Comparecencia del Secretario de Educación Pública,
Reyes Tamez Guerra, correspondiente al Tercer Informe
de Gobierno del Presidente Vicente Fox Quesada

Cuestionamientos de los grupos parlamentarios

Instalación:
Salvador Pablo Martínez Della Rocca

PRIMER TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Luis Maldonado Venegas, Partido de Convergencia
Respuesta: Reyes Tamez Guerra, secretario de Educación Pública.
Réplica: Luis Maldonado Venegas, Partido de Convergencia

Pregunta: Francisco Amadeo Espinosa Ramos, Partido del Trabajo
Respuesta: Reyes Tamez Guerra
Réplica: Francisco Amadeo Espinosa Ramos, Partido del Trabajo

Pregunta: Alejandra Méndez Salorio, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: Reyes Tamez Guerra
Réplica: Alejandra Méndez Salorio, Partido Verde Ecologista de México

Pregunta: Iván García Solís, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Reyes Tamez Guerra
Réplica: Iván García Solís, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Felipe de Jesús Díaz González, Partido Acción Nacional
Respuesta: Reyes Tamez Guerra
Réplica: Felipe de Jesús Díaz González, Partido Acción Nacional

Pregunta: Filemón Primitivo Arcos Suárez Peredo, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Reyes Tamez Guerra
Réplica: Filemón Primitivo Arcos Suárez Peredo, Partido Revolucionario Institucional

SEGUNDO TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Salvador Pablo Martínez Della Rocca, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Reyes Tamez Guerra
Réplica: Salvador Pablo Martínez Della Rocca, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Julio César Córdova Martínez, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Reyes Tamez Guerra
Réplica: Julio César Córdova Martínez, Partido Revolucionario Institucional

Pregunta: José Antonio Cabello Gil, Partido Acción Nacional
Respuesta: Reyes Tamez Guerra
Réplica: José Antonio Cabello Gil, Partido Acción Nacional

Pregunta: José Guillermo Aréchiga Santamaría, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Reyes Tamez Guerra
Réplica: José Guillermo Aréchiga Santamaría, Partido Revolucionario Institucional

Comentarios finales:
Salvador Pablo Martínez Della Rocca



















21 DE OCTUBRE DE 2003
COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE EDUCACION PUBLICA, LIC. REYES TAMEZ GUERRA

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Compañeras y compañeros: Queremos agradecer mucho, en nombre de la Comisión de Educación, en nombre de la Comisión de Ciencia y Tecnología, y en nombre de la Comisión de Cultura al Secretario de Educación Pública, licenciado Reyes Tamez Guerra, que haya aceptado venir aquí a comparecer respetuosamente, pero –como decía don Javier Barros Sierra– comentaba yo al Secretario: viva la discrepancia, que es el espíritu de la Universidad; viva la discrepancia, que es lo mejor para servir. Entonces, vamos a iniciar esta reunión de cuestionamientos y de respuestas anteponiendo a todo el interés de la nación.

Esta Presidencia informa que han registrado su asistencia diputados miembros de las Comisiones de Educación Pública y Servicios Educativos; de Ciencia y Tecnología; y de Cultura.

De conformidad con el artículo 7, numeral 4, de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, comparece el licenciado Reyes Tamez Guerra, Secretario de Educación Pública, invitado a esta reunión de las Comisiones de Educación Pública y Servicios Educativos; de Ciencia y Tecnología; y de Cultura, en la que se llevará a cabo el análisis del Tercer Informe de Gobierno del Presidente de la República, Vicente Fox Quesada, en el tema de su competencia.

Nos acompaña el diputado Antonio Morales de la Peña, representante de la Mesa Directiva, a quien agradecemos mucho que esté aquí con nosotros. Le agradecemos.

Se dará lectura al Acuerdo Parlamentario aprobado por la Cámara de Diputados en la sesión del 14 de octubre. Se dará lectura a lo conducente del Acuerdo Parlamentario y al final se dirá para dar cumplimiento al punto segundo, numerales 1, 2, 3 y 4. Se han inscrito para hacer preguntas y réplicas los siguientes diputados:

Por el Partido Convergencia, el diputado Luis Maldonado Venegas; por el Partido del Trabajo, el diputado Francisco Amadeo Espinosa; por el Partido de la Revolución Democrática, el diputado Iván García Solís; por el Partido Revolucionario Institucional, el diputado Filemón Primitivo Arcos Suárez Peredo. Por el Partido Acción Nacional no me han informado quién será el compañero o la compañera diputada que tomará la palabra.

Entonces, para dar inicio pedimos al diputado Luis Maldonado Venegas que por favor pase a hacer sus cuestionamientos.

El diputado Luis Maldonado Venegas (Convergencia):

Con su permiso, señor Presidente. Señor Secretario de Educación Pública, licenciado Reyes Tamez Guerra: Para el grupo parlamentario de Convergencia, es desde luego esta comparecencia de alto interés. Nos sumamos también a las expresiones de bienvenida que ya se han externado y hacemos votos porque el diálogo que habremos de sostener con usted, señor Secretario, el día de hoy contribuya a aportar elementos de información a esta honorable Cámara de Diputados, en asuntos cruciales relacionados con la educación pública, ramo que se encuentra a su cargo.

Señor Secretario: Han transcurrido ya más de diez años desde que se suscribió el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica y Normal, un acuerdo que fue suscrito en su momento por la Secretaría de Educación Pública, por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y por los gobiernos de los estados de la República. Este Acuerdo en su momento suscitó una fundada esperanza en que la prestación de los servicios de educación básica y normal habría de elevar la calidad y la calidez en su prestación, desde el momento que dejaban de estar centralizados.

Recordamos que en aquel entonces concentraba la Secretaría de Educación Pública de manera central y directa la administración de cerca de 120 mil establecimientos educativos y que en ese entonces laboraba personal docente y directivo de los servicios de educación del orden de un millón cien mil maestros.

No obstante, han transcurrido estos diez años y actualmente surgen preocupaciones acerca de las bondades o no de esta "federalización", así denominada de los Servicios de Educación Básica y Normal.

Por ello desearíamos reiterar a usted algunos cuestionamientos formulados por el grupo parlamentario que represento y que le fueron anticipados con toda oportunidad. Particularmente, nos interesaría conocer, a una década de la federalización de estos servicios de educación, cuáles son realmente los avances educativos en relación con los siguientes aspectos:

Primero, ¿cuál es, señor Secretario, la situación actual de aquel que fue objetivo inicial de este acuerdo, que era la homologación de las prestaciones entre el magisterio federalizado y el magisterio estatal? Hay en esto criterios e informaciones contradictorias, aparentemente en algunas entidades de la República parecería que los objetivos y las metas fijados por ese acuerdo han sido no sólo cumplidos sino superados, mientras que en otros parecería que se reportan rezagos fundamentales en este sentido.

En segundo término, nos gustaría conocer, señor Secretario, cuál es el estatus que priva actualmente en relación con los estados que en los últimos años han reportado un déficit financiero en sus respectivos sectores educativos con el consecuente desequilibrio en las finanzas estatales. Casos concretos como los que se han, en su oportunidad, difundido de los estados de Tlaxcala, Guerrero, Zacatecas y Chiapas, sólo por citar algunos de ellos.

Por otra parte, señor Secretario, tendríamos especialmente el interés de conocer el estado que guarda la inversión educativa que tiene que ver con los asuntos de la calidad, no solamente de la cobertura de los servicios de educación básica y normales.

Actualmente, se sabe que el llamado Capítulo 1000, Servicios Personales, en cada entidad federativa concentra en promedio 95 por ciento de los recursos asignados en materia de gasto educativo a las respectivas entidades federativas, lo que significaría que sólo 5 por ciento es el que se está destinando a asuntos fundamentales, como los destinados a los rubros de mantenimiento y ampliación de espacios educativos, equipamiento escolar, capacitación y superación del magisterio y dotación de materiales didácticos, entre otros.

Nos interesa mucho conocer este asunto, señor Secretario, porque con frecuencia vemos que existen cuestionamientos al magisterio nacional, cuando en realidad nuestros maestros están realizando diariamente una proeza para cumplir su vocación y su labor de servicio, a veces en condiciones no sólo adversas sino auténticamente precarias.

Dentro de este esquema, señor Secretario, el grupo parlamentario de Convergencia desearía también conocer la perspectiva que la Secretaría a su cargo ha establecido para elevar la calidad educativa, particularmente en los siguientes aspectos:

¿Cuáles son los avances y resultados concretos del acuerdo que el año pasado se suscribió para elevar la calidad educativa? ¿Cuál es el avance en la introducción de nuevas tecnologías previsto para la escuela pública? ¿Qué programas se están implementando para actualizar la formación del magisterio, ese tan esperado, anhelado y requerido Programa de Superación, Actualización y Capacitación del Magisterio, que no llega y que pasan los sexenios y pasan los gobiernos y vienen las transiciones y no se cumple?

Por último, señor Secretario, frente a la perspectiva de un proyecto de presupuesto que amenaza afectar el gasto educativo, como nos informó en la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública el Subsecretario de Egresos, desearíamos conocer cuál es su posición, cuáles las medidas que la Secretaría a su cargo ha considerado para lograr un blindaje del presupuesto educativo y, en su caso, cuáles son, a su juicio, los capítulos irreductibles de dicho gasto, así como el escenario mínimo para garantizar las negociaciones salariales y de prestaciones que deberán atenderse en el mes de mayo del próximo año.

Por su atención a estos cuestionamientos, mucho agradeceremos sus respuestas puntuales y concretas. Gracias, señor Secretario.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchísimas gracias, diputado.

Señor Secretario, tiene usted 10 minutos para contestar. Si se pasa un poco, no hay problema.

El Secretario de Educación Pública, licenciado Reyes Tamez Guerra:

Muchas gracias. Quiero agradecer, en primer lugar, la invitación para poder tener este intercambio de puntos de vista que, estoy seguro, enriquece las tareas educativas. Voy a buscar responder de manera muy concreta cada uno de los cuestionamientos que se nos hacen.

En primer lugar, quisiera comentar que el acuerdo de modernización de 1992 ha venido cumpliendo este propósito de buscar homologar prestaciones entre los sistemas estatal y federal.

Diría que tenemos una mayor parte de los estados donde esto se ha podido lograr, aunque en la parte que depende de la revisión del sistema de trabajo a nivel nacional, en ese caso estoy absolutamente seguro de que se trata de los mismos salarios en ambos subsistemas.

En el caso de los estados, cada una de las secciones sindicales mantiene revisiones salariales que sí son diferentes en cuanto a los acuerdos que se alcanzan con cada una de las entidades federativas. Pero diría, en esta parte, que se ha avanzado mucho más en la homologación de prestaciones y que las diferencias que aún persisten son menores.

En cuanto a la siguiente pregunta, que tiene que ver con el déficit financiero, en todos los casos hemos establecido mesas de trabajo con los estados; donde se ha demostrado que existe algún déficit financiero se ha procedido, junto con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a regularizar este déficit. En todos los casos con los estados se ha venido trabajando y se mantienen estas reuniones de trabajo para buscar que no existan diferencias respecto al presupuesto que se entrega a las entidades federativas.

En cuanto al tema de calidad educativa, creo que éste es el esfuerzo principal que debemos hacer en el país para buscar tener un sistema de educación que sea orgullo de todos los mexicanos.

Aquí quiero hacer, inicialmente, y ésta es la parte que voy a responder con mayor detalle, en cuanto a la cobertura, hemos venido logrando en el país que en la educación básica, particularmente lo que tiene que ver con primaria y secundaria en niños y jóvenes de 6 a 14 años, tenemos una cobertura que supera 93 en este momento en el país y donde las brechas educativas entre los diferentes sectores que componen la sociedad mexicana, digamos que no existen diferencias tan importantes como en otros niveles de educación.

Si analizamos este aspecto de la cobertura en los siguientes niveles educativos, nos damos cuenta de que ya en el caso de educación media superior contamos solamente con 50 por ciento de la población del grupo de edad correspondiente de 15 a 18 años y en el nivel de educación superior solamente tenemos una cobertura de 22.2 por ciento, del grupo de edad correspondiente de 19 a 23 años.

Cuando hicimos un análisis para ver la razón por la que la gente al terminar secundaria no continuaba estudiando, nos dimos cuenta de que 56 por ciento de los estudiantes que no continuaban al terminar secundaria nos decían que la razón fundamental era la económica. Por eso, un primer esfuerzo que se buscó hacer fue fortalecer un sistema de becas que apoyara a todos los estudiantes en el país que tuvieran una necesidad económica para seguir estudiando, particularmente los estudiantes que provienen de familias que tienen menos de tres salarios mínimos como ingreso familiar y desarrollamos este proyecto no solamente para la educación media superior sino también para la educación superior.

Porque en el caso de la educación superior es todavía más crítica y creo que es el reto fundamental que tenemos en el caso de las brechas educativas, porque si uno analiza esta cobertura de 22 por ciento de los jóvenes que atienden la educación superior, nos encontramos que si lo analizamos utilizando el criterio de ingreso familiar, nos encontramos que mientras de los jóvenes que pertenecen a las familias de ingresos medios y altos de las ciudades, 80 por ciento asiste a las instituciones de educación superior, en las mismas ciudades la gente con ingresos bajos solamente, en este caso los jóvenes de estas familias solamente el 15 por ciento asiste a instituciones de educación superior y en el caso del sector indígena y el sector rural, solamente 3 por ciento de los jóvenes asiste a instituciones de educación superior.

Entonces, un primer esfuerzo fue fortalecer un sistema de becas. En este caso, quisiera informar que en este momento tenemos un poco más de 735 mil becarios en el caso de estudiantes de educación superior, es el 27 por ciento de la matrícula de estudiantes de media superior en el sistema público del país, y en el caso de la educación superior tenemos 197 mil becarios, es un poco menos del 10 por ciento de la matrícula; si a esto le sumamos los apoyos que se dan en educación básica, tenemos que un poco más de 5 millones 200 mil niños y jóvenes reciben apoyos económicos, lo que significa que tenemos un sistema de becas que cubre el 17 por ciento de la totalidad de estudiantes del país.

Entonces, en este sentido, el esfuerzo para que vayamos cerrando brechas en este sentido, se ha dado por un lado en apoyar a estos jóvenes y, por otra, crear instituciones que permitan que en esas zonas donde tenemos los indicadores educativos más dramáticos, los jóvenes tengan acceso a los distintos niveles educativos.

El esfuerzo de la calidad se ha centrado en varios aspectos, primero es el relacionado con la formación docente, porque nosotros consideramos que en la calidad de los cuerpos académicos con que se cuenta en los diferentes niveles educativos, radica precisamente la calidad de servicios educativos que se puede ofrecer. En este sentido, ligo esta pregunta a la pregunta sobre información del magisterio que se hizo de manera específica.

Y quisiera decirles que hicimos un estudio de qué había pasado con la formación magisterial en los últimos cinco años en el país y encontramos que del total de alrededor de 840 mil profesores de tiempo completo en educación básica que tenemos, sin contar preescolar, en primaria y secundaria, un poco más de 660 mil profesores asistieron a algún curso de formación en los últimos cinco años.

Y luego hicimos un análisis de cuáles de ellos habían asistido por lo menos en tres de los cinco años a cursos de formación y nos encontramos que un poco más de 380 mil profesores el país de educación básica habían asistido a un curso por lo menos tres años de los últimos cinco años.

De hecho hicimos una premiación a aquellos profesores que tuvieron los mejores desempeños en estos cursos y en los resultados del sistema de evaluación que tenemos en educación básica y entregamos reconocimientos a los mejores maestros de todo el país utilizando estos criterios.

Lo mismo hemos buscado realizar en educación superior, más tarde extenderé mi respuesta dado el tiempo que tenemos ahora en esto, pero la calidad la estamos sacando fundamentalmente en eso y en buscar una mejor infraestructura, ya hablaré un poco más en una de las siguientes intervenciones.

El Presidente de la Comisión de Cultura y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchísimas gracias señor Secretario.

La réplica, a cargo del diputado Luis Maldonado Venegas, por cinco minutos.

El diputado Luis Maldonado Venegas (Convergencia):

Le agradecemos, mucho señor Secretario, las respuestas que nos ha externado en relación con algunos de nuestros planteamientos, pero uno de ellos centrales, fundamentales, para nosotros verdaderamente grave y preocupante y quisiéramos reiterarlo en este momento, son estos perfiles que hemos conocido como una primera aproximación del proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, que como fecha límite tendrá que llegar a la consideración de esta honorable Cámara a más tardar el próximo día 15 de noviembre, ante la fatalidad de los términos y de los plazos legales pero sobre todo, ante la preocupante expresión de las autoridades hacendarias, que han anticipado con una insensibilidad sin precedentes, señor Secretario, porque nunca se había registrado un señalamiento como este, que dicho presupuesto podría afectar, entre otros rubros por ejemplo, la producción de libros de texto gratuitos, así se dijo, podría afectar el Programa Progresa en sus tres componentes incluyendo el educativo y afectaría también, se dijo, los recursos asignados al rubro de educación con su consecuente afectación a las transferencias que deben cumplirse a los estados de la República en este rubro.

No me detendré, entendemos que las limitaciones de tiempo a veces no permiten que se puedan desahogar con amplitud estos cuestionamientos, pero sí dejo una reflexión ante esta Comisión que nuestra fracción parlamentaria presentará como una propuesta a la Junta de Coordinación Política, a esta misma Comisión de Educación y lo apropiaremos a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública para que por el carácter emergente e importante de este tema podamos constituir un grupo de trabajo conjunto que revise y analice y ojalá con la posibilidad de mantener un intercambio de información con usted y sus colaboradores señor Secretario, este tema fundamental ante la inminencia, reitero, de la presentación del proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación y esta posible afectación al rubro sustantivo, fundamental y prioritario de la educación pública.

Muchas gracias, señor Secretario.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchísimas gracias, diputado. Tiene ahora la palabra el diputado Francisco Amadeo Espinosa Ramos, del Partido del Trabajo, por ocho minutos.

El diputado Francisco Amadeo Espinosa Ramos (PT):

Con la venia de la Presidencia.

Señor Secretario de Educación Pública, licenciado Reyes Tamez Guerra.

Compañeras y compañeros legisladores.

La principal riqueza que posee un país en la actualidad es el conocimiento, el conocimiento ha desplazado a los recursos naturales como fuente primaria de acumulación económica. Las naciones valen ahora por el nivel que alcancen en materia de ciencia y tecnología y eso sólo es posible obtenerlo a través de un sistema educativo moderno y eficaz.

Todas las experiencias exitosas recientes en diversas naciones, han tenido un denominador común: su interés por la educación como factor estratégico para el desarrollo.

Está ampliamente documentado, por ejemplo, que los llamados tigres asiáticos sustentaron su crecimiento y competitividad en el mercado mundial gracias a que dedicaron una parte muy importante de su atención y recursos a la educación y a la investigación en ciencia y tecnología.

Cuba, por su parte, bajo otro sistema social distinto y en condiciones adversas por el aislamiento al que sigue sometido por el bloqueo de Estados Unidos, ha demostrado que la educación es el factor que le ha permitido tener avances en diversos campos de la ciencia y de la producción.

México, por su parte, lleva más de 20 años sin crecer y sin encontrar el camino que le permita tomar un derrotero exitoso. México tiene que salir del pasmo neoliberal y creemos firmemente, señor Secretario, que la educación es la luz que está al fondo del túnel. Sabemos que el problema es mayúsculo, que existe un intrincado nudo de intereses provenientes del pasado y otros del presente que limitan enormemente la tarea.

Nuestro país posee un enorme acervo humano en el área educativa, tenemos instituciones de excelencia que son ejemplos para propios y extraños empezando por la propia Secretaría de Educación Pública, nuestra alma máter –la UNAM– pionera en educación media y superior y en investigación científica; también está el Politécnico Nacional, sustento imprescindible en la formación de cuadros profesionales durante más de medio siglo.

Con esta enorme riqueza contamos en materia de educación, tenemos ahora la necesidad insoslayable de darle un rumbo definido para llegar al estadio de desarrollo que nos exigen los nuevos tiempos.

Con base en todo lo anterior, señor Secretario, nos permitimos hacer los siguientes cuestionamientos:

1. La educación inicial y la estimulación temprana son uno de los aspectos estratégicos para el crecimiento del país.

Alentar de forma constructiva el desarrollo emocional, psicomotor y la integración social de la niñez se ha convertido en una preocupación en el mundo. En México hay experiencias ya aprobadas sobre esta cuestión. En este sentido, señor Secretario, creemos que ni los montos presupuestales ni los programas vigentes destinados para ése fin tienen el alcance que en este aspecto requiere nuestro país.

Deseamos conocer su opinión al respecto.

2. México tiene tres décadas de rezago en ciencia y tecnología pues desde los años setenta se habló de llegar al gasto del 1 por ciento del Producto Interno Bruto, que es el mínimo recomendado por las agencias internacionales. ¿Qué está haciendo nuestro país en esta materia?

3. Sabemos que en las escuelas de calidad es la apuesta de su dependencia para mejorar la calidad de la educación básica, sin embargo el presupuesto que se les destina anualmente no corresponde a la dimensión de los objetivos que persiguen estas escuelas.

Por tanto, le preguntamos: ¿Qué está haciendo la Secretaría a su cargo al respecto para incrementar el monto de los recursos destinados a este programa?

4. La privatización silenciosa en la educación superior avanza. Para citar sólo un caso: En licenciatura, si comparamos la matrícula 80-81 con la actual, 2003-2004, la educación privada creció en seis veces en tanto que en las universidades públicas no llega ni siquiera a duplicarse.

Ante esta situación de evidente desigualdad, nos preocupa que la Subsecretaría de Egresos de Hacienda –como ya se dijo aquí– declare la posibilidad de hacer recortes presupuestales a la educación superior para el año 2004. Por el contrario, debemos propugnar porque se incrementen los fondos a todas las universidades públicas, pero en particular a la UNAM, a la Universidad de Nuevo León, a la de Baja California, la de Zacatecas y, desde luego, la Universidad Autónoma de Chiapas. Esperamos sus comentarios al respecto.

Los programas compensatorios están destinados a cubrir las insuficiencias que existen todavía en sectores marginados de nuestra sociedad. Le preguntamos: ¿por qué, a la luz de las cifras, dichos programas no cumplen satisfactoriamente los objetivos para los cuales fueron creados? ¿Por qué no se hace una evaluación seria, si su tendencia corresponde con las metas fijadas?

En nuestra opinión, su dependencia y el Ejecutivo federal sólo están administrando la crisis de la educación, pero sin darle una solución de fondo. ¿No le parece a usted que deberíamos emprender una cruzada por la educación, en la que se convocará a todas las fuerzas representativas de México, para que de una vez por todas resolviéramos este problema?

Señor Secretario, en esta Legislatura impulsaremos una iniciativa de ley para que el Instituto Nacional de Evaluación Educativa tenga autonomía y libertad de acción para llevar a cabo su importante tarea. Mientras tanto, le preguntamos: ¿convocará dicho organismo a los maestros de base, a los especialistas y a la sociedad para dialogar con ellos y tomar en cuenta sus opiniones?

Quiero terminar, señor Secretario, con un comentario en relación con la política que su dependencia está siguiendo con las normales rurales. Soy egresado de una de ellas, de la Escuela Normal Rural de Matumasac, Chiapas, y entramos en una discusión fuerte con el gobernador del estado, por querer desaparecer el internado, pero ya nos dimos cuenta de que no es un problema de Chiapas, es un problema nacional. La misma receta están aplicando al Mexe, Hidalgo, la misma receta le están aplicando a Yozitnapa. Entonces, el responsable no es el gobernador de Chiapas, el responsable está en la Secretaría de Educación. ¿Por qué esa obstinación, señor Secretario, en desaparecer el internado? ¿No piensa usted que con eso estamos impidiendo que una gran cantidad de jóvenes sin recursos económicos pueda continuar sus estudios? ¿Por qué esa idea de que el internado no sirve, cuando es público que en las universidades de otros países el propio ejército así se forma?

Consideramos que las escuelas normales sí requieren una reforma, sí requieren una nueva orientación, necesitan muchas cosas, más presupuesto, pero no creemos que la solución sea acabar con los internados y ya. En ese sentido, le pedimos sus comentarios al respecto, porque pensamos que no se puede acabar con una herencia histórica de la Revolución Mexicana nada más de un plumazo, porque a alguien se le ocurrió, tuvo la ocurrencia de que los internados no sirven para nada.

Por sus comentarios, muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Tiene la palabra el Secretario de Educación Pública, licenciado Reyes Tamez Guerra, hasta por diez minutos.

El Secretario de Educación Pública, licenciado Reyes Tamez Guerra:

Muchas gracias.

El sentido de la primera pregunta, que tiene que ver con la estimulación temprana, definitivamente está demostrado que entre más temprano en la vida del niño se inicie con los procesos educativos, aunque en éste caso se trate de procesos educativos no formales, es mucho mejor, o sea, estoy convencido de que la educación inicial entre más temprano se realice, facilita mucho la concreción de éxito educativo en el futuro de los niños y particularmente en este caso el esfuerzo se está haciendo a través de formar en esta fase, de alguna mejor manera, dándole más elementos de juicio a los padres de familia.

En el caso de ciencia y tecnología, estamos convencidos de que el país requiere mayor fortaleza en el desarrollo científico y tecnológico, que no vamos a terminar con la dependencia que tenemos en cuanto a utilización de tecnología si no se generan conocimiento y tecnología propios.

Se está haciendo un esfuerzo importante en este caso, fortaleciendo el Sistema Nacional de Investigadores, que en este momento tiene más de 9 mil 250 miembros en el sistema nacional, y fortaleciendo el programa de investigadores en las instituciones de educación superior pública de todo el país.

Quiero decirles que en un programa que no iniciamos nosotros, que se inició en 1998 con el propósito de mejorar el profesorado de las universidades públicas, a 5 años de haber iniciado este programa el perfil de los profesores de las universidades públicas del país se ha modificado de manera muy sustantiva. La cantidad de profesores con doctorado se ha duplicado, a pasado de 8 por ciento a 15 por ciento. Lo mismo ha sucedido en el caso de profesores con el grado de maestría y la cantidad de profesores de tiempo completo que solamente tienen el grado de licenciatura es en este momento en las universidades públicas estatales solamente del 38 por ciento, cuando era 63 por ciento hace apenas 5 años y este programa tiene precisamente este propósito.

Consideramos que así como tenemos excelentes instituciones que generan conocimiento, pero de las que tenemos todavía pocos ejemplos. Tenemos que fortalecer a todo el país creando cuerpos académicos de excelencia por lo menos uno en cada entidad federativa del país y por supuesto la mayor parte del trabajo de generación de conocimiento se da en las universidades públicas más de 95 por ciento.

En el caso del Programa Escuelas de Calidad, el propósito es ayudar a las escuelas que tienen problemas en cuanto a los rendimientos académicos y, sobre todo, las que están en situación, en condición de urbano-marginadas o en situación de escuelas rurales o indígenas, apoyos para que de acuerdo a sus propios problemas la escuela genere proyectos para superar sus tasas de rendimiento académico, superar problemas de deserción escolar y mejorar la gestión escolar de manera integral.

Este programa busca apoyar directamente a las escuelas. En este programa participan los maestros, el director, los padres de familia, les entregamos los recursos directamente a las escuelas. Este es un programa que apoya a las escuelas con un promedio de 150 mil pesos anuales a cada escuela y la escuela decide en qué utilizar el dinero. En lugar de estar nosotros decidiendo en qué debe invertirse el dinero en educación en todo el país, les entregamos a ellos el dinero para que ellos inviertan si consideran que en un laboratorio de cómputo, en un laboratorio de idiomas, si quieren fortalecer su biblioteca, ellos deciden en qué utilizar el dinero.

Este programa tiene una duración de 5 años, las escuelas se van a apoyar por un lapso de 5 años para buscar que superen la situación que tienen de desempeño académico y adicionalmente a esto, en cuanto a la cobertura, en este momento ya 1 de cada 5 niños del sistema de educación básica está en una escuela de calidad. Este año vamos a tener como 15 mil escuelas de calidad en el país en todas las entidades federativas. Este es un programa que estamos desarrollando junto con las entidades federativas, donde la Federación aporta dos terceras partes de la inversión y los estados una tercera parte, y tenemos una demanda creciente de parte de los estados para incrementar el número de escuelas de calidad dentro de las entidades federativas. Todo el proyecto se opera en las entidades.

En cuanto al fortalecimiento, regresando al tema de educación superior, quisiera comentar que –y hago un comentario sobre el Presupuesto– en términos concretos lo que ha pasado con el presupuesto en educación estos tres años es lo siguiente:

A nosotros nos tocó recibir la Secretaría de Educación con un presupuesto de 219 mil millones de pesos y en este momento es de 282 mil millones de pesos. El presupuesto de la Secretaría ha crecido en términos reales 15 por ciento. En algunos subsectores ha crecido más, como es el caso de la educación superior, donde ha crecido 19.7 por ciento en términos reales, y donde ha pasado de 43 mil, 44 mil millones a más de 55 mil millones de pesos la inversión que se hace en educación superior en el país. Entonces, sabemos del compromiso fundamental, y donde tenemos el reto presente y futuro de crecimiento, es en educación media superior y superior.

En inversión por estudiante, como se quiera analizar, el presupuesto ha crecido en términos reales. En el caso de educación superior, por ejemplo, hace tres años el gasto por estudiante era de 34 mil pesos por alumno, en este momento es de 42 mil pesos por alumno en el país, en promedio.

En cuanto a los programas compensatorios, éstos tienen el propósito de atender escuelas en localidades donde no se pueden atender por la situación geográfica que presenta de manera directa, con el sistema tradicional educativo, pero los programas compensatorios atienden más de 40 mil escuelas en el país, en poblaciones de menos de 500 habitantes, entonces, estos programas están en evaluación permanente y sí consideramos que están cumpliendo el propósito para el que fueron creados.

En el caso del Instituto Nacional de Evaluación, también queremos que el Instituto sea un ente autónomo, pensamos que esto le dará fortaleza y vemos con muy buenos ojos esta iniciativa de que se pueda fortalecer por medio de una iniciativa de ley la autonomía del Instituto Nacional de Evaluación Educativa.

Quiero ser muy preciso en el último tema de las escuelas normales rurales y no rurales. No hemos cerrado ninguna escuela normal del país, lo que hemos, y estamos conscientes y compartimos esta preocupación, tenemos que fortalecer las escuelas normales y tenemos que buscar cómo lograr una reforma, que permita que en las escuelas normales se formen los maestros, de acuerdo a las necesidades presentes y futuras de lo que el país requiere.

Y lo primero que hicimos hace más de un año, un año y medio, fue reunir a todos los directores de las escuelas normales del país, a preguntarles si estaban satisfechos con la educación que se impartía en las normales y todo el mundo estuvo de acuerdo en que debería de haber una reforma. Y estamos trabajando con ellos, sin buscar imponer ninguna reforma, estamos trabajando con los directores desde hace más de un año, en un proyecto de reforma de las escuelas normales del país.

Desde el año pasado iniciamos un programa de fortalecimiento de la infraestructura de las escuelas normales. Se dedicaron más de 75 millones de pesos el año pasado a este proyecto y este año se destinará una cantidad similar para este propósito.

Entonces, sí quiero ser preciso; sí, también tenemos conocimiento de esta situación particular que se ha presentado en algunas escuelas normales, como es el caso de esta normal en Chiapas y lo que sucede en el estado de Hidalgo y es una situación que en el ámbito local se ha venido discutiendo, pero el propósito, quiero ser muy preciso, debemos fortalecer el sistema de educación normal, y buscando en una reflexión colectiva cómo fortalecerlo.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchísimas gracias, señor Secretario.

Tiene la palabra, para su réplica, el diputado Francisco Amadeo Espinosa Ramos, hasta por cinco minutos.

El diputado Francisco Amadeo Espinosa Ramos (PT):

Gracias, señor Presidente.

Señor Secretario, celebro que haya coincidencias en la mayor parte de los juicios que hicimos en nuestra anterior intervención. Quiero comentar, sin embargo, que aUn cuando hay coincidencias, en muchos casos no se refleja esto en las acciones concretas de la Secretaría a su cargo. Por ejemplo, el asunto de educación inicial de estimulación temprana, usted aquí ha reconocido que efectivamente un niño que tiene esta atención, es un mejor adulto. Sin embargo, no se refleja en la Secretaría, en los presupuestos que se tienen. Ojalá en este nuevo presupuesto tengamos sus palabras reflejadas en él.

Creo que el asunto de la ciencia y tecnología está vinculado a la educación superior. Usted mismo aquí nos ha dicho que 95 por ciento de la investigación se realiza en las universidades públicas. Sin embargo, el crecimiento de ésta, aun con el 19.7 que nos menciona, quiero decirle que en los años ochenta la explosión demográfica y el incremento en educación, el gasto en educación, fue fundamentalmente en educación primaria. Y hoy esta población que en los años ochenta reclamó educación primaria, educación secundaria después, hoy está reclamando educación media y educación superior.

Hoy, el problema de la explosión demográfica de aquellos años, que nos obligó a planear y a desarrollar programas de control de la natalidad, se está dando ya en educación superior y las tendencias hablan de que en pocos años, nuestro país va a ser un país de viejos o de adultos mayores, como ahora se dice, como sucede en muchos países europeos. Entonces la atención hoy la reclama educación superior.

Y en ese sentido, los presupuestos, ese 19.7 que usted nos maneja, realmente no corresponde con la realidad de lo que se está demandando. Estamos de acuerdo señor Secretario, que se requieren becas; que parte del problema de los jóvenes para que no vayan a la educación superior, es que a veces no cuentan con los recursos.

Es cierto esto, pero a veces no es solamente eso. ¿Por qué? Porque muchos de los problemas de los jóvenes ¿por qué se ha incrementado? Usted mismo reconoce en sus cifras que nos da, que la educación superior en las clases medias y en las clases altas, casi todos van a la educación superior; en cambio en las clases bajas pues no van simplemente porque no hay universidades públicas, porque no hay matrículas en las universidades públicas, para ser precisos.

Entonces, necesitamos atender de manera prioritaria y desde luego, aquí también tenemos mucho que ver nosotros los diputados, por lo cual creo que debemos hacer causa común para que no las políticas neoliberales no entren a su Secretaría, porque ya sabemos que los neoliberales todo quieren privatizar, todo quieren vender, todo quieren entregar al capital, con todo quieren hacer negocio. Entonces, lo que necesitamos es fortalecer; necesitamos hacer aquí causa común con usted para tratar de fortalecer la educación pública. Y creo que la mayoría de mis compañeros diputados desde luego que estamos de acuerdo en esta noble tarea.

Finalmente, no dije que usted estuviera desapareciendo normales. Dije que había una política de querer golpear a los internados; que había como una obsesión; que lo mismo se decía en Matumacá, lo mismo se dice en el Mexe, lo mismo se dice en Ayotinapa, Guerrero, y lo mismo se está diciendo en las normales del país.

Pero dado que usted menciona aquí que no hay intenciones de la Secretaría de imponer reformas, yo le propongo señor Secretario, que nos reunamos con la Comisión de Educación después, platiquemos, instrumentemos un programa para fortalecer el normalismo y para que esas políticas erradas desde mi punto de vista, no prosperen.

Por su atención, por su respuesta, señor Secretario, muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchísimas gracias, diputado; y ahora tiene la palabra la diputada Alejandra Méndez Salorio, del Partido Verde Ecologista de México, hasta por 8 minutos.

La diputada Alejandra Méndez Salorio (PVEM):

Con el permiso de la Presidencia; licenciado Reyes Tamez Guerra, Secretario de Educación Pública; compañeras y compañeros legisladores:

Es un placer tenerlo nuevamente en este recinto y poder conversar con usted acerca del estado que guarda el desarrollo de la educación en nuestro país, así como la evolución del programa Escuelas de Calidad integrado por la entidad a su cargo.

Existen numerosas evidencias empíricas que sugieren la existencia de una estrecha relación entre el desarrollo económico de una nación y su nivel educativo. Por eso, en el grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México consideramos que el papel de la Secretaría de Educación Pública es fundamental en el crecimiento del país y debe ser un detonador económico que marque el rumbo de México hacia el futuro.

El grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México trabaja para conseguir el equilibrio entre el desarrollo económico, educativo, tecnológico e industrial y la conservación del ambiente para que los mexicanos vivamos en un ambiente próspero y sano.

Por ello queremos, mediante este discurso, pedirle que nos informe sobre el estado en que se encuentra la educación en México acorde con los siguientes rubros:

El grave desempeño mostrado por los alumnos que presentaron el examen de admisión en la UNAM es un indicador que refleja el bajo nivel en que se encuentra la calidad de la educación en México.

Durante su administración, ¿nos podría indicar qué han realizado para alcanzar un mejor nivel de educación y de qué forma podemos verificar los datos?

Estimado Secretario: en su comparecencia ante el Senado de la República usted reconoció que la Secretaría a su cargo presenta un subejercicio de 4 mil 680 millones de pesos en los últimos dos años.

En el caso de que se tuviera el 8 por ciento del Producto Interno Bruto para la educación, nos gustaría que nos indicara de qué forma lo distribuiría para que no se volviera a presentar esa situación. ¿Cómo considera usted que sería la mejor manera de invertir esos recursos en beneficio del desarrollo educativo de nuestro país?

Nuestro país tiene muchos sectores que requieren el desarrollo tecnológico pero, contrariamente a esta necesidad, no hay suficientes programas que puedan incorporar a graduados mexicanos a la actividad científica nacional.

¿Existe alguna agenda de prioridades en la creación de programas de investigación e impulso al desarrollo? Y, de haberla, ¿cuáles son los sectores que considera prioritarios?

México es un país rico en recursos naturales. A partir de 1997, con la promulgación de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente se han dado grandes pasos a través del Poder Legislativo. Sin embargo, el Ejecutivo sigue presentando rezagos.

En estos tres años de gobierno no se han cumplido las metas que se plantearon. Con relación a educación ambiental, ésta no se ha incluido en la matrícula. ¿Qué solución plantearía usted ante esta problemática, sobre todo para las comunidades indígenas? ¿De qué forma les enseña a cuidar el ambiente en que viven y cómo lograr el desarrollo sustentable?

El objetivo fundamental del conocimiento es entender los contenidos, asumirlos y expresarlos cada cual mediante sus propios conceptos o en su vida cotidiana. Eso, para poder acceder a trabajos técnicos y profesionales justamente remunerados para mejorar la calidad de vida de cada uno de los beneficiarios.

¿Nos podría usted señalar de qué forma la Secretaría a su cargo diseña programas de estudio que permitan alcanzar estas metas?

La estructura fundamental de la educación son los maestros. Actualmente, muchos maestros de educación pública se ven frente a la necesidad de buscar otras alternativas de ingreso, además de asistir a sus clases, motivo por el cual la educación ha perdido calidad.

Señor Secretario: ¿nos podría usted orientar mediante qué propuestas la Secretaría trata de solucionar esos problemas?

El Estado es responsable de programar la demanda real de técnicos y profesionales que requiere el país a fin de que cuando terminen sus estudios tengan asegurado su ámbito de trabajo.

A través de los programas de trabajo de la Secretaría que usted preside, ¿de qué forma la Secretaría prevé esta situación que afecta a todo el país?

Cabe mencionar que la inclusión social de toda la población que habita nuestro país es mediante la educación y la cultura. No basta tener avances en materia administrativa y legislativa; es necesario fortalecer el trabajo en espacios políticos y culturales. ¿Qué hace la Secretaría para resolver esta situación?

Agradecemos su presencia y las respuestas a nuestras preguntas.

Sin más por el momento, muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchísimas gracias, diputada Alejandra Méndez Salorio.

Tiene la palabra el Secretario de Educación Pública, licenciado Reyes Tamez Guerra, hasta por 10 minutos.

El Secretario de Educación Pública, licenciado Reyes Tamez Guerra:

Ya había hecho algún comentario general sobre el Programa Escuelas de Calidad. Si hay oportunidad, al final reforzaré este tema.

Quisiera comentar, sobre el examen de la Universidad Nacional, que es para seleccionar a los estudiantes con mayores capacidades para ingresar en la institución. No es un examen de evaluación del nivel anterior de estudio ni nada por el estilo.

El Ceneval sí aplica un examen al término de los estudios de la carrera profesional y también aplica exámenes al término del bachillerato. De hecho, el Ceneval desde que se creó, en 1990, ha evaluado a más de 11 millones, ha aplicado más de 11 millones de pruebas a jóvenes del sistema educativo. Y ahí se tienen datos mucho más precisos sobre la calidad de la enseñanza relacionada con las habilidades, capacidades y conocimientos de los egresados de las diferentes instituciones de educación superior, pero no es el caso.

En el caso del subejercicio, lo que mencioné es que el año pasado habíamos tenido un subejercicio de 860 millones de pesos. En el caso de 2001, se está sumando al dato de subejercicio toda la parte de reducción presupuestal y de ahorro, que recordarán un programa en todas las secretarías del país de ahorro de 5 por ciento y luego un Programa de Reducción de Presupuesto que en su momento fue también muy comentado. Pero el subejercicio que tuvo la Secretaría de 860 millones de pesos, que la mayor parte de este subejercicio se dio en entidades que están sectorizadas en la Secretaría, es el subejercicio más bajo, en la historia de la Secretaría de Educación Pública, que ha existido en términos reales.

Entonces, por supuesto que nosotros quisiéramos que fuera cero, pero hay muchas situaciones que tienen que ver con que sea difícil alcanzar esta situación. Pongo algunos ejemplos:

Todas las economías que se hacen, por ejemplo en el capítulo de servicios personales, pago de obligaciones a terceros, institucionales, se consideran al final como un subejercicio y en realidad no se trata de un subejercicio como tal. Todos los programas que tienen que ver con adquisición de bienes y servicios y que por alguna razón, muchas veces por inconformidad de alguno de los participantes en estas licitaciones, estas licitaciones se suspenden, también se consideran como un subejercicio, y no es tal el subejercicio como tal; pero por supuesto debemos de buscar que sea, que tienda a cero esta situación.

Hay un programa muy importante para incorporar personas que concluyen con estudios de postgrado a las instituciones de educación superior públicas del país. Este programa, como el anterior, que había yo comentado de mejoras al profesorado, inició en 1998, y en cinco años ha otorgado, por ejemplo, plazas 7 mil 679 a las universidades del país, de las cuales 2 mil 238 se han entregado en estos últimos tres años, con la idea precisamente de que la gente que concluye estudios pueda incorporarse a las instituciones de educación superior.

El Conacyt acaba de iniciar un proceso, una convocatoria en julio de este año, para buscar que, de manera conjunta con el sector productivo, se puedan incorporar también investigadores a generar tecnología en el sector productivo del país.

En cuanto al tema de educación ambiental, éste sí está incorporado tanto en la currícula de primaria como en la de secundaria en el sistema educativo, particularmente hay un mayor esfuerzo a nivel de secundaria. Entonces, sí es fundamental que haya en la parte de la formación de los niños y jóvenes, una conciencia sobre el cuidado del ambiente.

En cuanto a la parte ingreso de los maestros, quisiera comentar que es la parte que más se ha cuidado, porque sabemos que los ingresos que perciben los maestros en todos los niveles educativos no son los más adecuados. Puedo, en este sentido, de manera muy concreta comentar que en estos tres años que nos han tocado revisiones a las condiciones generales de trabajo, pues tanto con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación como el caso que se da en el propio ámbito de las instituciones de educación superior públicas los incrementos en términos reales, descontando inflación, son cercanos a 20 por ciento en el salario de los docentes y lo podemos documentar de manera precisa, descontando inflación, en tres años; en los últimos tres años, que son las revisiones que nos ha tocado a nosotros dar.

En el sentido de esta preocupación sobre el crecimiento de las instituciones de educación superior financiadas por los particulares, es correcto esto que se comenta, de que hay un crecimiento de la década de los ochenta a la fecha. Por ejemplo, en el sexenio anterior creció 11.5 por ciento la matrícula. Pero en estos tres años el crecimiento de las instituciones particulares es solamente de 1.5 por ciento. Pasó de 31.5 por ciento a 33 por ciento en estos tres años, de lo que hemos tenido nosotros como responsabilidad.

Y lo que hemos buscado –y aquí sí también quiero ser muy preciso– para nosotros toda la inversión que se realice en educación tiene importancia social, no importa quién la realice; si la realiza con fondos públicos o si la realizan los particulares, o sea, es importante socialmente para el país. Pero la responsabilidad que tenemos como Secretaría es fortalecer la educación pública y apoyar a la educación pública y es el compromiso que tenemos.

En este sentido, hemos creado 58 instituciones de educación superior en los últimos tres años. Las hemos creado en los lugares donde más se necesita, donde tenemos los indicadores educativos más difíciles. Hace un rato comentaba que 22.2 por ciento es el promedio de los jóvenes que están estudiando educación superior. El Distrito Federal tiene 41 por ciento. Sonora, Tamaulipas y Nuevo León tienen coberturas de más de 30 por ciento. Pero cuando tomamos esta responsabilidad teníamos entidades con coberturas de 6 por ciento de jóvenes estudiando educación superior.

¿Dónde estamos creando las nuevas instituciones? En esas entidades federativas. Hay entidades federativas donde en tres años ha crecido la matrícula de educación superior pública 47 por ciento, como el caso de Baja California Sur, y ahí está también documentado, porque estamos fortaleciendo las entidades federativas del país que requieren tener cerca de estas comunidades instituciones de educación superior y se han creado 19 universidades tecnológicas, 19 institutos tecnológicos y 20 universidades públicas, 2 universidades interculturales en el estado de Guerrero y en el estado de México tenemos programado establecer 10. Siete están en el estado de Oaxaca de las 58 que estoy comentando, porque ahí tenemos los indicadores educativos más dramáticos.

Tenemos, les vamos a entregar y aquí quiero de veras yo comentar que me gustaría mucho, con la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, que podamos tener una reunión de trabajo posterior para poder cualquiera de estas pues preguntas que se tienen o dudas que se puedan discutir de manera concreta y a fondo. En este sentido, sí quiero hacer estas precisiones, porque sí creo que es importante que estas comisiones conozcan esta situación.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchísimas gracias, señor Secretario.

Tiene la palabra, para su réplica, la diputada Alejandra Méndez Salorio (PVEM).

La diputada Alejandra Méndez Salorio (PVEM):

Gracias por las respuestas que nos ha brindado, pero consideramos necesario mencionar que en el grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México nos parece fundamental encontrar los mecanismos que permitan aumentar el monto que se incorpora al gasto de ese sector.

Debido a que los recursos en este país son limitados, es fundamental que el Comité Intersecretarial evalúe con creatividad y certidumbre la integración del Presupuesto para el próximo año, de manera que se cumplan los objetivos estratégicos de la Secretaría enfocados a la solución de problemas sociales y económicos de mayor prioridad en el país, ya que de lo contrario, los escasos recursos se diluirán.

Los tres temas fundamentales que quisimos puntualizar con usted fueron éstos:

Uno: Educación y desarrollo tecnológico. Sobre esta materia, es preocupante lo que sucede con la llamada fuga de cerebros; es probablemente el ejemplo más descriptivo de cómo los escasos recursos se pueden desvanecer.

La idea de formar científicos es para que con ellos podamos crear, innovar y aplicar nuevos conocimientos que benefician a la sociedad mexicana en su conjunto, orientando su acervo cultural a la solución de problemas que obstaculizan el desarrollo.

Para las condiciones socioeconómicas, la falta de oportunidades, los bajos salarios y la escasez de recursos destinados a la investigación, provocan que el estudiante posgraduado no se incorpore a la actividad científica, y así, la idea de cumplir con el compromiso moral de poner los conocimientos adquiridos al servicio de la sociedad mexicana, en numerosas ocasiones, no llega a ocurrir.

Segundo: en materia de sobreejercicio del presupuesto, creemos necesario consensuar con una estrategia que permita al Estado generar políticas de educación encaminadas a la calidad en la educación, enfocadas al desarrollo sustentable, la educación ambiental y becas para estudiantes de bajos recursos. Colocando estos objetivos en la currícula escolar podremos evitar el abandono de las escuelas y ayudar a disminuir la migración.

Tercero: mejorar los sueldos y la capacidad para los maestros. Sobre este último punto, es necesario que la Secretaría a su cargo genere incentivos para que los maestros puedan dedicarse de tiempo completo a su profesión, así como verificar el perfil de las personas que se tienen contratadas, ya que muchas veces por la escasez de trabajo en México, ha sucedido, y tenemos conocimiento de ello, que personas de otra profesión ocupan posiciones para la cual no se encuentran capacitados.

Por último, quiero mencionar que, para lograr el desarrollo económico que tanto necesita este país, es necesario que demos la importancia que tiene a la educación, y esto no podremos lograrlo si no conjuntamos esfuerzos.

Por supuesto, estamos de acuerdo con su convocatoria de reunirnos para hacer una agenda de trabajo juntos, que logramos que entre los dos podamos reformar lo que sea necesario y con su ayuda, con su información y con la experiencia de grandes legisladores, aquí presentes, logremos conjuntar esas ideas para lograr el desarrollo en la educación, que tanto requiere el país.

No podemos seguir permitiendo que niños no tengan acceso a la educación. No podemos permitir que jóvenes abandonen las universidades o ni siquiera ingresen en las universidades por falta de recursos. No podemos seguir permitiendo que las universidades no tengan espacios para los jóvenes.

Entonces, creo importante que trabajemos juntos, que veamos los errores que hemos cometido en el pasado, que veamos los errores que tenemos hoy para que trabajemos para construir el México que queremos.

Y sinceramente, junto con mi partido, creo que si queremos lograr un desarrollo del país, necesitamos dar a la educación un fuerte impulso y la importancia que se merece. Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchas gracias, diputada Alejandra Méndez Salorio. Ahora, tiene la palabra hasta por cinco minutos el diputado Iván García Solís, por el Partido de la Revolución Democrática.

El diputado Iván García Solís (PRD):

Ante la amenaza ya anunciada y reiterada aquí, de mayores restricciones presupuestarias, pregunto: ¿Qué aumento, en términos reales, considera necesario solicitar para la educación básica y normal para el año 2004?

Y ¿qué porcentaje de incremento, en términos reales al salario y prestaciones de los trabajadores de la educación, tiene contemplado solicitar también para ese mismo presupuesto?

Un maestro de primaria empieza ganando 5 mil 600 pesos y se informa que usted gana más de 154 mil pesos, más gajes y otro tipo de apoyos; es decir, 30 veces más. Y los altos funcionarios que lo acompañan no le van a la zaga.

Pregunto: ¿no considera justo y necesario congelar dichos salarios e ingresos de ustedes en los tres próximos años, suponiendo que todos sigan ahí, como una medida esencial de austeridad? Si no siguen ahí, pues para los que ocupen sus puestos.

Siguiente: ¿qué número de plazas, infórmenos usted, de trabajadores de la educación tiene la SEP comisionadas en tareas distintas de las de su nombramiento? Sabemos que son muchas, ¿eh? ¡Hacen de todo, hacen campañas políticas, andan por ahí de ayudantes, de choferes! Tienen plazas de maestros. Y de ellas, ¿cuántas han sido destinadas a la Dirección del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación u a otras organizaciones y personas? A ver si puede usted transparentar eso, la nación lo pide.

Siguiente: el Programa de Escuelas de Calidad usted dice que abarca, yo tenía aquí 12 mil, usted dice que abarca 15 mil, ¡pero son 200 mil planteles de educación básica! Usted dice que es para que los que están en condiciones más difíciles, pero la verdad es que es para los que solicitan y muy pocos solicitan, muchos ni quieren solicitar, porque hay demasiados requisitos para ejercer un presupuesto magro. Y ahora nos dice usted: "Esto es para que pongan, por ejemplo, talleres de computación". ¡Oiga usted! En la Gustavo A. Madero sin pedir, simplemente porque todas las necesitan, la delegación puso talleres de computación en todas las escuelas secundarias. ¿Por qué no lo hace la SEP? ¡Hágalo! ¡Hágalo sin estar distinguiendo entre escuelas de calidad! No queremos un país en donde haya escuelas de calidad, de buena calidad y otras de mala calidad. Vamos a nivelar, no a desnivelar como están haciendo ustedes.

Siguiente pregunta: la carrera magisterial, a 10 años de implantada, ni ha elevado la calidad de la educación –no hay una sola evidencia de eso– ni ha mejorado significativamente la situación salarial de la mayoría de los maestros, si acaso alcanzan el rango 1. Es una zanahoria, van detrás de ella; se van acercando, se las alejan y el presupuesto lo restringen; ¡ingeniosos! ¿No es hora de su revisión a fondo con la participación directa de educadores, autoridades del Ejecutivo y legisladores? ¡Esa carrera fracasó! ¡Discutámosla entre todos y pongámosla sobre sus verdaderos pies y que sea para todos!

Siguiente y voy terminando ya: el Conaculta, capricho de Carlos Salinas de Gortari, ¿no sería mejor sustituirlo por una verdadera Secretaría de la Cultura?

Sigo: hay muchos alumnos de educación media superior sin espacios para educar. Tenemos un plan de emergencia que firmamos los diputados de la mayoría de los partidos, voy a entregárselo a usted; le propongo que lo discutamos. Es un presupuesto para aprovechar capacidad instalada en las escuelas, quitar aviadores y ponerlos a trabajar y casi con pocos recursos tendríamos manera de poner a los muchachos a estudiar.

Termino con lo siguiente: ¿no es hora, Secretario, de abandonar el lesivo proyecto educativo impuesto al país por Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo Ponce de León y que usted ha seguido estos tres años fielmente, casi dogmáticamente, y emprender una reorganización de esta actividad estratégica, pero no cerrando normales? Usted dice que no cierra las normales, ¡no!, ¡nada más cierra el edificio! Dice: "¡Váyanse para allá y les voy a dar una beca!" Y qué casualidad, en cada estado echa la culpa a los estados; ¡ése es el espíritu de la descentralización, el encubrimiento! ¡Es una descentralización centralizada! Pegan con el puño de otro y echan la culpa a los estados, ¡qué sencillo! Ese modelo es el que no puede subsistir.

Ustedes hicieron no una descentralización. Ustedes hicieron un tiradero de la educación por pedazos a los estados de la República, muchos gobernadores no quieren ya y amenazan con devolver la educación.

Llamo a que organicemos juntos un Congreso Nacional de la Educación representativo, participativo, serio, que defina las grandes rutas, el gran rumbo por el que debe caminar este país. Sí señor, por el que debe caminar este país y su seña de tiempo, deportiva y todo, la tomo en cuenta. Por ahí debe caminar el país decidiendo todos, usted decide sólo y decide mal, juntos podremos decidir mejor. Gracias.

(Aplausos)

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchísimas gracias, diputado Iván García Solís. Tiene la palabra el Secretario de Educación Pública, licenciado Reyes Tamez Guerra, hasta por 10 minutos.

El Secretario de Educación Pública, licenciado Reyes Tamez Guerra:

Muchas gracias. Déjeme empezar por la última pregunta en este caso. Desde que tomamos esta responsabilidad, buscamos que el Programa Nacional Educativo no fuera un programa que desarrollara de manera individual la Secretaría de Educación ni los funcionarios de la Secretaría. Entonces, en este programa participaron, además de especialistas en educación, el programa se construyó con la participación de todos los titulares de Educación de las entidades federativas de todos los partidos y también participó el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, participaron los padres de familia, enviamos elementos a todas las organizaciones que sabemos que están interesadas en educación en nuestro país y de esa manera construimos el Plan Nacional de Educación y en el mismo sentido y con la misma filosofía de buscar que las decisiones en educación se tomen realmente entre todos, hemos venido trabajando con los titulares de Educación de las entidades federativas, nos hemos reunido ya en nueve ocasiones, estas reuniones duran dos días y medio, a estas reuniones asiste el titular de la Secretaría y los titulares de Educación de los estados, no se pueden enviar representantes, si no asiste el titular por la razón que sea, el Estado no tiene representación y asisten todos los titulares de Educación de las entidades federativas y ahí tomamos todas las decisiones importantes en política educativa del país y ahí están los titulares de Educación de todos los partidos para que ustedes nos puedan preguntar si lo que estoy afirmando es correcto o no es correcto.

Y si hacemos una modificación respecto a la edad de ingreso escolar en primaria, la hacemos tomando en cuenta la opinión de todo mundo y en un acuerdo entre todos y todas las decisiones importantes en política educativa las tomamos entre todos.

Ahí también discutimos el asunto de las escuelas normales rurales y analizamos toda la problemática de la situación educativa del país porque estamos convencidos de que la Secretaría es solamente un organismo coordinador de esfuerzos y que las decisiones se tienen que tomar en el ámbito de la responsabilidad que tienen todos los Estados en operar los propios sistemas educativos estatales que finalmente en ese nivel es donde se tiene esta responsabilidad y esta autoridad.

Entonces, sí quiero ser muy preciso en ese sentido: hemos buscado dar a la Secretaría una filosofía de trabajo diferente desde que tomamos esta responsabilidad.

Paso a responder algunas de las preguntas puntuales: el presupuesto de educación básica que estamos considerando es un incremento de 8 mil 870 millones de pesos para el año 2004. En el caso de los sueldos de maestros y funcionarios, ya había comentado antes que tenemos que seguir haciendo un esfuerzo por buscar que el sueldo de los maestros en el país crezca en términos reales, en términos de poder adquisitivo. Ya comenté el esfuerzo que se ha hecho en estos tres años; espero que sigamos pudiendo otorgar incrementos salariales superiores a la inflación en estos próximos años y estoy de acuerdo. De hecho este año, como ustedes también saben, el Presidente de la República, Vicente Fox Quesada, anunció que se congelará para el próximo año el sueldo de los funcionarios, incluyendo el de un servidor.

En cuanto a la pregunta que me hace de maestros comisionados, quisiera comentar en este caso que de común acuerdo con el sindicato se tienen comisionadas 1,211 personas, de las que 550 pertenecen al Comité Ejecutivo Nacional y representan a todo el país y el resto representa las secciones 9, 10 y 11 de las secciones sindicales del Distrito Federal.

Quiero también precisar en este sentido que en todos los sindicatos se da esta situación, no es una situación que prive de manera exclusiva en el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, y en todas las condiciones de trabajo se tienen pactos similares.

Si hablamos de un millón 200 mil trabajadores, ésta es la cifra para que se pondere también de acuerdo con el tamaño que representa el sindicato, pero ésta es la cifra exacta: 1,211 personas que están comisionadas.

El caso del Programa Escuelas de Calidad, quiero ser reiterativo. Se busca precisamente fortalecer escuelas que tengan… No nos interesa apoyar las mejores escuelas, esas escuelas ya tienen indicadores educativos adecuados. Nos interesa apoyar escuelas que tengan problemas en cuanto a su rendimiento académico fundamentalmente y que tengan problemas en sus tasas –como ya decía– de deserción o de reprobación.

Quiero poner un ejemplo: el Programa Escuelas de Calidad se está evaluando constantemente y se está evaluando el 25 por ciento de las escuelas. Hace dos años iniciamos con 2 mil escuelas; se evaluaron 467 escuelas. En 70 por ciento de las escuelas hubo un incremento en los resultados académicos por encima del promedio nacional y la escuela que tuvo el mejor desempeño fue una escuela de una zona indígena de San Luis Potosí.

Entonces, es muy importante que no se tenga –en el caso del Programa Escuelas de Calidad– una adición que no corresponde a la realidad. Lo que estamos buscando precisamente es cerrar brechas utilizando este programa. En este momento hay 15 mil escuelas, estamos evaluando periódicamente y los mantendremos informados de los resultados de estas evaluaciones.

El caso de carrera magisterial, ya comenté hace un momento el análisis que hicimos sobre el interés de la formación docente en cuanto al ofrecimiento de cursos.

En el caso de carrera magisterial, estoy de acuerdo en que hay que fortalecer este programa, pero sí siento que si no ha tenido todos los resultados que uno deseara es un programa que se ha permitido que se avance en el sentido de la calidad académica y no me refiere solamente al programa que se da con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

En la experiencia que en el nivel superior cortó los programas de estímulos económicos, tenemos los mismos resultados: los programas de estímulos económicos se ha permitido –por una parte– arraigar a los docentes y –por otra– que realicen tareas que van más allá de la propia docencia en el salón de clase y que tengan otras actividades adicionales que les permitan mantenerse y crecer en este tipo de programas.

En el caso particular del Conaculta, no siento que la solución para este caso sea crear una estructura mayor de la que ya tiene. Lo que creo es que se tiene que encontrar, como pasó en la Comisión Nacional del Deporte, una estructura que le permita operar y responder a las necesidades que tiene una estructura jurídica que permita fortalecer al Consejo de Cultura las actividades que realiza.

Siento que, en ese sentido, ésa es mi postura particular.

En el caso de educación media superior, ya había comentado al principio de esta comparecencia que el propósito es fortalecer la demanda. Esto, induciendo que crezca la demanda en la educación media superior y superior.

En el caso de educación media superior, se han creado un poco más de 350 instituciones diferentes en el país para responder a la demanda de educación superior. Y aquí yo quisiera también hacer una precisión: no tenemos en la mayor parte del país necesidades de mayores espacios educativos. Lo que sí nos pasa en todo el país es que los estudiantes no encuentran lugar en la institución de su primera opción y esto es muy difícil que se pueda resolver.

Si por ejemplo, en el caso de la Ciudad de México, los estudiantes, todos los estudiantes que aspiran o quieren tener un lugar en la UNAM no va a ser posible resolver esa situación. Lo que sí tenemos que resolver es que nadie quede sin ningún espacio educativo, en media superior, pero sí tenemos que tener una oferta diversa que permita que podamos atender esa demanda y esto pasa en el resto del país y pensamos que con los programas de apoyo que se tienen cada día más estudiantes que terminen secundaria van a continuar con educación media superior.

Quiero decirles que este programa de becas ya tuvo un primer impacto en jóvenes del sector rural indígena, donde la cantidad de jóvenes inscritos creció 38 por ciento en jóvenes de este sector, 38 por ciento de jóvenes que siguieron estudiando al terminar secundaria.

Lo mismo en el Programa Nacional de Becas de Educación Superior, en una primera evaluación 81 por ciento de los jóvenes que recibieron becas provienen de estos sectores. Entonces, creo que estamos dando facilidades precisamente donde tenemos mayor demanda.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchísimas gracias, señor Secretario.

Tiene la palabra, para su réplica, el diputado Iván García Solís, por cinco minutos.

El diputado Iván García Solís (PRD):

Bueno, por lo visto siguen las mentiras.

Primero. Usted está diciendo que en el presupuesto va a haber un incremento para la educación básica; da una cifra, pero yo le pido el incremento en términos reales y usted no lo da y la pregunta se la hice hace 72 horas. Yo pido que no encubra y que dé el porcentaje de incremento que pide para educación básica, porque es patente que ahí se ha incrementado menos que en educación superior.

¿Hace falta la movilización masiva de la básica para que usted incremente? Pues si eso hace falta, aquí llamo al magisterio y a la educación básica a que se ponga de pie. ¿Solamente el que se moviliza logra avances presupuestarios? Pues hagámoslo.

Segundo. Usted dice que a los maestros procurará subirles. Bueno, es algo decir más que la inflación; hay un rezago histórico, no bastaría eso. ¿Cuánto se propone incrementar? Dé una cifra, no sólo rebasar ligeramente la inflación; hace falta cubrir el déficit histórico o empezarlo a cubrir, puesto que sería difícil hacerlo de inmediato.

Siguiente: se congelaran los sueldos de los funcionarios y el de usted mismo. Es una buena noticia. Pido que sea por los tres años, y sería una buena noticia si esto se realiza.

Siguiente: usted me habla de cifras increíbles. Usted dice que hay mil 211 comisionados en el Comité Nacional, cuando vimos las denuncias del estado de Guerrero hablando de 6 mil aviadores y no hay ninguna cifra por estado inferior a la que usted da para todo el país. Frente a esta mentira flagrante, pido que se establezca una auditoría de plazas con intervención del Legislativo, no vaya a usted a hablarme de la Contraloría, que controla sólo lo que le dicen que controle. No, con el Legislativo, maestros eméritos y gente de la sociedad civil. Examinemos dónde sale el cheque, quién lo cobra y qué tarea desempeña. Y hagamos la auditoría de plazas y ahí sacaremos maestros para muchas escuelas vacías.

La siguiente: usted dice que las escuelas de calidad son las que han tenido bajo desempeño. Eso es falso: están asignando recursos a escuelas de calidad a las que lo solicitan, porque muchas de muy bajo nivel de rendimiento no lo solicitan simple y sencillamente, pero nosotros queremos que haya una acción universal, general, solidaria, consistente, pedagógica. Tener computadoras en los centros de educación media, media básica y aun en la primaria, ¿es indispensable o no lo es? ¿Por qué, entonces, estar diferenciando, regateando, buscando que unos tengan y otros no y, además, dando el acicate de que hay apoyos privados? Pido que esto sea un programa universal, no discriminatorio.

Siguiente: usted habla de carrera magisterial. Acepta que hay que modificarla, correcto, que se haga con participación de los trabajadores de la educación directa, no sólo con representaciones, con maestros que sean convocados para eso específicamente.

Y finalizo con lo siguiente, con el primero de sus asertos: usted dice que su Programa Nacional Educativo –así lo llama primero y después lo llama plan– fue consultado, que fue participativo, pero fíjese quiénes participaron, aquí es una simulación tremenda, participaron los trabajadores de la educación a través del SNTE, pero el SNTE no consultó a los trabajadores, fueron las cúpulas, fue la burocracia sindical. Los padres de familia, un membrete por ahí, un cascarón que no representa a nadie, los padres de familia son los de cada escuela, hay que hacer un congreso con los padres de familia. Nada de eso piensa usted.

Luego dice usted: "Nosotros escuchamos las opiniones de todos", digamos pedagógicamente. Usted conjuga de manera muy peculiar el verbo opinar: "tú opinas, él opina, ellos opinan, yo decido". Por eso queremos un Congreso representativo y con decisiones y, de paso, le digo otra cosa: usted plantea que la evaluación: "¡Ah!, le doy la razón al Congreso y hagan la ley, ya hice yo el instituto, ahora háganle su traje a la medida". Pues no, si nosotros hemos de hacer algo, y aquí se lo propongo a las ciudadanas y a los ciudadanos diputados de todos los partidos: legislemos un Consejo Nacional que abarque todo, no sólo la evaluación; que abarque la planeación; que abarque la pedagogía, los métodos; que abarque la estructura educativa; que abarque todo lo que se debe discutir; y, desde luego, al final la evaluación. Y ésa será una mejor manera, mejor que esta música de viento, para poder orientar y mejorar el sistema educativo nacional.

Gracias.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchas gracias, diputado Iván García Solís; muchas gracias.

Ahora tiene la palabra el diputado Felipe de Jesús Díaz González, del Partido Acción Nacional, hasta por cinco minutos.

El diputado Felipe de Jesús Díaz González (PAN):

Con su permiso, señor Presidente; compañeras y compañeros legisladores; señor Secretario de Educación Pública:

Acción Nacional está convencido de que a través del proceso educativo se logra la formación integral de cada persona, que la educación permite progresar de la manera más amplia posible sus valores, capacidades, talentos, aptitudes y habilidades y en la medida en que México cuenta con sus habitantes cada vez mejor preparados, capacitados y especializados, la nación avanzará en beneficio de todos.

Asimismo, nos parece relevante expresar nuevamente que Acción Nacional apoya, promueve y defiende la gratuidad, la laicidad y obligatoriedad de la educación que imparte el Estado.

Estos tres principios asentados en nuestra Carta Magna, así como la necesidad de impregnar a nuestros educandos de los valores universales, son compartidos plenamente por nuestro partido. Esos fundamentos han sido grandes pilares en la construcción de nuestro sistema educativo; y nuestro mayor anhelo es fortalecerlos.

En ese sentido, cabe mencionar que entre los programas gubernamentales que buscan mejorar la calidad de la educación en nuestro país, el que mejor resultado ha tenido es el Programa de Escuelas de Calidad, por su impacto positivo en la conformación de una comunidad consciente y comprometida con el desempeño y los resultados de sus centros escolares.

Ahora bien, al Conafe se asignaron para este año más de 15 mil millones de pesos, cantidad equivalente al presupuesto de la UNAM y la UAM juntas, lo cual lo hace concentrar más de 14 por ciento del presupuesto de la Secretaría de Educación Pública.

Ante ello, señor Secretario, deseamos preguntarle si comparte la idea de que una medida conveniente en términos de eficiencia de recursos como eficaz en la generación de corresponsabilidades entre los involucrados sería incorporar la educación comunitaria y los programas compensatorios que tiene a su cargo la Conafe al sistema de Programa de Escuelas de Calidad.

O bien, díganos cómo pretende eficientar el gasto de Conafe. Asimismo, continuando con nuestra preocupación por transparentar el gasto público, ¿nos podría decir cuáles son los criterios que determinan los sueldos de los delegados de Conafe, porque las diferencias que existen entre los sueldos no se explica fácilmente y se intuye que hay una enorme discrecionalidad del responsable del ramo?

Sabemos que el gasto de la Secretaría, que ocupa el 94 por ciento del presupuesto total, y es evidente la enorme carga que ello implica para destinar los recursos encaminados a mejorar la calidad de la educación, que es una preocupación para el Partido Acción Nacional.

Nos llama la atención entonces que el costo promedio aproximado de cada representación estatal de la Secretaría de Educación Pública es del orden de 5 millones de pesos al año, lo cual nos parece un gasto excesivo, sobre todo que ya tiene años que se dio la descentralización de la función educativa para la educación básica y normal hacia las entidades federativas.

Por ello le preguntamos: ¿cuál es el papel que juegan las representaciones estatales de la Secretaría de Educación Pública? ¿Podrían reenfocarse los recursos de esas representaciones en beneficio de los educandos?

Otro de los aspectos más esperados e importantes en la búsqueda por mejorar la calidad educativa en nuestro país emana de la capacidad evaluatoria del sistema educativo. Por eso nos interesa conocer qué avances tiene el Instituto Nacional para la Evaluación en la Educación en materia de diseño metodológico, de las pruebas que pretende aplicar para este ciclo escolar.

¿Qué áreas serán las primeras en ser evaluadas? ¿Cuándo conoceremos los primeros resultados? Entre las evaluaciones, ¿se considera la educación en valores y en qué sentido?

Por otro lado, la transición demográfica de México nos impele a mirar que las demandas de espacios, oportunidades educativas de los próximos años se observan, principalmente en la educción media superior y superior, ¿qué acciones ha previsto la dependencia a su cargo para atenderlas en cuanto a infraestructura, la docencia y los recursos económicos que solventen las mismas?

Ahora bien, una preocupación constante de nuestra sociedad es velar por los grupos que se encuentran en desventaja frente a otros, con el propósito de brindar la equidad necesaria y de la que es responsable el Estado.

En ese sentido, nos interesa conocer qué beneficios recibieron de manera directa las mujeres con las acciones y programas educativos que se etiquetaron en el presupuesto de este año con enfoque de género.

Finalmente, hoy día estamos viviendo la sociedad del conocimiento y, en este nuevo paradigma, nos anuncia que todo el que posea y genere el conocimiento será quien mejor esté preparado para enfrentar y resolver las adversidades y competencias entre países.

Por eso le preguntamos: ¿qué acciones de coordinación realizan la Secretaría de Educación Pública y el Conacyt para motivar en las futuras generaciones un interés genuino en la investigación científica, tecnológica, económica o social? ¿Qué acciones o políticas ha instrumentado el Conacyt para evitar la fuga de cerebros, así como la repatriación de los mismos? ¿Qué acciones se están llevando a cabo para insertarse en las disciplinas emergentes, como la tecnología de la información, la genética y en áreas de oportunidad donde el país puede ser competitivo?

¿Qué acuerdos y cuáles son los objetivos de los convenios o acuerdos que existen en materia de investigación científica con otras naciones?

¿Podría abundar sobre el proyecto que se ventiló en los medios de comunicación, sobre una propuesta para aumentar el impuesto al tabaco y al alcohol, para destinar esa recaudación extra a la ciencia y la tecnología, con el fin último de alcanzar el 1 por ciento del PIB? Sobre todo, ¿cuáles son sus estimaciones de recaudación y si acaso incorporó en éstas el efecto adverso en el consumo de estos bienes debido al aumento del presupuesto?

Por sus respuestas, señor Secretario, muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchas gracias, diputado Felipe de Jesús Díaz González.

Ahora tiene la palabra el Secretario de Educación hasta por 10 minutos.

El Secretario de Educación Pública, licenciado Reyes Tamez Guerra:

Muchas gracias, señor Presidente.

Yo quisiera, primero, precisar alguna situación con respecto al Conafe. El primero es que es correcto que el presupuesto al Conafe es de 15 mil millones de pesos, pero quisiera comentar que de ese recurso más de 8 mil millones de pesos son para el Programa Oportunidades, el programa de becas que me he referido a Educación Básica y Educación Media Superior, que no es un presupuesto que ejerce el Conafe de manera directa, sino es un presupuesto que se utiliza para el programa de becas de casi 9 mil millones de pesos, por ese concepto.

Además, en el presupuesto del Conafe está incluido también el presupuesto de la Universidad Autónoma Metropolitana. Lo que le queda para operación, para programas compensatorios en sus dos modalidades, es una cantidad menor de 3 mil millones de pesos, para precisar sobre el presupuesto.

En el segundo aspecto, sobre el Programa Escuelas de Calidad, sí estamos buscando que el Conafe dentro de su proyecto de trabajo el próximo año pueda empezar a apoyar a este universo de 40 mil escuelas, que dependen del Conafe, con un programa similar al Programa Escuelas de Calidad, para buscar precisamente este sentido de universalizar el programa dentro de la Secretaría de Educación, en lo que corresponde a educación básica.

Y en el caso de los delegados de Conafe, no hay diferencias salariales, todos los delegados de Conafe tienen el mismo salario y están adscritos al mismo nivel administrativo, éste corresponde a un salario del orden de los 47 mil pesos, para todos.

Aquí quizás exista una confusión, porque los estados tienen también un responsable de la operación de Conafe en los estados, y posiblemente en los nombramientos que hacen los gobernadores, seguramente, y ésta es una atribución que tienen los gobiernos de los estados, los salarios sí pudieran ser diferentes. En el caso de los delegados de Conafe no.

En el caso de la representación de la Secretaría, quisiera también precisar que hicimos una evaluación de la función de las representaciones y redujimos el tamaño de las representaciones de la Secretaría en todos los estados del país a una estructura mínima, que los gastos de operación apenas están por encima de 2 millones de pesos y se redujo la estructura de las delegaciones en cerca de 80 por ciento, precisamente porque, de acuerdo con el acuerdo de 1992, había algunas funciones que ya no cubrían las propias delegaciones.

En cuanto a lo referente al Instituto Nacional de Evaluación Educativa, el Instituto presentará sus primeros cinco reportes de resultados en el próximo mes de noviembre, como fue anunciado hace algunos meses. El Instituto tiene tres propósitos de evaluación diferentes: uno es el aspecto de rendimiento académico, que es lo que generalmente tiene mayor interés social de los estudiantes; otro, que tiene que ver con el funcionamiento de la gestión escolar; y otro, que tiene que ver con los indicadores educativos.

En el caso del rendimiento académico, el Instituto presentará los resultados de la evaluación correspondiente a lectura y matemáticas en estos primeros cinco estudios, dos de ellos corresponderán a esto y el resto corresponderá a las otras áreas, a las que me he referido.

Dentro de los programas de equidad con enfoque de género, quisiera comentar dos en particular: uno, que tiene que ver con el programa de becas de educación superior, pues en este análisis que había comentado también quedó claro que en igualdad de condiciones estas familias donde los hijos de estudiar cuando terminan secundaria, le dan más facilidades al varón que a la mujer para seguir estudiando, en igualdad de condiciones.

Entonces, el programa de becas es 15 por ciento mayor en términos económicos para las mujeres que para los varones, en los mismos años de estudio. Este programa va creciendo; los alumnos entran con una beca de alrededor de 500 pesos en el primer año de educación media superior por mes, y la beca es 15 por ciento mayor para las mujeres en cada uno de los años subsecuentes. Este programa empieza ahí y termina con alrededor de mil pesos mensuales para los estudiantes de educación superior en sus últimos dos años de la carrera.

En el caso de equidad de género, éste. Y el otro programa es el programa de apoyo a las jóvenes estudiantes que tienen alguna dificultad por embarazo prematuro y con el propósito de que no dejen de estudiar, se creó un fideicomiso que ya se ha notificado a los estados, de 45 millones de pesos para apoyar estos casos en particular.

En el caso de los programas SEP-Conacyt, quisiera referirme particularmente a dos programas que han desarrollado la Secretaría y el Conacyt de manera conjunta: uno que tiene que ver con el fortalecimiento del posgrado nacional. El padrón de excelencia del Conacyt, el padrón de posgrado de excelencia en el año 2000 cubría 434 programas de posgrado y solamente 57 instituciones de educación superior del país tenían algún programa dentro de los programas de posgrado.

Tomamos varias decisiones: la primera, de manera conjunta con el Conacyt... La primera fue que no hubiera áreas que tuvieran mayor prioridad que otras sino que todas las áreas del conocimiento tuvieran la misma prioridad y entonces el programa de posgrado se abrió a todas las áreas del conocimiento y también se abrió por primera vez a las especialidades médicas que no eran susceptibles de tener apoyo anteriormente.

Y bajo este criterio se hizo una convocatoria a todas las instituciones de educación superior para que presentaran de nuevo sus programas a consideración de los comités evaluadores del posgrado nacional. Como resultado de la evaluación, se están apoyando en este momento un poco más de 650 programas de posgrado y son 97 instituciones de educación superior del país que tienen inscrito por lo menos un programa de posgrado en el padrón nacional de posgrado.

Esos apoyos a estos programas de posgrado incluyen becas para todos los estudiantes que se reciban en los programas, así como apoyos para infraestructura para mejorar las condiciones en que se ofrecen estos programas de posgrado.

En este momento se está concluyendo una segunda evaluación del programa de posgrado para otras entidades que no participaron en esa primera convocatoria.

El otro programa importante que quiero comentar es el programa de repatriación porque Conacyt ha venido destinando recursos para un programa especial de repatriación de personal académico de alto nivel, que incluye un salario adecuado donde no solamente recibe el salario que corresponde a su categoría académica, sino se le da también lo correspondiente al Sistema Nacional de Investigadores, aunque no pertenezca en ese momento al Sistema, y un apoyo inicial para que comience a desarrollar sus proyectos de investigación.

Por otra parte, nosotros dentro de la Secretaría tenemos un programa de apoyo similar para las universidades públicas en lo particular para contratación, otorgamiento de plazas para contratación de profesores y fortalecer precisamente la repatriación de los investigadores y personal académico de alto nivel para fortalecer los cuerpos académicos de las instituciones.

Sí tenemos que hacer un esfuerzo mayor en cuanto a la inversión en ciencia y tecnología si queremos alcanzar esta meta del 1 por ciento del Producto Interno Bruto. Tenemos que buscar cómo fortalecer la inversión en ciencia y tecnología. Gracias.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchísimas gracias, señor secretario. Tiene, para su réplica, hasta por cinco minutos, la palabra el diputado Felipe de Jesús Díaz González.

El diputado Felipe de Jesús Díaz González (PAN):

Con su permiso, señor Presidente; compañeras y compañeros legisladores; señor Secretario:

La educación, como lo hemos dicho, es el insumo más preciado en la construcción de una sociedad sólida, comprometida, competente, inteligente, hábil; una sociedad que sea capaz de sortear los obstáculos que implica la competencia a nivel internacional, que tenga las habilidades que le permitan insertarse plenamente en el avance en nuestro país.

Por eso los recursos que se destinan a la educación debemos de observarlos como una inversión en el capital humano del país.

Ahora bien, para que la educación tenga el efecto que deseamos, debe de ir acompañada de otras necesidades básicas que también se deben de cubrir, como la salud, alimentación, vivienda, y es ahí donde la responsabilidad presupuestaria debe de imperar y encontrar un equilibrio entre las prioridades del gasto y los recursos disponibles.

Por eso, una preocupación constante de Acción Nacional es el uso adecuado del gasto público. Uno de los principales fundamentos de la economía es que los recursos son escasos y es razonablemente fácil de aceptar, pues de existir ilimitados no habría necesidad de discutir su uso ni fines, quizá ni siquiera su impacto, pues siempre existiría una fuente inacabable de éstos de los cuales echar mano.

Sin embargo, eso no sucede. Debemos de operar en un contexto responsable; debemos también fiscalizar y hacer cumplir la norma que dicta que los recursos públicos no pueden ser utilizados con fines electorales, como puede ser también en el Distrito Federal o también en el estado de Zacatecas.

Así, también nos corresponde encontrar los mecanismos y procedimientos para que la burocracia se agilice y sea expedita. Como legisladores de la nación, nos corresponde conducirnos con cordura y sensatez, pues nuestras decisiones ahora tendrán efectos en el futuro.

Por ello nos preocupa el contexto de astringencia en la fuente de ingresos del Estado, el cual evidentemente se refleja en la restricción presupuestaria a que está sujeto el gasto público.

Acción Nacional presentó, al final de la Legislatura pasada, una iniciativa de Ley de Educación Superior, la cual consideramos un buen punto de partida para las deliberaciones y discusiones que precedan a su aprobación. En esa propuesta prevalece el principio de autonomía universitaria y se le estrecha con la rendición de cuentas a la sociedad que la impulsa y la apoya.

La iniciativa que presentó mi partido es una base sobre la cual podemos construir. Seguramente habrá aspectos que podrán ser mejorados con la participación de otros partidos.

Bienvenidas las participaciones constructivas, pero éste es tan sólo un tema de los muchos que hay que abordar.

Asumamos como legisladores y como autoridades nuestro compromiso.

Acción Nacional trabaja fervientemente por el bien de la educación, porque es a nuestros educandos a quienes debemos lealtad y honestidad. Es a ellos a quienes debemos de atender y proporcionarles un futuro digno y promisorio.

Señor Secretario: le agradecemos su presencia en esta Cámara y las respuestas a nuestras preguntas. Esperamos encontrar en usted y en todo su equipo de trabajo a personas comprometidas con el futuro educativo de México.

Acción Nacional estará en la mejor disposición para trabajar en conjunto siempre que el propósito y el fin de la tarea sean velar por el bien común.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchas gracias, diputado Felipe de Jesús Díaz González.

Ahora tiene la palabra hasta por cinco minutos el diputado Filemón Primitivo Arcos Suárez Peredo, del Partido Revolucionario Institucional.

El diputado Filemón Primitivo Arcos Suárez Peredo (PRI):

Con su permiso, señor Presidente; señor Secretario de Educación Pública, Reyes Tamez Guerra; compañeras diputadas; compañeros diputados:

México es reconocido en el mundo por sus más de 3 mil años de cultura. Sin embargo, son lamentables las limitaciones del presupuesto para tal materia.

En el México moderno, desde las acciones de Vasconcelos hasta la fundación de los Institutos de Antropología e Historia, y de Bellas Artes, sancionados por el Congreso de la Unión, muchos esfuerzos culturales han sido apoyados oficialmente, aunque de manera insuficiente, por lo que sería lamentable un nuevo retroceso en los presupuestos que se vienen destinando a la cultura.

¿Es cierto lo publicado recientemente en la prensa en el sentido de que se va a recortar aún más el presupuesto destinado a nuestras instituciones culturales? ¿Por qué el Gobierno Federal destina sólo 0.08 por ciento del presupuesto programable cuando las necesidades son mayores e incluso la UNESCO recomienda se ejerza 1.5 por ciento?

En otro asunto, el Instituto Nacional de Antropología e Historia, así como el de Bellas Artes, cuenta con un marco jurídico otorgado por el Congreso de la Unión desde los años cuarenta, en que se promulgó la ley que les da vida y los ha constituido en pilares para la salvaguarda y difusión de nuestra cultura. Es un contrasentido que un organismo creado solamente por decreto presidencial como es Conaculta se encuentre situado por encima de aquellos dos institutos que cuentan con plena vigencia jurídica.

Uno de los compromisos del Presidente de la República, Vicente Fox Quesada, reiterado por diversos funcionarios tanto de la SEP como del mismo Conaculta, incluso ante el pleno de esta Comisión en la Legislatura anterior, fue el dotar de un marco jurídico suficiente a todas las instituciones encaminadas al desarrollo cultural de México. A pesar de ello, no hemos recibido ninguna propuesta.

¿Seguirá funcionando Conaculta a partir de un decreto presidencial? ¿Será tomado en cuenta el Poder Legislativo para diseñar el modelo de cultura de las próximas décadas?

Además de ello, es de todos sabido que los ciudadanos mejoran su convivencia nacional en la medida en que se relacionan con actividades artísticas que promueven el desarrollo en su sensibilidad.

Señor Secretario: ¿qué medidas se han tomado para acercar a los estudiantes a la educación artística? ¿Qué se ha hecho para reducir la brecha que se ha dado en nuestro país entre educación y cultura?

Por otra parte, la Organización Mundial de Comercio discutirá en próxima fecha los asuntos relativos a las llamadas industrias culturales, especialmente la cinematográfica y la editorial, las cuales no solamente producen mercancías sino que generan productos de identidad cultural y conocimientos, lo cual es reconocido por muchos países, como Canadá, Francia o España, dotándolas de grandes recursos.

¿Qué apoyos presupuestales o fiscales se tienen contemplados para fortalecer a las industrias editorial y cinematográfica en estos momentos, en que sufren grandes rezagos?

Recientemente se anunció la construcción de la biblioteca José Vasconcelos, en la antigua estación de ferrocarriles de Buenavista, la cual ha sido llamada la más importante acción gubernamental en la materia. ¿De qué manera dicha acción ayudará a disminuir los índices de analfabetismo en nuestro país? ¿No sería de mayor beneficio social y educativo fortalecer la red de bibliotecas públicas en los municipios y poblaciones pequeñas?

Al respecto, se puso en marcha el programa Bibliotecas de Aula, esfuerzo aplaudido por la opinión pública. Sin embargo, al realizarse hace más de un año fue criticado por cerca de 50 distinguidos intelectuales mexicanos por lo que se refiere a la poca presencia de escritores nacionales, así como el marcado favoritismo a editores del extranjero.

¿Se han tomado en cuenta las recomendaciones de estos intelectuales para dar prioridad a la literatura y a la industria editorial de nuestro país?

Espero su respuesta, señor Secretario.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchísimas gracias, diputado Filemón Primitivo Arcos Suárez Peredo.

Ahora tiene la palabra el Secretario de Educación Pública, licenciado Reyes Tamez Guerra, hasta por diez minutos.

El Secretario de Educación Pública, licenciado Reyes Tamez Guerra:

Muchas gracias.

Dentro de las preocupaciones que se han manifestado, quisiera hacer algunos comentarios y reflexiones:

El primero, recalcar que sí consideramos que el marco jurídico del Conaculta debe modificarse para fortalecer la responsabilidad que tiene el Conaculta y, sobre todo, facilitar las diferentes responsabilidades que tiene que cumplir. Lo que sí, en lo personal, no me parece adecuado es que se cree una nueva secretaría de Estado con este propósito. Creo que haciendo una modificación al marco jurídico se puede lograr el propósito que todos queremos, que es fortalecer esta institución y que pueda realizar de una mejor manera su tarea.

En el caso particular del Conaculta, creo que de las actividades fundamentales que de manera diferente se han impulsado en este periodo, una muy importante es llevar a todos los rincones del país la difusión de la cultura y el establecimiento, junto con las entidades federativas, de entidades de difusión de la cultura y de proyectos que fortalezcan la cultura en los estados.

Solamente por mencionar los proyectos que tienen relación con la Secretaría de Educación Pública en el caso de visitas a museos en las diferentes entidades, hay más de medio millón de niños que han participado en un programa que se realiza de manera conjunta con el Conaculta, que incluye una explicación y un primer encuentro, que no es solamente una visita en el sentido simple de la palabra, y también con Bellas Artes se tiene un proyecto para llevar teatro a los niños.

Y aquí, aunque el impacto ha sido menor, un poco más de 200 mil niños han participado en este proyecto; también es un proyecto muy importante. Pero el fortalecimiento, había por ejemplo, por poner ejemplos concretos, había obras que jamás habían salido de la capital del país a poderse exhibir en ninguna entidad. Eso es algo que ya no se da. Hay ejemplos concretos de presentaciones en diferentes entidades donde en otras partes del país se puede disfrutar de la aportación de los grandes artistas mexicanos y de su contribución a la cultura del país.

En el caso de las actividades artísticas y su importancia en la formación, estoy convencido de que una formación integral debe incluir esta parte, ¿verdad?, de todo lo que tiene que ver con la apreciación de las artes. Y es necesario que impulsemos más estas áreas, sobre todo en las instituciones educativas, para formar cada vez más las diferentes áreas de las artes.

Pues, personal calificado. Hay un programa nuevo, también del Conaculta, para favorecer la participación de artistas jóvenes. También el Conaculta tiene un programa para impulsar la industria cinematográfica. Hay un fideicomiso, de hecho son dos, uno, sé que agotó sus recursos y tenemos presión por volverlo a alimentar con recursos frescos, y el otro tiene todavía un poco de recursos. Creo que el cine mexicano está pasando por un gran momento y hay que seguir fortaleciendo el cine mexicano.

En el caso de la industria editorial, aquí quiero referirme particularmente al Programa Nacional de Lectura y al Programa de Bibliotecas de Aula. Tenemos un problema serio de lectura en el país. La estrategia que estamos siguiendo dentro de la Secretaría de Educación Pública es modificar el hábito de lectura de los niños, a que en lugar de que lean por obligación cuando tienen que prepararse para hacer un examen o para hacer una tarea, lean por disfrutar la lectura, lean por placer.

Y lo que hicimos el año pasado fue arrancar un programa para llevar 30 libros a cada una de las 816 mil aulas de educación básica que hay en el país y en cada salón de clase tenemos en este momento 30 libros, que no son libros de texto, son libros de lectura adecuada para la edad de los niños. Hay de todo: desde algo de literatura, pero literatura infantil, hasta cosas de ciencia ficción.

Lo importante de esto es que puedan los niños ser atraídos por los libros, porque también sabemos que una vez que alguien empieza a disfrutar la lectura, no la deja por el resto de su vida, y por eso queremos impulsar este proyecto.

Este año ya se hizo el proceso de selección de títulos de nuevo; se van a incluir otros 30 libros de lectura en cada salón de clase. La idea es que en 2006 tengamos 150 libros en cada uno de los salones de clase del país. Esto, además de fortalecer las 155 mil bibliotecas escolares que tenemos en el país.

En el total de estos dos programas se han editado más de 25 millones de libros el año pasado y este año, solamente por este proyecto, esta cantidad será superada en cuanto a la cantidad de libros.

Esto ha significado, en la pregunta concreta de la industria editorial, un 30 por ciento más de producción de la industria editorial a nivel nacional, como impacto.

Quiero precisar con el proyecto de la megabiblioteca, que no es una biblioteca nueva ni se trata de una megabiblioteca. Es la misma biblioteca José Vasconcelos; no trata de sustituir a ninguna otra biblioteca. Lo que busca es fortalecer precisamente el sistema de bibliotecas públicas y escolares del país.

¿Qué es lo que nos pasa con las bibliotecas en el país? Que a la tercera vez que va una persona y no encuentra el libro que está buscando, no regresa a la biblioteca. Entonces, con este proyecto lo que se busca es hacer un desarrollo tecnológico que permita que todas las bibliotecas del país puedan estar conectadas a esta biblioteca y que cuando alguien pregunte por un libro, de manera concreta, se le pueda dar una respuesta positiva, no importa en dónde se localice la biblioteca de que se trate, si se trata de una biblioteca municipal o si se trata de una biblioteca escolar, porque estamos convencidos de que ésa es la mejor forma de fortalecer la lectura.

Es muy difícil pensar en llevar todos los acervos disponibles a todas las bibliotecas. Lo que tenemos que hacer es tener facilidades, que lo podemos hacer, para poder responder a las necesidades de la sociedad en este sentido.

Entonces, en esta serie de reflexiones, lo que quisiera comentar es que si hay áreas que tenemos que fortalecer en la parte de educación, una es la lectura, otra son las matemáticas y otra es la enseñanza de las ciencias.

Y tenemos algunos proyectos. Me voy a referir, aprovechando este resto de tiempo que tengo, a un proyecto nuevo que estamos buscando impulsar, que pensamos que nos permitirá realmente lograr una transformación en la educación básica del país, que es un proyecto que denominamos Enciclomedia, que busca llevar una computadora y un monitor a cada aula del país, así como lo estamos haciendo con el proyecto de Bibliotecas de Aula, pero donde la fortaleza del proyecto no es llevar la computadora sino un proyecto de software que, basado en el libro de texto gratuito, permita fortalecer la calidad de la educación en el nivel básico.

Este es un tema que, si tenemos una próxima reunión con la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, nos gustaría presentarlo de manera concreta el tema y escuchar sus puntos de vista, pero estamos muy convencidos de que este proyecto permitirá enriquecer cada una de las lecciones que se comprenden en la educación primaria del país, porque en cada una de las lecciones el software permitirá tener vínculos que puedan enriquecer cada uno de los objetivos que tiene una lección escolar. Está basado en el libro de texto; los maestros es donde tienen mayor confianza porque es su instrumento de trabajo, no necesita conexión a Internet, que es otra de las limitaciones que hemos tenido con el uso de la tecnología, y el software ha sido desarrollado por mexicanos, por lo que no se tendrá que pagar ningún tipo de regalías por la utilización del mismo, que es otra limitación para la utilización de software educativo en el país.

Además, la utilización de esta tecnología no requiere una capacitación especial para el personal docente. Por eso, en este proyecto hemos reunido con ese perfil y sí nos gustaría ahondar en él en una próxima reunión.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchísimas gracias, señor Secretario.

Ahora tiene la palabra por cinco minutos, para su réplica, el diputado Filemón Primitivo Arcos Suárez Peredo, si es tan amable.

El diputado Filemón Primitivo Arcos Suárez Peredo (PRI):

Muchas gracias, señor Presidente.

Señor Secretario: no escuché nada sobre el presupuesto. Le comentaba que la UNESCO recomienda 1.05. Hay un compromiso muy grande con mis compañeros de Cultura para poder llevar a cabo este presupuesto. Nos conformamos con llegar realmente a 1 por ciento; sería excelente para toda la nación.

La cultura nos da personalidad y no puede supeditarse a las limitaciones de la administración pública, de manera que debemos seguir considerando muy bajo el presupuesto actual.

Sobre el Conaculta, por su legalidad, por su seguridad jurídica, insistimos en que el Conaculta viva solamente por un decreto presidencial sino que una ley orgánica norme su funcionamiento.

Sobre la enseñanza del arte: la formación musical, de artes gráficas, la danza, el teatro son disciplinas para una verdadera formación cultural. Hay que impulsar realmente esas áreas, sobre todo que provengo de la música, señor Secretario. Es uno de mis propósitos impulsar la música en México.

Sobre las industrias culturales, esta Comisión insiste en apoyos fiscales y en el mejoramiento del presupuesto para las industrias culturales, muy afectadas por la globalización.

Sobre las bibliotecas, coincido mucho con usted respecto a que siempre parto con la base de la educación, siempre lo he presumido, creemos realmente que regular incluso radio y televisión, que haya más programas culturales, sería excelente.

Sabemos que el porcentaje de autores nacionales ha mejorado a 36.04 por ciento, pero consideramos que el 63.96 por ciento de extranjeros es todavía muy, muy elevado.

Por lo que se refiere a las bibliotecas en los pueblos, éstas ascienden a mil 200 y los espacios de lectura se estiman en 6 mil 500, pero sabemos también que muchas se encuentran en estado de abandono, por lo que nos seguimos oponiendo a un proyecto tan grande como es el de la estación Buenavista.

Hoy día, señor Secretario, nos hemos enterado de la proximidad de la reinauguración de las salas cronológicas del Museo Nacional de Historia, el cual todos conocemos como el Castillo de Chapultepec. Esto, sin duda, será un acto de gran relevancia para la conservación de su acervo cultural e histórico. Sin embargo, queremos subrayar nuestra inquietud porque la preservación, la divulgación, la conservación y la custodia de nuestro patrimonio cultural cuenten con más recursos, suficientes, y con el personal con la capacitación y el perfil profesional necesarios para que este esfuerzo e inversión millonaria que se han realizado no se demeriten ni se deterioren en el corto plazo.

Señor Secretario: quisiera adherirme a la oferta que hizo usted respecto a la educación para la cultura. En las juntas próximas que se hagan quisiera estar con todo el equipo que formamos la Comisión de Cultura, estar con usted próximamente, señor Secretario.

Le agradezco profundamente su atención; y muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología, diputado Julio César Córdova Martínez:

Muchas gracias, diputado Filemón Primitivo Arcos Suárez Peredo.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos el diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca, de la fracción parlamentaria del PRD.

El diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca (PRD):

Muchísimas gracias; muchísimas gracias, señor Secretario.

Mire usted: dicen los pedagogos modernos que hay que ampliar el segmento de ocio, ¿por qué no dicen "recreo"? ¡Carajo! Este lenguaje es el lenguaje que creo que no debemos usar. Creo que los problemas educativos que vive este país, si bien los números son muy indicativos, de repente parece que uno da más propiedades mágicas a los números que el propio Pitágoras, sí. Sin embargo, si no cuantificamos, tampoco podemos detectar los problemas.

En consecuencia y recordando a Machado, hay una frase muy hermosa de Machado que dice: "Se miente más de la cuenta por falta de fantasía, también la verdad se inventa".

Y resulta que de repente oye uno una cantidad de cifras en el aire y la impresión que nos da, o al menos que me da a mí, es que algo se está inventando mal aquí por falta de fantasía, porque todo lo que decimos de repente no contrasta con la realidad.

Leo rápidamente lo siguiente, que es una realidad:

"El promedio de escolaridad de 1980 fue de 4.6 años, en 1960 de 6.5 y en el 2000 de 7.6". Es decir, en estos últimos 10 años avanzamos de ser un país con habitantes cuyo promedio de estudio es de 6 años de primaria o 1 año de secundaria, a un país con un grado promedio de escolaridad de 1.5 años de secundaria.

De seguir esta misma lógica, señor Secretario, 1.1 grados promedio de escolaridad cada 10 años se tendrá que hasta el año 2050 lograríamos un grado promedio de escolaridad de 12.1 años; es decir, habitantes con el nivel de bachillerato-preparatoria hasta el año 2100, señor Secretario, alcanzaríamos el grado promedio de escolaridad de licenciatura.

Creo que estamos hablando de un crimen a la cultura; y ésos son los hechos. Mire: los incrementos del gasto público y privado en educación de 1980 a 1990, a precios constantes de 1993, fueron 3.34 por ciento para el aumento en el gasto público y 23.57, respectivamente, para el privado.

De 1990 a 1995, el crecimiento del público fue de 37.05 y el del privado de 23.1 por ciento, pero vinieron los "errores de diciembre", porque así se le llamó, y se desató abiertamente un proceso de privatización de la educación. De esa manera, de 1995 a 2001, el incremento del gasto público fue de 45.55 por ciento tasa de crecimiento anual y el del privado, señor Secretario, 605.6 por ciento. Creo que ésta es una de las partes centrales que tenemos que discutir, discutir porque, como dice Savater, quien es autor que yo sé que a usted le gusta mucho, dice: "Sin una buena escuela, no puede haber más que una malísima sociedad".

En consecuencia, le voy a leer las siguientes preguntas, esperando obtener respuestas hoy; y, si faltan respuestas, tenemos una invitación a continuar esta charla en la Comisión de Educación:

¿Qué papel asigna la Secretaría de Educación Pública a la educación superior como factor del desarrollo nacional?

Exponer los criterios de la Secretaría de Educación Pública para asignar los presupuestos a las instituciones públicas de educación superior.

De todas las universidades que se han creado durante su periodo, ¿cuántas tienen un perfil tecnológico y por qué?

¿Con base en qué criterio la Secretaría de Educación Pública valida y acepta la creación de nuevas instituciones privadas de educación superior cuyo resultado ha sido la proliferación de instituciones privadas de educación superior denominadas patito o de dudosa seriedad?

Informe de la situación actual que guarda el posgrado nacional. ¿Cuál es la política de la Secretaría de Educación Pública para regular su crecimiento y su orientación?

¿Qué medidas está tomando la Secretaría de Educación Pública para resolver el problema de las jubilaciones en las instituciones de educación pública? ¿Qué medidas está tomando la Secretaría de Educación Pública para integrar investigadores mexicanos que se encuentran en el extranjero a nuestro sistema y cuáles para retener a los futuros investigadores en el país?

La Secretaría de Educación Pública, a su cargo, está comprometida a mantener Radio Educación e iniciar en tal institución un proceso de modernización de su infraestructura técnica y humana por la importancia que ésta tiene para la promoción y difusión de la cultura. ¿Se compromete usted públicamente a que el año próximo, a partir de enero, Radio Educación cuente con un nuevo organigrama salarial que dé estabilidad a la actual plantilla laboral y a defender la permanencia operativa de Radio Educación?

El Presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología, diputado Julio César Córdova Martínez:

Muchas gracias, señor diputado.

Tiene la palabra hasta por 10 minutos el Secretario de Educación Pública, licenciado Reyes Tamez Guerra, para su respuesta.

El Secretario de Educación Pública, licenciado Reyes Tamez Guerra:

Muchas gracias.

Quisiera iniciar mi comentario diciendo que acudo con mucho gusto y con mucho respeto a esta comparecencia, pero sí quiero ser muy preciso en que no falto a la verdad en lo que estoy comentando, ni de una forma ni de otra, que todo lo que estoy comentando aquí son cosas reales y que lo podemos demostrar y que por eso creo que sería muy importante tener otra reunión para poder constatar que cada una de las cosas que he afirmado en esta tribuna es verdad absolutamente.

Es cierto que... Respeto que haya discrepancias, absolutamente, tenemos que vivir y eso es algo que va también con el proyecto educativo; o sea, respeto que haya pluralidad y que haya respeto en la discrepancia y soy absolutamente respetuoso en la discrepancia... Ni nunca buscaremos que todo mundo piense igual que uno ni nada por el estilo, pero sí, en este sentido, quiero ser muy preciso de que venimos de la mejor forma y con la mejor intención, pero sin faltar a la verdad de ninguna manera ni maquillar ninguna cifra, de ninguna forma.

Entonces, como en todos los temas, los datos tienen puntos de vista diferentes. Es correcto lo que usted refiere de grado de escolaridad, pero el que con base en eso se llegue a una conclusión de que hasta el año 2050 se va a tener un índice de escolaridad diferente no es correcto, porque un niño que está ingresando hoy en la educación tiene una expectativa de escolaridad superior a los 11 años en este momento.

Todos los niños mexicanos que están ingresando en este momento en la escuela tienen una expectativa de escolaridad porque la mayor parte del rezago la tenemos en una población que es mayor de 50 años de edad y es cierto que tenemos un rezago muy importante, que cuando se hacen los promedios tiene usted razón en los datos que da en los índices de escolaridad, pero la conclusión no es la misma.

En el caso de la inversión que se realiza en las instituciones de educación superior, quiero decirles que por supuesto que consideramos que el factor más importante para influir en el desarrollo del país es la contribución que pueden hacer todas las instituciones educativas, pero particularmente las instituciones de educación superior porque van más allá de solamente la formación profesional; o sea, en las instituciones de educación superior es donde se genera la mayor parte del conocimiento nuevo, donde se genera la mayor parte de tecnología nueva, de patentes, donde se forma el personal de alto nivel, por eso sí deben recibir una atención especial para su fortalecimiento desde todos los puntos de vista y ha sido unan preocupación nuestra en particular.

¿Qué hemos hecho con las instituciones de educación superior? Desarrollamos un Programa Integral de Fortalecimiento Institucional, que este año está en su tercera etapa, el que se denomina PIFI. Este programa busca que, con la participación de las propias instituciones de educación superior, desarrollen un proyecto de fortalecimiento institucional de mediano plazo y donde soliciten, con base en este proyecto de desarrollo, apoyos específicos para cumplir las metas que están buscando.

Quiero comentar que 43 instituciones aplicaron a estos proyectos en el primer año, en este último año son 96 instituciones de educación superior las que aplicaron a este programa de fortalecimiento institucional y que en estos dos años anteriores, este programa ha apoyado más de mil 350 proyectos en las instituciones de educación superior, con un monto superior a 7 mil 500 millones de pesos adicionales a los presupuestos de las propias universidades.

Este año, antes que termine el año, se distribuirán otros 2 mil 458 millones de pesos a las instituciones de educación superior del país. Por supuesto que son un factor de desarrollo y, en este sentido, aquí ligo, porque dentro de estos programas de fortalecimiento, está este aspecto de las jubilaciones, a que también se ha referido usted en su participación.

En el caso de las jubilaciones, tenemos con las instituciones de educación superior dos tipos de problemas: instituciones de educación superior que tienen un sistema de jubilaciones que es económicamente inviable y que representa para las instituciones el problema en su desarrollo más importante, desde el punto de vista administrativo y financiero; y tenemos el otro extremo, instituciones de educación superior que tienen un sistema de jubilaciones y pensiones ligado a sistemas estatales por lo general, que no cumple con dar un retiro digno a los profesores y a los trabajadores al concluir su tarea a lo largo de toda su vida de entrega a una institución de educación superior.

En el primer caso, trabajamos de manera conjunta con la ANUIES, una convocatoria donde los recursos fueron recursos adicionales proporcionados por el Legislativo de mil millones de pesos hace dos años, digo el año pasado, y este año 2 mil millones de pesos, que han permitido que un poco más de 26 instituciones de educación superior del país hayan resuelto en parte sus problemas estructurales derivados de esta situación de pensiones.

Esto se hizo siguiendo un solo sistema de estudios actuariales con un comité de rectores, que fue el que realizó la evaluación de este programa y de estos proyectos. El pasivo de las universidades públicas estatales por este concepto era del orden de los 240 mil millones de pesos y en estos dos años consideramos que la reducción de los pasivos con estos apoyos de 2 mil millones de pesos alcanzará los 230 mil millones de pesos. Se están reduciendo los pasivos de las instituciones en un poco más de un 50 por ciento.

Y sí, consideramos que es algo muy importante que permita, por una parte, que se garantice una pensión justa, digna y creciente a los trabajadores universitarios. No se trata de ninguna manera de buscar que haya una lesión en este sentido, pero que sí se busque la forma de que exista una base financiera que permita que se cumplimente con este propósito.

En el otro caso, estamos buscando cómo desarrollamos proyecto de apoyo a las otras instituciones que tienen sistemas de jubilación que no son apropiados, que requieren un apoyo adicional y que han provocado el envejecimiento de la planta docente y de investigación en algunas de estas instituciones, para buscar fórmulas que permitan que, cuando se jubilen, los profesores y los trabajadores tengan una pensión mayor de la que actualmente gozan, para buscar que haya en este sentido un equilibrio.

Con la primera institución que esperamos poder apoyar para que cumpla este propósito es el Colegio de México y estamos trabajando de manera conjunta para esta situación, que es una institución pequeña en número de trabajadores, pero que pensamos que presenta el mismo esquema que en el resto de las instituciones de educación superior.

Ya comenté lo relativo a las instituciones de educación privada. Quisiera hacer una precisión: la Secretaría no es la única que otorga estos registros de validez oficial de estudios a las instituciones de educación superior privadas del país. El año pasado, por ser concretos, las instituciones de educación particular tenían alrededor, muy cerca de 8 mil registros, casi 8 mil registros, de los cuales menos de 3 mil fueron otorgados por la Secretaría de Educación Pública del país. El resto, casi 5 mil o un poquito más de 5 mil, fueron otorgados por las Secretarías de Educación de los estados y por las instituciones de educación superior autónomas públicas del país.

El Presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología, diputado Julio César Córdova Martínez:

Muchas gracias, señor Secretario.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos, para su réplica, el diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca.

El diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca (PRD):

Mire, señor Secretario: en 1990, si nosotros hacemos... El costo alumno de primaria, en 1990, el costo alumno de superior era 9.2 veces mayor al del costo de primaria y resulta que para el 2000 era sólo 4.9 veces; o sea, un decaimiento del costo-alumno de superior impresionante, porque finalmente es lo que importa. Usted puede dar mucho dinero a una universidad, pero si esa universidad está muy masificada, el costo-alumno es lo que nos interesa como un indicador de bienestar en términos educativos. Esta tendencia en los tres años en que ustedes han estado no ha cambiado, no ha caído más, pero se ha mantenido igual.

Le voy a dar otro dato: por ejemplo, hablando de costos-alumnos, y usted lo dijo bien, son 42 mil pesos el costo-alumno de educación superior a pesos corrientes, pero el de primaria es de 8.5, 8 mil 500. La OCDE les dijo que una cosa gravísima era que el costo-alumno de primaria era de mil 169 dólares y ustedes contestaron que eran cifras del pasado, de hacía ocho años dijeron, que no habían tomado en cuenta los tres años de esfuerzo. Yo hice el cálculo y tiene razón es de hace ocho años, porque ahora nada más es de 850 dólares.

Ahora mire: cuando hablamos de costo-alumno, quisiera, para que meditáramos lo siguiente: la Universidad de Oaxaca tiene un costo-alumno de 3 mil 460 pesos a precios de 1993; la de Tabasco tiene 5 mil 840 a precios de 1993; la de Guerrero 6 mil 720 y la de Chiapas 7 mil 280. Sorpresivamente, la pregunta es: me encontré con que Guanajuato es 22 mil 620 y lo que no entiendo aquí, porque aquí le puedo dar las cifras de todas las universidades, es cuál es el criterio que utilizan para que a las universidades de los estados con mayor rezago es casualmente a las que menos dinero les dan y lo de Guanajuato me tiene sorprendido, también Quintana Roo, está Yucatán en 22 ml 660 y Quintana Roo en 25 mil 880 y si lo vemos a precios corrientes es exactamente lo mismo, porque no altera la proporción.

Lo más grave del problema, ya para terminar, es lo siguiente: mire, señor Secretario, si nosotros agarramos la matrícula, resulta que de 1988 a 2003 la matrícula de licenciatura pública creció con una tasa de crecimiento anual de 43.7, señor Secretario; y la privada, 258.7. Si vemos el posgrado, resulta que el posgrado público creció 125.1 de 1988 a 2003, ¿y sabe cuánto creció el privado, señor Secretario?: 570.1, el crecimiento de la matrícula. No puede ser por una razón, porque se está permitiendo que se liberalicen y cobren lo que les dé la gana.

Dos: no hacen investigación nacional.

Tres: no atienden los grandes problemas nacionales.

Cuatro: por falta de inversión en el sistema público de educación superior, muchos muchachos son rechazados y no tienen capacidad de pagar las cuotas que cobran las privadas. Por tanto, la educación privada hace tiempo dejó de ser complementariedad de la pública. Esto se le llama: la nación está en riesgo. Nosotros no podemos permitir eso y sí exigimos que se hagan inversiones en serio, cosas que nosotros no podemos esconder.

De cada 100 niños y niñas que entran en primero de primaria, sólo 4 lograrán concluir estudios de educación superior y sólo el 0.4 logrará hacer un posgrado, señor Secretario. Si seguimos así, de las 100 niñas y niños que entraron en septiembre en primero de primaria, 99.6 por ciento no tendrá nunca un posgrado. Dígame si es o no esto muy grave.

Para terminar: se habla del retorno de cerebros, lo cual está muy bien, pero aquí se practica la política de aborto de cerebros y voy a explicarlo. En Chiapas, 52 por ciento de la población no tiene primaria; en el Distrito Federal, que es la entidad con indicadores menos graves educativamente hablando, de los muchachos que entran en primero de bachillerato, en el primer año, señor Secretario, 52 por ciento deserta porque no hay condiciones para estudiar. ¡Cuántos genios, cuánta gente brillante se nos va en estos jóvenes! Y la pregunta es: ¿qué vamos a hacer, esto es otra manera de leer los números?

Le voy a explicar una cosa, para concluir, es como cuando alguien hace su currículum y pone: Estudios de Maestría. Hay dos maneras de leerlo: tiene estudios de maestría o alguien dice: "Te dieron la beca y no terminaste la maestría, ¡holgazán!" Entonces, son dos maneras de entender las cosas.

Lo que estoy planteándole aquí es cómo se va a revertir esto que estamos viviendo, porque con eso de los estímulos, porque ya no quieren hablar de salario, no sólo está en crisis en el salario, está en crisis el concepto salario, lo dan por estímulos, cuando la gente se va a jubilar, pues no se puede jubilar porque le quitan todos los estímulos, el Sistema Nacional de Investigadores, etcétera, y bueno, llegan los jóvenes del extranjero y resulta que no hay plazas. Entonces, esto se llama un crimen a la cultura y creo que tenemos que agarrar las cosas en serio y buscarle una solución lo más pronto posible.

Muchas gracias.

(Aplausos)

El Presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología, diputado Julio César Córdova Martínez:

Muchas gracias, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Tiene la palabra el diputado Julio César Córdova Martínez, del Partido Revolucionario Institucional, por cinco minutos.

El diputado Julio César Córdova Martínez:

Con el permiso de la Presidencia; señor Secretario; compañeras y compañeros legisladores:

Al inicio de sexenio, el Gobierno Federal reportaba 25 mil investigadores y ofrecía llegar en 2006 a 80 mil investigadores, meta ambiciosa y a la altura de los retos de nuestro país. Sin embargo, señor Secretario, a tres años de esa importante promesa, estamos muy lejos de la realidad.

Las cifras de la OCDE señalan que el número de investigadores en México es de 28 mil investigadores. Desde esta perspectiva y ante el retraso de tres años, para llegar a 80 mil investigadores tendríamos que generar de aquí en adelante 18 mil investigadores al año, aproximadamente.

Sin embargo, señor Secretario, en los últimos tres años se han formado anualmente 909 investigadores en promedio; es decir, estamos 90 por ciento por abajo de lo requerido y comprometido por el Gobierno de la República.

Las cifras son elocuentes: el ritmo de crecimiento no sólo se estancó sino que ha decrecido de manera alarmante durante este gobierno. Esta situación provoca que nuestra planta de investigadores no se renueve, ocasionando que el promedio de edad de nuestros investigadores sea cada vez mayor.

Señor Secretario: ¿cómo ha contribuido la Secretaría a su cargo para alcanzar estas metas previstas en el Plan Nacional de Desarrollo 2001-2006?

Díganos también, señor Secretario, ¿qué está haciendo la dependencia a su cargo para impulsar a los niños con vocación científica y a los jóvenes para que se dediquen a la investigación?

Y, respecto a la preparación de investigadores mexicanos a través de maestrías, doctorados y posdoctorados en universidades del extranjero, ¿cuenta su oficina con una estrategia de seguimiento profesional de estos cuadros? ¿Qué incentivos ofrecen para arraigarlos en México y cuáles son los números que arroja el programa de repatriación al que usted hacía mención?

En 1998, el gasto en ciencia y tecnología era de 0.46 por ciento del Producto Interno Bruto. En el sexenio actual ha disminuido 6 décimas; es decir, se encuentra estancado en 0.40 por ciento. ¿Cómo entender entonces el recorte presupuestal a los becarios y a las universidades públicas que anunció recientemente el subsecretario de Egresos?

Usted sabe mejor que nadie, señor Secretario, que la inversión en ciencia y tecnología no es un capricho ni un derroche; es una condición para el desarrollo de las naciones. ¿Cómo explica usted que ahora se dé marcha atrás y se pretendan disminuir los programas de fortalecimiento al posgrado tanto en las universidades públicas como en los centros públicos de investigación?

De acuerdo con el Tercer Informe de Gobierno, a la SEP fueron asignados este año 9 mil 132 millones de pesos para invertirlos en ciencia y tecnología. ¿Cómo lo está aplicando la dependencia a su cargo? ¿A qué programas se han destinado? ¿Qué nos podría decir del ejercicio de estos recursos? ¿Cuánto aumentará esta partida presupuestaria para 2004 en términos reales?

El artículo 25 de la Ley General de Educación establece que del 8 por ciento del PIB correspondiente al sector educativo, 1 por ciento será destinado a la investigación científica y al desarrollo tecnológico en las instituciones de educación superior públicas. ¿Podría usted explicarnos de manera detallada qué medidas está tomando la SEP en materia de planeación educativa para alcanzar esta meta? ¿En cuánto aumentará dicho rubro este año y los dos restantes del sexenio para llegar a la meta de 1 por ciento en los próximos tres años?

En materia de coordinación SEP-Conacyt, ¿cuál es el avance que registra la nueva organización administrativa que plantea la Ley Orgánica del Conacyt? ¿Qué ventajas tendrá esta nueva etapa para los centros públicos de investigación? ¿Existe una coordinación interinstitucional efectiva?

Hasta ahora, los resultados de vinculación academia-empresa son pobres. ¿Cuál es el modelo de vinculación entre educación superior, ciencia y tecnología y el aparato productivo? Y, desde otra perspectiva, este modelo de vinculación, en caso de existir, ¿cómo está contribuyendo a la solución de los grandes problemas nacionales, como son la escasez de agua, la pobreza, la alimentación, la construcción de viviendas y la generación de empleos?

Por sus respuestas y su compromiso con la ciencia y la tecnología, muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchas gracias, diputado Julio César Córdova Martínez.

Tiene la palabra el Secretario de Educación Pública, licenciado Reyes Tamez Guerra, por 10 minutos.

El Secretario de Educación Pública, licenciado Reyes Tamez Guerra:

Muchas gracias.

Yo quisiera iniciar con este tema sobre el número de investigadores, porque el que se pertenezca al Sistema Nacional de Investigadores no es el único criterio para que alguien se considere investigador en el país. De hecho, hay mucha gente que tiene producción científica, y yo creo que es una cantidad superior a la que está en el Sistema, que aunque no esté dentro del Sistema Nacional, genera conocimiento, trabaja en investigación, forma gente y hace todas las actividades que un investigador formal realiza.

Si vemos los números de cualquier institución educativa, el número de investigadores que considera que tiene la institución es muy superior al número de miembros del Sistema Nacional de Investigadores.

Es cierto que la meta que se estableció para llegar a esta cantidad de investigadores fue una meta que se hizo bajo la suposición de un crecimiento del PIB anual que no corresponde a la realidad que se han tenido en estos tres años, y en esa medida habrá de ajustarse, pero la idea es fortalecer el que cada día más gente se dedique a las labores de investigación y de generación de conocimiento en el país.

¿Qué es lo que estamos buscando para atraer más gente al Sistema Nacional de Investigadores? Que desde las etapas tempranas de la vida, los niños puedan tener un contacto, digamos, más cercano a las actividades científicas. En este proyecto estamos trabajando en varias vertientes, junto con la Academia Mexicana de Ciencias. Además, tenemos un proyecto con la participación de tres academias de ciencias de otros países y la Secretaría, para buscar fortalecer esta vocación científica.

Sin duda alguna, el país requiere más científicos, sin duda alguna, y no es discutible. El número de científicos por el número de habitantes no es el adecuado el que tiene el país, y se tiene que reconocer que se debe hacer un esfuerzo mayor en este sentido. Pensamos que debe iniciarse desde etapas tempranas. Y, como comenté hace un rato, uno de los problemas serios que tenemos, además de la lectura, la escritura y las matemáticas, es la enseñanza de las ciencias en la educación básica, y me estoy refiriendo desde la educación primaria.

Hay un programa que se inició, donde participan en este momento más de 10 estados, en estos proyectos que he comentado, para buscar que cada vez más niños tengan un interés. Además de los esfuerzos que realiza de manera independiente la Academia, los Veranos de la Investigación Científica, las Olimpiadas Mexicanas de la Ciencia en las diferentes áreas que también tienen el mismo propósito, pero en otros niveles educativos.

Lo que tenemos que hacer es un esfuerzo entre todos para buscar que cada vez los jóvenes, al concluir una carrera, tomen una vocación científica, que es importante, es muy importante.

Yo quisiera, retomando la parte de presupuesto, hacer también una precisión: cuando se dio esta polémica sobre esta posible reducción de presupuesto en algunas de las áreas donde se tenía que ver también con la cultura y con la educación en particular, yo platiqué con el subsecretario Carlos Hurtado, porque algunas personas llamaron manifestándonos esta inquietud y él me comentó que lo único que se hizo fue presentar un panorama difícil para el presupuesto del año enfrente. Pero no se señaló de manera precisa aspectos por recortar.

Lo que quisiera aquí es hacer el compromiso de que nosotros hemos protegido el presupuesto de educación y buscado que el presupuesto, como se ha mostrado, tenga incrementos en términos reales cada uno de los años; y tengo confianza de que al finalizar este proceso de presupuesto para el año 2004, el presupuesto de educación quede fortalecido y, por supuesto, también todas sus áreas: lo que tiene que ver con deporte, lo que tiene que ver con cultura... Y en este caso, aunque lo que corresponde a ciencia y tecnología ya no está dentro del presupuesto de la Secretaría de Educación Pública, porque se creó el Ramo 38, que es el presupuesto específico para el Conacyt, lo que corresponde a nosotros dentro de la Subsecretaría de Educación Superior, que tiene que ver con este programa, también crezca.

En este sentido, reitero que en este proyecto que hemos hecho de manera conjunta el Conacyt y la Secretaría de Educación Pública en el caso del posgrado nacional y de su fortalecimiento, en cifras reales en este momento hay un poco más de 650 posgrados que son apoyados bajo este sistema y en el 2000 eran 434, si mal no recuerdo. La diferencia es de más de 50 por ciento; nuevos programas de posgrado que son apoyados en el posgrado nacional.

Creo que la estrategia que debemos seguir debe ser en dos sentidos: seguir fortaleciendo las instituciones de educación superior que marcan y han marcado a lo largo del tiempo la pauta en investigación en el país. Y me refiero particularmente a las universidades federales que están en el Distrito Federal y algunas otras universidades públicas de los estados. Pero creo que el propósito fundamental que debemos buscar es que en todas las entidades federativas fortalezcamos los programas de investigación y la formación y el fortalecimiento de cuerpos académicos de primer nivel.

Y esto lo debemos hacer, además de apoyar los posgrados, buscando que las instituciones de educación superior públicas del país cuenten con plazas adecuadas para contratar personal académico de alto nivel. De hecho, en todo este tiempo a las plazas nuevas que me he referido son plazas para personal con posgrado. Las instituciones no pueden contratar en este momento personal académico de carrera solamente con el grado de licenciatura. Y la idea fundamental es precisamente fortalecer la investigación.

El otro aspecto importante, como ya se comentó, es la vinculación con el sector productivo. Hay muchos proyectos que están listos para ser llevados a otra escala y que no se da esta vinculación para que puedan ser desarrollados por la industria nacional. De hecho, tenemos casos de conocimiento generado aquí, que antes lo toma otra empresa en otro país del mundo, antes que lo tome alguna empresa y sí tenemos que fortalecer este intercambio y esta vinculación con el sector productivo porque, a pesar de que hay ejemplos muy claros en el país de cómo las empresas que invierten en investigación y generación de tecnología propia, tienen una fortaleza mucho mayor que las que no invierten, todavía las empresas mexicanas que invierten en tecnología propia son muy pocas y ahí sí tenemos, para buscar una competencia a nivel país, tenemos que buscar no solamente generar el conocimiento y la tecnología y las patentes sino que éstas se traduzcan en un beneficio social a través de la producción y el desarrollo que se pueda dar en el sector productivo del país.

Se está haciendo, con base en esta planeación educativa, lo que estamos buscando precisamente es fortalecer las áreas y los estados donde tenemos mayor debilidad y sí se está trabajando en todo este esquema junto con los centros del Conacyt, que es el otro grupo fuerte de instituciones que generan conocimiento en el país.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchas gracias, señor Secretario.

Tiene la palabra, por cinco minutos, para su réplica, el diputado Julio César Córdova Martínez.

El diputado Julio César Córdova Martínez (PRI):

Muchas gracias, señor Secretario.

La capacidad científica y tecnológica de cada país tiene una relación directa con su bienestar económico y social. Por ello es necesario incrementar la inversión en ciencia y tecnología. Así lo aseveró el Presidente de la República en su Tercer Informe de Gobierno.

Señor Secretario: le tomamos la palabra para que hagamos un esfuerzo entre todos y llevemos juntos, Poderes Legislativo y Ejecutivo, sin distingos ideológicos, esta importante intención presidencial a los hechos.

Abundan los datos que reflejan que un esfuerzo adicional es necesario. En México se gradúan mil 60 doctores por año; en Brasil esta cifra llega a 10 mil. Contamos con 7 investigadores por cada 10 mil trabajadores. En Brasil hay 10, en España 40 y nuestros socios comerciales, Canadá y Estados Unidos, cuentan con 80 y 140, respectivamente.

Por otra parte, no es posible que preparemos mexicanos en el extranjero y en los posgrados nacionales y no les abramos los espacios ni las oportunidades que se merecen.

Así como los migrantes se van de nuestro país en busca de empleos, los científicos, y con ello la inteligencia nacional, salen de nuestro territorio para aportar su talento a otros países y a otros intereses.

En materia de ciencia y tecnología son muchos los retos por enfrentar. Usted hablaba de la dependencia que tiene nuestro país. No podemos estar condenados a que nuestra ventaja competitiva sea la mano de obra barata y nuestros recursos naturales.

Los retos del tercer milenio exigen contar con recursos humanos más preparados y con las herramientas suficientes para desarrollar todas sus capacidades.

Hay estudios que demuestran que los mexicanos somos una nación a la que le sobra ingenio, inteligencia, creatividad. Sigamos desarrollando ese ingenio desde la educación básica. Vamos impulsando a nuestros inventores, a nuestros creadores, a nuestros investigadores. Compaginemos el talento de nuestros hombres y mujeres de la ciencia con las aspiraciones de progreso de nuestra sociedad.

Ya lo estamos logrando. Los casos exitosos de destacados hombres y mujeres de ciencia lo comprueban. Vaya un reconocimiento a los doctores Mario Molina, Julieta Fierro, René Drucker, Francisco Bolívar, Víctor Urquidi, José Sarukhán, José Antonio de la Peña y Arnulfo Romo, por citar sólo algunos. Ellos demuestran que los mexicanos sí podemos.

Señor Secretario: lo invitamos a participar y a sumarse a las exigencias de esta soberanía para que la inversión pública, que no gasto, en ciencia y tecnología crezca durante los próximos tres años del 0.4 por ciento del Producto Interno Bruto al 1 por ciento comprometido por el gobierno.

Los números no mienten. La diferencia entre países desarrollados y subdesarrollados la hacen las investigaciones en desarrollo en ciencia y tecnología.

En Estados Unidos, el 49 por ciento del crecimiento económico se debe precisamente al cambio tecnológico. Y usted hablaba también de las fortalezas de invertir en tecnología propia.

Es necesario impulsar también la inversión del sector privado en este rubro. Aun cuando el monto destinado en inversión y desarrollo por parte del sector público alcanzara el 1 por ciento del PIB, que son 65 mil millones de pesos aproximadamente, es indispensable incrementar dicho porcentaje con un monto similar o superior por parte de las empresas.

Hoy sólo 27 centavos de cada peso invertido en ciencia y tecnología los aporta el sector privado mexicano; en los países desarrollados esta cifra se triplica.

Debemos promover la inversión privada en el gasto de inversión en desarrollo experimental y para ello parte de la reforma hacendaria debe incluir estímulos fiscales para invertir en este rubro.

De nada sirve la educación, la investigación y el desarrollo también si su aplicación no se ve reflejada en el bienestar de la sociedad y, en especial, de los más desprotegidos.

Señor Secretario: por la oficina donde usted despacha han pasado ilustres mexicanos, entre los que podemos mencionar a José Vasconcelos, a Jaime Torres Bodet y Agustín Yánez. Esta triada de servidores públicos, que además eran poetas y ensayistas, desplegaron una intensa actividad para elevar el nivel cultural de los mexicanos.

En nuestro país, lo que queda de los gobiernos al paso de los sexenios son las instituciones. Vasconcelos, Torres Bodet y Yánez así lo entendieron y nos dejaron y nos dejaron un legado de instituciones que siguen alumbrando la vida nacional.

Por eso, ellos forman parte del México que crea y piensa, del México que ha dado alas y raíces a los niños y a los jóvenes del México que alentará a las generaciones venideras.

Ojalá, señor Secretario, que estos grandes pensadores lo inspiren para que en los tres años restantes del sexenio pueda usted dejar un legado a nuestra nación y nos herede a los mexicanos un patrimonio en la educación, en la investigación, la ciencia y la tecnología más rico que como lo recibió.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchas gracias, diputado.

En el uso de la palabra, el diputado José Antonio Cabello Gil, del Partido Acción Nacional, por cinco minutos.

El diputado José Antonio Cabello Gil (PAN):

Con su permiso, señor Presidente; compañeras y compañeros diputados; señor Secretario:

En el grupo parlamentario de Acción Nacional vemos con satisfacción que en el Programa Nacional de Cultura 2001-2006 se reconozca el lugar fundamental que tiene la cultura en el desarrollo humano, en el desarrollo social y personal de los mexicanos.

Asimismo, es de resaltar que en dicho programa se considere como una tarea prioritaria el realizar acciones urgentes que tengan como objeto la conciliación y la vinculación entre el sector educativo y el cultural.

No olvidemos que la educación es el medio privilegiado que garantiza la continuidad, la excelencia y la difusión de la cultura.

Para Acción Nacional, el reconocimiento y valoración de la muy diversa riqueza cultural de nuestro país refleja y refuerza su vocación democrática y federalista. Además, esta diversidad cultural debe necesariamente ser incluida en cualquier acción que implemente tanto en materia legislativa este Congreso como los principios rectores de la política cultural del país.

Por ello consideramos que la labor que realiza el Instituto Mexicano de la Juventud, al promover el trabajo de grupos juveniles, amateurs e independientes de teatro, danza, música y demás proyectos artísticos y culturales, resulta ser un detonador para mejorar su nivel de vida, así como sus expectativas sociales, culturales y el ejercicio de sus derechos.

En estricto apego a nuestra facultad de control, los legisladores de Acción Nacional realizamos un análisis del Tercer Informe de Gobierno y observamos que en este tercer año de gobierno ha habido avances importantes en los objetivos trazados en materia de educación, de cultura, de juventud y deporte.

Sin embargo, aunque los programas en cada una de estas materias presentan objetivos ambiciosos que demuestren el compromiso de la presente administración para otorgarles una posición central en el desarrollo del país, existen retos pendientes que deben cumplirse en cada una de ellas.

Al respecto, permítame, señor Secretario, hacerle las siguientes preguntas, algunas en materia de cultura, otras en materia de juventud y deporte:

Empiezo por cultura:

1º ¿En qué estado se encuentra, señor Secretario, el proceso de declaratorias de monumentos y de zonas arqueológicas e históricas? En el Tercer Informe de Gobierno no se menciona nada sobre dicho proceso. Sin embargo, en el Segundo Informe se detalla que en el 2003 se espera contar con un total de 36 declaratorias. En este sentido, le pregunto, señor Secretario, si esta meta fue alcanzada como se contempló en el 2002. Si es así y, si no fuera el caso, que nos diera los motivos.

2º ¿Cuáles son los criterios para seleccionar los 46 proyectos del programa "México: puerta de las Américas"? ¿Y en qué consiste el beneficio de haber sido seleccionados? ¿Qué mecanismos financieros proporciona este programa para impulsar el desarrollo cultural del país?

3º ¿Qué acciones ha emprendido el Conaculta para ofrecer una cultura de inclusión e igualdad de oportunidades a las personas con algún tipo de discapacidad?

4º ¿Qué avances ha tenido la elaboración de la cartografía de recursos culturales de México y éstos que beneficios han representado para el turismo cultural del país?

5º ¿Qué acciones concretas, señor Secretario, se han emprendido para lograr el fortalecimiento de la vinculación del sector educativo con el cultural?

En materia de juventud y deporte, señor Secretario, le pregunto:

1º ¿Qué acciones, convenios, programas, se han instrumentado para fortalecer el vínculo entre la demanda laboral y la formación educativa?

2º Entre los objetivos que plantea el Programa Nacional de Juventud 2002-2006 se encuentran acciones dirigidas al desarrollo de oportunidades de las y los jóvenes para reducir la deserción escolar originada por cuestiones de pobreza y embarazo de adolescentes. ¿Qué avances existen al respecto?

3º ¿Existe algún proyecto de mejoramiento del servicio social de los estudiantes que los beneficie a ellos y a sus comunidades?

Y, finalmente, de acuerdo al Programa Nacional de Cultura Física y Deporte 2001-2006, el 80 por ciento de los niños y jóvenes mexicanos no realizan actividades físicas suficientes para alcanzar niveles mínimos de desarrollo físico. ¿Qué acciones, señor Secretario, se han previsto para contrarrestar esta situación? ¿Qué resultados arroja hasta el día de hoy el Programa Nacional de Activación Física?

Por sus respuestas, señor Secretario, muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchas gracias, diputado José Antonio Cabello Gil.

Ahora tiene la palabra el Secretario de Educación Pública, licenciado Reyes Tamez Guerra, hasta por 10 minutos.

El Secretario de Educación Pública, licenciado Reyes Tamez Guerra:

Gracias.

Con respecto a la primera pregunta, que tiene que ver con la Declaratoria de Monumentos y Zonas Arqueológicas, aunque se han iniciado estas 38 acciones para declarar al mismo número de zonas y monumentos como patrimonio del país, una modificación en noviembre del 2002 en el sentido de que para cumplimentar además del trabajo que realiza el Instituto Nacional de Antropología y el apoyo de la Secretaría de Educación Pública a través de su Departamento Jurídico, se tenía que cumplimentar con la manifestación de impacto regulatorio.

Entonces, no se ha podido concluir con las 38 por esta situación, pero están todas en proceso y esperamos poder cumplimentar esta oferta que se hizo con este propósito.

El proyecto "México: puerta de las Américas" lo consideramos un proyecto muy importante para difundir lo que se hace en las diferentes áreas de las artes visuales, de las artes escénicas, porque con base en una convocatoria nacional se hace una selección que en el caso de la primera convocatoria fue de 46 grupos culturales diferentes, para que estos 46 grupos presentaran su oferta y su trabajo a un grupo muy importante de personas que apoyan el desarrollo de este tipo de proyectos en otros países.

La idea fundamental es que México tenga un impacto y que los artistas mexicanos puedan no solamente presentar su obra en el país, sino que la puedan presentar en el extranjero. Y por ejemplo, en esta presentación, que es una presentación que se dio a lo largo de tres o cuatro días en Bellas Artes, muchos de estos grupos mexicanos consiguieron contratos para presentar sus obras artísticas en otros países.

El propósito del proyecto es fomentar, precisamente, que esta gran riqueza que se tiene en México de producción artística se pueda presentar en otros países del planeta.

En el caso de los programas del Conaculta, particularmente para niños de la calle y discapacitados, se han desarrollado 313 acciones diferentes, en estos dos grupos en todo el país, buscando que se pueda favorecer la participación sobre todo de estos grupos que tienen, por una parte, capacidades diferentes y, por otra parte, esta problemática social que representan los niños de la calle, que es muy importante.

En el trabajo conjunto del sector educativo y cultural, ya me había referido hace algún rato al esfuerzo que hemos hecho Conaculta y la SEP por buscar que los niños del sistema educativo mexicano participen y tengan un primer contacto con la cultura, de una manera que permita que se puedan interesar en algún proyecto cultural o en la música, a través de estas visitas a diferentes centros, y la participación y la presencia en conciertos y algunas otras actividades.

Y algo similar se está haciendo en el programa de activación física que tiene la Comisión Nacional del Deporte. Yo quiero comentarles de este caso que la Comisión Nacional del Deporte tiene dos propósitos fundamentales: uno, fortalecer los programas que induzcan a que la gente practique un deporte, el que más pueda disfrutar o que se acomode mejor a su situación.

En este sentido, dentro del programa de las escuelas de educación básica, de un total de un poco más de 24 millones de niños, prácticamente la mitad, un poco más de 12 millones, participan ya en este programa, que es un programa que tiene dos facilidades diferentes o dos versiones diferentes: uno es que los niños, al llegar, practiquen 20 minutos dentro del salón de clase, un programa de activación física, y otro programa es que cada tercer día, tres días a la semana, los niños practican un deporte 30 minutos en un espacio fuera del salón de clase. Hay instituciones que tienen los dos programas de manera simultánea.

El otro proyecto importante de la Conade es el fortalecimiento del deporte competitivo. En este sentido, creo que se han podido lograr muy buenos resultados en las competencias donde los deportistas mexicanos han participado. Cada vez hay más deportistas mexicanos entre el grupo de los mejores ocho del mundo de cada una de las especialidades deportivas y aquí lo que está haciendo la Comisión Nacional del Deporte, adicional al fortalecimiento de los programas de competencia deportiva es, por una parte, el que se cuente con una mayor infraestructura deportiva en el país. Se han generado un poco más de 160 centros deportivos en el país. Y, por otra parte, hay un programa para la selección de talentos deportivos, cada vez a una edad más temprana, en una serie de pruebas sencillas que permiten seleccionar niños que tengan un talento deportivo y ya trabajar con ellos de manera diferente.

En el caso particular de los jóvenes, el Instituto Mexicano de la Juventud tiene una serie de programas de todo tipo, que van desde participación en la cultura, como ya se mencionó, hasta la participación en proyectos donde se fomenta el desarrollo del servicio social en actividades de interés no solamente para el desarrollo de los propios jóvenes sino de actividades para el país.

Yo pudiera poner el ejemplo más reciente de participación de jóvenes en su programa de servicio social en las pasadas elecciones, cuando todo el programa que tuvo que ver con la participación de los niños en este ensayo que se hizo con el IFE de hacer un proceso para determinar en los niños algunas de sus preocupaciones en diferentes aspectos que tenían que ver con los derechos humanos, la paz, la tolerancia, etcétera, se llevó a cabo en todo el país con jóvenes participando dentro de su proyecto de servicio social.

Con esto, yo contestaría esta pregunta.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchas gracias, señor Secretario.

Y, para su réplica, tiene la palabra el diputado José Antonio Cabello Gil, hasta por cinco minutos.

El diputado José Antonio Cabello Gil (PAN):

Gracias, diputado Presidente.

Agradezco sus respuestas, señor Secretario. Nada más me permitiría insistir en algunas de ellas, dado que no escuché nada al respecto de, por lo pronto, el tema de la cartografía, recursos culturales de México y, bueno, fundamentalmente de ésa, me permitiría insistirle, manifestar mi preocupación por el asunto de las declaratorias de monumentos y de zonas arqueológicas e históricas, ofrecer nuestro apoyo en la medida en que corresponda.

Y, finalmente, pues ojalá pudiera haber respuesta a esta pregunta; si no fuera en este momento, que fuera en días posteriores. Y, señor Secretario, simplemente comentar que las tareas pendientes requieren el trabajo y el esfuerzo de todos y cada uno en el ámbito de nuestras propias responsabilidades y en el ámbito de nuestras propias atribuciones.

El asunto que tenemos entre manos no es menor: nada más y nada menos que la formación humana, física, intelectual, moral de la niñez y de la juventud y de todos los mexicanos, que también es piedra angular del desarrollo de México y de una estrategia de largo plazo. Por eso, señor Secretario, en los legisladores de Acción Nacional, y estoy cierto de que en todos los demás, habrá toda la disposición para trabajar conjuntamente con usted y con su equipo de trabajo para fortalecer las áreas de cultura, juventud, deporte, y conseguir que éstos sean un tema de prioridad dentro de la política pública que el Gobierno Federal implemente.

Seguiría en espera de esos puntos que mencioné y agradezco su disposición. Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchísimas gracias, diputado José Antonio Cabello Gil.

Y, para concluir, tiene la palabra el diputado José Guillermo Aréchiga Santamaría, del Partido Revolucionario Institucional, hasta por cinco minutos.

El diputado José Guillermo Aréchiga Santamaría (PRI):

Con su permiso, diputado Presidente; señor Secretario de Educación; compañeras, compañeros legisladores; señoras y señores:

En el tiempo que nos toca vivir, al que algunos caracterizan como globalización y otros como la era del conocimiento, el desarrollo humano es el principal activo de una nación. Este desarrollo sólo se logra con educación de calidad.

A la luz del Tercer Informe de Gobierno del Presidente Vicente Fox, es necesario preguntarnos: ¿la educación que tenemos responde a las expectativas y necesidades del individuo y de la sociedad de cara al siglo XXI? ¿Estamos en el rumbo correcto?

Entre las fortalezas del sistema educativo nacional, es preciso reconocer que en el siglo pasado avanzamos en la cobertura y en el combate al analfabetismo. La primaria y la secundaria alcanzaron una cobertura prácticamente universal: una, de 93.1 por ciento; y la otra, de 85.6 por ciento.

Pasamos de una escolaridad promedio de primer grado a 7.92 grados. El analfabetismo se redujo de una población mayoritariamente iletrada a 8.5 por ciento.

La educación pública sintetizó en sus aulas a todas las clases sociales y se convirtió en instrumento de movilidad social. Es necesario, frente al siglo XXI, revisar las insubsistencias del sistema educativo; debemos reconocer que éste se encuentra descapitalizado, burocratizado, desfasado en métodos de aprendizaje con escasa participación social, con profundas desigualdades entre estados y regiones y con una inadecuada evaluación.

La educación pública se masificó en detrimento de su calidad, dejó de incrementarse el presupuesto educativo, como se observa en el 2003. Cuando se compara la inflación con el crecimiento nominal del presupuesto, apreciamos que éste decreció 2.64 puntos porcentuales.

En la necesaria comparación con otros países, algunos –por cierto– nuestros socios comerciales, apreciamos que México invierte en educación primaria mil 291 dólares por alumno anualmente, desde luego. En tanto, Austria, Suiza, Estados Unidos y Dinamarca invierten 6 mil 815 dólares en promedio por alumno.

Aun Argentina invierte más que México por alumno, invirtiendo mil 598 dólares anuales.

En consecuencia, señor Secretario, es necesario señalar que en la fracción parlamentaria del PRI lucharemos porque la inversión pública en educación, que hoy se encuentra en 5.3 por ciento del Producto Interno Bruto, alcance cuando menos el 8 por ciento del Producto Interno Bruto nacional, como lo establece el artículo 25 de la Ley General de Educación.

Rechazamos, en consecuencia, la aseveración que se repite desde la dependencia a su cargo en el sentido de señalar que hoy se invierte en educación el 6.84 por ciento del Producto Interno Bruto nacional.

Condenamos enérgicamente el subejercicio del presupuesto que la dependencia a su cargo ha realizado: en 2001, equivalente a 4 mil millones de pesos; en 2002, a 2 mil 385 millones. No es posible, señor Secretario, que en tanto la Secretaría de Educación Pública se busque generar economías, en las escuelas falten sanitarios, pizarrones y bancas.

Para ilustrar las asimetrías existentes en el país en materia educativa, comparemos el índice de analfabetismo que existe en Chiapas, equivalente al 20.6 por ciento, con el relativo al Distrito Federal, que alcanza el 2.7 por ciento.

En el 2004, de acuerdo con lo previsto en el 3º constitucional y en el artículo 31 de la Ley General de Educación, el tercer año de educación preescolar será obligatorio. Los legisladores y la sociedad estaremos atentos a su cabal cumplimiento.

Sin embargo, en educación no sólo es dinero: si reconocemos como el reto principal la calidad educativa, es necesario replantear a fondo el sistema educativo nacional, revisar sus contenidos para lograr que los niños, que lo que los niños y jóvenes aprendan en la escuela les sea útil para la vida.

Es indispensable fortalecer la participación social, particularmente la de los padres de familia, para lograr una sólida formación en valores y el desarrollo de las diversas potencialidades del ser humano.

Requerimos una adecuada evaluación del sistema educativo en su conjunto para rendir cuentas a la sociedad de los avances del sistema educativo nacional y para la mejora permanente de las acciones educativas.

Debe reorganizarse el sistema educativo nacional para poner la administración al servicio de la escuela y hacer de cada escuela el centro del sistema educativo nacional y el motor del desarrollo social.

Debemos poner a la educación a tiempo con la historia; así lo requiere el futuro de México, así lo reclama la sociedad, así lo exigen los mexicanos.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchas gracias, diputado José Guillermo Aréchiga Santamaría.

En el uso de la palabra, el Secretario de Educación Pública, licenciado Reyes Tamez Guerra, hasta por diez minutos.

El Secretario de Educación Pública, licenciado Reyes Tamez Guerra:

Muchas gracias.

Yo quisiera, en las reflexiones relacionadas con el presupuesto, sí reiterar que la inversión total como país, como parte del Producto Interno Bruto, pasó del 6.1 al 6.8.

Cuando queremos compararnos con países, todos los países utilizan la inversión total que se da en el país; también podemos hacer el otro planteamiento de la inversión pública. En este momento, el gasto total como país es de 449 mil millones de pesos. De éstos, 295 mil millones corresponden a gasto federal, de los cuales la mayor parte la tiene la Secretaría de Educación, son 282 mil 700 millones y otras secretarías tienen 12 mil 700 millones.

Debemos recordar que en algunas otras secretarías, por ejemplo en Sagarpa, se apoyan varias instituciones de educación superior que, por ejemplo, la Secretaría de la Defensa Nacional tiene otro grupo de instituciones de educación en diferentes niveles, lo mismo que Marina, etcétera. El gasto estatal –el que realizan los estados de la República– es de 66 mil millones de pesos; el gasto municipal es de menos de mil millones de pesos y el que realizan los particulares es de 87 mil millones.

Si deducimos lo que invierten los particulares, que es el 1.3, yo quisiera comentar y precisar que en estos tres años la inversión de los particulares creció solamente .1 y que el resto del crecimiento en la inversión educativa en el país le correspondió a la inversión pública tanto del Gobierno Federal como de los gobiernos estatales.

El proyecto en el Plan Nacional de Educación, lo que nosotros habíamos propuesto es que se llegara al 8 por ciento de inversión educativa en el país tomando en cuenta la inversión total. En esa proyección, la inversión de los particulares se consideraba al año 2006 del 1.5 y el resto a la inversión pública, del 6.5 restante.

Si se hace como fue acordado por esta Cámara, de que sea solamente inversión pública para llegar al 8 por ciento, el reto que tenemos todos por delante es muy importante. No es solamente con buena voluntad, yo creo que todos coincidimos en que debe haber una mayor inversión y que ojalá y toda esta inversión pueda tener como origen el financiamiento público.

Yo lo que siento es que eso es muy difícil de cumplimentar con el sistema de ingresos que se tiene actualmente, que ojalá y se pudieran tener ingresos suficientes para invertir mucho más en educación y llegar al 8 por ciento solamente de inversión pública, ojalá. Yo sería el más contento con esta situación; se los digo de manera muy sincera, pero lo siento difícil en la situación actual.

Esto es una responsabilidad de todos, también del Legislativo y del Ejecutivo y yo tomo esta invitación de trabajar juntos en ver cómo podemos incrementar la inversión pública en educación, que en este momento es de 5.5 por ciento. Lo que faltaría de inversión para tres años sería 2.5 por ciento del PIB. Ha crecido 0.7 y es un crecimiento sin precedente en tres años.

Para que tengamos una idea de la magnitud del reto, los ministros de América, y los ministros de América Latina particularmente, convocados en una reunión por la UNESCO, establecimos como meta para el año 2015 –hace dos años– en Cochabamba, Bolivia, el crecimiento de la inversión en los países para que alcanzara en el lapso de 15, 1.5 por ciento del PIB, por país, que cada país invirtiera 1.5 más en el lapso de 15 años, esto significa un crecimiento, un reto de un crecimiento de .1 por ciento del PIB por año y éste fue el reto que se estableció en esta reunión y que yo siento que muchos países, este reto no lo van a alcanzar otros países de América, este reto no lo van a poder alcanzar. Como está la situación económica, hablando de una realidad, ojalá y podamos avanzar al 8 por ciento del PIB, pero si se hace una traducción en crecimiento real de inversión, yo veo muy difícil con la cantidad de ingresos que tiene el país, si no se realiza una reforma que permita tener mayores ingresos, que se pueda alcanzar esta meta, ojalá y la podamos alcanzar, pero sí siento que va a ser inclusive difícil que podamos alcanzar una meta de 8 por ciento de inversión total y, más difícil aún, que alcancemos una meta de 8 por ciento, solamente con inversión pública.

A mí sí me parece que es mucho más prudente y necesario poner en este tema, que es un tema fundamental, las consideraciones sobre bases reales de la situación que priva en el país, económica, y de si es realmente posible alcanzar una meta. Creo yo que en el país tenemos muchas reformas que no hemos alcanzado las metas a lo largo del tiempo y que debemos tener mucho cuidado en seguir en este tipo de dinámica, porque al final va a suceder que no alcancemos las metas, porque no tuvieron una base real de posibilidad de alcanzar y si, siempre he buscado tener metas altas, o sea, esto no debe confundirse, hay que poner metas altas; .7 el crecimiento como el país es un hecho sin precedente lo que se ha logrado en tres años de inversión en educación, un hecho sin precedente, y podemos revisar la historia, un hecho sin precedente lograr un 2.5 más en tres años de crecimiento, para estar finalizando con 3.2 en el lapso de seis años; ojalá, ojalá y sea así. Yo sería el más satisfecho en este sentido.

Y yo estoy de acuerdo y coincido con el diputado Aréchiga en el sentido de que la resolución del problema en la educación no tiene nada más que ver con una mayor inversión: si pensamos que vamos a resolver el problema de la calidad de la educación en México solamente invirtiendo más dinero, estamos equivocados. Hay que invertir más, estoy totalmente de acuerdo, damos clases todavía en enramadas, en escuelas que debería darnos pena estar dando clases en esas situaciones, pero no vamos a resolver el problema de la calidad solamente con mayor inversión. Necesitamos hacer un esfuerzo y tener mayor creatividad para poder lograr una mejora en la calidad, hablando de la calidad no en un sentido abstracto, sino hablando en el fin último del reto que tenemos en educación.

¿Cuál es el fin último? Nuestros alumnos y que todos nuestros proyectos y programas estén orientados a ellos y que busquemos que finalmente que la responsabilidad que tenemos, no cumplimos como Secretaría de Educación Pública, solamente con dar acceso a la educación. Para poder cumplir, tenemos que dar acceso a una educación de buena calidad; y hablamos de buena calidad, precisamente en buscar una formación integral que tenga que ver con habilidades, capacidades, conocimientos y una formación ciudadana que permita que la gente que estemos formando respete los derechos humanos, la tolerancia, la paz, que tenga una formación de ser ciudadanos ejemplares.

Yo quisiera dejar finalmente esta reflexión y agradecer –creo que ya no tendré otra participación– esta invitación y reiterar la invitación para que sigamos reuniéndonos, para que éste y cualquier otro tema que tengamos lo podamos abordar más a fondo, señor Presidente.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchas gracias, señor Secretario.

Por último, tiene, hasta por cinco minutos, el diputado José Guillermo Aréchiga, para su réplica.

El diputado José Guillermo Aréchiga Santamaría (PRI):

Con su permiso, señor Presidente; señor Secretario de Educación Pública:

Hoy, la prensa le atribuye declaraciones que textualmente dicen que "para alcanzar el 8 por ciento en la inversión como país, nos hace falta el 1.2 por ciento y que estamos hablando del orden de 76 mil millones de pesos en el lapso de tres años". Lo entrecomillan y lo señalan como textual.

Es indispensable tener claro que en el país no puede haber debates acabados; sin embargo, la LVIII Legislatura definió con claridad y lo estableció en el 25 de la Ley General de Educación, lo que se refiere al Presupuesto destinado a educación y señaló con precisión que este presupuesto sumaría la aportación de la Federación, de las entidades federativas y de los municipios. El debate en ese momento giró en torno a la imposibilidad de obligar a los particulares a la inversión en materia de educación. Sin embargo, hoy es ley y hoy no puedo coincidir cuando aquí se plantea que la propuesta para incrementar el presupuesto equivale a 8 mil 870 millones para el 2004. Tendríamos que decir que en el propósito de dar cumplimiento a la ley, lo que se requiere incrementar en el 2004 es un equivalente aproximado a 56 mil millones de pesos.

Tengo que decir que, entonces, no es suficiente hablar de un gasto educativo federal superior a los 300 mil millones de pesos, sobre todo si consideramos que hoy el presupuesto educativo, de acuerdo a los datos establecidos en el Tercer Informe de Gobierno, se ubica en los 282 mil millones de pesos y algo más. Es preciso entonces decir que el gasto federal en educación debe pasar del 4.3 por ciento del Producto Interno Bruto actual al 5.03 por ciento en el ejercicio fiscal del 2003. Si este gasto público se incrementa en esta forma incluyendo la aportación de la Federación, estados y municipios, debemos alcanzar una equivalencia con el Producto Interno Bruto nacional de 6.21 por ciento en el 2004, de 7.10 en el 2005 y del 8 por ciento en el 2006. Tendría que decir al respecto que también el Presidente Fox comprometió en campaña el propósito de alcanzar el 8 por ciento del Producto Interno Bruto para educación, entendido desde luego de lo que significa en materia de permeabilidad social y de lo que significa para el país invertir en educación.

Enfrentaremos también un nuevo reto, lo planteamos en las preguntas que con oportunidad hicimos llegar, y es el relativo a dar cumplimiento a la obligatoriedad de preescolar. El próximo año, 2 millones 117 mil niños en edad de cinco años estarán en la oportunidad y el Estado en la obligación de ofertarles en educación preescolar. Este solo rubro requiere aproximadamente de 8 mil millones de pesos para satisfacer lo que establece el articulado constitucional y, desde luego, lo relativo a la reglamentación en la Ley General de Educación. Sin embargo, decíamos en la primera participación: no podemos apostar y pensar que solamente con recursos económicos lograremos la calidad en el servicio educativo.

Si ubicamos con claridad como el mayor reto que tenemos los mexicanos en materia de educación, el reto de la calidad, entonces tendremos que buscar fortalecer la participación social en el propósito de lograr el esfuerzo de la sociedad en su conjunto para hacer realidad una educación pública de calidad que potencie las inteligencias múltiples de los seres humanos, que potencie el conocimiento y que le dé viabilidad al país.

Por ello, hoy de nueva cuenta volvemos a decir que es imprescindible hacer un gran esfuerzo para hacer realidad la máxima de que la educación es tarea de todos.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

Muchísimas gracias, diputado José Guillermo Aréchiga Santamaría.

Quiero agradecer muchísimo al Secretario de Educación el haber aceptado venir a esta comparecencia, a este debate y agradecerle mucho también el que él ha aceptado de antemano –lo dijo aquí mismo– el ir a reuniones de trabajo con las diferentes comisiones, en particular a la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología, Cultura y le queremos agradecer mucho.

Quiero agradecer mucho a todos ustedes el haber estado aquí, a todos los compañeros y compañeras que nos visitan. Estas pláticas, estos debates siempre serán de cara a la gente, de cara a la nación y esperemos por el bien de la nación que salgamos adelante.

El Secretario de Educación Pública, licenciado Reyes Tamez Guerra:

Yo les agradezco esta oportunidad, señor Presidente, señores diputados. A todos, muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos, diputado Salvador Pablo Martínez Della Rocca:

De conformidad con lo que establece el artículo 7º, numeral V, de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, la versión estenográfica de esta reunión será remitida al Presidente de la República para su conocimiento.

Agradecemos a todos su asistencia.