Comparecencia del director del Instituto Mexicano del Seguro Social
Santiago Levy Algazi, correspondiente al
Quinto Informe de Gobierno del Presidente Vicente Fox Quesada

Instalación de la Mesa:
Agustín Miguel Alonso Raya

Exposición por parte del funcionario del Ejecutivo Federal:
Santiago Levy Algazi

PRIMER TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTA

Pregunta: Jesús González Schmal, Partido Convergencia
Respuesta: Santiago Levy Algazi
Réplica: Jesús González Schmal, Partido Convergencia

Pregunta: Francisco Amadeo Espinosa Ramos, Partido del Trabajo
Respuesta: Santiago Levy Algazi
Réplica: Francisco Amadeo Espinosa Ramos, Partido del Trabajo

Pregunta: Fernando Espino Arévalo, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: Santiago Levy Algazi
Réplica: Fernando Espino Arévalo, Partido Verde Ecologista de México

Pregunta: Agustín Miguel Alonso Raya, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Santiago Levy Algazi
Réplica: Agustín Miguel Alonso Raya, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Manuel Pérez Cárdenas, Partido Acción Nacional
Respuesta: Santiago Levy Algazi
Réplica: Israel Raymundo Gallardo Sevilla, Partido Acción Nacional

Pregunta: Roberto Javier Vega Galina, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Santiago Levy Algazi
Réplica: Roberto Javier Vega Galina, Partido Revolucionario Institucional

SEGUNDO TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Rafael García Tinajero Pérez, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Santiago Levy Algazi
Réplica: Emilio Serrano Jiménez, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: David Hernández Pérez, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Santiago Levy Algazi
Réplica: David Hernández Pérez, Partido Revolucionario Institucional

Pregunta: Miguel Angel Llera Bello, Partido Acción Nacional
Respuesta: Santiago Levy Algazi
Réplica: Roberto Colín Gamboa, Partido Acción Nacional

Pregunta: Pablo Anaya Rivera, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Santiago Levy Algazi
Réplica: Pablo Anaya Rivera, Partido Revolucionario Institucional

Comentarios finales:
Agustín Miguel Alonso Raya



















El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Invitados a esta comparecencia: como parte del calendario de reuniones de la Glosa del Informe del V Informe presentado por el Presidente de la República el primero de septiembre, le damos a todos y a todas la bienvenida a esta reunión.

Desde luego, a nuestro invitado en esta ocasión que es el Doctor Santiago Levy, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social.

De conformidad con el artículo séptimo, numeral cuatro de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, comparece el Doctor Santiago Levy Algazi, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, invitado a esta reunión de la Comisión de Seguridad Social, en la que se llevará a cabo el análisis del V Informe de Gobierno del Presidente de la República, Vicente Fox Quezada, en el tema de su competencia.

Vamos a dar lectura al acuerdo parlamentario aprobado por la Cámara de Diputados en la sesión del siete de septiembre.

Le voy a pedir, si no tiene inconveniente, a mi compañera la Diputada, nos haga favor de dar lectura. La diputada Concepción Castañeda:

La diputada Concepción Olivia Castañeda Ortiz: Buenas tardes.

"Acuerdo de la Junta de Coordinación Política relativa al desahogo del análisis del V Informe de Gobierno del Presidente de la República, licenciado Vicente Fox Quezada.

Considerando.

Uno. Que el artículo 69 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que establece que el Presidente de la República asistirá a la apertura del primer periodo de sesiones ordinarias de cada año de ejercicio legislativo y presentará un informe por escrito en el que se expondrá el estado general que guarda la Administración Pública del país.

Dos. Que de conformidad con el artículo 93, primer párrafo de la Constitución Política, los secretarios del despacho y los jefes de los departamentos administrativos, luego de que esté abierto el periodo de sesiones ordinarias, darán cuenta al Congreso General del estado que guardan sus respectivos ramos.

Tres. Que el artículo 7, párrafo IV de la Ley Orgánica del Congreso General prevé que las Cámaras del Congreso analizarán el Informe presentado por el Presidente de la República y que dicho análisis se clasificará en las siguientes materias: Política interior, política económica, política social y política exterior.

Cuarta. Que el artículo 34, párrafo I, inciso b) de la Ley Orgánica faculta a la Junta de Coordinación Política a someter a la consideración del pleno de los proyectos de puntos de acuerdo que resulten necesarios para que la Cámara de Diputados ejerza las atribuciones que constitucional y legalmente les corresponde.

Quinta. Que en sesión celebrada el 30 de agosto de 2005 la Junta de Coordinación Política consideró conveniente que el análisis del V Informe de Gobierno se lleve a cabo en las sesiones ordinarias previstas para los próximos miércoles 7 y jueves 8 de septiembre del año en curso.

En ese sentido, la primera sesión tendrá por objeto analizar el Informe presentado en lo relativo a las materias de política económica y social, mientras que en la sesión del jueves 8 se destinará al análisis conducente a la política interior y exterior.

Sexto. Con la finalidad de profundizar en el análisis del V Informe de Gobierno presentado por el Presidente de la República y de promover el diálogo constructivo entre la Legislatura y las dependencias del gobierno federal, la Junta de Coordinación Política ha considerado conveniente que las comparecencias de los secretarios de despacho a las que se refiere el primer párrafo del artículo 93 de la Constitución Política, se realicen ante Comisiones de la Cámara de Diputados.

Con base en lo anteriormente expuesto y con fundamento en lo dispuesto por el artículo 93 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como por los artículos 7 y 34, párrafo I, inciso b) de la Ley Orgánica del Congreso General, la Junta de Coordinación Política somete a la consideración del Pleno de la Cámara de Diputados, el siguiente acuerdo:

Primero. El análisis del V Informe de Gobierno presentado por el Presidente de la República se llevará a cabo en las sesiones ordinarias del pleno de la Cámara de Diputados a celebrarse los días miércoles 7 y jueves 8 de septiembre de 2005.

Segundo. Durante la sesión prevista para el miércoles 7 de septiembre se abordarán las materias de política económica y social. Así mismo, la sesión el jueves 8.

Tercero. El análisis del Informe previsto para las sesiones plenarias a las que se refieren los resolutivos que anteceden, se realizarán en dos rondas…", se especifican las rondas y hasta el V dice: "Las comparecencias ante Comisiones a las que se refiere el resolutivo que antecede se sujetarán al formato siguiente:

Exposición por parte del funcionario compareciente del Ejecutivo Federal hasta por 10 minutos; turno de intervenciones de hasta por cinco minutos para preguntas de los grupos parlamentarios en el orden siguiente:

Primera ronda. Grupo parlamentario de Convergencia, PT, Partido Verde, PRD, grupo parlamentario del PAN y del PRI. Segunda ronda: grupo parlamentario del PRD, del PRI, del PAN, del PRI.

Respuesta a cada uno del funcionario compareciente por cada intervención y hasta por cinco minutos. Contrarréplica a cargo del respectivo grupo parlamentario hasta por cinco minutos.

Sexto.- Cítese a los funcionarios públicos comparecientes.

Séptimo.- Comuníquese mediante oficio a las comisiones respectivas.

Octavo.- Publíquese a la Gaceta.

Palacio Legislativo de San Lázaro, 6 de septiembre de 2005. Y firman diputado Pablo Gómez Álvarez, diputado Emilio Chuayffet, diputado José González Morfín, diputado Manuel Velasco, diputado Alejandro González Yáñez, diputado Jesús Martínez Álvarez. Es todo, señor Presidente.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputada Secretaria.

Habiendo dado lectura al acuerdo que norma la mecánica de cada una de estas comparecencias, vamos a pasar a dar cumplimiento al punto quinto inciso a del acuerdo aprobado y vamos a darle la palabra al doctor Santiago Levy Algazi, hasta por 10 minutos.

Antes, quisiera hacer una precisión. Para los compañeros y compañeras que intervienen, evidentemente no es obligatorio hacer uso de la réplica, si alguien considera que no necesita hacerlo, pues no lo hace; pero desde luego también si todos los que intervienen consideran que deben hacer uso de ella, están en su derecho.

Tiene la palabra el doctor Santiago Levy, hasta por diez minutos.

El Director del IMSS, doctor Santiago Levy Algazi: Muchas gracias.

Muy buenas tardes a todos, señores diputados. Quisiera expresar mi agradecimiento a la comisión de Seguridad Social de esta Cámara de Diputados, en particular a su presidente, al diputado Miguel Alonso Raya y a todos los miembros integrantes de la Mesa Directiva por esta oportunidad que se me da de estar aquí en la Cámara de Diputados, con motivo de la glosa del 5º Informe del presidente Fox.

Es muy difícil en 10 minutos abarcar el quehacer completo del Instituto Mexicano del Seguro Social, una institución que tiene tantos retos y abarca tantos aspectos del quehacer en la vida pública.

Yo quisiera en estos diez minutos no abordar la situación de la problemática financiera en tanto que el informe correspondiente, en cumplimiento de la ley, ya fue enviado a esta Cámara de Diputados el pasado 30 de junio; igualmente entregado al Senado de la República y al propio Ejecutivo Federal por parte del Consejo Técnico, y concentrarme en los aspectos operativos del Instituto, particularmente en los temas de servicios, que pueden ser los más importantes, insisto, en el contexto de la quinta glosa.

Muy brevemente, señalar que las últimas cifras que tenemos disponibles en materia de afiliación de trabajadores al Instituto son, al 31 de agosto de este año, de 12.9 millones de trabajadores asalariados, trabajadores permanentes y eventuales urbanos.

Este 12.9 millones ya representa un máximo histórico y representa el nivel más alto de trabajadores afiliados que ha tenido el Instituto en su historia, sin dejar de señalar, sin embargo, que el proceso de incorporación de trabajadores al Seguro Social ha sido un proceso lento durante los últimos cuatro años.

En el programa de trabajo del que el Presidente informa, se señala que en el 2004 se dio cumplimiento a lo dispuesto en la meta de reservas por parte de esta Cámara de Diputados, de esta manera por cuarto año consecutivo, después de las reformas a la ley del 2005 ya se tiene el mayor número de reservas en la historia de la institución y se espera cerrar con más de 68 mil millones de pesos de reservas.

Quisiera, señores diputados, tal vez destacar un aspecto que no ha sido suficientemente notado del quehacer del Instituto en los últimos años, y que es el esfuerzo que está llevando a cabo el Consejo Técnico, con objeto de aumentar y fortalecer la infraestructura física.

Durante la administración del presidente Fox, de concluirse exitosamente el programa de inversiones que el Instituto tiene en marcha, durante los próximos meses estaremos poniendo en operación 60 unidades de medicina familiar; ya están en operación unas unidades móviles para atención a las comunidades agrícolas; están igualmente en operación módulos de rehabilitación física.

El instituto se encuentra en proceso de construcción de 44 unidades médicas de atención ambulatoria que permitirán descongestionar los hospitales de segundo nivel.

Se están llevando a cabo la conclusión de diversos hospitales de segundo nivel, de un hospital de tercer nivel. Se están ampliando 40 hospitales regionales, se están haciendo tres nuevas escuelas de enfermería, se están haciendo diez nuevas subdelegaciones y se están renovando 55 subdelegaciones.

Este impulso a la infraestructura física dista mucho de ser todo lo que se requiere, de hecho en el informe que comentábamos anteriormente, el Instituto por primera vez incorporó un ejercicio de tratar de determinar las necesidades de estructura física que requeriría para un servicio adecuado a sus derechohabientes, encontrándose que tenemos un rezago de inversión de alrededor de 45 millones de pesos; sin embargo, de concluirse exitosamente este programa de inversiones al que he hecho referencia, se dará un paso importante, insuficiente —sin duda— pero será un paso importante en la ampliación de la capacidad de atención por parte del Instituto.

El Instituto, como lo hemos comentado en diversas ocasiones en esta Cámara de Diputados, enfrenta el reto de la transición (?) epidemiológica. La respuesta que ha impulsado el Instituto ha sido el Programa de Medicina Preventiva Prevenimss. Informo a ustedes, señores diputados, que al mes de junio de este año la cobertura del Programa de Prevenimss es de prácticamente del 98% de la población adscrita a las unidades de Medicina Familiar.

Igualmente se logró en el curso del 2004 y lo que va del 2005, la cobertura del Programa Prevenimss también en el Programa IMSS-Oportunidades teniéndose hoy en día casi 40 millones de derechohabientes con su cartilla de salud dentro de este Programa de Medicina Preventiva que representa uno de los mayores esfuerzos de Medicina Preventiva que ha hecho el Instituto en muchos años.

Igualmente, señores diputados, les informo que el Instituto ha avanzado en forma importante en el 2004 y lo que va del 2005 con la introducción del expediente clínico electrónico. Esta iniciativa permite tener una base de datos con información médica de los derechohabientes que puede ser consultada en tiempo real en toda la República Mexicana.

A agosto de este año el Instituto ya 720 Unidades de Medicina Familiar con el Expediente Clínico Electrónico y representa por su tamaño, realmente uno de los proyectos, el Expediente Clínico Electrónico, de mayor envergadura a nivel mundial.

Esperamos cumplir el año con alrededor de 1 mil Unidades de Medicina Familiar teniendo Expediente Electrónico, insisto, ya 720 lo están haciendo.

Señalé anteriormente que el Instituto impulsó un esfuerzo importante en materia de rehabilitación física. Se construyeron 33 unidades para dar rehabilitación física a los trabajadores en primer nivel; de éstas, 28 ya están en operación.

Igualmente el Instituto ha impulsado la atención a los principales problemas de salud que enfrenta nuestra población derechohabiente. Destaca en particular el problema del cáncer cervicouterino y el cáncer de mama. Les informo, señores diputados, que el Instituto los dos últimos años triplicó su número de Clínicas de colposcopía para atención de cáncer cervicouterino y en el curso del año pasado y lo que va de este año se adquirieron 211 mastógrafos para atender la problemática del cáncer de mama que permitirá en un curso de 3 años atender a todas las mujeres que pueden tener este problema.

Igualmente, es grato comunicarles, señores diputados, que el Instituto inauguró el pasado mes de junio el Servicio Nacional de Radionosología (?) que en Guadalajara, Jalisco, como parte de la política de desconcentración tiene hoy en día, probablemente, el tratamiento médico más avanzado de América Latina, para problemas de enfermedades de tumores del cerebro.

El Instituto también en materia médica, impulsó de forma importante su Programa de Transplantes y les informo a ustedes, señores diputados, que de 2002 a lo que va del 2005, el Instituto ha más que duplicado el número de transplantes de diversos órganos que está llevando a cabo.

Muy brevemente, en un tema que es de gran importancia para todos nosotros, el abasto de medicamentos, quisiera señalar que de acuerdo con datos de la Secretaría de la Función Pública, no son encuestas hechas por el Instituto, son datos de la Secretaría de la Función Pública, muestran que en primero y segundo nivel, en el 2004 el nivel de surtimiento fue del 95.9% y en el segundo nivel de 94.7. En el 2005, al primer semestre fue de 96.5 y 94.3, respectivamente. En tercer nivel no tenemos encuestas sistemáticas, pero evidencia disponible muestra que los niveles de surtimiento son inferiores a los niveles de surtimiento que tenemos en primero y segundo nivel.

Quiero señalar que el Instituto surte alrededor de 10 millones de recetas mensualmente, por lo que alcanzar un porcentaje de surtimiento del 95% señala, por un lado, que 9.5 millones de recetas sí fueron surtidas; pero que también al mismo tiempo, medio millón de recetas no lo fueron, lo cual en términos absolutos representa un número importante y representa todavía el reto que tenemos que llevar a cabo para alcanzar un surtimiento total.

Brevemente, en materia de guarderías, señores diputados, señalar que la expansión de guarderías que lleva a cabo el Instituto este año, junto con las (ininteligible) en los años anteriores, permiten más que duplicar la cobertura de niños en las guarderías del Instituto en lo que va de la administración del presidente Fox, pasando de 100 mil niños en diciembre de 2000 a 225 mil niños al concluir este año.

Me dirijo rápidamente a las acciones que el Instituto impulsa en materia de afiliación y recaudación. El Instituto es, después de la Secretaría de Hacienda, la segunda autoridad fiscal del país y ha impulsado un programa importante de combate a la evasión y a la elusión de cuotas obrero-patronales.

Lo ha hecho a través del Programa IMSS desde su Empresa, que permite que las empresas puedan, a través de Internet, los 365 días del año, las 24 horas del día mandar la información de altas y bajas de patrones, de altas y bajas de trabajadores, de cambios de salario y pagar sus cuotas a través de portales bancarios. A agosto de este año teníamos alrededor de 300 mil patrones inscritos en este Programa, que representa el 86% de todos los trabaja afiliados.

Y este esfuerzo de combate a la evasión y a la elusión se refleja en un dato que quiero compartir con ustedes. En diciembre del año 2000, de la totalidad de trabajadores afiliados al Instituto, el 14% cotizaban sobre la base de un salario mínimo. El esfuerzo de combate a la evasión y a la elusión, se ha traducido que en agosto de este año, del total de trabajadores afiliados al Instituto, solamente el 4.6% cotizan sobre la base de un salario mínimo, esto es el número de trabajadores que cotizan sobre un salario mínimo al Instituto se redujo en dos tercios en lo que va de la administración y esto permitió subir el salario medio con el que cotizan los trabajadores al Instituto, de 3.88 salarios, base de cotización a 4.24 en el periodo que me estoy señalando.

Ésas son, señores diputados, en el breve tiempo que se asignó, las principales acciones que impulsó el Instituto y que se reportan con motivo del V Informe de Gobierno del Presidente Fox.

No quisiera cerrar sin señalar que el Instituto, como lo hemos comentado en otras comparecencias y en otras ocasiones, enfrenta retos de gran envergadura, enfrenta retos que representan para todos nosotros un esfuerzo muy importante, trabajadores, Legislativo, Ejecutivo, Consejo Técnico, Sindicato y Asamblea del Instituto y todos los que tenemos que ver con esa institución de seguridad social.

El compromiso del Presidente Fox es seguir trabajando en coordinación con el Poder Legislativo para el impulso de las reformas que pueden llevar a cabo esto. Agradecer el impulso que ha dado esta Cámara de Diputados a través de las tres reformas a la Ley que se han llevado a cabo en el curso de esta administración, incluyendo una última que se llevó a cabo por parte de esta Cámara de Diputados en diciembre y fue finalmente aprobada por el Senado de la República este pasado mes de abril, en materia de trabajadores eventuales del campo que también ha permitido que el Instituto empiece a aumentar la incorporación de trabajadores en ese medio.

Concluyo poniendo a sus órdenes la información a la que he hecho alusión, está a disposición de todos ustedes, junto con los informes respectivos que también están a disposición de todos ustedes.

Muchas gracias señores diputados.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias doctor Santiago Levy.

Vamos, para dar cumplimiento al punto quinto, inciso b y c y d, se han inscrito para la primera ronda de preguntas y réplica, respectivamente, los siguientes ciudadanos diputados: Por el Partido de Convergencia el diputado Jesús González Schmal, por el Partido del Trabajo el diputado Francisco Amadeo Espinoza Ramos, por el Partido Verde Ecologista de México el diputado Fernando Espino Arévalo, por el Partido de la Revolución Democrática, un servidor; por el Partido de Acción Nacional los diputados Manuel Pérez Cárdenas y Roberto Colín Gamboa, y por el Partido Revolucionario Institucional el diputado Roberto Javier Vega Galindo.

Pasamos a dar la palabra, hasta por cinco minutos, para que formule sus planteamientos al diputado Jesús González Schmal del Partido Convergencia. Tiene la palabra Diputado.

El diputado Jesús González Schmal: Buenas tardes ciudadano Director del Instituto Mexicano del Seguro Social, compañeros y compañeras diputados.

En efecto, estamos presenciando, oyendo, señor Director, un informe relativamente optimista respecto de las inversiones que está pudiendo hacer el Instituto Mexicano del Seguro Social, que menciona usted guarderías, hospitales, una serie de obras y de servicios que mucho encomiamos, excepto por una cosa, señor Director, no hace muchos días, el 30 de agosto usted compareció ante Canacintra, el horizonte, el escenario era radicalmente distinto al que usted vierte esta tarde.

En aquel entonces llegó usted a decir que la situación del Instituto era francamente insalvable, que las obligaciones en compromisos de prestaciones y de retiro y jubilaciones estaban asfixiando al Instituto y éste no podría solventar su situación futura.

Claro, usted no dijo, no informó qué ha hecho el Instituto o qué hizo con el 3% del descuento que se le hicieron a los trabajadores en activo durante los primeros 30 años en que ninguno de ellos cobró una sola pensión, ¿dónde están esos recursos?

Tampoco dijo usted que de acuerdo con la política económica del presente régimen y de los antecesores, el neoliberalismo no ha creado al día de hoy, más de 25 mil plazas en el balance general, que por lo tanto, el menoscabo de los ingresos del Instituto Mexicano del Seguro Social, también obedecen a la política económica.

Tampoco ha dicho, como ese día lo dijo, que salvó a los miembros del Consejo Técnico del Seguro Social, al Gobierno Tripartita, de la ignorancia, cuando con una reforma de ley les obligó a que sólo transfirieran las cuotas de los afiliados a servicios del Seguro Social y no al pago de las prestaciones del Seguro Social como patrón.

En fin, es un informe radicalmente distinto, pero no sé si usted esté buscando al ir con los patrones, azuzarlos, escandalizarlo respecto del problema financiero del IMSS para lograr una posición, un posicionamiento en la próxima revisión del contrato colectivo, o si quisiera pues, con estos recursos tener dos discursos, uno frente a los trabajadores y a los patrones, y otro ante la Cámara, donde todo parece miel sobre hojuelas.

Yo quisiera que fuese usted consistente en sus versiones, para saber en realidad a qué le está tirando el Seguro Social.

Si es que de veras, como usted lo presagia, va a ser la hecatombe y nadie va a saber dónde quedaron las cosas, porque ya en 1995 se hizo una reforma que habían dicho, serviría para salvar al Seguro Social, quitándole el seguro de retiro para sus afiliados.

Y ahora, resulta que usted quiere otra reforma, quiere ahorcar a los trabajadores del Seguro Social, 380 mil trabajadores que atienden a 40 millones de derechohabientes; es decir, no creo que sea una suma exagerada, ni mucho menos que se pueda tratar así al personal y echarle la culpa de lo que ha sido un sistemático desfalco de las finanzas del Seguro Social, se han perdido los fondos, se han hecho contratistas los señores consejeros técnicos, era una institución realmente que estaba sangrada por una serie de negocios ilícitos.

Es probable que hoy, usted tampoco se da cuenta que su propio salario es un salario exhorbitante, más de 200 mil pesos mensuales, frente al que perciben las enfermeras o los médicos o los que están realmente prestando con vocación y mística, un servicio a la población asegurada.

Yo creo, señor Director, que, rogaría, le pediría fuese consecuente. Aquí tengo la versión estenográfica de lo que le dijo usted a CANACINTRA, ¿por qué lo oculta ante los diputados que tenemos la representación nacional?

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado González Schmal. Tiene la palabra hasta por cinco minutos para dar respuesta, el doctor Santiago Levy.

El director del IMSS, doctor Santiago Levy Algazi: Con mucho gusto. Gracias por su intervención, Diputado.

No abordé aquí con mucho detalle la situación financiera por un poquito el tiempo comprimido; sin embargo, sí señalé que estas inversiones que estamos llevando a cabo, distan mucho de ser las inversiones que el Instituto requiere para poder dar un servicio adecuado a sus derechohabientes.

Aún después de estas inversiones, en caso de que concluyan exitosamente, la estimación que hace el Consejo Técnico, es que el rezago que tenemos en inversión, ya sea en consultorios de primer nivel o en camas de hospital en segundo y tercer nivel, es de más de 45 mil millones de pesos para dar un servicio satisfactorio a nuestros derechohabientes.

Entonces, sí hay un esfuerzo, es un esfuerzo importante, pero es un esfuerzo que está muy lejos de ser todo lo que se requiere para que el Instituto opere de una manera adecuada, particularmente en la prestación de servicios médicos.

En el informe que aludía yo anteriormente, señalamos por qué este esfuerzo de inversión no es sostenible. La razón por la que no es sostenible, es porque el Instituto ha logrado simultáneamente, cumplir con sus metas de reservas y tener un ligero espacio para su inversión en infraestructura física, dado que en materia del otorgamiento de las rentas vitalicias derivadas de los seguros de invalidez y (no se entiende) de trabajo, se está observando ahora puntualmente el período de dos años para una pensión temporal antes que se convierta en una pensión definitiva.

En el informe que aludimos anteriormente, estamos señalando que ese período de dos años está concluyendo; y de hecho, en la erogación que hizo el Instituto por rentas vitalicias, que en 2002 llegó a un aproximado de más o menos 12 mil millones de pesos, reduce en forma importante 2003 y 2004 pero ya está repuntando. Esto abre un espacio transitorio que el Instituto está tratando de utilizar para simultáneamente aumentar las reservas y al mismo tiempo hacer un poco de infraestructura física, pero como señalamos en el propio informe, este espacio no es un espacio sostenible.

Una vez que se concluya este período, el nivel de gasto en rentas vitalicias en las pensiones definitivas de invalidez y riesgos de trabajo va a retomar a los niveles que tenía anteriormente y el Instituto no va a estar en posibilidad de tener simultáneamente un programa de inversión como el que tiene hoy en día y al mismo tiempo cumplir con su meta de acumulación de reservas, y entonces lo que va a ocurrir es que nuevamente va a resurgir el rezago en materia de infraestructura física, a la que yo aludía.

Si más allá de estas obras, que son de muy corto plazo, que estamos comentando, hacemos la producción a mediano plazo, que es la que yo comentaba en aquella reunión a la que usted alude, señor Diputado, y vemos las proyecciones sectoriales que han sido presentadas a esta soberanía, se encuentra que en realidad no hay ninguna contradicción.

Se logró también un mayor ingreso transitorio por efecto de lo que me permití comentar anteriormente, de que hay un combate importante a la evasión y alusión de cuotas obrero-patronales, lo que permitió subir el salario base de cotización de 3.88 salarios mínimos a 4.24 salarios mínimos, pero ese esfuerzo no puede ser un esfuerzo permanente. No lograremos nosotros continuamente aumentar salarios de cotización, porque llega un momento en donde el espacio que se tiene para lograrlo.

Igualmente el Instituto tuvo la oportunidad de reducir las plazas de confianza de manera importante los últimos 3 años, liberando recursos para el gasto en inversión, pero este esfuerzo nuevamente es un esfuerzo transitorio, es un esfuerzo que no puede repetirse hacia años adelante.

Sintetizo señalando que se han llevado a cabo una serie de estrategias presupuestarias y financieras en los últimos 2 ó 3 años, con objeto de simultáneamente acumular reservas para riesgos futuros que tiene el Instituto y al mismo tiempo poder dar un pequeño impulso a la inversión que está lejos de ser requerido, y señalar también que esta situación no es sostenible, son mecanismos transitorios que han permitido ayudar a sortear una coyuntura difícil en el contexto en el que concuerdo con usted, Diputado, el empleo asalariado del Instituto, no aumentado en la forma en que todos quisiéramos que hubiera aumentado.

Yo entiendo, entonces, que no, concluiría, perdón, señalando que no hay ninguna contradicción en lo señalado en aquella ocasión que usted señala y lo que me tienen que señalar con ustedes, las cifras que yo compartí con los señores empresarios son exactamente las mismas cifras que están en el informe que yo presenté a esta soberanía, no las presenté aquí por motivo de espacio y más bien me referí puntualmente a las acciones que se están llevando a cabo aún en este contexto de austeridad.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, doctor Santiago Levy. Tiene la palabra, si quiere hacer uso de su derecho de réplica, el diputado Jesús González Schmal, hasta por 5 minutos.

El diputado Jesús González Schmal: Efectivamente, señor Director, hay una reducción en plazas, para darle un ejemplo, de médicos de 419 trabajadores. Pero los altos mandos, señor Director, usted lo debe saber, crecieron más del 400%, de 540 se fueron a 2 mil 693.

Yo me pregunto, cómo es posible que se esté tratando de hacer cargar al personal del IMSS, ya de por sí con salarios nominales muy bajos que, efectivamente, ellos siembran para tener una jubilación a futuro más o menos digna, se les pueda ahora cargar, y mire usted, a mí me parece incluso peligro desde el punto de vista político, que usted esté enfrentando a los sectores de la producción haciéndoles pensar que de veras el problema del IMSS son las prestaciones de sus trabajadores, queriendo hacer creer que los trabajadores afiliados en las empresas particulares están muy por abajo de lo que disfrutan los trabajadores del IMSS, lo cual es cierto, pero esto no quiere decir que los del IMSS estén arriba, que el país está castigado, que su sector productivo y trabajadores están dramáticamente empobrecidos, ése es un hecho que no tiene lugar a dudas, pero que todos aspiren y queramos que lleguen al nivel de los trabajadores del Seguro Social, evidentemente ésa debería de ser con un espíritu de seguridad social el ánimo de la Institución que usted preside, pero, bueno hay otros datos contundentes.

Resulta que usted tiene el proyecto éste del Preveimss, que está teniendo, para usted fue una de las divisas del período de su administración, bueno, hasta donde tenemos noticias la doctora Irma Hortensia Fernández Garate tendrá que dejar este cargo.

Yo no sé si es que no cumplió con su obligación, si es que está censurada por alguna otra razón o que se quieren dejar o limpiar huellas para las próximas administraciones, y otro dato que yo le quisiera preguntar muy concretamente: tenemos información, de que usted se está valiendo de un grupo de asesores españoles para hacer estudios o programas de salud, yo le preguntaría, ¿qué México no tiene y el Instituto que ha preparado investigadores, que ha formado profesionistas en estas ramas tan importantes, que ha tenido trayectorias brillantes en épocas donde fue administrado debidamente, qué no tiene esos recursos humanos disponible para hacer realmente un Plan de Salud que beneficie no sólo a los asegurados, sino como en un momento se concibió al Seguro Social, extenderlo incluso, a trabajadores que no tenían cobertura?

Éstas son pues, condiciones que tendrá que aclararnos, señor Director, porque suscitan las más fundadas dudas. El Instituto está siendo objeto de quejas continuas ante la Comisión de Derechos Humanos por falta de medicamentos, de servicios y usted dice que las inversiones están en auge.

¿Hay alguna contradicción?, ¿alguien está mintiendo o los usuarios de los servicios que mienten cuando presentan la queja o el Seguro Social, que usted dice que está en jauja y que no tiene realmente peros en su gestión y en su funcionamiento?

Gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, Diputado. Tiene el uso de la palabra, hasta por cinco minutos, el diputado Francisco Amadeo Espinosa Ramos, del grupo parlamentario del Partido del Trabajo.

El diputado Francisco Amadeo Espinosa Ramos: Muchas gracias, señor Presidente.

Señor director Santiago Levy, compañeras y compañeros diputados, los mexicanos, al fin de este gobierno, tenemos una gran preocupación: el Instituto Mexicano del Seguro Social, una de las instituciones más importantes para la población se encuentra en un grave riesgo. Los programas desarrollados por la dependencia a su cargo, señor Director, han sido, —como usted mismo reconoce- rebasados por la realidad.

Usted sabe, que los médicos, las enfermeras y la población asegurada presentan constantes quejas de los servicios que se proporcionan en dicha entidad pública.

La sobrecarga del trabajo del personal, producto de que hacen falta médicos y enfermeras, etcétera, el desabasto de medicinas, aunque usted nos diga que ya anda en el 95% cubierto, eso no se refleja en la realidad; la insuficiencia del equipo, son reiterados reclamos en las clínicas y hospitales del Seguro Social.

Las cifras que se ofrecen en el V Informe de Gobierno, en cuanto a la ampliación de la cobertura y abatimiento de la mayoría de enfermedades, no rebelan el clamor generalizado de una atención deficiente y una baja calidad en los servicios médicos.

Estamos distantes todavía, de los países de alto desarrollo e incluso, de desarrollo medio, si comparamos nuestras cifras contra las de ellos, México queda muy atrás.

Ante este sombrío panorama, no podemos vislumbrar un porvenir luminoso para el Seguro Social, y menos aun, cuando las soluciones que permitirían superar esta situación, están cada vez más alejadas.

Los últimos gobiernos han desatendido financieramente a las instituciones de Seguridad Social. Ése es el verdadero asunto.

En aras de superar las crisis económicas y de equilibrar las finanzas públicas, los ingresos del Estado han disminuido y su asignación se ha orientado al pago de la deuda, al rescate bancario y carretero, en detrimento del Gasto Social, y por si esto fuera poco, ante la ausencia de una visión de largo plazo y de un pésimo manejo financiero, las pensiones y jubilaciones de los trabajadores mexicanos están en el grave riesgo, como consecuencia de haber implantado un Sistema de Retiro que no garantiza una vejez digna a nuestra fuerza laboral.

Los trabajadores del Instituto que usted dirige, no escaparon a esta situación y ahora están bajo un régimen de pensiones y jubilaciones incierto y sumamente peligroso.

Usted, señor Director, se cerró al diálogo y a la negociación. Nunca reconoció el esfuerzo y la buena disposición del Sindicato para encontrar una solución justa, mejor el Secretario de Gobernación, Carlos Abascal, y conste que él tiene una fama de duro, ¿verdad? De la ultraderecha; expresó públicamente que la propuesta de los trabajadores era viable y pertinente, nos lo dijo en una reunión en el Senado de la República.

Hace unos cuantos meses, el PAN y una mayoría priísta alejada de los intereses de los gremios laborales, en esta sede del Poder Legislativo le ayudaron a usted a asestar este golpe contra los trabajadores del Seguro Social, y como era de esperarse, los problemas que según esto se iban a resolver con la reforma a la Ley del Seguro Social están pendientes, y por lo que se ve, van a seguir.

Las plazas congeladas, por ejemplo, siguen en la misma condición, siguen pendientes de ser contratadas. De nada servirá que hayan conseguido sus propósitos si no mejoran al Instituto y no cumplen con lo que se comprometieron.

Señor Director, agradeceremos sus comentarios sobre lo que aquí hemos expuesto, en espera de que su respuesta atienda nuestros cuestionamientos. Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado Francisco Amadeo, del Partido del Trabajo. Tiene la palabra hasta por cinco minutos, el doctor Santiago Levy.

El Director del IMSS, Doctor Santiago Levy Algazi: Muchas gracias, diputado Amadeo, por su pregunta, con muchísimo gusto.

Creo que hay una realidad en la que todos coincidimos: la capacidad de atención del Instituto respecto a los requerimientos de hoy en día, para dar un servicio adecuado a sus derechohabientes es insuficiente.

Creo que hay un acuerdo de todos de que el número de consultorios por derechohabiente se ha reducido en los últimos 15 a 20 años; el número de camas por derechohabiente se ha reducido también en los últimos 15 a 20 años, y que si tomamos en cuenta las crecientes necesidades por el cambio en la pirámide demográfica, esto es, que la población de mayor edad utiliza los servicios de salud de forma más intensa que la población más joven, de hecho el cálculo es aún más preocupante desde el punto de vista de que no estamos teniendo esa capacidad de respuesta.

Hay una coincidencia plena con su planteamiento y hubo un esfuerzo por parte del Consejo Técnico de aportar una cuantificación de la brecha en el informe que hacía referencia anteriormente y que fue entregado el pasado 30 de junio. Ahí se hace un balance respecto a los tiempos que debía dedicarle el médico de familia para atender a un derechohabiente y un balance a los consultorios que requeriríamos de tener para dar ese servicio de acuerdo a los derechohabientes y se estima la brecha que tenemos, y en efecto, hay una brecha importante en el número de consultorios que deberíamos de tener para tener la atención a los derechohabientes.

Se hace también un balance en materia de camas de hospital, particularmente de camas de hospital de segundo nivel, y encontramos lo mismo, que el número de camas de hospital de segundo nivel que está teniendo el Instituto es insuficiente.

Entonces, creo que hay una coincidencia plena y este fenómeno no es un fenómeno de los últimos dos años, tres años, cuatro años, es un fenó…tiene muchos años, y que resulta de una problemática muy compleja, que sería muy complicado el tiempo que se me asignó abordarla, pero en efecto, tiene que ver con las crisis económicas que han mermado la situación del empleo, tiene que ver con el agotamiento de algunos modelos de sistemas pensionarios, particularmente los sistemas de reparto; tiene que ver con un conjunto de factores que afectan la capacidad del gasto del Instituto, los salarios reales de los trabajadores de México y que han mermado esta capacidad de atención.

Aquí, Diputado, hay una coincidencia plena en el diagnóstico y una coincidencia plena también en que todos queremos subsanar esta situación.

Los recursos, usted señala, Diputado, que los recursos que se erogan en México y la calidad que se está dando dista mucho de ser la de otros países. También coincidimos con eso. Los recursos que en materia de gasto en salud erogan los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico como porcentaje de su Producto Interno Bruto o per cápita son sustancialmente mayores que los recursos que eroga el Instituto Mexicano del Seguro Social en cualquier comparación o que eroga México, léase Secretaría de Salud, léase ISSSTE.

Nosotros hemos considerado que tenemos que fortalecer financieramente al Seguro Social para que tenga más recursos; en el Informe, y perdón por ser reiterativo, a que hacía alusión anteriormente, el propio Instituto ha señalado la conveniencia de que las finanzas del Instituto sean fortalecidas con una aportación gubernamental adicional en la cuota social para la atención de los gastos médicos de pensionados.

Hoy en día, el Instituto recibe una aportación por parte del Gobierno Federal, de la aportación tripartita para la atención de los trabajadores en activo, pero no recibe esa aportación en el régimen obligatorio del Seguro Social para la atención de los trabajadores pensionados. Aunque, curiosamente, sí se otorga en otros ramos de aseguramiento como el seguro de salud para la familia o el ramo de incorporación voluntaria al régimen obligatorio.

Creemos que ésa es una del tipo de acciones que permitirían fortalecer financieramente al Instituto y en efecto, llevar a cabo mayores inversiones en equipamiento, mayores inversiones en clínicas y en hospitales.

Comentaba cuando comentábamos con el diputado Schmal que las inversiones que estamos haciendo no quisiéramos dar la impresión ni mucho menos que son miel sobre hojuelas, que la situación esta perfecta, que el Instituto esta en jauja; no, no es así. Ojalá pudiéramos reportar eso Diputado, no es el caso.

Son inversiones modestas respecto al rezago que tenemos, simplemente después de un periodo de no haber invertido mucho, el poder señalar estas pequeñas inversiones es una cosa importante.

Comento por cierto y no lo comenté anteriormente, que algo que posibilita esta expansión de la infraestructura a la que estoy haciendo mención, es la recuperación de muchas obras inconclusas, no todas estas obras son obras que inician desde cero.

El Instituto tenía por diversos motivos obras en toda la República Mexicana en más de 20 puntos de la República Mexicana, obras con niveles de diverso (ininteligible) y parte diputado (ininteligible) Schmal de lo que estamos recuperando son obras inconclusas que también es parte de la explicación de cómo es factible poder llevar eso en el contexto de una situación financiera problemática.

Aprovecho por cierto para señalar muy, muy puntualmente, que al inicio de la administración del Presidente Fox había 49 mil 280 plazas de confianza a y a agosto de este año había 38 mil 592 plazas de confianza.

Por último relativo al sistema pensionario diputado Amadeo Espinosa, el propio informe ha señalado que el seguro de retiros antivejez, si bien representa una situación que corrige el problema del sistema de reparto que tenía el Instituto a través del seguro de invalidez y cesantía y muerte avanzada que teníamos en la ley vigente de 73 no esta exento de problemas.

Las tasas de reemplazo que se van a obtener del sistema pensionario como está concebido hoy en día, son tasas de reemplazo demasiado bajas, en informes previos el Instituto ha señalado la conveniencia de que se revise el régimen de comisiones de las AFORES con objeto de que los recursos que se acumulen aumenten y puedan ser pensiones más altas e igualmente que se pueda contemplar una situación en donde las aportaciones a las pensiones sean más altas.

A los ritmos en que estamos nosotros acumulando recursos en los sistemas pensionarios, las pensiones que se van a obtener para los trabajadores mexicanos dentro de 15 ó 20 años van a ser insatisfactorias para todos los adultos, coincido con (ininteligible).

Cierro señor Diputado con un comentario de las quejas por medicamentos, lo hice muy puntualmente en relación a mi presentación, pero lo abundo aquí un poquito. El Instituto surte aproximadamente 10 millones de recetas al mes, las cifras que tenemos en la Secretaría de la Función Pública nos indican que el promedio nacional para el primero y segundo nivel en números redondos en el primer semestre de este año fue de 95% de derechohabientes que se presentan en la farmacia a los cuales se les surte su receta completamente en ese momento; pero eso quiere decir que hay un 5% de derechohabientes que no es el caso y que están insatisfechos con el surtimiento de recetas por parte del Instituto.

Y 5% de 10 millones es medio millón de derechohabientes, son muchísimos derechohabientes, si cada mes medio millón de derechohabientes esta insatisfecho con sus recetas, ahí tenemos un problema lo cual no niega que hay 9.5 millones de derechohabientes que tienen su receta surtida; entonces hay un proceso donde los derechohabientes se quejan efectivamente, las quejas se canalizan al Instituto y hemos firmado también recientemente convenios con la Comisión Nacional de Derechos Humanos para que dichas quejas puedan ser atendidas por (ininteligible). Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias doctor Santiago Levy, tiene la palabra para hacer uso de su réplica hasta por cinco minutos el diputado Francisco Amadeo Espinosa Ramos del Partido del Trabajo.

El diputado Francisco Amadeo Espinosa Ramos: Doctor, como usted habla con un tono muy, como diríamos, que no se distingue entre… como que no le pone emoción a estas cosas verdad, y para usted dice: pues es que el sistema, la acumulación del sistema pensionario de los trabajadores van a terminar mal y lo escuchamos así tan suavecito.

Pues hace unos meses estuvimos en Sudamérica de donde viene el modelito de Pinochet no, de las Afores y nos decían los compañeros de la Central Unica de Trabajadores que se están jubilando con el 40% de su salario que está en activo.

Ese es el modelito que nos aplicaron aquí y que vamos a tener dentro de poco a los trabajadores con pensiones de hambre y que bueno, nos lo dice, nos lo dice así usted tan suave, que no… pues lo vemos como normal, ¿verdad?

Entonces, creo y creo que esto es lo fundamental de resolver y es lo que no se ha resuelto y creo yo que bueno, el problema de las pensiones debemos tratar de resolverlo, pero no, no, no a espaldas, no cargándole a los trabajadores todo, doctor.

Porque tal parece que algunos funcionarios del gobierno federal, que por cierto vienen desde antes, desde cuando se aplicó toda esta reforma en el Seguro, pues nada más se les ocurre eso, decir: "¿Hay problemas? Bueno, pues que lo paguen los trabajadores, que las soluciones que se apliquen vayan sobre las espaldas de los trabajadores"

Y bueno, pues yo creo que esto ¡ya estuvo suave! Todo el tiempo, desde las épocas de los ajustes famosos de Miguel de la Madrid, de Salinas y de Zedillo, que son del mismo equipo de usted, Doctor, son las mismas gentes que están ahí, en las funciones del Banco de México y de la Secretaría de Hacienda y que con Fox ahí no, no cambia nada, siguen los mismos: "Es que hay que ajustarse porque luego van a venir los tiempos mejores".

Y tenemos cuatro sexenios esperando los tiempos mejores. Entonces, yo digo: Ya hay que pensar en otra cosa, sinceramente. Y yo reitero: ¿Por qué, Doctor, no aceptaron las propuestas del Sindicato? Porque es evidente que no, lo que no se puede ocultar es que ha habido un choque ahí, (ininteligible) el Sindicato y que el Sindicato sí ha sido propositivo, sí ha sido… ha buscado una solución integral a la problemática del Seguro.

Lo que con las medidas que usted nos propuso aquí y que se votaron por la Cámara, es evidente que no se resolvieron. Tan es así que hace unos días usted fue a quejarse con Canacintra, ¿no?

Y en los informes que efectivamente manda para acá, pues ¡sigue la cosa igual!

Entonces, ¿por qué no se le entra a fondo al asunto y por qué no se buscan soluciones?, digo con más ingenio, Doctor, porque las de hace 20 años de Pinochet, esas ya no tienen salida.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado Amadeo Espinosa. Tiene el uso de la palabra, para formular sus planteamientos el diputado Fernando Espino Arévalo, del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México.

El diputado Fernando Espino Arévalo: Gracias, señor Presidente. Doctor Santiago Levy, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, compañeras y compañeros diputados, señoras y señores.

El Instituto Mexicano del Seguro Social constituye en gran media materializar la seguridad social demandada por los obreros mexicanos desde principios del siglo XX, en la etapa de la Revolución Mexicana.

Al triunfo de la Revolución, los diversos gobiernos emanados de la misma intentaron el establecimiento del seguro social obligatorio, pero fue hasta 1943 cuando se hizo realidad ese postulado revolucionario.

No como una dádiva o concesión gratuita del gobierno en turno, sino como una conquista del movimiento obrero mexicano en su lucha por acceder a la protección integral del trabajador y de su familia.

En tal concepto, el IMSS es una entidad que le pertenece al pueblo trabajador, que merece la mejor administración y a su vez está obligado a ofrecer el mayor respeto y atención a los derechohabientes.

Por esa razón no compartimos la idea de que sea difundido por parte de la administración del IMSS de que su déficit financiero es producto del alto costo de los servicios que presta a los derechohabientes, sobre todo en materia de pensiones y jubilaciones, situación que se dijo sólo podría superarse con la privatización de algunos de estos servicios del sistema pensionario.

A más de ocho años de establecido el sistema de capitalización individual por el que los trabajadores deben someterse a la administración de sus cuentas individuales por parte de una Administradora de Fondos de Retiro, AFORE, a la inversión de esos recursos por una Sociedad de Inversión Especializada en Fondos de Retiro, SIEFORE, y al otorgamiento y manejo de sus pensiones por una aseguradora privada, con cuyo esquema se dijo que el IMSS ya no tendría la carga de las pensiones y, sin embargo, aún se nos indica que el IMSS se encuentra con problemas financieros derivados de ese mismo concepto.

No obstante, la CONSAR arroja datos impresionantes en torno a las ganancias que por comisiones han obtenido en ese período las AFORES, las SIEFORES y las aseguradoras privadas que intervienen en el sistema pensionario.

Entonces pregunto, señor Director, ¿la estrategia era beneficiar a las empresas privadas aunque se siguiera hundiendo el Instituto Mexicano del Seguro Social?

Por otra parte, en el documento que contienen los datos del IMSS y que obra en el informe que el señor Presidente de la República ha presentado ante el Congreso de la Unión, se señala lo siguiente: el IMSS incrementó el número de pensiones en 3.8%, con un costo de nómina de 26 mil 285 millones de pesos, mayor en términos reales en 6.1% con relación al mismo período del año anterior.

A pesar de ese incremento, en el número de pensionados y del costo de su nómina, se informa que al mes de junio del 2005 el gasto programable en flujo de efectivo del IMSS ascendió a 96 mil 300 millones de pesos, cifra 0.65 menor en términos reales a la observada en el mismo período del año anterior.

Asimismo, se informa que del total de ese gasto el 38.5% fueron erogaciones por pensiones y jubilaciones, lo que representó el 2.3% menos en términos reales respecto al año 2004.

Si el número de pensionados y el gasto de su nómina ha crecido en un 3.8 y 6.1% respectivamente en relación al año pasado, le pregunto, señor Director, ¿cómo es posible que las erogaciones por el pago de pensiones y jubilaciones hayan disminuido en 2.3% en el mismo período?

Y si esa información es real, pregunto también ¿por qué se insiste en argumentar que el pago de las pensiones constituye una de las cargas que más repercuten en el déficit financiero de la institución? Le agradezco su atención y más aún su respuesta.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado Arévalo. Tiene la palabra para dar respuesta a los planteamientos del diputado Arévalo el doctor Santiago Levy.

El Director del IMSS, doctor Santiago Levy Algazi: Muchas gracias, Diputado por su intervención. Perdón, disculpen, muchas gracias por su intervención.

Coincidimos con usted que el IMSS es una de las conquistas de los trabajadores mexicanos y coincidimos con usted que así debe de pertenecer por muchos años más, creo que hay un consenso unánime nacional de que el IMSS debe mantener su carácter público, tripartita y solidario; creo que es un tema que nadie ha cuestionado.

La transición que se dio en materia de pensiones deriva de un conjunto de factores. Por un lado, el cambio en la pirámide demográfica hacía que el sistema de reparto tradicional en donde las pensiones se confrían (?) con las aportaciones de los trabajadores en activo; al cambiarse el número de trabajadores en activo respecto al número de trabajadores jubilados hacía que ese modelo financiero para el cumplimiento de las pensiones careciese de viabilidad.

Este fenómeno del agotamiento de los sistemas de reparto no es un fenómeno exclusivo de México, es un fenómeno que se ha dado en muchos países, como resultado de esta transición demográfica.

Lo que se impulsó con la ley de 1997 no fue la privatización del Instituto, el Instituto mantiene su carácter público, tripartita y solidario.

En materia pensionaria, lo que se impulsó fue un sistema en donde las pensiones acumuladas hasta esa fecha y los derechos generados hasta esa fecha, ya no fueran en el futuro con cargo a las finanzas del Instituto, sino que fueran absorbidas como un pasivo del Gobierno Federal, a través de las llamadas pensiones en curso de pago, y que en adelante, se impulsara un modelo de capitalización, en donde el manejo de las inversiones financieras con propósito de verificación de riesgos fuera llevado a cabo por administradores privados de fondos de pensiones.

Yo coincido con usted y así lo hemos señalado en informes previos que el Instituto ha entregado a esta soberanía, en que las comisiones que se cobran por parte de las Afores son demasiado altas.

Creo que en esta Administración la Consar ha impulsado acciones muy importantes, con objeto de que dichas comisiones se reduzcan y el Congreso afortunadamente ha legislado en diversas modificaciones a la Ley del Sistema del Ahorro para el Retiro.

Creo que son avances en la decisión correcta, insisto, creo que la Consar ha hecho un buen trabajo. Eso no quiere decir que hayamos agotado totalmente los espacios que se tengan para fomentar un uso mucho más eficaz de esos recursos, una mucho mayor competencia y todavía una reducción adicional de las comisiones por parte de las Afores.

Sin embargo, mi opinión muy personal es que, independientemente de que logremos una reducción adicional de las comisiones en las Afores, para que nosotros obtengamos tasas de reemplazo más altas, que es la que todos deseamos, los porcentajes de aportación deben de ser un poco más altos. No sé si esa aportación, no hago un juicio si es con cargo al patrón, si es con cargo al trabajador o con cargo al Gobierno Federal; puede ser que sea con cargo al patrón, puede ser que sea con cargo al Gobierno Federal, lo que sí es el caso es que con esas tasas de aportaciones no vamos a tener las tasas de reemplazo que nosotros deseamos tener.

También hay espacio para que se mejoren, como usted lo señalaba, la problemática en el otorgamiento de sumas aseguradas por parte de aseguradoras privadas. El Instituto ha señalado también en informes previos, que existen espacios también para modificar la regulación de las aseguradoras privadas en el otorgamiento de las rentas vitalicias y que dichas modificaciones en la regulación generarían mayor competencia en el mercado de rentas vitalicias y que eso a su vez, traería costos menores para el Instituto en el momento de otorgar las rentas vitalicias.

Yo creo que hay un amplio espacio para mejorar todavía el funcionamiento de nuestro sistema pensionario, tanto en materia de jubilación a través de las Afores como en materia de pensiones por invalidez y vida y riesgos de trabajo por parte del Instituto, que la sigue administrando a través de este sistema de rentas vitalicias, y que en ambos hay un espacio importante, para que se cumpla con lo que todos queremos: un sistema pensionario sólido, financieramente viable, que no prometa lo que finalmente no va a poder dar y que logre que cuando la gente se jubile cuente con una pensión digna.

Muy puntualmente, respecto a la pregunta que usted nos hace, en relación a la disminución de los montos de pensiones en los primeros meses del año. Sin tener todos los datos frente a mí, me imagino, probablemente es lo más seguro, es que el año pasado, con motivo de la reforma al artículo 14 transitorio, que impulsó el Congreso de la Unión, se aumentaron en 11% las pensiones de diversos grupos de algunas viudas, me parece que de 60 años o menos.

No recuerdo exactamente a los grupos, pero hubo un cambio que se legisló, y eso implicó que los montos constitutivos que tenía que dar el Instituto para las personas que ya tenían una pensión de invalidez y vida o riesgos de trabajo, tenían que aumentarse con objeto de que de ahora en adelante se pudiera dar el aumento en la pensión de 11% conforme lo legisló el Congreso.

Eso representa una erogación de una sola vez; esa erogación ya no se repite en años futuros, porque solamente representó el acervo de pensionados hasta ese momento.

Supongo, insisto, no tengo todos los datos frente a mí, que eso fue lo que explica que haya un aumento ligeramente mayor en 2004 y una ligera caída en 2005. Esa es una cosa transitoria, la tendencia permanente para que las pensiones sigan subiendo está guiada fundamentalmente por el comportamiento de la demografía y va a haber un crecimiento continuo de las pensiones en los próximos años.

Por último, un pequeño comentario, si me permiten de 30 segundos. Yo coincido con usted qué es lo que se tiene que hacer, diputado Amadeo Espinosa, es un esfuerzo de todos, un esfuerzo que sea equitativo, y dentro de los esfuerzos que comentaba el Instituto que se han hecho, insuficientes, sin duda, pero que apuntan en la dirección correcta, ha sido un esfuerzo de asegurar que los patrones cumplan totalmente con sus obligaciones.

Comenté ya el dato de que en los últimos cuatro años se ha logrado que el salario base de cotización promedio expresado como múltiplo del salario mínimo, aumente de 3.8 a 4.24, eso quiere decir que hay salarios reales de cotización más altos al Instituto, hoy, que los que había hace cuatro años y que los patrones están cumpliendo de una forma más eficaz con sus obligaciones.

No quiero decir que esto sea todo el fin del camino. El Instituto también ha fortalecido fuertemente la cobranza. En el informe se señala que los porcentajes de pago al primer mes y pago al segundo mes han aumentado de manera importante, hay una mayor eficacia en la recaudación y representa unas aportaciones adicionales que benefician al trabajador, benefician, por cierto, también al Sistema Pensionario porque en la medida en que aumente el salario base de cotización, también aumentan los recursos que se canalizan al Seguro de Retiro, Cesantía y Vejez, y representa lo que creo que todos tenemos y queremos lograr, que es un esfuerzo equitativo por parte de todas las partes.

La Secretaria diputada Concepción Olivia Castañeda Ortiz: Gracias doctor. Tiene la palabra, hasta por cinco minutos, para réplica, el diputado Fernando Espino Arévalo.

El diputada Fernando Espino Arévalo: Quiero retomar un aspecto ya planteado por mis compañeros diputados y que no se contestó debidamente, señor Director, y es en torno al régimen pensionario del Instituto.

El informe destaca las reformas que en agosto del 2004 se aprobaron para modificar los artículos 277 D, y 286 K de la Ley del Seguro Social, que establecen la prohibición para que el Instituto destine recursos de las cuotas obrero-patronales o de las aportaciones de seguridad social del Gobierno Federal, al financiamiento del Fondo para el Cumplimiento de Obligaciones Laborales de carácter legal o constitucional, aplicables para trabajadores de nuevo ingreso.

Es pertinente señalar que las reformas a las normas citadas se promovieron por su administración para evadir la obligación de cumplir con los pactos en el Contrato Colectivo de Trabajo celebrado con el Sindicato de Trabajadores de esta Institución, en lugar de promover, en el ámbito de las relaciones obrero-patronales, la revisión o modificación del Contrato Colectivo de Trabajo en los términos previstos en la Ley Federal del Trabajo.

Lamentablemente en su momento, la mayoría de los compañeros legisladores avalaron este atropello que sentó un precedente peligroso, de tal suerte que en adelante, cualquier patrón que desee incumplir con lo pactado contractualmente con el sindicato de sus trabajadores, buscará que se reforme la ley en su favor en lugar de negociar la revisión o modificación contractual, ya sea del contrato colectivo o de las condiciones generales de trabajo.

Para esa reforma se argumentó que se estaban tomando recursos de las aportaciones obrero-patronales y del Estado para cubrir prestaciones contractuales. Cada argumento, en realidad, lo único que refleja es la responsabilidad en que incurrieron las distintas administraciones del Instituto Mexicano del Seguro Social, incluida la actual a su cargo, por tomar indebidamente recursos recibidos como ente asegurador para responder de obligaciones contraídas como patrón.

Es evidente que la irregularidad no era atribuida a los trabajadores sino a la administración del IMSS que tomó recursos de la seguridad social para financiarse sus obligaciones patronales. En cambio no se dice nada por el hecho de que las pensiones y los servicios que ofrece la Institución por riesgos de trabajo se encuentren financiadas con las aportaciones tripartitas, cuando la Constitución establece que el único sujeto obligado en esos casos es el patrón.

De manera que actualmente los trabajadores y el Estado le están financiando esas obligaciones a los patrones, en contra de lo dispuesto por la Carta Magna. Gracias por su atención.

La Secretaria diputada Concepción Olivia Castañeda Ortiz: Gracias, diputado Espino. Tiene la palabra hasta por cinco minutos para formular su pregunta, el diputado Miguel Alonso Raya, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.

El diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, Diputada. Doctor Levy, si se hunde el Seguro Social, se hunde el Gobierno y se hunde el país. No hay autocrítica en el Informe que se entrega al Congreso de la Unión y al Ejecutivo, y no hay autocrítica en relación al Informe que rinde el Presidente Fox a la Legislatura.

Hasta ahora se ha negado el Consejo Técnico que usted preside, a comparecer en dos ocasiones invitado por la Comisión de Seguridad Social para poder evaluar, para poder analizar, para poder revisar el Informe enviado al Congreso y al Ejecutivo.

Por eso es difícil que hoy se cumpla el objetivo pleno de revisar y hacer un balance completo de lo que está pasando en el Seguro Social, porque en el Informe para la Dirección del Seguro Social, el problema del Instituto, los riesgos que encarna el mismo son sus trabajadores, son las pensiones de invalidez, son los legisladores que quieren modificar la ley para aplicar la legalidad y la justicia a reformas que se tratan de hacer a la Ley del Seguro Social.

Y así está en el Informe, para la Dirección del Seguro Social y para el Consejo Técnico, el problema es que en el segundo nivel hay que subrogar, porque ya no da para atender a los derechohabientes; y en el tercer nivel, hay que establecer un sistema de copago.

Son parte pero no permiten señalar, el costo laboral que el instituto tiene, que viene arrastrando y que alcanza ya en el caso del 2004, alrededor de 14 mil millones de pesos del costo de juicios laborales que tiene, y están en el informe, 6 mil millones de pesos más que como estaba en el 2000.

Tampoco se señala, se dice, creció el número de derechohabientes, llegamos a una cifra histórica, bueno, tampoco nunca habíamos tenido tanta gente en la población económicamente activa, pero tampoco habíamos tenido nunca, tampoco tanto en la economía informal.

Digo, si a esas vamos, hay que ubicar y objetivizar la información para efectos de resolver la problemática estructural que enfrenta la institución.

El hecho es que para efectos del Ejecutivo Federal, por ejemplo, para efectos del Seguro Social, el salario de usted creció del 2002 al 2005, 25 punto 3 por ciento, a los trabajadores se les dio un aumento de 5 punto 02 por ciento en el 2003 y 3 punto 8 por ciento en el 2004.

En el Informe al Ejecutivo Federal y Congreso de la Unión sobre acción financiera y riesgos del IMSS, es clara la obsesión del Director General del Instituto por construir murallas y derribar puentes, los pocos que existen, por cierto, para que sea el diálogo el método para resolver los conflictos y atender los rezagos de la Institución y los riesgos que la misma enfrenta.

Ante sus propios trabajadores, una muralla con cercas electrificadas para culparlos del desastre financiero, para dar evaluaciones a modo que corrigen el monto de los pasivos en más de 40 por ciento de una año a otro.

Ante una situación que el propio sindicato reconoce que debe atenderse, se le contrapone el peso de una reforma, que al menos aquí, los compañeros mismos del Movimiento Obrero Organizado dirigentes no podrán negar que la expectativa que generaron con la reforma era una y la realidad del Instituto hoy, es otra radicalmente diferente.

Dijeron que habría más consultorios, que habría más camas, que se acortarían los tiempos de espera, que habría abasto de medicamentos, etcétera, y hoy la realidad del Instituto es todo lo contrario como resultado de la aplicación de la reforma, congelación de plazas, una polarización con el Sindicato.

Yo no sé, pero la sensatez, cuando menos aconsejo la prudencia, recomienda, que deberíamos voltear a revisar, en ningún lado absolutamente se ha podido hacer reformas a la seguridad social que no sean mediante pactos, acuerdos, utilizando el diálogo como instrumento para construirlo, no es posible reformarla de otra manera.

A golpes con imposiciones, polarizando las cosas no se puede reformar una institución del tamaño del Seguro Social. Es irresponsable, es poco seria y no tienen viabilidad esas reformas.

Los trabajadores no son los enemigos del Instituto, no se les puede culpar. Un muro que día a día cuesta al Instituto la pérdida de la salud e incluso de la vida de los asegurados.

En Guanajuato van 8 que se mueren entre la inauguración de la clínica a la fecha, la que inauguraron en Silao, nada más por la ubicación mal puesta de la clínica.

El muro de las carencias, de los rezagos en infraestructura y atención, el del desabasto de medicamentos, el de la caída de los recursos para la atención médica, en donde el diagnóstico del paciente indica la necesidad de 45 mil millones de pesos para poner de pie a la Institución y en la que se receta para el 2006, cero pesos con cero centavos para inversión.

Pero eso sí, se le propone al Instituto 35 mil 446.6 millones de pesos para la Constitución de reservas, cantidad insólita frente a las carencias e insultante frente a la situación que enfrenta indiscutiblemente el Instituto.

Insulta la inteligencia de los legisladores y evidentemente del conjunto de derechohabientes y de todos los que alrededor del Instituto trabajan.

¿Por qué establecer estas barreras infranqueables? ¿Por qué abandonar la vía del diálogo ante los trabajadores¿ ¿Por qué mantener la jaula de hierro presupuestal de los servicios médicos? ¿Qué justifica mantener tan altas reservas cuando el futuro tal vez ya nadie pueda aprovechar al Instituto si no lo corregimos hoy dialogando?

Gracias, por su atención.

La Secretaria de la Comisión, diputada Concepción Olivia Castañeda Ortiz: Gracias, diputado Alonso Raya. Tiene la palabra el doctor Santiago Levy Algazi hasta por 5 minutos para dar respuesta.

El Director del IMSS, doctor Santiago Levy Algazi: Muchas gracias, diputado Raya por su intervención.

Voy a tratar de ser muy puntual en función de la amplitud de los temas tocados. Reiterar la mejor disposición de ser el conducto para que los medios del Consejo Técnico comparezcan frente a esta Comisión.

Señalar que en el Informe que presentó el Consejo Técnico a consideración del Congreso y del Presidente de la República, se destacaban no uno, sino se destacaban 3 retos fundamentales del Instituto, no se decía uno solamente, se decía: El Instituto tiene 3 retos fundamentales.

Se señaló el problema de régimen de jubilaciones y pensiones, se señaló como segundo reto la problemática del seguro en farmacia y maternidad en el ramo de gastos médicos de pensionados, y se señaló como tercer reto el problema de aumentar la incorporación de trabajadores al Instituto Mexicano del Seguro Social. Creo que esos son los 3 retos fundamentales, por supuesto no los únicos, pero solamente señalo que en efecto se trataba de 3 y no de uno.

Igualmente en el informe el Instituto cuantificó dando en cumplimiento a lo señalado por la ley, el costo de diversas iniciativas de reforma a la Ley del Seguro Social que han sido planteadas ya sea en esta Cámara o en la Cámara de Senadores.

El instituto simplemente hace una labor de presentar el costo de lo que representaría para el Instituto diversas iniciativas, no queremos echarle la culpa a nadie ni culpar a nadie ni muchos menos.

En el problema de la seguridad social coincidimos con usted, Diputado, que es un problema tan complejo, que no es un tema de culpas, es un tema de trabajar juntos, como usted bien lo señala y coincidimos con usted, tratando de encontrar soluciones a través de diálogos y de pactos.

Señalar que la corrección del pasivo laboral al que hace usted mención, se hace exactamente en cumplimiento a la ley. En el informe que entregamos a esta soberanía se entregó también copia de la carta de nuestro auditor actuarial, en donde el auditor actuarial requirió que el Instituto revaluara su pasivo laboral en función de cambio en las tablas biométricas, por los aumentos en la esperanza de vida de su población de jubilada, por los aumentos en los salarios reales proyectados y en los salarios observados y por diversos motivos que están detallados en el informe, y es obligación del Instituto presentar la evaluación de su pasivo laboral conforme a lo que señala el Boletín de Tres del Colegio Mexicano de Contadores Públicos y conforme a lo que le señala su propio Auditor Actuarial.

El Instituto no puede seleccionar las técnicas de evaluación y lo que presentamos nosotros en el Informe, es simplemente el resultado de lo que se nos indicó por parte de nuestro Auditor Actuarial.

Señalar que coincidimos con usted totalmente Diputado, en el problema de la economía informal y así lo señalamos en el propio Informe; señalamos que el ritmo de incorporación de trabajadores al Seguro Social, es sumamente lento y que si no logramos aumentar sustantivamente la incorporación de trabajadores, el problema que enfrentamos, desde el punto de vista social es mayor y el problema que enfrentamos desde el punto de vista financiero, también es mayor, porque la incorporación de más trabajadores al Seguro Social, sin duda, sería un mecanismo que ayudara con fuentes de financiamiento adicionales, y en el propio Informe, señalamos algunas de las acciones que sentimos tienen que ser tomadas para combatir la economía informal, coincidiendo con usted, que no podemos estar contentos, nadie, en un contexto en donde la mitad de la población económicamente activa se encuentra fuera de la Seguridad Social, y la otra mitad, está dentro de la Seguridad Social.

El propio Informe señala —y quiero repetir el reconocimiento- la importancia de las reformas a la Ley del Seguro Social que impulsó esta Soberanía, particularmente con una intervención muy positiva de su parte, Diputado, en materia de jornaleros agrícolas y trabajadores eventuales del campo, que sentimos, nos va a permitir avanzar en materia de incorporación, que es uno de los tres grandes retos, y que a través de las acciones, como tipo Prevenimss, podemos avanzar en el segundo reto.

Entonces, las estrategias que se están desplegando, no están centradas exclusivamente en un problema. Las estrategias que se están desplegando están centradas en los problemas de incorporación, en los problemas de eficiencia, en los problemas de combate a la evasión, en los problemas de prevención médica que buscan ver hacia delante la problemática de gastos médicos de pensionados.

Ya comentamos las cifras, —y termino en 10 segundos- ya comentamos las cifras (repite) de construcciones que está llevando a cabo el Instituto y que siento que en el contexto que se ha desempeñado, representan un alivio, no una solución total al problema que enfrentamos.

Por último comentar, no tengo precisión respecto a lo que ha ocurrido en el Hospital de Silao, sé lo que usted me señala; señalar solamente, que el Instituto cumplió con la construcción del Hospital, lo que falta es que ya sea por parte del Gobierno Municipal o por parte del Gobierno Estatal, se haga un paso a desnivel. Eso está totalmente fuera de las instalaciones del Instituto y ese paso a desnivel es el que se requiere para evitar ese tipo de accidentes.

Muchas gracias, diputado.

La Secretaria de la Comisión, diputada Concepción Olivia Castañeda Ortiz: Gracias, doctor Levy. Tiene la palabra hasta por cinco minutos para réplica, el diputado Miguel Alonso Raya.

El diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Yo creo que nadie podemos dejar de reconocer ni lo que se ha hecho en el Instituto, pero tampoco lo que se ha dejado de hacer.

No podemos ignorar que el problema es complejo en el Instituto y que entonces requiere, porque todo esto que se está planteando, pues deberíamos estarlo trabajando; deberíamos estar reunidos para producir en todo caso, las iniciativas y las reformas que permitan resolver el problema de la incorporación legal de los comisionistas, el problema de la gente que está en la economía informal, el problema del asunto de trabajadores eventuales de diferentes tipos y naturaleza, etcétera y no agudizar el problema como ahora, como ahora está.

Sabe usted perfectamente Doctor, que de las 34 millones de cuentas que tiene abiertas la Consar, sólo 13 millones de cuentas están activas y que, de esas 34 millones de cuentas, la mayor parte de esa gente no va a alcanzar ni siquiera a recibir una pensión.

Quizás a lo más que aspiren, será a retirar algún día, el ahorrito que tengan en el asunto, pero en cambio, las Afores, todas, por cada cuenta, al año se llevan 92 dólares y eso sí, celosamente, de manera constante, se retira ese dinero y ¿cuánto gana cada Director de Afore?, un promedio de 25 mil dólares mensuales, y ¿de dónde los gana?, ¿y cuánto han ganado las Afores a la fecha?

Todo esto, es parte de reformas indebidas, de reformas no debidamente analizadas. Se vuelve a caer en lo mismo, se plantea una reforma al 277 D y 286 K, el año pasado, con una expectativa, que evidentemente la subrayamos, porque esa reforma está obstaculizando el diálogo, esa reforma está obstaculizando la vía del acuerdo, esa reforma está impidiendo destrabar la viabilidad para transitar al Instituto de otra manera. Ustedes tienen una lógica para hacer las reformas; no la compartimos nosotros y lo queremos dejar muy claramente establecido, no compartimos esa lógica, la lógica de pauperizar todo tipo de problemas, de hacer (?) la carga en los trabajadores frente a cualquier problema que se presente.

Para efectos de los banqueros y del sector financiero, todo lo que se requiera. Para efectos de cuando son problemas de carácter social, hay que cargarle la mano a los trabajadores y que éstos sean los que con sus aportaciones resuelvan y todo es pauperizando, al final de cuentas, el final de la vida de la gente.

Pues es lo que están proponiendo y es lo que están planteando con todo tipo de medidas. De lo contrario, lo que promueve esta lógica: construyamos los acuerdos que permitan ordenar la seguridad social y darle viabilidad y atender los problemas estructurales. Son situaciones radicalmente diferentes. Ojalá y a partir de esto corrijamos en serio, nos pongamos a trabajar, nos pongamos a dialogar y a sacar acuerdos para destrabar adecuadamente los problemas. Gracias.

La Secretaria de la Comisión, diputada Concepción Olivia Castañeda Ortiz: Gracias diputado Alonso Raya. Tiene la palabra hasta por 5 minutos para formular su pregunta el diputado Manuel Pérez Cárdenas del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional.

El diputado Manuel Pérez Cárdenas: Señor Director, amigas y amigos diputados: efectivamente, estamos aquí hablando de una de las instituciones fundamentales de la vida económica y social de nuestro país, una institución que tiene ya 63 años de edad, que ha vivido, que ha sido parte y ha sido factor de la construcción del México que hoy tenemos, que tiene problemas, que tiene desafíos, que tiene retos y que desde luego, es causa y es efecto de esta dinámica de la sociedad que tenemos en el país.

Por fortuna en el Congreso, en relación con lo que señalaba mi querido compañero diputado Miguel Alonso Raya, tenemos el propósito, todos los grupos políticos de seguir revisando, no solamente la situación del IMSS, que es una, siendo muy importante, de las instituciones que existen en el espectro de la seguridad social y que tenemos los mexicanos, tenemos el desafío de cubrir a la otra mitad de los mexicanos que no tienen acceso a la seguridad social, sino revisar, en su conjunto, pues, la problemática de la seguridad social.

Pero hoy estamos aquí para comentar sobre el Informe, el V Informe que presentó hace unos días el Presidente de la República y que se está profundizando en el análisis, en la Glosa de este Informe y en relación con una entidad paraestatal, así considerada, entidad paraestatal, que éste es un tema que debemos abordar en el futuro, como es el IMSS.

Yo quiero detenerme en algunos aspectos de la presentación que hizo el Director General del Instituto, consideramos relevante para avanzar justamente hacia un mejor funcionamiento el IMSS. Ya se nos ha dicho que se está poniendo un énfasis especial en los programas prioritarios de salud, que se realizan esfuerzos por llegar a la población del campo, a trabajadores y familias que no tenían acceso a la seguridad social y que aquí fue precisamente, como parte de estas discusiones permanentes que se tienen en el Congreso Mexicano de cómo mejorar la seguridad social, que el año pasado, en lo que yo considero, y en Acción Nacional consideramos igual, una histórica reforma, se dio el acceso a entre dos y tres millones de trabajadores jornaleros en el campo que verdaderamente vienen a significar un avance en la justicia social en los trabajadores de México.

Pero también, en la parte interna se ha adquirido tecnología de vanguardia para responder a los reclamos y demandas de los derechohabientes usuarios.

Yo quiero referirme a esos aspectos internos de la fortaleza de una institución para poder dar los servicios que la sociedad mexicana, que en este caso, cercana a la mitad de la población total del país, espera, de una Institución como el IMSS.

Me parece que no es desdeñable lo que se nos ha informado en relación con el fortalecimiento mostrado en la recaudación de las cuotas obrero-patronales y que el salario base de cotización se haya incrementado de manera considerable, sin embargo creemos que todavía deben redoblarse esfuerzos en dos aspectos principales: uno, la fiscalización que hace el Instituto todavía debe ser más eficiente a efecto de lograr que un número cada vez menor de empresas incurran en prácticas de subdeclaración o evasión de cuotas patronales.

Esta es una parte muy importante que tiene que ver con la calidad de los servicios que al final del día presta el IMSS.

Es necesario fortalecer, por todos los mecanismos posibles, la suficiencia presupuestal de la institución y que para cada actor ser responsable de su papel y contribución al rescate del Seguro Social.

Yo quiero aquí preguntarle al Director qué está haciendo el IMSS para atacar el acto de la evasión y cómo están actuando con los patrones para que registren a sus trabajadores con el salario real.

Por otra parte en lo referente al gasto del Instituto, su intervención nos indica que se está llevando a cabo el máximo nivel de inversión desde que el famoso bum petrolero permitió destinar mayores recursos al Instituto.

También apreciamos que se está rescatando la infraestructura inconclusa, con lo que aunado al Programa de Construcción que se nos ha informado, se tendrán avances sustantivos en esta materia y sin embargo yo quiero preguntarle señor Director ¿cómo se garantiza que se dispondrá del personal médico necesario para operar toda esta nueva infraestructura que por suerte se está dando y si habrán suficientes recursos para mantener el abasto en los niveles que demanda la derechohabiencia.

En este punto de las inversiones, yo quiero detenerme porque es algo que ha estado presente siempre pero como reclamo y hoy que se nos informa que por primera vez en 25 años hay acciones importantes, creo que vale la pena que los miembros del Congreso nos detengamos a revisar esto.

Y aquí sería muy largo mencionar las razones que todos sabemos que determinaron que en los últimos años hubiera un ritmo de construcción bajo de edificios y en el equipamiento de los servicios médicos. Teníamos claro que la capacidad instalada cada vez era menos adecuada para responder a la demanda que es así, es continuamente creciente.

Muchos de nosotros llegamos a ver obras iniciadas en el Instituto en todas nuestras ciudades, en todos nuestros pueblos, por razones que siempre nos parecieron difíciles de comprender, en cambio nos resultaba evidente el enorme desperdicio de recursos invertidos en aquellas construcciones en obra negra sin ninguna utilización y aparentemente abandonadas.

Hoy nos enteramos de que finalmente ha sido posible destinar una cantidad considerable de recursos para los fines de hacer crecer esa infraestructura, indispensable para seguir proporcionando atención médica y prestaciones a la población derechohabiente.

Todos los que estamos aquí seguramente que hemos vivido en carne propia o indirectamente con familiares, amigos, vecinos, el sufrimiento que se tiene cuando llegan a las instalaciones del IMSS, que están abarrotadas, que están atestadas, que no tienen la capacidad de brindar a la gente la necesidad de servicio que en ese momento requieren.

Y por ello es que a nosotros nos parece muy importante, que finalmente se dé la certeza de que este año el gasto en inversión inmobiliaria será el más alto en la historia institucional de por lo menos los últimos 25 años en el orden de 7 mil 400 millones de pesos que creo que es la cantidad que usted mencionó señor Director.

Ello va a permitir construir nuevas instalaciones muy importantes, como por ejemplo 60 unidades de medicina familiar, ya se han dicho no las voy a repetir, y rescatar infraestructura que estaba abandonada a medio construir ahí tirada, que ofende no solamente a la población porque requiere de esos servicios sino que también pues da una imagen verdaderamente lamentable de la Institución; qué bueno que se vaya a rescatar o avanzar de manera importante en el rescate de infraestructura que estaba abandonada.

Es creo relevante que se nos informe, que se tienen prioridades de inversión claras y que en primer lugar los recursos que se van a invertir se destinen a construir nuevas unidades de medicina familiar para incrementar el número de consultorios y ampliar la capacidad de atención; y que en segundo se busque remodelar unidades de medicina familiar existentes para mejorar su imagen y restaurar su funcionalidad.

Ya ha dicho el Director lo que creo que es evidente, que por importantes que sean estas obras no son sin duda suficientes para hacer frente a la necesidad acumulada de muchísimos años en los cuales probablemente de un análisis de mayor profundidad con contenido histórico encontraríamos que efectivamente hubo muchas decisiones equivocadas que hoy esta generación y esta administración enfrenta y busca resolver con recursos por cierto no abundantes, son muchos los problemas, son muchos los retos y muchos los desafíos.

Por lo pronto creemos que en términos del informe que se brindó como V Informe de Gobierno del Presidente Fox en el terreno del Instituto Mexicano del Seguro Social, toda gente de buena fe que estudie los temas y que conozca la historia y las acciones que se están tomando, deberá reconocer que hay un esfuerzo importante por mejorar la calidad de los servicios del IMSS y por darle una fortaleza institucional que sin duda tendrá que ver con una mejora continua en los servicios que esta fundamental Institución Mexicana presta a nuestra población. Gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias diputado Pérez Cárdenas. Tiene el uso de la palabra el doctor Santiago Levy para dar respuesta.

El Director del IMSS, doctor Santiago Levy Algazi: Muchas gracias. Gracias diputado Pérez Cárdenas por su intervención.

En primer lugar el tema del combate a la evasión, la fiscalización y el cobro de costo obrero-patronales, en 2001 el Presidente Fox puso a consideración del Congreso de la Unión una serie de reformas y adiciones a la Ley del Seguro Social para que entre otras cosas se le dieran plenas facultades como autoridad fiscal, igual que al Servicio de Administración Tributaria.

Esa reforma afortunadamente contó con el apoyo de todas las fracciones parlamentarias y a partir del 2002 en adelante el Instituto ha venido haciendo un esfuerzo importante para fortalecer su capacidad de fiscalización y de combate a la evasión.

Hemos descansado mucho en la tecnología y por eso el impulso al Programa (ininteligible) su empresa y algo que no me dio tiempo de comentar en mi intervención inicial de 10 minutos, otra innovación adicional que impulsamos desde octubre del año pasado, que es la firma digital que permite que ahora con plena validez jurídica los patrones cumplan con sus obligaciones con el Instituto.

Esto ayuda mucho con la fiscalización, porque permite que ahora los patrones, previo a pagar las cuotas obrero-patronales, consulten la emisión mensual anticipada y se aseguren que lo que van a pagar es exactamente lo que está coincidente con los registros del Instituto y eso elimina un problema técnico que ha tenido el Instituto por muchos, por muchos años, que es que hay un sistema de verificación de pagos en donde hay diferencias continuas entre lo que los patrones pagan y lo que eventualmente el Instituto dice, "es lo que me deben de pagar".

A través (ininteligible) su empresa a través de la firma digital, estamos dando un paso sustantivo para subsanar este problema y permite ahora que los pagos se puedan hacer de una manera directa, evitando también la visita del notificador o del ejecutor del Instituto Mexicano del Seguro Social.

También estamos haciendo una campaña muy importante a través de la Coordinación General de Atención al Derechohabiente, para que las unidades de medicina familiar y en los hospitales del Instituto a los derechohabientes, particularmente a los trabajadores afiliados, se les haga conciencia plena de la importancia de que sus patrones registren las percepciones reales y sus verdaderos salarios de cotización al Instituto, a través de trípticos y mecanismos de información que permiten crear un segundo mecanismo de fiscalización, ahora a nivel de las empresas, para que se nos pueda informar de casos en donde se cree que eso no está ocurriendo.

Rápidamente, el tema de abasto.

El presupuesto del Instituto para medicamentos y material de curación en el año 2000 era aproximadamente de 14 mil millones de pesos. El presupuesto de medicamentos y material de curación del Instituto en el año 2004 fue de 21 mil millones de pesos.

Esto quiere decir que prácticamente en cuatro años el aumento fue del 50%. Aún si descontamos la inflación, el aumento en términos reales en el presupuesto dedicado para medicamentos, es (ininteligible) superior al 30% real.

Esto es lo que nos ha permitido mantener esas metas de cobertura.

Sin embargo, el reto financiero de lograrlo es cada vez mayor, porque la transición epidemiológica sí está implicando un crecimiento sustantivo en los medicamentos de mayor costo, particularmente los medicamentos oncológicos.

Aunado a lo anterior, estamos logrando afortunadamente, tasas mucho más altas de detección de cáncer cervico-uterino o de cáncer de mama o diferentes tipos de cáncer, pero el tratamiento implica que en el corto plazo tenemos que ahora hacer una erogación adicional en todo tipo de medicamentos, la estamos haciendo.

Pero lo comento en relación a su pregunta porque el reto financiero de poder mantener el abasto de medicamentos, va a implicar que el presupuesto de medicamentos tiene que crecer más rápidamente que la inflación, por el hecho de que estos medicamentos son crecientes, más caros.

Concluyo, para no abusar del tiempo, me queda un minuto, en relación al tema de las horas inconclusas. Por diversos motivos, pero entre ellos el régimen presupuestario del Instituto, el Instituto dejó varias obras inconclusas a lo largo del territorio nacional.

Las reformas de 2001 que comentamos anteriormente, también facultaron al Consejo Técnico del Instituto para que dentro de un régimen presupuestario distinto al que tienen el resto de las entidades del sector público descentralizado, pudiese llevar a cabo el Consejo Técnico una serie de obras de inversión.

La recuperación de obras es importante porque estamos hablando de algunas de gran envergadura y quiero comentar tres o cuatro simplemente para poner a su consideración, señores diputados, el esfuerzo que se llevó a cabo.

En Puebla, hay un hospital que se llama La Margarita, que tenia, si mal no recuerdo, 15 ó 18 años de estar abandonada la infraestructura, prácticamente todo en obra negra.

Se trata de un hospital, si no mal recuerdo, de 188 camas, que va a tener un impulso fundamental en la ciudad de Puebla que se requiere en forma importante.

Aquí en la Ciudad de México estamos concluyendo dos hospitales que tenían mucho tiempo de abandonados.

Uno en Villa Coapa en el sur, que se empezó a hacer después del temblor de 85 y se abandonó la obra, si no mal recuerdo en 88-89 y que va a permitir atender problemas de trauma en el sur de la ciudad en donde el Instituto no tenía ni había instituciones, pero tampoco de otros proveedores, para la atención de problemas de traumatología.

Y en el norte de la ciudad, estamos terminando un hospital de prácticamente 188 camas en San Pedro Xalpa, que va a ayudar a descongestionar un poco el problema de segundo nivel que tenemos en La Raza y en el norte de la Ciudad de México.

Tenemos un hospital muy importante en Ciudad Juárez, que probablemente va a ser el hospital más grande que se dejó inconcluso por ahí del 99, 2000, que probablemente esté concluido en pocos meses.

Sí se trata... no hago una relatoría muy grande, en el informe que se presentó a consideración de ustedes en el pasado mes de junio hay una relatoría de cada una de las obras; en efecto, se trata de tratar de optimizar los recursos del Instituto, de usarlos de una manera mucho más eficiente, y de esa manera recuperamos también unidades de medicina ambulatoria.

Comento, por cierto, tres hospitales rurales en el estado de Tamaulipas, del régimen de IMSS Oportunidades, que también estamos rescatando para operación del Instituto; en fin, un conjunto de obras que retomando lo que decía el diputado Raya, no es la solución, y lo comentaba también el diputado González Schmal, no es la solución definitiva, pero creo que refleja el intento del Consejo Técnico y por supuesto el compromiso del presidente Fox de seguir impulsando al Seguro Social con una institución tripartita, pública, que tenga en la realidad y en los hechos la capacidad de atención a sus derechohabientes.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, doctor Levy. Tiene la palabra para hacer uso de su derecho de réplica el diputado Israel Raymundo Gallardo Sevilla, del Partido Acción Nacional.

El diputado Israel Raymundo Gallardo Sevilla: Gracias, Presidente.

Compañeros legisladores, señor Director, bienvenido y muchas gracias por sus respuestas.

Sin duda los avances que han dado del IMSS son buenos, se traducen en beneficios para todos los derechohabientes; no obstante, los retos a los que se enfrenta son de gran magnitud y por tanto se requiere la participación conjunta de todos nosotros para lograr que se consolide nuestro Instituto como una entidad capaz de responder a cabalidad a todas las necesidades de la población, con suficientes servicios en cantidad y con calidad.

Reconocemos el esfuerzo que se ha llevado a cabo en el Instituto a su digno cargo, por mejorar las condiciones en materia de infraestructura, ampliación de cobertura, programas de prevención médica, de mejoras administrativas para eficientar los procesos de recaudación y disminuir la corrupción, principalmente.

En este sentido, nos congratula saber que en el programa de inversiones en obras y equipamiento este año se registró el gasto más alto de los últimos 25; también nos da gusto que en esta administración se ha incrementado en más del doble la atención de niños en las guarderías y que en lo que va del presente año la Comisión de Derechos Humanos no ha emitido ninguna recomendación al Instituto de alguna queja de algún derechohabiente.

En Acción Nacional estamos conscientes de que la unión hace la fuerza y lo hemos demostrado con hechos, por ejemplo: impulsamos la más reciente reforma a la Ley del Seguro Social con la que beneficia a uno de los sectores más sentidos de nuestra sociedad, como son nuestros trabajadores eventuales del campo, con la cual esperamos incidir de manera efectiva en elevar su calidad de vida.

Por ello, estamos interesados en conocer todos los avances al respecto en la aplicación de la ley, por lo cual se solicitamos, señor Director, que nos informe periódicamente de los avances y las acciones en esta materia, y que nos permita conocer la evolución de estos beneficios.

Nos falta un gran camino por recorrer, pero en la medida que emprendamos acciones responsables, con una visión global, podremos encontrar soluciones integrales que permitan lograr una seguridad social en México más eficaz, más amplia y más consolidada para todos.

Y aprovecho para darle las gracias al Seguro Social porque en el distrito electoral que represento hacía falta muchísimo dos unidades médicas, una familiar y la otra va a ser de medicina ambulatoria, la cual es una demanda de ya más de 25 años en un municipio que tiene 36 kilómetros cuadrados y que tiene más o menos 400 mil habitantes. Muchísimas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado Israel Gallardo. Tiene la palabra para formular sus planteamientos el diputado Roberto Javier Vega Galina, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

El diputado Roberto Javier Vega y Galina: Muchas gracias. Señor Director, doctor Santiago Levy Algazi, Director del Instituto Mexicano del Seguro Social; Presidente, diputado Alfonso Raya; compañeras y compañeros:

Quiero agradecer, primero que nada, la participación de mis compañeros que me han antecedido a la voz, porque realmente el tema de la seguridad social en el Informe Presidencial es muy parco; como siempre, el tema de seguridad social en los últimos cinco años se ha dejado de lado y se concreta fundamentalmente a la presencia de las estadísticas sobre las prestaciones de los servicios, que por ley tiene que ofrecer y sobre el personal que se encarga de prestar estos servicios.

Hemos escuchado aquí que se han impulsado programas que no son nuevos en el IMSS, 62 años y medio de vida y nada de lo que suceda puede reinventarse, todos los programas de trasplantes, los programas de prevenimss, las supuestas creaciones y la construcción de nuevas unidades médicas de cirugía ambulatoria, de unidades hospitalarias que estaban en el rezago y que estaban en el olvido a nivel nacional, se mueven por hombres y mujeres de carne y hueso, que necesitan un reconocimiento de la administración del Seguro Social a su trabajo profesional.

En los últimos cinco años hemos trabajado cada vez con menos recursos, puede decirse que se ha incrementado en forma importante el Presupuesto para la compra de medicamentos, nada más que le podemos preguntar a la derechohabiencia si le llega las cajitas o las pastillas o los medicamentos necesarios, para poder controlar esa transición epidemiológica que ha tenido este país. Las enfermedades crónico degenerativas es un problema serio, que si no se ataca en el primer nivel, los hospitales de segundo nivel y aquí no se habló de las unidades de alta especialidad, que ahora se llaman MAES, tendrán que tener recursos muy altos para controlar el costo de esas enfermedades y sus complicaciones.

Por eso, en lo que se refiere al personal médico, porque aquí veo al Director de Prestaciones Médicas y de Enfermería, las cifras del Informe Presidencial señalan que en el año 2004, las plazas de médicos en contacto con los pacientes eran de 55 mil 376 médicos, y en el año 2003 el cuadro señala que las clases eran de 42 mil 349 médicos.

Esto significa que en el año 2004 se crearon 13 mil 27 plazas de médicos, es decir, un 30% más del total de plazas, lo cual sería ideal para la mejoría de la prestación de los servicios médicos que presta el Instituto y aliviaría en gran medida a las sobrecargas de trabajo de los médicos del Instituto.

Además de ese incremento de plazas reportadas, se tuvo que haber dado en los primeros ocho meses del año 2004, toda vez que a partir del 11 de agosto de este año, el Instituto dejó de crear, sustituir o contratar plazas de médicos y de todas las demás categorías que existen en el tabulador de sueldo del contrato colectivo, y si bien es cierto que el cuadro estadístico establece que se tratan de plazas y no de personas ocupando las plazas, resulta extraño que se cree ese extraordinario número de plazas para no ser ocupadas.

Junto con este incremento, el número de médicos resulta que el número de consultas externas otorgadas disminuyen en el 2004, con relación al año 2003; en el 2003 se otorgaron 104 millones 999 mil consultas por médicos de carne y hueso, que son profesionales y que merecen tener un salario digno. Si los médicos del Seguro Social no merecen tener un salario digno, pues podemos compararnos, con todo respeto, con mis compañeros de la construcción o con otra categoría o con la economía informal para que podamos estar iguales todos los trabajadores de este país.

En el año 2004 se otorgan 103 millones 127 mil, es decir, que contándose con 13 mil plazas de médicos más, se otorgaron un millón 872 mil consultas menos, a pesar también de que la población derechohabiente aumenta en un 2.75%, incluida en este aumento la población de los derechohabientes no trabajadora.

Llama la atención que aquí se dice que se tiene la cifra histórica de mayor número de trabajadores afiliados al IMSS, cuando el Presidente del Banco de México dijo que no es cierto, lo que pasa que se afiliaron o se apretaron a la cúpula empresarial para que dieran de alta al Seguro Social a los que ya estaban trabajando en las empresas o en las fuentes de trabajo.

Solicitamos a usted nos diera a conocer cuál es la situación de las plazas de médicos y enfermeras en el año 2004, sobre todo a partir del mes de agosto a la fecha, es decir, casi un año de la entrada en vigor de la reforma de la Ley de Seguro Social. El artículo 286 K de este año, del 2001, establece que el Consejo Técnico tiene la obligación de aportar las reglas del Fondo para el Cumplimiento de Obligaciones Laborales de Carácter Legal o Contractual.

La Comisión de Seguridad Social por acuerdo de su Junta Directiva, en cuando menos dos ocasiones ha solicitado al Instituto se proporcione una copia de ellas sin haber obtenido respuesta ni localización de dichas reglas en la página de Internet del Instituto. En el Informe del Ejecutivo Federal y al Congreso de la Unión del mes de junio de este año se menciona que no fue sino que hasta el presente año cuando el Consejo Técnico la elaboró mediante el acuerdo 95-2005.

Como se tratan de recursos relacionados con las prestaciones futuras de los trabajadores del Instituto, podríamos conocer cómo se manejó dicho fondo durante el lapso 2001-2004 sin que hubiera reglas aprobadas para hacerlo y cómo se maneja y se administra a partir del mes de agosto del 2004. Solicitamos también que en obsequio a la solicitud de la Comisión de Seguridad Social, se pudiera contar con ella, con un ejemplar de la misma.

El artículo 86, fracción I, también establece al Consejo Técnico, la obligación de aprobar un estatuto para crear un régimen específico y de características del Sistema de Profesionalización y Desarrollo del Personal de Confianza en el que se incluye el pago de prestaciones y estímulos a favor de ellos. Estatuto que tampoco ha sido posible localizar a pesar de que estas disposiciones de ley tienen casi cuatro años de vigencia.

En el mismo informe que citamos en párrafos anteriores menciona que se estará, en lo que se establezca el Consejo Técnico, lo cual permite suponer que no hay a la fecha un estatuto aprobado para dicho órgano de gobierno del Instituto a pesar del tiempo transcurrido.

Para la Comisión de Seguridad Social sería también importante conocer las condiciones en las que este personal está recibiendo remuneraciones y prestaciones y estímulos, ya que si bien el personal de confianza del Instituto ha disminuido en número, los mandos de estructuras y superiores han tenido un incremento en percepciones que también permiten suponer que las plazas de confianza se han disminuido, las que se han disminuido no son aquellas de los trabajadores que tenían sueldos relativamente bajos comparados con los de mandos superiores.

¿El salario de las plazas de confianza que han desaparecido es mayor o menor que el aumento de sueldos que han otorgado las plazas a los mandos superiores vigentes?

Por lo que se refiere a las unidades de atención médica, y sí me gustaría subrayar esto, desde, médica, que desde esta administración o en anteriores o del inicio de ésta, están concluidas y equipadas, algunas de ellas están trabajando a una capacidad menor de la instalada, pudiendo descartar el caso específico del estado de Colima, en donde el hospital de la ciudad de Colima está colapsado y apuntalado, el de Tecomán igual, y tenemos un hospital, el único en la ciudad de Manzanillo que desde hace diez años estuvo en fase de construcción, está sin operar por falta de plazas necesarias.

Por eso, a nosotros nos llama la atención de que se construyan más unidades pero no hay ni los recursos ni las modificaciones a la ley le dan esa oportunidad para que se creen las plazas necesarias para operar estas unidades.

Nos gustaría saber si hay un programa específico para operar estas unidades al 100 por ciento de su capacidad instalada y si van a continuar sin prestar servicios a pesar de las necesidades presentes en la atención médica.

Solicitaríamos que pregunte.

Por último, en el problema del abasto que hemos tenido, de plantear en circunstancias semejantes en circunstancias anteriores, queremos insistir que en el público, entre los derechohabientes del Instituto, la falta de medicinas y sus reiteradas quejas que sobre esta particular se presentan, sin que se conozca qué se está haciendo para mejorar la situación indiscutible que desprestigia a la Institución.

Por su respuesta, muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado Vega, tiene la palabra el doctor Santiago Levy para dar respuesta a los planteamientos.

El Director del IMSS, doctor Santiago Levy Algazi: Muchas gracias, diputado Vega, por su intervención, trataré de ser lo más puntual posible.

En efecto, el doctor Vega tiene razón cuando dice que la experiencia acumulada en el Instituto, particularmente en materia médica, a lo largo de muchas décadas es una experiencia muy rica y muy valiosa y que lo que hoy día se denomina con PREVENIMSS, es el recurvamiento de una serie de estrategias que anteriormente el Instituto venía impulsando por parte de los médicos, particularmente los médicos de higiene-familia.

El objeto de haber creado PREVENIMSS, fue el darle una sistematización, de hecho el nombre formal que le damos nosotros es, Programas Integrados de Salud, en darle una sistematización a todo un conjunto de acciones que anteriormente se venían llevando a cabo, y también buscar hacer una adaptación de dichas acciones en función de la edad y el género de las personas a las que estaban llegando, a través del diseño de cartillas especiales con ese propósito.

Esto en efecto, recoge la experiencia del Instituto de muchísimos años, y sentimos que es parte de la respuesta que se tiene que dar en primer nivel y coincidimos también con usted, doctor Vega, al problema de la atención epidemiológica, porque si nos esperamos a que todo el tratamiento de las enfermedades crónico-degenerativas se den ya a nivel curativo, cuando estemos en tercer nivel, no en el momento de detectar la hipertensión arterial, sino en el momento de tratar las cardiopatías, sino si podemos detectarlo con mucha mayor anticipación va a ser mejor para todos.

Entonces, un no amplio, amplísimo reconocimiento a la labor de los médicos del Instituto, cuya experiencia acumulada en muchas décadas ha permitido que ahora el Instituto pueda impulsar este Programa de Medicina Preventiva, que como señalé al principio de mi intervención, más o menos cubre al 40 por ciento de la población de este país, y que estamos esperanzados, va a tener poco a poco un impacto en las frecuencias de enfermedades crónico-degenerativas.

Igualmente, estamos de acuerdo con usted, Diputado, de que parte del aumento en la afiliación de trabajadores representa el esfuerzo de combate a la evasión y combate a la elusión. No lo mencioné en preguntas anteriores, pero también como parte del esfuerzo de aumentar los ingresos del Instituto, el Instituto no solamente ha aumentado el salario a base de cotización y ha fincado mucho mayores multas a los patrones incumplidos; sino que al mismo tiempo ha detectado situaciones en donde no había trabajadores registrados, que si bien ya tenían una relación obrero-patronal, es correcto y de facto ya estaba trabajando, se reflejan ahora en las estadísticas de incorporación al Instituto. Hay casos muy puntales en algunos estados de la República, en donde esto agrega y es parte del esfuerzo que estamos llevando a cabo para aumentar la afiliación.

El Informe de Servicios Personales que se publica en el Diario Oficial de la Federación, por disposición de ley el Instituto no solamente hace el Informe Financiero que le presenta al Congreso de la Unión y al Presidente de la República, sino que también publica una vez al año en el Diario Oficial de la Federación un Informe de Servicios Personales, en donde está una descripción completa de todas las plazas del Instituto, de todas las remuneraciones, etcétera. Ese fue publicado el pasado 30 de junio.

Y un poco en respuesta a su pregunta, diputado Vega, lo que se señala es que la nómina del personal de confianza del Instituto, es en el 2004 menor que la nómina en 2000.

El balance de la reducción de plazas de confianza que es de casi el 22% de todas las plazas de confianza, independientemente de las modificaciones en las remuneraciones de algunos trabajadores, hacen que la nómina global del personal de confianza a hoy en el Instituto, sea menor que la nómina que se tenía en el año 2000.

Con relación a las reglas del Fondo para el Cumplimiento de Obligaciones Laborales de Carácter Legal o Contractual. En efecto, como usted bien señala, Diputado, en el informe correspondiente de este año, se resume el acuerdo tomado por el Consejo Técnico. Con mucho gusto, Diputado, le enviaremos una copia completa de las reglas correspondientes, pero para responder a la pregunta que usted hace.

Señalar que desde el 2002, también por disposición de ley, el Instituto publica trimestralmente un informe de reservas, mismo que también se encuentra en nuestra página de Internet.

El informe de reservas señala la forma en que el Instituto ha invertido y los montos que se han ido constituyendo, incorporando, tanto en las reservas financieras actuariales del Instituto para los ramos de aseguramiento, particularmente enfermedades y maternidad, riesgo de trabajo, invalidez y vida, como también los recursos para el Fondo para el Cumplimiento de Obligaciones Laborales.

En el informe a que hago mención, se puede conocer desde el 2002 en qué instrumento financiero se ha invertido, si son Cetes, son bondes (?), son pics (?), son cualquier instrumento financiero, ¿qué rendimiento tiene? ¿A qué plazo está invertido?, y esa información puede ser consultada por todos en la página de Internet con objeto de tener la mayor transparencia y el mayor cuidado y la mayor prudencia posible en los recursos que todos estamos seguros son necesarios para en el futuro cubrir las obligaciones pensionarias del Instituto.

Muy rápidamente, en materia de abasto. Ya comenté las cifras que nos reporta la Secretaría de la Función Pública y creo que lo que comenté en ese contexto del número tan grande de recetas que surte el Instituto, que estamos hablando aproximadamente 10 millones de recetas al mes, hace que pueda ser simultáneamente cierta la percepción de muchos derechohabientes que su receta no fue surtida totalmente, en efecto, 500 mil recetas al mes que no son surtidas en ese momento, en número absoluto son un número muy grande de recetas, sin que eso sea contradictorio con el hecho de que tengamos el 95% de recetas surtidas en el momento en que se presente el derechohabiente en la farmacia.

Usted preguntaba, diputado Vega, qué acciones ha llevado a cabo el Instituto con objeto de mejorar el abasto en medicamentos. A parte de los recursos presupuestarios que comentamos anteriormente, que aumentaron en 50% en términos nominales del 2000 al 2004, hay dos o tres iniciativas que son importantes.

Primero. En el curso de 2004, el Instituto concluyó un proyecto para conectar todas sus farmacias y todos sus almacenes con su red de fibra de óptica, de manera que tenemos en tiempo real conectada toda esta información.

En nuestra página de Internet, dentro del capítulo del IMSS va a comprar, el IMSS compró, está la información sobre las claves que se quieren en las unidades médicas y las disposiciones que se tienen, con objeto de que se puede tener un conocimiento pleno del abasto. Esto nos ayuda no solamente a mejorar la logística, sino que también queremos combatir las posibles desviaciones o corrupciones que pueda haber en las adquisiciones del Instituto, que es un problema que también estamos comprometidos a reducir.

No quiero señalar con esto que el problema del abasto esté resuelto en su totalidad. El problema del abasto es un problema muy complicado, se trata de repartir alrededor de 700 claves de medicamentos en mil 300 puntos de la República, la logística asociada con eso es complicada, son muchos proveedores, pero, sin embargo siento que el esfuerzo de informática, más el esfuerzo presupuestario, ha permitido que avancemos en la meta de lo que todos queremos, que es un 1005 de medicamentos cumplidos sin que se refleje eso en que, perdón, los derechohabientes tengan que hacer una erogación de su propio bolsillo para surtirse de medicamentos, que es obligación del Instituto tener que surtir.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, doctor Santiago Levy. Tiene la palabra hasta por 5 minutos el diputado Roberto Vega.

El diputado Roberto Vega y Galina: Bueno, hay una pregunta que no nos contestó, es que nos pudiera dar un informe del número de plazas que tenemos de médicos y enfermeras a partir de la reforma de la ley del 11 de agosto de 2004. Una.

Y la otra, pues volvemos a lo mismo, creo que estamos viendo dos seguros sociales, totalmente diferentes. Además de que nosotros tenemos la representatividad de la organización sindical, tenemos la información de las 37 secciones a lo largo y a lo ancho del país, y el reclamo de mis compañeros es muy sencillo, que realmente el Instituto haga un esfuerzo de una administración, no ver el problema nada más financiero, sino que se está administrando a una Institución de salud y que los recursos que se tienen, que son presupuestados y que cada año vienen autoridades del Seguro Social a decir que son los necesarios para salir adelante, —como pasó ahora para el 2005- nosotros queremos lo necesario o lo mínimo necesario para poder trabajar.

Que se diga la verdad, lo que está sucediendo en todas las unidades médicas de este país, de una institución que se ha olvidado en los últimos 5 años, que es una emergencia nacional.

No tenemos médicos, no tenemos enfermeras; tenemos un déficit de cerca de 7 mil trabajadores a lo largo y a lo ancho, a la entrada en vigor de la Ley y ahora, y ahora (repite) no le podemos dar respuesta en los servicios de urgencia, en las terapias intensivas, en la consulta externa, a la demanda que tenemos de consulta, por no tener el personal y los recursos necesarios, y está teniendo problemas la derchohabiencia, en su integridad de tener problemas serios que se complican por pérdida de la salud, hasta llegar a perder la vida, y así están las ginecobstetricias y así están los hospitales de las unidades de Primero, de Segundo y de Tercer Nivel.

No podemos seguir trabajando así. La Reforma de agosto del 2004, es una Reforma que ha paralizado y está estancado el Seguro Social, si no con responsabilidad, la Cámara de Diputados toma acciones, la responsabilidad que tendremos en el cuidado de la salud de 50 millones de mexicanos, también será nuestra responsabilidad.

Los problemas financieros del Seguro Social, son un problema multifactorial, como tal, los debemos de enfrentar, no únicamente señalando a uno de ellos como el responsable del problema financiero del IMSS.

El Sindicato pide respeto, reconocimiento a sus trabajadores en esta revisión contractual, como cualquier trabajador de este país. No es por capricho que queramos resolver o analizar y negociar y pactar, como siempre lo hemos hecho, nuestro Contrato Colectivo de Trabajo.

Por eso, yo le pido al Director del Seguro Social, que tenga ese respeto y esa disposición en esa mesa de diálogo que debería de estar instalada desde ya algunas semanas.

Esperamos llegar, privilegiando el diálogo, para el próximo 15 de octubre, aunque se moleste mi compañero de Acción Nacional, yo creo que estamos viendo a dos seguros sociales totalmente diferentes o si no, vayamos a las unidades, preguntemos qué es lo que está sucediendo, a la derechohabiencia.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, Diputado Roberto Vega.

Vamos a entrar al Segundo Turno de este Informe sobre la Glosa, y tenemos registrados para efectos de intervención, a los siguientes compañeros:

Por el Partido de la Revolución Democrática, al diputado Rafael García Tinajero y en segundo turno, a Emilio Serrano.

Por el Partido Revolucionario Institucional, al diputado David Hernández.

Por el Partido Acción Nacional, perdón, al diputado Miguel Ángel Llera Bello y a Roberto Colín y

Por el Partido Revolucionario Institucional, al diputado Pablo Anaya Rivera, finalmente.

Tiene el uso de la palabra, en este segundo turno, hasta por 5 minutos, el diputado Rafael García Tinajero, del Partido de la Revolución Democrática.

El diputado Rafael García Tinajero Pérez: Muy buenas tardes, diputado Alonso Raya y la Mesa Directiva de la Comisión de Seguridad Social, muy buenas tardes, doctor Santiago Levy.

Nos interesa por el momento, ahondar sobre algunos aspectos contenidos en el Informe presentado en junio próximo pasado. Por ejemplo, en materia de inversión se señala con toda claridad, que solamente para actualizar el rezago acumulado de infraestructura, se requiere una inversión extraordinaria de 45 mil millones de pesos y que estos recursos sólo servirían para poner al Instituto al día que para evitar futuros desfases frente al crecimiento del número de derechohabientes sería necesario destinar al menos 4 mil 800 millones de pesos más por cada 500 mil nuevos trabajadores afiliados.

En el mismo Informe se señala que los requerimientos de infraestructura que incluyen unidades médicas, ambulancias, camas, laboratorios, etcétera, no pueden cubrirse a satisfacción al día de hoy.

Ante lo anterior hay dos aspectos que nos preocupan: primero, que en el Informe se dice con toda claridad que frente a la imposibilidad del Instituto para afrontar estos problemas, el problema de inversión es para ampliar la infraestructura propia de éste, debe verse como parte de una estrategia más amplia, y esa estrategia, aunque se toca tangencialmente, incluya la subrogación de servicios en el segundo nivel, la oferta de servicios a no derechohabientes en el tercer nivel de atención, e inclusive, el copago en este mismo nivel de atención, el tercero.

Segundo: también encontramos una actitud contradictoria en las autoridades de la Dirección del Instituto cuando se está negociando el presupuesto. Vienen aquí y nos dicen y nos informan que se requieren fuertes sumas para inversión en infraestructura, etcétera, sin embargo frente a una propuesta presupuestal, muy por debajo de las necesidades que se expresan siempre en los días previos a la discusión del presupuesto, como va a ser este año en donde no se contemplan recursos adicionales para inversión en infraestructura, cuando se pone énfasis en la acumulación de reservas y no en el fortalecimiento de gestión, pues la Dirección del Instituto finalmente se queda corta, no plantea una lucha a fondo dentro del mismo Ejecutivo para lograr un monto presupuestal que esté de acuerdo con las necesidades del Seguro Social y se conforma con las asignaciones que Hacienda propone, sin dar la batalla, sin venir junto con los legisladores para tratar de que el Seguro Social tenga mayor presupuesto para lo que realmente requiere.

No consideramos que el mejor camino sea presionar el límite de las finanzas públicas, pero tampoco llevar al Instituto a una apertura gradual que lleve finalmente a que su gestión se resuelva en el mercado abierto y se le prepare de esta manera para concentrarse simplemente en la rectoría de los servicios médicos, como se señala en el Informe.

Algo similar sucede en el caso de guarderías, a pesar de que entre 2000 y 2004, casi se duplicó la capacidad de atención llegando a 195 mil niños y se destacan los beneficios para 65 mil trabajadoras, nos (inaudible) en señalar que el costo de la atención por medio de guarderías subrogadas es casi —o sería casi— de la mitad del costo que se registra en las operadas por el IMSS.

Se señala como causa costo-laboral y se dice además que si los recursos de las guarderías del Instituto se canalizaran a las subrogadas se podrían atender 38 mil niños más y hasta 60 mil, si se cancelaran las otras prestaciones sociales contempladas en el ramo.

Y aquí hay que hacer varias preguntas: Bueno, ¿es ésta la estrategia de la Dirección del IMSS?, ¿el menor costo garantiza mayor calidad en la atención de los niños en las guarderías?, ¿se pretende darle la vuelta al conflicto laboral y sus costos financieros sustituyendo áreas de atención administradas por el IMSS por otras áreas administradas en el mercado abierto, pretendiendo que costo es igual a eficiencia, cuando no hay una evidencia costo menor es igual a mayor eficiencia, cuando no hay una evidencia empírica que lo sustente?, ¿acaso se pretende generar un mercado de servicios de seguridad social con los vacíos que va dejando el IMSS al no enfrentar con firmeza la necesaria renovación de su infraestructura saneando sus finanzas, mejorando sus procesos y renovando su estructura laboral?, ¿considera que mediante la apertura se resolverán contradicciones institucionales que en gran parte se han tornado explosivas porque se les ha manejado sin el mínimo oficio político, y hay que decirlo muy claro.

Por otro lado, en lo relativo a la (moción).

Vamos terminando.

… queda contundentemente demostrado que el IMSS es mejor administrador que las Afores, esto nos llama la atención porque bueno, hablaba el doctor Levy de que no se privatiza con las Afores; efectivamente, no se privatiza del todo, el riesgo sigue siendo social, la privatización solamente entre las ganancias.

Cuando se privatiza el costo de la transición sigue para el Estado, el riesgo de quebranto es para el Estado y el trabajador. El Estado tiene la responsabilidad de asegurar una pensión mínima, pero eso sí, comisiones y todo lo que sea ganancia va para las Afores.

Y por último y creo que sí hay una pregunta importante qué plantearle, se ha señalado como las principales asechanzas para el Instituto a los trabajadores, a sus pensiones, a la transición demográfica, a la transición epidemiológica, pero nosotros creemos que indudablemente el principal riesgo para los sistemas de seguridad social en el mundo con componente solidario entre generacional, es las políticas económicas que se basan en el consenso de Washington y aquí han creado grandes desigualdades.

Y yo le quiero preguntar, en una sociedad en donde hay nulo crecimiento económico ¿qué destino tendrá la seguridad social que se basa en las cotizaciones de patrones y trabajadores? Cuando hay grandes masas de desempleados y sus empleados ¿qué va a pasar con la seguridad social? Cuando hay cambios en la estructura del empleo, casi el 50% de nuestros empleos nuevos se están quedando en la economía informal o quizás ya la mayoría no cotizan para la seguridad social obviamente, ¿qué destino tiene la seguridad social en este contexto?

Ante salarios de hambre y precariedad laboral ¿qué destino tiene la seguridad social solidaria intergeneracional?

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Favor de concluir.

El diputado: Y termino, ante la tendencia transformada, salud, seguridad social y otros derechos en mercancía ¿qué perspectivas tiene la seguridad social solidaria e intergeneracional? Esas serían las preguntas.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias. Tiene la palabra el doctor Santiago Levy.

El Director del IMSS, doctor Santiago Levy Algazi: Muchas gracias. Gracias por tu intervención diputado García Tinajero.

Voy a irme un poquito breve en la primera parte, porque creo que los puntos que usted toca al final son de la mayor importancia. Muy brevemente, en efecto la estimación que hicimos de rezago en inversión, es una estimación que señala, sí al finalizar el 2006, el Programa de Obras que anteriormente describí se concluye exitosamente dado el número de derechohabientes que tenemos en diciembre del 2006 con eso sería o no sería suficiente para dar un servicio (ininteligible) respuestas, no.

Y decimos, cuántos consultorios, camas, ambulancias, etc., equipo médico, se requeriría para que en ese momento en diciembre del 2006 pudiéramos dar un servicio adecuado, la cifra es muy difícil darla con precisión pero es del orden de los 45 millones de pesos, es el ejercicio que presentamos y muy importante lo que usted señala, para evitar futuros rezagos deberíamos de estar invirtiendo más o menos como 4 mil 800 millones de pesos al año por cada medio millón de trabajadores asalariados adicionales que se incorporan al Seguro Social.

Entonces, esto es una primera aproximación, claramente se muestran cifras preocupantes, el balance no es igual en algunas delegaciones que en otras, en algunas delegaciones hay más carencias que otras de cama, de consultorios, esto es un balance nacional y muestra lo que comentamos anteriormente, que tenemos ya 20 años en una situación muy complicada.

Por eso es que estamos señalando, que particularmente en aquellas delegaciones en donde hay más desbalance porque el problema no es igual en todas las delegaciones del país, se puedan llevar a cabo convenios con la Secretaría de Salud o con otros proveedores como el ISSSTE para poder complementarnos en ciertas utilizaciones de servicios y que esto permita que hasta en tanto se desarrolla dicha infraestructura y lo óptimo, lo óptimo coincidimos nosotros sería poder disponer de esos 45 millones de pesos mañana y poder llevar a cabo esas inversiones a la brevedad y disponer de infraestructura; pero como eso no se vislumbra de corto plazo como algo factible, es por eso que se propone que haya estrategias complementarias.

Igualmente es por eso la justificación en materia de guarderías, la idea es concentrar nuestros recursos en lo más prioritario y lo más prioritario es la salud, y entonces en eso estamos concentrando los recursos de inversión ya sea en obra o en equipamiento y lo que estamos buscando es de que el servicio de guarderías se dé a través de la modalidad que usted comenta y que se sujeta a normas de calidad muy estrictas, hay unas normas oficiales mexicanas, hay todo un sistema de vigilancia en las guarderías, los resultados que tenemos a la fecha son buenos.

Y por cierto aprovecho aquí para mencionar algo que no me dio tiempo de mencionar durante mi intervención; el Instituto está impulsando desde este año una nueva modalidad de guardería para la atención de niños con discapacidad, leve o moderada que era algo que no podíamos hacer anteriormente, hemos ya trabajado los modelos de calidad, los modelos de función médica (sic) etc., y estamos impulsando eso y están abriendo ya algunas guarderías para atención a niños con discapacidad.

Muy rápidamente me voy al comentario que usted hace al final de su intervención Diputado, que es… antes del tema del crecimiento económico, el tema de resultados de las AFORES y del resultado del IMSS. Comenta usted correctamente y es grato señalarlo, que el Instituto como administrador de recursos financieros al manejar los recursos de sociedades financieras y el FOCROC (?) tiene un desempeño que compara favorablemente con el desempeño de las AFORES tanto en rendimientos como en riesgos hemos hecho un esfuerzo para transparentar toda esta información, dar la mejor información posible y de hecho para tecnificar prácticamente toda la inversión de las reservas, se hizo una inversión importante en el año pasado en equipo de cómputo y en un centro de inversiones que permite manejar todo esto.

Coincido, lo repito, lo comentamos anteriormente, sigue habiendo un problema con las comisiones de los Afores que siguen siendo demasiado altas.

Hemos avanzado, creo que la Consar ha hecho un trabajo importante, yo creo que la Consar ha logrado resultados sustantivos, pero eso no quiere decir que no tengamos que lograr resultados adicionales.

Y este comentario creo que se aplica en forma más genérica para algunos comentarios que los señores diputados con toda justa razón señalan, en donde se da la impresión de que las cosas están bien o están mal.

Yo creo que la mejor forma de ver es como un proceso en donde todos reconocemos ampliamente que hay carencias fundamentales y sustantivas en diferentes áreas y de lo que se busca es de ir mejorando.

Eso no quiere decir que estén bien y que las cosas hayan sido superadas completamente, sino simplemente que el esfuerzo de 380 mil trabajadores está rindiendo frutos.

Concluyo mi intervención, Diputado, con el punto que usted tuvo, concluyo al final y que usted señala como el principal riesgo para la seguridad social. De hecho nosotros lo apuntamos de igual manera en nuestro informe.

En el informe decíamos que había tres grandes riesgos para la seguridad social y para el Instituto: la problemática sobre régimen de pensiones, la problemática de gastos médicos de pensionados, nosotros lo denominamos el problema de incorporación de trabajadores al Seguro Social, pero que está íntimamente ligado con el proceso de crecimiento económico.

Y coincidimos con usted, Diputado, que es sumamente difícil contemplar la seguridad social universal en el contexto de ausencia de crecimiento económico.

Lo comentaba el Diputado Raya y coincidimos con él. Nadie puede estar satisfecho cuando tenemos a la mitad de la población económicamente activa fuera de la seguridad social y cuando está creciendo el sector informal de manera importante.

En el informe de este año, en el Capítulo I, el Instituto hizo un esfuerzo por aportar datos que tratan de cuantificar esta problemática y algunas hipótesis de por dónde se tendría que mover el diseño de políticas públicas y en su caso reformas legislativas, en donde coincidimos con el Diputado Raya, por cierto, con el tema de los comisionistas para la incorporación al Seguro Social.

Lo planteamos en el mismo informe que se presentó a consideración de ustedes, pero el tema es más amplio, el tema es que nuestra concepción de la seguridad social, en donde la puerta de entrada es el mercado formal de trabajo y en donde el mercado de trabajo se ha vuelto tan dinámico por la migración entre ciudades o por la migración de Estados Unidos a México o por la migración urbano-rural, que hace que esa puerta sea demasiado estrecha.

Y creo que uno de los grandes retos que tenemos es cómo vamos a legislar en materia de seguridad social o en materia laboral, con objeto de aumentar la protección y aumentar la cobertura, porque en efecto, desde el punto de vista social, eso no es correcto.

Pero aún desde el punto de vista estrictamente financiero, tampoco es viable una seguridad social que descansa en una población que no está creciendo y que no puede cumplir con la solidaridad intergeneracional que está interconstruida y es esencia importante de la propia seguridad social, en un contexto en donde (ininteligible) incorporación.

Entonces, los retos son muchísimos y este reto último que usted apunta y por eso me permití abundar sobre ello, es probablemente uno de los más sustantivos en términos de la reflexión conjunta que tenemos que hacer todos.

No solamente para crecer más rápidamente, sino para que tengamos un mercado de trabajo mucho más ágil y dinámico y una regulación de seguridad social que permita incorporar trabajadores con distintos tipos de modalidades, comisiones es un ejemplo, pero hay muchos más que requieren el mismo enfoque.

Muchas gracias, Diputado.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, Doctor Levy por sus respuestas. Tiene la palabra hasta por cinco minutos el diputado Emilio Serrano.

Me voy a permitir, respetuosamente, sugerirles que seamos respetuosos del tiempo, para que no tengamos problemas con los compañeros.

El diputado Emilio Serrano Jiménez: Gracias, Diputado Presidente. Trataré de ser respetuoso con el tiempo de ustedes.

Doctor Santiago Levy, director general del Seguro Social, cuando escuchamos al Presidente Vicente Fox y a los funcionarios de su gobierno, tratan de meternos a Foxilandia.

Y tal parece que hay dos realidades, en este caso, del Seguro Social. Coincido con el Doctor Vega Galina, de que en el Seguro Social hay dos realidades. Una que existe en la mente de los funcionarios ---de usted--, nos imaginamos lo que ustedes piensan, que llega un derechohabiente a una clínica u hospital del Seguro Social y le dice el médico: Pase.

Bueno, desde la recepcionista, le atiende con amabilidad, hasta café le invita o galletas. Le atienden inmediatamente, sale el médico y le pone el estetoscopio y le ausculta, le revisa los ojos, los oídos, le revisa la garganta, el peso, le habla con amabilidad y después de descubrir cuál es su padecimiento, le receta.

A la farmacia e inmediatamente le dan todos los medicamentos que le recetó el doctor y si es un problema de emergencia o especialidad le manda inmediatamente al servicio de especialidades y en una semana es atendido con todos los exámenes. Bueno, esa es una realidad que existe en la mente de ustedes.

La otra realidad es la que viven todos los días la mayor parte de los derechohabientes: llegan, "siéntese ahí", "espérese", y se ponen a platicar los empleados, las empleadas, que también son sindicalizadas, y les atienden hasta que quieren, de mala gana, de mala manera.

El médico le pregunta qué tiene y según la respuesta del derechohabiente es como le manda 10 cajas de penicilina que va a la farmacia y nada más le surten dos o tres y algunas incompletas.

O como el caso de una compañera reportera que me acaba de decir que llevó a su papá después de 82 años de edad y que no había ocupado el servicio médico nunca; lo lleva a la clínica de San Ángel y el médico le dice en Urgencias: "Yo le recomiendo que lo lleve con un particular porque está grave su papá". Y lo tuvo que llevar con un médico particular porque el señor se iba a morir. Esa es una realidad que se vive todos los días.

No sé por qué, Doctor, el Seguro Social, la autoridad, cuando su servidor propuso que se reformara la Ley del Seguro Social en cuanto a las Afores se refiere, fue la opinión negativa del Seguro Social.

Nos quejamos de que no hay dinero en el Seguro Social, pero sí permitimos que las empresas privadas, los bancos extranjeros se lleven más de 12 mil millones de pesos de utilidad neta cada año. Están desfondando a los trabajadores que cotizan precisamente para que se mantenga el Seguro Social.

Su servidor fue uno de los que votó a favor de la reforma de la Ley del Seguro Social el año pasado, no me arrepiento, pero veo con tristeza que esa idea de que las cuotas obrero-patronales no fueran empleadas para pagar sueldos y salarios de funcionarios trabajadores y jubilados pensionados del Seguro Social no sirvió para nada.

No se ve en la realidad una mejora en el servicio, no hay más clínicas ni más hospitales, no hay contratación de médicos ni de enfermeras, no hay medicamento ni instrumental para dar un buen servicio. Esa es una realidad.

Y también creemos que si continuamos con esta situación en donde por la crisis que vive el Seguro Social hay que apretarle el cinturón a los derechohabientes, a los trabajadores, pero yo pregunto: ¿cuándo, cuándo se sacrifica a los funcionarios del Seguro Social?

Y un dato, Doctor: usted decía que está mejorando el servicio de guarderías, se le aprobó para el 2005 un presupuesto de 9 mil 323 millones de pesos, para el 2005, y ahora ustedes solicitan un presupuesto de 3 mil 928 millones de pesos; está bajando, estamos para atrás, no para adelante. Gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado Emilio Serrano. Tiene ahora el uso de la palabra para formular sus planteamientos el diputado David Hernández Pérez, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

El diputado David Hernández Pérez: Es cierto que sin acuerdos las reformas no tienen sentido, más es muy importante resaltar que esos acuerdos deben ser en beneficio de los más, deben ser en beneficio de las mayorías y no de los menos.

Con su permiso, compañero Presidente, compañeros legisladores, legisladoras y señor Director.

Consideramos que el Instituto Mexicano del Seguro Social garantiza el derecho a la protección de la salud de millones de trabajadores mexicanos y de sus familias, y sí, avanza en su compromiso de transformación, pero también estamos conscientes de que aún falta un largo camino por recorrer ante la dura realidad económica y las estructuras gubernamentales que han sido rebasadas, por lo que es necesario realizar cambios que conlleven a una cobertura más amplia en la atención a la población.

Para los diputados que representamos al sector obrero y que pertenecemos a la fracción priísta, la hablar de los avances del Instituto Mexicano del Seguro Social, como es el tener un incremento en las expectativas de vida, que ahora en las esperanzas de vida que ahora ya se tiene y que de una o de otra forma se lo debemos a esta seguridad social, también nos obliga a reflexionar sobre la atención que están recibiendo los trabajadores que hacen posible esos trabajadores que reciben la atención, que con sus aportaciones se esté sosteniendo el Instituto.

Si bien es cierto, como usted lo decía, que se surten aproximadamente el 96% de las recetas y se dejan de surtir esas 550 mil, a lo que los trabajadores nos interesa, no son precisamente los datos; nos interesaría que nos dijera cómo podemos resolver eso y le comento, cómo podemos resolver.

Cada vez las unidades de atención familiar, ya lo comentaban aquí, se ven más saturadas, se prolongan más los tiempos de atención, tiempos de atención prolongados que vienen a demeritar en las horas de trabajo, de rendimiento, en la productividad.

Sabemos que hay unidades que no están abiertas, nos gustaría que nos dijera cuándo podemos contar con ellas, ¿qué es lo que hace falta realmente para poderlo hacer efectivo?

Recuerde que de una u otra forma los diputados somos los más interesados en que esto funcione, porque ya se nos está culpando a algunos de algunas de las modificaciones que hemos hecho.

Esta soberanía aprobó esas modificaciones, que consideramos que hasta la fecha no se ha hecho ninguna contratación, ¿qué es lo que impide? ¿El que no se haya aceptado una decisión democrática? ¿Qué es lo que realmente está obstruyendo para que los compañeros que están laborando en el Instituto puedan contar con mayor número de compañeros trabajadores?

Sucedió un caso en Guadalajara, en la Clínica 46. Una compañera que conoce nuestro compañero diputado Vega, que precisamente por el exceso de trabajo le dio un infarto, ella es trabajadora enfermera y que es precisamente el exceso de trabajo lo que lleva a eso. No podemos seguir sin que entren nuevos compañeros a laborar, para que puedan apoyarlos.

Sabemos que hay cantidades desiguales que se destinan a unos pensionados y otros; sabemos que unos cuantos probablemente se lleven una gran cantidad de Presupuesto, pero nos interesa saber cómo podemos resolver realmente los problemas.

Consideramos que con el incremento a las reservas, como se está planeando para el próximo año, definitivamente que eso nos va a meter en mayor problema, cuál es la intención, señor Director, de incrementar las reservas en la dimensión que se está proponiendo, porque estamos seguros que esto va a repercutir directamente en la atención.

A nosotros se nos a figura que el IMSS no debe de agarrar las acciones que está haciendo Hacienda; Hacienda intenta cobrarle más a los cautivos y nosotros insistimos que lo que tenemos que hacer es incrementar la base de recaudación, lo mismo tenemos que hacer en el Instituto, señor Director, ¿cómo hacer para que toda esa economía informal pueda hacer sus aportaciones al Seguro Social? Y definitivamente, que nos pueda informar, señor Director, ¿cuántos recursos? ¿Qué se está destinando para el Seguro Popular?

Y señor Director, no cree que con toda la experiencia que tiene el Seguro Social en esto, sería mejor que el Seguro Social fuera quien coordinara los trabajos del Seguro Popular?

Por sus respuestas puntuales, gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado David Hernández Pérez. Tiene la palabra ahora el doctor Santiago Levy, para dar respuesta a los planteamientos.

El Director del IMSS, doctor Santiago Levy Algazi: Muchas gracias, diputado Hernández Pérez, con mucho gusto.

Coincido con usted que el Seguro Social necesita cambiar, de hecho ha venido cambiando con México durante las últimas seis décadas y el país que era México en 1943, cuando se concibió el Instituto y el país que es hoy en día son dos realidades muy diferentes, tanto en términos del número de la población, la composición urbano-rural, la conmoción demográfica, el mercado de trabajo y lo que ha pasado con la inserción de México en la economía mundial.

El Instituto no puede ser ajeno a todos esos procesos. Ligo este comentario con el comentario que hace usted al final y retomo un poco el comentario que se hizo en mi intervención anterior.

Cuando se concibió al Instituto en 1943 se tenía la esperanza, en aquel entonces bien fundada, de que el proceso de crecimiento económico durante muchas décadas pudiera llevar a cabo una incorporación gradual de trabajadores al Instituto y si bien no estaba expresamente plasmado en la redacción de los artículos, la esperanza global era que sería el trabajo hacia la dirección de la seguridad social universal, que es el planteamiento que usted en el fondo está haciendo cuando hace su intervención.

Había creo que razones sustantivas para pensar que el Instituto estaba avanzando en esa dirección, particularmente durante la época de desarrollo estabilizador. Desafortunadamente, y tiene que ver con la pregunta fundamental que hizo anteriormente, en un contexto de ausencia de crecimiento económico, es muy difícil pensar que la meta de seguridad social se va a cumplir.

Cuando usted hace la pregunta, Diputado, de qué hacemos, y me gusta porque usted lo hace en plural, en el sentido de trabajar todos juntos, Legislativo, Instituto, Sindicato, Consejo Técnico, etcétera, y el Ejecutivo Federal, en esta tarea, yo creo que dentro de las muchas que tenemos en diferentes áreas, si no hay un proceso de crecimiento económico es difícil vislumbrar que el futuro del Instituto sea el que se soñó en su momento.

Por más esfuerzo que hagamos nosotros de combatir a la evasión de trabajadores, y describí ya algunas de las acciones que se llevan a cabo por parte del Instituto, con objeto de que sí se reconozca la relación obrero-patronal en aquellos casos en que todavía no se hace.

El mecanismo natural, más eficaz, prácticamente automático para la incorporación de trabajadores a la seguridad social, es el crecimiento económico, y si no logramos que el país retome tasas de crecimiento de 5 al 6% en los próximos años, las dificultades que estamos enfrentando ahorita serán todavía mayores y tendremos problemas sociales también importantes.

Creo que, sin embargo, el rezago acumulado en el país es tal que necesitamos también, y así lo hemos planteado, pensar en los mecanismos de incorporación de la esfera social.

La reforma que hizo esta soberanía a la Ley del Seguro Social en materia de jornaleros agrícolas, creo que representa un cambio fundamental. Se preguntó anteriormente, no me dio tiempo de contestarlo, el Instituto ya ha hecho todas las acciones que tiene que llevar a cabo en términos de reforma a la ley para darle cumplimiento y empezar a llevar a cabo las estravvtegias, no entro en detalles porque no tengo tiempo.

Pero estamos esperanzados que esta reforma que ustedes impulsaron, permita la incorporación masiva de cientos de miles, tal vez más de un millón de jornaleros agrícolas y que ayude particularmente, lo comentaba usted, Diputado, con este espacio de solidaridad. Claramente estos trabajadores van a cotizar por debajo del promedio de los salarios que cotizan y así se entiende el Seguro Social, pero de todas formas queremos incorporarlo porque sentimos que es el mejor manto…(?) que puede tener.

Yo siento que se tienen que contemplar reformas adicionales como las que contemplaba el diputado Raya, y reflexionar, por ejemplo, en el sentido o no sentido de existencia relación-laboral en los trabajadores de comisión mercantil. Dependiendo de las definiciones que uno utilice para esos propósitos podemos estar hablando de más de un millón de trabajadores con ese tipo de relación contractual.

Y la pregunta de si ese tipo de relación contractual debe de convertirse o no en una relación que desde el punto de vista de la legislación de seguridad social sea obligatoria para la incorporación del Seguro Social. Es el planteamiento que hace el diputado Raya, con el cual, por cierto, nosotros coincidimos y así ha estado planteado en el informe y hemos hecho algunas acciones de orden jurídico con objeto de que se logre. Pero no todo puede ser a través de los planteamientos jurídicos, sino que a veces se requiere mayor envergadura en planteamientos legales de mayor profundidad.

¿Cómo más podemos resolver los problemas? Muy respetuosamente, yo siento que el Instituto requiere más recursos fiscales. Lo hemos planteado en los tres informes previos al Congreso y al Presidente de la República, lo vinimos a plantear en el informe de este año, particularmente en el tema de gastos médicos de pensionados.

Las primas que están establecidas para el Seguro de Gastos Médicos de Pensionados, son patentemente insuficientes respecto a las obligaciones que representa darle el servicio médico a esa población jubilada.

Y sentimos que la aportación gubernamental para la prima de gastos médicos de pensionados, que es algo que ha estado discutido y planteado en algunas ocasiones, nosotros hemos cuantificado lo que eso representaría para el Instituto, representaría un impulso adicional.

El Instituto tiene un dilema, Diputado, tiene un dilema, con los actuales flujos de ingresos y con las expectativas de crecimiento económico y ante las obligaciones ya contraídas par los próximos 15 años, si algo no cambia, las dificultades van a ser mayores en 15 años que ahorita; y por ese motivo, por un lado, se justifica ampliamente una política de creación de reservas que permita afrontar esa realidad todavía más complicada que tendrá el Instituto.

Pero el dilema tiene otro lado, el otro lado del dilema es que las necesidades actuales de hoy son profundas y sentidas, y encontrar ese balance es algo que tenemos que encontrar juntos.

No crear reservas en lo absoluto sería tal vez no muy responsable con el futuro, una política excesiva de creación de reservas puede imponer a las actuales generaciones un costo demasiado alto en términos de la calidad de atención y la capacidad del Instituto para dar respuesta a esas necesidades.

Es el dilema que enfrentamos y lo que hemos buscado nosotros es aportar elementos de juicio para que juntos podamos encontrarle una salida, en el entendido de que el dilema es tan agudo, que si no lo complementamos con flujos de ingresos adicionales no lo vamos a poder resolver.

Por ello, el planteamiento de gastos médicos de pensionados que comenté anteriormente, y por ello, otro planteamiento que también se hizo en el Informe y que aprovecho aquí para comentar, para señalar que en la estructura de contribuciones del Instituto hay un desbalance entre las contribuciones que están indexadas a la inflación y las contribuciones que están indexadas a los salarios reales.

Y esto que puede parecer un asunto menor, a lo largo de muchos años representa un desbalance que merma las finanzas del Instituto. Ahí, Diputado, tenemos un espacio muy grande para trabajar.

Perdón que me haya excedido en estos temas, hay mucho en donde el Congreso puede, como lo ha hecho ya con las reformas impulsadas (no se entiende) el Instituto.

Una más que comento, se ha hablado ampliamente aquí del tema de medicamentos, el tema tiene una arista presupuestal, tiene una arista logística, tiene una arista de sistemas, tiene una arista de combate a la corrupción, también tiene una arista de la característica del mercado de medicamentos.

Desafortunadamente, el mercado de medicamentos en México, es un mercado que para cierto tipo de medicamentos se encuentra con estructuras de mercado bastante oligopólicas.

En muchas ocasiones, el Instituto se enfrenta a un solo proveedor de ciertos medicamentos y existe además un sistema de contratos de exclusividad que hace difícil el establecimiento de relaciones comerciales directas entre el Instituto y los laboratorios sino que tengan que pasar por los distribuidores.

Es un tema que es de orden legislativo, y es un tema en donde si tuviéramos un mercado de medicamentos más competitivo, el Instituto tendría una mejor posibilidad, porque en ocasiones no es pretexto, en muchas ocasiones el problema es de presupuesto o de logística interna del Instituto, aunque en ambos hemos avanzado.

También en ocasiones resulta que se trata de incumplimientos de proveedores y ante el hecho de que es solamente un proveedor de dicho medicamento, es poco lo que se puede hacer, a menos de que se tenga una política de inventarios muy altos, que puede ser una política demasiado costosa. Entonces, aquí hay una dimensión importante.

Hablaba el diputado Raya y tiene toda la razón, que lo que tenemos que hacer es trabajar en acuerdos adicionales para resolver el problema del mercado en medicamentos, el problema de gastos médicos de pensionados, la cuota social para gastos médicos de pensionados, la incorporación de trabajadores como son los comisionistas y toda una serie de acciones adicionales que permitirían complementar el trabajo que se viene haciendo por 380 mil trabajadores y aquí discrepo un poquito por lo señalado el diputado Serrano, hay carencias en el Instituto, sin duda, hay equipo inmobiliario viejo que le falta mantenimiento, sin duda, falta conservación, sin duda, lo que no falta son ganas de trabajo y compromiso de trabajo, eso lo tienen 380 mil y hacen un esfuerzo realmente ejemplar en las condiciones que se están llevando a cabo las cosas.

Con eso y con el apoyo que podemos y que hemos estado recibiendo del Legislativo, podemos creo que conseguir los acuerdos que requerimos.

Gracias, diputado.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, doctor Santiago Levy. Tiene la palabra el diputado David Hernández para su réplica, por cinco minutos.

El diputado David Hernández Pérez: Debemos prepararnos para recibir a todos los jornaleros y sus familias, señor Director, porque definitivamente que también va a ser una rayita más al tigre ahí en ese sentido, aunque estoy seguro que las aportaciones también le darán oxígeno al mismo Instituto.

Yo creo que debemos de incluir ahí, no sé, programas también para taxistas, entre otros, que se pudieran incluir también para que ingresen al esquema de la seguridad social.

Otra cuestión, pues tendremos que buscar esa media entre lo de las reservas y no podemos irnos a tanto incremento en cuanto a cuestiones, tendremos que buscar una media ahí que tendremos que negociarla con Hacienda y esperamos contar con su apoyo, señor Director, para esto.

Garantizar las prestaciones en estos aspectos obliga a reformar y hablar de reforma siempre conduce a ciertas barreras o división de opiniones y actitudes enfrentándonos a un primer reto, que es el cultural.

Puesto que en nuestro país se cuenta con un arraigo cultural muy fuerte que consiste, por una parte creer que es una obligación del Estado dar atención integral y completa en esta materia, y por otro, el pensar en pequeños grupos que son los beneficiados en detrimento a los beneficios colectivos.

El manejo poco transparente y efectivo que ya ha sido muy claro en las últimas fechas de los recursos por parte de funcionarios públicos y las transacciones manipuladas en términos de adquisiciones e insumos médicos. Al reto que enfrentamos precisamente de los laboratorios que de una u otra forma hay prácticas monopólicas y que tendremos que enfrentar con algunas reformas.

Tenemos que romper ese paradigma cultural, es un eminente paso que tendremos que dar por México a efecto de poder minimizar el costo social derivado de una serie de acciones de desinformación, incluso en muchas ocasiones una desinformación de las responsabilidades y las acciones que hacen los trabajadores del Instituto, como lo vimos hace un rato.

Creo que muchos hemos sido testigos del esfuerzo que hacen todos los trabajadores del Instituto, y no por algunos arrocitos negros vamos a romper con toda una estructura que hay.

Yo estoy seguro que son los menos los que asumen la actitud que comentaba el diputado Serrano.

Recordemos que las reformas iniciadas para el Instituto tendrán que continuarse. Debemos de continuarlas hasta llegar a un sistema precisamente universal de seguridad social para lograr la universalización de los derechos de todos los mexicanos, los retos a enfrentar son la equidad, la calidad en los servicios y la protección financiera de los mismos.

Se aproxima la revisión del contrato colectivo de trabajo, sabemos de la polarización entre las partes. Los representantes obreros les hacemos una invitación a las partes a reflexionar y resolver en bien de México.

Señor Director, cuente con que esta Comisión analizará de manera muy consciente como lo hemos venido haciendo y definitivamente que seremos un gran respaldo para el incremento del presupuesto que requiere el Instituto.

El reto es encontrar las coincidencias y acceder a una visión en donde los diferentes actores se vean fortalecidos. Debemos evitar la confrontación, esto no es un asunto de vencedores y vencidos, se trata del futuro de la seguridad social en México, y nos corresponde a los actores que estamos aquí ahora garantizar el éxito de esto.

Gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado David Hernández. Ahora tiene la palabra el diputado Miguel Ángel Llera Bello del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, hasta por 5 minutos.

El diputado Miguel Ángel Llera Bello: Con el permiso de la Presidencia. Compañeras y compañeros diputados, señores y señoras que nos acompañan, quiero señor Director iniciar haciendo una precisión.

Hace un rato uno de nuestros compañeros mencionó que esta Institución se catalogaría como una de las peores prestadoras de servicios profesionales dentro de la salud.

Eso a mí me parece ofensivo para todos aquellos que hemos trabajando dentro del Seguro Social, que orgullosamente hemos atendido en nuestros mejores años a una buena parte de la sociedad mexicana, y recordarles que el Seguro Social ha dado infinidad de talentos científicos y como decía el doctor Roberto Vega: hombres de carne y hueso, y yo diría "que de mucho corazón", que ante carencias, no nuevas; los que enfrentamos el trabajo cotidiano, las topamos desde hace mucho tiempo y esto es natural, siendo una institución tan noble, pero con un crecimiento constante y desmesurado, desde luego que siempre tendrá carencias.

Los médicos hemos luchado con los elementos que hemos tenido a la mano, así es que la precisión va en ese sentido, en la calidad de los compañeros médicos, de las enfermeras y de todo el personal que ha laborado en esta institución.

En ese sentido, creo que minimizar la calidad del personal que ahí labora, heroicamente y día a día atendiendo tantas necesidades, me parece una injusticia. Creo que por ello el comentario.

Como médico, soy un hombre de buena fe y creo en su sinceridad y quiero creer que esta institución, una de las más sólidas en salud dentro de nuestro país, tiene que desarrollar un trabajo cada día más efectivo, para fortalecer precisamente esta institución y bueno, sin duda, existen muchas fallas, pero no creo que sea correcto negar también los múltiples aciertos.

Comentaba usted hace un momento un punto que a nosotros, en una de las comisiones en las que participo, —de Justicia y Derechos Humanos nos preocupaba mucho- la poca atención a los niños con capacidades diferentes.

Hace un momento hizo usted el comentario sobre las guarderías, precisamente para estos niños. Ahí en ese sentido, nosotros sí quisiéramos que se pusiera un énfasis especial y bueno, al compañero que decía que algún familiar tuvo que llevar a un Médico particular, por su edad, a su pariente, por el riesgo en que ponía su propia vida, yo quiero decirles que yo sí le tengo una fe ciega al Seguro Social y que prefiero la atención dentro de esta institución, a una privada, porque reconozco en cada compañero, la virtud en el ejercicio de su profesión, independientemente del injusto salario que existe en este país a los médicos y al personal en general, las compañeras enfermeras y demás.

Creo que el hecho de crear unidades móviles de atención médico-dental y unidades móviles de atención quirúrgica, y sobre todo para el campo, es un acierto. Quisiera saber que pronto no son 8 ó 9 unidades, sino que sean las que necesita nuestro país.

Qué bueno que se le esté dando atención a nuestros conciudadanos jornaleros agrícolas, pero aun en Veracruz estamos esperando esa atención.

Tal parece que los consentidos sólo son los del Centro y del Norte, y también el Sur y el Centro, necesitamos el Sur y la parte de Veracruz, estamos esperando este tipo de atención, porque allá también tenemos muchos trabajadores jornaleros.

Así es que, yo quisiera, por último preguntarle también, ¿qué se está haciendo para ampliar la planta laboral que es urgente para que esta institución se siga fortaleciendo día a día?

Por su atención, muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias diputado Miguel Ángel Llera Bello. Tiene ahora el uso de la palabra el doctor Santiago Levy para hacer sus comentarios respecto al planteamiento de nuestro diputado.

El Director del IMSS, doctor Santiago Levy Algazi: Muchas gracias por su intervención, Diputado Llera Bello. Respecto a la puntualización con la que usted inicia su intervención, no puedo más que coincidir. Lo expresé al finalizar mi intervención anterior y aprovechando que usted lo comenta ahorita con motivo de su intervención, reitero mi coincidencia plena con lo que usted señaló con su primer comentario.

Coincido también en el comentario adicional del esfuerzo que representa el área médica del instituto y el valor que tiene el trabajo médico del Instituto, no solamente para nuestros derechohabientes, sino también para el resto de la población del país y aprovecho aquí para comentar una iniciativa que también se impulsó en el curso del año pasado y que desafortunadamente no pude comentar durante mi intervención inicial de 10 minutos, por razones de tiempo, pero señalar, señores diputados, que el Instituto impulsó la creación de una fundación, que se llama la Fundación IMSS, que tiene como Presidente Ejecutivo a uno de los médicos tal vez más destacados de nuestro país, al doctor Jesús Kumate, ex secretario de Salud, y que lo que está buscando esta Fundación es impulsar la investigación científica en los problemas de salud más prioritarios de nuestro país y que tenemos buenas noticias porque a un año de creada dicha Fundación, la Fundación ya logró obtener de diferentes fuentes un financiamiento por 100 millones de pesos para llevar a cabo el proyecto de investigación de diabetes mellitus más grande que se está haciendo en el país y que va a traducirse en beneficios no solamente para los derechohabientes, sino en beneficios para toda la población en general, porque estamos seguros que no sé, en tres, cinco, siete años, pero que este esfuerzo de investigación va a rendir frutos en términos del trabajo y la práctica médica que se lleve a cabo.

Lo comento solamente como un ejemplo de lo que usted señala y de lo que representa.

Ya había hablado anteriormente de que el Instituto tiene que cambiar y usted toca el tema de jornaleros agrícolas y aprovecho aquí para hacer una precisión respecto a lo que estamos haciendo en materia de jornaleros agrícolas.

El Instituto está innovando también en materia de la atención a los trabajadores eventuales del campo y ya adquirió 38 unidades médicas dentales, 8 unidades de diagnóstico y 8 unidades quirúrgicas que están para trabajar en los campos agrícolas de México como parte del Programa de Jornaleros Agrícolas.

Es una innovación en materia de atención médica, en el modo de atención médica; estamos esperanzados en que esto funcione bien. Las unidades médico-dentales tienen la capacidad para dar la atención en medicina preventiva; la unidad diagnóstica es una unidad que es una unidad móvil pero que tiene un mastógrafo, tiene rayos X, tiene ultrasonido, tiene la capacidad para hacer análisis de sangre y análisis de orina; y la unidad de cirugía tiene un quirófano móvil que permite llevar a cabo cirugías de baja complicación en los campos alejados y que permite acercar los servicios médicos a los trabajadores en el campo.

Si este modelo de atención médica resulta exitoso, y estamos esperanzados que así lo sea, vamos a adquirir más unidades médicas móviles, más unidades de diagnóstico y más unidades de quirófano.

Por cierto que la unidad médica móvil ahorita que vino el huracán en Yucatán, el Emily, la pusimos a disposición de la población con el trabajo que hicimos para ayudar y tuvo un resultado excelente en lo que estamos logrando con ella.

No queremos olvidar las diferentes regiones del país y para complementar la atención que estamos dando a los trabajadores eventuales del campo estamos aprovechando una reforma legislativa muy importante que hizo (?) a cabo el Congreso, me parece que fue hace 2 o 3 años, cuando se señaló que toda la infraestructura del Programa IMSS-Oportunidades pasaría al patrimonio del Instituto. Eso ocurrió hace aproximadamente dos años y desde entonces, aproximadamente 3 mil 500 unidades de medicina rural y 69 hospitales rurales son parte del patrimonio del Instituto.

Desde entonces el Instituto viene haciendo un programa de fortalecimiento a la capacidad resolutiva y en particular hay dos hospitales en donde estamos haciendo un esfuerzo de IMSS-Oportunidades, estamos haciendo un esfuerzo de aumentar sustancialmente su capacidad resolutiva; uno, en Ocozocuautla, afuera de Tuxtla Gutiérrez, en Chiapas, con objeto precisamente de tener ahí mayor capacidad de atención y otro que estamos haciendo en el norte del país en Ramos Arizpe, porque ya la mancha urbana creció.

Y estamos recuperando también tres hospitales adicionales del Programa IMSS-Oportunidades en el estado de Tamaulipas que estaban abandonados, y que es parte ahora de un esfuerzo que estamos confluyendo y que daría pasos en lo que todos han comentado en esta comparecencia, de ir sumando la capacidad de atención, ahora de IMSS-Oportunidades y de IMSS-Régimen Obligatorio, de una manera mucho más integrada.

Tenemos gran potencial para hacer eso fortaleciendo hospitales rurales de Veracruz, de Michoacán, de Oaxaca, de Chiapas, de Campeche, de Yucatán, que son estados que tienen una presencia muy importante IMSS Oportunidades y que eso va también a permitir junto con el expediente clínico electrónico que por cierto comento, es otra innovación del Instituto y que va a permitir darle seguimiento al expediente médico de un trabajador eventual del campo, cuando se atiende en Oaxaca y cuando se atiende en Sinaloa, posteriormente en Sonora y después regrese a su punto de trabajo.

Estamos ahorita ya en el momento de capacitación de las clínicas de IMSS Oportunidades con el expediente electrónico, el equipo de cómputo ya se instaló y estamos ahorita en la capacitación y en los enlaces de conectividad para poder mandar la información sobre capacidades en el expediente electrónico, etc., etc.

El esfuerzo PREVENIMSS también sentimos que tendrá un beneficio más allá de la población derechohabiente, el esfuerzo de Comunicación Social que estamos llevando a cabo y que ustedes han visto en los medios de comunicación, busca lo que comentaba también de alguna manera el diputado David Hernández que es este cambio cultural.

Tenemos que impulsar en la actitud de todos nosotros respecto a la salud con un enfoque mucho más preventivo y sentimos que puede haber un beneficio adicional para la comunidad como un todo, del esfuerzo que está haciendo de difundir las acciones de PREVENIMSS porque éstas las conoce la población como un todo.

Es por eso que estamos complementando también por cierto, con la edición de una revista de divulgación popular de medicina preventiva que se llama tu salud, que estamos difundiendo gratuitamente en nuestras unidades de medicina familiar, en nuestros hospitales y que busca acercar la información médica en forma sencilla a los derechohabientes. Muchas gracias Diputado.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias doctor Levy. Tiene ahora el uso de la palabra el diputado Roberto Colín, para hacer la réplica de su fracción.

El diputado Roberto Colín Gamboa: Con su permiso señor Presidente; señor Director del Seguro Social gracias por sus respuestas; diputadas y diputados; señoras y señores:

Ante la reiterada insistencia sobre la probable privatización del Instituto, no debemos olvidar que la tan mencionada privatización no sería decisión de las autoridades del Instituto ni del Presidente de la República, dado que necesariamente requeriría de una reforma legal que tendría que ser analizada, discutida y aprobada por el Congreso de la Unión.

Y tampoco debemos olvidar que en la nueva relación entre los tres poderes, a partir de este gobierno del cambio, el respeto a las facultades y atribuciones es una realidad y el Congreso es garante de las instituciones, México ya cambió. Nos parece injusto que se maximicen las fallas o insuficiencias que se dan en ésta como en todas las instituciones o empresas y que no se valoren los avances y logros que ha tenido el Seguro Social en estos últimos cinco años.

Los diputados del Partido Acción Nacional reconocemos la labor de los trabajadores del Instituto y su aporte al engrandecimiento de la Institución sin el compromiso y la entrega de los miles de trabajadores, médicos, enfermeras, auxiliares y personal administrativo, ninguna política sería eficaz para brindar la atención de calidad que ofrece el Instituto Mexicano del Seguro Social.

La modernización de la Institución, la reestructuración de procesos, los cambios en la administración de los recursos, la transparencia y la optimización en el aprovechamiento de los mismos con que cuenta el IMSS, son acciones que muy fácilmente se dicen.

Escuchamos en el mensaje del Presidente Fox el día del Informe y en las intervenciones del Director del Seguro Social el día de hoy, los avances que ha tenido la Institución en estos últimos cinco años y que van mucho más allá de lo que se realizó en el IMSS desde 1943 cuando fue creado hasta diciembre del año 2000.

Se ha avanzado sin comprometer al Instituto, se ha avanzado sin endeudamiento, se han avanzado sin utilizar los recursos para fines distintos de los destinados, se ha avanzado sin hacer mal uso de las reservas del Seguro Social, reservas que son garantías para los trabajadores, reservas que nos ayudarán a garantizar la viabilidad de la Institución, el IMSS no está en riesgo.

Estos avances en el fortalecimiento del Seguro Social, son un ejemplo de lo que podemos lograr los mexicanos cuando los poderes de la Unión buscamos los mismos fines. Debemos recordar que en 1943, el Instituto fue creado como un medio para proteger el salario que coloca a la economía familiar a cubierto de las disminuciones que sufre como reflejo de las contingencias de la vida del trabajador.

Sin embargo en los años 70’s con las políticas presidenciales, totalmente populistas de esa época, se perdió el rumbo al tratar de cambiar al IMSS como una Institución más de asistencia pública en lugar de mantenerla como el pilar fundamental de la Seguridad Social en nuestro país.

Recordemos que las reformas a la Ley del Seguro Social aprobadas en 2001 y recientemente en 2004, han dado certeza a los trabajadores en el manejo de los recursos, hoy podemos decir que las aportaciones de los patrones, del gobierno federal y de los asegurados tienen un destino definido y en todo momento podemos saber en que se están utilizando.

El Congreso ha cumplido y la Corte, la Suprema Corte, también ha cumplido. Debemos continuar con este fortalecimiento del Instituto. Para ello, los diputados del Partido Acción Nacional propondremos, ante el pleno de esta Cámara de Diputados, que el Instituto Mexicano del Seguro Social sea un órgano constitucional autónomo a fin de proteger a la institución de modas o apetitos presidenciales, protegiendo su carácter tripartito y social.

Es necesario que en el IMSS se mantenga la cobertura del Programa PREVENIMSS al 100% en sus derechohabientes; que el abasto en medicamentos continúe en sus máximos históricos como sucede hoy en día; que siga aumentando la oferta de espacios en las guarderías para las madres trabajadoras; que siga aumentando la infraestructura del Seguro Social.

Pero para ello es necesaria la voluntad de las autoridades del Instituto, del gobierno federal y de todos los grupos parlamentarios en este Congreso de la Unión.

Efectivamente, hay que derrumbar muros para dialogar. Pero debemos de entender que el diálogo es intercambio de ideas, de propuestas; diálogo no es imposición, diálogo no es destrucción, diálogo es construir; construir a partir del intercambio de ideas, a partir de acuerdo, apreciando, reconociendo las diferencias y enderezando juntos el rumbo de la Nación.

Para los diputados del Partido Acción Nacional nos queda claro que debemos seguir apoyando al Instituto Mexicano del Seguro Social.

Ese apoyo comprometido y responsable que construya y no destruya, que a pesar de las condiciones políticas del país, se tenga la voluntad, la inteligencia y la imaginación para que el Seguro Social continúe siendo la columna vertebral de la seguridad social en México y ejemplo para los demás países del mundo.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado Colín. Tiene ahora el uso de la palabra el diputado Pablo Anaya Rivera por la fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional.

El diputado Pablo Anaya Rivera: Con su venia, señor Presidente, bienvenido señor Director, Doctor Santiago Levy, usted y sus colaboradores. Compañeras y compañeros diputados:

La seguridad social ha sido, sin lugar a dudas, uno de los temas prioritarios en la agenda, tanto nacional como del Legislativo, especialmente en esta LIX Legislatura.

Porque nos sentimos comprometidos con el bienestar de la salud de los mexicanos y sus familias. El entorno económico y las perspectivas financieras de estos últimos años, lo sabemos, no han sido las más propicias para que el Instituto avance con el vigor necesario en la consolidación de sus proyectos y programas, con el propósito de cumplir su destacada misión social.

Los avances en los diferentes rubros seguramente han precisado el esfuerzo y el trabajo conjunto de todos los actores.

El informe que nos ha presentado el Doctor Levy, si bien maneja ciertas metas cumplidas y ciertos rubros con avances significativos como son el abasto y la transparencia en la compra de medicamentos, el servicio de guardería, la modernización tecnológica y operativa del Instituto para mejorar la atención de los servicios médicos, logros a través del programa Imss Oportunidades, por mencionar alguno.

Sin embargo, la población mexicana y en particular hoy en día los derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social, esperan mejores respuestas.

Por ello deseo plantear algunas inquietudes y hacer algunos comentarios. La infraestructura médico-hospitalaria sigue manteniendo grandes rezagos. Si bien en el informe se nos comenta que durante este año se ha realizado un esfuerzo importante con la finalidad de rescatar una buena parte de la infraestructura inconclusa, creemos que se requiere de mayores esfuerzos, sobre todo acuerdos entre autoridades, trabajadores y el Sindicato, para poner en marcha obras que una vez puestas en operación serán de amplios beneficios para la clase trabajadora de México y sus familias.

Actuando con responsabilidad este año se aprobaron diversas reformas a la Ley del Seguro Social, específicamente en materia de trabajadores eventuales del campo.

Si bien todos los instrumentos jurídicos administrativos ya se aprobaron en parte del Consejo Técnico y de las autoridades del Instituto, de acuerdo con el informe presentado quisiéramos saber cuál es el grado de avance, cuáles son los logros y cuáles las limitaciones a que se ha enfrentado con estas reformas para beneficio de los jornaleros agrícolas.

Asimismo, las reformas a la Ley del Seguro Social de agosto del año pasado que impulsó mi partido requieren de su especial atención, señor Director; el día de hoy le solicitamos que la ley se cumpla para evitar el colapso y la extinción de la institución más importante del país en seguridad social.

Ya el Congreso del Trabajo externó su postura reconociendo que el Instituto Mexicano del Seguro Social es una de las grandes conquistas de la clase trabajadora mexicana y por ello existe el firme compromiso de defender y fortalecer a esta noble institución, apoyando decididamente las reformas a la Ley del Seguro Social que, por cierto, no afectan los derechos de ningún trabajador y que contribuyen a restablecer la vialidad financiera del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Le solicito, señor Director, como se lo exigió el Congreso del Trabajo y como representante popular ante esta soberanía el pleno cumplimiento a las reformas hechas.

Por otro lado, señor Director, y por cierto no le pido en esta ocasión me responda, simplemente hago un llamado desde esta tribuna al Gobierno Federal, el presupuesto para el 2006 que el Ejecutivo presentó la semana pasada en el Presupuesto de Egresos para aplicarse en el año 2006, se pretende fijar como meta de reservas un monto aproximado de más de 35 mil 500 millones de pesos; esto significa la aniquilación de nuestra institución.

A mayores reservas menor posibilidad de gasto, esto se traduce en más de 26 mil millones de pesos menos en medicamentos, infraestructura y servicios que se destinan actualmente a atender aproximadamente a 54 millones de derechohabientes.

Yo le pido al Presidente de esta Comisión solicitar al Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social su comparecencia ante esta soberanía para que nos explique con detalle en el marco del Presupuesto de Egresos de la Federación para el año 2006, la manera en que impacta la operación del Instituto este agresivo y brutal cambio en las cifras en cuanto a las reservas se refiere.

Como grupo parlamentario, defendemos el derecho a la vida de los derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social, que son 42 millones de mexicanos los derechohabientes y 10 millones y medio más a través de IMSS Oportunidades.

Seguiremos nosotros discutiendo en el rubro de guarderías que es tan necesario para los cientos de miles de madres mexicanas que tienen que trabajar para sacar adelante a su familia, trabajar por ampliar y mejorar su cobertura; pero también garantizar su calidad.

El compromiso de mi partido, el Revolucionario Institucional es con un Instituto Mexicano del Seguro Social que siga siendo público y que siga siendo garante de un estado social que beneficie sobre todo a las clases más desprotegidas. Por su atención, muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias, diputado Pablo Anaya. Tiene la palabra ahora el doctor Santiago Levy para comentar la intervención que ha hecho el diputado.

El Director del IMSS, doctor Santiago Levy Algazi: Muchas gracias, diputado Anaya por su intervención. Nuevamente trataré de ser muy puntual en los comentarios.

En efecto, se comentó ya anteriormente que la infraestructura médico-hospitalaria del Instituto es obsoleta e insuficiente. El esfuerzo que estamos haciendo está conceptualizado con objeto de atender las necesidades más apremiantes, las necesidades más apremiantes son particularmente en camas hospitalarias de segundo nivel.

En camas hospitalarias de segundo nivel la recuperación de las obras inconclusas que comenté anteriormente, más el impulso de hospitales totalmente nuevos que se están llevando a cabo ahorita, algunos de gran envergadura, como es el caso que se está haciendo en Cancún, que será el hospital más grande de Quintana Roo, la suma total de lo que obtendremos en camas de segundo nivel con el esfuerzo que se está haciendo, es más o menos como unas 2 mil camas adicionales, que contrasta con las 20 mil acumuladas que tiene el Instituto para el servicio de segundo nivel.

Hay una estrategia complementaria que se quiere aprovechar de los avances de la tecnología médica, que es la medicina ambulatoria, a través de técnicas como son la laparoscopía o intervenciones quirúrgicas no muy complicadas es posible llevar a cabo intervenciones quirúrgicas sin hospitalización.

Y para ello el Instituto está construyendo las unidades médicas de atención ambulatoria, que tienen dos quirófanos y una serie de servicios para estos propósitos, pero que no tienen camas de hospital.

El cálculo que ha hecho el Instituto es que cada unidad médica de atención ambulatoria da el equivalente de 60 camas de hospital, porque libera 60 camas en los hospitales que ya no tienen que ser utilizada para propósitos hospitalarios; entonces, el Instituto está impulsando ahorita la construcción de más de 40 unidades médicas de atención ambulatoria, que más o menos van a dar al Instituto, una vez que estén concluidas, el equivalente de alrededor de dos mil 400 camas adicionales, que con dos mil camas de segundo nivel directamente en los hospitales que mencioné anteriormente, va a representar un aumento importante en la capacidad de atención hospitalaria en segundo nivel, que es donde tenemos las mayores carencias.

Aún así, aún así, seguiremos teniendo problemas de camas de segundo nivel y es importante llevar a cabo un esfuerzo de inversión adicional.

Para estos propósitos, lo que el Instituto está llevando a cabo ahorita, con objeto de darle continuidad a los trabajos de la institución, más allá de la Administración del presidente Fox, es se está llevando a cabo un proceso de identificación e incorporación al patrimonio institucional de terrenos en diferentes puntos de la República y estamos llevando a cabo también la elaboración de los proyectos ejecutivos de las obras correspondientes, para que aún si ya sea por razones presupuestales o por razones de conclusión de la Administración, dichas obras no se licitan, se permita que en una transición ordenada se puede llevar a cabo muy al inicio de la siguiente Administración, la licitación de una serie de obras, particularmente hospitalarias que son indispensables y que permitirían, ojalá, fortalecer adicionalmente la infraestructura médico-hospitalaria del Instituto.

Lo que se busca aquí es evitar un ciclo de construcción y no construcción, que ha caracterizado en el pasado, ya sea por razones presupuestales o por razones de ausencia de proyectos.

En materia de equipamiento, el énfasis ha sido en los problemas prioritarios de salud. Comenté en mi intervención al inicio el énfasis que le estamos dando particularmente a la salud de la mujer.

Las tasas de mortalidad más alta las tenemos por cáncer cervicouterino y luego, por cáncer de mama. En esos dos es donde invertimos la mayor cantidad de recursos ahorita y fortalecimos sustantivamente nuestra capacidad de atención con las clínicas de colocoscopía (?) que ya están en operación y con la adquisición de más de 200 mastógrafos que ya están en operación.

Muy rápidamente en materia de jornaleros agrícolas. En efecto, el esfuerzo tiene varias dimensiones; una dimensión la tiene el fortalecimiento a la capacidad de atención médica, lo comentamos ya en la intervención pasada con relación a lo que estamos haciendo en el fortalecimiento de IMSS Oportunidades y las Unidades Médicas Móviles, pero también el esfuerzo tiene que ver con la relación del Instituto con los patrones agrícolas.

Durante los últimos meses, se llevó a cabo un programa piloto en el estado de Sonora, con el objeto de simplificar sustancialmente los trámites administrativos a los patrones agrícolas. Para que no todos tengan que hacer a través de medios electrónicos se diseñó una carpeta mucho más sencilla, en un esquema de trabajo, en donde conocemos que hay una alta rotación de los trabajadores en esos campos.

Estamos aprovechando las reformas a la ley que llevaron a cabo ustedes, porque esto permite que estos movimientos se hagan cada siete días.

También ya se elaboró con Sagarpa las reglas para que los patrones puedan pagar en pagos diferidos las cuotas patronales de aquellos cultivos que tienen períodos de gestación largos. Estamos esperando ya que se publiquen en el Diario Oficial de la Federación, una vez que sean aprobadas por la Cofemer, la Comisión Federal de Mejora Regulatoria.

Y se firmó ya el convenio con la Secretaría de Agricultura y Ganadería, para que la Secretaría de Agricultura nos entregue toda la información de los patrones agrícolas del país; nos entregue toda la información de los campos agrícolas y el número de jornaleros. Esa información ya la estamos procesando, ya nos la entregaron en cumplimiento del convenio y ahora lo que estamos haciendo es detectando la intersección de las áreas en donde el Instituto tiene capacidad de atención médica, ya sea a través de Unidades Móviles o a través de IMSS Oportunidades, junto con las áreas en donde tenemos vía la información de Sagarpa y la distribución de los jornaleros agrícolas, para hacer un esfuerzo de crecimiento importante.

Por último, el tema de guarderías. Diputado, coincidimos en la importancia de que hay una inmensa calidad en el servicio de guarderías.

Ya comenté la innovación que está haciendo el Instituto en materia de guarderías para niños con discapacidad. Se comentaba anteriormente, en el impacto redistributivo de la seguridad social y aquí hay unos datos que quisiera compartir con ustedes, para dar un poco la idea del esfuerzo.

Para un número importante de las mujeres trabajadoras afiliadas al Instituto, que disfrutan del servicio de guardería, el valor de la prestación es superior al valor del salario con el que cotizan al Instituto. Eso da una idea del impacto redistributivo favorable que tiene el servicio de guardería, porque las guarderías se están concentrando particularmente en aquellas mujeres trabajadoras de menores ingresos y está teniendo el doble efecto de ayudarlas y, al mismo tiempo, permitirles su incorporación al mercado de trabajo, mientras sus niños están atendidos en situaciones de calidad bastante aceptables. No digo que las guarderías sean perfectas ni mucho menos, pero hay más de 300 guarderías que operan en todo el territorio nacional, que están atendiendo ahorita aproximadamente 200 mil niños, que serán 225 mil niños al finalizar la administración y que representa para esos niños, pero también para esas madres trabajadoras, un servicio invaluable y al mismo tiempo reconocer la brecha tan grande que tenemos en materia cobertura.

De acuerdo con los registros del Instituto, si miramos el número de certificados de madres que tuvieron un hijo en el Instituto, madres trabajadoras con derecho potencial al servicio de guardería, con un hijo entre 45 días de edad y cuatro años, que es lo que señala la Ley, la demanda potencial por servicios de guardería, probablemente es de más de 750 mil lugares.

Entonces eso nos permite poner en perspectiva que si bien se dio un esfuerzo muy grande al pasar de 100 mil a 220 mil lugares, todavía potencialmente hay medio millón de mujeres trabajadoras afiliadas al Instituto que demandan el servicio de guardería y que desafortunadamente todavía no estamos en capacidad de ofrecérselo.

Gracias Diputada.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Le agradecemos al doctor Levy sus comentarios y, finalmente, tiene la palabra para su derecho de réplica el diputado Pablo Anaya Rivera.

El diputado Pablo Anaya Rivera: Gracias Presidente.

Sin duda alguna el Instituto Mexicano del Seguro Social es el logro más importante del movimiento organizado de los trabajadores de México. En 62 años de funcionamiento del Instituto, ha sido un factor importante para incrementar la esperanza y la calidad de vida.

En sus instalaciones y con su Programa de Enseñanza nos hemos formado miles de médicos, enfermeras y profesionales de la salud. En el Instituto se han desarrollado grandes proyectos científicos con formación de recursos humanos científicos que han contribuido en gran medida al avance de la medicina de nuestro país.

En sus instalaciones han nacido millones de mexicanos, entre ellos mis hijos, que hoy contribuyen al desarrollo de la sociedad. En sus hospitales han recuperado su salud millones de pacientes, a quien se otorgó asistencia médica o quirúrgica, entre ellos un servidor y hemos acudido a solicitar sus servicios porque sabemos que es la institución de salud más prestigiada en el país.

Al Instituto Mexicano del Seguro Social, muchos de nosotros lo consideramos como nuestro, por eso nos preocupa su futuro, por eso nos preocupa que cada año enfrenta serios problemas de presupuesto, que su financiamiento solamente se basa en la contribución de los patrones y obreros de México y que el actual Gobierno Federal no contribuye en medida de su responsabilidad y lo único que hace cada día es disminuir su presupuesto.

Pretende Hacienda incrementar sus reservas financieras y actuariales, atándole las manos al Instituto para emplear este presupuesto en gasto, lo que indudablemente se refleja en que no puedan comprar medicamentos ni invertir en insumos para la salud, construcción y conservación de unidades.

Yo le pido nuevamente al Presidente de la Comisión, diputado Miguel Alonso Raya, pueda invitarlo a una reunión, señor Director, de trabajo para discusión del presupuesto.

Doctor Santiago Levy, consideremos que si empujamos juntos, en un solo sentido el Instituto Mexicano del Seguro Social seguirá siendo por muchos años salvaguarda de la seguridad social de los mexicanos.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Agustín Miguel Alonso Raya: Gracias diputado Pablo Anaya Rivera.

Compañeras, compañeros, yo tengo, desde luego, al contrario, ningún inconveniente en invitarte. Tenemos la pendiente la reunión con el propio Consejo Técnico del Seguro Social para efectos de analizar el informe y por lo tanto también tomar las medidas en consecuencia.

Hay un decreto que impide convocar específicamente a otro tipo de funcionarios, que no sean los de Hacienda y los de Gobernación para ver las cuestiones presupuestales, entonces busquemos el mecanismo entre todos, que nos permita abordar de fondo el problema.

Yo creo que aquí todos podemos concluir que de acuerdo a lo que hemos planteado con los diferentes puntos de vista, es el diálogo o la concreción del diálogo y la fructificación del mismo lo que permitirá atender y resolver el problema del Contrato Colectivo de Trabajo en revisión, lo que podrá arreglar las reformas que tiene pendiente el Seguro Social y lo que pueda corregir también el presupuesto o el proyecto de presupuesto presentado para el Seguro Social por parte del Ejecutivo.

Creo que si todos hacemos esfuerzos por concretar este diálogo y hacerlo productivo, hacerlo fructífero y tener resultados, vamos a encontrar la solución al problema.

Yo les agradezco a todas y a todo su atención, desde luego al doctor Levy su presencia en esta Cámara de Diputados y en este ejercicio de Glosa del V Informe de Gobierno del Presidente de la República.

De conformidad con lo que establece el artículo 7º, numeral quinto de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, la versión estenográfica de esta reunión será remitida al Presidente de la República para su conocimiento.

Agradecemos a todos su atención, muchas gracias y se levanta la sesión.