Comparecencia del secretario de Hacienda y Crédito Público, Francisco Gil Díaz, correspondiente al Quinto Informe de Gobierno del Presidente Vicente Fox Quesada

Instalación de la Mesa:
Gustavo Enrique Madero Muñoz

Exposición por parte del funcionario del Ejecutivo Federal:
Francisco Gil Díaz, secretario de Hacienda y Crédito Público

Primer turno de preguntas y respuestas

Pregunta: Oscar González Yánez, Partido del Trabajo
Respuesta: Francisco Gil Díaz, secretario de Hacienda y Crédito Público
Réplica: Oscar González Yánez, del grupo parlamentario del Partido del Trabajo
Pregunta: Cuauhtémoc Ochoa Fernández, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: Francisco Gil Díaz, secretario de Hacienda y Crédito Público
Réplica: Cuauhtémoc Ochoa Fernández, Partido Verde Ecologista de México
Pregunta: Guillermo Huizar Carranza, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Francisco Gil Díaz, secretario de Hacienda y Crédito Público
Réplica: Guillermo Huizar Carranza, Partido de la Revolución Democrática
Pregunta: Miguel Angel Toscano Velasco, Partido Acción Nacional
Respuesta: Francisco Gil Díaz, secretario de Hacienda y Crédito Público
Réplica: Miguel Angel Toscano Velasco, Partido Acción Nacional
Pregunta: María Esther Scherman Leaño, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Francisco Gil Díaz, secretario de Hacienda y Crédito Público
Réplica: María Esther Scherman Leaño, Partido Revolucionario Institucional

Segundo turno de preguntas y respuestas

Pregunta: Francisco Carrillo Soberón, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Francisco Gil Díaz, secretario de Hacienda y Crédito Público
Réplica: Francisco Carrillo Soberón, Partido de la Revolución Democrática
Pregunta: José Adolfo Murat Macías, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Francisco Gil Díaz, secretario de Hacienda y Crédito Público
Réplica: José Adolfo Murat Macías, Partido Revolucionario Institucional
Pregunta: José Guadalupe Osuna Millán, Partido Acción Nacional
Respuesta: Francisco Gil Díaz, secretario de Hacienda y Crédito Público
Réplica: José Guadalupe Osuna Millán, Partido Acción Nacional
Pregunta: Raúl Mejía González, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Francisco Gil Díaz, secretario de Hacienda y Crédito Público
Réplica: Raúl Mejía González, Partido Revolucionario Institucional

Comentarios finales Gustavo Enrique Madero Muñoz

El Presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: (así inicia la grabación) Diputado Angel Aguirre Rivero, Presidente de la Comisión de Presupuesto y Gustavo Madero, Presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, iniciamos esta comparecencia, esta reunión conjunta de las dos comisiones tomando primero la lista de asistencia de los integrantes de ambas comisiones, registrando la asistencia de todos los diputados miembros y en el ínterin damos por abierta la reunión. Con campanita y todo.

De conformidad con el artículo séptimo, numeral cuarto de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados unidos Mexicanos, comparece el licenciado Francisco Gil Díaz, secretario de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público invitado a esta reunión de las comisiones de Hacienda y Crédito Público y de Presupuesto y Cuenta Pública en la que se llevará a cabo el análisis del V Informe de Gobierno del Presidente de la República, Vicente Fox Quesada, en el tema de su competencia.

Procederé a dar lectura al acuerdo parlamentario aprobado por la Cámara de Diputados en la sesión del día siete de septiembre.

"Artículo Cuarto: A efecto de dar cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 93, primer párrafo, de la Constitución Política así como para ampliar el análisis del Informe presentado por el Presidente de la República, se cita a comparecer ante las comisiones de la Cámara de Diputados a los secretarios de despachos y directores de organismos descentralizados, de conformidad con el calendario anexo.

Quinto.- Las comparecencias ante comisiones a las que se refiere el resolutivo que antecede, se sujetarán al formato siguiente:

A.- Exposición por parte del funcionario compareciente del Ejecutivo Federal hasta por diez minutos.

B.- Turno de intervenciones hasta por cinco minutos para preguntas de los grupos parlamentarios en el orden siguiente:

Primera ronda: grupo parlamentario del Convergencia, grupo parlamentario del Partido del Trabajo, grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista Mexicano, grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, grupo parlamentario del Partido Acción Nacional y grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

Segunda ronda: grupo parlamentario del PRD, grupo parlamentario del PRI, grupo parlamentario del PAN y grupo parlamentario del PRI.

C.- Respuesta a cargo del funcionario compareciente por cada intervención y hasta por cinco minutos.

D.- Contra réplica a cargo del respectivo grupo parlamentario hasta por cinco minutos.

Sexto.- Cítese a los funcionarios públicos comparecientes de conformidad con el calendario anexo y en términos de lo dispuesto por el artículo 22 párrafo segundo de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos".

Para dar cumplimiento al punto quinto, inciso A del acuerdo aprobado, tiene la palabra el licenciado Francisco Gil Díaz hasta por diez minutos.

El Secretario de la Hacienda y Crédito Público, licenciado Francisco Gil Díaz: Muchas gracias señor Presidente. Honorables miembros del Congreso.

Acudo gustoso a la convocatoria que ha tenido bien hacerme este honorable Congreso, con el fin de analizar el V Informe de Gobierno entregado a esta soberanía el pasado primero de septiembre.

La estabilidad de las principales variables económicas se ha convertido en santo y seña de las más diversas y contrapuestas opiniones acerca del presente y el futuro que se desea para nuestro país.

Me temo que el uso generalizado de esta caracterización, estabilidad, empieza a ocultarnos su verdadero significado para convertirse en otro lugar común en los discursos, ya sea para denostar la estabilidad como si fuese un impedimento para crecer; ya sea para exaltar la estabilidad sin profundizar en sus consecuencias; ya sea para lamentar sin razón los honerosos costos que se supone impone la estabilidad.

Es inevitable que un análisis de lo que han logrado el Poder Legislativo y la administración del presidente Fox durante estos casi cinco años en materia de finanzas y crédito público derive hacia una discusión acerca de las causas y las consecuencias de la estabilidad en la economía nacional.

Sin embargo, deberíamos evitar en dicho análisis las falsas dicotomías entre estabilidad y crecimiento, pues la equívoca identificación de la estabilidad con pasmo o estancamiento.

Para ilustrar la confusión que existe al identificar estabilidad con parálisis, me referiré a la impresión generalizada pero falsa de que durante estos años el gobierno federal ha impulsado una política restrictiva del gasto.

No es así. Baste mencionar que el gasto primario del sector público federal ha sido de 20.7 por ciento del producto, en promedio, durante los primeros cinco años de esta administración; casi 2 puntos porcentuales por encima del promedio de los primeros cinco años de la administración anterior.

Este incremento en el gasto se ha logrado principalmente por la conjunción de dos factores: el primero, deliberado y producto de la política fiscal, el espacio que ha liberado la considerable reducción del costo financiero de la deuda pública. El segundo azaroso y fuera del control de la política fiscal, que ha sido el incremento extraordinario de los ingresos por exportaciones petroleras.

Además de las consideraciones que ustedes habrán hecho sobre este asunto, deseo destacar en esta ocasión una característica del gasto público en relación con el crecimiento económico, que suele pasar desapercibida.

En la misma medida que el balance fiscal de un país se fortalece, el gasto público aumenta su potencial para impulsar el crecimiento económico.

Parece paradójico, pero así es. La consolidación de las finanzas públicas impulsa el crecimiento a través de varias vías. La más directa es mediante la reducción que ocasiona en el costo financiero de la deuda del sector público, liberando recursos para que sean utilizados en incrementar el gasto social o de inversión.

La experiencia de nuestro país es ilustrativa, ya que del año 2000 al 2005 la reducción del costo financiero del sector público fue de casi .9 por ciento del producto.

Otra manera de cuantificar este fenómeno es comparar las tasas de interés que se han registrado durante estos cinco años con las que se observaban al cierre del año 2000.

De acuerdo con esta comparación, el ahorro que se acumulará en los seis años de la actual administración por el manejo prudente de la deuda del gobierno federal excederá los 338 mil millones de pesos, a precios del 2005.

Otra vía a través de la cual la disciplina fiscal impulsa el crecimiento es mediante la reducción de la demanda de recursos financieros por parte del sector público, la cual libera recursos para que estén disponibles para el sector privado.

Durante estos cinco años se ha registrado una mejoría progresiva del balance fiscal, sea en su acepción tradicional o sea en su sentido amplio, incluyendo todos los requerimientos financieros del sector público que ha generado que la fracción del ahorro interno que absorbe el sector público se haya reducido de 66 por ciento en 2000 a 14 por ciento en 2005 y que el costo financiero para todos los actores económicos se haya reducido considerablemente.

También como consecuencia de la estabilidad, durante este período el ahorro financiero interno pasó de 42 por ciento a 52 por ciento del producto interno bruto.

En estos casi cinco años, entre otras medidas para mejorar el balance fiscal se ha puesto gran énfasis en la gestión de la deuda pública; se ha tratado de una política oportuna y activa orientada a incrementar los plazos de la deuda pública interna y reducir la importancia de la deuda externa.

De esta forma, la política en materia de deuda no sólo ha contribuido a la consolidación de la estabilidad, sino que ha sido fundamental para promover el sano crecimiento del sistema financiero.

El déficit público ha sido financiado, en su totalidad, mediante deuda interna y desde 2005 se han planteado metas anuales de reducción de endeudamiento público externo de al menos 500 millones de dólares.

Por su parte, el financiamiento interno se ha revisado en forma ordenada y recae cada vez más en emisiones de instrumentos a tasa nominal fija y de largo plazo.

Estamos hablando de plazos que van de los tres a los 20 años, algo que se antojaba impensable hace una década. Hoy, los títulos de deuda pública a tasa nominal fija, con plazo mayor a un año, representan más del 47 por ciento del saldo de valores gubernamentales en circulación.

Al cierre del año 2000 esos títulos representaban menos del 15 por ciento del total. Hemos triplicado el porcentaje.

También esto último está íntimamente conectado con el desafío del crecimiento económico. No se trata de un prurito de virtuosismo en el manejo de la deuda, sino de crear las condiciones para que los recursos generen un mayor crecimiento económico que se refleje todos los días en los bolsillos de los mexicanos.

La estabilidad ha hecho posible que en 2005 tengamos el mayor gasto en desarrollo social de toda la historia y que la inversión impulsada por el sector público para el cierre de este año se estime que habrá crecido 24.3 por ciento, en términos reales, con respecto de la ejercida en el año 2000.

Por cierto, también han sido cruciales para el crecimiento, a través de la reactivación del crédito, las reformas legales instrumentadas en el sector financiero con la colaboración decidida e invaluable de este honorable Congreso.

No hemos terminado de abrir todo el potencial de crecimiento en este terreno y la nueva ley del mercado de valores, ya aprobada por el Senado y en trámite en la Cámara de Diputados, es una de las etapas indispensables que debemos cubrir para incentivar un mayor ahorro interno, una mayor inversión productiva, con la incursión de muchas más empresas al mercado de capitales y con todo ello un mayor crecimiento de la economía.

Por eso decimos que la estabilidad no solo permite sino que genera crecimiento económico. Por eso detrás de cada una de las casas nuevas que las familias mexicanas han podido adquirir en estos años, detrás de cada automóvil nuevo, detrás de cada mejora del patrimonio de los mexicanos, detrás del abatimiento relativo que se ha logrado en los niveles de pobreza en nuestro país, está la contribución imprescindible de una política fiscal responsable.

No paso por alto, por supuesto, nuestras tasas actuales de crecimiento económico que están todavía por debajo de las que necesitamos para abatir los grandes rezagos que persisten y de los que podríamos crecer de concretarse diferentes reformas encaminadas a incrementar la productividad y que hasta la fecha no se han logrado. Pero sin políticas fiscal y monetarias responsables ni siquiera habríamos podido lograr estas tasas todavía poco satisfactorias de crecimiento. Sin políticas fiscal y monetarias responsables todavía estaríamos discutiendo no que debíamos hacer para crecer más sino que deberíamos hacer para salir de una espiral descendente de pobreza y retroceso.

Aún en condiciones de estabilidad debemos seguir luchando por mejorar la calidad del gasto público. El efecto positivo del gasto público sobre el crecimiento ni es automático ni puede darse por descontado. Sabemos que el gasto corriente de índole meramente administrativa, aquel que no se destina a pagar salarios de profesionales de la salud, de educación o de seguridad pública es menos productivo que el gasto destinado a la inversión, sea inversión física, sea inversión en capital humano.

En la administración centralizada en estos cinco años se han realizado notables economías y esfuerzos de ahorro sin precedente para administrar más programas y con mayor número de beneficiarios, con un mucho menor gasto operativo. Definido como el gasto en materiales y suministros y servicios generales el gasto de operación de las dependencias del gobierno federal se ha reducido de 2000 a 2005 en 18 por ciento en términos reales.

Destacan los ahorros en Gobernación 76 por ciento, Relaciones Exteriores 72 por ciento, Marina 69 por ciento, Presidencia 66 por ciento, Defensa Nacional 61 por ciento, y Hacienda 45 por ciento.

No ha sucedido lo mismo sin embargo con el gasto corriente de los organismos y empresas paraestatales. Por ejemplo, mientras se estima que en todo el sexenio el gasto en servicios personales del gobierno federal, incluyendo maestros y personal de salud en las entidades federativas, crecerá 9.4 por ciento en términos reales. El gasto en servicios personales en entidades del sector público como Pemex, CFE, Luz y Fuerza del Centro, IMSS e ISSSTE, se ha incrementado el 22 por ciento en términos reales. Esto solo en personal activo, es decir, sin incluir pensiones.

Esta notoria disparidad nos advierte la imperiosa necesidad de introducir, mediante las reformas pertinentes, estándares de gobierno corporativo y de productividad verificables y públicos en esas entidades que nos garanticen que su gasto sea cada vez más productivo y se traduzca en mayor crecimiento económico.

Otra presión monumental que gravita sobre las finanzas públicas la voy a comentar en mis respuestas a las intervenciones, para no pasarme de los diez minutos.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Gracias señor Secretario.

Para dar cumplimiento al punto 5o. incisos b), c) y d) se han inscrito para la primera ronda de preguntas y réplicas los siguientes ciudadanos diputados:

Por el Partido Convergencia no tengo registrado orador.

Por el Partido del Trabajo estaría el diputado Oscar González Yánez.

Del Partido Verde el diputado Cuauhtémoc Ochoa.

Del PRD el diputado Guillermo Huízar.

Por el PAN el diputado Miguel Angel Toscano, y

Por el PRI la diputada María Esther Scherman.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos para formular su pregunta el diputado Oscar González Yánez, del grupo parlamentario del Partido del Trabajo.

El diputado Oscar González Yánez: Gracias señor Presidente. Con su permiso.

Bienvenido señor Secretario a este Congreso. Con el permiso de la Presidencia compartida de nuestros compañeros diputados.

Lo que queremos manifestar es nuestro punto de vista sobre algunos balances sobre algunos aspectos que consideramos los más relevantes de lo que fue la economía el año pasado.

El primero que nos preocupa es el referente al excedente petrolero. Este tema es fundamental para la vida del país. Los excedentes petroleros se pueden convertir en un instrumento que permite impulsar la economía del país de manera sustancial, cosa que no se ha percibido de manera clara.

En el tema del petróleo, señor Secretario, queremos recordarle que el Congreso de la Unión y en particular la Cámara de Diputados, fuimos señalados en diversidad de ocasiones, voy a usar el calificativo más afable que pudimos encontrar aquí en la Cámara, que espero exprese lo que el Presidente nos decía y el señor Secretario. Nos llamaron muchas veces "irreflexivos", por haber fijado el precio del petróleo por encima del Poder del Ejecutivo. Sin embargo, después de un año los hechos nos dan sobradamente la razón. Esperaríamos un comentario con el miso entusiasmo con que se nos llamó "irreflexivos", en el mismo sentido el día de hoy, con el mismo estímulo, nada más que en sentido contrario.

Sin embargo, una vez que los hechos nos dieron la razón, las principales consultoras y las agencias internacionales ubican a la mezcla mexicana en un promedio de 45 dólares, la mezcla mexicana.

La base sobre la cual el Poder Legislativo tomó elementos para fijar ese precio no fue un asunto de azar ni qué número es el que nos parece más adecuado o que si falta dinero en el Presupuesto de Egresos y entonces hay que aumentar el precio del petróleo.

La Cámara de Diputados no opera así. Aquí hay mucha gente que ahora participa en el Poder Ejecutivo y la Cámara de Diputados no obedece a esos criterios, no es un criterio de azar, sino son cuestiones de fondo. Por ejemplo, el hecho de que durante décadas estamos viviendo una escasez crónica de petróleo y las reservas probadas se están agotando en el mundo.

Asimismo todos los grandes yacimientos del mundo han entrado en una fase de tracción secundaria, incluido el pozo más grande de Arabia Saudita; eso sin considerar todos los factores coyunturales que obedecen a eso, a coyunturas, pero hay factores estructurales que son los que sí tienen que ser el factor a considerar para fijar el precio.

Ese es un elemento que distanció al Ejecutivo del Legislativo, pero hay otros elementos importantes, el no tener información clara. ¿Por qué no hay claridad en la precisión del destino de los excedentes? Esta situación ha dado lugar a una serie de opiniones encontradas entre las dependencias a cargo de importantes representantes de la iniciativa privada, académicos y representantes del Congreso de la Unión, que señalan que se está dando un uso improductivo a estos recursos. Por eso queremos que nos dé información, Secretario, para generar certidumbre y terminar con la incertidumbre.

Este será un ejercicio provechoso para todos y dará una imagen política y un mensaje claro a la sociedad de que efectivamente se está siendo transparente en el ejercicio de la función pública.

Tenemos que reconocer que en esta confrontación entre poderse nadie ganó a fin de cuentas. Pero esto se trasladó, encima de todo se traslada al veto presupuestal, una confrontación que algunos consideramos innecesaria, innecesaria porque nos obliga o nos lleva a decir que la carencia de quehacer político está presente y cuando nuestro quehacer debiera de ser por lo contrario.

Ese escenario propició, termino señor Presidente, en que el Congreso perdiera, el Congreso de la Unión perdiera, en que el Poder Ejecutivo perdiera pero, sobre todo, perdiera la sociedad mexicana.

Este es un escenario donde nuestra Fracción Parlamentaria, no quiere llegar nuevamente. O sea, nosotros no queremos llegar a otra discusión sobre el Presupuesto sin mirarlo igual al del año anterior.

O sea, nosotros no queremos un escenario de perder, perder, queremos un escenario de ganar, ganar, allí la tarea es inminente, construyamos condiciones para ver cómo nos ponemos de acuerdo para construir ese escenario de ganar, ganar, a fin de cuentas quien queremos que gane es la población de nuestro país y que el precio del petróleo no sea un instrumento negativo sino un instrumento positivo en beneficio de la población mexicana. Gracias señor Presidente.

El Presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Muchas gracias Diputado Oscar González Yáñez.

Tiene la palabra el Licenciado Francisco Gil Díaz, hasta por cinco minutos, para dar respuesta.

El Secretario de Hacienda y Crédito Público, licenciado Francisco Gil Díaz: Muchas gracias señor Diputado Oscar González Yáñez por sus observaciones y preguntas y sugerencias.

Quizás el precio del petróleo deba ser objeto más de intentos de pronóstico que de esfuerzos de ahorro para que no programemos gasto basado en precios que después pudiera no materializarse, ya hemos vivido experiencias en las que eso ha sucedido con consecuencias lamentables para la sociedad mexicana.

Lo que intenta la Secretaría de Hacienda y creo que hemos tenido un concurso constructivo del Congreso en este sentido, es que en lugar de tratar de hacer una predicción utilicemos precios que nos permitan una programación prudente del gasto público. Y para eso pensamos y he encontrado eco en muchos Legisladores, con mayor razón toda vez que fueron los propios Legisladores los que han propuesto esta Reforma y que la han ya dictaminado en la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, una fórmula que se desprende de la propia Ley y eso nos permitiría trabajar con un método, no con intentos de proyección.

Efectivamente, los hechos se han dado de tal manera que el precio, al cierre del año, posiblemente esté cerca de los 41 dólares en promedio para mezcla mexicana, muy por encima de los 27 dólares y no se diga del precio que nosotros habíamos propuesto, pero eso no quiere decir que no hubiera sido sano y de hecho qué bueno que lo fijamos en 27, ustedes y nosotros, fijarlo lo más bajo posible para que se produzcan ahorros en la forma como se han venido manifestando, porque parte importante de estos excedentes se va a canalizar a PEMEX para su inversión, a las entidades federativas también para inversión y al Fondo de Estabilización Petrolera.

La forma como se ha venido manejando el excedente petrolero, desteta fielmente lo dispuesto por la Cámara. Los ingresos excedentes totales que estimamos para este año, ascienden a 118 mil millones de pesos, los provenientes del aprovechamiento de os recursos petroleros se estiman con un precio de 41.8 dólares para la mezcla mexicana de 42 mil 400 miles de millones de pesos, de estos, la mitad va a ser para las entidades federativas, 20 mil 200, de acuerdo a las disposiciones por el Presupuesto de Egresos y los otros 20 mil 200 para inversión en PEMEX.

De acuerdo a la propia Ley, que ustedes aprobaron, el primer anticipo a los Estados se entregó el 29 de Abril por 661 millones, el segundo el 29 de Julio por 3 mil 251. El tercero que estamos estimando y que se va a entregar a finales del mes próximo es de 6,868. Y el cuarto que se va a entregar en febrero del año entrante que es de 10,405 millones de pesos, para sumar los 21,187 millones de pesos, los 21,200.

El resto de los ingresos excedentes corresponden a los clasificados en un inciso j) del presupuesto de egresos y a los generados por las dependencias y entidades.

Les dejo aquí todo el detalle, para que conste en las actas del Congreso, de cómo se distribuyen estos 71 mil millones y no tomar más tiempo de ustedes.

No se está dando un uso improductivo, al contrario creo que fue sabia la exposición del Congreso, porque lo que estamos viendo es que los excedentes, o se canalizan a mejorar el balance público o se canalizan a ampliar gasto en las dependencias y entidades y a cubrir un mayor porcentaje del gasto que el propio Congreso programó el año pasado o se dedican a inversión pública por entidades federativas y por la propia empresa Petróleos Mexicanos.

Estoy de acuerdo con usted y me da un gusto enorme escuchar sus palabras, señor diputado, que tenga usted esta sana intención, le aseguro que la compartimos el trabajar juntos para evitar la necesidad de un veto este año. Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Muchas gracias señor Secretario.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos para réplica el diputado Oscar González Yañez.

El diputado Oscar González Yáñez: Muchas gracias señor presidente.

Me gustaría coincidir con usted también, la pregunta es si coincidimos producto de que tenemos el mismo interés o sea cuando menos nosotros, me refiero a la fracción del Partido del Trabajo y a muchos compañeros diputados, podemos coincidir en el interés superior de la población, si es esa su visión, coincidimos, y si no esta sana intención, espero que usted no la entienda como ingenuidad, para que nos vayamos entendiendo.

Nosotros pensamos que una forma realista para que sed de un uso productivo de los excedentes del petróleo, es un esquema que inicie por dar el primer dólar por arriba del precio fijado en la Ley de Ingresos sea para la infraestructura de los estados y municipios; el segundo dólar para la reinversión que Pemex; el tercer dólar para el gasto en desarrollo social; el cuarto dólar para los estados y municipios; el quinto dólar se canalice al pago de deuda; y por cada dólar subsiguiente se repetiría el esquema de asignación que aquí estamos planteando. Para nuevos países esta es una fórmula que podría ayudar a que el excedente petrolero fuera de manera productiva.

Refiriéndome a otro tema, el tema de los recursos controvertidos del presupuesto del 2005, es un asunto que debemos de resolver a la brevedad, porque ya tenemos el paquete económico para 2006 y todavía no temeos el paquete económico para 2005.

Sostendremos que hacer prácticamente un trabajo doble en un mismo escenario, y como decíamos aquí requerimos de voluntad y creatividad para encontrar una fórmula que deje satisfecho y satisfaga a todas las partes.

Desde aquí hacemos un llamado, tanto al Secretario como al Presidente de la República, para que caminemos juntos en este tema. Nosotros insistimos que el peor escenario, es que la disputa de hacia dónde asignar los recursos, no queden en ningún escenario, o sea, su escenario sea el limbo, y nosotros no estamos de acuerdo en eso.

Por eso estamos planteando generar mejores condiciones de relación entre el Ejecutivo y la Cámara para destrabar este tema. Nuestro primer paso es destrabar el tema 2005, y si ahí encontramos condiciones para destrabar el 2005, sin problema alguno podemos destrabar el 2006 y podemos darle al país un presupuesto que le de tranquilidad y certidumbre.

Por eso hacemos un llamado, tanto al Secretario como al Presidente de la República para que así suceda.

Nos preocupa el crecimiento económico durante el periodo de Fox, que no se haya dado y que no se hayan podido satisfacer las demandas de empleo de la población. Nosotros creemos que es necesario que el país cuente con mayores recursos para el crecimiento, por eso el grupo parlamentario del Partido del Trabajo irá por fijar un precio más alto que el que propone el Ejecutivo para el 2006. Asimismo, vamos a buscar reasignaciones al gasto propuesto en el próximo año, pero también vamos a favor de un Presupuesto de consenso, un Presupuesto que le garantice al Ejecutivo y a la Cámara de Diputados. O sea, sin renunciar a nuestros principios y a nuestros postulados, vamos a buscar sí el consenso para un paquete económico, pero las bases están dadas. Nosotros queremos un escenario ganar-ganar, donde gane el Ejecutivo, donde gane el Poder Legislativo, pero sobre todo gane la población.

La fórmula es: desatoremos el 2005, que lo podemos hacer con voluntad; replanteemos las posibles asignaciones que estamos planteando algunos grupos parlamentarios; discutamos de manera seria el precio petrolero y podemos avanzar. Nosotros vamos por un Presupuesto de consenso, de ninguna manera nos interesa el escenario del año pasado, de ninguna manera. Creo que ahí sí podemos coincidir.

Yo agradezco que coincidamos en algo alguna vez usted y yo, señor Secretario. Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Muchas gracias diputado Oscar González Yáñez.

Quiero hacer una aclaración pertinente, porque puede haber alguna confusión. El día de ayer el Presidente de la Comisión de Presupuesto y el Presidente de la Comisión de Hacienda hicimos una propuesta para modificar el formato de esta glosa, el cual no fue aceptado y nos estamos ateniendo fielmente al formato aprobado en el Acuerdo Parlamentario, entonces en ese sentido tiene la palabra hasta por 5 minutos para formular su pregunta, el diputado Cuauhtémoc Ochoa Fernández, del Partido Verde Ecologista de México.

El diputado Cuauhtémoc Ochoa Fernández: Compañeros y compañeras legisladoras. Señor Secretario, sea usted bienvenido.

Un elemento esencial para el buen funcionamiento de las democracias es la rendición de cuentas, pues establece incentivos para que los gobernantes mejoren su desempeño. Si bien México ha presentado condiciones macroeconómicas sólidas durante los pasados 10 años, que le han permitido evitar las crisis recurrentes, el desempeño de la economía mexicana no ha sido suficiente para un país con niveles de ingreso bajo y alto crecimiento demográfico.

Resultados positivos de las finanzas públicas, muestran un aumento de ingresos públicos debido al incremento de percepciones petroleras apoyadas en los altos precios del mismo a nivel internacional, muy por encima de lo programado a principios de este año. A pesar del desempeño de los ingresos tributarios, no petroleros, su alcance y su dinámica todavía nos son insuficientes para poder cubrir las necesidades del sector público que se acrecientan a un ritmo mayor, lo que representa un grave problema estructural en las finanzas públicas.

Durante el segundo trimestre del año, el Producto Interno Bruto registró una baja tasa de crecimiento real: 3.1%, fue un mal resultado, sólo un poco mayor al 2.4% del primer trimestre y menor al 4.1% del mismo lapso del año anterior. Así, en el primer semestre se creció 2.8%, disminución significativa con respecto al 4.7% del segundo semestre del 2004. De hecho, la producción nacional se estancó en la primera mitad del año. Si se eliminan factores estacionales, el Producto Interno Bruto creció sólo 0.2% en el primer trimestre, con respecto al trimestre previo, 0.7 por ciento anualizado. Y en el segundo disminuyó 0.4 por ciento, con un resultado de menos de 1.7 por ciento anualizado.

En términos del crecimiento anual sobre la serie desestacionalizada, es claro el debilitamiento productivo con avances de 3.7 por ciento y de 1.9 por ciento en el primero y segundo trimestre del año, respectivamente.

La mayor sorpresa fue la caída de la producción agropecuaria, menos 3.3 por ciento, ante una severa contracción del 12.8 por ciento en junio, luego que en el bimestre abril-mayo, acumuló un avance de 2.7 por ciento. No se había visto un comportamiento tan malo de este sector desde fines del 2000.

El avance de la producción industrial, fue de sólo 2.9 por ciento, destacando el magro avance de la actividad manufacturera, 2.6 por ciento. Su desaceleración sorprende, pues apenas hace un año y medio que comenzó a crecer, después de tres años de recesión 2001-2003. Este es el caso, sin duda, más desconcertante.

En el sector de servicios, la desaceleración fue más moderada, con un avance anual muy superior al de los otros dos sectores. Por su dinamismo perdió fuerza al mostrar una contracción trimestral que ante su ponderación en el Producto Interno Bruto, 65 por ciento contribuían a la desaceleración del mismo.

Si bien, el empleo del IMSS muestra una constante y buena recuperación a su interior la dinámica es mixta, mientras que la creación de las plazas laborales de carácter eventual, aumentaron en 13.7 por ciento; las permanentes, que son el 85 por ciento del total, avanzaron en tan solo 1.4 por ciento. Este punto es de preocupación, dado el implícito deterioro de la calidad del empleo.

En la primera mitad del 2005 las manufactureras denotaron una desaceleración en su avance anual con respecto a los dos semestres previos. Tanto la industria maquiladora de exportación, como la de transformación, experimentaron este fenómeno.

En la mayoría de los países desarrollados y en vías de serlo, las pequeñas y medianas empresas desempeñan un papel estratégico. En México aportan 42 del Producto Interno Bruto, 28 por ciento de la inversión y ocupan a 71 por ciento la planta laboral.

Dichas empresas, así como las de gran tamaño, responden a incentivos. Si estos están alineados en una dirección incorrecta, la respuesta necesariamente lo será. En su opinión, ¿qué logros ha tenido la banca de desarrollo para canalizar eficientemente una mayor proporción del ahorro nacional a proyectos rentables y a bajos costos de intermediación?

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Muchas gracias diputado Cuauhtémoc Ochoa.

Tiene la palabra el licenciado Francisco Gil Díaz, hasta por cinco minutos para darle respuesta.

El Secretario de Hacienda y Crédito Público, licenciado Francisco Gil Díaz: Muchas gracias señor diputado Cuauhtémoc Ochoa Fernández por sus preguntas y comentarios.

Compartimos su apreciación del desempeño de la economía de que no ha sido, no sólo satisfactorio durante este año, no se diga durante segundo trimestre sino en general, durante el sexenio y es una de las razones por las que repetidamente hemos venido insistiendo en la necesidad de las reformas que ayuadarían a incentivar la impresión privada, que ayudaría a aumentar la productividad de la economía a promover el crecimiento y absorber una mayor cantidad de la fuerza de trabajo.

Yo creo que es una preocupación que compartimos todos. Dicho eso, no estamos todavía seguros de qué tanta trascendencia tiene esa menor tasa de crecimiento del segundo trimestre.

Por un lado estamos revisando las estadísticas que son preliminares en conjunción con Banco de México, en el Instituto de Estadística, Geografía e Informática, pudiera haber alguna y subestimación en el renglón de servicios, y pudiera ser que también hubiera un poco, aunque sí hubo una caída según e nuestra apreciación en la producción agropecuaria.

Pero de cualquier manera, sin duda, hubo una caída en la producción industrial que está asociada, si observamos sus componentes, a una caída sumamente fuerte en la producción automotriz, la cual a su vez está vinculada a la caída en la demanda de automóviles de marca norteamericana en el mercado norteamericano que son los que principalmente se fabrican en México.

Eso se viene recuperando en el tercer trimestre y sentimos que en el tercer trimestre vamos a sentir un impacto positivo de esa recuperación de la demanda por este tipo de vehículos en la economía de Estados Unidos, pero aún así el potencial de la economía en otras circunstancias, sin duda es mucho mayor y el llamado del Presidente esta semana y los diversos proyectos y propuestas que se han hecho ojalá sean de la simpatía de ustedes para que podamos llevar a cabo esas reformas y esas transformaciones que son necesarias para nuestro país.

La banca de desarrollo se ha venido transformando de diversas maneras, hacia el interior de la banca mucho menor gasto, mejor capitalización, mayor calidad de cartera. Hacia fuera una atención creciente a las empresas medianas y pequeñas, en lugar de, como en algunas ocasiones nos ha sucedido de utilizar a la banca de desarrollo para convertirse en prestamistas de última instancia de empresas mal administradas, la banca de desarrollo se está concentrando en este renglón de pequeñas y medianas y dependiendo de la banca, cada una tiene su misión.

Lo que hemos visto en la Financiera Rural y en el FIRA, ha sido un crecimiento importante del crédito agropecuario y una cartera sana, una administración sana en la Financiera Rural por primera vez en muchos años en este sector, en este tipo de crédito, no en el FIRA que siempre ha tenido un desempeño sano.

En Banco de Comercio Exterior y en Nacional Financiera, ese énfasis en la pequeña y mediana que le mencionó y en Banobras irlo canalizando cada vez más hacia el apoyo del crédito municipal.

Los estados gracias a las reformas financieras que ustedes han aprobado, han visto cada vez más ventanas y a mejores costos en el mercado de certificados bursátiles y se han financiado directamente del mercado de capitales. Haciendo caso omiso de las condiciones que la propia banca comercial les ofrece en muchos casos y ciertamente de la banca de desarrollo. Por eso Banobras se está concentrando cada vez más en apoyar a los municipios, a los municipios que tiene una gestión crediticia que amerita que se les apoye.

Muchas gracias, señor diputado.

Muchas gracias, señor Presidente.

El Presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Muchas gracias.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos para réplica el diputado Cuauhtémoc Ochoa Fernández.

El diputado Cuauhtémoc Ochoa Fernández: Gracias, señor Presidente.

El Gobierno Federal presentó al Congreso para su aprobación el programa económica del 2006. Es un programa que busca mantener la disciplina fiscal, por lo que asume supuestos macroeconómicos conservadores y establece metas de menores deficits fiscales con caídas en el ingreso y gasto, por ingresos petroleros y tributarios no petroleros, así como por la baja del Impuesto sobre la Renta.

Ahora bien, si nuestro estimado como fracción parlamentaria del Partido Verde Ecologista de México, y el precio del petróleo fuera correcto 13.5 dólares más que el presupuestado por el Ejecutivo, el gasto público podría caer en menos de lo programado o no hacerlo, sin afectar el balance fiscal presupuestado.

De acuerdo a la experiencia sobre la discusión del programa del 2005, es poco probable que el Congreso apruebe sin modificaciones lo propuesto por el Gobierno. Las disputas aún no concluidas sobre el gasto del 2005 y las lagunas en la resolución de la Suprema Corte de Justicia, sobre el alcance y las atribuciones del Congreso, para modificar lo presupuestado por el Ejecutivo, proveen de un marco proclive para ello.

Por otra parte, en relación a mi pregunta referente a las pequeñas y medianas empresas, la mejor forma de obtener una reacción distinta de ésta, es modificando las señales que recibe desde distintos frentes: laboral, fiscal, regulatoria, entre otros, destacando el acceso limitado a fuentes de financiamiento y en este sentido vemos una falta en promoción de políticas para el crecimiento sostenible con perspectivas transparentes, integrales y coordinadas.

Inicié mi posicionamiento mencionando que un elemento esencial para el buen funcionamiento de las democracias es la rendición de cuentas, pues establece incentivos para que los gobernantes mejoren su empeño y hemos observado muy poca transparencia por parte del presente gobierno, ya que los elevados ingresos de petróleo de los últimos años han sido utilizados sin transparencia para disminuir el déficit fiscal, dedicar una muy pequeña parte al fondo de estabilización petrolera.

Finalmente, continuamos como se observa en la discusión sobre un nuevo régimen fiscal para PEMEX sobre la falta de congruencia del Ejecutivo al presentar iniciativa para fortalecer a dicha institución y más adelante vetarla, manifestando que los ingresos para el Gobierno Federal disminuyen, pero no es así para los estados y municipios, sin tomar en cuenta una visión de Estado en largo plazo para explorar nuevos pozos y dotar a PEMEX de recursos para reducir su excesivo costo de financiamiento en su continua modernización y generar productos de alto valor agregado que permitan incrementar sus ingresos y no convertirnos en un futuro próximo en un país importador, teniendo los recursos para ser productor.

La realidad es que los gobiernos tanto a nivel local como federal, quieren una mayor proporción de los ingresos de PEMEX sin realizar ningún esfuerzo adicional o echar mano a otros recursos para mejorar sus finanzas públicas. La realidad es que en el debate se ha tomado como ingreso permanente los enormes recursos petroleros de esta década.

Es cuanto, señor.

El Presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Muchas gracias, diputado Cuauhtémoc Ochoa.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos para formular su pregunta, el diputado Guillermo Huizar Carranza, del Partido de la Revolución Democrática.

El diputado Guillermo Huizar Carranza. Muchas gracias, diputado Madero.

Bienvenido, señor Secretario.

Aprecio mucho la presencia del señor Secretario de Hacienda en la Cámara de Diputados, porque seguramente nos permitirá conocer más de fondo lo que realmente está ocurriendo en el 2005.

Yo quisiera empezar por plantearle, señor Secretario, a ver si me hace usted el favor de comentarme qué argumentación legal utilizó para haber movido el Presupuesto de Egresos de la Federación de la forma como lo hizo. El decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación, después de una intensísima discusión aquí en la Cámara, generó una votación mayoritaria en la madrugada de la sesión del día 15 de noviembre, para finalmente aprobarlo.

Un presupuesto que estoy cierto no era del contentillo del Poder Ejecutivo Federal, se encargaron de decirlo, con un despliegue de posicionamiento mediático bastante agresivo. No les gusto, pues, el presupuesto que había aprobado la Cámara de Diputados.

Sin embargo, cuando el presupuesto se carga, se sube a la página de la Secretaría de Hacienda, el presupuesto que encontramos es totalmente diferente. Nos parece francamente curioso que después de una discusión intensísima en la Cámara, en uso de la atribución que nos da el artículo 74 constitucional, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en uso de una atribución que dicen ustedes tiene el artículo 12 del decreto de Presupuesto de Egresos, pues sencillamente lo modifica. Lo modifica de tal manera que todo lo que los diputados aprobamos hacia la alza, todos los programas que ampliamos, fueron recortados por la Secretaría y todos los programas que recortamos, fueron ampliados por la Secretaría.

Este es el país en el que vivimos, con un marco legal presupuestario francamente simpático, en donde la voluntad de 500 diputados en uso de una atribución constitucional, es modificada con base en una atribución de carácter eminentemente, eminentemente administrativo.

De tal suerte, señor Secretario, que los resultados que tenemos en el 2005, yo le diría, son responsabilidad exclusiva de usted. Usted manejó el presupuesto como le pareció conveniente, usted recortó y amplió los programas que le pareció conveniente; y además déjeme comentarle para qué lo hizo:

Se modificó el presupuesto en 24 mil millones de pesos, 24 mil 674 millones de pesos, de los cuales se distribuyó esta —le llaman ustedes- readecuación 4 mil 600 para agricultura, 4900 millones para comunicaciones, 800 millones para educación, 800 para salud. Esto es de manera verdaderamente curiosa, los programas que los diputados habíamos ampliado a través de esta atribución del artículo 12 la Secretaría los redujo con la mano en la cintura.

Las horas, las discusiones, el desgaste, el nerviosismo y la incertidumbre que se genera hacia fuera, eso, eso no interesa; realmente en la soledad de su escritorio empezó a decir: esto va y esto no va.

Y además estos recortes, los 4 mil 900 de comunicaciones recortando proyectos carreteros, los 4 mil 600 del sector agropecuario, etc., pues fueron útiles para restablecerle el recorte al gasto corriente de las distintas dependencias del Ejecutivo Federal: mil millones a la Secretaría de Gobernación; 240 a la Secretaría de Hacienda. Esto es, regresamos exactamente al presupuesto enviado por el Ejecutivo Federal.

Luego entonces yo me pregunto señor Secretario si en uso de las atribuciones administrativas que le ofrece el 12 del decreto de presupuesto de egresos, se podía acomodar a su contentillo, como realmente se hizo, el presupuesto. ¿Para qué arriesgar y para qué llevar al país a una controversia constitucional con la participación de un tercer poder? ¿Qué sentido tenía si finalmente se puede acomodar el presupuesto desde el punto de vista administrativo, por qué llevarlo al terreno judicial? ¿Qué sentido tenía, me pregunto yo?

Le sigo comentando señor Secretario que esas modificaciones que hizo al presupuesto recortando los programas de gasto que la Cámara había aprobado ¿fueron útiles para que se aumentara el gasto corriente de las dependencias, algunas, las que usted quiso? ¿fueron útiles para elevar las ADEFAS?

La aprobación de la Cámara de 7 mil 250 millones de pesos en ADEFAS, pues esa no importa, finalmente al primer trimestre ya llevaban pagados más de 9 mil millones.

Entonces yo le quiero preguntar señor Secretario, con el ánimo que quiero dejar perfectamente sentado de que la historia no se vuelva a repetir, porque finalmente allá hay un mundo real en donde no llegan los recursos del gobierno federal. Le quiero preguntar señor Secretario, de manera concreta, ¿qué sentido tenía haber vetado el presupuesto, cuando con la utilización de una facultad administrativa lo dejó como usted quiso?

Gracias.

El Presidente de la Comisión. diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Muchas gracias.

Tiene la palabra el licenciado Francisco Gil Díaz, hasta por 5 minutos para dar respuesta.

El Secretario de Hacienda y Crédito Público. licenciado Francisco Gil Díaz: Muchas gracias señor diputado Guillermo Huizar Carranza, por sus comentarios y sus preguntas.

Voy a intentar abordar la parte central de su comentario. Desde el punto de vista del Ejecutivo, la Cámara de Diputados desechó sin discusión las observaciones que formuló el Ejecutivo Federal y por eso era necesario ejercer el veto y obtener un reconocimiento del mismo.

En opinión de los jurídicos del Ejecutivo, opinión que sin ser abogado por las explicaciones que me dieron comparto, se violaron leyes federales; se invadieron competencias entre poderes y se incumplieron disposiciones relativas al Sistema Nacional de Planeación.

La Suprema Corte de Justicia no abordó el fondo de los planteamientos que hicimos. Pero eso no quiere decir que no sostengamos la validez de los mismos y resolvió más bien entrar al estudio del aspecto que tiene que ver con límites a las modificaciones y declara la nulidad jurídica de partidas y disposiciones que fueron observadas por el Ejecutivo.

No están congelados todos los recursos y no se habrá aplicado cuando haya terminado el ejercicio presupuestario, el presupuesto que envió el Presidente de la República porque habrá habido más recursos de los que originalmente se consideró que existían y por ese motivo muchos de los programas y de los objetivos que planteó el Legislativo, se habrán podido atender y en eso estamos trabajando intensamente con muchos de ustedes.

Esas son las razones para haber llevado a cabo el veto. No son razones frívolas sino razones de mucho fondo.

Dice usted que se restableció gasto corriente. Mencioné algunas de las cifras relativas al ejercicio del gasto corriente durante estos cinco años por las dependencias de la administración central.

Muchas veces, con varios de ustedes, les hicimos ver los ahorros en gastos de operación, en personal, en sueldos, que en la administración central se han logrado, que no se habían logrado nunca, al contrario se había visto un crecimiento continuo en estas partidas a lo largo de los años y que de una manera —yo diría— en algunos casos verdaderamente dramática, algunas dependencias lograron esas economías.

Economías que por disposición, voluntad, por indicación, por supervisión del señor Presidente, fueron objeto de un seguimiento continuo para abatir el gasto corriente.

No obstante el estado tan compacto que habían alcanzado ya varias de estas administraciones, se dispuso por parte de la Cámara de Diputados de recortes fuertes en estas dependencias que hubieran verdaderamente vulnerado su capacidad de operar y de prestar los servicios públicos a los que están obligadas.

Esa fue la razón por la que fue indispensable resarcir este gasto, que es gasto indispensable para que puedan —como digo— desempeñar sus funciones.

Con eso doy por cumplida mi intervención. Muchas gracias señor diputado, muchas gracias señor Presidente.

El Presidente de la Comisión. diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Gracias señor Secretario.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos para réplica el diputado Guillermo Huizar Carranza, del Partido de la Revolución Democrática.

El diputado Guillermo Huizar Carranza: Muchas gracias Presidente.

Pues ya ve señor Secretario la participación respetuosa que yo hacía y su respuesta, solamente confirman lo que ya se sabía y se sospechaba: hay una absoluta discrecionalidad en el manejo de los recursos públicos. Ilimitada, ilimitada. Por encima totalmente de la voluntad de quinientos diputados, se hace del Presupuesto lo que se quiere.

Esto es seguramente producto de un marco legal que ya no funciona. Es seguramente producto de una serie de prácticas que en el pasado se utilizaron y que hoy ya no se aplican. Porque yo le comentaría señor Secretario, en el fondo de mi participación no es en este momento debatir si era o no necesario resarcir a las dependencias que porque tenían un gasto corriente de tal nivel que se arriesgaba su operación.

Ese debate ya lo dimos. La decisión ya se tomó y decidimos recortarlo. El asunto es que usted tenía atribuciones administrativas para resarcirlo sin necesidad de ir a un veto presidencial. Un veto además dudoso. Los más expertos constitucionalistas, antes por supuesto de que la Corte se pronunciara, estaban divididos.

El fondo de mi pregunta señor Secretario, es qué necesidad había de llegar a un veto presidencial si en uso de las facultades administrativas que usted tiene y que ojalá ya no vuelva a tener, eso ya depende de la Cámara que modifique los decretos correspondientes, ¿qué necesidad había de llegar a ése extremo?

La presentación del veto genera más incertidumbre y más nerviosismo en el mercado que las decisiones que tomó la Cámara de Diputados.

Por otra parte, yo quisiera que quedara perfectamente claro cómo estos recortes y estas reasignaciones que se hicieron obedecen —insisto— a criterios estrictamente discrecionales.

¿Por qué a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes? ¿Quién decide que sea ella a quien se recorte? ¿Por qué a SAGARPA? ¿Por qué a la Comisión Nacional del Agua que está sectorizada a la SEMARNAT? ¿Por qué educación y precisamente en educación superior? ¿Quién decide estas partidas? ¿Quién tiene —insisto— la posibilidad de sustituir y de pasar por encima de la voluntad de quinientos diputados? ¿Quién?

Luego entonces cuando se recortan cuatro mil novecientos a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la siguiente pregunta es automática: ¿Qué proyectos carreteros se van a cancelar? ¿Qué, cuáles? ¿Qué programas del sector agropecuario se van a ver afectados? Porque ya se tomó la decisión salomónica, casi, casi monárquica de quitarle a estos sectores casi nueve mil millones de pesos que la Cámara les había aprobado.

A mí me parece que lo que queda, pues, en evidencia, señor secretario, es una total discrecionalidad en el manejo de los recursos, una discrecionalidad que no hacía necesario —y en consecuencia me parece que hacían errónea totalmente— la presentación de un veto constitucional, de un veto presidencial que metió en un callejón tanto a la Cámara como al Poder Ejecutivo y que finalmente, en el fondo, hay un mundo real —le comentaba—, un mundo donde hay comunidades que estuvieron esperando su carretera y que no llegó, su planta tratadora de aguas, que no llegó, la escuela, que estaba ahí programada en el presupuesto, que nunca se construyó.

Eso es discrecionalidad. Por eso, señor secretario, los modestos avances que usted ha planteado en materia económica de nuestro país son precisamente responsabilidad de usted, porque usted, con el uso de esa atribución, sustituye la atribución constitucional que, sin lugar a dudas y con la sentencia inequívoca de la Corte, le corresponde nada más, de manera exclusiva, a la Cámara de Diputados. Gracias.

El Presidente de la Comisión. diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Muchas gracias, diputado Guillermo Huízar.

Tiene la palabra, hasta por cinco minutos, para formular su pregunta el diputado Miguel Angel Toscano Velasco, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional.

El diputado Miguel Angel Toscano Velasco: Gracias, presidente. Como ya no le puede contestar el secretario, yo sí le digo al diputado Huízar que le recuerdo que en el período extraordinario pasado, de hecho motivado para tratar el asunto del veto presupuestario y el veto, fue la Cámara de Diputados y su partido y sus primos hermanos los que no quisieron entrar en el fondo de la discusión.

El grupo parlamentario del Partido Acción Nacional estaba listo para subir y defender justamente todo lo que el veto planteaba.

También le recuerdo que no fueron 500 diputados, sino que hubo un grupo importante de diputados del PAN que nos opusimos tajantemente a cómo habían aprobado el presupuesto en ese momento.

Había albercas semiolímpicas en Tabasco, había hospitales y había asuntos que eran estrictamente de carácter de los presidentes municipales y estatales.

Pero bueno, primero haré una reflexión sobre la política económica que la actual administración ha estado aplicando en nuestro país y que ha generado efectos en la economía claramente diferentes a los que se vivían unos años atrás.

Cierto es que en años pasados y ante un escenario económico internacional adverso, enmarcado por una etapa de desaceleración, la economía del país tenía que afrontar grandes retos, como mantener la estabilidad macroeconómica y hacer menos drásticos para la población los efectos de la desaceleración económica.

Sin embargo, el escenario ha cambiado sustancialmente. Hoy vive México una economía estable, sólida, con un gran potencial de crecimiento de largo plazo. Las autoridades de nuestro país han cumplido con su papel instrumentando políticas fiscales y monetarias disciplinadas.

El manejo de las finanzas públicas ha sido responsable y se ha convertido en uno de los ejes fundamentales para la estabilidad económica del país.

Ejemplo de lo anterior, la estratégica económica propuesta para el 2006, en la que por primera vez en más de una década se propone un programa de finanzas públicas con superávit fiscal. Este escenario sin duda da certidumbre a los mercados, promoviendo la inversión y la generación de nuevos empleos.

La estabilidad económica es una realidad y se refleja con los indicadores económicos. En toda la presente administración los precios tan solo se han incrementado en un promedio anual de 4.4 por ciento. El tipo de cambio se ha depreciado en 12.6 por ciento. Las tasas de interés continúan siendo de un solo dígito, inferiores a las tasas que se vivieron antes de esta administración.

Esta estabilidad macroeconómica ha generado certidumbre en el mercado externo, lo que se ha traducido en una mayor inversión, actualmente superior en un 6.5 por ciento a toda la registrada en la administración precedente.

Por su parte, la inversión extranjera directa ya cubre plenamente el déficit en la cuenta corriente, la balanza de pagos y es superior en 8 por ciento a todo lo que ingresó al país en la administración pasada y las reservas internacionales manifiestan el nivel más elevado registrado en la historia. Aspecto que demuestran confianza para invertir en el país.

El crédito bancario ha crecido sostenido. A julio de 2005 la cartera de crédito vigente directo a la banca comercial del sector privado no bancario registro un incremento anual del 30 por ciento en términos reales. El crédito al consumo sigue siendo el más dinámico al registrar un crecimiento real de 297.2 por ciento a julio de este año con respecto al mes de diciembre del 2000.

Si bien la economía de nuestro país se observa pujante es necesario enfatizar la tarea sobre la fuente de financiamiento del gasto, es decir, en los ingresos presupuestarios. Estos ingresos del sector público tuvieron un incremento del 3.7 real durante el primer semestre del 2005 con respecto al mismo periodo del año anterior.

Sin embargo, en esta materia las reformas que se han venido realizando al marco jurídico fiscal por el Congreso de la Unión, concretamente en la Ley del Impuesto Sobre la Renta han afectado los recursos fiscales para financiar el gasto. De acuerdo con las reformas al marco fiscal previstas para el próximo año la tasa del ISR bajaría nuevamente, lo que sin duda beneficia a la sociedad pero impacta negativamente la recaudación.

Al respecto, señor Secretario, ¿qué medidas está instrumentando la Secretaría a su cargo para hacer frente a esta disminución de ingresos tributarios? En esta línea de argumentación el paquete económico que presentó el Ejecutivo Federal se presentó una propuesta de programa denominada Ascenso Fiscal, para actualizar el padrón de contribuyentes, incrementar la base gravable.

En este sentido, ¿cómo está afrontando la Secretaría la falta de un programa de esta naturaleza para incidir positivamente a los ingresos fiscales? ¿Qué medidas se están llevando a cabo en el SAT para aumentar la base tributaria y hacer más eficiente la recaudación de impuestos para transitar en este sentido de una entidad fiscalizadora hacia una administradora del tributo? ¿Qué está haciendo para simplificar los trámites y hacer más sencillo el cumplimiento de la obligación tributaria?

Por sus respuestas muchas gracias.

El Presidente de la Comisión. diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Muchas gracias diputado Miguel Angel Toscano.

Tiene la palabra el licenciado Francisco Gil Díaz hasta por cinco minutos para dar respuesta.

El Secretario de Hacienda y Crédito Público, licenciado Francisco Gil Díaz: Muchas gracias señor diputado Miguel Angel Toscano Velasco por sus comentarios y preguntas.

Se han venido haciendo una cantidad importante de esfuerzos, no obstante que hemos tenido diversos reveses el Legislativo y el Ejecutivo en materia de la constitucionalidad de diversas leyes fiscales que se han aprobado, que nos han dado ingresos adicionales transitoriamente y que después al declararse inconstitucionales estas reformas han producido devoluciones importantes a los contribuyentes.

Este año la recaudación no petrolera viene mostrando un dinamismo importante y creemos, particularmente el Impuesto al Valor Agregado, que vamos a alcanzar la cifra de ingresos tributarios no petroleros del proyecto de Ingresos que a finales del año pasado nos parecían demasiado elevadas, que pensábamos que era impráctico, difícil, que pudiésemos alcanzar, tomando en cuenta todo lo que acabo de comentar respecto a devoluciones y lo que usted mismo mencionó relacionado con algunas disminuciones en las tasas que en el corto plazo producen caídas en la recaudación o que después son motivadoras de inversión y de crecimiento y resarcen los recursos. Pero el efecto de corto plazo ahí está.

Las vías que se están instrumentando tienen qué ver con una variedad de instrumentos, por ejemplo motivar el uso de los pagos electrónicos, algo que está creciendo a tasas verdaderamente asombrosas. El uso de la tarjeta de débito creció el año pasado casi en un 40 por ciento y sobre esa base está creciendo otra vez en un porcentaje similar en este año, lo cual obviamente se traduce también en un mejor cumplimiento, como lo estamos viendo, en el crecimiento del que la recaudación del Impuesto al Valor Agregado de las obligaciones tributarias.

Ha aumentado de manera importante el número de contribuyentes con pago. No nos gusta medir el padrón a través de contribuyentes registrados porque el padrón tiene una dificultad muy grande para saber exactamente cuál parte del mismo está vivo, porque hay empresas que se dan de baja y luego se tardan en dar el aviso y contribuyentes que fallecen y nunca tenemos la información correspondiente.

De manera que medimos el padrón con base en declaraciones con pago. En declaraciones con pago hemos tenido un crecimiento realmente significativo a lo largo el sexenio desde el primer año y eso ha contribuido a que muchos de estos efectos negativos sobre la recaudación se hayan compensado.

A lo largo del sexenio, con la colaboración del Legislativo, se han llevado a cabo muchas medidas de simplificación. Se ha reducido de manera importante el número de declaraciones que tienen que presentar los contribuyentes. Se llevó a las empresas medianas y pequeñas a un régimen sumamente favorable, que es el de efectivo en el valor agregado; se llevó a todas las empresas, pero con ventaja para las medianas y pequeñas al esquema de flujo de efectivo, ¿por qué?, porque la empresa pequeña que tenía que esperarse a que le pagaran para poder contar con liquidez, estaba obligada al momento de prestar un servicio, de efectuar la venta, a pagar el impuesto; ahora paga el impuesto sólo a partir del momento en que recibe el pago y si no lo recibe inmediatamente porque está vendiendo a crédito, no paga hasta en tanto no lo reciba, en cambio la empresa compradora no puede acreditar el pago del impuesto sino hasta en tanto haya también hecho el pago en efectivo.

Ahí hay una reforma de una enorme trascendencia que ustedes aprobaron, que ha ayudado a mejorar el control y la recaudación, pero que también ha ayudado a que las empresas pequeñas y medianas cuenten con mayor liquidez con la que venían contando.

Les voy a entregar un inventario, para dejarlo como una constancia de esta participación y de respuesta a su pregunta, para no ser prolijo en la respuesta, de todas las medidas de simplificación tributaria que se han venido instrumentando a través del SAT. Y hay un paquete importante adicional de medidas que está en este momento procesando el Sistema de Administración Tributaria, que va a anunciar y a poner en práctica en enero del año entrante; ese es un compromiso que en este momento hago público de parte del SAT y de la Secretaría de Hacienda.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión. diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Gracias, señor Secretario.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos para réplica, el diputado Miguel Ángel Toscano Velasco, del Partido Acción Nacional.

El diputado Miguel Angel Toscano Velasco: Gracias, Secretario.

Como miembro del Grupo Parlamentario del PAN me siento muy orgulloso de tener un gobierno con los resultados de una disciplina fiscal a la vista. El gasto responsable del gobierno federal, acorde con los ingresos presupuestados, ha permitido disminuir el déficit fiscal, al grado que se espera alcanzar un déficit del .2 por ciento del PIB.

Asimismo y como consecuencia, se estima una mayor disminución de los requerimientos financieros del sector público al final del año, equivalente al 2.3 del PIB. Esto ha implicado la reducción del ahorro financiero que absorbe el sector público, para liberar mayores recursos utilizables para el sector privado.

Aunque se estima que el nivel de ingresos presupuestarios no petroleros a finales de este año será relativamente menor, esto es, .3 por ciento del PIB, a lo aprobado a principios del 2005, los ingresos petroleros serán mayores a lo programado; ya vieron ustedes el presupuesto histórico del barril del crudo de petróleo.

La estimación de 27 dólares por barril en el paquete económico aprobado fue una decisión correcta, acorde con los lineamientos de responsabilidad y de mesura. Pese que en la actualidad el precio del petróleo ha sobrepasado por mucho ese valor, alcanzando ya los 38 dólares en los primeros seis meses del año, es más prudente y menos caótico administrar excedentes petroleros que reajustar a la baja los presupuestos de todas las entidades y organismos del gobierno federal.

El crecimiento económico se ha reflejado en el nivel de empleos formal, al aumentar el número de afiliados el IMSS en 3 por ciento para mediados de agosto del 2005, que equivale a 373 mil 817 trabajadores, en comparación a los afiliados para finales del 2004. De este crecimiento el 75.2 por ciento corresponde a trabajadores eventuales y el restante casi 25 por ciento a trabajadores permanentes.

Por su lado, la tasa de desempleo abierto disminuyó 3.53 por ciento de la población económicamente activa durante el segundo trimestre del 2005. Si hacemos un comparativo con otros países de América Latina, ésta es una de las tasas más bajar a nivel internacional; por su lado, la Bolsa Mexicana de Valores ha tenido un desarrollo positivo en lo que va del año alcanzando niveles históricos.

Seguiremos insistiendo, señor Secretario, desde esta Cámara de Diputados, la necesidad de aprobar la nueva Ley del Mercado de Valores que busca transparentar e impulsar la mediana empresa en nuestro país. Intentar mantenernos en brazos cruzados sin apostar un futuro mejor, significa tener una visión bastante miope nuestro país necesita seguir blindando la economía y para ello es necesario llevar a cabo las Reformas Estructurales que por falta de consensos no se han conseguido.

Es fundamental seguir avanzando en el fortalecimiento de la Hacienda Pública mediante fuentes de ingresos, sólidas y no dependientes de las fluctuaciones de los precios internacionales del petróleo. Se requiere avanzar en reformas sustantivas del Federalismo Fiscal en nuestro país.

Es evidente que las Haciendas Públicas Estatales y Municipales deben fortalecer se para atender las necesidades de la sociedad. Ciertamente las entidades federativas deben compartir las responsabilidades de gasto, pero también las de generación de intereses.

Por ello es fundamental trabajar sobre el incremento de las potestades tributarias de los Gobiernos Locales. Tenemos que seguir trabajando en la simplificación del pago de impuestos, razón por la cual el Grupo Parlamentario del PAN celebra los avances que nos acaba de mencionar del SAT y que están llevando a cabo para facilitar al contribuyente el cumplimiento de sus obligaciones fiscales.

Compañeras y compañeros Legisladores, para la construcción de un país se requieren ingresos, es imperante ya una Reforma Hacendaria que fortalezca las Haciendas Públicas Locales y consolide la solidez financiera de este país para impulsar en forma sostenida el creciimiento económico de inversión y el empleo

Ayer el pretexto eran las elecciones estatales, hoy son que no hay condiciones pues el año 2006 es año electoral, les recuerdo señores Legisladores que el desarrollo nacional es responsabilidad de todos y no de unos cuantos. La sociedad demanda que cada uno de los Poderes de la Nación realicen su papel con eficacia. Es claro que todos debemos sumarnos al proyecto de Nación sin tintes ni colores partidistas y y evitar apostar a su fracaso.

En este país hay muchos Secretarios de Hacienda, desafortunadamente hay poco Poder Legislativo

Muchas gracias. Señor Secretario.

El Presidente de la Comisión,.diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Tiene la palabra hasta por cinco minutos para formular su pregunta, la diputada María Esther Scherman Leaño, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

La diputada Maria Esther Scherman Leaño: Señor Secretario, señores Presidentes de la Comisión de Hacienda y de la Comisión de Presupuesto.

No puedo dejar pasar el último comentario realizado por mi compañero.

Poco Poder Legislativo, muchos Secretarios, qué bueno que no somos parientes diputado. (aplausos)

Bueno, fíjese señor Secretario, que leyendo el mensaje, que lamentamos mucho que no estuviese usted, sabemos que su salud no fue buena ese día, esperamos que esté ya completamente integro en sus condiciones de salud.

Este mensaje, cuando lo escucho a usted, me parece que algo pasa con los asesores y con todo respeto para los asesores. El señor Presidente, en 42 minutos se dedicó a hacer una melcocha de frases desde la ilustración de los Enciclopedistas, los pos Revolucionarios, en donde en 42 minutos hizo 46 menciones acerca de la democracia y sólo tres acerca de la economía. O sea, que fue muy claro, un discurso democrático.

Usted en 10 minutos hizo 10 menciones acerca de la estabilidad, entonces su participación, bueno, nos puede tener tranquilos, es un discurso que nos llevará sin duda a sentirnos con comodidad respecto a la situación por la que pasamos.

Entiendo que estos mensajes generalmente se convierten en redes protectoras, y en redes protectoras, ¿por qué?, porque le falta rumbo al presidente y le falta rumbo al gobierno federal. Porque oimos de los muros y los conocimos y los vivimos, las observaciones al presupuesto fueron murallas, fueron un símbolo de un proyecto de un gobierno errático y desgastado, que necesita no conocer México, se necesita ignorar cómo es realmente nuestro país, para no darle c´redito a la propuesta de un diputado de incorporar al presupuesto una unidad deportiva.

¿Qué no sabe el gobierno federal que hay municipios en donde ya no hay jóvenes? Se sienten muy orgullosos de que estén en Estados Unidos vendiendo hamburguesas y mandando remesas. ¿Qué no saben que en los municipios no hay espacios recreativos para nuestros jóvenes?. ¿ah!, pero eso si hay muchas autorizaciones de depósitos de cerveza y hay mucho narcomenudeo.

Pero se necesitaría no conocer el país para no entender que es necesario autorizar una unidad deportiva, en Yanáhuatl, en la sierra norte de Puebla, albercas en Tabasco, allí nadie ha ido en Tabasco y conoce el clima y la temperatura de Tabasco, legarles eso a los jóvenes tabasqueños, me parece realmente absurdo, carreteras o caminos rurales, bibliotecas, y vayamos a lo peor, centros de atención oncológica para los niños.

Pero eso pues tiene su sentido, porque finalmente la preocupación del gobierno es tener una imagen internacional reconocida, pero lamento decirle, señor Secretario, y usted lo sabe que hay malas noticias.

Hace algunas semanas el Foro Económico Global, en su reporte sobre competitividad, señaló que México ha caído prácticamente todos los indicadores en esta materia en los últimos años.

El día de ayer, el economista, Jefe de la OCDE, señaló que el crecimiento del producto interno bruto en México es demasiado lento para deducir el diferencial del ingreso y además puntualizó que la posible razón del persistente rezago es el bajo nivel y el lento crecimiento de la productividad laboral.

Asimismo, concluyó que México debe alejarse de realizar políticas día a día, y levantar la mirada hacia visiones de largo plazo. El mensaje del presidente es un mensaje de día a día, para salir al paso, para cumplir.

El día de hoy también escuchamos en las noticias, que el Banco Mundial hace observaciones sobre los niveles de competitividad en México y nos ubica incluso por debajo de países de América Latina como Chile o Nicaragua.

Los comentarios anteriores de organismos internacionales, sólo son una muestra de la opinión que se está generalizando sobre nuestro país, pero lo peor, señor Secretario, y usted lo sabe, que las cifras internas sobre crecimiento económico y empleo, confirman esa opinión.

En el tiempo que usted, concluyo con este comentario, ha sido Secretario de Hacienda, el país ha crecido alrededor de 1.6% anual, muy por debajo de las propuestas de campaña. Le tomó casi 5 años para acumular un crecimiento de 7%. Repito, 7% acumulado en 4 años y medio del Gobierno de Vicente Fox.

Gracias.

El Presidente de la Comisión,.diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Gracias diputada María Esther Scherman Leaño, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

Tiene la palabra el licenciado Francisco Gil Díaz, hasta por 5 minutos, para dar respuesta.

El Secretario de Hacienda y Crédito Público, licenciado Francisco Gil Díaz: Muchas gracias diputada María Esther Scherman Leaño por sus comentarios y observaciones.

Qué razón tiene usted en los faltantes en nuestros municipios para que los jóvenes se dediquen sanamente a actividades deportivas en lugar de beber cerveza y consumir drogas.

¿Por qué no dejar a los municipios sus recursos y que ellos decidan? Porque no podemos, no creo que sea conveniente por lo menos —aunque sí lo podemos hacer sin duda— tomar decisiones a un nivel macro sobre aspectos que debieran ser competencia y facultad de los municipios, que tengan los recursos, que tengan mayor autonomía como propuso el diputado Miguel Angel Toscano y que al mismo tiempo podamos ir desarrollando los mecanismos de transparencia de rendición de cuentas en municipios y estados que hoy todavía nos están faltando, para ver cómo se utilizan esos recursos porque muchos de ustedes me han señalado, por su conocimiento de las economías locales, cómo con frecuencia la abundancia de recursos se ha canalizado a la compra de vehículos caros y a otros gastos suntuarios, en lugar de aplicarlos en la forma como usted correctamente sugiera debieran estarse aprovechando.

Ciertamente que es un motivo de preocupación la forma como hemos venido cayendo en la escalera de la competitividad mundial y me gustó mucho ver la nota de hoy relacionada con la que usted menciona del Banco Mundial. Caímos al lugar 70 ó 72 —creo— estamos cerca de Afganistán, que es el último lugar, pero sí le ganamos por poquito, por lo que se refiere a gobierno corporativo en las empresas y no hemos logrado sacar una reforma —espero que tengamos el valor civil de sacarla adelante— relacionada con la nueva Ley del Mercado de Valores, porque esa nueva Ley del Mercado de Valores se refiere precisamente a las reformas al gobierno corporativo de las empresas, que muy bien señala el Banco Mundial, nos colocan en casi un último lugar mundial en la materia.

Qué bueno que tienen ustedes la oportunidad de considerar esa reforma que ya aprobó el Senado y de sacarla adelante, con los elementos necesarios de auditoría, de transparencia, de rendición de cuenta, de defensa de los inversionistas minoritarios y no mutilando esa reforma, porque en la forma es como está es como se respetan esos criterios.

Ciertamente que es insatisfactorio el crecimiento —ya lo mencioné— y por eso hacen falta las reformas que tanto ha venido el señor Presidente solicitando y que lo ha hecho en muchas ocasiones, lo volvió a hacer este lunes, no con una visión de día a día, sino con una visión de largo alcance.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión,.diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Muchas gracias señor Secretario.

Para ejercer su derecho de réplica hasta por 5 minutos, tiene el uso de la palabra la diputada María Esther Scherman Leaño.

La diputada María Esther Scherman Leaño: Pues ojalá además de darle gusto, le preocupe, señor Secretario. Y mire, no se angustie por la Ley de Mercado de Valores, sí queremos que salga, pero va a salir en nuestro tiempo y va a salir en el tiempo que convenga al país y va salir con la revisión y los cambios que deban hacérsele, pero ojalá no sea la salida y la aprobación de la ley un motivo más para que pase lo que está pasando con el Gobierno Federal, al que le sobra promoción en televisión y radio, al que le sobra esquemas de difusión en campañas mediáticas para hacer creer a la población que todo está bien y que la estabilidad macroeconómica y que las bajas de los intereses y de la inflación, etc., etc., etc.

Lo que la sociedad necesita y usted lo acaba de afirmar, es crecimiento económico que se refleje en los bolsillos de los mexicanos, ¿para cuándo? ¿Para cuándo va a pasar esto?

Yo me preocupo mucho por usted, usted sabe la estimación que le tengo; me preocupa que vaya a pasar a la historia como el Secretario de Hacienda del estancamiento estabilizador; me preocupa que vaya a pasar a la historia como el constructor de las vayas, los muros; me preocupa que los recursos de este año mañosamente se liberen en octubre y la licitación pública internacional que lleva 90 días, haga que regresen a la Tesorería de la Federación. Me preocupa que la Secretaría de Hacienda que usted preside está incorporada a un programa que se llama Boletazo, ¿qué hace ahí? Lo dice el informe, lo dice el anexo.

Y también me preocupa, especialmente, señor Secretario, usted que es un economista sumamente respetado, que de repente en este gabinete dividido y lleno de confusiones y lleno de conflictos y lleno también de desaciertos, usted se convirtiera en el hombre empecinado, en el concepto de déficit cero, de lo que salga no sea más de lo que entra como la visión vieja de un tenedor de libros.

Le digo con todo respeto, yo quisiera, pensar en el economista respetable a nivel internacional y no en el tenedor de libros o en malos aboneros. Yo quiero pensar en mi amigo, el Secretario de Hacienda, como un hombre que con eficiencia haga que las familias mexicanas coman tres veces al día, que de veras tengan atención a la salud y no sólo comerciales que digan seguro popular.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión,.diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Muchas gracias diputada María Esther Scherman Leaño, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

Con esto damos fin a la primera ronda y pasamos a la segunda ronda y para dar cumplimiento al punto quinto incisos B), C) y D), se han inscrito para la ronda de preguntas y réplicas, los siguientes ciudadanos diputados:

Por el Partido de la Revolución Democrática, el diputado Francisco Carrillo Soberón; por el Partido Revolucionario Institucional, el diputado José Adolfo Murat; por el Partido Acción Nacional, el diputado José Guadalupe Osuna Millán, y por el Partido Revolucionario Institucional, el diputado Raúl Mejía.

Tiene entonces el uso de la palabra, hasta por cinco minutos, para formular su pregunta, el diputado Francisco Carrillo Soberón, del Partido de la Revolución Democrática.

El diputado Francisco Carrillo Soberón: Muchas gracias compañero Presidente.

Muy buenas tardes, señor Secretario, bienvenido a esta Cámara, aunque a pesar del trato que le estemos dando, espero que no sea motivo para que se autoricen partidas para que los medios maltraten todavía más a los diputados.

Sin duda, de las llamadas reformas estructurales, en el asunto de la energía en particular, la recuperación y fortalecimiento de PEMEX es una reforma clave, y el único y el mejor principio para iniciar esta reforma estructural, la constituye el régimen fiscal de PEMEX.

Y el mismo día que el Presidente Fox llamaba a atender puentes, enviaba sus observaciones a esta Cámara. Y usted, señor Secretario, es el principal responsable de semejante despropósito haya tenido lugar.

En efecto, a lo largo del proceso para dotar a Petróleos Mexicanos de un régimen fiscal menos asfixiante y que por el momento ha sido detenido por el veto presidencial, nos ha quedado claro que usted es el principal enemigo de la viabilidad industrial y financiera de Petróleos Mexicanos.

Bajo la obsesión de obtener a cualquier costo, más y más crudo, se despreocupa del fortalecimiento de las capacidades técnicas de nuestra empresa, de sus problemas crecientes de financiamiento, de su desarrollo industrial con relativa independencia tecnológica y ni siquiera se le otorgan las condiciones materiales para su operación.

Desde la Secretaría de Hacienda se ha machacado y engañado, tanto al Presidente de la República como a los gobernadores, con un activismo nunca visto por un Secretario de Hacienda al seno de la CONAGO, pretendo reproducir lo que se estuvo diciendo a los gobernadores, para que éstos a su vez presionaran al titular del Ejecutivo contra el nuevo régimen fiscal de PEMEX.

Que el nuevo régimen significaba un enorme sacrificio de manera proporcional a los tres niveles de gobierno. Que PEMEX podría seguir incrementando el volumen de producción de crudo, aún sin cambios en el régimen fiscal, con proyecciones financieras de captación petrolera, sin ningún sustento técnico ni el menor análisis que lo pueda soportar.

Que el limite de deducción de costos de 6.50 dólares por barril, al final de los cuatro años de vigencia podrían aumentarse de manera desproporcionada, inclusive hasta el tope y esto se dice tal cual y se repite en la página 10 de las observaciones del Presidente Fox.

Que se perdía la garantía de un monto mínimo de participaciones para las entidades federativas, al no incluirse una penalización a PEMEX en caso de no alcanzar una meta mínima y creciente de producción del 2006 al 2009.

Con tal de no perder la veta fiscal que le permita encubrir la ineficiencia y no atacar los privilegios del gran capital, usted omitió informar a las entidades federativas y al Presidente, lo siguiente:

"Que la diferencia en términos nominales se ubica alrededor de los 30 millones de pesos, que de lo actualmente entera PEMEX al fisco y lo que representa en el valor cercano a la recaudación federal total de no más de un 2%.

Que el reparto de los impuestos petroleros varía a favor de las entidades y municipios, debido entre otras cosas a que tanto la tasa del derecho ordinario sobre hidrocarburos, como la proporción de éste que se considera participable, aumentan conforme lo hace el precio del petróleo." Usted lo sabe y no lo dijo, señor Secretario.

En temas como la autonomía de gestión y el gobierno corporativo, se exige una regulación de un organismo público como PEMEX , que no pueden medirse y establecerse respectivamente en forma similar a la de empresas privadas trasnacionales, sujetas por cierto a regímenes fiscal mucho más generosos, al que hoy se somete a PEMEX.

Una vez transcurridos los primeros cuatro años de vigencia de la reforma, el limite superior de las deducciones no quedaría como se ha sugerido insistentemente por parte de la Secretaría al libre arbitrio de PEMEX, sino que sería revisado por el Congreso.

Ningún régimen fiscal, incluido el vigente garantiza monto alguno de ingresos para nadie, estos dependen de las condiciones del mercado petrolero internacional, además forzar el cumplimiento de una meta mínima de producción puede resultar contraproducente y México ya lo hizo en 98, bajando la meta de producción para poder elevar los precios.

Yo sólo quiero con esto concluir, de pedirle, señor Secretario, si nos diga, ¿si fue a título personal que usted promovió esta oposición de la CONAGO al régimen fiscal o fueron instrucciones del señor Presidente?

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Muchas gracias, señor diputado Francisco Carrillo.

Tiene la palabra el licenciado Francisco Gil Díaz, hasta por cinco minutos para dar respuesta.

El Secretario de Hacienda y Crédito Público, licenciado Francisco Gil Díaz: Muchas gracias señor diputado, Francisco Carrillo Soberón, por sus comentarios y preguntas.

Ha habido comentarios de varios legisladores difundidos en la Prensa, nunca sabe uno si la reproducción es totalmente fiel a lo que la persona a la que se le atribuyen los comentarios dijo y estoy por dirigir mañana a varios de esos legisladores y lo haré por supuesto también en su caso y lo hago en este momento moralmente, el siguiente comunicado:

"Ha sido la Secretaría de Hacienda en dialogo con el Poder Ejecutivo y con diversos miembros del Poder Legislativo, la preocupada por modificar el régimen fiscal y corporativo de PEMEX. La iniciativa salió del Ejecutivo y dentro del Ejecutivo de la propia Secretaria de Hacienda. No salió de algún otro lado.

Toda la información relacionada con el posible impacto sobre la recaudación federal del nuevo régimen fiscal de PEMEX, fue aportada (¿) al Honorable Senado de la República por funcionarios de la empresa, nunca fue por la Secretaría de Hacienda, aunque algunas de las reproducciones que se han hecho en algunos medios mencionan que existe la versión de que fue la Secretaría de Hacienda la que estuvo proporcionando información equívoca. No fue el caso. La Secretaría mantuvo un estrecho contacto con PEMEX para compartir cifras y cálculos."

No asistí a reuniones de la CONAGO, señor diputado, lo que hizo hacienda fue a solicitud de los Secretarios de Finanzas de las entidades federativas en varias reuniones de la Comisión Permanente de Funcionarios Fiscales, contestar las preguntas de los señores Secretarios de Finanzas de las entidades federativas.

La información que se proporcionó a dichos funcionarios a través de la Comisión que acabo de mencionar, fue que los cambios que efectuó el Honorable Senado al texto que ustedes los diputados aprobaron, además de que eliminó una red prudencial de protección a las finanzas de las entidades federativas y del gobierno federal y eliminó también el condicionamiento de algo que es central en esta reforma para la empresa, para hacerla más eficiente, el condicionamiento para avanzar en una reforma corporativa para la entidad.

La recaudación federal aumentó de 17 a 25 mil millones de pesos calculado a un precio de 27 dólares y se eliminó la disposición de que durante el primer año los recursos del Fondo de Estabilización se utilizarían para financiar el gasto federal. La suma de estas dos medidas reducen la disponibilidad presupuestaria en 60.9 miles de millones de pesos respecto de lo que se obtendría con el régimen vigente. 24.7 miles de millones de pesos menos por el cambio en sí del régimen y 36 mil 200 por el monto destinado al Fondo de Estabilización, ésta última estimada a partir de 30 dólares el barril para nuestra mezcla.

La información que se coordinó con PEMEX, quien a su vez fue el interlocutor cono el Honorable Senado y la que se entregó a los gobiernos de las entidades federativas fue la misma, y corresponde a las cifras que le acabo de mostrar y también la que le mostramos al señor Presidente de la República.

También vale la pena mencionar que nunca, como durante estos cinco años, se ha invertido en PEMEX. Las cantidades que se han puesto a disposición de la empresa han sido las más elevadas en términos relativos y absolutos, no importa cómo las queramos medir, en la historia de la empresa.

Muchas gracias, señor Presidente; muchas gracias, señor diputado.

El Presidente de la Comisión, diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Muchas gracias, señor Secretario.

Para hacer uso de su derecho de réplica, tiene el uso de la palabra el diputado Francisco Carrillo Soberón.

El diputado Francisco Carrillo Soberón: Señor Secretario, con todo respeto, lo que nosotros observamos es que la CONAGO ha mantenido un punto de vista deformado y mal informado respecto a lo que le repercute el nuevo régimen fiscal de PEMEX y eso no cambia quién llamó a quién, sino quién desorientó a quién.

El asunto del Fondo de Estabilización, y presentarlo como déficit no participable a la Federación, nos parece que es también otro engaño y otra deformación a la opinión pública y a los propios gobernadores.

Nosotros mismos, el PRD, insistimos hasta antes de que se estableciera el cálculo del Fondo de Estabilización que finalmente quedó más o menos en un 10 por ciento de las ventas petroleras totales, insistimos que éste sólo debería establecerse con el excedente de las exportaciones, que esto era lo lógico, que el Fondo de Estabilización es eso: es un fondo derivado del excedente y no del ingreso normal, cosa que hoy se reconoce y se reclama al Congreso, cuando fuimos nosotros mismos los que insistimos ante sus representantes de la Secretaría de Hacienda, de que así debería establecerse el fondo de estabilización. Efectivamente tenemos que modificarlo; efectivamente es un fondo demasiado grande del cual no tenemos suficiente claridad.

Por otro lado, la suma que nos ha reportado de los excedentes a que se refiere el inciso j) del artículo 21 del Presupuesto de Egresos, que se nos ha dicho que ascienden a aproximadamente 71 mil millones de pesos, quisiéramos saber ¿cuándo serán entregadas aquellas partes que les corresponden después de los deducibles y queremos subrayar que con este monto, simplemente con este monto, es tan importante que supera la demanda de endeudamiento de PEMEX vía PIDIREGAS para el 2006, que es aproximadamente de 28 mil millones de pesos y que se está planteando para el proyecto de combustibles limpios.

Quisiéramos también plantear la necesidad de que haya claridad para la opinión pública del costo del decálogo energético que se nos anunciado por el Ejecutivo. ¿Cuál es el costo de este decálogo? Necesitamos saber en los diferentes casos de gas natural, gas LP, tarifas, se dice que es aproximadamente de 900 millones de pesos.

Con esto sería casi la mitad para construir 4 trenes de refinación de gasolinas, con lo cual podríamos obtener casi la autosuficiencia de gasolinas en nuestro país.

Y necesitamos también tener claro si los nuevos precios del gas natural aplican también para PEMEX-petroquímica y para PEMEX-refinación o tienen destinatarios específicos para unos cuantos grupos de industriales, los cuales no sería un buen mensaje para el conjunto del país.

Si de algo está urgido el área industrial de PEMEX es justamente de estos abastos a precios razonables y sabemos que ese es el problema del proyecto FENIX, que se está pidiendo abasto a largo plazo a precios razonables tanto de gas natural como de crudo.

De tal manera que creemos que mucho podemos hacer en el terreno energético sin que entendamos, y no nos damos por aludidos, de que el asunto de las reformas estructurales impliquen privatización sino que implica cambiar a una visión en la cual nuestro sector energético sea realmente visualizado como el motor del desarrollo, le dotemos de los recursos necesarios para su fortalecimiento y no como este año, en el cual el sector PEMEX en particular recibe el menor presupuesto en los últimos años y los institutos de investigación en el caso de investigaciones eléctricas, mexicano del petróleo y de investigaciones nucleares en algunos casos, hasta la mitad de su presupuesto se le está enviando este año, ¿cómo creemos que vamos a potenciar un sector energético moderno si le estamos mutilando su área de desarrollo científico y tecnológico?

Muchas gracias señor Secretario.

El Presidente de la Comisión, diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Muchas gracias diputado Francisco Carrillo Soberón.

Tiene la palabra hasta por 5 minutos para formular sus preguntas el diputado del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, José Adolfo Murat Macías.

El diputado José Adolfo Murat Macias: Señor Secretario; compañeros diputados:

Sin duda, a lo largo de este quinquenio ha habido diversos logros en materia macroeconómica. Hemos logrado transitar en el ciclo internacional económico sin mayor problema. La capacidad exportadora se ha ido consolidando; el seguimiento de los programas sociales de los sexenios del pasado han tenido avances gigantescos; el manejo de la deuda y su constante amortización permitirá que el próximo gobierno, seguramente priísta, gaste en lo que el país realmente necesita.

Sin embargo, el crecimiento no ha sido suficiente. La última estimación del Banco de México es más baja que la que nos llegó en el paquete económico recién recibido.

Pareciera ser que vamos encaminados hacia un escenario de recesión, eso nos preocupa mucho. La industria manufacturera se contrajo una tasa anual del .2%; el crecimiento del PIB fue de 3.1% inferior 1% con respecto al mismo período.

La economía informal y el contrabando continúan creciendo y del desempleo, mejor ni hablamos.

Ante este escenario quisiera preguntar qué nos falta por hacer para lograr que se detone realmente el empleo y el crecimiento. Y aquí no estamos hablando de fórmulas mágicas, ni de las grandes reformas sino de hechos concretos.

Segundo. Por qué permitir un superávit público de punto dos por ciento cuando países de la OCDE con mayor desarrollo aceptan déficits fiscales de hasta el tres por ciento.

Yo entiendo que el PRONAFIDE establece metas. ¿Que la intención del superávit es finalmente —quisiera yo preguntar— admitir ese déficit oculto en PIDIREGAS, en la deuda del IPAB, en el PARAC, admitiéndose así tener realmente ese déficit de tres por ciento?

En el paquete económico no tenemos considerados el día de hoy los efectos del huracán Katrina sobre el precio de los energéticos. Ante este nuevo escenario, qué precio del petróleo sería más factible y responsable. La discusión apenas va a empezar pero estos factores externos parecen haber movido todo nuestro escenario y de alguna manera vulnerado la fórmula que teníamos establecida en la Ley de Presupuesto.

A la mejor el tener una regla de Ley de Presupuesto para calcular el precio del petróleo es una regla muy rígida y podríamos incluir en la Ley de Presupuesto situaciones extraordinarias como ésta: ¿Qué se está haciendo para despetrolizar las finanzas públicas en este escenario tentador de llevar a gasto corriente los nuevos flujos de ingresos petroleros? ¿Cómo nos estamos blindando de no caer en compra de vestidos y cosas, artículos de lujo y en aumentos del gasto corriente?

Sin sonar repetitivo, ¿qué se tiene planeado para aumentar la recaudación del SAT? En particular me refiero a incorporar a la economía informal que sigue avanzando, creciendo y nosotros los contribuyentes cautivos, seguimos aportando.

¿Qué se está haciendo para combatir el contrabando? En este sentido quisiera que nos ampliara una explicación de las razones que llevaron al Ejecutivo a la legalización de "los autos chocolate". Parecen ser contradictorias las medidas, sobre todo ya que va contra la industria nacional, el empleo nacional y podría aventurarme a decir el propio desarrollo nacional en un sector.

Vemos con gusto que el paquete económico busca blindar la economía ante el nuevo escenario político que estamos viviendo. Nuestra primera transición real. Pero falta —si me permite criticar— el blindaje electoral. ¿Qué se va a hacer para que el gasto no se dé de manera electorera el año que viene?

Por sus respuestas, muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Muchas gracias diputado Murat. Para darle respuesta a estos planteamientos, tiene el uso de la palabra el licenciado Francisco Gil Díaz.

El Secretario Hacienda y Crédito Público, licenciado Francisco Gil Díaz: Muchas gracias señor diputado José Adolfo Murat Macías por sus observaciones y preguntas que son muchas, voy a tratar apresuradamente de utilizar estos cinco minutos para darle respuesta.

Observamos muchos elementos dinámicos en la economía y como mencionaba, una recuperación de la demanda externa de nuestras principales exportaciones, lo cual nos hace esperar que no estemos encaminados hacia una decisión, si acaso a una menor tasa de crecimiento.

Nos preocupa, igual que a ustedes, la economía formal y el contrabando y esperamos que en el curso del año entrante hayamos instalado en las aduanas un sistema electrónico de control que estamos probando, que tiene el nombre de "exclusa electrónica", no excusa sino exclusa, que tiene como objetivo evitar la discrecionalidad de los operadores de los módulos donde la posibilidad de utilizar pedimentos falsos y de corrupción es elevadísima, casi imposible de controlar pero con estas exclusas electrónicas vamos a eliminar ese elemento de discrecionalidad.

También necesitamos combatir la forma alegre y responsable como los mecanismos de PITEX de maquiladoras, cuando no corresponden a una operación real se siguen aprovechando para internar mercancía que se interna legalmente, pero que ilegalmente permanece en el país.

Estos son algunos de los hechos concretos que se pueden instrumentar. Podemos también seguir trabajando en la simplificación. Se ha hecho mucho con el sistema de apertura rápida de empresas, el Sare famoso, en el que han llevado a cabo una colaboración gobiernos de los tres partidos que gobiernan municipios, estados y la federación para lograr que las empresas enfrenten cada vez menos obstáculos y puedan llevar a cabo, sin tanta reglamentación, una apertura rápida y una operación con menores trabas de las que han venido enfrentando. Se ha tenido un éxito relativo en ese programa; necesitamos enfatizarlo muchísimo más.

Es interesante el tema del superávit. Yo les haría varios comentarios y no es de teneduría de libros, señora diputada, que sí tome una clase de contabilidad, pero no fue muy buena estudiante.

El aspecto de superávit tiene que ver con mucho de lo que comenté en mi presentación y tiene justamente relación con la capacidad para que el sistema financiero apoye, por ejemplo, como lo ha venido haciendo de manera creciente, y lo vemos en el dinamismo de la industria de la construcción, el crédito hipotecario para vivienda.

Si del ahorro financiero, que es del que se tomarían recursos, si es que nos endeudamos, se quitan esos recursos, pues hay menor capacidad para financiar consumo, para financiar inversión y para financiar hipotecas.

Otra consideración es que nuestra deuda, aunque en términos relativos no es excesivamente alta, todavía es alta y en la medida en que la podamos bajar la solvencia y la calidad crediticia del país mejora y también en esa medida el costo financiero baja y se estimula el crédito; el crédito está relacionado con mayor actividad económica, como lo hemos podido presenciar en el desempeño dinámico que el crédito ha tenido durante los últimos años, porque hemos visto un crecimiento fuerte en el crédito hipotecario para vivienda, en el crédito del consumo y recientemente también en el crédito a las empresas.

No sabemos si el impacto del huracán va a ser transitorio y, en virtud de que no lo sabemos, de hecho ya han tenido caídas importantes los precios, incluso por abajo del nivel que tenían antes del huracán.

No me atrevo a hacer predicciones, nunca lo hemos intentado; hemos simplemente tratado de ser prudentes, pero creo que hay que ser muy cuidadosos de no presupuestar sobre ingresos petroleros elevados, sino más bien, como varios de ustedes lo han sugerido, que esos ingresos extraordinarios tengan diversos fines productivos y de ahorro, en lugar de comprometerlos de antemano, sino utilizarlos cuando se hayan manifestado para esos fines productivos.

En materia de autos, lo que se hizo —y aquí conviene enfatizar el giro que conviene darle al decreto que se expidió—lo que se hizo fue permitir la importación, de acuerdo al Tratado de Libre Comercio, y toda vez que se permite la importación y se adelanta, que los que están en las mismas condiciones que se van a poder importar, puedan regularizarse. Ese es el giro que tiene realmente ese decreto. Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Gracias por su respuesta, señor secretario. Pedimos al diputado José Adolfo Murat Macías si puede hacer uso de su derecho de réplica, hasta por cinco minutos.

El diputado José Adolfo Murat Macias: Muchas gracias, secretario. De alguna manera me sentía de nuevo en la clase con las explicaciones.

Como diputados, entendemos el dinamismo de la economía y entendemos también que si el sector público se endeuda le roba espacio de posibilidad de endeudamiento al sector privado.

Pero seguimos teniendo ese déficit aparente no reconocido en las finanzas que yo espero que este año de alguna manera se impulse una reforma para reconocerlo, que es el caso del IPAB, el FARAC y de otra deuda que no me viene de momento a la mente, y PIDIREGAS desde luego.

Por otro lado, lamento mucho el sistema de la comparecencia porque no da tiempo a responder cada una de las preguntas que uno plantea y sin embargo quedan luego mucha dudas flotando en el aire. En cuanto a lo de la economía informal no sé si este año sí se vaya a impulsar este famoso censo fiscal que el año pasado no tuvo recursos y que de alguna manera llegue a aumentar la recaudación porque sí nos hace falta, sobre todo ante la falta de esa reforma fiscal que no se dio por la falta de acuerdos y también por la falta de ambiente político.

En cuanto a lo de Katrina, de alguna u otra manera continúa la fórmula en la Ley de Presupuesto. Y sí, estamos convencidos, como bancada el PRI, que tenemos que actuar de manera responsable. Pero el actuar de manera responsable no implica que nos atemos la mano, sobre todo en un Presupuesto de Egresos que viene tan apretado y con tantas carencias, en donde existe cero recursos para el PAFEF. Donde los recursos para carreteras como se mencionó anteriormente disminuyeron 200 millones, en base a la propuesta original del Ejecutivo. Es decir, que tenemos un faltante como de 17 mil 320 millones y de alguna manera nos pone en una situación muy difícil porque vamos a tener que buscar recursos, ya sea recursos fiscales o a la mejor funcionando a través del convoy como se insistió el año pasado, un convoy responsable del precio del petróleo.

Me quedo con la duda de la legalización de los autos chocolate y de la petrolización de la economía y sobre todo del blindaje electoral. Porque sí nos preocupa que los recursos del año que viene se utilicen de manera electorera, sobre todo programas como Oportunidades que son programas sociales de gran impacto y que a la mejor deberíamos como Congreso promover en algún transitorio que no aumente el padrón en los primeros seis meses o hasta después de las elecciones, programas como el Seguro Popular, etcétera.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Muchas gracias diputado Murat.

Del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional tiene el uso de la palabra hasta por cinco minutos para formular sus preguntas el diputado José Guadalupe Osuna Millán.

El diputado José Guadalupe Osuna Millán: Con su permiso Presidente.

Bienvenido señor Secretario.

Quiero aprovechar la oportunidad de contar con su presencia para que en este par de intervenciones hacer algunos cuestionamientos no solo respecto del ejercicio pasado, porque aquí se ha exigido pues visión de futuro, no solamente centrarnos en lo que sucedió en la controversia constitucional y en el ejercicio del año pasado.

Y también para hacer en la segunda parte, en el derecho de contrarréplica, una reflexión. Y quisiera dar oportunidad, señor Secretario, a que respondiera las interrogantes de mi compañero Murat. Le preocupa mucho el gasto público del año 2006 y aquí se ha hablado también de historia económica.

Si revisamos el gasto público del año de 1995, fue el más alto de la historia del sexenio anterior. Y si nos vamos año con año, el último gasto público del gobierno ha sido el más alto. Pero hoy presenta el Ejecutivo un Presupuesto de Egresos restrictivo. ¿A qué se debe eso? ¿Hay una intención electoral totalmente contradictoria? Esa es la pregunta, cuando pensando electoralmente ¡échenle toda la carne al asador! Eso creo que se llama "responsabilidad fiscal", responsabilidad en la conducción, en la economía, en nuestro país.

Pero no quisiera entrar a la reflexión y apresurarme, porque recurrentemente aquí se ha tratado el tema de los ingresos excedentes, particularmente los excedentes petroleros, pero eso ya ha dado respuestas.

Quisiera yo tratar otro tema muy importante que en las Comisiones de Hacienda y de Presupuesto se toca. ¿Qué pasa con los adeudos de ejercicios fiscales anteriores? ¿Por qué crecen año con año y hoy en el presupuesto del 2006 vienen crecientes? Yo creo que sería muy interesante que nos dé una repuesta puntual y que deje satisfechos a quienes las hemos realizado.

Y luego también se ha insistido con el tema de los subejercicios y algunos diputados insisten hasta en castigar a los funcionarios que incurran en subejercicios a las Secretarías. Denos su punto de vista, porque eso es particularmente importante, porque vamos a tener dos meses de discusión y de debate.

Y también aquí nuestros compañeros diputados no solamente han hablado de lo sucedido en el 2004 y parte del 2005, sino también hemos hablado del 2006 y del futuro.

Y quisiera conocer también, aunque nos ha dicho que no tiene la dote de la predicción, pero los economías hacen bajo ciertos supuestos, estiman algunos comportamientos. ¿Habrá subejercicios en el presente año? Lo que nos liga justamente con los rubros observados en el presupuesto del 2005 y que es el punto de partida del presupuesto del 2006.

Y también las razones por las cuales vienen por debajo de la expectativa que teníamos, los recursos presupuestales para infraestructura carretera y particularmente un área que hemos estado insistiendo y que los diputados han estado asignando recursos en materia de infraestructura hidráulica.

Yo creo que en estos cinco minutos nos pudiera usted muy brevemente enunciar su opinión respecto a la atención que le han dado en el presupuesto 2006 y durante todo el sexenio, a las comunidades indígenas, la asistencia social particularmente a estas áreas tan importantes, que nos darán un marco de referencia para iniciar la discusión del paquete del 2006.

Muchas gracias por sus respuestas.

El Presidente de la Comisión, diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Muchas gracias, diputado José Guadalupe Osuna.

Tiene el uso de la palabra el licenciado Francisco Gil Díaz, hasta por cinco minutos, para dar sus respuestas.

El Secretario de Hacienda y Crédito Público, licenciado Francisco Gil Díaz: Muchas gracias señor diputado José Guadalupe Osuna, por sus observaciones y preguntas.

Qué bueno que trata usted el aspecto de los adeudos de ejercicios fiscales anteriores, que es algo que también otro de los señores diputados comentó y me da la oportunidad de responder. Y me remito a un monto que en su momento fue motivo de discusiones e incluso de controversias.

En la Ley de Ingresos que se aprobó para 2004, el Congreso autorizó al gobierno federal pagar ADEFAS en el 2005 hasta por 18 mil 400 millones de pesos; fue una autorización que se dio en la Ley de Ingresos y en el Presupuesto. No obstante que cuando se presentó el Presupuesto de Egresos para el 2005, en lugar de los 18 mil 400 que estaban autorizados, sólo pedimos autorización por 14 mil, se redujo el monto a 6 mil 800, finamente se autorizó sólo la mitad, 7 mil 200 millones de pesos.

Al final del Ejercicio Presupuestario era imposible realizar una reducción tan drástica de los adeudos porque los adeudos o son otra cosa que las cuentas que quedan por cobrar de los proveedores y por pagar de parte del Gobierno Federal.

Si ustedes observan la participación dentro del gasto total dentro de los ingresos, dentro del Producto Interno Bruto, cualquier medida relativa o deflactados las adeudas en términos reales, verán que año con año durante este Gobierno se ha venido haciendo un mejor cálculo de esos adeudos y que de hecho han venido disminuyendo. ¿Qué es lo que estamos proponiendo para el 2006?- ADEFAS por 15 mil quinientos millones que son el 80% de las que se autorizaron en la Ley de Ingresos del 2005.

Habrá sub ejercicios, bueno, pues en los presupuestos familiares, empresariales y gubernamentales hay una variedad enorme de renglones y nunca en un programa de gasto se ejecutan completamente cada uno de los renglones sino que por muy diversas circunstancias, porque hay elementos aleatorios en ejecución del Gasto, se gastan completamente todos los rubros y nunca, afortunadamente, se exceden todos los rubros, el resultado generalmente para las familias, para las empresas y para los gobiernos bien administrados, es un promedio que consiste en que algunos rubros se exceden y en algunos hay sub ejercicio-

Lo que sí les puedo comentar, es que, al igual que otros años, no vamos a ejercer menos del techo de gasto que el Congreso nos autorizó, tomando en cuenta el límite al financiamiento del mismo.

En todos los años anteriores, el gasto se ha erogado hasta agotar las cantidades que el presupuesto tiene como autorización, es decir, en ninguno de losa ños ha habido economías en renglones, ha habido sobre ejercicios en otros y repito, esas se promedian y se compensan.

¿Por qué vienen debajo de la expectativa que tenían de inversión en algunos programas?, me pregunta el Diputado José Guadalupe Osuna.

La respuesta más general es que los 113 mil millones de pesos de gasto adicional que autorizó el Congreso el año pasado, tiene que ver con re asignaciones presupuestarias, con estimaciones de ingresos y con recortes que en una medida se están pudiendo cumplir pero no en su totalidad, pensamos que para el conjunto del año se va a poder, de los 113 mil millones de pesos, alcanzar alrededor de 70 mil millones de pesos, a principio del año, a mitad del año pensábamos que el monto iba a ser sensiblemente inferior a esos 70 mil millones pero en este momento, tanto en carreteras como en aguas, que son de los renglones que ustedes nos han venido manifestando insistentemente y de manera prominente el Diputado Angel Aguirre, Presidente de la Comisión de Presupuesto aquí a mi izquierda, que son los prioritarios del Congreso en todos los partidos, pensamos que vamos a estar muy cerca de las cantidades que ustedes presupuestaron al principio del año.

No sé si se logre llegar al total, no estamos mañosamente tratando de provocar que los concursos se den el 28 de Diciembre para que después no se pueda ejercer el gasto, al contrario, en la medida en que hemos podido ir poniendo a disposición de la Comisión Nacional del Agua y de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes esos recursos, lo hemos hecho con gran celeridad, justamente para que haya oportunidad de erogar estos recursos.

¿Por qué la atención a las comunidades indígenas?, pues creo que merecen una atención especial las comunidades indígenas y que los programas que se han venido instrumentando son programas que apenas se empiezan a corregir algunos de los grandes atrasos y deficiencias que en esas comunidades podemos apreciar. Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Muchas gracias señor Secretario.

Para hacer uso de su derecho a réplica tiene el uso de la palabra el diputado José Guadalupe Osuna Millán del Partido Acción Nacional.

El diputado José Guadalupe Osuna Millán: Quiero compartir esta reflexión con usted, Secretario, y con nuestros compañeros diputados, el grupo parlamentario del PAN considera que es fundamental que la dirección de la política económica sea responsable y condición de largo alcance, por lo que el manejo disciplinado de las finanzas, debe ser una regla no escrita que contribuya indudablemente a este propósito, y el propósito es a favor del crecimiento.

Un tema que es cotidiano escuchar en voz de algunos críticos, en particular durante este año, tiene que ver con la siguiente interrogante: ¿por qué si las condiciones externas en el mercado petrolero han sido favorables para México al poder disponer de ingresos adicionales por la venta de petróleo, el crecimiento de la economía continúa siendo lento y a tasas moderadas, insuficientes ambos para atender las necesidades de la población a corto plazo, seguramente piensan que el incremento del gasto público, es el único componente de la demanda agregada, que hace crecer al producto interno bruto y que por ello se debe expandir la economía?

Hoy que después que todos hemos realizado un gran esfuerzo para poder salir de este marasmo estructural, se piensa que se deben de gastar esos recursos adicionales, pero esporádicos y no sostenibles, a través de una política de gasto que busque expandir el crecimiento de manera momentánea y no sostenida, sacrificando la estabilidad de que hoy dispone nuestra moneda, la recuperación que sin duda ha tenido nuestro ingreso real, interrumpiendo la recuperación del bienestar de la población.

Quienes razonan de esta manera, a pesar de haber sido protagonistas de la historia, no conocen la historia económica de este país. Recordemos a finales de los años 70s. e inicio de los 80s. en el gobierno de José López Portillo, y aquí hay diputados y diputadas que fueron funcionarios en esa época, también se presentó ahí un escenario favorable en los precios del petróleo para las finanzas públicas de México, pero sus autoridades tomaron pésimas decisiones en el uso de los ingresos excedentes vía gasto público, según con el propósito de lograr incrementos en las tasas del producto interno bruto, esa época fue caracterizada como una década perdida, la época de los 80s. por inflaciones de más de tres dígitos durante varios años, acompañadas de tasas de crecimiento reales del PIB de O y negativas, desempleo galopante.

Tuvieron consecuencias que hoy estamos pagando, revisen el presupuesto de egresos, cuánto se va a pagar de dinero por la deuda contraída en ese entonces, por los errores de la década de los 80s. y el error último, el del 95, donde no sabíamos, cuando entregaban el gobierno la economía con alfileres o los alfileres se cayeron en el traspaso.

Hoy, el Presidente Fox y sus Secretarios han garantizado una transición de este gobierno, de entregarle el gobierno al otro, al que venga, al que gane, con estabilidad como condición necesaria para la agenda del crecimiento, pero también el Secretario nos ha dicho aquí, y quiero citarlo: la historia económica, incluida la historia de nuestro país, nos demuestra que alcanzar el círculo virtuoso de estabilidad-crecimiento, mayor estabilidad, mayor crecimiento, es una tarea complicada, que toma años en dar fruto.

Nuestro referente son las tres décadas de desarrollo estabilizador y lo caracterizó la disciplina y la responsabilidad, que son signos de esta administración, por eso no se envía un Presupuesto donde el gasto es mucho mayor que el ingreso.

Señor Secretario, al contrario de quienes se dicen sus amigos, los mexicanos lo vamos a recordar como un Secretario de Hacienda responsable y que fue efectivamente el iniciador del círculo virtuoso de estabilidad, crecimiento, mayor estabilidad y mayor crecimiento. Cuide sus amistades, señor Secretario.

El Presidente de la Comisión, diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Gracias diputado José Guadalupe Osuna.

Tiene la palabra hasta por 5 minutos para formular su pregunta, el diputado Raúl Mejía González, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

El diputado Raúl Mejía González: Con su permiso diputados Presidentes de Comisiones. Señor Secretario de Hacienda y Crédito Público, don Francisco Gil Díaz, señoras y señores invitados.

El ejercicio democrático que es el Informe de Gobierno cobra su magnitud real en el trabajo en comisiones. Aquí podemos profundizar sobre los temas tratados en la intervención del titular del Ejecutivo al revisar, analizar y comentar el contenido del Informe escrito.

El primero de septiembre pasado los mexicanos y junto con ellos los legisladores, sólo escuchamos una serie de pronunciamientos mediáticos. Toca ahora y en los próximos días desahogar no sólo la glosa vieja del Informe, sino entrar a los temas de fondo sobre el estado que guarda la Administración Pública, en particular en lo que hace a la política de gasto público.

El capítulo denominado Manejo Disciplinado de las Políticas Fiscal y Monetaria para la Estabilidad y Crecimiento contiene un análisis del avance del ejercicio del gasto durante el periodo enero-junio del 2005, el cual es prácticamente lo que se presentó en el Informe de Finanzas Públicas del segundo trimestre. Los números y textos son los mismos, pero quiero aprovechar esta sesión para comentar y preguntarle sobre diversas preocupaciones de mi grupo parlamentario.

En primer lugar, detectamos que durante el primer semestre de 2005 el gasto corriente registró un crecimiento anualizado de 10.3% en términos reales y por el contrario, el gasto de capital cayó 3% real. Se mantiene así una paradoja que en esta tribuna se ha denunciado una y otra vez a lo largo de estos cinco años; es evidente que bajo esta estructura, el gasto público limita sus alcances como instrumento de política económica.

Por otro lado, los datos del Informe muestran un claro rezago en el ejercicio de los recursos asignados a los programas sociales. Hay casos por demás contrastantes, por ejemplo: Mientras el Programa Nacional para Mexicanos en el Exterior ha ejercido casi el 92% de los recursos presupuestados para el año, en el Programa de Cadenas Agroalimentarias el avance es de 43% y en el Programa Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de apenas el 29% de la asignación anual. Pero hay otros más graves.

En un escenario en donde el desempleo ha ganado la batalla a esta administración, no podemos explicarnos cómo es que el Programa de Empleo Temporal haya erogado solamente el 24% de los recursos autorizados.

Una más. El Programa de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento en Zonas Urbanas tiene un avance de sólo 7.6% de lo programado para el año, hecho por demás cuestionable al observar las necesidades que de esos servicios se registran en el país y entre otros programas que han tenido ejercicio cero, es el referido al Programa de los Ex braceros.

Señor Secretario, ¿existe una explicación razonable de este rezago en el ejercicio del gasto?, ¿será el Gobierno Federal capaz de gastar lo que hace falta en lo que resta del año?

Comentario aparte merece el comportamiento de los fondos canalizados a través del PAFEP, donde se entregaron recursos por 10 mil 123 millones de pesos, cantidad que es inferior en 31.9% real a la observada al mes de junio del 2004 y en este punto la Secretaría de Hacienda no ha podido mostrar con transparencia el monto y destino de los ingresos excedentes que se registran por venta de petróleo. Hemos escuchado algunos comentarios sobre ello, señor Secretario, pero, ¿cuál es el precio que la Secretaría utilizó en el primer semestre de 2005 para determinar los ingresos excedentes por la venta de petróleo?¿A cuánto ascienden dichos excedentes petroleros? De ellos, ¿en qué conceptos y a qué dependencias y entidades se han autorizado erogaciones adicionales? ¿Cuánto nos cuestan las coberturas que se están adquiriendo?

Coincidimos con el hecho de que la controversia constitucional promovida por el Ejecutivo Federal en materia presupuestal, ha jugado un papel central en el ejercicio del gasto público durante este 2005.

Es indudable que estamos obligados a resolver el diferendo y evitar que se repita en el futuro y para ello recurriremos a la buena política, al diálogo, al acuerdo, pero lo que no puede concebirse, es que los recursos autorizados no se ejercen adecuadamente.

Revisaremos las disposiciones legales vigentes para ordenar y transparentar aún más el proceso presupuestal, requerimos de nuevas reglas para un México plural y en donde las decisiones son necesariamente compartidas. Tomaremos la mejor decisión en torno a la Ley de Presupuesto y responsabilidad hacendaria.

Frente al paquete económico de 2006 y el presupuesto para el próximo año, tendremos oportunidad de revisarlo a detalle, sólo manifiesto que los legisladores del PRI harán un trabajo serio y responsable para conseguir que los recursos para el próximo año entrante, se aprueben en tiempo y lleguen a tiempo.

Gracias, señor Secretario.

El Presidente de la Comisión, diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Muchas gracias diputado Mejía.

Para dar respuesta a sus cuestionamientos, tiene el uso de la palabra el licenciado Francisco Gil Díaz.

El Secretario de Hacienda y Crédito Público, licenciado Francisco Gil Díaz: Muchas gracias señor Presidente, gracias señor diputado Raúl Mejía González por sus preguntas y comentarios.

Le puedo afirmar sin temor a equivocarme que el gasto va de acuerdo a calendario en que en los subejercicios son mínimos, con mucho gusto enviamos información actualizada sobre el ejercicio del presupuesto. Lo mismo respecto del PAFEP, también gustosamente le hacemos llegar la información correspondiente.

El precio que utilizamos es como siempre el precio al que PEMEX va pudiendo hacer las exportaciones. Esa información también está disponible, se la haremos llegar.

Recuerden que siempre existe un retraso entre el precio al que PEMEX va cotizando, contratando y exportando y la obtención de los recursos fiscales es un retraso promedio aproximado de dos meses, de manera que las cotizaciones de noviembre y diciembre del año pasado son las que corresponden a los ingresos de enero y febrero de este año.

Los montos, ya les comenté cuáles fueron, aquí les dejo la nota explicativa, y las cantidades totales para el conjunto del año son los 21 mil millones de pesos y fracción que comenté, se irían tanto para PEMEX por un lado, como para las entidades federativas por el otro, son cantidades muy interesantes que van a permitir financiar una cantidad importante de proyectos e infraestructura.

El costo de las coberturas que se contrataron para el ejercicio de este año fue de aproximadamente unos 6 mil 600 millones de pesos; 6 mil 650 millones de pesos. Ese costo tiene que considerarse siempre como un seguro, qué bueno que el seguro de vida no lo cobremos, qué bueno que el seguro de accidentes no lo cobremos, qué bueno que el seguro de incendios no lo cobremos pero lo pagamos, justamente para prever un siniestro y lo mismo pasa con las coberturas petroleras, es un gasto que sirve para tener tranquilidad acerca de un piso de los ingresos para el ejercicio presupuestario.

Creo que con eso di respuestas a las distintas preguntas; también le puedo yo asegurar que para el conjunto del año el crecimiento del gasto de inversión va a ser sumamente elevado y que si el gasto corriente no lo definimos tomando en cuenta los programas sociales, el gasto en maestros, el gasto en médicos y en enfermeras, si lo tomamos tomando en cuenta el gasto administrativo central, que ese gasto habrá crecido muy poco.

Y también le puedo asegurar que la dinámica de gasto que estamos observando, es decir, gasto corriente, gasto administrativo en las paraestatales sigue siendo fuerte, que debe seguir siendo motivo de preocupación. Así que conviene hace estas distinciones para saber dónde hay que poner la atención y donde poner los controles.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Gracias señor Secretario.

Para el derecho de réplica tiene la palabra hasta por cinco minutos el diputado Raúl Mejía González, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

El diputado Raúl Mejía González: Muchas gracias por sus comentarios, señor Secretario.

Quisiera insistir en que en el gasto público lo importante es la calidad del gasto. Muchas de las veces hablamos y discutimos los fondos, hablamos de la composición y no hablamos de la calidad del gasto. Y en nuestro país en las distintas regiones de nuestro territorio, hay un gran desequilibrio entre el ejercicio del gasto, hay programas que traen rezagos y lo hemos visto y constatado, porque los diputados

federales tienen acceso a información en sus regiones y vemos como la calidad del gasto todavía deja mucho que desear.

Y vemos la calidad referida en grandes, en muchas dimensiones que vemos que la calidad del gasto se descuida mucho, lo vemos en la transparencia también, tenemos una gran cantidad de fideicomisos —sino mal lo recuerdo 685-, que manejan aproximadamente 190 mil millones de pesos y que no son transparentes en el manejo de los recursos públicos. Necesitamos trabajar más en la calidad y trabajar más en la transparencia y rendición de cuentas para que podamos sentirnos los ciudadanos mexicanos satisfechos en términos del gasto público.

Por otro lado el diputado Osuna, mencionaba que el gasto público no es el único elemento para generar crecimiento económico. Desde luego estamos de acuerdo con ello, pero cuando la inversión privada no es suficiente para generar dinamismo económico, la inversión pública tiene que llegar a dinamizar y por ello a la hora de diseñar el presupuesto público, tenemos que vincularlo a actividades productivas para multiplicar el ingreso y tener la posibilidad de mejorar la economía de nuestras familias.

Yo le quiero comentar, revisábamos el año pasado el paquete del presupuesto económico, el paquete económico en la parte del presupuesto y veíamos como la Secretaría de Hacienda, ya mañosamente baja aquellas partidas que sabe que los diputados van a subir y sube aquellas que creen que no vamos a bajar. De tal forma que ya es un juego un poco perverso, que lo vamos a ver en los próximos meses y que seguramente cuando se habla de que no es un presupuesto eventual, tendremos que revisar lo que están mencionando para adultos, para seguro popular, para Oportunidades y el gasto de inversión que interesa realmente a los diputados en sus regiones es lo disminuyen, para que lleguen los diputados y lo eleven. Esa es la perversidad del manejo de las discusiones, eso es lo que se da en la negociación del presupuesto público en los últimos años.

Es importante hablar de historia económica —aquí lo mencionaba el diputado Osuna, que por cierto no sé si está de su partido, pero hablaba con mucha familiaridad-, el diputado Osuna mencionaba que en los años de crisis, en los años de crisis se hablaba de la década perdida de los ochenta. En un contexto internacional todos los países latinoamericanos vivieron esa crisis, vivieron crisis profundas de sus economías y México no estuvo aislado de ello, políticas económicas dictadas, quizás por el Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial, pero que siguieron los países latinoamericanos y ahí estábamos inmersos nosotros. Por ello hablar de ésa década no es exclusiva solamente para nuestro país.

El 2000 y hay que repetirlo se recibió por parte de esta administración una economía creciente, creciendo al 7% y con estabilidad, ojalá, ojalá y deseamos que la entreguen de esa forma.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Gustavo Enrique Madero Muñoz: Muchas gracias diputado.

Con esto hemos agotado el orden del día de la sesión comparecencia del Secretario de Hacienda y Crédito Público, licenciado Francisco Gil Díaz, de acuerdo al formato aprobado por la Junta de Coordinación Política.

Les informamos que de conformidad con lo que establece el Artículo séptimo, numeral 5o. de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, la versión estenográfica de esta reunión será remitida al Presidente de la República para su conocimiento.

A nombre del diputado Angel Aguirre, Presidente la Comisión de Presupuesto y a nombre de la Comisión de Hacienda, agradecemos a todos su asistencia y se levanta la sesión.