Comparecencia del Secretario de Trabajo y Previsión Social
Francisco Javier Salazar Sáenz
correspondiente al Quinto Informe de Gobierno del Presidente Vicente Fox Quesada

Instalación de la Mesa: Enrique Burgos García

Exposición por parte del funcionario del Ejecutivo Federal: Francisco Javier Salazar Sáenz

PRIMER TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTA

Pregunta: Pablo Franco Hernández, Partido de la Revolución Democrática
Réplica: Francisco Javier Salazar Sáenz
Pregunta: Pablo Franco Hernández, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Sergio Alvarez Mata, Partido Acción Nacional
Réplica: Francisco Javier Salazar Sáenz
Pregunta: José Felipe Puelles Espino, Partido Acción Nacional

Pregunta: Graciela Larios Rivas, Partido Revolucionario Institucional
Réplica: Francisco Javier Salazar Sáenz
Pregunta: Graciela Larios Rivas, Partido Revolucionario Institucional

SEGUNDO TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Agustín Rodríguez Fuentes, Partido de la Revolución Democrática
Réplica: Francisco Javier Salazar Sáenz
Pregunta: Agustín Rodríguez Fuentes, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Pablo Pavón Vinales, Partido Revolucionario Institucional
Réplica: Francisco Javier Salazar Sáenz
Pregunta: Pablo Pavón Vinales, Partido Revolucionario Institucional

Pregunta: Angel Pasta Muñuzuri, Partido Acción Nacional
Réplica: Francisco Javier Salazar Sáenz
Pregunta: Salvador Márquez Lozornio, Partido Acción Nacional

Pregunta: David Hernández Pérez, Partido Revolucionario Institucional
Réplica: Francisco Javier Salazar Sáenz
Pregunta: David Hernández Pérez, Partido Revolucionario Institucional

Comentarios finales: Enrique Burgos García



















El Presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social diputado Enrique Burgos García: Diputadas, Diputados; Distinguidos Asistentes:

Hoy tenemos el gusto de recibir al señor Secretario de Trabajo y Previsión Social, en el contexto de Comparecencias de los Secretarios de Estado en el capítulo correspondiente, justamente a Trabajo y Previsión Social.

Esta Presidencia informa que tenemos registradas, hasta el momento, asistencias suficientes para declarar abierta esta sesión.

De conformidad con el artículo 7o. Numeral Cuatro de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos comparece el ciudadano Ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz, Secretario de Trabajo y Previsión Social, invitado a esta reunión de la Comisión de Trabajo y Previsión Social,, en el contexto del V Informe de Gobierno del señor Presidente de la República.

Me voy a permitir dar lectura a la p arte correspondiente del Acuerdo de la Junta de Coordinación Política que en su oportunidad fue aprobado por el pleno de la Cámara de Diputados, justamente para ordenar el esquema de estas Comparecencias.

Bueno, ya está aquí nuestra compañera Diputada Secretaria, la Licenciada Quiroga, y le rogaría fuera tan gentil en dar lectura al quinto punto resolutivo que es el que regula estas Comparecencias.

La Secretaria diputada María de Lourdes Quiroga Támez: Claro que sí. Buenas tardes compañero Diputado.

"Las Comparecencias ante Comisiones a las que se refiere el resolutivo que antecede se sujeta al siguiente formato:

a) Exposición por parte del funcionario compareciente del Ejecutivo Federal hasta por diez minutos.

b) Turno e intervenciones hasta por cinco minutos para preguntas de los grupos parlamentarios en el orden siguiente:

Primera Ronda:

Grupo parlamentario de Convergencia, Grupo parlamentario del PT., Grupo parlamentario del Partido Verde., Grupo parlamentario del PRD., Grupo parlamentario del PAN, y Grupo parlamentario del PRI.

Dentro de la Segunda Ronda:

El grupo parlamentario del PRD.

El grupo parlamentario del PRI.

El grupo parlamentario del PAN, y por último

El grupo parlamentario del PRI.

c) Las respuestas están a cargo de funcionarios comparecientes por cada intervención y hasta por cinco minutos.

d) La contrarréplica a cargo del respectivo grupo parlamentario hasta por cinco minutos".

Es todo Diputado Presidente.

El Presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social diputado Enrique Burgos García: Muchas gracias.

En cumplimiento a este Acuerdo tiene el uso de la palabra el señor Secretario de Trabajo y Previsión Social hasta por diez minutos para su exposición inicial.

El Secretario de Trabajo y previsión Social, ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz: Muchas gracias Diputado Presidente.

Señor Diputado Enrique Burgos,

Presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social;

Legisladoras y Legisladores;

Funcionarios y amigos todos que nos acompañan en esta tarde:

Comparezco ante esta soberanía con el fin de contribuir en el análisis del V Informe de Gobierno presentado por el Presidente de la República. Con ese objetivo les hemos entregado el informe de labores de la Secretaría que complementa los anexos del Informe del Presidente.

En consecuencia, expondré a ustedes los criterios y lineamientos que hemos seguido en el desempeño de nuestra función. Posteriormente quedaré atento a sus observaciones.

El país requiere los consensos necesarios para lograr las reformas institucionales. Es aquí donde el Presidente lamenta que se hayan construido demasiados muros y pocos puentes. La Secretaría a mi cargo ha estado empeñada en impulsar las acciones para que con el esfuerzo conjunto de la sociedad y el Estado se logre que el empleo y la ocupación productiva se erijan en el eje transversal de las políticas públicas, económicas y sociales. Para ello se requiere del compromiso de empresarios y trabajadores del sector académico, de los gobiernos estatales y municipales, de las legislaturas locales, los organismos autónomos del Estado, el gobierno federal y el Congreso de la Unión, para que cada sector asuma su responsabilidad de impulsar el desarrollo económico y social sustentable teniendo como eje prioritario el empleo, producto de un esfuerzo sostenido de México para lograr una posición de liderazgo en foros internacionales los días 26 y 27 de este mismo mes. Nuestro país será sede y presidirá la decimocuarta Conferencia Interamericana de Ministros del Trabajo de la Organización de Estados Americanos.

Cabe apuntar que en este relevante evento se tratará específicamente el tema de la transversalidad del empleo. Las conclusiones de esta reunión serán material para la discusión en la próxima Cumbre de las Américas de la misma Organización de Estados Americanos en la cual el empleo se estudiará como factor de desarrollo y gobernabilidad en las sociedades democráticas.

Hemos impulsado el diálogo social como el medio para lograr ese objetivo y al mismo tiempo se ha distinguido como la herramienta fundamental que permitirá consolidar la vida democrática en el ámbito laboral y productivo del país.

Por ello hemos promovido el fortalecimiento del consejo para el diálogo con los sectores productivos que ha puesto en el centro de su atención mediante la firma de un compromiso, los temas torales de la competitividad, el empleo y la justicia social. Además se ha consolidado a nivel nacional de septiembre de 2004 a julio de 2005 se han realizado 141 sesiones de los consejos estatales en la República Mexicana.

En esta perspectiva estamos impulsando en el seno del Consejo, la firma de un acuerdo de unidad nacional que reafirme el compromiso de los sectores productivos con México para impulsar las actividades productivas y generar empleos permanentes.

Un ejemplo de la importancia del diálogo para la defensa del trabajo es la solución que promovimos mediante una cooperativa en el caso de la llantera "Euzkadi".

Por otra parte, con estos mismos criterios la Secretaría a mi cargo ha coordinado los esfuerzos para propiciar acuerdos entre los sectores productivos y partidos políticos a fin de adecuar y modernizar la Ley Federal del Trabajo, salvaguardando los derechos sociales y laborales de los trabajadores.

La actual Legislatura ha hecho un magnífico trabajo al sistematizar las propuestas recibidas y al fortalecer los puntos de coincidencia entre ellas. La Cámara de Diputados tiene en sus manos la iniciativa de los sectores productivos. Además los partidos políticos representados en el Congreso, han presentado otras propuestas. El debate ha sido enriquecedor. Estaremos muy atentos a la decisión que finalmente adopte esta soberanía.

El respeto, la tolerancia, la transparencia, el diálogo, entre otros valores asociados a la vida democrática, nos han guiado en nuestro compromiso fundamental para armonizar los factores de la producción. La forma incluyente en que hemos actuado junto con la voluntad expresa de los sindicatos y las organizaciones de los empleadores, nos ha permitido hacer de la paz laboral un patrimonio común que en mucho ha contribuido a la consolidación del ambiente democrático en el país.

En el marco de la nueva cultura laboral que privilegia a la persona como el centro de las políticas públicas, hemos mantenido la defensa del salario de los trabajadores. Podemos afirmar con toda claridad que se ha detenido el deterioro continuo que sufrió durante muchos años. Con la ayuda del diálogo social entre trabajadores y empleadores, se ha podido corregir esa inercia negativa. Tal es la razón por la que nos hemos pronunciado en coincidencia con trabajadores y con empleadores, en contra del gravamen a las prestaciones laborales.

Hemos procurado la paz laboral. En los 56 meses del gobierno del Presidente Fox, al 31 de julio de este año han estallado 196 huelgas, en el mismo periodo en los gobiernos de los 3 últimos presidentes estallaron 1009, 655 y 246 huelgas respectivamente.

Hemos puesto a disposición de la sociedad información para la empleabilidad. El 2 de marzo de este año se puso en operación el observatorio laboral, al 31 de julio de este año su página de Internet ha tenido 403 mil 543 visitas, cifra que lo convierte en el portal del gobierno federal más consultado.

El observatorio provee a los ciudadanos de los elementos necesarios para tomar decisiones libres y mejor informadas sobre la manera en que se relacionan con el mercado laboral. La información transparente forma parte del esfuerzo por llevar a México hacia metas superiores del desarrollo, por ello en coordinación con el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática se perfeccionó la encuesta nacional de empleo para dar más certeza a los usuarios y mejorar los diagnósticos y programas de las políticas públicas.

El Servicio Nacional de Empleo fue reconocido por el Banco Interamericano de Desarrollo y por la Asociación Mundial de Servicios Públicos de Empleo, que distinguió a México entre ciento dieciocho países con el reconocimiento 2004. Es muy importante mencionar que el Servicio Nacional de Empleo canaliza el sesenta por ciento de sus recursos a las mujeres para apoyar su inserción laboral.

Con menos recursos, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social ha logrado mejorar la vinculación entre buscadores de empleo y empleadores a través de sus programas, entre los que destacan Chambatel y Chambanet.

En el período de enero de 2001 a julio de 2005 a través de los diversos programas de apoyo, el Servicio Nacional de Empleo ha atendido a un poco más de ocho millones de personas, habiéndose colocado dos millones cuatrocientos ochenta mil buscadores de empleo.

De la misma manera, se ha apoyado la integración laboral con personas con discapacidad; se ha entregado el reconocimiento "Empresa incluyente" en diez entidades de la República, en las cuales se ha demostrado que la discapacidad no impide ejercer de manera digna una ocupación.

Una de las instituciones donde hemos logrado más beneficios para los trabajadores es en el FONACOT. Esta institución que operaba en números rojos, ha cumplido cabalmente la encomienda del Presidente. La operación y mecanismo de financiamientos otorgados por esta institución no le cuestan un peso al Fisco, con lo cual constituye una muy amable opción de consumo para los trabajadores ya que sus tasas de interés son considerablemente bajas.

Transparencia y eficacia las queremos también para la justicia. De enero a agosto de este año, la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo recuperó doscientos un millones, trescientos mil pesos para los trabajadores gracias a la prestación de diversos servicios de asesoría, conciliación y representación jurídica, de manera profesional, honesta, eficiente y sobre todo gratuita.

A pesar de una reingeniería integral en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, se han sentado las bases de un nuevo modelo de impartición de la justicia laboral. Me da mucho gusto informar que el nuevo edificio y la nueva plataforma tecnológica de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje entrarán en operación en este mismo año.

Informo con satisfacción que hemos optimizado los procesos y servicios que permiten atender las necesidades y expectativas de la ciudadanía, asegurando la calidad bajo normas ISO de los procesos sustantivos en las unidades responsables y órganos del sector laboral. Para el ejercicio 2005 se tiene contemplado certificar otros setenta y seis procesos que se añadirán a los cuarenta y cinco acumulados hasta 2004.

Señoras y señores diputados, termino reiterando mi compromiso de cumplir con nuestra responsabilidad y para ello de colaborar intensamente con esta soberanía para hacer del ámbito laboral y del empleo en particular, el tema sustantivo que atraviese todas las políticas públicas para incrementar la competitividad del país en el entorno de la globalización como el medio más eficaz para insertar a todos los mexicanos, especialmente a los marginados, en el proceso económico productivo que les permita satisfacer con dignidad todas sus necesidades.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Enrique Burgos García: Muchas gracias señor Secretario Salazar Saez. Antes de continuar, quisiera subrayar y apreciar mucho la presencia de nuestro compañero diputado, integrante de origen de esta Comisión del Trabajo, hoy vicepresidente de la Mesa Directiva, el diputado Alvaro Elías Loredo. Muchas gracias señor diputado por su presencia.

Para dar cumplimiento al punto quinto, incisos b), c) y d), se han inscrito para la primera ronda de preguntas y réplica los siguientes ciudadanos diputados: diputado Fernando Espino Arévalo, del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México; señor diputado Pablo Franco Hernández, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática; señor diputado Sergio Alvarez Mata, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional; y diputada Graciela Larios Rivas, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

En ese orden, tiene la palabra hasta por cinco minutos para formular su pregunta, el señor Diputado Pablo Franco, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática. Si nos hace favor, señor Diputado.

El diputado Pablo Franco Hernández: Buenas tardes a todos y a todas, Bienvenido señor Secretario, bienvenida ahora como Secretario a afrontar la responsabilidad, no quisiera iniciar sin reconocer la intervención de la Secretaría que llegó a la conclusión satisfactoria de la Huelga de los Trabajadores de Euzkadi, donde esta Comisión se interesó en el conocimiento del tema y en la conjunción de esfuerzos con Gobierno, Sindicato y organizaciones sociales, concluyó con un proyecto productivo en marcha que esperemos sea de éxito y que ya empezó a producir sus primeras llantas el pasado 2 de Agosto.

Creo que es importante que este tono, que esta conducta fuera la constante, por parte del Gobierno; sin embargo también vemos con preocupación que contrario a lo que establece el Artículo 2º de la Ley Federal de Trabajo, se omite a obligación que tiene el Gobierno de buscar la justicia social,, que quiero decir no igualdad entre las partes sino proteger al más débil; por eso me preocupa personalmente y nos preocupa en la Fracción Parlamentaria del PRD, que en el caso de la huelga del Colegio de Bachilleres, haya una evidente conducta por parte del compareciente inclusive de tratar de ir en contra de las propuestas sindicales, de justificar la conducta patronal, diciendo que al Sindicato ya se le dio todo y que pareciera una huelga que se mantiene por la necedad de los trabajadores, cuando es una huelga que se mantiene porque la patronal no ha cumplido obligaciones contraídas en revisiones contractuales anteriores, particularmente la que se refiere al Artículo 68 del Contrato Colectivo donde la Cláusula 68, perdón, donde el Secretario ha declarado en esos términos, lo cual carece de veracidad.

Situación similar se presenta en los casos del Sindicato Minero, donde con todas las diferencias que algunos pudiéramos tener con este Sindicato, es obligación del Gobierno sostener la esencia del Derecho Laboral que es de proteger a aquellos que menos tienen, proteger a la parte débil de la relación laboral.

Creo que estos dos casos, junto con el de CONALEP, nos dan la muestra de que se ha abandonado la obligación del Estado de tutelar los derechos de los más débiles.

Nos preocupa ver por todo el país, conducta anti obreras y anti sindicales ante la complicidad del Estado. En el caso de San Luis Potosí, tenemos a un Gobernador que se dedica a promover a un sindicato, en contra de la voluntad de los trabajadores. En el caso, estoy hablando, de la empresa General Player; sin embargo, a pesar de que hemos solicitado la intervención del Gobierno Federal hemos pedido al Gobernador tener sensibilidad y respetar, sobre todo, la voluntad mayoritaria de los trabajadores. Vemos a un Gobernador haciendo campaña en los medios, en contra de un grupo sindical, cuando la obligación del Estado debiera ser proteger simplemente el derecho de los trabajadores, de organizarse y de optar por la representación que mejor es convenga, con el derecho que tienen desde luego, de equivocarse.

Nos ha preocupado que esta haya sido la tónica en los últimos cinco años, en os ejemplos que doy, son tan sólo pequeña muestra. Creemos que debiéramos aprovechar este último año de Gobierno para buscar, retomar esa obligación, esa responsabilidad social de Estado.

Creo que no es posible que tengamos el Gobierno de una clase social impuesto sobre las demás; necesitamos y así lo ordena la Constitución, un Gobierno con social, sobre todo en el tema Laboral donde se encuentra una de las bases del Constitucionalismo Social, que heredamos de la Revolución del 17.

Yo quisiera preguntarle al Secretario, si esta propuesta nuestra de tener un gobierno con responsabilidad social le parece atendible; si es posible corregir la conducta antisindical que se ha presentado en un gran número de ocasiones.

No omito señalar que en el caso de Euzkadi, tuvo que pasar primero un proceso donde contra todo fundamento legal, se declara una huelga improcedente, lo cual no existe en nuestro marco jurídico.

Afortunadamente concluyó de manera satisfactoria para las partes. Sin embargo, creo yo que sería importante saber si existe la voluntad del gobierno en este último año de tratar de corregir esta conducta equivocada.

Quisiera concluir ahí, no sin antes aprovechar, si tengo todavía un minuto más, para decir que me parece que el modelo de la Glosa está agotado. Yo no sé si a los demás les parezca que este tipo de comparecencias, pues ya no responden a los tiempos que vivimos.

Es decir, la Glosa donde venían o vienen los secretarios a exponer algo, sin posibilidad real de intercambiar ideas, sin posibilidad de construir entre todos ideas que nos permitan llevar adelante los temas de que se trata, creo que responde más bien a un esquema pasado, donde venían los secretarios a placearse ante los diputados y ante los medios para, bueno, para ver a fin de sexenio quién era el beneficado con lo que ya sabemos.

Pero creo que en estos tiempos como que debiéramos estar ya pensando en construir otra cosa. Son temas que a todos nos involucran y donde pudiéramos tener diálogos de veras, donde pudiéramos tomar los temas de interés y aportar lo que cada quien opine sobre el particular.

Y no eso, que sigue siendo pasarelas, donde bueno, espero que de algo nos sirvan. Gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Enrique Burgos García: Gracias, señor Diputado Franco. Tiene la palabra, señor Secretario, hasta por cinco minutos.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social. ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz: Gracias, Diputado Presidente.

Señor diputado Pablo Franco, efectivamente, el caso de Euzkadi me parece que es un modelo que deberíamos de tratar de ya con más frecuencia (inaudible, falla de sonido).

Usted lo sabe muy bien, porque (falla técnica) durante (falla técnica) trabajadores, porque fue una decisión drástica de la empresa, retirarse del país (inaudible, fuera de micrófono) la indemnización total de los cerca de (inaudible) trabajadores.

Afortunadamente encontramos un modelo, que hasta donde yo sé, (inaudible, fuera de micrófono) no existe más que solamente en este país y es un diseño que fue elaborado entre la Secretaría del Trabajo, pero también (inaudible, fuera de micrófono), con el concurso de los trabajadores.

Un modelo en el que los trabajadores con su indemnización se hicieron propietarios del 50% de las acciones de una nueva empresa que se llama Corporación de Occidente y se buscó el complemento de un empresario muy conocedor del área llantera.

Así que hoy, efectivamente, usted lo dice muy bien, se han vuelto a recuperar las acciones en la empresa llantera más grande de Latinoamérica en el municipio de El Salto.

A nosotros nos dio una gran satisfacción el poder participar en esto, en cambiar, por un lado, la mentalidad de los trabajadores en un sentido positivo ---los mismos trabajadores hoy lo reconocen---, y creo que esto ha sido un éxito.

Déjeme comentarle, señor Diputado, los dos casos que usted menciona, el caso del Colegio de Bachilleres y el caso del Sindicato Minero, en el puerto de Lázaro Cárdenas.

En el caso del Colegio de Bachilleres, el emplazamiento de huelga fue por una violación al contrato colectivo de trabajo, en el que efectivamente, había una firma que comprometía a la institución a pagarle las primas de antigüedad y pensiones con el salario integrado, lo cual no se había estado haciendo.

Cuando llegó el emplazamiento a huelga la institución accedió a pagarlo con ese monto del salario integrado y por eso fue mi declaración en el sentido de que ya se había allanado, se dice en términos laborales, la empresa para la petición de los trabajadores.

Y bueno, todos los que estamos en el área laboral sabemos que cuando la parte de los patrones se allanan, pues se queda simplemente cubierto el expediente y no tiene por qué seguir manteniéndose una huelga, ese fue el caso.

Lo que le puedo informar es que tenemos todavía una propuesta de las dos partes para que se pospusiera la audiencia y el día 21 de septiembre podremos continuar con estas pláticas.

Tal vez fue una mala interpretación el que yo esté de un lado, yo tengo que estar imparcial, de ninguno de los dos lados; efectivamente la ley es una ley tutelar en que se procurará que en caso de una falla, de una... (falla técnica de grabación); sin embargo, eso no significa que siempre el sindicato o siempre el patrón tendrán la razón, habrá casos en que las juntas decidan en un sentido o en otro.

Pero me parece que su comentario es válido y es correcto, el Colegio de Bachilleres esperamos que próximamente lleguemos a una solución. Y a mí la preocupación, así también lo manifesté en la prensa, es que más de 100 mil jóvenes están sin recibir educación.

En el caso del sindicato minero, efectivamente, hubo un conflicto doloroso para todos, porque estamos hablando de 2 mil 200 trabajadores sindicalizados y otros tantos trabajadores de confianza que llevamos mes y medio sin que hayan podido recibir su salario.

Aquí el problema como usted sabe, señor Diputado, es que después de que había estallado la huelga, en la Secretaría del Trabajo, en mi oficina hace ya más de diez días se llegó a un acuerdo entre la dirigencia del sindicato y los dueños de la empresa; sin embargo, este acuerdo, a la hora de ser comunicado a la asamblea de los trabajadores no fue debidamente corroborado y, por tanto, no se he podido levantar la huelga.

También en este caso nosotros esperamos que en un futuro muy próximo pueda resolverse.

Pero así como hemos tenido estos dos casos, el caso del Conalep no lo comento porque es otra área, pero así como estos dos casos hemos tenido muchísimos casos de contratos colectivos difíciles por su naturaleza, como es el caso de los trabajadores de Volskwagen, usted lo conoce bien, en donde anteriormente casi cada año teníamos una huelga; hoy logramos una negociación satisfactoria para ambas partes.

En el caso del Infonavit y cerca de 2 mil emplazamientos a huelga que hemos tenido en lo que va de este año, en lo cual dos huelgas me parece que es una proporción muy pequeña.

En el caso de San Luis, lo que haga el señor Gobernador es su responsabilidad, usted estará de acuerdo conmigo; pero yo le puedo decir a su pregunta final que el gobierno sí tiene una preocupación importante por su responsabilidad social para lograr la armonía, el diálogo y sobre todo evitar esa vieja tendencia que nos hizo mucho daño en este país, de que por obligación, por designio histórico tendrían que pelearse una clase con la otra, la famosa lucha de clases.

Hoy nosotros hemos constatado que en el mundo laboral, en el campo de los trabajadores y empleadores hay una gran consciencia de que en vez de lucha es mejor la colaboración entre trabajadores y empleadores para lograr el beneficio de todos.

Cuando una sola de las partes gana, malo, tarde o temprano las empresas quiebran; pero cuando ganan las dos es cuando podemos ser más productivos, más competitivos.

Y no quisiera de ninguna manera aceptar que esta Secretaría ha tenido una conducta antisindical, de hecho hoy puedo decirlo con seguridad, hay la mayor transparencia y el mejor diálogo que hay entre la Secretaría y los sindicatos, y la transparencia en lo que se refiere al registro de asociaciones; hay una gran transparencia y apertura de puertas.

Y sí tenemos una gran voluntad de seguir por este camino del diálogo y de la conciliación entre los factores de la producción.

El Presidente de la Comisión, diputado Enrique Burgos García: Muy amable, señor Secretario.

Señor Diputado, ¿desea hacer uso de su derecho de réplica? Tiene la palabra hasta por cinco minutos.

El diputado Pablo Franco Hernández: Sí, la pregunta obviamente tenía su jiribilla ante la declaración que todos conocimos alguna vez de su antecesor, de ser un gobierno de empresarios y para empresarios, cosa que va en contra, decía yo, del artículo segundo de la ley.

La ley no prevé que haya igualdad entre las partes, la ley no prevé que el Estado y las autoridades laborales sean imparciales, prevé que protejan a la parte débil del trabajador y eso cualquier estudiante reprobado de derecho laboral lo sabe.

Entonces, sí creo que tuviéramos que caminar por ahí. Yo espero que a partir del 2006 tengamos un gobierno donde se haga efectivo en este país, se recupere el espíritu de la Constitución del 17, particularmente en lo que se refiere al constitucionalismo social y retomemos el camino de la búsqueda de la justicia social, que obviamente hemos perdido y que obviamente, en este sexenio, no existe voluntad de llegar hacia allá.

Por eso es que tenemos un salario tan poco remunerador, contra lo que establece la Constitución; si atendemos a los anexos del propio V Informe de Gobierno, se nos dice que el salario mínimo real representa durante 2005 un incremento positivo de apenas 3.56%; es decir, como se busca mantener las variables macroeconómicas, se mantiene el salario deprimido.

Y esto la Secretaría del Trabajo debiera no ser parte de esta política, debiera jugar otro papel, debiera buscar mantenerse del lado de los trabajadores.

Porque además, la verdad es que los datos no resultan, según nosotros tan verídicos. De acuerdo con la Universidad Obrera, entre el 82 y el 2004, las remuneraciones promedio contractuales se precipitaron 56.25% a precios del 94; las de las manufacturas descendieron 29.5%; las de la industria de la construcción 44.4; los salarios medios del IMSS perdieron 39.5% y la remuneración de la industria maquiladora de la exportación bajó 7.5%, agregando para esto la misma institución que para que el salario mínimo alcance los niveles del 94, requerimos de un incremento de por lo menos el 312%

Es decir, no se está cumpliendo la función del Estado de buscar la justicia social, en el caso de los trabajadores.

Esto del 312% a lo mejor pudiera ser exagerado, pero el propio anexo del V Informe confirma que este año tuvieron decremento los salarios de los sectores agropecuarios hasta 2.75; el manufacturero 1.3 y la industria maquiladora otra vez casi el 1%; es decir, este modelo neoliberal en el campo laboral lo que ha hecho es generar cada vez que los ricos sean más ricos y que los pobres sean más y más pobres.

Pero esto tiene que ver, decía, con una política económica que en el ámbito laboral sí se traduce en acciones como la del Gobernador de San Luis Potosí, que sí nos debiera interesar, porque es una industria hulera, porque es competencia federal y debiéramos además como Gobierno Federal empujar el respeto a la libertad sindical.

Es decir, tenemos un país donde cada vez las reglas se aplican menos en materia laboral; tenemos cada vez más trabajos precarios; tenemos cada vez más simulación laboral; tenemos cada vez más WalMart, donde los trabajadores no son reconocidos como trabajadores y se les llama socios, socios obviamente microminoritarios que reciben una limosna de lo que el verdadero socio accionista recibe de las ganancias.

Este es el problema, es decir, el gobierno sí, no debe estar diciendo ese es problema del Gobernador, no mío, es un problema de todos, porque precisamente el desentendernos, el desentenderse el gobierno de obligaciones como la de la inspección del trabajo, es la que nos lleva a este cada vez más amplio marco de injusticia social, porque el que tiene dinero, como cada vez hay menos reglas que les resulten aplicables y cada vez el Estado se preocupa menos por exigirle el cumplimiento de las normas que protegen a los débiles, pues obviamente que obtienen mayores ganancias.

Y obviamente que ahí las variables macroeconómicas se mantienen, pero seguramente que los obreros no entienden de variables macroeconómicas, pero si entienden que cada vez más gente está trabajando sin seguro social, sin aguinaldo, sin cualquier tipo de prestación y el Estado en esos casos, por dar facilidades a las empresas, se dice se hace de la vista gorda y renuncia a funciones que le son sustanciales, como es el caso -decía- de la inspección del trabajo, pero hay muchísimas otras.

Gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Enrique Burgos García: Gracias señor diputado Franco.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos el señor diputado Sergio Alvarez Mata, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional.

El diputado Sergio Alvarez Mata: Muchas gracias diputado Presidente de la Comisión de Trabajo.

Señor Secretario: Bienvenido a esta Comparecencia en el marco del análisis del V Informe de Gobierno del señor Presidente de la República, Vicente Fox Quesada.

Señores diputados Secretarios; Compañeros diputados de esta Comisión:

Sin duda alguna a todos nosotros nos preocupa y nos ocupa el desarrollo económico sustentable de este país. Salir adelante, creando las mejores condiciones de bienestar para todas las personas, para todos los ciudadanos, para todas las familias radicados en este país.

Sin duda alguna en materia laboral los temas del empleo, la competitividad, la justicia social, son temas centrales para todos y cada uno de nosotros. La realidad es que frente a estos fenómenos tenemos visiones a veces muy distintas, tenemos a veces visiones muy opuestas que no nos permiten, en el marco del diálogo oficial, construir las soluciones y las alternativas para hacerle frente a los momentos que vivimos en este país.

Nos hemos detenido demasiado tiempo en revisar y revisar las diferentes propuestas que en materia de reforma laboral ha llegado a esta Cámara de Diputados y a la Cámara de Senadores y poco hemos podido concretar en serio para poder aterrizar una reforma responsable, una reforma que le dé viabilidad a la dinámica productiva de este país, en favor permanentemente de la clase trabajadora, pero también que impulsen e incentiven la actividad productiva de este país a través de la inversión.

Sin duda alguna a todos interesa y estamos conscientes y de acuerdo que debemos de modernizar el marco jurídico que regula las relaciones laborales en este país, pero no hemos todavía podido concretar algunos temas muy sentidos entre algunas de las partes de este proceso legislativo. Todos estamos de acuerdo en la necesidad de que el gobierno en su conjunto, no solo entendido por el Ejecutivo, impulsemos una verdadera y auténtica paz laboral en donde los trabajadores y sus familias puedan alcanzar niveles de bienestar que les permitan vivir con dignidad. Pero poco hemos puesto en nuestros propósitos las condiciones para que impulsemos este marco necesario jurídico que nos exige y nos demanda la realidad.

Sin duda alguna estamos convencidos de que la nueva cultura laboral o bien que este concepto de coordinación y de entendimiento diario y permanente entre los trabajadores y los patrones y el gobierno son el mecanismo que más allá de la contraposición que en el pasado fue la dinámica que reguló la relación laboral, estamos convencidos que es precisamente con esta colaboración, con esta cooperación, como podremos nosotros construir las mejores condiciones ya no viendo a las partes como enemigas sino viendo a las partes como dos agentes promotores de esta paz social.

Muchas son las preguntas que nos podríamos formular a partir del Informe que el Presidente de la República rindió ante esta soberanía con la entrega por escrito del mismo. También muchas preguntas podríamos formularnos del Informe de las actividades de la Secretaría que usted nos tuvo a bien hacer llegar en días pasados. Pero poco sería el tiempo y coincidiría con el diputado Pablo de que ya estos formatos están agotados y no sé a veces a quién beneficia más si a los diputados para tener un espacio de crítica permanente o a los funcionarios para evadir respuestas.

Lo que sí creo es que tenemos que crear, nosotros los diputados, un mecanismo que nos permita verdaderamente poder dialogar. Y no porque no los exista, lo debo dejar muy en claro, porque de manera permanente esta Comisión del Trabajo hemos estado trabajando con la Secretaría del Trabajo, con su anterior titular el licenciado Abascal y ahora con su nuevo titular al frente de esta Secretaría, esos espacios para poder dialogar, lo que hace falta es simplemente ponerle reglas que nos permitan en una dinámica más eficaz poder construir cosas muy positivas.

Yo señor Secretario solamente quisiera dejar en la mesa tres preguntas que me parecerían importantes: En primer término en relación a los programas para proteger y apoyar el empleo, ¿qué se tiene pensado en este último tramo de este sexenio generar para poder evitar que se siga generando cada vez más desempleo, o se sigan incorporando más trabajadores al comercio informal o bien sigan siendo expulsados hacia la búsqueda de oportunidades en otros países, como es el caso del vecino país del norte? ¿Qué implementaciones se harán o se han estado haciendo y se reforzarán en el tramo de este sexenio para poder mantener el empleo en este país?

Sabemos que los resultados que nos han dicho son reales, pero al mismo tiempo sabemos que la dinámica de estos procesos de ajuste económico han generado más allá de nuestras propias circunstancias cierres de empresas y demás, que a veces responden más a una dinámica internacional que a una dinámica local.

Por lo que hace al laboratorio laboral del cual usted hace un momento acaba de informarnos, yo quisiera que usted fuera más preciso en señalarnos como una herramienta para esta Secretaría, cuáles son los beneficios que se esperan al cierre de este sexenio con este observatorio laboral que por lo que usted nos ha informado, ha tenido una enorme respuesta en cuanto a consultas y ya se han empezado a verter soluciones.

Yo quisiera en este sentido hacerle esta otra pregunta también en relación a un tema muy sentido para las señoras y señores diputados, que tiene que ver con los adultos mayores, con las personas discapacitadas, los grupos vulnerables ¿qué políticas se adoptarán para poderlos integrar al mercado laboral?

Para finalizar mi intervención quisiera señalar que si por justicia social entendiéramos hacer todo y nada más a favor de los trabajadores, yendo en detrimento de ellos mismos cuando no cuidamos las fuentes de empleo, cuando no creamos las condiciones para que estas fuentes de trabajo no se pierdan porque siempre protegemos a los trabajadores en todo lo que nos piden, sin mirar más que el pretexto de que por justicia social debiéramos entender solamente atender a la clase trabajadora que es la menos favorecida, sino a la larga lo que estamos haciendo es vulnerar todo el sistema productivo en general si no nos preocupamos no sólo los trabajadores sino todo lo que es el entorno en la cadena productiva y en la cadena laboral.

Muchísimas gracias y por su respuesta señor Secretario, muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Enrique Burgos García: Muchas gracias diputado Alvarez Mata.

Tiene la palabra señor Secretario.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz: Como no. Muchas gracias diputado don Sergio Alvarez Mata.

Usted tocó dos temas fundamentales para el área laboral señor diputado. El primero es y tiene que ver con las tres preguntas que mencionó usted al final. El primero es lo que se refiere al desarrollo económico sustentable, la disminución de la pobreza, lo que podemos hacer desde el gobierno y desde la sociedad, porque en esto tenemos que ser muy precisos, el desarrollo económico y social no es únicamente responsabilidad de una de las partes del Estado o de una de las partes del gobierno; es responsabilidad de la sociedad entera; es un problema y una solución sistémica; participan evidentemente el gobierno ejecutivo en sus tres niveles, los tres poderes también, el Poder Legislativo, el Poder Judicial y esto nos permite el desarrollo económico sustentable. Esto quiere decir que se pueda mantener en el largo plazo.

De nada sirve y lo hemos vivido y lo hemos sufrido, un desarrollo económico inflacionario en donde por decreto se dan aumentos de sueldo que finalmente acaban distorsionando la economía, disparando la inflación y la inflación como todos lo sabemos, es el impuesto más cruel porque le pega a los que menos tienen. La inflación no le hace prácticamente nada a los ricos; la inflación le pega sobre todo a los pobres, sobre todo a los que no tienen; los que ya tienen, los que ya poseen propiedades, la inflación simplemente se revalúa en sus bienes. Pero el que no tiene es el que sufre.

Por eso me parece muy importante que cuando hablemos de desarrollo económico pensemos en la sustentabilidad y eso lo ha hecho este gobierno yo digo que con responsabilidad.

Por primera vez tenemos un período largo, cerca de diez años, en que nuestra economía se mantiene estable, en donde no nos ha vuelto a pasar lo que el ’94, o lo que nos pasó en muchos años en el pasado, en donde sobre todo los trabajadores perdían más de la mitad de su patrimonio, más de la mitad de su ingreso.

Me parece que las cifras que dio el diputado Franco desde el año de ’82 al 2004 valieron la pena desagregarlas y leer, hacer un corte en el año 2000 para ver cómo –y está comprobado- la mayor pérdida de los salarios la tuvimos en ése período que va hasta el 2000, en donde se daban aumentos del treinta por ciento de los salarios pero una inflación del cincuenta por ciento hacía que los trabajadores perdieran el veinte o treinta por ciento año con año.

No me extrañaría que las cifras de la Universidad Obrera fueran correctas pero me gustaría desagregarlas al año 2000 para que pudiéramos observar que del año 2000 a la fecha, y desde un poco antes hay que reconocerlo, con la estabilidad económica se ha podido recuperar el poder adquisitivo de los salarios, no en la proporción que quisiéramos pero hoy le puedo decir señor diputado Sergio Alvarez, que sí se ha logrado por ejemplo en el salario de cotización al Seguro Social una recuperación en estos cinco años, del quince por ciento.

En los salarios mínimos, efectivamente el promedio ha sido el tres punto cinco por ciento pero en la zona "C", que es la más depauperada, se ha logrado un incremento del ocho punto ocho por ciento en estos años. No es suficiente para recuperar el cincuenta por ciento de pérdida pero vamos en la dirección correcta y sobre todo no se sigue con la tendencia de que año con año perdían poder adquisitivo.

Sobre los programas que tenemos, señor diputado, para protección del empleo, el diálogo entre los sectores, el diálogo permanente, constante, sistemático, mensual, programado a nivel de cada uno de los estados y a nivel nacional, nos ha permitido tener un buen clima laboral.

Por eso mencionaba yo los números de paz laboral y la paz laboral, el buen clima, el diálogo, lo que tiene como consecuencia diputado, es que atraen las inversiones y no hay ningún otro mecanismo en este mundo que invertir, que formar empresas para generar empleo.

Ya no podemos esperar que el gobierno sea el gran empleador como era en el pasado. Eso no funciona y a la larga lo paga toda la sociedad. Hoy son las empresas las que generan los empleos y tenemos que atraer inversiones para que aquí se generen los empleos. Y tenemos también que facilitar la formalización porque efectivamente tiene usted razón al mencionar que hay un gran número de trabajadores en la economía informal.

El mundo de la economía informal es un mundo cruel para el trabajador porque no tiene ninguna prestación, no tiene ninguna seguridad, ni garantías. No tiene vacaciones, no tiene salario fijo.

Pero también es cruel para el que lo contrata porque tiene que pagar muchas veces extorsión, no puede tener una cuenta de banco, no puede tener una tarjeta de crédito, no puede facturar, tiene muchas pérdidas porque no es una economía formal.

También es cruel para la sociedad, para los vecinos, para los que pasan por la calle, para muchas personas es cruel pero son personas que llevan algo de comer a su casa. Por tanto, la solución no es el exterminio de los informales sino su formalización, simplificar la ley, hacer más accesible la formalización, hacer más fácil formalizarse.

Y finalmente sobre sus dos preguntas del observatorio laboral, yo coincido con esa opinión de Geovanny Sartori (?) de que "la información es poder" y hoy lo que estamos haciendo con el observatorio laboral es darle poder a la sociedad, sobre todo a los jóvenes, a la hora en que tienen que decidir sobre su futuro: la carrera que van a escoger, el lugar donde se van a emplear, la región o la ciudad del país a donde quieren llegar, qué condiciones pueden esperar cuando terminen su carrera si es que deciden estudiar una. También es una información muy útil para los trabajadores, también para los empresarios.

Y finalmente, los programas que tenemos de apoyo a los grupos vulnerables, hay uno auspiciado pero operado por nosotros, auspiciado por la Organización Internacional del Trabajo, que se llama "Más y mejores empleos para las mujeres".

En esta primera etapa trabajamos en tres estados: en Yucatán, en Chiapas y en Veracruz, y le puedo decir señor diputado que tenemos resultados extraordinarios para lograr que las mujeres puedan tener mejores empleos.

También usted menciona los grupos de discapacitados, cómo alentamos a las empresas para que reciban a los discapacitados como trabajadores. No por beneficencia, no por altruismo, no por caridad sino porque los discapacitados han demostrado ser tan buenos trabajadores como a veces pensamos que no tenemos ninguna discapacidad. Y lo mismo podemos mencionar de los programas que tenemos para adultos mayores.

Y la reforma laboral, diputado, pues a mí me encantaría que pudiera ser un éxito de esta Legislatura, de hecho nuestro trabajo fue simplemente pone de acuerdo a trabajadores, no poner de acuerdo, sentar en el mismo espacio de diálogo, a trabajadores y empleadores y lograr que llegaran ellos, que son los afectados por una reforma laboral, a un proyecto de Ley que después fue acogido por Diputados de tres partidos y que hoy mismo está discutiéndose en esta Comisión de Trabajo y Previsión Social.

El Presidente de la Comisión, diputado Enrique Burgos García: Muy amable. Señor Diputado Puélles ¿desea hacer uso de su derecho de réplica? .

El diputado José Felipe Puelles Espino. Gracias señor Presidente, compañeros y compañeras Diputados, amigos que nos acompañan. Señor Secretario Francisco Javier Salazar, bienvenido. Y muchas gracias por sus respuestas.

Reconocemos la acertada política laboral que el Gobierno Federal ha venido desarrollando, las políticas activas de mercado de trabajo que movilizan la oferta laboral, que mejoran la calidad y capacidad de la población trabajadora y refuerzan el proceso de búsqueda. Son esfuerzos que están contribuyendo a un mejor funcionamiento del mercado de trabajo, esfuerzos donde el humanismo y la responsabilidad social son evidentes, a pesar de las posturas de confrontación y que tratan de dividir a los mexicanos y no de sumar en beneficio de la nación.

No desconocemos que México vive hoy una nueva situación social y económica, caracterizada por una competencia e incertidumbre, que es consecuencia de la creciente integración económica mundial y que provoca ritmos acelerados de innovación tecnológica y cambios continuos en la organización del trabajo.

En este escenario, el observatorio laboral se presenta como una necesidad que permitirá la mejor organización y colocación en el empleo.

Sin duda, es un acierto del Ejecutivo facilitar a los ciudadanos la consulta oportuna, a través de cualquier computadora , con acceso a Internet de Información Laboral y servicios que anteriormente, por sus características técnicas, eran muy difíciles de consultar. Así, la información laboral se transparenta, como ha sido el objetivo de nuestro Gobierno en todo momento, para hacer un bien del dominio público para cualquier joven, cualquier padre de familia, cualquier trabajador pueda consultarla en términos sencillos, como decía la información, es poder.

De igual forma, nos es grato constatar que se está impulsando la incorporación laboral de adultos mayores y personas con discapacidad. También, que se está trabajando para proteger los derechos laborables de grupos vulnerables como mujeres e indígenas.

Este Gobierno muestra su rostro incluyente y su compromiso con las personas que enfrentan mayores obstáculos para incorporarse a un empleo y son presas de abusos en su entorno laboral.

El compromiso de los Legisladores de Acción Nacional, es inquebrantable ante la necesidad de proveer un trabajo digno a las personas que les permite un pleno desarrollo en la sociedad.

Señor Secretario, le reiteramos nuestro respaldo en el desempeño de su trabajo al frente de la Secretaría. Asimismo, en cumplimiento de la obligación que tenemos como Legisladores en materia de Revisión de Cuentas, espere de nuestra parte una exigencia responsable de resultados en beneficio de las y los mexicanos que aspiran a un mejor nivel de vida.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Enrique Burgos García: Señor Diputado Puelles, tiene la palabra hasta por cinco minutos, la Diputada Graciela Larios, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

La diputada Graciela Larios Rivas: Buenas tardes señor Secretario. Compañeros y compañeras Diputados, señores y señoras Funcionarios de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Señoras y Señores.

Yo creo que todos los mexicanos y los aquí reunidos, es una preocupación latente, el índice de desempleo que existe en nuestro país. Creo yo que en los últimos cinco años, no se ha cumplido con esa promesa que hiciera el señor Presidente de la República en tiempos de campaña, de generar más de un millón de empleos al año.

Nos preocupa el que año con año, un gran número de jóvenes , incluso profesionistas, no encuentran empleo. Se habla en el Informe de que en este último año se generaron miles de empleos, los cuales en la realidad es vemos que es otra cosa.

Yo le preguntaría, señor Secretario, lo siguiente: ¿Qué hace la Secretaría del Trabajo para promover e impulsar la creación de fuente de empleo? ¿Cuántas empresas se han instalado en nuestra Nación de los países en que el gobierno ha promocionado a México fuera de nuestro país? ¿Cuál es la evaluación que haría usted de la Secretaría a su digno cargo en estos cinco años a lo plasmado en el Plan Nacional de Desarrollo?

Y por último, ¿cómo vería usted la firma de un pacto entre los actores de la producción y el gobierno federal para preservar los empleos, para la creación de más empleos en nuestro país, para fortalecer la capacitación, el adiestramiento y hacer más productivas las empresas y por ende más competitivas, y que esto nos va a traer como consecuencia elevar el nivel de vida de los trabajadores.

Yo le agradecería, señor Secretario sus respuestas y muchas gracias por su atención.

El Presidente de la Comisión, diputado Enrique Burgos García: Gracias, Diputada Larios. Señor Secretario.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz: Si, estimada diputada Graciela Larios, efectivamente, es una preocupación el índice, los índices de desempleo, en el gobierno federal no estamos satisfechos con los índices que tenemos en nuestro país.

Sin embargo, sí quisiera decir que en estos últimos cinco años hemos tenido condiciones que no eran previsibles, yo creo que nadie pudo prever lo que iba a suceder en estos años, concretamente pongo cuatro casos:

En primer lugar, la disminución del ritmo de crecimiento de la economía de Estados Unidos que a partir del año 2000 tuvo una restricción importante. Segundo lugar, los fraudes en las grandes corporaciones de Estados Unidos que también afectaron muchísimo al empleo en general; los actos terroristas de que hoy estamos festejando o recordando hace cuatro años y finamente la Guerra de Irak y los precios, la escalada de los precios del petróleo.

Estas cuatro condiciones cuando menos, me parece que no eran previsibles en el año de las campañas electorales. Efectivamente, un millón de empleos no se han generado y durante los primeros tres o cuatro años de este gobierno tuvimos un decrecimiento de los empleos.

Pero yo creo que tenemos cifras bastante objetivas de lo que está significando ahora que de nuevo vuelve a crecer la economía de Estados Unidos y en donde la economía mundial vuelve a crecer.

En este año esperamos que se puedan generar cerca del medio millón de empleos que no cubren el millón de empleos necesarios, pero este medio millón de empleos a los que me refiero son los que tienen todas las condiciones de seguridad, empleos registrados en el Seguro Social y que se añadirían los que no tienen, siendo formales, pero no tienen la prestación concreta del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Pero, Diputada, permítame hacer una comparación a nivel internacional, porque esto que sucedió a México, pues no fue exclusivo para México, fue un efecto que repercutió en todos los países del mundo, desde la caída del Muro de Berlín, la economía más potente del planeta pues es la economía de Estados Unidos.

¿Qué pasó en el resto de los países de Latinoamérica? Bueno, pues usted supo de la crisis de Argentina, que llevó a índices de desempleo del 20%, en Brasil, que después de un cambio de su gobierno, hoy tiene tasas de desempleo de cerca del 10%, no se diga de Venezuela, de Colombia, de Bolivia, de Perú, de Ecuador, todos estos países latinoamericanos hoy por hoy tienen índices superiores de desempleo al que tenemos en este país.

Del desempleo, abajo del 4%, efectivamente, no es satisfactorio y tendríamos que tratar de abatirlo, pero quisiera decirle que en Estados Unidos andan en ese mismo rango y en los países europeos andan en niveles, en índices de desempleo más arriba del 4%.

El problema, tiene usted razón, Diputada, es para los jóvenes, que son los que enfrentan a una imposibilidad o a una dificultad para conseguir empleo al salir de su educación.

Lo que hemos hecho en la Secretaría, y creo, espero con esto contestar a su preocupación, es mecanismos de vinculación entre la oferta y la demanda, los empleos que se ofrecen y la demanda de los jóvenes que salen de las instituciones de educación.

Pero también hemos hecho que las universidades participen, promuevan y se responsabilicen de qué es lo que está pasando con sus egresados. En ese sentido estamos premiando a aquellas universidades, estamos reconociendo a las universidades que tienen mejores esquemas de vinculación de sus egresados con el mundo laboral.

Podría mencionar el caso muy concreto y exitoso de las universidades tecnológicas, que hoy hay cerca de 70 en este país y que es donde tienen mejor índice de empleabilidad los egresados, porque tienen un esquema muy interesante, Diputada; los años de su carrera pasan la mitad en la universidad y la otra mitad de tiempo en la empresa, por tanto, cuando salen están vinculados y pueden incorporarse muy fácilmente.

Me gustaría muchísimo su idea, la tomo y la apunto con letras mayúsculas, Diputada, de que pudiéramos tener un pacto entre los sectores, entre los factores de la población para conservar e incrementar el empleo, para incrementar el poder adquisitivo de los trabajadores, para poder hacer un empleo digno del cual nos sintamos orgullosos.

Efectivamente, tiene usted razón, se requiere una alianza, un pacto, un acuerdo entre los factores de la producción, pero no nada más entre ellos; también necesitamos hacer las reformas estructurales, también necesitamos una academia que los capacite para ser mejores en el desempeño laboral y también necesitamos una sociedad que cambie una serie de hábitos, una serie de culturas que hoy por hoy no nos permiten ser más puntuales, mejores en calidad, más responsables, más emprendedores.

Así que es un cambio muy importante, Diputada. Yo tomo con mucho entusiasmo su sugerencia o su propuesta de hacer un pacto entre los factores de la producción para la preservación del empleo.

El Presidente de la Comisión, diputado Enrique Burgos García: Gracias, Secretario.

Diputada Larios.

La diputada Graciela Larios Rivas: Qué bueno, señor Secretario, que ve usted con interés este pacto. Yo creo que aquí en la firma de este pacto con los factores de la producción y el Gobierno Federal deberíamos de ponerle la mayor de las atenciones. Es un problema que si no lo atendemos todos los involucrados, puede traernos más problemas todavía.

Yo creo que aquí sí sería muy importante que lo analizara el Gobierno Federal y que se citara en un momento dado lo más pronto posible a los involucrados, tanto a los trabajadores como a la representación de los trabajadores para llegar a este pacto.

Habla usted del índice de desempleo que no se compara con otros países. Yo quisiera nada más, señor Secretario, mencionar que los países de Sudamérica no tienen la misma población que tiene nuestro país.

Yo creo que sería muy importante que se reflexionara muy bien en ese sentido, porque no es la misma población que tienen los países sudamericanos a los que tenemos en México.

Quisiera también comentar, señor Secretario, en relación a las inspecciones del trabajo, a os inspectores del trabajo en los estados. Creo que la Secretaría del trabajo debe poner mayor atención en relación a las inspecciones; vemos cada día que es menor el número de inspecciones que realizan.

Yo creo que aquí sería muy importante el que se fortalezca a las delegaciones del trabajo en las entidades, a las juntas federales de conciliación y arbitraje para que cumplan con este cometido los inspectores y también que se les dé seguimiento a todas aquellas anomalías que ellos encuentren en los tribunales laborales, para que se dé cabal cumplimiento a lo establecido en la Ley Federal del Trabajo.

Y por último, no comparto con usted, señor Secretario, lo que mencionaba en su intervención de que se ha detenido el deterioro de los salarios. Si preguntáramos hacia afuera a las familias mexicanas si realmente les ajusta su salario, nos vamos a encontrar en su gran mayoría no les ajusta.

Y sobre todo aquí también cabría comentar que nunca se ha dado cumplimiento a lo establecido en el artículo 123 constitucional, en relación al salario remunerativo.

Yo le agradezco, señor Secretario, sus contestaciones a mis preguntas, pero sí quisiera yo que en esto del salario, pues no lo comparto con usted y se lo expreso, porque es una gran mayoría de trabajadores todavía en nuestro país que ganan el salario mínimo, incluso algunos que ni siquiera el mínimo les pagan.

Yo le agradezco su atención y muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Enrique Burgos García: Muchas gracias, diputada Graciela Larios.

En los términos del punto quinto incisos b), c) y d), del acuerdo parlamentario, se han inscrito para una segunda ronda de preguntas y respuestas y respectiva réplica, los señores: diputado Agustín Rodríguez Fuentes, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática; el diputado Pablo Pavón Vinales, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional; el diputado Ángel Pasta Muñuzuri, del grupo parlamentario de Acción Nacional, y el diputado David Hernández Pérez, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional.

Tiene la palabra hasta por cinco minutos el señor diputado Agustín Rodríguez Fuentes.

El diputado Agustín Rodríguez Fuentes: Muy buenas tardes y muchas gracias.

Señor Secretario, licenciado Francisco Javier Salazar y diputado Presidente, Enrique Burgos, y compañeros del Presídium;

Compañeras y compañeros, todos:

Realmente es importante hacer este ejercicio de valoración o de evaluación de cómo se desarrollan en el ámbito laboral muchas de las cosas que afectan el desarrollo del país, y escuchamos algo que es muy importante y que nos dice el señor Secretario que estaría de acuerdo, que lo vería muy bien, los pactos para el crecimiento económico entre los sectores productivos.

Parafraseando al señor Presidente: Cuidado con el pasado, porque el que se olvida del pasado está condenado a repetir su historia. Eso sucedía de manera reiterada en prácticamente todos los sexenios priístas, y entonces, a lo mejor era muy bueno, pero según en la frase, pareciera que todo fue muy malo.

Segundo, se ha insistido mucho en la paz laboral, porque solamente hay dos huelgas y, por un lado, se nos dice que para poder crecer, para poder atraer inversiones -y ojalá y usted me lo pudiera explicar, señor Secretario-, nos dice que se hace necesario reformar la Ley Federal del Trabajo, pero por el otro, usted ha expresado aquí mismo que la paz laboral atrae inversiones. Nos interesa mucho que nos explique ese aspecto que tiene una incongruencia; si hay paz laboral hay inversiones y si hay inversiones, no se requiere reformar la Ley Federal del Trabajo.

Sería importante que pudiéramos abundar sobre el tema.

Tercer aspecto, se habla de que hay generación de empleos, pero tenemos un problema que contradice. El año antepasado las remesas fueron de 13 mil millones de dólares; el año pasado fueron de 15 mil millones de dólares y para este año se tiene en perspectiva 17 mil millones de dólares, eso significa miles de trabajadores que salen del país, porque aquí no hay empleo ni hay un salario digno que permita no abandonar a sus familias.

Yo no creo que nadie de los mexicanos, alrededor de 25 millones de mexicanos que están en el extranjero y principalmente en Estados Unidos, abandonen su patria, abandonen a su familia, para irse a Estados Unidos o a algún otro lugar cuando aquí en México, según usted lo dice, pues tenemos buen empleo, buen salario, seguimos creciendo y vamos todos muy bien.

Entonces sería importante que pudiéramos aclarar este aspecto que no tiene congruencia. Y otro aspecto que nos parece importante que se aclare es: usted dice que en México no hay en perspectiva una crisis económica como las que de forma recurrente se tenían en los pasados recientes.

Primero, no hemos terminado el camino, señor Secretario; todavía falta un año.

Segundo, con una política de inversión poco clara, en un sector estratégico como es Petróleos Mexicanos, si usted nos explica un escenario en donde no hay ingresos petroleros y en donde no hay ingresos por remesas, usted indíquenos cuál sería el estado que tendríamos al país, cuál sería el estado del país.

Porque salvo esos dos elementos que son prácticamente elementos que juegan en la política internacional y que nosotros por no tener una política clara, definida, nacionalista, sin compromisos con el extranjero, independiente y soberana, por no tener eso estamos esperando que el milagro de la Virgen de Guadalupe nos dé la respuesta para que Estados Unidos siga creciendo, se siga desarrollando y México también pueda crecer y también se pueda desarrollar. Porque no podemos caminar solos, porque no tenemos una política de independencia, de soberanía. Tenemos una política totalmente sometida a los lineamientos extranjeros.

Y por último, señor Secretario, será muy importante que usted nos pueda abordar el tema del mercado interno. Porque el mercado interno en nuestro país está todos los días destrozándose, no vemos una política clara, aunque dicen que hay un Observatorio Laboral para que ahí veamos a dónde no se tienen que inscribir los estudiantes porque no hay empleo. Eso es en lo que se traduce el Observatorio Laboral: "No se inscriban aquí porque si se inscriben no hay empleo". Entonces inscríbanse para que sean técnicos, manualidades, que no puedan desarrollar otras cosas porque nosotros tenemos una línea de sometimiento al extranjero para que nos indique por donde caminamos y por donde no caminamos.

Eso es lo que nos dice. Será muy importante, será muy bueno, el que veamos todo eso, es una buena información. Pero no tenemos claridad de cómo se está propiciando el desarrollo del mercado interno.

Y bueno, ya que se ha hablado de las universidades, del Sistema Educativo Nacional, será muy importante conocer su opinión sobre cómo está integrado el Sistema Educativo Nacional al Plan Nacional de Desarrollo Económico. Sería muy importante conocerlo. Porque lo hemos preguntado de manera reiterada, se lo preguntamos al Secretario de Educación Pública en una reunión que tuvo con nosotros en la Comisión de Educación. No hemos obtenido respuesta. Ojalá y que la pudiéramos tener aquí.

Usted dice que la solución es las universidades tecnológicas porque ahí están más identificados con los sectores productivos.

Pues yo creo que entonces andamos muy mal, muy mal porque todo el Sistema Educativo Nacional reclama de una total y absoluta revisión para reestructurarlo y readecuarlo, en función de lo que usted ha dicho, si es que tuviera razón. Pero ahí no tenemos coincidencia. Será importante valorarlo.

Propongo, señor diputado Presidente, que pudiéramos organizar una reunión de trabajo, sin tanto formulismo, más abierta, de mayor diálogo. Porque yo creo que aquí no nos alcanza el tiempo para decir las cosas que tenemos que decir y sobre todo para aclararnos las cosas que nos tenemos que aclarar, como esta última: la del Colegio de Bachilleres.

Se nos dice que ya se allanaron. Fíjense, y yo acabo de tener hace media hora una plática con el Secretario general del sindicato de bachilleres y nos dice que nos lo pongan por escrito, porque no lo ponen por escrito. Lo que están planteando es recurrir a un arbitraje para que defina cosas y eso no es lo mismo, si estamos equivocados hagan el planteamiento, simplemente se allana, ustedes saben cuáles son los mecanismos y asunto resuelto, se aclaran las cosas. Muchas gracias.

El Secretario del Trabajo y Previsión Social. ingeniero Francisco Javier Salazar Saenz: Bueno, la petición de la diputada Larios a mí me parece, sigo compartiendo su entusiasmo por la posibilidad de hacer un pacto.

El hecho de que en el pasado los pactos no hayan funcionado o hayan sido unilaterales, no quiere decir que nunca más podamos hacer pactos en este país. Yo creo que debemos de seguir intentando hacer pactos con todas las modalidades y con todos los beneficios que pueda tener un pacto, una alianza, un acuerdo, un consenso. Eso me parece que son palabras buenas dentro del léxico laboral y productivo y coincido con usted en que no podemos olvidar el pasado porque si lo olvidamos volveremos a cometer los mismos errores del pasado. Qué bueno que coincidimos en eso.

Señor diputado, le informo que de septiembre de 2004 a agosto del 2005, hemos tenido 6 mil 326 emplazamientos a huelga y en ese mismo periodo hemos tenido 56 estallamientos. Me parece que es un porcentaje que permite hablar de una paz laboral.

No comprendo cuál es la contradicción que usted dice que si para traer inversiones hay que reformar la Ley Federal del Trabajo y la paz laboral atrae inversiones. Claro, que la paz laboral atrae inversiones, conozco estados y regiones del país en donde precisamente por un clima de confrontación laboral no ha vuelto a haber inversiones en años, en años; porque ha habido una conflictividad muy fuerte entre trabajadores y empleadores o simplemente no han podido lograrse un esquema de colaboración.

Por otro lado, yo estoy convencido de que las reformas que han sido propuestas por 3 partidos políticos, sí atraerán inversiones y le pongo un caso muy concreto y muy preciso: la única posibilidad de mover los días de descanso a el fin de semana; ese sólo cambio en la Ley Federal del Trabajo, permitirá generar muchísimos empleos en todo el turismo interno, que usted hablaba del mercado interno en el turismo interno, porque podremos contar como no tenemos en este país, fines de semana largos como tienen en todo el mundo.

Tres cosas que mencionó usted: Dice usted que yo mencioné que vamos muy bien. No, no creo que vamos bien, creo que se ha hecho un esfuerzo importante, yo quisiera que se generaran un millón de empleos, no se van a generar, se han generado 500 mil empleos formales, me parece que es un avance. Pero lo que sí puedo decir y sostener es que tenemos mejores índices que otros países.

Pero dice usted que por qué estoy tan seguro de que hay una perspectiva de que no vamos a tener una crisis económica, otra nueva. Pues tengo algunos argumentos que se los puedo dar en este momento y otros que podríamos discutir y tomo su oferta y me parece muy bien, que pudiéramos tener con la autorización del señor presidente de la comisión, un diálogo mucho más amplio, desde ahorita hago la invitación para que nos veamos en la Secretaría y con los impuestos pagamos la comida o sea que no hay problema. Eso lo pagamos allá.

Pero le doy 4 ó 5 datos señor diputado: En primer lugar hace muchos, muchos años que no tenemos reservas en este país como las que tenemos ahora, hoy tenemos reservas casi el doble de lo que tenemos en deuda. Estábamos acostumbrados a tener de deuda pública y tener un 15, 20, 30% de reservas para pagarla. En este momento se están prepagando ya anticipadamente la deuda del 2005, 2006 y 2007.

Los índices de inflación que tenemos en este año, en el 2005, los primeros 8 meses de calendario, tenemos un índice de inflación de 1.4% incluso inferior a la de Estados Unidos, pues yo no recuerdo, yo soy mayor que usted diputado, pero yo no recuerdo que en este país se conocieran esos índices de inflación. Los intereses que hoy maneja la Banca son intereses de abajo del 9% en los CETES.

Así que éstas y otras muchas variables que le podría mencionar de la situación económica nos permiten prever, nadie puede asegurar absolutamente todo en este mundo porque en este mundo el futuro nadie lo puede garantizar. Pero sí le puedo decir que tenemos hoy mucho mejores condiciones que las que tuvimos en final del ’94 o las que hemos tenido en muchos otros años.

Bueno, este país sin remesas y sin ingresos petroleros efectivamente no está diseñado el presupuesto para operar sin ingresos petroleros. Usted lo sabe muy bien y se acaba de presentar una reforma al régimen fiscal de Pemex para dejarle más recursos a la empresa, pero el país –por su diseño presupuestal que depende del Congreso no del definitivo- requiere efectivamente de los ingresos petroleros.

Dice usted que por qué no podremos caminar solos. Bueno, yo creo que en este mundo en el que nos toca vivir señor diputado, ya vivimos ése esquema de querer caminar solos y cerrar las fronteras y proteger a la industria nacional con aranceles y prohibiendo las importaciones, y desestimando y satanizando las exportaciones.

Me parece que a nivel mundial ese modelo no ha funcionado, señor diputado. Hoy las economías le pueden atender mejor las necesidades de la población siendo abiertas, no cargándole a la ciudadanía con impuestos, con aranceles, con cierre de fronteras la ineficiencia de las propias empresas, así es que yo creo que pretender que en este mundo México pudiera construir un muro alrededor de sus fronteras para impedir que ingresen productos del exterior y que salgan productos fabricados en México, creo que ése modelo –al menos en la gran mayoría de los países- no funciona.

A la mejor en Cuba, yo no sé si esté funcionando o no. A la mejor en Corea del Norte, no sé si esté funcionando o no, pero en el resto de las economías son principalmente abiertas.

El mercado interno, pues yo creo que hay muchos terrenos en donde podemos hablar de un fortalecimiento rápido y fuerte del mercado interno.

Le pongo tres casos: en las cadenas productivas de la industria automotriz, efectivamente hace quince años la industria automotriz era principalmente ensambladoras y armadoras, hoy hay muchísimas fábricas, miles de fábricas que fabrican los componentes para la industria automotriz y México se ha vuelto una potencia en la fabricación de automóviles.

El turismo interno, bueno pues ha crecido más que el turismo externo. Hoy México es un destino internacional pero también es un destino de muchísimos mexicanos y el ejemplo que aquí se mencionó de los centros comerciales, yo veo que todos los años se abren cientos de centros comerciales y no se abrirían si los mexicanos no tuvieran poder de compra. Algunos son de efectivamente extranjeros y otros no pero eso nos habla de que el mercado interno se está fortaleciendo.

No quisiera hablar señor diputado y tal vez en otra ocasión lo podríamos hacer, sobre el tema educativo. No es nuestra área pero sí me parece que en general la educación superior en general, yo mencioné como ejemplo las universidades tecnológicas pero en general la educación superior debe de tener una vinculación muy, mucho mayor con el sector laboral.

No podemos y no le conviene al país, que el sistema educativo ande por su lado y que el sector laboral y productivo ande por otro lado. En todos los países que han podido resolver de mejor manera este problema, lo han resuelto con una gran vinculación, una gran comunicación entre los sectores educativos y productivos.

Con respecto al Colegio de Bachilleres, efectivamente hoy están trabajando en la interpretación de una de las cláusulas en donde la ley fija un tope de dos salarios mínimos para una de las prestaciones y el sindicato está solicitando un salario integrado, no el tope de dos salarios mínimos.

Eso es lo que están sometiendo a una consideración. Pero lo que se refiere al salario para pensiones, para liquidaciones, para retiros, en eso sí se allanó totalmente la institución.

El Presidente de la Comisión, diputado Enrique Burgos García: Gracias. Señor diputado Rodríguez Fuentes.

El diputado Agustín Rodríguez Fuentes: Agradezco mucho sus respuestas, sin embargo es importante puntualizar algunas cosas.

Yo nunca dije que se cerraran las fronteras. Yo dije que cómo podemos, cuál es lo que está planteando el gobierno para fortalecer el mercado interno y por qué tenemos que estar supeditados de manera permanente a políticas económicas externas. Y usted mencionó: Estados Unidos creció, vamos a seguir creciendo nosotros y vamos a tener quinientos mil empleos.

O sea que si Estados Unidos no crece, nosotros no crecemos. Eso es lo que nos dijo. Entonces yo no digo que se cierren las fronteras pues estaríamos así como que enfermos de nuestra cabeza si planteamos una situación de ése tipo. Estamos planteando que resguardemos, si usted lo revisa y con todo respeto lo digo, los países desarrollados, América, Canadá, Europa, protege su mercado interno, es lo primero que cuidan, el mercado interno. ¿Por qué aquí lo hacemos al revés? Por que aquí lo descuidamos y lo dejamos expuesto a ser abatido por toda la economía del mercado externo como se está desarrollando en estos momentos, o sea, no es una situación de sustitución sino es revisar la forma en que estamos nosotros integrándonos a la política económica de globalización a nivel mu dial.

Segundo aspecto, señor Secretario con todo respeto los pactos no pueden ser unilaterales, o son pactos y se firman entre ambas partes, tres o cuatro partes, o simplemente es un decreto que alguien lo dice y a ver quién se somete. Así es, por eso, entonces significa que los pactos tendrán que construirse pero no con nuestros cuates o con los que tenemos simpatías, sino con el conjunto de los sectores de la sociedad , con muchos sectores, con los que simpatizan con nosotros y con los que no simpatizan con nosotros, porque es ahí donde tenemos la deficiencia, porque cuando ustedes escuchan voces discordantes, simplemente las hacemos a un lado, tal y como sucedió con la propuesta que ustedes hacían llamar de Reformas a la Ley entre los sectores productivos, que no es tal y lo podemos discutir cuando usted guste y en el momento en que usted considere conveniente.

Y, bueno, sí será importante que hablemos del asunto de las Reservas. ¿Por qué si tenemos un país con condiciones tan maravillosas, como se expresa, ¿por qué tenemos 65 mil millones de dólares, de mexicanos invertidos en el extranjero, principalmente en Estados Unidos?.

Sería bueno, hacer esa pregunta y darnos la respuesta, pero la respuesta apegada, objetiva a la realidad y aquí , cuando se habla, eso es lo que produce la injusticia social para quienes hablan de qué queremos de justicia social pues queremos que cuando se produce un bien y un beneficio, hay una repartición adecuada y que no sea el capital el único que se beneficie y el trabajador es el que siga pagando y los resultados ahí usted los tiene en sus Datos Estadísticos, en donde hay más de 50 mil , más de 50 millones de mexicanos en la fase del empobrecimiento y sí hay, claro que hay poder de compra y de consumo, pero ¿sabe usted en qué porcentaje de los mexicanos existe ese poder de compra en el consumo? Es muy bajo el porcentaje y sería bueno que lo pudiéramos explorar para que, bueno, pues entonces vayamos a revisar por qué el INEGI nos dice que hay 20 millones de mexicanos en pobreza extrema y le quitamos los que nos dice, el 20% que os dice el señor Presidente, se los quitamos para que no discutamos eso, pero tenemos otros 30 que están en el empobrecimiento y que van rumbo al empobrecimiento extremo.

Yo creo que algo no está funcionando adecuadamente, no es la política que nosotros algunos mexicanos interesados en el bienestar del país, es lo que queremos; queremos que la brecha de desigualdad social, que se está propiciando, producto de la aplicación de esta política económica neoliberal, que ha sido contraria a los intereses de los mexicanos, se acabe, se cambie. Queremos una real y verdadera transformación de la economía del país en beneficio del mexicano, en beneficio de todas las familias mexicanas y no de unas cuantas que son las que se están llevando la gran ganancia del país, ahí es donde está la injusticia social para aquellos que no saben qué es justicia social.

Nosotros queremos que se acabe esa brecha y solamente lo vamos a lograr teniendo condiciones de otro tipo, no las que están propiciadas ahora.

Y señor Secretario, lástima, ya no hay, pero sería importante que ustedes nos explicaran ¿cuál es la diferencia entre el programa de gobierno actual con el programa de gobierno de hace seis años, del de hace doce años y del de hace 18 años? Y no existe ninguna diferencia. Y usted lo puede ver en los resultados que se están aplicando y los que se están obteniendo.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Enrique Burgos García: Gracias, señor diputado Rodríguez Fuentes.

Tiene el uso de la palabra el señor diputado Pablo Pavón Vinales, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional hasta por cinco minutos.

El diputado Pablo Pavón Vinales: Muchas gracias, Diputado Presidente. Señor Secretario, yo quiero reconocer el esfuerzo que usted ha hecho esta tarde por explicar algunas situaciones con honestidad y con sinceridad, aunque en sus expresiones (ininteligible) funcionario se contradice con el señor Presidente en sus slogans publicitarios.

Yo quisiera decir, en lo que voy a leer en un momento, está basado en estudios hechos por organizaciones autorizadas en lo económico, pero lamento que no haya aquí ninguna ama de casa que pudiera ser testimonio vivo de la situación real que han sufrido los salarios de los trabajadores.

Bastaría señalar tres, tres detalles: la energía eléctrica que tiene que pagar el trabajador, el consumo del gas y las gasolinas y bastaría para contradecir lo que aquí se ha afirmado de que los salarios de los trabajadores están por encima de la inflación realizada.

Yo creo que esto no corresponde a la realidad que se vive en nuestro país. Estamos frente a un problema que estadísticamente representa el problema más delicado de nuestra Nación: la falta de oportunidades para los mexicanos.

Y hace falta construir los puentes de que se habló, pero quiero decirles que el Legislativo pone el material, no construye los puentes. Al ejecutivo le corresponde construirlos.

Por eso, si hay esa voluntad y hay esa responsabilidad, yo creo que el Legislativo seguirá aportando la parte que le corresponde.

Es necesario construir esos puentes para poder salvar esta situación, esta es una (ininteligible) y una demanda muy sentida de los trabajadores.

Para hacer la Glosa del V Informe de la administración del Presidente Fox en materia de salarios, bastaría recordar aquellas promesas grandilocuentes de los discursos de quien fuera candidato y de quien ahora hacemos el análisis de su gestión de gobierno.

En materia salarial y de poder adquisitivo del salario tan sólo bastaría con soltar aquellas premisas que como promesas en el quinto año no se han cumplido. Durante el sexenio del Presidente Fox la mayoría de los trabajadores han producido más, pero su salario les alcanza para comprar menos y en consecuencia viven peor.

El salario mínimo ha sufrido una pérdida en el sexenio del Presidente Fox en un 11% que agregado con los anteriores acumula una pérdida del poder de compra cercana al 70% de 1980 a la fecha.

En tanto los aumentos por revisiones contractuales también han ido a la baja en términos reales, como parte de una política de contención salarial delineada por el gobierno para mantener baja la inflación como principal estrategia económica. Sin embargo, todo ello ha contribuido a (ininteligible) el periodo del ingreso y los niveles de vida hacia la población.

En México se están aplicando las formas más (ininteligible) para implementar la producción. La productividad de las principales ramas de la industria ha crecido significativamente en los últimos seis años, sin embargo, el pago a los trabajadores por esta vía no ha sido equivalente ni justa, es decir, en promedio los trabajadores producen cinco veces más, especialmente en las industrias automotriz y maquiladora de exportación y se les paga sólo una parte de ese esfuerzo.

Sin embargo, la mayoría de aquellos con un empleo formal, que son alrededor de 16 millones, no han logrado elevar su nivel de vida debido a que los incrementos de precios continúan muy por arriba de los aumentos salariales obtenidos en el México real.

En el presente sexenio la precariedad del salario ha avanzado. Un trabajador que percibía un salario al día, tenía que laborar 77 horas a la semana para adquirir los productos de la canasta básica, es decir, 29 horas adicionales del referente legal. Ahora, en el sexenio del cambio se tiene que trabajar 124 horas para comprar esos mismos productos.

Con la política económica actual México se ubica ya en el grupo de los países peor pagados del mundo y con más de la mitad de su P. A. en un subempleo. Así, después de 20 años de políticas de ajustes y de austeridad los resultados muestran que las prioridades establecidas para el desarrollo social de los sucesivos gobiernos marchan en sentido contrario.

Tan es así que los cambios en la estructura de la población, el lento crecimiento y la crisis económica recurrente en las dos últimas décadas alteraron la conformación del empleo y acentuaron la segmentación del mercado del trabajo.

Según reciente estudio de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe, más de 24 millones de trabajadores en México se encuentran en situación de pobreza, ya que se emplean hasta por dos salarios mínimos y sin ninguna prestación de ley, como usted mismo lo ha señalado.

El brusco descenso en los niveles de ingreso que se advierte desde hace 20 años, señala el estudio, será reconocido como las décadas de pérdidas en términos sociales para el país.

De acuerdo con estadísticas de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, México se encuentra hoy entre los países de América Latina en que más drásticamente se han reducido los niveles de los salarios mínimos, además de que la mitad de la población económicamente activa se emplea en el sector informal.

La erosión salarial –refiere la OIT- se manifiesta en el sueldo por hora de un trabajador manufacturero mexicano, que equivale a 1.51 dólares, mientras que en Alemania ese ingreso es 21.11 veces superior; en Japón 15.67, en Francia 12.91, en Estados Unidos 11.39, en Italia 10.91, en Subcorea 4.90, en Taiwán 3.85, en Brasil 2.83 y en Argentina 1.11 dólares.

De ahí que en el primer trimestre de este año, como reporta el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, INEGI, la tasa de desempleo abierto se ubica en 3.9%, cifra que de todos modos no representa la situación real del mercado laboral en cuando a la fragilidad de las condiciones laborales.

En todo caso, esto significa que está subyacente el fuerte déficit de la creación de empleos en el país, que se estima en 1.2 millones de plazas anuales, primordialmente en el sector formal.

Hasta el Consejo Nacional de Población asegura que buena parte de los nuevos puestos de trabajo corresponden a actividades precarias con alto grado de informabilidad y práctica de contratación relativamente flexibles.

Hoy, revela, cinco de cada diez obreros reciben menos de 2 salarios mínimos, y de éstos más de la mitad se emplea en el sector comercial y de servicio; mientras que en el campo 90% no percibe ni siquiera un minisalario completo.

A ello habría que añadir que entre los trabajadores se advierte una creciente desigualdad entre diversos grupos y al mismo interior de segmentos con diversos grados de educación, capacitación y experiencia laboral.

La contención de los salarios impuesta por el gobierno en aras de elevar la competitividad del país, ha propiciado no sólo que el poder adquisitivo del salario en México esté por debajo del de Taiwán, Brasil y Argentina; con el salario mínimo vigente en el país, que es de 46.80 pesos, no es posible a un trabajador adquirir una canasta básica de 40 productos a la semana, cuyo costo diario supera los 120 pesos.

Según indicadores oficiales, un millón de trabajadores del sector formal de los pocos más de 12.8 millones que cotizan al Seguro percibe hasta un salario mínimo, en tanto que 4 millones y medio de trabajadores reciben menos de dos salarios mínimos.

La institución explica que una familia de cinco miembros tiene en déficit nutricional de 8 mil 800 calorías y de 275 proteínas, debido a que el salario mínimo sólo les permite adquirir menos de la tercera parte del costo de la canasta básica actual, modificando con ello su dieta.

De acuerdo con los resultados de las encuestas nacionales de ingresos-gastos en los hogares 2004, alrededor de 30 millones de mexicanos sobreviven con menos de 30.5 pesos al día es decir, con dos terceras partes de un salario mínimo. Pero no se diga del dramatismo de la población de pobreza extrema, unos 10 millones de mexicanos sobreviven con 12.21 pesos al día, poco más de una cuarta parte del salario mínimo o bien, con 1.1 dólares.

Con las mismas cifras reportadas en el capítulo de generación neta de puestos de ocupación, crecimiento con calidad, cuadros de la página 241 de los anexos estadísticos, del V Informe de Gobierno del presidente Fox, vemos que en el año 2001 se perdieron 358 mil 600 puestos; en 2002 se recuperaron 51 mil; en el 2003 se perdieron 90 mil 400; para 2004 se recuperaron 250 mil 400 y en lo que va de 2005 ni siquiera se reporta la creación.

En el total de esa cifra se arrojan 168 mil 400 puestos estables y dignos en cinco años, lo que da un promedio de 33 mil 600 puestos de ocupación por año del crecimiento con calidad, ¿dónde quedó entonces aquel millón 700 mil empleos que fueron prometidos?

La tasa del desempleo en áreas urbanas que en 2001 se ubicaban en 2.4%, tuvieron un desarrollo del 3.3 en el año 2003 y 3.8 en 2004. Actualmente, en 2005, se ubican en 3.9, pero las mujeres de las áreas urbanas llegan a 4.9%

La llamada tasa de presión para el empleo inició en el 2001, con un índice de 3.7%; en 2004 llegó a 6.3 y para este año, 2005, simplemente no se reporta, sino ahí queda aquella puntada de entrarle a los changarros y, más aún, a los microchangarros, o mejor aún, irse de migrante para contribuir a las remesas y ayudar con toda positividad para el maquillaje de las cifras y estadísticas sobre demandas internas e ingresos nacionales.

Los análisis económicos señalan que mientras se informa con mucha mercadotecnia política sobre la generación de poco más de 290 mil nuevos empleos de trabajo en el primer semestre de 2005, y 407 mil en los últimos 12 meses, vemos que en el acumulado se perdieron en realidad más empleos formales y permanentes, que los que se generaron, porque todavía había qué precisar de las cifras analizadas cuáles corresponden a empleos permanentes y a empleos eventuales creados, así como el hecho de que en los números absolutos de la mayoría de esos nuevos empleos han sido creados en el sector servicios, llegando a 67…

El Presidente de la Comisión, diputado Enrique Burgos García: Señor Diputado, discúlpenos, andamos sobre el tiempo, ¿eh?

El diputado Pablo Pavón Vinales: Me reservo para la segunda parte de mi intervención la cifra.

Solamente quisiera concluir esta parte, solicitando muy atentamente y muy puntualmente al señor Secretario, que en su respuesta nos precise a los mexicanos qué tipo de empleos se han generado, en qué empresas y dónde están esos empleos, porque muchos compatriotas siguen tratando de cruzar la frontera, muchos otros deambulan por las calles paseando sus títulos de maestros, ingenieros, médicos, arquitectos, etcétera, en búsqueda infructuosa de la oportunidad de trabajo, como buscar una aguja en el pajar. Por su respuesta, muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Enrique Burgos García: Señor Secretario.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz: Señor diputado don Pablo Pavón. A ver, me quisiera concentrar porque su intervención es muy interesante y muy importante.

Sobre el tema de los salarios. Yo creo que ese es el tema que nos preocupa a todos y quisiera darle las cifras que nosotros tenemos, que por cierto no son hechas por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, las cifras de inflación ustedes las conocen muy bien, las hace el Banco de México, el señor Guillermo Ortiz no es directamente dependiente del Presidente de la República, pero bueno, él es el que hace estas cifras.

Y la pregunta, si las cifras de la inflación, ahí están, podemos checarlas y podemos checar producto por producto, efectivamente, tiene usted razón, en lo que se trata de energía y de gas, y gasolinas, a la mejor están por encima de la inflación, evidentemente no son los únicos productos que están influyendo para esto.

Pero bueno, la pregunta es, ¿los salarios están incrementándose más allá de la inflación, o no?

Yo le puedo dar aquí los datos muy precisos, por ejemplo, del salario mínimo, que yo estoy de acuerdo con usted en que el salario mínimo no es remunerador, no cumple lo que dice la Constitución, no le alcanza a una familia con un salario mínimo, eso estamos de acuerdo, nada más que lo que nosotros sostenemos es que últimamente ya no se ha seguido deteriorando. Hay quienes hablan de un deterioro del 74 por ciento del salario mínimo, pero no fue en estos años. En estos años se ha recuperado de una manera incipiente, estoy de acuerdo con usted, pero se ha recuperado; antes iba cayendo año con año.

Mire lo que tengo aquí, y estas gráficas se las puedo dejar para que usted las vea, es cómo durante los dos últimos sexenios, con Carlos Salinas de Gortari y con Ernesto Zedillo, lo que ha caído. Hoy se ha recuperado, incipientemente; pero ya no sigue cayendo, si siguiéramos cayendo andaríamos con una pérdida del 80 por ciento. Pero es el salario mínimo, efectivamente el salario mínimo en muchos casos todavía lo ganan trabajadores, lo cual es lamentable y en muchos otros se ha convertido en un índice de referencia.

Pero el mismo salario mínimo en las diferentes zonas, en la zona "C", que es la zona más pobre, ha tenido una recuperación en lo que va de este sexenio del 8.8 por ciento. Bueno eso ya empieza a ser significativo, tampoco es satisfactorio. A nadie le satisface recuperar el 10 por ciento después de haber perdido el 70 por ciento.

Pero mire esta otra, señor Diputado, estas son el salario de cotización en el Seguro Social, la cotización real, el salario que está recibiendo. El salario que sirve de base para calcular lo que recibe el Seguro Social y este salario en lo que va de este sexenio el salario base de cotización, el salario promedio de cotización se ha incrementado en un 16.8 por ciento. O sea, que sí se está recuperando.

Y finalmente lo que... usted tiene razón Diputado en que en algunos sectores el empleo está disminuyendo, pero en otros está aumentando; pero esta es una tendencia mundial. En la manufactura, en general en la manufactura en todo el mundo el salario tiende a disminuir, cada vez hay más robots, hay más instrumentos, más computadoras, más máquinas automatizadas. Eso es una tendencia mundial. Y yo conozco empresas en donde lo que antes hacían 10 trabajadores hoy lo hace un trabajador.

Alguien piensa que no hay que permitir que lleguen los robots y las máquinas y todo eso para seguir trabajando con 10. Yo creo que eso no es lo que hace productiva a una empresa, en donde se está generando el empleo -y usted también lo ha mencionado- es en los servicios. Hoy tenemos muchísimo más empleos, muchos informales es cierto, pero muchos muy formales en el sector de los servicios: en el comercio, en el turismo, en la atención al público, en restoranes, etcétera. En esos lugares de servicios hay un crecimiento importante del salario mínimo.

La Comisión Nacional de Salarios Mínimos, que por cierto es una comisión tripartita, no es una comisión en donde solamente el Ejecutivo tenga la voz. Ahí hay representantes de los trabajadores y aquí veo algunos de los representantes de los trabajadores en la Comisión Nacional de Salarios Mínimos es en donde se fijan los salarios mínimos y también hay empresarios, y se fijan de acuerdo a las posibilidades que se ven en ese momento. A nadie nos satisface que el salario mínimo sea todo lo que gane una familia y reconozco que hay familias que ganan eso, pero creo que cada vez más son menos las familias.

Déjeme mostrarle o darle con cifras. Los mexicanos que recibían menos de dos salarios mínimos en el año de ´95 eran el 52.4 por ciento, hoy hablamos del 39.8 Estamos hablando casi de un 15 por ciento de disminución de las familias que ganaban menos de dos salarios mínimos, o sea, van bajando los que ganan menos. Y los que ganan de dos hasta cinco salarios mínimos antes eran 25 por ciento en el ´95 y hoy estamos hablando del 40 por ciento, o sea, 15 por ciento más de personas que han incrementado su salario.

Yo estoy de acuerdo con usted, Diputado, esto no nos puede dejar satisfechos porque todavía quedan, dice usted muy bien, muchos pobres. Claro. Nada más que ya son cinco millones menos y cinco millones menos de gente que hoy ya no están... no son ricos, nadie ha dicho que sean ricos, pero hoy ya no están en una situación de pobreza extrema que era como se encontraban hace cuatro o cinco años. Cinco millones, quedan veinte.

Bueno pues hay que seguir trabajando para sacar a los otros veinte. Pero bueno antes se hacían casi cada sexenio otros millones de pobres.

¿Qué le puedo decir? Las cifras que tenemos, y usted las puede constatar en el Seguro Social, es que hoy estamos empezando a tener cifras récord que nunca habíamos tenido en la historia de este país en el número de inscritos, empleos formales, la gran mayoría permanentes no eventuales y hoy estamos hablando ya de casi 12.9 millones de trabajadores inscritos en el Seguro Social. No en el Seguro Popular, eso es adicional. Trabajadores que están en las empresas, que aportan su cuota los empleadores y los trabajadores y que son en el 85 por ciento empleos permanentes.

Así que bueno, no es lo que quisiéramos efectivamente, no estamos satisfechos, pero yo creo que se ha hecho un gran esfuerzo. Me gustó mucho su comentario, señor Diputado, dice que efectivamente faltan oportunidades y faltan fuentes y el Legislativo pone los materiales y los construye el Ejecutivo. Me parece que es una buena expresión de lo que tenemos quehacer; cada quien tiene que hacer su parte: El Ejecutivo hace una parte, el Legislativo hace otra parte, la sociedad hace otra parte, la academia hace otra parte y los puentes aquí en este país se tienen que hacer entre muchos, no los puede hacer solo el Legislativo ni tampoco solo el Ejecutivo. Como usted dice muy bien, unos ponen una parte y otros ponen la otra y creo que así sí podremos hacer los puentes que requiere este país.

El Presidente de la Comisión, diputado Enrique Burgos García: Muchas gracias

Señor diputado Pavón

El diputado Pablo Pavón Viñales: Agradezco mucho señor Secretario sus respuestas aunque no me satisfacen totalmente dada mi calidad de representante sindical en el que afortunadamente diariamente tenemos que tratar con un gran número de trabajadores en los que como señalaba yo en mi intervención, da tristeza verlos como andan en búsqueda de una oportunidad de trabajo y no encuentran por dónde está la generación de esos empleos que se anuncia tan pomposamente en la televisión.

Yo aprecio su esfuerzo que está realizando; conozco su calidad moral y su palabra de hombre de compromiso y estoy seguro que podremos encontrar con usted los caminos para reconociendo los errores, los rezagos que tenemos, podamos construir los puentes necesarios para este gran problema.

Sin embargo quiero señalar algo que usted dijo en una de sus intervenciones anteriores: que el país tiene una reserva de cerca de 59 mil millones de dólares y recuerdo a un pensador mundial que decía que la riqueza no sirve de nada teniéndola acumulada, cuando hay niños, hay hombres y hay mujeres que todavía tienen en su rostro el dolor de no encontrar una respuesta de quienes tienen el compromiso de generar su alegría y su bienestar.

Entonces, yo creo que no debíamos de celebrar mucho esa acumulación de la riqueza cuando sabemos perfectamente bien que el gobierno federal ha dejado de apostarle a la generación de empleo; ha dejado de cumplir su compromiso constitucional de ser el factor que conduzca la generación de empleos mediante el desarrollo de nuevas fuentes de trabajo y el impulso de nuevas industrias que son lo que le da estabilidad económica a nuestro país.

Por eso no coincido yo con esas expresiones porque creo que a costa del sacrificio de miles de trabajadores, hemos estado reduciendo el índice de inflación y hemos estado generando un ahorro insuficientes para el país.

Yo quisiera también recordarle que usted dijo hace un momento que en este año o en estos meses se pondrá en marcha un edificio nuevo para las Juntas de Conciliación y Arbitraje.

Quiero decirle también que yo participé en las Juntas de Conciliación y Arbitraje, como representante obrero y sé del desarrollo y el rezago tan grande que existe; la falta de atención a gentes como las que están plantadas aquí afuera de esta Legislatura, esperando una respuesta de justicia pronta y expedita.

Yo le entregaré si usted me lo permite, en unos momentos más, una expresión de un grupo de abogados, de la Barra de Abogados del Sureste, que demandan mayor atención e inversiones en la creación de nuevas Juntas de Conciliación y Arbitraje, que es donde se resuelven los problemas, para evitar los grandes rezagos que hoy existen. Le puedo afirmar y lo podemos comprobar, que existen expedientes en la Secretaría del Trabajo, en las Juntas de Conciliación, que tienen hasta 10 años y muchos de ellos no han tenido ni siquiera el desahogo de las primeras pruebas ofrecidas. Y esto obviamente nos habla de una deficiente administración de la justicia laboral. No es su culpa, usted acaba de llegar.

Pero confiamos en que estemos atentos en las situaciones de un México real que es muy distinto a lo que nos presentan a través de las cifras o a través de las informaciones que como usted decía, a veces vienen de los funcionarios directamente vinculados con el Ejecutivo y a veces de otros encargados de otros lugares, pero que son cifras que no representan la realidad y que no satisfacen con esa información las esperanzas de los mexicanos.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Enrique Burgos García: Muchas gracias señor diputado Pavón.

En uso de la palabra el señor diputado Angel Pasta Muñuzuri, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, hasta por cinco minutos.

El diputado Angel Pasta Muñuzuri: Diputado don Enrique Burgos García. Con su permiso. Bienvenido ingeniero Francisco Javier Salazar. Compañeras y compañeros legisladores.

Maravilloso día el día de hoy, que ya no se habla de muros sino de muchos puentes. Yo propongo que sumemos voluntades precisamente para poder construirlo en esta alegría de buscar soluciones para todo México.

Como en otros temas motivo de la glosa del Informe de Gobierno, tenemos que reconocer que en el desempeño de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social existen avances pero también hay rezagos.

Para Acción Nacional, la generación de empleo suficiente y bien remunerado construye y constituye la expresión de una política económica con rostro humano. Es factor determinante para que las familias accedan a los satisfactores que le permitan aspirar y alcanzar niveles de vida más elevados.

Por ello, a pesar de que en el presente año el nivel de empleo formal medido a través del número de trabajadores afiliados al Seguro Social se incrementó en un número de trescientos setenta mil, quisiera que en el avance fuera mayor a fin de satisfacer la real demanda de trabajo.

Es cierto, el problema de desempleo es complejo y multifactorial. Aún así consideramos que es impredecible que el Gobierno Federal tome la responsabilidad de generar las condiciones propicias y los consensos necesarios para que este fenómeno pueda ser enfrentado de manera eficaz.

Frente a esta problemática, le pregunto señor Secretario: ¿Qué medidas tiene contemplada la Secretaría a su cargo para enfrentar el problema de desempleo en nuestro país?

Sabemos que uno de estos mecanismos está siendo utilizado por parte del Gobierno en la que involucra a los trabajadores, a los patrones y a otros actores sociales en la búsqueda de soluciones, estrategia que se ha replicado a nivel estatal.

En este tenor señor Secretario, le agradeceré me responda lo siguiente: ¿Qué acciones ha puesto en marcha y qué resultados ha obtenido la Secretaría del Trabajo y Previsión Social del compromiso para la competitividad, el empleo y la justicia social emanado del Consejo para el Diálogo con los sectores productivos?

Y agrego que en este tenor, el tema de la competitividad en nuestra planta productiva cobra relevancia. Datos de agencias internacionales que califican por diversas naciones, entre ellas México, revelan que nuestro país no ha alcanzado a ritmo de otras latitudes en materia de competitividad, aspecto que se ha reflejado en la pérdida de mercados en Estados Unidos, destino principal de nuestras exportaciones frente a competidores asiáticos. Me refiero principalmente a China.

Al respecto, le cuestiono: ¿Qué acciones desarrolla la Secretaría a su cargo para mejorar el entorno competitivo de las empresas, de tal manera que se impulse al sector productivo nacional?

En Acción Nacional estamos convencidos de que el marco institucional y normativo de las relaciones laborales requiere cambios sustanciales que ayuden a elevar la productividad y propicie la incorporación de más personas a un empleo.

Estas modificaciones están planteadas en la reforma laboral, la cual sin trastocar las legítimas conquistas de los trabajadores, contienen mecanismos que incentivan la contratación, mejora la capacitación y posibilita una distribución más equitativa de los beneficios del trabajo entre empleadores y trabajadores.

No obstante, sigue pendiente en este Congreso, su concesión; al respecto me gustaría que me respondiera, de ser posible, desde la perspectiva del Secretario del Trabajo y Previsión Social, ¿qué factores se están deteniendo la elaboración de un proyecto consensado por los sectores involucrados para concretar de una vez por todas esta reforma, que urge a este país?.

Señor Secretario, por sus respuestas, muchísimas, muchísimas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Enrique Burgos García: Muchas gracias, señor Diputado Pasta Muñuzuri, señor Secretario.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz: Gracias Diputado. Diputado Angel Pasta Muñuzi ¿Es Muñuzi o Muñuzuri.

Efectivamente creo que lo que hemos impulsado en este Gobierno, en el área laboral, ustedes lo mencionan de una manera importante; el rostro humano que debe tener el mundo del trabajo, nosotros apostamos porque estamos convencidos de que no podemos seguir considerando al trabajo como una mercancía, algo sujeto a la oferta y a la demanda a una negociación en pesos y billetes en dinero, cuando hablamos de personas. Así que, la economía y sobre todo en el área laboral, el concepto que nosotros tenemos es que la persona no es igual a las mercancías, es de ora categoría muy diferente y por eso tampoco estamos saliendo en defensa del mercado como un elemento, como decía Dame Smith (?) como la mano invisible que va a lograr la justicia social, yo en lo personal, no creo en eso.

Carlos Castillo Peraza decía que a menos en el mercado no se puede creer por cuatro razones: una porque hay cosas que no existen para el mercado, que no se pueden valorar en pesos y centavos; el honor, la dignidad, la belleza, ¿cuánto vale, cuánto puede pagar por eso? No tiene precio, no existe para el mercado.

Segundo, hay personas que no existen para el mercado, millones de pobres, no nada más en nuestro país sino sobre todo en otros Continentes, no tienen poder de compra, no tienen con qué acceder al mercado, por tanto no puede ser el mercado su mejor indicador.

Tercer lugar, las reglas del mercado no son las reglas de la sociedad. En el mercado a veces engaña con la publicidad, a veces se destruye la competencia, a veces se espía al competidor, eso en la sociedad no podemos aceptar esas reglas. Pero, finalmente, él decía, Carlos Castillo, el mercado es un instrumento y como todos los instrumentos son ciegos, dependen del operador. Así que el mercado es eso nada más y si no le damos un rostro humano, el mercado puede revertirse en contra de os trabajadores y en contra de los empleadores.

Usted dice muy bien que el desempleo es un efecto multifuncional, es una realidad en donde no nada más se puede culpar a los trabajadores o a los sindicatos, ni a os empleadores, ni tampoco solamente a los Gobiernos en sus tres niveles, es toda la acción de la sociedad en sus múltiples niveles, de nada sirve un trabajador muy eficiente, si su entorno es totalmente deplorable; de nada sirve una empresa o un empresario que se esfuerce , que invierta y no ve que el desarrollo de tecnología, si sus productos no los puede sacar porque lo van a asaltar a su transporte con mercancías, de nada sirve que una empresa y su entorno sean favorables, si no hay una legislación adecuada y tampoco sirve una legislación adecuada si no hay una cultura en el mundo acerca de la importancia que tiene el empleo y en su caso, el desempleo.

Así que es una cosa en donde todos tenemos que ponernos de acuerdo: trabajadores, empleadores, Academia, Legislativo, Ejecutivo, Judicial, los tres niveles, Estados, Municipios, el Gobierno Federal, la sociedad, todo el mundo tenemos que ponernos de acuerdo para generar las mejores condiciones para que se puedan dar los empleos. Cuando se pretende que solamente el Gobierno Federal, el Ejecutivo Federal es el responsable del desempleo, me parece que se está al menos desenfocando el producto.

Claro que el Gobierno Federal tiene su responsabilidad, pero no es únicamente responsabilidad de Gobierno Federal.

¿Qué acciones me pregunta usted, Diputado? Pues le podría mencionar rápidamente algunas, el diálogo, el Consejo para el Diálogo de los Sectores Productivos, que sustituye a los antiguos pactos que, como decía muy bien el Diputado Agustín Rodríguez, no siempre fueron de feliz experiencia, pero el diálogo con los sectores productivos hoy ha tenido resultados impresionantes en este país.

Uno de ellos es la paz laboral al que ya nos hemos referido, pero otro es, efectivamente, muchas empresas están entendiendo que la competitividad y la productividad no se logra a base de explotar al trabajador, se puede lograr y se logra a base de capacitar al trabajador, de hacerle… de invertir en el mejor elemento que tienen las empresas, que son las personas.

Más que invertir en maquinaria y en tecnología y en recursos financieros, hay que invertir en las personas. Y cuando esto se lleva a cabo, cuando se capacitan a las personas, cuando se le dan oportunidades para mejorarse, es cuando las empresas se vuelven productivas y competitivas.

Pero esta productividad, si no tiene una repercusión real, tangible, medible en el salario de los trabajadores, tampoco sirve para solucionar el problema. Si el resultado de la productividad toda se queda en manos del inversionista, esa empresa tarde o temprano va a sucumbir.

Los beneficios de la productividad y de la competitividad, tienen que ser compartidos.

Les podría mencionar algunos de los programas que tenemos, señor Diputado, tenemos programas de apoyo al empleo, programas de becas, programas de capacitación, programas de apoyo a los jornaleros agrícolas, programas productivos, programas de apoyo a los migratorios.

En fin, tenemos una serie de programas importantes que me parece que no sería el momento para enumerarlos uno por uno. Pero sí tomo su comentario sobre la reforma laboral, señor Diputado.

Este país no puede seguir, y ustedes lo saben muy bien como legisladores, con una legislación que tiene 35 años de su última modificación sustantiva y aún esa modificación de 1970, no fue un cambio sustantivo radical, fue una adecuación importante, sobre todo en materia de capacitación, pero hoy necesitamos una legislación acorde a la realidad laboral del 2005.

En 35 años, de 70 para acá, el mundo laboral ha cambiado de una manera impresionante y no podemos seguir con la misma legislación. Ustedes tienen que definir qué cambios hacerle.

Hay una propuesta importante de los sectores productivos, trabajadores y empleadores, pero hay otras 52 iniciativas que ustedes tienen que decidir. Pero yo sí hago un exhorto muy respetuoso y muy amable a los señores legisladores a que adecuemos la legislación en el marco laboral, una legislación que ha sido superada por la realidad, que en muchos de los artículos, incluso no son posibles de cumplirse, porque ya no existen los mecanismos para cumplir algunos de los mandatos de esta ley.

Así que tomo su urgencia y la considero muy adecuada. Urge hacer la reforma laboral. Ustedes tienen la palabra, ustedes tienen las iniciativas y yo sí creo que debemos adecuar nuestro marco legislativo, nuestro marco legal.

El Presidente de la Comisión, diputado Enrique Burgos García: Muchas gracias, señor Secretario. Señor diputado Salvador Márquez, tiene la palabra hasta por cinco minutos.

El diputado Salvador Márquez Lozornio: Muchas gracias, Diputado Presidente y nuevamente bienvenido, señor Secretario. Compañeros del presidium y personas invitadas y compañeros legisladores, agradeciendo las respuestas del señor Secretario, considero que la conducción económica de nuestro país se ha llevado a cabo de manera responsable, sin adoptar soluciones fáciles o medidas artificiales que resultan contraproducentes a la postre, sino con soluciones sólidas que permiten establecer las condiciones para alentar el empleo, elevar los ingresos y extender la competitividad de manera permanente y sostenida.

La recuperación paulatina del salario real, ha logrado romper con una inercia que minaba el salario de los trabajadores.

Avalamos la política del gobierno federal que en coordinación con los gobiernos estatales apoya la incorporación o reincorporación de los trabajadores al empleo a través del Servicio Nacional de Empleo, Capacitación y Adiestramiento.

Éste se ha constituido en el mecanismo eficaz de intermediarismo en el mercado del trabajo. Cumple con la función de reducir los costos y el tiempo que supone para los demandantes de empleo y la búsqueda de trabajadores disponibles y para los oferentes la búsqueda de puestos de trabajo vacantes.

Reconocemos el compromiso del actual gobierno federal que busca otorgarle a los factores de la producción las herramientas necesarias para elevar la productividad y competitividad de sus centros de producción: la capacitación laboral es uno de los recursos más importantes para eficientar los procesos de la producción.

Los apoyos destinados a las empresas pequeñas y medianas mejoran el perfil competitivo de un sector vulnerable, pero con un alto potencial de generación de empleo.

Asimismo, en el rubro de la impartición de justicia en el ámbito laboral se aprecia un trabajo responsable y con nuevos bríos, lo anterior tiene su origen en el profundo respeto que el Gobierno Federal ha mostrado por los derechos humanos y laborales y por el estado de derecho que priva en nuestro país también.

Esta forma de conducir la política laboral nos ha llevado a una paz laboral, reflejada en las bajas cifras de huelgas en los últimos cuatro y medio años, evidentemente muy por debajo de períodos similares de administraciones anteriores.

Hoy, en un ambiente de cooperación y libre negociación entre factores de la producción, característicos de la nueva cultura laboral, sin interferencia gubernamental ni fijación de topes salariales se negocian mejores remuneraciones para los trabajadores dentro de las posibilidades de las empresas.

Hoy la intervención de la autoridad laboral es solamente la necesaria y es transparente, no se da más la imposición ni la unilateralidad. Reconocemos el trabajo de la Secretaría del Trabajo en este sentido y pugnamos porque se siga impulsando el diálogo social, respetuoso entre los principales actores del mercado laboral.

Reconocemos que aún queda mucho por hacer, sí es cierto, por ello pugnaremos porque el gobierno fortalezca las acciones en la materia. El trabajo es un medio fundamental para la satisfacción de las necesidades y las realizaciones del ser humano.

El salario que por éste se adquiere es el mecanismo fundamental de distribución del ingreso, por ello se debe impulsar la generación de empleos y hacer que las acciones emprendidas por este gobierno en materia salarial confluyan en aspectos tales como su recuperación sostenida, la convergencia en un salario único para todo el país y la incorporación de nuevos criterios para la determinación del mismo.

Sin duda, es importante reflexionar sobre los resultados que en materia de trabajo ha presentado el Gobierno Federal como parte de sus responsabilidades; sin embargo, considero que no podemos sustraernos de la responsabilidad que nos corresponde en el ámbito del Poder Legislativo.

No hemos podido lograr los acuerdos necesarios para impulsar una reforma sustantiva e integral a la Ley Federal del Trabajo, la última con esas características, como ya lo mencionó el Secretario, se realizó a principios de los años setenta.

Por supuesto que la sola ley no resolvería toda la problemática asociada al mercado laboral, estamos conscientes, pero sí permitiría un marco general en donde, sin dejar de garantizar las conquistas laborales de los trabajadores se podría incentivar la creación de empleos y mejorar la capacitación de los trabajadores para elevar la productividad y la competitividad.

Compartir la responsabilidad de generar mejores condiciones para incentivar las condiciones del mercado laboral nos obliga a redoblar esfuerzos y buscar puntos de coincidencia entre el Ejecutivo y el Legislativo y entre las distintas fuerzas políticas aquí presentes.

Antes de agradecerle al Secretario por sus respuestas, quiero comentar que se habla mucho de puentes, se habla mucho de materiales para construirlos, pero jamás estarán construidos sino con hechos; no solamente con palabras y con buenas intenciones.

Yo lo invito a todos a que verdaderamente esta reforma laboral, en la medida de lo posible sea un hecho en esta legislatura. Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Enrique Burgos García: Gracias, señor diputado Márquez.

En el uso de la palabra el señor diputado David Hernández Pérez, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, hasta por cinco minutos.

El diputado David Hernández Pérez: Muchas gracias, compañero Presidente. Buenas noches, Secretario. Con su permiso, compañeros legisladores, legisladoras.

Sí, se sigue hablando de puentes, pero yo espero que los puentes que nos ofrece el Ejecutivo no sean de cartón, porque con esas tormentas de comerciales, desacreditando al Legislativo definitivamente que los van a echar abajo muy rápido, necesitamos que sean realmente puentes congruentes.

Una vez conocido el V Informe de Gobierno, presentado a esta soberanía por el Presidente de la República en materia laboral, los diputados del sector obrero de la fracción del Partido Revolucionario Institucional nos preguntamos en dónde han quedado las promesas del gobierno del presidente Fox, con respecto a la creación de los millones o del millón 700 mil empleos que él manifestó.

Ya se dieron cifras, no es necesario repetirlas una y otra vez, pero tenemos que tener cuidado; el presidente Fox, hoy, hoy, hoy, ya está de nuevo en campaña.

Con respecto a los programas institucionales de empleo y vinculación laboral, tales como la bolsa de trabajo, los talleres para buscadores de empleo, reuniones del Sistema Estatal de Empleo, Chambatel, Mi Chamba y todos esos programas que usted ya mencionó aquí, señor Secretario, se encuentran de una u otra forma con estos resultados en tela de juicio, a saber qué tan eficientes han sido, realmente cuál es el costo-beneficio de estos, cuánto presupuesto se destina para la aplicación de estos programas y realmente cuántos trabajadores han encontrado empleo a través de ellos, reales, reales.

Sí, porque, bueno, probablemente se hayan recibido miles o millones, probablemente sí muchos millones de llamadas por tanto desempleado, pero realmente cuántos han encontrado empleos permanentes, porque no, bueno, si los hemos mandado a los changarros, no tiene ningún caso.

Nos gustaría que nos comentara cuánto personal y con qué presupuesto se están implementando los programas mencionados y el costo-beneficio y si éste es satisfactorio.

De igual forma, le solicitamos de manera muy específica la eficacia que han tenido los programas que tiene la Secretaría para incorporar a la planta laboral a los grupos vulnerables.

O sea, realmente cuántas personas con discapacidades diferentes o personas adultas mayores, en estados especiales, realmente han encontrado y cuál sería su opinión respecto a la posibilidad de disminuir la jornada laboral de estos trabajadores.

En materia de riesgos laborales, que nos comentara de manera específica qué acciones ha hecho realmente la Secretaría para atender esto, que definitivamente tiene un impacto en el costo-beneficio en las empresas y que de una u otra forma conocemos, hemos vivido el hecho de que la Secretaría se adjudica todas las acciones que hacen empresas, Instituto Mexicano del Seguro Social y que realmente son las cifras que da, pero específicamente la Secretaria qué acciones hace en materia de riesgos laborales.

En próximos días, la revisión del contrato colectivo de los trabajadores del Seguro Social va a ser un tema central. A nosotros nos gustaría que nos comentara qué escenarios ve la Secretaría en este sentido y cuál va a ser el papel que jugará la Secretaría, porque esto definitivamente que nos tiene preocupados al sector obrero, a los sectores laborales, porque el Seguro Social de una u otra forma es de los trabajadores, pero de los millones de trabajadores que aportan al Seguro Social.

La incongruencia del Ejecutivo se vuelve a manifestar con el intento de gravar las prestaciones en lugar de incrementar la base de recaudación; usted aquí ha manifestado el apoyo, su respaldo, la promulgación al sector obrero y al empresarial para derogar esa ley.

El Legislativo está haciendo su parte, nosotros ya tenemos una iniciativa presentada, esperemos próximamente ya derogar eso por parte de nosotros, esperemos que los puentes no se rompan muy pronto con el veto probablemente a esa ley y yo sí le preguntaría a usted que si su pronunciamiento no es exclusivamente una postura como Secretario y que si no es así una postura qué acciones de apoyo puede realmente ofrecernos a los trabajadores, al mismo Legislativo porque Hacienda ha manifestado su "no" rotundo de igual forma algunos compañeros Legisladores de Acción Nacional.

Por sus respuestas puntuales gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Enrique Burgos García: Gracias señor diputado David Hernández.

Señor Secretario.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz: Sí, señor diputado David Hernández. A ver algunas cifras muy concretas de lo que usted nos pregunta.

En los programas de vinculación, o sea, todo lo que usted menciona El Chambatel, El Chambaret, El Chambapar hemos atendido a ocho millones de trabajadores, de los cuales han sido colocados 2 millones 480 mil. Parece que es un porcentaje razonablemente adecuado, cerca del 30 por ciento.

Sobre a eficacia y eficiencia de esos programas le puedo decir que en el año 2000 atender a una persona le costaba al país 1,206 pesos, hoy le cuesta 533 pesos. O sea, con mucho menos recursos que ustedes nos asignan y así lo reconocemos, se está pudiendo atender a mucho más personas.

Con respecto a los colocados en el año 2000 costaba colocar a una persona por estos mecanismos 2,896 pesos hoy cuesta 1,935 O sea, que un 60 por ciento de lo que costaba antes.

Y así como esto tenemos todas las cifras que usted quiera, señor Diputado, y con mucho gusto se las podemos dar.

Programas para Grupos Vulnerables. Nosotros tenemos una dirección específica que es la Dirección General de Equidad y Género en donde se atienden todos estos grupos vulnerables. Tenemos programas muy interesantes que no creo que tengamos tiempo hoy, Diputado, para verlos todos, pero con mucho gusto lo invitaríamos a la Secretaría para que conociera lo que estamos haciendo por ejemplo con los discapacitados.

Le voy a poner algunos casos que me ha tocado vivir personalmente que son realmente ejemplares. El otro día fuimos, hace tres semanas, con el Presidente de la República a una empresa de Puebla que se le dio el reconocimiento de Empresa Incluyente por tener discapacitados, prácticamente todos sus trabajadores son síndrome de dawn. De los cerca de 100 trabajadores la puntualidad que tienen estos señores es envidiable, no creo que otra empresa de este país la tenga. Su hora de entrada es a las ocho de la mañana y su promedio de llegada a la empresa es de las siete y media de la mañana. Han tenido un solo retraso en 100 trabajadores en cerca de cuatro meses.

Pero lo más importante y eso es donde usted ha puesto el énfasis, es la productividad de estos trabajadores. Es superior a la de otros trabajadores que aparentemente no tienen discapacidad.

Pero también tenemos grupos para mujeres sobre todo mujeres indígenas que son los grupos más vulnerables de los vulnerables, para adultos mayores, para jóvenes, para jornaleros, para ex presidiarios o presidiarios, para personas enfermas de VIH-SIDA, para todos estos grupos vulnerables tenemos un programa específico que si ustedes nos asignaran un poco más de recursos podríamos hacer un poco más, pero no es el tema ahora la asignación de recursos.

Me pide mi opinión sobre la disminución de la jornada laboral para este tipo de grupos, pues en muchos casos sí se usa y se determina. Lo que no se contempla y al menos no se ha planteado así es las jornadas por horas. Eso no lo hemos discutido en la reforma laboral pero sí hay jornadas reducidas y el limitante pues es que les paguen el salario mínimo al menos, si se puede más pues que ganen más.

Sobre los riesgos laborales, que efectivamente es una de las responsabilidades de esta Secretaría, también tenemos la Dirección General de Seguridad y Salud en el Empleo que como usted sabe ha implementado un programa que a mi me parece muy bueno y muy razonable. Precisamente tenemos poco personal para hacer las inspecciones que desde la vez pasada otra intervención nos solicitaba un Diputado, pero tenemos un programa de autoevaluación en donde las empresas llenan un formulario, se inscriben en un seguro con un nivel de riesgo que es el que ellos consideran que tienen y después llega la inspección.

Le puedo informar, no tengo las cifras en la mente ahora, pero el índice de siniestros, de siniestralidad ha disminuido en estas empresas, en que ellas mismas están calificando y evaluando y monitoreando su índice de siniestros y la disminución ha sido muy importante con un doble beneficio: para los trabajadores por el menor índice de accidentes y para las empresas porque están cotizando con una cuota menor en el Seguro Social.

Tomo lo de las prestaciones y luego terminar con lo del Seguro Social que usted menciona. No es una postura señor diputado y bueno, lo he mencionado en muchas ocasiones no únicamente ahora; no estoy de acuerdo en que se graven las prestaciones; no estoy de acuerdo en que se disminuya el ingreso real de los trabajadores que es finalmente lo que significaría; no nada más porque el año que entra vamos a tener una presión sobre los salarios es evidente.

Si hoy los trabajadores ganan una cantidad y se les va a quitar un 5% menos por este gravamen, seguramente van a pedir al año que entra y con toda justicia, lo que se les quitó más su recuperación de la inflación, más su recuperación del poder adquisitivo y estaremos hablando de peticiones del 10, 15% que hoy le puedo asegurar, muchas empresas no pueden dar.

Desde el punto de vista laboral no lo puedo aceptar. Pero desde el punto de vista humano pues con el poder adquisitivo de los salarios quitarle todavía algo me parece que no es lo más correcto. No es una postura y estoy convencido de eso. Inclusive le puedo decir que no todo el mundo ha estado de acuerdo con mis declaraciones pero es un tema de convicción.

El problema del Seguro Social diputado, éste es un tema fundamental para este país, este país no es concebible sin el Seguro Social, el Seguro Social es una de las instituciones que han permitido hoy las condiciones que tenemos los mexicanos, por ejemplo en su expectativa de vida.

Hace 30 años la expectativa de vida de los mexicanos era de 65 años, hoy estamos 10 ó 15 años más; quiere decir que han funcionado los sistemas, han funcionado los sistemas de salud, de protección, de vacunación, de prevención y el Seguro Social no hay duda que es el pilar en este tema.

El problema que hoy tiene el Seguro Social y usted lo sabe muy bien, que afecta a los derechohabientes pero sobre todo a los trabajadores en donde el Seguro funciona como un patrón o sea los sindicalizados al sindicato, es que su esquema de pensiones fue diseñado para una realidad diferente cuando efectivamente había muchos trabajadores que aportaban y muy pocos que cobraban su jubilación. A veces hablamos de una relación de 20 a 1, 20 activos por 1 jubilado; hoy estamos en relaciones de menos de 10 a 1 y pronto estaremos en relaciones de 3 a 1; quiere decir que entre 3 personas con su aportación tendrían que sostener a un jubilado, lo cual significaría que tendría que aportar el 30% de su salario, 33%. Eso es inconcebible.

Pero esto se debe a que efectivamente hoy tenemos mexicanos que viven mucho más y eso es bueno y que tienen enfermedades que son mucho más caras en su atención, las enfermedades degenerativas son muy caras.

Tenemos que adecuar nuestro sistema pensionario; es un imperativo; el Seguro Social pronto estará en imposibilidad de cumplir con su función si no hacemos una adecuación al mecanismo de jubilaciones y pensiones. Ustedes hicieron una modificación a la ley, que le prohibe al Seguro contratar, sustituir o reemplazar a una persona si no tiene fondeado su pensión.

Me parece que es una buena iniciativa. También le prohibe tomar de otros montos para el fondeo. Pero tenemos que hacer el otro cambio, que es el cambio en el contrato colectivo de trabajo para los trabajadores del Seguro Social. En eso estamos trabajando, en estas semanas ya están instaladas las mesas para discutir tanto la revisión del contrato colectivo y su petición de aumento en el tabulador, como las condiciones de jubilación. Es un tema muy importante en donde también el Legislativo tendrá un papel muy importante.

Y lo de las prestaciones se me pasaba decir que bueno, ustedes aprobaron esta reforma por unanimidad entiendo, fue una unanimidad. Yo creo que no se hizo el cálculo en el efecto que iba a tener porque se menciona que por un lado va a tener una disminución y por otro lado un aumento. Pero el resultado neto es una disminución en ingresos de los trabajadores y ustedes tienen en sus manos el volver a dar marcha atrás en esto para que no afecte a los trabajadores.

El Presidente de la Comisión, diputado Enrique Burgos García: Gracias.

Diputado David Hernández, su derecho de réplica.

El diputado David Hernández: Gracias. Con su permiso.

Le agradezco su franqueza y la verdad que tanto para el Legislativo como para los trabajadores, va a ser de mucho apoyo el que usted le entre también al cabildeo con nuestros compañeros legisladores de Acción Nacional, que son los que se oponen y principalmente en su esfera que sería con el Secretario de Hacienda que acepte la derogación que vamos a hacer y también señor, que nos ayude con el señor Presidente para que no vaya a regresárnosla con observaciones. Es decir, le encargamos que ése apoyo se convierta en acciones.

Decirle que la verdad pues las cifras no me dan de los dos millones. De verdad que leímos por ahí el tomo que nos mandaron, en el capítulo de "generación, meta de puestos y ocupación y crecimiento" y la verdad que en los cuadros que se nos presentan, por ningún lado salen los dos millones ¿eh?… los dos millones de empleos.

La verdad que no sabemos. Probablemente sean acciones, probablemente con las llamadas que se hayan atendido pero las cifras ya estuvieron comentadas aquí y qué bueno que ya se sugería que hiciéramos reuniones de trabajo, en donde pudiéramos realmente no criticar o que quedara nada más en una fotografía sino que tengamos reuniones de trabajo en donde podamos avanzar por el bien de todos.

Decirle que nos preocupa que no vaya a suceder otro Euzkadi allá en Lázaro Cárdenas, con la intención probable de esa empresa de cerrar de manera definitiva y de esas empresas, y que estaríamos muy agradecidos de la atención que usted ponga para poder resolver, así como de una u otra forma se resolvió muy sanamente lo de Euzkadi.

Comentarle que para el grupo del sector obrero de legisladores de esta Cámara, consideramos que durante los cinco años transcurridos de la actual administración del gobierno del presidente Fox, la verdad es que los resultados en materia laboral en cuanto a crecimiento económico, son negativos.

Decirle que realmente no vemos el avance de los empleos permanentes, ni dignos, seguros ni competitivos y que sabemos de su intención de ponernos a trabajar juntos para poder realmente en todo este año –debemos de verlo así- a diferencia de cómo a veces los medios lo manejan de que se acabó sino en todo este año que nos queda, poder sacar muchos acuerdos y que no solamente sean esos puentes que se han estado hablando aquí.

Que realmente podamos juntos reactivar la economía nacional y su principal componente, el sector laboral.

Requiere decisiones de usted. Requiere de la participación firme de usted y sobre todo que sabemos que usted tiene la idea muy clara de lo que se tiene que hacer.

Muchas gracias.

El Presidente de la Comisión, diputado Enrique Burgos García: Muchas gracias señor diputado David Hernández. Quisiéramos, para concluir esta reunión, reiterar nuestro agradecimiento. Subrayo la presencia del diputado Miguel Alonso Raya, presidente de la Comisión de Seguridad Social de esta Cámara de Diputados.

Agradecerle señor Secretario su participación, sus consideraciones, sus referencias.

Y retomando una expresión coincidente prácticamente de todos los participantes, creo que efectivamente el esquema y el modelo de la comparecencia está agotado, está superado y creo que de manera respetuosa aunque no con la formalidad de estos esquemas, podríamos tomarle la palabra de provocar una próxima reunión que nos permita profundizar, compartir y lo más relevante, construir alternativas, construir propuestas de todo ello.

Estamos convencidos de que los tiempos actuales requieren la corresponsabilidad de los dos componentes del gobierno. Son tres pero en este caso el Legislativo y el Ejecutivo sin duda alguna tienen una corresponsabilidad que tenemos que compartir y asumir a plenitud.

Estamos confiados en que se conserve la congruencia en los niveles de interlocución y entre los actores de esta interlocución y que ninguno caigamos en ése riesgo o en esa referencia de cómo en el taller de Penélope, tejer de día y destejer de noche. Creo que la obligación es para los dos Poderes, frente a nosotros mismos y frente a la Nación, desde luego.

Estamos construyendo experiencias que para la Nación resultan nuevas, los impactos de la globalización, lo hemos sostenido, son reales e inevitables, pero siguen siendo profundamente injustos y por eso tenemos que construir nuevos modelos y nuevas referencias.

La reiterada alusión que hacemos a aquella frase acuñada por el pensamiento español desde el siglo XIX de no repetir los errores de la historia o aprender de la historia, por supuesto que serán válidos, finalmente, todos son circunstancias y escenarios cambiantes.

Por lo tanto, tendremos que aprender de los errores del pasado y de los errores del presente y en un esfuerzo conjunto, reiterar al señor Secretario de Trabajo y Previsión Social, la disposición y el compromiso y la convicción del conjunto de la Cámara y en particular de esta Comisión de Trabajo para profundizar y traducirlo en un incremento a la productividad legislativa.

Muchas gracias por su presencia.

De la versión estenográfica de esta reunión enviaremos copia al señor Presidente de la República para los efectos de la Ley Orgánica del Poder Legislativo Federal.

Muchas gracias, se levanta la sesión.