Comparecencia del secretario de Trabajo y Previsión Social,
Francisco Javier Salazar Sáenz,
Sexto Informe de Gobierno del Presidente Vicente Fox Quesada

Instalación de la Mesa: Tomás Del Toro del Villar

Exposición por parte del funcionario del Ejecutivo Federal: Francisco Javier Salazar Sáenz

PRIMER TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Humberto Dávila Esquivel, Nueva Alianza
Respuesta: Francisco Javier Salazar Sáenz
Réplica: Humberto Dávila Esquivel, Nueva Alianza

Pregunta: Ricardo Cantú Garza, Partido del Trabajo
Respuesta: Francisco Javier Salazar Sáenz
Réplica: Ricardo Cantú Garza, Partido del Trabajo

Pregunta: José Antonio Arévalo González, Partido Verde Ecologista de México
Respuesta: Francisco Javier Salazar Sáenz
Réplica: José Antonio Arévalo González, Partido Verde Ecologista de México

Pregunta: Patricio Flores Sandoval, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Francisco Javier Salazar Sáenz
Réplica: Diego Aguilar, Partido Revolucionario Institucional

Pregunta: José Antonio Almazán González, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Francisco Javier Salazar Sáenz
Réplica: Rosario Ortiz Magallón, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Francisco Antonio Fraile García, Partido Acción Nacional
Respuesta: Francisco Javier Salazar Sáenz
Réplica: Juan Manuel Sandoval Munguía, Partido Acción Nacional

SEGUNDO TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Jesús Cuauhtémoc Velasco Oliva, Convergencia
Respuesta: Francisco Javier Salazar Sáenz
Réplica: Jesús Cuauhtémoc Velasco Oliva, Convergencia

Pregunta: Ana María Ramírez Cerda, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Francisco Javier Salazar Sáenz
Réplica: Ana María Ramírez Cerda, Partido Revolucionario Institucional

Pregunta: Juan Carlos Velasco Pérez, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Francisco Javier Salazar Sáenz
Réplica: Juan Carlos Velasco Pérez, Partido Revolucionario Institucional

Pregunta: Adrián Pedrozo Castillo, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Francisco Javier Salazar Sáenz
Réplica: Daniel Dehesa Mora, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Efraín Arizmendi Uribe, Partido Acción Nacional
Respuesta: Francisco Javier Salazar Sáenz
Réplica: Margarita Arenas Guzmán, Partido Acción Nacional

TERCER TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Alfredo Barba Hernández, Partido Revolucionario Institucional
Respuesta: Francisco Javier Salazar Sáenz
Réplica: Patricio Flores Sandoval, Partido Revolucionario Institucional

Pregunta: Tomás del Toro del Villar, Partido Acción Nacional
Respuesta: Francisco Javier Salazar Sáenz
Réplica: Beatriz Collado Lara, Partido Acción Nacional

Pregunta: Ramón Almonte Borja, Partido de la Revolución Democrática
Respuesta: Francisco Javier Salazar Sáenz
Réplica: José Luis Gutiérrez Calzadilla, Partido de la Revolución Democrática

Pregunta: Carlos René Sánchez Gil, Partido Acción Nacional
Respuesta: Francisco Javier Salazar Sáenz
Réplica: Tomás del Toro del Villar, Partido Acción Nacional

Comentarios finales: Tomás del Toro del Villar


El Presidente diputado Tomás Del Toro del Villar: Muy respetuosamente quiero solicitar al Secretario de la mesa al doctor Navarro Quintero, pudiera hacer del conocimiento para información de los presentes, la asistencia de diputados y diputadas a esta reunión, por favor.

El Secretario diputado Miguel Angel Navarro Quintero: Como no, señor Presidente de la Comisión del Trabajo, diputado Tomás del Toro, informamos que hay quórum tanto de las Comisiones de Trabajo como de la Comisión de Seguridad Social para iniciar a la comparecencia del señor secretario Francisco Javier Salazar Sáenz, señor Presidente.

El Presidente diputado Tomás Del Toro Del Villar: Muy amable, señor Secretario. Con todo respeto se da inicio a la reunión de Comisiones Unidas del Trabajo y Previsión Social y de Seguridad Social, que tiene por objeto recibir la comparecencia del ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz, secretario del Trabajo y Previsión Social, para el análisis del VI Informe de Gobierno del Presidente Vicente Fox Quezada en el ramo de su competencia.

En virtud de que el acuerdo parlamentario aprobado por las Comisiones del Trabajo y Previsión Social y de Seguridad Social que ha sido publicado en la Gaceta Parlamentaria de los días 16 y 17 de octubre del 2006, rige la comparecencia del ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz, secretario del Trabajo y Previsión Social de hoy miércoles 18 de octubre del 2006 para el análisis del VI Informe de Gobierno del Presidente Vicente Fox Quezada, pongo respetuosamente a consideración de estas Comisiones Unidas la dispensa de la lectura de la misma.

Señores diputados que estén a favor de ella, levantar la mano, los que estén a favor de que se dispense… (Votación) Muy amables. Los que estén en contra, por favor manifestarlo…(Votación) Okey, dispensamos la lectura del acuerdo. Y ya se encuentra en el salón de recepción de esta Cámara de Diputados el ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz, secretario del Trabajo y Previsión Social y se designa en comisión para recibirlo e introducirlo a este recinto a los siguientes diputados: Alfonso Bello; Gustavo Ramírez; Margarita Arenas; Beatriz Collado; Rosario Ortiz; José Luis Gutiérrez Calzadilla; Patricio Flores; Alfredo Barba

Pidiéndoles muy respetuosamente cumplan con su cometido.

Le damos la más cordial de las bienvenidas a esta comparecencia ante las Comisiones Unidas del Trabajo y Previsión Social y de Seguridad Social en las materias respectivas al señor secretario ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz, secretario del Trabajo y Previsión Social.

Gracias por su presencia señor secretario y para dar cumplimiento, vamos a dar lectura a la base cuarta, comunicándoles que contaremos con la exposición del señor secretario hasta por ocho minutos escrupulosamente. En el mismo sentido una primera ronda de cuatro minutos para el posicionamiento de las distintas fracciones parlamentarias escrupulosamente hasta por cuatro minutos, con derecho a réplica de hasta por dos minutos. Rogándoles por favor nos apeguemos al tiempo establecido en el acuerdo correspondiente.

Tiene la palabra el señor Secretario del Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz: Muchas gracias señor diputado.

Señor diputado Tomás Del Toro del Villar, Presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social. Señor diputado Miguel Ángel Navarro Quintero, Presidente de la Comisión de Seguridad Social. Señoras legisladoras, señores legisladores: Comparezco ante esta soberanía para contribuir al análisis del Sexto Informe de Gobierno presentado por el Presidente de la República.

Para tal efecto les hemos entregado el informe de labores de la secretaría, por lo que me concentraré en exponer a ustedes los criterios y lineamientos seguidos en el desempeño de nuestra función y enseguida escuchar atentamente sus observaciones.

En su mensaje político el Presidente dijo: La consolidación de la democracia pasa por la construcción de un proyecto incluyente de nación conformado por todas las propuestas políticas. Para la construcción de este proyecto ya se han puesto los cimientos: estabilidad económica y democracia política. Para el resto del proyecto faltan los acuerdos entre las fuerzas políticas y sociales, con el fin de ordenar las instituciones y hacer que funcionen para el bien de México.

En estos años ha quedado claro lo que podemos hacer con acuerdos y también lo que sin acuerdos tenemos que lamentar. Con acuerdos, no unánimes por supuesto, logramos que la estabilidad económica se convirtiera en objetivo político de estado. Ya desde antes habíamos alcanzado gradualmente otro objetivo fundamental, me refiero a la democracia en los procesos electorales.

En relación a los temas que nos ocupan, el Presidente mencionó que la estabilidad económica no se ha reflejado suficientemente en la generación de empleos. Por eso reconoció que generar trabajo digno y oportunidad de ingreso para todas las familias y personas, continúa siendo un reto para México.

No obstante lo anterior, debo mencionar que hasta el 30 de septiembre pasado, estaban registrados 13 punto nueve millones de trabajadores asegurados en el Instituto Mexicano del Seguro Social, lo que demuestra la continuidad en la recuperación del empleo asegurado.

En lo que va del 2006 hay un incremento acumulado de 835 mil plazas, se estima que para finales del año habrá más de un millón de nuevos trabajadores asegurados en el Instituto. Por supuesto que estos datos nos alientas, aunque todavía están muy lejos de lo necesario.

Ustedes saben que el gobierno interviene relativamente poco en la creación directa de empleos, porque su misión fundamental consiste en promover un mejor entorno para estimular las inversiones y los esfuerzos de los sectores privado y social, encaminados a la generación, consolidación y desarrollo de los puestos de trabajo. La empleabilidad y la capacitación de la mano de obra, su vinculación permanente al sistema educativo, así como la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

Conforme a esta misión y a los principios de la nueva cultura laboral, desde la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, hemos propuesto que el empleo y la ocupación productiva, se conviertan en el eje transversal de las políticas públicas, esto es, en objetivo de estado.

Porque no basta con impulsar el crecimiento económico para generar empleos, para ello se necesita de una política deliberada que sea capaz de hacer que el crecimiento también produzca empleo y ocupación productiva, acompañadas con el conjunto de las condiciones que aseguren el bienestar de las personas.

Dadas las características de las fuerzas que hoy impulsan el desarrollo, el trabajo se vuelve escaso y precario en el mundo. En algunas regiones tienden a degradarse las condiciones que definen al trabajo digno. Por la fuerte competencia hay países que deciden rebajar deliberadamente las condiciones de trabajo.

Tal es la dimensión de nuestro reto. Por un lado tenemos que defender los empleos existentes ante las difíciles condiciones internacionales, por otro, con recursos limitados tenemos que crear el número suficiente de puestos de trabajo para satisfacer la demanda creciente de las nuevas generaciones y además tenemos que lograr que el empleo responda a las características básicas del empleo digno.

Se trata, pues, de un enorme desafío intelectual, político y creativo para nuestra generación. La tarea consiste en poner al empleo como objeto central de la política del Estado, para sumar los esfuerzos de todas y todos.

Por otro lado, la abierta competencia económica internacional ha causado múltiples desequilibrios, productivos y laborales en el país. La informalidad ha crecido igual que la migración. En este campo cabe decir que dentro del ámbito de su competencia, la Secretaría ha promovido el conocimiento de los derechos laborales de los trabajadores mexicanos en el extranjero, independientemente de su condición migratoria.

Así, las estructuras sociales y las formas de organización y representación de México, de mediados del siglo XX que impulsaron el desarrollo durante muchos años hace tiempo que dejaron de ser plenamente funcionales para la nueva realidad social.

En este contexto se explican las enormes dificultades que hoy enfrentamos en el financiamiento y la adecuación de las estructuras de las instituciones que coadyuvan en el bienestar de los trabajadores y sus familias, en particular el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.

Lo mismo podemos decir de los regímenes de pensiones y jubilaciones diseñados para otras épocas. La tarea será imposible de no lograrse los acuerdos políticos entre gobierno, trabajadores y empresarios, así como entre los partidos políticos, con el fin de impulsar el crecimiento económico, el fortalecimiento de las finanzas públicas y la capacidad financiera de las empresas.

Por otro lado, mantuvimos en alto la bandera de la defensa del salario de los trabajadores; podemos afirmar con mucha satisfacción que por primera vez en 30 años, no sólo se detuvo el deterioro continuo que sufrió desde 1976, sino que se logró el inicio de su recuperación.

En lo que va del sexenio del gobierno del Presidente Fox se ha logrado una recuperación del salario promedio de cotización en el Instituto Mexicano del Seguro Social, del 18 por ciento. Asimismo, en el sector manufacturero y en la maquiladora, la recuperación real de las remuneraciones alcance en este momento el 9.4 por ciento y el 9.06 por ciento, respectivamente.

El respeto, la tolerancia, la transparencia, el diálogo, entre otros, fueron los valores que nos guiaron en nuestro compromiso para armonizar los factores de la producción.

En 70 meses de gobierno del Presidente Fox han estallado 259 huelgas, cantidad inferior a las estalladas en el mismo período durante las tres últimas administraciones: 280, 825 y mil 178 de la anterior a la ulterior, respectivamente.

Señores legisladores, el país necesita una modernización laboral profunda que abarque las leyes, las instituciones y la cultura del trabajo en su sentido más amplio. Necesitamos que entre las organizaciones de los sectores productivos y el gobierno se consoliden las relaciones libres, democráticas y transparentes.

Jamás hemos apoyado relaciones corporativas o clientelares; nos hemos empeñado en cumplir las disposiciones de la ley vigente y políticamente nos hemos pronunciado por encontrar soluciones democráticas a los conflictos de orden intrasindical que se han presentado.

Tal ha sido nuestra divisa: que sean los trabajadores los que decidan libremente su destino. La democracia política nos ha permitido afianzar la estabilidad económica. Ahora tenemos que consolidarlas por medio del empleo y la justicia social.

El futuro de nuestra democracia como sistema de vida nos va en ello. Muchas gracias.

El Presidente diputado Tomás del Toro del Villar: Muchas gracias, señor secretario de Trabajo y Previsión Social. Para continuar los trabajos de esta reunión les informo que las fracciones parlamentarias con representación en estas comisiones han inscrito para la primera ronda de preguntas y respuestas, con temas relativos a la competencia de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, a los siguientes diputados:

Por Nueva Alianza, el diputado Humberto Dávila Esquivel,

Por el Partido del Trabajo, el diputado Ricardo Cantú Garza,

Por el Partido Verde Ecologista de México, el diputado José Antonio Arévalo González,

Por el Partido Revolucionario Institucional, el diputado Patricio Flores Sandoval,

Por el Partido de la Revolución Democrática, el diputado José Antonio Almazán González

Tiene la palabra el diputado Humberto Dávila Esquivel hasta por cuatro minutos, del Partido Nueva Alianza.

El diputado Humberto Dávila Esquivel: Con su venia, señor presidente. Compañeras y compañeros diputados. Licenciado Francisco Javier Salazar Sáenz, secretario de Trabajo y Previsión Social, compañeras y compañeros.

En Nueva Alianza queremos ratificar nuestro compromiso y apoyo a las acciones de gobierno que se traduzcan en ordenamientos que ayuden a superar las dificultades que han deteriorado las relaciones laborales en nuestro país. El compromiso de Nueva Alianza es contribuir a que se busquen los cauces institucionales que nos ayuden a reencontrar el rumbo del desarrollo y consoliden la transición laboral desde el viejo arreglo corporativista y autoritario, hacia uno sustentado en la democracia, la transparencia y la autonomía de las organizaciones sindicales.

Lo fundamental es crear formas democráticas de gobernabilidad laboral que respondan a los intereses legítimos de los trabajadores a través de las instituciones y la vigencia plena del estado de derecho. El Partido Nueva Alianza está empeñado en luchar por la consolidación de un marco jurídico en el que los trabajadores hagan efectivos sus derechos laborales y su libertad sindical.

Señor secretario, aspiramos a no más Pasta de Conchos, a no más casos como el de Sicartsa; a no más conflictos intersindicales, a no más explotación infantil, discriminación laboral de la mujer y de los adultos mayores.

En Nueva Alianza creemos en una nueva cultura laboral que proteja los derechos laborales de las mujeres, los niños, los adultos mayores y haga compatible el crecimiento con la productividad, la remuneración justa y la promoción del empleo y que además otorgue justicia laboral a través del Poder Judicial, dejando atrás las juntas de conciliación y arbitraje dependientes del Ejecutivo.

Nuestra posición respecto a los sindicatos es que, en ejercicio a su autonomía, éstos deberán redefinir su futuro a través de un amplio diálogo, con respeto a su normatividad interna, sin intervenciones y respetando los derechos de los trabajadores y sus organizaciones. En Nueva Alianza creemos en la necesidad de construir un sistema de justicia laboral que sea independiente y se consolide en un auténtico estado de derecho.

Señor secretario, no podemos ignorar los rezagos y asuntos que han colocado a esta dependencia en el debate nacional. El tema del desempleo no es un problema nuevo, consideramos que es responsabilidad del gobierno federal el promover acciones y políticas para conservar los empleos actuales y generar los nuevos.

Le pregunto, señor secretario. Desde su dependencia, ¿qué se está haciendo para fortalecer la oferta del empleo? ¿Qué se está haciendo en materia de capacitación y cómo se está apoyando a los trabajadores que pierden su trabajo?

Por otro lado, señor secretario. Los rezagos en materia de justicia laboral siguen estando presentes, por ello queremos señalar nuestra preocupación y demandar su atención inmediata. La reforma laboral como compromiso del actual gobierno, quedó pendiente. Señor secretario, desde su punto de vista, ¿cuáles fueron las causas de este estancamiento en ésta importante reforma? Por sus respuestas, señor secretario, muchas gracias.

El Presidente diputado Tomás del Toro del Villar: Muchas gracias, diputado Humberto Dávila. Tiene la palabra el ingeniero Francisco Javier Salazar, secretario del Trabajo, hasta por cuatro minutos.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz: Muchas gracias, diputado. Agradezco su intervención, señor diputado Humberto Dávila Esquivel. Creo que coincidimos en gran parte de sus planteamientos.

Todos tenemos que buscar cómo superar las dificultades que hoy se viven, no nada más en México en el mundo laboral, sino en todo el mundo y coincidimos también en que la salida para enfrentar estos problemas es a base de formas democráticas y dejar atrás los modelos autoritarios verticales.

Coincidimos también en que la salida para enfrentar estos problemas es a base de formas democráticas y dejar atrás los modelos autoritarios verticales. Coincido en que ojalá nunca más volviéramos a tener otra Pasta de Conchos u otro enfrentamiento como el que tuvimos en Sicarsa.

Y estamos combatiendo y nos daría mucho gusto enviarle, señor diputado, los programas para erradicar la explotación infantil, de las peores formas de trabajo infantil, y sobre lo que hemos hecho para lograr una mayor equidad en el mundo del trabajo, tanto para mujeres y adultos mayores y grupos en situación de vulnerabilidad.

El tema de las juntas de Conciliación y Arbitraje es un tema que se ha prestado a amplios debates y yo creo que sería muy importante que aquí, en esta Comisión, en estas comisiones, pusieran el tema sobre la mesa y ustedes, como legisladores, llegaran a una decisión. Efectivamente, hay países que manejan la justicia laboral dentro del Poder Judicial y otros países que la manejan dentro de los ámbitos laborales. Es un tema que a ustedes les corresponde, pero el camino, como usted lo dice, es el diálogo y siempre respetando la decisión de los trabajadores.

Coincido en que el problema que hoy tenemos es qué vamos a hacer con el desempleo o, visto desde el otro lado, cómo hacemos para impulsar el empleo, para conservar nuestras plazas productivas y para generar todas las que necesitan los millones de jóvenes que se incorporan.

Yo creo que superamos ya la etapa en la que el gobierno era un empleados y que se hacía crecer a la burocracia de una manera injustificada. Me parece que esa etapa ya no funciona. Hoy lo que hemos logrado es que se puedan generar empleos a través de las inversiones de los particulares, no nada más de las grandes inversiones, que son bienvenidas, sino también de pequeñas inversiones, de muchos pequeños negocios que hoy se están generando y que eso nos ha permitido generar lo que hoy estamos considerando en nuestras cifras.

Lo que usted oyó en mi intervención, señor diputado, es una cifra que se puede verificar. Efectivamente, hasta el 30 de septiembre tenemos más de 835 mil plazas formales, solamente en el Instituto Mexicano del Seguro Social; no es todo el empleo formal. Hay muchos otros puestos, profesionistas, pequeños comerciantes, que no están en el Seguro Social y que es empleo formal. Así que nuestro estimado es que sí podremos lograr la meta que se había pensado en un tiempo muy difícil de un millón de empleos formales en el año.

Qué estamos haciendo con desempleados en capacitación. Usted sabe, señor diputado, que los principales programas que manejamos nosotros en el presupuesto que ustedes nos asignan con el Programa de Apoyo al Empleo y el programa de Empleo a la Capacitación. Ambos financiados, en parte, con recursos fiscales y con recursos internacionales. Se distribuyen a lo largo de todo el país.

Nosotros sí creemos en la capacitación, le apostamos a la capacitación, creemos que es la manera como este país puede ser cada vez más productivo. Invertir en lo mejor que tenemos, que son las personas, los trabajadores. Para nosotros, los trabajadores son la parte más importante dentro de la empresa; más importante que el capital y que la maquinaria son los trabajadores. Y si eso lo consideramos así, hay que invertir en ellos con capacitación y apoyo a las personas que tengan algún problema de desempleo.

La reforma laboral, señor diputado —termino con esto—, nosotros hicimos nuestro trabajo, logramos un acuerdo entre trabajadores y empleadores, se envió a esta Legislatura y las legislaturas lo han dejado pendiente. Así es que esperamos la resolución de ustedes. Gracias, señor diputado.

El Presidente diputado Tomás del Toro del Villar: Gracias por su respuesta, señor secretario. Tiene réplica, hasta por dos minutos, el diputado Humberto Dávila Esquivel, del Partido Nueva Alianza.

El diputado Humberto Dávila Esquivel: Señor secretario. Nos informa que son 835 mil plazas el acumulado del gobierno del Presidente Fox. Sin embargo, cada año se incorporan un millón de jóvenes al mercado, es decir, tenemos un déficit de más de cinco millones de empleos, déficit que se continuará incrementando, lamentablemente.

Es cierto que el gobierno no tiene que crear los empleos, pero sí es su obligación generar las condici8ones para su creación a través de la convocatoria a sectores productivos, a través de la capacitación, a través del impulso al desarrollo regional. En síntesis, cumpliendo con la función de gobierno.

Señor secretario, coincidimos con usted en que es derecho de los trabajadores decidir la forma y rumbo de sus organizaciones. Los sindicatos son y deben ser actores centrales de nuestro desarrollo democrático. Muchas gracias.

El Presidente diputado Tomás del Toro del Villar: Muchas gracias, diputado Humberto Dávila. Para sus preguntas yo posicionamiento, tiene la palabra el diputado Ricardo Cantú Garza, del Partido del Trabajo, hasta por cuatro minutos.

El diputado Ricardo Cantú Garza: Gracias diputado presidente. Compañeras y compañeros diputados. Señor secretario Francisco Javier Salazar. Como todos sabemos en nuestro país todavía hay sindicatos donde continúa imperando la antidemocracia y el aniquilamiento sistemático de las disidencias. Esto lo pudimos constatar plenamente en las recientes elecciones para renovar la dirigencia sindical en el sindicato petrolero de la República Mexicana.

En menos de 20 minutos se acreditó y verificó que más de dos mil trabajadores pertenecían a la sección 11 con sede en Anchital, Veracruz, que agrupa a más de 10 mil miembros. Así se hizo en el resto de las demás secciones sindicales, es decir, sólo bastaron 20 minutos para que a mano alzada los trabajadores eligieran a sus nuevos representantes.

Esta cuestión no sólo se da en el sindicato petrolero, también hay quejas de trabajadores de otros sindicatos del país y que los inspectores de la Secretaría a su cargo dan fe de hechos inexistentes y que se prestan a este juego antidemocrático a cambio de prebendas.

Por eso le quiero preguntar, señor secretario, ante las irregularidades cometidas en las elecciones del sindicato petrolero, ¿cómo es posible que la Secretaría a su cargo entregue la toma de nota a las nuevas dirigencias de las secciones?

Para poner un freno a todos los sindicatos antidemocráticos, nosotros le proponemos que los inspectores de la dependencia a su cargo cumplan con su papel de vigilar de manera directa todo el proceso de elección sindical. Asimismo, que verifiquen que dicho proceso se apegue a los estatutos, que comprueben que los votantes sean realmente trabajadores de las empresas, que se cumpla con el quórum legal, porque muchos de los que acceden al recinto sindical no son trabajadores y sólo asisten para legitimar procesos espurios.

También queremos preguntarle su opinión con relación a la necesidad de que los trabajadores mexicanos estén representados en los consejos de administración de las empresas, para garantizarles un reparto digno de utilidades, porque —como usted sabe— más de la mitad de las empresas de este país ya no pagan esta prestación laboral facultada por la ley. Esto a pesar de que en los últimos 15 años los grandes grupos empresariales han obtenido enormes ganancias derivadas de la mayor intensidad en la explotación del trabajo, producto de la apertura de nuestra economía al mercado mundial.

Por otra parte, señor secretario, ustedes están hablando de impulsar una nueva cultura laboral, pero en los hechos eso ya existe en nuestro territorio. Hoy tenemos empresas que tienen trabajadores a destajo, que han introducido el esquema laboral japonés, en donde los obreros y empleados laboran en equipo con alta productividad y remuneraciones paupérrimas.

La reforma laboral que proponen busca introducir contratos laborales temporales, ampliar los de prueba, reducir y, en su caso, anular la antigüedad, golpear y menoscabar el derecho a la libre sindicalización y a la huelga, impedir la injerencia del Estado en normatividades de defensa en los intereses de los trabajadores, entre otras cosas.

Para finalizar, porque ya se me terminó el tiempo, por sus comentarios y respuestas, muchas gracias.

El Presidente diputado Tomás del Toro del Villar: Muchas gracias, señor diputado. Tiene la palabra el ingeniero Francisco Salazar Sáenz.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz: Gracias, señor diputado. Con mucho gusto señor diputado Ricardo Cantú.

Nosotros no podemos ni queremos ni debemos intervenir en la vida interna de los sindicatos, en los procesos electorales, por lo tanto la Secretaría, así lo hemos expresado en múltiples ocasiones, sólo podemos actuar a posteriori, después de que han sucedido los procesos electorales de los sindicatos. Y nosotros actuamos en base a la documentación que nos presentan los propios sindicatos.

Si nosotros estuviéramos interviniendo desde antes, estaríamos me parece que violando un principio que sería la libertad democrática de cada sindicato, de utilizar los tiempos que ellos quieran, los procesos que ellos quieran, porque así no solamente lo marca nuestra legislación sino también los ordenamientos internacionales. Así que nosotros no podemos ni queremos intervenir en los procesos electorales internos.

Lo que sí podemos hacer y haremos, y eso se lo puedo garantizar señor diputado, se lo ofrezco, que una vez que nos llegue la documentación de los procesos, nosotros la analizaremos y veremos que se cumpla su convocatoria, sus estatutos y la legislación. Si eso sucede nosotros no podemos cambiar la decisión del sindicato. Si no sucede, haremos las observaciones que tenemos que hacer sobre lo que encontremos de deficiencia.

Sobre la presencia de los inspectores no la hacemos por motu proprio esas que tienen trabajadores a destajo que han introducido el esquema laboral japonés, donde los obreros y empleados laboran en equipo con alta productividad y remuneraciones paupérrimas.

La reforma laboral que proponen busca introducir contratos laborales temporales, ampliar los de prueba, reducir y en su caso anular la antigüedad; golpear y menoscabar el derecho a la libre sindicalización y a la huelga; impedir la ingerencia del estado en normatividades de defensa de los intereses de los trabajadores, entre otras cosas.

Para finalizar, —ya se me terminó el tiempo— por sus comentarios y respuestas, muchas gracias.

El Presidente diputado Tomás del Toro del Villar: Muchas gracias, señor diputado. Tiene la palabra el ingeniero Francisco Salazar Sáenz.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Salazar Sáenz: Gracias, señor diputado. Con mucho gusto señor diputado Ricardo Cantú.

Nosotros no podemos ni queremos ni debemos intervenir en la vida interna de los sindicatos, en los procesos electorales. Por tanto, en la Secretaría, así lo hemos expresado en múltiples ocasiones, sólo podemos actuar a posteriori, después de que han sucedido los procesos electorales de los sindicatos y nosotros actuamos en base a la documentación que nos presentan los propios sindicatos.

Si nosotros estuviéramos interviniendo desde antes, pues estaríamos, me parece que, violando un principio que sería la libertad democrática de cada sindicato, de utilizar los tiempos que ellos quieran, los procesos que ellos quieran, porque así no solamente lo marca nuestra legislación, sino también los ordenamientos internacionales. Así que nosotros no podemos ni queremos intervenir en los procesos electorales internos. Lo que sí podemos hacer y haremos, y eso se lo puedo garantizar, señor diputado, se lo ofrezco, que una vez que nos llegue la documentación de los procesos, nosotros la analizaremos y veremos que se cumpla su convocatoria, sus estatutos y la legislación. Si eso sucede, nosotros no podemos cambiar la decisión del sindicato. Si no sucede, haremos las observaciones que tenemos que hacer sobre lo que encontremos de deficiencia.

Sobre la presencia de los inspectores, no la hacemos por motu proprio, nosotros, esperamos a que nos solicite un Sindicato. Cuando el Sindicato lo solicita, enviamos a los inspectores, pero no van en carácter, ni siquiera de fedatarios, van en carácter de observadores, estrictamente observadores para no interferir en el proceso interno.

Y bueno, no podríamos pedirles que ellos sean los que vigilen y que se cercioren de una serie de documentos que eso solamente los órganos internos del propio sindicato lo pueden hacer. Estamos bien convencidos y coincidimos totalmente con usted, en que es una necesidad de que los trabajadores tengan el reparto de utilidades que les marca la ley. Es una obligación de los empresarios, no es una concesión.

Las empresas tienen la obligación de dar parte de las utilidades, como marca la ley a los trabajadores y eso, nosotros lo exigiremos. Si hay alguna violación, yo le agradecería que nos lo haga saber porque lo haremos que se corrija.

Y sobre los temas de la nueva cultura laboral, más que los temas puntuales que usted menciona, señor diputado, que son ciertos, hay que tomar buenos ejemplos de otras economías, como usted menciona, el modelo japonés, pero nosotros queremos que el centro de la nueva cultura laboral es otra cosa, es poner al ser humano como lo más importante de la empresa. No poner al capital como lo más importante, no la maquinaria, no los recursos naturales, sino las personas.

Y si de eso estamos convenidos, ahí es donde tenemos que invertir en educación, en capacitación, en actitudes, en buenas condiciones para los trabajadores, porque ese es el único camino que tenemos para hacer de nuestras empresas muy competitivas.

Y sobre el comentario que usted hace, señor diputado, sobre la Ley Federal de Trabajo, yo quisiera puntualizar que la labor de la Secretaría fue ser el espacio donde trabajadores y empleadores presentaron, llegaron a un acuerdo y lo presentaron a la Legislatura. No fue una iniciativa del Ejecutivo, fue un acuerdo de trabajadores y empleadores que se presentó en la iniciativa. En ese tiempo, tres partidos políticos lo presentaron como iniciativa: el PAN, el PRI y el Partido Verde. Sin embargo, como usted sabe, la iniciativa no ha sido dictaminada, ya va para cuatro años.

Yo podría discutir con usted, señor diputado, son temas muy válidos de discusión, los que usted ha mencionado, pero francamente es una responsabilidad de los legisladores ver las modificaciones que le hagan a esa y a cualquier iniciativa.

Lo que sí le podría yo decir, señor diputado, es que necesitamos una nueva legislación laboral. Ésta está ya superada por la realidad. No en los derechos de los trabajadores, esos hay que mantenerlos, pero sí en muchas otras formas de organización.

El Presidente diputado Tomás del Toro del Villar: Muchas gracias, señor Secretario. Hace uso de su derecho de réplica el diputado Ricardo Cantú, hasta por dos minutos.

El diputado Ricardo Cantú Garza: Le agradezco sus respuestas, señor secretario; sin embargo quiero comentar que para los trabajadores, la participación de los inspectores de la Secretaría del Trabajo, aparece como una validación de irregularidades que se presentan a los estatutos. Yo ahí lo que le pediría, respetuosamente a usted, es que pudieran poner atención sobre el papel que los inspectores juegan dentro de los procesos electorales que se dan al interior de los sindicatos.

Nosotros no estamos de acuerdo en que el gobierno y la Secretaría del Trabajo intervengan de manera directa de manera directa en la vida interna de los sindicatos, pero sí que de alguna manera sea una autoridad que permita o que ayude a que los estatutos se cumplan adecuadamente y que haya una conciliación entre los diferentes grupos sindicales; que no se dé el aniquilamiento en la disidencia.

Los trabajadores petroleros que se acercaron a nosotros nos decían que algunos de sus dirigentes disidentes habían sido jubilados con anticipación por Pemex, otros habían sido destituidos de su trabajo, etcétera y entonces se da una especie de contubernio entre la empresa, los dirigentes sindicales, para aniquilar la disidencia y esto es muy nocivo en la vida interna y democrática de un sindicato.

También quisiéramos señalar que no nos dio respuesta a qué piensa usted respecto de que los trabajadores tengan una representación en el Consejo de Administración para cuidar mejor el que se dé un justo reparto de utilidades, porque se comenta mucho de que hay varios libros y que a veces se escamotea esta prestación para los trabajadores.

Como terminó mi tiempo, sería todo por el momento y muchas gracias por su atención.

El Presidente diputado Tomás del Toro del Villar: Muchas gracias, diputado Cantú Garza. Tiene, hasta por cuatro minutos, para preguntas y/o su posicionamiento, el diputado José Antonio Arévalo González, del Partido Verde Ecologista de México.

El diputado José Antonio Arévalo González: Gracias, señor Presidente. Señor secretario Francisco Javier Salazar Sáenz, sea usted bienvenido a esta comparecencia. Señores diputados y diputadas; invitados.

Primero que nada, antes de iniciar mi posición, quería decir que estoy totalmente de acuerdo en que es necesario para este país una reforma laboral. Nosotros en el Partido Verde, estamos convencidos de que se requiere ya lo antes posible y yo como integrante de esta Comisión de Trabajo y Previsión Social, voy a hacer todo lo posible y voy a hacer todo mi esfuerzo para que esta reforma pueda darse en estos tres años.

Es ineludible que a todos los mexicanos nos preocupa de manera latente el índice de desempleo que existe en este país. El grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, quiere poner de manifiesto en esta comparecencia la inequidad en que año con año se sigan dando la desigualdad y la falta de oportunidades, de salarios de justicia, de erradicación de trabajo infantil; por ello es que siempre debemos intentar crear las mejores condiciones de bienestar para todos en este país.

Revisamos y repasamos siempre las distintas propuestas laborales, pero no concretamos mucho. En los últimos seis años no se ha cumplido con la promesa de la presente administración de generar más de un millón de empleos al año.

Por otro lado es cierto, sí, que el número de niños que trabajan en México disminuyó de manera sustancial en este año, según los datos de la OIT, pero falta mucho. Tenemos que redoblar los esfuerzos para contribuir a suprimir este fenómeno que se mantiene como desafío de muy elevadas proporciones.

Independientemente de las cifras estadísticas que muchas veces no son útiles para ubicar la realidad, es un hecho que muchos niños mexicanos se encuentran en condiciones de explotación o desempeñando tareas peligrosas que ponen en riesgo sus vidas o hacen que no puedan disfrutar de derechos fundamentales y vitales para su desarrollo como la educación, la recreación y el ocio.

El trabajo infantil debe ser una prioridad y observarse toda su gama de complejidades yendo más allá de los datos oficiales o de encuestas, informes o diagnósticos institucionales que muchas veces no nos muestran la verdadera cara del problema.

Otro tema que nos preocupa y nos ocupa, es el de la desigualdad tanto en los salarios y en la falta de oportunidades de trabajo para mujeres, menores salarios que los de los hombres; mayor índice de desempleo, difícil acceso a puestos superiores, ése es el panorama de millones de mujeres que lo viven a diario. Las mujeres perciben menos y trabajan más en razón de sus responsabilidades con la familia y el hogar, y el tiempo de ocio es más reducido.

Estas diferencias de género se reflejan en el tiempo dedicado a las necesidades personales, las tareas domésticas, la educación y el ocio. Por lo tanto, a la hora de evaluar las horas de trabajo remunerado y el no remunerado, la mujer tiende a trabajar más horas. En los cambios que se registran en la conciencia social y el crecimiento de las aspiraciones de las mujeres, se han incrementado gradualmente las brechas entre las necesidades de una participación activa en la vida pública y profesional en su realización.

Y qué decir de los jóvenes, incluso hablando de jóvenes profesionistas que no encuentran empleo, un desempleo en el ámbito juvenil es una amenaza social. Propicia la fragilidad y la exclusión e inutilidad que pueden dejar como resultado actividades ilegales. Si los jóvenes no pueden encaminar sus potenciales de manera positiva y productiva, la economía nunca tendrá un buen futuro.

No nos cabe duda que encontrar trabajo decente y agotar la crisis de empleo es uno de los retos más característicos de la presente administración. Pero aún así, la tasa de desempleo en jóvenes es muy elevada. Los que sí encuentran trabajo se enfrentan a jornadas laborales muy largas, a contratos de corta duración o informales, bajos salarios y poca o ninguna protección social.

Los más desfavorecidos, vuelvo a mencionar, son las mujeres. Con todas estas situaciones, los jóvenes se ven forzados a depender más de sus familias y a ser más susceptibles a toda forma de explotación.

De lo anterior, yo quiero preguntarle a usted señor secretario: ¿Qué está haciendo la Secretaría del Trabajo para promoción y creación de fuentes de empleo para los jóvenes y mujeres? ¿Cómo se les va a integrar en el mercado laboral? ¿Cuál será la culminación de las labores que realice la Secretaría a su cargo en los temas que me he referido en esta comparecencia? ¿Cuál será la herencia que dejará a la siguiente administración?…

El Presidente diputado Tomás del Toro del Villar: Concluya, señor diputado. Por favor.

El diputado José Antonio Arévalo González: ¿Qué evaluación nos puede dar sobre el desempleo en jóvenes, la desigualdad de empleo en el género de trabajo infantil? Y nada más para terminar, en México tenemos una gran cantidad de empleos informales, ¿cómo podemos lograr que estos empleos informales se vuelvan formales para que los trabajadores tengan prestaciones legales? Muchas gracias.

El Presidente diputado Tomás del Toro del Villar: Gracias señor diputado. Tiene hasta cuatro minutos, la palabra para respuestas, el señor secretario.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Salazar Sáenz: Muchas gracias señor diputado. Con mucho gusto señor diputado José Antonio Arévalo. Coincido totalmente con usted en la urgencia que tenemos de una reforma laboral. No podemos seguir en un país con una legislación que ha sido superada por la realidad. En algunos artículos incluso, no es fácil cumplir lo que marca la legislación pero el mundo del trabajo está evolucionando de una manera muy veloz, muy rápidamente y esta legislación se ha quedado en un estancamiento.

Yo exhorto y me da mucho gusto oír su opinión que usted estará impulsando que en esta Legislatura se pueda ya hacer una reforma laboral, en el sentido en que digan los señores diputados no en el que diga el Ejecutivo sino es precisamente los señores diputados y senadores los que tienen que hacer esta labor.

Sobre el índice de desempleo que usted menciona, señor diputado, tiene usted toda la razón. En México tenemos una tasa de desempleo abierta, alrededor del cuatro por ciento, ha ido subiendo o bajando un poco. A nivel mundial, no es una cifra de las más elevadas, tenemos más alta tasa de desempleo abierta en Estados Unidos y en Europa. Claro, algunos dicen "es que allá tienen seguro de desempleo y otros mecanismos", lo cual es cierto. Pero déjeme comentarle, sobre la promesa que se considera que hizo el Presidente Fox, en su campaña, al inicio de su gobierno, de un millón de empleos, creo que en los últimos dos años se está llegando, en este año a superarla y en el anterior muy cerca y estoy de acuerdo en que los primeros tres años tuvimos un momento muy difícil para la economía mexicana, pero también a la economía mundial. Yo quisiera comparar cómo le fue a nuestro país comparado con cualquier otro país de América Latina.

Me da gusto, señor diputado su preocupación por las mujeres, por los jóvenes y por los niños; coincidimos totalmente. Coincidimos en que las mujeres trabajan más y perciben menos y esto estadísticamente es muy duro pero hay que reconocerlo; para el mismo puesto de trabajo una mujer con las mismas responsabilidades muchas veces recibe un 40 por ciento menos de lo que recibe un varón y esto evidentemente que es una injusticia y tenemos que trabajar todos para superarlo.

Sobre el desempleo de los jóvenes, diputado, tiene usted razón, hay una tasa de desempleo del doble de la población en general en los jóvenes. Esto también es a nivel mundial. Por eso creo que una labor que hemos hecho y me parece que debe ser continuada, es nuestra insistencia y nuestra vinculación con las universidades para que no nada más consideren su responsabilidad, la preparación de los jóvenes, eso está bien, que salgan bien preparados de la universidad, pero la universidad también tiene una responsabilidad de saber qué para con los jóvenes una vez que egresan de su universidad. Y hoy le puedo decir que la gran mayoría de las universidades ya tienen programas de vinculación con el mundo del trabajo, a través de incubadores de empresas, de sistemas de preparación para ser empresarios, para que no los jóvenes estén esperando a ver quién les da trabajo, sino que también ellos piensen en la posibilidad de generar una empresa. Muchas de las grandes empresas en México y en el mundo han empezado sin capitales, sin grandes capitales, simplemente con ideas, con entusiasmo y muchas veces han sido generadas por recién salidos de la universidad. Nosotros tenemos varios programas sobre esto, me gustaría enviárselos, señor diputado, con mucho gusto lo hago, lo que estamos haciendo en nuestra Dirección de Equidad y Género en donde sí atendemos el problema de los niños, de los jóvenes y de las mujeres.

Coincido con usted en que hay que erradicar las peores formas de trabajo infantil, no nada más los esquemas de explotación y prostitución. Los niños deben dedicarse a estudiar, deben dedicarse a prepararse. Ya llegará el tiempo en que tengan su oportunidad para trabajar, pero es una injusticia ponerlos a trabajar desde pequeños.

Y termino nada más con una referencia a los informales: el Presidente Fox nos ha propuesto un programa para formalizar a los informales con tres pilares fundamentales: uno, el Seguro Popular, otro el régimen de pequeños contribuyentes y uno que manejamos nosotros que se llama "los talleres familiares", después podremos abundar sobre eso, señor diputado.

El Presidente diputado Tomás del Toro del Villar: Gracias por sus respuestas, señor secretario. Tiene su derecho de réplica, hasta por dos minutos, el diputado Arévalo González.

El diputado José Antonio Arévalo González: Gracias, señor presidente. Bueno, sí, el tema de los trabajadores informales es un tema que sí nos preocupa porque como todos sabemos, son trabajadores que no cuentan con las prestaciones de ley, eso es importante lo del Seguro Popular, pero creo que tenemos que tratar de que estos trabajadores informales trabajen de una manera formal, que tengan esa seguridad independientemente de que decidan o no estar en el Seguro Popular. En el momento en que un trabajador es formal, automáticamente tiene las prestaciones de ley que le dan esa seguridad tanto a él y a su familia de que en cualquier momento, en cualquier percance, van a tener los servicios de salud y otras cosas. Eso se nos hace muy importante.

Entendemos también el problema de la creación de empleos, cuando tenemos una inseguridad como la que tenemos en el país en este momento. La inseguridad desalienta la inversión, la inseguridad desalienta la creación de empleos y esto realmente es algo que tenemos que atacar y que no depende de su Secretaría, lo entendemos perfectamente.

Y hay un tema que hemos estado analizando y que nos preocupa, desgraciadamente no le puedo hacer la pregunta en el tiempo, es que se han creado muchos empleos, sí, muchos temporales, pero nosotros quisiéramos saber a qué le atribuiría usted este fenómeno de la creación de empleos temporales. Gracias.

El Presidente diputado Tomas del Toro del Villar: Gracias, diputado José Antonio Arévalo González.

Para sus preguntas y posicionamientos tiene la palabra el compañero diputado Patricio Flores Sandoval, del Partido Revolucionario Institucional, por favor.

El diputado Patricio Flores Sandoval: Con su permiso, señor presidente. Señor secretario sea usted bienvenido a este recinto. Compañeras y compañeros diputados. En el VI Informe de Gobierno, dentro del programa de Desarrollo Económico para el Bienestar de los Mexicanos se señala que gracias a una política económica responsable se ha mejorado la economía de los mexicanos en cuanto al poder adquisitivo de los salarios, logrando que el salario mínimo general promedio acumulado muestre un incremento real de diciembre de 2000 a julio de 2006 del 4.6 por ciento.

Sin embargo, en el México actual no se puede considerar a los incrementos y a la fijación de los salarios mínimos legales como otra cosa que no sea una auténtica y ofensiva vergüenza, ya que los aumentos acumulados en el período del Presidente Fox han sido de tan sólo ocho pesos con 32 centavos, lo que representa un raquítico incremento promedio de un peso 39 diarios, lo que no permite, en el caso del Distrito Federal siquiera comprar un boleto del metro y más absurdo es el pretender que con esos incrementos los trabajadores logren pagar alimentación, transporte, vestido, vivienda y esparcimiento de la familia; es decir, todos aquellos supuestos que debería garantizar un salario digno de acuerdo a la Constitución.

Es notorio que la política salarial se subordinó a las prioridades de la estabilidad de las variables económicas, un proceso mal entendido porque sacrifica invariablemente a la clase obrera.

Consideramos pues que la política salarial del actual sexenio ha sido especialmente restrictiva con los salarios dañando el poder de compra, significando pérdidas importantes en la calidad de vida y lastimando la cohesión social.

Por otro lado, se señala en el Informe que por los altos índices de estabilidad económica con los que cuenta el país se ha ido de la mano con el crecimiento en el bienestar de su gente y de sus posibilidades de insertarse en la planta laboral.

Asimismo, se establece que el número de trabajadores permanentes y eventuales afiliados al Seguro Social se ha incrementado en más de 318 mil, con lo que se alcanzó un máximo histórico de 11 millones 231 mil plazas.

Es de señalar que si bien se crearon los empleos antes señalados en el primer semestre del año 2006, de esto, un 78 por ciento son de carácter temporal y sólo un 22 por ciento se consideran empleos formales, lo cual dista mucho de una política de empleo sana y alentadora que pudiera revertir el problema en el Seguro Social.

De igual manera, se informa que al primer semestre del 2006 el nivel de desocupación disminuyó del 3.69 al 3.35, la cifra más baja en los últimos tres años de acuerdo al INEGI, algo con lo que no podemos estar de acuerdo porque ante la falta de inversión del sector productivo, la tasa del desempleo abierto que en el año 2000 era del 2.2 por ciento aumentó a finales del 2005 a una tasa que se ubica cerca del cuatro por ciento, lo cual demuestra lo erróneo de la política económica del actual gobierno.

Es importante hacer notar que en los últimos cuatro años el empleo informal aumentó 40 por ciento para alcanzar una cifra de 11.5 millones, los cuales no cuentan con el beneficio siquiera de la seguridad social.

En contrasentido, el empleo fijo creció sólo 147 mil 400 plazas, según cifras del Seguro Social y en este período se incorporaron a la población económicamente activa al menos seis millones, lo cual arroja un déficit de más de cinco millones de trabajos.

Ante este panorama, la economía está expulsando a más de 400 mil personas anuales que al no encontrar oportunidad de empleo en México lo buscan en el extranjero.

En consecuencia, uno de los logros, entrecomillado, de la administración foxista, es que alrededor del ocho por ciento de la población económicamente activas del país ha cruzado, principalmente a los Estados Unidos, para buscar una fuente de empleo fuera de su lugar de origen.

Consideramos, la diputación obrera del PRI y el movimiento obrero en general, que es necesario revertir las políticas de empleo y más aún, impulsar la inversión productiva en el país, ya que es una necesidad urgente crear los trabajos formales suficientes y dignos, en beneficio de la población especialmente los jóvenes.

Señor secretario, toda vez que su mandato al frente de la Secretaría de Trabajo está por terminar, mucho he de agradecer que nos haga del conocimiento a este Pleno, cuál será la recomendación que hará al nuevo titular para que se tenga corto y mediano plazo un programa concreto y directo, a fin de que los trabajadores tengamos una garantía de nuevas oportunidades laborales, con el propósito de que no siga creciendo la economía informal y más aún, la migración de trabajadores al extranjero.

Y por otro lado, le agradecería nos informara a que distancia estamos del seguro de desempleo en el país. Por su respuesta y atención muchas gracias.

El Presidente diputado Tomás del Toro del Villar: Tiene la palabra para respuestas el señor secretario, hasta por cuatro minutos.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Salazar Sáenz: Muchas gracias, diputado. Con gusto comento sus intervenciones señor diputado Patricio Flores.

El primer tema que usted menciona me parece que es un tema fundamental. Cómo han evolucionado los salarios en este sexenio. Quiero decirle que este tema lo conozco personalmente porque me tocó ser líder sindical durante 10 años, en la época de los 80s., seguramente ustedes lo recordarán.

En ese tiempo a nosotros nos daban aumentos del 30, 35 por ciento de aumento al salario, que se veía muy bien, la primera quincena. Pero cuando la inflación era del 50 o el 60 por ciento, cada año perdíamos poder adquisitivo.

Esto está reflejado en los anales de la propia CTM y de muchas otras organizaciones que han documento que de 1976 al año 2000, los salarios perdieron según la rama, entre el 50 y el 60 por ciento de su poder de compra.

¿Qué ha pasado en este sexenio? En este sexenio prácticamente todos los incrementos salariales, prácticamente todos han sido arriba de la inflación, no en el monto que se requeriría para recuperar lo que perdieron los últimos 30 años. Pero sí en un monto para ir recuperando paulatinamente el poder adquisitivo.

Por eso las cifras que yo di en mi primera intervención, y usted lo puede constatar en el Seguro Social, el salario promedio de cotización al IMSS subió un 18 por ciento en lo que va de este sexenio. Aparentemente es bajo para recuperar un 50, un 60 por ciento, pero hacerlo de otra manera si la empresa lo puede hacer qué bueno, pero si la empresa no tiene posibilidades de hacerlo sería destruir la fuente de empleo.

Creo que los trabajadores hoy estamos muy conscientes de que hay que proteger al empleo y también a la fuente de empleo. Yo les digo muchas veces a mis amigos los líderes sindicales: Un aumento del 30 por ciento a costa de quebrar la empresa, perjudica a todos. 30 por ciento de cero es cero.

Hay que ser prudentes pero siempre, y ha sido la política y la instrucción del Presidente Fox, siempre arriba de la inflación. Y ustedes pueden verificar los últimos aumentos que hemos tenido, han sido arriba de la inflación, así que creo que se nos permite poco a poco ir recuperando.

Coincido totalmente en que el monto del salario mínimo no es suficiente para los requisitos que marca la Constitución. Pero en este sexenio no ha perdido, incluso el salario mínimo ha ganado.

No creo que sea la solución subordinar los salarios, yo creo que al revés, los salarios deben ser una parte muy importante, pero me parece que no podemos tampoco poner aumentos por inercia. Porque pasó un año tiene que haber un aumento. A lo mejor esto era posible cuando la economía estaba cerrada, pero hoy ante la competencia que vive en el mundo, no siempre se pueden subir los precios, por tanto los salarios pueden subir y deben subir, en base a la productividad.

Nosotros hemos hablado mucho y hemos trabajado mucho con sindicatos para que a base de convenios de productividad puedan tener muchos más aumentos de los que se pueden conseguir racionalmente por un aumento arriba de la inflación como es año con año.

El otro tema señor diputado, sobre los empleos, el número de empleos nuevos que se han generado, muchos de ellos son de carácter eventual efectivamente, pero es que no puede ser de otra manera porque precisamente porque los permanentes, permanentes se quedan y los eventuales son los que van aumentando.

De los que han aumentado en este año, en este año, nada más en el Seguro Social, son 835 mil, hasta 30 de septiembre. Seguramente que en los tres últimos meses tenemos un aumento muy importante porque lo está habiendo.

Y efectivamente, si usted considera la cifra de 13 punto nueve millones de trabajadores asegurados en el IMSS, entonces la proporción se revierte, ahí sí el 85 por ciento son permanentes y los eventuales. Pero de los generados tiene usted razón, los generados nuevos en este año la mayoría son eventuales.

Sobre la recomendación para el próximo gobierno, bueno, pues yo no soy nadie para hacer recomendaciones pero yo le pediría a ustedes, a todos ustedes, que reflexionáramos para hacer del empleo realmente el centro de las políticas públicas. Eso lo pueden hacer ustedes como legisladores; el Ejecutivo, que el empleo sea realmente el objetivo de los empresarios, de los legisladores, de las otras dependencias de gobierno, de la sociedad, porque yo creo que no es a base de dádivas como se supera la pobreza, sino a base de empleo, empleo digno, empleo bien remunerado y en eso tenemos que empeñarnos todos. Si eso se puede llamar recomendación, al menos me parecería que eso sería un buen propósito para todos nosotros.

Gracias, señor diputado.

El Presidente diputado Tomás del Toro del Villar: Muchas gracias, señor Secretario. Tiene hasta dos minutos para hacer uso de la réplica el diputado Diego Aguilar, del Partido Revolucionario Institucional.

El diputado Diego Aguilar: Con permiso, señor Presidente de la Mesa. Señor secretario. Usted nos menciona que México necesita leyes respetuosas en la vida interna de las organizaciones sindicales. Qué bien—como usted dice— que fue un dirigente sindical. Yo le pregunto, ¿la Secretaría a su cargo seguirá como debe seguir siendo respetuosa de la ley laboral en lo que se contempla que las organizaciones sindicales sean y sigan autónomas y no tengan injerencias de ningún tipo, violando sus normas y sus reglamentos internos?

Le pedimos, con todo respeto, señor Secretario, que todavía —aún es tiempo— que las inspectorías correspondientes en las distintas áreas laborales actúen con apego al respeto sindical y no actúen con parcialidad, porque cuando se tienen contratos... y, ¿ por qué, señor secretario, cuando se tienen contratos colectivos de trabajo les ponen porcentaje tope en sus revisiones y no dan libertad a los sindicatos a que las realicen?

Y nos dicen también que urge modificar la ley laboral; cambios en las organizaciones, ¿en qué aspecto, señor secretario? La cifra que usted maneja no nos pueden ser comparadas con países que van a la baja; mejor sería que se nos compare con países que vayan a la alta y que tengan en su vida interna respeto a la integridad sindical.

Por último, señor secretario. Usted dice que la reforma laboral está pendiente en esta Legislatura. ¿No será, porque en su proyecto agravia los derechos de los trabajadores y que no nos garantiza lo que nos contempla el artículo 123 constitucional?

Por su atención, muchas gracias.

El Presidente diputado Tomás del Toro del Villar: Gracias por su participación, diputado Diego Aguilar. Tiene hasta cuatro minutos para preguntas el diputado José Antonio Almazán González, del Partido de la Revolución Democrática.

El diputado José Antonio Almazán González: En buena medida es un formato que ya se agotó, no hay vinculación, no hay consecuencias y efectos; las comparecencias y la propia glosa se han constituido en un diálogo de sordos. Por lo mismo, no voy a formular preguntas. Normalmente quien comparece lo responde a modo y normalmente lo hace mintiendo.

Voy a fijar, por decoro, la posición que tiene el grupo parlamentario del PRD en materia laboral.

Para nosotros el saldo de este gobierno, que desde un inicio se declaró un gobierno al servicio de la oligarquía cuando dijo: "Para y por los empresarios", y que ha sido comandado por selectos cuadros de la ultraderecha del Yunque; el saldo es un severo retroceso en la política laboral y social de millones de trabajadores mexicanos.

Sea empleo, capacitación, seguridad e higiene, libertad y autonomía sindical, respeto y aplicación concisa de los derechos reconocidos en la Constitución, que hoy el titular nos dice que son de difícil aplicación, y todo ello, constituye un deterioro brutal de las condiciones de trabajo y salario muy semejantes —llamo la atención sobre este aspecto— a las condiciones que llevaron a millones de mexicanos a estallar la Revolución de 1910-17. Hacia allá vamos.

En materia de empleo, lo que tenemos es un desempleo evidente pese al maquillaje de las cifras oficiales. Si comparamos los datos de éste que ya por fortuna concluye, con el sexenio anterior, estamos hablando de un incremento real de un 145 por ciento.

Son las cifras oficiales. Tenemos un millón y medio de personas desempleadas. Por más que alguien quiera cacaraquear algún dato o número, ésa es una realidad. Tenemos cinco millones de personas que están en posibilidad de encontrar un empleo y se van a seguir esperando.

Este gobierno que está concluyendo, en materia laboral se ha distinguido por una política de sostenimiento y apoyo al llamado "charrismo sindical". Cualquier muestra de disidencia y de protesta es acallada mediante argucias legaloides, las huelgas han sido reducidas casi a cero. Los contratos de protección han prosperado, se ha emprendido toda una campaña en contra de la democracia y la autonomía sindical. Y hay muchos casos, podríamos estar horas aquí abordando el tema.

Está el caso del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, en donde está documentada la clara y contundente ingerencia de las autoridades del Trabajo que usted representa, en la vida interna de un sindicato. Está la represión y el asesinato bajo responsabilidad de quien tiene esa función constitucional, de los trabajadores de Lázaro Cárdenas. Esa responsabilidad es del gobierno foxista.

En materia salarial se nos quiere sorprender hablando de porcentajes, como si no entendiéramos lo que son los por cientos, pero más allá del dato, que es un dato real de los ocho pesos que se incrementaron los salarios mínimos en el periodo foxista, qué tenemos en realidad, porque se habla de la inflación.

Todos nosotros sabemos que el cálculo de la inflación es a partir de decenas de miles de artículos que los trabajadores no consumimos. De eso no se habla. Lo que sí es cierto, que si comparamos esos raquíticos incrementos de los cuales se vanagloria el titular, nos vamos a encontrar que frente al costo real de una canasta obrera alimenticia, no alcanza ni para comer. Esa es una realidad y no me voy a los datos que tienen que ver con las condiciones de falta de protección en todos los sentidos de los trabajadores de la economía informal.

Estoy hablando estrictamente de los casos que registra el total de trabajadores afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social.

El Presidente diputado Tomás del Toro del Villar: Concluya por favor, señor diputado.

El diputado Diego Aguilar: Concluyo. En las mismas condiciones que lo hizo a un par anterior, al cual se le permitió un uso extensivo de la palabra.

Sobre la Ley Federal del Trabajo. Ésa es una cobarde agresión en contra de millones de trabajadores. La llamada Propuesta Abascal es un resumen de las posiciones patronales y de la ultraderecha, que en aras —dicen ellos— de promover la competencia, la productividad y ahora el empleo —el empleo precario por cierto— están dispuestos a todo, inclusive pisotear lo que establece el artículo 123 de la Constitución.

Desde aquí le decimos al que sale y a los que están llegando, que esta reforma no pasará y no pasará no sólo por la acción legislativa que aquí vamos a ejercer con argumentos y con razonamientos; no pasará por que vamos a ejercer un derecho que nos ha sido conculcado, que es el derecho de ir a la huelga en defensa de las conquistas consagradas en la Constitución de 1917. Por su atención, muchas gracias.

El presidente diputado Tomás Del Toro Del Villar: Gracias, señor diputado. Tiene la palabra el señor secretario para respuestas, hasta por cuatro minutos.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz: Gracias, señor diputado. Con mucho gusto comento su intervención, señor diputado José Antonio Almazán. No hizo usted preguntas, por tanto solamente haré unos comentarios.

En el caso minero —insisto— quiero reafirmar delante de todos ustedes que la decisión de remover al líder anterior fue una decisión de un órgano interno del Sindicato, de un órgano interno del Sindicato que estaba facultado para tomar la decisión que tomó. Nosotros lo único que hicimos fue verificar que se tomara de acuerdo a sus estatutos y a la ley.

Reitero mi compromiso con cero injerencia en la vida interna de los sindicatos. No queremos ni debemos ni podemos meternos en las elecciones internas de los sindicatos. Lo único que hemos hecho es que nos cercioramos de que se cumplan sus estatutos y sus reglamentos.

Sobre la legislación laboral, yo lo que quiero decirle, señor diputado, es que hay que hacer una reforma. Propongan ustedes una y hagan una. Pero me parece que esta Legislación está superada por la realidad y, por tanto, tiene que ser modificada.

Con mucho gusto, diputado, el día que usted guste podemos comparar las cifras que usted tiene con las que da el INEGI, con las que tenemos nosotros. Si hay alguna diferencia, la podemos rectificar, pero las cifras que nosotros manejamos no son mentira, son cifras oficiales dadas; pueden ser verificadas por usted o por cualquier otra persona, sobre todo las dadas para el número de empleos. Así que con mucho gusto, diputado, estoy a sus órdenes para el día que quiera podemos discutir las cifras que usted guste.

El Presidente diputado Tomas del Toro del Villar: Muchas gracias, señor secretario. Para hacer uso del derecho de réplica, tiene el uso de la palabra, hasta por dos minutos, la diputada Rosario Ortiz Magallón, del Partido de la Revolución Democrática.

La diputada Rosario Ortiz Magallón: Con el permiso de la presidencia. Señoras y señores legisladores, señor secretario. Evidentemente el problema de la libertad y la autonomía sindical refleja una política y un informe que usted da en donde la falta de probidad de la política del secretario de gobierno, no solamente del actual, sino desde su inicio, ha dejado entrever que el cumplimiento de la ley en donde se establece que la norma del trabajo tiende a conseguir el equilibrio y la justicia social en las relaciones laborales es un hecho que usted ha incumplido en su mandato legal.

Usted nos plantea que el respeto a la tolerancia, el diálogo y el equilibrio han sido unos de los ejes de esta política y quiero manifestarle que la práctica de la política laboral de este sexenio se cierra en aspectos que han violentado totalmente el margen de la ley, no solamente laboral, sino de la ley interna de los sindicatos.

Volvemos a reiterar que el problema de la intromisión de la Secretaría del Trabajo en la vida de los sindicatos, del Sindicato minero, del Sindicato petrolero y recientemente del Sindicato del Seguro Social.

La intromisión también se da en la reforma que se dio en este sexenio a los artículos 277 D y 286 K de la Ley del Seguro Social, que vulnera gravemente la vida interna del Sindicato del Seguro Social.

En ese sentido, otra de las formas del no equilibrio y de una política no incluyente se da en que la integración del Consejo para el Diálogo de los Sectores Productivos no involucró a todos los sectores de la producción. Hubo organizaciones con importancia sindical a nivel nacional que se vieron obligados a hacer una presión para ser incorporados en una primera etapa en este Consejo y, por la política excluyente, tuvieron que salir de ésta.

Otro de los aspectos que habla de esta política selectiva es cuando dos diputados le solicitamos al secretario del Trabajo una reunión —y fue el diputado Almazán y su servidora— y primero nos preguntaron de qué partido éramos. Cuando dijimos que éramos del PRD, nos mandaron a hacer cita y no nos recibió.

En ese sentido, quiero manifestar que parte del problema de desperdiciar esta oportunidad, señor secretario, de hacer un cambio sustancial en el viejo modelo corporativo, se obstaculizó y fue un retroceso para el país.

En ese sentido, pensamos que el gobierno de Fox, que formalizó un compromiso de 20 puntos para la democracia y la autonomía sindical, fueron traicionados en este sexenio. Gracias.

El Presidente diputado Tomas del Toro del Villar: Muchas gracias, diputada Rosario Ortiz. Tiene la palabra el diputado Francisco Fraile García, del Partido Acción Nacional, para preguntas y/o posicionamiento, hasta por cuatro minutos.

El diputado Francisco Antonio Fraile García: Gracias, señor presidente. Me hubiera gustado entrar a la polémica. Paco, por favor, recíbelos.

En una reciente reunión entre el director de la Organización Internacional del Trabajo, don Juan Somabía, y el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, éste decía que está demostrado que ni el progreso económico ni el progreso científico conllevan necesariamente una elevación ética de la humanidad. El progreso ético no es inevitable, no se le espera como al paso de un cometa, se requiere desearlo y construirlo con todas nuestras fuerzas.

Progresamos éticamente cuando ponemos al trabajo decente y a la defensa de la dignidad humana en el centro de nuestras políticas públicas. No hay dignidad más grande en el hombre que el hombre que tiene empleo y si hace falta empleo en este país se está faltando a la dignidad del hombre.

Entiendo que esto es lo que se ha dado en llamar la transversalidad del empleo ¿es así, señor secretario?

Aclaro que la Organización Internacional del Trabajo llama al trabajo decente lo que usted identifica como trabajo digno. También aparece claro lo que usted nos ha dicho, que el crecimiento económico no se traduce necesariamente en creación de empleos y que para crear empleos se necesita una política deliberada. Por eso el presidente Arias agregaba, por ejemplo: "Cada vez que se discuta la conveniencia de determinadas políticas macroeconómicas, debe existir una constante pregunta. ¿Qué puede hacer esta política por el empleo?" Y esta pregunta no la vi en este sexenio.

Señor secretario, ¿cómo piensa usted que se pueden construir los acuerdos para lograr la transversalidad del empleo? ¿Qué se puede hacer para que no sólo nos quedemos en el planteamiento ético, sino que efectivamente avancemos? ¿Cómo en concreto podemos vincular el crecimiento con el empleo en México? ¿Podría darnos algunos ejemplos?

Y algo, señor secretario. ¿No le parece que la informalidad de muchos empleos la contempla la ley laboral en la figura de industria familiar y que por ahí debemos de hacer un trabajo enorme nacionalmente, para que la informalidad no se vea con desprecio, sino es la forma como los pobres se defienden de las políticas públicas erróneas? Muchas gracias.

El Presidente diputado Tomás del Toro del Villar: Muchas gracias, diputado Fraile. Tiene la palabra por cuatro minutos, para dar respuesta, el señor secretario, por favor.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Salazar Sáenz: Gracias diputado Tomás Del Toro. Contesto con mucho gusto sus preguntas, señor diputado Francisco Fraile.

Yo entiendo el tema de la transversalidad como se entiende la transversalidad en educación o en la formación, un tema que pasa por todos los ámbitos verticales. Por ejemplo, en el caso de nosotros, la transversalidad del empleo yo la entiendo como una gran coordinación entre los sectores federal, estatal y municipal, una gran coordinación entre las diferentes secretarías de Estado; no solamente la Secretaría del Trabajo, la Secretaría de Economía, la Secretaría de Turismo, la Secretaría de Hacienda, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Yo quisiera, me encantaría que todos los secretarios de Estado al tomar sus decisiones siempre estén pensando qué va a pasar con el empleo; si se va a hacer una reforma fiscal, cuáles van a ser sus consecuencias en el empleo; una reforma energética, qué va a pasar con el empleo y, evidentemente, una reforma laboral, qué va a pasar con el empleo.

Cuando todos entendiéramos que es el empleo la forma en como podemos disminuir la pobreza, no a base de dádivas sino a base de empleo digno, es como creo que podremos lograr disminuir la pobreza. Y esto se tiene que dar a base del diálogo. La transversalidad no puede funcionar con decisiones verticales, por su naturaleza misma, tiene que ser a base del diálogo, pero tenemos que lograr que se dé a través de una ley que permita esa vinculación, esa coordinación entre los diferentes factores. Esto les corresponde a ustedes señores diputados y yo creo que ayudaríamos mucho a este país si pudiéramos lograr en eso.

Yo no concebiría un partido político que estuviera en contra de una política de generación de empleo. No la hay. A lo mejor tenemos diferentes caminos para llegar a eso, pero creo que todos podemos coincidir de que debe ser la parte fundamental de las políticas públicas, debe haber incentivos fiscales, incentivos para reinvertir, incentivos para el primer empleo como ya se ha propuesto, en fin. Creo que si pudiéramos lograr eso podríamos avanzar en este tema.

Yo creo que hay que pasar efectivamente, del planteamiento ético al plateamiento formal y concreto en realizaciones, y eso ustedes como legisladores tienen una gran labor, un gran trabajo que hacer.

¿Qué hacer con la informalidad, señor diputado? Yo creo que hay que distinguir —y esto me parece muy importante. Distinguir lo que la informalidad y la ilegalidad. Yo estoy absolutamente en contra de la economía que canaliza mercancía robada o mercancía de contrabando o piratería, ésa no es una economía informal, es una economía ilegal que viola las leyes.

Pero yo sé también de muchos mexicanos que se levantan muy temprano en la mañana, que hacen su esfuerzo y después de un día muy duro de trabajo llevan el sustento a su familia. A lo mejor no tienen todos los papeles y todos los requisitos que pide la economía formal; a esas personas hay que ayudarles a que se formalicen.

Pero tiene usted razón señor diputado, nuestra legislación a veces es tan difícil que no la pueden cumplir las pequeñas empresas. La propia Ley Federal de Trabajo le pone a los pequeños negocios obstáculos que a veces no los pueden cumplir. Comisiones mixtas para esto, comisiones mixtas para lo otro. Si es una empresa de tres o cuatro personas ¿cómo se puede cumplir eso?

Entonces, me parece que un gran avance que podemos hacer es, buscar los lugares en donde la ley puede incluir a estas empresas, estas pequeñas empresas para que se formalicen. El Seguro Popular es un camino que ha propuesto el Presidente, esta en sus manos continuarlo. Yo creo que es una forma para todas aquellas personas que no pueden acceder a los sistemas de seguridad pública o los sistemas de seguridad del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Y finalmente también un sistema de contribución sencillo, el gobierno ha propuesto los Repeco, el Régimen de Pequeños Contribuyentes, que es una manera muy sencilla de incorporarse, pero tenemos que avanzar mucho más en esto. Y también me gustaría —con mucho gusto— no solamente conceder la cita, darle la cita o la platica a los señores diputados que lo antecedieron y a usted también; con mucho gusto señor diputado, para este tema, de veras.

El Presidente diputado Tomás del Toro del Villar: Muchas gracias señor diputado. Tiene hasta por dos minutos, derecho de réplica el diputado Juan Manuel Salvador Munguía.

El diputado Juan Manuel Sandoval Munguía: Con su permiso diputado presidente. Compañeras y compañeros diputados; amigos y amigas que nos acompañan:

La toma de nota de las organizaciones sindicales, no se equivale a la expedición de certificados de impunidad para ningún dirigente en la República Mexicana. La representatividad de los trabajadores, no depende de las autoridades, depende única y exclusivamente del trabajo eficaz que los dirigentes desarrollan por sus representados.

No se puede culpar al gobierno federal, no se puede culpar al gobierno federal de las ineficiencias demostradas por las dirigencias sindicales que han ocasionado los últimos conflictos que por cierto han escandalizado la vida nacional en nuestro país.

Hemos escuchado hace ya algunos meses y se repite en esta tribuna, la preocupación por los dirigentes, sobre todo por uno de ellos que en este momento preciso se encuentra fuera de la República Mexicana; pero no hemos escuchado todavía una sola posición, de los sindicatos que se dicen democráticos por los siete mil trabajadores que en este momento están trabajando dentro de las minas y que están todavía exigiendo la parte que les corresponde de los 55 millones de dólares que todavía no aparecen.

Luego entonces, se vuelve deprimente el espectáculo de organizaciones que se dicen "democráticas" desfilando en protección o en cobijo de un dirigente que todavía debe una buena cantidad, cuando menos debe aclarar una buena cantidad de recursos que le fueron entregados para el beneficio de los trabajadores.

Es así compañeras y compañeros, que el Partido Acción Nacional, está, estamos en el Partido Acción Nacional por el respeto irrestricto, porque se continúe, porque siga el respeto irrestricto a la autonomía de las organizaciones sindicales y que cada quien rinda cuentas donde tenga que rendirlas. Es cuanto, presidente.

El Presidente diputado Tomás del Toro del Villar: Muchas gracias, muchas gracias, señor diputado.

Gracias, secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz. Compañeras y compañeros diputados. Para dar cumplimiento a la base quinta del acuerdo que rige a esta comparecencia, me voy a permitir ceder el uso de la palabra al compañero diputado presidente de la Comisión de Seguridad Social, el diputado doctor Miguel Angel Navarro Quintero, para moderar la segunda ronda de preguntas y respuestas con temas relativos a la competencia de la Comisión de Seguridad Social.

El Presidente diputado Miguel Ángel Navarro Quintero: Muchas gracias, compañero diputado presidente Tomás Del Toro Del Villar.

Quiero agradecer la presencia de mis compañeros y compañeras diputadas y diputados de la Comisión de Seguridad Social aquí presentes y al mismo tiempo saludamos con respeto en esta comparecencia al titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Salazar Sáenz. Quisiera, al iniciar esta segunda ronda, hacer algunas precisiones:

En primer lugar, el titular del Poder Ejecutivo propuso a la LIX Legislatura la propuesta del sistema de protección social en salud, misma que en la Cámara de Senadores fue sujeta a alrededor de 110 modificaciones. Esto nos hace comprometernos, aparte de aprobarla en su momento, en la elaboración de las modificaciones a la Ley General de Salud.

Sin embargo, en el espíritu de la Ley misma en sus modificaciones dice puntualmente que el sistema de protección social en salud es para los trabajadores informales; de ninguna manera involucra a los trabajadores formales como una sustitución de la seguridad social. Esto sería caer en un grave error y ante esas circunstancias, nosotros queremos precisar esto frente a diferentes líderes sindicales y diputados y diputadas de la LX Legislatura.

Nosotros reconocemos únicamente como seguridad social la que se encuentra contemplada en el 123 de la Constitución y aquellos que únicamente involucra aspectos formales del derecho laboral, del sueño de todo trabajador, de la protección a través de la seguridad social. Esta es la Comisión que representamos y en ese aspecto habremos de participar diputados y diputadas de diferentes fracciones parlamentarias que habremos de mencionar a continuación:

Por el Partido Convergencia, el diputado Cuauhtémoc Velasco Oliva; por el Partido Verde Ecologista de México, la diputada Ana María Ramírez Cerda; por el Partido Revolucionario Institucional, el diputado Juan Carlos Velasco Pérez; por el Partido de la Revolución Democrática, el diputado Adrián Pedrozo Castillo y por el Partido Acción Nacional, el diputado Efraín Arizmendi Uribe. Rogaría a los participantes por favor y también al señor secretario, nos pudiéramos ceñir a los tiempos que comprometimos de cuatro minutos en la exposición del diputado, cuatro minutos en la contestación del señor secretario y dos minutos en la réplica correspondiente del diputado o diputada en turno.

Daríamos, para iniciar la segunda ronda, la palabra al diputado Cuauhtémoc Velasco Oliva, del Partido Convergencia.

El diputado Jesús Cuauhtémoc Velasco Oliva: Compañeras y compañeros diputados. Qué bueno que la Cámara de Diputados, en contraste con nuestra Colegisladora, decidió seguir adelante con las comparecencias de los funcionarios de la administración actual, dado que con todas las limitaciones que puedan tener implican y significan un ejercicio de rendición de cuentas que nosotros tenemos que impulsar y que tenemos que fortalecer, así es que me felicito y creo que debemos felicitarnos de que podamos seguir adelante con estos ejercicios que nos parecen fundamentales para tales propósitos pero también para que nosotros hagamos preguntas torales y esclarezcamos cuál es el alcance y el sentido de las acciones de gobierno.

El régimen de seguridad social en nuestro país, ha estado vinculado al salario real. Instituciones por ejemplo como el Seguro Social, han dependido para su financiamiento, para su subsistencia, del nivel del salario real y cuando éste se ha deteriorado, obviamente, concomitantemente, la institución o las instituciones que tienen que ver con la seguridad social pues se han debilitado significativamente.

Sin demérito de que haya habido otros factores y otras razones que también hayan coadyuvado o hayan incidido en el mismo sentido. Quisiera eso sentarlo como una primera premisa. También señalar que me da mucho gusto, qué bueno que el secretario del Trabajo y Previsión Social señale que hacer del empleo, debe ser el eje de las políticas públicas. Creo que esta afirmación es fundamental ya que como él mismo lo señala, no es a base de dádivas como se puede superar la pobreza sino del empleo.

Qué bueno que lo diga el secretario del Trabajo y Previsión Social precisamente en una administración que se ha caracterizado por el raquítico crecimiento del empleo y donde no vemos que haya habido una política vigorosa de incremento del empleo.

Y ya en términos de la seguridad social, el problema que se plantea es cómo se le hace para que se impulse una política que fortalezca a partir de una realidad del empleo dada, un régimen de seguridad social.

Yo quisiera preguntarle, señor secretario, cómo en este déficit que tenemos de empleo, con este crecimiento de la economía informal, con este éxodo de mexicanos migrantes hacia Estados Unidos, ¿este gobierno ha tratado de construir o ha construido, o ha avanzado en la construcción de una política de seguridad social?, en el entendido de que nosotros tenemos que ser —como lo decía el diputado Navarro— conscientes de que la seguridad social se construye a través y a partir de un régimen de derecho y no a partir de acciones encubiertas que más que otra cosa, pretenden justificar una política establecida. Por sus respuestas, muchas gracias señor secretario.

El Presidente diputado Miguel Ángel Navarro Quintero: Gracias señor diputado. Tiene usted la palabra, señor secretario, hasta por cuatro minutos.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Salazar Sáenz: Gracias señor diputado. Gran coincidencia señor diputado Cuauhtémoc Velasco. Ojalá de verás pudiéramos hacer del empleo el tema central de toda la vida pública, de la política económica, de la política social, de toda la política, porque coincidimos en que es el camino para poder superar y avanzar en el combate a la pobreza y para lograr una mayor justicia social.

¿Cómo hacerlo? Es un tema complicado, todos lo sabemos. Si fuera fácil, todo el mundo, todos los países lo tendrían pero en el resto del mundo están precisamente pensado en esto: ¿qué vamos a hacer?

Cuando propusimos este tema a la Conferencia Interamericana de Ministros de Trabajo, todos los secretarios del Trabajo del continente que presidimos aquí en México, todos los secretarios del Trabajo lo aceptaron, lo presentaron en nuestro programa de declaración y se propuso a todos los jefes de estado del continente, y está en la Declaración del Mar del Plata como un acuerdo que deben tomar los ejecutivos. Pero me parece que la contribución de ustedes, del Poder Legislativo es fundamental, por eso me da mucho gusto de veras que podamos coincidir en este tema. Cómo hacemos para que todos pensemos siempre en el empleo, qué tienen que hacer otras dependencias, qué tienen que hacer los gobiernos estatales, los gobiernos en donde tenemos un gran subdesarrollo, los estados en donde el crecimiento está concentrado en los capitales y tenemos polos de subdesarrollo, qué tenemos que hacer para todo esto; cómo vamos a financiar, cómo vamos a apoyar, cómo vamos a quitar los frenos para que se puedan hacer las inversiones. Yo creo que eso es lo que tenemos que hacer.

Y coincido con usted, señor diputado, en que el gobierno no es el que va a generar el empleo, pero sí tiene que poner las condiciones para que se generen los empleos. Por eso cuando usted me decía que no ha visto en este gobierno… yo quiero decirle lo que yo conozco, creo que sí ha habido un avance en la estabilidad económica en este sexenio. Hoy la inflación aunque algunos lo duden, ahí están los datos, no los hacemos nosotros, está controlada. Por primera vez, yo no sé desde cuándo, tuvimos una inflación menor en México que en Estados Unidos, el año pasado. Este año estamos parejos en inflación. Esto permite a la economía controlada, permite darles certeza a los inversionistas, qué es lo que va a pasar con su inversión, y si no hay cereza, no va a venir la inversión, ni la de los nacionales ni de los internacionales, así es de que debemos de tener una estabilidad económica. Creo que eso se ha logrado y también debemos de tener una estabilidad política porque no van a venir los inversionistas a un lugar con una gran desestabilización, en lugares donde los estados están convulsionados, seguramente la inversión va a ser más difícil que llegue. Pero esto lo podemos hacer entre todos y yo retomo esa opinión suya y la hago propia, señor diputado ojalá lo pudiéramos hacer.

Y también coincido con usted en que las instituciones de seguridad pública están diseñadas, vinculadas con el salario real de los trabajadores, lo cual cuando éste se ha deteriorado, afortunadamente no es el caso en este sexenio, aunque ha sido poca la recuperación, pero ha habido una recuperación, pero se han deteriorado. Y tenemos que fortalecerlas. Este país es impensable sin el Instituto Mexicano del Seguro Social, sin el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado. Tenemos que cuidar estas instituciones, no nada más con declaraciones, sino con presupuesto, con apoyo real para que puedan dar el servicio a los mexicanos. Pero yo creo que hay un gran sector de la sociedad que no tiene esa protección y por eso se está pensando, ya se trabajó en la Legislatura pasada sobre este modelo que propuso el Presidente Fox del Seguro Popular para todos aquellos que no tienen ni el Seguro Social ni el ISSSTE ni los otros mecanismos de seguridad. Así que me da mucho gusto coincidir con usted, señor diputado.

El Presidente diputado Miguel Ángel Navarro Quintero: Muchas gracias, señor secretario. Tiene el uso de la voz la diputada Ana María Ramírez Cerda, del partido… Ah, perdón, una disculpa, señor diputado. Hasta por dos minutos tiene la palabra el diputado Cuauhtémoc Velasco Oliva.

El diputado Jesús Cuauhtémoc Velasco Oliva: Señor secretario, yo le agradezco mucho sus comentarios y las coincidencias que señala en términos del empleo, pero yo no le pregunté eso ¿sí? Yo senté a partir de ciertas premisas, en las cuales dije que había una coincidencia, un cuestionamiento, una pregunta: ¿Qué ha hecho este régimen para construir un régimen de, o para fortalecer un régimen de seguridad social?

Sabemos que en materia de empleo pues hay que hacer ciertas cosas. Ya lo dijimos cuando vino el secretario de Hacienda, tenemos que impulsar el crecimiento económico, todos los estudios en la materia, señalan que si no hay crecimiento económico no va a haber crecimiento del empleo formal. Eso ya lo sabemos. Qué bueno, señor secretario que usted piense que en todas las políticas públicas debe estar presente la preocupación por el empleo, qué bueno que usted mencione los ejemplos que señaló, pero a mí me hubiera gustado escuchar el señalamiento, primero, de qué es lo que opina la secretaría, qué es lo que ha hecho la secretaría para promover el empleo, pero también qué es lo que ha hecho la Secretaría del Trabajo y Previsión Social y el régimen foxista, para fortalecer el régimen de seguridad social. Su no respuesta, su ausencia de respuesta, lo que me evidencia, lo que hace patente a los ojos de esta Cámara de Diputados, es que este régimen no tiene una política en materia de seguridad social, este régimen no ha sabido qué hacer con ese derecho fundamental de los mexicanos y la Cámara de Diputados obviamente tiene que asumir su responsabilidad y trabajar, para que este país tenga una política en materia de seguridad social. Muchas gracias.

El Presidente diputado Miguel Angel Navarro Quintero: Gracias diputado Velasco Oliva. Tiene el uso de la voz la diputada Ana María Ramírez Cerda hasta por cuatro minutos.

La diputada Ana María Ramírez Cerda: Con su permiso señor Presidente. Señor secretario de Trabajo y Previsión Social, bienvenido. Compañeros y compañeras diputados y diputadas. En México el derecho a la seguridad social es una de las mejores expresiones del principio de justicia social contenido en nuestra Carta Magna de importantes luchas históricas de los trabajadores mexicanos.

La seguridad social es la protección que la sociedad proporciona a sus miembros, mediante una serie de medidas públicas contra las privaciones económicas y sociales. En México el sistema de seguridad social recae casi totalmente en dos instituciones, el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.

Actualmente la cobertura de estas dos instituciones sigue siendo limitada, alcanzando un poco más del 42 por ciento de la población, es decir, más del 50 por ciento de la población no cuenta con cobertura de seguridad social.

Esta proporción y las consideraciones antes expuestas, nos indica que en materia de seguridad social, nuestro país está reprobado, pues la mayoría de los mexicanos no cuentan con ninguna protección, y ésta es nuestra primera pregunta: ¿cuánto tiempo más tendrán que esperar estos millones de mexicanos para tener un sistema de protección?

En materia financiera estamos ante una situación preocupante, el IMSS presenta una situación que pone en riego el cumplimiento de sus labores sustantivas. En situación financiera similar se encuentra el ISSSTE que demanda recursos crecientes del gobierno federal para financiar su déficit en la nómina de pensiones: ¿cuánto tiempo más se podrá sostener esta situación? ¿Hasta cuándo habrá el gobierno federal de prestar atención para realmente subsanarla? ¿Podrán los sistemas de pensiones cumplir con su propósito de que los trabajadores tengan al momento del retiro recursos que les permitan alcanzar un mínimo nivel de consumo?

Y finalmente, quiero referirme a los hechos ocurridos la madrugada del 19 de febrero en la Mina Pasta de Conchos, caso lamentable. ¿Cuáles son realmente las condiciones de seguridad en los pozos mineros? ¿Qué avances se han tenido a raíz de estos lamentables hechos? Con este desastre lo que queda al descubierto, son las infrahumanas condiciones en las que trabajan cientos de mineros en todo el país, desafortunadamente no vemos que se haga algo para poner fin a esta situación. Por su atención y respuestas, muchas gracias.

El Presidente diputado Miguel Angel Navarro Quintero: Muchas gracias, compañera diputada. Tiene el uso de la palabra el señor secretario.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz: Gracias, señor diputado. Si, señora diputada Ana María Ramírez Cerda, efectivamente buena parte de la población, cerca de la mitad, no cuenta con alguna protección de seguridad social ni a través del IMSS ni a través del ISSSTE, este es un problema no de este sexenio pero es un problema real que hoy tenemos todos que enfrentar.

La propuesta del Presidente Fox es que a través del Seguro Popular se puede subsanar, no corregir, ojalá tuviéramos a toda la población en este esquema totalmente cubierto, pero yo si le puedo asegurar y el día que usted quiera podemos conversar sobre esto, que ya hay varios estados de la república, en donde el cien por ciento de la población tiene algún tipo de protección, ya sea al través del IMSS, a través del ISSSTE o a través del Seguro Popular que, insisto, ojalá pudiéramos llevarlo a los niveles que tienen el IMSS y el ISSSTE.

Pero me parece que es una preocupación real y hay que atenderla, no le podría decir cuánto tiempo vamos a llegar a tener para toda la población, pero no puede ser más de este sexenio, yo creo que en el próximo sexenio podremos llegar a tener una cobertura universal a través de alguno de estos tres sistemas.

Pero no solamente esto, tenemos que ir a los otros dos pilares, a una formalización o un sistema sencillo para incorporar a todas estas personas que están en la economía informal a la formalidad. Y también un sistema pequeño, sencillo, barato, de contribución, para que pueda ser fácil la contribución y la incorporación a la economía formal.

Las finanzas del IMSS y del ISSSTE efectivamente tienen un problema, no pueden absorber el pasivo laboral que hoy tienen las dos. Me parece que en el IMSS se solucionó el problema de el seguro como asegurador, a través del Sistema del Ahorro para el Retiro, que tiene sus comentarios que podíamos hacer, no es el caso en este momento.

Y el Seguro Social como empleador con su sindicato, hubo un avance un año, en donde se hicieron unas modificaciones al contrato colectivo de acuerdo con la autoridad del Seguro Social y el sindicato. Esto fue aceptado por ello.

Pero bueno, en donde tenemos que trabajar me parece, y es un tema que les va a quedar a ustedes pendiente es qué pasa con el pasivo laboral y el pasivo pensionario de el ISSSTE. Ahí sí tenemos que pensar que hoy el perfil demográfico de la población es totalmente diferente de cuando se inició este sistema. El número de cotizantes cuando se diseñó era totalmente diferente al número de cotizantes hoy, con relación a los pensionados. Pero éste es un tema que se tiene que realizar no nada más con el Ejecutivo, es un tema en donde conjuntamente Legislativo y Ejecutivo tienen que trabajar.

Y sobre las condiciones en las que se encuentran los mineros, yo coincido que hay muchas minas de carbón en condiciones lamentables. Desgraciadamente son minas clandestinas, en el estado de Coahuila hay muchísimos pozos clandestinos, en donde las condiciones son totalmente deplorables.

Ahí tenemos que trabajar todos: la autoridad estatal, la autoridad federal y también los que compran el carbón extraído clandestinamente. Porque sí efectivamente las condiciones son lamentables.

Sí ha habido avances después del lamentable accidente de Pasta de Conchos, sobre todo el avance que la Legislatura anterior hizo para la posibilidad de que se pueda comercializar el gas grisú que se extrae junto con el carbón.

Antes de esta modificación en la legislación, el gas se tiraba a la atmósfera con un triple problema: se tira un combustible de alto poder calorífico, se contamina el ambiente y se expone o se hace más riesgoso el mundo de los trabajadores.

La modificación que se hizo es que se pueda comercializar este gas y esto fue un avance. Pero tenemos que seguir avanzando para darle muchos mayores condiciones de seguridad y salud a los trabajadores.

El Presidente diputado Miguel Angel Navarro Quintero: Gracias, señor secretario. La diputada Ana María Ramírez, tiene el derecho de réplica hasta por dos minutos.

La diputada Ana María Ramírez Cerda: (desde la curul) Con todo respeto mi pregunta consistía sobre los mineros en su situación de trabajo, no lo que podía aprovechar el dueño de la mina si se comercializa otro producto más que puede estar contaminando aparte.

Considero yo que en este sentido la preocupación es que no ha habido resultados para poder solucionar la cuestión de las pensiones del ISSSTE, que es la más preocupante y que ese rezago creo que es un gran reto para la siguiente administración.

Creo que nuestro Presidente Fox, definitivamente va a dejar demasiados pendientes a la siguiente administración. Gracias por sus respuestas señor secretario.

El Presidente diputado Miguel Angel Navarro Quintero: Tiene derecho a su intervención el diputado Juan Carlos Velasco Pérez, del Partido Revolucionario Institucional, hasta por cuatro minutos.

El diputado Juan Carlos Velasco Pérez: Señor Presidente, si me permitiera hacer una observación fuera del tiempo, solicito su autorización.

El Presidente diputado Miguel Angel Navarro Quintero: Adelante, señor diputado.

El diputado Juan Carlos Velasco Pérez: En la Gaceta Parlamentaria del día 17 de este mes y año, en la convocatorias para la comparecencia del señor Secretario del Trabajo y Previsión Social, el ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz, tomamos en el considerando, como fundamento, lo dispuesto en el artículo 29 y 93, totalmente de acuerdo con el 93. Creo que hay una equivocación porque yo estoy convencido, mi grupo parlamentario está convencido, de que el señor Secretario no ha venido a invadirnos; nosotros lo invitamos. No se genera una perturbación grave de la paz pública o de cualquier otro que ponga a la sociedad en grave conflicto. Hecho lo anterior, habré de iniciar.

La seguridad social es una herencia histórica presente en todas las sociedades modernas. Hoy la aplican y preservan los gobiernos como un patrimonio irrenunciable de los pueblos, legado del reclamo siempre presente de los trabajadores del mundo contra la injusticia. La seguridad social es corolario del pensamiento, de la sabiduría política que le dio sustento teórico. Es uno de los derechos añejos que procuran y tutelan el bienestar de los individuos y desde que existe se le concibe como certidumbre de vivir libres de las consecuencias de la pobreza, el daño corporal, la vejez y el paro laboral, así como un instrumento para proteger los medios de subsistencia con que el ser humano satisface sus más elementales necesidades.

Ante un bien de la sociedad de tal magnitud e importancia, el informe que nos ocupa es omiso en extremo, pues no tiene mucho que glosar en materia de seguridad social, aun cuando se exagera que para atender la salud de los mexicanos se construyeron mil 305 obras hospitalarias; de ellas un hospital de 338 camas del Instituto Mexicano del Seguro Social, en Chihuahua.

El documento presidencial omite destacar los grandes retos que enfrenta la institución para cumplir con su misión social de respuesta a las demandas de servicios de los trabajadores asegurados y a su población derechohabiente, como consecuencia del desfinanciamiento de los ramos del Seguro que administra.

Baste citar que dentro de los escenarios de ingreso-gasto, en uno de sus informes financieros proyectó al cierre de este año 2006, un déficit de más de 51 mil millones de pesos. La quiebra financiera del Seguro Social es crítica, al grado de amenazar la seguridad social de los trabajadores.

De continuar el estado actual de cosas no sólo la financiera, sino la viabilidad integral del Seguro Social en México está en riesgo debido a la insuficiente captación de recursos como consecuencia de la carrera empresarial en pos de la competitividad, la evasión, la elusión y la simulación de pago de cuotas obrero-patronales, y a la también en ruinas, administración del IMSS.

La apertura comercial del país ha dado lugar a una recomposición de la estructura industrial, cuyos dueños han estado más preocupados por sobrevivir, que por cumplir obligaciones fiscales. La nueva fisonomía del aparato productivo del país no ha favorecido a un proyecto racional de planeación; de esta manera la planta industrial se ha visto sometida a un proceso de cierres, quiebras, fusiones y compraventa de empresas por la competencia, con el consecuente desempleo brutal y disminución hasta del 40 por ciento de la captación de cotizaciones del Seguro Social.

La evasión de cuotas y la simulación son para el Seguro un mal desde siempre. No dar de alta en el Seguro a trabajadores mientras cumplen una temporalidad de prueba en el trabajo o registrarlos con salarios no reales en una práctica generalizada de las empresas. Por convenio el IMSS otorga sus servicios a burócratas de gobiernos estatales y municipales u otras entidades previstas por la legislación, y por lo común, los gobiernos locales no registran a sus trabajadores con los salarios que perciben.

Del empleo. En estos seis años de este informe, el empleo formal se estancó, inclusive a finales del 2001 decreció menos 2 por ciento; contrastante con el más 6 por ciento...

El Presidente diputado Miguel Angel Navarro Quintero: … Concluya por favor, señor diputado.

El diputado Juan Carlos Velasco Pérez: … de crecimiento del último año de la administración anterior. Aprovecho para concluir, señor secretario. El saldo de esta administración en materia laboral es desastroso, en este sexenio la generación de empleo no se cumplió, el respeto a la autonomía sindical por parte del área de su responsabilidad fue letra muerte; las tomas de nota para crear más organizaciones obreras como una estrategia para pulverizar el movimiento sindical… estuvo a la orden del día. Vivimos seis años de franco deterioro del poder adquisitivo de compra de los trabajadores, con fijación de salarios mínimos generales que es una vergüenza para México y en el organismo de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos siempre existió el mayoriteo, en donde la clase empresarial…

El Presidente diputado Miguel Angel Navarro Quintero: Concluya por favor, señor diputado.

El diputado Juan Carlos Velasco Pérez: … del gobierno que tiene su representante ahí siempre mayoriteó a la clase trabajadora. Es cuanto.

El Presidente diputado Miguel Angel Navarro Quintero: Tiene usted la palabra, señor secretario.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz: Gracias, señor diputado. Con mucho gusto, diputado Juan Carlos Velasco.

Tengo información de que el señor director del Instituto Mexicano del Seguro Social estará en una próxima reunión con ustedes. Muchos de los datos que a que usted hace referencia le corresponden a esa dependencia, yo solamente quiero hacer algunos comentarios de la que a mí me corresponde.

Efectivamente, hay una falta de información de lo que están registrando los gobiernos locales, estatales y municipales. Éste es un tema que tenemos que avanzar muchísimo. Yo no estaría de acuerdo en que el salario se siguió deteriorando, no, se recuperó lo que se hubiera podido recuperar de lo que había perdido en 30 años, pero cambió la tendencia en este sexenio —eso me parece que es evidente— y hoy los salarios se han ido recuperando paulatinamente, pero siempre los aumentos en esta administración —y no por una decisión del gobierno, sino por una decisión de trabajadores y empleadores— todos los aumentos han sido superiores a la inflación.

Le puedo garantizar, señor diputado, que las tomas de nota en la Secretaría del Trabajo se dan a quien cumple los requisitos, a quien cumple los requisitos que marca la ley por haber cumplido con sus estatutos, con sus convocatorias cuando hablan de cambios de las mesas directivas y por haber cumplido la ley. No se dan a voluntad ni a capricho ni se quitan secretarios generales ni se ponen; se hace lo que dicen sus órganos internos y nosotros solamente tomamos nota de las decisiones cuando están apegadas a sus propios estatutos.

El Presidente diputado Miguel Angel Navarro Quintero: Gracias. Diputado Velasco Pérez, tiene derecho de réplica hasta por dos minutos.

El diputado Juan Carlos Velasco Pérez: Qué pena que las cifras no nos den. Nosotros seguimos manteniendo que el salario de los trabajadores ha sufrido un gran deterioro, independientemente de un rezago histórico de más del 70 por ciento de pérdida de poder adquisitivo en los últimos 22 años.

Qué pena que no coincidamos con las cifras de empleo, qué pena que no coincidamos con la Secretaría a su cargo de programas de capacitación, que son letra muerta y que si hablamos de competitividad y si hablamos de una productividad y de calidad para entrar a un mundo globalizado, la Secretaría no haga absolutamente tampoco nada por llevar programas eficientes en lo que se refiere a capacitación adiestramiento.

Qué pena realmente, que las cifras que se dan aquí de asegurados tampoco coincidan con las que nosotros tenemos. Y yo únicamente voy a concluir para manifestarles delante de mi coordinador parlamentario, al cual agradezco su presencia, el licenciado diputado Emilio Gamboa, que nuestro grupo parlamentario está listo para el debate para las reformas o adecuaciones a la Ley Federal del Trabajo.

Nuestra posición como partido no va a variar todo a favor de los trabajadores, nada que signifique retroceso. Habremos de platicar, habremos de discutir lo que le convenga a México, va el Partido Revolucionario Institucional adelante. Lo que sea retroceso en las conquistas de la clase trabajadora, jamás vamos a votar algo que afecte las conquistas que por muchos años ha logrado la clase trabajadora de México.

El Presidente diputado Miguel Angel Navarro Quintero: Muchas gracias, señor diputado. Tiene su derecho a participar el diputado Adrián Pedrozo Castillo, del Partido de la Revolución Democrática, hasta por cuatro minutos.

El diputado Adrián Pedrozo Castillo: Buenos días, señor secretario del Trabajo y Previsión Social, Francisco Javier Salazar Sáenz. Señores y señores diputados y diputadas. En primer lugar quiero hacer una aclaración. Efectivamente, fue usted dirigente sindical, fue usted dirigente sindical 10 años en un sindicato que, hay que decir, blanco, un sindicato que se caracteriza muy claramente como un sindicato patronal. Y no es lo mismo que representar un sindicato de clase.

Por ello quiero, desde esta tribuna, exhortar a mis compañeros del Sindicato del Seguro Social a que se pongan de acuerdo internamente y que busquen una salida porque necesitamos un Sindicato fortalecido para defender el conjunto de amenazas que el gobierno actual ha cernido sobre los trabajadores y no permitan que el secretario del Trabajo, que se ha caracterizado por estar impulsando el modelo sindical que representa, al seno de las organizaciones sindicales.

El desempleo y el salario precario definen el grado de marginación de la inmensa mayoría de la población al no construir el medio esencial de satisfacción de las necesidades básicas como la alimentación, vestido, vivienda, salud, educación, justicia y recreación para los trabajadores y sus familias.

Casi todos los trabajos que se crearon en este sexenio, que concluye y que se presume indebidamente por este gobierno, hay que decir, son de carácter eventual y de condiciones precarias.

El nefasto problema del desempleo, producto de una pésima administración, ha provocado que los trabajadores se refugien en la economía informal, en la cual reciben ingresos variables, carecen de prestaciones y de seguridad social, por lo que no transforman sus condiciones de pobreza y de marginalidad, todo lo cual ha ocasionado una enorme migración. Los trabajadores mejor preparados y los más audaces son los que generalmente van a buscar oportunidades de trabajo a Estados Unidos.

El sexenio foxista incumplió el contenido del Plan Nacional de Desarrollo, que prometía crecimiento económico sostenido para la generación de los empleos necesarios, dignos y bien remunerados, todo lo cual quedó en una más de las promesas de campaña.

Los bajos salarios, la cancelación de plazas de base en las diferentes dependencias del gobierno federal han contribuido a generar la crisis de la seguridad social pero, sobre todo, lo que realmente está sucediendo en este terreno es la consecuencia de obedecer, al pie de la letra, las recomendaciones del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, que son los que han impuesto al gobierno mexicano la privatización de los fondos de jubilación y pensiones y propician que los ingresos de los trabajadores se vayan a los bancos, los cuales hacen un negocio que podemos decir es el negocio del siglo.

Lo mismo sucede con el derecho a la vivienda plasmado en el artículo 123 constitucional, con la obligación de los patrones a proporcionar casa-habitación a sus trabajadores, derecho que se ha convertido en otro negocio más para los bancos y las empresas constructoras, que venden las viviendas a los trabajadores con grandes márgenes de utilidad.

Esta situación laboral en México no sólo golpea la justicia social, sino el incremento a la productividad y al crecimiento económico, que exige necesariamente la reducción del desempleo, del empleo informal, el empleo precario y la consecuente mejora de las prestaciones de los trabajadores, como requisito previo para fortalecer el mercado interno.

Los nuevos trabajadores se ven forzados a aceptar cualesquier trabajo disponible, sin importar la paga, condiciones de trabajo o compatibilidad con su entrenamiento y habilidades.

Para ser claro, el alto índice de desempleo en México enmascara un problema mucho más profundo: el del empleo precario mal pagado, problema que enfrenta una gran parte de los trabajadores en nuestro país.

En síntesis, una de las consecuencias directas del gobierno actual ha sido que los ricos ahora son más ricos, frente al grueso de la población trabajadora, que está más empobrecida.

El Presidente diputado Miguel Angel Navarro Quintero: Gracias, señor diputado. Tiene usted la palabra, señor secretario.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz: Gracias, señor diputado. Diputado Adrián Pedrozo. Me parece que su comentario sobre el Sindicato de Maestros de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, que me enorgullezco en haber presidido, su comentario es un insulto para los maestros, porque no creo que ellos acepten ese comentario de que son un sindicato blanco; es su opinión, pero bueno, yo mis maestros los conozco y me parece que su opinión es un insulto para ellos. Allá usted.

Y lo mismo para la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios, que tiene más de 40 sindicatos en todas las universidades públicas de este país; me parece que sus comentarios no vienen al caso, pero es su responsabilidad.

Me parece muy bien que usted inste a las dos partes en el Sindicato del Instituto Mexicano del Seguro Social a que se pongan de acuerdo. Claro que esa es la solución, que ellos se pongan de acuerdo.

Los empleos que se crearon yo solamente me he referido en cifras a los que están en el Instituto Mexicano del Seguro Social. Y me refiero a esa cifra porque es una cifra que todo el mundo puede comprobar, usted puede meterse a la página del Seguro Social y ver cuáles son los 835 mil empleos que se han generado en este año. Son personas con número de registro, con apellido, con nombre, que se pueden comprobar que no hemos dado cifras al aire, son cifras que no son todas por cierto, porque hay una cifra mucho mayor o al menos extensiva de otras personas.

Quiero referirme a un tema señor diputado, si usted me permite, de lo que hemos hecho en la Secretaría para apoyar a los trabajadores, me refiero al Fonacot, al Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores. Es la institución que financia a los trabajadores no en base a cuánto tengan de garantía, sino en base a que son trabajadores y están registrados en una empresa. Es la institución que cobra el más bajo interés que cualquier otro banco en este país o cualquier otra institución de crédito. No le cuesta un centavo a los ciudadanos, porque cuando nosotros recibimos el Fonacot perdía 800, 400 millones al año que tenían que pagar los ciudadanos. Hoy el Fonacot se financia a través de colocación de papel en la Bolsa Mexicana de Valores, con lo cual no le cuesta a los ciudadanos.

Y quiero decirle que tiene una gama de productos que no se encuentran en otro lugar en este país. Y el único requisito para ingresar al Fonacot es ser un trabajador, estar registrado en cualquier empresa. Y podría extenderme mucho y, si usted me lo permite, me gustaría tener una charla con usted para documentarle lo que hemos hecho en el Fonacot, si le parece a usted bien.

Y, bueno, a veces no coincidimos en las cifras, yo me baso en las cifras que tiene el INEGI, en las cifras que tiene el propio Seguro Social, a la mejor no hay coincidencia, pero esa es mi base para las cifras que yo he externado aquí.

El Presidente diputado Miguel Ángel Navarro Quintero: Gracias, señor secretario. Tiene derecho de réplica el diputado Daniel Dehesa Mora, hasta por dos minutos.

El diputado Daniel Dehesa Mora: Con su permiso, señor Presidente. Compañeras y compañeros diputados. Señor secretario del Trabajo. Sostengo que esta administración fue un gobierno de simulación. No fue democrático como se prometió, sino profundamente autoritario. Le recuerdo que se robó una elección presidencial. Fue desigual en sus designaciones económicas y en materia laboral usted es la más clara representación de los intereses patronales del grupo al que sirve.

Señor secretario, su gestión ha contribuido generosamente en la producción de mayor pobreza y desempleo. La situación es grave, no sólo porque el país crece a tasas muy pequeñas, sino porque a los problemas de la transición política se suma la omisión y la irresponsable actuación de su Secretaría.

De acuerdo con el Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, de 2000 al primer trimestre de 2005, las personas desocupadas pasaron de 660 mil a un millón 600 mil. Esto representa un incremento de casi un millón de desocupados.

El déficit en la creación de empleos durante el actual gobierno es de cinco millones de puestos de trabajo. El desempleo es la pesadilla que diario toma por asalto a miles de jóvenes, que son los principales afectados por este flagelo que se expresa además en la precarización del salario.

El nivel adquisitivo ha bajado de manera continua; hoy es tan sólo algo más de una cuarta parte del que fue en 1981.

La tasa de desocupación abierta para el grupo de personas con educación media superior y superior se eleva al 40 por ciento.

El Ceneval ha hecho públicos los resultados de su encuesta sobre el salario de los profesionistas recién egresados. El 40 por ciento de los jóvenes que se titularon en 2001 no tienen empleo remunerado. Del 60 por ciento que obtuvo una plaza, 29 por ciento lo hizo en una actividad ajena a su carrera; otro 29 por ciento pudo ubicarse en su área, pero con salarios no mayores a los dos mil pesos mensuales. El resto recibió remuneraciones que no pasaron de los cinco mil pesos.

Concluyo: en las siguientes dos décadas nuestra pirámide poblacional se abrirá en la parte superior, lo que incrementará notablemente la demanda de empleo. Esa pirámide hacia el 2025…

El Presidente diputado Miguel Ángel Navarro Quintero: Concluya por favor.

El diputado Daniel Dehesa Mora: —Concluyo. …expresará la configuración de un país desarrollado con brechas sociales de nación subdesarrollada.

En lo personal, no espero nada de su gobierno y menos ahora que le faltan unos días para que concluya; tampoco espero mucho de la nueva administración, ya que tuvimos seis años de mentiras. Los jóvenes no aguantarán otro "foxilandia" que anuncia ingenuamente Felipe Calderón. Muchas gracias, señores.

El Presidente diputado Miguel Ángel Navarro Quintero: Tiene su derecho, hasta por cuatro minutos, a nombre del Partido Acción Nacional, el diputado Efraín Arizmendi Uribe.

El diputado Efraín Arizmendi Uribe: Con su permiso, señor Presidente. Compañeras y compañeros diputados; señor Secretario ingeniero Francisco Salazar. Efectivamente, la seguridad social va mucho más allá de garantizar únicamente derecho a la salud, a la seguridad social. Una manera integral es además de eso, es la asistencia médica, la protección de los medios de subsistencia y de los servicios sociales necesarios para el bienestar individual y colectivo de la población. Y, en su caso, otorgar una pensión por cubrir previamente, cubriendo algunos requisitos legales, una pensión para el retiro de los trabajadores que deberá ser garantizada, en su caso, por el Estado.

Efectivamente, el pilar de la seguridad social en México es el Instituto Mexicano del Seguro Social, además del ISSSTE y otras instituciones como el ISFAM, los servicios médicos de Pemex, por su cobertura mucho menor, pues no tiene la trascendencia que tiene el seguro social.

No me voy a referir al problema ya muy tocado del problema financiero, pero sí quisiera referirme, en cuando se habla de pensión, generalmente todos asociamos a la pensión del retiro o para retirarse por edad avanzada en el trabajo por años de servicio. Y a veces, señor secretario, no asociamos las pensiones por incapacidad temporal, incapacidad permanente que dejan las enfermedades o los accidentes de trabajo.

México atraviesa hoy una transición epidemiológica que ha hecho cambiar totalmente las enfermedades con las que nos enfrentamos. Hoy nos enfrentamos principalmente a enfermedades crónico-degenerativas, que son permanentes y que no son curables y que demandan servicios de mucho mayor costo y durante toda la vida.

Pero también es cierto que ha habido avances muy importantes en la medicina y que ha cambiado sustancialmente el que una enfermedad le produzca incapacidad temporal o permanente a un individuo.

Hoy estamos rigiendo la Ley Laboral con conceptos de la medicina de 1930 y con unas adecuaciones pequeñas en los 70, que ya nos corresponden a la época actual del país en que vivimos.

Yo le pregunto, señor Secretario, si el proyecto de la ley laboral contempla estas adecuaciones y si no, pues que se nos dé la información suficiente desde el punto de vista del entorno laboral, para que también, vinculado con la Comisión de Salud de esta Cámara, podamos complementar esa ley laboral y que se adecuen los criterios de pensión de incapacidad temporal y de incapacidad permanente para los trabajadores de nuestro país.

Porque el problema del seguro social no nada más es de pensiones para Fondo de Retiro. Estas incapacidades temporales y permanentes, estos seguros, también están desfinanciados en el Seguro Social y a largo plazo van a generar una presión insostenible.

Por otro lado, yo nada más quiero remarcar aquí que el Seguro Social no está en ruinas. Hubo un esfuerzo importantísimo en esta administración. En estos cinco años se le han invertido al Seguro Social más de lo que se le invirtió en los últimos 20 años en equipamiento médico, en infraestructura y en construcción de nuevas unidades médicas, que no es suficiente, por supuesto que no es suficiente, porque el rezago era de décadas; pero hubo un gran esfuerzo por fortalecer al Instituto Mexicano del Seguro Social y yo no quiero dejar pasar la oportunidad de hacer énfasis en esta aclaración. Quien opina que no ha sido fortalecido es que no conoce la realidad actual del Instituto Mexicano del Seguro Social. Falta muchísimo. Todos podemos contribuir para mejorarlo. Muchas gracias.

El Presidente diputado Miguel Ángel Navarro Quintero: Señor secretario, tiene usted la palabra hasta por cuatro minutos.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz: Gracias, diputado Navarro.

Yo creo que efectivamente, el señor diputado Efraín Arizmendi sí está cambiando el perfil demográfico de la sociedad y si están cambiando evidentemente las condiciones en el mundo laboral. No podemos seguir con legislaciones que no responden a esta nueva realidad mundial y nacional.

El caso del perfil demográfico en la población mexicana refleja un éxito no solamente de este gobierno, sino de los anteriores. Hoy la expectativa de vida de los mexicanos ha aumentado en más de 10 años, lo cual es un reflejo del éxito que ha tenido el sistema nacional de seguridad social; pero evidentemente que tenemos que adecuar nuestra legislación a esta nueva realidad.

Hoy, como mencionaba hace un rato y usted lo sabe muy bien, el número de aportantes con respecto a los beneficiarios de las pensiones, relativamente ha cambiado de una manera drástica y eso tiene que ajustarse.

A su pregunta, señor diputado, sobre qué tanto abarca el proyecto de reforma a la ley laboral sobre estos temas de seguridad quisiera decirle que es muy poco lo que se pudo avanzar en este terreno en el proyecto de iniciativa de ley, y yo coincido con usted, en que hoy hay nuevos problemas en el mundo laboral que no están contemplados en las leyes; hay nuevas enfermedades, nuevas consecuencias que anteriormente el trabajo era principalmente muscular; hoy es de otro tipo de trabajo que a veces implica un riesgo diferente al que está contemplado en la ley. Por tanto, sí hay que hacer las adecuaciones, pero en el proyecto que se presentó haría falta este trabajo entre estas dos Comisiones conjuntas para llevarlo a cabo.

Me parece que el cambio conceptual más importante es cambiar de una mentalidad de corrección a una mentalidad de prevención. O sea, que tanto la Ley de Seguridad, como la Ley del Trabajo reflejen más bien una actitud para prevenir, siempre que se pueda, todos los accidentes, enfermedades o malestares, más que tener una legislación correctiva; aunque las dos tienen que ser complementarias. Gracias, señor diputado.

El Presidente diputado Miguel Ángel Navarro Quintero: Gracias, secretario. Tiene la palabra para su derecho de réplica, la diputada Margarita Arenas Guzmán.

La diputada Margarita Arenas Guzmán: Buenas tardes. Con su permiso, señor presidente. Señor secretario. De acuerdo con las estadísticas laborales elaboradas por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, casi dos terceras partes de los ocupados del país carecen de los beneficios que otorga el sistema de seguridad social, entre los que se encuentra el acceso a este sistema de seguridad social; entre los que se encuentra el acceso al sistema de pensiones.

Sistema de pensiones que debe garantizar un retiro digno una vez que cumple el trabajador con su ciclo laboral. Esta situación puede volverse más crítica dado que anualmente más de un millón de personas se incorporarán al mercado laboral en las próximas dos décadas, y como es de su conocimiento, durante el presente sexenio tan solo se han generado un poco más de 200 mil empleos asegurados por año.

Señor secretario, ¿qué nos puede comentar sobre los mecanismos que se implementaron en esta administración para abatir el rezago en materia de pensiones? Además, los legisladores estamos conscientes del gran compromiso que tenemos en esta materia. Es cuanto, señor Presidente.

El Presidente diputado Miguel Ángel Navarro Quintero: Muchas gracias, compañera diputada. Pasamos a la tercera y última ronda, la cual coordinará nuestro compañero diputado Juan Carlos Velasco Pérez, del Partido Revolucionario Institucional.

El Presidente Juan Carlos Velasco Pérez: Gracias, señor diputado. Iniciaremos la tercera ronda de intervenciones con la participación del diputado Alfredo Barba Hernández, del Partido Revolucionario Institucional, por cuatro minutos.

El diputado Alfredo Barba Hernández: Con su permiso, señor Presidente. Señor secretario Francisco Javier Salazar, para la diputación del sector obrero del Partido Revolucionario Institucional, la política laboral instrumentada durante el presente sexenio, es uno de los principales temas pendientes y sin lugar a duda con esto queda una deuda pendiente con la sociedad y principalmente con el Sector Obrero.

El VI Informe de Gobierno dice que la Secretaría a su cargo ha enfocado esfuerzos en crear condiciones favorables para apoyar la dignificación del empleo y no la generación de plazas. Nos queda claro, señor secretario, que la creación de empleos no es exclusividad de su Secretaría y que debe ser una labor en conjunto con otras como Economía, Hacienda, etcétera, la situación es que no se cumplió el compromiso de espacios laborales.

Sin embargo en el artículo 40 de la Ley De Administración Pública Federal se habla muy claro que la Secretaría a su cargo debe de estudiar y proyectar planes para impulsar la ocupación laboral en el país. Por eso yo le preguntaría, señor secretario, ¿nos podría explicar cuáles fueron los principales obstáculos que impidieron el cumplimiento de la generación de empleo programada; o, en su caso, explicarnos cuál fue su papel en este tema específico?

La información de los programas institucionales de empleo y vinculación laboral, presentan cifras que sumándolas no nos dan, señor secretario, las del Seguro Social y las del INEGI. Nos puede aclarar esas diferencias que se dan entre las dos instituciones que fueron entre el período del 2005 y el 2006, donde hay una diferenciación del 18.8 por ciento y del 33.3 por ciento, respectivamente. ¿Se perdió la credibilidad, dejó de hacerse difusión o qué originó estas diferencias?

Sabemos desde luego, señor secretario, que hay avances importantes en materia laboral; nos queda claro que tenemos una planta laboral mejor preparada, más sin embargo siguen muchos, muchos rezagos como es la capacitación, que no se le ha dado seguimiento y cumplimiento de acuerdo con la Ley Federal del Trabajo. Por eso yo le pregunto, señor secretario, si todos los cursos realmente impartidos por ustedes, son o hacen la recopilación del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Históricamente, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social ha sido una instancia de mediación donde los actos de la producción dirimen sus conflictos por las vías del acuerdo y la negociación, características que son producto de acuerdos políticos y sociales que colocan en la titularidad de esta dependencia a funcionarios que deben comprender su responsabilidad como árbitros imparciales en los conflictos laborales y su deseo por dejar sentado el mismo precedente y confiamos que en el tiempo tan pequeño ya que le queda, siga usted en este espacio para las próximas.

Para el sector obrero, es muy importante lo que sucede y preocupante en el Instituto Mexicano del Seguro Social. Nos preocupa, señor secretario, y desde luego respetamos a los compañeros trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social, los apoyamos en sus demandas, pero también pedimos que usted nos aclare, para que no vaya a perjudicar a los trabajadores derechohabientes.

Para terminar, quiero decirle señor secretario, señores diputados, que estamos desde luego preparados para defender la Ley Federal del Trabajo y los derechos de los trabajadores, porque yo pienso que deben ser dos personas… concluyo, señor Presidente, deben de ser dos actores nada más los que deben de participar en estas reformas a la Ley Federal del Trabajo si es que se dan, como es el capital y el trabajo.

Señor secretario, quiero nada más reconocerle a usted que usted en esta misma Cámara, en la LIX Legislatura, y eso lo celebro mucho, me congratulo con su postura en esa ocasión, de que defendió a los trabajadores en el ISR que quería cobrarnos el gobierno federal y qué bueno que se dio marcha atrás. Así es de que por eso muchas felicidades y gracias, señor secretario, por sus respuestas.

El Presidente diputado Juan Carlos Velasco Pérez: Para dar respuesta al diputado Barba, tiene la palabra el señor secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Javier Salazar.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz: Gracias, diputado. Pues le agradezco su referencia, diputado Alfredo Barba. Le comento sobre alguna de sus preguntas. Los obstáculos que se tuvieron para efectivamente no poder obtener el número de empleos que se hubieran deseado, yo quisiera recordar a todos los señores diputados que la situación de interrelación en la economía mundial, no nos permite considerar solamente a nuestro país, y lo que nosotros hiciéramos, necesariamente va a tener una influencia de lo que hagan en otros lugares del mundo. Y yo no sé si alguien tiene duda pero la baja de la economía mundial en los primeros tres años de este siglo, fue debida al rezago muy fuerte, a la recesión que se vivió en Estados Unidos. Nuestra economía, sobre todo la economía de exportación, está totalmente vinculada en un 85 por ciento de nuestras exportaciones van a Estados Unidos. Cuando hay una recesión en Estados Unidos tan fuerte como la que hubo después de los actos terroristas del 11 de septiembre, después de los fraudes de las grandes empresas energéticas "Enron" y otras, después de la guerra de Irák, la recesión en la economía de Estados Unidos, evidentemente que causó recesión en todas las economías del mundo incluyendo a la de México. Pero también hay que decirlo, para ser justos, que efectivamente no crecimos, nada más que de todos los demás países de Latino América, México fue el que menos impacto tuvo en su población esta recesión. Hubo países como Argentina, como Brasil, como Colombia, como Venezuela, que sufrieron mucho más de lo que en este país pasó. Así que ese fue uno de los obstáculos más importantes par ano poder generar el crecimiento y el número de empleos. Pero yo creo que lo importante es cómo estamos terminando, cuál es la tendencia en este momento. Y en este momento creo que tenemos una tendencia positiva. El número de empleos formales registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social están a la vista de todos y no los podemos desdeñar. Yo creo que esa es una cifra fuerte, una cifra dura que tenemos que soportar.

A veces, efectivamente tiene usted razón, señor diputado, a veces tenemos diferencias en las cifras que da por ejemplo el INEGI y las que damos nosotros, porque son métodos diferentes de calcularlo. El INEGI hace sus estadísticas, sus estimaciones en base a encuestas. Pregunta a la población y luego las extrapola a toda la población, por eso nosotros preferimos dar las cifras que da el Instituto Mexicano del Seguro Social porque son cifras que tienen un número de afiliación, nombre, apellido, domicilio, empresas donde han trabajado, el sueldo que ganan y esas son cifras muy duras de las cuales no podemos dudar, por eso generalmente nosotros nos referimos a estas cifras.

Y déjeme comentarle, aquí tengo el dato de cuáles son las personas que sí tienen seguridad social. En el Seguro Social hay 13.9 millones de personas aseguradas, si consideramos un promedio que es el que da el INEGI de 4 personas por cada asegurado, esto nos da 56 millones de personas que están cubiertas por el Instituto Mexicano del Seguro Social, con 13.9 millones de trabajadores. Además en el ISSSTE tenemos a 2.5 millones de trabajadores al servicio del Estado, que al mismo promedio nos da otros 10 millones de personas que están cubiertas. Y hay otros 4 millones que están en los estados, en Pemex, en la CFE, en las Fuerzas Armadas y otros organismos. Según nuestras cifras, que podemos corroborar el día que usted guste, señor diputado, 70 millones de mexicanos tienen seguridad social como derechohabientes. Efectivamente hay un reto muy importante por los otros 30 millones de mexicanos y hay que trabajar en eso.

Y coincido con usted en la preocupación por el Sindicato de Trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social, es una preocupación muy válida porque es una institución que le da un servicio muy importante a la mayoría de los mexicanos. Así que ojalá el conflicto intrasindical, no es la institución con el sindicato o del gobierno con el sindicato, son dos corrientes dentro del sindicato, coincidiría con usted en que sería muy importante que se pongan de acuerdo para no darle algún menoscabo en los derechos de los trabajadores. Gracias, señor diputado.

El Presidente diputado Juan Carlos Velasco Pérez: Gracias, señor secretario. Para la réplica tiene la palabra, por dos minutos, el diputado Patricio Flores Sandoval.

El diputado Patricio Flores Sandoval: Con el permiso de la coordinación en este momento y de la Presidencia de la mesa por supuesto, yo quisiera, tomando en cuenta que por razón natural, ya no se dan respuesta a los cuestionamientos, hacer simplemente unas pequeñas reflexiones para terminar nuestras participaciones en esta comparecencia.

Desde luego que suscribimos en todos sus términos lo expresado y la posición que dio en su intervención el compañero Juan Carlos, para efectos de la reforma de la Ley del Trabajo, sin embargo, cabría hacer notar y decir, ¿para qué? La Ley Federal del Trabajo en sus términos actuales es perfectamente aplicable, yo creo que si tiene o se requieren modificaciones es porque es constantemente violada y en muchas ocasiones en beneficio obviamente de lo que se ha dado en llamar la nueva cultura laboral, que exige una flexibilización extraordinaria del precepto legal y se abusa de ello.

Y ahí se dan las formas de contratación que actualmente existen en las empresas, en las que el empleo informal o el empleo temporal o el financeo o a través de out sourcing o de sociedades civiles, como se le de llamar, lo único que hace es evadir la obligación de los patrones de darle el derecho a los trabajadores y respetárselos, tal y como lo establece la misma legislación, y esto tiene desde luego el visto bueno de las autoridades.

Habría que pensar, si verdaderamente modificamos la ley o la hacemos valer como está. La podemos actualizar para los efectos que quieran pero nuestra ley, yo dijera que es perfecta y es todavía ejemplo para los del norte y para los del sur, nuestra relación con las relaciones internacionales así lo muestra.

Habría que pensar también, en lo que aquí se expresa, de que el salario verdaderamente ha mejorado, para efectos indicativos, si, tiene razón, señor secretario, lo entendemos, los números así lo marcan, pero cuando llegamos a nuestras casas, y aquí los trabajadores que tenemos de uno o dos salarios, yo me pregunto si no les afecta, por ejemplo, en este momento, los incrementos a la tortilla, ¿serán verdaderamente un motivo y una muestra de la mejoría del salario al poder comprar un kilo y medio en lugar de dos kilos por lo que cuesta actualmente la tortilla?

Tendremos que reflexionar en esas cosas y verdaderamente los indicativos de medición para efecto de los salarios actualmente está siendo verdaderamente imparcial, objetivo o si estamos perdiendo en la realidad el poder que tiene el emolumento que los trabajadores llevamos a las casas.

El Seguro Popular habla de sus grandes bondades, estamos de acuerdo, hay una alternativa, ¿pero qué se pretende con esa promoción, terminar con el Seguro Social, para así acabar con la obligación de los patrones de otorgar a los trabajadores ese derecho establecido en la Constitución y en la misma ley?

Es de desear pues que el autodenominado Presidente del empleo, a la hora que busque generar las condiciones para que éste se de, lo haga pensando en ello. No es posible que tengamos trabajo y no tengamos una seguridad social adecuada y no tengamos el acceso a una pensión adecuada, porque nuestras políticas están buscando que ellos evaden oficialmente sus obligaciones constitucionales. Gracias.

El Presidente diputado Juan Carlos Velasco Pérez: Tiene la palabra el diputado Tomás del Toro del Villar del Partido Acción Nacional.

El diputado Tomás del Toro del Villar: Señor secretario del Trabajo y Previsión Social ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz. Compañeras y compañeros diputados. Estimados representantes de los medios de comunicación. Con orgullo y vanidad me declaro ser un sindicalista, pero un sindicalista ni blanco ni charro ni vendido ni mucho menos rijoso. En los últimos meses hemos visto como un conflicto social ha acaparado el interés nacional, un conflicto donde el mismo sindicato desconoce a su líder además de solicitar la investigación de los recursos de un millonario fideicomiso, donde el gobierno federal ha demostrado su compromiso de respetar plenamente la autonomía sindical, y como se ha privilegiado el diálogo directo con los actores del movimiento sindical en nuestro país, una interlocución fluida con todos los sindicatos.

Como resultado de ello hemos visto en los últimos años, como la conflictividad laboral sólo se refleja en situaciones muy específicas y cómo ese diálogo directo, sin intermediarios, ha dado como frutos menos estallamientos de huelga y mejores condiciones para el desarrollo de la vida sindical en nuestro país. Una estabilidad que finalmente es paz laboral en nuestro México querido.

Nos puede decir señor secretario y soy directo. ¿Cuáles son las acciones, programas o políticas que la secretaría a su cargo ha diseñado en este tema? Es de reconocer que todavía hacen falta por un lado, mejores condiciones y por el otro mayores acciones.

Todo esto para lograr una democracia sindical eficiente y una transparencia interna donde queden claros los manejos de los recursos de los sindicatos y así lograr que los sindicatos se conviertan en verdaderas instituciones de interés público, como parte fundamental del avance democrático de nuestro país.

¿Cómo generar estas condiciones para mejorar la vida democrática de los movimientos sindicales y a la vez respetar y promover la autonomía y libertad sindical? Estos principios de la autonomía sindical de las organizaciones de los trabajadores resultan ineludibles para dejar atrás los tiempos en los que se sembraban armas, cadáveres, y se cazaban a líderes sindicales.

Hoy las organizaciones sindicales hacemos valer el respeto irrestricto a la autonomía sindical y rechazamos tajantemente la intervención en la vida interna de los sindicatos y nos unimos al reclamo de los trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo Metro, de los bomberos del Distrito Federal, de los trabajadores de la unidad de la ciudad de México y de los trabajadores del gobierno del Distrito Federal, entre otros muchos compañeros que levantan la voz para exigir el respeto a ese derecho.

Por otro lado, señor secretario, en febrero de este año ocurrió un lamentable accidente en la mina Pasta de Conchos, donde perdieron la vida más de 60 trabajadores mineros. Desde esta tribuna e insisto, como sindicalista que soy, ahora con la responsabilidad al frente de esta comisión, expreso mi solidaridad y la de todas la Legislatura, con las familias de los trabajadores que ahí, en ese evento, perdieron la vida.

A ocho meses de dicha desgracia señor secretario, nos puede decir ¿qué es lo que ha hecho la secretaría a su cargo para concluir con los trabajos de rescate de los cuerpos de los mineros que perdieron la vida? ¿Cuál ha sido el proceso para indemnizar a las familias y cuáles han sido los apoyos brindados a las familias que perdieron a sus esposos o padres?

Por sus respuestas señor secretario, muchas gracias.

El Presidente diputado Juan Carlos Velasco Pérez: Gracias, señor diputado. Tiene la palabra hasta por cuatro minutos para responder, el señor Secretario de Trabajo.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz: Como no, señor diputado. Contesto al señor diputado Tomás Del Toro.

Permítame diputado. Usted mencionó la nueva cultura laboral y yo aprovecharía para un comentario al diputado Patricio Flores. Yo creo que no es, a la mejor no hemos podido explicarnos bien. Pero no es el centro de la nueva cultura laboral, la flexibilización, no. La verdad es que el centro de la nueva cultural laboral es poner a la persona en el centro de la empresa, de la economía, de la política, la persona y su trabajo, la persona y su familia. Ese es el espíritu de la nueva cultural laboral. No el capital, no el estado, la persona, el ciudadano. Eso es lo más importante y por eso cuando los líderes sindicales, muy respetables, piensan primero en su trabajador y su familia, que en su carrera política, nosotros lo alabamos.

Es lo que debemos de buscar, pensar primero en el trabajador y su familia antes que en mi carrera política o mi partido primero están los ciudadanos, primero están las familias, el empleo de los ciudadanos y la cultura laboral es eso, y qué bueno que el diputado Tomás del Toro tocó el tema.

Me pregunta usted que cuáles son las acciones o programas políticos o políticas señor diputado, que hemos hecho. Yo diría con respecto a los sindicatos tres palabras: Democracia, transparencia y autonomía. En primer lugar democracia, que sean los trabajadores los que realmente elijan a sus líderes —como usted lo dice muy bien— no el estado, no la institución, no el patrón, que sean los trabajadores los que elijan a su representante y que a él le rindan cuentas, a los trabajadores, no le rindan cuentas a Hacienda, no le rindan cuentas a la Secretaría del Trabajo, que le rindan cuentas de las cuotas sindicales, de lo que cobran, de lo que reciben en las revisiones, a los trabajadores.

Eso es lo que nosotros le llamamos la transparencia sindical y la autonomía o la libertad de cada trabajador para pertenecer o no al sindicato y para que la autoridad no se meta en la vida de los sindicatos.

Si hay dos corrientes en un sindicato, la autoridad no debe de meterse, únicamente ver que esa competencia sea dentro de lo que marcan sus propios estatutos, que es lo que está pasando en el caso del Instituto Mexicano del Seguro Social. Esta autoridad revisará lo que sucedió en el congreso nacional y veremos que el que resulte triunfador de esta contienda sería el que haya tenido la mayoría de los votos de los trabajadores.

Sobre lo que usted menciona, diputado, de Pasta de Conchos, coincido con usted y me da mucho gusto que usted exprese su solidaridad con las familias de estos 65 mineros fallecidos. A ocho meses, qué ha hecho la Secretaria.

En primer lugar, desde el primer día, lo hemos insistido, la primera responsabilidad, porque así lo marca la ley, porque así lo marca la justicia, es de la empresa. La empresa es la responsable de llevar a cabo el rescate de los cadáveres y el sostenimiento de las familias y nosotros hemos logrado y —aquí está la directora de la Profedet— que la empresa les dé una indemnización muy superior a la que marca la ley, que de ninguna manera recompensa la pérdida de una vida; eso no hay manera de recompensarlo, pero sí, lo que han recibido los trabajadores desde el primer momento, una indemnización de 750 mil pesos y lo que tienen que recibir todavía, de acuerdo a lo que marca la ley, que no se ha podido concluir el proceso, porque no se han podido expedir los certificados de defunción. Estaremos al pendiente de que se haga.

Pero lo que tenemos que sacar como conclusión es que no deben de repetirse este tipo de accidentes y tenemos que modificar la legislación, adecuar los recursos suficientes para que tengamos una política de un mundo laboral mucho más segura para nuestros trabajadores.

El Presidente diputado Juan Pablo Velasco Pérez: Gracias, señor secretario. Para la réplica tiene la palabra nuestra compañera diputada Beatriz Collado Lara.

La diputada Beatriz Collado Lara: Buenas tardes. Con su permiso, señor presidente. Bienvenido, señor secretario. Invitados, grupo de periodistas.

En el 2005, estallaron 50 huelgas. En lo que va del presente año, han estallado 45, por lo que es de esperar que al término de este año la cifra se mantenga o esté cercano al año anterior.

Por otro lado, al comparar los 70 meses de administración del Presidente Vicente Fox, con los de sus antecesores, se observa una disminución en el número de huelgas: siete por ciento, con el señor Presidente Ernesto Zedillo, 68 por ciento, con Carlos Salinas y 77 por ciento con Miguel de la Madrid, respectivamente.

Señor secretario, usted hace referencia a lo que denomina: "la paz laboral"; ésta no es una sensación a la que uno advierte en los medios de comunicación. Desde hace varios meses en la prensa nacional e internacional se vienen reportando una serie de conflictos con los sindicatos, concretamente me refiero al problema minero.

Nos podría explicar con mayor detalle ¿a qué se refiere cuando asevera que en México hay paz laboral? Gracias, por su respuesta.

El Presidente diputado Juan Pablo Velasco Pérez: Gracias, diputada. Tiene la palabra para responder, hasta por cuatro minutos, el señor Secretario de Trabajo y Previsión Social. Perdón, perdón, el diputado Ramón Almonte Borja, del Partido de la Revolución Democrática, tiene la palabra.

El diputado Ramón Almonte Borja: Con el permiso de los asistentes. Señor secretario, si usted revisara los diez mandamientos bíblicos, habría de enterarse que mentir es pecado y que usted es pecador.

En efecto, la responsabilidad fue la premisa que permeó en materia de seguridad e higiene; así como en la capacitación y adiestramiento de los trabajadores de México, en el gobierno de Vicente Fox.

Efectivamente, la previsión social no fue de manera primordial una preocupación del gobierno federal, en el periodo sexenal que fenece. Por el contrario, el menosprecio a la clase trabajadora se objetivó de manera constante como una consecuencia inmediata de la visión estrictamente patronal del Presidente y de los que en su momento fueron titulares de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Para esta Secretaría fueron letra muerta las disposiciones de la Ley Federal del Trabajo relativas a la capacitación y adiestramiento, al Servicio Nacional del Empleo, Capacitación y Adiestramiento, de la inspección del trabajo, de la seguridad e higiene y de manera global y especial, en cuanto a las obligaciones de los patrones.

Para este gobierno el trabajador no tiene la naturaleza humana de que se encuentra revestido, por el contrario, sólo fue considerado como un instrumento para atesorar riqueza. De ello da cuenta la conducta del gobierno federal frente a la mina de Pasta de Conchos y otros de naturaleza análoga, aunque no menos dramáticos.

De ello dan cuenta también las Noms vigentes, que convierten a las autoridades de Trabajo en instancias estrictamente lucrativas, a las que no les interesan los trabajadores ni su salud, sino que sólo les interesa aplicar y cobrar multas, porque entre menos se cumplan las normas del trabajo, más ingresos habrá para el gobierno federal.

Les interesa el crecimiento de la hacienda pública, no les interesa la vida ni la salud de los trabajadores. Ello nos lleva a concluir que tan no les importa la vida y salud de los trabajadores, que hasta la fecha no se han fincado responsabilidades en el caso de la mina de Pasta de Conchos, caso en el que no sólo se violó de manera reiterada y dramática la normatividad laboral, sino que de acuerdo a las conductas observadas por parte de la patronal y que dieron origen al "accidente" —y entrecomillo accidente— existen responsabilidades de carácter penal, ya que hay evidencias de que el accidente fue instrumentado o provocado con el afán de lograr la aprobación de la iniciativa de ley que permitiera la comercialización de gas de las minas y que el propio secretario reconoce, con beneficios de más de 550 millones de dólares al año y, como en efecto finalmente sucedió. En eso están tazadas la salud y la vida de muchos trabajadores mineros de México.

Si el accidente se provocó, no sólo existe responsabilidad laboral, administrativa, civil, etcétera y como consecuencia la obligación de cubrir indemnizaciones, multas y otros conceptos en términos de ley, sino que también hay responsabilidad penal y entonces existe la necesidad de solicitar el ejercicio de la acción penal por homicidio calificado y lesiones, en agravio de los mineros de Pasta de Conchos.

Recuerde usted, señor Secretario, que la negligencia constituye culpa y la intención constituye dolo y ambas conductas siempre producen responsabilidad penal, con independencia de otras responsabilidades de diversa naturaleza.

En el caso de Pasta de Conchos existió negligencia por parte de las autoridades del Trabajo y ello constituye culpa, pero también hay elementos que por parte de la patronal hubo intención, y ello constituye dolo, razón por la cual tanto la culpa derivada de la negligencia de las autoridades laborales, como el dolo derivado de la intención de la parte patronal de provocar el incidente, constituyen delitos que deben ser castigados…

El Presidente diputado Juan Carlos Velasco Pérez: Le ruego concluir, señor diputado.

El diputado Ramón Amonte Borja: … y nosotros estamos esperando resultados. Incluso invito a los compañeros diputados de todas las fracciones parlamentarias para el efecto de que integremos una comisión especial que investigue a fondo, que dé resultados en torno al accidente de la mina de Pasta de Conchos y que además investigue en qué condiciones está trabajando la mayoría de los mineros de México. Muchas gracias.

El Presidente diputado Juan Carlos Velasco Pérez: Para responder, tiene la palabra el señor secretario de Trabajo y Previsión social hasta por cuatro minutos.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz: Gracias, señor diputado. Diputado Almonte, yo celebraría que se forme esta comisión especial que usted sugiere. De hecho ya se formó en la anterior Legislatura y colaboramos con esa comisión que se formó, plural de todos los diputados. Yo celebraría que la vuelvan ustedes a formar para que lleguen realmente a lo que usted dice.

Si usted me dice que tiene evidencias de lo que sucedió en la mina, yo le agradecería que lo haga saber a las autoridades. Hasta donde yo sé, no se ha podido llegar —hasta hace dos días— al lugar en donde se produjo el accidente. Si usted tiene evidencias de eso, claro que ayudarían mucho a todas las instancias que están trabajando en esto.

El día también que usted nos permita hacerle una presentación sobre lo que hemos gastado —lo que hemos gastado porque ustedes lo aprueban— en capacitación en los servicios nacionales del empleo, en inspecciones, en seguridad e higiene lo haríamos con mucho gusto.

Tenemos aplicación le podría yo decir que mucho más puntual de lo que se hacía en las anteriores administraciones en estos programas, que son financiados tanto por el recurso fiscal como por el recurso internacional en el PAC —así se llama el Programa— de Apoyo a la Capacitación, en el PAE, Programa de Apoyo al Empleo, que se trabaja con los estados; nosotros no ejercemos directamente el empleo, únicamente lo canalizamos a los estados, y hay avances importantes en este terreno. El día que usted quiera lo vemos. Lo mismo en otros temas.

Yo no atrevo a hacer las aseveraciones que usted hace, señor diputado, es su responsabilidad. Pero yo creo que la modificación que se hizo a la ley es una modificación que era urgente desde hace mucho tiempo porque el no extraer el gas grisú antes de la operación y de la extracción del carbono genera tres problemas; los mencioné hace un momento.

En primer lugar, el aumento del costo, porque es un combustible mejor que el gas natural, que se puede utilizar como combustible. Segundo lugar, se contamina el ambiente, pero lo más importante, así lo dije, es que se está trabajando en condiciones de mayor riesgo para los trabajadores, porque la única manera que tenían antes de esta modificación a la ley los mineros en todas las minas era extraerlo junto con el aire en circulación. Entonces, metían a gran cantidad de aire para extraer ese gas, pero es un proceso que ya no se usa en ningún lugar del mundo. Aquí se utilizaba porque esa modificación en la ley apenas se acaba de realizar y todavía inclusive creo que no tiene el reglamento.

Si usted tiene, como usted dice, evidencias de una intención o dolo, pues caray, señor diputado, sería muy bueno que lo proporcionara a las autoridades; yo no lo tengo.

El Presidente diputado Juan Pablo Velasco Pérez: Para la réplica, tiene la palabra el diputado José Luis Gutiérrez Calzadilla.

El diputado José Luis Gutiérrez Calzadilla: Buenas tardes, señor secretario. Buenas tardes a todos ustedes, compañeras y compañeros. La verdad es que es muy complicado hacer una exposición de dos minutos; por tanto, solamente son aspectos generales.

Número uno. Tenga la seguridad de que una comparecencia en el primer año de sexenio tendría una relevancia para nosotros mucho mejor que para un sexenio que está por terminar. Ya este régimen se va a ir y lo que aquí digamos o no no va a tener mayor relevancia.

Número dos. El tema es la seguridad social. Yo les quiero decir que la idea de reformar las leyes de la seguridad social es una idea que tiene detrás de sí un planteamiento político que no compartimos los trabajadores —y soy representante de trabajadores—, porque hemos revisado el proyecto de ley que se ha presentado y está claro que hace nugatorio en la práctica el derecho de huelga, está claro que está haciendo una vulneración de los derechos de los trabajadores en cuanto a salarios, prestaciones, etcétera. Solamente hay que verlo en blanco y negro y eso no tiene vuelta de hoja.

Número tres. No nos negamos a revisar ninguna ley, pero dijimos con toda claridad: la Ley Federal del Trabajo es una ley tutelar a la que los trabajadores no vamos a renunciar. No puede haber ninguna situación en blanco y negro que vulnere ningún derecho que hemos ganado con años de lucha y de sangre de una Revolución mexicana. Nunca vamos a hacerlo.

Siguiente. Queremos que se haga; si se dice que están quebrados los sistemas de seguridad social, seguramente que hay razón en mucho. Queremos auditorías porque queremos saber qué ha pasado históricamente con los dineros de la seguridad social, porque tenemos algunos indicadores de que se ha dejado de aportar al IMSS, sobre todo por el gobierno federal, que ha habido una gran evasión, que se ha hecho una mala administración de los recursos y entonces, primero, se nos va a demostrar qué pasó con los recursos y después vamos a ir.

Y, por último, queremos discutir las reformas de la ley a la luz de lo que ha pasado en otros países con algunas proposiciones que son muy parecidas a la que hay aquí, que hasta ahorita han fracasado.

Con esto termino porque no hay para más, pero que quede perfectamente claro que los trabajadores no vamos a aceptar nada que vaya en contra de lo que se ha conquistado. Muchas gracias.

El Presidente diputado Juan Pablo Velasco Pérez: Tiene la palabra el diputado Carlos René Sánchez Gil, del Partido Acción Nacional.

El diputado Carlos René Sánchez Gil: Buenas tardes, secretario. Compañeros diputados y diputadas que nos acompañan. Invitados. Medios de comunicación. Señor secretario, hemos escuchado con interés la intervención de los logros alcanzados y retos planteados en la cuestión de la Secretaría de Trabajo en este sexenio.

Creo que se han logrado cuestiones trascendentes que son importantes de recalcar en un comparativo con la historia que traemos de otros sexenios anteriores.

Sabemos que hay varios factores que influyeron para que estos resultados que ahora tenemos no se hayan logrado mejorar en otras expectativas. Tuvimos una recesión internacional que nos afectó gravemente en el año 2001.

Sabemos que el vehículo en el cual transitamos ya no es suficiente; ha quedado desfasado. Necesitamos una reforma laboral y creo que ése será un reto para todos los que integramos esta Legislatura, en una manera en que sin afectar las relaciones y los derechos de los trabajadores podamos crear un nuevo contexto laboral que esté a la altura de la competencia y la productividad.

Creemos que ha habido cosas importantes. Quiero destacar y reconocer la integración de todos los actores de las relaciones laborales en este sexenio en materia laboral, en donde trabajadores, empleadores, organizaciones sindicales y gobierno han tenido la oportunidad de compartir una mesa de diálogo de colaboración y respeto para llegar a los acuerdos requeridos.

En este sentido hago un reconocimiento al trabajo realizado por el Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (Fonacot), al cual se le dio un enfoque de mercado que satisface de manera eficaz la necesidad de los trabajadores, con la aplicación de programas que fomentan su desarrollo integral y el crecimiento de su patrimonio familiar.

Al inicio de este sexenio, ya lo señalaba usted señor secretario, esta institución resultaba insolvente y registraba pérdidas en su operación, tenía una cartera vencida, contaba con un insuficiente patrimonio, el proceso de crédito resultaba lento y burocrático, tenía carencias en su infraestructura tecnológica, y además, contaba con un adeudo vencido con el Banco de México, mismo que resultaba superior a su capacidad de pago.

Este Instituto, que es un ejemplo que se llevó a cabo junto con otros institutos derivados de la Secretaría de Trabajo, fue objeto de una reestructuración financiera y operativa con prácticas de buen gobierno para transformarse de una institución que era insolvente, a una institución sólida y solvente, que otorga ahora créditos con bajas tasas de interés en el mercado y además que ha simplificado sus trámites con una mejoría notoria en su nivel de operación.

Este Instituto opera hoy con mayor eficacia y transparencia en el mercado de sus recursos; ha dejado de ser una entidad inviable financieramente; la operación y mecanismos de financiamientos otorgados ahora no le cuestan un solo peso al fisco. Se ha consolidado como una opción real de apoyo al consumo para los trabajadores y sus familias.

Ha habido logros importantes. Se ha logrado en este sexenio una estabilidad económica importante que redunda en pro del trabajo, de la inversión y de la productividad. Sin embargo, señor secretario, existen aún metas por alcanzar en materia de política laboral.

Le he escuchado afirmar que en este sexenio ha tenido lugar una recuperación salarial que, con todo respeto señor secretario, esta afirmación francamente nos inquieta y le quiero preguntar: ¿Podría usted mencionarnos a qué sectores y a qué tipo de trabajadores se refiere esta recuperación salarial? Por su atención y respuestas, señor secretario, muchas gracias.

El Presidente diputado Juan Carlos Velasco Pérez: Tiene la palabra el señor secretario de Trabajo y Previsión Social, hasta por cuatro minutos para responder.

El Secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz: Gracias, señor diputado.

Cómo no, con mucho gusto, señor diputado Sánchez Gil. Me referiré muy brevemente a dos temas que usted mencionó:

El Fonacot, el Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores, que es una organización tripartita, efectivamente ahí participan organizaciones de trabajadores y de empleadores, que entre otras de las características que usted mencionó, hoy ya ha otorgado un millón de tarjetas de crédito para que los trabajadores que antes tardaban 45 días en tener un crédito, hoy, con lo que tarda en correr su tarjeta de crédito, pueden sacar hasta un automóvil, cosa que antes era impensable para una institución, que es la que cobra los intereses más bajos de todo el mercado. Nuestra meta son cuatro millones de tarjetas, que será superior a las que tenga cualquier banco. No se va a lograr en este sexenio, pero es una meta ambiciosa que la lograremos.

El otro tema que quiero referirme antes, es el tema del consejo para el diálogo de los sectores productivos. Efectivamente, ese ha sido el gran instrumento para lograr la paz laboral y muchos de los beneficios que se han tenido, porque han entendido, trabajadores y empleadores, que esta no es una lucha de clases, que ésta no tiene que ser un enfrentamiento entre trabajadores y empleadores, que esta no es una lucha de vencidas en donde uno gana y otro pierde. Es una lucha en donde todos podemos ganar y las competencias son los chinos, los coreanos, los de otros países que están invadiendo nuestros mercados y nos están quitando nuestras plazas, nos están cerrando las empresas.

Entonces, en el consejo para el diálogo de los sectores productivos, hemos aprendido a ponernos de acuerdo trabajadores, empleadores y gobierno con los gobiernos estatales para que, juntos, podamos enfrentar el reto que significa la globalización y el que vienen otros productos.

No creemos en que la solución sea poner barreras arancelarias para proteger a unos cuantos empresarios nacionales, pero castigar al resto de la ciudadanía; así que en eso comentaría su intervención, señor diputado.

Y como esta será mi última intervención, yo quisiera, señores diputados, agradecer esta oportunidad que me han dado de presentarme ante ustedes para exponerles lo que hemos hecho y también lo que no hemos podido hacer, los retos que se nos quedan.

Reitero mi respeto, mi respeto al Poder Legislativo y a nuestras instituciones. Debemos respetar nuestras instituciones. Este país está diseñado para que opere a través de tres Poderes: el Poder Legislativo -mencionado en primer lugar por la Constitución- el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial. Esto hoy es una realidad, pero tenemos que aprender a respetar nuestras instituciones, nuestras leyes, el estado de derecho.

Creo que el gran reto que queda es hacer las reformas laborales y coincido totalmente con dos o tres diputados que han dicho "sin perder las prerrogativas que hoy tienen los trabajadores". Ninguna reforma laboral que haga un menoscabo en lo que hoy ya tienen ganado, sería aceptable. Pero sí, hay muchas cosas que tienen que cambiar manteniendo estas prerrogativas que hoy ya tienen los trabajadores.

Y el reto más importante es en lo que han encontrado ustedes una coincidencia con nosotros: en que sea el empleo el centro de las políticas públicas. En esto todos los partidos vamos a estar de acuerdo, el empleo es la forma en como podemos superar las desigualdades y los rezagos que tenemos en este país. Y hagamos de la política pública, una política generadora de empleos. Empleos dignos, empleos bien pagados, empleos dentro de la ley. Es un reto, no es fácil. Pero si todos estamos pensando primero en México antes de nuestros partidos o nuestras carreras o nuestras preocupaciones, pensemos primero en nuestro país.

Ustedes tienen el gran reto, nosotros también. A nosotros nos quedan nada más unos cuantos días, pero ustedes tienen el inicio de una Legislatura que yo espero y les deseo que sea muy fructífera para el bien del país.

Muchas gracias, diputado Tomás Del Toro; muchas gracias, diputado Miguel Angel Navarro Quintero; muchas gracias, señor diputado por su conducción. Y a todos ustedes, mi agradecimiento.

El Presidente diputado Juan Carlos Velasco Pérez: Gracias, señor secretario y gracias, compañeros diputados.

Para concluir este tercer turno para la réplica, tiene la palabra el diputado Tomás Del Toro Del Villar.

El diputado Tomás del Toro del Villar: Muchas gracias. Con su permiso, señor presidente.

En esta comparecencia se han tocado diversos temas: conflictos laborales, autonomía sindical, la situación de las pensiones, acciones y programas de gobierno para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores, etcétera.

Es imprescindible, señor secretario, ver al trabajo como un medio por el cual los individuos logran su plenitud; un empleo que ayude a generar las condiciones sociales y personales para su desarrollo humano. Por eso es que México requiere de una cultura laboral nueva; es que México requiere de una Secretaría del empleo que diseñe y ejecute esos programas y condiciones para que nuestro país pueda generar esos empleos que necesita nuestra nación, para crecer y para desarrollarse.

Señor secretario. Señoras y señores diputados. Para una nueva cultura laboral y mejores condiciones laborales para el crecimiento de nuestro país requerimos un marco jurídico adecuado que sea motor de crecimiento, que proteja verdaderamente los derechos de los trabajadores.

México necesita una reforma laboral que le dé certidumbre y seguridad al trabajador y, a la vez, incentive la producción y el crecimiento; que promueva la competitividad de la nación. Ésta es nuestra responsabilidad; y, compañeras y compañeros, que también éste sea nuestro compromiso.

No podemos hoy hacerle un favor flaco a nuestros compañeros representados, a los trabajadores de México. No podemos hacerle un favor flaco al desarrollo del país. No podemos hacerle un favor flaco a nuestros hijos, a nuestros nietos y a la planta profesional que en las espaldas lleva el desarrollo de México. Gracias.

El Presidente diputado Juan Carlos Velasco Pérez: Para dar por terminada la comparecencia del señor secretario, tiene la palabra el diputado Tomás del Toro.

El Presidente diputado Tomás del Toro del Villar: Muchas gracias, diputado Velasco. Esta Presidencia agradece la comparecencia del señor secretario de Trabajo y Previsión Social, ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz; sus respuestas y las consideraciones y preguntas de los señores diputados.

De conformidad con lo que establece el artículo 7º, numeral 5 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, la versión estenográfica de esta sesión será remitida al Presidente de la República para su conocimiento. Se pide a la a comisión designada para acompañar al ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz, secretario de Trabajo y Previsión Social, lo haga cuando él decida abandonar este recinto.

Se da por concluida esta reunión de Comisiones Unidas de Trabajo y Previsión Social y de Seguridad Social, donde se llevó a cabo la comparecencia del ingeniero Francisco Javier Salazar Sáenz, secretario de Trabajo y Previsión Social, para el análisis del VI Informe de Gobierno del Presidente Vicente Fox Quesada, en el ramo de su competencia.

Esta Presidencia agradece a todos su asistencia. Es cuanto. Muchas gracias.