Comparecencia del Director del Instituto Mexicano del Seguro Social,
Santiago Levy Algazi, correspondiente al
Cuarto Informe de Gobierno del Presidente Vicente Fox Quesada

Instalación de la Mesa:
Agustín Miguel Alonso Raya

Exposición por parte del funcionario del Ejecutivo Federal:


PRIMER TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTA

Pregunta: Roberto Javier Vega y Galina, Partido Revolucionario Institucional
Pregunta: Manuel Pérez Cárdenas, Partido Acción Nacional
Pregunta: Rafael García Tinajero Pérez, Partido de la Revolución Democrática
Pregunta: Jorge Legorreta Ordorica, Partido Verde Ecologista de México
Pregunta: Jesús Porfirio González Schmal, Partido Convergencia

Respuesta por parte del funcionario del Ejecutivo Federal:


Réplica: Roberto Javier Vega y Galina, Partido Revolucionario Institucional
Réplica: Gisela Juliana Lara Saldaña, Partido Acción Nacional
Réplica: Rafael García Tinajero, Partido de la Revolución Democrática
Réplica: Jesús Porfirio González Schmal, Partido Convergencia

SEGUNDO TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTA

Pregunta: David Hernández Pérez, Partido Revolucionario Institucional
Pregunta: Tomas Antonio Trueba Gracián, Partido Acción Nacional
Pregunta: Francisco Javier Carrillo Soberón, Partido de la Revolución Democrática
Pregunta: Raúl Piña Horta, Partido Verde Ecologista de México

Respuesta por parte del funcionario del Ejecutivo Federal:


Réplica: David Hernández Pérez, Partido Revolucionario Institucional
Réplica: Miguel Angel Llera Bello, Partido Acción Nacional
Réplica: Francisco Javier Carrillo Soberón, Partido de la Revolución Democrática

Comentarios finales:
Agustín Miguel Alonso Raya



















El Presidente de la Comisión de Seguridad Social diputado Agustín Miguel Alonso Raya (a las 17:24 horas): Vamos a dar principio a nuestra sesión convocada para el día de hoy, en donde tenemos la comparecencia del doctor Santiago Levy Algazi, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Tenemos, de acuerdo a nuestro registro de asistencia, tenemos la asistencia suficiente para dar inicio a la reunión.

Le cedo la palabra a la compañera diputada Marcela González Salas, que viene en representación del Presidente de la Mesa Directiva, diputado Manlio Fabio Beltrones.

La diputada María Marcela González Salas y Petricioli: Buenas tardes. Doctor Santiago Levy, a nombre del Presidente de la Mesa Directiva, el diputado Manlio Fabio Beltrones, sea usted bienvenido a este recinto parlamentario.

El objeto, como es de su conocimiento, de esta comparecencia, es poder tener este diálogo que en este momento del país, en las circunstancias del país es tan importante tratar por la vía de un diálogo constructivo, de un diálogo comprensivo de ambas partes, tolerante, alcanzar los acuerdos para mejorar la seguridad social de este país, de que esta seguridad social sea en beneficio de todos los mexicanos. Muy bienvenido.

Señor Presidente de la Comisión, a nombre del Presidente de la Mesa Directiva, lo felicitamos por el extraordinario trabajo que ha venido usted haciendo como Presidente de la misma.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Social diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputada Marcela González, vicepresidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados.

De conformidad con el artículo 7º, numeral 4, de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, comparece ante esta soberanía el doctor Santiago Levy Algazi, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, invitado a esta reunión de la Comisión de Seguridad Social, en la que se llevará a cabo el análisis del IV Informe de Gobierno del Presidente de la República Vicente Fox Quesada, en el tema de su competencia, que es el asunto relacionado con el Seguro Social.

Vamos a dar lectura al Acuerdo Parlamentario aprobado por la Cámara de Diputados en la sesión del 7 de septiembre.

Le voy a pedir al diputado Manuel Pérez Cárdenas, nos haga favor de dar lectura al Acuerdo Parlamentario.

El diputado Manuel Pérez Cárdenas: Con gusto, señor Presidente. Este Acuerdo fue publicado en la Gaceta Parlamentaria del martes 7 de septiembre y establece lo siguiente:

Primero. Con la finalidad de dar cumplimiento al artículo 7º, numeral 4, de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, el análisis del informe presentado por el Presidente de la República, se llevará a cabo durante las sesiones ordinarias del próximo martes 7 y jueves 9 de septiembre de 2004.

Segundo. Para estos efectos el martes 7 se abordarán los temas de Política Económica y Política Social y el jueves 9, Política Interior y Política Exterior.

Tercero. Dichas sesiones en lo que se refiere a cada uno de los temas se realizarán conforme al siguiente formato:

Posicionamiento por cada uno de los grupos parlamentarios en orden creciente, hasta por 10 minutos.

Primer ronda de intervenciones, una por parte de cada grupo parlamentario en orden creciente, en razón del número de diputados que integran cada grupo de hasta por 5 minutos, seguida en cada caso de una réplica por parte del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional de hasta por 5 minutos; tercera, cada réplica del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional podrá seguir una contrarréplica de hasta por tres minutos por parte de los otros grupos parlamentarios.

Cuarto. Con la finalidad de dar cumplimiento al artículo 7º, numeral 4, de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, se cita a comparecer ante comisiones ordinarias a los funcionarios del Ejecutivo Federal de conformidad con el Programa anexo.

Las comparecencias ante comisiones se sujetarán al siguiente formato:

I. Exposición por parte del funcionario del Ejecutivo Federal hasta por 10 minutos.

II. Primera ronda de preguntas por parte de cada uno de los grupos parlamentarios con representación en la comisión en orden decreciente, hasta por 5 minutos; asimismo los grupos parlamentarios que no cuenten con integrantes en la comisión, podrán participar en esta ronda hasta por 5 minutos.

IV. Respuesta por parte del funcionario del Ejecutivo Federal hasta por 10 minutos.

V. Réplica por parte de los legisladores en el orden de sus intervenciones hasta por 5 minutos.

VI. Segunda ronda de preguntas por parte de cada uno de los grupos parlamentarios con representación en la comisión en orden decreciente hasta por 5 minutos.

VII. Respuesta por parte del funcionario del Ejecutivo Federal hasta por 10 minutos y

VIII. Réplica por parte de los legisladores en el orden de sus intervenciones hasta por 5 minutos.

Quinto. Comuníquese a la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados para los efectos legales correspondientes, a las comisiones ordinarias y publíquese en la Gaceta Parlamentaria.

En ese sentido se solicita a la Presidencia de la Mesa Directiva, que en términos de sus atribuciones legales realice las comunicaciones correspondientes.

Y esto está firmado por el Presidente diputado Francisco Barrio Terrazas, y con fecha 6 de septiembre de 2004.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Social diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado Manuel Pérez Cárdenas.

De acuerdo, todos estamos enterados, de acuerdo ya al Acuerdo Parlamentario será el formato que utilicemos para desarrollar esta comparecencia. Yo les pediría a todos su comprensión para que podamos hacer las preguntas en bloque y darle en todo caso al director, después de su intervención inicial, de su exposición inicial, darle oportunidad de que pueda contestar y entonces flexibilizar ahí los tiempos para que pueda desarrollar adecuadamente la contestación que se requiere, las interrogantes que se formulen y después vendrán las réplicas respectivas también en bloque por parte de cada uno de los participantes.

Yo antes de darle la palabra al doctor Santiago Levy quisiera plantear la necesidad de que fuéramos, de que viéramos las condiciones para que tuviéramos luego una reunión de trabajo fuera un poco diríamos de estos formatos, más a fondo, que nos permitiera con mayor franqueza intercambiar un conjunto de puntos de vista sobre una serie de inquietudes, dudas, preocupaciones, que compañeros y compañeras tienen respecto a lo que viene desarrollándose en el Seguro Social y creo que valdría la pena donde pudiéramos como con más claridad hablar de manera más directa y buscar la forma de cómo sentar condiciones para construir acuerdos que nos permitan tanto a nosotros cumplir con nuestra tarea como al instituto cumplir con la suya.

Entonces lo viéramos con posterioridad, pero bueno no quise dejar de plantear la inquietud. Creo que hay una gran cantidad, vaya, de asuntos o de temas que se requiere abordar con más profundidad y valdría la pena hacerlo en esas condiciones.

Sin más, paso pues a darle entonces la palabra al doctor Santiago Levy hasta por 10 minutos para su exposición, primera exposición inicial.

Tiene la palabra.

El Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social Santiago Levy Algazi: Muchas gracias. Muy buenas tardes.

Muy estimada diputada Marcela González Salas, vicepresidenta de la Mesa Directiva; diputado Agustín Miguel Alonso Raya, Presidente de la Comisión de Seguridad Social; diputado Manuel Pérez Cárdenas, diputado Roberto Vega Galina, secretarios también de la Comisión de Seguridad Social; estimados diputados:

Muchas gracias por la oportunidad para estar con ustedes hoy en la tarde en el contexto de la glosa del IV Informe de Gobierno del Presidente Fox.

Quisiera yo en el tiempo que se me ha asignado de manera muy breve, porque 10 minutos es un tiempo compacto para toda la problemática del Instituto Mexicano del Seguro Social, hacer un recuento de los asuntos que considero son los más importantes. Les pido de antemano una disculpa si vamos un poquito rápido, simplemente la idea es dar una vista general de los principales asuntos.

Estoy a sus órdenes por supuesto durante las preguntas y respuestas y de antemano le señalamos al diputado Raya que con muchísimo gusto haremos las reuniones de trabajo que él nos indique, con el formato que sea más adecuado, para poder profundizar en los temas que sean de interés de los señores diputados. Igualmente ofrecerles toda la información y los datos que sean requeridos para el análisis que ustedes quieren llevar a cabo.

El año, el periodo que estamos reportando que es parte del final de 2003 y los primeros nueve meses de 2004 marca un contexto de mejora en la situación económica. Todavía en el 2003 si bien hubo un crecimiento del producto interno bruto, el número de trabajadores afiliados al instituto todavía no aumentó. En el 2004 la situación está mejorando y esperamos que haya un aumento en el nivel del número de trabajadores afiliados al instituto respecto a los números observados en los años anteriores.

Aun así se puede ver todavía que con la última cifra disponible que es la cifra del 15 de octubre todavía el nivel de trabajadores afiliados al instituto se encontraba todavía ligeramente inferior al nivel de trabajadores al inicio de la administración. Claramente el ciclo económico mundial y la desaceleración de la economía mundial que tuvo una repercusión sobre México, sí ha tenido un impacto importante. Han sido 3 años y medio muy difíciles para el instituto en términos de no aumento en el número de asalariados, esto tiene claramente un costo económico importante para la institución. Hay buenas noticias en los últimos meses y esperemos que esta situación se prolongue para que hacia delante ya haya un aumento en número absoluto de los asegurados al instituto. Pero sí señalar que han sido situaciones, un contexto macroeconómico global que ha sido difícil para el instituto.

Quisiera tocar muy brevemente, prácticamente un minuto en cada tema, los 8 temas más importantes respecto a dónde está el instituto y hablar un poquito de la situación hacia delante.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Social diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Si necesitas más tiempo no hay problema, por eso te decía yo que si incluso es más tiempo no hay problema, ¿eh?

El Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social Santiago Levy Algazi: Bueno. Voy a tratar de 10, 12 minutos para no abusar, tal vez 3 minutos para no abusar de su amabilidad.

El manejo presupuestal del instituto, como ustedes saben señores diputados, desde las reformas a la ley de diciembre de 2001 es un manejo diferente al resto de las entidades del sector público y de las secretarías de Estado del sector público. Básicamente esta Cámara de Diputados una vez al año en el Presupuesto de Egresos de la Federación establece una meta de reservas para el instituto y lo que gasta el instituto es la diferencia entre los ingresos totales que tiene y la meta de reservas que le fija la Cámara de Diputados.

Para este 2004 se fijó una meta de reservas de 13 mil 133 millones de pesos, que es una meta superior a la meta que se había fijado en el año 2003 de alrededor de 50 por ciento. Sin embargo, con lo observado hasta la fecha podemos señalar que esperamos cerrar el año con esta meta de reservas.

No está aquí en la gráfica porque hicimos una presentación más compacta, pero con la acumulación de reservas que se va a llevar a cabo en el 2004 prácticamente en los primeros 4 años de la administración del Presidente Fox, las reservas del instituto habrán pasado de 20 mil millones de pesos a 60 mil millones de pesos. Este es un tema importante, porque estas reservas serán requeridas a futuro tanto para el fondo pensionario de nuestros trabajadores, como para los ramos de aseguramiento, particularmente enfermedades y maternidad. Pero sí señalar que ha habido un esfuerzo de ahorro y de acumulación de reservas importante, que es parte de lo que se requiere para la vida futura de la institución.

No comenté. Para alcanzar la meta de reservas se han hecho esfuerzos importantes en materia de austeridad y eficiencia en el gasto. Destaco los más importantes.

El instituto ha compactado las estructuras administrativas del personal de confianza en más de 10 mil plazas en los últimos años.

Igualmente ha habido un esfuerzo por reducir ausentismo no programado de los propios trabajadores. Se traduce también en un ahorro de recursos para el instituto.

Y, por último, ha habido un esfuerzo muy importante de ahorro en rentas vitalicias, que le ha permitido al instituto ahorrar más de 10 mil millones de pesos en los últimos 2 años, situación que sin embargo no es sostenible y es parte de la problemática del instituto, ya que conforme ciertas pensiones transitorias se convierten en definitivas, habrá un repunte en el gasto rentas vitalicias que son aseguradas, que tendrá implicaciones hacia los años adelante.

Me refiero ahora a los aspectos fundamentales del quehacer institucional. Sin duda alguna dentro de todas las responsabilidades que tiene el instituto la más importante que tiene es la responsabilidad de prestación de servicios médicos a sus derechohabientes.

Dentro de este contexto lo que el instituto ha hecho es un esfuerzo muy importante para fortalecer la medicina preventiva y balancear los esfuerzos que lleva a cabo entre medicina preventiva y medicina curativa. Este esfuerzo seguramente lo han notado ustedes en los medios de comunicación, la estamos denominando PREVENIMSS y busca a través de una corresponsabilidad entre los derechohabientes y el instituto, fomentar la medicina preventiva, desarrollándose un protocolo de intervenciones preventivas por grupo de edad y por sexo de los derechohabientes.

Se han repartido cartillas individuales, dependiendo si son niños, adolescentes, mujeres adultas, hombres adultos o población de la tercera edad. Se han repartido aproximadamente más de 25 millones de cartillas individuales a derechohabientes. La meta es llegar a la totalidad de los derechohabientes con su cartilla al final de la administración.

Y durante el año que estamos reportando a ustedes, señores diputados, el Programa PREVENIMSS se extendió también el Programa IMSS Oportunidades en el medio rural.

Una iniciativa también muy importante que busca mejorar los servicios de los derechohabientes, tiene que ver con el expediente clínico-electrónico, que es una iniciativa pionera en el caso de México, en donde se tiene el récord médico de los derechohabientes en un banco de datos en tiempo real, que puede ser consultada en toda la República Mexicana y que permite hacer un seguimiento de si los derechohabientes están haciendo o no su protocolo de salud.

Ya se instaló en 105 unidades de medicina familiar y se encuentra ya el equipo de cómputo y la conexión en red, para que al final de este año se sumen 195 unidades de medicina familiar adicionales, de tal modo que al finalizar el 2004 buscaremos tener alrededor de 300 unidades de medicina familiar operando, que son las unidades de medicina familiar más grandes.

El instituto tiene alrededor de mil unidades de medicina familiar, pero en las 300 más grandes tendremos el expediente electrónico y dependiendo de las posibilidades presupuestarias, buscaremos aumentar eso en el 2005 y en el 2006.

También queremos destacar que el instituto está impulsando la rehabilitación física en el primer nivel de atención, aspecto muy importante, porque teníamos un cuello de botella sustantivo, ya que la mayor parte de la rehabilitación física se hacía en segundo nivel de atención; no había la capacidad en el primer nivel para hacer rehabilitación física.

Y también estamos fomentando la infraestructura, para poder llevar a cabo intervenciones quirúrgicas sin necesidad de hospitalización, a través del desarrollo de unidades de medicina ambulatoria, que permiten hacer intervenciones quirúrgicas sin que se tenga al paciente en el hospital, lo cual descongestiona nuestro segundo nivel de atención, que es donde tenemos la mayor deficiencia de camas.

Estamos trabajando junto con la Secretaría de Salud, para mejorar la calidad de los servicios hospitalarios. En el año que estamos reportando se certificaron 26 hospitales y a septiembre de este año se habían certificado 17 más. Se está haciendo la visita en 7 hospitales adicionales.

Se han certificado 198 hospitales en los últimos 4 años, conforme a los criterios que establece el Consejo de Seguridad General por parte de la Secretaría de Salud.

Igualmente, el instituto en el curso de este año está fortaleciendo su programa de trasplantes. En el curso de este año estamos esperando duplicar el número de trasplantes, aumentar en 50 por ciento el número de trasplantes respecto a los que se hicieron en el año 2003.

Como parte de la atención médica que ofrece el instituto a la población del Programa IMSS Oportunidades, se está buscando llevar a cabo el mismo protocolo de intervención preventiva que se lleva a cabo para la población del régimen obligatorio del Seguro Social.

Un aspecto muy importante que hay que destacar es que con las reformas que aprobó esta soberanía a la Ley General de Salud, toda la infraestructura del Programa IMSS Oportunidades se incorpora al instituto. Ya comenté que se resolvió iniciar el Programa PREVENIMSS, se han distribuido aproximadamente 8 millones de cartillas PREVENIMSS a la población del medio rural y esperamos concluir en 2004 distribuyendo un total de 10 millones de cartillas de PREVENIMSS a la población del medio rural.

También reportar que en un trabajo conjunto con nuestro sindicato, en octubre de 2003, se incorporaron alrededor de 20 mil trabajadores del Programa IMSS Oportunidades al contrato colectivo de trabajo, reconociéndose los derechos que tenían esos trabajadores por mucho tiempo.

Y por último, en el Programa IMSS Oportunidades estamos aportando y contribuyendo al Programa de Oportunidades que encabeza la Secretaría de Desarrollo Social, atendiendo alrededor de 1.2 millones de familias en el Protocolo de Salud del Programa Oportunidades.

La siguiente por favor.

Un tema muy importante para todos nosotros, en donde se afecta directamente la calidad de servicio que le damos al derechohabiente tiene que ver con el abasto de medicamentos, las cifras que les podemos reportar a ustedes muestran que ha habido un esfuerzo por mejorar el abasto en medicamentos, con cifras de encuestas llevadas por la Secretaría de la Función Pública.

En el primero y segundo nivel de atención no se llevan a cabo todavía encuestas en el tercer nivel de atención y no tenemos ahí una medición precisa, en el primero y segundo nivel de atención estábamos alrededor del 94 por ciento, 93.7 de las recetas surtidas al 100 por ciento en el momento en que se presenta el derechohabiente.

Quiero recalcar que esto lo consideramos no satisfactorio, porque en un mes en promedio el instituto surte alrededor de 10 millones de recetas, entonces si estamos al 94 por ciento de surtimiento de medicamentos, estamos surtiendo más o menos 9.4 millones de recetas, eso quiere decir que hay 500 mil, 600 mil derechohabientes que no se les surte su receta al 100 por ciento en el momento en que se presenta en la farmacia y se tiene que regresar para que se le surta la receta en una segunda ocasión.

Entonces si ha habido una mejora, pero queremos señalar que estamos todavía insatisfechos y que es necesario economizar.

La siguiente por favor.

Independiente de la parte médica, otra parte del quehacer institucional es el área de guardias, ha sido un área en donde el Presidente Fox ha buscado darle un impulso importante. Al inicio de la administración del Presidente Fox teníamos alrededor de 102 mil niños en la capacidad instalada en nuestras guarderías, ha habido un impulso importante, y estaremos cerrando este año con aproximadamente 190 mil niños en guarderías.

Nuevamente quiero hacer hincapié, mostramos el esfuerzo que se ha hecho, pero por otro lado quisiéramos señalar que estamos muy lejos de satisfacer la demanda. La demanda potencial por guarderías, se estima en más de medio millón de lugares y si bien ha habido un esfuerzo de crecimiento de 100 mil a prácticamente 190 mil lugares, estamos todavía lejos de la demanda y tenemos que hacer un esfuerzo adicional en materia de guarderías.

La siguiente por favor.

El instituto, señores diputados, después de la Secretaría de Hacienda, es la segunda autoridad fiscal del país, y por lo tanto la forma en que lleva sus actividades de recaudación impacta directamente a la competitividad de las empresas. El instituto ha buscado ser un factor que apoye la competitividad de las empresas, a través de su Programa IMSS desde su Empresa busca la automatización de la mayor parte de los trámites.

Nos es grato reportar de patrones inscritos en el ramo IMSS desde su Empresa, que pagan sus cuotas obrero-patronales a través de Internet y hacen sus movimientos de altas y bajas de trabajadores, cambio de salarios a través de Internet, ha pasado de más o menos 8 mil patrones al inicio de la administración a prácticamente 163 mil patrones. Esos son en promedio los patrones con más número de trabajadores, tal que se tenía ya en septiembre casi 9 millones de trabajadores de los 12.5 millones de trabajadores, más de 2 terceras partes de todos los trabajadores afiliados al instituto, ya haciendo sus movimientos afiliatorios de altas y bajas de cambio a través del Programa IMSS desde su Empresa.

Y muy recientemente el instituto lanzó también la firma digital que permite que todas las transacciones tengan validez jurídica y se puedan llevar a cabo con total confiabilidad desde el punto de vista de los empresarios.

Un aspecto importante de nuestra labor de fiscalización ha sido el combate a la evasión y a la elusión de cuotas obrero-patronales. Lo que el instituto ha buscado en un contexto macroeconómico difícil ha sido que los patrones registren los salarios con los que los trabajadores realmente cotizan a sus empresas y una muestra del esfuerzo es que al inicio de la administración, alrededor de 14 por ciento de los trabajadores cotizaban sobre la base de un salario mínimo. En un contexto en donde el número total de trabajadores no ha aumentado, como ya lo vimos anteriormente, ahora prácticamente se ha reducido eso a la mitad y solamente el 7 por ciento de los trabajadores del instituto están cotizando sobre la base de un salario mínimo, los demás han subido a 2, a 3 ó a 4, mejorando tanto las finanzas del instituto, pero también con un impacto positivo para el Infonavit, porque esto también mejora recursos para el Infonavit y las cuentas de retiro de los trabajadores a través de los recursos que se canalizan al Seguro de Retiro, Cesantía y Vejez.

Reportarles, señores diputados, que el instituto impulsa un esfuerzo importante de modernización de sus sistemas. El instituto está rehaciendo todos los sistemas contables y presupuestarios, somos la organización económica más grande del país; por el instituto fluye alrededor del 3 por ciento del producto interno bruto, por lo tanto los sistemas contables, presupuestarios y de registro y de balance tienen que ser modernizados y estamos trabajando en un programa que va en buen camino para tener todo eso en tiempo real.

Se han modernizado los sistemas de abasto. Les reporto a ustedes, señores diputados, que en el curso del año de la glosa del IV Informe de Gobierno se logró ya conectar por primera vez todas las farmacias del instituto en una red de fibra óptica, están todas conectadas en tiempo real; todos los almacenes del instituto están también conectados ya en fibra óptica en tiempo real, todos tienen computadoras y se tiene ya por primera vez un seguimiento de inventarios y flujos, entradas y salidas en farmacias y en almacenes que permiten mejorar la situación del abasto.

Se ha transparentado las compras a través del portal de Internet, registrándose todo lo que se compra en el instituto. Se está instrumentando un sistema para mejorar toda el área de fiscalización y recaudación y vigencia de derechos y el instituto concluyó el desarrollo de lo que es la segunda red más grande privada de red de conexión de fibra óptica en el país que tiene el instituto, el cual le permite una plataforma de crecimiento hacia el futuro.

Muy rápidamente. El instituto se desarrolla en un marco de transparencia y rendición de cuentas, el pasado mes de junio presentamos a consideración de esta soberanía por tercera ocasión el informe de la situación financiera y los riesgos del instituto, igualmente se presentó el pasado mes de junio el informe sobre la situación de los servicios personales con todas las percepciones. Trimestralmente les enviamos a ustedes un informe sobre la situación de las reservas del instituto, sus inversiones, sus rendimientos.

Hemos recibido algunas observaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos que ha buscado atender el instituto a través de una modificación en sus reglamentos, con objeto de poder aceptar las recomendaciones sin prejuzgar la situación de una práctica indebida por parte de algún médico.

Concluyo rápidamente y les pido nuevamente una disculpa por haberme ido de esta forma tan importante.

En un contexto macroeconómico difícil, insisto, el número de asalariados afiliados al instituto es prácticamente el mismo hoy que el de hace 4 años. El instituto se concentra fundamentalmente en estas líneas de acción:

En fortalecer la medicina de familia y revalorar la prevención; en fomentar la rehabilitación para el trabajo a través del desarrollo de la rehabilitación en el primer nivel de atención; en mejorar y se desconcentró todo el abasto a todas las delegaciones; en procurar mejorar la atención de la calidad de la atención médica; se expandió el servicio de guardería; se recauda con mecanismos más estrictos y modernos; se modernizan los procesos con nueva informática y nueva tecnologías; estamos impulsando el gasto de inversión; estamos impulsando y manejando, fortaleciendo el manejo de las reservas.

La institución –no lo comenté aquí por razones de tiempo– se está modernizando, achicando las delegaciones, achicando las direcciones regionales.

Y por último, un tema conocido de ustedes, se impulsan los cambios legales y contractuales con objeto de recuperar la viabilidad financiera de la institución.

Lo que se ha logrado en este contexto realmente es un reflejo del esfuerzo de 400 mil trabajadores, casi 370 mil del régimen ordinario, alrededor de 20 mil trabajadores del Programa IMSS Oportunidades; de 400 mil trabajadores, que realmente es un trabajo ejemplar y que lo hacen en condiciones muy difíciles de todos conocida, por la situación financiera tan complicada de la institución.

Hemos hecho esfuerzos de austeridad, pero como hemos señalado en otras ocasiones, esta ruta no es sostenible en mediano plazo, por eso el instituto buscará que se cumplan las reformas a la ley que esta soberanía recientemente aprobó, que culminemos el proceso de construcción de consensos con nuestro sindicato y que avancemos en un conjunto de reformas adicionales para dar viabilidad a otros seguros como es el Seguro de Enfermedades y Maternidad, como es el régimen de gastos médicos para los pensionados en un contexto en donde podamos asegurar que con el esfuerzo de lo administrativo, el esfuerzo de los trabajadores y las reformas legales que en su momento se pueden aprobar por esta soberanía, se fortalezca a la institución y se mantenga su carácter público, su carácter tripartita y su carácter solidario que es el compromiso del Presidente de la República y que es el compromiso de la administración.

Perdón por excederme un poquito, eso es básicamente, en síntesis, lo más importante de la glosa del IV Informe que queremos poner a su consideración.

Muchas gracias, señores diputados.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Social diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, señor director.

Le damos la bienvenida, desde luego a todos los funcionarios, funcionarias que acompañan al director general del Instituto del Seguro Social a esta comparecencia y desde luego a los compañeros diputados y diputados de la comisión y los de la no comisión que también que nos hacen favor de estar en esta comparecencia, en esta reunión.

Vamos a proceder a desahogar en base al Acuerdo Parlamentario, las intervenciones.

Habrá varios compañeros que harán preguntas, después vendrá el tiempo para que el director haga las respuestas y después otro bloque con réplicas de las respuestas.

El orden es el que sigue: estaría en primer lugar el diputado Roberto Vega Galina, en seguida el diputado Manuel Pérez Cárdena, después el diputado Rafael García Tinajero, luego el diputado Jorge Legorreta Ordorica y luego el diputado Jesús González Schmal.

En ese orden vamos a desarrollar las intervenciones.

Entonces tiene en estos momentos la palabra el diputado Roberto Vega Galina, hasta por 5 minutos, para formular sus preguntas.

El diputado Roberto Javier Vega y Galina: Compañeras y compañeros diputados. Diputado Miguel Angel Alonso Raya, Presidente de la Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados; doctor Santiago Levy Algazi, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social:

Durante el periodo comprendido en el IV Informe de Gobierno, el Instituto Mexicano del Seguro Social siguió enfrentando dificultades importantes en cuanto a las prestaciones de los servicios médicos.

Parte importante de la seguridad social que, junto con las pensiones, representa la parte medular del conjunto de obligaciones que le impone la Ley del Seguro Social en beneficio de los trabajadores mexicanos y sus familias.

Esas dificultades representaron que, a pesar de la voluntad demostrada por el Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social para la ocupación de las plazas de trabajo necesarias para ello, no se pudiera poner en funcionamiento al 100 por ciento las unidades médicas, cuya construcción y equipamiento tiene tiempo de estar en condiciones de ser utilizadas para la atención a la salud.

El número de consultorios médicos que se abrieron durante este periodo señalado y el número de camas que se pusieron en funcionamiento, es verdaderamente pequeño en relación al déficit, que de acuerdo a los indicadores deberían de estar en servicio, considerando sobre todo que los indicadores que deberían utilizarse no son los números de camas, consultorios por derechohabiente usuario, sino por derechohabientes afiliados, ya que las condiciones económicas y generales del país continúan haciendo en cada una vez mayor número de afiliados que se convierten en usuarios constantes.

El abasto de medicamentos, la obsolescencia del equipo médico y la falta de mantenimiento de las unidades médico-hospitalarias siguen sin mostrar señales de mejoría y por el contrario, agravan las condiciones en que los trabajadores del seguro social tienen que prestar su servicio.

Esas circunstancias son consecuencias de una política errónea planteada por el Consejo Técnico que para el Ejercicio Fiscal del año 2004, como se ha comentado, se incrementaron las reservas de los seguros sobre el gasto de operación al imponer la obligación del instituto a ahorrar de sus ingresos un poco más de 13 mil millones de pesos, a pesar de las opiniones de la Comisión de Seguridad Social, de Presupuesto y Cuenta Pública presentados en su oportunidad.

El uso de las reservas de los seguros es para hacer frente a las contingencias que puedan presentarse, tanto lo que se refiere a una elevación en los costos de las prestaciones de los servicios, como una mayor demanda de ellos y en consecuencia es más lógico destinar parte mayor de sus ingresos a cubrir esas necesidades que incrementara el ahorro a costa de las prestaciones de los servicios.

En la operación diaria los trabajadores del Seguro Social hacen verdaderos milagros para proporcionar la atención de la calidad y de oportunidad que merecen y tienen derecho los trabajadores mexicanos y sus familias, ellos están comprometidos, desde el personal médico de la más alta preparación y excelencia, hasta los trabajadores de las demás categorías que son en su desempeño y hacen posible la superación de su trabajo y son los responsables de la mejoría de los índices de salud y expectativa de vida de más de la mitad de la población de nuestro país.

El Seguro de Enfermedades y Maternidad durante los pasados 12 meses sigue presentando un déficit importante en su financiamiento sin que se haya hecho nada para mejorar sus ingresos en ese lapso, manteniendo la falta de cobertura y creación de plazas de personal que impiden elevar la calidad de los servicios, a pesar de los denodados esfuerzos de los trabajadores sindicalizados para cumplir con su vocación de servicio este problema.

En relación a las medidas implementadas para mejorar la situación financiera del IMSS, dice el IV Informe de Gobierno que en el mes de julio de 2004, la Cámara de Diputados presentó una iniciativa para la modificación del Régimen de Jubilaciones y Pensiones de los Trabajadores del IMSS, mediante una reforma a los artículos 277-D y 286-K de la Ley del Seguro Social, la cual es una falsedad que se presenta, con la finalidad de justificar una medida que finalmente afectará la prestación de los servicios al eliminar la sustitución de personal con contratación de base, agravando los datos que hemos estado señalando.

Las reformas, hechas a la Ley del Seguro Social, dejan durante los próximos 27 años cuando menos, las mismas condiciones en las que actualmente se encuentran los trabajadores pensionados y activos del IMSS, en consecuencia, no mejorará nada la situación financiera del Seguro Social.

Dichas reformas lo que en realidad hacen es obligar al instituto que en busca de formar y de crear una reserva, que debió de haberse hecho hace más de 35 años para cubrir el costo de las jubilaciones y pensiones de los nuevos trabajadores que se empiecen a jubilar después y de cuando menos 27 años entrada en vigor; para el ejercicio fiscal de 2005, se reconoce la necesidad de aumentar el gasto de operación del Seguro Social y se propone disminuir en un 27 por ciento la obligación de incrementar las reservas, lo que esperamos que sea un respiro y representa la posibilidad de que como lo han insistido hasta la saciedad el Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social, los trabajadores vean respaldo en su esfuerzo permanente por dar una atención de mayor calidad a los trabajadores beneficiarios y a la seguridad social.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Social diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado Roberto Vega.

Ahora tiene el uso de la palabra el diputado Manuel Pérez Cárdenas de la fracción parlamentaria del Partido Acción Nacional.

El diputado Manuel Pérez Cárdenas: Muy buenas tardes, amigas y amigos legisladores, señores funcionarios:

Entre las muchas realizaciones anunciadas en su IV Informe de Gobierno, el Presidente Vicente Fox puede sentirse satisfecho de que los cambios que impulsa en el Instituto Mexicano del Seguro Social para modernizar sus servicios y ofrecer una mejor atención a sus 52 millones de derechohabientes, ya están en marcha, rindiendo frutos y constituyendo de manera moderada y responsable un ejemplo, en la construcción de los acuerdos que requiere el país.

Estos cambios han requerido conjugar habilidades para equilibrar las necesidades del presente con los problemas estructurales de orden financiero, que son sin duda, una amenaza para el futuro de la institución.

Mi partido considera que la reforma a la Ley del Seguro Social realizada recientemente por el Congreso de la Unión, representa un avance significativo e importante para establecer un nuevo marco pensionario en el país. El haber podido resolver bajo un acuerdo partidista responsable, la acumulación del pasivo laboral del instituto, pone en una línea de recuperación a la institución y eso representa un avance incuestionable.

Hoy tenemos mayor conciencia de que la reforma de la seguridad social es una de las prioridades de la agenda nacional y también tenemos más claridad sobre los costos y dificultades implícitas en su construcción. Estas dificultades no deben desanimarnos para seguir construyendo acuerdos, necesitamos pensar y actuar con un claro sentido de anticipación para evitar caer en una crisis financiera y social de consecuencias inimaginables.

Los esfuerzos que se han realizado para darle un mayor margen operativo al instituto han salvaguardado su misión social con los trabajadores y sus familias, sin embargo, esto no es suficiente. Tenemos que asegurar que los escasos recursos adicionales que tiene el instituto se apliquen con eficacia y eficiencia. Todas las reformas que hemos impulsado y las que aún hacen falta, deben finalmente traducirse en una mayor cobertura y en servicios de calidad.

Justamente el ejercicio de la glosa del Informe de Gobierno, nos debe llevar a una reflexión sobre el desempeño de la gestión pública en la seguridad social. Es momento de reflexionar hacia el interior del instituto para mejorar la capacidad de respuesta de sus programas.

De las acciones comentadas ahora por el director general, hay 3 aspectos que quiero enfatizar, para proponer algunas ideas y exponer preocupaciones orientadas a alcanzar un mejor servicio.

Primero. En el tema de las reservas financieras y actuariales, es de reconocer que se ha cumplido a cabalidad con el mandato presupuestal de la Cámara de Diputados, para alcanzar niveles razonables de ahorro. En 4 años se han triplicado las reservas existentes en toda la historia del instituto.

A diciembre de 2004, habrá cerca de 60 mil millones de pesos. Quiero aquí señalar mi preocupación para lograr definir con mayor precisión y sensibilidad, cuál es el nivel óptimo del ahorro que debe observar anualmente una institución como el Seguro Social, cuyas necesidades presentes parecen ser infinitas.

Para el 2005 fue propuesto reducir la meta de reservas respecto al presente año para oxigenar la operación. Eso concita al acuerdo de todos y sin embargo me pregunto si no valdría la pena definir mecanismos más estables y predecibles sobre el nivel de ahorro que debe observarse en los años futuros. ¿Son 60 mil millones de pesos suficientes? ¿Cuánto debemos ahorrar para lograr que este esfuerzo realmente sea parte de la recuperación financiera de largo plazo?

Segundo. Quiero destacar los avances en materia de salud preventiva en el instituto que han permitido que a la fecha 25 millones de personas, el 71 por ciento de toda la población adscrita, cuente ya con un protocolo PREVENIMSS de salud por grupo de edad para detectar y prevenir las enfermedades y padecimientos más comunes. Eso se complementa con la puesta en marcha del Expediente Clínico Electrónico, en las 106 unidades médicas con mayor demanda de servicios a nivel nacional. Este avance es y será invaluable para la salud de millones de personas, sin dejar de mencionar el previsible impacto que tendrá para aliviar los gastos médicos futuros.

Aquí externo una preocupación: ¿es esta estrategia suficiente para enfrentar el cambio demográfico y epidemiológico? Y ¿cómo institucionalizar de manera permanente la prioridad que debe tener el enfoque preventivo en la salud?

Y tercero. Las cuotas obrero-patronales han crecido en términos reales en un 9.2 por ciento de 2000 a 2004 y el salario base de cotización ha pasado de 3.73 salarios mínimos a 4.20 en el mismo periodo. ¿Cuál sería un nivel óptimo de cotización promedio en nuestro país para hacer autofinanciable el seguro de enfermedades y maternidad y especialmente el gasto médico de pensionados y jubilados? ¿Tiene el instituto previsiones de cómo evolucionar en los ingresos en el futuro inmediato y su impacto en el nivel y calidad de los servicios? ¿Hay bases financieras para esperar que el futuro sea mejor? Necesitamos dar bases nuevas al Seguro Social y esa es una tarea compartida entre poderes.

En la construcción de instituciones, los Poderes de la Unión compartimos una sola responsabilidad frente a la ciudadanía.

Muchas gracias por sus comentarios anticipadamente, señor director.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Social diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado Pérez Cárdenas.

Ahora tiene el uso de la palabra en este turno, el diputado doctor Rafael García Tinajero, de la fracción parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática.

El diputado Rafael García Tinajero Pérez: Muy buenas tardes, doctor Levy y funcionarios que lo acompañan.

Hemos analizado el informe 2003-2004 y además hemos tenido acceso a diversas presentaciones que usted ha hecho en los últimos meses. Nos llama la atención que al evaluar el instituto se haga fundamentalmente en función de sus riesgos económicos y que se asuma de entrada que los principales, por no decir prácticamente los únicos, sean los pasivos contingentes del régimen de jubilaciones y pensiones y de los servicios médicos a pensionados.

Este último –diremos entre paréntesis– forma parte del ramo de enfermedades y maternidad, aunque se le separe contablemente y en términos financieros cuente con un trato especial.

Nos preocupa que el minimizar o no tomar en cuenta otros factores se esté impidiendo un diagnóstico global de los males del instituto y que una visión tecnocrática y por lo tanto muy parcial se traduzca en propuestas de solución, como las reformas legales del 95 y del 97 que históricamente ha quedado demostrado no resolvieron los problemas financieros del instituto, a pesar de que en aquella época se nos vendieron como la respuesta a estos problemas financieros y por el contrario, han traído a veces problemas más graves; me refiero en concreto a la disminución de las cuotas patronales y creemos que también las reformas recientes a los artículos 277 D y 286 K de la Ley del Seguro Social, tendrán después de algún tiempo desgraciadamente un resultado similar.

Por otro lado, también nos llama la atención el tono con el que se habla de la situación del IMSS. Por un lado se dice que es delicada, como lo señala el informe y por otro, parecería que es suficiente con los requerimientos presupuestales solicitados para el 2005.

Por un lado parecería que hay riesgos a corto plazo, pero por el otro no se avanza en la formulación de propuestas que además de la consabida modificación del RJP (Régimen de Jubilaciones y Pensiones), atiendan otros componentes, que los hay, de esta situación.

Los problemas estructurales persistirán, entre otras cosas, porque tal parece que no hay claridad sobre las acciones que se tomarán en el resto de la administración. Nos hablaron de primeros pasos, no sabemos cuáles sean los siguientes.

La conclusión del informe son una serie de propuestas sobre la adecuación del IMSS a la dinámica laboral, la generación de reservas y la solución del RJP y entre comillado "atendiendo los denominados principios financieros del aseguramiento con carácter solidario de una institución eminentemente social". Todo esto en el marco de una gestión que parece seguir los problemas en lugar de preverlos y colocar al IMSS en otro escenario.

Nos parece que lo que se plantea para el instituto más que ser reformas que tiendan a una seguridad social universal solidaria, etcétera, parece que son adecuaciones al sistema económico que se ha seguido durante los últimos años: adecuar el instituto a una tasa de empleo decreciente; adecuar al instituto a salarios cada día más bajos; adecuar al instituto a la depresión que estamos viviendo en la economía.

En lo que toca al área médica hay 2 puntos que comentar. Primero, en el caso de surtimiento de medicamentos se ha informado que de enero de 2003 a agosto de 2004 se ha pasado del 70.2 al 93.7 de recetas médicas totalmente surtidas.

Desconocemos si esto se da porque hay un abasto de todos los medicamentos que forman parte del cuadro básico, lo cual sería deseable, o bien, y lo digo como médico, tengo la experiencia de que a veces recetamos lo que hay, porque los médicos han optado por recetar sólo aquellos medicamentos que saben con seguridad hay en existencia, aunque éstos no sean los más eficientes para una situación, para una enfermedad dada.

Si esto es así el problema ya no es solamente de surtimiento sino de eficacia de lo que se receta. Y aquí cabe la siguiente pregunta: ¿en qué medida el contenido de medicamentos en las farmacias de nuestros hospitales coinciden con lo establecido en el cuadro básico?

Vemos también que el abasto de este cuadro básico de medicamentos y el equipamiento de las unidades es asimétrico dependiendo de la delegación de que se trate, hay delegaciones ricas y delegaciones pobres. ¿Acaso no se ha planteado la necesidad de hacer más equitativa la distribución de medicamentos, insumo y equipo?

Por el camino que vamos se están creando brechas en los niveles de atención entre unidades y delegaciones y finalmente entre derechohabientes, todo dentro de un sistema que pensamos debería de funcionar homogéneamente.

Segundo, en cuanto al financiamiento de los servicios médicos es claro que en el rubro de gastos para pensionados, las proyecciones señalan un aumento de la prima de gasto de 1.88 por ciento sobre el volumen salarial de 2003 al punto 06 estimado en 2004 pero que se incrementará hasta el 7.98 en 2050.

Se ha señalado que las primas que podrían equilibrar los ingresos y gastos de los ramos de aseguramiento, dependen en forma esencial, de lo que pase con el RJP. Esto sin contar la carga administrativa y la presión demográfica que en este periodo se generará. La pregunta en este caso es elemental: ¿cómo atender el financiamiento de un seguro cuando las variables de control se sujetan a ritmos de crecimiento exponencial que no pueden suavizarse, compromisos institucionales que no pueden desconocerse ni obviarse y niveles de eficacia que por mucho que mejoren nunca implicarán niveles de gasto cero.

¿Hasta dónde la estrategia de separar grupos de riesgo, sobre todo en términos de financiamiento, enfrenta horizontes que nos obligan a buscar esquemas alternativos de gestión, de riesgos, de atención y financiamiento. Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Social diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado García Tinajero.

Tiene la palabra el diputado Jorge Legorreta Ordorica, del Partido Verde Ecologista de México.

El diputado Jorge Legorreta Ordorica: Con su permiso, señor Presidente; señor director bienvenido.

La seguridad social es uno de los rubros que más preocupan a la sociedad y a este gobierno. Esto se debe a que las 2 grandes instituciones que prestan esta asistencia, como lo son el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Instituto de Seguridad Social y Servicio de los Trabajadores al Servicio del Estado, operan con números rojos, de tal forma que están al borde de la quiebra, especialmente el primero de los mencionados ya que con el consecuente desabasto de medicinas y faltante de instrumental médico se refleja en la mala prestación de ese vital servicio.

El IMSS da protección médica y social a más de 40 millones de mexicanos, ya que cuenta con una base de trabajadores afiliados, cercana a los 11 millones, que junto con los patrones y el gobierno, sostienen financieramente con sus cuotas al instituto.

Las dificultades financieras del IMSS se atribuyen a muchos factores, por ello hoy en día existe un debate relacionado con el uso, destino y rendimiento de los ahorros que los mexicanos hacen para financiar sus pensiones.

Sabemos que el instituto ha hecho un importante esfuerzo para incrementar sus reservas financieras y laborales y que mantiene una participación accionaria en la Afore 21.

Por esa razón nos gustaría tener su opinión respecto a la experiencia que el IMSS ha obtenido en el manejo y rendimiento de estas inversiones en relación a las que ofrecen el resto de las Afores privadas.

El tema es medular tanto para garantizar que llegado el momento de pensionarse, las rentas vitalicias que se otorguen sean las más altas y permitan mejores niveles de vida a todos a quienes en el futuro sean jubilados y pensionados en este país.

Por ello, señor director, nos podría usted decir ¿qué diferencia existe entre los rendimientos obtenidos por la inversión de las reservas del IMSS y los rendimientos obtenidos por la Afore 21 en los últimos años?

¿Considera que el instituto es un buen administrador financiero y cómo ha aprovechado la institución las oportunidades de inversión, a efecto de tener mayores rendimientos con menores riesgos?

Por otro lado, el 29 de junio pasado, Guadalajara, Jalisco, el IMSS y la comisionada de la Agencia de la Seguridad Social de los Estados Unidos de América, firmaron un convenio en materia de seguridad social. Uno de los aspectos que nos preocupan es la migración de jóvenes, fundamentalmente del área rural, es decir del sector campesino a los vecinos del norte.

Es del dominio público que este fenómeno no ha disminuido, por lo que debe de ser prioridad gubernamental buscar esquema de protección a los derechos de los trabajadores migrantes.

Tenemos ejemplos de movilizaciones sociales, de lo que pasa cuando trabajadores mexicanos no recibieron la protección de la seguridad social ni mexicana ni americana, por ello nos parece algo digno de encomio el esfuerzo realizado por el Instituto Mexicano del Seguro Social para dar los primeros pasos en la firma de ese acuerdo.

Sin embargo, nos quedan algunas dudas al respecto, por lo que le solicito nos explique con mayor detenimiento cuáles son los verdaderos alcances de este convenio que creemos ha sido insuficientemente difundido y evaluado en toda su dimensión social.

¿Qué ventajas tendrán los trabajadores mexicanos, una vez que finalice el proceso de ratificación legislativa en ambos países?

Estos serían mis cuestionamientos y, por sus respuestas, se lo agradecería mucho.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Social diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias diputado Jorge Legorreta.

Y ahora tiene la palabra el diputado Jesús González Schmal, del Partido de Convergencia.

El diputado Jesús Porfirio González Schmal: Señor director del Instituto Mexicano del Seguro Social. Compañeros Presidentes de las comisiones anfitrionas de este acto.

De veras que no acaba uno de sorprenderse esta tarde, de lo que aquí se ha dicho. Un informe verdaderamente festivo de parte del director del Instituto Mexicano del Seguro Social respecto de lo que esta institución ha alcanzado en los últimos tiempos.

Y, enseguida, el apologista de la reforma del Seguro Social aquí en la Cámara de Diputados, el diputado Pérez Cárdenas, concluye su participación preguntando ¿serán los montos de ahorro los suficientes para asegurar, para atender las demandas de las obligaciones laborales y con los derechohabientes del Seguro Social en el futuro?

Y uno se pregunta enseguida: entonces ¿qué no se hicieron los estudios verdaderamente cuantificados, serios, para precipitar por sobre la nación una reforma verdaderamente por una parte innecesaria y por la otra, inconstitucional?

¿Por qué se sacudió a la nación? ¿Por qué se desplegó una campaña queriendo atribuir a los trabajadores del Seguro Social la culpa de una pérdida de los fondos del Seguro Social que desde hace –como aquí lo dijo también Pérez Cárdenas– 35 años deberían de haberse integrado? ¿En dónde está pues la seriedad de los cálculos de las necesidades del Seguro Social para que se le propongan a esta Cámara?

No con un "a ver si se puede", o con un dejo de posibilidades sino con la seguridad de un cálculo actuarial verdaderamente serio y profundo.

Yo no creo de veras que por este camino, señor director del IMSS, se pueda llegar muy lejos en esta benemérita institución que evidentemente en la historia nacional es la conquista más relevante de la clase trabajadora más importante por su trascendencia, por su incidencia social.

Otra vez incurre usted como lo hicieron sus antecesores, en coaligarse con la Sedesol para el famoso "plan de oportunidades". El Seguro Social tiene obligación con sus derechohabientes, tiene obligación con ellos exclusivamente. Si va usted a hacer los mismos equívocos de los Coplamares de Echeverría y de otros desaciertos que fueron desfondando al Seguro Social, va a estar usted al final de cuenta, dando los mismos resultados que sus antecesores; es decir, un Seguro Social que en vez de robustecerse, de generar confianza, está cada día más limitado. Y hay que verlo, de veras, por las quejas, por las insatisfacciones que los usuarios de estos servicios manifiestan.

Ante la Comisión de Derechos Humanos, bien lo sabemos, es el Seguro Social el que capitaliza, el que liderea en quejas, en inconformidades de los usuarios.

Tenemos pues que ver en esta dimensión los hechos. ¿Qué pasa, señor director, con las licitaciones del Seguro Social? Sabemos que durante el año de 2003 quedaron desiertas 660 licitaciones. Estos son los clásicos subterfugios para hacer después adjudicaciones, para que ganen dinero los que están manejando estos beneficios, estas prebendas, estas patentes que usted les otorga.

Sólo un 52 por ciento de las 52 inconformidades se consideran procedentes. Quiere decir que el Seguro Social está dilapidando dinero en estos giros, en estos rubros.

El mismo Programa PREVENIMSS. ¿Cómo puede usted decirnos que tengamos confianza en la Secretaría de la Función Pública como fiscalizador del éxito de este programa? Hemos visto los paquetes, las toneladas de posters y de volantes que se tiran porque no han llegado realmente a calar en el usuario.

Hay otros mecanismos más importantes, pero por sobre todo en prioridad, tener los medicamentos, el equipo, las instalaciones, las unidades familiares, lo que fue el IMSS en sus mejores tiempos, que lo ha perdido lamentablemente y que por cierto hoy es poco promisorio su futuro si en manos de ustedes sigue queriendo aumentar los ingresos de las cúpulas de burócratas en los altos puestos y generando inconformidad en la planta de trabajadores, a los que ustedes han lastimado, a los que ustedes han infamado y a los que ustedes ciertamente no les están dando su lugar para que el IMSS resurja como lo que fue en su original concepción y pueda darle al pueblo trabajador los mejores servicios que se merecen.

Muchas gracias por su atención.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Social diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado González Schmal.

Tiene ahora el uso de la palabra, para dar respuesta a las intervenciones e interrogantes, el doctor Santiago Levy.

El Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social Santiago Levy Algazi: Muchas gracias, diputado Raya. Muchas gracias a todos los diputados por sus preguntas y sus comentarios.

Empezaría en el mismo orden en que fueron formuladas con el diputado Roberto Vega. En efecto, coincidimos con el señor diputado Vega. El año 2003-2004 siguió siendo un año de dificultades importantes porque, a pesar de que hubo esta recuperación económica, desafortunadamente la recuperación económica, el crecimiento del producto no fue suficiente para generar un crecimiento de los afiliados al instituto y seguimos todavía con un promedio de afiliados inferior.

En efecto, sí fueron años difíciles y fueron años en donde, como usted bien señala, los trabajadores siguieron en condiciones en donde no hay el mantenimiento que debe de haber, no hay los recursos para la conservación que debería de haber y sin duda alguna falta equipamiento, falta inversión en mantenimiento y falta inversión en más camas y en más clínicas. Coincidimos totalmente con su diagnóstico. Así lo hemos señalado en los informes.

Parte de su comentario tiene que ver con un problema fundamental y me voy a permitir aquí ligarlo también con algunas de las preguntas de los señores diputados, en relación a el balance entre gasto y reservas, y es una de las decisiones probablemente más difíciles que enfrenta el instituto.

Las proyecciones financieras que tiene el instituto muestran que la situación financiera será aún más delicada en el periodo que va a llegar más o menos hasta el año 2020, 2022. Si el instituto no ahorra recursos y todos sus ingresos se destinarán al gasto de este año y los ingresos del año subsecuente al gasto del mismo año, el problema que tendría es que los recursos que se van a tener en el 2016, en el 2012 van a ser claramente insuficientes para las necesidades aún mayores que tendremos en esos años y lo que se observaría es un deterioro en la calidad del servicio y una reducción en los recursos por derechohabiente.

La política de formación de reservas lo que busca es estabilizar el gasto del instituto en el mediano plazo. Claramente nos gustaría estabilizar el gasto del instituto en un nivel más alto, en un nivel que permitiera tener particularmente un gasto de operación por derechohabiente más alto del que estamos ejerciendo hoy en día, que permitiese mayores inversiones tanto en equipamiento como en infraestructura, como en conservación y mantenimiento.

El problema es que no lo podemos hacer con la actual estructura de contribuciones y con el actual nivel de empleo porque el instituto no recibe ninguna otra aportación más allá de las aportaciones tripartitas que lleva a cabo el Gobierno Federal, los trabajadores o los patrones afiliados. Entonces esa es la decisión más difícil que tenemos. En esa decisión si se estuviera ahorrando todo lo que deberíamos de ahorrar para reservar plenamente los pasivos laborales que se están generando, el instituto debería de ahorrar más de 13 mil millones de pesos.

Sin la política financiera del instituto, reservemos plenamente todos los pasivos laborales que se generan durante el periodo en curso para evitar problemas a futuro, la formación de reservas en el 2004, debería de ser superior a los 13 mil millones de pesos. Sin embargo eso llevaría a un gasto de operación aun inferior al que tenemos en el 2004 que sabemos todos que es insuficiente.

Por otro lado, si fuese menos, implicaría que el problema que va a enfrentar el instituto en el 2012, en el 2015, en el 2016, será aún más difícil con un gasto de operación aún más bajo que el que estamos ejerciendo en el 2004.

Entonces ese es el dilema que enfrentamos y un poco el instituto está obligado a respetar aquí lo que finalmente dictamina la Cámara de Diputados.

La meta de reservas la establece la Cámara de Diputados anualmente en el decreto de Presupuesto de Egresos; o es facultad del Consejo Técnico determinar la meta de reservas.

Una vez que se fija la meta de reservas, nosotros tenemos que darle cumplimiento a esa meta de reservas y tratar de lograr ese equilibrio.

Pero coincido, para tratar un poco de abordar las preguntas del diputado Manuel Pérez Cárdenas, en que fue un año difícil, fue un año como en años anteriores, diputado, los trabajadores del instituto sin duda se desplegaron de manera ejemplar y como siempre cumplieron en condiciones bien difíciles que lo que siempre han hecho en la historia del instituto.

Muy brevemente las preguntas del diputado Manuel Pérez Cárdenas, ya las contesté parcialmente; la pregunta: ¿son 60 mil millones de pesos de reservas, suficientes para los problemas que va a enfrentar el instituto hacia delante? La respuesta es ¡No! La respuesta es que deberíamos de tener un nivel de reservas mucho más alto.

Solamente el pasivo laboral, ya devengado a la fecha, al 31 de diciembre del año pasado, era de aproximadamente 400 mil millones de pesos.

Entonces estos 60 mil millones de pesos es la suma de las reservas para el fondo laboral y de las reservas para los ramos de aseguramiento. De estos 60 mil millones de pesos, alrededor del 60 por ciento son para el fondo laboral, alrededor del 40 por ciento son para el ramo de aseguramiento.

Las reservas que tenemos para el fondo laboral, claramente son insuficientes respecto a las necesidades futuras que vamos a enfrentar. Y las reservas que tenemos para los ramos de aseguramiento con las previsiones que tenemos de la transición epidemiológica y del cambio demográfico en la estructura de edades de la población que vamos a atender, también señalan que son insuficientes.

Entonces estamos en un dilema muy difícil en donde sí estamos haciendo un esfuerzo de ahorro, porque no hacerlo sería dejar al instituto en condiciones aún más complicadas en el futuro, pero donde también tenemos que reconocer que el ahorro que estamos llevando a cabo, es insuficiente.

Me dirijo a su comentario sobre avances en salud preventiva. Este es uno de los aspectos fundamentales que busca ser una respuesta propositiva, por un lado a nuestra obligación central que es procurar mejor nivel de vida para los derechohabientes. En la medida en que tengamos éxito en la salud preventiva, evitaremos una gran cantidad de sufrimiento futuro.

Es difícil saber con la experiencia que solamente tenemos de 2003 y de 2004 con la operación de PREVENIMSS, exactamente cuánto incidiremos en las frecuencias futuras de la incidencia de las diferentes enfermedades.

Le puedo decir que sí estamos aumentando en la detección de cáncer cérvico-uterino, sí estamos aumentando en la detección de hipertensión y que claramente éstas mayores detecciones que estamos haciendo de estos 2 ejemplos que pongo, cáncer cérvico-uterino e hipertensión arterial, se deben de traducir en frecuencias mucho menores de casos graves de cáncer cérvico-uterino futuro porque lo estamos tratando antes, o de hipertensiones que pueden llevar a complejidades médicas aun mayores en el futuro.

Pero todavía no tenemos suficiente experiencia para tener algún cálculo actuarial de cómo se traduce esto en una menor siniestralidad en el futuro.

Por último, ¿cómo atender la problemática de gastos médicos de pensionados? Creo que tiene que ser una mezcla de varias estrategias. El problema es tan complejo que es difícil pensar que una sola estrategia lo pueda lograr.

Por un lado claramente se requiere una política de formación de reservas porque sabemos que tanto la estructura piramidal de la población como las patologías que vamos a enfrentar a futuro, incidirán en un gasto per cápita mucho mayor a futuro que el que tenemos hoy en día. Entonces claramente parte de la respuesta es una política de formación de reservas para el seguro de gastos médicos de pensionados; parte de la respuesta es la prevención y parte de la respuesta es la investigación médica que permita que tal vez algunos padecimientos que hoy en día no tienen cura y tienen una característica de ser un padecimiento crónico-degenerativo, pueda eventualmente con el avance de la ciencia médica detectarse algún tipo de cura y convertirse en un padecimiento que sí pueda ser curado 100 por ciento sin que dure permanente.

El instituto tiene un área de investigación, desafortunadamente no suficientes recursos con ella. Hemos creado una fundación y estamos buscando recursos adicionales. Estamos por lanzar unos proyectos de investigación particularmente en el área de diabetes, que es una de las áreas que más preocupaciones genera al instituto en materia de salud de nuestros derechohabientes y esta mezcla de investigación que permita a futuro desarrollar nuevos tratamientos junto con la formación de reservas y junto con la prevención, es la estructura que tenemos que hacer.

Tendremos que fortalecer también, como lo hemos comentado en los informes y lo comentaré más adelante en respuesta a otras preguntas de los señores diputados, la estructura de ingresos del seguro de gastos médicos de pensionados, porque claramente lo comentaba ya otro diputado la estructura de primas que tenemos muestra claramente que la prima del seguro de gastos médicos de pensionados es insuficiente respecto a las necesidades actuales y sobre todo respecto a las necesidades futuras que se dan hacia delante.

Muy rápidamente el diputado Legorreta Ordorica del Partido Verde Ecologista, la pregunta sobre el rendimiento de las inversiones del instituto. El instituto tiene 2 papeles en su carácter de inversionista. Por un lado los 50 y tantos mil millones de pesos serán 60 mil millones de pesos hacia final de este año que el instituto invierte, son recursos propios del instituto que tiene 2 destinos: por un lado las obligaciones pensionarias del instituto para con sus propios trabajadores, por otro lado los ramos de aseguramiento particularmente los seguros de invalidez y riesgos de trabajo.

Esos recursos los maneja directamente el instituto a través de una unidad de inversiones financieras que es parte de la estructura del instituto. Sí es grato señalar que los rendimientos que ha obtenido el instituto en sus reservas han sido rendimientos que han estado por encima del mercado.

En el último informe que pusimos a consideración de esta soberanía señalábamos nosotros que para el periodo de 97 a diciembre de 2003, el promedio del rendimiento de las Afores en términos reales, es de 2.9 por ciento. Pero el promedio de rendimiento en las reservas que maneja el propio instituto ha sido de 3.6 por ciento.

Entonces sí es satisfactorio señalar sin festinar ni mucho menos, simplemente señalar que la evidencia a la fecha ha mostrado que las inversiones realizadas por el instituto han tenido una tasa de rendimiento real mayor.

El instituto también tiene un doble papel de inversionista en su carácter de accionista al 50 por ciento de la Afore XXI. La Afore XXI a su vez ha tenido rendimientos superiores al promedio de las Afores, aunque un rendimiento inferior al propio rendimiento que han obtenido los recursos del instituto.

La Afore XXI en el periodo que me refiero de 97 a 2003, ha tenido un rendimiento de 3.4 por ciento real, superior al promedio de todas las Afores que es de 2.9 pero ligeramente inferior al promedio que ha tenido el instituto que es de 3.6 por ciento.

No omito señalar, señores diputados, que en el informe que se puso a consideración de esta soberanía el pasado mes de junio se incluyó un capítulo adicional relativo al manejo de las reservas del instituto, en donde se dan algunas indicaciones estadísticas del grado de riesgo con el que se manejan las reservas, la viabilidad de las inversiones y la dispersión de sus inversiones en tiempos en tasas reales, en tasas nominales y en diferentes plazos. Y adicionalmente trimestralmente entregamos informes sobre la composición de las reservas.

Me dirijo ahora, señor diputado, a lo relativo al convenio en seguridad social con Estados Unidos. En efecto, el pasado mes de junio se firmó por parte de su servidor y la seguridad en Estados Unidos un proyecto de convenio que para que tenga fuerza de ley deberá ser ratificado en su caso y en su momento por el Senado de la República por un lado y por el Congreso de los Estados Unidos por otro lado.

En caso de que esto ocurra tengo la certeza de que esto serán buenas noticias para los trabajadores mexicanos. El alcance del convenio básicamente permite hacer lo siguiente:

Como usted bien señaló, hay trabajadores mexicanos que pasan parte de su vida laboral en Estados Unidos y parte de su vida laboral en México, pero no cotizan los suficientes años en el Seguro Social para que conforme a la legislación vigente tengan derecho a una pensión. Tampoco cotizan sin embargo suficiente tiempo en Estados Unidos para que conforme a la legislación de Estados Unidos tengan derecho a una pensión.

Lo que el convenio permite es sumar los periodos de cotización de los tiempos trabajados en Estados Unidos más el tiempo trabajado en México para que al sumar todo el tiempo laborado, independientemente de México o Estados Unidos, se pueda acceder a una pensión. Esa pensión sería pagada por forma por la parte que trabajó en Estados Unidos, por la seguridad social americana, por la parte que trabajó en México, por el Instituto Mexicano del Seguro Social.

El convenio es extensivo para trabajadores americanos o para trabajadores mexicanos. Pero como claramente es mucho mayor el número de trabajadores mexicanos que han trabajado en Estados Unidos, que el número de trabajadores estadounidenses que ha trabajado en México, los beneficios son asimétricos y hay una ganancia mucho mayor para México que la ganancia que se tiene para Estados Unidos, ganancia que será progresiva, insisto, en caso que esto se convierta en ley.

Por otro lado, el convenio también evita la situación de doble tributación de empresas que cotizan a la seguridad social en Estados Unidos y en México para sus propios trabajadores en ambos países. Entonces también será un fomento para la competitividad.

Diputado García Tinajero, una disculpa, me salté la pregunta, contesté la otra, estaba aquí pegada y le ofrezco una disculpa.

Usted señala que en los informes que han puesto a consideración del Presidente de la República y del Congreso, se han enfatizado fundamentalmente los riesgos derivados del régimen de jubilaciones y pensiones y de los gastos médicos de pensionados.

En efecto, son los 2 que hemos señalado como los 2 más importantes, mas no los únicos y sin duda alguna hay otros riesgos que el instituto enfrenta y que también han sido reportados en el informe correspondiente.

Desde el punto de vista cuantitativo, claramente esos 2 son los 2 riesgos que de no atenderse ponen en grave riesgo la viabilidad de la propia institución. Pero hay otro tipo de riesgos que también enfrenta el instituto y que los hemos reportado en el informe y muy brevemente me permito señalar 2.

Un riesgo es toda la problemática litigiosa que enfrenta el instituto, derivado de un conjunto de litigios de orden fiscal, laboral, por juicios, por incapacidades, por juicios fiscales, por juicio de diverso orden.

Como hemos reportado en el informe, suman un pasivo contingente de alrededor de 20 mil millones de pesos, pasivo que es muy difícil de mencionar en qué momento será obligatorio para el instituto, en función de que el instituto en diversas instancias judiciales está llevando a cabo la defensa del interés institucional, con objeto de tratar de minimizar el pago de esos dichos pasivos en diferentes juicios; pero sí es un riesgo importante que en su momento puede representar una presión sobre finanzas institucionales.

Otro riesgo que consideramos que debe ser atendido con importancia, es el relativo al mercado de medicamentos. Se comentó por parte del diputado González Schmal también, la problemática de las situaciones oligopólicas en el mercado de medicamentos, situaciones que pueden llevar a que se concentre el abasto en un poco número de proveedores, en algunos casos solamente en un proveedor, concentrado en medicamentos de patente, y que pueden poner al principal consumidor de medicamentos en el país, que es el Instituto Mexicano del Seguro Social, en una situación de desventaja respecto a los proveedores, situación que consideramos inadecuada.

Esta soberanía ha discutido en diversas ocasiones reformas a la Ley General de Salud, particularmente a unos artículos que tienen que ver con el éxito de planta. Hemos tenido la fortuna de ser escuchados por los señores diputados de esta comisión y de la Comisión de Salud, en donde hemos expresado preocupaciones de que sería un riesgo para el instituto la concentración posible que se impondría al mercado de medicamentos en el instituto.

Su pregunta muy directa respecto al surtimiento de medicamentos. Los medicamentos que se recetan en el instituto son los del cuadro básico, que se elaboran conjuntamente con la Secretaría de Salud, con el ISSSTE, con el ISSFAM y con otras instituciones prestadoras de servicios de salud en el marco del Consejo de Salubridad General.

Estos medicamentos, una vez que se elabora el cuadro básico, están abiertos todos los medicamentos para que los médicos del instituto puedan recetar cualquiera de esos medicamentos y las encuestas se refieren a la totalidad de los medicamentos que recetan los médicos del instituto.

La calidad de los medicamentos han mejorado, desde el punto de vista de que hace aproximadamente 2 años se tomó un acuerdo por el Consejo de Salubridad General, de que las instituciones públicas de seguridad social y salud, solamente compraran medicamentos genéricos intercambiables, lo cual asegura que pasen estas pruebas de equivalencia y biodisponibilidad desde el punto de vista del elemento activo, para tener un efecto positivo sobre el derechohabiente.

La última parte de su intervención se refiere también al tema de gastos médicos de pensionados. Usted bien señaló que la prima del seguro de gastos médicos de pensionados ya es insuficiente; es correcto, así lo hemos señalado.

La prima de equilibrio del seguro de gastos médicos de pensionados depende de 2 cosas, depende de muchos factores, pero dos que son importante destacar: de en qué momento se eleva la prima del 1.5 por ciento actual al 2, 2.1, porque no es lo mismo que se eleve en el 2005 a que se eleve en el 2010 y a cuánto se eleva o gradualmente, o a cuánto se eleva, porque eso nos da el periodo de acumulación de reservas.

En el informe que se entregó el pasado mes de junio, hay diferentes cálculos sobre proyecciones para que suba la prima. Ahí señalamos que la prima puede subir por 3 razones diferentes: o porque aumentan las aportaciones obreras o porque aumentan las aportaciones patronales o porque aumentan las aportaciones gubernamentales.

Y las propuestas que están contenidas en el informe, se refieren fundamentalmente a las bondades de existir la disposición presupuestaria pudiera ser el componente gubernamental el que aumentase, ya que en seguro de gastos médicos de pensionados, ocurre una simetría respecto al seguro de enfermedades y maternidad.

No hay la contribución gubernamental tripartita, que sí existe para los trabajadores en activo, pero que no existe para los trabajadores ya jubilados, situación que genera esta simetría, y que sugiere que el primer canal para poder fortalecer la prima de seguros de gastos médicos de pensionados, insisto, en caso de que hubiera recursos presupuestarios disponibles con motivo de una reforma fiscal o lo que fuese, tema que no abordamos en este momento no es de nuestra competencia, pero en caso de que hubiese disponibilidad de dichos recursos, sentimos que lo mejor sería el fortalecimiento de la prima a la brevedad, para que pudiera eso alcanzar un nivel un poco más alto y generar un proceso de acumulación de reservas, digamos, de aquí al 2018, 2020, para que después aminorara los problemas que tenemos más hacia delante.

Por último, y pido una disculpa porque me excedí un poco más del tiempo que me corresponde, las preguntas del diputado Jesús González Schmal, señalar, señor diputado, que las valuaciones actuariales que ha llevado el instituto, son valuaciones actuariales que, como respuesta al mandato que está establecido en la propia Ley del Seguro Social, deben ser dictaminadas por auditores externos. De esta manera los informes que presentó el instituto, tanto sus estados de resultados, sus balances y su situación de sus pasivos y activos, al igual que las proyecciones actuariales para los diferentes seguros, particularmente de invalidez, riesgos de trabajo, gastos médicos de pensionados, y al igual que la valuación del pasivo laboral, derivado del Régimen de Jubilaciones y Pensiones fueron, señor diputado, valuaciones que se hicieron con auditores externos y el instituto presentó tres diferentes dictámenes, que contribuyen a darle certidumbre a los resultados que se presentaron.

Respecto al tema de pérdida de fondos, señala que la reforma del 95 implicó que las obligaciones pensionarias, que el Instituto Mexicano del Seguro Social tenía para con todos los trabajadores activos hasta el 30 de junio de 97 o ya jubilados hasta esa fecha, fueran absorbidas por el Gobierno Federal.

De esta manera ya no representan una carga sobre las finanzas institucionales, son financiadas directamente por el Gobierno Federal a través de las pensiones en curso de pago.

Respecto al Programa IMSS Oportunidades, señalar, muy respetuosamente, señor diputado, que nosotros consideramos que el Programa IMSS Oportunidades es un activo del país, que ha desempeñado un papel fundamental en los últimos 25 años, como un elemento importante de la política de combate a la pobreza extrema en el país, particularmente en el medio rural, y que el financiamiento del Programa IMSS Oportunidades no incide sobre el financiamiento del régimen ordinario.

El Programa IMSS Oportunidades es financiado directamente con un subsidio que es transferido al presupuesto del instituto del presupuesto del Gobierno Federal. Aquí sí hay un subsidio directo a diferencia del régimen ordinario y son aportaciones estatutarias tripartitas, en el caso de del Seguro Social, y que permite que se lleve a cabo esta acción.

El hecho de que el programa se explote simultáneamente junto con el régimen ordinario del instituto, sí permite ciertas sinergias, sí permite ciertas economías de escala.

Por último, respecto al tema de las licitaciones, el instituto ha procurado transparentar todo lo relativo a sus adquisiciones, no solamente de medicamentos sino todos los bienes de inversión, de equipamiento, y señalaba yo muy brevemente durante mi intervención al inicio de la comparecencia, que en la página de Internet, en el rubro de IMSS (inaudible) se establece a qué proveedor se compró, si fue por licitación, si fue por licitación nacional, internacional, si por invitación a 3 proveedores o a un solo proveedor, si fue por licitación directa, a qué promedio-precio los volúmenes y la información está disponible por todas las delegaciones.

También hubo un comentario de delegaciones ricas y pobres, se busca desconcentrar, y ya se ha hecho ya en el curso de 2003 y 2004, desconcentrar la totalidad del gasto en medicamentos a las delegaciones. Ya no se hace el gasto, no se ejerce centralmente, cada delegación licita, cuando tiene sus requerimientos y tiene sus necesidades.

Por último, coincidir con usted, señor diputado, en la PREVENIMSS, el programa sí es muy importante, sí estamos muy esperanzados de que tenga un beneficio directo a mediano plazo sobre la salud de los derechohabientes, y que pueda contribuir a la salud del resto de los mexicanos a través de la campaña de difusión social y con licitación que estamos haciendo, de la necesidad de priorizar la prevención en lugar de la curación solamente.

Muchas gracias y perdón por excederme un poquito en el tiempo.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Social diputado Agustín Miguel Alonso Raya: No, gracias. Al contrario.

Gracias al director del Instituto Mexicano del Seguro Social, doctor Santiago Levy.

Y ahora pasaremos a la réplica de cada uno de los compañeros que así deseen hacer uso de este recurso, de quienes intervinieron.

Por parte del Partido Revolucionario Institucional tiene para derecho de réplica, la palabra el diputado Roberto Vega y Galina.

El diputado Roberto Javier Vega y Galina: Muchas gracias.

Creo que el problema que enfrenta esta gran institución es un problema, como lo mencionaba el señor director, es un problema que tiene varias aristas, que tiene varios temas que se han abordado, que se han hecho diagnósticos en diferentes comparecencias, pero que eso no ha mejorado de ninguna manera lo que es preocupante para, en este caso para el Partido Revolucionario Institucional y yo creo que para todos los mexicanos, que es mejorar la calidad del servicio.

Y hablar del Seguro Social no es única y exclusivamente el servicio médico; se ha hablado aquí de las prestaciones sociales y económicas, las áreas administrativas, las áreas de recaudación y de fiscalización y en todas ellas el Seguro Social se tiene que modernizar, y entonces nosotros consideramos que no es razonable que se ahorre cuando se tienen necesidades inaplazables, que impiden prestar un servicio de calidad y con oportunidad.

Las unidades, las áreas de trabajo del Seguro Social están totalmente rebasadas, bastaría con escuchar no nada más como se mencionaba aquí, el señalamiento de la mala calidad que se presta en las instalaciones, sino el número de acciones, como se mencionaba aquí, de que se surten en un día más de 10 millones de recetas médicas.

Entonces creo que el Seguro Social se le tiene que dar la oportunidad de mejorar sus ingresos y no podemos mejorar los ingresos si no se hacen políticas claras de crecimiento en el empleo y con salarios dignos. Y,

Segundo. Se necesita hacer un ajuste en las cuotas patronales y de las aportaciones del gobierno, que aquí se mencionó que en 95, de la ley del 95 y que se implementa en 1997, hay una reducción en las cuotas patronales, con el compromiso de esto; de mejorar y que haya crecimiento en el empleo y salarios y escuchamos aquí claramente que el número de cotizantes o la base de cotizantes está por debajo de cuando se inicia la administración hace 4 años, la administración de este Gobierno Federal.

Las mismas modificaciones que se le hace a la Ley del Seguro Social, como ya lo mencionamos, no resuelven el problema de la institución; el problema financiero de recursos frescos, como se había mencionado, como se dijo que iba a ser, insisto, para que mejoráramos la calidad del servicio, cosa que ahí están las modificaciones; el presupuesto que se está dando para el 2005 no es suficiente, aunque podemos dar el mismo servicio con los mismos reclamos y con las mismas ineficiencias que se tienen que dar necesariamente por la falta de lo necesario para poder trabajar.

El problema es el envejecimiento del equipo médico o del equipo que se tiene que modernizar las diferentes áreas del Seguro Social. No es únicamente, señalando pretender lesionar los derechos de sus trabajadores, porque efectivamente hay pasivos contingentes.

Leíamos las críticas por el incremento salarial que se le dieron a sus trabajadores, pero la institución se maneja y funciona gracias a ellos y ellos, como cualquier mexicano, también tienen derecho a tener prestaciones y salarios dignos.

Estoy de acuerdo, el Programa IMSS Oportunidades es un programa, no es un programa sexenal, no es un programa electorero; es un programa que le ha dado realmente prestigio y le ha dado la oportunidad a los que menos tienen, a los marginados, de poder allanarse de servicios médicos para mejorar también lo que ellos tienen derecho como mexicanos, de tener derecho a la salud.

Ojalá estuviéramos platicando, ojalá estuviéramos discutiendo cómo podemos hacer posible que la seguridad social sea universal y no estar preocupados por 50 millones de mexicanos, sino realmente poder hacer un plan muy ambiciosos para que la seguridad social pueda ser universal y sea un derecho de todos los mexicanos, independientemente del salario, del grupo de cotización que tengan.

Creo que ese será uno de los grandes retos de todos, no nada más de los trabajadores que estamos en la operación, de las administraciones del Gobierno Federal, de la cúpula empresarial, de todos y cada uno porque sabemos cuál es el problema del Seguro Social. Si nos las pasamos en discursos y en comparecencias, pues definitivamente no vamos a lograr absolutamente nada, tiene que haber un compromiso y un deseo de sacar adelante a una institución, 61 años de historia acompañando a los mexicanos en mejorar la calidad de su servicio.

Por su atención, muchísimas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Social diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado Roberto Vega Galina.

Tiene ahora, para réplica, por parte de la fracción del Partido Acción Nacional, la diputada Gisela Juliana Lara Saldaña.

La diputada Gisela Juliana Lara Saldaña: Gracias, Presidente. Compañeros legisladores, señor director:

De la intervención que acaba de realizar, señor director, quiero detenerme en algunos aspectos que considero de gran importancia para avanzar justamente hacia un mejor funcionamiento del instituto.

Es necesario que enfoquemos nuestra atención para lograr que los recursos que el instituto vaya generando y liberando, se traduzcan en corto plazo en una mejor atención y una mejor calidad de los servicios a los derechohabientes.

En primer término estamos conscientes y nos parece muy adecuado que se esté realizando un esfuerzo tan importante en materia de salud preventiva. El haber entregado ya 25 millones de acciones PREVENIMSS nos parece un avance considerable, al tener apenas 2 años de operación, sin embargo, hay un total de 42.5 millones de derechohabientes por lo que también estamos interesados en saber en cuánto tiempo se estima que todos estén incorporados y sobre qué indicadores nos van a permitir valorar los beneficios de estas acciones.

Nos gustaría también conocer el análisis, costo-beneficio de esta estrategia. Sabemos que los resultados de las acciones preventivas se observaran en mediano y largo plazo.

Sin embargo, quisiéramos que se estableciera un compromiso de parte de usted para con nosotros, para que nos hiciera llegar de manera periódica, la evolución del programa, así como un informe general sobre la situación de los servicios médicos para conocer los avances en los 3 niveles de atención, así como la evaluación de los servicios desde el punto de vista de la atención al derechohabiente.

Estamos interesados también en conocer cómo opera la estrategia de PREVENIMSS en el Programa IMSS Oportunidades, ya que en el medio rural realmente es un reto, un reto enorme porque lo he trabajado, conozco perfectamente el campo, cómo vamos a hacerle para que la población rural se consolide y se sienten las bases firmes para una cultura de prevención en ese ramo de gente, en el resto del país, porque bueno, a nivel rural no es fácil hacer conciencia preventiva.

Y por otro lado también, nos parece positivo que se haya podido mantener un crecimiento en la recaudación de las cuotas obrero-patronales y que el salario base de cotización se haya incrementado de manera importante.

Sin embargo, consideramos que debe de redoblarse los esfuerzos por lo menos en dos aspectos:

Por un lado, los ingresos, en lo que se refiere a la fiscalización del instituto, todavía debe ser más eficiente para que se logre un buen número cada vez menor de empresas y que éstas incurran en prácticas de su declaración o evasión de cuotas patronales, por lo que se requiere fortalecer por todos los mecanismos la suficiencia presupuestal de la institución.

Esto es, que todos los contribuyentes del IMSS, gobierno, patrones y trabajadores, desde el ámbito de sus responsabilidades, asuman una actitud de compromiso con la seguridad social.

Y por otra parte, el gasto, específicamente en materias de compras y adquisiciones, es fundamental que la inversión de 20 mil millones de pesos en medicinas y materiales de curación, se realice con eficiencia evitando el burocratismo y las prácticas que ponen en riesgo el abasto de medicamentos. En este sentido, consideramos que el instituto a su cargo requiere revisar medidas contundentes para mejorar el control sobre los procesos de compra y de licitaciones.

Esto último, señor director, lo menciono, porque hace unas semanas se publicó en la prensa nacional información en torno a las licitaciones que efectúa el instituto, en donde se señaló que el 40 por ciento de ellas, se encontraban desiertas y que se asignaban de manera directa a proveedores conocidos por personas de la institución, pero con un proceso poco transparente.

Al respecto me gustaría conocer, nos gustaría conocer a todos las acciones que se están proponiendo en el IMSS para evitar prácticas de corrupción en este importante aspecto, que afecta directamente a los derechohabientes y al propio instituto.

Por otro lado, quisiera terminar mi intervención, ya el diputado Schmal lo hacía ver y aunque el protocolo contempla que únicamente yo haga una réplica, quiero terminar mi intervención con un tema que para Acción Nacional, es muy importante, fundamental y tiene relación con el trato digno y responsable hacia los usuarios.

Nos preocupa observar que lo que se señala en el reporte de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, respecto a que el 11.5 por ciento de las recomendaciones emitidas entre el año 2000 y 2003, fueron para el IMSS, las cuales se deben a las constantes quejas por parte de los derechohabientes, respecto al maltrato que reciben en las instituciones médicas del institución, situación por demás preocupante.

En ese sentido, quiero preguntar, ojalá que pueda contestarme en la segunda ronda. ¿Cuál es su posición ante estas recomendaciones y que acciones están realizando al interior del instituto para disminuir el número de quejas que se presentan ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos?

Muchas gracias, señor director.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Social diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputada Gisela Juliana Lara Saldaña.

Y ahora tiene la palabra para hacer uso de su derecho de réplica, el diputado doctor Rafael García Tinajero, de la fracción parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática.

El diputado Rafael García Tinajero Pérez: Voy a hablar como diputado, pero también tengo que hablar como trabajador del Seguro Social, lo soy y tengo que hacerlo.

Que bueno que se acepte que una gran parte de los problemas del Seguro Social no se deben a los trabajadores. Nosotros somos los que sabemos, junto con los pacientes, los problemas que tiene nuestra institución.

Sabemos que tenemos que enfrentar las demandas y quejas de los derechohabientes, que tenemos que enfrentar la necesidad de trabajar sin insumos adecuados, que tenemos un montón de problemas diariamente para dar la atención que debemos dar, a los que nos debemos, a los derechohabientes y qué bueno que se acepta aquí que el problema del Seguro Social no somos nada más los trabajadores, que hay otros problemas, pero nunca ha habido una ofensiva mediática para hablar acerca de esos otros problemas

Nunca ha habido una ofensiva mediática para hablar sobre los patrones que no pagan sus cuotas apropiadamente.

Nunca ha habido una ofensiva mediática para decir que las reformas del 95 y del 97, no sirvieron y que están causando problemas financieros a la institución.

Nunca ha habido una ofensiva mediática para señalar cosas que no son responsabilidad de los trabajadores del Seguro Social.

Se nos señala como los únicos responsables de los problemas de la institución; nosotros no tenemos la culpa del estancamiento económico del país.

Nosotros no tenemos la culpa de que las cuotas no suban, porque simplemente no hay trabajo, hay mucho o aumenta en la economía informal, pero no aumenta en la economía formal que es la cotiza al IMSS.

Nosotros no tenemos la culpa de que para cubrir el costo de los servicios médicos que se llámese a la reforma del 97, que no da un peso al IMSS y que liberó a los patrones del 30 por ciento de sus contribuciones y que este año, a cargo del presupuesto federal son aproximadamente 35 mil millones de pesos, los trabajadores no tenemos culpa de nada de esto, pero se nos señala y se nos señala y se nos señala como los únicos culpables.

Y el problema es el RJP y el problema son esos trabajadores que se enfrentan al resto de los derechohabientes que quieren mantener sus privilegios, se nos trata como casta privilegiada y nos ofende que nos traten como casta privilegiada, un grupo de funcionarios federales y del instituto que tienen sueldos que rebasan con mucho las del médico mejor pagado, la del médico que realiza transplante de riñón, que separa siamesas y nos ofende que esos mismos funcionarios, también se acogen a los beneficios del RJP. ¿Por qué no renuncian a los beneficios del RJP, si también ellos disfrutan de éstos?, y que se empiece a iniciar una reforma de ley que no resuelve nada, una reforma insuficiente, insatisfactoria, que distrae de las cuestiones esenciales de los problemas del instituto, una reforma que no resuelve el crecimiento del monto de recursos destinados al pago de jubilaciones y pensiones; de 9 mil 981 millones de pesos en el año 2000 a 18 mil 188 millones de pesos en el 2003, hace un estimado de 26 mil 648 millones este año, de los cuales las aportaciones de trabajadores y empresarios representan 72 y 77 por ciento, respectivamente, en los 2 últimos años. En 2005, sépanlo, la cantidad va a ser todavía mayor y va a seguir proviniendo en un alto porcentaje de esas mismas cuotas de los trabajadores y empresarios. Eso tiene que quedar claro.

El pago de los pensionados y jubilaciones de los 122 mil trabajadores que deberá de sumarse a los 120 mil jubilados que ya están, durante los próximos 7 años que recibirán su pensión de las cuotas obrero-patronales mayoritariamente de acuerdo al artículo segundo transitorio, que no se crean falsas expectativas, el dinero para pagar a todos los trabajadores activos una que se jubilen va a seguir proviniendo de donde mismo: de las cuotas obrero-patronales.

No se resuelven los problemas de la pensión dinámica que significa que el incremento que obtengan los trabajadores activos en la medición salarial de este mes ya de octubre, por ejemplo, deberá trasladarse también a los 120 mil jubilados y pensionados aumentando el RJP en la misma proporción. Una reforma que no resuelve nada hasta dentro de muchos años, pero para esto se lanzó una campaña mediática en contra de los trabajadores del instituto.

Estamos seguros y nosotros lo decimos como médicos, cuando el diagnóstico es malo, el tratamiento es malo también. Fue malo en el 95 y 97, el tratamiento que se recetó fue malo; es malo el diagnóstico ahora, el tratamiento que se va a recetar va a ser malo también.

Tenemos que tomar en cuenta todos los problemas del instituto, dar respuestas globales y plantear soluciones que engloben todos estos problemas; no solamente hay que mirar un aspecto entre otros muchos más. Hay que dar una respuesta total, globalizadora, congruente con lo que pensamos debe ser el Instituto Mexicano del Seguro Social y finalmente si la respuesta es así, si el diagnóstico es acertado, la medicina que se va a dar va a ser correcta; si el diagnóstico es malo, la medicina va a terminar a la mejor por matar al enfermo.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Social diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado García Tinajero.

Tiene finalmente para su derecho de réplica la palabra en esta ronda de intervenciones, el diputado Jesús González Schmal, de Convergencia.

El diputado Jesús Porfirio González Schmal: Efectivamente, señor director, con sus contestaciones créame que nos vuelve a dejar el panorama más confuso que nunca. Usted habla que definitivamente con las previsiones que se están logrando será la situación más delicada hasta el 2022, todavía en el 2022.

Habla usted de cómo resolver el problema de los gastos de operación contra los ahorros, las reservas; pero lo que le estamos preguntando desde siempre, señor director ¿dónde están los fondos acumulados del Seguro Social? Sabemos que para los derechohabientes llegó el Seguro Social a decir que no tenía recursos y los trasladó de un sistema mutualista a un sistema individual; que porque se dijo que las Afores iban a ser realmente más redituables y más rentables para los trabajadores y hoy mismo usted nos afirma que la Afore que todavía tiene el Seguro Social en su administración, tiene más rendimientos que los bancarios. Luego entonces ¿qué pasó, si el Seguro Social era tan buen financiero, con el desfondeo, con la pérdida de esos recursos?

Igual que yo le preguntaría, que es lo que en realidad la opinión está preguntando ¿dónde están los fondos del 3 por ciento de más de 350 mil trabajadores que durante 28 años cotizaron y que de acuerdo con el principio del ingreso fiscal, usted mismo lo dijo aquí, sólo es la segunda, el Seguro Social es la segunda autoridad fiscal? Esos fondos no eran transferibles a la atención de gastos de operación ni a los demás seguros que tenía obligación que pagarle el Seguro Social a sus derechohabientes. Este es en realidad lo que palpita en el interés nacional por qué se dieron estas condiciones tan lamentables de unos fondos que no se encuentran, que no se explican.

Ahora nos dice usted que el pasivo laboral llegará a ser de 400 mil millones de pesos y que van a ser prácticamente inalcanzables. Uno se pregunta: ¿quién fue en el Consejo Técnico del Seguro Social, donde hay 4 representantes de los trabajadores, 4 del gobierno y 4 de los patrones, quienes decidieron bajarle la aportación al gobierno cuando se hizo la reforma precisamente en el 94 y quiénes además en los tiempos de Borrego como director del Seguro Social, le bajaron también las cuotas a los patrones?

Si en realidad el equilibrio financiero se estaba perdiendo. Si el artículo 264 de la Ley del Seguro Social, habla de las obligaciones del Consejo Técnico y menciona las de decidir sobre las inversiones de las reservas y demás recursos del instituto, con su gestión a lo previsto en esta ley y sus reglamentos.

Y además en el segundo inciso dice: "Vigilar y promover el equilibrio financiero de todos los ramos de aseguramiento comprendidos en esta ley". ¿Quién fue el que tomó esas decisiones? ¿Qué pasó con los consejeros que usted preside? ¿Dónde están los patronos? ¿Dónde están los trabajadores o los supuestos representantes de los trabajadores, que dieron lugar a esta lamentable situación donde ya no encontraron otro recurso que cargarle la mano a los trabajadores?

Usted bien sabe que la política de salarios en los años anteriores, en las décadas anteriores eran salarios nominales bajos, con la posibilidad de que el trabajador una vez que cumpliera 3 décadas de trabajo obtuviera por lo menos el resarcimiento de las penurias que sufrió con los salarios nominales bajos y tuviera un cierto aliciente para retirarse en mejores condiciones.

Usted está, ustedes están limitando esa posibilidad, ustedes están contraviniendo una política de salarios que en realidad era la que estaba en vigencia cuando se hicieron estos contratos colectivos y estas previsiones para los pagos futuros.

Y yo por último le digo, si quiere usted que le dé de veras consejos para que baje usted el gasto de operación y no tenga usted que sacrificar ni medicamentos ni de equipos, ni cosas que se relaciones, hay muchas maneras, usted bien lo sabe. Aquí se ha hablado de los estratosféricos sueldos de la clase dorada del Seguro Social, que percibe pues muy por encima como aquí se dijo, de los médicos más calificados.

Y también, señor director, no se arriesguen a las adjudicaciones directas. Usted bien sabe que atrás de dejar de cierto una licitación, hay un mal manejo de las bases de la licitación, hay una intención de lucrar con las compras del Seguros Social, que es ciertamente como también usted lo dijo, quizás el principal comprador de la industria nacional de este país.

Ojalá en este sentido reflexione dónde se puede ahorrar y no con cargo a los trabajadores que empeñan lo mejor de su esfuerzo en beneficio de la institución.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Social diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias diputado Jesús González Schmal.

Hubo en las réplicas, quedaron un conjunto de entre interrogantes, preguntas y en su momento el director cuando conteste también a las nuevas intervenciones que vamos a iniciar, a la nueva ronda de preguntas, daremos el tiempo suficiente para que se pueda contestar a todos y trate de ser lo más satisfactoria la comparecencia.

Ahora toca en el segundo turno al diputado David Hernández Pérez, del Partido Revolucionario Institucional, hacer uso de la palabra hasta por 5 minutos y enseguida tendrá la palabra el diputado Tomás Antonio Trueba Gracián, del Partido Acción Nacional.

El diputado David Hernández Pérez: Con su permiso, Presidente; señor director; compañeros legisladores:

Desde el año 2002, el Instituto Mexicano del Seguro Social ha utilizado una disposición de la Ley del Seguro Social, para no otorgar pensiones definitivas por invalidez y en su lugar ha estado otorgando una provisional o temporal, hasta en tanto tenga plena evidencia de que no hay posibilidad de revertir la condición de invalidez o rehabilitar al asegurado que se encuentre en esta condición.

Al sector obrero nos ha preocupado mucho esto, porque si bien como lo acabo de señalar esta política se sostiene en la disposición contenida en los artículos 61 y 62 de la ley, es cierto que al no otorgarse en forma definitiva, cuando médicamente sí es posible hacerlo, como sucede en muchos de los casos, el trabajador se queda en un estado de incertidumbre y no puede aprovechar los recursos que tiene en su cuenta individual, en lo que se refiere tanto al seguro de retiro y de vivienda.

También es cierto que esto permite que el instituto no haga un desembolso de la suma asegurada necesaria para la contratación de la pensión. Si esto se hace con base a lo establecido en la ley vigente, pero esto sólo será hasta el momento que tendrá que llegar en el que se otorgue la pensión definitiva, es decir en una fecha o en otra, tendrá que hacerse el gasto de todos modos, el gasto que corresponderá.

Otra implicación de esta política seguida por el Instituto Mexicano del Seguro Social, es el pago de la cuantía mensual al declarado en Estado de Invalidez Temporal. Tiene que hacerse con cargo a recursos fiscales proporcionados por el gobierno al IMSS, aumentando en consecuencia el ya por sí muy alto costo fiscal en la reforma que se hizo anteriormente.

Nos gustaría conocer cómo seguirá operando este mecanismo de diferir el dictamen de invalidez permanente hacia el futuro y si esto va a representar una mayor carga para el instituto.

Por otro lado, a nosotros se nos afigura (sic) que se creó un… competencia, al crear el Seguro Popular y que bien el seguro IMSS Oportunidades que viene funcionando desde hace muchos años con muy buenos resultados, y que ahora el Seguro Popular pareciese ser la competencia creada por el Gobierno de la República, y que consideramos –el sector obrero– que esto podría estarlo haciendo el mismo Instituto Mexicano del Seguro Social.

Nosotros consideramos que de una u otra forma ya se están utilizando, a través de IMSS Oportunidades, algunos espacios y algún personal, por qué no pues hacerlo por ahí. A nosotros –el sector obrero– nos gustaría que el IMSS se encargara de ese seguro.

Por último, con relación al gasto médico de pensionados, jubilados de la ley vigente, establece un ingreso del 1 punto por ciento del salario base de cotización para cubrir los costos de prestaciones en especie del seguro de enfermedades y maternidad.

Se dice que este ingreso no es suficiente para cubrir los programas de las enfermedades de pensionados y jubilados; a nosotros nos gustaría saber a cuánto asciende realmente este gasto que se está haciendo en jubilados y pensionados, si se tienen esos datos y si realmente tendremos que incrementar las cuotas, o cómo vamos a hacer para poder resolver este problema.

Para que no suceda lo que ya sucedió. Hay que irnos anticipando en lo que se refiere al gasto médico para pensionados y jubilados. Independientemente de esto, bueno la atención médica tiene que ser progresiva de acuerdo a la curva que se viene dando.

Por otro lado, la situación por la que pasa el instituto, hoy más que nunca las cuotas que realizan los patrones representan una carga sin beneficios. Esto incrementado por el acoso que son objeto muchos de los patrones al aplicarles unas multas supuestamente fundamentadas en el artículo 304 de la Ley del Seguro Social, esta acción que se está ejerciendo en contra de los patrones, está obligando a que muchos se refugien en la economía informal.

A mi me gustaría… nos gustaría, señor director, si hay alguna estrategia que permitiera el pago oportuno, sin llegar a lesionar la economía de las empresas y poder así incrementar realmente la planta productiva.

Por sus respuestas muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Social diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado David Hernández.

Ahora tiene la palabra el diputado Tomás Antonio Trueba Gracián, del Partido Acción Nacional.

El diputado Tomas Antonio Trueba Gracián: Gracias, diputado Presidente. Diputada Marcela González, doctor Santiago Levy, amigas y amigos diputados:

Creo que es muy interesante y muy justo reconocer que no tenemos todos los avances que quisiéramos, pero sí debemos conocer parte de la historia y saber que en 4 años no es fácil lograr todo lo que se necesita en este país.

Yo sí festejo los logros que ha tenido el seguro, como también festejo que se reconozca que falta mucho por hacer. En el 82-85 tuve la oportunidad de ser pediatra en el Seguro Social. Era un hospital general de zona de aquel entonces, concentración de todo el sureste de Veracruz, Oaxaca, y lo menos que nos decían de ese hospitalote era que era el hospital de la risa.

No había medicamentos, no teníamos con qué atender. Ahí comentábamos que nos habían enseñado en la especialidad a montar caballos andaluces y andábamos ahí lideando burritos.

Este no es un problema nuevo. Eramos 3 médicos pediatras para atender una población enorme. Y creo que hoy se ha ido avanzando. Se ha ido avanzando también de acuerdo a la complejidad que ameritan las especialidades.

Y por eso un aspecto que nos interesa, especialmente en mi partido por su alto impacto social, es en lo que se refiere a este proceso de desconcentración en funciones y recursos que se está llevando a cabo en el tercer nivel de atención.

Estas unidades médicas de alta especialidad, con un nuevo marco de autonomía operativa, con una máxima eficiencia, con alta calidad en los servicios y puntual rendición de cuentas yo pregunto si viene a resolver con efectividad problemas de salud de alta complejidad diagnóstica y terapéutica.

Sabemos que hay 25 unidades ya puestas en marcha; sin embargo, sí nos gustaría conocer con mayor detalle cuáles son los planes del instituto para fortalecer la infraestructura de estas unidades médicas, así como mejorar la atención médica a los pacientes.

Sabemos –y también nos gustaría que nos comentara– del sistema computarizado de administración hospitalaria; si puede traer algún beneficio en el abasto de medicamentos.

Estamos conscientes que el trabajo de gobernar no es simplemente una labor del Ejecutivo; que el trabajo de sacar adelante al Seguro Social es también un proceso legislativo en el cual todos debemos llegar a acuerdos: patrones, trabajadores.

Siempre he reconocido ampliamente la labor que desarrollaba la gente de intendencia, afanadores, médicos, enfermeras cuando trabajamos, pero sí notábamos que había muchas enfermedades que no podíamos atender, a pesar de ser un hospital, se presume, en ese entonces de alta especialidad.

Por eso en este momento algo en lo que nosotros confiamos es que en la modificación hacia el interior que tenga el instituto venga realmente a contribuir en un mejor servicio y sobre todo que llegue a más población.

Y concluyo mi intervención haciéndole una pregunta, señor director. ¿Qué acciones está tomando el Instituto Mexicano del Seguro Social para que este tipo de atención de alta especialidad llegue a más población y no se quede, como hace rato se mencionaba, en un privilegio de delegaciones pobres y ricas y hospitales pobres y ricos, sino qué se está haciendo para que todas las mexicanas, todos los mexicanos podamos tener acceso a este tipo de atención médica?

Por sus respuestas muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Social diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado Tomás Antonio Trueba Gracián.

Ahora tiene el uso de la palabra el diputado Francisco Javier Carrillo Soberón, del Partido de la Revolución Democrática.

El diputado Francisco Javier Carrillo Soberón: Buenas tardes, señor doctor, señor director. Gracias, compañero Presidente. Doctor Santiago Levy y funcionarios que lo acompañan; compañeras y compañeros diputados.

En el caso del financiamiento del Régimen de Jubilaciones y Pensiones, en diversas ocasiones se ha hecho énfasis en las fuentes de financiamiento de las que han salido los recursos para enfrentar los 147 mil 890 millones de pesos que en este renglón se han ejercido de 1966 a 2003.

De hecho se ha señalado que 37 mil 526 millones de pesos provienen del IMSS-asegurador, 21 mil 625 de aportaciones de los trabajadores, que actualmente corresponden al 3 por ciento de sus salarios; y 88 mil 739 del IMSS-patrón. Sin embargo aquí hay dos puntos que deseamos se aclaren:

Primero. Los propios empleados, trabajadores del Seguro Social, como cualquier otro trabajador, está sujeto al régimen obligatorio de la Ley del Seguro Social, en consecuencia y de acuerdo con la reforma de 95, los empleados del Seguro Social que estaban inscritos a la fecha de entrada en vigor de la nueva ley, julio de 97, tienen al igual que cualquier otro trabajador afiliado al instituto el derecho a pensionarse, ya sea bajo el esquema de la ley de 73 o de la ley del 97. En cualquier caso, el contrato colectivo establece que el Régimen de Jubilaciones y Pensiones es un esquema complementario de las pensiones establecidas en la ley.

Así el empleado del Seguro Social que opta por la ley del 73, tiene derecho a la pensión en curso de pago que garantiza el Gobierno Federal con recursos fiscales, en cuyo caso, la cantidad que se obtenga es complementaria a la pensión del régimen de jubilaciones; pero al contrario, si el trabajador elige pensionarse bajo la ley del 97, tendría derecho a una pensión financiada por el saldo de su cuenta individual y el ingreso que esto represente, será complementario al beneficio establecido en el régimen de jubilaciones. En ambos casos el pago de cualquiera de estas pensiones significaría una fuente importante para el financiamiento del régimen del contrato colectivo.

Sin embargo , en informes entregados por la Consar a esta comisión, se señala que los trabajadores del seguro no están obteniendo el dictamen que libera el pago de su pensión, dado el diferencial de tiempos de servicio establecidos en el contrato colectivo y las semanas de cotización de ley.

Es decir, a diferencia de los trabajadores del régimen ordinario, los empleados del IMSS no están recibiendo pensiones en el marco de lo que es un derecho establecido en la Ley del Seguro Social, a que están sujetos, dado que el IMSS como patrón, suspende el pago de cotizaciones como sí hacen otras empresas, lo que ocasiona que al final de la vida laboral los recursos de la subcuenta de retiro, cesantía y vejez, se queden indefinidamente en las Afores y sólo se entreguen los correspondientes al SAR 92.

Frente a ello, ¿qué está pasando en estos casos y hasta dónde es necesario corregir la omisión que genera la suspensión de cotizaciones por el IMSS y la consecuente pérdida de derechos de los trabajadores?

Ahora bien, si esto no es así ¿en qué medida el instituto está dejando de recibir recursos complementarios para soportar el financiamiento de las pensiones de sus trabajadores? Y de requerirse reformas legales para atender este problema, en su opinión ¿cuáles serían los puntos a considerar para ordenar estos recursos en beneficio de las finanzas del instituto y cómo impactarían en el Fondo del Régimen de Jubilaciones y Pensiones?

Igualmente en el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación de 2005, se establece que para las pensiones en curso de pago, se contempla una asignación de 55 mil punto 1 millones de pesos, lo cual incluye 5 mil millones de pesos para apoyar a los trabajadores del propio instituto.

En este caso, las preguntas son las siguientes:

¿Cómo se están considerando esos 5 mil millones de pesos dado que hasta el momento no se han registrado movimientos similares en los informes del instituto y en la estructura de ingresos que antes se comento?

¿Esta situación se ha presentado en otros años o acaso es producto de la reforma realizada?

De los resultados de corto plazo que aparecen en el informe 2003-2004, se infiere que las perspectivas para el IMSS son poco alentadoras.

La disminución en la afiliación observada en 2000-2003, así como la dinámica del Régimen de Jubilaciones y Pensiones, del RJP, apuntan a efectos negativos para el 2004-2006.

Estos efectos aunados a los incrementos en el gasto directo asociados a sumas aseguradas, el incremento en los niveles de reservas financieras y actuariales y las aportaciones de ley al Fondo para el Cumplimiento de las Obligaciones Laborales de Carácter... y Contractual, llevarían al seguro a una situación de insuficiencia de la disponibilidad de flujo de efectivo en sus reservas operativas a partir de 2005.

¿Qué implicaciones tienen estas cifras en el desempeño futuro del Seguro Social?

¿Se han considerado ya medidas para atender esta situación y evitar que con ella se pueda abrir un escenario de mayor deterioro del instituto?

Si se trata de medidas de corto plazo ¿no correspondería atender estos factores con urgencia que el mismo término reclama?

Estas son en términos generales nuestras preguntas, señor director. Y finalmente una más y con esto concluyo: dentro del pasivo que observamos en una cantidad que a todos nos preocupa se le da el trato de un pasivo contingente. En el caso de nuestras paraestatales el pasivo contingente se registra las obligaciones de pago del año en curso y el siguiente. ¿Por qué en el caso del pasivo laboral se considera para los estados financieros toda la masa del pasivo contingente o a qué escenarios corresponde este cálculo?

Muchas gracias, señor director.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Social diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado Carrillo Soberón.

Ahora tiene la palabra el diputado Raúl Piña Horta, del Partido Verde Ecologista de México.

El diputado Raúl Piña Horta: Con su permiso, señor Presidente. Señor director doctor Santiago Levy:

Como todos lo saben, el Instituto Mexicano del Seguro Social se encuentra en una situación financiera cada vez más frágil. Estoy de acuerdo con mi compañero, no es un problema nuevo, pero también estoy consciente que se requiere de una urgente exploración de alternativas con la participación de los diversos actores involucrados para encontrar una solución viable, dándole respuesta al problema.

Es fundamental que las propuestas de solución a la problemática financiera del instituto consideren la existencia de diversos factores, variados y en muchas ocasiones complejos. La solución que construyamos todos debe comprometer a la población trabajadora para que los jóvenes y sanos de hoy apoyen a los viejos y enfermos, a efecto de que a su vez ellos puedan ser apoyados en el futuro, dándose así lo que se llama solidaridad intergeneracional.

A nivel administrativo el instituto tiene varias tareas importantes que realizar y entre éstas podríamos mencionar combatir la evasión de contribuciones, apoyar la competitividad de las empresas para que generen más empleos y sobre todo asegurar que las pensiones de invalidez e incapacidad se otorguen exclusivamente para ese propósito, fomentar la rehabilitación y la reincorporación de los trabajadores a su empleo. Darle a los enfoques curativos una mayor atención en cuanto a prevención y detección temprana de padecimientos. Fomentar mejores condiciones en la adquisición de medicamentos. Introducir nuevas tecnologías a favor de mejores servicios para los derechohabientes y las empresas, así como adecuar las disposiciones contractuales en materia de retiro de sus propios trabajadores a las posibilidades financieras del instituto. Todo ello dentro de un marco de operación caracterizado por la austeridad, la eficiencia, la transparencia y la rendición de cuentas.

En este contexto es que quisiera preguntarle a usted, doctor Santiago Levy, sobre las rentas vitalicias. En años recientes tanto el número de casos como el monto destinado a cubrir el gasto en rentas vitalicias ha mostrado una disminución considerable que ha permitido tener al instituto un respiro financiero momentáneo. El mecanismo empleado para salir del paso por llamarlo de alguna forma ha sido el otorgamiento provisional de las pensiones por riesgo de trabajo e invalidez. Si bien es cierto que ha hecho una reconceptualización de la rehabilitación física y el mismo concepto de discapacidad, es importante conocer hasta dónde este cambio va a poder disminuir el peso financiero que representa en un corto plazo el tener que otorgar de manera definitiva las pensiones a estos seguros.

¿Qué estrategia financiera y de rehabilitación física se tiene previsto para hacer frente a este problema y cuál será el impacto en el corto plazo que ya anticipan los propios estudios del instituto que fueron presentados en el último informe financiero entregado a este Congreso?

Por sus respuestas muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Social diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracia, diputado Raúl Piña Horta.

Ahora le vamos a dar la palabra al doctor Santiago Levy para que nos haga favor de dar respuesta a las diferentes interrogantes y desde luego considerar también, dentro de esas, algunos otros planteamientos que se hicieron en el marco de las réplicas de varios de los compañeros diputados y diputadas.

El Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social Santiago Levy Algazi: Muchas gracias, diputado Raya. Muchas gracias a los señores diputados tanto por las réplicas de la primera intervención como por las preguntas de la segunda.

Tal vez para no perder la ilación, si les parece me abocaría primero a las preguntas de la segunda ronda y después cerraría con algunos comentarios sobre las réplicas de la primera ronda.

La pregunta del diputado David Hernández Pérez, que de alguna manera también se refleja en la preocupación del diputado Piña Horta. Es un problema fundamental, es un problema importantísimo, es un problema que tiene varios ángulos y que, en efecto, no tiene un mecanismo para que pueda darse una solución integral y definitiva. ¿Me explico?

Es correcto lo que usted señala diputado, de que la ley establece en los capítulos respectivos de los seguros de riesgos de trabajo y los seguros de invalidez y vida, que el instituto otorgará en primera instancia una pensión temporal, hasta en tanto se declare el estado de invalidez definitivo, en cuyo momento se otorgará una pensión definitiva.

Y, en efecto, es correcto también lo que usted señala, que esta política, como lo hemos señalado en el informe que se entregó al Congreso, se ha venido observando de una manera estricta, a partir de más o menos agosto, septiembre del año 2002, lo que ha permitido que al año 2003 y hasta el año 2004, se haya reducido sustancialmente el número de pensiones definitivas otorgadas por la vía de las rentas vitalicias en ley de 97, a través de un esquema de pensiones temporales.

La ley establece un tratamiento asimétrico para las pensiones de riesgos de trabajo, versus las pensiones de invalidez y vida.

En el caso de las pensiones de riesgo de trabajo, la ley fija el plazo mediante el cual se puede otorgar una pensión temporal, señala que es de 2 años y después de 2 años, en caso de considerarse que es una situación definitiva, se debe de otorgar la pensión definitiva.

En el caso de las pensiones por invalidez la ley no señala ese mismo plazo de 2 años, sino que señala la posibilidad de renovación subsecuente de plazos. Entonces hay un tratamiento asimétrico en la ley que se reflejará en la evolución futura de los casos definitivos de rentas vitalicias para los casos de riesgos de trabajo versus el caso de invalidez y vida.

Las pensiones definitivas de riesgos de trabajo van a repuntar más rápidamente que las pensiones definitivas por invalidez y vida, porque tienen este periodo de 2 años en un caso que no es presente en el otro caso.

En efecto, al otorgarse una pensión temporal, el instituto con cargo en su presupuesto, en el caso de un seguro del otro, paga el flujo correspondiente, más no paga el gasto total del valor presente de la pensión futura, que es el costo de la suma asegurada que tiene que erogar el instituto cuando se otorga una pensión definitiva. Y, por lo tanto, en efecto hay un ahorro transitorio, ahorro que el instituto ha canalizado, muy importante, ha canalizado a la formación de reservas a los propios seguros de invalidez y vida y a los propios seguros de riesgos de trabajo, porque sabemos que al menos una proporción de esos casos temporales se convertirán en una pensión definitiva.

¿Cuántos serán en una pensión definitiva y cuántos podrán renovarse por una pensión temporal subsecuente? Tocó el punto el diputado Piña Horta. Depende de una valoración que es crecientemente compleja.

Señalé yo en mi intervención del principio que el instituto está haciendo un esfuerzo por invertir en la rehabilitación física y por invertir en la rehabilitación para el trabajo. Esta es un área en donde la capacidad instalada de atención que tenía el instituto se concentraba fundamentalmente en segundo nivel y como voy a comentar más adelante en relación a alguna de las preguntas del diputado Trueba, el segundo nivel es el área de atención médica más saturado del instituto.

Era muy difícil llevar a cabo acciones sistemáticas de rehabilitación física. En el curso del último año y medio, el instituto ha invertido en desarrollar cierta capacidad de atención a la rehabilitación física en el primer nivel y se han concluido o estamos concluyendo ya unidades de rehabilitación física en cada una de las delegaciones del instituto, que permitirán hacer algunos casos en donde a través de esfuerzos de rehabilitación, se pueda lograr algo que es muy valioso para el trabajador y muy valioso para la sociedad, que es la reincorporación del trabajador incapacitado a la fuerza del trabajo, lo cual es benéfico para todos.

Esta reconceptualización de la discapacidad no es exclusiva del país, esta reconceptualización de la discapacidad ya no como un fenómeno estrictamente médico o como un fenómeno estrictamente físico, sino como una relación social del trabajador contra su medio, es un fenómeno que se está dando en la mayor parte de los países de la OCDE. Eso junto con el avance médico que permite que algunos padecimientos anteriormente considerados como definitivos pero que ahora son sujetos de una valoración posterior para alguna recuperación, están reconceptualizando el concepto de invalidez definitiva y están sugiriendo entonces, por beneficio para el propio trabajador y por beneficio social para el país, un enfoque que le dé más peso a la rehabilitación, más peso a la reincorporación del trabajador a la fuerza del trabajo, y a una redimensión social del trabajador con su propio espacio de trabajo, a través de la rehabilitación de los espacios de trabajo, para permitir la incorporación en ciertos casos, no en todos, de los trabajadores discapacitados al medio de trabajo.

El instituto se encuentra en los espacios pioneros de este esfuerzo y tiene un reflejo médico, que lo acabo de comentar en términos del esfuerzo que estamos haciendo, y tiene un reflejo financiero. El reflejo financiero es precisamente una disminución drástica en los casos de pensiones definitivas por invalidez y vida, en riesgos de trabajo, y después un repunte que, insisto, se dará más rápidamente a partir de principios de 2005, en el caso de las pensiones de riesgos de trabajo que se convertirán en definitiva y más gradualmente en el caso de las pensiones por invalidez y vida, que se convertirán también en definitivas pero más lentamente.

Ahora bien, una vez que el instituto otorga el dictamen de pensión definitiva, se mantiene para el trabajador, siempre y cuando dicho trabajador hubiese estado afiliado al instituto hasta antes del 30 de junio de 97, se mantiene para el trabajador la posibilidad de que se pensione por la ley 73 o por la ley 97, conforme convenga a sus intereses.

Entonces no todo el repunte de pensiones definitivas se reflejará en un repunte de rentas vitalicias, en la medida en que algunos de ellos podrán convertirse en pensiones por ley 73, si así le conviene al interés del propio trabajador, conforme a la elección de régimen al cual la ley le da derecho.

Me adelanto un poquito a la pregunta del diputado Piña Horta, en efecto, esto ha permitido que el instituto cumpla con las metas de acumulación de reservas establecidas en el decreto de presupuesto en 2003 y en 2004, reservas que ignorando el componente que se fue al fondo laboral, son reservas que se canalizaron fundamentalmente para los seguros de invalidez y vida y riegos de trabajo y al mismo tiempo haya podido mantener el gasto de operación.

Como se señala en el informe que se entregó al Congreso el pasado mes de junio la estrategia no es sostenible, y la estrategia ilustra lo delicado y lo frágil de la situación financiera del instituto, porque un repunte rápido de los casos definitivos de pensiones por riesgos de trabajo e invalidez, acompañado de una elección que se incline más por las pensiones de ley 97, se traducirá inmediatamente en una erogación en flujo corriente del instituto para las pensiones de sumas aseguradas y eso irá directamente contra el gasto de inversión y contra el gasto de operación.

Y nuevamente ilustra el delicadísimo equilibrio financiero por el cual estamos transitando, del cual unas pequeñas variaciones rápidamente pondrán al instituto en una situación de muy difícil operación, porque se ha logrado mantener la meta de reservas y fortalecer el gasto de operación, con esa estrategia que es transitoria y no puede considerarse como una estrategia permanente.

El segundo punto que usted comenta, señor diputado, tiene que ver con la posibilidad de incorporación de trabajadores del sector informal al régimen del Seguro Social, hay diferentes alternativas que se ofrecen a los trabajadores del país, el Sistema de Protección Social en Salud, que se opera desde las reformas a la Ley General de Salud, es uno de ellos, pero hay otro que también se puede contemplar para los trabajadores del sector informal de la economía.

Me permito mencionarlo, es el régimen de incorporación voluntaria al régimen obligatorio establecido en la propia ley, sentimos que un régimen que ha sido subexplotado en términos de las posibilidades que se le ofrecen a los trabajadores del país del sector informal, de incorporarse a la protección del Seguro Social, protección limitada, desde el punto de vista de que no son los 5 seguros pero sí son los 3 por decirlo así más importantes. Se obtiene la protección del Seguro de Enfermedades y Maternidad, se obtiene la protección del Seguro de Invalidez y Vida y se obtiene la protección del Seguro de Retiro y Vejez sin Cesantía.

También la cuota social correspondiente para la atención futura, que es un paquete de protección más importante, que solamente cubre el caso de la salud.

Me permito comentar que recientemente el instituto firmó un convenio con el Gobierno del estado de Nuevo León, precisamente para que a través de un trabajo conjunto entre el instituto y el Gobierno del estado de Nuevo León, se pueda fomentar el régimen de incorporación voluntaria para trabajadores del sector informal, como una avenida más que amplía la posibilidad de incorporación de los trabajadores del país a la seguridad social, incluyendo el tratamiento por pensiones.

Comenta usted un tema que se comentó ya anteriormente en la primera intervención, respecto a la insuficiencia de la prima del Seguro de Gastos Médicos Pensionados, tema en el cual tiene usted razón.

En efecto la prima establecida hoy en día es la ley, es de 1.5 por ciento de las cotizaciones, calculamos con los estudios actuariales que hemos presentado, que la prima que actualmente refería el equilibrio sería cercana al 2 por ciento, 1.9, 1.8, cercano al 2 por ciento, claramente hoy en día ese seguro es ya inviable desde el punto de vista del flujo, ni siquiera de la proyección actuarial futura.

¿Qué acciones se pueden hacer para poder fortalecer este seguro? Sentimos que se tiene que fortalecer la prima. Y aquí me acerco un poquito a uno de los comentarios que hizo el diputado Vega en la réplica.

En efecto, para fortalecer la prima tenemos tres alternativas. Tenemos la alternativa de aumentar las aportaciones obreras; tenemos la alternativa de aumentar las aportaciones patronales o las aportaciones gubernamentales. ¿Por qué nos inclinaríamos nosotros por las terceras y no por las primeras 2? Por el fenómeno que usted mismo señala, diputado, porque precisamente hay un sector de trabajadores en el mercado informal de trabajo muy significativo. Somos un país donde aproximadamente la mitad de la fuerza de trabajo no está incorporada al mercado formal de trabajo y la evidencia empírica sí muestra que el nivel de empleo que se incorpora el mercado informal de trabajo es sensible a la estructura de contribuciones de la seguridad social, particularmente los impuestos a la nómina. Un aumento de las aportaciones obrero-patronales se traduce necesariamente en una aportación mayor de la nómina, situación que desincentiva la creación de empleos en el mercado formal y abulta la problemática del mercado informal de trabajo en un país que ya tiene el grave problema de tener a la mitad de la fuerza de trabajo sin la protección de la seguridad social y la protección futura de la pensión.

Por eso, diputado Vega, sentimos nosotros que no es conveniente llevar a cabo el ajuste de la prima a través de aportaciones patronales o aportaciones gubernamentales, pero que sí es importante fortalecer la estructura financiera del seguro a través de estas aportaciones gubernamentales, porque el tema no es tanto la distribución de carga entre empresas; el tema más fundamental es la distribución de la fuerza de trabajo entre el mercado formal y el mercado informal.

Si tuviéramos un país en donde prácticamente la totalidad de la fuerza de trabajo estuviera en el mercado formal de trabajo, la elección entre aportación obrero-patronal o gubernamental sería menos importante que en un contexto como el que vivimos hoy. Por eso el cambio de estructura en las contribuciones.

Finalmente el tema de las multas, señor diputado. Muy brevemente señalar que con la reforma a la ley que se llevó a cabo en el 2001, las multas que anteriormente el instituto tenía que imponer a los empresarios eran del 70 al 100 por ciento del monto que estaba endeudado; con la reforma que se hizo en diciembre de 2001 dicha contribución se redujo del 70 al 40 por ciento, dando un flujo adicional para los patrones.

El instituto sí ha sido muy estricto en su labor de fiscalización y en su labor de combate a la evasión y es lo que permitió alcanzar el resultado que yo señalaba al principio, en donde hace 3 años y medio 14 por ciento de los trabajadores del país cotizaban sobre la base de un salario mínimo y hoy solamente 7 por ciento de los trabajadores cotizan sobre un salario mínimo. Sin embargo, el instituto trata de ser muy cuidadoso en términos de su ejercicio de facultad de multas; lo hacemos fundamentalmente en aquellos casos de reincidencia y fomentamos en muchísimo mayor casos la autocorrección para aquellos patrones que han sido cumplidos. Lo hacemos también a través de un esquema que les da mucho mayor facilidad para el cumplimiento.

Comenté el caso de IMSS desde su Empresa, como el caso de la firma digital y todas las otras facilidades que ya no abundo por razones de tiempo, que permiten que para los patrones cumplidos el efecto de fiscalización del Seguro Social sea prácticamente nulo.

Sentimos que en realidad y aquí me adelanto también a una de las preguntas de la réplica, la mayor problemática de la evasión no está ya en las empresas de, digamos, 300 trabajadores o más, que desde las reformas de 2001 tienen que entregar al instituto estados financieros dictaminados por contador público registrado para poder llevar a cabo sus contribuciones, sino más bien está en el segmento de empresas de menos de 25 trabajadores, situación que se agravaría con un aumento de las contribuciones obrero-patronales y la problemática de fiscalización del instituto, factor adicional, diputado Vega, por el cual consideramos que no es conveniente la modificación de la estructura obrero-patronal, porque precisamente sería en el segmento de las empresas de menos de 25 trabajadores en donde se dificultaría aún más la labor de fiscalización del instituto para hacer cumplir con las contribuciones que se tienen que cumplir conforme a la ley.

Muy brevemente, diputado Trueba. Le agradezco mucho sus comentarios al inicio de su intervención.

En efecto, el instituto está llevando a cabo una estrategia de reordenamiento interno y de modernización de sus sistemas. Comenté muy brevemente que el instituto ha achicado en más de 10 mil plazas sus estructuras administrativas, ha reducido direcciones regionales, tiene en algunos casos delegaciones conjuntas, pero también parte de esta estrategia de cambio administrativo tiene que ver con darle a los hospitales de tercer nivel un régimen de gestión que le permita mucho mayor agilidad y mucha mayor capacidad de respuesta ante los inmensos retos médicos que estamos enfrentando.

En qué consiste la estrategia. Hoy en día un hospital de tercer nivel está... ya está cambiando, pero hasta antes de esta iniciativa un hospital de tercer nivel estaba imbuido dentro de la estructura delegacional, la estructura regional y por lo tanto toda tramitología para las adquisiciones de medicamentos, para las adquisiciones de equipo, de mantenimiento menor, de conservación, etcétera, etcétera, tenía que pasar del director del hospital al delegado, del delegado al director regional, del director regional al director normativo correspondiente y después regresar por la misma vía, lo cual hacía que para hospitales que requieren una gran capacidad de respuesta fuese un esquema de gestión muy poco apropiado.

Se está buscando que ahora los hospitales tengan un presupuesto propio, la libertad de ejercer su presupuesto aprobado por el Consejo Técnico de una manera mucho más ágil, se les está dando facultades de que directamente compren médicamente y equipo médico menor hacia labores de mantenimiento y conservación, que lleven a cabo contratos de servicio para la entrega de medicamentos, o cual permite tener una optimización de los inventarios y que esto le permita tener una capacidad de respuesta mucho más rápida.

Igualmente, eso va a permitir un sistema más ágil de referencia contra referencia porque ahora la referencia contra referencia se hace estrictamente dentro de las delimitaciones regionales, pero puede haber algún hospital de tercer nivel que tiene capacidad excedente, otra que tenía capacidad de saturación, pero el sistema de referencia contra referencia enmarcado dentro de una región, no permitía que pudiera ser utilizado óptimamente la capacidad.

¿Qué planes se tienen para futuro para el fortalecimiento de las unidades? El problema central que estamos observando en el instituto, es que la saturación que tenemos en segundo nivel de atención, hace que los hospitales de tercer nivel lleven a cabo intervenciones quirúrgicas o intervenciones médicas que no son propiamente de tercer nivel.

En la medida en que pudiéramos nosotros descongestionar el segundo nivel, pudiéramos asegurarnos que en el tercer nivel de atención se concentraran realmente en el 3, 4 por ciento de los casos que se consideran que requieren intervención de ese nivel de especialización.

A su vez, ¿qué podemos hacer para descongestionar el segundo nivel? La estrategia ha consistido a la fecha en lo que yo comentaba en mi intervención, el desarrollo de las unidades médica ambulatorias. Esas van a permitir descongestionar el segundo nivel, porque una gran cantidad de intervenciones quirúrgicas podrán realizarse y sin necesidad de hospitalización.

El instituto se encuentra actualmente construyendo alrededor de 30 unidades de medicina ambulatoria, que son el equivalente, más o menos, en capacidad operativa y agilización de 60 camas.

Entonces, a través de esta vía se está agregando el equivalente de más o menos mil 800 camas en segundo nivel; en realidad es el equivalente de... eso va a permitir ahora descongestionar un poco segundo nivel y a su vez permitir la especialización de los hospitales de tercer nivel, en lo que realmente les corresponde.

También el instituto se encuentra ahora en cada una de las delegaciones llevando a cabo obras de mantenimiento mayor; ampliación de la capacidad de quirófano y algunas obras de mantenimiento, en cada uno de los hospitales de la región de cada una de las regiones, con objeto de fortalecer al segundo nivel. Entonces es una cascada que permite ir subiendo en los niveles, ir subiendo en la calidad de atención.

El sistema computarizado de administración hospitalaria es parte de este cambio; el sistema computarizado de administración hospitalaria, junto con el expediente clínico electrónico, va a permitir precisamente que desde cualquier hospital del instituto, se accese al récord médico de cualquier derechohabiente y tengamos entonces, independientemente de la ubicación geográfica, la posibilidad de tener un sistema mucho más ágil.

Es parte de esta movilización informática que sentimos que es fundamental para que podamos nosotros, ofrecerle a los derechohabientes un servicio mucho más ágil.

Los hospitales de tercer nivel, de los cuales, como usted bien señala, son 25 unidades médicas de alta especialidad, tendrán 2 misiones adicionales aparte de la atención quirúrgica y la extensión médica de alto nivel; tiene una misión de formación de recursos humanos; el instituto juega un papel fundamental en la generación de cuadros médicos en el país y seguirán con una formación de recursos humanos y también el fomento a la investigación, y estamos buscando que los proyectos que queremos financiar a través de la Fundación IMSS, que recientemente creamos para obtener fondos de otras fuentes, puedan generar proyecto de investigación dentro de las propias UMAES (Unidades Médicas de Alta Especialidad), para poder llevar a cabo la formación de cuadros médicos hacia futuro y el desarrollo de conocimiento médico hacia futuro.

Muy brevemente, las preguntas del diputado Francisco Javier Carrillo Soberón, en efecto, señor diputado, las cifras que usted señala son correctas en términos de lo que se arrojó un dictamen que el propio instituto solicitó a su auditor externo, respecto a las fuentes de financiamiento.

Aquí provecho también para tocar parte de la pregunta que nos hizo el diputado González Schmal, porque está relacionada con su pregunta, diputado.

El régimen de jubilaciones y pensiones está conceptualizado como un régimen de reparto igual, al régimen de pensiones que estaba conceptualizado en la ley de 1973 que se derogó en el 97.

En los regímenes de reparto las aportaciones de los en activo son utilizadas para el financiamiento de las pensiones de los ya jubilados. En ese régimen de reparto no se acumulan en ningún fondo, no es un régimen de capitalización, es un régimen de reparto que implica que los flujos son utilizados en las generaciones que están ya jubiladas.

Las cifras que usted menciona son correctas en términos de lo que arrojó el dictamen para los periodos e implica además, que esas aportaciones de los trabajadores, sí han sido destinadas a los fines para las cuales fueron previstas. Los trabajadores del instituto, como usted bien señala son sujetos de la propia Ley del Seguro Social y con base en ello, tienen derecho al régimen pensionario que establece la Ley del Seguro Social.

En efecto, como usted bien señala, el Régimen de Jubilaciones y Pensiones es un régimen complementario, lo que el régimen fija es la pensión total. La estructura del financiamiento de la pensión total es conforme a lo siguiente:

En primera instancia están los recursos que se aportan como obligación legal del instituto que hemos denominado: las aportaciones de IMSS asegurador y que tienen que ver con el derecho pensionario que generan en su carácter de trabajadores del Apartado A del 123 de la Constitución.

Una segunda fuente de financiamiento son los recursos que en este régimen de reparto, se utilizan de los trabajadores en activo para los trabajadores ya jubilados.

Y la tercera fuente de financiamiento son los recursos de lo que hemos denominado IMSS- patrón, que son las aportaciones que lleva a cabo el instituto, no por obligación legal, sino por obligación contractual.

Los trabajadores del instituto, sí reciben, sí reciben los recursos conforme a la Ley del Seguro Social tienen y en forma complementaria para llegar al monto total fijado por el Régimen de Jubilaciones y Pensiones, los recursos que fija el régimen propio de jubilaciones y pensiones.

Los trabajadores del instituto afiliados al propio instituto hasta el 30 de junio de 1997, también tienen derecho al sistema de elección de régimen, entre ley 73 y ley 97. Para los trabajadores en realidad el proceso de elección de régimen, no es muy relevante, porque dado que el monto total que fija la pensión por el Régimen de Jubilaciones y Pensiones es muy superior a la pensión que se puede obtener, bien sea por ley 73, bien sea por ley 97, en realidad la elección de régimen solamente afecta a la estructura de financiamiento del pago total que recibe el trabajador, más no el monto total que recibe el trabajador.

Dados los salarios de los trabajadores, en la inmensa mayoría de los casos, todos aquellos que se jubilan con ley 73, activos en el instituto hasta el 30 de junio de 97, implica que reciben, ahora sí, recursos del Gobierno Federal, al igual que los demás trabajadores por la vía de las pensiones en curso de pago.

Lo contenido en el Presupuesto de Egresos, en el proyecto de Presupuesto de Egresos para 2005, no es muy diferente de lo que está ocurriendo en el 2004, lo que ocurrió en el 2003 y en años anteriores.

Del total de transferencias de pensiones en curso de pago que recibe el instituto para llevar a cabo el pago de las pensiones conforme a ley 73, una parte se destina a los trabajadores del propio instituto que tienen derecho a ello, conforme cualquier otro trabajador afiliado al propio instituto.

De esta manera se respetan totalmente los derechos de los trabajadores del instituto, no hay pérdida de derechos, excepto que los periodos de cotización son menores a los establecidos, ya que el régimen jubilatorio propio del instituto, establece el derecho a la jubilación, después de 27 ó 28 años, en caso de hombres y mujeres que es diferente a lo establecido en la ley para el resto de los trabajadores, pero sintetizo.

Los trabajadores reciben el 100 por ciento de sus derechos. Los trabajadores reciben lo que conforme a la ley les compete, ya sea ley 73 o ley 97.

Cuando es ley 73, el instituto recibe los recursos que le tiene que recibir por parte del Gobierno Federal, esto altera la estructura de financiamiento del RJP, no afecta el total de los montos y no hubo ningún fondo que se hubiera destinado a un propósito diferente en la medida de que el propio RJP, era un sistema de reparto.

Muy brevemente, la pregunta perdón del diputado, ¡ah! no contesté su última pregunta, respecto al registro de los pasivos laborales en los balances del instituto. Aquí hay 2 sistemas de registro y perdón un poquito por el aspecto técnico.

Hay una norma que se llama la NIF 09, la Norma de Información Financiera 09, emitida por la Secretaría de Hacienda y por la Secretaría de la Contraloría, en donde establece que para las entidades del sector público, se registre en el balance, el costo neto del periodo generado por los derechos pensionarios durante ese periodo, siempre y cuanto ese registro no resulte en un resultado negativo.

En el caso del Instituto Mexicano del Seguro Social, dado la estructura de financiamiento del Régimen de Jubilaciones y Pensiones, el registro del costo neto del periodo claramente resultaría en un resultado negativo. Eso porque el monto que se genera en cada año es superior a los veintitantos mil millones de pesos que muestra, por cierto, que la formación de reservas que estamos llevando a cabo es inferior a las reservas que tendríamos que estar llevando a cabo dado la pura generación de derechos pensionarios que se generan en cada año y señalan la insuficiencia en la formación de reservas del propio instituto.

El artículo 173 de la ley, sin embargo, le indica al instituto que para propósitos del informe al Ejecutivo que tenemos que entregar en junio de cada año, la valuación de los pasivos laborales se haga conforme a las normas contables de la profesión contable de México y por lo tanto la valuación del pasivo laboral que se hace aquí no se hace conforme a la NIF 09, sino se hace conforme a esa norma. Se me olvida, tiene un nombre técnico, es la norma... Recuérdame, Jorge. El boletín D3; el boletín D3 del Colegio de Contadores.

De hecho en el informe reportamos ambas valuaciones; reportamos los estados financieros con y sin la NIF 09 y con el SINE (?) boletín D3, resultamos el estado de flujos de resultados con y sin la NIF 09 y con el SINE boletín D3.

Yo creo personalmente que el boletín D3 da un reflejo mucho más preciso de la situación contable y de las presiones futuras, porque independientemente si el resultado es positivo o negativo, requiere el reflejo en el balance de la totalidad del costo generado ante el periodo.

Me adelanté un poco con la pregunta del diputado Piña Horta, en términos de lo que representa el esquema de rentas vitalicias y de la presión; tal vez ya no abundo más sobre ello para no hacer mucho tiempo.

Y quisiera nada más 2, 3 minutos en términos de si alguno de los puntos más sustantivos, tocados durante la réplica de los señores diputados.

Se ha comentado aquí por alguno de los señores diputados que las recientes reformas a la ley del pasado mes de agosto no resuelven la totalidad del problema del instituto. Los señores diputados tienen razón, la problemática del instituto es tan compleja que no será resuelta por una reforma individual. Personalmente creo que la reforma logra avances importantes desde el punto de vista de detener el crecimiento de un pasivo laboral que de otra forma estaba en una ruta explosiva; pero se ha señalado aquí que la problemática del instituto es más que su pasivo laboral; la problemática del instituto tiene que ver también con el seguro de enfermedades y maternidad, gastos médicos de pensionados. Este problema que aborda el diputado Hernández respecto a las pensiones de rentas vitalicias que es delicadísimo, todo ello es parte de la problemática, nada de ello fue sujeto de la reforma que se llevó a cabo en los últimos meses. Por ello la importancia de que sigamos trabajando juntos para que se puedan plantear las reformas.

La seguridad social es un aspecto tan dinámico de la vida de los países, que es poco probable que se piense que una reforma individual sea la solución a la problemática global. Lo que se observa en la mayor parte de los países es un proceso continuo de reformas ante una dinámica demográfica y una dinámica epidemiológica que está teniendo una gran variabilidad.

Especulo: Las proyecciones financieras del seguro de gastos médicos de pensionados son proyecciones que dicen si la siniestralidad actual en materia de diabetes, cardiopatías, hipertensiones, etcétera, si la siniestralidad actual se aplica sobre la estructura demográfica futura en función de la transición demográfica que podemos proyectar y a eso se le imputan los costos médicos de detección actual de esos padecimientos, se hacen los cálculos actuariales que proyectan a futuro necesidades financieras para el seguro de gastos médicos de pensionados.

Pero podemos especular que la medicina genómica cambia esto de forma dramática y que lo que hoy es un día para el tratamiento para la diabetes con el cual estamos proyectando un caso, será un tratamiento con un conjunto de medicamentos e intervenciones permanentemente, a la mejor, ojalá dentro de algunos años se encuentre una situación diferente y esto cambiaría las proyecciones y cambiaría la naturaleza financiera del seguro.

Entonces yo creo que lo que se requiere es un proceso continuo de reformas que vaya abordando un conjunto de problemas.

La reforma del 95 resolvió un problema muy importante; la reforma del 95 resolvió el problema de que el pasivo ya acumulado para las pensiones de los trabajadores afiliados al instituto, no del instituto, había desbordado el régimen de reparto. No hubo fondos que se fueron a ningún lado porque no era un régimen de capitalización y los regímenes de reparto se agotan cuando la estructura demográfica en términos de la relación de activos a jubilados, encuentra un punto en donde ya las aportaciones de los activos son insuficientes para las necesidades de los jubilados.

La ley de 95 resolvió ese problema, lo resolvió mediante 2 medidas diferentes: Primero la absorción del pasivo por parte del Gobierno Federal para las generaciones para las cuales ya no daba el régimen de reparto y segundo, mediante la creación ahora sí, de un régimen de capitalización para las futuras generaciones.

La reforma de 95 no resolvió la totalidad de los problemas y nos quedan ahora los retos que estamos enfrentando, el problema ahora de las jubilaciones internas de nuestros propios trabajadores, del RJP, el problema de la transición epidemiológica que se está haciendo mucho más acelerada, el problema de las rentas vitalicias y el tratamiento que le vamos a dar a mediano plazo a la invalidez y a los casos de incapacidad, más un conjunto de problemas asociados a la incorporación de los trabajadores al mercado formal de trabajo.

La reforma de 95 hizo dos o tres innovaciones en esa materia: incorporó a los jornaleros agrícolas, hace el seguro de salud para la familia, pule el régimen de incorporación voluntaria al régimen de laboratorio. Pero claramente esas avenidas de incorporación han sido insuficientes y por eso la necesidad de seguir trabajando en reformas adicionales.

Muy brevemente, la diputada Lara, muchísimas gracias por sus preguntas diputada. En cuánto tiempo prevemos que podríamos alcanzar 100 por ciento de cobertura en PREVENIMSS, el compromiso que hemos tomado con el Presidente Fox, es que al finalizar su administración el 100 por ciento de los derechohabientes tendrán su protocolo de salud preventiva y su cartilla de salud preventiva dentro de PREVENIMSS. Sentimos que sí lo podemos cumplir y con la totalidad de la población de IMSS Oportunidades.

Sumando IMSS Oportunidades más régimen obligatorio, nosotros estimamos que al finalizar la administración del Presidente Fox, poco más de 50 millones de mexicanos estarán dentro del régimen de PREVENIMSS, cada uno con su cartilla individual de salud, su guía para la salud y un protocolo de medicina preventiva.

Con muchísimo gusto le haremos llegar datos priegos del programa. No presenté aquí muchos porque teníamos asignados 15 minutos a la presentación inicial.

En el último informe que entregamos a la Asamblea General del instituto ya mostramos algunos avances en términos de coberturas de vacunación para adultos mayores, con la vacuna termofóxica (?), del tratamiento de cáncer cérvico-uterino, de atención de hipertensión, detección de cáncer de mama, detección de defectos audiovisuales. Tenemos todo un seguimiento que nos permite ir viendo si vamos por la ruta correcta, compartimos esa información con usted con muchísimo gusto.

Igual el compromiso de hacer mucho más. ¿Cómo opera el esquema de IMSS Oportunidades en el medio rural? Opera porque tiene una gran fuerza. IMSS Oportunidades en los 25 años que se ha desarrollado en el medio rural, ha logrado una participación comunitaria ejemplar y tiene una red de promotoras rurales que es realmente ejemplar, son decenas de miles de promotoras rurales que con base en los 69 hospitales rurales y las 3 mil 500 unidades de medicina rural, tienen una capacidad de dispersión en distintos estados de la República, que permiten una labor aun en comunidades muy pobres y aun en comunidades indígenas, de concientización a través de la participación comunitaria, que invita a la participación en IMSS Oportunidades.

De hecho la cobertura de PREVENIMSS ha avanzado más rápidamente en IMSS Oportunidades que lo que ha avanzado en el régimen ordinario.

Hacer más eficiente la fiscalización lo tocamos con respecto al diputado González. Sin duda alguna en un esquema que le facilite a las empresas el cumplimiento de las obligaciones. Por ello (inaudible) por ello la firma digital que acabamos de lanzar recientemente y por ello este esfuerzo de reconstruir toda la ingeniería interna del instituto en materia del sistema de afiliación y recaudación.

Todavía hay espacios de mejora pero tienen que ser abocados a las empresas medianas y pequeñas, que son las que tienen los mayores costos de cumplimiento. Ya los espacios de fiscalización y los espacios de combate a la evasión en las empresas de 50, 75 trabajadores o más, se han reducido notablemente.

Hoy en día tenemos diputada, porcentajes de pago al segundo mes, de 99 por ciento de la emisión. Esto es, de lo que el instituto le dice a las empresas: Me debes por las afiliaciones de tus trabajadores, al segundo mes el instituto está recuperando ya el 99 por ciento de dichos montos. Ya el margen es muy pequeño. Lo que tenemos que hacer es ampliar la base, argumento adicional insisto, para no modificar los costos obrero-patronales y aumentar la carga.

Respecto a la Comisión de Derechos Humanos, unos comentarios muy brevemente: Señalar que el instituto recibe quejas a través de diferentes mecanismos, a través de la propia coordinación de atención al derechohabiente dentro del instituto, a través de la Comisión Nacional de Arbitraje Médico, la Conamed y a través de la Comisión de Derechos Humanos.

El número de quejas por 100 mil derechohabientes atendidos, ha disminuido de 8.15 al inicio de la administración del señor Presidente Fox, a 7.7 el año pasado. Son porcentajes de las quejas totales. Lo que estaba pasando con la Comisión de Derechos Humanos, es que la Comisión de Derechos Humanos emitía una recomendación respecto de algún caso que pudiera considerarse como caso de negligencia médica y le pedía al instituto que llevara a cabo la indemnización correspondiente al derechohabiente afectado.

Pero por otro lado, por disposiciones normativas internas del instituto, el instituto no quería cumplimentar el pago al derechohabiente afectado en la medida en que eso prejuzgaría que el médico que llevó a cabo la intervención, en realidad no cumplió bien con su deber y porque nosotros queremos y queremos defender a nuestro médico y estamos obligados a darles todo el espacio, de no prejuzgar. Sin embargo, el instituto le daba cumplimiento a toda la observación de la Comisión de Derechos Humanos excepto al pago de la indemnización.

La Comisión de Derechos Humanos conforme a su normatividad sin embargo, reportaba incumplimiento parcial de la recomendación y por tanto lo daba como recomendación no cumplida.

¿Qué ha hecho el instituto para poder subsanar esta situación? El pasado mes de julio, el Consejo Técnico aprobó una modificación al Reglamento de Quejas y a la normatividad interna del instituto para que se pueda llevar a cabo la indemnización al derechohabiente sin prejuzgar la situación del médico respecto de una negligencia médica o no, con lo cual desde esa fecha se está dando cumplimiento al 100 por ciento de la recomendación de la Comisión de Derechos Humanos, insisto, en un esquema en donde las quejas globales se han ido reduciendo.

El diputado García Tinajero hizo varios comentarios con los cuales coincidimos al 100 por ciento. Evidentemente no se trata de encontrar culpas de nadie, se trata de encontrar entre todos nosotros soluciones a un problema sumamente complejo.

Lo dijo el diputado Vega y yo coincido con él al 100 por ciento. Los trabajadores del instituto son ejemplares y en condiciones sumamente difíciles, con falta de equipo en muchas ocasiones, con saturación de instalaciones en otras, hacen un trabajo espléndido.

Se trata de que juntemos y encontremos soluciones a la problemática que estamos enfrentando.

Sí nos ha afectado por supuesto, la ausencia de crecimiento en estos años, que nada tiene que ver con el comportamiento interno de los trabajadores; si nos ha afectado un conjunto de factores asociados con la transición demográfica-tecnológica que tampoco nada tiene que ver con la situación de estos trabajadores.

O la dinámica del mercado de medicamentos que ha hecho que los precios de los medicamentos hayan aumentado mucho más rápidamente que el índice del precio al consumidor y que tampoco nada tiene que ver con la situación de estos trabajadores.

Todos son factores que hemos tratado nosotros de cuantificar en los informes que hemos entregado, tratando de entregar un balance completo, equilibrado, de la problemática.

En algunas ocasiones los medios pueden enfatizar más un punto que el otro pero éstas intervenciones nos dan la oportunidad de precisamente encontrar este equilibrio para señalar, en primer lugar, que no hay culpables aquí. Que al revés, hay en el instituto 360 mil héroes y que por otro lado lo que se requiere es un esfuerzo de diálogo y de comunicación conjunta para que construyamos soluciones a un problema que es sumamente complejo, que tiene muchas aristas y que no se puede simplificar a través de un punto u otro punto, o solamente otro punto.

Finalmente, ya contesté me parece en parte los comentarios del diputado González Schmal respecto al sistema de reparto, sistema de capitalización, previo a la ley de 97, igualmente el fondo del RJP, solamente el punto de la reducción de cuotas a empresarios.

Debo señalar que al comparar la estructura de aportaciones al instituto de ley 73 contra ley 97, la reducción más importante de las contribuciones se dio para los trabajadores; la reducción para los empresarios fue bastante más marginal; sin embargo, la reducción que se llevó a cabo en las aportaciones obreras y patronales, fue más que compensada por las aportaciones del Gobierno Federal, tal que el instituto quedó en balance, no hubo una pérdida de ingresos en la estructura de ingresos del instituto, hubo un cambio en la composición.

El objetivo era fomentar el crecimiento del empleo y en efecto, se dio. Si observamos el crecimiento del empleo afiliado al instituto entre finales del 95, cuando se llevó a cabo la reforma, y diciembre de 2000 se da un crecimiento muy acelerado del empleo del mercado formal afiliado al instituto.

Lo que observamos en los últimos 3 años es el efecto desafortunado de esta rescisión mundial que tanto nos ha pegado y de una globalización cada vez menos intensa y por ello la necesidad de fortalecer los mecanismos de incorporación, pero no hubo una pérdida de ingresos, insisto, respecto de la forma de 97 con respecto a la forma de 93.

Perdón diputado Raya, me extendí un poquito pero traté de también cubrir los puntos asociados a la réplica.

Muchas gracias señores diputados.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Social diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, doctor Santiago Levy. Finalmente, tienen para hacer uso de la réplica, están anotados 3 compañeros.

El diputado David Hernández de la fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional tiene la palabra.

El diputado David Hernández Pérez: Gracias, Presidente.

Señor director, la seguridad social es el objetivo del IMSS; es la razón por la que fue creado. Es importante no perder este principio y no ver solamente la eficacia o la eficiencia como recaudador fiscal. Necesitamos fortalecer el sentido social del instituto.

El problema de prolongar la determinación de la invalidez permanente también nos crea problemas con los patrones. Los patrones no pueden dar de baja. Los patrones, de una o de otra forma, se inconforman con los trabajadores, con los sindicatos y eso es algo que nos preocupa.

Definitivamente que, por la situación por la que está pasando el país, tenemos que buscar la forma de incrementar la aportación de la Federación. No podemos cargarle la mano ahorita a los trabajadores y a los patrones.

En ese sentido, señor director, creo que el presupuesto que está proyectado para el 2005 no es suficiente para el instituto. Tendremos que buscar los mecanismos de fortalecer esto.

En lo que respecta a lo de las multas, creo que el instituto debe tener la flexibilidad y la sensibilidad para la aplicación porque, por ejemplo, algunas personas sin el estudio, sin la capacitación para poder llenar los formatos y contar con todos los requisitos, la CURP y una serie de situaciones que ahora requieren los formatos de pago, resulta que, por ejemplo, un trabajador que se metió a autoconstruir y que quiere de todos modos pagar sus cuotas al Seguro Social porque contrató un solo trabajador, un albañil, y le llegan y resulta que le hizo falta poner un solo dato, también es multa.

Yo creo que en ese sentido debe de existir la flexibilidad. Yo creo que con las empresas que tienen contadores y una serie de situaciones totalmente de acuerdo.

En la revisión del contrato colectivo de trabajo en días pasados, el sindicato y sus agremiados dieron una muestra de madurez y de traer bien puesta la camiseta del IMSS. Son, pues, los trabajadores, como usted también lo ha señalado, la principal fortaleza del instituto y estoy seguro que son también los trabajadores del instituto, y no me refiero exclusivamente a los trabajadores sindicalizados, también a los de confianza, porque a veces criticamos mucho a los trabajadores de confianza, pero yo sí quiero decirles que por lo regular son plazas de 8 horas y creo que son contados los trabajadores que realmente trabajan 8 horas y yo creo que la muestra está aquí con algunos compañeros que están acá y que tienen nombramiento de 8 horas y que por lo regular a veces trabajan también sábados y así.

Y esa es la principal fortaleza del instituto. Estoy seguro de que los mejores asesores están en los trabajadores del instituto, son ellos mismos, y son los mismos trabajadores del instituto los que pueden crear e implementar las estrategias que van a mejorar al instituto y creo que hay que aprovecharlo, hay que buscar los mecanismos de acercamiento y de hacer a un lado algunas diferencias que pudieran existir. Lo más importante es que el instituto continúe y continúe cada vez mejor.

Saludamos con agrado los avances en responder a las expectativas de los derechohabientes en el sentido de que se ha incrementado el surtido de recetas. Que qué bueno que se reconoce que hace falta mucho camino por andar, definitivamente. Que este reconocimiento, el detectar que hacen falta muchas cosas, es el punto de partida. El que se reconozca que hace falta qué avanzar eso representa el qué.

Ahora es importante que nos pongamos de acuerdo en el cómo, en quiénes, en cuándo. Y ya el presidente de la comisión abrió la puerta en el sentido de que continuemos con las reuniones de trabajo en donde no exista tanto protocolo y en donde realmente, como habíamos iniciado en un principio, señor director, podamos encontrar las rutas alternas que nos lleven a mantener el instituto, a poder trabajar en equipo, que realmente es lo que México necesita.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Social diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado David Hernández.

Tiene ahora la palabra para hacer uso de la réplica, el diputado Miguel Angel Llera Bello, del Partido Acción Nacional.

El diputado Miguel Angel Llera Bello: Con el permiso de la Presidencia; compañera Presidenta; compañeras y compañeros legisladores; señor director Santiago Levy:

Esta comparecencia ha sido muy productiva e ilustrativa del enorme reto que todavía nos queda por delante para continuar en la transformación del Seguro Social.

A través de sus intervenciones nos ha precisado y ampliado algunos de los aspectos más relevantes que se encuentran en el IV Informe de Gobierno y que nos muestran la existencia de avances importantes en sus programas.

La posición de Acción Nacional ha sido siempre la de realizar un análisis constructivo que en la medida en que reconoce los logros pero también las insuficiencias, permite impulsarnos hacia nuevos retos.

Es pertinente destacar que en la década de 1930, Manuel Gómez Morín previó la conformación de una institución encargada de proteger a los trabajadores.

En este sentido, el compromiso con el Instituto Mexicano del Seguro Social adquiere aún más relevancia para nuestro partido, empeñado en fortalecer y mejorar de manera permanente, los servicios que brinda a los derechohabientes.

Siempre hemos sostenido que el sistema de seguridad social debe de ser asumido por una institución responsable, transparente, controlada y vigilada públicamente, capaz de cumplir en todo tiempo con las obligaciones que le competen a favor de los trabajadores y sus familias.

Consideramos que el Seguro Social avanza en su compromiso de transformación. Somos conscientes de que aún falta un largo camino por recorrer.

Al respecto, creemos conveniente mencionar 3 aspectos que nos preocupan especialmente y que han sido mencionados:

El abasto de medicamentos Las cifras indican un 95.2 de avance. No obstante es importante presentar una solución final a las quejas que todavía se registran de manera significativa. Cada punto porcentual de desabasto significa cerca de 100 mil recetas surtidas parcialmente, por tanto es necesario dar una rápida solución a este problema, sobre todo en el tercer nivel de atención, donde la urgencia muchas veces es cosa de vida o muerte.

Segundo. El mercado de proveedores y el tema de adquisiciones nos siguen preocupando, por consiguiente proponemos que desde el ámbito de nuestra competencia y privilegiando el interés de la nación sobre nuestras ideas partidistas, trabajemos juntos para impulsar las modificaciones que sean necesarias. No podemos permitir que se registren fugas de dinero y debemos ocuparnos en el combate a la corrupción, así como de la eficiencia y transparencia de los procesos de licitación.

El gasto de inversión sigue siendo insuficiente para las necesidades del instituto. Hay un déficit en obra pública, así como en mantenimiento y equipamiento que debemos remontar para que se ofrezcan servicios de calidad.

Debemos aspirar a que los usuarios del Seguro Social no vayan porque carecen de otras alternativas, sino que opten por él con la certeza de que se les brindará un trato digno y un servicio adecuado.

Hagamos del IMSS un orgullo de las instituciones mexicanas. No se puede escatimar en esta aspiración.

En Acción Nacional estaremos atentos a los trabajos que se sigan desarrollando.

Y bueno, desde este lugar quiero decirle, ya que varios compañeros presumieron de nuestra profesión médica, que también soy médico y que también me tocó trabajar hace 30 años en el Seguro Social, en donde atendíamos hasta 70 pacientes o más, en turnos de más de 8 horas, con carencias increíbles. Aquí oí que hubo una época dorada para el Seguro Social. A mí ya no me tocó.

Y bueno pues esperamos que se haga justicia a tantos médicos, 40 mil comandantes que son médicos de base, las compañeras enfermeras y el personal suplente que está esperando una oportunidad para tener un trabajo seguro.

Por su atención, muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Social diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado Miguel Angel Llera Bello.

Ahora tiene finalmente la palabra para hacer uso de su réplica el diputado Francisco Javier Carrillo Soberón, del Partido de la Revolución Democrática.

El diputado Francisco Javier Carrillo Soberón: Señor director: Yo quiero aprovechar que coincido, tenía armado mi punto de vista igual que el compañero David que me antecedió del PRI, en el sentido de valorar el último acuerdo laboral salarial con el sindicato, en el sentido de reiterar y ratificar que estamos todos obligados a apostarle al diálogo y más particularmente en este tipo de conflictos obrero-patronales y que ojalá nunca más veamos otra vez amenazada la estabilidad de una institución tan importante como nuestro Seguro Social, que creamos en los trabajadores y yo creo particularmente en la calidad humana y profesional de nuestros compañeros trabajadores del Seguro Social nos indica que hay allí efectivamente un verdadero arsenal de ideas, de propuestas, que efectivamente requieren también nuestro respaldo legislativo y político para que fructifique este fortalecimiento que entendemos que el Seguro Social no es un gasto, es una inversión para el país. Apostarle a la salud y al beneficio social es la mejor inversión que podemos hacer los mexicanos.

En este sentido nos interesaría también que usted se pronunciara en torno a las reformas al artículo 27 y 30 de la Ley del Seguro Social que propone la Secretaría de Hacienda en la miscelánea fiscal que sabemos que busca fortalecer las finanzas del Seguro Social. Ya el sector patronal ha mostrado incomodidad en torno a estas reformas, pero les queremos decir desde aquí a este sector, que valoren en serio sus palabras, sus pensamientos, sus intereses y que valoren en este sentido que estos planteamientos son de inversión.

Igual usted ha mencionado la apuesta que le quiere hacer el Seguro Social al desarrollo de la inteligencia, al desarrollo de la investigación. Eso lo aplaudimos, nos parece que es una de las carencias grandes que hay en nuestro país apostarle en cada sector, yo lo hablo por mi sector energía, al desarrollo de la investigación.

Quisiéramos aquí conocer más a fondo qué tanto se le está apostando, qué tanta potencialidad existe para este desarrollo. Yo quiero comentarle que en el sector energía hay un área en el Instituto de Investigaciones Nucleares de Medicina Nuclear que estamos ya acordando con el Seguro Social y con Luz y Fuerza el desarrollo de los amnios radioesterilizados para atención de nuestros quemados y que este es un acuerdo que podríamos extender a todo el sector energético nacional, Pemex, CFE, donde el cambio de calidad en el dolor humano de atención de los quemados es increíblemente y cualitativamente superior.

Y hay una experiencia tecnológica mexicana que utilizando las placentas, que en lugar de ser un desecho, dicho así, del parto pase a ser un bien muy útil para solucionar el dolor humano.

Y que pudiéramos aclarar más a fondo los escenarios del pasivo laboral. A mi, insisto en esto, nos preocupa, creemos, tenemos la hipótesis que el escenario es un escenario que está exagerado, vale decirlo así, sin embargo nos gustaría conocer más a fondo estas ideas.

Y que pudiéramos bajo esta idea poder trabajar para la mejora y el fortalecimiento de nuestra institución y que inclusive, y se lo decimos con todo respeto, pudiéramos obtener también de parte de la alta administración del Seguro Social el pronunciarse por la reducción de algo que hemos reclamado nosotros de estas prebendas de la cúpula del Seguro Social. Lo decimos con todo respeto, pero lo decimos también con un alto sentido de justicia social.

Muchas gracias, señor director.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Social diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado Francisco Carrillo.

Yo creo que todos de esta reunión hemos recogido coincidencias en un sentido. Todos estamos preocupados por el Seguro Social, independientemente del partido al que pertenezcamos, independientemente de la ideología que profesemos y esa preocupación se manifiesta en que todos queremos un Seguro Social fuerte, un Seguro Social que nos dure y que nos dure para toda la vida, un Seguro Social que apunte hacia el futuro.

Y yo creo que todos coincidimos también en que el Seguro Social, como el ISSSTE y otras instituciones, requieren de reformas, de reformas que tienen que ser acordadas, porque tienen problemas estructurales, no tienen problemas superficiales.

Nos alcanzó la historia en muchos sentidos, con la cuestión de enfermedades crónico-degenerativas, con el crecimiento de la expectativa de vida y desgraciadamente y lamentablemente con reconocimientos como el que hizo hace poco el ex director del Seguro Social, Genaro Borrego, de que 24 por ciento del PIB que representaban los fondos de pensiones de los trabajadores, de los seguros del Seguro Social, bueno, pues se fueron a la infraestructura médica, o cuando menos así lo dijo como tal, que representaban el 24 por ciento del PIB esos fondos.

Entonces, bueno, todo eso tiene que ser considerado para entonces qué hacer, qué tipo de reformas hay que realizar para darle viabilidad y futuro a las instituciones.

Y yo cuando menos quisiera retomar aquí, porque no quiero extenderme, un asunto en que creo que habíamos coincidido en Ixtapan de la Sal, en la reunión, que era el establecer mesas de trabajo.

Yo creo que nos pierde mucho el hecho de que solamente retomemos los asuntos cada vez que nos vemos en comparecencias o en cosas de esta naturaleza. Yo creo que debemos fijarle fecha en poco tiempo a esta reunión de trabajo que planteemos y que allí iniciemos y arranquemos o retomemos parte de lo que habíamos acordado ya en reuniones anteriores, para efectos de darle continuidad y de que vayamos permanentemente trabajando sobre un conjunto de puntos y un conjunto de problemas que estamos de acuerdo que enfrenta el instituto y que vayamos construyendo un paquete de reformas serias, estructurales, que le den más certeza y viabilidad de futuro, porque también reconozcamos que la manera como se han vendido otras reformas, planteando cosas que no se han podido cumplir, uno también genera problemas y también genera cuestionamientos, nos la vendieron de una manera y la realidad es otra. Entonces, son parte de las cosas que requerimos aclarar.

Yo en resumen, desde luego agradeciendo la voluntad, la disposición del director del Instituto Mexicano del Seguro Social en esta comparecencia, y cumpliendo nosotros también con una parte del ejercicio legal que nos corresponde en cuanto a la glosa del informe, desde luego creo que se ha realizado en un ambiente adecuado, de cordialidad, de respeto y creo que en ese sentido podemos y debemos apostarle a que sigamos con ese nivel de diálogo, de respeto, pero que vayamos a fondo, sin dobleces, sin ocultar nada, a localizar los verdaderos problemas que enfrenta el instituto y a tratar, por la vía del diálogo, por la vía de la construcción de consensos, a construir los acuerdos para emprender las reformas de fondo y estructurales que el IMSS como otros institutos de seguridad social, requieren para darle viabilidad de futuro.

Por su atención, muchas gracias. Un agradecimiento a todos y a todas por su persistencia, por su tenacidad y a usted por haber comparecido en esta ocasión.

De conformidad con lo que establece el artículo 7º, numeral 5, de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, la versión estenográfica de esta reunión será remitida al Presidente de la República para su conocimiento.

Agradecemos a todos su asistencia.

Gracias. Felicidades.