Comparecencia del secretario de Seguridad Pública, Eduardo Medina-Mora Icaza, correspondiente al Quinto Informe de Gobierno del Presidente Vicente Fox Quesada

Instalación de la Mesa:
Jorge Uscanga Escobar

Exposición por parte del funcionario del Ejecutivo Federal:
Eduardo Medina-Mora Icaza, secretario de Seguridad Pública

Primer turno de preguntas y respuestas

Pregunta: Luis Maldonado Venegas, Partido Convergencia
Respuesta: secretario de Seguridad Pública, Eduardo Medina-Mora Icaza
Réplica: Luis Maldonado Venegas, Partido Convergencia
Pregunta: Luis Antonio González Roldán, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: secretario de Seguridad Pública, Eduardo Medina-Mora Icaza
Réplica: Luis Antonio González Roldán, Partido Verde Ecologista de México
Pregunta: Lizbeth Eugenia Rosas Montero, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: secretario de Seguridad Pública, Eduardo Medina-Mora Icaza
Réplica: Lizbeth Eugenia Rosas Montero, Partido de la Revolución Democrática
Pregunta: Ernesto Herrera Tovar, Partido Acción Nacional
Respuesta: secretario de Seguridad Pública, Eduardo Medina-Mora Icaza
Réplica: Sergio Penagos García, Partido Acción Nacional
Pregunta: José Manuel Abdala de la Fuente, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: secretario de Seguridad Pública, Eduardo Medina-Mora Icaza
Réplica: José Manuel Abdala de la Fuente, Partido Revolucionario Institucional

Segundo turno de preguntas y respuestas

Pregunta: René Arce Islas, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: secretario de Seguridad Pública, Eduardo Medina-Mora Icaza
Réplica: René Arce Islas, Partido de la Revolución Democrática
Pregunta: María de Jesús Aguirre Maldonado, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: secretario de Seguridad Pública, Eduardo Medina-Mora Icaza
Réplica: María de Jesús Aguirre Maldonado, Partido Revolucionario Institucional
Pregunta: Raúl Leonel Paredes Vega, Partido Acción Nacional
Respuesta: secretario de Seguridad Pública, Eduardo Medina-Mora Icaza
Réplica: Jesús Antonio Nader Nasrallah, Partido Acción Nacional
Pregunta: Raúl Pompa Victoria, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: secretario de Seguridad Pública, Eduardo Medina-Mora Icaza
Réplica: Raúl Pompa Victoria, Partido Revolucionario Institucional
Comentarios finales Jorge Uscanga Escobar, presidente de la Comisión de Seguridad Pública

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Compañeras y compañeros diputados; señor Secretario de Seguridad Pública Federal, señoras y señores: esta Presidencia informa que han registrado su asistencia ciudadanos diputadas y diputados miembros de la Comisión Ordinaria de Seguridad Pública y la Especial para Conocer y dar Seguimiento a las Investigaciones relacionadas con los Feminicidios en la República Mexicana y a la Procuración de Justicia Vinculada. Se abre la reunión.

De conformidad con lo establecido en el artículo 7o., numeral cuatro de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, comparece el día de hoy el licenciado Eduardo Medina-Mora, secretario de la Secretaría de Seguridad Pública, invitado a esta reunión de la Comisión Ordinaria de Seguridad Pública y la Especial para conocer y dar Seguimiento a las Investigaciones relacionadas con los Feminicidios en la República Mexicana y a la Procuración de Justicia Vinculada, en la que se llevará a cabo el análisis del V Informe de Gobierno del Presidente de la República, Vicente Fox Quesada, en el tema de su respectiva competencia.

Vamos a proceder y le voy a rogar a la diputada Blanca Judith Díaz, nos haga el favor de leer el Acuerdo Parlamentario aprobado por la Cámara de Diputados en la sesión del 7 de septiembre.

La Secretaria de la Comisión, diputada Blanca Ruth Díaz Delgado: Acuerdo de la Junta de Coordinación Política, relativo al cambio de las fechas de las comparecencias de los titulares de la Procuraduría General de la República y de las Secretarías de Seguridad Pública y de Desarrollo Social.

El considerando número cinco dice que en sesión celebrada el 30 de agosto de 2005, la Junta de Coordinación Política consideró conveniente que el análisis del V Informe de Gobierno se lleve a cabo en las sesiones ordinarias previstas para los próximos miércoles 7 y jueves 8 de septiembre del año en curso.

En ese sentido, la primera sesión tendrá por objeto analizar el Informe presentado en lo relativo a las materias de política económica y política social, mientras que en la sesión del jueves 8, se destinará al análisis conducente de la política interior y exterior.

Palacio Legislativo de San Lázaro, a 4 de Octubre de 2005.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar.- Muchas gracias, compañera diputada. Esta comparecencia debía realizarse hace algunos días con la presencia del anterior Secretario de Seguridad Pública Federal, el licenciado Ramón Martín Huerta. En virtud de ello, yo les pido nos pongamos de pie para guardar un minuto de silencio por el licenciado Ramón Martín Huerta.

(Se guarda un minuto de silencio en memora del licenciado Ramón Martín Huerta)

Para dar cumplimiento al punto quinto, incisos e), c) y d), se han inscrito para la primera ronda de preguntas y réplicas los siguientes ciudadanos diputados: diputado Luis Maldonado Venegas, por el Partido Convergencia; por el Partido Verde Ecologista Mexicano, diputado Luis Antonio González Roldán; por el Partido de la Revolución Democrática, diputada Lizbeth Eugenia Rosas Montero; por el Partido Acción Nacional, diputado Ernesto Herrera Tovar y el diputado Fernando Guzmán Pérez Peláez; por el Partido Revolucionario Institucional, el diputado José Manuel Abdala de la Fuente.

Esta es en lo que se refiere a la primera ronda que vamos a llevar a cabo, pero vamos a darle cumplimiento al punto quinto, inciso a) del acuerdo aprobado y tiene la palabra hasta por 10 minutos, el licenciado Eduardo Medina-Mora, Secretario de Seguridad Pública.

El Secretario de Seguridad Pública, Eduardo Medina-Mora Icaza. Muchísimas gracias diputado presidente; muchísimas gracias a todos los miembros de la Comisión de Seguridad Pública y de la Especial para los Feminicidios, por esta invitación; ciudadano diputado Jorge Uscanga Escobar, presidente de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados; ciudadanas diputadas; ciudadanos diputados: comparezco a dar cuenta ante ustedes del estado que guarda la Secretaría de Seguridad Pública a mi cargo, en cumplimiento del artículo 93 de nuestra Constitución Política; el señor Presidente de la República me confirió esta responsabilidad hace 9 días, en sustitución del licenciado Ramón Martín Huerta, a quien recordamos hoy con emoción y con afecto.

La seguridad, lo señalé en mi toma de posesión, es la responsabilidad fundamental e irrenunciable del Estado, que forma parte de los cimientos del Estado mismo, porque cada ciudadano tiene derecho a vivir en paz, con tranquilidad y sin temor. Entiendo la gravedad de mi tarea porque conozco de fondo su problemática; la enfrentaré con plena convicción de que podremos combatir eficazmente a la delincuencia y cambiar la percepción ciudadana. Soy optimista al respecto.

No soy partidario de darle valor absoluto a los índices estadísticos; aunque éstos señalan que la delincuencia del orden común ha disminuido paulatinamente en los últimos 5 años, creo que al final de cuentas el mejor índice sino el único lo da la percepción ciudadana. Y lo que ésta nos muestra es que hay insatisfacción con los resultados y una exigencia cada vez mayor que nos obliga a avanzar más rápido y con mayor efectividad. Es decir, eficazmente en la consecución de los objetivos y eficientemente en el uso de los recursos.

Quiero ante ustedes exponer los principios y conceptos en torno de lo que considero debe ser la política pública del Estado Mexicano en materia de seguridad pública.

Primero.- Una política de Estado en materia de seguridad pública debe ser consecuencia de un principio esencial: ningún poder, y menos aún el de los delincuentes, puede estar por encima del poder del Estado. En ello seremos categóricos y firmes sin hacer concesión alguna; no toleraremos debilidades, titubeos o ineficiencias; lo que está en juego, tengámoslo siempre muy presente, es la tranquilidad y el bienestar de nuestros conciudadanos. Permitir que se vulnere o se cuestiona la capacidad del Estado o su determinación para perseguir y castigar a quienes violan el orden jurídico, sería tanto como permitir la corrosión de los valores que todos estamos obligados a defender como condición fundamental de las libertades públicas.

Segundo.- Se debe dar la más amplia prioridad a la prevención, es decir, a evitar que el delito se cometa. Nada compensa ni resuelve la afectación que se causa a la sociedad y a las personas en lo individual, cuando han sido víctimas de un ilícito. Ni la más eficaz persecución ni la más severa condena, la razón de ser de las policías es prevenir; evitar el daño generar certeza, percepción de seguridad.

Tercero.- Sólo con una coordinación eficaz entre los tres Poderes, los tres niveles de gobierno y los ciudadanos, podremos derrotar a la delincuencia, la seguridad es responsabilidad de todos. Nuestra estructura constitucional determina que el poder supremo de la Federación es uno; dividido sólo para su ejercicio, el nuestro es sobre todo un sistema de corresponsabilidades.

Prácticamente en todos los temas que interesan a los mexicanos los tres poderes y los tres niveles de gobierno, compartimos la tarea sobre todo en la seguridad pública. Si logramos integrar un círculo virtuoso en el que contemos con mejores instrumentos jurídicos, cuerpos de policía eficientes y honestos, jueces que actúen con plena responsabilidad y determinación y ciudadanos comprometidos con la cultura de la legalidad, la denuncia y la prevención, los índices delictivos, no tengo la menor duda, irán con mayor rapidez a la baja y la sociedad podrá sentirse más segura.

Resulta esencial comentar la cultura de la denuncia ciudadana, pero no menos la cultura de la respuesta oportuna y efectiva de las autoridades; no hay peor inhibidor de la participación ciudadana que la inacción de las instancias responsables. Los ciudadanos deben tener un amplio espacio de lucha contra la delincuencia. Las tareas de prevención, autoprotección, impulso a la cultura de la legalidad entre nuestros ciudadanos, deben ser sin duda estimuladas por el Estado; también debe impulsarse y respetarse la organización ciudadana vigilante, informada y tríptica. Los consejos ciudadanos deben ser de ciudadanos, no presidiré por ello el Consejo Ciudadano de la Secretaría de Seguridad Pública.

Cuarto.- La lucha contra la delincuencia no debe, no puede tener bandera política ni color partidista; este es un tema que demanda por su gravedad y un esfuerzo que trascienda la coyuntura política y el interés electoral. No debemos minar a las instituciones policiales a partir del discurso político. La crítica y el reconocimiento deben partir, deben sustentarse en hechos reales y en afanes comunes.

Quinto.- La batalla contra los delincuentes requiere de hombres limpios. No debe haber espacio para la corrupción en los cuerpos responsables de mantener la seguridad; las sanciones deben ser ejemplarmente severas. Sistemas sólidos de selección y promoción de la confianza son claves de nuestro propósito. Los ciudadanos tienen derecho a un espacio garantizado para denunciar a los malos servidores públicos y también para reconocer a quienes con su trabajo lo merezcan.

A partir de estos principios, cumpliremos con nuestra responsabilidad. Los acuerdos recientes del Consejo Nacional de Seguridad Pública que coordina los esfuerzos federales y estatales en la materia, constituyen la base del programa que desarrollaremos en los próximos meses.

El Consejo tomó una decisión acertada, definió compromisos, estableció plazos para su cumplimiento y evaluación y precisó también responsabilidades. Los diez puntos de este acuerdo para un México Seguro constituyen un enfoque integral de combate a la delincuencia en cualquiera de sus manifestaciones. Por unanimidad el Consejo Nacional de Seguridad Público tomó acuerdos que ahora destaco en lo más relevante:

- Proponer a los órganos competentes el incremento de los recursos federales, estatales y municipales destinados a la seguridad pública en cuando menos un 20 por ciento en los presupuestos del año 2006.

- Programar y ejecutar cuando menos veinte operativos conjuntos de combate a la delincuencia de carácter regional.

- Instalar una mesa de trabajo para definir una estrategia compartida contra el narcotráfico.

- Reforzar la vigilancia en las fronteras y en las aduanas fronterizas y portuarias para evitar la entrada ilícita de armas.

- Ofrecer recompensa a quien proporcione información que lleve a ejecutar órdenes de aprehensión en contra de delincuentes de alta peligrosidad, protegiendo la identidad del denunciante.

- Interconectar las bases de datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de los grupos de coordinación especializada, a todas las policías preventivas e investigadoras del país.

- Hacer obligatorio el programa de depuración de las corporaciones de seguridad.

- Regular el servicio de carrera en todas las policías del país.

- Depurar, supervisar y mejorar la calidad de las empresas que prestan servicios de seguridad privada.

- Revisar la legislación que las regula y exhortar al Congreso de la Unión a analizar la iniciativa que se encuentra en proceso, para que la misma permita establecer mejores y más eficientes controles.

- Establecer medidas estrictas de control sobre empresas que equipan, importan o comercializan vehículos blindados.

- Instalar equipos de bloqueo de señales de teléfono celular en cuando menos veinte centros penitenciarios.

- Modificar la operación de las casetas telefónicas que funcionan en algunos centros de readaptación.

- Desarrollar operativos para el decomiso de armas, teléfonos, objetos y sustancias prohibidas en al menos seis centros penitenciarios federales y cien estatales.

- Clasificar adecuadamente a los internos de alta peligrosidad y ubicarlos en centros de máxima seguridad.

- Poner en servicio en todo el país los números telefónicos 066 de emergencia y 089 de denuncia anónima.

- Implementar a nivel nacional el programa "año nacional de la participación ciudadana para la prevención del delito" e incorporar al proceso educativo elementos básicos de la cultura de la legalidad y acciones de prevención y auto protección.

La mayor parte de estas acciones tienen como primera etapa del cumplimiento el 31 de diciembre del año en curso. Entrego a ustedes señores diputados, una copia de estos acuerdos para que puedan analizarlos, impulsar su realización y participar junto con nosotros en la evaluación de su cumplimiento.

Ciudadanas diputados y diputadas, en el informe entregado a ustedes por el ciudadano Presidente de la República se contienen las acciones más importantes que el gobierno federal ha llevado a cabo en materia de seguridad. En su momento responderé sus cuestionamientos al respecto.

Permítanme ahora referirme a un tema que considero de gran importancia, sobre todo cuando se tiene la oportunidad de hacerlo precisamente aquí, en el recinto legislativo. Conozco y aprecio mucho el interés de los legisladores por la problemática de la seguridad pública, el interés de los diputados se ha reflejado en el apoyo a las iniciativas presupuestales para dotar de mayores recursos a la seguridad, tanto en la parte que corresponde al gobierno federal como desconcentrando recursos federales a los gobiernos de los estados y, por esta vía, a los municipios.

Se aprecia igualmente este compromiso de los diputados en las distintas iniciativas que han presentado y que se encuentran en estudio en la Comisión de Seguridad Pública y en algunas otras. Comparto el sentido de varias de éstas, en particular las que convocan a la colaboración entre el Ejecutivo y el Legislativo, como es el caso de las que plantean la integración de representantes permanentes del Poder Legislativo al Consejo Nacional de Seguridad Pública, como integrantes del mismo.

También coincido con las que proponen que un porcentaje de los recursos del Fondo de Seguridad Pública vaya destinado a fortalecer estas tareas en el nivel municipal; este es el primer nivel de combate a la delincuencia y el que puede ser más eficaz en la parte preventiva. El Congreso y en particular esta Cámara tienen una función revisora y crítica que es de enorme utilidad. A la misma nos atenemos y siempre estaremos abiertos a escuchar sus propuestas y sugerencias.

Creo, sin embargo, que nuestra tarea debe ir más allá. Por ello propongo a ustedes una agenda común para actuar en lo inmediato, abierta a la reflexión y al trabajo compartido sobre lo que hemos hecho ya, pero también a todas las opciones que puedan explorarse para ser más eficaces en los objetivos que nos unen y que sin duda compartimos.

La ley es la única pero también la más poderosa de las herramientas con la que el Estado cuenta para hacer prevalecer el interés de la sociedad frente a quienes la desafían. Dotar a las instituciones con los instrumentos necesarios para actuar es quizá la más alta responsabilidad del Poder Legislativo, y en particular de esta honorable Cámara, con la que hemos de seguir trabajando para avanzar en este propósito.

Debemos, por ejemplo, reflexionar juntos sobre algunas reformas que se encuentran en proceso legislativo y otras ya aprobadas que podrían contribuir a mejorar los escenarios de la seguridad pública en México. Estoy cierto de que en este período de sesiones varias de éstas serán debatidas y que será muy productivo en cuanto a la aprobación de nuevas normas para apoyar el combate a la delincuencia en México. Por ello sería de gran importancia que pudieran presentarse a debate los dictámenes relativos a la reforma integral del Sistema De Seguridad Pública Y Procuración De Justicia, que propuso el ciudadano presidente de la República y que plantea un cambio realmente de fondo en estos rubros.

Destaco la reforma ya aprobada por ambas cámaras a la fracción XXI del artículo 73 de la Constitución en materia de áreas concurrentes, que permitirá a las autoridades del fuero común conocer de delitos federales, y la pendiente reforma que se deriva de ella a la Ley General de Salud que esta soberanía habrá de examinar para establecer la concurrencia en materia de narcomenudeo.

Es importante reflexionar sobre la eficacia de algunas normas ya aprobadas y en vigencia, como la reforma al artículo 25 del Código Penal, que ha dado lugar a que algunos jueces consideren que las resoluciones que el Congreso modificó en su esencia al Código Penal para que las sanciones privativas de la libertad no se compurguen de manera sucesiva, como sucede en todo el mundo, sino de manera simultánea.

Otros temas que deberemos analizar con visión de Estado son los relativos al cambio del paradigma en cuanto al otorgamiento de las preliberaciones, toda vez que se ha determinado, en la primera fase del proceso legislativo, privar al Ejecutivo de cierta discrecionalidad enmarcada desde luego en la propia ley para el otorgamiento, y en cambio sí le obliga a dar respuesta en un lapso ciertamente limitado. Esto tampoco favorece, a nuestro juicio, la estrategia general de seguridad.

Asimismo, preocupan los cambios que privarían al Ejecutivo de los instrumentos estratégicos en la administración de la ejecución de sentencias. Pero sin duda el tema de mayor importancia y que quisiera pedir a ustedes, señores diputados, que pudiéramos avanzar en su análisis, es el relativo a la Ley de Extradición Internacional; la minuta del Senado aprobada prácticamente por unanimidad, se encuentra a consideración de ustedes. Esta nueva Ley además de facilitar los procesos de extradición, abriría la posibilidad de que la extradición temporal se pudiera realizar, lo que nos permitiría atender los reclamos de las instituciones de justicia de otros países que demanda que algunos de los más importantes líderes de los grupos de delincuentes organizados que se encuentran en prisiones mexicanas, puedan ser extraditados aún antes de que cumplan sus sentencias para que respondan procesalmente por delitos cometidos en otros países.

Esta norma que se encuentra en estudio en esta Cámara, nos permitirá contar con un instrumento disuasivo muy eficaz. Un número importante de delincuentes de alto riesgo se encuentran en nuestros centros penitenciarios; han podido evitar su traslado a otros países, en particular a los Estados Unidos, amparándose en la Ley de Extradición vigente. La reforma de esta Ley y la reciente resolución en materia de sanciones privativas de la libertad, y en qué condiciones se pueden considerar o no trascendentes e inusitadas, son instrumentos que coordinados y vinculados permitirán reforzar la lucha contra la delincuencia organizada y en particular contra el narcotráfico. Los exhorto muy respetuosamente a que pudiera analizarse esta minuta que se originó en una iniciativa presentada por el Presidente de la República el 10 de marzo del año 2004.

Ciudadanas diputadas ciudadanos diputados: como Secretario de Seguridad no aspiro sino a servir con dignidad y con eficacia a la República convencido de que es un gran honor la oportunidad de hacerlo respetando y haciendo respetar la Ley. En ello estoy seguro, coinciden vocación y empeño con todos los legisladores. Con esta confianza los convoco a seguir haciendo cada cual en el ámbito de su responsabilidad, nuestro máximo esfuerzo por ganar la batalla contra la inseguridad como nos lo exigen con toda razón y apremio, nuestros conciudadanos.

Estoy, desde luego, a sus órdenes. Gracias, diputado Presidente.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Muchas gracias, señor Secretario. Me acompañan en esta reunión las diputadas y diputados Secretarios de la Comisión de Seguridad Pública, la diputada Lizbeth Rosas Montero, la diputada Blanca Judith Díaz Delgado, y el diputado José Manuel Abdala de la Fuente.

Se le concede el uso de la palabra hasta por cinco minutos para hacer su pregunta respectiva, al diputado Luis Maldonado Venegas, integrante del Partido Convergencia.

El diputado Luis Maldonado Venegas: Con su permiso, señor Presidente; compañeras y compañeros diputados. Señor Secretario. A nombre del grupo parlamentario del Partido Convergencia, le doy la más cordial bienvenida a este recinto legislativo; deseo aprovechar esta oportunidad para formular algunas reflexiones en torno al tema de la seguridad pública, así como realizar varias preguntas relacionadas con la materia a fin de establecer un intercambio de opiniones que confío pueda mantenerse como un ejemplo de la relación de respeto entre los Poderes Ejecutivo y Legislativo.

El tema de la inseguridad pública, como ya se ha expresado aquí, en su intervención inicial, se ha manifestado con expresiones verdaderamente preocupantes en algunas entidades y regiones del país. Es un hecho que este tema se ha convertido en una verdadera amenaza a la integridad y al patrimonio de las y de los mexicanos.

Las muestras de rechazo a la gravedad de la situación son variadas y se han expresado de diversas formas, pero con un denominador común: la demanda de la sociedad porque las autoridades de los tres niveles de gobierno frenen el avance de la delincuencia común y de la delincuencia organizada.

De acuerdo con varios instrumentos que han sondeado a la opinión pública, se conoce que la mayor parte de la ciudadanía tiene particulares reseras sobre la actuación de la corporaciones policíacas, situándose estas en un preocupante nivel de falta de credibilidad ante la población. Ante esta situación los representantes populares del Partido Convergencia, expresamos nuestro voto de confianza a la reciente designación que le confía a usted la máxima responsabilidad de la Secretaría de Seguridad Pública y su determinación de evitar improvisaciones y dar continuidad a los esfuerzos emprendidos, a fin de evitar que se retracen o lo peor se posterguen las acciones que deben implementarse para combatir el flagelo de la inseguridad pública. Por ello confiamos en que la experiencia acumulada a lo largo de este sexenio en su desempeño como director general del Centro de Investigación y Seguridad Nacional contribuyan a desarrollar una destreza en el manejo de un tema complejo y arduo, como es el de la seguridad pública en su más amplia acepción.

La gravedad de la situación requiere en efecto de acciones inmediatas como las que ha descrito usted en su intervención inicial y una planeación que siente las bases futuras del combate contra el crimen y la impunidad. Además, en el centro de la preocupación por la inseguridad pública que recorre buena parte del país, no podemos ni debemos pasar por alto la demanda ciudadana que exige otorgar mayor certidumbre a las condiciones en que se desenvuelve la convivencia social.

Es un hecho irrefutable que la obligación de un Estado es proporcionar seguridad a sus ciudadanos, pues esta fue una de las consideraciones fundamentales que dieron lugar a su creación. Por las razones citadas y por el respeto a las instituciones creadas exprofeso resulta indispensable hacer frente de manera vigorosa a los causantes de la inseguridad pública. Ello puede lograrse, entre otras formas, con el concurso coordinado de todas las instancias y corporaciones policíacas responsables de esta tarea y con una participación consciente y responsable de la sociedad en todas las formas de prevención del delito.

En aras de respetar las intervenciones de los legisladores de todos los grupos parlamentarios representados en esta soberanía, deseo concluir mi intervención planteando algunas preguntas que se relacionan con el tema, manifestándole mi mayor interés por mantener puentes de contacto que posibiliten nuestras reuniones en la búsqueda de estrategias que afronten y superen la amenaza de la inseguridad pública. Por cierto, saludamos con especial aprecio la decisión que ha anunciado usted, hace apenas unos minutos, en el sentido de que como autoridad no presidirá los trabajos del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública.

Queremos expresarle que una de las tareas en donde se ha percibido desacuerdos y ausencia de un activismo efectivo es en la prevención del delito. Sin duda la urgencia es atacar el delito, pero estructuralmente lo importante es evitarlo y ello conlleva involucrar la participación de las organizaciones ciudadanas, de las organizaciones sociales, que desde hace ya un buen cúmulo de meses habían mantenido una relación tensa y confrontada con la Secretaría a su cargo. Ojalá que estos puentes puedan restablecerse, señor Secretario, procedo a formular algunos cuestionamientos:

¿Cuál es, señor Secretario, el criterio que se sigue para implementar el programa México Seguro en determinada entidad o zona y cuáles son los resultados obtenidos en donde se ha ejecutado? ¿Qué esfuerzos se vienen realizando en la frontera sur y en otras regiones del país para combatir, entre otras, a organizaciones delictivas como los marasalvatrucha? ¿Cuál es la posición de la Dependencia a su cargo frente a la necesidad de incrementar los fondos de aportaciones de estados y municipios, y cuál es también el irreductible de recursos presupuestales que requerirá la Secretaría a su cargo para cumplir las responsabilidades que tiene encomendadas?, lo anterior de acuerdo con el proyecto de Presupuesto para el 2006 ¿Qué opinión le merece la exigencia de incrementar el socorro de ley? Y por último y no lo tenía registrado, pero creo importante formular también esta pregunta, señor Secretario ¿Considera usted que en este momento existe información suficiente, evidencia plena, de que el lamentable suceso, la lamentable tragedia no obedece a otras causas que no sean las de un accidente penoso, lamentable y trágico? Por sus apreciables respuestas, muchas gracias señor Secretario.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Gracias señor diputado. Tiene la palabra hasta por cinco minutos, el señor Secretario de Seguridad.

El Secretario de Seguridad Pública, Eduardo Medina-Mora Icaza. Agradezco mucho los comentarios del señor diputado Luis Maldonado Venegas, me comprometen en términos de compartir la visión y ciertamente compartir la misión en esta idea de la corresponsabilidad a partir de la cual tenemos que abordar los temas de la seguridad.

En primer lugar me quiero referir al programa del México Seguro; este programa está diseñado esencialmente para fortalecer de una manera estratégica a las autoridades estatales y municipales y se instrumenta a pedido de los propios gobiernos estatales, con el objeto de desplegar una estrategia coordinada de atención al combate al delito. Las acciones implantadas en las cuatro vertientes que conforman el programa, o sea, la vertiente operativa, la vertiente social, el rediseño o fortalecimiento institucional y la comunicación, son diseñadas y acordadas en el seno de los grupos de coordinación estatales, estos grupos que reúnen a los representantes de las entidades federales que participan en materia de seguridad con las autoridades locales, precisamente para convenir objetivos compartidos y que son presididos por los gobiernos de los estados.

Ese trabajo conjunto permite tener criterios ramificados y generar condiciones de confianza para el intercambio de información, con el objeto de elaborar un diagnóstico común del que se deriva una agenda de prioridades y a partir de ahí el diseño de los operativos. El objetivo final de estos programas es detonar cambios estructurales que permitan reducir índices delictivos, tener policías renovadas y recuperar sobre todo la confianza ciudadana en las corporaciones.

Este programa de México Seguro se inició el 11 de junio del presente año, impulsado por el gobierno federal y las autoridades municipales y estatales en Baja California, Sinaloa y Tamaulipas, y posteriormente en Michoacán, Guerrero y en el Estado de México. Es precisamente la atención en las entidades y en los municipios puntualmente en los cuales se presentan índices más severos de delincuencia y sobre todo una percepción ciudadana de desamparo en la que se requiere la intervención subsidiaria del gobierno federal en apoyo de los esfuerzos ya importantes desplegados por las autoridades estatales, diría de manera general con respecto a eso.

En lo que hace a la frontera sur y la Marasalvatrucha, un país que no cuida sus fronteras es un país que no cuida su seguridad nacional, las fronteras, y esta es una de las misiones específicas que la ley señala como objetivo por ejemplo para la Policía Federal Preventiva, son uno de los puntos más críticos en la construcción de la seguridad nacional y de la seguridad pública. La frontera sur es una frontera muy compleja, en una interacción con los estados hermanos de Guatemala y de Belice, es una frontera en muchos sentidos abierta y desde luego por ahí cruza una buena parte de las interacciones y de la migración que viene de Centroamérica a cruzar por México hacia los Estados Unidos, pero también hacia nuestro país y un tráfico importante de drogas, de armas y de incluso especies en peligro de extinción. En este sentido es fundamental darle atención suficiente a la frontera sur, porque es una de las tareas quizás pendientes del Estado Mexicano, no de esta administración sino de nuestra historia.

La Marasalvatrucha es un fenómeno de la mayor importancia, es un tema muy relevante de seguridad pública, pero que si descuidamos su atención se puede convertir fácilmente en un problema de seguridad nacional. En nuestro país el diagnóstico es que tenemos alrededor de 5 mil miembros de estas bandas agrupados en unas 200 células, que se agrupan esencialmente en el estado de Chiapas, casi el 90 % allí, y el 10 % adicional en los estados, que por la vía del ferrocarril conducen, por el lado de la vertiente del Golfo, hacia la frontera con los Estados Unidos. Es un fenómeno que comenzó en la costa oeste de los Estados Unidos, con la migración salvadoreña, en virtud del conflicto armado en ese país y que llevó a los salvadoreños a emigrar, en más de un millón de personas a estas zonas.

La propia condición en la que llegaron estas personas a los Estados Unidos y la agresión de que fueron objeto, precisamente en la zona de Los Ángeles, permitió o los obligó a generar una conducta de autodefensa, que se volvió violenta y fuera de control. Los Estados Unidos expulsaron a buena parte de estos nacionales salvadoreños a su país de origen, allí se reprodujo el fenómeno, se corrió hacia Honduras y hacia Guatemala. Tiene una circularidad hacia el norte y sobre esa base nuestro país es un lugar de tránsito y de interacción, hay una atención decidida y determinada para contener este fenómeno. Hasta ahí si me lo permite, señor diputado, dejo mi respuesta.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Hasta por cinco minutos se le concede la palabra al diputado Luis Maldonado para la réplica correspondiente.

El diputado Luis Maldonado Venegas: Señor Secretario, con frecuencia y en este espacio de comparecencias, expresamos los señores diputados, que a nosotros nos falta tiempo para preguntar y a los funcionarios públicos les sobra el tiempo para no contestar, pero en este caso, hay tiempo para poder desahogar mi planteamiento que requieren efectivamente de una reflexión muy amplia, pues también se vieron que a lo largo de esta comparecencia algunos otros temas que nosotros planteamos, para ir solventando con la información que usted amablemente nos aporta.

Yo quisiera ocupar estos últimos minutos de esta réplica, para expresar y reflexionar conjuntamente con todos ustedes, acerca de ofrecimiento del compromiso que usted ha formulado en el inicio de su intervención, en el sentido de ser un promotor, aliado con el propósito y objetivo de esta Cámara de Diputados y del Congreso de la Unión, para propulsar y para difundir y para ampliar las posibilidades de acuerdos y consensos, en torno a reformas, algunas parciales, algunas otras condición integral en materia de seguridad pública y de justicia.

Quiero expresarle que en el caso concreto del grupo parlamentario de Convergencia, nosotros hemos sustentado ante esta H. Cámara una reforma integrada al sistema de seguridad y justicia, en donde proponemos una serie de reformas de carácter constitucional, la promulgación de un código único para toda la república mexicana en materia penal, en materia de procedimientos penales, y adicionalmente algunas otras legislaciones de carácter secundario, en materia de readaptación social y de atención a menores infractores, además de un proyecto de código para justicia cívica en los ámbitos locales. Pero así como nosotros hemos propuesto esas iniciativas, está de por medio la propia iniciativa presentada por el presidente de la república, más de un centenar de reformas particulares, que actualmente y a través de los distintos grupos parlamentarios se han formulado y son materia de análisis por las Comisiones de Seguridad Pública, de Justicia, de Derechos Humanos.

Creemos señor Secretario, de verdad, que al término de esta Legislatura, que este período ordinario, que el período ordinario que habrá de iniciarse el próximo año, sin considerar los períodos extraordinarios que pudieran resultar necesarios y útiles, para el fin de propulsar, de impulsar reformas de consenso en esta materia, son realmente las reformas que la sociedad esté esperando.

Se habla de muchas reformas estructurales frenadas por distintos motivos, pero la gran reforma estructural que la sociedad demanda en este momento es en materia de seguridad pública y de justicia. Entonces nosotros en lo particular a nombre de Convergencia recibimos y saludamos con aprecio y beneplácito su ofrecimiento de poder establecer una agenda en donde podamos discutir, usted como representante del Poder Ejecutivo y nosotros como representantes populares, las posibilidades de encuentros, de acuerdos y consensos que contribuyan a que esta Legislatura, la LIX Legislatura, pueda rendirle cuentas a la sociedad mexicana con reformas de fondo en materia de seguridad y justicia.

Le agradezco mucho y reitero que estoy seguro que en el curso de su comparecencia algunos otros temas que hemos planteado habrán de ser desahogados y resueltos con la información que usted nos aporte.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Muchas gracias señor diputado. Tiene la palabra hasta por 5 minutos para formula su pregunta, el diputado Luis Antonio González Roldán, del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México.

El diputado Luis Antonio González Roldán: Muchas gracias señor Presidente, con su permiso. Bienvenido señor Secretario, licenciado Eduardo Medina Mora y Caza; compañeras y compañeros legisladores: el tema de la seguridad pública es tan importante y extenso; atento a lo señalado por el diputado que me antecedió, es desafortunado el diseño de las intervenciones de los grupos parlamentarios en las glosas de los señores funcionarios al ser tan cortos y las inquietudes tan bastas, por lo que trataré de abordar los temas que preocupan, no los únicos que preocupan al grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, pero quizá en un orden de prelación, los más importantes.

Entrando en la materia señor Secretario, la prevención del delito es mejor que su represión, sin embargo, el evento delictivo, lejos de disminuir, aumenta, el ejemplo más claro es el secuestro, donde México ocupa el nada honroso segundo lugar. En el narcotráfico, de ser un país productor y distribuidor de estupefacientes pasamos a ser, además, un país consumidor de estas sustancias, por lo que cabe la pregunta señor Secretario ¿Cuáles son los mecanismos que se van a aplicar para brindar la seguridad pública que la sociedad exige, sobre todo en los delitos antes mencionados? ¿Cree usted y está convencido que con el Programa México Seguro es suficiente?

Los factores criminógenos pueden ser diversos, pero lo más grave es que en materia de seguridad pública existe una percepción generalizada de la falta de coordinación en el Gobierno, por ello, señor Secretario coméntenos ¿Qué se está haciendo para que haya uniformidad y coordinación entre las dependencias encargadas de la seguridad pública y las instituciones a su cargo, cuando sabemos que la prevención del delito instrumentada no ha cubierto las expectativas esperadas?

Los problemas sobre seguridad pública que aquejan a nuestro país reflejan que los mecanismos para la prevención del delito no han logrado los resultados esperados por el gobierno federal, lo digo con toda seriedad a la institución que usted representa. Esta situación se ha agudizado de manera importante preocupante a lo largo y ancho de nuestro territorio, presentándose eventos delictivos de toda clase, a grado tal que se ubica el país como el tercer lugar en piratería.

Ahora bien hablando sobre los maras, mantienen una especie de cerco en la frontera sur del país, donde tienen una presencia importante, grado tal que el Presidente de Guatemala ordenó movilizar a sus fuerzas militares para mantener una estrecha vigilancia sobre esos sujetos. Al respecto, ¿cuál es la posición del Gobierno Mexicano?

En atención a lo usted expresado en su primera intervención, señor Secretario, acotó tareas a realizar en los Ceferesos, mismos que están a cargo del Gobierno Federal, sin embargo, la población carcelaria se organiza de tal manera que desde su interior se planean y operan las acciones delictivas como los ya mencionados secuestros, el narcotráfico, entre otros. Los capos de las drogas siguen imponiendo condiciones desde la cárcel, el hacinamiento y los privilegios no se acaban.

Señor Secretario, díganos si las medidas por usted externadas garantizan a plenitud el estricto combate a la delincuencia que se da en los Ceferesos, porque tal pareciera que los sistemas de seguridad implementados en las cárceles fracasan a lado del desafío que manifiesta el crimen organizado hacia las instituciones gubernamentales. También cabe la pregunta, señor Secretario ¿Qué acciones se van a instrumentar para lograr una verdadera readaptación social?

En otro orden de ideas el crimen organizado ha ido avanzando de manera alarmante y en los delitos ambientales no es la excepción. ¿Qué medidas se están adoptando, señor Secretario, para prevenir y combatir los delitos ambientales en las dependencias a su cargo? Porque es del dominio público que este tipo de ilícitos ha crecido en cifras y complejidad, dado que se estima que hay un número importante de bandas organizadas. Sabemos que el 50 por ciento de la madera que se comercializa en México es de origen clandestino. Estas bandas cuentan con equipo y tecnología muy sofisticado.

La posición del Partido Verde Ecologista de México, es elevar la voz de manera enérgica para que se ejerza mano firme en contra de esos delincuentes ¿Qué acciones está emprendiendo la Secretaría a su cargo, principalmente las relacionadas con la tala clandestina en las zonas detectadas como críticas y sobre en el comercio ilegal de especies protegidas?

Ya para terminar, señor Secretario ¿A qué se compromete usted ante nosotros los legisladores, en este recinto, para terminar con la inseguridad pública que vive la sociedad? Por sus respuestas y atención, muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Muchas gracias diputado. Se le concede el uso de la voz hasta por cinco minutos, al señor Secretario de Seguridad Pública.

El Secretario de Seguridad Pública, Eduardo Medina-Mora Icaza. Muchas gracias señor diputado González Roldán por sus comentarios y sus preguntas. El México Seguro como explicamos, es un mecanismo emergente para atender circunstancias de gravedad extrema en poblaciones específicas cuando el índice delictivo rebasa de alguna manera a los esfuerzos ordinarios y cotidianos y sobre esa base hay un esfuerzo de coadyuvancia, de subsidiaridad por parte de las instancias federales para completar y reforzar los desafíos que enfrentan las autoridades estatales y municipales. En ese sentido el México Seguro no abarca, no es comprensivo, no agota los esfuerzos de la seguridad pública que van mucho más allá, porque como explicábamos de origen, están sustentados en una labor corresponsable de todos los poderes y de todas las instancias de gobierno.

La coordinación entre las instituciones es fundamental, en este sentido se tiene planteado en el Gabinete de Seguridad Pública y en el Consejo de Seguridad Nacional, las instancias a partir de las cuales se formulan las políticas públicas de orden general que van precisamente definiendo las prioridades, la asignación de responsabilidades, la complementariedad de entre competencias, recursos y capacidades de las diferentes instancias, precisamente para que alrededor de objetivos comunes podamos mejorar el impacto de la acción del Estado, y en ese sentido del Gobierno Federal.

Es claro que no hemos logrado cumplir las expectativas de la ciudadanía, esto fue lo que señalamos de entrada, este es precisamente el desafío que tenemos, pero es un desafío, insisto, compartido con ustedes y con las instancias de orden local y municipal.

En el caso de las maras, simplemente decir que este es un esfuerzo que se ha venido haciendo consistentemente en los últimos tres años a partir precisamente de los grupos de coordinación, sobre todo el grupo de coordinación de Chiapas con una acción muy decidida del gobierno de esa entidad, pero también los grupos de coordinación de las otras entidades próximas y en aquellas en las que se presente el fenómeno, se ha podido tener una acción de contención del fenómeno. En Centroamérica, tenemos en total alrededor de 200 mil maras; en los Estados Unidos tenemos alrededor de 35 mil maras, dentro de un millón de pandillas o de pandilleros que operan en ese país del norte. Hay una aspiración, simplemente histórica o de regreso o de acceso a los Estados Unidos por parte de los mareros que fueron expulsados y aquellos que generaron la adopción de este tipo de conductas y códigos, precisamente para regresar a los Estados Unidos y el endurecimiento de la política de combate a este fenómeno en Honduras y en El Salvador, ha empujado el fenómeno hacia el norte, sobre todo hacia Guatemala y en Guatemala tenemos una circunstancia específica, precisamente porque antes de esta decisión, muy acertada por cierto, del Presidente Berger, de fortalecer la presencia militar en la frontera con nuestro país, había habido una reducción de la presencia militar en la zona norte de Guatemala por una reducción de los efectivos del Ejército, que permitían una movilidad mucho más libre de estos grupos hacia nuestro país.

Hay una entrada y salida de "mareros" en nuestro país, nuestra estimación es que tenemos alrededor de 5 mil maras en México, hemos capturado y procesado 1,670 del año 2003 a la fecha en este momento, sólo en el estado de Chiapas hay unos 750 "mareros" sujetos a proceso y tenemos que hacer un esfuerzo de homologación de la legislación local. Ha habido en Chiapas un modelo legislativo que considera también como delito, no sólo, digamos las conductas resultantes de este fenómeno de asociación delictuosa, sino la asociación delictuosa en sí misma, con el objeto de delinquir, que ha sido muy exitosa para contener el fenómeno.

Las acciones han sido todavía insuficientes para extirpar el fenómeno, sigue siendo un fenómeno de seguridad pública, pero si lo descuidamos se puede realmente convertir en un fenómeno de seguridad nacional. Tenemos que tener una acción determinada ahí, porque la parte que sufre más son los migrantes, es una población realmente muy vulnerable, porque tiene efectivo, porque quiere llegar, digamos, a su aspiración a los Estados Unidos y no tiene ninguna manera de defenderse.

Simplemente comento, respecto de los delitos ambientales, hay una participación activa de la Policía Federal Preventiva, junto con los grupos de coordinación, especialmente en las zonas más críticas, Michoacán, Guerrero, para desarticular a las bandas de crimen organizado, que se dedican al tráfico de madera. Por ejemplo el programa de Michoacán que se ha desarrollado con PFP Monarca 1 y Monarca 2, instrumentado con el gobierno del estado de Michoacán, tenemos un problema serio ahí, porque hay una gran presión demográfica sobre el recurso forestal y tenemos que encontrar oportunidades de desarrollo y de sustento, precisamente a estas comunidades campesinas que deben encontrar en otra actividad productiva, lo que ahora sólo pueden resolver con una explotación al recurso forestal. Gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Gracias, señor Secretario. Hasta por cinco minutos, tiene la palabra el diputado Luis Antonio González Roldán, para su derecho de réplica.

El diputado Luis Antonio González Roldán: Muchas gracias señor Presidente; gracias señor Secretario por sus respuestas. Hoy en día la seguridad pública es un rubro que no se puede descuidar, el bienestar social es la finalidad primordial que se debe de atender, creemos que lo va hacer usted a cabalidad en la función que le ha sido encomendada.

La familia, la sociedad, el país, no puede seguir viviendo en la zozobra, la confianza en las instituciones se tiene que recobrar, todo ello, porque el crimen organizado ha alcanzado niveles avanzados de complejidad. Su fuerza corruptora se infiltra en el tejido social, ese es el tamaño de su tarea, señor Secretario.

El grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, en momento alguno ha dudado en realizar los actos y medidas necesarios en beneficio de la sociedad que permitan erradicar el mal de la inseguridad que tanto aqueja a la ciudadanía. Sin embargo tenemos que ser claros señor Secretario, programas van y vienen, el balance sigue siendo por demás decepcionante, el crimen organizado sigue amasando cuantiosas fortunas a través de grandes negocios que sirven para el lavado de dinero, el caso más raro es que muchos delitos se planean desde la cárcel, incluyendo las de máxima seguridad.

Al trasiego de estupefacientes y sus precursores, se suman el tráfico de personas, la falsificación de documentos, el lavado de dinero, la utilización de aparatos de espionaje y desde luego, la interminable violencia ejercida entre las bandas rivales por el control de rutas y comercialización de zonas de alto consumo de droga.

Vemos con desilusión que el sistema de seguridad, dentro del cual se encuentra la dependencia a su cargo, no ha podido encontrar una solución de fondo que aminore el delito y sus graves consecuencias. La situación en materia de seguridad pública es grave, a los problemas existentes se suman otros, como los de la frontera sur, donde se entiende que han ingresado a nuestro país desertores de las Fuerzas Armadas de Guatemala, que pretenden operar con los denominados "zetas" de México. De concretarse tal alianza imaginemos los resultados, es algo que debe preocupar a ambos gobiernos; por ello usted como parte nodal de la política criminal de este país, en conjunto con las otras instancias de gobierno, debe diseñar programas que contemplen estrategias para el combate de la red de delitos que a diario se cometen en ambas fronteras.

Se tiene que hacer un esfuerzo coordinado tanto nacional como internacionalmente, para combatir los delitos cometidos por la delincuencia organizada y que los resultados no sean desalentadores. No quiero dejar pasar la oportunidad para expresar, a nombre del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, nuestro pesar respecto a los trágicos acontecimientos sucedidos en días pasados en los que lamentablemente perdiera la vida el entonces secretario Ramón Martín Huerta y personas que lo acompañaban.

Confiamos señor Secretario, en que ponga todo su esfuerzo y su vocación de servicio para combatir y abatir el crimen organizado. En el grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, comprometido con los proyectos que redunden en beneficio de la sociedad, así lo esperamos, es cuanto señor Presidente. Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Gracias, diputado. Tiene la palabra hasta por cinco minutos la diputada Lizbeth Eugenia Rosas Montero, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.

La diputada Lizbeth Eugenia Rosas Montero: Gracias, ciudadano Presidente. Primero que nada, quiero dar mis condolencias a la familia y a los amigos del compañero Alfredo Reséndiz, un verdadero e incansable —por hecho, no de palabra— luchador por la situación de la Seguridad Pública Nacional, que estamos con ustedes.

Muy buenas tardes, compañeras y compañeros legisladores, señor Secretario, asistentes en general. Señor Secretario, recién llega usted al Cisen y de acuerdo con la opinión pública, usted no rindió muy buenas cuentas allá, bajo su mando. El Centro perdió asertividad y efectividad en la generación y manejo adecuado de la información para la toma de decisiones en el ámbito del Poder Ejecutivo Federal, además por lo que sabemos, su carta curricular no avala su designación como Secretario de Seguridad Pública; sin embargo sabemos que es una facultad del Jefe del Ejecutivo nombrar a sus colaboradores, potestad que respetamos.

Por otro lado, el anterior Secretario de Seguridad Pública asumió el compromiso institucional con las organizaciones ciudadanas para aumentar el presupuesto y realizar acciones ciudadanas en materia de prevención del delito. Es lamentable que después de cinco años se decida que ahora, efectivamente, no participen ustedes en el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública, aunque nos hubiera gustado que fuera esto antes. En este sentido, le solicitamos terminar con los campañas demagógicas como "el año de la participación ciudadana", cuando en realidad no hay la intención de promover una participación ciudadana efectiva y no dirigida corporativamente desde el Gobierno Federal, en donde las organizaciones de la sociedad sean utilizadas para legitimar decisiones cupulares y para tomarse la foto que servirá sólo para los slogans mediáticos del gobierno. Señor Secretario, la participación ciudadana plena se promueve con hechos, no con eventos. ¿Qué acciones urgentes realizará para activar las iniciativas ciudadanas que no han sido tomadas en cuenta durante este sexenio? ¿Cuenta usted con un programa específico del cual nos pueda usted rendir cuenta o sólo nos entregará algunas cifras?

Se han recibido quejas por parte de los secretarios de Seguridad Pública de los estados, que refieren que las reuniones a las que se les convoca son solamente de ornamento, cuando en realidad sus puntos de vista no son tomados en cuenta. Se nos ha dicho que no se retomarán los acuerdos y sus propuestas para atender aspectos como el presupuesto destinado a los estados a través del Fosec, lo que queda demostrado con la disminución del presupuesto que envió el Ejecutivo Federal a esta Cámara. Y usted lo acaba de mencionar en los acuerdos viene el aumento y sin embargo y sin embargo por la vía de los hechos esto no se da.

Señor Secretario durante el resto de su administración ¿Se compromete a aumentar a través de las transferencias presupuestales en los hechos, los pobres montos que actualmente reciben los estados a costa de que la Secretaría de Seguridad Pública no siga padeciendo ese gigantismo burocrático que la caracteriza?

La delincuencia organizada en sus distintas denominaciones, narcotráfico, tráfico de mercancía infantil y piratería, prostitución infantil, tráfico y comercio sexual infantil vinculada a quienes tienen la responsabilidad de investigarla, perseguirla y combatirla, constituyen sólo algunos de los botones que demuestra que laceran la conciencia de la sociedad en la actualidad. Señor Secretario ¿Qué acciones específicas de contribución eficaz realiza el personal a su cargo para combatir dichas figuras delictivas?

Asimismo el Procurador General de la República ha reconocido que instituciones como la Agencia Federal de Inteligencia se encuentra infiltrada por el poder del narcotráfico. A su vez la opinión pública ha conocido a través de prestigiados medios de prensa sobre la corrupción y la impunidad que permean instituciones como la mismísima PFP, encargada de prevenir y combatir el crimen en este sentido. Señor Secretario, no se podrá avanzar en el combate a la inseguridad mientras el enemigo se encuentre en casa, por ello le pregunto ¿Cuáles serán las acciones que su administración desarrollará para sanear, limpiar y transparentar la policía federal preventiva, iniciando con los mandos medios y superiores, así como garantizar la seguridad pública que ordena la Constitución?.

De acuerdo con estos informes nos dicen que en los estados fronterizos donde se está aplicando este programa emergente de México Seguro, se tienen meses en donde la policía no ha sido rutada, lo que ha generado vínculos de corrupción y complicidad con las bandas criminales del lugar. Por sus respuestas, gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Tiene la palabra hasta por 5 minutos el señor licenciado Eduardo Medina-Mora.

El Secretario de Seguridad Pública, Eduardo Medina-Mora Icaza. Muchísimas gracias señor Presidente, agradezco a la diputada Lizbeth Eugenia Rosas Montero sus comentarios y preguntas. Quisiera decir primero que a los señores diputados que le precedieron en el uso de la palabra, evidentemente hubo preguntas que no fueron contestadas, si no lo son en el curso de la comparecencia, pues con mucho gusto me comprometo a tratarlas directamente con ellos y hacerlo llegar desde luego extensivamente a la comisión.

Con respecto a la tarea que su servidor desarrolló frente al Cisen, esa no es materia de esta comparecencia. Desde luego no comparto su juicio, con todo respeto, creo que el Cisen es una de las instituciones más sólidas del Estado Mexicano precisamente en materia de seguridad.

Sobre esta base también nos permite en la participación directa y decidida en los grupos de coordinación de seguridad en los estados, comprender, entender, facilitar precisamente la generación de diagnósticos compartidos con las autoridades estatales y a partir de eso acciones efectivas que coadyuven hacia mejorar la seguridad pública y a sumar precisamente competencias y capacidades de las instancias federales y locales que ahí participan. No me toca a mí desde luego juzgar si mis merecimientos o mi experiencia curricular me faculta o me capacita para el puesto. Lo que sí le puedo asegurar es que el señor Presidente de la República tiene, como lo tiene el pueblo de México y mis compañeros en la Secretaría y los señores diputados pertenecientes a esta Comisión, la garantía de mi compromiso pleno, de mi convicción de servir a mi patria precisamente en esta tarea que es la tarea más sentida y como yo decía, la tarea más relevante del Estado, porque ésta es la precondición, la piedra fundamental a partir de la cual se cimienta el Estado.

En cuanto al Consejo Ciudadano en efecto por convicción personal he tomado la determinación, me parece que no es el diseño adecuado, de no apercibir el Consejo Ciudadano. Pensar que las personas de la sociedad civil que integran el Consejo Ciudadano en este momento o las que se integran en el futuro están ahí simplemente para actuar como comparsas de decisiones copulares; me parece una falta de respeto a las personas que han comprometido ciertamente su esfuerzo y buena parte de sus vidas a buscar precisamente que con la participación ciudadana se pueda mejorar la seguridad pública.

Decíamos en la intervención inicial que la ciudadanía tiene una labor fundamental, un papel fundamental en generar la cultura de la denuncia y nosotros tenemos la responsabilidad concurrente de generar la cultura de la respuesta efectiva a esta denuncia. Decía que no hay nada más frustrante que una denuncia no atendida y ahí está nuestro compromiso, precisamente en atender esto y no se puede ser exitoso —como lo decíamos— sino de manera corresponsable.

Esta es una tarea compartida entre poderes, ordenes de gobierno, pero sobre todo con la ciudadanía con la que me comprometo desde luego a participar y a diseñar en conjunto cuáles son las medidas que pueden mejorar y contribuir a mejorar la seguridad pública, es decir la certidumbre de los ciudadanos respecto de su seguridad física, de su seguridad patrimonial, de su seguridad jurídica. Todo esto forma parte también de la seguridad nacional y eso es parte del bagaje que me corresponde precisamente en las tareas que he desarrollado con anterioridad.

No comparto la idea de que haya un gigantismo burocrático en la Secretaría de Seguridad Pública Federal. La Federación tiene tareas indeclinables que no puede delegar. Tiene desde luego la tarea también de fortalecer y ayudar a fortalecer la capacidad y las competencias de las autoridades estatales y municipales para atender en sus ámbitos de competencia la seguridad pública.

Hay grandes oportunidades de mejora institucional, de diseño de procesos más sólidos, de realización de acciones más efectivas que tengan mayor impacto en la seguridad pública y en la percepción de la seguridad pública en la sociedad. Mientras no haya una mejoría en la percepción, no podremos estar satisfechos porque quiere decir que aún cuando hubiere acciones que en lo individual pudieran ser consideradas como positivas, querrá decir que no hemos podido realmente convencer a nuestros conciudadanos de que mejoramos en nuestra capacidad de darles esta garantía irrenunciable y esta obligación indeclinable por parte del Estado que es la seguridad.

Hay muchas acciones que se realizan en las materias que usted señala, que seguramente tendremos oportunidad de detallar más adelante. Le agradezco de verdad diputada sus comentarios y sus preguntas.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Gracias señor Secretario. Se le concede el uso de la palabra para la réplica a la diputada Lizbeth Rosas hasta por cinco minutos.

La diputada Lizbeth Eugenia Rosas Montero: Gracias ciudadano presidente. Pues nosotros hemos visto, yo creo que aquí están los mismos integrantes del Consejo Ciudadano, son en quienes recae principalmente la responsabilidad de promover y generar espacios de participación ciudadana plena y pues que digan ellos si no se ha hecho esto y si han sido verdaderamente al cien por ciento tomados en cuenta en cada una de las decisiones de la Secretaría de Seguridad Pública. Ojalá y se lo lleve como reflexión señor Secretario, a mí los señores me merecen todo mi respeto y por la vía de los hechos, nosotros nos coordinamos con ellos.

Una situación que no quería dejar de comentar es el programa México Seguro, en este informe se ha dicho que es un plan, un programa, un mecanismo emergente como lo acaba de comentar ¿Qué es realmente México Seguro y cómo se está llevando a cabo?

A mí me parece que es una acción mediática en donde muchos de los secretarios de gobierno de los estados, de Seguridad Pública y de las mismas instancias encargadas de procurar la justicia en los estados, no se han expresado de esta coordinación integral tan plena como usted nos lo ha venido a manejar en este espacio. Otra situación que preocupa mucho y es algo que siento que falta que ustedes también reconozcan, es la falta de inteligencia para ser realmente efectivos y coordinar acciones entre los diferentes gabinetes de Seguridad Pública, Gobernación y la Procuraduría General de la República. Creo que si esta coordinación fuera efectiva, no estaríamos viendo tan lamentables hechos en los centros federales de readaptación social, creo que tiene muchos pendientes, son cinco años.

Alarma porque nos queda únicamente un año para que usted pueda cumplir con toda la serie de compromisos que se han quedado año con año en el archivo de algún funcionario. Pero bueno, le tomamos la palabra y esperamos que ese compromiso pleno sea efectivamente con esa vocación que usted dice y el empeño que le pueda poner.

Pero más allá de las buenas intenciones, yo creo que requerimos un Secretario de Seguridad firme, firme, que afronte a la delincuencia y que esté ahí, en el lugar de los hechos, que no despache desde el escritorio. Asimismo, reiterarle que tiene muchos pendientes. La situación de los penales, la situación del Consejo para Menores y la situación que priva en la Policía Federal Preventiva, sobre todo en la zona fronteriza, dada la urgencia que hay de poder remover efectivos e integrarlos a otros estados de la República.

Me preocupa la forma en la que usted aborda el tema de la situación de la frontera sur, en donde tal parece que hay mucho más información por parte de la Secretaría de Seguridad Pública del gobierno del estado de Chiapas que por parte de usted, que estuvo durante este tiempo en el Cisen.

Me preocupa y me alarma porque recientemente la Comisión de Seguridad Pública tuvo una reunión en Ciudad Juárez, en donde se abordó este problema y los datos no coinciden con los que usted nos está dando, señor secretario. Habría que revisar la información y tenerla muy clara porque es información pública; los datos finalmente curriculares, si bien no se pueden a veces tener al secretario, que nosotros hubiéramos querido, sí nos hubiera gustado tener una gente con mucho más experiencia y manejo del tema.

Su paso por el Cisen, no es una opinión personal qué bueno que no la comparte, es una percepción general de la opinión pública. En lo particular, si nosotros nos vamos a leer lo que incluso los medios de comunicación nos transmiten a nosotros, como diputados. Pero más allá de nuestras diferencias le reitero el compromiso por parte del grupo parlamentario del PRD para que trabajemos efectivamente en una reforma integral al sistema de seguridad pública. No la que el presidente presentó porque yo no veo ahí una reforma integral. Unicamente veo cambios de nombre y más estructura. Y se requiere más dinero abajo, con los elementos efectivos y en los estados de la República que son, finalmente, quienes afrontan al crimen organizado de frente con la sociedad. Gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Muchas gracias, diputada. Hasta por cinco minutos, tiene el uso de la palabra el diputado Ernesto Herrera Tovar, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional.

El diputado Ernesto Herrera Tovar. Gracias Presidente. Antes que nada, quisiera comentar que a nombre de mi grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, lamentamos profundamente la muerte del licenciado Ramón Martín Huerta y de sus colaboradores en aquel trágico accidente y mandamos nuestras condolencias a sus familiares. Sea usted bienvenido señor Secretario, usted y sus colaboradores, a este recinto legislativo.

La inseguridad es condición de inviabilidad para todo modelo de desarrollo y bienestar social, modernizar la capacidad inhibitoria del delito es una tarea prioritaria de la nación porque la delincuencia es actualmente el peor enemigo de la sociedad mexicana. Compartimos el deterioro de la seguridad pública en nuestro país, que viene sin duda desde hace más de cinco décadas, motivado por diversos factores: económicos, sociales y políticos, pero también porque en México se careció por muchos años de un diagnóstico integral y preciso del origen del problema, y los gobiernos anteriores actuaban con hipótesis empíricas y sin bases sólidas.

Fue este gobierno el que con visión de política criminal y con el fin de elevar, como una prioridad, el combate a la inseguridad, que este gobierno propuso la creación de la Secretaría de Seguridad Pública Federal con el fin de fortalecer la coordinación efectiva de los órdenes de gobierno, al ser la seguridad una materia compartida. Esta fue una clara señal del compromiso del gobierno por combatir frontalmente la delincuencia con resultados a la vista, tales como el desmantelamiento de organizaciones criminales, la captura de grandes capos de la mafia, el aumento de los recursos para la seguridad dentro del sistema nacional y la mejora de la coordinación interinstitucional.

En efecto, deben ser una prioridad nacional la función de seguridad pública, función que obviamente corresponde al Estado en su conjunto: Federación, estados y municipios. El crimen puede ser del orden común o del federal. La Federación cuenta con quince mil policías preventivos y los estados, el Distrito Federal y los municipios, con cerca de 290 mil elementos, es decir, con 20 veces más policías que los del gobierno federal.

Recientemente se ha logrado con los estados un acuerdo nacional para un México seguro. Se sabe que una de las medidas de ese acuerdo, es dar más recursos a los estados, a los municipios, sobre todo. Además se ha dicho que durante esta administración se han invertido más de 20 mil millones de pesos a los gobiernos locales en seguridad. En ese sentido, señor Secretario, quisiéramos hacer estas preguntas ¿Cómo están respondiendo los gobiernos locales en la aplicación del Programa México Seguro? ¿Se está dando cumplimiento a los objetivos planteados dentro del Sistema Nacional de Seguridad? ¿Hay una buena rendición de cuentas de cómo están gastando el dinero? ¿Lo están gastando adecuadamente? ¿Los estados están aterrizando los recursos a los municipios y lo están haciendo de manera oportuna y eficaz?

El año pasado el Ejecutivo Federal envió al Congreso de la Unión una muy importante iniciativa integral de reformas al sistema de seguridad pública y justicia penal. Es una reforma que constó meses de diagnóstico, de análisis, de revisión, de experiencias en otros países. Es una reforma imprescindible que permitiría dotar de mejores herramientas a las instituciones para combatir con mayor eficacia al crimen. Señor Secretario ¿Cuáles son las estrategias fundamentales de esta reforma? ¿Cuál es la reestructura orgánica que se está planteando respecto a las instituciones de seguridad pública?

Finalmente señor Secretario, se informa que en este año la Secretaría de Seguridad Pública inició un cambio profundo en su estructura y operatividad, que dicha transformación obedece fundamentalmente en mejorar las funciones encomendadas de las dependencias a su cargo ¿Nos podría decir cuáles son los ejes estratégicos y acciones de esta nueva estructura? Y en este mismo sentido señor Secretario ¿Qué resultados se tienen en materia de política criminal?

Finalmente, señor Secretario, mi grupo parlamentario espera que usted culmine con éxito la labor, trabajo y proyectos del licenciado Ramón Martín Huerta, mismas que puso en marcha para combatir a la delincuencia y al crimen organizado. De antemano, muchas gracias por sus respuestas, señor Secretario.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Gracias, señor diputado. Tiene la palabra hasta por cinco minutos el licenciado Medina Mora.

El Secretario de Seguridad Pública, Eduardo Medina-Mora Icaza. Muchas gracias señor diputado Ernesto Herrera Tovar por sus palabras y preguntas. Primero quisiera señalar que en efecto tenemos el compromiso de actuar con firmeza; señalamos como primer principio, precisamente que ningún poder y menos aún el de los delincuentes puede estar por encima del poder del Estado. Este es el compromiso que asumimos.

Agradezco pues las preguntas. La respuesta de los gobiernos locales en lo que hace al Programa México Seguro, ha sido positiva y coordinada. Se han desarrollado dos fases, en la primera abarcamos algunas ciudades de la frontera norte: Tijuana, Mexicali, en Baja California; Culiacán, Mazatlán , Navolato en Sinaloa; Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros. En la segunda entramos a la zona de Michoacán y de Guerrero, y en próximas fechas se incorporará el Distrito Federal.

El pilar de este programa se sustenta en los principios básicos de política criminal, como son la promoción de esquemas de coordinación interinstitucional, establecimiento de diagnósticos comunes y procedimientos sistemáticos de operación. ¿Cómo están respondiendo los gobiernos locales en términos de rendición de cuentas? Hay ciertamente una asignación de recursos federales que a través del Fondo de Apoyo a la Seguridad Pública se han asignado a los gobiernos de los estados. Esta asignación en el curso de los últimos años asciende precisamente a partir de la institución del mismo a aportación federal por 31 mil 990.2 millones de pesos. Tenemos en este momento, hasta esta fecha, la fecha del primero de septiembre del 2005, recursos por ejercer en estos programas, por 8 mil 447.4 millones de pesos.

Corresponde al año en curso, alrededor de 6 mil 300 millones, pero hay más de 2 mil 600 millones de pesos que corresponden a recursos asignados y no ejercidos del año 2000 al 2004, que evidentemente debemos poner atención para que se ejerzan y precisamente puedan coadyuvar a mejorar el equipamiento, el entrenamiento y las capacidades de las entidades federativas para combatir a la inseguridad y mejorar su acción en materia de seguridad pública.

Me parece que este apoyo federal destinado a los estados es fundamental, es imposible pensar que las propias entidades con sus propios recursos puedan por sí mismas atender al tremendo desafío que tenemos frente a nosotros. También sin embargo tenemos que buscar que estos recursos se apliquen con transparencia y con efectividad, precisamente para lograr los objetivos para los cuales fueron instituidos.

Yo no tengo sino el deseo de apoyar y de ofrecer el apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública a los gobiernos estatales, precisamente, para ayudarles a aplicar estos recursos de la mejor manera, para que los programas puedan ser programas aterrizados; precisamente en acciones en efectivas, que haya estrategias que bajen a los municipios esos programas, decíamos que los municipios ya hay iniciativas en consideración de esta Comisión que implican precisamente eso. El primer frente de lucha contra la delincuencia está en la autoridad municipal. Tenemos la obligación de darle a la autoridad municipal un mayor nivel de apoyo.

La reestructura de la propia Secretaría se hizo a principios de este año con dos nuevas Subsecretarías, con funciones muy claramente definidas, la continuidad en el trabajo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Esta es una Secretaría nueva, nos tardamos muchísimos años en crear una Secretaría específica, abocada específica y directamente a atender las tareas de la seguridad pública, ahora tenemos esta oportunidad en aproximaciones sucesivas, tenemos que ir mejorando nuestras capacidades.

En lo que hace precisamente a la Policía Federal Preventiva, tenemos el desafío enorme de construir una verdadera policía nacional que se haga cargo de mejorar la capacidad de entrega, la efectividad del propio esfuerzo federal. Se decía que hay un número limitado de policías federales frente a los estatales. Tenemos 15 mil 700 en este momento en el activo, pero tenemos que construir un despliegue regional no es posible atender las necesidades de la seguridad pública desde la perspectiva de la responsabilidad federal con la fuerza concentrada en zonas geográficas aunque tengan una capacidad de movilización y reacción. Necesitamos construir un despliegue regional precisamente que distribuya esta fuerza con un enfoque de operación policial en todo el territorio nacional; esta es una de las tareas pendientes que nos preocupa de manera importante y que nos va a abocar nuestro esfuerzo en los próximos meses. Gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Gracias, señor Secretario. Hasta por cinco minutos tiene la palabra el diputado Sergio Penagos García para hacer la réplica correspondiente.

El diputado Sergio Penagos García: Gracias diputado Presidente. En efecto la inseguridad genera un clima adverso al desarrollo y a la sana convivencia social. El crimen ha encontrado espacios propicios para su actividad ilícita. La delincuencia no tiene fronteras ni mide ámbitos competenciales; por ello el Estado ha de responder con toda su energía y con toda su capacidad de organización para combatir el crimen.

Señor Secretario, sin duda la Dependencia a su cargo ha tenido y tiene al igual que el gobierno un rumbo claro en el combate al crimen. Falta por hacer, pero la voluntad decidida está en pie. Esperemos que los gobiernos locales se sumen bien a la responsabilidad que tienen en la materia y que no se olvide que el 95 por ciento de los delitos son de competencia local. Que estén dispuestos a sumar y no a restar. Que coincidan en trabajar en una política nacional y no tomar la posición cómoda de que la culpa es de la federación y no de ellos, pues ante la sociedad la responsabilidad es de todos.

Compartimos la postura de que el acceso a la seguridad pública, así como la administración de justicia pronta y expedita, sólo se alcanzará en la medida en que la seguridad y el derecho constituyan un binomio indisoluble que preserve los bienes jurídicos individuales y colectivos que las normas deben tutelar. De aquí la importancia de no postergar o regatear la reforma de seguridad y justicia planteada por el Ejecutivo, misma que las demás fuerzas políticas pueden enriquecer con las propuestas que tengan al respecto. Lo que no se valdría es mantener la reforma en la congeladora, porque el que pierde no es el Ejecutivo, sino la sociedad que demanda seguridad y combate frontal al crimen.

Reconocemos como un punto relevante de la reestructura de la Secretaría y como instrumento en la prevención del delito, la creación de la Subsecretaría de Prevención y Participación Ciudadana, así como la instalación del Consejo de Participación Ciudadana de la Secretaría. Sin duda esto se constituye como un interlocutor entre la sociedad y el gobierno. Felicitamos que este gobierno establezca un puente entre los problemas cotidianos de la gente y la estructura formal de las instituciones públicas en la materia. Sin duda este debe ser el canal y no esperar a que la gente salga a manifestarse.

Resulta oportuno reconocer a la sociedad como fiscalizador, promotor y vigilante de las acciones y programas de la Secretaría de Seguridad Pública. Como una acción preventiva es que vemos oportuno el lanzamiento del "Año Nacional de la Participación Ciudadana en la Prevención del Delito". Sin duda y como se dice en el informe, dará buenos resultados, ya que se inscribe como un pacto social para la seguridad mediante la cultura de la legalidad y la denuncia. Reconocemos los avances logrados. Qué bueno que en el año que se informa se hayan recuperado más de 13 mil vehículos robados; se pudieron haber detenido cerca de 39 mil presuntos delincuentes; que haya reducido en un 71 por ciento los asaltos en la red federal carretera; que de las acciones desplegadas se pudo incautar más de 25 millones de dólares en efectivo, derivados de las conductas ilícitas.

Otro logro importante es que la policía cibernética pudo desactivar cerca de 330 sitios de pornografía infantil y pudo consignar, en consecuencia, a 21 presuntos delincuentes. Un tema que es de gran preocupación es lo que pasa en la frontera sur. En éste reconocemos el esfuerzo cotidiano de los gobiernos estatales para lograr la detención de cerca de 300 miembros de la Marasalvatrucha, todos y cada uno de estos logros son sin duda parte del esfuerzo y del compromiso de la Secretaría, para cumplir con eficacia la tarea encomendada.

Finalmente, señor Secretario, quiero desearle éxito en su nueva encomienda. Estoy seguro que así será, por la dedicación y prudencia con la cual condujo al Cisen. La eficacia en su trabajo no debía entonces ser asociada con la espectacularidad; pues poco inteligente sería la conducción del Cisen seducida por la notoriedad y la percepción mediática. Con esa misma eficacia y prudencia, pero sobre todo con esa misma inteligencia, esperamos de usted buenas cuentas. Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Muchas gracias diputado. Hasta por cinco minutos tiene la palabra el diputado José Manuel Abdala de la Fuente, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

El diputado José Manuel Abdala de la Fuente: Diputado Jorge Uscanga Escobar, Presidente de la Comisión de Seguridad Pública; licenciado Eduardo Medina Mora Icaza, Secretario de Seguridad Pública; compañeras y compañeros diputados. Muy buenas tardes tengan todos ustedes, en esta comparecencia le damos la más cordial de las bienvenidas a nombre de nuestro grupo parlamentario, el PRI, al licenciado Eduardo Medina Mora, quien a pesar de tener pocos días en el cargo, demuestra la firme convicción de seguir trabajando en beneficio de la seguridad nacional.

Señor Secretario, todos sabemos del operativo tan importante implementado por el gobierno federal en algunos estados de la República Mexicana, sobre todo en nuestra frontera norte, donde se ha destacado aun mas la presencia de la Policía Federal Preventiva, con la finalidad de resguardar la seguridad a los habitantes de esa región. Quiero decirle que la ciudadanía no sólo exige una presencia policíaca con despliegues impresionantes sino más bien un operativo inteligente, que traiga consigo resultados positivos, por lo que le preguntamos ¿Cuántos son los elementos que están destacados dentro del operativo México Seguro en algunas ciudades de la frontera norte? ¿Cuáles han sido los resultados más importantes de este operativo en dicha región? y ¿Por cuánto tiempo más se garantiza la permanencia de este operativo en la frontera norte?

En otro término, cabe señalar también, la problemática que viven los penales estatales, como son: el hacinamiento y la manutención de los internos del fuero federal, que son duda una gran cantidad considerable. Y otro aspecto, el socorro de ley que éstos reciben, que actualmente es de solamente 25 pesos diarios, que no garantiza una atención adecuada en la readaptación social de estos internos, por lo que vamos a luchar y solicitar, para que dentro del presupuesto de egresos del año 2006, esta aportación sea entre los 60 y 80 pesos diarios como mínimo. Aunado a ello está la solicitud por el Consejo Nacional de Seguridad Pública al gobierno federal, de incrementar en un 20 % el presupuesto para el 2006, actualmente es de cinco mil millones de pesos, al fondo esto de aportaciones para seguridad pública de los estados, que es el Fosec; sin embargo, resulta todo lo contrario, ya que en lugar de incrementarse se propone por parte del Ejecutivo Federal una disminución del 20 %, es decir, de cinco mil millones ded pesos que tenemos actualmente en este año, se quiere reducir a cuatro mil millones de pesos.

Esto resultaría incongruente, porque por un lado se pide todo el apoyo de los gobiernos estatales para el combate a la delincuencia, pero con un recorte, en el presupuesto los limita para trabajar en conjunto. De ahí el firme compromiso de nosotros, como representantes populares, en seguir luchando, para que se destine el recurso y la cantidad justa a las entidades federativas, sobre todo en aquellas donde se presenta un mayor índice delictivo, para que sigan colaborando con mayor eficiencia en el combate a este fenómeno social que nos lacera cada vez más.

Por lo cual nos hemos puesto de acuerdo la Comisión de Seguridad Pública, de solicitar un aumento de cuando menos el 20 % a lo que tenemos en este año, le pregunto ¿Cuál sería la posición de la Secretaría de Seguridad Pública en el socorro de ley para el próximo año? del que hemos mencionado hace un momento ¿Habrá un respaldo total de esta Secretaría para el incremento en el presupuesto del Fondo de Aportaciones para Seguridad Pública en los estados?

Refiriéndonos a otro punto, cabe también señalar la lentitud con la que está trabajando actualmente el órgano desconcentrado de prevención y readaptación social, en cuanto a la aplicación de los beneficios que otorga la ley a los internos del fuero federal. Como ejemplo, en noviembre del 2003 se reformó el Artículo 83 de la Ley Federal de Armas y Fuegos Explosivos, que consistió en la disminución de penas y no hemos encontrado que estos beneficios se hayan aplicado en tiempo en algunos casos. Existe también una fuente de datos actualizados —una pregunta— de aquellos internos que fueron beneficiados con esta reforma, con la única finalidad de saber si todos los supuestos gozan ya de este beneficio.

Licenciado Eduardo Medina Mora, queremos dejar muy en claro nuestra postura en esta intervención, donde sólo buscamos una mayor agilidad y eficiencia en el trabajo en conjunto, para que se pueda aplicar y apegados estrictamente a derecho y con ello estaremos coadyuvando grandemente con la inversión que realizan los gobiernos estatales en la readaptación y manutención de estos internos. Por lo que corresponde a un servidor, gracias. Esperemos que con este encuentro la relación entre la Secretaría de Seguridad Pública y esta Honorable Cámara se fortalezcan. Por sus respuestas, muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Gracias diputado. Hasta por cinco minutos tiene la palabra el señor Secretario de Seguridad Pública.

El Secretario de Seguridad Pública, Eduardo Medina-Mora Icaza. Muchísimas gracias señor Presidente. Agradezco mucho al diputado José Manuel Abdala de la Fuente sus comentarios y preguntas.

En primer lugar me refiero al Programa México Seguro y al despliegue en la frontera norte; tenemos en este momento 2100 elementos de la Policía Federal Preventiva desplegados en el México Seguro, en Sinaloa, Baja California y Tamaulipas. Específicamente en Tamaulipas tenemos en este momento 1623 elementos, que son 1560 de las Fuerzas Federales de Apoyo, 29 del Grupo de Operaciones Especiales, 30 de la Coordinación de Inteligencia y 4 del Estado Mayor, sin contar desde luego el despliegue de otras instancias fuera de la Secretaría de Seguridad Pública, como son la Agencia Federal de Investigación y el propio Centro de Investigación y Seguridad Nacional y el soporte colateral que tenemos del Instituto Armado y de la Secretaría de Marina, Armada de México, que tienen un apoyo colateral.

Hay un compromiso precisamente de atender la emergencia y la circunstancia particularmente crítica en el estado, sobre todo en Nuevo Laredo. Hemos tenido reuniones quincenales con el señor gbernador del estado, con la Procuradora, con el señor Secretario de Seguridad Pública, con el presidente municipal de Nuevo Laredo, para valorar puntualmente los avances e ir viendo los ajustes específicos que se requieren en el programa y el compromiso es desde luego el de coadyuvar a que el propio estado puede hacerse cargo de su responsabilidad, el propio municipio pueda retomar el control de su propia policía.

Ya en este momento, de los 740 —creo— policías que había originalmente, que se retiró esa fuerza, hay 350 nuevamente en las calles, que han pasado por los exámenes y la criba que se hizo conjuntamente entre el Gobierno del estado de Tamaulipas, el Municipio de Nuevo Laredo y el Gobierno Federal y creo que paulatinamente se podrá ir restaurando la capacidad del municipio y en concreto, en general del estado para mejorar la circunstancia en Tamaulipas. El compromiso es completo, no se trata de tener una intervención simplemente emergente y retirarse; se trata de generar las condiciones para que se pueda reconstruir la capacidad de la entidad federativa y del municipio para responder a su responsabilidad.

Por lo que hace a la posición de la Secretaría en cuanto las aportaciones de la solicitud que en cumplimiento cabal del acuerdo que se tomó en el Consejo Nacional de Seguridad Pública y el Subsistema Nacional de Seguridad Pública a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público con respecto de la asignación de fondos fue precisamente de 6 mil millones de pesos, exactamente en los términos en los que se convino en el Consejo. Desde luego hay circunstancias en las que a la hora de ver los techos es difícil asignar los recursos, pero yo recuerdo en la comparecencia del señor Secretario Gil, precisamente en el pleno de la Cámara donde ustedes estaban, que en diálogo con el diputado de su partido, Francis Suárez, acordó estar en la mejor disposición precisamente de revisar todas las prioridades y las posibles fuentes adicionales, en su caso, de ingresos que pudieran dentro de la plena responsabilidad fiscal, encontrarse para dirigir a las áreas críticas.

El Presupuesto de la Secretaría está en su mínimo indispensable, de hecho nosotros tenemos presiones reales de gasto por encima de los 3 mil millones de pesos adicionales al recurso asignado en el proyecto de Presupuesto y no son presiones caprichosas; son presiones indispensables. Le pongo tres ejemplos:

El promedio de kilometraje de las patrullas de despliegue regional, de seguridad regional de la Policía Federal Preventiva en este momento, son 350 mil kilómetros. Esto es, exactamente el límite de la vida útil. Si nosotros no somos capaces de renovar ese parque vehicular, nos quedaremos sin capacidad de poder efectuar nuestra tarea en las carreteras del país.

Segundo, el equipamiento que se requiere, de acuerdo con la preocupación que expresaba la propia diputada Rosas Montero. En los centros federales de readaptación social es absolutamente crítico la modernización de los mismos, precisamente para evitar que estos centros, como los centros locales se vuelvan centros de impunidad o áreas de oportunidad para seguir operando las redes de delincuencia. Precisamente por eso necesitamos mejorar el equipamiento técnico de estos centros, para que con toda determinación podamos hacer que la prevención y la readaptación de los internos ahí recluidos, precisamente no sea una tarea que coadyuve a la inseguridad.

Por último decirle que nuestro socorro de ley, nosotros estamos en la mejor disposición, entendemos la circunstancia que enfrentan muchos de los estados de la República, las cifras obviamente varían de una manera muy importante entre centro y centro de cuáles son los costos reales, nosotros simplemente aplicamos la asignación específica que en el Presupuesto de Egresos de la Federación se ha dado para este propósito, entendemos, comprendemos y compartimos la preocupación de que es necesario subir esto, pero es necesario subirlo precisamente con asignaciones presupuestales adicionales que nos permitan hacerlo precisamente para hacer este apoyo a los gobiernos de los estados que con toda razón plantean en cuanto a los presos federales que sean recluidos en prisiones de orden local. Gracias Presidente.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Gracias, señor Secretario. Hasta por cinco minutos, tiene la palabra el diputado José Manuel Abdala de la Fuente, para la réplica

El diputado José Manuel Abdala de la Fuente: Señor Secretario, estamos conscientes de que desafortunadamente el tiempo no nos permite aclarar muchos cuestionamientos, ojalá que las preguntas que no se nos contestaron, haya la oportunidad de que nos las haga llegar. Nos llama también mucho la atención que en el Presupuesto de Egresos que manda el Ejecutivo para el año entrante, para la Secretaría de Seguridad Pública Federal viene un aumento muy considerable en el cual, bueno, pues obviamente que nosotros estamos de acuerdo en todo lo que sea para el ramo de seguridad pública, que es del orden del 20 %, puesto que el año pasado, digo, este año, se autorizó 7 mil millones de pesos y para el próximo año, el 2006, viene un aumento considerable de aproximadamente un 20 por ciento que será alrededor de 8 mil 700 millones de pesos. Usted dice que está totalmente de acuerdo en la enorme preocupación por parte de los estados, en el famoso socorro de ley que realmente da risa, 25 pesos no alcanza para readaptar ni para mantener a un interno en los penales que hay a nivel estatal.

Por lo que se refiere a la Policía que se tiene destacamentada actualmente en la frontera norte que dice usted que son alrededor de 2 mil 100 preventivos, bueno, pues otra pregunta ¿Serán estos suficientes? Señor Secretario, nosotros estamos muy seguros que en un futuro no muy lejano, habremos de encontrar todos los mecanismos adecuados que garanticen el bienestar y la seguridad de todos los mexicanos.

Sabemos que se tienen que redoblar esfuerzos en el operativo México Seguro, tiene que existir una relación más fortalecida entre los tres niveles de gobierno, tiene que existir una mayor participación del ciudadano, sólo así se podrá hacer frente a un problema de inseguridad social que estamos padeciendo actualmente. Nuestra participación se refiere a un reclamo del pueblo, que exigen hoy más que nunca un trabajo inteligente y eficiente por parte de las instancias involucradas en este trabajo para que arroje más y mejores resultados. El norte el sur y todas las latitudes de nuestro país, merecen vivir en paz y con tranquilidad, para que nos permita poder desarrollarnos mejor en todos los aspectos, en el económico y en el social. Ojalá que todo esto sea realidad, ojalá que los hechos hablen más que las palabras. Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Gracias diputado. Para dar cumplimiento al acuerdo de la Junta de Coordinación Política, se han inscrito para la segunda ronda de preguntas y réplica los siguientes ciudadanos diputados: diputado René Arce Islas, por el Partido de la Revolución Democrática; diputada María de Jesús Aguirre Maldonado, por el Partido Revolucionario Institucional; diputado Raúl Leonel Paredes Vega, por el Partido Acción Nacional; diputado Jesús Antonio Nader, por el Partido Acción Nacional; diputado Raúl Pompa Victoria, por el Partido Revolucionario Institucional

Tiene la palabra hasta por cinco minutos para formular su pregunta el diputado René Arce Islas, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática.

El diputado René Arce Islas: Muchas gracias, señor Presidente. Señor Secretario, proviene usted de un área de la inteligencia nacional, simplemente decir de la inteligencia, debería de llevarnos a todos a ser optimistas, porque entendería yo que la inteligencia solamente podría ser opacada por la soberbia, la prepotencia o en todo caso, incluso por la perversidad. Yo espero que la inteligencia en este caso se ponga al servicio de nuestra población, que en este momento es una población secuestrada por el enfrentamiento entre el crimen organizado y las instituciones.

Es una población secuestrada por las disputas entre los políticos, que hemos sido incapaces de ponernos de acuerdo para diseñar una política de Estado, que verdaderamente le dé sustento a el fundamento de las instituciones y que no cumple con su principal tarea, como usted mismo lo ha reconocido, de dar seguridad que es la parte fundamental, la piedra angular. Y me parece que aquí, las preguntas que tendríamos que hacer, no sé, si esa inteligencia y particularmente, su inteligencia, tendrán la humildad y la sencillez de convocar realmente a todos aquellos que en este momento pueden aportar para lograr que se haga esta política de Estado, en contra de la inseguridad pública.

Y convocar implica mucha humildad, primero para convencer al Presidente de la República, de que ojalá la seguridad se desligue totalmente del tema político electoral y que realmente se dedique a cumplir con el objetivo que tiene y esto implicaría la humildad también para poder convocar a todos los niveles de gobierno, más allá, de sus lineamientos políticos, convocar a los sectores de la sociedad que están interesados en esto.

Escuchar al Papa, hablar del narcotráfico en México, me parece que es una cosa muy importante, que no hay que verla como los jacobinos de la intervención de la Iglesia en estos problemas, sino de la preocupación en todo caso de un sector muy importante, como en su momento ha sido el de los empresarios o el de la sociedad organizada, que ha hecho manifestaciones enormes en esta ciudad y en otras partes de una demanda genuina que todos los ciudadanos están en este momento planteando.

Existirá la humildad también para llamar a la concordia política, que es el acuerdo, el acuerdo entre los legisladores, el Ejecutivo, los diferentes también miembros del Poder Judicial, para entre todos plantearnos una política de Estado, pero una política de Estado que sea evaluada, pero no auto evaluada, sino evaluada por aquellos que todavía pueden tener entre la sociedad, credibilidad, para que los ciudadanos efectivamente crean, tengan esa credibilidad que hemos perdido prácticamente todos los que estamos en algunas de las instituciones de este país. Esto implica, darles facultades, darles instrumentos, darles capacidad para hacer esas evaluaciones y hacer de los medios de comunicación, no tan sólo el reflejo amarillista de las —como hoy actualmente sucede donde es más importante cuántos muertos hubieron ayer— sino que los medios digan si los funcionarios, si los legisladores y si todos aquellos que tenemos una responsabilidad, estamos cumpliendo puntualmente con lo que se nos ha dicho qué hay que hacer y en todo caso, si no, también plantearnos como negligentes o como cómplices del crimen organizado en este país, porque ya se ha reconocido que el narcotráfico y el crimen organizado han penetrado a las instituciones de todo tipo, incluyendo al Poder Legislativo —hay que decirlo— no tan solo en el Ejecutivo, porque muchas campañas seguramente también se están financiando con poder y dinero del crimen organizado. Entonces hay que plantearnos eso.

Entonces la pregunta es esa señor Secretario ¿La inteligencia y su inteligencia estarán al servicio de esto? ¿Está usted dispuesto a ser el líder de esto? ¿Saber que esto implica sacrificios, que puede usted estar incluso en la posibilidad de ser uno más de los que caigan, como ya han caído, Secretarios de Seguridad? Ahora ya han sido perredistas, priístas, panistas; hoy hay de todo, porque hoy la sangre es roja y no tiene color y caen de todos lados cuando se comprometen a luchar y van a caer más, e incluso hasta ciudadanos que han dado ya parte de ese sacrificio al ser secuestrados, al ser abatidos cuando han decidido dar esta lucha.

¿Usted está dispuesto a ser ese, señor Secretario o solamente nadar de a muertito durante estos meses, solamente para cumplir medianamente con un encargo? Si usted está dispuesto a eso, si usted quiere realmente su inteligencia ponerla al servicio de esto, entonces se tendrá muchos colaboradores en esto, pero sería bueno que usted lo dijera, señor Secretario.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Muchas gracias, diputado. Hasta por cinco minutos, tiene la palabra el licenciado Medina Mora.

El Secretario de Seguridad Pública, Eduardo Medina-Mora Icaza. Agradezco la muy estimulante reflexión del diputado René Islas; en verdad. Decía yo en la intervención inicial, que la lucha contra la delincuencia no debe, no puede tener bandera política ni color partidista; yo no soy señor diputado, miembro de ningún partido, pero sí soy un mexicano comprometido. Creo, estoy convencido pues, con las mejores causas de mi patria, de nuestro país y en ese sentido tengo un compromiso pleno con la responsabilidad que se me ha conferido.

Pongo mi inteligencia, mi talento, mis capacidades, precisamente al servicio de esto y no lo hago con temeridad; la temeridad es autodestructiva. Hay que hacerlo con inteligencia, con astucia precisamente para construir la efectividad, la capacidad de tener y dar resultados. No se requiere autoinmolarse, se requiere construir, junto con los otros que son capaces de hacerlo, junto con la sociedad civil.

Decía yo, la participación ciudadana es una piedra angular de la posible construcción en la política de Estado, como usted lo señala, pero también lo es que podamos construir instituciones de Estado verdaderamente sólidas, verdaderamente funcionales, verdaderamente a la altura, primero, del mandato constitucional y del desafío que implica la demanda, la justa demanda ciudadana, de certidumbre en todos los órdenes. En ese sentido puede usted tener la certidumbre de que yo pongo todas mis capacidades y todo mi compromiso detrás de esto y que convengo con usted en que esto no es una tarea partidista, que tenemos que alejarla, precisamente, de la lucha política. Es un problema muy serio precisamente, es un problema de seguridad nacional, el que el crimen organizado pueda penetrar a las estructuras de poder y lo ha hecho, sin duda, en todos los niveles y en todos los órdenes y esto es algo que tenemos que comprender y atender a cabalidad precisamente para poder hacerle frente y en ese sentido, me parece que el planteamiento que usted hace, es muy atinado. Por supuesto que se requiere humildad; humildad en el sentido de reconocer cuáles son los problemas, de reconocer cuál es la dimensión de los mismos y de buscar cuáles son los mecanismos de solución para ellos. Ello requiere una visión compartida.

Hablábamos al principio de corresponsabilidad y la corresponsabilidad se da entre los poderes, entre los niveles de gobierno y con la sociedad misma. No vamos a poder ganar esta batalla si no la ganamos todos juntos. Nadie se va a poner una medalla, nadie va a poder hacerlo si no nos la ponemos todos. Y aquí la responsabilidad y la tarea del propio Poder Legislativo es fundamental, como lo es la tarea del Poder Judicial con jueces comprometidos e independientes; como lo es sin duda, la participación ciudadana en la que yo creo fervientemente. Y además creo que es uno de los pilares fundamentales precisamente para construir éxito.

Me parece también muy relevante el papel que usted le asigna en su intervención a los medios de comunicación. Es evidente que como decíamos al principio, la estadística podrá decir que la incidencia delictiva del orden común baja y eso es desde luego relativo; es relativo en el sentido de que la propia percepción pública no lo valora así. Y no lo valora así con razón en muchos sentidos porque tenemos crímenes de alto impacto.

Los propios éxitos que se han podido lograr no del Ejecutivo sino del Estado Mexicano en contra de grupos delincuenciales de alto nivel, genera precisamente desequilibrios. Los equilibrios preexistentes eran impertinentes, eran inadecuados y había que romperlos. La consecuencia de romper esos equilibrios impertinentes genera violencia y nosotros tenemos que hacernos cargo de eso. Sólo con una construcción interinstitucional sólida, duradera, comprometida, capaz, competente, con los recursos y los instrumentos legales que se requieren, es lo que realmente nos va a poder llevar a tener éxito.

Nosotros en el Ejecutivo, en la Secretaría de Seguridad Pública, pero estoy cierto que aquí también, en esta comisión, no hay deseo, no hay vocación en lo absoluto, de ser cómplices del crimen organizado sino lo contrario, ser cómplices en la lucha contra el crimen organizado, ser compañeros en esta tarea que no puede ser sino corresponsable entre nosotros y la sociedad. Gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Gracias Secretario. Hasta por 5 minutos tiene la palabra el diputado René Arce, para hacer su réplica.

El diputado René Arce Islas: Señor Secretario, temeridad fue de aquéllos que dijeron que el problema del narcotráfico era un problema de paso y que no nos afectaba. Temeridad fue cuando dijeron que era un problema regional y que no era nacional. Temeridad fue cuando dijeron que era un problema de los Estados Unidos porque ahí la consumían y no nos importaba. Temeridad ha sido de aquéllos que negaban que ya los cuerpos policíacos y de seguridad estaban infiltrados; que las instituciones eran muy fuertes; eso era temeridad y temerario.

Hoy también es temeridad por supuesto enfrentarse al crimen organizado sino se convoca a un gran acuerdo en un gran pacto nacional pero en serio, en donde se puedan evaluar políticas de Estado y donde se evalúen y se hagan públicas y en donde se castigue a aquéllos que no respetan y no cumplen, como lo hacen las sociedades en España donde hubo un acuerdo contra el terrorismo, y todos estuvieron dispuestos a plantearse cumplirlo.

Fui representante de una delegación, la más grande de esta ciudad, Iztapalapa. Estuve ahí como jefe delegacional, me permití creerme en serio la lucha contra la inseguridad y el narcotráfico. Investigué en dónde habían triunfado. Tuve la oportunidad de platicar con gente como Leoluca Orlando o como el exalcalde de Medellín y supe cómo hicieron ellos ese gran pacto y cómo se entregaron a este gran pacto y cómo supieron de la necesidad de que era la única posibilidad de triunfar sobre el crimen organizado. Hoy son ejemplos para el mundo ¿Los mexicanos seremos tan chauvinistas y tan soberbios de decir que los mexicanos somos los que sabemos de todo y que por lo tanto no tenemos por qué aprender de experiencias de otros países? ¿No seremos capaces aquí en México también de asumir que este asunto de la inseguridad ha llegado a niveles de tal magnitud que están poniendo en riesgo todo, la democracia en primer lugar?

Entonces habrá que plantearnos que para evitar que la disputa, que el egoísmo, que la mezquindad sea la que predomine, existen estos acuerdos. Pero para lograrlo señor Secretario el tiempo se nos ha ido agotando. Hubiésemos querido que eso se hubiera hecho a principios de este régimen; ya no se pudo; pero todavía hay tiempo para que aprovechando la llegada de usted por una cuestión fortuita ojalá pueda existir ese liderazgo. Lo necesitamos.

En este país todavía se necesita a las personas en lo individual; desafortunadamente porque hay una característica presidencialista, todavía hay una cultura del personaje. Ojalá y fueran las de las instituciones pero todavía no hemos arribado a ello, a esa cultura. Entonces es importante que haya un personaje en esta ciudad que efectivamente no sea temerario en términos de que se considere soberbiamente "superman" sino que se considere humildemente un servidor público que pone al servicio precisamente de la sociedad su inteligencia para convocar, para asumir, para convencer, para lograr que haya una sociedad actuante y vigilante y también denunciante.

Porque cuando el Estado no funciona, entonces la sociedad tiene que ir precisamente en auxilio del Estado. Y hay que reconocerlo, nuestro Estado está en un estado muy lamentable. Hay que reconocerlo y asumirlo sin pena porque no es la culpa de los que están hoy ni de los que estuvieron ayer, es un problema también que tiene que ver con la cultura de este país. Yo creo que si entre todos logramos asumir los acuerdos, entre todos logramos asumir responsabilidades y todos estamos dispuestos a ser evaluados, yo creo que vamos a triunfar.

Vamos a triunfar porque existe yo creo, la capacidad en las instituciones y en la sociedad, que conjuntadas con la gente que es buena, que es más para salir adelante. Ojalá señor secretario, en la próxima comparecencia estemos hablando de otras cosas. Muchas gracias.

El Secretario de Seguridad Pública, Eduardo Medina-Mora Icaza. Gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Gracias diputado. Hasta por cinco minutos, tiene la palabra la diputada María de Jesús Aguirre Maldonado, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

La diputada María de Jesús Aguirre Maldonado: Gracias diputado presidente con su venia. Compañeros diputados, compañeras diputadas que hoy nos acompañan, señor secretario de Seguridad Pública Federal, Eduardo Medina Mora. Sea usted bienvenido a la casa del pueblo, a la Cámara de Diputados y quiero, aunque suene reiterativa, a nombre de mi partido, el Revolucionario Institucional, darle nuestras más profundas condolencias por la pérdida del señor ex secretario de Seguridad Pública Federal, Ramón Martín Huerta. A usted y a todos sus familiares. Lo hago extensivo también a todo su equipo de trabajo que estuvieron laborando con él.

Señor secretario la seguridad junto con el desarrollo económico son sin lugar a dudas los anhelos más preciados de los mexicanos. La tarea que usted tiene en manos abarca aspectos que van desde dotar a cien millones de mexicanos de la tranquilidad de poder caminar por las calles, hasta mantener la vida misma. Los peligros que amenazan lo anterior son innumerables, pero al mismo tiempo por todos conocidos y padecidos: violaciones, narcotráfico, homicidios, explotación sexual infantil, piratería, entre otros. Y lo que permite que todos estos fenómenos nos ocurran: la impunidad y la falta de fuerza por parte del Gobierno Federal para encararlos dejando al pueblo en un estado de indefensión. En este sentido, de acuerdo con un informe sobre seguridad pública realizado en julio de este año por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados, se indica que el 71 % de los mexicanos ha dejado de realizar actividades que antes hacía por temor a ser víctimas de un delito. Lo que indica que la inseguridad está además coartando nuestra libertad haciéndonos rehenes de los delincuentes; esto sin contar que de acuerdo con el mismo estudio, el 54 % de los mexicanos tiene la percepción de que durante la presente Administración, la inseguridad ha aumentado.

Desde 1998 contamos con una Policía Federal Preventiva. Ejercicio innovador en el país que nos coloca por encima de muchas otras naciones que aún no dan la importancia debida a la prevención del delito, inclinándose más por el aspecto correctivo. En teoría, contar con una policía de este tipo debería permitirnos mantener la seguridad en lugar de restablecerla. Sin embargo, la falta de implementación de programas efectivos de prevención del delito congruentes con nuestra realidad, ha impedido la consecución de resultados tangibles.

Por si fuera poco, los cuerpos policiales que se encargan de patrullar nuestras calles padecen graves carencias de preparación tanto física como táctica, legal y organizativa que, aunado a la corrupción que ha permeado a estos cuerpos, da los resultados por todos conocidos. Entonces pregunto ¿La solución está únicamente en elevar las penas y descargar la responsabilidad de la seguridad pública en las acciones legislativas? ¿Por qué entonces países como Estados Unidos, Canadá, Alemania e incluso algunas naciones africanas han logrado reducir sus índices delictivos en un porcentaje importante a partir de una correcta estrategia de prevención, mientras nosotros todavía seguimos pensando que aumentar las penas provocará un efecto disuasivo en los delincuentes? Ahora aun y logrando la detención y la aplicación de una pena severa, lo anterior no garantiza nada. El reo puede seguir tranquilamente operando desde la comodidad de su celda.

El rescate del señor Rubén Omar Romano, secuestrado en la Ciudad de México y mantenido en caución durante dos meses, es un evento que sin lugar a dudas debe llenarnos de satisfacción. Sin embargo, este caso en particular resalta porque el señor Romano es una figura pública, pero no hay que olvidar los secuestros que, por tratarse de pequeños comerciantes, estudiantes, medianos empresarios, académicos, por tan solo mencionar algunos, no acaparan la atención de los medios, pero no son menos importantes.

Señor secretario, realmente se ha dicho mucho de lo que esta tarde yo quería preguntar; más sin embargo, de su intervención me surgen algunas dudas. Cuál es su plan de trabajo para los 14 meses que faltan de la administración del presidente Vicente Fox, porque da la impresión de que quienes la integran desean que transcurra el tiempo para librarse de la enorme responsabilidad que el pueblo de México encomendó. Nos ilustra mucho saber la historia de la formación de los marasalvatruchas y su número. Queremos saber cuáles son los programas de inteligencia y de resguardo del país para eliminarlos.

Señor secretario, como mujer me preocupa mucho el problema de los feminicidios en el país y definitivamente me gustaría saber cuáles son las acciones que se están implementando en materia de prevención en este flagelo que tanto nos preocupa en la República mexicana.

Para finalizar, si usted me lo permite, diputado Presidente, viendo este documento que nos fue entregado del Consejo Nacional de Seguridad Pública: Acuerdo Nacional para un México Seguro, en la segunda página dice: "El Consejo Nacional del Seguridad Pública volverá a reunirse a finales del mes de septiembre próximo para analizar los primeros avances". Señor Secretario si usted nos pudiera mencionar si se reunieron y cuáles fueron esos avances. Por sus respuestas muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Muchas gracias, diputada Aguirre Maldonado. Hasta por cinco minutos tiene la palabra el licenciado Eduardo Medina Mora.

El Secretario de Seguridad Pública, Eduardo Medina-Mora Icaza. Muchísimas gracias diputada María de Jesús Aguirre Maldonado, por sus comentarios y preguntas. La inseguridad, la impunidad, la problemática de seguridad pública no se refieren solamente o esencialmente a la falta de fuerza del Ejecutivo federal; se refieren a la falta, en su caso, de articulación de todas las instancias corresponsables y no hay, en la visión de la corresponsabilidad entre poderes y entre niveles de gobierno, una idea de que solamente con la legislación que pudiera aumentar las penas se pueden resolver los problemas.

La responsabilidad del Poder Legislativo, del esta Cámara, de esta Comisión trasciende con mucho a elevar las penas de las conductas delictivas y tienen otras responsabilidades de generar instrumentos que pudieran —hemos comentado algunos aquí al principio de esta presentación darnos una mejor condición precisamente para enfrentar la inseguridad. Además, ustedes tienen la indelegable responsabilidad de la asignación presupuestal. Ese es precisamente quizá el mayor nivel de responsabilidad que corresponde al Poder Legislativo en esta tarea compartida.

La PFP en efecto fue una innovación; en efecto, se requiere de una policía nacional, de una policía federal que atienda la prevención del delito a nivel federal. Pero se requiere de una policía completa, que tenga un despliegue territorial completo, que tenga la aproximación conceptual que tiene cualquier policía nacional exitosa, digamos, en el mundo, y esto implica una serie de componentes, un despliegue regional completo, una aproximación de inteligencia policial, es decir, de la generación de información con valor agregado, con miras a construir casos para la prevención y para la persecución del delito, con áreas sólidas de información y análisis, con áreas bien articuladas de operaciones especiales y reacción y con centros de formación especializada y perfeccionamiento de las fuerzas policiales. Esta es precisamente la visión que se tiene en el desarrollo de la propia Policía Federal Preventiva hacia delante.

Yo diría que los dos ejes centrales que ilustran nuestra acción, nuestro compromiso en los próximos catorce meses, se abocan esencialmente a dos líneas: la primera, es la consecución de acciones específicas, puntuales, que tengan impactos reales y sentidos en la circunstancia de la seguridad pública. Esto se puede; tenemos la visión, tenemos los recursos, tenemos la gente talentosa y comprometida como para que esto pase.

La segunda que es de mayor aliento, es construir las bases precisamente es la visión estratégica de desarrollo institucional que nos permita completar el diseño institucional hacia delante, que nos permita construir estas capacidades institucionales precisamente en la parte de la política pública en materia criminal, de la política pública en materia de prevención y readaptación social, y en la política pública y la acción del Estado en materia de policía federal.

Tenemos que construir todavía con mucho esta tarea. Y tenemos pasos concretos que podemos dar y vamos a dar en los próximos meses porque tenemos claridad, insisto, en la visión, claridad en los instrumentos que tenemos que aplicar y además el equipo humano comprometido y capaz para hacerlo. Nos faltarán en su caso, si ustedes lo consideran así, los recursos para poder hacerlo. Tenemos concretamente en el área de readaptación social, necesidades muy específicas para modernizar los centros penitenciarios. El equipamiento de los mismos es insuficiente para atender precisamente estaos fenómenos que ustedes describen de que después de ser detenidos pueden seguir operando desde dentro de las cárceles. Se puede evitar esto. Pero para ello se requiere de un equipo humano renovado. El día de antier tuvimos la fortuna de tomar la protesta a la Primera Fuerza Federal Penitenciaria, era el acto que iba a realizar el Secretario Martín Huerta, precisamente el día de la tragedia en la que él falleció. Me enorgullece poder hacerlo para comenzar como ha estado precisamente donde él terminó.

También se requiere de un equipamiento adicional y de una sofisticación de los mecanismos de control, de un centro de alta seguridad como el de La Palma, pero también se requiere hacer lo mismo en Puente Grande y en Matamoros y esto requiere recursos. El tema de aumentar las penas, yo coincido con usted, no resuelve gran cosa; en todo caso será útil en ciertos elementos.

El secuestro muy, desde luego un acto extraordinario de la Agencia Federal de Investigación en el rescate del señor Romano, en efecto, no todos los secuestros reciben la misma atención mediática, pero yo le aseguro, me consta, porque he estado ahí, porque he estado acompañando este esfuerzo desde mi tarea anterior, la acompañaré desde mi tarea actual. Es igualmente dedicado en todos los casos. Es natural que los medios no le den el mismo nivel de atención, pero el nivel de compromiso de la autoridad está ahí y yo le puedo asegurar que así es y le puedo señalar que hay organizaciones de la sociedad civil que pueden dar fe de esta circunstancia.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Muchas gracias, señor Secretario. Hasta por cinco minutos, tiene la palabra la diputada María de Jesús Aguirre, para hacer su réplica.

La diputada María de Jesús Aguirre Maldonado: Muchas gracias. Sin lugar a dudas señor Secretario su presencia aquí a escasos días de haber sido nombrado como Secretario de Seguridad Pública Federal, nos ha servido mucho en este momento para reflexionar sobre los temas de seguridad pública que creo que a todos nos interesan.

Nadie desea, como decía hace un momento un compañero diputado, que al Ejecutivo le vaya mal en materia de seguridad pública. Muy por el contrario, si le va mal a la administración nos va mal a todos. Esperemos que con un esfuerzo compartido podamos hacer muchas cosas en conjunto en este tema de la seguridad pública. Usted me decía hace un momento sobre el tema de Presupuesto, tenga la seguridad que la Comisión de Seguridad Pública está muy comprometida en ese tema. El tema de Presupuesto en este momento se está debatiendo de una manera bastante fuerte en esta Cámara de Diputados y la Secretaría de Seguridad Pública va a tener todo nuestro esfuerzo y toda nuestra dedicación en materia de Presupuesto para la seguridad que tanto se necesita en este país.

Me hubiera gustado que me contestara usted algo en materia de los feminicidios que se ha suscitado en la República mexicana sobre algunas acciones de prevención que se estén estableciendo por parte de la Secretaría a su cargo, y también me hubiera gustado que me contestara en relación con este documento, que le decía yo que cuáles habían sido realmente los primeros avances que se han tenido en este Acuerdo Nacional para un México Seguro.

Quiero también mencionarle que nuestro grupo parlamentario en su agenda legislativa estuvo muy comprometido en los temas de seguridad pública y vamos a trabajar en conferencia con el Senado de la República en relación con las iniciativas presentadas en este rubro de seguridad. Otro tema también muy importante son las preliberaciones. Creo que los estados, en la República mexicana, pues están bastante preocupados por el alto número de reos que se tienen ahí, que creo que ya están en posibilidades de poder obtener esa preliberación.

Y bueno también me gustaría en este momento aprovecharlo para mencionar lo del bloqueo y control de llamadas provenientes de centros penitenciarios. Es un tema, que creo que es muy relevante y que yo saludo con mucho agrado porque inclusive me tocó tener una conversación con uno de los Subsecretarios y estaba preocupado en este tema, porque el Cofetel, sin lugar a dudas, no estaba de acuerdo en que se bloquearan estas llamadas. Creo que los señores que están en los Centros de Readaptación Social no están de vacaciones, eso lo tenemos muy claro todos y qué bueno que se vayan a bloquear.

Y bueno, señor Secretario, yo únicamente quiero concluir diciéndole que compartimos precisamente el compromiso y el esfuerzo común de trabajar por México, que queremos ser parte muy importante la Cámara de Diputados de ese compromiso, y bueno pues usted estará de acuerdo con nosotros que falta mucho por hacer, que tenemos mucho por hacer en materia de seguridad y que viene siendo uno de los temas más importantes en este momento en nuestro país. Cuente usted con nuestro apoyo. Qué bueno que, como lo decía en un principio, a escasos días de haber sido designado está usted aquí con nosotros; ojalá que sea la primera vez pero que no sea la última y que en próximos días podamos nosotros estar trabajando en un grupo, en un grupo de trabajo, y poder cada uno desde nuestra trinchera poner nuestro mejor esfuerzo por México, poner nuestro mejor esfuerzo para que con ese compromiso que usted tiene y que ha manifestado de manera muy reiterada, realmente no quede en un discurso y quede en acciones concretas y que esas acciones concretas se vean realmente para el pueblo de México, para beneficio de ellos. Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Gracias diputada. Tiene la palabra hasta por cinco minutos para formular su pregunta el diputado Raúl Leonel Paredes Vega, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional.

El diputado Raúl Leonel Paredes Vega: Con su anuencia señor Presidente; compañeras compañeros legisladores, amable auditorio que nos acompaña esta noche, señor Secretario: sin duda la función a usted encomendada es una de las más importantes y demandantes en la actualidad. La seguridad pública es un componente clave en el desarrollo del Estado y constituye el primer lugar en la demanda ciudadana hacia el gobierno en que sus distintos ámbitos de competencia, sea federal, estatal o municipal.

A pesar del poco tiempo que lleva al frente de la Secretaría de Seguridad Pública, estamos seguros de su amplia experiencia en los cargos anteriormente desempeñados y ésta seguramente será utilizada en el desempeño de la alta responsabilidad pública, dando como resultado acciones positivas e importantes en la lucha contra la delincuencia. Sin duda la Secretaría, cuya titularidad usted ha asumido hace unos días, cuenta en la actualidad con políticas, programas y acciones debidamente definidas e institucionalizadas en donde usted seguramente encontrará coincidencias para seguir el camino adecuado con miras a mejorar las condiciones de seguridad existentes en el país.

Ahora bien, el tema que nos trae a este importante acto republicano, es el análisis del estado que guarda la seguridad pública en el país y las medidas implementadas por la Secretaría a su cargo en este sentido. Deseamos conocer sus acciones en la lucha contra la delincuencia, particularmente en el ámbito de la prevención del delito, la política criminal, la coordinación con las distintas instancias de seguridad pública, así como la estructuración y funcionamiento del sistema penitenciario.

A este respecto quisiera formularle los siguientes cuestionamientos: Uno: un tema de gran importancia sin duda es el sistema penitenciario, el cual dada su naturaleza actualmente se encuentra en una complicada situación, ya que los Centros de Readaptación Social es donde se vuelve más vulnerable el correcto ejercicio público, en virtud de una serie de circunstancias especiales, tales como amenazas, extorsiones o corrupción. En este sentido quisiera nos informara qué acciones se han implementado para desarticular el crimen organizado que se da al interior de estos centros ¿Qué resultados se esperan de la recién creada Fuerza de Seguridad Penitenciaria? ¿Cuántos traslados se han realizado en el periodo que se informa y con qué finalidad se realizaron? ¿Cuántos beneficios de libertad anticipada se han otorgado en este periodo y qué medidas se han tomado para reincorporar a la sociedad a las personas que han delinquido? Yo quisiera también tocar el tema relativo al socorro de ley y quisiera preguntarle en este sentido cuántos recursos se han ejercido durante el presente ejercicio presupuestal en este rubro.

Respecto al registro de procesados y sentenciados del fuero federal, instrumento a través del cual se logra determinar el apoyo presupuestal por concepto de socorro de ley, destinado a centros de internamiento estatales para la manutención de los internos federales, le pedimos nos informe cuántas de las entidades federativas se encuentran participando en el registro de procesados y sentenciados del fuero federal y cuál es el grado de avance en la conformación de dicho registro.

El cuidado de las instalaciones estratégicas del país constituye una obligación primordial de la Policía Federal Preventiva, por ello queremos saber cuántos y cuáles de los aeropuertos se encuentran incluidos en el Programa de Instalaciones Estratégicas de la PFP y qué resultados han obtenido en la vigilancia aeroportuaria.

En cuanto al perfeccionamiento del marco normativo penitenciario, actualmente existe en esta Cámara una minuta del Senado que establece la creación de la Ley de Ejecución de Sanciones. En ese sentido, señor Secretario, nos gustaría saber su opinión en cuanto a este importante proyecto legislativo. Finalmente, sabemos que la colonia penal Islas Marías recientemente se ha reestructurado. Díganos señor Secretario ¿En qué consiste la reactivación de esta colonia penal y qué tipo de acciones se están implementando para su reactivación?

También me gustaría concluir mi participación diciendo que en realidad el mensaje dado por el diputado René Islas, en realidad me ha impactado, he visto mucho, mucho interés, si me gustaría preguntarle a los compañeros si la humildad que pedimos al Secretario de Seguridad Pública la iremos a tener nosotros a la hora de, como usted lo sugirió al principio en su intervención, de analizar algunas de las iniciativas que aquí nos ha propuesto y facilitarían el trabajo que se estaba pretendiendo realizar en la Secretaría ahora a su cargo. Por sus respuestas muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Muchas gracias diputado. Hasta por cinco minutos tiene la palabra el licenciado Eduardo Medina Mora.

El Secretario de Seguridad Pública, Eduardo Medina-Mora Icaza. Agradezco mucho al diputado Leonel Paredes sus comentarios y preguntas, voy a tratar de referirme a la mayor parte de ellas en el plazo que me ha sido concedido.

En primer lugar comparto desde luego la preocupación respecto de Ceferesos y he dicho de entrada que necesitamos hacer un esfuerzo adicional de inversión, de modernización tecnológica, de capacitación y de selección de personal nuevo, ese es precisamente el propósito con el cual se formó la fuerza de seguridad penitenciaria, para que estos centros constituyan realmente las instancias de readaptación y de reclusión de los procesos de alta peligrosidad, y precisamente impedirles que continúen operando sus redes de impunidad hacia dentro de los centros y hacia fuera de las organizaciones criminales en las que ellos participan. Habiendo dicho eso, podemos decir que se ha mejorado la seguridad en los Ceferesos y se han incorporado elementos tecnológicos que nos permitan un mayor control de lo que sucede dentro de los penales y una mayor seguridad, sobre todo, en el ingreso y las salidas, digo, aun insuficiente, en términos de equipamiento tecnológico.

Ya hay la incorporación de algunos equipos de tecnología digital, para completar y mejorar los instalados, como cámaras, equipos de grabación. Estamos ya operando los sistemas de bloqueo de señales celulares en estos centros, estamos por firmar, y éste es uno de los acuerdos más relevantes del México seguro con alguna compañía telefónica. La instalación de equipos de bloqueo de señales de celulares en reclusorios locales, vamos a empezar con los del Distrito Federal; la modificación de los teléfonos de paga, que están instalados en estos mismos centros, en los cuales, o se bloquean las llamadas, digamos, para salir o se ponga una grabación que le indique al recipendiario de la llamada, de que esta llamada se origina en estos centros. Le sorprendería a uno, pero hay más de mil casetas telefónicas de pago, instaladas en reclusorios solamente en el Distrito Federal, de manera que la tarea para realizar esto, no es una tarea menor, pero estamos precisamente por firmar en los próximos días este acuerdo.

También se ha desarrollado un nuevo reglamento de los Ceferesos, este reglamento está en este momento en revisión por la Conserjería Jurídica del Ejecutivo Federal, ha sido un reglamento resultado de un trabajo interinstitucional entre la Secretaría de Seguridad Pública, la propia Procuraduría General de la República, la propia Secretaría de la Defensa Nacional, el Cenapi, el propio Cisen participó en este esfuerzo. Y pensamos que muy pronto se podrá emitir el reglamento, que nos permitirá tener un mucho mayor y mejor control de la operación de los Ceferesos, y de la capacidad de las personas de alta peligrosidad allí recluídas de continuar interactuando con el mundo exterior y por consecuencia intentando operar red delictiva desde adentro. Creemos que hemos avanzado, nos falta mucho más por hacerlo.

Continuamos robusteciendo la infraestructura, también el otro día precisamente inauguramos el estacionamiento exterior del Cefereso de La Palma, que impide que los automóviles que antes entraban dentro del recinto del Ceferezo sin razón indispensable, no lo hagan ya, y esto ha aumentado desde luego de manera significativa la seguridad.

En lo que hace al Registro Nacional de Identificación de Internos en los Centros Penitenciarios, hasta el mes de julio se contaba con más de 205 mil internos en cárceles municipales, reclusorios, Ceresos estatales y los centros federales, ya con huellas dactilares en casi el 90 %, mientras que el 31 % cuenta con expediente completo en el Registro. Todavía nos falta mucho por avanzar, pero lo que se ha avanzado en las últimas semanas ha sido muy importante. Ahora estamos tratando de hacer un programa de actualización para complementar esta información. Esto es desde luego fundamental también para aplicar el socorro de ley, tema que también le preocupa a usted como a mí.

Atendiendo al techo comunicado por la Secretaría de Hacienda, el proyecto de Presupuesto enviado a la consideración de ustedes considera 446 millones de pesos, lo que cubre el pago de este concepto a razón de $25.00 por interno por día. Entendemos la insuficiencia, ésta es la disponibilidad con la que se cuenta, evidentemente no cubre la expectativa mínima planteada en diversos foros, se requiere entonces que trabajemos junto con ustedes para autorizar una ampliación de esta partida por un monto de al menos 283.2 millones de pesos para llegar, entiendo, con esto a $40.00 y que ello signifique reducir recursos de otras partidas de gasto, ya que ello pondría en riesgo la operación principalmente de los órganos administrativos desconcentrados, así como de los proyectos prioritarios. En el año, en el ejercicio del curso se aumentó el socorro de ley de $18.00 a $25.00, de acuerdo con las asignaciones que se hicieron en el Presupuesto.

Se cuidan las instalaciones estratégicas. Prácticamente todos los aeropuertos —si me permite, Presidente terminar con esto- que reciben vuelos comerciales y que tienen un tráfico relevante de vuelos privados son cubiertos por la instancia de Coordinación de Defensa de Instalaciones Estratégicas de la Policía Federal Preventiva y en ese sentido nos sentimos razonablemente tranquilos. Eso es lo que le podría comentar en el tiempo que nos toca.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Gracias señor Secretario. Hasta por cinco minutos tiene la palabra para hacer el uso de derecho de réplica, el diputado Jesús Antonio Nader.

El diputado Jesús Antonio Nader Nasrallah: Señor Secretario, hemos escuchado con atención los avances que se han logrado en los distintos rubros de la seguridad pública por parte de la Secretaría que usted recientemente dirige. Respecto a uno de los temas que más preocupa a la ciudadanía en general es el fusionamiento del sistema penitenciario. Estamos seguros que usted, al igual que todos nosotros, comparte esta preocupación y se encuentra comprometido en encontrar mejores soluciones, prueba de ella es el importante proceso de reestructuración y saneamiento al interior de los Ceferesos. Al respecto debe destacarse que la creación de la llamada Fuerza de Seguridad Penitenciaria permitirá retomar el control, orden y disciplina al interior de los centros de máxima seguridad existentes, ya que este nuevo cuerpo especial de seguridad penitenciaria ha sido preparado y capacitado bajo códigos de lealtad, honradez, voluntad de servicio que lo hacen menos vulnerable a la corrupción de la delincuencia organizada.

Asimismo, destaca la importante inversión del Gobierno Federal que asciende a 30 millones de pesos que será destinado en su primera etapa al mejoramiento del penal de máxima seguridad "La Palma", con el fin de crear el centro penitenciario más avanzado de América Latina. Esto beneficiará a los otros dos centros de máxima seguridad ubicados en los estados de Tamaulipas y de Jalisco. Por su parte, confiamos en que la anunciada reestructuración de la colonia penal "Las Islas Marías" permita mejorar de manera significativa su infraestructura, pero sobre todo logre fomentar la educación y capacitación de los internos a través de proyectos productivos, para procurar su reincorporación social.

En cuanto a la seguridad de las áreas estratégicas, valoramos las acciones emprendidas por la PFP en vigilancia de aeropuertos que se traducen en importantes decomisos de cocaínas y de más sustancias ilícitas; en la detención de indocumentados y en general en el mantenimiento de mejores condiciones de seguridad de los usuarios de este importante servicio. En suma, contrario a la divergencia que pueden existir al respecto, existen resultados tangibles y cuantificables que demuestran el trabajo realizado por esta institución entre los que destaca el aseguramiento de más de 340 toneladas de diversos estupefacientes, así como más de 500 mil dosis de cocaínas, entre otros.

Señor Secretario, estamos conscientes de su compromiso en el desempeño de su actual cargos, que nos da la confianza poder esperar de su gestión, importantes logros en el combate a la delincuencia, así como la continuidad en las acciones que han venido demostrando eficacia en su implementación. Lo exhortamos a que ponga toda su firmeza y capacidad en lograr los objetivos planteados. Por su atención, muchas gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Gracias diputado. Hasta por cinco minutos tiene la palabra para hacer su pregunta respectiva, el diputado Raúl Pompa Victoria.

El diputado Raúl Pompa Victoria: Con su permiso, señor Presidente. Bienvenido licenciado Eduardo Medina Mora Icaza, Secretario de Seguridad Pública, debo decir que le deseamos éxito. Creemos que todos los gobiernos tienen buenas intenciones. Creemos que desgraciadamente las expectativas no han sido cumplidas, entonces yo pudiera decir que de las buenas intenciones a las realidades tendremos que valorar los resultados.

Al final de esta gestión, señor Secretario, el pueblo no nosotros, el pueblo que es el que sufre o el que se beneficia, le aplaudirá o le reclamará el proyecto o las buenas intenciones que se tengan ahora que usted retoma esta encomienda tan importante como es la Seguridad Pública. Yo quisiera repetir, para que no se queden en el tintero, tres preguntas que se hicieron anteriormente por mis compañeros ¿Si usted está de acuerdo en que se aumente el socorro de ley a una cantidad adecuada, se mencionó que de entre 60 u 80 pesos?

Otra respuesta puntual que quisiéramos, que es sumamente importante para nosotros es ¿Si usted está de acuerdo, por la responsabilidad que le corresponde, los retos que usted tiene, el aumento del presupuesto en un 20 por ciento adicional al que tuvimos destinado para el 2005?

Y en cuanto a la pregunta que se hizo también puntual sobre los feminicidios. Son temas sumamente importantes, particularmente lo del Presupuesto que es algo que nos corresponde a nosotros para efectos de no incurrir en lo que ha sucedido en el presupuesto del 2005 que está por demás comentarlo, puesto que esta Cámara de Diputados y la Comisión correspondiente, atendió las necesidades y los deseos de los diferentes Secretarios de Estado, de los diferentes gobernadores de las entidades federativas para formar el presupuesto, el presupuesto que desgraciadamente fue y que desgraciadamente aún no se resuelve y no tenemos conocimiento realmente del destino de los recursos que debieron haberse ejercido en esos rubros objetados, durante estos nueve meses y medio que llevamos del año.

Es preocupante las condiciones de inseguridad pública que vive nuestro país, esto ha sido repetitivo y también, quisiera yo puntualizar que la seguridad pública no es un asunto de ideologías, es un asunto de tranquilidad de la sociedad, es un asunto de un derecho que tenemos y que obviamente existen instancias que deben de proporcionárnosla. Desgraciadamente se acusa de desorganización, se acusa de descoordinación entre las corporaciones policíacas para lograr un efectivo combate a la delincuencia, que va desde la prevención del delito, hasta la delincuencia organizada, desgraciadamente en esto se involucra algo llamado: "impunidad" y la impunidad desgraciadamente también es consecuencia de la corrupción.

Las denuncias ante las autoridades correspondientes son sumamente reducidas por la falta de confianza, pero son menos aún las investigaciones resueltas, eso es sumamente preocupante. La ciudadanía opina que la delincuencia organizada ha rebasado a las autoridades y yo diría ¿Cuál es el programa y no publicitario que la Secretaría aplicaría para lograr la solución a tan grave problema? y obviamente la recuperación de la confianza, que eso es sumamente importante ¿Qué cree usted que requiere la Secretaría de esta Cámara de Diputados, para que se logren los objetivos que todos deseamos? a la mejor es presupuesto, a la mejor es confianza, no sé.

Hay un sin número de planteamientos que deben de hacerse y todo mundo nos hemos quejado obviamente de la escasez del tiempo y de lo rígido de estas comparecencias y voy a buscar la manera de seguir planteando en mi otra intervención. Gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Gracias diputado. Se le concede el uso de la voz al señor Secretario hasta por cinco minutos.

El Secretario de Seguridad Pública, Eduardo Medina-Mora Icaza. Muchísimas gracias señor diputado Raúl Pompa, le agradezco sus comentarios. En efecto, la seguridad pública no es un asunto de ideologías, dice que hay dos precondiciones para el desarrollo. Una es la seguridad, la capacidad del Estado de darle certidumbre a los ciudadanos, ya lo hemos platicado. La otra es la seguridad macro económica, van juntas.

Desde luego, la seguridad y la estabilidad macro económica no son todo, pero sin seguridad y sin estabilidad macro económica, todo es nada. Necesitamos consolidar lo básico para poder a comenzar a discutir lo importante, el desarrollo del capital humano, la infraestructura, las condiciones de competitividad, la generación de condiciones de competitividad para nuestra economía, este es el compromiso.

De acuerdo que todos los gobiernos tienen buenas intenciones y estas intenciones si no se ven reflejadas en acciones concretas, no sirven. Yo le aseguro que en mi vida profesional, en mi experiencia personal, cuando menos me he esforzado por generar resultados, por hacer que las cosas pasen, no siempre se puede, no siempre se tienen todos los elementos para que ello suceda así, pero el compromiso para que ello suceda así, está ahí.

Tenemos en la Secretaría de Seguridad Pública, no sólo su servidor, sino el equipo humano de extraordinaria valía que la compone, la claridad de la estrategia que tenemos que desarrollar, la claridad de los objetivos, la claridad en el cómo tenemos que desarrollar nuestra estrategia. Cómo tenemos que hacer el aterrizaje táctico, requerimos de ustedes responsabilidad compartida y confianza mutua y eso implica, desde luego, la asignación de los recursos presupuestales correspondientes, la oferta recíproca de diálogo constructivo para poder generar esta política de Estado que trascienda, como usted dice; ideologías, como lo dijo el diputado Arce, aquí, antes que usted.

Nosotros no tenemos interés en que el pueblo nos aplauda; tenemos interés en que el pueblo se sienta atendido por el Estado y el Estado, insisto, somos todos nosotros en los tres poderes, todos los órdenes de gobierno y también la sociedad que forma parte como Nación, del Estado mismo.

Las tres preguntas que me plantea, desde luego estamos de acuerdo en aumentar el socorro de ley, eso sin embargo tiene que venir aparejado con una asignación presupuestal que nos permita hacerlo. El planteamiento que nosotros hacemos ha sido el de llevarlo a 40 pesos, este ha sido el planteamiento que se ha hecho. Los recursos siempre son limitados y siempre hay que escoger entre cosas deseables y cosas indispensables y al final no es fácil hacerlo, pero se tiene que tomar la responsabilidad de tomar estas decisiones precisamente para avanzar. El planteamiento está ahí, lo que no podemos hacer es permitir que se afecten los programas centrales que son indelegables de parte de la autoridad central.

Decía yo la reposición del equipo de patrullas, porque tienen ya su vida útil al término; el equipamiento de los Centros Penitenciarios de Readaptación Social, el equipamiento de esta nueva visión de la Colonia Penal de las Islas Marías con nueva infraestructura de electricidad, de agua, de vivienda y precisamente de capacidad de desarrollo agropecuario, para poder generar una mejor circunstancia de readaptación; y la contratación de nuevos elementos para las Fuerzas Federales Preventivas. Ustedes saben que nosotros tenemos brigadas del Instituto Armado que están asignadas a la Policía Federal Preventiva, pero que no pertenecen estructuralmente a ésta. Nosotros estamos obligados a construir el despliegue territorial de la Policía Federal Preventiva; sólo lo podremos hacer con elementos propios que además tengan una lógica de operación policial y esta lógica es distinta de la Fuerza de Reacción que tenemos hoy invaluable en las Fuerzas Federales de Apoyo.

Y estos son los elementos centrales de este aumento presupuestal que se nos ha otorgado. Se puede bajar, ustedes tienen esa capacidad. Me parecería una insensatez, se los digo con toda fuerza y con todo respeto, porque es lo único que nos permitirá dejar una mejor condición precisamente hacia delante. El compromiso de hacer que las cosas pasen y no sólo tener buenas intenciones, se refleja precisamente en esto.

Desde luego que estamos de acuerdo en que el presupuesto del FAS aumente 20 por ciento, pero también pedimos que esto se haga, y el compromiso no es sólo del gobierno federal, no es sólo del presupuesto federal, es de los gobiernos de los estados y de los gobiernos municipales que deben poner su parte y además que se ejerzan los recursos que han sido ya entregados a los estados y a las Tesorerías Estatales. Tenemos decíamos, alrededor de 8 mil 600 millones de pesos por ejercer. Entiendo que hay algunos que están en su lógica de ejercicio en el curso de este presupuesto, pero tenemos más de 2 mil 600 millones de ejercicios anteriores que no se han ejercido. Entonces tenemos que hacer también un esfuerzo de eficacia y de eficiencia y de racionalidad en el ejercicio de esos recursos. No se puede hacer una asignación puntual a estados que quizá por circunstancias particulares requieren de mayores apoyos, porque las fórmulas que se han fijado en el seno del Consejo, son fórmulas rígidas que no permiten esta discrecionalidad de poder atender emergencias o circunstancias más graves en un lado o en otro.

Por último en los feminicidios, el señor Secretario de Gobernación, en su comparecencia en la Comisión de Gobernación, señaló que la política del Estado Mexicano en esta materia es construir no sólo una estrategia de atención al fenómeno de Ciudad Juárez, sino una estrategia de atención nacional. Hay un programa en este sentido muy bien articulado, que en lo que a nosotros toca, se subraya precisamente desde luego en el fortalecimiento de las Policías Municipales en las zonas donde esto se presenta de manera más dolorosa, como es el caso de Juárez, pero no es el único; el estado de Chihuahua no es necesariamente el estado con mayor índice en este problema, pero también un programa nuevo del trato de personas, de combate a la explotación sexual de mujeres, que es base para buena parte de estos fenómenos.

Y también tenemos que fortalecer los programas de orientación para prevenir la violencia intrafamiliar que también es una de las causas más relevantes de este fenómeno. Presidente, gracias por su tolerancia de pasarme unos instantes en mi tiempo.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Gracias señor Secretario. Hasta por cinco tiene la palabra para la réplica el diputado Raúl Pompa.

El diputado Raúl Pompa Victoria: Muchas gracias por sus respuestas señor Secretario. Es más preocupante lo que usted contesta de lo que yo pensaba, porque le soy sincero, estamos tratando de aumentar el presupuesto. Sin embargo, año con año no se ejerce y no sabemos por qué. Es una preocupación para la Cámara de Diputados porque ese presupuesto es destinado precisamente para la seguridad pública ¿Por qué traemos ahorita un rezado de 2 mil 800 millones de pesos? No sabemos.

Un rezago de ejercicios anteriores ¿Por qué traemos al mes de octubre 8 mil y tantos millones de pesos no ejercidos? Es muy preocupante porque debieron de haberse ejercido con oportunidad. Yo no sé si en 3 meses o lo que quedan de 2 meses y medio, se vayan a ejercer los 10 mil millones de pesos o lo vamos a dejar para el ejercicio electoral. Eso es lo preocupante. Eso precisamente es lo preocupante; yo creo que necesitamos buscar la manera de que el presupuesto se baje a los estados, pero también la Secretaría de Seguridad Pública busque la manera de que a los ayuntamientos con problemas relevantes, se les consigne el suficiente recurso para efectos de que atiendan la prevención del delito.

Las zonas fronterizas desgraciadamente están siendo campo de batalla entre narcotraficantes y obviamente la población está acosada. Tenemos problemas muy graves internacionales que no sabemos a qué acuerdos llegaron los gobiernos de los países entre Estados Unidos y México. De veras, yo valoro el esfuerzo que se hace por el Estado Mexicano, pero no escucho en ese acuerdo internacional, en dónde están los capos en Estados Unidos; quién los detiene; ellos son los que financian todo esto ¿Por qué no escuchamos eso? ¿Por qué no reclamamos que en un momento dado los que generan este problema lacerante, que anteriormente éramos nosotros el trampolín y ellos eran la alberca, y ahora resulta que nosotros somos el chapoteadero? ¿Por qué no buscamos la manera de resolver el problema pero con esa responsabilidad compartida entre países también? Existe obviamente la necesidad de que la ciudadanía se involucre, se involucre en la denuncia. Pero una denuncia ágil, rápida, de una respuesta ágil y rápida también.

La ciudadanía desgraciadamente no denuncia en muchos casos, como yo lo mencionaba, porque no existe respuesta. Y no únicamente no denuncias sino en los pocos casos denunciados se reducen a que pocos de ellos son atendidos o son resueltos. Precisamente yo tengo una iniciativa para la modificación del artículo 50 de la Ley de Comunicaciones, para efectos de involucrar a las compañías de telefonía celular que intervengan coadyuvando la acción que todo el aparato de seguridad pública nacional tiene que resolver; tiene que atender. ¿Por qué? porque independientemente de que es un negocio muy fructífero el de telefonía celular, la aportación es poca para efectos de resolver y de que la ciudadanía se involucre a través de ellos y obviamente tengan los compromisos o el compromiso nacional con las instancias de gobierno para efectos de resolver nuestros problemas que tenemos.

Yo realmente le aprecio mucho su visita y reitero que estemos en comunicación. Le aseguro que somos ciudadanos interesados; la función de un legislador concluye y pasamos a ser parte de la ciudadanía, y nos interesa mucho aportar algo para que esto se resuelva. Le agradezco mucho su visita.

El Secretario de Seguridad Pública, Eduardo Medina-Mora Icaza. Gracias.

El Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, diputado Jorge Uscanga Escobar. Muchas gracias señor diputado, señor secretario, sea usted bienvenido aquí a la casa de todos nosotros los diputados federales. Usted recién inicia su labor en la seguridad pública pero trae usted un bagaje importante en el área de inteligencia. Qué bueno que así sea; porque en esta labor y en las circunstancias actuales señor secretario, no caben las improvisaciones. Y los resultados se harán y lo calificarán.

La seguridad pública como función pública a cargo del Estado que si no la presta no se justifica, es de la más alta prioridad y la problemática que vivimos es diversa y hay que reconocerlo, muy grave. Si bien es cierto que la delincuencia organizada es competencia del Gobierno Federal, su atención —hay que decirlo, su combate— requiere de acciones institucionales coordinadas por las tres instancias de Gobierno. Lo que se necesita y qué bueno que coincida usted con lo que hemos estado señalando desde hace mucho tiempo, urgentemente es una política de Estado. Una política de Estado de lo que debe ser y es la seguridad pública.

Se requiere hoy más que nunca una política de prevención de la prevención del delito que de manera legal se establece que es la Secretaría de Seguridad Pública Federal la que debe dar los lineamientos nacionales para que sirvan de base a los estados y a los municipios.

Qué bueno que la va a iniciar, porque es determinante tener una política de prevención del delito y una política terminal que se está y que usted lo ha dicho, se va a construir. Es importante escucharlo con mucho gusto, el hecho de señalar que se requiere un sistema de estrategia definida y de acciones concretas. Es importante porque no se puede eliminar un problema tan grave si no se tiene un camino de cómo hacerlo, con quién hacerlo y en qué tiempo hacerlo.

También es importante señalar y de verás me place mucho que lo he escuchado, de que se requiere que las políticas de seguridad en materia criminal hoy más que nunca tengamos sistema de inteligencia policial. Usted conoce de esto, no podemos llegar después de. Para prevenir los delitos tenemos que saber qué hacen y como opera, y qué va a hacer la delincuencia organizada.

Han pasado ya cinco años y estas políticas federales qué bueno que se van a iniciar, porque son determinantes para poder parar la delincuencia en todo nuestro país. También es importante decirlo, que nosotros consideramos que son componentes de la gobernabilidad la seguridad pública y sobre todo la seguridad nacional que usted conoce.

Lo que lo hemos escuchado, sentimos que sabe lo que va a hacer. Que tiene idea de cómo primero contener y luego atacar este problema que es un flagelo de lo más grande que está viviendo nuestro país y que ha incidido en políticas económicas, en donde hemos disminuido nuestro índice de productividad y de competitividad a nivel internacional y en donde las inversiones se han reducido, y los empleos también se han reducido.

Tengo la plena seguridad que los diputados de la Comisión de Seguridad Pública claro que coadyuvaremos. Nosotros sabemos que somos los que disponemos los recursos, que es el Poder Ejecutivo el que propone, pero vamos a requerir, como lo hicimos el año pasado, el acuerdo, la plática con la Secretaría de Seguridad Pública.

Nos place que este año se ejerció el 100 % de incremento en lo que se refiere al apoyo de los estados y municipios. De dos mil 500 millones que se ejercieron el año pasado, con las pláticas con el anterior secretario se logró incrementar a cinco mil millones de pesos, que es actualmente lo que se ejerce.

Lo felicito en que lo haga suyo, porque además es obligación de llevar a cabo el acuerdo que el Consejo Nacional de Seguridad Pública consideró en el incremento del 20 por ciento de lo que se refiere a los estados. Lo felicito porque me da mucho gusto que con congruencia, como lo está usted diciendo, parece ilógico que el gobierno encabece un gobierno ciudadano integrado por ciudadanos. Lo felicito porque esa es congruencia, como deben manejarse estos asuntos para que vuelva a haber credibilidad, sobre todo de la ciudadanía.

Y lo digo porque aquí se ha construido y aquí están presentes el licenciado Ángel Corona, la licenciada Laura Elena Herrejón, la doctora María Elena Morera, la profesora Rosa María Navarro, que son dirigentes nacionales de Participación Ciudadana, que fueron los que hicieron y organizaron la marcha del mes de junio del año pasado.

Me da mucho gusto escuchar que la Secretaría de Seguridad Pública Federal, como debería haber sido, no tiene porqué presidir un consejo ciudadano. También sentimos nosotros que la responsabilidad es de todos. Nosotros no pensamos que el gobierno federal tenga que resolver exclusivamente el problema de seguridad, aunque así lo dice la ley, en cuanto a su coordinación.

Pero estamos ciertos que esto es responsabilidad de todos: de diputados, de gobiernos estatales, de gobiernos municipales y de gobiernos federales. A nadie le interesa un país con los problemas que se puedan vivir. Sentimos nosotros que es con el imperio de la ley que se puede desterrar, sobre todo la corrupción y la impunidad.

La llegada de usted presagia cuestiones importantes de modificaciones a nuestro sistema de seguridad pública nacional. Que sea para bien del país, para bien de los mexicanos y que usted responda, con los meses que le quedan, a la ciudadanía mexicana que hoy más que nunca está esperando resultados y resultados de seguridad pública. Bienvenido y muchas gracias, señor secretario, por su presencia.

De conformidad con lo que establece el artículo 7, numeral V de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, la versión estenográfica de esta reunión será remitida al presidente de la República para su conocimiento. Agradecemos a todos los presentes su presencia y se cierra esta reunión.