Comparecencia del Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo
Rural, Pesca y Alimentación, Javier Usabiaga Arroyo, correspondiente
al Segundo Informe de Gobierno del Presidente Vicente Fox Quesada

Instalación de la Mesa
Beatriz Elena Paredes Rangel

Presentación
Javier Bernardo Usabiaga Arroyo

FIJAN LA POSICIÓN GENERAL DE SU GRUPO PARLAMENTARIO, LOS DIPUTADOS:

Beatriz Lorenzo Juárez, Partido Alianza Social
Bertha Alicia Simental García, Partido de la Sociedad Nacionalista
Juan Carlos Regis Adame, Partido del Trabajo
José Rodolfo Escudero Barrera, Partido Verde Ecologista de México
Alfonso Oliverio Elías Cardona, Partido de la Revolución Democrática
Ramón Ponce Contreras, Partido Acción Nacional
Víctor Manuel Gandarilla Carrasco, Partido Revolucionario Institucional

PRIMER TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Félix Castellanos Hernández, Partido del Trabajo
Respuesta: Javier Bernardo Usabiaga Arroyo
Replica: Félix Castellanos Hernández, Partido del Trabajo

Pregunta: Concepción Salazar González, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: Javier Bernardo Usabiaga Arroyo
Replica: Concepción Salazar González, Partido Verde Ecologista de México

Pregunta: Arturo Herviz Reyes, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Javier Bernardo Usabiaga Arroyo
Replica: Arturo Herviz Reyes, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: José Roque Rodríguez López, Partido Acción Nacional
Respuesta: Javier Bernardo Usabiaga Arroyo
Replica: Juan Carlos Sáinz Lozano, Partido Acción Nacional

Pregunta: Silverio López Magallanes, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Javier Bernardo Usabiaga Arroyo
Replica: César Horacio Duarte Jáquez, Partido Revolucionario Institucional

SEGUNDO TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Rosa Delia Cota Montaño, Partido del Trabajo
Respuesta: Javier Bernardo Usabiaga Arroyo
Replica: Rosa Delia Cota Montaño, Partido del Trabajo

Pregunta: Julieta Prieto Fuhrken, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: Javier Bernardo Usabiaga Arroyo
Replica: Diego Cobo Terrazas, Partido Verde Ecologista de México

Pregunta: Petra Santos Ortiz, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Javier Bernardo Usabiaga Arroyo
Replica: Petra Santos Ortiz, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Sergio García Sepúlveda, Partido Acción Nacional
Respuesta: Javier Bernardo Usabiaga Arroyo
Replica: Juan Mandujano Ramírez, Partido Acción Nacional

Pregunta: Martha Ofelia Meza Escalante, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Javier Bernardo Usabiaga Arroyo
Replica: Rubén García Farías, Partido Revolucionario Institucional

COMENTARIOS FINALES
Javier Bernardo Usabiaga Arroyo

MENSAJE INSTITUCIONAL
Beatriz Elena Paredes Rangel








17 DE SEPTIEMBRE DE 2002

COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE AGRICULTURA, GANADERIA, DESARROLLO
RURAL, PESCA Y ALIMENTACION, INGENIERO JAVIER USABIAGA ARROYO

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Como es del conocimiento de la honorable Asamblea, el día de hoy corresponde la comparecencia del ingeniero Javier Bernardo Usabiaga Arroyo, secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, en el marco del análisis del II Informe de Gobierno.

Dado que el señor Secretario se encuentra en un recinto aledaño a este salón de sesiones, le ruego a las mesas directivas de las comisiones de Agricultura y Ganadería, a la Comisión Especial de Ganadería y a la Comisión de Desarrollo Rural nos hagan el favor de introducirlo a este recinto.

(La comisión cumple su cometido.)

REGISTRO DE ASISTENCIA

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Se solicita a la Secretaría dé informe de la asistencia en el sistema electrónico e instruir su cierre.

La Secretaria diputada Adela Cerezo Bautista
(12:16 horas):

Se informa a la Presidencia que hasta el momento registra la asistencia de 415 diputados.

Ciérrese el sistema electrónico.

ANALISI II INFORME DE GOBIERNO.
POLITICA SOCIAL

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

De conformidad con el acuerdo parlamentario aprobado por esta Asamblea que norma el procedimiento para el análisis del II Informe de Gobierno, nos acompaña el ingeniero Javier Bernardo Usabiaga Arroyo, secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

Para dar cumplimiento al punto segundo, numerales 1, 2 y 3, del mencionado acuerdo, se le concede el uso de la palabra al ingeniero Javier Bernardo Usabiaga Arroyo, hasta por 15 minutos.

El Secretario de la Sagarpa, Javier Bernardo Usabiaga Arroyo:

Con el permiso de la Presidencia; señoras y señores diputados:

Permítanme que mis primeras palabras frente a ustedes sean de reconocimiento a este cuerpo legislativo, que ha puesto al sector agroalimentario de nuestro país en un lugar prioritario que le corresponde.

La Ley de Desarrollo Rural Sustentable y la Ley de Capitalización del Procampo son expresiones legales de nuestro tiempo que tienen como base una visión de largo alcance para el desarrollo sustentable y sostenido del campo de México.

Los debates que se han generado en esta legislatura en relación al sector alimentario y pesquero del país se han traducido en un beneficio palpable, con un mejor marco legal para su desarrollo y mayores recursos para apoyo a los productores. Este es un hecho destacable en las diferentes regiones del país y se aprecia en toda su magnitud.

Cuando se haga el recuento del quehacer de esta LVIII Legislatura, habrá que reconocerse que en esta casa de la ley prevaleció la bandera de México y que desde las muy respetables posiciones partidistas se logró acompañar el compromiso de avanzar hacia un objetivo de progreso compartido para todos los mexicanos.

México construye una etapa de su historia que abre paso a una dinámica plural, de participación plena que nos distingue ya como una nación moderna. La visión de las políticas públicas que se impulsan desde el Estado son, por una parte, detonadores directos del cambio pero, por otro, moderadora de las fuerzas económicas y sociales que lo generan para desembocar en un desarrollo rural equitativo.

Comparezco ante esta soberanía, en cumplimiento de los preceptos legales correspondientes, para informar sobre las actividades que la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación durante el segundo año de Gobierno y que ha sido regida por seis líneas básicas de acción.

Primero, propiciar que el productor reciba una mayor retribución por sus productos; lograr y mejorar los índices de productividad; incrementar el acceso al crédito agropecuario y pesquero; garantizar la calidad e inocuidad de los alimentos de origen agropecuario y pesquero; fomentar la sustentabilidad, la conservación y el uso racional de los recursos naturales; consolidar el concepto de un buen Gobierno.

Todas estas acciones tienen como fin último la construcción de una nueva sociedad rural, con un acceso a mejores ingresos, educación, salud, oportunidades de desarrollo, recreación y esparcimiento; en una palabra, una mejor calidad de vida.

En un entorno económico internacional complicado y que ha limitado las expectativas de crecimiento de las distintas economías del continente, el sector agroalimentario ha sido capaz de mantener un ritmo positivo de crecimiento.

Durante el año de 2001, el Producto Interno Bruto sectorial registró un crecimiento del 2.6; y en los primeros seis meses del año 2002, el crecimiento es del 2.8 respecto a igual periodo del año anterior.

La dinámica de producción y comercialización de los productos agroalimentarios significa fuente de sustento y empleo para miles de familias. El comercio internacional se ha sumado a este dinamismo al revertir la tendencia deficitaria que veníamos atravesando. A diferencia del año 2001, en que registramos un déficit en la balanza comercial por 1 mil 117 millones de dólares, ya en el primer semestre de 2002 experimentamos un saldo acumulado positivo de 44 millones de dólares.

Estos datos macroeconómicos del sector no tendrían ningún sentido si no los traducimos en oportunidades de sustento para las familias campesinas. Estos datos no tendrían sentido sin una reorientación plenamente social que cumpla el objetivo máximo de los esfuerzos gubernamentales a favor del campo, un digno nivel de vida para cada hombre y para cada mujer que ha hecho del campo su vocación y su ámbito de vida.

Si bien es cierto que el crecimiento no siempre acompaña al desarrollo, es imposible lograr éste sin el acompañamiento del crecimiento económico. Por ello, a fin de que el productor obtenga un mayor beneficio en el retorno por sus productos, hemos impulsado una mejor integración y organización de las cadenas productivas con un solo objetivo: hacerlas competitivas. Se han integrado a los sistemas, producto de las áreas agrícolas, ganaderas y pesqueras, hemos impulsado la capacitación de 150 mil productores y el fortalecimiento de 5 mil organizaciones económicas, a fin de que tengan acceso a nuevos procesos, sistemas más eficientes de administración y puedan incursionar en mejores mercados.

Para propiciar un mayor acercamiento al mercado, se ha impulsado la creación y la consolidación de más de 1 mil empresas comercializadoras en manos de los productores, impulsando la apropiación de los procesos comerciales.

Se ha fomentado la creación de una nueva cultura de agronegocios, a fin de generar alternativas de ocupación y fuentes de riqueza para las familias de la sociedad rural. Así, este año contamos ya con más de 500 nuevas empresas en el agro, que dan valor agregado a sus productos y diversifican su ingreso.

Nos unimos a esta honorable representación para impulsar la Ley de Capitalización del Procampo, fundamental para romper el esquema netamente asistencial del subsidio, para convertirlo en una herramienta de capitalización a fin de que el productor cuente con los recursos necesarios para emprender su modernización, la mejora de su infraestructura productiva y la adquisición de activos capitalizables.

La mejoría en los índices de productividad se debe al desa-rrollo de tecnología y a la mejora en los procesos agronómicos. Y ésta ha sido posible encauzarla a través de la generación, validación y adopción de 910 proyectos de investigación tendientes a incrementar la productividad de las actividades del sector.

El impulso a los instrumentos del crédito agropecuario y pesquero se ha establecido mediante diferentes vías y mecanismos: el financiamiento a los productores, como son los esquemas de riesgo compartido, que cuenta con un fondo de 65 millones de pesos este año, de los cuales se han autorizado 42 millones de pesos para financiar 29 proyectos en 18 estados del país; la creación de sociedades financieras de objeto limitado para el ámbito rural en manos de los productores, tales como las organizaciones de Tabasco y del sur de Sonora.

La formación de un sistema financiero rural que se someterá a esta soberanía pretende dar paso a la creación de nuevos instrumentos de crédito, con la coparticipación responsable de los productores y el regreso de la banca privada al campo, a través del soporte que da la Ley de Capitalización del Procampo.

Para garantizar la calidad y la inocuidad de los alimentos de origen agropecuario y pesquero, se perfeccionaron los instrumentos de certificación que permiten mejorar el nivel de competitividad, la prevención, vigilancia y el control y erradicación de enfermedades y plagas que afectan la producción, así como el establecimiento de herramientas jurídicas para regular la calidad de los alimentos.

La aplicación de los productores en esta materia, así como la puntualidad de los programas, ha permitido que en dos años no se registre un solo rechazo de exportación por cuestiones de sanidad. Parte importante de este tema es la revisión y la comentación del esquema de normas oficiales mexicanas para los productos agroalimentarios.

La sustentabilidad y la conservación y el uso racional de los recursos agropecuarios y pesqueros significó para este periodo un conjunto de acciones para proteger y administrar adecuadamente los recursos naturales.

Así emprendimos acciones para la protección del recurso agua, a través de la tecnificación de 81 mil hectáreas, con un ahorro hasta del 50% del vital líquido. Impulsamos la reconversión productiva en aquellas zonas de escasa disponibilidad hídrica hacia cultivos con baja exigencia de líquido; suman ya 237 mil hectáreas reconvertidas en diferentes partes del país.

La pesca responsable es y deberá ser una prioridad en el quehacer diario de todos los mexicanos. Aunque mucho falta, hemos avanzado en el reordenamiento pesquero, la normalización, la captura, el establecimiento de fronteras y tiempos y lugares para fomentar la repoblación de los recursos. Esto ha sido posible gracias a la participación de todos los actores que han sido y serán y deberán ser siempre tomados en cuenta.

Reconoce la Secretaría el trabajo de representación social de la Comisión de Pesca de esta Cámara de Diputados, cuya colaboración y participación en el quehacer diario ha sido determinante para formar consensos y emprender acciones.

Existe la convicción en la administración pública de que mediante el impulso a la mejora de la calidad de la gestión pública y el reordenamiento y la consolidación del sistema de participación ciudadana y la promoción del federalismo se ejerce a un buen gobierno que garantice un crecimiento económico con calidad, un marco de estabilidad estructural en beneficio de la sociedad.

Los caminos para que los ciudadanos participen en las decisiones que atañen al campo mexicano están abiertos gracias a la Ley de Desarrollo Rural Sustentable. La creación de la Comisión Intersecretarial para el Desarrollo Rural Sustentable integra nueve dependencias con responsabilidad en el campo y el programa especial concurrente que permite ordenar y coordinar las acciones para atender de manera integral a la población rural.

Damos un combate frontal a la deshonestidad y al abuso a través de la apertura de instancias de la sociedad, como la instalación de 28 consejos estatales de transparencia y combate a la corrupción. El cambio en el campo y la pesca es una realidad que no se puede soslayar.

El trabajo y la decisión de los integrantes de la sociedad rural han sido determinantes para plantar en el campo la semilla del cambio.

La tendencia favorable de la recuperación económica, por segundo año consecutivo, debe de modificar la percepción de desaliento por una de confianza y certidumbre como constante en la vida y en la producción rural. El desarrollo de la actividad agroalimentaria y pesquera lo dirigen y lo realizan los productores con su iniciativa.

Las políticas públicas actuales no pueden suplirlas; están diseñadas para apoyarlos y promover las condiciones generales para su desarrollo, pero no para dirigirlos ni para intervenir de manera directa en los procesos productivos de transformación o de comercialización. Esta premisa de cambio se debe de traducir en confianza.

El Presidente de la República, en su mensaje con motivo del segundo informe, afirmó: "el esfuerzo cotidiano de miles de familias campesinas no es debidamente retribuido; no dejaremos solos a nuestros productores y no permitiremos prácticas desleales de comercio".

Este es el hilo conductor de las acciones del Poder Ejecutivo que hoy se reportan en el informe que analizamos el día de hoy, donde los hechos y realidades del sector agroalimentario, más allá de su propia enumeración concisa, reflejan una profunda voluntad transformadora.

Avanzamos con el respeto a las diferencias, vigorizamos las coincidencias, convencidos de la vitalidad del país radica en su capacidad de renovación. Estamos dispuestos a reforzar las acciones con firmeza, voluntad, con una política incluyente que tome en cuenta las deliberaciones serias y comprometidas.

El campo mexicano... Las necesidades nacionales las mandan, no los intereses de grupo.

Las políticas públicas para equilibrar el desarrollo regional adquieren nitidez y mayor vigor en el marco de un federalismo basado en la descentralización de funciones, con el fin de alcanzar una distribución más equitativa de los recursos.

Los datos y las proyecciones que presentamos en este informe proporcionan certidumbre, racionalidad y una visión de futuro hacia el campo.

No negamos las realidades difíciles que tiene el sector, pero no respondemos con inmovilidad o parálisis, sino que actuamos y proponemos la agenda para superar los desafíos.

El objetivo de lograr que la sociedad rural tenga, al menos, el mismo nivel de oportunidades que la sociedad urbana está al alcance; lograrlo no será obra de un solo actor o de un grupo de ellos, sino responsabilidad y mérito de la sociedad entera.

El camino por recorrer es arduo, pero nuestro paso es seguro, firme y comprometido.

Señoras y señores legisladores, estoy a sus órdenes.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor Secretario.

Para fijar posición a nombre de sus grupos parlamentarios, de conformidad con el acuerdo que rige estas comparecencias, han solicitado hacer uso de la palabra:

Beatriz Lorenzo Juárez, a nombre del Partido Alianza Social, hasta por cinco minutos; Bertha Alicia Simental García, a nombre del Partido Sociedad Nacionalista, hasta por cinco minutos; Juan Carlos Regis Adame, del grupo parlamentario del Partido del Trabajo, hasta por 10 minutos; José Rodolfo Escudero Barrera, del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, hasta por 10 minutos; Alfonso Oliverio Elías Cardona, del grupo parlamentario del PRD, hasta por 10 minutos; Ramón Ponce Contreras, del grupo parlamentario de Acción Nacional, hasta por 10 minutos y Víctor Manuel Gandarilla Carrasco, del grupo parlamentario del PRI, hasta por 10 minutos.

En consecuencia, tiene el uso de la palabra la diputada Beatriz Patricia Lorenzo Juárez.

La diputada Beatriz Patricia Lorenzo Juárez:

Con el permiso de la Presidencia; secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Javier Usabiaga Arroyo; señoras y señores legisladores:

Hoy, a pesar de la alternancia en el Ejecutivo Federal, el discurso oficial sobre los grandes éxitos macroeconómicos basados en la estabilización y apertura económica, siguen siendo avances ajenos a millones de mexicanos, para los cuales el bienestar real y palpable en su vida diaria aún no ha llegado, aún sigue siendo una promesa.

Desconfianza, incredulidad, desesperanza y pobreza, son las características de la mayoría de los miembros del campesinado mexicano, las cuales no son gratuitas sino son fruto de las políticas agropecuarias del pasado y desgraciadamente de las políticas de hoy día.

Han sido el control político, la imposición burocrática, la corrupción, la ineficiencia y las políticas agropecuarias ajenas a la realidad nacional, las que han dado lugar a los históricos fracasos nacionales, en cuanto a producción agropecuaria se refiere.

Décadas de sacrificio y sufrimiento por parte del sector campesino, no han servido para mejorar su situación; al contrario, cada sacrificio al parecer los ha empobrecido aún más.

El 50% de los productores agropecuarios son dueños de tierras improductivas, los salarios que reciben los trabajadores del campo son ofensivos, ya que oscilan entre menos de un salario mínimo y hasta dos como máximo; únicamente 0.1% de la población rural dedicada a las actividades agropecuarias, cuenta con capacitación técnica y únicamente el 15% de la producción total agropecuaria y forestal, tiene oportunidad real de participación de los beneficios de la globalización.

Por todo lo anterior, es claro que el campo está envejecido y abandonado y por el nulo acceso al crédito, lo que provoca su improductividad y por ende su incompetitividad.

Si el insertarnos en el proceso de globalización económica da lugar a la destrucción de la naturaleza y por ende de condiciones de vida aceptables para el ser humano, algo está mal y es necesario identificarlo y corregirlo; así, el dejar de considerar a los campesinos como no rentables cuando una parte del país vive y trabaja en el campo, sería un cambio real, sería un buen comienzo.

La iniquidad en la práctica de las relaciones comerciales con el extranjero y la no defensa del mercado interno por parte del Gobierno Federal, hace del TLC no un instrumento de desarrollo, sino de subordinación.

Señor Secretario: en el Partido Alianza Social estamos convencidos que la dispersión y la descoordinación en los apoyos al campo mexicano han sido el gran obstáculo al desa-rrollo de este sector, así como el ignorar a los sectores principales de este último: los campesinos.

Los subsidios a la actividad productiva agropecuaria nacional son prácticamente incomparables a los que se promueven en la Unión Americana, nuestro gran socio comercial, ya que mientras este año el Congreso norteamericano aprobó un subsidio a los agricultores norteamericanos por 180 mil millones de dólares, contrariamente en nuestro país los campesinos no son ni siquiera sujetos de crédito, cuando el acceso al capital es indispensable para el desa-rrollo económico.

Por ello el subsidio al campo debe otorgarse en tiempo y forma, ya que la producción agrícola está contrarreloj. No podemos continuar vendiendo y comprando un futuro que no existe. El desarrollo del sector agropecuario es prioritario, ya que de él depende la principal seguridad de toda nación: la seguridad alimentaria.

En el Partido Alianza Social estamos convencidos que cada vez que es utilizada esta alta tribuna, debe ser para formar parte quizá de lo que hace a las sociedades más humanas; es decir, hacer que la ley y la justicia se sobrepongan a las ambiciones humanas. No reinventemos el sector agropecuario nacional, simplemente apoyémosle.

Señor Secretario: estoy seguro que si usted continuara siendo diputado federal, defendería el sector agropecuario nacional desde este recinto. Hoy como responsable de este sector no sólo puede proponer, sino puede actuar a favor de millones de pobres, de olvidados, de explotados. Sólo necesita para ello de una cosa que menciona en su discurso: voluntad.

Por lo anterior, en Alianza Social esperamos y deseamos que el Gobierno Federal y la dependencia a su digno cargo, corrijan la forma con la cual se ha desarrollado la política agropecuaria nacional.

Estoy por terminar, un espacio.

Es algo que la ciudadanía exige y merece de su parte.

Señor Secretario: honestamente le deseamos que en lo futuro su actuación sea digna de reconocimiento y aplausos. Todos tenemos derecho a mejorar nuestras actitudes, corregir nuestros errores y con ello a ser respetados en todo momento.

Esperamos que nuestra modesta contribución para mejorar la política agropecuaria del país, sea tomada en cuenta en beneficio del país y de las generaciones futuras.

Muchas gracias.

Presidencia de la diputada María Elena Alvarez Bernal

La Presidenta diputada María Elena Alvarez Bernal:

Gracias, señora diputada.

Se concede el uso de la palabra hasta por cinco minutos a la diputada Bertha Alicia Simental García, del Partido de la Sociedad Nacionalista.

La diputada Bertha Alicia Simental García:

Con el permiso de la Presidencia; secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Javier Bernardo Usabiaga Arroyo; compañeras y compañeros legisladores:

El Partido de la Sociedad Nacionalista, en un ejercicio comprometido y responsable, ha analizado detenidamente el informe entregado a esta soberanía por el Poder Ejecutivo.

El mensaje del presidente Fox, de los logros obtenidos durante su segundo año de gobierno, más que resultados en ciertos rubros, nos parecen buenas intenciones y no hechos fehacientes que vayan encaminados a resolver la problemática que sufren millones de mexicanos.

Durante la comparecencia del secretario de Hacienda y Crédito Público, Francisco Gil, nos mencionaba que la economía mexicana se encontraba en un momento de estabilidad y de crecimiento sostenido y que el recuento de hechos que nos presenta, de ninguna manera pretendía parecer un gesto triunfalista. Pero los nacionalistas nos preguntamos, señor Secretario de Agricultura, ¿también le parece a usted que el campo se encuentra en crecimiento sostenido, según su visión?

Si el optimismo de su informe se basa en los reportes de sus colaboradores, puede estar usted engañándose, señor Secretario, ya que los ejidatarios, las comunidades, los pueblos y la mayoría de los agricultores, viven en una amplia y profunda crisis de desigualdad social.

En el segundo informe que nos presentan sobre su sector se hacen varias afirmaciones: que se está buscando la competitividad del sector agropecuario por la vía de asegurar precios internacionales para los principales insumos de la producción agropecuaria; que la competencia del terreno agrícola es profundamente desigual entre los socios del TLC, por lo que se están utilizando todos los mecanismos de protección establecidos en las legislaciones internacional y nacional para asegurar sus derechos; que para proteger a los productos mexicanos ante los posibles efectos negativos originados por la nueva Ley Agrícola de Estados Unidos, se instruyó a los secretarios de Agricultura, Economía y Hacienda para instrumentar un blindaje agropecuario.

Señor Secretario: la realidad del campo y de todo el sector que usted se rencuentra dirigiendo, no es nada alentadora. La intensidad de la pobreza y el número de pobres y miserables en el campo mexicano ha crecido, así como las personas que emigran al país vecino del norte en busca del sueño americano. Es clara la dependencia que tenemos con Estados Unidos en la cuestión alimenticia y la investigación agropecuaria y que en México hay escasa inversión para poder revertir el deterioro de estos recursos naturales.

Los nacionalistas queremos conocer cuál es la realidad del campo mexicano; no queremos las cifras maquilladas de siempre, queremos verdades y respuestas.

Todos y cada uno de los integrantes de esta honorable asamblea sabemos y estamos conscientes que el TLC, a siete años de su puesta en marcha, ha resultado gravemente lesivo para el sector que usted preside, si bien, durante la negociación de dicho tratado, el Gobierno mexicano logró reestablecer un tratamiento especial para la desgravación a muy largo plazo, de los productos agropecuarios extremadamente sensibles para la agricultura, la economía y la seguridad nacional.

Sin embargo, también sabemos que se ha rebasado el cupo de importación libre de arancel de estos productos y no se ha cobrado ni un solo centavo de impuestos a las importaciones acordadas en el TLC.

El fracaso e inviabilidad de estas políticas neoliberales en el campo es visible. Preguntamos: ¿continuará usted aplicando estas mismas políticas heredadas en deterioro de los productores nacionales y en qué consisten específicamente las medidas de blindaje económico que implementará en conjunto con el Secretario de Economía y Hacienda y Crédito Público para competir en igualdad de condiciones con los productos agropecuarios estadounidenses? ¿Y cuáles son los mecanismos que se instrumentarán a este respecto?

Señor Secretario, los nacionalistas queremos plantearle las siguientes preguntas: ¿qué debemos esperar y qué deben esperar los productores mexicanos en el 2003, cuando exista la apertura comercial total con el TLC, con Estados Unidos y Canadá?

Si un pueblo que no produce lo que consume es un pueblo condenado al fracaso, yo pregunto: ¿México está condenado al mismo? Sabemos que hay 10 mil productores de carne de cerdo que están presionando para que se detenga la alta importación de carne porque están lesionando a esta industria; queremos saber ¿qué mecanismos está usted instrumentando?

Con respecto a la industria azucarera, sabemos que México ocupa el octavo lugar a nivel mundial como consumidor, con 42 kilogramos anuales per capita y el séptimo en producción de azúcar en más de 100 países.

A este respecto, ¿qué medidas instrumentará la Secretaría de Agricultura para hacer respetar la exportación a Estados Unidos, de nuestros excedentes de azúcar y detener las altas importaciones de fructosa que lesionan a la industria azucarera mexicana? ¿Qué respuesta deben de esperar los productores de piña, maíz, cebada, frijol, arroz y oleaginosas?

Por último, señor Secretario, los nacionalistas demandamos nuestro derecho a que se produzcan los alimentos que los mexicanos pueden producir para superar la pobreza y miseria en que vive el campo.

Los nacionalistas sabemos y reconocemos que nuestro país y el pueblo mexicano enfrenta retos y demandas cruciales; pero también sabemos que si los poderes Ejecutivo y Legislativo unen esfuerzos, lograremos construir políticas públicas que reviertan la desigualdad, los rezagos sociales, principalmente en el campo. Que se creen las iniciativas y oportunidades para un desarrollo social igualitario y sustentable para que se cree un México para los mexicanos.

Trabajemos todos juntos, señor Secretario, bajo la premisa de que la patria es primero y no pierda usted la oportunidad de servirle a su país. Dele resultados a millones de campesinos hoy.

Gracias.

La Presidenta diputada María Elena Alvarez Bernal:

Gracias, señora diputada.

Tiene la palabra hasta por 10 minutos, el diputado Juan Carlos Regis Adame, del Partido del Trabajo.

El diputado Juan Carlos Regis Adame:

Con la venia de la Presidencia; compañeras y compañeros diputados, señor secretario Javier Usabiaga:

El informe que presenta usted a esta soberanía no contiene resultados sustanciales a favor de los campesinos de este país; por el contrario, la aproximidad de la entrada en vigor de la desgravación arancelaria de casi todos los productos del sector agropecuario, como parte de los acuerdos suscritos en el marco del TLC, será sin duda la última puñalada que el Estado mexicano propinará a los hombres del campo, para llevarlos a su ruina total.

Con esta acción se culminará el largo proceso de creación de condiciones por parte del Estado mexicano, para despojar de su tierra a los productores rurales y favorecer la concentración de estas tierras en manos de unos cuantos grandes agroindustriales.

Esta política por parte del Gobierno Federal tiene ya resultados muy claros. Al igual que en la industria, en el campo mexicano tenemos dos México: por un lado, observamos una enorme concentración de la producción comercial agrícola en manos de unos cuantos empresarios modernos y eficientes que se dedican a la producción de hortalizas y de frutas para el mercado exterior; por otro, tenemos a una considerable masa de productores comunales, ejidales y pequeños propietarios, con técnicas de producción que rayan en el atraso, provocando que la mayoría de los habitantes del campo se debatan entre la miseria y la ignorancia, así como entre la exigencia de abandonar a sus familias y emigrar hacia la búsqueda de mejores oportunidades.

Señor Secretario: los hombres del campo están excluidos de la política de fomento agropecuario que realiza la Secretaría a su cargo. Los programas de capitalización y de formación de cadenas productivas de que habla su informe sobre el sector no concuerdan con la situación que prevalece en la economía campesina.

A nuestro grupo parlamentario del Partido del Trabajo le queda claro que el Estado mexicano se convirtió en el enemigo más poderoso de nuestros productores rurales. La incorporación del sector agropecuario al TLC con Estados Unidos y Canadá así lo demuestra.

Para nadie era desconocido el atraso en que se encontraban la economía campesina y los pequeños propietarios rurales de este país; pero el Gobierno Federal no tuvo oídos para escuchar sus demandas.

Hoy tenemos que importar grandes cantidades de productos agropecuarios, poniendo en riesgo la seguridad y soberanía alimentarias; todo por querer favorecer los intereses de unos cuantos grandes capitalistas, que son quienes tienen y han sido los mayores beneficiados del TLC. Hoy somos grandes importadores de maíz.

En el campo como en la ciudad hemos transitado hacia un nuevo modelo de exportación capitalista. En el sector agropecuario se ha impuesto el modelo agroexportador basado en el uso de técnicas de producción más modernas, como por ejemplo, la utilización del riego por goteo en la producción de hortalizas y de frutas, así como la hidroponia, sin dejar de lado la reconversión productiva orientada a la utilización de la biotecnología y la biogenética.

Asimismo, observamos cómo boyantes empresas agroindustriales diversifican sus cultivos y los orientan hacia aquellos de consumo masivo y de mayor rentabilidad, así como la producción de materias primas para la industria nacional o para las transnacionales dedicadas al procesamiento de productos.

Estas son las empresas que se han beneficiado del tratado, señor Secretario. También son las que se benefician de los mayores recursos que destina el Gobierno Federal hacia el sector agropecuario.

En cambio, para los productores rurales, asentados en la producción social, así como para los pequeños propietarios, para ellos no hay beneficios. Han sido los mayores sacrificados del modelo neoliberal y de la política de exclusión hacia el campo.

Compañeras y compañeros diputados: tenemos claro que el actual Gobierno Federal no representa ya una alternativa real para solucionar los problemas de nuestros hombres del campo. Su respuesta tardía a las demandas campesinas así lo demuestran.

Ahí está su actuación en el caso de nuestros productores de piña, caña de azúcar, café, ganado bovino, por citar sólo algunos.

Señor Secretario: ¿deben los hombres del campo trasladarse de lejanos lugares y protestar por semanas o meses, ante la Secretaría a su cargo para que sus demandas sean escuchadas y solucionadas? ¿Acaso el Gobierno Federal piensa darles solución a sus demandas mediante la política del desgaste y la frustración?

Resulta verdaderamente risible creer que con un presupuesto de 24 mil 630.7 millones de pesos destinados a los programas del campo "Alianza Contigo" y "Apoyos a la Comercialización" para el presente año, se pueda hacer algo serio a favor de los campesinos de este país. Con 2 mil 643 millones de dólares no se puede llegar muy lejos en materia agropecuaria, señor Secretario.

Recientemente el Gobierno de esta nación aprobó una nueva ley mediante la cual se prevé incrementar por arriba de 180 mil millones de dólares, en los próximos 10 años, los apoyos a la producción de cinco productos del campo.

En nuestra nación tenemos un gobierno que está pensando cómo acabar con los campesinos.

A la promesa de establecer un blindaje al sector agropecuario como respuesta a la política norteamericana de apoyar a sus productores agropecuarios con mayores recursos, no le vemos sustento, porque el actual Gobierno está más preocupado en garantizar el pago del costo financiero de los grandes pagarés que administra el Fobaproa-Ipab, que en destinar mayores recursos al campo.

Por otra parte, señor Secretario, nos preocupa y nos parece inadmisible que la dependencia a su cargo haya impulsado una norma que atenta contra la biodiversidad y el equilibrio ecológico en México, tal como se pretende hacer con la entrada en vigor de la norma 029, sobre pesca responsable de tiburón y especies afines.

Asimismo, queremos solicitar la intervención enérgica de la Sagarpa para que se extiendan los beneficios de las tarifas preferenciales de electricidad para la extracción de agua y apoyar con ello a los campesinos con menores ingresos.

Por esta razón, el grupo parlamentario del Partido del Trabajo ha planteado ante usted y en diversos foros, la urgencia de darle un nuevo rumbo al campo mexicano. Para ello proponemos que de forma inmediata se excluya del TLC al sector agropecuario para evitar la competencia desleal que sufren los productores agropecuarios, quienes objetivamente no pueden competir con una economía que a todas luces ha mostrado ser superior en todos los niveles a la nuestra.

Asimismo, hemos propuesto revalorar el papel de la economía campesina para darle viabilidad de desarrollo mediante la implementación de esquemas de desarrollo que reconozcan la exigencia de vincular los centros de educación superior con la producción agrícola, así como la permanente capacitación en áreas básicas relacionadas con el uso de las técnicas modernas de cultivo.

Asimismo, hemos planteado la urgencia de canalizar recursos adicionales de forma paulatina al campo, para que en el primer año se destinen arriba de los 50 mil millones de pesos y así sucesivamente hasta alcanzar por lo menos el 3% del Producto Interno Bruto (PIB), combinando con una política de acceso preferente del crédito de parte de la banca de fomento de nuestra nación.

Es cuanto. Por su atención, muchas gracias.

La Presidenta diputada María Elena Alvarez Bernal:

Gracias, señor diputado.

Tiene el uso de la palabra hasta por 10 minutos, el diputado José Rodolfo Escudero Barrera, del Partido Verde Ecologista de México.

El diputado José Rodolfo Escudero Barrera:

Con el permiso de la Presidencia; señor Secretario; compañeras y compañeros diputados:

La conciencia de novedad en las situaciones agrarias y agrícolas presentes, requieren, como lo han reiterado muchos estudiosos, de nuevos planeamientos sociales, económicos, políticos y normativos correspondientes. A partir de algunos problemas agrícolas y agrarios nos indica que la dinámica global de desarrollo capitalista ha impuesto como una de las características contradictorias el hecho de la concentración de la producción agrícola nacional, simultánea a la concentración de diversos recursos como la maquinaria y el agua para riego y otros insumos, además el que la concentración de la producción no es ajena al hecho de la neoconcentración de la tierra, de la labor, estimulada por el Estado.

Los jornaleros, población que vende fuerza de trabajo y que no posee tierra o que la posee y la usufructúa en escala mínima, es una parte muy alta de la población económicamente activa y se compone básicamente de jóvenes menores de 30 años de edad, mas la situación de los jornaleros continúa agravándose, ya que año tras año disminuyen sus días laborales y por lo tanto su ingreso real. El trabajo de los jornaleros se configura así como un nuevo problema global y no solamente agrario, ya que supera en gravedad la etapa de la simple distribución de la propiedad territorial.

Ahora bien, éstas son las problemáticas que han afectado las actividades del sector primario durante sexenios y es justo reconocer que no son los problemas generados o cuya solución pueda darse en el corto plazo, los problemas que pudiesen tener solución inmediatamente o a corto plazo y que con un esfuerzo de coordinación interinstitucional y de trabajo con los productores podrán resolverse para disminuir la vulnerabilidad del campo mexicano frente a la competencia extranjera.

Estos problemas, señor Secretario, en primer lugar debemos ponerle atención a la competencia desleal que significan los subsidios agrícolas que otorgan otros países y que dañan a nuestra economía agrícola. Pensados como instrumentos compensatorios para el productor los subsidios al campo terminan distorsionando el libre comercio, mientras en México, el Programa de Apoyos Directos al Campo (Procampo) se limita a una ayuda para la agricultura de subsistencia con Estados Unidos, el principal exportador de productos agrícolas que se extiende a los cultivos comerciales en magnitudes de miles de millones de dólares.

A la fecha las medidas tomadas por la Sagarpa se han concentrado más en el aspecto de transparencia y anticorrupción en la entrega de los apoyos, que en una estrategia y una capacitación que arroje resultados satisfactorios que se reflejen tanto en la mejora del sector como en el propio bolsillo de los campesinos que acuden al Procampo.

Los subsidios deben entenderse de manera urgente, por ejemplo: las cuotas del Procampo, continúan disminuyendo en términos reales, mientras que Estados Unidos para competir contra los fuertes subsidios de la Unión Europea y posicionar sus productos primarios considera a los subsidios como la piedra angular de su política agraria.

¿Qué hacer frente a esta competencia desleal? El grupo parlamentario del Partido Verde considera que se debe ampliar la cobertura del Procampo elevando el número de predios elegibles, actualizar los apoyos a cuotas asignadas y que debemos reorientar la táctica para que aumente la productividad. Asimismo, compartimos la inquietud que nos han manifestado muchos productores en el sentido que el Procampo involucre a un universo mayor de agricultores, como son los pequeños productores, con el fin de impulsarlos a participar en cultivos más rentables.

Señor secretario Usabiaga: compartimos su preocupación de transparentar la entrega de los recursos públicos. El Partido Verde Ecologista de México siempre se ha opuesto al manejo electoral del Procampo. Por lo tanto, consideramos que es tiempo de transformarlo de un programa asistencialista a uno auténticamente productivo. Para lograrlo debemos acortar la brecha en tecnología agrícola que aún nos separa de los grandes exportadores de productos primarios. En México, sólo dos de cada 10 agricultores pueden acceder a un tractor y a una cosechadora-trilladora, mientras que en el país vecino 20 agricultores acceden a un promedio de 150 máquinas.

En Canadá, nuestro otro socio del tratado libre, tiene a su disposición la misma cantidad de maquinaria pero para 33 agricultores. La disparidad se ahonda aún más si tomamos en cuenta que de cada 10 agricultores mexicanos, nueve carecen de apoyo para tecnificar sus labores, tanto en la siembra como en el riego o al cosechar. Por lo tanto, se requiere reactivar el crédito agrícola y establecer fondos gubernamentales para mejorar el acceso a las tecnologías y por ende a la productividad.

Muy relacionado a lo anterior está la falta de vinculación entre la investigación académica, las empresas o comunidades agrarias. Las universidades especializadas en estudios agrícolas deben de participar más y ser agente de este cambio hacia la productividad del campo y no conformarse con el rol de espectadores.

El fuerte rezago productivo y tecnológico en el que se encuentra la mayoría de las unidades productivas rurales, hace que se mantengan en un deterioro constante al igual que los recursos naturales. Es necesario echar a andar un nuevo sistema nacional de financiamiento y crédito rural que reactive el crédito al sector con tasas preferenciales para la agricultura y la ganadería. Esta nueva estructura de financiamiento rural debe integrarse a todas las figuras existentes de la banca social.

En lo que respecta a los microcréditos y los programas de financiamiento no convencionales, deberán estar disponibles en toda las regiones rurales.

Entre 1994 y 2001, las importaciones agroalimentarias a México pasaron de 3 mil millones de dólares a 5 mil millones de dólares, lo que significó un crecimiento del 51.5% desde la apertura del Tratado de Libre Comercio.

Existen disparidades diferentes. Mientras que Estados Unidos fija una cuota máxima de importación, nosotros aquí en México ponemos una cuota mínima de importación de los productos norteamericanos, en tanto las cuotas máximas de importación en Estados Unidos permanecen constantes y sí pagan impuestos. Contrariamente las cuotas de importación que impone a México están libres de arancel y crecen 3% anual.

Estados Unidos y Canadá protegieron sus mercados, mientras que los productores mexicanos quedaron indefensos frente a la competencia externa; para ellos no hubo un periodo de gracia.

En cuanto al Tratado de Libre Comercio, México tiene una gran desproporción a comparación de su socio del norte. Nos vamos a ver afectados al momento de abrir la frontera en el año 2003. Los agricultores mexicanos bien podrían pasar a ser jornaleros de los canadienses y los estadounidenses, debido a la eliminación del subsidio y el olvido de nuestro Gobierno para nuestros campesinos.

Se debe intentar la adecuación de políticas agropecuarias a las circunstancias globales y particularmente en el marco de las fallas, deficiencias y desventajas que han acarreado para los productores nacionales con este tratado.

La balanza agroalimentaria para el periodo de enero a julio de 2002, presentó un saldo negativo de 643.9 millones de dólares, por lo que el déficit se redujo en 2.7% con respecto al mismo periodo del año anterior, cuando el saldo deficitario fue de 661.7 millones de dólares.

La ganadería también se encuentra en una situación deplorable, al igual que la agricultura. Debido a la competencia desleal por la asimetría de los subsidios de Estados Unidos y Canadá, la falta de créditos a tasas preferenciales, la falta de tecnología y sistema de comercialización, lo que ya hemos mencionado, ponen en peligro la supervivencia de esta actividad.

Los subsidios de la agricultura y ganadería deben ser equitativas para ambos sectores, pues tienen la misma importancia en nuestro país. Los problemas son iguales, pero este último, o sea, los ganaderos, están más desprotegidos. ¿Cómo puede ser posible que de los 35 mil millones de pesos presupuestados para el campo mexicano, solamente mil millones de pesos fueron, o sea el 3%, fueron destinados a esta actividad?

Los compromisos adquiridos por su Secretaría de cierta forma no han sido cumplidos en su totalidad. Existen compromisos de revisar y resolver en lo que se refiere a la internación de cerdo en pie e importaciones y en el correspondiente pago de impuestos.

La industria porcícola se encuentra al borde de la quiebra y el Gobierno Federal no responde al cumplimiento de detener la importación. De igual forma se ha pedido a la Sagarpa que gestione ante la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales, la compra de carne de cerdo nacional con financiamiento y a crédito...

Si me permite por favor, ya para terminar.

La Presidenta diputada María Elena Alvarez Bernal:

Sí, termine señor diputado, se ha agotado su tiempo.

El diputado José Rodolfo Escudero Barrera:

Sí, muy amable. Gracias, ciudadana.

El contrabando y la importación descontrolada de productos alimenticios es un problema adicional que afecta también a nuestros productores y a nuestra economía.

El grupo parlamentario, señor Secretario, queremos reiterarle la solicitud de abrogar y no entrar en vigor definitiva de la norma 029, ya que ésta tiene insuficiencias que acarrean violaciones a diferentes artículos de diferentes leyes y tratados internacionales.

A los legisladores del Partido Verde Ecologista de México nos interesa analizar y conocer las políticas y programas que la Secretaría a su cargo implementa para cumplir con los compromisos adquiridos por el gobierno del presidente Vicente Fox, ya que mejorar el campo mexicano es sin duda una de las prioridades y preocupaciones de todos.

No podemos hablar de un gobierno democrático cuando se tienen rezagos...

La Presidenta diputada María Elena Alvarez Bernal:

Señor diputado, se ha agotado su tiempo.

El diputado José Rodolfo Escudero Barrera:

Si me permiten, compañeros diputados, yo nunca les he chiflado a ustedes y quiero el respeto que yo les doy a ustedes también.

No podemos hablar de un Gobierno democrático cuando se tienen rezagos sociales tan importantes como los que aquí se han señalado, no podemos hablar de un gobierno del cambio cuando no escuchamos a todos los actores y organizaciones ganaderas, agrícolas y campesinas

Tampoco podemos hablar de un gobierno que todos los mexicanos esperamos, cuando no se cumplen con eficacia y eficiencia las metas trazadas.

Por su tiempo, muy amables.

La Presidenta diputada María Elena Alvarez Bernal:

Gracias, señor diputado:

Se hace un atento llamado a los señores legisladores para que respeten el tiempo señalado en el convenio.

Tiene la palabra el diputado Alfonso Oliverio Elías Cardona, del Partido de la Revolución Democrática, hasta por 10 minutos.

El diputado Alfonso Oliverio Elías Cardona:

Con el permiso de la Presidencia y de todas mis compañeras y compañeros diputados; señor Secretario de Agricultura; señoras y señores:

México vive un proceso de cambios profundos y definiciones fundamentales colocándose ante nuevos retos sociales, económicos y políticos, en donde el sector rural ocupa un lugar central.

La historia moderna del espacio rural en México nos ha mostrado que las políticas públicas, hasta ahora instrumentadas, no sólo no han resuelto las aspiraciones de los actores del sector rural, ni del país en su conjunto, sino en unos casos han sido insuficientes y en otros inadecuados e inoperantes.

Muestra de ello es la caída de la aportación del sector agropecuario al producto interno bruto, pero no sólo esta situación hace que volvamos los ojos hacia el sector rural.

Son alarmantes las condiciones en que se encuentra la cuarta parte de la población nacional y donde el 55% vive en condiciones de pobreza, de acuerdo con la Cepal.

Internamente se ha dado un fuerte encarecimiento de los insumos básicos para la producción agropecuaria, como la electricidad, los combustibles y los fertilizantes; las organizaciones de productores rurales han reiterado su reclamo de acceso al crédito con tasas preferenciales y competitivas, el cual se ha visto limitado por diferentes causas internas y externas a las instituciones de crédito.

Además la generalizada es de atención especial y urgente; el hecho de que en los últimos tres años hayamos tenido que importar un promedio de 18 millones de toneladas anuales de productos agropecuarios para complementar el abasto en el mercado interno, muestra la peligrosidad de una creciente dependencia alimentaria y un pródigo déficit en la balanza comercial agroalimentaria de México y en el mundo.

Es preocupante que en los últimos años un alto porcentaje de las exportaciones de petróleo se hayan destinado a la importación de productos agroalimentarios.

A pesar de este escenario, no podemos dejar de lado la importancia del sector agroalimentario como elemento estratégico para la economía nacional. De acuerdo con datos oficiales, este sector genera una derrama económica para otros sectores que equivale aproximadamente a tres de cada 10 pesos de las ventas totales del sector manufacturero; el sector agropecuario contribuye en promedio con casi el 21% del total de los empleos del país, aun cuando muchos de ellos están mal remunerados

El campo es estratégico, de él depende la soberanía alimentaria, la conservación de los recursos naturales y los servicios ambientales, así como la mitigación de los desastres naturales.

Los legisladores del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática entendemos la atención al campo mexicano como un proceso social y político, centrado y creado desde los intereses y la acción de los propios actores rurales.

La solución a la crítica y compleja situación contemporánea que vive el sector rural en su conjunto, no se resolverá con visiones e instrumentos parciales y desarticulados; la problemática rural no se restringe ni a las carencias de normas que otorguen seguridad en los distintos modelos de tenencia de la tierra ni en la debilidad de los procesos administrativos y judiciales, tampoco a la inequitativa e injusta distribución de los recursos económicos entre el campo y la ciudad o a la instrumentación de las políticas que favorecen la producción orientada a la exportación y abandonan la soberanía alimentaria y el ingreso de los productores.

Las soluciones tampoco se reducen al proteccionismo mecánico frente a la apertura comercial e indiscriminada o a la orientación productivista que amenaza con transgénicos y control corporativo de la política rural frente a la baja productividad inducida por el abandono.

La situación se agudiza cuando estamos frente a una clarísima competencia desleal asimétrica y subsidiada en el comercio internacional. México, con 10 tratados internacionales, es el país con el mayor número de tratados de libre comercio en el mundo, lo cual le otorga acceso preferencial a 31 países.

Al Partido de la Revolución Democrática le preocupan las implicaciones de estos tratados internacionales, particularmente con nuestros socios comerciales en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. A partir de la aplicación de este tratado, el volumen de importaciones se ha duplicado, mientras que el crecimiento de la producción nacional ha sido marginal.

Estamos convencidos de que la versión 2002 de la Ley Agrícola de Estados Unidos de América, conocida como Farm Bill, es más de lo mismo. Internamente es un retroceso en la vinculación de los productores norteamericanos con las señales del mercado.

Para los productores de otros países como el nuestro, la inducción en la caída de los precios entraña una amenaza a las premisas de libre comercio, de libre mercado, que se enarbolaron para firmar el Tratado de Libre Comercio deAmérica del Norte. Es urgente fortalecer la iniciativa esbozada por el Poder Ejecutivo, relativo a la construcción de una política de blindaje y de sus instrumentos correspondientes mediante la participación de los productores rurales sin desechar la alternativa de revisar sus tiempos de aplicación.

De igual manera, en el plano de las negociaciones agrícolas en la Organización Mundial de Comercio, la casi unánime respuesta mundial a la ley agrícola estadounidense nos abre la oportunidad de avanzar en el planteamiento urgente y de reconocer e instrumentar el trato especial y diferenciado a las agricultoras campesinas e indígenas.

Cualquiera que sea la orientación de los productores, ya sea de traspatio o al mercado mundial requiere novedosos instrumentos que fortalezcan la producción nacional a la luz de un escenario internacional competido. Limitarnos al planteamiento de suprimir subsidios, cuando la lógica dominante es lo contrario, puede resultar no sólo ingenuo, sino peligroso para el país.

Además, la respuesta del Gobierno mexicano debe ser firme, para dar la atención necesaria a las demandas de la población rural, incluyendo el acceso a la energía eléctrica a bajos costos, así como a otros insumos no sólo directamente relacionados con el campo, como los fertilizantes, sino en la parte de subsidios y apoyos financieros.

Para los legisladores del Partido de la Revolución Democrática, como la mayoría de las organizaciones rurales, la solución es compleja, porque la situación es igualmente compleja. Por consiguiente, existe la necesidad elemental de reconocer que ninguna alternativa de solución de uniformidad responderá a la diversidad de factores que inciden en ella.

Coincidimos con estos actores rurales, en que el espacio rural ya no puede orientar su desarrollo bajo la dirección centralizada del Estado ni mucho menos diseñarse siguiendo los intereses de las grandes corporaciones que monopolizan el mercado, sino desde la dirección de los intereses y la participación de los propios productores con el apoyo del Estado y el mercado bajo una perspectiva y un control democrático y sustentable.

Este es el meollo político de una alternativa compleja al desarrollo rural sustentable.

Esta LVIII Legislatura se ha distinguido por su enorme interés por el campo y la población rural, muestra de ello son la Ley de Desarrollo Rural Sustentable y la Ley de Capitalización del Procampo.

De manera conjunta, el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo coincidimos en la creación de este marco legal indispensable para sentar las bases del desarrollo en el campo mexicano, razón de más para que el Poder Ejecutivo, como responsable de la política hacia el sector rural, lleve a cabo los mandatos establecidos en estos ordenamientos.

Los legisladores del Partido de la Revolución Democrática mantenemos nuestro compromiso para coadyuvar en la instrumentación de ambas leyes y especialmente en la asignación de un Presupuesto de Egresos de la Federación que sea coherente con la magnitud de las necesidades del campo mexicano.

Bajo estas premisas mínimas, el compromiso del Ejecutivo para dotar de mejores condiciones de vida a esos 25 millones de mexicanos que viven en el campo, debe cumplirse cabalmente.

Señor Secretario: su homólogo, el que dirige las finanzas de este país, el señor Secretario de Hacienda, compareció hace unos días ante este pleno y se comprometió a un proyecto y programa energético para el campo. Espero de usted su comprensión y su solidaridad con la expresión hecha por su homólogo de la Secretaría de Hacienda.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada María Elena Alvarez Bernal:

Gracias, señor diputado.

Tiene el uso de la palabra el diputado Ramón Ponce Contreras, del Partido Acción Nacional, hasta por 10 minutos.

El diputado Ramón Ponce Contreras:

Con su permiso, señora Presidenta; señoras y señores diputados; señor Secretario de Agricultura:

El grupo parlamentario del Partido Acción Nacional ha revisado con responsabilidad y objetividad el informe de las actividades realizadas por la dependencia a su cargo durante el segundo año del gobierno del presidente Vicente Fox Quesada. El evaluar las acciones dirigidas al cumplimiento de los compromisos adquiridos es lo que motiva este ejercicio republicano, ya que el cambio democrático del país exige un análisis de los actos y resultados de este Gobierno, que permita observar y dar cuenta del desempeño de las entidades que conforman la Administración Pública Federal y de sus servidores públicos.

Si bien debemos reconocer en su justa dimensión los avances que ha alcanzado nuestro país en materia agrícola, pecuaria, forestal y pesquera, es preciso, pues, identificar al mismo tiempo los puntos que requieren de mayor atención por parte de la Secretaría a su cargo, para responder a los compromisos establecidos por la Administración Pública Federal para el periodo 2000-2006 y que se encuentran plasmados en el Plan Nacional de Desarrollo, en el Programa Sectorial de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación y en el Programa Especial Concurrente para el Desarrollo Rural Sustentable.

Para Acción Nacional la obligación de hacer un ejercicio de evaluación objetiva sobre los avances de la Administración Pública Federal refleja una congruencia histórica. Aunque estamos conscientes de que éste es un sector que requiere de grandes esfuerzos para integrarlo a la dinámica del desarrollo nacional, sin embargo, ello no es justificante para no cumplir con las metas establecidas; por el contrario, demanda un esfuerzo adicional de la dependencia a su cargo, la cual se traduzca en medidas concretas que brinden a la población del campo mexicano la certidumbre de que el Gobierno emanado de la voluntad popular del 2 de julio de 2000, es un gobierno comprometido con la sociedad, que promueve la transparencia en sus acciones, la transparencia en la rendición de cuentas, la dignificación del productor mexicano promoviendo el bien común.

Han quedado atrás los tiempos en que la política agrícola se basaba en acciones demagógicas y populistas, que no comprometían o no pretendían ningún compromiso real con el agro, puesto que la utilidad del sector sólo era apreciada en términos de su valor electoral y por lo tanto las acciones hacia el sector sólo pretendían implementar el corporativismo con fines políticos y partidistas. Esta, señor Secretario, fue una de las razones por las que no existieron políticas públicas adecuadas y dirigidas a nuestros productores para proporcionarles herramientas necesarias para hacer frente a un mercado cada vez más competitivo frente a una apertura comercial global y que dieron por resultado un sector rural marginado, con abuso de autoridad y la falta de respeto a la dignidad de la sociedad rural.

Dadas estas circunstancias antes mencionadas, debemos reconocer el gran esfuerzo y la responsabilidad que usted ha asumido al frente de la Secretaría de Agricultura con el objetivo de dinamizar el sector mediante la integración de cadenas productivas, fortaleciendo así los procesos de producción, de comercialización y de promoción al consumo.

Este esfuerzo se ve reflejado en un crecimiento del 2.8% del Producto Interno Bruto pecuario, silvícola y pesquero en el primer semestre de este año, lo cual lo convierte en el más dinámico de toda de la economía, a pesar de las condiciones que privan en el entorno económico internacional.

Sin embargo, de acuerdo con las cifras del Banco de México, el saldo de la balanza comercial agropecuaria y pesquera muestra en el periodo enero-julio de 2002 un decremento del 3% en las exportaciones agropecuarias, lo que se traduce en un saldo del 43.4% inferior al del mismo periodo del año pasado.

En Acción Nacional nos queda claro que la Secretaría a su cargo ha puesto en práctica políticas públicas enfocadas a reestablecer la confianza en los productores, a dar transparencia al manejo de los recursos, a cambiar la visión asistencialista de las políticas para convertirla en una visión de negocio la cual se vea traducida en beneficios tangibles para los hombres y mujeres del campo.

Reconocemos también, en la Secretaría a su cargo, el esfuerzo que ha implementado en lo respectivo al federalismo, puesto que existe un marco de corresponsabilidad en la toma de decisiones y un absoluto compromiso de todos los sectores tanto gubernamentales, productivos y sociales.

Esta actitud federalista del Gobierno del Presidente de la República, Vicente Fox, se ha manifestado mediante la aplicación del 70% del presupuesto total de la Secretaría a su cargo a través de los estados, en la instrumentación de políticas regionales y locales con el único propósito de asegurar la eficacia en el uso de los recursos.

Hemos de reconocer los esfuerzos implementados para el fomento de proyectos productivos en la organización de productores, en la formación de cadenas agroalimentarias y en el apoyo a productores de café y de leche.

En lo que respecta al Procampo, es hoy transparente y más humano, al convertirse en una herramienta de cambio. La entrega se hace directamente a cada productor con nombre y apellido y a través de un padrón en revisión para su saneamiento, el cual hoy es público, en donde evitan así el control político, dudas y confusiones.

La aprobación de la Ley de Desarrollo Rural Sustentable y la Ley de Capitalización del Procampo, de manera unánime por los grupos parlamentarios aquí representados, revela una decisión contundente por parte de la administración del presidente Fox de trabajar en un mismo sentido con el Congreso de la Unión.

Asimismo, existen compromisos que son corresponsabilidad de la Secretaría de Agricultura y de la Comisión Intersecretarial, derivados de la Ley de Desarrollo Rural Sustentable, que aún no han sido cumplidos a cabalidad, tal es el caso de la emisión, de la tipología de los productores y sujetos de desarrollo rural sustentable, previstas en el artículo 9o. de la mencionada ley, lo cual esto es un insumo básico para focalizar y dirigir los recursos presupuestarios hacia quienes realmente lo necesitan.

En ese sentido, no podrá existir un verdadero desarrollo integral en el campo mexicano mientras no se atienda de una manera eficaz los requerimientos de los diferentes tipos de productores que integran el sector.

Frente al desafío que representa la política de subsidios anunciada por Estados Unidos y que será implementada a partir de enero del próximo año, es preciso avanzar de una manera firme, conjunta y corresponsable en las políticas públicas dirigidas hacia mayores niveles de especialización productiva y eficiencia económica, a través del impulso a las cadenas productivas, el mejoramiento de la comercialización, la reconversión productiva de cultivos, el desarrollo de un nuevo sistema financiero rural y de la instrumentación de programas de investigación y transferencia en tecnología.

Tenemos presente que, en la plataforma de Alianza por el Cambio, se planteó como una propuesta fundamental para el desarrollo del sector agropecuario la necesidad de una política de financiamiento en donde por ningún motivo se confundiera el combate a la pobreza con las políticas de fomento agropecuario, a fin de evitar una asignación inadecuada de recursos presupuestarios. Por lo tanto, esperamos que la dirección que tome la estrategia de financiamiento agropecuaria se conduzca bajo estas dos premisas.

La modificación del marco que rige al sector azucarero es imprescindible e impostergable, señor Secretario. Es por ello que nos sumamos y exigimos se cumpla el compromiso del presidente Fox, realizado en su informe de Gobierno el pasado 1o. de septiembre, donde dice: "que el hacer frente a la corrupción y contraponer un ejercicio ético de la autoridad, impulsar una acción pública transparente frente al hermetismo, anteponer la tolerancia y el diálogo frente a la intransigencia y la imposición y pasar a la plena autonomía de las organizaciones frente al corporativismo".

Por otra parte, requerimos información puntual del grado de avance del Programa Nacional Azucarero 2002-2006, ya que estamos próximos a iniciar la siguiente zafra y el último reporte fue anunciado en la ciudad de Jalapa, Veracruz, el pasado mes de mayo.

En Acción Nacional existe una preocupación y un compromiso permanente para lograr un desarrollo rural integral que tenga como eje central el desarrollo de las personas, que permita incrementar de manera sostenible los niveles de bienestar de la población rural.

Muchas gracias, señor Secretario.

Presidencia de la diputada Beatriz Elena Paredes Rangel

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, diputado.

Tiene la palabra el diputado Víctor Manuel Gandarilla Carrasco del grupo parlamentario del PRI, hasta por 10 minutos.

El diputado Víctor Manuel Gandarilla Carrasco:

Señora Presidenta; señor secretario, Javier Usabiaga:

Esta es su segunda comparecencia en pleno y los requerimientos que le hicimos en relación a un campo que enfrenta una muy difícil situación y que día a día se agrava, y usted y sus colaboradores no lo ven, pues vemos que sólo se ha continuado una política que ha sumido al campo en una permanente crisis. Observamos la misma falta de interés de la política gubernamental, que se manifiesta en una baja prioridad del sector, agravado por el incremento de los servicios que proporciona el Gobierno, las tarifas eléctricas, los combustibles y, por supuesto, el encarecimiento de los insumos agrícolas, que ha puesto a los productores ante una disyuntiva de abandonar sus predios.

Quisiera recordar a usted que esta posición ha sido claramente manifestada en toda su incongruencia, cuando la propuesta de presupuesto del Poder Ejecutivo tuvo que ser modificada por esta Cámara, incrementándola en más de 5 mil 200 millones de pesos para el ejercicio 2001, y en el presupuesto para el presente año en 4 mil 330 millones y que se habrán de agravar seguramente para el próximo año.

Si no hubiera participado en forma tan responsable el Congreso, imaginémonos cuál hubiera sido la situación de los productores, agobiados por la caída de los precios y la falta de estímulos.

No se puede decir que el Congreso no ha estado dispuesto a apoyar al campo y, por esa vía, a la propia gestión de la Secretaría a su cargo. Y así lo manifestamos después de que fuera vetada la Ley de Desarrollo Rural y, en una posición responsable, presentamos un proyecto que satisfizo las aspiraciones de campesinos y productores y que fue consensada en esta Cámara.

No obstante los incrementos que hicimos los diputados en la asignación de recursos, percibimos signos de subejercicio presupuestal en programas que tienen alta prioridad en agricultura campesina; tal es el caso del Fondo de Estabilización del Café, que con una asignación de 1 mil 440 millones de pesos y donde se nos informa que al haberse concluido el padrón de productores, el ejercicio presupuestal reportado a septiembre es de apenas del 57%.

Sin embargo, las propias organizaciones de productores del café nos han informado que hay un retraso en la medición de las superficies y fuertes inconformidades con las ya rea-lizadas. Los cafetaleros están desesperados, ya que son de los grupos donde la miseria se concentra y cualquier retraso e ineficiencia en la operación de los fondos resulta de grave responsabilidad social y una ineficaz función gubernamental.

Y en la cuestión azucarera, ¿qué ha pasado? Se expropiaron los ingenios para poder satisfacer los justos reclamos de los cañeros y, sin embargo, siguen sin créditos y esperando el cambio prometido. La incongruencia del Gobierno fue haber suspendido el impuesto especial de la fructosa, que agravó más el problema. Se anunció la política azucarera nacional 2002-2006, la revisión del decreto cañero y el contrato ley de la industria. Todavía desconocemos los avances, por lo que es necesario informar a esta soberanía de los avances de esta información.

Queremos manifestar nuestra preocupación por la situación que vive la importante actividad pesquera, sector del cual vive una parte muy importante de la población nacional y que es quizá el que más ha sufrido del abandono gubernamental y de la falta de seriedad en el cumplimiento de los compromisos internacionales, especialmente por nuestros vecinos del norte.

Día a día, nuestra ganadería se enfrenta a los difíciles problemas de una competencia desleal de productos extranjeros, que la han llevado a la incosteabilidad.

Las importaciones de carne, y si se puede llamar "carne" a los despojos animales, la tienen al borde de la quiebra. Recuerde usted que los porcicultores le ofrecieron que les diera el mismo tratamiento que a los ingenios que tienen problemas, pues también ellos le informaron a usted que le vendían sus granjas por la misma razón de que ya no son rentables en esta actividad.

Así como la ganadería porcina, los precios de nuestros productos, llámense maíz, trigo, algodón, carne, frijol, sorgo etcétera, que a precios constantes han caído de 1985 a la fecha en más del 50%; y salvo contingencias climatológicas, la tendencia seguirá la misma dirección por la capacidad de subsidio que tienen nuestros vecinos del norte y las asimetrías climáticas, económicas y tecnológicas, además de la certidumbre comercial con la que Estados Unidos apoya a sus productores.

Dentro del II informe, que señala que mientras México otorgó subsidio a su sector agroalimentario por cerca de 8 mil millones de dólares, la Unión Europea entregaba más de 105 mil millones; Japón va de 59 mil millones y Estados Unidos, con el que tenemos la mayor competencia comercial, más de 95 mil millones de dólares, sin considerar todavía el fuerte incremento que esos apoyos tendrán gracias a la ley agrícola aprobada por el Congreso de Estados Unidos, que incrementa violentamente esta cifra.

Como usted sabe, señor Secretario, el año pasado importamos más de 20 millones de toneladas de productos básicos y con ello aumentamos nuestra dependencia alimentaria; pero lo más grave es que cada kilo de productos agrícolas que importemos es empleo, es ingreso, es capacidad de compra que le arrebatamos a los productores mexicanos.

Los resultados están a la vista: la emigración hacia el norte del país y a Estados Unidos es una realidad incontrolable. Imagínese usted si la ubicación geográfica no les diera a los campesinos esa salida desesperada, donde dejan familia y arriesgan su vida, estaríamos en este país al borde de la violencia.

Ante la amenaza que representa la ley agrícola de Estados Unidos y el compromiso de abrir nuestras fronteras a casi todos los productos pactados, le exigimos a usted, que maneja la política agropecuaria, nos aclare la visión del Ejecutivo sobre el blindaje agropecuario, que es confuso y es una tímida respuesta a un problema de esta magnitud que vamos a enfrentar.

Consideramos que los efectos negativos del tratado han sido de tal magnitud, que se justifica la petición de productores y empresarios agroindustriales del sector de revisar el tratado en el capítulo agropecuario.

Desde el 2001, los trabajos de comisiones de esta legislatura han propuesto que la revisión del capítulo agropecuario del tratado se oriente a una negociación de una estrategia de cooperación y desarrollo en materia agropecuaria, diferente al contenido estrictamente comercial que equivocadamente aceptamos y firmamos.

En forma simultánea, consideramos que es de alta prioridad darle mayor agresividad a las denuncias de prácticas desleales de comercio y buscar un mayor uso de las salvaguardas que el propio tratado permite para detener el desmedido crecimiento de nuestras importaciones, pues nuestra dependencia ya alcanza más del 43% de nuestro consumo alimentario.

La estrategia, sin embargo, sería incompleta si no abordamos también rectificaciones profundas en las políticas de financiamiento rural, gasto e inversión pública. Es necesario enfocar la problemática del campo en forma integrada y con una amplia visión de futuro. La diputación de nuestro partido ya está haciendo esfuerzos para buscar consensar una iniciativa de ley de financiamiento rural.

Consideramos necesario que se aplique en toda su amplitud la Ley de Desarrollo Rural y, por la vía de ella, se aplique la Ley de Capitalización del Procampo.

Ante la falta de financiamiento y la reducción de la inversión pública, el sector agropecuario ha crecido. Habría que abonarle este resultado a los campesinos.

Si el Producto Interno Bruto agropecuario alcanza niveles significativos de crecimiento y alberga a la mayoría de los pobres, ¿por qué no dedicarle mayores recursos, por qué seguir castigando al sector agropecuario?

Señor Secretario, es necesario que el Gobierno esté a las expectativas de los campesinos, ya que es un hecho que el campo no puede esperar más.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, diputado.

Como es conocimiento de los señores diputados, el acuerdo parlamentario que rige estas comparecencias prevé la intervención de diputados que formularán preguntas con derecho de réplica. En ese sentido, vamos a iniciar la primera ronda con la intervención del diputado Félix Castellanos Hernández del grupo parlamentario del PT, hasta por tres minutos.

El diputado Félix Castellanos Hernández:

Con el permiso de la Presidencia; compañeras y compañeros legisladores; señor Secretario:

Tal como ya lo señalamos en nuestro posicionamiento, no vemos en el informe que usted presenta a esta soberanía que la Sagarpa se encuentre realizando acciones que vayan a revertir el deterioro en el que se encuentran los productores de tierras ejidales, comunales y de la pequeña propiedad.

Junto a lo anterior se encuentra la enorme presión que significa para ellos la apertura total del sector agropecuario para enero de 2003, como parte de los acuerdos que suscribió nuestra nación en el marco del TLC.

El Partido del Trabajo cuestionó siempre la apertura indiscriminada de la economía mexicana y alertó sobre los peligros que existían al abrir el sector agropecuario a la competencia exterior en el contexto del atraso que viven los productores del campo de nuestro país.

Conforme fue transcurriendo el tiempo, se fue imponiendo la idea de que la apertura comercial del sector agropecuario en el marco del TLC, sin compensar las asimetrías entre los costos de producción de México y los costos de producción de Estados Unidos, llevarían a nuestros productores a la ruina.

El tiempo nos dio la razón. Los hechos son contundentes y no admiten discusión. El TLC profundizó esas asimetrías en el campo. El atraso en que se encontraba el sector agropecuario tarde que temprano se convertiría en una traba seria para el crecimiento de la producción y de la productividad agrícola. El TLC simplemente se encargó de poner las cosas en su lugar y de evidenciar la miopía de nuestras autoridades.

Por otra parte, señor Secretario, a pesar de que los subsidios que se otorgan en México a los productores agropecuarios son sumamente raquíticos, tenemos todavía el agravante de que el 20% de los agricultores se lleva la mayor parte de esos apoyos y un 80% no alcanzan los recursos destinados a la comercialización.

Incluso, conforme a cifras que proporcionan los responsables del programa de apoyos a la comercialización, en el caso del maíz los productores que más apoyos directos reciben del Gobierno Federal son los de alto rendimiento, que se encuentran asentados en zonas de riego como Sinaloa.

En esas circunstancias, el grupo parlamentario del Partido del Trabajo desea formular las siguientes preguntas, señor Secretario:

¿Qué programas adicionales tiene contemplado implementar la Secretaría a su cargo para compensar la pérdida de competitividad que significará la desgravación total del sector agropecuario para el próximo año, como parte de los acuerdos dentro del TLC?

Asimismo, ¿cuál es el monto de recursos que se destinarán a los productores de tierras ejidales, comunales y pequeños propietarios para evitar que se consume su ruina, como parte del blindaje al sector agropecuario que tiene contemplado el Gobierno Federal para compensar la política de incremento de subsidios al campo por parte de Estados Unidos?

Por su atención y respuestas, señor Secretario, muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, diputado; y gracias por ceñirse con toda puntualidad al tiempo previsto.

Tiene la palabra el secretario Usabiaga, para dar su respuesta, hasta por cinco minutos.

El Secretario de la Sagarpa, Javier Bernardo Usabiaga Arroyo:

En el campo de México sigue habiendo iniquidades. Estas iniquidades cada día lastiman más a la sociedad rural. Por eso debemos de buscar las líneas de acción para que las políticas públicas incidan en combatir firmemente todas aquellas iniquidades.

Tenemos que cambiar la visión del subsidio, de un subsidio asistencial a un subsidio productivo. Tenemos que ser más justos y más equitativos en el reparto, dando más a los que menos tienen.

Y por eso tendremos que hacer una diferenciación muy atenta y muy puntual del tipo de productor que tenemos en el medio rural para dar a cada uno de ellos el tratamiento que requiere para superar sus márgenes de estabilidad y de calidad de vida y que, al mismo tiempo, abramos para ellos las oportunidades que se merecen.

Los programas de competitividad se harán apegados a las ventajas competitivas que tienen nuestros productores y tratando de cerrar la puerta a las ventajas competitivas que enfrentan nuestros productores.

La materia será administrativa, legal y de recursos. No podemos pensar en un programa de competitividad que no abarque el carácter legislativo, el carácter administrativo y el carácter suplementario o supletorio de recursos.

El monto de recursos será definido a este honorable Congreso a través de la Secretaría de Hacienda en la presentación del presupuesto.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Para hacer uso de su derecho de réplica, el diputado Félix Castellanos, del grupo parlamentario del PT.

El diputado Félix Castellanos Hernández:

Con el permiso de la Presidencia; señor Secretario:

Para el grupo parlamentario del Partido del Trabajo, queda claro que el Estado mexicano está dispuesto a llevar hasta sus últimas consecuencias la política de desmantelamiento del campo mexicano. No le interesa la suerte de más de 24 millones de nuestros compatriotas que viven en el medio rural. Tiene claro que su objetivo fundamental es que se imponga la política de impulsar el desarrollo de la economía mercantil capitalista en el campo, que ha implicado, entre otras cosas, el desplazamiento masivo de los hombres del campo hacia las grandes ciudades de nuestro país y de los Estados Unidos de América.

Impulsar la producción de autoconsumo no forma parte de la política agropecuaria de los regímenes neoliberales. La consigna es seguir las recomendaciones de los organismos financieros internacionales, como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, así como el de las agencias internacionales vinculadas a la producción agropecuaria en el sentido de dar prioridad al cultivo y a las formas de producción en donde se utilizan semillas mejoradas, semillas transgénicas, fertilizantes, insecticidas y créditos para el gran capital agroindustrial.

Los campesinos pobres de este país no forman parte de la política agrícola de Fox.

La visión de este Gobierno es creer que sólo impulsando de forma decidida la introducción y consolidación de las relaciones capitalistas en el campo, en detrimento de la economía campesina, es como podemos llegar a ser una potencia agrícola de primer mundo.

Se les olvida que los productores rurales tienen un arma muy poderosa que han utilizado cada vez que las exigencias ante el reclamo de injusticia ha llegado a su límite. Al Gobierno Federal se le está olvidando el potencial de resistencia y de combatividad que tienen los hombres del campo cuando se trata de defender sus tierras. La historia de nuestra nación es aleccionadora al respecto. Para muestra, ahí está el caso de los campesinos de San Salvador Atenco, en el Estado de México, sin olvidar la resistencia de nuestros indígenas en Chiapas y en otras partes de la República.

Nos queda claro que la visión del régimen de Fox y de la Sagarpa es creer que nuestros campesinos no son capaces de superar por sí solos el atraso en que viven y que la mejor manera de apoyarlos es impulsar su desaparición mediante la aplicación de políticas que prioricen la expansión de los negocios del gran capital agroindustrial y del transnacional.

Sin embargo, este Congreso tiene facultades legales y políticas para modificar el rumbo de la economía nacional. Esta Cámara tiene facultades para discutir y proponer el incremento de recursos públicos para destinarlos al campo. Así lo vamos a hacer en su debido momento. Vamos a demostrarle a este Gobierno que sí existen alternativas viables para refuncionalizar a la producción social en el campo y para apoyar de forma decidida a los pequeños propietarios rurales de este país.

Le decimos, señor Secretario, que esta Cámara está cumpliendo con su trabajo. Le pedimos, señor Secretario, que usted cumpla con el suyo.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor diputado.

Para preguntar, a nombre del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, se ofrece la palabra al diputado Concepción Salazar González, hasta por tres minutos.

El diputado Concepción Salazar González:

Con el permiso de la Presidencia; señor Secretario; compañeras y compañeros diputados:

La conservación de los recursos marinos se enmarca dentro de diferentes compromisos contraídos por México, desde el Convenio sobre Biodiversidad, el Mandato de Yakarta sobre Diversidad Biológica Marina y Costera, derivada de dicho convenio la Comisión de Naciones Unidas sobre la Ley del Mar, la Agenda XXI, el Convenio de Cartagena para la Protección y Desarrollo del Medio Marino en la Región del Gran Caribe, el Código de Conducta para la Pesca Responsable, firmada en Cancún, entre otros.

La norma 029, llamada "de pesca responsable y especies afines", norma, lejos de promover, la pesca responsable. Pone en gran riesgo el principio fundamental de la sustentabilidad, violando disposiciones internacionales y, al mismo tiempo, pone en gran peligro de extinción a los tiburones. Esta norma pone en gran peligro de extinción a los tiburones, además de poner en riesgo a las áreas naturales protegidas establecidas por la Ley General de Equilibrio Ecológico, ya que incluye dichas áreas, se permite el uso de palangres hasta de 12 mil metros. Pone en riesgo de extinción al tiburón y viola la Ley General de Vida Silvestre, así como el Reglamento de Areas Naturales Protegidas. Pone en peligro de riesgo de extinción al tiburón y, además, permite la eliminación de vísceras y cabezas, con lo cual se pierde la posibilidad de identificar a la especie. La medida, el alto riesgo es controlar los volúmenes de captura.

Pone en riesgo de extinción al tiburón y, además, no regula la utilización de carnada viva ni el encalado de anzuelo, lo cual pone en riesgo a picudos y otras especies.

Asimismo, pone en riesgo a los sistemas lagunarios, poniendo su productividad primaria.

Señor Secretario: es de mi conocimiento que usted es un prominente empresario en el ramo de una actividad, pero también, de acuerdo a las arbitrariedades que ha cometido en relación a la norma 029, pueda afirmar su desconocimiento total en nuestros recursos pesqueros.

Ante esta disyuntiva, me gustaría preguntarle: la autorización de la norma 029, ¿a qué intereses responde, cuando no protege ni al tiburón y mucho menos a especies incidentales? ¿Cómo hará su Secretaría para respetar las áreas naturales protegidas marinas, en especial la reserva de la biosfera del alto Golfo de California, cuando ha levantado la veda de camarón y permite la entrada a la misma de barcos arrastreros, con la consecuencia de explotación y devastación irracional de las especies marinas, violando todas las disposiciones ambientales?

Por sus respuestas, gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor diputado.

Se ofrece el uso de la palabra para su respuesta al señor secretario Usabiaga, hasta por cinco minutos.

El Secretario de la Sagarpa, Javier Bernardo Usabiaga Arroyo:

Gracias.

La norma 029 es necesaria, como son necesarias todas las normas para regular las actividades económicas. La pesca de tiburón se viene realizando solamente bajo disposiciones administrativas establecidas en los permisos de pesca comercial.

Para la emisión de esta norma, en cumplimiento de la Ley de Normatividad, se consultó con los sectores productivos, grupos académicos y de investigación científica, además de haber sido la norma sometida a la consulta pública. El procedimiento de publicación de la norma se agotó cabalmente, con estricto apego a los derechos y disposiciones de la Ley Federal de Metrología e inclusive fue aprobada por la Comisión Federal de Mejora Regulatoria.

Sin embargo, la inquietud de grupos del Estado de Baja California y grupos de esta legislatura llamaron la atención a la autoridad para revisar puntualmente omisiones que se habían cometido en el ordenamiento de esta norma 029.

El pasado 23 de agosto, junto con el gobierno de Baja California, el Instituto Nacional de la Pesca y con el acompañamiento de la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados y de la Cámara de Senadores, se efectuó un foro, donde la primera conclusión fue que la norma es necesaria, pero que esta norma tiene que ser adecuada a las necesidades que permitan el aseguramiento de la conservación de la especie y de la buena administración del recurso pesquero.

Necesitamos, por lo tanto, rehacer la norma para que satisfaga todas las necesidades. Pueden ustedes estar seguros que la participación de esta honorable Cámara de Diputados será determinante. Invito a los señores diputados del Partido Verde Ecologista a sumarse a ésa gran apertura que tiene la Comisión de Pesca de esta Cámara para que todos sus planteamientos queden plasmados en la norma y que todas sus inquietudes sean satisfechas.

Las áreas naturales protegidas son una riqueza de la nación. Sin embargo, en ellas se desarrollan también actividades económicas de un grupo de mexicanos que no pueden hacer o no saben hacer otra cosa y a este grupo de mexicanos que han dedicado su vida a esa actividad no podemos cerrarle las puertas. El compromiso de la autoridad es diseñar las tecnologías que no dañen el área protegida y que permitan una pesca responsable y bien administrada. No podemos seguir excluyendo, protegiendo las áreas de los habitantes de las mismas. Los habitantes de las mismas tienen el derecho que les ha dado la nación, el derecho que les ha dado el tiempo de seguir desarrollando sus actividades productivas.

No nos equivoquemos, señores diputados: las actividades económicas y la conservación de los recursos naturales tienen que confluir con un mismo objetivo, la conservación de los mismos y el retorno económico de los recursos naturales.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Para hacer uso de su derecho de réplica, el diputado Concepción Salazar González, del grupo parlamentario del PVEM.

El diputado Concepción Salazar González:

Con el permiso de la Presidencia; señor Secretario; compañeros:

Hablar de sustentabilidad lo dejamos al final; hablar de que vamos a unir esfuerzos lo dejamos al final y nos confrontamos con otras secretarías. Señor Secretario, usted ha tenido muchas contradicciones con otras secretarías, como la Semarnat y como la misma de Turismo, que han dicho y han contradicho esta norma.

Y sabemos que, en lo que se refiere a la pesquería del tiburón, específicamente se reconoce que no existe ninguna información biológica suficiente acerca de las 40 especies que sustentan la pesquería en México, así como tampoco el esfuerzo pesquero y equipos de pesca utilizados; que no existe información del tamaño y composición de la pesca incidental con suficiente cobertura espacial y temporal.

Asimismo, en cuanto a las características de los tiburones, se sabe que son depredadores, que ocupan el último lugar de la cadena atrófica, que poseen una fecundidad muy baja, con madurez sexual tardía y, por tanto, un crecimiento poblacional bajo, que constituye una especie migratoria y transoceánica, altamente susceptible a los efectos de la pesca. Pero, sobre todo, existe el desconocimiento de las dinámicas poblacionales que sustentan las tasas de aprovechamiento.

No podemos tener o querer avanzar contradiciendo con lo que ya hemos avanzado y retrocediéndolo.

Señor Secretario: la Norma Oficial Mexicana para regular la pesquería del tiburón no es una norma que tienda a la conservación sino a la depredación de nuestros recursos marinos. Es por esto que el grupo parlamentario del Partido Verde sostiene y agradece esta invitación tardía a las consultas que va a hacer. Sin embargo, le vamos a hacer llegar nuestros documentos, en los cuales el porqué pedimos que ésta sea derogada y no tan sólo posponer su aplicación para el día 12 de noviembre.

Señor Secretario: finalmente, ¿qué hará usted para responder ante la ley, ante la sociedad y, sobre todo, señor Secretario, ante futuras generaciones? El concepto de sustentabilidad no es el compartido por todos.

Asimismo, señor Secretario, el decir que únicamente los científicos que aprueban esta norma son los científicos que son los verdaderos estamos en una contradicción, puesto que también son científicos aquellos que la están rechazando.

Señor Secretario: finalmente, le entrego a usted este ejemplar de identificación de especies de tiburones, ejemplar publicado por su Secretaría y que seguramente va a ser el único legado que dejará a estas generaciones, a sus propios nietos, ya que, con su administración de recursos pesqueros y la norma sobre tiburones, será la única forma en que sus nietos conocerán por qué en los mares mexicanos ya no existen.

Gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor diputado.

Para formular su pregunta a nombre del grupo parlamentario del PRD, se ofrece el uso de la palabra, hasta por tres minutos, al diputado Arturo Herviz Reyes.

El diputado Arturo Herviz Reyes:

Con su venia, señora Presidenta; compañeras y compañeros diputados; señor Secretario:

Es importante reflexionar que el Gobierno de Vicente Fox Quesada heredó el campo mexicano desvastado. La herencia de los gobiernos priístas, por más de 71 años en el poder, explican la miseria de los campesinos y el enriquecimiento de los líderes de las organizaciones campesinas, o ¿acaso estos representantes viven como el común de los trabajadores agrícolas?

Pero también es cierto que, a dos años de la administración foxista, el Gobierno Federal que representa no ha tenido la capacidad de definir claramente qué políticas públicas se aplicarían para iniciar la recuperación del campo mexicano.

La situación del campo atraviesa por una profunda crisis por no contar con una política agropecuaria encaminada a resolver los reclamos de los productores de maíz, de frijol, de arroz, de sorgo, de trigo, de café, de piña, de cacao, de cítricos, de caña de azúcar, por citar algunos. Dentro de estos sectores de producción del campo mexicano, citaré el caso concreto de la crisis de los productores de la caña de azúcar, situación que creíamos tendría resultados muy positivos con la expropiación de los 27 ingenios por el Gobierno Federal.

Pero esta medida solamente resolvió el problema de las preliquidaciones y de las liquidaciones. Los productores siguen sin crédito; no hay crédito en el campo cañero ni suficiente ni oportuno como dice el decreto. No hay financiamiento para la industria azucarera. El Programa Nacional Azucarero se ha quedado ahí, en buenas intenciones.

Por eso, señor Secretario, me voy a permitir plantearle tres preguntas, esperando tener respuestas a éstas:

Primero, a más de un año de haberse expropiado los 27 ingenios, quisiéramos saber cuál es la situación financiera de esto, además de que nos informe qué destino tuvieron los 12 mil 500 millones de pesos de la zafra 2000-2001. En este mismo sentido, los dividendos, por 15 mil millones de pesos, de la zafra 2001-2002, ¿qué destino han tenido estos recursos?

Segundo, ¿en qué etapa del proceso jurídico se encuentran los juicios de amparo que interpusieron los ex propietarios? Porque se dice que el Gobierno no compareció a los informes justificatorios.

Tercero, ¿qué compromiso tiene usted o el presidente Fox con Enrique Molina Sobrino, porque ahora todos los administradores de este grupo Casel están regresando a ser los gerentes de estos ingenios expropiados?

Por sus respuestas, muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, diputado.

Se le ofrece el uso de la palabra al secretario Javier Usabiaga, hasta por cinco minutos, para formular sus respuestas.

El Secretario de la Sagarpa, Javier Bernardo Usabiaga Arroyo:

La política pública, la política nacional azucarera sigue en marcha, el financiamiento al campo cañero por primera vez en nuestra historia es una realidad.

Hemos fortalecido las políticas públicas primero que nada mecanizando el campo cañero, la gran oportunidad de economías de costo que enfrenta el campo cañero mexicano está básicamente en incrementar su productividad y abaratar sus costos principalmente de cosecha.

Se han comprometido 28 asadoras y 30 cosechadoras para la Alianza para el Campo para 10 estados cañeros, se ha iniciado un proceso de financiamiento a través de giras que contemplan recursos por 741 millones de pesos, los cuales ya están radicados 257 millones de pesos.

Se ha dado una nueva visión al financiamiento al campo cañero con una corresponsabilidad de los productores, hoy día son los productores y no dependen de los ingenios para la radicación de los recursos, el crédito de esta manera es corresponsable, ya que los productores aportan garantías líquidas hasta por un 33%.

El Gobierno Federal se ha sumado en esta idea destinando recursos fiscales para aportar hasta el 5% de las mismas garantías y de esta manera hacer llegar al campo cañero los recursos de una manera responsable.

Para el esquema de siembras nuevas se ha autorizado ya la superficie a reponer para este año y mediante Fira, Banco de México y la Banca Comercial, se empezarán a ejercer los créditos. La modernización de los ingenios está en marcha, pero sobre todo el ordenamiento de la industria azucarera nacional.

De los ingenios expropiados, perdón diputado, no son 15 mil millones de pesos los ingresos de la zafra 2001-2002, fueron por 11 mil y piquito de millones de pesos, de los cuales el 57% de esos recursos se fue directamente al pago de los productores; el 13% se fue a la operación; el 5% se ha dedicado a gastos de administración y el 14% a gastos de logística y comercialización.

Ni el señor Presidente de la República ni un servidor tenemos compromiso con nadie más que él con México y un servidor, con el Presidente de México y con el campo de México.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Para hacer uso de su derecho de réplica, tiene la palabra el diputado Arturo Herviz Reyes, del grupo parlamentario del PRD, hasta por tres minutos.

El diputado Arturo Herviz Reyes:

Creo que se repite lo mismo con todos los secretarios: todo está muy bien, hay financiamiento en el campo cañero. Hace tres meses en la evaluación del Programa Nacional Azucarero en Jalapa, Veracruz, se prometió el crédito suficiente a los cañeros.

Al día de hoy, no hay un solo centavo que esté llegando a los productores de caña, hay la buena intención del señor Secretario, de hacer llegar los recursos; no sabemos cuándo nos está diciendo que a través de Fira. Qué bueno, pero esto es ya.

Por otro lado, hablamos de aumentar la productividad. Es necesario para la globalización o la competitividad internacional, es necesario, es cierto, tecnificar el campo y modernizar la fábrica pero si no están ni siquiera reparando los ingenios en este momento, mucho menos se va a estar modernizando los ingenios; si no hay recursos de crédito en el campo, cómo vamos a ser competitivos. Esto es grave, sin embargo, lo están diciendo aquí.

Hay 741 millones de pesos, nos lo dijeron hace tres meses y va a iniciar la zafra en el mes de noviembre y el crédito para avío a los cañeros, no les llegó en esta zafra.

Siembras nuevas, esperamos que se den. Es cierto, hay que reponer cepas pero se requiere el recurso y ése es el grave problema que tenemos en el campo cañero.

Mencioné la relación de Enrique Molina Sobrino y la situación del amparo que no nos contestaron porque los ex dueños están manejando que el Gobierno no compareció a presentar los informes justificatorios, esto significa que los amparos se pueden perder y el Grupo Santos, el Grupo Gam y el Grupo Machado podrían recuperar ingenios y entonces el Gobierno tendría que indemnizarles más de 10 mil millones de pesos a estos empresarios.

El único que no se amparó fue Enrique Molina Sobrino y entonces estaríamos pensando que precisamente la expropiación fue para beneficiar a Enrique Molina Sobrino, más ahora que los gerentes que tenía Enrique Molina Sobrino están regresando a administrar estos ingenios.

Por eso, señor Secretario, es importante que analice la situación de estos gerentes; por eso planteábamos y preguntábamos la relación que hay, el compromiso que hay, porque deja mucho que decir la situación, que los que quebraron la industria azucarera ahora vengan otra vez a administrar los ingenios del Gobierno para hacer lo mismo.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor diputado.

Para plantear preguntas a nombre del grupo parlamentario de Acción Nacional, se ofrece el uso de la palabra al diputado Sergio García Sepúlveda, hasta por tres minutos. El grupo parlamentario del PAN cambió su ponente y será el diputado Rodríguez López.

El diputado José Roque Rodríguez López:

Con el permiso de la Presidencia; honorable Asamblea, señor Secretario:

Los legisladores de Acción Nacional asumimos el reto de la globalización y por ello estamos conscientes de la necesidad de adecuarse al entorno internacional caracterizado por una competencia voraz que contradice el paradigma de un comercio sin barreras, pues en ningún otro sector se da tan profunda la desigualdad, como es en el campo mexicano.

Señor Secretario: sabemos que estos minutos son insuficientes para manifestar todas las inquietudes sobre el campo, sin embargo, en calidad de representante popular es mi deber requerir de usted algunas precisiones en torno a la problemática por la que atraviesan algunos productores frutícolas, los cuales se han visto afectados como resultado de las excesivas importaciones de frutas que se realizan en nuestro país. Esta situación afecta de manera importante la actividad de los productores nacionales, cuya fuente principal de ingresos depende de la producción y comercialización de sus productos.

En este sentido requerimos que nos informe sobre qué medidas concretas se han implementado para defender nuestros productores y nuestros productos, tanto exportable como de consumo interno, ante los subsidios que otros países aplican a sus productores agropecuarios. ¿Qué medidas ha establecido la Secretaría a su cargo para atenuar el impacto de esta situación desfavorable y promover alternativas de desarrollo para este tipo de productores?

Por otra parte, los problemas de financiamiento y de incumplimiento de pago a los productores cañeros condujeron a la industria nacional azucarera hacia un punto crítico que hizo preciso la intervención del Gobierno Federal para llevar a cabo la expropiación de 27 ingenios. Superando las dificultades inmediatas que plantean un obligado esquema de reparación y fábrica, se logró en el balance final de la zafra 2001-2002 un resultado histórico de eficiencia en planta para los 27 ingenios expropiados.

De 11.49 que arrojó como cifras oficiales una producción de 2 millones 299 mil 321 toneladas de azúcar, cabe destacar también que la cantidad de azúcar producida en esta zafra por los ingenios expropiados, fue superior a la producción de las dos últimas cifras, desde 1999 hasta 2002; sin embargo, el verdadero problema del sector azucarero no se sitúa hoy día solamente en la fábrica, en el ordenamiento del mercado y en la comercialización de los excedentes, sino del envejecimiento en el que actualmente se encuentra el campo cañero.

En este sentido, ¿hasta cuándo, señor Secretario, tendremos que esperar para contar con un sistema de financiamiento eficaz que permita a los productores cañeros recibir créditos de manera oportuna?

Por sus respuestas, muchas gracias, señor Secretario.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor diputado.

Tiene la palabra el ciudadano Secretario, Javier Usabiaga Arroyo para dar respuesta, hasta por cinco minutos.

El Secretario de la Sagarpa, Javier Bernardo Usabiaga Arroyo:

Las políticas públicas tienen como planteamiento fundamental el proteger a los productores nacionales. Para esto deberemos de emprender una serie de medidas legislativas para modificar la Ley de Comercio Exterior, la de Metrología y la de Normalización para responder más eficazmente a las prácticas desleales de comercio.

Debemos de emprender medidas administrativas para que la coordinación entre las secretarías de Economía, Hacienda, Salud y Agricultura mejoren sustancialmente el manejo de los cupos, la operación de las aduanas y la elaboración de normas sanitarias.

Debemos de utilizar medidas presupuestales, amplitud y flexibilidad y oportunidad en el presupuesto, será necesario, para atacar los problemas estructurales, coyunturales para generar certidumbre a través de ejercicios de presupuestos multianuales.

Estamos emprendiendo acciones sin esperar a que la planeación de las acciones antes mencionadas permitan la libre concurrencia de nuestros productores y acrecentar su competitividad. Y en casos concretos, hemos implementado cuotas compensatorias a las importaciones de manzana hasta en un 45% a fin de proteger a los productores nacionales de la caída de precios.

El financiamiento a cañeros se ha llevado a cabo de una manera puntual. El ejercicio de crear fincas cañeras, ha sido y está a la disposición de los productores, se han comprometido ya recursos por 285 millones de pesos donde se encuentran ya radicados en diferentes ingenios, podría mencionar algunos de ellos.

Sin embargo, no creo que sea realmente el caso de hacer un debate. La Secretaría de Agricultura está cumpliendo con sus compromisos, los productores tienen que hacer su parte. Apelo a la representación social que tiene esta Cámara para que nos mantengan informados de donde no están llegando los recursos a el campo cañero.

Aprovecharía este espacio para informar sobre la marcha que llevan los amparos en contra del Gobierno Federal respecto a la expropiación de los ingenios azucareros. Es una demanda de esta soberanía que pido disculpas por no haber atendido puntualmente en la pregunta anterior.

El Gobierno de la República ha defendido el decreto expropiatorio ante los tribunales de la mejor manera posible, pero será una decisión del Poder Judicial de la Federación.

En base a la resolución se podrán definir situaciones y determinaciones hacia el futuro de los ingenios, indemnizaciones, pagos a terceros etcétera.

Quiero informar a esta soberanía que de los 16 juicios de amparo se han resuelto 4 ya con sobreseimiento a favor de la Federación y quedan pendientes otros recursos y resoluciones.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor Secretario.

Para hacer uso del derecho de réplica, a nombre del grupo parlamentario de Acción Nacional, tiene la palabra el diputado Juan Carlos Sáinz Lozano, hasta por tres minutos.

El diputado Juan Carlos Sáinz Lozano:

Con el permiso de la Presidencia; honorable asamblea; señor Secretario Javier Usabiaga:

Los legisladores del Partido Parlamentario del PAN, no dudamos de la transparencia y manejo de la Secretaría a su cargo, nos identificamos con el compromiso expresado por el presidente Vicente Fox y así reiteramos nuestra intención de incrementar la coparticipación entre de los poderes Legislativo y Ejecutivo en todo lo concerniente al sector agropecuario.

Sabemos que la responsabilidad que implica al estar al frente de una Secretaría que involucra a un sector de tantas aristas como el agropecuario, es una tarea compleja.

Sin embargo, ello no es pretexto para tomar las medidas conducentes que requieran cada uno de los siguientes subsectores.

Más aún si consideramos que el problema de la industria azucarera no está en las unidades industriales, es decir, que bajo este esquema de expropiación de los ingenios, resultaron ser eficientes, y eso es un hecho que no puede dejar de mencionarse. Sin embargo, debemos de enfatizar y dejar claro, que el campo cañero está envejeciendo y la inversión es escasa.

Entendemos, señor Secretario, que no es fácil tomar las medidas adecuadas para estabilizar el esquema de los precios del sector, dada la situación internacional. No obstante creemos que debe de continuar y perfeccionar, por parte de su Secretaría, una acción perfectamente dirigida mitigar esta situación, mediante la colaboración, el diálogo, con todos los factores de la industria azucarera, para encontrar la solución más benéfica para todos.

En lo relativo al comercio exterior, resulta imprescindible contar con una coordinación intersecretarial, siempre, siempre consultar al Consejo Nacional Agropecuario para obtener los mejores resultados, para los hombres y mujeres que en el campo esperan.

Lo que usted expresa, revela la complejidad de la actividad azucarera, por lo que se hace necesario ampliar el panorama y cuestionar, ¿qué se hace para llevar el financiamiento al sector agropecuario, pues la producción estará al nivel de la inversión que se haya efectuado?

Sin embargo, señor Secretario, reiteramos la necesidad de concretar reformas estructurales dentro del sector azucarero, que garanticen a corto plazo y a mediano plano, no sólo la viabilidad de la industria sino también su crecimiento y consolidación, ya que es necesario mantener un seguimiento en los avances alcanzados a partir de este 24 de mayo pasado.

Por su amable atención, muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor diputado.

Para plantear pregunta a nombre del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, se ofrece el uso de la palabra al diputado Silverio López Magallanes hasta por tres minutos.

El diputado Silverio López Magallanes:

Diputada Presidenta; compañeros diputados; señor Secretario:

El campo mexicano se encuentra en estado de emergencia, dada la total ausencia de una política de estado. Los ganaderos hemos reclamado la mala conducción del sector, y lo único que obtuvimos es la indiferencia del Ejecutivo Federal, ya que en el informe omite los programas vertebrales para activar la economía, y para muestra un botón: ¿qué pasó con los productores que en Chihuahua y Nuevo Laredo, bloquearon los puntos de entrada al país de productos cárnicos?

¿No cree, señor Secretario, que a dos años de gobierno ya debe ponerse de acuerdo con los secretarios de Economía, de Hacienda y de Salud? Es tiempo de aplicar programas que protejan a los ganaderos de las importaciones desmesuradas, durante su gestión no ha sido planteada una política de Estado que apoye a la ganadería, ¿por qué, pregunto, no elaborar un programa a 30 años para estimular la producción de carne bovino, porcino y leche, que nos dé seguridad en las inversiones y garantice la venta de nuestros productos, sin competencias desleales, como lo que está viviendo el país, con más de 165 mil toneladas importadas de leche de Uruguay, país con fiebre aftosa?

Las importaciones son necesarias para complementar la producción nacional, no para desplazarla, pero éstas son desmedidas, ¿por qué no ordena una investigación por subvención, discriminación de precios o salvaguarda? La Ley de Comercio Exterior lo faculta, ¡hágalo señor Secretario!

¿Cuándo va a utilizar los instrumentos que le proporciona o que le proporcionó esta legislatura en materia de puntos de inspección y verificación para productos cárnicos de importación, por conducto de la Ley Federal de Sanidad Animal.

¿Qué es el blindaje agropecuario?, ¿considera el blindaje agropecuario la revisión del TELECAN?, ¿considera el blindaje agropecuario precios preferenciales en el diesel y en la luz eléctrica?, ¿considera el blindaje agropecuario las tan mencionadas sociedades financieras de objeto limitado? Y por supuesto, ¿considera el blindaje la comercialización y el ordenamiento de mercados?, que por cierto el Presidente lo menciona y al igual que el blindaje sólo en papel lo conocemos.

La actividad pecuaria que aporta el 30% del Producto Interno Bruto del sector agropecuario, recibe menos del 3% del gasto de esa Secretaría a su cargo.

Señor Secretario, está acabando con la ganadería nacional.

Termino, diputada Presidenta.

Y no se trata sólo de vacas, se trata de mexicanos, de empleos, de la industria del calzado, del vestido y de la industria farmacéutica.

¿A quién va a culpar ahora el Ejecutivo Federal de la falta de una política de apoyo al campo?

Le pido, señor Secretario, que no nos diga que para solucionar los problemas del campo, es necesario que los ganaderos se conviertan en importadores.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor diputado.

Para dar su respuesta, tiene el uso de la palabra el Secretario Javier Usabiaga hasta por cinco minutos.

El Secretario de la Sagarpa, Javier Bernardo Usabiaga Arroyo:

Los instrumentos que da la ley para ordenar los mercados se han ejercido con eficiencia y con transparencia.

Desde que yo tengo uso de razón en el sector agropecuario, nunca había habido información a todos y a cada uno de los sectores involucrados en qué, cómo, cuánto y por qué se asignan los cupos de importación; sin embargo, sigue habiendo ineficiencias, ineficiencias que tendremos que corregir; ineficiencias que tendremos que hacer para dar mayor transparencia, pero sobre todo mayor orden a los mercados.

Los mercados están ordenados, prueba de ello es que no hemos sufrido durante este año ningún problema de comercialización de los productos agropecuarios. Las cosechas excedentarias del noreste del país que tradicionalmente ponían en jaque a el Ejecutivo Federal, este año transcurrieron con orden, con tranquilidad y con utilidades para los productores.

El blindaje contemplará, efectivamente, precios justos no precios preferenciales; el productor mexicano no necesita precios justos, no necesita precios justos, no precios preferenciales. Estos serán en energía, en granos y sobre todo en incentivos a la capitalización y a la competitividad.

Las Sofoles están funcionando, tenemos ya junto con Banco de México, las primeras diez solicitudes aprobadas y están a la disposición de esta soberanía.

Seguiremos esforzándonos para que las herramientas que tenemos a nuestras manos les demos transparencia y les demos eficacia para que el ordenamiento de los mercados agrícolas llegue a beneficio de todos los productores.

No por esto vamos a subsanar muchas de las inequidades, pero sí daremos un principio que dé certidumbre al productor para planear hacia el futuro lo que requiera hacer con su inversión.

Es tiempo de que demos horizonte a la actividad agropecuaria en nuestro país; es tiempo que demos una visión de futuro a la actividad agropecuaria; es tiempo que lo estamos haciendo y que estamos fundamentando los pilares para dar esa certidumbre en el tiempo a los productores nacionales.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Para hacer uso del derecho de réplica a nombre del grupo parlamentario del PRI, tiene la palabra el diputado César Horacio Duarte Jáquez.

El diputado César Horacio Duarte Jáquez:

Señor Secretario:

Hay represión al movimiento campesino.

Armando Villarreal Marta, que usted conoce muy bien, es el primer preso político del régimen y está confinado en el Cereso de Ciudad Juárez, Chihuahua. Usted se comprometió en Matamoros, Tamaulipas, a intervenir ante la Secretaría de Gobernación y no hay respuesta. Nuestra lucha sigue. Hoy están tomados los puentes internacionales de Ciudad Juárez, de Palomas y Ojinaga, Chihuahua, en protesta a la represión que se ha impuesto a esta causa.

Usted sabe muy bien señor Secretario, que no sólo sabemos manifestarnos; conoce nuestra iniciativa de Ley de Inducción de Energía al Campo, la Ley 20 de Noviembre, pretendemos resolver de fondo el costo de insumos de los energéticos, de la electricidad y diesel principalmente. Este es nuestro delito, luchar por equilibrar nuestros insumos, los costos de nuestros insumos con nuestros socios comerciales.

Los energéticos se han incrementado su costo en más de un 500% mientras los productos agropecuarios siguen al mismo precio, en el mejor de los casos. Y muchos otros valen mucho menos que hace más de 10 años. Hay irritación y desesperanza. No hay resultados. El Tratado de Libre Comercio y el Farm Bill son la guillotina que se asoma para todos los productores nacionales que hoy pagan por trabajar.

Si bien corresponde a esta soberanía la aprobación de esta iniciativa de ley, también es cierto y usted lo sabe, que requerimos de la voluntad del gobierno y en especial del grupo parlamentario de su partido, del partido en el gobierno y también de la respectiva publicación de la ley pues tenemos ya el antecedente del veto presidencial precisamente en el tema agropecuario.

El cambio nadie lo para, reza la publicidad gubernamental en la cual aparecen campesinos diciendo que ya están regresando los paisanos al campo mexicano. Si esa percepción con la que se quiere impactar a los ojos y oídos al pueblo de México, señor Secretario gobiernan un país que no conocen. Y es en todo sentido una falsa realidad.

Señor Secretario, requerimos ser realistas. Necesitamos consensos y voluntad de establecer o restablecer el diálogo. Exigimos la libertad de Armando Villarreal Marta.

Construyamos con respeto y verdadera decisión los caminos para cambiar la desastrosa realidad que hoy vive el campo mexicano. Usted tiene la palabra, señor Secretario.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor diputado.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Pasamos a la segunda ronda de preguntas con derecho a réplica y se han registrado en esta Mesa Directiva a nombre del grupo parlamentario del Partido del Trabajo, la diputada Rosa Delia Cota Montaño; a nombre del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, la diputada Julieta Prieto Furken; a nombre del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, la diputada Petra Santos Ortiz; a nombre del grupo parlamentario de Acción Nacional, diputado Sergio García Sepúlveda; y a nombre del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, la diputada Martha Ofelia Meza Escalante.

Tiene la palabra hasta por tres minutos para formular su pregunta la diputada Rosa Delia Cota Montaño, del PT.

La diputada Rosa Delia Cota Montaño:

Con el permiso de la Presidencia; señor Secretario Usabiaga:

Para Baja California Sur, la pesca representa una actividad económica de vital importancia. Pero sobre todo tiene un alto contenido social, ya que para gran número de familias es su principal fuente de sustento.

Así reconocemos que para un uso responsable de los recursos naturales se requiere el apropiamiento de los mismos y esto se logrará arraigando a los usuarios a las zonas donde habitan y realizan sus actividades productivas. Esta es una tarea pendiente por realizar para alcanzar una adecuada administración de los recursos pesqueros.

En el caso de Baja California Sur, exigimos que para el otorgamiento de permisos de pesca en los litorales estatales, se considere como requisito indispensable que se trate de habitantes de las comunidades pesquero-ribereñas. No permitiremos que sigan explotando nuestros mares supuestos pescadores que llevan a cabo esta actividad al amparo de permisos de escritorio.

Además le recordamos que es necesario implementar una estrategia integral para el ordenamiento pesquero estableciendo límites de esfuerzo pesquero por región y pesquería para, cuando así se requiera, limitar la creación de cooperativas y diseñar esquemas de fortalecimiento de las organizaciones ya existentes.

Señor Secretario: nos han informado pescadores del estado que desde hace dos años solicitaron permisos para continuar con su actividad; sin embargo, la Sagarpa no les ha respondido. ¿Podría informarnos por qué no ha enviado la respuesta, al menos como una atención a la solicitud que cualquier ciudadano tiene derecho? Es cuanto. Gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias.

Tiene la palabra, para formular su respuesta, el secretario Javier Usabiaga, hasta por cinco minutos.

El Secretario de la Sagarpa, Javier Bernardo Usabiaga Arroyo:

Pienso, señora diputada, que debemos de trabajar Ejecutivo y Legislativo en esta nueva dinámica y reclamo de los pescadores de ribera.

Creo que hoy necesitamos juntos hacer las propuestas de modificación a las leyes correspondientes para poder ser un poco más atentos a las necesidades de todos aquellos que habitan a la orilla del mar y poder encontrar los caminos de desarrollo para los mismos.

El sobreesfuerzo pesquero que tenemos en nuestro país es de todos conocido, sobre todo en todas aquellas especies que tienen un mayor valor económico. Por eso necesitamos crear alternativas, desarrollar alternativas en la maricultura y en la acuacultura, de tal manera que vayamos guiando esos excedentes de población que tenemos hoy y que son sabedores y conocedores de la actividad pesquera y de la biología marina a actividades que le permitan un uso más racional de los recursos.

Tenemos que establecer estas alternativas en beneficio de todos los pescadores. Estamos limitados por la carta nacional pesquera a emitir permisos de pesca de todas aquellas especies que se encuentran ya sobreexplotadas o aquellas especies que están limitadas por la misma Ley de Pesca o reservadas para determinados sectores.

Ante esto no hemos emitido esos permisos de los que usted me platica. Pido una disculpa porque tiene usted mucha razón, un no también es respuesta y es obligación de nosotros dar respuestas afirmativas o negativas con el sustento de la ley.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias.

Para hacer uso de su derecho de réplica, tiene la palabra la diputada Rosa Delia Cota Montaño, hasta por tres minutos.

La diputada Rosa Delia Cota Montaño:

Señor Secretario:

En muchas ocasiones los verdaderos pescadores han recibido como respuesta, en el mejor de los casos, que se requiere de mayor tiempo para responder a su petición. En otros casos la respuesta ha sido que no se permitirá el incremento al esfuerzo pesquero, como lo está diciendo; sin embargo, en términos objetivos no se da el caso ya que de cualquier forma se está pescando, pero al margen de la ley, como pescador libre.

Por tanto, sólo se estaría solicitando su regularización. Recuerde, señor Secretario, que de esta actividad dependen familias surcalifornianas y no se trata únicamente de un fin comercial, sino de una forma de vida.

En ocasiones también los verdaderos pescadores, los que viven, su sustento diario, de la pesca, tienen que salir a otras comunidades a ejercer algún otro trabajo; sin embargo, hay pescadores de fuera que sí van a pescar precisamente a su zona.

Puede crearse un serio conflicto si no se determina rápidamente esta actividad en cada una de estas comunidades.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, diputada.

Para formular una pregunta a nombre del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, tiene la palabra hasta por tres minutos la diputada Julieta Prieto.

La diputada Julieta Prieto Fuhrken:

Con el permiso de la Presidencia; señor Secretario:

Al grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México nos preocupa enormemente que en el informe de actividades que usted envió a esta soberanía, no hay ninguna referencia al importantísimo tema de la alimentación. Lo único que logramos detectar fueron una serie de re- ferencias a la inocuidad alimentaria y regulaciones concernientes a los alimentos de origen agrícola, pecuario y acuícola.

Compartimos con la Sagarpa la imperiosa necesidad de contar con alimentos que cumplan con la regulación sanitaria y que sean inocuos. De hecho estamos convencidos de que por la salud de los consumidores deberíamos de reactiva y elevar el uso de los rastros tipo inspección federal (TIF) que se hallan subutilizados; sin embargo, nos preocupa que dentro de los programas, proyectos y servicios de la Sagarpa no se le dé la importancia debida al rubro de la alimentación.

En su gestión no vemos que ninguna línea estratégica esté orientada a informar a la población sobre el valor alimenticio o a incentivar el consumo de hortalizas o productos marinos entre las clases populares, así como la capacitación para la preparación de alimentos que reduzcan la desnutrición de menores de cinco años y de mujeres embarazadas.

Mucha de la desnutrición crónica podría atenuarse con una labor de organización social y la ayuda de promotores en nutrición en aquellas áreas donde los estudios del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición han detectado los grados más graves de este mal.

¿Qué programa prevé la Secretaría a su cargo para implementar una estrategia alimenticia para el resto del sexenio?

Por su respuesta, gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, diputada.

Tiene la palabra para formular su respuesta el señor secretario Javier Usabiaga Arroyo, hasta por cinco minutos.

El Secretario de la Sagarpa, Javier Bernardo Usabiaga Arroyo:

El concepto de alimentación, como responsabilidad de la Secretaría, es un concepto mucho más amplio, es el concepto de que el productor vaya apropiándose de los procesos de transformación para hacer llegar a la mesa de los mexicanos, alimentos sanos y nutritivos. En este concepto hemos venido fortaleciendo primero que nada la inocuidad alimentaria, inocuidad alimentaria que es imprescindible el día de hoy, no solamente porque así lo exijan los mercados internacionales, sino porque es una demanda de salud pública en nuestro país y así hemos impulsado, fomentado, incentivado inclusive a través de la transferencia de recursos fiscales, la implementación de rastros tipo inspección federal, la normalización de productos mexicanos a través de un sello de México calidad selecta, donde se cumple no solamente con el aspecto normativo e inocuo, sino con un espectro de duración, de conservación y de calidad de los alimentos.

La información del valor alimenticio está considerada y conceptualizada en nuestra Ley de Información y Protección al Consumidor que en breve mandaremos a esta soberanía y estamos impulsando fuertemente las normas para que estas normas sirvan como regulatorias para impulsar la calidad de los productos, la diferenciación de los mismos por el consumidor y que de esta manera logren los productores no solamente un mayor valor agregado, sino el consumidor el valor nutricional de sus productos. Tal es la propuesta de la leche... de la norma de la leche que hemos venido impulsando y que se encuentra ya en operación y que está ahorita en consideración de la cadena productiva la elaboración de la norma de leche cruda para dar valor agregado a los productos. Hemos diseñado y hemos apoyado los institutos de evaluación de calidad alimenticia a través de nuestro país. Tal es el caso como la Comisión para la Normalización de la Leche o Copalec, en el Estado de Jalisco.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Para hacer uso de su derecho de réplica tiene la palabra el diputado Diego Cobo Terrazas, del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista, hasta por tres minutos.

El diputado Diego Cobo Terrazas:

Buenas tardes.

Compañeras y compañeros diputados; señor Secretario:

Qué bueno que sale a relucir el tema del derecho a la información, el derecho a la información que debe tener el consumidor y qué bueno que la Secretaría a su cargo presentará propuestas a este respecto. Ojalá y en esas alternativas, señor Secretario, se incluya el derecho de los consumidores a saber si consumen o no elementos transgénicos en los diferentes alimentos que hoy podemos encontrar en el mercado. Porque aquí hubo ya varias iniciativas de ciudadanos diputados que han sido detenidas por sectores interesados en que los consumidores no conozcan el tipo de productos que estamos adquiriendo en los centros de mercado.

Señor Secretario: a dos años de iniciada la actual administración los saldos en Sagarpa son negativos, el cambio prometido no ha llegado al campo mexicano. Los subsidios agrícolas de los países desarrollados aunados a la ausencia de políticas nacionales, a la falta de recursos tecnológicos y a la desprotección de los recursos naturales, están fulminando lo que queda de nuestro campo.

Por si fuera poco, la Sagarpa ha privilegiado a determinados intereses dentro del sector: a los grandes productores, que siguen siendo los más beneficiados. Es el caso de los pescadores de altura y la norma 029 que aquí se ha mencionado, que tiene dedicatoria en perjuicio de los pescadores ribereños y deportivos, cuyas áreas de influencia pretenden ser explotadas por los grandes productores. Ese es el fondo de la norma 029 y no de una falsa discusión entre conservación y protección de la economía; el fondo es un negocio de unos pocos en perjuicio de muchos.

Por otro lado, señor Secretario, seguimos importando maíz transgénico sin control alguno y pese a que científicamente se ha demostrado la contaminación de variedades de maíz nativo la autoridad no ha hecho nada para aplicar un principio universal de protección ambiental, que es el principio precautorio.

En resumen, señor Secretario, fertilizantes químicos, plaguicidas, transgénicos sin control sobre explotación del agua, expoliación pesquera, alimentos contaminados y mal elaborados, pobreza y marginación, es el resumen del saldo hasta el día de hoy en Sagarpa. ¿Hasta cuándo, señor Secretario, llegará el cambio prometido?

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, diputado.

Para formular preguntas a nombre del grupo parlamentario del PRD, tiene la palabra hasta por tres minutos la diputada Petra Santos Ortiz.

La diputada Petra Santos Ortiz:

Buenas tardes, compañeras y compañeros; con su permiso:

En el II Informe de Gobierno una vez más el presidente Vicente Fox le mintió al pueblo de México y muy especialmente a los campesinos y productores agropecuarios. Con gran sorpresa y sin poder creerlo escuchamos lo siguiente: "avanzamos en el ordenamiento de los mercados agropecuarios, hemos dado un cambio radical a la política de apoyos a la comercialización, con la entrega directa, sin intermediarios, de los apoyos a los productores; ello ha permitido que reciban un mayor ingreso. Nuestros agricultores se quedan ahora con 30 centavos de cada peso que paga el consumidor por los productos del campo, en lugar de los 20 centavos que recibían antes de esta administración".

Y si así fuera, la aseveración anterior ofende profundamente a los productores, ya que hoy, ¡hoy!, se debaten todos los sectores rurales en la más severa crisis que haya sufrido el campo mexicano. Hoy se preguntan ¿dónde estarán estos 30 centavos de cada peso que no se han visto en ningún lado, ni siquiera en el informe y documentos oficiales? En su afán populista, Fox se lo sacó de la manga para tener algo qué decir del campo.

Señor Secretario: con las cifras manejadas en el informe, se demuestra que los intermediarios no han desaparecido en el campo, como lo planteó el Presidente, ya que se apropian del 70% del valor del producto agropecuario. Infórmele bien a su jefe, que no porque usted es Secretario del ramo ha dejado de ser intermediario.

Esta política del Gobierno que usted representa, ha generado sistemas de cadenas productivas destruidas de producciones básica y de consumo industrial a punto de extinguirse y ha generalizado una migración masiva rural, en consecuencia una gran criminal miseria para las mayorías rurales. No sólo con las balas se mata, sino también con las incapacidades gubernamentales.

Nos preocupa mucho lo del blindaje. ¿Qué es el blindaje? ¿A cuánto asciende el monto del blindaje? ¿Por qué se niega sistemáticamente a renegociar el Tratado de Libre Comercio en el sector agropecuario? ¿Por qué no protegen al campo como lo hacen a quienes ustedes copian tanto, a los norteamericanos?

México ha dejado de ser un país con soberanía alimentaria, gracias a las políticas destructivas que se le han aplicado al sector desde hace 20 años y que sin recato han sido seguidas al pie de la letra por el Gobierno actual del continuismo y profundización neoliberal.

¿Dónde está realmente el cambio para el campo y por qué tienen un subejercicio que aquí queremos que nos lo diga?

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señora diputada.

Tiene la palabra el señor secretario Javier Usabiaga, para su respuesta, hasta por cinco minutos.

El Secretario de la Sagarpa, Javier Bernardo Usabiaga Arroyo:

Al principio de la actual administración uno de los principales problemas que detectamos era la poca proporción que conseguía el productor de lo que pagaba el consumidor. La Secretaría de Agricultura, a través del Sistema de Información Agropecuaria y Pesquera, ha desarrollado una metodología para una mejor estimación de los precios al productor y que sería demasiado amplia explicarla en esta tribuna, pero que está a disposición de todos ustedes en la página de la Secretaría.

Podemos señalar que una buena administración de los mercados, el acceso oportuno a la información de los mismos, ha venido trayendo como consecuencia, que los precios de algunos productos se hayan venido modificando; podría yo dar algunos ejemplos.

En el caso del frijol en Zacatecas, la primera visita que tuve yo de productores inconformes, fue porque ellos estaban recibiendo dos pesos de un producto que valía 11 pesos en el consumidor final. Ahí nos dimos a la tarea de ordenar los mercados a través de una serie de estímulos fiscales, estímulos a capacidad de mercado, la conformación de diferentes entidades que permitieran al productor retener al valor hasta lograr que hoy día el productor reciba en ese caso hasta el 40%.

Igual podría enumerar en el caso del mango, donde en el 2000 el productor apenas recibía un 11%. Toda esta información la publicamos mes a mes y está a la disposición de esta soberanía para su información.

El ordenamiento de los mercados es una realidad, no podemos engañarnos. Hoy día no encontramos importaciones al mismo tiempo que las cosechas nacionales. Hoy día los cupos se dan en tiempo y en forma. En su estado, señora diputada, hemos tenido la comercialización del ciclo otoño-invierno pasado en un orden casi perfecto.

La transferencia de recursos a los productores es totalmente transparente y se encuentran con nombre y apellido; hoy día podemos darle a ustedes los nombres de los 256 mil productores que recibieron durante el ciclo otoño-invierno apoyos a la comercialización.

Estamos haciendo un gran esfuerzo para eliminar los intermediarios, no podemos eliminarlos de la noche a la mañana porque son factores indispensables en el comercio, hay que eliminar los muchos eslabones de intermediación que existen y utilizar únicamente aquellos que tengan la necesidad de existir para el buen funcionamiento de los mercados.

Desconozco a qué subejercicio se refiera, nosotros vamos en tiempo y en forma con la aplicación presupuestal de acuerdo con lo programado en un 95%.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor Secretario.

Para hacer uso de su derecho de réplica, tiene la palabra la diputada Petra Santos Ortiz hasta por tres minutos.

La diputada Petra Santos Ortiz:

Es cierto que en tres minutos es muy difícil, pero mire, señor Secretario, empiezo.

Usted ha hablado de la transparencia y combate a la corrupción y quiero entregarle aquí con este sobre donde usted cuando era titular del desarrollo agropecuario de Guanajuato, junto con los funcionarios estatales y que ahora también siguen estando como funcionarios federales, le presento toda una gran corrupción, presunta corrupción que me dan los agricultores de Guanajuato. Este dinero, nos dicen ellos, que este dinero si no se ampara podría saberse si salen de los amigos de Fox que fue para la campaña.

Y con relación al conflicto de los pescadores que en el Estado de Sinaloa donde estuvimos y firmamos con usted, con el gobierno del Estado y su servidora, ahora su delegado allá, yo creo que se siente más fuerte que usted porque dice que no va a hacer caso a los acuerdos que aquí se firmaron y esta situación es muy grave porque esperamos que no suceda lo que el año pasado, que hubo cuatro muertos, esperamos que no corra sangre en el mar porque de otra manera usted puede ser el responsable, ya que lo hemos firmado por escrito.

Ahí se lo dejo para que se llame a su delegado o dígame si es más fuerte que usted, pues para que me firme él y no venir con usted y perder el tiempo, como lo hicimos en días pasados.

Y al momento en que dice usted de que no ha quedado nadie que no le ha dado el apoyo de la comercialización, todavía me quedan 18 del 2000-2001 que no se les ha dado el apoyo a la comercialización. También le dejo los nombres para que no me diga como la vez anterior, que no era real.

Yo quiero decirle que antes de que le entreguen el agua a Estados Unidos, esta Cámara debe tener decisión para eso, no es posible que se entregue el agua a Estados Unidos y lo felicito, señor Usabiaga, porque el 15 tuvo usted un valor de gritar: ¡Viva el campo mexicano! Cuando usted es el que le ha dado el tiro de gracia.

Lo reconozco como extraordinario productor de ajo, pero en el país sólo ha sembrado enojo, encono, coraje y desesperanza; no lo siga cultivando así, el campo, queremos cambio, queremos que realmente los programas le lleguen, si es cierto que está todo ahí en las páginas, como dice usted oficiales, pero no está como debe de darse, no hay un programa, no hay un rumbo real. Se sacaron también esto del blindaje, yo pensaba que era lo de los carros ó no sé, pero del sector agropecuario no le veo rumbo y pido la libertad del compañero Armando Villarreal Maza, que ya que por andar tomando las aduanas él está en la cárcel y pido su libertad.

Gracias, compañeros panistas, no les afecta a ustedes; estoy defendiendo al campo.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Tiene la palabra para plantear sus preguntas el diputado Sergio García Sepúlveda, del grupo parlamentario de Acción Nacional, hasta por tres minutos.

El diputado Sergio García Sepúlveda:

Con el permiso de la Presidencia; honorable Asamblea; señor Secretario:

Apoyamos todos los programas que beneficien a los productores agropecuarios, pero queremos trasmitirle lo que en nuestras giras por las diferentes regiones del país nos reclaman los productores agropecuarios, me refiero específicamente a los pequeños y medianos productores agrícolas y pecuarios que quieren mantener la confianza en este Gobierno y muy particularmente en la Sagarpa.

A quienes trabajan en el desarrollo agropecuario del país, se les han creado muchas expectativas sobre las operaciones de sus actividades, pero necesitan más comunicación con usted, quieren acciones concretas que les devuelvan esperanzas de vivir de y para el campo.

Por lo tanto, nos gustaría saber qué acercamientos y acuerdos se han realizado entre la Sagarpa y asociaciones de pequeños productores pecuarios, básicamente de bovinos, lecheros, porcicultores, avicultores y otros para servir de interlocutor con otras dependencias, fortalecer el mercado interno y lograr acciones concretas que aterricen en proyectos y propuestas para consolidarse ante una competencia abierta que ya se está dando con productores de importación.

Y cómo se coordina la Sagarpa con la Secretaría de Economía y cómo orienta a ésta para la defensa de los productores ante importaciones depredatorias para la producción nacional y cómo inspecciona la Sagarpa esas importaciones sanitariamente y ante el contrabando técnico.

Qué cambios institucionales puede implementar para que al interior de la Sagarpa las delegaciones estatales ya no rea-licen trabajo político y respondan así al papel de interlocutor que reclaman los trabajadores del campo, agrícola y pecuario, para recibir apoyos confiables e independientes a las inclinaciones políticas.

Y en cuanto a pesca, los legisladores del grupo del PAN entendemos que la norma 029 requiere adecuaciones, pero creemos que sin embargo es necesaria para proteger el recurso y tiene muchas bondades que regulan la captura, la pesca y protege a las playas de tortugas.

Por su respuesta, señor Secretario, muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor diputado.

Se ofrece el uso de la palabra al secretario Usabiaga Arroyo, hasta por cinco minutos, para su respuesta.

El Secretario de la Sagarpa, Javier Bernardo Usabiaga Arroyo:

Uno de los mayores retos que enfrenta la Secretaría es definitivamente la organización de los pequeños productores.

Exigimos muchas veces a los pequeños productores proyectos cuando ellos solamente tienen ideas; requerimos de ellos muchas acciones que no están capacitados para hacerlas y en esta tarea es donde hemos querido hacer el verdadero cambio, hay que capacitar y acompañar en los procesos productivos para que los productores puedan cristalizar de una vez y para siempre sus proyectos de inversión, para que vayan acompañados de una visión a largo plazo y que el día de mañana lo puedan convertir en una visión de un proyecto de agronegocios.

La orientación y la coordinación entre la Secretaría de Agricultura y la Secretaría de Economía es el quehacer diario de nosotros para enfrentar las prácticas desleales de comercio, para emprender las acciones de defensa que debamos de realizar juntos, para concretar las acciones en beneficio de los productores creando a través de los mismos programas de la Secretaría de Economía, programas para pequeños productores, sobre todo el erario, en la rama del sector de pequeños productores lecheros, ahí enfrentamos un gran reto.

El pequeño productor debe de enfrentar no solamente el reto de la competitividad, sino debe de enfrentar también el reto de que hoy día nuestros consumidores exigen calidad y sanidad. Ahí es donde estamos enfocando las mayores baterías.

Tenemos ejemplos ya de establos consolidados de pequeños productores en el Estado de Jalisco, donde los resultados en rentabilidad y en calidad del producto terminado son sorprendentes.

Las delegaciones y los señores delegados no están para hacer quehacer político, son servidores públicos al igual que el Secretario y como servidores públicos nuestro compromiso está con todos los mexicanos.

No podemos atender preferencialmente a ningún partido político ni a ninguna organización campesina; estamos aquí para servir a todos los hombres del campo de México, a servirlos con nuestra mayor voluntad y con el mayor respeto, dándoles siempre la oportunidad de que recobren su dignidad, de que esa dignidad que tanto ha perdido el hombre del campo vuelva a nacer para que haga de ellos hombres libres que tengan acceso a las oportunidades.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor Secretario.

Para hacer uso del derecho de réplica a nombre del grupo parlamentario de Acción Nacional, tiene la palabra el diputado Juan Mandujano Ramírez, hasta por tres minutos.

El diputado Juan Mandujano Ramírez:

Con el permiso de la Presidencia; honorable Asamblea; secretario Javier Usabiaga:

El compromiso que todos los legisladores asumimos con el campo mexicano, se hace realidad al impulsar diversos cambios legales orientados a fortalecer la capacidad de gestión de la Sagarpa. Prueba de ello son las aprobaciones de la Ley de Desarrollo Rural y la Ley de Capitalización del Procampo, así como las reformas a la Ley Federal de Sanidad Animal.

En los años sesenta se ha provocado una caída constante de esta actividad económica. Aunado a lo anterior, en los últimos 11 años la participación de este sector en el empleo total del país se ha contraido a niveles del 18%, cuando llegó a representar poco más de una cuarta parte de eso, es el 26.8% a principios de la década de los años noventa.

Históricamente observamos que los factores detonantes del crecimiento en el sector agrícola han sido en superficie cosechado por un lado y los aumentos en el rendimiento en la superficie por el otro. Es así que actualmente el único medio que tenemos para hacer de éste un sector generador de bienestar es el aumento de la productividad en todas las actividades vinculadas en el campo. Es por ello que el gran reto es hacer redituable la actividad del sector agropecuario.

En este sentido requerimos saber: ¿qué medidas se están tomando para atenuar la caída sistemática de los precios de granos básicos, como maíz, frijol, sorgo, trigo etcétera? ¿Qué medidas son las que ha tomado la Sagarpa para inspeccionar las importaciones de productos agropecuarios que no cubren los estándares de calidad requeridos para el campo? ¿Cuál es la participación de la Sagarpa en la determinación de los cupos y sobrecupos de las importaciones, las cuales han resultado cuestionables por gran parte de los productores nacionales? Por lo que le exhortamos a que a la brevedad posible nos sea proporcionada esta información por parte de la Secretaría que preside.

Por su atención, muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, diputado.

Para plantear preguntas a nombre del grupo parlamentario del PRI, se ofrece el uso de la palabra a la diputada Martha Ofelia Meza Escalante, hasta por tres minutos.

La diputada Martha Ofelia Meza Escalante:

Con su permiso señora Presidenta; señor Secretario:

Me ha correspondido el uso de la voz para expresarle los puntos conyunturales que han frenado el crecimiento de la industria pesquera que requieren y demandan los cientos de miles de mexicanos que viven de esta noble actividad económica.

Deseo que sea usted el conducto para informarle al presidente Fox, que en México practican la pesca con registro o sin registro, el más de medio millón de mexicanos que generan alimentos al país y que constituyen una economía que da empleo indirecto a un número, aún mayor, lo que ofrece, una forma de vida a más de 1 millón de familias mexicanas, que seguramente esperaban escuchar, cuando menos, un renglón sobre pesca dentro del mensaje político en su II Informe de Gobierno.

En principio deseo expresar a usted la preocupación de los diputados que integramos la Comisión de Pesca por el raquítico presupuesto que se asigna por el Ejecutivo Federal a esta rama y que impide atender las necesidades básicas del sector pesquero nacional, siendo que dentro del techo presupuestal asignado a la Secretaría a su cargo, menos del 2% destinado a la pesca.

Quiero afirmarle categóricamente, que cuando menos debe usted dedicarle el 10% del presupuesto de la Sagarpa del próximo año con un destino preciso y sin recortes a la actividad pesquera nacional, demostrando con ello la congruencia de su actitud positiva hacia los pescadores mexicanos.

Por otro lado, inexplicable resulta que a más de 15 meses de constituida la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca, no se haya instalado en el país una sola delegación regional que permita la descentralización de funciones y resuelva de formal más justa y expedita los problemas del sector pesquero nacional.

Cómo devolverá, señor Secretario, los inmuebles, los recursos materiales y humanos que perdió la extinta Secretaría de Pesca por la falta de sensibilidad y capacidad de quienes intervinieron en los procesos de transferencia.

También vemos con preocupación, como año con año, miles de mexicanos que viven en regiones rurales, marginadas y semimarginadas, emigran principalmente a Estados Unidos y Canadá en busca de alternativas de trabajo para obtener el sustento de sus familias, es lamentable que sus apreciaciones sobre el trabajo de la Sagarpa en el campo y en la pesca, no demuestran congruencia, nuevamente los hechos son distintos a sus palabras.

Nadie puede demostrar lo contrario en el campo y en la pesca, se encuentran los ejemplos más contundentes de desigualdad social en México, ahí radica la mayor pobreza, analfabetismo, la salubridad. ¡Cuidado! No sea demasiado tarde.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Ha concluido su tiempo diputada.

La diputada Martha Ofelia Meza Escalante:

Permítame tantito, señora Presidenta, si es tan amable.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Diputada, termine a la brevedad.

La diputada Martha Ofelia Meza Escalante:

Otro factor que frena las políticas de desarrollo al campo, se refleja en el burocratismo y la falta de sensibilidad social de mucho de los funcionarios...

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Diputada, le ruego terminar y el texto que falta se lo incorporen a la réplica.

La diputada Martha Ofelia Meza Escalante:

Por lo que complica y orilla a los pescadores y a los productores a tener que manifestarse. ¿Qué va a hacer, señor Secretario, para evitarlo?

Muchas gracias, por su respuesta.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Tiene la palabra el secretario Javier Usabiaga Arroyo, hasta por cinco minutos para formular su respuesta.

El Secretario de la Sagarpa, Javier Bernardo Usabiaga Arroyo:

Efectivamente coincido con la diputada, que la pesca requiere diversificación, ordenamiento, adecuaciones presupuéstales, ordenamiento de los mercados pero sobre todo transparencia.

Es la pesca una de las actividades que se encuentra más distorsionada por la falta de orden y de cumplimiento de la leyes, reglamentos y normas.

Totalmente de acuerdo con usted en reforzar los presupuestos, pero estos presupuestos tendrán que ir enfocados a reordenar, a rehabilitar los sistemas lagunarios mexicanos que se encuentran tan deteriorados.

A buscar nuevas alternativas, no podemos seguir manteniendo las esperanzas a los productores, cuando el proceso biológico está prácticamente agotado en muchas de las especies.

Necesitamos encontrar nuevas alternativas, nuevas alternativas que lleven al orden a las posibilidades de crear oportunidades de desarrollo económico, que den certidumbre a los pescadores, para que no estén expuestos a las inclemencias biológicas y climatológicas.

Las delegaciones regionales se empezarán a instalar a partir del próximo 1o. de octubre, pero hemos en cambio habilitado todas las delegaciones estatales, cada estado de la República Mexicana tiene un subdelegado de pesca, que es el representante del Secretario y que está atento a las necesidades de la pesca.

Coincido con usted, señora diputada, que las mayores de-sigualdades se encuentran, en donde algunos casos existen las mayores riquezas, tal es el caso de muchos de nuestros pescadores que capturan aquellas especies de alto valor comercial y que se encuentran sumidos en la desigualdad económica y en el deterioro social.

Ahí es donde tenemos que caminar juntos a encontrar las verdaderas respuestas, cómo vamos a atender las manifestaciones, vamos a atender a los productores, para que éstos cuando se manifiesten, encuentren en nosotros una respuesta.

Una respuesta que daremos con voluntad y con empeño, una respuesta que daremos, siempre, con la visión de resolver el problema en el largo plazo, resolver el problema en el tiempo es nuestra misión, no resolver el problema coyuntural.

La crisis, para nosotros, no es mas que el punto de inflexión, donde empieza el proceso de cambio.

Muchas gracias

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor Secretario.

Tiene la palabra para hacer uso de su derecho de réplica a nombre del PRI el diputado Rubén García Farías, hasta por tres minutos.

El diputado Rubén García Farías:

Señora Presidenta; señores diputados:

La agricultura nacional, la ganadería, la pesca, la alimentación del pueblo atraviesan por una severa crisis, para enfrentarla es necesario algo más que criterios empresariales, se requiere en México una visión política que contemple muchos aspectos, un apego a la verdad, sin manipulaciones ni maquillajes, sin propaganda, con un acendrado patriotismo, con un concepto de solidaridad y respeto a la existencia de las clases campesinas pobres, energía para domeñar a la fuerza del mercado y a sus representantes, especuladores, acaparadores y coyotes, sean nacionales o extranjeros, limitar las formas capitalistas más destructivas y depredatorias el agro mexicano, que ahora mismo se preparan para dar a los campesinos de México el golpe de gracia, con el pretexto de la globalización y la apertura, total e indiscriminada, de nuestras fronteras.

La manipulación de las cifras y de la realidad, es práctica constante de este Gobierno, así se advierte del bombardeo publicitario, que el pueblo de México está sufriendo.

Se requiere un patriotismo que no va con lo obsecuente, como se condujo usted, cuando surgió el problema del agua del río Bravo, en que se reveló deseoso de cumplir con las exigencias del gobierno de Bush.

En el agro se están reproduciendo toda clase de especuladores e intermediarios, pero ahora son brokers, son los mismos coyotes pero en inglés; usted lo sabe, secretario Usabiaga, muy bien, así maneja sus empresas. El Gobierno los debe de limitar aunque algunos como usted, sean el mismo gobierno.

En cuanto a la propaganda del régimen, ¿sería mucho pedir que la equilibraran con versiones televisivas en las que se han dado manifestaciones en contra de sus políticas?, ¿las rechiflas de los congresos campesinos, las de los porcicultores agraviados en Guadalajara, las tomas de oficinas públicas del sector etcétera? Pero no, un gobierno mediático vive de la propaganda política.

Señor secretario Usabiaga, pregunto, ¿ante la inminencia de nuestra total inserción en el mercado mundial, ante el acoso de productores más avanzados y apoyados por sus gobiernos habrá veracidad?

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Concluya, señor diputado.

El diputado Rubén García Farías:

Nada más las preguntas, gracias.

¿Se abandonará la propaganda y la manipulación?, ¿habrá patriotismo?, ¿se abandonarán los conceptos empresariales para dar paso a principios políticos de desarrollo justo y equitativo?

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Concluya, señor diputado.

El diputado Rubén García Farías:

¿Se atreverá el Gobierno a ser rector y promotor del de-sarrollo rural y no sólo comparsa de las fuerzas del mercado?

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Concluya, señor diputado.

El diputado Rubén García Farías:

¿Ya están listas las tarjetas, señores?

Gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Ha concluido la etapa de preguntas y réplicas y corresponde, según el acuerdo suscrito por la junta, al señor Secretario tener una intervención general de hasta por ocho minutos.

El Secretario de la Sagarpa, Javier Bernardo Usabiaga Arroyo:

Con el permiso de la Presidencia; señoras y señores diputados:

El diálogo entre pares que hemos tenido es de importancia capital para el sector agropecuario.

Quiero destacar aquí un concepto que nos es común y que ha sido expresado de diferentes maneras porque tendremos que tener diferencias en el qué, en el cómo y en el cuándo hacer las cosas; pero todos coincidimos que en el campo y en la pesca nacional hay desigualdades e iniquidad que debemos de corregir.

Paradójicamente ese es un principio básico de encuentro para que con las ideas, propuestas, iniciativas y no con ataques e insolencias, resolvemos juntos la problemática que vive la sociedad rural mexicana.

Apelo, sí, a una visión de Estado. A todos nos corresponde cumplir nuestra responsabilidad para llegar juntos a la meta de contar con una sociedad rural que tenga acceso a su pleno desarrollo. Los productores de manera individual, sus asociaciones, sus representantes, los partidos políticos y los tres niveles de gobierno, hemos realizado y seguiremos realizando importantes avances con la vista puesta siempre en el progreso del campo.

Por ello, con toda certeza les digo que contamos con el andamiaje necesario para construir un avance definitivo, sólido y permanente para con el Gobierno Federal, las políticas públicas son instrumentos de estado para resolver las problemáticas existentes.

Con este sentir han sido diseñadas las acciones de la Secretaría de Agricultura, de frente a la sociedad porque así cumplimos su mandato. No hay ocultamiento ni escamoteo de información; son acciones verificables, comprobables nada más, pero tampoco nada menos.

Falta mucho por hacer pero vamos por el camino correcto. Ha habido imprecisiones, ustedes las han registrado, nos han evidenciado donde hemos carecido de la sensibilidad para resolver la problemática.

Hemos recogido y corregido todas sus indicaciones porque tenemos un respeto muy grande por el quehacer político. La política para nosotros significa la forma de construir en el diálogo permanente, en el espacio para construir a partir de las diferencias y construir sólidamente a partir de las coincidencias buscando siempre un objetivo común y un bien común. Las acciones que este gobierno ejerce en el sector alimentario son perfectibles, ahí están y de ellas les hemos informado.

El sector agroalimentario ha registrado una vez más una tendencia positiva al crecimiento económico y es éste no un hecho casual, como tampoco lo es el ordenamiento de los mercados agropecuarios.

Tampoco es casual que el buen manejo de los cupos de información de importación haya permitido ir con pasos seguros hacia la estabilización de los mercados agrícolas y diferenciando los productos del mismo.

No es casual que el fortalecimiento de algunos productos sea más adecuado debido a este mandato.

No es casualidad que haya la Secretaría emprendido acciones para que en un futuro el crédito al campo sea una verdadera realidad. No es casualidad que el productor primario reciba hoy mayor retorno de lo que el consumidor final paga por sus productos.

Lo logrado ha sido posible gracias al compromiso y al esfuerzo de los productores, al cambio de orientación de las políticas públicas es el sector que va más allá de la eficiencia productiva, para generar una visión de valor agregado, aprovechamiento del mercado, impulso a los proyectos de desarrollo autosostenibles con efectos multiplicadores. Pero sobre todo con una visión a largo plazo.

Todas las acciones del Gobierno del presidente Fox para el campo han sido concebidas con visión de campo y para el campo; con conciencia plena de que hay tiempos de siembra y tiempos de cosecha; que la siembra y la cosecha podemos hacerlas juntos.

Estamos convencidos que a través de la diversificación de las actividades económicas del sector rural se podrá resolver parte del problema de las desigualdades que permean en el campo mexicano.

Nuestros empeños están encaminados hacia la capacitación de los habitantes de las zonas rurales para que dependan cada vez menos de los ingresos primarios y fiscales y cada vez más de la diversidad que ofrece la economía rural.

Para concluir, les ruego a ustedes su generosidad de compartir con ustedes una reflexión: para el campo y la pesca de México es necesario, imprescindible, corregir las políticas públicas hacia un sector más dinámico.

El Estado mexicano tiene puesta su mirada y la dirige en conjunto hacia el campo. Juntos debemos de lograr el de-sarrollo del campo, no sólo porque estamos haciendo políticamente lo correcto, sino por algo mucho más categórico; porque son las razones del campo y las razones de la tierra, las que han hecho posible la historia de México.

Muchas gracias.

La Presidenta diputada Beatriz Elena Paredes Rangel:

Gracias, señor Secretario; compañeras legisladoras; compañeros legisladores; señor Secretario:

La trascendencia que la Cámara de Diputados otorga al desarrollo agropecuario del país, se hace evidente al haber acordado su comparecencia frente a este pleno.

En la LVIII Legislatura el tema del sector agropecuario ha sido un eje de las prioridades de los legisladores. Ya lo dijimos en otra oportunidad, la apertura total de nuestra agricultura prevista para el próximo año como consecuencia de los acuerdos contenidos en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, puede plantear al sector agropecuario un conjunto de circunstancias que lleven a la actividad productiva a una crisis muy severa.

Es opinión generalizada de la sociedad mexicana que el campo mexicano debe disponer de los recursos y de los apoyos que permitan condiciones de equidad ante una agricultura tan asimétrica con la nuestra, como es la de América del Norte. La Cámara de Diputados estará atenta para que en el presupuesto público estas prioridades se reflejen y esperamos la responsabilidad pertinente en los funcionarios públicos para que sus propuestas correspondan a esta sensibilidad.

Aprecio su comparecencia ante este pleno y le ruego a las comisiones designadas acompañen al señor secretario Usabiaga, cuando desee retirarse de este recinto.

Muchas gracias, señor Secretario y se turnará copia de la versión estenográfica a la Presidencia de la República, de conformidad como lo establece el artículo 7o. numeral 5 de la Ley Orgánica.