Comparecencia del Secretario de Salud,
Julio Frenk Mora, correspondiente al Primer Informe
de Gobierno del Presidente Vicente Fox Quesada

Instalación de la Mesa
María Eugenia Galván Antillón

Presentación
Julio Frenk Mora

FIJAN LA POSICIÓN GENERAL DE SU GRUPO PARLAMENTARIO, LOS DIPUTADOS:

Juan Carlos Regis Adame, Partido del Trabajo
Julieta Prieto Fuhrken, Partido Verde Ecologista de México
Pedro Miguel Rosaldo Salazar, Partido de la Revolución Democrática
Rafael Orozco Martínez, Partido Acción Nacional
Eduardo Abraham Leines Barrera, Partido Revolucionario Institucional

Para hacer los comentarios que juzgue pertinentes
Julio Frenk Mora

PRIMER TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: José Narro Céspedes, Partido del Trabajo
Respuesta: Julio Frenk Mora
Réplica: José Narro Céspedes, Partido del Trabajo

Pregunta: Sara Figueroa Canedo, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: Julio Frenk Mora
Réplica: Sara Figueroa Canedo, Partido Verde Ecologista de México

Pregunta: Adela Graniel Campos, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Julio Frenk Mora
Réplica: Adela Graniel Campos, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Ernesto Saro Boardman, Partido Acción Nacional
Respuesta: Julio Frenk Mora
Réplica: Salvador Escobedo Zoletto, Partido Acción Nacional

Pregunta: Arturo León Lerma, del Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Julio Frenk Mora
Réplica: María de las Nieves García Fernández, Partido Revolucionario Institucional

SEGUNDO TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: José Narro Céspedes, Partido del Trabajo
Respuesta: Julio Frenk Mora
Réplica: José Narro Céspedes, Partido del Trabajo

Pregunta: Julieta Prieto Fuhrken, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: Julio Frenk Mora
Réplica: Julieta Prieto Fuhrken, Partido Verde Ecologista de México

Pregunta: Raquel Cortés López, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Julio Frenk Mora
Réplica: Raquel Cortés López, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Arcelia Arredondo García, Partido Acción Nacional
Respuesta: Julio Frenk Mora
Réplica: Manuel Orozco Garza, Partido Acción Nacional

Pregunta: Francisco Javier López González, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Julio Frenk Mora
Réplica: Librado Treviño Gutiérrez, Partido Revolucionario Institucional

COMENTARIOS FINALES
Julio Frenk Mora

MENSAJE INSTITUCIONAL
María Eugenia Galván Antillón








21 DE SEPTIEMBRE DE 2001

COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE SALUD
DOCTOR JULIO FRENK MORA

La Presidenta de la Comisión de Salud,
diputada María Eugenia Galván Antillón:

Han registrado su asistencia ciudadanos diputados miembros de las Comisión Unidas de Salud, de seguridad Social y de Desarrollo Social. Hay quórum. Se abre la reunión.

De conformidad con el Artículo 7º. Numeral 4 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, comparece el doctor Julio Frenk Mora, Secretario de Salud, invitado a esta reunión de Comisiones Unidas de Salud, de Seguridad social y de Desarrollo Social, en la que se llevará a cabo el Análisis del Primer Informe de Gobierno del Presidente de la República Vicente Fox Quesada, en el tema de su competencia.

Nos acompañan, la diputada María Elena Álvarez Bernal, representante de la Mesa Directiva, así como la Presidenta de la Mesa Directiva, Beatriz Paredes Rangel, y el Presidente de la Junta de Coordinación Política, Felipe Calderón.

A continuación damos lectura al Acuerdo Parlamentario aprobado por la Cámara de Diputados en sesión del día 11 de septiembre del mes en curso. La Junta de Coordinación Política de la LVIII Legislatura, con fundamento en lo dispuesto en el artículo 34 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos y para dar cumplimiento a lo señalado en el artículo 7º., párrafos cuarto y quinto del mismo ordenamiento, considera:

Primero.- Que el artículo 69 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, ordena que a la apertura del primer período de sesiones ordinarias del Congreso General, asistirá el Presidente de la República y presentará un informe por escrito en el que manifieste el estado que guarda la Administración Pública del país.

Segundo.- Que el artículo 7. párrafo cuarto de la Ley Orgánica del Congreso General establece que las Cámaras del Congreso de la Unión analizarán el informe presentado por el Presidente de la República y que dicho análisis se desarrollará clasificándose por materias en política interior, económica, social y exterior.

Tercero.- Que conforme a lo dispuesto en el artículo 34 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, corresponde a la Junta de Coordinación Política presentar al pleno proyectos de punto de acuerdo sobre asuntos que deben ser desahogados en ese órgano.

Cuarto.- Para realizar el análisis del Primer Informe de Gobierno de la administración 2000-2006 de la mejor manera, así como para ordenar las comparecencias de los funcionarios responsables de los diversos ramos de la Administración Pública Federal para este efecto, es conveniente que la Junta de Coordinación Política en uso de sus facultades, acuerde y proponga al pleno el formato conforme al cual se desahogarán las mencionadas comparecencias.

Con base en las consideraciones precedentes y con fundamento en el artículo 69 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como los artículo 7º. y 34 de la Ley Orgánica del Congreso, la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, somete a consideración del pleno el siguiente Acuerdo:

Primero.- E. Presente Acuerdo regulará exclusivamente lo relativo al formato que habrá de observarse durante las comparecencias de los funcionarios del Ejecutivo Federal ante la Cámara de Diputados a efecto de realizar el análisis del Primer Informe de Gobierno del Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, administración 2000-2006.

Segundo.- Las sesiones en que se desahoguen las comparecencias se desarrollarán conforme a las siguientes bases:

1.- En primer término el funcionario compareciente expondrá el estado de su respectivo ramo, por 20 minutos.

2.- A continuación, un representante de cada grupo parlamentario hablará hasta por diez minutos para establecer la posición del grupo respecto del tema.

3.- Agotada la ronda de posicionamientos a que se refiere el punto anterior, el funcionario compareciente hará uso de la palabra nuevamente hasta por diez minutos para hacer los comentarios que juzgue pertinentes.

4.- a continuación se dará inicio a una o dos rondas de preguntas y réplicas, según el Acuerdo que para cada comparecencia adopte la Junta de Coordinación Política, que se desarrollarán una y en su caso sucesivamente de la forma siguiente:

Cada grupo parlamentario planteará al funcionario por conducto de uno de sus diputados, una pregunta en un tiempo no mayor a cuatro minutos.

El funcionario responderá a cada pregunta lo conducente durante un lapso que no excederá de ocho minutos.

El grupo parlamentario en turno tendrá derecho a una réplica de cuatro minutos.

El orden de la intervención de los diputados tanto para el posicionamiento como para las preguntas y réplicas, será de manera ascendente, según el número de legisladores integrantes de cada grupo parlamentario.

Concluida la etapa de preguntas, respuestas y réplicas, el funcionario dirigirá a la asamblea un mensaje final de hasta diez minutos.

El Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados concluirá la comparecencia con un mensaje institucional de no más de diez minutos.

3º.- Las comparecencias que se realicen ante comisiones se desarrollará en lo conducente conforme a las reglas aplicables en el pleno. El mensaje institucional final estará a cargo de quien las presida.

4º.- Las comparecencias en pleno a comisión se llevarán a cabo conforme al número y programación que acuerde la Junta de Coordinación Política, iniciando el martes 11 de septiembre con el Secretario de Gobernación ante el pleno.

De conformidad con el Acuerdo Parlamentario, aprobado por la Cámara de Diputados que norma el procedimiento para el Análisis del Primer Informe de Gobierno y dar cumplimiento al punto segundo numerales 1º., 2º., y 3º., se concede el uso de la palabra al Dr. Julio Frenk Mora hasta por 20 minutos

El Secretario de Salud, doctor Julio Frenk Mora:

Señora presidenta de la Comisión de Salud de esta H. Cámara de Diputados; diputada María Eugenia Galván Antillón; Señora presidenta de la Mesa Directiva de la H. Cámara de Diputados, diputada Beatriz Paredes; señora vicepresidenta de la Mesa Directiva, diputada María Elena Alvarez Bernal; señor Presidente de la Junta de Coordinación Política, diputado Felipe Calderón; señor secretario de la Comisión de Seguridad Social, diputado Samuel Aguilar Solís; leñor presidente de la Comisión de Desarrollo Social, diputado Francisco Javier Cantú Torres; señoras y señores diputados:

Acudo ante ustedes para atender con todo respeto las dudas y los cuestionamientos que esta soberanía desee señalar en relación a los contenidos de salud del Primer Informe de Gobierno del Presidente de la República, licenciado Vicente Fox Quesada.

Esta ocasión nos brinda la oportunidad para fortalecer nuestra vida institucional en el marco del equilibrio entre los poderes, también nos permite reafirmar las bondades de nuestro sistema democrático, para alcanzar los consensos necesarios, que permitan avanzar hacia el desarrollo humano pleno de las y los mexicanos.

La salud es fin y medio de ese desarrollo, la salud es junto con la educación, el mejor instrumento para abatir la pobreza y reducir las desigualdades, la salud es una inversión para un desarrollo con oportunidades.

Para alcanzar este ideal, México, quiere y requiere, de un mejor sistema de salud, un sistema que alcance a todas y a todos sin excepción, un sistema que sepa atender a las personas con calidad técnica, trato digno y absoluto respeto a los derechos humanos, un sistema que proteja financieramente a los usuarios de los servicios y evite el empobrecimiento como consecuencia de atender la salud.

Hemos señalado en múltiples ocasiones que gracias al esfuerzo de varias generaciones de médicos, enfermeras, sanitaristas y otros trabajadores de la salud, así como la participación activa de la sociedad, nuestro país ha logrado avances sustanciales en materia de salud.

Es necesario consolidar lo alcanzado, y en este sentido existen notables coincidencias con las ideas que he tenido oportunidad de escuchar en las distintas reuniones de trabajo, que hemos sostenido con las señoras y los señores legisladores de ambas Cámaras.

Pero el país no se detiene, todo sistema de salud es víctima de sus propios éxitos, los avances del pasado, abren en nuestro horizonte retos inéditos, que ahora nos toca enfrentar.

Las transformaciones por las que atraviesa nuestro país ejercen una presión sin precedente sobre el sistema de salud: el envejecimiento de la población, la transición epidemiológica, la rápida urbanización que se acompaña de una persistente dispersión rural, los cambios en la condición de la mujer, la transformación económica, el avance político y las innovaciones tecnológicas de nuestro tiempo, definen un entorno de creciente complejidad para los servicios de salud.

En este entorno, son tres los grandes retos que nuestro sistema de salud debe de enfrentar para seguir avanzando: equidad, calidad y protección financiera. La identificación precisa de los retos, forma la columna vertebral del Programa Nacional de Salud 2001-2006, el cual fue presentado por el Presidente de la República a toda la sociedad mexicana en el poblado de Oxchuc, Chis., el pasado 5 de julio, apenas cinco semanas después de la presentación del Plan Nacional de Desarrollo. Y es un gran gusto ver que el día de hoy el Diario Oficial de la Federación publica ya el decreto del Presidente, que incluye el Programa Nacional de Salud 2001-2006.

Este programa sectorial resume y define el rumbo de las políticas públicas de salud para los próximos años, ahí se especifican 5 objetivos, 10 estrategias y 66 líneas de acción concretas, para enfrentar los retos y fortalecer el sistema de salud.

Su elaboración fue producto de una amplia consulta ciudadana, expresada en más de 23 mil propuestas, que contó con la activa participación de las Secretarías estatales de Salud, las instituciones de Seguridad Social, diversas dependencias del gobierno federal, las agrupaciones sindicales, los centros académicos, el sector privado, las organizaciones de la sociedad civil, y desde luego muchos legisladores.

El eje de nuestra propuesta es la democratización de la salud que significa contar con un sistema de salud de la gente, por la gente y para la gente. Las transformaciones del sistema de salud que la nueva realidad demanda, deben sustentarse antes que nada en un verdadero blindaje sanitario que proteja la vida económica y social.

Durante los primeros meses de la actual administración de gobierno, hemos puesto un cuidado especial en reforzar este blindaje principalmente a través de la vigilancia y el control epidemiológicos, que son un componente indispensable de la seguridad integral que el Estado debe brindar a sus ciudadanos. Por ello, nuestra primera tarea ha sido fortalecer la capacidad del sistema de salud para proteger a la población.

A los pocos días de iniciado el nuevo gobierno, fue necesario enfrentar la contingencia sanitaria derivada de la actividad del Volcán Popocatépetl; la movilización oportuna de 2 mil 400 trabajadores de la salud en 447 brigadas y su eficacia para atender a la población afectada fueron ejemplares, gracias a lo cual no se presentaron daños graves a la salud ni brotes epidémicos.

El gobierno de la República cumple su obligación de brindar protección a los ciudadanos no sólo ante la presencia de contingencias, sino en la labor cotidiana a veces callada, que realizan más de 320 mil médicos y enfermeras en las 19 mil 150 unidades médicas con que cuenta el Sector Salud. En ellas cada día del año se atiende a 1.3 millones de personas en la consulta externa, se realizan 8 mil 200 intervenciones quirúrgicas y egresan 11 mil 800 personas de las áreas de hospitalización.

Además de la atención en los establecimientos, hemos intensificado las campañas de salud pública. Durante las dos primeras Semanas Nacionales de Salud de este año se aplicaron casi 30 millones de dosis de vacunas, con lo que la cobertura con el esquema básico completo para niños de un año, alcanzó la cifra histórica de 94.8%

Es así, como el país se ha mantenido libre de la circulación del virus salvaje de la poliomielitis y por primera vez no hemos tenido un solo caso endógeno de sarampión en lo que va del año. El tétano neonatal y el paludismo también se ubican en los niveles más bajos de la historia sanitaria contemporánea.

Hace unas semanas la Organización Mundial de la Salud, retiró a nuestro país de la lista de naciones con cólera, pues en lo que va del año no se ha registrado un solo caso de este padecimiento, que como ustedes recuerdan, se reintrodujo a nuestro país en 1991. Este es un logro de enorme trascendencia para nuestro país por los beneficios económicos, comerciales, turísticos y sociales que representan.

No obstante estos avances, debemos reconocer que aún persisten rezagos acumulados, los cuales se concentran en el sur-sureste del país en las comunidades indígenas y en las zonas rurales y peri urbanas. La desigualdad social sigue siendo la gran asignatura pendiente de nuestro México.  Esa desigualdad se refleja, sin duda, en la distribución de las condiciones de salud entre regiones y grupos sociales; pero la salud también ofrece, junto con la educación, el medio más eficaz para escapar de la trampa de la desigualdad.

Es por ello que el Programa Nacional de Salud, ubica a la equidad como el primero de nuestros grandes retos.  Tras el enorme avance que ha representado la vacunación para todos, la siguiente frontera de la universalidad es la atención del embarazo y el parto.   Todavía hoy, en pleno siglo XXI, la cobertura de atención institucional del parte es de sólo 85%; eso significa que cada año, alrededor de 370 mil mujeres mexicanas dan a luz sin atención por parte de personal calificado.  Es por ello que hemos lanzado un programa muy especial, le hemos llamado "Arranque Parejo en la Vida" y significa cobertura universal con calidad de la atención al embarazo, el parto y los dos primeros años de vida.

¿Por qué hablar de un arranque parejo en la vida?  El gran problema de la justicia en nuestro país es que muchos mexicanos empiezan la carrera por la vida en una línea de salida que está atrás de la de los demás. Estos mexicanos empiezan sufriendo desnutrición intrauterina; nacen sin atención calificada y arrancan la vida con un déficit que reduce la eficacia del esfuerzo educativo y los condena a la baja productividad y la pobreza.

La injusticia social se gesta literalmente en el seno materno, por eso hemos iniciado una movilización sin precedente para garantizar que al final el periodo de gobierno del Presidente Fox, todas las mujeres mexicanas, tengan atención con calidad, del embarazo y el parto. Este programa de acción se inició ya en su primera etapa en los Estados de Aguascalientes, Campeche, Hidalgo, Morelos, Nayarit, Tabasco y Veracruz, en los próximos meses se extenderá al resto del país. Con ello, atacaremos frontalmente la injusticia social para que México dé un salto social hacia la auténtica igualdad de oportunidades.

Otro gran esfuerzo a favor de la equidad es el programa de acción para la salud y la nutrición de los pueblos indígenas que ha sido elaborado conjuntamente con la oficina de representación para el desarrollo de los pueblos indígenas de la Presidencia de la República. El objetivo es atender integralmente las necesidades de salud de nuestros hermanos y hermanas indígenas, respetando sus tradiciones y cultura, arraigando los servicios en la comunidad y cuidando el equilibrio ambiental.

Como primeras acciones concretas, a partir del mes de julio, se está ofreciendo suplementación con micro nutrimentos, a 35 mil niños de 6 a 24 meses de edad y a 30 mil mujeres embarazadas o en periodo de lactancia de 361 municipios indígenas.

Además, se han reforzado las acciones de capacitación al personal de los centros de salud y unidades móviles en esos mismos municipios, con un enfoque transcultural que les permita conocer la cosmovisión y concepción del proceso salud-enfermedad  de esta población.

Una dimensión más de la equidad se refiere a las desigualdades de género. Las mujeres mexicanas padecen múltiples rezagos; la salud no ha sido la excepción; por ello, con el apoyo de organizaciones de la sociedad civil y en coordinación con el Instituto Nacional de las Mujeres, en marzo arrancó el programa de acción mujer y salud, el cual tiene 3 componentes sustantivos básicos: salud de las mujeres, incluyendo los aspectos de salud reproductiva, las mujeres como proveedoras de cuidados domésticos de salud y las mujeres como profesionales de la salud.  El programa está diseñado para ser incluyente y representativo de los intereses de las mujeres, lo cual nos está permitiendo crear conciencia sobre sus necesidades especiales de salud, reducir las inequidades de género y mejorar la calidad de la atención a su salud.

Justamente la calidad es el segundo gran reto del sistema de salud, para enfrentarlo, desde el pasado mes de enero se inició la Cruzada Nacional por la Calidad de los Servicios de Salud. Se trata de un magno esfuerzo  que habrá de concretarse en servicios de salud más efectivos y eficientes que respeten la dignidad de los usuarios y que satisfagan las necesidades y las expectativas de la población. De entonces a la fecha, se han instalado comités estatales de calidad en 29 entidades federativas. Se han sumado al plan de arranque, más de 3 mil unidades de salud y se han impartido 19 talleres de capacitación.

Los resultados de estas primeras acciones, nos demuestran que vamos en la dirección correcta. Los tiempos de espera en la consulta externa de las unidades de primer nivel, se han reducido 7 y medio minutos, en tanto que las áreas de urgencia de los hospitales, la reducción es de 14.5 minutos. Al mismo tiempo la satisfacción de los usuarios por el surtimiento completo de sus recetas, alcanzó niveles de 88%.

El tercer reto que nos hemos propuesto enfrentar es el de la protección financiera. Nuestro sistema de salud cuenta con dos grandes instituciones de seguridad social que han hecho valiosas aportaciones a la justicia social y al bienestar. No obstante, casi la mitad de la población se encuentra fuera de este esquema de protección, debido a su situación laboral.

Para hacer efectivo el derecho constitucional de la protección de la salud, se requiere incorporar a esos millones de mexicanas y mexicanos, a un esquema de aseguramiento que evite los gastos excesivos. Hoy en día entre 2 y 3 millones de familias mexicanas se empobrecen por los pagos que deben hacer para cuidar su salud. Tres cuartas partes de esas familias no están cubiertas por la Seguridad Social. La respuesta a este desafío, es la conformación de un seguro de carácter público, voluntario y universal, al que hemos llamado "Seguro Popular de Salud".

Quiero ser enfático en este punto: la estrategia de protección financiera va encaminada a fortalecer el financiamiento público de los servicios y de ninguna manera implica su privatización.

El concepto más amplio de seguridad incluye la protección de los ciudadanos contra riesgos que no están intrínsecamente vinculados con sus hábitos o estilos de vida. Se trata de riesgos a la salud a los que todos podemos estar expuestos como consecuencia de los alimentos y bebidas que consumimos, del ambiente en que vivimos e incluso de los medicamentos y equipos utilizados por los propios servicios de salud. La protección de la sociedad frente a estos riesgos es una responsabilidad del Estado.

A fin de cumplir mejor con esta responsabilidad, el pasado mes de julio se estableció la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, como un órgano desconcentrado de la Secretaría de Salud, que integra las comisiones de control sanitario para dar homogeneidad a las políticas que en la materia se requieran en un ámbito de transparencia, certidumbre, participación social y sustentadas en la mejor evidencia científica disponible.

Para alcanzar las metas propuestas en el Programa Nacional de Salud 2001-2006 se requiere resolver un problema estructural subyacente: la inversión que como país destinamos a la salud es insuficiente.

En efecto, México dedica tan solo 5.6% del producto interno bruto a la salud, cifra inferior al promedio latinoamericano e incluso a la de países como Costa Rica, Colombia, Uruguay o Bolivia. Además del bajo nivel de gasto, su composición es inadecuada pues más de la mitad de éste es gasto del bolsillo que las familias deben realizar directamente en el momento de utilizar los servicios. Es este gasto de bolsillo el que deja a las familias expuestas al riesgo de empobrecimiento, como se señaló antes.

Si deseamos poner al sistema de salud al día para que pueda enfrentar los tres grandes retos será indispensable elevar la inversión en salud mediante una mayor participación del financiamiento público.

Además de lo anterior será necesario mejorar la eficiencia del sistema. En suma, se requiere más dinero para la salud y también más salud por el dinero.

Señoras y señores diputados: la democracia implica la posibilidad de que los ciudadanos participen activamente en las decisiones de gobierno. El cambio democrático debe incidir en todas las instituciones públicas. El sector salud no es la excepción.

Miles de mexicanas y mexicanos participaron con sus propuestas en la conformación del Programa Nacional de Salud 2001-2006 y esta participación habrá de continuar a través de organismos ciudadanos que permitirán mantener un diálogo permanente con la sociedad.

Gracias al esfuerzo de todas y todos nuestro país transita exitosamente hacia el ejercicio pleno de los derechos civiles y políticos. El complemento indispensable es el ejercicio pleno de los derechos sociales.  La consolidación de la democracia incluye, del manera fundamental, el desarrollo de una verdadera ciudadanía social.

La salud juega un papel vital en este proceso. El crecimiento económico, el bienestar social, la estabilidad política y la seguridad humana dependen de la buena salud de nuestra población.

Con las acciones de arranque de este gobierno el Sistema Nacional de Salud ha demostrado su capacidad de respuesta para enfrentar los retos fundamentales. Con el compromiso continuado de ustedes, los representantes populares, no hay duda que los médicos, las enfermeras, los técnicos, el personal de apoyo y los voluntarios, los héroes cotidianos de la salud, le seguirán cumpliendo a México.

Señoras y señores legisladores: la salud representa una gran fuerza unificadora. Es ahí, en el nacimiento, en la enfermedad, en la recuperación, donde todos encontramos nuestra humanidad común.

En el mundo complejo y contradictorio que nos ha tocado vivir la salud se mantiene como una de las pocas aspiraciones verdaderamente universales. La salud nos ofrece a todos un punto de encuentro, un ámbito de encuentros, un puente para la paz, una fuente de seguridad compartida.  Pocas cosas unen más que la salud.

Una de nuestras grandes figuras médicas, el Maestro Ignacio Chávez, escribió -cito--: "El México de mañana ha de tener el perfil que le dibujen nuestros sueños y ha de alcanzar la altura a que lo levante nuestro esfuerzo".

Estoy seguro que con el diálogo respetuoso y constructivo continuaremos trabajando juntos para crear el sueño de un mejor sistema de salud y para desplegar el esfuerzo que nos permite convertirlo en realidad. Muchas gracias. (aplausos).

La Presidenta:

Muchas gracias, Señor Secretario.

Están inscritos, para fijar la posición de su grupo parlamentario, los siguientes ciudadanos diputados: diputado Juan Carlos Regis Adame, por el Partido del Trabajo; diputada Julieta Prieto Fuhrken, por el Partido Verde Ecologista de México; diputado Pedro Miguel Rosaldo Salazar, por el Partido de la Revolución Democrática, diputado Rafael Orozco Martínez, por el Partido Acción Nacional; diputado Eduardo Abraham Leines   por el Partido Revolucionario Institucional.

Tiene la palabra, hasta por cuatro minutos, el diputado Juan Carlos Regis Adame.

El diputado Juan Carlos Regis Adame:

Con el permiso de la Presidencia.

Compañeros y compañeras Legisladores;

Señor Secretario de Salud,

Doctor Julio Frenk Mora:

El grupo parlamentario del Partido del Trabajo acude a esta tribuna para plantear su posición con respecto al análisis del Primer Informe de Gobierno, en la parte relativa al sector salud.  En el análisis de las tareas que tiene encomendada la dependencia a su cargo, encontramos que en la prestación de los servicios de salud al conjunto de los mexicanos continúa con diferencias notables.

En principio nuestra norma fundamental en su artículo 4º, párrafo cuarto, establece:  "Toda persona tiene derecho a la protección de la salud".   Por otra parte, la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal establece cuales son los asuntos que corresponden a la dependencia de la que usted es titular.  De la misma manera la Ley de Salud le asigna una serie de responsabilidades a cubrir.

Sin embargo, vemos como un gran número de mexicanos no tiene la oportunidad de acceder a servicios de salud con calidad, sino que estos servicios se prestan soslayando el aspecto del drama humano que implica para las personas tener afectada la salud propia o de sus familiares.  Caso concreto vamos a citar un ejemplo en Zacatecas, donde los médicos a las comunidades rurales llegan el día martes y se regresan el día jueves.  Es decir, que el derecho a enfermarse o de atenderse de esta población pues es únicamente de tres días.  De lo contrario, bueno, pues tienen que acudir hasta las ciudades más cercanas, pagando altos costos para recibir la atención.

Si bien es cierto, como se señala en el texto del Informe, se han obtenido avances en la erradicación de padecimientos como la poliomielitis y de enfermedades que previenen mediante vacunación o de la mortalidad infantil en general.  Lo real es que aún existen enfermedades que por estar asociadas a la miseria ancestral en que se encuentran millones de nuestros compatriotas no se pueden combatir eficazmente, puesto que son producto de la desnutrición en la que se encuentran.

En el Plan Nacional de Desarrollo 2000-2006 se dedican escasas cuatro páginas a este sector, que es tan importante para la población mexicana.  Sin embargo, no se encuentran compromisos específicos en cuanto a las metas a alcanzar o a la cobertura del número de mexicanos que son beneficiados por las actividades de esta dependencia.  No se encuentran tampoco objetivos y metas precisas, sino tan solo diagnósticos de carácter general.

La dependencia a su cargo debe ser rectora de la forma en la cual las instituciones nacionales de salud atiendan a la ciudadanía, para efecto de dar cumplimiento al postulado de la Organización Mundial de la Salud que señala:  "La salud no es solo la ausencia de la enfermedad sino un estado completo de bienestar físico y mental en un contexto ecológico y social propicio para su sustento y desarrollo.  La salud descansa en la esfera de prácticamente todas las interacciones económicas, sociales y culturales.   Es con ellas un componente energético del bienestar social".

Además resulta pertinente mencionar que la propia organización mundial de la salud señalaba que en 1997 la cobertura de los servicios de salud en México solo incluía el 81.1 por ciento de lo que contrasta notablemente con el 89 por ciento que se alcanzó en 1995.

Aunado a lo anterior, nuestro país se encuentra lamentablemente aún muy lejos de la media mundial en términos de asignación de recursos económicos, humanos y de infraestructura y equipo.  Por ejemplo, en el promedio de médicos por cada 1,000 habitantes en nuestro país reporta 1.38 médicos por cada 1,000 habitantes.  Mientras que en el resto de los países desarrollados del mundo la cifra anterior es igual al doble o al triple.  Por ello se hace menester también diversificar la red hospitalaria, ya que en algunas zonas del país, como lo es el Distrito Federal, se concentra el mayor porcentaje de las unidades médicas existentes, por lo que es necesario construir más y mejores hospitales en otras partes de la República.

Por ello, el derecho a la salud, conceptualizado como el sistema de normas jurídicas de derecho social, que tiene por objeto regular los mecanismos para garantizar la protección de la salud como bien supremo del hombre, a través de la delimitación del campo de la actividad gubernamental, con la finalidad de que sirva como medio para obtener justicia social, debe dejar de ser un mero postulado que no se cumple.

En el sistema hospitalario que depende de la Secretaría a su cargo, se atiende mayoritariamente a mexicanos de escasos recursos económicos, que además no se encuentran protegidos por las otras instituciones del Sistema Nacional de Salud. Sin embargo, hay que señalarlo, el Programa de Ampliación de Cobertura todavía no llega a todos los mexicanos que viven en las zonas más aisladas del país.

Por otra parte, señor Secretario, la dependencia que usted coordina se comprometió a través del Programa Nacional de Prevención y Control del SIDA, a combatir este mal mediante políticas que iban desde la compra de medicamentos y la regionalización de los servicios, hasta la prevención y atención del mal. Sin embargo eso no ocurrió, porque los problemas en ese ámbito continúan vigentes.

Entre los problemas de salud pública que más preocupan a los legisladores del Partido del Trabajo, los representan el cáncer de mama y el cáncer   cervico-uterino; estos dos padecimientos son causantes de un porcentaje muy alto de muertes entre las mujeres de nuestro país. Nos preocupa que el gobierno mexicano no haya elaborado amplios programas de colaboración con las diversas dependencias de investigación científica, que permitan controlar y prevenir estos dos terribles males.

Otro problema de salud pública que requiere de la decidida intervención del gobierno federal, lo representa la obesidad, que recientemente fue reconocida por la Organización Mundial de Salud como una enfermedad de graves consecuencias y dado que este padecimiento está asociado a cuando menos otras veinticinco más, entre las que se encuentran por su importancia, la diabetes, las enfermedades del corazón, el hígado, el páncreas, los riñones, la próstata, entre otras, que requieren de una política de prevención clara y de largo plazo.

Creemos, señor Secretario, que la dependencia a su cargo debe de responsabilizarse y comprometerse con los retos que plantea esta enfermedad, que lamentablemente la mayor parte de nuestra población la padece, debido no sólo a los malos hábitos alimenticios, sino fundamentalmente a factores relacionados con la información adecuada para sostener una alimentación nutritiva, pero también, sobre todo, a la carencia de recursos económicos para que nuestro pueblo eleve sus condiciones de vida a partir de reconocer la importancia de una alimentación integral.

Por esta razón, consideramos que de manera inmediata se debe de remplazar y realizar una campaña informativa nacional, para que nuestro pueblo conozca de la decisión que acaba de tomar la Organización Mundial de la Salud sobre este tema. Asimismo, reforzar la difusión de la importancia que tiene una alimentación nutritiva y el papel del deporte como mecanismos para eliminar la obesidad y otras enfermedades asociadas o derivadas de ella.

Señor Secretario: No podemos dejar de mencionar a las enfermedades relacionadas con el comportamiento psicológico de nuestra población, porque como usted sabe, el desarrollo urbano y la industrialización traen aparejada el surgimiento de una gran cantidad de padecimientos emocionales que afectan directamente la salud de las personas, sobre todo nos referimos al papel que tiene el estrés, la depresión y la angustia, entre una gran cantidad de los habitantes de nuestra nación, que ha llevado inclusive al aumento del número de suicidios que ocurren en México.

En ese sentido, es importante que el sistema de salud de nuestro país empiece a tomar con mayor seriedad este fenómeno, para establecer mecanismos de prevención y compensación, así como de investigación para que este mal no termine por profundizarse en el seno de nuestra sociedad y ello se traduzca en una menor productividad laboral y en una menor calidad de vida de nuestra población.

Es cuanto.

La Presidenta:

Gracias señor diputado.

Tiene la palabra hasta por diez minutos, la diputada Julieta Prieto Fuhrken, del Partido Verde Ecologista de México.

La diputada Julieta Prieto Fuhrken:

Con su permiso señora Presidenta.  Señor Secretario de Salud, Dr. Julio Frenk Mora, compañeros y compañeras Legisladores. Señoras y Señores. En México y en el mundo en general la segunda mitad del siglo XX presenció los avances más espectaculares que ha habido en toda la Historia en la humanidad, es justo   sobre la base de  los avances logrados en estos 50 años que los derechos sociales de nuestro país poco a poco han podido garantizar el acceso de los ciudadanos a un conjunto de satisfactores indispensables para su seguridad.

Es así que en el transcurrir de los años la salud se ha convertido en uno de los más profundos valores y derechos de los individuos, pues es una condición indispensable para alcanzar la auténtica igualdad de oportunidades  que el fortalecimiento del tejido social. Asimismo compartimos su opinión señor Secretario cuando afirma que la protección de la salud no puede ser considerada como mercancía objeto de caridad o privilegio porque es un derecho social intocable.

Sin embargo hoy enfrentamos ante cambios en la realidad de nuestro país, retos mucho más complejos de abordar y por lo  tanto lo mismo se refleja  en la demanda de necesidades.

En la actualidad sabemos que en México existe un fuerte rezago en enfermedades infecciosas, problemas de salud reproductiva y desnutrición lo cual se mantiene concentrado en áreas rurales y en comunidades indígenas pero, sobre todo, en el sureste del país.

La atención médica y la carga  de enfermedades se ha distribuido de manera desigual en los estados como es el caso de Oaxaca que presenta en la actualidad el nivel de mortalidad infantil que Nuevo  León tenía hace 60 años. También encontramos otros problemas emergentes como son los de la salud mental,   las adicciones  y la violencia intrafamiliar.

De esta forma observamos que aun falta mucho para alcanzar el objetivo primordial , se plantea el Programa Nacional de Salud 2001-2006 de democratizar la salud en México hacia un sistema universal, por lo que coincidimos con usted en que los tres grandes retos que debe enfrentar la salud son: equidad, la calidad y la protección financiera.

Por otro lado, en año reciente el Sistema de Seguridad Social en México se ha convertido en foco de atención pública ya que su creciente déficit puso en tela de juicio las actividades , su mecanismo de financiamiento y operación.

El Servicio Médico ha mostrado una serie de problemas de desequilibrio financiero , mala calidad de atención, de centralización de recursos e insuficiencia en su cobertura.

En varias ocasiones las instituciones han reconocido que muchos de estos problemas son producto de la falta de incentivos en el interior de la organización; por una parte los médicos familiares no cuentan con estímulos a la calidad de su desempeño y el usuario no tiene libertad de elección, ellos fomentan que la relación entre médico y paciente sea impersonal, que exista un nivel bajo de capacitación entre los médicos  que estos muestren desinterés hacia los derechohabientes, que el primer nivel de atención deja poca capacidad resolutiva , larga espera para recibir consultas, insatisfacciones del usuario y que los otros dos niveles del sistema enfrenten sobrecarga.

Por otra parte no es posible que México invierta el 2.% del PIB en la salud que representa menos de lo que se esperaría dado su nivel de ingreso. Estamos bajo del promedio latinoamericano y de países muy parecidos.

La indexación en el sector salud influye positivamente sobre la actividad económica porque incrementa el capital humano, hace más eficiente la inversión, mejora la distribución del ingreso y eleva la productividad, lo  cual crea un círculo virtuoso entre buena salud y desarrollo económico.

Lo cierto es que en México requiere un mayor gasto en el sector de salud y no es permisible que la responsabilidad que tiene el Estado para esto se transfiera a los mismos ciudadanos por errores del pasado a través de una Reforma Fiscal poco justa y equitativa.

Rechazamos la propuesta que pretende gravar con IVA a medicamentos, ya que por un lado de Julio del 2000 a Junio de este año, según la Procuraduría del Consumidor, algunos medicamentos subieron de precio hasta un 95% y, por otro lado, estamos seguros que existen opciones menos dolorosas para la mayoría de los mexicanos que podrían incrementar la recaudación por ejemplo, si se gravaran productos nocivos como son el tabaco y el alcohol.

Si se igualara la tasa impositiva de impuesto especial sobre productos , servicios de cigarros con filtro y sin filtro al 125% se podría compensar los 4 mil millones de pesos que se recaudarían por concepto de IVA en medicamentos.

Asimismo, para contrarrestar esta situación y apoyar a los ciudadanos más pobres del país que tienen la necesidad de comprar sus propios medicamentos, es necesario incrementar la disponibilidad de genéricos intercambiables en todo el país pues se calcula en un 57% de descuento promedio de estos medicamentos respecto a los de patente.

La propuesta de reforma fiscal permite a los contribuyentes y a las empresas, deducir sus impuestos de los seguros de gastos médicos, lo que representaría para las compañías aseguradoras cuantiosos ingresos por la venta de pólizas; es más, el contribuyente estará obligado a comprar un seguro de gastos médicos con vigencia de un año o más si es que quiere reducir sus impuestos, los pagos por honorarios médicos, así como los gastos hospitalarios efectuados por el contribuyente.

Lo preocupante del caso es que aún cuando la posibilidad de deducir los gastos médicos es para todo el universo, los contribuyentes no ha duda de que la dedicatoria no es para personas de bajos ingresos;  esto ha sido reconocido por usted mismo en el seminario denominado "La reforma de la salud en México" cuando dice que es un incentivo fundamentalmente para clases medias urbanas para ir transitando a esquemas de aseguramiento más eficiente.

La Secretaría de Salud impulsa con esto la operación de seguros médicos privados para ricos y pobres, dependiendo de la calidad de servicio y del tipo de infraestructura que se ofrecerá a los clientes, mientras unos tendrán servicios médicos de lujo, otros deberán compartir la atención e infraestructura médica hasta ahora insuficiente de con los derechohabientes del ISSSTE e IMSS;  entre otros, significa esto mercantilizar la salud en los mexicanos.

Estamos de acuerdo en que debemos dar incentivos para que la medicina privada pueda ampliarse y mejorar para que sea una alternativa a la que los mexicanos podamos acceder;  sin embargo, la reforma fiscal no debe ser pretexto ni un procedimiento oculto para propiciar una reforma de Estado en materia de salud en la que, de aprobarse, se transferiría la obligación constitucional del Estado al sector privado en un perjuicio de los sectores sociales más desprotegidos del país.

Por otro lado, un aspecto fundamental que el Partido Verde Ecologista de México no puede dejar pasar es el concepto de salud en el trabajo ya que en él se plasma y ejerce la naturaleza global y las interrelaciones entre trabajo y salud.

Hasta hoy la prevención y atención correcta de los accidentes del trabajo y las enfermedades siguen siendo la preocupación central de muchísimas   instituciones de seguridad social del continente.

Debemos reconocer que este nuevo Gobierno ha dado un paso más al incluir en su política de seguridad social los problemas que por años su solución ha sido simple, retórica y palabras huecas que carecen de contenido actual;  sin embargo, los vacíos persisten y las preguntas son sencillas:  ¿Cómo ampliar la seguridad social? ¿Cómo pasar de las buenas intenciones a la realidad financiera?  ¿Cómo allegarse de recursos en forma equitativa y segura para el futuro y hacer realidad la extensión de seguridad social?

Las propuestas son múltiples pero las respuestas son pocas porque los recursos, lamentablemente, son escasos y más escasos aún en épocas de crisis económicas por las que se ha caracterizado nuestro país.

En materia de salud, nuestro Partido pugna siempre porque se respete la garantía consagrada en el artículo 4º. constitucional que establece que:   " Toda persona tiene derecho a la protección de la salud", lo cual debe entenderse como la protección del bienestar físico y mental del ser humano;  la asistencia para el adecuado desarrollo desde antes del nacimiento de los seres concebidos por éste, así como el mejoramiento de la calidad de vida y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades como en la mayoría de los casos sucede.

Muchas gracias por su atención.  Gracias.

La Presidenta:

Gracias diputada.

Tiene la palabra el diputado Pedro Miguel Rosaldo Salazar, del Partido de la Revolución Democrática, hasta por diez minutos.

El diputado Pedro Miguel Rosaldo Salazar:

Con su permiso señora Presidenta.

Compañeros diputadas y diputados.

Señor Secretario, doctor Julio Frenk Mora.

Sin duda es difícil transformar en 9 meses a todo el país resolviendo los problemas sociales, económicos, etc., no obstante, una de las premisas de campaña del Presidente Fox era el cambio, cambio que redundaría en la mejora de la calidad de vida de los mexicanos;  hoy, la realidad es distinta:  la economía se ha frenado y las expectativas se enmarcan en un nuevo contexto.

Sabemos que en el tema de salud se prefiere combatir la enfermedad, pero se olvidan las causas, las personas que con mayor riesgo de padecer enfermedades tienen, son las de escasos recursos y recordemos que día  a día se engrosa la cifra de población en pobreza o en pobreza extrema y según el Banco Mundial ya somos 58% de mexicanos pobres, pero las promesas de campaña del actual Presidente eran muy optimistas, pues se estimaba que la economía crecería en 7%, lamentablemente en el mes de agosto nos encontramos que la economía mexicana se desploma y la expectativa de crecimiento queda en 0.6%.

Sabemos que la aplicación de cualquier programa con un alto contenido social que permita reducir los rezagos que afectan a los pobres, debe implicar la planeación del presupuesto a ejercer.

Según las grandes necesidades a satisfacer de la población ¿a quién será enfocado?

En el proyecto de presupuesto enviado por el Ejecutivo Federal, previamente se habían realizado reducciones al presupuesto, resultando afectado el ramo de salud con un total de 50 millones de pesos.

En ese sentido y en la medida que en los últimos años existe una corresponsabilidad de los distintos partidos políticos por cuanto a la aprobación del ejercicio presupuestal, es de reconocer que este año se destinaron partidas adicionales hasta por 120 millones de pesos en el rubro analizado, monto que resultará insuficiente para atender las necesidades del sector.

El Partido de la Revolución Democrática insistirá para que se siga incrementando el gasto social, particularmente el destinado a salud, ya que éste no ha alcanzado en los últimos años ni siquiera el 3% del Producto Interno Bruto.

No obstante lo anterior, el 11 de mayo se anuncia un recorte al gasto público de 3,375 millones de pesos, tal hecho afectó al rubro de salud, específicamente al programa de salud para todos, pues se le descontaron 50 millones de pesos.

Diversos sectores de la población, incluido el PRD, han señalado que son necesarias mayores inversiones y no recortes para la infraestructura del sector salud.

El dilema es llegar a nueve meses de la nueva administración sin casi nada que ofrecer, más que promesas o continuar dándole una importancia significativa al cambio.  Una forma de salir de dicha situación sería responsabilizar a gobiernos anteriores, decir que se recibió un legado muy difícil, muy complicado y lleno de corrupción.

Por lo anterior y ene l ánimo de evitar evasivas para el Partido de la Revolución Democrática, es necesario hacer referencia a los planteamientos establecidos en el Plan Nacional de Desarrollo 2001-2006, así como nada más habría que decir que como hoy se publicó el Plan Nacional de Salud, nos gustaría invitarlo a una nueva comparecencia para evaluar ese nuevo plan y revisar el presupuesto de salud para el año 2002.

En este tenor, queremos hacer una especial mención de aquello que nos resulta más preocupante planteado por el Plan Nacional de Desarrollo estratégicamente la estrategia que pretende brindar protección financiera en materia de salud a toda la población.

Con  esta línea se pretenden impulsar políticas fiscales saludables estableciendo la  eliminación de algunas excepciones al pago de impuesto, lo cual nos recuerda la controvertida reforma fiscal enviada por el Ejecutivo Federal al Congreso de la Unión, que entre otros implica que se graven las medicinas que son ya en extremo caras con un 15% de IVA.  Han insistido que estos aumentos no perjudicarán a los pobres, ya que los que pierden les sería devuelto a través del Progresa, sin embargo, se puede afirmar que los mecanismos de compensación propuestos son insuficientes, ineficaces e inequitativos.

Lo anterior ha generado un enorme descontento en la población y un rotundo rechazo por parte de nuestra fracción parlamentaria en la Cámara de Diputados.

También se pretende establecer el programa de acción para la protección financiera en salud, creando el seguro de salud popular universal, para el cual se destinarán 150 millones de pesos en las pruebas del programa.  Según usted, podría funcionar a través de cooperativas comunitarias, al parecer es el mismo modelo aplicado en Colombia, que a decir de nuestras autoridades fue exitoso, pero fue los que formaron parte en la aplicación y uso de tal que consideran que es una medicina de segunda para gente de segunda o de tercera, es decir, lo de más baja calidad para los pobres, al fin que a eso están acostumbrados, de algo a nada, para que se crea que están cumpliendo.  ¿Acaso esas fueron las promesas de campaña? ¿Acaso eso se merece nuestro pueblo? ¿No será que lo único que se pretende es privatizar los servicios de salud que prestan a instituciones públicas?

Para nuestro partido es necesaria de un servicio único de salud, gratuito, con cobertura y acceso universal en el mediano plazo, propuesta contraria a lo establecido en el Plan Nacional de Desarrollo, específicamente en el apartado de hacia a dónde queremos llegar, con su visión de largo plazo, largo alcance, fundamentada en la visión de respuesta en un cuarto de siglo del mismo plan.

De acuerdo con el primer informe de gobierno, entre los principales logros que ha tenido el Sistema Nacional de Salud en el periodo de diciembre de 2000 a agosto de 2001, se encuentra la puesta en marcha de los siguientes programas: Salud y Nutrición para los Pueblos Indígenas; Mujer y Salud; Arranque Parejo en la Vida y Cruzada por la Calidad de los Servicios de Salud.

Doctor Frenk, las y los diputados queremos una explicación, ¿de qué se tratan esos logros, dónde se están dando, cuál es la situación que priva en la calidad de los servicios de salud con relación a la anterior administración? En este sentido, si han mejorado los términos de productividad, ¿han mejorado también las percepciones de los trabajadores de la salud?

Hablando de logros, señor Secretario, ¿podríamos saber cuál es el avance con respecto a la anterior administración en el problema de la drogadicción y las adicciones en general, del Sida, las enfermedades de sobrepeso y corazón, la desnutrición en regiones pobres?

Además, queremos que nos proporciones la información de con cuántos paramédicos, enfermeras, médicos familiares, pediatras, cirujanos, laboratoristas adiestrados y capacitados, cuenta el Sistema Nacional de Salud para ofrecer calidad en los servicios de salud.

Tenemos entendido que ha habido defunciones por dengue hemorrágico en todo el país. No escuché que hubiera mencionado al respecto en su exposición.

Es necesario que las políticas aplicadas en materia de salud lleven consigo un alto contenido social. Los hechos han demostrado que la continuación de las políticas impuestas desde el exterior no han dejado los logros prometidos: mayor empleo, educación, más y mejor salud.  A la vuelta de los años lo único que nos encontramos es una población mayoritariamente empobrecida y enferma, los informes oficiales nos indican que existe una mayor atención a la población de escasos recursos, pero basta con ir a las comunidades a las cuales representamos para percatarnos de la realidad apremiante y que siguen aumentando los índices de enfermedad.

En nuestro partido consideramos que las nuevas políticas de salud y seguridad social niegan el espíritu del mandato constitucional sobre el derecho a la protección de la salud  a la seguridad social, que a la letra dice el artículo 4, párrafo 4:  "Toda persona tiene derecho a la protección de la salud.  La ley definirá las bases y modalidades para el acceso a los servicios de salud  establecerá la concurrencia de la Federación y las entidades federativas en materia de salubridad general".

Los miembros del Partido de la Revolución Democrática, como representantes populares, le exigimos acciones para la buena salud de los mexicanos. Es necesario dejarse de discursos que sólo pretenden evadir una realidad latente, es necesario pasar a los hechos concretos. Hoy los mexicanos le piden respuestas, millones de mexicanos sumidos en la pobreza y en la pobreza extrema requieren de una atención a su salud inmediata.

Muchas gracias señor secretario.

La Presidenta:

Gracias diputado.

Tiene la palabra el diputado Eduardo Abraham Leines Barrera, del Partido Revolucionario Institucional, hasta por diez minutos.

Perdón, el diputado Rafael Orozco Martínez, por el Partido de Acción Nacional.  Una disculpa diputado.  Los últimos serán los primeros

El diputado Rafael Orozco Martínez:

Con permiso de la Presidencia.

Señoras y señores diputados; doctor Julio Frenk, Secretario de Salud; señoras y señores:

El informe de labores que hoy presenta a esta soberanía el responsable de la salud de nuestro país es el fiel reflejo de los primeros pasos para contribuir desde el sector Salud al cambio que la sociedad mexicana expresó como mandato democrático. Sabemos que en estos meses se han iniciado profundos cambios, renovación de la labor sustantiva de la Secretaría de Salud para lograr que todos los mexicanos tengan igualdad de oportunidades, requisito fundamental para que la democracia se consolide y el sueño del desarrollo se vuelva una realidad tangible.

El rumbo de nuestro Sistema de Salud está claramente definido en el Programa Nacional de Salud emitido con puntual oportunidad. Se habla con la verdad y reconoce el reclamo de la población por mejores servicios de salud, mayor facilidad para el acceso a consultas y a los tratamientos.

En el plan estratégico se busca y se sientan las bases para un sistema universal equitativo, descentralizado, solidario, plural, eficiente, de alta calidad, anticipatorio, participativo y vinculado al desarrollo.

Se tiene una visión definida para que en el año 2025 todos los mexicanos tengan acceso a la protección de su salud, como lo señala el artículo 4º constitucional, consagrando el derecho a la salud como garantía constitucional.

La doctrina humanista de Acción Nacional basada en los derechos universales del hombre, considera a la salud como factor primordial para el desarrollo del país y para reconocer a cada mexicano su dignidad como persona.

El Sistema  de Salud Mexicano, durante los últimos 55 años ha tenido un avance muy significativo frente a otros países en desarrollo. La esperanza de vida al nacer ha aumentado 30 años desde 1945. Se ha radicado la poliomielitis, controlado el sarampión y la mayoría de las enfermedades infecciosas.

Contamos con un régimen de seguridad social que alberga la mitad de la población mexicana. Logros en salud de miles de mexicanos trabajadores del sector, médicos y enfermeras quienes con su entrega y silenciosa labor, han venido construyendo el sistema de salud, y con frecuencia han suplido las carencias económicas del sector con creatividad y entrega personal.

En México todavía existen desigualdades sociales y regionales muy acentuadas como son los estados del sureste del país.

Todos conocemos el rezago en materia de infraestructura del sector salud, equipamiento y capacitación, que garanticen la calidad de los servicios. El rezago de diez años también en la infraestructura del Instituto Mexicano del Seguro Social que ha motivado la falta de camas, el retraso en cirugías y el desabasto de medicamentos. El problema casi insalvable del Sistema de Pensiones del ISSSTE, que requiere una reestructuración a fondo.

En tanto no contemos con una seguridad social sólida y con servicios de calidad, no puede hablarse de orden social ni de justicia social. Por esto precisamente tiene tanta importancia la organización acertada y el funcionamiento limpio y eficaz de las instituciones de seguridad social.

Los rezagos en materia de salud deben eliminarse y pasar a ser de un régimen asistencial de gestoría política a un sistema eficiente y autofinanciable  que enfrente los retos actuales de transición epidemiológica, democrática, política y económica.

Es oportuno entonces construir nuevas políticas públicas que contribuyan un avance más efectivo en el cumplimiento del derecho a la salud para la población mexicana.

México requiere de un sistema de salud financieramente más justo y que proteja a la población contra los pagos excesivos y potencialmente catastróficos.

El grupo parlamentario de Acción Nacional está abierto a buscar nuevas formas de financiamiento del sector salud que garantice protección financiera, acceso universal y calidad en los servicios de salud, sin afectar las actuales instituciones de seguridad social o de Secretaría de Salud y respetando los derechos laborales de los trabajadores.

El Programa Arranque Parejo en la Vida, puesto recientemente en marcha, es una respuesta estratégica para reducir los rezagos en salud, sobre todo en la población rural dispersa. Programa equitativo por excelencia, ya que garantiza para todos los mexicanos equidades de la gestación, por una atención prenatal adecuada, un nacimiento con mínimo de riesgos, una vida más saludable para la mujer y una vigilancia estrecha del crecimiento y desarrollo de los niños y niñas de nuestro país.

El Programa Salud y Mujer, por primera vez atenderá a las mujeres desde un enfoque integral de su persona, y no únicamente desde el punto de vista reproductivo, lo cual le concede a la mujer mexicana un nuevo enfoque que permita desarrollarse plenamente.

Por primera vez en la historia de México se atiende a la salud de los migrantes en forma subsidiaria que le permita trabajar fuera de su país en buenas condiciones de salud y que regrese también con salud.

Consideramos de vital importancia lograr la calidad de los servicios de salud, lo cual implica un cambio de cultura de los trabajadores de las organizaciones; 28 comités estatales de calidad recientemente formados han dado ya frutos en un incremento en el número de recetas surtidas en forma completa, en el primer nivel de atención; mejorar los diagnósticos clínicos y reducir los tiempos de espera.

No hay peor guerra que la lucha contra el hambre y la desnutrición. Por eso reconocemos y apoyamos el Programa Salud y Nutrición para los Pueblos Indígenas y su Atención Prioritaria. Los indígenas han sufrido pobreza y desigualdad durante siglos. A través de este Programa, deberán vencerse los retos de la diversidad lingüística y la falta de infraestructura para obtener condiciones que la dignidad como seres humanos y mexicanos merecen.

Uno de los problemas más sensibles para la población es el alto costo de los medicamentos, por lo que vemos con singular aprecio las acciones emprendidas por el Consejo de Salubridad General para promover el mercado de Medicamentos Genéricos Intercambiables y la verificación de su calidad. Asimismo de acuerdo a la Secretaría de Salud con laboratorios para adquirir medicamentos antirretrovirales con una reducción de 80 % de su precio comercial. Esto permitirá ampliar la cobertura del Sector Salud para el tratamiento de pacientes con VIH SIDA, de las personas no aseguradas y controlar en México esta epidemia creciente y mortal.

El Congreso de la Unión, en uso de nuestras atribuciones y en ejercicio democrática, velaremos porque se favorezca a las políticas públicas que logren un efectivo cumplimiento del derecho constitucional a la salud, principalmente para aquellos que menos tienen.

 Frente a los retos actuales de la transición democrática, epidemiológica, económica y política de nuestro país, el avance de la tecnología que implica costos crecientes, los problemas éticos que trae consigo la biotecnología y los descubrimientos científicos recientes.

Los legisladores del Grupo Parlamentario de Acción Nacional, en el análisis del próximo Presupuesto para el año 2002, tendrá como prioridad el aumentar los recursos destinados a la salud por su importancia tanto para el individuo como para el desarrollo del país, y estará atento a reformas jurídicas que marquen las nuevas prioridades que coadyuven a encontrar nuevos caminos en otorgar salud y vida a los mexicanos.

En el Sector Salud, encontraremos el campo fértil para construir una patria ordenada, generosa y un México mejor y más digno para todos.

Señor Secretario: Reconocemos su capacidad y voluntad política para conducir al Sector Salud, su apertura y diálogo constante con todos los miembros de la Comisión de Salud.

En un sano equilibrio de poderes, cuente usted con nuestra continua comunicación y colaboración.

Bien decía Efraín González Luna: "Nuestro reto es el deber por cumplir frente al dolor humano, frente a la injusticia social, frente al hombre carente de lo necesario, oprimido, vejado, el hombre de los caminos cerrados y los dolores sin esperanza,  y este deber existe para la ciudadanía y para el Estado". Es cuanto, muchas gracias.

La Presidenta:

Tiene la palabra el diputado Eduardo Abraham Leines Barrera, del Partido Revolucionario Institucional, hasta por diez minutos.

El diputado Eduardo Abraham Leines Barrera:

Con su venia, diputada Presidenta; compañeras y compañeros; señor Secretario de Salud, doctor Julio Frenk Mora: Para iniciar, en nombre de los legisladores del Partido Revolucionario Institucional, hago un reconocimiento especial a todos los trabajadores de la salud y seguridad social, mexicanos que han antepuesto su calidad profesional y oficio ante las adversidades económicas por las que atraviesa nuestro país. Honor a quien honor merece.

Renovamos nuestra convicción de que ejercer el poder público no significa convertir los actos de gobierno en voluntad popular, sino por el contrario, convertir la voluntad popular en actos de gobierno. La labor es ardua pero el objetivo lo reclama.

Nosotros consideramos a la salud como prioridad y responsabilidad del estado, por lo que tomamos el compromiso de dar continuidad a los esfuerzos para cumplir el mandato del artículo 4º. Constitucional, que establece: "toda persona tiene derecho a la protección de la salud".

Una reforma de la seguridad social para avanzar hacia un sistema de salud que responda a los nuevos tiempos de México.  Continuar la descentralización de los servicios de saluda población abierta, es saludable, estableciendo políticas, criterios, sistemas y procedimientos, para fortalecer y vincular las políticas estatales y municipales con el nivel federal, con acuerdos y compromisos que se logren respectivamente.

Continuar con el Programa de Ampliación de Cobertura para integrar a los millones de mexicanos que actualmente carecen de los servicios de salud, en especial a los grupos vulnerables, con el propósito de ver por la salud y el impulso a la compensación alimentaria.

La realidad de salud que entregaran los gobiernos de mi partido, no se pueden ignorar, las cifras son muy elocuentes, tan sólo el hecho que los mexicanos tengamos una esperanza de vida ahora de 75 años.

En términos generales los avances que las acciones de salud pública implementadas han tenido impacto en el rezago epidemiológico y en la disminución de la brecha, en las condiciones de salud de ricos y pobres en nuestro país, es manifiesta.

Actualmente nos enfrentamos a nuevas causas que afectan a la salud de la población, ejemplo: el sida, al que debemos autorizar más presupuesto, para su prevención y tratamiento.

Supervisemos e investiguemos la relación de casos de anecefalia y cáncer con el uso de agroquímicos, pesticidas, insecticidas, herbicidas, así como en contaminantes urbanos e industriales, donde inclusive no contamos con estadísticas reales.

En relación a la glosa del Primer Informe, nos preocupa al Grupo Parlamentario del PRI, que el señor Presidente le de la importancia de tan sólo dos renglones a uno de los temas más fundamentales, que es la salud.

Se dijo que el incremento del gasto per cápita  en salud pasó de 1,386 en el 2000 a 1,517 ahora, ni siquiera el 10%, o sea, lógicamente es la inflación, no algo de lo que se pueden enorgullecer.

El mensaje presidencial es confuso en lo político, cuestionable en lo económico e inexistente en el terreno social. El déficit real en la Agenda de Asuntos Sociales que comprende la salud y la seguridad social, exige una aplicación de más recursos, nuevas políticas y programas eficaces, que no fueron definidos en el Informe ni hubo propuesta de algunos nuevos, a nuestro juicio el tema social se desdibuja entre el propósito de privatizar sus servicios y la filantropía auspiciada con recursos fiscales.

Tratar de universalizar el acceso a los servicios de salud, como propone el Presidente en este Informe, exige claridad en el programa y decisión para incrementar y asignar los presupuestos suficientes para este fin.

Nosotros consideramos indispensable y urgente, hacer un replantamiento en el sentido de incrementar la inversión en el Sector Salud, en por lo menos 1.2%, como proporción del PIB, a efecto de alcanzar el promedio latinoamericano que en la actualidad es del 7%.

La seguridad social es una de las funciones más sensibles que caracterizan al estado mexicano, prueba de ello es la creación desde hace muchos años de instituciones como el IMSS y el ISSSTE, que son motivo de orgullo para nuestro país y que cuentan con una gran cobertura los servicios de salud y prestaciones sociales, sin embargo, financiar su operación, su crecimiento y contar con los recursos necesarios para garantizar el pago de pensiones, se ha convertido en un gran problema para México.

Por ello, es impostergable revisar su funcionamiento y promover una reforma que las haga más eficientes, pero nunca pensar en sustituirlas, tal como parece ser la nueva línea de política social de este régimen, que pretende facilitar el ingreso de capitales privados en este Sector, así como reafirmar el retiro gradual del Estado en esta área tan importante y tan sensible para los mexicanos.

Usted, señor Secretario, se ha propuesto tres retos en su Plan Nacional de Salud: equidad, calidad y protección financiera. Para hablar de equidad tendremos, en primer lugar, que hacer un minucioso análisis estadístico, para identificar inequidades en la asignación presupuestal de los recursos transferidos por la Secretaría a los estados.

En este rubro también se tendrán que implementar sistemas de planificación y contabilidad en los mismos que hagan por una parte, más transparente el gasto social y por la otra, armonice la contabilidad del gasto federal, estatal y privado.

Hablar de calidad, estamos de acuerdo con usted, porque así se dará respuesta a las múltiples quejas de la población por las deficiencias en las prestaciones de los servicios médicos en las instituciones del Sector Salud a nivel nacional, pero también le recordamos que todavía existen millones de mexicanos sin acceso siquiera a un servicio mínimo de salud; por eso aunado a la calidad que se pretende, no debemos olvidar de la cantidad que hace falta atender.

¿Cómo podríamos hablar de protección financiera cuando se tiene como propuesta gravar a los medicamentos de por sí ya caros, y aún más, con las políticas de incentivas a las ISES que nos encaminan a privatizar la salud.

Ahora bien, en este momento no podría opinar acerca del seguro popular porque aún desconocemos gran parte de su operatividad, sin embargo tenga la certeza que el Legislativo estará pendiente de su viabilidad.

Señor Secretario, me atrevo a declarar que todos los legisladores de este Honorable Congreso, tenemos interés por mejorar la salud de este nuestro país.  Se tiene el espíritu solidario de apoyar sin reservas la Cruzada Nacional por la Calidad en los Servicios de Salud, que como política implementa y promueve en todo el país su Secretaría.

Los legisladores de mi partido, con capacidad y talento, manifestamos firmemente que esta reforma calificada como bondadosa, redistributiva y saludable es perfectible; reforma que se está revisando y corrigiendo, ya que en su contenido presenta algunos cambios que no pueden aceptarse, pero sí modificarse para evitar daños irreversibles en nuestro Sistema Nacional de Salud, tanto público como privado.

Preservar y garantizar los derechos de los pacientes y médicos, previniendo y evitando el deterioro e insatisfacción ya presente en otros países; cambios que han transformado a la medicina en un consorcio industrial y comercial obviamente con fines de lucro, que privilegia al bajo costo sobre la calidad para el inevitable beneficio de los intermediarios y terceros pagadores, incrementando el gasto de atención a la salud.

Ahora bien, la disponibilidad de fármacos con el rubro de genéricos intercambiables, es una aceptable alternativa que apoyamos para reducir costos, claro está, con una prueba certificada de reodisponibilidad y bioequivalencia para generar confianza y así aumentar su prescripción y consumo, sobre todo por el Sector Salud.

En resumen, mi partido apoya la intención de incrementar el universo de asegurados ¿pero que hacer con aquellas instituciones cuyas cláusulas no admiten a personas mayores de edad y con enfermedades persistentes?, ¿y qué hacer con quienes no pueden ni siquiera pagarlos?  En este sentido y refiriéndome ya a la autorización y operación de las ISES, es menester profundizar y estudiar sobre una verdadera y estricta reglamentación donde las academias, asociaciones y colegios médicos puedan participar, incorporando medidas necesarias como respeto al derecho de los pacientes, respeto al juicio clínico del médico, libertada para que el paciente elija al médico y ambos elijan a su hospital.

No permitir la creación de redes de médicos, exigiendo que los proveedores de servicios sean sin excepción médicos colegiados, certificados y acreditados.  Los honorarios profesionales deben ser justos, equitativos, consensados en base a un marco de aranceles profesionales.

En suma, en estos nuevos tiempos debemos de tener la sensibilidad política de aceptar errores, recibir críticas y perfeccionar reglamentos y leyes que en la práctica no son operantes; y si en esto caen las ISES debemos de actuar.

No dudamos, señor Secretario, que la Secretaría de Salud asume con absoluta imparcialidad su papel de rector que le corresponde y a eso nos sumamos.

Estamos conscientes que las instituciones del Sector Salud requieren y reclaman de una urgente inyección económica para mejorar la calidad de los servicios y brindar un trato digno con calidad a todos los mexicanos.  El riesgo de su desmantelamiento es una amenaza que debemos de descartar, a pesar de las presiones trasnacionales e intereses económicos y de tendencias privatizadoras.

Sentimos que la medicina privada es una coadyuvante de la medicina social que debe mejorarse, regularse y vigilarse más de cerca para que pueda seguir siendo alternativa para los mexicanos que así lo deseen.

Para finalizar, el grupo parlamentario del PRI, reitera su postura de que elevar a rango constitucional la seguridad social y el derecho a la alimentación para los mexicanos, es nuestra prioridad; el reto es de usted.

Es cuanto.

La Presidenta:

Gracias, diputado.

Tiene la palabra el doctor Julio Frenk Mora, Secretario de Salud, hasta por 10 minutos.

El Secretario Julio Frenk Mora:

Mucha gracias señora presidenta:

Quiero empezar por agradecer las posiciones que han expresado los grupos parlamentarios  Me parece que por un lado enriquecen enormemente el contenido de glosa del Informe. Y por otro lado también ofrecen una oportunidad muy valiosa para ampliar diferentes puntos.

Evidentemente en mi exposición inicial me limité estrictamente a destacar algunos aspectos centrales, de ninguna manera pretendí ser exhaustivo. Los detalles desde luego están en primer lugar en los anexos al Informe que el ciudadano presidente presentó a esta Soberanía el 1º. de septiembre, así como al informe específico que la Secretaría de Salud elaboró y que envió con toda oportunidad a la Cámara de Diputados.

Hay también una enorme cantidad de detalle en el Programa Nacional de Salud, que si bien aparece hoy publicado en el Diario Oficial de la Federación en su versión inicial, todavía sujeta a las aprobaciones de las instancias, fue repartido ampliamente entre los diputados y especialmente a las comisiones que hoy están aquí reunidas con más de una semana de antelación. De manera que esa documentación obra en poder de ustedes y me he limitado simplemente a destacar los aspectos que consideré más relevantes pero de ninguna manera a ser exhaustivo, y estos posicionamientos ofrecen la oportunidad para ampliar varios puntos.

Quisiera en primer lugar señalar que el Programa Nacional de Salud, sí incluye metas muy concretas y cuntificables. No sólo eso, hemos hecho un gran esfuerzo para derivar del programa sectorial 43 programas de acción que toman los distintos temas y los llevan a un grado aún mayor de detalle. Estaremos atentos a distribuir con toda oportunidad esos documentos, ha empezado ya la presentación de los diferentes programas de acción: se ha presentado el programa de acción de comunidades saludables, el programa de acción contra el Sida, el VHS, las informaciones de transmisión sexual, el programa de acción contra las enfermedades transmitidas por vector, el programa de acción contra el cáncer cérvico uterino y contra el cáncer de mama. Y ustedes podrán constatar en todos ellos, un enorme grado de detalle y compromisos que estamos asumiento por resultados.

Sí creo que se ha hecho un esfuerzo de planificación que en el cuarto de siglo que tengo de participar en este sector, no había yo presenciado y que es un tributo a la entrega de los funcionarios y los trabajadores, no sólo de la Secretaría sino de todas las instituciones de sector. Pero donde estamos asumiendo compromisos muy concretos, numéricos en términos de muertes evitadas, en términos de cumplimiento de expectativas de las gentes, de las personas, de los usuarios como es en la reducción de tiempos de espera. Estamos realizando encuestas de satisfacción en todas las unidades de salud y estamos llevando un monitoreo mensual de los indicadores de satisfacción de la población.

De manera que hay una riqueza de información que yo invito respetuosamente a todos los legisladores a revisar, particularmente creo que el anexo del Programa Nacional de Salud, es un documento muy rico en detalle informativo. Y desde luego como lo hemos estado haciendo con los miembros de las comisiones, seguimos manteniendo el espíritu y la realidad de un diálogo constante y de una información continua.

Me parece que todas las fracciones parlamentarias, todos los grupos parlamentarios hay un acuerdo fundamental que es el reconocimiento de que a pesar de los avances, nuestro financiamiento en materia de salud ha sido insuficiente.

En mi opinión el problema financiero, es uno de los temas centrales del sistema de salud y hay 6 problemas críticos que debemos resolver: El primero es el nivel y realmente alienta y es motivo de gran estímulo, ver el amplísimo consenso  de todos los grupos parlamentarios sobre la necesidad de elevar ese nivel promedio.

El segundo problema sin embargo, es la composición. Ha habido una erosión progresiva de la participación del financiamiento público en el total del gasto de salud. Hoy en día 52% del gasto total en salud, es gasto de bolsillo.

Señoras y señores, eso es una privatización silenciosa del sistema de salud en el lado financiero. No hay -si ustedes leen la propuesta del Presidente Fox y el Programa Nacional de Salud-ninguna intención privatizadora; todo lo contrario, lo que queremos es revertir la privatización de facto, silenciosa, que se ha venido dando por la creciente importancia del gasto de bolsillo en el total que hoy, como dije, absorbe el 52% del total.

El gasto de bolsillo es la peor forma de financiar los servicios de salud. En primer lugar porque la pérdida de la salud encierra inevitablemente incertidumbre. Cualquiera de nosotros está expuesto a sufrir una enfermedad grave o a sufrir un accidente. Y cuando uno posterga el momento de pagar al momento de usar los servicios, queda uno expuesto al riesgo de que ese pago sea muy alto y, como lo señalé, dos a tres familias mexicanas están experimentando anualmente, por año, gastos catastróficos.  Y la gran mayoría de esas familias son familias pobres, aunque también hay muchas familias de clase media que se empobrecen por pagar su salud, que liquidan activos, liquidan ahorros de toda una vida por pagar la salud.  Esa es una de las consecuencias del gasto de bolsillo.

La segunda es que el gasto de bolsillo desalienta la prevención. La gente espera hasta el momento de estar más enferma para acudir al médico.

Y la tercera es que, además de la consecuencia en el pago, en el empobrecimiento, el gasto de bolsillo muchas veces lleva a que las familias renuncian a la atención requerida.

Por todo ello nuestra propuesta es separar el momento de utilizar los servicios del momento de pagar por esos servicios.  Hay 3 formas de hacer eso: la primera es el pago de impuestos. Los impuestos son una forma de pagar por adelantado por los servicios de salud. Los impuestos que se usan para financiar servicios públicos de salud.  Y la baja recaudación impositiva en nuestro país no significa que los ciudadanos no estén pagando; lo que ha significado es que se ve debilitado el financiamiento público de los servicios y los ciudadanos, entonces, pagan de su bolsillo.

Hoy en día las familias mexicanas están pagando 170 mil millones de pesos anuales de su bolsillo en servicios de salud. Es decir, un monto superior a lo que se pretendía recaudar con la propuesta inicial de la reforma hacendaria.

De manera que hay que entender que el pagar impuestos es una forma de separar, de financiar y fortalecer el financiamiento público a los servicios, y ese ha sido el espíritu del Ejecutivo en su propuesta de reforma hacendaria, un espíritu ampliamente reiterado que se trata de fortalecer el financiamiento público.

La segunda forma de pagar por adelantado es desde luego la seguridad social y la propuesta explícita en el Programa Nacional de Salud es fortalecer la seguridad social. La seguridad social es un gran instrumento para el financiamiento público de los servicios porque permite, a través de las cuotas obrero-patronales, lograr ese pago anticipado.

El problema del modelo de seguridad social en México es que está atado al empleo formal. En la medida en que crezca el empleo se irá ampliando la filiación al Seguro Social, y creo que eso es absolutamente positivo y es el desarrollo que todos quisiéramos.

Pero la dependencia del empleo formal ha significado que prácticamente la mitad de los mexicanos no están protegidos por la seguridad social.

Y por ello es el tercer mecanismo que nosotros estamos proponiendo es una forma innovadora de movilizar recursos públicos para proteger a las gentes que están excluidas de la seguridad social.

Hay un mecanismo que es el seguro popular de salud.  Hay un cuarto mecanismo que son los seguros privados -y aquí también yo quiero ser muy claro. En primer lugar, los seguros privados son todavía una fracción mínima del financiamiento total. Sólo 2% de el financiamiento total son seguros privados.

Y sí quiero dejar claro que la propuesta de la Secretaría en ese sentido es ordenar y regular ese mercado. El prepago privado no se inventó con las Ises; viene de mucho antes y lo que había era un gran desorden en ese mercado donde en los años pasados se experimentaron las quiebras de más de una treintena de compañías que se dedicaban a ofrecer aseguramiento privado en materia de salud, quiebras que implicaron fuertes pérdidas, en primer lugar a los médicos, que se vieron imposibilitados de cobrar cuentas que tenían; en segundo lugar a los hospitales, y desde luego a los propios asegurados.

La propuesta en materia de Ises es claramente reglamentarlas y darle certidumbre y transparencia a ese segmento que es minoritario, pero que debe ser regulado.

De manera que sí quiero dejar eso muy claro, para terminar porque se me termina el tiempo en este primer intercambio, donde he visto el predominio de los temas financieros, dejar claro y reiterar una vez más que la propuesta del gobierno del Presidente Fox  es fortalecer el financiamiento público de los servicios que lo consideramos indispensable para revertir la negativa tendencia que hemos tenido hacia el financiamiento del bolsillo, que es lo que verdaderamente está desprotegiendo a nuestras familias.

Financiamiento público, rectoría del Estado en materia de la actividad privada y ahí es donde la estrategia de protección financiera va hermanada de la cruzada por la calidad.   Porque de nada sirve dar protección financiera si no elevamos la calidad y a la contra elevar la calidad sin ofrecer a los ciudadanos la posibilidad de pagar por esa mejor calidad, sería también una forma de generar frustración.

De manera que esos son los dos pilares fundamentales del cambio estructural que se propone y creo que los datos a los que me he referido evidencian con creces que ya se están dando pasos muy firmes para avanzar en esa dirección.

Muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias, señor Secretario.

Para dar cumplimiento al punto segundo numeral cuatro, inciso a, b y c, para la primera ronda de preguntas, hasta por cuatro minutos, con derecho a réplica por cuatro minutos, se han inscrito los siguientes ciudadanos diputados:

Diputado José Narro Céspedes, del Partido del Trabajo; diputada Sara Figueroa Canedo, del Partido Verde Ecologista de México; diputada Adela Graniel Campos, del Partido de la Revolución Democrática; diputado Ernesto Saro Boardman, del Partido Acción Nacional; diputado Arturo León Lerma, del Partido Revolucionario Institucional.

Tiene la palabra, hasta por cuatro minutos, para formular su pregunta, el ciudadano diputado José Narro Céspedes, del Partido del Trabajo.

El diputado José Narro Céspedes:

Con la venia de la Presidencia.

Compañeras y compañeros diputados:

Señor Secretario de Salud,

Doctor Julio Frenk Mora:

La salud, un derecho social humano hacia la equidad o un derecho que se privatiza y que se orienta hacia la ganancia y el monopolio.  Estamos preocupados, señor Secretario, porque se habla de que una de las grandes prioridades de este gobierno es la salud.  Pero vamos como recientemente se recortaron 100 millones de pesos al Seguro Social.

    Vemos también como se cierra la matrícula para las universidades públicas en las carreras de medicina y como se abre la matrícula en las universidades privadas para la carrera de medicina.  Vemos como vuelven las enfermedades de la pobreza en nuestro país y hay un recrudecimiento de enfermedades infectocontagiosas y padecimientos vinculados a la pobreza y la marginación.   La desnutrición y la tuberculosis vuelven a estar presentes en la vida de la salud en México.

Vemos también como en esta etapa las grandes empresas, sobre todo farmacéuticas, son las grandes ganadoras, a través de los transgénicos, a través de la biotecnología, actualmente cerca del 50 por ciento del producto interno bruto nacional y mundial la concentran ahora estas grandes empresas que se dedican a la biotecnología.  Como se pretende privatizar el genoma, monopolizar a través de la privatización y de la apropiación este tipo de actividades.

Y vemos como usted ante la desesperación y la carencia de los recursos se ha convertido en un importante promotor del IVA a nivel nacional, para que el IVA se autorice.  Porque se ha planteado que de allí van a salir recursos para el sector salud, cuando el único autorizado es la Cámara de Diputados para que los recursos puedan destinarse a este importante sector.

Estamos claros que hay un grave problema, que hay hospitales construidos que no tienen médicos porque no hay plazas autorizadas dentro del presupuesto para este año. Vemos cómo hay un desmantelamiento de todo lo que es la seguridad social, la seguridad pública. Sí hay un incremento en el presupuesto hacia el sector salud, pero se incremento fundamentalmente se va, dado que se redujeron las cuotas obrero-patronales y se incrementó el apoyo del Estado Mexicano a este tipo de instituciones. Del 33 por ciento que se aportaba al sector salud, ahora es cerca del 50 por ciento al Seguro Social, el 50 por ciento del presupuesto el que aporta el gobierno federal y ante una disminución de las aportaciones que reparte la patronal.

Vemos los hospitales, vemos la falta de los medicamentos, vemos la falta de médicos. Se cierran las escuelas de medicina y tenemos que México tiene un número menor de médicos en dimensión de la población que tenemos; 1.3 médicos por cada mil habitantes, mientras que los países industrializados tenemos dos o tres veces ese mismo número.

El gran problema es el de los recursos, señor Secretario, y creo que ese es el punto del debate, el del financiamiento y el del apoyo para un mayor presupuesto para la cuestión de la salud. Y el problema de los salarios de los médicos, de los paramédicos, de la gente que se dedica a esta importante labor, es verdaderamente un grave problema.

Entonces ¿qué pensamos hacer? Nosotros estamos en contra de la cuestión del IVA. Vamos a terminar Presidenta. Estamos en contra de que se aplique el IVA a los medicamentos y estamos convencidos que usted tiene que dar una batalla y muchos de nosotros estamos convencidos en impulsar que haya un mayor número de recursos públicos para este aspecto de la vida nacional que es tan importante, el de la salud para la sociedad mexicana.

Muchas gracias.

(aplausos)

La Presidenta:

Gracias diputado.

Tiene la palabra el doctor Julio Frenk Mora, hasta por ocho minutos, para dar la respuesta.

El Secretario Julio Frenk Mora:

Muchas gracias y muchas gracias al diputado José Narro Céspedes.

En primer lugar quisiera comentar, porque además se especificó en alguna de las intervenciones previas, el tema de los recortes.

Los recortes que ha habido en el caso de la Secretaría de Salud, no han afectado para nada a los servicios de salud. La totalidad de los ahorros se han absorbido a nivel central.

Yo quiero recordarles que la Secretaría de Salud es sin duda la dependencia más descentralizada del gobierno federal. El 76 por ciento del presupuesto que aprobaron ustedes en el mes de diciembre, el 76 por ciento va directamente a las entidades federativas; del 24 por ciento restante 17 por ciento se ejerce en los hospitales de nivel federal, que están aquí ubicados en la capital de la República y la Secretaría solamente ejerce el 7 por ciento. Esa descentralización ha permitido proteger los recursos que van a los servicios y la totalidad de los ahorros que se han hecho hasta el momento han sido absorbidos en todos los casos con medidas tendientes a mejorar la eficiencia del gasto, de manera que les puedo asegurar que esos recortes no se han transferido a los servicios en ningún momento.

Desde luego los servicios están subfinanciados de manera crónica, pero estos últimos recortes, precisamente para no agravar esa situación, no se han transferido a los servicios.

En rigor yo quisiera comentar que el tema de las enfermedades de la pobreza realmente creo que muestra avances muy importantes. Se hizo también en una intervención previa, una alusión al dengue hemorrágico, en este momento hay 95 casos a nivel nacional, hay una defunción en el estado de Yucatán, en el municipio de Tikul, que ya está controlado, un caso de defunción.

Al mismo tiempo, sin embargo, mencioné yo datos importantes, como por ejemplo el hecho de que en todo el periodo de gobierno del Presidente Fox, México no haya tenido un solo caso de cólera.  Cuando la epidemia apareció en 1991 desde luego fue un gran problema nacional, por el impacto que tuvo, en primer lugar en la salud de los mexicanos, pero además en el turismo, en la inversión y en el comercio.

México acaba de recibir la notificación de la Organización Mundial de la Salud, donde se nos retira de la lista de naciones con cólera y esto va a tener efectos muy benéficos, desde luego para la sensación de seguridad de los mexicanos, el que sepan que viven en un país donde esa enfermedad está controlada y, en segundo lugar, tiene efectos benéficos en reactivar turismo  en inversión y en comercio. De manera que esa es una clásica enfermedad de la pobreza en la que hemos tenido un avance muy importante.

Igualmente llevamos todo el año con un caso de rabia humana por mordedura de can, llevamos todo el año con tres casos de tétanos de natal, tenemos los niveles de paludismos más bajos en la historia  sanitaria contemporánea del país y por primera vez en todo lo que va del año se ha registrado cero casos de sarampión endógeno en el país.

Esos creo que son avances y no son avances del Secretario ni de los Funcionarios, son avances de los trabajadores de la salud, son avances de un cuerpo absolutamente profesional de sanitaristas que están 24 horas al día, 365 días al año, atentos a cualquier brote que pueda surgir y yendo a controlar que es lo que pasó justamente con la situación del dengue hemorrágico.

Con respecto al tema de la Reforma y la defensa del IVA yo quiero ser muy claro en la postura y tu vimos muy amplias oportunidades de expresarlo así,  ha sido la conciencia de dos aspectos, uno la baja recaudación de este país es un factor de vulnerabilidad para toda la actividad económica y para todos los programas sociales incluidos los de salud.

Como dije hace un minuto, el no cobrar impuestos no quiere decir que la gente no pague, el caso de salud quiere decir que están pagando en la peor forma posible que es pagando de su bolsillo. Nosotros hemos esgrimido nuestros argumentos y con todo respeto ahora estamos atentos a la decisión que tomen los legisladores sobre el destino de esa reforma hacendaria y estaremos muy atentos y respetuosos a cualquier decisión  en ese sentido pero creo que hay un amplio consenso de que una debilidad estructural en el sistema de salud producto del bajo financiamiento público y por eso estamos con la firme intención de fortalecerlo.

Y eso debe verdaderamente ya erradicar el espectro de la privatización, yo creo con todo respeto que no podemos seguir esgrimiendo ese término para descalificar propuestas así como el término de que son ideas impuestas por el exterior, yo creo que con mucho orgullo en México tenemos investigadores analistas del más alto nivel y no necesitamos que nos estén viniendo a dar recetas para saber lo que tenemos que hacer en materia de salud, parte de esos analistas estudiosos del sistema de salud son legisladores, médicos, expertos que se han dedicado a estos temas, parte son nuestros secretarios estatales de salud, parte están en las instituciones académicas, muchos están en las instituciones públicas federales de salud y tenemos un cuadro de talento en este país que no necesitamos que nos vengan a dar ninguna receta del exterior.

Y la propuesta que se hace en el Programa Nacional de Salud es una propuesta adaptada y derivada de un estudio profundo de la realidad mexicana, es una propuesta, como dije, encaminada a fortalecer el papel del estado por la vía del financiamiento y por la vía de darle certidumbre a las transacciones privadas.

Creo que algunas de las propuestas que hemos escuchado queriendo erigir un fantasma de las ISES, una bestia negra del sistema de salud encierran una visión de un estado no interventor, de un estado que deja el mercado privado ala dejar hacer y a la libre contratación entre privados y ese esquema no ha sido positivo ni para los pacientes ni para los médicos. Como dije, al quebrar instituciones se dan situaciones de abuso constantemente y la posición de la Secretaría ha sido en un diálogo muy estrecho con los profesionistas de la salud buscar una fórmula de reglamentación que realmente le dé certidumbre a ello.

Por último me refiero al tema de las Escuelas de Medicina, en realidad no se han cerrado escuelas de medicina, al contrario vemos con preocupación, es una preocupación que comparten las asociaciones de profesionales, una expansión de escuelas muchas de ellas de dudosa calidad, nosotros estamos trabajando muy cercanamente tanto con las agrupaciones de médicos como con la Asociación Mexicana de Facultades y Escuelas de Medicina en promover que haya una certificación de las Escuelas de Medicina. El problema de la formación de médicos creo que no es un problema de cantidad es un problema, en primer lugar, de la calidad de la educación que debe ser nuestra prioridad y, en segundo lugar, de la distribución geográfica de los médicos.

Si bien es cierto el promedio nacional que ha mencionado los señores legisladores del Partido del Trabajo, la realidad es que ese promedio esconde el hecho de que las zonas urbanas por ejemplo de la ciudad de México tenemos aproximadamente un médico por cada 350 habitantes que es una dotación probablemente excesiva, ciertamente mayor que el promedio de los países industrializados, lo que pasa es que  obviamente  hay muchas comunidades donde no tenemos médicos y el hecho es que hoy en día es probable que hasta una tercera parte de la fuerza de trabajo de los médicos esté subutilizada en el sentido de que están subempleados o haciendo alguna otra actividad.

Pero aquí, creo que la divisa tiene que ser por un lado, una planeación estricta de los recursos humanos y los incentivos necesarios para lograr una mejor distribución, un buen equilibrio, no todos los trabajadores de la salud son médicos, necesitamos fortalecer la presencia de técnicos, de personal comunitario, pero sobre todo y ante todo, un gran énfasis en la calidad de nuestros profesionistas y esperamos que esa calidad vaya siendo reflejada en una remuneración más justa, compartimos ese punto de vista y uno de los objetivos de la cruzada es introducir reconocimientos al buen desempeño del personal de la salud.

La Presidenta:

Gracias señor Secretario.

Tiene la palabra hasta por cuatro minutos para réplica, el diputado José Narro Céspedes, del Partido del Trabajo.

El diputado José Narro Céspedes:

Con su permiso, Presidenta.

Estamos claros del gran proceso de descentralización que se ha dado a nivel nacional, pero gran parte de lo que se han transferido son problemas eso es lo que hay que señalar también.  A nivel municipal y estatal, lo que vemos es que se les pasan las clínicas, los hospitales, los centros de salud y que muchos de ellos están prácticamente en el abandono, sin medicamentos.

Vemos cómo cuando va la OMS a certificar comunidad saludable, se equipan esas clínicas, esos centros de salud y pasa la visita y la certificación y se retiran esos equipos y esos medicamentos de esos centros hospitalarios.  Eso es lo que vemos nosotros.

Y creo que en las enfermedades de la pobreza es bueno que usted comente lo del cólera y los avances que hemos tenido pero el grave problema de la pobreza y la principal enfermedad de la pobreza, como usted sabe señor Secretario, es la desnutrición.   El 50% de los niños de dos años en México, de acuerdo a los últimos estudios y a la última encuesta que hizo el Instituto Nacional de Nutrición, tienen problemas de desnutrición;   tratar de tapar el sol con un dedo creo que no es lo correcto, hay que poner los problemas en la mesa y hay que tratar de resolverlos;   tratar de impulsar un programa de apoyos a la dieta a 30 mil niños, es totalmente insuficiente ante la magnitud del problema que tenemos en este campo.

Nosotros hablamos de la privatización y es claro que no se puede negar todo lo que tiene que ver con un proceso de globalización mundial en donde México está inmerso;  negar esto, negar que vivimos en un proceso mundial de globalización que incluye la cuestión de la privatización de áreas tan importantes y estratégicas para México como es la cuestión de la salud, es negar, negar la realidad por eso nosotros decimos que es claro y estamos de acuerdo en que haya más captación de impuestos pero que paguen los que no pagan, que pague el capital financiero, que paguen las tiendas departamentales, que pague el autotransporte que prácticamente está exento de impuestos, las áreas financieras que no aportan, que no contribuyen al desarrollo nacional que paguen impuestos que son... que paguen los que más ganan, que no es la propuesta que se plantea con lo del IVA.

Estamos claros en lo de las escuelas de medicina, lo que nos preocupa es que las universidades públicas, muchas de ellas reconocidas, han cerrado su matrícula para la carrera de medicina, mientras se han proliferado sobre todo las escuelas de medicina privadas y muchas de ellas de dudosa calidad, como usted lo dice.

Es claro que se requiere recursos humanos, es claro el problema que se tiene... cuando usted comentó este programa de atención para las mujeres... para lo del parto de las mujeres, aquí en México, en la ciudad de México, en algunas ciudades, usted habló del 80, 85% de las mujeres que son atendidas en los hospitales pero en estados como Oaxaca o Chiapas únicamente el 22% de las mujeres en esos estados son atendidas intrahospitalariamente, eso es lo que hay que decir;   es claro que reconocemos el problema;  es claro que los médicos prefieren la vida urbana porque no quieren estar en las comunidades que se encuentran en la máxima pobreza, que no tienen medios de comunicación, que no tienen transporte, que no tienen ni qué comer.    ¡Ese es el problema señor Secretario.

Hay una falta de formación también ética, nuevamente, para los recursos humanos en el campo de la medicina porque verdaderamente los médicos ante el problema de los salarios y ante el problema en que se encuentran, son verdaderos héroes en nuestro país y un reconocimiento a todos esos médicos y esos trabajadores de la salud.

No es posible que la medicina preventiva se dedique el 5% del presupuesto y a la medicina curativa el 60% del presupuesto, ese es el punto del debate, Secretario, ese es el punto de la discusión y de nuestras preocupaciones.

Muchas gracias.

La Presidenta:

Tiene la palabra, hasta por cuatro minutos, Sara Figueroa Canedo, del Partido Verde Ecologista, para pregunta.

La diputada Sara Figueroa Canedo:

Con el permiso de la Presidencia.

Señor Secretario, doctor Julio Frenk Mora;

Señoras y señores:

A los legisladores del Partido Verde Ecologista de México nos preocupa de manera especial el deterioro de la salud ambiental de nuestro país.

Es prioritario, como se menciona en su informe de labores, proteger a la población de la exposición innecesaria o excesiva de agentes físicos, químicos y biológicos que no dependan exclusivamente de la decisión personal, sin embargo, éste todavía es un asunto pendiente.

Actualmente en todo el país y ante una ineficaz política ambiental se presentan graves problemas de saneamiento básico, inadecuada disposición de excretas, incapacidad para mantener niveles adecuados de cloración y manejo de aguas residuales.

Además, existe una deficiente disposición de residuos en bases de plaguicidas y sustancias tóxicas, exposición a plomo y a contaminantes atmosféricos.

Por otro lado, como en la mayoría de los países en el mundo, en nuestro país también existe un catálogo de plaguicidas autorizados y restringidos emitidos por la Sicoplaced, para controlar ya sea su producción, comercialización nacional e internacional o su uso.  Sin embargo, existe evidencia de que aún existen grandes vacíos regulatorios y ausencia de otros instrumentos más eficaces para reducir los riesgos de estos productos cuya producción y uso sin control no sólo pone en riesgo nuestros recursos naturales, salud humana y producción agrícola, sino también a nuestra actividad comercial con otros países del mundo.  Esto último se vuelve relevante bajo el marco del Tratado de Libre Comercio con América del Norte, si se considera que en Estados Unidos se ha prohibido o restringido el uso de varios plaguicidas que en México aún se siguen produciendo o comercializando y que en ese mismo país se plantea reducir la tolerancia en cuanto al nivel de residuos de plaguicidas en los alimentos agrícolas.  Lo anterior, como es evidente, tiene una gran repercusión, no sólo sobre la comercialización de plaguicidas, sino de otros productos agrícolas cuyo nivel de exportación se verá gravemente afectado por la barrera comercial que implica la tolerancia de productos tóxicos.

Es así que nos gustaría saber cuáles son las medidas que la Secretaría de Salud ha tomado para que se lleve a cabo un uso correcto moderado de plaguicidas, sobre todo respecto a los campesinos de bajos ingresos y poco conocimiento de los efectos de uso discrecional de los mismos.

Sabemos que el taller internacional en el marco del Comité Ejecutivo del grupo técnico del trabajo de plaguicidas del TLC ha planteado impulsar el desarrollo de un mercado común de plaguicidas entre los países a través del trabajo compartido en la evaluación de estos productos.

Mi pregunta es:  ¿Cuáles son concretamente las medidas que van a tomar para prevenir la introducción desmedida de plaguicidas a nuestro país y que no han sido aceptados en Estados Unidos por su nivel de toxicidad y daños en la salud de la población? ¿Se implementarán niveles de tolerancia como los de nuestro principal socio comercial? ¿De qué manera se inspeccionará el nivel tóxico de los plaguicidas, el nivel de estos en alimentos, así como qué criterios se aplicarán para la evaluación del daño en la salud?

Por sus respuestas, muchas gracias.

La Presidenta:

Tiene la palabra para dar respuesta, hasta por ocho minutos, el doctor Julio Frenk Mora.

El Secretario Julio Frenk Mora:

Agradezco las preguntas muy puntuales y enfocadas.

Nosotros compartimos con la señora diputada Figueroa, esta preocupación por el tema de la salud ambiental, coincidimos en que es un tema de la más alta prioridad, es un tema al que hay que darle una atención absoluta.

Yo le comentaría que en el tema de la salud ambiental y ocupacional se refleja la misma problemática que vemos en general en materia de salud, en nuestro país tenemos esta doble carga que hemos llevado, tenemos por un lado los problemas ligados al rezago y por otro lado los problemas emergentes y eso se ve claramente en el caso de la zona ambiental.

No hemos resuelto todavía los rezagos derivados de la contaminación biológica del agua y los alimentos, y ya tenemos encima los problemas vinculados a la industrialización, la urbanización y que se expresan en la contaminación química de la atmósfera, de los propios alimentos y del agua. De manera que aquí esto es un reflejo de esta doble carga que vemos.

Aunque hemos avanzado mucho en el combate a las infecciones comunes, a la desnutrición y a los problemas de salud reproductiva, tenemos todavía fuertes rezagos, como lo hemos señalado y como se establece claramente en el Programa Nacional de Salud, y sin haberlo resuelto ya tenemos los problemas de las enfermedades crónicas, de los problemas de corazón, de la diabetes, de los problemas de salud mental como un problema emergencia de la mayor importancia, las adicciones, etc.

Tenemos que lidiar con esta doble carga haciendo un enfoque muy específico al ataque al rezago, con acciones muy focalizadas que incluyen desde luego aspectos de saneamiento básico, pero que incluyen también las otras medidas a que me referí en el campo de la nutrición y de las infecciones, y al mismo tiempo estar ya atentos a los problemas emergentes.

La respuesta que hemos dado a los temas complejos de la salud ambiental ha sido un fortalecimiento institucional importante que se reflejó con la publicación el 5 de julio del decreto del Presidente Fox, que establece la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios. Creemos que eso va a dar un paso   adelante muy importante, la acción regulatoria de la Secretaría que se concentraba en una subsecretaría con varias direcciones generales, pensamos que ahora hay que agruparla en una comisión dotada de autonomía técnica y administrativa y donde haya una mayor unidad de esfuerzo.

La comisión incluye los aspectos de la salud ambiental a los que usted se ha referido, es también una respuesta nuestra para contar con un órgano más autónomo, más fuerte, justamente para poder tener la fuerza como país de ofrecer la argumentación sanitaria basada en evidencias científicas, ante las negociaciones comerciales.

Hoy en día, con la apertura comercial, probablemente las barreras que van quedando son las barreras sanitarias, y nosotros como país hay que saberlas usar, cuando están bien fundamentadas, no como barreras artificiales, pero también tenemos que tener la fuerza para cuando otros países erigen barreras no arancelarias de orden sanitario, poder tener la fuerza para validar o no si esas barreras son justificadas. De manera que esto lo que ha motivado tener un organismo mucho más autónomo y más fuerte, y eso ya es una realidad, esto ya fue creado por ese decreto presidencial que les he comentado.

En el tema concreto de los plaguicidas quisiera señalar un avance importante, y es el hecho de que México ya no estamos usando DDT, incluso eso ha sido motivo de una acción regional del país. Recientemente propiciamos y fuimos partícipes activos en una reunión de todos los ministros de Salud de Centro América, con personas de la Secretaría de Salud de México, para continuar cooperando con la Organización Panamericana de la Salud en la erradicación el uso del DDT en las campañas contra paludismo, y en México le puedo decir que al menos es una sustancia que ya no estamos utilizando.

La psicoplagez, como usted dice, tiene un mandato más amplio, y estamos en este momento modificando tanto las reglas de coordinación como las reglas de procedimiento. Es una comisión interinstitucional donde participan, además de la Secretaría de Salud, la Secretaría de Economía, la Semarnat y la Sagarpa y estamos de manera conjunta modificando esas reglas para dar mayor certidumbre a los usuarios, para tener una acción más puntual.

En el año 2000 se registraron 5 mil intoxicaciones por plaguicidas y evidentemente estamos trabajando para que esto se abata lo más posible. De manera que se está haciendo esta revisión, esta puesta al día del marco regulatorio para que podamos en nuestro caso cumplir con la misión central que tenemos, que es proteger la salud de la población, haciéndolo desde luego en una forma que respete y preserve el medio ambiente.

La Presidenta:

Gracias doctor.

Tiene la palabra hasta por cuatro minutos para réplica, la ciudadana diputada Sara Figueroa Canedo, del Partido Verde Ecologista.

La diputada Sara Figueroa Canedo:

Con su permiso, señora Presidente. Gracias, señor Secretario.

Para nuestro grupo parlamentario es importante que se realicen de manera periódica diagnósticos que permitan conocer los riesgos ambientales que afectan a la salud, y cuando a través de éstos se detecten sospechas claras de perjuicio a la salud de la población cercana a industrias contaminantes, es preciso dar información necesaria de las investigaciones.

Debe darse a la salud ambiental un lugar de mayor preponderancia dentro la política social del Gobierno. La reforma del sector salud debe responder de manera más adecuada no sólo los retos demográficos y epidemiológicos, sino también a los cambios y retos ambientales.

Por otra parte, si bien las normas y directrices han logrado incentivar un cierto manejo sustentable de los plaguicidas, varios países se han visto en las necesidades de implementar medidas más estrictas y eficaces para controlar la producción, el uso indiscriminado, así como la comercialización indebida de estos productos altamente tóxicos. Dentro de estos países destacan: Estados Unidos, Suiza, Noruega, Finlandia y Dinamarca.

El Partido Verde Ecologista de México considera que ya es hora de que nuestro país implemente al igual que los demás, medidas más enérgicas y eficaces con el objeto de disminuir su consumo e incentivar al mismo tiempo el desarrollo y consumo de sustitutos más benéficos al medio ambiente y vida en general.

Lo anterior es importante ya que existen muchos efectos que los plaguicidas provocan en la salud del ser humano y de los animales, dentro los más relevantes son los efectos que algunos causan al sistema nervioso, particularmente sobre estimulando nervios y músculos lo que finalmente causa debilidad y parálisis.

También existen investigaciones que muestran el claro efecto de los plaguicidas en las intoxicaciones agudas que pueden semejar el cuadro clínico de los ataques epilépticos así como de la llamada enfermedad de Parkinson.

Por todo lo anterior, es preciso señalar que el Partido Verde Ecologista de México siempre apoyará las propuestas del Ejecutivo que garanticen a toda la población mexicana su derecho constitucional a la salud y a un medio ambiente sano. Muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias diputada.

Tiene la palabra hasta por cuatro minutos para formular su pregunta, la ciudadana diputada Adela Graniel Campos, del Partido de la Revolución  Democrática.

La diputada Adela Graniel Campos:

Con su permiso, señor Presidenta. Doctor Julio Frenk, Secretario de Salud; Honorable Asamblea.

Durante los últimos años ha sido una constante de los trabajadores de la salud demandar aumento en sus percepciones. Ejemplo de lo anterior, fue el paro de labores de los médicos residentes del Hospital Siglo XXI del Seguro Social, quienes solicitaban mejora salarial y en sus condiciones de trabajo.

Doctor Julio Frenk, de acuerdo con los principios de calidad y calidez que forman parte de las políticas de salud, las y los diputados queremos saber: ¿Considera que un médico, una química, una enfermera y un trabajador de la salud bien pagado brindaría una mejor calidad en el servicio?

De ser afirmativa su respuesta,  ¿en qué porcentaje aumentarán para los próximos años las percepciones de los trabajadores de la salud?

En este contexto, la propuesta de reforma regresiva a los artículos 31 y 108 del Impuesto Sobre la Renta, afectará el concepto de Previsión Social de los Trabajadores, ya que busca suprimir la exención de impuestos a las prestaciones que se derivan de dicho concepto.

Señor Secretario: a las y los diputados del Partido de la Revolución Democrática nos interesa saber: ¿qué medidas tomará la administración que usted encabeza para que no se vean afectados los recursos humanos en su desempeño, en el marco de una reforma fiscal como la enviada por el Ejecutivo a esta soberanía?

Por su parte, dentro del paquete de medidas de la Nueva Hacienda Pública, se incluye un paso más en la privatización del Sistema de Pensiones del ISSSTE sin que se resuelva su actual déficit actuarial.

Las diversas reformas de corte privatizador a nuestro sistema de pensiones, no han resuelto el desafío de universalizar este derecho y ni siquiera se lo han propuesto.

Sin embargo quedan fuera de este esquema los adultos mayores ubicados en la completa marginalidad, aquellos excluidos de los beneficios del desarrollo y de las prestaciones y servicios de la seguridad social.

Señor Secretario: ¿Por qué la dependencia a su cargo considera que el modelo privatizador de pensiones es más equitativo que un modelo de cobertura universal?

Las modificaciones legales que el año pasado dieron lugar a la creación y funcionamiento de las Instituciones de Seguros Especializados en Salud (ISES), establecieron el marco para que se regulara el mercado de los seguros de gastos médicos, y al mismo tiempo para que se empezara un proceso que pudiera concluir con la posibilidad de a través de ellas y de sus clínicas y hospitales, abrir con amplitud el campo de la subrogación de servicios con reversión de cuotas de los institutos de seguridad social.

Doctor Frenk: ¿Se trata entonces de privilegiar a las Instituciones de Seguros Especializadas en Salud en perjuicio de los Médicos que ejercen la medicina tradicional en los barrios o con las familias conocidas de mucho tiempo? ¿Se trata de que estas Instituciones de Seguros Especializadas en Salud se hagan cargo de los servicios médicos, que las instituciones de seguridad social tienen obligación de dar directamente, de acuerdo a sus leyes? Por sus respuestas, muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias, diputada.

Para su respuesta tiene el uso de la palabra el doctor Julio Frenk Mora, hasta por ocho minutos.

El Secretario Julio Frenk Mora:

Muchas gracias, diputada Adela Graniel, le agradezco sus preguntas.

Yo coincido totalmente que hay que mejorar las percepciones de los médicos, enfermeras y demás trabajadores de la salud. Hace unas semanas se logró un incremento de 10 y medio % en la rama médica, paramédica y afín. Claramente no es suficiente; el tema de los residentes obedece, sobre todo a un esquema en donde están desfasados los incrementos que se dan a los trabajadores de las instituciones del sector público. Hay un proceso de diálogo para lograr que ese proceso sea ordenado y evite que durante algunos meses del año se desequilibren las percepciones y tengamos un esquema más ordenado, más predecible en el tiempo y que evite estos desfases que recurrentemente conducen a situaciones de incomodidad por parte de los médicos residentes. Como usted sabe, esa situación fue resuelta oportunamente desde la semana pasada, pero hay que buscarle un esquema que evite este carácter cíclico del desfasamiento.

Nosotros en definitiva, como los señalé, vemos como uno de los componentes más importantes de la Cruzada Nacional por la Calidad de los Servicios de Salud, el poder reconocer el buen desempeño. Creo que pocas cosas desmotivan más a un médico, a una enfermera, que ver que cuando se hace un esfuerzo especial por elevar la calidad, por mejorar el trato a los pacientes, ese tipo de esfuerzo no va acompañado de un reconocimiento.

Pensamos que hay medidas innovadoras que nos permitirían ir avanzando la fórmula de generar ese tipo de reconocimiento y que vaya elevándose la percepción a partir de la mejora en la calidad, y se creará ahí un círculo virtuoso donde mejor calidad produce mejores ingresos y mejores ingresos produce mejor calidad.

Con respecto al tema de la regresividad en las propuestas fiscales, nuevamente yo, no tenemos aquí ni en el tiempo, aunque lo hemos hecho de manera muy detallada para plantear todos los puntos de esa reforma, sí quiero yo reiterar mi convencimiento y creo que la experiencia nacional e internacional nos conduce a esa conclusión de que la distribución será por la vía del gasto. Yo creo que los esquemas impositivos tributarios excesivamente complejos que tratan de hacer del gravamen el instrumento distributivo, ha mostrado que no son eficaces, porque mientras más complicado es un régimen de recaudación tributaria, más oportunidades da a las gentes de mayores ingresos de encontrar las formas de lograr deducciones u otro tipo de beneficios.

Estoy convencido de que la redistribución se debe hacer por la vía del gasto y que en ese sentido fortalecer los ingresos, simplificando el esquema tributario, fortaleciendo los ingresos del Estado y utilizando prioritariamente esos ingresos para programas como la salud, la educación, el combate a la pobreza y la infraestructura; es la forma de lograr la verdadera redistribución, y no tengo duda de que la salud es uno de los grandes instrumentos con que contamos para mejorar, a largo plazo, no nada mas en una acción asistencialista de corto plazo sino a largo plazo, las capacidades de las personas pobres, para romper el ciclo de la pobreza.

El tema de pensiones es complejo y si quisiera señalar, que desde luego hay una plena conciencia del gobierno federal, y específicamente de las autoridades del ISSSTE, de que éste es un tema que requiere de una reforma integral.   Y sé que el señor director general del ISSSTE ha tenido múltiples reuniones de trabajo, particularmente con la Comisión de Seguridad Social, y que se planteado la necesidad de una reforma integral, que obviamente tendrá que hacerse con todo el consenso y la decisión final de los legisladores.

Si quisiera que no confundamos el tema de pensiones con el tema de seguros de salud, son dos temas totalmente distintos.  De hecho las pensiones no son un seguro, porque la pensión no protege contra un riesgo sino contra la certidumbre de que nos vamos envejecer, el riesgo morirse antes y no envejecerse, pero la pensión estrictamente no es un problema de seguro, es un problema de ahorro previsional.

La salud si es un tema de riesgo y, por lo tanto, si requiere de un aseguramiento, y como dije, hay tres formas de hacer ese aseguramiento, el aseguramiento se da cuando uno separa el momento de pagar del momento de usar los servicios.

Y las tres formas son: pagando impuestos, para que por la vía del financiamiento público estemos asegurados, y eso es lo que queremos hacer con el seguro popular, fortaleciendo la seguridad social, que es una forma de asegurarnos, hacemos nuestra aportación obrero-patronal, y ya quedamos cubiertos de cualquier contingencia que tengamos, y como una medida complementaria y minoritaria, los seguros privados.

Y reitero en ningún momento la propuesta de este gobierno es irse por la vía del fortalecimiento de los seguros privados, si en cambio de regularlos y de darles certidumbre, y no podemos aceptar las propuestas de algunos grupos, que quisieran ver una situación de total ausencia o presencia regulatoria del Estado.

Creo que ustedes estarán de acuerdo conmigo, en que lo que se requiere ahí, es una acción que le dé transparencia.

El marco regulatorio que hay ahora ordena el mercado, protege a los médicos y a los hospitales que entran en algún tipo de relación contraactual con las empresas.

Nosotros suscribimos totalmente, y está así en las reglas de operación de las Ises, los temas de la no restricción al juicio clínico, sería una contradicción estar planteando una cruzada por la calidad y no percatarnos de lo que genera mayor calidad, es la libertad de juicio clínico del médico.  Y las reglas de operación de las Ises justamente promueven que haya esa libertad de juicio clínico, si especificando solamente el requerimiento de que las intervenciones que se hagan, estén sustentadas en buena evidencia clínica, cosa que no siempre ocurre en la práctica médica.  De manera que esa es la única restricción, que creo que debe existir, es la evidencia.

Pero quisiera que no mezclemos dos temas de la reforma de la seguridad social, el tema de las pensiones, es un tema complejo, requiere ante la tradición demográfica de México de un reforzamiento.  Estamos totalmente conscientes, y lo ha dicho el señor Presidente Fox, que tenemos que empezar a trabajar junto con ustedes, en buscar fórmulas de previsional para las pensiones de los que están ahora excluídas de la seguridad social.

Con el ritmo de crecimiento que tenemos de la población de edad avanzada, debemos empezar ya las acciones, para evitar pasar a un país de personas de edad avanzada, que estén desprotegidas.   Y ciertamente los esquemas actuales no son suficientes, porque dependen del empleo formal.

De manera que creo ahí en el espíritu que se ha ido siguiendo de las instituciones de los directores generales, tanto del IMSS como el ISSSTE, con las Comisiones, y particularmente la de Seguridad Social, vamos a ir encontrando las formas que nos permitan sanear financieramente, especialmente al ISSSTE, y al mismo tiempo encontrar fórmulas de financiamiento público, para garantizar aun a las gentes que están fuera del mercado laboral una pensión en el futuro.

La Presidenta:

Gracias, señor Secretario.

Para su derecho de réplica tiene la palabra hasta por cuatro minutos, la diputada Adela Graniel Campos.

La diputada Adela del Carmen Graniel Campos:

Con su permiso, señora Presidenta.

No hay ninguna confusión, porque aquí estamos reunidas las Comisiones de Seguridad Social, también está la Comisión de Salud y algunos compañeros de Desarrollo Social y es muy claro que la reforma fiscal propuesta por el Ejecutivo, busca el cobro del Impuesto Sobre la Renta a prestaciones sociales, con el cual los trabajadores serán los más afectados, ya que implica suprimir la exención de impuestos a las prestaciones y esto tiene impacto en los salarios.

A pesar de que al mes de agosto del presente el poder adquisitivo del salario mínimo ha recuperado solamente 1% con relación al año anterior, observa una caída de 21.6% desde  1994; de manera que la nueva administración tendría que incrementar en 27.5% los salarios para revertir la pérdida del poder adquisitivo.

Por otra parte, el propósito de alcanzar la cobertura universal del régimen de seguridad social ha sido una demanda de la sociedad, en particular conseguir una pensión de vejez para todos los mexicanos, con independencia de su vínculo laboral.  La necesidad es mayor en esta etapa de la vida, cuando los ciudadanos están más expuestos a las enfermedades crónico degenerativas, en tanto que la atención a la salud se encarece, sus capacidades y habilidades disminuyen, así como las oportunidades de empleo y son víctimas de discriminación laboral e incluso abandono familiar.

Arribar a un esquema de pensión universal básica de condiciones de acceso y beneficios similares para todos los mexicanos financiada con ingresos fiscales, exigiría acabar con la fragmentación de nuestro sistema de seguridad social, uniformar derechos y beneficios.  En México no contamos con este derecho social.  Sólo algunos gobierno estatales como el Distrito Federal han puesto en marcha programas asistenciales dirigidos a los adultos mayores de 65 años.

La propuesta de nueva Ley de Hacienda presentada por el Ejecutivo, contempla la deducción de los ingresos sujetos al pago del Impuesto Sobre la Renta de aquellos gastos médicos que se hagan por el contribuyente que tenga contratado un seguro de gastos médicos con una institución de seguros especializada en salud, pero no de aquellos gastos que se hagan con el médico de barrio o con el médico de familia que ejerce en forma individual.

Para las y los diputados del Partido de la Revolución Democrática, con esta propuesta se trata también de establecer distingos entre los servicios médicos que puedan recibir los mexicanos en lugar de los servicios que la solidaridad social, permite se disfruten por igual.  Los extremadamente ricos y los trabajadores que apenas reciben un salario mínimo.

Señor Secretario, ¿es esta la forma en la que el gobierno federal se propone desmantelar la medicina social para dar lugar a una medicina en la que los servicios que se reciban dependan de la capacidad económica de los ciudadanos?

La Presidenta:

Gracias, diputada.

Tiene la palabra hasta por cuatro minutos para formular su pregunta, el ciudadano diputado Ernesto Saro Boardman, del Partido Acción Nacional.

El diputado Ernesto Saro Boardman:

Diputada Presidenta.

Amigas y amigos diputados;

Doctor Julio Frenk Mora:

Reconocemos que la Secretaría de Salud es la primera de la cual recibimos un Plan de Desarrollo concreto y objetivo del presente año 2001, hasta el 2006.   Con esto nos damos cuenta que hay un rumbo en materia de salud.  Este documento es esencia para que los legisladores constatemos año con año, avances y rezagos en esta materia.

Señor Secretario, en torno al Programa de Ampliación de Cobertura es de nuestro interés lo siguiente:  ¿qué implicaciones en el financiamiento tendrá la terminación del acuerdo con el Banco Mundial?,¿Cuál será el origen de los recursos si es que se requiere mantener operando este programa? ¿Serán los estados receptores de la administración del programa, quienes se responsabilicen por  su financiamiento? ¿Qué provisiones se han hecho ante la heterogeneidad de capacidades de los estados, para hacer frente a las transferencias de este programa?

Doctor Frenk: a través del informe y del Plan de Desarrollo 2001-20006  se nos ha hecho saber la implementación del Seguro Popular de Salud. En Acción Nacional tenemos algunas inquietudes como ¿cuál es el concepto del programa y específicamente a quién va dirigido?

Señor Secretario, dudamos que el Seguro Social tenga la infraestructura adecuada en un futuro cercano, en caso de que se pretenda apoyarse en él para la implementación de este seguro popular.

Nos gustaría escuchar los comentarios al respecto.

En torno a las instituciones de seguros especializados de salud, en Acción Nacional tenemos inquietud respecto a la normativa que rige estas organizaciones debido a problemas de calidad en el servicio reportado por muchos usuarios y el malestar manifiesto por el gremio médico.

El grupo parlamentario de Acción Nacional, apoya el fortalecimiento de los medicamentos genéricos intercambiables como una opción para que muchos mexicanos y mexicanas, tengan a su alcance medicamentos de calidad a precios más accesibles que los medicamentos protegidos por alguna patente; por lo que nos extraña el que no haya apoyo de las entidades estatales en materia de salud, que fortalezca la utilización de estos medicamentos, pues ni siquiera la propia Secretaría de Salud, los favorece en sus adquisiciones, como tampoco lo hace el Seguro Social ni el ISSSTE.

Señor Secretario: ¿hay alguna intención de que en corto plazo se opte por adquirir medicamentos de calidad controlada como son los genéricos intercambiables? Estamos enterados de la pretensión de incrementar los periodos de cobertura de patentes de medicamentos de 20 a 25 años, así como el condicionarla a registro sanitario de los genéricos intercambiables, a que el registrante demuestre que las patentes del medicamento han vencido.

Señor Secretario: Creemos que 20 años es un tiempo razonable para que las empresas innovadoras recuperen su inversión en investigación y exhortamos a la Secretaría que usted dirige, a que facilite dentro de los acuerdos legales, el registro de los medicamentos genéricos intercambiables basándonos en su calidad y actividad terapéutica. Sabemos que el apoyo a los genéricos vendría a ordenar el mercado farmacéutico y a evitar confusión en los usuarios de medicinas entre similares, genéricos simples, genéricos intercambiables, medicamentos de patente.

Entendemos que hay que apoyar la innovación terapéutica respetando las patentes de los medicamentos innovadores. Pero es obligación del Estado y más en un país como el nuestro, el fortalecer la medicina social, dentro de la cual el impulso a los medicamentos genéricos es columna vertebral de la misma.

Por su respuesta, muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias diputado Ernesto Saro.

Tiene la palabra el doctor Julio Frenk Mora, hasta por 8 minutos, para dar respuesta.

El Secretario Julio Frenk Mora:

Le agradezco al diputado Saro sus muy buenas e interesantes preguntas.

Con respecto a la primera, la respuesta es muy simple: el financiamiento que dio lugar al programa de ampliación de cobertura en efecto ha terminado. Pero me complace informar que se negoció un nuevo crédito del Banco Mundial, para echar a andar a partir del año que entra, el programa de calidad, equidad y desarrollo de salud,  PROCEDES . y  que este crédito por 350 millones de dólares.

Ha sido aprobado y además fue motivo de una mención especial por el directorio, por ser un programa bien elaborado e innovador. Contiene algunos aspectos muy interesantes que construyen sobre la experiencia acumulada del programa de ampliación de cobertura.  Este programa de ampliación de cobertura, la infraestructura y los recursos humanos que se generaron a partir de él, en efecto ya se están descentralizando a los estados, se transferirán en el orden de 5 mil plazas y toda la infraestructura que fue construida que permitió la ampliación de cobertura con el paquete básico de 13 acciones. Eso va a pasar ahora a los estados, pero entra un nuevo programa que incluye además del fortalecimiento de las acciones previas, un enriquecimiento de ese paquete, incluye temas muy interesantes como la introducción de telemedicina o atención médica al alcance de las comunidades marginadas más dispersas, de manera que vamos a ver ahí algunas innovaciones sumamente interesantes, pero hay una bolsa de recursos que va a permitir proteger y de hecho ampliar y fortalecer estos esfuerzos de ampliación de cobertura.

Ahora además hemos incluido el tema calidad abiertamente, por eso el cambio de nombre. Ya no es sólo ampliar cobertura; es también introducir, junto a la ampliación de cobertura, el concepto central de calidad. Y desarrollo en salud porque va a haber desarrollos tecnológicos importantes, como los de la telemedicina.

Seguro popular. Le agradezco la pregunta para dejar muy claro cuál es el concepto. El problema fundamental de nuestro sistema de salud es que evolucionamos el problema estructural, un sistema segmentado, con dos instituciones de seguridad social y el resto de la gente, incluso nuestro lenguaje, le llamamos "población abierta". Es un lenguaje que nos habla como de una población de la que nadie es realmente responsable; está ahí abierta.

En cambio el resto, los que están en la seguridad social, les llamamos derechohabientes que, si uno aplicara la lógica, los que no son derechohabientes tendríamos que concluir que son derechocarecientes y forman justamente esta categoría residual a la que le hemos llamado "población abierta".

El seguro popular lo que pretende, en su primera fase, es cerrar la población abierta y hacer que este país sea un país donde todos seamos derechohabientes, que es lo que nos dice la Constitución. Todos tenemos derechos. Y ese es el concepto central.

En su primera fase lo que vamos a hacer -y empezamos ya el 1º. de octubre las pruebas piloto en 6 estados de la república-es afiliar a la población que no está en la seguridad social debido a que no son asalariados del sector formal de la economía, y hacer un proceso activo de afiliación, lo que implica credencializar, implica establecer una lista explícita de derechos y obligaciones del paciente, cosa que es también un componente importante de la cruzada.

Entonces, el hecho de hacer esta filiación nos va a permitir que las personas tengan un sentido de pertenencia y en este momento no se contempla que se utilice infraestructura de la seguridad social, sino que sea la propia infraestructura de los servicios estatales de salud la que se ofrezca.

Cerramos la pinza con un esfuerzo muy grande, que vamos a desplegar a partir del 1º. de octubre para ampliar la infraestructura, echar a andar muchas obras que no se han puesto a andar por carencia de recursos, hacer un esfuerzo importante por el lado de la calidad y empezar un programa, que será paulatino, de mejora en el abasto de medicamentos y de ampliación de horarios.

Lo que queremos -y esto se aplica también al siguiente tema de las Ises, es en general ir sustituyendo el pago del bolsillo por el pago adelantado, y eso hay que hacerlo también en el sector público.

Hoy en el sector público también hay pago de bolsillo, que son las cuotas de recuperación. Lo que nosotros queremos es ir sustituyendo esas cuotas de recuperación por un esquema en que las familias, al momento de afiliarse, puedan hacer su pago adelantado totalmente graduado a su ingreso. Y entonces el subsidio se haga en el momento de afiliar.

No lo que hoy nos pasa que es que las familias pobres esperan a estar enfermas, van al centro de salud público y ahí hacen un pago privado, que es el pago de su bolsillo, con toda una serie de distorsiones que se dan porque en ese momento se está determinando la capacidad de pago.

Cuando nosotros separamos el momento de pagar del momento de usar le damos poder al usuario, se puede hacer un proceso mucho más racional de establecer su capacidad de pago y pedirle que su contribución sea totalmente graduada a su ingreso y se haga antes de usar los servicios.

Una vez que eso ocurre, esa familia va a ir al servicio público y no se le va a cobrar ya más ninguna cuota de recuperación. Y desde luego a las familias en pobreza extrema ese pago será de cero. El subsidio lo estamos planteando cercano al 100%, de hecho, 99% porque pensamos que es importante que no sea al 100%. Pero 99% de subsidio es la idea en el seguro popular.

De manera que yo reitero aquí nuevamente, ante ciertas desinformaciones de que esto es un proyecto privatizador, es un proyecto de fortalecer el financiamiento público, determinar lo más pronto que podamos con el pago de bolsillo en las instituciones públicas.  La primera fase el seguro popular, es cerrar a la población abierta volverlos derechohabiente.

¿Y cuál es la visión a mediano plazo?  Pues tener en este país tres seguros públicos:  un seguro para los asalariados del sector privado de la economía, que es el IMSS.  Un seguro público para los asalariados del sector público de la economía, que es el ISSSTE.  Y un seguro público también para los no asalariados del sector formal de la economía, que son los que han quedado excluidos.  Esto, como digo, hará que seamos un país donde todos seamos derechohabientes.  Y cuando un derechohabiente del IMSS pierde su empleo y hoy queda desprotegido, lo va a cachar el Seguro Popular, tendrá su nueva alternativa.

    Y como digo en esta fase vamos manteniendo la prestación primariamente en las propias instituciones de los servicios estatales, fortaleciendo con acciones para fortalecer la oferta, ampliar el abasto de medicamentos y ampliar los horarios, que son las dos causas principales por las que la gente pobre acude al sector privado.

Es la misma idea con las ISES, es la misma idea, retorno al punto anterior, de por qué se ha planteado ir reduciendo la deducibilidad de los gastos de bolsillo que se hacen en el sector privado.  La idea es fomentar también para las clases medias que optan por la alternativa privada, que en vez de estar pagando de bolsillo traten de prepagar lo más posible.

En este momento el balance está en el sentido  -creemos-  equivocado:  se permite una deducibilidad irrestricta del gasto de bolsillo y no se permite la deducibilidad del prepago.  La deducibilidad irrestricta, que no se da ni siquiera en países como Estados Unidos, es además profundamente inequitativa y regresiva, eso sí que es regresiva. Porque hay que entender que cualquier reducción es una forma de gasto público y lo que estamos haciendo es subsidiar el consumo médico de las familias que hacen declaración de impuestos, que son las familias de más ingresos.

En segundo lugar, al hacerlo irrestricto, ahí se nos están deduciendo los gastos en cirugía estética o todo tipo de intervenciones que no necesariamente son intervenciones que contribuyan a la salud.  Es profundamente regresiva la situación actual.

En tercer lugar, como no es un crédito fiscal sino una deducción, no solamente se deduce el monto del gasto médico, sino que puede llegar a bajar la tasa impositiva de la totalidad del ingreso.

Entonces tenemos una forma de gasto público donde estamos subsidiando el consumo de los sectores de mayor ingreso en este país y estamos además incentivando el sobre consumo no basado en necesidad médica.  Entonces nosotros, a través de la Secretaría de Hacienda, hicimos una propuesta de cambiar este estado de cosas, la estamos platicando con las profesiones, ustedes van a tomar la decisión final.   Pero sí los exhorto a que revisen el status quo.  El status quo deja mucho qué desear, es profundamente regresivo, es profundamente contrario a una política racional de utilización de servicios, aún en el sector privado.

Se me acaba el tiempo.  Nada más quiero decir suscribimos totalmente la postura del Partido Acción Nacional en el sentido de estimular los genéricos intercambiables como la fórmula idónea de equilibrio entre precio y calidad.  Y vamos a trabajar muy cercanamente con ustedes y también con las instituciones de seguridad social, para que las compras del sector público se vayan orientando cada vez más a genéricos que hayan demostrado por las pruebas de bioequivalencia y biodisponibilidad que en efecto tienen la calidad óptima a un precio mucho más reducido.  Y compartimos que es una forma que hay que ordenar este mercado estimulando la figura de los genéricos intercambiables y al mismo tiempo respetando las patentes para estimular la innovación.

La Presidenta:

Muchas gracias, señor Secretario.

Tiene la palabra hasta por cuatro minutos, para réplica, el diputado Salvador Escobedo Zoletto.

El diputado Salvador Escobedo Zoletto:

Con su permiso, diputada Presidenta.

Compañeras y compañeros diputados;

Ciudadano Secretario de Salud,

Doctor Julio Frenk Mora:

Cubrir las necesidades de salud de toda la población de este país es una de las prioridades del Partido Acción Nacional.  Una población saludable en su conjunto potencia la capacidad de un país para lograr un desarrollo fuerte y duradero.

En este sentido, estamos dispuestos a trabajar de manera conjunta con la Secretaría a su cargo, para apoyar alternativas tendientes a mantener programas que contemplen la extensión de los servicios de salud a la población que carece de ellos, como el Programa de Ampliación de Cobertura. Tendremos que poner especial atención al sur-sureste de este país.

En este afán de seguir llevando los servicios de salud cada vez a más mexicanos, le solicitamos, señor Secretario, primero, que a la brevedad posible se nos comunique, derivado de una evaluación exhaustiva, la factibilidad del proyecto del Seguro Popular de Salud; segundo, que se valore correctamente la factibilidad de ser llevado a cabo en las instituciones de salud existentes y que este año tuvieron un crecimiento ínfimo, situación que esperamos se corrija también en el próximo año, incluyendo aumento en el personal dedicado al cuidado de la salud de los mexicanos.

Asimismo, insistimos en lo indispensable de incorporar los medicamentos genéricos intercambiables en las compras del sector salud, promover la utilización de ellos en el sector médico y replantear la situación de los medicamentos similares; éstos en nuestro concepto y en consenso del gremio médico, no tienen la confiabilidad requerida y confunden a la ciudadanía y por tanto perjudican que el desarrollo de los genéricos intercambiables sea el que nuestro México necesita como factor de ayuda en la obtención y conservación de la salud.

De la misma manera, la participación del sector privado en la protección de riesgos de salud es importante. Ante los reclamos de los usuarios y médicos por una serie de abusos y la identificación de anomalías por una serie de las instituciones de seguro especializadas en salud, creemos conveniente que la Secretaría a su cargo debe involucrarse más en la revisión y vigilancia para el mejoramiento en la regulación de este tipo de figuras.

Recomendamos que se tome en cuenta al sector médico y se piense más en el ciudadano, hasta hoy prácticamente olvidados ambos dentro del trinomio médico-pacientes-instituciones de seguros.

También esperamos nuevas formas donde no sólo se privilegie a los grandes capitales en este tipo de instituciones.

Por último, no debemos olvidar el gran apoyo que el sector salud puede tener del nivel de gobierno municipal, al promover la salud de los mexicanos mediante obras públicas que la fomenten.  Apoyamos por tanto totalmente el Programa de Municipios o Comunidades Saludables.

Por parte de Acción Nacional, le reitero el compromiso de mi partido para trabajar de manera coordinada para resolver los problemas del ramo. Estamos convencidos de que trabajando unidos podremos enfrentar los retos que el país tiene en materia de salud.

Muchísimas gracias.

(aplausos)

La Presidenta:

Gracias diputado Escobedo Zoletto.

Tiene la palabra hasta por cuatro minutos, para formular su pregunta, el ciudadano diputado Arturo León Lerma, del Partido Revolucionario Institucional.

El diputado Arturo León Lerma:

Con su permiso, compañera Presidenta.

Compañeras y compañeros diputados: En el primer informe del Ejecutivo Federal se plantea básicamente la democratización de la salud. Usted mismo, señor Secretario, acepta que los avances del pasado le ofrecen un horizonte e nuevos retos y los resume en equidad, calidad y protección financiera.

El Grupo Parlamentario del PRI, partido promotor, impulsor y responsable de esos avances del pasado, se suma ahora, con su probada vocación democrática, a afrontar con usted los nuevos retos.

En obvio de tiempo sólo haremos referencia somera a algunos aspectos que nos parecen importantes.

En el primer semestre del año se aprecia un subejercicio del orden de los 1,078 millones de pesos, lo que ha impactado seriamente en la infraestructura de los servicios de salud.

Se construyeron solamente 15 centro de salud pero 60 programados para este año y se realizó la ampliación y remodelación de solo tres centros de 22 que están aprobados. No se aplicaron las partidas aprobadas y por ello se encuentran sin avance alguno obras como 27 nuevos centros de salud, la remodelación y ampliación de otros 13 centros, la construcción del Centro Nacional de Rehabilitación y los Laboratorios de Hemoclos Influenza y el de Torsorio Tetánico.

Si a esto agregamos la  no autorización de nuevas plazas para médicos y enfermeras, no nos explicamos el cumplimiento cabal de la equidad y sobre todo la calidad de los nuevos servicios.

Por otra parte la pandemia del Sida es actualmente un grave problema de salud pública que pone en riesgo la seguridad nacional y deteriora el desarrollo económico y social de todos los países del mundo.

De los primeros 60 casos de Sida registrados en nuestro país en 1983, pasamos al máximo histórico en 95 con 4 mil 136 casos, esto significa pasar de una tasa de morbilidad de .08 al 4.13 por cada 100 mil habitantes; en el último año 2000 ya bajamos al 1.11 en tasa de morbilidad pero a partir de esa fecha aunque ha decrecido significativamente, de ninguna manera es como para confiarnos ni mucho menos para desatender esta prioridad.

La alarma mundial que despertó el Sida ha contribuido para lograr una mayor eficiencia en las campañas instrumentadas por el Gobierno durante los últimos 3 sexenios, pero ahora la alarma no es tanto por el Sida sino por acontecimientos de orden económico, médico y hasta terrorista.

Esto exige por supuesto una mayor y mejor atención; siendo hasta hoy el Sida una enfermedad incurable se debe tener extremo cuidado en no despertar falsas expectativas como las que se crearon con el anuncio del  surgimiento inminente de una vacuna salvadora o de medicamentos anticetro virales curativos al 100%.

Ya vimos en el pasado reciente que grupos poblacionales en los que se había logrado un cambio de actitud con respecto a la adopción del aspecto protegido, pronto olvidaron esa práctica y provocaron de nuevo un repunte epidemiológico negativo.

No olvidemos que los cambios en las costumbres y la transculturación misma requieren de mucho más tiempo que el que podría utilizarse en ofertar cambios o innovaciones oportunistas.

Me permito hacer las siguientes preguntas para finalizar si es tan amable.

Si la recaudación de la Federación ha aumentado, como se dice, sustancialmente en relación al año anterior, ¿qué explicación sería razonable para justificar no solamente el sub ejercicio de recursos de un renglón tan importante para la vida del país como la salud, sino la razón por la que dichos recursos se han estado derivando hacia instituciones caritativas de origen religioso, al parecer exclusivamente con fines partidistas y electorales?.

Segunda, ¿Por qué no se utilizan mayores recursos en la prevención del  VIH Sida orientado a la población en forma cotidiana , intensa y permanente siendo como es el Sida un problema incurable y mortal en los momentos actuales.

Y, tercera, ¿Qué hará el sector de salud a su digno cargo, para dar cabal cumplimiento a la   promesa del señor Presidente Vicente Fox que en esta honorable Cámara de Diputados el día de la toma de posesión del 1º. De Diciembre del año pasado, externó  -cito textualmente- "si el 2 de Julio los mexicanos y las mexicanas pudieron elegir a su Presidente" no veo por qué no pueden también elegir a su médico propio.

Gracias, muy amable.

La Presidenta:

Gracias diputado León Lerma.

Tiene la palabra el Dr. Julio Frenk Mora por 8 minutos para dar respuesta.

El Secretario Julio Frenk Mora:

Muchas gracias al diputado Arturo León Lerma y le agradezco la voluntad que manifiesta de sumar los esfuerzos a afrontar los retos, nuevos retos que enfrenta el sistema de salud.

En efecto, en los anexos del Informe al 31 de agosto, se reporta un subejercicio de 1,078 millones de pesos y entiendo la preocupación pero déjeme explicarle que no hay motivo alguno de preocupación porque es un mero problema contable y no de ejercicio real.

Déjenme recordarles que el Presupuesto Anual modificado que ustedes aprobaron es de 44,167 millones de pesos de los cuales 19 mil millones de pesos corresponden al ramo 12 y el resto al ramo 33.   El ramo 33 que es este 76% al que me refería yo está radicado en los estados y ahí sí quisiera comentar señor diputado, que la obra es responsabilidad de los estados, ese ramo... esa partida está descentralizada y es responsabilidad de los estados pero, del período de enero a agosto, el presupuesto para el ramo 12 fue de 12,254 millones que es lo que ejerce propiamente la Secretaría de Salud a nivel federal y me complace informar que se ejerció puntualmente en 91.7%, eso deja la cantidad que usted señaló.

Pero esa cantidad, la diferencia se debe a los siguientes rubros:  306 millones de estos mil, corresponde al pago, al aumento en promedio de diez y medio por ciento para la rama médica, paramédica y afín, que son 106 mil trabajadores, un pago retroactivo al primero de mayo y que por razones de los tiempos estaba todavía como no ejercido al 31 de agosto pero me complace informarles que el día de ayer se pagó esta cantidad de 106 millones que es un aumento de diez y medio, retroactivo al primero de mayo a toda la rama médica, paramédica y afín.

Creo que es un avance, no estamos satisfechos pero es un avance en lo que hemos comentado previamente de remunerar adecuadamente a nuestros médicos y eso se pagó el día de ayer, y eso representa casi la tercera parte de esto.

En segundo lugar, hay 86.8 millones de pagos a terceros a mes vencido, o sea a Fovisste,  Sistema de Ahorro para el Retiro, han sido ya pagados también.

114 millones son para médicos residentes que también se paga en este mes;  290 es el suplemento alimenticio Progresa que es un pago bimestral pero que está totalmente presupuestado y ejercido con tiempo y quedan 137.6 millones en licitaciones que están en proceso principalmente para medicamentos, las licitaciones están en proceso y se van adjudicar en este mismo mes, de manera que eso también terminará.

Y quedan pendientes 28 millones para el proyecto de comunidades saludables que hay que transferir si sobre todo un proceso donde los municipios   presentaron proyectos y en una forma muy transparente, con un comité, se adjudicaron y ahora se están transfiriendo;  y finalmente, son 100 millones de seguro popular que empezarán a ejercerse a partir del primero de octubre con el lanzamiento de la fase de los estudios iniciales que vamos a hacer en los cinco estados que comenté antes.

De manera que en realidad, si bien por razones estrictamente de la contabilidad aparece esa suma de los aproximadamente mil millones de subejercicio, no hay tal subejercicio, está totalmente ejercido el Presupuesto en la Secretaría de Salud y de hecho, en todo caso podríamos decir que es evidente que  se requiere un mayor esfuerzo porque habría mucho más que podríamos hacer pero con el Presupuesto autorizado no tengo duda que vamos a cerrar... que estamos ya hoy con el 100% de ejercicio y desde luego esteremos, como nos lo manda la ley, informando puntualmente a ustedes de estos movimientos.  Pero esta es la explicación de esos 1,078 millones.

Sí quisiera señalar claramente que no hay ninguna desviación de recursos a instituciones caritativas.  La Secretaría administra una institución que creo que ha sido de la mayor... de una gran nobleza, una institución creada por el presidente Juárez, que es el patrimonio de la beneficencia pública, donde se da una gran cantidad de apoyos a una enorme diversidad de organizaciones de la sociedad civil que realizan una labor sumamente loable.

Estamos modernizando ese ejercicio para, por un lado, que haya un seguimiento muy puntual de la aplicación, como se hace pero perfeccionarlo aún más;   y segundo, para hacer un proceso además paralelo, de acompañamiento a esas instituciones para fortalecer sus capacidades y que eventualmente no tengan que estar dependiendo de un recurso de este tipo.

Sin embargo, le puedo yo garantizar que hay reglas muy claras por las cuales se tamizan y que en todos los casos se verifica que estas instituciones a las que se apoya por la vía de los recursos de la beneficencia pública cumplan un fin social y expresamente no se permite el uso de esos recursos para proselitismo de ninguna naturaleza.

Desde luego sin embargo estamos muy atentos a cualquier denuncia específica que se nos hiciera en el caso de que hubiera alguna desviación de esos recursos y como en el caso de cualquier recurso público actuaríamos de conformidad.

Finalmente toca usted un tema central, que es el del SIDA; creo que estamos viendo los beneficios de lo que fue una reacción temprana y valiente del gobierno mexicano cuando empezó la epidemia hace casi 20 años, nosotros suscribimos lo que ha sido la política contra el SIDA, que es darle prioridad a la prevención a través de una información clara, transparente y a través de un enfoque en los grupos de mayor riesgo.

Lo que ha cambiado radicalmente es de cuando apareció la epidemia a la actualidad, es la aparición de medicamentos antirretrovirales que han cambiado radicalmente la expectativa de los pacientes con SIDA, de lo que antes era una sentencia de muerte, hoy el seropositivo implica una posibilidad real de vivir con una enfermedad crónica, como otras, pero no es hay una sentencia de muerte, y por eso el nuevo componente, sin jamás perder de vista que la prevención es la clave, y ahí déjeme comentar, por ejemplo, que gracias a las acciones tempranas que se tomaron prohibiendo la comercialización de la sangre, en México ya no hay transmisión del virus por sangre y productos derivados, eso creo que ha sido un avance y gracias a estas acciones si bien tenemos un problema grave de salud pública, de ninguna manera estamos en las circunstancias que vemos en países, no solamente de Africa, sino países vecinos del Caribe, en la segunda región del mundo con mayor incidencia del SIDA:

Creo que en México se actuó bien en el frente preventivo, pero ahora tenemos este nuevo reto, hay una respuesta y creo que ahí sí se ha hecho un esfuerzo muy grande para seguir una estrategia de negociación con la industria para bajar los precios.

Hemos logrado acuerdos con una fabricante de productos muy importantes que nos redujeron el precio de dos medicamentos en 80 y 82%, acuerdos con una segunda empresa que va a ser un donativo al 100% de todos los medicamentos para evitar la transmisión perinatal.  Habíamos reducido por la vía preventiva 50% de los casos de transmisión madre-hijo, con este medicamento que es un magnifico producto que se aplica en el momento del parto, vamos a poder al terminar la administración del Presidente Fox, reducir a cero prácticamente la transmisión madre-hijo de SIDA.

Lo que les puedo comentar, es que en este momento gracias a eso se ha ido ampliando, gracias desde luego a las asignaciones que han hecho ustedes a este tema y hoy tenemos cobertura con autoridades a 85% de los pacientes con SIDA que están registrados, son 16,832  personas que reciben medicamentos antirretrovirales, de los 19,706.

Con las negociaciones que hemos hecho, este año ahorramos 10 millones de dólares en la compra de antirretrovirales  y esa va a ser nuestra base para cumplir el reto de la cobertura total.

Termino, sí creo firmemente en la libertad de elección también en el sector público, no es de golpe, ni para todo, ni es libertinaje, ha sido y está muy claramente estipulado en el Programa Nacional de Salud, es libertad de elección del médico de primer contacto, obviamente hay comunidades donde no hay médico, comunidades remotas y sería una tontería hablar de libertad de elección, pero el hecho de que h aya esas comunidades no nos debe hacer perder de vista que para el 75% de la población que vive en áreas urbanas, sí habría condiciones para una manera gradual, responsable que no altere la marcha de las instituciones, ampliar espacios de elección del médico de primer contacto, del médico de familia.

La liberta de elección es un derecho humano que debemos de tener el derecho de elegir con quién nos atendemos, pero además  es una de las mejores señales que tenemos de satisfacción de los pacientes.

Hay experiencias interesantes, una prueba piloto que se hizo en el Estado de Tlaxcala, cuesta porque además ofrece un vehículo para reconocer a los médicos que son más elegidos por sus pacientes y por eso también aprovecho para decir, nosotros pensamos que eso que hoy se da en el sector privado es justamente algo que hay que traer al sector público, precisamente para terminar con una medicina clasista en este país.

Que nuestros pacientes públicos elijan a su médico de familia creo que debe ser una reinvindicación que debemos de tener todos, hacerlo gradual y responsablemente, pero estoy convencido de que sí se puede, sobre todo si usamos muy bien los recursos que la sociedad nos destina.

La Presidenta:

Gracias señor Secretario.

Tiene la palabra hasta por cuatro minutos, para réplica, la ciudadana diputada María de las Nieves García Fernández.

La diputada María de las Nieves García Fernández:

Compañeros y compañeras legisladores, señor Secretario de Salud, doctor Julio Frenk:

Si tenemos presente que la salud, que el derecho a la salud no sólo es uno de los derechos humanos más importantes en el mundo, sino que en nuestro país está consagrado en nuestra Carta Magna, se entenderá por qué nuestra preocupación de que este derecho o esté sujeto a las desigualdades inevitables que acarrea la economía de mercado, que es lo que ocurre cuando la medicina deja de ser un servicio y se transforma en un negocio.

Debemos velar todos porque el Estado Mexicano continúe con la responsabilidad de ser rector en materia de salud. Los servicios de salud que proporciona el Estado no debe de ser diferentes para los más pobres, para los desempleados, al que disfrutamos el resto de los mexicanos, no sólo en cobertura sino también en calidad humana y científica.

Le quiero reconocer el haber sido el Secretario que, cumpliendo con la ley, presentó el Programa Sectorial de Salud en tiempo y forma, a diferencia de otros funcionarios de la Administración Pública Federal, programa que en un ejercicio de pluralismo, congruencia ideológica y planeación democrática representativa, hubiera requerido del análisis, revisión y aportaciones de este Poder Legislativo.

Estamos conscientes en el grupo parlamentario del PRI, que es impostergable la reforma a nuestro Sistema Nacional de Salud, de manera que vincule ésta con el desarrollo económico y social de nuestro país y que cumpla con los objetivos de ser eficiente, con calidad y equidad. Esta reforma quedó claramente delineada desde la pasada administración.

México, como usted lo dijo, no está exento de condiciones que determina los niveles de salud en cualquier país: crecimiento económico, avance tecnológico, condición de la mujer, pobreza, redistribución, etc., pero precisamente por lo anterior estoy cierta de que se requiere hacer un alto en el camino y diseñar e implementar políticas de salud que por un lado fortalezcan lo avanzado, combatan el rezago epidemiológico, cierren las brechas existentes entre los estados del norte y sur, puedan atender problemas emergentes para avanzar hacia la cobertura universal y cumplir con la deuda de seguridad social.

Estoy de acuerdo con usted que se requiere un pacto social por la salud, que permita un mecanismo de convergencia para conducir la reforma que necesita nuestro Sistema Nacional.  Para lograrlo es necesario que todos los actores involucrados participen en la toma de decisiones, especial e ineludiblemente el Congreso de la Unión.  Por ello es fundamental iniciar el debate sobre las prioridades de salud en nuestro país, incorporar indicadores más sensibles y acordes a la realidad epidemiológica, demográfica y ambiental, y acorde también a las condiciones sociales y económicas de nuestra población.

Creo, sin lugar a dudas, señor Secretario, que nos llevaríamos una sorpresa en la escala de valores que los diferentes actores, instituciones, organismos, médicos, etc., le daríamos al peso de la enfermedad en México y la subestimación de algunos de los problemas emergentes de salud.

Me parece importante no anteponer el financiamiento de los sistemas de salud al debate nacional de las prioridades en la materia en nuestro país.   Ya se comentó aquí lo del financiamiento, se comentó que se requiere por lo menos el 1.2 por ciento en el Producto Interno Bruto, cifra que diputados y diputadas del Partido Revolucionario Institucional discutiremos también y fortaleceremos en la integración del Presupuesto de Egresos, pero que además se requiere una reorientación del gasto en salud, en base justamente a esas prioridades y al resultado de acciones.

No quiero terminar, señor Secretario, sin hacerle dos comentarios:  Creo que  sí hay que hacer una revisión y un reforma  a las ISES, creo también que son un híbrido de muchos sistemas y que contemplan proyectos desarrollados que en otros países no han obtenido buenos resultados.

Finalmente decirle que leí muy atentamente el Programa Nacional de Salud 2001-2006 y revisé que no se contempla la transición nutricional; en donde paradójicamente por un lado, existe la prevalencia de anemia en niños y mujeres del 25 y 20% respectivamente, en toda la República Mexicana. Y por el otro, hay sobrepeso y obesidad.

Creo que ese va a ser pronto un problema importante de salud pública en nuestro país. Por su atención, le anticipo mi agradecimiento.

La Presidenta:

Gracias diputada María de las Nieves García Fernández. (aplausos)

Están inscritos para la segunda ronda de preguntas hasta por cuatro minutos, con derecho a réplica por cuatro minutos los siguientes  ciudadanos diputados:

Diputado José Narro Céspedes, del Partido del Trabajo; diputada Julieta Prieto Furken, del Partido Verde Ecologista de México; diputada Raquel Cortés López, del Partido de la Revolución Democrática; diputada Arcelia Arrendondo García, del Partido Acción Nacional; y diputado Francisco Javier López González, del Partido Revolucionario Institucional.

Tiene la palabra hasta por cuatro minutos para formular su pregunta, el diputado José Narro Céspedes, del Partido del Trabajo.

El diputado José Narro Céspedes:

Con su permiso, Presidenta.

Compañeras y compañeros legisladores; señor Secretario de Salud.

Vemos positivo que contemos ya con un plan, con el Plan Nacional de Salud. El documento lo vemos importante, lo vemos algo que realmente se pone a la vanguardia en el tratamiento de este grave problema o de este punto tan importante para el pueblo mexicano. Pero vemos que el Plan no corresponde a la realidad nacional; o sea es un plan que tiene grandes alcances pero no vemos los instrumentos para hacerlo. Ese es el problema que vemos, por eso no se nos hace objetivo, es un plan que tiene buenas propuestas pero que no se cuenta, no se tienen los instrumentos, y entre otros usted lo comentó, el problema presupuestal inicialmente, el problema financiero.

En un país como el de México en donde únicamente el 4.1% está dedicado, de acuerdo a nuestra economía, a la salud, mientras en otras naciones, como el Caribe Latino, destina el 6.6%. En América Latina y el Caribe en su conjunto dedican el 7.2% y en Brasil el 8.4%. Entonces creo que hay un grave problema, fundamentalmente financiero.

Me parece contradictorio también, señor Secretario, cuando usted comenta que la redistribución se tiene que dar por el consumo, pero resulta que lo que se va a afectar va a ser el consumo porque el IVA lo que afecta es el consumo, lo que afecta es el mercado interno, es un impuesto al consumo.

Entonces lo que se afecta es el mercado interno, lo que se afecta es la capacidad del poder adquisitivo de la población, de los trabajadores, sobre todo, eso es lo que se afecta. Nosotros lo que planteamos es un impuesto, de que los impuestos fundamentalmente deben de afectar los ingresos de la gente; debe de afectar la otra área.

¿Por qué? Si usted mismo, bueno en el marco de la economía nacional, aunque no es el tema, nosotros pensamos, si el mercado debe de ser el motor de la economía, resulta que lo que está afectando usted es el mercado, porque está afectando el mercado interno al gravar el consumo de la población, al gravar la posibilidad de que el mercado interno se reactive, ese es el gran problema que tiene nuestro país.

Es cómo sacamos, cuál es el motor de la economía de esta etapa del desarrollo en este momento que requiere México, ¿es el mercado o es el consumo o es el ingreso? Y lo que ha hecho este gobierno es recortar el gasto que afecta al mercado interno, es tratar de gravar precisamente el consumo y el mercado a nivel nacional, el mercado interno. Eso es lo que plantea este gobierno.

En eso es en lo que no estamos de acuerdo, es lo que estamos y lo que tendremos que discutir en otro momento y en otra instancia, pero quiero, porque usted ha reiterado casi en toda sus intervenciones sus puntos de vista y le quiero también plantear cuál es el punto de visita de nosotros sobre este punto que se me hace fundamental y por eso no estamos de acuerdo en el planteamiento, aunque hay injusticias que son particularidades que no dan elementos para generalizar, como la cuestión de lo que usted comenta, de la cirugía plática y esto. Creo que algunos aspectos en lo particular no pueden ser elementos para generalizar un impuesto que afectaría sobre todo a los que más lo necesitan.

Creo también que, ya el tiempo se nos acabó, pero bueno, creo que es importante comentar, y nos parece fundamental que se impulsen otras alternativas de salud. Quisiera preguntarle, señor Secretario: ¿Qué otras alternativas de salud se están impulsando? Y también plantearle que creemos que la violencia intrafamiliar es un problema de salud social, de salud pública, más que un tratamiento penal. ¿Qué está haciendo la Secretaría de Salud, dada la dimensión que tiene este grave problema de la violencia intrafamiliar, qué se está planteando desde la Secretaría a su cargo para atender este grave problema que se presenta en más del 40 % de las familias mexicanas? Muchas gracias por sus respuestas.

La Presidenta:

Gracias, diputado.

Tiene la palabra el doctor Julio Frenk.

El Secretario Julio Frenk Mora:

Muchas gracias, al diputado José Narro por sus preguntas.

Quisiera aclarar, en primer lugar, que mi planteamiento no fue que la redistribución se hiciera por el lado del consumo, sino por el lado del gasto. Es decir, que esquemas fiscales en donde se establecen criterios muy complejos para la recaudación, por ejemplo del Impuesto Sobre la Renta, con amplias gradaciones, terminan beneficiando a las personas de mayores ingresos que son los que mejor pueden aprovechar. Es un sistema fiscal simple, pero donde la redistribución se dé por la vía del gasto público enfocándolo muy bien a prioridades como salud, educación, combate a la pobreza e infraestructura, me parece que es la mejor forma. Creo que la vieja doctrina de que a través de un esquema fiscal sumamente complejo, con enormes gradaciones  para tratar de cobrar el Impuesto Sobre la Renta, que esa era la forma redistributiva, no ha prosperado por las razones que dije. Entonces nada más quería yo aclarar; no es que hablara yo de consumos, sino del gasto público como el gran elemento redistributivo.

Y nuevamente aquí reitero la posición, creo que el Presidente desde un principio estableció que la propuesta de reforma hacendaria era una propuesta que se somete a la consideración del Congreso de la Unión totalmente como una propuesta que será discutida, modificada.

Yo nuevamente les pido, nada más, que comparemos la propuesta con el status quo. En el caso del IVA a medicamentos, si uno ve la incidencia de la tasa cero actual, los números son muy elocuentes. Hay un sacrificio fiscal del orden de 6 mil 500 millones de pesos al año, que debemos pensarlo como una forma de gasto público; el no cobrar impuestos, es una forma de gastar recursos públicos. De esos 6 mil 500 millones, la gran mayoría se dirigen a los deciles de mayores ingresos en el actual status quo. Y los números son muy elocuentes; en el caso del IVA por cada peso de no recaudación que beneficia al 10 % más pobre, al 20 % más pobre, el 20 % más rico recibe diez pesos. Es decir, hay una enorme desproporción. Entonces yo creo que en el ejercicio democrático en que vivimos, los diputados buscarán distintas alternativas, pero creo que el status quo  no es el que más promueve la equidad y la redistribución del ingreso.

En el caso de más de los medicamentos, el argumento de que como proporción del ingreso a las familias pobres gastan más en medicamentos, que sí es real en el caso de alimentos, no es cierto en el caso de medicamentos. Los números son muy elocuentes, lo que sí es cierto es que en el volumen absoluto de recursos que se dejan de recaudar, indudablemente van de manera abrumadoramente mayoritaria, a los grupos de mayores ingresos. Y además se trata de manera indiscriminada, desde medicamentos que tienen un enorme valor para salvar la vida y que realmente son de alta eficacia, hasta medicamentos que realmente no abordan los problemas prioritarios de salud.

Como se ha señalado varias veces, y es uno de los temas del Programa Nacional de Salud, y lo decía también la diputad María de las Nieves García, hay que tener claras las prioridades.  El no cobrar impuestos es una forma de gastar, y tenemos que decidirse en este país ciertos medicamentos abordan los problemas prioritarios de salud en nuestro país.

En segundo lugar, con respecto a la ausencia de instrumentos en el Programa Nacional de Salud, yo si los invito a que revisen, hay metas cuantitativas.  Nos estamos comprometiendo, y tendremos que rendirles cuentas a través de ustedes a toda la sociedad mexicana, a metas muy cuantitativas.

Se habló de cáncer cervicuterino, está ahí el porcentaje en el que pensamos reducir la incidencia de este problema. Se ha hablado de las muertes maternas, está el número de muertes maternas a que nos estamos comprometiendo a reducir, si es un programa en donde se ha hecho un enorme esfuerzo para aterrizar con metas totalmente cuantificables.

Y finalmente, diputado, con respecto al tema de la violencia intrafamiliar, compartimos con usted la visión de que éste es un problema de altísima prioridad, un problema de salud pública, es uno de los temas prioritarios dentro del Programa Salud y Mujer, y el instrumento principal del que disponemos, es la norma oficial mexicana, que ya está emitida para el tratamiento, el abordaje en las instituciones de atención médica, de casos de violencia intrafamiliar, que se está acompañando de un proceso de capacitación a los médicos.

No suscribimos su punto de vista, que no es con acciones punitivas como esto se resuelve, pero si es un hecho que son las instituciones de Salud, las que terminan recibiendo estos efectos.  Hemos establecido una posición muy clara, es problema de género, la gran mayoría de la violencia intrafamiliar, la vasta mayoría va dirigida contra las mujeres.

Tenemos que tomar una postura muy firme como sociedad, en primer lugar, para prevenir estos casos, y en segundo lugar, para que cuando ocurran, el personal médico esté entrenado a detectarlo, y pueda entonces   procederse a proteger a las víctimas de la violencia intrafamiliar.  Creo que debe ser un programa prioritario, y la norma oficial ya nos da algunos elementos, empezó la capacitación en una docena de estados ya, son el tipo de detalles que están en el Informe de Labores que les enviamos, y pensamos que con una capacitación y con esta norma, vamos a poder   tener una mejor respuesta en el sistema de salud.  Y desde luego estaremos muy atentos a seguir trabajando con ustedes para abordar este tema prioritario.

La Presidenta:

Gracias señor Secretario.

Tiene la palabra hasta por cuatro minutos para réplica el diputado José Narro Céspedes.

El diputado José Narro Céspedes:

Con su permiso señora presidenta. Queremos comentar únicamente que a nosotros no nos parece congruente, quitarle a los pobres para volverles a dar a los pobres, cuando generalmente entre el 60 y el 80% del recurso que se invierte en cualquier programa, es gasto corriente, o sea, es gasto de la administración.

No estamos de acuerdo, no nos parece un planteamiento congruente, por eso nosotros le apostamos, señor Secretario, a gravar el ingreso de la población, a gravar a otros sectores que tienen grandes utilidades y que prácticamente están exentos y hay un esquema de privilegios hacia ellos.

Entonces en ese sentido queremos plantearle en segundo lugar, más que instrumentos en el Plan Nacional de Salud, lo que pensamos no tiene instrumentos financieros, o sea, vemos que es una buena propuesta el documento, en términos generales, podemos tener algunas observaciones, pero no se adapta a la realidad, cuando México le destina el 4.1% del PIB, pues es algo totalmente insuficiente, para lograr esos objetivos que vienen ahí en el plan, eso es lo que nosotros planteamos.

Y usted lo sabe, porque usted un conocedor del tema, es un investigador del tema.

Tratar de tapar aquí el gran problema que hay en el Sector Salud del país, el gran problema que tenemos en los hospitales, en la clínica, el gran problema de los salarios de los médicos y el gran problema de la falta de recursos que tiene el Sector Salud, es no conocer la realidad de este problema.  Esta tarde, esta comparecencia no llega a lo que es uno de los problemas fundamentales en este aspecto tan importante y tan vital para los mexicanos.

Entonces esto es lo que nosotros le comentamos sobre esto, y bueno queremos señalar que por eso parte de nuestro planteamiento, señor Secretario, es la necesidad de que en esta reforma del Estado mexicano, que se plantea esta gran reforma, debe de haber una reforma social y es indispensable que el sector salud se toque y tiene que ver también con los recursos hacia esta reforma social y hacia la cuestión particular de la salud; así como se habla que por lo menos debe haber el 8% para educación, creo que debemos de definir un mínimo de recursos del Estado Mexicano, del Presupuesto de Egresos de la Federación hacia el sector salud.

O sea, puede haber muy buenos planes, pero si no hay recursos, si no hay la posibilidad de que esos planes y esos programas salgan adelante, estamos hablando nada más de quimeras y de ideas y de propuestas sin ningún sustento.

Entonces por eso nosotros planteamos que necesitamos poner en el centro de esa gran reforma que requiere México el problema de la pobreza, el problema cuando la misma, ustedes que son tan dados a agarrar como parámetros verdaderos únicamente casi los del Banco Mundial, usted sabe que el Banco Mundial reconoce que dos terceras partes del pueblo de México gana menos de 20 pesos diarios, usted sabe que plantea también el Banco Mundial que el 25% de la población vive en condiciones de extrema pobreza.  Eso es lo que

reconocen.  No vamos a poder salir si no atendemos el problema; si la inversión en salud se dimensiona como la inversión en educación, que es la mejor forma de invertir para el pueblo de México.  Para esto hay que impulsar una gran reforma social para impulsar una política social de Estado donde la cuestión de salud debe ser prioridad nacional.

Muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias, diputado.

Tiene la palabra la diputada Julieta Prieto Fuhrken del Partido Verde Ecologista de México, hasta  por cuatro minutos.

La diputada Julieta Prieto Fuhrken:

Con el permiso de la Presidencia.

Señor Secretario:

Sabemos que el Modelo Hidalgo de atención en salud mental, contempla la implementación de nuevas estructuras en el área de prevención, hospitalización y reintegración social.  Al respecto quisiera preguntarle ¿en cuántos estados se llevará este modelo a cabo y en cuánto tiempo?

¿Cuántos estados de la República piensa la Secretaría de Salud abarcar con este modelo durante su administración? ¿Cómo piensa terminar con la falta de atención humana que se da en algunos hospitales psiquiátricos?

El doctor Salvador González de los Servicios de Salud Mental, en su comparecencia nos informó que en cinco estados en los respectivos hospitales psiquiátricos, las condiciones en que están los pacientes son deplorables; estos estados son Veracruz, Tamaulipas, Yucatán, Jalisco.  ¿Cómo piensa usted resolver este gravísimo problema?

Asimismo sabemos que existen planes para cerrar hospitales psiquiátricos y seguir adelante con el Modelo Hidalgo de atención en salud mental.  Ante este panorama, quisiéramos preguntarle, señor Secretario, ¿cuál es el siguiente hospital psiquiátrico que se planea cerrar y cuál sería el paso siguiente con respecto al Modelo Hidalgo?

Mi última pregunta con respecto a este tema es ¿cuánto presupuesto tiene contemplado la Secretaría de Salud para implementar el Modelo Hidalgo de atención en salud mental en toda la República?

Por su respuesta, muchísimas gracias.

La Presidenta:

Gracias, diputada Fuhrken.

Toma la palabra el doctor Julio Frenk hasta por ocho minutos.

El Secretario Julio Frenk Mora:

Muchas gracias, diputada.

Nosotros consideramos que justamente en esta doble carga que caracteriza la situación de salud, el rezago epidemiológico, pero donde ya nos alcanzaron los problemas emergentes, el tema de la salud mental tiene que ocupar un lugar creciente en la agenda de prioridades.

Este año la Organización Mundial de la Salud, justamente reflejando esta conciencia a nivel mundial, nos ha planteado como el tema del año; fue el tema del Día Mundial de la Salud en el mes de abril, fue el tema de las Mesas

Redondas Ministeriales en la Asamblea Mundial de la Salud en el mes de mayo y es el tema del informe sobre la salud en el mundo que se está por presentar.

De manera que hay un consenso a nivel mundial de que este es un tema realmente emergente, al que se le ha puesto poca atención.  Se ha señalado en varias intervenciones la necesidad de contar con mejores indicadores.  Algo que hemos logrado en México, es empezar a medir ya no nada más la esperanza de vida al nacimiento, sino la esperanza de vida saludable y esto nos ha permitido constatar cómo los problemas de salud mental surgen a los primeros lugares en nuestro país.

Lo que pasaba antes es que como todas las pérdidas de salud las medíamos únicamente con referencia a la mortalidad y que es lo que la esperanza de vida mide, solamente mortalidad, algunos problemas psiquiátricos que no causan alta moralidad, pero sí muchísima discapacidad, no aparecían entre las prioridades nacionales.

Cuando empezamos a refinar nuestros indicadores con el trabajo que ha encabezado a Organización Mundial de la Salud y en la cual yo personalmente tuve la oportunidad de participar, empezamos a ver que si medimos las pérdidas de salud como una combinación de las pérdidas por muerte prematura y por discapacidad, los problemas de salud mental surgen a los primeros lugares y de hecho son hoy ya, la primera causa de pérdida a nivel global y lo van a seguir siendo en los años subsecuentes.

De manera que esta forma de medir más integralmente, nos está dando una óptica mucho más completa, mucho más concreta y creo que hay un fuerte consenso de que el campo de la salud mental es prioritario ya y lo va a seguir siendo.

Ustedes los diputados aprobaron una asignación adicional por 100 millones de pesos en el Presupuesto 2001, para el campo de salud mental y creo que es un reflejo de la conciencia que hay entre los diputados, de la importancia de este tema.

Desde luego no es solamente cuestión de gastar más dinero, sino de gastarlo en forma innovadora. Y aquí nuevamente las labores preventivas tienen una labor fundamental. Pero tenemos también que prestar una muy cercana atención a la forma en que se trata a los pacientes que sufren algún padecimiento mental.

Los tres retos a los que me he referido, se agudizan en el caso de la salud mental. El reto de la equidad hay una mayor carga de los problemas de salud mental entre los pacientes más desprotegidos, más pobres de México. El reto de la calidad, posiblemente el área de los servicios de salud donde menor calidad tenemos es en los servicios de salud mental. Y el reto de la protección financiera es una causa, son padecimientos crónicos que arruinan a muchas familias; en los seguros privados típicamente están excluidos de cobertura. Entonces, este campo nos agudiza, nos magnifica esos tres retos y por eso es que creo que le tenemos que dar una atención muy, muy cercana.

Creo que uno de los avances importantes que ha habido ya que reportar y que está nuevamente en el informe de labores, es la innovación que ha representado el modelo Hidalgo, de atención en materia de salud mental. Este es un modelo que en primer lugar se ha desarrollado con una amplia participación de la sociedad civil, no ha sido solamente el gobierno, sino creo que ha sido también ejemplar en la forma en que se ha involucrado a la sociedad civil; es un modelo que va muy dirigido a resolver estos tres retos, a elevar la calidad. Y yo le recuerdo que en calidad en salud, es tanto el lado técnico como el lado interpersonal, el respeto a los derechos de los pacientes. Y creo que sabemos que posiblemente el área más crítica en ese sentido es el respeto a los derechos de los pacientes que padecen algún problema de salud mental. De manera que creo que este modelo ha sido un esfuerzo importante que ya se ha llevado a cabo en el Estado de Hidalgo.

Nosotros tenemos la intención de ir ampliando; el modelo ha tenido éxito y recientemente fue además motivo de una visita y una evaluación por parte de la Organización Panamericana de la Salud y creo que se ha mostrado su bondad. La idea es desde luego ir gradualmente sustituyendo los viejos hospitales siquiátricos por villas, creando toda una serie de programas de reintegración social. El modelo es muy amplio, incluye la existencia de servicios de salud mental en los hospitales generales, incluye una estrategia de atención, el primer nivel de atención a través de villas y de servicios de salud mental y centros de salud mental, de manera que es un modelo integral que va desde la atención preventiva en el primer nivel, la hospitalización y la reintegración social.

En respuesta a su pregunta la idea para resolver como usted dice, el grave problema de los pacientes en hospitales siquiátricos, la idea es ir reemplazando gradualmente por estas villas y creando los programas de reintegración social.

Después de Hidalgo, el siguiente estado en el que se plantea aplicar el modelo es Jalisco, se va a terminar con la experiencia inicial de Hidalgo, seguirá Jalisco, están ahí también Campeche y Puebla. De manera que es un programa progresivo y en la medida en que los recursos lo vayan permitiendo, se irá ampliando de manera muy importante y es parte de una estrategia integral que va dirigida y que parte del reconocimiento de la prioridad de este tema, incluye la estrategia también, además de la innovación en el tratamiento, programas que se han definido a través de una amplia participación de los expertos, en temas prioritarios como depresión, como Alzheimer y otras demencias, hoy se celebra el día mundial del Alzheimer, hay un programa específico para eso, etc.

En fechas próximas, de hecho el 13 de octubre para ser precisos, presentamos el programa de acción de salud mental y de adicciones, que está contemplado como uno de los programas de acción derivados del Programa Nacional de Salud.

Termino diciendo, en el tema de adicciones, que creo que ahí también tenemos un gran reto que avanzar.

Estamos de acuerdo con la postura que se expresó en el posicionamiento de su partido, de elevar los impuestos al tabaco; creemos que es una medida de política fiscal saludable gravar el tabaco. Sabemos, por amplísimos estudios, que es la forma más eficaz de reducir el consumo entre los jóvenes, de prevenir el consumo.

Hay que tener una política integral que incluya, además de los impuestos, la regulación de la publicidad, las leyendas de advertencia. Y aquí nuestra posición con la industria, con quienes hemos dialogado, es que lo único que les pedimos es que apliquen en México las mismas normas de conducta que aplican en los países donde están sus casas matrices.  Estados Unidos y la Gran Bretaña, que son las dos empresas más grandes, que apliquen aquí las mismas reglas en publicidad y en leyendas.

Y desde luego habrá que complementarlo con una estrategia de tratamiento oportuno a aquellos que ya son adictos. Aquí se ha multiplicado por tres el número de clínicas de cesación de fumar en lo que va del gobierno del Presidente Fox. Empezamos con 30, hoy tenemos 90 clínicas antitabaco y habrá que ser muy rigurosos en la aplicación de los reglamentos que ya existen para evitar la venta a menores y para proteger los espacios libres de fumar, incluyendo los espacios públicos como esta Cámara de Diputados. Gracias.

La Presidenta:

Gracias, Señor secretario.

Tiene la palabra, hasta por 4 minutos, para réplica, la diputada Julieta Prieto Fuhrken del Partido Verde Ecologista.

La diputada Julieta Prieto Fuhrken:

Nuestro partido comparte la tendencia actual que se aboca a promover la reintegración social de las personas con enfermedad mental al medio que pertenecen, favoreciendo la continuidad del tratamiento a través de la implantación de programas extrahospitalarios y comunitarios; sin embargo, aun bajo esta perspectiva, en muchos países, incluyendo el nuestro, la salud mental continúa rodeada por una serie de mitos, secretos y vergüenza.

Muchas veces, la existencia de un trastorno mental se mantiene oculto por voluntad del paciente o porque éste o sus familiares no lo reconocen como una enfermedad susceptible de atención y mejoría.

Esto obstaculiza y empeora en muchas ocasiones el desarrollo de la persona que se encuentra afectada por alguna enfermedad mental. Por ello celebramos que la Secretaría de Salud haya implementado el Modelo Hidalgo de atención en salud mental y esperamos que éste se implemente en toda la República mexicana, pues aún falta mucho por hacer y las malas condiciones que prevalecen en muchos hospitales psiquiátricos no pueden esperar más para ser subsanadas.

Por eso, Señor Secretario, le pedimos siga impulsando este proyecto al nivel nacional.  Muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias, señora diputada.

Tiene la palabra, hasta por 4 minutos, para formular su pregunta, la diputada Raquel Cortés López, del Partido de la Revolución Democrática.

La diputada Raquel Cortés López:

Gracias Señora Presidenta. Señores diputados, Doctor Julio Frenk Mora, Secretario de Salud del Gobierno de la República: le doy la bienvenida a este Palacio Legislativo.

Como integrante que es del equipo del gobierno del Licenciado Vicente Fox Quesada, permítame compartir con usted las siguientes consideraciones:

El candidato Vicente Fox, el 3 de febrero del 2000, señaló que al final de su sexenio, así como Dominus Piza, ninguna familia estaría a más de media hora de tener acceso a los servicios de salud.  Posteriormente, el 27 de marzo reiteró que habrá un centro de salud de calidad a menos de media hora de distancia de cada comunidad del país.

En el Plan Nacional de Desarrollo Vicente Fox, el Presidente, olvida establecer mecanismos para que el centro de salud no esté muy lejos de la comunidad y del Dominus.

Doctor Frenk, pregunto, qué estrategia seguirá la Secretaría para ganarle la carrera o al menos aguantarle el ritmo a Dominus en la apertura de sucursales y usted de centros de salud.

A nueve meses de la administración del cambio las políticas públicas en materia de salud no han cambiado, son las mismas. Para comprobar lo anterior, Doctor Frenk, haré referencia a las condiciones de salud de millones de mexiquenses que viven en la región oriente del estado y de 7 millones de adultos mayores en el país.

En 1999 el 60% del personal del Hospital Regional La Perla, en Ciudad Netzahualcóyotl fueron despedidos de su fuente de trabajo. El hecho era parte de una estrategia para cerrar y demoler el hospital.

En el 2000 el inmueble fue derrumbado con la promesa, de que se construirá para el 2003.  Y en consecuencia el servicio se volvería a normalizar.  El hospital ya no existe.

Ese hospital regional beneficiaba a habitantes de los municipios de Los Reyes La Paz, Chimalhuacán, Valle de Chalco, Chalco, Texcoco, Ecatepec y Nezahualcóyotl.

Doctor Julio Frenk:

      La respuesta que espero a esa problemática no la quiero discursiva.  Le solicito una audiencia para que establezcamos mecanismos que permitan reintegrarle a la comunidad su hospital.

Como ve usted, señor Secretario, con todo respeto:  las motos de los repartidores de pizzas les llevan una delantera considerable, en la carrera por ver quién llega primero a la comunidad.

Por otro lado, de acuerdo con el XII Censo General de Población y Vivienda 2000 del INEGI, los 7 millones de adultos que existen en nuestro país, esta población -según el Consejo Mexicano de Geriatría- es atendido por solo 245 geriatras a nivel nacional.  Es decir, 245 geriatras para 7 millones de adultos mayores.  Lo que significa que a cada geriatra le correspondería atender a 28 mil 581 ancianos.

Con base en lo anterior, Doctor Frenk, ¿cuáles son las estrategias, planes y programas concretos para enfrentar el reto de salud que esta población presenta?

Por otro lado, me preocupa considerablemente, espero que a usted le ocupe, que los pacientes de la tercera edad están siendo discriminados por los servicios de salud que brinda el Estado.  No hay medicinas especializadas para las condiciones físicas de los ancianos.  En los hospitales de la Secretaría a los adultos mayores de 60 años se les ponen muchas trabas burocráticas para recibirlos y atenderlos.  Hay poco personal profesionalmente capacitado para atenderlos y cada vez menos viejos son intervenidos quirúrgicamente.

Doctor Frenk:

¿La Secretaría ya no piensa invertir recursos en los viejos?  ¿Ya no son prioridad para los programas de la Secretaría?  ¿Su derecho a la salud se ha disminuido con la edad?  ¿Qué va a hacer la Secretaría para revertir este proceso?

Finalmente, Doctor Frenk, ¿qué está haciendo la Secretaría a su cargo para disminuir la carga tramitológica y de tiempos de respuesta a las peticiones a la beneficencia pública que realiza en personas con necesidades extremas de salud, rehabilitación, ya que las respuestas se dan por menos en seis meses o cuando ya fueron solicitadas.

Gracias.

La Presidenta:

Muchas gracias, diputada Raquel Cortés López.

Tiene la palabra el Doctor Julio Frenk Mora, hasta por ocho minutos, para dar respuesta.

El Secretario Julio Frenk Mora:

Muchas gracias, diputada Raquel Cortés López.

Como se ha comentado en varias intervenciones, creo que no está por demás aclarar  -y lo hago como usted bien dijo como miembro del equipo del Presidente Fox-  que la Ley General de Planeación Democrática establece una jerarquía de los instrumentos de planeación del desarrollo.  El Plan Nacional de Desarrollo es el instrumento que plantea la gran visión, el rumbo estratégico a donde se quiere llevar a la nación.  No es el instrumento para especificar metas cuantificables.

Del Plan Nacional de Desarrollo que el Presidente de la República presentó el 29 de mayo, se derivan los programas sectoriales.  Uno de ellos, y de hecho me llena de satisfacción que sea el primero que se presentó, fue el Programa Sectorial de Salud.  Si usted lo revisa verá como las grandes directrices del Plan Nacional de Desarrollo están muy, muy aterrizadas allí.

Como dije antes, nosotros hemos llevado incluso esta pirámide de la planeación a un escalón aún mayor a través de la preparación de 43 programas de acción.  Pero sí es importante que no busquemos en el instrumento equivocado ciertos elementos de concreción.   El Plan Nacional de Desarrollo creo que es un gran instrumento para marcar el rumbo, la gran visión, a donde queremos.  Y para eso están los programas específicos como el de salud, que ya aterrizan eso y ya en nuestro caso están los programas de acción adicionales que, incluso, lo llevan al nivel de programas acciones muy, muy concretas.

Incluso comento, y esto también en respuesta a la observación que hacía el diputado José Narro, que la presión que nos pusimos para tener listo el Programa Nacional de Salud, cómo lo hicimos en el mes de julio, fue justamente para que se volviera un instrumento para la formulación del anteproyecto del Presupuesto de Egresos que será sometido a la Cámara de Diputados.

En años pasados, desde que ha existido la Ley General de Planeación Democrática, los programas sectoriales se presentaban al segundo año.  Toda administración arranca con un presupuesto el primer año, que no le tocó definir. Cuando el programa sectorial se presentaba al segundo año, pues tampoco el segundo año estaba guiado por ese programa sectorial. Nosotros hicimos el esfuerzo de tenerlo listo en el primer semestre prácticamente el primer año, para que fuera un instrumento concreto para la elaboración del Presupuesto de Egresos a partir del 2002.  Y ustedes verán en el anteproyecto que la Secretaría de Hacienda presentará a esta soberanía, reflejadas las prioridades, la lógica misma en la apertura programática del Programa Nacional de Salud, ya reflejada en el Presupuesto de Egresos, para que se traduzca ese programa no nada más en una declaración de buenas intenciones, sino en un instrumento efectivo de la presupuestación.

Evidentemente va a estar en manos de ustedes que eso se vuelva una realidad, pero sí hay la intención de esta jerarquía del aparato de planeación de desarrollo que acabe aterrizado en presupuestos y por eso es que el Programa Nacional de Salud estuvo listo a tiempo y estamos ahora presentando los programas de acción.

Compartimos la preocupación que nos expresa por la accesibilidad física a los establecimientos. Déjeme darle la buena noticia con el Hospital de La Perla, de que la licitación para el nuevo Hospital de La Perla se está llevando a cabo este año y, en efecto, está contemplado en los planes de inversión para que se termine en el año 2003, pero se va a hacer la licitación ya este año.

Yo creo que ha habido un esfuerzo muy grande a lo largo de muchas décadas, para tratar de acercar los servicios a la población. El reto que tenemos es el de la población dispersa rural. Créeme, ahí no hay Dominos Pizza, lo que sí hay por cierto son brigadas de vacunación. Haber logrado prácticamente el 98 por ciento de cobertura, ha sido gracias a que tenemos brigadas de vacunación que las tres Semanas Nacionales de Salud llegan a lugares donde no llega ni Dominos Pizza ni nadie más y son brigadas que movilizan a un ejército de voluntarios, 70 mil brigadas que se movilizan cada Semana Nacional de Salud.

Pero el reto de la accesibilidad física, realmente estriba en que tenemos esta paradójica coexistencia de una rápida urbanización, junto con una persistente dispersión rural.  El gran número de comunidades con menos de mil habitantes que tenemos es un reto, porque no resulta costeable tener servicios permanentes de salud.

La estrategia ha sido las brigadas móviles. Evidentemente las brigadas móviles sirven para los eventos de salud programables, porque siguen una programación. No sirven mucho para los eventos aleatorios, como puede ser un accidente o una enfermedad que ocurre.

¿Qué estrategias estamos siguiendo? En primer lugar, con el nuevo programa, el sucesor del Programa de Ampliación de Cobertura, que como dije es el Programa de Calidad, Equidad y Desarrollo en Salud y que empieza en el año 2002, se va a hacer un esfuerzo para fortalecer aún más las brigadas móviles y sobre todo los trabajadores de salud comunitarios, que son personas de la comunidad que están ahí 24 horas al día y que reciben capacitación. El reto ahí hasta ahora ha sido poderlos conectar.

Nosotros sí creemos que hay un enorme potencial en la tecnología de comunicaciones y de información, de ponerla al servicio de los pobres. Creemos que el riesgo de ampliar la brecha digital y de que las nuevas tecnologías sean o terminen agudizando la exclusión, debe ese reto enfrentarse de manera frontal.

Estamos en un programa junto con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, en el Programa "E México", desarrollando el componente "E Salud", que tiene un componente muy importante de atención a la gente más marginada y la idea es poder conectar a esos trabajadores de salud comunitarios a esas brigadas, a esos pequeños centros de salud que están en los lugares más remotos, pero es parte de una revolución que creo que vamos a tener que hacer, que tiene un componente tecnológico, tiene un componente de capacitación para poder ofrecer a las poblaciones que están en comunidades muy pequeñas y aisladas una conectividad, de manera que estos problemas que ocurren no pasen desatendidos, sino al contrario.

El Programa "Arranque parejo" tiene una estrategia, porque la mayoría, bueno, una alta proporción de las muertes maternas ocurren justamente en comunidades remotas y ahí la estrategia va a ser crear unas posadas de nacimiento, en donde mujeres que se detectan con alto riesgo, así estén en lugares muy remotos, sean transportadas a tiempo.

La mitad de las muertes maternas ocurren por un problema de transporte, no por un problema del sistema de salud en sí, sino porque la persona, la paciente, no fue transportada a tiempo.

Entonces, usted toca un tema muy importante. Le garantizo que tenemos mayor presencia en el territorio nacional que prácticamente cualquier empresa privada  de prisa sobre cualquier otro producto a través de nuestras campañas de vacunación pero, claro, hay que extenderlo a todo lo demás, no nada más a las vacunas, y ahí hay acciones muy puntuales en el  Programa Nacional de Salud hecho hay todo un capítulo dedicado al tema de la Tele Medicina que insisto creo que nos va a abrir nuevas perspectivas.

Finalmente con el tema de la Geriatría uno de los programas de acción es el Programa de Atención al Envejecimiento , creemos que el tema geriátrico o sea la atención médica es una parte del espectro pero no la más importante, lo más importante es garantizar un envejecimiento saludable y nuevamente poner el énfasis no en el tratamiento médico cuando ya la persona de edad avanzada está más allá, perdón ya me pasé, pero hay un programa integral de atención al envejecimiento que incluye vacunas en adultos, que incluye promoción  de la salud en los adultos y que también incluye reforzamiento de la atención médica.

La Presidenta:

Gracias señor Secretario.

Tiene la palabra hasta por 4 minutos para réplica la ciudadana diputada Raquel Cortés López del Partido de la Revolución Democrática.

La diputada Raquel Cortés López:

Gracias señora Presidenta. Dr. Frenk, nada más para recordarle lo de las pizzas, pues no fue cuestión mía, lo dijo nuestro señor Presidente.

Mire, yo creo que las respuestas que me da poco satisfacen las preguntas que he planteado, ya que las respuestas carecen de profundidad  y desde mi punto de vista no se han sentado las bases para que pueda cumplir con la encomienda que le han asignado.

Un  México cada   vez más sano, entonces tengo mi argumento en virtud del poco  efecto que las políticas públicas han tenido en la mayoría de la población nacional, pero ese diálogo no tendría sentido sin que e haya un intercambio de informaciones, experiencias y sensibilidades.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Población, las mujeres entre 65 y 69 años en 1995 eran 737 mil 085; en el año 2000 son 880 mil 209 y se proyecta que para el año 2005 sean 1 millón 48 mil 382; para el 2010 un millón 246 mil 471 y para el 2015 un millón 533 mil 610.

En 1995 había 663 mil 367  hombres mayores de 65 años y en el año 2000 hay 800 mil  se proyecta que para el año 2005 habrán 951 mil 117, para el año 2010 un millón 133 mil 129. Más cifras, la esperanza de vida en 1995 era de 73.6 años en promedio, actualmente de 75.3, para el año 2005 será de 76.7, de 78.1 para el año 2010 y de 79.3 para el 2015.

En síntesis se proyecta un México viejo, flagelado por enfermedades del corazón, de diabetes, de cáncer y con población mayoritaria de mujeres solas. ¿Se  da cuenta de lo que le estamos planteando? Estamos hablando de un escenario que no se encuentra lejos en el que usted y yo seremos actores protagónicos, de esas condiciones sociales , culturales, económicas y lo más importante que le debe de ocupar, de salud.

Espero que las cifras que he compartido con usted le den un panorama de la problemática de los habitantes de la región Oriente del Estado de México y de los altos mayores de la nación.

Yo creo que también hay algo que para nosotros es importante y que nosotros estaríamos pensándolo una credencialización cuando ya se cuenta con una credencial   y que decimos  que no hay recursos, serían gastos innecesarios.

Es  todo señor Secretario, muchísimas gracias.

La Presidenta:

Gracias, diputada.

Tiene la palabra hasta por cuatro minutos la diputada Arcelia Arredondo García del Partido Acción  Nacional.

La diputada Arcelia Arredondo García:

Con su permiso señora Presidenta.

Compañeros legisladores.

Señor Secretario, doctor Julio Frenk Mora.

Señoras y señores:

La actual Administración se propuso, en el Plan Nacional de Desarrollo, como tema prioritario la saluda por ello en este primer balance, el grupo parlamentario de Acción Nacional observa definiciones importantes;  transformaciones institucionales en marcha y programas estratégicos para reorientar el sistema de salud hacia un modelo flexible, democrático e incluyente.

Lo anterior es congruente con los postulados y las propuestas que el Partido Acción Nacional ha venido haciendo desde hace mucho tiempo, pero si bien es cierto que se ha logrado avances respecto a la ampliación de cobertura, calidad y equidad, también lo es que no es suficiente para disminuir el rezago que se tiene en las diferentes regiones del país, sobre todo en las zonas marginadas y en los grupos específicos como mujeres, discapacitados, adultos mayores e indígenas.

Y en este contexto, señor Secretario, le formulamos las siguientes preguntas y solicitamos su respuesta.

Primero, ¿qué factores se tomaron en cuenta para la creación, el 5 de julio de este año por decreto presidencial, de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios?   ¿Propiciará este órgano desconcentrado la generación de más burocracia y en consecuencia aumentarán las necesidades de recursos que le asignan a esta Secretaría?

Segunda, la Organización Mundial de la Salud considera que en nuestro país existen diez millones de personas con algún tipo de discapacidad.  En cuestión de rehabilitación para este importante grupo  ¿la Secretaría ha considerado llevar este servicio de rehabilitación a las comunidades rurales?

Reconocemos el esfuerzo del DIF nacional y de los DIF's estatales pero estos esfuerzos deben estar más cercanos a las personas iguales que nosotros e igualmente merecedoras de esos servicios de salud.

Tercera, sobre la base del diagnóstico que se tiene de la salud en México, ¿qué políticas está implementando la Secretaría a su cargo para reducir la iniquidad de género que mejore la protección y que preserve la salud de la mujer mexicana, particularmente el embarazo, el cáncer de mama y cervico-uterino?

Creo que a todos los partidos nos interesa estos temas, especialmente al Partido Acción Nacional nos interesa mucho a las mujeres, porque este tema es causa de muerte en nuestra población.

Cuarta, los censos demográficos nos dicen que el segmento de población con crecimiento más dinámico de acuerdo a su tamaño es el de adultos mayores, como ya lo ha tocado mi compañera diputada en la Comisión, la diputada Raquel Cortés.  Actualmente tenemos una población cercana a los 5 millones, para dar una idea de este crecimiento poblacional, en la actualidad hay un adulto mayor por cada 20 mexicanos;   en el año 2050, habrá un adulto mayor por cada 4.

Al PAN le interesa que este sector poblacional tenga especialistas a los cuales puedan acudir, ya que las instituciones educativas no le han dado la importancia a esta especialidad.  Tengo entendido que actualmente egresan 8 geriatras al año.

Quinta, durante el primer semestre del 2001 se conformó un equipo intersectorial integrado por representantes del IMMS, ISSSTE, Coordinadora Nacional del programa IMMS-SOLIDARIDAD y de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes a través de la Dirección General de Equidad y Desarrollo Social que ha establecido la orientación inicial del proyecto de salud dentro del cual se desarrolla el proyecto de tele-salud.

¿Cuáles son los objetivos de este proyecto?  ¿En cuántos países se han desarrollado y cuál ha sido el resultado de su implementación en el mejoramiento de la atención médica básica y especializada?  ¿En el mismo sentido, se realizó una evaluación social del proyecto?

Sexta,  el programa de Calidad, Equidad y Desarrollo en Salud, por sus siglas PROCEDES  se resume como un programa de financiamiento fresco, estratégico y de manera focalizada,  ¿destinará recursos... (interrupción)...

La Presidenta:

Diputada, se ha terminado el tiempo. Tiene quince segundos.

La diputada Arcelia Arredondo García:

Termino señor Presidenta. Sí. ¿Destinará recursos hacia programas sustantivos prioritarios de la Secretaría de Salubridad que vayan etiquetados a aumentar la calidad de servicios, aumentar el acceso a servicios esenciales y a disminuir el rezago en salud?   ¿Cómo será el impacto de este programa en las entidades federativas?

Por su respuesta, muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias diputada Arcelia Arredondo.

Tiene la palabra el doctor Julio Frenk, hasta por ocho minutos.

El Secretario Julio Frenk Mora:

Le agradezco a la diputada Arcelia Arredondo sus puntuales preguntas y trataré de dar respuesta específica a cada una de ellas y desde luego reitero que mucho del detalle está en los documentos que se han enviado.

La Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios es un gran esfuerzo para modernizar el área de regulación sanitaria en una Secretaría que gracias al proceso de descentralización prácticamente ya no presta servicios a la persona, la función rectora se vuelve, en su función medular, función esencial y pensamos que uno de los elementos centrales de esta rectoría o parte de la Secretaría Federal es esta labor de proteger a las familias de aquellos riesgos cuya exposición no depende de estilos de vida o de conductas, es el concepto puro de protección en salud pública.

Cuando la exposición a un factor de riesgo depende de la conducta, por ejemplo el fumar, nuestra estrategia es la promoción de la salud pero hay todo un conjunto de riesgos en donde la exposición no depende, depende por ejemplo de tomar agua, que es un acto fisiológico, y garantizar que esa agua esté limpia y no me enferme, comer alimentos, adquirir todo tipo de productos, esta exposición o los contaminantes ambientales, esta exposición digamos pasiva a riesgos, una de las funciones centrales del estado es proteger parte del concepto integral de seguridad que le debemos dar a los ciudadanos.

En la Secretaría se dio un procedo de reforma desde una vieja dirección general de alimentos, bebidas y medicamentos que había a principios de los años ochenta, con la creación de una subsecretaría de regulación sanitaria y se fueron dando avances importantes en ese espíritu de modernizar la regulación sanitaria, por otro lado fue también producto de una descentralización.

Lo que ahora estamos dando es el siguiente paso y en respuesta a su pregunta, lejos de generar más burocracia, nos va a quitar burocracia, la idea es que la Comisión  retome lo que eran varias direcciones generales de la subsecretaría que estaban simplemente con la coordinación más general que una subsecretaría, ahora integradas en un solo órgano desconcentrado con autonomía técnica y administrativa, eso por ejemplo lo que antes implicaba que cada dirección general tuviera un área jurídica y un área administrativa, todo eso ahora se consolida en un corporativo de la Comisión en su conjunto.

Segundo.  Al darle autonomía vamos a poder también ajustar las tarifas que se cobran, parte de esta regulación es una regulación que se hace bis a bis la industria y que le permite competir incluso con gran importancia ahora por la globalización comercial, por la apertura comercial, entonces pensamos que de hecho la Comisión nos va a ofrecer una vehículo mucho más eficiente para recaudar recursos que son indispensables y claro a cambio de eso vamos  ofrecer aquellas empresas que son objeto de la regulación una mejor calidad en ese proceso regulatorio.

Entonces creo que es un esfuerzo importante, no va a conducir a más burocracia ni a más presupuesto, al contrario buscamos más autosuficiencia.

Segundo.  Del tema de discapacidad, totalmente de acuerdo con su preocupación, con la necesidad de llevar las áreas de rehabilitación, pero aquí nuevamente   yo quiero enfatizar la importancia de la prevención.

Uno de los grandes objetivos del programa Arranque Parejo en la vida, es introducir el tamizaje neonatal.  Hoy en día contamos con pruebas muy pocas costosas, donde con una pequeña tira podemos estar detectando en el momento del nacimiento enfermedades, defectos congénitos del metabolismo, que si se aplica la terapia sustitutiva en una ventana que es de 15 días, ese niño vive una vida normal, pero que si no lo hacemos o no lo detectamos o esperamos, ese es un niño que va a terminar con retraso mental severo para toda su vida, estoy hablando de problemas como (inaudible) o como hipotiroidismo congénito.

Hoy en día sólo 35% de los niños que nacen en México, de los dos millones 100 mil tienen una prueba de tamizaje, el propósito del programa Arranque Parejo es ampliar la cobertura de ese tamizaje y eso sólo va a ser un gran efecto preventivo en la discapacidad.

Lo mismo diría yo con la atención del parto evitando el trauma obstétrico, entonces yo vería Arranque Parejo también en la óptica de un gran esfuerzo para prevenir la discapacidad en nuestro país y desde luego totalmente de acuerdo que además hay que reforzar los programas de rehabilitación.

El tema de inequidad de género, nuestra respuesta es reconocerla como una de las dimensiones centrales de la inequidad, la gran respuesta a ese programa Mujer y Salud, hemos establecido una coordinación en la oficina del Secretario, porque pensamos que no debe ser sólo una oficina, sino debe ser una coordinación transversal que introduzca perspectiva de género en todas las actividades del sector salud y nuevamente ustedes van a constatar cuando reciban el anteproyecto del Presupuesto de Egresos, ya una perspectiva de género, lo mismo en los programas de acción.}

Estamos introduciendo el desglose por sexo en la estadística de salud, ni siquiera teníamos desagregado por sexo la estadística de salud, uno de los objetivos es que todo el sistema de información de salud tenga la desagregación entre hombres y mujeres.

Se están haciendo estudios por ejemplo en el marco de la cruzada para ver el trato diferencial, el trato a mujeres y estudios que indican que las mujeres esperan más, que reciben menos atención pronta, entonces también en el campo de calidad hay que meter una perspectiva de género.

Por eso el programa salud y mujer tiene tres componentes, tiene la salud de la mujer con temas prioritarios como el que usted señaló, cáncer cervico-uterino, cáncer de mama.

Le comento que la semana pasada en Monterrey, Nuevo León presentamos los dos programas de acción de cáncer cervico-uterino y cáncer de mama, nuevamente son compromisos muy concretos, muy puntuales, pero ese es un componente solamente.

Está el segundo componente que es el papel de las mujeres como cuidadoras de la salud en el hogar.  Nosotros pensamos que tenemos que dar una respuesta institucional, porque cada vez más por el propio envejecimiento de la población que usted señala hay más enfermos crónicos en el hogar y la carga de cuidar por ellos recae desproporcionadamente sobre las mujeres, a la doble jornada se ha sumado la triple jornada ahora, la mujer que hace el trabajo fuera del hogar, la mujer que hace el trabajo doméstico general, y además la mujer que tiene que cuidar de un miembro de la familia que esté enfermo, y que puede estar enfermo por mucho tiempo, con un efecto además negativo sobre la salud de la propia cuidadora, sobre su salud física y emocional.

Creemos que hay que diseñar una respuesta institucional a través de una estrategia de atención en el hogar, con una estrategia de enfermería y de otras aplicaciones de la telemedicina, para aliviar la carga que ahora se le está transfiriendo a las mujeres de esta transición epidemiológica.

El tercer componente del Programa Salud y Mujer, es las mujeres como profesionistas.  Hoy ya la mayoría de los estudiantes de medicina son mujeres, lo cual nos hace prever muy fácilmente que en unos años la mayoría de los médicos serán mujeres, y sin embargo vemos que a pesar de ese aumento de esa igualdad en oportunidades educativas, no se ha traducido en una igualdad en oportunidades ocupacionales, que las mujeres siguen subrepresentadas en ciertas especialidades y en posiciones de mando,  y que de hecho el desempleo y subempleo médico es varias veces mayor entre mujeres que entre hombres.

Totalmente de acuerdo con adultos mayores. Tenemos un programa -ya lo contesté- esa población está creciendo, la población de más de 65 años, al 3.2 por ciento anual, que implica que se va a duplicar muy pronto -se duplica cada 12 años- mientras que la población de niños menores de cinco años ya tiene tasa negativa de crecimiento.

Hay que entender que el envejecimiento de la población es el ejemplo típico de ser víctimas de nuestros éxitos.   Hay este problema porque tuvimos éxito en reducir la mortalidad infantil, que es lo que ha ampliado la esperanza de vida y porque tuvimos éxito en los programas de salud reproductiva, que han bajado la fecundidad, y eso ha hecho que la pirámide poblacional se angoste en la base y tengamos mayor proporción de gente de edad avanzada. Ahora tenemos que enfrentar el nuevo éxito que surgió del éxito de acciones previas.

Y finalmente en Salud está todo uno de los programas de acción, es sobre el uso de tecnologías de información. Hemos creado una Dirección General de Tecnología de la Información que no existía, le vamos a apostar fuerte a ello porque creemos que es una gran oportunidad para incluir a los que han estado excluidos. Creo que es un caso típico de movilizar la tecnología a favor de la equidad.

El PROCEDES, le haremos llegar una copia. El programa mereció elogios -y no lo digo para ensalzar a mi persona, sino a los funcionarios que lo elaboraron con una gran consulta- mereció elogios de los financiadores, por ser un programa muy bien elaborado, y con gusto se lo haremos llegar.

La Presidenta:

Gracias señor Secretario.

Tiene la palabra por cuatro minutos, para réplica, el diputado Manuel Orozco Garza, del Partido Acción Nacional.

El diputado Manuel Orozco Garza:

Gracias diputada Presidente.

Buenas tardes doctor Julio Frenk, Secretario de Salud.

Después de escuchar su comparecencia y sus respuestas, presentamos los diputados panistas, las siguientes consideraciones:

Un grupo que merece especial interés es el de los discapacitados. Con estimaciones de 125 mil discapacitados más cada año, debemos reconocer que ellos sufren una evidente falta de equidad en la distribución de los recursos en materia de salud, que la infraestructura pública en su beneficio es minúscula y que laboralmente la seguridad social es ofrece trabas en lugar de favorecerles. Merecen pues atención prioritaria.

En materia de seguridad social, queremos un Seguro Social fuerte, que crezca, que llegue cada día a más mexicanos, mejorando su calidad u calidez, con eficiencia y transparencia en su administración.

En este sentido nos preocupa ver que no se aprecian cambios sustanciales en la política de adquisiciones, con concursos por invitación restringida, muchas compras por asignación directa, y montos enormes de compras hechas a distribuidores y no a productores. Esto encarece los medicamentos y el material médico, tema ya por sí mismo delicado.

El ISSSTE tiene alrededor de una década con un muy serio problema en materia de pensiones, el cual año con año se agrava. Creemos que es responsabilidad de todos los actores involucrados tomar cartas en el asunto y darle la mejor de las soluciones.  No permitamos que siga creciendo esta bomba tras bambalinas, los diputados de Acción Nacional estamos listos para entrarle al problema, hay que tomar al toro por los cuernos.

Las tiendas del ISSSTE tienen que demostrar que pueden ser autosuficientes y no una carga, como el año pasado. Vemos con agrado la creación de la Comisión Federal para la Participación Contra Riesgos Sanitarios, los mexicanos necesitamos saber y sentir que nuestros alimentos, medicamentos y productos relacionados son checados  y evaluados, que sí hay órganos responsables en esta materia.

Con más de un millón de fumadores menores de 18 años, el alcoholismo como el factor que más influye en la pérdida de años de vida saludable y cuando el 50% del crack que se consume es en menores de edad, los diputados de Acción Nacional, por nuestros jóvenes lucharemos por ver el combate a las adicciones en el primer plano nacional.

Es de suma importancia que todos los programas de salud en beneficio de madres embarazadas, recién nacidos, SIDA, población indígena, transplantes, salud mental, discapacitados, adultos de la tercera edad, doctor Julio Frenk, sean evaluados periódicamente, que estos programas no se politicen. Preferimos, queremos empezar a oír en estos seis años, que un determinado programa no funcionó como se esperaba, que se necesita modificar o suspender. Esto dará confianza en los resultados positivos de los programas más exitosos.

Así es la salud, un reto constante. Muchas gracias. (aplausos)

La Presidenta:

Muchas gracias, diputado Orozco.

Tiene la palabra, hasta por cuatro minutos para formular su pregunta, el diputado Francisco Javier López González, del Partido Revolucionario Institucional.

El diputado Franciso Javier López González:

racias, señora Presidenta.

Señor Secretario, doctor Julio Frenk:

Referente al seguro de salud, nos podría usted informar: ¿cuánto le constará a la Institución este seguro?

Debo decirle que las situaciones del sector salud están colapsadas. La falta de presupuesto a estas nobles instituciones durante muchos años ha venido deteriorando las instalaciones, equipo y mobiliario.

Agregarle 40 millones de derecho-habientes, es enviarlos al precipicio y por ende a su desaparición, ya que no se cuenta ni con los recursos físicos ni humanos para esta aventura.

Señor Secretario: cualquier planteamiento que se haga sin un sustento económico suficiente es pura y evidente demagogia.

La calidad no es sólo una carita feliz, para poder dar calidad es necesario la satisfacción del que la otorga para poder dar satisfacción  del que la recibe. Y para poder dar satisfacción del que la otorga, es necesario proporcionarle el equipo, los medicamentos, los insumos, la capacitación y así como los insumos suficientes, y esto actualmente no cuentan las instituciones. La calidad es toda una cultura. La calidad no se da por decreto, no se compra porque si así fuera la compraríamos en cualquier supermercado.

Señor Secretario: se propone una cruzada nacional de calidad en los servicios de salud, el Seguro Social tiene más de dos años y medio trabajando en un plan integral de calidad. ¿Cómo empataría las demás instituciones del sector salud este trabajo del IMSS, y cómo la empataría con su nueva propuesta?

La medicina no es democracia porque si fuera basta que se reúnan varios médicos y por mayoría de votos se determine que el paciente no tiene cáncer.

¿Qué debemos entender por la democratización de la salud? ¿Esa libre elección no mermará los servicios de las instituciones, por ejemplo del propio sector de salubridad?

¿Por qué no entendemos que el simple hecho de entender que el tiempo de espera se reduce, es sinónimo de calidad, cuando la calidad debe ser la satisfacción del usuario?  Y yo pondría un ejemplo: la gente que va a la iniciativa privada puede esperar hasta una hora y paga, y sale satisfecho.

La calidad, ya lo dijimos, es la falta de equipo, de plantillas suficientes para que el derecho habiente pueda tenerla en la tesis que se maneja.

Señor Secretario: La realización de un sistema de salud como el que se propone en las condiciones económicas, con la misma aportación que hace el gobierno a la salud, ¿no le parece que es condenar a los mexicanos a morirnos más rápido, ya que su sistema de salud es prácticamente imposible.

Señor Secretario: ¿Por qué no reunió a todos los actores relacionados en la salud para poder opinar sobre la construcción del Plan Nacional de Salud y explorar alternativas, ya que con esos actores es donde se están dando, son los expertos en salud? ¿Por qué no se contó ni se tomó en cuenta a los sindicatos del sector salud en la participación para la elaboración de este Plan?

Los trabajadores del sector salud ya están cansados de que cada año se vengan a inventar nuevos programas de salud, mejor hay que preguntarles a los que saben y los que saben son los trabajadores del sector salud.

Y por último, referente a las ISES, ¿en qué medida vendrían...(Interrupción)

La Presidenta:

Diputado, se ha terminado su tiempo. Tiene quince segundos.

El diputado Francisco Javier López:

¿Me da dos minutos?

La Presidenta:

¡No!

El diputado Francisco Javier López:

Al secretario le ha dado también cinco segundos y a mí por qué no me los da.

La Presidenta:

Le doy quince segundos, diputado.

El diputado Francisco Javier López:

Bueno, tomo 16 con los que ya me quitó ahorita, señora Presidenta.

La Presidenta:

Sí, tome 16.

El diputado Francisco Javier López:

Referente a las ISES, ¿en qué medida vendrían a beneficiar estas figuras a la salud pública? Y ¿por qué no se respetó el protocolo entre el Senado, la Secretaría de Hacienda y la de Salud, para la elaboración del Reglamento? Es todo. Por sus respuestas, muchas gracias, señor Secretario.

La Presidenta:

Muchas gracias, señor diputado Francisco Javier López González.

El doctor Julio Frenk, tiene la palabra hasta por ocho minutos para la respuesta.

El Secretario Julio Frenk Mora:

Le agradezco al diputado Francisco Javier López, la oportunidad de aclarar lo que obviamente son varios malos entendidos, y creo que es importante que se ofrezca la oportunidad de hacerlo aquí.

Quero reiterar que el Seguro Popular de Salud no va a transferir pacientes a las instituciones de seguridad social. Creo que ahí hay un mal entendido. Como dije, se trata de una acción muy concertada para fortalecer la oferta de servicios públicos y lograr sí afiliar a las gentes.

Yo creo que hasta el lenguaje al que nos hemos acostumbrado en este país, es un lenguaje que si lo analizamos a fondo, es un lenguaje ofensivo a los ciudadanos. Hablar de que hay derechohabientes y luego los demás ¿qué son? ¿No tienen derecho? Nosotros lo que necesitamos es pasar de lo que es ahora un sistema implícito de seguro para esta población abierta que es otro término que yo encuentro derogatorio, es decir, una población que está ahí suelta, que nadie es responsable de ellos. Eso es un seguro implícito; lo que queremos es darles un seguro explícito, afiliarles, un claro paquete de beneficios que les diga a qué tienen derechos y a qué no tienen derechos y cuáles son sus obligaciones también como usuarios del servicio. Es decir, tratar a todos los mexicanos, no solamente a los que tienen un empleo en el sector formal, como ciudadanos que tienen derecho. Ese por cierto, diputado, es el sentido de la democratización de la salud. Es que hoy en día ya todos los mexicanos somos ciudadanos y todos tenemos derechos, no podemos vivir en un país donde unos son derechohabientes y otros no. El Seguro Popular de Salud, pretende que todo mundo sean derechohabientes. Como dije, terminar con tres seguros públicos explícitos: El IMSS para los trabajadores del sector formal de la economía, que trabajan en el sector privado; el ISSSTE para los del sector público, y este Seguro Popular para toda esa gran cantidad de millones de mexicanos que no tienen empleo en el sector formal de la economía.

En este año se están ejerciendo, en respuesta a su pregunta, 200 millones de pesos que fueron aprobados por ustedes. Hay en el Programa Nacional de Salud, una descripción bastante detallada y vamos a estarles informando puntualmente, es un Programa muy importante, tiene grandes complejidades, afiliar a población en el sector informal, es en sí mismo un reto, y entonces ahí va a haber un gran esfuerzo de innovación. No hemos querido lanzar un programa sin haberlo primero probado cuidadosamente, sobre todo porque además tenemos un sistema de salud descentralizado y esto se tiene que hacer con los propios estados de la República. Entonces de manera muy cuidadosa se han elegido seis estados para empezar las primeras aplicaciones. Vamos a hacer una evaluación de fin de año; pero lo que le puedo decir es, un intento de hacer un aseguramiento explícito, eliminar lo más posible y gradualmente las cuotas de recuperación y cambiarlas por una afiliación, por una prima que se paga antes de usar el servicio. Todo esto en el sector público de la salud. Entonces yo no anticipo, y le puedo asegurar que la intención no es colapsar a las instituciones, sino lograr un sistema mucho más equitativo y donde todos tengan protección.

Va a ver que el Seguro Popular es un perchero al cual se le pueden colgar muchas cosas que hay que hacer, hay que ampliar los horarios de los centros de salud. Mucha gente se va al sector privado porque los centros de salud están cerrados cando la gente ya salió del trabajo o de la escuela, hay que mejorar el abasto de medicamentos.

Entonces la idea es justamente hacer también acciones en el lado de la oferta, para que la gente esté más satisfecha.  

Eso me lleva a su segundo punto de la calidad, el Instituto Mexicano del Seguro Social, en efecto como usted dice, ha tenido desde hace dos años un programa, creo que muy loable en materia de calidad, y la forma en que se ha empatado es la cruzada nacional fue un proyecto elaborado con todas las instituciones, por cierto también con la participación muy activa de los sindicatos.  Estuvieron y siguen activamente involucrados los sindicatos de la Secretaría, del IMSS, del ISSSTE y la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado, así como los sindicatos de los organismos públicos descentralizados de nivel federal.

Entonces los sindicatos estuvieron ahí, es un programa que se hizo con el IMSS, con el ISSSTE, con las federaciones de profesionistas, tanto de medicina como de enfermería, las academias, etc.

¿Qué estrategia hay ahí?   Bueno, usted lo ha dicho muy bien, el resultado final es una satisfacción, ese es el lado interpersonal.  Empezamos la medición, por ejemplo, de asuntos como tiempos de espera, y hemos encontrado que el simple hecho de medirlos empieza a mejorar, porque muchas veces el personal de Salud no lo venía como un problema grave, pero al empezarlo a medir, se crea conciencia de que hay que ir reduciendo los tiempos de espera.

El tiempo de espera es un indicador del trato a la gente, no es solamente reducir los tiempos de espera para que no se enferme más el paciente, el reducir el tiempo de espera porque es una forma de r4espeto al paciente no hacerlo esperar.  Y tenemos ya resultados que son alentadores, se están midiendo mensualmente en todos los 29 estados que se han sumado a la cruzada, y vemos las reducciones que ya comenté, reducciones de casi 15 minutos en la atención de urgencias.

Además estamos haciendo encuestas independientes, la cruzada incluye y se va a incluir ahora en las normas de los Comités Estatales, está ya incluido ya en las normas, un auditor social, que hace encuestas de satisfacción. Entonces vamos a ir midiendo muy bien qué tan bien sea de satisfacción.

El otro lado de la calidad, es la calidad técnica, esta es la calidad interpersonal, pero la calidad técnica obviamente no basta con que la gente esté satisfecha, poder recibir muy mala calidad técnica y quedar muy satisfecho, porque el médico es un médico que sabe tratar bien, y de todas maneras se muere en la operación, pero se quedó muy satisfecho, entonces tenemos también que ver la calidad técnica.

Ahí uno de los grandes instrumentos es la certificación de las unidades, es un elemento central de la actividad rectora, de la función rectora de la Secretaría de Salud, se dio un paso inicial, pero apenas tenemos certificados de los 3,400 hospitales que han sido certificados en menos de 200.

Vamos a hacer un esfuerzo y está aquí en las metas de la cruzada, llegar a niveles de más del 90% en la certificación, no sólo de hospitales sino de todas las unidades,

Ahí va la parte técnica de la función, verificando, dando la información a los ciudadanos.

Y me lleva a su punto, eso es lo que significa democracia, implica no que los médicos se junten a votar, sino que tengamos un sistema de salud, que realmente empodere a la población a través de estos mecanismos.  Por ejemplo, la libertad de elección, es una forma de darle poder a los ciudadanos, definir con quién se quiere atender.

Es una libertad como expliqué del prestador primario.  El poder tener evaluaciones y rendirle cuentas a la sociedad, si usted revisa el Programa Nacional de Salud, verá un detalle numérico, que va a ser producto de una evaluación puntual, está planteado ahí hacer una vez al año una Asamblea Nacional Ciudadana de Salud, con una amplia representación.

Y desde luego está la instancia principal de revisión de cuentas, que son ustedes, con compromisos muy concretos que están aquí, de los cuales les rendiremos cuentas.

El tema de las Sises, repito, sin reglamento, mucho antes, la medicina privada preparada en México no nació con las Sises, había todo tipo de arreglo, redes médicas, una gran cantidad de arreglos, que eran sumamente inestables.  El propósito ha sido ordenar un mercado que estaba muy desordenado, y en eso ha habido un enorme diálogo con las Academias de Medicina, las federaciones de profesionistas de la salud, y va a continuar ese diálogo.  Las reglas son por supuesto perfectibles, y nosotros estamos abiertos a discutirlas, pero la intención es un ejercicio, una facultad rectora para darle certidumbre a todos los actores.

La Presidenta:

Muchas gracias señor Secretario.

Tiene la palabra hasta por cuatro minutos para la réplica el diputado Librado Treviño Gutiérrez del Partido Revolucionario Institucional.

El diputado Librado Treviño Gutierrez:

Con su permiso, compañeras y compañeros diputados.

Señor Secretario de Salud:

Agradezco de antemano su presencia y su actitud ante el Poder Legislativo electo por el pueblo para su defensa y donde usted acude a rendir cuentas y a defender los planes y programas de la rama ejecutiva del gobierno, el gobierno del cambio.

A los priístas no nos interesa realizar una crítica sin fundamento y mucho menos para sumarle ceros al nuevo gobierno; sinceramente y con todo respeto, para eso no necesita de nuestra participación.

El problema más delicado para nosotros tiene que ver con el derrotero que está tomando la política social en sus dos pilares básicos como son la educación y la salud, fundamentales para atender la prioridad máxima que es el combate a la pobreza y la atención a los grupos vulnerables.

La titular de la política social, ha dicho que ésta no va a seguir levantando a los heridos de la política económica; el titular de educación, a pesar de los dicho por

el Presidente, nos ha pedido unos meses para enseñarnos el proyecto educativo; usted ahora nos dice que los ejes de la política de salud son equidad, calidad y protección financiera de las instituciones de salud.  Los hechos indican un camino contrario.

En primer lugar, el Ejecutivo Federal ha decidido aplicar en los hechos un viraje radical en el proyecto social y en particular en el de salud, que des hoy afirmamos, no va a prosperar en esta soberanía.

La premisa de sumar a la sociedad, léase a la iniciativa privada en la atención de la salud no es ninguna novedad, la idea privatizadora avanza al insistir en el debilitamiento real de la red de instituciones básicas de salud y seguridad social.

No hay medicamentos en los centros de salud alejados, millones de mexicanos, especialmente los de la tercera edad y discapacitados de todas las edades, recorren muchos kilómetros a surtirlos y a consultar en especialidades, golpeando sus bolsillos.  No vemos por ningún lado un planteamiento de fondo que haga efectivo el fortalecimiento del IMSS y del ISSSTE.  Los campesinos, los pobres, los pescadores son discriminados y tratados como mexicanos de segunda y tercera.

El proyecto de privatizar servicios, acotar las responsabilidades del Estado a lo básico y suponer que la iniciativa privada entrará en este terreno con el mismo nivel de mandato, es un error que no debemos ni vamos a aceptar porque en lugar de verlo como justicia social, los poderosos lo ven en México como una venganza social por el daño que se les hizo por parte de los gobiernos sociales en contra del enriquecimiento de unos cuantos y que los obreros y los campesinos hoy, lo están resintiendo.

Mucho menos aceptaremos que avance un criterio altruista, eso sí, filantrópico y asistencialista, con un ingrediente religioso con fines perversos de poder político con la participación de organizaciones no gubernamentales afines. Tampoco dejaremos que prospere el uso político de los propios recursos fiscales.

No dudamos, don Julio de su capacidad, de su atención y de su inteligencia.  El problema es de proyectos.

Reconocemos las excelentes campañas de vacunación como la polio, la hepatitis en edad temprana que inhibe después el cáncer hepático en los adultos; casi no hay tétanos en menores de 50 años, al menos en Tamaulipas yo no he visto. Los doctores y enfermeras que nos vieron nacer en un hospital de salud siguen ahí,

amables y atendiendo a miles de personas, pero con muchas deficiencias y carencias y que cada vez son más y cada vez se amplían menos plazas.

En contra de todo eso, le pedimos que intensifique las campañas del control de la natalidad para irnos a la raíz del problema como una medida correctiva al Programa Nacional de Salud.

Pidamos a todos los mexicanos que tienen en sus casas medicamentos, que los entreguen por no haberlos ingerido o utilizado.

Termino, Presidenta.

La Presidenta:

Tiene quince segundos para terminar, diputado.

El diputado Librado Treviño Gutierrez:

Es tiempo de rectificar.

Está en sus manos, doctor Frenk.   Fundamentalmente es competencia de esta Cámara vigilar que esas estrategias y esos programas nacionales de salud hasta el 2006, se cumplan.

Muchas gracias.

La Presidenta:

Gracias, diputado, muy amable, muchas gracias.

A continuación tiene la palabra el doctor Julio Frenk Mora hasta por diez minutos, para que nos dé su mensaje final.

El Secretario Julio Frenk Mora:

Con su permiso señora presidenta de la Comisión; señores legisladores:

Quiero terminar esta comparecencia ante ustedes agradeciendo la oportunidad de compartir con ustedes diversos elementos de lo que creo ha sido un arranque bueno en materia de salud en la administración del Presidente Fox.

Ciertamente el intercambio que hemos tenido es un testimonio del diálogo intenso que ha habido desde el principio de la Legislatura, el principio de la administración del Presidente Fox. Diálogo que ha sido muy rico y que celebramos y que desde luego ha contribuido enormemente a enriquecer las propuestas del Ejecutivo.

En efecto aún antes de que empezaran las consultas, la amplísima consulta popular para realizar el Programa Nacional de Salud, nuestra primera acción fue atender a la convocatoria a la comunidad a la que nos citó, tanto la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, como la Comisión de Salud y Seguridad Social del Senado de la República. En esas dos oportunidades a principios de este año y como un paso previo a hacer la consulta, establecimos y compartimos con ustedes algunos de los elementos fundamentales de la visión, algunos elementos muy cruciales del proyecto de política de salud que hemos subsecuentemente perfeccionado a partir de ese diálogo inicial que tuvimos  a principios de este año.

De manera que creo que la formulación de la política nacional arrancó con ese proceso de diálogo, a ello siguió esta amplísima consulta  donde participaron más de 30 mil ciudadanos por distintos medios, foros organizados en todas las entidades federativas, el programa MANDE  de los buzones, que instrumentó la Presidencia de la República y desde luego el Internet y que se materializaron en 23 mil propuestas ciudadanas.

Posteriormente a este proceso de consulta, el Programa Nacional de Salud ha sido distribuido entre ustedes y ahora tenemos esta oportunidad de ir articulando el presupuesto o el anteproyecto de Presupuesto de Egresos en salud, a partir de ese documento que ya nos va marcando un rumbo preciso en las políticas públicas.

Es muy alentador ver en las distintas intervenciones, lo que señalé yo al final de mi intervención inicial. Creo que la salud nos ofrece un ámbito privilegiado para la búsqueda de los acuerdos, creo que ha sido señalado por varios de ustedes, por todos ustedes y por todas las fracciones representadas en la Cámara, la necesidad de fortalecer la inversión pública en salud. Creo que ese es un punto y un acuerdo indudable y creo que en eso vamos a marchar juntos.

Vemos como pasos siguientes el ir plasmando esta visión, este consenso, en un presupuesto de egresos para el área de salud del año que entra. Y notamos que en el tema financiero yo recogería de toda la riqueza de intervenciones, el hecho de que tenemos todavía 6 problemas importantes que abordar: el tema de la composición que ya me referí, este 52% de gasto de bolsillo que hay que ir abatiendo a base de fortalecer el financiamiento público.

Hay un tercer tema que es el de la distribución que fue mencionado, hay todavía una distribución muy desigual de los recursos públicos de salud entre el grupo de participantes en la economía formal y la informal, la diferencia es entre 3 y 4 pesos a 1. Hay una gran diferencia entre entidades federativas. Simplemente en el presupuesto para la población no asegurada, hay una diferencia también de 4 a 1 entre el estado que más recibe y el que menos, y éste es un problema inercial de muchas décadas de asignación de recursos, Necesitamos lograr un consenso de que la distribución de recursos frescos tiene que ir dirigida a corregir muchos de esos desequilibrios regionales que hoy hay en la asignación del Presupuesto.

Hay un cuarto problema  en el sentido de que la descentralización se ha acompañado de niveles muy diferentes de esfuerzo estatal,  hay estados en donde el 40% del gasto total en el estado lo aporta el propio estado. Hay algunos estados donde lamentablemente ese esfuerzo es muy cercano a cero. Y creo nuevamente que en el marco del federalismo, un federalismo cooperativo, debemos de revisar el tema del federalismo fiscal en materia de salud para lograr un mayor equilibrio en materia de este esfuerzo estatal.

Finalmente, hay un quinto problema de las prioridades de asignación.  Lo han señalado ustedes. Seguimos con un gasto muy orientado a lo curativo; necesitamos privilegiar la acción preventiva, necesitamos privilegiar la acción protectora de la salud por parte del Estado. Creo que en este período se han puesto algunas piezas importantes que nos van a permitir hacerlo, pero el tema de la asignación de los recursos a las prioridades sustantivas, como ya se señaló, debe ser un tema de debate y de discusión que se refleje en el presupuesto.

Y el sexto y último problema, por supuesto, es el de la eficiencia en el ejercicio de ese gasto. Tenemos todavía un trecho que andar. Desde luego, en primer lugar, garantizando absoluta transparencia y absoluta honestidad en el ejercicio de los recursos que los ciudadanos invierten en sus sistemas de salud.

En ese sentido este nuevo equilibrio de poderes, estos espacios de revisión de cuentas creo que a todos nos van a beneficiar.

Y además hay un problema de hacer más eficiente ese gasto. No sólo más honesto y transparente, sino también más eficiente, mejorando nuestras prácticas. Ahí, como dije yo, no solamente necesitamos pedir más dinero para la salud, sino también ofrecer más salud por el dinero.

En síntesis, creo que hemos vivido una jornada ejemplar en el nuevo espíritu de respeto, diálogo entre los poderes. Les agradezco esta oportunidad a las mesas directivas de las comisiones que hoy han estado aquí reunidas, a todos los señores legisladores que han participado con sus preguntas y sus comentarios muy valiosos y estoy seguro de que vamos a seguir con un proceso continuado de trabajo conjunto para avanzar en lo que creo que nos unifica. Creo que en esta mesa hoy todos estamos de acuerdo en el que todos buscamos más salud para México, todos estamos convencidos de que la salud es una de las grandes palancas de la política social y uno de los grandes motores para avanzar en el combate a la pobreza. Todos estamos convencidos de que la salud es la definición y el sentido mismo del desarrollo.

Yo por ello les agradezco a ustedes el haberme ofrecido la oportunidad de estar aquí en esta ocasión.  (aplausos)

La Presidenta:

Muchas gracias y felicidades al doctor Julio Frenk. Hemos analizado en esta comparecencia el informe en materia de salud y el Programa Nacional 2000-2006.

Es necesario el trabajo y colaboración del Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial; de académicos, trabajadores, organizaciones no gubernamentales, médicos, industria farmacéutica y de cada persona relacionada con la salud. Todos estamos obligados a buscar alternativas que den continuidad a los logros del sistema de salud que ha obtenido la Secretaría de Salubridad, fundada desde 1943, y buscar nuevas respuestas para los problemas actuales.

Todos los grupos parlamentarios tenemos preocupaciones comunes en el ámbito de la salud. El futuro se construye cada día. Esperamos que este análisis de las acciones y programas de salud sea ocasión para sumar esfuerzos y lograr el desarrollo social y económico como plataforma indispensable para un estado de bienestar biopsicosocial de todos los mexicanos.

Muchísimas gracias al diputado Samuel Aguilar, Secretario de la Comisión de Seguridad Social, que nos acompañó en el presidium, a la diputada María Elena Alvarez, Vicepresidenta de la Mesa Directiva del Congreso. Gracias también a la diputada Arcelia Arredondo, Presidenta de Grupos Vulnerables y al diputado Francisco Cantú -que tuvo que retirarse por un asunto urgente- Presidente de la Comisión de Desarrollo Social.

De conformidad con lo que establece el artículo 7, numeral V de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, la versión estenográfica de esta reunión será remitida al Ciudadano Presidente Vicente Fox Quesada para su conocimiento.

Pedimos a los integrantes de la Comisión de Salud que tengan la gentileza de acompañar al Señor Secretario a su recinto cuando él decida abandonar este salón.

Muchísimas gracias a todos. (aplausos).