Comparecencia del director de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro
Luis de Pablo Serna, correspondiente al
Tercer Informe de Gobierno del Presidente Vicente Fox Quesada

Instalación de la Mesa:
Francisco Javier Salazar Díez de Sollano

PRIMER PERIODO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Juan Fernando Perdomo Bueno, Partido de Convergencia
Respuesta: Luis de Pablo Serna, director de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro
Réplica: Juan Fernando Perdomo Bueno, Partido de Convergencia

Pregunta: Oscar González Yáñez, Partido del Trabajo
Respuesta: Luis de Pablo Serna
Réplica: Oscar González Yáñez, Partido del Trabajo

Pregunta: Julio Horacio Lujambio Moreno, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: Luis de Pablo Serna
Réplica: Julio Horacio Lujambio Moreno, Partido Verde Ecologista de México

Pregunta: Francisco Javier Carrillo Soberón, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Luis de Pablo Serna
Réplica: Francisco Javier Carrillo Soberón, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Miguel Angel Toscano Velasco, Partido Acción Nacional
Respuesta: Luis de Pablo Serna
Réplica: Miguel Angel Toscano Velasco, Partido Acción Nacional

Pregunta: Humberto Cervantes Vega, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Luis de Pablo Serna
Réplica: Humberto Cervantes Vega, Partido Revolucionario Institucional

SEGUNDO TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Jorge Martínez Ramos, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Luis de Pablo Serna
Réplica: Jorge Martínez Ramos, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Carmen Guadalupe Fonz Sáenz, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Luis de Pablo Serna
Réplica: Carmen Guadalupe Fonz Sáenz, Partido Revolucionario Institucional

Pregunta: Ricardo Alegre Bojórquez, Partido Acción Nacional
Respuesta: Luis de Pablo Serna
Réplica: Manuel Enrique Ovalle Araiza, Partido Acción Nacional

Pregunta: Oscar Pimentel González, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Luis de Pablo Serna
Réplica: Oscar Pimentel González, Partido Revolucionario Institucional

Comentarios finales:
Francisco Javier Salazar Díez de Sollano



















11 DE NOVIEMBRE DE 2003
COMPARECENCIA DEL DIRECTOR DE LA COMPAÑIA DE LUZ Y FUERZA DEL CENTRO
LIC. LUIS DE PABLO SERNA

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

(17:20 hrs.) A todos ustedes, esta Presidencia informa que han registrado su asistencia los diputados miembros de la Comisión de Energía, tenemos quórum. Se abre la sesión.

De conformidad con el artículo séptimo, numeral cuarto de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, comparece el día de hoy el licenciado Luis de Pablo Serna, Director de la Compañía Luz y Fuerza del Centro, invitado a esta reunión de la Comisión de Energía en la que se llevará a cabo el análisis del Tercer Informe de Gobierno del Presidente de la República, Vicente Fox Quesada, en el tema de su competencia.

Esta tarde, nos acompaña el ciudadano diputado Francisco Arrollo Vieyra, representante de la Mesa Directiva.

El diputado Juan Fernando Perdomo Bueno, dará lectura al punto segundo del acuerdo parlamentario aprobado por la Cámara de Diputados en la sesión del 14 de octubre.

El diputado Fernando Perdomo Bueno (Convergencia):

Con su permiso, diputado Presidente de la Comisión.

Acuerdo parlamentario del 14 de octubre de 2003. En atención al artículo cuarto del acuerdo parlamentario, por el que se establecen las bases para el desarrollo de las comparecencias de funcionarios del Ejecutivo Federal ante la Cámara de Diputados, las comparecencias se realizarán conforme a lo establecido en el artículo tercero de dicho acuerdo, con las siguientes particularidades:

El orden de intervención de los diputados y diputadas para los cuestionamientos y réplicas será el siguiente:

En primer término, se presentará el cuestionamiento hasta por cinco minutos; en el caso de los grupos parlamentarios que sólo tienen una intervención, su tiempo se extenderá hasta por ocho minutos.

A cada cuestionamiento, el funcionario responderá hasta por 10 minutos.

Enseguida, el legislador o legisladora podrá hacer una réplica hasta por cinco minutos.

Es todo, diputado Presidente.

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Gracias, diputado Secretario.

Para dar cumplimiento al punto segundo, numerales uno, dos, tres y cuarto, se han inscrito para hacer preguntas y réplicas los siguientes diputados: Por el Partido de Convergencia, el diputado Juan Fernando Perdomo Bueno; por el Partido del Trabajo, el diputado Oscar González Yañez; por el Partido Verde Ecologista de México, el diputado Julio Horacio Lujambio Moreno y la réplica la hará el diputado Cuauhtémoc Ochoa Fernández; por el Partido de la Revolución Democrática, el diputado Francisco Javier Carrillo Soberón; por el Partido Acción Nacional, el diputado Miguel Ángel Toscano Velasco; por el Partido Revolucionario Institucional, el diputado Humberto Cervantes Vega; por el Partido de la Revolución Democrática, el diputado Jorge Martínez Ramos; por el Partido Revolucionario Institucional, la diputada Carmen Guadalupe Fonz Sáenz; por el Partido Acción Nacional, el diputado Ricardo Alegre Bojórquez y hará la réplica el diputado Manuel Enrique Ovalle Araiza; por el Partido Revolucionario Institucional, el diputado Oscar Pimentel González.

Tiene la palabra hasta por ocho minutos, para formular su pregunta, el diputado Juan Fernando Perdomo Bueno, del grupo parlamentario del Partido de Convergencia.

El diputado Juan Fernando Perdomo Bueno (Convergencia):

Gracias, diputado Presidente de la Comisión. Gracias por su presencia, señor Director de Luz y Fuerza del Centro, don Luis de Pablo.

El futuro de Luz y Fuerza del Centro es incierto, casi todos los que hoy hablan de fortalecer la estructura de las empresas públicas nada proponen para enderezar esa compañía -ni Bartlett ni Fox-, ninguno sugiere cómo corregir su situación, que es más problemática que la de la Comisión Federal de Electricidad.

Como están las cosas en términos geográficos, operativos, financieros, estructurales, Luz y Fuerza del Centro no tendría razón de existir, lo apropiado se dice sería integrarlo a la Comisión Federal de Electricidad para que hubiera una sola empresa pública.

La división entre CFE y Luz y Fuerza del Centro ha provocado duplicidad de funciones, problemas de interconexión y diferencias en el avance tecnológico; sin embargo, las tres iniciativas ante el Senado no proponen esa integración ni otra cosa, al parecer quieren que Luz y Fuerza del Centro siga funcionando irregularmente en muchos sentidos, en detrimento de las finanzas nacionales, del bienestar de sus trabajadores y de la calidad y costo del servicio en el centro del país.

Hace mucho, diputados y senadores del PRI, siguiendo la línea, decidieron que la Compañía de Luz y Fuerza era innecesaria y decidieron desaparecerla y durante muchos años aparecía así su razón social: Compañía de Luz y Fuerza en liquidación. Mediante un arreglo formal de cambio de nombre, la empresa continúa así hasta nuestros días.

Apenas en la década anterior, legisladores del PAN abogaban por su desaparición, junto con no pocos miembros de las administraciones de Salinas y Zedillo.

Hoy, ya no se discute ese tema; por lo tanto, lo que toca analizar es cuál es el papel que juega realmente Luz y Fuerza del Centro en el esquema del sector eléctrico, porque pareciera que la discusión se ha centrado en qué vamos a hacer solamente con Comisión Federal de Electricidad.

Las empresas eléctricas mexicanas en lo general, trabajan en condiciones estructurales deficientes que no favorecen su sano desarrollo. Los números y la imagen pública de Luz y Fuerza del Centro reflejan una evidente situación de desventaja respecto a otras instituciones públicas, circunstancia que la convierte en una de las paraestatales más complejas de entender a cabalidad.

Pregunto: Señor Director, ¿podría identificar los principales elementos que caracterizan esta desventaja y apuntar las posibles soluciones visualizadas por su administración, señalando sus implicaciones más significativas?

¿Quién y bajo qué criterios fija los precios entre ambos organismos de Comisión Federal de Electricidad y Luz y Fuerza del Centro?

¿Cómo afecta esta definición los respectivos márgenes de comercialización y en consecuencia, los correspondientes resultados financieros? ¿Existe en estas relaciones subsidios cruzados?

¿Qué podría hacer Luz y Fuerza del Centro que no puede hacer la Comisión Federal de Electricidad?

¿Qué medidas tomará la administración para que no se constituya en un freno para el proceso de modernización del sector eléctrico?

Usted, como titular de la empresa, ¿considera que ésta es y será todavía necesaria para México?, ¿por qué?

¿Existen proyectos de inversión a futuro que le permitan realizar obras de generación, además de solamente distribución?

Como en todo organismo público responsable de la prestación de un servicio básico para la población, en Luz y Fuerza del Centro deben de generarse contradicciones, no siempre satisfactoriamente resueltas, entre la atención de grupos marginados y la rentabilidad financiera de la institución. ¿Sería tan amable de aclararnos cuál es la situación de Luz y Fuerza del Centro en este contexto y sus principales consecuencias?

¿Qué significa para Luz y Fuerza del Centro la electrificación rural y su misión social frente a la exigencia y la necesidad de ser una entidad rentable?

Por último, ¿qué se debe hacer ante el incremento en el robo de energía eléctrica a través de diablitos, que representa el 25% de la energía que ustedes suministran?

Gracias por sus respuestas.

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra el licenciado Luis de Pablo Serna, hasta por 10 minutos para dar respuesta.

El Director de la Compañía de Luz y Fuerza, licenciado Luis de Pablo Serna:

Muchísimas gracias, señor Diputado, por la pregunta.

Con el permiso de todos ustedes, ciudadano Presidente de la comisión de Energía, quisiera sólo brevemente que comparezco ante ustedes en cumplimiento del mandato establecido en el artículo 93 constitucional, para exponer la situación actual y las perspectivas de Luz y Fuerza y que quiero aprovechar esta importante oportunidad de diálogo para rendir cuentas, para expresarles mi entera disposición de fortalecer en este ejercicio, para ponerme a sus órdenes para atender cualquier aclaración y entregar la información que, directamente relacionada con sus cuestionamientos, les aclare y procure atenderlos en su totalidad.

Señor Diputado, Luz y Fuerza puede y asegura la prestación del servicio público de energía eléctrica en la zona central del país, conforme a lo que se establece en el artículo 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y de acuerdo también a la reglamentación complementaria, en especial, el convenio de delimitación de zona celebrado entre el Sindicato Mexicano de Electricistas y el SUTERM.

La zona central del país es sólo el 1% del territorio, pero reúne casi el 25% de la población y produce la tercera parte del Producto Interno Bruto.

Luz y Fuerza brinda el servicio en la zona más importante y la mejor iluminada de México, con la mayor concentración económica y urbana, pero ambas entidades tienen orígenes bien distintos: Luz y Fuerza nace a principios del siglo pasado; CFE en 1937.

Luz y Fuerza es una de las empresas con mayor densidad de clientes por kilómetro cuadrado. Tiene un sistema de transformación y transmisión muy robusto.

Nuestra ventaja comparativa radica en las actividades de distribución y se corresponde con la orientación estratégica que se le asignó desde la creación de CFE.

Cuenta con redes subterráneas y subestaciones compactas que no son parte de las soluciones tecnológicas de CFE y fabrica estructuras, tableros de control, medición de líneas de transmisión y distribución y subestaciones.

Tiene mayor experiencia para instalar, operar y mantener cables de potencia, subestaciones compactas y redes automáticas.

La alimentación subterránea en el Centro de la Capital y por ejemplo, la torre mayor, son instalaciones de excelencia que compiten con la de cualquier país desarrollado.

Naturalmente, mucho más puede hacerse por mejorar la calidad de nuestro servicio y también, aunque poco, por ampliar el nivel de cobertura.

Es la más alta de México, con casi el 100%; ése es nuestro empeño, que no se agoten números, buscamos que la percepción de la población sea la que mejore y en efecto, pensamos que debe mantenerse a pesar de sus problemas. Sí, estoy convencido.

En diciembre del año 2000, el señor presidente Fox señaló a los trabajadores de Luz y Fuerza que la empresa no se privatiza ni se venderán sus activos, resulta económicamente ineficiente para el país que se dupliquen instalaciones como las ya existentes.

En todo el mundo se considera la distribución un monopolio natural que no admite proveedores alternativos, la experiencia de nuestros trabajadores es un activo muy valioso, el más valioso.

La viabilidad de supervivencia de la empresa dependerá de su capacidad de concretar un proceso de modernización que solucione sus problemas estructurales, obsolescencia de equipo y procedimientos administrativos.

El papel que jugará Luz y Fuerza en el futuro, atiende a un suministro de energía eléctrica, que como todos sabemos, es un prerrequisito para la inversión y el desarrollo y que lo será cada vez más.

Estamos llevando a cabo una serie de acciones que nos permitan suministrar un servicio oportuno, eficiente, confiable, para apoyar la expansión económica de la zona.

Estas medidas incluyen el combate decidido a las pérdidas, su pregunta es muy pertinente, la modernización y expansión de las instalaciones y el establecimiento de mejoras internas que se traduzcan en un servicio enfocado al cliente.

Sobre esta temática me extenderé en las demás preguntas, y traigo para distribuir a ustedes información detallada, relacionada con las preguntas que en términos digitales, cubre todos los temas que habremos de analizar en las 79 cuestiones que se me plantean.

El reto para nuestro organismo es modificar su infraestructura, se trata de atender en primera instancia, al dueño del organismo, es decir, al pueblo, a nuestros clientes, a nuestros trabajadores y atender al criterio, el conjunto del Gobierno en la tarea de producir y distribuir energía limpia en un esquema sustentable.

La perspectiva ante la eventual apertura de generación tiene que ver con que en nuestra calidad de comprador de energía, podríamos recurrir a vendedores distintos a CFE o bien, utilizar esta disponibilidad de otras fuentes de generación, como elemento de negociación de mejores precios de compra.

Luz y Fuerza seguirá atendiendo a los usuarios, principalmente en los segmentos de consumo doméstico, dando prioridad al servicio de los menos favorecidos.

En cuanto a las llamadas cuentas especiales, es de esperarse que se observe una relativa reducción, particularmente en el caso de algunos grandes clientes, como el Metro o las empresas cementeras.

La distribución, sin embargo, debiera aumentar y con ello nuestra actividad y carga de trabajo.

Si el precio de la energía en bloque baja, por la razón que he comentado, Luz y Fuerza podrá ser más competitiva con las sociedades de autoabastecimiento y reducir incentivos para que sus grandes clientes actuales opten por cualquier otra alternativa.

Las medidas que estamos adoptando para no constituirnos en un freno a la modernización, se distinguen básicamente, porque tanto administración, como trabajadores, estamos convencidos de la necesidad de transformar a nuestra empresa y comprometidos con mejorar nuestros servicios, con la instrumentación conjunta de una política de rechazo a la corrupción; aumentar los ingresos, reducir los costos, mejorar la rentabilidad del organismo, reforzar las acciones para mejorar la productividad y eficiencia operativa, pero sobre mejorar la calidad de nuestros servicios.

Y sí existen proyectos muy claros de inversión a futuro que le permitan realizar obras de generación; no todos han podido atenderse por las limitaciones presupuestales.

Me interesa destacar sobre todo, a reserva de ampliarme en futuras oportunidades durante esta misma Comparecencia, la Planta Termoeléctrica en Lechería Jorge Luke, con una inversión requerida superior a los 400 millones de dólares, para sustituir 4 unidades con capacidad de 220 megawatts que tienen más de 50 años de servicios, por una nueva central de ciclo combinado de más de 750 megawatts.

Un abasto eléctrico suficiente y confiable es indispensable para un desarrollo nacional sustentable. Luz y Fuerza seguirá proporcionando sus servicios en su zona de influencia en las mejores condiciones posibles de calidad y suficiencia en el marco de las restricciones presupuestales que enfrentamos.

El costo económico para el país que la demanda supere a la oferta de energía o de que haya apagones, es mucho mayor que el simple precio de venta de la energía eléctrica.

Los apagones de gran escala se han vuelto noticia en los últimos meses. Se han presentado 7 en países desarrollados; recuerden conmigo: Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Suecia, Dinamarca, Suiza, Italia.

El costo económico directo, que es relativamente fácil de calcular a nivel de planta o de empresa, es mucho más complicado a nivel nacional y ha sido muy significativo.

Tomen como ejemplo el apagón del noroeste del continente que afectó a 50 millones de personas en Estados Unidos y el Canadá y se tradujo en pérdidas, tan sólo para la ciudad de Nueva York, en más de mil millones de dólares.

El apagón en Londres paralizó la capital y centro financiero de la cuarta o quinta economía mundial y dejó a medio millón de personas sin medio de transporte.

En Italia 110 trenes se quedaron paralizados, atrapando a miles de personas. Tiene tanta importancia lo que se evita como lo que logramos.

Se refirió usted al problema de las jubilaciones y con su autorización preferiría referirme a este tema con mucho más detenimiento, porque se repite en los cuestionamientos de los demás partidos. De cualquier manera la información detallada está de todas formas incluida en el documento que le he distribuido.

Puedo adelantar que el pasivo laborar registrado de acuerdo a las prácticas contables es de 57 mil 700 millones de pesos, y el presupuesto de Luz y Fuerza en gasto corriente equivale al 72% del autorizado.

Para el Ejercicio 2003 el total de la nómina es de 9 mil 100 millones de pesos, que representa el 44 % del gasto de la entidad.

Usted preguntó en último lugar, qué se debe hacer ante el incremento en el robo de energía, y quisiera comentar que se ha puesto en marcha un programa de reducción de pérdidas de largo plazo, en el cual se agrupan diversas acciones para el mejoramiento, productividad, eficiencia y rentabilidad del organismo. Hacia adentro asumimos un compromiso compartido con los trabajadores de no tolerar actos ilícitos que deteriore nuestra imagen y comprometan nuestro futuro.

En este año hemos iniciado la renovación de la red de distribución de energía de baja tensión, que incluye reemplazo de cables, sustitución de transformadores, cambios de postes en mal estado. Esta modernización incluye además la sustitución o rehabilitación de las acomedidas a servicios individuales.

Como último punto quiero sólo referirme a la atención a grupos marginados; atender nuestros programas de electrificación rural de zonas urbanas marginadas y apoyo a la construcción de viviendas de interés social, representa para nosotros una altísima prioridad.

La naturaleza pública de Luz y Fuerza le confiere de manera automática un compromiso de servicio a la población más favorecida, exactamente donde resulta impensable una mayor rentabilidad financiera.

El organismo apoya cumpliendo con la normatividad vigente al 35% de los desarrolladores que atienden vivienda de interés social y con independencia de las limitaciones presupuestales; en este ámbito no haremos ninguna reducción.

Muchas gracias por sus preguntas, señor Diputado.

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra hasta por 5 minutos para réplica el diputado Juan Fernando Perdomo Bueno.

El diputado Juan Fernando Perdomo Bueno (Convergencia):

Gracias, señor Director.

Se respondieron en buena medida las preguntas, aunque sí me gustaría que en algunas de ellas, por ejemplo, la número 10, que usted me plantea que elevaran ingresos y reducirán costos y mejorarán los servicios, sí fuera un poquito más puntual en un documento, que ojalá me pudiera hacer llegar, ya por escrito, de estas preguntas que le hicimos llegar.

Yo quisiera decir que hay que reconocer que hay un hecho incontrovertible, que es el papel de Luz y Fuerza como generador de electricidad, que realmente es marginal. Su función primordial ha sido la de distribución y su cobertura alcanza cuatro estados efectivamente, con el 1.5% del territorio nacional, pero alrededor del 25% de los usuarios.

Luz y Fuerza muestra una sangría de pérdidas cada año, con 32 mil empleados, con pasivos del orden de 92 mil millones, según yo tengo los datos en un anexo estadístico, en vez de los 52 mil que se mencionaron, pero habría que desglosarlos, y también el cierre del año pasado se canalizaron, por parte del gobierno, poco más de 13 mil millones de pesos y de no haberse presentado este subsidio, las pérdidas operativas habrían rebasado los 23 mil millones de pesos.

Yo quiero que quede claro que en Convergencia reconocemos que en su momento Luz y Fuerza ha jugado un papel fundamental, sobre todo por el recurso humano capacitado que ha trabajado y que ha evitado que en los últimos veintitantos años, aquí en esta zona, estos cuatro estados no haya esos apagones que ha habido en otros lugares.

Pero creo que con las tendencias que está habiendo, ojalá, tenemos que hacer "changuitos" porque realmente no vemos que existan los recursos para que pueda evitarse eventualmente una situación, y por eso queremos llamar la atención sobre todo y que la reforma eléctrica debe de considerar a Luz y Fuerza como parte integral de esta situación, tener muy clara la problemática de Luz y Fuerza y las soluciones.

Para concluir, quisiera decir que, bueno, si esto sucede también para Luz y Fuerza cuando CFE le suministra la energía eléctrica, prácticamente, y lo va siendo cada día una empresa que puede impulsarla a ser más pequeña, hacia abajo, ¿qué pasaría si al abrirse la generación a los privados, la cogeneración, éstos atendieran a los grandes consumidores y fueran atendiendo, más bien, desatendiendo a Comisión Federal y a Luz y Fuerza, y fueran elevando los costos para ellos, vendiendo la energía en bloque, más barato a los propios consumidores, grandes consumidores y a Luz y Fuerza y a CFE, haciéndoselo más caro? ¿Estarían provocando su redimensionamiento para hacerlas más pequeñas y provocarían su actual, su eventual desaparición?

Por último, yo quiero decir que ya basta de anuncios mediáticos, demagógicos y tendenciosos que nos hacen a los diputados aparecer como los malos de la película. Requerimos de verdaderas reformas estructurales. Hasta ahorita las reformas que se nos han presentado, realmente resultan ser parches o propuestas de hace muchos años.

Yo creo que una reforma definitiva, y esto espero que todos los diputados compartan en parte de este tema, la reforma estructural debe ser de largo aliento, si no es de largo aliento, no es una reforma estructural; si no es coherente en sus propuestas, en lo general y con las entidades, tampoco es una reforma estructural; si no resuelve los problemas, precisamente estructurales, los males, los problemas, si no brinda certidumbre, no es una reforma estructural y si no nos compromete a todos a participar.

Ojalá la Secretaría de Energía y cada una de las dependencias tomen muy en cuenta que queremos reformas estructurales de a de veras y no solamente parches que no van a resolver más que en lo inmediato algunas cosas, pero a largo plazo vamos a tener que seguir discutiendo qué cosas tenemos que transformar.

Muchas gracias.


El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra, hasta por 8 minutos, para formular su pregunta, el diputado Oscar González Yáñez. Diputado Oscar González Yáñez, yo le preguntaría si usted quiere pasar aquí o desde su lugar hacer la pregunta, como usted desee.

Tiene la palabra el diputado Oscar González Yáñez hasta por 8 minutos. Aunque se ve uno muy curioso aquí, parece que está uno en su examen profesional, pero…

Probablemente quien debería estar aquí es el señor Director, pero esta Legislatura es muy respetuosa de sus invitados y por eso usted está allá y nosotros estamos acá.

El diputado Oscar González Yáñez (PT):

Con el permiso de la Presidencia. Compañeras y compañeros diputados; licenciado Luis de Pablo Serna, director general de Luz y Fuerza del Centro.

Al igual que la Comisión Federal de Electricidad, Luz y Fuerza del Centro es una de las empresas públicas claves en el desarrollo nacional, aunque menor en su grado de cobertura, la compañía que usted dirige se ha encargado de proveer del servicio de energía eléctrica a millones de familias mexicanas durante décadas, y aquí hay que decirlo claramente, en general de manera eficiente.

Desgraciadamente desde hace varios años la intención del Gobierno Federal ha sido debilitar a esta compañía, hasta un punto tal en que ya no sea rentable ni autosuficiente, con miras a desincorporarla del sector público y que pase a manos privadas.

El Partido del Trabajo no está de acuerdo con esta situación y ha planteado mecanismos para fortalecer Luz y Fuerza del Centro, como está en contra también, de que Compañía Federal de Electricidad se convierta en empresa privada.

Estamos inmersos en un intenso debate sobre el futuro del sector energético en México, en particular del destino que deberían tener las empresas de generación de energía eléctrica. El gobierno afirma, que es necesario la intervención del sector privado para garantizar el abasto de electricidad para las futuras generaciones, para ellos es la única forma, para otros vemos otras vías y otras formas; también pensamos que rescatar a Luz y Fuerza del Centro es fundamental.

La razón está del lado de la nación y sus habitantes, que consideran que los recursos estratégicos deben de ser propiedad de sus habitantes y no de los dueños del capital y de los “dueños del capital” entre comillas, porque a veces solamente son representantes de capitales sin capital Esto significa que a veces quieren hacer negocio sin dinero, eso es un absurdo de un sistema. Se pueden hacer negocios con dinero, no con la representación del dinero y buscando el aval en el propio gobierno; tengamos mucho cuidado con esto, es una doble y a veces hasta triple trampa.

Las secuelas de la desincorporación y privatizaciones de otras empresas que fueron públicas, ha dejado enormes costos para los mexicanos, no es necesario que nos excedamos a los rescates, todos hemos planteado en el número de ocasiones que no caminemos en inversión privada, porque al rato vamos a tener que buscar el rescate energético y eso no tiene ningún sentido y no tiene sentido si desde este momento lo estamos discutiendo y donde y que sabemos donde vamos a terminar en el futuro.

Por muchos años seguimos pagando el rescate de los bancos. Hoy le hemos pedido también al Presidente Fox que abandone esa política, no tiene sentido que el gobierno esté rescatando a banqueros que no les interesa rescatar a nuestro país, mucho menos a sus usuarios comunes. Porque es curioso, estos bancos serían incapaces de darle un financiamiento a Compañía de Luz, serían incapaces de darle financiamiento a Comisión Federal de Electricidad, sin embargo sí son capaces de recibir el rescate que le puede dar la población; en consecuencia, si hay ganancias son para ellos y si hay pérdidas el pueblo de México los va a tener que pagar, tengamos mucho cuidado.

Señor Secretario, señor Director –ya lo quiero hacer Secretario-, señor Director, no sé si haríamos bien o mal, yo después de sus respuestas le diré si usted podría ser Secretario, cuando menos en mi opinión.

No voy a dar lectura a todos los cuestionamientos que hizo nuestro Partido, dado que por acuerdo parlamentario usted los recibió y no tiene sentido leerlos, solamente esperaríamos respuesta puntual, para nosotros hacer razonamientos en el mismo sentido, puntuales. Y solo le preguntaría una cosa, dado que escuché con atención las respuestas que le dio a mi antecesor Diputado, en el sentido de que Compañía de Luz y Fuerza del Centro es una empresa eficiente.

Si usted viviera en Nueva York o en la Ciudad de México y tuviera opción para contratar una empresa privada o a Luz y Fuerza ¿a quién contrataría? Gracias.

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra el Licenciado Luis de Pablo Serna, hasta por diez minutos para dar respuesta.

El licenciado Luis de Pablo Serna:

Muchas gracias, diputado González Yáñez, agradezco sus buenos deseos y confío que no se cumplan.

Voy a referirme, por la brevedad del tiempo, de manera tan puntual como usted lo solicita a las preguntas que tuvo la amabilidad de enviarme, no sin destacar que me sorprende muy gratamente su cobertura y su detalle.

Me pregunta usted cuáles son las razones económicas, técnicas y políticas por las que se nos ha mantenido en esta situación, y es el punto central de sus afirmaciones.

Quiero decir que desde la década de los cincuentas, antes de la mexicanización, se redujeron nuestros proyectos y capacidad de generación, dejando esta tarea en manos de otra empresa. Esta problemática se agrava a partir de que se declaran a las empresas de participación estatal mayoritaria en liquidación, con la decisión de condicionar drásticamente su inversión en el mantenimiento y en la renovación de su infraestructura.

La entidad, ya lo dijo usted, estuvo 20 años sujeta a este proceso, que finalmente no concluyó; al crearse el nuevo organismo descentralizado la situación financiera no se modificó en modo alguno, a pesar de su nacimiento como organismo descentralizado ha contado con recursos para revertir, pero muy lentamente, el efecto anterior.

Debe señalarse que en promedio las autorizaciones presupuestales no nos han favorecido en ningún caso más de dos tercios de lo que hemos pedido, administración y trabajadores realizamos un esfuerzo para su fortalecimiento; esta es nuestra principal petición para que ustedes nos ayuden.

Me pregunto también si las medidas de reestructuración y fortalecimiento están en marcha y quisiera decir que desde el inicio de mi mandato recibí directrices del Ejecutivo, y ratificadas por el Secretario Calderón, de orientar nuestro quehacer para garantizar el servicio en oportunidad y calidad y generar condiciones que permitan realizar cambios de fondo. No puede desatenderse ni por momentos, el aprovisionamiento de energía eléctrica; desde hace muchos años, en efecto, no hemos tenido un contratiempo grave.

En el sismo de 85, por ejemplo, la mayoría de las zonas afectadas por el servicio se restablecieron en menos de tres horas y en las zonas de grandes derrumbes el restablecimiento tomó menos de ocho horas.

Los planes y proyectos concretos para darle fortalecimiento financiero, señor diputado González Yáñez, tienen que ver con nuestro planteamiento a la Junta de Gobierno. En pleno acuerdo con la organización sindical, un proyecto de modernización integral; erradicación de prácticas relacionadas con el robo de energía; incremento en el porcentaje de recuperación de cartera vencida; generar opciones que mejoren el esquema de compra de energía en bloque y las tarifas de venta al usuario; eliminar el pasivo histórico; incrementar la inversión destinada a la generación de energía eléctrica.

Para el fortalecimiento financiero se han presentado los siguientes proyecto: aumentar los ingresos en nuestras ventas; nosotros producimos equipo, torres, que queremos colocar en el mercado; reducir gastos de operación; incrementar productividad; registrar tarifas de compra y venta de energía, y mejorar nuestra imagen en la sociedad.

En lo que corresponde a la modernización tecnológica, Luz y Fuerza privilegia la utilización de tecnología de punta en nuestros equipos. Invitamos a todos ustedes a que, como ya pudo hacerlo alguno de los compañeros diputados, visiten el COC, el Centro de Operación y Control, y que a su satisfacción, puedan dar prueba de lo que hemos avanzado en esta materia.

En particular, comenta usted, me pregunta si la empresa ha modificado su política de tarifas, subsidios, en presión de la Secretaría de Hacienda. Puedo ser muy explícito; el organismo, por disposición expresa del decreto de su creación, no tiene atribuciones para participar en la fijación de tarifas ni en la definición de subsidios; no hay duda, este es un espacio para mejorar nuestra capacidad gestora.

Por otra parte, la mayor autonomía que permita participar con Hacienda y con la CRE en esta materia, daría oportunidad a plantear una diferente relación comercial, generando resultados financieros más favorables.

Las bases productivas que podemos aprovechar para reorganizarnos y generar recursos propios no nos colocan en una circunstancia que nos obligue a cubrir aprovechamientos, el organismo no está sujeto a ninguna forma de pago al gobierno, dada su situación financiera; los esfuerzos en el sentido de elevar ingresos y reducir costos a partir de estrategias internas se complementa con medidas a nivel de gobierno que deberán permitir romper ese círculo vicioso.

Ejemplo de esas medidas es que las transferencias otorgadas en el presupuesto presentan una tasa de crecimiento acumulado en los últimos tres años superior al 40%.

Tiene usted mucha razón, la obsolescencia de nuestras centrales y de líneas de transformación, siendo muy distintas entre sí, es uno de nuestros problemas más graves.

En efecto, tenemos 198 instalaciones estratégicas en donde se incluyen 18 centrales generadoras. De éstas, existen 70 con más de 30 años de servicio. El listado completo lo estoy entregando a ustedes.

Si bien los programas de modernización nos han permitido sustituir parcialmente el equipo de estas instalaciones, son muy altas las necesidades de mantenimiento. Por esta razón se está trabajando con el Instituto de Investigaciones Eléctricas, para determinar la vida remanente de 18 plantas generadoras, de 181 transformadores, de 632 interruptores de potencia. Del resultado de ese estudio, que habré de informar a ustedes, se podrá determinar el presupuesto y la programación para su reemplazo.

En cuanto al sistema de transformación, las pérdidas de energía son de orden exclusivamente técnico. Conviene aclarar que las pérdidas técnicas en distribución alcanzan el 10%, las que son superiores en casi un 3% a los estándares internacionales, lo cual se debe, entre otras razones, a la obsolescencia, como usted lo señala, a la excesiva longitud de los alimentadores de media tensión, cuya corrección ya se ha iniciado.

Los problemas, señor diputado, estoy seguro no pueden resolverse si se ocultan. Se requiere de una mejor comprensión de ellos, ese es el sentido de mi presencia.

No buscamos esconder, sino evidenciar para estar en condición de recibir su ayuda, señor Diputado, mejores aportaciones presupuestarias y desde luego, aunque no quisiera presumir de objetividad, yo escogería siempre a Luz y Fuerza.

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra hasta por cinco minutos, para réplica, el diputado Oscar González Yañez.

El diputado Oscar González Yáñez (PT):

Me da gusto escuchar su última frase, mucho gusto, sinceramente y lo felicito. Y sí coincido con usted en que los problemas hay que decirlos, no tiene sentido ocultarlos, porque la única forma de atender los problemas es precisamente conociéndolos y sacándolos a flote.

Me da gusto su frase de decir: Pues sí; “qué bueno que preferimos a Luz y Fuerza del Centro”, eso es importante, porque entonces nos da una visión de una frase que me gustó todavía más de lo que usted ha dicho: “Es más lo que se evita, es igual lo que se evita, que lo que se logra”.

Esta tesis a mí me parece fundamental. Porque una visión privada no va a intentar evitar y sí va a intentar lograr. Por eso, por eso y a partir de ahí, es que existen apagones y que existe deficiencia en el servicio. Por eso sí hay que reconocer que es importante todo lo que se evita. Porque un apagón no existe hasta que se padece.

Pero hay una cosa que es cierta. ¿Cuántos apagones ha evitado Luz y Fuerza del Centro? ¿Cuántos? Por eso esta frase es muy importante, lo que se evita, que una visión privada no lo podría hacer. Porque una visión privada solamente tiene el sentido de la ganancia y no tiene el sentido del servicio.

Parece que entonces sí tenemos bastante coincidencias, señor Director. Me interesa y me parece maravilloso lo que usted dice. Cuando ha habido deficiencias se tardan tres horas u ocho horas en zonas rurales, menos que el último apagón en Nueva York, para aquellos que dicen que Luz y Fuerza del Centro no es eficiente, aquí está el dato, para no batallar.

¿Gracias a qué? Gracias otra vez a la misma razón, a tener una vocación y una visión de servicio. Lo más importante es dar el servicio y no tener la ganancia. No permitamos entonces que Luz y Fuerza del Centro sea arrasada por una visión neoliberal que simplemente busca la ganancia y no el servicio.

No permitamos entonces, que Luz y Fuerza del Centro sea arrasada por una visión neoliberal, que simplemente busca la ganancia y no el servicio.

Por eso, nosotros hemos insistido en que esta empresa tiene que seguir siendo dueña de los mexicanos y no por una visión nacionalista evidentemente, sino también por una visión de eficiencia y esta eficiencia también es gracias a su propio sindicato y a sus trabajadores.

Por supuesto que sus trabajadores y sindicato son un activo fundamental, no tenemos por qué entregarlo a otra empresa privada, no tenemos por qué hacerlo, de ninguna manera. Y aquí quisiera corregir un dato que dijo el licenciado Elías Ayub, que Luz y Fuerza del Centro gastaba el 80% en su nómina, poco más de 80%, no, es poco más de 40%, la mitad de lo que él dijo.

Esto es importante, porque a veces se nos quiere engañar con datos e información, para generarnos la idea de la ineficiencia y de generar una idea de que se tiene que vender.

Por último, sí estamos de acuerdo, estamos de acuerdo evidentemente que el equipo es obsoleto, pero también estamos de acuerdo que yo prefiero, al igual que el Director, hacer un rescate para los mexicanos y no un rescate para los capitales privados e internacionales; en eso creo que estamos plenamente de acuerdo.

Y todas las virtudes que se nos han dicho hoy, que yo les reconozco sinceramente Director, porque no es la actitud de los demás directores, cuando menos de los otros dos que lo antecedieron, no ha sido su actitud, en ver los problemas de frente. No podemos ocultar lo que está a la vista de todos, no lo podemos hacer.

Por eso, lo felicito en ese sentido y me voy con la idea de que coincidimos, sí es eficiente Luz y Fuerza del Centro y tiene que seguir siendo una empresa de los mexicanos, no hay razón alguna, yo no la encontré el día de hoy; una empresa tan eficiente como Luz y Fuerza debe de seguir siendo de los mexicanos, así de simple. Gracias, señor Director.

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra hasta por ocho minutos, para formular su pregunta, el diputado Julio Horacio Lujambio Moreno, del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México.

El diputado Julio Horacio Lujambio Moreno (PVEM):

Con su permiso, señor Presidente. Señor Director, Luis de Pablo Serna. Compañeras y compañeros.

Créanme de que el paquetazo que me dejó Oscar parece del otro lado, yo no sé ni para dónde irme, pero yo sí, antes de hacer mis preguntas quisiera hacer unas reflexiones sobre lo que hizo mi compañero Oscar.

Yo sí pienso que es demasiado y lo digo abiertamente, con la poquita capacidad y conocimiento que tengo en el sector eléctrico voy a hacer una pequeña comparación que me he callado y la quiero decir; yo en 1980, en el apagón del 80, yo era Superintendente General de la Termoeléctrica de Salamanca, en aquél entonces -tomen nota señores diputados-, yo operaba con 190 trabajadores, con 17 empleados de confianza y con cinco vehículos. Vean lo que tiene cada central termoeléctrica ahora, tiene arriba de 500, arriba de 100 empleados de confianza y más de 50 vehículos, déjenlo de tarea, hay que cuidar la eficiencia.

Y aquí yo sí quisiera decir una cosa, Comisión Federal de Electricidad, compañeros que gasten 44% en mano de obra, pero general el 21,hay incongruencia, en el Informe del señor Presidente dice 21, cuando los datos dicen que son 25 lo que ustedes distribuyen en el país.

Entonces hay que checar el Informe del señor Presidente, porque dice 21; yo quisiera que nos aclarara si es 21 ó 25, para aclarar, que quede clarito, ¿no?

El 0.61 de la generación del país es la que produce Compañía de Luz, el 0.61%; entonces, es muy importante que los diputados, sin fines partidistas y lo aclaro, pensando siempre como país, pensemos en nuestro país; si México fuera un país rico, yo me opondría a que se privatice el sector eléctrico, pero es un país que no tenemos carreteras, que no tenemos escuelas, que tenemos muchas necesidades y carencias; duele, verdaderamente, tener que privatizar, privatizar, no vender ni Compañía de Luz ni Comisión, privatizar el sector eléctrico.

Yo sí, no es que diga que sea eficiencia ni sea culpa de los trabajadores, yo creo que es culpa de la administración y atrás de un mal empleado sindicalizado hay un mal empleado de confianza; eso va para usted, señor Secretario, eso era mi opinión cuando yo trabajaba en Comisión, atrás de un mal empleado sindicalizado, hay un mal empleado de confianza y aquí estamos teniendo malos empleados de confianza. Esa es la realidad de las cosas.

Quise aclararlo porque es muy conveniente, no podemos con 31 mil trabajadores, manejé del 25% de distribución nada más, señor Director, con 31 mil trabajadores manejamos el 25 de distribución o 21 o lo que diga el señor Presidente; pero son 25, pero generamos menos del 3% de la generación del país.

Entonces, a mí sí me preocuparía que Comisión, con 80 mil trabajadores, está produciendo el 100% de la electricidad, pero le quitamos el .61 que distribuye al otro, a los 75%.

Entonces sí hay que ver, analizar eso. Mis preguntas, usted tiene mis preguntas, las conoce, yo se las mandé, giran en el mismo entorno, y a mí sí me gustaría que me dijeran por qué el Ejecutivo no ha hecho nada para fusionar a las dos compañías. Ésa es una función 100% del Ejecutivo: fusionar a las dos compañías del sector eléctrico y dejarnos de mandar a los diputados iniciativas donde nada más tenemos que tomar decisiones para privatizarla.

Hay medidas, como una fusión entre las dos compañías, que generaría un ahorro considerable al país. Lo repito: 31%, el 31%, con 31 mil trabajadores, alrededor de 31 mil, Comisión tiene 80 mil, pero Comisión distribuye el 75% de la generación del país y además produce el 100% de la electricidad.

Entonces, hay que tener cuidado si yo como iniciativa privada vendo aunque sea un poco menos, eso hay que dejarlo muy claro.

Entonces quise aclarar en lugar de traer todas las preguntas, dejarlo claro y decir que Comisión Federal que sí es una compañía bastante eficiente también, comparada con Compañía de Luz, y lo tengo que decir abiertamente. Defiendo totalmente a la Comisión, porque fui parte de ella y sé lo que es eso.

Muchas gracias a todos ustedes.

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra el licenciado Luis de Pablo Serna, hasta por 10 minutos para dar respuesta.

El licenciado Luis de Pablo Serna:

Muy amable, diputado Lujambio. Se le ve la camiseta de CFE y lo reconozco.

Quisiera atender a sus preguntas y ésta última que coincide exactamente con alguna de las que más adelante habré de contestar, atenderla, si usted me lo autoriza, en su momento.

Los planes que tenemos para transparentar nuestra contabilidad, su primera cuestión, buscan precisar la situación financiera de Luz y Fuerza, eso, lo que comentaba hace un momento, decir las cosas como son.

Atendemos a los usos contables que la norma nos impone; el cumplimiento de estas disposiciones, señores diputados, es supervisado por un contralor, un auditor externo, la Auditoría Superior de la Federación, la Junta de Gobierno; agradezco asimismo, la cooperación de la Secretaría de la Función Pública y desde luego, el trabajo cuidadoso de ustedes que se refleja en esta intención por responder a sus preguntas. Actualmente se aplica el registro de contabilidad de la circular técnica NIV-08, lo preciso porque esto da resultados ligeramente distintos en algunas variables.

En cuanto a la posibilidad de que la ciudadanía tenga acceso a esta información desde la aplicación de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información, emitimos periódicamente los datos.

A partir de junio de este año se han publicado en la página de Internet del organismo los estados financieros que son dictaminados por despachos externos y sus resultados pueden ser consultados en la misma página de Internet.

Me pregunta usted qué papel le corresponde a Luz y Fuerza en esta perspectiva. El organismo requiere, no hay por qué negarlo, un muy significativo respaldo y fortalecimiento financiero para atender la demanda presente y futura en la zona central del país. Se trata de una empresa distribuidora, ustedes lo conocen muy bien. La obtención de mejores precios de compra, deberá contribuir a estos resultados.

La administración del organismo ha coincidido con el Gobierno y con la casi totalidad de las fuerzas políticas del país en la negativa a privatizar los activos del organismo y se ha comprometido a garantizar la prestación del servicio público en esta zona, respetando en todo momento los derechos de los trabajadores.

Coincidimos también en que el Estado mantenga la propiedad, control y operación de Luz y Fuerza del Centro, que se fortalezca financieramente al organismo con el objeto de que pueda mejorar la eficiencia en la prestación del servicio público, que el Estado conserve y fortalezca la rectoría del Estado, del desarrollo de la industria eléctrica para garantizar que éste sea integral y sustentable y que fortalezca a la soberanía de la nación.

Luz y Fuerza, Diputado, es una entidad comprometida muy seriamente con algunos de los planteamientos de su partido, con las orientaciones y los postulados en materia de ecología y desarrollo sustentable que han establecido como compromisos el Plan Nacional de Desarrollo. Somos conscientes de la trascendencia que para la población de México y particularmente para la zonas urbanas, tienen la necesidad de garantizar una energía limpia y de asumir plenamente dichos postulados.

Que Luz y Fuerza cuente con autonomía de gestión técnica y operativa para mejorar el servicio con una situación financiera que se vaya equilibrando y así responder mejor a las exigencias de la población.

Me pregunta, muy directamente y me felicito de poder ampliarme sobre este tema: ¿por qué no se le cobra el consumo eléctrico a los empleados de Luz y Fuerza? Quisiera recordar que una prestación similar tienen los compañeros de la Comisión Federal de Electricidad; ésta prestación, concedida desde 1934, entonces nos llamábamos Mexican Light and Power, consiste en otorgar hasta 350 kilowatts/hora a las viviendas de los trabajadores.

Esto es aplicable solamente en un inmueble y a un solo miembro de familia, el excedente de energía consumido es pagado por el trabajador, de acuerdo a la tarifa regular.

Se trata de una prestación en especie integrada al salario, similar a las otorgadas para algunas empresas hoteleras, restauranteras o de transporte cuando sus servicios son utilizados por el personal.

Es, como ya dije, análogo a la de CFE y a la prestación de gasolina y gas de Pemex; esta prestación afecta la tercera parte del 1% de los ingresos del organismo.

Usted destacó varias veces que generamos el 3%, lo que equivale al .61 del total, mi precisión no tiene relevancia, podemos vivir con esa cifra si atendemos a que producimos alrededor de 834 megas y debe ser, como dice el Presidente, alrededor de la quinta parte.

Es más intensiva en mano de obra, en virtud de la antigüedad de buena parte de sus equipos e instalaciones que requieren mucho mayor mantenimiento y no tienen incorporados automatismos.

Respecto al porcentaje de ingresos que Luz y Fuerza destina a la compra de energía, la cifra correcta es de 84%.

Luz y Fuerza es esencialmente una empresa de distribución de energía y aquí muy importante, la fusión de las empresas eléctricas, implicaría entre otras cosas, la homologación de mecanismos administrativos y de operación entre ambas entidades, siendo necesario para ello, claro está, el consenso con los trabajadores de ambas empresas, quienes estoy seguro, han manifestado una actitud de rechazo a esta posibilidad.

Estas entidades tienen orígenes distintos, con trabajadores que conforman dos sindicatos diferentes, cada uno de ellos con su propio Contrato Colectivo de Trabajo.

En el caso de que Luz y Fuerza se fusionara a CFE o viceversa, la empresa fusionada fungiría como patrón substituto del personal que se incorpore a aquélla, obligándose a respetar la antigüedad y la totalidad de las prestaciones que tienen dichos trabajadores; adicionalmente sobre las finanzas del fusionante gravitarían los pasivos de la nueva empresa al constituirse en causahabiente.

Usted también pregunta cuáles son los pasivos y ya adelantaba yo, que contablemente atañen a una cantidad cercana a los 57 mil 700 millones de pesos, éstos son inferiores a CFE, a Pemex, al Seguro, al ISSSTE, aunque debe destacarse que la capacidad para enfrentar esta problemática con los resultados de operación no es estrictamente comparable, pero me pregunta también si puedo comparar las prestaciones que tienen mis compañeros en Luz y Fuerza con otras y cuáles son éstas esencialmente.

Por concepto de aguinaldo recibimos 50 días de trabajo, en fondo de ahorro, el trabajador coopera con el 11% de su salario y la empresa aporta un 22% adicional, en compensación por antigüedad 20 días por año, en apoyo a renta, un poco más de la tercera parte del salario, éste es tal vez el más significativo; en apoyo al transporte el 15% y en ayuda para despensa el 16.5

En relación a estándares internacionales, la pregunta de el Partido Verde es muy útil para ubicarnos en conjunto. Quisiera mencionar, que conjuntamente con el Instituto de la Triple E, le llaman los ingenieros electrónicos, se han establecido un conjunto de indicadores, básicamente, pérdidas, margen de comercialización, índices de cobranza, tiempo de interrupción por usuario y nivel de aceptación con los clientes. Le damos seguimiento a estos parámetros, además atendiendo a una petición de la Presidencia de la República.

En pérdidas no técnicas, que incluyen fraudes, robos y errores administrativos, habría de hablar más de esto, dadas las características tecnológicas de nuestro sistema las comparaciones deben realizarse con otros países de la región. Las pérdidas son de 14% en Venezuela, 7% en Colombia y en nuestro caso el 14%.

El margen de comercialización para una empresa eléctrica representa la diferencia entre el precio al que se vende la energía al consumidor final y el precio que se adquiere de los abastecedores que la suministran, de CFE.

La mayoría de las empresas a nivel internacional registran un nivel de alrededor del 30%. Luz y Fuerza ha logrado incrementar su margen de 9% a fines de 2001, a 17% en la actualidad. Es claro todavía muy bajo, es insuficiente.

Índice de cobranza. Entendido como la relación entre el cobro de efectivo y la facturación total, en el caso de CFE se reporta un índice de cobranza del 98%, muy encomiable, en tanto en el de Luz y Fuerza de 96.

Tiempo de interrupción por usuario. Esta medida representa un criterio de difícil comparación entre distintos países aún en alto grado de desarrollo, por ejemplo, en Tokio, el llamado Tiu (?) es de 11 minutos; en tanto que en Australia de 324 minutos. En el caso de México, nosotros reportamos con mucho orgullo 144 minutos y antes de que acabe el año un poco menos de 110 minutos.

El nivel de aceptación de clientes, medido a través de encuestas entre los clientes, este indicador en España registra una aceptación de 85, en tanto que en Luz y Fuerza, atendiendo una encuesta de la Presidencia de la República, tiene un nivel de aceptación de 69%.

Le agradezco mucho, Diputado, sus preguntas y me extenderé sobre las faltantes en la ocasión pertinente.

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra hasta por 5 minutos para réplica el diputado Julio Horacio Lujambio Moreno.

El diputado Julio Horacio Lujambio Moreno (PVEM):

A ver, Licenciado, primero que nada felicitarlo por sus respuestas, créamelo que lo digo y lo repito como mexicano, no se trata aquí tampoco de medir la eficiencia de Comisión con Compañía de Luz, sino que realmente pensar como mexicanos.

El sector eléctrico necesita inversión privada y hay que estar conscientes que a la Compañía de Luz se le inyectan alrededor 17 mil millones de pesos de subsidio. Si este subsidio lo hubiéramos canalizado a inversión activa en el sector energético, en este momento requeriríamos más, pero es el subsidio que tenemos así, compañeros.

Entonces, yo sí, de veras, lo reconozco y le agradezco sus respuestas, y sí invitarlo, de veras, a que trabajemos, porque al sector eléctrico, conozco el contrato colectivo, conozco el contrato colectivo de la Compañía de Luz, nada más le faltó decir que tienen 45 días de vacaciones.

Señor Licenciado, tienen 45 días de vacaciones los trabajadores de la Comisión Federal, al año de vacaciones, hábiles, y los de Comisión nada más tienen 30. Nada más eso para que conozcan como están los contratos colectivos de cabeza. Le conozco los dos perfectamente bien, eso le faltó decir, que tienen 45 días de vacaciones los de Compañía de Luz y los de Comisión nada más tienen derecho a 30, hay que manejar eso también.

Entonces, yo de veras le agradezco su atención a las preguntas, yo creo que si trabajamos los mexicanos y pensamos, señor Director, en que realmente en este país necesitan funcionarse las dos empresas y no podemos manejarlas como entes diferentes.

Estas empresas son del país, es de los mexicanos y creo que antes de pensar en privatizar más al sector eléctrico, vamos a pensar en eficientar más a nuestro sector; eso esto todo. Gracias, muy amable.

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Gracias, diputado. Tiene la palabra hasta por 5 minutos para formular su pregunta el diputado Francisco Javier Carrillo Soberón, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.

El diputado Francisco Javier Carrillo Soberón (PRD):

Muchas gracias, compañero Presidente.

Señor Director, la empresa pública Luz y Fuerza del Centro de este 2003, es un abigarrado resultado de muchos años de lucha de sus trabajadores, sus técnicos y profesionistas y de muchos de sus administradores, por contrarrestar la política liquidadora a que fue sometida desde 1975.

En ese año se emite una Ley de Servicio Público de Energía Eléctrica de importante contenido de desarrollo industrial estratégico, con visión nacionalista, pero contradictoriamente lesiva para el desarrollo de las entonces Compañías de Luz y Fuerza del Centro, S. A. y Asociadas, ya que se les declara en liquidación y sólo sobreviven jurídicamente gracias a un pobre transitorio de dicha ley, que sólo les concede vida hasta ser totalmente liquidadas.

Desde la nacionalización de 1960 se tomó la decisión política de evitar la integración en un solo ente, de todas las empresas eléctricas nacionalizadas con la CFE, la razón: evitar la unidad de los sindicatos democráticos, el antiguo STERM de Rafael Galván, y el SME, cuya suma era obviamente mayoría sobre el Sindicato Nacional de Electricistas, Similares y Conexos de la República Mexicana, afiliado a la CTM.

Esta estrategia privilegió factores políticos sobre las razones del mejor desarrollo industrial, tecnológico, financiero y administrativo de nuestra industria eléctrica nacionalizada.

El daño causado a la Compañía de Luz y Asociadas por esta política, arroja una factura negativa para el país, como mínimo balance sirva lo siguiente:

Se generaron dinámicas de disputa intergremial e interempresas y duplicidades de funciones y zonas de trabajo y otras irracionalidades; se desmantelaron antiguas cualidades productivas y facultades administrativas y financieras de la antigua Compañía de Luz, para garantizar el mando de la Comisión Federal; se vetó la posibilidad de que la Compañía de Luz creciera en instalaciones de generación y de potencia, tal es el caso de las generadoras Tula y Valle de México, como ejemplo y subestaciones de potencia del anillo de 400 Kb, decididas para la CFE en zonas de Luz y Fuerza, encareciendo, además, el arribo del fluido eléctrico a las zonas de consumo y asumiendo riesgos innecesarios en su estabilidad.

Se generó una dinámica contable perversa, donde Compañía de Luz pasó a ser el basurero contable del sector eléctrico, que junto con los mecanismos unilaterales de venta de energía, acumularon más de 21 un mil millones de pesos de una deuda artificial con la Comisión Federal.

Se limitó y mutiló permanente el presupuesto y el patrimonio de la empresa, sobre el dicho de que no podía crecer por estar en liquidación. Que nadie reclame, entonces hoy, al Sindicato de Mexicano de Electricista, al que orgullosamente pertenezco y representé, su profunda desconfianza hacia las políticas públicas y presupuestales de que Luz y Fuerza es y ha sido objeto. El daño alcanzó a dos generaciones de electricistas y el costo, sin duda, lastima a la nación.

Señor Director, valgan estas palabras para enmarcar la dificultosa tarea de sacar adelante una empresa que deliberadamente se intentó llevar a una quiebra artificial y se buscó, por fortuna sin éxito, atrofiarla y convertirla en chatarra, para según esto, facilitar su venta.

Factor clave fue la actitud y lucha del Sindicato Mexicano de Electricistas para que desde 1994, bajo la presión de la exigencia de los trabajadores, Luz y Fuerza del Centro se convirtiera en un nuevo organismo público descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propios, y algunas de estas tendencias empezaran a cambiar.

Sin embargo, creemos que no del todo, particularmente en el trato presupuestal a la empresa, que salvo el buen presupuesto de este 2003, ha padecido un verdadero castigo, casi ideológico de parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Luz y Fuerza tiene enfrente tareas muy importantes para fortalecer y garantizar la calidad del servicio público de energía eléctrica para cerca de 6 millones de usuarios concentrados en un área poco mayor del 1%, como ya lo mencionó usted, y lo que la convierte, como también usted lo dijo, en una de las empresas de mayor concentración de la demanda por kilómetro cuadrado en el mundo.

Nos atreveríamos a mencionar, muy modestamente, desde su punto de vista, algunas de las principales tareas que nosotros pensamos podrían rehabilitar a Luz y Fuerza para cumplir cabalmente con su tarea encomendada en el mandato constitucional del artículo 27 y 28.

Uno. Modernizar y ampliar su capacidad de generación de energía eléctrica, ya que sabemos que el costo de producción de kilowatt hora por la empresa Luz y Fuerza, es comparable con el que recibimos de los privados, esto es, alrededor de 26 ó 27 centavos por unidad generada.

Además, que el actual desequilibrio entre la cantidad de energía generada en la zona y la que se recibe desde zonas alejadas por parte de la CFE está poniendo en riesgo la estabilidad del voltaje en la zona eléctrica central del país.

Alcanzar un acuerdo razonable de compra-venta de energía con la CFE, ya que actualmente tienen que ser destinados, nosotros pusimos 90 centavos, parece ser que es un poco menos, de cada peso que ingresa a la empresa para el pago de la energía recibida.

Resolver ya conjuntamente con el Legislativo y el Ejecutivo, la real y artificial deuda heredada del periodo de liquidación que solamente sirve para inhabilitar cualquier aspiración crediticia de la empresa; vincular efectivamente a los técnicos y profesionistas de Luz y Fuerza con los sectores de la investigación nacional y con las áreas responsables del ahorro de energía para apoyarle en la solución de necesidades de desarrollo tecnológico y de eficiencia energética.

Impulsar las diversas capacidades productivas de Luz y Fuerza, para que participen en concursos nacionales-internacionales, en casos tales como el tendido del cableado subterráneo o la construcción de subestaciones compactas y automatizadas.

Le agradeceremos mucho su opinión sobre estos puntos, si en alguno de ellos su administración lleva algunos avances ¿cuáles son y cuáles podrían ser las dificultades que habría que vencer? Muchas gracias, señor Director.

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra el Licenciado Luis de Pablo Serna, hasta por diez minutos para dar respuesta.

El licenciado Luis de Pablo Serna:

Muchísimas gracias, Diputado Carrillo.

Yo deseo transmitirles a todos ustedes, que a mí parecer la experiencia acumulada por el Diputado Carrillo con más de 25 años de servicio en Luz y Fuerza, que vio enriquecida además por su participación política dentro del Sindicato Mexicano de Electricistas le confiere a sus vivencias de la problemática institucional, una importancia que se refleja en la claridad de sus planteamientos.

Yo, perdón la referencia en primera persona, he vivido en muy buena parte de sus preocupaciones y me identifico con el propósito de privilegiar el servicio y asumir la responsabilidad que él mismo nos demanda. Sus preguntas reflejan la experiencia de un trabajador comprometido.

Me parece también, que las coincidencias importan mucho más que las diferencias que deben ayudarnos a combatir el desaliento y a disminuir las distancias. Conviene mencionar en el mismo orden las tareas que desde nuestra óptica permitirían a Luz y Fuerza cumplir cabalmente la tarea encomendada en el mandato constitucional, modernizar y ampliar su capacidad de generación de energía eléctrica.

Como ya dije, sobre todo a partir tal vez de la Planta Termoeléctrica Jorge Luke; sustituir cuatro unidades que tienen más de 50 años de servicio por una nueva central de ciclo combinado. Esta planta tiene la gran la ventaja de contar con una infraestructura de gas, agua, terreno y la red eléctrica requerida.

En centrales de turbo gas, podríamos pensar en modernizar 11 unidades instaladas, 4 en Nonoalco, 4 en Lechería, 3 en el Valle de México y en lugar de que operaran sólo en las horas pico, que pudieran operar 24 horas al día para reducir la presión sobre la demanda en la zona central del país.

Mejorar la zona y la Central Hidroeléctrica de Necaxa, sustituyendo 16 unidades complejas, con una capacidad instalada total de apenas de 200 megas, a 2 nuevas unidades con una capacidad de 530. Modernizar Tepoxtepec, las 3 unidades existentes para pasar por unidad de 20 a 27 megas.

También contamos con estudios de factibilidad y suministro de gas natural, con una mínima inversión en red eléctrica para instalar 3 nuevas centrales de ciclo combinado; las que venimos estudiando con mayor cariño son Cerrillo en la zona de Toluca, Beristain en la zona del estado de Puebla y Zumpango al noroeste del estado de México en el límite con el estado de Hidalgo.

El balance entre estas distintas estaciones, deberá contribuir a disminuir el riesgo de tener un colapso por voltaje. Respecto al manejo del adeudo histórico de Luz y Fuerza, durante la conmemoración de los 100 años del organismo, en respuesta a la petición de la dirigencia sindical, el Ejecutivo instruyó a mi administración para estudiar a fondo la situación y a generar escenarios factibles de solución.

Se creó un grupo de trabajo, lo digo con satisfacción, con personal de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que se encuentra analizando el tratamiento que se le debe dar al mencionado adeudo.

En materia de vinculación a las actividades del organismo con entidades científicas y tecnológicas, hemos tenido avances muy importantes, de los que estamos orgullosos, con la Universidad y sobre todo con el Politécnico, orientados específicamente a la solución de nuestros problemas y al soporte de sus programas estratégicos y actividades sustantivas, que cubrirán ampliamente las propuestas que propone el señor diputado.

Hemos trabajado en desarrollo de tecnologías y sistemas, capacitación, rehabilitación de equipos; reducción de costos; suministro de información técnica; como un ejemplo, puede mencionarse el desarrollo y aplicación de técnicas de diagnóstico y extensión de vida útil en redes subterráneas, el futuro de la distribución, de impacto directo en la confiabilidad del servicio.

Con el apoyo del Instituto hemos preparado en los últimos preparado en los últimos cuatro años a más de 300 ingenieros; hemos emprendido un ambicioso programa de capacitación; nos planteamos como meta impartir al menos un curso por empleado al año. Al mes de septiembre se han impartido 22 mil cursos a 22 trabajadores, 54% superior a la meta prevista.

Merecen especial atención los cursos al personal operativo, ingenieros y técnicos; se ha puesto especial énfasis en su actualización y preparación para el manejo de contingencias a partir de otras experiencias, como la de Nueva York.

Finalmente, estoy muy de acuerdo con la sugerencia respecto a impulsar la capacidad de construcción de Luz y Fuerza, para que participe inicialmente en concursos nacionales para el tendido de cableado subterráneo y la construcción de subestaciones compactas de exafloruro, obras en las que tenemos la principal experiencia en México.

Señor Diputado, usted se refiere también a los problemas derivados del robo de energía y quisiera comentar que las causas se pueden agrupar tal vez en tres grandes rubros, para el caso de las pérdidas no técnicas.

En primer término el fraude, como la alteración de medidores, acometidas clandestinas, facturación alterada. En segundo lugar el robo, asentamientos irregulares, grupos autorreconectados y comercio informal. Y finalmente también, cómo no reconocerlo, hay causas administrativas, errores de medición, facturación y toma de lecturas.

Para atender esta problemática, en primer lugar hemos buscado identificar su origen; quisiera decir con todo énfasis, está antes que en la capacidad técnica en la necesidad; en muchos casos se incurre en riesgos que se traducen anualmente en tres o cuatro vidas que se pierden al año en esta tarea.

El programa entero se apoya en tres proyectos fundamentales: la puesta en operación de un sistema de gestión como el SAL (?); nuestra experiencia institucional muy basta, quiero decir, de la administración en los trabajadores se traduce en el control de cada servicio para garantizar una gestión más adecuada.

Segundo, la renovación de la red en el suministro de baja tensión mediante el reemplazo de transformadores y el blindaje de cables para asegurar la regularización de los servicios. Y tercero, la instrumentación de programas radicales y permanentes de combate a la corrupción para atacar la impunidad y la cultura de no pago.

En ese sentido, junto con el programa de renovación de la red, reemplazaremos cada año medio millón de medidores, instalando uno nuevo, debidamente calibrado y de doble sellado para garantizar su funcionamiento; hacemos responsable al usuario de vigilar el buen uso y cuidado del equipo.

Para los grandes usuarios hemos iniciado los de supervisión de los de mayor consumo mediante un sistema de telemetría. Con gusto ahora mismo le hago entrega del diagnóstico completo sobre las pérdidas y desde luego me pongo nuevamente a sus órdenes en forma permanente.

Finalmente, respecto a los cuestionamientos que se me hicieron sobre el porteo y costo para trasladar la energía, puedo precisar que Luz y Fuerza no portea energía para ningún productor independiente; portea energía para Comisión Federal de Electricidad, el costo es cuatro centavos por kilowatt, similar a las tarifas de porteo en Norteamérica.

Muchas gracias por sus informaciones, señor Diputado Carrillo.

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra hasta por cinco minutos para réplica el diputado Francisco Javier Carrillo Soberón.

El diputado Francisco Javier Carrillo Soberón (PRD):

Gracias, compañero Presiente.

Yo quisiera comentar y quizás retomar un comentario que hizo nuestro compañero Juan Fernando Perdomo, de Convergencia, en el sentido de lamentar que en muchos de los análisis y discusiones de la reforma eléctrica no aparece en el mapa del rediseño el asunto de Luz y Fuerza.

Nosotros somos unos convencidos, en el PRD, que la reforma eléctrica debe hacerse con Luz y Fuerza, hablando y enfrentando claramente la problemática que implica y con los trabajadores, tanto de CFE como de Luz y Fuerza, le apostamos al diálogo, le apostamos al entendimiento y le apostamos a la capacidad de razonamiento de las partes.

Ciertamente, señor Director y compañeros todos, funcionarios, dirigir una empresa con un sindicato fuerte, yo estoy seguro que no es lo más cómodo. Pero si estoy seguro que es lo más justo y lo más equitativo y es lo que además responde a la aspiración social de este país.

Yo quiero poner un triste ejemplo que nos acaban de comentar hace apenas unas horas ingenieros de costa, fuera de México, petroleros, donde al ingeniero petrolero de confianza de Pemex, superintendente de plataforma, se le pagan 25 mil pesos al mes, sin viáticos, sin pago de transportación.

Y al ingeniero de la trasnacional se le paga 10 mil dólares al mes y no sólo a él, a su sustituto, hay dos superintendentes de la empresa trasnacional en la plataforma.

Yo sé que es incómodo recibir la presión de los trabajadores, pero estoy seguro que responde más a la realidad, al equilibrio social que requiere nuestro país o al desequilibrio que se puede crear cuando no atendemos a nuestro marco jurídico.

De ahí pues que reconozco el esfuerzo que se hace en buscar situación de diálogo con el Sindicato, que indudablemente creemos se debe privilegiar en el caso de todas nuestras empresas energéticas.

Creo también que Luz y Fuerza todavía representa un perfil productivo único en nuestro país en el sector público. Mantenemos fábricas de tableros, de estructuras, de herrajes, de torres de transmisión; contamos con gente que efectúa la labor de construcción de nuestras subestaciones y líneas de transmisión que revisan, mediante laboratorio, la puesta a punta de las subestaciones y de las instalaciones para que sean recibidas por los departamentos operativos.

Y todo este conocimiento laboral, que es un activo laboral de nuestro país, debiéramos valorarlo a fondo en el Legislativo, para buscar, promover y desarrollar esta riqueza existente en nuestras empresas públicas, que como se dice, a veces no se supiera lo que se tenía, hasta tuviera perdido.

Yo quiero subrayar, por ejemplo, que efectivamente en nuestro caso, nunca quedará el Metro sin energía. El refuerzo que tiene la red de distribución de energía eléctrica nos permitiría, en el caso, aún de un apagón total en el país, sacar a toda la gente con absoluta seguridad en el Metro de la Ciudad de México, porque está así diseñada la seguridad de nuestro sistema eléctrico en la zona centro del país.

Y hay que decir que ninguno de los apagones que ha padecido nuestro país se ha iniciado en las zonas de Luz y Fuerza del Centro y sí en cambio ha servido Luz y Fuerza para rearmar el sistema en el llamado “arranque negro”, en el año de 80.

Yo creo que vale hacer los esfuerzos necesarios, señor Director, para encontrar quizás estos puntos que duelen al país, como son nuestras pérdidas no técnicas, donde absolutamente creo que el esfuerzo del Legislativo, de la administración de los trabajadores, nunca será poco para restablecer la salud financiera y poder encontrar las alternativas que nos permitan atender lo que nosotros creemos prioritario: una reforma eléctrica para fortalecer la empresa pública. Gracias.

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra hasta por cinco minutos, para formular su pregunta, el diputado Miguel Ángel Toscano Velasco, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional.

El diputado Miguel Ángel Toscano Velasco (PAN):

Gracias, diputado Presidente. Señor director Luis de Pablo:

El grupo parlamentario del Partido Acción Nacional está plenamente consciente de la importancia que la Compañía de Luz y Fuerza del Centro tiene para la sociedad mexicana, es por ello que la situación financiera del sector eléctrico nacional es una preocupación latente.

Por ello queremos conocer cómo ha sido el comportamiento de las finanzas de la compañía, en específico pudiera decirnos ¿cuál será el costo de la nómina, así como el pasivo labora que enfrenta Luz y Fuerza por pensiones para el 2003? ¿Qué proporción representan con respecto al presupuesto total de la compañía? ¿Cómo se comparan estas cifras con la Compañía Federal de Electricidad?


Por otra parte, los diputados del Partido Acción Nacional consideramos que no podemos seguir postergando las inversiones que requiere la industria eléctrica; sin embargo, estas líneas de acción requieren que Luz y Fuerza del Centro cuente con recursos suficientes.

Al respecto, ¿qué tan factible es que la compañía adopte sistemas de financiamiento como los esquemas Pidiregas? ¿Actualmente, cómo se está financiando la inversión requerida para abastecer la demanda de energía eléctrica?

De igual manera, nos interesa conocer el monto del adeudo histórico que la compañía mantiene con el Gobierno Federal y el comportamiento del patrimonio durante los últimos cuatro años, ¿es este adeudo histórico tan importante, para hacer que los estados financieros se vuelvan negativos? ¿A cuánto asciende la cartera vencida de la compañía y qué acciones se están tomando para recuperarla?

La Compañía de Luz y Fuerza del Centro requiere mejorar sus indicadores de productividad haciendo más eficiente y menos costosa su operación, ¿cuál es la capacidad de generación instalada de la Compañía, comparada con la demanda máxima que le corresponde cubrir? ¿Cuál es el ritmo de crecimiento anual de la demanda de energía eléctrica que tendría que cubrir? ¿Cuáles son las probabilidades de que en los próximos años no podamos cubrir la demanda real de energía eléctrica, si no hacemos la reforma?

En Acción Nacional consideramos que la importancia de esta Compañía y su posición estratégica son fundamentales para el desarrollo económico y social de muchas miles de familias mexicanas, que están involucradas directa o indirectamente en el sector, de ahí que nuestro grupo parlamentario esté interesado en mejorar la calidad de su servicio y en el marco de nuestra competencia, utilizaremos todos medios posibles para hacer realidad nuestra visión que tenemos en cuanto a este sector.

Le tomamos la palabra al diputado del PRD, para que privilegiemos el diálogo, con respecto a cualquier otra acción en esta Cámara de Diputados. Muchas gracias.

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra el licenciado Luis de Pablo Serna, hasta por 10 minutos, para dar respuesta.

El licenciado Luis de Pablo Serna:

Muchas gracias. Particularmente reconozco la puntualidad de los cuestionamientos y en ese mismo sentido, voy a proceder.

El costo de la nómina, así como el pasivo laboral por pensiones para 2003, pues efectivamente, es la esencia de nuestra principal preocupación y comparto su señalamiento, en el sentido de que el sector eléctrico nacional no está en condiciones de operar en forma satisfactoria.

Es necesario afianzar las bases que consoliden el crecimiento y desarrollo económico y en ello, el sector energético cumple un papel fundamental.

La capacidad esperada y el crecimiento esperado de la demanda son un binomio de prioridad nacional. La nómina representó nueve mil 100 millones de pesos, 44% del Presupuesto de Egresos de la entidad; de ellos siete mil 170 para personal activo y el pago de pensiones, se prevén cinco mil 630 millones de pesos, 27% del presupuesto total y 60% de la nómina de activos.

Los subsidios -es una forma de llamarlo-, que recibimos, para el ejercicio de 2003 son de 16 mil 450 millones de pesos; dicho monto no es suficiente para pagar la compra de energía a la CFE, sólo cubre un poco menos de dos tercios de esa facturación.

Nuestra operación regular incorpora dos tipos de los llamados subsidios: las transferencias de operación, esto es la diferencia entre los costos, nuestros costos y los costos de referencia los 16 mil millones a que me referí y el subsidio al consumidor, que es la diferencia entre el costo referencial y el precio que recibe; éste sí es más alto: 24 mil 200 millones de pesos.

Como puede apreciarse, se destinan al consumidor apoyos fiscales que son un tercio mayores a los asignados a apoyar la operación de Luz y Fuerza. No es factible, nuestra situación financiera lo impide, aprovechar esquemas de financiamiento como los Pidiregas, no existe capacidad crediticia.

Por otro lado, el contrato colectivo de trabajo establece como materia de trabajo la construcción de todas las obras de infraestructura que requiera el organismo.

Hasta hoy el esquema de Pidiregas ha estado restringido al financiamiento del Proyecto Iavenmann (?).

El adeudo histórico de la compañía: 23 mil millones de pesos. En febrero de 93, déjenme hacer un poquito de historia, CFE le transmitió al Gobierno Federal la totalidad de las acciones que formaban el capital social de las empresas que constituían la Compañía de Luz y Fuerza del Centro. El Gobierno Federal se constituyó en acreedor de los pasivos con CFE.

El patrimonio de Luz y Fuerza se ha deteriorado crecientemente en los últimos años. Las pérdidas netas se originan principalmente en los gastos de previsión social y en la compra de energía a CFE.

En el renglón de jubilaciones los costos se han elevado por arriba de lo que se estimó en el momento de convenir esos compromisos, 1934, en muy buena medida por lo que entonces se llamaban problemas de éxito, por el cambio en la expectativa de vida de aquel entonces contra la que hoy tenemos, gracias a los programas de bienestar social.

El tema de compra de energía, como ya expresé, el margen de comercialización, 17% es claramente insuficiente.

Al mes de septiembre, continuando con la respuesta, la cartera vencida asciende a 4 mil 460 millones de pesos, de los cuales el 60% corresponde a municipios y organismos operadores de agua.

En realidad no tenemos deudas importantes de empresas grandes, porque seguimos una política muy agresiva de cortes y con el Gobierno Federal, porque existe una Cámara de compensación donde anualmente nos ponemos de acuerdo.

La capacidad de generación comparada con la demanda máxima, me permite extenderme en las siguientes observaciones: Contamos con 15 centrales en operación, una capacidad instalada —ya lo mencioné— de 834 megas; por el origen de la generación, ésta se divide, una tercera parte en hidráulica, 26% en termoeléctrica y 43% en turbogas.

Por las condiciones climáticas de la primera mitad de este año, antes del exceso en las lluvias, la generación hidráulica disminuyó y se nos obligó a utilizar de manera más intensiva las centrales generadoras de turbogas.

Durante los últimos 10 años la capacidad generadora se redujo en una quinta parte debido a obsolescencia. La disponibilidad real de este paquete de 834 megas es de 538; 7% de la demanda máxima en 2002, que fue de 7 mil 800; el 93% restante se atendió con la compra de energía a CFE.

De la energía demandada en esta área influencia, Luz y Fuerza genera, como ya lo dijo el diputado Lujambio, el 3.5%; adquirimos el resto. A pesar de ser el principal cliente de CFE, no tenemos ninguna forma de descuento en los contratos de compraventa.

El ritmo de crecimiento anual de la demanda eléctrica que nos corresponde cubrir; bueno, en los últimos 10 años tenemos un crecimiento muy dispar; en promedio, alrededor de 4.5%, equivale a poner en operación anualmente una unidad generadora de 300 megas.

La Zona Central del país, no me refiero únicamente a Luz y Fuerza, sino la Zona Central del país, es importadora neta de energía, esto es muy peligroso, la generación propia de Luz y Fuerza y de CFE en el área, sólo cubre la tercera parte de la demanda, lo demás viene desde el Sureste, del Golfo y de Petatlán en el Pacífico.

Las probabilidades de atender la demanda para nuevos servicios, están sujetas a la capacidad de transformación y distribución, y debe analizarse en forma regional, no sólo a la capacidad generadora que viene de lejos.

En algunas zonas, tenemos verdadera estrechez, en el Poniente de la Ciudad, en Polanco, en el Valle de Toluca; en otras, como en Cuernavaca o en Hidalgo, tenemos excedentes.

En los últimos cuatro años, el número de clientes ha aumentado en promedio dos y medio por ciento y en gigawatts, el aumento promedio ha sido también de dos y medio por ciento.

Las zonas de mayor crecimiento, no hay ninguna sorpresa en lo que voy a decir, son los municipios de Ozumba, 30%; Santa Cruz, Tepotzotlán 28%; Chalco, 14%; lugares donde se construyen desarrollos de hasta 25 mil casas de interés social en un año.

En realidad, existen más riesgos en materia de confiabilidad al sistema, que en limitaciones para atender la demanda, esto debe subrayarse.

La excesiva dependencia de energía transportada a grandes distancias, obliga a mantener esquemas de protección, que ante contingencias imprevisibles, permitan controlar una interrupción mayor en tiempo de duración o en extensión geográfica.

El crecimiento anual proyectado en los siguientes años para Luz y Fuerza, es de alrededor de 4.7%; evidentemente, responde de manera directa a la elasticidad vinculada con el Producto Interno Bruto.

Junto con CFE, Luz y Fuerza realiza estudios y acciones para satisfacer la demanda máxima esperada para el 2006, un poquito menos que 10 mil megas, para lo cual es necesario instalar una generación cercana a unos mil 500 megawatts, esto para ya.

Después, se refiere también a las pérdidas de energía y tal vez, con esta temática procuraría darle una cobertura global al tema, aun a riesgo de excederme un poquitín, para no referirme a ella posteriormente.

Tenemos una pérdida total de 26.8% de la energía manejada, de esta cifra, 12 puntos corresponden a las pérdidas técnicas, siempre hay un desperdicio entre el transmisor y el receptor, aun en laboratorios y 14 puntos, esto es lo más grave, a las pérdidas no técnicas derivadas de la comisión de ilícitos.

Las pérdidas técnicas se explican de manera preponderante por la obsolescencia del equipo y por las largas distancias entre los alimentadores, son muy sensibles a los cambios climáticos y a los diablitos, por esta razón su abatimiento existe de manera más frecuente y exige mayores inversiones; la reducción de pérdidas no técnicas es considerablemente más rentable y por este motivo le hemos asignado mayor prioridad.

Nuestro programa plantea una disminución en el costo operativo anual del orden de 3 mil 300 millones de pesos al año, al cabo de un programa de cinco; pretendemos actuar principalmente sobre los factores que se originan en las pérdidas, llamadas así, no técnicas mediante el blindaje de la red, regularización de contratos, reemplazo de medidores y alimentadores.

No es ninguna sorpresa que las delegaciones o municipios que se encuentran más afectados sean precisamente los más pobres.

Ya lo decía yo, estoy seguro, el robo de energía se explica mucho más por la necesidad que por cualquier otra razón, la comisión de este tipo de ilícitos adquiere mucha mayor gravedad por el riesgo físico.

Las zonas más críticas se ubican en Iztapalapa, en Ecatepec, en Chalco, en Ixtapaluca, en las colonias marginadas del Distrito Federal, todas con un crecimiento explosivo de asentamientos irregulares.

Ya comentaba en qué fincamos los proyectos principales para la erradicación del robo y sólo quiero para concluir señalar, que si bien el porcentaje de pérdidas ha aumentado a partir del año 2000, en el año 2003, en este mismo año, se observa una reducción en la tasa de crecimiento, manteniendo un indicador en el rango de los 26 puntos en los últimos 7 meses.

Estas circunstancias nos hacen ser optimistas en torno al gradual, pero firme y constante éxito en los programas que vamos emprendiendo.

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra hasta por 5 minutos el diputado Miguel Ángel Toscano, para réplica.

El diputado Miguel Ángel Toscano Velasco (PAN):

Creo que quedó todo muy claro, ¿verdad?, pero después de escuchar su intervención también se reitera nuestra preocupación por un sector que enfrenta fuertes obstáculos para su desarrollo, lo que repercute directamente en el servicio que ofrece a los usuarios de energía eléctrica de todas las zonas centro de la República Mexicana.

Hemos dimensionado el alto porcentaje de usuarios que dependen del servicio brindado por la compañía a su cargo, lo que refuerza nuestro compromiso por encontrar las mejores soluciones para que el servicio que se presta sea más efectiva.

Sabemos que en la medida en que no se logren alternativas para invertir en el sector, la compañía estará predeterminada a seguir siendo una carga para el erario público, por lo que estamos conscientes y apoyaremos las medidas encaminadas a lograr mayores inversiones en el sector que se reflejen en condiciones de mayor cobertura y beneficio para los usuarios del servicio.

Es importante hacer un llamado a todos los involucrados e interesados en el sector, para construir acuerdos y alternativas que beneficien a los usuarios de este servicio.

No bastará con asignaciones presupuestarias elevadas o con posicionamientos aislados de los distintos grupos parlamentarios. Se requiere estudiar a fondo la problemática de Luz y Fuerza del Centro, y éste es un primer ejercicio importante para encontrar las mejores soluciones que se necesitan para garantizar la demanda futura y eficiente energía eléctrica ofrecida por la Compañía de Luz y Fuerza. Muchas gracias.

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Muchas gracias. Tiene la palabra hasta por 5 minutos para formular su pregunta el diputado Humberto Cervantes Vega, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

El diputado Humberto Cervantes Vega (PRI):

Compañero diputado Presidente de la Comisión, señor Director, realmente reciba mi felicitación, porque a quienes guiamos a los demás compañeros, nos ha contestado ya todo lo que íbamos a preguntar, por adelantado.

Estamos muy satisfechos de sus contestaciones, pero en materia de evasión de la luz que se roban, usted dijo hace rato, quienes están en Asentamientos Humanos, debíamos de agregar los grandes empresarios y también las zonas residenciales que son grandes evasores de este pago de electricidad.

Quisiéramos preguntar, señor Director, ¿a cuánto asciende en el presente año las pérdidas de ingresos por concepto de robo de energía a cometidas clandestinas y alteraciones en la toma de lectura o en la facturación? ¿Cuál es la pérdida por el pago de adeudos, especialmente en lo que refiere a este año, y qué está haciendo la Dirección a su digno cargo, para evitar estos ilícitos? Insisto, traíamos más preguntas, pero usted atinadamente las contestó oportunamente.

El Presidente Diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra hasta por 5 minutos el licenciado Luis de Pablo Serna, para dar respuesta. Por 10 minutos.

El licenciado Luis de Pablo Serna:

Serán 5, porque en efecto también se redujeron las preguntas y se reducen las respuestas. Le agradezco mucho Diputado, procuraré ser puntual.

Por muchos años la alteración de medidores y la omisión de pagos por parte de medianos y grandes empresarios y gobiernos locales han sido anomalías, usted lo destaca, perdurables, por eso es muy importante identificar en qué medida efectivamente, nos afectan y qué podemos hacer.

Tal vez debiera sobre todo destacar la cultura de impunidad y no pago. Para probar el delito mismo, necesitamos de un experto; la energía no se ve, de manera que no puede ser el director de Luz y Fuerza el que vaya a denunciar que alguien se está robando la energía eléctrica.

Se requiere, y debo agradecer el concurso, la cooperación de la Secretaría de Energía, de un técnico que identifique que efectivamente se están robando la energía, pero la carga de la prueba desvirtúa la acción regular de la agencia del Ministerio Público y, en esa medida, nuestro trabajo se ve dificultado en forma muy seria.

Las cifras han venido aumentando, han venido aumentando casi en directa proporción al aumento de los precios de la energía, en cambio, derivado del blindaje de la red y el reemplazo de medidores, hemos encontrado que un gran número de éstos, tal vez algo cercano al 9% de los medidores están alterados, quiero precisar, en beneficio de quien los altera, a veces se equivocan, se requiere cierta precisión y luego resulta que tienen que pagar más.

Es muy curioso porque en una de las encuestas que realizamos son precisamente los colgados los que manifiestan su principal oposición a las tareas de contacto y control a los medidores. El robo de energía está ligado a la carencia, lo que le imprime un matiz social que no puede descuidarse.

Y es que en otro orden de ideas, es precisamente en la capital de la República donde la migración es más intensa y en asentamientos irregulares. La tarea de coordinarse con las autoridades para regularizar a cientos de miles de servicios en nuevos asentamientos es, en muy alta proporción, uno de nuestros problemas más delicados.

No puede exagerarse la realidad social del problema implícito en el hecho de que estos grupos se cuelgan de las redes de suministro para tomar energía, afectando a los usuarios regulares. La deficiente distribución de riqueza ilustra este hecho como un problema social.

En forma permanente, a través de cooperaciones con municipios y delegaciones, se realizan programas de electrificación del orden de 20 a 30 mil servicios anuales. Pero tal vez no sepan ustedes, no tenemos derecho a cortar las ramas de los árboles, si no lo hacemos con los criterios de precisión que nos fijan las autoridades del gobierno de la Ciudad, debemos de replantar el árbol.

Esto significa, quisiera destacarlo, que incluso en un lugar tan ventoso como Pachuca, el tiempo de interrupción por usuario es la mitad que en un lugar como de la Ciudad de México, precisamente por las ramas de los árboles. Buscamos trabajar de la mano con las autoridades del gobierno.

Respecto a la cartera vencida que le preocupa, señor Diputado, alcanzó 4 mil 450 millones de pesos al cierre del mes pasado, de esta cifra corresponde el 61%, casi 2 tercios a los adeudos de municipios y organismos operadores de agua; 21% a cuentas ordinarias; 11% a cuentas especiales con 502 millones de pesos.

En estos últimos casos el comportamiento es estacional debido a desfases en la operación en el sistema de compensación de adeudos, no estamos preocupados. ¡Ah!, pero en el caso de municipios, a octubre de 2003, los gobiernos estatales, municipales y organismos de agua con mayores adeudos fueron: Cuautitlán Izcalli, gobierno del Estado de México, Chimalhuacán, Cuernavaca, Ecatepec, Sistema de Agua Potable de Ecatepec, Cuautitlán, Izcalli, Nezahualcoyotl, Tultitlán, Texcoco.

En el caso del sector industrial por fortuna, no se producen adeudos significativos porque somos muy rápidos para cortar, pero con las dependencias de gobierno a veces después de cortar descubrimos que se reconectan y en eso ya no somos tan rápidos para actuar. Sí existe un adeudo histórico con los municipios de organismos operadores de agua, cercano a los 2 mil 500 millones de pesos; debe recordarse que no basta actuar con energía, porque no solo se afecta a los responsables, sino a la población, nos importan los números pero nos importa mucho más la gente, señor Diputado.

El Presidente diputado Francisco Javer Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra hasta por cinco minutos, para réplica el Diputado Humberto Cervantes Vega.

El diputado Humberto Cervantes Vega (PRI):

La pregunta que yo le hacía al señor Director, respecto a evasión, era en cuanto al robo de la energía, no sentí que me hubiese contestado oportunamente.

El licenciado Luis de Pablo Serna:

Me voy a extender ahora.

El diputado Humberto Cervantes Vega (PRI):

Señor Director, estamos conscientes que el desarrollo de la infraestructura eléctrica que requiere el país, es un gran reto que solo podremos operar en la medida que todos seamos capaces de sumar esfuerzos, sin perder de vista que éste debe ser siempre destinado al bienestar social, y en eso me uno a los demás compañeros en que es importante el diálogo y el consenso para lograr la superación en relación a este problema de la energía eléctrica.

Entonces es preciso asumir una nueva responsabilidad que corresponda a las necesidades, adecuar esfuerzos para contribuir a la modernización y reestructuración de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, que esto lo convierta en el organismo público encargado del despacho eléctrico, que sea competitivo y transparente.

Lo invitamos señor Director, a que asuma una actitud que garantice que la dinámica de crecimiento y progreso ante esta problemática sea por el bienestar de los mexicanos. Enfrentar y dar solución a este problema es hoy más urgente que nunca, redefinir estrategias que sean encauzadas a la evasión del pago de la energía eléctrica, implica asegurar la confiabilidad, la calidad y sobre todo recuperar los ingresos que por evasión merman a una industria que es de todos los ciudadanos mexicanos.

Señor Director, los liquidadores (sic) del Partido Revolucionario Institucional, le pedimos a que se tomen acciones inmediatas para combatir un problema que afecta a todos, estas acciones deberán ser de una manera eficaz y oportuna para fortalecer a una dependencia que hoy tiene problemas y limitaciones, seguir postergando estas definiciones y acciones, afecta el potencial, genera riesgos inadmisibles a un sector tan importante como es el eléctrico. Muchas gracias, señor Director.

El licenciado Luis de Pablo Serna:

Muchas gracias.

El Presidente Diputado Francisco Javer Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra hasta por cinco minutos para formular su pregunta, el diputado Jorge Martínez Ramos, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.

El diputado Jorge Martínez Ramos (PRD):

Buenas tardes, señor Licenciado Luis de Pablo, me da mucho gusto saludarlo.

Antes que nada quiero comentar que, comprobada esa capacidad de docencia y esa capacidad ejecutiva que nos ha demostrado, dando respuesta puntual y certera a todos los planteamientos. Yo me voy a tomar una libertad al final de hacer una pregunta que no le mandé anotada, le ofrezco una disculpa de antemano, no es una sorpresa, creo que vale la pena escuchar su respuesta, porque además ya me quedó muy flaca mi intervención.

En principio comentar, que en cuanto a la aplicación del Reglamento de Aportaciones, concretamente en eso también como en otras cosas que se han comentado, se dejan de percibir algunos ingresos en Luz y Fuerza y le suplicamos nos indique las cantidades que esto puede importar, que entendemos se pueden traducir en faltantes o subsidios que impactan la imagen de eficiencia de la empresa, o no la imagen, sino realmente la eficiencia de la empresa; asimismo, cuál es el criterio para considerar a un usuario en el rubro de cuentas pendientes por pagar, el monto que implican éstas y algunos ejemplos.

Sabemos que hubo una reubicación de los medidores de intercambio de energía entre CFE y Compañía de Luz y Fuerza, aprovechando que se hablaba de medidores. Pregunto: ¿es cierto que las pérdidas de transformación de las instalaciones de la CFE se cargan a Compañía de Luz y Fuerza? ¿Se tiene una estrategia de recuperación sobre las llamadas pérdidas no técnicas de las que ya nos habló en abundancia? ¿Se involucra a Luz y Fuerza en los cobros de derechos por porteo a los productores independientes y tienen la administración, la cifra de los costos reales de dicho concepto?

Hasta aquí lo que usted recibió con antelación y me tomo un minutito más para otras cosas, usted ha mencionado en por lo menos tres ocasiones en frases en donde se da por sentado un aparente concierto, una aparente conciliación en cuanto a la empresa y trabajadores, administración y sindicato, y esto nos da mucho gusto; y asimismo, ha repetido en tres ocasiones por lo menos, la necesidad de atender la imagen de la empresa y el cuidado de ésta, de la imagen.

Pregunto, y lo hago con cuidado y reconociendo desde la izquierda que hay cosas que no deben ocultarse, como lo dijimos desde el principio; ¿qué estrategia tiene usted, señor Director, para atender, concretamente en la parte de la imagen, el papel que desempeña el brazo del sindicato que tiene que ver con comercialización, concretamente porque es la imagen al público, la parte de servicios y una serie de implicaciones que esto tiene, que yo sé que usted sabe a qué me refiero?

Otra pregunta. No sé por qué no con esta red de transmisión y esta eficacia que conocemos y el profesionalismo del sindicato en toda esta parte técnica subyacente, no atendemos la prestación de otro tipo de servicios adicionales, que pueden implicar negocios importantes y en lo cual estoy seguro que los diputados haremos nuestra tarea para poder fortalecer la empresa y el sector público, y el interés público con ello, como podría ser la utilización de la red de transmisión y distribución para enviar y recibir información digital de alta velocidad; porque de hecho, los enchufes convencionales son o pueden convertirse en conexiones potenciales a una extensa red de telecomunicaciones.

Hay empresas que están trabajando para esto en Mérida, en Monterrey y en otras ciudades del país, pero usted en eso, y la empresa, tienen un privilegio que, efectivamente, está en la parte más densamente poblada y con la mayor capacidad de ingreso y por lo tanto, de gasto también para poder participar en este importantísmo rubro.

Y finalmente, una pregunta que me parece la más importante de todas; siendo usted el Director de esta Compañía y aunque aparentemente no le pudiera incumbir en principio de manera directa, desde luego no puede estar ajeno al criterio que ha manifestado ya el Gobierno Federal con relación a la intención de establecer esta novedad de contratos bilaterales entre productores y consumidores, sin el condicionamiento de que solamente se comercialice el excedente de la energía por un lado, y sin el condicionamiento, igualmente, de que pudiera ser accionista de la generadora el consumidor.

Esto es mercado, lo hemos dicho antes y yo le pregunto a usted, y díganos, señor licenciado Luis de Pablo Serna, fraternalmente se lo digo de manera muy directa, ¿cuál es su opinión si esto no es empezar a abrir un mercado que le va a llegar finalmente a las finanzas públicas de las empresas y también a la Compañía de Luz y Fuerza, y que es el principio de un tema de debilitamiento de las empresas públicas, que puede poner en adelante en riesgo su viabilidad y el interés público, que es el que nos incumbe a nosotros.

Se lo pregunto, así de claro, porque tenemos razones para pensar que usted pudiera tener una cierta simpatía por el tema de las privatizaciones.

Gracias, señor Director.

El Presidente Diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra el licenciado Luis de Pablo Serna hasta por diez minutos para dar respuesta.

El licenciado Luis de Pablo Serna:

Me referiré muy puntualmente a las preguntas incluidas de manera previa. El reglamento de aportaciones establece desde 98 los casos en los que los solicitantes deben pagar por un servicio adicional de conexión:

Aportaciones por obra específica: cuando la cometida que se solicita está a más de 200 metros de la conexión de la línea.

Y aportaciones para ampliación, para cubrir el costo de las subestaciones de potencia.

Evidentemente, no es lo mismo instalar a un conjunto habitacional en el cono del Nevado de Toluca, que junto a la estación.

El reglamento también estableció que todos los servicios individuales en media tensión y los colectivos en baja tensión, cubrieran un cargo por ampliación que actualmente es de alrededor de mil 500 pesos, mil 300, más IVA, en realidad.

Anualmente se tramitan cerca de 6 mil solicitudes de servicio en Luz y Fuerza. El resultado neto de lo anterior ha favorecido a Luz y Fuerza y le ha permitido recaudar durante enero-septiembre, 461 millones de pesos, esto es, 12% más que en el mismo periodo de 2002 y 26% más que en 2001.

En el caso de cuentas ordinarias, cuando un consumidor no realiza el pago en la fecha límite, se procede a cortar el servicio. No somos muy populares por ello, pero somos muy eficaces. Transcurridos 90 días se considera cartera vencida, se realiza la gestión de cobro y si no se registran pagos en el transcurso del año se considera como una cuenta incobrable, afectando la reserva creada para este fin.

Respecto a la verificación de las pérdidas con la Comisión Federal de Electricidad, existen efectivamente 46 puntos de medición. En 44 de ellos ambas entidades registran los datos. Solamente en dos las pérdidas de CFE se registran en Luz y Fuerza. Sin embargo, pudimos ponernos de acuerdo con un mecanismo compensatorio que funciona bastante bien, está plenamente convenido.

Por lo que hace a las pérdidas de energía, quisiera, atendiendo a que esta pregunta se repite también en otros ámbitos, darle una cobertura que permita, con la autorización del Diputado Pimentel, atender también a lo que probablemente se me plantee por el Partido Revolucionario Institucional posteriormente y poder atender los criterios, muy interesantes, que se derivan del cuestionamiento del Diputado ahora mismo.

He hablado, en efecto, de algunas coincidencias, muy satisfactorias, entre la administración y los trabajadores; pero no en todo. Existen diferencias muy apreciables y sin embargo, tal vez antes que cualquier otra cosa y con orgullo, prefiero destacarlo, existe identidad en torno a la preocupación para fortalecer a Luz y Fuerza.

No tenemos claro si debemos actuar en el mismo camino y con la misma rapidez para atender el problema de Irán o de Irak, pero tenemos muy claro lo que podemos hacer por Luz y Fuerza y en realidad es mi posición y me enorgullece hacerlo también en nombre de los trabajadores, pedirle ese apoyo.

Por eso necesitamos mejorar nuestra imagen. Porque parte de las dificultades que tenemos se derivan, sí, claro está, de nuestras carencias y mucho puede hacerse. Pero es muy difícil imaginar en otro país que en un periódico de circulación nacional se haya dedicado una plana entera a explicar cómo debe robarse la luz.

Este tipo de prácticas probablemente obedecen a un criterio que responde a una intención de conjunto, cuando menos así lo expresan algunos de mis compañeros y frente a ellos, sí quisiera tener una actitud sumamente enfática, de manera que en lo fundamental actuamos de conjunto.

Y ¿cuál es esa estrategia? Bueno, desde luego, si son el principal activo no puede ser en contra de los trabajadores, sino con ellos y juntos, administración y trabajadores, quisiéramos sentar las bases para una empresa eficiente, de calidad, de mejores precios, pero antes que probarlo con números ¿saben lo que nos interesa, que está muy vinculado con la tercera pregunta? Que nuestros usuarios se conviertan en clientes y que la percepción de nuestro servicio, responda o no a datos estadísticos, sea la que la sociedad mexicana exige.

Tiene mucha razón, diputado Martínez, el sistema de distribución de energía eléctrica tiene una ventaja comparativa muy peculiar respecto a las empresas generadoras; la obsolescencia es muy distintas, las plantas se gastan antes, los cables duran más y ahora, por esos cables, habrá de poderse transmitir información digital que es sumamente valiosa.

Estamos apenas iniciándonos en esa tarea, pero debiera destacarse que como parte de nuestros activos, el valor de esa función mejora con mucho nuestra situación respecto a un criterio que sólo la juzgaba útil para transmitir energía eléctrica.

Estamos en época de prueba, me hicieron favor de pasarme una tarjeta, en la que me destacan que ya se trabaja con algunas empresas; tenemos incluso criterios de cierta precaución, para que podamos utilizar nuestra red a satisfacción de la propia empresa.

Las perspectivas son muy, muy amplias, incluso tal vez superen en términos de valor, el uso que tradicionalmente se le ha venido dando hasta la fecha.

Debe reconocerse que Comisión Federal de Electricidad ha hecho pruebas en el mismo sentido, tenemos ejemplos en España, en Estados Unidos, en algunos otros lugares de Europa y las perspectivas son muy halagüeñas y confío en que si tengo la oportunidad de venir a informarles a ustedes el año próximo, pudiera darle datos puntuales de lo que estamos haciendo.

La pregunta, la más importante, si tengo un punto de vista que condicione mi responsabilidad en la empresa, respecto a los cambios que se propone, es tal vez la cuestión que con más cuidado quisiera platicar con ustedes y como corresponde también a la última pregunta que el Partido Revolucionario Institucional ha formulado, le quisiera rogar, me den la oportunidad de conjugar las dos.

Pero desde luego, quiero adelantar que coincido completamente en la necesidad de evitar riesgos y que como algún invitado internacional pudo comentarlo en un seminario durante el último mes, atendiendo a la invitación del Senado de la República y del Banco de México, hay cosas que deben atenderse tomando en cuenta el equilibrio entre dos valores: la rentabilidad y la justicia; a eso me referiré con más cuidado. Le agradezco mucho las preguntas.

Y en lo que atañe a reducción de pérdidas, una sola cuestión que también combina lo que pudiera comentarse con el Partido Revolucionario Institucional, le ruego su consideración, señor Presidente, por un par de minutos.

En el blindaje de la red se han atendido a más de tres mil transformadores; hemos reemplazado en lo que va del año 175 mil medidores, pero habiéndose logrado la licitación a tiempo vamos a substituir medio millón de medidores.

Se han revisado y regularizado 400 mil servicios; no pierdan de vista que atendemos casi seis millones de clientes, equivale a poco más de 21 millones de personas. Ello ha permitido facturar energía por 475 gigawatts y con una recuperación adicional de 520 millones de pesos.

Estas acciones se apoyan en programas regulares y permanentes y en la difusión de campaña en los medios para la información a los clientes sobre sanciones legales por el robo de energía.

Quisiera expresarles con la mayor satisfacción, que hemos tenido una magnífica acogida de la población, que respalda el deseo de evitar que sean los propios vecinos los que perjudiquen la calidad del servicio. El programa ha permitido en los últimos cinco meses que las pérdidas se hayan estabilizado; confiamos que empiecen a reducirse.

En el aspecto legal, durante el año se han presentado y están en periodo de integración 94 denuncias, denuncias para meter a la cárcel a gente que nos ha defraudado.

No es fácil, como ya les explicaba, la recuperación de adeudos por usos ilícitos y el ejercicio de las acciones penales en contra de los responsables representa muchos problemas, pero tenemos un magnífico departamento jurídico y confiamos que esa tolerancia muy baja, primero del Sindicato con sus propios integrantes y absolutamente estricta en todos los trabajadores de confianza, quisiera que ustedes recuperaran la relación de proporciones. Somos 56 mil trabajadores en total; más o menos 18 mil jubilados y 700 de confianza, y necesitamos que esos trabajadores de confianza sean completamente confiables y por eso queremos predicar con el ejemplo que nos ha dado el Sindicato y ser sumamente rigurosos.

Nuevamente agradezco la cooperación de la Secretaría de la Función Pública y de nuestro Contralor en esta materia. Gracias.

El Presidente Diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra hasta por cinco minutos para réplica, el diputado Jorge Martínez Ramos.

El diputado Jorge Martínez Ramos (PRD):

No me voy a tomar 5 minutos. Me quedo un poco frustrado por la parte de la pregunta última, pero sí, no, pero además debo decir que en función del espíritu democrático y la tolerancia que caracteriza a mi partido, voy a estar muy, muy atento de la respuesta; pero además el tema es por el orden, porque me hubiera gustado mucho poder replicar después de escuchar su postura.

De todas formas, como esto da para rato, es una discusión de orden nacional y nos vamos a estar viendo, la oportunidad de expresarle yo, con todo respeto, como siempre lo haré, con el licenciado Luis de Pablo, mi opinión, eso sí de manera muy claridosa, sea cual sea la convicción, lo haré en su momento.

Por el contrario, agradecer su presencia y las respuestas puntuales y decirle que vamos a estar muy atentos de la evolución de todo esto y que vamos a estar siguiéndoles los pasos, igual a la Dirección General de Pemex, que a la compañía de Luz y Fuerza y la Comisión Federal de Electricidad. Muchísimas gracias.

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra hasta por cinco minutos para formular su pregunta la diputada Carmen Guadalupe Fonz Sáenz del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

La diputada Carmen Guadalupe Fonz Sáenz (PRI):

Buenas noches a todos los presentes. Diputado Presidente, señor Director de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, ingeniero Luis de Pablo Serna, compañeros y compañeras legisladores:

En los cuestionamientos que se han externado en esta comparecencia, subyace la preocupación de los legisladores por la situación que enfrenta esta empresa pionera en nuestro país.

La encomiable aportación que la Compañía de Luz y Fuerza del Centro ha brindado al desarrollo nacional merecen no sólo el más amplio reconocimiento a su labor, sino un esfuerzo comprometido de todos nosotros para que este organismo público recobre el vigor que le ha valido ser un soporte del progreso nacional.

Y es que a pesar del proceso de transformación que ha experimentado la Compañía de Luz y Fuerza del Centro durante los últimos años, así como el esfuerzo desplegado por sus trabajadores para elevar sus niveles de eficiencia y calidad en el servicio, no ha sido posible revertir el deterioro financiero que le afecta.

Hoy en día, su situación contable y la creciente obsolescencia de su infraestructura pone en riesgo su capacidad para enfrentar los retos de expansión y modernización que le permitan atender con oportunidad y suficiencia la creciente demanda de energía eléctrica prevista para los próximos años.

Los resultados de los programas que esta empresa ha emprendido para mejorar el desempeño de sus funciones, son aun insuficientes para superar los rezagos existentes en materia de expansión, rehabilitación y modernización de redes, disminución de pérdidas técnicas o resultantes de ilícitos, cobranzas y atención a clientes que persisten en su zona de atención.

Sin embargo, los problemas más preocupantes son los relacionados con la falta de sanidad financiera del organismo; los subsidios crecen año con año, mientras los ingresos se mantienen a la baja y la eficiencia del gasto continúa deteriorándose.

Muestra de ello es que en el Proyecto de Egresos Federal para el 2004, se propone otorgar a Luz y Fuerza ingresos vía subsidios, por más de 16 mil 500 millones de pesos, monto apenas superior al gasto presupuestal previsto para cubrir pensiones y jubilaciones, pero por otra parte, el gasto de inversión en obra pública sería apenas de 5 mil 700 millones de pesos, lo cual parece limitado para una empresa que con urgencia requiere modernizar y ampliar su capacidad de generación y sistemas de distribución de energía en la zona del país, que por su densidad demográfica y económica es quizá más compleja del territorio nacional.

Es por ello, señor director Luis De Pablo, que solicitamos a usted nos ofrezca respuesta a los siguientes cuestionamientos:

¿Cuál es su programa de inversiones para el mediano y largo plazo, tanto en materia de distribución, como en el renglón de generación que durante los últimos años se ha visto rezagado?

¿Cuál es el diagnóstico sobre la obsolescencia que presentan las subestaciones y centrales generadoras de la compañía?

¿Se cuenta con un plan de modernización de instalaciones estratégicas para los próximos años?

¿Cuáles son los principales elementos que usted considera necesario atender, para lograr el saneamiento financiero de la empresa?

Por sus respuestas, muchas gracias y una, de última hora:

Me preocupó mucho el escuchar que no tenemos una técnica, que no tenemos un método, que no tenemos cómo agarrar y atrapar los casos ilícitos. Aquí estamos igual que en el régimen fiscal, les cobramos más a los que están dados de alta, es lo mismo, yo creo que aquí tenemos que aplicar otro régimen, otra técnica y buscar que todos paguemos por igual, si no, nos va a pasar lo mismo que el IVA.

Muchas gracias.

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra el licenciado Luis De Pablo Serna, hasta por 10 minutos, para dar respuesta.

El licenciado Luis de Pablo Serna:

Muchas gracias, Diputada.

La verdad, estoy muy impresionado de la dedicación que los representantes del Partido Revolucionario Institucional le dedicaron al tema, porque la cobertura abarca absolutamente todas las cuestiones vitales.

Voy a procurar aceptar esa orientación para enfatizar el esfuerzo que hemos realizado, lo mucho que falta por hacer y la necesidad de garantizar el servicio y su calidad, de manera que en ninguna condición aumente el déficit.

La energía eléctrica crece más que otras fuentes de energía y a un mayor ritmo que la economía en su conjunto.

La relación para entrar puntualmente a cuestiones vinculadas al gasto, entre el gasto corriente y el gasto de inversión en el Presupuesto de 2004 es de cuatro a uno, pues es naturalmente insuficiente. Necesitamos hacer un esfuerzo, pero somos una empresa intensiva en mano de obra, pero una mano de obra que tiene incorporado una gran dosis de capital, de capital humano.

Esta relación que parece alta comparada con otras empresas eléctricas, se debe en primer instancia, a que aproximadamente la mitad de nuestro gasto corriente está en el pago de energía en bloque.

Otras empresas integradas verticalmente, que generan la energía que venden, tienen gastos corrientes menores, porque no compran energía, sino combustibles; por el contrario tienen un gasto, una inversión mayor, porque se invierten sus plantas. En esa dirección tenemos que avanzar y claro, en esto gravita el problema de nuestros pensionados y jubilados, pero el Organismo mantiene permanentemente actualizado un programa de inversiones para un escenario de 10 años, similar al Programa de Obras e Instalaciones del Sector Eléctrico, el que llaman POISE; les debe recordar la intervención del ingeniero Elías, y estos dos programas se consensan y se complementan para atender integralmente la necesidad del mando.

Esta prospectiva incorpora a todos los proyectos, materia de subestaciones de potencia, subestaciones de distribución, líneas de transmisión y distribución a alimentadores, infraestructura comercial, costeados; es un análisis que incluye costeo, con análisis de rentabilidad económica y financiera e incluso con proyectos de ingeniería a nivel de perfil.

Los proyectos se definen en razón de los estudios de evolución futura de la demanda que se realizan en el ámbito interno. Se realiza un esfuerzo permanente para adecuarse a las cifras agregadas de la economía, pero las cuestionamos.

Conjuntamente con CFE y con la sanción de la Secretaría de Energía se identifican los proyectos de inversión que se requieren en la zona para atender las necesidades que plantea la evolución del sector eléctrico en el contexto nacional; se trata de una responsabilidad compartida.

¿Y cuál es el diagnóstico en esta materia?, que es lo que usted de manera muy específica preguntaba. ¿Y cuáles son las tendencias de agravamiento para el corto y mediano plazo? Pues la problemática de obsolescencia, tanto de subestaciones como de plantas generadoras.

Habrá de incrementarse de manera muy drástica si no existe un presupuesto de inversión suficiente; la obsolescencia de los equipos ya crea un problema de baja confiabilidad operativa, que aumenta el riesgo de no poder satisfacer la demanda de una manera eficiente, no tanto cortes de energía, sino los cambios de voltaje.

Se cuenta con un plan de modernización de instalaciones estratégicas. Luz y Fuerza a partir de 94 ha destinado recursos económicos en la medida de la disponibilidad presupuestal para rehabilitar las instalaciones que resultan más urgentes.

Para el período 2001-2006, tenemos programado rehabilitar y modernizar 65, y se trabaja hasta hoy, de acuerdo a ese propósito.

Hasta hace muy poco el primer objeto de recorte lo constituía siempre el mantenimiento de las instalaciones, esto es muy peligroso. El transcurso del tiempo ha hecho crecer las necesidades en ese sentido y exige cada vez más recursos.

A la fecha, Luz y Fuerza cuenta con 198 instalaciones estratégicas; en el documento que les estamos entregando hay un desglose completo, incluso algunas fotografías de las que nos parecen más dignas de presumir. Pero 70 de éstas tienen más de 30 años de servicio, ésa es una expresión de riesgo muy grave.

Es muy importante destacar que de estas instalaciones depende la confiabilidad del sistema eléctrico en la zona central del país y su interconexión con el sistema eléctrico nacional.

Por fortuna como ustedes saben, no estamos vinculados en línea, sino de acuerdo a un cinturón, lo que dificulta que se presenten problemas de la gravedad que ha ocurrido en otros lados; de ninguna manera es imposible, es más bien, probable, hay que tenerlo a la vista.

Y se cuenta naturalmente con un plan de modernización de instalaciones. Para centrales generadoras el plan está contenido en la prospectiva del sector eléctrico, publicado por la Secretaría.

Como ya comenté, el Organismo ha desarrollado proyectos de rehabilitación y repotenciación, entre las que se destaca la Jorge Luke y Necaxa. Son proyectos de muy alta rentabilidad económica, en la medida en que permiten aprovechar inversiones ya muy viejas que requiere cualquier proyecto nuevo; son proyectos que tienen resuelta la dotación de insumos básicos y que desde el punto de vista de la demanda tienen garantizada su utilización desde el primer momento al 100% de su capacidad; son inversiones ya depreciadas; el costo por unidad de energía es de los más bajos del mundo. La planta de Necaxa cumplió 100 años.

Las dificultades financieras han obligado año con año a diferir este programa. En subestaciones eléctricas sólo se han podido atender los casos más críticos, por eso pretendemos cobrarles a quienes tienen, por urgencia en la demanda y capacidad de pago, la oportunidad de cooperar con este esquema.

La continuidad de estos trabajos dependerá del respaldo presupuestal correspondiente. La posibilidad de atender la demanda en el ámbito de Luz y Fuerza depende más de la capacidad de distribución que de la generación de energía.

¿Y qué acciones ya hemos iniciado en la rehabilitación y modernización? En los últimos años, Luz y Fuerza del Centro ha venido rehabilitando y modernizando sus instalaciones de una manera ininterrumpida, en base a los presupuestos autorizados utilizando aproximadamente una tercera parte, alrededor del 30% siempre tiene ese destino, sea alto o sea bajo el presupuesto de inversión.

Durante este año estamos rehabilitando 20 instalaciones estratégicas -tendría verdadera satisfacción, Diputada, que pudieran acompañarnos para ver, en forma directa, lo que se está haciendo en cada uno-, la entidad requiere para el 2006, esto es de aquí al 2006, cerca de 40 mil millones de pesos para inversiones.

Cada año, en promedio, se instalan mil 300 kilómetros en redes de distribución y se renuevan 400 kilómetros en red de operación. En estas instalaciones estamos utilizando ahora, cables protegidos y modernos equipos de seccionamiento que nos han permitido disminuir el tiempo de interrupción por usuario, en donde estamos en un nivel muy digno de compararse con cualquier país del mundo.

Y ahora, en función de los ilícitos, quisiera, con la mayor modestia, decirle que no tengo una respuesta y me siento muy angustiado por ello; el sistema legal es insuficiente para atender el problema; se finca en una conciencia de impunidad muy extendida, en algunos puntos resultaría más barato regalar la energía que facturarla para no cobrar.

De cualquier manera, hacemos un esfuerzo, primero en el convencimiento de la población, y hemos procurado, en combinación con la Secretaría de Energía, establecer criterios jurídicos diferentes, de manera que podamos tener ritmos más ágiles, pero sobre todo y en donde hemos tenido mejores resultados es en la denuncia de los propios trabajadores respecto a lo que ocurre, y en combinación con ellos, he acostumbrado, como en la leyenda de Las Mil y Una Noches, darme una paseadita de vez en cuando y encuentro cosas verdaderamente pavorosas.

Pero en la medida en que se actúa con diligencia y con mayor eficacia, iremos resolviendo este problema para el que también ruego su comprensión y su respaldo, en primer lugar, no tenemos por qué tolerar que nuestros vecinos tomen ventaja de nuestra generosidad, honestidad y capacidad de pago cuando ellos no siempre cumplen con esa obligación.

De cualquier forma, estaré en contacto con usted, porque cualquier evolución en este sentido pudiera ayudarnos de manera muy significativa.

Gracias.

El diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra hasta por 5 minutos, para réplica, la diputada Carmen Guadalupe Fonz Sáenz.

La diputada Carmen Guadalupe Fonz Sáenz (PRI):

Agradezco mucho, ingeniero Luis Pablo de la Serna, la explicación que me diera en cuanto a la intervención anterior.

Quiero comentarle que una de las preocupaciones que tenemos y creo que es de la colectividad, es precisamente la evasión de la responsabilidad en el caso de ciudadanos.

Quiero decirle que yo vengo de un estado del sur, del sursureste, de Campeche, que somos uno de los tantos estados de la República Mexicana que generamos electricidad y energía en este país, y es uno los estados que más alta pagan la tarifa a nivel nacional.

Por ello, los ciudadanos y también Comisión Federal de Electricidad lleva a cabo prácticas continuas para fiscalizar qué familias, qué empresas, qué negocios, están evadiendo esta responsabilidad de pago, a través de sus medidores, a través de la supervisión y vigilancia, tanto de los establecimientos como de casas familiares, de ver qué es lo que tienen en infraestructura, no puede ser posible que una casa que tenga siete climas, ocho climas, pueda pagar lo mismo que una casa que no tenga ninguno de ellos.

Entonces, sí me gustaría retomar su propuesta, su invitación, para continuar esta plática tan importante. Yo creo que de esa manera hacemos justicia a todos los mexicanos y por supuesto a la Compañía de Luz y Fuerza.

Y conscientes de la enorme trascendencia que el futuro de la industria eléctrica tiene para asegurar un desarrollo promisorio del país en las próximas décadas, los legisladores priístas estamos asumiendo con gran responsabilidad el análisis de aquellos aspectos que conforman el tratamiento integral de las transformaciones que demanda el sector eléctrico.

Asimismo, retomamos las demandas más sentidas de la población, para hacer posible que las decisiones a tomar en materia legislativa, correspondan de manera definitiva a los reclamos ciudadanos; es por ello que coincidimos en mantener intacta la propiedad pública de las empresas eléctricas, para garantizar los intereses soberanos de la nación mexicana.

Pugnamos también porque los cambios se impriman en materia de electricidad, contribuyan de manera inmediata a reactivar la economía y el empleo, y asegurar a largo plazo que el país cuente con empresas sólidas y competitivas que atiendan los requerimientos crecientes del flujo eléctrico y garanticen tarifas eléctricas justas y accesibles para todos los usuarios de los distintos puntos del país.

La sustentabilidad futura de las empresas eléctricas, será posible si logramos acuerdos para impulsar su autonomía operativa y financiera, lo cual permita que los recursos generados por su operación puedan canalizarse al financiamiento de las inversiones que demandan su crecimiento y modernización; este asunto reviste particular importancia para la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, ya que como hemos visto son urgentes sus requerimientos de incrementar su capacidad de generación y de introducir tecnologías de punta en sus sistemas de distribución.

El saneamiento financiero de esta empresa, constituirá también un factor positivo para preservar los derechos de los trabajadores y garantizar los recursos suficientes para cubrir los pasivos laborales del sector. Estamos seguros que con ello, afianzará una relación laboral que continúe incorporando la valiosa aportación de los técnicos y trabajadores eléctricos al crecimiento de nuestro país. Muchas gracias.

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra hasta por cinco minutos para formular su pregunta, el diputado Ricardo Alegre Bojórquez, del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional.

El diputado Ricardo Alegre Bojórquez (PAN):

Gracias Presidente, Diputado Presidente, señor Director, compañeros y compañeras diputados y diputadas:

El Partido Acción Nacional, comprende con claridad la importante función social que cumplen los subsidios en el sector eléctrico, ya que es a través de ellos que el Gobierno Federal instrumenta su política de apoyo a las clases más necesitadas, así como a sus sectores estratégicos para el desarrollo nacional; sin embargo desde nuestro punto de vista, el esquema actual de subsidios en Luz y Fuerza del Centro, aún puede mejorarse en beneficio de la sociedad.

Debemos recordar que los subsidios provienen de recursos presupuestales del Gobierno Federal, es decir, de los impuestos que pagamos todos los mexicanos; por eso quisiéramos preguntarle señor Director ¿a cuánto ascienden los subsidios a las tarifas de energía eléctrica en Luz y Fuerza del Centro? ¿A qué sectores se canalizan dichos subsidios? ¿Cuál es la relación precio-costo en las tarifas de Luz y Fuerza? ¿Cuál es el monto de los ingresos adicionales que la Compañía ha obtenido con motivo de la reducción de subsidios a las tarifas domésticas a partir de febrero de 2002? ¿Por qué en lugar de reducir los subsidios a la tarifa doméstica, no se recupera la cartera vencida que mantiene la Compañía con los municipios?

Por otra parte, es responsabilidad de este cuerpo legislativo velar por los intereses de los consumidores finales de electricidad en todo momento y en cualquiera que sea el sector económico al que pertenezcan; si Luz y Fuerza del Centro aspira a ser una empresa más competitiva, el servicio de energía eléctrica debe ser suministrado no sólo a un precio competitivo, sino también con la calidad adecuada.

Por lo tanto, sea tan amable de responder lo siguiente y le pido que si alguna de estas preguntas ya fueron contestadas, omita la respuesta: ¿Cuáles son las causas más frecuentes de las quejas más presentadas por los usuarios? ¿Qué se ha hecho al respecto en los últimos años? ¿Qué ha hecho la Compañía para atender la gran cantidad de inconformidades por cobros excesivos derivados de la reducción de subsidios a las tarifas eléctricas? ¿Cuál es la tendencia en relación a la calidad del servicio prestado por Luz y Fuerza?

Y en un tercer tema, es también del interés de Acción Nacional conocer el estado que guarda Luz y Fuerza del Centro, la estructura laboral y el avance en la eficiencia productiva de su planta laboral. Por ello, nos gustaría que nos aclarara si existe la sustentabilidad financiera en Luz y Fuerza para permitir que los trabajadores gocen de los beneficios actuales.

Y por último, señor Director, la compañía que usted dirige atiende, como ya señaló, alrededor del 21% de los usuarios en la ciudad más importante del país y por ello, –no es de la ciudad, corrijo- por ello quisiéramos preguntarle cuáles son las necesidades más apremiantes de Luz y Fuerza del Centro, y según su punto de vista, qué medidas son necesarias para que Luz y Fuerza tenga una mayor viabilidad como empresa.

Le agradecemos la puntualidad de todas sus respuestas. Muchas gracias.

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra el licenciado Luis de Pablo Serna hasta por diez minutos para dar respuesta.

El licenciado Luis de Pablo Serna:

Este segundo bloque de preguntas del PAN, integra con el primero el análisis de todos los aspectos verdaderamente fundamentales, que condicionan la viabilidad de la empresa y agradezco la oportunidad de referirme a ellos.

Aprecio sobre todo el deseo, que interpreto genuino, por comprender la óptica de la administración y de los trabajadores, sobre todo porque la organización sindical se ubica en la oposición al gobierno, lo que en primera instancia es una muestra de libertad y de un ámbito democrático que puede reconocerse.

Me ocupo de las preguntas. El subsidio total a las tarifas se incrementó de mil 880 millones de pesos en 94 a 24 mil en 2002 y para 2003 se estiman 24 mil 200, o sea, a precios corrientes da de cualquier manera una idea de un incremento enorme.

Se favorece sobre todo al sector doméstico, en donde el incremento al subsidio pasó de mil 645 millones de pesos a 11 mil en 2002; la relación de precio-costo bajó de 43 centavos por peso a 31 centavos por peso, los habitantes de la ciudad pagamos en promedio la tercera parte del costo de la energía que produce el país.

El subsidio de la tarifa es la diferencia entre el costo total en la operación del organismo, incluida depreciación y costo financiero, menos los ingresos por facturación. Existen 17 tarifas distintas agrupadas en diferentes sectores: residencial, comercial, de servicios, agrícola, industrial; las importantes son básicamente la doméstica y la llamada de alto consumo, y todas las dificultades son a partir del incremento en la reducción del subsidio o en el aumento de la tarifa.

El sector con el subsidio más alto es el agrícola y debiera serlo, me parece, cuya relación precio-costo es de 18 centavos, la quinta parte del costo; le sigue el sector doméstico, como ya dije, con 21.

Los ingresos adicionales que hemos obtenido con motivo de la reducción de subsidios son 692 millones de pesos en 2002 y para el año actual serán mil 100 millones de pesos, casi el 5% de las ventas totales.

Dice usted, ¿por qué en lugar de reducir los subsidios no se recupera la cartera vencida? Bueno, nosotros no participamos, quiero ser muy enfático, en la fijación de los subsidios, y sí, en cambio, es nuestra responsabilidad reducir la cartera vencida, pero tenemos muchas dificultades.

En el caso del sector industrial, simplemente el tamaño, reduce un poco la problemática de los casos en que se atomiza el servicio entre una población muy grande.

En donde sí existe una deuda muy importante, quisiera insistir, es en los municipios y organismos de agua: 2 mil 700 millones de pesos. En este renglón se ha planteado la mayor exigencia en el cobro, pero considerando la capacidad de pago de los municipios, porque, como ya dije también, las acciones afectan no sólo a los responsables, sino a la población.

Aprovechando la experiencia, analizamos con las áreas de recuperación de adeudos de nuestra empresa, la aplicación de criterios relacionados con la capacidad de pago de los municipios frente a sus obligaciones. No se trata de condonar adeudos, antes queremos agotar todos los trámites legales disponibles; tenemos un quebranto más grave que el que puedan argüir los municipios, habiendo identificado con sumo cuidado la capacidad de pago.

Pero algunos de esos adeudos tienen más de 10 años, lo que significa que han sido heredados por tres administraciones municipales, con lo que su reconocimiento de aceptación se hace cada vez más difícil. La negociación es todavía más compleja en la medida en que estos cambios de autoridad municipal derivan en ocasiones de alternancia política.

En particular debe destacarse que en contra de las acciones de corte de energía en algunos municipios, como ya dije, se reconectan, lo que exige una vigilancia cercana y los organismos policiacos, para ayudarnos, dependen del propio municipio; eso ilustra la dificultad.

Voy a referirme a la calidad del servicio que presta la empresa y cuáles son las causas más frecuentes de quejas: el mayor número de queja es por el precio. Se presentó al eliminarse el subsidio derivado del aumento en el precio y la falta de conocimiento, no sólo del incremento en el precio, debe hacerse, puede reconocerse muy claramente, un mayor esfuerzo de difusión.

La creación de la tarifa doméstica de alto consumo, que no afecta a los más pobres, ha sido el principal motivo de queja de todos. Una encuesta realizada nos da los siguientes resultados: Nuevamente, el principal motivo de incomodidad es el precio; el segundo término, las interrupciones y los cambios de voltaje; en tercer lugar, los usuarios también expresan quejas sobre distintas formas de calidad del servicio.

Dicen que falta información y claridad sobre el método de cobro. Debemos explicar mejor el sentido del contenido de cada uno de los recibos.

Llama la atención, ya lo destacaba, que la principal crítica sea de los irregulares. Ellos son muy puntuales en quejarse de lo que no pagan.

Cabe señalar que en el periodo enero-octubre de este año, se han atendido en la Profeco mil 874 quejas, quejas por cobro indebido; mil 694 por daños a aparatos electrodomésticos. A la fecha ese organismo ha resuelto a favor de nuestra empresa el 96% del total de las quejas.

Y Luz y Fuerza paga, repítanlo ustedes a sus representados, paga cuando se verifica que nuestra responsabilidad puede vinculares directamente al daño en los equipos y lo hacemos con mucho gusto.

Hemos emprendido una campaña de comunicación, que está en el documento que les vamos a distribuir, orientada a hacer conciencia entre la población de la importancia de contratar su servicio, fomentar una cultura de pago e informar sobre las implicaciones legales al consumir energía de manera ilícita y las sanciones correspondientes.

Se revisan los recibos para determinar si el incremento es atribuible al aumento en las tarifas o a un posible error de facturación. Normalmente la gente siempre cree que paga más de lo que debiera pagar.

Y en ese sentido quisiera destacar con verdadero gusto la experiencia de una diputada, Mónica Peña Serrano, de la LVIII Legislatura. En Ixtapalapa ella y yo, directamente, estuvimos muchas mañanas atendiendo en esa circunscripción a gente furiosa por falta de atención. Necesitamos más personal, sobre todo en esas zonas que han crecido muy rápidamente.

Pero cuando ese servicio puede complementarse en la actitud responsable de un gestor honesto y eficaz, deben darse las gracias, como yo lo hago ahora, a la diputada, hoy asambleísta, Mónica Peña.

Establecimos un programa que permite que el usuario inconforme pueda acudir a la sucursal y cubra el monto equivalente al consumo promedio de los últimos seis bimestres, en tanto investigamos para validar los datos de su aviso-recibo.

Hemos aumentado los servicios de atención telefónica, pero muchas de las llamadas, casi un millón de llamadas al año no son por quejas por falta de servicio; les sorprendería a ustedes que casi el 10% son por platicar en la noche.

En las audiencias de conciliación ante esa Procuraduría, se les informa a los usuarios sobre las tarifas domésticas vigentes y se les anexa el desglose de las mismas.

Mucho se ha comentado sobre el exceso de trabajadores, por eso quiero precisar, aprovechando la pregunta. Luz y Fuerza cuenta al mes de octubre 38 mil 49 trabajadores en activo: 37 mil 339 sindicalizados y 710 de confianza; la planta de jubilados asciende a 18 mil 752 trabajadores. Para el año 2017, las nóminas se igualarán en términos de plazas.

Dice usted que es de todos conocido que en la Compañía se reciben beneficios y prestaciones superiores a las de otras empresas; ni mis compañeros ni yo compartimos ese juicio, pero en cambio, sí quisiéramos argumentar sobre lo que en efecto tenemos. Las prestaciones que reciben nuestros trabajadores se formalizaron por primera vez en el contrato colectivo de trabajo en 1932, es uno de los primeros que ampara la Ley Federal del Trabajo.

Es importante mencionar que el nuevo personal de confianza, sin embargo, el que entró con un servidor de ustedes, tomó la decisión de no beneficiarse de las prestaciones de carácter social contenidas en el contrato colectivo, en apoyo a las medidas de saneamiento financiero de Luz y Fuerza. Esto, claro, no modifica los números ni un ápis ni estamos particularmente satisfechos por ello, pero refleja una actitud de parte de quienes libremente lo aceptaron, tendiendo a condiciones más parecidas de las que prevalecen en otros lados.

Sin embargo, no se perjudica a nadie que no haya determinado libremente aceptar esa actitud y las medidas indispensables para ser viables, pues prefiero listarlas, porque de alguna forma he comentado sobre ellas: necesitamos una solución al pasivo laboral; necesitamos que se asuma el pasivo histórico; que se modernicen las instalaciones y los equipos obsoletos; que pueda expandirse la capacidad al ritmo de la demanda; que nosotros mismos podamos reducir las pérdidas, las técnicas y las no técnicas; que actualicemos los sistemas de cobranza; que reduzcamos la cartera vencida; que nos den la oportunidad de participar en la definición de tarifas; que se nos deje generar energía en el centro del país para reducir el riesgo.

Señores, he procurado responder, me refiero a la fracción panista, a todas sus preguntas, pero adicionalmente y en detalle les entrego un documento con información gráfica; mi propósito principal es clarificar nuestra situación para su atención y solución y sobre todo, les ruego su cooperación y su consejo. Gracias.

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra hasta por cinco minutos para réplica, el diputado Manuel Enrique Ovalle Araiza.

El diputado Manuel Enrique Ovalle Araiza (PAN):

Señor Director de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, licenciado Luis de Pablo Serna, gracias por sus puntuales respuestas acerca de la situación comercial que guarda la empresa que usted dirige.

Los diputados del grupo parlamentario del PAN, entendemos la trayectoria histórica y la responsabilidad social que descansan sobre la institución de Luz y Fuerza del Centro; ésta Compañía da cobertura, como ya se ha mencionado aquí, a la zona estratégica más importante de la República Mexicana, la concentración urbana más densamente poblada y con mayor intensidad en actividad económica en todo el país.

Por lo anterior, Luz y Fuerza del Centro tiene la responsabilidad apremiante de modernizarse para servir mejor a sus usuarios, pero en el PAN no encontramos razones que justifiquen que Luz y Fuerza del Centro sea una empresa financieramente colapsada, poco competitiva y con rezagos tan importantes en materia de calidad y de servicio.

Por otra parte, es cierto que el monto de los subsidios escapa a la competencia de Luz y Fuerza del Centro; sin embargo, esa Compañía debe esforzarse por garantizar la correcta asignación de estos subsidios, aumentando el grado de focalización para que éstos lleguen con integridad a quien realmente los necesita. Para ello es necesario que Luz y Fuerza del Centro avance en el uso de mejores tecnologías, en la medición y monitoreo del consumo.

En el PAN consideramos que si aspiramos a ser un país desarrollado, tenemos que trazarnos metas ambiciosas, que de ninguna forma son imposibles de alcanzar; por ello, la meta en cuanto a calidad del servicio que Luz y Fuerza del Centro debe tener en mente, es el más bajo tiempo de interrupción y la nula variación en el voltaje.

De igual forma, es necesario que la Compañía concentre sus esfuerzos en combatir las pérdidas de electricidad y reducir el robo de energía lo más posible.

En lo referente a la autonomía de gestión, ésta no asegura por sí sola el desempeño eficiente y competitivo de las empresas públicas. En el PAN consideramos que otorgar esta autonomía sin un cambio fundamental en la estructura de incentivos, podría abrir la oportunidad para que surgieran negocios privados y quizá corrupción.

Sin duda alguna, la ruta de la modernización debe avanzar en la aplicación de prácticas de gobierno corporativo, sin que el Estado pierda la dirección y el control de Luz y Fuerza del Centro.

Por todo esto, debemos recordar que la transparencia administrativa es uno de los principales ideales que constituyen las prácticas de buen gobierno. Esta transparencia debe ser entendida como una herramienta fundamental para construir un gobierno más eficiente y mejor administrador de los recursos públicos.

En este sentido, en el PAN consideramos necesario que se revise con total imparcialidad, la estructura laboral de Luz y Fuerza del Centro, una vez que es responsabilidad de este cuerpo legislativo anteponer, bajo cualquier circunstancia, el interés público sobre los intereses particulares.

Señores: La viabilidad energética del Valle de México es un asunto de seguridad nacional. Luz y Fuerza del Centro enfrenta una responsabilidad de la mayor relevancia para el país.

Para alcanzar este reto, necesita ser una empresa de clase mundial; requisito que al día de hoy se ha mostrado incapaz de cumplir.

Compañeros diputados, es por ello que los convoco a trabajar muy duro para crear las condiciones legales que permitan transformar, de forma urgente, a Luz y Fuerza del Centro en una empresa a la altura de sus retos. Muchas gracias.

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra hasta por cinco minutos para formular su pregunta, el diputado Óscar Pimentel González, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

El diputado Óscar Pimentel González (PRI):

Con su permiso, Presidente.

Licenciado Luis de Pablo; compañeras y compañeros diputados: hace unos días los integrantes de la Mesa Directiva de la Comisión de Energía tuvimos un encuentro muy fructífero con la dirigencia del Sindicato Mexicano de Electricistas de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro y pudimos tener un primer acercamiento a la situación que priva en esta empresa, en esta entidad, así como también tener una visión de los retos a que se enfrenta en este momento.

Con su comparecencia, licenciado Luis de Pablo, este panorama se enriquece; pero también avanzamos en la definición de lo que debieran ser algunas decisiones compartidas entre el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo para adoptar una estrategia que permita darle viabilidad financiera, operativa, y constituirla como una empresa productiva y eficiente a la Compañía de Luz y Fuerza.

También nos preocupa por el contenido de las anteriores comparecencias de los señores funcionarios del sector energético, por el contenido de los documentos que se han ventilado en relación con la reforma eléctrica y otros pronunciamientos, nos preocupa que la Compañía de Luz y Fuerza del Centro parece no estar incluida en este proyecto de reforma, y lo más grave, que el Gobierno no tiene una estrategia clara de qué es lo que se debe hacer para fortalecerla y para convertirla en una empresa productiva y eficiente, como todos queremos.

Sin embargo, nos ha impresionado de manera muy positiva el contenido de su comparecencia el día de hoy; pensamos que hay un conocimiento muy profundo de los problemas y también que hay una definición muy clara de los retos que se deben de enfrentar y de las decisiones que se podrían adoptar.

Nos parece una grave insuficiencia que el Gobierno no cuente con una estrategia y eso hace que se profundice la situación de incertidumbre, esta situación incierta, pero también nos hace ver lo meritorio que es que la compañía continúe operando sin interrupciones graves en el servicio y que no obstante también la presencia de un Sindicato Independiente, en un clima de libertad y pluralidad, pueda convivir con la dirección de la empresa y puedan trabajar precisamente, en función de tareas y propósitos comunes.

Mi pregunta fundamental, señor Director es ¿qué deberíamos esperar del Gobierno en apoyo a una estrategia de reorganización y modernización de la Compañía de Luz y Fuerza?

¿Cómo pensar en concretar lo que para los legisladores priístas es tan importante, para las empresas públicas del sector energético, me refiero a la mayor autonomía o a la autonomía financiera, operativa, administrativa, a un nuevo régimen fiscal, en el caso de la compañía, a la gran necesidad que tiene de renovar su parque de generación, de transmisión, de distribución, en fin, el cómo enfrentar estos cambios de fondo?

Yo creo que la compañía se enfrenta, en primer término y creo que es el mayor reto, a la necesidad de dar seguridad a un servicio que es vital para el desarrollo de nuestro país. En esta región Centro de México, que los usuarios, que las familias, que las empresas, comercios, en fin, la planta productiva pueda seguir operando sin problemas, con un abasto seguro, suficiente y de calidad.

Creo que ése es el mayor reto que se debe de enfrentar y simultáneamente pensar en una estrategia, trabajar en un proceso de planeación estratégica que nos permita definir, precisar, dimensionar los retos, pero también concretarlos en acuerdos específicos que deben transitar al interior del Gobierno Federal, pero que también deben ser compartidos con este Poder Legislativo.

Yo creo que su comparecencia el día de hoy, puede ser el inicio de un trabajo, de un ejercicio al que le demos continuidad de diálogo, y sobre todo, que nos permita llevar adelante estas decisiones y estas estrategias que son tan necesarias.

Por su respuesta, muchas gracias.

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra el licenciado Luis De Pablo Serna, hasta por 10 minutos, para dar respuesta.

El licenciado Luis de Pablo Serna:

Muchas gracias, diputado.

Me voy a referir primero, a los elementos centrales que mejoran nuestra circunstancia y que sí vincula con la forma en que podemos juzgar cualquier propuesta de cambio.

Habré de repetirme, en primer lugar, me parece indispensable que pueda asumirse el pasivo histórico originado en una deuda con CFE; no podemos pagarlo, no tiene ningún sentido que sea parte de una contabilidad que gravita sobre nuestros números y no sobre nuestros resultados.

En segundo lugar, no tengo empacho en reconocer que la solución a los compromisos laborales representados por dos conceptos, tampoco pueden ser cubiertos con los excedentes de operación; uno, la nómina de jubilados, que asciende a más de 5 mil millones de pesos y que representa ya, cerca del 60% de la nómina de activos.

Dos, el valor de las obligaciones laborales de largo plazo, esto debe resolverse; en la medida que no empecemos ahora mismo, más nos tardaremos en tener resultados.

3.- El precio de compra a la Comisión Federal de Electricidad, es igual al precio de venta de consumidores en alta tensión, a pesar de que somos el mejor cliente. Quisiéramos un tratamiento diferenciado, lo necesitamos.

Es primordial la participación con la Secretaría de Hacienda y agradezco el que nos hayan facilitado en los procesos para fijar los precios en la energía que compramos a la Comisión de Federal de Electricidad. Y también, en las tarifas de los distintos consumidores, atendiendo a relaciones comerciales en mercado plenamente justas, en el primer caso, y a los costos repercutibles, en el segundo.

También quisiera con ustedes repetir, es imprescindible que mejoremos el balance entre la generación en el centro del país y la que recibimos de muy lejos; ello obliga a realizar proyectos que permitan abastecer en energía de punta a menores costos. Ya he hablado de algunos ejemplos.

La determinación de un presupuesto para los próximos años, debe recuperar el rezago en inversión de infraestructura y en mantenimiento. El futuro, sin embargo, ataña a distintas formas de energía y debemos estar preparados.

Es indudable, se requieren muchos recursos. Y entre lo que nos corresponde hacer internamente, lo más importante, porque no quisiera destacar sólo lo que pueden hacer los demás por nosotros, sino lo que queremos hacer por nosotros mismos, está el Programa de Reducción de Pérdidas, la mejora en nuestra recuperación de cartera vencida, la puesta en marcha de un sistema comercial que intensifique las acciones, precisamente con las áreas de recuperación de adeudos de nuestra empresa, las de mayor experiencia, para disminuir los problemas de cartera corriente. Éstas son las actividades prioritarias, pero sobre todo la mayor exigencia es la de aplicar criterios de transparencia muy rigurosos hacia el interior de la empresa, con el respaldo del sindicato, y lo tenemos.

Todo lo anterior permitirá incrementar los ingresos y a la vez ir reduciendo el gasto corriente. No hay soluciones mágicas ni drásticas, ello debería permitir que se fueran generando finanzas más sanas para reforzar el gasto de inversión.

Debe encontrarse un equilibrio entre la rentabilidad de la empresa y el diseño que permitió operar un esquema de electrificación rural en provecho de criterios de justicia. No podemos sobrevivir sin transferencias, hay que ser completamente claros.

Vale la pena insistir en que el problema no radica únicamente en que se nos retiren recursos, más bien, se centra en los requerimientos de inversión que no se nos han cubierto, eso es el motivo de nuestra principal insistencia.

Por fortuna no tenemos ninguna forma de flujo hacia la Secretaría de Hacienda, la situación financiera no lo permitiría. No tenemos utilidades, de manera que no hay ningún pago de aprovechamientos.

Los recursos destinados en los Presupuestos de Egresos en los últimos 3 años los desgloso como se me piden:

Para el año 2001, 14 mil 180 millones de pesos; para el 2002 se incrementó a 17 mil 140 millones de pesos; para el presente ejercicio se nos ha hablado de 20 mil 580; refleja un incremento del 45% en el presupuesto de 2003 con relación al 2001.

Para el 2003 se contó en cambio con una asignación de recursos de inversión, casi 60% superior a la que se nos otorgó en el 2002, pero, para 2004 en cambio, el Programa de Inversiones era 10% inferior al del año pasado.

No parece fácil argumentar estos cambios en términos de las necesidades de la empresa, sí tal vez atendiendo sólo a un criterio macroeconómico.

Los cambios que se vienen discutiendo permiten aprovechar los avances tecnológicos que se generen sin ninguna dificultad y la Secretaría de Energía nos ha venido ayudando y la CRE nos ha venido ayudando, los Institutos de Investigación, el Instituto Mexicano del Petróleo, Conacyt, incluso algunos institutos en lo internacional permiten que seamos promotores de estos avances tecnológicos para que nuestros clientes se beneficien con conceptos muy novedosos como los de generación distribuida, fotovoltáica, eólica, pero estamos muy lejos de poder aplicar todavía esos criterios que tienen más que ver con la ciencia-ficción que con lo inmediato.

Sin embargo, una mayor autonomía de gestión para que Luz y Fuerza pueda actuar en condiciones que ofrezcan precios competitivos de energía a sus grandes consumidores, conlleva necesariamente, mayores inversiones para modernizar y ampliar nuestras instalaciones e incorporar nuevos avances tecnológicos.

Analizamos el valor comercial, muy relevante, de la utilización de las líneas de producción, como ya preguntaba el diputado Martínez, y ahí hay una fuente muy esperanzadora de recursos, que como en otros países, puede ir representando un principio de solución a nuestro trabajo y en este criterio hacemos el mayor esfuerzo.

¿Pero qué habrá de pasar en lo inmediato? Pues francamente no sé. Creo que podemos coincidir, varios de ustedes se han referido en ese sentido, yo soy un poco más optimista, pero es cierto, las empresas eléctricas trabajan hoy en condiciones estructurales lejanas a lo óptimo, y por ende, condicionan el adecuado desenvolvimiento del sector.

Hay que cambiar; sí, pero hay que fijarse con mucho cuidado hacia dónde, vinculado a qué. Muy probablemente deba hablarse de un cambio energético, no solamente eléctrico, y ése vinculado a un cambio fiscal y etcétera, etcétera. No tengo opinión en ese sentido.

Pero es por ello, claro, indispensable contar con un marco jurídico muy claro, capaz de generar seguridad y útil para consolidar un desarrollo nacional.

En el contexto de este proceso de definiciones, todos los días leemos más cosas. Luz y Fuerza enfrenta el desafío, antes de lo que ocurra, de convertirse en una empresa pública en armonía con el crecimiento del país, con el crecimiento de la demanda. Necesitamos no restarle el carácter político a la discusión, sino identificar con precisión, los elementos que le den fuerza, fincado en criterios técnicos muy serios.

Se requieren más inversiones. Es indispensable evitar que la escasez de gasto en inversión en generación, a nosotros eso no nos preocupa, es menos del 3%, pero pudiera convertirse en frontera para que no pueda expandirse la red de distribución, eso sí nos preocupa directamente, porque hablo sólo, naturalmente, en mi responsabilidad de director.

Lo que parece inevitable es que pudiera terminar afectándose a la población menos favorecida, porque ahí la rentabilidad es negativa. Está localizada en aquellas zonas geográficas en las que se asientan de manera más vulnerable y existen más dificultades técnicas y económicas. Aquí hay una responsabilidad social que no queremos descuidar y nosotros no tenemos los recursos.

México necesita contar con una empresa moderna, con una visión, estoy muy de acuerdo con algo que se dijo aquí por el diputado Perdomo, de largo plazo, con una visión de futuro, como la que aquí he escuchado, como la que exigimos todos, que se funcione con transparencia y con eficacia, pero que no se descuide que se funcione con justicia.

Ése es nuestro primer compromiso, requiere, créanme, pasión, disciplina, muchísimo trabajo, mucho cariño, tanto de los trabajadores como de quienes formamos parte de la administración. A eso vengo a comprometerme con ustedes.

Pero siendo los trabajadores nuestro principal activo, buscamos con ellos y con quien los representan legítimamente, las mejores alternativas de solución a los retos que enfrentamos; se trata de un ambiente de irrestricto respeto a sus derechos y prestaciones, como lo ha garantizado directamente al visitar al Sindicato, el señor Presidente de la República.

Para nuestro organismo, el resultado final del actual debate nacional debe impulsar el mercado interno de generación de empleos y potenciar los recursos públicos, a la par de orientar el servicio público de energía eléctrica hacia una mayor calidad de servicio.

Estamos convencidos de la necesidad de arraigar una cultura de servicio, que coadyuve en la satisfacción más cabal de las legítimas necesidades de la sociedad, que concentre la actividad de la empresa en la atención de las necesidades colectivas con especial empeño al trabajar para las clases menos favorecidas.

No puedo estar más de acuerdo con el Diputado Pimentel, se requiere un abasto seguro y suficiente, se requiere una estrategia de largo plazo, precisar en un programa que permita particularizar lo que tenemos en el Plan Nacional de Desarrollo, las necesidades de Luz y Fuerza como se las he descrito sin que esto de ninguna manera niegue la indispensable conveniencia de ajustarse a un marco determinado por criterios gubernamentales.

Mi lealtad al gobierno no está en duda, para eso trabajo, y mi mandato no incluye condicionar el mejor funcionamiento de Luz y Fuerza, al contrario, se requiere de un esfuerzo coherente, a este esfuerzo que demanda de la sociedad un servicio continuo, uniforme, regular, permanente, de calidad, falta mucho por hacer.

Y a este esfuerzo de los trabajadores del organismo y al compromiso de la administración, invitamos a que se sumen todos, este Congreso, los tres niveles de gobierno, sobre todo la sociedad civil, para que Luz y Fuerza del Centro esté a la altura del servicio al que aspira la sociedad y que por supuesto la sociedad merece.

Yo les agradezco muchísimo su atención, porque tanto como este diálogo, me llevo una sensación de respaldo que créanme mucho necesitamos; quiero ratificar con ustedes mi convicción de que este tipo de encuentros por la calidad de sus participaciones, el detalle de sus preguntas, el trabajo que se han impuesto, enriquecen nuestra visión de lo que hacemos y por ello les trasmito mi compromiso, el de mis compañeros, la disposición para fortalecer esta relación y de manera permanente, estoy a sus órdenes a fin de proporcionarles toda la información que puedan requerir. Muchas gracias. (Aplausos)

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Tiene la palabra hasta por cinco minutos, el Diputado Oscar Pimentel.

El diputado Oscar Pimentel González (PRI):

En efecto Licenciado Luis de Pablo, creo que la percepción que usted se lleva de esta comparecencia es correcta.

El respaldo de quienes integramos los diferentes grupos parlamentarios, en torno a enfrentar estos retos de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, el constituirse como una empresa productiva, eficiente, y enfrentar la necesidad inminente de sanear sus finanzas, de llevar a cabo diferentes procesos de reingeniería tanto desde el punto de vista tecnológico como administrativo, y por supuesto el contar con mayores recursos presupuestales que le permitan llevar a cabo las inversiones que son necesarias.

Y también de manera muy especial, el apoyo para que en otros temas ya más específicos, como el caso del robo de energía eléctrica, que pudiéramos trabajar juntos en la definición de algunos instrumentos jurídicos que nos permitan atender este tipo de problemas.

A reserva de que el compañero Presidente seguramente hará algunos comentarios finales, el día de hoy cerramos el ciclo de comparecencias que con motivo del Informe del señor Presidente de la República, se llevaron a cabo con los funcionarios del sector de energía, con el Secretario de Energía, con el Director de la CFE, con el director de Pemex y hoy con el Licenciado Luis de Pablo, Director de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro.

Yo creo que nos queda muy claro que la energía es de crucial importancia para el desarrollo del país, que es un asunto de seguridad nacional y que debe también permitir sustentar el desarrollo de nuestro país; que se requiere la adopción de decisiones de largo alcance que permitan garantizar un abasto suficiente, seguro, de calidad y a precios y tarifas razonables; que la energía es un componente fundamental para impulsar el crecimiento, el empleo y el bienestar de nuestro país.

Y en ese sentido, que es también necesario que adoptemos acuerdos al interior del Poder Legislativo y con el propio Poder Ejecutivo, sobre la forma en que se debe reorganizar el sector energético para hacerlo más eficiente y para ponerlo a la altura de los retos que demanda el bienestar de nuestro país.

Yo creo que ha sido un ejercicio muy importante de diálogo con los funcionarios del Poder Ejecutivo y que los diputados también debemos felicitarnos por el trabajo y la dedicación que se ha involucrado en estos trabajos.

Y finalmente, creo que el día de hoy también nos deja una lección de carácter operativo; creo que el formato, incluso el lugar en el que trabajamos el día de hoy, fue mucho más propicio para lograr el diálogo que queremos en este tipo de comparecencias y creo que no sería malo que recogiéramos esta inquietud para trasmitirla a la Junta de Coordinación Política, para que las comparecencias se conviertan en verdaderos encuentros de diálogo y de trabajo, de análisis, de estudio y no solamente para las cámaras, y no solamente para los medios de comunicación, y en espacios que a veces inhiben y coartan la libertad con la cual el día de hoy nos hemos expresado y hemos tenido este fructífero diálogo con el licenciado Luis de Pablo.

Así que muchas gracias y muchas felicidades, Licenciado, estaremos trabajando juntos en estos retos que hoy nos son comunes. Muchas gracias.

El Presidente diputado Francisco Javier Salazar Díez de Sollano (PAN):

Compañeras y compañeros diputados, quisiera en nombre de la Comisión agradecerle, en primer lugar al licenciado Luis de Pablo por su dedicación, por su tiempo y por su esfuerzo, claramente expresado el día de hoy, en tratar de dar respuesta puntual a todos los cuestionamientos que se le hicieron llegar por parte de las distintas fracciones parlamentarias.

Quisiera también agradecerle el hecho de que el día de hoy nos ha entregado un documento en el que se contienen por escrito las respuestas a las preguntas que se hicieran, los datos y las figuras que nosotros necesitaremos para estar ampliando más el estudio de este tema.

Quisiera agradecerles a ustedes, compañeros, también por su atención, por su participación a lo largo de todas estas comparecencias, tuvimos cuatro comparecencias; les quiero agradecer por su dedicación y también por el respeto que hemos mantenido en este diálogo franco, abierto y que seguramente se tendrá que traducir en esfuerzo para modificar el marco jurídico en función, espero, primero de las coincidencias, y si no, por lo menos de algunas mayorías.

Les recuerdo por último que el día de mañana tenemos una reunión de trabajo en relación con los contratos de servicio colectivo, -perdón-, en los contratos de servicio múltiple de Pemex y nosotros les estaremos avisando la próxima semana de la reunión plenaria que tendremos el día 19 de noviembre, del mes.

Muchas gracias a los medios de comunicación y a todos los funcionarios que nos acompañaron en esta comparecencia.

De conformidad con lo que establece el artículo séptimo, numeral quinto de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, la versión estenográfica de esta reunión será remitida al Presidente de la República para su conocimiento. Agradecemos a todos su asistencia.