe desempeñar. Muchisimas gracias señor Secretario por su presencia y su disposición a este diálogo.

(aplausos)

De conformidad con lo que establece el artículo 7° numeral 5 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, la versión estenográfica de esta reunión será remitida al ciudadano Presidente de la República, para su conocimiento.

Finalmente rogamos a la comisión designada se sirva acompañar al señor Secretario cuando él decida abandonar este recinto y agradecemos a todos ustedes muy cumplidamente la amabilidad de su presencia.

Muy buenas noches.