Comparecencia del Secretario de Energía,
Ernesto Martens Rebolledo, correspondiente al Primer
Informe de Gobierno del Presidente Vicente Fox Quesada

Instalación de la Mesa
Beatriz Elena Paredes Rangel

Presentación
Ernesto Martens Rebolledo

FIJAN LA POSICIÓN GENERAL DE SU GRUPO PARLAMENTARIO, LOS DIPUTADOS:

José Manuel del Río Virgen, Convergencia por la Democracia
José Antonio Calderón Cardoso, Partido Alianza Social
Víctor Antonio García Dávila, Partido del Trabajo
Sara Guadalupe Figueroa Canedo, Partido Verde Ecologista de México
María del Rosario Tapia Medina, Partido de la Revolución Democrática
Juan Camilo Mouriño Terrazo, Partido Acción Nacional
Marco Antonio Dávila Montesinos, Partido Revolucionario Institucional

Para hacer los comentarios que juzgue pertinentes
Ernesto Martens Rebolledo

PRIMER TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Rosa Delia Cota Montaño, Partido del Trabajo
Respuesta: Ernesto Martens Rebolledo
Réplica: Rosa Delia Cota Montaño, Partido del Trabajo

Pregunta: Sara Guadalupe Figueroa Canedo, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: Ernesto Martens Rebolledo
Réplica: Sara Guadalupe Figueroa Canedo, Partido Verde Ecologista de México

Pregunta: Jesús Garibay García, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Ernesto Martens Rebolledo
Réplica: Jesús Garibay García, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Héctor González Reza, Partido Acción Nacional
Respuesta: Ernesto Martens Rebolledo
Réplica: Mauricio Enrique Candiani Galaz, Partido Acción Nacional

Pregunta: Rafael López Hernández, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Ernesto Martens Rebolledo
Réplica: Raúl Efrén Sicilia Salgado, Partido Revolucionario Institucional

SEGUNDO TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Rosa Delia Cota Montaño, Partido del Trabajo
Respuesta: Ernesto Martens Rebolledo

Pregunta: Sara Guadalupe Figueroa Canedo, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: Ernesto Martens Rebolledo
Réplica: María Cristina Moctezuma Lule, Partido Verde Ecologista de México

Pregunta: Alfredo Hernández Raigosa, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Ernesto Martens Rebolledo
Réplica: Alfredo Hernández Raigosa, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Javier Castañeda Pomposo, Partido Acción Nacional
Respuesta: Ernesto Martens Rebolledo
Réplica: Noé Navarrete González, Partido Acción Nacional

Pregunta: Joaquín Gracia Sánchez, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Ernesto Martens Rebolledo
Réplica: Narciso Alberto Amador Leal, Partido Revolucionario Institucional

COMENTARIOS FINALES
Ernesto Martens Rebolledo

MENSAJE INSTITUCIONAL
Beatriz Elena Paredes Rangel








20 DE SEPTIEMBRE DE 2001

COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ENERGIA
INGENIERO ERNESTO MARTENS REBOLLEDO

Presidencia de la diputada Beatriz Elena Paredes Rangel

ANALISIS I INFORME DE GOBIERNO. POLITICA ECONOMICA

La Presidenta:

Se encuentra en el salón de protocolo de esta Cámara de Diputados el ingeniero Ernesto Martens Rebolledo, secretario de Energía, invitado a la sesión de esta fecha en que se llevará a cabo el análisis del I Informe de Gobierno.

Se designa en comisión para que lo reciban e introduzcan a este recinto a los siguientes diputados: Juan Manuel Sepúlveda Fayad, José Ignacio Mendicuti Pavón, Jaime Aceves Pérez, Francisco Ramírez Cabrera, Jesús Garibay García, María Teresa Campoy Ruy Sánchez y Félix Castellanos Hernández.

Le ruego a la comisión cumpla con su cometido.

(La comisión cumple su cometido.)

El acuerdo parlamentario aprobado por esta Asamblea y que norma el procedimiento para el análisis del I Informe de Gobierno en materia de política económica, nos acompaña el ingeniero Ernesto Martens Rebolledo, secretario de Energía.

Ruego atentamente a los señores legisladores se sirvan ocupar sus curules para dar inicio a la comparecencia.

A nuestros amigos legisladores veracruzanos les ruego atentamente ocupen sus curules.

Para dar cumplimiento al punto segundo, numerales 1, 2 y 3 del mencionado acuerdo, se le concede el uso de la palabra al ingeniero Ernesto Martens Rebolledo, hasta por 20 minutos.

Tiene el uso de la palabra señor Secretario.

El secretario de Energía, ingeniero Ernesto Martens Rebolledo:

Con su venia, señora Presidenta:

Quisiera antes de empezar saludar a los parlamentarios latinoamericanos que el día de hoy visitan este recinto y que en lo personal es un orgullo estar frente a ellos.

En el ejercicio de la democracia, el equilibrio entre los poderes y la rendición de cuentas son elementos esenciales para sustentar la actuación del gobierno en la sociedad.

Señora Presidenta de la mesa directiva de la Cámara de Diputados; señoras y señores diputados:

En cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 93 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, comparezco respetuosamente ante esta soberanía, para informar sobre el estado que guarda el sector energético.

Reconocemos la contribución histórica del sector en la vida nacional y sobre todo valoramos el esfuerzo que ha realizado nuestro país para convertir su riqueza en capacidad de progreso a favor de los mexicanos.

Con esta visión el Presidente de la República ha propuesto apuntalar el sector energético, con el fin de convertirlo en el instrumento eficaz para impulsar el crecimiento económico y promover el desarrollo humano.

Nuestro compromiso es claro, nos proponemos construir una política energética con visión integral, consensuada y de largo plazo, acorde con las aspiraciones de la sociedad y con los retos que nos plantea el desarrollo de la nación. Así podremos garantizar el suministro competitivo, suficiente, de alta calidad, económicamente viable y en términos ambientales sustentable al que tienen derecho los mexicanos.

Conscientes de la importancia de avanzar en el diálogo constructivo, presentamos a su consideración el estado actual, así como los retos relevantes del sector energético.

Sector eléctrico.

La inversión física presupuestal autorizada para este año fue de 19 mil 400 millones de pesos. De dicho monto el 82.5% correspondió a la Comisión Federal de Electricidad y el 17.5% a la Compañía de Luz y Fuerza del Centro.

Bajo la modalidad del Pidiregas la inversión asciende a más de 23 mil 500 millones de pesos para el desarrollo de 51 proyectos. Con estos recursos se han erogado más de 68 mil millones de pesos. Sin embargo estas inversiones fueron ejercidas a partir de junio, al entrar en vigor las modificaciones al reglamento de la Ley de Presupuesto, Contabilidad y Gasto Público.

De diciembre del año 2000 a la fecha, se ha incrementado la capacidad nacional instalada en 1 mil 730 megawatts, mediante la entrada en operación de cinco plantas, con una inversión ejercida en el periodo de 3 mil millones de pesos.

En los próximos meses está programado el inicio de operaciones de cinco centrales de generación, para sumar 3 mil 200 megawatts.

Adicionalmente están en proceso de construcción siete centrales que incrementarán en los años subsecuentes la capacidad instalada en 3 mil 800 megawatts.

El sistema eléctrico nacional cuenta con una capacidad de casi 43 mil megawatts, lo que representa un incremento de 4.8% en los últimos 12 meses.

De acuerdo al programa presupuestal, a la fecha se han adjudicado cuatro proyectos, dos más se encuentran en proceso de licitación y seis serán licitados en los próximos meses.

Es pertinente señalar que en el sistema hidroeléctrico las reservas de agua existentes alcanzan poco más de 20 mil millones de metros cúbicos, ello representa sólo el 48% del total del volumen útil de las presas. De no aumentar las lluvias en el sureste en lo que resta del año, el sistema en su conjunto podría verse afectado en el año 2002.

La red de transmisión cuenta con 35 mil 700 kilómetros y están en construcción 13 paquetes de proyectos que incrementarán la extensión de la red en 3 mil kilómetros más.

El horario de verano ha cumplido su objetivo. Tras cinco años de aplicación permitió ahorros equivalentes a un año del consumo del Estado de Chihuahua, evitó la quema de 10 mil millones de barriles de petróleo y en materia ambiental eliminó la emisión de más de 9 mil toneladas de contaminantes.

Durante este año ha evitado el uso de capacidad instalada por un orden de 865 megawatts, ahorro que permite diferir inversiones por más de 6 mil 500 millones de pesos.

Sin embargo, debido a la aplicación del horario de verano al disminuir de siete a cino meses aunado a la escasez de agua, el margen de reserva operativo alcanzó un nivel mínimo crítico menor al 1% en el mes de abril.

El día de hoy, sin embargo, la reserva operativa es de 6% cercano a los niveles de seguridad aceptables para un sistema nacional como el nuestro.

El Gobierno Federal acató el fallo emitido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre el horario de verano, de ahí que corresponde a esta soberanía legislar en la materia. Pueden estar seguros que en todo momento brindaremos los elementos necesarios para facilitar las decisiones.

En esta administración es una prioridad el uso y fomento de fuentes alternativas de energía mediante recursos renovables y ecológicamente sustentables, en este sentido en agosto se inició el primero de cuatro proyectos minihidráulicos con inversión social y privada.

De diciembre de 2000 a la fecha la Comisión Reguladora de Energía ha otorgado 10 permisos de autoabastecimiento y cogeneración, tres más para productores independientes y tres para exportación e importación, adicionando más de 3 mil 100 megawatts con inversiones cercanas a 14 mil millones de pesos.

El año pasado y en apego a las recomendaciones reiteradas por esta soberanía, la empresa alemana CUV auditó a la Central Nucleoeléctrica de Laguna Verde; sus resultados son conocimiento de esta Cámara de Diputados. Nos encontramos atentos y en espera de sus observaciones.

El compromiso del sector eléctrico es ofrecer un mejor servicio a precios competitivos, incrementar la cobertura nacional y transparentar los subsidios. Los rezagos tarifarios se han traducido en incrementos continuos en los subsidios asignados a los consumidores residenciales y agrícolas.

Por lo que respecta a las tarifas a los industriales de alta y mediana atención éstas han disminuido en función de la baja de los precios de combustibles.

En apego a lo dispuesto por esta legislatura, a partir del consumo de julio se inició una prueba piloto en cuatro ciudades a fin de que los subsidios a los usuarios residenciales aparezcan desglosados en los recibos en los próximos meses esta medida será de alcance nacional.

Un compromiso fundamental de esta administración es lograr una mayor cobertura del servicio eléctrico en las poblaciones rurales y las colonias populares. Hemos incorporado a 665 poblados rurales y 558 colonias populares, en beneficio directo de 320 mil personas.

Estamos evaluando aprovechar las ventajas térmicas en las operaciones de refinación y petroquímica de Pemex mediante el desarrollo de proyectos de co generación buscando así incorporar al sistema alrededor de 5 mil megawatts de capacidad, propiciando ahorros importantes en el consumo de gas natural.

Sector de hidrocarburos, durante la presente administración los objetivos de Pemex se orientarán a la búsqueda de los siguientes resultados: incrementar las reservas y la producción de petróleo y gas natural; impulsar y concluir la reconfiguración del sistema de refinación; ampliar la infraestructura para el procesamiento de gas natural; reactivar la petroquímica e instrumentar las mejores tácticas de seguridad industrial y de protección ambiental.

Considerando la inversión física presupuestaria, además de la autorizada para los proyectos Pidiregas e incluyendo el Programa Estratégico de Gas, durante este año Pemex habrá invertido un total de 92 mil 500 millones de pesos, cifra superior en 13.5% a la del año pasado; hasta junio la inversión presupuestal ejercida ha sido de 15 mil 600 millones de pesos y la correspondiente a proyectos Pidiregas asciende a 21 mil 600 millones de pesos.

A esta fecha existe un retraso en relación a lo programado de 27%, fundamentalmente en Pidiregas, ya que al igual que en el sector eléctrico las inversiones fueron ejercidas a partir de junio en apego a las modificaciones de reglamentos citados anteriormente.

En enero del año 2001 las reservas totales de hidrocarburos fueron de 56 mil 100 millones de barriles de petróleo crudo, equivalentes 3.5% inferiores a las del año anterior. En febrero de este año en la región de Cantarell se confirmó un nuevo yacimiento de aceite ligero "sigil", que permitirá incorporar nuevas reservas en el futuro.

En esta administración la producción de petróleo ha sido de 3 millones 140 mil barriles diarios en promedio, cifra 5.1% superior con respecto al mismo periodo el año anterior. La producción de gas natural se ubicó en 4 mil 580 millones de pies cúbicos diarios, 3.1% inferior durante el mismo lapso.

A pesar de que en los últimos cinco años la producción de petróleo ha aumentado, la de crudo ligero y superligero ha disminuido en un 8.1% en el período de referencia. Este sector podría tener que tomar decisiones temporales para complementar la demanda de crudo ligero en el futuro inmediato, lo que afectaría el balance de este hidrocarburo.

Durante el periodo 20012009 se estima que la demanda de gas natural crecerá a una tasa anual de 10.3%, mientras que la oferta al 7.3%. Tan sólo la demanda del sector eléctrico por gas, aumentará una tasa anual del 15.5% en el periodo, lo que podría representar un crecimiento en las importaciones de más de 1 mil 400 millones de pies cúbicos diarios.

De persistir e incrementarse esta tendencia deficitaria, la problemática de gas natural podría convertirse en un tema de seguridad nacional. En este sentido, la inversión requerida para cubrir este déficit será de más de 200 mil millones de pesos adicionales a los 290 mil millones de pesos que Pemex deberá asignar.

A partir del segundo semestre del año 2000, el precio de referencia de gas natural alcanzó un máximo histórico de 9.57 dólares por millón de VTU. Para proteger a la planta productiva y a petición de los industriales, se ofrecieron contratos de venta de gas natural a tres años con un precio de referencia fijo de cuatro dólares por millón de VTU.

El Presidente de la República ha manifestado su preocupación por el gran incremento de precios en el mercado de gas LP y su inestabilidad que afecta a la economía familiar. Para propiciar el orden en este mercado, el Ejecutivo Federal decretó la fijación del precio de venta al consumidor final, hasta agosto del próximo año, tiempo durante el cual se llevará a cabo la revisión de la regulación y las normas.

La distribución de gas LP representa una compleja problemática particularmente en los centros urbanos. Las secretarías de Economía y de Energía trabajan conjuntamente con las empresas distribuidoras para la instrumentación de acciones para su solución. Bajo este orden de ideas informamos que se verificaron 625 plantas y 1 mil 25 instalaciones de capturación; se clausuraron 66 instalaciones; se iniciaron 232 procedimientos de sanción por violación a convenios de intercambio de recipientes portátiles y 1 mil 540 por incumplimiento al reglamento del gas LP; se aplicaron multas por 9 millones de pesos.

La reconfiguración de las refinerías continúa para modernizar a la industria, aumentar la rentabilidad y reemplazar la producción de combustóleo por productos de mayor valor agregado, tales como gasolina y diesel. Las refinerías estarán en posición para precisar una mayor proporción de crudo en el futuro.

En Salamanca y Tula, dicho programa se desarrolla de acuerdo con lo previsto, mientras que las refinerías de Madero presentan un avance del 87%. En la refinería de Cadereyta, Pemex está reprogramando los trabajos para acelerar la terminación de la coquizadora, el oleoducto y las pruebas de operación de las plantas.

La reconfiguración en Minatitlán será licitada el próximo año, pudiendo entrar en operación en el año 2006. La producción de petrolíferos se ubicó en 1 mil millones 556 mil barriles diarios entre diciembre y agosto. Este cambio representó una disminución de 1.4% con respecto al mismo periodo del año anterior.

El retraso en los proyectos ha provocado un crecimiento en las importaciones de petrolíferos, alcanzando 110 mil barriles diarios en el mismo periodo, lo que representa un incremento del 22%.

Las exportaciones alcanzaron un volumen de 97 mil barriles diarios, es decir, un descenso de 21% como resultado de una mayor demanda interna. La producción de petroquímicos en el lapso diciembreagosto fue de 10 millones 300 mil toneladas, volumen inferior en 9.3% respecto al mismo periodo del año anterior .

La Secretaría y Pemex están implementando esquemas para impulsar su reactivación lo más pronto posible.

La estabilidad del mercado petrolero internacional ha sido una prioridad para ello. Hemos seguido una estrategia de búsqueda de consensos entre los principales productores y diálogo con los consumidores a fin de alcanzar un sano equilibrio que se refleje en un mercado ordenado; esta estrategia ha permitido cumplir con la meta establecida para esta soberanía.

En materia de seguridad y protección ambiental Pemex ha logrado importantes avances, a pesar de las limitaciones presupuestales.

En el primer semestre de este año los índices de frecuencia y gravedad de accidentes se redujeron de manera considerable, las emisiones totales a la atmósfera disminuyeron en 16%, mientras que la descarga total de contaminantes al agua permaneció de entre los parámetros de normatividad aplicable.

En función de los recientes acontecimientos de los Estados Unidos de América que todos lamentamos, hemos reforzado las medidas de seguridad en todas las instalaciones estratégicas del sector.

Política energética.

Los retos en materia energética son una realidad innegable y de grandes proporciones. Durante los próximos 10 años nuestro país habrá de invertir más de 150 mil millones de pesos al año para responder al crecimiento de la demanda de los bienes y servicios del sector, mientras que las necesidades aumentan nuestras empresas carecen de recursos suficientes para invertir, dependen anualmente del presupuesto y sostienen un régimen fiscal que debilita su patrimonio.

México tiene los recursos naturales, pero hemos ido agotando la capacidad económica de nuestras empresas para explotarlos y convertirlos en bienestar.

Conducir una política energética de Estado es ver hacia el futuro y construir soluciones hacia el presente, respetando principios en los que creemos los mexicanos y que ha reiterado el Presidente de la República.

Reafirmamos la soberanía energética de México, nuestros recursos no son ni serán objetos de negociación. Reafirmamos que las empresas públicas son de los mexicanos, Pemex, CFE y Luz y Fuerza no serán privatizados ni se afectarán los legítimos derechos de los trabajadores, ellos son el más valioso activo de nuestras instituciones.

Gracias, por su contribución a México.

Es necesario, igualmente, fortalecer la rectoría del Estado para asegurar que los mexicanos tengamos acceso pleno a insumos energéticos, nuestro compromiso es dar a la nación cuentas claras sobre sus recursos y para ello hemos hecho clara la situación financiera de las empresas en forma de información pública.

Para favorecer el desarrollo de las empresas acorde con el espíritu de la Ley de Entidades Paraestatales, buscamos devolverle su autonomía de gestión.

Es necesario instrumentar cambios en el régimen fiscal de las empresas públicas del sector, pretendemos frenar su deterioro patrimonial, asegurándoles recursos suficientes y garantizando al Estado finanzas públicas sanas.

Actualmente se encuentra en estudios alternativos para financiar a las empresas públicas a través del sistema de pensiones mexicano, que al ser ahorro de largo plazo podría convertirse en el pilar del desarrollo energético.

Debemos ser claros, la modernización integral de las empresas no será solución única ni suficiente para afrontar la falta de inversiones en el sector.

Requerimos complementar a la inversión pública con inversión privada y social bajo nuevas formas institucionales.

En esta dirección deberemos fortalecer las instancias de regulación para garantizar observancia de la ley y otorgar seguridad pública y transparencia a los participantes.

La política de desarrollo tecnológico tendrá una nueva disposición de importancia, con programas, recursos y metas cuantificables incentivando el uso de fuentes de energía renovables y limpios.

Señoras y señores diputados: autonomía de gestión, un nuevo régimen fiscal incorporar nuevos esquemas de financiamiento, complementar la inversión pública con la inversión social y privada y fortalecer el marco regulatorio son elementos fundamentales sobre los que se deben manejar conjuntamente y sobre los que tenemos que avanzar.

Hoy los retos que enfrentamos nos obligan a definir propuestas y a buscar consensos viables de política pública.

Reiteramos aquí nuestra disposición a construir juntos la modernización energética que México necesita y la sociedad demanda.

Muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias, señor Secretario.

Agradecemos a los distinguidos integrantes del parlamento latinoamericano su presencia y este pleno les ruega transmitan a nuestros pueblos hermanos de América Latina y el Caribe la solidaridad y el aprecio del pueblo de México.

Pueden retirarse cuando así lo deseen.

Están inscritos para fijar la posición de sus partidos y de sus grupos parlamentarios, los siguientes diputados:

Hasta por cuatro minutos, el diputado José Manuel del Río Virgen y el diputado José Antonio Calderón Cardoso.

Hasta por 10 minutos, los diputados: Víctor Antonio García Dávila, Sara Guadalupe Figueroa Canedo, Rosario Tapia Medina, Juan Camilo Mouriño Terrazas y Marco Antonio Dávila Montesinos.

En tal virtud, se concede el uso de la palabra, hasta por cuatro minutos, por Convergencia por la Democracia, al diputado José Manuel del Río Virgen.

El diputado José Manuel del Río Virgen:

Con su permiso, señora Presidenta; honorable Asamblea, bienvenido ingeniero Ernesto Martens, secretario de Energía:

Señor Secretario, por tiempo, sólo trataré un tema, pero seguiremos acudiendo a las reuniones con usted para poder resolver dudas y corregir rumbos, señor Secretario. Muchas gracias.

Señor Secretario: los recursos petroleros son recursos de la nación, no son recursos del gobierno ni de Pemex. Los dueños de los recursos petroleros son los mexicanos, por lo que la renta petrolera debe ser reinvertida en proyecto que los beneficien. No estamos de acuerdo con entregar estos recursos a inversionistas extranjeros, como se tenía planeado en el denominado Programa de Condominios Petroleros, mediante el cual se intentaba disimular el objetivo verdadero, que es vender Pemex a las compañías petroleras extranjeras. Mediante este proyecto se pretendía una privatización gradual, primero mediante la bursatilización de las acciones de Pemex y luego con la modificación de su régimen fiscal.

Nuestra posición, compañeras y compañeros, es porque se respete la soberanía de la nación sobre el suelo, el subsuelo, sobre los recursos naturales y el espacio aéreo. Las finanzas del sector energético tienen en el contexto actual del país una trascendental importancia, ya que de la producción que en él se genera se obtienen recursos que impactan el ingreso fiscal en significativos porcentajes, que se traducen en acciones de gobierno en beneficio del pueblo de México.

Es imperativo por lo tanto que se invierta, que se invierta en la instalación de nuevas refinerías y en la adecuación de las que ya existen. Es necesario impedir la política de sobreexplotación de los yacimientos para satisfacer los requerimientos extranjeros. Se debe impulsar una política energética nacionalista y racional que permita preservar la soberanía, propicie la elevación de reservas y fuentes convencionales de energía, para asegurar el desarrollo económico y social y permita la regeneración del medio ambiente.

Señor Secretario: se debe realizar una profunda reforma a la empresa, con objeto de modernizar y hacer eficiente una administración caracterizada por la corrupción. Solamente habría que recordar el caso del ex contralor, en donde ustedes tomaron una decisión me parece aceptada. La ineptitud y los privilegios para una elite burócrata y un sistema de complicidades que se produce entre los altos funcionarios y los contratistas, en detrimento de la nación.

Mi pregunta, señor Secretario: mi pregunta va sobre la asociación que tiene Petróleos Mexicanos con Salvador Martínez Garza y Jorge Lankenau, respecto a la Compañía Mexicana de Lubricantes conocida como Mex Lub. Esta es una empresa quebrada, una empresa que le ha hecho perder al país miles de millones de dólares y que la Comisión Federal de Competencia, el 15 de agosto pasado, la decretó monopolio.

Con todos los riesgos económicos que estos tiene, le agradezco mucho sus respuestas, señor Secretario.

Muchas gracias, compañeras y compañeros.

La Presidenta:

Gracias.

ASISTENCIA (II)

La Presidenta:

Antes de proceder a dar el uso de la palabra al diputado Calderón, le ruego a la Secretaría cierre el registro de asistencia.

El secretario Rodolfo Dorador Pérez Gavilán:

Se informa a la Presidencia, que hasta el momento el sistema registra la asistencia de 438 diputados.

Ciérrese el sistema electrónico.

El diputado Mauricio Enrique Candiani Galaz (desde su curul):

Señora Presidenta.

La Presidenta:

¿Diputado Candiani?

El diputado Mauricio Enrique Candiani Galaz (desde su curul):

Para que me deje pasar lista, nada más, por favor.

La Presidenta:

Incorporen al diputado Candiani, por favor.

ANALISIS I INFORME DE GOBIERNO. POLITICA ECONOMICA (II)

La Presidenta:

Tiene el uso de la palabra, hasta por cuatro minutos, el diputado José Antonio Calderón Cardoso, del Partido Alianza Social.

El diputado José Antonio Calderón Cardoso:

Gracias señora Presidenta; ingeniero Ernesto Martens, secretario de Energía; compañeras y compañeros diputados:

Pocos temas, sin duda, concitan a la vez complejidad técnica, importancia estratégica, requerimientos presupuestales y sobre todo cuestiones de soberanía nacional.

Al presente debate, hay que abonarle prudencia y objetividad por sobre las exageraciones que nos aparten del objetivo central.

Los sectores energético y eléctrico, ambos estratégicos han sido históricamente nobles con México, pero han sido explotados con agresividad, lo que los tiene al día de hoy al borde del posible colapso.

La política energética debe encontrar el punto medio en donde la inversión nacional o extranjera y la regulación estatal, se unan en busca de beneficios mutuos y en donde la soberanía nacional sea la antesala de todo consenso nacional.

Se debe reconciliar la pugna ideológica entre lo que sea más conveniente. El Estado no debe perder la rectoría sobre el sector, pero debe tener también la posibilidad de permitir que se inyecten recursos que garanticen inversiones en infraestructura en beneficio del consumidor final.

En relación a Pemex, a pesar de ocupar el séptimo lugar en el mundo en materia de reservas probadas de crudo y condensados y operar con costos relativamente bajos, es una empresa con crisis financiera que requiere una inversión de 33 mil millones de dólares en exploración y producción de crudo y gas, con el fin de mantener sus exportaciones en el corto y aumentarlas en el mediano y largo plazos, así como para mantener su rendimiento de operación actual.

Pemex representa el 37% del erario público, por lo que su viabilidad es fundamental para el desarrollo nacional. Pero que quede claro, la solución para convertir a Pemex en una empresa competitiva y eficiente, no es privatizándola y entregándola a las empresas trasnacionales, sino modificar su régimen fiscal para que sea capaz de reinvertir sus utilidades, aumentar su patrimonio y capital que sea aplicado en su propio desarrollo.

Por lo que toca al sector eléctrico, al día de hoy se cubre el 95% de la demanda interna de electricidad y una de las preocupaciones nacionales con relación a este sector, es el hecho de que existe la posibilidad del desabasto de energía eléctrica en los próximos años, debido a la falta de inversiones.

Asegurar recursos en la infraestructura eléctrica es de vital importancia para el desarrollo nacional.

En resumen ni repetir los errores del pasado, pero tampoco utilizar como pretexto esos errores para impulsar desde el gobierno una apertura casi total a la inversión privada en refinación, petroquímica básica y producción de gas no asociada al petróleo, así como en electricidad, ya que esa propuesta de reforma energética no tendría ninguna viabilidad política.

Por último, señor Secretario, Alianza Social se permitirá formular algunas preguntas: ¿hasta cuándo se dará a Pemex la capacidad de ser una empresa competitiva a nivel internacional, liberándola de su excesiva e histórica carga fiscal? ¿Está dispuesta la Secretaría a su cargo, de enfrentar, si fuera necesario la Secretaría de Hacienda sobre el particular? ¿Hasta cuándo las políticas hacendarías y económicas darán al sector eléctrico la capacidad de pasar a las acciones en busca del bien nacional? Independientemente de que se apruebe o no por el Congreso la apertura al capital privado en el sector energético y eléctrico, aunado a posibles reformas en la nueva hacienda pública distributiva, ¿el Gobierno Federal tiene un plan emergente para desarrollar esos sectores?

La Presidenta:

Señor diputado, se ha agotado su tiempo, favor de concluir.

El diputado José Antonio Calderón Cardoso:

Muchas gracias, un segundo solamente, si me lo autoriza, señora Presidenta.

La Presidenta:

Adelante.

El diputado José Antonio Calderón Cardoso:

¿Tiene, por último, señor Secretario, un balance del impacto que los sucesos norteamericanos tendrán en el sector petrolero?

Por sus respuestas, muchas gracias.

Presidencia de la diputada María Elena Alvarez Bernal

La Presidenta:

Gracias, señor diputado.

Tiene la palabra el diputado Víctor Antonio García Dávila, del grupo parlamentario del Partido del Trabajo, hasta por 10 minutos.

El diputado Víctor Antonio García Dávila:

Con el permiso de la Presidencia; compañeras y compañeros diputados; señor secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Para el grupo parlamentario del Partido del Trabajo y para el pueblo de México, el sector energético es un elemento estratégico de gran relevancia para la economía de nuestro país. No solamente por lo que en sí mismo representa, sino también por los insumos que proporciona al aparato reproductivo, quién sabe por cuánto tiempo más, dada la amplia participación de los ingresos petroleros en el presupuesto federal, que han mermado de manera notable su capacidad de capitalización.

La importancia de los hidrocarburos y la generación y distribución de electricidad constituyen dos actividades que el Estado hasta ahora ha salvaguardado, a pesar de los intentos por privatizarlos en distintos momentos por los gobiernos en turno, por tratarse de actividades estratégicas y delimitadas por el Estado, que se encuentren contenidos en los artículos 27 y 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos desde hace ya varios años, no han cesado los intentos por modificar el texto de dichos artículos constitucionales.

Por tanto el Ejecutivo Federal tiene la obligación de resguardar los intereses desde una óptica nacionalista y no pretender administrar este sector con criterios puramente empresariales para el beneficio exclusivo de inversionistas nacionales y extranjeros, en detrimento de los recursos naturales no renovables del país. Por esa razón nos resulta altamente preocupante que el Gobierno actual, a través de usted, señor Secretario y su equipo, insistan en una política que ha sido rechazada abiertamente por el pueblo de México.

Cuando el presidente Zedillo envió la iniciativa de ley para privatizar la industria eléctrica en febrero de 1999, los obreros, campesinos, jóvenes, empleados y sectores de la clase media y popular se movilizaron a todo lo largo y ancho del país para impedir que este bastión de la economía nacional fuera privatizado. Las razones, contra lo que pudiera creerse, no estaban fundadas en la rancia concepción del nacionalismo revolucionario como lo propalaron los personeros del grupo zedillista.

La preservación y defensa de nuestros recursos energéticos obedecía a hechos más recientes de la gestión del Ejecutivo Federal en materia de privatización.

México en el plano mundial ha tenido uno de los más sonados fracasos en el proceso de desincorporación de las empresas públicas.

El pueblo es sensible y perceptivo cuando se trata de conculcar los bienes de la nación. No han sido en balde los sacrificios que la población mexicana ha hecho para pagar los altos costos de una política que ha atentado contra el patrimonio del país. La torpeza, la ambición y el contubernio entre los grandes empresarios y la élite política no ha pasado desapercibida en una ciudadanía que está cada vez más atenta a las acciones del Gobierno.

El pueblo no es tonto ni ignorante y no se aferra al pasado, sino que está bien plantado en el presente y mira claramente hacia el porvenir.

Estamos de acuerdo en que la globalización de los últimos años nos obliga a modernizar y a eficientar el funcionamiento de los organismos paraestatales, al Gobierno y a la sociedad toda en su conjunto; pero esto, señor Secretario, debe realizarse con un alto sentido republicano y buscando un equilibrio en el que prevalezca la equidad y el interés público. Nada más contrario a estos propósitos cuando los primeros meses de este año el presidente Fox propuso a destacados empresarios para integrar el Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos y sus empresas subsidiarias. Al respecto todavía nos seguimos preguntando: ¿cuál fue su opinión, señor Martens, cuando usted mismo, suponemos, sabía que dicho Consejo de Administración debía integrarse con funcionarios públicos, especialistas en materia de hidrocarburos y no de cualquier tipo de empresario?

Lo tenemos claro, administrar una empresa no es lo mismo que dirigir un país o una empresa pública y menos cuando se presentan conflictos de intereses, como ocurrió en dicho caso, por el contrario, el sector energético requiere de políticas de Estado, que tomen en cuenta el papel estratégico del sector, considerando las necesidades de la industria y el transporte, pero sin menoscabo de los consumidores finales, es decir, la población en su conjunto.

Pero para cumplir este fin se requiere también que, tanto Pemex como la Comisión Federal de Electricidad y el propio Gobierno Federal, plantee responsablemente la reestructuración financiera de su respectivas entidades.

Pemex y sus empresas subsidiarias, deben dejar de ser la principal fuente de ingresos del sector público. La Comisión Federal de Electricidad no puede seguir financiando sus proyectos productivos a través de los Pidiregas, que más temprano que tarde se convierten en deuda pública.

En el Presupuesto de Egresos de los últimos sexenios, el gasto público dedicado a modernizar la planta productiva en Pemex y la Comisión Federal de Electricidad ha disminuido drásticamente las inversiones, según información oficial que se requieren en el ramo energético durante el periodo que va del año 2000 al 2009, alcanzan un monto de 139 millones de dólares, esta cifra es equivalente al monto del presupuesto del Gobierno Federal para este año.

Es evidente que una suma de esa magnitud en las condiciones actuales de ambas empresas, es utópico poder alcanzarla. Por eso el régimen fiscal al que está sujeto Pemex, debe ser modificado drásticamente, ya que es ésa la causa fundamental por la que se ha dejado de invertir.

Esta situación ha permanecido de hace largo tiempo y por lo que se aprecia la nueva administración pública no da visos de cambio.

Además en materia de generación de energía eléctrica, se insiste en aplicar políticas, que en otras naciones han fracasado. La industria privada en el ramo eléctrico en el mundo, ha tenido experiencias fallidas, no sólo en Argentina o en Inglaterra, sino incluso en la nación que reivindica la libre empresa, como es el caso de los Estados Unidos de América, donde se han presentado severas crisis en el suministro de electricidad, particularmente en el Estado de California.

Por otra parte, los Pidiregas, han mostrado ser un mecanismo que presiona fuertemente las finanzas públicas, porque en los hechos se integran a la deuda pública interna. ¿Hasta cuándo, señor Secretario, se seguirá permitiendo el desarrollo de proyectos eléctricos a través de los Pidiregas, que por cierto, se sustentan en un marco inconstitucional, gestado en la era del PRI, cuando la palabra del Presidente de la República, era ley en el Congreso de la Unión?

¿Cómo explicamos que si la Comisión Federal de Electricidad es una entidad rentable, por qué se ha insistido en la participación de inversión de particulares en los campos que cumple la propia paraestatal, cuál es el plan del actual Gobierno, para permitir la participación de inversión privada en la generación y distribución de energía eléctrica o en otras áreas de Pemex, sin modificar la Constitución, logrando al mismo tiempo, disminución de tarifas para los usuarios?

Por lo anteriormente expuesto, en el grupo parlamentario del Partido del Trabajo, consideramos que la dependencia a su cargo, tiene la enorme exigencia de dar pasos firmes, para modificar radicalmente la filosofía que se tiene en materia de energía, lo que hoy implica dejar de lado la política seguida hasta el día de hoy.

Necesitamos hacer un esfuerzo de creatividad e imaginación, para encontrar opciones viables, que dentro del marco jurídico actual nos permitan, garantizar el suministro de energía para la actual generación y para las venideras.

Tenemos que preservar nuestros recursos no renovables, para ello debemos de incursionar en el empleo de fuentes alternas de energía sustentables, que contribuyan a mejorar nuestro deteriorado medio ambiente.

Señor Secretario, le hacemos un respetuoso exhorto, para que por el bien de la República, las acciones de la Secretaría de Energía, en la salvaguarda de los recursos energéticos del país.

Todo es cuestión de voluntad política y de amor a México, lo cual esperamos aflore muy pronto, para ser consecuente con su promesa de servir al país o que la sociedad se lo demande. Es cuanto.

La Presidenta:

Gracias, señor diputado.

Tiene la palabra la diputada Sara Guadalupe Figueroa Canedo del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, hasta por 10 minutos.

La diputada Sara Guadalupe Figueroa Canedo:

Con el permiso de la Presidencia; compañeras y compañeros legisladores; secretario Ernesto Martens Rebolledo; señoras y señores:

La energía es fundamental para el desarrollo social y económico de la humanidad. Las decisiones y estrategias que se tomen hoy determinarán nuestra forma de vida y la clase de mundo que legaremos a las generaciones futuras.

Los nuevos desafíos en materia energética que enfrentan todos los países, han llevado a la Unión Europea a impulsar una política en este rubro para garantizar la seguridad de abastecimiento energético a un precio asequible que todos los consumidores, respetando al mismo tiempo el medio ambiente y el desarrollo sostenible, manteniendo la competitividad del mercado europeo en este sector.

No es desconocido por nadie que México es un país rico en términos de bienes de energía primaria, ya que cuenta con recursos renovables y no renovables como los hidrocarburos, la hidroenergía, la biomasa, la energía eólica y la solar. En el caso de los hidrocarburos, el nivel de reservas de petróleo y gas natural, lo natural, lo colocan respectivamente en el octavo y decimocuerto lugar a nivel internacional con horizonte de vida de más de 40 años a ritmos actuales de producción.

El portafolio de consumo y producción energética, actualmente corresponde sólo a la dotación de hidrocarburos; pero falta mucho para desarrollar el potencial de fuentes alternas de energía como las renovables que no ocasionan daños al medio ambiente.

El sector de la energía en México, es el principal consumidor de los mismos bienes que produce, pues en los procesos de explotación y transformación de energía primaria, secundaria se requiere de los combustibles. A lo largo de los años noventa, el consumo del sector que incluye a la generación eléctrica osciló alrededor del 31%, mientras que el resto correspondió a los demás sectores de la economía, principalmente el transporte y la industria.

Desafortunadamente, la quema de combustibles fósiles ocasiona daños sobre el medio ambiente que se reflejan en problemas de contaminación global y local del aire, contaminación de suelos y agua. Esta condición le otorga al tema del uso de combustibles un orden prioritario en la agenda nacional sobre el medio ambiente y particularmente al tema del sector energético, así como al subsector eléctrico, pues es éste el principal consumidor de combustibles.

Hoy día se discuten a nivel nacional dos temas de gran trascendencia, tanto en términos económicos como ambientales: la reforma fiscal y la reforma al sector eléctrico. Sin embargo, ninguno de los dos ha incorporado aún el componente de sustentabilidad y preservación del medio ambiente ni ha visto a éste como una ventana de oportunidad para incrementar la recaudación del Gobierno Federal y eliminar las distorsiones en el uso de recursos escasos como la energía y el agua. La protección al medio ambiente puede llegar a ser un instrumento eficaz y eficiente en las políticas públicas.

En el caso específico de la reforma al sector eléctrico, son varios los temas que deben analizarse en torno a los recursos con que cuenta el sector para su crecimiento, tales como el tratamiento fiscal de las empresas administradoras, los precios de los combustibles que emplean para producir electricidad, las tarifas eléctricas por tipos de usuarios, región, estación del año y horario de consumo; los subsidios por tipo de usuario, así como los requerimientos de inversión principalmente en generación.

En este sentido, la reforma fiscal y la reforma eléctrica deben verse como una ventana de oportunidades para alinear mercados distorsionados, incrementar la recaudación y disminuir el crecimiento de la emisión de contaminantes al medio ambiente.

El Plan Nacional de Desarrollo 20012006, pretende convertir el sector energético en un instrumento eficaz para impulsar el desarrollo económico, promover el desarrollo social y garantizar en el largo plazo, el desarrollo sustentable.

Actualmente es necesario un cambio en nuestra forma de vida; es evidente que no se puede continuar por el tránsito seguido hasta ahora. No se puede seguir utilizando los combustibles fósiles al mismo ritmo de consumo actual, ya que antes o después se agotarán y su uso incontrolado tendrá efectos catastróficos sobre el entorno que nos rodea.

Por lo tanto, es necesario utilizar fuentes alternativas para satisfacer la cada vez más grande demanda energética, de forma que suponga el mínimo impacto sobre el medio ambiente y para ello es preciso contar con toda la gama de opciones posibles.

En ese sentido la propuesta que los diputados del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México hacemos y que tendrá efectos a corto, mediano y largo plazos, además de reducir las necesidades energéticas actuales mediante un uso más eficiente, es desarrollar las fuentes de energía limpias sostenibles que en el pasado han sido dejadas de lado en las inversiones para la investigación, porque la atención se concentró principalmente en la energía hidroeléctrica, térmica y nuclear.

Se sabe en todo el mundo que es necesaria la energía para las actividades humanas y nadie lo duda, pero no debemos confundir desarrollo regional con el desarrollo de los Estados Unidos de América, socio nuestro que ya tiene la demanda energética superior a la que puede producir y además exige la urgente construcción de todas las posibles generadoras de electricidad para saciar su hambre de crecimiento.

Es muy claro que la energía que producirá por ejemplo Baja California, estaría destinada al mercado norteamericano debido a que no hay otro demandante en la región capaz de absorber semejante cantidad de energía. Por eso, al tratar de construir plantas en este Estado, se están violando los ordenamientos locales y presionando a la subsecretaría de gestión, para la protección ambiental de la Semarnap, para que se establezca en territorio bajacaliforniano, estas plantas con sus efectos ambientales como resultado de la producción energética, las cuales traen más desventajas que beneficios en tanto que los efectos en la salud de la población son inmediatos.

Por último, señor Secretario, el desarrollo sostenible nos plantea el reto de proporcionar al mismo tiempo un desarrollo económico, calidad medioambiental e igualdad social. La sostenibilidad se debe entender como un proceso continuo que considera en forma simultánea esos tres aspectos.

En el área de la política energética esto significa un uso racional de las reservas de combustible, la generación de energía a un costo razonable, la utilización racional del suelo y la minimización del impacto sobre el medio ambiente.

Esperemos que realmente se cumpla la promesa del Plan de Desarrollo 20012006 en materia energética, para impulsar el desarrollo económico, promover el desarrollo social, pero sobre todo para garantizar un desarrollo sustentable.

En nuestras siguientes intervenciones, señor Secretario, nos referiremos a temas tan importantes para México y por lo tanto para el grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, como son la central núcleoeléctrica de Laguna Verde, el horario de verano y la comisión para el ahorro de energía.

Muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias, diputada.

Tiene la palabra la señora diputada Rosario Tapia Medina, diputado Sotelo. Activen el sonido en la curul, por favor.

El diputado David Augusto Sotelo Rosas (desde la curul):

Señora Presidenta:

La comparecencia del Secretario es de capital importancia para esta Cámara. Constantemente los diputados exigimos que los secretarios vengan y comparezcan y tengan un intercambio de impresiones con nosotros los diputados. Yo en este momento observo que probablemente no exista el quorum para escuchar la comparecencia del Secretario y aquí han venido compañeros diputados a exponer sus puntos de vista y lo van a seguir haciendo y yo le solicito muy atentamente si así usted lo dispone y los diputados verifiquemos el quorum.

La Presidenta:

Señor diputado, vamos a hacer en este momento sonar la chicharra y hacer un llamado a los señores diputados para que concurran a esta comparecencia, si le parece, y esperamos que se vayan incorporando y si fuera necesario atenderemos posteriormente a su moción.

Se pide a la Secretaría haga los llamados.

El diputado Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta (desde su curul):

Señora Presidenta, lo que debería ser es que se respete el procedimiento que establece el Reglamento del Gobierno Interior. Lo que usted está proponiendo, si bien es cierto conlleva a que los señores diputados, de donde estén, se presenten al salón de pleno, no es lo que prevé el procedimiento respectivo.

La Presidenta:

Es atribución de la mesa directiva decretar, señalar que el quorum es suficiente. Entonces, le ruego que, de acuerdo a esa normatividad, atendamos la comparecencia y esperemos que sigan concurriendo los señores diputados, según el artículo 37. Concluye la moción.

Tiene la palabra la señora diputada Rosario Tapia Medina, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.

La diputada María del Rosario Tapia Medina:

Con el permiso de la Presidencia; compañeras y compañeros legisladores; señor Secretario:

Ojalá y podamos generar en esta ocasión un diálogo y un debate constructivo entre ambos poderes.

Quiero empezar mencionando lo siguiente: en el informe que nos presenta, señor Secretario, lo primero que salta a la vista es la ausencia de una política energética integral de largo plazo que responda a un proyecto de nación claramente definido y que sea el sustento de la planeación estratégica de nuestras industrias.

Nos informa que en junio de este año se creó la subsecretaría de política energética y desarrollo tecnológico y que su primer gran objetivo es integrar y elaborar una política energética nacional. Pero hoy, en septiembre, aún no está elaborada, lo cual deja claro que Fox cuando era candidato no tenía propuesta de política energética para nuestro país y que no sirvieron para mucho los cinco meses de trabajo del equipo de transición.

Y sin embargo, señor Secretario, a pesar de esta gran ausencia, se nos informa que por parte de la Secretaría se definieron los aspectos principales para la planeación estratégica del sector, que se participó en la elaboración de la presupuestación estratégica 2002 y que se elaboró el programa sectorial de energía 20012006. ¿A qué orientación, rumbo o proyecto de país responden estos documentos? No lo sabemos.

Lo que sí sabemos, señor Secretario, es que desde nuestra perspectiva las cosas siguen igual en nuestro sector energético y que el publicitado cambio no llega, que la falta de esta visión integral a largo plazo de uso racional de nuestros recursos provoca que se siga priorizando la exportación de crudo, trayendo como consecuencia la sobreexplotación de los yacimientos activos, la disminución de nuestras reservas, la mayor inversión presupuestal y financiada para su exploración y producción y, por tanto, la menor inversión para la producción de petrolíferos y petroquímicos que nos obligan a incrementar las importaciones de estos productos, impactando gravemente la balanza comercial de Pemex.

A pesar de que el gas LP es consumido por el 80% de las familias mexicanas, que prácticamente es parte de la canasta básica, no se ha priorizado la inversión para aumentar su producción, teniendo que recurrir a la importación para cubrir la demanda nacional, impactando con ello su precio y, por tanto, los bolsillos de las familias mexicanas.

No hay una visión integral cuando no se modifican los planes de construcción de plantas de generación de electricidad a base de gas natural, cuando no tenemos suficiente gas natural.

Ocupamos el 25 lugar a nivel mundial en las reservas de este recurso. No tenemos grandes reservas probadas. Se dejó de invertir durante los últimos años en su exploración y producción y tenemos que importarlo para cubrir el déficit nacional.

El plan estratégico de gas, señor Secretario, promovido por su administración, tiene siete meses de retraso cuando menos y, sin embargo, a pesar de esta difícil situación, la Sener se mantiene en la posición de continuar con los proyectos de construcción de plantas generadoras de energía eléctrica a base de gas natural que, obvio es decirlo, van a impactar negativamente en el costo de la generación eléctrica.

Si no existe una definición integral sobre el uso racional y diversificado de nuestros energéticos, es obvio que la Sener no contemple y priorice en toda su magnitud el uso de fuentes de energía renovable como alternativa viable para no agotar los no renovables y favorecer la conservación del medio ambiente. Tenemos potencial en energía eólica, geotérmica y solar; lo que no hay es mayor inversión para su desarrollo.

No existe política energética y a esta realidad la Sener agrega otra; no hay dinero para invertir en nuestras industrias y la principal respuesta que nos dan a esta necesidad, repetida hasta el cansancio, subrayada en todos los medios de comunicación y promovida por Fox en todos los foros internacionales como si fuéramos un país en venta, es que urge la participación del capital privado, obviamente extranjero, para salvar las industrias eléctrica y petrolera.

Sin embargo, señor Secretario, en su informe no vemos que se estén tomando medidas urgentes para detener gastos irracionales o cuantiosas erogaciones irregulares que se hacen por ejemplo en Pemex, por mencionar solamente una de nuestras industrias.

En Pemex, por ejemplo, se siguen rentando buque tanques que representan un gasto anual de 48 millones de dólares y flota menor con valor de 15 millones de dólares, en lugar de planear su compra a mediano plazo. Se pagan altos precios a empresas extranjeras por contratos de servicios, en lugar de recurrir al Instituto Mexicano del Petróleo y favorecer el desarrollo tecnológico.

Se permite que Pemex Exploración y Producción no utilice los servicios de la filial ITS como proveedora de equipo extranjero, pagando altos precios por sus compras. Que por cierto, señor Secretario, en su informe no aparece nada sobre ITS. ¿Es filial o ya no lo es? ¿Desapareció o va a seguir existiendo en la clandestinidad como hasta ahora?

Pero lo más grave, compañeras y compañeros, es que se permite por esta administración que se sigan agregando más irregularidades en el proyecto de reconfiguración de la refinería de Cadereyta, las que en su conjunto representan un daño patrimonial a Pemex y a las finanzas públicas. Al grado de que en el informe final de la Auditoría Superior de la Federación se afirma que por los rezagos tenidos y por el incremento de la inversión el proyecto está a punto de dejar de ser rentable.

No hay justificación, señor Secretario, para que usted autorizara la firma del convenio de culminación del contrato con la empresa responsable del proyecto en abril de este año. Nada justifica que con la firma de este convenio se haya avalado y continuado con pagos a la empresa por casi 523 millones de dólares ilegales, de acuerdo a la Auditoría Superior de la Federación y a lo anterior hay que agregar los 90 millones de dólares que Pemex refinación tendrá que erogar para la terminación de la obra, porque el avance del 99% que registró la empresa y que usted lo avala, señor Secretario, consignándolo en su informe, es totalmente falso.

En su informe no se reconoce esta situación y por ello tampoco se plantean correctivos. ¿Quién o quienes son los responsables de este daño patrimonial, señor Secretario? ¿Así está el proceso de reconfiguración de Madero? ¿Así van a desarrollarse los proyectos de Minatitlán y Salina Cruz? Urgen cambios, señor Secretario, y no sólo declaraciones.

Ciertamente nuestras industrias eléctricas y petroleras requieren cambios, reformas. Esto no lo debatimos. Pero para el Partido de la Revolución Democrática toda transformación en nuestro sector energético deberá ser parte de una política energética integral orientada hacia el fortalecimiento de nuestras industrias como propiedad de la nación, que favorezcan y garanticen un desarrollo económico independiente, no sujeto a los caprichos del capital internacional, capaces, sí, de generar mayor riqueza para beneficio de millones de mexicanos y de fortalecer nuestra soberanía, sobre todo en estos momentos de inminente crisis internacional.

Reforma fiscal y real autonomía de gestión, incluso financiera para nuestras empresas; aumento en la calidad del servicio, de la productividad; revisión de costos, precios, tarifas, subsidios etcétera, son propuestas que podremos debatir, pero que obligan primero a definir para qué y para beneficio de quién se plantean estas reformas.

Propuestas de privatización de nuestra riqueza energética, abiertas o encapuchadas atrás de un discurso de apertura a la iniciativa privada, nunca contarán con el voto favorable del PRD.

Transparentemos este debate, señor Secretario, es urgente y necesario que aunque no sea su obligación legal, pero sí moral, entregue a esta Cámara su proyecto de política energética integral y nacional antes de que iniciemos la discusión sobre el presupuesto, para que este cuerpo legislativo decida con toda conciencia sobre la orientación, destino y cantidad de los recursos que requiere el sector.

Es todo.

La Presidenta:

Gracias, señora diputada.

Tiene el uso de la palabra el diputado Juan Camilo Mouriño Terrazo, del grupo parlamentario Partido Acción Nacional, hasta por 10 minutos.

El diputado Juan Camilo Mouriño Terrazo:

Con su permiso, señora Presidenta; señor Ernesto Martens Rebolledo, secretario de Energía; compañeras y compañeros diputados:

La energía es un insumo indispensable de las sociedades modernas, tanto para su vida cotidiana como para todas sus actividades productivas y de servicios.

El nivel de desarrollo de una sociedad puede medirse con diversos indicadores, uno de ellos es, sin duda, el nivel de consumo de energía que ésta alcanza. Como indicador de bienestar social, nos expresa el acceso de la población a estándares de mejor calidad de vida, es por ello que la energía debe estar al alcance de todos los mexicanos.

Para los legisladores de Acción Nacional el Estado no debe perder nunca su visión social y debe esforzarse siempre por hacer llegar insumos energéticos competitivos en calidad y en precio a todos los rincones de nuestro país y a todas las actividades productivas de nuestra economía. Esta debe ser la prioridad del Gobierno en su toma de decisiones y en la aplicación de sus políticas.

En el transcurso de los primeros meses de la actual administración federal, se han presentado problemas de carácter coyuntural, en cuya decisión el Poder Ejecutivo ha mostrado disposición para con responsabilidad atender y resolver cada uno de ellos.

Uno de los temas que más preocupan a las familias mexicanas es el de los precios del gas LP. La decisión de introducir la vigencia de un precio máximo para este combustible, primero por seis meses y después extenderlo por un año más, muestra una sensibilidad que hasta la fecha se encontraba ausente en el diseño y en la aplicación de las políticas públicas.

Algo similar sucedió con relación a los precios del gas natural. La forma en que el precio de este combustible estaba afectando a la planta productiva y por consecuencia el empleo de muchos mexicanos, obligaba a encontrar mecanismos alternativos que diesen certidumbre y estabilidad al mercado interno.

Celebramos el acuerdo alcanzado con los industriales para la solución a este problema.

Reconocemos también la actitud del Ejecutivo y de las autoridades del sector de energía, para atender la recomendación del Poder Legislativo, en el sentido de reconsiderar el nombramiento de los consejeros al Consejo de Administración de Pemex, así como la de adicionar al reglamento de la Ley Orgánica de la Paraestatal, un Comité Consultivo que contribuya a los fines del propio consejo de administración. Es necesario, señor Secretario, que este comité comience a funcionar.

El caso de los precios del diesel marino muestra que no es posible tomar decisiones al margen de las consecuencias que éstas acarrean a los distintos actores económicos. El Gobierno Federal supo escuchar y atender las expresiones de inconformidad que se derivaron de una decisión tomada y supo resolver el problema planteado sin que la solución fuese en demérito de la Hacienda Pública, pero al mismo tiempo sin afectar la actividad pesquera de nuestro país. Esta actitud responsable de las autoridades del sector nos permite esperar con optimismo que de la misma forma se aborden los problemas estructurales que afectan seriamente el sector energético de México, problemas que han impedido que este sector se encuentre a la altura de las circunstancias actuales y que mucho menos pueda afrontar con éxito los retos del futuro inmediato.

Es ampliamente conocida la situación en que se encuentran las principales industrias de este sector. Las graves dificultades financieras derivadas de los regímenes fiscales de las empresas paraestatales, las inversiones insuficientes, los fondos de endeudamiento, las inadecuadas políticas energéticas aplicadas en el pasado etcétera. Tales herencias constituyen un factor que gravita pesadamente sobre el estado en que se encuentra el sector energética lo que configura una agenda que merece una amplia discusión para encaminar el rumbo de este sector y también para evaluar equilibrada y objetivamente lo ejecutado en 10 meses de gestión pública.

Es por ello que Acción Nacional quiere dejar claro aquellas decisiones con las que no estamos de acuerdo y aquellos indicadores que como fracción parlamentaria nos preocupan.

La aplicación del horario de verano no es una decisión irrelevante, su permanencia se ha convertido en un imperativo que permite enfrentar los estrechos márgenes de reserva en la operación del sistema eléctrico nacional y que representa además, importantes ahorros económicos y de emisiones contaminantes para nuestro país.

Por ello, no estamos de acuerdo con la decisión de reducir el periodo de su aplicación los meses de abril y de octubre, esta decisión ha puesto en riesgo las eficiencias del fluido eléctrico para satisfacer los requerimientos de la planta productiva y de la población en general.

Nos preocupan los retrasos en el ejercicio del presupuesto que por concepto de inversión le fue asignado a Pemex, el avance del ejercicio en la inversión física de la paraestatal es de apenas un 40%, lo cual significa que el resto tendrá que ejecutarse en los últimos meses del año.

México y el mundo están viviendo circunstancias económicas que nos obligan a tomar medidas que reactiven el mercado interno, la ejecución de los recursos programados para inversión fija del sector energético puede ser factor importante para dinamizar nuestra economía, el retraso burocrático en su ejecución debe ser materia de discusión para encontrar caminos tendientes a agilizar las decisiones presupuestarias de las empresas paraestatales.

Además de esto, el retraso en las inversiones se ha traducido en el incumplimiento de algunas metas claves para el sector de los hidrocarburos como lo son: el número de pozos perforados, la aplicación del Plan Estratégico de Gas y la modernización de nuestras plantas de refinación.

Este último concepto merece mención aparte. La ampliación y remodelación de la Refinería de Cadereyta debió entrar en operación comercial en julio del año 2000, Pemex no cumplió, a la fecha no están concluidas ni la planta cotizadora ni el oleoducto y sin estas obras no se pueden obtener las metas de producción previstas.

Aún más grave es el hecho de que el presupuesto de inversión inicial fue de 1 mil 168 millones de dólares, para julio de este año la cifra se elevó a 2 mil 160 millones de dólares, debido principalmente a actividades extraordinarias no previstas en el contrato.

Es inadmisible lo sucedido con la reconfiguración de Cadereyta, Pemex debe rendir cuentas claras al Congreso y a todos los mexicanos sobre lo ocurrido, ésta es una oportunidad para que la nueva administración demuestre no estar dispuesta a solapar prácticas del pasado que mucho perjudicaron a las empresas paraestatales y al desarrollo del propio sector.

En materia de hidrocarburos, además de lo ya señalado, nos preocupa la caída en los niveles de reserva tanto del petróleo crudo como del gas natural, nos preocupa también que el volumen de importaciones de todo tipo de petrolíferos siga creciendo para poder cubrir la demanda interna.

Para los legisladores del PAN es necesario cambiar el enfoque, aumentemos la producción de hidrocarburos, así, pero busquemos esquemas que nos permitan al mismo tiempo incrementar la infraestructura y la capacidad de procesamiento de nuestro petróleo.

En materia de energía eléctrica, la situación es igualmente preocupante, el creciente subsidio a las tarifas eléctricas, la necesidad de modernizar parte importante de la infraestructura de la industria, los bajos niveles de reserva y el endeudamiento público vía Pidiregas son todos factores que afectan seriamente la viabilidad de la industria con su estructura actual.

Afrontar y resolver las preocupaciones que a grandes rasgos hemos referido sin duda implica un gran reto a la capacidad de imaginación y de concertación política entre el Poder Ejecutivo y entre todas las fuerzas parlamentarias de esta legislatura.

Es una tarea impostergable la de revisar propositivamente el marco regulatorio actual, entendámonos, todos hemos coincidido, no se trata de privatizar pero tampoco de paralizar, los recursos energéticos como parte del interés colectivo no pueden permanecer como signo de identidad petrificado, pues ello es a costa de la competitividad de la industria y en perjuicio de la generación de empleo y de riqueza en nuestro país.

De esta suerte, los poderes Ejecutivo y Legislativo compartimos la responsabilidad histórica de encontrar fórmulas técnicas, económicas y socialmente viables que propicien el fortalecimiento y la expansión del sector de energía.

Tales fórmulas deberán conciliar la firme decisión de preservar la propiedad de los activos actuales del sector y de mantener la rectoría del Estado en sus políticas de desarrollo con la instrumentación de nuevos esquemas de financiamiento provenientes de la iniciativa privada y del sector social.

Nuestras decisiones no pueden estar sometidas a visiones cortoplacistas o de clientelismo electoral. Los legisladores del PAN estamos convencidos de que el desarrollo del sector energético representa el pilar fundamental y condición indispensable para impulsar a su vez el desarrollo de nuestro país.

Así entonces, el Partido Acción Nacional convoca a los miembros de esta legislatura, al Poder Ejecutivo, a los funcionarios y trabajadores de este sector para que cuanto antes nos pongamos de acuerdo y así convertir el sector energético en un instrumento eficaz para impulsar el desarrollo económico, promover el desarrollo social y garantizar en el largo plazo un desarrollo sustentable por el bien de nuestro México.

Es cuanto, señora Presidenta.

La Presidenta:

Para concluir con la fijación de posiciones de los partidos y los grupos parlamentarios, hará uso de la palabra el diputado Marco Antonio Dávila Montesinos, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, hasta por 10 minutos.

El diputado Marco Antonio Dávila Montesinos:

Con su permiso, señora Presidenta:

Saludo la presencia del secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo, sea usted bienvenido a este recinto.

Señor Secretario: para el grupo parlamentario del PRI, el sector energético, es, ha sido y seguirá siendo una prioridad nacional, pero no sólo prioridad en sí misma, es también una prioridad política y es una prioridad para el proyecto de desarrollo nacional, por eso es y pugnaremos porque siga siendo estratégico.

Ante la carencia del programa sectorial de energía, nos es imposible hacer la evaluación que la nación nos demanda, pues ignoramos cuál es el propósito, sentido y alcance de la política de energía de esta nueva administración, por lo que sólo confrontaremos algunos datos de la información contenida en el primer informe con la que proporciona trimestralmente la Secretaría de Hacienda y nos reservaremos para el lunes en la comparecencia a detalle, del director general de petróleos.

La inversión física total de la empresa, Pemex representa un aumento de 13.6% en relación a la inversión realizada en el 2000. El incremento de presupuesto es buena medida, ya que explica la necesidad de elevar la magnitud de las reservas probadas, sin embargo nos preocupa el que en PemexRefinación, un sector que reviste importancia primordial, haya un decremento del 10 punto por ciento (sic.)

También nos preocupa demasiado el hecho de que el presupuesto del corporativo registre una variación positiva casi del 30%, mientras que en áreas estratégicas para la nación sufre bajas considerables.

Hay señalamientos y cifras confrontadas entre ambos informes que analizaremos a detalle posteriormente; sin embargo, en cuanto al programa estratégico de gas, aquí se ha señalado y es bien cierto, que sale tarde; sale tarde entre cinco, siete meses porque se toma un tiempo el evaluar bajo qué esquema de financiamiento se iba a utilizar, para terminar cayendo en Pidiregas con el Pemex Proyec Fondem Master Cross.

Aquí, en el grupo parlamentario pensamos que los proyectos de inversión prioritarios no deben de aplazarse por cuestiones administrativas; si aunamos esto a la falta de recursos propios, lógicamente agrava el desequilibrio entre la oferta y la demanda del consumo de energía.

Hay algunas otras cifras importantes en cuanto a las metas que se tenían para la producción de petróleo crudo que le causa preocupación al grupo parlamentario del PRI, que aunque se cumplen casi en su totalidad el porcentaje previsto y no es significativo en términos porcentuales, sí es significativo con relación a los ingresos tanto de Pemex como del sector público.

También nos preocupa mucho la confrontación que existe en el informe que se le rinde a esta soberanía, sobre que baja la extracción del crudo en el yacimiento de Cantarel y en el mismo informe posteriormente, se dice que en las actividades de producción y exploración, adquirió particular relevancia la expansión del petróleo crudo en el campo de Cantarel.

Tenemos dudas del cumplimiento del 100% de lo programado en la política petrolera, porque al mes de junio llevábamos el 40.3%, presentamos ciertas inquietudes al respecto.

Asimismo, tenemos que señalar que de las cuatro principales cifras de la empresa, de inversión en las subsidiarias, los niveles de producción a pesar de que sufren un incremento del 13.6% se mantienen casi iguales, únicamente en petroquímica hay un ligero incremento.

Son motivo de reflexión las declaraciones tanto del responsable, de fijar la política energética del país, como también del responsable de petróleos, en el sentido de que el quehacer operativo de la empresa está orientado por criterios estrictamente gerenciales, hay que estas afirmaciones no han encontrado eco en la realidad productiva de la empresa y sólo se advierte una gran confusión en los órganos administrativos, por una reestructuración que no acaba de concretarse y que hasta ahora sólo ha arrojado un sinnúmero de personal despedido, aumentando la ya de por sí creciente cifra de desempleo en el país.

Considero importante hacer mención, hoy el justo reclamo de los ingenieros de Pemex, del Constitucional de 1917 en cuanto a las declaraciones públicas realizadas por ambos funcionarios, de encontrar nuevos yacimientos por medio de los contratos llamados "riesgo".

En los contratos de riesgo se conviene que un tercero realice inversiones en busca de yacimientos petroleros, al no encontrarlos pierde su inversión y en caso contrario recupera el capital invertido más una jugosa utilidad consistente en parte de la riqueza encontrada por un monto proporcional al riesgo tomado.

Los contratos de riesgo, compañeros, son una forma superior de despojo de las riquezas naturales de un pueblo o nación en beneficio de un tercero, sólo menor a la venta o enajenación temporal del territorio nacional.

Reclamamos el derecho para los mexicanos de explotar nuestra industria petrolera, el derecho de trabajar en ella, de diseñarla, de realizar su ingeniería, de dirigirla, de tomar las decisiones que a todos nos afectan.

Está claro que el espíritu del Constituyente, el sector energético fue considerado como un elemento esencial para alcanzar las metas económicas y sociales del pueblo de México, esto no ha cambiado y está más vigente hoy que nunca.

Petróleos Mexicanos, nuestra empresa petrolera es un patrimonio de todos los mexicanos, palanca de nuestro desarrollo y símbolo de nuestra soberanía, Pemex no se vende, por el contrario, los mexicano reforzaremos nuestro control sobre la empresa y los recursos, pugnando por hacer más eficiente su operación y su aprovechamiento, porque su mayor eficiencia y rentabilidad significarán mayores recursos para el progreso económico y social y porque contamos con capacidad y experiencia y con una sólida base de trabajadores comprometidos con el país.

Por lo que se refiere al sector eléctrico, insumo especial para el desarrollo, el PRI ha sido enfático en señalar, con fundamento expresado en sus documentos, que la soberanía nacional debe conciliar la modernización de esta industria y las previsiones de mayores necesidades de generación, por una sólida y eficiente regulación del Estado sobre las diversas actividades del ramo.

Del análisis del informe entregado a esta soberanía, se constatan importantes avances en casi todos los rubros del sector eléctrico, destacando aquellos que se refieren a la generación de energía, bajo los diferentes sistemas de financiamiento, lo que nos permite precisar que aunque sea un comparativo de los 10 meses de la administración en referencia al mismo periodo inmediato anterior, estos importantes avances obedecen a una planeación hecha con mucha anterioridad y no son atribuibles a proyectos de este nuevo Gobierno, ya que el esfuerzo realizado anteriormente le permite al país tener cubiertas sus necesidades de abasto de energía eléctrica, al menos hasta el año 2005.

Considero importante hacer un respetuoso señalamiento al titular del Ejecutivo, quien ha generado innecesariamente una serie de confrontaciones entre poderes, y me refiero a decisiones unilaterales tomadas con carácter de índole jurídico, donde invade el ámbito del Legislativo. Ha habido el caso de los consejeros de Pemex; ha habido la insistencia en reformar el Reglamento a la Ley del Servicio Público de Electricidad para ampliar límites de compra de energía eléctrica en la cogeneración, sin embargo esto condujo a una controversia constitucional presentada por el Poder Legislativo a través de la Comisión Permanente, al Poder Judicial.

En cuanto al régimen fiscal para los hidrocarburos y electricidad, nos llama la atención que en la nueva Hacienda Pública distributiva que enviara el titular del Ejecutivo al Congreso, no se hiciera propuesta alguna sobre el régimen fiscal que aplica a los hidrocarburos, como tampoco se trata el régimen fiscal de Comisión Federal de Electricidad.

Solicito un minuto para concluir, señora Presidenta.

La Presidenta:

Sí, concluya por favor.

El diputado Marco Antonio Dávila Montesinos:

Requerimos de manera prioritaria de un régimen fiscal a los hidrocarburos, que defina la renta económica de este recurso no renovable, como la diferencia entre el precio más alto que puede obtenerse por nuestros hidrocarburos menos los costos más eficientes por la explotación, el desarrollo, la extracción y la reposición de reservas. Esta medición requiere hacerse por campo y por tipo de hidrocarburo, para generar los incentivos adecuados dentro de Pemex:

Urge también la definición del régimen para la Comisión Federal, pues actualmente es una ley en materia fiscal que establece el aprovechamiento de los activos, el mecanismo es altamente eficaz en términos recaudatorios para compensar sus siglos, pero es ineficiente para promover la inversión y la valuación del patrimonio de esta entidad paraestatal.

Concluyo, señora Presidenta.

Recibimos el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre la controversia constitucional del horario de verano, para que en el ámbito de las exclusivas atribuciones que constitucionalmente le corresponden al Congreso de la Unión, sea esta soberanía la que determine al respecto. El PRI presentará próximamente su iniciativa.

Con el fin de allegarle mayores recursos al sector eléctrico, se analiza en este momento al interior del grupo parlamentario del PRI y en consenso con las autoridades del sector energético, un proyecto de iniciativa que permita con tal certidumbre para los trabajadores, la utilización de los recursos depositados en las Afore en el proyecto del sistema eléctrico nacional.

La Presidenta:

Concluya señor diputado, por favor.

El diputado Marco Antonio Dávila Montesinos:

Dejamos muy claro en nuestro grupo parlamentario que estamos dispuestos a analizar y debatir cualquier propuesta de reforma al sector energético, anteponiendo siempre el interés de la nación.

Muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias, señor diputado.

Tiene la palabra el señor Ernesto Martens Rebolledo, secretario de Energía, hasta por 10 minutos.

El secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Con su permiso, señora Presidenta; señoras y señores diputados:

Hemos puesto especial atención y tomado nota de los planteamientos e inquietudes que han planteado en este foro plural, político, sobre nuestro país y por ende sobre las necesidades de energía del mismo.

Lo digo convencido, compartimos sus preocupaciones y por eso dirigimos a esta soberanía con la intención de construir, de sumar, de avanzar, de hacerlo juntos en la búsqueda de soluciones. Esa es nuestra propuesta.

En el sector energético nacional, como ustedes lo han expresado, los retos son de grandes y enormes dimensiones. Estamos convencidos de las oportunidades que tenemos como país para aprovechar de manera eficiente nuestros recursos y convertir la riqueza natural en desarrollo para los mexicanos, que a la fecha no ha sido cabalmente logrado.

Durante sus intervenciones, señoras y señores legisladores, identificamos líneas de convergencia que nos dan punto de partida para buscar los objetivos comunes de la nación. Reiteramos una vez más el compromiso del sector energético para avanzar de forma conjunta en los temas de interés nacional.

Quisiera entonces, si me lo permiten, responder a su exposición de manera general, a fin de posteriormente ahondar sobre algunos temas específicos.

En este momento quisiera comunicar que ha sido un motivo de preocupación la política energética de país y esperamos que el día 5 de octubre esté entregada y sea ya parte del documento que nos permita conjuntamente avanzar hacia adelante.

La sociedad mexicana quiere cuentas claras y quiere un Gobierno eficiente y cercano a sus necesidades. En el sector de energía nos hemos propuesto asumir la transparencia como un eje rector de nuestras acciones. Nos preocupa lo que aquí se ha expresado sobre problemas que actualmente se presentan, que cuestionan la transparencia de lo que está sucediendo.

Las empresas, comisiones, organismos y la propia Secretaría, hemos hecho un claro compromiso para que la rendición de cuentas sea parte de la vida cotidiana en la administración pública.

El ánimo de quienes conformamos el sector es la plena observancia de la ley, la búsqueda de resultados.

En visión social energética, el señor Presidente lo ha expresado en la siguiente forma: tenemos que permanecer atentos a las necesidades de la ciudadanía en todos los rincones del país, particularmente en el sector, tenemos que cumplir una misión social en la que empeñamos nuestro mayor esfuerzo.

Como ustedes saben, el sistema eléctrico nacional atiende a casi 25 millones de usuarios. El día de hoy tenemos una cobertura del 95% de la población. El esfuerzo hecho es indudable en grandes proporciones, sobre todo si toma en cuenta los montos de subsidios y los niveles actuales de tarifas.

Queremos ser claros, tenemos que mejorar la relación preciocosto del servicio eléctrico para mejorar la decisión de los usuarios; incrementar la cobertura, pero también focalizar de manera más eficiente los subsidios, deben llegar a quien más lo necesita. Así nos proponemos avanzar de manera acelerada para llevar electricidad a las poblaciones rurales y a las zonas marginadas.

En este esfuerzo buscaremos trabajar con los gobiernos estatales y municipales, a fin de identificar proyectos y oportunidades viables que impacten el desarrollo humano y regional.

Estamos convencidos de la potencialidad del uso de fuentes de energía renovable y limpias de energía. La vocación de respeto y cuidado ecológico es parte fundamental de la presente administración y por ende de la política energética.

Así se encuentran en estudio proyectos impulsados por la Secretaría y el Banco Mundial, así como el Banco Interamericano de Desarrollo, con el fin de potenciar la capacidad de generación de energía renovable que tiene México.

Nuestras empresas continuarán privilegiando sus programas de protección al medio ambiente. Somos conscientes de la responsabilidad que implica el cuidado y la preservación de los recursos naturales.

El futuro es una preocupación común. En los últimos meses hemos observado los programas energéticos en diversos países del mundo y ustedes lo han enfatizado, inclusive en economías altamente desarrolladas, como es la economía estadounidense.

México, de no tomar acciones pertinentes, no estaría exento de enfrentar problemas energéticos de este tipo. El día de hoy hemos anunciado dos posibles: uno, y quisiera recordarlo para beneficio de todos, es una posible falta de gas. Tienen razón las personas, los diputados que nos señalaron la importancia de cuidar el gas, estamos convencidos de que ése es un camino. Estamos convencidos también de que debemos modificar la mezcla que actualmente tenemos de uso de energía entre gas natural y otros combustibles.

Consecuentemente los planes futuros que ustedes verán a partir de octubre 5, harán muy clara la importancia de usar otros energéticos u otras fuentes de energía para generar la energía del futuro.

El concepto de sustentabilidad significa crecer de manera ordenada. Vivimos en un país de jóvenes en donde la modernidad se manifiesta en un aumento sin precedente de la demanda de energéticos.

Tenemos que ser congruentes con nuestras necesidades y capacidades. Hemos confirmado aquí la convicción plena de este Gobierno por preservar la soberanía de nuestros recursos de nuestras empresas.

Las medidas que antes señalamos para el fortalecimiento del sector y su viabilidad futura, son parte del trabajo que tenemos que hacer, pero la solución únicamente no se hace con retos; por eso tenemos que decidir como nación en qué deben invertirse mayores recursos del Gobierno.

Mientras que el desarrollo humano, la educación, la salud, la vivienda, son obligaciones del Estado, proveer insumos energéticos a toda la población es una garantía que no debe excluir a los sectores sociales y privados para aprovechar su desarrollo. Por eso hemos hablado de completar las inversiones públicas con inversión privada, complementar.

Estamos seguros que juntos podremos constituir un mejor escenario para incentivar el desarrollo del sector.

Tenemos que reconocerlo, no tenemos todos los recursos para poder hacer frente a los retos de demanda de energía que este país necesita. Por ello, bajo un marco legal transparente, la participación publica, privada y social es posible y podría ser una solución eficiente de cara al futuro.

La política energética debe entonces ser parte de la planeación estratégica del país; sus leyes y su evolución tiene que reflejar esa importancia.

Reconocemos que en ocasiones el mercado no funciona de manera adecuada y por ello en este momento, en donde la ley prevé orden y certidumbre, el ejemplo más claro de ello ha sido la decisión sobre el gas LP que ha tomado la presente administración.

Señoras y señores legisladores: recogemos con respeto e interés sus posturas. En el México del Siglo XXI todos contamos, todos tenemos que aportar.

Ampliaremos la información que nos sea solicitada en las siguientes participaciones.

Muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias, señor Secretario.

Para dar cumplimiento al punto segundo numeral 4, incisos a, b y c, para la primera ronda de preguntas, hasta por cuatro minutos con derecho a réplica por cuatro minutos también, se han inscrito los siguientes diputados: Rosa Delia Cota Montaño, Sara Guadalupe Figueroa Canedo, Jesús Garibay y García, Héctor González Reza y Rafael López Hernández.

Tiene la palabra la señora diputada Rosa Delia Cota Montaño, para formular su pregunta, hasta por cuatro minutos.

La diputada Rosa Delia Cota Montaño:

Con el permiso de la Presidencia; compañeras y compañeros diputados; señor Secretario de Energía:

Son muchos y muy diversos los temas a abordar en esta reunión, donde usted comparece, con motivo del análisis al I Informe de Gobierno del Presidente Vicente Fox Quesada. Creemos que algunos de ellos son de fundamental importancia para mejorar el desempeño del sector energético y encauzarlo a lograr altos estándares de eficiencia sin perder de vista la importancia social que tienen los bienes y servicios que el sector eléctrico produce para los mexicanos.

Como usted sabe, éste no es el primer ejercicio de esta naturaleza que se lleva a cabo entre los integrantes del Poder Ejecutivo y Legislativo. Triste es decirlo, la tónica que permanece en estas reuniones es que se da un diálogo de sordos del lado de los encargados de las dependencias, como cabezas de sector. Se habla de avances, de logros, de retos por cumplir. De nuestro lado hacemos énfasis en los rezagos, en los incumplimientos y en las promesas olvidadas.

Una de las cuestiones que nos parece necesario revisar y aclarar a detalle, es el esquema fiscal y de tributación al que está sometido Petróleos Mexicanos, que tiene como claro propósito sustraerle la mayor cantidad de recursos y como todos sabemos, año con año se le ha descapitalizado. Actualmente más del 30% de los ingresos públicos los aporta la paraestatal.

La falta de una verdadera reforma fiscal integral, y no nos referimos a la propuesta por el Ejecutivo Federal, se ha compensado con la renta petrolera.

Conforme a un estudio elaborado por investigadores de la Facultad de Economía de la UNAM, se muestra claramente que la carga fiscal más fuerte proviene de los denominados derechos, que engloba el pago por la extracción de petróleo, cuya tasa es del 52.3% que se cubre diariamente, incluyendo los días no hábiles, mediante el entero de 88 millones 173 mil pesos, además cada semana se anticipan 620 millones 602 mil pesos.

También tenemos que considerar el pago del derecho extraordinario sobre la extracción de petróleo, el derecho adicional sobre la extracción de petróleo, el derecho sobre hidrocarburos y otros impuestos relativos al aprovechamiento sobre rendimientos excedentes, el impuesto a los rendimientos petroleros, sin dejar de lado que en el ámbito federal, se encuentra el impuesto especial sobre producción y servicios, que también se aplica a la paraestatal.

En síntesis, Pemex es una empresa que literalmente se encuentra ahogada de numerosos impuestos, que a la larga han terminado por descapitalizarla y si continúa así pronto estaremos importando petróleo crudo.

El grupo parlamentario del Partido del Trabajo, desde el año en que obtuvo representación en esta Cámara, ha planteado que debe modificarse el esquema de tributación de Pemex y hemos pugnado para que la inversión en infraestructura petrolera pueda ampliarse y permita con ello que se produzcan los hidrocarburos que necesita el país, así como lograr que las exportaciones de petróleo tiendan a incrementarse en lo futuro y se garantice la oferta de los bienes que proceden de la extracción y producción petrolera.

En ese sentido, señor Secretario, queremos formularle la siguiente pregunta: ¿cuál es la propuesta de tributación para Pemex que se tiene contemplado por parte de la Secretaría a su cargo y si esa propuesta recoge los planteamientos de académicos, investigadores y organizaciones civiles?

Por sus comentarios, muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias, señora diputada.

El señor secretario de Energía, Ernesto Martens, dispone hasta de ocho minutos para su respuesta.

El secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Con su permiso, señora Presidenta;

Diputada Cota Montaño: agradezco profundamente los comentarios y su pregunta y con gusto daremos respuesta al tema. Quisiera hacer una afirmación, efectivamente los ingresos que recibe el Estado por parte de Pemex no son el 30%, son el 37%, consecuentemente la dimensión del problema es más amplio de lo que en principio puede parecer.

De hecho en la forma en que pagamos los impuestos, el 63% del ingreso se transfiere a la Secretaría de Hacienda.

Es por eso que hemos expresado con gran preocupación, a través de estos meses, la importancia que tiene el que se modifique el régimen fiscal de Pemex al mismo tiempo que de CFE y Luz y Fuerza.

La reforma que hemos propuesto de régimen fiscal, sentimos y compartimos el punto de vista de ustedes, debe formar parte de la reforma hacendaria, dado que es un paquete en sí mismo.

¿Cuál es la propuesta de tributación que estamos proponiendo? Lo que estamos proponiendo es mantener un avance que no distorsione la capacidad del Gobierno, de llevar a cabo en forma eficiente y productiva, las inversiones y erogaciones que debe hacer en otros sectores. Consecuentemente nuestra propuesta parte de decir que mantendremos el monto que vamos a entregar este año, que es del orden de 181 mil millones de pesos. Ese monto se mantiene en el tiempo inflacionado, en forma tal que no se afecte la captación de recursos y la disponibilidad de recursos hacia delante y no se distorsione la capacidad de actuación del Gobierno.

Por otro lado, pedimos que conjuntamente con este cambio en la tributación, el resto de los impuestos se pagarían como ISR y en esa forma se asegura el ingreso para el Estado. Sin embargo, lo que pedimos, puesto en forma coloquial, sería que no tengamos ya una perinola que dice "toma todo".

Lo que estamos buscando es que se queden los recursos en Pemex y en la CFE, para que México y los mexicanos podamos ver con tranquilidad hacia delante, que tendremos un México que crece, que se desarrolla, que crea mejor capacidad de gasto para todos los mexicanos; que podamos llegar a lo que hoy Noruega tiene, en Noruega hoy el ingreso petrolero se queda para fondo de los nietos y no para el gasto corriente.

Señores, muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias, señor Secretario.

Diputada Rosa Delia Cota Montaño, ¿desea hacer uso de su derecho de réplica?

La diputada Rosa Delia Cota Montaño:

Con el permiso de la Presidencia; compañeras y compañeros diputados; señor secretario de Energía, Ernesto Martens:

El grupo parlamentario del Partido del Trabajo está convencido de que en la reestructuración de Pemex y sus organismos subsidiarios, son necesarias las modificaciones del esquema fiscal vigente. No podemos permitir que la industria petrolera siga siendo el sostén fundamental de los ingresos tributarios del Gobierno Federal, cuando este país se ha esforzado en los últimos 15 años por desarrollar un sector manufacturero que se ha integrado aceleradamente al mercado mundial, al grado de que hoy somos una nación que exporta más del 30% de la riqueza que se produce anualmente en nuestro territorio.

En esas circunstancias, creemos que el establecimiento de un estado financieramente fuerte, tiene que descansar también en la aportación que hagan a las finanzas públicas otras actividades de la economía, en particular, lo hemos señalado reiteradamente, en la necesidad impostergable de cobrar impuestos a las operaciones que se realizan en la bolsa de valores, así como a las ganancias que derivan de la especulación con acciones; así como desaparecer el régimen de consolidación fiscal y del régimen de simplificación fiscal que están contenidos en la Ley del Impuesto sobre la Renta, que son los dos mecanismos mediante los cuales las grandes empresas evaden el pago de impuestos.

Señor Secretario, nosotros estamos a favor de que Petróleos Mexicanos y sus organismos subsidiarios se vuelvan empresas competitivas frente a sus similares de otras naciones. Tenemos todas las condiciones para lograrlo, no podemos olvidar que nuestra nación cuenta todavía con una gran cantidad probada de reservas petroleras que nos permitirán en los próximos 15 años seguir contando con un recurso no renovable de la importancia del petróleo.

Además contamos con la ventaja de que los costos de extracción del petróleo mexicano lo hacen muy competitivo frente a las existentes en el mar del Norte y en el estado norteamericano de Texas, que son los que sirven de referencia para fijar los precios del petróleo en el mercado mundial. Esto permite a nuestra nación contar con una enorme renta petrolera que lamentablemente continúa siendo un pastel muy grande que sólo ha beneficiado a unos cuantos, particularmente a los sectores del gran capital nacional e internacional, que son quienes han sido los más favorecidos con los precios subsidiados de los hidrocarburos que utilizan como materia prima en sus procesos productivos.

Por esa razón, señor Secretario, consideramos que la modernización y reestructuración de Pemex y sus empresas subsidiarias, deben garantizar que los beneficios que derivan de la renta petrolera, tienen que traducirse en beneficios tangibles para el pueblo mexicano y no sólo para el gran capital, como ha ocurrido en la historia reciente de nuestra nación.

En ese sentido, creemos que el Poder Legislativo no sólo debe abocarse a participar en la modificación del régimen fiscal de Pemex y sus empresas subsidiarias, sino también tiene la impostergable exigencia de modificar la normatividad que rige el uso de los recursos públicos, para que en lo relativo al papel que deben cumplir los ingresos que se obtengan de la producción y exportación de petróleo, se canalicen efectivamente al desarrollo de nuestra nación en el marco de una política económica que tome a los recursos que provengan de los hidrocarburos, como medio para incidir en el combate a la pobreza y en particular a la pobreza extrema; así como para atenuar las enormes diferencias que existen a nivel regional y a nivel de las entidades federativas de nuestro país y no para garantizar el pago de la deuda del sector público en sus distintas modalidades, tal como hasta el día de hoy ha ocurrido.

Muchísimas gracias.

Presidencia del diputado Eloy Cantú Segovia

El Presidente:

Gracias a la diputada Rosa Delia Cota Montaño.

Para formular las preguntas y comentarios del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, se le concede la palabra a la diputada Sara Guadalupe Figueroa Canedo, hasta por cuatro minutos.

La diputada Sara Guadalupe Figueroa Canedo:

Con la venia de la Presidencia; compañeras y compañeros diputados; señor Secretario:

En lo que se refiere a la producción de energía nucleoeléctrica en nuestro país, y hablo de Laguna Verde, central que con una tecnología obsoleta y un periodo de construcción que se prolongó por aproximadamente 20 años, representa un foco de inseguridad y un auténtico fraude energético, por los pocos beneficios económicos que se lograron con su construcción.

La opción atómica ha demostrado fehacientemente su poca rentabilidad y más aún, su gran inseguridad en perjuicio de la salud y el ambiente. Tal es el caso que Alemania, entre otros países, ha determinado: no más energía atómica en los próximos años. Por ello, queremos que nuestro país no experimente con políticas energéticas que se ha demostrado no son efectivas y que por el contrario son perjudiciales.

Por eso yo le pregunto, señor Secretario: ¿cooperará la Secretaría a su cargo con la Comisión de Investigación de Laguna Verde, independientemente de los resultados que se obtengan en estudios y auditorías e investigaciones? En 60 años, no habrá para nuestro país más petróleo y gas. ¿Qué se está proyectando para sustituir en esos años estas fuentes de producción de energía? ¿Tendremos más plantas como Laguna Verde?

Respecto también a Laguna Verde, en días pasados varios diputados del Partido Verde Ecologista de México constatamos que los caminos de evacuación establecidos por el Pere, estaban en pésimas condiciones. En los resultados de la auditoría de Tuf, se marca como urgente una inversión para mejorar las rutas de evacuación. Por eso yo le pregunto si usted considera que esta situación nos da la tranquilidad necesaria a los mexicanos, de cómo se encontrará también en cuestiones de seguridad, la planta de Laguna Verde en caso de una emergencia radiológica.

Muchas gracias.

El Presidente:

Muchas gracias a la diputada Sara Guadalupe Figueroa Canedo.

Para ofrecer sus respuestas se le concede la palabra al secretario de Energía, Ernesto Martens.

El secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Con su permiso, señor Presidente; diputada Figueroa Canedo:

Compartimos la preocupación que usted expresa sobre Laguna Verde. Quisiera, sin embargo, hacer algunas reflexiones al tema.

Es importante tomar en cuenta en la visión de futuro y conociendo que estamos hablando en todo momento, de recursos que no son renovables, que no cerremos la vista hacia delante a que los mecanismos que nos permitan crear nuevas fuentes de energía, no quede por siempre tachado como algo de ver hacia delante una fuente de energía como es la núcleoeléctrica. Lo dejaría como una reflexión únicamente porque entendemos la decisión de Alemania; a Francia lo ve con una visión diferente, ha tenido gran éxito en el manejo de su energía nuclear y es hoy por hoy un gran ejemplo para el mundo, de generación de esa naturaleza. Sin embargo, a su preocupación en cuanto a las condiciones de operación de Laguna Verde, hemos mencionado en el texto de nuestra presentación a esta soberanía, que está pendiente por parte de la Cámara de Diputados, el terminar su análisis de la auditoría que a solicitud de esta soberanía, hizo la institución cuyas siglas son Tuf.

Esperamos que las recomendaciones que de ahí se derivan, ustedes nos instruyan, nos sentemos a dialogar para ver las decisiones que debemos tomar. Lo que de ahí se derive lo haremos con toda prontitud y precisión.

En cuanto a las condiciones actuales de caminos, que se derivan de la auditoría del Pere, coincidimos con usted que requieren de un arreglo. Entendemos que ya la partida ha sido asignada.

Estamos trabajando muy de cerca con el gobierno del Estado de Veracruz para asegurarnos que se haga lo más pronto posible, pero lo que buscamos también es establecer un mecanismo que nos garantice en forma permanente y no en forma recurrente que esos caminos estén en buen estado, y eso es donde tenemos que trabajar; trabajaremos con el gobierno estatal, trabajaremos con las áreas de responsabilidad directa en esto, colaboraremos nosotros con ellos para asegurarle al país, a la región, a esa parte tan querida, que además es mi tierra, que tendrá caminos lógicos de salida y que no volverá a repetirse. Por eso es importante mantenerlos hacia delante en forma adecuada.

Muchas gracias.

El Presidente:

Muchas gracias, señor Secretario.

Se consulta al grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México si quiere hacer uso de su derecho de réplica.

Se le concede el uso de la palabra a la diputada Sara Guadalupe Figueroa Canedo, para ejercer su derecho de réplica.

La diputada Sara Guadalupe Figueroa Canedo:

Con el beneplácito de la Presidencia; compañeras y compañeros; ingeniero Ernesto Martens Rebolledo:

Para quienes deseamos el crecimiento sustentable en la industria eléctrica, quienes pugnamos por el medio ambiente como sostén del presente y futuro de la nación, entendemos que ninguna fuerza tiene la verdad absoluta del México por venir.

Pero también ninguna puede razonablemente oponerse al impulso de las nuevas realidades mundiales para que, con los menores recursos naturales posibles, se produzca bajo las formas y requerimientos de una nueva sustentabilidad el desarrollo energético que hemos esperado por décadas.

Por ello sentimos que es inconcebible la planta de Laguna Verde, que cuenta con una tecnología obsoleta y representa un foco rojo de inseguridad, además de que su producción de energía hace evidente su incosteabilidad y funcionalidad, como lo demostraron estudios ya hechos y denuncias realizadas por la Comisión Reguladora Nuclear de Estados Unidos, por el Colegio de México, por grupos ambientalistas y por el organismo internacional pronuclear, por mencionar algunos.

Todos ellos han manifestado su preocupación por el incremento en la posibilidad de un accidente en una planta tipo como Laguna Verde y más aún por las condiciones que prevalecen en el sitio, de los que se desprende que el balance energético de la central nucleoeléctrica es negativo en cuanto a que conlleva mayores dificultades de beneficios de este tipo de energía.

El problema de la utilización de energía nuclear no se limita solamente a su producción en relación al elevado costo económico y ambiental que tiene, sino además incluye los efectos posteriores que la planta genera no sólo por el costo del desmantelamiento de la misma, sino además por los efectos ambientales que produce la disposición final de los residuos generados en tan peligroso proceso industrial, en los que va en juego la salud de muchos pobladores.

A causa de los errores que cometieron principalmente en el área energética la mayoría de los gobiernos que creyeron en la alternativa atómica, con ello seguramente perdimos una gran oportunidad de comenzar a transformar nuestros patrones de producción energética.

Pero aún estamos a tiempo si todos nos enfocamos a un verdadero desarrollo sustentable y no aquel que algunos grupos en el poder no supieron responder a las oportunidades del cambio. Han cedido ante cantos de la globalización financiera y la regionalización del mercado.

Repudiamos la energía nuclear y sobre todo aquella tecnología agotada que podrían adquirir de las naciones que se han concientizado de la no viabilidad de este tipo de energías.

En el Partido Verde Ecologista de México estamos conscientes de que las alternativas ya existen. Sólo falta la acción decidida de quienes hoy administran los recursos. Por ello nuestra preocupación por solicitar más recursos en el área ambiental y que éstos no se ejerzan de manera adecuada.

Hagamos algo por contribuir a la eficiencia energética y dotar de este recurso a las comunidades más pobres y alejadas del país.

Es cuanto, señor Presidente.

El Presidente:

Muchas gracias a la diputada Sara Guadalupe Figueroa Canedo.

Para formular las preguntas y los comentarios del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática se le concede la palabra al diputado Jesús Garibay García, hasta por cuatro minutos.

El diputado J. Jesús Garibay García:

Con su venia, señor Presidente; señor secretario Martens:

El grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática desea retomar, una vez más, el asunto del gas LP, justamente en estos días en que se ha autorizado nuevamente un incremento en su precio al consumo doméstico.

Nos preocupa gravemente que hasta el día de hoy se haya enfocado este tema solamente con la alternativa de abrir el mercado del gas LP a los inversionistas extranjeros, para supuestamente de este modo impactar contra las prácticas oligopólicas de las empresas distribuidoras de este energético en el país. Creemos que de esta manera no se están buscando salidas reales, duraderas y de largo plazo en beneficio del país y de los consumidores.

Tomemos en cuenta que el gas LP representa el 42% de las necesidades energéticas de los hogares mexicanos y que todavía el muy significativo 36% que representa la leña en nuestro país.

Señalamos lo anterior para subrayar que en este asunto del gas LP no son admisibles propuestas o salidas que ignoren el gran sentido social de dicha solución. Desde el sexenio de ingrata memoria se ató el precio del gas LP a los precios internacionales de referencia, con el muy revisable argumento de depender de los escenarios de oportunidad. Desde entonces padecemos una visión que privilegia los escenarios internacionales y menosprecia los nacionales, con las nefastas consecuencias de desmantelamiento de la economía nacional que conocemos.

Hoy vemos con preocupación que el Gobierno del cambio, que usted representa, no ha variado la visión ni la estrategia. Siendo el gas un producto derivado de la refinación del crudo, los llamados petrolíferos podemos entender que contamos con el recurso natural que nos permitiría incrementar sensiblemente la oferta nacional y por supuesto depender menos de la importación de este energético más en los actuales tiempos de incertidumbre.

La conclusión es entonces obvia y mi pregunta: ¿por qué no se habla y se propone el fortalecimiento radical de la refinación? ¿Es posible incrementar en un 100% la producción nacional de gas LP, lo que ahorraría al país alrededor de 400 millones de dólares anuales e indudablemente impartiría muy positivamente en una política de precios del gas licuado en el país?

Sin embargo, todo indica que se sigue privilegiando la exploración y extracción del crudo y el gas para atender a una política monoexportadora de un producto de bajo valor agregado, el crudo y a un mercado del gas naturalmente mal planificado.

A lo anterior añadiríamos que desgraciadamente Pemex no tiene suficientemente organizadas y transparentados sus controles de costo del gas LP, lo cual por supuesto que es básico para tener una política nacional de precios. Aquí preguntaría a usted: ¿tiene en sus planes y programas administrativos la implementación de este control de costos de producción del gas LP?

Por la respuesta que usted le dé a los millones de amas de casa mexicanas de este país muchas gracias.

El Presidente:

Gracias, diputado Jesús Garíbay García.

Para ofrecer sus respuestas se le concede la palabra al señor secretario de Energía, señor Ernesto Martens.

El secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Con su permiso, señor Presidente; diputado Garibay García:

En el texto de nuestra presentación resaltamos la preocupación del señor Presidente por el comportamiento de los precios en época reciente y en la afectación de lo mismo a tantos hogares mexicanos. Ello llevó a que en el mes de marzo se congelase el precio y a un decreto más reciente en los primeros días de septiembre en que ese precio se deja fijo de ahí en adelante por los siguientes 12 meses, hasta fines de agosto del año pasado.

Coincidimos, diputado Garibay García, que la solución no es inversión extranjera. Coincidimos en que tenemos una industria, como dijimos en el texto de nuestra presentación, compleja, desordenada, mal servida, abusada y todos al final de cuentas lo pagamos, todos los que usamos el gas, el gas licuado. Por eso hemos establecido este periodo de 12 meses para que en este tiempo se busquen las soluciones adecuadas que le den una mejor solución, una mejor visión y un sentido claramente social y sobre todo a las clases más necesitadas, de cómo debe manejarse este tipo de combustible.

Nos preocupa lo que pasa en los mercados, nos preocupa lo que se llama comúnmente la ordeña de los cilindros, nos preocupa la forma en que se manejan, nos preocupa todo el sector, por eso dedicaremos horas, tiempos, días, meses, a asegurar que se oriente y se ordene este mercado y se tenga un abasto adecuado, consciente, que beneficie a los hogares mexicanos.

El costo, hemos ofrecido a un grupo de diputados de su partido reunirnos con ellos a partir de la semana que entra, para trabajar en esta área y quiero que esté claro ante esta Cámara de Diputados, que no tenemos por qué ocultar jamás una información a la que ustedes tienen derecho. Los costos que se requieran, la información que haga falta para tomar decisiones adecuadas, estarán siempre disponibles.

Coincidimos con usted en que el día de hoy nuestra oferta es deficitaria, importamos del orden del 30%. Nos preocupa el que no se haya fortalecido la refinación y que eso se ha agravado aún más, porque en el proyecto de fortalecer la refinación nos hemos encontrado con la triste realidad que los proyectos se han atrasado en forma impresionante.

Definitivamente tenemos que tener la capacidad de asignar recursos hacia adelante y de ahí, por lo que hemos solicitado a esta soberanía, que vayamos juntos a revisar el esquema de tributación de Pemex y de CFE, para que se puedan encauzar las metas a dejar de exportar petróleo a 20 dólares; primero surtir lo nuestro y después, si nos sobra, exportar petróleo de 80 y de 120 dólares.

Coincidimos con su apoyo en el diálogo inteligente. En un diálogo constructivo por México sabemos que podremos darle a México más riqueza y a los mexicanos mejor futuro.

Muchas gracias.

El Presidente:

Muchas gracias, señor Secretario.

Para ejercer su derecho de réplica, se le concede la palabra al diputado Jesús Garibay García, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.

El diputado J. Jesús Garibay García:

Con su venia, señor Presidente:

La incertidumbre que los últimos acontecimientos siembran sobre el futuro inmediato, fortalecen la certeza de que los energéticos serán objeto de nuevos movimientos estratégicos y geopolíticos por las grandes potencias, por lo que nuestro país debe fortalecerse para hacer frente a los rejuegos de las especulaciones internacionales, con lo que estará adoptando no sólo una posición política estratégica, sino también estará pugnando por su seguridad nacional, por lo que no se pueden seguir elaborando planes de largo plazo basados en la importación masiva de petrolíferos como gasolinas, gas LP y gas natural, ya que esta política dependiente, además de seguir agravando los números rojos de nuestra balanza petrolera, nos somete a graves riesgos frente a eventuales cierres o imposición de topes en la exportación de dichos productos desde la frontera norteamericana. Debido a lo anterior, hoy toma una importancia clave una política de impulso a la refinación ya no sólo para corregir los graves desequilibrios, desviaciones y descuidos que heredamos de los últimos regímenes neoliberales, sino también para atender a los más elementales intereses nacionales.

Sin embargo, nuestras últimas experiencias en el asunto de la refinación, como es el caso de la refinería de Cadereyta, nos han dejado una herencia de muy posible corrupción, colusión de intereses y mala administración. Este asunto pone en tela de juicio la actitud que el actual Gobierno comprometió en cuanto a la transparencia.

Hace unas horas, cuando veníamos caminando del salón de protocolo a este lugar, le comenté al señor Secretario, ojalá esta comparecencia se diera en condiciones distintas a las del mes de septiembre del año 2000.

Yo recuerdo que ese día que desglosamos el informe en la parte de energéticos, asistió ante esta soberanía un secretario prepotente que dijo: "estaría orgulloso de dar respuesta con la cara en alto a los cuestionamientos que ahí le hice", después en la Comisión Permanente del honorable Congreso insistimos en el asunto de Cadereyta.

En aquél entonces mi respuesta fue, que ojalá con esa misma prepotencia con que se presentó ante esta soberanía, tuviese el valor de dar respuesta ante un agente del Ministerio Público Federal que estaría investigando la corrupción de Cadereyta.

Vemos señor Secretario, que ni la Procuraduría General de la República ha hecho nada ni esta Secretaría a su cargo tampoco o por lo menos, no nos lo han informado.

Creemos, señor Secretario, que usted no puede ser ni debe ser encubridor de prácticas delictivas, lo exhortamos para que corrijan esta situación, denuncien a quienes han cometido los ilícitos y no conviertan al Gobierno del cambio en cómplices de corruptelas.

Estoy terminando, compañero diputado, ojalá sea por el bien de México señor Secretario y ojalá dentro de un año este tema no sea recurrente, sino el Procurador General de la República nos pueda informar que se sancionó penalmente a quien cometió estos ilícitos.

Muchas gracias.

El Presidente:

Gracias, diputado Jesús Garibay García.

Para formular las preguntas y comentarios del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, se le concede la palabra al diputado Héctor González Reza, hasta por cuatro minutos.

El diputado Héctor González Reza:

Señora Presidenta, señoras y señores diputados;

señor secretario de Energía, ingeniero Ernesto Martens Rebolledo:

Sabemos, como se ha mencionado, que de no incrementarse las lluvias en lo que resta del año, se verá afectado nuestro potencial hidroeléctrico, esto nos impone una doble necesidad: la primera, es la de reconsiderar la implementación de otros proyectos de generación hidráulica de menores capacidades si y en diversos sitios donde se ha estudiado su viabilidad técnica y económica.

La segunda necesidad es la de desarrollar a mayor escala, proyectos que como los hidroeléctricos, aprovechen nuestros recursos renovables, principalmente la energía solar y la del viento.

Vemos, los diputados del Partido Acción Nacional, con satisfacción la creación y conducción en la dirección general de desarrollo tecnológico, fuentes alternas y medio ambiente y con optimismo el anuncio de que al final de esta administración se aumentarán los recursos para áreas prioritarias del sector energético.

Las fuentes alternas, señor Secretario, en situaciones y condiciones ya identificadas, son económicamente viables, así lo demuestra la amplia y vasta investigación y experimentación realizada, entre otras instituciones, por la Universidad Nacional Autónoma de México.

El problema ha sido que en su momento no han sido financieramente factibles, es decir, siempre la coyuntura financiera ha pospuesto su implementación para proyectos de generación de mayores niveles que los experimentales. Hoy tenemos que actuar ya en la perspectiva de un desarrollo sustentable.

Usted nos ha comentado que se han iniciado pláticas, acercamientos con instituciones como el Banco Mundial, por ejemplo para apoyar estos proyectos. Me preocupa si, que realizados a través de créditos internacionales, desplacen a la industria nacional ya que es una importantísima oportunidad para nuestros fabricantes el desarrollo de estos implementos, de estos equipos y estos accesorios.

La primera pregunta sería, ¿cuántos recursos y qué proyectos empezaremos a desarrollar en el corto plazo?

Por otra parte, señor Secretario, nos preocupa que importantes proyectos de instalaciones petroleras, particularmente de plantas de proceso y refinación, se vean retrasados por problemas que en parte puedan derivarse de la normatividad para la contratación y adjudicación de las obras y en parte también por decisiones equivocadas e incluso alejadas de criterios de eficiencia y honestidad en la pasada administración.

Estas demoras, estos imprevistos en el desarrollo y consecución de varios proyectos como Cadereyta y Madero, representan pérdidas de tiempo y de recursos a nuestra industria petrolera.

Es oportuno compartir con usted que algunos diputados ya estamos trabajando en una iniciativa de reformas a la Ley General de Obra Pública, sin embargo los plazos indican que todavía debemos resolver las contingencias con la normatividad vigente y en este sentido le preguntamos a usted: ¿qué está haciendo Petróleos Mexicanos para asegurar la calidad de estas obras y para controlar los tiempos y los montos? ¿Se están investigando los malos manejos en que funcionarios involucrados en anteriores decisiones pudieran haber incurrido?

Finalmente, señor Secretario, los deleznables actos terroristas registrados en los Estados Unidos de América la semana pasada, seguramente implicarán cambios en la conducción de las políticas energéticas de varios países. En esta perspectiva, estamos preparados para una eventual restricción o incluso desabasto de gas natural, gas licuado de petróleo, gasolinas y petroquímicos que actualmente importamos de los Estados Unidos.

Por sus respuestas, muchas gracias.

El Presidente:

Gracias, señor diputado Héctor González Reza.

Para responder a estas preguntas, se le concede la palabra al secretario de Energía, señor Ernesto Martens.

El secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Diputado González Reza: compartimos la preocupación de todos por lo que mencioné de falta de lluvia, quisiera sin embargo hacer algunas reflexiones al respecto.

El día de hoy tenemos un margen razonable que nos permitirá afrontar, esperamos sin mayor preocupación, salvo éste que se conjunten otras variables, si se presenta el problema que esperamos que no.

El día de hoy anunciamos también que ya se tiene en marcha proyectos minihidráulicos, cuatro de ellos y en proceso ocho más y en general un gran interés por parte del sector social y privado por aprovechar estos proyectos que dan seguridad de energía sustentable a distintas regiones del país.

Podemos decirle con tranquilidad que sí va avanzando bien.

Las fuentes alternas y la importancia de ellas mismas, coincidimos con usted, el buscar financiamiento complementario a lo nuestro es una forma de poder enriquecer el quehacer hacia adelante y avanzar más rápidamente en este camino.

Para el año 2001 la inversión en la energía renovable será de 129 millones de pesos, compuesto por 117 millones en hidroeléctricas y 12 para geotérmicas.

En el periodo 20012010 se espera una inversión acumulada en estas energías de 21 mil 388 millones de pesos, siendo para hidroeléctricas un monto de 19 mil 905 para geotérmicas de 1 mil 483. Este es el quehacer del sector de energía, es obvio que estamos motivando al mismo tiempo el desarrollo de otras energías, como es la eólica, en la cual se espera tener en un periodo que no pase de 10 años un mínimo de 2 mil megawatts. Este proyecto ha tenido un costo de 88 millones de dólares y representa la instalación de 3 plantas de 20 megawatts cada una que serán y se desarrollarán en un tiempo corto por parte del Gobierno mexicano, el sector privado y algunas instituciones financieras que favorecen este tipo de proyectos.

Respecto a su preocupación en cuanto a los proyectos, como las refinerías y la calidad de obra y montos, quisiera dejar como reflexión que las decisiones que ha aprobado el Consejo de Administración de Pemex y que está implementando su director general, el ingeniero Muñoz Leos, están orientadas precisamente a tener una estructura que garantice la calidad de las obras y que asegure los montos y los tiempos de complementación, es parte de la reforma que vemos hacia delante, que debe darle tranquilidad en el futuro a todos los mexicanos y a esta soberanía en cuanto a los proyectos que además por su magnitud sufren y tienen impactos muy importantes en todo México.

La responsabilidad en el proceso de determinar si hubo falta de transparencia, si hubo prácticas inadecuadas en cuanto a la implementación de los proyectos, estamos trabajando muy de cerca con la Secodadm, que es el área de control del país, del Gobierno, para que avancemos rápidamente en encontrar la solución a la problemática que a todos nos preocupa, que es el deber hacia delante con algo que no está muy claro todavía. Esperamos que próximamente se tenga respuesta de parte de ellos.

La siguiente pregunta en cuanto a la situación que se genera hace ocho días en Estados Unidos y cómo puede ser motivo, se puede llamar así, uno de preocupación, obviamente lo fue de inmediato, por eso dijimos que hemos tomado las decisiones correspondientes para incrementar el cuidado de nuestras instalaciones.

Vemos con interés y hemos analizado con detenimiento la problemática que esto presenta y si en un momento dado, siempre salvaguardando el interés de México, su soberanía y primero su seguridad de que va a tener los energéticos posibles, entonces podremos ver si de ahí se deriva en el futuro oportunidades para México; si así fuese, esperamos estar listos y si así fuese, para estar listos requeriríamos del apoyo de ustedes para el nuevo régimen fiscal.

Señor diputado González Reza, espero haber dado respuestas a sus preguntas.

Muchas gracias.

El Presidente:

Gracias a usted, señor Secretario.

Para ejercer el derecho de réplica del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional se le concede la palabra al diputado Mauricio Candiani Galaz, hasta por cuatro minutos.

El diputado Mauricio Enrique Candiani Galaz:

Con su autorización, señor Presidente; señor Secretario de Energía; compañeras y compañeros diputados:

Una visión de conjunto es indispensable para el aprovechamiento más eficiente de nuestra posición energética mundial, aquí se ha dicho. Las inversiones en todo nuestro sector energético no sólo son necesarias por un desempeño técnico operativo de suministro diario, sino que la disponibilidad de capacidad instalada adicional tan sólo, coloca a cualquier país en una posición de negociación mucho muy distinta.

Con esta perspectiva, permítame reflexionar lo siguiente: en materia de gas, cierto es que estamos a unos meses de que las inversiones en Cantarell permitan aprovechar el 100% del gas natural extraído. Cierto es también que con una enorme limitante de recursos presupuestales, Pemex ha incrementado sus esfuerzos en la perforación de nuevos pozos en el noreste del país.

Se camina en la dirección correcta, pero usted y yo sabemos que no a la velocidad adecuada ni en la mejor forma. Resulta indispensable apuntalar proyectos complementarios para que, sin dejar de apostar a nuestro propio autoabastecimiento interno, podamos contar con una importación diversificada en caso de que así lo requiramos.

Resulta prioritario materializar, señor Secretario, por lo menos dos de las plantas que propone su informe escrito, de regasificación, como una alternativa de suministro en sí misma que tendrá un efecto de modificación en dos mercados regionales.

Más de un habitante de las regiones circunvecinas de Baja California o de Tamaulipas estará seguramente contento de escuchar que tendrá un beneficio real de precio a la baja por el incremento de la oferta, independientemente de la viabilidad a proyectos de tipo eléctrico e industrial que en la zona se apuntalan y se refuerzan.

En materia de petróleo, si bien se debe ser cauteloso en la ampliación o disminución de la plataforma de exportación, de acuerdo al comportamiento del mercado mundial, usted mejor que muchos sabe que es preferible que en este asunto es mejor poder extraer el crudo y no necesitar hacerlo, que necesitar extraerlo y no poderlo hacer.

Sin que sea conveniente ceñirme a un solo ejemplo, no es faltar a la verdad cuando se afirma que en proyectos como el de Cadereyta, que más de uno diría que es un modelo de estudio de lo que provoca una perfecta falta de planeación adecuada de la administración anterior, su administración no puede seguir permitiendo la pérdida de 1 millón 20 mil 592 dólares diarios, según cálculos del propio Pemex, de producción adicional de varios productos por no tener la coquizadora lista.

Lo han dicho aquí varios compañeros, lo quiero solidariamente reformar, porque es una preocupación de todas las fuerzas políticas, pero independientemente de lo anterior, ante eventuales coyunturas de diverso tipo en el Medio Oriente, que pueden tener duraciones de mediano o de largo plazo, eso no está en nuestra variable de control, conviene que nuestro país tenga un desenvolvimiento óptimo en cualquier circunstancia y pueda estar preparado para hacer frente a nuevas oportunidades de negocios, a precios que puedan fortalecer nuestra propia capacidad de inversión y nuestros compromisos nacionales y extranjeros.

Concluyo afirmando que ni en gas ni en petróleo, y adicionaría en petroquímica, podemos apostar a un solo camino o a una sola opción. El incremento de la demanda interna y externa nos obliga a trabajar en varias pistas, con varias alternativas a la vez, con muchas modalidades, pero siempre, y que quede claro para todos los que escuchen, con varias alternativas que dejen perfectamente claro que esta administración ha sabido aprovechar al máximo y para el beneficio real de los mexicanos, el enorme potencial energético que tiene nuestra nación.

Por su presencia en este recinto, gracias, señor Secretario.

El Presidente:

Gracias, diputado Mauricio Candiani.

Para formular las preguntas y comentarios en nombre del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, se le concede la palabra al diputado Rafael López Hernández, hasta por cuatro minutos.

El diputado Rafael López Hernández:

Con el permiso de la Presidencia; honorable Asamblea; señor secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo.

Es asunto de Estado la generación de energía eléctrica. Es función de la Comisión Federal de Electricidad y de Luz y Fuerza del Centro, prestar este servicio estratégico para la nación y hacer posible cubrir las múltiples necesidades para el desarrollo económico y social de México.

Debe el sector garantizar la cobertura social, la continuidad y seguridad de abastecimiento del fluido eléctrico a toda la nación. Contrario a lo que se dice, la capacidad instalada de 42 mil 800 megawatts, son suficientes para satisfacer la demanda actual y los 13 mil megawatts que estarán instalados en el 2006, dan plena garantía de que habrá electricidad para la planta industrial, el comercio, los servicios, así como para los usuarios residenciales en los próximos años. Los mexicanos contaremos con el respaldo del sector eléctrico.

La Comisión Federal de Electricidad y el Sindicato Unico de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana, han trabajado en forma conjunta para llevar los índices de productividad a situaciones óptimas, mediante nuevos procedimientos de trabajo, estableciendo un programa institucional de capacitación y obteniendo a la fecha más de 4 mil certificados de competencia laboral.

Los trabajadores electricistas son hombres y mujeres que laboran con gran sentido de responsabilidad y patriotismo. Nuestro grupo parlamentario se los reconoce y aprecia.

Señor Secretario: las plantas que están entrando en operación, las que se construyen actualmente y las que se están licitando, así como la puesta en marcha del mercado interno de energía, el programa de transformación corporativa del sector y los programas de productividad y capacitación, son producto de la planeación del gobierno anterior.

Francamente, señor Secretario, en estos primeros nueve meses de la nueva administración, no se percibe el proyecto que ustedes tienen para el sector eléctrico, por lo que le pregunto: ¿cuál es la aportación del nuevo gobierno del sector? ¿Cuáles son los nuevos proyectos? ¿Cuánto invertirá el actual Gobierno directamente en fuentes alternas de energía? ¿Ha considerado usted seriamente la propuesta del Partido Revolucionario Institucional y de los Trabajadores para que parte de los fondos de pensiones puedan invertirse en el sistema eléctrico nacional?

Esperamos sus respuestas, señor Secretario.

Gracias.

El Presidente:

Muchas gracias, diputado Rafael López Hernández.

Para formular sus comentarios y respuestas se le concede la palabra al secretario de Energía, Ernesto Martens.

El secretario de Energia, Ernesto Martens Rebolledo:

Con su permiso, señor Presidente.

Diputado López Hernández, escuchamos con especial atención su planteamiento. Efectivamente el país, hoy, lo podemos ver con tranquilidad, lo que hace algunos años parecía que era con intranquilidad. Tenemos energía disponible para el año 2001. Pensamos que tenemos energía disponible también para el año 2004, 2005. Efectivamente, eso debe darle tranquilidad a los 100 millones de habitantes que vivimos en nuestro país.

Sin embargo quisiera hacer una reflexión con ustedes porque es este foro el que tiene que ayudarnos a zanjear, a brincar el problema. Efectivamente vamos a tener las plantas, pero espero que no se dé que no tengamos el gas para operarlas.

Creo que es vital, importante que esta soberanía escuche la voz de este sector, que nos ayude a avanzar en efectivamente cumplirle a México y a los mexicanos.

Sí, si va a haber energía eléctrica, pero para que haya, tiene que haber el gas y de ahí tenemos que trabajar conjuntamente para encontrar soluciones.

El vecino del norte es deficitario en gas, consecuentemente no será una ayuda; el vecino del norte verá hacia el sur y nosotros tampoco tenemos exceso de gas.

Tenemos que trabajar ardua, permanentemente en los próximos años para darle solución a este problema. Tenemos alternativas, las hemos platicado con ustedes, tenemos oportunidad de avanzar porque tenemos el gas en la tierra de este país. Ayúdennos a hacerlo bien, apoyennos en una reforma fiscal que nos permita avanzar.

En cuanto a nuestra planeación, hemos dicho que la entregaremos el 5 de octubre. Esperamos compartirla con ustedes y discutirla en forma amplia de ahí en adelante.

En cuanto a pensar en el uso del sistema de ahorro de los trabajadores de este país, qué bueno que compartimos el concepto, señor diputado López Hernández. Efectivamente, en el planteamiento que hoy hicimos a ustedes en la presentación de su servidor, se incluyó la importancia que tiene ese concepto, no sólo para energía eléctrica, sino lo tiene para petróleo, para crear la nueva industria de la construcción de este país y para crear por primera vez una industria productiva de bienes de capital.

Gracias.

El Presidente:

Gracias, señor Secretario.

Para ejercer el derecho de réplica del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, tiene la palabra el diputado Raúl Efrén Sicilia Salgado.

El diputado Raúl Efrén Sicilia Salgado:

Con su venia, señor Presidente; compañeras y compañeros diputados; señor Secretario:

La Secretaría a su cargo proyecta un crecimiento de la infraestructura básica de electricidad superior al de la demanda y de la economía en general, cuyo propósito, aunado a la promoción de una amplia reforma eléctrica, nos deja ver que serán muchas las nuevas obras por realizarse en lo futuro.

Según la planeación oficial, se prevé un crecimiento económico del 6% en los próximos años, de donde se desprende, dicho por ustedes en el IV Congreso Nacional de la Asociación Mexicana para la Economía Energética del 14 de junio pasado, un incremento del 7.6% en la capacidad de generación eléctrica, en vez del 5.9% previsto en el sexenio pasado, por la que según las proyecciones oficiales se requiere una monstruosa inversión en millones de dólares en transmisión, distribución y modernización de lo actual existente para tener una reserva mínima fija del 6% de lo generado.

Que dicho lo anterior, señor, me permito formularle esta pregunta: en concreto ¿cuál es el contenido de sus propuestas para el sector eléctrico nacional, considerando que en su exposición en forma genérica habla de política energética, no concreta un proyecto viable y fundado? ¿Cuáles son sus reformas integrales para el mismo y hasta cuándo este honorable Congreso tendrá de manera oficial esta propuesta?

Compartimos con usted el punto de vista que lo anterior es de suma trascendencia para el desarrollo de nuestro país. Muestra de ello han sido los trabajos realizados por las administraciones anteriores a la suya.

El presidente Fox, en sus viajes al exterior, ha pretendido atraer inversión extranjera al sector en toda la estructura y ello sería viable siempre y cuando se logre una reforma constitucional que lo permita.

La fracción parlamentaria del PRI ratifica su posición en no afectar la soberanía nacional, en conservar el patrimonio de los mexicanos como son los hidrocarburos, energía eléctrica y proponer que el Ejecutivo y el Congreso aportemos soluciones para garantizar el futuro energético del país con fórmulas de equilibrio entre los sectores que demandan los servicios y la recuperación de los costos de inversión. Al respecto cito este cuestionamiento, que como el anterior sólo pretende ser el punto de partida que abra el diálogo directo, puntual y honesto, entre la Secretaría a su cargo y esta Cámara de Diputados, respecto a qué se va a hacer para lograr las metas que este país no sólo espera, sino que exige de manera justa, dadas las perspectivas generadas por la actual administración.

Y pregunto, señor, ¿qué piensa hacer con los subsidios, con las tarifas y que le diría a los millones de mexicanos que reciben, los que reciben, un producto final llamado electricidad en condiciones de servicio, eficiencia y calidad, muy por debajo de sus necesidades reales?

Queda claro, señor, que en cuatro minutos no es posible terminar, para plantear, cuestionar y cimentar las bases, para resolver los temas eléctricos, pero finalmente le formulo las siguientes preguntas, pidiendo a la Presidencia un minuto más para terminar, señor.

¿Cuál es el contenido de lo que los presidentes Fox y Bush han definido como el TLC energético publicitado en medios? ¿Se ha preguntado qué oportunidad tiene la industria nacional de la construcción y las industrias ligadas al sector en la participación de la ejecución de los nuevos proyectos? ¿Qué acciones implementa la Secretaría a su cargo para solucionar los problemas de contaminación, provocados por las termoeléctricas? ya que consumen más del 80% de combustóleo, altamente contaminante. Y ¿cómo se van a modernizar y repotenciar las mismas, para reducir sus emisiones contaminantes y pretender obtener el certificado IS01400 como industria limpia?

Por su atención y respuestas claras al final de su intervención, señor, muchas gracias.

Presidencia del diputado Eric Eber Villanueva Mukul

El Presidente:

Gracias, señor diputado.

Ha concluido la primera ronda de preguntas, están inscritos para la segunda ronda de preguntas hasta por cuatro minutos, con derecho a réplica igualmente por cuatro minutos, los siguientes diputados: Rosa Delia Cota Montaño, por el Partido del Trabajo; Sara Guadalupe Figueroa Canedo, del Partido Verde Ecologista de México; Alfredo Hernández Raigosa, del Partido de la Revolución Democrática; Javier Castañeda Pomposo, del Partido Acción Nacional y Roque Joaquín Gracia Sánchez, del Partido Revolucionario Institucional.

Por lo tanto tiene el uso de la tribuna hasta por cuatro minutos la diputada Rosa Delia Cota Montaño, del Partido del Trabajo.

La diputada Rosa Delia Cota Montaño:

Con el permiso de la Presidencia; compañeras y compañeros diputados; señor Martens:

El sector eléctrico representa para nuestro país una actividad de importancia relevante, simplemente sin energía eléctrica no se movería la planta productiva, no funcionarían los servicios de una parte del transporte, no se disfrutaría de la comodidad de las telecomunicaciones ni tampoco se tendrían en los hogares las facilidades que otorga el uso de electricidad.

Simplemente pensamos que por las razones mencionadas, es comprensible entender por qué el sector eléctrico no sólo es importante para el país, sino que debe considerársele como estratégico. Por tal razón es una actividad que debe mantenerse en manos del Estado, porque es la única forma a través de la cual se puede garantizar el suministro eléctrico.

La modernización de la infraestructura eléctrica es imprescindible, porque la demanda por servicio crece constantemente, además es una industria que requiere de fuertes inversiones, no sólo para el mantenimiento de las instalaciones existentes, sino también para incrementar el número de nuevas plantas generadoras, así como de la red de distribución.

Por el elevado monto de inversión requerido por el sector eléctrico y por el manejo de tarifas que se debe hacer, para beneficiar a los consumidores de ingresos bajos, no existen inversionistas particulares que acepten participar, sin que se les garanticen sus consabidas y extraordinarias ganancias.

En los últimos años el Estado mexicano ha venido disminuyendo drásticamente su participación directa en el sector energético en general y en el eléctrico en particular, al dejar de invertir los recursos que la demanda de energía eléctrica requiere; ha abandonado una actividad estratégica deliberadamente con la finalidad de que los inversionistas particulares participen en una actividad que pretenden hacer rentable.

Mi primera pegunta, señor Secretario, ¿por qué se sigue insistiendo en la necesidad de privatizar esta industria, cuando los mismos informes dados a conocer por usted y la Comisión Federal de Electricidad y por la entidad Luz y Fuerza del Centro se indica que los índices de eficiencia de las dos empresas mencionadas, han mejorado sensiblemente sus márgenes de productividad en los últimos años? Una cosa es clara: si se deja de invertir en cualquier actividad económica, pero sobre todo en ésta como lo es la de generar y distribuir energía eléctrica, muy pronto las empresas tendrán dificultades para operar de manera adecuada e irremediablemente se enfilen hacia la quiebra financiera para posteriormente aducir que representan una carga para el erario público y bajo ese pretexto promover su privatización.

Mi segundo cuestionamiento, señor Martens. ¿Cómo es posible que el Ejecutivo siga insistiendo en que sólo a través de la privatización se podrá sacar adelante a esta industria estratégica?, cuando sabemos, porque así ha ocurrido en los últimos años en nuestros país y en otras naciones, que procesos privatizadores similares no han funcionado adecuadamente para la mayoría de la población; pero en cambio sí han sido adecuados para el usufructo de los inversionistas, pero para los sectores desfavorecidos del sistema y la estructura de distribución del ingreso.

Constantemente, señor Martens, tanto la dependencia a su cargo como las entidades que proporcionan energía eléctrica, modifican sus proyectos acerca de los requerimientos de inversión para los próximos años, dando a conocer cifra s estratosféricas que obviamente sería imposible cubrir con financiamiento público, principalmente porque no existe voluntad política.

Según ustedes, para convencer a la opinión pública y a la población de la enorme cantidad de recursos que se necesitarán aportar por inversionistas particulares, han recurrido al aumento artificial de los requerimientos, llegando incluso a pretextar apagones generalizados por la falta de capital.

Es cuanto.

El Presidente:

Gracias, señora diputada.

Para dar respuesta, tiene el uso de la palabra, hasta por ocho minutos, el secretario de Energía, Ernesto Martens.

El secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Diputada Cota Montaño: todos coincidimos que el sector eléctrico, al igual que el sector de hidrocarburos es un área estratégica y ha estado y está en manos del Estado.

En repetidas ocasiones en muchos foros, en todos los foros, en este foro el día de hoy, hemos repetido e insistido en que las empresas del Estado: Pemex, CFE y Luz y Fuerza no se privatizan. Efectivamente, nuestras empresas han vivido el arranca y pare del proceso bajo el cual viven, que es un régimen fiscal especialmente sujeto a las necesidades conjuntas de todo el país. Eso definitivamente ha afectado a la capacidad de implementar, de actuar y de hacer.

Por eso, una vez más, desearía insistir con ustedes la importancia de que sí actuemos, implementemos un nuevo régimen fiscal para nuestras empresas. Nuestras empresas no deben ser portadoras de subsidio, el subsidio como está definido en la Constitución con la cual ustedes se rigen y nosotros nos regimos, es muy claro que los subsidios se dan por otro lado, por Hacienda y no por nosotros.

Tiene usted razón: modernización y repotenciar la empresa, nuestras empresas CFE y Luz y Fuerza; efectivamente si queremos tener empresas de clase mundial hacia delante, una parte de los recursos que se requieren no para exagerar cifras y montos que permitan en su momento justificar una privatización que no se va a dar, a cambio de eso sí requerimos recursos para que nuestras empresas crezcan y requerimos recursos para que nuestras empresas que tienen plantas que ustedes mejor que yo conocen que tienen más de 100 años de existencia, requieren consecuentemente de modernizarse y de repotenciarse. Esa inversión es del orden de 8 a 20 mil millones de dólares, que son lo que hace y aparente que se requieran montos muy grandes para sacar adelante y seguir avanzando en nuestro sector.

Consecuentemente, sí les pedimos que analicemos esta área porque no estaría disponible el recursos si seguimos viviendo en el esquema actual.

Muchas gracias.

El Presidente:

Gracias, señor Secretario.

Tiene la diputada Rosa Delia Cota Montaño, su derecho a réplica pero está declinando, cosa que le agradecemos mucho.

Tiene hasta por cuatro minutos la diputada Sara Guadalupe Figueroa Cañedo, del Partido Verde Ecologista de México, el uso de la tribuna para presentar sus preguntas al señor Secretario de Energía.

La diputada Sara Guadalupe Figueroa Canedo:

Con su permiso, señor Presidente; compañeras y compañeros diputados:

Señor Secretario: solamente algunos comentarios. Y quisiéramos en el asunto del horario de verano, quisiéramos solicitarle el apoyo de esa Secretaría a su cargo, para ampliar la difusión de los beneficios a la población en general, ya que existen algunas voces que consideran necesario el establecer una nueva serie de consultas y foros en lo tocante al tema, situación que consideramos ya analizada y examinada y que provocaría una incertidumbre jurídica y una parálisis comercial si no se aprueba en este periodo de sesiones ordinarias. Y decimos que será de siete meses porque no es posible que por un decreto populista, se impida un ahorro sustancial en la energía.

Consideramos también que es necesario el que la Comisión Nacional para el Ahorro de Energía, cuente con mayores recursos y capacidad de intervenir en las decisiones fundamentales para el desarrollo del país.

También instituir de manera prioritaria una mejora de los combustibles mexicanos, así como establecer un inventario nacional integrado con los recursos de energías renovables.

Finalmente, señor Secretario y para concluir, debo manifestarle una inquietud que en el grupo parlamentario tenemos y que deseamos compartirle. El Partido Verde Ecologista de México solicitó el año pasado se reintegraran 632 millones de pesos al Presupuesto de Egresos de Petróleos Mexicanos, para prevención y restauración ecológica. ¿Se ejerció este presupuesto y de ser así en qué y cómo?

Por su atención y respuesta, muchas gracias.

El Presidente:

Gracias, señora diputada.

Tiene el uso de la tribuna el señor secretario Ernesto Martens, hasta por ocho minutos.

El secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Con su permiso, señor Presidente:

Diputada Figueroa Canedo, respecto al horario de verano, por lo que hemos escuchado en fechas recientes, entendemos que en el Congreso existen varias propuestas sobre este tema y ojalá que ustedes con su gran capacidad de unidad y de resolución, logren avanzar en que se tenga una decisión en una nueva ley que permita definir claramente hacia dónde iríamos en el futuro.

Para nosotros como sector, ustedes saben y lo dije en mi presentación, que es vital que lo tengamos definido y es sobre todo muy importante que sea de siete meses, por lo que significa para el país, en diferir inversiones muy del orden de 10 mil millones de pesos cada año; por lo que significa en ahorro de contaminantes que a ustedes tanto les preocupa y con justa razón, nos preocupa a todos; en diferir obviamente el consumo de más petróleo para producir la energía eléctrica.

Consecuentemente vemos con especial interés, suplicamos a ustedes que está en sus manos el día de hoy, que lo tomen como una prioridad en su agenda. Leí hoy las prioridades de la agenda en el periódico, de la agenda de los constituyentes y no lo encontré. Yo les pediría que lo incluyan, señores constituyentes, ayúdennos a que esto se defina en el futuro.

Coincidimos en la importancia de hacerle llegar más fondos a esa institución tan importante para el país que es la Conai, y esperamos que en el proceso de establecer los presupuestos del año 2002 se pueda lograr.

Estamos trabajando en mejorar los combustibles, sí, las gasolinas también. Quisiera recordar a ustedes que ya van 3 años casi en que no hay emergencia en la Ciudad de México, ecológica. Pocos lo reflexionamos. Los invito también a pensar en cuántos días hoy podemos ver los volcanes de esta hermosa ciudad, que antes eran muy difícil de encontrar. Sí, trabajaremos arduamente en mejorar los combustibles.

Las fuentes renovables, hemos insistido y hemos puesto en nuestra presentación, son áreas en las que seguiremos trabajando. Hemos dado cifras ya de las inversiones que se espera que se hagan.

A su pregunta específica, sobre dónde se orientó el dinero, los 632 millones de pesos, le puedo decir que se orientaron a poner quemadores en las plataformas de Cantarel. Sentimos que es una excelente aplicación para evitar contaminar esta región, que tan bella es y que yo los invito a visitarla cuando puedan.

Muchas gracias.

El Presidente:

Muchas gracias, Señor Secretario.

Para hacer uso de su derecho a réplica, tiene el uso de la palabra, hasta por cuatro minutos, la diputada María Cristina Moctezuma Lule, del Partido Verde Ecologista de México.

La diputada María Cristina Moctezuma Lule:

Con su permiso, señor Presidente; señor Secretario:

La preocupación del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México para que Petróleos Mexicanos, además de ser la empresa de los mexicanos, se constituya como una empresa que dotará a las generaciones futuras de un mejor porvenir, nos vimos en la tarea, cuando se aprobó el presupuesto en esta Cámara de Diputados, presentar esa modificación en el presupuesto en donde precisamente creo que con hechos está demostrando el grupo parlamentario del Partido Verde que sí está preocupado por la prevención y restauración ecológica.

Tan es así que fue una propuesta de modificación al presupuesto y que fue aprobada por afortunadamente todos los compañeros de esta legislatura y que creemos que no es una preocupación ya solamente de un grupo parlamentario. Creo que coincidimos con todos ellos en el mejoramiento de estas instalaciones porque, si recordamos, Petróleos Mexicanos está muy olvidado porque no tiene presupuesto para ir modificándose, pues mucho menos va a tener para petroquímica, que es lo que nos hace mucha falta en el país.

No puede ser posible que México venda el petróleo crudo y tengamos que importar de los países materias primas porque no tenemos una petroquímica básica muy buena.

Por otro lado, yo le quisiera solicitar que efectivamente usted nos contestó en qué se aplicó este presupuesto, pero le solicitaríamos por favor si nos pudiera enviar a esta Cámara exactamente cómo fue aplicado y en qué lugares.

Muchas gracias.

El Presidente:

Gracias, señora diputada.

Inmediatamente tiene el uso de la palabra el diputado Alfredo Hernández Raigosa, para presentar sus preguntas, hasta por cuatro minutos, en representación del Partido de la Revolución Democrática.

El diputado Alfredo Hernández Raigosa:

Con su permiso, señor Presidente; señor secretario Ernesto Martens:

Bienvenido aquí a su casa, a la Cámara de Diputados. Para el grupo parlamentario del PRD, hace rato que mi compañero Jesús Garibay le hizo una serie de cuestionamientos en torno al problema del gas LP. Vi que no fueron contestadas esas preguntas y se me hace indispensable plantear nuevamente el asunto del gas LP, porque durante el último año hemos vivido la zozobra de millones de consumidores que ven una inestabilidad en el precio, en la calidad, en la cantidad, en el estado de los cilindros y en el abuso que cometen las empresas gaseras en contra de millones de familias pobres que consumen gas LP.

Por lo tanto, yo quisiera plantearle primeramente que desde nuestro punto de vista en la fracción parlamentaria del PRD vemos con preocupación que el Gobierno Federal ha estado promoviendo una actitud de "candil de la calle y oscuridad de la casa" ¿Por qué decimos esto? Porque, por un lado, en el extranjero "con bombo y platillo" se plantea la posibilidad de venderles la industria petrolera y la energética.

Un caso concreto es el gas LP. Ustedes quieren entrar "por la puerta de atrás" para privatizar la petroquímica básica, con la pretendida apertura del mercado y liberación del precio, con los impactos nefastos que ya hemos conocido en otros países en relación a los altos costos del gas LP. Un país que produce gas LP y que el comercio interior es del 70% para millones de familias mexicanas, nos parece que este doble discurso debe de frenarse y encontrará en el PRD siempre una franca oposición crítica a esta pretendida privatización del sector energético en el petróleo y en la energía eléctrica.

Por lo tanto, señor Secretario, creo que usted no conoce varias cosas de la problemática del gas LP. Quisiera yo preguntarle: ¿hasta cuándo habrá mano dura para los gaseros que abusan en la ordeña y en los altos costos al precio del gas al consumidor? Quisiera preguntarle, ¿cuál es el precio de costo de producción del kilogramo de gas a lo que lo produce Pemex? Quisiera preguntarle, ¿si usted conoce lo que señala la ley reglamentaria del artículo 27 constitucional en su ramo de gas licuado del petróleo? Quisiera preguntarle si usted sabe que existen en la actualidad 10 millones de cilindros en mal estado, que son verdaderas bombas de tiempo en los hogares mexicanos? Quisiera también preguntarle a cuánto asciende en porcentaje la cantidad de participación de la inversión privada en el sector energético? ¿Qué compromisos internacionales han suscrito o están por suscribirse en materia eléctrica con Estados Unidos?

¿Es mediante la modificación reglamentaria como ustedes piensan subrepticiamente permitir la inversión extranjera en áreas reservadas a la nación por nuestra Constitución, como es el caso de la generación y comercial ización de la energía eléctrica? ¿Cuál es el avance en porcentajes y cifras del ejercicio presupuestal para gasto de inversión en materia de energía? ¿Desde su perspectiva cuáles son los requerimientos mínimos de inversión pública para desarrollar y expandir la industria eléctrica?

¿En el marco de la reforma fiscal por qué el Gobierno que usted representa no hace nada para eliminar los subsidios de los 370 grandes consumidores en México, para así capitalizar la industria eléctrica? ¿Hay cartera vencida en la CFE y en la Comisión de Luz y Fuerza del Centro y, en su caso, a cuánto asciende?

Espero que en los ocho minutos que le tocan a usted nos pueda contestar todas y cada una de estas preguntas.

El Presidente:

Gracias, señor diputado.

Para dar respuesta tiene el uso de la palabra el señor secretario de Energía, Ernesto Martens, hasta por ocho minutos.

El secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Con su permiso, señor Presidente; diputado Hernández Raigosa:

Me dio gusto saludarlo una vez más el día de hoy. Debo confesarle que no alcancé a apuntar todas las preguntas. Sin embargo, como nos vamos a ver el próximo lunes, tendremos oportunidad de glosarlas y asegurarnos de que si me falta alguna, le ofrezco, la vamos a corregir en su momento.

Como hemos comentado en intervenciones previas, el tema del precio del gas no sólo es motivo de preocupación del sector y su servidor, sino es del señor Presidente. Y precisamente por eso se estableció desde hace seis meses y se renovó por 12 meses más el control de precio para este sector.

Efectivamente tenemos que hacer muchas cosas, como ya lo dije, para asegurarnos de que podamos avanzar en el ordenamiento de esta industria, que definitivamente ha tenido efectos importantes en nuestra población.

Mano dura, mano suave, creo que lo importante es mano que dirija, mano que oriente, mano que lleve a que nuestro pueblo viva mejor, para que nuestra industria le sirva mejor, para que los distribuidores trabajen mejor, para que todos nos orientamos a servirle al más importante cliente que hay en México, que somos los mexicanos.

En cuanto al costo del gasto, diputado Hernández Raigosa, platicamos sobre el tema y ofrecimos a usted y al grupo de personas que lo acompañó, otros diputados, de empezar este diálogo y, repito, tendrán la información completa siempre, para que las decisiones que se tomen se tomen con cartas sobre la mesa, así es que puede usted contar con que no van a hacer falta.

Su preocupación o la preocupación por la renovación de los cilindros es obviamente compartida por nosotros, no sólo porque es determinante que tengamos una planta de cilindros renovada, pero más importante aún, para garantizarle la seguridad a todos los usuarios de este país.

A la fecha se han renovado el 22% y lo que buscamos, como platicábamos en nuestra reunión previa, buscamos asegurarles que se tengan las herramientas suficientes, como usted dice, de mano dura, para que no se juegue con ese concepto; ese concepto es vital para la seguridad de nuestros consumidores. Deben renovarse los cilindros oportunamente.

En cuanto al artículo 27, que platicamos también en nuestra reunión previa, lo hemos estudiado. Sentimos que tenemos que reforzar nuestros reglamentos para que podamos aplicar en forma adecuada el artículo que usted menciona.

¿Tenemos componendas con los Estados Unidos? Señores diputados: no, no se ha firmado ningún documento que en ninguna forma ponga en riesgo nuestra soberanía, nuestra propiedad y nuestro manejo del sector energético de este país.

Para darle tranquilidad a esta soberanía, hemos mandado en varias ocasiones a las comisiones de Energía del Senado y de la Cámara de Diputados, los documentos que han sido firmados, para que ustedes puedan constatar, que en esencia son continuación de acuerdos firmados en el pasado, que ustedes conocen y que no son motivo de preocupación hacia delante.

El avance en gastos de inversión, como hemos mencionado previamente, se vio afectado porque el reglamento que nos rige se demoró hasta el mes de julio. Esperamos poder acelerar el ritmo, acelerarlo sin atropellarlo, para que hagamos inversiones inteligentes para avanzar lo más que se pueda en el resto del año. Pero, insisto, aceleraremos pero no atropellaremos.

En cuanto al tema de subsidios y tarifas, por eso pedimos a ustedes apoyo para cambiar el régimen que tenemos en la parte fiscal. Cero que en la medida que se continuase en el futuro utilizando tarifas como concepto de modulación de las variables macroeconómicas, estaríamos cometiendo un error una vez más. Debemos separar el subsidio, si así existe, del proceso de manejo de una empresa. Les pedimos a ustedes que, si así lo ven pertinente, analicen entonces en la nueva Ley Fiscal, en el Presupuesto del año 2002, que efectivamente los subsidios se coloquen en la posición adecuada.

Sé que me faltaron algunas preguntas diputado Hernández Raigosa, espero contestárselas en nuestra reunión del lunes.

El Presidente:

Gracias, señor Secretario.

Para hacer uso de su derecho de réplica, tiene el uso de la palabra hasta por cuatro minutos, el diputado Alfredo Hernández Raigosa.

El diputado Alfredo Hernández Raigosa:

Gracias, señor Presidente:

Qué lástima que el señor Secretario no cumplió con la ley, no dio respuesta puntual a los cuestionamientos que son de fondo porque allá afuera hoy señor Secretario, hay una protesta por los altos cobros en el precio de gas y las tarifas de la energía eléctrica, quiere decir que usted tiene verdaderamente problemas.

Usted tiene problemas y no es la primera vez y si está en una reunión el señor Secretario ¿saben a qué se debe? A la presión que hemos ejercido con la sociedad para resolver un problema de gas LP que a nueve meses no han resuelto nada, no han resuelto nada, de tal forma en que apenas el día de ayer la Comisión Federal de Competencia hizo una declaratoria de la cual nosotros hace un año lo planteamos, que había en el gas prácticas monopólicas, ya lo demostramos, había incompetencia, ausencia de competencia en el mercado del gas LP, lo demostramos y apenas la Comisión Federal de Competencia lo declaró ayer y el Secretario de Energía claro que nos dio una cita a partir de la presión de venir a este recinto a dar un informe puntual a la República de lo que está pasando en el sector energético.

Por lo tanto, señor Secretario, le quiero decir con mucha puntualidad, el grupo parlamentario del PRD se pronuncia categóricamente en el tema de la privatización de la industria eléctrica y del petróleo bajo cualquier forma o cufemismo por más falso, catastrófico que nos quiera parecer, lo rechazamos.

No aceptamos ni siquiera lo que últimamente han presentado como una nueva propuesta y que consiste en el abandono de la industria eléctrica nacional paralelamente a la creación de empresas privadas que terminarían desplazándola.

No comulgamos con el dogma de privatizar por privatizar porque no ha retirado 10 millones de tanques del mercado y ahora quiere meter por la puerta de atrás la privatización de la petroquímica básica empezando por el gas LP abriendo el mercado y liberando el precio importándole poco que a nivel internacional las experiencias de la liberación en el precio son altos costos del gas LP a los consumidores.

Y en este país, señores ricos del PAN que no consumen más que otro producto en este país la mayoría de los pobres consume gas LP porque no hay otra, alternativa y hasta este momento el señor Secretario no ha parado a los gaseros en su voracidad seguramente porque está asociado o están asociados con algunos miembros prominentes de la política nacional.

Por lo tanto creemos que las experiencias del Fobaproa, de la aparente expropiación de los ingenios, de las carreteras y otras cosas más, no son más que simulaciones para querer privatizar el sector energético a costa de los mexicanos y ahí el PRD se pronuncia completa y tajantemente en contra de esto.

Por eso al señor Secretario para que vea, para que observe que en el PRD siempre ha habido propuesta, le quiero entregar una iniciativa de reformas que presenté en torno al problema del gas LP, donde se plantea la creación de una tarifa nacional para que no nos vengan a vender gas LP a precios de dólares, es criminal para un pueblo que su poder adquisitivo está por debajo de los dos salarios mínimos.

Se la entrego señor Secretario para que la lea, para que la estudie y me dé su opinión sobre este asunto y el lunes que voy con usted, sí voy a ir y voy a ir con un conjunto de ciudadanos que manifiestan su rechazo rotundo a la política energética que está implementando el actual Gobierno que va en contra de los principios de soberanía nacional y que va a afectar a millones de mexicanos que hoy no tienen otra alternativa más que el gas LP para bañarse, para alimentarse y que además el gas LP también paga IVA como si fuera un producto de lujo siendo hoy por hoy un producto de primera necesidad.

Señor Secretario, muchas gracias.

Presidencia de la diputada Beatriz Elena Paredes Rangel

La Presidenta:

Gracias diputado Hernández Raigosa.

Para formular cuestionamientos, tiene el uso de la palabra el diputado Javier Castañeda Pomposo, del Partido de Acción Nacional hasta por cuatro minutos.

El diputado Javier Julián Castañeda Pomposo:

Con el permiso de la Presidencia; diputadas y diputados; señor Ernesto Martens, secretario de Energía:

La rendición de cuentas resulta imprescindible en toda democracia, por ello señor Secretario, hemos de profundizar en el tema del sector eléctrico y de manera concreta en el subsidio implícito, existente en las tarifas que éste cobra a los usuarios y el de la cartera vencida de la Comisión Federal de Electricidad y de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro.

Como bien sabemos, todo país que pretenda lograr un crecimiento económico sano y sustentable, debe fomentar el desarrollo de algunos sectores estratégicos que funcionarán como soportes en la consecución de esta meta. En este sentido, resulta relevante el contar con un sector eléctrico en condiciones de hacer frente a este reto, por ello debemos de asegurar una inversión mínima en este sector a fin de lograr que la capacidad instalada sea suficiente para soportar el crecimiento económico del país.

Al mismo tiempo, contar sólo con inversiones no sirve a su propósito primordial si no logramos poner al alcance de todos los mexicanos el fluido eléctrico.

Queda clara la importancia que tiene para el país contar con los recursos suficientes para propiciar el desarrollo del sector eléctrico; estimamos que la recuperación de los costos vía tarifas, debe ser la primera opción para asegurar un sector eléctrico sustentable en el largo plazo.

Sin embargo, las tarifas vigentes que se cobran por el servicio no reflejan su costo real y únicamente permiten recuperar los costos variables sin cubrir los costos de inversión; en consecuencia, los recursos que genera la Comisión Federal de Electricidad y Luz y Fuerza del Centro, son insuficientes para financiar la ampliación de la capacidad instalada necesaria apara atender el crecimiento actual y esperada de la demanda de este servicio.

En Acción Nacional estamos conscientes de la situación económica de los sectores más desprotegido del país, es precisamente por ello que estimamos conveniente revisar la estructura de subsidios con que opera actualmente el sector. Los subsidios implícitos en las tarifas eléctricas residenciales y agrícolas, no son conocidos por los usuarios y más preocupante aún, son subsidios generalizados, es decir, lo reciben aquellos usuarios que lo necesitan, pero también aquellos que no lo necesitan por igual.

Señor Secretario: lo cuestiono sobre lo siguiente: ¿podría exponer ante esta soberanía la forma como están distribuidos estos subsidios entre los diferentes niveles de ingreso? ¿Se piensa reducir este subsidio o reestructurarlo de modo tal que realmente se beneficie a quien más lo necesita? ¿Por qué no se han hecho explícitos aún los subsidios en los recibos de los usuarios del servicio?

Aunado a esta problemática, la cartera vencida de las cuentas de consumidores muestra niveles preocupantes, llama la atención que gran parte de la cartera vencida de Luz y Fuerza del Centro corresponde a adeudos de los gobiernos estatales y municipales. No está por demás señalar que esta problemática se repite en el caso de la Comisión Federal de Electricidad.

Los problemas derivados de las conexiones ilegales y su facturación y fraudes contribuyen a la mala situación financiera del sector; se requieren esfuerzos administrativos para mejorar esto. ¿Nos puede dar información de la evolución de la cobranza en dichas entidades? ¿Qué tipo de medidas se instrumentarán para que con justicia pero al mismo tiempo con sensibilidad, se reduzca el elevado monto de la cartera vencida de estos organismos?

De antemano, gracias por su contestación.

La Presidenta:

En el uso de la palabra, el señor secretario de Energía, ingeniero Martens, hasta por ocho minutos.

El secretario de Energía, Ernesto Martens Robolledo:

Con su permiso, señora Presidenta; diputado Castañeda Pomposo:

Subsidios ha sido algo que ha sido motivo de preocupación y será siempre de preocupación sobre todo si surgen no por diseño, sino surge de alguna forma espontánea.

La distribución de subsidios por grupo de consumidores actualmente, es la siguiente: en la parte residencial es un subsidio del 62%; en la comercial, del 5.2%; en servicios el 1.8%; agrícola 10.3%; industria media de atención, 14%; industria alta atención 6.2%.

La distribución del subsidio en el consumo residencial es como sigue: en el básico, subsidio del 25% y es el 47% de los usuarios; en el intermedio es 61% del subsidio, el 43% a los usuarios y en el excedente de subsidios de 14% y los usuarios son el 9%.

La propuesta que se ha elaborado para reestructurar subsidios y que está en estudio, contempla dirigir los subsidios a quien más lo necesita, pero al mismo tiempo poder recuperar un nivel tarifario que evite que la industria se siga deteriorando por falta de recursos para invertir.

En este esquema hemos planteado a ustedes la importancia que tiene, primero, que la empresa reciba sus tarifas completas y que el subsidio si así decide esta soberanía otorgarlo, se otorgue vía partidas específicas en el Presupuesto de Egresos de la Secretaría de Hacienda del año 2002.

Pensamos que es la forma correcta, lógica que ustedes tienen instituido vía la Constitución para asegurarle que si el subsidio así se decide, llegue a quien corresponde, en la forma que corresponde y no sean las empresas la fuente de subsidio, con perjuicio de su capacidad de darle energía al país hacia delante.

En cuanto a la problemática de cobranza en el caso de Luz y Fuerza el importe de la cartera vencida de gobiernos estatales y municipales equivale a 16 meses de facturación de este grupo de consumidores y representa el 68% de la cartera vencida.

Para alcanzar el saneamiento de la cartera vencida que por consumo de energía eléctrica mantienen algunos municipios y organismos operadores de agua con Luz y Fuerza, la junta de gobierno aprobó para aquellos que se encuentren al corriente en un 100% en sus pagos en la facturación del año 2001, que los adeudos de años anteriores se dejaran en suspenso y posteriormente revisarlos por las partes, con el fin de determinar los ajustes respectivos para buscar una solución definitiva, de esta manera Luz y Fuerza mantiene su disposición de convenir con los municipios y con los organismos operadores de agua, la regularización de los adeudos para evitar cortes en el suministro de este servicio básico.

En el caso de la CFE, tenemos algunos casos de resistencia civil en Tabasco, principalmente en los municipios de Cárdenas, Comalcalco, Centro Canduacán, Huimanguillo y Jalpa de Méndez.

Se firmó un convenio de coordinación con el gobierno del Estado para regularizar adeudos, el cual no se ha implementado por la situación política del Estado, adeudo del orden de 500 millones de pesos. Problemática de pagos en Chiapas.

Desde hace seis años se aplica un subsidio explícito a usuarios domésticos; sin embargo, existen 700 mil usuarios con adeudos de 91 millones de pesos, a los que no se les puede suspender el servicio, pues lo impiden sistemáticamente.

Productores agrícolas, Caborca, Sonora. Adeudos de 1997 al 2001 por 20 millones de pesos.

Desde hace años se han suscrito convenios de pagos a la cosecha incumplidos por los agricultores, junto con el Gobierno se autorizó regularización a través de convenios con un aval, el cual no ha sido concebido por los agricultores.

Valle de Santo Domingo, Baja California, adeudos acumulados por 89 millones de pesos, en marzo pasado se firmó acuerdo pero se han tenido resultados mínimos, pues los agricultores no han podido pagar sus adeudos.

Norte del Estado de Chihuahua, en marzo de 2001 agricultores de diversas poblaciones se pronunciaron en suspensión de pagos y realizaron bloqueos aduciendo altos precios. Adeudo por 50 millones de pesos, se buscan soluciones en el grupo intersecretarial de análisis y tarifas eléctricas y con participación de la Sagarpa.

En esencia, se están atendiendo estas áreas, sabemos que tenemos que llegar a un acuerdo, un diálogo, como lo hemos buscado y esperemos seguirlo haciendo en el futuro.

Para la restauración de tarifas lo que estamos promoviendo en su momento es que se haga un proceso lógico, que se afecte en lo mínimo posible a las clases más necesitadas y que logremos a través del tiempo tener tarifas que le den tranquilidad y seguridad a nuestras empresas.

Insistimos en la importancia que sede el subsidio para que no sean las empresas las que lo den, sino que sea el área que debe darlo, que es la Secretaría de Hacienda, vía partidas específicas en su Presupuesto de Egresos del año 2002.

Espero haber contestado sus preguntas.

Muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias, señor Secretario.

Para hacer uso de su derecho de réplica, el diputado Noé Navarrete González, hasta por cuatro minutos.

El diputado Noé Navarrete González:

Con el permiso de la Presidencia; señor Ernesto Martens Rebolledo, titular de la Secretaría de Energía; compañeras y compañeros diputados:

Es indudable que el modelo energético de nuestro país hoy día está llegando a su límite. Lejano de cubrir las necesidades que la nación reclama, nuestro modelo energético necesita una cirugía mayor. Dicho modelo ha sido ajustado durante las diferentes etapas que ha vivido el país, desde el Constituyente de 1917 hasta nuestros días, buscando en cada una de ellas cubrir las expectativas que en ese momento imperaban.

Reconocemos la importante aportación que hace Pemex al ingreso nacional, reconocemos la excelente tarea que en materia de electrificación se ha realizado, reconocemos el trabajo de técnicos y especialistas mexicanos, son de primer nivel; sin embargo, en política energética lo que se haga o se deje de hacer hoy se refleja en dos o tres años y hoy estamos resintiendo la falta de visión que se tuvo en épocas pasadas.

El equilibrio actual entre oferta y demanda, tanto en electricidad como en hidrocarburos, no sería satisfecha de no existir las importaciones que actualmente se realizan de los principales petrolíferos. Nuestro país importa el 30% de su consumo de gas LP, en gasolina importamos el 20%, casi el 100% en petroquímicos y en gas natural importamos el 18%, que dicho de paso, su demanda crece a un ritmo mucho mayor que el de su oferta. Así de irónica es nuestra situación. Tenemos suficiente petróleo, pero no la capacidad para refinarlo.

En electricidad, si consideramos que en cinco años el 58% será generada con gas natural, podríamos tener también en el mediano plazo graves problemas de abasto, no por falta de plantas, sino como lo mencionó el señor Secretario, por falta de energía primaria.

En ésta, la más alta tribuna de la nación, se han dado discursos donde se rasgan las vestiduras defendiendo la soberanía energética, argumentando que no permitirán que la iniciativa privada entre al sector, pero si soberanía la entendemos como capacidad de autodeterminación, si soberanía la entendemos como autosuficiencia y control de nuestros recursos, ¿qué tipo de soberanía defienden?, basta con que nos cierren la llave del otro lado para tener serios desabastos de insumos energéticos, riesgo que hoy más que nunca está presente y si a esto le agregamos que el monto total de endeudamiento por proyectos financiados bajo el esquema de Pidiregas, cuyos recursos provienen del sector privado, porque el sector privado ya está dentro del subsector eléctrico, es de aproximadamente 457 mil millones de pesos, ¿a qué precio mantenemos la estructura del modelo energético actual?

De la lectura del informe, se reconoce la intención de esta administración por darle rumbo a la política energética de nuestro país, combinando logros del pasado con la visión del presente, para dar certidumbre al futuro, pero para lo cual es indudable que requerimos un marco legal nuevo, una reforma energética que sea parte de un proceso de cambio y reestructuración del sector, un modelo nuevo que mantenga la rectoría del Estado sobre nuestros recursos, pero que provea la infraestructura necesaria que nos permita ser autosuficientes sin distraer recursos del Gobierno. Esta tarea exige corresponsabilidad entre Ejecutivo y Legislativo.

Aprovecho para decirle, señor Secretario, que en el informe se describe una reforma al subsector eléctrico, pero no es en el informe en donde se debe presentar, es aquí en el Congreso y le expreso que la esperamos con el mejor de los ánimos.

Termino diciendo lo siguiente, porque estoy seguro y lo digo con todo respeto, que bajo las condiciones críticas actuales, con el mismo espíritu nacionalista que lo distinguió, el general Lázaro Cárdenas y el licenciado Adolfo López Mateos también hubieran cambiado el modelo.

Es cuanto, señora Presidenta.

La Presidenta:

Gracias, señor diputado.

Para formular sus cuestionamientos a nombre del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, se concede el uso de la palabra al diputado Roque Joaquín Gracia Sánchez, hasta por cuatro minutos.

El diputado Roque Joaquín Gracia Sánchez:

Muchas gracias, señora Presidenta, con el permiso; compañeras y compañeros diputados; Señor secretario, Ernesto Martens Rebolledo:

En su carácter de cabeza del sector energético agradezco a usted las contestaciones a las siguientes dudas que le plantearé.

Usted manifestó que la reconfiguración de la refinería de Minatitlán, Veracruz y de Salina Cruz, Oaxaca, se licitarán el próximo año, cuando que el Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos aprobó que dichas reconfiguraciones se iniciarían en el mes de julio de este año.

¿Por qué se han retrasado esas licitaciones? Una vez más no precisa usted fechas, ¿seguiremos importando petrolíferos refinados? ¿Por qué hasta el año 2006 entrarán en operación estas plantas reconfiguradas?

Comentó usted que el proceso de la cadena productiva, amoniacourea, sería reactivada en el mes de septiembre de este año. ¿Qué pasará, seguiremos importando urea, continuarán las huelgas de los trabajadores de Real del Monte y de agronitrogenados?

En estos momentos estamos importando un monto importante del gas natural que se consume en el país, como lo demuestran las cifras oficiales de Petróleos Mexicanos, más aún, se ha proyectado la construcción de más plantas eléctricas de ciclo combinado, que obviamente consumirían gas.

¿Cómo se piensa obtener más gas? ¿De qué país lo recibiremos, porque Estados Unidos que es nuestro proveedor, es un país deficitario? Y en caso de que por seguridad nacional cierre sus fronteras al gas natural y al combustóleo, ¿cuál sería la estrategia a seguir?

La industria petroquímica está considerada en el mundo como la joya del sector petrolero por las altas utilidades que arroja.

En el I Informe de Gobierno se presentan los montos de inversión para Pemex y para la Comisión Federal de Electricidad. Sin embargo, el documento carece de una especificación en cuanto a la fuente y al desglose de los mismos.

Esto tiene relación absoluta con el Plan Nacional de Desarrollo que carece de un renglón específico de tratamiento para el sector eléctrico y particularmente para la modernización de la industria petroquímica.

Recibimos en 1938 una industria petrolera decadente orientada hacia el extranjero, sin recursos y con un bloqueo económico, pero que con los esfuerzos, dedicación y trabajo de muchos trabajadores e ingenieros mexicanos, se logró descubrir, desarrollar y explotar importantes yacimientos petroleros, tales como la cuenca de Burgos, nueva Faja de Oro, el Mesozoico, de Chiapas y Tabasco y Cantarell, entre otros.

Con el problema que hoy se ha planteado aquí con respecto a la refinería de Cadereyta, ¿cree usted que el personal de Petróleos Mexicanos no tiene la capacidad para echar a andar esa planta coquizadora que hoy es un dolor de cabeza?

Solicito un minuto, señora Presidenta, para concluir.

La Presidenta:

Concluya lo más breve posible, señor diputado.

El diputado Roque Joaquín Gracia Sánchez:

Gracias.

Qué bueno que hubo respuesta del Gobierno Federal al punto de acuerdo que en noviembre del año pasado presentó en esta misma tribuna un compañero de mi fracción parlamentaria con respecto al gas LP. Nos pronunciamos porque no siga subiendo el precio del gas doméstico.

Por sus contestaciones, muchas gracias, señor Secretario.

La Presidenta:

Muchas gracias.

Se concede el uso de la palabra al Secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo, hasta por ocho minutos.

El secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Con su permiso, señora Presidenta.

Diputado Gracia Sánchez: las refinerías Salina Cruz y Minatitlán ¿por qué el retraso? Quisiera, al hacerlo, hay dos vertientes en este concepto: uno es el proceso de aprobación que se tiene que llevar por parte del consejo de Pemex y por otro lado alguna reflexión sobre la importancia de poder revisar la forma en que se habían configurado las modificaciones de estas dos refinerías.

En septiembre del año 1998 Pemex informó al consejo haber terminado la ingeniería básica del proyecto de Minatitlán y Salina Cruz e integró los paquetes de concurso. Dicho proyecto fue incluido en el Presupuesto de Egresos de la Federación del año 1999. A finales del año 1999 el director de la subsidiaria solicitó autorización al Consejo de Administración para realizar el proyecto Minatitlán.

La Comisión Intersecretarial de GastoFinanciamiento, conforme al acuerdo 99III1, resolvió posponer su decisión hasta que fueran evaluados los resultados de las otras licitaciones en proceso.

Por no haberse ejecutado el proyecto Minatitlán el último año de la administración anterior, su reactivación requiere presentarlo nuevamente ante la Comisión Intersecretarial de GastoFinanciamiento, con el mismo dictamen, lo cual se encuentra en proceso.

Actualmente se encuentra en la unidad de inversiones de la Secretaría de Hacienda para ser considerado en la cartera de proyectos Pidiregas para el año 2002. Si no fuera aprobado, se solicitaría su inclusión en el PEF. Pemex espera una decisión en torno a Minatitlán para realizar el proceso de Salina Cruz.

El proyecto de Minatitlán se estima tendrá un costo de 1 mil millones de dólares; el de Salina Cruz se estima que ascienda a 1 mil 200 millones de dólares aproximadamente.

Esperamos que el proceso de aprobaciones se acelere para que, como hemos anunciado a ustedes, el proyecto Minatitlán se dispare para el año que entra.

¿Por qué el año 2006? Fue la pregunta complementaria. Es decir, el año 2006 es una fecha que parece lejana, sin embargo recordemos, ustedes y su servidor, que los proyectos de refinación son proyectos que no se hacen en un solo día, sobre todo cuando lo que se manejan modificaciones y modernización, que es diferente a una empresa, a una planta nueva que parte de cero.

Amoníaco Urea, como hemos platicado con algunos de nuestros representantes aquí en la Cámara de Diputados, esperamos que se esté trabajando para septiembre y no veo razón o espero que haya razón para que se detenga.

El plan para gas natural. Efectivamente hay un riesgo -como hemos mencionado aquí- que inclusive planteamos que pudiese en su momento ser de gran preocupación para todo el país y en forma dramática lo dijimos para que quede firme y claramente expresado; tenemos que trabajar en dos vertientes muy claras. Sabemos que Estados Unidos es deficitario, consecuentemente tenemos que trabajar arduamente en conseguir más gas de nuestro México, de nuestro subsuelo y estamos trabajando en tres proyectos de gas líquido traído de lugares que son, que tienen exceso, en forma tal que podamos brincar el espacio si hubiese en un momento dado en los años futuros y complementar las inversiones nuestras para ser autosuficientes, que ojalá se puedan lograr algún día.

El plan estratégico, hemos mencionado a ustedes que será presentado el 5 de octubre . Consecuentemente esperamos que eso nos dé el foro para platicar en el futuro.

La modernización de la industria petroquímica, estamos en el proceso de complementar las inversiones que se requieren para el presupuesto del año 2000, para descuellar una serie de áreas que han estado atrofiadas. Esperamos que se reúnan las empresas, como estuvieron originalmente estructuradas hasta antes del año, creo 1994.

La planta coquizadora de Cadereyta que menciona usted, señor diputado, ha sido transferida para que sea Pemex el que la administre y así podamos terminarla finalmente en una fecha muy próxima.

Estando hoy donde estamos, era importante que Pemex tomase la administración, para que se pudiese cumplir y que el tiempo se acorte lo más posible.

Espero con ello, diputado Gracia Sánchez, haber dado respuesta a sus preguntas.

Muchas gracias por escucharme.

La Presidenta:

Tiene el uso de la palabra, para hacer uso de su derecho de réplica, el diputado Narciso Alberto Amador Leal, hasta por cuatro minutos.

El diputado Narciso Alberto Amador Leal:

El sector energético tiene que ser visto desde una óptica múltiple, con rigor técnico, que nos aparte del voluntarismo o la improvisación. Con mesura y franca disposición al diálogo, dada la complejidad de la realidad que se pretende cambiar y sobre todo, sobre todo con patriotismo y una buena dosis de sensibilidad política.

Saludamos, por tanto, el encuentro plural que distingue a esta comparecencia, a este diálogo entre poderes, en el que resalta la pertinencia en la mayoría de las propuestas de los legisladores y la voluntad del Ejecutivo expresada por usted, señor Secretario, para construir una política energética con visión de estado.

Una política con visión de estado -decimos nosotros- que reconozca que los valores, la cultura, los principios, las instituciones de una nación, son producto de su experiencia histórica y de sus afanes de libertad y de justicia.

Por ello reprobamos el doble lenguaje que suele usarse en el Gobierno, no por usted afortunadamente, pero si por el propio presidente de la República u otros miembros del gabinete, que equiparan la defensa de la soberanía energética, con supuestas actitudes atávicas de los legisladores o más aún del pueblo de México.

Una política energética de estado, de y para la comunidad nacional en su conjunto, dispuesta a reconocer, sin mezquindades y regateos, el papel de las instituciones, de los trabajadores, de los técnicos mexicanos en esta impresionante hazaña que, usted y nosotros, hemos atestiguado en cada una de las instalaciones que hemos visitado.

Por su desempeño profesional, usted sabe que en una perspectiva de largo plazo, en una óptica verdaderamente visionaria, la utilización del petróleo como insumo primario para la generación de combustibles y de electricidad, es un despropósito histórico y gerenacional.

El futuro con mayor rentabilidad económica y social, está en el desarrollo pleno y dinámico de la petroquímica, por tanto, nos preocupa que la prevención se guié sólo por el enfoque tradicional de la prospectiva de la oferta y la demanda y que el tema de la diversificación sea menos importante.

¿No le parece, señor Secretario, que el balance de energía es ya insuficiente como herramienta de planeación? ¿No deberíamos en realidad partir de un balance global de materia y energía, que considere la totalidad de los insumos primarios renovables y no renovables para la generación de energía? Por eso mismo no podemos asumir una posición maximalista en torno al uso de energía nuclear.

Señor Secretario, si existe disposición para el diálogo y la construcción de acuerdos, pasemos de las palabras a los hechos, construyamos juntos, en el marco de las relaciones institucionales entre ambos poderes una agenda común. Esperamos sea usted el primer encargado de despacho que rompa el paradigma de desconfianzas y dualidad en el lenguaje, en el que lamentablemente estamos envueltos.

Sería lamentable, señor Secretario, que como sucede a algunos de sus colegas, su Secretaría se convierta de tanto ver hacia atrás, en una estatua de sal, incapaz por tanto, de dar respuesta a los afanes de cambio y superación que nos son comunes.

Muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias, señor diputado.

Para finalizar la comparecencia, se solicita al secretario, Ernesto Martens, haga uso de la tribuna, hasta por 10 minutos, para su comentario de cierre.

El secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Con su permiso, señora Presidenta; señoras y señores diputados:

Los conceptos expresados por ustedes, los puntos de coincidencia y aquellos en los que de manera constructiva nuestra visión no es la misma, nos alientan a buscar de manera conjunta y dentro de un marco de absoluto respeto a la división de poderes, la modernización energética que nuestro país necesita.

Tenemos que llevar luz a cada hogar, a cada región, a cada municipio, a cada lugar; tenemos que garantizar el abasto de gas; tenemos que explotar y fortalecer nuestras reservas de hidrocarburos; tenemos que reactivar nuestras capacidades de refinación y las cadenas productivas petroquímicas; tenemos que convertir a nuestras empresas en empresas de calidad mundial. Los cambios que juntos tendremos que impulsar en el sector no forman parte de ideología, forman parte del porvenir. Son y serán nuestra capacidad de ver el futuro con la seguridad de que las generaciones venideras no podrán juzgarnos por lo que dejamos de hacer, sino por lo que vamos a hacer.

En el sector energético, sabemos que no hay fórmulas únicas; sabemos también que no hay tiempos preestablecidos. Estamos convencidos que con el diálogo intenso y fructífero iremos encontrando las coincidencias sobre los principios en los que debe asentarse la política energética del país.

Este es el reto de México en el Siglo XXI: construir consensos, abrir caminos, acercarnos y escuchar a todos. Buscar en nuestras divergencias la serenidad para crecer a fin de tener un mejor país. Tenemos en suma que darle a México hoy y siempre, la energía que necesita; un país con energía es un país con futuro. Así, reafirmamos nuestra convicción de que en la pluralidad, el respeto y la coparticipación, avanzaremos juntos con esta soberanía en beneficio del país para que la energía de México sea la energía de los mexicanos.

Señoras y señores diputados: autonomía de gestión, un nuevo régimen fiscal, nuevos esquemas de financiamiento, complemento a la inversión pública por la inversión social y privada, fortalecimiento del marco regulatorio son los fundamentos sobre los que de manera conjunta tendremos que avanzar.

Hoy, los retos que enfrentamos nos obligan a definir propuestas y a buscar consensos viables de política pública.

Reiteramos aquí nuestra disposición para construir juntos la modernización energética de México que México necesita y que la sociedad nos demanda.

Señores, gracias por recibirme y ¡Viva México!

La Presidenta:

Gracias, señor Secretario.

La trascendencia de la política energética del país se evidencia por la decisión de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, de que el Secretario del ramo compareciera ante el pleno de la misma, comparecencia que hoy se ha desarrollado.

Sin duda el desarrollo de la humanidad en los últimos siglos, ha tenido una relación directa con la revolución productiva y en la calidad de la vida derivada del uso de la energía y de la enorme transformación que significó en la organización productiva en la vida cotidiana en la urbanización del orbe el aprovechamiento de los energéticos.

Prácticamente ningún proceso de relacionamiento en las sociedades contemporáneas, está desvinculado del uso de algún energético.

Ha escuchado, señor Secretario, usted, los diversos puntos de vista de los grupos parlamentarios y los legisladores, sobre un tema de tanta trascendencia.

Resulta evidente que para esta legislatura, la cuestión energética es un asunto de Estado y de interés nacional. Es un tema estratégico para el presente y para el porvenir del país. Es plataforma crucial para el impulso del crecimiento económico sostenido y es, sin duda, el instrumento que nos ha permitido en el escenario de América Latina, constituirnos como una potencia intermedia. El reto, el desafío, es combinar el adecuado aprovechamiento de estos recursos, con una protección cuidadosa de nuestro medio ambiente. El resto, el desafío, es seguir aprendiendo de la sabiduría del Constituyente y lograr en la época contemporánea, potenciar el aprovechamiento energético en beneficio del desarrollo nacional.

Reconocemos la sensibilidad del área a su cargo, para modificar el acuerdo en torno al consejo de Pemex, atendiendo una recomendación de la Comisión Permanente, en el marco de una respetuosa relación entre poderes, las comisiones profundizarán el análisis sobre las respuestas aquí planteadas, en la certidumbre de que el desarrollo energético del país y una política de Estado en esa materia, es indispensable para consolidar nuestro crecimiento económico y favorecer la justicia social.

Le ruego a la comisión designada, acompañe al señor Secretario Martens, cuando desee salir de este recinto.

De conformidad con lo que establece el artículo 7o., numeral 5 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, la versión estenográfica de esta sesión, será remitida al Presidente de la República, para su conocimiento.

Gracias por su presentación.