Comparecencia del director general de Petróleos Mexicanos,
Raúl Muñoz Leos, correspondiente al Segundo Informe
de Gobierno del Presidente Vicente Fox Quesada

Instalación de la Mesa
Juan Camilo Mouriño Terrazo

Presentación
Raúl Muñoz Leos

FIJAN LA POSICIÓN GENERAL DE SU GRUPO PARLAMENTARIO, LOS DIPUTADOS:

Norma Patricia Riojas Santana, Partido de la Sociedad Nacionalista
Rosalía Peredo Aguilar, Partido del Trabajo
Sara Guadalupe Figueroa Canedo, Partido Verde Ecologista de México
Rosario Tapia Medina, Partido de la Revolución Democrática
Héctor González Reza, Partido Acción Nacional
Gustavo Adolfo González Balderas, Partido Revolucionario Institucional

PRIMER TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Rosalía Peredo Aguilar, Partido del Trabajo
Respuesta: Raúl Muñoz Leos
Réplica: Rosalía Peredo Aguilar, Partido del Trabajo

Pregunta: Sara Guadalupe Figueroa Canedo, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: Raúl Muñoz Leos
Réplica: Sara Guadalupe Figueroa Canedo, Partido Verde Ecologista de México

Pregunta: Humberto Mayans Canabal, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Raúl Muñoz Leos
Réplica: Humberto Mayans Canabal, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: José María Rivera Cabello, Partido Acción Nacional
Respuesta: Raúl Muñoz Leos
Réplica: Francisco Ramírez Avila, Partido Acción Nacional

Pregunta: José del Carmen Soberánis González, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Raúl Muñoz Leos
Réplica: José del Carmen Soberánis González, Partido Revolucionario Institucional

SEGUNDO TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Rosalía Peredo Aguilar, Partido del Trabajo
Respuesta: Raúl Muñoz Leos
Réplica: Rosalía Peredo Aguilar, Partido del Trabajo

Pregunta: Jesús Garibay García, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Raúl Muñoz Leos
Réplica: Jesús Garibay García, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Orlando García Flores, Partido Acción Nacional
Respuesta: Raúl Muñoz Leos
Réplica: Juan Manuel Duarte Dávila, Partido Acción Nacional

Pregunta: Andrés Carballo Bustamante, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Raúl Muñoz Leos
Réplica: Andrés Carballo Bustamante, Partido Revolucionario Institucional

COMENTARIOS FINALES
Raúl Muñoz Leos

MENSAJE INSTITUCIONAL
Juan Camilo Mouriño Terrazo









9 DE OCTUBRE DE 2002

COMPARECENCIA DEL DIRECTOR GENERAL DE PETROLEOS MEXICANOS
INGENIERO RAUL MUÑOZ LEOS

El Presidente de la Comisión de Energía, diputado Juan Camilo Mouriño Terrazo:

Buenos días compañeros diputados; compañeras diputadas; amigos invitados; funcionarios del sector energético y en particular del sector de hidrocarburos de este país.

Esta Presidencia informa que existen quórum de los miembros de la Comisión de Energía y por lo tanto se abre la sesión. (10:20 horas)

De conformidad con el artículo 7º numeral IV de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, comparece el ingeniero Raúl Muñoz Leos, Director General de Petróleos Mexicanos, invitado a esta reunión de la Comisión de Energía, en la que se llevará a cabo el Análisis del Segundo Informe de Gobierno del Presidente de la República, Vicente Fox Quesada, en el tema de su competencia.

Se dará lectura al acuerdo parlamentario aprobado por la Cámara de Diputados en la sesión del 5 de septiembre.

"ACUERDO

"Primero.- El presente acuerdo regulará exclusivamente lo relativo al formato que habrá de observarse durante las comparecencias de los funcionarios del Ejecutivo Federal ante la Cámara de Diputados, a efecto de realizar el análisis del Segundo Informe de Gobierno del Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, Administración 2000-2006.

"Segundo.- Las sesiones en que se desahoguen las comparecencias se desarrollarán conforme a las siguientes bases:

"1.- En primer término, el funcionario compareciente expondrá el estado de su respectivo ramo hasta por quince minutos.

"2.- A continuación un representante de cada grupo parlamentario hablará hasta por diez minutos, para establecer la posición de su partido respecto al tema.

"3.- A continuación se dará inicio a una o dos rondas de preguntas y réplicas, según el acuerdo, que para cada comparecencia adopte la Junta de Coordinación Política, que se desarrollarán cada una y, en su caso, sucesivamente de la forma siguiente:

"a) Cada grupo parlamentario planteará al funcionario por conducto de uno de sus diputados, una pregunta en un tiempo no mayor a tres minutos.

"b) El funcionario responderá a cada pregunta lo conducente durante un lapso que no excederá de cinco minutos.

"c) El grupo parlamentario en turno tendrá derecho a una réplica de hasta tres minutos.

"El orden de intervención de los diputados, tanto para el posicionamiento como para las preguntas y réplicas, será de manera ascendente, según el número de legisladores integrantes de cada grupo parlamentario.

"4.- Concluida la etapa de preguntas y respuestas y réplicas, el funcionario dirigirá a la asamblea un mensaje final de hasta ocho minutos.

"5.- El Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados concluirá la comparecencia con un mensaje institucional de no más de cinco minutos.

"Tercero.- Las comparecencias que se realicen ante comisiones, se desarrollarán en lo conducente conforme a las reglas aplicables en el pleno. El mensaje institucional final estará a cargo de quien la presida.

"Cuarto.- Las comparecencias en pleno o comisión se llevarán a cabo conforme al número y programación que acuerde la Junta de Coordinación Política.

"Transitorio.

"Único.- El presente acuerdo entrará en vigor a partir de su aprobación por el pleno de la Cámara de Diputados.

"Dado en el Palacio Legislativo de San Lázaro, en la Ciudad de México, a los tres días del mes de septiembre del año 2002".

De conformidad con el Acuerdo Parlamentario aprobado por la Honorable Cámara de Diputados, que norma el procedimiento para el Análisis del Segundo Informe de Gobierno y dar cumplimiento al punto segundo, numerales 1º, 2º y 3º, se concede el uso de la palabra al ingeniero Raúl Muñoz Leos, hasta por quince minutos.

El Director General de Petróleos Mexicanos, ingeniero Raúl Muñoz Leos:

Muchas gracias.

Señor diputado Juan Camilo Mouriño Terrazo, Presidente de la Comisión de Energía; señoras y señores Diputados:

Agradezco a la Honorable Cámara de Diputados haberme invitado a comparecer ante ustedes, lo que me permite mantenerlos informados sobre la marcha de Petróleos Mexicanos.

Hace un año dije que Pemex se encontraba en una disyuntiva muy compleja. Por un lado, si la tendencia histórica de falta de inversión en la empresa continuaba nos enfrentaríamos en el corto plazo a un escenario de colapso. Producción decreciente de crudo gas, combustibles y petroquímicos, importaciones crecientes de algunos de esos productos, deterioro de la situación financiera de la empresa así como la disminución de su importancia tanto a nivel nacional como internacional.

Por otra parte, si se lograba duplicar el esfuerzo anual de inversión, podríamos aspirar al escenario optimista y deseable, una empresa en crecimiento con una situación financiera sana y con una importancia creciente entre las empresas petroleras mundiales y en el desarrollo de México.

En Diciembre de 2001 con el inapreciable apoyo de ustedes a Pemex, le fue concedido para este año el presupuesto de inversión más alto de su Historia y aunque es demasiado pronto como para observar los efectos de dicho presupuesto sobre los resultados de la empresa, ya se empiezan a apreciar algunos indicios y sugieren un cambio en la tendencia histórica de Pemex. Esto lo veremos más adelante en mi presentación.

No obstante las buenas noticias en inversión no quiero desaprovechar la oportunidad para señalar que un presupuesto de inversión alto es una condición necesaria para que Pemex crezca pero sin duda no es un esfuerzo suficiente.

Crecer sanamente depende de muchos factores, por ejemplo una nueva regulación que le permita a Pemex controlar sus procedimientos empresariales críticos con un alto grado de autonomía, un régimen fiscal que le otorgue al Estado la renta petrolera pero que no extraiga de la empresa los recursos necesarios para crecer y un cambio en la relación con otras instituciones del Gobierno que permita a la empresa concentrarse en su objetivo principal que es explotar un recurso natural y procesarlo para crear riqueza para los mexicanos

Por todo esto, dividiré mi exposición en dos grandes apartados; primero, hablaré sobre los resultados operativos y financieros que hemos obtenido al primer semestre del año y después me referiré a diversos asuntos particulares de importancia para el desarrollo futuro de la industria.

Les agradezco nuevamente su invitación y comienzo con mi exposición.

Primero, expondré los resultados operativos de la empresa y posteriormente hablaré de sus resultados financieros.

En el ámbito de la producción me es grato informarles que Pemex ha cumplido con las metas propuestas en lo que se refiere a sus productos más importantes, así, en el segundo trimestre del 2002 las producciones de crudo y gas natural cumplieron con lo comprometido al 100%.

Profundizaré en este punto más adelante.

Por otro lado, aunque la producción total de petrolíferos se mantuvo ajustada a la meta, hubo menores producciones en gasolinas, diesel y turbosina, aproximadamente 4% por debajo del programa, debido a problemas técnicos transitorios comunes en la industria.

Esta situación se ha corregido en los primeros meses del segundo semestre del 2002 lo que permitirá que las expectativas de producción propuestas se cumplan hacia el cierre del año.

Por su parte la producción de petroquímicos continúa mostrando un patrón de franco deterioro, esto obedece a diversos factores entre los que destacan la disminución en el suministro de los principales insumos y el cierre de plantas de amoniaco.

Así, la producción de petroquímicos en el segundo trimestre del año alcanzó tan sólo el 81% de lo esperado.

Uno de los puntos en los que tengo más interés en transmitirles es el excelente desempeño de Pemex en la producción de petróleo: al respecto cabe destacar que no sólo se cumplió con el objetivo para el segundo trimestre sino que en agosto alcanzamos el máximo histórico de producción diaria con un nivel de 3 millones 341 mil barriles diarios.

Esto fue posible gracias a las oportunas inversiones que permitieron el desarrollo del Complejo de Producción Acalbe del Proyecto Cantarell.

Las inversiones realizadas también ha permitido situar las exportaciones de crudo en un millón 160 mil barriles diarios a partir de este año.

Estos resultados en producción y exportación de crudo son consistentes con el objetivo de mejorar la competitividad y la importancia estratégica de Pemex y del país a nivel mundial.

Quiero destacar que el programa de inversiones de Pemex para el presente año contempla la culminación de la reconfiguración de varias refinerías. Ello está enfocado tanto a incrementar la producción como a mejorar la calidad de los productos; al mismo tiempo, esto permitirá procesar más crudo pesado en México liberando crudo ligero con mayor valor en los mercados internacionales para su exportación.

De esta manera, los volúmenes de producción de gasolina obtenidos en el primer semestre serán superados considerablemente en la segunda mitad del año y alcanzarán su máximo en el primer trimestre del 2003.

Este aumento en producción y calidad en los combustibles es consistente con los objetivos energéticos y ambientales del Gobierno. A su vez, esto ayudará a reducir el nivel de importaciones que durante el segundo trimestre del 2002 fue cercano a los 170 mil barriles diarios, equivalentes al 30% de las ventas de gasolina en el país.

El gas natural representa un gran reto para México. Si bien al través de un gran esfuerzo se logró contrarrestar la declinación natural de los pozos para mantener estable la producción en el segundo trimestre, las importaciones de este hidrocarburo registraron un incremento cercano al 70%; esto se debió a la creciente demanda de este combustible, menos contaminante y más eficiente para sus usos doméstico, industrial y sobre todo de generación de energía eléctrica.

Se espera que esta tendencia continúe, por lo que Pemex está concentrando esfuerzos y recursos en incrementar su producción de gas natural.

Entre las iniciativas más importantes en este aspecto se encuentran el programa estratégico de gas y los contratos de servicios múltiples, a los que daré especial atención más adelante.

Los buenos resultados en producción se han visto reforzados por una tendencia sostenida de altos precios internacionales, así durante el segundo trimestre el precio de la mezcla mexicana de exportación superó en 7.4 dólares por barril a lo esperado en el PEF del 2002, mientras que en julio la diferencia fue de casi 6 dólares por barril.

Lo anterior ha repercutido positivamente en el valor de nuestra producción y exportaciones, lo que ha significado un mayor pago de impuestos y derechos, así como una mayor entrada de divisas. De esta forma Pemex sigue contribuyendo substancialmente a las finanzas públicas y al desarrollo económico del país.

Por último, presentaré las principales estimaciones de producción para el tercer trimestre. En ellas se hace patente que los resultados operativos de Pemex mantendrán su tendencia de fortalecimiento; en estos términos me permito destacar lo siguiente: Esperamos un incremento en la producción diaria de crudo de 200 mil barriles como resultado de la consolidación de inversiones estratégicas.

En línea con lo anterior se prevé un incremento de 94 millones de pies cúbicos diarios en la producción de gas natural.

Con la culminación de proyectos en Pemex refinación se logrará un incremento de 20 mil barriles diarios en la producción de gasolinas, contribuyendo a la reducción de 14% en las importaciones con respecto al primer trimestre del año.

ESTADOS FINANCIEROS:

Con respecto a los resultados financieros de la empresa, es necesario empezar por reconocer que operativamente la empresa arroja resultados positivos; sin embargo existen varios factores que afectan las finanzas de la empresa y provocan un pobre desempeño contable.

Dentro de estos, el factor de mayor relevancia es sin duda el régimen fiscal bajo el cual opera Pemex. Para ilustrar lo anterior basta considerar los siguientes tres puntos: El rendimiento antes de impuestos y derechos durante el primer semestre del 2002 ascendió a casi 124 mil 500 millones de pesos equivalentes al 60% de las ventas totales.

El monto de impuestos y derechos pagados por la empresa en el mismo período superó los 130 mil 500 millones de pesos, es decir la carga impositiva representó el 105% del rendimiento antes de impuestos y derechos.

Como resultado, la pérdida neta del período ascendió a 6 mil 124 millones de pesos. Esta pérdida fue menor en 26 por ciento a la registrada en el 2001 gracias a los esfuerzos de reducción de costos y gastos que compensaron en gran medida la disminución en las ventas totales.

El impacto del régimen fiscal de Pemex no sólo se refleja en su estado de resultados, sino que trasciende a su estructura financiera, así, en el periodo comprendido entre el primero de julio de 2001 y el 30 de junio de 2002, la pérdida neta acumulada de la empresa significó una disminución de 15.3 por ciento en su patrimonio; cerca de 22 mil 500 millones de pesos. Por otro lado, el régimen fiscal ha provocado que Pemex sea incapaz de financiar con recursos propios los programas de inversiones autorizados, así, en el periodo mencionado el incremento de 10.6 por ciento en el activo fijo de la empresa fue financiado mediante un incremento de 30 por ciento del pasivo a largo plazo.

Finalmente quiero llamar su atención sobre el pasivo laboral de la empresa, asunto de gran relevancia que no ha sido debidamente atendido. Este pasivo registró un incremento de 22.5 por ciento del 1 de julio de 2001 al 30 de junio del 2002.

Me permito informarles que en los primeros siete meses del año el superávit primero de Pemex alcanzó 37 mil 708 millones de pesos, esta cifra supera en 81.6 por ciento el compromiso asumido a principios del año en el marco del Presupuesto de Egresos de la Federación. En Pemex reconocemos que esto obedece en parte a un subejercicio del presupuesto de inversión otorgado por ustedes para el presente año. Este subejercicio afecta tanto a la inversión presupuestal como a la inversión Pidiregas.

En cuanto a la inversión presupuestal, el subejercicio es consecuencia de factores vinculados al control y a la normatividad y también a la falta de capacidad de ejecución al interior de la empresa.

Entre los factores externos que mayor impacto han tenido en la inversión no presupuestal, Pidiregas, destacan el artículo 56, que incide en la evaluación y aprobación de proyectos y los rigurosos ordenamientos de obra pública que en ocasiones provocan licitaciones desiertas e inconformidades.

A pesar de estas dificultades, Pemex logrará recuperar la mayor parte del rezago en el ejercicio del presupuesto de inversión en lo que resta del año, ello en combinación con los ahorros adicionales, conllevará a que al cierre del año la empresa supere su compromiso de superávit primario en 160 millones de pesos, alcanzando un monto cercano a los 31 mil 700 millones de pesos.

Señoras y señores diputados: Todos nosotros sabemos que ésta es la época de la expansión de la información, la información es básica en las sociedades modernas por dos razones principales: porque es la base de la democracia y porque es fundamental para el buen funcionamiento de las economías. Por un parte, mayor información representa un ejercicio democrático de mejor calidad; por otra parte, los agentes económicos teniendo acceso a la información pueden tomar decisiones más acertadas, asignar mejores recursos así como producir y consumir bienes y servicios de más alta calidad para alcanzar así mayor bienestar.

Pemex enfrenta en el futuro inmediato un buen número de retos y oportunidades con respecto a la transparencia. Para hacerles frente se requiere antes que todo el fortalecimiento de las prácticas contables dentro de la empresa, modificando la manera en que presenta sus estados financieros a fin de satisfacer los más rigurosos requerimientos y recomendaciones vigentes en la industria petrolera internacional.

Vamos a presentar estados financieros que reflejen fielmente la situación de nuestros organismos y filiales; serán estados financieros auditados por firmas reconocidas internacionalmente. Ofreceremos así una imagen clara de la situación de la empresa tanto a la sociedad mexicana como a quienes han participado en el financiamiento de Petróleos Mexicanos.

Para cumplir con el compromiso de transparencia asumido plenamente por la Dirección del organismo, recientemente hemos procedido a reconocer la necesidad de reclasificar nuestras reservas probadas de crudo y gas y modificar el tratamiento contable de los costos por abandono de pozos.

En cuanto a las reservas, Pemex ha venido determinando el volumen de las reservas probadas del país de acuerdo con la metodología de los organismos internacionales especializados en la materia. Sin embargo, el criterio más riguroso que ahora hemos decidido adoptar, clasifica como reservas probadas sólo aquellas en que se asume el compromiso de desarrollarlas en un plazo no mayor a cinco años.

Dado que no podemos hacer ese compromiso en algunas localizaciones, cuya explotación nos resulta muy costosa en este momento, decidimos reclasificar esas reservas. De esta manera, el volumen reportado de reservas probadas, registra una disminución en términos de petróleo crudo equivalente, que pasa a ser clasificado como parte de las reservas probables.

En cuanto al abandono de pozos, hemos decidido asumir un criterio para el reconocimiento de los costos por este concepto. Dicho criterio obliga a establecer en la contabilidad como mínimo, las obligaciones legales de la empresa, para realizar los trabajos correspondientes de taponamiento y clausura definitiva de pozos.

Pemex al hacer estos reconocimientos, se adhiere a las mejores prácticas de la industria petrolera internacional, por un lado, asumimos que si bien la riqueza petrolera del país se mantiene intacta, tenemos que desarrollar trabajos sobre las reservas probadas, para mantenerlas dentro de esta categoría.

Y por otra parte, al haber admitido y reportado el pasivo ambiental a que me referí, la empresa tendrá oportunidad de iniciar trabajos a lo largo de los próximos años, para dejar en su condición original, aquellas zonas donde realizó la explotación de los hidrocarburos, reconciliándose así con las comunidades y restituyéndoles sus posibilidades para usar el uso con todas sus potencialidades originales.

El esfuerzo de transparencia, por supuesto, no concluye con el tema de la contabilidad y de los estados financieros, estamos empeñado en llevarlo a todos los procesos importantes de la empresa, principalmente a sus grandes operaciones, tanto de adquisición de bienes y servicios como de licitación y adjudicación de obra pública.

Como ejemplo puedo comentar a ustedes, que estamos desarrollando el proyecto de rediseño del proceso de suministro, con el cual estaremos en mejores condiciones de realizar las grandes licitaciones y obtener ahorros muy importantes.

Ciertamente éste será un programa que irá creciendo gradualmente y del cual esperamos ofrecerles mayores resultados con el tiempo.

La transparencia debe llegar no sólo a las relaciones de la empresa con otras emtidades económicas, políticas y sociales, sino a sus propias relaciones internas.

En el pasado los acuerdos del organismo con su sindicato, no solamente eran de una gran complejidad, sino que sus condiciones y términos, permanecían velados para el escrutinio de la opinión pública y de los órganos fiscalizadores del Estado.

Hemos procurado avanzar también, en darle transparencia a las dos revisiones realizadas durante la actual administración, una, del conjunto del contrato colectivo; y otra, exclusivamente salarial.

Consideramos que ésta es la precondición, para poder dar pasos concretos en la modernización de la relación laboral, objetivo que compartimos empresa y sindicato.

Quiero enfatizar, que en la más reciente revisión salarial, prevaleció este principio, con una gran determinación y claridad, hicimos un enorme esfuerzo, con objeto de separa la negociación de algunos otros factores que la venían afectando, y que esencialmente y continúan siendo ajenos a Petróleos Mexicanos.

Ese fue un gran logro, del cual me siento muy satisfecho, y creo que esta satisfacción la comparten también el sindicato y el conjunto de trabajadores de la empresa.

La suscripción de la revisión salarial en Pemex, fue una demostración de responsabilidad, lealtad y patriotismo.

Recientemente la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación, conformó una Subcomisión de diputados, que tienen la responsabilidad de hacer un seguimiento de las operaciones de Petróleos Mexicanos. En este tema, como en todos los demás, mantenemos nuestro compromiso con la transparencia.

Pemex es una empresa de la nación, una empresa de todos los mexicanos. Ofrecemos toda nuestra colaboración a las diversas actividades que, tanto esta Cámara de Diputados como la de Senadores, realizan para cuidar la preservación de este patrimonio. Muchas gracias por su atención.

El Presidente:

Muchas gracias ingeniero Muñoz Leos.

Están inscritos para fijar la postura de su partido o de su grupo parlamentario los siguientes ciudadanos diputados

Por el Partido de la Sociedad Nacionalista, la diputada Norma Patricia Riojas Santana; por el Partido del Trabajo, la diputada Rosalía Peredo Aguilar; por el Partido Verde Ecologista de México, la diputada Sara Guadalupe Figueroa Canedo; por el Partido de la Revolución Democrática, la diputada Rosario Tapia Medina; por el Partido Acción Nacional, el diputado Héctor González Reza y por el Partido Revolucionario Institucional el diputado Gustavo Adolfo González Balderas.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos para fijar la postura del Partido de la sociedad Nacionalista, la diputada Norma Patricia Riojas Santana.

La diputada Norma Patricia Riojas Santana:

Señor Presidente, una disculpa. El día de ayer estuve llamando dos veces, mi secretaria y me dijeron que era diez minutos, preparé el discurso por diez minutos, no sé si me podría dar oportunidad.

El Presidente

Adelante, diputada. Se le concede el uso de la palabra hasta por diez minutos.

La diputada Norma Patricia Riojas Santana:

Gracias.

Ingeniero Raúl Muñoz Leos, Director General de Petróleos Mexicanos.

Compañeras y compañeros diputados: dentro del ámbito de la administración pública, el comportamiento, el desarrollo y los resultados del Sector Energético tienen una gran trascendencia, ya que la producción que en él se genera, significa recursos que impactan el ingreso público en beneficio de nuestro pueblo; sobre todo los recursos que se obtienen de Pemex son fundamentales para el desarrollo de nuestro país.

Para los nacionalistas, los del Partido de la Sociedad Nacionalista, es primordial que la administración federal dé respuesta cabal a las necesidades que demanda la población mexicana y para ello, resulta imprescindible promover el Sector Energético para convertirlo en un instrumento capaz de impulsar el crecimiento económico de nuestro país de manera definitiva.

Estamos convencidos que la economía de nuestro tiempo exige alta competitividad y eficiencia para responder a las necesidades de la sociedad mexicana y ante la imperante urgencia de adecuarnos a las circunstancias mundiales, las llamadas oportunidades deben traducirse, sobre todo, en beneficio para nuestra industria, para nuestra gente; en suma, para nuestra Nación.

Los mexicanos debemos impulsar y modernizar y reestructurar el sector petrolero, pero esto no significa su privatización ni mucho menos acciones que impliquen afectación a nuestra soberanía; reestructurar para los nacionalistas significa tener la plena confianza de la eficiencia y el trabajo de nuestros hombres, de nuestras mujeres, es pensar que los mexicanos somos capaces de administrar correctamente las empresas de la Nación.

Por eso, al igual que el Partido de la Sociedad Nacionalista, los nacionalistas de México y todos los actores involucrados, deben apoyar solamente proyectos que fortalezcan a México y a los mexicanos, a las empresas públicas mexicanas y a nuestra soberanía.

En los últimos años, a propósito de las corrientes privatizadoras, se han oído voces que han expresado la conveniencia o la necesidad de permitir inversión privada en algunos rubros de la industria petrolera nacional. En efecto, algunos sectores, sobre todo extranjeros, a través de diversas formas sugieren y tratan de convencer a nuestras autoridades de abrir una parte del sector petrolero a las empresas privadas.

Sin embargo los nacionalistas no vislumbramos cómo se puede concatenar la defensa de Pemex y la recuperación de su función social con abrir oportunidades de inversión privada extranjera, si de antemano sabemos que su interés son puramente mercantilista.

Reiteramos que reestructuración no significa concesión o venta, es falso que únicamente el capital privado sea la única vía para capitalizar el sector y sacarlo adelante. En el Partido de la Sociedad Nacionalista, estamos convencidos que la privatización del patrimonio nacional afecta de forma contundente nuestra soberanía y autodeterminación que como pueblo debemos defender de forma permanente.

Para nuestro partido es claro que debemos aprender de las malas experiencias de privatizaciones anteriores y hoy debemos darle la confianza a los técnicos y trabajadores de nuestra industria. Hoy más que nunca, es tiempo de creen en México y en los mexicanos y de valorar nuestras propias aptitudes.

Coincidimos que ante la imperante necesidad de reestructurar este sector a las circunstancias actuales. Debemos tener presente que Pemex es y debe ser siempre una empresa pública y mexicana.

En esta nueva etapa nacional Petróleos Mexicanos tiene una función que cumplir y al mismo tiempo el compromiso de todos los mexicanos debe ser dotar a Pemex de elementos que le permitan incidir en una mayor generación de riqueza para nuestro país, al mismo tiempo que fomente el desarrollo y el empleo.

En este sentido entendemos que la responsabilidad de la presente administración y de todos los mexicanos es coadyuvar y buscar el mayor aprovechamiento de las riquezas petroleras de nuestro país.

Desafortunadamente parece que estamos acostumbrados a que los resultados de la administración de la riqueza petrolera de nuestro país no repercuta en beneficios para todos los mexicanos. Recordamos que hace muchos años los recursos prominentes del petróleo se utilizaban para financiar las deudas y dispendios contraídos por el Ejecutivo.

Hoy más que nunca es esencial contar con más refinerías para producir nuestra propia gasolina y exportar excedentes ya con valor agregado y no ser vendedores de crudo solamente.

Es también claro que Petróleos Mexicanos tiene una carga financiera muy alta, a la vez que se han dado otras acciones internas de detrimento del sector.

Ante esto sabemos que es difícil eliminar de tajo acciones que han llevado a una situación de atraso, obsolescencia y descapitalización de este sector. Pero los del Partido de la Sociedad Nacionalista, queremos creer en los proyectos de este gobierno porque no coincidimos que alguien pueda actuar en contra de nuestra patria.

La falta de diálogo, la intransigencia y la negación no deben ser elementos que rijan la actividad política y sus decisiones, pues la democracia no puede construir con enfrentamientos permanentes, posiciones infranqueables o intereses partidistas.

Todos tenemos claro que el petróleo es uno de los mayores recursos energéticos con que contamos que es el patrimonio nacional y debemos fortalecerlo. Nos queda claro que esta industria es fundamental para que el país no olvide que la expropiación petrolera dio dignidad a los mexicanos y una industria sólida y de orgullo nacional.

No creemos que sea sólo un sueño, debemos hacer de Pemex una empresa modelo, con autonomía, eficiente, productiva y generosa. Sin perder su vocación de exportadora de crudo, debe transitar hacia una empresa refinadora, incorporando valor agregado a la riqueza extraída de nuestro subsuelo, así como desarrollar la petroquímica y sus derivados y la industrialización de gas natural.

En otras palabras, los recursos petrolíferos son de los mexicanos, de la nación, no para unos cuantos, ni para algún partido ni para una administración. Mantener este sector en su más alto nivel de eficiencia es una tarea ineludible del estado. Dicha exigencia debe ser en beneficio de toda la sociedad mexicana.

Señor director, sabemos que usted es un mexicano orgulloso de sus raíces y de su país, un nacionalista que ama profundamente a su México y que no permitirá que mercenarios mercantilistas se apoderen de nuestras riquezas y del futuro de nuestras generaciones.

Es por eso que el Partido de la Sociedad Nacionalista le solicita respetuosamente la respuesta de cara a la nación, del siguiente cuestionamiento: Uno, ¿ve usted como única alternativa de desarrollo y modernización de Pemex la inversión privada? Dos, con significativas reducciones de las cargas fiscales y empréstitos ¿podría lograr los proyectos que se requieren? Tres, ¿tiene confianza en sus trabajadores y en la eficiencia de los mismos? Cuatro, ¿realmente sólo con millonarios presupuestos podemos competir internacionalmente y ser autosuficientes?

Señor director, los nacionalistas sabemos que usted es un gran mexicano y que por supuesto no será cómplice de una traición a la patria. Por sus respuestas y comentarios, gracias señor director.

Es cuanto señor presidente.

El Presidente:

Muchas gracias diputada Norma Patricia Riojas Santana.

Para fijar la postura del Partido del Trabajo y hasta por 10 minutos se le concede el uso de la palabra a la diputada Rosalía Peredo Aguilar.

La diputada Rosalía Peredo Aguilar:

Con su permiso, diputado presidente. Compañeras y compañeros diputados, ingeniero Raúl Muñoz Leos, director de Petróleos Mexicanos:

La presente comparecencia, junto con la del pasado lunes sobre las empresas eléctricas, es una de las más preponderantes para la industria nacional.

Después de analizar el segundo Informe de Gobierno, en la parte correspondiente a nuestra empresa más importante de México, los integrantes del grupo parlamentario del Partido del Trabajo en esta 58 Legislatura, queremos exteriorizar nuestra posición y posteriormente, en su oportunidad, formular una serie de interrogantes que esperamos sean contestadas con plena responsabilidad.

El tema que se analiza involucra una de las actividades extractivas e industriales que desde hace muchas décadas ha sido un pilar fundamental de otras ramas industriales que se constituyeron como estratégicas para el desarrollo del país.

Durante varios años la explotación de los hidrocarburos se constituyó como la fuente de divisas y de ingresos públicos más importante para los mexicanos. Esto permitió que un amplio sector de industriales se beneficiara directa e indirectamente de esta fuente de recursos, sea con materias primas baratas o se financiara buena parte de la infraestructura con la que contamos en la actualidad, constituyéndose también como un aval para la contratación de deuda externa.

Hasta antes de 1938 las compañías extranjeras se encargaban de explotar los hidrocarburos prácticamente sin ningún control y con beneficios muy escasos para México.

A partir de su expropiación y nacionalización se recuperó una fuente de riqueza de gran valía. Con este acto de Estado se buscó garantizar la independencia y la soberanía de nuestro país en materia energética.

La industria petrolera es, por su naturaleza, una actividad productiva estratégica y prioritaria. Por esta razón, y para que Pemex pueda continuar cumpliendo con este objetivo fundamental, se requiere que esta empresa siga siendo del Estado porque es responsabilidad de éste preservar el patrimonio de la nación.

Entre sus responsabilidades destaca la de conservar el volumen de reservas probadas, mismas que en los últimos años han disminuido; de la explotación y extracción del petróleo, así como de la refinación y distribución de los subproductos. Para ello es preciso que todas estas acciones se desarrollen continua y permanentemente.

Pero además se requiere que estas actividades se encuentren en manos de la propia empresa porque, en el caso de la explotación e incremento de las reservas, forman parte de la seguridad nacional. No concebimos que esta tarea se concesione a particulares y mucho menos a extranjeros.

La actividad de exploración del subsuelo debe recaer en las autoridades porque se trata de los recursos naturales del país. Resulta desconcertante que ni siquiera los funcionarios responsables estén enterados de los recursos con los que cuenta el país y que mejor a través de la prensa externa nos enteremos que los yacimientos que le pertenecen a México y que son aprovechados por compañías extranjeras sólo porque persisten en la idea de no invertir, supuestamente por falta de recursos.

Nos referimos al asunto de los yacimientos ubicados en el Golfo de México, en la zona conocida como el Hoyo de Dona, el cual será explotado por las empresas estadounidenses. No quisiéramos pensar que esta acción no es más que una estrategia que forma parte del plan energético para América del Norte.

Tradicionalmente el cliente más cercano para la mayoría de nuestros productos han sido los Estados Unidos. En este caso las exportaciones de petróleo no son la excepción. Cerca del 90% de las ventas tiene este destino.

La verdad no se ve clara una estrategia de diversificación con la finalidad de no depender de un país. O debemos pensar que el plan energético antes mencionado es una realidad.

De una cosa estamos seguros. Dicho plan únicamente será benéfico para nuestro vecino del norte, que pretende aprovechar todos los recursos del continente a toda costa. Lo que quiere es garantizar el abastecimiento de energéticos para su economía, al tiempo que insiste en tomar por cualquier medio los recursos de otras regiones del planeta.

A pesar de los enormes beneficios que hemos recibido de esta actividad, desde que los distintos regímenes tomaron la moda neoliberal muy a pecho, se tomaron a la tarea de desincorporar paulatinamente una serie de actividades y productos bajo el argumento de que ya no eran prioritarias ni estratégicas.

La única finalidad de traspasar a empresarios privados los eslabones de la cadena productiva en la que se podía obtener ganancias fabulosas, forma parte de los premios de campaña para socios y amigos.

Durante el presente régimen mucho se ha pregonado acerca de la necesidad de ubicar a toda la planta productiva en niveles de competitividad mundial. El caso de Pemex no es la excepción. Estamos de acuerdo. Esta es una necesidad ineludible y esencial; debemos de modernizar las empresas públicas para que actúen dentro de los marcos de la eficiencia, la productividad y la eficacia administrativa.

Ingeniero Muñoz Leos: Para los legisladores del Partido del Trabajo está claro que la modernización de la paraestatal a su cargo, no necesariamente implica la privatización. Sin embargo para el gobierno empresarial del Presidente Fox, parece que no hay otra solución.

A toda costa y por todas las vías insisten en que no hay recursos para invertir y por tanto se deben de privatizar estas industrias.

La privatización de varios de los procesos a través de los cuales se transforma el petróleo, ha sido una realidad desde hace varios años. Para ellos instrumentar una serie de medidas que han resultado atractivas para los inversionistas privados.

El principal mecanismo utilizado ha sido a través de los Pidiregas, que se han convertido en una bomba de tiempo debido a que los adeudos de Pemex por esta vía, que forman parte de la deuda pública.

Por tratarse de un recurso natural y no renovable, estamos de acuerdo en que el gobierno debe cobrar derechos por su explotación; pero la situación en la que las autoridades hacendarias han sometido a Pemex, raya en el absurdo y en lo increíble.

Es necesario apoyamos las diversas propuestas que se han hecho en el sentido de que se debe de dar autonomía de gestión a esta empresa. Estamos seguros que con sus propios recursos podría crecer y mantenerse entre las mejores del mundo.

Si bien el asunto de la contribución de Pemex a los ingresos públicos es más bien de la Secretaría de Hacienda, no podemos deja de comentar que también es un tema que atañe a la dirección de la paraestatal. Finalmente son recursos que se deben defender para utilizarlos en la expansión y en la modernización.

En las condiciones actuales la verdad da pena saber que nos ubicamos entre las compañías con menor productividad a nivel mundial, pese a que en volumen de extracción de hidrocarburos nos encontramos entre las más grandes; pero también destacamos, por ser la que tiene más personal por barril producido de petróleo.

Otro asunto que creemos es importante, es el referente a las pérdidas de combustible realizados no en el proceso de producción, sino en puntos estratégicos de la distribución. Así como en el referido a los fraudes cometidos en algunas estaciones de venta, tanto en las medidas que se entregan a los clientes, como la calidad de los combustibles adulterados.

A pesar de que la mayoría de las estaciones de servicio se encuentran concesionadas y que por lo tanto ya no pertenecen a Pemex, la responsabilidad de la calidad de los energéticos que expenden, recae directamente en esta paraestatal.

¿Qué se ha hecho al respecto?

Mucho se ha culpado de la contaminación ene l área metropolitana de la ciudad de México, al parque vehicular que circula. Sin embargo hay voces que indican que buena parte del problema obedece a la calidad de los energéticos. Este es un asunto grave que se debe resolver favorablemente para beneficio de los consumidores y del medio ambiente a la brevedad. Es cuanto.

El Presidente:

Muchas gracias, diputada Rosalía Peredo Aguilar.

Para fijar la postura del Partido Verde Ecologista de México y hasta por diez minutos, tiene la palabra la diputada Sara Guadalupe Figueroa Canedo.

La diputada Sara Guadalupe Figueroa Canedo:

Con su permiso, señor Presidente; señor Director General de Petróleos Mexicanos; compañeras y compañeros diputados: La industria petrolera nacional enfrenta en la actualidad retos muy importantes de desarrollo y modernización; pero también se plantea la necesidad de definir un proyecto de largo plazo sobre cómo la nación va a disponer de sus hidrocarburos.

La interrogante es ¿cómo deseamos que evolucione Petróleos Mexicanos para que pueda cubrir las necesidades de energéticos que demanda el crecimiento del país, se fortalezca como empresa pública, considere a nuestras reservas como un asunto de seguridad nacional, elija las mejores opciones en sus relaciones comerciales con el exterior, preserve nuestro medio ambiente, tenga la capacidad de incorporar tecnología de vanguardia?

En la actualidad Petróleos Mexicanos mantiene un equilibrio muy precario debido a la diversidad y complejidad de sus problemas. Su problemática principal se encuentra en las dificultades de financiamiento, en las presiones que se ejercen sobre la empresa para que mantenga y eleve sus aportaciones de divisas y sus contribuciones a las finanzas nacionales, la disminución preocupante de las reservas probadas, los obstáculos para mantener su modernización tecnológica y el déficit creciente en la producción de bienes.

A nivel internacional la industria del Petróleo está experimentando una transformación vigorosa provocada por la globalización, las innovaciones tecnológicas y un nuevo esquema de organización industrial. El desafío de nuestra empresa pública es poder tener acceso a la tecnología de punta.

El primer reto de la empresa Petróleos Mexicanos consiste en garantizar un suministro de energía suficiente y oportuno al menor costo posible, sin menoscabo del entorno natural y del aprovechamiento racional de los energéticos.

En los últimos años el crecimiento de la industria del petróleo nacional ha estado sellado por tres elementos fundamentales: severas limitaciones presupuestales y de endeudamiento del sector público; la asignación prioritaria de los escasos recursos disponibles a los proyectos de mayor rentabilidad y rápida generación de ingresos; y el menor costo en el corto plazo es el factor que determinó la selección de tecnologías, sitios de construcción y de exploración y explotación.

La aplicación de estos criterios ha significado el desarrollo para algunas actividades pero estancamiento para otras. Un aspecto sobresaliente de Pemex en los últimos años es que ha concentrado sus esfuerzos en mejorar el conocimiento de recursos existentes, pero sin desarrollar un programa de exploración para elevar las reservas de finanzas de hidrocarburos.

Las reservas han registrado una preocupante baja y solo se ha restituido el 26 por ciento de lo producido. Sin embargo, para el 2006 la empresa tiene previsto continuar con un programa intensivo de explotación y alcanzar una producción de 4 millones de barriles diarios, es decir, 800 mil adicionales a la producción actual.

Durante los últimos 10 años la tendencia de las reservas ha sido disminuir, lo cual es una muestra de la falta de inversiones en xploración.

Usted, señor Director de Pemex, lo ha señalado en forma muy precisa: el deterioro de la producción se debe a que estamos viviendo de los trabajos de exploración desarrollados hace más de 15 años. En solo 3 años las reservas han disminuido de 57 mil millones de barriles a 52 mil millones en el presente año.

Con el ritmo actual de explotación los años de producción se han reducido de 24 a mucho menos años. El enorme diferencial en los niveles de rentabilidad ha determinado una asignación de los recursos a favor del petróleo y en detrimento del gas natural.

Paradójicamente la posibilidad de importar grandes cantidades de gas a partir de fines de los años ´90, aunada a la adopción de una decidida política de sustitución de petróleo por gas natural incidió en un crecimiento rápido del consumo de gas.

Uno de los desafíos más importantes para la industria petrolera se refiere a los requerimientos de inversión para los próximos 10 años. Pemex se ha venido apoyando cada vez más en el esquema Pidiregas para financiar sus programas de inversión. Sin embargo, este mecanismo de financiamiento asigna el riesgo al Estado y no al sector privado, compite con el gasto social, desestabiliza los equilibrios macroeconómicos y socava la viabilidad financiera de la empresa.

Históricamente la administración de la riqueza petrolera del país ha estado necesariamente supeditada a requerimientos presupuestales, más que a criterios de capitalización propios del sector. Esta situación se refleja claramente en el diseño y la manera de operar  del régimen fiscal de Pemex.

El régimen fiscal vigente que se aplica directamente sobre los ingresos por ventas totales de Petróleos Mexicanos, persigue objetivos recaudatorios, dejando de un lado criterios de decisión que implican los distintos grados de riesgo y rentabilidad entre diferentes actividades.

La incertidumbre sobre la disponibilidad de recursos, provoca que los proyectos de inversión constantemente deban revisarse y ajustarse de acuerdo a las condiciones financieras del gobierno federal.

La llamada red fiscal es el esquema que integra los derechos de impuestos a través de los cuales se extraen recursos de la empresa, de acuerdo con o que establece la Ley de Ingresos de la Federación.

Por otra parte, Pemex recibe recursos presupuestales del gobierno que no dependen del desempeño financiero de la empresa, sino que obedecen a la disponibilidad de recursos públicos y a los criterios y prioridades para afinar el gasto público en cada ejercicio fiscal.

La carga fiscal que tiene esta empresa pública rompe el principio de la proporcionalidad, según el cual un sujeto debe contribuir en función a su capacidad contributiva y sobre todo que la tributación nunca debe ser tan grande que termine eliminando la fuente de riqueza del contribuyente y su actividad.

La industria petrolera internacional encuentra en la generación interna de fondo su principal fuente de financiamiento. En el caso de nuestro país esto sólo podría lograrse si se modifica el régimen fiscal vigente, que además de ser excesivo conlleva a una elevada regresividad.

Uno de los retos más importantes de Petróleos Mexicanos es el perfeccionamiento de la empresa para que cumpla sus funciones de manera eficiente. Por ello tiene que ser rentable y capaz de financiar con fondos propios la mayor parte de sus inversiones, ser competitiva para insertarse mejor en el mercado internacional, ágil y flexible para responder oportunamente a los cambios del entorno y respetuosa del medio natural.

Es conveniente apoyar de manera más decidida las acciones encaminadas a salvar los rezagos en materia de productividad, eliminar prácticas que entrañan dispendio y desperdicio, incorporar sistemáticamente el progreso técnico, promover la alta calificación y el desarrollo profesional de trabajadores y directivos, aumentar la seguridad de las instalaciones, afianzar los criterios de sustentación ambiental y profundizar una cultura de atención al cliente.

En el escenario internacional cada vez es más complicada la posición del petróleo desde el punto de vista geopolítico. Los problemas del Medio Oriente y la aparición de nuevos países con gran potencial de hidrocarburos y su disposición por ofrecer grandes volúmenes a sus reservas, generan en los mercados una gran incertidumbre.

Por nuestra parte, tenemos un socio voraz en la demanda de hidrocarburos. Hemos pasado a ser el primer suministrador de crudo de los Estados Unidos por encima de Arabia Saudita, Venezuela y Canadá.

México colocó en Estados Unidos 265 millones de barriles entre enero y junio de este año.

Por las asimetrías con el principal socio del norte, es fundamental establecer una negociación de equilibrio, de aquí la necesidad de evitar que el tema de la energía se aborde desde un enfoque estrictamente comercial o aceptar acuerdos para promover aisladamente de volúmenes garantizados de petróleo.

Sería muy irresponsable de nuestra parte ver sólo el corto plazo y malbaratar nuestros hidrocarburos para alcanzar metas efímeras de estabilidad y ceder a presiones externas.

Si no planeamos adecuadamente la industria petrolera en el medio plazo, nos vamos a ver en problemas de reservas, con una baja de captación de divisas y con la necesidad de importar volúmenes crecientes.

Cometeríamos un grave error histórico si sólo consideramos el corto plazo, dejando las siguientes generaciones sin protección y carentes e un instrumento que para el desarrollo de nuestra sociedad ha sido fundamental.

Deseo terminar mi participación con las palabras de don Antonio Bermúdez, un hombre que trabajó intensamente por el engrandecimiento de la industria petrolera y que sentía una profunda preocupación por el destino de nuestros hidrocarburos.

Hace veinticinco años escribió estas líneas que siguen teniendo plena actualidad: "El petróleo debe ser generador de desarrollo y no de divisas. Por largos periodos se ha descuidado a Petróleos Mexicanos y se le ha explotado por encima de sus posibilidades con funestas consecuencias. Prácticamente se destruyó la mística petrolera, se descuidó el descubrimiento de nuevas reservas petroleras en el subsuelo, por un mal planteamiento de las prioridades de inversión, de concentración de esfuerzos.

Se recurrió a endeudamiento en gran escala en vez de resolver las causas que la hacían necesario y se permitió que la política interviniese activamente en el manejo de la industria petrolera.

Finalmente pronosticaba: el momento presente de Petróleos Mexicanos es muy significativo, se abre una nueva etapa de la industria petrolera que puede ser la mejor de su Historia, de grandes logros y resultados, es un gran reto a nuestro patriotismo y a nuestros sentimientos de responsabilidad.

Si se corrigen los errores es tiempo todavía de hacer honor al pensamiento y a la visión de Lázaro Cárdenas.

Muchas gracias

(aplausos)

El Presidente:

Muchas gracias diputada Sara Figueroa Canedo. Queremos agradecer también la presencia del diputado Jaime Vázquez Castillo, quien es representante de la Mesa Directiva de esta honorable Cámara de Diputados en esta comparecencia.

Para fijar la postura del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, tiene la palabra hasta por diez minutos la diputada Rosario Tapia Medina.

La diputada Rosario Tapia Medina:

Gracias señor Presidente y espero que también conmigo sea flexible en el tiempo.

Señor Director de Petróleos Mexicanos, compañeras y compañeros. Con relación a lo que la presente Administración ha hecho al frente de nuestra principal empresa pública, deseamos manifestarle que la visión que está conduciendo nuestra política petrolera está reincidiendo y en algunos casos profundizando la visión de nacionalizadora que hemos padecido en estos últimos 20 años.

El discurso que habla de un gran acuerdo energético norteamericano para aprovechar nuestras llamadas complementariedades, no está haciendo otra cosa que una gran ofensiva de las grandes firmas por nuestras envidiables riquezas energéticas.

No les basta con estarnos imponiendo un ritmo expoliador de extracción de nuestras reservas de crudo para atender sus necesidades de reserva estratégica, no negamos lo difícil que es negociar con los intereses norteamericanos; sin embargo, nosotros no vemos que existe esta preocupación en el Ejecutivo actual.

Nuestro reclamo es el reclamo de las actuales y mediatas generaciones que están viendo reducir su expectativa de reservas de crudo de 50 años como se preveía hace tan solo 10 años, a poco más de 20 años en estos días y todavía se nos anuncia en tono triunfalista que los volúmenes de extracción de crudo de incrementará.

El Partido de la Revolución Democrática ratifica su reclamo de que es urgente una re orientación de nuestra industria en una visión de máximo beneficio y responsabilidad nacional. Necesitamos Pemex y petróleo para mucho rato cuidando el mayor beneficio nacional de nuestros recursos de hidrocarburos no para que sean vistos como fuente del gasto social el cual nunca alcanzará en un país en constante deterioro productivo sino más bien como fuente de desarrollo industrial, tecnológico, social, educativo y cultural.

La mayoría de la población se manifestó el 2 de Julio por un urgente cambio, ustedes señor Director, heredaron una Administración plagada de desvíos y corrupción, se entronizó a tal grado esta descomposición que muchos de los altos directivos de nuestra paraestatal, hoy son unos comunes prófugos de la justicia.

Pero, señor Director, no quisiéramos entender que su Administración sólo abordará los temas de combate a la corrupción que tienen la mayor rentabilidad política como el ya famoso Pemex GATE, para dejar pasar o pretender dejar en el olvido otros de igual o mayor daño al patrimonio nacional como lo ha sido el derivado de la construcción de la Refinería de Cadereyta. Son muchos cientos de millones de dólares los que no están claros todavía en los increíblemente flexibles y favorables contratos que se derivaron de la reconfiguración de esta Refinería y por eso le preguntamos y se lo hicimos también saber y preguntamos el año pasado, ¿qué está haciendo la actual administración para deslindarse definitivamente de las responsabilidades de este mega fraude? ¿Se siguen autorizando pagos para estas constructoras filiales de transnacionales contra el propio patrimonio de Pemex? ¿Se acudió ya a la Secretaría de la Contraloría para derivar a los responsables de este fraude y de esta lesión al patrimonio de Pemex?

Las reformas a la Ley Reglamentaria del artículo 27 constitucional en materia petrolera de 1975 que dieron entrada a la iniciativa privada, sobre todo extranjera en la distribución y comercialización de gas natural, trajeron aparejada la decisión del anterior Ejecutivo de promover la generación de energía eléctrica casi únicamente con base en plantas generadoras de ciclo combinado alimentadas con gas natural.

De manera tecnocrática y desde nuestro punto de vista ignorante, se tomó una decisión que hoy nos ha convertido en un curioso caso de un país que basa la generación de su energía eléctrica en un recurso en el que no tiene autosuficiencia. Vale señalar señor Director que normalmente los países con gobiernos sensatos basan su desarrollo en los recursos que sí tienen y no en los que requieren importar crecientemente o tener excesivas inversiones para poder extraerlos.

Y nosotros pensamos que usted en lugar de recomendar un giro en la estrategia energética de nuestro país, atendió solamente las ilustradas recomendaciones de las grandes firmas transnacionales y con una errónea visión de largo plazo está promoviendo hoy los ya tristemente celebres contratos de servicios múltiples.

Y aquí nos vamos a detener un poco porque para el PRD es un tema fundamental.

El artículo 27 constitucional nos ordena que tratándose de petróleo y de carburos de hidrógeno líquido o gaseoso, no se otorgarán concesiones ni contratos y la nación llevará a cabo la explotación de esos productos en los términos que señale la Ley reglamentaria respectiva.

La razón histórica que originó este artículo señor Director, es que el espíritu de este artículo se interpretó después de la expropiación como un mandato indeclinable a Pemex para que realice con recursos propios todas las actividades posibles y solamente contrate aquellas que no pueda realizar con recursos propios.

Así operó Pemex con gran éxito después de la expropiación y hasta 1976, usted debe respetar la letra y el espíritu de nuestra Constitución y no promover y seguir insistiendo en la participación de contratistas en actividades que no solo le corresponde constitucionalmente a Pemex, sino que también Pemex puede realizar.

El gran reto de su administración señor Director, es saber desarrollar estos recursos y buscar la menor presencia posible de contratistas extranjeros y la menor utilización posible de elementos importados; de eso depende realmente el desarrollo industrial del país en otras ramas.

Lo más grave, es que para justificar estos contratos de servicios múltiples se afirma que hay que generar energía eléctrica con gas natural -es un fundamento- y que Pemex no tiene los recursos tecnológicos ni económicos suficientes y desde la perspectiva del PRD, ambas premisas son falsas porque generar energía eléctrica con gas natural en México no es ni mucho menos la mejor opción técnica y económica.

Usted señor Director, conoce la propuesta de un calificado grupo de expertos que son antiguos petroleros que le han insistido reiteradamente en que se pueden construir las llamadas "refinerías energéticas". Al construir estas cuatro refinerías energéticas, de unos 150 mil barriles de capacidad diaria, se generaría un mínimo de 7 mil 200 megawats; se dejaría de importar gas por varios miles de millones de dólares anuales y destilados como gasolinas, gas licuado, etc., por más del 30% de los ingresos por exportación de crudo.

Esta, consideramos, es la solución más económica y la más conveniente para el país ya que contamos con la materia prima en cantidad suficiente. Usar gas natural en estas condiciones atenta contra intereses nacionales y está a favor de intereses solamente trasnacionales.

La Secretaría de Energía -y esto hay que recordarlo- publicó en su prospectiva del sector eléctrico 2001-2010, los datos que demuestran que utilizar fondos de torre de alto vacío -que es lo que proponen los jubilados petroleros, y que la Secretaría llama combustible alterno- es significativamente más barato que producir energía eléctrica con plantas a gas de ciclo combinado. Y esto no lo decimos nosotros, lo dice la Secretaría de Energía. En este estudio participaron además diversas direcciones de Pemex, como Pemex Corporativo, Pemex gas y Petroquímica Básica y Pemex Refinación.

Las inversiones previstas para la producción de gas natural se estiman entre los 13 mil y 18 mil millones de dólares, contra 2 mil millones que representarían las refinerías que se le han propuesto. Es urgente asumir un cambio hacia la explotación y utilización racional de gas natural, ahorrar recursos y abandonar el proyecto de los contratos de servicios múltiples.

Señor Director, es ya por otro lado para el PRD alarmante la cantidad de despidos de personal calificado de Pemex, esto nos confirma solamente que se está rediseñando la plantilla de personal profesional para dar cabida a un nuevo perfil de nuestra empresa pública, donde son corridos los que tienen muchos años de experiencia en la producción directa de nuestra riqueza petrolera para ser ahora sustituidos -y así se lo dijimos al ingeniero Martens y lo volvemos a repetir- sustituidos por un ejército de yupis que sólo son aptos para cabildear y/o administrar la contratación de empresas trasnacionales con una visión de negocio particular, nunca con una visión integral que requiere nuestra empresa.

Nosotros le preguntamos, ingeniero Muñoz, ¿cree usted que están mejor calificados estos inexpertos que vienen nuevecitos de las universidades de Estados Unidos o de la iniciativa privada, que nuestros cuadros técnicos altamente calificados, con muchos años de experiencia, para poder asumir los grandes retos que requiere Pemex en este momento?

Usted sabe que estos yerros laborales han provocado ya la creación de un poderoso organismo gremial representativo de los técnicos y profesionistas de confianza, de lo cual nos congratulamos y exigimos sea atendido en sus justas demandas, tanto de reajuste salarial como de reinstalación de trabajadores jubilados forzosamente o corridos injustificadamente, que a la fecha sólo bajo su dirección suman ya mil 700 contra 5 mil nuevas plazas creadas por usted.

Señor Presidente, le pido un minuto más.

El Presidente:

Adelante, diputada.

La diputada María del Rosario Tapia Medina:

Por otro lado, nosotros sí quisiéramos y lo hemos insistido, si podría explicarnos señor Director, en un momento dado cuáles son los objetivos y las razones de esta política administrativa y laboral. De entrada nosotros le insistimos, le demandamos que detenga ya esta ofensiva de despidos hacia trabajadores de confianza y por otro lado, que los pueda recibir para poder entablar un diálogo y pueda escuchar sus opiniones y puedan llegar a alguna solución.

Por otro lado -y con esto termino- la política de despidos en Pemex no se circunscribe solamente a los trabajadores de confianza, sino que alcanza también a los trabajadores sindicalizados. Ha sido una práctica común de su administración despedir a trabajadores por decisión de los dirigentes sindicales, sin causas laborales justificadas y coincidiendo en que son trabajadores que se han caracterizado por ser críticos de la corrupción sindical y administrativa y por ser justamente los que encabezan la lucha por la democracia y transparencia sindical.

Yo creo que usted está enterado de estos hechos, señor Director, varias veces se los hemos planteado y sin embargo nos parece inadmisible que estas viejas prácticas de represión y amenaza a los trabajadores sindicalmente activos que difieren de las direcciones sindicales corporativas, se sigan practicando sin ningún cambio. Se ha llegado al extremo de que compañeros que han ganado inconformidades, por ejemplo ante las autoridades laborales, como compañeros de la Sección ahora son despedidos o jubilados forzosamente.

Señor director, termino solicitándole, expresándole nuestro reclamo más firme ante estas irregularidades, que exhiben la inexistencia de un cambio labora de fondo en la actual administración, y que desafortunadamente la hacen cómplice de estas prácticas represivas en contra de los trabajadores sindicalizados y trabajadores de confianza.

Se le ha entregado un documento, por parte de los trabajadores sindicalizados, en donde se habla muy claramente desde el 27 de marzo quiénes son los despedidos y por qué sin causa justificada no se les ha podido reinstalar.

En este momento, señor director, vuelvo a hacer entrega de ella, por si alguno de sus ayudantes nunca la hizo llegar a sus manos. Muchas gracias.

El Presidente:

Gracias diputada Rosario Tapia.

Para fijar la postura del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, tiene la palabra hasta por diez minutos el diputado Héctor González Reza

El diputado Héctor González Reza:

Señor director general de Petróleos Mexicanos. Señor presidente de la Comisión de Energía. Señores secretarios de la Comisión. Diputada Rosario Tapia. Diputadas y diputados. Señores funcionarios. Amigos todos. Por el valor de sus activos y por aportar la tercera parte de los ingresos públicos, Petróleos Mexicanos, es la empresa más grande e importante del país, pero, tanto la empresa como los recursos naturales que explota, pertenecen a todos los mexicanos. No son propiedad absoluta de un sindicato ni patrimonio a perpetuidad de algunas familias de líderes, como tampoco son referencia histórica e ideológica exclusiva, para ningún partido político.

Somos muchos los mexicanos que conocemos el pasado de Petróleos Mexicanos, y reconocemos en él a trabajadores, a técnicos e ingenieros, que han dejado huella en ese importante organismo.

Pemex es, por sí sola, la principal fuente de recursos del gobierno federal, basta conocer su régimen fiscal, en los primeros artículos de la Ley de Ingresos, para saber que está sujeta al pago de más de 10 impuestos diferentes.

Es evidente que debemos cambiar este esquema de contribución, para que el organismo no esté limitado, para realizar las inversiones en expansión y modernización, que mejoren su eficiencia y su competitividad.

Esta modificación a su régimen tributario, puede hacerse y es viable, sin afectar a los ingresos de la federación.

Es remota, a veces, la posibilidad de mantener nuestros niveles de producción, después de los próximos 10 años, aun cuando la demanda va a crecer, pueden disminuir las exportaciones, porque hay un un gran dinamismo en el mercado energético internacional.

De ahí que los petroleros, deben y debemos hacer una inversión sostenida. Hay que incrementar nuestra participación en el mercado cercano. El gas, sin duda, será el principal energético para los sectores industrial y eléctrico del Siglo XXI, hoy con gas generamos el 15% de la electricidad, y para el año 2010 podríamos estar generando, y debemos hacerlo, el 53% de la electricidad.

Tenemos además un vecino país deficitario en gas natural, podemos ser autosuficientes y exportar, y además dejar de quemar combustóleo, para generar electricidad.

Producimos petróleos, señores, señoras, y no alcanzamos a refinar los petrolíferos pesados, en eso dependemos de Estados Unidos de América, así en los últimos tres años hemos pagado más de 7 mil millones de dolares, por importar gasolina, turbosina, diesel, gas LP y combustóleo.

En este contexto es imperativo concluir la reconfiguración de nuestras refinerías, para lo que requerimos un flujo continuo de recursos que podríamos tener, como se ha dicho, con un nuevo régimen fiscal.

Por otra parte, para reconvertir nuestras plantas petroquímicas, es urgente atraer inversión privada para asegurar su competitividad y su productividad. En este momento no es rentable la petroquímica para muchos y si bien la última desregulación da certidumbre legal a inversionistas, debemos profundizar en algunos cambios que la hagan atractiva, adoptar la estructura a las nuevas modalidades de integración y de competencia internacional.

Para los diputados del Partido Acción Nacional, la privatización es la venta directa y la desincorporación de los activos del patrimonio nacional. Nadie lo ha propuesto y los panistas, ni en el congreso ni en el gobierno lo aceptaríamos. La apertura en una industria de proceso como la petroquímica no es privatización, como tampoco lo es adoptar un nuevo esquema de contratación de servicios que reduce significativamente los gastos administrativos de la empresa.

Estamos de acuerdo en Acción Nacional en una nueva regulación que le dé más autonomía y eficiencia a la empresa, que se flexibilice su normatividad. Tenemos confianza en sus directivos y en muchísimos, yo diría que en la mayoría de sus trabajadores y de los ingenieros que colaboran en Petróleos Mexicanos, también de quienes participan en otras áreas.

Estamos de acuerdo los panistas en reformar el régimen fiscal como lo ha dicho usted, señor Director, sin afectar la renta petrolera y hacer posible la reconversión de la empresa y de sus subsidiarias. Estamos de acuerdo los diputados de Acción Nacional en que Petróleos Mexicanos debe concentrarse en su objetivo principal de exploración y de producción. Estamos de acuerdo los diputados de Acción Nacional que la rectoría del Estado que debe mantenerse en Petróleos Mexicanos, es precisamente la que consiste en conducir el desarrollo nacional; cambiar para cumplir fielmente con los objetivos, para cumplir por otra parte con las responsabilidades sociales y con los compromisos que son y deben ser tutelares del Estado.

Aprovecho los últimos minutos, segundos para mencionar que para los diputados de Acción Nacional es un motivo de orgullo que haya sido precisamente un senador de nuestro partido, el señor senador José Angel Conchello, quien hace unos años fue, quien desde el Senado de la República, alertó al gobierno sobre la necesidad de reivindicar para los mexicanos la plataforma continental. Hago esto y agradezco el tino de la ciudadana diputada Rosalía Peredo sobre el tema del "hoyo de dona".

Estamos muy orgullosos los diputados del PAN, porque con esta reivindicación de la plataforma continental para los mexicanos, tenemos asegurado ya ahí aproximadamente el 62% de los recursos. Cierto que ahora es muy pronto, la tecnología en este momento hace incosteable realizar una exploración, una medición acaso de cuantificar el total de los recursos, sólo sabemos que disponemos del 62% del área de esa plataforma y hay una seguridad. Es un orgullo, como digo, para los diputados de Acción Nacional y es una de las grandes aportaciones de nuestro partido, amén de otros, en el tema de energía.

Finalmente quiero decirles y reiterarles el interés del Partido Acción Nacional y de sus diputados de continuar colaborando para el mejoramiento, la eficiencia, la modernización y el engrandecimiento de Petróleos Mexicanos para que como siempre, y ya decían aquí, Petróleos Mexicanos vuelva a estar al servicio de la Patria.

Muchas gracias.

El Presidente:

Muchas gracias, diputado Héctor González Reza.

Para terminar esta ronda de posicionamiento de los partidos y grupos parlamentarios, se le concede el uso de la palabra para fijar la postura del Partido Revolucionario Institucional y hasta por diez minutos, al diputado Gustavo Adolfo González Balderas.

El diputado Gustavo Adolfo González Balderas:

Con su permiso diputado presidente; compañeras y compañeros diputados:

Conocer los resultados en cifras de un año de gobierno, es un ejercicio que queda incompleto si con ello no se aclaran las cuestiones de qué esperamos para el futuro inmediato.

En el caso de Petróleos Mexicanos, el tema reviste especial importancia ante las intenciones de transformar su entorno legal constitucional para transformar las modalidades de superación, tal y como el pueblo a través de sus legisladores lo diseñaron desde 1938.

Petróleos Mexicanos es algo más que una simple empresa; es desde la expropiación, el símbolo de lo que podemos lograr los mexicanos si unidos en el ideal de seguir conservándolo como propiedad del pueblo, sin intervenciones disfrazadas de oportunidades financieras, encontramos las soluciones que requiere la industria para continuar como el pilar fundamental de nuestro desarrollo.

Volver a escuchar aquí informaciones que nos hablan por ejemplo de la imposibilidad de crecimiento de la industria petrolera porque no se ha cambiado el régimen fiscal que le quita en impuestos más que sus utilidades, es repetir una queja que a estas alturas del régimen se vuelve tema inaceptable porque habla de una planeación incumplida y lo más grave, de la conservación de esquemas que se convierte en obsoletos.

Advertimos el año pasado en este mismo lugar, de la determinación de quienes integramos el grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional en esta Cámara, de encabezar la defensa del pleno dominio de la nación sobre los recursos naturales, artículos 25, 27 y 28 constitucionales,

particularmente en relación a los hidrocarburos. Pero no sólo la defensa jurídica, sino también la vigilancia sobre la buena marcha de la industria.

Por eso nos preocupan varias cuestiones no resueltas, así como la omisión en el cumplimiento de planes y promesas, muchas de las cuales surgieron del propio Gobierno Federal, en el ámbito de una campaña que está pareciendo ahora como una gran falacia.

Hablemos por ejemplo de las reservas. A decir verdad esta soberanía no sabe a quién creerle porque las cifras nuevas están cambiando constantemente sin que se sepa el por qué. La confusión en ese sentido es más que notable, la que proporciona Pemex en sus memorias de labores y en sus documentos públicos, es distinta a la que ofrece la "Segurity and Essence Commision: y más aún, la que da la "Deveral Seguards" dos empresas a las que la paraestatal concede amplia credibilidad .

En realidad las diferencias son graves, pero coinciden en un punto esencial: las reservas están decayendo en forma importante, cada vez el número de barriles es menor, para citar a la más baja cifra, se entiende que en crudo y condensados, incluyendo líquidos de gas natural, al 31 de diciembre del 2001, teníamos 18 mil 767 millones de barriles de petróleo crudo equivalentes en reservas probadas muy inferiores a la de 25 mil 424 millones de barriles que se supone poseíamos apenas hace dos años. Es decir, no sabemos dónde quedaron 6 mil 657 millones de barriles y el por qué fueron descartados.

Nos preocupa también el conocer qué pasa con la diferencia de los precios. Según la Secretaría de Hacienda, el precio base presupuestado fue de 15.50 dólares por barril. Pero ese precio se ha disparado en el mercado internacional por arriba de los 26 dólares ¿dónde ha quedado ese dinero? Aquí nuestra pregunta sería entonces el por qué si se ha obtenido una utilidad extra, ésta no se ha reflejado en la modernización y sobre todo en la exploración que nos permitiese tener una nueva provincia petrolera que nos resolviese el problema futuro de nuestras reservas que van hacia la baja.

Insistimos como grupo parlamentario debemos ser muy cuidadosos en el reclamo de la transparencia del manejo de la industria, como una auténtica preocupación por Petróleos Mexicanos.

Por eso mencionamos hoy la estrategia de restructuración de Petróleos Mexicanos, un programa administrativo que ha dejado ante la opinión pública más dudas que certidumbres. Porque el crecimiento de su plantilla de personal ejecutivo ha sido desmesurado, sin que haya aumentado su eficiencia.

Se mencionó siempre la eliminación de duplicidades y optimización de las funciones corporativas, así como reducir el costo y el número de plazas de confianza de Pemex en su conjunto. No ha sido así pues los altos funcionarios han elevado sus percepciones mediante sofismas administrativos hasta en un 20% y las líneas de mando han creado superestructuras administrativas que contradicen cualquier principio de austeridad.

Debemos también hablar de la flota petrolera, otrora orgullo de nuestro país. Las noticias en los medios de comunicación informaron, apenas ayer, de la desaparición en un lapso muy breve, ante la exigencia internacional, de que los últimos buques que quedan ya no crucen cargados los mares en virtud de no tener doble casco.

El incumplimiento del programa de renovación, a través de la compra o la renta con opción a compra, de nuevos buques que cumplan con los requisitos internacionales ha arrojado sus primeros frutos. La flota está prácticamente extinguida.

Y la empresa tendrá que pagar 34 mil dólares diarios, por cada embarcación que rente. Una simple multiplicación nos llevará a la conclusión de cuánto tendrá que perder la empresa y por ende el país.

Todo esto sin contar que el desempleo espera a más de mil 600 marinos petroleros especializados y a sus familias. Se requiere de cuando menos 8 barcos en forma urgente y en el futuro no se observa siquiera la adquisición de uno solo. Así, el panorama es realmente preocupante.

Para los priistas que hace apenas 6 años, con la Constitución en la mano, defendieron la no venta de la petroquímica de Petróleos Mexicanos, es muy importante saber qué ocurrirá ahora, cuando el esquema de filiales no funcionó.

Cada día que transcurre el deterioro de las plantas es mayor. No se ha aplicado el presupuesto para su revitalización o tan solo para su reparación. No nos cabe duda de que pronto serán algo menos que chatarra y que todo lo que producíamos para la industria en la medicina, y lo más grave, para los fertilizantes de los que depende la alimentación de millones de mexicanos, tendrá que ser importado.

Para dar idea de lo que ocurre, en 1999 produjimos 12 millones 823 toneladas de productos petroquímicos; en el 2000 se redujo a 11 millones 501 mil toneladas; para el 2001 la cifra fue de 10 millones 377 mil toneladas y hasta agosto del 2002 apenas llevamos producidas 6 millones 620 mil toneladas.

Y cuando de gas se trata, en ese mismo esquema nos preocupa mucho el planteamiento de los contratos de los servicios múltiples de los que se tiene poca información sobre sus alcances y consecuencias.

Respecto a la posibilidad de comprometer soberanía y recursos, tomando en cuenta de que los inversionistas mexicanos no tendrían el alcance que sí poseen las empresas energéticas transnacionales.

Los proyectos de los contratos están en manos del Senado de la República, pero a esta soberanía no ha llegado la información de qué son realmente y cómo podrían funcionar. Dos borradores han circulado en la red, pero no así sus 40 anexos, donde tenemos justificados temores de que estaría lo más importante en este sentido.

Sería deseable también una información, aunque fuera somera por parte del señor director de Petróleos Mexicanos, sobre los proyectos, aún no muy conocidos, sobre la posible refinación de petrolíferos por parte de la iniciativa privada, ante el crecimiento del consumo anual de gasolinas en 4.2% y la insuficiencia de Petróleos Mexicanos, por carecer de capacidad instalada y aun de más refinerías.

Es algo planteado ya por el Consejo Coordinador Empresarial y sería adecuada una aclaración al respecto en virtud de que para realizarse tal y como fue descrito, se requeriría de un cambio en la Constitución.

Se ha puesto especial énfasis que en este año a Pemex se le ha autorizado un presupuesto histórico, el más elevado en los últimos veinte años. En términos de inversión duplica lo que se ha venido haciendo en cinco años en promedio. Sin embargo todo parece indicar que no se ha ejercido en tiempo y forma.

Esperamos del señor Director de Petróleos Mexicanos, una ilustración al respecto sobre lo que para el grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional es de sumo interés por tratarse de temas que tienen que ver con el futuro de México y el bienestar de los ciudadanos. Gracias por sus respuestas.

El Presidente:

Gracias, diputado Gustavo González Balderas.

Damos paso en seguida para dar cumplimiento al punto segundo numeral tres incisos a, b y c, a la primera ronda de preguntas de hasta por tres minutos con derecho a réplica de tres minutos también.

Se han inscrito los siguientes ciudadanos diputados para esta primera ronda: Por el Partido del Trabajo, la diputada Rosalía Peredo Aguilar, pregunta y réplica; por el Partido Verde Ecologista de México, la diputada Sara Guadalupe Figueroa Canedo, pregunta y réplica; por el Partido de la Revolución Democrática, el diputado Humberto Mayans Canabal, pregunta y réplica; por el Partido Acción Nacional, el diputado José María Rivera Cabello, pregunta; diputado Francisco Ramírez Avila, réplica; y por el Partido Revolucionaio Institucional, el diputado José del Carmen Soberánis González, pregunta y réplica.

Tiene la palabra para formular la pregunta a nombre del Partido del Trabajo y hasta por tres minutos, la diputada Rosalía Peredo Aguilar.

La diputada Rosalía Peredo Aguilar:

Con su permiso, diputado Presidente; señor director de Pemex: La reciente firma del contrato laboral entre los trabajadores y la empresa paraestatal que usted dirige, puso a luz pública algunos aspectos de trascendental importancia para la empresa misma y para el país. Más allá del propio asunto de la revisión contractual por salarios y prestaciones y de las implicaciones políticas que se conjugaron con el juicio de procedencia para desaforar a las cabezas de la dirigencia del Sindicato de Pemex, dicha revisión permitió poner en el centro de la discusión la situación de la empresa.

A más de esto la presentación del Informe Presidencial, que es el asunto que nos trae a esta reunión, nos proporciona elementos sobre los cuales nos gustaría escuchar sus puntos de vista.

Con relación a la información presentada por el Presidente Fox a esta soberanía, el primero de septiembre, se incorporan datos que nos hablan de la situación de la empresa en el periodo aludido.

En general podemos decir que la situación de la empresa que usted dirige dentro de este segundo año de gobierno, no nos aporta ningún elemento que cualquier observador acucioso nos haya detectado a lo largo de su gestión.

Desde luego esto no demerita el informe porque el sentido de dicho documento es proporcionar información condensada del periodo en estudio.

Dada su larga trayectoria empresarial, señor Director, seguramente habrá aspectos del manejo de la empresa que no le gusten. Desde el punto de vista de la estructura económica y financiera de Pemex,, por ejemplo, la sangría de recursos que la Secretaría de Hacienda le hace a esta empresa, la ha descapitalizado y le resta autosuficiencia.

Tampoco creemos que le haya hecho muy feliz que por razones políticas en la reciente revisión contractual el porcentaje de incremento a los salarios y prestaciones haya rebasado los límites que desde el punto de vista técnico la empresa proyectaba para seguir con la misma estructura de costos, que si estuviéramos en otras condiciones en el mercado internacional de petróleo, afectaría en un sentido la competitividad de la empresa.

Por eso nos gustaría que usted nos profundizara en las cuestiones relativas a la productividad de la empresa en general, la productividad por trabajador y también qué opina sobre la suficiencia o insuficiencia de los fondos destinados a incrementar las llamadas "reservas probadas" de petróleo que constituyen un ato básico par ala proyección de la empresa a largo plazo. Le agradecemos sus comentarios y respuestas.

El Presidente:

Muchas gracias, diputada Rosalía Peredo Aguilar.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos el ingeniero Raúl Muñoz Leos.

El Director General, Raul Muñoz Leos:

Muy bien. Me referiré primero a la suficiencia o insuficiencia de los recursos que se destinan para fortalecer las reservas de hidrocarburos en nuestro país. Cabe señalar que este es un mensaje que hemos estado repitiendo, en el sentido de que necesitamos reforzar nuestro esfuerzo para fortalecer dichas reservas.

En los últimos 12 años, en promedio hemos repuesto solamente el 26 por ciento de lo que se ha explotado. Esa solamente es una indicación de la urgencia que debemos empeñar en fortalecer estas reservas, dado que las empresas líderes en el mundo reponen cerca del 100 por ciento de lo que explotan anualmente. Este rezago se debe a que en más de 20 años no se han asignado suficientes recursos a este rubro.

Como señale en mi exposición al principio, por primera vez este año, gracias a la autorización de la Cámara de Diputados, se nos otorgó el equivalente a un doble de lo que se venía asignando en promedio los últimos 10 años. Por primera vez contamos con un presupuesto suficiente para hacer tres cosas:

1. Empezar por detener la declinación de los yacimientos, que lo están haciendo de una manera acelerada que particularmente se trata de crudos ligeros.

2. Asignar mayores recursos al desarrollo, o sea, a expandir la producción de hidrocarburos.

3. A reiniciar la producción, que en muchos años no se había venido dando.

Entonces esto es un buen principio, pero solo es el principio. Son niveles de recursos que debemos de sostener para hacer que estos esfuerzos de reforzar nuestras reservas se vayan fortaleciendo en estos próximos años.

En segundo término, la sangría de recursos la hemos expuesto como uno de los temas claves, junto con el de una mayor autonomía de operación de la empresa mediante el cual se reduzca, paulatinamente, las aportaciones que hace Petróleos Mexicanos al fisco dentro de un esquema que le permita ir fortaleciendo los recursos que requiere internamente para la inversión tanto en exploración como en los demás rubros: petroquímica, gas y en refinación.

La firma del contrato laboral yo considero que, como cualquier empresa, la negociación anual de la base salarial estrictamente se debe hacer y se hace en la mayoría de los casos de acuerdo a la capacidad de la empresa para poder resarcir el poder de compra de sus trabajadores. En este caso se otorgó un 5.5 por ciento, que se considera adecuado para en alguna parte fortalecer el poder de compra de nuestros trabajadores; más 1.8 por ciento en beneficios. Creemos que fue un arreglo que satisface a la empresa, que satisface a la planta laboral.

Muchas gracias.

El Presidente:

Muchas gracias, ingeniero Muñoz Leos.

Para hacer uso de su derecho de réplica y hasta por tres minutos se le concede la palabra de nueva cuenta a la diputada Rosalía Peredo Aguilar.

La diputada Rosalía Peredo Aguilar:

Con su permiso, diputado Presidente.

Señor Director: Desde que el sexenio de Miguel de la Madrid y a consecuencia del traumático cambio estructural que se dio en la economía de ese periodo, los mexicanos nos hemos acostumbrado a que sobre Pemex gravite un tercio de los recursos presupuestales para satisfacer nuestros requerimientos de gasto público.

Gobierno van y gobierno vienen y ninguno de ellos da pasos en firme para sanear desde el punto de vista económico y financiero a la paraestatal. Estamos seguros, señor Director, que usted como empresario exitoso no está de acuerdo en que Pemex mantenga esa incómoda posición de ser la proveedora indiscriminada de los recursos financieros.

El Partido del Trabajo tampoco está de acuerdo en que esta situación se mantenga. Nos parece que estamos atentando contra la riqueza del país y sacrificamos en un sentido literal a las futuras generaciones de mexicanos que vivirán en este siglo.

En fecha reciente una publicación especializada en materia económica, nos proporcionaba información sobre la situación de Pemex con relación a otros países y sus más poderosos consorcios petroleros. Y con base en dicha fuente resulta lamentable comprobar lo que todos sabemos: Pemex ese la empresa que dispone de más personal, pero la que tiene menores ingresos por trabajador. En tanto que la British Petroleum tiene 110 mil 150 trabajadores y su ingreso por trabajador es de mil 581.6 miles de dólares, Pemex cuenta con 138 mil 701 trabajadores y su ingreso por trabajador es tan sólo de 284.1 miles de dólares, es decir, la compañía inglesa con una cantidad menor de trabajadores tiene ingresos por trabajador de alrededor de cinco veces más que nuestra paraestatal, es decir, Pemex no sólo tiene que soportar el peso mayoritario de las finanzas públicas, sino también tolerar altos índices de ineficiencia. Porque si bien no podemos dejar de reconocer que el Sindicato de Pemex tiene un peso importante en la situación actual de la empresa, lo cierto es que el dueño de la empresa, el gobierno federal, en vez de resolver esta angustiante situación se ha dedicado, por cierto de manera infructuosa, a querer privatizar nuestros energéticos, dejando del lado este aspecto que es vital para la empresa.

Creemos que usted y la parte del Ejecutivo Federal que le competa, debe dedicar sus esfuerzos a mejorar y fortalecer a nuestra paraestatal, salvando todos los escollos de orden político y económico, para que Pemex sea la empresa que los mexicanos nos merecemos.

El Presidente:

Muchas gracias diputada Rosalía Peredo Aguilar.

Para hacer la pregunta a nombre del Partido Verde Ecologista de México y hasta por tres minutos, se le cede el uso de la palabra a la diputada Sara Guadalupe Figueroa Canedo.

La diputada Sara Guadalupe Figueroa Canedo:

Gracias. Con el permiso del señor presidente.

Señor Director de Petróleos Mexicanos: Desde el principio de la década pasada el sector energético ha estado sometido a importantes restricciones presupuestales, cuyo origen se encuentran en cuatro factores primordiales: escasez de créditos de las instituciones financieras internacionales para proyectos de infraestructura, severas limitaciones presupuestarias para generar las finanzas y evitar la inflación, la crisis financiera del '95 y la caída de los precios del petróleo.

Frente a esas restricciones ha sido crucial para Pemex obtener fuentes y mecanismos de financiamiento extrapresupuestario, de ello ha dependido en buena medida el cumplimiento de sus proyectos de inversión, la reestructuración de sus deudas y la creación de alianzas estratégicas.

Un instrumento recurrente para la ampliación de infraestructura energética ha sido a través del esquema Pidiregas. Mediante este esquema se han inscrito a partir del '97 los proyectos de infraestructura energética de largo plazo realizadas por el sector privado.

La importancia de la inversión financiada por este mecanismo ha ido en continuo aumento. En el año de 2001 representó el 64.2 por ciento de la inversión pública en petróleo y como se observa este tipo de financiamiento ha sido decisivo para ampliar la infraestructura de Pemex.

Señor Director: Deseo preguntarle cuál es su evaluación sobre este mecanismo de financiamiento, cuál es su futuro y si están contemplando, en su caso, mejores instrumentos para llevar a cabo el financiamiento de las inversiones que necesita Petróleos Mexicanos.

Gracias.

El Presidente:

Muchas gracias diputada Sara Figueroa.

Para dar respuesta a los planteamientos de la diputada Figueroa, tiene el uso de la palabra hasta por cinco minutos, el ingeniero Raúl Muñoz Leos.

El Director General, Raúl Muñoz Leos:

Efectivamente las restricciones presupuestales pues han generado el problema que ha descrito la diputada y en lugar de tener un presupuesto directo se ha optado por el esquema de Pidiregas y que ha venido en forma creciente incorporándose al esquema financiero de Petróleos Mexicanos.

Los Pidiregas de Pemex han ejercido una inversión financiada de alrededor 190 mil millones de pesos de los cuales corresponden al período 97 2001 un total de 161 mil Y en lo que va de este año hasta el mes de Agosto el monto es de cerca de 30 mil millones de pesos.

El esquema de Amortización que en los próximos años se presenta es en el año 2002, la amortización es equivalente a mil millones de dólares, al 2003 es mil 300, alrededor de mil 300 y así sucesivamente, mil 700, 2 mil, 1,300.

Lo que quisiera subrayar es que todos los Pidiregas de Pemex que se han puesto en operación han resultado rentables tanto para la empresa como para el Gobierno Federal y lo mismo se espera que todos los proyectos que están por recibirse y todos aquellos que se encuentran todavía en etapa de licitación y construcción en general la premisa para financiar un proyecto bajo el esquema Pidiregas siempre ha sido sobre los proyectos prioritarios y estratégicos de la institución así como aquellos que permitan asegurar su rentabilidad, esa es una premisa clave, la rentabilidad de un proyecto de poder ser auto financiable.

En este sentido los proyectos Cantarell , Delta del Grijalva han sobrepasado las expectativas originales en rentabilidad.

El proyecto de Burgos, el precio del gas que se ha presentado en algunos momentos aunado a la declinación acelerada de la producción de esos campos han originado una disminución en los ingresos, sin embargo el proyecto sigue siendo rentable.

Entonces nosotros consideramos que es un esquema de financiamiento privado para las obras públicas que nosotros realizamos que sustituye de una manera muy efectiva las limitaciones presupuestales que han existido.

El Presidente:

Gracias ingeniero Muñoz Leos.

Para hacer uso de su derecho de réplica y hasta por tres minutos se le concede la palabra a la diputada Sara Figueroa Canedo.

La diputada Sara Guadalupe Figueroa Canedo:

Gracias señor Director. En los esquemas financieros mediante los cuales participa actualmente el sector privado no representa una verdadera inversión de capital por parte de este sector, ya que el Estado asume el riesgo de la inversión, el capital privado ha subido gracias a las garantías gubernamentales, los compromisos de pago asociado a este esquema generan presiones de corto plazo sobre el gasto y por lo tanto sobre el tamaño del déficit público.

De ahí que las autoridades hacendarias enfrentan un dilema: reducir el gasto en cuenta corriente para compensar los pagos Pidiregas o permitir un déficit del gasto público con lo que ello implica en materia inflacionaria y endeudamiento.

Dicho esquema no puede utilizarse en forma indefinida pues la deuda crecería exponencialmente hasta llegar a un punto insostenible para la empresa, ya que la relación Pasivo Capital en sus estados financieros no soportaría el nivel de endeudamiento.

Aunque la mayor parte del monto de los Fidiregas se contabiliza como deuda contingente, los mercados internacionales de capital lo consideran un riesgo sobre todo tomando en cuenta la abultada deuda del Gobierno Federal.

Realmente Pemex tiene pocas alternativas para asegurarse la disponibilidad de recursos financieros. La estrategia más firme sigue siendo permitir que Pemex incremente sus recursos propios con el fin de que sus necesidades de endeudamiento para cumplir sus programas de inversión, se reduzcan.

De igual modo debe respetarse tres principios fundamentales de eficiencia económica, adaptabilidad, equidad y neutralidad.

Se trata de construir un esquema tributario inteligente, flexible y adaptado a la evolución del mercado; un esquema que comparta de manera equilibrada riesgos y beneficios entre las empresas y el Estado.

Muchas gracias.

El Presidente:

Muchas gracias diputada Sara Figueroa Canedo.

Es el turno de formular su pregunta al Partido de la Revolución Democrática, por lo tanto se le concede el uso de la palabra y hasta por tres minutos, al diputado Humberto Mayans Canabal.

El diputado Humberto Mayans Canabal:

Con su venia señor Presidente.

Compañeras y compañeros legisladores. Señor Director de Pemex, Raúl Muñoz Leos.

En 1989 caía el Muro de Berlín. Con este hecho simbólico y con la desaparición a principios de los '90 de la ex Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas, se inicia una nueva época en la historia de la humanidad y un nuevo orden internacional basado en la unipolaridad. Rige a partir de entonces el mundo.

Los Estados Unidos de América emergen como la única superpotencia mundial.

Un nuevo mundo hizo su aparición en 1993, según Antonhy Lake, asesor de seguridad nacional del presidente Clinton. "El objetivo fundamental de este nuevo orden -agregó- es consolidar la victoria de la democracia y de los mercados abiertos; es -entiéndase bien- la imposición del modelo neoliberal como modelo único pues sus principios económicos y políticos se presentan como verdades incuestionables".

Hagan su juego como quieran pero en el mundo real se hace lo que nosotros decimos -señalaba a su vez Madeleine Albraight, embajadora entonces ante Naciones Unidas- En el mundo real, como lo acredita la historia señor director, los Estados Unidos nunca han apoyado realmente mercados libres ni regímenes democráticos salvo cuando han estado subordinados a su visión del mundo, a sus designios, a sus intereses.

Hoy señor director, como usted sabe, se empieza a hablar por parte de reconocidos analistas y estadistas en el mundo especialmente a partir de los sucesos del 11 de septiembre y bajo la presidencia del presidente George W. Bush, de un nuevo orden imperial diseñado en beneficio exclusivo de los objetivos estadounidenses pero para que ese nuevo orden funcione se requiere que la sangre y de la savia de la economía industrial moderna, es decir el petróleo y el gas como lo señalaba Carlos Marichal hace pocos días en un diario de circulación nacional, estén bajo control de la potencia imperial pues de estos energéticos depende no sólo el transporte el aéreo, terrestre y marítimo sino además la mayor parte de las plantas generadoras de electricidad que alimentan a fábricas, comercios, bancos, oficinas y viviendas.

No hay, por lo tanto, producto más estratégico a nivel mundial que el petróleo y el gas y como consecuencia de ello la lucha por controlarlo se torna cada día más decisiva y violenta, concluía Marichal.

Si coincidimos en ello, señor Director, y como resultado obvio, entonces usted dirige la empresa más importante de México no tan sólo por sus activos y por sus recursos financieros humanos, si no y por sobre todo, bajo su responsabilidad se desenvuelve, se desarrolla un área estratégica para el país que incide directamente en sus márgenes de soberanía y de seguridad nacional.

Un segundo, por favor y concluyo.

El Presidente:

Adelante diputado.

El diputado Humberto Mayans Canabal:

Del manejo eficiente, responsable y patriótico de esta área, de esta empresa dependerá en mucho el futuro y la independencia de la Nación señor Director.

Es por todo ello que el Partido de la Revolución Democrática, por mi conducto, desea hacerle las siguientes preguntas: primera, Cuál es y en qué consiste la política de Estado que promueve el Gobierno del presidente Fox a través de la Secretaría de Energía y de la empresa a su cargo, dado el contexto internacional del que hemos hablado; de ese nuevo orden imperial, impulsado por los Estados Unidos de América, ello porque desde el inicio de este sexenio y en el Informe reciente del presidente Fox -motivo de esta comparecencia- no aparece por ninguna parte la definición y los alcances de dicha política.

Segunda, Cuáles son los convenios y acuerdos en materia energética, que en el marco del Tratado de Libre Comercio y de la relación bilateral México-Estados Unidos se han formalizado entre el Gobierno del presidente Fox y el Gobierno del presidente Bush, ello dado la importancia estratégica que dicho Gobierno le ha otorgado a los energéticos.

Tercera, ¿Realmente Pemex necesita recursos externos para su desarrollo, y en todo caso, habrá que explicarnos a pesar que ya lo hizo con nuestra compañera del Partido Verde, profundizar aún mucho más la situación que guardan los famosos contratos de servicios múltiples, así como los proyectos de infraestructura con impacto diferido en el registro del gasto Pidiregas, porque todavía no tenemos claridad en el manejo de los mismos.

Y cuarta, ¿cuál es, en qué consiste, cuáles son las metas y los objetivos del Programa de Modernización Administrativa y Operativa de Petróleos Mexicanos?

Por sus respuestas, muchas gracias señor director.

El Presidente:

Muchas gracias, diputado Humberto Mayans.

Se le concede el uso de la palabra para dar respuesta y hasta por cinco minutos, al ingeniero Muñoz Leos.

El Director General, Raul Muñoz Leos:

Muy bien.

Referente a su primer planteamiento, la primera pregunta, nuestro objetivo en Petróleos Mexicanos es la creación óptima de valor y ésta se puede realizar solamente a través de un esquema de crecimiento. Eso es a lo que nos hemos abocado y lo hemos venido señalando en forma reiterada.

Número uno. Fortalecer nuestras reservas de crudo y de gas. De crudo particularmente las de crudo ligero y para ello necesitamos un enfoque prioritario, el que estamos desarrollando.

Debemos de mejorar la operación de todas nuestras instalaciones de una manera tal que nos comparemos cada vez más favorablemente con las empresas líderes en el mundo. Parámetros de operación tendientes a la excelencia.

Y tercero. Tener una flexibilidad operativa que nos permita una mayor agilidad en la toma de decisiones y en la respuesta a los requerimientos en el mercado.

Para este último rubro es esencial que tengamos, como se ha repetido en varias ocasiones, un régimen fiscal que nos permita ir manteniendo paulatinamente mayores recursos de los que produce Pemex para poder financiar su crecimiento de una manera más sana que teniendo que recurrir a terceros. Y también requerimos una autonomía de gestión que nos permita tener esta flexibilidad y la cual se puede llevar a cabo de una manera más efectiva a través de cambios en la Ley Orgánica de Pemex. y en estos dos aspectos la Cámara de Diputados es particularmente vital para que esto se vaya dando.

Referente a convenios con Estados Unidos. No tenemos ninguno, no se ha realizado ningún convenio absolutamente, ni en el marco del Tratado de Libre Comercio ni en ningún otro esquema. Lo que tenemos en Estados Unidos son clientes privados a los cuales se tienen esquemas de darle un servicio que fomente este crecimiento que venimos buscando en todos los frentes de Petróleos Mexicanos.

El hecho que necesitemos recursos externos para nuestro desarrollo es esencial. Es claro que si en 20 años Pemex no ha crecido, si estamos viviendo de las reservas que se descubrieron en los años 60s, ya llegamos a un punto en que estamos en una situación precaria en ese sentido y a pesar de ser reiterativo, aquí es donde es muy importante asignar mayores recursos a fortalecer nuestras reservas de crudo y de gas y como ha habido restricciones presupuestales y no se ve, mientras no existe una reforma hacendaria que nos vaya liberando del peso de la carga que llevamos en cuanto a contribuir al erario cerca del 40 por ciento de sus ingresos, que haya otra fuente de financiamiento mas que el externo al que se ha referido el diputado.

En cuanto a la modernización administrativa de Pemex, daré un ejemplo, la creación de la Dirección de Ingeniería y Proyectos.

Si puedo señalar, uno de los problemas más grandes que se han tenido en los últimos años, ha sido el manejo de proyectos desde su concepción, su licitación, su ejecución, ello por adolecer de una capacidad técnica, como se contó en años pasados en Pemex, en cuanto a proyectos e ingeniería.

Nuestro afán de reforzar este rubro es vital, para que los proyectos que nos van a llevar a este crecimiento al que me he referido, tengan un manejo de excelencia, que nos permitan concebirlos adecuadamente, licitarlos con toda transparencia, llevarlos a cabo dentro del tiempo, y que tengan la rentabilidad que se prevé originalmente, y para ello se ha centralizado este esfuerzo que nos empieza a dar grandes frutos.

El Presidente:

Muchas gracias ingeniero Muñoz Leos.

Para hacer uso de su derecho de réplica y hasta por tres minutos, se le concede el uso de la palabra al diputado Humberto Mayans Canabal.

El diputado Humberto Mayans Canabal:

Señor director, usted sabe, en mayo de 2001, el presidente Bush dio a conocer el Plan Nacional de Energía, el objetivo central de dicho plan es, cito: "... incrementar la oferta agregada de energía para la nación, asegurando una oferta continua y económica, accesible a los hogares y a las empresas e industria estadunidenses", sin un incremento sustancial en las reservas de energía, admitió Bush, Estados Unidos podría enfrentar una amenaza significativa a su seguridad nacional y bienestar económico.

Y dado que esta nación depende del 53% de sus necesidades energéticas extranjeras, es claro, la prioridad que México le tiene que dar, a su política energética frente a los Estados Unidos.

Por lo tanto, definir con toda claridad y precisión, la política energética de Estado, frente a Estados Unidos y en el nuevo orden internacional, es vital para el país, y ello todavía no lo vemos de parte de la administración foxista y de su administración por parte de Petróleos Mexicanos.

Como también sabe usted, señor director, en septiembre de 2001, fue publicado un reporte del Consejo Binacional México-Estados Unidos, sobre los nuevos horizontes de las relaciones bilaterales. En el apartado de la integración energética, se habla de las carencias actuales y de los altos precios de energía, que incluyen electricidad, gas natural y petróleo, y que es prioridad estratégica la .

necesidad de incrementar la producción, facilitando a su vez la inversión extranjera directa y liberalizando las estructuras de mercado de ambos países.

Una alternativa para ello, para la inversión extranjera, directa y liberalizar los mercados, son los servicios de contrato, que le llaman ahí, en ese convenio, "los contratos de riesgo", que proveerían incentivos a las inversiones y estimularían a las compañías extranjeras a tener una mirada fresca del mercado mexicano.

Estos contratos de riesgo, señor director, embonan perfectamente en los llamados contratos de servicio múltiples, que usted dio a conocer en junio del presente año, modelo de contrato de obra pública, sobre la base de precios unitarios.

Para el Partido de la Revolución Democrática, estos contratos resultan violatorios a la Constitución General de la República, en su artículo 27 constitucional, es claro que al establecer que, tratándose de petróleo y de carburos e hidrógeno, sólidos, líquidos o gaseosos, no se otorgaran concesiones ni contratos, y la nación llevará a cabo la explotación de estos productos.

Esa mirada fresca al mercado mexicano por inversionistas extranjéricos, o como usted le llama, estratégicas, realmente implica ceder al capital estadunidense los recursos estratégicos de la nación, pero además se pretende obligar a las partes

a mantener en secreto los acuerdos, registros de obra y sólo podrán ser revelados ante una orden de autoridades nacionales y extranjeros, como propios funcionarios de Petróleos Mexicanos han declarado.

¿De qué se trata, señor director? Confidencialidad, ¿ante quién?, ¿para quién?, ¿por qué?, ¿con qué fines?, señor director, Pemex no puede, bajo ninguna circunstancia, manejarse como una empresa privada más.

Concluyo, señor Presidente, es una empresa de Estado; los energéticos no son un producto más del mercado, son recursos no renovables estratégicos para la Nación, indispensables para su crecimiento y desarrollo con autonomía e independencia. Hay que cumplir con el mandato expresado en el 27 constitucional.

Usted tiene que actuar, señor director, con todo respeto, en defensa de los más altos intereses de la Nación, preservando independencia y soberanía en su quehacer al frente de esta empresa estratégica del Estado.

Señor director, su responsabilidad al frente de Pemex es enorme, es histórica, es fundamental hoy especialmente, más que nunca, por los tiempos que vivimos: una guerra en el Medio Oriente, en el Golfo Pérsico está a punto de desatarse en buena medida, no solamente por los actos terroristas del 11 de septiembre, sino también por el control del petróleo y de los hidrocarburos. México es entonces un área sensible para el nuevo orden imperial que impulsan los Estados Unidos; y del Presidente Fox y de usted, dependerá en mucho el desarrollo independiente y soberano del país.

El Presidente:

Gracias, diputado Mayans Canabal.

Para formular la pregunta a nombre del Partido Acción Nacional tiene la palabra hasta por tres minutos, el diputado José María Rivera Cabello.

El diputado José María Rivera Cabello:

Con la venia de la Presidencia.

Señor Director General, compañeros diputados, señoras y señores:

"Pemex debe ser una empresa al servicio de todos los mexicanos y no solamente al servicio de un grupo de privilegiados". Esta frase fue y sigue siendo la carta de presentación del PAN ante el pueblo de México respecto al tema petrolero.

Desafortunadamente los acontecimientos recientes, sumados a la inercia en la imagen pública de Petróleos Mexicanos, más bien conducen a que en la mente del público subsista la idea de una empresa que desperdicia, que contamina y que si tuviera que medirse con otras petroleras, ya lo han mencionado aquí, incluyendo la de Venezuela, seguramente saldría mal librada del encuentro.

En materia de opinión pública, la percepción puede ser distinta a la realidad, pero es en la percepción donde se forma el juicio popular, nos parece por lo tanto urgente que Pemex cuente con una estrategia de comunicación social efectiva y ello requiere que ésta sea vista no como un área administrativa más, sino como la responsable de una tarea crucial. Señor Director, ¿qué podemos esperar a este respecto?

Ahora sumemos las noticias acerca de la caída de reservas petroleras y en especial las de petróleo crudo. ¿Qué puede esperar el pueblo de México ante noticias de que pronto volveríamos a ser importadores de petróleo como lo fuimos hasta antes de la década de los 70´s?

Quiero hacer de lado el tema de régimen fiscal porque ha sido ya tocado por usted en respuestas a compañeros diputados y por lo tanto, quiero aprovechar la oportunidad para saludar la mención que hizo el Partido de la Revolución Democrática sobre el tema de Cadereyta, que es muy importante y por nuestra parte, esperamos que exista por parte de Pemex claridad en la información y que usted vele porque no exista sombra de sospecha sobre funcionarios cuya permanencia pudiera ser interpretada como de que están para cubrirle las espaldas a los que salieron, inclusive a los que ya se encuentran prófugos.

Quiero también hablar de que el año pasado llamamos la atención sobre la asociación que tiene Pemex .Refinación con Impulsora Jalisciense como socio minoritario de Mexicana de Lubricantes. Hemos pedido que se investigue por qué durante el régimen de Salinas, Pemex escogió asociarse con una empresa sin mediar licitación o concurso y con nulas credenciales, pues había nacido una semana antes de la firma del contrato. Hasta la fecha no entendemos por qué el gobierno del cambio persiste en una asociación que solamente ha producido pérdidas a Pemex, a pesar de que sus lubricantes cuentan con el monopolio de venta en las gasolinerías.

Repetimos la pregunta: ¿por qué Pemex Refinación insiste en una relación que le acarrea pérdidas anuales del orden de 100 millones de pesos, cuando cualquier mexicano soñaría con una exclusiva de venta en gasolinerías?¿Por qué el consejo de administración el 26 de julio insistió en este planteamiento en lugar de que claramente pida explicaciones acerca de las pérdidas ocasionadas por el socio mayoritario "Impulsora Jalisciense", desde 1994?

Y para terminar ¿cómo podemos explicar a la nación que se han perdido recursos que pudieran ser utilizados para financiar por ejemplo un bono o una ayuda a miles de pensionados del Seguro Social solamente porque se ha escogido un mal socio en un negocio que antes producía ganancias. ¿Puede decirse realmente que Pemex-Refinación está al servicio de todos los mexicanos?

Gracias.

El Presidente:

Muchas gracias diputado José María Rivera.

Para dar respuesta a los planteamientos formulados por el diputado Rivera, se le concede el uso de la palabra hasta por 5 minutos al ingeniero Muñoz Leos.

El Director General, Raúl Muñoz Leos:

Efectivamente el tema de comunicación social es un aspecto que nos preocupa y que vemos como un tema de una gran responsabilidad que en Pemex no se ha venido desarrollando como debiera una empresa de la magnitud y de la responsabilidad que tiene con sus accionistas que todos los habitantes de nuestra república, todos los ciudadanos; y para ello tenemos dos iniciativas que considero importantes: una de ellas, fortalecer la comunicación social en si y a través de una coordinación mucho más efectiva en desarrollo social y comunicación social, en todos los organismos que operan en tantas comunidades de nuestra república, para un aspecto: el fortalecer la comunicación directa con todas las comunidades en donde hay operaciones de Pemex, número uno.

Número dos, el que podamos dar mayor claridad a los entre 600 millones de pesos en efectivo que se reparten entre las comunidades donde opera Petróleos Mexicanos y quizá otro tanto en especie que se aporta y que no se ha tenido la atingencia de concretar los resultados de esos apoyos que se Entonces, tenemos planes de hacer un esfuerzo a través de una coordinación de nueva creación, para que esta comunicación se dé de una manera más fluida, de una manera más concreta y obviamente de una forma más objetiva.

Vinculado estrechamente con este esfuerzo esperamos pronto someter a la aprobación del Consejo de Petróleos Mexicanos, la creación de una Fundación Pemex, que coadyuve también en estos esfuerzos, para que tantos apoyos que queremos brindar, que requiere nuestra sociedad en donde particularmente opera Petróleos Mexicanos, que tengan un enfoque más concreto, más específico y que sea más profesional a través de esta fundación.

Importaciones posibles de crudo, es precisamente lo que señalamos hace un año y es a lo que vamos dirigidos a evitar, no solamente evitar, sino a tener la posibilidad de producir un millón de barriles diarios más para el año 2006, que sería un crecimiento de alrededor de 30%, así como el producir un 50% más de gas natural no asociado y un poquito más ambiciosamente pretendemos el ser autosuficientes en gas natural para el año 2006, con un poco de suerte, y posteriormente dejar las bases para que podamos ser exportadores netos de gas natural.

El tema de Mexlub es bastante extenso. Yo quisiera brevemente decir que lo que buscamos a través de reconfigurar nuestra participación en este negocio de lubricantes, número uno, está la apertura del mercado de gasolineras; eso es lo que nos orienta a deshacer el arreglo que se tenía en Mexlub.

Ahora buscamos el saneamiento financiero de la empresa, así como un plan viable de desarrollo, porque el eliminar nuestra participación en esa sociedad en este momento tendría un efecto negativo sobre el patrimonio de la nación. Entonces, queremos buscar la forma de que se fortalezca el valor y que, cuándo y si decidimos el disolver nuestra participación en esta sociedad, que lo hagamos de una manera positiva.

También no descartamos la posibilidad de un cambio de socio que no necesariamente sea Pemex Refinación. Son temas que se están explorando, que se están llevando a cabo y que desafortunadamente, por los procesos judiciales que se están llevando al cabo, lo han hecho mucho más lento de lo que nosotros quisiéramos.

Aquí tengo una relación de los antecedentes y del enfoque que le estamos dando, en gran detalle, que lo puedo dar en un momento.

El Presidente:

Muchas gracias, ingeniero Muñoz Leos.

Para hacer la réplica que le corresponde al grupo parlamentario de Acción Nacional, se le concede el uso de la palabra, hasta por tres minutos, al diputado Francisco Ramírez Avila.

El diputado Francisco Ramírez Avila:

Con su permiso, señor presidente. Esperamos que la estrategia de comunicación social que emprenda Pemex sea efectiva y que tenga un alcance mayor que una simple campaña en medios de comunicación.

La comunicación social en las zonas de actividad petrolera no tendrá sustento si no va acompañada de una acción social palpable, alejada de los clientelismos electorales y en cambio llena de un enfoque humanista que desea imprimir Acción Nacional.

Un diseño de la relación social de Pemex con su entorno que sea respetuosa de comunidades y ecosistemas, pero que favorezca una dinámica sustentable, orientada al bien común.

La comunicación no puede sostenerse sin credibilidad. Para que los mexicanos crean en un Pemex alejado de las viejas prácticas se requiere examinar si los distintos funcionarios cuentan con antecedentes profesionales congruentes con este nuevo rumbo.

Por más que anunciemos que Pemex se comporta como un ciudadano responsable dentro de su comunidad y municipio, que Pemex presta ayuda importante a Campeche, por citar un ejemplo en estos momentos de desgracia, de nada servirá si se permite la sospecha de que los directivos tienen como misión principal cubrir las espaldas de otros que ya se fueron y que inclusive ya son reclamados por la justicia.

Los trabajadores de Pemex también necesitan ver en sus directivos a personas de quienes se puede esperar congruencia con el cambio tan anhelado del 2 de julio del 2000.

La comunicación interna, para también ser efectiva requiere estar respaldada por prácticas laborales definidas y sin favoritismos.

Nos oponemos a que dentro de Pemex existan jubilaciones especiales concedidas a capricho de los directores, pasando por los requisitos de edad y antigüedad que deben ser sustento. Los trabajadores, como los demás mexicanos, desean que se elimine la discrecionalidad en este tipo de decisiones.

Los diputados del PAN hemos señalado ese tipo de privilegios y no quitaremos el dedo del rengón.

En otro orden de ideas, un régimen fiscal no es simplemente una declaración de transferencias presupuestales elaboradas anualmente. Los diputados del PAN queremos que la Secretaría de Hacienda un marco tributario para Pemex que le dé certeza de largo plazo en sus proyectos de inversión, que no altere sus decisiones por contener cargas que ignoren la naturaleza de su actividad y se limiten a extraer una suma máxima posible.

El régimen fiscal debe advertir que es la nación y no Pemex la verdadera propietaria de los recursos del subsuelo, pero también que el término nación incluye a las generaciones actuales y venideras.

 El régimen fiscal debe considerar la riqueza petrolera de la nación como un punto de partida de nuestro impulso; pero después de este primer impulso, se debe seguir un esfuerzo de la sociedad mexicana porque sin ese esfuerzo solidario Pemex no podrá sostener a la patria por mucho más tiempo.

En materia de lucha contra la corrupción, los diputados de Acción Nacional estamos dando muestras palpables de nuestro compromiso como fiscalizadores, del uso del dinero público, tanto en esta Comisión de Energía como en las directamente relacionadas con la rendición de cuentas y examen de responsabilidades de los funcionarios públicos.

No se trata de persecuciones políticas. El pueblo de México lo sabe muy bien; pero la opinión pública no descarta que llegue a haber políticos perseguidos por la ley debido a sus malos manejos. Será ante la ley quien debe responder todo servidor público encargado de hacer su trabajo. Gestión del bien común.

El equilibrio de poderes ha encargado al Poder Legislativo la representación popular, la fiscalización del dinero público, pero es solamente el Poder Judicial quien debe emitir un veredicto de culpabilidad o exoneración. Por su atención, muchas gracias.

El Presidente:

Muchas gracias, diputado Ramírez Avila.

Para concluir la primera ronda de preguntas, le corresponde el turno al Partido Revolucionario Institucional.

Se le concede el uso de la palabra hasta por tres minutos, al diputado José del Carmen Soberánís González.

El diputado José del Carmen Soberánis González:

Con el permiso de la Presidencia. Compañeras y compañeros diputados, señor Director: Los diputados de mi partido, el Partido Revolucionario Institucional, le hemos expresado en muy diversas ocasiones y en todos los tonos, nuestra preocupación e inconformidad por el trato inequitativo que en materia de resultados económicos reciben las entidades federativas donde se realiza la extracción de petróleo, y por la discrecionalidad de Pemex para otorgar recursos compensatorios por los efectos negativos que genera en los ámbitos locales.

A pesar de las innegable bondades que la actividad de esta industria de todos los mexicanos reporta la economía nacional, el balance de costos y beneficios que sus actividades reportan a las entidades productoras de petróleo, es negativo: Daños ecológicos, afectación a las actividades productivas locales, especialmente a la agricultura y a la pesca, acelerada explosión demográfica y la consecuente demanda de servicios, desplazamiento de la mano de obra local, encarecimiento de la vida, entre otros, que sería interminable mencionar.

Campeche aorta más de dos terceras partes de la producción de crudo del país. Por ello el trato que recibe por parte de Pemex, en cuanto a recursos compensatorios, es más que injustificado, eso sin contar que los términos del Sistema actual de Coordinación Fiscal no recompensa de manera justa la contribución que Campeche hace a la Hacienda pública por extracción de petróleo y gas; una situación que por cierto se hace extensiva a otras entidades como: Tabasco, Veracruz, Oaxaca y Tamaulipas, a pesar de que existe capacidad para aumentar los recursos compensatorios a entidades y municipios en donde se realizan actividades de extracción.

Pregunto de nueva cuenta, señor Director: ¿Qué está haciendo la empresa a su cargo para dar respuesta a este reclamo ya permanente de lograr un trato económico justo que refleje un incremento sustancial de recursos y participaciones derivadas de la actividad petrolera a las entidades afectadas por la actividad de Pemex.?

En lo que va del año el precio de la mezcla de exportación de crudo ha mostrado un incremento considerable en cuanto a pronóstico para el 2002 del 15.50 dólares por barril, aumentando dicha tendencia mes con mes, llegando a registrarse hasta 26.68 dólares por barril, es decir, 10.78 más por arriba de lo presupuestado. Lo anterior ha ocasionado incremento en los ingresos petroleros. ¿Cuáles son los beneficios para Pemex y para el país y principalmente para las entidades federativas que producen el petróleo?

Por último y cambiando a una pregunta muy especial de mi estado, ¿en qué ha apoyado Pemex a Campeche, estado que produce más de las dos terceras partes del petróleo, en los momentos éstos que viven los campechanos por los estragos causados por el huracán "Isidore" y cuál es el apoyo que piensa darle después de conocer las evaluaciones de todos los problemas que dejó?

Por sus respuestas, muchas gracias.

El Presidente:

Muchas gracias, diputado Soberanis.

Para dar respuesta sobre estos planteamientos, se le concede el uso de la palabra hasta por cinco minutos al ingeniero Muñoz Leos.

El Director General, Raúl Muñoz Leos:

Efectivamente diputado, usted señala algo muy concreto que es los reclamos que hay particularmente de los estados donde se produce la mayor cantidad de hidrocarburos, sobre lo que queda para ellos o lo que contribuye Petróleos Mexicanos directamente.

Como usted obviamente sabe, mejor que yo, pues en Pemex tenemos una restricción de las aportaciones que podemos hacer, que precisamente vienen de la Cámara de Diputados. Entonces pues estamos nosotros en una camisa de fuerza, aunque simpatizamos totalmente con los señalamientos y los ejemplos que nos han dado diversos gobernadores de los estados aludidos.

Nuestra posición ha sido que se nos asignen mayores cantidades para que podamos hacer mayores aportaciones y esto lo hemos sostenido ante la Secretaría de Hacienda. Lo que no deja de preocuparnos y que señalé anteriormente es la poca transparencia, en la mayoría de los casos, que se le da a los recursos que asignamos o que convenimos con los diferentes estados, a manera tal de que se vea claramente cuales son las aportaciones que hace Petróleos Mexicanos. Reiterando lo que dije anteriormente es nuestro propósito el fortalecer mecanismos que nos permitan que la transparencia sea mayor y que la ciudadanía pueda ver de una manera muy efectiva cuales son realmente estas aportaciones en cuanto a obras, en cuanto a donativos, en cuanto a donaciones y hacia ello estamos orientados.

Quisiera pasar al tema que usted se refiere, al sobre precio que ha tenido nuestra canasta de crudos, comparado con el precio presupuestado de 15 dólares con 50 centavos, y es así como usted lo señala de una manera muy exacta. Los ingresos adicionales hasta agosto, que se han tenido por este sobre precio de 3 mil 300 millones de dólares.

Y aquí es un ejemplo del esquema fiscal al que está sometido Petróleos Mexicanos. Todo ese excedente va al erario y no se queda, bueno ni siquiera lo vemos, vemos los números. Y es de lo que quisiéramos de alguna manera poder participar también para fortalecer los programas de expansión en Petróleos Mexicanos.

Entonces mientras no cambie el régimen fiscal, mientras no cambie la ley, pues estaremos en este esquema que usted claramente ha señalado.

En cuanto a las ayudas que se han dado al estado de Campeche, dados los últimos acontecimientos del huracán ¡Isadore!, primero quisiera señalar que Petróleos Mexicanos de una manera también algo callada siempre ha participado en ayudar a las comunidades que sufren fenómenos de esta naturaleza. Y en esta ocasión no ha sido la excepción. Se montó un esfuerzo que va desde el uso de equipo de helicópteros de poder determinar cuál fue el daño, en qué comunidades este se ha dado y poder planear esfuerzos de ayuda de la manera más efectiva.

Esto se ha hecho en Campeche, también se ha hecho a través de las damas voluntarias, de las esposas o en muchos casos familiares de los trabajadores en Petróleos Mexicanos, que han aportado despensas y ayuda en muchas formas en diferentes comunidades, así como nuestro grupo de servicios médicos también ha apoyado diversas comunidades a través de muchos esfuerzos que precisamente los tengo aquí detallados en cierto grado, lo que se ha hecho hasta ahora, y que se los quisiera dejar al diputado Camilo Mouriño para que lo tengan ustedes aquí registrado y que no tengamos duda de este tema.

El Presidente:

Muchas gracias ingeniero Muñoz Leos.

Para hacer uso del derecho de replica del Partido Revolucionario Institucional y hasta por tres minutos, se le concede el uso del a palabra de nueva cuenta al diputado José del Carmen Soberánis González.

El diputado José del Carmen Soberánis González:

Señor Director, el año pasado, en el mes de septiembre, ante la visita que hizo a esta Cámara, a esta Comisión, en ocasión de su comparecencia expresé ante usted una preocupación derivada del problema pesquero generado por la actividad de Pemex en la zona de Campeche, a la cual usted reconoció no tener respuesta en ese momento, comprometiéndose a contestar luego por escrito. Hasta ahorita no tengo ninguna respuesta.

En ese entonces también le pregunté a usted sobre las áreas de restricción que tienen los pescadores en las plataformas de Campeche y que no coincidían con las plataformas de Estados Unidos, las de Estados unidos, las áreas de restricción mucho más reducidas; también se comprometió a enviármelas por escrito. Hasta ahorita no las he recibido. Ojalá que pueda yo recibirlas para tener un documento que nos diga cuáles son las razones.

Muchas gracias.

El Presidente:

Muchas gracias diputado José del Carmen Soberánis.

Con esto concluimos la primera ronda de preguntas, respuestas y réplicas y pasamos enseguida a la segunda y última ronda. Para ésta se han inscrito los diputados Rosalía Peredo Aguilar, del Partido del Trabajo, pregunta y réplica; el diputado Jesús Garibay García, del Grupo Parlamentario del PRD, pregunta y réplica; el diputado Orlando García Flores, del Partido Acción Nacional, pregunta, y el diputado Juan Manuel Duarte Dávila, réplica; y el diputado Andrés Carballo Bustamante, del Partido Revolucionario Institucional, pregunta y réplica.

Tiene la palabra para formular la pregunta a nombre del Partido del Trabajo y hasta por tres minutos, la diputada Rosalía Peredo Aguilar.

La diputada Rosalía Peredo Aguilar:

Con su permiso, diputado Presidente.

Señor Raúl Muñoz Leos: Pemex y la Comisión Federal de Electricidad son ya prácticamente las dos grandes empresas que le quedan al Estado Mexicano y que son activos tangibles muy valiosos que tanto codician las grandes corporaciones del exterior, tanto como el gran capital nacional.

Los mexicanos todavía podemos jactarnos de decirnos que tenemos con qué respaldar nuestra concurrencia al mercado internacional de capitales, porque tenemos a dos paraestatales que nos sirven como garantía prendaria. En cambio, naciones como Argentina, que vendieron todo, ya nadie quiere prestarles dinero, porque ya no hay con qué garantizar los créditos. Los mexicanos no vamos a permitir jamás que eso nos ocurra, por eso vamos a defender el poco patrimonio público que aún nos queda.

Tenemos claro que al interior de la clase gobernante y de los grandes capitales privados, existe el interés claro de privatizar lo poco que nos queda, a esta oligarquía tendremos que hacerle frente, pero también tenemos claro que nuestras empresas paraestatales no pueden seguir funcionando con la misma lógica que hasta ahora le han impuesto los gobernantes en turno.

No podemos seguir permitiendo que Pemex siga siendo la vaca lechera que todas las mañanas se les ordeña y no se les permite engordar, porque eso es justamente lo que ha pasado con Pemex en los últimos 64 años. El gobierno Federal la ha utilizado como soporte fundamental de los ingresos públicos, como un régimen fiscal que no le permite capitalizarse ni desarrollarse con base a un esquema de financiamiento que tome como base sus propias ganancias.

A Pemex se le ha endeudado con el exterior hasta la saciedad, su deuda externa es hoy día muy alta, el servicio de esta deuda también es tan grande, ni qué decir del esquema de los Pidiregas del cual se ha abusado de él y ni así se ha logrado revertir las necesidades de nuevas inversiones que requiere la paraestatal.

Por ejemplo para el presente año el Ejecutivo Federal solicitó un monto superior a los 138 mil millones de pesos que representa una cantidad superior a los 13 mil millones de dólares para proyectos productivos de largo plazo vinculados con los Pidiregas y ni así se podrán resolver las necesidades de capitalización que requiere esta importante empresa petrolera de nuestro país.

Si consideramos la suma de su deuda externa y el monto de los Pidiregas acumulados en 1997 entonces llegamos a la conclusión de que a esa empresa se le ha endeudado por todos lados pero pese a su situación financiera sigue siendo una empresa muy rentable.

Los datos son contundentes, mientras el costo de extracción de un barril de petróleo alcanza el valor de los 4.20 dólares el precio de venta de la mezcla mexicana en el mercado internacional es superior a los 26 dólares, con lo que obtenemos una renta petrolera muy alta, sólo así se explica por qué razón Pemex aporta más del 30% de los ingresos públicos a partir de los diferentes impuestos que Hacienda recibe de la paraestatal.

Consideramos en el Partido del Trabajo que es necesario transformar este esquema, por ello deseo formular la siguiente pregunta: ¿qué se está haciendo para transformar el esquema de los Pidiregas así como el Programa de Financiamiento Externo para lograr que Pemex camine con pies propios y es una empresa altamente rentable?.

Asimismo preguntamos, ¿por qué razón no promover una política de autonomía financiera de la empresa y olvidarnos de la política entreguista de nuestros recursos petrolíferos al capital transnacional con el esquema de los nefastos contratos de servicios múltiples que a la larga no le van a reportar ningún beneficio a este precio

Por su respuesta, muchas gracias.

El Presidente:

Muchas gracias diputada Rosalía Peredo Aguilar. Para dar respuesta se le concede el uso de la palabra y hasta por cinco minutos al ingeniero Raúl Muñoz Leos.

El Director General, Raúl Muñoz Leos:

Entiendo por su planteamiento, lo entendería yo como la manera de que Petróleos Mexicanos pueda financiar sus proyectos cuando tiene una carencia de recursos interno suficientes

Entonces el esquema de Fidiregas es simple y sencillamente un esquema que tiene el rigor de exigir que el proyecto para e que se use este esquema tenga la rentabilidad suficiente para que este financiamiento sea adecuado y que la productividad en el desarrollo del proyecto permita no solamente satisfacer el financiamiento sino que haya una utilidad remanente.

Entonces en ese sentido y usted lo señaló adecuadamente, Pemex ha demostrado que sus proyectos tienen una rentabilidad y a pesar de que paga en ocasiones en impuestos, montos más elevados que su utilidad operativa, aún a pesar de esos sus proyectos son lo suficientemente rentables para utilizar este tipo de esquemas de una manera efectiva.

Quisiera señalarlo porque pareciera que el esquema de Pidiregas fuese un instrumento negativo y no lo es, es un instrumento que nos ofrece tasas de interés muy competitivas y que nos permite este desarrollo que hemos venido sustentando en Petróleos Mexicanos.

Sin embargo, la pregunta fundamental es cómo no depender tanto de fuentes externas de financiamiento y para ello nosotros estamos totalmente de acuerdo en que la solución empieza por un esquema fiscal que nos permita retener una proporción de las utilidades que generamos para que el financiamiento en gran proporción de los proyectos que genera Petróleos Mexicanos sean con recursos internos y con el consiguiente ahorro de un 7 a un 10% en intereses y que aligerarían esa carga financiera de una manera muy substancial.

Hay varias iniciativas que se han venido ventilando en el seno de la Cámara, que ayudarían muchísimo a aliviar esta situación a través de la adopción de un régimen fiscal para Pemex que algunos diputados los han estado esgrimiendo; nosotros nos hemos mantenido en contacto con ellos para darles nuestros puntos de vista pero en términos generales el concepto que desde nuestro punto de vista los hace muy factibles es que de un día a otro el esquema fiscal se modifique para las nuevas inversiones, no así para la operación existente que todo, todo lo que se vaya invirtiendo a partir de determinado día sea tasado en un esquema fiscal que sea similar a otros que hay en el ámbito internacional que nos permitirían entonces paulatinamente ir disminuyendo lo que se le contribuye al Erario.

De una manera paulatina, de una manera que... por ejemplo el primer año no se notaría ninguna diferencia. La gran ventaja que existiría para Pemex con un esquema de esa naturaleza sería que de un día para otro todos sus proyectos se transparentan de una manera tal que se hacen comparables con proyectos en el ámbito global de cualquier otro país o de muchos otros países y que nos permitirían ser más categóricos en los mercados financieros para su posible financiamiento con la ventaja de que podríamos aspirar a tener tasas de interés muchísimo más bajas.

Esa competitividad a nivel internacional sería un factor en adición que nos fortalecería en los esquemas de financiamiento que tendríamos que buscar de cualquier manera ante terceros.

El Presidente:

Muchas gracias ingeniero Muñoz Leos.

Tiene la palabra hasta por tres minutos y para utilizar el derecho de su uso de réplica, la diputada Rosalía Peredo Aguilar.

La diputada Rosalía Peredo Aguilar:

Con su permiso diputado Presidente.

Compañeras y compañeros diputados. Señor Director General de Pemex.

Al grupo parlamentario del Partido del Trabajo le queda claro que para el actual grupo gobernante, reformar el Estado significa llevar hasta sus últimas consecuencias el esquema de privatización de las empresas paraestatales; a ustedes no les interesa la opinión de la sociedad ni si el Congreso de la Unión tiene o no facultades para decidir sobre el destino de los recursos de la nación.

El propósito político es claro: gobernar para privatizar, así como entregar los recursos de la nación al gran capital nacional y a las grandes corporaciones petroleras extranjeras es la consigna. No interesan los grandes objetivos nacionales que tienen que ver con los intereses del pueblo y de nuestra Nación, lo que importa es hacer negocios y más negocios a costa del Erario Federal.

No les es importante el momento histórico que vive nuestra nación para integrarse a la economía global sobre la base de un proyecto que no sólo recoja los beneficios de la mayor integración al mercado mundial, sino que también traduzca en beneficios para las grandes mayorías. No se quiere entender que las políticas neoliberales de libre mercado a ultranza han sido un fracaso total en todo el mundo. Esto lo reconoce tanto el Fondo Monetario Internacional como el Banco Mundial. Los millones de pobres y desempleados en todas partes del planeta dan cuenta de ello.

Estos mismos organismos multilaterales se empiezan a distanciar del neoliberalismo que fomentaron en el pasado y tienen claro que un determinado nivel funcional de intervensionismo estatal es necesario para regular la acción destructora y avasalladora del capital. Tienen claro por la fuerza de los hechos, que los extremos son malos, en cambio, este gobierno se ha quedado con la visión de libre mercado como la panacea que lo resuelve todo; están pensando que el capital privado lo es todo, que es más eficiente y competitivo cuando en el fondo de la cuestión no es la forma de propiedad del capital.

Aquí lo que está en juego no es si el capital es nacional o extranjero, sino la capacidad competitiva, la eficiencia productiva y la productividad laboral de las empresas. Esas cuestiones ustedes no las entienden porque solamente piensan en hacer negocios a favor del gran capital privado y sobre todo extranjero. Por esta razón han seguido con la política depredadora hacia Pemex, que prácticamente han ahogado con tantos impuestos, no les han importado endeudarla ni con los Pidiregas ni con el exterior, si no, cómo se sostendría la política sistemática de transferir a los grandes capitales los enormes recursos financieros que representa el Fobaproa-IPAB, el rescate carretero, el rescate de los ingenios y las triquiñuelas y gigantescos fraudes de Pemex.

Muchas gracias.

El Presidente:

Muchas gracias, diputada Rosalía Peredo Aguilar.

Para formular la pregunta a nombre del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática y hasta por tres minutos, se le concede el uso de la palabra al diputado Jesús Garibay García.

El diputado Jesús Garibay García:

Con su anuencia, ciudadano Presidente.

Ciudadano Director General de Petróleos Mexicanos: Las cifras que usted nos ha presentado sobre la producción de Pemex son verdaderamente impresionantes, no dudamos que el petróleo es un recurso estratégico para el desarrollo del país. El PRD sostiene que es necesario el desarrollo económico del país y que debemos apoyar a Petróleos Mexicanos para que siga generando riqueza económica tan necesaria para México.

Muestra de ello fue su actitud en el último incidente de revisión de contrato y de amenazas recibidas a la nación. Sin embargo, creemos que el crecimiento económico que ha favorecido Pemex no necesariamente conlleva a un verdadero desarrollo social en sentido amplio, y me refiero específicamente a las condiciones de vida de los pobladores de los estados -a manera de ejemplo- Tabasco y Campeche, principalmente, así como al deterioro ambiental alarmante e injustificado en estos dos estados.

Como ejemplo diré que Tabasco es una de las principales entidades petroleras del país. ¿Qué ha pasado en este estado?, por ejemplo, el Río Tonalá gracias a las descargas de Pemex está considerado a nivel internacional como uno de los más contaminados del mundo; se ha comprobado la contaminación de más de 50 hectáreas en el Pantano de La Venta y se calcula que el daño ahora es diez veces más grande. La Laguna de Mecoacán, que aporta alrededor del 30 por ciento de la población ostrícola, está dañada.

Más aún. Durante una visita efectuada por diputados federales, que realizamos en el mes de marzo del año pasado, pudimos constatar que uno de los problemas más importantes de todo el estado, es la salinización del suelo.

En Paraíso pudimos verificar la contaminación de ostiones y peces en esa área, en Tupilco constatamos que la contaminación de la tierra impide ya la agricultura y el agua dulce, es cada vez más escasa, debido al proceso de desalinización.

Esto, señor director, sin que exista control de la paraestatal, para evitar tal contaminación y deterioro ambiental

La situación es grave en varias localidades y poblaciones que viven en esos estados, señor director, quiero solicitarle a usted, con todo respeto, pero si con toda puntualidad, nos pudiera contestar hoy, hoy, aquí y ahora, ante la máxima tribuna de la nación, nos pudiera responder usted puntualmente.

¿En qué tiempo se compromete la paraestatal a realizar obras de remediación efectiva de este impacto ambiental negativo? ¿Cuál es el grado de avance en el diseño de un programa de protección civil, para orientar a la población en caso de siniestro? ¿De qué manera Pemex respetará la reserva de la biósfera de los pantanos de Centla y si ya ha establecido vigilancia en este importante humedad protegido por la Convención Ramnsas?

Agradecería a usted fuera tan gentil en poder dar respuesta puntual e ilustrar a la nación, a Campeche y a Tabasco, qué le espera en materia ambiental respecto de Pemex.

El Presidente:

Muchas gracias diputado Garibay.

Para dar respuesta y hasta por cinco minutos se le concede el uso de la palabra al ingeniero Raúl Muñoz Leos.

El Director General, Raúl Muñoz Leos:

Diputado Garibay, en primer lugar, quisiera señalarle que no existe autorización para efectuar un solo proyecto dentro de Petróleos Mexicanos, que no cumpla con las normas ambientales y todos los aspectos que nos aseguren que se va a respetar el medio ambiente de una manera integral. Es una norma que se ha establecido y que es inviolable, en el análisis de cualquier proyecto, la participación de la Dirección de Seguridad y Protección Ambiental, participa de una manera muy activa, y quisiera subrayar, efectiva.

Habiendo dicho esto, pues creo que hacia delante podemos pensar que vamos a tener esquemas que claramente señalen y comprueben, que las operaciones de Petróleos Mexicanos, tendrán esta pulcritud.

Ahora, no por ello, quiero soslayar que tenemos rezagos muy importantes en el tema, en diferentes frentes, no necesariamente en los que usted ha señalado, la información que nosotros tenemos es vasta, es extensa, es a fondo, y lo invito a que si quiere hoy la compartimos, pero fuera de los cinco minutos que tengo para contestar.

Tenemos volúmenes de información muy sustanciales, que los ponemos a su disposición, con mucho gusto.

Lo ideal para solucionar este tipo de problemas, que se han generado a través de las décadas, pues sería el poder decir en seis meses tenemos resuelto el tema y desafortunadamente no es tan sencillo y cada proyecto requiere de por sí mismo, un análisis detallado o un estudio de cómo se pueda hacer equis o tal remediación y es como se ha llevado a cabo, por ejemplo, el tema este de la Laguna de Centla que usted ha señalado y en donde se ha tenido un significativo avance, un gran éxito, diría yo.

Lo invito a usted y a quien usted guste, para que discutamos en forma amplia, a fondo, estos temas que precisamente actualmente se están llevando a cabo varias mesas de negociación con el estado de Tabasco, en donde una de ellas se concentra en el tema que usted ha señalado y que esperemos tenga una información lo suficientemente amplia y a su vez puntual, que nos permita el hacer consideraciones del tipo que usted señala de determinada área, determinado problema que se haya identificado que tenga un plan de abatimiento o de restauración que satisfaga sobre todo a la sociedad en el estado de Tabasco, así como en otros lugares, pero nos estamos refiriendo concretamente al estado de Tabasco y en las comunidades donde ahí operamos.

Estamos a sus órdenes.

El Presidente:

Muchas gracias, ingeniero Muñoz Leos.

Para hacer uso del derecho de réplica del Partido de la Revolución Democrática y hasta por tres minutos, se le concede el uso de la palabra al diputado Jesús Garibay García.

El diputado Jesús Garibay García:

Señor director, agradezco su bondadosa oferta.

Le quisiera decir que fueron 16 horas en helicóptero y 2 días por carreteras recorriendo Tabasco. Sabemos de lo que hablamos, pero ¿qué le parece si esa invitación ha hacemos extensiva a los ciudadanos presidentes municipales? Si usted nos lo permitiera, se lo agradezco mucho y desde luego que será una gran oportunidad abordar los pasivos en materia ambiental que hay en ese estado.

Quisiera también dejar constancia que es más criminal descapitalizar a una empresa y más a una empresa de Estado, que privatizarla. Con la privatización, posiblemente pudiera prestar servicios aunque fuera algún tiempo, no importa a qué precios, pero descapitalizarla, eso es criminal aquí y en cualquier parte del planeta.

Le quisiera poner también como ejemplo y a su vez pedirle con todo respeto su intervención de carácter extraordinario, para que los trabajadores de Fertinal en el Puerto de Lázaro Cárdenas en el estado de Michoacán que el día de hoy, hoy, hoy, cumplen un mes o varios meses mas de la huelga que ahí se presentó y de la cual, por cierto, esa empresa, Pemex, es socio y quizá en este momento casi propietario de los activos por los pasivos que la misma tiene con ustedes.

A mí me da mucho gusto escuchar que Pemex va a crear una fundación, eso le permitirá a Pemex en efecto, poder ayudar a muchas organizaciones, a mucha gente que requiere del auxilio de Pemex. Una cuestión nada más señor director. Ojalá la Fundación Pemex, no sea subsidiaria o benefactora de la fundación "Vamos México".

Creo que en estos tiempos crecimiento económico para este país y para su población sí. Pero no a costa de la vida y de la salud de los mexicanos, Tabasco es un buen ejemplo. Tampoco a costa del deterioro del medio ambiente. Qué bueno, y ojalá asi sea, que en el futuro no se acepten proyectos que no estén sustentados ambientalmente. Qué lástima que los activos de Pemex actuales, quizá no alcancen para cubrir los pasivos ambientales que este país tiene.

Le agradezco su atención y gentileza y por ahí estaremos trabajando juntos.

Gracias.

El Presidente:

Mucha gracias diputado Jesús Garibay..

Para hacer las preguntas a nombre del grupo parlamentario de Acción Nacional y hasta por 3 minutos, se le concede el uso de la palabra al diputado Orlando García Flores.

El diputado Orlando García Flores:

Con el permiso de la presidencia; señor director Raúl Muñoz Leos:

Como todos sabemos, el gas natural tiene una importancia creciente en el desempeño económico de nuestro país. El gas natural además, cada vez se usa más en los hogares y en la industria. Y adicionalmente a esto el cambio tecnológico nos ha traído más consumo de gas natural para operar las plantas generadoras de electricidad.

Estos hechos han traído como consecuencia que la demanda de este energético se incremente a grandes pasos, forzándonos a importar cada vez más gas, pues nuestra oferta no nos da para cubrir los requerimientos propios. Tan solo de enero a agosto de este año las importaciones aumentaron 66.7% con respecto al año anterior para abastecer el mercado nacional.

Al respecto señor director de Pemex, preguntamos: ¿qué mecanismos se han desarrollado con el objetivo de incrementar la oferta de gas natural y de disminuir la dependencia creciente de las importaciones que se están realizando. En particular qué comentarios nos puede dar sobre artículos aparecidos en algunos medios de comunicación en días pasados, en referencia a una menor cantidad de reservas de gas en la cuenca de Burgos, respecto a los que estima Petróleos Mexicanos.

En este mismo campo de explotación, ¿qué planes de inversión se tienen y cuántos recursos se necesitan para su óptimo aprovechamiento? Como es de todos conocido, cada vez se tienen más usuarios domésticos de gas natural. ¿Existe la posibilidad de establecer un precio preferente a este tipo de usuario, inferior a los 3 dólares actuales por millón de BTUs ¿Cuál sería su opinión sobre esta medida?

Por otro lado nos preocupa que aún no se tenga una definición sobre cambios en la metodología para calcular los precios de gas natural. Reconocemos el esfuerzo que realizó Pemex para otorgar coberturas cuando el precio aumentó significativamente. El enfoque actual de costo de oportunidad le ha restado competitividad a nuestra industria, nos ha generado dependencia. Al respecto señor director, los diputados de Acción Nacional queremos conocer su opinión sobre un posible precio México.

Y finalmente en este año se apostó a los contratos de servicios múltiples. Entendemos que con el fin de que se apeguen, sin ambigüedades a la Constitución, se hicieron varios borradores y no se pudo contar con uno definitivo en las fechas originalmente previstas.

Sin embargo, es necesario que la dependencia a su cargo apresure el paso para contar ya con los contratos definitivos. Al respecto, qué fechas se han fijado ya para la presentación y licitación de los mismos contratos.

Por sus respuestas, muchas gracias.

El Presidente:

Muchas gracias, diputado García Flores.

Para dar respuesta, y hasta por 5 minutos, se le concede el uso de la palabra al ingeniero Muñoz Leos.

El Director General, Raúl Muñoz Leos:

Primero quisiera señalar que en Petróleos Mexicanos no le ponemos precios a nuestros productos, incluyendo el gas natural, y menos estamos autorizados para poder otorgar subsidios; eso lo hace el Legislativo. En cuanto a precio no tengo más que añadir que el precio del gas natural está regido por referencias comerciales que, con los vaivenes del mercado, es un precio que le va dando al gasto y reconozco lo que ha señalado, diputado.

Creo que conviene que sepamos que no hay desabasto de gas natural; hay una demanda creciente, muy dinámica, pero la posibilidad de surtir esa demanda la tiene a su alcance Petróleos Mexicanos y en eso estamos orientados.

Lo que está a discusión es si ese gas se puede surtir con producción de Petróleos Mexicanos o se va a tener que importar y a qué grado.

En el largo plazo, con los descubrimientos que se han hecho este año, nosotros pensamos que hay una gran probabilidad de ser exportadores en 5, 6 años, por ponerlo de alguna manera; más o menos en ese plazo. Pero para desarrollar esos campos que se han descubierto, se requiere de una gran inversión, un gran trabajo. Tenemos los recursos asignados en el programa estratégico de gas, pero el tiempo que se requiere es lo que nos llevará este plazo que he señalado, por la infraestructura que se tiene que adecuar.

La controversia ésta de las reservas, para nosotros no ha habido tal. Las reservas de Burgos son las que se han señalado y son de 28 mil millones de millones de gas probados y no tenemos ninguna duda de eso porque aquí se ha trabajado muchísimo. En Pemex se tiene muy precisado.

El esquema de contratos de servicios múltiples, que es un esquema tradicional en Pemex de contratar servicios en todas las operaciones de Petróleos Mexicanos y que en el caso de los contratos de servicios múltiples simple y sencillamente, como su nombre lo indica, múltiples servicios se contratan con un solo servidor, en lugar de contratarlos independientemente. Lo consideramos como un esfuerzo que tiene tres ventajas: una, y para qué decirlo, que está perfectamente enmarcado dentro de la ley y perfectamente bien enmarcado dentro de la Constitución y es una práctica que se ha demostrado desde 1958, por la ley. Ahí no hay ninguna duda.

Lo que se refiere al proceso que se ha seguido para irlos conformando, se va en tiempo y como lo hemos señalado, el borrador final del esquema de estos contratos estará listo a final de año para que se pueda licitar y adjudicar los seis contratos que queremos que vayan a ser en el mes de marzo, en el mes de abril, y empezar a producir ya el año que entra.

Esa es una de las principales virtudes que tiene el Esquema de Contrato de Servicios que es la manera en que nos permite producir una cantidad importante de gas que es un billón de pies cúbicos diarios para el año 2006 y de la manera más efectiva, más rápida y nos permitiría reducir importaciones necesarias para ese año en un monto de mil 300 millones de dólares anuales. Ese es el gran ahorro para el país.

Otra virtud de los contratos es que nos permite allegarnos tecnología que no poseemos. En Pemex la búsqueda de gas natural no ha sido una prioridad y nos hemos retrasado por lo menos 20 años en adquirir la tecnología que otros han venido adquiriendo, y como todos sabemos, una tecnología no es fácil de allegársela y a través de estos contratos estamos exigiendo que la transferencia de esta tecnología se haga de manera tal que nosotros la podemos absorber, que podamos capacitar a nuestra gente y que la podamos aplicar en otros frentes.

Y la tercer ventaja es que no contamos con el equipo más moderno que tiene una gran efectividad, una gran eficiencia en este tipo de operaciones, ni las prácticas que también sería parte de la contratación que las podamos nosotros adquirir, y esos conocimientos.

Entonces veamos el Esquema de Contratos y Servicios Múltiples como un complemento temporal que nos permita de una manera más efectiva buscar la autosuficiencia y más adelante poder ser exportadores de gas natural inclusive.

El Presidente:

Muchas gracias, ingeniero Muñoz Leos.

Para hacer uso del derecho de réplica del grupo parlamentario de Acción Nacional, tiene la palabra el diputado Juan Manuel Duarte Dávila, por tres minutos.

El diputado Juan Manuel Duarte Dávila:

Con su permiso, señor Presidente; compañeras y compañeros diputados señor Director: Los diputados del Partido Acción Nacional consideramos que el gas natural es un motor importante en el desempeño de nuestra economía. Como tal, no podemos seguir dejando de que el déficit comercial que presenta el gas natural se siga incrementando en el tiempo. Es imprescindible tomar las medidas necesarias para disminuir la dependencia que tenemos del exterior para abastecer a nuestra sociedad con este hidrocarburo.

Es necesario sumar esfuerzos para que en el mediano y largo plazo la producción de gas natural a nivel nacional abastezca la demanda creciente por este combustible.

Se requiere complementar los mecanismos actuales de contratación de obras y servicios para proyectos de gas, como usted bien lo señala, con los contratos de Servicios Múltiples.

Este esquema nos permitirá sin duda que se refuerce la capacidad de ejecución y a su vez reduzca la importación de este hidrocarburo y nos da gusto que se estén realizando actividades encaminadas a esto, ya que el nivel de importaciones que ahora tenemos nos hace vulnerables frente a los problemas estructurales de los mercados regionales a los que México pertenece.

Es dependencia ha provocado que nuestros precios internos fluctúen considerablemente siguiendo el referente internacional, generando incertidumbre entre los consumidores, los empresarios y los industriales del país.

La planta productiva de nuestro país no puede crecer ni desarrollarse si no tiene certidumbre sobre el comportamiento de estos precios, si queremos que nuestra economía prospere basado en un sector empresarial e industrial fuerte, se necesita instrumentar políticas que den solución a esta problemática.

Los diputados de Acción Nacional apoyamos y apoyaremos los mecanismos encaminados a dar certidumbre a las familias, a los empresarios, a los industriales nacionales, así como a aquellos que persigan el bienestar para la sociedad mexicana.

Finalmente, yo quisiera, como diputado del estado de Nuevo León, señalar que observamos con preocupación que en días pasados, durante las lluvias que se presentaron en el estado, se provocó un derrame de aceite en la refinería de Cadereyta, las cuales contaminaron algunas acequias y zonas de cultivo.

Conocemos que el personal ha hecho labores de limpieza. Sin embargo, es importante incrementar las medidas de seguridad y cumplir con las indemnizaciones a los afectados.

Por su atención, muchas gracias.

El Presidente:

Muchas gracias, diputado Juan Manuel Duarte Dávila.

Para formular las preguntas a nombre del Partido Revolucionario Institucional y hasta por tres minutos, se le concede el uso de la palabra al diputado Andrés Carballo Bustamante.

El diputado Andres Carballo Bustamante:

Ingeniero Raúl Muñoz Leos, director General de Petróleos Mexicanos; compañeras y compañeros legisladores:

El sector energético es fuente indispensable de insumos primarios para todas las actividades económicas. Los mexicanos sabemos que Pemex es un pilar indiscutible de nuestro desarrollo presente y futuro de nuestro país. Desde su creación Pemex es la empresa que mayores recursos aporta a las finanzas públicas, en los últimos años la producción total de hidrocarburos ha mostrado una tendencia ascendente, la que ha permitido que la paraestatal se encuentre dentro de las 10 empresas petroleras más importantes del mundo.

La ciudadanía reclama una mayor aportación por parte de esta paraestatal. No es posible que siendo una empresa petrolera de las mejores a nivel mundial se descuiden los lugares en donde se genera esta materia prima, la cual es de vital importancia para nuestra vida diaria.

Derivado de lo anterior nuevamente señor director, y esperando que ahora sí nos dé respuesta a las peticiones, me permito formularle las siguientes preguntas:

¿Qué mecanismos habrá de implementar esta paraestatal a su cargo, a fin de que sean radicados los recursos económicos directamente a los municipios en donde se encuentran operando muchas de las instalaciones de Pemex, respetando de esta manera el artículo 115 constitucional el cual fortalece la autonomía de los municipios, pudiendo dar con ello cumplimiento a los criterios centrales del Plan Nacional de Desarrollo 2001-2006 y así dar vigor al nuevo federalismo del fortalecimiento municipal para un mejor desarrollo social sustentable?

A efecto de dar cumplimiento al acuerdo general de colaboración ¿qué aportación habrá de corresponderle al estado de Chiapas para el próximo ejercicio y cuáles han sido los problemas por los que no se ha dado cumplimiento al del presente ejercicio, toda vez que la paraestatal que usted representa no se ha dignado ni siquiera en darle mantenimiento a las vías de comunicación terrestre que ustedes ocupan y que más que ustedes les conviene, pues bastaría revisar los accesos de las baterias de Chiapas en el municipio de Pichucalco, las de Cactus en el municipio de Reforma, estos en el estado de Chiapas, y de todos los accesos a los centros de producción y exploración, los cuales hoy se encuentran en desastrosas condiciones? ¿En dónde se han invertido los recursos económicos del mantenimiento?

Para sus exploraciones ¿por qué han tomado la medida de explotación por detonación subterránea? Y lo digo por segunda ocasión, la misma pregunta le hice el año pasado, que los sistemas que gracias a la tecnología permiten una mayor seguridad en todos los aspectos, como lo es el del sistema computarizado, aún no se ha utilizado en nuestra región y siguen haciendo gran daño del subsuelo en los estados donde se aprovecha el recurso natural.

Por sus respuestas, gracias.

El Presidente:

Gracias diputado Andrés Carballo.

Para dar respuesta a sus preguntas, se le concede el uso de la palabra hasta por cinco minutos, al ingeniero Raúl Muñoz Leos.

El Director General, Raúl Muñoz Leos:

Aunque ya me he referido al tema de aportaciones a los municipios, quisiera ampliarlo dado su petición.

En los últimos años se tenía la costumbre de que Pemex daba una determinada aportación, que era más o menos de los montos a los que me referí anteriormente; eso se hacía a principios de año y se acordaba con los estados los montos que se les asignaban. Ya avanzado el año ese monto se llegaba a aumentar a veces significativamente en los últimos 2 ó 3 años del régimen pasado.

El año pasado que nos enfrentamos a las peticiones de los estados, de que se siguieran concediendo montos más allá de lo que nosotros teníamos asignados por el Congreso, pudimos detectar que en los casos a los que me he referido anteriormente, se hacían asignaciones adicionales a las del presupuesto ya avanzado el año; bueno, esto es un instrumento que ya no tenemos a nuestro alcance y ha causado un desencanto importante, lo quisiera señalar.

Entonces, al meternos en el tema y tratar de hacer ver, número uno, que los recursos que tenemos son limitados comparados con esos últimos años, cómo hacer esta repartición de la manera más eficiente, es que nosotros en primer lugar no podemos ir con los municipios, tenemos que respetar la autoridad del gobierno estatal y canalizar todo lo que podamos hacer a través del gobierno estatal y convenido con él. Claro que dentro de la discusión y dentro del esquema que desarrollamos es muy importante dar nuestros puntos de vista de las gentes que están operando ahí, de lo que nosotros captamos en determinada comunidad.

Y no hay que tampoco dejar soslayado el hecho de que Hacienda es quien asigna estos montos si nosotros no tenemos realmente mucho qué hacer en ese sentido, excepto el señalar como nosotros sentimos esas necesidades. Entonces, nosotros estamos más que dispuestos a poder hacer aportaciones mayores, pero necesitamos de esas autorizaciones, tanto de Hacienda como de ustedes. Y que, por cierto, hasta este año entiendo los donativos van ya etiquetados, entonces menos flexibilidad tenemos para poder aumentar en determinado momento si se tiene un ahorro en un rubro y pasarlo a otro; entonces estamos bastante restringidos, como lo describo.

En cuanto a esfuerzos de exploración en Chiapas, efectivamente, hay muchos sistemas muy modernos, modernos de exploración sismográfica, que prescinden del uso de explosivos, sin embargo esos no tienen una aplicación universal, tiene aplicación particularmente en el mar y donde la geología lo permite, pero hay todavía áreas en que no se obtiene la información primordial sino a través de explosivos.

Ahora, habiendo dicho eso, también los esquemas de la utilización de explosivos han avanzado de manera tal que no debe haber ni siquiera  vibraciones en los alrededores.

Si efectivamente se han tenido algunos daños pues es algo que voy a investigar rápidamente y asegurarnos de que las prácticas sean como lo he señalado y que no haya ninguna desviación.

El Presidente:

Muchas gracias ingeniero Muñoz Leos.

Para hacer uso del derecho de réplica del Partido Revolucionario Institucional y hasta por tres minutos se le concede de nueva cuenta el uso de la palabra el diputado Andrés Carballo Bustamante.

El diputado Andres Carballo Bustamante:

Aprecio mucho la respuesta en cuanto a investigar el uso de la detonación del subsuelo que es un sentir de la región Norte del Estado de Chiapas. En cuanto a las fracturas que ha habido en algunos lugares en el rubro de la tubería de agua potable y drenaje cuando hacen las exploraciones cerca de alguna comunidad o de alguna cabecera municipal.

Una pregunta más sería señor Director en cuanto también la hice el año pasado en su comparecencia, cité el problema del grado de contaminación que Pemex reconoce en tan solo 10 kilómetros el cual a través de mi intervención aquí en la Comisión de Energía y en la Cámara, pedimos su ampliación en el reconocimiento de los 15 kilómetros de afectaciones puesto que en la atmósfera los aires, los vientos llevan la contaminación a niveles muy altos en cuanto a las regiones de nosotros en la zona Norte, en la zona donde hay cerros, en donde es sierra, recibe de una manera muy importante la afectación con la contaminación lo que son láminas de zinc, casas de lámina de zinc que todavía persiste el problema de los alambrados, a los propietarios de ranchos, de ejidos, pequeños propietarios y es algo que Pemex ha transformado la política en cuanto a este rubro que anteriormente se entregaban estos apoyos a los diversos municipios donde tenemos la presencia de Pemex y eso se ha descontinuado lamentablemente en el Estado de Chiapas y otros Estados.

Pedí respetuosamente su comprensión y su colaboración en este sentido, en cuanto a lo que le comentamos en unos días en que usted amablemente nos concedió con los Presidentes Municipales de la Zona Norte de Chiapas, y en los diputados locales también de ese Distrito y el último sería otro de los tantos problemas, el de los pagos que Pemex no ha efectuado por los daños ocasionados a las propiedades de los campesinos en sus respectivos ejidos, por lo que la pregunta sería ¿por qué no se han analizado y dado cumplimiento a los contratos indefinidos que Pemex tiene firmados con los ejidatarios? De una manera totalmente reprobable estos contratos no tienen fecha de término y por qué no se busca otro mecanismo que no sea el de basarse en el tabulador de la CABIN el cual llega obsoleto en la actualidad en el valor real de las afectaciones que han ocasionado.

Gracias.

El Presidente

Muchas gracias diputado Andrés Carballo Bustamante.

Con esto termina la segunda y última ronda de preguntas, respuestas y réplicas y siguiendo el acuerdo aprobado para llevar a cabo estas comparecencias.

Corresponde el turno a las conclusiones, para lo cual le cedemos la palabra hasta por ocho minutos al ingeniero Raúl Muñoz Leos.

El Director General, Raúl Muños Leos:

Señoras y señores diputados.

Como ofrecí al inicio de mi intervención, además de presentarles una panorámica sobre la situación operativa y financiera de Pemex, quisiera hacer algunos comentarios adicionales sobre diversos temas, en especial sobre los factores que favorecen o limitan la estrategia de crecimiento que se ha propuesto seguir el organismo.

Los temas que quiero abordar son los siguientes: Los avances en el programa estratégico de gas y en los contratos de servicios múltiples y la situación que prevalece en Pemex en el aspecto laboral; para concluir, me voy a referir de nuevo aunque muy brevemente a los factores que siguen limitando el pleno despliegue de todas las potencialidades productivas de la empresa.

Paso ahora a hacer algunos comentarios sobre el programa estratégico de gas y los contratos de servicios múltiples. Como todos sabemos, nuestro país tiene importantes reservas de gas natural; a pesar de ello el nivel de exploración y producción alcanzado en los últimos años ha sido insuficiente por lo que hemos requerido realizar importaciones, mismas que año con año van en aumento.

Para la próxima década se estima que el consumo nacional tendrá un crecimiento mayor al de años recientes porque el desarrollo industrial del país incluido el sector petrolero aumentará el consumo y además porque el sector eléctrico requerirá cada vez más de este producto; en efecto, este sector será el principal consumidor de gas natural a partir del año 2007.

Para atender este aumento de la demanda, Pemex se ha propuesto pasar de 4 mil a casi 7 mil millones de pies cúbicos diarios de gas natural asociado y no asociado hacia el año 2006, por lo que requiere realizar mayores inversiones y también incorporar capacidades tecnológicas y financieras externas a la empresa.

Desde 1999, con la formalización del Programa Estratégico de Gas se han intensificado las actividades de exploración y se aumentó el número de nuevas localizaciones. Al primer semestre de este año contamos con casi 12 veces más localizaciones de las que teníamos determinadas al inicio del programa y de ellas casi dos terceras partes son de gas.

Los trabajos emprendidos han diversificado las regiones en donde se obtendrá la futura producción de gas. En años recientes el esfuerzo se concentró en Burgos y hoy se agrega en las zonas de Veracruz, Macuspana y la plataforma continental del Golfo de México. Un ejemplo es el pozo Lancaguaza I, ubicado en la plataforma continental del Golfo de México con el que se confirmó la localización de reservas en una amplia zona rica en gas natural no asociado que constituye el descubrimiento más importante de este recurso en la historia de Pemex.

El potencial estimado del área alcanza valores de 14 millones de pies cúbicos de gas, millones de millones de pies cúbicos de gas que equivalen aproximadamente al 20% del volumen de las reservas totales del gas en el país. La explotación de este campo en la plataforma continental del Golfo de México se realizará a una profundidad de hasta 360 metros.

Por su ubicación, las instalaciones que vamos a usar podrán ser utilizadas para la exploración en tirantes de agua de más de 500 metros donde se ha identificado un potencial adicional de reservas muy significativo. Nuestros grandes retos son reforzar la búsqueda de nuevos yacimientos, estimar la dimensión de los ya identificados y convertir rápidamente los nuevos yacimientos en aumentos en la producción.

Voy a referirme ahora a la cuenca de Burgos y a los contratos que vamos a realizar para lograr duplicar su producción actual.

Burgos actualmente aporta una producción de mil millones de pies cúbicos diarios de gas natural, es decir la cuarta parte de la producción nacional. Con la información geológica y geofísica generada por estudios sísmicos de 2 y 3 dimensiones realizados en un área de 4,600 kilómetros cuadrados, se estima que esta cuenca contiene reservas probadas por más de 2.1 millones de millones de pies cúbicos de gas naturales, reservas probables de 1.2 millones de millones de pies cúbicos de gas naturales y reservas posibles por 1.7 millones de millones de pies cúbicos de gas natural.

Más aún, estimamos que el potencial productivo de las zonas todavía no exploradas podría ser 2 ó 3 veces mayor al de las reservas ya mencionadas. Este potencial no ha sido adecuadamente aprovechado porque en años anteriores los esfuerzos de Pemex que concentraron en la explotación de yacimientos de crudo pesado.

Nos rezagamos en la tecnología para el desarrollo de gas no asociado, nuestros costos actuales para Burgos se encuentran sensiblemente por encima de los que registra la industria en otras partes del mundo. Dadas las características geológicas de la Cuenca de Burgos para el aprovechamiento rentable de estas reservas, se requiere de las últimas tecnologías disponibles en la industria petrolera mundial.

Desde el inicio de mi gestión hemos estado profundizando en la fórmula de contratos de servicios múltiples, se trata de integrar obras y servicios en un solo paquete, comprarlos a la firma que ofrezca un menor costo, una mayor solvencia y la mejor tecnología, para que, bajo el control permanente de Pemex sea posible explotar este recurso y lograr abastecer la demanda interna y reducir rápidamente las importaciones, ello representará menores costos de los que ahora tenemos que incurrir al comprar el producto de los Estados Unidos, además de los beneficios asociados a grandes inversiones en la zona noreste del país. Sin embargo, hay que señalar que una vez que la empresa desarrolle este esfuerzo adicional de producción, sólo una décima parte de la oferta de gas provendrá del esquema de los contratos.

Siguiendo la determinación de mantener informados a los señores legisladores acerca de los avances que vayamos obteniendo en la estrategia para el desarrollo de la Cuenca de Burgos mediante los contratos de servicios múltiples, el pasado 16 de agosto el Director de Pemex Exploración y Producción, ingeniero Luis Ramírez Corzo, remitió a las Comisiones de Energía y de Puntos Constitucionales de ambas Cámaras, la segunda versión del modelo del contrato de obra pública sobre la base de precios unitarios. Este segundo borrador es la versión más avanzada que tiene el modelo de contrato, en ella ya se incluyen dos de sus anexos más importantes: el Catálogo de Precios Unitarios y el Anexo referente a la Recepción Potencial del Gas.

El programa contempla concluir en diciembre próximo la versión final del modelo de contrato junto con sus anexos, esperamos así poder lanzar una primera ronda de licitaciones a fines de este año o inicios del año 2003, para adjudicarlos durante el primer trimestre de ese mismo año.

Como señalé, en mi presentación inicial y todos ustedes saben, señoras y señores diputados, la administración de Petróleos Mexicanos se ha esmerado en tratar de mantener una estrecha relación de cooperación con sus trabajadores, tanto de confianza como sindicalizados. El año pasado revisamos el contrato colectivo de trabajo con el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, avanzando no sólo en lo que hace al mejoramiento de los salarios, sino también en una serie de temas que han sido demandas reiteradas de la organización sindical y que tienen incidencia en el desempeño operativo de la empresa.

Este año revisamos de nuevo los salarios y acordamos los mecanismos para atender otras demandas sindicales. Confiamos, como ya he dicho, en que nuestro entendimiento con el sindicato siga siendo bueno, lo cual nos permitirá emprender en el futuro los trabajos para flexibilizar y modernizar las condiciones laborales, con los consiguientes beneficios que ello pueda representar tanto para la empresa como para sus trabajadores.

Para concluir no debo desaprovechar esta magnífica oportunidad para volver a reconocer el importante apoyo que nos brindaron todos ustedes, integrantes de la Cámara de Diputados, al aprobar el presupuesto correspondiente al presente ejercicio fiscal. Como ustedes saben, con esta autorización podemos llegar a duplicar el nivel de la inversión, tanto con recursos de gasto programable como a través del mecanismo de los Proyectos con Impacto Diferido en el Registro del Gasto, Pidiregas, con el consiguiente beneficio para la empresa.

Los procedimientos establecidos en el propio presupuesto y en la legislación, sobre adquisiciones y obra pública, han complicado la utilización oportuna de estos recursos, sin embargo, como he tratado de explicar en otros apartados de mi exposición, estamos haciendo un enorme esfuerzo para mejorar la capacidad de diseño y ejecución de los proyectos, y ya estamos empezando a dar buenas noticias, particularmente en las áreas de producción, exploración y refinación.

No puedo dejar de mencionar, que el mejoramiento del desempeño de Pemex y su propio crecimiento, constituyen un proceso, en el que deben intervenir otros factores distintos a las autorizaciones presupuestales.

Es mi obligación reiterar la necesidad de avanzar hacia una gestión más autónoma y hacia un mejor régimen fiscal. Sé que estos temas preocupan al H. Congreso de la Unión, y estoy informado acerca de diversas iniciativas que han presentado algunos legisladores, con la intención de atender esta problemática.

Me pongo a sus órdenes, para colaborar con ustedes en los trabajos para su análisis y dictaminación, con la esperanza de que estas propuestas puedan llegar a un buen término.

A todos ustedes, muchas gracias por el favor de su atención. (Aplausos)

El Presidente:

Ingeniero Muñoz Leos, compañeros, compañeras diputados, invitados del gobierno federal. El significado histórico de la industria petrolera, su valiosa contribución a la economía nacional y la orientación que debemos imprimirle para que pueda solventar con éxito los grandes restos que enfrenta en este nuevo siglo, a fin de que esta industria siga siendo el pivote de nuestro crecimiento, son factores que han permeado en los diversos planteamientos de esta comparecencia.

En primer término, conviene resaltar que, sin duda alguna, los resultados alcanzados por Petróleos Mexicanos, se deben en buena medida, a que el monto autorizado en el presupuesto de egresos de la federación para el ejercicio fiscal 2002, significó para Pemex y sus órganos subsidiarios, el mayor crecimiento que ha registrado en su programa de inversiones en casi dos décadas.

Sin embargo, prácticamente cada uno de los avances reportados, resultan insuficientes y pudieran ser efímero, si no se toman decisiones y medidas verdaderamente trascendentes, que permitan modificar el actual esquema jurídico y administrativo de Pemex, el cual no solamente está agotado sino constituye un obstáculo para hacer de esta paraestatal una empresa de clase mundial.

Por enunciar algunos de los logros alcanzados pero a su vez los retos que hay que superar mencionamos: en exploración y producción de petróleo, aunque se terminaron 53 pozos exploratorios, cifra que no se alcanzaba desde hace 15 años, y a pesar de que se consiguió el mayor nivel histórico de producción petróleo, al llegar a los 3 millones 169 mil barriles diarios, será necesario para que la tasa de restitución de reservas de petróleo crudo mantenga una tendencia ascendente, incrementar sustancialmente en los próximos 8 años los recursos destinados a este renglón.

En gas natural, no obstante que gracias al incremento sustancial en la inversión autorizada para la exploración y desarrollo de nuevos campos, la producción de este fluído aumentará en casi 7 mil millones de pies cúbicos diarios en el 2006, todavía será inferior al crecimiento de la demanda del gas en el país.

En materia de infraestructura y producción de petrolíferos, con todo y que se concluyó o está por concluirse la configuración y modernización de la refinería de Cadereyta, Salamanca y Tula, lo que permite un incremento en la producción de gasolina de un 6.5%, la balanza comercial en este rubro sigue siendo deficitaria.

Aunque se estima que la producción de petroquímicas para este año será superior al anterior, de todos modos la industria petroquímica representa uno de los mayores desafíos, pues debido a la falta de inversión insuficientes en los últimos 10 años para ampliar su infraestructura y modernizar sus operaciones, este sector se encuentra ante problemas estructurales de desintegración de procesos productivos y precios de transferencia no competitivos, lo cual a la vez, ha provocado aumento de importaciones e impactos directos e indirectos en la cadena productiva.

Finalmente el gas licuado, cuya producción se calcula, será superior en 7% a la del año pasado, sin embargo la política de ajustas los precios internos a los parámetros internacionales que si bien protege las finanzas de Pemex-Gas, por otro lado afecta sensiblemente al bolsillo de los consumidores, ya que el gas licuado es de un componente de gran significado en el presupuesto familiar.

Ante este contradictorio panorama caracterizado de avances significativos y a la vez de tremendos desafíos, resulta imperativo que los Poderes Ejecutivo y Legislativo, nos demos a la tarea, siempre teniendo en cuenta el interés superior de la Nación de buscar, analizar y acordar todas aquellas políticas que permitan acrecentar nuestro patrimonio petrolero y energético en general.

En tal sentido, un primer consenso entre ambos Poderes, tiene que ver con la instrumentación de reformas que requiere Pemex para que tenga autonomía financiera y para la creación de un nuevo régimen fiscal, a fin de que la empresa aplique mayores inversiones a esquemas de crecimiento y aporte recursos al país en forma creciente y sostenida.

Sin embargo, el más grande reto y el más urgente que como mexicanos afrontamos reconociendo en Pemex la empresa motor del desarrollo nacional, es del de lograr que se recupere el sentimiento y la entidad hacia Petróleos Mexicanos, con el que muchas generaciones de mexicanos se identificaron. Para lograrlo, el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo, el Sindicato, la Empresa, sus clientes y proveedores y la sociedad mexicana en su conjunto, debemos poner nuestro máximo esfuerzo para dotar a Pemex con los esquemas, programas, presupuestos y acciones que le permitan consolidarse como pilar de nuestra economía y orgullo de todos los mexicanos.

Señor ingeniero Raúl Muñoz Leos, agradecemos su comparencia ante este pleno de la Comisión de Energía sobre un tema que ha sido, es y será central para la marcha de la Nación.

De conformidad con lo previsto en el artículo 7º., numeral quinto de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, la Cámara de Diputados dará cuenta para que la versión estenográfica de esta comparecencia, sea remitida al Ciudadano Presidente de la República para su conocimiento.

Muchas gracias, agradecemos a todos su asistencia.

(A las 13:47 horas).- Se levanta la sesión.