Comparecencia del Secretario de Economía,
Fernando Canales Clariond, correspondiente al
Cuarto Informe de Gobierno del Presidente Vicente Fox Quesada

Instalación de la Mesa:
Manuel Ignacio López Villarreal

Exposición por parte del funcionario del Ejecutivo Federal: Fernando Canales Clariond

PRIMER TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTA

Pregunta: Nora Elena Yu Hernández, Partido Revolucionario Institucional
Pregunta: Jorge Luis Hinojosa Moreno, Partido Acción Nacional
Pregunta: Valentín González Bautista, Partido de la Revolución Democrática
Pregunta: Juan Fernando Perdomo Bueno, Partido Convergencia

Respuesta por parte del funcionario del Ejecutivo Federal: Fernando Canales Clariond

Réplica: Francisco Luis Monárrez Rincón, Partido Revolucionario Institucional
Réplica: Ricardo Alegre Bojórquez, Partido Acción Nacional
Réplica: Valentín González Bautista, Partido de la Revolución Democrática
Réplica: Juan Fernando Perdomo Bueno, Partido Convergencia

SEGUNDO TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTA

Pregunta: Eduardo Alonso Bailey Elizondo, Partido Revolucionario Institucional
Pregunta: Jaime del Conde Ugarte, Partido Acción Nacional
Pregunta: Víctor Suárez Carrera, Partido de la Revolución Democrática

Respuesta por parte del funcionario del Ejecutivo Federal: Fernando Canales Clariond

Réplica: Belizario Iram Herrera Solís, Partido Revolucionario Institucional
Réplica: José Juan Bárcenas González, Partido Acción Nacional
Réplica: Víctor Suárez Carrera, Partido de la Revolución Democrática

Comentarios finales:
Francisco Javier Saucedo Pérez



















El Presidente de la Comisión de Economía diputado Manuel Ignacio López Villarreal: De conformidad con el artículo 7º, numeral 4, de la Ley Orgánica para el Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, comparece el licenciado Fernando Canales Clariond, secretario de Economía ante las Comisiones de Economía y de Fomento Cooperativo y Economía Social, para llevar a cabo el análisis del IV Informe de Gobierno del Presidente de la República Vicente Fox Quesada en el tema de su competencia.

A nombre de ambas comisiones, sea usted bienvenido, señor secretario, junto con los subsecretarios y demás funcionarios de la secretaría que hoy nos acompañan.

Esperamos que esta reunión sea provechosa y que se pueda desahogar en tiempo y forma.

Ahora le pido de favor al diputado Francisco Saucedo Pérez, Presidente de la comisión, dé lectura al Acuerdo Parlamentario aprobado por esta soberanía, el pasado 7 de septiembre, sobre las comparecencias de los funcionarios del Ejecutivo Federal en comisiones.

Por favor diputado.

El Presidente de la Comisión de Fomento Cooperativo y Economía Social diputado Francisco Javier Saucedo Pérez: Gracias diputado. Las comparecencias ante comisiones se sujetarán al siguiente formato.

I. Exposición por parte del funcionario del Ejecutivo Federal hasta por 10 minutos.

II. Primer ronda de preguntas por parte de cada uno de los grupos parlamentarios con representación en la comisión en orden decreciente hasta por 5 minutos. Asimismo los grupos parlamentarios que no cuenten con integrantes en la comisión, podrán participar en esta ronda hasta por 5 minutos.

III. Respuesta por parte del funcionario del Ejecutivo Federal hasta por 10 minutos.

IV. Réplica por parte de los legisladores en el orden de sus intervenciones hasta por 5 minutos.

V. Segunda ronda de preguntas por parte de cada uno de los grupos parlamentarios con representación en la comisión en orden decreciente hasta por 5 minutos.

VI. Respuesta por parte del funcionario del Ejecutivo Federal hasta por 10 minutos.

VII. Réplica por parte de los legisladores en el orden de sus intervenciones hasta por 5 minutos.

El Presidente de la Comisión de Economía diputado Manuel Ignacio López Villarreal: Muchas gracias diputado. En consecuencia, para dar cumplimiento al punto 4º, fracción I, de este acuerdo del 7 de septiembre, tiene la palabra el licenciado Fernando Canales Clariond hasta por 10 minutos.

El Secretario de Economía Fernando Canales Clariond: Muchas gracias, señor diputado Manuel Ignacio López, Presidente de la Comisión de Economía; señor diputado Francisco Javier Saucedo Pérez, Presidente de la Comisión de Fomento Cooperativo y de Economía Social; señor diputado secretario; señoras y señores legisladores; mis compañeros de la Secretaría de Economía; señoras y señores:

Durante los últimos 4 años la economía mexicana ha logrado en la estabilidad de las principales variables económicas y avanza, juntos la sociedad y el gobierno hemos conseguido avances importantes en materia de inflación, se ha reducido significativamente la simetría entre la observada en nuestro país y la correspondiente en países más desarrollados.

Además hemos observado caídas sin precedentes en las tasas de interés, mismas que se ubican hoy conforme a su indicador líder en el 7.7 por ciento.

Por otra parte, el riesgo-país, un indicador del costo del servicio público de la deuda pública externa a principios de octubre, se ubica en 185. Base, cifra muy favorable respecto a los más de 400 puntos que presentaba esta indicadora a principios de la administración del Presidente Fox.

No obstante todo lo anterior, la economía mexicana ha presentado limitantes, que no han permitido un crecimiento dinámico y sostenido, en la generación de riqueza y en la creación de empleos que la sociedad mexicana demanda.

La prudencia macroeconómica y los programas de apoyo al desarrollo empiezan, sin embargo, a rendir frutos. En 2004 podemos hablar de una reversión de las tendencias observadas en 2003.

A continuación me permito compartir con ustedes algunas cifras al respecto.

Primero. El empleo crece de manera importante en el sector formal. Durante los primeros 9 meses del año 2004 se reporta un crecimiento de 360 mil personas inscritas en el IMSS, nada más durante la segunda quincena de septiembre se crearon 42 mil 224 empleos, cifra superior a los 38 mil 225 que se registraron en el mismo periodo en el año 2000, año con el crecimiento del PIB más alto del sexenio anterior.

Segunda. La inversión fija bruta, componente del producto que incide sobre la capacidad productiva de la economía, ha mostrado un desempeño muy favorable en el 2004 al registrar un crecimiento del 5.2 por ciento durante el primer semestre. Este comportamiento invalida la visión catastrófica de algunos que pensaron que a nuestro país se le negaba la recuperación en forma definitiva.

Tercero. Las exportaciones muestran resultados favorables durante los primeros 8 meses de 2004. Las exportaciones manufactureras, en medio de un mundo globalizado y altamente competitivo, crecen a una tasa del 14.2 por ciento.

Por otra parte, en los últimos 2 años el desempeño de las exportaciones agropecuarias es todavía más favorable al registrar en el 2004 un crecimiento del 14 por ciento, mientras que en 2003 su tasa de expansión se ubicó casi el 21 por ciento.

Cuarto. Lo anterior ha permitido que el PIB haya mostrado durante los últimos 2 trimestres, crecimientos del 3.73 y 3.94 por ciento. Hoy todos los componentes del PIB crecen en forma simultánea, la fortaleza de la economía que esto refleja deberá traducirse en una mayor sustentabilidad del crecimiento.

Hemos avanzado en la dirección correcta, pero no estamos satisfechos con los rezagos, son graves y persistentes como todos los rezagos propios del subdesarrollo. Está claro: México no experimentó un crecimiento económico satisfactorio durante los últimos 3 años; no hemos intentado crecer a cualquier costo. Esto no cabía, cabe en el plan que marca el rumbo de desarrollo económico del país en la administración del Presidente Fox.

En economía no hay nada gratis. La construcción de una plataforma sólida de sustentabilidad, como es natural, ha tenido sus costos, algunos de esos costos han sido considerables y contemplados fuera de un contexto realista podrían parecer injustificables, en un análisis carente de rigor y disciplina metodológica. Sin embargo, no estamos satisfechos, nos preocupan algunos aspectos de la perspectiva económica y del margen de maniobra para hacerles frente.

La disciplina fiscal y financiera no es fácil de implementar: los costos políticos son muy evidentes en el corto plazo. No es fácil transmitir a la población los beneficios a largo plazo de un equilibrio fiscal, sin embargo, la responsabilidad de mantenerla definitivamente no debe interrumpirse. El futuro de la nación nos obliga a extremar la prudencia económica para garantizar el cumplimiento de los compromisos por venir, a la vez que apoyar los esfuerzos de nuestro sector productivo, de nuestros trabajadores y empresarios.

Son todavía más importantes otras presiones que de manera automática emergen sobre el gasto público, sobre todo a la luz de una insuficiencia en la diversificación en las fuentes de ingresos, con lo que ahora más que nunca nos recuerdan la necesidad de ser prudentes para garantizar el cumplimiento de los compromisos que acarreamos del país y la salud inmediata de la economía. De otra manera estaríamos también comprometiendo el bienestar y la capacidad de futuras generaciones. Para la administración del Presidente Fox esto último no es una alternativa aceptable.

La competitividad de México tendremos que irla construyendo en un marco de fomento y estabilidad, no de asignación irresponsable de recursos. Todavía hay un amplio terreno por recorrer para la construcción de una política integral de desarrollo económico con rostro humano, aún se alzan ante nosotros retos cuyo simple planteamiento, no digamos solución, implica que con la decidida participación de los tres Poderes de la Unión y de los 3 niveles de gobierno que nuestra Constitución establece, nos enfrentemos al reto los mexicanos de llevar a cabo las reformas estructurales, la laboral, la hacendaria, la energética y la del Estado.

He querido, señoras y señores diputados, compartir con ustedes de manera realista y franca estas preocupaciones, porque en ella se hace muy evidente la necesidad de sumar esfuerzos antes ustedes, representantes del pueblo de México, pido el apoyo de todos, para impulsar una segunda generación de reformas, desatorar lo que haya que desatorar y terminar de sentar las bases del México que se inicia en el siglo XXI.

Los resultados macroeconómicos a los que me refería al principio no pueden atribuirse a una sola causa, no son producto de las gestiones de una sola instancia, de la Secretaría de Economía o de cualesquiera otra en lo individual, es el esfuerzo conjunto de la sociedad y del gobierno.

Quisiera compartir con ustedes algunas de las acciones con las que hemos contribuido al interior de la Secretaría de Economía, para mejorar el clima de negocios. Me referiré, por razones de tiempo, sólo a 5 de ellas.

Primero. En materia de regulación, hemos instrumentado el Sistema de Apertura Rápida de Empresas, el denominado SARE, ya en 29 ciudades de las más importantes del país, lo que ha contribuido a reducir costos asociados al proceso de emprender, de producir, de generar riqueza.

A través de este mecanismo se puede abrir un negocio con las oportunidades de trabajo que ello conlleva en 2 días o en menos, en prácticamente todos los rubros donde opera la micro, pequeña y mediana empresas.

Segundo. En esta administración iniciamos un esfuerzo sin precedentes en la atención a las micro, pequeñas y medianas empresas. Estamos profundizando a través de distintos programas de desarrollo al apoyo a las MIPYMES.

Quiero en este punto, poner a la consideración de ustedes, quienes determinan la composición del presupuesto, un asunto cuya particular importancia a veces pasamos por alto, presionados por las urgencias de la sociedad, la conveniencia, eventualmente la necesidad en ineludible de sustentar con inversión productiva el gasto social.

El gasto social se justifica por sí mismo, la inversión productiva en razón de que sus efectos multiplicadores se reflejen en una mayor capacidad para crecer y consecuentemente para satisfacer de una mejor manera las necesidades del país en los renglones de educación y salud por ejemplo, además de generar oportunidades de trabajo.

Sumemos esfuerzos, expandamos el ámbito de la política de desarrollo mediante la más amplia asignación presupuestal que las circunstancias permitan, pues la inversión productiva que fomentamos a través de esta vía, es garantía de una mayor capacidad para atender necesidades sociales a través de la creación de empleos permanentes.

Tercero. También hemos desarrollado una política industrial, instrumento fundamental de política económica olvidada en el pasado. Hemos fortalecido la integración de cadenas productivas y apoyado a centros de articulación en diversas ramas, dignas de mención, entre otras, la industria maquiladora, la de automotriz de autopartes, la construcción y la minería, el inicio de una recuperación de la industria textil y de la confección y del cuero y calzado, en coordinación estrecha con otras dependencia del Ejecutivo, en el ramo del turismo y la ganadería en sus modalidades de avícola, bovino y porcina.

Las acciones conducentes a fortalecer el mercado interno a través de diversas vías, la instrumentación de un programa federal orientado a este fin, anunciado en mayo de 2003, por el Presidente de la República, incluyó una serie de medidas, que cada vez, con mayor fuerza, dejan sentir su impacto en la economía.

En este sentido, hay avances en materia de desregulación, de competitividad, de apoyo a empresas nacionales y de infraestructura.

Quinto. Hemos decidido profundizar nuestra participación en los mercados internacionales, mediante la negociación de un acuerdo de Asociación Económica con Japón, la segunda potencia económica del mundo, firmado por el Ejecutivo Federal, el Presidente Fox y el Primer Ministro Koizumi, sujeto en su proceso constitucional a la aprobación del Senado de la República y de la Dieta del Imperio Japonés.

Este acuerdo en caso de ser aprobado, una relación que nos permitirá con Japón, una de las economías más protegidas a través del acuerdo, lograr participaciones para productos elaborados en México y por mexicanos, en cantidades crecientes al haber otorgado a aquel país, preferencias importantes, al tiempo que se profundizan aspectos de cooperación, asistencia y apoyos a las PYMES, entre otros logros este Acuerdo de Asociación Económica.

Quiero además relatar ante ustedes, los avances que hubo en el mes de julio en la sede en Ginebra de la Asociación Mundial del Comercio, en donde se logró en este organismo que es el más importante del comercio internacional, avances importantes donde los países desarrollados paradójicamente los que más subsidios otorgan a su sector agropecuario, establecer mecanismos de eliminación de los mismos para evitar las enormes distorsiones que hoy por hoy causan en los principales mercados del mundo, incluyendo por supuesto México, en los mercados de los productos agropecuarios, a la par que otros países aceptaron el iniciar un proceso de desgravación en los impuestos de importación correspondientes.

México fue uno de los más activos para lograr este acuerdo marco, que habrá de concretarse en los próximos meses y en su caso, llegar a conclusiones en el mes de diciembre del año próximo en Hong Kong, pero insisto, falta mucho por hacer.

He sido, señoras y señores diputados, muy franco ante ustedes, por el respeto que debo a esta honorable representación del pueblo de México, pero también puedo ser franco en este foro, porque el reencuentro de esfuerzos y de logros a favor de nuestro país, me da la oportunidad de serlo.

Quiero para terminar señalarles, que para construir la plataforma, el marco legal, dentro del cual habrá de desarrollarse la economía de México y en consecuencia las posibilidades concretas, objetivas de un desarrollo, en el sentido integral de la palabra con contenido humano, en gran medida depende de la capacidad de los consensos políticos que logremos los mexicanos y esta Cámara de Diputados es la máxima expresión para lograrlo.

Gracias por su atención y con mucho gusto, de conformidad con los acuerdos tomados por ustedes, procedo a escuchar los planteamientos, cuestionamientos, preguntas que me quieran formular y en su momento ha reaccionar ante ellos, a responder las preguntas que me hagan.

Gracias por su atención.

El Presidente de la Comisión de Economía diputado Manuel Ignacio López Villarreal: Muchas gracias, señor secretario.

Iniciamos la primera ronda de preguntas y para dar cumplimiento al punto 4°, fracción II, IV y V, se han inscrito para la primera ronda de preguntas y réplicas, los siguientes ciudadanos diputados:

Por el Partido Revolucionario Institucional, la diputada Nora Elena Yu Hernández.

Por el Partido Acción Nacional, los diputados Jorge Luis Hinojosa Moreno y Ricardo Alegre Bojórquez.

Por el Partido de la Revolución Democrática, el diputado Valentín González Bautista.

Por el Partido de Convergencia, el diputado Juan Fernando Perdomo Bueno.

En consecuencia tiene la palabra hasta por 5 minutos para formular su pregunta, la diputada Nora Elena Yu Hernández, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

La diputada Nora Elena Yu Hernández: Con su permiso, señores Presidentes.

Buenos días, señor secretario; compañeras y compañeros diputados; invitados que nos acompañan:

Desde el inicio de esta LIX Legislatura, la relación entre la Secretaría de Economía y esta Comisión de Economía, siempre ha sido respetuosa y de colaboración mutua, por lo tanto, señor secretario, estamos en casa.

Es indudable que la Secretaría de Economía a su digno cargo, juega un rol muy importante en el quehacer económico de nuestro país; esa dependencia es la encargada de promover el crecimiento y desarrollo económico donde el comercio exterior es una pieza clave para este objetivo. No cabe la menor duda que la política comercial hacia el exterior ha tenido un gran éxito desde que comenzó, por allá de los años 80, primero con la entrada de México al GATT, ahora Organización Mundial de Comercio y poco después con la firma del Tratado de Libre Comercio con América del Norte.

Esto ha ocasionado que las exportaciones crecieran a un ritmo promedio anual de 12 por ciento en los últimos años y hoy en día el comercio exterior represente más del 60 por ciento de la economía, convirtiéndose en un motor fundamental para el crecimiento y para el desarrollo industrial y tecnológico de México.

No obstante lo anterior, en estos días se está discutiendo lo del Tratado de Libre Comercio con Japón, la segunda potencia económica mundial, lo que colocaría a nuestro país como el único en el mundo con acceso preferencial a las economías más poderosas del orbe; 12 tratados comerciales con 43 países.

Los beneficios de esta política por el lado de la demanda son contundentes; los consumidores mexicanos tendrán más productos a su disposición y a menores precios, pero con el lado de la oferta no se ven tan claros, señor secretario, por lo que le preguntaría, señor secretario, ¿qué podemos esperar con el Tratado de Libre Comercio con Japón? ¿Cómo se van a atender a los sectores o ramas sensibles a la apertura? Y ¿qué vamos a hacer para que los bienes y servicios de México verdaderamente puedan entrar y competir con los del Japón?

Queremos pensar que la firma de este tratado y las negociaciones del ALCA, es una respuesta a la concentración comercial con los Estados Unidos y que se está buscando detonar e incentivar la diversificación de productos mexicanos, así como de su destino. La gran grama de tratados comerciales que tenemos brinda una enorme oportunidad de negocios para las empresas mexicanas y para las empresas extranjeras establecidas aquí.

En el grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, estamos convencidos que debemos aprovechar más y mejor los tratados que tenemos suscritos; estos tratados nos dan un mercado potencial de alrededor de mil millones de consumidores y estimo que sólo estamos atendiendo a cerca de 300 millones de consumidores. Esto no tiene lógica ni eficiencia económica y por supuesto, no responde a la idea central de los tratados.

Sabemos de los programas que lleva a cabo esa secretaría: PITEX, ALTEX, ECEX, Drawback, PROSEC, etcétera y los certificados de origen que en su conjunto tienen el propósito de estimular y fortalecer las exportaciones mexicanas; pero también sabemos que en el año 99 solamente el 6.6 por ciento de las exportaciones eran realizadas por las micro, pequeña y medianas empresas, las MIPYMES, mientras que el grueso de los envíos al exterior se concentraban en 312 empresas grandes que vendían el 51 por ciento y las maquiladoras el 41 por ciento restante.

Puede decirnos, señor secretario, ¿qué actividades está llevando a cabo para ganar una mayor diversificación de productos y de destinos en las exportaciones mexicanas? ¿Cuántas MIPYMES exportan ahora, ya sea directa o indirectamente? Y ¿qué acciones está impulsando esa secretaría para que las empresas, en especial las pequeñas y medianas empresas se vean favorecidas con los tratados comerciales y las operaciones del comercio exterior?

La competitividad de nuestro país se ha rezagado ante las exigencias que la globalización impone a los mercados y a las empresas; la Secretaría de Economía tiene la gran responsabilidad de apoyar al sector empresarial y detonar el comercio exterior. No esperamos menos, sino más, señor secretario.

Por tal motivo, lo invitamos a redoblar esfuerzos y a trabajar conjuntamente para aprovechar la oportunidad de los tratados de libre comercio, que es de todos conocido que la competitividad no sólo se circunscribe como se ha hecho saber, en un gran esfuerzo mediático a las reformas estructurales, sino a la capacidad del Ejecutivo y el Legislativo a proporcionar certidumbre jurídica, viabilidad económica y de regulación administrativa confiable y transparente para los inversionistas, tanto nacionales como extranjeros. Ya es tiempo, señor secretario, de que trabajemos en conjunto para sacar adelante a México.

Esta Comisión de Economía no es pasiva, sino activa; por ello, estamos impulsando una reforma integral a la Ley de Comercio Exterior y a otras disposiciones aduaneras que faciliten el comercio internacional y mejoren el tiempo de respuesta y el desempeño de la Secretaría de Economía, como mediador.

Por sus respuestas muchas gracias, señor secretario.

El Presidente de la Comisión de Economía diputado Manuel Ignacio López Villarreal: Gracias, diputada.

Tiene el uso de la palabra hasta por 5 minutos el diputado Jorge Luis Hinojosa Moreno, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, para formular su cuestionamiento.

El diputado Jorge Luis Hinojosa Moreno: Con el permiso de la Presidencia:

Señor secretario sea usted bienvenido. En el grupo parlamentario de Acción Nacional, estamos convencidos de que una de las mejores formas de asegurar el crecimiento con desarrollo de la economía, es a través de fomentar la apertura y el fortalecimiento de las empresas de nuestro país.

Sin embargo, no será sostenible a largo plazo sino contamos con un adecuado diseño de las políticas públicas nacionales que impulse un sector empresarial fuerte y comprometido; que procure la creación de un ambiente agradable de negocios y que resulte ser finalmente un factor decisivo para motivar a la gente de empresa a arriesgar sus ahorros y su patrimonio para ampliar o establecer un negocio.

Otro factor que incide de manera particular en esta determinación, es la constante demanda de condiciones suficientes para competir a nivel internacional, considerando que nuestras empresas tienen costos de producción más altos, en comparación con nuestros principales socios comerciales; que las tasas impositivas son más altas; que el sistema tributario es complejo y divergente; que los precios y tarifas del sector público sobrepasan a los internacionales; que la apertura de un negocio es más caro y más tardado; que el transporte de mercancía es lento y costoso; que en materia de energéticos somos de los países más atrasados en el mundo y que por si esto fuera poco, tenemos la electricidad industrial y la gasolina de mayor precio en la región; así como el gas natural más caro del mundo.

Todo lo anterior limita indudablemente la rentabilidad y la viabilidad de cualquier negocio; desincentiva la formalidad de las empresas e inclusive hace más productiva y competitiva la informalidad y la ilegalidad de las empresas producto de bienes de consumo y servicios.

Esto lo entendemos en Acción Nacional. Por tal motivo estamos impulsando las reformas jurídicas para elevar y extender la competitividad de nuestro país y de sus empresas, que logre posicionarlas para competir de igual a igual en el comercio internacional.

En tal virtud queremos saber señor secretario, ¿qué está haciendo la secretaría a su cargo para propiciar un sano ambiente de negocios en México, que es una demanda generalizada de los empresarios? Ya ahorita usted nos comentó sobre el SARE, el apoyo a las MIPYMES. Me gustaría que pudiera ampliar en el tema.

Este Congreso de la Unión, ya ha atendido las demandas del sector empresarial y legitimó el esfuerzo desplegado a favor de los MIPYMES por el Presidente de la República, con la elaboración de la Ley para el Desarrollo de la Competitividad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa. Este nuevo ordenamiento jurídico que es eminentemente un producto del Poder Legislativo y que entró en vigor el 31 de diciembre de 2002, llevó a rango de ley federal las acciones e instrumentos para promover el desarrollo económico nacional a través del fomento a la creación de MIPYMES y el apoyo para su viabilidad, productividad, competitividad y sustentabilidad.

Esta ley como otras, por su misma naturaleza contiene exclusivamente principios y enunciados de carácter general, toda vez que la finalidad del acto legislativo consiste en establecer la normatividad genérica aplicable globalmente a la materia.

Por ello, en su artículo cuarto transitorio, se estableció que el Ejecutivo Federal en cumplimiento de su facultad que le confiere el artículo 89 constitucional, fracción I, tendría 180 días contados a partir de su entrada en vigor, para emitir el reglamento, plazo que feneció a mediados del 2003.

La importancia del reglamento se sustenta en que es necesario pormenorizar, particularizar y desarrollar en forma concreta los principios y enunciados generales contenidos en la Ley MIPYMES, a fin de llevar a cabo su ejecución y exacta observancia. En tal sentido, por favor señor secretario si fuera tan amable que nos pudiera decir cuándo presentará el Ejecutivo este reglamento.

Siguiendo con la Ley MIPYMES, en su artículo 20 se señala que el Consejo Nacional para la Competitividad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, se reunirá trimestralmente de manera ordinaria, de acuerdo con el calendario que se apruebe en la primera sesión ordinaria del ejercicio.

Sin embargo, tenemos conocimiento de que este consejo que usted preside, solamente se ha reunido una vez este año, en el mes de febrero, por lo que mucho agradeceremos nos explique por qué no está trabajando este consejo, dado que se creó como la instancia para promover, analizar y dar seguimiento a los esquemas, programas, instrumentos y acciones que se están realizando en beneficio de las MIPYMES.

Finalmente, señor secretario, un tema toral son las compras del gobierno que puede hacer a las MIPYMES como un mecanismo de apoyo para el sector empresarial de México. La Ley MIPYMES reconoce este principio en la fracción IX del artículo 10, donde se establece que la Secretaría de Economía promoverá que las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, realice sus adquisiciones de bienes, contratación de servicios y realización de obras públicas a las MIPYMES.

Para ello se estableció una gradualidad, las compras de las MIPYMES en los 2 primeros años, serían de al menos el 10 por ciento y a partir del tercer año, la Secretaría de Economía determinaría la gradualidad para que en el 2008 se estaría en las condiciones de alcanzar como mínimo el 35 por ciento.

Señor secretario, para finalizar mi intervención, le solicito nos refiera cómo va este proceso y qué está haciendo la secretaría a su digno cargo, para fomentar el cumplimiento de este artículo.

Por sus respuestas, muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Economía diputado Manuel Ignacio López Villarreal:

Tiene el uso de la palabra hasta por 5 minutos, el diputado Valentín González Bautista, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, para formular su cuestionamiento.

El diputado Valentín González Bautista: Diputado Manuel Ignacio López Villarreal, Presidente de la Comisión de Economía.

Diputado Francisco Javier Saucedo Pérez, Presidente de la Comisión de Fomento Cooperativo y Economía Social.

Diputado Eduardo Alonso Bailey Elizondo, secretario.

Licenciado Fernando Canales Clarión, secretario de Economía.

El informe anual de labores de la Secretaría de Economía, de la cual usted es titular, y que se presenta a esta soberanía en cumplimiento con lo dispuesto en los artículos 93 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 23, 26 y 34 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal y que comprende el periodo del primero de septiembre del año 2003, al 31 de agosto de 2004, en la introducción y misión institucional señala con claridad que el Gobierno Federal tiene la responsabilidad de promover la existencia de condiciones materiales que garanticen una vida digna para todos los mexicanos.

Para ello, ejecuta una política integral de promoción del desarrollo incluyente que tiene por objeto incrementar la capacidad de la población para generar satisfactores económicos; y en forma simultánea, construir mecanismos eficaces que permitan el acceso de todos los beneficios de este proceso.

De igual forma se dice que el Gobierno Federal emprendió acciones concretas para impulsar el desarrollo con base en el fortalecimiento del mercado interno y que estas acciones han comenzado a traducirse en un mayor crecimiento económico.

Corresponde al ámbito de la Secretaría de Economía, lo relativo a la competitividad, el impulso a las empresas nacionales y la promoción de la inversión en materia de promoción, desarrollo y fortalecimiento de las empresas nacionales. Entre otras, las acciones encaminadas a consolidar a las micro, pequeñas y medianas empresas del país.

El informe que usted presenta, señala que en el año 2003 se apoyó la realización de 673 proyectos para favorecer el desarrollo regional y sectorial, y que se atendió a 142 mil 576 empresas a través de la formación empresarial, comprometiéndose la generación de 85 mil empleos.

Aun consintiendo que esta cifra de empleos esté materializada, es evidente que la Secretaría de Economía con sus políticas hace poco para la generación del millón de empleos anuales que requiere nuestro país.

Señor secretario, los montos de cada uno de los fondos de apoyo para la micro, pequeña y mediana empresa no vienen señalados en el informe, por lo que he de agradecer nos informe lo siguiente:

Primero. ¿Cuáles son los montos de los recursos económicos que constituyeron los fondos de apoyo para las micro, pequeñas y medianas empresas y qué cantidad de recursos de estos fondos fueron aplicados para los 673 proyectos que menciona el ejercicio de 2003?

Segundo. ¿Qué número de estos proyectos favorecieron el desarrollo regional y sectorial en la región centro y sur de nuestro país, siendo éstas las más necesitadas y cuántos empleos directos e indirectos se crearon en el periodo que se informa, en esta región?

Por otra parte y en el campo de la economía social, el Programa Nacional de Apoyo para las Empresas de Solidaridad, Fonaes, tiene como objetivo apoyar proyectos sustentables de inversión productiva a través de la formación de capital productivo con incidencia directa en la población rural campesina e indígena y en el sector social en las áreas urbanas.

Según el informe, el Fonaes ejerció, de septiembre de 2003 a julio de 2004, mil 060.5 millones de pesos, que fueron canalizados a capital social de riesgo, desarrollo empresarial, apoyo para capital al comercio, la industria y servicios, impulso productivo de la mujer y empresas sociales de financiamiento.

Si el monto total de los apoyos a otorgar por la Secretaría de Economía es de 6 mil 304 millones de pesos, seguramente estará usted de acuerdo, señor secretario, que destinar un poco más de mil millones de pesos al Fonaes para fomento del sector social es insuficiente pues representa una sexta parte del total del presupuesto de la Secretaría de Economía, en el entendido de que 520 millones corresponden al programa especial concurrente de desarrollo rural sustentable.

Es muy difícil explicar por qué quienes son más y requieren más apoyo reciben menos. De lo poco que se destina al sector social no se encuentra en el informe de su secretaría, ¿cuál es el monto de los recursos que se dedican al fomento cooperativo? ¿Cuántas cooperativas han sido beneficiadas? ¿Cuántos empleos directos se han creado con los apoyos que ha recibido este sector? ¿Cuántos empleos se han mantenido? ¿En qué área de la Secretaría de Economía se atiende al sector cooperativo del país? En suma, ¿cuál es la política de la Secretaría de Economía en materia de fomento cooperativo?

Mucho hemos de agradecer tenga a bien dar respuesta a estos cuestionamientos.

El Presidente de la Comisión de Economía diputado Manuel Ignacio López Villarreal:

Para terminar esta primera ronda de preguntas tiene el uso de la palabra, hasta por 5 minutos, el diputado Juan Fernando Perdomo Bueno, del grupo parlamentario del Partido de Convergencia, para formular su cuestionamiento.

El diputado Juan Fernando Perdomo Bueno: El crecimiento económico es con condición para generar empleos productivos y mejor remunerados, aumentar la riqueza para distribuirla con mayor equidad, mejorar los servicios públicos y avanzar hacia una mejor calidad de vida de la población.

La actual administración, dice, ha dado prioridad a los programas y mecanismos orientados a fortalecer las micros, pequeñas y medianas unidades, con servicios de información, financiamiento, a fin de incrementar su productividad y competitividad.

Con este señalamiento del IV Informe de Gobierno no podríamos estar más de acuerdo. Lamentablemente también se nos dice de lo poco que ha podido hacer esta administración en torno a lograr estos objetivos.

Las cifras del crecimiento son elocuentes, muy lejos del 7 por ciento prometido hace 4 años. En consecuencia, ni la generación de empleos ni el mejoramiento de las remuneraciones ha respondido a las expectativas de la población.

Hay muchas explicaciones pero ninguna sirve para el trabajador que está desempleado.

Uno de los pilares del modelo económico de los últimos 20 años ha sido el énfasis en las exportaciones. Los tratados de libre comercio y asociaciones económicas se han anunciado siempre como grandes logros, salvo el TLCAN los acuerdos, 11 a la fecha, no han tenido impacto significativo en nuestro comercio, al menos a niveles que incrementen la planta productiva y el empleo.

El último año las exportaciones no petroleras apenas mantuvieron su nivel del año pasado.

Por otro lado, nuestro principal mercado, Estados Unidos, está siendo apoderado por China. Como ejemplo también los acuerdos comerciales que tenemos con la Unión Europea, resulta que en el 2003 exportamos 5 mil 700 millones de dólares, mientras que países que no tienen tratado con esa región, han venido a Europa como por ejemplo Brasil con más de 73 mil millones de dólares.

En cuanto al TLCAN, el año pasado advertimos en la Cámara de Diputados, que el X aniversario de su vigencia obligaba a hacer una revisión y evaluación seria. Si hiciéramos esta evaluación tendríamos que los temas que desde hace años nos preocupan siguen vigentes y cito sólo 2 ejemplos: La imposibilidad que el transporte mexicano pueda acceder al territorio estadounidense y la controversia sobre el tema de la fructosa que hoy se ventila en la OMC.

Otro gran pilar en el que descansa la promesa del modelo económico de hace dos décadas, es la creciente inversión extranjera; pero la inversión ha venido disminuyendo. En 2000 era 16 mil 598 millones de dólares, y en 2003, sólo 10 mil 783.

El estímulo a las exportaciones es deseable, pero nos parece que son insuficientes si no van aparejados con medidas que permitan el crecimiento del conjunto de la economía.

Muchas dificultades tienen que ver con las decisiones burocráticas. La más reciente queja de la burocracia, es de inscribirse en el Padrón de Importadores con un trámite que puede tomar meses cuando en Estados Unidos sólo toma 5 minutos y hasta se hace por Internet.

Otro tema que debería ser de gran preocupación para la Secretaría de Economía es la productividad. Pero que quede claro que en México el aumento de productividad no puede ser a costa del empleo ni la cancelación de miles de plazas que según el Seguro Social pasó de 4 millones de trabajadores registrados, al 2004 de 3.3.

En suma, para Convergencia el escaso crecimiento, el aumento del desempleo, la insuficiencia del comercio exterior, la disminución de la inversión, la escasa mejora en la productividad, constituyen evidencias de que el modelo económico que estamos siguiendo está agotado.

Pregunto: La administración del Presidente Fox, se ha empeñado en continuar con esta política económica de las 3 últimas administraciones.

¿Cuáles serían las diferencias ente ambas políticas, las anteriores y las actuales?

¿Cuándo se realizará una evaluación seria de los primeros 10 años del TLCAN?

¿Cuáles son las razones por las cuales los acuerdos de libre comercio no tienen un impacto significativo en apoyar el crecimiento de la economía?

¿Cuál es la estrategia que tiene el Ejecutivo para enfrentar la competencia china en dos dimensiones, la directa en Estados Unidos y la de nuestro mercado interno?

¿Cuál es la situación actual y qué han hecho en la Secretaría de Economía con la controversia de Estados Unidos entorno a la fructosa?

Se dice que ha habido un gran apoyo hacia las PYMES, ¿cuáles son realmente los resultados en términos de su contribución al crecimiento económico y a la generación de empleos?

¿Ha habido aumentos en la productividad de los sectores manufactureros y de servicios diferentes a la reducción de empleos?

Y finalmente ¿por qué si existe una política industrial, la Canacintra, que es el organismo de los industriales, dice que no existe?

Por sus respuestas, muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Economía diputado Manuel Ignacio López Villarreal:

Para dar respuesta a los cuestionamientos, tiene el uso de la palabra hasta por 10 minutos el secretario Fernando Canales.

El Secretario de Economía Fernando Canales Clariond: Señoras y señores diputados que hicieron uso de la palabra, de 4 bancadas, de 4 partidos políticos, gracias por la formulación de las mismas.

Trataré en el espacio del tiempo que el acuerdo de ustedes, referirme a lo más importante dentro de la riqueza de los planteamientos hecho por ustedes.

La firma del Acuerdo de Asociación Económica con Japón, que así lo denominamos, sujeto a la aprobación en su caso del Senado de la República y de la abierta del imperio japonés, para en su momento entrar en vigor, consideramos que sería altamente beneficiosa para nuestro país por las siguientes razones:

Primero. El tamaño de la economía japonesa.

Segundo. La conformación, que es la segunda más importante del mundo, la conformación de la misma economía japonesa por la naturaleza y las características del territorio de ese país, la ubicación geográfica en el globo terráqueo, hace que la producción agropecuaria, que es en el renglón exportador donde tenemos más oportunidades, sea muy limitada. Japón consume alrededor de 55 mil millones de dólares de alimentos por año, importa el 60 por ciento de sus necesidades de distintos países del mundo, del orden de 35 mil millones de dólares. Actualmente las exportaciones de productos mexicanos del sector alimenticio a Japón son únicamente 400 millones de dólares.

Como usted bien lo señaló, somos el primer país, después de Singapur, que tiene características sui generis. Singapur es una ciudad-Estado dedicada a la economía de servicios esencialmente, no tiene un territorio amplio como para tener producción agropecuaria. Somos el primer país, pues, de las características del nuestro, un país grande, con una economía diversificada, con una importante presencia de las actividades agropecuarias de nuestro sector productivo, donde se abren enormes oportunidades de exportación al habernos concedido desgravaciones importantes, por una parte.

Por otra, en los sectores de productos industriales el 91 por ciento de los productos manufacturados que actualmente exporta México a Japón se nos otorga de entrada una desgravación arancelaria cero, nosotros otorgamos únicamente al 40 por ciento de los productos manufacturados japoneses que actualmente Japón exporta a México, de entrada una reducción arancelaria al cero y únicamente en aquellos productos que México no fabrica. Para los demás se establecen plazos de desgravación que oscilan en un rango de 5 a 10 años.

Por otra parte, la conformación de la fuerza de trabajo de aquél país contra el nuestro le da un promedio del trabajador japonés es de 45 comparativo con la edad promedio del trabajador mexicano que es de 25 años. Lo que hace que nuestra fuerza de trabajo, como está demostrado, al entrar en competencia con la economía más desarrollada y más grande del mundo que es la norteamericana, nuestra gran capacidad de nuestros trabajadores para competir en calidad, precio, productividad.

De manera pues que tenemos estas ventajas competitivas, independientemente del costo, que si bien no es una de las ventajas competitivas que queramos enfatizar sino por el contrario que en el mediano y largo plazo queremos homologar con los países de mejor remuneración al factor trabajo dentro del sistema competitivo.

De manera pues que en términos generales estas son algunas de las ventajas que nos ofrece el acuerdo de asociación económica con Japón, aunado al hecho de que como su nombre lo dice es un acuerdo de asociación que más allá de una desgravación arancelaria establece capítulos con provisiones para la protección de inversiones.

De hecho uno de los logros más importantes que esperamos tener una vez que entre en vigor, si así lo aprueban los órganos legislativos correspondientes será por el renglón de inversiones. Los japoneses exportan capital al mundo en un rango de 25 mil millones de dólares anuales, nosotros de ese flujo captamos en promedio en los últimos 5 años inversiones del orden de 350 millones de dólares por año.

De manera que esperamos que la inversión japonesa en México, al tener la seguridad jurídica que otorga un acuerdo de esta naturaleza, se multiplicará en forma sustantiva.

Efectivamente, dentro del sector exportador nacional, las MIPYMES tienen una presencia escasa. Los distintos programas que tenemos en la Secretaría de Economía oscilan en torno a 3 pilares fundamentales: por una parte la capacitación, por otra la facilitación de contactos comerciales y el tercero es los mecanismos de financiamiento.

La mayor parte de las MIPYMES mexicanas se dedican a productos y servicios de un escaso valor agregado, de productos y servicios de baja tecnología en términos generales. Hay excepciones, las que estamos fomentando de una manera especial, dándoles prioridad en la asignación de los recursos limitados que tenemos para este propósito.

En cuanto a los cuestionamientos formulados por el diputado en representación de la bancada del Partido Acción Nacional, usted en la presentación de su pregunta, señor diputado, mencionó algunos factores que inhiben la competitividad de nuestro país. No por el hecho de militar en el mismo partido político, sino por compartir el análisis de la realidad mexicana, compartimos su tesis, que algunos elementos estructurales en el desarrollo económico de México, esencialmente en torno a 3 temas: el esquema fiscal, por una parte; por otra el sistema legal, que regula la energía que requiere el funcionamiento del aparato productivo; y en tercer término, la regulación a la que está sometido el aparato productivo de nuestro país, requiere una urgente modificación, con el propósito de recuperar competitividad para nuestro sector productivo.

Comparativamente México con el resto del mundo, en estos 3 renglones, hemos incurrido en un exceso de legislación, de reglamentación que inhiben la capacidad productiva de los mexicanos y al convertirse los energéticos en una fuente de aprovisionamiento de recursos fiscales; la tercera parte, como ustedes, señoras y señores legisladores lo saben, aproximadamente del ingreso fiscal nacional, procede de la imposición de gravámenes, esencialmente a Pemex, a la actividad energética en general, pero en forma muy particular a Pemex, hace que el consumidor nacional sea doméstico o del sector productivo en la manufactura, en los servicios, en el turismo, en el comercio, en todas las actividades económicas, además del costo del energético tenga que pagar una parte relativa al impuesto, al gravamen fiscal al que está sometida Pemex y, en consecuencia, no tenemos la competitividad comparativamente con lo que el esquema de precios prevalecientes en otros países.

De manera que son urgentes las decisiones que el Legislativo a propuesta del Ejecutivo y las propias que ustedes han generado, se tomen con el propósito de recuperar una parte importante de la competitividad perdida, motivada por el sistema fiscal complejo, tortuoso de cumplir, lleno de reglamentación, difícil y costosa y consumidora de tiempo, para el sector productivo, para las empresas que conforman las principales unidades productivas de nuestro país. Y lo mismo en lo relativo al sector energético.

Efectivamente, con motivo de la emisión de la Ley de las MIPYMES, estamos obligados en el Ejecutivo a presentar una reglamentación, circunstancia que no se ha dado. La razón de ésta es que hemos querido tener esta reglamentación no una decisión del Ejecutivo tomada en la sede de la Secretaría de Economía o de la burocracia administrativa, sino con una amplia consulta con el sector que conforma el sector de las PYMES mexicanas.

Estamos prácticamente en las conclusiones finales para, en uso de las facultades que el Ejecutivo, que el Presidente de la República, hacer la publicación en el Diario Oficial de la Federación y que entre en vigor este reglamento como complemento a una ley expedida por la soberanía que ustedes constituyen y que coincido con su opinión, señor diputado, que es altamente benéfico para los intereses nacionales.

En cuanto al Consejo Nacional de las MIPYMES, en lo que va del año nos hemos reunido en una ocasión, como usted bien lo señala está programada una segunda reunión para el mes de noviembre. Debo de señalar que han habido muchísimas reuniones de distintos consejos regionales, porque en ese sector no únicamente trabaja el Gobierno Federal, trabajan los gobiernos estatales, trabajan muchos de los gobiernos municipales, trabajan organismos del sector privado con los que mantenemos un estrecho contacto y comunicación, además de los fondos de fomento y de acreditación al sector de las MIPYMES que manejamos en la Secretaría de Economía, con distintas estructuras, en cuyos consejos participan empresarios representativos de este importante sector de la economía, además de las reuniones que por más de una docena se han tenido con los secretarios de Desarrollo Económico de los estados, de quienes hemos revisado la más amplia colaboración y coordinación, con el propósito de maximizar los distintos programas del Gobierno Federal con los programas de gobierno de los estados, y beneficiar al sector de las MIPYMES.

En lo que respecta a la proveeduría de las MIPYMES al gobierno, la ley señala unos objetivos, no establece un plazo. Para lograrlo tenemos la dificultad de hacer congruente esta disposición con las distintas disposiciones que en otros ordenamientos legales existen, particularmente en lo relativo a la Ley de Adquisiciones, que obliga a los departamentos de compra de las distintas dependencias del Gobierno Federal, a licitar todas sus adquisiciones, y en la mayor parte de los casos, no son el sector MIPYMES las que cotizan en condiciones más favorables, para obtener el otorgamiento de los contratos de adquisición por parte del gobierno.

Hay un esfuerzo de comunicación permanente, entre la Secretaría de Economía y las distintas dependencias compradoras del gobierno. Hemos hecho convenios de atender con particular atención a las unidades de gobierno que más adquieren bienes y servicios en este país, como lo son Petróleos Mexicanos y el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Debo reconocer que son escasos los avances que en esta materia hemos tenido, esencialmente motivado por el hecho de la dificultad de compatibilizar esta obligación de llegar a determinados porcentajes de adquisiciones, procedentes de las MIPYMES para el gobierno, con la obligación que tienen las unidades compradoras de gobierno el licitar todas las adquisiciones.

Lo relativo al cuestionamiento realizado por el diputado del Partido de la Revolución Democrática, coincido en el sustento del planteamiento formulado por usted, que los recursos canalizados esencialmente a través de apoyos crediticios en capacitación, en la adecuación tecnológica en contactos de negocios a este sector es insuficiente.

Lo mencioné en la presentación, las principales actividades derivadas de las instrucciones presidenciales, que en términos generales el Presidente Fox el primero de septiembre dio cuenta a esta soberanía.

De ahí que en el proyecto de presupuesto para el 2005 planteado por el Ejecutivo, y aprovecho esta ocasión, estamos planteando la necesidad de incrementar estos recursos.

Hay programas sociales de apoyo que se consumen en un año, que tienen montos similares en cantidades a los que se requieren para generar una oportunidad de trabajo permanente. Es una decisión importante que ustedes tendrán que tomar próximamente, la cantidad de recursos asignada al sector productivo, principalmente a canalizarse a través de los programas de MIPYMES, porque en promedio con crédito de 5 mil 600 pesos se genera una oportunidad de trabajo.

Tengo una información, que con mucho gusto se la entrego al terminar esta comparecencia, con el propósito de no consumir demasiado tiempo del que está asignado, donde se desglosan los montos administrados en cada uno de los distintos fondos y unidades del sector coordinador por la Secretaría de Economía en esta materia, además de las 2 instituciones de la banca de desarrollo más importantes, como son Nacional Financiera y Banco de Comercio Exterior, que en los años de la administración del Presidente Fox han estado trabajando preferentemente con el sector de PYMES.

Y debo de destacar que hemos cambiado la mayor asignación de los recursos que mayoritariamente se hacían a través del otorgamiento de créditos directos, a la constitución de fondos de garantía con la banca comercial, de manera de multiplicar los recursos y 10 a 1(?) con 100 millones, por ejemplificar un caso concreto y real, de fondos fiscales asignados por ustedes a ser manejados por la Secretaría de Economía, los colocamos en un fideicomiso de garantía en alguno, ya tenemos convenio con varias de las instituciones de banca comercial, éstos lo multiplican por 10, mil millones de otorgamiento de créditos al sector de PYMES. De manera que de esta manera y con este mecanismo de instrumentación financiera estamos multiplicando los recursos asignados a las PYMES y con la información estadística que dispongo y que en su oportunidad dejaré aquí ante ustedes para su análisis, si fuimos omisos en el documento de informe de actividades, para que se analice con detalle porque está demostrada la alta contribución de los recursos manejados a través de los distintos programas de PYMES para la generación de oportunidades de trabajo que desde el punto de vista económico, con el enorme contenido social que esto tiene, constituye sin duda el principal reto que enfrentamos los mexicanos.

Tomamos lo que nos corresponde de responsabilidad a los que integramos el Ejecutivo Federal, el Presidente de la República así lo ha manifestado en numerosas ocasiones, como titular de la Secretaría de Economía, pero es una tarea de la que nadie estamos exentos de una parte importante de la responsabilidad.

Con respecto a los planteamientos formulados por el diputado de Convergencia.

Efectivamente, los volúmenes incrementales de comercio, diría yo, los volúmenes absolutos de comercio que se han logrado con países distintos a los del TLCAN, Estados Unidos y Canadá, no han sido en términos absolutos de las mismas magnitudes, sin embargo, debo de destacar que los incrementos porcentuales partiendo de bases muy bajas, particularmente en los últimos años del orden de entre el 10 y el 20 por ciento anual, han sido presentes y significativos frente a todos nuestros socios de prácticamente todos los tratados de libre comercio que tenemos, coincidimos sin embargo, en el planteamiento formulado por usted de que el trabajo debemos enfocarlo esencialmente a la oferta exportable más que a la multiplicación de tratados de libre comercio adicionales.

Debo de señalar, a propósito de una referencia que hizo a Brasil, que junto con Argentina aprovechando la capacidad de producción de excedentes agropecuarios en el renglón de granos, frijol de soya y trigo y maíz, de la que México no es un país con capacidad excedentaria, han logrado volúmenes muy importantes de penetración en mercados de distintos países del mundo, entre otros los mercados de los países asiáticos y europeos. México no cuenta, como lo sabemos, con capacidad exportable en términos generales en grano, por el contrario, somos un país deficitario, importamos enormes cantidades de estos productos, sin embargo, en su conjunto en la balanza comercial México exporta todos los productos, incluyendo los agropecuarios y los industriales, más que todos los países de América Latina juntos, incluyendo Brasil, Argentina y Chile.

Es un dato, está la estadística comparativa que México se ha convertido en el séptimo país exportador del mundo, lo que demuestra nuestra capacidad competitiva. Nadie nos compra en el extranjero por hacernos un favor o por ayudar a nuestro desarrollo económico y social; nos compra porque el producto mexicano es competitivo en calidad y en precio. Por ello el enorme reto que tenemos frente a nosotros como fue mencionado en mi intervención inicial y en los cuestionamientos de los demás señoras y señores diputados, el verdadero reto es la competitividad con el propósito de incrementar nuestra producción en los distintos renglones del quehacer económico y al mismo tiempo que ésta sea comparable con signo positivo, con lo producido en otras regiones del mundo.

El modelo económico del Presidente Fox difiere en muchos aspectos del seguido en administraciones anteriores, esencialmente consiste en darle el rostro humano al esfuerzo económico.

Las cifras son importantes para el análisis, para la toma de decisiones, el contenido humano que esencialmente pretendemos darle es la generación de oportunidades de trabajo. Reconocemos, como lo hice en mi intervención original inicial, las limitantes de este aspecto, reconozco como ha quedado así manifestado y todos compartimos la estadística, que buena parte de la generación de empleos ha sido en el sector informal de la economía, debemos de trabajar en 2 vertientes:

Por una parte promover la formalidad, la estructuración de la economía y por otra parte simplificar lo complejo de la formalidad de nuestra economía. Prácticamente todas las unidades económicas que operan en ese sector no lo hacen por un ánimo de violar la ley, sino porque la ley, en términos genéricos, es compleja de obedecer.

Quiero por último señalar que los distintos, esta relación comercial tan intensa con nuestros socios del TLCAN, particularmente con Estados Unidos, efectivamente ha generado algunos conflictos, el transporte, la fructuosa, como usted lo ha señalado, el atún, la manzana, esencialmente en el sector agropecuario.

La mayor parte de ellos estamos en proceso de resolución de controversias en términos de negociación; en algunos otros están ante tribunales de distinta naturaleza, algunos ante tribunales norteamericanos, en otros ante paneles constituidos ad hoc de conformidad con las reglas del TLCAN o de la Organización Mundial del Comercio, y es la intención, en parte a ellos se debe la estrategia de la administración del Presidente Fox, de hacer un esfuerzo por diversificar nuestro comercio exterior, puesto que hoy por hoy está concentrado tanto en las exportaciones como las importaciones de los Estados Unidos; idealmente deberíamos de tener países de destino o de nuestras exportaciones o de procedencia de nuestras importaciones más diversificado.

Quiero recordar que dentro del esquema económico que hemos seguido en la administración del Presidente Fox, de libertad de comercio dentro de la ley, las decisiones de venta o de compra no las toma el gobierno, sino las toman los millones de agentes económicos, esencialmente las empresas que participan en el sector exterior de nuestra economía, sea como exportadores o sea como importadores.

Con esto he hecho un esfuerzo, seguramente pasándome algunos minutos, por responder la mayor parte de los cuestionamientos formulados por ustedes y estoy a sus órdenes para escuchar, entiendo, la réplica, que me quieran formular y si así lo consideran conveniente, continuar a una segunda ronda de cuestionamientos.

Estoy a sus órdenes, señoras y señores diputados.

El Presidente de la Comisión de Economía diputado Manuel Ignacio López Villarreal: Gracias, señor secretario.

Para iniciar la primera ronda de réplicas, tiene el uso de la palabra, hasta por 5 minutos, el diputado Francisco Monárrez Rincón, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional para hacer su réplica.

El diputado Francisco Luis Monárrez Rincón: Señor secretario de Economía, licenciado Fernando Canales Clariond, bienvenido a esta comparecencia.

Me parece que el día de hoy nos invadió el espíritu del Dalai Lama, estaba muy tranquila, muy acartonada, pero bueno, vamos a buscar darle algunos datos interesantes.

La secretaría que usted preside representa el 36 por ciento del total del presupuesto y de las percepciones pagadas, pero lo interesante, el 78 por ciento de esas percepciones pagadas se las llevan los niveles primeros de la estructura de la secretaría.

El 5 por ciento y 6 por ciento, ahí hay un equilibrio, hay que reconocerlo, entre la asignación de plazas de mandos altos, mandos medios y mandos bajos, está bien, está bien eso.

Luego, sí hay una propuesta de reducción de plazas y el monto es importante, de 57.8 millones también hay que reconocerlo y solamente se excede dentro de los análisis que hice en una subsecretaría de lo que se le había hecho como recomendación de reducción de estructura presentada.

Tiene algunas subsecretarías como la de la Pequeña y Mediana Empresa, que no hace nada o no se sabe realmente qué es lo que hace. Tiene otra Subsecretaría de Normatividad de Inversión Extranjera y Prácticas Comerciales Internacionales, que la verdad, dentro de lo que hemos recabado de información, da pena a veces su funcionalidad. Hay un trámite de una salvaguarda para un grupo de empresarios del país, que es una de las actividades económicas más importantes, que tiene casi el año en trámite y no ha podido ser todavía resuelta. Preocupa demasiado esto.

Habla usted señor secretario, insistentemente de la reforma estructural que el país necesita y todos los que estamos aquí como legisladores, mis compañeras y mis compañeros, le podrán decir a usted, que no conocemos en esencia, cuál es esa reforma estructural, ¡no tenemos nada!, ningún instrumento aquí, ninguna iniciativa de esas reformas. Entonces qué discutimos y qué aprobamos de esas reformas estructurales que usted tanto dice, que al país le hacen falta.

El papel del Estado en la economía del país, ¿cuál es, vigilante, regulador, promotor, industrializador, planificador? Ayer el secretario del Trabajo, don Carlos Abascal, decía que no era una obligación del Estado crear empleos, entonces ¿cuál es pues?, a eso me refiero. Si no son los 2 problemas fundamentales del país la creación del empleo y la seguridad pública, no sé.

Hoy no se conoce ni se sabe a ciencia cierta, qué programas de apoyo para las micro, para las PYMES, falta difusión, falta promoción y falta también aterrizar realmente todos los pocos programas que hay hacia los niveles de la economía en el país.

Sería muy interesante decirlo claramente Fonaes, el mismo programa crece, las cajas solidarias perdidas en su accionar. Han servido ya en varios proyectos políticos electorales como trampolín para las gentes que las dirigen y aspiran a puestos de tipo político y hoy hasta descaradamente las comparten entre una regiduría y ser director de la caja solidaria, entre unas cosas así tristes que en el país se ven y se lo digo, porque lo tengo de foto. En lo personal me preocupa y me molesta eso, porque no cumple con su objetivo social. Las noto perdidas, las veo perdidas.

La planta productiva exportadora también, caída en el país; las maquiladoras fueron, los exportadores tronados, la planta nacional productiva, a la baja. No hay quien ayude, no hay una Secretaría de Economía que oriente, que estimule, que promueva, que haga, que diga, que proponga un nuevo programa de desarrollo industrial, de comercial, a excepción de los "changarros", no vemos otra. ¡Lástima! Da tristeza eso.

300 mil empleos generados en primer semestre de 2004, sí están interesantes, pero no nos podemos preguntar y no nos lamentaremos verdaderamente, cuántos empleos perdidos tenemos ya en México, que eso es lo grave, que es lo que nos ahoga hoy como ciudadanos, que es lo que nos limita en aspirar a un mejor nivel de vida como ciudadanos.

¿No urge hoy reorientar realmente la economía del país? Una pregunta, ¿no urge hoy y no se sabe a ciencia cierta que el trabajo de la Secretaría de Economía es tal vez y lamentablemente y se lo digo de frente, con respeto, señor secretario, la peor secretaría del Ejecutivo en funcionamiento?

Cabe hacer algunas cosas interesantes como generar una mayor competitividad, lo ha reconocido, como generar y proponer y promover los empleos que el señor Abascal ayer desconocía.

Urge, es cierto y lo señaló usted, unir esfuerzos; para eso estamos todos dispuestos, pero ¿por qué tanta displicencia en una secretaría como la que usted preside? ¿Por qué tan pocos y tan serios esfuerzos hacer por un país que, el que usted dice, todo queremos y todos deseamos?

Es cuanto.

El Presidente de la Comisión de Economía diputado Manuel Ignacio López Villarreal:

Tiene el uso de la palabra hasta por 5 minutos el diputado Ricardo Alegre, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, para hacer su réplica.

El diputado Ricardo Alegre Bojórquez: Con su permiso, diputado Presidente.

Bienvenido, señor secretario. Buenos días a todas y a todos mis compañeros.

La política de desarrollo empresarial emprendida por el Presidente de la República y por esta secretaría a su cargo, es un buen principio para contrarrestar los efectos negativos de la economía mundial y fortalecer el mercado interno. El impulso a la creación, el fortalecimiento y la consolidación de las micro, pequeñas y medianas empresas, es una verdadera oportunidad para alcanzar los objetivos contenidos en el Plan Nacional de Desarrollo: El crecimiento con calidad.

Siento mucho que el diputado Monárrez, que me antecedió en la palabra o llegó tarde o no escuchó con atención su exposición, secretario, pero en Acción Nacional sí reconocemos el trabajo llevado a cabo por la Secretaría de Economía a través de los diversos programas y fondos que aplica para elevar y extender la competitividad del sector empresarial y de manera particular a las MIPYMES.

Los fondos de garantía son una realidad y se han convertido en un importante detonante del crédito a las MIPYMES; tan solo en el 2003 la aportación de la secretaría a este fondo fue de 190 millones de pesos que facilitaron el financiamiento a 49 mil empresas, con una derrama crediticia de 4 mil millones de pesos.

El fondo de apoyo para las MIPYMES, que es otro programa que apoya la capacitación, consultoría, elaboración de metodologías y estudios e innovación y desarrollo tecnológico, ha invertido 36.6 millones de pesos en 97 proyectos que han beneficiado a 4 mil 200 empresas.

La Red Setrocrece, a la que hace referencia mi compañero, atendió de septiembre de 2003 a julio de 2004 a 44 mil 801 empresarios y sigue dando excelentes resultados en las empresas intervenidas, que inmediatamente ven incrementadas sus ventas y utilidades.

Los programas para incorporar a las MIPYMES al mercado internacional comienzan a dar sus primeros resultados a través de los centros Pymexporta, que ya son 26 en la República.

Quiero reconocer que el programa de incubadoras de empresas es un gran instrumento que está facilitando el arranque de los negocios o proyectos empresariales con mayores probabilidades de supervivencia, se estima ésta en un 85 por ciento del total de aperturas. A principios de este año eran 42 incubadoras y se espera que al final del año haya 97.

A un servidor le consta el éxito de estas incubadoras; la semana pasada acompañé al secretario y al subsecretario García de Alba, junto con el gobernador de Querétaro en una gira de trabajo por mi estado, donde pude apreciar y conocer de cerca este programa.

A pesar de todo esto sabemos que hay mucho por hacer, por ello le solicitaría formalmente que establezca un programa o esquema que apoye a las empresas que favorezcan la inserción en la actividad productiva de los jóvenes, los adultos mayores y los jubilados y pensionados, que son sectores de la población muy golpeados por el desempleo.

Entendemos que la Subsecretaría para la PYME tiene escasos 3 años de existencia, mientras que en Estados Unidos, con una política similar, pero desde hace 50 años y que dirige la Small Bussines Administration y Japón hizo lo propio en 1948 cuando estableció la Small and Medium Enterprise Agency. Ambas dependencias son un claro ejemplo que ese es el camino que la Secretaría de Economía debe seguir.

En esta Comisión de Economía todos hemos coincidido que las MIPYMES son el mejor instrumento para alcanzar un crecimiento con desarrollo sostenido, incluyente y redistributivo de la riqueza, lo que sin duda anulará el desempleo y la pobreza.

Asimismo, señor secretario, queremos expresarle nuestra inquietud por la falta de un Reglamento a la nueva Ley de Profeco que esta Legislatura aprobó el año pasado. Confiamos en que lo tendremos en poco tiempo, por ser un instrumento de altísima necesidad para evitar la tentación, aplicar las multas de manera discrecional.

En tal sentido necesitamos de un secretario de Economía comprometido con las MIPYMES, que gestione mayores recursos para su desarrollo empresarial, que atraiga recursos de otras dependencias que los destinan de una manera asistencialista y que solamente son un subsidio para la pobreza.

Queremos sumarnos secretario Canales, incluso diputados de distintos partidos, gestionando un mayor presupuesto para su secretaría y para las MIPYMES, pero esta labor debe ser en conjunto. Así esta Comisión de Economía y mi grupo parlamentario propondremos que en el presupuesto de 2005, se asignen mayores recursos al Programa de Desarrollo Empresarial, con lo que esperamos darle un fuerte fomento al empleo y a la producción y competitividad nacional, toda vez que las MIPYMES generan el 71 por ciento del empleo formal y el 52 por ciento de la producción.

La coyuntura internacional y la certidumbre de la economía norteamericana, están haciendo que veamos hacia el mercado doméstico, por lo que el reto que tenemos es desarrollar la competitividad de las empresas mexicanas y con ello podremos consolidar nuestro mercado interno.

Es cuanto, señor Presidente.

El Presidente de la Comisión de Economía diputado Manuel Ignacio López Villarreal:

Tiene el uso de la palabra hasta por 5 minutos el diputado Valentín González Bautista, para hacer su réplica.

El diputado Valentín González Bautista: Señor secretario: Agradezco mucho el compromiso que usted hace para remitirnos el informe desglosado del monto de los Fondos de Apoyo a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, del Fondo de Fomento a la Integración de Cadenas Productivas, del Fondo de Apoyo para el Acceso al Financiamiento de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas y del Programa de Centros de Distribución en Estados Unidos, por no contemplarse en el informe.

Sin embargo, usted no dio respuesta a un cuestionamiento que hice en mi carácter de diputado integrante de la Comisión de Fomento Cooperativo y Economía Social. Usted no se refirió en lo absoluto a este rubro. Entiendo que es así porque no hay en la Secretaría de Economía una política para el fomento al cooperativismo y lo único que se refiere al trabajo en materia de economía social, es el programa desconcentrado de Fonaes, que es limitado.

Y cuando yo le pregunté dónde estaban canalizados los fondos para las pequeñas y medianas empresas o las microempresas y en qué región qué porcentaje se aplicaba de ello, es porque del propio informe que usted presenta con preocupación podemos expresar que los recursos en el caso del apoyo a la micro, pequeña y mediana empresa, que se destinaron de enero a diciembre a 97 proyectos, solamente fueron 36 millones de pesos y se crearon con ellos 786 empleos.

Después en el periodo de enero a agosto de este año, el Fondo General y Unificado para la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, destina recursos por el monto de 149 millones de pesos para 124 proyectos; pero no nos dicen cuántos empleos se crearon.

Pero alarmante es que el Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario, en el ejercicio 2003 destinó solamente 177 millones. En el 2004, 340 y de enero a julio del presente año 159 millones. Pero lo que aquí destaca y la preocupación desde luego que es seria, que los recursos de 2004 solamente se destinaron a los municipios de alta marginalidad, que son mil 334, la fabulosa cifra de 19 millones de pesos.

Esto explica por sí solo por qué usted no dio respuesta cuando yo le cuestioné cuál es la política en materia de fomento cooperativo. No hay ninguna área, no tenemos ninguna información y mucho menos si vamos a las figuras asociativas. Si las cooperativas no reciben los financiamientos y los apoyos, habiendo miles y algunos ejemplos de cooperativas exitosas, mucho menos si hablamos de las sociedades de solidaridad social que están precisamente aquí, en estos 1 mil 300 y fracción, de municipios de alta marginalidad.

Lamento mucho, señor secretario, que usted no nos haya podido informar la política en materia de fomento cooperativo que tiene su secretaría.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Economía diputado Manuel Ignacio López Villarreal:

Tiene el uso de la palabra hasta por 5 minutos, el diputado Juan Fernando Perdomo Bueno, para hacer su réplica.

El diputado Juan Fernando Perdomo Bueno: Señor secretario, yo aprecio sinceramente el esfuerzo en el poco tiempo que usted tiene, para respondernos, intentarlo. La verdad es que en otras comparecencias, se lo tengo que decir, no me responden ni una, usted me 3 de las preguntas, cuando menos parcialmente y yo se lo agradezco porque fue poco tiempo.

Pero también después de lo informado y de los resultados, nosotros sí reiteramos que hay que hacer una revisión al modelo económico, porque no negamos la importancia de mantener la estabilidad macroeconómica, no queremos que la inflación vuelva a constituirse en un problema, ni buscamos que el gasto excesivo del gobierno sea un ficticio impulsor del crecimiento, ni pretendemos que se cierren las fronteras; pero tampoco creemos que el control de la inflación sea el pretexto para frenar el potencial crecimiento.

Necesitamos que la apertura que se da, no sacrifique a los productores nacionales. Queremos ver ese rostro social del que usted hablaba en la política económica, que no alcanzamos a comprender y yo creo que los mexicanos no comprendemos cuando vemos la alta migración; cuando vemos el bajo crecimiento y vemos la pobreza.

Queremos que sea la iniciativa de los empresarios y de los trabajadores mexicanos, la que reactive el crecimiento apoyados por supuesto por la inversión extranjera productiva y un comercio exterior que aprovecha las oportunidades de globalización.

Tenemos pruebas de que es posible descansar en el dinamismo del mercado interno. Este año la contribución del sector externo al crecimiento de la oferta y demanda globales como proporción del PIB, fue sólo del punto 8 por ciento. Sin embargo la demanda interna contribuyó con 4 puntos al crecimiento del PIB.

Durante décadas, el modelo económico nos fue impuesto. Hoy los avances en la transición democrática deberían permitirnos abrir la participación de todas las fuerzas políticas y de todos los sectores económicos a la discusión, sobre qué modelo debemos de seguir.

Convergencia asume el compromiso de trabajar, porque sabemos que de esta discusión podrán salir buenos resultados y consensos. Aceptemos ambas partes, ambos poderes, esta invitación que nos hemos hecho para trabajar juntos.

Porque yo creo, estoy convencido que no se vale que para no lograr el crecimiento prometido, la ausencia de reformas estructurales y la culpa del Congreso porque no se dan tales reformas, son la solución.

Pensar que el Congreso tiene que aceptar sin más una propuesta del Ejecutivo, va en contra del espíritu democrático que debe privar en la relación entre ambos poderes soberanos.

Y además, sí me atrevería a preguntarle, cuando hace usted referencia a la reforma energética, ¿a qué reforma energética usted se refiere? Porque no conocemos ninguna. Yo soy secretario de la Comisión de Energía y no la he tenido en mis manos, ni nadie nunca me la ha presentado, y sin embargo la Comisión de Energía ya hizo una serie de propuestas para cambiar el régimen fiscal de Pemex y del modelo de operación y gestión de Pemex.

La Secretaría de Economía debe verdaderamente asumir su rol en la promoción del crecimiento económico sin limitarse al sector externo. Es preocupante las explicaciones sobre la marcha de economía que provienen de la Secretaría de Hacienda o del Banco de México, y no de la que en sentido estricto debería de ocuparse del tema.

Es tiempo de convocar a todos los sectores de la sociedad, a participar en el diseño de un nuevo modelo. La globalización también deberá de permitirnos obtener ventajas, y no sólo las desventajas.

Quisiera nada más comentar una cosa específica que me preocupa.

En el tema del azúcar, que no hablamos profundamente en su respuesta, sí quiero decirle que a pesar de tener un Tratado de Libre Comercio que nos debió de haber permitido 2000-2001 en esa zafra, exportar 388 mil toneladas de azúcar, sólo se nos autorizó en Estados Unidos 116 mil. Fueron menos 272 mil toneladas que no pudimos meter.

En la zafra 2001-2002, de las 294 mil 500 toneladas que nos correspondían, Estados Unidos sólo autorizó 148 mil. Fueron menos 146 mil.

Y sin embargo, importamos t3 millones de toneladas de fructosa. ¿Dónde está el Tratado de Libre Comercio que nos permite un balance y equidad?

Si no fuera por el IEPS, que tantas veces el Presidente ha insistido en quitarlo a la fructosa y para que se use en los refrescos nacionales, esto fue lo único que detuvo el daño de la industria. Realmente eso ha permitido cambios importantes en estos momentos, y ojalá, ojalá verdaderamente la Secretaría de Economía se preocupe muchísimo por esto que nos preocupa también en la Comisión de Azúcar.

Yo quisiera también pedirle que fuera tan amable –y sé que lo hará– de hacerme llegar las respuestas por escrito ya que, como lo dije, sólo tuve parcialmente respuesta a 3 y lo entiendo por el tiempo y el modelo de esta comparecencia.

Pero señor secretario, hay una pregunta adicional, una pregunta que ayer en la noche oí en el noticiero de televisión, y dice así: ¿Qué tenemos que hacer los mexicanos para no tener que emigrar a Estados Unidos? Y no fue un bracero el que lo dijo, fue el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Ernesto Derbez, que por cierto también fue secretario de Economía.

Es cuanto.

El Presidente de la Comisión de Economía diputado Manuel Ignacio López Villarreal: Gracias, diputado Perdomo. Para dar cumplimiento al punto 4º, fracciones IV, VII y VIII, se han inscrito para la segunda ronda de preguntas y réplica los siguientes ciudadanos diputados:

Por el Partido Revolucionario Institucional el diputado Eduardo Alonso Bailey Elizondo; por el Partido Acción Nacional, los diputados José Juan Bárcenas González y Jaime del Conde Ugarte; por el Partido de la Revolución Democrática, el diputado Víctor Suárez Carrera.

Tiene el uso de la palabra, hasta por 5 minutos, el diputado Eduardo Alonso Bailey Elizondo, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, para formular su cuestionamiento.

El diputado Eduardo Alonso Bailey Elizondo: Muy buenos días a todos. Diputado Presidente de la Comisión de Economía, Manuel López Villarreal; diputado Presidente de la Comisión de Fomento Cooperativo y Economía Social, Francisco Javier Saucedo; señor secretario de economía, licenciado Fernando de Jesús Canales Clariond; bienvenido sea; compañeros diputados.

Señor secretario, no me ocupa el debate sobre las cifras que se han dado en el informe presidencial a estas alturas porque hemos visto en las anteriores comparecencias de algunos de sus compañeros secretarios o miembros del gabinete inconsistencias en las mismas, sin que se hayan dado respuestas convincentes a algunos de los planteamientos.

Hemos visto, igual coincido con el diputado Juan Fernando Perdomo, el esfuerzo personal suyo por tratar de responder a los cuestionamientos y las preguntas de los demás compañeros diputados, algunas de ellas tal vez aún no queden muy claras.

Sin embargo, en el ámbito económico ya hemos visto que las cifras no hablan más que de una bonanza en el país que evidentemente no corresponde necesariamente a la realidad y sólo basta el sentir ciudadano para poderlo evaluar y comprobar.

El Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública reportaba recientemente que comparados los periodos noviembre de 2003 junio de 2004 la percepción de las personas respecto a la economía de nuestro país había aumentado del 33 por ciento al 35 por ciento, la percepción de que no ha mejorado la economía y que por el contrario, la situación es aún peor.

Que la situación personal tampoco ha mejorado, pero no sólo eso, sino que también la percepción en perspectiva de que pueda mejorar tiene exactamente la misma tendencia.

Lo anterior se ve publicado en algunas cifras que recientemente ha publicado el INEGI donde el desempleo ha sido el más alto desde 1997, y esto no coincide con algunos de los planteamientos oficiales del gobierno.

Y esto es lo que nos debe de preocupar y lo que debe de llamar nuestra atención. Y yo creo que no es culpando a autoridades, a administraciones, ni tampoco al Poder Legislativo, sino uniendo esfuerzos y analizando de manera concreta, precisa y puntual la problemática que aqueja a la economía de nuestro país como podremos encontrar soluciones.

Y es aquí donde a la Secretaría de Economía invitamos a hacer un esfuerzo conjunto. En la Comisión de Economía a la que me honro en pertenecer y ser secretario hemos hecho un esfuerzo y hemos dado ejemplo en muchas de nuestras iniciativas y planteamientos que hemos vertido hacia el interior del Congreso y nos hemos caracterizado por ser una comisión en la que hemos logrado la unanimidad en todos los planteamientos, excepto uno del que por cierto le solicito respetuosamente nos responda, señor secretario, por qué no ha sido publicada la ya aprobada Ley sobre Tratados Internacionales.

Sin embargo, igualmente esta unión de esfuerzos y conscientes de la necesidad de impulsar el empleo y de abanderar las causas que pudieran restituir la estabilidad y el crecimiento económico de nuestro país, hemos hecho también un esfuerzo y nos hemos reunido con miembros de su gabinete.

Solicitamos, señor secretario, por lo tanto, información y propuestas precisas con logros y resultados concretos de todos los programas para poder defender hacia el interior del Congreso el presupuesto de la Secretaría de Economía, sobre todo en lo tocante al impulso de las micro, pequeñas y medianas empresas. Y no sólo eso, señor secretario, también a la defensa de Fonaes.

Sabemos, estamos preocupados, en el periodo ordinario anterior el Presidente de esta comisión y algunos compañeros secretarios y miembros de esta comisión y un servidor, detuvimos una iniciativa para que Fonaes pasara de nuevo a formar parte de la estructura organizacional de la Secretaría de Desarrollo Social, lo que consideramos un retroceso.

Nosotros estamos conscientes de la necesidad de impulsar los esquemas de productividad, pero también necesitamos de un esfuerzo conjunto de su secretaría, necesitamos también una negociación de parte del secretario, con el Ejecutivo, para evitar que la Secretaría de Desarrollo Social, continúe con estos esfuerzos que ya sabemos hacia el interior del Congreso, continúan para tratar de llevarse este esquema de inversión, que es el Fonaes, a la estructura orgánica de la Secretaría de Desarrollo Social.

Necesitamos esta información, necesitamos la participación activa de la Secretaría de Desarrollo Social y por supuesto, señor secretario, que los miembros de esta comisión en un trabajo conjunto de negociación con las demás comisiones, y con la propia Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, haremos los esfuerzos necesarios para lograr un mejor presupuesto y que éste por ende, fortalezca el empleo y de alguna manera más eficiente, podamos ver que la economía revierte los efectos que hasta ahora no han sido los esperados.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Economía diputado Manuel Ignacio López Villarreal:

Tiene el uso de la palabra hasta por 5 minutos, el diputado Jaime del Conde Ugarte, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, para formular su cuestionamiento.

El diputado Jaime del Conde Ugarte: Buenas tardes.

Con su venia, señor diputado Presidente de la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados; señores diputados que integran el presidium; señor secretario de Economía, licenciado Fernando Canales Clariond, bienvenido.

En Acción Nacional sabemos que en estos tiempos de cambios democráticos y de mayor exigencia ciudadana, no hay mejor forma de encarar la función pública que asumiendo una actitud crítica y autocrítica; pero reflexiva, propositiva y optimista a la vez, innovadora y generadora de confianza en la capacidad de los ciudadanos para ordenar la gestión de su país y salir adelante como corresponde al destino de nuestra gran nación.

Mirar la realidad con honestidad y buscar comprenderla, es un requisito inteligible para construir alternativas optimistas de futuro.

Hoy es manifiesto que la ciudadanía confía en que como gobierno, seamos capaces de asumir con éxito las muchas y muy complejas exigencias derivadas de nuestro proceso de crecimiento y desarrollo.

Pero también es evidente que la ciudadanía exige que este proceso tenga lugar con su participación, que signifique más y mejores oportunidades de bienestar y progreso, así como una mayor y mejor calidad de vida para todos.

El grupo parlamentario de Acción Nacional de esta honorable Cámara de Diputados, está consciente de la gran responsabilidad que tenemos y de la que somos depositarios, por lo que estamos convencidos de que debemos de crear las bases para un desarrollo económico social sustentable, capaz de revertir las condiciones de pobreza extrema en las que aún viven muchos mexicanos.

Reconociendo que entre los años 2000 y 2003, el Gobierno Federal ha realizado un importante esfuerzo que ha permitido la reducción de la pobreza extrema. Sin embargo la erradicación de las condiciones de pobreza sigue siendo un reto fundamental, para nosotros. Por lo que es de extrema necesidad el instrumentar políticas públicas necesarias para que todas las personas accedan a las oportunidades que les permitan vivir libremente y con dignidad.

Reconocemos el impulso que la actual administración ha dirigido a las micro, pequeñas y medianas empresas, ya que estas son elementos esenciales dentro del mercado y la economía nacional, pues como todos sabemos, son las mayores creadoras de empleo por unidad de inversión y son semillero de talento empresarial.

No comparto el punto de vista de mi colega diputado Francisco Monárrez respecto al trabajo desarrollado particularmente en la Subsecretaría de Micro y Pequeña Industria. Es fundamental, en Acción Nacional estamos convencidos que es fundamental el lograr mayores impulsos y apoyos a ese sector productivo del país. El semillero de empleos de México no está en las grandes empresas transnacionales, no está en los grandes corporativos, está en seguir fomentando con el programa de la Secretaría de Economía el Programa de Emprendedores para que cada vez tengamos más empresarios, microempresarios, pequeños empresarios, que generen los empleos que ese país necesita.

Y en referencia al tema del empleo, señor secretario, en relación a las cifras y a la información que proporciona la Presidencia de la República y usted mismo y la secretaría a su cargo respecto a la tasa de desempleo, creemos que las cifras de empleo son contradictorias, ya que por una parte el INEGI señala que la tasa de desempleo abierto al mes de agosto pasado fue de 4.35 por ciento, la más elevada para un mes de agosto en los últimos 8 años; y por la otra, el Presidente de la República y usted mismo han comentado que muy probablemente los empleos registrados en el IMSS, que algunos denominan formales, se incrementarán en 400 mil en el año, gracias al crecimiento que está observando la economía mexicana.

Por lo que, señor secretario, nos saltan a la mente algunas dudas y que ojalá pudiese clarificar. ¿Cómo es que la economía está creciendo al 4 por ciento en 2004 y no se están generando empleos, según el INEGI? ¿Acaso están mal las cifras oficiales o por qué contradicen a las del IMSS o por qué el IMSS contradice sus cifras? Es muy claro que la economía mexicana está agotando su capacidad de generación de empleos y es ahí donde entra la responsabilidad de los legisladores, en este caso los diputados federales, de agendar a esas bases, esas reformas que comentaba el diputado Monárrez que cuáles son, todos las sabemos, tenemos que impulsar desde la legislación, dar las bases para la generación de los empleos que México requiere y aportar y sumarnos al apoyo, al trabajo desarrollado en la secretaría, para que en coordinación podamos generar las bases de crecimiento sostenido del empleo.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Economía diputado Manuel Ignacio López Villarreal:

Tiene el uso de la palabra, hasta por 5 minutos, el diputado Víctor Suárez Carrera, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, para formular su cuestionamiento.

El diputado Víctor Suárez Carrera: Muy buenas tardes a todos y a todas.

Compañero Presidente de la Comisión de Economía, diputado Manuel López Villarreal; compañero Presidente de la Comisión de Fomento Cooperativo y Economía Social, diputado Francisco Javier Saucedo Pérez; compañero diputado secretario de la Comisión de Economía, Eduardo Bailey; señor secretario de Economía, Fernando Canales Clariond; compañeros diputados y diputadas; señores funcionarios de la Secretaría de Economía; a todos los presentes:

Es importante destacar que el secretario de Economía se ha distinguido por una actitud abierta y sensible a los problemas de las pequeñas empresas en general y en particular debo de reconocer que también respecto a los problemas del campo y de las pequeñas y medianas empresas rurales y le quiero hacer un reconocimiento por esta actitud de puertas abiertas que ha tenido para las organizaciones del campo.

En representación del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática presento el siguiente posicionamiento y las siguientes preguntas:

¿El gobierno del Presidente Fox pasará a la historia como el gobierno de la continuidad y no del cambio, continuidad en lo político y continuidad en lo económico? En lo político porque ha mantenido y reproducido las estructuras y prácticas del viejo régimen con sólo cambios superficiales y cosméticos y de hecho el Presidente Fox será el último Presidente del viejo régimen, cuando pudo ser el primero de la transición al nuevo régimen político verdaderamente democrático.

Un nuevo régimen con un Ejecutivo Federal como jefe de Estado y no de una facción, con una mejor distribución del poder político, con un ejercicio pleno de los derechos individuales, económicos, sociales y culturales para todos. Con una verdadera separación o cooperación entre los poderes del Estado, sin la utilización de las instituciones públicas para inhabilitar a los adversarios políticos, sin la confrontación de unas entidades federativas contra otras, sin el predominio de poderes fácticos, sin impunidad y corrupción, sin sindicatos charros y organizaciones rurales corporativas, y sin el uso discrecional y clientelar de los recursos públicos.

En lo económico, la administración del Presidente Fox representa el cuarto sexenio de la era de las políticas neoliberales que desde 1982 se impone a nuestro país por mandato del Bando Mundial, el BID y las empresas transnacionales.

La política neoliberal de Fox ha ido incluso más lejos que la de sus predecesores. Afirma sin rubor alguno y lo demuestra en los hechos, que es un gobierno de empresarios y para empresarios. Asimismo, está comprometido en forma enfermiza con las llamadas reformas estructurales o reformas neoliberales de segunda generación, entrega de nuestra soberanía energética, alimentaria, hidráulica y biogenética a las empresas transnacionales, privatización de los servicios públicos de agua potable, salud, seguridad social y educación, y reformas fiscales para cobrar menos impuestos a los que más tienen e imponer mayores cargas tributarias a los contribuyentes cautivos y a la población trabajadora.

Yo le pregunto, señor secretario: ¿Por qué insistir en una política económica que no tiene capacidad de crear riqueza y de distribuirla equitativamente, una política económica que promueve sistemáticamente el estancamiento económico, el desempleo, la informalidad, la precarización de los salarios, la concentración económica, la desindustrialización, la desrruralización y la desnacionalización de la economía nacional?

El Presidente Fox presume en que somos la novena economía mundial y que la economía nacional marcha maravillosamente bien. ¿Por qué seguir en el engaño y pretender engañar al país, si los hechos están a la vista?

Crecimiento del PIB en la administración del Presidente Fox: 1.41 promedio anual, en contraste con el 4.08 promedio anual del periodo de 1939 a 1982.

Crecimiento real del PIB per cápita en dólares en la administración del Presidente Fox: 0.3 por ciento, cuando el crecimiento del periodo antes aludido fue del 3.2 por ciento anual.

Nuestra economía sigue perdiendo competitividad aceleradamente y no tiene dinámicas internas que detengan el fenómeno. Ocupamos el lugar 56 de 60 países en este año de 2004, de acuerdo con el Anuario Mundial de Competitividad. En 2000 ocupábamos el lugar 33 de 47 países.

Ocupamos el lugar 54, el índice de desarrollo humano del PNUD, en 2003. ¿De qué sirve que seamos novena potencia mundial, si en desarrollo humano, que es la finalidad de la economía, ocupamos el lugar 54?

De conformidad con los mandatos externos, la administración Fox continua reduciendo el gasto público. En 2004 el gasto público representó el 23 por ciento del PIB en comparación con el 44 por ciento de 1982 y el 36 por ciento promedio de los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, con el 36 por ciento de Brasil, 32 por ciento de Estados Unidos, 42 por ciento del promedio europeo, 42 por ciento de Inglaterra, 50 por ciento de Francia, 60 por ciento de Suecia.

La receta es que debemos disminuir la inversión pública, pero quienes nos la dan no la practican; hay un doble estándar, pero somos buenos alumnos nosotros.

Asimismo, el crédito al sector privado continúa reduciéndose, al pasar del 36 por ciento al 16 por ciento del PIB de 1994 a junio de 2004. ¿Cómo va a crecer la economía así? Y todo esto entre otras cosas, con el objetivo central de contener la inflación.

Pero aún en este indicador las cosas van mal. La meta del gobierno del Presidente Fox este año era 3 por ciento. Hoy, al 30 de septiembre, llevamos 4.5 por ciento de inflación.

En los últimos 3 años, la industria manufacturera cayó cero punto 7 por ciento anual, mientras que el sector financiero creció 4.4 por ciento. A junio de 2004, el empleo en el sector manufacturero era inferior en 763 mil plazas, al registrarlo en noviembre de 2000; a junio de 2004 el número de asegurados permanentes y eventuales del IMSS fue de 12 millones 415 mil personas, cifra inferior en 360 mil al total observado en noviembre de 2000. En agosto de 2004 la tasa de desempleo abierto se colocó en 4.35 por ciento, la más alta desde enero de 1997. Y esto no lo dice el PRD, lo dice el INEGI.

Nuestra balanza comercial es deficitaria en 5 mil 600 millones de dólares. Tenemos déficit con todas las zonas comerciales económicas del mundo, con excepción de Centroamérica y Estados Unidos, y con este último país la balanza cambiaría drásticamente si excluimos al petróleo y a maquilas.

En este punto las preguntas que le formulo con todo respecto, señor secretario Canales Clariond, son las siguientes:

¿Reconoce usted el fracaso de las políticas económicas que impone obcecadamente el Banco Mundial, la Secretaría de Hacienda y el Banco de México y que usted aplica al pie de la letra en la Secretaría de Economía, en continuidad con las políticas que aplicaron Jaime Serra, Herminio Blanco y Luis Ernesto Derbez, en los próximos meses que le quedan a este gobierno, va a continuar aplicando las mismas políticas fracasadas?

¿Va a perder la oportunidad de corregir y de orientar la política económica, en función de la gente y no de las ganancias de las grandes empresas? ¿Qué cambios, en todo caso, de política económica se propone la administración del Presidente Fox en los próximos meses, para intentar superar la política económica fracasada? Es irracional esperar resultados distintos de seguir haciendo lo mismo.

Por otro lado, la pregunta es ¿cómo pretende el Presidente Fox impulsar la economía nacional y sobre todo a las pequeñas y medianas empresas, cuando envía un proyecto de presupuesto para 2005 para la Secretaría de Economía, inferior a lo aprobado en 2004?

Le manda el Presidente Fox 5 mil 532 millones de pesos a la Secretaría de Economía para el próximo año, en relación a los 5 mil 900 que le aprobamos este año, 10 por ciento menos de presupuesto en términos reales, es la prioridad del Presidente Fox para la Secretaría de Economía. Y para Fonaes hay una disminución del 60 por ciento en términos reales, y un poquito a MIPYMES de aumento para llegar a mil millones de pesos, ¿entonces, de qué se trata, dónde están las prioridades verdaderas?

En otro punto le quiero preguntar, señor secretario, ¿cómo van las negociaciones para excluir al maíz blanco y al frijol de los acuerdos de liberalización total del TLCAN? ¿Cuándo va a cumplir el Presidente Fox y usted el acuerdo al respecto que se firmó en el Acuerdo Nacional para el Campo o es claro que nos lo diga aquí, o no lo van a cumplir? Los acuerdos se firman para no cumplirse.

También le pregunto, ¿por qué no ha consultado con las organizaciones de productores en las negociaciones de la OMC y el TLC con Japón, violando flagrantemente el Numeral 77 del Acuerdo Nacional para el Campo? ¿O sólo hay que consultar con los grandes empresarios agropecuarios y las organizaciones no contamos?

También le pregunto, ¿por qué continuar al frente de las negociaciones agrícolas internacionales, el mismo equipo que condujo las pésimas negociaciones del Capítulo Agropecuario del TLCAN? ¿Por qué sigue en el llamado gobierno del cambio imperando en este rubro el equipo salinista de Luis Téllez, quien por cierto es un alto empleado del Grupo Carlyle, poderosa empresa texana vinculada a la industria petrolera y armamentista y con fuertes vínculos con la familia Bush?

Le demandamos un cambio del equipo negociador de los acuerdos agrícolas internacionales, no a la continuidad salinista y neoliberal en este punto.

Por último, señor secretario, coincidimos con usted en que es necesario generar condiciones adecuadas, para atraer la inversión privada y extranjera, pero lo que no compartimos, es que esto sea en detrimento de la salud de la población del medio ambiente de nuestro patrimonio histórico, del despojo de las comunidades rurales y de nuestro Estado de Derecho.

Me refiero en específico al caso de la empresa canadiense, Minera San Javier en el estado de San Luis, dicha empresa ha perdido 3 amparos, una controversia agraria y la Suprema Corte de Justicia e la Nación ha declarado nulo de pleno derecho los permisos que sustentan el inicio de sus operaciones y como última instancia la empresa ha promovido ante su secretaría, el permiso de ocupación temporal bajo su cargo. Y la pregunta es: ¿Cómo es que la Coordinación General de Minería a su cargo dio vista de la ocupación temporal de la referida empresa Minera San Javier, con el objeto de llevar a cabo obras y trabajos de instalaciones necesarias para exploración y explotación? Lo anterior aún cuando están violando los artículos 20, 21, 25 y 43 de la ley de minas.

Y la pregunta final, señor secretario y con todo respeto. ¿Está usted consciente del posible desacato en el cual estaría usted incurriendo al no respetar las sentencias dictadas?

Por sus respuestas puntuales y precisas, muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Economía diputado Manuel Ignacio López Villarreal: Gracias, diputado Suárez.

Para dar respuesta a los cuestionamientos, tiene el uso de la palabra hasta por 10 minutos el secretario, licenciado Fernando Canales.

El Secretario de Economía Fernando Canales Clariond: Muchas gracias señores diputados que me han formulado la segunda pregunta. Trataré de responder los cuestionamientos formulados y hacer un comentario en torno a las tesis que implican en algunos casos. De permitirlo así el tiempo haré referencias a los comentarios en las réplicas vertidas por ustedes, señores legisladores, en su momento al utilizar la tribuna.

Una de las preguntas muy puntuales es relativa a la publicación de la Ley de Tratados Internacionales. Esta fue realizada el 2 de septiembre del año en curso, de manera que se ha cumplido con el proceso constitucional y es una ley más en vigor dentro de nuestro esquema jurídico.

Comparto las tesis, es además información publicada profusamente por los medios, de una percepción mayoritariamente negativa sobre el desarrollo de la economía de nuestro país. Ciertamente la percepción que todos tenemos de la realidad comparativamente con las expectativas, pues las expectativas son muy superiores a las realidades alcanzadas.

¡Qué bueno que tengamos esa capacidad de ambición en el sentido constructivo y positivo de la palabra! Nos corresponde a todos, ciertamente liderados por el gobierno en el sentido amplio de la palabra: los 3 poderes, los 3 niveles, en dirigir, en gobernar a esta sociedad para el logro de sus objetivos de un mayor desarrollo.

En lo que corresponde a la Secretaría de Economía, y quiero hacer un comentario a propósito de lo manifestado por el diputado...

El Presidente de la Comisión de Economía diputado Manuel Ignacio López Villarreal: Señor secretario, si me permite. Nada más solicitar a los invitados, recordarles que en el Reglamento, el artículo 107 establece claramente que los invitados no tomarán parte en los debates con ninguna clase de demostración. Yo les pido que guarden compostura durante esta reunión y en su caso expresarse al exterior del salón.

Lo que pasa es que en el artículo es muy claro, dice: "...cualquier clase de demostración". Por eso yo les pediría, somos respetuosos de las manifestaciones, pero también pedimos el respeto para esta comparecencia y tan es así que estamos diciendo que ustedes pueden manifestarse en la parte de afuera de este recinto. Muchas gracias.

Adelante, señor secretario.

El Secretario de Economía Fernando Canales Clariond: Muchas gracias.

Ustedes saben que es principio de derecho establecido en nuestra legislación, que las competencias del gobierno y dentro del gobierno las distintas estructuras que lo conforman, limitado al ámbito de competencia que la legislación de la materia le asigne. Dentro de la competencia de la Secretaría de Economía hay áreas fundamentales de la política económica que no están bajo la responsabilidad de la Secretaría Económica como tal todo lo relativo a la Legislación Fiscal, tanto en su Ley de Ingresos como en su Presupuesto de Egresos; el manejo de la intermediación financiera; la captación de ahorro y el otorgamiento del crédito, tanto nacional como internacional; la importancia por las características de nuestro país, de la energía, no está dentro de la competencia de la Secretaría de Economía, no está el turismo, no está la obra pública, de manera que hay el manejo de los recursos hidráulicos entre otros ámbitos que tienen que ver ciertamente con la economía pero no están adscritos de conformidad con lo dispuesto por la ley de la materia donde nos asigna distintas responsabilidades a las distintas unidades.

He sido muy respetuoso siempre de la legislación y en ese sentido habré de continuar la realización de mi trabajo en el ámbito de la competencia de la Secretaría de Economía, ciertamente trabajando con el resto de las dependencias del Gobierno Federal, en coordinación con otros poderes y con los poderes de los gobiernos estatales y municipales, y lo que es más importante, con el sector productivo, los trabajadores y los empresarios de nuestro país para el logro de los objetivos de un mayor desarrollo y una mejor distribución de los productos del trabajo.

Comparto también la tesis del diputado Bailey expresada en el sentido de la asignación de recursos a los fondos, particularmente destinados al apoyo y financiamiento a las PYMES, es una de las actividades fundamentales de la actividad de la Secretaría de Economía con el esquema al que he hecho referencia de multiplicar los recursos a través de un esquema que hemos diseñado conjuntamente con la banca comercial para ampliar y multiplicar los recursos que finalmente puedan destinarse al sector productivo, y es así como hemos logrado incrementar verdaderamente el volumen de recursos crediticios en poder y bajo la responsabilidad y manejo y utilizados para los fines propios de cada una de las centenas de miles de microempresas, pequeñas y medianas que existen en nuestro país.

De manera pues, que en ese sentido la distribución de los distintos programas, organismos, fideicomisos, fondos, no corresponde al secretario de Economía decidir, en su caso es a la Presidencia de la República y en última instancia por disposición de la división de poderes establecida en nuestra Constitución, a esta soberanía, con el propósito de asignar a la supervisión o a la asignación de las distintas dependencias responsables del manejo de crédito a las PYMES donde deben de quedar encuadradas.

Ciertamente las que están, incluyendo al Fonaes, y nosotros agradecemos el esfuerzo realizado, conllevan el sentido de promoción del desarrollo económico y no el sentido asistencial que también es necesario en un estadio de desarrollo, como el que tenemos en nuestro país.

La estrategia ya es uno de los cambios fundamentales en la administración del Presidente Fox, es que el otorgamiento de créditos no sea con el propósito de comprar voluntades para propósitos políticos o de aplauso, sino que tengan una sustentabilidad en la realidad económica, que sean recuperables los fondos que asignan mediante un crédito en una decisión con base al mérito del proyecto presentado y en su caso se dé cómo en un alto porcentaje, superior al 97 por ciento en todos los fondos de crédito que manejamos en la Secretaría de Economía, con el propósito de posibilitar la revolvencia de los mismos y de esta forma contribuir a la multiplicación en más de una ocasión por el mismo recurso al haber sido recuperado poder volver a prestarlo.

Quero por otra parte señalar que no es una estrategia de hacer propaganda o publicidad de lo que hacemos en la Secretaría de Economía a través de cada una de las subsecretarías, pero tenemos la información a través de los medios modernos, eventualmente de algunas publicaciones con un presupuesto limitado, no requerimos más para aquellas personas interesadas y para todos accesible a través del Internet; las funciones, las áreas de trabajo, los programas en los que está involucrado, las más importantes decisiones que se han tomado, los beneficiarios con los distintos programas, de manera que la información está disponible para toda la comunidad nacional y ciertamente para los sectores más especializados y que comparten una responsabilidad con nosotros en su ámbito de competencia constitucional, como lo es el Poder Legislativo y sus integrantes.

Con respecto a las preguntas formuladas en la segunda pregunta de la bancada del Partido Acción Nacional, quiero señalar que relativo a la estadista del empleo, uno de los cambios y premisas fundamentales en la administración del Presidente Fox, ha sido la objetividad, la verdad. Tomar los datos de los elementos y de los organismos responsables de llevar estadística en este tema, esencialmente el INEGI, aunque también complementados con datos en materia de empleo del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Sí, es el caso, que se ha dado un incremento al empleo en términos absolutos en el sector estructurado, en el sector formal, que es lo que lleva el Instituto Mexicano del Seguro Social del orden de 360 mil empleos en lo que va del año, según lo presenté en la intervención inicial que realice en esta comparecencia y es cierto también que el porcentaje de los mexicanos en desempleo, de conformidad con la metodología y datos revelados por el INEGI, se ha incrementado. Esto se debe que este porcentaje del desempleo se saca de una división en donde en el numerador está el número absoluto, de conformidad con un dato de encuesta de mexicanos en búsqueda de empleo y en el denominador el número de la llamada PEA, la Población Económicamente Activa, pueden aumentar o disminuir uno u otro factor y esto hace que varíe el porcentaje resultante.

El hecho es que es un indicativo y siempre ha sido una estrategia, repito, de la administración del Presidente Fox, reconocer con objetividad los datos que las distintas unidades administrativas gubernamentales o del sector privado o del sector académico responsables de reflejar la realidad económica del país, a través de su tarea técnica, académica, de llevar los fenómenos económicos y sociales a un sistema cuantitativo de manera de tomarlos como base para la toma de decisiones y que en el mediano y en el largo plazo marcan una tendencia con base a las cuales se toman las decisiones de continuar con un programa, de cancelarlo, de hacer las modificaciones correspondientes. De manera que en este sentido son ciertas ambas cifras.

El crecimiento por una parte del volumen absoluto de los mexicanos que están trabajando en el sector estructurado, cuya fuente es el Instituto Mexicano del Seguro Social, es una fuente muy sencilla, con años, con una capacidad técnica y probada en la manera de llevar esta estadística, al mismo tiempo que lo es las cifras reveladas por el INEGI, que tiene la peculiaridad que es un cociente, la división del numerador, el número de mexicanos en búsqueda de empleo, sin obtenerlo y la población en el denominador económicamente activa, cuyas variaciones pueden ser, con signo positivo o negativo y hacen que la resultante varié hacia arriba o hacia abajo. Evidentemente el objetivo de todos que compartimos, es tener el porcentaje de mexicanos en el desempleo lo más bajo posible a través del incremento del número absoluto de empleos.

Repito, la explicación y comentario que hice, a propósito del empleo en el sector formal, que no es el objetivo ni el ideal de las políticas públicas implementadas, instrumentadas en la administración del Presidente Fox, sé que las compartimos con los integrantes de esta Cámara de Diputados, pero al mismo tiempo señalo que las dificultades para lograrlo, en parte estriba en la complejidad del sector formal estructurado de nuestra economía, para lo cual es necesario trabajar; como también ya lo mencioné, promocionando la formalidad de nuestra actividad económica, de nuestras unidades, de nuestros actores en el sector económico por una parte y por la otra reducir las cargas que la formalidad hoy por hoy requiere desde el punto de vista de tramitología, de burocracia, para lo cual existe el filtro en todas las áreas de la actividad gubernamental del Ejecutivo Federal, excepto las fiscales por disposición misma de la ley, que realiza la Cofemer como el organismo responsable de regular la calidad de la reglamentación que expiden las distintas unidades del Ejecutivo en la materia.

Quiero referirme por último a las manifestaciones hechas por el diputado representante de la bancada del PRD, agradeciendo el reconocimiento que hace a la Secretaría de Economía, de la apertura y sensibilidad que tenemos para trabajar en coordinación con las distintas fuerzas políticas, en coordinación con los distintos organismos representantes de la sociedad, con el propósito de estructurar lo mejor posible y hacerlo lo más conducente, las distintas políticas, los distintos programas que están bajo la responsabilidad de la Secretaría de Economía a administrar.

Quiero señalar que sí ha habido un cambio fundamental en la política económica de la administración del Presidente Fox, sin dejar de señalar que en algunos casos, ha habido, sí, una continuidad en algunos de los elementos de las políticas económicas que además son ciertas y válidas en cualesquiera economía del mundo y que está probado particularmente en los países asiáticos su eficacia. Me refiero a políticas tales como el manejo de presupuestos equilibrados por una parte, por otra el manejo con los controles suficientes para los renglones sensibles de la apertura comercial, el manejo de conformidad con la oferta y la demanda de las paridades cambiarias, estableciendo los mecanismos de salvaguarda para los altibajos en exabrupto del funcionamiento de los propios mercados cambiaros, entre otros; de manera pues que la eficacia de estas políticas está aprobada, muy referidos en los últimos años, al fenómeno de los países asiáticos, que no privativo de China, sino compartido con otros países de aquella región del mundo que siguen, al igual que el nuestro, estas estrategias.

Reconocemos que no hemos logrado, particularmente en el segmento más importante y ahí estriba la diferencia fundamental en darle el sentido humano a este esfuerzo en el campo económico. No tendría sentido tener superávit comerciales, es otro de los cuestionamientos que usted formuló, señor diputado, efectivamente tenemos un déficit comercial del orden de 5 mil millones de dólares dentro de un intercambio comercial global de 360 mil millones de dólares aproximadamente. Porcentualmente es muy reducido este déficit; en la balanza comercial se financia con distintas fuentes, de manera de que tenemos una balanza de pagos, una balanza de cuenta corriente, ciertamente superavitaria, porque el estadio de desarrollo actualmente de nuestro país es tal, que para complementar el esfuerzo productivo nacional, se requiere realizar importaciones cuantiosas.

No abandonamos el objetivo y la estrategia de tener superávit comerciales, como ya algunos meses de este año 2004 los hemos logrado, no así en la tendencia que se observa en el acumulado de las cifras de comercio exterior en el 2004.

Sin embargo, insisto, este pequeño déficit en términos porcentuales si tomamos la cifra absoluta son cantidades muy grandes, pero corresponden al tamaño de nuestra economía y fácilmente financiables con los ingresos de divisas de otras fuentes como lo es la inversión extranjera directa, el financiamiento, las remesas de mexicanos trabajando en el exterior; de manera que la balanza de pagos, la balanza de cuenta corriente, al final del año y así lo ha sido en los 4 años de la administración del Presidente Fox, es sumamente superavitaria.

La política presupuestal. Yo quiero señalar y esto es una decisión que ustedes estarán tomando, la expresión de la política presupuestal es el proyecto de presupuesto que presenta el Presidente de la República por conducto de su secretario de Hacienda, que hace algunas semanas tuvo su comparecencia para presentar este documento; pero que corresponde a ustedes señores diputado en exclusiva, como facultad exclusiva en la parte relativa al presupuesto de egresos, tomar las decisiones que se conviertan en ley.

De manera que las prioridades con la percepción que como representantes del pueblo de México tienen ustedes, se hagan las correcciones y los ajustes y reorientaciones que sean necesarias.

Comparto la tesis de que recursos de mayor cuantía deben de asignarse particularmente a lo que implica fondos para el otorgamiento de créditos al sector MIPYMES, que como ha quedado aquí de manifiesto, todos sin excepción compartimos la tesis que es uno de los renglones fundamentales de la política económica.

Quiero señalar a propósito de la réplica formulada en su momento por el PRD, que no llevamos una estadística desagregada en nuestros programas de promoción, en la articulación de nuestras políticas públicas por figura asociativa, finalmente las sociedades cooperativas no es más que una de las muchas figuras asociativas que existen en nuestra legislación. No llevamos una estadística desagregada de que el monto de los financiamientos que otorgamos a las sociedades anónimas, a las sociedades de responsabilidad limitada, a las sociedades cooperativas, a las distintas figuras asociativas que en la ley existen.

Pero sí quiero enfatizar que particularmente a través del funcionamiento del Fonaes que tiene en su mandato el trabajar con los sectores sociales tradicionalmente marginados de nuestro desarrollo, en una tercera parte aproximadamente de los recursos son destinados precisamente a sociedades cooperativas.

De manera que la política de desarrollo que tiene la Secretaría de Economía para las sociedades cooperativas, no es una desagregada de las políticas de desarrollo que genéricamente tenemos para el fomento de las empresas, para el fomento de los esfuerzos productivos de los trabajadores que existen, que son constantes y permanentes, independientemente de la figura asociativa que escoja cada grupo de mexicanos que deciden prender un proyecto económico.

Quiero informar puntualmente como en múltiples reuniones de trabajo, algunas con mi presencia, algunas con los subsecretarios, con directores de las distintas áreas de trabajo de la Secretaría de Economía, se han tenido con las organizaciones de productores agropecuarios tanto del sector privado como del sector social, en el sentido de que compartimos la tesis y por eso fue que en el proceso de negociación a principios del año pasado, del Acuerdo Nacional para el Campo, aceptamos incluir el replanteamiento a nuestros socios del TLCAN, Estados Unidos y Canadá, un tratamiento diferente para las importaciones procedentes de aquellos países, de frijol y del maíz.

Como ustedes lo saben, en el seno de la Organización Mundial del Comercio, hemos logrado un acuerdo muy importante, hoy por hoy esquemático, esperamos que en los meses que distan de ahora a diciembre de 2005, se logre la puntualización de estos acuerdos de manera de evitar las distorsiones que por los enormes subsidios que los Estados Unidos otorgan a sus productores de maíz, teniendo las consecuencias negativas que conocemos, a los productores nacionales de maíz.

Quiero señalar por otra parte, que el esfuerzo es dual en este sentido. Por una parte en nuestras relaciones internacionales a través de la OMC, a través de los foros TLCAN con Estados Unidos y con Canadá, pero al mismo tiempo un esfuerzo interno con el propósito de incrementar el volumen de producción y la productividad de la tierra y de los mexicanos que se dedican a las empresas del maíz.

Usted diputado le consta, usted dirige algunas empresas y organismos en esta materia, que han sido receptores de programas de apoyo con el propósito de lograr la autosuficiencia en este renglón, que independientemente de su importancia económica, tiene una importancia estratégica fundamental para México, habida cuenta del hecho de ser el maíz la base alimenticia de nuestra nación.

Todas las disposiciones, por último a propósito del caso de la Minera San Javier, que dicta el Poder Judicial de la Federación, las acatamos a pie juntillas, somos absolutamente respetuosos de la división de poderes y conocemos el alcance de las decisiones que en esta materia en su momento dicten los tribunales correspondientes para acatarlas, estemos de acuerdo o no en ella, reconociendo pues la prevalencia de las decisiones que en su caso no sólo por no incurrir en el delito de desacato en el que no habremos de incurrir, sino por tener la plena convicción de que el Estado de Derecho es uno de los elementos fundamentales para la preservación del orden social y para el desarrollo de nuestro país.

A propósito de esta mina, quiero mencionar quiere abrirse, estando la vía legal abierta. Para ello, en su momento, que todavía no lo está, y quiero reconocer que en la Secretaría de Economía hemos hecho lo conducente en lo que está dentro de nuestra competencia para lograr ese propósito, porque consideramos que los riesgos ecológicos que existen con la tecnología adecuada, pueden subsanarse y superarse totalmente.

La generación de oportunidades de trabajo, la generación de riqueza por el valor de los minerales susceptibles de producirse en esos yacimientos mineros, con mucho son elementos que nos aconsejan tomar decisiones positivas y de propiciar el desarrollo de ese centro minero como lo hemos hecho en muchas otras partes de la República, buscando no sólo el signo de pesos atrás de la economía minera, sino como ha quedado señalado, salvaguardando en primer término el interés de los vecinos, el interés de los trabajadores por generar más oportunidades de trabajo en una región pauperizada en el estado de San Luis Potosí y tomando las medidas por el área correspondiente que salvaguarde los elementos indispensables para lograr el desarrollo ecológico, el desarrollo sustentable en el corto, mediano y largo plazo de la región.

Señoras, señores diputados, señores Presidentes de las Comisiones de Economía y de Fomento Cooperativo, he hecho este esfuerzo otra vez dentro… excediéndome el término que se me ha asignado en la materia.

Aquí tengo toda la numerología correspondiente a los montos otorgados en créditos PYMES, a través de los distintos fondos, de las distintas dependencias, el número de empresas apoyadas, el número de empleos generados, y simplemente para terminar, quiero mencionar y no por ocultarlos o no por ser un programa fracasado, por el contrario es un programa exitoso y que aprovecho de nueva cuenta para demandar y solicitar de ustedes en el momento de la toma de decisiones en esta materia, que cualesquiera ampliación seguramente será mejor empleada.

A través de Nacional Financiera, de Bancomex y de los distintos fondos de financiamiento, tenemos en la Secretaría de Economía… hemos canalizado 54 mil 900 millones a través de la banca de desarrollo; 3 mil 459 millones de pesos a través de los fondos de la secretaría, en beneficio de 356 mil empleos que tienen un promedio de dos y medio trabajadores por unidad.

De manera que es más… es alrededor de 850 mil los empleos que se conservan o que se han generado, gracias a los programas implementados de fomento a través del crédito a la micro, pequeña y mediana empresa. Tengo más datos desagregados y con mucho gusto los haré llegar a los diputados interesados en la materia, así como la respuesta puntual a aquellas preguntas, por escrito, en otro momento y que hayan esperado a esta oportunidad, habida cuenta de la limitación del tiempo.

Gracias por su atención.

El Presidente de la Comisión de Economía diputado Manuel Ignacio López Villarreal: Gracias, licenciado Fernando Canales.

Para iniciar la segunda ronda de réplicas, tiene el uso de la palabra, hasta por 5 minutos, el diputado Belisario Herrera Solís, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, para hacer la réplica.

El diputado Belizario Iram Herrera Solís: Muy buenas tardes, señor secretario. Compañeros pares. La comparecencia ratifica el esfuerzo que hace la Secretaría de Economía y que 4 años de ejercicio, resultado de un trabajo político y que en el ejercicio democrático tenía que darse así.

Es lamentable, pero es cierto, que cada cabeza piensa distinto. En los hechos, los que somos de extracción campesina estamos convencidos de que la experimentación ya nos llevó al peor caos de lo que nosotros nos imaginábamos

Convoco pues a que en el área de Fonaes tengamos que revisar la política. En Sedesol lo hicieron muy bien, me consta. Pero en la Secretaría de Economía han dejado desarticulada la esperanza de las organizaciones sociales que construyeron infraestructura, que construyeron con capacitación técnica a técnicos en comercialización, en técnicos en el campo del café.

Los 477 mil productores en México reclamamos de esta secretaría mejor encauzamiento a los recursos del Fonaes porque si bien es cierto que en mi primer comentario dije que cada cabeza piensa distinto es porque no es posible que ahora las organizaciones sociales deudoras sean malas y que se inventen a otras organizaciones para que el recurso que se inclina a esas organizaciones directamente vaya a beneficiar a los exportadores privados.

Se supone que cada dependencia tiene sus objetivos primordiales específicos y la tarea de Fonaes que tenía que estar pendiente porque se convierte en socio solidario, y eso no ha pasado.

Las empresas sociales que hoy se benefician están beneficiando a la empresa privada a través de los pocos comercializadores privados, con el proyecto de acopio y comercialización en el sentido del café y que, señor secretario, no venimos con dolo ni mala fe; no tenemos por qué buscar culpables, sino que haya una recomposición, que exista la armonía política porque, en mi calidad de diputado federal, de acuerdo al artículo 61 que nos confiere la Constitución General de la República, estamos abiertos en distintas posiciones en el diálogo, en el acuerdo, pero solicito aquí que se retome que esas organizaciones que quedaron con infraestructura y que quedaron con permisos de exportación y que de alguna manera están en el mercado alternativo, que están dejando desapercibido a un sector muy importante en el sentido de que las divisas que entran por la comercialización directa de las organizaciones Asia-Max y otras han tenido mucha consecuencia y que si bien es cierto que nos quedan 2 años, podemos recomponer el rumbo cuando nosotros lo estamos previendo.

Desde luego, cada institución, en este caso yo lamento mucho que vengan defensores de oficio y que se comenten las contaminaciones que nos hace el Gobierno de la Ciudad cuando la Ciudad de México, el Distrito Federal no lo es todo.

Nosotros tenemos, en el sur-sureste 9 estados totalmente abandonados en materia económica y queremos reclamar también lo que nos corresponde porque somos mexicanos todos. Parece que allá donde estamos, en Chiapas, fuéramos mexicanos de tercera, ya ni de segunda.

En ese sentido pedí la palabra y estoy acá porque soy secretario de la Comisión de Fomento Cooperativo y en el ámbito de mis atribuciones y de las que representa el señor secretario, una institución tan importante, solicito, pues, que tengan conocimiento de que no se vale seguir experimentando y castigarnos con el presupuesto que ni siquiera es de los que articulan esta situación, sino que es un presupuesto que es producto del pueblo mexicano y que tengamos un poquito de reflexión en que haya negociación con las empresas sociales que quedaron endeudadas en los gobiernos anteriores y que ahora llevamos 4 años, y que no quiero ofender con mis palabras, sino que llevamos 4 años de marginación.

Es delicado porque en Chiapas 177 mil productores de café, el 35 por ciento de esos productores de café, están en los Estados Unidos como consecuencia de que el fondo revolvente que hacía ese presupuesto de Fonaes en materia de comercialización, no lo estamos viendo.

Es cuanto, señor secretario, compañeros diputados. Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Economía diputado Manuel Ignacio López Villarreal:

Tiene el uso de la palabra, hasta por 5 minutos, el diputado José Juan Bárcenas González, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, para hacer su réplica.

El diputado José Juan Bárcenas González: Gracias. Buenas tardes, diputados Presidentes de las Comisiones de Economía y de Fomento Cooperativo y Economía Social. Buenas tardes, licenciado Fernando Canales Clariond.

Yo quisiera comentar, empezar este pequeño espacio haciendo alguna reflexión con ustedes:

Allá en los millones de familias mexicanas, cuando el jefe de la casa dilapida la riqueza que sus padres le dejaron y deja en calidad de indefensión a sus hijos; cuando gasta más allá de lo que tiene, cuando se endroga, cuando desaparece el futuro de su familia, yo creo que todos estaríamos de acuerdo en llamarle "irresponsable", si acaba con el porvenir de una familia.

Cuando un gobierno que tiene la responsabilidad histórica de acrecentar los recursos que le dan felicidad a los que gobierna, yo diría y lo llamaría "responsable", aunque sabemos que está sujeto a críticas, aunque sabemos que queremos ir más rápido, aunque sabemos que tenemos retrasos ancestrales y que las estructuras económicas y políticas no se mueven ni se cambian de un día para otro, ni siquiera de un sexenio a otro. Lo otro podría ser populismo. Vamos a dejarlo sin calificativos.

Todos reconocemos, todos los diputados de los diferentes partidos políticos, reconocemos que las expectativas del gobierno del Presidente Fox, en el año 2000 eran más altas de los logros que hasta hoy se han obtenido.

El propio secretario Fernando Canales lo ha dicho en esta comparecencia, con honestidad y con humildad reconocemos que hay mucho más por hacer. Pero también estoy seguro de que todos deberíamos reconocer que la inflación, el déficit presupuestario y el endeudamiento exagerado, son males que afortunadamente se quedaron en los 80 y que ahora si bien falta mucho por hacer para que estas condiciones macroeconómicas se reflejen en los bolsillos de las familias mexicanas, estamos por un camino que desde mi perspectiva es el adecuado, que tenemos que acelerar el paso, que tenemos que encontrar coyunturas favorables y acuerdos y consensos entre los diferentes grupos parlamentarios, que hay errores y que hay deficiencias por omisión o por inexperiencia. Y es por ello que creo que si un crecimiento económico es un valor fundamental para un gobierno democrático, también lo es una distribución de la riqueza.

Licenciado Fernando Canales Clariond:

Creo que tenemos que hacer un esfuerzo superior no sólo para acrecentar el PIB, sino también y sobre todo para distribuirlo de una manera más equitativa y justa. El pueblo de México, y lo sabemos cuando comparamos la distribución y los ingresos de los mexicanos con los de otras economías, tiene una, digámoslo así, una diferencia tabular entre los que más tienen y los que menos obtienen que debería darnos, por lo menos, pena a muchas mexicanos.

Es por ello que yo me atrevería a hacer algunas sugerencias para que en el ámbito de sus atribuciones de la Secretaría de Economía pudiéramos acelerar este paso por ese camino que todos o muchos pensamos, más bien muchos pensamos que es el adecuado.

Necesitamos generar polos de desarrollo microrregionales. Creo que en el pasado exitosamente, porque también del pasado tenemos logros, en el pasado se generaron polos de desarrollo regional que le dieron la posibilidad de crecimiento a muchas zonas o regiones olvidadas del país. Tenemos que aterrizar en polos de desarrollo microrregional.

Creo que no podemos continuar utilizando para el consumo la inmensa cantidad de millones de dólares que nuestros connacionales envían a sus lugares de origen y que la Secretaría de Economía tendría que establecer una estrategia para generar fuentes de empleo para que la siguiente generación no se vaya también a los Estados Unidos.

Me parece muy necesario disminuir la brecha entre la economía formal y la informal. Usted lo ha dicho: "Quienes se desarrollan en el mundo de la informalidad no lo hacen por voluntad, lo hacen por necesidad". Y tenemos que hacer como gobierno lo necesario para acercarlos a la economía formal.

Creemos que en el Fonaes hay mucho todavía por hacer. Sabemos que requiere de un presupuesto mucho mayor, muchos compañeros diputados lo han comentado, y es también nuestra responsabilidad en esta Cámara, como lo han dicho algunos compañeros, sumarnos para solicitar un incremento importante en los recursos del presupuesto destinados al Fonaes para que puedan muchas más familias beneficiarse con este programa.

Un compañero diputado comentaba el asunto del cooperativismo. Yo quiero decirles que el modelo socioeconómico cooperativista no es un modelo que venga del gobierno hacia la sociedad, es un modelo en el que la sociedad se organiza para asociarse de esa manera, producir, generar riqueza y distribuirla justamente.

Hay en México una cultura cooperativista que tiene al menos 50 años y que ha demostrado que es viable y que es responsable. Y le solicitamos al secretario de Economía que haga lo que a sus atribuciones le atañen para impulsarla fuertemente y para colocarla en la agenda nacional.

Hemos visto que en países donde el modelo cooperativista está no sólo en la marginación o en la marginalidad de la economía, genera una importante distribución de la riqueza.

Y finalmente quiero solicitarle al secretario de Economía que dentro de sus atribuciones endurezca al máximo la mano para impedir el ingreso de mercancías ilegales al país.

Yo sé que estas son facultades de varias secretarías, pero usted tiene ahí una atribución importante y creo que ya no debe haber más perdones, más vista gorda, más permisibilidad para el ingreso de millones de dólares de mercancía de origen asiático.

Es cuanto, señor secretario. Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Economía diputado Manuel Ignacio López Villarreal: Gracias diputado.

Tiene el uso de la palabra hasta por 5 minutos, el diputado Víctor Suárez Carrera, para hacer su réplica.

El diputado Víctor Suárez Carrera: Muchas gracias.

Bueno, en cuanto a la política económica, pues es un debate profundo y veo que ni yo ni los hechos lo vamos a convencer, señor secretario, ni al Presidente Fox. Ya tenemos 22 años de la misma política, están los hechos, no hay resultados tangibles y yo no sé si quisieran que esperáramos otros 22 años para ver algún resultado. O a la mejor sí funciona para las grandes empresas transnacionales y un sector minoritario del país, pero no hay mucho qué discutir, puesto que si los hechos no son suficientes ¿qué más podemos esperar? Tal vez al 2006.

Pero también tenemos que reconocer que incluso el Banco Mundial, James Wolfenson ha dicho que las políticas económicas que han recomendado han fracasado y seguramente India y China, si hubieran seguido esas políticas no estarían hoy con el nivel de crecimiento que hoy tienen.

Taiwan, Corea del Sur, Singapur son otra cosa, estaban en el marco de la Guerra Fría y tuvieron una condición diferente.

Así que si ustedes van a seguir en lo mismo, tenga una seguridad que van a tener los mismos resultados. Pensábamos que era correcto recurrir a los hechos y a las evidencias, para que hubiera posibilidad de corregir. No está de más corregir incluso en la parte última de este sexenio, pero estoy seguro que si usted tiene ese convencimiento es porque usted cree que ha sido positivo para el país y pues de ahí no vamos a avanzar. Así que dejemos que los hechos hablen y que también los ciudadanos hablen y la percepción pública se exprese, porque no puede ser que la percepción pública mayoritaria sea que las cosas no funcionan bien en la economía y que la mayoría esté equivocada.

Bueno, pero respecto al maíz blanco y el frijol, le quisiera pedir de favor si nos puede dar una respuesta por escrito, ya que el tiempo no le permitió responder puntualmente a lo que yo me permití formularle.

Y, por otro lado, respecto al acuerdo número 77 de la Acuerdo Nacional para el Campo, se lo leo, dice:

"El Gobierno Federal establecerá los mecanismos de consulta con las organizaciones campesinas y de productores, en las negociaciones comerciales internacionales que están en proceso o se lleven a cabo en el futuro."

Esto se firmó en abril de 2003 y a octubre de 2004 no se ha cumplido en absoluto. Yo no sé si se trata de no cumplir o que a usted le han dicho que sí se cumple este numeral, consultando a la élite del sector agropecuario, pero no es ese el tema del acuerdo o no sé si quienes llevan las negociaciones comerciales siguen con las mismas políticas de exclusión a las organizaciones de pequeños y medianos productores.

Pero esto lo firmó el Presidente Fox y usted lo firmó y no se ha cumplido a la fecha. Entonces, es el punto de para qué sirven los acuerdos, como pregunta. Entonces yo le pediría si podemos conciliar que este acuerdo no se cumple o qué.

Por otro lado, respecto al presupuesto para la Secretaría de Economía, bueno, lamentamos que el Presidente Fox no tenga dentro de sus prioridades el apoyo a la Secretaría de Economía, pero tenga la seguridad que en esta Cámara sí vamos a apoyar a la Secretaría de Economía. Hay un acuerdo de toda la Comisión de Economía para apoyar con 5 mil millones de pesos al presupuesto para micro, pequeñas y medianas empresas, y también para Fonaes y vamos a intentar que este año sí podamos incrementar el presupuesto para estas dos entidades o programas muy importantes.

Por lo que respecta a la Minera San Javier. Bueno, es una explotación, una empresa canadiense que pretende hacer una explotación de oro y plata a tajo abierto en el ejido San Pedro en San Luis Potosí, a 10 kilómetros de la capital del estado, afectando a un millón y medio de habitantes a través de la generación de 640 millones de metros cúbicos de material contaminado, acumulados en los patios de exhibición, con soluciones de cianuro de sodio.

O sea, es algo que ya, por un lado, la empresa quiso ocupar ilegalmente los terrenos ejidales y ya la autoridad agraria dijo que era ilegal la ocupación de esos terrenos por la empresa, ya fue un acto de autoridad dando la atención al reclamo de los ejidatarios.

Después viene una autorización de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales para una autorización condicionada de cambio de uso de suelo, pero violando las leyes de ecología, las normas oficiales de ecología, y después el ejido y una asociación ecológica de San Luis Potosí se inconformó e interpuso amparos, y la autoridad de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Federal y Administrativa, otorgó el amparo a favor de los quejosos, suspendiendo y declarando nulo de todo derecho la ocupación de esos terrenos y la autorización que expidió la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Y dice: "Consecuentemente –con relación a la autorización de la Secretaría del Medio Ambiente– en virtud de que la autorización contenida en el oficio fulano de tal de tal año, contravino preceptos legales contenidos en la ley de la materia, el reglamento en materia de impacto ambiental, la norma oficial mexicana en materia ecológica y el decreto de planeación publicado en el Diario Oficial del estado de San Luis Potosí, lo que procede es otorgar el amparo solicitado, para el efecto de que la sala responsable, deje sin efectos la tendencia impugnada y emita otra, en la que resolviendo conforme a derecho, ponga de manifiesto las ilegalidades que en esta ejecutoria se han evidenciado, en tanto que ni de forma condicionada debió otorgarse la autorización de cambio de uso de suelo, materia de la resolución del juicio de anulación".

A pesar de tener esta resolución judicial, la autoridad bajo su cargo el 28 de julio de 2004 da vista a la ocupación temporal que se indica para esa empresa, a pesar de haber una resolución judicial, y a pesar de que hay un decreto también del Poder Judicial de la Federación, donde dice: "Se decreta la suspensión del plano de los actos reclamados para el efecto de que las cosas se mantengan en el estado en que se encuentran y no sea desposeído el ejido quejoso de la superficie de 290 hectáreas".

Y la empresa sigue trabajando y usted le da un permiso, a pesar del amparo y la resolución del Poder Judicial, y no solamente eso sino plantea que aún hay planes de expansión para la Minera de San Javier.

Entonces nosotros queremos plantear que estamos de acuerdo en la inversión privada, extranjera, de lo que sea, pero respetando el Estado de Derecho, respetando los derechos de la gente, respetando las normas ambientales, respetando el patrimonio histórico. Y si no se respeta eso, no debe realizarse ninguna inversión extranjera.

Entonces yo le pido que revise esto, tal vez usted no está al tanto de eso, y que también al final pudiera recibir y platicar con gente de la asociación ecológica de San Luis Potosí, del ejido de San Pedro, porque yo creo que no podemos manejarnos en este lado. Inversión extranjera a toda costa, porque es la salvación, y no hay que espantar a la inversión extranjera a costa de soberanía, a costa de derechos, a costa de la salud de la gente, esto es inaceptable y esto es romper el Estado de Derecho y esta es política neoliberal al extremo.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Economía diputado Manuel Ignacio López Villarreal: Gracias diputado.

Habiendo terminado con la segunda ronda de réplicas, cedo el uso de la palabra al Presidente de la Comisión de Fomento Cooperativo y de Economía Social el diputado Francisco Javier Saucedo Pérez.

El Presidente de la Comisión de Fomento Cooperativo y Economía Social diputado Francisco Javier Saucedo Pérez: Muchas gracias compañero Presidente. Me corresponde, señor licenciado Fernando Canales Clariond, concluir y dar por terminada esta sesión, que corresponde a la comparecencia de usted ante las Comisiones de Economía y de Fomento Cooperativo y de Economía Social de esta LIX Legislatura en lo que respecta a la glosa del IV Informe de Gobierno del Presidente Fox.

Primeramente, como yo lo han dicho ya varios de nuestras compañeras y compañeros diputados, agradecerle la información y los comentarios que usted ha hecho, lo mismo la respuesta que ha dado a las compañeras y compañeros diputados, aun y cuando usted mismo lo expresaba, a veces el factor tiempo no nos ayuda a poder concretar de una manera más consistente nuestras intervenciones.

Esto sé que no es culpa de usted y más bien me refiero y me quiero relacionar con mis compañeras y compañeros diputados, la necesidad de evaluar mejor este esquema de procedimiento, porque por lo menos el rato previo a entrar a esta sala platicando con el señor secretario, nos dábamos cuenta que a la mejor otro tipo de esquema, de modelo, de reflexión de preguntas, de respuesta, hasta en un recinto diferente en su composición, en su forma, podría ayudarnos a una mayor reflexión de fondo, con mayor consistencia sobre todo para las tareas fundamentales que desde el Poder Legislativo tenemos encomendado.

Como le digo, no es cuestión de usted, es una responsabilidad más bien de la reglamentación y los acuerdos internos en nuestra Cámara de Diputados, pero también queremos tomarle la palabra en relación a lo que en razón de mayor información, de una mejor respuesta con mayores contenidos precisos a algunas de las preguntas quizá más particulares o específicas que usted mismo hacía referencia, nos podría proporcionar mejores elementos en este análisis del Informe de Gobierno y al mismo tiempo de la perspectiva en tareas y responsabilidades que nos puedan corresponder.

Ya también algunos compañeros y compañeras diputados han señalado que es una responsabilidad mutua respecto a las tareas que el Estado mexicano tiene de frente al pueblo de México.

Creo que este esfuerzo conjunto, como digo que ya han señalado otros compañeros y compañeras diputados en esta sesión, nos ayudaría y nos proporcionaría mejores elementos, pero también para tomarle la palabra aquí en el sentido de, como ha sido también manifestado, tener las puertas abiertas de su secretaría y de sus diferentes funcionarios para la mayor comunicación e intercambio, tanto de la información como de las tareas que en el campo de cada quien corresponden, porque sabemos que se trata de una de las secretarías que tiene bajo su responsabilidad una gran amplitud y complejidad de cara al pueblo de México y al progreso de la nación.

Aquí mismo se dio información de ello, son muchas áreas, muchos programas, muchas cuestiones de política económica que aunque tengan que ver con la coordinación con otras secretarías, otros órdenes de gobierno, nos permitiría poder profundizar mejor si a lo mejor cambiamos el esquema de este tipo de participaciones.

No me resta más que felicitarle y agradecerle su participación en este evento, lo mismo que al personal de su secretaría que aquí nos acompaña y a todos los compañeros y compañeras diputados de ambas comisiones, de la Comisión de Economía y de la Comisión de Fomento Cooperativo y Economía Social.

El Presidente de la Comisión de Economía diputado Manuel Ignacio López Villarreal: Gracias, diputado.

Yo también quisiera agradecer a todos y cada uno de ustedes por estar en esta comparecencia y por supuesto en forma especial al secretario de Economía, licenciado Fernando Canales Clariond, a los medios de comunicación que estuvieron cubriendo esta comparecencia y de conformidad con lo que establece el artículo 7º, numeral V, de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, la versión estenográfica de esta reunión será remitida al Presidente de la República para su conocimiento.

(14:10 horas) Agradecemos a todos su asistencia y no habiendo otro asunto a tratar, se levanta la reunión. Muchas gracias.