Comparecencia del Secretario de Seguriada Pública,
Ramón Martín Huerta, correspondiente al
Cuarto Informe de Gobierno del Presidente Vicente Fox Quesada

Instalación de la Mesa:
Jorge Uscanga Escobar

Exposición por parte del funcionario del Ejecutivo Federal: Ramón Martín Huerta

PRIMER TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTA

Pregunta: Heliodoro Carlos Díaz Escárraga, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta:Ramón Martín Huerta
Réplica: Jorge Romero Romero, Partido Revolucionario Institucional

Pregunta: María Antonia García Sanjines, Partido Acción Nacional
Respuesta:Ramón Martín Huerta
Réplica: Raúl Leonel Paredes Vega, Partido Acción Nacional

Pregunta: Lizbeth Eugenia Rosas Montero, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta:Ramón Martín Huerta
Réplica: Lizbeth Eugenia Rosas Montero, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Antonio González Roldán, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta:Ramón Martín Huerta
Réplica: Antonio González Roldán, Partido Verde Ecologista de México

Pregunta: Jesús Porfirio González Schmal, Partido Convergencia
Respuesta:Ramón Martín Huerta
Réplica: Jesús Porfirio González Schmal, Partido Convergencia

SEGUNDO TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTA

Pregunta: Quintín Vázquez García, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta:Ramón Martín Huerta
Réplica: Raúl Pompa Victoria, Partido Revolucionario Institucional

Pregunta: Irene Blanco Becerra, Partido Acción Nacional
Respuesta:Ramón Martín Huerta
Réplica: Fernando Alvarez Monje, Partido Acción Nacional

Pregunta: Marcela Lagarde y de los Ríos, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta:Ramón Martín Huerta
Réplica: Arturo Nahle García, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Antonio González Roldán, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta:Ramón Martín Huerta

Comentarios finales:
Jorge Uscanga Escobar



















El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: La Presidencia informa que han registrado su asistencia ciudadanos diputados miembros de las Comisiones de Seguridad Pública y Especial para Conocer y dar Seguimiento a las Investigaciones Relacionadas con los Feminicidios en la República Mexicana.

Hay quórum. Se abre la reunión (5:13 PM)

Damos la bienvenida a quienes nos acompañan hoy en su calidad de invitados y que pertenecen a diferentes organizaciones empresariales, civiles, sociales y organismos que integran el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública del Distrito Federal. Les agradecemos su presencia en esta comparecencia de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados y a la Comisión de Investigaciones Relacionadas con los Feminicidios en la República Mexicana.

Comparecencia del ciudadano licenciado Ramón Martín Huerta, secretario de Seguridad Pública Federal.

De conformidad con lo establecido por el artículo 7º, numeral 4, de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, comparece el licenciado Ramón Martín Huerta, secretario de la Secretaría de Seguridad Pública, invitado a esta reunión, de las Comisiones de Seguridad Pública y Especial para Conocer y dar Seguimiento a las Investigaciones Relacionadas con los Feminicidios en la República Mexicana, en la que se llevará a cabo el análisis del IV Informe de Gobierno del Presidente de la República, Vicente Fox Quesada en el tema de su competencia.

Se dará lectura al Acuerdo Parlamentario aprobado en la Cámara de Diputados, en la sesión del 7 de septiembre. Ruego a la diputada Patricia Garduño Morales, secretaria de esta comisión, dar lectura al acuerdo parlamentario relativo.

La Secretaria Patricia Garduño Morales: Sí, señor Presidente.

Con la finalidad de dar cumplimiento al artículo 7, numeral 4, de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, se cita a comparecer ante comisiones ordinarias a los funcionarios del Ejecutivo Federal, de conformidad con el programa anexo.

Las comparecencias ante comisiones se sujetarán al siguiente formato:

I. Exposición por parte del funcionario del Ejecutivo Federal, hasta por 10 minutos.

II. Primera ronda de preguntas por para de cada uno de los grupos parlamentarios con representación en la comisión en orden decreciente, hasta por cinco minutos.

III. Asimismo, los grupos parlamentarios que no cuenten con integrantes en la comisión podrán participar en esta ronda, hasta por cinco minutos.

IV. Respuesta por parte del funcionario del Ejecutivo Federal, hasta por diez minutos.

V Réplica por parte de los legisladores en el orden de sus intervenciones, hasta por cinco minutos.

VI. Segunda ronda de preguntas por cada uno de los grupos parlamentarios con representación en la comisión, en orden decreciente, hasta por cinco minutos.

VII. Respuesta por parte del funcionario del Ejecutivo Federal, hasta por diez minutos.

VIII. Réplica por parte de los legisladores en el orden de sus intervenciones, hasta por cinco minutos.

Es cuanto, señor Presidente.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Muchas gracias, diputada secretaria.

Para dar cumplimiento al punto 4°, fracción I, del acuerdo aprobado. Tiene la palabra el licenciado Ramón Martín Huerta, hasta por diez minutos.

El Secretario de Seguridad Pública Ramón Martín Huerta: Muchas gracias. Muy buenas tardes.

Señor diputado Presidente, Jorge Uscanga Escobar; señora diputada María Marcela Lagarde y de los Ríos; señoras y señores diputados integrantes de la Comisión de Seguridad Pública y de la Comisión Especial para Conocer y dar Seguimiento a las Investigaciones Relacionadas con los Feminicidios en la República Mexicana y a la procuración de justicia vinculada:

Muchas gracias por recibirme en este recinto parlamentario, para dar cumplimiento a lo que establece el artículo 93 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Me siento muy honrado de estar con ustedes para expresarles mi más firme convicción de que sólo el diálogo constructivo y la cooperación entre los Poderes de la Unión, dará al Estado mexicano fortaleza y porvenir.

Vengo a comprometerme para que juntos continuemos la consolidación de una política de Estado en materia de seguridad pública, una política cuya vigencia y eficacia trascienda a la voluntad de un gobierno o de un partido. Eso es lo que quiere la ciudadanía.

Tenemos la voluntad para combatir la delincuencia; la decisión del Presidente Vicente Fox es irrevocable, los esfuerzos han sido consistentes y articulados. Con este gobierno se creó la Secretaría de Seguridad Pública, se ha fortalecido el Sistema Nacional de Seguridad Pública. Nos regimos por un programa nacional y además en concordancia con estas decisiones, se ha propuesto una profunda reforma en este ámbito y en el del proceso penal. Seguimos transparentando las instituciones combatiendo la corrupción en las corporaciones para consolidar un desempeño ético. Todas estas son las acciones que van enraizando firmemente y no tienen regreso.

No se ha partido de cero porque esta política tiene fundamento en la ley, sus programas derivan del consenso y las acciones que se han tomado han sido con pleno respeto a las competencias de las entidades federativas y de los municipios. Trabajamos dentro de un clima respetuoso de cooperación y coordinación que no tiene precedentes.

Estamos convencidos, por las reiteradas expresiones ciudadanas, de la obligación ineludible que tiene todo gobierno de responder con eficacia a los reclamos de gobierno; de responder con esta eficacia, también estamos conscientes, de que ninguna acción tendrá resultados si no se funda en el respeto a la ley y en una activa participación social. Vivimos en una democracia plural.

Sobre esta base de consenso, sólo el Estado tiene la legitimidad y la fuerza para asegurar al ciudadano su integridad física y su patrimonio, pero también las condiciones de tranquilidad y paz social que garantizan la convivencia y la vida productiva.

Por eso compartimos integralmente la indignación de la sociedad por el clima de inseguridad, por las mujeres asesinadas en Ciudad Juárez, por la acción de los secuestradores y por todas las demás actividades delictivas que agreden y ofenden a los mexicanos. La Secretaría de Seguridad Pública está preparada para una nueva y más eficaz ofensiva contra la delincuencia.

Nuestro compromiso es profundizar las acciones de innovación, la prevención del delito, el mejoramiento de la policía, los programas de readaptación social, el blindaje y mejora de los centros de reclusión, el fortalecimiento de las relaciones con estados y municipios para dinamizar las decisiones del Consejo Nacional de Seguridad Pública y perfeccionar los mecanismos de coordinación del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

La Secretaría de Seguridad Pública actuará siempre con respeto absoluto a los derechos humanos, sin menoscabo de la eficiencia que necesitamos para luchar contra la delincuencia.

La prevención del delito constituye uno de los ejes rectores de nuestras acciones. La mayor parte de los delitos se cometen por falta de una política estructurada de prevención que atienda a valores y dar respuesta a las circunstancias adversas en que se gestan las conductas criminógenas.

Vamos a acudir fundamentalmente a los mecanismos de coordinación y a la participación ciudadana, con el objeto de impulsar programas que involucren a todos los sectores sociales en el compromiso de realizar una tarea colectiva de prevención; en la familia, en la escuela, en la oficina y en todos los espacios comunitarios junto con su policía, se podrá emprender una acción de alcance nacional para disminuir a través de la prevención los índices delictivos.

En los centros de readaptación social seguiremos luchando con la corrupción, el tráfico de drogas y la práctica de autogobierno; se van a reforzar los programas de readaptación social con el fin de que los internos realicen actividades productivas, puedan reparar el daño y se capaciten para una adecuada reinserción social.

Seremos inflexibles en contra de quienes violen las reglas de reclusión. No aceptamos errores ni disculpas de nadie en la responsabilidad de custodiar los reclusorios. Nos proponemos descongestionarlos revisando cuidadosamente los programas de liberación anticipada.

Con absoluto respeto a las normas ecológicas vigentes vamos a rehabilitar y dar una nueva vida a las islas Marías. Pretendemos crear auténticos centros de readaptación social que favorezcan la vida productiva, la unidad familiar y la reinserción social.

Estamos actuando durante los meses de octubre a diciembre. Vamos a cumplir con un programa muy amplio que nos permitirá trasladar internos del fuero federal y común de los centros de reclusión del estado de Sonora; se trasladarán internos al Centro de Readaptación Social Hermosillo II, al centro federal Rincón, en Nayarit; así como a la colonia penal federal islas Marías, que estamos rehabilitando.

Con estas acciones habremos logrado transferir a más de 1 mil 200 sentenciados y con ello descongestionando diversos centros de reclusión en este caso del norte. En el año 2005 redoblaremos este esfuerzo en otras entidades federativas.

En esta nueva etapa promoveremos bajo el esquema de cooperación y coordinación, dinamizar al Consejo Nacional de Seguridad Pública; sus decisiones y acciones contarán siempre con la perspectiva y misión (sic) de la ciudadanía.

Hemos verificado directamente en sendas reuniones regionales del Sistema Nacional de Seguridad Pública en Chiapas y Michoacán, un espíritu de participación que se va a fortalecer con el potencial de las sociedades y los gobiernos locales.

Desde el escritorio las acciones son limitadas. Por eso estamos alentando y robusteciendo la participación regional con visitas locales. Gracias al Sistema Nacional de Seguridad Pública, se tendrán integrados los registros nacionales de vehículos, de personal, de identificación, de huellas dactilares, de armamento y equipo, así como la Red Nacional de Telecomunicaciones y el servicio de información 066.

Por otra parte se ha avanzado en el Sistema de Integración Estadístico, alimentado por los municipios y los estados, que están a la disposición de ustedes para coadyuvar con información oportuna en las acciones de seguridad pública.

Estamos inmersos en un proceso de innovación institucional irreversible, con una policía equipada y preparada y con sistemas de alta tecnología. Tenemos como primer objetivo estratégico la formación policial. Hemos avanzado en la formación física, técnica y sicológica, en la homologación y desarrollo de contenidos y procedimientos y vamos a perfeccionar los métodos para establecer una carrera civil policial.

La carrera civil policial alienta la participación de mejores elementos que ven una perspectiva y un horizonte en el cual desarrollar sus potencialidades. Además, la sociedad reclama profesionalismo y preparación como requisitos de vinculación con sus cuerpos de seguridad.

La carrera civil policial generará mejores corporaciones y un mayor respeto y confianza de la sociedad hacia su persona y al estatuto de tan importante función policial.

Las estructuras administrativas se están renovando y actualizando. El manejo del presupuesto se revisará con absoluta transparencia para cada peso que constituya una inversión del ciudadano en sus cuerpos de seguridad.

Fortaleceremos la academia de policía a través de las 4 academias regionales bajo el criterio de excelencia y conforme a un programa curricular que atenderá las particularidades de las regiones, pero estará apta para responder en cualquier parte del territorio nacional.

Iniciamos un nuevo ciclo, la Policía Federal Preventiva está atenta a responder a las demandas de la sociedad de acuerdo a la disposición presupuestal, en los próximos dos años habrá que convertir o sustituir a sus elementos por personal civil.

Debo mencionar que las fuerzas del Ejército y la Marina, han aportado en su momento formación y adiestramiento de calidad; el legado es muy positivo: disciplina, lealtad, capacidad, identidad con las necesidades del ciudadano y un prestigio ganado a pulso.

Nos sentimos orgullosos del cambio democrático que vivimos y que ahora permite que la diversidad ideológica se exprese en el debate.

Finalmente, todos estamos comprometidos y obligados a hacer nuestro mejor esfuerzo por el bien del país. De los consensos dependerá la efectividad de nuestras acciones.

Señoras y señores legisladores, es para mí un honor comparecer por primera vez ante ustedes, iniciamos una nueva etapa de diálogo fructífero que debe de llevarnos por el camino de los acuerdos y de las acciones que la sociedad espera de sus gobernantes.

La seguridad pública es de tal importancia, que corresponde a todos asumir responsabilidades y respuestas.

Por mi parte, les reitero mi más amplia disposición para dar atención cumplida a sus intervenciones. Muchas gracias señor Presidente.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Gracias señor secretario. Agradecer la presencia de la diputada Marcela Lagarde de los Ríos, Presidenta de la Comisión Especial de Feminicidios. La presencia también de la diputada Patricia Garduño Morales, secretaria de la Comisión de Seguridad Pública; del diputado Heliodoro Díaz, secretario de la Comisión de Seguridad Pública, así como la de la diputada Lizbeth Rosas.

Para dar cumplimiento al punto 4º, fracciones II, IV y V, se han inscrito para la primera ronda de preguntas y réplica, los siguientes ciudadanos diputados:

Por el PRI, diputado Heliodoro Díaz Escarraga y diputado Jorge Romero Romero.

Por el PAN, diputada María Antonia García Sanjines y diputado Raúl Leonel Paredes Vega.

Por el PRD, diputada Lizbeth Eugenia Rosas Montero.

Por el Partido Verde Ecologista, diputado Antonio González Roldán.

Por el PT, diputado Alejandro González Yáñez. Y,

Por el Partido Convergencia, diputado Luis Maldonado Venegas.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos, para formular su pregunta, el diputado del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, Heliodoro Díaz Escárraga.

El diputado Heliodoro Carlos Díaz Escárraga: Secretario Martín Huerta, sea usted bienvenido.

La seguridad pública ocupa actualmente el primer lugar de la demanda ciudadana hacia el gobierno, sin lugar a dudas. Luego de casi 4 años de la toma de posesión del Presidente Fox, aún no ha podido estructurarse un programa viable y eficaz que detenga la delincuencia y prevenga realmente el delito, ni se han reforzado los mecanismos de coordinación interinstitucional entre las entidades federativas del Distrito Federal.

Aunque por su reciente designación no le es directamente atribuible responsabilidad en el actual estado de cosas de la seguridad pública, consideramos que sí ya es tiempo para que nos informe acerca de los planes, proyectos y acciones que instrumentará para ir a fondo en el problema y disminuir sensiblemente los índices de criminalidad que se presentan en nuestro país.

A sólo 2 años de que concluya esta administración, necesitamos saber hacia dónde quiere el Gobierno Federal llevar el asunto de la seguridad pública, ¿cuál es su visión? ¿Qué es lo que ocurre y cómo se va a posicionar frente a este fenómeno?

En este sentido, le pido señor secretario me dé respuesta puntual a los siguientes requerimientos de información:

Una de las principales críticas y observaciones al Programa Nacional de Seguridad Pública, consiste en que este es sólo una lista de buenos propósitos, pero carece de eficacia y de resultados prácticos. Dígame señor secretario, qué acciones concretas, puntuales, está adoptando la Secretaría a su cargo para prevenir el delito tanto en el ámbito sociocultural, como operativo.

Si los principales fenómenos delictivos son el narcomenudeo, el robo con violencia, el asalto carretero, el secuestro, el contrabando y la violación, dígame cómo estamos actualmente en estos rubros y qué está usted haciendo para que disminuyan los índices delictivos.

Por otra parte, ha sido notorio, a juicio de muchos, que el Sistema Nacional de Seguridad Pública analiza la problemática en la materia y toma decisiones en el seno de su consejo nacional - reconozcámoslo, señor secretario- bajo un estilo protocolario y formal que refleja falta de definiciones concretas y ausencia de mecanismos reales de coordinación institucional que sólo se han dado de manera coyuntural y esporádica.

En consecuencia, dígame, señor secretario, qué medidas específicas adoptará usted, como presidente del consejo, para que bajo principios de eficacia y eficiencia efectivamente tengamos un sistema nacional que acredite la existencia de la coordinación entre instancias de todas las materias de su competencia.

Por otra parte, el Gobierno Federal, con criterios que todos los estados reprobaron, disminuyó sensiblemente en los últimos 3 años hasta en un 70 por ciento en promedio el presupuesto destinado al Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados y del Distrito Federal. En 2001 teníamos 5 mil millones, hoy tenemos únicamente 2 mil 500. Se ha hecho una propuesta por el Presidente Fox de 5 mil millones de pesos para ese renglón.

Dígame, en consecuencia, con qué criterios se ha hecho la propuesta de 5 mil millones para el presupuesto de egresos 2005 en ese fondo. ¿Cómo se identificó esa cantidad como la adecuada? ¿Qué vertientes pretende privilegiar en el marco de la planeación? ¿Qué objetivos o metas se pretenden alcanzar con el gasto de esos recursos y cuál sería la cantidad idónea para abatir los mínimos en materia de seguridad pública, desde su óptica?

El potencial económico, por otra parte, del narcotráfico y todas las condiciones que conocemos en los penales, en donde estamos conociendo día a día los fenómenos de corrupción, motines, fugas violentas, riñas intramuros son auspiciados por los capos y el sistema penitenciario está colapsado, totalmente colapsado.

Cómo garantiza la Secretaría a su cargo, en consecuencia, la custodia de los internos federales en los reclusorios del país y principalmente en los penales de alta seguridad bajo la responsabilidad del órgano administrativo desconcentrado de prevención y readaptación social.

Y dígame, señor secretario, si se tiene previsto construir otros reclusorios federales en el país.

Quisiera, por otra parte, conocer, toda vez que hasta la fecha no ha hecho pública usted su opinión personal respecto a las iniciativas presidenciales en materia de seguridad pública y justicia penal presentadas ante el Senado, y de manera especial me dijera qué piensa respecto a la unificación de las Policías Federal Preventiva y la Agencia Federal de Investigación y la creación de una secretaría del interior. ¿Considera usted que esos son mecanismos viables, idóneos y factibles y eficaces?

Finalmente –y concluyo, señor Presidente— le solicito, señor secretario me conteste qué ha hecho el Gobierno Federal, de manera clara, de manera contundente, de manera específica, para atender las demandas expresadas por la sociedad civil en la marcha ciudadana del pasado mes de julio, que no sean los paliativos anunciados por el Presidente de la República como el incremento en mil millones de pesos para este año al Fondo de Aportaciones y la salida del doctor Gertz Manero de la dependencia ahora a su cargo.

Nos pronunciamos por un incremento de la participación en la vigilancia y en la evaluación de los programas de evaluación pública.

Por sus respuestas muchas gracias, señor secretario.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Muchas gracias, diputado.

Tiene la palabra el licenciado Ramón Martín Huerta, hasta por 10 minutos, para dar respuesta.

El Secretario de Seguridad Pública Ramón Martín Huerta: Muchas gracias, señor Presidente.

Diputado Díaz, el Gobierno Federal por supuesto que tiene programa; no solamente le da la importancia y lo plasma en el Plan Nacional de Desarrollo sino que es de tal preocupación que ha creado la Secretaría de Seguridad Pública, que tiene pilares fundamentales como el Sistema Nacional de Seguridad Pública, que tiene una estructuración en la Policía Federal Preventiva, que con atribuciones estratégicas quiere proponer y encabezar el modelo para que las policías preventivas del país le sigan y con ello se consiga eficazmente esa tarea permanente de la prevención del delito. Hay programa entonces; están articulados estos precisamente en el marco del Consejo Nacional de Seguridad Pública donde sí con protocolo, con seriedad, pero también con compromiso y con trabajo, desdoblan las tareas en los Consejos Estatales de Seguridad Pública. Hay programa entonces, hay articulación y hay compromiso y hay acciones concretas también.

Por supuesto que en el combate al narcomenudeo y el contrabando, y con ello para combatir y bajar los índices delictivos, no empezamos de cero, decía yo, hay un trabajo que viene en marcha a través del sistema.

Tenemos ahí los instrumentos a disposición de la policía y del público en general, muchos de los padrones como el de la policía, el padrón policial, el de armas, el de huellas dactilares, que es muy valioso, entre otros.

En el marco del Consejo Nacional hemos acordado, para no hablar del pasado, a partir de mediados de agosto, del 14 de agosto, hemos acordado por unanimidad con los señores gobernadores, los integrantes del Consejo Nacional, un servidor como Presidente, una serie de acciones, por cierto enfocadas, inspiradas y tomadas de la participación ciudadana, de esa marcha del día 27 de junio, por supuesto que varios de los compromisos fueron inspirados, fueron propuestos directamente por las organizaciones que encabezaron este evento, esta marcha.

Los compromisos adquiridos en el Consejo Nacional los desdoblamos hacia los consejos estatales, en reuniones regionales de 6 y de 7 estados que se agrupan y que en el tiempo que hoy por cierto completa 60 días a cargo de la Secretaría, me ha tocado ir a presentar con los señores gobernadores, con los secretarios de Seguridad Pública, con los procuradores, con los secretarios de gobierno en los estados, no para recordarles solamente el acuerdo que está tomado en el consejo, y no dejarlo en la formalidad que es muy importante tenerla pero es más importante desdoblar las tareas.

Me he ido inmediatamente a los estados, con los gobernadores y sus equipos encomendados hacia la seguridad pública, a desmenuzar estos acuerdos, a escuchar los planteamientos de los estados para ver cómo conciben los problemas, cómo están las cifras estadísticas en cada región y aplicar una medida.

De los mínimos acuerdos, de las acciones que inmediatamente hemos tomado, y no quiero decir que sean las únicas, que sean todas, pero sí son muy importantes, hemos desprendido operativos que a partir de un trabajo previo de intercambio de información, de coordinación, que es la palabra que yo he enfatizado y que estoy convencido de que es el punto fundamental de éxito para conseguir resultados entre las instancias de seguridad pública, es la coordinación. Y en coordinación hemos organizado operativos, insisto, con un trabajo previo que nos han permitido por ejemplo en centro-occidente, en las semanas anteriores, hace una semana, el poder ayudar a los estados a cumplimentar en aquella región 100 órdenes de aprehensión a través de 4, 5 días que las lluvias permitieron la eficacia de estos operativos, el encontrar los puntos de narcomenudeo y que entre esos 100 detenidos hubiera más de la mitad, precisamente, de los importantes distribuidores a los narcotienditas como se les llama, entre ellos también algunos presuntos integrantes de bandas de robacoches o de mercancías en las inmediaciones de los estados de esta región.

Asimismo en el sur del país, sur-sureste, está planeada la misma operación en las próximas semanas y después seguirá el norte, una zona del norte y después la otra zona del norte. Y en cada región el énfasis será de acuerdo a lo que nos indica el mapa criminógeno; es decir, en el sur-sureste por supuesto el énfasis está sí en el narcomenudeo que lamentablemente es un fantasma que recorre el país, pero con el énfasis en los indocumentados en aquella zona fronteriza, donde sabemos y no hay que tratar de "tapar el sol con un dedo", que es una zona como queso gruyère, tenemos muchas posibilidades por la geografía, por la complicación de que nos penetren por ahí, sobre todo estas bandas de ilegales.

Bueno con esto el sistema nacional está trabajando organizado, está atacando el narcomenudeo, está bajando el índice delictivo porque con estos operativos no solamente se muestra la presencia de la policía, se refuerzan las corporaciones estatales y municipales que de por sí tienen un valor integral, el tener, primero, la posibilidad de coordinarse para no dejarlo en discurso; segundo, hacer sentir a los policías que están respaldados; y después conseguir resultados que incidan sobre el índice delictivo precisamente.

Con esto pues, señor diputado Heliodoro Díaz, puedo aceptar que no convenza aún la respuesta que estamos dando a la ciudadanía a partir de esa marcha del 27 de junio, a ustedes los señores diputados y diputadas, pero lo que sí activa es a que se considere el esfuerzo, que se reconozca, que no solamente se está intentando sino que hay logros importantes y que el camino está inaugurado; es el camino por el cual vamos a conseguir mayores resultados. Porque si me preguntan cuál es el factor adicional que estamos imprimiendo a esto, yo insistiría en que es justamente la coordinación y la coordinación es un término permanente que cada vez nos va a dar mejores resultados.

Acerca del presupuesto que disminuyó de 2001 a 2003, efectivamente, hubo etapas desde la creación del sistema nacional hace 10 años, en donde se proyectó tener el país en los esquemas de seguridad un equipamiento integral estratégico, que todas las regiones, que todos los estados tuvieran equipo de comunicación, que tuvieran las herramientas, que tuvieran los mapas para identificar sus zonas criminógenas, que tuvieran las policías homologadas.

Bueno este planteamiento que por lo menos en la última década, en la que de manera cercana yo he participado en esta tarea, lo vi con seriedad. Ciertamente hay que reconocer que los programas sexenales nos rompen el ritmo. En el arranque fue muy bueno y luego una suspensión y coincide con este intento de inversión digamos serio y uniforme y luego varió a los tres años y todos sabemos por qué fue.

No hay dinero que alcance para esta tarea, es una tarea de muchísima inversión y permanente. Se suspendió pues primero porque no hay recursos y en algún lado habría que ajustar. Segundo porque hubo una lectura y no solamente por parte del Ejecutivo, en su momento la lectura la hubo también por parte del Congreso, en el sentido de que como no aplicaban los recursos del POSEC, es decir, los dineros que ustedes saben bajan inmediatamente los dineros que ustedes autorizan, baja inmediatamente a los fideicomisos de los estados y de ahí debe aplicarse. Hay reglas que se consensan en el Consejo Nacional. De ahí deben aplicarse los recursos para los programas que han sido convenidos.

Varios de los estados, dependiendo de las circunstancias, dependiendo también la contingencia electoral que juega por supuesto en estos programas sexenales y que no coinciden con el federal. Hay quienes aplican más, con más velocidad, con más eficacia, estos recursos. Se acumuló y no se aplicaron en aquél momento y por eso es que se dio un margen, además de que no alcanzaba la disponibilidad, se dio un margen para que se aplicaran estos recursos que hoy en día, y sé que va a venir la pregunta en un rato más, hoy en día hay más de 5 mil millones pendientes de aplicar.

Creo que podré completar, porque estoy acabando con el tiempo, podré completar algunas de las otras repuestas, diputado Díaz, en los siguientes cuestionamientos que me hicieran.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Gracias señor, secretario.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos para réplica, el diputado Jorge Romero Romero.

El diputado Jorge Romero Romero: Con su permiso, diputado Presidente.

El verdadero informe del estado que guarda la seguridad pública en México es el siguiente: 2 de cada 10 personas encuestadas han sido víctimas de la delincuencia; 2 de cada 10 víctimas lo denuncian; 8 de .8 de cada 10 que se denuncian, se logra consignar a un delincuente; 12 por ciento de ese .8 por ciento, en esos casos se resarció el daño.

La inseguridad en este país motivó la más grande movilización social del México moderno. Ese es el verdadero informe del estado que guarda la seguridad pública.

Escuchamos un programa de buenas intenciones, señor secretario; haremos, pretendemos, cumpliremos, tendremos. Son ya 4 años y en el anexo del informe sólo se enumeran acciones, pero no encontramos resultados; la sociedad reclama resultados, señor secretario.

Todo lo enumerado en el renglón de combate a la corrupción no dio resultado. La percepción en las encuestas es que 8 de cada 10 policías en este país son corruptos; sigue siendo ésta la principal causa de ineficacia de la institución que usted dirige. En todas las mediciones de corrupción, el renglón peor calificado es la seguridad publica.

En concreto, ojalá sin vueltas: ¿Cuál es su estrategia de combate a la corrupción?

Quiero leer en el renglón de combate a la corrupción, literalmente lo que dice el anexo del informe:

"El sistema de metas presidenciales obtuvo una calificación de sobresaliente, al cumplir al 100 por ciento las metas establecidas para el 2003, por la Presidencia de la República".

Felicito a ese gobierno, así han de ser sus metas.

Yo quisiera que nos dijera ante la frustración de leer este documento que nada más enumera acciones, si usted ha detectado en qué falló Gertz Manero, puntualmente, y en qué lo va a corregir.

Por otro lado, la seguridad no es en la integridad física y en el patrimonio solamente, a los mexicanos, pero sobre todo a su gobierno, la delincuencia nos está robando la dignidad; ese es el principal objetivo que tenemos que vislumbrar, señor secretario.

Gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Gracias compañero diputado.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos, para formular su pregunta, la diputada María Antonia García Sanjines.

La diputada María Antonia García Sanjines: Con su venia, señor Presidente.

Los legisladores panistas valoramos su presencia, licenciado Ramón Martín Huerta, y estamos seguros de que su experiencia como diputado federal en la LIV Legislatura, como secretario de Gobierno y como gobernador sustituto del estado de Guanajuato, así como subsecretario de Gobierno en la Secretaría de Gobernación del gabinete del Presidente Vicente Fox, lo califican para cumplir con la grave responsabilidad de ser el encargado de la seguridad pública a nivel federal.

Los diputados de Acción Nacional reconocemos el grave problema de la seguridad pública en México. La responsabilidad de la seguridad pública es de todos: autoridades de los órdenes de gobierno, Federal, estatal y municipal, la ciudadanía y sus órganos intermedios, las personas y las familias.

Es importante dejar en claro lo anterior, porque no todo es responsabilidad ni mucho menos culpa del gobierno foxista. Basta decir que las cifras preliminares hasta abril de este año, nos dicen que de los posibles hechos delictivos denunciados que son en cifra absoluta de 490 mil 817, corresponden al fuero federal 27 mil 031 y al fuero común 463 mil 786.

El Gobierno Federal es de un partido distinto al de la mayoría de las entidades federativas y municipios, y cada uno de estos gobiernos tiene su responsabilidad de los recursos recibidos así como de los resultados que obtenga en la solución de los problemas de inseguridad, especialmente de los recursos adicionales por mil millones de pesos, que el Presidente de la República, Vicente Fox, destinó durante el presente ejercicio presupuestal, para reforzar el combate de aquellos delitos que más lastiman a la población y en aquellos lugares donde es más urgente aplicar estos recursos.

Reconocemos que desde el inicio del gobierno del cambio, se emprendieron diferentes acciones de seguridad pública, con la convicción de que debía atacarse a fondo y desde distintos frentes.

Aplaudimos la disminución de asaltos y accidentes en las carreteras federales, reconocidos públicamente por las Cámaras de Transportes. El apoyo a las autoridades locales, trabajando de manera coordinada, en la planeación, operación y control del trabajo policial, como en Acapulco, y los operativos de apoyo a entidades como Pemex, que han conseguido importantes reducciones en el robo de combustibles, así como la firma del Acuerdo Nacional por la Seguridad Pública, encabezada por el primer mandatario dentro del Consejo Nacional de Seguridad Pública.

Pero también somos conscientes del ambiente de violencia y delincuencia que se ha extendido en numerosas partes del país, la ciudadanía se ve a merced de quienes han decidido tomar el camino del delito, y de aquellos que desde un lugar u otro los apoyan y los protegen.

Detrás de estas situaciones está la quiebra del Estado de Derecho, se ha extendido la actitud de considerar la ley, no como norma para cumplirse sino para negociarse. La habilidad para violar la ley sin consecuencia, es corrupción, y la corrupción incrementa la delincuencia.

Se exige el derecho, el respeto de los propios derechos pero se ignoran los propios deberes, pero no podemos juzgar esta realidad como si la estuvieran cometiendo los demás y nosotros fuéramos tan sólo víctimas.

La raíz de la violencia y la inseguridad está en la decisión de todos, necesitamos asumir nuestra responsabilidad en la participación en este clima de inseguridad, violencia y delincuencia, y desde luego asumir también nuestra colaboración en su solución.

Por solidaridad y subsidariedad, la Federación que cuenta con más recursos, es responsable de prestar su auxilio dentro del respeto a la ley, a las entidades federativas y municipios en materia de seguridad pública. Ellos, por su parte, no deben adoptar una actitud meramente pasiva o destructiva del tejido social, y aun reivindicando su derecho a recibir ayuda, han de realizar lo que les corresponde para el bien de todos.

En este sentido, queremos que nos responda, señor secretario, bueno, la primera pregunta ya me la respondió acerca de la coordinación con las autoridades municipales, le quisiera preguntar también cómo se pueden mejorar estos esquemas de coordinación, cuáles han sido los obstáculos que se han presentado en dicha coordinación y de qué forma se puede mejorar la coordinación de la Secretaría con el Poder Legislativo. Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Gracias diputada.

Tiene la palabra el licenciado Ramón Martín Huerta hasta por 10 minutos para dar respuesta.

El Secretario de Seguridad Pública Ramón Martín Huerta: Muchas gracias, señor Presidente.

Efectivamente la seguridad pública nos reclama la coordinación y el trabajo de todos, tiene retos muy relevantes, ya los marcaba la primera exposición del diputado Díaz, los remarcaba el diputado Jorge Romero, y por supuesto que yo vengo, a nombre del Ejecutivo, cumplir con la ley, pero con mucho gusto y con mucho interés, afrontar las tareas que nos toca en el Ejecutivo, y debo destacar que, por cierto, y también lo decía ya la diputada hace un momento, el que no es una tarea solamente del Ejecutivo Federal.

Si recordamos que los delitos en su mayoría y es obvio se dan en el fuero común y se dan así, precisamente porque son los delitos que a lo largo y ancho del país, en la esfera de estas atribuciones, son en su mayoría los que cometen los ciudadanos, porque los del fuero federal son justamente los que ofenden, los que atentan contra el Estado, y la distribución de las responsabilidades los marca la Constitución que nos marca la ley, tiene esa dirección también.

Hay 400 mil policías aproximadamente en el país, de los cuales el 97 por ciento son del fuero común, solamente el 3 por ciento es del fuero federal, alrededor de 12 mil policías son los del fuero federal.

Tenemos el reto muy grande también de la corrupción. Efectivamente, diputado Jorge Romero, por supuesto que el problema de la corrupción es un reto que nosotros no desconocemos, lo tomamos como lo es: Uno de los más importantes, porque la tarea expone al policía, expone al funcionario a esa vulnerabilidad, nada más que cuidado; éste es un problema que nos envuelve a todos y es un problema que por cierto históricamente viene arrastrándose, no es un problema de esta administración. La expresión y la pregunta, con todo respeto, diputado Romero, la vi más con índice de fuego volteando a ver al Ejecutivo y tomamos nuestra parte, eso yo creo que lo tenemos muy claro, pero sí hay que tener el cuidado de ver primero que ésta se da no solamente en el ámbito de la función pública, sino se da cerrando el círculo con la sociedad y se da históricamente.

Hemos heredado un trabajo y lo tomamos con responsabilidad, éste es un trabajo de instituciones. La seguridad pública es una función de Estado que debe ser transexenal y nosotros no desconocemos la realidad que hemos recibido.

Las corporaciones por cierto, no las hemos –y creo que es parte del reto también importante– no las hemos cambiado totalmente, así que ahí hay policías formados por otras administraciones que hay que responsablemente recibir y corregir y recordar también que es reto de todos, porque muchas veces o cuántas veces porque tenemos una ley no actualizada o porque tenemos una ley fuera de tiempo o que llega tarde, cuántas veces no es éste el factor que propicia al funcionario, al ciudadano al círculo de la corrupción, precisamente a ahondar este mal que nos atañe. Habremos de enfrentarlo con toda responsabilidad, lo hemos hecho ya.

Hay en este momento, sólo en lo que va del año, 223 procedimientos de diversas sanciones, entre los cuales 123 funcionarios han sido cesados por estos motivos, el resto ha ameritado diversas otras sanciones. Esto en la Comisión de Honor y Justicia que resolvió 395 casos de este ejercicio que informamos.

No quitaremos el dedo del renglón. Aprovecho para comentar el aspecto de los penales, donde sí se han dado casos de corrupción y qué nos extraña, si esos centros albergan a personal que ha ofendido a la sociedad, precisamente, según el penal del que estemos hablando –y hablaré de los federales para tomar nuestra parte o tomar, como se dice, "el toro por los cuernos"– sí; ahí albergamos problemas y problemas muy serios. Precisamente alguien de los internos o una buena parte de los que están ahí, por lo menos en La Palma, en Puente Grande y en Matamoros, son los especialistas en corromper, algunos en secuestrar, en corromper de diversas formas de la manera más vil, como es el narcotráfico y qué esperamos que intenten allá adentro y por supuesto que también los custodios son humanos y son vulnerables.

¡Ah!, pero no vamos a permitir la impunidad. Esta misma madrugada, precisamente corrigiendo el aspecto de la incursión de un arma que seguramente vendrá a tema más tarde, la investigación está, está deslindada la responsabilidad, es muy clara y está confeso el asesino de esta persona, pero además hemos trasladado en la madrugada de este martes, a 50 elementos sentenciados, que son los que están a cargo del Ejecutivo, al penal de Puente Grande, buscando ese proceso de despresurización de los penales y hemos separado a 30 custodios que estaban cercanos a esta acción, para una investigación administrativa, para aplicarles nuevamente los exámenes que se les aplican en su admisión, para tenerlos en actualidad y lo vamos a hacer con todos los custodios, no solamente del penal de La Palma, lo haremos con todos los de los penales federales y con ello habremos de propiciar, no sin cuidar puntualmente la seguridad o sin descuidarla, dicho de otra manera, el que cribemos, lo que haya que limpiar en el equipo de custodios, pero si reconozcamos que es un reto permanente que tenemos todos, el de la corrupción y este gobierno no permitirá impunidad ni en los custodios ni en cualquier funcionario.

Y respondiendo parte de la pregunta que me quedó pendiente. Habremos en los penales de despresurizarlos, haciendo una remoción en lo largo y ancho del país, porque si bien es cierto, que hay sobrecarga, que hay sobrepoblación dentro de los penales, también es cierto que hay disposición y no se necesita estar construyendo penales año con año.

Por el contrario, hay otras medidas que vamos a comentar un poquito más adelante, precisamente para que junto con la despresurización de reacomodar a los internos peligrosos o de alta peligrosidad y mediana peligrosidad, esto ya permite cumplir puntualmente con la ley, que nos manda poner a los procesados, a los sentenciados, a los enfermos, a las mujeres, cuando estos espacios se abran en los cerezos.

Esto ya lo iniciamos, decía, en Sonora, en mi intervención inicial. Lo estamos continuando con estas acciones en La Palma, hay que recordar que en La Palma, hay 557 internos, de los cuales, 400 son del fuero común, son procesados y 157 son sentenciados. O sea, de la totalidad de población, solamente 157 están a cargo del Ejecutivo, son con los únicos que nosotros podemos decidir, no sin algunos problemas todavía de posibles amparos.

Así que, ésta es la problemática, lo estamos abordando, la estamos viendo con mucho cuidado, habrá que poner un dedo en el renglón, justamente con los procesados, porque todos los días hay centenas, si no es que llegan a miles de amparos por cualquier cosa que haga cualquier funcionario en los penales. Este es otro punto que habremos de enfocar con todo cuidado.

Con los segundos que me quedan diría, desde luego que con los 5 mil millones que vienen, si es que ustedes tienen a bien aprobarlos, la idea es fortalecer el esquema de los estados, la seguridad en los estados. Lo que vienen ocurriendo es, el dinero ustedes lo aprueban y no toca, como decimos comúnmente, "no toca baranda en la Secretaría de Seguridad ni en el Ejecutivo Federal", el dinero se aprueba por ustedes, Hacienda lo suministra a los fideicomisos estatales y allá se gasta, allá se aplica.

Así que a lo que aspiramos es, a que haya una revisión del dinero que está pendiente por gastar a este momento, que son 5 mil 300 millones aproximadamente, más mil millones que acaba de asignar el Ejecutivo Federal, con motivo del consejo a mediados de agosto. Estos 6 mil 300 millones, habrá que dar todas las facilidades sin menoscabo del cumplimiento de la ley, para que se gaste adecuadamente, con agilidad, pero poniendo el dinero donde duele, poniendo el dinero donde hace falta.

Esto y algunas opciones que más adelante me permitiré, si tengo la oportunidad de comentar con ustedes, será la dirección que daremos a los recursos para el año 2005.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Gracias, señor Secretario.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos para réplica, el diputado Raúl Leonel Paredes Vega.

El diputado Raúl Leonel Paredes Vega: Con el permiso de la Presidencia. Compañeras y compañeros legisladores; señor secretario:

Por la importancia, social, política y económica que reviste al tema de seguridad pública para los mexicanos, debido al gran rezago que en la materia padecemos y en vista de que el formato de esta comparecencia no permite abordar a plenitud su extensa temática, concentraré su atención en tres tópicos que me parecen de la mayor importancia y que espero nos pueda hacer llegar sus respuestas a la Comisión de Seguridad Pública.

A saber, no existe mejor y más eficaz herramienta contra las conductas y actividades ilícitas que la prevención; por lo tanto, en primer término le pediría que nos explique cuáles son las reformas y operativos que la dependencia a su cargo ha efectuado como medidas para prevenir el delito y a su juicio, mencionarnos cuáles son los principales resultados de ellas.

Por otro lado, a pesar del ejemplar trabajo que cotidianamente realizan gran parte de los "guardianes del orden", resulta preocupante saber que en algunos casos los propios cuerpos policíacos resultan verdaderas sucursales de la delincuencia. ¿En cuántas ocasiones no hemos escuchado que entre las bandas de traficantes y secuestradores, asaltabancos, están involucrados los policías? Entonces vale la pena preguntar por lo que respecta a la Secretaría de Seguridad Pública ¿qué se hace para combatir la corrupción? ¿Cuál es el resultado de su trabajo depurando sus filas y de qué forma se emplea en dignificar a los cuerpos policiales?

En otro tema, para todos resulta evidente que nuestro actual sistema de seguridad se encuentra totalmente rebasado, principalmente porque en la materia intervienen con independencia tres ámbitos de gobierno, porque legalmente la investigación recae sólo en una reducida parte de la policía y porque la coordinación entre cuerpos de seguridad generalmente es escasa. Sabiendo que el tema les preocupa y ocupa ¿cuál es la propuesta de la dependencia que dirige para reformar el actual sistema de seguridad? Nos gustaría conocer también su propuesta para eficientar el actual sistema penitenciario.

Asimismo, señor secretario, para ser congruentes por la postura expresada por mi compañera que me antecedió y para actuar en un sistema de responsabilidad compartida, desde su punto de vista ¿cuál es la propuesta legislativa que pudiera apoyar el trabajo que ustedes realizan? En otras palabras ¿cómo puede apoyar el Legislativo al Poder Ejecutivo en esa materia?

Para finalizar, licenciado Ramón Martín Huerta, los diputados del grupo parlamentario de Acción Nacional le expresamos nuestro beneplácito por su nombramiento. Asimismo, conociendo su capacidad profesional y su ejemplar trayectoria, no dudamos que su paso por la Secretaría de Seguridad Pública dejará huella.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Muchas gracias, diputado Paredes.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos para formular su pregunta, la diputada Lizbeth Eugenia Rosas.

La diputada Lizbeth Eugenia Rosas Montero: Buenas tardes, señor secretario.

Primeramente queremos darle la bienvenida por parte del grupo parlamentario del PRD y aprovechamos para felicitar la decisión de nuestro anterior secretario, de jubilarse a tiempo.

Deseamos que en esta nueva etapa que inicia la Secretaría de Seguridad Pública que usted encabeza, deseamos que prive el diálogo y no las descalificaciones entre Poderes; que haya una comunicación abierta, pero sobre todo que haya eficiencia operativa.

El hecho de que para la seguridad pública en los últimos años haya adquirido relevancia, responde a la descomposición social que se ha venido manifestando, ocasionada por políticas que una y otra vez han demostrado ser ineficaces, inviables, pero sobre todo insostenibles ante el embate del neoliberalismo, puesto que se necesitan políticas públicas integrales que vengan a reconstruir el tejido social dañado estructuralmente y es de ahí en donde verdaderamente se necesitan las famosas reformas estructurales y no en la profundización de la pauperización de la gente.

Es de mi interés desde la anterior comparecencia del secretario que lo precedió, sobre aplicar la austeridad sobre todo en el obeso aparato burocrático que existe en la Secretaría, que en muchas ocasiones duplica funciones y se aleja de la sociedad, ya que tan solo en mandos altos y medios suman más de 566 funcionarios en quienes se erogan cerca de 10 millones de pesos mensuales.

He revisado a detalle el organigrama y los manuales administrativos y de procedimiento de la Secretaría y he encontrado por ejemplo que la Dirección General de Reacción y Alerta Inmediata, tiene entre sus funciones el de evaluar el desempeño de los agrupamientos de reacción y alerta inmediata antes y después de los operativos. Y del mismo modo la Dirección General de Operativos Generales evalúa y verifica la funcionalidad táctica y operativa de su estructura para que se adecue a la problemática del país.

Por si esto fuera poco la dirección de intervención también se encarga de realizar dichas actividades. Es decir, tres direcciones manifiestan en sus funciones hacer lo mismo ¿cuáles son sus comentarios al respecto?

En la aplicación de políticas de seguridad pública tiene capital importancia la participación de los cuerpos policíacos ya que son éstos los que están en contacto permanente y directo con la ciudadanía y son quienes se enfrentan a los delincuentes.

En el Informe de Gobierno que hoy nos toca analizar, se menciona que a lo largo de este año las acciones y operativos realizados por la Policía Federal Preventiva permitieron avanzar en la transición hacia una nueva organización policial más horizontal, autónoma y eficiente. Esta nueva organización no habla de la militarización de los cuerpos policíacos y por ello llama la atención que el día 7 de octubre se anuncie en la PFP, que se vuelve al esquema anterior con un comisionado que va a ser designado –que ya está aquí presente tengo entendido– el Almirante José Luis Figueroa Cuevas, así como el General Tomás Valencia Angeles, como jefe del Estado Mayor y el General de Brigada Guillermo Alvarez, como coordinador de las fuerzas especiales de apoyo, quien por cierto cuenta en su palmaré con una larga historia de enfrentamiento a los movimientos sociales.

La militarización de la policía nos pone a reflexionar sobre el agotamiento de las autoridades civiles en el combate a la delincuencia y contraviene las recomendaciones hechas por organismos internacionales de derechos humanos.

Por lo anterior mi cuestionamiento es: ¿Cuál es la justificación para que la policía que usted encabeza esté en su mayoría conformada y dirigida por militares? Aun cuando usted mismo nos había empeñado su palabra en una reunión previa a ésta, en donde sostuvo con los legisladores que iba a ser prioridad cargos de civiles en este tipo de espacios. ¿Qué criterios utilizó y qué requisitos se deben cumplir para el perfil del cargo? ¿No había la posibilidad de delegarle la responsabilidad a un civil y por qué? Por último, en esta pregunta ¿cuáles son los resultados del programa policía de proximidad?

Señor secretario, a usted le debe quedar claro que resulta jurídica, política y éticamente inapropiado utilizar a los miembros de las fuerzas armadas para labores que la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos no les asigna, como es el ámbito de las actividades de la autoridad civil.

Por otra parte, el Sistema Nacional de Seguridad Pública que ya venimos trabajando con él durante estos últimos 4 años, presenta falta de espacios dentro del sistema penitenciario; rezago en la capacidad para almacenar información por parte de los gobiernos estatales y problemas en la disposición de los gobiernos locales para cumplir con todos los requerimientos del sistema. Por ejemplo, están los hechos ocurridos el día 6 de octubre, en donde a mí me gustaría que usted nos aclarara los comentarios que hizo el señor Carlos Tornero Díaz, en donde él comenta que los penales de máxima seguridad se han convertido en una bomba de tiempo.

En este sentido yo quiero compartir que cuando una serie de diputados nos dimos a la tarea el año pasado, de ir a hacer unos recorridos para verificar las condiciones de estos centros penitenciarios, nos dimos cuenta de una serie de irregularidades que incluso en lo personal hubo algunos compañeros diputados que lograron ingresar a estos centros con teléfonos celulares y una serie de artefactos que se supone que son prohibidos por el penal.

Por sus respuestas, gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Gracias diputada Rosa.

Tiene la palabra el licenciado Ramón Huerta, hasta por 10 minutos para dar respuestas.

El Secretario de Seguridad Pública Ramón Martín Huerta: Muchas gracias, Presidente.

Quiero comentarles que efectivamente hay ese paquete de iniciativas, ha sido recurrente la pregunta tanto de la diputada María Antonia, del diputado Raúl Leonel, así como de la diputada Lizbeth.

Por supuesto que estamos de acuerdo con el paquete de iniciativas presentado a este honorable Congreso, a su discusión, a su consideración. Tenemos la visión muy clara en el sentido de que –decía yo– y no porque yo lo diga, solamente lo recuerdo, esto es una función de Estado; debe de ir más allá de los sexenios.

Tenemos que hacer el trabajo apuntando a establecer plataformas duraderas en esta materia, por el bien del país, más allá de quien gane las elecciones en el 2006, pero también hay que verlo con una visión práctica de dos años y por lo tanto, el paquete de iniciativas es desde luego de mucho interés, hay aspectos que en el paso que llevamos, por más fuerte que quisiésemos andar, nos ayudaría mucho el que se aprobaran algunas o todo el paquete que ha sido puesto a consideración de esta honorable Cámara de Diputados.

Si esto no se da, tenemos que trabajar con el marco jurídico actual, así es que estamos de acuerdo con el paquete porque da atribuciones a la policía, de investigar. Sé que hay opiniones a favor y en contra de que se unifique a la policía; yo creo que es favorable, sinceramente estoy convencido de que es favorable el que haya unidad en las acciones de este país.

Estamos rezagados en muchos aspectos. El problema del Ministerio Público; el embudo que significa el Ministerio Público; la cobertura… la posibilidad de cobertura que tiene la policía es muy amplia y por supuesto que habría que establecer balances para que no quede todo en poder de una sola persona y en el resto del paquete de iniciativas pueden establecerse esos equilibrios.

Esa es tarea que ustedes dispondrán. Ahí está el paquete, estamos a favor de él pero no estamos atenidos solamente hasta que venga esto, porque pareciera que nos lavamos las manos. No, yo creo que hay muchísimo que hacer.

Hay un reordenamiento, ya comentaba yo, en el aspecto de los Ceresos, que tienen sus problemas; que si entramos, Derechos Humanos de repente ha dicho que no ha podido entrar para ciertos aspectos. Ustedes dicen que pudieron entrar con celulares. Bueno, esto se debe justamente, primero a los errores y a las fallas que los hay, porque hay un reglamento muy claro… hay un reglamento muy claro.

Tiene sus problemas en el sentido del rezago, hay equipamiento no actualizado, que estamos metiéndole toda la velocidad con los recursos que tenemos, para que el equipamiento esté. Alrededor de 30 días nos tardaremos en hacer que funcione el mecanismo de obstrucción de la señal, para que no funcionen los celulares allá adentro, en los Ceresos federales.

Esto es un clamor que hemos escuchado y que estamos en marcha para que esto opere. Está la licitación, se están aplicando ahí y esto es algo que ya venía en marcha, no quiero tampoco decir que yo lo haya puesto a funcionar, está la licitación en marcha y faltan 30 días aproximadamente para que se adquieran los equipos y se obstruya la señal para los celulares.

Pero sobre todo, yo creo que es el factor humano. Hay mecanismos, hay penales de alta seguridad, pero necesitamos ahí al ser humano haciendo el complemento a las máquinas, a las herramientas y con él hay que ser implacable en el aspecto de combatir la corrupción. Eso lo vamos a seguir haciendo.

Habremos de dar otro recorrido con la comisión. Si tienen a bien acompañarnos, vamos a invitarlos para que cuando vaya más avanzado el trabajo en las islas Marías, poder dar un recorrido y poder recorrer también los penales federales en otro momento, para también comparar si es que vamos avanzando. Lo que yo puedo aquí reiterar es el compromiso de hacer la tarea.

Respecto a las reformas, nos ayudarían a apretar el paso y a avanzar más rápido en algunos aspectos que sí nos impide la ley.

Por otro lado, los aspectos de austeridad, los aspectos de si hay duplicidad de mandos, de funciones en la Secretaría y el trabajo que haya hecho mi antecesor… Bueno, ése yo creo que a ustedes, a la ciudadanía, es a quien le toca juzgar. Yo el día que llegué ahí primero me han encargado la responsabilidad, el señor Presidente de la República, lo he aceptado y a partir de ahí yo veo hacia delante. Los problemas que haya atrás hay instancias que les toca calificarlos y está la ciudadanía que siempre estará atenta para ver la actuación de los funcionarios. Por mi parte yo veo hacia delante.

Sí hay una tarea de revisión de las funciones que se desempeñan ahora mismo, de acuerdo al organigrama, y hay la posibilidad, dentro de las atribuciones que tiene el Ejecutivo, de hacer un reordenamiento. Sin embargo, debo decir que la proporción entre personal de mando y mando operativo no es discordante con lo que ocurre en cualquier organización del sector público o de la iniciativa privada. Es decir, una composición del 80-20. El 20 por ciento en esos mandos, en esas tareas.

Y si hay duplicidad –debo reconocer que sí la hay– pero si uno direcciona bien esas tareas van a dar resultados. Tampoco es un problema de vida o muerte el que se repitan dos funciones.

De hecho muchas están planteadas así por estrategia. Por ejemplo, en los penales, que son un foco de atención y un problema y sí son una bomba de tiempo y siempre lo han sido, por qué no reconocerlo así. Lo que también hay que decir es que las bombas de tiempo también se desactivan y muchas veces las bombas de tiempo no estallan tampoco.

La expresión es para darnos cuenta. Es un factor que debemos de resolver de inmediato. Nosotros estamos aplicados a ello.

En los penales, en los Ceresos hay un área que tiene que estar vigilando la operación de adentro, y es un área externa. Cualquiera diría que la tarea se repite. Sí, si se repite, pero para diferentes objetivos. Los externos al Cereso hacen una tarea de supervisión y vigilancia, digamos de inteligencia, y pasan un reporte para estar recorriendo las funciones que debían de hacer los de adentro y a ver si están cumpliendo y en dónde hay fallas.

A pesar de ello tenemos las dificultades que frecuentemente estamos encontrando, precisamente porque son lugares de alta incidencia, de interacción también. Tienen que entrar suministros, tienen que comunicarse hacia fuera.

Pero por lo pronto esos aspectos, primero de austeridad, los estamos observando; segundo, de control. Aun cuando sean bombas de tiempo hay absoluto control. En los penales no hay la posibilidad que se viene mencionando reiteradamente desde diciembre de que el penal de La Palma va a ser atacado desde afuera y que quién sabe qué vaya a ocurrir ahí.

Esas son solamente las noticias que posibilitan hoy en día los internos que tienen un potencial de dinero para comprar hasta desplegados. Pero hay la seguridad absoluta de que el penal no pueda ser asaltado desde afuera. Hay una serie de medidas, una serie de aduanas y una serie de reforzamientos externos y eso no puede ocurrir.

Pueden ocurrir otras cosas y de hecho ocurren, que son las vulnerabilidades por la vía de la corrupción y en eso seguiremos atentos para evitarlo. Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Gracias, señor secretario.

Tiene la palabra, hasta por 5 minutos, para réplica la diputada Lizbeth Eugenia Rosas.

La diputada Lizbeth Eugenia Rosas Montero: Nada más para aclarar. Existen en La Palma y en algunos otros penales aparatos para detectar incluso sustancias, la introducción de otro tipo de sustancias.

Pero yo quiero comentar que pareciera que esos están de adorno porque únicamente los ocupan cuando vamos invitados especiales a las visitas a los penales.

En lo que se refiere a los recursos, yo creo que sí habría que revisarlo; quedan dos años y yo creo que sería una propuesta. Incluso yo quiero plantear públicamente el que se pueda revisar la misma estructura del secretariado ejecutivo del Consejo porque se me hace un órgano demasiado burocrático, cuando se requiere mucho más operatividad para el trabajo de la Secretaría y en donde, a decir de la PGR, una dirección de área hace el trabajo que aquí hace el secretariado ejecutivo. Entonces habría que revisar ahí cómo se pueden incluso reasignar estos recursos para que haya mejores programas.

Asimismo, prevenir el delito para nosotros es garantizar la seguridad pública y la tranquilidad de los ciudadanos y es uno de los objetivos que venían en que por lo menos hasta ahora yo veo virtual Plan Nacional de Seguridad Pública.

Coincido en que la prevención es clave para alcanzar los objetivos de la Secretaría de Seguridad Pública, pero esta prevención no la debemos entender en el sentido de aumentar el número de policías y la presencia en lugares considerados de alta peligrosidad, sino generando mecanismos de participación social y ciudadana.

Mi cuestionamiento es: ¿Qué mecanismos plantea la Secretaría o está aplicando para lograr ese objetivo? ¿Usted cree que la propuesta del Presidente Fox, que por cierto no es en un ánimo de apertura, sino bajo la presión de la resistencia y de la propia participación de la sociedad civil de incluir a un ciudadano en el Consejo de Seguridad Pública resuelve el problema de la participación ciudadana a nivel nacional? ¿Le parece correcto que el Ejecutivo Federal invite a la sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública o a la Conferencia Nacional de Procuradores de manera discrecional siempre, a algunos únicamente integrantes de estas organizaciones civiles y no a algunas otras que han de alguna forma manifestado cierta molestia con el manejo que se ha dado de estos mismos espacios? ¿No le parece que la participación de la sociedad organizada debe de ser mucho más amplia en un espacio de diálogo permanente y de manera institucional?

A mí me parece que la ciudadanía exige respuestas y soluciones y no reuniones de catarsis.

Con relación a la iniciativa con proyecto de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones del Código Fiscal, de la Ley de Vías Generales de Comunicación y de la Ley de la Policía Federal Preventiva, presentada en abril de este año, le pregunto si la conoce y si está usted de acuerdo con esta iniciativa. De ser así, ¿cómo se está preparando la PFP? ¿Cómo controlaría la corrupción que existe y si se potenciaría en los elementos de esta misma agrupación asignado a la vigilancia de las carreteras del país?

¿Qué beneficios reales traería esta reforma para los ciudadanos en general, ya que la dilación en la entrega de los documentos depositados en garantía seguirá igual, porque nunca nos explicaron cuando vinieron las autoridades a comentarnos de este proyecto, cómo se va a agilizar este tipo de trámite?

Cómo es posible que los miles de millones de pesos que la Secretaría a su cargo gasta en spots televisivos anunciándonos que la incidencia de accidentes carreteros ha disminuido gracias a sus buenos oficios y a los del anterior secretario, sea totalmente opuesto a lo que los señores subsecretarios de Comunicaciones y Transportes y el mismo de Seguridad Pública vinieron a exponernos a esta Mesa Directiva de la comisión, ya que según su versión, el índice de los accidentes carreteros se ha elevado considerablemente además de que incluyeron en su ponencia una exagerada exposición de fotos de accidentes carreteros que tal vez estarían buscando, pienso yo, a la mejor un voto de miedo o no sé si esto vaya únicamente a tratar de mejorar y a aumentar la recaudación por parte del Gobierno Federal.

Me reitero a sus órdenes y esperemos que trabajemos en un buen ánimo.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Gracias, diputada Rosas.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos, para formular su pregunta, el diputado Antonio González Roldán.

El diputado Luis Antonio González Roldán: Con el permiso de las Presidencias.

Bienvenidos sea usted, señor secretario Ramón Martín Huerta.

Compañeras y compañeros legisladores: La seguridad es hoy uno de los temas más sensibles de la sociedad. Como todos sabemos la seguridad pública abarca desde la prevención, investigación, aplicación de penas y los sistemas de readaptación social, tareas institucionales de áreas encargadas de prevenir delitos como la Secretaría de la cual es usted titular.

Las autoridades penitenciarias federales, compete a su área. En el centro de máxima seguridad denominado "La alma", recientemente se presentó el homicidio de uno de los capos más importantes de la droga: Miguel Angel Beltrán Lugo, alias el "Ceja Güera". Es decir, se cometió un delito, un acto u omisión sancionado por leyes penales, en uno de los centros preventivos de máxima seguridad, se supone. Imagine usted, señor secretario cómo está la calle.

En ese centro de seguridad máxima, las medidas de registro para su ingreso, son especialmente estrictas y rigurosas. Cómo es posible que se permita la introducción de armas de fuego como la que sirvió para cegarle la vida a dicho delincuente, sin que fuera detectado por el personal de custodia, lo que nos hace conjeturar que fue una acción concertada.

Por lo que, señor secretario, ¿podría usted decirnos qué medida se está implementando por la dependencia a su cargo para prevenir y evitar que este tipo de eventos delictivos de esta naturaleza no vuelvan a presentarse en este tipo de prisiones? ¿Cuál es la idea de estos centros de máxima seguridad, los seguiremos manteniendo y ya vemos que cualquier ilícito se puede cometer en esos centros? ¿Qué explicación nos podría otorgar y cuáles serán las acciones conducentes, ya que si esto pasa en un centro de máxima seguridad cuáles serán las condiciones en los que no lo son? Si en La Palma se encuentran los delincuentes más peligrosos del país, podemos ya presumir que a pesar de que se encuentran en prisión siguen operando desde el interior de ese Cereso. ¿Qué opinión le merece, señor secretario?

Los problemas sobre seguridad pública que aquejan a nuestro país reflejan que los mecanismos para la prevención del delito han fracasado o no se han logrado los resultados esperados por el Gobierno Federal. Esta situación se ha agudizado de manera importante y preocupante a lo largo y ancho de nuestro territorio, presentándose eventos delictivos del orden del robo con violencia, asalto a mano armada, secuestros, homicidios, narcotráfico, pornografía infantil y algunos más avanzados en cuanto a la tecnología se refiere, como los fraudes que se realizan a través de Internet.

No podemos dejar de lado que esos delitos son consumados por grupos delictivos bien estructurados, al grado que los sujetos que conforman esas bandas son verdaderos profesionales en el crimen organizado, empero lo más preocupante es que esos grupos en muchas de las situaciones que se dan a conocer están conformados por policías en funciones o por ex miembros de los cuerpos de seguridad pública. ¿Preparamos a los policías para delinquir, señor secretario?

Dicho lo anterior, señor licenciado, ¿díganos qué providencias se están implementando por la Secretaría de Seguridad Pública para detectar a los malos elementos que no tienen el ánimo de proteger a la sociedad, sino de coludirse con la mafia organizada? Considerando que en días pasados se nombró al nuevo comisionado de Seguridad Pública y dicho sea de paso coméntenos, señor secretario, ¿qué fue lo que lo motivó la designación de dicha persona, así como cuál es el plan del funcionario en comento para combatir y abatir el delito, para vigilar a sus servidores? ¿Qué medidas tiene contempladas para prevenir todas las comisiones de delitos que acontecen en el interior ahora de los Ceresos o Ceferesos y afuera de ellos?

¿Cómo vincula la reforma integral del sistema de seguridad con estas medidas, cuando hemos visto que el gran problema es la impunidad y la falta de aplicación de la norma? ¿Qué coadyuvancia otorga a la PGR en la investigación ministerial, cómo se empata para la atención de la gran problemática que ya les está estallando en las manos, señor secretario?

Por último, ¿qué acciones está emprendiendo la Secretaría a su cargo para coadyuvar en el combate a los delitos ambientales, principalmente los relacionados con la tala clandestina en las zonas detectadas como críticas y sobre el comercio ilegal de especies protegidas?

Por su respuesta, señor secretario, muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Gracias, diputado González.

Tiene la palabra el licenciado Ramón Martín Huerta, hasta por diez minutos, para dar respuesta.

El Secretario de Seguridad Pública Ramón Martín Huerta: Tenemos que hacer la tarea de manera permanente, no porque hubiere fallado alguno de los mecanismos en La Palma, en la propia corporación, del nivel que fuere, una corporación municipal, una estatal o la propia federal, sintamos que ya hemos sido rebasados, como he escuchado la expresión.

En la tarea de la seguridad pública frecuentemente viene esta sensación, porque uno puede tener 9 aciertos y el día que viene la falla derrumba los 9 aciertos y esta es la percepción ciudadana.

¿Qué es lo que vamos a hacer para que esto no ocurra o para disminuirlo? Tenemos que atacar con decisión cualquier aspecto de corrupción en las corporaciones policiales. Insisto, nuestro reto es 400 mil policías en el país, a partir de la propuesta estratégica, con atribuciones que tenemos a partir de la Policía Federal, del Consejo Nacional de Seguridad, bajar los Consejos Estatales de Seguridad, hacer lo mismo con las policías estatales, hacer lo mismo con las policías municipales; tomar en cuenta no con una sola persona en el Consejo Nacional de Seguridad.

Por supuesto que es bienvenida, es nuestra convicción y queremos trabajar junto con la sociedad organizada, como se expresó. El problema es encontrar los mecanismos para que esto suceda.

Tampoco la seguridad pública es un aspecto de decisión democrática, la Constitución le da la atribución legal máxima al Estado mexicano. Cada quien tiene sus tareas repartidas. El municipio debe hacer la tarea básica en la sociedad, con esa cercanía que tiene. Si los municipios hacen bien su tarea y hay que apoyarles para que la hagan, los estados van a ser seguros. Si los estados son seguros tenemos un país seguro.

La Federación tiene que cuidar este aspecto, tiene que encabezar esta tarea, por eso es que estamos bajando a los estados a hacer la chamba de la mano con ellos, con los gobernadores, con los secretarios de Seguridad, con los procuradores.

Cuando las corporaciones tengamos la misma visión de combatir la corrupción, tendremos mejores policías. ¿A partir de qué? A partir del gran paraguas, referente obligado que debe ser la Academia Nacional de Seguridad. Que tenga un solo perfil de formación para los policías, en los diferentes niveles desde luego, el policía básico de un municipio pequeño, un policía básico de un municipio de mayor tamaño, de mayor población, con mayores complicaciones; un director de policía de diferente tamaño de municipio; el ministerio público, el perito, el custodio, todos en la academia. Y no solamente llegar a la policía, acaban los tres años o termina la gestión y cambió de administración y entonces el policía se va quién sabe dónde.

El referente obligado de la academia puede ser el factor que nos ayude a darle el crédito al policía, es decir, que el policía cuando cuelga su certificado de conocimientos en la sala de su casa, primero le haga sentirse orgulloso a él y obviamente que eso lo va a transmitir a su familia; que no sea penoso, que no sea vergonzoso ser hijo de un policía.

Esta tarea es una empresa importante la que debemos realizar. No vamos a empezar de cero, es decir, la academia nacional es el referente obligado para la formación del policía. Esto en materia de las policías preventivas.

Este ordenamiento lo podemos hacer de manera práctica, pero ayuda más precisamente el paquete legal, que obligaría en su caso, de ser aprobado, precisamente a tener la carrera policial, con una formación con ese referente, que el policía no sea alguien que se preparó tres días y que los de las compañías de seguridad privada estén en la academia, porque ahora mismo la capacitación se realiza supervisada por la Secretaría del Trabajo; el permiso de armas para la corporación de servicios privados lo autoriza la Defensa y la Secretaría de Seguridad Pública le da la autorización para operar.

Bueno, este tipo de discrepancias tenemos que sincronizarlas al igual que la formación policial. Estas medidas ayudarán a que tengamos una policía con una sola visión, para que no tenga las complicaciones de las atribuciones diversas que no solamente se le complican al policía mismo sino a la sociedad la confunden; una participación ciudadana a fondo, es decir, ciertamente no se puede en el Consejo Nacional de Seguridad igualar el número, si son 32 gobernadores, tener 32 representantes o una composición mayor de participación ciudadana, porque es una obligación legal de a quienes la ley les manda hacer la tarea.

Pero eso no quita que la participación ciudadana, con estudios serios, formales, como se está plateando, una serie de organizaciones que están planteando una propuesta a la Secretaría y a las instancias de la seguridad federal, puedan tener una organización tal que estén calificando los trabajos del gobierno y estén dándole informes a la opinión pública, a la ciudadanía de cómo lo vienen realizando, para que nos hagan, primero, observar las fallas y corregirlas, y entregarle cuentas a la sociedad de manera cotidiana.

Porque la seguridad pública demanda el trabajo muy puntual, segundo a segundo, no se puede parpadear. Hoy, tenemos un acierto, y mañana cinco errores, cinco fallas, por el ámbito tan abierto de las diferentes instancias que atiende la seguridad pública.

Y lo mismo en los penales, los custodios, los funcionarios, ¿cómo le vamos a hacer? Hay que estar cribando, todos los custodios, ahora mismo tenemos el número solamente necesario para atender la seguridad de los penales, pues hemos dado instrucciones para que de inmediato la Academia se llene de prospectos para ser custodios así como ser policías de las diferentes instancias, porque tenemos que tener un grupo preparado.

Si nos falla un grupo de custodios, si se enferman y dejan de ir, si los corrompen a todos, tenemos que cambiarlos de inmediato a todos y no tenemos con quién suplirlos en este momento. Por eso vamos a llenar la Academia, están haciendo una convocatoria para reclutar agentes custodios, agentes policiales para tener la reserva siempre prevista, estar cribando constantemente, estar validando los conocimientos y la actuación, porque esa vulnerabilidad la da precisamente el roce del trabajo.

Hay que recordar que esa tarea también es de internos, o sea, los custodios también están internos, también sufren un desgaste y una problemática sicológica que hay que estar atendiendo.

Entonces la policía, los custodios y la Policía Federal, con esta conformación que hemos encontrado y que por supuesto que tiene sus ventajas y sus desventajas el que tenga esa presencia militar. Yo digo que ha tenido muchas ventajas, porque si algo nos está faltando en las policías, y algo es necesario regresarnos a las academias, es para constatar, para reiterar, para ser vigente la disciplina, que es el pilar fundamental de la formación de un policía.

Y eso lo tienen las corporaciones militares, así fue formada hace diez años, hace fue constituida con la cooperación de las instancias militares.

Como decía yo en mi exposición inicial, tenemos mucho que agradecer al Ejército y a la Marina por este trabajo, por esta disciplina de la policía, que hoy en día es muy demandada, la quieren todos los estados, precisamente porque es exitosa.

¿Y qué hay que hacer con los mandos y por qué se nombró al comisionado y por qué el Almirante? Miren, no necesariamente, siempre por el rango o por pertenecer al Ejército vamos a tener un problema de dirección en las policías, con una visión sobre todo de tratamientos de la sociedad, de sociabilización, por un lado, o de ciudadanización.

Hemos tenido un éxito muy importante, el perfil del Almirante Figueroa es más ciudadano, muchas veces más que algunos de los ciudadanos que encabezan las tareas de policía, ¿por qué razón? Pues porque lleva veintitantos años pegado en esta tarea, en el Estado Mayor Presidencial atendiendo los esquemas de las reuniones internacionales en el país y fuera del país.

Entonces el perfil que demandábamos para esa tarea, era justamente el de un especialista, que tenga un enfoque para dirigir a la policía.

Un servidor, no me considero ni quiero ser policía el día de mañana, es algo muy claro que yo tengo como definición, entonces la composición en la función de la Secretaría de Seguridad Pública tiene dos aspectos, uno muy policial y el otro muy político, por cierto alejado de los partidos, con la debida distancia de los partidos políticos.

Pero si algo hay que hacer para hacer funcionar a las policías de hoy en día, esa palabra de coordinación que yo he mencionado, precisamente es la que más necesitamos, es hacer que los gobiernos de los estados hagan su tarea, y no es obligarlos porque no tenemos atribuciones, es convencerlos, es poner la muestra, es trabajar junto con ellos.

Es un trabajo entonces de una convicción cotidiana, y qué es eso si no es un trabajo político, cuando se tiene al comisionado, con un perfil policial, con amplia experiencia, con amplio respeto, en tareas de inteligencia, de dirección de corporaciones, de diseño de corporaciones, de diseño de tareas, de conocimiento profundo del funcionamiento de la academia de seguridad pública, ése era el perfil que necesitábamos. Y sí, yo aspiraba a tener un civil, pero en la búsqueda de 20, 25 perfiles quienes han desempeñado esta tarea, los civiles y muchos otros que han desempeñado estas tareas han tenido problemas o tienen alguna facha que, por cierto no se la ponemos nosotros; se la pone la sociedad o la crítica especializada. Entonces por eso fue la decisión, pero también dije en mi presentación inicial –y termino- que el propósito es que en los siguientes dos años vayamos convirtiendo en civiles a los policías que tenemos ahora asignados y no por otra razón, para que haya una combinación adecuada, pero sobre todo porque el componente de policías militares que ahí hay, hay que regresarlos a su tarea. Están haciendo falta a donde pertenecen y ése es el propósito.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar:

Tiene la palabra hasta por 5 minutos para réplica, el diputado Antonio González Roldán.

El diputado Luis Antonio González Roldán: Con el permiso de los señores Presidentes.

Muchas gracias por sus respuestas, señor secretario don Ramón Martín Huerta.

El servicio público, señor secretario, es para servir y para cumplir con la función que la sociedad exige y la sociedad siempre exige aciertos. Los errores y yerros no caben en las instituciones estatales, para eso está la Función Pública; para dar resultados. Recuerde que en México, señor secretario, en la década de los 60 o los 70, con mandos militares y mandos civiles se cerró Lecumberri, no por un homicidio de un interno, sino por una simple escapatoria. Eso ya es una cosa habitual en todos los reclusorios de México, las fugas y los escapes de los reos.

Me gustaría también, señor secretario, señalarle una situación que yo repito pero que lo dijo el señor doctor Carlos Tornero. Anteayer, en el noticiero del periodista Javier Solórzano, de la radio, reconoció plenamente que están rebasados, señor secretario. No es una situación de una persona o un legislador del Partido Verde Ecologista de México que venga aquí a externarlo; hay un reconocimiento explícito por gente de su área.

Sin embargo, señor secretario, en México la seguridad pública es un asunto que involucra a todos los sectores de la sociedad, el camino a recorrer es largo, arduo y difícil, es imperante la necesidad de redimensionar el papel de las instituciones competentes en esa materia, esto puede constituirse en el factor clave para hacer más eficiente la estrategia estatal que logre inhibir el problema de la inseguridad, para lo cual se debe de tratar de incidir en los orígenes mismos de los vicios y las inercias que en los ámbitos públicos y privados hoy existen y generan la imposibilidad de atacar frontalmente el ambiente de incertidumbre y zozobra en la que vive la sociedad y que tanto daño le hacen al país.

En este sentido, una de las estrategias medulares que se propone por el grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, es la profesionalización de los servidores públicos, sujeta a controles permanentes e irrestrictos como medio idóneo para superar, de raíz, los desvíos en el servicio.

Otro de los medios más eficaces para abatir el problema de la inseguridad pública puede ser la generación de políticas permanentes que involucren a la ciudadanía, particularmente en las acciones preventivas en virtud de esa garantía del goce y ejercicio de los derechos de cada individuo y de cada grupo, por lo tanto, en una visión de tarea conjunta, lo que también puede llevarnos a resultados satisfactorios.

Modernizar al país en las tareas de seguridad pública, para lo cual debe mediar voluntad política del Gobierno Federal expresada en acciones concretas para el cambio en la política criminal.

Además, se requiere un profundo conocimiento del contexto en el que se va a desplegar la propia acción de combate a la delincuencia y un constante análisis exhaustivo de la posible incidencia de ésta en el ámbito particular, social y económico y por qué no, el estudio y en su caso incorporación de los modelos que sobre la materia hayan sido aplicados en otras latitudes, o bien la generación de modelos propios, surgidos de investigaciones y experiencias nacionales.

Con relación a los policías, señor secretario, coincido con usted. El Partido Verde Ecologista de México, le hace la atenta súplica, señor secretario, que revise las condiciones laborales, ya que no cuentan en muchos de los casos con un seguro de vida, con seguridad social, con salarios dignos.

Reconocemos en la fracción parlamentaria del Partido Verde Ecologista de México, el esfuerzo que se está haciendo por la dependencia a su cargo. Hacemos votos para que tenga éxito en su nuevo cargo, porque con la vocación de servicio, con empeño y esfuerzo, brindaremos a la sociedad, la paz y tranquilidad que tanto desea.

Es cuanto, señores Presidentes de las comisiones.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Gracias diputado González.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos para formular su pregunta, el diputado Jesús González Schmal.

El diputado Jesús Porfirio González Schmal: Ciudadano secretario, buenas noches. Diputado y diputada Presidentes de las comisiones que presiden esta comparecencia.

Yo, señor secretario, tomó al pie de la letra su definición de la labor, de la encomienda que tiene usted en las espaldas. Decía usted, que el respeto a la ley, el respeto al derecho, sólo puede lograrse con la participación social y sólo el Estado tiene autoridad y la fuerza para garantizar al ciudadano su integridad y su patrimonio.

Bueno, pues yo creo que de veras tiene usted una carga fenomenal. Cuatro años perdidos en esta encomienda, es de veras para ponerse a temblar del camino que tiene usted hacia delante, por sobre todo también, porque parece, como usted nos lo ha confesado, también muy sinceramente. No le gusta la carrera de policía, no le gustaría ser policía, no ve en esa actividad especializada su futuro y esto pues va a ser doble el esfuerzo que va a tener que desplegar para cumplir esta encomienda, tan importante y tan trascendente para la nación.

Pero algo que me preocupó profundamente de su exposición, ciudadano secretario, es que en ningún momento de esta exposición, ha mencionado usted el caso de Ciudad Juárez, los feminicidios, los terribles y tremendos crímenes que laceran la dignidad de la nación, se han trasladado al mundo como una de las vergüenzas patrias, que ya no mueven ni a la conmiseración ni al interés del funcionario público de la especialidad como usted.

Ciudad Juárez, le ha clamado a la Policía Federal Preventiva, quince veces, que supla la deficiencia de las policías locales, que acometa esa tarea de investigación, de prevención, de conocimiento, de análisis, de antropología criminal, que es el fenómeno Ciudad Juárez y que lamentablemente ya trasladó estas fronteras y se extiende a muchas latitudes de la patria y se disemina por consiguiente nuestra vergüenza y nuestra indignidad. Bueno, a usted no le llamó la atención, no le suscita el menor interés hablar de este tema, a nosotros sí, señor ciudadano secretario.

Aquí lo trascendente, lo grave de la planeación de esta función de seguridad pública, que como lo señaló es toral y usted así la conceptuó, así la ponderó, como la función esencial del Estado, como la razón misma de ser del Estado; no habría, pues, otra razón primaria para que emergiera el Estado que es el de la garantía, de la seguridad de las personas y de su patrimonio, de las libertades y de la libre circulación y desenvolvimiento de los ciudadanos.

Este régimen al que usted pertenece inició su tarea con una oferta al pueblo: Vamos a crear, vamos a crear la Coordinación de la Seguridad Pública –dijo- y nombró al doctor Aguilar Zinser. Este funcionario intentó, en una improvisada funcionalidad, agrupar a la Secretaría de la Defensa Nacional, a la Procuraduría General de la República, a la Secretaría de Seguridad Pública, a la Secretaría de Gobernación, a todas las entidades que tuvieran que ver con el tema de la prevención y de la preservación de la seguridad pública.

Bueno, pues al parecer muy poco tiempo nos duró el gusto, porque Aguilar Zinser fue trasladado a la Organización de las Naciones Unidas, al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y quedó descabezada esta tarea, este proyecto, este sentido de articulación de las áreas que en el Gobierno Federal atienden esta primordial demanda del ciudadano.

Yo no sé, ahora usted nos habla que no quiere ver al pasado que ocurrió en su propia Secretaría, pero habla muy sensiblemente de que quiere colaboración, de que ahora sí sin precedente está usted yendo a los estados, quiere ver con otras entidades que están en este ramo qué tanto se puede articular la funcionalidad para encontrar y lograr resultados. Pero bueno, el tiempo se viene adelante y la zozobra y la intranquilidad y la de veras, condición de inseguridad que ya prevalece en el país, es un hecho inocultable y lamentablemente en crecimiento.

Aquí también se ha mencionado lo que acaba de ocurrir en la cárcel de seguridad por excelencia de este país, en La Palma, donde ya también ocurrió o han ocurrido ya dos homicidios y donde hoy mismo se conoce la noticia que se trasladan 23 reos peligrosos de La Palma a Puente Grande. ¿Con qué criterio?, ¿bajo qué sentido?, ¿con qué coordinación con Gobernación el manejo de éstas tan delicadas decisiones se está tomando y en qué forma usted interviene al efecto?

Se me ha acabado el tiempo, guardo para otra ocasión las preguntas, pero le agradeceré, ciudadano secretario, sus respuestas.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Gracias, diputado González Schmal.

Tiene la palabra el licenciado Ramón Huerta hasta por diez minutos, para dar respuesta.

El Secretario de Seguridad Pública Ramón Martín Huerta: Muchas gracias, señor Presidente.

Primero quiero hacer la precisión, porque yo he hecho con mucho respeto la mención a la distinción entre el policía y la seguridad pública, es decir, mi expresión de que no he sido ni pretendo ser, es precisamente por el respeto que tengo por el policía; no de la noche a la mañana y por el hecho del nombramiento, me voy a considerar.

La seguridad pública no es sólo la policía, la seguridad pública es mucho más que eso y creo, lo decía yo, creo que debo ponerle énfasis en que el trabajo de la Secretaría de Seguridad tiene siempre, pero ahora en particular, viendo los 2 años que tendría yo de responsabilidad a cargo de esta dependencia, una tarea mucho más grande. La tarea policial está ahí, está funcionando bien, tiene sus fallas como todo lo que realizan los seres humanos, perfectibles, tiene sus fallas, pero están las corporaciones, están las instituciones –por cierto, no son cuatro años perdidos- están las instituciones que trascienden, que tienen un sustento legal, que tienen una tradición y tienen un trabajo. Tienen fallas, pero tienen muchos aciertos. Esas son las que van a perdurar.

Y hay una gran demanda hoy en día de un trabajo político, que es al que es al que yo me referí y que es al que creo que en el perfil que yo represento es lo que más se me demanda: la tarea que tengo enfrente por hacer y complementarla con el comisionado. Por eso mi expresión del policía en este sentido, que me merece todos mis respetos.

Se comentaba sobre el caso Juárez, no me había sido requerido en ningún aspecto del asunto de los aspectos de Ciudad Juárez, creo que yo lo mencioné en mi exposición inicial; ninguna de las señoras y los señores diputados me preguntaron nada. El diputado González Schmal lo ha hecho y con mucho gusto yo lo comento.

En Ciudad Juárez, por supuesto que ha habido un trabajo y las 15 veces que han requerido a la Policía Federal Preventiva ha estado 18 veces es decir, siempre y sin esperar a que nos llamen. Lo que ha habido son expresiones a veces discordantes de cuántos elementos debe de haber o por qué retiraron o por qué no hay tantos más. Eso sí ha habido. Inclusive algún aviso fallido de que se retiraba la policía.

Desde que llegó la policía federal a Ciudad Juárez, no se ha retirado, está allá, ahora mismo hay alrededor de 100 elementos, llegó a haber mil; ¿por qué razón? Porque hubo diferentes etapas, en un principio hace 2 años, se nos requirió para que se hiciera un trabajo a fondo, un trabajo complementario a la tarea municipal y a la del estado, una tarea de prevención, con muchos resultados, voy a comentar algunos de los que hay por aquí conseguidos en Ciudad Juárez.

Antes de que estuviera la policía federal los tiempos de atención de una patrulla, de la policía a un llamado era de 19.44 minutos; ahora mismo está en 4.31 éstos auxiliados por un sistema central de recepción de llamadas y la atención inmediata por parte de las corporaciones, con una coordinación inicial al frente la Policía Federal Preventiva.

Ha conseguido muchos resultados interesantes: Delitos contra la salud, en el 2002 se detuvieron a personas, 452 por este motivo, 2003, 496. En las llamadas a este centro telefónico hubo 108 tentativas de robo en 2002, 129 en 2003, violencia intrafamiliar 85 casos, 231 en 2003, delitos sexuales 56 en 2002, 81 en 2003, de robo 55 y 79. Y así podría darles otras cifras más.

¿Qué estamos haciendo actualmente? Diariamente se realiza un promedio de 300 detenciones hoy en día, por diversas faltas administrativas y delitos, todo en coordinación con la policía municipal.

Ayudamos a revisar el Bando Municipal, a organizar a la policía, a hacer todo el trabajo de prevención. El delito, las cifras hoy en día el delito del fuero común, disminuyeron en 160 por ciento. En robos y asaltos disminuyó en 18.22 por ciento. En el delito principal, robo de auto, que es el que se da con mucha frecuencia en la frontera, se logró una disminución de 26.27 por ciento.

Hay ahora un sistema ordenado de planeación y control de actividades policíacas allá y hay un sistema de estímulos al personal policial. Hay un control de las llamadas de emergencia que no existía y está funcionado bien el sistema de radiocomunicación.

Esta tarea que la venimos realizando con mucho énfasis hace 2 años, cuando fue logrando resultados, cuando fue bajando los índices, obviamente se fue retirando el número de policías que en un principio se requería una agrupación como la que teníamos, de mil gentes, luego bajó a 700, ahora mismo hay 100. No quiere decir que lo que siga es que desaparezca, lo que sigue es que la autoridad que acaba de tomar posesión el presidente municipal, hace como una semana; el gobernador que entró hace 10, 12 días, tengan la propia visión.

Recordemos que la policía federal, desde luego con base a los delitos de acuerdo a sus atribuciones, pero necesita fundamentalmente que la …en este caso los gobiernos estatales y municipales tengan su plan de trabajo y tengan la colaboración, que es lo que hacemos ahí. Hacemos un trabajo de colaboración, de coadyuvancia.

Yo estoy en contacto y he hablado ya con la autoridad estatal, con el gobernador del estado y por supuesto, ellos están por crear su Secretaría de Seguridad Pública estatal y con él su plan de seguridad estatal con una visión integral en la que debe encajar el apoyo de la Policía Federal Preventiva. Esta disposición está.

Hay que decir también que el problema sigue, como en otros lados pero ése, ése que fue vergüenza porque desgraciadamente se destaca y nos llevan al extranjero con la visión de las cifras. No digo que sean mentira, son ciertas pero esa es la parte negativa.

Yo no he visto notas internacionales que digan algunas de estas cifras que son ciertas y que es un trabajo constatable y que es reconocido allá, sin embargo esa es tarea nuestra, debemos de realizarla.

El gobernador del estado tiene ya una cita con nosotros para venir a plantear qué enfoque debe tener ahora, porque ciertamente en los últimos meses –ya con la presencia nuestra- hubo 16 muertes de mujeres; sin embargo, diez fueron resueltas y encontrados los culpables y seis están en investigación.

Yo creo que esa es la diferencia del pasado, donde hubo más de 300 mujeres en donde los casos –en diferentes circunstancias- no eran resueltos, entonces hubo esa exhibición y esa preocupación de todos pero ahora está enfocada de esta manera con un interés primordial en las fronteras, fundamental en Ciudad Juárez, también en las fronteras sur desde luego y particularmente estamos en espera de tener la visión integral que del asunto plantee la autoridad estatal para sumarnos y poner la experiencia que tenemos en manos.

Ustedes saben que este apoyo y esta ayuda que le toca dar a la policía federal, si no es subsidiaria no va a funcionar porque no van a tomarlo en cuenta, no va a haber la coordinación, se puede perder si la visión no está conjuntada con la autoridad municipal y estatal. De esa manera estamos atendiendo el asunto de Ciudad Juárez.

Hay algún aspecto de los delitos que me fueron requeridos, y sobre prestaciones y estímulos económicos, que también mencionó el diputado Antonio González.

Yo creo que en la propuesta que hay a consideración de la Cámara de Diputados, de ustedes señoras y señores diputados, de los 5 mil millones… bueno, hay la oportunidad y ustedes lo dispondrán, de etiquetar o de dirigir con algún sentido los dineros porque precisamente hay aspectos que los estados no pueden cubrir.

Hay algún aspecto, por ejemplo, que es una queja constante, que es el socorro de ley y hay estos estímulos a los policías que efectivamente necesitamos exigirles y necesitamos cribar las corporaciones, necesitamos formarlos pero necesitamos estimular y también pues castigar donde procede. Y para estimular, muchas veces no hay los recursos.

El Sistema Nacional de Seguridad, el FOSEG (Fondo de Seguridad Pública), puede tener esta posibilidad. La dirección fundamental que tiene es la infraestructura para la seguridad pública, pero si se cubre ésta creo que tendrían el margen los estados de ayudar a los policías en su circunstancia. Ya se mencionaba aquí… los seguros de vida son muy bajos y eventualmente no los tienen todos.

Entonces, en la dirección que la Cámara de Diputados –en su tratamiento de otro tema más puntual que es el presupuesto- habrá de definir qué dirección, qué etiquetas pueden formularse para poner énfasis en la aplicación de los recursos para la infraestructura en seguridad y estos aspectos para el personal policial.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Gracias señor secretario.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos, para réplica, el diputado Jesús González Schmal.

El diputado Jesús Porfirio González Schmal: Gracias, ciudadano secretario.

Bien que nos menciona índices reales o supuestos de descensos de la criminalidad en Ciudad Juárez; pero el problema continúa y se expande, como le decía, se traslada a las fronteras juarences y se va al interior de la República.

No tocó usted en su exposición tampoco en qué forma está acometiendo la Secretaría a su cargo ya no sólo la labor de atacar los efectos, los resultados de una creciente ola criminal en el país, donde la situación del ciudadano es cada día más difícil.

No nos habla usted si se están generando estudios, análisis, verdaderas investigaciones de antropología criminal para detectar, respecto de la geografía delictiva, los rastreos, las tendencias regionales, la localización, en fin, de las fuentes, de los focos que en realidad serían los que debería atender una fase muy importante de su trabajo en el área de prevención. No tocó este tema.

Tampoco se refirió, a pesar de que usted dice que sin precedente hay una gran relación o mejor relación con otras áreas o niveles en materia de seguridad pública, qué está ocurriendo con el grave problema de la constante fricción entre el fuero federal y el fuero local, sobre todo en el manejo del tráfico de drogas al menudeo.

Los policías y los estados a nivel local se excusan de intervenir en esta área señalando que es de carácter federal. Yo creo que usted, como secretario de Seguridad Pública, debería enseñarles que un delito flagrante no requiere ni siquiera una delimitación de qué tipo de delito se trata, sino que inmediatamente se puede aprehender al delincuente y someterlo a la autoridad que corresponda, primero al del fuero común y ésta lo trasladará al del fuero federal.

Lo cierto es que esa articulación de la que usted habla, esa colaboración no se ve realmente plasmada en un combate a ese grave riesgo y esa grave afrenta que vive sobre todo la juventud y la niñez mexicana.

Yo también le señalaría que en todos los delitos, los crecimientos, que eso sí usted no nos los podrá negar, en el tráfico de drogas, las ejecuciones, la violencia ya en las ciudades, en los rincones que pensábamos que nunca iba a llegar, el contrabando, el crimen organizado, el lavado de dinero, la tala forestal, en fin, una infinidad de delitos del orden federal que están creciendo, que se están incrementando en forma dramática y que se pregunta uno. Hace unos días precisamente el ex presidente de Colombia señalaba que México está colombianizado.

Y de esto tampoco nos habla usted. En dónde están en realidad generándose, encauzándose y creciendo estas organizaciones criminales. Estoy de acuerdo, la PGR habla en un sentido de este ataque, de este fenómeno, pero yo entiendo que usted debería estar, junto con la PGR, atendiendo el fenómeno en sus dos fases, no sólo en el combate ya respecto de los procesos penales y las denuncias del Ministerio Público y su acción, sino también en la prevención, en la detección, en la inhibición de este tipo de fenómenos delictivos crecientes.

Yo hablaría ya por último de qué hace la Secretaría a su cargo con la Secretaría de Educación Pública en términos de una educación al futuro. Cómo estar tomando las experiencias de otros países que han empezado a acabar con el crimen, con los delitos, con la incidencia de la juventud a partir de tomar a la niñez en sus manos, de hacerla consciente de lo que está ocurriendo y, pero sobre todo también, de pedirle al gobierno del que usted forma parte que sea el ejemplo de rectitud, de honestidad, de cumplimiento del deber, de verdadera vocación de servicio para que los niños y la juventud mexicana aprenda que se puede servir sin engolosinarse en el poder y que se puede ser leal a México si se cumple cabalmente la responsabilidad que se tiene encomendada.

Muchas gracias, señor secretario.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Gracias, diputado González Schmal.

Para dar cumplimiento al punto 4, fracciones VI, VII

Para dar cumplimiento al punto 4, fracciones VI, VII VIII del acuerdo de la Junta de Coordinación Política, se han inscrito para la segunda ronda de preguntas y réplica los siguientes ciudadanas y ciudadanos diputados:

Por parte del Partido Revolucionario Institucional, diputado Quintín Vázquez García y diputado Raúl Pompa Victoria.

Por parte del Partido Acción Nacional, diputada Irene Blanco Becerra y diputado Fernando Alvarez Monje.

Por parte del Partido de la Revolución Democrática, diputada Marcela Lagarde y de los Ríos y diputado Arturo Nahle.

Por parte del Partido Verde Ecologista, diputado Antonio González Roldán.

Y por parte del Partido Convergencia, el diputado Jesús González Schmal.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos, para formular su pregunta, el diputado Quintín Vázquez García.

El diputado Quintín Vázquez García: Compañero Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar; señor secretario de Seguridad Pública, Ramón Martín Huerta; compañeras y compañeros diputados; señoras y señores que nos acompañan:

Mucho nos hubiese gustado que esta comparecencia la hubiésemos tenido con Gertz Manero; 4 años perdidos, 4 años en donde la sociedad tuvo que asumir un papel vital para poder demostrar al propio Ejecutivo Federal la serie de errores y la incapacidad manifiesta en materia de seguridad pública.

Menos mal que el propio Ejecutivo asume su responsabilidad y cambia al titular que muchos dolores de cabeza dio al país, y después de esta acción, como por arte de magia, se termina ese fantasma de la inseguridad en México. ¿Qué habría detrás de todo esto?

Un tema que durante el 2004 ocasionó diversas manifestaciones y muchos desvaríos, donde desgraciadamente las salidas mediáticas fueron las ganadoras, porque la inseguridad prevalece, se vive, se siente y sigue afectando invariablemente el patrimonio de muchas, de millones de familias que han sido ofendidas por algún delincuente, por la manifiesta incapacidad de las autoridades de encontrar una respuesta adecuada a este permanente mal.

La seguridad pública es un tema de primer orden para nuestra sociedad, pero sentimos que para el Ejecutivo Federal no se representa en la misma proporción.

Es preciso señalar que en materia de seguridad existen deterioros preocupantes, principalmente porque las instituciones competentes quedaron rezagadas frente al ascenso de la delincuencia y la aparición de nuevas formas delictivas, pero más grave aún, porque la delincuencia penetró en ellas.

Preguntaría, señor secretario, en relación con la profesionalización de los cuerpos policiales y modernización tecnológica del equipo, qué avances presenta esta Secretaría conforme a los planes del servicio profesional de carrera. Asimismo preguntaría el porqué existiendo tantas necesidades en los estados y en los municipios el presupuesto asignado sigue sin ejercerse, porque las estadísticas manifiestan una gran subestimación del ejercicio presupuestal dentro del Sistema Nacional de Seguridad Pública y da vergüenza, ejemplos como en el caso del municipio de Tlaquepaque, en Jalisco, donde las armas que utilizan los elementos para salvaguardar la seguridad de los ciudadanos, son de utilería.

Si la mayoría de los municipios y los estados están en las mismas condiciones, estamos ante un estado de indefensión y a la voluntad de los delincuentes, y es reconocido por ustedes en su documento: "Cómo Vamos a la Mitad del Camino en Acciones para Garantizar Seguridad", donde señalan sin aspavientos que los índices delictivos siguen siendo muy elevados.

Con esta clase de operación logística y estratégica no debe de asustarnos el porqué la seguridad ha sido un proyecto del Ejecutivo Federal en el cual no se encuentra la cuadratura.

Y la sociedad no se equivoca. Doy a conocer los resultados de una encuesta realizada en el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública donde a la pregunta de si Fox ha cumplido o no con disminuir la inseguridad, el 73 por ciento manifiesta que no ha cumplido.

Asimismo cuando se pregunta que si cree que el Gobierno Federal ha dado respuestas a las demandas de mayor seguridad planteadas en la marcha contra la delincuencia o cree que no ha dado respuesta a estas demandas, el 55 por ciento de los encuestados refiere que no hay respuesta.

Pero lo más grave aún se encuentra en el resultado de la pregunta concreta sobre ¡si cree que para el gobierno de Fox es prioritario el combate a la inseguridad pública o cree que este gobierno le está dando mayor importancia a otros asuntos!, el 68 por ciento de los encuestados señaló que le da más importancia a otros asuntos.

El reto que tiene por delante es muy serio y la sociedad se encuentra impaciente y con muchas ganas de tomar justicia por sus propias manos. No deje que esto suceda y presente resultados dignos, concretos y concisos.

Culmino con un planteamiento que los medios de comunicación dan a conocer, donde 23 reos, peligrosos delincuentes serán trasladados al penal federal de Puente Grande. Si el de mayor seguridad en La Palma tuvimos estos acontecimientos, yo creo que es necesario reforzar esa seguridad y que tenga mayor cuidado para evitar la fuga de esos 23 reos, como ocasionó la fuga del "Chapo" Guzmán. No han cumplido en ninguno de los programas y creo que es importante para el beneficio del país que asuman su responsabilidad. La seguridad es lo más importante para el desarrollo económico, social y cultural de un país. Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar:

Tiene la palabra el licenciado Ramón Martín Huerta, hasta por diez minutos, para dar respuesta.

El Secretario de Seguridad Pública Ramón Martín Huerta: Muchas gracias, señor Presidente.

Insisto en que no son cuatro años perdidos, porque de reconocerlo así estaríamos faltando al respeto al trabajo de los municipios y de los estados, que encabezan por cierto ahora todos los partidos políticos. Si solamente el Gobierno Federal y la Secretaría de Seguridad Pública y en su caso mi antecesor el doctor Gertz hubiese sido el responsable y no hubiera hecho nada y con esto se descalifica toda la actuación de 4 años, sería injusto, sería impreciso, sería incorrecto, reconocerlo de esa manera porque hemos dicho, y la Constitución y la ley son muy claras, en que es una tarea compartida. Además del Estado mexicano por la sociedad misma. Así es que no es que los 4 años los hayamos echado por la borda.

Yo comprendo las expresiones, no puedo compartirlas, pero comprendo que la desesperación nos haga expresarlo de esta manera. Insisto están las instituciones, hay un trabajo positivo en marcha, ha transitado el país por una serie de problemáticas, signo de estos tiempos de cambio y la seguridad pública por supuesto es una demanda, la número uno de la sociedad en todos los aspectos, pero ésta se da por muchas situaciones, entre otras, la percepción de inseguridad que tiene la gente, que la vive aunque no le haya ocurrido algún aspecto en su persona, en sus bienes, con que le haya ocurrido a un vecino, a un familiar, es suficiente para tener esa sensación.

La profesionalización a la que usted se refirió, el Servicio Civil de Carrera, viene trabajando en más o menos instancias. Hay alrededor de 100 academias en el país. Son muchas si no están coordinadas y creo que duplicarían y desperdiciarían tiempo y recursos. Pero yo creo que son pocas, si las alineamos, si las orientamos en un solo sentido, si estratégicamente distribuimos las responsabilidades en el ámbito nacional, regional, estatal, municipal, si acercamos la capacitación, si desarrollamos los esquemas como viene ocurriendo, de manuales, de esquemas de trabajo en las corporaciones, para apuntar hacia la profesionalización.

No podemos presumir de que tengamos un gran avance como los primeros países del mundo, pero tampoco estamos en pañales ni estamos en ceros. Está en marcha la profesionalización. Las academias las hay de muy buena calidad. Hay una ahí en el estado de México, está trabajando y hay un trabajo inclusive de compartimiento de la tarea con los estados vecinos, y así ocurre en las regiones del país.

La profesionalización entonces viene atendiéndose y cada vez dará más resultados. Hay policías más formadas que otras. Creo que el reto está en que esa calidad se esté reciclando, se esté recuperándose cada año, cribando las policías y regresando a la academia año con año a todos, porque no el que egresa se puede considerar ya un policía listo e inmune para cualquier circunstancia; los conocimientos hay que actualizarlos siempre.

Por lo que toca a las armas que usted mencionó, yo le puedo asegurar que los equipos están actualizados en Puente Grande, en los penales, y de cualquier forma yo no quiero ser absolutista en cualquier expresión que pudiera hacerme rehén. Nosotros estamos supervisando y cuidando esos aspectos.

No es el arma el único factor, la única herramienta que puede evitar las fugas, si esto fuera no nos hubiera ocurrido y no lo aplaudo, al contrario, lo lamento mucho lo que ocurrió en el estado de México hace un par de días. No es asunto de armas, es un asunto de supervisión, de un trabajo de inteligencia y sobre todo de supervisión cotidiana de quienes estamos encargados de esto.

No vamos a parpadear en ese sentido, no porque sean tampoco cárceles locales o donde se purguen penas del fuero común, todo es responsabilidad conjunta que debemos de enfrentar y nosotros seguiremos atentos a ello.

Por otro lado, la tarea conjunta que reiteradamente han planteado algunos de los señores diputados, se refiere a la prevención del delito. Yo quiero reiterar que consideramos que la prevención del delito es la columna vertebral del trabajo de la Secretaría, debe seguir siéndolo, sobre todo de manera conjunta con la sociedad, es una medida de política criminal, por lo que comentaba el diputado González Schmal, que se debe instrumentar desde las comunidades, los municipios, los estados y la propia Federación, además de los esfuerzos que realice el Estado en materia de empleo, desarrollo social y calidad de vida.

Vamos a aprovechar todas las instancias que concurren al Sistema Nacional de Seguridad Pública, para crear una política nacional de prevención del delito. Las características de esta política es que se van a definir responsabilidades, articular acciones y consolidar los mecanismos de participación social, para que todos nos involucremos en esta gran cruzada de prevención.

Los programas que se van a implementar consideran los valores básicos de convivencia, de integración familiar, de oportunidades de desarrollo humano y de integración social y comunitaria.

Vamos a renovar el marco jurídico y a renovar instituciones y prácticas en las que la sociedad tenga responsabilidad, decisión y oportunidad de aportar sus experiencias.

Este trabajo habremos de presentarlo en la primera sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública al inicio del año, y no porque haya esta presentación y no porque haya algunos énfasis, algunas menciones específicas de tareas que aquí se han mencionado, quiere esto decir que estamos iniciándolas. Estamos relanzando muchas de las tareas que tienen un trabajo, que tienen una conducción y que tienen resultados. Pero con esto estamos reconociendo, y eso hay que hacerlo siempre, de que hará falta un empujón más, un énfasis adicional, porque la tarea de la seguridad es tan dinámica, es tan demandante como la sociedad misma.

Cada vez que nosotros resolvemos un asunto, la delincuencia lo estudia para delinquir de otra manera. Cada que se legisla, cada que se aborda el tema de manera integral, se le busca otra salida. Por eso, con ese dinamismo tenemos que estar actualizando los programas permanentes y este lanzamiento de un programa actualizado de prevención del delito con la Secretaría de Seguridad Pública, con la Secretaría de Educación Pública y con otras instancias que deben de colaborar, acompañadas siempre, todas, por la ciudadanía, que es un factor determinante, en el sentido de que los valores, las demandas y los problemas los causamos o los permitimos alrededor de las familias y las instituciones del Estado deben considerar este aspecto de la sociedad.

Así que nosotros no daremos un paso, lo reitero, si no es de la mano con la sociedad y en ese espíritu siempre de coordinación con las autoridades locales, con las autoridades municipales.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Gracias señor secretario.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos para réplica el diputado Raúl Pompa Victoria.

El diputado Raúl Pompa Victoria: Con su permiso señora Presidenta. Con su permiso señor Presidente. Le agradezco su asistencia a esta comparecencia, señor Ramón Martín Huerta, secretario de Seguridad Pública; señoras diputadas, señores diputados; señoras y señores que nos acompañan.

Señor Secretario, sabemos que usted acaba de ser designado, eso creo que yo para nosotros es sumamente importante, como representantes populares, y también quiero que sepa que estamos cabalmente convencidos que la responsabilidad, ante la ciudadanía, es del Ejecutivo Federal.

El designa al anterior secretario y nos dura 4 años, pero ese no es el problema necesariamente, el problema son las consecuencias, el problema es el ejercicio precisamente de la Función Pública.

El Ejecutivo, no me explico por qué, ha tenido como estrategia, cambiar a los titulares de las dependencias y dependencias mucho muy importantes, como es el caso de la Secretaría de Energía, por ejemplo, y ahora la de Seguridad Pública, precisamente antes del informe presidencial.

En el caso de la de Energía en 2 ocasiones y en el caso de Seguridad Pública en esta ocasión, eso desgraciadamente implica obviamente una falta de seguimiento y una falta de seguridad, en el propio ejercicio del Ejecutivo, y obviamente esto nos llama sumamente la atención.

Dijo usted, y bien dicho creo, que viene a comprometerse, y debo de decirle que estamos fincando realmente muchas esperanzas en su ejercicio profesional como secretario de Seguridad Pública, y también dijo bien, que la seguridad pública está más allá de los partidos políticos; en lo que no estoy de acuerdo, señor secretario, es que usted dijo que está más allá del gobierno, es un ejercicio del gobierno, es una obligación del gobierno.

Se creó la Secretaría de Seguridad Pública en este sexenio, hubo propósitos como eliminar la corrupción, fortalecer a las corporaciones policías, disminuir la inseguridad, y usted mencionaba que estos 4 años, no han sido tirados a la borda, pero no se nos olvide que la primera promesa, para efectos de acceder a la Presidencia del Presidente Vicente Fox, fue resolver precisamente el problema de inseguridad, y no se ha resuelto. Y lejos de no haberse resuelto, se ha incrementado este problema, probablemente no para la Secretaría de Seguridad Pública pero sì para la sociedad, que eso es para lo que estamos todos aquí.

No se ha cumplido obviamente con proteger la seguridad general, la seguridad del patrimonio familiar, y entre otros aspectos la prevención no se puede resolver realmente o no se puede atender porque esa coordinación que debería de existir entre los tres niveles policíacos, por llamarles de alguna manera o tres niveles de gobierno, desgraciadamente no existe.

La capacitación ha sido un propósito y debo de aceptarlo como tal, pero desgraciadamente no ha sido una solución, no se han alcanzado realmente los fines esperados en esta capacitación.

Los centros de readaptación ya se ha hablado a la saciedad de esto. Decía yo, la coordinación entre municipios y estados, algo que también se mencionó es que desgraciadamente el tráfico de drogas en el menudeo, en las famosas "tienditas", que se ha extendido a lo largo del país el nombre de "tienditas" no se puede resolver porque los policías municipales atienden a las "tienditas" y obviamente yo no sé si haya alguna coordinación entre la policía federal y las policías municipales o estatales.

Desgraciadamente no ha habido esa coordinación y yo preguntaría: ¡Qué opina usted de cederle ciertas facultades a las policías municipales, que a sabiendas en dónde está el expendio de menudeo, porque la queja de los vecinos es manifiesta, no se atiende, no se resuelve y desgraciadamente este tipo de distribución al menudeo es contaminante a la sociedad?

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Gracias, diputado Pompa.

Tiene la palabra hasta por 5 minutos para formular su pregunta, la diputada Irene Blanco Becerra.

La diputada Irene Herminia Blanco Becerra: Señora Presidenta, señor Presidente, señor secretario de Seguridad Pública: De hecho yo no voy a formular ninguna pregunta porque considero que la parte de feminicidios va más para tratarlo con el procurador que con usted, señor secretario, sin embargo, sí quiero decir una fórmula que siempre me la he hecho:

En este sentido, en Ciudad Juárez y en Quintana Roo y en toda la República, considero que la fórmula es coordinación más definición de competencia del delito, nos da soluciones y resultados. Tenemos 11 años difíciles de recuperar, porque hay una serie de negligencias, por eso digo que es más bien para el procurador y no para usted y sí hay que reconocer la preocupación del Presidente Fox por este problema. Es el primer Presidente de la República que se preocupa por este asunto.

Por último, en este sentido yo creo que reparar el daño a las víctimas es solamente con la justicia. Es la única manera como se le puede reparar el daño a las víctimas: con justicia, yo no creo tanto en la entrega de casas, en la entrega de bienes, porque eso lo único que viene a hacer es despertar la manipulación. Entonces yo creo que si nos proponemos que tengan justicia los familiares de las víctimas, ése es el gran logro.

Ahora, el compañero que me antecedió hablaba de lo mal parado o la mala fama que tienen los policías, pues tristemente los políticos estamos en el lugar penúltimo y luego sigue el policía. Por eso, yo creo que en esto, es una tarea de todos. Todos absolutamente tenemos que poner nuestro interés, nuestro compromiso, para sacar adelante los graves problemas que tenemos, no los podemos endilgar ni a un presidente ni a un secretario ni a un partido.

Y por último, señor secretario, yo soy muy breve, porque yo creo que esto es más bien en cuestión de feminicidios, va más para el procurador, pero le quiero decir que su presencia en este proyecto de patria ordenada y generosa, me reconforta mucho y creo que viene usted a darle un gran giro a esta Secretaría.

Muchísimas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Gracias diputada Blancos.

Tiene la palabra el licenciado Ramón Martín Huerta, hasta por diez minutos para dar respuesta.

El Secretario de Seguridad Pública Ramón Martín Huerta: Muchas gracias, señor Presidente.

Aprovecho para precisar alguna confusión, alguna cifra que se dio. Yo mencioné hace un par de intervenciones, que trasladamos en la madrugada del día de hoy a 50 internos del penal de La Palma, se ha mencionado ya en dos ocasiones que 23, primero que se habían trasladado y luego que se iban a trasladar. Así se descompone el teléfono, la verdad es que son 50, fueron trasladados esta mañana, son parte del esquema de despresurización de los penales.

Desde luego, con el cuidado que significa, no podríamos entrar en pormenores, porque creo que no es conveniente para nadie y estratégicamente debe manejarse de esa forma, de quiénes y por qué y los cuándos de estas gentes que se trasladaron. La presurización existe en razón del número y en razón de la peligrosidad de los elementos que están internos. En esa misma razón, es que hacemos la redistribución, primero a los lugares donde hay el espacio y donde estratégicamente conviene por la composición de las bandas, según la información que se tiene. Entonces son 50, ya fueron trasladados durante la mañana o al amanecer, están ya en Puente Grande y el número es de 50.

Comentarios en el sentido de por qué cambia la Secretarías y por qué no. Este es un debate permanente que, yo seré respetuoso de las opiniones de ustedes, pero que por supuesto, que es un trabajo que se viene haciendo y no da resultados a juicio de quien decide los cambios, seguramente es lo que debe provocar, un cambio, porque muchas veces, sobre todo, en los primeros años, yo recuerdo mucho la crítica hacia el Presidente y hacia el gobierno, de por qué no cambiaba determinadas personas. No me acuerdo si estaba ahí apuntada el área de seguridad, pero entonces se pedían cambios.

Ahora se han dado, yo creo que se creyó conveniente, yo puedo solamente ratificar mi compromiso por la tarea y mi disposición de estar en permanente contacto con las señoras y señores diputados, porque creo que reconocer que la tarea es conjunta, lo que sigue es, manos a la obra. Trabajar juntos en el marco de atribuciones y de respeto que nos tenemos. Esto yo lo he expresado desde el primer día con el señor diputado Jorge Uscanga, Presidente de esta comisión y lo reitero.

Se comenta acerca de los resultados o del problema del narcomenudeo. Quiero reiterarles que es muy importante; miren, si la policía viviera en permanente operativo, yo creo que los problemas, se desvanecerían las cifras estadísticas delictivas y realmente el problema estuviera atendido. Los operativos son justamente el reforzamiento, el énfasis, en que la policía abra los ojos, los oídos, ponga toda su atención en temas, en lugares, en puntos conflictivos.

Si hay mapa delictivo, desde luego, de zonas criminógenas del país, por supuesto, el énfasis se da en estas grandes urbes, por la complicación extraordinaria que tienen, se da en las fronteras de manera enfática también y el problema del narcomenudeo, lamentablemente de una década para acá aproximadamente, se da en los diferentes corredores de las carreteras principales y los municipios y las zonas urbanas que están cerca de éstas, es decir, en las poblaciones más importante del país, porque ha habido otra forma de negociación entre los narcotraficantes, en donde dejan en especie los dividendos y entonces hay cierto grado de consumo en el país, eso hay que reconocerlo.

Se ha dicho aquí de manera atinada por el señor diputado Pompa, que el trabajo de la Procuraduría y el trabajo en narcomenudeo, y lo comentaba la diputada Irene Blanco acerca de lo de los temas de Juárez, si le corresponden a la Procuraduría. Bueno, ciertamente hay desde luego el énfasis y hay la atribución expresa de la investigación en la Procuraduría, pero sí quiero destacar, porque también hubo una expresión del diputado González Schmal en el sentido de si estamos trabajando en colaboración y en armonía con la Procuraduría General de la República.

Esto es muy claro. A partir de mi nombramiento, de mi llegada al encargo, por supuesto que hay una coordinación puntual en el gabinete de seguridad tanto con la Procuraduría General de la República, como con la Secretaría de la Defensa y de Marina y Gobernación. Esta tarea es la sincronía para la actuación, para ofrecer ese aspecto de coordinación que necesitamos de los estados y los municipios, lo menos que podemos presentar, pues sería absurdo presentar esta necesidad y este requerimiento si no mostramos congruentemente el que estamos coordinados. Hay una coordinación para la atención del asunto de Juárez, del asunto del narcomenudeo.

Los operativos, decía yo, entonces, no son para nada despreciables. Miren, llega uno a los estados y casi cualquier municipio, el alcalde, su director de policía, el secretario de Seguridad Pública Estatal, tienen referencias de los puntos de distribución en esas "tienditas" o "narcotienditas" y ciertamente pueden ellos actuar en flagrancia, ciertamente; lo que ocurre es que si no hay la coordinación, en muchos casos por supuesto que es pretexto, pero yo no quiero pensar o decir que es la generalidad. Lo que sucede es que siempre necesitan, cuando ellos detienen a un responsable de esta tienda o a un distribuidor, necesitan al Ministerio Público Federal y a veces no lo tienen en el término si no lo piden y si no hay la coordinación adecuada.

Entonces nosotros queremos pensar que es esa la necesidad y por lo menos eso es lo que llegamos a proponer en los operativos, es decir, venimos a hacer un llamado a las corporaciones estatales y municipales para que emprendamos operativos conjuntos para combatir el narcomenudeo, el contrabando fundamentalmente y dependiendo de la región, otra serie de delitos.

Normalmente hay bandas que se andan moviendo en el país de robo de autos y de robo de carreteras que por cierto, para las cifra que hace un rato también un diputado en su turno, comentaba que las cifras de carreteras discrepan de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes; creo que más bien lo leyó o lo vio en un periódico que publicó y esas cifras no son del sistema nacional, esas cifras que se publicaron o que se dijeron –si son las que yo conozco y si son otras habría que verlas- se refieren a los sistemas estatales. El delito de robo en carreteras por supuesto que se ha desplomado en un 40 por ciento. Tenemos otros problemas que no vamos a ocultar, pero el delito de robo en carreteras, reconocido por las Cámaras del Transporte, ha disminuido en un 40 por ciento y no vamos a bajar las manos pensando en que estamos del otro lado. Vamos a continuar en ello.

Se mencionaba también el aspecto de las encuestas. Por supuesto que el ciudadano para bien y para mal, identifica al Presidente Fox como responsable de los problemas del país y queremos pensarlo así, vamos a enfrentarlos de esa manera, pero es el ciudadano común; ustedes y nosotros sabemos que no es así, sabemos que hay instancias, que hay responsabilidades en tres niveles de gobierno y en todo caso eso dicen las encuestas. Nosotros, yo, a los funcionarios y como una convicción personal, siempre el problema de la seguridad pública no lo discuto en qué lugar está renqueando frente al ciudadano. Prefiero verlo siempre en el número uno, porque es una responsabilidad. Eso significa para nosotros y también para la mayoría de los ciudadanos, así que en esa tarea y en ese compromiso es en el que estamos.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Gracias, señor secretario.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos, el diputado Fernando Alvarez Monje.

El diputado Fernando Alvarez Monje: Muy buenas tardes a todos los compañeros de la Mesa Directiva; señora Presidenta, señor Presidente.

A nuestros compañeros diputados que todavía nos acompañan por acá, muchas gracias; Y a nuestros invitados, por supuesto también que han estado muy atentos a esta comparecencia.

Señor secretario:

Acción Nacional considera que el diseño y ejecución de la política criminal, deberá ser integral y coordinado; que deberá darse preeminencia a la prevención del delito sobre la represión; que resulta necesario impulsar las reformas conducentes a efecto de perfeccionar el marco jurídico aplicable en materia de seguridad pública y justicia penal, como la presentada por el Ejecutivo Federal ante el Senado de la República.

En este esfuerzo habremos de trabajar todas las fuerzas políticas lejos de intereses personales o de grupo, porque de lo que hablamos aquí es parte de una de las funciones que justifican la existencia misma del Estado.

En efecto, se considera que existen notables coincidencias de fondo entre los partidos y la Secretaría a su cargo: Mayor seguridad, respeto a la legalidad, conducción de las relaciones y conflictos sociales en el marco de la ley, la supeditación de la autoridad particularmente las relacionadas a materias de seguridad pública y procuración de justicia, deberá siempre estar encaminada a la vigencia y fortalecimiento del Estado de Derecho. Y la protección y promoción del respeto de los derechos humanos.

Sabemos de su compromiso por promover acciones que coadyuven al fortalecimiento de una cultura de prevención integral, concepto éste que es pilar fundamental para que se garantice el beneficio de la seguridad pública para la sociedad mexicana en su conjunto.

En el ámbito de la ejecución penal y el derecho penitenciario, resulta urgente realizar las reformas necesarias a efecto de que sea acorde al Estado democrático de Derecho, al que aspiramos para materializar verdaderamente la función resocializadora del Estado.

El tema relativo a la readaptación social nos preocupa particularmente y por ende, todos los temas inherentes al mismo.

Es por eso que los legisladores de Acción Nacional valoramos positivamente que se empiecen a coordinar esfuerzos desde la dependencia a su cargo, para contrarrestar las deficiencias que existen en nuestro sistema penitenciario, como lo es la sobrepoblación de reos y la seguridad de éstos, que sin duda debemos regularizar para que a partir de eso entonces sí, aspirar a obsequiar a quienes han cometido un delito readaptarse dentro de un marco humanamente posible.

Aquí quiero hacer un paréntesis para reconocer este esfuerzo porque el penal de las islas Marías vuelva a tener esta calidad de penal. Actualmente se cuenta con 800 reos aproximadamente cuando tiene una capacidad mucho mayor. Creo que es el marco natural para que se utilice estas islas Marías como penal que realmente readapten al reo y a su familia, que permitan la integración y se vuelvan a reintegrar a la sociedad. Lo felicito por este esfuerzo.

La capacitación permanente en todas las áreas de seguridad pública debe darse sin ningún regateo y por eso lo exhortamos señor secretario, para apoyar la profesionalización de quienes laboran en esta Secretaría.

Señor secretario, el rumbo es correcto en lo esencial y lo animamos a seguir trabajando para la consolidación de los proyectos en materia de seguridad pública con la mira puesta en el equilibrio entre seguridad pública y respeto a los derechos humanos. Es ese el termómetro que mide el grado de desarrollo de una sociedad en el marco del garantismo y el Estado democrático de Derecho.

Para terminar mi participación quiero también mencionar que en lo que se habla de las encuestas de la corrupción de la policía federal y de otras de las corporaciones que están a su cargo, en este caso quiero sí reconocer que a pesar de lo mal calificados que están, en las entidades federativas se sigue pidiendo la presencia de la policía federal. Algo de bueno debe haber en esta corporación. Lo exhortamos para que siga usted haciendo uso de esta policía y la siga profesionalizando como debe de ser.

Y también quiero compartir la idea suya de que los 4 años pasados sin duda tuvieron sus errores pero también sus aciertos. Yo creo que debemos de ver para el futuro. Creo que usted tiene en dos años que le restan a su administración un gran reto, creo que ya lo han dicho aquí de su capacidad probada ante diferentes cargos, que tiene usted el conocimiento y el interés de sacar adelante esa Secretaría. Por mi parte le deseo mucho éxito y desde luego que estamos para corresponderle en lo que sea necesario. Gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Gracias, diputado.

Tiene la palabra hasta por 5 minutos para formular su pregunta la diputada Marcela Lagarde de los Ríos.

La diputada María Marcela Lagarde y de los Ríos: Señor Presidente; señor secretario:

En primer lugar permítanme felicitarnos por estar trabajando las comisiones unidas en esta ocasión y espero que lo hagamos a futuro en los temas de seguridad que nos conciernen

Quisiera tratar varios de los temas que se han expuesto aquí pero me trae a esta tribuna no sólo 4 años complejos, sino 11 años de ignominia con las mujeres de Ciudad Juárez y no sólo de Ciudad Juárez sino también de Chihuahua y de otras partes del país.

Señor secretario: la comisión que yo presido ahora, en la Legislatura pasada estaba circunscrita sólo a Ciudad Juárez, incluso su mandato y su nombre eran para dar seguimiento a las investigaciones en Ciudad Juárez.

Esta nueva Legislatura aprobó una comisión con un mandato más grave, más delicado, es para dar seguimiento a las investigaciones sobre los feminicidios en la República Mexicana.

Tal vez es que ahora reconocemos los problemas, tal vez es que antes no se mencionaban como ahora se mencionan, es posible pero el hecho es y eso es lo que quiero plantear en esta tribuna, que hoy la violencia de género en nuestro país, la violencia contra las mujeres por el sólo hecho de ser mujeres; violencia privada o violencia pública; violencia realizada por delincuentes mafiosos, organizados; o violencia realizada por parientes o desconocidos, por compañeros, por conciudadanos, es un problema de seguridad para el país. Y es un problema de seguridad pública.

El hecho de que Ciudad Juárez hoy sea conocida en el mundo entero, no es un problema, yo pienso que es el inicio de la solución de ese problema.

Que han sido los familiares de las víctimas quienes han llevado el tema de Ciudad Juárez al extranjero, precisamente porque no encontraban solución en nuestro país, pero también quiero reconocer que el Presidente Fox fue el primer Presidente, exactamente hace un año, en septiembre, que reconoció como titular del Ejecutivo, que el problema de Ciudad Juárez era un problema de su competencia y que él estaba comprometido para resolverlo.

De inmediato, nombró una comisionada especial para el caso, la licenciada Guadalupe Morfín Otero; a los pocos meses y por diversas circunstancias, fue nombrada la fiscal especial, la licenciada María López Urbina, ambas excelentes funcionarias que han tenido todo nuestro reconocimiento. Pero no basta esto, todos lo sabemos y no basta con que baje el número de robos en Ciudad Juárez; no basta con que haya más detenidos. No basta con eso.

Me parece que usted, todos nosotros, como Poderes del Estado, tenemos una enorme responsabilidad con Ciudad Juárez. Tenemos la oportunidad de eliminar el estigma de Ciudad Juárez; que pesa a la sociedad juarence el estigma que nos pesa a los y las mexicanas, porque hoy se habla de México como un país de violencia misógina contra las mujeres que llega al feminicidio.

Tenemos la gran oportunidad si concertamos nuestras acciones, de crear en efecto un plan nacional de seguridad pública y yo quiero proponer en esta tribuna que este plan de seguridad pública tenga como una de sus prioridades, porque en efecto hay otras más, generar las condiciones de seguridad para las mujeres en nuestro país.

Es un objetivo posible, es un derecho de las mexicanas poder estar en nuestra tierra, poder transitar en ella con seguridad, poder estar en nuestros hogares con calma y vivir una vida sin miedo y sin violencia. Y es un derecho de toda la ciudadanía que se esclarezcan todos los crímenes cometidos contra mujeres en Ciudad Juárez.

Y es un derecho de la 6 que les faltan de su gestión, de detener a los culpables… que se detenga a los culpables de esas 6 mujeres asesinadas recientemente.

La última, apareció el 6 de octubre y creí que mi compañera Liz, cuando hablaba del 6 de octubre se iba a referir al tema pero estaba hablando de la evasión, y esto quiere decir… casi, casi lo puedo ver como en una película, cómo estamos viviendo un traslape de situaciones delictivas, de inseguridad, muy complicado.

Se fugan unos reos, pero al mismo tiempo aparece el último cuerpo de una mujer asesinada en Ciudad Juárez, y hace 2 días apareció la última osamenta fragmentada de una mujer en Ciudad Juárez. Es decir, no solamente siguen sucediendo asesinatos de mujeres sino que además, el desierto devuelve fragmentos de asesinatos cometidos en tiempos pasados.

Son un asunto de la actual administración, aunque hayan sido cometidos hace 8 años, hace 10 años, hace 11 años. Este país requiere llegar a la verdad en esos crímenes y requiere hacer justicia en todos los casos; y requerimos desde luego un plan con perspectiva de género. El Presidente Fox lo dijo también cuando asumió la Presidencia de la República en uno de sus 6 puntos. El sexto era precisamente que iba a trabajar con la transversalidad de género en todas las acciones de gobierno.

Se ha estado trabajando, lo hemos estado viendo en las comisiones del Congreso, pero nos parece que falta mucho más y que si no atendemos el feminicidio como un problema específico de violencia de género, no como crímenes más que suceden, necesitamos pues, digo, enfrentar eso.

Quisiera hacer varias propuestas. Yo le preguntaría al secretario de Seguridad: para poder hacer su trabajo ¿no sería conveniente –y tal vez lo digo porque soy investigadora universitaria– no sería conveniente realizar una evaluación de cuáles fueron las fallas de los sistemas de seguridad en el pasado?

¡En qué estaban expuestas las mujeres que fueron asesinadas? ¡Cómo podríamos, como Estado, garantizar la vida y la seguridad de las mujeres en todos los ámbitos: en el mundo privado y en el mundo público? ¿Cuál sería la crítica metodológica que habría que hacer para superar las fallas y tal vez para innovar metodológicamente la seguridad pública?

También quisiera proponer –permítame; es que como mis compañeras ya trataron varios temas no quería repetirme. Quiero proponer algo. Usted dijo que la política de seguridad no es transitoria sino que es una política incluso transexenal.

Nos hace mucha falta a la Cámara un informe detallado, veraz y confiable sobre las condiciones de seguridad en relación con la violencia de género contra las mujeres. Yo le propongo a la Secretaría de Seguridad Pública, entre otras cosas, que entre esos 5 mil millones que habrá que etiquetar, nos dice usted, trabajemos conjuntamente comisiones conjuntas de trabajo con ustedes para hacer una propuesta de investigación sobre la seguridad, una geopolítica de la seguridad de las mujeres en México.

Se lo propongo, señor secretario, que presenten ustedes un informe detallado. Gertz se fue, pero no puede irse alguien sin rendir cuentas, en qué país estamos, sin rendir cuentas sobre graves problemas de seguridad. Necesitamos entonces informar a la ciudadanía sobre esos 11 años de ignominia.

Y otra cosa. Tenemos la gran oportunidad de que estos 2 años que siguen se inicien como los 2 años primeros de la seguridad de las mujeres en Ciudad Juárez y en el resto del país. Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Gracias, diputada.

Tiene la palabra el licenciado Ramón Martín Huerta, hasta por 10 minutos, para dar respuesta.

El Secretario de Seguridad Pública Ramón Martín Huerta: Muchas gracias, diputado Presidente. Hay algunos aspectos que me voy a permitir comentar todavía del sistema penitenciario porque en la intervención del diputado Alvarez quedó pendiente.

Se refirió a las islas Marías. Nada más recordar las cifras. Tenemos 200 mil internos, de los cuales hay una proporción más o menos uniforme en el país de 70-30, es decir, el 70 por ciento de estos internos son delitos del fuero común y, dependiendo del estado, aproximadamente el 30 por ciento son del fuero federal. De ellos, la sobrepoblación es de 45 mil gentes, es decir, el sobrecupo que hay en el conjunto es de 45 mil gentes.

Los 45 mil espacios existen, lo que pasa que de repente hay, como es el caso en Sonora, hay 11 mil de sobrepoblación y hay, no sé, mil, mil 500 espacios en algunos penales del centro y sur del país. En suma, si se acomodaran todos los internos en los espacios que hay y si se pudiera esto hacer obviamente que no habría la sobrepoblación. El problema viene en la composición de procesados y sentenciados.

Aproximadamente el 66 por ciento están procesados y sólo el 44 por ciento están sentenciados. Este es un problema muy serio porque ustedes saben que en ese reacomodo, uno no puede mover, como Ejecutivo, a los que están procesados, están a cargo del juez y hoy en día hay agrupaciones inclusive de abogados que se publican en los medios, asociados para esta defensa y si se dan cuenta que, si se hubieran dado cuenta que íbamos a mover a los 50 de esta mañana, por supuesto que los amparan y no los hubiéramos podido mover. Entonces hay esta serie de limitaciones que solamente las dejo apuntadas como una nota para las tareas futuras, compartidas que desde luego tendremos.

Islas Marías es una alternativa porque es un modelo que vale mucho la pena recuperar y lo estamos haciendo, porque es un punto en donde realmente se da la reinserción o la preparación para la reinserción de los internos; hemos hecho la visita hace quince días, fui a conocer por primera vez cómo funciona, qué contiene la isla y qué falta y realmente hay la infraestructura, están cinco campamentos de los cuales 2 están funcionando; hay siete campamentos que se pueden echar a andar, dos están funcionando, ya hay solamente 500 reos, diputado Alvarez, porque vienen saliendo. Había un proyecto de desocupación de la isla y había un proyecto de desarrollo turístico, mismo que ha sido cancelado y que al ver las condiciones de la isla, de infraestructura de agua, red de agua, infraestructura de luz eléctrica, los campamentos que no son más que conjuntos habitacionales en donde son las estancias de los reos y otros espacios para sus familias, están ahí, están deteriorados porque no tienen uso, pero con un trabajo muy rápido, que estimamos de aquí a diciembre, quedarán listos. Ahí vamos a destinar inmediatamente 20 millones de pesos de las economías de la Secretaría que hemos podido conseguir para que de inmediato se pongan en funcionamiento los campamentos y de aquí a diciembre poder llevar ahí mil internos.

La isla tiene capacidad para llevar hasta 3 mil, que durante el año próximo podríamos llevar a su máximo y vale la pena llevar a su máximo porque hay todas las condiciones para ese desarrollo.

Realmente es interesante ver el modelo porque si no fuera, porque hay la vigilancia, énfasis, de los marinos que están a cargo de la misma, cuando uno entra realmente al interior de la isla no hay distinción de quién es el interno y quién es familiar o quién es inclusive un funcionario o un empleado que esté dando servicios, los que requiere la isla. Esto habla de que la cara de las personas inmediatamente refleja esa recuperación comparada con cualquier otro interno.

Por eso vale la pena. Yo agradezco el comentario del diputado Fernando Alvarez, porque sí vamos en esa franca recuperación de la isla que aunque ahora tiene alrededor de 500 reos, al final del año tendrá mil 500 y en el próximo año llegaremos a los 3 mil con sus familias, no todos tienen familia pero se va a escoger a los internos y de una vez comento, porque va a ser seguramente un tema que no tardará en surgir por ahí, el que hay un decreto del 15 de noviembre del 2000, que declara a la isla como una zona protegida, un área protegida ecológica.

Y quiero decirles, primero, que el decreto en ningún momento menciona la objeción a que siga siendo un lugar para internos, penal federal.

Y en segundo término, no riñe un tema con el otro. Es decir, la preservación ecológica por el contrario, se puede complementar con los reos que uno escoge de los penales, que haya sido gente que vivió en el campo, que está acostumbrado a tratar a los árboles, a las plantas y que pueda, al revés, fortalecer el precepto de ecología que se tiene en este decreto. Así que es un tema muy interesante.

Finalmente en lo que respecta a la propuesta de la diputada Marcela, yo quiero decirle que no tenemos datos tan específicos en los delitos porque son datos que recabamos de los estados, de cuáles son cometidos hacia la mujer. Este énfasis de Ciudad Juárez a todos nos sacudió primero, por el contenido y segundo, porque por la especialidad que no conocemos y que con la atención que se ha dado en los últimos años y meses, pues se han encontrado una historia en las investigaciones que bien puede ser aprovechada para el diagnóstico que usted propone y que nosotros en todo caso estamos abiertos y dispuestos para ver, según lo que ustedes dispongan primero, y después ver con qué ingredientes contamos para hacer eso u otros estudios que nos ayuden a enfocar el delito.

Nosotros nos tenemos que dedicar a eso. Si lo enfocamos de esta manera a mi me parece que en todo caso yo lo quisiera ver como que la mujer es un factor fundamental de la familia y si encontramos ahí algunas causas que nos ayuden a resolver por enfocar los delitos contra las mujeres, seguramente encontraremos otros aspectos que resolverán temas de carácter familiar y con ello resolveremos, prevención del delito de la sociedad mexicana por enfocar a las mujeres, que puede ser un aspecto muy positivo.

Así que nosotros estamos dispuestos a, una vez que ustedes hayan decidido el presupuesto y con él las etiquetas, si en esto hay presupuesto y hay esquemas y creo que no será un problema necesariamente de presupuesto, habremos de tomarlo de manera conjunta para ojalá encontrar muy buenas soluciones.

Por lo que respecta al informe le ofrezco enfocar todos los datos a ver qué encontramos. También si usted nos precisa de qué manera sería conveniente esta información nos ayudará a más rápido buscarlo dentro del sistema y si no lo tenemos procurarlo al interior de los estados, empezando particularmente por Ciudad Juárez.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar:

Tiene la palabra hasta por cinco minutos para réplica el diputado Arturo Nahle.

El diputado Arturo Nahle García: Gracias, señor Presidente.

Bienvenido señor secretario. Yo primero quisiera expresarle una disculpa, una disculpa por este formato absurdo que los propios diputados fijamos para las comparecencias de los secretarios de Estado. Las comparecencias deben tener como principal objetivo el que haya un diálogo, un intercambio de opiniones y de información, para apoyar el trabajo legislativo en la materia de su competencia, pero también para mejorar la función fiscalizadora que esta Cámara tiene de acuerdo con el texto constitucional.

Muy poco o nada coadyuva a este formato que se estableció para las comparecencias para esos dos propósitos: El de apoyar el trabajo legislativo y el de mejorar la función fiscalizadora que tiene la Cámara. Antiguamente estas comparecencias eran una simple pasarela de los secretarios de Estado. Luego se convirtieron en verdaderos cuadros de fusilamiento; venían aquí los secretarios para que "les tiráramos hasta con la cubeta". Lo cierto es que ninguna de las 2 cosas coadyuvan, repito, al verdadero propósito que deben tener las comparecencias de los servidores públicos de la administración pública ante esta Cámara.

Es muy difícil el poder cuestionar a un secretario que, como ya se dijo, tiene apenas 60 días de haber tomado posesión. Lo cierto, y yo lo celebro, es que efectivamente usted no es policía y qué bueno que no es policía; qué bueno que al frente de la Secretaría de Seguridad Pública esté ahora un político. Y me consta que es usted político, usted ya gobernó 6 años el estado de Guanajuato; porque usted era el que lo gobernaba, Fox andaba en campaña. Y es un buen político.

Quiero comentar, si me lo permiten, que cuando tomó posesión a los 2, 3 días le llamé por teléfono y me tomó la llamada. Y le pedí una cita y me recibió de inmediato. Quise ser muy breve en los asuntos que le fui a tratar y me tuvo ahí como una hora platicando con toda calma sobre asuntos relacionados con la seguridad.

Por eso digo que qué bueno, que qué bueno que no sea usted policía sino que sea usted un político y como buen político pues debe saber que la seguridad pública es un asunto muy complicado, que tiene qué ver con la pobreza, que tiene qué ver con el desempleo, que tiene qué ver con la impunidad que genera un sistema de justicia tan defectuoso como el nuestro, que tiene qué ver también con un problema cultural y de crisis de valores por la que atraviesa nuestra sociedad.

Pero, bueno, yo le haría una invitación y solamente dos preguntas muy concretas señor secretario.

La invitación es para que nos podamos reunir en el seno de esta comisión con más periodicidad, porque hay muchísimos, muchísimos temas que difícilmente se pueden abordar a profundidad con este formato tan malo que aprobamos los diputados para las comparecencias.

A mí me interesa mucho platicar con usted a profundidad, qué piensa sobre la unificación de las Policías Federales Preventivas, porque hay muchas Policías Federales Preventivas, está la Fiscal, está la Forestal y no sé cuántas otras.

Hay una propuesta de pegar la Policía Federal Preventiva con la Policía Ministerial, que tiene una función totalmente distinta a la de las policías preventivas.

Es importante que profundicemos en el tema de la readaptación social, el asunto de la corrupción en los Ceresos, el insuficiente socorro de ley que se le da a los estados para la manutención de los reos federales.

Es muy importante que profundicemos sobre las corporaciones privadas de seguridad pública, qué se está haciendo y qué se va a hacer para normarlas, para vigilarlas.

Creo que es importante también que profundicemos en el tema que usted señaló como la columna vertebral de la dependencia ahora bajo su responsabilidad, la prevención y la coordinación. Aquí hablaba de manera brillante el diputado González Schmal, sobre la necesidad de una adecuada y eficaz coordinación con la Secretaría de Educación Pública, yo diría con todas las instituciones educativas, con los medios de comunicación, con las asociaciones de padres de familia, con las instituciones religiosas, con los tres niveles de gobierno, etcétera.

Es importante que hablemos más a fondo sobre el asunto de la capacitación a los distintos elementos de las distintas corporaciones, la más escrupulosa selección de los mismos, la más eficaz capacitación; la mayoría de los policías preventivos de nuestros municipios y de los estados poco o nada saben de táctica policial, ni de defensa personal ni de tiro al blanco, ni de derechos humanos.

Hay que hablar sobre el asunto del equipamiento. Se ha canalizado mucho dinero a los estados para equipamiento y algunos estados han utilizado ese dinero para comprar helicópteros y pasear a sus novias.

Hay que ver el asunto de la red nacional de comunicación, a donde se han ido miles de millones de pesos para una red nacional que no está funcionando.

¿Qué pasó con el grupo antisecuestro? Dice Francisco Labastida que han subido los secuestros porque había un buen equipo antisecuestro que fue desmantelado por la actual administración.

En fin, concluyo señor Presidente y gracias por su tolerancia.

Creo que es importante que tengamos reuniones más frecuentes para analizar a profundidad estos temas con un formato menos acartonado que el actual.

Mis 2 preguntas y con ello concluyo.

Hoy se aprobó en la Cámara de Diputados una reforma al artículo 122 constitucional, que va a reducir dramáticamente el presupuesto de ésta, que es la ciudad donde hay más asaltos, que es la ciudad donde hay más secuestros, que es la ciudad donde hay más violaciones, que es la ciudad donde hay más inseguridad. ¿Qué va a hacer la Secretaría de Seguridad Pública para coadyuvar con las autoridades locales del Distrito Federal, quienes seguramente van a reducir considerablemente su capacidad de respuesta a la tremenda inseguridad que prevalece en la capital del país?

Y segunda pregunta. Su opinión sobre la posibilidad, ¿está presentada una iniciativa en ese sentido, de que se incorpore a la Secretaría de Seguridad Pública la Coordinación Nacional de Protección Civil?

Muchas gracias, señor secretario.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Gracias diputado Nahle.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos para formular su pregunta, el diputado Antonio González Roldán.

El diputado Luis Antonio González Roldan: Con el permiso de las Presidencias.

Compañeras y compañeros legisladores: He escuchado con suma atención las múltiples respuestas por usted otorgadas, señor secretario, sin embargo considero que han quedado muchas dudas y cuestionamientos.

Una de las principales obligaciones de cualquier gobierno es proporcionar a la ciudadanía el orden social y la seguridad pública. Hemos sido testigos a través de los medios de comunicación, tanto impresos como electrónicos, que los llamados Marasalvatrucha están siendo utilizados por los cárteles de la droga.

Para ello basta ver cómo en el norte del país, en concreto mi estado, el estado de Tamaulipas, fueron ejecutados 5 presuntos miembros de esa banda delictiva, apareciendo sendos mensajes al "Chapo" Guzmán, lo que evidencia una clara guerra entre los capos.

Además, la inmigración de centroamericanos es un fenómeno que no debemos descuidar, porque el país se ubica como puente para llegar a los Estados Unidos y, sin embargo, muchos de ellos no logran su objetivo, por lo tanto, sientan sus reales en territorio nacional, creándose círculos delincuenciales.

Los llamados Marasalvatrucha son bandas que están infiltrándose en los sectores sociales urbanos más pobres, y están surgiendo en los barrios populares, principalmente en el sur y centro del país, organizando y pervirtiendo a la juventud mexicana, quien está asimilando sus códigos y formas de comportamiento, transformándolos en delincuentes. Señor secretario, ¿qué ha hecho su dependencia ante esta problemática?

Otro de los problemas los representan los llamados "polleros", quienes obtienen jugosas ganancias en el tráfico de ilegales, quienes al igual que los Marasalvatruchas, tienen su centro de operación en la frontera del sur y recorren todo el territorio para cruzar a la frontera norte. Sin embargo, en muchas ocasiones actúan impunemente, porque cuentan con la complicidad o ayuda de particulares y en muchos casos de autoridades corruptas.

Considero que esos flagelos son asuntos de seguridad nacional, señor secretario, por ello, le pregunto: ¿Qué planes y medidas se tienen al respecto?

El otro orden de ideas, el alto índice de la delincuencia juvenil, también es alarmante, los jóvenes son utilizados por las bandas delictivas, porque tienen en conciencia que la Ley de Menores Infractores prevé, como medida de seguridad que reciban tratamiento, el internamiento máximo de 5 años, la manera que dichos adolescentes y jóvenes cometen delitos de robo, secuestro, violación, homicidios, muchos casos como "burros" para trasladarlo, delitos que merecen penas que van de los 15 a los 50 años de prisión.

Por lo que le pregunto, licenciado Ramón Martín Huerta, ¿cuáles son las medidas de política criminal que se están instrumentando al respecto?

Quiero recordarle, que la manifestación que se presentó en el Distrito Federal el día 27 de junio pasado, puso de manifiesto la catarsis en la que vive una población agobiada desde hace mucho tiempo, por la inseguridad.

Pero la simple expresión de enojo no resuelve los problemas, si México, quiere pasar de la protesta a la reducción de la criminalidad, tiene que dejar atrás, los viejos modelos de política criminal y adoptar medidas y programas que realmente permitan bajar la delincuencia.

Quisiera que nos dijera, señor secretario, ¿cuáles son los programas que se están implementando para hacer posible la participación ciudadana en el combate del delito?, ya que no le creo que con el compromiso del señor Presidente, ya se haya cumplido.

En marzo pasado el Presidente Fox envió al Congreso de la Unión una ambiciosa reforma al Sistema de Seguridad Pública y Justicia de nuestro país, así fue calificada, la propuesta tiene elementos positivos, para empezar propone la unificación de las policías federales, tanto preventivas como de investigaciones, en una sola.

La experiencia ha demostrado que la diversificación de los cuerpos policiales del país, resulta muy negativa en la lucha contra la delincuencia, sin embargo, lo que plantea el Ejecutivo Federal resulta insuficiente, porque dicha propuesta pretende reformar el Sistema de Justicia Federal de Seguridad y de Justicia, cuando el mayor número de crímenes y delitos no son del fuero federal sino del orden común, y las reformas no tocan este delito ni aconsejan qué hacer con ello, ya que son responsabilidad de procuradurías y policías estatales y municipales.

Por último, nos puede contestar, señor secretario, cuáles son los instrumentos a través de los cuales se podría proporcionar mayor seguridad a la población, en tanto son estudiadas y discutidas las referidas reformas, ¿qué estamos haciendo?

Asimismo no quiero dejar pasar la oportunidad para preguntarle sobre cuáles medidas se están instrumentando para el registro y vigilancia de las corporaciones de seguridad privada. Por sus respuestas, muchas gracias, señor secretario. Es cuanto.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar:

Tiene la palabra el licenciado Ramón Martín Huerta hasta por diez minutos.

El Secretario de Seguridad Pública Ramón Martín Huerta: Muchas gracias diputado Presidente.

Respecto a modificación del 122, diputado Nahle, si hay una reducción de los recursos presupuestales para cubrir el Distrito Federal, la exposición de la Secretaría y de un servidor, desde luego, es trabajar con los estados, a partir del Distrito Federal, de la zona metropolitana y con todos los estados de la República, tengan o no tengan dinero, estén más altas o más bajas las incidencias en sus estados. Es una tarea primordial la de la seguridad pública y lo primero que haremos es estrechar la coordinación que tenemos. Hay una muy buena comunicación no solamente con el jefe de Gobierno, sino con el procurador Batiz y con el director de la Policía, el secretario Ebrard, así como con el secretario de Gobierno, Alejandro Encinas. Así que habrá que estrechar.

Cuando hay problemas, cuando hay mayor demanda de los problemas que nos unen, en este caso la seguridad pública, tiene que haber un acercamiento mayor, un enfoque mayor. Habrá que platicar en su caso y escuchar cuál es el planteamiento que se tiene de la seguridad pública y entrar en esa coordinación de la tarea complementaria que tenemos que hacer entre la instancia federal y el Distrito Federal, que por la conglomeración de gente, por las dificultades que esto representa, efectivamente está más enfatizado varios de los delitos. Así que seremos respetuosos de las decisiones y luego del planteamiento y de los ajustes que a ello conlleven y nosotros trabajaremos de cualquier manera y creo que con mayor énfasis, como se los comento.

Lo que respeta a la iniciativa presentada, que contiene la posibilidad de que la tarea de protección civil pasara a las áreas de seguridad, como en las demás iniciativas. Nosotros somos respetuosos de las decisiones de los señores diputados, de ustedes diputadas y diputados, nosotros estaremos atentos. Yo creo que hay ejemplos en un sentido y hay ejemplos en otro.

Cuando hay disposición de trabajar, cuando la tarea es muy clara para realizarla, creo que se realiza en uno y en otro sentido, así que lo que ustedes tengan a bien aprobar, estaremos atentos a asumir en el caso de que se la decisión fuera que pasara a la Secretaría de Seguridad, asumir la tarea, una tarea muy interesante, muy valiosa que conocemos y que conocemos modelos en el país, de estados que la coordinan, que la tienen en las áreas de seguridad y de otros que las tienen en la Secretaría de Gobierno y aun en otras que es una entidad independiente que acuerda directo con el gobernador. Estaremos atentos.

Por lo que el diputado Antonio González ha mencionado, respecto a Los Maras, las pandillas éstas que vienen primero bajando de los Estados Unidos, del estado de California hacia El Salvador y hacia Centroamérica y luego ahora subiendo y creo que ahora ya van y vienen. Son bandas bastante peligrosas que por supuesto hay una estrategia de atención a este tipo de delito. Hay primero un operativo planteado como formas insistentes que el Estado debe estar usando para combatir estos grupos que tampoco están estacionados; van y vienen.

Sí hay alguna parte de ellos que se empiezan a quedar. Con los operativos tenemos que detectarles, hay información también ya de las cabezas de algunos de los organizadores que servirán precisamente para que los operativos sean eficaces. Seguiremos combatiéndolo, hay uno muy cercano acordado, un operativo muy cercano acordado en la reunión sur-sureste hacia el mes de noviembre en aquella región. Hay también una reunión el día de ayer con el Ministro de Gobernación de Guatemala, con quien se ha planteado un trabajo conjunto para que no juguemos a, nosotros se los espantamos hacia abajo y cuando hacemos operativos se van y después regresan, sino que haya una estrategia integral conjunta de los dos países.

Nosotros con el apoyo de los estados del sureste que están muy interesados, habremos de combatir este mal con un enfoque especial, porque efectivamente tienen modalidades, tienen formas muy agresivas, tienen como filosofía y como actuación delinquir, el matar y el modo de hacerse de recursos están precisamente acudiendo a la droga.

No lo sé, porque lo de Tamaulipas apenas acaba de anunciarse como una línea de investigación de que pudieran ser Maras por las señales que les encontraron, pero de serlo habremos de registrar hacia dónde se están expandiendo, porque ciertamente para aquella región no habían subido y se están vinculando con los narcotraficantes. Lamentablemente no será una novedad, porque así lo están haciendo en Centroamérica y de allá nos viene el mal. Así que habremos sencillamente de enfocar las baterías y de trabajar de manera sistemática con la información, para que cuando hagamos los operativos que van a ser insistentes en la región, para exterminar o detener y en todo caso, sacar del país y se van, porque ven la insistencia de los operativos, para nosotros será una solución de que no estén en el país, pero de cualquier manera vamos a atenderlo con un énfasis especial, porque así lo amerita este tipo de bandas.

Las medidas de política criminal a que se refiere el diputado González, por supuesto, están contenidas en el trabajo, aún cuando no hubiera, decía él, las modificaciones legales con el actual marco jurídico, con los actuales recursos, por supuesto, que habremos de trabajar, como lo decía yo al inicio.

El trabajo coordinado con los estados, coordinando a las policías, realizando los mapas criminógenos, enfocando a las policías, policías privadas y capacitadas, enfocando a las zonas criminógenas que han sido detectadas, esa es la forma más eficaz de combate al crimen, ésta acompañada de la tarea preventiva, no hay mejor forma de inhibir al crimen, que el combate del mismo, pero por supuesto, será mucho mejor, si hacemos un trabajo con la educación, con el trabajo de las familias, de la participación ciudadana.

Y también se refería, que cómo de manera integral trabajaremos con participación ciudadana, porque no le cree el diputado González a la expresión del Presidente Fox. Bueno, yo creo que hay varis formas.

La primera es, es importante que en el Consejo Nacional de Seguridad se inserte un representante de la sociedad, que por lo menos tenga la voz de la sociedad civil y que pueda discrepar y que pueda orientar una decisión, aún cuando no tenga voto, tenga la participación, o no tenga el poder de un voto contra 32 gobernadores, sí tenga la posibilidad de sensibilizar a los gobernadores y esto, aunque no se ha formalizado, porque está en la iniciativa aún, ya ha sido práctico el invitar, aquí hay algunos de los representantes ciudadanos que han acudido a esas reuniones, han incidido en muchas de las decisiones sin tener voto.

Precisamente con una intervención que a la luz de la opinión pública, los gobernadores escuchan, todos registramos y hay una incidencia en orientar algunas decisiones en los planteamientos que ellos nos han hecho. Ese es nada más un paso, muy importante, pero es un paso, hay otras medidas. Hay el estudio y la posible formación del instituto ciudadano, con atribuciones que se están estudiando, hay un planteamiento ahí, que está por un lado ya propuesto por las organizaciones y el equipo jurídico de la Secretaría, nuestras instancias lo están estudiando, para que platiquemos cuáles son las mejores formas de colaboración y de trabajo, de que no se confunda las responsabilidades ni nosotros descansemos en ellos, lavándonos las manos de alguna responsabilidad ni ellos vayan a querer hacer nuestro trabajo tampoco.

Yo creo que hay que definir muy bien esas líneas de acción, están planteadas, están en estudio y es una forma de entendimiento con la sociedad organizada, en una representación nacional. Nosotros estamos proponiendo, aún cuando ahí hay representación geográfica del país, también estamos proponiendo que en los consejos estatales haya la misma réplica, que haya una representación ciudadana real, que no haya gente a modo de los consejos o a modo del gobernador, sino que sea una representación real, que también pueda hacer ese equilibrio, ese balance, esa puntualización de algunos aspectos a la luz de la visión de la sociedad.

Esta es otra forma de participación y una más, es la conformación de un consejo ciudadano en la Secretaría de Seguridad Pública; ahora mismo tenemos una Dirección de Atención Ciudadana, lo queremos elevar a nivel de un consejo ciudadano, que tenga participación, inclusive en la atención de asuntos internos de la policía, que tenga alguna participación ahí, esto es el paso número 2, después de atender lo del instituto. Queremos acordar la conformación de este consejo ciudadano, donde participe la sociedad también con reglas, con formas perfectamente acordadas para que no haya confusión y sí haya una presencia de la sociedad y pueda darse este trabajo conjunto.

Y todo esto, proponerlo como réplica en los estados. Es muy importante que en el interior del país esto se repita, precisamente para que nadie estemos minificados (¿) con nuestro trabajo, estemos autoevaluándonos o autofelicitándonos muchas veces. Es muy importante la función del espejo y decíamos antes de la iniciación de esta sesión, del espejo, pero que el espejo hable, no nada más que se vea, sino que hable y también nos retroalimente. En este sentido es el trabajo.

Creo haber abordado los principales aspectos que me cuestionó el diputado Antonio González.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Gracias, señor secretario.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos para formular su pregunta, el diputado Jesús González Schmal.

El diputado Jesús Porfirio González Schmal (desde su curul): Declino, señor Presidente.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública diputado Jorge Uscanga Escobar: Gracias, señor diputado.

Queremos agradecer la presencia de las diputadas y diputados que nos hicieron el favor de estar en esta reunión; de las diferentes organizaciones sociales; de servidores públicos federales y estatales y agradecer también, señor secretario, la presencia de usted.

Tras escuchar los planteamientos que usted ha hecho en lo que se refiere a la seguridad pública como una función irrevocable y prioritaria del Estado que requiere más que nunca de una atención integral ante las sensibles demandas que la sociedad realiza.

Saludamos, la Comisión de Seguridad Pública, los comienzos de este nuevo ciclo en la conducción de la Secretaría de Seguridad Pública Federal y estamos ciertos que los retos que implican, con la actividad de usted deberán garantizarse.

Estamos también entendidos que hay problemas que debemos resolver a fondo; uno de ellos es que no tenemos una política nacional de prevención del delito, que debe de ser propuesta directamente por la Secretaría de Seguridad Pública Federal.

Recibimos con beneplácito que se haya incrementado el 100 por ciento de los apoyos que se van a dar a las entidades federativas y al Distrito Federal. Dijimos en la Comisión de Seguridad Pública que era un contrasentido, que el primer año de Gobierno Federal se hubieran aprobado 5 mil 170 millones de pesos y que los últimos dos años: el 2003 y el 2004 se haya reducido a 2 mil 500 millones de pesos. Esto hizo que la delincuencia se incrementara, porque los estados y el Distrito Federal no tuvieron los recursos necesarios para poder enfrentarse a la delincuencia que creció. Qué bueno que se rectifique y que se haya incrementado el 100 por ciento a través de la iniciativa que presentó el Presidente Fox.

También sentimos nosotros que es importante, y usted ya lo dijo, revisar a fondo el Sistema Nacional de Reclusorios que está haciendo agua en el país y en donde ha penetrado la corrupción y en donde hay más de 190 mil internos y tenemos una capacidad de 150 mil. Son retos que debemos implementar.

La Comisión de Seguridad Pública va a responder, va a dar las armas para que ustedes puedan operar. Nosotros damos las leyes para que ustedes las operen, de ustedes depende que se opere bien o que se opere mal.

Creemos también que la participación ciudadana es determinante, la sociedad debe de estar de lado de la autoridad, porque es fundamental escuchar su manera de pensar, porque al fin y al cabo a ella va la buena o mala actuación de una autoridad, llámese como se llame, porque la seguridad pública es responsabilidad de las entidades federativas, de los municipios y de la Federación.

Nosotros como comisión vamos a responder, ya lo hicimos; en el periodo extraordinario que se aprobó, las 2 iniciativas, las 2 iniciativas que se aprobaron salieron directamente de la Comisión de Seguridad Pública. Vamos a seguir cumpliendo nuestro trabajo.

Nosotros le apostamos, señor secretario, que al país le vaya bien, que a la Secretaría de Seguridad Pública le vaya bien; porque yéndole bien al gobierno en todas sus instancias, nos va bien a todos.

Muchas gracias por su presencia y muchas gracias por la presencia de todos ustedes. (20:45 horas).