Comparecencia del Secretario de Trabajo y Previsión Social,
Carlos Abascal Carranza, correspondiente al Segundo Informe
de Gobierno del Presidente Vicente Fox Quesada

Instalación de la Mesa
José Ramírez Gamero

Presentación
Carlos Abascal Carranza

FIJAN LA POSICIÓN GENERAL DE SU GRUPO PARLAMENTARIO, LOS DIPUTADOS:

José Manuel del Río Virgen, Convergencia por la Democracia
José Antonio Calderón Cardoso, Partido Alianza Social
Norma Patricia Riojas Santana, Partido de la Sociedad Nacionalista
Concepción Salazar González, Partido Verde Ecologista de México
Víctor Manuel Ochoa Camposeco, Partido de la Revolución Democrática
Martha Patricia Martínez Macías, Partido Acción Nacional
Roberto Ruiz Angeles, Partido Revolucionario Institucional

PRIMER TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Julieta Prieto Fuhrken, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: Carlos Abascal Carranza
Réplica: Julieta Prieto Fuhrken, Partido Verde Ecologista de México

Pregunta: María del Rosario Tapia Medina, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Carlos Abascal Carranza
Réplica: María del Rosario Tapia Medina, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Héctor Méndez Alarcón, Partido Acción Nacional
Respuesta: Carlos Abascal Carranza
Réplica: Ramón Paniagua Jiménez, Partido Acción Nacional

Pregunta: Rodolfo González Guzmán, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Carlos Abascal Carranza
Réplica: Enrique Aguilar Borrego, Partido Revolucionario Institucional

SEGUNDO TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: María Teresa Campoy Ruy Sánchez, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: Carlos Abascal Carranza
Réplica: María Teresa Campoy Ruy Sánchez, Partido Verde Ecologista de México

Pregunta: Alejandro Gómez Olvera, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Carlos Abascal Carranza
Réplica: Alejandro Gómez Olvera, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Francisco Ramírez Cabrera, Partido Acción Nacional
Respuesta: Carlos Abascal Carranza
Réplica: José Luis Novales Arellano, Partido Acción Nacional

Pregunta: Hilda Anderson Neváres, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Carlos Abascal Carranza
Réplica: Beatriz Cervantes Mandujano, Partido Revolucionario Institucional

COMENTARIOS FINALES
Carlos Abascal Carranza

MENSAJE INSTITUCIONAL
José Ramírez Gamero








7 DE OCTUBRE DE 2002

COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE TRABAJO Y PREVISION SOCIAL
LICENCIADO CARLOS ABASCAL CARRANZA

Presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, diputado José Ramírez Gamero:

Esta tarde conforme a lo previsto en la Ley Orgánica del Congreso de la Unión, esta Comisión de Trabajo, habrá de realizar la comparecencia del señor Secretario de Trabajo y Previsión Social, Carlos Abascal Carranza.

Informo a ustedes que existe el quórum reglamentario. En consecuencia se abre la sesión.

Teniendo conocimiento que se encuentra en el Salón de Protocolo el señor Secretario de Trabajo, esta presidencia se permite designar en comisión a los señores secretarios Víctor Manuel Ochoa Camposeco, José Antonio Gloria Morales, diputado Roberto Ruiz Angeles y el diputado Carlos Aceves del Olmo, para que acompañen al señor Secretario hasta este Recinto.

(Se declara un pequeño receso)

Reanudamos nuestra sesión.

De conformidad con el artículo 7o. numeral cuatro de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, comparece el licenciado Carlos Abascal Carranza, Secretario de Trabajo y Previsión Social, a esta sesión en la que se llevará a cabo el análisis del Segundo Informe de Gobierno del ciudadano Presidente de la República Vicente Fox Quesada, en el tema de su competencia, tema laboral.

Nos acompaña en esta sesión representando a la mesa directiva, el ciudadano diputado Jaime Vázquez Castillo, vicepresidente, a quien le damos la más cordial bienvenida y le agradecemos su presencia.

Nos acompañan asimismo y agradecemos su presencia, a los señores subsecretarios y funcionarios de la Secretaría de Trabajo, a los señores dirigentes empresariales y dirigentes obreros, así como a invitados que han mostrado interés en el tema, por lo que les agradecemos que nos acompañen.

A fin de que estemos enterados de la mecánica de esta reunión, pido al señor secretario José Antonio Gloria Morales, se sirva dar lectura al acuerdo parlamentario aprobado por la Junta de Coordinación Política y al acuerdo de la mesa directiva de esta comisión, de fecha 3 de los corrientes.

El secretario, diputado José Antonio Gloria Morales:

"ACUERDO PARLAMENTARIO por el que se establecen las bases para el desarrollo de las comparecencias de funcionarios del Ejecutivo Federal ante la Cámara de Diputados, para el análisis del Segundo Informe de Gobierno del Presidente de la República:

"Primero: el presente acuerdo regulará exclusivamente lo relativo al formato que habrá de observarse durante las comparecencias de los funcionarios del Ejecutivo Federal ante la Cámara de Diputados, a efectos de realizar el análisis del Segundo Informe de Gobierno del Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, administración 2000-2006.

Segundo: Las sesiones en que se desahoguen las comparecencias se desarrollarán conforme a las siguientes bases:

"En primer término, el funcionario compareciente expondrá el estado de su respectivo ramo, hasta por 15 minutos. A continuación, un representante de cada grupo parlamentario hablará hasta por 10 minutos para establecer la posición del grupo respecto del tema. A continuación se dará inicio a una o dos rondas de preguntas y réplicas, según el acuerdo que para comparecencia adopte la Junta de Coordinación Política, que se desarrollarán cada una y, en su caso, sucesivamente de la forma siguiente :

"Cada grupo parlamentario planteará al funcionario, por conducto de uno de sus diputados, una pregunta en un tiempo no mayor a tres minutos. El funcionario responderá a cada pregunta lo conducente durante un lapso que no excederá de 5 minutos. "El grupo parlamentario en turno tendrá derecho a una réplica de hasta 3 minutos.

"El orden de intervención de los diputados, tanto para el posicionamiento como para las preguntas y réplicas, será de manera ascendente, según el número de legisladores integrantes de cada grupo parlamentario.

"Concluida la etapa de preguntas y réplicas, el funcionario dirigirá a la asamblea un mensaje final de hasta 8 minutos. El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados concluirá la comparecencia con un mensaje institucional de no más de 5 minutos.

"3. Las comparecencias que se realicen ante comisiones se desarrollarán en lo conducente conforme a las reglas aplicables en el pleno. El mensaje institucional final estará a cargo de quien la presida.

"4. Las comparecencias en pleno o comisión se llevarán a cabo conforme al número y programación que acuerde la Junta de Coordinación Política.

"Artículo transitorio. El presente acuerdo entrará en vigor a partir de su aprobación por el pleno de la Cámara de Diputados".

Y doy lectura al acuerdo de la Mesa Directiva de la Comisión de Trabajo y Previsión Social de la honorable Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, con motivo de la comparecencia del secretario de Trabajo y Previsión Social, licenciado Carlos María Abascal Carranza.

"Conforme al acuerdo parlamentario por el que se establecen las bases para el desarrollo de las comparecencias de funcionarios del Ejecutivo Federal emitido el 3 de septiembre del año en curso, esta Comisión, a través de la directiva que la preside, ha resuelto que los grupos parlamentarios que conforman esta Comisión participarán en el desahogo de la comparecencia a través de los diputados que designen, fijando su posición hasta por los 10 minutos previstos, con dos rondas de preguntas y su derecho a réplica, en los términos del referido acuerdo. Y asimismo que los partidos políticos que no se encuentran representandos ante esta Comisión podrán participar fijando su posición hasta por 5 minutos.

"Lo anterior con la finalidad de optimizar el desarrollo de la comparecencia.

"Celebrado a los días 3 del mes de octubre del 2002" Y firma la Mesa Directiva.

El Presidente:

Gracias, señor secretario. Esta presidencia de la Comisión de Trabajo agradece la presencia de la licenciada y diputada Beatriz Paredes Rangel, presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados. Gracias, señora presidenta.

De conformidad con el acuerdo parlamentario y para dar cumplimiento al punto 2 numerales 1, 2 y 3, se concede el uso de la palabra al licenciado Carlos Abascal Carranza, hasta por 15 minutos.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social, licenciado Carlos Abascal Carranza:

Diputado don Jaime Vázquez Castillo, representante de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, señor presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, diputado José Ramírez Gamero, señoras y señores diputados integrantes de esta Comisión de la LVIII Legislatura de la Cámara de Diputados, doña Beatriz Paredes, presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, cuya presencia agradezco en esta comparecencia: Comparezco ante ustedes con el objeto de colaborar en el análisis que por mandato constitucional y legal corresponde a esta soberanía respecto del Segundo Informe de Gobierno presentado por el Presidente de la República el pasado primero de septiembre. En los anexos de dicho Informe, en el apartado que trata sobre la situación que guarda el ramo de trabajo y previsión social, ustedes habrán encontrado la información, los datos y las cifras más relevantes.

Les hemos entregado también el Informe de Labores de la Secretaría que da continuidad y seguimiento al Programa Nacional de Política Laboral 2001-2006, que recoge los cinco objetivos, las cinco estrategias y las cinco líneas de acción de esta Secretaría, por lo que no me detendré en la exposición de su contenido, sino que haré un recuento de los criterios fundamentales que nos han guiado en su aplicación y de sus resultados más relevantes con el fin de coadyuvar al análisis que ustedes realizan.

Darle una oportunidad a la democracia es en el ámbito de trabajo desarrollar cada vez más la cultura del diálogo social entre trabajadores y empresarios mediante el cual sigamos construyendo los acuerdos necesarios para resolver los problemas y para aprovechar sus oportunidades siempre acompañados por una autoridad laboral promotora.

Cada empresa es, por encima de todo, una comunidad humana productiva cuyo origen, motor y fin, es la persona individual y socialmente considerada, pues el trabajo es el medio para que las personas tengan acceso a su bienestar y al de sus familias, pero es también el medio para que las personas se realicen en plenitud.

El diálogo social, desde nuestra perspectiva, es un medio fundamental para la consolidación de la vida democrática de México. Es más, pienso que el diálogo social debe ser el gran acuerdo nacional como fin y como medio.

Como fin porque garantiza la gobernabilidad democrática, elimina la confrontación estéril y excluyente y pone en evidencia y elimina el discurso fácil de descalificación.

Como medio sirve para acordar temas, tiempos, alcance y fines para los cambios estructurales que México requiere.

Con esta convicción hemos fortalecido el Consejo para el Diálogo con los sectores productivos. Pero además hemos promovido la creación de 29 Consejos para el Diálogo en otras tantas entidades federativas.

El año pasado dimos cuenta de la constitución de esta nueva instancia del sector laboral como órgano de consulta, participación y colaboración de los sectores productivo y académico para diseñar y dar seguimiento puntual a la Agenda Económica y de Inclusión Social del Gobierno Federal y ahora ya de los gobiernos estatales. Esta Agenda es coordinada desde el Gabinete de Crecimiento con calidad.

Es pues, el Consejo para el Diálogo cada vez más, un elemento vertebrador de la sociedad civil organizada, un factor multiplicador de otras instancias de diálogo social formales e informales, un elemento que coadyuva a cohesionar a la sociedad, un método para implantar la nueva cultura laboral, empresarial y productiva y un instrumento para hacer posible el modelo de economía humanista con responsabilidad social que impulsar el gobierno del Presidente Vicente Fox.

Con estos criterios también hemos promovido el diálogo para propiciar los acuerdos entre los factores de la producción para adecuar y modernizar la Ley Federal del Trabajo.

Hace un año informamos a ustedes sobre las mesas establecidas. Agradecemos el acompañamiento que diputados y senadores de esta Legislatura han hecho a los sindicatos y los organismos empresariales que han dedicado largas jornadas durante más de año y medio a la búsqueda de acuerdos en tan importante materia, además de que la Secretaría realizó una consulta abierta en todos los estados del país.

Que nadie dude, tal como nos comprometimos, nuestra posición invariable ha sido la de salvaguardar totalmente los derechos sociales de los trabajadores, pues estamos convencidos de que el sentido rector del artículo 123 constitucional concuerda con la necesidad de adecuar la ley en lo sustantivo, en lo adjetivo y en lo institucional para proyectar vigorosamente a México en lo laboral de cara al siglo XXI.

Las mesas instaladas mantienen la pluralidad. Ya está cercano el tiempo de las definiciones, pues los organismos de trabajadores y empleadores involucrados están concluyendo una amplia consulta con los de todo el país. Es al Congreso de la Unión al que corresponde la elaboración y aprobación de leyes, por lo que, una vez concluido el proceso de acuerdos entre trabajadores y empresarios, habremos de acudir ante ustedes para que conozcan el resultado de este proceso y esta legislatura tenga propuestas concretas para la reforma de la Ley Federal del Trabajo.

La actualización de la ley dará al mundo laboral la certeza jurídica que le hace falta, en caso de que esta soberanía así lo disponga contribuirá a generar condiciones para fortalecer el cumplimiento de los objetivos del desarrollo nacional, en particular la creación de empleos productivos, la capacitación, el mejoramiento del nivel de vida de los trabajadores, la productividad, la competitividad, la simplificación de los procedimientos jurídicos, el fortalecimiento sindical y de la contratación colectiva, la transformación de la autoridad en promotora del desarrollo, la justicia, la equidad y la paz, frutos todos ellos del equilibrio armónico entre los factores de la producción.

Hemos entrado a una nueva época en México: la de las reformas democráticas acordadas; avancemos en ellas, conscientes de que en temas como el laboral el proceso de transformación tendrá que ser gradual siempre perfectible. Vale la pena que todos pongamos nuestra indudable voluntad para alcanzar los necesarios acuerdos. Solo desde la perspectiva de la justicia social y del bien común es posible lograr soluciones de largo plazo, estables para nuestra sociedad, para nuestros trabajadores y sus familias en particular.

La nación nos exige ambición y profundidad en las reformas que ella necesita, pero nos demanda también capacidad para llevarlas a cabo con el ritmo por el camino y con los métodos democráticos. Es indudable que hay ya un cambio de tendencia favorable, por otro lado modesto pero sostenido, en el poder de compra de los trabajadores, tanto en los salarios mínimos como los contractuales. Gracias, otra vez, al diálogo social entre trabajadores y empresarios con lo cual se ha roto una inercia que parecía difícil de revertir.

No estamos satisfechos, pero vamos en el camino correcto. Al mismo tiempo se ha venido llevando a cabo un proceso de convergencia de los salarios mínimos de las tres áreas geográficas en las que se divide el país hacia una sola. Los hechos comprueban que el mercado interno a pesar de la disminución de la actividad económica conserva un moderado dinamismo.

En el marco de las atribuciones y responsabilidades que la ley asigna a la autoridad laboral, durante mi gestión hemos desarrollado innovadoras políticas de vinculación y promoción del empleo. En lo que va del presente sexenio en coordinación con los servicios estatales de empleo hemos atendido a más de 2 millones 300 mil personas y poco más de 860 mil han sido colocadas en algún puesto de trabajo formal en la mayoría de los casos previa la necesaria capacitación.

En los primeros 8 meses de este año fiscal hemos contribuido a que tengan un empleo formal casi 360 mil personas, con un presupuesto menor al que ejercimos en el 2001 y ciertamente menor del del año 2000.

Estamos comprometidos con el federalismo. Asignamos con reglas equitativas y transparentes los recursos de los programas federales de empleo y de capacitación. En la actualidad todas las entidades federativas conocen con claridad y oportunidad el monto disponible.

La Secretaría ha impulsado programas que de manera transversal permitan a las mujeres tener acceso a oportunidades de trabajo en condiciones de equidad, así como programas que propicien la eliminación de toda discriminación en el ámbito del trabajo.

Por ello, por ejemplo, en materia de capacitación y empleo, al mes de agosto hemos ejercido el 61 por ciento del presupuesto en la materia, en apoyo a las mujeres, beneficiando a más de 466 mil; el 68 por ciento del total de los Programas Capacitación para el Trabajo y Chambanet, han sido destinados a las mujeres. Hemos impulsado campañas para eliminar en las empresas la exigencia de la prueba de ingravidez y hemos firmado un importante convenio con la industria maquiladora de exportación en el mismo sentido.

Estamos intensamente integrados también de manera transversal en la estrategia Contigo en diversos programas impulsados por el gabinete de desarrollo humano y social.

En relación con la justicia laboral federal, tenemos un rumbo claro. La Junta Federal de conciliación y Arbitraje no tiene compromisos ni sectoriales ni políticos y es, como lo establece la ley, jurisdiccionalmente autónoma. En materia de asuntos colectivos por primera vez en 50 años la Unidad de Registro de Contratos Colectivos y Reglamentos Interiores de Trabajo se encuentra sin rezagos en sus resoluciones. De igual forma, las áreas de conflictos colectivos, de emplazamientos a huelga y de huelgas estalladas, trabajan al día y sin rezagos.

Hablando de huelgas es importante destacar que en este año sólo han estallado 35 a nivel federal, de las cuales se han resuelto 23 y las 12 que restan afectan lamentablemente a mil 200 trabajadores.

La paz laboral es otro fruto del diálogo social entre trabajadores y empresarios; ellos son quienes la han edificado, en tanto que la autoridad laboral ha propiciado el diálogo y la conciliación. Sin embargo, la parte más profunda de las reformas de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, están por venir.

Quiero también manifestar que hemos sido congruentes y que hemos comenzado por mejorar la eficiencia, la productividad y la justicia en la propia Secretaría. Cuando asumimos la responsabilidad, el trabajador de más bajos ingresos recibía 1.63 veces el salario mínimo; hoy recibe 2.39 veces el mínimo, además de sus prestaciones. Hoy los trabajadores de la Secretaría reciben en promedio dos cursos de capacitación por persona promedio al año.

No abundo en el eficiente uso de los recursos que hemos logrado, en las certificaciones institucionales de calidad que hemos btenido, los avances en nuestra capacidad de servicio al público y de información laboral al país, la nueva estructura operativa de las delegaciones federales del trabajo; los valiosos avances en el Fondo de Fomento y Garantía para el Consumo de los Trabajadores, Fonacot, en el que otorgaremos este año 350 mil créditos -estamos cerca ya de la meta- beneficiando a más de un millón 400 mil personas; el trabajo de mejora continua que está realizando la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo; la reorientación integral de la inspección federal del trabajo; la imparcialidad y la legalidad en el registro de asociaciones y en las tomas de nota; el desarrollo de programas, patrones y trabajadores responsables en seguridad e higiene en el trabajo; los resultados obtenidos en materia de transparencia y combate a la corrupción y muchos otros temas que muestran de manera tangible la importante transformación que están viviendo las instituciones laborales federales.

En el orden internacional hemos dirigido la cooperación hacia proyectos que refuercen nuestros objetivos internos, hemos propiciado la participación incluyente de los sectores productivos en foros tripartitas como la Organización Internacional del Trabajo y hemos enfocado nuestros esfuerzos hacia la protección laboral de las personas más vulnerables como son los niños y los trabajadores indocumentados en Estados Unidos de Norteamérica.

Señoras y señores Legisladores, la política laboral del Gobierno del Presidente Fox está en marcha, agradezco a trabajadores y empresarios su confianza, asimismo reconozco al equipo de la Secretaría su compromiso y entrega, todos los colaboradores de la Secretaría sabemos que aunque hay importantes avances, es mucho más lo que nos falta por hacer, estamos conscientes de que debemos redoblar esfuerzos para contribuir a hacer de México un país digno, justo y próspero.

En la Secretaría se respira el orgullo de servir. Estos son los puntos centrales sobre los que reflexiono ante ustedes, señores diputados, agradezco su invitación a este acto federalista y republicano de revisión de cuentas ante esta Honorable Comisión de Trabajo y Previsión Social de la LVIII Legislatura de la Cámara de Diputados.

Señor Presidente, me pongo a sus órdenes para contestar más adelante las preguntas que se me quieran formular. Muchas gracias.

El presidente:

Muchas gracias señor Secretario. Esta Presidencia informa que están inscritos para fijar la posición de su partido y de su grupo parlamentario al que pertenecen, los siguientes ciudadanos diputados:

Por el Partido Convergencia Democrática, el diputado José Manuel del Río Virgen; por el Partido Alianza Social, el diputado José Antonio Calderón Cardoso; por el Partido de la Sociedad Nacionalista, la diputada Norma Patricia Riojas Santana; por el Partido del Trabajo el diputado Jaime Cervantes Rivera; por el Partido Verde Ecologista de México el diputado Concepción Salazar González; por el Partido de la Revolución Democrática, el diputado Víctor Manuel Ochoa Camposeco; por el Partido Acción Nacional, la diputada Martha Patricia Martínez Macías y por el Partido Revolucionario Institucional, el diputado Roberto Ruiz Angeles.

He de agradecer que los ciudadanos diputados en sus intervenciones, se sujeten al tiempo que fue fijado.

En consecuencia, tiene la palabra hasta por cinco minutos el diputado José Manuel del Río Virgen.

El diputado José Manuel del Río Virgen:

Señor Vicepresidente don Jaime Vázquez Castillo, bienvenido; señor Presidente de la Comisión, con su permiso. Bienvenido señor Secretario; bienvenidos también sus colaboradores, los Subsecretarios, los Directores Generales, bienvenidos.

Estoy de acuerdo con usted, señor Secretario, primero los derechos sociales de los trabajadores, pero los principios rectores del Artículo 123 Constitucional siguen siendo la gran aspiración del pueblo mexicano.

Los trabajadores están realmente preocupados porque sus derechos laborales en algunos casos o en muchos casos siguen siendo lastimados, principalmente cuando se refieren a salarios dignos y a seguridad social.

Por ello se hace indispensable fortalecer la nueva cultura laboral a la que usted ha hecho referencia, en donde se manifiesta respeto a la dignidad de las mujeres y hombres trabajadores.

A 21 meses de gestión reconocemos que existe paz laboral dentro de las fuerzas de trabajo y de producción y, por supuesto también reconocemos que hay respeto por las requisas señor Secretario.

Sin embargo no todo es así. La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje que usted destacó tuvo las presiones de un patrón soberbio, duro, fuerte, se llama Transportes Papantla y solamente porque los trabajadores y la Constitución así lo dice determinó la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje declarar legalmente existente la huelga, me consta de las presiones que sufrió la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje y por eso hago un reconocimiento público a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje y a sus colaboradores, señor Secretario, que nos estuvieron recibiendo continuamente para poder resolver un problema que hoy tiene en la cárcel incluso, a 22 trabajadores del Sindicato de Trabajadores de esta empresa de Transportes Papantla en Tuxpan y en Poza Rica. Mi respeto para la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje y a sus trabajadores.

Señor Secretario, se reconoce que falta un buen trecho por recorrer para lograr la plena recuperación de la capacidad adquisitiva de los mexicanos no obstante lo anterior, por segundo año consecutivo y a pesar de las dificultades económicas por las que atraviesa la economía mundial, empezamos a observar la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores pero esto no se refleja en el grueso de la población nacional, mi pregunta sería señor Secretario si ustedes tienen alguna meta ¿para cuándo podríamos alcanzar ésta?

También preguntarle cuál es el crecimiento en términos reales del salario medio de cotización registrado en el IMSS y qué tendencia muestra.

El incremento por encima de la inflación de los salarios contractuales durante este Gobierno nos señalan que ha sido del 2.1 en promedio pero ¿esta cantidad es suficiente para que realmente la reconozcamos como salario mínimo?

Realmente existe la conformación de un nuevo mecanismo de diálogo donde quedaron atrás los pactos y los acuerdos cupulares que decidían arbitrariamente en y desde el centro sobre las cuestiones medulares de la vida productiva sin tomar en cuenta las diversas realidades regionales y sus verdaderos actores.

Es cierto, el Consejo para el Diálogo con los sectores productivos -según su informe- leía yo que eran 14, usted hoy nos señala que son 29 mi pregunta era cuándo se instalarían los demás, qué bueno que solamente faltan sólo dos.

Desde el proyecto de modernización de la Ley Federal del Trabajo debemos fortalecer una nueva cultura laboral basada en el derecho individual de los hombres a constituirse como mejor les convenga, con pleno respeto y responsabilidad de su deber histórico laboral; es decir, patrones y trabajadores deben respetarse mutuamente en beneficio de la producción nacional pues ninguna reforma será benéfica si no es capaz de: primero, que se haga cumplir; luego que nadie la viole; después, de que quien la viole reciba su castigo.

Pregunto señor Secretario: ¿cuántos patrones han recibido sanción por no cumplir con la actual Ley Federal del Trabajo? ¿Por qué incluso antes de una nueva ley como se propone crearla, no se exige a nivel nacional que la que tenemos se cumpla? Trabajadores de todo tipo, sin seguro social o disfrazado, sin aguinaldo, sin salario mínimo, sin condiciones de salud en sí, trabajadores, millones de ellos están en la ignominia total.

Por ello señor Secretario, nuestra posición es muy clara. Queremos que se impulse un país en el que el trabajo sea el mayor bien individual y social por medio del cual las personas revaloren su dignidad, alcancen bienestar y asuman el reto de alcanzar su desarrollo integral y el de sus familias.

Por sus respuestas muchas gracias señor Secretario, bienvenido.

Gracias señor Presidente.

El presidente:

Gracias diputado del Río Virgen.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos, el ciudadano diputado José Antonio Calderón Cardoso, del Partido Alianza Social

El diputado Antonio Calderón Cardoso:

Con el permiso de la Presidencia.

Señor secretario Carlos Abascal Carranza, señoras y señores legisladores:

A dos años del inicio de funciones de la actual Administración Federal, es necesario cambiar de actitudes y si bien es correcto y responsable proyectar el futuro inmediato en cuanto a escenarios desfavorables, se debe actuar hoy con el fin de evitarlos y no únicamente contemplar pasivamente el paso del tiempo. La política económica sirve para dar lugar al bienestar colectivo real diario familiar. A la población poco o nada le importan los indicadores macroeconómicos si éstos no se reflejan en un aumento de sus ingresos, por modestos que sean.

En Alianza Social pensamos que para sufragar las carencias de la población, como es la falta de empleo, se requiere de la existencia de instituciones incluyentes, transparentes, eficaces y con visión de Estado. A pesar de los esfuerzos que reconocemos, señor Secretario, usted ha hecho, México ocupa dentro de una lista de 110 países, el lugar 85 en cuanto a las dificultades para abrir un negocio o iniciar una empresa y el lugar 53 en cuanto a tiempo requerido para lograrlo. Lo anterior es fruto de la discrecionalidad con la que las dependencias federales encargadas de estos trámites actúan, lo cual es un freno absoluto para la productividad y competitividad nacionales, ya que sólo el 90 por ciento de los más de 3.5 millones de empresas que hay en México no pueden cumplir al 100 por ciento los trámites requeridos, situación que debe ser solucionada mediante mecanismos de cooperación intersecretarial que fortalezca la economía formal y por ende la generación formal de empleos.

Como efecto de lo anteriormente descrito, el sector informal de la economía, si bien no contribuye al gasto público, no genera ahorro interno para pensiones y retiro y no cuenta con seguridad social, es una opción de trabajo y por ende de obtención de ingresos para millones de personas de las cuales se estima 70 por ciento las realizan contra su voluntad. Así, la economía formal ha sido desplazada en gran medida por la informal, lo cual es un reflejo claro del desempleo y subempleo.

A pesar de que oficialmente se perdieron en el 2001 382 mil empleos, el nivel de desocupación a dos años de la actual administración federal afecta a más de un millón 250 mil personas y los empleos que se dice se han creado, son subempleos, mal pagados, temporales y sin ningún tipo de prestación, amén de que no son nuevos sino que han venido a cubrir los que ya se habían perdido.

La falta de empleo da lugar a que hoy millones de mexicanos no tengan acceso a un servicio de salud público y la posible, más nunca deseada quiebra tanto del IMSS como del ISSSTE es un asunto que de darse impactaría el futuro de manera demoledora, tanto en la población económicamente activa como en los millones de pensionados que existirán en el país, dejándoles a estos últimos como una opción de sobrevivencia la mendicidad y la miseria.

La industria maquiladora, manufacturera y de la construcción del 2000 a la fecha no muestran signos de recuperación, por lo que el panorama en cuanto al desarrollo nacional es honestamente poco alentador. Se estima que durante el 2002 el PIB crecerá 1.7 por ciento, pero para satisfacer la demanda de empleos en México el país debería crecer a tasas anuales de 6 y 7 por ciento de manera sostenida, situación difícil de alcanzar en las condiciones económicas por las que a traviesa el país.

Hace dos años la ciudadanía demostró que confiaba en las instituciones de gobierno, pero hoy no se ha sabido responder a esa confianza en lo que a materia laboral se refiere. El 23 por ciento de la población total del país se ubica entre los 5 y los 19 años y sus posibilidades de acceder a un empleo digno a futuro son cada vez menores. Asimismo, de los 39 millones 760 mil mexicanos que forman la población económicamente activa, el 24.5 gana entre 1 y 2 salarios mínimos, con lo cual es imposible aspirar a una vida digna.

En Alianza Social estamos convencidos que el trabajo digno y bien remunerado, aun siendo temporal, la capacitación y el adiestramiento no son motivo de negación para la obtención de un empleo; son aspectos torales que deben tomarse en cuenta para dar lugar a una nueva cultura laboral acorde con la realidad nacional.

La concentración de la riqueza en México. En el 2000 el 10 por ciento de los hogares con mayores ingresos acumulaban el 37.8 por ciento de la riqueza nacional, se contrapone a la inequitativa distribución de la riqueza.

Señor Secretario, hoy la alternancia en el Ejecutivo Federal es un hecho pero a la vez la realidad cotidiana de que millones de personas no han mejorado lo que se les prometió.

La implementación de política de estímulos y la promoción regional tanto en el ámbito nacional como internacional son dos herramientas fundamentales para impulsar el desarrollo nacional y con ello enfrentar la exigente globalización económica de la cual ninguna nación puede desligarse hoy día.

Señor Secretario, para Alianza Social es necesario en toda política pública un rumbo fijo y un liderazgo político que dé lugar a las reformas estructurales necesarias para impulsar con ellas el desarrollo del país, pero estas últimas deben responder a un valor político y hacer lo moralmente correcto.

Solicito medio minuto a la Presidencia para concluir mi intervención.

El Presidente:

Un minuto.

El diputado José Antonio Calderón Cardoso:

Gracias.

En Alianza Social estamos convencidos de la importancia de la participación colectiva en la búsqueda de soluciones reales a los graves problemas nacionales. Por ello, en días pasados presentamos a la consideración del Poder Legislativo una iniciativa con Proyecto de Decreto que reforma diversos artículos de la Constitución Política, así como una iniciativa con Proyecto de Decreto que crea el Código Laboral, Federal y de Procedimientos que suple a la Ley Federal del Trabajo.

Con esto creemos que a pesar de que la realidad es un déspota todo poderoso, confiamos en que las cosas, señor Secretario, pueden cambiar para bien de México y de los mexicanos.

Muchas gracias.

El Presidente:

Gracias, ciudadano diputado Calderón.

El turno es para la ciudadana diputada Norma Patricia Riojas Santana, del Partido de la Sociedad Nacionalista, hasta por cinco minutos.

La diputada Norma Patricia Riojas Santana:

Con el permiso de la Presidencia.

Licenciado Carlos Abascal Carranza, Secretario del Trabajo y Previsión Social.

Compañeras y compañeros legisladores, el Partido de la Sociedad Nacionalista hace uso de esta tribuna para manifestarles nuestra posición respecto al estado que guarda su ramo y debido al poco tiempo que nos otorga la Cámara de Diputados dentro de nuestro posicionamiento, le cuestionaremos aspectos que esperamos nos responda en su oportunidad.

Señor Secretario, los nacionalistas sabemos que México vive tiempos de cambios profundos y trascendentales; sin embargo, los procesos de integración económica que desde hace años se están dando, han priorizado el logro de aspectos económicos sobre los sociales, esta tendencia pareciera ir cambiando poco a poco para dar un espacio a los compromisos de carácter social y en particular de los compromisos laborales.

Sin embargo, la regularidad de las tasas de crecimiento de la productividad en el marco de trabajo sufrió un duro revés a causa de los acontecimientos del 11 de septiembre y el déficit económico mundial resultante.

Ante este escenario, los esfuerzos realizados por el Gobierno para revertir las consecuencias que este acontecimiento trajo a nuestro país, son visibles, pero insuficientes, pues día con día vemos que hombres y mujeres buscan una oportunidad de trabajo o bien mejorar sus condiciones de vida sin alcanzar esta meta prioritaria.

Señor Secretario, no podemos cerrar los ojos ante la realidad y tomar como base la integración de los 263 mil trabajadores al Instituto Mexicano del Seguro Social que se mencionan en el Segundo Informe de Gobierno para decir que se está recuperando las plazas de trabajo y aunque la evolución del empleo formal aparentemente es positivo, aún no se recuperan los 474 mil 53 empleos perdidos de diciembre del 2000 a septiembre de este año.

Es por ello que le cuestionamos: ¿qué acciones se encuentra realizando su Secretaría para compensar la pérdida de empleo registrado en el transcurso del sexenio?

¿Cuál ha sido la labor de la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo para enfrentar y mitigar el impacto de desempleo en nuestro país?

¿Qué programas emergentes tangibles se está realizando en coordinación con otras Secretarías y Gobiernos de las Entidades Federativas para que a través del impulso de la micro, pequeña y mediana empresa se incentive el crecimiento de la productividad en el mercado del trabajo?

Señor Secretario, usted proviene del sector empresarial y sabe que su tendencia, por regla general, es decirle al trabajador que no hay ganancias y por lo tanto no puede otorgar incrementos a los salarios.

Señor Secretario, ¿qué mecanismos realiza su Secretaría como institución conciliadora de los patrones y trabajadores, para coadyuvar con estos últimos en las negociaciones para conseguir incrementos reales y justos en los salarios? ¿Cuáles son los criterios utilizados por su Secretaría, para investigar, analizar y calificar los incentivos, los incrementos salariales de las empresas que obtienen saldos a favor?

Por otra parte, aunque los índices de participación de las mujeres en la población activa, siguen elevándose en la mayoría de las regiones del mundo, sus salarios son inferiores a los de los varones, sus puestos a tiempo parcial con frecuencia menos redituados. Esta pregunta, creo que me la contestó, señor Secretario.

Señor Secretario, ¿qué políticas específicas está realizando para promover y hacer efectivo el derecho laboral y de seguridad social de la mujer, que en su remuneración económica no sufra de discriminación por causa de su sexo, condición económica y el eventual estado de gravidez?

Ahora bien, si sabemos que el acuerdo complementario en materia de trabajo del Tratado de Libre Comercio con América del Norte, tiene un carácter eminentemente político, se concreta a cumplir y hacer cumplir su legislación interna, no establece la obligación de mejorar las condiciones de trabajo y mucho menos vislumbra una tendencia a modificar el sentido social en esta área, por lo que los trabajadores migratorios y los contratados por empresas extranjeras para prestar sus servicios en México o en el extranjero, laboran en condiciones discriminatorias y ven soslayados sus derechos.

En el Partido de la Sociedad Nacionalista creemos que no existe interés alguno por parte de Estados Unidos, por afrontar el compromiso asumido en la firma del TLC, por lo que es impostergable el inicio de negociaciones serias para lograr un tratado que convenga a ambas partes en materia del trabajo y la seguridad social.

En este sentido, ¿qué está haciendo su Secretaría para evitar que esos trabajadores vean mermados sus derechos por la manipulación de las circunstancias internacionales en que fueron contratados y garantizar el equilibrio entre las partes?

En el Partido de la Sociedad Nacionalista creemos, nos pronunciamos por una Secretaría de Trabajo y previsión Social -señor presidente, solicitaría un minuto para concluir-.

El Presidente:

Un minuto.

La diputada Norma Patricia Riojas Santana:

En el Partido de la Sociedad Nacionalista nos pronunciamos por una Secretaría de Trabajo y Previsión Social, que fomente la creación de nuevas oportunidades de empleo y mejoramiento de las condiciones de trabajo, y la seguridad social que enaltezca la calidad de vida de los mexicanos.

Que proteja los derechos básicos de los trabajadores como factor. Que permita la opción de estrategias competitivas de alta calidad. Que promueva la inversión en el desarrollo permanente de los recursos humanos. La estabilidad en el empleo que fomente las consultas y el diálogo entre las organizaciones laborales, en estricto cumplimiento de las normas jurídicas.

Señor Secretario, hoy, es momento de que sirva a su país, de que usted y sus colaboradores respondan con organización y unidad, con dinamismo y firmeza a la demanda social de proporcionar seguridad social, integrar a los mexicanos, a la construcción e una política y cultura laboral, que tenga como eje fundamental el respeto a los derechos fundamentales y a la dignidad del trabajador.

Considere esta lucha como fundamental, para contribuir de manera contundente y trascendental al bienestar del pueblo y al engrandecimiento de nuestra patria.

Por sus respuestas y comentarios muchísimas gracias.

Es cuanto señor presidente.

El Presidente:

Gracias ciudadana diputada Norma Patricia Riojas Santana.

El turno corresponde al diputado Jaime Cervantes Rivera del Partido del Trabajo.

No estando el diputado Cervantes Rivera, el turno corresponde al compañero diputado Concepción Salazar González del Partido Verde Ecologista de México, dispone de diez minutos.

El diputado Concepción Salazar González:

Gracias presidente. Señor Secretario bienvenido. La mejor manera de medir si la economía está funcionando o no es a través del empleo, en otros países o en otros momentos, podríamos utilizar variables como la inflación, el déficit fiscal o el de cuenta corriente; pero en México, en este momento, la clave es el empleo.

En los últimos 20 años se debía haber creado alrededor de 23 millones de empleos. Según se desprenden de las proyecciones demográficas desde los años 80, aproximadamente 17 millones de mexicanos no tuvieron acceso a un empleo en ese mismo año y a partir del mismo, por lo que tuvieron que buscarse la vida fuera de la economía mexicana. Una parte, probablemente 7 millones, se fue a Estados Unidos y logró allá encontrarlo; el resto, 10 millones, se movieron en la economía informal que hoy más o menos genera esa cantidad de autoempleo. Así, a pesar de que las cifras no son tan claras como quisiéramos, son consistentes.

Entre 1980 y el 2000, 6 millones consiguieron empleo, 7 se fueron a Estados Unidos y 10 pasaron a la economía informal. Señor Secretario, ¿qué ha ocurridos desde entonces a la fecha?

En noviembre del 2000, alcanzamos el máximo de empleo en México; en el IMSS estaban registrados casi 13 millones de trabajadores, poco más de 11 millones tenían empleo permanente y un millón 800 mil tenían puestos eventuales. A partir de ese mes el empleo ha venido cayendo, aunque en los cuatro meses siguientes se dio una pequeña recuperación.

El punto más bajo se tocó en enero del 2001, con una pérdida de casi 709 mil empleos comparado con noviembre del 2000, pérdida que se redujo a 540 mil empleos para el mes de abril de ese mismo año; sin embargo, en los dos años que han transcurrido de este gobierno, cerca de 2 millones de jóvenes deben haber intentado ingresar al mercado de trabajo. Al menos en los informes de las áreas que cubre el IMSS, no se han generado empleos y es muy probable que en el resto de la economía se presente una situación similar.

No es fácil saber cuántos empleos se han perdido en total, porque no sabemos exactamente cuántos mexicanos tienen une espacio en la economía formal ni ahora ni en noviembre del 2000.

En porcentaje, los asegurados en el Instituto Mexicano del Seguro Social, cayeron a 4.2% en abril del 2001 y es probable que ésta sea la mayor caída entre las instituciones de seguridad social. Si a fines del 2000 teníamos 32 millones de trabajadores, entonces la pérdida total de empleo debe ser de alrededor de un millón. Sin duda se perdieron los 540 mil del IMSS y el otro medio millón está en otras instituciones del mismo gobierno.

En consecuencia, en el tiempo que lleva la actual administración, los mexicanos que no han encontrado espacio en la economía formal suman 3 millones, esto no es poco, pero además, ¿cuántos de ellos se han movido a Estados Unidos? La mayor caída en el empleo ocurre en los últimos meses del año pasado, precisamente después de los atentados del 11 de septiembre, en donde el ingreso a Estados Unidos era con mayor dificultad.

Si todos estos jóvenes o los que no lo son tanto, pero pierden su empleo para dar espacio a la juventud, si todos ellos tienen que moverse en la economía informal, entonces ésta debe estar creciendo a un ritmo cercano a un 30% anual. Nuevamente hablamos de una estimación muy cruda. Si en ese año teníamos prácticamente, en los 80´s, empleo en México, entonces la economía informal era pequeña; pero pasar de esos niveles a 10 millones que teníamos en el 2000, la tasa media de crecimiento anual resulta de un 26%.

Entre 2000 y 2030, México tiene la mejor oportunidad de su historia para desarrollarse; la pirámide poblacional está en las mejores condiciones con una gran cantidad de jóvenes, con gente de mayor edad que va a ser menor y también niños.

Es necesario generar empleo suficiente para convertirnos en una potencia económicamente mediana. Pero si no podemos generar los empleos, entonces lo que tendremos será una multitud de jóvenes decepcionados, sin esperanza y sin ningún interés por su sociedad.

Al mismo tiempo México seguirá enfrentando crisis, crisis al no generar estos empleos que demanda la población, el país enfrentará entre otras crisis la de pueblos indios que cada vez más discriminados, empobrecidos. La del campo mexicano en especial de los productores de frijol y maíz con la siguiente pérdida de nuestra independencia alimentaria. La de pequeños y medianos empresarios sin crédito. La de violación de los derechos individuales y sociales con medidas macro económicas que afectan a las cuatro quintas partes de la población. Inflaciones y devaluaciones y salarios nominales congelados y salarios reales disminuidos.

De esta manera en pocos años de seguir con las tendencias actuales, México estará colocado en una situación explosiva, esto es, en un proceso de liquidación de sectores medios, con pérdida de empleos calificados y reducción de fuentes de trabajo profesional; tanto para médicos, ingenieros, dentistas, abogados, economistas, arquitectos, de todo el trabajo profesional y no profesional y con políticas genocidas por exterminio de pueblos, en especial de aquéllos más desprotegidos.

Los miembros de las clases medias y empresariales sin empleo y sin empresas, serán un tremendo factor de inestabilidad y de ingobernabilidad democrática en cuanto a campesinos e indios y no indios expulsados por el mercado, buscarán mejores oportunidades escapándose a las ciudades donde se integran los nuevos barrios marginados, hacinados, malolientes. Otros se irán a Estados Unidos y arriesgarán su vida y libertad con el fin de buscar un trabajo, un triste trabajo sin garantías o más bien con discriminaciones.

Señor Secretario, ante este panorama el grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, encuentra grandes contradicciones entre lo expresado por el Presidente ante el Pleno y los datos encontrados en los anexos, donde concretamente en materia de trabajo y salario del Apartado denominado Crecimiento con Calidad, se denotan fuertes disfusiones y posiciones encontradas.

México encuentra una fuerte pérdida de empleos calificados y reducciones de fuentes de empleo profesional, no sólo para quienes egresan de universidades, sino para profesionales en ejercicio. Tan solo y como un ejemplo, en la industria maquiladora de exportación, en los dos últimos años se han despedido 383 mil 600 trabajadores, cifra realmente alarmante.

Señor Secretario, solamente conociendo la verdad y actuando en consecuencia con ella, puede un país trazar sobre terreno firme los programas sociales de su gobierno, con la mentira solamente se irá al vacío.

Es cuanto, presidente.

El Presidente:

Gracias diputado Salazar González.

Corresponde el turno al ciudadano diputado Víctor Manuel Ochoa Camposeco, del Partido de la Revolución Democrática, hasta por 10 minutos.

El diputado Víctor Manuel Ochoa Camposeco:

Gracias presidente; señor Secretario; compañeras y compañeros legisladores:

Dos cosas llaman la atención del informe que nos ocupa, el manejo capcioso de algunas cifras porcentuales y la abundancia de generalidades y frases que destilan un infundado triunfalismo. Todo lo relativo al mundo laboral no es la excepción. Se sostiene por ejemplo que la política laboral establecida por la presente administración, busca crear las condiciones necesarias para generar más y mejores empleos bien remunerados, con un sindicalismo moderno, democrático y participativo, con perspectiva de género.

De ahí pasa a realizar un reporte de sus logros durante el año en materia de capacitación, programas de apoyo el empleo, seguridad y salud en el trabajo, procuración e impartición de justicia, en donde   resaltan los apartados de la nueva cultura laboral y la actualización de la administración laboral.

No obstante, la realidad nos dice lo contrario de lo que se informa. No hay mayores salarios ni más empleo ni una política de género para la mujer trabajadora ni mucho menos un nuevo modelo de relaciones laborales donde impere el estado de derecho.

Señor secretario, para nuestro grupo parlamentario la situación de los trabajadores mexicanos no ha mejorado con la llegada de usted a la Secretaría del Trabajo. El desempleo y el subempleo son crecientes, el salario permanece en niveles miserables, la falta de libertad y democracia sindical es un hecho inocultable que en muchos casos permite y hasta promueve la Secretaría que usted encabeza.

La política antisindical que ha seguido recuerda los peores tiempos del viejo régimen. La actitud excluyente que lo ha caracterizado en la promoción de un anteproyecto de reforma laboral regresiva que atenta contra el carácter tutelar de la ley laboral, la estabilidad en el empleo y los derechos individuales y colectivos de los trabajadores ratifican la orientación empresarial del actual gobierno.

Cómo puede alguien atreverse a afirmar que, como dice el informe: "Los resultados positivos en inflación se han trasladado al poder adquisitivo de los trabajadores", cuando vemos la miseria en que se encuentran sumidos la mayoría de los asalariados mexicanos, aun con inflación de un dígito.

En materia de ingresos los salarios mínimos han perdido 72.4% de su poder adquisitivo respecto de 1977 y sólo en los últimos 8 años perdieron 21.3%. Lo cierto es que el 56% de los asalariados se encuentra por debajo de la línea de la pobreza, según estimaciones de la propia Sedesol, lo que representa una desigualdad social enorme.

Frente a este hecho contundente y desgarrador, poco o nada tiene que hacer el 1.5% de aumento real que en promedio se otorgó en 2002 a los salarios mínimos, cuyo tope además impactó en las revisiones contractuales.

A este paso los trabajadores tendrán que esperar más de medio siglo antes de recuperar el salario que perdieron durante los últimos sexenios.

No es cierto que este gobierno haya terminado con una dinámica negativa de 7 sexenios, como dice el informe. Allí están las cifras oficiales para corroborarlo.

Por cuanto al empleo, el maquillaje de las cifras que se hace en el informe es impropio de un gobierno que dice conducirse con la verdad. Se afirma que de enero a agosto de 2002 se han creado 263 mil puestos de trabajo, lo cual no es cierto porque en realidad apenas se recuperó la mitad de los empleos que se perdieron y además en calidad de eventuales. Para este momento dichos empleos ya pueden haberse perdido de nuevo.

El informe oculta que desde que inició esta administración hasta agosto de 2002 se han perdido 460 mil empleos, la mayoría de ellos permanentes.

A lo anterior es necesario agregar que tampoco se han creado los 1.3 millones de empleos anuales que demandan quienes se incorporaron en ese período a la población económicamente activa.

El fracaso de este gobierno en el renglón de generación de empleos contrasta con el tono grandielocuente del informe. Cómo se puede hablar de visión al atender la problemática laboral de las mujeres, cuando ellas obtienen sueldos 30% inferiores a los que perciben los varones en el mismo puesto y el 38% cobra menos de un salario mínimo, en contraste con el 26% de los hombres.

El trabajo de las mujeres requiere de acciones afirmativas que no impulsa su Secretaría para promover la equidad de género. Se necesita mucho más que un machacón y artificioso lenguaje supuestamente no discriminatorio de género para resolver esta injusticia.

Se ha renovado la antidemocrática alianza histórica con los líderes de las principales centrales obreras corporativas, contra lo que debe hacerse y prometieron en campaña el presidente Fox, con sus 20 compromisos con el sindicalismo, y usted durante sus actividades antes de tomar posesión.

Los vínculos corporativos se han renovado. Eso explica la ausencia de una visión plural y democrática entre las relaciones del Estado con los sindicatos.

Para el PRD y los sindicatos democráticos la política laboral aplicada hasta hoy acusa los mismos rasgos patronales de administraciones anteriores. El tratamiento ilegal dado a la huelga de Euzkadi, el recuento sindical de Aviacsa, sin laudo después de dos años de conflicto, el atraco cometido contra los trabajadores de 3 Estrellas de Oro, que llevan 7 años esperando que se les paguen sus liquidaciones, dos de ellos durante su gestión, así como su negativa, señor Secretario, a otorgar el registro al sindicato de futbolistas, son algunas de tantas pruebas irrefutables de que la política antiobrera continúa.

Por lo que hace al proyecto de reforma laboral, preparada en su Secretaría por el Congreso del Trabajo y una parte del sector empresarial, hay que decir que es la más peligrosa amenaza que se haya cernido jamás contra los principios, derechos y conquistas plasmadas en nuestra legislación laboral vigente y el más impúdico acto de simulación que hayamos visto en mucho tiempo.

Mal oculto tras el velo de aparentes avances se halla el propósito de acabar con el carácter tutelar de la ley y la estabilidad en el empleo.

El "Proyecto Abascal", como mejor se le conoce, pretende dificultar la contratación y facilitar el despido.

Su propuesta impulsa una violación constitucional al proponer jornadas de trabajo más allá de las ocho horas sin pago de tiempo extraordinario, con el garlito del banco de horas, en lugar de proponer la jornada semanal de 40 horas con pago de 56 como sucede en el mundo civilizado.

Asimismo impone más trabas a la organización sindical de los trabajadores, contraviniendo el convenio 87 de la OIT, ratificado por nuestro país, relativo a la libertad sindical.

Restringe el derecho de huelga al incluir en la legislación más requisitos para su ejercicio y permite la intervención patronal y de la autoridad en la definición de las fechas de prórroga y de estallamiento.

Favorece a los sindicatos de protección en las demandas de titularidad. Es una burla la propuesta del voto director, universal y secreto en la elección de las directivas sindicales al proponer que sólo se ejercerá cuando se registre un candidato o una planilla, como si usted no supiera que en los sindicatos antidemocráticos siempre se presenta sólo una planilla: la de los líderes espurios.

El voto secreto se requiere cuando hay competencia democrática. Está claro que la democratización del movimiento obrero va contra los intereses del actual gobierno y la Secretaría que usted preside.

Su proyecto de reforma laboral es la materialización legislativa del interés empresarial de acabar con derechos y principios irrenunciables de nuestro derecho del trabajo.

El PRD se opondrá por todos los medios a su alcance a la reforma surgida en la Secretaría del Trabajo, hecha por encargo de los empresarios y los líderes más retrógrados.

El PRD estará presente en todas las movilizaciones del sindicalismo democrático y con ello impulsaremos una reforma laboral que mejore el nivel de vida de los trabajadores.

Señoras y señores legisladores; señor Secretario: México no será un país digno si los trabajadores no viven una democracia plena en sus sindicatos.

Para que las cosas verdaderamente cambien, como lo demanda la sociedad, se requieren relaciones laborales y políticas económicas y sociales que terminen con la desigualdad y la simulación.

La transición seguirá sin rumbo mientras nos e produzca una transformación democrática del mundo del trabajo y creemos que usted, señor Secretario, no está colaborando para ello. Gracias.

El Presidente:

Gracias, ciudadano diputado Ochoa Camposeco.

El turno es para la ciudadana diputada Martha Patricia Martínez Macías, del Partido Acción Nacional.

la diputada Martha Patricia Martínez Macías:

Con su permiso, señor Presidente; licenciado Carlos Abascal Carranza, Titular de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social del Gobierno Federal; compañeras y compañeros legisladores: El más vivo espíritu del constituyente se manifiesta en esta sesión de Comisión con su presencia en este Recinto Legislativo. Se pone de manifiesto el sano equilibrio entre dos Poderes de la Unión, en el que el Ejecutivo rinde cuentas al Legislativo.

Hemos analizado el Informe que nos hiciera llegar el Presidente de la República y de manera prioritaria el relativo a la Secretaría que usted dirige.

Hemos confrontado las palabras con los hechos y analizado nuestra realidad, sin perder de vista los acontecimientos que le anteceden. Y por ello en el Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional nos permitimos hacer las siguientes reflexiones:

Advertimos que si bien hace falta mucho para recuperar el poder adquisitivo del salario, este gobierno ha logrado romper con una inercia que desde 1976 minaba el salario de los trabajadores. Por segundo año consecutivo se ha logrado una recuperación salarial en términos reales, la cual debe mantenerse a fin de lograr que las familias mexicanas mejores sus niveles de bienestar y que sea una realidad tangible en el bolsillo de cada uno de los mexicanos y mexicanas.

Creemos que se debe avanzar en la propuesta de hacer del salario el mecanismo fundamental de distribución del ingreso que además de considerar la satisfacción de las necesidades básicas incluya incentivos asociados a la productividad de cada trabajador. Se hace necesario entonces que las acciones emprendidas por este gobierno en materia salarial confluyan en aspectos tales como su recuperación sostenida, la convergencia en un salario único para todo el país y la incorporación de nuevos criterios para la determinación del mismo.

Le reconocemos los logros alcanzados y percibidos por todos y todas al preservar la paz laboral y social, coadyuvando con el diálogo y los acuerdos entre los factores de la producción para evitar estallamientos de huelga que hubiesen afectado considerablemente la economía del país y de las propias familias.

Este es el resultado de un esfuerzo constante, de una política de cambio y es muestra tangible que marca el cambio por el que votó el pueblo mexicano el 2 de julio del 2000.

Por otro lado, es necesario señalar que el Servicio Nacional de Empleo, Capacitación y Adiestramiento se ha constituido en un mecanismo eficaz de intermediarismo en el mercado de trabajo, cumple con la función de reducir los costos y el tiempo que supone para los demadantes de empleo, la búsqueda de trabajadores disponibles y para los oferentes la búsqueda de puestos vacantes.

Es importante reconocer que en los servicios de vinculación al empleo destaca la atención especial que ha recibido el Programa Abriendo Espacios, que tiene como objetivo integrar todas las acciones de gestión laboral dirigidas a la población con discapacidad y adultos mayores para optimizar sus oportunidades de colocación y capacitación, garantizando su inserción al medio laboral.

Aunque es un programa nuevo, los avances logrados deben incentivar al gobierno federal a fortalecer sus acciones para estos grupos. De tal manera que continuemos con la construcción de una sociedad más incluyente y que genere oportunidades para todos.

Un aspecto muy sentido por muchas familias es el referente a la situación laboral de las mujeres. En este año se tiene registrado que su inserción en el mercado laboral representa el 38 por ciento de la población económicamente activa. Sin embargo, la tasa de desempleo estimada para este año será de más del 3 por ciento, porcentaje mayor que el de los varones.

Las condiciones laborales en las que muchas mujeres se encuentran son denigrantes y en muchos casos atentan contra la vida familiar y el desarrollo de los hijos, sobre todo si son pequeños, al no contar con beneficios para ella y su esposo o concubino que permitan compartir labores propias de la maternidad y paternidad responsables, así como las del hogar.

Aún hoy hay muchas mujeres que para poder conseguir un trabajo o para ser promovidas a mejores cargos deben pasar por pruebas que implican una violación a sus derechos. Tal es el caso del certifica de la exigibilidad del certificado de no gravidez o de la garantía de mantenerse en cierto estado civil.

Aplaudimos los avances significativos que la dependencia ha alcanzado en esta materia, como lo es el Convenio de Concertación entre el Consejo Nacional de la Industria Maquiladora de Exportación y la Secretaría en torno a los derechos de maternidad de mujeres trabajadoras del sector. Así como la implementación de la campaña Por la Dignificación de las Condiciones Laborales de la Mujer y contra la exigencia del certificad de no gravidez realizada en las dependencias, organismos e instituciones de la administración pública federal en toda la República.

A pesar de ello debemos de reconocer que aún falta mucho por hacer por el gobierno las legisladoras y los legisladores, por los factores de la producción y por la sociedad civil en el ámbito que cada uno nos compete.

Asimismo, los avances que se presentan en materia de seguridad y salud en el trabajo respecto al fomento de la cultura preventiva que se está impulsando, significa la disminución de riesgos y enfermedades asociadas al trabajo. A lo anterior se suma la actualización que se ha hecho del marco normativo para garantizar un ambiente seguro e higiénico para los trabajadores.

Un gran reto para la presente administración y para nosotras las legisladoras y legisladores, es consolidar la reforma laboral. Por muchos años se ha postergado una reforma sustantiva a la Ley Federal del Trabajo vigente, a pesar del amplio consenso de que ésta hoy está rebasada.

Las nuevas exigencias de los procesos productivos buscan alcanzar altos niveles de productividad, calidad y competitividad, para incursionar en los mercados nacional e internacional, además de la imperiosa necesidad de garantizar la generación de los empleos necesarios para cubrir la demanda y salarios competitivos con prestaciones sociales justas y de relaciones contractuales y sindicales transparentes.

El actual gobierno asumió la responsabilidad de conducir al proceso de reforma, tarea que por supuesto no ha sido fácil. En su empeño por generar un marco normativo que contribuya a mejorar las relaciones laborales, ha tenido que asumir costos políticos importantes, pues ha sido punto de crítica constante e infundada. A pesar de ello no se ha detenido el proceso, pues se ha privilegiado el interés de la nación.

Ha nadie se le ha negado el derecho a expresar sus propuestas, incluso de disentir de la de los otros actores. El proceso se ha distinguido por la postura de diálogo abierto e imparcial, que permite escuchar todas las voces.

Se acabaron los tiempos de la unilateralidad y el sometimiento. Hoy los diversos actores han podido aportar su visión e interés, aún aquellos que después han descalificado el proceso y los acuerdos logrados.

No podemos dejar de reconocer la importancia de las propuestas que se están analizando en esta reforma, entre las que destacan el reforzamiento de diversas responsabilidades y obligaciones de los empleadores, las nuevas formas de contratación mediante un periodo de prueba, que amplían las posibilidades de ésta y la ampliación de conocimientos y habilidades; propone establecer la multihabilidad laboral, con la correspondiente capacitación y ajuste salarial, además de la posibilidad de los trabajadores de disfrutar de más días de descanso acumulados.

En materia de género, se establece la prohibición a los empleadores para despedir a una trabajadora o coaccionarla directa o indirectamente para que renuncie por estar embarazada, por cambio de estado civil o por tener al cuidado hijos menores; busca suprimir la burocracia en la capacitación y el adiestramiento, los incorpora en el sistema educativo nacional y los hace obligatorios tanto para el empleador como para los trabajadores.

En materia sindical destacan las propuestas para acabar con los sindicatos de membrete. Se propone la creación del Registro Público Nacional de Sindicatos, Federaciones y Confederaciones, a fin de transparentar la vida sindical e impulsar la contratación colectiva auténtica. Además, establece el voto secreto para elegir directivas sindicales y establecer sanciones, de acuerdo con sus estatutos, a los funcionarios sindicales que no cumplan con la obligación de rendir cuentas.

El proyecto es perfectible, pero es producto del arduo trabajo realizado por los actores principales en el ámbito laboral, durante largas y complicadas jornadas de negociación y construcción de consensos durante varios meses, por ello merece todo nuestro apoyo, por lo que nuestro grupo parlamentario hará su tarea responsablemente.

Señor Secretario: Son muchos los retos todavía pendientes que este gobierno tiene que enfrentar y resolver consecuentemente. Contra lo que muchos pregonan, las responsabilidades sociales del Estado no se abandonan, por el contrario, se fortalecen y transparentan.

Hoy nos congratulamos de los avances que en materia laboral el gobierno federal entrega a la sociedad, pero creemos que puede hacerse mucho más. En este gran reto asumimos la parte que nos corresponde y aportaremos todo lo que esté a nuestro alcance para cumplir con la alta responsabilidad que la sociedad nos ha conferido.

Concluyo haciendo mías las palabras de don Manuel Gómez Morín cuando decía: "Es posible que todavía pasen algunos años para que México llegue a ser el hogar fecundo y generoso que todos hemos deseado".

Lo que no es posible es que se pueda matar el espíritu cívico que ha surgido en México, ni es posible ya matar los ideales por los que con tanto éxito se ha luchado en estos últimos años.

Muchas gracias.

El Presidente:

Gracias ciudadana diputada Martha Patricia Martínez.

Corresponde el punto al diputado Roberto Ruiz Ángeles, hasta por diez minutos. Con la intervención de este orador, terminan os Numerales 1 y 2 de los puntos de acuerdo parlamentario.

El diputado Roberto Ruiz Angeles:

Gracias diputado presidente José Ramírez Gamero. Señor secretario licenciado Carlos Abascal Carranza.

La fracción parlamentaria del PRI representada en la Comisión de Trabajo y Previsión Social, por mi conducto quiere hacer las siguientes consideraciones respecto a la política laboral que el Ejecutivo Federal informó al Congreso de la Unión , por lo que es necesario puntualizar los siguientes aspectos que a juicio nuestro, tiene fundamental importancia en el mundo del trabajo en nuestro país.

Se dijo que en el último año se han creado más empleos, personas que se incorporan cada año al trabajo pero esto sería cierto si se considera toda la economía en su conjunto, la formal y la informal. Es un hecho que el menor número se ha creado en la economía formal y el resto en la informal y que la econommía formal cada vez está más disminuida.

En el Segundo Informe de Gobierno del Presidente de la República, sostuvo que se crearon 263 mil empleos en los primeros ocho meses de este año pero según cifras de la Secretaría de Economía se perdieron 500 mil desde que se inició este sexenio y se afirmó que el Producto Interno Bruto creció el 12% en dólares entre 2001 y 2002, pero en contraste con lo informado de que se incrementaron los salarios reales de las manufacturas en 6.3 y 2.9 en el mes de Junio de 2002 cayeron el 0.4 con respecto a Junio de 2001.

Se afirmó que la inversión extranjera directa ascendió a 30 mil millones de dólares, pero lo que no se dijo fue que en el primer trimestre de este año fue 21% menor a la primera mitad del año 2000.

La mal llamada economía informal a lo que yo le llamaría comercio popular, es impactante, no somos el número de personas que en ella participan sino en todos los problemas que en ella se generan, es ya mayor que la población inscrita en el Seguro Social que es la única a la que se le aplica la protección que deriva de la Legislación Laboral.

Conforme a la información de la Organización Internacional del Trabajo, la economía informal se compone por la gente que trabaja por su cuenta, sin pago alguno, no asalariados, mas los patrones con o sin local o vehículo que trabajan en las calles y la población dedicada a labores agropecuarias, lo que nos arrojaría números todavía más alarmantes en cuanto al número de empleos que como país debemos crear cada año.

La pérdida de empleos en estos dos últimos años ha sido grave y si a esto le sumamos expectativas de trabajo, de 33.6 millones de jóvenes entre 12 y 29 años de edad de los cuales 14.3 millones de ellos forman parte de la población económicamente activa, pero 8 millones están desempleados, solo 16 millones de ellos tienen empleo, de estos el 70% no tiene contrato y el 92% carece de prestaciones.

Por ello las políticas públicas deben estar encaminadas a la generación de empleos con más inversión , independientemente de la capacidad que se tenga como individuo de crear empresas, políticas públicas que se apliquen independientemente de las señales de riesgo económico de México por las crisis económicas de América del Sur o por la dependencia económica con los Estados Unidos.

De 29 de Junio de 2002 la Secretaría de Economía del Gobierno Federal implementó un Consejo para elevar la competitividad dentro de su Programa de Política Económica dado a conocer en la Residencia Oficial de Los Pinos.

Del Informe por escrito entregado por el Secretario de Economía en esta fecha, menciona cifras de desempleo que no coinciden con las informadas por el Presidente de la República en su Informe. La industria de la transformación perdió el mayor número de empleos en 2001, 581 mil solamente el 5% se ha recuperado en 2002. Del 45%, 260 mil empleos perdidos corresponden a la industria maquiladora de exportación.

En 2002 no ha habido ganancia neta de nuevos empleos, 322 mil correspondió a empresas manufactureras no maquiladoras, la ganancia neta de empleos en la industria de transformación en el año 2002, se ha concentrado en este sector.

Señor Secretario, estos son datos y cifras señaladas a los sectores productivos en la fecha mencionada por lo que nos preocupa la gran diferencia en cifras del desempleo que se manifestaron a esta soberanía en el Informe Presidencial y las que comunicó la Secretaría de Economía, que contradice a lo informado por el Presidente de la República; más aún, estas cifras se incrementan con la cantidad de empresas textiles, electrónica, hulera, muebles y manufactura que han emigrado en 2001 y 2002 a países de Asia y Centroamérica.

Seguros estamos que la mejora en la competitividad en nuestro país no sería posible sin la participación de los sectores productivos y me refiero particularmente de los trabajadores; menciono esto señor Secretario, como usted fue testigo en esa sesión, no habían incluido el Secretario de Economía al sector laboral ni a nuestra cabeza de sector como es la Secretaría del Trabajo en ese Consejo y fue a petición del Presidente del Congreso del Trabajo, compañero Leonardo Rodríguez Alcaine, que se incluyera al sector de los trabajadores.

Vimos también como el sector empresarial en voz de su Presidente de Coparmex, Jorge Espina Reyes, comentó y sugirió que dentro de las reformas estructurales para el desarrollo de nuestro país se incluyera a la reforma fiscal como tema fundamental a tratar por este Consejo ya que también el Secretario de Economía no lo había incluido.

Hago mención de esto porque esa Secretaría tiene como principal función el desarrollo del país en el marco económico, entendiéndose a éste como la generación de más y mejores empleos con más y mejores salarios, ¿por qué entonces -a dos años de gestión- las políticas de empleo han fracasado? ¿Por qué si tenemos paz laboral y paz social, por qué no el resultado es hasta tan mencionado sus programas a pequeñas y medianas empresa, cuando en nuestro país la mayor mano de obra se concentra en ellas?

Entendemos y nos queda claro que no es responsabilidad de la Secretaría a su cargo la aplicación de esos recursos, ¿por qué entonces sólo dejarle a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social los programas de bolsa de trabajo y servicio nacional de empleo entre otros, si ésta es la responsable de las políticas laborales de nuestro país?

Por qué no desincorporar de la Secretaría de Economía los programas de generación de empleos, porque sólo dejarle programas de becas y no incluir programas de inversión, de generación de empleo, ya que es la Secretaría del Trabajo la que entiende y sabe las aspiraciones de las mejoras de suelos, de la generación de empleos en las diferentes regiones del país, que es la que sabe y entiende la responsabilidad de los líderes sindicales a ser congruentes estos en sus incrementos salariales con la política de deflación, en el entendido de que es a partir de 1997 cuando empezamos a ver aumentos 1 ó 2 puntos porcentuales por arriba de la inflación que sin duda no dejan satisfechas las necesidades de los trabajadores de mejorar su salario pero deja clara la responsabilidad para conservar la paz laboral en nuestro país aún a costa del propio prestigio de los dirigentes sindicales de no radicalizar su posición solicitando incrementos mucho más altos.

El nivel de productividad de los trabajadores depende no solamente del capital instalado en la empresa y de la tecnología empleada en la producción, sino de sus habilidades, de su educación y capacitación, de su experiencia y del esfuerzo desarrollado, impulsado la productividad fijando reglas claras para el reparto económico equitativo que genera esta productividad independientemente de los salarios contractuales.

Empresarios y sindicatos tienen varios años sentados en una mesa de diálogo obrero-empresarial, haciendo una nueva cultura laboral, iniciada formalmente el 11 de septiembre de 1995, que trajo como consecuencia el iniciar formalmente la búsqueda y adecuaciones y mejoras a la Ley Federal del Trabajo, donde ha habido muchos años de esfuerzo y dedicación para tan importante tema teniendo como compromiso fundamental la conservación y generación de empleos.

No han participado los que no han querido pero han estado, aunque sólo unos momentos. También en pocas ocasiones sólo han propuesto algunas cosas, pero cuando no se hacen sus caprichos se levantan, se enojan, patalean porque la democracia les interesa siempre y cuando no se les aplique a ellos.

Esta mesa de negociación se ha creado fundamentalmente para dirimir controversias en cualquier etapa en que se encuentren los juicios, privilegiando fundamentalmente a la conciliación, siempre pensando que el sector Gobierno juega un papel importante como conciliador y facilitador de instrumentos legales que el Estado tiene para evitar los conflictos obrero-patronales, por lo que desde esta tribuna invitamos a todos los partidos representados en este Congreso a asumir su responsabilidad de que, independientemente de la ideología política, militancia o preferencia partidista, está la estabilidad laboral y el desarrollo económico del país. ¿Por qué entonces no estudiar con detenimiento el documento que los sectores productivos están elaborando y no ser confundidos con documentos populacheros ajenos a intereses de los sectores productivos, que sólo buscan el protagonismo personal de un pequeño grupo?, y me refiero concretamente al que presentó la Unión Nacional de Trabajadores aquí en la Cámara de Diputados en junio de este mismo año y que ahora pretenden que algún diputado del PRD lo convierta en iniciativa. Tal vez lo encuentren en esta sesión.

Por ello, el Congreso del Trabajo y las organizaciones que pertenecen a él, así como los empresarios que han reiterado que se le ha dedicado muchos años a esa labora de diálogo con trabajo y participación para adecuar la Ley Federal del Trabajo, que es el Congreso de la Unión a quien le corresponde hacer el análisis final de la profundidad y velocidad, así como los contenidos que el pueblo trabajador exige.

Termino, señor Presidente.

El Presidente:

Dispone de un minuto para terminar.

El diputado Roberto Ruiz Angeles:

Aprovechando los minutos que no aprovecharon los demás diputados.

Sólo con acciones concretas y decididas se podrán coadyuvar en el establecimiento de las condiciones adecuadas indispensables para lograr un crecimiento sostenido basado en la productividad, competitividad y el empleo. Una de las acciones principales para conservar y generar fuentes de empleo es mantener buenas relaciones obrero-patronales, dando como resultado un mejor nivel de vida de los trabajadores y sus familias.

Por ello hay quienes suelen medir la competitividad por el costo de su mano de obra y hay también quienes sostienen que la mano de obra barata es el principal atractivo de inversión y que en economías emergentes, como la nuestra, es factor decisivo para traer capitales externos. Nosotros no compartimos esos criterios, ya que la alta calidad de la mano de obra de los trabajadores mexicanos está a la altura incluso mejor que la de los países desarrollados.

Es definitivo que la capacitación es una inversión, fortalece y mejora las relaciones obrero-patronales y da oportunidad a los trabajadores de mejorar en su puesto y salario.

¿Qué quiere el país? ¿cuáles son las necesidades futuras en materia laboral? Es un asunto inaplazable un cambio en la cultura, una nueva forma de hacer las cosas, nuevos caminos, nuevos estilos de manejo de la relación laboral. En la práctica de los negocios se da en todos los días, para una sociedad jurídica que requiere de inversión productiva. Apoyemos la adecuación y mejoras a la Ley Federal del Trabajo, siempre y cuando respetemos lo que dispone el artículo 123 constitucional.

El Presidente:

Gracias, ciudadano diputado.

Para dar cumplimiento al punto 2o, numeral 3, incisos A, B y C del acuerdo parlamentario, para la primera ronda de preguntas hasta por tres minutos, con derecho a réplica, se han inscrito los siguientes ciudadanos diputados:

Por el Partido del Trabajo, el diputado Jaime Cervantes Rivera; por el Partido Verde Ecologista de México, diputada Julieta Prieto Fuhrken; del Partido de la Revolución Democrática, diputada María del Rosario Tapia Medina; del Partido Acción Nacional, el diputado Héctor Méndez Alarcón, y or el Partido Revolucionario Institucional, el diputado Rodolfo González Guzmán.

Tiene la palabra hasta por tres minutos para formular su pregunta, el ciudadano diputado Jaime Cervantes Rivera.

No encontrándose presente el diputado Cervantes Rivera, el turno corresponde a la ciudadana diputada Julieta Prieto Fuhrken, del Partido Verde Ecologista.

La diputada Julieta Prieto Fuhrken:

Con su permiso, señor Presidente. Señor Secretario Carlos Abascal Carranza.

Compañeros, uno de los discursos más socorridos del Presidente Fox tanto en la campaña electoral como en sus mensajes de toma de posesión y a lo largo de estos últimos 22 meses, ha sido referido a la capacitación para el trabajo, desde el más sencillo de orden físico, hasta el más elevado de corte intelectual. Todos por igual deben encontrar en la constancia capacitación laboral, la escala más firme y consistente para ocupar los cargos de dirección, para ser verdaderamente exitosos, para desempeñar el auténtico liderazgo tanto de prestigiadas universidades como de cualquier de las academias

En una gran campaña si no patrocinada, sí impulsada desde el Palacio Nacional bajo los grandes rubros de seamos los mejores jardineros del mundo, seamos los mejores agrónomos del mundo, seamos los mejores investigadores, profesores, médicos, secretarias y mil etcéteras del mundo, la realidad es otra.

Con el agravante de que esa realidad ha sido ayudada a conformar precisamente por el Ejecutivo Federal en lo general y en el caso de la capacitación laboral por la Secretaría a su cargo, licenciado Carlos Abascal, en el cuadro de indicadores globales de capacitación para el trabajo se presentan solo cuentas negativas como ésta: Sistema de Capacitación para el Trabajo, 196 mil menos becas por cada desempleado abiertos; trabajadores capacitados 400 mil becas menos. Y en planes institucionales de capacitación en la administración pública descentralizada, el mismo cuadro dice: trabajadores capacitados 125 mil menos; capacitación por cada mil trabajadores, 186 acciones menos.

Secretario Abascal Carranza, ¿no hay una sola de las cuentas que sea positiva en el 2001 respecto al año anterior? Ninguna.

Señor Secretario, ¿qué ha pasado en este caso, porque si en la capacitación para el trabajo puso tanto énfasis y tanta esperanza el señor Fox, el Secretario del Trabajo y Prevención Social del actual gobierno actúa precisamente al revés? ¿Se trata de no alcanzar las metas?

¿Por qué el Presidente dice en su Segundo Informe una cosa al revés de los anexos que entregó al Congreso de la Unión? Lo hace ser contradictorio con los fríos números aportados.

Por ello le agradecemos no tratar de respondernos en una forma simplemente discursiva sino en números y acciones reales y concretas.

Gracias.

El Presidente:

Gracias ciudadana diputada Prieto Fuhrken.

Corresponde, hasta por cinco minutos, al ciudadano secretario dar respuesta a la interrogante de la diputada Julieta Prieto, lo puede hacer desde su lugar si así lo desea.

El Secretario Carlos Abascal Carranza:

Sí, gracias, con mucho gusto, señor Presidente.

En primer lugar es cierto el énfasis que hemos puesto en el tema de capacitación y destacan las acciones que hemos realizado como Secretaría y también las que hacemos en coordinación con la Secretaría de Educación Pública, en particular con EBIT, con el Instituto Nacional de Educación para Adultos, pero conviene recordar que todos los programas de becas y de capacitación sufrieron cambios fundamentales en sus reglas por los cuales no estamos comparando lo comparable respecto del año inmediato anterior. Las nuevas reglas se publicaron en el Diario Oficial en marzo de este año e incluimos nuevos programas que orientan la capacitación de una manera diferente.

Así, por ejemplo, el año pasado no teníamos el módulo de capacitación para personas paradas por paro técnico de las empresas, por ejemplo, maquiladoras, como no teníamos el módulo de capacitación para proyectos productivos. CIMO era una sola unidad, como lo era Probecat, eran las dos grandes unidades de programa que la Secretaría administraba.

Hoy traemos muchos otros programas que están dando excelentes resultados, por eso reitero, y vamos a las páginas 36 y 37 del Informe, ahí se verá con claridad lo que a los nuevos programas de apoyo a la capacitación se refiere.

El 4 de abril del 2002 publicamos estas reglas que sustituyen el antiguo Cimo y a través del PAC apoyamos la capacitación de 138,496 trabajadores, con 36,065 empresas atendidas, mediante la realización de 24, 035 eventos de capacitación.

Del total de cursos de capacitación impartidos por el PAC, el sector agropecuario recibió el 20% y el sector industrial el 33 y comercio el 47%. Y por cierto, la micro y la pequeña empresa, recibieron el 74.2% de los cursos que se impartieron, y solamente el 9.5 se impartieron en las grandes empresas.

Desde otro punto de vista, me parece importante, que advirtamos que el viejo Cimo, que ya no respondía a las necesidades actuales, hoy, nos permite atender otros espacios, por ejemplo, estamos otorgando registros de diferentes habilidades a través del conocer el Centro Capacitador de Competencias Laborales, y estamos llegando programado, enero a septiembre, a índices de cumplimiento de las nuevas metas dentro del 75 y el 82.2% de las metas del año, conforme a los nuevos programas.

Con mucho gusto le enviaré a usted estas cifras, que están comprometidas con el presidente de la república, con la sociedad, y que muestran la recomposición de los programas y el cumplimiento de los mismos.

El Presidente:

Gracias señor Secretario.

Para su derecho a réplica hace uso del micrófono la diputada Julieta Prieto Fuhrken.

La diputada Julieta Prieto Fuhrken:

En la materia de empleo que a usted le corresponde atender, señor Secretario, en donde aquellos datos alcanzan su mayor cargo social, pues para cada uno de los mexicanos que tiene su trabajo constituye una verdadera tragedia, pues así de pronto se vé en la calle, sin ingresos, sin posibilidades reales de llevar el sustento diario, sin medicina social, sin vivienda, no poder cubrir las mensualidades al Infonavit por el departamento que habita, sin forma honesta para cubrir con modesto vestir la desnudez de su familia, los mexicanos suman ya millones, ni a uno sólo siquiera le satisfacen las declaraciones sociales, que le tratan de explicar que la macroeconomía va muy bien, tanto que somos la envidia de América Latina.

Que las reservas internacionales de nuestro país son las más altas de la historia, al sumar más de 40 mil millones de dolares.

Los mexicanos no quieren explicaciones, demandan soluciones, y nos las hay. Gracias.

El Presidente:

Gracias ciudadana diputada.

El turno es para la ciudadana diputada María del Rosario Tapia del Partido de la Revolución Democrática.

La diputada María del Rosario Tapia Medina:

Gracias señor presidente. Señor Secretario, como usted lo sabe, la legislación laboral mexicana recoge un conjunto de principios rectores, orientados esencialmente a proteger el eslabón más débil de la relación capital-trabajo, esto es, los asalariados.

Estos principios ayudan a que los fines del derecho del trabajo se cumplan: concebir la mejoría en la calidad de vida de los trabajadores así como atenuar la explotación a que éstos son sujetos, en el plano del derecho colectivo alientan la búsqueda de un régimen social más justo.

Estos principios son el eje ordenador de los derechos individuales y colectivos de los trabajadores y alientan el equilibrio entre los factores de la producción.

Señor Secretario, precisamente hablando en relación a la llamada, tan mencionada "reforma laboral" que tiene que ver con estos principios rectores, en primer lugar yo quisiera preguntarle en relación a su intervención inicial, usted hablaba de que en la mesa central se mantenía todavía una pluralidad, si mal no recuerdo escuchar dijo: "mantiene todavía su pluralidad esta mesa que se constituyó para procesar todo el asunto de la reforma laboral" ¿Qué entiende, si me pudiera explicar cómo es que se mantiene su pluralidad?

También en su intervención afirmó que no cupiera ninguna duda en cuanto a que la reforma laboral que se está trabajando o que se presentará por el Ejecutivo, tendrá como objetivo o así lo entendí, su marco central sea el respeto al artículo 123 constitucional y por lo tanto el derecho de los trabajadores. Me reservo el derecho de la duda y por ello sí quiero preguntarle de manera muy, muy puntual:

¿esta afirmación suya implica que su proyecto de modernización laboral no trastocará los principios rectores de nuestra legislación laboral a los que hice mención al principio?, y que por lo tanto se respetará el carácter protector de la ley, los principios de estabilidad en el empleo, el libre registro de sindicatos y por tanto la libertad sindical, si asegura que no habrá restricción al voto secreto y por tanto al ejercicio libre de la democracia sindical; que no se atentará contra el derecho de huelga, que se facilitará el proceso y los requerimientos para demandar la titularidad de contratos colectivos o, esto sería maravilloso, que dejaran de existir los contratos de protección gracias a esta reforma; que se garantizará la seguridad social de los trabajadores.

Me sería muy importante que pudiera responder en esta comparecencia estos cuestionamientos que para mí son básicos y compromiso de la Secretaría del Trabajo en torno a la reforma laboral.

Gracias.

EL Presidente:

Muchas gracias, ciudadana diputada Tapia Medina.

El turno es para el señor Secretario hasta por cinco minutos.

El Secretario Carlos Abascal Carranza:

Muchas gracias, Presidente.

Diputada, quiero comenzar por hacer una aclaración, que me parece muy pertinente:

Primero, no se trata de "mi proyecto de ley", no he hecho los méritos para que haya una "ley Abascal". La ley que se está discutiendo, la adecuación de la ley es un trabajo compartido por los organismos cúpula más representativos del país, tanto del Congreso del Trabajo como de la UNT por un lado, como del Consejo Coordinador Empresarial por el otro y de la Concanaco que en su momento no estaba en el Consejo Coordinador Empresarial.

Respeto muchísimo las participaciones ahí habidas y el trabajo realizado, como para adueñarme o permitir que se me asigne la paternidad de un esfuerzo colectivo que tiene mucho tiempo y que está dando frutos.

En segundo lugar, no debe caber tampoco la menor duda, diputada, como lo dije, de que todos estos derechos sociales de los trabajadores a los que usted ha hecho alusión, es responsabilidad de la autoridad vigilar, para que a lo largo de la discusión se respeten; pero déjeme decirle algo más: los propios sectores de la producción se han encargado de asegurarse de que se respeten, de manera tal, de que por eso hay quienes han pretendido llamar a este esfuerzo de modernización de la ley, un "esfuerzo ligth", cuando en realidad se trata de un esfuerzo importante que está llegando lo más lejos posible dentro de las propias limitaciones que una reforma cultural, legal necesita y por lo mismo, me parece que habrá que reconocerle en su momento, su verdadera valía.

En tercer lugar, no podría hoy entrar a la discusión puntual de los temas enunciados, sino afirmar el respeto irrestricto a los derechos sociales de los trabajadores, porque también por respeto a los factores de la producción debo esperar a que ellos culminen sus procesos de discusión y de consulta para que ellos den a conocer su proyecto, su anteproyecto y de esta manera habiendo cumplido la autoridad laboral con propiciar el diálogo, propiciar los acuerdos y también cuidar el carácter protector de la ley, será cuando ellos den a conocer sus acuerdos, cuando esta Legislatura y toda la sociedad podrán conocer el fruto de este esfuerzo de consenso. Por lo pronto sí, la respuesta es literalmente, sí se respetarán los derechos y el sentido social del 123 constitucional.

El Presidente:

Gracias señor Secretario.

Corresponde el turno al diputado Héctor Méndez Alarcón, del Partido Acción Nacional, perdón, discúlpeme diputada, el turno para su réplica de la compañera María del Rosario Tapia Medina.

La diputada María del Rosario Tapia Medina:

Gracias señor presidente y espero que no haya sido una omisión intencional.

Bueno, en primer lugar señor Secretario, yo en ningún momento dije que era su proyecto, ni mucho menos hablé de ningún proyecto Abascal. Aquí yo no mencioné eso y podemos revisar la versión estenográfica. Yo hablé del proyecto modernizador laboral que presentaría en su momento el Ejecutivo o que se estaba trabajando. Entonces pues si usted dice que es su proyecto, pues vamos a esperar.

Y precisamente aquí viene el segundo cuestionamiento, dice que esperaremos a que se pongan de acuerdo los factores de la producción, a que se llegue a un consenso.

Y aquí caben dos aspectos que volvemos a caer en lo mismo sin aclarar. Se ha hablado mucho de que va a haber una iniciativa del Ejecutivo, ¿entonces no va a haber iniciativa del Ejecutivo? ¿va a ser la iniciativa que salga procesada por los factores de la producción y qué, la va a revisar el Ejecutivo y quién la va a presentar o la va a presentar usted como Secretario del Trabajo? Pero me imagino que alguien tendrá que apadrinarla y sería bueno que en un momento, ojalá nos pudiera aclarar, si va a ser la iniciativa del Ejecutivo.

Y precisamente la pregunta que le hacía en relación a la pluralidad, iba en relación a cómo se está procesando este consenso, porque por un lado a mí me parece que hasta donde yo tengo informado, la Unión Nacional de Trabajadores prácticamente ya no está en el trabajo de consenso, no se han realizado más reuniones de la mesa central y tampoco se ha llegado a una reunión en donde presenten los avances a que se ha llegado y sean realmente aprobados por consenso y pueda en todo caso arribarse ya a un nivel más alto de elaboración.

Entonces a mí me parece que la pluralidad que pueda haber en cuanto a un trabajo que solamente tiene una representación de parte del área empresarial, y hemos dicho que ni siquiera están todos los empresarios, todos los representantes empresariales que debían estar o bien sólo con el aval de la cúpula de una parte del sindicalismo mexicano, pues no nos parece insistimos, que sea representativo de todo el sector amplio que debiera en un momento dado consensar esta probable reforma laboral.

La seguimos viendo muy reducida y me parece que esos intentos de consenso no van a tener fruto no sólo por su manera de trabajo como lo advertimos hace un año, sino por la falta de representatividad.

Y termino señor presidente, abuso de medio minuto, planteando que para el PRD, y desde aquí lo advertímos y lo hemos hecho en otros momentos, que definitivamente aceptar cambios a la legislación laboral desde un enfoque tan específico, ya sea empresarial o solamente de algunos dirigentes sindicales, realmente nos parece que lleva a enterrar el derecho del trabajo y retroceder muchísimo en la regulación de las relaciones laborales de nuestro país.

Yo creo que la garantía de los derechos laborales no es un asunto que se plantee en el discurso; es un asunto que se practica permanentemente y aquí hemos estado, también de manera permanente, cuestionando una serie de violaciones a la libertad sindical o a los derechos laborales que de parte de la Secretaría del Trabajo no ha tenido la mejor respuesta ni mucho menos la atención debida dentro de una conducta que podamos decir sea de defensa y de equilibrio entre los factores de la producción y sobre todo defendiendo el derecho del trabajador.

Si una modernización va en un sentido contrario, no solamente no se defenderá lo que tenemos sino prácticamente se dará un paso atrás. Gracias.

El Presidente:

Gracias, ciudadana diputada.

El turno es para el diputado Héctor Méndez Alarcón, del Partido Acción Nacional, por tres minutos.

El diputado Héctor Méndez Alarcón:

Con su permiso, señor presidente. Señor secretario, compañeros y compañeras legisladores: el desempleo es hoy en día un fenómeno que gobierno y sociedad deben enfrentar como una de sus prioridades, particularmente en momentos en los cuales las economías del mundo enfrentan serios riesgos de inestabilidad y desaceleración económica, a lo que debe sumarse la orientación que los procesos productivos tienen respecto al abatimiento de los costos a través de innovaciones tecnológicas y organizacionales que irremediablemente impactan el uso de la mano de obra.

En este sentido creemos que las acciones emprendidas a través del Programa de Apoyo al Empleo, que busca incrementar las capacidades y habilidades de la población desempleada y subempleada, son muy importantes.

Por ello nos preocupa que el número de becas que se otorgará este año, por vía del sistema de capacitación para el trabajo, sean menos del 50% de las otorgadas en 2001 por el Provecat.

Por supuesto que no estamos a favor de desarrollar acciones de política populista que dilapide los recursos públicos, pero creemos que la inversión en esta área es estratégica para el desarrollo de nuestro país, dado que sólo en la medida en que desarrollemos mejores y más amplios sistemas de capacitación para estos grupos de población estaremos contribuyendo a mejorar el funcionamiento del mercado laboral.

También queremos manifestarle, señor secretario, nuestra apreciación respecto al poco interés que al parecer se le está dando al proyecto de modernización de la educación técnica y la capacitación.

Se promueven los sistemas de normalización y certificación de competencias laborales, lo que nos parece grave dado que dicho proyecto es un componente importante de la política laboral de esta administración.

Tomando en cuenta lo anterior y otros rubros que no ha sido posible abordar, me gustaría que diera respuesta a las siguientes interrogantes, señor secretario:

Cuál es la razón de la disminución tan importante en la cobertura de becas de capacitación, que tiene entre sus objetivos incorporarse o reincorporarse al mercado de trabajo.

Qué se piensa hacer para beneficiar a un número mayor de trabajadores con capacitación. Cuál es el destino de los recursos externos que esos programas de capacitación reciben. Cuáles son los dispositivos de transparencia en la ejecución de acciones y recursos destinados a la capacitación que se han implementado por la Secretaría a su cargo para evitar la simulación en la capacitación.

Finalmente cuáles son los esfuerzos que la Secretaría ha realizado tendientes a promocionar los derechos laborales de las mujeres y de otros grupos específicos de la sociedad como son los indígenas, los trabajadores migrantes, los jóvenes y las personas que viven con alguna discapacidad, especialmente cuando se habla de su vulneración cotidiana en múltiples ámbitos del mundo del trabajo. Señor Secretario, por sus respuestas, muchas gracias de antemano.

El Presidente:

Gracias, diputado Héctor Méndez Alarcón.

El turno es del ciudadano Secretario hasta por cinco minutos para dar respuesta a las interrogantes.

El Secretario Carlos Abascal Carranza:

Gracias. Yo creo que seguimos identificando muy bien que el principal problema, la principal área de oportunidad del país, de la Secretaría es trabajar en los esfuerzos de vinculación entre quienes piden o necesitan un trabajo y quienes lo ofrecen. En esto hay una gran coincidencia en todo lo que se ha venido hablando.

La Secretaría, en efecto, no crea los empleos, no tenemos los instrumentos para hacerlo; pero sí atendemos las consecuencias del desempleo a través de la capacitación y de las becas.

¿Por qué hoy estamos enfrentando un problema de disminución del numero de becas?

Bueno, déjenme aclarar a ustedes tres cosas muy importantes:

Estamos operando con un presupuesto menor en el año 2002, que en el año 2001 y desde luego que en el año 2000.

Segunda aclaración: Los programas que se impartían o que estaban vigentes hasta el año pasado, eran programas en los que poco importaba la calidad, por ejemplo de la capacitación.

El costo persona de capacitación por ejemplo, hasta el año pasado, era de 500 pesos y hoy es de 6 mil 300 pesos.

En tercer lugar, hasta el año pasado la asignación de recursos a los estados de la República, a las entidades federativas, se hacía con criterios totalmente subjetivos. Hoy lo hacemos con criterios totalmente objetivos de acuerdo con población desempleada, de acuerdo con población económicamente activa, de acuerdo con el comportamiento de la economía en el lugar, con los indicadores de que disponemos, y esto nos permite dirigir los recursos de una mejor manera.

Aún así el año pasado logramos colocar en el mercado de trabajo capacitados, 500 mil personas. Este año, en lo que va del año con menor presupuesto, estamos ya logrando colocar 363 mil personas capacitadas. Y esperamos al término del año rebasar la cifra de los 500 mil que el año pasado contribuímos a colocar.

En efecto, en esta área nos encontramos una gran simulación en el ejercicio de los presupuestos. No hay datos históricos, por ejemplo, que nos permitan constatar cuántas becas y cuántas personas capacitadas en series estadísticas confiables, se hacían en años anteriores. Hoy estamos construyendo estas series históricas para que hacia delante se pueda comparar el resultado de este gran esfuerzo.

Y la simulación se evita federalizando realmente los recursos; se evita controlando la aplicación de los recursos mediante auditorias y se evita precisamente partiendo de datos objetivos como es el desempleo abierto, como es la población económicamente activa de cada una de las entidades.

¿Qué estamos haciendo para la promoción de los derechos laborales? La pregunta es muy amplia y nuestros anexos del Informe de Labores hablan amplísimamente de ello. Por ejemplo la Carta de Derechos Laborales traducida a diferentes lenguas indígenas que se ha difundido profusamente en diferentes regiones del país o por ejemplo en el caso de mujeres, el destino que le hemos dado a los recursos de capacitación, la distribución masiva de cartas de derechos y deberes, la publicación de carteles importantes, o por ejemplo el Acuerdo firmado con la Asociación de Maquiladoras que tiene un universo cercano a las 500 mil trabajadoras mediante el cual acordamos que nunca más una maquiladora le exigiría un certificado de no embarazo a una mujer para poder seguir trabajando. Pero resalta el caso, por ejemplo, de los migrantes, con quienes hemos trabajado muy de cerca, asegurándonos de que sus derechos -en el caso del Canadá- sean plenamente respetados: retiro, salario, viajes, seguros, etcétera. Y con Estados Unidos de Norteamérica, a raíz de la resolución de la Suprema Corte, en el caso de Baja California Norte se llegó a un acuerdo con la Secretaria del Departamento del Trabajo para suscribir un compromiso conjunto en el cual estamos trabajando para que Estados Unidos se asegure, mediante campañas intensivas de difusión, de que serán respetados los derechos laborales de todos los trabajadores cualquiera que sea su condición migratoria.

El Presidente:

Corresponde al diputado Ramón Paniagua Jiménez el derecho a réplica, del Partido Acción Nacional, hasta por tres minutos.

El diputado Ramón Paniagua Jiménez:

Con el permiso del señor diputado Presidente; señor abogado Carlos Abascal Carranza, secretario de Trabajo y Previsión Social; compañeras y compañeros representantes populares, señoras y señores:

Parafraseando aquella célebre expresión referida a diverso tema, permítaseme afirmar con vehemencia: "Oh autonomía sindical mexicana / cuantos crímenes se han cometido en tu nombre". Imposición de espurios líderes seudoobreros y entronización perpetua de estos al frente de los sindicatos. Rapiña y saqueo del patrimonio sindical y de las cuotas de los obreros mediante turbios manejos de oscuras cuentas. Suplantación de los libre voluntad de los trabajadores a quienes se les manipula en muchos casos, imponiéndoles en las asambleas el voto nominal por medio de cédula y, en fin, el cúmulo de prácticas antidemocráticas que por décadas han obstaculizado el desarrollo de la vida sindical en México, se agazapan en el cuarto oscuro de la impunidad invocando por sistema la autonomía sindical como manto protector, que si bien es cierto es un gran valor que debe conservarse y respetarse, también lo es que en la práctica mexicana frecuentemente se adultera en su concepto y se pervierte en su aplicación al entenderse y usarse como coto infranqueable para el derecho, donde las conductas delictivas no solo son imperseguibles sino ni siquiera identificables y tipificadas, y donde la regla es el atropello a los derechos de los trabajadores, quienes por cientos de miles se ven injustificadamente excluidos de las fuentes de trabajo, despojados de sus fondos de ahorro y lo que es peor aún impedidos para lograr los fines propios de la asociación sindical, como lo son el estudio, el mejoramiento y la defensa de los legítimos intereses de los sindicalizados.

No obstante todo lo anterior, hoy vemos una luz al final del túnel. Gracias al consenso de los factores de la producción y al prudente y atinado esfuerzo vinculatorio del señor Secretario del Trabajo y su equipo de colaboradores,l tendremos en breve término ante esta Cámara de Diputados la oportunidad de discutir dentro de la propuesta laboral que presentará el Ejecutivo Federal la disposición expresa de la Ley Federal del Trabajo que de ser aprobada haría obligatoria la secrecía del voto de los trabajadores en las asambleas sindicales, condición de enorme importancia para construir la democratización sindical y con ello obtener  el recto ejercicio de la imprescindible autonomía sindical.

Suplico medio minuto para concluir.

El Presidente:

Adelante.

El diputado Ramón Paniagua Jiménez:

El voto por definición es universal, libre, directo, secreto, personal e intransferible, por eso el sufragio de los trabajadores sindicalizados siempre debió ser secreto, por imperativo legal, so pena de nulidad. Pronto estaremos ante la oportunidad de garantizar este derecho de los trabajadores en pos de la democratización sindical y del pleno respeto a la dignidad de todos los trabajadores mexicanos.

Muchas gracias.

El Presidente:

Gracias ciudadano diputado. Su intervención resulta fuera totalmente del tema de la sesión y será motivo de que en nuestra próxima sesión de la Comisión de Trabajo analicemos su discurso.

El turno es para el compañero diputado Rodolfo González Guzmán, del Partido Revolucionario Institucional.

El diputado Rodolfo Gerardo González Guzmán:

Ciudadano diputado Jaime Vázquez Castillo; Presidente de la Mesa Directiva de esta LVIII Legislatura; ciudadano diputado José Ramírez Gamero, Presidente de esta Comisión de Trabajo y Previsión Social; compañeras y compañeros diputados; señor Secretario Carlos Abascal Carranza:

Quiero expresarles que la clase trabajadora del país y los mexicanos nos sentimos profundamente orgullosos de nuestra historia y de las instituciones que han dado sustento y desarrollo a este país.

El artículo 123 de la Constitución General de la República y su Ley Reglamentaria, la Ley Federal del Trabajo, desde su creación generaron un equilibro social en donde por una parte se alentara a la inversión para que quien arriesgara su capital tuviera una utilidad razonable y mesurada y, por otra parte, que se crearan instituciones sociales que protegieran al trabajador y a su familia. Por eso, nuestra Ley Federal del Trabajo es y deberá seguir siendo equilibrio de desarrollo social.

La transformación mundial, redimensionamiento de su industria, la globalización de la economía, de sus mercados, los intercambios tecnológicos, los tratados comerciales, tienden a modificar las Legislaturas de los países para allegarse el capital.

En México el Programa de Política Laboral 2001-2006, pretende responder a los pronunciamientos hechos por el Presidente de la República ante los diversos sectores de la sociedad, ante los que ha hecho el compromiso de aplicar una política de condiciones de trabajo dignas y justas, de libertad y democracia sindicales, de respeto a la contratación colectiva, legítima y de justicia laboral, incluyendo entre otros temas los siguientes: apoyar la generación de empleos con salarios dignos, coadyuvar una política que fortalezca la soberanía nacional, generar condiciones que recuperen el poder de compra de los salarios, reafirmar el respeto a los derechos de los trabajadores, con particular énfasis a los migrantes; respetar el derecho de huelga de los trabadores; en fin, una serie de acciones para preservar no solamente la recuperación y el desarrollo económico del país, sino que preserve la paz social.

Sin embargo, contemplamos que en la realidad las acciones van en sentido contrario, es decir, no existe una congruencia entre el decir y el hacer. Por ejemplo, el hecho de que apareciera a través de los medios televisivos la generación de un millón y medio de empleos en la construcción, no coincide con los informes que lleva a cabo el Instituto Mexicano del Seguro Social, porque no solamente no se generó el millón trescientos mil empleos que año con año demanda la sociedad económicamente activa que necesita insertarse en el mercado laboral.

Por otra parte, la desaceleración económica de los Estados Unidos de Norteamérica, ocasionó reducciones graves en la plantilla de trabajadores, cierres de cientos de empresas provocando desempleo y en ocasiones altos costos de producción que hicieron a las empresas no competitivas y en el mercado produciendo un desempleo en marzo del año 2001 a agosto de este año que se perdieran cerca de un millón de empleos, lo que quiere decir que se perdieron más empleos que los que se generaron en realidad.

Por otra parte, el hecho de aumentar el gas doméstico y quitar desde el mes de marzo del presente año el subsidio a las tarifas eléctricas, fue un gran golpe para la economía de los trabajadores lo que evidencia que amén de que no se generaron más empleos de los que se perdieron, se le puede adicionar a los trabajadores la disminución de sus ingresos reales en el crecimiento de su gasto familiar derivando de los precios de los servicios que proporciona al Estado, el panorama pues para la clase trabajadora es desalentador.

Señor Secretario, quiero expresarle la siguiente pregunta, ¿por qué no existe una coincidencia entre el desempleo y los empleos generados en realidad y cuántos empleos en realidad se perdieron y cuántos se han generado?.

En el Informe que envió el Ejecutivo Federal al honorable Congreso de la Unión en materia Laboral es magro dado que el trabajo es una de las necesidades más urgentes de nuestra sociedad.

Por su contestación, muchas gracias.

El Presidente:

Gracias señor diputado.

El turno es para el señor Secretario hasta por cinco minutos para dar respuesta.

El Secretario Carlos Abascal Carranza:

Gracias Presidente, señor diputado. Nuevamente el empleo. Quiero mirar hacia delante y hacer notar que el país enfrentó con los menores daños posibles la crisis del año pasado y la que agravó el 11 de Septiembre.

Quiero resaltar que nunca antes había habido el control y la medición exacta de los resultados de los esfuerzos de empleo realizados con cada vez menos recursos, como ahora lo hacemos y que las cifras de empleo son un dato del sector laboral que tenemos que transmitir a la comunidad para que trabajadores y empresarios sepan la comunidad en su conjunto, cómo se está comportando ese importante tema.

En efecto, desde el 1º. De Enero de este año a este momento conforme a cifras auditables, se han creado 140 mil 949 trabajos adicionales, puestos de trabajo registrados en el Seguro Social, esto es auditable. En efecto, con los mismos datos con los que se miden otros países, Canadá, Estados Unidos, España, Francia, Alemania México tiene una tasa de desempleo abierto al mes de Agosto del 2.75% que compara muy favorablemente contra otros países con los mismos instrumentos y criterios de medición.

Por otro lado, es importante resaltar que muchas de las diferencias en los números derivan de las fechas de corte y de las fuentes de la información, las fechas de corte hay que hacerlas parejas , las fuentes de información son con las que cuenta el Estado Mexicano y esas son precisamente el INEGI y, por otro lado, el Instituto Mexicano del Seguro Social cuya solvencia moral es indiscutible y está a sus órdenes toda la información disponible para poder demostrar que en efecto entre el 15 de Enero de este año cuando se revirtió la tendencia de la caída del empleo hasta el día 15 de Septiembre pasado, se logró generar cerca de 300 mil empleos, como lo afirmó el Presidente de la República.

Esto no quiwere decir que ya hayamos tocado fondo o que ya hayamos recuperado lo perdido el año anterior en su totalidad, pero sí quiere decir que vamos en el camino correcto y que es injusto transmitirle a la comunidad una visión totalmente negativa de la realidad cuando por fortuna México está saliendo mucho menos mal librado que otros países de esta gran crisis mundial que algunos efectos había de tener desgraciadamente en el empleo de los mexicanos.

En la Secretaría, pese a no tener la encomienda de crear empleos, estamos creando mecanismos de vinculación, estamos capacitando, estamos multiplicando el valor del dinero.

Le doy un dato diputado. Al final del año 2000 el presupuesto destinado -por ejemplo- a la capacitación, era de 201 millones de pesos; este año vamos a acabar con sólo 138 millones de presupuesto. Aún así, en términos relativos, acudiendo a mejores programas de capacitación, acudiendo a mejores instructores, alargando los procesos de capacitación hasta por tres meses, pagando viajes, gastos de transporte, gastos de traslado llamadas telefónicas, aún así la eficacia de estos recursos es mucho mejor y será cada día mucho mejor porque hoy nos coordinamos de manera muy eficaz con los servicios estatales de empleo.

¿Cuántos empleos se han perdido o cuál es el dato final? Hasta este momento es el que conforme al Seguro Social puedo transmitir y es perfectamente auditable. En lo que va del año se han creado 140,949 empleos.

Gracias diputado.

El Presidente:

El turno es para el ciudadano diputado Enrique Aguilar Borrego para hacer uso del derecho de réplica del Partido Revolucionario Institucional hasta por tres minutos.

El diputado Enrique Aguilar Borrego:

Con su permiso diputado Jaime Vázquez. Señor Presidente José Ramírez. Señor Secretario Carlos Abascal.

Si bien es cierto que la creación de empleos no corresponde a la Secretaría del Trabajo, lo que es cierto es que tiene mucho que ver con esta creación de empleos el del clima laboral en la capacitación, en la certificación de las competencias laborales, en los programas de empleo, en el diálogo con los sectores productivos, es muy importante lo que haga la Secretaría del Trabajo para que podamos crear las condiciones que generen empleos además del trabajo que haga el gabinete económico.

Reconocemos que es cierto, hay problemas del exterior que afectan a México como es Estados Unidos, su recesión, su lento crecimiento, problemas en los países con los que tenemos relación como es América del Sur, pero la Secretaría del Trabajo tiene que reforzar su interés, su papel para poder crear empleos, para poder abatir la informalidad y sobre todo para darle estabilidad a los empleos ya creados.

Tenemos un grave problema de estabilidad: los trabajadores en México, tanto los trabajadores al servicio del Estado como en la iniciativa privada, tenemos ante nosotros el gran problema de quedar desempleados; tenemos que buscar fórmulas para que no tengamos ese desempleo tan grande y esa falta de estabilidad.

Y a mí señor Secretario, quisiera comentarle que propondría dos fundamentales o dos instrumentos: uno, el diálogo social que debo reconocer que la Secretaría ha hecho un esfuerzo grande de este sentido, yo creo que a través del diálogo social, a través de la negociación, a través de la comunicación, sobre todo los factores de la producción, podemos llegar a la generación de los empleos que tanta falta nos hace porque es el principal problema que tenemos en México.

Y segundo, en unir la capacitación a la planta productiva, la educación a la planta productiva, tenemos el grave problema que nuestras universidades no están unidas en su capacitación, en su educación con la planta productiva, salen nuestros egresados de las universidades privadas o públicas y no encuentran trabajo.

Tenemos que hacer ese gran esfuerzo. Muchísimas gracias señor Secretario.

El Presidente:

Gracias ciudadano diputado Aguilar Borrego.

Con la intervención del diputado Aguilar Borrego se terminó la primera ronda de preguntas, respuestas y réplicas. Iniciamos la segunda y última ronda y se han inscrito para ese turno los ciudadanos diputados: María Teresa Campoy Ruy Sánchez, del Partido Verde Ecologista; el diputado Alejandro Gómez Olvera, del Partido de la Revolución Democrática, el diputado Francisco Ramírez Cabrera, del Partido Acción Nacional, la diputada Hilda Anderson Nevares, del Partido Revolucionario Institucional. Y para el derecho de réplica la propia diputada Campoy Ruy Sánchez, el diputado Alejandro Gómez Olvera, el diputado José Luis Novales Arellano y la diputada Beatriz Cervantes Mandujano.

Tiene el uso de la palabra la diputada María Teresa Campoy Ruy Sánchez, del Partido Verde Ecologista, hasta por tres minutos.

La diputada María Teresa Campoy Ruy Sánchez:

Con su permiso, señor Presidente. Señor Secretario, licenciado Carlos Abascal.

Señor Secretario: el costo de mano de obra de los millones de trabajadores que perciben un salario mínimo en nuestro país equivale a sólo 40 centavos de dólar la hora, lo que explica el interés de las grandes trasnacionales por instalar sus industrias en territorio mexicano, principalmente las del ramo de las maquiladoras por el ahorro que les representa en cuanto a egresos en materia de salarios.

Me gustaría preguntarle lo siguiente: Ya que la Secretaría a su cargo se denomina de Trabajo y Previsión Social, ¿qué acciones pretende establecer la secretaría a su cargo, que permitan revaluar la mano de obra de todos los trabajadores que se encuentran bajo estas condiciones y de esta manera realmente prevenir la explotación laboral?

Por otro lado, con respecto a la seguridad social, ésta es insuficiente y para quienes la tienen es limitada. Más de 20 millones de la población económicamente activa carecen de ella y de protección contra accidentes y enfermedades de trabajo, de aquí se derivan los 58 mil 800 accidentes de trabajo y las 114 muertes sufridas el año pasado. El gobierno ha puesto en marcha medidas tendientes a anular las conquistas de los trabajadores modificando la legislación de las instituciones de salud, para hacer de éstas empresas redituables en beneficio de la oligarquía nacional y extranjera. Ante este panorama, me gustaría preguntarle lo siguientes: ¿Qué medidas ha adoptado la secretaría a su cargo que garantice la protección de los trabajadores?

Muchas gracias.

El Presidente:

Muchas gracias, diputada Campoy Ruy Sánchez.

El turno corresponde al señor Secretario para dar respuesta, hasta por cinco minutos.

El Secretario Carlos Abascal Carranza:

Gracias, señor Presidente.

Diputada: el costo de mano de obra en México es en efecto como usted lo expresa y en China es de cuatro centavos. O sea, si aquí es de 40 centavos dólar, en China sería de 4 centavos de dólar. La relación entre ingreso-conocimientos es una relación directa, por eso en nuestro país hay de los 40 millones de personas que estamos en la población económicamente activa, hay un universo de personas que tienen sexto de primaria o menos y al mismo tiempo son los que reciben los salarios más bajos, sin embargo déjeme decirle una cosa que me parece muy importante. México ha venido avanzando en este tema de manera importante; primero en el año 91, que es el peor de los comparados, el 54 por ciento de nuestros trabajadores percibían de 0 a 2 salarios mínimos, hoy es el 41.9, es decir, un 13.1% menos que en el año 91.

El año más dramático fue el 95, 96, después de aquél 91, cuando el 50% tenía este salario precario. El país está avanzando de una manera consistente, de manera tal de que entre el año 2000 y el 2001 hubo un millón de trabajadores que rebasó la barrera de los dos salarios mínimos, ¿qué hacer para seguir avanzando en ese sentido.

Primero que nada, el tema ya abordado aquí, abundantemente de la capacitación, si conocimientos y remuneración están en proporción directa, bueno, pues vamos a estimular el desarrollo del conocimiento.

Segundo, hay que vincular, en efecto, toda la estructura formal-educativa al aparato productivo. A la Secretaría del Trabajo le corresponde, por ejemplo, desarrollar programas importantes, el programa Produce, que lo tenemos en alianza con más de 75 universidades de todo el país, que vincula el trabajo que se hace de formación en las universidades con las bolsas de trabajo, con las oportunidades en el mercado real, y eso logra que la gente llegue al mundo del trabajo habiendo acabado sus procesos, sus etapas educativas y con mayores probabilidades de éxito en el mundo del trabajo productivo, por lo tanto con posibilidades de ganar más dinero.

Por otro lado, es un hecho que si bien el salario mexicano es claramente menor que el salario norteamericano o que el salario canadiense, también es un hecho que hay un conjunto de prestaciones que hay en el mercado mexicano, en el mercado laboral mexicano que no las hay en el mercado laboral norteamericano, eso no es suficiente, de ninguna manera.

Y no podríamos ya seguir aspirando, en lo más mínimo a seguir ofertándole a los mexicanos puestos de trabajo mal pagados, precarizados, con tal de que tengan trabajo. Por eso el gran esfuerzo tienen que consistir en elevar el número de años terminales de educación, hoy promedio 7.8 en el país, al menos a niveles de nuestros socios comerciales sino es que por encima y luego vincular el proceso formal-educativo con el mundo del trabajo, ya lo estamos haciendo y luego hacer la capacitación y la educación permanente en la vida.

Por eso, con el Conevit, con el Consejo Nacional de Educación para la Vida y el Trabajo, tenemos hoy importantes programas de trabajo. Por eso con la Secretaría de Educación Pública estamos llegando a muchísimos millones de adultos que ya terminaron sus etapas formales de educación básica para elevar su nivel educativo y que de esa manera puedan ofertar no su mano de obra barata y sus destrezas, sino su mente de obra calificada, esto es lo que está reposicionando poco a poco también la industria.

Se ha dicho que se ha ido del país una parte de la industria maquiladora, sí, la intensiva en mano de obra fundamentalmente, o ha bajado del norte al sur del país a buscar mano de obra menos cara que en el norte, cierto, pero también México está cada día más preparado para recibir, para ofertar mente de obra calificada y de esa manera traer empresas de desarrollo tecnológico que hoy ocupan cada vez más ese gran sector de la maquila que ya no sólo ni principalmente es manufacturera de ensamble de destrezas sino de desarrollo de talento.

El Presidente:

Gracias, señor Secretario.

Diputada, ¿hace uso de su réplica?

La diputada María Teresa Campoy Ruy Sánchez:
(Desde su curul)

Sí.

El Presidente:

Adelante.

La diputada María Teresa Campoy Ruy Sánchez:

Señor Secretario, el revaluar la mano de obra de los mexicanos que viven en condiciones de explotación no sólo debe ir dirigida a modificar las condiciones de trabajo sino además incrementar el valor de la mano de obra, ya que en la actualidad la canasta básica tiene un costo de 160 pesos mientras que el costo del salario es bajo. Los trabajadores no pueden satisfacer las demandas de sus familias en el orden material, social, cultural y educativo bajo este panorama.

Se deben tomar acciones para lograr que los trabajadores mexicanos cuenten con un salario digno y al mismo tiempo no se viole el Artículo 123 Constitucional.

Muchas gracias.

El Presidente:

Muchas gracias ciudadana diputada.

El turno para el ciudadano diputado Alejandro Gómez Olvera del Partido de la Revolución Democrática para formular pregunta hasta por tres minutos.

El diputado Alejandro Gómez Olvera:

Señor presidente. Señor Secretario. Los trabajadores mexicanos aspiran a vivir en un régimen de garantía constitucionales, en que sean respetados sus derechos individuales colectivos, uno de ellos crucial para la defensa de sus intereses, es el de la huelga, que por las evidencias las autoridades no están dispuestas a respetar.

En ejercicio de este derecho constitucional, los trabajadores de la Cía. Hulera Euzkadi, ubicada en El Salto, Jalisco, iniciaron un movimiento de huelga el 22 de enero del 2002, en defensa de su fuente de empleo, ante la determinación de la empresa de cerrar ilegalmente, dando por terminadas las relaciones individuales colectivas de trabajo.

No obstante a petición de la empresa, la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, declaró improcedente el movimiento de los trabajadores de Euzkadi, sin embargo, el viernes pasado, el Primer Tribunal Colegiado, por unanimidad, resolvió a favor de los trabajadores ordenando a la Junta se lleve a cabo la audiencia de calificación de la huelga.

Señor Secretario, ¿qué fracción del Artículo 123 Constitucional y qué artículo de la Ley Federal del Trabajo señalan la figura de la improcedencia de huelga, y cuáles son las causales para declararla, o si la Junta declarara la inexistencia o inventará unas maniobras para desconocerla?

La Secretaría del Trabajo se ha caracterizado por utilizar discrecionalmente las facultades que le da la legislación laboral, para negar o conceder registros sindicales así como la toma de nota de las directivas, ese poder le ha permitido al Ejecutivo controlar en su beneficio los procesos de organización gremial, vulnerando la libertad sindical positiva, ello ocurrió recientemente, señor Secretario, con la negativa de la Dirección de Registro de Asociaciones de su dependencia, que negó el registro al sindicato de futbolistas.

También es práctica cotidiana de dicho organismo, retrasar la toma de nota de las directivas sindicales, sobre todo cuando se encuentran involucrados sindicatos independientes, dejándolos sin personalidad jurídica a esos representantes, y en la indefinición de sus representados.

Señor Secretario, ¿qué criterio utilizó la dirección citada, en la negativa del Sindicato de Futbolistas?, ¿qué criterios utiliza la dirección para entregar la toma de nota a ciertas directivas sindicales, con una celeridad impresionante, mientras que otras, como la del Sindicato Independiente de la UAM, se le retrasa hasta por dos meses? Señor, por sus respuestas gracias.

El Presidente:

Gracias ciudadano diputado Gómez Olvera. El turno es para el ciudadano Secretario hasta por cinco minutos para la respuesta.

El Secretario Carlos Abascal Carranza:

Gracias señor presidente. Diputado, conviene hacer una serie e aclaraciones que son muy pertinentes y gracias por la oportunidad que me da de hacerlas. Primero, si un gobierno ha respetado el derecho de huelga, es justamente éste, porque cuando estalló la huelga de Aeroméxico tuvimos los pantalones y el apego a la ley, para no sustituir a quienes tomaron la decisión de irse a la huelga, decretando la histórica requisa y de esa manera, cubriendo un servicio importante para el país sin duda, pero validamos, valoramos que era mucho más importante el derecho de huelga que en efecto, el servicio que se iba a prestar. De esa manera y con el conjunto de datos que aparecen en su carpeta de trabajo de informe de labores, usted podrá constatar que el respeto al derecho de huelga ha sido inalterable.

Segundo. La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, es autónoma jurisdiccionalmente, la Secretaría del Trabajo no le da línea, no le da instrucciones y como tribunal de conciencia y buena fe, tiene que suplir las lagunas que la propia Ley Federal del Trabajo tiene y esa es una de las razones adicionales para modernizar la ley, justamente, esas lagunas que hacen que la Junta y los tribunales colegiados y los jueces de distrito, tengan que estar legislando para suplir las lagunas que la ley tiene.

En tercer lugar, en los casos puntuales a los que usted se refiere, si la Junta resolviera de manera definitiva, de manera tal de impedir el ejercicio de un derecho a los trabajadores sobre quienes recae una resolución como en el caso de Euskadi, estaríamos violando el estado de derecho; pero los trabajadores tuvieron por un lado, el derecho de irse a un juzgado unitario, luego a un colegiado y este colegiado lo único que está haciendo es que ordena a la Junta que reponga una audiencia, la Junta tendrá en su autonomía jurisdiccional, como toda la Secretaría en su caso, pero la Junta como autónoma que es, que sujetarse, en efecto, a las resoluciones de los tribunales superiores. Entonces se hará lo que los jueces resuelvan y la Junta se sujetará a las consecuencias del procedimiento judicial.

Se dice que de qué maniobras nuevas se valdrá la Junta para una cosa de esta naturaleza. Yo creo que es muy importante el respeto entre las partes y el diálogo constructivo en este tipo de temas, porque probablemente se esté perdiendo de vista lo alegado por la contraparte. Sería interesante que tuviera usted la oportunidad de penetrar en el expediente para que conozca las visiones de ambas partes y de esa manera se formara usted su propio criterio.

Por otro lado, insisto también en el tema de los futbolistas, por unirlo de una manera natural con el tema, aunque esta es una decisión que corresponde a la Dirección General de Registro de Asociaciones que depende, en efecto, de la Subsecretaría del Trabajo y por lo tanto, del Secretario del trabajo. También ahí, las resoluciones que recaen a las diferentes peticiones de nuestros usuarios, siempre dejan a salvo el derecho de los trabajadores de acudir a las instancias legales que estimen pertinentes, que procedan, para defender su derecho.

En el caso de los futbolistas, bueno, pues finalmente la autoridad superior le ha dado la razón a la Dirección General de Registro de Asociaciones y entonces conviene decirle, señor diputado, que de cada diez resoluciones que son impugnadas en el Registro de Asociaciones, nueve son confirmadas por la autoridad jurisdiccional superior, lo cual quiere decir que hay un alto porcentaje de acierto en las resoluciones de la Dirección General de Asociaciones y en todo caso, cuando no es así, no es necesariamente porque el Tribunal Superior tenga la razón, sino porque hay diferentes criterios jurídicos; pero ciertamente, hay un alto porcentaje de acierto.

Por otro lado, vale la pena responder a la pregunta relacionada con los registros de asociaciones. Déjeme decirle a usted, señor diputado, que de los 29 nuevos registros que ha otorgado la Secretaría del 1º. de enero al 23 de septiembre de este año, el 59% pertenece a organizaciones sindicales independientes; no hay un trato discriminatorio absolutamente para nadie, se le dan los registros de asociación o las tomas de nota y así seguirá siendo, con estricto apego a la legalidad, a quienes cumplen con los requisitos legales.

De manera tal de que si en algún caso hay alguien que esté inconforme con una resolución de registro o de toma de nota, tiene las instancias respectivas para defender su derecho.

Pero podemos demostrar con datos fehacientes, que hay una absoluta imparcialidad, un gran espíritu de inclusión y así seguiremos haciéndolo porque México lo vale, porque es un compromiso del presidente Fox, es un compromiso de la Secretaría.

El Presidente:

Gracias señor Secretario.

Para su derecho a réplica el diputado Alejandro Gómez Olvera.

El diputado Alejandro Gómez Olvera:

Sin embargo señor Secretario la decisión de la Junta de Conciliación con respecto a la huelga de Euzkadi, violó el derecho de huelga consagrado en el artículo 123 constitucional que sólo considera la licitud o ilicitud del movimiento, con causales precisas que en este caso no se pueden aplicar.

La legislación reglamentaria establece las figuras de existencia e inexistencia de la huelga, nunca la procedencia o la improcedencia de la misma. Al aplicar estas figuras, la autoridad violó la garantía de legalidad y el principio de estricto derecho que están obligados a observar los tribunales laborales.

Y luego entonces la resolución de la Junta pone en evidencia la política antiobrera del actual gobierno y demuestra una vez más la inutilidad de estos organismos, usted lo acaba de mencionar, para garantizar los derechos de los trabajadores.

Por ello en el PRD sostenemos que deben desaparecer y la justicia de ahora debe ser impartida por el Poder Judicial. Y usted nos dio la razón, tanto en el tema de la huelga como en el registro sindical, las autoridades del trabajo han pretendido aplicar en los hechos, el proyecto Abascal de reformas a la ley, en lugar de ampliar la tipología sindical en el mencionado proyecto, la reduce, la hace pequeña.

Antes que facilitar el registro de los sindicatos, sin embargo usted nos acaba de mencionar sí, fueron bastantes pero todo está muy restringido. Agrega nuevos motivos a la cancelación de su registro sindical, que violan la Constitución y los convenios internacionales, obstaculiza al incluir el concepto radio de acción en los estatutos de los sindicatos.

Con respecto a la huelga se pretende incluir como requisito para emplazarla la certificación de la autoridad registradora, además desnaturaliza el carácter de la huelga al otorgarle a los patrones el derecho de intervenir en las fechas de estallamiento. Con ello se busca que un derecho colectivo de los asalariados queden en manos de las autoridades y naturalmente de los patrones.

Su propuesta señor Secretario, tiene muchos peligros y omisiones, una de ellas es que dejan intactos el corporativismo sindical y las bases jurídicas que han permitido el abuso de líderes sin escrúpulos como los que protagonizan el PEMEXGATE ¿o es que el actual gobierno ya se puso de acuerdo con ellos?

Los hechos señor Secretario, concuerdan con sus propósitos. La discrecionalidad de su Secretaría en el tratamiento de los conflictos laborales, ahora pretende llevarse a ser ley. Desde este momento nosotros nos opondremos a este proyecto.

El Presidente:

Muchas gracias señor diputado.

Corresponde el turno al diputado Francisco Ramírez Cabrera, del Partido Acción Nacional, hasta por 3 minutos, para formular preguntas las preguntas que él desee.

El diputado Francisco Ramírez Cabrera:

Gracias señor presidente; señor Secretario, bienvenido; compañeras y compañeros diputados: durante varios sexenios fuimos testigos de la forma en que se implementaron políticas laborales algo difusas, por ello nunca se logró la plena vinculación de los sectores productivos en un ambiente de equidad para los trabajadores.

También fuimos testigos de la forma en que esos gobiernos se unieron a los trabajadores para crear organizaciones sindicales para velar ligeramente por sus intereses. Derechos fundamentales de los trabajadores del campo y de la ciudad.

El grupo parlamentario de Acción Nacional reconoce en la actual administración el compromiso de desarrollar y llevar a cabo los cambios necesarios para que México se inserte en el desarrollo de las grandes economías globales.

Para esto debemos aprovechar el nuevo clima que se respira en el país. La alternancia en el gobierno y la pluralidad política, en los ambientes federal, estatal y municipal.

Apoyaremos todo esfuerzo encaminado a lograr un sistema sindical que no dañe a las clases trabajadoras y trataremos por una mayor libertad sindical para que esto coadyuve en los sectores empresariales, en la justa defensa de los derechos de los trabajadores.

Seguiremos apoyando el trabajo del gobierno federal en la construcción de un sistema corporativo basado en la productividad, la capacitación, el desarrollo tecnológico, el uso responsable de los recursos, en más y mejores empleos, en salarios crecientes, así como la concertación entre los sectores productivos.

Sabemos que nada es fácil. Las actuales condiciones económicas de nuestro país, así como la problemática económica mundial, dificultan los cambios requeridos en materia laboral.

Sin embargo, estamos convencidos de la capacidad del gobierno federal, así como la del secretario del Trabajo para llevar a un buen puerto las tareas que el país requiere.

Señor secretario, una pregunta. Cuáles considera usted que han sido los principales problemas que ha enfrentado el proceso de modernización y actualización laboral propuestos por la Secretaría a su cargo.

Por su respuesta, señor secretario, muchas gracias.

El Presidente:

Gracias ciudadano diputado Ramírez Cabrera.

El turno corresponde al señor secretario para dar respuesta, hasta por 5 minutos.

El Secretario Carlos Abascal Carranza:

Gracias, señor presidente. Señor diputado, gracias por sus expresiones.

En efecto, hemos enfrentado grandes problemas en el proceso de discusión para buscar los acuerdos que nos lleven a la adecuación de la Ley Federal del Trabajo.

Hemos sostenido que no basta con modernizar la ley para que el país cambie, ni siquiera una ley; mucho menos la Ley Federal del Trabajo, por sí sola, podría producir el gran cambio que el país necesita.

El gran cambio que México requiere es un cambio cultural, de mentalidad, es un cambio de actitudes. Por ejemplo, no se puede desechar un proyecto de ley simplemente porque ideológicamente hay que rechazarlo. No se puede rechazar lo que no se conoce. Bueno, esa es una actitud cultural que inevitablemente produce un estancamiento.

Al sentar a los factores de la producción de manera plural a las mesas a discutir, el principal problema que enfrentamos fue el de los prejuicios. El secretario es propatronal y va a provocar una ley de corte propatronal. Ese es un prejuicio.

Hemos demostrado con nuestros actos que somos responsables de llevar a cabo una política laboral que propicie el equilibrio entre los factores de la producción y hemos demostrado que hemos tutelado a los más débiles, los trabajadores una y otra vez; no relato aquí las múltiples ocasiones en las que hemos en caso de duda, siempre nos hemos inclinado por el operario, por el trabajador; no relatamos aquí las múltiples negociaciones en las cuales hemos cumplido cabalmente esta necesidad protectora, esta visión, esta concepción protectora de nuestra ley.

El principal obstáculo que hemos tenido es un obstáculo de tipo cultural. Necesitamos dejar de mirarnos como enemigos, como contrincantes, como adversarios. Las empresas son comunidades humanas productivas y tienen que mirarse trabajadores y empresarios como asociados en un esfuerzo común de generación de riqueza para distribuir la riqueza producida con equidad y justicia entre los actores de la producción.

Este gran problema se tradujo después en la necesidad de construir los instrumentos de diálogo y en los instrumentos de diálogo los mecanismos que nos permitieran lograr que las personas expresaran sus puntos de vista sin maximalismos y sin minimalismos.

Había partes del sector obrero que querían una reforma integral desde la constitucional hasta los últimos artículos de la Ley, cuando la realidad nos ha mostrado que los cambios graduales, sobre todo en el mundo del trabajo, son fundamentales para que arraiguen, para que tomen cuerpo, para que las personas logren realmente producir este gran cambio cultural que México está requiriendo. Y entonces se enfrentaron problemas de maximalismos y minimalismos que hoy confiamos en que las próximas semanas queden resueltos a través del acuerdo.

Una vez más invitamos a las partes involucradas en este proceso de acuerdo, a un diálogo respetuoso para construir juntos la mejor adecuación de la ley posible para el país. Y esto quiere decir entonces que necesitamos intensificar el diálogo social y seguir asumiendo el compromiso que hemos asumido y reiteramos de ser incluyentes Al final las decisiones serán democráticas.

Y otro obstáculo con el que nos enfrentamos, fue que en efecto no sólo basta con modernizar la cultura poco a poco, gradualmente en este cambio de actitudes en el mundo del trabajo y luego ir construyendo los acuerdos para modernizar la ley, sino que la propia institución del trabajo tenía una serie de lastres, tiene todavía algunos que tenemos que mejorar, tenemos mucho en que ser más proactivos y ser más promotores del desarrollo del mundo del trabajo, pero había que aceptar que había dificultades de organización de la propia Secretaría para facilitarle la vida a los trabajadores y a los empresarios.

Qué caso tiene, por ejemplo, el registro indiscriminado de planes de capacitación que lo único que hacen es aumentar, por un lado la burocracia, la lentitud, las cargas y también la corrupción en el mundo del trabajo.

Modernizar entonces simultáneamente la cultura, la manera de ser, de relacionarse trabajadores y empresarios como asociados del mismo esfuerzo.

Plasmar esta modernización, esta nueva cultura laboral, en una legislación oportuna, la mejor posible y al mismo tiempo ir modernizando la propia entidad, la propia Secretaría para de esta manera ir correspondiendo a los cambios que estamos pidiendo a los demás y haciéndolos nosotros mismos.

Por eso el salario de quien menos gana en la Secretaría, ha crecido mucho más que la inflación. Decíamos hace un momento, de 1.38 a 2.48 veces el salario mínimo, porque estamos convencidos de que es necesario tener una Secretaría promotora, con gente capaz, con gente enamorada de su trabajo, bien remunerada, poco a poco porque este es un proceso de cambio gradual también el de la recuperación del poder de compra y de esa manera poder contar, como hoy ya contamos, con todos los colaboradores de la Secretaría para hacer esta gran tarea por el bien de México.

El Presidente:

Gracias, señor Secretario.

Corresponde el turno para su réplica al diputado José Luis Novales Arellano.

El diputado José Luis Novales Arellano:

Buenas noches, señor Secretario. Buenas noches, señor Presidente de la Comisión. Espero apegarme al tema en esta ocasión.

Antes que cualquier cosa quisiera agradecer, a nombre de mis compañeros panistas y a nombre de millones y millones de mexicanos, los esfuerzos que la Secretaría del Trabajo realizó en días pasados, así como al Sindicato de Pemex, por evitar una huelga que hubiera traído una desestabilización política, económica y social para todo el país.

Fue gracias a un esfuerzo de estas dos organizaciones que se separó lo político, lo meramente laboral, del cumplimiento exclusivo de la ley. De veras gracias.

Queremos decirle también que hemos seguido de cerca las discusiones que se han realizado en la Secretaría del Trabajo entre las organizaciones obreras y las organizaciones patronales, o mejor dicho los empleados y los empleadores, en esta nueva cultura laboral.

Estamos listos, señor Secretario, para recibir una iniciativa que refleje esos 38 puntos que ya alcanzaron en esa mesa. Estamos orgullosos del esfuerzo que se ha realizado en este país, después de 35 años de no tocar una ley, de tenerle miedo a las consecuencias que pudiera tener una ley que rige las relaciones en la vida productiva de los mexicanos.

Estamos conscientes de que la encomienda será grande y estaremos abiertos a los diálogos, estaremos abiertos a las propuestas productivas, a las propuestas que abonen y no a aquellas frases chuscas o a la frase que solo busque las placas o las ocho columnas de los periodicos.

Estamos hartos de ocurrencias y estamos abiertos al diálogo y a las propuestas.

También, señor Secretario, quiero decirle que a ninguno de los que aquí nos encontramos nos resulta ajena la difícil situación que viven millones y millones de mexicanos en este país. Sabemos que hay gente que vive en condiciones de miseria, en condiciones de hambre, de sobrevivencia. Estamos conscientes de que las soluciones mesiánicas están fuera de la vida terrenal que usted y yo tenemos, y que todos los que aquí tenemos, pero también estamos conscientes de que hay talento, capacidad y compromiso tanto en el Congreso de la Unión como en el Poder Ejecutivo para que saquemos adelante una reforma, un proyecto de país en su vida laboral, que le dé certidumbre a esta gente, a los empleadores, a los empleados y que vean al final del túnel una luz.

Por su atención, muchísimas gracias.

El Presidente:

Gracias, ciudadano diputado Novales Arellano.

Corresponde el turno a la compañera diputada Hilda Josefina Anderson Nevárez, del Partido Revolucionario Institucional, hasta por tres minutos.

La diputada Hilda Anderson Nevárez:

Señor diputado Jaime Vázquez Castillo, Vicepresidente de la Cámara de Diputados; señor diputado José Ramírez Gamero, Presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social; señor Secretario; señores; compañeros todos:

Los hechos han probado que en el mundo de hoy no existe país lo suficientemente grande para que pudiera ignorar a los demás o extremadamente pequeño para ser ignorado.

México hoy ante la globalización debe empeñarse en acelerar su desarrollo económico, político y social defendiendo los derechos de todos los mexicanos y fundamentalmente del 50 por ciento de la producción, que son los trabajadores.

Como todos sabemos, el nivel de participación de la mujer en todas las actividades económicas, especialmente en el trabajo remunerado, determina el nivel de desarrollo de un país. En México, en la última década, se ha incrementado considerablemente la población económicamente activa femenina, tanto en el campo, en la industria y en el comercio y los servicios.

Las mujeres nos consideramos capaces al igual que el hombre y no queremos privilegios ni tratos especiales, así lo manifiesta nuestra legislación mexicana que hemos logrado en el pasado las mujeres. Somos fuertes, firmes y determinantes en el trabajo, en la sociedad, en la educación y en el deporte; ahí está un ejemplo, Ana Gabriela Guevara.

Las mujeres enfrentamos la problemática económica familiar y nacional por el único camino viable: el trabajo: Este hecho, entre otros factores, ha sido originado por la necesidad de colaborar o incrementar el ingreso familiar y también frecuentemente las mujeres son el único sostén, como en el caos de las madres viudas, solteras o divorciadas, que desgraciadamente cada día aumentan.

Las obreras han aportado entusiastamente su fuerza de trabajo en la industria manufacturera. Nuestra aportación como fuerza de trabajo ha sido fundamental para coadyuvar a incrementar el Producto Interno Bruto de la Nación, lo que ha elevado las exportaciones y favorecido a México en la balanza comercial.

Y las maquiladoras, tan controvertidas, tan discutidas, tan combatidas por muchos grupos, por los de afuera del país y por los de adentro. Trabajo para la mujer indiscutiblemente, derrama económica en las fronteras y en las pequeñas poblaciones del centro de México. Se nos están yendo a otros países, señor Secretario, y con éstas las principales afectadas son las mujeres trabajadoras.

Señor Secretario: Necesitamos defender estas fuentes de trabajo. ¿Qué opina usted de esto?

El Presidente:

Compañera.

La diputada Hilda Anderson Nevárez:

¿Me dan un minuto como les dieron a todos?

El Presidente:

Lo tiene, sí.

La diputada Hilda Anderson Nevárez:

'Sabemos del programa de capacitación implementado por esa Secretaría a su cargo, lo hemos escuchado hoy, pero deseamos que se garantice la participación de la mujer trabajadora y su acceso y cumplimiento a dichos programas al igual que al varón, ya que éste es un derecho conquistado por los trabajadores en la propia legislación laboral.

Las empresas están obligadas a dar capacitación dentro de los centros de trabajo. Se debe vigilar el estricto cumplimiento para estas denominaciones por estado civil, sexo y edad y sancionar severamente a la empresa que no cumpla con este precepto.

Señor Secretario: ¿El programa Más y Mejores Empleos para las Mujeres de la OIT y la Secretaría del Trabajo está vigente?

Siempre en los momentos difíciles que señala la historia de nuestro país las mujeres hemos dado el mejor esfuerzo al lado de los hombres, para superar los obstáculos que se presentan; lo seguiremos haciendo, continuaremos defendiendo nuestras instituciones, instituciones como la seguridad social, el Infonavit, el Fonacot, etcétera, porque estamos conscientes los trabajadores que solamente  mediante la unidad de todos nosotros lograremos la superación integral de este México nuestro.

Gracias señor Secretario por su contestación.

El Presidente:

Gracias señora diputada Anderson Nevarez.

El turno es para el ciudadano Secretario, para dar respuesta hasta por cinco minutos.

El Secretario Carlos Abascal Carranza:

Gracias Presidente, señora diputada, gracias por traer a colación este importantísimo tema y no puedo menos de compartir totalmente las expresiones vertidas por usted.

Hace unos minutos, hace unos momentos no por simplemente cubrir el expediente, las cifras, los datos, los hechos del último año, de los dos años de este sexenio, del último año en particular muestran que estamos empeñados en este gran esfuerzo, desde el lado por ejemplo preventivo, hemos visitado 8 mil 549 empresas en las que trabajan un total de un millón 263 mil trabajadores para vigilar expresamente el cumplimiento de la normatividad laboral en el caso de las mujeres, 332 mil 599 mujeres y nos hemos encontrado con 5 mil 587 mujeres gestantes, más de 1 600 lactantes y hemos constatado en todos estos casos con un par de excepciones en donde se impusieron las sanciones respectivas, el cumplimiento de la normatividad.

Por eso nos empeñamos también con la industria maquiladora tan mal comprendida, en efecto, en celebrar ese Convenio que tiene por objeto eliminar de tajo la condición del requisito este del Certificado de No Embarazo que tanto denigra la dignidad de la mujer para que la mujer pueda sostener su trabajo.

Por eso hemos dedicado recursos de capacitación mayoritariamente a las mujeres para que puedan ocupar, con igualdad de oportunidades, los espacios de trabajo.

Por eso, con enorme gusto informo a esta Legislatura , que tuve la oportunidad de estar en la maquiladora del PAI, 1,278 trabajadores de los cuales mil 200 son mujeres que en e l mes de Mayo próximo pasado obtuvo el equivalente al Premio Nóbel de la productividad que se llama el Shingo Prize y este grupo de mujeres de mil 278 trabajadores fueron capaces de situarse en el nivel más alto de productividad en su ramo en el mundo, de manera tal de que comparto y por eso fomentamos todo lo que es capacitación, invertimos en capacitación de las mujeres en prevención para evitar los abusos, para evitar la distorsión de la Legislación Laboral porque, en efecto, todavía hay centros de trabajo en donde a trabajo igual pagan menos a la mujer y en donde se violan los derechos de las mujeres y vamos a ser cada vez más drásticos en la aplicación de la Norma.

Les he informado que hemos re orientado la Inspección Federal del Trabajo, para hacerla promotora, para hacerla asesora del empresario, para facilitarle el cumplimiento de la normatividad, sin embargo hay temas en los cuales llegamos no sólo a asesorar ni a darle plazo al empresario para que cumpla con sus obligaciones y estos temas son precisamente, mujeres y explotación de trabajo infantil, de manera tal de que en ello seremos cada vez más vigorosos porque las mujeres lo merecen, porque las mujeres son fundamentales para el desarrollo de este país y por eso, en efecto, seguiremos impulsando programas como más y mejores empleos para las mujeres, el éxito alcanzado ya con la Prueba Piloto en Coahuila y en Guerrero en un caso con cerca de 600 mujeres, en el otro caso con cerca de mil 700 mujeres, o vamos ya a multiplicar, recordemos que aquí se trata de recursos externos en donde están involucrados OIT y el Gobierno de España, financiando este esfuerzo de manera tal de que vamos a multiplicarlo porque hay que llegar hasta los últimos rincones del país para ofrecerle a las mujeres que con frecuencia son jefes del hogar, oportunidades de desarrollo, oportunidades de contribuir a la vida, al desarrollo de la comunidad con la grandeza con la que sólo la mujer sabe hacerlo.

Gracias diputada.

El Presidente:

Gracias señor Secretario.

Corresponde el turno a la ciudadana diputada Beatriz Cervantes Mandujano para intervenir hasta por tres minutos.

La diputada Beatriz Cervantes Mandujano:

Con el permiso de mis compañeros diputados integrantes de la mesa. Licenciado Carlos Abascal Carranza, Secretario del Trabajo y Previsión Social del Gobierno de la República.

Señor Secretario, uno de los preceptos reflexionados por usted en fechas pasadas acerca del estado y evolución de la situación laboral en México llama la atención a esta soberanía por los desafortunados contrastes en que nos encontramos hoy.

Por un lado, reconoce el esfuerzo y la protección de lo alcanzado en el pasado a través de la institucionalización de derechos sociales en materia de trabajo así como enuncia la necesidad de seguir impulsado el cambio cultural de los trabajadores, empresarios y autoridades culminando en acuerdos necesarios entre estos sectores apoyando así el desarrollo integral de los mexicanos.

Con sus propias palabras, todo lo anterior antes y más de lo que fuera una reforma laboral en cuanto a la normatividad expresa. Asimismo es emotiva la imprecisión de la recuperación de plazas de trabajo en un monto de más de 263 mil empleos integrados en el empleo formal.

Señor Secretario, llevamos a cuentas más de 750 mil empleos perdidos dándonos un déficit de más de 500 mil empleos según estudios de mismos analistas.

Ante su buena intención, que es innegable, en México la pobreza es una de las mayores consecuencias de una inequitativa distribución del ingreso. La pobreza tiene como raíz la falta de eso, precisamente como le han nombrado a los programas gubernamentales actuales, oportunidades, primero de educación y así de empleo.

De esta manera tanto la educación como el empleo en nuestro país tienen un claro sesgo de diferenciación por género mientras en los niveles profesionales este sesgo es menor pues de cada 100 hombres ocupados hay 54 mujeres en los niveles de menor instrucción y en los empleos menor remunerados la diferencia se hace más evidente, por ejemplo por cada 100 hombres ocupados como trabajadores domésticos existen 808 mujeres.

Otro factor de la precaria situación económica de las mujeres es por ejemplo el importante número de mujeres que se dedica a actividades que no son remuneradas o bien de muy escasa remuneración. Del total de mujeres ocupadas había un 15.9% que no percibía ingresos; 25.9% que recibía menos de un salario mínimo y 29.6% que apenas recibían entre uno y dos salarios mínimos.

De esta manera, mientras en los servicios la remuneración promedio asciende a los 17 pesos por hora, en las actividades agrícolas el ingreso apenas llega a los 7 pesos por hora.

Así del presupuesto aprobado por este honorable Congreso de la Unión, únicamente fueron destinados menos del 5% del presupuesto global a programas para la mujer por parte de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social a su cargo, de los que sólo 16.7 millones de pesos hacen referencia a contribuir al desarrollo de hombres y mujeres mediante la capacitación y el empleo contrastante con respecto a montos mayores que los Estados gastan para la capacitación hacia el trabajo con todo y los recortes presupuestales emitidos por la Federación.

Según el Consejo Nacional de Población, uno de cada 3 jóvenes entre 15 y 24 años de edad vive en condiciones de pobreza. Solicito a la Mesa un minuto más para terminar mi intervención.

El Presidente:

Un minuto tiene ciudadana diputada.

La diputada Beatriz Cervantes Mandujano:

El 45% de los jóvenes que trabajan entre los 12 y 24 años de edad lo hacen en el empleo informal, así como el 19% del 46% de los jóvenes que estudian, desertan en su instrucción académica por la necesidad de laborar.

Una de las principales preocupaciones es que la liberalización económica motivada por el afán de beneficiarse del crecimiento del comercio mundial y de los flujos de inversión, ocasione lo que hoy estamos palpando: un auge considerable de desempleo y una gravación de la inequidad. La pérdida de puestos de trabajo en las empresas que no son competitivas se produce de manera inmediata.

Por lo anterior, el grupo parlamentario del PRI hace extensiva la principal demanda de los mexicanos en materia económica y laboral al disponer de una economía que sirva a los intereses de los nuestros para alcanzar una mejor calidad de vida, a través de una oferta suficiente de empleos bien remunerados y de la inversión de recursos para superar los rezagos y carencias que padece gran parte de nuestra población rural y urbana.

Un llamado cambio que se palpe al reflejarse en el bolsillo, en la mesa de las familias, en el ingreso por persona, con empleos dignos para los trabajadores, en el acceso de los empresarios al crédito competitivo y a facilidades para la expansión de sus empresas; en la provisión masiva de vivienda y de adecuados servicios públicos en emprender prosperidad que supere rangos de popularidad por toma de decisiones reales, publicidad llamativa y cosmética por soluciones de fondo que consoliden el desarrollo mundial a través del desarrollo regional y nacional, con justicia social para el progreso de todos los mexicanos.

Gracias.

El Presidente:

Muchísimas gracias, diputada Beatriz Cervantes Mandujano.

Con la intervención de la compañera diputada terminaron la segunda ronda de preguntas, respuestas y réplicas.

Corresponde ahora al ciudadano Secretario de Trabajo y Previsión Social hasta por ocho minutos, hacer un mensaje final y una síntesis de su comparecencia.

El Secretario Carlos Abascal Carranza:

Gracias, señor Presidente.

Agradezco a todos los señores diputados, las señoras diputadas, sus expresiones, tanto las que hicieron como postura de su partido como las que hicieron en sus réplicas, de todo tenemos cosas que aprender. Muchas gracias, es oportuno.

Conviene hacer algunas precisiones finales que enmarquen el quehacer de la secretaría, para de esa manera juntos todos corresponsablemente en esta nueva época de diálogo social, podamos construir el México que nuestros hijos nos demandan.

En efecto, hemos presenciado desde hace poco más de tres años, un proceso de cambio en el poder adquisitivo de los trabajadores, pero la pérdida de poder de compra que por las crisis recurrentes se perdió por muchos años, no se va a corregir en un solo instante, de ninguna manera. El gobierno del Presidente Fox no hace promesas fáciles; el Secretario del Trabajo se compromete con su equipo de trabajo a seguir impulsando el acuerdo entre los factores de la producción, para de esta manera gradualmente, de manera sostenible, poco a poco pero con firmeza, ir logrando la recuperación del poder de compra, que nos vayan sucediendo cosas por ejemplo como la que nos sucede en las industrias maquiladoras del norte del país.

En efecto, el salario mínimo promedio de entrada de ayudante general en el norte del país, en una maquiladora, era de 40 centavos de dólar, hoy es de un dólar 20 centavos en tan solo tres años. Por supuesto que esto no basta, pero estamos en el camino correcto.

Por otro lado, la norma legal es al mismo tiempo expresión del orden natural de las cosas y forjadora de la realidad. Por ello también estamos convencidos de la importancia de avanzar en el perfeccionamiento de una legislación laboral que promueva cada vez de mejor manera la dignidad de la persona con sus deberes y sus derechos en el ámbito del trabajo, para que ella y su familia puedan alcanzar mejores niveles de bienser y bienestar.

Que quede claro, reitero, que por ningún motivo habremos de atentar contra los derechos sociales de los trabajadores ni contra el sentido tutelar del 123 constitucional.

Que claro que seguimos fuertemente interesados y lo seguiremos siempre en convocar a un diálogo de altura, pidiéndoles a todos los involucrados en estas importantes decisiones para la nación, que no acudamos al expediente fácil de descalificar, de poner etiquetas, sino que reconozcamos que lo importante es ponernos a discutir, a conocer el proyecto una vez que éste quede aprobado por los sectores de la producción para con seriedad oponerse a lo que haya que oponerse, proponer en donde haya que proponer y perfeccionar lo que haya que perfeccionar.

Es muy importante que la Secretaría a mi cargo también tenga los medios para poder operar los instrumentos necesarios para en coordinación con todas las entidades de la Federación, enfrentar la desesperanza de quienes no tienen un empleo de los marginados, de los excluidos del desarrollo.

Por eso, los programas de atención a desempleados y los de capacitación son cada vez más una prioridad de esta Secretaría. Hoy, podemos ofrecer a nuestros trabajadores becas de más calidad, becas que duran más, becas que significan ayudas económicas para la búsqueda de sus empleos, becas que reconvierten laboralmente a nuestros trabajadores para que puedan emplearse en otras actividades, becas que les dan acceso a la certificación de competencias laborales, becas que focalizan las necesidades de desempleados, de jornaleros, de proyectos productivos, viables; becas para paros técnicos, para de esa manera ir al menos enfrentando ciertamente el problema del desempleo, propiciando la reconversión productiva del país y al mismo tiempo coordinándonos cada vez más con las instancias como la Secretaría de Economía, la Secretaría de Hacienda y el resto de las Secretarías involucradas en la atracción de inversiones para producir todos los empleos que el país nos está demandando.

Quiero resaltar, por otra parte, el valor estratégico que tiene para el país, que podamos contar con instituciones de justicia laboral de excelencia a la brevedad posible.

Es muy importante reiterar que la Junta es una institución jurisdiccionalmente autónoma, cuya acertividad en resoluciones -ya hablé de la Dirección General de Empleo- es del 84%, de tal manera que la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, con obstáculos muy graves, algunos de ellos hasta hoy insalvables, ha emprendido una gran reforma que parte del creciente compromiso y calidad de nuestros colaboradores.

Ellos entienden la importancia de su misión, saben que la justicia es el vínculo de la solidaridad verdadera; saben que con la justicia defienden y promueven la dignidad de las personas a quienes no se puede abandonar a su suerte en un mercado de oferta y demanda; saben que juzgar con justicia es difícil y por ello se empeñan en querer vivir la justicia, amarla y practicarla; saben que la mejoría de la junta será consecuencia de la mejora de todas y de todos y cada uno de sus integrantes; saben, por cierto, que las presidentas de junta son el 66% del total de los presidentes de Junta, pero saben también que necesitan mejores herramientas materiales, tecnológicas y jurídicas para conciliar e impartir justicia, está en juego la certeza jurídica y el estado de derecho.

Concluyo, en cualquier caso, señores legisladores, los colaboradores de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social no nos cansaremos de seguir impulsando el diálogo social incluyente, paciente, propositivo, respetuoso, confiable, solidario, corresponsable pero eficaz, que haga posible importantes avances en la edificación de la justicia social y del bien común. Construir este bien común, es la finalidad del trabajo de cada uno de los mexicanos y de las mexicanas, y debe ser el objetivo fundamental, al cual se subordine cualquier otro interés particular o de grupo, pues sólo así garantizaremos que nuestra tarea tenga como fruto, una patria con justicia y dignidad, capaz de dar a cada uno de sus hijos la posibilidad de ejercitar su derecho y de cumplir su deber de trabajar para alcanzar su realización como personas en sus familias y en la común sociedad.

Este esfuerzo tiene que hacerse de manera abierta a las legítimas aspiraciones y opiniones de los demás, a través del diálogo, que es expresión de la dignidad de la persona, de su dimensión social y por ende de la vida democrática.

Muchas gracias y muy buenas tardes. (Aplausos)

El Presidente:

Ciudadano diputado Jaime Vázquez Castillo, vicepresidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados. Ciudadano Secretario de Trabajo y Previsión Social, licenciado Carlos Abascal Carranza. Su presencia esta tarde, señor Secretario, en esta Comisión de Trabajo, no sólo ha permitido dar cumplimiento a lo que previene la Ley Orgánica del Congreso General de la República en lo que respecta a la glosa del Informe del ciudadano Presidente de la República, sino que ha permitido no sólo analizar el Capítulo de Política Social sino que además en forma importante y reiterada, en una pluralidad y en un ejercicio democrático, compañeras y compañeros diputados, han podido profundizar en el tema, han hecho planteamientos sobre inquietudes que tienen y han encontrado en usted, una respuesta pronta a sus requerimientos, a sus interrogantes.

Todos y cada uno de los señores y señoras diputados, coincidieron en la necesidad de que la Secretaría siga buscando la manera en que el desempleo se abata en su totalidad, y pueda generar en verdad una fuente de ingreso regular para los trabajadores y sus familiares.

Todos y cada uno de los señores y señoras diputados, coincidieron en la importancia que la Secretaría a su cargo y el gobierno de la república viene realizando, en los modernizados programas de becas para la gente que tiene deseos o necesidad de entrar a un nuevo trabajo cuando ha sido despedida o cuando tiene el deseo de aplicarse en nuevos conocimientos, para lograr la superación personal y de sus familias.

Ojalá que esos programas, no sólo se mantengan sino que logren el perfeccionamiento que vienen obteniendo, para lograr de esta manera, que todos y cada uno de los trabajadores, puedan contribuir con su esfuerzo a un mejor ingreso del Producto Interno Bruto y a un mejor desarrollo de nuestra Nación.

Todos y cada uno de los señores diputados tienen como inquietud el funcionamiento de la Dirección del Registro de Asociaciones, hay en nuestros archivos quejas y reclamos de varios grupos que ocurren ante nuestra Comisión, para plantearnos la necesidad de nuestra intervención ante las autoridades laborales, para que la libertad sindical y la autonomía sindical se respeten a plenitud en la Dirección de Asociaciones. Estamos seguros que se va a alcanzar ese respeto a la libertad sindical y a la autonomía sindical, por el bien y el fortalecimiento del movimiento obrero, de la clase trabajadora y de las propias empresas.

Esta tarde, señor Secretario, usted ha manifestado ante los presentes la gran disposición que existe en la Secretaría para seguir avanzando; todos expresaron el deseo de que el avance sea real, sea a mayor prontitud y que logremos juntos alcanzar el México que todos deseamos.

Muchas gracias por su comparecencia.

A todos y cada uno de ustedes, les expresamos nuestro agradecimiento por su presencia a los señores funcionarios de la Secretaría del Trabajo, al Ciudadano Presidente de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje; a los señores empresarios, a los señores dirigentes obreros, desde luego a los medios de comunicación y a ustedes, compañeras y compañeros diputados, gracias por su presencia, por su importante participación en esta Comisión de Trabajo.

De conformidad con lo que establece el artículo 7, numeral cinco de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, la versión estenográfica de esta reunión será remitida al Ciudadano Presidente de la República, para su conocimiento.

Agradezco, pues, a todos su asistencia.

A usted, señor Secretario, su amable disposición para respuesta a los interrogantes y le pido a la comisión que se nombró, para que acompañe al señor Secretario, cuando desee retirarse.

(A las 20:25 horas).- Se levanta la sesión.