Comparecencia del Secretario de Economía Fernando
Canales Clariond correspondiente al Tercer Informe
de Gobierno del Presidente Vicente Fox Quesada

Cuestionamientos de los grupos parlamentarios

Instalación:
Manuel Ignacio López Villarreal

PRIMER TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Jorge Legorreta Ordorica, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: Fernando Canales Clariond, secretario de Economía
Réplica: Jorge Legorreta Ordorica, Partido Verde Ecologista de México

Pregunta: Inelvo Moreno Alvarez, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Fernando Canales Clariond
Réplica: Inelvo Moreno Alvarez, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Elizabeth Yáñez Robles, Partido Acción Nacional
Respuesta: Fernando Canales Clariond
Réplica: José María de la Vega Lárraga, Partido Acción Nacional

Pregunta: Eduardo Olmos Castro, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Fernando Canales Clariond
Réplica: Nora Elena Yu Hernández, Partido Revolucionario Institucional

SEGUNDO TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Víctor Suárez Carrera, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Fernando Canales Clariond
Réplica: Juan José García Ochoa, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Carlos Blackaller Ayala, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Fernando Canales Clariond
Réplica: Eduardo Alonso Bailey Elizondo, Partido Revolucionario Institucional

Pregunta: José Luis Hinojosa Moreno, Partido Acción Nacional
Respuesta: Fernando Canales Clariond
Réplica: Ricardo Alegre Bojórquez, Partido Acción Nacional

Pregunta: Alfredo Gómez Sánchez, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Fernando Canales Clariond
Réplica: Eduardo Alonso Bailey Elizondo, Parido Revolucionario Institucional

Comentarios finales:
Manuel Ignacio López Villarreal



















25 DE NOVIEMBRE DE 2003
COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE ECONOMIA
FERNANDO CANALES CLARIOND

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Esta Presidencia informa que de acuerdo al registro de asistencia de diputados y diputadas integrantes de la Comisión de Economía, hay quórum legal para llevar a cabo esta comparecencia con el Secretario del Ramo, en consecuencia, se abre la sesión.

De conformidad con el artículos séptimo numeral 4 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, comparece el licenciado Fernando Canales Clarión, Secretario de Economía ante esta Comisión, para llevar a cabo el análisis del Tercer Informe de Gobierno de Presidente de la República Vicente Fox Quesada, en el tema de su competencia.

Señor Secretario, sea usted bienvenido y también todo el grupo de funcionarios de la Secretaría de Economía. Todos esperamos que esta reunión sea provechosa y que se pueda desahogar en tiempo y forma.

Asimismo quiero agradecer la presencia del diputado Francisco Agustín Arroyo Vieyra, Vicepresidente de la Mesa Directiva de esta Cámara de Diputados, quien viene en presentación de la misma. Muchas gracias, Diputado.

Ahora le pido de favor al diputado Eduardo Alonso Bailey Elizondo, Secretario de la Comisión, dé lectura al acuerdo parlamentario aprobado por esta soberanía el pasado 14 de octubre, sobre las comparecencias de los funcionarios del Ejecutivo Federal en comisiones.

El secretario diputado Eduardo Alonso Bailey Elizondo (PRI):

Con el permiso de la Presidencia. Bienvenidos sean todos los compañeros diputados a esta Comisión de Economía. Asimismo, bienvenido señor Secretario y todos los funcionarios que lo acompañan.

Acuerdo de la Junta de Coordinación Política sobre la comparecencia de los funcionarios del Ejecutivo Federal en Comisiones, en el marco de la glosa del Tercer Informe de Gobierno.

Segundo: En atención al artículo cuarto del Acuerdo Parlamentario por el que se establecen las bases para el desarrollo de las comparecencias de funcionarios del Ejecutivo Federal ante la Cámara de Diputados, las comparecencias se realizarán conforme a lo establecido en el artículo tercero de dicho acuerdo, con las siguientes particularidades:

1.- El orden de intervención de los diputados y diputadas para los cuestionamientos y réplicas será el siguiente:

1° El Partido de Convergencia.
2° Partido del Trabajo
3° Partido Verde Ecologista
4° Partido de la Revolución Democrática
5° Partido Acción Nacional
6° Partido Revolucionario Institucional
7° Partido de la Revolución Democrática
8° Partido Revolucionario Institucional
9° Partido Acción Nacional, y por último,
10° Partido Revolucionario Institucional.

2.- En primer término se presentará el cuestionamiento hasta por cinco minutos. En el caso de los grupos parlamentarios que sólo tienen una intervención, su tiempo se extenderá hasta por ocho minutos.

3.- A cada cuestionamiento el funcionario responderá hasta por diez minutos.

4.- Enseguida el Legislador o Legisladora podrá hacer una réplica hasta por cinco minutos.

Eso es todo señor Presidente.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Gracias diputado.

Para dar cumplimiento al Artículo 2º Numerales I, II, III y IV de este Acuerdo, se han inscrito para hacer preguntas y réplicas los siguientes diputados:

Por el Partido de Convergencia, el Diputado Jesús González Schmal; por el Partido Verde Ecologista de México, el Diputado Jorge Legorreta Ordorica; por el Partido de la Revolución Democrática, los Diputados Inelvo Moreno Alvarez y Víctor Suárez Carrera; por el Partido Acción Nacional, la Diputada Elizabeth Yáñez Robles y los Diputados José María de la Vega Larraga, José Luis Hinojosa Moreno y Ricardo Alegre Bjórquez y por el Partido Revolucionario Institucional, la Diputada Nora Elena Yu Hernández y los Diputados Eduardo Olmos Castro , Carlos Blackaller Ayala , Eduardo Alonso Bailey Elizondo, Alfredo Gómez Sánchez y Jorge Valdemar Utrilla Robles.

Para iniciar, tiene el uso de la palabra hasta por ocho minutos el Diputado Jesús González Schmal , del Grupo Parlamentario del Partido de Convergencia, para formular su cuestionamiento.

Debido a que no está presente, solicito la presencia en tribuna y tiene el uso de la palabra hasta por ocho minutos el Diputado Jorge Legorreta Ordorica, del Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, para formular sus cuestionamientos.

El diputado Jorge Legorreta Ordorica (PVEM):

Con su permiso señor Presidente, señor Secretario, compañeras y compañeros Diputados.

Las condiciones económicas del país no son las mejores ni mucho menos las que se esperaban, a tres años del primer Gobierno de alternancia, las esperanzas de cambio se diluyen entre las acusaciones que siempre buscan en nosotros los errores propios. Las cifras no terminan de convencer a los millones de mexicanos que ante el negro panorama de nuestra economía han preferido probar suerte allende las fronteras.

El saldo de esta creciente corriente migratoria es notable, un trabajo elaborado recientemente por la División de Economía y Comercio del Servicio de Investigación y Análisis de la Cámara de Diputados nos señala que, en el año 2002 las transferencias provenientes de los Estados Unidos ascendieron a 9 mil 814 millones de dólares

Al primer semestre del año 2003 han ingresado al país 6 mil 134 millones de dólares, es decir, el 63% de lo recibido durante todo el 2002.

Las remesas fueron equivalentes al 1.55% del Producto Interno Bruto y al 6.50% del Gasto Público aprobado por la Cámara de Diputados durante el año 2002.

El número de hogares que recibieron remesas fue de casi un millón 172 mil en 1998, un millón 252.5 en el 2000 y un millón 402 mil en el 2002. El crecimiento de los hogares que recibieron remesas en el año 2000 fue del 6.90% respecto a 1998 y en el año 2002 creció en 11.94% respecto al año 2000. Es decir, ha sido en el Gobierno de la alternancia en el que hay un mayor número de compatriotas viviendo en las remesas enviadas de los Estados Unidos.

Para el año 2002, los hogares más pobres recibieron en promedio 563 pesos por concepto de remesas, mientras que los hogares con ingresos más altos recibieron 4,150 pesos; sin embargo, las remesas mensuales que percibieron los hogares más pobres de México son altamente sensibles a sus ingresos monetarios promedios mensuales.

En el año 2002 los ingresos por remesas para los hogares más pobres representaron en promedio el 41% de sus ingresos totales; para los hogares más ricos, los ingresos por remesa representaron el 14% de sus ingresos totales.

Las remesas se gastan principalmente en la satisfacción de necesidades básicas y en otros tipos de consumo doméstico, incluidos aquellos gastos que constituyen inversiones en capital humano, educación y salud, entre otros.

El siguiente rubro en importancia es el gasto en vivienda, compra, mejora, ampliación o construcción y una proporción menos significativa entre el 10 y el 15% es dedicada a la llamada inversión productiva.

Estas penosas cifras nos muestran claramente que México enfrenta una de sus crisis más silenciosas pero demoledoras en el tejido social. Cada vez hay más pobres, desempleados, inconformes y frente a ello que “hasta en las mejores familias sucede”. El Gobierno no termina por ofrecer una estrategia integral para impulsar el necesario desarrollo nacional.

Para el año en curso, el Gobierno Federal estableció en los criterios generales de política económica una meta de crecimiento del 3% anual; a pocos días de que concluya este año, el pronóstico de diversos especialistas –entre ellos incluidos los propios del Gobierno- colocan estas cifras en apenas el 2%; es decir, un punto porcentual por debajo de la meta oficial y lejos, muy lejos de los 7 puntos ofrecidos por el presidente Vicente Fox. La explicación ante este fracaso en la política siempre ha sido el mismo: es culpa de la recesión de los Estados Unidos.

Señor Secretario, podemos entender el impacto que ha tenido para nuestro país tal circunstancia pero más allá de nuevas promesas, lo que a los representantes populares nos interesa saber es muy simple: ¿cuál es la estrategia de Gobierno para detonar el crecimiento sin seguir a la zaga del comportamiento de Estados Unidos?

El Centro de Estudios en Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados ha elaborado documentos y análisis en los que destaca que el sector manufacturero es uno de los más afectados por la recesión económica que vive el país y siendo ése sector uno de los principales empleadores del país, es evidente que su situación lesiona seriamente la economía nacional en este sentido.

Qué proyectos concretos tiene el Gobierno Federal para fortalecer el apoyo a las micro, pequeña y medianas empresas, no sólo con cursos de capacitación sino sobre todo una promoción integral que haga atractiva la inversión en ése sector.

En las actuales condiciones debemos impulsar acuerdos que promuevan el empleo y desarrollo de la economía interna pues de acuerdo con datos del propio Centro de Estudios en Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados, a los de ya de por sí complejos procesos de desempleo se les debe de sumar los raquíticos ingresos que tienen los mexicanos pues prácticamente el 80% del PA percibe ingresos de entre 1 y 5 salarios mínimos y dentro de estos, el 15.4% de la población ocupada percibe un ingreso inferior al salario mínimo.

En lo que va del actual Gobierno, se observa una pérdida de 392.6 mil asegurados permanentes en el Instituto Mexicano del Seguro Social; así, mientras el desempleo crece y el sueldo baja el Gobierno prefiere aceptar que quedarse sin empleo, “es una cosa que sucede hasta en las mejores familias”. Es decir, detrás de una frase coloquial se esconden las deficiencias en el quehacer público. No encuentro otra forma de explicar cómo es que el Sistema de Capacitación para el Empleo, que es una forma de ayudar a los empleados que se han quedado sin trabajo con una beca, ha disminuido de 593,200 beneficiados en el año 2000 a 108,600 en este año, es decir más de 485 mil desempleados dejaron de recibir este apoyo.

Lo mismo sucede con el Programa de Apoyo a la Capacitación, en donde los trabajadores capacitados disminuyeron de 733,900 en el año 2000, a 25,300 en este año; más de 700 mil dejaron de recibir este programa. En el mismo sentido debe apuntarse que las becas para cada mil trabajadores asegurados permanentes al IMSS pasaron de 67,300 en el año 2000, a 2,400 en este año.

Los datos antes vertidos pueden ser responsabilidad de la Secretaría del Trabajo pero pregunto: ¿Por qué en plena crisis económica el Gobierno ha reducido las becas de capacitación para los trabajadores desempleados, de manera tan drástica? ¿No hay comunicación entre las distintas áreas del Gobierno? ¿Acaso cada Secretaría tiene diagnósticos distintos? ¿Acaso no se dan cuenta del grave deterioro de las condiciones económicas del país?

Señor Secretario, compañeros diputados.

De diciembre del 2000 a junio del 2003 el salario mínimo real registró un crecimiento de apenas el 1.4% mientras que la inflación acumulada al mes de julio del 2003 se ubicó 4.1% cifra mayor, en 1.1.1 puntos a la esperada de 3.0% en este año. El crecimiento en el sueldo mínimo crece por debajo de la inflación, disminuye los apoyos a los desempleados, el gasto social también disminuye.

Insisto, son cifras que no pueden desconectarse del entorno económico, ni muchos menos el gobierno puede desconocerlas. Todo parece indicar que en los renglones económicos los únicos que crecen son los salarios y el gasto corriente del Gobierno Federal.

En el periodo 2001-2003, de acuerdo con informes del Centro de Estudios en Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados, se observa un incremento del gasto corriente, con la consecuente disminución del gasto del capital. El primero pasa de 83.5% en el año 2000, a 84.4% del gasto programable en el 2003. El gasto del capital en el 2000 representaba el 16.5% del gasto programable y para este año representaba el 14.3%.

Para los empresarios nunca pareció recomendable que el gobierno dejará de invertir en los renglones que pueden ayudar al crecimiento del sector y se aumentaron los sueldos en plena crisis y sin embargo, un gobierno con corte empresarial lo hace sin chistar.

Frente a estos datos, ¿cómo justificar que en el Proyecto de Presupuesto para el próximo año, todavía se insista en invertir más en la imagen pública del Presidente y los propios estudios de opinión para medir su popularidad, que con mucho rebasan las inversiones de algunos de los programas para el impulso de las micro pequeñas y medianas empresas?

Señor Secretario, ¿cómo es posible que en el primer gobierno con visión empresarial, impere la vieja burocrática de la improvisación? y lo que resulta más cuestionable, mientras la balanza comercial de nuestro país sigue mostrando un comportamiento errático y la competitividad de los países asiáticos crece notablemente, no queda claro, cuál es el programa prioritario del gobierno en esta materia.

Concluyo. Por lo que le pregunto: ¿cuál será la estrategia del Gobierno Federal para hacerle frente a los síntomas de recesión económica que siguen amenazando al país?, ¿cómo podemos impulsar una verdadera política de desarrollo nacional, que potencialice a nuestro castigado mercado interno?, ¿cómo podemos resolver la creciente asimetría entre las contadas empresas exportadoras y las miles de micro, pequeñas y medianas empresas sin capacidad de insertarse en el amplio mundo de las exportaciones?

Por su atención, muchas gracias.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Tiene el uso de la palabra hasta por diez minutos, el secretario, licenciado Fernando Canales.

El secretario de Economía, Fernando Canales Clariond:

Gracias. Muy buenas tardes.

Quiero en primer término agradecer al señor Presidente de la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados, a los señores Secretarios, a las diputadas y a los diputados que la integran, el haberme invitado a comparecer frente a ustedes para tratar los temas sobre los que voy a ser cuestionado.

Quiero agradecer además la presencia de otros legisladores, que sin ser miembros de esta comisión tienen interés en escuchar las respuestas a los planteamientos que habremos de escuchar durante el desarrollo de esta jornada; al mismo tiempo que a mis compañeros de trabajo de la Secretaría de Economía y de las dependencias sectorizadas en la Secretaría de Economía y por supuesto, a los medios representados aquí por los reporteros que cubren esta fuente.

Quiero además señalar que agradezco la comprensión para las limitaciones que en la agenda de su servidor como Secretario de Economía, que en las últimas semanas he estado en un intenso programa de trabajo, que ha implicado mi presencia en el extranjero y que ha tenido como consecuencia, la necesidad de reprogramar la fecha de esta comparecencia. Reitero el compromiso que en lo personal tengo e institucionalmente a la Secretaría de Economía como integrante del equipo de gobierno en la administración del Presidente Fox, en estar en estrecha y comunicación y contacto con el Poder Legislativo, con el propósito de intercambiar información, puntos de vista, análisis y participar en lo que nos corresponda en el ámbito de nuestra competencia constitucional con la toma de decisiones, tan importante atribuida a esta soberanía constitucional.

Paso a comentar el planteamiento formulado por el señor diputado representante de la bancada del Partido Verde. Comparto con usted, señor diputado, la inquietud que nos plantea una circunstancia de un desarrollo económico no acorde a las expectativas y a las necesidades de nuestra población.

Es un dato que en los últimos años, en los principales indicadores del desarrollo económico de nuestro país, si bien hay algunos indicadores verdaderamente positivos e importantes, lo relativo a la inflación; al manejo del presupuesto; al costo del dinero; a la acumulación de reservas en el Banco Central; al volumen de importaciones y particularmente de exportaciones; al saldo de la actividad de la inversión extranjera directa; resultan positivos, no así en los más importantes que tienen un enorme contenido social y que es la preocupación fundamental de los mexicanos y que en el Ejecutivo Federal compartimos con ustedes los señores legisladores. Consistente por una parte, en la generación de empleo para todos los mexicanos, con un empleo, con una remuneración lo más amplia posible, de manera que en lo material con el ingreso puedan satisfacer sus necesidades materiales y espirituales para una vida digna.

Esto no se ha dado en las proporciones deseadas por todos los mexicanos y ciertamente bajo la responsabilidad de todos los mexicanos. Asumo en lo que corresponde la parte de esta responsabilidad que compete al Ejecutivo y dentro de ello a la Secretaría de Economía.

Quiero señalar algunos datos: Efectivamente, el crecimiento del Producto Interno Bruto, no obstante haber sido pronosticado desde finales del año pasado con motivo de la presentación a esta soberanía del paquete fiscal, del 3%, habremos de cerrar en una cifra que oscilará entre el 1.5 y el 2%.

En lo que respecta a la generación de trabajo en el sector formal de la economía, que es el que nos interesa promover en forma primordial y fundamental, acusa un cambio muy importante con signo positivo en la tendencia en la generación de empleos. Después de en que los primeros meses del año hasta la segunda quincena del mes de agosto estuvimos perdiendo empleos, a partir de esa segunda quincena del mes de agosto hemos retomado una posición de crecimiento y en los datos que tenemos disponibles, a la primera quincena del mes de noviembre acusan un crecimiento en términos absolutos de 250 mil empleos en el sector formal de la economía. De manera que es un indicativo para nosotros importante de que muchas de las medidas que hemos estado tomando empiezan a rendir efectos positivos.

Quiero señalar también de entrada un dato importante. Desde el punto de vista económico uno de los principales elementos en la generación de empleo es el ahorro, es la inversión bruta fija. La cifra comparable en nuestro país con otras economías del mundo que han tenido crecimientos mayores, acusan cifras sustancialmente reducidas. Mientras que en México el ahorro interno que se invierte es del orden del 20% en relación al Producto Interno Bruto, en países como China, que ha tenido un crecimiento espectacular, del orden del 8% en el año que está por cerrarse la inversión es del orden del 40% del Producto Interno Bruto, de manera que en este aspecto es algo que debemos de considerar los mexicanos.

Cabe hacer la aclaración que los que somos llamados a contribuir en la inversión somos esencialmente el Gobierno por una parte, por otra las empresas y por otra las personas físicas.

Sí tenemos una estrategia congruente, clara, acepto la crítica que llevaba implícita su pregunta, señor diputado en el sentido de que no hemos tenido la capacidad de transmitirla a la comunidad con el propósito de compartirla con los sectores productivos: los empresarios, los trabajadores, con los agricultores, con los partidos políticos, con la sociedad en su conjunto, con el propósito de unir esfuerzos a un nivel más alto que el que hemos logrado. No obstante, en esta materia de compartir no sólo la información, sino las estrategias de desarrollo, en los últimos meses hemos llevado a cabo un número muy importante de reuniones con todos los sectores interesados, con el propósito de unificar criterios a afinar las estrategias del desarrollo.

¿Cuáles son éstas? Por una parte continuar con el manejo prudente y centrado de las principales variables macro económicas. Como ustedes saben, hemos logrado la inflación más baja en los últimos tiempos, vamos a cerrar el año con una inflación del orden del 4.5%, el costo del dinero está también en sus índices más bajos en las últimas décadas en lo que va de nuestra generación, lo que ha permitido que la banca hipotecaria reabra el otorgamiento de los créditos y de ahí la multiplicación en la construcción de viviendas, que dentro de las circunstancias difíciles de la economía es un sector que ha tenido un desarrollo particularmente brillante, de manera que uno de los puntos más importantes de nuestra estrategia de desarrollo estriba en el manejo central, en el manejo centrado de éstas principales variables macro económicas.

Por otra parte, la promoción de la inversión nacional e internacional. No obstante que en virtud de la guerra que durante este año del 2003 sucedió en Irak con motivo de los eventos que sucedieron en la Ciudad de Nueva York hace dos años, el 1 de septiembre, que contrajo la inversión internacional en todo el mundo, del orden de un 30% comparativamente con años anteriores; en México ésta decreció a la mitad de esa cifra, cerraremos este año con cantidades alrededor de los 11 mil millones de dólares, entre un 12 y un 14% inferiores a lo que logramos el año pasado, muy superior a lo experimentado por otros países receptores de inversión extranjera directa.

De manera que con estos elementos de la política económica centrada, hemos logrado avanzar en épocas difíciles, por una parte.

Por otra, la inversión en proyectos macroeconómicos importantes del sector gubernamental en obras de infraestructura, que significarán una oportunidad de desarrollo macroeconómico también para nuestro país, con obras importantes, particularmente en el sector energético y la adecuación del sector de refinación, la multiplicación de plantas generadoras de energía eléctrica y las obras de infraestructura de comunicaciones hidráulicas, en particular ésta última en el estado de Nayarit.

La protección al mercado, a la proveeduría nacional, mediante la admisión de acuerdos emitidos por la propia Secretaría de Economía, con el propósito de utilizar todos los instrumentos que nos otorgan los tratados de libre comercio, que nos dan la oportunidad de reservar para la proveeduría nacional determinados porcentajes en las inversiones que realiza el gobierno.

Y por último y en forma muy importante, la promoción y el apoyo a las Pymes.

Me informan aquí que el tiempo se ha agotado, pero esencialmente en estos vectores estriba la estrategia de recuperación del desarrollo para la economía de nuestro país.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Muchas gracias, señor Secretario. Tiene el uso de la palabra hasta por cinco minutos, el diputado Jorge Legorreta Ordorica, para hacer su réplica.

El diputado Jorge Legorreta Ordorica (PVEM):

Gracias, señor Presidente.

Es claro que el formato de réplica no alcanza para debatir con el Secretario y esto es un acuerdo que hay que respetar, pero bueno, sin embargo, más allá de los nuevos cuestionamientos que derivan de las amables respuestas del señor Secretario, queda en el ambiente un tema que preocupa a la bancada del Partido Verde Ecologista de México.

Pensamos que el gobierno tiene que hacerse responsables de los yerros, de los marcados errores en los esquemas de negociación que han hecho y siguen haciendo de las propuestas del gobierno un modelo de suma cero.

Sin embargo, las cuentas son evidentes, al no tener mayoría parlamentaria el partido en el poder debe impulsar un programa de gobierno que derive del consenso.

Vuelvo a repetir que ya fue suficiente inversión en medios, ya son muchos spots, ya son muchos agravios en contra del Poder Legislativo, queremos una nueva etapa de diálogo con el Poder Ejecutivo.

A nadie conviene en el país que el gobierno siga dando tumbos, que los errores del gobierno no sólo se paguen en las urnas, sino que adicionalmente, las condiciones de la población con menores recursos siga teniendo la mayor carga por sus deficiencias.

Para mencionar otros datos, señor Secretario, entre enero del 2002 y julio de 2003, ingresaron al país 21 mil 519.5 millones de dólares por concepto de inversión extranjera total, cifra considerablemente inferior, menos 28.5% a la que ingresó al país por dicho concepto en 2001.

Cabe señalar que en este monto están incluidos los 12 mil 455.3 millones de dólares por la compra de Banamex por el City Group.

Durante el primer semestre del 2003 las condiciones no son muy distintas, es la ausencia de eficacia en las políticas del gobierno la que explica tal fenómeno.

Adicionalmente, la ausencia de una política industrial que reactive al sector productivo, se hace evidente en el Tercer Informe de Gobierno; desde la presentación del Plan Nacional de Desarrollo, en donde no se establecieron metas específicas para los distintos sectores industriales, así como la elaboración de programas sectoriales, se observa tal ausencia y se asume que está implícita en algunos otros temas.

El capítulo sobre política del desarrollo empresarial se orienta más al desarrollo interno de la empresa que a la instrumentación específica de un plan de acción integral en el ámbito industrial, marginando este sector de las decisiones de política económica que afectan su propio desarrollo.

En este contexto, desde el primer trimestre del 2001, la industria manufacturera mexicana entró en una etapa recesiva, que no ha podido superar; ello se explica en parte por la caída de la demanda externa, principalmente del mercado estadounidense.

En 2001 y en 2002 el producto interno bruto de la industria manufacturera cayó en 3.7 y 0.6% respectivamente.

Lo anterior se ha reflejado en la quiebra creciente de empresas manufactureras y en la consecuente pérdida de empleos. Al cierre del 2002 la industria maquiladora de exportación registró una contracción de 8.7% y dejaron de operar 263 empresas maquiladoras en la zona fronteriza y 433 en total en el ámbito nacional.

Asimismo el personal ocupado en dicha industria se redujo 9.8% en 2002 con respecto a 2001, equivalente a 120 mil empleos perdidos únicamente en maquiladora. La industria manufacturera, excluyendo la maquiladora, perdió 71,578 empleos en 2002, lo que suma un total de 191 mil empleos perdidos en las manufacturas.

Esas son las cifras de la realidad económica del país, esos son los magros resultados de este gobierno frente a esta terca realidad, no caben más las comparecencias autistas, en las que los funcionarios del gobierno vienen a la Cámara de Diputados pero no nos escuchan, poco nos entienden y luego insisten en responsabilizar a esta soberanía de la falta de acuerdos.

La falta de acuerdos como resulta evidente con los datos y cifras antes leídas, tienen un costo económico para el país, por eso le pregunto, ¿hasta cuándo seguiremos esperando atingencia y éxito en los planes de gobierno?, ¿hasta cuándo el gobierno entenderá que ha llegado el momento de los acuerdos por consenso?, ¿que ha llegado el momento de atender con humildad el reclamo que el Poder Legislativo le formula al Poder Ejecutivo para ponernos a trabajar juntos por México?

Ojalá que en esta ocasión se acepten los errores como se han aceptado y comiencen a resolver los problemas, trabajando juntos con el Congreso.

Ya se nos acabó el tiempo señor Secretario. Muchas gracias.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Gracias diputado Legorreta. Tiene el uso de la palabra hasta por cinco minutos el diputado Inelvo Moreno Álvarez del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática para formular sus cuestionamientos.

El diputado Inelvo Moreno Alvarez (PRD):

Con el permiso de la Junta Directiva de la Comisión. Señor Secretario de Economía. En el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte fue creado el Banco de Desarrollo de América el Norte, el cual se encuentra capitalizado en partes iguales por los gobiernos de México y Estados Unidos.

El banco se establece con el objetivo de facilitar el desarrollo de proyectos de infraestructura ambiental, relacionados con agua potable, contaminación del agua, tratamiento de aguas residuales y desechos sólidos municipales o áreas afines.

Si bien este banco consideró en su propuesta el agotamiento de recursos hidráulicos y el impacto de la contaminación que se derivaría del libre comercio de mercancías entre ambos países, se observan casos en donde la regulación ambiental no se aplica de manera estricta, como ejemplo se tiene, la empresa maquiladora Metales y Derivados de Tijuana, B. C., fue objeto de clausura y en su retirada del país abandonó su planta con más de 8 mil toneladas de residuos peligrosos para la salud.

A su vez la industria californiana del cromo, prácticamente se ha mudado a Baja California con las consecuencias ambientales que esto implica, al ser una de las principales ramas productoras de desechos industriales peligrosos.

Otro problema son los desechos tóxicos que se han detectado en la frontera norte de México, en 166 sitios ilegales abandonados de residuos contaminados con sustancias peligrosas. A la fecha no se sabe a ciencia cierta si estos sitios han sido limpiados y los residuos peligrosos confinados a lugares adecuados.

Asimismo no sólo en las áreas urbanas fronterizas se registra un impacto del Tratado de Libre Comercio sobre el ambiente, dado que algunas regiones agrícolas en la costa de Hermosillo, Son., han sido objeto de deterioro ambiental al sustituir los cultivos tradicionales de fibras y granos por legumbres que son demandadas por nuestros socios comerciales, afectando los mantos acuíferos y desgastando las tierras de cultivo.

Ante tales situaciones señor Secretario, ¿cuáles son los mecanismos que se han adoptado para que las empresas trasnacionales establecidas en el país, paguen por la contaminación que están causando? ¿estos costos también van a ser financiados con recursos públicos?, lo cual va a repercutir en menores gastos de inversión productiva

Por otra parte como es de su conocimiento los países socios de México en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, cuentan con sistemas de apoyo amplio a la pequeña y mediana empresa y en particular en ramas industriales definidas; siendo los Estados Unidos donde se tiene la mayor cantidad de instrumentos jurídicos de apoyo a la micro, pequeña y medianas empresas, que se ven complementados por planes estratégicos de desarrollo.

En México la ley para el desarrollo de la competitividad de la micro, pequeña y mediana empresa, resulta ser el marco jurídico que regula la actuación de la Secretaría de Economía, por lo cual y en referencia a la ley, me permito preguntarle señor Secretario, cuáles son los resultados que a la fecha ha obtenido el gobierno federal con el objetivo de incorporar a las pequeñas y medianas empresas a licitaciones del sector públicos para convertirlas en motor del crecimiento económico. ¿se ha considerado que derivado de la crisis de 1994-1995, las cadenas productivas se rompieron. Al respecto, qué se está haciendo para integrarlas nuevamente.

Por último señor Secretario, dado que en el proyecto de Presupuesto de Egresos 2004, se plantea la desincorporación de la Exportadora de Sal, S.A. de C.V., mismas que forman parte de las empresas de participación estatal mayoritaria bajo su coordinación.

Quisiera que se comprometiera ante este Pleno para presentar a la brevedad un informe de la situación que guardan ambas empresas, señalando los motivos a favor o en contra de tal propuesta.

Muchísimas gracias.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Tiene el uso de la palabra hasta por 10 minutos, el Secretario licenciado Fernando Canales.

El secretario de Economía, Fernando Canales Clariond:

Muchas gracias señor presidente de la comisión; gracias señor diputado Moreno Álvarez por su cuestionamiento.

Efectivamente, México y los Estados Unidos constituyeron el banco de financiamiento de la frontera que a la fecha ha financiado proyectos en nuestro país en los estados de Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, por 261.5 millones de dólares. Originalmente estaban destinados esencialmente a proyectos que tuvieran un contenido de desarrollo sustentable.

En los últimos dos años se han añadido objetivos a los financiamientos que otorgan de desarrollo de la infraestructura municipal en los asentamientos humanos que existen en la frontera norte de nuestro pais; que como sabemos son de las regiones mexicanas que más desarrollo poblacional han tenido en los últimos años.

El establecimiento de empresas en la frontera norte, dentro de los programas de maquila, de los programas PITEX al amparo de programas de importación o de exportación de cualesquier naturaleza o de los distintos programas especiales que manejamos y administramos en la Secretaría de Economía, cuando se trata de industrias que manejen materiales peligrosos o que en virtud de los procesos industriales tengan como resultado los llamados residuos contaminantes, antes de otorgar los permisos correspondientes en los temas de competencia de la Secretaría de Economía, consultamos con la Secretaría del ramo. como usted sabe en la Administración Pública gubernamental, las distintas dependencias únicamente podemos hacer lo que estamos autorizados, aquello para lo cual tenemos una encomienda y una facultad específicamente delimitada en una ley.

Queda pues bajo la responsabilidad de las autoridades del ramo municipales, estatales o federales en esta materia, cuando se trate de residuos tóxicos o de materiales de los denominados peligrosos, queda bajo la responsabilidad de las autoridades federales. La SEMARNAT, de supervisar el debido manejo de estos materiales y en su caso la disposición.

Oportunamente recibimos el cuestionamiento sobre la materia y enviamos una información o el cuestionamiento correspondiente a la SEMARNAT, para que informe directamente a esta Soberanía, en particular a usted señor diputado Moreno Álvarez, del interés. Yo lo que quiero ratificar frente a ustedes es de que ni otorgamos ningún permiso en la Secretaría de Economía para operar una empresa en la frontera o en cualesquiera otra región del país donde las autoridades del ramo ecológico, de desarrollo sustentable, no garanticen que esa operación industrial, comercial o de servicios está dentro de la normativa que debe aplicarse en esta materia.

En su caso, si tenemos información de desvíos, se hace del conocimiento de la autoridad competente para que se tomen las medidas correctivas a la remediación, la aplicación de sanciones o en su caso la clausura de la unidad en cuestión.

Con respecto a las Pymes que, como lo mencionaba al responder la pregunta de su colega, la pregunta anterior, constituye uno de los pilares centrales de la política y de la estrategia de desarrollo económico del gobierno federal, implementados a través de la Secretaría de Economía.

En primer término es en la administración del presidente Fox que se crea una dependencia bajo la estructura de una subsecretaría, adscrita a la Secretaría de Economía, para articular todos los programas que en distintas dependencias del Ejecutivo existían para apoyar el desarrollo de las Pymes. Las estamos apoyando con las siguientes actividades:

Con información, por una parte, con capacitación, con información comercial, a través de mesas de trabajo, con el propósito de facilitar la puesta en contacto del productor con el consumidor, la información tecnológica para poner en contacto al productor con los distintos procesos productivos y, por último, el financiamiento.

Debo mencionar que en esta materia, directamente en la Secretaría de Economía, manejamos alrededor de 10 fondos con recursos limitados. Los secretarios de Desarrollo Económico de las 32 entidades federativas con los que celebramos convenios para multiplicar estos recursos, con muchas autoridades municipales de los municipios que existen en nuestro país y con muchos organismos del sector privado, del sector social que se dedican al mismo propósito, hacemos que los recursos federales destinados al financiamiento de las Pymes se multipliquen, aunado a dos de los bancos de desarrollo más importantes del gobierno, que son Nacional Financiera y el Banco de Comercio Exterior.

Este año que termine, a través de la Secretaría de Economía, hicimos llegar a las Pymes recursos crediticios del orden de dos mil 600 millones de pesos y estamos apoyando la solicitud para que en su momento que sea dictaminado el presupuesto de egresos, se amplíen los recursos para manejar este renglón tan importante de la promoción de las Pymes.

A través de los programas de financiamiento que tienen Nafinsa y Bancomext, particularmente diseñados para el sector de las Pymes, son recursos sustancialmente más cuantiosos y que operan en condiciones similares a las de la banca comercial y este año de 2003 habrán de manejarse alrededor de 60 mil millones de pesos en distintos tipos de crédito para las Pymes.

Las cadenas productivas. Efectivamente, durante la crisis de finales del 94, principios del 95 buena parte de las cadenas productivas que estructuran la generación de valor a lo largo de los distintos procesos industriales, comerciales, de servicios, para llegar desde el origen de una materia prima hasta el consumidor, algunas de ellas quedaron interrumpidas con motivo de la enorme crisis financiera que en aquel entonces sufrimos.

Puedo reportar a esta soberanía, respondiendo muy puntual a la pregunta de ustedes, que las principales han sido restablecidas. Si bien es un dato, como ha quedado manifestado, en el sector manufacturero ha sido el sector donde más hemos perdido empleo y reducción de generación de producto interno bruto, es donde tenemos cifradas, junto con el sector de construcción, la expectativa para el año de 2004, la recuperación.

La expectativa para el sector manufacturero en el 2004 de crecimiento es del 4 por ciento para este sector de la economía, habida cuenta que se ha logrado restablecer la coordinación de las distintas cadenas productivas.

Quiero hacer referencia a dos temas que tienen que ver con todos los que hemos mencionado y que están en la competencia directa del Poder Legislativo: la reforma hacendaria y la reforma energética en materia eléctrica.

Competitividad, productividad son los elementos que necesitamos para el sector productivo nacional; son los elementos que adolecemos en condiciones similares a aquellos de los países más agresivos en la economía mundial, particularmente las economías de algunos países de Asia.

Los energéticos, no obstante los enormes recursos que la naturaleza ha dotado a nuestro país, llegan al consumidor doméstico industrial, comercial, de servicios, las instituciones gubernamentales, del sector privado y del sector social, llegan a precios muy altos. Nuestro sector energético, pues, particularmente en materia eléctrica, que en promedio comparativamente con el costo de la energía eléctrica en los Estados Unidos es un 20 % más caro, debe de tener una transformación sustantiva a base de las reformas que están planteadas.

De antemano en el Ejecutivo respetamos las decisiones que aquí habrán de tomarse en esta materia, pero somos de la convicción en la Secretaría de Economía, que debe de analizarse a fondo y tomarse las medidas correctivas con el propósito de que los energéticos lleguen a precios competitivos, a nivel internacional a nuestro sector productivo; a la vez que el esquema fiscal que los mexicanos debemos de cumplir, con el propósito de aportar los recursos al erario público para que éste lo distribuya en los bienes y servicios que requiere el gobierno de nuestro país, de nuestros estados, de nuestros municipios y el desarrollo de los mismos.

De manera que en estos dos temas que tienen que ver con la productividad, con la recuperación de la competitividad y de la mayor eficiencia y productividad de nuestro sector, que tiene mucho que ver y no por ello soslayamos la parte de responsabilidad que nos toca al Ejecutivo, sino que la tenemos en la realidad toda la sociedad mexicana, cada quien en el ámbito de su competencia y habida cuenta que es el marco jurídico dentro del cual se desenvuelven estas dos actividades, la energética y la fiscal, es importante que se tomen decisiones con el propósito de adecuar el entramado legal que norma esas actividades tan importantes y que inciden no sólo en las finanzas públicas, sino en el sector productivo de nuestro país.

Gracias por su pregunta.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Gracias, señor Secretario.

Tiene el uso de la palabra por cinco minutos el diputado Inelvo Moreno Álvarez, para hacer su réplica.

El diputado Inelvo Moreno Alvarez (PRD):

Coincido con mi antecesor diputado.

En virtud de que el tiempo de la réplica es muy corto y realmente es par hacer unos señalamientos.

Pero en lo que respecta a lo que acaba de mencionar que es a modo de comercial de la reforma energética, verdaderamente es un debate nacional en donde disentimos completamente con usted y con el Ejecutivo, y creo que la muestra va a ser muy importante en la ciudadanía. La respuesta de la ciudadanía va a ser fundamental y creo que una de las muestras va a ser el próximo jueves donde la sociedad mexicana va a dar su punto de vista.

Pero bueno, señor Secretario: La recurrentes crisis económicas y la abrupta e indiscriminada apertura comercial incrementaron la vulnerabilidad de las micro, pequeñas y medianas empresas. Se atiende preferentemente al mercado local generando un círculo vicioso donde la compra de los insumos importados elimina eslabones de las cadenas productivas, lo que a su vez debilita y provoca el cierre de empresas y la pérdida de empleos.

Asimismo las políticas gubernamentales han demostrado incapacidad para desarrollar el mercado interno, garantizar la supervivencia de la planta productiva, sobre todo de las micro, pequeñas y medianas empresas y atender a las demandas crecientes de la población en cuanto a empleo y aumento del nivel de vida de la población. En este contexto los problemas que enfrentan la micro, pequeña y medianas empresas, se ubican en la falta de una política de fomento, como parte de una estrategia de desarrollo económico, así como de la carencia de apoyos reales y de instrumentos de promoción.

Por lo anterior resulta indispensable orientar los esfuerzos en materia de fomento de las micro, pequeñas y medianas empresas, mediante el diseño de verdaderas políticas que promuevan su productividad y competitividad, que resuman los planteamientos de los sectores productivos y de la población en general y comprometa acciones a desarrollar entre los gobiernos federal, estatal y municipal.

“Sin embargo, los programas que atiende la Secretaría de Economía continúan siendo los mismos de administraciones anteriores, salvo ligeros matices por lo que en los hechos no existe una diferencial sustancial en los programas de desarrollo.


“Con ello, señor Secretario, le manifestamos nuestra más amplia preocupación por la estrategia que ha hecho en la recuperación de la economía de los Estados Unidos sin alentar al interior un desarrollo propio. Usted lo sabe, las micro, pequeñas y medianas empresas son estratégicas para la nación por su capacidad de crear empleos y por su amplio impacto social.

“Respecto al Banco de Desarrollo de América del Norte se debe de considerar que en los últimos años la institución ha ampliado su ámbito de actuación en principio al Mar de Cortés y ha planteado aumentar la región atendida de 100 a 300 kilómetros al norte y al sur de la frontera entre México y Estados Unidos, pero adicionalmente el esquema de financiamiento se abre a proyectos de infraestructura. Esta situación por no ser casual, debido al desarrollo de la Cuenca de Burgos, que cuenta con 50 mil kilómetros cuadrados de gas no asociado y que por lo mismo requerirá de financiamientos para combatir los daños que se ocasionen al medio ambiente.

“Ante ello, señor Secretario, le recuerdo que los subcontratos de servicios múltiples firmados por Petróleos Mexicanos con empresas transnacionales para la explotación de gas son anticonstitucionales. Por lo cual se debe de hacer la difusión necesaria para no apoyar proyectos que en su contratación resultan ilegales y que han sido objeto de fuertes cuestionamientos por parte del Poder Legislativo.

“Asimismo, conforme al formato de operación del Banco, el gobierno federal aporta el 50 por ciento de los recursos para financiar proyectos. Sin embargo, para nadie es un secreto que los recursos presupuestarios disponibles en México se ha reducido”.

Termino. “Por lo tanto, que de manera señor Secretario se pueden cubrir los compromisos adquiridos y a propósito en qué rama o partida se encuentran radicados los recursos que se aportan a la institución que rebasa la esfera jurídica de operación de toda institución bancaria en actividades en el país que por lo mismo debe de estar regulada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público”.

Muchas gracias.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Gracias, diputado Moreno.

Tiene el uso de la palabra...

El secretario de Economía, Fernando Canales Clariond:

Por falta de tiempo no me referí a la parte de la pregunta relativa a las Salinas de Guerrero Negro. Por escrito contestaremos ese tema, señor Diputado. Una disculpa.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Tiene el uso de la palabra, hasta por cinco minutos, la diputada Elizabeth Yánez Robles, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, para formular su cuestionamiento.

La diputada Elizabeth Yáñez Robles (PAN):

Con su permiso, señor Presidente de la Comisión.

Señor secretario:

“Las micro, pequeñas y medianas empresas se han visto apoyadas por algunos de los programas que ha instaurado la Secretaría de Economía. De acuerdo a las últimas cifras de la misma Secretaría 645 mil empresas, el 95.7 por ciento del total que hay en México son micro y generan 2 millones y medio de empleos. Considerando la pequeña y mediana empresa hablamos de un total de 7 millones de empleos.

“Hoy por hoy las empresas y su competitividad requieren prioritariamente de un mercado interno fuerte, accesible, que permita la consolidación de este sector y su acceso a los mercados internacionales. Una población sin trabajo fijo y sin capacidad de compra impide el crecimiento de la economía, capacitación, asesoría y tecnología por si misma, sólo podrán contribuir al desarrollo de estos sectores si se contemplan otros factores que han ocasionado su debilitamiento.

“La recesión económica, los elevados precios de los energéticos, la piratería, problemas de producción y la competencia china son las principales causas que inciden en la desaparición de empresas nacionales, pero también existen factores internos de las mismas que requieren soluciones inmediatas.

“El gobierno federal ha propuesto y sostenido programas de empleo para combatir el alarmante desempleo generado desde décadas anteriores. Aquellos no han logrado reducir la gran cantidad de subempleos, empleos temporales o el crecimiento de la economía informal. Sin embargo, la generación de empleos ni en ésta ni en ninguna otra nación, es obligación sólo del Poder Ejecutivo, sino una tarea compartida con el sector productivo.

“Venimos de gobiernos que tradicionalmente manejaron una visión autoritaria y centralista de la función del Estado y posteriormente una visión de desarrollo económico donde nuestros Secretarios de Estado se atrevían a aseverar que la mejor política industrial era la ausencia de la política.

“Hoy vemos que ambas posiciones sostenidas durante muchos años generaron atraso económico, una economía incipiente y dependiente que sólo genera 12.6 millones de trabajos para una población económicamente activa de 42 millones de mexicanos, desequilibrios regionales y sectores productivos débiles, vulnerables, incapaces de crecer y consolidarse, ya no digamos competir con ventajas en los mercados internacionales.

“El desarrollo económico de la nación depende directamente de las micro, pequeñas y medianas empresas, sin embargo y cada vez más son estas empresas las que se ven obligadas a cerrar.

“De los factores que afectan a estos sectores internamente se encuentran la ausencia de sistemas financieros efectivos y problemas de endeudamientos añejos impagables, que no se resuelven y que siguen afectando neurálgicamente a su crecimiento y proyección.

“Ese es hoy el legado y el desafío que tenemos que resolver. Que nadie venga hoy con ligereza, mentiras e irresponsabilidad a acusar de ineficiente al gobierno de la transición que no es ni puede ser, como nunca en el pasado lo fue, el responsable único de generar los empleos que demanda una población aceleradamente creciente como la mexicana.

“Generar fuentes de trabajo y de ingreso es una tarea compartida entre el Ejecutivo y el sector productivo. Una obligación del Ejecutivo debe ser fungir como facilitador de las condiciones que permitan el desarrollo de estos sectores. Para lograr este fortalecimiento se requiere de un diagnóstico que permita elaborar un programa integral para su rescate. Este programa integral debe contemplar sistemas financieros accesibles y tasas de interés competitivas, con capacidad de crédito para todo el sector, que posibilite el mejoramiento de los sistemas productivos y genere un capital de trabajo, pero además es indispensable la simplificación de trámites tanto en el sistema tributario como en otras dependencias.

“Es vital la creación de un mecanismo para que las empresas puedan cumplir con sus adeudos tanto en Hacienda, Seguro Social e Infonavit, el cual sea viable y les permita enfocar el trabajo de su empresa al crecimiento y al fortalecimiento de la misma.

“Bajo este contexto, hoy más que nunca es de vital importancia que la Secretaría de Economía tome su liderazgo para generar las condiciones que verdaderamente faciliten el fortalecimiento de las micro, pequeñas y medianas empresas.

“Le proponemos crear este proyecto integral de rescate. Que el liderazgo que usted debe de llevar en las políticas económicas del país, genere las líneas de acción que requiere el sector productivo, para que sea un proyecto transversal que incluya el compromiso de las Secretarías y dependencias del gobierno federal que impactan a este sector.

“Y concluyendo, queremos preguntar. Se habla mucho de las nuevas políticas empresariales que ha emprendido la administración del Presidente Fox, sin embargo, de acuerdo al sentir de muchos empresarios no están llegando los recursos, no existe un sistema financiero, los créditos, capacitación y asesoría son insuficientes para la demanda y los trámites sumamente burocráticos.

“¿Cómo ha pensado hacer frente a estos problemas y qué soluciones como legisladores que somos transmitiremos a los emprendedores mexicanos? ¿Cuáles son las políticas de la Secretaría a su cargo que apoyarán a las micro, pequeñas y medianas empresas? ¿Hasta dónde las considera usted integrales y de qué manera éstas van a permitir fortalecer su competitividad, capitalizarse, crecer y asumir su papel dentro del desarrollo económico de nuestra nación?”

Por sus respuestas, muchas gracias.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Tiene el uso de la palabra hasta por diez minutos, el señor Secretario, licenciado Fernando Canales,

El secretario de Economía, Fernando Canales Clariond:

Gracias diputada Yáñez Robles.

La manera que planteó su pregunta me permite salirme un poquito del script que traía preparado; ustedes saben que el formato implica el conocimiento previo de las preguntas por parte del Secretario y en consecuencia preparar datos para ser más puntual en este diálogo, en esta comparecencia. Quiero a groso modo esbozar frente a ustedes cuál sería desde mi punto de vista, y espero contribuir a convencerlos, la estrategia más adecuada para lograr algo que todos estamos de acuerdo, la generación de un desarrollo justo y equilibrado en donde cada uno de los mexicanos que tengamos edad de trabajar, podamos hacerlo y a cambio de ese trabajo recibir una remuneración adecuada.

¿Qué es lo que le hace falta a este país? Primero una legislación fiscal adecuada, ustedes saben que la Legislación Fiscal actual es sumamente compleja , tenemos además los tres niveles de Gobierno Constitucionales, hay Legislación Fiscal Municipal, Estatal y Federal y dentro de cada uno de estos tres niveles de Gobierno hay una serie de leyes que implican registros, datos, declaraciones, pagos que hace sumamente complejo nuestro aparato fiscal.

Hemos planteado por parte del Presidente de la República, una propuesta de Reforma Hacendaria, queremos independientemente de las tasas, independientemente de las posiciones sociales, partidistas, políticas que los entendemos como una realidad en nuestro país, todos los mexicanos tener una legislación fiscal simple que permita al Gobierno captar una parte de la riqueza nacional suficiente para que sea esta administrada con honradez, con creatividad, con prudencia, con transparencia, en beneficio de la sociedad mexicana.

Los especialistas en la materia recomiendan que sea entre el 25 y el 30% del Producto Interno Bruto lo que se maneje a través del Sistema Fiscal, en nuestro país señoras y señores Diputados, actualmente se capta el 16% del Producto Interno Bruto, 5 puntos porcentuales además proceden de la imposición a Petróleos Mexicanos, a PEMEX, la empresa de todos los mexicanos, 11% viene del resto de la actividad económica.

De ahí que el Erario Federal , los Estatales y los Municipales tengamos recursos sumamente limitados para gobernar, para regresar a la sociedad lo que requiere para un desarrollo integral, para apoyar aquellos sectores más marginados , para apoyar aquellos sectores estratégicos. De manera que ese es el requisito fundamental, captar más, más equitativamente distribuida la carga fiscal de manera de ser una realidad el postulado Constitucional de que todos debemos de contribuir al Erario Público en la medida proporcional y equitativa a nuestra capacidad de pago, pagar más los que más tenemos, menos los que menos tienen.

Postulado número 1 y ahorita está en nuestras manos poderlo hacer realidad. Postulado número 2, Energéticos, hemos hecho referencia. Los energéticos es el común denominador de toda la actividad productiva es uno de los elementos básicos para la calidad de vida, nuestro país los tiene y en abundancia, debemos tener la capacidad de hacer llegar esos energéticos al consumidor, a los hogares de los mexicanos para alumbrarlos, para mover los aparatos del confort doméstico , para la calefacción , para la refrigeración, para la calidad de vida al interior de los hogares de las familias mexicanas, debemos hacerlos llegar a la industria, al comercio, a los servicios para generar riquezas y que los precios de los mismos sean a precios competitivos con lo que sucede en otros países del mundo.

Habida cuenta de la escasez de inversión que tenemos en la materia por lo angustiado de las finanzas de las empresas, del Gobierno y a ello se dedica PEMEX, Comisión Federal, Luz y Fuerza del Centro, no hacemos las inversiones necesarias para lograr este propósito.

Con una legislación adecuada que garantice la propiedad del recurso de los mexicanos la soberanía de nuestra nación , la supervisión por parte del Gobierno de las actividades de las empresas que a ello se dediquen, permitir con una legislación que garantice estos postulados en complemento de la inversión nacional en PEMEX y en la Comisión Federal de Electricidad la inversión privada nacional e internacional con el propósito de producir más en forma más eficiente y económica y hacer llegar el energético al centro de consumo donde se necesite.

Y tercer elemento, simplificar la actividad productiva.

El hombre y la mujer producimos en el campo, en el taller, en la fábrica, en el comercio, en la escuela, en la institución de servicios, en el partido político, en cualesquiera institución de nuestra sociedad donde se hable del crecimiento en el sentido social de la palabra, se requiere de un ámbito de libertad donde la capacidad de los hombres y las mujeres que constituimos este país se desarrolle a su máxima expresión.

Hemos creado a lo largo de los años, todos somos co-responsables de esto, un entramado legal y reglamentario tan complejo que inhibe buena parte de esa capacidad productiva de los mexicanos y que implica que buena parte de nuestro tiempo en vez de dedicarla a la prestación del servicio, a la comercialización de bienes, a la producción, a la generación de riqueza en el sistema económico, de las cadenas de valor, le dediquemos a llenar formas, a realizar trámites, a llenar requisitos burocráticos.

Necesitamos pues simplificar nuestro sistema de entramado de regulación jurídica para la actividad productiva en el amplio sentido de la palabra, de manera que con una legislación adecuada como en los términos que he mencionado, energética y con una simplificación a la actividad productiva, habremos de lograr –señora diputada, señoras y señores legisladores- el objetivo de tener más producción de riqueza y de distribuirla de una manera más equitativa para la calidad de vida de los diputados.

Gracias señora diputada por su pregunta.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Gracias señor Secretario.

Tiene el uso de la palabra hasta por cinco minutos, el diputado José María de la Vega, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional para hacer su réplica.

El diputado José María de la Vega Lárraga (PAN):

Con su permiso señor Presidente. Señor Secretario, muchas gracias por sus respuestas.

El grupo parlamentario del Acción Nacional coincide con su visión sobre la política de desarrollo empresarial que es prioridad impulsar a las micro, pequeña y mediana empresa para fortalecer al mercado interno.

A consecuencia de la desaceleración mundial y particularmente de los Estados Unidos, principal socio comercial de nuestro país, las exportaciones, la producción y el empleo se contrajeron sin embargo consideramos que los fundamentos de la economía mexicana son sólidos para emprender un crecimiento sostenido, de largo plazo, pero a través del crecimiento y fortalecimiento del crecimiento interno.

Creemos que la mejor herramienta para fomentar el mercado interno es con una política de Estado promotora de la actividad económica y en especial de la PyMES que fomente la inversión, la creación y consolidación de empresas, la generación de empleos y en consecuencia el desarrollo y el crecimiento económico.

En el Partido Acción Nacional consideramos que las PyMES son el mejor vehículo para la generación de riqueza con su mejor distribución pero para ello necesitamos una política de desarrollo empresarial más agresiva y con mayor penetración. Los empresarios nos comentan que los apoyos y recursos no llegan, que el universo de cobertura de la Subsecretaria para la pequeña y mediana empresa es muy limitado, junto con la red CETROCRECE (?) y el COMPITE (?) y es más, ahora el Presupuesto de Egresos que envía el Ejecutivo para el apoyo a las PyMES refleja un descenso en un 2% en términos reales respecto al año anterior.

Estamos convencidos en esta Comisión de Economía, que las PyMES son un gran nicho de oportunidad para elevar y extender la calidad y la competitividad de la planta nacional, por ello hacemos de su conocimiento que esta Comisión ha solicitado a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública se asignen al menos 5 mil millones de pesos al programa de desarrollo empresarial en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal del año 2004, dado que así se podrán canalizar mayores recursos a las PyMES, con un impacto real en la economía doméstica en virtud de que el 64% del empleo está concentrado en estas que aportan el 42% del Producto Interno Bruto.

En tal razón, el destino de estos recursos se convierte en inversión pública que se recicla promoviendo la inversión productiva, la incorporación de más valor agregado, la creación y recuperación de empleos y finalmente mayores contribuciones fiscales.

El debilitamiento industrial de las empresas es consecuencia de la falta de políticas de estado bien focalizadas; la apertura del comercio, la carencia de encadenamientos productivos, la sequía de créditos, la escasez de innovación y tecnología, la poca o nula capacitación y asesoría empresarial; todos estos factores han constituido la principal limitante al crecimiento y fortalecimiento del país, la micro economía, la economía de las empresas que forma la gran macroeconomía. Por eso, señor Secretario le solicitamos vea hacia el mercado interno, hacia la economía de las empresas que son la base para el crecimiento de la macroeconomía. La experiencia mundial no engaña, los Estados Unidos y el Japón confirman lo que expresamos.

El desarrollo local a partir de un gran número de PYMES bien encadenadas, con acceso a créditos, con tecnología, mano de obra capacitada y empresarios con visión empresarial y no de subsistencia, son los que proporcionan la base para fortalecer las ramas y los sectores productivos, de esta manera, estamos seguros que el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas nacionales es el mejor mecanismo para afrontar los retos derivados de la globalización.

Hoy será importante que en México se otorgue una mayor relevancia a los apoyos y programas institucionales, encaminados para el desarrollo empresarial en las áreas de capacitación, asesoría, información, mercadeo, tecnología e innovación, poniendo énfasis en aquellos que promuevan la productividad y la competitividad de las empresas. Asimismo, esto solamente será posible con una banca de desarrollo funcional y con una serie de instituciones efectivas, que además de apoyar la competitividad estimulen los proyectos industriales audaces, refuercen a las industrias de excelencia y atiendan las necesidades prioritarias de las PYMES.

Los inversionistas y las corporaciones internacionales reconocen el esfuerzo de nuestra nación para insertarse de manera competitiva en el concierto global. La disponibilidad de una fuerza de trabajo con experiencia y una posición geo económica privilegiada nos favorecen, pero es necesario hacer más, señor Secretario, las empresas mexicanas no están entrelazadas con las trasnacionales y su participación en el comercio exterior es limitada y no aportan con valor agregado, por ello el medio ideal para lograr esto es a través de las PYMES.

Esta Secretaría a su digno cargo, es la encargada de promover el desarrollo económico del país, mediante el desarrollo de las empresas en particular de éstas y no cometa el error de delegar esta oportunidad que nos brinda la coyuntura internacional, aprovechemos y desarrollemos los mercados internos por medio del fomento de las PYMES.

En conclusión, señor Secretario, lo invitamos a trabajar conjuntamente con este Poder Legislativo y en especial con su contrapartida legislativa, esta Comisión de Economía, con el ánimo de construir nuevas alternativas para impulsar y consolidar a las empresas nacionales e insertarlas en los mercados mundiales. Muchas gracias.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Gracias, diputado De la Vega. Tiene el uso de la palabra hasta por cinco minutos el diputado Eduardo Olmos Castro del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional para formular su cuestionamiento.

El diputado Eduardo Olmos Castro (PRI):

Con su permiso, compañero Presidente de la Comisión de Economía.

Compañeros diputados:

Señor Secretario de Economía:

Señor Secretario, cuando el Secretario de Economía Luis Ernesto Derbez, estaba en la Secretaría de Economía, tenía una enorme actividad en todo lo concerniente al comercio exterior y a la relación con los organismos internacionales en materia económica. Hoy en día, vemos con preocupación que los asuntos que corresponden a la Secretaría de Economía en materia exterior los sigue viendo Luis Ernesto Derbez,. esto es, asume las funciones del Secretario de Economía adicionalmente a las de Relaciones Exteriores. Consideramos que esta clase de intromisiones, no las debe usted de permitir, por muy brillante que pudiera ser el señor Derbez en la materia económica.

Esperamos que las atribuciones sigan en esa Secretaría de Economía como lo establece la Ley Orgánica de la Administración Pública en el artículo 34 fracción I y en el Reglamento Interior de la Secretaría de Economía en el artículo 7 y no, como de facto, en la de Relaciones Exteriores.

Las leyes no pueden estar sujetas a los perfiles de las personas, sino las personas deben de reunir los perfiles que se requieren para el buen desempeño de las atribuciones que éstas les señalan, por ello nos preocupaba que en las reuniones con los organismos internacionales en materia económica siempre veíamos al Secretario de Relaciones Exteriores coordinando los eventos y asumiendo las atribuciones de la Secretaría de Economía y el Secretario de Economía, que es quien tiene las atribuciones, en el mejor de los casos se le tomaba sólo como a un participante más.

Por lo anterior, se le pregunta, señor Secretario: ¿Se ha pensado en someter a esta Congreso de la Unión alguna iniciativa tendiente a que las atribuciones en materia económica exterior pasen a la de Relaciones Exteriores? De no ser así, ¿cuáles son las medidas que ha tomado esa Secretaría para que le sean respetadas sus atribuciones en la materia, a fin de no crear confusiones e incertidumbre jurídica?

Por otra parte, en el Senado de la República se ha planteado una iniciativa de ley para otorgar mayor participación del Congreso de la Unión en las negociaciones de los tratados internacionales, por lo que nos gustaría saber cuál es su posición respecto de que el Congreso de la Unión pudiera participar en la totalidad del proceso de negociación de dichos tratados, toda vez que éstos tienen nivel de ley general.

Por último, quisiera hacer patente la falta de seriedad con que se comportaron los integrantes del Ejecutivo Federal durante el reciente viaje a los países asiáticos, ya que en todos los noticieros dos días antes del evento daban a conocer declaraciones del Secretario de Economía, en que se manifestaba que no se suscribiría el Acuerdo Comercial con el Japón que se había planteado como el objetivo principal del viaje. Sin embargo, durante la estancia en esos países el señor Presidente de la República insistía en su firma, incluso se llegó a decir que se tenía ya un 90% de avance en los días previos, cuando era evidente que ya se sabía que no habría tal acuerdo.

Los acuerdos se pueden suscribir o no, ello es lo más natural en todo proceso de negociación, para eso son las negociaciones, lo que no podemos hacer es darnos el lujo de andar haciendo el ridículo diciendo una cosa el Secretario de Economía y otra el titular del Ejecutivo, quizá pensando que lo que digan allá nadie lo va a ver aquí. Los medios masivos, señor Secretario, hoy en día llegan a todos lados.

No actuemos de esta forma tan insensata, ello resta credibilidad y crea confusión en los inversionistas; seamos más serios con nuestros socios comerciales internacionales, quizás ahí esté la explicación de la cada vez menor inversión extranjera en este país. Ya no se puede seguir con viajes en donde lo notorio es lo chusco y la frivolidad. Muchas gracias.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Tiene el uso de la palabra hasta por 10 minutos el señor Secretario, licenciado Fernando Canales.

El secretario de Economía, Fernando Canales Clariond:

Muchas gracias.

Yo era gobernador del estado de Nuevo León, mi periodo constitucional habría de terminar el 4 de octubre del 2003. A principios de este año fui invitado por el Presidente Fox a integrarme a su equipo de trabajo como Secretario de Economía, el Canciller Jorge Castañeda había presentado su renuncia y el Presidente había decidido invitar al doctor Luis Ernesto Derbez a ocupar la Cancillería y a su servidor Secretario de Economía; acepté sujeto al trámite constitucional en mi estado de Nuevo León, una vez que éste se dio tomé posesión de este cargo el 15 de enero de este año.

En las conversaciones que tuve con el Presidente de la República, me informó que estaba considerando centralizar los esfuerzos de promoción económica de México en el exterior en una dependencia y que pensaba que la más idónea sería la Secretaría de Relaciones Exteriores, habida cuenta que el esfuerzo de promoción económica en el extranjero, desde la perspectiva del Gobierno Federal estaba diluido entre la propia Secretaría de Relaciones Exteriores, la de Economía, el Banco de Comercio Exterior.

Al haberme invitado y yo haber aceptado, le manifesté al Presidente de la República mi disposición a trabajar con él, en una actitud de colaboración, de disciplina a la decisión que el Presidente con su pensamiento en esta materia considerara más idónea.

Unos meses después de contemplar esta alternativa, me fue informado por el Presidente de la República que el resultado del análisis era de que seguiría el área de las negociaciones internacionales, que implica lo que su nombre dice, así como la administración de los tratados comerciales que tenemos con distintos países del mundo, bajo la responsabilidad de la Secretaría de Economía. De manera que ésta es la estructura, la realidad, la responsabilidad.

Señala el artículo 34 de la Ley de la Administración Pública, que usted, señor Diputado, ha bien citado en uno de sus incisos, que esta materia se llevará además en coordinación de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

El Ejecutivo Federal es uno, se estructura por departamentos, por secretarías, con el propósito de dividir el trabajo, de hacerlo más eficaz frente a la comunidad que tenemos la responsabilidad de gobernar, pero se pretende tener la mejor coordinación posible entre las distintas unidades de gestión, con el propósito de ser eficaz y de complementar los esfuerzos.

De manera que no es extraño que en esta materia, en varios casos, como usted bien lo señala, haya habido un apoyo por parte de la Cancillería, institucionalmente y personalmente, del doctor Luis Ernesto Derbez; la responsabilidad legal es de la Secretaría de Economía, pero se utilizan los recursos humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores como con frecuencia en materia de negociaciones comerciales de la Secretaría de Agricultura.

Usted sabe que buena parte del contenido de los temas, algunos diputados que aquí nos están escuchando les consta, de los acuerdos internacionales tiene que ver con el área agrícola y la Secretaría de Economía utiliza y se coordina con la Secretaría del ramo, con la Secretaría de Energía cuando se trata del comercio exterior de energéticos, con el propósito de ser eficaz.

Además de eventos internacionales, en los que México ha sido anfitrión, algunos de ellos decididos con muchos meses atrás del mes de enero que yo inicié la gestión y ha decidido que México sería la sede y ya encomendada la Presidencia de los eventos, como fue el que recientemente se llevó a cabo en la ciudad de Cancún, la Reunión Ministerial de la Organización Mundial del Comercio, que fue encabezada por nuestro Canciller, el doctor Luis Ernesto Derbez.

Su servidor como Secretario de Economía, encabezó la delegación de México, junto con las delegaciones de 146 países, que somos miembros de la Organización Mundial del Comercio.

De manera que esa es la estructura, la responsabilidad es institucionalmente de la Secretaría de Economía, personalmente de su servidor, hay un equipo, aquí está el Subsecretario Ángel Villalobos, un pequeño equipo de gente muy profesional, servidores públicos de carrera, que tienen muchos años con una participación técnica de una alta calidad al servicio de México, que me honro en coordinar como Secretario del Ramo, sin dejar de utilizar otros recursos que en el gobierno de la república existen para desempeñar mejor nuestra tarea.

Comparto la tesis que va implícita en su pregunta, de que esta responsabilidad, así lo señala la Constitución, una vez que se llega a un acuerdo, debe ser sometido a consideración del Senado de la República. Hoy por hoy es una facultad exclusiva, como lo sabemos, del Senado de la República, conozco la iniciativa de ley que hay en esa materia, para acompañar al Ejecutivo en el proceso de negociación.

Soy favorable a esa iniciativa, en su momento los señores senadores han consulta la opinión nuestra, y sin menoscabo de la eficacia que requiere el proceso de negociación que, en determinadas circunstancias y para determinados temas, requiere que sea un pequeño equipo, muy cohesionado, el que se sienta a la mesa con nuestra contraparte, un país amigo con el que estamos negociando, por lo cual el tratado internacional en materia económica, que si por supuesto esté presente el Poder Legislativo, para que en su momento cumpla su responsabilidad constitucional, porque como usted bien lo señala, una vez que se firma debe pasar por este proceso, y en caso de ser aprobado es derecho vigente en nuestro país con una categoría, con una jerarquía de leyes semejante a la de la Constitución establecido por ella misma.

Los problemas de comunicación que hubo a propósito del Tratado de Libre Comercio que estamos negociando con Japón, técnicamente se denomina Acuerdo de Asociación Económica. Hemos pretendido siempre ser muy congruentes y muy veraces, la economía japonesa es la segunda más importante del mundo, es un socio comercial muy importante por centurias, en nuestro país tienen antecedentes, como lo sabemos, desde la época de la Colonia en México, la Nao de la China, que se ha intensificado ciertamente en las últimas décadas, llevamos doce rondas de negociaciones alternando México y Tokio.

El mes pasado con motivo de una visita de Estado del presidente Fox se había agendado de tiempo atrás, la undécima ronda de negociaciones en Tokio. Los acuerdos a los que hemos llegado van muy avanzados, hay temas, sin embargo, particularmente en el sector agropecuario, a los que todavía no hemos llegado a un acuerdo, porque los japoneses no están conformes con los planteamientos y peticiones que en representación de nuestro sector productivo, en representación de la nación mexicana, hemos formulado.

Estamos, sin embargo, en este proceso de negociaciones, la semana que entra precisamente se celebrará aquí en nuestro país la décimo tercera ronda de negociaciones.

Nunca hemos anticipado que ya hemos terminado sino simplemente informamos a la opinión pública de los avances que se están logrando. Hubo presiones, como es normal que sucedan en estos procesos de negociación, para que se llegara a un acuerdo definitivo, con motivo de la visita de Estado del presidente de la república a Japón, hubiera sido un marco ideal que en ese momento se firmase lo que se denomina, final de las negociaciones.

Son varios procesos del final de las negociaciones, se firma un documento, unos meses después, una vez que se vacíen los acuerdos al lenguaje jurídico, se firma el Tratado de Libre Comercio, sujeto a la aprobación definitiva del Senado de la República.

No se dio el acuerdo, nuestra recomendación al presidente de la república, nuestro informe fue de que no habíamos avanzado lo suficiente, de manera que no fue tema, y así se informó oportunamente, central de las reuniones de trabajo del presidente de la república en Japón.

Por supuesto que sí se trató en las distintas reuniones el tema y el acuerdo fue continuar la negociación y en seguimiento a ello es que la semana próxima habrá la decimotercera ronda de negociaciones aquí en México.

Hemos hecho el mejor de los esfuerzos por coordinarnos al interior del Ejecutivo, esencialmente el liderazgo de esta negociacíón lo llevamos en la Secretaría de Economía, nos coordinamos con la cancillería, con la Secretaría de Agricultura, eventualmente con otras dependencias; por supuesto con el Presidente de la República, con legisladores en todas las giras, ésta de Japón no fue la excepción. Se invita a la comitiva del presidente a algunos legisladores, quienes están presentes donde sea conducente, legisladores diputados y senadores, con el propósito de que participen junto con el Ejecutivo, en estos trabajos.

De manera señor diputado que eso es lo que le tengo que informar en este aspecto tan importante de nuestra relación con el mundo en materia económica.

Gracias por su pregunta señor diputado Olmos Castro.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Gracias señor Secretario.

Tiene el uso de la palabra hasta por 5 minutos la diputada Nora Elena Yu Hernández, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, para hacer su réplica.

La diputada Nora Elena Yu Hernández (PRI):

Con su permiso señor presidente; la comisión; señor Secretario:

Indiscutiblemente que la Secretaría de Economía es la gran rectora que establece los lineamientos del desarrollo, crecimiento económico de nuestro país, así como es quien administra los tratados y acuerdos internacionales. Esto es motivo de una gran interrogante, cuando a pesar de lo anterior muchos de esos criterios emergen de la Secretaría de Hacienda. convirtiéndola en una super Secretaría, sin que exista algún marco regulatorio, que permita que ésta sea única y exclusivamente la ejecutora de las reglas y criterios que se emiten desde otras esferas del Ejecutivo, como ahorita usted lo mencionó. Desafortunadamente señor Secretario, es la rectora; pero no es la ejecutora y los criterios se utilizan desde otra Secretaría.

Nos agrada mucho que usted nos haya comentado que no pasa a ser parte de la Secretaría de Relaciones Exteriores lo que es la economía de comercio exterior. Sin embargo señor Secretario también nos preocupa mucho que no se lleven a cabo esas visitas, junto con los miembros del Congreso de la Unión, senadores o diputados, puesto que es en este recinto en donde confluyen todas las necesidades del país y sin embargo, simple y sencillamente vienen a firmarse los acuerdos y los tratados.

Señor Secretario, de manera respetuosa le solicitamos que se asuma la total y completa rectoría del desarrollo y crecimiento económico con todas las obligaciones y responsabilidades que esto conlleva. Hoy como nunca debemos y podemos ser un país con capacidad competitiva de calidad mundial; sin embargo, es preocupante la terrible falta de medidas preventivas y emergente ante las crecientes economías de países asiáticos.

Señor Secretario, las estrategias económicas como país deben ser factibles de alcanzar por los sectores que conforman la fuerza laboral del país y no sólo consensadas con ciertos sectores económicos.

Hoy se habla de que el mercado ilegal proveniente de China y Corea, alcanza el 30% con distintas formas de introducción al mercado pero con clara evidencia de ilegalidad.

Por ello señor Secretario, cómo hace hoy en día la Secretaría que usted encabeza para enfrentar no sólo el comercio ilegal sino la enorme desventaja que representan los costos de las manufacturas ya terminadas, además de los costos de los insumos que han hecho que día a día la inversión extranjera se desplace a esos países asiáticos; qué no podemos explorar estrategias, mecanismos y alternativas que nos permitan competir en igualdad de condiciones, en vea de diariamente buscar requisitos o regulaciones que detengan la vulnerabilidad de nuestro mercado interno; en lugar de elaborar la competitividad que requerimos para sobrevivir en el mundo globalizador.

Finalmente señor Secretario, es urgente e importante mantener acciones tipo espejo, cuando dentro del marco jurídico del TELECAN, algún país miembro del mismo, establece leyes que de alguna forma lo contraviene. Tal es el caso de la ley del bioterrorismo y la que contempla las reglas que deben cumplir los transportistas mexicanos inmediatamente después de su cruce.

Asimismo, señor secretario, solicitamos respetuosamente sean bien analizadas las razones para establecer el criterio de los ocho años o más a que se refiere el artículo 5º. del Acuerdo para el Desmantelamiento de Unidades Motrices Usadas en la franja y región fronteriza al norte del país.

No hay que olvidar que esta zona es la que más se ha visto afectada con el desempleo. Esta actividad representa un número importante de empleos directos e indirectos. No contribuyamos aún más a que esta situación se vea agravada.

Señor secretario, ya basta de ser un país donde hacemos lo necesario para que no se dañe más la economía de los mexicanos. No somos bomberos que debemos apagar fuegos que hoy nos consumen.

Lo invitamos a formar juntos un equipo que haga la planificación necesaria y adecuada y que permita hacer de México un país confiable pero, sobre todo, que restablezcamos la certidumbre jurídica que requieren los inversionistas, tanto nacionales como extranjeros, para su permanencia en nuestro país y la atracción de otras nuevas. Muchas gracias.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Gracias, diputada. Tiene el uso de la palabra, hasta por cinco minutos, el diputado Víctor Suárez Carrera, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, para formular su cuestionamiento.

El diputado Víctor Suarez Carrera (PRD):

Muy buenas tardes. Con el permiso del señor presidente de nuestra Comisión de Economía. Señor secretario Canales Clariond, compañeras y compañeros diputados, señora y señores subsecretarios de Economía.

Con respeto, señor secretario, le formulo los siguientes cuestionamientos generales y preguntas específicas con motivo de la glosa del tercer informe presidencial en el área de su competencia.

La actual administración del presidente Fox y la Secretaría de Economía que usted dirige han persistido en aplicar una política económica que ha fracasado tanto en México como en el resto del mundo.

Estados Unidos y sus agencias financieras nos han impuesto el modelo económico neoliberal con base en el principio de haz lo que digo, no lo que hice o no lo que hago.

Dicho modelo, aplicado sin interrupción ni cambios por el régimen de Salinas, Zedillo y el actual del presidente Fox, impulsa obcecadamente la apertura comercial, las privatizaciones, la dependencia a la inversión extranjera, el desmantelamiento de nuestra planta productiva y el sacrificio de nuestro mercado interno.

Después de 20 años, los resultados están a la vista: estancamiento económico, pérdida de empleos, desindustrialización, desrularización y dependencia económica y financiera creciente hacia los Estados Unidos.

De hecho, señor secretario, nuestra viabilidad económica como país está amenazada y nuestra soberanía en entredicho. Algunas cifras corroboran lo antes dicho.

De 82 al 2003 el promedio anual de crecimiento real del PIB fue de 0.45 por ciento, es decir, cero crecimiento para México con su modelo. Lo anterior en contraste con un crecimiento real promedio anual del PIB de 4.08 por ciento en el período 39-82, el modelo de sustitución de importaciones. Hay la necesidad de cambiar este modelo.

Se ha argumentado falazmente que la recesión económica norteamericana es la causa de la nuestra. Si así fuera, entonces cómo explicar el crecimiento de 3.3 por ciento en la economía canadiense, que tiene la misma interdependencia con Estados Unidos, como nosotros.

O cómo explica usted el crecimiento de China, tanto en su PIB como en sus exportaciones hacia Estados Unidos, sin TLC.

A la luz de estos hechos le pregunto con todo respeto, señor secretario, si usted reconoce el fracaso de dicha política económica o si va a continuar en la Secretaría de Economía a su cargo con las mismas políticas fracasadas.

Si usted reconoce lo primero y por tanto la necesidad de un cambio significativo de orientación de la política económica en nuestro país, le rogaría nos indicara cuáles son esos cambios, sus principios, objetivos e instrumentos.

Nuestro país ha firmado el TLC con América del Norte y 32 otros tratados de libre comercio. Quiere ser el campeón mundial de los TLCs. El Gobierno Federal presume que México es el país más abierto del mundo y que gracias a ello somos la novena potencia económica mundial. Sin embargo los resultados de la estrategia de apostar todo a la apertura comercial y a la inversión extranjera, no son buenos para México, a la luz de los hechos. No los voy a enunciar por el tiempo, ya los tiene usted en días pasados en su escritorio, quisiera que haga referencia a los hechos que le hice llegar.

Recientes declaraciones suyas son encomiables al respecto de los TLCs. Afirmó usted que México suspenderá la promoción y firma de más Tratados de Libre Comercio y se volcará al fortalecimiento de su mercado interno. Espero que esta decisión incluya también al fracasado ALCA, cuya reunión ministerial tuvo recientemente lugar en Miami y también al respecto quisiera saber cuáles son los resultados para nuestro país en los términos del Acuerdo Nacional para el Campo y del punto de acuerdo aprobado por unanimidad en días pasados por esta Honorable Cámara de Diputados.

Al respecto de esas declaraciones me permito felicitarlo y expresarle nuestro reconocimiento por lo que pudiera ser una importante, aunque tardía rectificación de la política económica neoliberal ya fracasada. En este punto, señor Canales Clariond, Secretario de Economía, le pregunto:

¿Pudiera usted abundar al respecto de estas importantes declaraciones? ¿Son declaraciones de fondo que anticipan un cambio de política o es una simple declaración para mantener la misma política fracasada?

Y por último, nos gustaría saber el estado de avance de las negociaciones oficiales que ha emprendido el gobierno mexicano para excluir el maíz blanco y el frijol del TLCAN en cumplimiento del Acuerdo Nacional para el Campo. Asimismo saber cuál es la posición de la Secretaría de Economía respecto al mantenimiento de erogación del IEPS, de 20 % para las bebidas que utilicen fructosa de maíz y finalmente nos gustaría saber cuál es su posición para que una vez que concluya la evaluación del apartado agropecuario del TLCAN se lleve a cabo una revisión de dicho apartado.

Por sus respuestas, muchas gracias.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Tiene el uso de la palabra hasta por diez minutos, el señor Secretario licenciado Fernando Canales.

El secretario de Economía, Fernando Canales Clariond:

Voy a tratar de cubrir todos los temas planteados por usted, diputado Víctor Suárez, que le agradezco sus cuestionamientos.

En primer término efectivamente como lo he manifestado a través de los medios de información, después de un análisis al interior de la Secretaría de Economía y una coordinación con otras dependencias que integran el gabinete económico y la aprobación del Presidente de la República, hemos decidido no emprender nuevas negociaciones de Tratados de Libre Comercio. Es un esquema que ha dado, desde el punto de vista personal y de la Secretaría de Economía, sé que difiero de usted, hemos discutido en muchas ocasiones el tema, víctor, de los Tratados de Libre Comercio, particularmente el de América del Norte que es el más importante, en donde están centradas más del 80 % de nuestro comercio exterior, por considerar que ya tenemos suficientes. Tenemos, usted lo ha señalado, once; firmamos ahora en Bolivia, falta la aprobación del Senado de la República, el que nos une con la República Oriental del Uruguay, con 33 países de la tierra y continuaremos con dos por respeto a nuestras contrapartes, porque están iniciados los procesos. Uno de ellos es con Japón, en los términos que comentaba, con el diputado que le antecedió en el uso de la palabra, y otro es el Tratado Multilateral del ALCA, el Acuerdo de Libre Comercio de las Américas que la semana pasada, a finales, tuvimos una reunión en Miami. Es una decisión para aprovechar el marco de referencia que ya tenemos. Nos unen Tratados de Libre Comercio con los principales bloques económicos del mundo, Estados Unidos y Canadá, Europa, la Comunidad Europea, la mayor parte de los países hermanos de la América Latina e Israel. De llegar a feliz término, si es ventajoso en el sentido constructivo de la palabra, para los intereses mexicanos, Japón y la profundización de los mismos en el ALCA.

Nos hemos dado cuenta de un análisis de los mismos que hay cupos, por ejemplo, que no están siendo aprovechados con Europa, lo que nos da una señal muy clara: que debemos hacer una enorme tarea interna. En el marco señalado simplificar nuestro régimen fiscal, mejorar nuestra eficiencia, entre otras cosas modificando el régimen legal en materia de energéticos de manera que el energético le llegue al sector productivo en términos más eficientes, más económico; simplificar la reglamentación de todo tipo, que tenemos en exceso y que consume gran parte del esfuerzo productivo de nuestros sectores.

Hay tarea interna por hacer. Usted, que fue uno de los negociadores del Acuerdo Nacional para el Campo, nos presentaron con vehemencia, tema que compartimos en el gobierno federal, de que tenemos el 40 por ciento en números globales de la población mexicana en condiciones de pobreza, de marginación y de que es necesario trabajar con ellos. Es el énfasis pues en el mercado interno con los programas de las Pymes, con los acuerdos para preferir la proveeduría nacional y no la internacional, con los programas de capacitación, como bien lo planteaba el diputado del Partido Verde, retomando los recursos que esto requiere. No fue una decisión del Ejecutivo, fue un recorte que se hizo o fue la cantidad que se asignó el año pasado en el Presupuesto de Egresos para ser gastada o invertida en este rubro tan importante.

Hay una oportunidad ahora que se está discutiendo este tema para asignar recursos suficientes para esos programas de capacitación y mediante estos instrumentos la utilización del crédito y establecimiento de un programa de estímulos fiscales que hoy por hoy, con la salvedad de la depreciación acelerada, no tenemos ningún otro, con el objetivo de fortalecer el mercado interno.

40 millones de mexicanos que tenemos en nuestro territorio, que son ciudadanos como nosotros, con los derechos y obligaciones inherentes a cualquier mexicano y que desde el punto de vista económico son un área de oportunidad más que una carga. Está en la inteligencia de todos el poder establecer, instrumentar y operar los programas necesarios para recuperar, insisto desde el punto de vista económico, no se diga desde el punto de vista humano, esa enorme fuerza de nuestra sociedad con el propósito de promover nuestro desarrollo.

De ahí que esta sea una decisión tomada a nivel de Presidente de la República, continuar hasta la terminación, en su caso, o la cancelación por no haber podido llegar a un acuerdo con Japón y el esfuerzo que estamos realizando a través del ALCA.

El 19 y 20 de noviembre en Miami hubo una reunión ministerial del ALCA, en los países del América Continental con excepción de Cuba, con el propósito de establecer las bases para un acuerdo de libre comercio en el Continente Americano. Se llegó a un acuerdo desde la perspectiva mexicana, que la compartimos con Canadá, con Chile y con Costa Rica, no fue lo suficientemente profundo e incluyente, pretendíamos establecer las bases para un acuerdo sustancialmente más amplio en cuanto a su contenido. A lo que llegamos fue a la redacción de este documento, voy a leer la parte conducente, en la que se dan instrucciones a los Viceministros, Subsecretario en el caso de la estructura mexicana en los equipos técnicos, para que durante el año próximo negocien el establecimiento de este Acuerdo de Libre Comercio de las Américas. En un tratado que contenga básicamente lo siguiente:

“Provisiones relativas al acceso a mercados”, que es el capítulo más importante, más difícil, es la lista de los productos con los aranceles y la desgravación de los mismos. “Agricultura, servicios, inversión, compras del sector público, propiedad intelectual, política de competencia, subsidios, antidumping y derechos compensatorios y solución de controversias”.

Un mínimo lo más amplio posible para ser aceptado por las 34 economías y un conjunto de derechos y obligaciones por encima de estos mínimos a ser adoptado por las 34 economías y un conjunto de derechos y obligaciones por encima de estos mínimos a ser adoptado por cada una de las naciones, de conformidad con sus criterios internos. Esta posición fue liderada por Brasil, que finalmente tuvo la capacidad de convencimiento de los 34 países.

Hay una serie de provisiones habida cuenta de la disparidad de los desarrollos económicos, de las circunstancias demográficas y territoriales. Tenemos países dentro del Continente Americano que tienen 50 mil habitantes y que tienen una sola actividad que es el turismo, algunas de las islas de El Caribe; tenemos a los Estados Unidos, que se el país más poderoso de la tierra; tenemos a países de América Latina tan fuertes como México, Brasil, Argentina y Chile; tenemos los países latinoamericanos tan honorables como el que más, pero con economías muy pequeñas como son los centroamericanos. En esta complejidad es el marco de referencia para que los viceministros trabajen durante el año próximo, con la idea de llegar a un Acuerdo de Libre Comercio de Las Américas.

Hay quienes pensamos que la libertad de comercio es un instrumento del desarrollo, hay quienes piensan que no es así y lo respetamos, nosotros consideramos que sí, que hay ejemplos a nivel mundial que así lo corroboran, siempre y cuando sea este comercio justo. Nosotros hubiésemos querido que se incluyera la eliminación de los subsidios que en forma muy importante otorgan los Estados Unidos a sus productores agropecuarios, ocasionando enormes distorsiones en el comercio mundial de alimentos.

Los cambios en política económica; Canadá y China, que han tenido logros sustancialmente más importantes que los que ha logrado México. Efectivamente, déjeme decirle algunas cosas que han hecho ellos que nosotros no hemos hecho. Canadá y China tienen ahorros del orden de... Canadá del 30 por ciento y Canadá del 40 por ciento de su Producto Interno Bruto, nosotros tenemos del 20 por ciento de nuestro Producto Interno Bruto.

China, siendo un país como Vietnam, con un régimen comunista, puede llegar cualquiera de los que estamos aquí, extranjero, puede llegar un norteamericano, un chino o un vietnamita, puede comprar un terreno y puede excavar para alumbrar recursos de hidrocarburos, debe refinarlos, puede comercializarlos, puede generar energía eléctrica, puede instalar una fábrica de prácticamente cualquier producto, una tienda, un hotel, de manera que hay una tarea interna de lideralización de las actividades económicas que hoy por hoy nosotros las tenemos restringidas por disposición constitucional; es buena parte del debate. Habremos los mexicanos por conducto de nuestros representantes, ustedes, los diputados y los senadores, de tomar decisiones muy importantes en esta materia. Ellos han simplificado su régimen fiscal, que nosotros no lo hemos hecho. Han establecido sistemas de valor agregado, de impuesto sobre la renta, iguales, para todos homogéneos, que les permite captar porcentajes del orden de los que mencioné en la respuesta a una de las preguntas anteriores del 25 al 30 por ciento de su Producto Interno Bruto, de manera que parte de esos recursos pueden utilizarlo para fomentar y estimular el desarrollo. Nosotros no tenemos más que una captación del 16 por ciento del Producto Interno Bruto.

De manera que la respuesta desde el gobierno para crear la infraestructura que en Canadá y en China sí tiene el gobierno los recursos para otorgar los estímulos fiscales en aquellas regiones o en actividades estratégicas que nosotros no tenemos, porque allá han hecho la tarea interna de tener reformas fiscales adecuadas a las necesidades del desarrollo del siglo XXI; es otra responsabilidad importante que tenemos frente a nosotros.

Los planteamientos aceptados por el gobierno federal en el Acuerdo Nacional para el Campo, relativo a la petición de cambiar las reglas bajo las cuales comerciamos con maíz blanco y con frijol con los Estados Unidos y Canadá, están planteadas; están los norteamericanos y canadienses estudiando una respuesta; usted los conoce Víctor, no va a ser fácil obtener una respuesta positiva. Hay una comprensión de parte de ellos frente a los impactos sociales que ello está teniendo.

Dentro de estas circunstancias difíciles cabe mencionar que en lo que va del año la balanza, el incremento a las exportaciones de nuestro sector agropecuario se ha incrementado del orden del 34 % mientras que las importaciones se han incrementado del orden del 16%. Tenemos todavía una balanza comercial en el sector agropecuario deficitario y se me ha agotado el tiempo para terminar, la fructuosa, la posición del Ejecutivo Federal es que se debe eliminar e impuesto de manera de propiciar la utilización del edulcorante que sea más adecuado según el ramo de que se trate.

Para la producción de la caña de azúcar tenemos el mercado nacional suficiente y tenemos una negociación con los norteamericanos próximo a llevarse a feliz término que los excedentes del orden de 300 mil toneladas pudiésemos venderlas en ese mercado como azúcar o como producto industrializado dulce fabricado con base al azúcar mexicana.

Esa es la posición del Ejecutivo con respecto a la Fructuosa.

Gracias por su pregunta Diputado Suárez.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Gracias señor Secretario. Tiene el uso de la palabra, hasta por cinco minutos, el Diputado Juan José García Ochoa para hacer su réplica.

El diputado Juan José García Ochoa (PRD):

Le agradecemos Secretario sus respuestas y al respecto quisiera a nombre del Partido de la Revolución Democrática hacer los siguientes comentarios.

Lo primero creo que el que nosotros estemos aquí haciendo una puntualización de lo que nosotros vemos como la insuficiencia de los acuerdos comerciales para el desarrollo, es porque nosotros estamos pensando en un proyecto nacional de desarrollo y estamos pensando que los tratados comerciales son un instrumento en dumping.

Para el Partido de la Revolución Democrática lo primero que se debe de definir en una política de desarrollo es, cuál es la manera en que el Estado va a acompañar el crecimiento de sus sectores económicos. Tiene que discutir con los campesinos , tiene que discutir con los productores en general, con las pequeñas y medianas empresas en general, con el sector productivo nacional, cuál es ese proyecto nacional de desarrollo y utilizar todas las posibilidades de acción a nivel de tratados comerciales para beneficiar a la industria, no al revés, nosotros tenemos la percepción y creo que no es solo de nosotros sino de muchos académicos y muchos investigadores y muchos productores también de que los Acuerdos de Libre Comercio son vistos como algo que no puede cambiar, de que no se puede re negociar, de que no se puede ni incluso o si se utilizan algunas de sus propias salvaguardas y posibilidades de acción, siempre se hacen con el en tendido o con la impresión de que no van a pasar o que es muy difícil que pasen los páneles internacionales.

Entonces a nosotros creemos que no, que primero se debe pensar en México y que luego pensemos en la mejor manera de insertarlo en el contexto global,. Ese fue quizás, ha sido además el éxito de Brasil ahora, es decir, ellos primero están definiendo con sus sectores productivos, cuál es la mejor manera de insertarse ene l mundo y con eso van a negociar pero traen atrás el respaldo de sus sectores y nosotros vemos desafortunadamente que en México no ha sido así, que aquí se adopta por dogmas los principios de libre comercio, aquí dijo el Secretario, la libertad de comercio es un instrumento de desarrollo, cuando casi todo el mundo lo que está discutiendo es la manera de regular el comercio, entonces es un comercio que hay que regular para que se ajuste, el comercio puede ser un instrumento de desarrollo pero no necesariamente el libre comercio sino el comercio regulado , con justicia y reconociendo que hay disparidades en este mundo , que hay ricos y pobres y que hay unos qsue hay que apoyar más que a otros para que el comercio sea efectivamente un instrumento de desarrollo y de crecimiento.

Con la visión con la que hemos sido siempre, es decir de ir a adorar lo que significa los acuerdos comerciales solamente y el libre comercio como si fuera la mejor política industrial, la mejor política para el campo, solamente vea aquí en México, los funcionarios lo han visto, la mejor manera de apoyar el campo es los Tratados de Libre Comercio, la mejor manera de apoyar a la industria son los Tratados de Libre Comercio, cuando no, cuando son instrumentos. Lo que nosotros pensamos es que efectivamente hay que voltear al mercado interno, vemos con optimismo, con buenos ojos –digamos- las propuestas que aquí se han hecho en materia de fortalecer el mercado interno pero indudablemente han sido insuficientes; o sea, nos parece que podemos llenarnos la boca diciendo que estamos apoyando a las pequeñas y medianas empresas pero si solamente estamos destinando 1,800 millones de pesos para eso, que es una parte ínfima de lo que incluso en materia del PIB se da a otras economías para verdaderamente desarrollar las pequeñas y medianas empresas, pues es sólo demagogia y podemos decir aquí, estamos apoyando a las pequeñas y medianas empresas pero no lo estamos haciendo en realidad porque no estamos destinando los fondos suficientes.

Queremos decir que queremos desregular, que sea más fácil los trámites fiscales, etc., que queremos capacitar, pero no hay tampoco inversión por ejemplo, en capacitación. No hay una política de estado realmente que acompañe el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas y por eso hemos sido tan poco exitosos la mayoría de las empresas, no unas cuantas que sí han sido exitosas sino la mayoría de las empresas y de los productores en su inserción en el mundo porque en un mundo como el que vivimos ahora, donde de las 50 economías más importantes, solamente 15 son estados, el papel del Estado es crucial.

Si aquí lo que requerimos es un estado que acompañe a la industria nacional, que acompañe a los sectores productivos en su desenvolvimiento internacional. Si ése Estado ha definido que no quiere tener política industrial, que no quiere tener una política de desarrollo, pues entonces los estamos aventando en las peores condiciones al libre mercado.

Nosotros vamos ahora, después del ALCA, Brasil entra al ALCA con todas las ventajas, sin ningún candado como nosotros con el TELECAN para acceder al mercado norteamericano.

Brasil sí pudo, ¿por qué nosotros no pudimos? Pues porque hay funcionarios que siguen creyendo que el libre comercio, que la libertad de comercio es un instrumento de desarrollo.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Gracias diputado García Ochoa, el uso de la palabra hasta por cinco minutos, el diputado Carlos Blackaller Ayala, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional para formular su cuestionamiento.

El diputado Carlos Blackaller Ayala (PRI):

Con su permiso compañero Presidente de la Comisión de Economía. Compañeros diputados. Señor Secretario de Economía.

Como hemos venido apreciando, el desempleo en el contexto de la actividad económica referido al sector formal, ha venido desplazando a obreros, empleados y profesionistas quienes se ven obligados –en el mejor de los casos- a desarrollar actividades que catalogamos como la economía informal, siendo conocido que la población económicamente activa asciende a 41.4 millones de personas y que de ellas 11 millones 179 mil… esto es el 27%, laboran en el sector formal.

Cabe destacar conforme al comunicado 107 del INEGI, donde precisa que el subsector de la economía formal no incluye a lo que ellos denominan como la economía subterránea y las actividades ilegales, tales como la evasión fiscal, la piratería, la usura, la reventa en taquilla, el contrabando, intervenciones quirúrgicas desautorizadas entre otros, actividades ilícitas que efectivamente distorsionan los mercados y que hay que combatir mediante la legislación aplicable.

De ahí, la suposición de que la economía informal corresponde a cifras muy superiores.

Aún con las cifras oficiales conservadoras, la economía informal crece día a día sin que el Ejecutivo muestre una posición clara al respecto. Por un lado, el titular del Ejecutivo en el Informe que presentó a este honorable Congreso, manifestó que se combatirá a este sector de la economía por las distorsiones que ocasiona al mercado, sin explicar cuáles son las distorsiones y, por el otro, usted, en su calidad de Secretario de Economía, especialista en la materia, en diversas entrevistas, ha presentado a la economía formal como una política de Estado para combatir el desempleo.

Nuevamente el doble discurso al que nos tiene acostumbrados el Ejecutivo Federal y que para nada ayuda a la solución de los problemas, la confusión, nunca ha sido solución.

Señor Secretario, este sector informal tiene como características la nula incorporación a la seguridad social y ningún aporte fiscal de quienes se dedican a estas actividades, es un segmento de la población que no tiene posibilidad alguna de acceder a los programas sociales del Estado, sobre todo los de salud, invalidez y vivienda, por lo que el futuro, aparte de serles incierto laboralmente, también lo es, en la atención básica de la salud o la posibilidad de contar con una vivienda o un retiro dignos. El comercio informal solo genera una descarada competencia desleal con el comercio establecido, en tanto que este último da seguridad social a sus trabajadores y cumple con sus obligaciones fiscales, la informalidad se desenvuelve sin el menor recato y al margen de toda legalidad.

Por lo que tengo las siguientes preguntas señor Secretario: ¿Cuáles son los niveles reales de la economía informal, incluyendo la que el INEGI ha denominado como “subterránea”? Para evitar que estas actividades distorsionen la economía en su conjunto, como de hecho está sucediendo, ¿cuáles son las acciones especificas de coordinación que esa Secretaría a su cargo ha implementado con las otras áreas del Ejecutivo Federal? Evidentemente y por supuesto sin referirme a la llamada economía subterránea, ¿se ha pensado en medidas específicas para incorporar a esos sectores, ahora informales, a esquemas formales para que accedan a las prestaciones sociales que otorga el Estado y que así también cumplan con sus obligaciones fiscales? Si se está trabajando en ello, nos podría decir, ¿cuáles son estas medidas?, pero sobre todo nos interesa saber respecto de la economía informal, ¿cuál es la posición real del Ejecutivo Federal, es en realidad una política de Estado para combatir el desempleo o tendremos acciones concretas para combatir a estos sectores informales?

En el tema del los jarabes de maíz de alta fructuosa y el impuesto especial a productos y servicios, nuestra visión es otra muy distinta y contamos con esa herramienta única, única herramienta para poder llegar a una adecuada y justa negociación en el comercio binacional de edulcorantes, respetándose el texto del capítulo respectivo del Tratado de Libre de Comercio de Norteamérica. La agroindustria azucarera son más de 450 mil empleos directos ya generados y no estamos dispuestos a perder ninguno de ellos. Muchas gracias.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Tiene el uso de la palabra hasta por diez minutos, el señor Secretario, licenciado Fernando Canales.

El secretario de Economía, Fernando Canales Clariond:

Una de las experiencias interesantes que viví en esta reciente reunión en Miami a propósito del ALCA, fue que las Naciones Unidas nos hizo el favor de elaborar un diccionario de la terminología utilizada en las negociaciones económicas internacionales, porque gran parte de las dificultades entre las naciones ha sido a una palabra, en América hablamos cinco lenguas modernas, entre comillas, más las originales y en cada país o cada región le damos una acepción distinta, con el propósito de entendernos mejor, con el propósito de hablar y discutir de lo mismo.

Algo similar nos ha pasado en nuestro país, a propósito de la economía formal e informal en los últimos meses, nos estamos refiriendo a ella como la estructurada y la no estructurada. Las organizaciones del Sector Privado, las Cámaras de Industria y de Comercio se refieren: el sector legal y el ilegal. Y yo quisiera proponer que utilizáramos el termino “estructurado y “no estructurado”, así lo recomienda la Organización Internacional del Trabajo.

La población económicamente activa de nuestro país, lo cito, coincide con los datos que dispongo que son
cifras del INEGI, la fuente; la población económicamente activa de nuestro país es 41 millones de personas; 30 millones trabajan en el sector estructurado de la economía y 11 millones en el sector no estructurado. Sector estructurado de la economía, es aquél sector de nuestra economía que cumple con las legislaciones aplicables incluyendo las fiscales; el sector no estructurado de la economía es aquel que participa en la generación de valores agregados y que no cumple con algunas de las obligaciones, particularmente las fiscales, en la realización de su actividad y la economía subterránea es la ilegal.

La posición del Estado Mexicano es clara. Probablemente en alguna ocasión haya habido una falla en la comunicación por parte de distintos voceros –me incluyo- del Ejecutivo, pero la posición es muy clara y es congruente: estamos por la aplicación de todo el rigor de la ley a aquellos que se dedican a alguna actividad económica denominada subterránea o violatoria constitutiva de delito: el contrabando, la piratería, trata de blancas, por mencionar algunos de los delitos que en ejercicio de una actividad económica se cometen.

Estamos a favor de la economía estructurada, de la formal, de la economía legal. Quisiéramos que todo el esfuerzo de producción y distribución de bienes y servicios se realizara en este sector. Lo que sucede es de que –y retomo una explicación que hacía, un comentario que hacía respondiendo alguna de las preguntas anteriores- hemos creado en los tres niveles de gobierno un entramado legal sumamente complejo de seguir a nivel municipal, estatal y Federal. Para una pequeña empresa, para una micro empresa cumplirla, es verdaderamente complicado: darse de alta, proporcionar la información, hacer los pagos, atender a los inspectores de las distintas dependencias de cada uno de los tres niveles de gobierno resulta verdaderamente oneroso, en la mayor parte de los casos ni siquiera conoce esas obligaciones y se propicia la corrupción.

Nuestra tesis, pues, en ese sentido y parte de las propuestas vendrán en el Paquete Fiscal, una parte del cual ha sido ya presentado y otra está por llegar, y si no se termina en este periodo de sesiones estamos trabajando en la Secretaría de Economía en coordinación con otras dependencias para, paradójicamente, desregular regulando, simplificar la estructuración, simplificar la formalidad.

Por qué un hombre, una mujer que emprende por su cuenta o con su familia o con un pequeño grupo de colaboradores, una determinada actividad económica, se va o se refugia en la llamada actividad ilegal, porque la legal es muy compleja. Hemos hecho complicada, cara y difícil la legalidad en nuestro país. Lo que pretendemos es proponer a esta soberanía –y va a haber un avance en la propuesta de este año- una legislación verdaderamente simple para las pequeñas empresas, para que dentro de la absoluta legalidad puedan operar al amparo del Estado en el sentido genérico de la palabra, cumpliendo sus obligaciones y ejerciendo todos los derechos que como persona física o moral mexicana tengan derecho a ejercitar. Esa es la estrategia, ése es el objetivo.

La elaboración de todas las iniciativas de ley que conllevan a este objetivo no se ha terminado, habrá un avance importante en este periodo ordinario de sesiones que ustedes están desarrollando, para su aprobación en su caso, que esperamos contar con su apoyo, porque estamos convencidos de que a través del sector de las PyMES en este esquema se puede emplear productivamente a muchos más mexicanos de los que actualmente lo están, estructurar mejor los programas de apoyo, desde la capacitación hasta el financiamiento, pasando por la asesoría técnica, la facilitación de los procesos de comercialización.

De manera que ésta es la estrategia que tenemos en torno a este importante tema y constituir el sector de las Pymes en México, como lo es en muchos países del mundo el más importante, la columna vertebral del sistema económico de nuestra nación.

Con lo que respecta al azúcar, diputado Blackaller, usted es un experto en la materia, coincidimos con el postulado que usted señaló al final; nosotros quisiéramos no sólo conservar los empleos que actualmente están dedicados a esta actividad tan importante, sino fomentar su desarrollo.

Usted sabe que en distintas conversaciones que hemos tenido al interior de la Secretaría con otras dependencias, están en la agenda proyectos a realizarse, esperamos tener la capacidad, junto con el sector que usted y otros de sus colegas representan, de llevarlos a la realidad.

La modernización y actualización del sector, para aprovechar no sólo la capacidad de azúcares de la caña, sino aprovecharla en todo lo que este producto maravilloso de la tierra puede utilizarse; la utilización de parte de la producción para energéticos, para la industria química, la privatización en cuanto avancen los procesos de preparación al mismo, de los ingenios, que tiempo atrás expropió el gobierno y que estamos en ese proceso, procediendo a realizar los avalúos correspondientes para proceder a su licitación y regresarlos mediante esta mecánica al sector privado.

Es uno de los temas de conflicto comercial con los Estados Unidos, planteado en términos amables de negociación ciertamente, pero que no están resueltos; la asignación de una cuota de azúcar mexicana a ser exportada a ese país, que es el país que tiene de los más altos niveles de precios internacionales y en consecuencia, el interés de todos los países del mundo de accesar en una forma muy especial a ese mercado, para aprovechar los niveles de precio que ellos se tienen.

Y sí liberar a la industria refresquera, para la posibilidad de utilizar otro dulcorante, esencialmente el procedente del maíz, convertido en fructuosa, en la elaboración de ese producto, al mismo tiempo que garantizamos que el 100% de la producción de azúcar sea consumida por el consumidor nacional, por la industria nacional que procesa el azúcar, más los nuevos mercados con las nuevas aplicaciones en la industria de energéticos y química que habrá de venir y los remanentes poderlos exportar al mercado que más paga, que es el de los Estados Unidos.

Esa es la estrategia que tenemos, en su momento habrá de plantearse en el paquete presupuestal, a ser resuelto por la soberanía que ustedes integran y a ella por supuesto que el Ejecutivo habrá que acatarla.

Gracias señor diputado Blackaller, por su cuestionamiento.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Gracias, señor Secretario. Tiene el uso de la palabra hasta por cinco minutos, el diputado Eduardo Alonso Bailey Elizondo, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, para hacer su réplica.

El diputado Eduardo Alonso Bailey Elizondo (PRI):

Con su permiso, señor Presidente. Señor Secretario; compañeros de la Mesa Directiva, compañeros y compañeras diputados y personas que nos acompañan interesados en el tema:

Poniéndome a tono con el comentario del señor Secretario, en relación al tema de la economía informal, que es sobre lo que refiere esta réplica, denominándola ahora economía no estructurada, yo quisiera insistir en los anexos del pasado informe.

Se habla del desempleo abierto a julio de 2003, pero no se refiere a dónde se está desplazando a estos desempleados, qué es lo que están haciendo para que sus familias subsistan y es claro que todos ellos se van a lo que se ha denominado economía informal, ahora economía no estructurada, como única vía en su posibilidad de subsistencia, como lo señalan las cifras más recientes del INEGI.

Por ello es importante saber qué es lo que ha hecho el Ejecutivo para atender este desempleo y evitar estos desplazamientos. El obrero puede, usted estar seguro, que no le resulta atractivo tener una ocupación que sea incierta, sin ningún tipo de prestación social, que les dé los mínimos satisfactores y lo condene a una deficiente calidad de vida, como es en la economía no estructurada.

La changarrización al igual que el Vocho y una serie de programas que parecen responden más a ideas fugaces que a propuesta de políticas públicas analizadas con detenimiento y seriedad, sabemos que quedaron o han quedado en la imaginación del Ejecutivo, los resultados están a la vista.

En este sentido, el informe también establece que ante el desempleo el gobierno federal dio a conocer nuevas medidas fiscales, presupuestarias y de financiamiento para la ocupación productiva y el autoempleo, a través de cinco programas específicos, pero de los resultados que se consignan en el propio informe, señalan que en tres de ellos se lograron colocar a 1,543, 2,800 y 2,131 personas respectivamente.

Como se pueden apreciar las cifras de colocación son irrisorias, más aun cuando el INEGI habla de una incorporación de más de 500 mil personas, actividades económicas informales al año, ello sólo evidencia la falta de resultados.

Por eso es necesario insistir en que esa Secretaría debe de proponer de inmediato medidas para incorporar al ahora sector informal a sector formal, y con ello garantizarles un mínimo de seguridad social y los apoyos necesarios, y por qué no decirlo, proporcionar una considerable cantidad de recursos al Estado.

Señor Secretario, quiero mencionarles algunos datos, que nos demuestran la importancia de este sector informal a veces subestimado. Genera el 12.2% del producto interno bruto, participa al menos en el 28% la población ocupada, las ganancias representan el 16% de las generadas en nuestra economía, realiza actividades por lo menos en 608,540 millones de pesos.

Si consideramos el aspecto recaudatorio hacendario, conforme a este producto interno bruto, es decir al 12.2%, se estarían dejando de percibir 57,049 millones de pesos, dos terceras partes de lo que se propone recaudar. Con la llamada reforma fiscal. Y en esto reiteramos no se considera la economía subterránea.

Evidentemente estos programas pueden y deben interco0nectarse con las Pimes, a las que se les debe de proveer de los recursos necesarios, si es que realmente el fomento de estas empresas es una política pública del Estado mexicano, porque con la insistencia de reducirles presupuesto pareciera ser todo lo contrario.

Las opciones son muchas, no podemos quedarnos sólo pasmados o sin rumbo, los diputados del grupo parlamentario del PRI sabemos que su atención debe ser un esfuerzo conjunto de los actores políticos, entendemos la urgencia de las reformas estructurales, para contribuir a la reactivación de la economía.

Es cierto, China tiene el 40% de su producto interno bruto en ahorro y también el 30% Canadá, pero las políticas fiscales son muy distintas y las realidades económicas y las circunstancias también son diferentes, tenemos que diseñar reformas estructurales a las circunstancias reales de nuestro país. No podemos permanecer, como hasta ahora, sin diseñar estrategias a la medida de nuestro país.

Ahí está el compromiso, señor Secretario, de trabajar juntos, como nuevoleones le propongo asumir el reto, ahí está el compromiso de nuestro grupo parlamentario, asuma el liderazgo que le corresponde en base a su estratégico cargo, no podemos permitir que las funciones clave de esta Secretaría pasen a formar parte de otras Secretarías.

Sólo cabe preguntar, ¿hasta cuándo vamos a dar una respuesta vigorosa? Requerimos asumir nuestros retos y también nuestros riesgos al tomar decisiones, no vamos a dejarlos solos, aquí estamos, trabajando para quien demanda nuestro mejor esfuerzo, los hijos de nuestra patria. Muchas gracias.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Gracias diputado Bailey.

Tiene el uso de la palabra hasta por 5 minutos el diputado José Luis Hinojosa Moreno, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, para formular su cuestionamiento.

El diputado José Luis Hinojosa Moreno (PAN):

Gracias señor presidente; señor Secretario; compañeras y compañeros diputados:

La realidad es que ya a estas alturas mis cuestionamientos, mis preguntas ya han sido por la gran mayoría preguntados. Pero como quiera, aunque parezca reiterativo voy a hacer algunas de ellas buscando que si tiene oportunidad señor Secretario, nos pudiera ampliar en el tema.

La verdad las estrategias y acciones que se están llevando a cabo en la Secretaría a su cargo para disminuir los efectos de la problemática que hemos venido observando con respecto a la economía no estructurada y al contrabando y la piratería.

Refiriéndonos específicamente al comercio informal, podemos recapitular que en los años 60s., la construcción de mercados populares en las nuevas colonias dejó de realizarse, pensando que tal actividad era innecesaria porque aparecieron nuevos y mejores mercados de autoservicio. Por esta razón, ya nadie se preocupó por los mercados existentes; apareciendo posteriormente los mercados sobre ruedas que tuvieron como propósito de origen garantizar las adquisiciones de alimentos, pasando de forma inmediata a lo que conocemos como tianguis y establecimientos improvisados en la vía pública.

Ese comercio informal que es la expresión como más conocida en la economía, representa un problema significativo que no admite soluciones sencillas ni rápidas. Al respecto me gustaría conocer sus consideraciones precisas en aspectos como cuál es la dimensión ahorita comentada, de los 11 millones de mexicanos que están en este mercado.

Se hablaba también de lo que es el 12% del Producto Interno Bruto, pero en sí cómo contempla la Secretaría, cómo dimensiona esta problemática y cómo se está tratando; cómo nos podría perjudicar como nación en un futuro, el no tomar las medidas suficientes y necesarias para su solución.

Otro tema que nos preocupa a buena parte de la población de México es el contrabando, ese mal que ha ido creciendo igual que la piratería. Al respecto podemos abundar en que el trabajo derivado de la creatividad, investigación o innovación tecnológica que requiere de grandes inversiones económicas, deben de estar protegidos contra el plagio y la mutilación.

Podemos distinguir varios supuestos que inciden en este problema como son las mercancías que ingresan al país de forma ilegal, las mercancías robadas o la mercancía adulterada como los vinos y los perfumes. Señalan algunos estudios que una gran parte de los puestos en la calle son piratas o que lucran con mercancías robadas o contrabandeadas.

Sabemos también que es difícil perseguir un caso de piratería y contrabando en México, las lagunas en la legislación actual tienen que ser suficientemente revisadas para decidir las modificaciones necesarias al respecto. Eso es un trabajo que abordaremos los legisladores con seriedad y especial cuidado. Pero por otro lado se tienen también que mejorar las políticas públicas que incidan en este rubro y que requieren de un ajuste permanente.

Resulta prioritario conocer y dominar el fenómeno de la piratería y del contrabando, identificar cómo y dónde operan, las rutas que eligen para circular, cómo se manejan los grupos y sobre todo quién en este país las protege.

Es ésta una realidad que seguramente está siendo vista por la Secretaría a su cargo desde diferentes ángulos y al respecto surge la pregunta: ¿cómo estamos los mexicanos enfrentando esos problemas de dimensiones internacionales? ¿cómo estamos protegiendo nuestras empresas ante esta desleal competencia?

Ya habló usted del alto a los tratados de comercio, pero nos gustaría saber señor Secretario, si puede ampliar al respecto en lo referente. Cuáles son las acciones que la Secretaría a su cargo emprenderá para fortalecer el mercado interno.

El mercado interno es un renglón que nos preocupa y creemos que si ustedes, en la Secretaría de Economía, tienen algunas acciones contempladas, sería muy interesante para nosotros conocerlas y si es posible también poder apoyarlas. Muchas gracias.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Tiene el uso de la palabra, hasta por 10 minutos, el señor secretario, licenciado Fernando Canales.

El secretario de Economía, Fernando Canales Clariond:

Gracias, diputado Jorge Hinojosa, por su planteamiento que me permite efectivamente ampliar algunos de los conceptos o regresar a algunos de los temas ya cubiertos con el propósito de ampliar un poco los programas y los criterios que estamos siguiendo en la Secretaría de Economía.

La distribución demográfica de nuestro país señala que en números redondos el 75 por ciento, 70, vivimos en las ciudades y nos dedicamos a la industria, al comercio o a los servicios y el 25, 30 por ciento de los mexicanos viven en el campo y se dedican a las actividades agropecuarias. En términos absolutos son 30 millones de mexicanos.

Ustedes saben que la evolución tecnológica de los procedimientos de cultivo de la tierra ha hecho que en países más desarrollados que el nuestro porcentajes sustancialmente menores de la población puedan trabajar la tierra, producir los alimentos que requiere una determinada nación e inclusive generar oferta exportable. No es el caso todavía de nuestro país pero por supuesto que aspiramos a ello.

En mi generación –yo tengo 57 años—me ha tocado un cambio en este aspecto. Cuando yo era un adolescente recuerdo que era un México del 70-30 al revés; el 30 por ciento vivíamos en las ciudades y el 70 por ciento en el campo. 40 años después la situación es al revés.

Qué ha sucedido y qué sigue sucediendo. Una gran emigración de mexicanos que viven en el campo a las ciudades, buscando calidad de vida. Calidad de vida significa oportunidades de educación, servicios de salud, vivienda y una oportunidad de trabajo que en el campo mexicano no se le da. Y buena parte de ellos no emigran a las ciudades mexicanas. Como sabemos, emigran a otros países del mundo, en forma particular a los Estados Unidos. Es una situación real. Aspiramos a que esos mexicanos podamos darles una oportunidad en nuestro propio país. Es lo que ellos quieren, es lo que nosotros queremos.

Qué implica esto. Si continuar con esta migración, pero hacia las ciudades mexicanas, no por otra cosa sino porque es un fenómeno natural, normal de los procesos de evolución tecnológica en el sector agropecuario.

En promedio un campesino mexicano tiene parcelas de menos de cuatro; el 75 por ciento de los agricultores tiene parcelas inferiores a tres hectáreas. Difícilmente con una superficie de esas dimensiones, con las condiciones de la tierra, del clima, con los recursos tecnológicos y de crédito que ellos mismos, sus organizaciones o el gobierno les pueden hacer llegar pueden ser competitivo, pueden ser productivos.

Necesitamos, pues, una consolidación de la propiedad de la tierra. Es un fenómeno que se está dando, o de la tenencia de la tierra en cualesquiera de los esquemas que prevé el artículo 27 constitucional, pero que se está dando en forma natural.

No hemos sido capaces en los últimos años de generar en las ciudades, en el sector estructurado formal, legal de la economía, el número de empleos suficientes para absorber el crecimiento normal de la población que ya vive en las ciudades, que ya se dedica a estas actividades, más la emigración procedente del campo.

Buena parte de esa población tiene dos alternativas: emigrar a los Estados Unidos o generar su propio empleo en el sector no estructurado de la economía.

Ante esta circunstancia, cuál es la estrategia. Por una parte, fortalecer el campo con el esquema de trabajo diseñado en el Acuerdo Nacional para el Campo para retener, para dar una vida digna a la mayor parte de la población que ahí vive. Es algo que nos tomará tiempo, que demanda recursos, que hay un enorme trabajo, no sólo del gobierno, sino de las propias organizaciones campesinas y de los propios campesinos. Pero esa es la estrategia que está siguiendo el gobierno para lograr ese propósito.

Los que por decisión propia, por querer buscar otras alternativas, por la insuficiencia de oportunidades que existen en el campo emigran a las ciudades, están las dos alternativas: el sector formal, el sector estructurado y el no estructurado.

Comentaba en una de las respuestas a algunas de las preguntas anteriores, que para lograr incorporar a este sector de la población que es de esas dimensiones hoy por hoy, once millones, creciendo, que genera ese porcentaje señalado por el diputado Bailey, del orden del 12 %, y que hoy por hoy está en una situación de ilegalidad y de no contribución al erario público municipal, estatal y federal, el propósito es mediante una legislación simple. Usted diputado Hinojosa ofreció su colaboración y por supuesto que se la tomamos, se la agradecemos de antemano porque habremos de trabajar juntos el Ejecutivo con el Legislativo para estructurar una legislación que verdaderamente sea conducente a ese propósito, permitir que este enorme número de mexicanos trabaje, genere su valor agregado dentro de la ley, cumpliendo con sus obligaciones y adquiriendo igualmente sus derechos a la protección del Estado incluyendo la seguridad social.

Ha habido en los últimos años y está planteado en términos del Presupuesto de Egresos a su consideración, señoras y señores diputados, un incremento muy importante al denominado Seguro Popular. De manera que independientemente de la derechohabiencia a las instituciones de seguridad social: IMSS, ISSSTE o los demás que existen, simplemente por el hecho de ser mexicanos, se trabaje o no, se tenga derecho a un mínimo de servicios de salud para garantizar la calidad de vida.

Un combate frontal al contrabando. Se estima, solamente en algunos sectores de la industria manufacturera del orden de mil millones de dólares el contrabando, para lo cual una comisión intersecretarial creada por instrucciones del señor Presidente de la República conformada por las Secretarías de Hacienda, la Procuraduría General de la República, la de Seguridad y la de Economía, con el propósito de enfrentar estos fenómenos de ilegalidad contrabando y piratería con el propósito de rescatar para la legalidad esta importante actividad económica y en consecuencia a la generación de oportunidades de trabajo para más mexicanos que están en este contexto de los movimientos demográficos a los que he hecho referencia.

Y por último una breve referencia a los Tratados de Libre Comercio, permitiéndoseme una clarificación a propósito de lo manifestado por el diputado García Ochoa.

Lo que acordamos en Miami la semana pasada, es el marco. Durante el año próximo habrán de discutirse las modalidades. A Brasil, con todo el respeto y admiración que le tenemos a ese país hermano de siempre y más ahora en el proceso político y social dentro del cual está viviendo, ellos se niegan, entre otras cosas, a establecer la obligación de que en las compras de gobierno se hagan licitaciones internacionales. Por esa negativa, que están en su derecho de hacerlo, por supuesto, otros socios comerciales, los Estados Unidos ya lo he mencionado, que es el mercado que por razones evidentes todo mundo busca, señala que no le abrirá sus mercados a buena parte de sus productos industriales y agrícolas. De manera que el esquema no es una garantía que ningún país va a entrar gratis al otro. Es propio del comercio dar y recibir con el propósito de establecer una equidad.

Reconociendo por supuesto algo que usted hacía referencia, a las economías menos desarrolladas de que muchos países, empezando por el nuestro, por Brasil y por Argentina, pero si nos vamos a analizar las economías y con todo respeto y admiración y sin mencionar nombres de otros países que compartimos este Continente Americano que tiene economías todavía menos desarrolladas, sí habrá provisiones especiales para fomentar el desarrollo. Lo que se pretende es un desarrollo más homogéneo y más equilibrado del Continente Americano, que hoy por hoy no lo hemos logrado.

Simplemente hago esta acotación por señalar que las negociaciones internacionales nunca, para ningún país, son recibir a cambio de nada. Todo esto se busca la reciprocidad y dar en función de las capacidades que se tienen. Nosotros hemos abierto nuestras fronteras, efectivamente hemos sufrido algunos sectores de nuestra economía, hemos perdido algunos puestos de trabajo; pero en otros el sector manufacturero, en particular la industria automotriz, es el ejemplo sin duda más brillante de lo que ha sido una complementación que en virtud de la aplicación de los Tratados de Libre Comercio con América del Norte existe y que nuestro país, por su capacidad tecnológica, por la capacidad del obrero mexicano especializado en este ramo, es uno de los renglones más brillantes en cuanto a generación de empleos, en cuanto al nivel de salarios que tienen y en cuanto a la generación de divisas para ser utilizadas por nuestro país para compensar los déficits que tenemos en otros renglones del intercambio comercial.

Gracias diputado Hinojosa por su cuestionamiento, espero haber contribuido con clarificación en alguno de los conceptos por usted señalados.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Gracias, señor Secretario.

Tiene el uso de la palabra, hasta por cinco minutos, el diputado Ricardo Alegre Bojórquez, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, para hacer su réplica.

El diputado Ricardo Alegre Bojórquez (PAN):

Gracias, presidente.

Buenas noches, señor Secretario. Pues básicamente concluir lo que la mayoría de nuestros compañeros han dicho y aclarar pues que tanto la responsabilidad de usted como de nosotros es de incentivar a la economía a través de nuestro mecanismo que es ahora muy próximo la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos también.

En ese sentido creo que vale la pena rescatar algunos temas e incluir algunos que no se han mencionado. El caso de los closters o las asociaciones regionales de productores de industriales y sus proveedores, como ejemplo la agroindustria. Tenemos en Estados Unidos casos como el de Michigan e Illinois, donde son sumamente competitivos en parte gracias a eso, a contar con una gama de proveeduría cercana a distancias menores a los 100 kilómetros de las plantas en donde se elaboran los productos terminados y que pues bien podríamos hacer en nuestro país una serie de clusters, como es el caso de la agroindustria y las autopartes que usted mencionaba. Con esto pues disminuiríamos costos y haríamos más competitivo a este sector de la industria.

Reiterar también la importancia que tiene el fortalecimiento del mercado interno y una sugerencia también que podemos trabajar aquí y desde allá también, de incentivar a las grandes empresas de los tres sectores, ¿no?: la parte de industria, las grandes industrias que incrementen sus compras locales o regionales; la parte de servicios, la hotelería que también somos fuertes en ese aspecto; y la parte de comercio, en donde tenemos a la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales, con quien se podría trabajar para incentivar de alguna forma el incremento de compras locales, de empresas, sobre todo las micro y pequeñas que ya se han mencionado tanto.

También sumarme a lo que decía mi compañero el diputado Hinojosa de rescatar el mercado tradicional, puesto que cuenta con un alto porcentaje de compras y de productos nacionales y que también tradicionales de la cultura mexicana.

Otro punto que me parece importante resaltar es la promoción de proyectos en universidades, a través de desarrollo de nuevas tecnologías y de proveeduría, que los estudiantes salgan con proyectos de micro y pequeñas empresas, combinado también con estos sectores de la producción, sobre todo la industria y que también sería un factor que valdría la pena rescatar de cómo incentivar tanto a universidades como al sector productivo.

También pedirle, puesto que ya se acerca la fecha, y hacerle una invitación para que se haga un esfuerzo serio, más serio en la capacitación a los exportadores, productores y transportistas, con este decreto de la Ley contra el Bioterrorismo de Estados Unidos, que entrará en vigor el día 12 de diciembre, que ya estuvimos trabajando con funcionarios de su Secretaría y que creo que vale la pena mencionar que es una medida del gobierno de Estados Unidos para proteger a sus habitantes, pero que pudiera representar algún problema para nuestros productores y exportadores y que también vale la pena mencionar.

El fomento también a los créditos blandos, que ha sido una política que se ha abandonado y que vale la pena que a través de usted se gestione esto con la Secretaría de Hacienda y que se lleve a cabo una política de fomento a través de la Banca de Desarrollo.

Y, por último, invitar a todos los compañeros diputados a que como hemos visto aquí coincidimos en muchos temas, hay experiencia, hay talento y trabajar juntos con ustedes en instrumentar una política de desarrollo económico que incluya a las micro, pequeñas y medianas empresas, integrarlas a la economía y creo que con eso cumplo con la parte que correspondía a la réplica y hacer un rescate de lo que hemos estado platicando el día de hoy.

Muchas gracias por su presencia.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Gracias diputado Alegre.

Tiene el uso de la palabra hasta por cinco minutos, el diputado Alfredo Gómez Sánchez, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, para formular su cuestionamiento.

El diputado Alfredo Gómez Sánchez (PRI):

Con su permiso compañero Presidente de la Comisión de Economía.

Compañeras y compañeros diputados; señor Secretario de Economía: En el informe que presentó a este Congreso de la Unión el Presidente de la República, se establecía una tasa de desempleo abierto del 3.52 por ciento. Ya para el día 23 de septiembre el sector empresarial ubicaba en cifras superiores al 4 por ciento con una tendencia a un crecimiento.

Hoy se dan cifras ambiguas, el Ejecutivo habla reiteradamente de que se están generando muchos empleos y el INEGI los desmiente con cifras sobre el crecimiento del desempleo. En todo caso estas cifras porcentuales, como todos los indicadores macroeconómicos dicen muy poco o no dicen nada. El trabajador que con angustia ve que ha perdido su empleo y que sus expectativas son muy pocas de recuperarlo, busca afanosamente vivir fuera de la realidad, no sólo se le reconoce, sino que afirma lo contrario en cada oportunidad que tiene.

El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, el INEGI, da cuenta de las cifras del desempleo abierto y los sectores más afectados que se citan a continuación, para dimensionar la magnitud de la problemática que se plantea.

La tasa del desempleo abierto es de 1.2 millones de personas, a las cuales se debe de agregar 11 millones más que se dedican a actividades consideradas como informales, de las cuales vale la pena ubicar en dónde se está dando el problema.

Localidades con hasta 2 mil 500 habitantes 1.1 por ciento, con 2 mil 500 habitantes hasta 15 mil el 2 por ciento, de 15 mil a 100 mil 2.9 por ciento y de 100 mil y más, 3.7 por ciento. Esta última cifra abarca a 802 mil personas que equivalen al 67 por ciento del empleo abierto.

Se estima que las personas ocupadas ascienden a 41.4 millones, de las cuales 11 millones 179 mil, esto es, el 27 por ciento se encuentra en la informalidad. Estas cifras están creciendo de manera alarmante según esta información proporcionada por el INEGI.

En el primer trimestre del presente año se sumaron 581 mil personas a este sector informal con respecto al mismo periodo del año anterior, esto es 12.37 millones de personas sin considerar las dedicadas a la economía subterránea que podían alcanzar cifras iguales de un total de 41.4 millones que se consideran ocupadas.

Estaría dando como resultado que más del 50% no cuenta con certeza laboral, mucho menos con prestaciones sociales. Cabe mencionar que la población que no se considera económicamente activa asciende a 34.45 millones, de las cuales 17.5 millones se dedican a los quehaceres domésticos, 11.9 millones son estudiantes y 51.1 millones son jubilados o pensionados, impedidos y más.

Como se podrá apreciar, el problema es verdaderamente grave, porque lejos de reconocer como un problema, se tratan de ocultar las cifras, pero las personas ahí están tratando de sortear el problema de la mejor manera tratando de llevar de cualquier forma un ingreso a la familia ante la insensibilidad de las autoridades que no atinan en el establecimiento de los programas reales.

Las maquiladoras también están abandonando el país en forma acelerada, agravando el desempleo ante la falta de competitividad con insumos caros, por ello le pregunto al señor Secretario, ¿cuáles son las cifras reales de desempleo general y las de la industria maquiladora en específico? ¿Qué medidas realistas se están tomando para combatir este desempleo sobre todo las vinculadas con las Pymes y sus resultados?. ¿Por qué nos preocupa que cada vez piden menos presupuesto para estas? Por lo que parece que más que fortalecer este programa, la idea es de debilitarlo; si así fuera, ¿cuáles son las alternativas que esta Secretaría está proponiendo para sustituirlas? ¿Qué está haciendo la Secretaría para vencer la resistencia del propio Ejecutivo para la regulación adecuada que dé competitividad a las empresas mexicanas?. Muchas gracias.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Tiene el uso de la palabra, hasta por diez minutos, el señor Secretario Licenciado Fernando Canales.

El secretario de Economía, Fernando Canales Clariond:

Gracias diputado Alfredo Gómez por sus preguntas, por sus observaciones.

Efectivamente, el problema social más importante que tenemos en este país sin duda que es el de la insuficiente generación de empleos.

Quiero decirle que hemos decidido desde hace tiempo en el Ejecutivo Federal utilizar como fuente de los datos para compartirlos con la sociedad y para con base en ellos tomar las decisiones de políticas públicas, el establecimiento de los programas, el seguimiento de los mismos, la medición de sus resultados las cifras del INEGI que es el organismo profesional que con una gran capacidad técnica desde hace muchos años lleva las cifras estadísticas de los principales indicadores de todo tipo de actividades en nuestro país.

Hay que entrarle un poco a los detalles de lo que significa cada uno de los pactos y una de las premisas de la Administración del Presidente Fox es hablar siempre con la verdad, compartiéndola con la comunidad, sean estas cifras un resultado positivo o negativo que aliente o desaliente a la sociedad y que influya políticamente con signo positivo o negativo para el Presidente, para el desempeño de su actividad.

Y hay que señalar en la tasa general de desempleo hay dos cifras, un numerador y un denominador y estas van cambiando, el numerador es el número de personas desempleadas y el denominador es la población económicamente activa y estas en cada quincena que se hace la toma del dato con el propósito de incorporarlo a nuestra estadística y hacerlo público puede incrementarse una y reducirse la otra, o pueden incrementarse ambas, también se pueden dar todas las posibilidades matemáticas, cómo se ha estado dando el fenómeno a partir de la segunda quincena del mes de Agosto en el que los empleos en el sector formal han estado aumentando.

Aquí está una representación gráfica de que cuál es el comportamiento durante los primeros meses de este año del 2003 hasta agosto, teníamos una generación neta, negativa de empleos pero a partir del 15 de agosto… de la segunda quincena de agosto, la tendencia se revirtió y en lo que va de agosto a la fecha, hemos los mexicanos generado en el sector formal de la economía, 190,776 empleos.

La tasa general de desempleo al mes de octubre era del 3.63%; en septiembre 3.87; 3.96; 3.52 en julio; 3.27 en junio; 2.74 en mayo; 2.95 en abril, porque no sólo se mueve el número de empleos sino se mueve también la cifra de la población económicamente activa que entra en la formula matemática del cálculo de este porcentaje.

Cualesquiera que sea, es una realidad que es insuficiente para la expectativa de nuestra sociedad, para las aspiraciones que cualquier ser humano tiene llegando a la edad de trabajar, encontrar un empleo con el propósito de obtener una remuneración a cambio del desempeño de ése trabajo y anímicamente ser copartícipe del proceso de creación del mundo que nos ha tocado.

Hay, dentro de estas circunstancias adversas hay signos alentadores, el que estoy mencionando que a partir de la segunda quincena de agosto, por Estados… ya hay la tendencia de los Estados que están generando más empleo, ya son 30 únicamente 2 se han quedado rezagados y todavía acusan pérdidas de empleo después de tener únicamente 6 Estados en el mes de enero y 13 en el mes de julio, de manera que hay una tendencia en este parámetro de la medición dividida por entidades federativas, también positiva en el sentido de que cada vez son más las personas empleadas.

Es un objetivo y reitero el compromiso de siempre hablar con la verdad, siempre referirnos a esta agencia gubernamental con una alta capacidad técnica para estas cifras que influyan positiva o negativamente en el ánimo de nuestra población o en la evaluación política que la comunidad cotidianamente hace de sus gobernantes.

En lo que respecta a la industria maquiladora. El año que más empleo tuvimos fue en el año 2001 que tuvimos un millón 202,648 personas trabajando en el sector maquilador. A agosto de este año tenemos un millón 79 mil empleos; hemos perdido en estos dos años, alrededor de 130 trabajadores en el sector maquiladoras.

¿Qué es lo que hemos hecho en este renglón en particular? Varias cosas. Una que ha hecho el mercado de nuestra divisa, el peso estaba sobre valuado no obstante que tenemos un mercado libre de oferta y demanda, el peso estaba caro en relación al dólar; ahora puede haber diferencia de opiniones, el sector exportador considera que los precios de el peso en relación al dólar están razonables de acuerdo a un mercado más realista y en consecuencia no son un factor adverso como lo fue por años el tipo de cambio del peso en relación al dólar, esto ha promovido una mayor competitividad de este sector.

Segundo elemento que hemos estado induciendo en nuestro sector maquilador, cambiar de una industria con escasos valores agregados, industria del empaque, del ensamble, de la maquila de la confección, a sectores industriales con mayor valor agregado, particularmente electrónico, autopartes, automotriz, que son sectores con mayor valor agregado que los que tradicionalmente nos ocupábamos, con tecnologías substancialmente más sofisticadas que las que anteriormente utilizábamos.

Tercer elemento y esto es responsabilidad directo de la Secretaría de Economía, la expedición de dos nuevos decretos que facilitan el proceso administrativo de control burocrático de la industria maquiladora y de un nuevo sistema por parte de la Secretaría de Hacienda para gravar fiscalmente. Ustedes saben que el Sistema de Tributación de Impuesto sobre la Renta para la industria maquiladora, es un sistema diferente al general de las empresas, a las maquiladoras se le hace una estimación de sus ingresos, de sus ingresos brutos, de su utilidad y con base a ello se establece el gravamen, se estableció un nuevo mecanismo denominado:”puerto seguro” -save harboard (¿) como se denomina en inglés-, con el propósito de incentivar, me corrijo, anteriormente había dicho que solo había un esquema de incentivos fiscales que era la depreciación acelerada, hay este segundo, que de una manera, pues todavía poco ambiciosa, pero hay que reconocerla incentiva a las empresas maquiladoras el establecimiento de sus plantas en nuestro país.

Es una realidad y en eso no podemos, ni queremos competir con los países asiáticos, el costo relativo de la mano de obra que es sustancialmente el valor agregado que se da en la industria maquiladora, es más alto que otros países, particularmente los asiáticos, particularmente China. Por ello es que hemos buscado sectores más sofisticados de la industria de mayor valor agregado, que requieren y demandan una mayor preparación de nuestra fuerza de trabajo y donde la ventaja competitiva de la proximidad geográfica con el país que más consume productos elaborados por esta industria, que es los Estados Unidos, nos dé verdaderamente una ventaja competitiva.

De manera señor diputado, que esto es la realidad de los datos, es el principal reto, ya no solo en la industria maquiladora, sino en general como ha quedado comentado por ustedes, por su servidor en esta comparecencia que para mí ha sido una gran oportunidad, les agradezco verdaderamente esta oportunidad, el tema éste de la generación de empleos.

Esperamos, que con las propuestas del Ejecutivo, con las propuestas de los legisladores, con las adecuaciones que ustedes tengan a bien formular, el producto terminado de todo este esfuerzo, sea un esquema legal dentro del cual se facilite este proceso de producción de generación de riqueza, de oportunidades de trabajo y qué estas sean en un entorno más equitativo, de manera que los que menos perciben hoy en nuestro sistema tan desequilibrado social, permita avanzar en este campo tan importante, que por mucho constituye el principal reto para todos los mexicanos y que en lo que corresponde al Ejecutivo, asumimos el rol de liderazgo que nos corresponde.

Gracias por su atención, gracias por esta pregunta en particular, señor diputado.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Gracias Secretario. Tiene el uso de la palabra hasta por cinco minutos el diputado Eduardo Alonso Bailey del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional para hacer su réplica.

El diputado Eduardo Alonso Bailey Elizondo (PRI):

Bien, quisiera establecer una analogía y al mismo tiempo una comparación en la cual reconozco señor Secretario, que se quedó corto en las diferencias que tenemos con respecto a la competitividad con otros países, yo se que por el tiempo, pero yo si quiero ahondar un poco en este aspecto y en cuáles son las alternativas que potencialmente tenemos para revertir estos efectos negativos en la economía de nuestro país.

Hablamos ahorita y es algo que tiene que ir de la mano en cuanto a la competitividad y la generación de empleo, pues es un factor uno que depende del otro. Se hablaba de que en China el 40%, de Producto Interno Bruto y en Canadá el 30% aproximadamente, corresponden al equivalente al ahorro que dedica ese país, pero hay otros indicadores más importantes y delicados que también debemos de comprender, analizar para poder hacer un diagnóstico claro y poder establecer mecanismos y medidas que puedan contrarrestarlos.

El Sector Energético comparativamente el precio del gas en relación con los precios en China, estamos hablando que es una cuarta parte más económico que el precio del energético en nuestro país. Si nos vamos a materia de regulación con cifras que ha dado la COFEMER, de una manera que yo considero optimista, se habla de que en México el promedio para establecer una empresa, promedia los 53 días, consideramos que hay casos que llevan más tiempo, dependiendo el giro. En China, comparativamente, también dependiendo del giro es hasta entre uno, tres días, 7 días máximo.

Ese costo de regulación en base a cifras también de COFEMER, le cuesta a nuestro país alrededor de 800 mil millones de pesos al año. Si a esto le sumamos en materia fiscal, que la evasión en estos países es porcentualmente hasta 25 puntos menor a la que tenemos en nuestro país, nos daremos cuenta de que con estas desventajas es entendible el por qué estamos perdiendo la carrera en el empleo.

Bien. De alguna manera necesitamos comprender la urgencia de las reformas, lo entendemos, sabemos que requerimos mayor competitividad para nuestras empresas, se requiere impulsar la regulación de alguna manera dentro de las facultades que establece la ley, la Secretaría de Economía tiene mucho que ver en esto. Necesitamos dar mayores facultades para que la regulación avance o disminuya, según la conveniencia del caso y que en un análisis serio de la reforma hacendaria en materia federalista, podamos establecer parámetros e integrar procesos que nos permitan reducir y abatir consustancialmente el costo tan amplio y sobre todo el tiempo que representa y que en desventaja nos pone en relación a las demás empresas que en otros países compiten con nosotros.

Por otra parte, en materia fiscal si hacemos un balance de que 20 puntos en nuestra economía equivalen alrededor de 120 mil millones nada más en IVA y que eso aunado a lo que dejamos de recibir por parte de una economía no estructurada, pudiéramos establecer cantidades que el gobierno actualmente requiere para dotar de infraestructura y de una tecnología de punta y a costos accesibles a aquellas empresas que desean competir en nuestro país, situación en la que presumiblemente estamos en desventaja con aquellos países que están aplicando dentro de su recaudación y dentro de esas diferencias en su infraestructura básica y su infraestructura de punta también.

Con estas reflexiones yo quisiera hacer también un planteamiento importante en el cual, y una exhortación a nuestra Secretaría de Economía, para que de común acuerdo y de manera concertada con los diputados en el Congreso, en particular esta Comisión y las demás que tienen relación a la Convención Nacional Hacendaria y en particular con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la urgencia de establecer estos criterios y estos mecanismos que nos permitan revertir estas tendencias, generando mayores ingresos a través de una política fiscal de simplificación, donde si el 47% de los ingresos están en el 92% de las empresas medianas, pequeñas, en un régimen tan complicado como el que establece actualmente la Secretaría de Hacienda, consideramos que esto pudiera revertirse de manera substancial para poder contribuir a esos ingresos que el gobierno requiere para aplicarlos en infraestructura básica.

Exhortamos y conminamos a la Secretaría de Hacienda para que se sume a esta tarea y busquemos que en estos mecanismos y en estos proyectos que juntos los diputados de esta Comisión de Economía estamos pretendiendo llevar a cabo, logremos al final en coordinación con las demás Secretarías, que estos puntos y estas desventajas que hemos señalado, podamos revertirlas para poder lograr los objetivos que realmente nos proponemos en nuestro país.

Muchas gracias.

El Presidente diputado Manuel Ignacio López Villarreal (PAN):

Gracias, diputado Bailey.

Hemos terminado con la participación de los señores diputados, por lo que quiero agradecer la participación de todos y cada uno de ustedes, agradecer la presencia del diputado Francisco Agustín Arroyo, que nos acompañó en esta comparecencia, en especial el licenciado y Secretario de Economía, licenciado Fernando Canales Clariond, también a los medios de comunicación que estuvieron cubriendo esta reunión, y de conformidad con lo que establece el artículo 7º numeral V de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, la versión estenográfica de esta reunión será remitida al Presidente de la República para su conocimiento.

Agradecemos a todos su asistencia y no habiendo otro asunto a tratar, se levanta la reunión. Muchas gracias.