Comparecencia del Secretario de Energía,
Ernesto Martens Rebolledo, correspondiente al Segundo
Informe de Gobierno del Presidente Vicente Fox Quesada

Instalación de la Mesa
Beatriz Elena Paredes Rangel

Presentación
Ernesto Martens Rebolledo

FIJAN LA POSICIÓN GENERAL DE SU GRUPO PARLAMENTARIO, LOS DIPUTADOS:

Beatriz Patricia Lorenzo Juárez, Partido Alianza Social

Bertha Alicia Simental García , Partido de la Sociedad Nacionalista
Víctor Antonio García Dávila , Partido del Trabajo
Sara Guadalupe Figueroa Canedo, Partido Verde Ecologista de México
María del Rosario Tapia Medina, Partido de la Revolución Democrática
Mauricio Enrique Candiani Galaz, Partido Acción Nacional
Raúl Sicilia Salgado, Partido Revolucionario Institucional

PRIMER TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Juan Carlos Regis Adame, Partido del Trabajo
Respuesta: Ernesto Martens Rebolledo
Réplica: Jaime Cervantes Rivera, Partido del Trabajo

Pregunta: Julieta Prieto Fuhrken, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: Ernesto Martens Rebolledo
Réplica: Sara Guadalupe Figueroa Canedo, Partido Verde Ecologista de México

Pregunta: Humberto Mayans Canabal, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Ernesto Martens Rebolledo
Réplica: Humberto Mayans Canabal, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Héctor González Reza, Partido Acción Nacional
Respuesta: Ernesto Martens Rebolledo
Réplica: Noé Navarrete González, Partido Acción Nacional

Pregunta: Narciso Alberto Amador Leal, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Ernesto Martens Rebolledo
Réplica: Narciso Alberto Amador Leal, Partido Revolucionario Institucional

SEGUNDO TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Jaime Cervantes Rivera, Partido del Trabajo
Respuesta: Ernesto Martens Rebolledo
Réplica: Jaime Cervantes Rivera, Partido del Trabajo

Pregunta: Erika Elizabeth Spezia Maldonado, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: Ernesto Martens Rebolledo
Réplica: Erika Elizabeth Spezia Maldonado, Partido Verde Ecologista de México

Pregunta: Jesús Garibay García, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Ernesto Martens Rebolledo
Réplica: Jesús Garibay García, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Jaime Aceves Pérez, Partido Acción Nacional
Respuesta: Ernesto Martens Rebolledo
Réplica: Javier Julián Castañeda Pomposo, Partido Acción Nacional

Pregunta: Marco Antonio Dávila Montesinos, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Ernesto Martens Rebolledo
Réplica: Marco Antonio Dávila Montesinos, Partido Revolucionario Institucional

COMENTARIOS FINALES
Ernesto Martens Rebolledo

MENSAJE INSTITUCIONAL
Beatriz Elena Paredes Rangel








19 DE SEPTIEMBRE DE 2002

COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ENERGIA
INGENIERO ERNESTO MARTENS REBOLLEDO

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Se encuentra en el salón de recepción de esta Cámara de Diputados el ciudadano Ernesto Martens Rebolledo, Secretario de Energía, invitado a la sesión de esta fecha, en que se llevará a cabo el análisis del II Informe de Gobierno.

A efecto de que lo trasladen a este recinto, se designa a los integrantes de la mesa directiva de la Comisión de Energía y se les ruega cumplan con su cometido.

(La comisión cumple su encargo)

De conformidad con el acuerdo parlamentario aprobado por esta Asamblea y que norma el procedimiento para el análisis del II Informe de Gobierno, nos acompaña el ciudadano Ernesto Martens Rebolledo, secretario de Energía.

Para dar inicio a la comparecencia, le ruego atentamente a nuestros colegas legisladores tengan a bien ocupar sus curules.

Para dar cumplimiento al punto segundo, numerales 1, 2 y 3, del mencionado acuerdo, se le concede el uso de la palabra a Ernesto Martens Rebolledo, hasta por 15 minutos.

El Secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Señora Presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados; señoras y señores legisladores:

Tengo el privilegio de comparecer nuevamente ante esta soberanía en cumplimiento al mandato del artículo 93 constitucional y convencido de la enorme importancia de fortalecer el diálogo republicano entre los poderes de la Unión, a fin de informar sobre el estado del sector.

Hace poco más de un año, en este mismo recinto manifestamos nuestro compromiso por construir una política energética con visión integral, consensuada y de largo plazo, acorde con las aspiraciones de la sociedad y con los retos que nos plantea el desarrollo de la nación.

El programa sectorial de energía define con precisión los objetivos y estrategias que orientan las decisiones del Gobierno Federal en materia de energía; asegurar el abasto de energía con estándares internacionales de calidad y precios competitivos; hacer del ordenamiento legal un sustento al desarrollo del sector, otorgando certeza jurídica a los agentes económicos, garantizando la soberanía energética y la rectoría del Estado; incrementar la utilización de fuentes renovables y promover el ahorro y uso eficiente de energía; impulsar la generación y ampliación del conocimiento científico y tecnológico.

Avances del sector.

Para el logro de los objetivos propuestos, hemos emprendido acciones en los diferentes rubros que comprende la política energética, entre los que destacan los siguientes:

La contribución de México a la estabilización del mercado petrolero internacional que, en coordinación con la OPEP y otros países productores independientes, ha rendido resultados alentadores.

Durante el periodo de enero a agosto de 2002 se observó un balance petrolero más equilibrado y una recuperación importante en los precios. Como resultado, el precio promedio de la mezcla mexicana fue de 20 dólares 71 centavos por barril, cifra superior a los 15.50 dólares por barril estimados para el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Los ingresos por exportaciones para dicho periodo ascendieron a 8 mil 220 millones de dólares, cifra superior en 2 mil 30 millones de dólares al ingreso programado.

En este año se invertirá una cifra histórica en la exploración y producción: 105 mil millones de pesos, la mayor inversión en 20 años, lo que permitió alcanzar durante el periodo de enero a agosto de este año el mayor nivel histórico de producción del petróleo, al llegar a 3 millones 169 mil barriles diarios.

Durante el año 2001 se terminaron 53 pozos exploratorios y 406 pozos de desarrollo, cifra que no se alcanzaba desde hace 15 y 33 años, respectivamente.

Se descubrió el primer yacimiento marino de gas seco no asociado en el país, que hace evidente el alto potencial de la zona de Campeche. Destacan además los descubrimientos de La Alcahuaza Playuela, frente a las costas de Veracruz. Estos tres campos permitirán incorporar cerca de 1.8 billones de pies cúbicos a nuestras reservas, que es un poco más de la cuarta parte de las reservas probadas.

En el periodo de enero a julio, las ventas internas de gas natural promediaron 2 mil 362 millones de pies cúbicos diarios, volumen 23% superior al mismo periodo del año anterior. Frente a ello, la producción se incrementó única- mente el 3%, por lo que hubo necesidad de aumentar en un 144% las importaciones para abastecer el mercado.

Hoy, el sector eléctrico es el principal consumidor, con el 53% de las ventas. La dinámica de consumo de gas natural por dicho sector es uno de los desafíos más importantes que tiene el país; para enfrentarlo se requiere dar máxima prioridad al desarrollo del gas natural no asociado.

Productos petrolíferos.

Durante los primeros siete meses, el mercado interno de petrolíferos fue de 1 millón 306 mil barriles diarios y fue abastecido en un 93% con producción nacional, contra 87% del año anterior.

Se concluyeron los proyectos de reconfiguración de las refinerías de Tula y Salamanca. En Cadereyta se han terminado todas las plantas, excepto la Copisadora, que entrará en operación el próximo año, mientras que en Madero todas sus plantas se encuentran en pruebas preoperativas.

Estas acciones permitirán incrementar la producción de gasolina en un 6.5% el próximo año, lo que conlleva a una reducción en las importaciones de gasolina y otros petrolíferos.

Seguridad.

En los últimos años, los indicadores de seguridad, que miden la frecuencia y la gravedad de accidentes, ha mostrado una tendencia general a la baja. Sin embargo, este año se ha registrado un repunte como resultado de seis accidentes, en los que desafortunadamente se perdieron ocho vidas humanas.

La empresa ha tomado las medidas necesarias para restablecer los niveles de seguridad que ya se habían logrado.

Electricidad.

Para este año, la inversión total de la CFE y Luz y Fuerza asciende a 48 mil 447 millones de pesos, con un crecimiento de 28.5% respecto al año anterior. De este monto, el 66% corresponde a proyectos Pidiregas desarrollados por la iniciativa privada dentro del marco legal que nos rige.

Capacidad de generación.

Durante la presente administración se terminó la construcción de 15 nuevas centrales, con lo que la capacidad instalada de energía eléctrica para el servicio público, incluyendo productores independientes, se incrementó en un 12%, pasando de 36 mil 700 megawatts a 41 mil 180.

Con las plantas existentes y las que se encuentran en construcción, será posible satisfacer la demanda de energía eléctrica durante la presente administración. Sin embargo, cabe recordar que el 23% de la capacidad instalada depende de centrales hidroeléctricas, lo que implica un riesgo de abasto debido a la falta de lluvias. Actualmente, la planta de Grijalva, cuyas presas se encuentran a niveles mínimos históricos...

Adicionalmente, por limitaciones presupuestales, las plantas térmicas no han recibido mantenimiento oportuno, por lo que se ha reducido su capacidad eléctrica.

De esta manera, si persiste la falta de lluvias, se tiene el riesgo de no poder cubrir la demanda máxima en los próximos meses.

Transmisión. El sistema eléctrico mexicano se encuentra interconectado por la red nacional de transmisión, por lo que éste juega un papel esencial en la seguridad y confiabilidad del abasto.

En los últimos dos años, la red se incrementó en 3 mil 326 kilómetros, para alcanzar una extensión total de casi 39 mil. Este año se triplicó el presupuesto de inversiones para transmisión, pasando de 5 mil 315 millones de pesos en 2001 a 15 mil 838 millones de pesos en 2002.

Cobertura. Las dos empresas públicas de electricidad abastecen a 25.5 millones de usuarios. La CFE extendió el contrato al cliente número 20 millones el pasado 23 de julio.

Para electrificar las casi 4 mil comunidades con más de 100 habitantes que aún carecen de este servicio, es necesario una inversión cercana a los 6 mil 500 millones de pesos.

Se requiere que este Congreso autorice a la CFE que dé recursos para este fin o bien, que se etiqueten adecuadamente los recursos que hoy se asignan a los municipios.

Tarifas eléctricas. Como informamos en su oportunidad a este honorable Congreso, a principios del año 2002, debido a insuficiencias en el presupuesto autorizado, que limitaban peligrosamente la capacidad de la CFE y Luz y Fuerza para cumplir de manera mínima con sus funciones, fue necesario contemplar diversas medidas, que incluyeron una reducción al subsidio en las tarifas eléctricas, así como un incremento a las tarifas de las diferentes dependencias del Gobierno Federal.

Con objeto de proteger a la población de menores ingresos, para cada tarifa se estableció un consumo promedio dentro del cual se mantuvo la totalidad del subsidio, lo que permitió que el 72.6% de los usuarios no fueran afectados por esta medida.

Como ustedes recuerdan, no fueron incluidas las tarifas de bombeo para uso agrícola, alumbrado público o servicio de agua potable y aguas negras. La medida tampoco afectó a los gobiernos del Distrito Federal, estatales y municipales.

Mediante el diálogo con gobernadores, diputados y senadores, así como con diversas asociaciones civiles, se lograron instrumentar programas de apoyo a los usuarios de las regiones más afectadas.

Por instrucciones del Presidente de la República, se amplió el fideicomiso Ahorra Así para financiar medidas específicas de ahorro de energía a consumidores domésticos en las zonas más cálidas.

De la misma manera, para brindar un mayor beneficio a los usuarios de las localidades que registran temperaturas extremas en el barómetro de consumos de energía son más elevados, se creó a la misma tarifa doméstica 1F y se ha reclasificado a 20 poblaciones y nueve estados con base en la información proporcionada por la Comisión Nacional del Agua.

En relación al acuerdo de la Cámara de Diputados para que se realice un análisis minucioso de las tarifas domésticas en las zonas cálidas o de alta humedad relativa, quiero informar a este honorable Congreso que existe la voluntad del Gobierno para llevar a cabo esta revisión y proceder a una rectificación en todos los casos en que se haya incurrido en excesos, omisiones o equivocaciones.

Por ello hemos girado instrucciones a su Secretario de Electricidad y a nuestro director de la CFE para que, junto con los representantes de la Comisión Nacional del Agua, la Secretaría de Hacienda y este honorable Congreso, se proceda a revisar los procedimientos de cálculo de tarifas en las zonas con condiciones extremas de temperatura; y esperamos que sea en un tiempo lo menor posible.

Eficiencia energética. México continúa avanzando en el uso más eficiente de la energía, lo que permitió reducir la intensidad energética de nuestra economía para alcanzar el nivel más bajo desde 1977. El pasado mes de marzo se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto por el que se establece el horario estacional que se aplicará en los Estados Unidos Mexicanos. Esta medida nos ha permitido obtener ahorros importantes en la demanda, que se traduce en un diferimiento de inversiones por 8 mil millones de pesos y con una reducción en contaminantes emitidos al ambiente, entre otros beneficios. Por ello, nuestro reconocimiento profundo, señoras y señores congresistas.

Tanto Pemex como la CFE y Luz y Fuerza han disminuido sustancialmente las emisiones totales de gases contaminantes a la atmósfera, así como el volumen de agua utilizado por unidad de producción. Pemex es una de las primeras empresas que ha implementado un mercado interno de permisos de emisiones de gases de efecto invernadero, y esto es a nivel mundial.

Desarrollo tecnológico. Un logro importante ha sido el que las tres empresas del sector cuenten con un programa de investigación y desarrollo en que se identifican tanto las brechas tecnológicas como los proyectos específicos que vamos a requerir para mejorar sus capacidades competitivas.

Con el fin de promover una mayor participación de las autoridades estatales y de los diferentes sectores involucrados en el proceso de planeación regional, el pasado mes de marzo se pusieron en marcha los consejos técnicos de energía para el desarrollo regional. A la fecha se han instalado los consejos de las zonas centro, centro-occidente y noreste, y antes de finalizar el año estarán instalados los consejos de zona sureste y noroeste.

Como es de su conocimiento, el presidente Fox envió al Senado de la República una propuesta de reforma al sector eléctrico. Esta iniciativa se une a las presentadas por legisladores del PRI y del PRD, con las que existen más coincidencias que diferencias, mismas que ciertamente esperamos sea posible conciliar.

Entre las coincidencias, podemos resaltar las siguientes: preservar la rectoría del Estado, transformar a la CFE y Luz y Fuerza de empresas de Gobierno a empresas del Estado, otorgar a las empresas mayor autonomía de gestión y un régimen fiscal diferenciado, respetar obviamente los derechos de los trabajadores, mantener la participación privada en la generación de electricidad, conservar la red nacional de transmisión y los sistemas de distribución bajo la exclusividad del Estado, fortalecer el órgano regulador y establecer una política de subsidios ajena a las finanzas de las empresas y, además, preservar el compromiso del Estado de atender de manera prioritaria los rezagos en materia de rectificación. Sin embargo, para el Ejecutivo se requieren reformas a la Constitución que den certidumbre a las inversiones y despejen las inquietudes expresadas por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en torno a la participación privada en la generación de electricidad.

Por su importancia, a riesgo de ser reiterativo, insistimos en lo que tantas veces ha señalado el señor Presidente de la República: la reforma no plantea privatización de la CFE y Luz y Fuerza sino, por el contrario, busca fortalecerlas, modernizarlas, dotándolas de una mayor autonomía de gestión y de mejores sistemas normativos y de operación. Sólo así podrán convertirse en verdaderas empresas del Estado.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Señor Secretario, vamos a continuar con la comparecencia. Nos hizo usted favor de utilizar menos del tiempo previsto, lo cual se aprecia. Y para fijar posición general, a nombre de su partido o de su grupo parlamentario, se han inscrito los siguientes diputados:

Beatriz Patricia Lorenzo Juárez, a nombre del Partido Alianza Social, hasta por cinco minutos; Bertha Alicia Simental García, a nombre del Partido de la Sociedad Nacionalista, hasta por cinco minutos; Víctor Antonio García Dávila, del grupo parlamentario del PT, hasta por 10 minutos; Sara Figueroa Canedo, del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista, hasta por 10 minutos; la diputada María del Rosario Tapia Medina, del grupo parlamentario del PRD, hasta por 10 minutos; Mauricio Enrique Candiani Galaz, del grupo parlamentario de Acción Nacional, hasta por 10 minutos; y Raúl Sicilia Salgado, del grupo parlamentario del PRI, hasta por 10 minutos.

Tiene la palabra, hasta por cinco minutos, la diputada Beatriz Patricia Lorenzo Juárez, de Alianza Social.

La diputada Beatriz Patricia Lorenzo Juárez:

Con el permiso de la Presidencia; ingeniero Ernesto Martens Rebolledo, secretario de Energía, bienvenido; señoras y señores legisladores:

El dinamismo social y económico que exige la globalización implica dar origen a soluciones eficaces para realidades rezagadas, pero principalmente debemos de empezar a preocuparnos en plural y dejar de pensar en singular.

El cambio de actitudes es lo primero que debe darse en el contexto de la globalización. En algunas ocasiones es indispensable para tomar decisiones acertadas el mirar al pasado y aprender de él.

Los ejemplos de desastres en materia energética sobran, y no tomarlos en cuenta es una irresponsabilidad.

La Unión Americana, Inglaterra, España y Argentina dan ejemplos de regulaciones energéticas fallidas; éstos son hechos que nadie puede refutar.

En Alianza Social nos rehusamos a aceptar que en esta materia el Congreso mexicano libra una batalla de antemano perdida y es ahora cuando el Legislativo Federal debe responder a los electores y hacer de las leyes un instrumento de la justicia y no de la dominación.

Señor Secretario: sabemos que, de no realizarse las reformas estructurales que México necesita, como la energética, las consecuencias negativas a todos los plazos serían de no poca importancia, ya que se reflejarían en una menor productividad y, por ende, competitividad nacional.

La gran interrogante no es si se desregula el sector energético sino de qué manera, ya que este tipo de reformas deben en todo momento beneficiar al país; de lo contrario, de nada sirven.

Pemex ocupa el séptimo lugar en el mundo en materia de reservas probadas de crudo y condensados y la CFE es la sexta empresa más importante como proveedor de electricidad en el mundo, por el número de usuarios atendidos: 20 millones aproximadamente.

Tanto en Pemex como en la CFE, el problema no es de ninguna manera su incompetitividad sino es, por un lado, la corrupción en su interior y, por el otro, un sinfín de normas fiscales y disposiciones hacendarias que asfixian su autonomía de gestión. La CFE paga a Hacienda el 9% de cuotas sobre activos.

Sustentar el desarrollo nacional en algo tan variable como es el precio del petróleo, que a fin de cuentas es determinado por el mercado mundial, es arriesgarlo todo por nada, es dar lugar a que México continúe planeando su desarrollo sobre las bases de la incertidumbre y la zozobra.

Ante un sector caótico, moral y económicamente, como lo es hoy el sector energético nacional, ¿por qué no poner orden al mismo antes de abrirlo? Es verdad, es una decisión que conlleva a un costo político, pero un Estado para eso, para hacer lo correcto.

Es indispensable hacer notar que, a pesar de encontrarnos en la antesala del proceso electoral federal 2003, no debemos considerar a la reforma energética como un botín político, ya que ello nos llevaría sin duda alguna a un nuevo fracaso nacional.

Señor Secretario: para el Partido Alianza Social, sólo contando con un auténtico Estado de Derecho, finanzas públicas sanas y una administración pública eficiente México puede aspirar a ser una nación exitosa, pero no en el discurso sino en la práctica.

El Gobierno Federal, al parecer, se preocupa más por la decepción que puedan tener los inversionistas extranjeros que por la decepción y el daño que pueda sufrir la nación entera ante las políticas públicas implementadas a la fecha, a lo cual basta un ejemplo:

En el sector eléctrico, como un servicio público prioritario para cubrir las necesidades básicas de toda familia, los incrementos a las tarifas eléctricas han sido desproporcionados y anticonstitucionales. El subsidio no es un regalo a la población; es una obligación del Estado, en apoyo a los sectores de la sociedad de más bajos recursos y como impulsor de los sectores económicos y entidades federativas que más lo requieran, como es el caso de Sonora, Baja California, Chihuahua y Coahuila, entre otros. Acciones que mejoren su calidad de vida es lo que exige y merece la sociedad y no excusas constantes para justificar la inacción u omisión gubernamental.

En el Partido Alianza Social estamos convencidos de que es tiempo de que todos los sectores políticos asuman la responsabilidad que les corresponde y evitar así que las presiones extranjeras sean las que determinen qué es prioritario y qué no lo es para el país.

Señor Secretario, en Alianza Social esperamos que sean las políticas energéticas, lógicas y acordes a la realidad nacional y las reglas respetuosas de la ley, las que sean apoyadas por la dependencia que usted dignamente dirige, dando con ello lugar a un nuevo y mejor proyecto de nación, en donde usted sea no sólo espectador sino impulsor del mismo.

No esperemos la desgracia para unirnos. Hagámoslo hoy; evitémosla, estamos a tiempo. Cuenta usted con el Congreso, esperamos contar con usted.

Muchas gracias,

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señora diputada.

Hará uso de la palabra la diputada Bertha Alicia Simental García, del Partido de la Sociedad Nacionalista, hasta por cinco minutos.

La diputada Bertha Alicia Simental García:

Con el permiso de la Presidencia; secretario de Energía Ernesto Martens Rebolledo; compañeras y compañeros legisladores:

Los nacionalistas, los del Partido de la Sociedad Nacionalista, haciendo uso de nuestro derecho, venimos a expresarle nuestro posicionamiento político respecto a los grandes temas del sector a su encargo, pronunciándonos desde esta tribuna que los nacionalistas sólo apoyaremos proyectos que fortalezcan a México y a los mexicanos y que no soslayen la soberanía nacional ni a las empresas públicas mexicanas.

A los nacionalistas nos queda claro que, dentro de las perspectivas del Presidente de la República, se encuentra dar respuesta cabal a las necesidades energéticas que tiene la población mexicana, que se ha propuesto impulsar al sector energético para convertirlo en instrumento eficaz para impulsar el crecimiento económico y promover el desarrollo humano.

Sin embargo, en el Partido de la Sociedad Nacionalista sostenemos que la independencia y la soberanía nacional son los principios rectores que deben permanecer y ser la base en la reestructuración de nuestro sistema político, económico y social, lo cual incluye un "no" rotundo a otorgar permisos y concesiones para explotar las áreas estratégicas del país, como son el petróleo y demás hidrocarburos, la petroquímica básica, minerales radiactivos y la generación de energía nuclear, electricidad y comunicaciones dentro del territorio nacional.

Sostenemos que es el Estado mexicano quien debe de ejercer en ella su rectoría, proteger la seguridad y soberanía de la nación. Señor Secretario, éste debe ser su encargo.

Sabemos que el sector energético se encuentra en momentos de cambio y transformaciones profundas. Reconocemos que es un elemento estratégico para el desarrollo económico y social de nuestro país, pero también es momento de tomar decisiones fundamentales para garantizar a la población mexicana el abasto presente y futuro de energía y sentar las bases de una política energética integral, sustentable a largo plazo. Señor Secretario, ésta es su tarea.

Por ello, los nacionalistas proponemos que, con base en la estabilidad económica de la que hoy goza nuestro país y en la confianza que se tiene de nuestra economía y desarrollo, se soliciten los empréstitos necesarios para transformar a nuestra industria eléctrica e incluirla en la modernidad y tecnología de los países más avanzados.

Ahora bien, si existe el interés por parte de los inversionistas extranjeros en la participación económica y de desarrollo de nuestra industria eléctrica, es porque consideran que estos proyectos serán de alta rentabilidad económica; por lo tanto, obtendrán ganancias millonarias, que difícilmente se reflejarán en derramas económicas en beneficio de la mayoría de los mexicanos.

Señor Secretario, no sea usted parte de esto. Nuestro deber es velar porque las industrias eléctricas-petroleras se manejen con la mayor transparencia para que los beneficios sean para el pueblo y del pueblo. No podemos seguir pensando que los mexicanos no somos capaces de administrar correctamente las empresas que la nación tenga bajo su custodia y control.

Los nacionales creemos que si los poderes Ejecutivo y Legislativo unimos esfuerzos y voluntad política, podemos construir una política energética con una visión integral, consensuada, de largo plazo, acorde a las necesidades, oportunidades, retos y aspiraciones que la nación demanda. Hoy es momento que sirvamos a nuestro país garantizándole un suministro de energía suficiente, de calidad, económicamente viable y sustentable.

Señor Secretario, los legisladores del Partido de la Sociedad Nacionalista le manifestamos que estamos dispuestos a analizar y a debatir toda propuesta de reforma al sector energético anteponiendo en todo momento los intereses de la nación mexicana y bajo la premisa fundamental de que "la patria es primero" y México es de los mexicanos.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señora diputada.

Se concede el uso de la palabra al diputado Víctor Antonio García Dávila, del Partido del Trabajo, hasta por 10 minutos.

El diputado Víctor Antonio García Dávila:

Con el permiso de la Presidencia; ingeniero Ernesto Martens Rebolledo, secretario de Energía:

El cambio en México ya nadie lo para; la reversa también es cambio.

La continuación de comparecencias de algunos de los titulares de las dependencias del Ejecutivo Federal ante esta Cámara se ha convertido en una pasarela a la que vienen ustedes a hablar quién sabe de qué país, seguramente se trate de un mundo creado por algún escritor de cuentos o novelas inventadas por la fantasía desmedida de su ingenio y creatividad: "foxilandia".

Además, en las preguntas que aquí se formulan recibimos respuestas evasivas o ajenas a México. Esto es una lástima, sin duda, porque este ejercicio representa el dispendio de recursos y tiempo, que lo único que ha logrado es profundizar la falta de credibilidad en el Gobierno por parte de la población.

De verdad, señor Secretario, esperamos que en esta ocasión no sea así. Esperamos que usted nos hable lo que realmente está ocurriendo en este país en materia energética para bien de los mexicanos, pero sobre todo de los grupos más necesitados.

Para ello es necesario contar con una política energética nacionalista y al servicio de los mexicanos, no para beneficiar a usuarios extranjeros o a empresas vinculadas con intereses del exterior.

En el informe de su dependencia se indica que en el ejercicio de la democracia, el respeto a la división de poderes, se ha buscado fortalecer las formas de trabajo entre la Secretaría de Energía y el honorable Congreso de la Unión y se ha avanzado en la construcción de espacios permanentes de diálogo y cooperación. De verdad, ingeniero Martens, deseamos que así sea.

Después de revisar el segundo informe del presidente Fox, en la parte correspondiente al ramo de energía nos encontramos sin novedad, de que todo está bien, todo es perfecto y que todo va viento en popa. Es curioso que en el primer párrafo del informe se indique que el sector energético representa un motor del progreso nacional y uno de los activos más valiosos para el bienestar social.

En términos reales se incrementó la inversión física, a fin de mantener la soberanía energética, garantizar el abasto de insumos energéticos, modernizar y elevar los niveles de productividad y eficiencia de las empresas del sector y contribuir al desarrollo sustentable y al uso eficiente de la energía.

Lo anterior, señor Secretario, a lo más, son sólo discursos vacíos o un catálogo de buenas intenciones que ustedes jamás podrán cumplir porque su objetivo es contrario a los intereses del pueblo de México.

La política energética que usted encabeza es contradictoria, errática y antinacionalista. Es contradictoria porque tiene como base real atender los intereses y las necesidades de los sectores de la población minoritarios, de favorecer a los grupos empresariales y de beneficiar a inversionistas extranjeros, permitiendo paulatinamente la inversión de particulares en esta actividad industrial, estratégica en grado superlativo.

Es una política errática porque mientras, por una parte, indican que su compromiso es tener en el sector energético un instrumento eficaz para estimular el desarrollo económico, promover la justicia social y garantizar en el largo plazo un desarrollo sustentable orientado fundamentalmente por el uso responsable de la energía, por otra parte, insisten en dejar al libre juego del mercado a esta industria retirando los subsidios a los sectores más necesitados y manteniendo aquellos destinados a las grandes empresas por considerarlas consumidoras mayoristas.

Es antinacionalista y es falso que la política del país en este sector pretenda mantener la soberanía energética nacional, ya que se ha avanzado en un acuerdo energético regional con nuestro vecino del norte, en el que el mayor beneficio es para ellos.

Se dice en el informe de su dependencia que la Secretaría ha definido como misión conducir la política energética del país dentro del marco constitucional vigente y, por otro lado, insisten en realizar modificaciones constitucionales a los artículos 27 y 28 indicando que, de no realizarse dichas reformas, tendremos desabasto en los próximos años.

Ningún gobierno, por más liberal que se presume, deja al olvido a sus empresas estratégicas de la manera como se ha hecho en México. Ya lo sabemos: en las medidas que afectan al país, nuestro Gobierno es más papista que el Papa. Esto es, los organismos financieros internacionales condicionan su apoyo a la mayor apertura económica y financiera, y nosotros vamos más allá. En este aspecto, México se ostenta como ejemplo a seguir ante el mundo.

Con la política neoliberal aplicada desde principios de los años ochenta, sistemáticamente se ha mantenido la política de desmantelar al sector energético. Dentro de esas medidas, se ha procurado que el régimen fiscal que ha mantenido la Secretaría de Hacienda a Pemex y la CFE ha provocado la descapitalización de dichas empresas.

Como usted sabe, el sector energético mexicano requiere de flujos permanentes de recursos, sobre todo cuando se trata de cubrir la necesidad de modernizar y adecuar sus procesos productivos o cuando se requiere de incursionar en métodos renovables o no convencionales de producción de energía.

El propio sector energético genera recursos suficientes para que se modernicen y para incursionar en la investigación y adaptación de métodos no convencionales.

Nuestro país es muy rico en recursos naturales, que pueden utilizarse en la generación de energía eléctrica. Sin embargo, hasta la fecha han sido utilizados de manera marginal o casi nula.

Resulta incongruente que, hasta hace dos meses, todas las...

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Un momentito, al orador, por favor.

Se ruega guardar silencio. Las personas invitadas y a los señores legisladores, ocupen sus lugares y presten atención al orador.

Continúe por favor. Se le descontará el tiempo que fue suspendido.

El diputado Víctor Antonio García Dávila:

El propio sector energético genera recursos suficientes para que se modernicen y para incursionar en la investigación y adaptación de métodos no convencionales.

Nuestro país es muy rico en recursos, que pueden utilizarse en la generación de energía eléctrica.

Resulta incongruente que, hasta hace dos meses, todas las autoridades involucradas en el sector pugnaran por modificaciones y reformas a la legislación secundaria. Sin embargo, tal como ya lo sabíamos, el mes pasado el titular del Ejecutivo envió al Senado sendas iniciativas para modificar desde la Constitución hasta leyes secundarias, bajo el argumento de que es preciso dar certidumbre a los inversionistas del exterior y para tratar de desprestigiar al Congreso y crear una imagen falsa en la sociedad, iniciaron antes de presentar sus iniciativas una campaña mediática a favor de sus propuestas. Por otra parte, en los últimos años, pero particularmente desde el presidente Zedillo, presentó la iniciativa para modificar los artículos 27 y 28.

Tanto el Ejecutivo como sus voceros se han dedicado a sostener que en muy pocos años tendremos déficit en el suministro de electricidad. Este argumento ha sido retroalimentado tanto por la Secretaría a su cargo como por la Comisión Federal de Electricidad, incluso a costa de inflar la demanda futura de electricidad, bajo el argumento de que la economía crecería en cantidades fabulosas y, por tanto, se requeriría de más oferta de energía eléctrica.

En nuestro caso, la capacidad fiscal, que había sido una de las principales herramientas para fincar el desarrollo de nuestras industrias estratégicas, ha sido nulificada por la ofensiva ideológica a favor de un estado liberal que retire sistemáticamente sus inversiones.

Señor Secretario: no es correcto ni honesto para el pueblo de México que, por una parte, recorten el presupuesto y los subsidios a las empresas del sector impidiéndoles modernizarse y actualizar sus procesos productivos para estar dentro del mercado mundial y, por otra, digan que es necesario permitir la inversión particular, principalmente extranjera o, de lo contrario, el suministro de energético se verá disminuido.

Esto no es más que la estrategia de dejar de alimentar a una organización por falta de financiamiento y después argumentar que, por estar raquítico, no merece existir.

El proceso de privatización en México, encabezado por los últimos gobiernos, desde los años ochenta ha permitido la extranjerización de empresas, que no la creación de otras nuevas. Esto ha sucedido en todos los campos: desde la industria hasta los servicios bancarios y financieros.

Sabemos que la privatización de la industria eléctrica en muchas partes del mundo ha fracasado. El caso más elocuente ha sido en el estado de California, en Estados Unidos, Gran Bretaña y Argentina.

Como mera curiosidad solamente lo menciono. La información proporcionada por el titular del Ejecutivo y el presentado por la dependencia a su cargo no dan los mismos datos para el mismo concepto. Mientras que en el primero se indica que para el presente año el presupuesto del sector es del orden de 174 mil 500 millones de pesos, lo cual representa más del doble respecto de 1998, en la segunda dice 180 mil 501.5 millones de pesos. Esto, como sabemos, sólo ocurre en México.

¿Qué pasa, señor Secretario? Es muy ostensible su simpatía, junto con la de toda la administración del presidente Fox, por abrir de par en par la puerta a la inversión privada en la generación de electricidad, en la producción de toda la petroquímica, incluso en la explotación y exploración de hidrocarburos.

Entonces, ¿en dónde está su compromiso de velar por los intereses de los recursos de nuestro país?

Por otra parte, tenemos interés en saber si existe, si existe, cuál es la política instrumentada por esa dependencia del Ejecutivo Federal en lo que se refiere a fuentes alternativas de energía. Pero que esto no se encuentre solamente en el papel.

Es preciso que se diseñen medidas de vanguardia, para las que es indispensable que el Estado asuma su papel de manera integral y no únicamente en la promoción de la venta de los recursos que pertenecen al pueblo de México.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor diputado.

Para fijar la posición del Partido Verde Ecologista de México, hará uso de la palabra la diputada Sara Figueroa Canedo hasta por 10 minutos.

La diputada Sara Guadalupe Figueroa Canedo:

Con el permiso de la Presidencia; señor secretario de Energía, Ernesto Martens; compañeras y compañeros diputados:

El país se encuentra en plena transición sobre el rumbo que tomará nuestro sector energético. En nuestra historia moderna destaca la lucha y la voluntad de la nación por desa-rrollar una industria energética sólida y al servicio de los mexicanos.

El progreso de este sector se debe a las tareas desempeñadas por varias generaciones de trabajadores y técnicos mexicanos que entregaron su mejor esfuerzo y a las decisiones históricas que supieron tomar nuestros gobernantes.

Nuestro sector energético alcanzó grandes éxitos durante la etapa de sustitución de importaciones. Hoy tenemos que reconocer que este modelo se encuentra rebasado y nos enfrentamos a una nueva realidad, a retos diferentes y a la necesidad de introducir modificaciones profundas en nuestra industria energética.

En la actualidad, el asunto energético tiene para el país verdaderos alcances estratégicos. Si sabemos conducirlo adecuadamente, nos dará, como país, más desarrollo y soberanía y, en consecuencia, mayor bienestar para los mexicanos.

Sin embargo, para lograrlo hay que despejar dudas y tener la capacidad, como país, de adoptar la mejor estrategia.

En el presente, nuestro sector energético atraviesa por graves problemas. Es imposible soslayar que la crisis de la industria energética se encuentra vinculada a la estrategia económica que hemos seguido en los últimos años.

Una irreflexiva apertura comercial destruye empleos y empresas, deja a la industria sin apoyos para su conversión y afecta la recaudación fiscal del Estado. La liberación de los mercados de capital nos llevó a la muy lamentable crisis económica en 1995, con la carga de su pasivo sobre el presupuesto de la Federación.

La privatización, sin la imprescindible infraestructura institucional, llevó más a la liquidación de activos que a la creación de riqueza. El ajuste fiscal fue drástico e indistinto.

Con excepción de pequeños grupos, la globalización todavía no ha compartido beneficios con nuestro país. Quisimos aprovechar las potencialidades de este proceso mundial sin haber primero estructurado un proceso sólido de desarrollo. Actuar de esta manera nos ha provocado más daño que beneficios.

A la luz de esta perspectiva es como debemos examinar el sector energético nacional de los últimos tiempos, y podemos confirmar que los problemas de las empresas sólo se han acumulado en un proceso creciente de deterioro.

Aunque han respondido en condiciones desfavorables, en su interior se han gestado dificultades que en cualquier momento pueden hacer crisis.

El director de Petróleos Mexicanos se refirió al papel desempeñado por esta empresa con una frase singular, al observar que el país pretendió resolver su desarrollo a través de Petróleos Mexicanos.

La nación depende cada vez más de las aportaciones de Pemex. Entre 1988 y 1994 representaron en promedio 28% de los ingresos del presupuesto público y para el año 2000 aumentaron al 37%.

A partir de los años ochenta, Pemex ha tenido que sobreponerse a un verdadero handicap en materia de modernización: mientras la industria petrolera internacional desarrollaba innovaciones en actividades de exploración y de producción para valorizar zonas ya demasiado explotadas y para desarrollar actividades en el mar, Pemex encontraba serias dificultades para hacer frente a los nuevos desafíos tecnológicos.

Nuestra empresa petrolera depende cada vez más de la tecnología extranjera para desarrollar sus actividades. Por su organización y carencia de recursos, Pemex parece haber abandonado el objetivo de desarrollar una capacidad tecnológica autónoma. Sin embargo, una visión pasiva de acceso a la tecnología nos llevará necesariamente a profundizar la actual brecha de actividad del energético.

Estas limitaciones se han traducido en el deterioro de las actividades del sector energético. Así, el país está sobreexplotando sus recursos petroleros. Este año lleva el promedio más alto de explotación de petróleo, se ha reducido la producción de crudo ligero, han aumentado las importaciones de gas natural y de productos refinados, la producción de bienes petroquímicos se ha derrumbado.

El problema esencial de la situación en que se encuentran nuestras empresas públicas es la falta de desarrollo de nuestra economía, que afecta directamente la recaudación fiscal del Gobierno y que ha llevado a una acentuada descapitalización de las empresas del sector. Esta situación nos la confirma la falta de dinamismo de nuestra economía, que en los dos últimos sexenios sólo ha tenido un crecimiento promedio anual del producto interno bruto (PIB) de apenas 2%.

El Partido Verde Ecologista de México ha insistido en que es necesario que se revise también prudentemente la actual estrategia económica.

El fondo de la cuestión es la transformación integral de la sociedad, ya que para realizar las reformas en un sector deben de tomarse también los otros en cuenta; si no, podrían empeorar las cosas.

No podemos pasar por alto mencionar el incalculable valor geopolítico que tiene el petróleo en el actual escenario internacional y nuestra estrecha vinculación con Estados Unidos. Sólo basta mencionar un dato: en los próximos años, este país dependerá en más del 60% de sus requisitos energéticos de fuentes extranjeras y, por supuesto, nuestra riqueza energética se encuentra contemplada en los planes de energía del país de Norteamérica.

La necesidad de incrementar los índices de producción de energía y el pronóstico alentador del crecimiento de hidrocarburos ha hecho que el Gobierno deposite grandes expectativas en las centrales del ciclo combinado.

Sin embargo, los beneficios estimados por los que se construyeron tales expectativas serán desmentidos en poco tiempo, debido al déficit creciente en el suministro de gas natural por el funcionamiento de dichas plantas.

Para rebasar las deficiencias en el suministro de gas natural, se han propuesto los contratos de servicios múltiples. Sobre este tema, hay una gran diversidad de duras interrogantes que se deberán de aclarar.

La pregunta es si debemos de introducir en nuestro terreno empresas extranjeras sin antes contar con un sólido control institucional. Una variante sobre este tema es la propuesta de reformas para el sector eléctrico. Parecen impecables los argumentos a favor de abrir el sector a la inversión privada, ya que se contaría con mayor volumen de recursos, se promueve la competencia y se incorpora la tecnología de punta.

La pregunta nuevamente es si tendremos la capacidad y si hemos desarrollado las instituciones para el control y regulación de las grandes empresas multinacionales.

En un principio, las cuestiones pueden marchar de maravilla. El problema es después, cuando, una vez generado un grupo de interés, éste cuente con el incentivo y los recursos para mantener su posición monopólica, paralizar las regulaciones y la competencia y distorsionar el proceso político.

Hemos insistido que de ninguna manera el Partido Verde resta importancia a la función que tiene la inversión privada en el desarrollo del país. Lo que planteamos es un mayor equilibrio entre las funciones propias del capital privado y el papel que debe de desempeñar el Estado mexicano.

Recientemente, en la Cumbre de Johannesburgo sobre el Desarrollo Sostenible, la Unión Europea propuso que, para el 2010, el 15% de la producción energética dependiera de fuentes de energía renovables. La oposición de los productores de petróleo, con el apoyo de Estados Unidos, logró cancelar dicho acuerdo. Sólo permaneció una iniciativa de compromisos voluntarios para impulsar este tipo de energías, en donde países como Brasil mostraron un gran interés por adherirse a la propuesta; en cambio, México no tuvo pronunciamiento alguno.

Otro tema que quisiera destacar es el problema de la planta nucleoeléctrica de Laguna Verde. Este problema permanece. Como es de su conocimiento, señor Secretario, esta Cámara de Diputados formó una comisión para investigar principalmente las condiciones de seguridad de la planta, que tanto preocupan a diversas organizaciones y grupos civiles.

Independientemente de los resultados que presenta esta Comisión, quisiera hacer hincapié en la actitud institucional de las autoridades responsables de la planta, que dista mucho de una posición de rendición de cuentas y transparencia que deberían regir y conducir las tareas de un gobierno del cambio.

Asimismo, quisiera destacar el costo-beneficio de esta planta, debido a que hasta ahora no nos queda claro el costo de producir energía, tomando en cuenta diferentes variables, como son inversión acumulada, así como los recursos necesarios para su mantenimiento y modernización, desmantelamiento de la planta y confinamiento de desechos radiactivos.

La reciente Cumbre sobre Desarrollo Sostenible nos ha mostrado palpablemente lo difícil que es luchar y avanzar en contra de los intereses mercantiles de nuestros sistemas económicos. Los países industrializados dieron muestra clara de su mezquindad en los compromisos asumidos para la preservación del medio ambiente.

Lo acontecido es una muestra palpable del poco interés que existe en preservar las condiciones de vida de las generaciones futuras. Por ello, las tareas de un partido como el nuestro confirman la necesidad de preservar y profundizar en las acciones en defensa del medio ambiente y, en esta estrategia, es necesario contar con un sector energético que de manera responsable y creciente se comprometa con la producción de energías limpias.

Muchas gracias.

Presidencia de la diputada María Elena Alvarez Bernal

La Presidenta diputada María Elena Alvarez Bernal:

En el siguiente turno hará uso de la palabra la diputada María del Rosario Tapia Medina, para fijar la posición del Partido de la Revolución Democrática, hasta por 10 minutos.

La diputada María del Rosario Tapia Medina:

Gracias, señora Presidenta; compañeras y compañeros diputados; señor Secretario:

Es una verdad incuestionable que el sector energético de nuestro país requiere de cambios urgentes que permitan su sano desarrollo, su modernización, crecimiento y expansión. Pero parece ser que ésta es la única coincidencia de la actual administración foxista con el Partido de la Revolución Democrática.

Para el PRD, el petróleo y la electricidad son sectores estratégicos de la nación por el papel que juegan en nuestro desarrollo económico y por la riqueza que generan para el bienestar social de los mexicanos. Por ello mismo es que hemos propuesto que los cambios que decidamos en este sector deben estar orientados hacia el fortalecimiento de nuestras industrias nacionales, de manera que se garantice nuestra independencia energética.

Para ustedes, la administración foxista, todos los problemas se resuelven con la participación de los inversionistas extranjeros. Esta es la esencia de sus acciones y de sus propuestas, aunque reiterada y falsamente en el discurso intenten decir lo contrario. No dan marcha atrás a su decisión de seguir permitiendo la construcción de plantas de generación eléctrica que consumen gas natural y si con este pretexto hay que producir más gas natural, inventan los contratos de servicios múltiples para que vengan los grandes capitales extranjeros a invertir.

Si se requieren cambios en el sector eléctrico que se abra la participación a inversionistas extranjeros y que se aumenten las tarifas eléctricas sólo a los usuarios residenciales, a la vez que se permite la instalación de plantas privadas de generación eléctrica en la frontera norte del país para resolverle el problema a Estados Unidos y no a los mexicanos.

Si hay que producir más petrolíferos y petroquímicos igual hay que acudir a las grandes empresas transnacionales.

A ustedes, señor Secretario, no les interesa que con estas propuestas se le vaya entregando al capital extranjero hoy, ¡hoy!, el control y las ganancias de nuestra industria estratégica. No importa que a largo plazo haya menos beneficios sociales para la población. No importa que perdamos soberanía energética. No importa que se esté afectando cada día más a los empresarios mexicanos. No importa que se esté lesionando la materia de trabajo y despidiendo a trabajadores de base y de confianza de Petróleos o de la CFE, y especialmente si son trabajadores que defienden la democracia sindical y la propiedad estatal de las empresas.

Igualmente la reforma que hizo Fox al Reglamento de la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica, tuvo como único objetivo permitir que los privados pudieran generar más electricidad para que pudieran vender más excedentes. Era una reforma para beneficio de los privados transnacionales, no para fortalecer nuestra industria eléctrica ni para beneficio de la población. Intentaron dar un "albazo" al Legislativo, pero afortunadamente la Suprema Corte de Justicia resolvió en contra del titular del Ejecutivo.

Estos temas, señor Secretario, son los que no se abordan en su informe, pero a algunos de ellos queremos hacer referencia explícita en esta comparecencia y sobre los cuales le solicitamos su respuesta.

En relación a los despidos selectivos de trabajadores de base de la CFE y Pemex y de trabajadores de confianza, sólo en el caso de Pemex, que casualmente recaen en aquellos que se han distinguido por pugnar por prácticas democráticas al interior de su sindicato y por ser los más críticos hacia las políticas privatizadoras del actual Gobierno, reiteradamente le hemos exigido que la administración de las empresas rompa con el maridaje que mantiene con las dirigencias sindicales y detenga estos despidos que no tienen ninguna justificación laboral. Hasta hoy su respuesta ha sido nula.

¿No cree usted que esta política contradice abiertamente las promesas de Fox a favor de la democracia sindical y contra la corrupción? O ¿es que usted está de acuerdo con acabar con todo brote de disidencia sindical, haciéndose cómplice de las direcciones sindicales actuales? ¿No será acaso que su proyecto privatizador requiere de estos despidos para garantizarse un sindicalismo corruptible y dócil? ¿Por qué Pemex se empeña en despedir a la inteligencia representada por miles de experimentados trabajadores de confianza, para sustituirlos por yuppies, que sólo están aptos para administrar los contratos con inversionistas extranjeros?

¿Esta es su política general de empleos, señor Secretario, para fortalecer a la empresa pública?

En cuanto al aumento de tarifas eléctricas sólo para usuarios domésticos, decretado el 7 de febrero pasado, el PRD seguirá apoyando los reclamos de amplios sectores de la población afectada, a favor de la derogación de dicho decreto, esperando que en algún momento toquen la difícil sensibilidad del Ejecutivo Federal o bien estando ya en puerta el dictamen sobre el sector eléctrico nacional, el Legislativo rectifique a favor de la población esta medida autoritaria e injusta del Ejecutivo.

Nuestro partido quiere ser muy claro y contundente en relación a su proyecto de explotación de gas natural, con base en los llamados "contratos de servicios múltiples". No estamos de acuerdo porque no le convienen al país, son un retroceso en el desarrollo de la industria petrolera nacional y pretenden sustituir al Estado en una actividad exclusiva para la nación.

No estamos de acuerdo, porque Pemex tiene la capacidad laboral, técnica, financiera y crediticia para enfrentar los retos de la producción de gas y porque es mentira que no se violente el marco constitucional.

¿No le parece, señor Secretario, que esta propuesta de contratos de riesgo, pero sin riesgo para los inversionistas extranjeros, es sólo para beneficio de ellos y no del país y de Pemex?

En el supuesto imaginario de que usted pensara en los 53 millones de pobres de este país, ¿por qué no han escuchado la propuesta de nuestros expertos mexicanos para construir las llamadas "refinerías energéticas" siete veces más baratas que la inversión prevista en gas con estos contratos de servicios múltiples, que usa materia prima que sí tenemos y que generaría por lo menos 7 mil 200 megawatts de energía eléctrica?

¿No le parece contradictoria toda esta política a favor del gas, con el discurso de Fox en la Cumbre de la Tierra, a favor de la urgente utilización de energías renovables y a favor del Protocolo de Kyoto?

¿Qué está haciendo la Secretaría a su cargo para desarrollar la investigación tecnológica nacional en energías alternas y qué promoción hay para la industria nacional en este ramo?

Desde esta tribuna le aseguramos, señor Secretario, que si en los próximos meses ustedes licitan los contratos de servicios múltiples, el Legislativo interpondrá una controversia constitucional que seguramente volveremos a ganar en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El Ejecutivo Federal finalmente presentó hace poco su iniciativa de reforma eléctrica, sobre ella quiero expresarle las siguientes consideraciones:

El primer principio al que se sujetará la reorganización de la industria eléctrica, según su propia propuesta, es el fortalecimiento de la Comisión Federal de Electricidad y de Luz y Fuerza del Centro. Sin embargo, señor Secretario, ¿cómo pretenden cumplir este principio quitándole a la CFE y a Luz y Fuerza los grandes ingresos que representan los grandes consumidores, cuando ustedes proponen entregárselos precisamente a los inversionistas extranjeros que construirán más plantas de generación eléctrica?

¿Puede usted decirnos, señor Secretario, cuánto dinero va a dejar de ingresar a la CFE y Luz y Fuerza anualmente, en caso de entregar este mercado a los privados?

Su propuesta la basan en una artificiosa división del Servicio Público de Energía Eléctrica que hoy protege la Constitución, dejando como servicio público sólo a los usuarios medianos y menores, a los que debía atender la empresa pública y sacando de este servicio público a los usuarios mayores o calificados como ustedes les llaman, que, según su iniciativa, deben ser atendidos por las empresas transnacionales.

¿Acaso no han proyectado que esta reorganización del sector eléctrico incrementará el peso de los subsidios en las finanzas del sector, obligando al Estado a mayores apoyos fiscales o bien, orillando a las empresas públicas a su inviabilidad y hacia la quiebra?

Afirman que otro principio de su propuesta es el pleno respeto a los derechos laborales y contractuales de los trabajadores de la CFE y Luz y Fuerza, ¿puede usted explicarnos como es que con mucho menores ingresos lograrán cumplir este compromiso?

Señor Presidente, le pido unos segundos más para terminar.

Asimismo, lo que proponen sobre autonomía de gestión dista mucho de la que nosotros proponemos para el fortalecimiento de las empresas, ya que en lugar de darle mayores facultades para la toma de decisiones en aspectos centrales del sector, la sujetan más al Ejecutivo de lo que ahora están llegando incluso a suprimirles facultades que hoy tienen.

Esto, señor Secretario, es una caricatura de autonomía, por estos motivos y con esto termino: el Partido de la Revolución Democrática rechaza la reforma al 27 y 28 constitucionales que ustedes proponen, porque ésta de ninguna manera fortalece a la empresa pública; por el contrario, compromete gravemente el futuro del servicio público de energía eléctrica y despoja a nuestro país de la independencia energética que tanto requerimos y que reivindica nuestra Constitución.

Gracias.

La Presidenta diputada María Elena Alvarez Bernal:

En el siguiente turno hará uso de la palabra el diputado Mauricio Enrique Candiani Galaz.

El diputado Mauricio Enrique Candiani Galaz:

Señora Presidenta; señoras y señores diputados; señor Secretario de Energía; señoras y señores invitados:

En el mundo que nos da cabida hoy la vida del ser humano está llena de movilidad, de relación con la tecnología hasta en las formas más discretas y elementales y de una relación intensa con un conjunto de instrumentos que funcionan gracias a la muy diversa presentación que los energéticos del mundo les proporciona.

Con una velocidad y aceleración impensada en el pasado, la disponibilidad, la calidad y la competitividad técnica y económica de los energéticos se han vuelto indispensables para poner un país en la cancha de los que tienen posibilidades sostenidas de desarrollo.

Muchos paradigmas se transforman para encontrar alternativas que hagan factible sacar adelante los retos que la realidad impone.

Todo lo anterior hace indispensable que la administración de la Secretaría a su cargo sea más asertiva y no sólo activa, sea muy creativa no sólo efectiva y sobre todo que sea audaz, no sólo ejecutiva.

Permítame ser claro: del análisis de la información que el Ejecutivo ha hecho llegar a este recinto sin menoscabo de la reflexión que cada cifra o cada dato exige, se desprenden grandes retos que la gente energética ha puesto frente a nosotros.

Primero, la necesaria reforma del modelo de nuestro sector eléctrico que ha entrado en una nueva etapa a partir de la muy exigida, por cierto, presentación de la iniciativa que el presidente Fox envió al Congreso para el efecto.

Mucho más moderada que la propuesta de la administración anterior, reconociendo los retos técnicos y financieros que el sector enfrenta.

A partir de un diagnóstico actualizado y sustentado en una tasa moderada de crecimiento de la economía, el proyecto, señores, plantea el reto de que todos los actores y permítanme subrayarlo, todos los actores involucrados no reproduzcamos discursos, resistencias o argumentos viejos cuando la visión, el alcance de la propuesta y las proyecciones son nuevas al alcance de todos.

Plantea también el reto de ser asertivos en la comunicación a la opinión pública, para que tanto la Secretaría a su cargo como los legisladores que comprendemos y apoyamos la reforma del Ejecutivo, respondamos a una simple pregunta: ¿en qué beneficia al ciudadano común esta reforma? Por ello no es menor la necesidad reiterada de comunicar que la reforma plantea, entre muchas otras cosas, un obligado cambio en el método de definición de las tarifas para todos los usuarios, trasladándole la responsabilidad operativa de hacerlo a la Comisión Reguladora de Energía e introduciendo la regulación del servicio público de energía eléctrica en beneficio del cliente. Esto hay que explicarlo bien, sobre todo a partir de la sensibilidad comprensible de la gente ante las modificaciones recientes sobre este punto.

Podríamos afirmar muchas cosas más sobre la reforma, relacionándola quizá con el creciente endeudamiento del sector a partir de la complejidad del sistema, sin duda mejorable, de la contabilidad nacional relacionada con la energía eléctrica, pero para el grupo parlamentario del PAN resulta prioritario poner el acento en el cambio que mejora y no en el pasado que explica esa complejidad.

En suma, más que señalar el problema-efecto, amigos, como otros, nos interesa resolver el problema-causa.

En segundo lugar y ante la agenda petrolera del país, no son pequeñas las circunstancias que el horizonte muestra. Alineado con la estrategia eléctrica, esta administración tiene la enorme responsabilidad de garantizar la oferta de gas natural para el presente y para el futuro inmediato. Como lo señala su informe, esta Cámara autorizó el mayor incremento de recursos parar las empresas de Pemex de la historia reciente, pero lo hizo con un mandato explícito: hay que garantizar la demanda proyectada.

México, señores, ya no puede tolerar que por falta de inversión bien aplicada se siga quemando una sola molécula de gas aprovechable en cualquier campo, como en el pasado y tampoco podemos caer en el absurdo de generar un sistema de importaciones estructurales crecientes que además presionen el precio a la alza en la región de Norteamérica que compartimos.

Celebramos que la Crea haya publicado ya las reglas para la instalación de plantas de regasificación, pero ponemos el dedo en el renglón para que la dedicación que Pemex está poniendo en el programa estratégico de gas en el proyecto de contratos de servicios múltiples para la región de Burgos, no baje su ritmo ni se detenga por contingencias evitables, hasta su éxito.

Pemex, sin embargo, tiene retos muy relevantes de coyuntura y de corto plazo que superar. Paradójicamente no es la incertidumbre mundial en el mercado petrolero la que requiere monitoreo extraordinario; Pemex tiene frente a sí una circunstancia interna que se debe manejar con profesionalismo y cautela para evitar que actos de irresponsabilidad nacional extrema caigan en la tentación de provocar daños irreparables a la nación para mostrar una fuerza mal entendida.

Con un clima delicado será muy positivo que la administración a su cargo resuelva esta encrucijada con la regla básica de la política: prudencia, paciencia y persistencia, pero además permítaseme agregar, con una sana anticipación ante escenarios probables.

Señor Secretario, compañeros legisladores: el ejercicio constitucional que el análisis del informe implica, si bien presenta oportunidades para el debate, para la crítica, para la reflexión, presenta también un acicate natural para apurar los asuntos importantes del país. Qué mejor razón, por tanto, para recordar que la industria eléctrica y la industria petrolera conforman el cuarto de máquinas del desarrollo del país. Con ellos, la alternativa de crecer, de desarrollase, de abrir oportunidades para regiones y para personas son posibilidad objetiva; sin ellos o aún con su sola limitación, las oportunidades se restringen, se acortan y lo que es peor, se dejan ir.

Que todo el mundo escuche, integrantes de su equipo y compañeros legisladores, no basta con tener, es necesario eficientar su uso; no es suficiente cuantificar, es necesario invertir en forma eficiente para extraer y procesar en condiciones de competitividad mundial; no es sólo conservar, es un asunto de utilizar en forma correcta y responsable. No basta con decir lo que hay que hacer, es indispensable instrumentar. En suma, no es un asunto de discurso, es un asunto de correcta y atinada operación.

Concluyo, amigos, afirmando que para el grupo de Acción Nacional no sólo por coyuntura, sino por convicción y pensamiento de estructura, México tiene más oportunidad de ponerse, como diría el Presidente de la República, al día y a la vanguardia, si sus instituciones son mejores para resolver el reto energético que este siglo nos ha puesto aquí ahora y para ejecutarse sin dilación y con diligencia los profundos cambios que se requieren en todo el sector.

Por su atención, muchas gracias.

La Presidenta diputada María Elena Alvarez Bernal:

Gracias, señor diputado.

La Presidenta diputada María Elena Alvarez Bernal:

Se pide a la Secretaría dar cuenta del registro electrónico de asistencia e instruya a su cierre.

El Secretario diputado Adrián Rivera Pérez:

Se informa a la Presidencia que hasta el momento, el sistema registra la asistencia de 430 diputados.

Ciérrese el sistema electrónico.

La Presidenta diputada María Elena Alvarez Bernal:

Para concluir la etapa de posicionamiento de los partidos, se concede el uso de la palabra al diputado Raúl Sicilia Salgado, del Partido Revolucionario Institucional, hasta por 10 minutos.

El diputado Raúl Efrén Sicilia Salgado:

Con la venia de la Presidencia; compañeras y compañeros legisladores; señor Secretario, Ernesto Martens.

Inicio mi participación con la trascripción textual de lo asentado en el informe presidencial. Cito: "el sector energético, representa un motor del progreso nacional y uno de los activos más valiosos para el bienestar social. La administración decidió incrementar el presupuesto a fin de mantener la soberanía energética, garantizar el abasto de insumos energéticos, modernizar y elevar los niveles de productividad y eficiencia de las empresas del sector y contribuir al desarrollo sustentable y al uso eficiente de la energía". Termino cita.

Las actitudes del Ejecutivo nos demuestran exactamente lo contrario de lo ahí asentado. La política energética presidencial nos hace vislumbrar un panorama nebuloso que trastocará negativamente en el desarrollo futuro del país. Hay inconsistencia entre lo dicho y lo hecho, son del dominio público los efectos devastadores en la población de esas incongruentes políticas. Estamos de acuerdo en mantener la soberanía energética, el Ejecutivo con su iniciativa no lo demuestra así.

Hoy más que nunca, debemos hacer un esfuerzo mancomunado, para garantizar el futuro energético de 100 millones de mexicanos y ese esfuerzo debe canalizarse a lograr consensos entre las fuerzas políticas, a evaluar, social, jurídica y políticamente los reclamos ciudadanos y en consecuencia tomar decisiones pensando en algo que nos une e identifica: México.

Es momento de rectificar el camino, lograr un acercamiento real, patriótico y definitorio entre los poderes, el PRI está abierto, el PRI busca y buscará las mejores soluciones para el país, la energía es vital para nuestra subsistencia, considerémoslo. No es posible tomar decisiones unilaterales, en algo que atañe tan profundamente a la patria, no podemos ofertar la soberanía al exterior, no es aceptable, comprometer a nombre de otros, en este caso el Congreso de la Unión, el futuro energético de la nación.

Nuestro partido, en la asamblea nacional, nos mandató a los congresistas a buscar el fortalecimiento del sector energético, sin modificar la prescripción constitucional.

No estamos aferrados a ser una oposición destructiva, cerrada o intolerante, por el contrario somos una fuerza política constructiva, en donde buscamos las mejores decisiones para nuestra patria, en la que afortunadamente vivimos, lo hemos demostrado y lo seguiremos haciendo.

En materia petrolera, entre otros muchos conceptos, señor Secretario, nos preocupan los referentes a conocer, si existe un equilibrio entre las reservas comprobadas y la explotación de crudo y gas, ya que según los medios se están sobreexplotando los yacimientos, principalmente el crudo.

Sustentar el crecimiento en el despilfarro de nuestros recursos naturales, sería el peor error, lo que legítimamente nos reclamarían las futuras generaciones.

La explotación racional de nuestras reservas petroleras, nos da fuerza hoy y en el futuro, en contra partida, la irracional y exagerada, fortalecerá momentáneamente nuestras finanzas públicas, pero sentencia al país a una dependencia externa cada día más lacerante.

Nos urge una interrogante, no estaremos con esas acciones acercando el fin de ese valioso y fundamental recurso, ¿nos puede decir la verdad de esos datos, señor Secretario?

Igualmente, señor Secretario, ¿nos puede afirmar o negar, si los contratos de servicios múltiples ya están en operación? y en caso afirmativo ¿desde cuándo, con quién y en qué términos? También, señor ingeniero, ¿en cuánto se han incrementado los gastos de operación de Pemex, en detrimento de los de inversión?

La costosa organización administrativa en cinco áreas, ¿se cambiará con ánimo de economía de esos gastos o por el contrario seguirá creciendo? ¿Qué acciones implementa la Secretaría a su cargo, para resucitar a la petroquímica secundaria, a la que asfixia, entre otros, los precios de transferencia?

Ingeniero Martens, la energía eléctrica es un tema que seguramente requiere no una comparecencia, sino un estudio, análisis, evaluación y toma de decisiones muy puntual y profunda, que tanto el Ejecutivo como el Legislativo debemos atender bajo el manejo legal constitucional.

Las iniciativas pendientes de análisis y dictamen, presentan planteamientos que no se deben resolver a la ligera, el PRI tiene la disposición de analizarlas, de considerarlas, estimando que reformando las leyes secundarias de la materia, llegaríamos a un planteamiento muy consistente, para garantizar el futuro del sector energético-eléctrico del país.

Hablo también y en paralelo a las iniciativas, de considerar muy seriamente en invertir en el sector eléctrico, parte de los recursos económicos que conforman las Afore. Ya mi partido ha promovido iniciativa al respecto, tal vez se diga que esos recursos no son suficientes, pero si adicionalmente le otorgamos autonomía de gestión, real y verdadera a la Comisión Federal y Luz y Fuerza y además se cambia el régimen fiscal a la que están sujetos, indudablemente tendríamos un panorama, una visión objetiva, real, de la solución al problema eléctrico, sin necesidad de abrirlo a la inversión extranjera, con sus consecuencias negativas para el desarrollo nacional.

Cerremos filas ante estas opciones, salvaguardamos con ellas no sólo la intocable soberanía nacional, sino también fortaleceremos a los trabajadores del sector, quienes siempre han demostrado con su responsabilidad y eficiencia su cariño a la patria.

Debemos reconocer la importancia que tiene el gremio de los trabajadores mexicanos; a través de la historia esta fuerza laboral ha garantizado el desarrollo y progreso en el país.

Recordemos a los "Mártires de Río Blanco" y de ese hecho histórico a la fecha, las mujeres y hombres que diariamente se esfuerzan en el surco, en la fábrica, en la industria, aportan y sostienen la capacidad productiva nacional. La Ley Federal del Trabajo consagra su derecho de asociación a través del sindicalismo, ese sindicalismo que se ha caracterizado por su decisión de fortalecer no sólo a las instituciones y a la planta productiva, sino al país mismo.

Por eso el PRI apoyará y defenderá el sindicalismo mexicano de las agresiones internas y externas. Es válido hacer ese reconocimiento a esos trabajadores que han demostrado históricamente su capacidad y patriotismo.

No permitiremos presiones o chantajes que vulneren y trastoquen los derechos y las legítimas demandas de los trabajadores. Exigimos respeto absoluto a los contratos colectivos de trabajo, a la autonomía y libertad de las organizaciones y de sus trabajadores.

Existe hoy día un ambiente enrarecido en las negociaciones entre Pemex y el sindicato petrolero por la revisión contractual. Se acentúa la agresión oficial en contra del sindicato en una clara persecución política sin un ápice de legalidad. El nuestro es un país de leyes, el PRI defenderá el sindicalismo y a la ley a cualquier costo.

Los diputados priístas, nuevamente hacemos un llamado para que en el marco jurídico se propicie el diálogo y el entendimiento, siempre pensando en el interés supremo que es nuestra generosa patria.

¿Qué le decimos los diputados, señor Secretario, a la gente cuando nos reclaman los aterradores incrementos en los costos de energía eléctrica? ¿Qué contesta el Ejecutivo cuando el titular públicamente les dice a los electricistas que no habrá privatización y el espíritu de la iniciativa va en vertiente contraria? ¿Cuándo, el señor Presidente actuará congruentemente con su equipo? Y así enumeraríamos una serie interminable de cuestionamientos.

Señor Secretario, es una responsabilidad moral, legal y patriótica hablar con la verdad. Esta es su oportunidad, no dé margen a que mañana cualquier compañero diputado o cualquier ciudadano ponga en evidencia lo que hoy diga en este recinto. La verdad es valiosa en cuanto es coincidente con los hechos; la verdad a medias es un engaño a la ciudadanía. La mentira es una agresión al pueblo de México. Así, señor Secretario, usted tiene la palabra, ésta es una oportunidad para avanzar a un futuro promisorio.

El Ejecutivo puede, si quiere, demostrar su buena intención y voluntad, resolviendo el problema de reducción de subsidios en energía eléctrica. No despertemos la inquietud social, no acabemos de irritar al pueblo; si ello ocurre la responsabilidad histórica será de ustedes.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada María Elena Alvarez Bernal:

Gracias, señor diputado.

Para dar cumplimiento al punto segundo, numeral 3 incisos a, b y c, para la primera ronda de preguntas hasta por tres minutos, con derecho a réplica, también la réplica de tres minutos, para la parte de las preguntas se han inscrito los diputados: Juan Carlos Regis Adame, del grupo parlamentario del Partido del Trabajo; Erika Spezia Maldonado, del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México; Humberto Mayans Canabal, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática; Jaime Aceves Pérez, del grupo parlamentario de Acción Nacional, y Narciso Alberto Amador Leal, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

Tiene la palabra, hasta por tres minutos, para formular sus preguntas, el diputado Juan Carlos Regis Adame. El diputado Jaime Cervantes ha sido nombrado por su grupo en sustitución del diputado Regis Adame.

El diputado Jaime Cervantes Rivera:

Con la venia de la Presidencia; compañeras y compañeros diputados:

Desde el gobierno del presidente Salinas, el grupo hegemónico que controla el poder político de nuestra nación, descubrió la fórmula para evadir el precepto constitucional que reserva al Estado mexicano el uso exclusivo de los recursos naturales, entre ellos los recursos petrolíferos.

Esa decisión se complementó con la modificación que se hizo a la Ley General de Deuda Pública, que permite que Pemex y la Comisión Federal de Electricidad puedan ser financiados sus proyectos productivos mediante el esquema de los Piridegas.

El propósito que perseguía la apertura al capital privado en los negocios de esas empresas paraestatales, era que esos proyectos fueran rentables y por sí mismos generaran los recursos necesarios para amortizar las obligaciones financieras que se derivaran de su utilización. Sin embargo, las cosas no fueron así. Hoy los contribuyentes de este país entre los que se encuentran de forma cautiva los trabajadores, son quienes pagan el costo financiero de los Piridegas.

Los datos son concluyentes. Durante el presente año esta soberanía aprobó un presupuesto de cerca de 10 mil millones de pesos para destinarlos al costo financiero de la inversión financiada a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad.

La propia Secretaría de Hacienda ha manifestado su inquietud por el abuso de que se está haciendo del esquema de los Piridegas, por el impacto que ha tenido en la deuda externa, pues esos recursos provienen de la iniciativa privada del exterior al representar en el primer trimestre del presente año, la cantidad de 20 mil millones 543 mil millones de dólares.

En estas circunstancias, señor Secretario, ¿por qué razón la inversión destinada a Pemex bajo el esquema de los Piridegas, no está generando los recursos necesarios para amortizar las obligaciones financieras que se derivan de esta inversión? ¿Qué está pasando para que esos proyectos en lugar de ser rentables se han convertido en un lastre para el erario federal, pero sobre todo para los bolsillos de los contribuyentes.

Por otra parte, México no está adecuándose a los cambios tecnológicos que en materia de producción de energía se están operando en otras naciones. Nos preocupa que en su informe no se diga nada al respecto. Nuestra inquietud surge del hecho de que los recursos energéticos no son renovables. En ese sentido no vemos que el Gobierno Federal esté pensando hacia el futuro para prever los cambios en el ámbito de la producción de energía mediante otros métodos.

Por esta razón, el grupo parlamentario del Partido del Trabajo, desea formular la siguiente pregunta: ¿qué está haciendo la Secretaría a su cargo en materia de fuentes alternativas de energía?

Y por otra parte, señor Secretario, diversas organizaciones de la sociedad civil del Estado de Sonora, han expresado su preocupación por el arribo de un barco norteamericano con un cargamento que contiene dos componentes de reactores nucleares. Sobre todo les preocupa que la Secretaría a su cargo, la Semarnap, la Profepa, tengan información al respecto. ¿Qué puede informar o aclarar sobre este punto?

Por sus respuestas, muchas gracias.

La Presidenta diputada María Elena Alvarez Bernal:

Gracias, diputado Cervantes.

Señor Secretario, el acuerdo prevé que en este capítulo tenga usted intervención para dar respuestas hasta por cinco minutos.

El Secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Con su permiso, señora Presidenta; diputado Regis Adame:

Muchas gracias por sus planteamientos y sus preguntas.

Menciona usted el tema del Piridegas. Efectivamente, del Piridegas es un método muy interesante que ha permitido que este país en los últimos 10 años para todo fin práctico, aproveche ese beneficio para que México tenga energía razonable y que el día de hoy podemos decir que los proyectos han generado su ingreso.

Sin embargo, recordemos que el régimen fiscal actual toma el ingreso completo y devuelve vía presupuesto anual, los egresos correspondientes. No se iguala el ingreso del proyecto con el egreso del costo financiero; sin embargo, recordemos que este mecanismo ha permitido subsanar lo que usted conoce muy bien, la falta de recursos que el día de hoy nuestro país tiene para asignarnos a estos medios y al desarrollo de la energía que México requiere.

En cuanto a cambios tecnológicos, señor diputado, mencioné en mi intervención inicial que ya hoy se cuenta con programas muy claros de desarrollo tecnológico que nos permitirán, como así se busca, estar al frente de este campo tan importante.

En la energía renovable o energía alterna estamos tranquilos, señor diputado, de que vamos avanzando en forma cierta a que estos procesos de implementen en México recordando, sin embargo, que el día de hoy estos procesos por ahora no tienen un costo adecuado para poderlos manejar en forma natural o requieren de una aceptación de un costo mayor o requieren de subsidios que debemos, en su momento discutir, si ustedes así lo ven pertinente.

Sin embargo, podemos decirles que están en proceso de implementación proyectos importantes eólicos en distintas regiones del país. Está México, recuerden, es el país número dos en el mundo en el uso de la energía geotérmica. No lo olviden. Ya venimos, ya sabemos usar esas herramientas.

En cuanto al uso de la biomasa, podemos decirle que hay proyectos tanto en Hidalgo como en Nuevo León para que podamos avanzar en este campo. Es además conveniente mencionarles que uno de los proyectos importantes de nuestra empresa, la CFE en Baja California incluye un volumen importante de casi 100 megawats de energía solar.

Con ello quisiera pasar a la última pregunta, que es el barco en tránsito. Efectivamente, ha habido barcos que han pasado por las costas mexicanas en tránsito a su destino final en que, por norma internacional, se les autoriza el tránsito, siempre y cuando cumplan con todos los reglamentos internacionales.

Espero haber dado respuesta a sus preguntas, diputado Regis Adame y estoy a su servicio para el futuro.

La Presidenta diputada María Elena Alvarez Bernal:

Gracias, señor Secretario.

Para hacer uso de su derecho de réplica, tiene la palabra el diputado Jaime Cervantes Rivera, hasta por tres minutos.

El diputado Jaime Cervantes Rivera:

Gracias por sus respuestas, pero sí queremos señalar que para el grupo parlamentario del Partido del Trabajo las respuestas que ha dado el señor Secretario de Energía a nuestros cuestionamientos no satisfacen las expectativas que sobre las mismas se ha planteado un sector mayoritario del pueblo mexicano, porque como se sabe, el esquema de los Pidiregas fue planteado justamente con la idea de que las empresas privadas financiaran a las paraestatales, que requerían inversión adicional, pero con la idea clara y precisa de que esos proyectos tenían que tener como característica básica el ser rentables.

Sin embargo, estamos asistiendo a un punto en que ese esquema en lugar de mejorar las cosas las está empeorando. En ese sentido no entendemos cómo es que el Gobierno Federal insiste en incrementar anualmente el monto de recursos que son licitados para financiar a Pemex y a la CFE.

Por cierto, tenemos claro que quienes aprovechan las bondades de los Pidiregas son las empresas extranjeras, porque las nuestras no tienen capacidad para competir con los grandes consorcios petroleros y energéticos de otras partes del mundo que regularmente son norteamericanas o bien de origen turco, tratándose de construcción de torres para el cableado eléctrico.

Señor Secretario: tenemos claro que el esquema del Pidiregas se ha utilizado de forma abusiva por parte de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad. Nos queda claro también que en la planeación de esa inversión no se están aplicando los criterios de rentabilidad, tal como fue el espíritu que se asentó en la Ley General de Deuda Pública.

En los hechos el Gobierno Federal está endeudando al país por la vía de este esquema y esto es sumamente peligroso para un gobierno que está endeudado por todos lados.

Por esta razón el grupo parlamentario del Partido del Trabajo ha planteado en reiteradas ocasiones la urgencia de fortalecer los ingresos públicos y limitar estas fuentes de financiamiento, como son los Pidiregas.

Con relación a las fuentes alternativas de energía creemos, señor Secretario, que la dependencia a su cargo está respondiendo de forma inmediatista a circunstancias que exigen la planeación del futuro energético del país.

Creemos que México no debe abandonar la idea de contribuir al cuidado del medio ambiente a través de incorporarse a la explotación de fuentes alternativas de generación de energía eléctrica. Esas fuentes alternativas de energía contribuyen sin duda a la posibilidad de explotar recursos ilimitados y establecer controles a la solución del entorno ambiental.

En estas circunstancias, señor Secretario, el grupo parlamentario del Partido del Trabajo considera que es importante que el Estado mexicano le dé mayor énfasis a una política integral de desarrollo y explotación racional de nuestros recursos no renovables que en estar pensando transferirlos a la iniciativa privada, porque en manos de ella no tendremos posibilidad de planear nuestro futuro económico en función de los intereses fundamentales del país, sino a la garantía de que en manos de los particulares los criterios de rentabilidad y de explotaciones racionales de esos recursos serán las perspectivas que habrán de conseguir si se insiste en la idea de subordinar la soberanía nacional a la dictadura del mercado; pero sobre todo a los amigos de Fox y al gran capital extranjero. Es cuanto, muchas gracias.

La Presidenta diputada María Elena Alvarez Bernal:

Gracias, señor diputado.

El grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista nos ha informado que la pregunta en este turno la va a formular la diputada Julieta Prieto Fuhrken, y tiene la palabra hasta por tres minutos.

La diputada Julieta Prieto Fuhrken:

Con el permiso de la Presidencia; señor Secretario; compañeras y compañeros diputados:

La demanda de gas natural en México aumentará de manera significativa en los próximos años debido al requerimiento de los nuevos proyectos de generación de energía eléctrica y en menor medida el crecimiento que se espera de la planta industrial del país.

Se estima que ambas demandas llegarán a representar en los próximos años dos terceras partes del consumo nacional de gas natural.

De no alcanzar la inversiones necesarias para cubrir este déficit, es evidente que la importancia de este producto será creciente, que actualmente se calculan en millones de dólares anuales.

Una alternativa para cubrir este faltante de gas, es recurrir a los contratos de servicios múltiples tales como los ha planteado Pemex.

De acuerdo a las especificaciones de estos contratos, las empresas que ganen la licitación se obligan a prestar los servicios para la explotación y expansión de campos de gas natural en una cierta área geográfica a cambio de un pago predeterminado en efectivo.

En razón de los anteriores planteamientos y en virtud de las dudas, cuestionamientos, interrogantes que los contratos de servicios múltiples se han planteado en diversos ámbitos y grupos de nuestra sociedad, quisiera pedirle nos diera su punto de vista sobre estos contratos, pero sobre todo que nos explique en qué se basan las autoridades para hacer una concesión de esta naturaleza y los riesgos que corre el país en su contar, en qué nos beneficia con tal estrategia. Por su atención y respuesta, gracias.

La Presidenta diputada María Elena Alvarez Bernal:

Gracias, diputada.

Tiene la palabra el secretario Ernesto Martens, hasta por cinco minutos.

El Secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Gracias, señora Presidenta.

Bien, diputada Prieto. Muchas gracias por su pregunta y con gusto le haré la siguiente reflexión:

Este contrato de obra pública sobre la base de precios unitarios en el cual la propiedad de los hidrocarburos y las obras ejecutadas, las mantiene siempre nuestra empresa Pemex. Repito, el contrato a que usted hace referencia, es un contrato de obra pública sobre la base de precios unitarios en el cual la propiedad de los hidrocarburos y las obras ejecutadas, las mantiene siempre nuestra empresa Pemex.

Sin importar el nivel de producción el contratista simplemente recibe un pago en efectivo basado en precios unitarios por la ejecución de las obras. Por consecuencia este esquema contractual no es ni concesión ni contrato de participación de riesgo ni de producción o de ganancias compartidas ni tampoco es un contrato que se iguale con lo que acaba de mencionar.

Insisto, el contrato a que usted hizo referencia, es un contrato de obra pública sobre la base de precios unitarios en el cual la propiedad de los hidrocarburos y las obras ejecutadas las mantiene siempre en este caso Pemex.

Espero haber dado respuesta a su pregunta, diputada Prieto.

La Presidenta diputada María Elena Alvarez Bernal:

Gracias, señor Secretario.

Para hacer uso de su derecho de réplica, tiene la palabra la diputada Sara Guadalupe Figueroa Canedo, hasta por tres minutos.

La diputada Sara Guadalupe Figueroa Canedo:

Con el permiso de la Presidencia.

Señor Secretario: aparentemente los contratos de servicios múltiples están sólidamente fundamentados en el artículo 6o. de la ley reglamentaria del artículo 27 constitucional en el ramo del petróleo y en el artículo 3o. de la Ley de Obras Públicas. Estos artículos especifican las reglas para que Petróleos Mexicanos celebre contratos de obras y servicios, así como el tipo de obras que puede contratar y las remuneraciones que puede otorgar.

Sin embargo, hay expertos que señalan presuntas violaciones a los artículos 25, 27 y 28 constitucionales en estos contratos, ya que el Estado supuestamente estaría cediendo su exclusividad sobre áreas estratégicas definidas en el artículo 28, es decir, sobre los hidrocarburos y la petroquímica básica.

Nosotros planteamos que sería apropiado que un diagnóstico técnico, jurídico y económico, realizado en forma independiente por un Consejo Nacional de Energía, antecediera la toma de las grandes decisiones en la política energética.

Por otra parte, nosotros consideramos que si el Ejecutivo considera que los mejores proyectos y las mejores decisiones requieren cambios constitucionales o jurídicos para que participe la inversión privada, lo deberá plantear al Congreso de manera abierta y fundamentar bajo todos los aspectos y así evitar falsos anuncios y confusión entre la opinión pública.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada María Elena Alvarez Bernal:

Gracias, diputada.

Tiene la palabra para plantear preguntas a nombre del grupo parlamentario del PRD, el diputado Humberto Mayans Canabal, hasta por tres minutos.

El diputado Humberto Domingo Mayans Canabal:

Con su venia, señora Presidenta:

Señor Secretario de Energía: usted no podrá olvidar que fue en el año de 1937, en que el general Lázaro Cárdenas creó la Comisión Federal de Electricidad y se consideró así a la industria eléctrica como una actividad de utilidad pública en beneficio de los intereses generales de la nación.

En 1960 las empresas extranjeras que controlaban al sector eléctrico del país fueron adquiridas por el gobierno del presidente López Mateos, debido a que sólo operaban en regiones y zonas urbanas de alta rentabilidad financiera, manteniendo a medio país sin energía eléctrica, limitándose al desarrollo social e industrial de la nación.

En 1992 hicieron reformas a la ley reglamentaria, mediante las cuales se facultó a la Secretaría a su cargo y a la Comisión Reguladora de Energía a otorgar permisos a particulares para el autoabastecimiento, cogeneración y producción independiente, contrariándose así la Constitución General de la República y como una imposición del gobierno de Estados Unidos y de los organismos financieros internacionales como prerrequisito para la firma del Tratado de Libre Comercio.

Hoy, señor Secretario, se discute en el honorable Congreso de la Unión las iniciativas enviadas por el presidente Fox de reforma eléctrica. Buscan enajenar la industria eléctrica nacional mediante la desagregación vertical al entregar al capital privado, especialmente extranjero, el sector más rentable y dinámico y conservar bajo tutela pública las áreas no rentables como son la electrificación rural y el uso doméstico popular, condenando de esta manera a la Comisión Federal y a Luz y Fuerza del Centro a su debilitamiento financiero y tecnológico y a su consecuente desaparición en el mediano plazo.

Propuesta temeraria sobre todo porque la comisión es una empresa sana que trabaja con números negros, aporta recursos importantes al fisco, posee técnicos y trabajadores altamente capacitados que durante años han construido la infraestructura que ha dotado a este país de una cobertura cercana al 96%.

El grupo parlamentario del PRD, señor Secretario, desea hacerle las siguientes preguntas:

1 ¿Por qué entregar al capital y empresas extranjeras el mercado eléctrico nacional, si los mexicanos podemos técnica y financieramente reformar y modernizar la industria eléctrica para garantizar un abasto suficiente de calidad y con tarifas justas en el futuro?

2. ¿Por qué el presidente Fox y usted ignoran el gravísimo fracaso de las privatizaciones en México, la banca, las carreteras, los ferrocarriles, los ingenios? ¿No aprendemos del pasado, señor Secretario?

3. ¿Qué compromisos asumió el Gobierno del presidente Fox con los organismos financieros internacionales y con el gobierno del presidente Bush en el marco del Alca y de los llamados consensos de Washington, que no hayan informado al Congreso de la Unión y al pueblo de México?

4. ¿Por qué el Gobierno que usted representa desestima las recomendaciones del Premio Nóbel de Economía 2001 y ex funcionario del Banco Mundial, Joseph Stiglizt, cuando afirma: "privatizar todo en un país lleva al desastre". ¡Recuerde Argentina, señor Secretario!

5. ¿Cuáles son, bajo qué esquemas y con qué autorización, empresas extranjeras construyen plantas de generación de energía eléctrica en el norte del país, para abastecer a Estados Unidos, especialmente al estado de California?

Por sus respuestas, gracias.

Presidencia de la diputada Beatriz Elena Paredes Rangel

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor diputado.

Tiene la palabra el señor ingeniero Ernesto Martens, secretario de Energía, hasta por cinco minutos.

El Secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Gracias, señora Presidenta.

Diputado Humberto Mayans, muchas gracias por sus preguntas y quisiera irlas contestando en el orden que usted las planteó.

Plantea usted por qué entregar el mercado a los extranjeros y plantea usted también por qué la privatización. Quisiera repetir para estar seguro de que establecemos un vínculo de comunicación, que la propuesta del presidente Fox en ningún momento busca privatizar las empresas del Estado, empresas que hoy operan como empresas de gobierno y que pedimos que operen como empresas de Estado.

¿Por qué se requiere lo que el Presidente plantea? El Presidente plantea, al igual que la propuesta del PRD y del PRI, el complemento de la inversión del Estado con la inversión privada. Las tres propuestas tienen la misma similitud. Buscamos empresas fuertes, que mantengan nuestra soberanía, que mantengan el camino que debe llevar la energía en nuestro país, pero por otro lado requerimos como ustedes están conscientes, que México hoy no tiene los recursos para sacar adelante la energía que este país de más de 100 millones de habitantes requiere y que anticipándome a comentarios finales yo diría, señores diputados, que creo que todos ustedes y nosotros queremos un México más iluminado y no un México más apagado.

El presidente Fox en sus compromisos que ha adquirido, puedo asegurarle que no hay ningún compromiso que comprometa a México hacia delante ni a su esquema de energía y sus compromisos de energía para su país y su soberanía.

En cuanto a las plantas que se están construyendo en México para exportar, están dentro del marco legal que este Congreso legisló en el año de 1992, consecuentemente están haciéndose dentro del marco que permite el generar energía para exportar y, efectivamente, van a un mercado que en fecha reciente tuvo necesidades importantes de energía complementaria.

No, el presidente Fox y nuestra propuesta, no busca en ninguna forma entregar el mercado a los extranjeros, en primer lugar porque hemos insistido, y el día de hoy uno de los participantes que tuvo un discurso en esta tribuna, aclaró la importancia de que las Afore complementen a los inversionistas mexicanos, para que podamos tener inversiones por parte de nosotros mismos dentro del país y, por otro lado, porque en la forma que lo propone el presidente Fox se tienen suficientes dientes para poder asegurar que la soberanía de nuestro país se mantendrá, participe quien participe, pero sobre todo porque tenemos empresas muy fuertes, bien estructuradas y reconocemos, como reconocen las propuestas que están actualmente en el Congreso, que el día de hoy no tenemos los recursos ni tampoco, con todo respeto, las empresas si son capaces de tenerlos, para darle a México la energía que México requiere.

Gracias, señor Presidente.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor Secretario.

Para hacer uso de su derecho de réplica, el diputado Humberto Mayans Canabal, hasta por tres minutos.

El diputado Humberto Domingo Mayans Canabal:

Señor Secretario, yo utilicé el concepto de enajenación no de privatización pero de cualquier manera es una privatización silenciosa de facto el hecho de que se le quita a la Comisión Federal el 70% de sus recursos o cómo le podríamos llamar a esto.

Usted reconoce también que efectivamente se necesita, es imprescindible en la reforma eléctrica el capital extranjero, usted debe saber, señor Secretario, que las transnacionales del sector eléctrico actúan mafiosamente, son como las ha llamado el representante demócrata por California, George Miller, un cártel de electricidad.

Usted debe saber, señor Secretario, que el mercado mundial del gas, del agua y de la electricidad está dominado por 43 grandes consorcios, 29 tienen presencia en varios continentes, Enron, Invidenti, todos los más importantes se encuentran en proceso de requiebra este año tras conocerse el fraudulento manejo de su contabilidad.

La primera tiene una deuda de 60 mil millones de dólares señor Secretario; usted debe saber que la crisis energética de California la ocasionaron intencional y fraudulentamente empresas como Enron, Super, Sempra, Intergen, mediante apagones injustificados y presiones de todo tipo para obligar a subir tarifas en 1500% y recibir por parte del gobierno estatal 50 mil millones de dólares de subsidio, un verdadero robo a los ciudadanos de California.

¿Sabía usted que conforme a información del legislador George Miller, Sempra, Intergen son dos de las empresas de este cártel eléctrico que participa en la construcción de plantas eléctricas en el norte del país sin respetar las normas ambientales? Pregunta que no me respondió por cierto, señor Secretario.

¿Sabía usted que los fraudes de la empresa Enron y de la telefónica Walcom causaron pérdidas por 400 mil millones de dólares a la bolsa de Nueva York? ¿Sabía usted, señor Secretario, que dos de los principales bancos norteamericanos el City Bank que gracias al presidente Fox compró Banamex y el City Morgan, jugaron un papel relevante en los turbios financiamientos de la empresa Enron en diciembre pasado?

¿Sabía usted que el actual vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney fue acusado junto a su empresa energética Hady Burton Corporation por un fraude de 445 millones de dólares en contra de sus accionistas, empresa que opera en México? ¿Sabía usted que la empresa Hady Burton recibió subsidio millonario del gobierno norteamericano para obtener contratos con Pemex a mediados de 1990 y que en1998 se benefició de un contrato en Cantarell junto con Buffet Industrial? Usted debe saber, señor Secretario, que el consorcio inglés British Energy ha sido llevado a la bancarrota después de seis años de operar en manos privadas las acciones de este grupo, el más importante del Reino Unido, llegaron a finales de agosto pasado la cotización más baja de su historia y ha hecho pensar al gobierno inglés el regresarlo a la administración del Estado.

Es por todo ello, señor Secretario y muchos otros ejemplos más, que al grupo parlamentario del PRD nos preocupa de manera central las características de las empresas y de los capitales extranjeros que vendrían a salvar la modernización eléctrica en México y de aprobarse la reforma propuesta por el presidente Fox, estamos seguros que estas empresas en nada servirán al desarrollo eléctrico nacional pues son parte de un cártel internacional, como ya se ha venido demostrando.

Yo espero que la inteligencia, la sensibilidad y el amor de los legisladores y senadores de este honorable Congreso de la Unión lo impidan.

Concluyo, señora Presidenta.

De no ser así, mas vale que vayamos constituyendo una bolsa que resuelva el Fobaproa eléctrico que tendremos.

Sin duda alguna en el futuro cercano y que podríamos bautizar con el nombre?

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Concluya, diputado.

El diputado Humberto Domingo Mayans Canabal:

...de Fondo Nacional para el Rescate de la Energía Eléctrica.

Muchas gracias, señor Secretario.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Para formular sus preguntas, tiene la palabra el diputado Jaime Aceves Pérez, del grupo parlamentario de Acción Nacional.

El diputado González Reza sustituye a petición del grupo parlamentario al diputado Jaime Aceves Pérez, para preguntar.

El diputado Héctor González Reza:

Muchas gracias, señora Presidenta: señora vicepresidenta; señoras y señores diputados; señor secretario don Ernesto Martens Rebolledo:

Desde 1958 los contratos para obras y servicios se realizan por conducto de Petróleos Mexicanos al amparo del artículo 6o. de la Ley Reglamentaria del artículo 27 constitucional, también del artículo 16 del reglamento de esa Ley Reglamentaria y del artículo 3o. de la Ley de Trabajos Petroleros. Lo que pretenden los contratos de servicios múltiples es reorganizar, actualizar y conducir de mejor manera esa actividad de Petróleos Mexicanos que viene realizando desde hace 40 años, por lo tanto no se están inventando los contratos de servicios múltiples.

Sobre este tema, señor Secretario, quiero transmitir a usted la siguiente pregunta sugerida por mi compañero diputado César Reyes Roel. Hay una planta de amoniaco en el éstado de Chihuahua parada por falta de gas natural, producto muy importante y básico en la elaboración del fertilizante. Al igual que ésta, hay otras seis en el territorio nacional que están urgidas de este combustible. En esta perspectiva, señor Secretario, ¿qué panorama enfrentamos en los próximos años respecto, y cuáles son las estrategias para estructurar una política que nos garantice el abasto de este energético en el corto plazo?

Por otra parte, señor Secretario, ¿qué panorama enfrentaremos en los próximos años sobre la importación de petrolíferos? La demanda en nuestro país cabe aclarar que supera en algún rango, aunque breve pero significativo finalmente, al índice, al incremento a nivel mundial por petrolíferos. Estamos importando gasolinas, qué paradoja, no sólo porque aquí tenemos el petróleo crudo, sino que por falta de inversión preferimos o así lo prefieren algunos, comprarle gasolinas y comprarle el gas a los extranjeros del país vecino y no comprarlo a los nacionales que podrían estarlo produciendo y podrían estar refinando esos petrolíferos. Eso es una incongruencia.

Finalmente, señor Secretario, sabemos de la lectura de su informe, que se ha estado combatiendo el comercio, el mercado ilegal de combustibles, sin embargo, también ha habido actos delictivos y éstos todavía persisten en el robo de gasolina y de diesel de muchas de nuestras instalaciones y ductos, y eso además de significar una pérdida económica para una empresa que es de todos los mexicanos, pone en grave riesgo no sólo a las instalaciones estratégicas sino a los muchos habitantes que están y se encuentran asentados alrededor de esas instalaciones. ¿Qué medidas enérgicas habremos de tomar en adelante ante esas situaciones?

Por sus respuestas, señor Secretario, como siempre muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor diputado.

Tiene la palabra el ciudadano Ernesto Martens Rebolledo, secretario de Energía.

El Secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Con permiso, señora Presidenta:

En respuesta a las preguntas del diputado Héctor González Reza, y en específico sobre el programa de amoniaco en el país y ya en detalle sobre la planta de Chihuahua, el día de hoy, efectivamente, existe falta de gas en el sistema, porque las inversiones para aumentar la compresión del gasoducto que la alimenta y que alimenta ese sector del país no fueron hechos oportunamente en años pasados. Estimamos que esté terminado este problema para fines de año y consecuentemente que la planta de urea y amoniaco que está instalada en el estado de Chihuahua, empiece a operar.

Para la operación y la satisfacción de fertilizantes en nuestro país, aparte de hacer un esfuerzo importante para que la capacidad actual instalada que sea competitiva, opere normalmente se requiere y estamos trabajando muy de cerca con la Secretaría de Agricultura, la Secretaría de Economía, para garantizarle al productor de amoniaco y de urea y, consecuentemente, a nuestro agricultor que va a ser competitivo en los precios que reciba.

Consecuentemente, estimamos que el año que entra tengamos disponible el gas necesario para operar las plantas, por un lado; y, por otro lado, tengamos el esquema por parte de la Secretaría de Economía, de Agricultura y nosotros para abastecer en forma adecuada y recapturar el mercado que se perdió hace algunos años.

En cuanto al abasto de gas, en el corto plazo tenemos tres áreas de importancia: la primera es la eliminación de la quema de gas, que estimamos se tenga básicamente a cero para fines de este año; segundo, es el incrementar la presión a que operan nuestros ductos y terminar una serie de ductos que están en procesos de instalación, entre ellos, principalmente, el de San Fernando, que será la vena arterial cuando se mueva el gas natural hacia delante.

En cuanto a importación de petrolíferos, diputado González Reza, coincidimos con usted. La renovación y modernización de nuestras refinerías, como dije en mi presentación, permitirá reducir del orden del 7% la importación de gasolinas al país.

Sin embargo, requerimos de más refinerías y es importante que tomemos en cuenta que si el día de hoy, dada la dimensión de inversiones que se requiere es de tal naturaleza que, como ya sabemos, el Estado y nuestras empresas no pueden hacerle frente a estas inversiones.

Sin embargo, si lo hacemos bien y, en lugar de construir refinería en Texas, lo hacemos aquí en México como lo hicimos en el pasado y como está haciéndose actualmente en Texas, podemos empezar no sólo a sustituir lo que hoy importamos sino empezamos a exportar barriles de 70 dólares, en lugar de 20 dólares.

Espero haber contestado esa parte de su pregunta.

En cuanto al mercado ilegal de combustibles, es un mercado que es realmente preocupante. Yo digo que es tan preocupante como la droga en concepto y en dimensión; y para ello está trabajando Pemex, la Secretaría, la PGR, Hacienda y Secodam para encontrar los caminos, ir cerrando las válvulas que han permitido que esta dimensión de mercado se cree.

Espero haber contestado sus preguntas, diputado.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor Secretario.

Para formular su réplica, a nombre del grupo parlamentario de Acción Nacional, el diputado Noé Navarrete González.

El diputado Noé Navarrete González:

Con el permiso de la Presidencia; señor Secretario, gracias por su respuesta; compañeras y compañeros diputados:

Hemos escuchado con atención el desarrollo de esta comparecencia. Sin duda, el sector energético nacional representa grandes retos y oportunidades. Los requerimientos de infraestructura son bastantes y exigen grandes cantidades de dinero. Los escenarios de este sector son una encrucijada, están llenos de situaciones difíciles que, por la falta de acuerdo, podrían convertirse en situaciones muy críticas.

México ha dejado de ser un país exportador de petrolíferos y nos hemos convertido en un país importador. Hoy por hoy, compramos más de lo que vendemos, tenemos una balanza comercial con saldo negativo. Tan sólo gasolinas, gas natural y gas LP representan un gasto de mil 767 millones de dólares.

¡Qué ironía! Vendemos petróleo y luego lo compramos, ya procesado, más caro.

¡Qué ironía! Tenemos reservas de gas natural que nos harían autosuficientes, pero tenemos que importar.

Entonces, ¿qué está pasando? ¿Qué hace falta? ¿En manos de quién están las decisiones para revertir esta triste historia?

Es claro que las respuestas no sólo dependen de un actor. La solución a la problemática del sector energético implica corresponsabilidad entre el Ejecutivo y entre esta soberanía.

Hoy, la sociedad exige a sus diputados resultados. Nos exige acuerdos, no exige tener una visión de Estado, nos exige tener una visión de Estado, nos exige un debate serio y honesto.

La iniciativa privada ya está participando en hidrocarburos y electricidad. Sin embargo, el esquema en el que lo hace es un endeudamiento lento, que representa un peligro financiero al país en el mediano plazo y que esto si nos podría llevar a tener un rescate energético en el futuro.

Necesitamos hacer cambios urgentes; no podemos hablar con medias verdades o con medias mentiras. Necesitamos hablar con toda la honestidad que el puesto nos lo exige. Coincidimos: la patria no se vende, pero tampoco la podemos condenar al subdesarrollo. Tomemos nuestra responsabilidad y hagamos nuestro trabajo.

Es cuanto, diputada Presidenta.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor diputado.

Para plantear preguntas a nombre del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, se ofrece el uso de la palabra al diputado Alberto Amador Leal hasta por tres minutos.

El diputado Narciso Alberto Amador Leal:

Gracias, señora Presidenta; compañeras, compañeros diputados:

Por la estrechez del diálogo que nos ocupa, apunto sólo algunos temas pendientes y aclarar en la agenda, motivo de esta tentativa de diálogo republicano.

¿Qué ha pasado, señor Secretario, con la integración del balance de energía, documento esencial e imprescindible para la planeación del sector y para abordar de manera efectiva los problemas inmediatos y de largo plazo de esta área estratégica de nuestra economía?

Y, junto con ello, cabe también preguntar: ¿cuál es el avance en la generación de energía eléctrica a partir del aprovechamiento de los excedentes de energía térmica de los diversos procesos de las empresas subsidiarias de Petróleos Mexicanos, derivado del Plan Nacional de Energía del presidente George W. Bush, de las medidas de seguridad global adoptadas por ese país después del 11 de septiembre, así como de la estrategia desplegada en torno al golfo Pérsico? Es de conocimiento general que el gobierno de Estados Unidos ha desplegado una estrategia de convencimiento y de promoción de acuerdos para supeditar la política energética de América Latina a sus propios intereses.

¿Cuál es la realidad de esos acuerdos con México, señor Secretario? ¿Cuál será el efecto, de darse el ataque militar de Estados Unidos a Irak, en el mercado petrolero? ¿Cuáles son las plantas privadas o de Pemex que están sujetas a control por parte de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas? ¿Cuál es el porcentaje del presupuesto de egresos destinado al pago de la deuda de Pidiregas? ¿Cuál es, señor Secretario, el monto del pasivo laboral de Pemex y cuáles son las medidas para regularizarlo?

¿Se ha aplicado el fondo de estabilización petrolera que, según sus datos, asciende a 8 mil millones de pesos, a fines productos como lo establece el decreto de Presupuesto de Egresos? ¿Cuál considera usted, señor Secretario, que es el obstáculo para modificar el régimen fiscal de Pemex, CFE y Luz y Fuerza del Centro y otorgarles autonomía financiera?

¿Cómo explicar que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ha disminuido las participaciones a estados y municipios, argumentando menores ingresos por derechos pagados por Pemex?

¿Cuál es, en suma, señor Secretario, el límite del financiamiento viable para las finanzas públicas nacionales, con el esquema actual de la Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica?

Muchas gracias por sus respuestas.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor diputado.

Tiene la palabra el ingeniero Ernesto Martens, secretario de Energía, hasta por cinco minutos.

El Secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Gracias, señora Presidenta; diputado Amador:

En cuanto a sus preguntas, en específico a la integración del balance de energía, éste estará publicado en el mes de noviembre.

En cuanto al avance de energía eléctrica, en el concepto de cogeneración en las empresas nuestras, específicamente Pemex, podemos decirle que el día de hoy Pemex está operando a plena capacidad sus plantas actuales y que existen cuando menos dos proyectos incluidos en su programa de inversiones del año 2003, que atenderán precisamente a cogenerar una parte del volumen estimado de energía que, pensamos, se pueda generar de ahí, que anda del orden de 4 mil a 4 mil 500 megawatts.

En cuanto al concepto de acuerdos con los Estados Unidos que impliquen alguna preocupación de parte nuestra en cuanto a la disposición de nuestros hidrocarburos, puedo darle la tranquilidad que no existe ningún compromiso y, como es obvio, el día de hoy que la OPEP anuncia su decisión de mantener la plataforma petrolera para los próximos tres meses, México la anunció semanas antes, dado que es lo que pensábamos que convenía a nuestro país, dadas las circunstancias que estamos viviendo.

En cuando al uso de nuestras plantas químicas o petroquímicas para fines bélicos, la respuesta es, no hay ningún compromiso con ningún Estado ni ningún país.

El pasivo laboral es una enfermedad, un cáncer que tenemos en nuestro país porque no sólo afecta a las empresas de nuestro sector sino afecta a otras instituciones en el país. Les pedimos su apoyo para que, en reflexión a la importancia que tiene ese pasivo en el bienestar de nuestros trabajadores, nos apoyen a que efectivamente se empiecen a fondear a partir del año que entra.

En cuanto a la importancia y conveniencia del régimen fiscal diferente y autonomía de gestión, como hemos comentado, las tres propuestas que hoy tiene el Congreso en análisis, las tres conllevan este concepto y será cuestión de sentarnos y buscar el mejor mecanismo de trabajo para que las empresas realmente tengan la capacidad de ejercer su función. Y su función, señores, es exclusivamente darle riqueza a este país.

Espero haber contestado a las preguntas que me hizo, diputado Amador. Y estoy a sus órdenes en el futuro, por si algo adicional fuera importante platicar.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor Secretario.

Para hacer uso de su derecho de réplica, el diputado Alberto Amador Leal, del grupo parlamentario del PRI, hasta por tres minutos.

El diputado Narciso Alberto Amador Leal:

En su comparecencia del año pasado, señor Secretario, nos permitimos convocarlo a ejercer a plenitud la rectoría del Estado en materia energética. Es lamentable que, a pesar de ello, no tengamos avances satisfactorios.

En efecto, a propósito del nudo de competencias y del confuso entramado burocrático, no sabemos bien a bien en qué dependencias se ejerce, en los hechos, la función rectora del sector energético: en la Secretaría de Hacienda, en la dependencia a su cargo o en la Secretaría de la Contraloría.

Probablemente, señor Secretario, dada la fragilidad estructural de la dependencia a su cargo, no haya sido decisión de usted el impertinente aumento de las tarifas residenciales de energía eléctrica, que afecta la economía popular y ha disparado el proceso inflacionario.

Queremos percibir también que tampoco ha estado en sus manos detener la política de extracción de los recursos de las empresas energéticas del Estado, motivado por una política hacendaría errática e imprevisible.

También queremos asumir que en su dependencia no se confunden los compromisos y responsabilidades claramente ubicadas en el ámbito laboral y aquellas que tienen que ver con una verdadera rendición de cuentas y de transparencia de uso de los recursos públicos.

Menos aún nos pasa por la mente que desde su dependencia se pretenda socavar la vida interna de los sindicatos de la industria energética, poniendo en juego de manera insensata el riesgo, la fortaleza y la operación de Petróleos Mexicanos.

En fin, queremos creer, señor Secretario, que su dependencia es ajena a la lucha que protagonizan diversos grupos al interior del Gobierno para tomar el control de esta empresa estratégica, no importando el escandaloso aumento del gasto corriente asignado a los altos funcionarios, la duplicidad de funciones, la parálisis, la pérdida de mística en el trabajo y la eventualidad de ahondar la tendencia decadente de los índices de productividad.

Hoy, señor Secretario, por el contrario, pensamos que están a prueba los principios y las convicciones de quienes estamos en el servicio público en la construcción de una verdadera política de Estado que afiance la seguridad y la soberanía energética; es decir, de una verdadera ética pública comprometida con el cambio y la transformación de nuestra industria energética nacional.

Por ello, señor Secretario, hoy lo convocamos nuevamente a construir esta política de Estado para bien de la nación. Por nuestra parte, lo hemos reiterado, estamos dispuestos al diálogo y a la construcción de acuerdos por el bien de México.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor diputados.

Ha concluido el primer turno de preguntas y réplicas y tenemos en esta Mesa Directiva el registro del segundo turno. En ese sentido, se ofrece el uso de la palabra al diputado Jaime Cervantes Rivera, del grupo parlamentario del Partido del Trabajo, para formular su pregunta, hasta por tres minutos.

El diputado Jaime Cervantes Rivera:

Señor Secretario: aunque a usted no le guste, el Partido del Trabajo va a seguir hablando de privatización de la energía eléctrica.

Como usted bien sabe, esta legislatura, dentro del presente periodo ordinario, tendrá que tomar cartas en el asunto y discutir a fondo este polémico asunto. No tenemos ninguna duda respecto a la postura que el Ejecutivo Federal tiene al respecto.

La Secretaría a su cargo tuvo un papel central en la elaboración de las cinco iniciativas de ley que se enviaron a esta soberanía en dicha materia. La privatización del sector eléctrico es una prioridad esencial para el gobierno foxista: de conformidad con los cambios estructurales que en el país se han venido dando desde que se instauró el modelo neoliberal, las privatizaciones constituyen el eje de la política económica.

En su caso personal, por su trayectoria como exitoso empresario y por la filosofía y concepción que de ello se deriva, su postura al respecto es sin duda que la inversión privada es la mejor opción para dotar al país del suministro de energía eléctrica. Pero también seguramente está usted muy bien enterado de las experiencias recientes que en el plano internacional se han tenido, que son de muy diversa índole.

Hubo casos en los que la privatización de este insumo básico para el desarrollo económico es altamente favorable, pero también las experiencias en las que hubo sonoros fracasos que han desembocado en escandalosos fraudes financieros, como fue el de la compañía Enron, en Estados Unidos, que detonó por cierto una de las crisis más graves que dicho país haya tenido en el mercado de valores y que ha tenido repercusiones en el sector productivo de la economía, de la cual todavía no se ha repuesto.

La generación de energía eléctrica, por sus características particulares, es una industria que no responde a los patrones clásicos de los mercados. Sin dejar de lado su papel estratégico como insumo básico en la marcha de la economía, la generación de electricidad tiene que responder a una demanda que varía rápidamente en las llamadas "horas pico".

También, como es sabido, no es susceptible el almacenamiento o de que se acumulen los excedentes producidos. Estas características, entre otras, determinan que los gobiernos tengan una participación decisiva en la regulación de dicha industria para garantizar su abastecimiento oportuno y eficiente a las empresas y a las familias.

En suma, señor Secretario, de lo dicho anteriormente se desprende que, independientemente de la postura que se tenga en esta materia tanto en la cuestión técnica y económica, así como en términos de las experiencias internacionales recientes, la privatización de este insumo básico es polémico por sí mismo.

Por ello quisiéramos que, ante esos cuestionamientos y reflexiones, usted vertiera en este pleno sus opiniones al respecto, en el entendido de que su punto de vista será considerado con toda responsabilidad y seriedad en el debate que esta Cámara de Diputados tendrá que dar en esta materia.

Es cuanto.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, diputado.

Tiene el uso de la palabra el ingeniero Ernesto Martens, secretario de Energía.

El Secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Con su permiso, Presidenta:

Al planteamiento del diputado Cervantes en cuanto al aprender de los problemas que una empresa hoy mundialmente reconocida y en algunos casos hasta maldecida, Enron, quisiera hacer referencia a la diferencia entre una empresa de energía y una empresa especuladora en el campo financiero sobre energéticos. Son dos cosas totalmente diferentes.

Enron era una empresa que se convirtió, de ser empresa productora de energía, a ser una empresa especuladora en el campo financiero en el tema de energía.

En cuanto al concepto de privatización, recogemos con interés sus puntos de vista. Insistimos, con el debido respeto, en que nuestras empresas... el presidente Fox ha repetido hasta el cansancio que no serán privatizadas y que tendremos una empresa fuerte, empresas fuertes que puedan salir adelante y darle a México la energía que México requiere, complementadas por la iniciativa privada y el capital social.

En cuanto a la regulación, creo que el analizar las empresas o los países con éxito y los países con fallas nos permite crear un sistema regulatorio a través de la CRE y del sistema de transmisión y despacho que aseguren, además de que hemos reservado derechos específicos a las empresas nuestras para actuar en caso de que un actor privado no cumpla con su responsabilidad. Sentimos que existen, si nos sentamos a estudiar la propuesta del presidente Fox, los dientes para poder morder y mantener un mercado ordenado, bien regulado y, sobre todo, nuestro país con soberanía.

En cuanto a su invitación para participar en el foro que ustedes nos inviten, estamos listos para darles nuestro punto de vista y que ustedes, en su momento, legislen lo que crean pertinente.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias.

Para hacer uso de su derecho de réplica, el diputado Jaime Cervantes Rivera, del PT, hasta por tres minutos.

El diputado Jaime Cervantes Rivera:

Con el permiso de la Presidencia; señor Secretario:

Muchas gracias por sus respuestas.

De la misma forma en que hemos considerado sus opiniones, quisiéramos, señor Secretario, que usted tomara en cuenta nuestros puntos de vista al respecto.

Desde que el presidente Zadillo presentó, en el año de 1998, su iniciativa de ley para privatizar la energía eléctrica, la ciudadanía ha expresado su punto de vista al respecto.

Los empresarios mexicanos y extranjeros han mostrado su beneplácito de que se privatice la industria eléctrica. El PAN y algunos sectores del PRI muestran su total acuerdo en que se lleve a efecto tal medida.

Nuestro partido, como usted bien sabe, siempre ha estado en total desacuerdo en que se privatice la energía eléctrica. Queremos reiterarle que nuestros argumentos no residen únicamente en la preservación en manos del Estado de este insumo básico. No es tan sólo un simple rasgo nacionalista, como se le ha querido caracterizar. Tenemos otras razones más poderosas que ésas; entre ellas, cabe destacar que el análisis de las experiencias de la privatización en otros países debe verse a la luz de nuestras condiciones específicas y en nuestra opinión, no hay razones que apunten a que dicha medida nos beneficie.

Los titulares del Ejecutivo que han privatizado, por ejemplo, bancos y carreteras, han mostrado una total incapacidad para llevar a buen puerto dicha política.

En materia eléctrica tampoco las cosas han ido bien. Los Pidiregas, que fueron concebidos como proyectos autofinanciables, representan un alto porcentaje del costo financiero de la deuda pública, como a usted bien le consta.

Si la política fiscal de México se ajustara tan sólo a las condiciones medias que tienen los países de la OCDE, que tanto encomiamos, la Comisión Federal de Electricidad estaría totalmente capacitada para enfrentar no tan sólo la demanda doméstica sino también podría abastecer con toda solvencia los requerimientos de exportación a Estados Unidos y Centroamérica en la lógica de integración del ALCA.

Es decir, señor Secretario, hasta los propósitos regionales que el coloso del norte nos quiere imponer, que por cierto no compartimos, serían satisfechos.

Señor Secretario: se van a cumplir en fecha muy próxima, el 27 de septiembre, 42 años de la nacionalización de la industria eléctrica. Los mexicanos tuvimos que pagar un alto costo para fortalecer nuestra soberanía. No hay ninguna razón válida para que tengamos hoy que hacer lo contrario. Y, tal como en esa fecha, el pueblo de México tendrá la palabra. Esperemos que, en lo que a usted le corresponda, actúe en congruencia con este sentir mayoritario.

Es cuanto y muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, diputado.

Tiene la palabra, para formular preguntas, a nombre del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, la diputada Erika Spezia Maldonado, hasta por tres minutos.

La diputada Erika Elizabeth Spezia Maldonado:

Con el permiso de la Presidencia; señor Secretario; compañeras y compañeros diputados:

Como usted y sus funcionarios bien lo han dicho en numerosas ocasiones, México tiene un altísimo potencial de energía renovable. Tenemos regiones con gran potencial eólico en Hidalgo, Oaxaca y Baja California. Además, nos encontramos en una de las regiones con mayor insolación tenemos amplios potenciales geotérmicos e hidráulicos. Es evidente que nuestro país bien podría aprovechar estos recursos y ponerse a la vanguardia o, cuando menos, ir como el resto de los países. Sin embargo, nada se ha hecho.

Nos congratula que las metas del Programa Sectorial de Energía 2001-2006 sea el de contar con 1 mil megawatts más de energía renovables. Sin embargo, nos preocupa que, a menos de cuatro años de alcanzar la fecha establecida, no se haya iniciado ningún proyecto, sobre todo si recordamos que las plantas de generación eléctrica no se construyen en un mes.

¿Por qué la Secretaría a su cargo se compromete a algo y establece metas que no ha cumplido y no va a cumplir? ¿Por qué México no desarrolla energía renovable?

Al contestarme las anteriores preguntas, quisiera que omitiera referirse a que somos un país en vías de desarrollo que no se puede dar el lujo porque, tan sólo en geotermia, Filipinas genera el 25.6% de su electricidad; Costa Rica, el 13%; El Salvador, el 15.8%. Además de tener los ejemplos de amplios proyectos eólicos como los de India, con 1 mil megawatts instalados, o España, Dinamarca y Alemania. Dinamarca, con 14% de su generación eléctrica por ese medio. Además de Noruega, que genera con hidroeléctricas casi toda la totalidad de su electricidad.

Es evidente que se pueden hacer las cosas, pero éstas no se hacen por sí solas. Por eso, señor Secretario, ¿se compromete usted a elevar la generación eléctrica por medios renovables en un 3% durante su sexenio? ¿Sí o no? Si piensa usted que esto lo tienen que hacer los mercados, entonces tiene que instaurar mecanismos como los establecidos en otros países donde se otorgan precios preferenciales, obligaciones de compras mínimas, incentivos fiscales, depreciaciones aceleradas, exenciones arancelarias y de impuestos etcétera. Cuestiones que, por supuesto, no observamos en su reforma al sector eléctrico.

Por ello le pegunto, señor Secretario, ¿está realmente comprometido con las energías renovables o sólo son palabras para llenar su espacio en el informe?

Señor Secretario: ¿se compromete aquí y ahora a apoyar una iniciativa de ley que incluya, además de lo antes mencionado, amplios beneficios a las energías renovables y porcentajes mínimos de generación por estos medios?

Por su atención y respuestas, muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias.

Ingeniero Martens, para su respuesta, por favor, tiene la palabra hasta por cinco minutos.

El Secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Con su permiso, señora Presidenta:

Atendiendo a la pregunta tan específica de la diputada Spezia, quisiera resaltar dónde está México el día de hoy y partiré del año 2000.

En el año 2000, el 20.3% del total de generación bruta de energía eléctrica en México se satisfizo a través de fuentes renovables de energía; quiero especificar: siendo las grandes hidroeléctricas las fuentes renovables más representativas, el 17.3%. Después de ella, la geotermia es la segunda fuente importante de energía renovable en nuestro país, con una capacidad instalada de 860 megawatts. Sigue la capacidad eólica, que entonces era muy incipiente, con 2.37 megawatts, y la fotovoltaica, con 13 megawatts.

Efectivamente, tenemos identificados importantes áreas de fuentes de energía renovable eólica, que estimamos sean superiores a los 5 mil megawatts, en Oaxaca, Baja California y Yucatán, así como con tensiones superiores a los 3 mil 850 megawatts en mini y microeléctricas. Y, además, como 1 mil 500 megawatts adicionales en campos geotérmicos y alrededor de 1 mil megawatts provenientes del uso de biomasa como concepto y en específico de la industria cañera, así como 150 megawatts adicionales provenientes de biogás de rellenos sanitarios.

En suma, diputada, esta posición son 11 mil 500 megawatts de potencial probado de energía renovables. En el programa sectorial de energía, el Gobierno reconoce el retraso que tiene nuestro país en el desarrollo de fuentes renovables y resalta la importancia de incrementar su participación como instrumento para el desarrollo sustentable del país.

Consecuentemente, coincidimos con su punto de vista: se requiere que analicemos juntos, este Congreso y la Secretaría, la forma de motivar, incentivar, apoyar la instalación o bien, el costo de generación de estas plantas.

Como ustedes bien saben, el generar energía hoy todavía bajo estos esquemas, principalmente la eólica, sigue siendo de costo alto y tenemos que encontrar la forma inteligente de llevarlo adelante.

Espero haber dado respuesta a sus preguntas y contestado a su forma matemática planteada.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor Secretario.

Para formular su réplica, la diputada Erika Spezia Maldonado, del grupo parlamentario del Verde Ecologista, hasta por tres minutos.

La diputada Erika Elizabeth Spezia Maldonado:

Con la venia de la Presidencia; señor Secretario:

Lo que dijo me parece el desglose completo de algo a lo que todavía le hace falta muchos ceros por delante, muchos watts que podríamos generar, que México podría generar y que aún en esta nueva etapa de cambio no se han dado los elementos para que puedan hacerse así.

Es necesario planificar y organizar a largo plazo cómo vamos a utilizar las fuentes alternativas para satisfacer a la cada vez más grande demanda energética, de forma que suponga un mínimo impacto sobre el medio ambiente. Para poder desarrollar políticas energéticas adecuadas, es preciso contar con toda la gama de opciones energéticas posibles. No hay duda de la necesidad de disponer de energía para desarrollar las actividades humanas, nada más que la diferencia radica en que los ecologistas y diferentes sectores de la sociedad queremos un progreso que lleve un desa-rrollo justo, equitativo, sostenible, armónico, entre los recursos naturales y el hombre.

La producción de energía mediante fuentes alternas tiene mucho que ofrecer, pues las ventajas que aporta son diversas. Todas nuestras principales fuentes de energía actuales, como lo son el petróleo y el carbón, dañan el medio ambiente, siendo además la energía nuclear la más peligrosa y dañina de todas. Tecnologías combinadas que utilizan calor y energía, utilizadas en conjunto con combustibles fósiles convencionales, jugarán un papel útil en la transición, dada su viabilidad económica y sus ventajas ambientales.

Los diputados del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista proponemos las alternativas ambientalmente limpias, a las que tendrán efectos a corto, mediano y largo plazo.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, diputada.

El grupo parlamentario del PRD, a través del diputado Jesús Garibay García, planteará sus preguntas. Y tiene hasta tres minutos el diputado.

El diputado J. Jesús Garibay García:

Con su venia, señora Presidenta:

"Hablemos de tiempos nuevos", acabo de escuchar aquí. ¡Sí, cómo no! Hablemos de un jubilado, de una jubilada: María Hernández Molina recibe una pensión de 1 mil 360 pesos y en el mes de julio del 2001 pagaba 83 pesos de luz y en el mes de enero de este 2003 paga 2 mil 123 pesos. Quisiera hacer entrega a usted, señor Secretario, de estos recibos para que vea que hablamos con hechos y no con palabras.

Y, como decía anteayer en esta misma tribuna, ¡va de nuevo! El decreto publicado el 7 de febrero del 2002, mediante el cual se reestructuran las tarifas eléctricas del servicio doméstico, el Partido de la Revolución Democrática lo considera extremadamente lesivo para la economía, ahí tiene los recibos de ejemplo de un segmento importante de la población, y que adolece de inconsistencias y complicaciones, que dan por resultado facturaciones, además de excesivas, sin racionalidad ni equidad.

Para los consumidores en zonas de alta temperatura en verano, la medida fue una burla para lo mismo. Tuvieron que corregirla después.

El Partido de la Revolución Democrática tiene la percepción de que esos incrementos y la disminución del carácter social de ese servicio tiene la intención de preparar las condiciones para entregar la industria eléctrica y mejorar las expectativas de ganancia de futuros inversionistas.

Captar recursos para mejorar la infraestructura eléctrica y la confiabilidad del servicio eléctrico mediante ajustes tarifarios puede ser válido si se vincula con un fortalecimiento del sector eléctrico nacionalizado y sin distorsionar la solidaridad social.

Sin estar clara y explícita esta vinculación, es legítima y necesaria la resistencia social para evitar vaciar de contenido social a las empresas públicas de ese sector, por lo cual el Partido de la Revolución Democrática ratifica su pronunciamiento por la derogación de los decretos del 7 de febrero y 8 de abril del presente año.

Señor Secretario, quisiera hacerle a usted una pregunta y quisiéramos pedirle que, como dijo alguna senadora del pasado, "a calzón quitado", díganos la verdad: ¿qué piensa hacer la Secretaría a su cargo para corregir esta distorsión?

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Tiempo, diputado.

El diputado J. Jesús Garibay García:

Tiempo denle al señor Secretario para que pueda dar respuesta.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Diputado: por favor, concluya.

El diputado J. Jesús Garibay García:

Señor Secretario, ¿qué puede esperar la población de esta situación que ahora está sufriendo impune y descarnadamente? Esperaría una respuesta puntual.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Tiene la palabra el señor ingeniero Ernesto Martens, secretario de Energía.

El Secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Con su permiso, Presidenta:

Diputado Garibay, muchas gracias por su planteamiento.

Recibimos los documentos que nos entregó y estoy pidiendo aquí, ya que está presente, al licenciado Luis de Pablo de inmediato se reúna con usted para que vean estos recibos y se aclare lo que, obviamente, debe ser un error en la facturación.

El diputado Alfredo Hernández Raigosa
(desde su curul):

He mandado 1 mil y no los he resuelto. He mandado 1 mil.

El Secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Gracias, diputado. Le pediremos que lo resuelva ya.

Muchas gracias, diputado.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Continúe, señor Secretario.

El Secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Recuerde usted: cuando nos ponemos a trabajar, diputado, lo hacemos bastante bien.

En cuanto a la búsqueda y el deseo de resolver y concluir el tema de tarifas, esta Legislatura de esta Cámara de Diputados en fecha reciente acordó proponerle al Ejecutivo un grupo de trabajo que se siente a resolverlo y yo pedí, en mi presentación, diputado, que tanto el Subsecretario de Energía Eléctrica como el director de la CFE la Luz y Fuerza se aboquen, junto con el grupo de trabajo, para resolverlo a la brevedad posible.

Yo estaré pendiente que la gente nuestra esté disponible para que esto se haga lo más pronto que se pueda.

Eso es lo que yo le ofrezco "a calzón quitado".

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias.

Para hacer uso de su derecho de réplica, el diputado Garibay García, hasta por tres minutos.

El diputado J. Jesús Garibay García:

Señor Secretario, hablemos de tiempos actuales, aunque el tema sea antiguo.

Quiero expresar a usted que en Internet y en el Congreso de la República de Perú, se circula y están trabajando sobre un documento que dice: "Ernesto Martens bajo sospecha".

Señala el informe, detrás de múltiples operaciones irregulares realizadas en la empresa AeroPerú se encuentra el ahora secretario Ernesto Martens, funcionario zedillista que fue presidente del Consejo General y director general de Cintra y ahora Secretario de Energía.

Desde Perú se está requiriendo al secretario Martens para que rinda cuentas sobre el manejo de la empresa aérea de ese país que en un momento estuvo fusionada con Aero-México.

Según Eduardo Walley los accionistas minoritarios de AeroPerú en 1998 el señor secretario Martens hizo una simulación de reestructuración con un aporte de 50 millones de dólares que nunca llegaron a su destino y que al parecer se perdieron en el camino.

Los peruanos descubrieron, ya que durante la administración del secretario Martens, se presentaron cinco balances diferentes sobre...

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

¿Sí, diputado Candiani? Un momento diputado. Activar el sonido en la curul del diputado Candiani en donde está.

El diputado Mauricio Enrique Candiani Galaz
(desde su curul):

Señora Presidenta, quisiera pedirle que fuera usted tan amable de pedirle al orador que se suscriba al tema que estamos debatiendo, no veo que el contenido de su aclaración tenga que ver con Energía.

Por favor una moción de orden para que el orador se circunscriba al tema de la materia.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Diputado Candiani, diputado, yo le ruego que su réplica precise cómo se vincula con el tema. Diputado, continúe por favor.

El diputado J. Jesús Garibay García:

Gracias, para su tranquilidad es sobre el tema.

Los peruanos descubrieron ya que durante dicha administración se presentaron cinco balances diferentes sobre la balanza de AeroPerú con la intención de confundir a los auditores y con la protección del ex presidente Alberto Fujimori, hoy ciudadano japonés, refugiado en Tokio.

La reestructuración que dejó a Cintra a los peruanos les llevará 15 años de intenso trabajo para saldarla. Por el momento los accionistas presentarán denuncia en Perú, después lo harán en México.

Señor secretario Martens, esto es lo que allá está circulando y está trabajando.

Regreso al tema, señores diputados. Señor Secretario: ¿es con este tipo de esquemas y de acciones, como pretenden fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad, a la Compañía de Luz y Fuerza del Centro y a Petróleos Mexicanos, con acciones encubiertas?

Señores, la nación requiere de respuestas claras y no acciones encubiertas.

Señor Secretario: hago entrega a usted de los documentos a que he hecho mención y ojalá dispusiera usted de tiempo para orientarnos e ilustrar al país...

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Diputado, concluya por favor.

El diputado J. Jesús Garibay García

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Tiene la palabra el diputado Jaime Aceves Pérez, del grupo parlamentario de Acción Nacional, para formular sus preguntas, hasta por tres minutos.

El diputado Jaime Aceves Pérez:

Con el permiso de la Presidencia:

Secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo: la Ley de Servicio Público de Energía Eléctrica faculta a la Junta de Gobierno de la CFE y Luz y Fuerza del Centro, que tienen entre otras potestades acordar el ajuste a las tarifas eléctricas, de acuerdo con el estado patrimonial y financiero de los organismos.

Haciendo un examen del decreto, no sólo cuestionamos la reestructuración, ajuste y modificación tarifario, sino además el por qué se establecen excesivos mínimos mensuales para la tarifa doméstica de alto consumo, como lo es el cobrar el equivalente a 100 kilowatt/horas mas un cargo fijo mensual. Esto representa que un usuario cuyo consumo sea de cero kilowatt-horas, es decir no consuma electricidad, tenga que pagar mas de 9 salarios mínimos.

En las diversas divisiones de la CFE, por qué no se respeta el numeral ocho del artículo 2o, el cual indica que cuando el usuario mantenga durante cuatro meses consecutivos un consumo mensual promedio inferior al límite de alto consumo fijado para su localidad, el suministrador aplicará la tarifa correspondiente a que se refiere el artículo 3o, es decir, de las tarifas 1 a la 1F, motivo por el cual nuevamente Jalisco y el grupo parlamentario del Partido Acción Nacional exigimos que a los usuarios afectados en el país se les reembolse lo cobrado en exceso o se tome en cuenta de futura energía consumida.

Le entrego recibos para su análisis.

Es excesivo el costo de las reconexiones que cobran las paraestatales, que es casi de dos salarios mínimos, por lo cual reclamamos su revisión.

En los avisos-recibos aparece un historial gráfico por dos años, debiendo ser numérico. Observamos mensajes de facturación estimada sin indicar las razones o motivos. El usuario debe contar con información clara y suficiente para cuidar, corregir el consumo y defenderse de las inconsistencias administrativas de la facturación, así como la legalidad de la aplicación de la Ley de Servicio Público.

El alto índice de pérdidas no técnicas, pero sobre todo para evitar el robo y clandestinaje en las colonias, proponemos:

Realizárseles un cobro como servicio directo con base a la carga real del usuario y que estos recursos se depositen en una cuenta exclusiva para electrificaciones futuras.

Que la Comisión Federal de Electricidad y Luz y Fuerza del Centro observen lo indicado en el artículo 13 de la Ley de Servicio Público de Energía Eléctrica y los casos y comisiones establecidos... termino, Presidenta.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Termine, por favor diputado.

El diputado Jaime Aceves Pérez:

Establecidos para que les otorguen aquellos servicios que están a 200 metros de la red...

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Concluya, diputado.

El diputado Jaime Aceves Pérez:

La expectativa respecto a los productores de energía privado, respecto a la reforma eléctrica, ¿qué problemática vive al respecto en el financiamiento?

Por su respuesta, gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Tiene la palabra el secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo, hasta por cinco minutos.

El Secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Diputado Aceves, muchas gracias por su planteamiento.

Como hemos mencionado, tomamos nota de los recibos, vemos que son del Estado de Jalisco y sabemos que hay una mesa ya instalada en Guadalajara y en los principales municipios para atender esas solicitudes y le pediremos al ingeniero Alfredo Elías que por favor instruya sobre el tema.

En cuanto a sus recomendaciones, las recibimos con especial interés y pediríamos que en el grupo de trabajo que ustedes ya nos propusieron y que empezará a trabajar lo más pronto posible, se incluyan para que se analicen y se resuelvan.

En cuanto a su planteamiento de 200 metros, ya está establecido por CFE que sí se puede hacer.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias.

Para hacer uso de su derecho de réplica, hasta por tres minutos, el diputado Javier Castañeda Pomposo.

El diputado Javier Julián Castañeda Pomposo:

Con su permiso, señora Presidenta; compañeros legisladores; señor Secretario:

Agradezco su respuesta y me permito reiterar la importancia que tiene para Acción Nacional el establecer criterios claros y transparentes en cada decisión que se toma, más aun cuando éstas tienen un impacto directo sobre la economía de las familias mexicanas.

En materia de energía eléctrica, el grupo parlamentario de Acción Nacional, asume que la población requiere del suministro permanente y seguro de electricidad y de que ésta se proporciona el menor costo posible.

En ese sentido, señor Secretario, que planteamos las siguientes consideraciones:

Es necesario reflexionar en el hecho de que a la fecha no se cuenta con la información y elementos suficientes para determinar en qué medida han resultado afectados los usuarios de energía eléctrica a los que se redujo el subsidio.

En ese sentido y aunque cabe señalar que los ajustes para la disminución del subsidio se determinaron bajo criterios diferenciados y a partir de la premisa de afectar al menor número posible de usuarios, es importante considerar el descontento que en relación con dichos ajustes, se manifiesta en distintas regiones del país.

Por ello, señor Secretario, me permito solicitarle nos haga llegar por conducto de la Presidencia de la Cámara de Diputados, información lo más desagregada posible sobre quiénes y en qué regiones se han visto los mayores y más seriamente afectados ciudadanos por la disminución en el subsidio a la energía eléctrica, así cómo cuáles fueron los aspectos que fueron tomados en cuenta para establecer la diferenciación de tales subsidios.

Acción Nacional desea garantizar la transparencia absoluta en el otorgamiento de subsidios, así como asegurarse que éstos se canalizan efectivamente a quienes más lo necesitan. Con ello, no sólo contribuirá a mejorar las condiciones de bienestar de las familias mexicanas, sino que significará una optimización en el manejo de los recursos públicos.

También es conveniente subrayar la relevancia de que el Congreso de la Unión aprueba la asignación y monto de los subsidios siempre a la luz de una información real que le permita tomar decisiones con base en las necesidades diferenciadas de la población.

En otro tema no menos importante, el momento actual registra la menor claridad jurídica para el sector energético, puesto que la conocida incertidumbre a la que están sujetos los productores por las resoluciones de la Corte y cuya capacidad de generación representa un porcentaje importante del total del sector, hecho que resulta grave si se considera que las inversiones en curso nos darían electricidad para cinco años.

Por último, es preciso destacar el compromiso, señor Secretario, de mi partido Acción Nacional con la reforma al sector eléctrico, pues estamos convencidos de la necesidad de ajustar el marco jurídico a efecto de garantizar desde una visión de estado que mira al futuro, que el suministro de energía eléctrica se proporcione con eficiencia y a bajo costo.

Muchas gracias, señor Secretario.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor diputado.

Para plantear preguntas a nombre del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, se ofrece el uso de la palabra al diputado Marco Dávila Montesinos, hasta por tres minutos.

El diputado Marco Antonio Dávila Montesinos:

Con su permiso, señora Presidenta; señor Secretario:

Quiero precisar en esta tribuna que la semana pasada, el planteamiento del punto de acuerdo al que usted ha hecho referencia en sus intervenciones, fue presentado por el Partido Revolucionario Institucional, tanto en el Senado de la República como en la Cámara de Diputados, y a la cual se sumaron todos los grupos parlamentarios representados en ambas cámaras.

Todos los estados del norte, señor Secretario, y aquellos en condiciones climáticas de humedad, demandan una respuesta urgente, y que su respuesta y la de la Secretaría de Hacienda, no sea una estrategia únicamente para salir del paso.

Le preguntaría a usted, muy respetuosamente, ¿si serían solamente los criterios técnicos que definen la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la Secretaría de Energía y Comisión Federal, lo que defina las tarifas preferenciales o serán como hasta la fecha hemos podido apreciar, criterios flexibles, político-electorales, los que determinan estas tarifas, con el claro objetivo de lograr simpatías en aquellos municipios que interesan al partido en el poder?

En seguimiento a mi pregunta le solicito, señor Secretario, se nos informe, si en el tema de la gasolina en la frontera norte del país, se están utilizando los mismos criterios políticos-electorales, ya que sólo en Ojinaga y Ciudad Juárez, Chihuahua, tienen el beneficio de un costo menor desde el mes de mayo, y en el resto de las ciudades fronterizas, no se han autorizado precios preferenciales, para lograr competitividad, pese a los esfuerzos que mi grupo parlamentario ha realizado en el Senado, en la Comisión Permanente y en esta Cámara.

Por sus respuestas muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor diputado.

Tiene la palabra el señor ingeniero Ernesto Martens, secretario de Energía hasta por cinco minutos.

El Secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Gracias, señora Presidenta:

A su planteamiento, diputado Marco Antonio Dávila, y primer pregunta sobre el criterio a seguir: el criterio es estrictamente técnico. En cuanto al beneficio o ajuste en precios de gasolinas en la frontera y a reserva de poderlo en su momento platicar, cuando usted lo vea pertinente en más detalle, puedo contestarle que la prueba de ajustar el precio de la gasolina, para buscar una solución al contrabando de la misma, se inició en distintos lugares de la República, tanto en la frontera sur con Belice como en distintos estados de la República.

Recientemente se acaba de autorizar una nueva sección, y si hay alguna que esté pendiente, diputado, con mucho gusto yo la llevo conmigo, para platicarla con la Secretaría de Hacienda que es la responsable de este programa.

Muchas gracias, señora Presidenta.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor Secretario.

Tiene la palabra el diputado Marco Dávila para hacer uso de su derecho de réplica hasta por tres minutos.

El diputado Marco Antonio Dávila Montesinos:

Señor Secretario, la respuesta de la dependencia a su cargo y de la Secretaría de Hacienda son diametralmente opuestas, por un lado, se comenta que la medida podría generar distorsiones en el mercado, contrabando, así como la distancia y el abasto de la refinería de Cadereyta sería insuficiente, entre otras razones, y por otro lado, la respuesta de Hacienda, es de que se trata de un plan piloto, que curiosamente se opera en municipios gobernados por Acción Nacional y tengo las dos respuestas que nos turna Hacienda y que nos turna la dependencia a su cargo.

Por otro lado, señor Secretario, las evidencias son muy contundentes, en municipios que sin duda alguna merecen tarifas preferenciales por las condiciones climatológicas en que viven, se advierte que han sido beneficiados por aspectos distintos a los meramente técnicos, ya que todos tienen un común denominador: procesos electorales en puerta.

Señor Secretario, en política no hay coincidencias, lo que se advierte es una clara intencionalidad política, no quiero dejar citar las recientes declaraciones del presidente del Partido Acción Nacional y de uno de sus senadores, las cuales rechazo categóricamente desde esta tribuna en el sentido de que en Coahuila se operaba un sabotaje perverso para perjudicar a sus candidatos por el cobro tan elevado de tarifas eléctricas, tratando de justificar sin duda, su escasa presencia entre el electorado coahuilense y la preferencia de los coahuilenses por el Partido Revolucionario.

Hoy, con sorpresa....

Señora Presidenta, ¿detiene el reloj? Merezco atención.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Diputado Dávila, vincule con el tema su exposición.

El diputado Marco Antonio Dávila Montesinos:

Gracias, el reloj me debe cinco segundos.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Adelante, señor diputado.

El diputado Marco Antonio Dávila Montesinos:

Hoy, con sorpresa nos enteramos que el mismo senador y los candidatos de Acción Nacional, dan a conocer reasignación de tarifas, señores, en municipios de La Laguna y en dos del norte del estado de Coahuila. ¿No le parece, señor Secretario, otra rara coincidencia?; o el caso de un municipio de Nuevo León, que al mes del decreto del 7 de febrero se le reasigna su tarifa.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Señor diputado Dávila, un momento, por favor.

Compañeros diputados, yo les ruego que respeten el recinto y si quieren sostener un debate, permitamos que concluya esta sesión.

Por favor, vincule su comentario, vincule su comentario con el tema, diputado Dávila y continúe.

Diputado Leyva, diputado Minjares: por favor, les ruego guarden respeto al recinto.

El diputado Marco Antonio Dávila Montesinos:

Señores diputados, no se vale politizar una acción de respaldo a demanda popular que fue el acuerdo.

En los casos que he citado compañeros diputados, señor Secretario, de los municipios a los que hice referencia de reasignación de tarifas tengo información oficial, aquí está, del servicio meteorológico nacional y de Conagua donde no reúnen los aspectos técnicos para la reasignación a la que he hecho referencia. No se vale ser tan flexibles en esto, en aras de otra tendencia.

Gracias.

La Presidenta Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor diputado.

Señor secretario Martens, el acuerdo que rige esta comparecencia, tiene prevista una intervención final de usted hasta por ocho minutos. Se le ofrece el uso de la palabra.

El Secretario de Energía, Ernesto Martens Rebolledo:

Señoras y señores legisladores:

Como dije en un principio, estamos comprometidos a impulsar una política energética integral y con visión de largo plazo. Las principales líneas de política e nergética que presenta la administración son claras: preservaremos la soberanía y la propiedad de los recursos energéticos de México.

Proponemos construir empresas públicas de Estado competitivas, sin renunciar nunca a su compromiso social. Buscamos complementar la inversión pública con la inversión de los sectores social y privado.

Tal vez sea oportuno hacer una reflexión sobre el futuro del sector, que va más allá de las cifras y de las acciones que se están llevando a cabo y que en manera resumida se han presentado en esta participación ante esta importante sala. Unas y otras hablan del compromiso que hemos asumido para asegurar el abasto de energía, pero poco nos dicen del futuro incierto que podemos esperar, de no tomarse decisiones adecuadas y oportunas sobre las reformas que el sector requiera.

México es un país a media luz, su consumo eléctrico per capita es de apenas mil 700 kilowatts hora por persona que se compara muy desfavorablemente con la media mundial de dos, 400, sobre todo si consideramos que el PIB per capita de nuestro país, es 23% superior al medio mundial. Este nivel es inferior a los países como Argentina, España y muy alejado obviamente de Estados Unidos y de la OCDE.

En los próximos 10 años se estima que habrá un crecimiento promedio anual del 5.5% en la demanda. Quisiera dejarlo como reflexión: esto es lo que crecimos en los últimos 20 años. Esto implica la necesidad de incrementar en 32 mil megawatts la capacidad de generación y reforzar y ampliar el sistema de transmisión y distribución.

Sin embargo, este esfuerzo apenas nos permitirá alcanzar en 10 años el promedio mundial actual: 2 mil 400 kilowatts/horas por persona por año. Para hacer frente a esta demanda, únicamente a esta demanda, se requieren inversiones cuantiosísimas que estimamos del orden de 55 mil millones de pesos anuales, a las que no podemos hacer frente ni el Gobierno Federal ni nuestras empresas del sector. Asumiendo ya como dado, que tengan plena autonomía de gestión y un régimen fiscal diferente.

Si el reto financiero es considerable, no es lo único que tenemos que hacerle frente, porque el sector eléctrico para que sea más competitivo requiere incorporar oportunamente las nuevas tecnologías de ciclo combinado y generación distribuida; capturar el nombre potencial que ofrecen los proyectos de cogeneración; promover el desarrollo de energías nuevas y renovables; desarrollar rápida y eficazmente nuestras reservas de gas no asociado y adicionalmente, para ser competitivos como país, estamos obligados a perfeccionar nuestros instrumentos legales y administrativos para dar certeza jurídica a todos los participantes públicos, privados y sociales.

Introducir esquemas flexibles de participación, brindar a las empresas de nuestro país la oportunidad de acceder a productos y servicios energéticos bajo las mejores condiciones de confiabilidad, calidad y precio.

El Ejecutivo ha puesto sobre la mesa de debate una iniciativa sobre las reformas que consideramos necesarias para dar certidumbre legal a los esquemas de participación vigentes desde la reforma de 1992.

Y para modernizar el sistema eléctrico del país de manera que éste sea competitivo y esté mejor preparado para hacerle frente a los grandes retos planteados por el desa-rrollo.

No se plantea en ningún momento sustituir al Estado con la iniciativa privada, ni se cuestiona su capacidad de llevar a cabo la tarea que debe hacer el sector eléctrico, lo que se propone es una adecuada complementariedad para las ventajas que ofrece de contar con recursos de capital privado y social para sacar adelante a nuestro país.

La propuesta del Ejecutivo busca preservar dentro del mandato de servicio público, la atención de aquellas necesidades sociales que deben ser cubiertas de manera satisfactoria a través de un servicio público de calidad. Ello no implica de ninguna manera que las empresas de servicio público deban dejar de participar en aquellas actividades y procesos que deben guiarse por su justificación económica y por su rentabilidad, en las que deben concurrir conjuntamente con el sector privado.

Y una y otra deben reforzarse para asegura un futuro cierto en el abastecimiento de energía del país. Una mejor calidad de nuestros servicios y una mayor competitividad de nuestras empresas.

Mucho tendremos que discutir a lo largo del camino, pero el inicio sin duda ha sido bueno. Los otros proyectos de reforma del sector eléctrico propuestos por el PRI y por el PRD, guardan similitud en muchos de sus puntos y sobre todo coinciden en la necesidad de llevar a cabo cambios en la forma de conducir y operar las empresas públicas del sector eléctrico.

Por ello, el Ejecutivo y el Poder Legislativo debemos trabajar de la mano para preservar la soberanía de nuestros recursos energéticos y establecer las condiciones que permitan que estos recursos con que nos favoreció la naturaleza, puedan ser utilizados para generar más riqueza para México y mejores condiciones de vida para todos los mexicanos.

Señoras y señores diputados: ¿queremos seguir teniendo un país a media luz o queremos un país que por su progreso, esté iluminado? Yo los invito a que trabajemos juntos por México, para que México tenga la energía que requiere para que sea un país que con energía tenga futuro para sus hijos y para mis nietos.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor Secretario.

Esta Presidencia dará cuenta, de conformidad con el artículo 7o. numeral 5 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, para que la versión estenográfica de esta sesión sea remitida al Presidente de la República, para su conocimiento.

Apreciamos el que haya comparecido ante este pleno en un tema que sin lugar a dudas es estratégico para el desarrollo del país y de suma importancia para la sensibilidad nacional.

Le ruego a la comisión designada acompañar al secretario Ernesto Martens cuando desee retirarse del recinto.

Gracias por su participación.

(La comisión cumple su cometido)