Comparecencia del secretario de Salud,
Julio Frenk Mora,
correspondiente al Sexto Informe de Gobierno del Presidente Vicente Fox Quesada

Instalación de la Mesa: El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba
Exposición por parte del funcionario del Ejecutivo
Julio Frenk Mora,

PRIMER TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Ricardo Cantú Garza, Partido del Trabajo
Pregunta: Juan Abad de Jesús, Convergencia
Pregunta: Olga Patricia Chozas y Chozas, Partido Verde Ecologista de México
Pregunta: María Oralia Vega Ortiz, Partido Revolucionario Institucional
Pregunta: Tomás Gloria Requena, Partido Revolucionario Institucional
Pregunta: Elizabeth Morales García, Partido Revolucionario Institucional
Pregunta: Daniel Dehesa Mora, Partido de la Revolución Democrática
Pregunta: Holly Matus Toledo, Partido de la Revolución Democrática
Pregunta: Ángel Humberto García Reyes, Partido Acción Nacional.
Pregunta: Yolanda Mercedes Garmendia Hernández, Partido Acción Nacional.
Pregunta: Adriana Rebeca Vieyra Olivares, Partido Acción Nacional.
Pregunta: Jorge Quintero Bello, Partido Acción Nacional.
Pregunta: María Gloria Guadalupe Valenzuela García, Partido Acción Nacional.
Pregunta: José Ignacio Alberto Rubio Chávez, Partido Acción Nacional.
Pregunta: Efraín Arizmendi Uribe, Partido Acción Nacional.
Pregunta: Beatriz Eugenia García Reyes, Partido Acción Nacional.

Respuesta: Julio Frenk Mora

SEGUNDO TURNO DE PREGUNTAS Y RESPUESTAS

Pregunta: Ricardo Cantú Garza, Partido del Trabajo
Pregunta: Juan Abad de Jesús, Convergencia
Pregunta: Olga Patricia Chozas y Chozas, Partido Verde Ecologista de México
Pregunta: Patricia Villanueva Abraján, Partido Revolucionario Institucional
Pregunta: Efraín Morales Sánchez, Partido de la Revolución Democrática
Pregunta: José Antonio Muñoz Serrano, Partido Acción Nacional.

Respuesta: Julio Frenk Mora

Comentarios finales: Ector Jaime Ramírez Barba


El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muy buenas tardes compañeros y compañeras diputadas. Vamos a iniciar la sesión. Le vamos a solicitar de favor al señor secretario José Antonio Muñoz Serrano nos informe la listas de presentes, si tenemos quórum legal y dé lectura al orden del día.

El Secretario diputado José Antonio Muñoz Serrano: Como usted lo solicita diputado presidente, se informa a la presidencia que existen registrados hasta este momento 18 diputados del total de integrantes de esta Comisión de Salud. Por lo tanto, hay quórum legal para dar inicio con la sesión del día de hoy.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Le pido a la secretaría dé lectura al orden del día y la someta a votación económica por favor.

El Secretario diputado José Antonio Muñoz Serrano: El orden del día de hoy comprende tres puntos: la comparecencia del secretario el doctor Julio Frenk Mora ante la Comisión de Salud en la Cámara de Diputados, el día de hoy, 25 de octubre del presente año.

Como punto número uno tenemos la lista de asistencia y su declaración de quórum.

Punto número dos: lectura del formato para la comparecencia en base al acuerdo del l0 de octubre del presente, emitido por la mesa directiva de la Comisión.

Punto número tres: la comparecencia del Secretario de Salud.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Pido a la secretaría solicite por favor por votación económica si es de aprobarse el orden del día.

El Secretario diputado José Antonio Muñoz Serrano: La presidencia solicita el que podamos votar si es de aprobarse el orden del día de hoy. Quien esté de acuerdo en el orden del día, favor de manifestarlo.

Quien esté en sentido positivo favor de manifestarlo de manera económica...(votación). Quien esté en sentido negativo...(votación). Por la abstención... (votación). Por unanimidad, diputado presidente, se aprueba el orden del día. Hay tres abstenciones, diputado presidente. Hay mayoría para aprobación del orden del día.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muchas gracias. Una vez agotado el primer punto dado que el acuerdo fue publicado en la Gaceta Parlamentaria el 19 de octubre del presente año. Le pido a la secretaría solicite al Pleno si omitimos su lectura.

El Secretario diputado José Antonio Muñoz Serrano: Pediría que se sirvan hacerlo de la misma manera, de manera económica. Quien esté de acuerdo en omitir el acta de la sesión anterior. Quien esté por el sentido positivo en favor, manifestarlo, por favor...(votación). Quien esté en sentido negativo... (votación). Abstenciones... (votación). Por mayoría, se aprueba por unanimidad el que se obvie la lectura del acta.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Les informo al Pleno que se encuentra ya a las puertas de este salón, en la sala especial preparada para su presencia, el señor doctor Julio Frenk Mora, secretario de Salud.

Designo para la comisión de cortesía a la diputada María Oralia Vega Ortiz, a la diputada Adriana Rebeca Vieyra y a la diputada Olga Patricia Chozas y Chozas. Pasen, por favor, por nuestro invitado y traerlo a este salón de actos.

(La comisión cumple su cometido)

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Para dar cumplimiento al acuerdo parlamentario, el día de hoy comparece el doctor Julio Frenk Mora, secretario de Salud, para el análisis del VI Informe de Gobierno del Presidente de todos los mexicanos, Vicente Fox Quesada, en el ramo de su competencia.

Doctor Frenk, a nombre del Congreso y de esta LX Legislatura se le da la más cordial bienvenida. También nos acompaña en esta ocasión funcionarios de la Secretaría de Salud. Sean ustedes bienvenidos a este recinto.

Para dar cumplimiento a la base primera del Acuerdo parlamentario de la Comisión, tiene la palabra hasta por diez minutos, el doctor Julio Frenk Mora.

El Secretario de Salud, doctor Julio Frenk Mora: Muy buenas tardes a todas y a todos. Diputado Ector Jaime Ramírez Barba, presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados. Señores secretarios y señoras secretarias de la Comisión. Señoras y señores diputados:

Agradezco a esta honorable Legislatura su invitación para comparecer ante ustedes con motivo del VI Informe de Gobierno del Presidente Vicente Fox. Entendiendo que se trata de un ejercicio republicano que fortalece nuestra democracia.

La rendición de cuentas sustentada en el principio de la transparencia mediante el diálogo abierto, respetuoso entre los Poderes de la Unión, contribuye al entendimiento franco y al logro de consensos y acuerdos y acuerdos que benefician a México.

En estos seis años la interlocución permanente que mantenemos con las y los legisladores ha favorecido el avance en la instrumentación de programas y proyectos, conformando el impulso de un cambio estructural genuino de nuestro sistema de salud. El esfuerzo colectivo en esta materia rinde ya frutos y los avances están reflejados tanto en el Informe de Gobierno, como en el Informe de labores de la propia Secretaría de Salud.

Además, el pasado mes de agosto se llevó a cabo por quinto año consecutivo, el Foro Ciudadano de la Salud, que es un ejercicio innovador de rendición de cuentas a través de la presentación del Informe Salud México, en esta ocasión 2001-2005.

Este Informe presenta los resultados que los servicios de salud están generando en materia de seguridad de los pacientes, trato digno a los usuarios, protección financiera a las familias y condiciones de salud de la población.

El esfuerzo común desplegado en estos seis años nos permite hoy entregar buenas cuentas en la atención de los tres grandes retos que van constituyendo el eje articulador de la política nacional de salud durante el sexenio del Presidente Vicente Fox.

Los tres retos son: la calidad, la equidad y la protección financiera. En materia de equidad, los programas nacionales de promoción de la salud, prevención y control de enfermedades, así como la protección contra riesgos sanitarios, constituyen nuestros principales instrumentos para proteger a la población contra los diversos riesgos a la salud.

Se ha ampliado y reforzado el blindaje sanitario. La aplicación de diversos programas de salud pública ha conducido a lograr avances significativos en las metas de los objetivos de desarrollo del milenio, así como a la mejora en la detección oportuna de diversas enfermedades crónicas, especialmente la diabetes mellitus, la hipertensión arterial, el cáncer cervicouterino y el cáncer de mama.

En el caso de la tuberculosis, la mortalidad se ha reducido 32 por ciento; del paludismo sobresale el hecho de que entre 2000 y 2006 la transmisión ha sido la más baja de nuestra historia.

Se han incorporado nuevos biológicos al esquema de vacunación a fin de acelerar la reducción de la mortalidad en los menores de cinco años e iniciar el primer Programa de Vacunación Universal en Adultos Mayores, en este caso contra la influenza; lo cual ha tenido un impulso renovado este año.

En materia de equidad, sin duda el renglón de la mortalidad maternoinfantil ocupa un sitio de la mayor trascendencia por sus efectos en el desarrollo del país.

El programa "Arranque Parejo en la Vida" representa un instrumento invaluable para enfrentar este problema de salud, bajo una óptica de igualdad de oportunidades, donde a cada niña y niño que nace en este país, se le garanticen las condiciones para iniciar la carrera por la vida en la misma línea de salud.

Entre diciembre de 2000 y 2005, las muertes maternas disminuyeron 19.5 por ciento. Es decir, en los últimos cinco años, cada mes se ha evitado que mueran en promedio 12 mujeres por problemas del embarazo o problemas derivados de parto. En el mismo lapso la mortalidad infantil disminuyó 18.8 por ciento, lo que se tradujo en 26 mil 415 vidas de menores de un año salvadas; es decir, 440 cada mes.

Uno de los avances más elocuentes en salud pública es la esperanza de vida. En 1970 la mitad de las personas nacidas en ese año, tenía la esperanza de llegar a los 60 años de edad; en contraste cuatro de cada cinco niños nacidos en 2005, llegaran a ser adultos mayores.

Nuestro segundo gran reto es la calidad y éste ocupa un sitio importante en los temas de la agenda gubernamental. El Presidente Fox, abanderó en enero de 2001, el arranque de la Cruzada Nacional por la Calidad de los Servicios de Salud, que hoy en día incorpora cerca de la mitad de las unidades de todo el sector en el país. En este sentido, la Cruzada Nacional por la Calidad, promueve el trato digno a las personas, cualquiera que sea su condición social, económica o étnica.

Otro rubro relacionado con la calidad donde se están obteniendo buenos resultados, es el surtimiento de medicamentos, prioridad que el Presidente Fox nos señaló a todas las instituciones del sector, desde el primer día de su mandato.

Las cifras obtenidas mediante mediciones externas nos indican que el surtimiento completo de recetas, alcanzó más del 90 por ciento, en las instituciones de seguridad social, más de 85 por ciento, de hecho 89 por ciento, en las unidades que ofrecen servicios a los afiliados del seguro popular y más de 80 por ciento, en las unidades de los servicios estatales de salud.

Estas cifras son muy elocuentes cuando tomamos en consideración que al principio de la administración actual, el porcentaje promedio de surtimiento en los servicios estatales de salud, era de apenas 50 por ciento.

Con el objeto de ganar la credibilidad de la sociedad, se ha fomentado la participación ciudadana, a través de una innovadora figurada llamada: "el aval ciudadano", en la que participan casi dos mil organizaciones sociales que validan los resultados de los indicadores de trato digno, proponiendo además acciones de mejora de los servicios de salud.

Sin embargo, es necesario entender que el problema que enfrentamos va más allá de la concepción de la calidad. Las familias sufren por no poder acceder a estos servicios de calidad, lo cual plantea la cuestión, de para qué vamos presidir la calidad, si no todo mundo tiene acceso a esos servicios.

De lo que se trata entonces, es de proteger a las familias para que disfruten también de estos beneficios. Para lo cual contamos ahora con un instrumento muy concreto de política social, el Seguro Popular, pensado y creado para extender la protección social a todas las familias mexicanas y el cual responde al tercer reto de nuestro sistema de salud, que es la protección financiera.

Para operarlo ha sido menester traducir el precepto que señala el derecho a la protección de la salud en ámbitos de acción concretos. No basta con reconocer un derecho como lo hace nuestra Constitución desde el año de 1983, también hay que garantizar su ejercicio real.

Y es este ejercicio efectivo del derecho a la protección de la salud, lo que ha inspirado la actual reforma en curso. Pero para ello, para que el ejercicio sea efectivo; se requiere un financiamiento suficiente, justo y solidario. Por ello, el centro de la reforma estructural en marcha, consiste en ampliar la protección social en salud a la población hasta ahora excluida de los esquemas tradicionales de seguridad social.

En México estamos alcanzando este propósito mediante el nuevo Seguro Popular, que a lo largo de los próximos años, irá brindando protección financiera a los cerca de 50 millones de personas excluidas, para así lograr el ideal de un aseguramiento universal en salud.

La protección contra los riesgos a la salud, la protección a los derechos de los usuarios de los servicios y la protección social en salud, conforman las tres dimensiones que dan contenido concreto al derecho constitucional respectivo y que permiten su ejercicio universal como parte vital del gran proyecto democratizador de México.

Todos los estados de la República y el Gobierno del Distrito Federal han ratificado los acuerdos para participar en el Seguro Popular y al cierre de este año, 5.1 millones de familias de todo el país, que equivalen a más de 20 millones de personas, estarán amparadas por este instrumento de protección y justicia social.

Señoras y señores diputados. La reforma histórica a la Ley General de Salud que creó el Seguro Popular, fruto de un amplio ejercicio de la democracia, ha tenido en el Congreso de la Unión un sólido impulso y un firme respaldo.

Deseo reconocer por ello el papel decisivo que a lo largo de este proceso ha jugado la Cámara de Diputados, al aprobar desde que la reforma entró en vigor en 2004, los recursos necesarios para el cumplimiento del mandato de ley.

La salud es un derecho humano fundamental. A lo largo de los seis años, de éstos seis años, la salud ha reunido el esfuerzo de muchos sectores de la sociedad que entendieron su significado cabal: ser el punto de encuentro, el puente hacia la prosperidad compartida; ser la fuente de seguridad que une a todas y todos los mexicanos.

Señoras y señores diputados, muchas gracias por su atención y quedo atento a sus comentarios y preguntas.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Para formular sus cuestionamientos, esta presidencia ha recibido la solicitud de 20 compañeros diputados. Para formular dichos cuestionamientos tiene el uso de la palabra el señor diputado Ricardo Cantú Garza, del grupo parlamentario del Partido del Trabajo, hasta por tres minutos.

El diputado Ricardo Cantú Garza: Gracias, diputado presidente. Señor secretario de Salud; compañeras y compañeros legisladores.

El derecho a la salud es un derecho de todos los mexicanos, reconocido en el artículo 4º, párrafo tercero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Sin embargo, este derecho no puede ser ejercido a plenitud por los mexicanos ante la insuficiencia de la red de los tres niveles del sector salud, así como del personal que en ella labora.

Tenemos el caso, entre otros muchos, de enfermedades como el cáncer que requieren ser cuidadosamente atendidos, y por desgracia a los pacientes desde el momento en el que se les detecta hasta que se atiende, pasa mucho tiempo y los tratamientos ya no son tan eficaces para contrarrestar la enfermedad y restaurar la salud, provocando la pérdida de la vida, máxima que, por los cambios alimenticios de la propia sociedad mexicana y del sedentarismo que se padece, algunas enfermedades de cáncer entre las mujeres, que se daban alrededor de 30 o 35 años, ahora se han adelantado y ya se da incluso entre niñas que apenas entran a la pubertad.

Otro aspecto en donde la Secretaría a su cargo debe tener una intervención más decidida, es en el combate a la obesidad infantil. La televisión y la computadora han hecho a nuestros niños excesivamente sedentarios y el consumo de comida chatarra, alta en carbohidratos y en calorías, ha hecho que suban de peso con el consecuente riesgo de padecer desde pequeños un sinnúmero de enfermedades, entre las que se encuentran la diabetes, la hipertensión, la deficiencia renal y hepática.

La práctica de la medicina se ha deshumanizado, la proliferación de los centros hospitalarios privados ha convertido a la medicina en un negocio —y hay que destacarlo— sumamente grave para los pacientes, ya que en múltiples ocasiones se les cobra por servicios no recibidos. Si el paciente se recupera, a la familia no le importa pagar y si, por el contrario, el paciente fallece, no hay en la familia nadie que tenga el ánimo de revisar las cuentas.

El grupo parlamentario del Partido del Trabajo considera que hay que darles oportunidad a los que quieran recibir no sólo de la medicina alópata, cuyos laboratorios dueños de las patentes ganan grandes cantidades de dinero por sus productos, sino también hay que poner en práctica en el sistema de salud pública otras ramas de la medicina, como la homeopatía, la herbolaria, la acupuntura, entre otras ya que su costo es menor y los resultados son muy buenos para el paciente.

Una vez que se me concluya el tiempo, quisiera concluir para preguntarle señor secretario, la situación actual del programa de Retiro Voluntario en el sector salud y el por qué no se han visto beneficiados todos los trabajadores que desean incorporarse a este programa. Es cuanto, diputado presidente.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muchas gracias, compañero diputado. A fin de seguir con la obligación y con el derecho que nos asiste constitucionalmente, tiene el uso de la palabra para formular sus cuestionamientos, el señor diputado Juan Abad de Jesús, del grupo parlamentario de Convergencia, hasta por tres minutos.

El diputado Juan Abad de Jesús: Muy buenas tardes, señoras diputadas, señores diputados. Con el permiso del presídium. Doctor Julio Frenk Mora. México ha sido víctima de sus propios éxitos. Ese México posrevolucionario, de grandes instituciones, no sabe qué hacer ahora con un sistema multifragmentado de salud, con la mitad de la población prácticamente pobre. El Estado ya no es capaz de responder a esas necesidades.

No podemos llegar a los 800 dólares per cápita que en salud destina, por ejemplo, Chile a su población; ni decir en promedio que en los países de la OCDE suben hasta dos mil 550 dólares. Ya no somos capaces incluso de llegar al 10 por ciento del producto interno bruto que destina Colombia a la salud.

Por eso, compañeros diputados, es que en el Partido Convergencia invitamos a robustecer este sistema. Urge unir, urge sumar, multiplicar. Estamos viviendo un hecho histórico.

Y parafraseando a una benefactora de Calcuta, que decía que la muerte en nuestro país es una tragedia; pero de muchas, ellas no es más que una estadística. Es por eso, señor secretario, que nos preocupa la evaluación de las metas de la Cumbre del Milenio, donde el Presidente Vicente Fox se autocalifica con una palomita en el número de mujeres que atienden su parto por un médico.

Nos preocupa también que Tamaulipas, Nuevo León o Jalisco tengan una atención entre 90 y 100 por ciento; mientras que Chiapas, Oaxaca, Guerrero bajen de 86 hasta 61 por ciento; esto es, en lugares mucho más lastimados que otros estados; pero apenas poco más de la mitad de las mujeres cuentan con la atención de un parto por un médico.

Ya no más un país sin oportunidades similares. De ahí que ese México se encuentre dividido. Nuestra inquietud, doctor Frenk, es también que el Seguro Popular esté distribuido de una manera más equitativa, no tan dispar.

Sumando el Presupuesto de 2005 y el estimado de junio del 2006, en su Anexo Estadístico se da más presupuesto a Oaxaca, que es un estado de los más lastimados, en comparación con Guanajuato, que son mil millones de pesos que se destinan a este estado.

Tampoco sabemos por medio de este Informe a dónde se destinaron los recursos que no se mencionan a detalle y que fueron ejecutados o refrendados.

Estamos avanzando y para avanzar —quizá a mediano o largo plazo— por un sistema unificado de salud.

Como usted lo ha reconocido, víctimas de otros éxitos, pero demandamos también mayor equidad entre los estados y mayor equidad a los estados que menos tienen. Muchas gracias.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muchas gracias, compañero diputado secretario. Para hacer uso de la más alta tribuna de la República en esta representación popular, tiene la palabra la diputada Olga Patricia Chozas y Chozas, del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, hasta por tres minutos.

La diputada Olga Patricia Chozas y Chozas: Con su permiso, señor presidente. Señor secretario de Salud, doctor Julio Frenk Mora. Compañeras y compañeros diputados. Señores de los medios de comunicación. Señores invitados.

Señor secretario, quiero darle la bienvenida a nombre de mi grupo parlamentario. Para nosotros es de suma importancia participar en este diálogo abierto con usted, que dirige una de las secretarías cuyos trabajos tienen mayor impacto en la vida de los mexicanos.

En primer lugar y respondiendo a mi formación como psicóloga quiero referirme a los problemas relacionados con la salud mental, que han contribuido al aumento en el índice de suicidios y a la incidencia de trastornos de la alimentación, principalmente en la población joven.

En el país se suicidan 14 jóvenes al día, siendo el Distrito Federal, Yucatán, Tabasco y Jalisco, las entidades donde se presenta con mayor frecuencia este problema; tercera causa de muerte entre los jóvenes sólo después de los accidentes automovilísticos y homicidios.

Por ello, consideramos que este tema es una tarea pendiente. Me llama la atención que en el Informe de Gobierno este tema ocupe tan solo una cuartilla, cuando es un problema creciente que aqueja a más jóvenes cada día y que debería ser prioridad desde ahora, para evitar una problemática mayor.

Al respecto le pregunto: ¿qué avances se tiene en la inclusión de la psicosis y depresión en el catálogo del Seguro Popular? ¿Cuándo podremos incluir otros padecimientos? ¿Por qué el Modelo Hidalgo no sido implementado en más entidades cuando ha demostrado su eficacia y calidad?

El tabaquismo es la principal causa de muerte "previsible" en el mundo. En nuestro país, 60 por ciento de las defunciones anuales están asociadas a esta adicción. Por ello, el Partido Verde ha hecho un gran esfuerzo para aprobar reformas que garanticen la protección a la salud de los fumadores y principalmente de los no fumadores.

Sin embargo, nos hemos encontrado con fuertes resistencias y seguimos preguntando: ¿cómo es posible que sigan sosteniendo el acuerdo para que reciban dádivas de las tabacaleras, en lugar de que realmente sea compensado el gasto en que incurre la seguridad social en enfermedades relacionados con el tabaco? ¿Cuál sería, para la Secretaría de Salud, el acuerdo ideal para lograr este objetivo?

Queremos recordar que en México se contraviene lo dispuesto en la Convención Marco de la Organización Mundial de la Salud para el control del tabaco, al tratar de evitar que se establezcan impuestos al tabaco mediante aportaciones simuladas de las compañías tabacaleras, que sólo sirven para lavar conciencias, puesto que no podrán evitar los miles de defunciones en el mediano y largo plazos. Esta situación es muy seria si tomamos en cuenta que se trata de la infancia y juventud mexicanas.

Finalmente, en esta primera intervención quiero referirme a uno de los principales retos a enfrentar durante los próximos años que es la lucha contra el SIDA. Y quiero preguntarle, ¿a cuánto asciende el gasto del sector de salud en medicamentos contra esta enfermedad y qué porcentaje de los enfermos reciben tratamiento de forma permanente.

Ahora bien, vemos que la mayoría de los jóvenes tienen un conocimiento limitado de esta enfermedad y un cada vez mayor exceso de confianza, en gran parte porque se ha desatendido los programas de prevención e información.

Al respecto le pregunto: ¿qué acciones de prevención y control han tomado para evitar que los adolescentes y jóvenes sean contagiados? ¿Cuál ha sido el comportamiento estadístico de la enfermedad en este sector de la población? Por sus respuestas, muchas gracias.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muchas gracias, compañera diputada.

Para continuar con nuestra tarea y formular los cuestionamientos, tiene el uso de la palabra la diputada María Oralia Vega Ortiz, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, hasta por tres minutos.

La diputada María Oralia Vega Ortiz: Con su permiso, señor presidente. Señoras y señores. Diputadas y diputados. Señor secretario. En el México actual, el ramo de salud presenta transformaciones de fondo sustanciales, de cambios estructurales en las políticas de salud que inciden de manera local, regional y federal, pero sobre todo la sociedad en su conjunto espera de las instituciones de salud un servicio con calidad y eficiencia.

No obstante, los logros en los indicadores de salud como la esperanza de vida al nacer, la mortalidad infantil, entre otros, en México aún persisten grandes brechas, desigualdades e inequidades de salud.

Sin embargo, el sistema de salud que México experimenta en la actualidad, ha sufrido serios cuestionamientos en su aplicación y cobertura universal, lo que pone en entredicho que la Secretaría a su cargo no esté contribuyendo al incrementar la gobernabilidad, garantizando el derecho constitucional a la protección social de la salud en condiciones de equidad, calidad y eficiencia.

No obstante, la institucionalidad del trabajo gubernamental y la coordinación de los esfuerzos entre los Poderes han permitido no rezagarnos en la protección a la salud de los mexicanos, que la atención sea amplía en medida que el crecimiento demográfico lo solicita y que la utilización de servicios preventivos ha permitido una mejor interacción entre médicos y comunidad.

Sin embargo, la calidad de la atención, el abasto de medicamento, insumos para la salud, en realidad no se ha avanzado de manera significativa y se mantiene como uno de los retos más importantes a superar.

Aunado a lo anterior, el Seguro Popular, la propuesta de este gobierno para aliviar la atención a más de 40 millones de mexicanos se ve seriamente cuestionada, tal vez que su financiamiento no permite un sistema de atención homogéneo y de cobertura universal y pareciera ser que choca con los principios fundamentales de la atención primaria a la salud. Pero sin duda, los comentarios que con mayor insistencia se señalan, tienen que ver con la prestación de los servicios.

El Informe de Gobierno asegura que del 2002 al 2006, el Seguro Popular ha afiliado a 3.7 millones de familias y se estima que para fines de este año se llegue a los cinco millones de familias aseguradas.

Es preocupante, en base a estos datos, asegurar que hoy día no todas las familias no tienen los accesos a la seguridad social en materia de salud sigan empobreciéndose por causa de gastos catastróficos en salud y que las familias de bajos ingresos ni siquiera tengan el acceso a los servicios mínimos de salud.

Nuestra preocupación es de no dejar a la gente a su suerte y es necesario enfrentar a los retos que el sistema mexicano de salud debe atender con responsabilidad y apegado a la realidad que vive nuestro país.

Quedan muchos pendientes por cumplir, dentro de ellos reducir las desigualdades y elevar el nivel de salud de la población, la de garantizar un trato adecuado a los usuarios de los servicios y la de ofrecer protección financiera en materia de salud a todos los mexicanos, apoyando de manera prioritaria el financiamiento público.

En la participación de mis compañeros diputados de la fracción del PRI y en los señalamientos que aquí expreso, es de suma importancia refrendar el compromiso del Estado que tiene con la población para buscar mecanismos que garanticen la cobertura universal, de profundo contenido humano y de alta calidad y ser eficientes, hacer una distribución equitativa de los recursos disponibles y ser más eficientes en su aplicación. Es cuanto, señor presidente.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muchas gracias, compañera diputada. Tiene el uso de la palabra en la tribuna, el diputado Tomás Gloria Requena, del grupo parlamentario del Partido Revolución Institucional, hasta por tres minutos.

El diputado Tomás Gloria Requena: Gracias. Buenas tardes a todos. Señor secretario de salud, doctor Julio Frenk Mora, compañeros miembros de la Mesa Directiva de esta Comisión, compañeras y compañeros diputados, todos. Señor secretario, para la fracción parlamentaria del PRI, es muy interesante que usted esté acá teniendo la agenda de comparecencias con relación al Informe del señor Presidente de la República Vicente Fox.

Desde luego, hablar de la salud ocuparíamos mucho tiempo y por el tiempo que a ustedes les quedan funciones, pues nada más nos vamos a concretar propiamente a hacer algunas preguntas.

La distribución de los recursos con los que cuenta la Secretaría de Salud sobre la calidad, seguridad y oportunidad de los servicios que ofrecen las instituciones y principalmente sobre los resultados que estos recursos y servicios están generando en materia de trato a los usuarios, protección financiera de los hogares y condiciones de salud de la población, ¿cuál es su visión que tiene sobre estos indicadores toda vez que la población demandante de servicios manifiesta abiertamente que hay deficiencia en la calidad de los servicios, que el abasto de insumos para la salud son insuficientes y que la seguridad, calidad y equidad en la prestación de estos recursos no se cumple?

Nos da mucha urgencia el hecho de que el secretario hoy comenta que hemos avanzado en muchos rubros, seguramente sí, pero allá en las comunidades, en las regiones donde la gente demanda los servicios de salud, es otra la realidad, sobre todo en las zonas marginadas donde la gente de escasos recursos no puede tener acceso a la salud.

Tenemos regiones del país que para enfermarse la gente debe de agendar la fecha y la hora en que se debe de enfermar, para que el asistente de la salud esté allá, porque no tienen quien los atienda. Tienen la cobertura en períodos una vez al mes, una vez cada 15 días y no tenemos permanencia de las clínicas y desde luego de los doctores o los especialistas que tengan que atender.

Por ende señor secretario, deje este cuestionamiento. Le reconocemos su trabajo no sin antes decirle que pudimos haber hecho más por México. Gracias.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muchas gracias, diputado. Dado que en el Pleno de la Comisión de Salud no se encuentra el diputado Nemesio Domínguez Domínguez, la diputada Lorena Martínez Rodríguez, quienes habían solicitado el uso de la voz. Le pedimos por favor haga uso del estrado a la diputada Elizabeth Morales García, del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional hasta por tres minutos.

La diputada Elizabeth Morales García: Buenas tardes. Con su permiso, señor presidente. Señor secretario. Compañeros diputados. Comparto con ustedes la siguiente preocupación: El gasto federal para los servicios de salud en los últimos seis años, no cumplió al 100 por ciento con su principal objetivo, el cual debe ser mejorar las condiciones de salud de los mexicanos, especialmente de los que menos tienen.

Las razones por las que afirmo lo siguiente las explico: En primer lugar, el gasto total en materia de salud es insuficiente, México no alcanza el monto en gasto y porcentaje, respecto al producto interno bruto de otros países con similares grados de desarrollo. Pero además, el recurso escaso no llega en forma suficiente a la población más necesitada.

En el VI Informe de Gobierno, se asienta que el gasto ejercido en salud sumó 91 mil 432 millones de pesos, de esta cantidad el 62 por ciento fue destinado a las instituciones que dan atención a la población asegurada, como la Secretaría de la Defensa Nacional, ISSSTE y el IMSS. Y solamente el 38 por ciento se utilizó para atender a la población abierta, por medio del Fondo de Aportaciones para los Servicio de Salud (Fassa).

Esta proporción del gasto es totalmente regresiva, es decir, beneficia a los sectores de la población con mayores ingresos e incrementa las desigualdades entre la población y las regiones del país.

Por encargo de la anterior Legislatura, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público realizó una investigación denominada Distribución del Pago de Impuestos y Recepción del Gasto Público, dando como resultado y se asienta que el gasto en salud es regresivo, no beneficia a los primeros deciles de la población, siendo más acentuada esta situación en el caso del ISSSTE.

Por otra parte, en términos de población y de proporción del ingreso en el primer decil, donde se localiza la población más pobre, ubicamos el mayor porcentaje de gasto en salud, en atención primaria. Esto significa que la gente más humilde eroga de sus paupérrimos ingresos el 10 por ciento en esta materia.

Por lo tanto no es de extrañar que en la reciente publicación que hace la pobreza en México en el período 2004-2005, da como resultado que se han aumentado el número de mexicanos que viven en condiciones de pobreza extrema o alimentaria, sobre todo en la población del área rural, y es aquí donde se encuentra el mayor porcentaje de población sin prestaciones sociales.

Señores secretarios, compañeros diputados, que no se malinterpreten mis palabras, no estoy diciendo que deba darse menos subsidio al IMSS o al ISSSTE. Pero sí estoy diciendo que la distribución del gasto en materia de salud, debe de darse preferentemente, atendiendo a la población abierta. Es necesario aumentar el gasto en salud, que este incremento se canalice con un sentido de justicia social, dar más a los que menos tienen. Es función principal de un gobierno.

Señor secretario, seguramente en su contestación usted se va a referir al Seguro Popular, diseñado para atender a la población abierta. Este concepto merece reconocimiento. Pero la ampliación de su cobertura y su correcta operación, deben llevarse a cabo de forma apremiante y mientras no haya cobertura total, hacer una correcta aplicación del Fassa, darle más a los que más necesitan, darle a los que menos tienen. Como es de su conocimiento, la distribución del Fassa y de acuerdo con la opinión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y del Banco Mundial es inequitativa, afectando a entidades federativas como el estado de Veracruz.

Cuarto lugar en marginación, tercero en mortalidad general, cuarto en mortalidad infantil, quinto en mortalidad materna y aún así nos dan per cápita en el lugar número 24 en el Fasa y en población abierta per cápita el lugar número 29.

Concluyo con lo siguiente. ¿Por qué, si el Banco Mundial, la Secretaría de Hacienda y Crédito han avalado la desigualdad del Fassa?, ¿por qué si el Seguro Popular no ha logrado una cobertura total, por qué el gasto de salud no preferencia a la población abierta? Por sus respuestas. Muchas gracias.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muchas gracias, compañera diputada. Para continuar con la tarea que nos marca la obligación constitucional, tiene el uso de la voz el diputado Daniel Dehesa Mora, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática hasta por tres minutos.

El diputado Daniel Dehesa Mora: Doctor Julio Frenk Mora, secretario de Salud. Compañeras y compañeros diputados. En su último Informe de Gobierno el Presidente Vicente Fox hizo referencia a las políticas de salud dirigida a los núcleos de población que no cuentan con cobertura de seguridad social.

En este marco el señor Presidente señala al Seguro Popular como la gran hazaña en su administración; sin embargo sólo el 38.3 por ciento de la población rural de nuestro país está atendida por este Seguro.

La cifra de pobres en 2004, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingreso Gasto de los Hogares, de 22 millones 139 mil 967 personas y se incrementó a 23 millones 828 mil 638 en 2005. Es decir, sólo el dos por ciento de esta población cuenta con el Seguro Popular, sin acceso a requerimientos mínimos en salud y alimentación se encuentran 22.7 millones de personas.

El Seguro Popular es limitado y no ha generado ayuda real a las poblaciones con mayores carencias. En las comunidades con extrema pobreza, las causas de morbi y mortalidad entre los menores de cinco años y los mayores de 75, siguen siendo las enfermedades infectocontagiosas, gastrointestinales y respiratorias.

En nuestro país las diarreas y las enfermedades respiratorias junto a la desnutrición, provocan el fallecimiento del 15 por ciento de los menores de un año. La prevalencia de diarreas en el año 2000 era del 11.5 por ciento y en el 2006 del 12.9 por ciento. En Chiapas el 21 por ciento de los fallecimientos de menores de edad es por diarrea. Las enfermedades de vías respiratorias siguen siendo la primera causa de demanda de atención médica en menores de cinco años y del 42.7 por ciento en mayores de diez años.

El Seguro Popular tiene otra debilidad; su incorporación al Sistema de Salud a través de las clínicas y hospitales de la Secretaría de Salud han generado una sobredemanda de atención que ha evidenciado la falta de personal médico y de enfermería para la atención adecuada de los pacientes proveniente de este Seguro Popular.

El VI Informe hace énfasis en la necesidad de un mayor control de enfermedades crónicas entre las que encontramos la diabetes mellitus, hipertensión y la obesidad. Un amplio sector de la población mexicana tiene una dieta basada en carbohidratos, harinas, refrescos y grasas saturadas, que aunado al sedentarismo y al estrés aumenta el índice de enfermedades metabólicas y cardiovasculares.

Con relación a los programas de Planificación Familiar, no se han reflejado sus programas preventivos en este sexenio en la disminución de embarazos en adolescentes, entre los 12 y 19 años; hay una tasa de 79 embarazos por cada mil mujeres. Se reporta que en la primera relación sexual el 56.6 por ciento se realiza sin ningún método de protección.

Respecto a las enfermedades transmisibles, los programas de acción en cólera, tuberculosis y VIH-SIDA, no se refleja en la disminución de morbi y mortalidad en la población rural y urbana, el 46.5 por ciento carece de los apoyos básicos.

Usted, señor secretario de Salud, menciona que para el gobierno federal la integración integral a personas con VIH-SIDA es una prioridad y que el programa de promoción del uso correcto del condón en poblaciones con prácticas de riesgo y mayor vulnerabilidad es un objetivo primordial.

En muchos hospitales se ha detectado un déficit crónico de medicamentos desde agosto del 2006, que condiciona resistencia a los retrovirales, lo que será en cinco a diez años la causa de graves pandemias; sin embargo, la realidad es otra. El problema fundamental radica en la población flotante en la frontera norte...

El Presidente diputado Jaime Ector Ramírez Barba: Señor diputado, su tiempo ha concluido, le pido que concluya por favor.

El diputado Daniel Dehesa Mora: ...cuyo tratamiento es inadecuado, no es atendido en Estados Unidos ni tampoco en México. Frente esta problemática en el sector salud, señor secretario, mucho le agradeceré nos ofrezca el estado actual real en que Vicente Fox deja al sector y al mismo tiempo hace esfuerzos para alcanzar la dirección de la Organización Mundial de la Salud. En mi carácter de diputado federal, espero que por el bien de México, tenga éxito. Eso es cuanto. Muchas gracias señores.

El Presidente diputado Jaime Ector Ramírez Barba: Muchas gracias, compañero diputado y doctor Daniel Dehesa Mora. Para formular sus cuestionamientos tiene el uso de la tribuna, la ciudadana diputada Holly Matus Toledo, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, hasta por tres minutos.

La diputada Holly Matus Toledo: Doctor Julio Frenk Mora. Compañeros y compañeras. Diputados y diputadas. Compañeros del sector salud. Antes de dar inicio a mi pregunta quiero manifestar mi inconformidad por el formato de la comparecencia. El ciudadano secretario de Salud ha mencionado la necesidad de construir diálogos abiertos y francos entre los Poderes; sin embargo, el formato establecido por los integrantes de la mesa directiva obstaculiza ese propósito.

El ciudadano secretario no necesita que lo encapsulen y tampoco necesita que lo protejan; él ha demostrado suficiente profesionalismo y capacidad como para responder cada una de las preguntas y no todas juntas, en solamente 15 minutos.

Dadas las condiciones económicas y sociales imperantes en nuestro país, la falta de oportunidades de diversas índoles, entre ellas las educativas, laborales y de acceso a distintos satisfactores ha propiciado que en México, la dinámica migratoria hacia los Estados Unidos, sea una opción real de soporte económico y de divisas para el país.

Aunada a la migración local es posible constatar que en la frontera sur del país, sirve de paso a numerosos indocumentados provenientes de Centroamérica. Los migrantes, siendo generalmente los excluidos de un país, son un grupo de alta vulnerabilidad social, con escasos recursos económicos, sociales y legales; los cuales acompañados en algunas ocasiones por la violación de sus derechos humanos, enfrentan potenciales daños a la salud.

En este contexto, la vulnerabilidad como indicador de inequidad se vincula con el síndrome de inmunodeficiencia adquirida, viven así, situaciones de riesgo en contextos de riesgo. Además, dos grupos poblacionales incrementan su vulnerabilidad, las mujeres y los niños indocumentados.

En México, en los estados fronterizos del sur, en los más pobres y con una alta emigración masculina, por cada mujer hay tres hombres con VIH-SIDA, cuando la proporción nacional es de 6 a 1. Es sabida la existencia de una vulnerabilidad biológica de la mujer en donde se tiene un riesgo de 3 a 6 veces mayor para el VIH, mayor exposición en las mucosas y un riesgo de hasta 10 veces mayor de adquirir ETS, dada la calidad epitelial de la mucosa vaginal.

Además de la vulnerabilidad biológica, existen influencias sociales contribuyentes vinculadas con las expectativas culturales, con la equidad de género, con los roles, con los papeles y responsabilidades sociales. Ser mujer y ser migrante es una doble condición, en donde las relaciones desiguales constituyen el principal obstáculo para negociar la utilización del condón.

El ejercicio de esta sexualidad se encuentra además permeado por la necesidad de integración a los grupos de migrantes. Los procesos de expulsión y de retorno de estos migrantes traen importantes consecuencias en la salud sexual, sobre todo, en las zonas rurales. En México se observa la ruralización y feminización del SIDA.

A pesar de la vulnerabilidad biológica diferencial, la social y la de género. Así como la interacción completa de todos estos factores, existen intervenciones del sector salud que podrían amortiguar el impacto de la enfermedad. Diseños integrales de intervenciones bajo una perspectiva de género han mostrado en otros países logros reconocibles…

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Compañera diputada, su tiempo ha concluido. Le pido concluya.

La diputada Holly Matus Toledo: Concluyo con la pregunta. Quiero, señor secretario, preguntarle, ¿por qué si consideramos todos estos factores, solamente el 95 por ciento del presupuesto del programa está enfocado a las actividades curativas, por qué se le da más peso a la enfermedad y por qué la realidad institucional desvincula las ETS del VIH? ¿Por qué el diseño, la planeación, la implementación y evaluación de los programas carece de la perspectiva de género? Gracias.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muchas gracias, maestra diputada Holly Matus Toledo. Dado que no se encuentran en el Pleno la diputada Maricela Contreras Julián y la diputada Maribel Luisa Alva Olvera, le concedemos el uso de la voz de la más alta tribuna de la nación en la Comisión de Salud, al diputado Ángel Humberto García Reyes, hasta por tres minutos, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional.

El diputado Ángel Humberto García Reyes: Con su permiso, señor presidente. Señor secretario de Salud, sea usted bienvenido. Compañeras y compañeros diputados, buenas tardes. Uno de los objetivos esenciales del derecho a la salud, consagrado por el artículo 4º de nuestra Carta Magna, lo constituye la protección de los riesgos generados por el entorno dentro del cual actúa el ser humano. De esta finalidad específica se desprende la necesidad de proteger a las personas de los riesgos sanitarios, lo cual se logra mediante la adopción de diversas medidas, tanto legislativas como administrativas, que permitan orientar la regulación, el control y el fomento de la salubridad general.

Durante su gestión, señor secretario, estas medidas han constituido una respuesta eficiente de la autoridad competente ante tales riesgos engendrados por las condiciones del hábitat humano, de los productos y servicios para uso o consumo personal, de los establecimientos en que se enajenan o prestan éstos y de la publicidad.

Considerando que la Ley General de Salud establece normas para la articulación funcional y operativa de los gobiernos federal y locales, así como para la determinación de las competencias y coordinación que corresponde a unos y a otros, me parece claro que los servidores públicos responsables de ordenar y ejecutar los actos de autoridad sanitaria bajo sus órdenes han actuado con estricta sujeción al marco del Sistema Federal de Protección Sanitaria.

Quiero destacar las reformas y adiciones a la Ley General de Salud publicadas el 30 de junio de 2003, mediante las cuales se incorpora a dicha Ley la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, dotándola de autonomía técnica, administrativa y operativa que le permiten tomar decisiones con mayor rapidez, eficiencia y flexibilidad.

Estas mismas reformas clarificaron las funciones de regulación sanitaria y dieron paso a la formación de un instrumento preventivo para evitar riesgos y daños a la salud de la población.

Otra reforma importante de la Ley es la de su artículo 376, que restringe a cinco años la vigencia del Registro Sanitario, con lo cual queda garantizada la eficiencia, calidad y seguridad de los medicamentos.

Es indudable, señor secretario, que en el curso del presente sexenio se han logrado muchos y muy sustanciales avances en materia de salud, tanto para ampliar la cobertura de sus servicios y atenciones a la población, como para perfeccionar y adecuar el sistema a los drásticos cambios impulsados por factores de diversa índole. No obstante lo anterior, permítame formularle con todo respeto algunas preguntas cuyas respuestas en su caso me permitirían disponer de valiosos elementos de juicio para normar un criterio que sustente sólidamente mis responsabilidades legislativas, por el bien del país.

Señor secretario, ¿qué medidas se requieren para hacer más eficaz la coordinación operativa entre las autoridades sanitarias de los estados y de la Federación y qué podemos hacer para combatir con mayor profundidad aquellas señales de alerta que generan riesgos sanitarios a la población, como el tabaquismo y la salud ocupacional? Muchas gracias. Es cuanto, señor presidente.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muchas gracias, compañero diputado, doctor Ángel Humberto García Reyes. Para formular sus cuestionamientos, tiene el uso de la palabra la diputada Yolanda Garmendia Hernández, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, hasta por tres minutos.

La diputada Yolanda Mercedes Garmendia Hernández: Muy buenas tardes, señor presidente. Señoras y señores. Compañeras y compañeros diputados. Señor secretario doctor Julio Frenk Mora. Durante mucho tiempo las políticas para mejorar las condiciones de salud de la población se han concebido y orientado hacia la generación de programas asistenciales que ayudan a paliar las urgentes necesidades de los que menos tienen.

Muestra de ello es que desde principios de la década de los noventa en México ocurren una mezcla de enfermedades crónico-degenerativas y enfermedades infecciosas que, según la dinámica demográfica, económica y social de la población, impactan en sus miembros.

Para abatir dichos impactos se han implementado una serie de programas básicos de salud, tales como el Seguro Popular, Mujer y Salud, Arranque Parejo en la Vida. Con estos programas el gobierno encabezado por el licenciado Vicente Fox, puede continuar y cumplir con las metas comprometidas dentro de los objetivos de desarrollo del milenio.

Tan sólo Arranque Parejo en la Vida tiene el propósito de mejorar la salud reproductiva de la población femenina de nuestro país y la salud prenatal de los niños hasta dos años de edad.

Señor secretario, resulta de vital importancia analizar y resaltar los logros alcanzados, así como vigilar y dar cumplimiento a los temas pendientes, que permitan satisfacer las necesidades de la población en materia de salud.

Para dar respuesta a los compromisos que el programa Arranque Parejo en la Vida establece, ¿podría comentarnos las acciones básicas emprendidas por esta administración, para garantizar el embarazo saludable, parto y puerperio seguros, recién nacidos sanos, niñas y niños bien desarrollados y nos informe del resultado estadístico a cinco años de haberse implementado el programa? Así como qué acciones se han efectuado tanto en el ámbito federal, estatal y municipal, para abatir la mortalidad materna. Por sus comentarios, muchísimas gracias.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muchas gracias, compañera diputada Yolanda Garmendia Hernández. Tiene el uso de la tribuna la compañera diputada secretaria Adriana Rebeca Vieyra Olivares, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, hasta por tres minutos.

La diputada Adriana Rebeca Vieyra Olivares: Con el permiso de la presidencia. Compañeras y compañeros legisladores. Señor secretario, sea usted bienvenido a este recinto. El Instituto Nacional de Salud Pública surgió en 1987 en la ciudad de Cuernavaca, Morelos, en el estado de Morelos, como un proyecto estratégico destinado a apoyar la reforma que en materia de salud en esa época emprendió el gobierno mexicano.

El objetivo fundamental de la reforma era, por una parte, la creación de un sistema de salud más equitativo, efectivo y eficiente, y también —por la otra— dar sustento legal al papel rector que asumió la Secretaría de Salud en ese entonces.

En efecto, la Secretaría de Salud inició el camino para dejar de operar los servicios de salud y en cambio asumir aquellas funciones propias de la definición y la conducción de políticas de salud, como la planeación estratégica, la regulación de bienes y servicios e insumos, la generación y el análisis de la información, así como la evaluación del desempleo.

Con su liderazgo visionario, señor secretario, de aquel primer director que el Instituto recibió, se definieron los principios y normas de organización del naciente Instituto. Y, si me permite, se los recordaré.

Las actividades se originaron a partir de esos cuatro ejes fundamentales. El primero, una base conceptual sobre la nueva salud pública, a fin de delimitar el ámbito de las actividades de enseñanza y acción. El segundo, referente a una base de producción, entendida como el conjunto de instituciones que reúne a los investigadores y genera el cuerpo de conocimientos que dan contenido sustantivo al campo de la salud pública. El tercero, una base de producción con el fin de formar los recursos humanos necesarios que posibilitarán la continuidad. Y el cuarto, referente a la utilización que permitiera traducir y utilizar el conocimiento en acciones de salud y en la toma de decisiones.

A casi 19 años de la creación y fundación del Instituto Nacional de Salud Pública, le pregunto con todo respeto, señor secretario, si tal y como lo menciona en el VI Informe de labores que presenta, ¿es justificable sólo concluir durante el año del 2005, con 22 proyectos de investigación de un total de 121 en desarrollo y hasta cancelar uno?

Y lo académico, señor secretario, reportar que del período de enero a diciembre del 2005, sólo se gradúan 69 alumnos de una matrícula de 101 alumnos inscritos; pero además para lograr este resultado se tienen que impartir cursos de verano intensivos para los alumnos que están en rezago. Se supone, señor secretario, que uno de los mejores indicadores debiera ser el número de graduados.

Una organización se considera efectiva en la medida en que se acerca al cumplimiento de su misión y sus objetivos. En breve, señor secretario, la efectividad del Instituto Nacional de Salud Pública deberá evaluarse en base a sus objetivos de investigación, a la formación de recursos humanos y a los servicios, porque para la ciudadanía siguen siendo imperceptibles los beneficios emanados del Instituto de Salud Pública, que contribuyen, por supuesto, al mejoramiento de las condiciones de salud de la población…

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Compañera diputada, su tiempo ha terminado.

La diputada Adriana Rebeca Vieyra Olivares: … y al funcionamiento de los servicios de salud…

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Le pido concluya, por favor.

La diputada Adriana Rebeca Vieyra Olivares: … que muchos demandan. Por su respuesta y atención, muchas gracias.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muchas gracias, compañera diputada Adriana Rebeca Vieyra Olivares.

Tiene uso de la tribuna el señor diputado, doctor Jorge Quintero Bello, del grupo parlamentario Acción Nacional, hasta por tres minutos.

El diputado Jorge Quintero Bello: Con el respeto de esta Honorable Asamblea. Bienvenido señor secretario de Salud. Hay una pandemia que se llama SIDA y que no se ha podido detener. En este sexenio se erradicó la discriminación, la exclusión, iniquidad y marginación en el acceso a los servicios de salud, estando en el camino correcto de llegar a la universalización.

Antes la atención a la salud estaba condicionada a un empleo formal, en un país donde sólo el 44.2 por ciento de la población es derechohabiente de la seguridad social, relegando de tal beneficio a más de 50 millones de mexicanos. Hoy, con el Seguro Popular se empieza a corregir esta grave iniquidad, donde los gastos los realizaban los hogares de menores ingresos.

Desde el año 2003 y gracias al mayor presupuesto otorgado por esta Cámara de Diputados se ha asegurado la cobertura universal del tratamiento antirretroviral de las personas con VIH-SIDA, sin acceso a la seguridad social.

De hecho, el total de estos pacientes registrados vivos, recibieron tratamiento gratuito con antirretrovirales. Este beneficio alcanzó en 2005 a 12 mil 28 enfermos, mientras que en 2001 sólo el 87 por ciento recibió este tratamiento.

En materia preventiva destacan las siguientes acciones en VIH-SIDA e infecciones de transmisión sexual (ITS): videofilmaciones, trípticos que incluyan a la población migrante, spots radiofónicos tanto en español como en lenguas indígenas; se invirtió en la compra de 28 millones de condones, incluyendo para las mujeres. Hubo programas de capacitación estatales respecto a la prevención y control y se tienen programas de investigación.

Éstos son algunos de los muchos resultados que sobre el VIH-SIDA se han logrado en el sexenio, pero aún se requiere incrementarlos. Por lo que los exhorto, compañeros, para que en esta Comisión trabajemos unidos en equipo, anteponiendo los intereses generales a los intereses propios o de partido.

Por último, pregunto con todo respeto al doctor Julio Frenk Mora, si hay algún acuerdo con la industria farmacéutica para la adquisición de antirretrovirales o para obtenerlos a un menor precio. Muchas gracias, señor Presidente.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muchas gracias, señor diputado Jorge Quintero Bello. Para formular sus cuestionamientos tiene el uso de la tribuna, la ciudadana diputada María Gloria Guadalupe Valenzuela García, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, hasta por tres minutos.

La diputada María Gloria Guadalupe Valenzuela García: Con su permiso, señor presidente. Buenas tardes, compañeras y compañeros diputados; personalidades de Salud aquí presentes. Señor secretario de Salud, doctor Julio Frenk, sea usted bienvenido a esta Honorable Cámara de Diputados, a este Honorable Congreso.

Señor secretario, en el año 2001, la presente administración federal puso en marcha el Seguro Popular, programa mediante el cual se planteó reducir el gasto privado de bolsillo en atención médica y compra de medicamentos.

Superar la brecha de cobertura en salud entre derechohabientes de la seguridad social y la población abierta y contribuir a superar inequidades y rezagos en la distribución del gasto federal entre entidades federativas con diferentes niveles de desarrollo en materia de salud.

Con base en los logros reportados en el VI Informe de Gobierno permítame usted hacer las siguientes preguntas sobre la previsión presupuestal. ¿Podrán ser afiliados al Seguro Popular 11 millones de personas para el año 2010, según la previsión presupuestal?

Segunda. En cuanto al carácter epidemiológico, ¿el Seguro Popular soportará las presiones financieras provocadas por la cada vez mayor afiliación de las personas de edad avanzada, más vulnerables a los padecimientos cronicodegenerativos y sobre el compromiso estatal?

¿Logrará el Seguro Popular la cobertura de las 32 entidades federativas en un contexto de descentralización de recursos? Por su atención, muchas gracias, señor Secretario.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muchas gracias, compañera diputada María Gloria Guadalupe Valenzuela García. Le concedemos el uso de la voz al señor diputado José Ignacio Alberto Rubio Chávez, del grupo parlamentario Acción Nacional, hasta por tres minutos, a fin que realice los cuestionamientos de la glosa del VI Informe de Gobierno del Presidente Vicente Fox.

El diputado José Ignacio Alberto Rubio Chávez: Con su permiso, señor presidente. Compañeras y compañeros diputados, doctor Julio Frenk Mora. Contar con ciertos niveles de salud significa estar en condiciones de hacer frente no sólo a los retos que la dinámica actual impone, sino también para aprovechar las oportunidades que se presentan.

La salud bajo esa perspectiva se vuelve un componente indispensable del desarrollo humano. Es por ello, que en la Secretaría de Salud el tema ha dejado de ser motivo de análisis aislado para formar parte de un proyecto integral de desarrollo nacional.

En el último Informe de Gobierno se enlistan los resultados que la Secretaría ha tenido como consecuencia de las políticas públicas implementadas. Al observar los resultados de manera integral es posible sostener que sin duda ha existido un avance substancial en diversos criterios sin dejar de reconocer los pendientes y rezagos que aún existen.

Sin embargo, lo que queda claro es que se caracteriza por tener avances asimétricos entre las entidades federativas del país y a su interior existen rubros en los que los resultados han sido exitosos, pero otros en los que se requieren mejores diagnósticos para corregir el rumbo.

Respecto con el criterio de efectividad, las condiciones de salud han reducido su brecha entre los estados del país. La esperanza de vida por ejemplo presenta una diferencia de sólo tres años entre Chiapas y Baja California Sur, siendo consistente para el país en conjunto. Sin embargo, la mortalidad de niños al nacer refleja una brecha más amplia entre el estado de Chiapas y el Distrito Federal, con una diferencia de 13 puntos porcentuales

En cuanto a los aspectos de calidad son claros las diferenciales en su efectividad. En el Estado de México es la entidad que observa el mayor tiempo de espera para ingresar a consulta en 48 minutos, mientras que Morelos sólo tarda 11 minutos.

Los resultados asimétricos a los que he hecho mención se refleja también en el impacto que tienen los recursos públicos en el sector. La evidencia muestra que es Chiapas el estado de mayor porcentaje que el PIB destina para el sector salud, con cuatro punto nueve por ciento, mientras que Nuevo León sólo destina el dos por ciento. Es evidente la existencia de problemas de eficiencia en el uso de los recursos, lo cual se relaciona con deficiencia de aspecto de infraestructura y recursos humanos.

Por otra parte, las acciones encaminadas a la ampliación de la cobertura de salud, han tenido resultados importantes con el Seguro Popular. Los estados de Aguascalientes y Colima, son quienes mayor avance han tenido, mientras que los estados que poseen niveles de marginación más altos, siguen estando por debajo del promedio nacional con 11, siete y 16 por ciento para los estados de Oaxaca, Guerrero y Chiapas, respectivamente.

Por lo anterior es posible hablar de avances sin olvidar que se trata de desarrollo a diferentes ritmos entre los estados y el interior de ellos. Por lo tanto, habrá que revisar y fortalecer los procesos descentralizadores en el sector.

Implica no sólo profundizar el traspaso de recursos, sino también de facultades y su reorganización para los tres niveles de gobierno. Habrá que trabajar en definir índices e indicadores que evalúen además de resultados, los impactos que con las políticas públicas la secretaría está buscando conseguir.

Por su atención a esta Cámara señor secretario, muchas gracias. Es cuanto señor presidente.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muchas gracias, compañero diputado José Ignacio Alberto Rubio Chávez.

Para formular sus cuestionamientos tiene el uso de la tribuna el señor diputado doctor Efraín Arizmedi Uribe, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional, hasta por tres minutos.

El diputado Efraín Arizmendi Uribe: Con su permiso, señor presidente. Señor secretario Julio Frenk Mora, Secretario de Salud. Señoras diputadas y diputados muy buenas tardes.

Usted mejor que nadie señor secretario, sabe la situación en la que se encuentra el Sistema Nacional de Salud, por su trayectoria y por su actividad en los últimos seis años.

Yo creo y reconocemos esfuerzos muy importantes por mejorar esta situación. Sin embargo estos esfuerzos no han sido suficientes tomando en cuenta el gran rezago y abandono que durante décadas tuvo este Sistema Nacional de Salud.

Sin embargo y a pesar de todo lo anterior, con el esfuerzo de miles de mexicanos, médicos de muchas instituciones y enfermeras y paramédicos, se ha logrado consolidar instituciones de salud ejemplares, no solamente en México sino en toda América Latina y en el mundo.

Sin embargo, todas estas instituciones sin excepción en nuestro país, están en riesgo, en riesgo por lo que representa la situación de pensiones que no me voy a referir a ellos, sino también en riesgo por la gran cantidad de recursos que cada vez más se demanda por la transición epidemiológica, como consecuencia de la transición demográfica que vivimos.

No va a haber dinero que alcance, de seguir esta espiral, sino cambiamos un enfoque en la atención de la salud. A mí me dio mucho gusto cuando la Secretaría de Salud en el inicio de la gestión traía un enfoque de abanderando un programa de medicina preventiva en todo el país.

Sin embargo, a mediados del sexenio vi como que aplicó a dicha tarea o a dicho liderazgo porque por ahí alguien se le adelantó en sacar ese programa y tal parecía, desde mi punto de vista que era más bien un sistema de competencias a ver quién posicionaba el tema.

El tema no es de competencias de instituciones. El tema es urgente como sistema único de salud en todo el país y cambiar el enfoque de la medicina a la preventiva. Por supuesto esto no deja que apliquemos a la medicina curativa porque el problema ya esta ahí y lo tenemos presente.

Las enfermedades crónico-degenerativas están ahí, las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte, muchas de ellas causadas por la diabetes mellitus que es la acompañante del cáncer y esto ha hecho que las infecciosas hayan pasado a los últimos lugares como conjunto de país, pero hay estados en donde todavía el nivel de las enfermedades infecciosas es todavía alarmante y lacerante.

No podemos disminuir la mortalidad materna si no hay equipamiento suficiente y adecuado en los primeros niveles de atención. No podemos disminuir la mortalidad materna si no hay quirófanos funcionando, si no hay médicos capacitados para hacerlo, si no hay ultrasonidos obstétricos en el primer nivel de atención. No podemos disminuir la mortalidad materna si no hay bancos de sangre accesibles.

Reconocemos los avances, pero creemos que se pudo haber hecho mucho más, señor secretario. Es cuanto.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muchas gracias, compañero diputado, doctor Efraín Arizméndi Uribe. Tiene el uso de la voz la diputada Beatriz Eugenia García Reyes, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional hasta por tres minutos.

La diputada Beatriz Eugenia García Reyes: Muy buenas tardes tengan todos ustedes. Diputado Ector Jaime Ramírez Barba, presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados. Compañeros, compañeras legisladores; bienvenidos todos. Doctor Julio Frenk Mora, secretario de Salud, bienvenido también a esta su casa. Los medicamentos constituyen uno de los principales instrumento al alcance de los profesionales de la salud para hacer frente a las afecciones humanas, su disponibilidad hace la diferencia entre el sufrimiento y la mitigación del dolor, entre la postración en la enfermedad y la recuperación de la salud y en trágicas ocasiones entre la vida y la pérdida de la misma.

Sin embargo, la constante ha sido lidiar con el surtimiento incompleto de las recetas de los medicamentos prescritos en las unidades públicas de salud; además de sus implicaciones médicas, esta situación conlleva a un efecto catastrófico en la economía de las familias que recurren a su bolsillo para sufragar esta adquisición.

Siendo este un problema endémico de nuestro sistema público de salud, reconocemos de la presente administración haber situado entre sus prioridades: Mejorar el abasto de medicamentos, en el IMSS, el ISSSTE, el Seguro Popular y los servicios de salud a la población abierta.

Al VI Informe de Gobierno del Presidente Fox, se observa un nivel de surtimiento de recetas en forma completa de alrededor del 90 por ciento en las instituciones de seguridad social, del 80 por ciento en las unidades del Seguro Popular y de menos del 70 por ciento en aquellas que no están afiliadas a este Seguro.

Pese a que estos indicadores resultan alentadores en comparación a los niveles que se tenían en 2002, debemos tender a alcanzar el ideal del 100 por ciento de recetas surtida para proteger la salud y la economía de las familias mexicanas. Entiendo que en el oportuno abasto y suficiencia de medicamentos, intervienen diversos factores de carácter técnico presupuestal, legal e institucional; por ello debemos enfrentar el problema de forma integral, coordinada y con la participación de la sociedad.

En este sentido me permito cuestionar, ¿qué acciones ejecuta la Secretaría de Salud parar mejorar el abasto de medicamentos y surtimiento de recetas en las instituciones públicas?; ¿en qué consiste y qué logros se tienen con la estrategia para el fortalecimiento de abasto de medicamento de la Secretaría de Salud?; ¿existe algún proyecto para incorporar a farmacias de la iniciativa privada en el abasto de medicamentos?; ¿qué impacto ha tenido el Seguro Popular en los recursos del producto interno bruto destinados a salud?; y por último ¿cuál es el impacto que ha tenido a nivel internacional el Seguro Popular?. Por su atención, muchas gracias doctor Frenk.

El Presidente diputado Jaime Ector Ramírez Barba: Muchas gracias, diputada Beatriz Eugenia García Reyes. Para dar cumplimiento a la tercera base del acuerdo de la Comisión, tiene la palabra el doctor Julio Frenk Mora, hasta por 15 minutos, para dar respuesta a los planteamientos y cuestionamientos realizados por los compañeros diputados.

El Secretario de Salud, doctor Julio Frenk Mora: Agradezco a todos los diputados, sus extremadamente interesantes comentarios y preguntas. Haré un gran esfuerzo de concentración para poder responder a preguntas de tan alta calidad; cada una ellas ameritaría una respuesta muy amplia. De manera que de antemano les ofrezco una disculpa si solamente puedo tocar los aspectos centrales.

Con respecto a la pregunta del diputado Ricardo Cantú Garza quiero comentar que el Programa de Retiro Voluntario se ha enfocado específicamente en el personal administrativo y la idea es precisamente ir reduciendo ese personal, respecto al personal médico. De tal suerte que somos la única Secretaría que ha logrado una acuerdo, que por cada dos plazas de personal administrativo que entran al esquema de Retiro Voluntario, nosotros nos quedamos con una plaza nueva de carácter médico, de la rama médica. Y eso ha permitido ir cambiando la configuración hacia menos burocracia y más personal directamente en el servicio.

De hecho el porcentaje del gasto total de la Secretaría de Salud dedicada a la administración pasó del 8 por ciento, que era en el año 2000, al 3 por ciento en el presupuesto actual. Y ésa ha sido parte de la filosofía y por eso es que no abarca a todo el personal; sólo el personal administrativo, porque los médicos y las enfermeras son personal escaso, lo necesitamos. Aún así, para finales de este año tendremos 4 mil 450 trabajadores beneficiados con este esquema de Retiro Voluntario.

Al diputado Juan Abad de Jesús, de Convergencia, que le preocupa muy justificadamente la desigualdad en la distribución de recursos del Seguro Popular entre estados, hay que partir del diagnóstico. En el diagnostico inicial había una diferencia de cinco veces entre el estado que más recibía y el que menos y no había ninguna lógica de esa distribución desigual.

En recursos del Fassa simplemente había una asignación totalmente inercial; los estados que menos recibían—como ya se señaló en otro comentario—eran estados con altos grados de marginación y no había manera de entender bien y la explicación es que estamos ante una asignación de manera estrictamente inercial.

Una de las grandes motivaciones de la reforma estructural del financiamiento que dio lugar al Sistema de Protección Social en Salud fue crear un esquema racional para asignar los recursos y éste es quizás el cambio más profundo que representa el Seguro Popular.

Creo que es muy importante comentarlo con los diputados, porque ustedes estarán enfrentando la gravísima decisión de asignar el presupuesto. Pero éste es ya el único sector en la administración pública que ha logrado cambiar la lógica de presupuestación, de una lógica donde se asignan los presupuestos de manera inercial, a veces con criterios que es difícil explicar a los ciudadanos; a ahora, a lo que yo he llamado "la presupuestación democrática", donde literalmente el dinero sigue a la gente.

Hoy podemos explicar por qué los distintos estados reciben montos diferentes en función de la filiación que tienen las distintas familias del Seguro Popular y eso también refleja el grado de compromiso de los gobiernos estatales.

Hay estados que han estado dispuestos en los términos de la ley a hacer las aportaciones que marca la ley por cada familia afiliada; hay estados que han tenido menor disposición. Y esta ley se hizo para incentivar, para recompensar a aquellos estados que se comprometen con la salud.

Nosotros estamos seguros que en el periodo de transición de siete años que da la reforma a la ley, todos los estados habrán alcanzado un grado de igualdad. Estos problemas son quizás temporales, pero en todo caso le puedo decir, en base a las evaluaciones científicas que tenemos muy, muy precisas, que la brecha de cinco a uno se está reduciendo. Tenemos un indicador que le llamamos "el coeficiente de variación", que ha ido acortando las diferencias.

Sin embargo, éste también es un mensaje para los estados que ustedes representan. Sí, se va a reflejar mayor asignación federal en la medida en que haya la corresponsabilidad estatal y por eso creo que éste es un punto muy importante.

Vamos en el camino correcto, pero si realmente falta aún cerrar esas brechas, yo confío que para el final de todo este período de afiliación, cuando alcancemos la universalidad, le podremos explicar a los ciudadanos exactamente cuánto recibe cada estado, en función del número de familias que ahí radican, más un elemento de fórmula que está en ley que pretende compensar con mayor asignación presupuestal a los estados que tienen mayores índices de marginación. Y esto va a corregir las desigualdades que encontramos al principio en el diagnóstico.

A la diputada Olga Patricia Chozas, del Partido Verde. El tema que usted señala es absolutamente prioritario, el de la salud mental. Le quiero comentar que tenemos ya dentro del catálogo universal de servicios de salud, que es la base por la cual le hacemos explícito a los ciudadanos sus derechos a los ciudadanos que se afilian al Seguro Popular, está ya incluido el diagnóstico y tratamiento de la depresión, lo cual incluye la detección, las consulta y el tratamiento farmacológico, así como el tratamiento y diagnóstico de la psicosis, las principales psicosis.

Hay 14 medicamentos que se entregan de manera gratuita en el marco del Seguro Popular para las distintas patologías mentales que están en el catálogo de medicamentos. Desde luego tenemos mucho más que hacer porque el espectro de padecimientos es mayor, pero al menos las dos principales causas de discapacidad por trastornos mentales, que son la depresión en primerísimo lugar y en segundo lugar la psicosis, están cubiertos. Esto no existía antes, no había realmente una protección financiera en el sentido de otorgar los medicamentos y el tratamiento en un enfoque integral.

Con respecto al modelo Hidalgo. Hemos abrazado ese modelo, comparado como estábamos al principio de la administración, donde se limitaba prácticamente al estado de Hidalgo, hoy hay media docena de estados donde de hecho se están construyendo las villas y hay todo un énfasis. Lo ideal será que lleguemos al 100 por ciento, pero ahí hay un compromiso muy, muy importante.

Respecto al tema del tabaco sí quiero ser muy contundente. La política integral contra el tabaquismo que se ha llevado a cabo en esta administración realmente no tiene precedentes. Los impuestos a través del IEPS crecieron cinco veces, se multiplicaron por cinco en el caso de los cigarrillos sin filtro, al pasar de 20.9 por ciento en la tasa del IEPS en el año 2000, a 110 por ciento en el año actual. Para los cigarrillos con filtro la tasa subió de 85 a 110 por ciento.

En segundo lugar, se tomó una decisión que realmente requirió de un gran compromiso con la salud, porque se afectaban intereses económicos muy poderosos, que fue la eliminación total de la publicidad en medios electrónicos a partir del primero de enero del año 2003.

En tercer lugar, se cambió totalmente la leyenda precautoria de las cajetillas, de pasar de unas pequeñas letras difíciles de leer en el costado de las cajetillas a la cara frontal, empezando con 25, luego 30, vamos en 50 por ciento y esto ha sido también un incremento muy importante.

Se multiplicó también por siete el número de clínicas para la cesación del hábito de fumar y finalmente una serie de acciones para crear espacios libres de tabaco, empezando por las escuelas, donde gracias a disposiciones de ley que ustedes aprobaron, hoy tenemos la prohibición de la venta de cigarrillos a menores. Tenemos la creación de espacios libres de humo de tabaco.

Y yo aprovecho para volver a reiterar a los legisladores fumadores que el recinto parlamentario es un espacio público en el cual está prohibido fumar y asimismo, muchos otros recintos gubernamentales ya tienen una reglamentación estricta que le toca a la Secretaría de Salud certificar el cumplimiento del respeto a estos espacios libres de tabaco. También necesitamos más acción de las autoridades locales en el sentido de estas medidas.

El convenio que se firmó con las empresas tabacaleras fue adicional e impuso un gravamen adicional de un peso por cajetilla, que ha servido para darle hoy día tratamiento a mil 200 niños con cáncer en el marco del Seguro Popular, que de otra manera no lo hubieran tenido; para financiar 300 operaciones de cataratas y una gran cantidad de cuestiones. No fue en vez de; fue después y además de los impuestos, quiero aclararlo.

Finalmente quiero aprovechar para comentarles que estamos preparando una serie de propuestas al Congreso que les tocará a ustedes decidir y que llevarán la lucha contra el tabaquismo a nuevas alturas. El incluir ya dentro de la legislación fiscal esta aportación adicional, garantizando sin embargo que su destino se pueda etiquetar a los servicios de salud.

Si simplemente se recauda más pero no se ve esto en los servicios de salud, no habremos hecho un gran servicio a nuestra causa.

En segundo lugar, cambios a la Ley General de Salud que se propondrán a este Honorable Congreso para lograr en una manera gradual la eliminación total de la publicidad en todos los medios, el incremento de la leyenda precautoria al 100 por ciento de la cajetilla y la inclusión de pictogramas y una serie de medidas adicionales para combatir el consumo del tabaquismo.

Esta es una alta prioridad. Es quizás, hubo otro comentario con el que concuerdo totalmente sobre la necesidad de la prevención, ésta es quizás la medida preventiva más concreta que podemos tomar para evitar la sobrecarga financiera que tendremos en los temas de salud, cuando enfrentemos las epidemias de problemas cardiovasculares, cáncer y otros problemas asociados al tabaquismo.

A la diputada Maria Oralia Vega Ortiz, respecto al comentario del escaso avance en abasto de medicamentos, le quiero comentar que las evaluaciones externas nos revelan lo contrario, un incremento muy importante, sin embargo —es cierto—, tenemos que llegar al 100 por ciento del surtimiento completo de recetas. Estamos ya en 90 en las instituciones de seguridad social. De hecho el ISSSTE ha llegado ya al 94 por ciento; hay sin embargo que hacer el esfuerzo por llegar al 100 por ciento.

Cuando se comenta que el Seguro Popular incluye solamente a cinco millones, estamos hablando ya de 20 millones de personas, es decir, en el tercer año de la implantación de la reforma, el Seguro Popular tiene ya mayor número de derechohabientes que el ISSSTE. Ha sido un proceso de afiliación tan acelerado que hoy se están incorporando 35 mil familias cada semana al Seguro Popular.

Realmente en la historia de nuestras instituciones de seguridad social nunca había habido un esquema que avanzara tan rápido en la protección. Pero la ley nos da siete años, es decir, al 2010, para llegar al 100 por ciento y ese período está ya a la vuelta de la esquina. Estamos prácticamente a la mitad del camino del período de transición que plasmó la ley para la cobertura universal con el Seguro Popular.

Al diputado Tomás Gloria Requena le quiero comentar sobre los indicadores de calidad que, en efecto, un reto grande que tenemos es la percepción de la población. Por ejemplo, las medidas objetivas externas de abasto o de surtimiento nos hablan del 90 por ciento en el caso del IMSS, pero los derechohabientes perciben más o menos 40 puntos menos; cuando se les preguntan qué perciben.

Tenemos que hacer un gran esfuerzo por acreditar que estos avances son reales y hay una brecha de percepción con respecto a lo que logramos y lo que la gente logra percibir en estos temas. Ahí el reto de comunicación es muy importante.

A la diputada Elizabeth Morales García, coincido totalmente con sus comentarios sobre el financiamiento insuficiente. Ese fue el diagnóstico del que partimos, cinco grandes desequilibrios financieros, empezando por la insuficiencia, el predominio de gasto de bolsillo, las desigualdades entre estados y las desigualdades entre derechohabientes y no derechohabientes, el predominio del gasto corriente para salarios con poco gasto de inversión y para medicamentos. Todos esos desequilibrios fueron la motivación de la reforma, por eso se hizo la reforma.

Y le quiero comentar que en todos ellos ha habido avances. Por ejemplo, en la que usted me comenta de la diferencia entre derechohabientes y no derechohabientes, arrancamos con una brecha de tres pesos por cada derechohabiente de la seguridad social contra uno de los no asegurados. Ya la bajamos a dos y no fue bajando los recursos a la seguridad social, sino subiendo de manera más que proporcional los recursos del Seguro Popular.

El presupuesto de la Secretaría de Salud, gracias a la reforma que ustedes aprobaron y a las asignaciones que esta Cámara ha hecho, se duplicó en este sexenio, se duplicó; creció de hecho 112 por ciento. Esto realmente no había tenido precedentes, pero todavía nos falta muchísimo más. La reforma contempla agregarle un punto porcentual del PIB al gasto público en este período de siete años y vamos ya cerrando el tercer año.

Un reto que tendrá esta Comisión será combatir la percepción de que son incrementos excesivos, porque curiosamente otras comisiones que pugnan por el mismo presupuesto hacen esa argumentación. No, señoras y señores, esto está en ley, esta es una presupuestación de Estado. Se requiere seguir los incrementos del presupuesto, porque habrá que volver a duplicar el presupuesto de la Secretaría de Salud para lograr la meta de cobertura universal, sólo así empezaremos a nivelar los recursos y a ponernos apenas en el promedio latinoamericano, como porcentaje del producto interno bruto.

Sí le quiero comentar que si bien el gasto en seguridad social tiene progresividad, por la propia naturaleza, el segundo gasto más progresivo de acuerdo al mismo análisis, es el gasto en los servicios de la Secretaría de Salud, el más progresivo. Y la reforma al Seguro Popular es de una progresividad total y le podría yo luego abundar con los datos, pero ya se me acabó el tiempo.

Finalmente —bueno, no finalmente— a mitad, con el comentario del diputado Daniel Dehesa, no es que no haya una sobredemanda por el Seguro Popular. El Seguro Popular lo que hace es eliminar las barreras que suprimían o reprimían la demanda. Y por eso es que se responde aprovechando este incremento sin precedentes del presupuesto en nueva infraestructura.

En esta administración se han construido, ampliado alrededor de mil 800 unidades nuevas de atención, solamente para la población sin seguridad social. Si tomamos en cuenta IMSS e ISSSTE estamos hablando del orden de 2 mil 500 unidades nuevas o puestas en operación plena, justamente para resolver esas demandas. Y se han contratado cerca de 10 mil médicos y enfermeras en el marco del Seguro Popular.

A la diputada Holly Matus, no podría coincidir más con usted en la importancia de los migrantes. Le quiero comentar que hace una alta prioridad el tema de la vulnerabilidad de los migrantes, particularmente al SIDA. Hay un programa especial que llama "Vete sano; regresa sano", pero en el caso en particular del SIDA, sí le comento que tenemos un proyecto en la frontera sur para poblaciones móviles con países de Centroamérica que está precisamente enfocado en el tema del SIDA.

Nos preocupa igual que a usted la perspectiva de género y por eso en esta administración se creo el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva, adentro de la Secretaría de Salud —aquí está la directora, la doctora Patricia Uribe.

Es una política transversal; estamos empezando, por ejemplo, simplemente a reportar las estadísticas de salud por sexo, a hacer todo un análisis de la calidad de la atención por género, porque hay discriminación en el acceso y en la atención a síntomas; analizar el problema de las trabajadoras de la salud, médicas y enfermeras y las relaciones laborales con una perspectiva de género. Ha sido un tema y abordar asuntos muy, muy graves como la violencia contra las mujeres que ha sido una de nuestras prioridades dentro de este Centro.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Secretario.

El Secretario de Salud, doctor Julio Frenk Mora: Se me acabó el tiempo. Me quedan cuatro más, si puedo, seré muy puntual, señor Presidente.

Al diputado Ángel Humberto García Reyes le agradezco su comentario. Sí, la protección riesgos sanitarios ha sido fundamental y creo que una de las grandes reformas institucionales ha sido la creación de la Comisión Federal para la Protección contra riesgos sanitarios; aquí está el comisionado Juan Antonio García Villa. Esto es algo de lo que creo que se ha hecho un avance muy importante en el legado de esta administración, haber creado una agencia moderna regulatoria.

La diputada Yolanda Garmendia Hernández, en "Arranque Parejo en la Vida". Ahí están los números, no me voy a detener por la premura, pero sí le puedo decir que se ha acelerado el descenso, el ritmo de descenso tanto de la mortalidad infantil y de manera muy particular de la materna. Sin embargo, tenemos que celebrar aún más el descenso para alcanzar las metas de desarrollo del milenio.

Con respecto a los comentarios de la diputada Vieyra, sobre el Instituto Nacional de Salud Pública, le quiero comentar que el aparente bajo número de proyectos terminados, 22 de más de 100 es porque la mayoría de los proyectos de investigación son multianuales.

Como director fundador de este Instituto le puedo decir que hoy como secretario de Salud he tenido los beneficios de esa inversión que se hizo hace 20 años, porque casi todos los números que le estoy dando y los análisis se han hecho por investigaciones del Instituto Nacional de Salud Pública, casi todos los funcionarios que hoy tenemos responsabilidades nos formamos de una u otra manera.

Hoy estuve recibiendo al Ministro de Salud de El Salvador y me dio mucha satisfacción ver que los principales funcionarios responsables de la reforma que están haciendo ahí, se graduaron de nuestro Instituto; o sea, el alcance internacional es magnífico. Así es que creo que los beneficios han sido extraordinarios. Ahí se ha hecho la evaluación del impacto del programa Progresa, luego Oportunidades; ahí se está haciendo la evaluación científica del impacto del Seguro Popular. No podría yo exagerar la importancia que ha tenido éste.

Para el diputado Quintero, coincido con el énfasis en VIH-SIDA. Sí hay un acuerdo muy importante que nos permitió reducir el costo promedio de los medicamentos y le puedo decir que en el año 2000, el costo promedio era de 120 mil pesos por persona, por año, lo bajamos a 55 mil, sin violar una sola patente y eso es lo que nos ha permitido la expansión.

El presupuesto para SIDA ha crecido 12 veces durante esta administración y debo decir que aproximadamente la quinta parte de eso es para prevención; o sea, es un porcentaje importante. También han aumentado los recursos para prevención.

Para la diputada Valenzuela García, sí vamos a poder afiliar a los 11 millones, si ustedes asignan los presupuestos que se requieren para ello, y tendremos la cobertura en todos los 32 estados para el diputado Rubio Chávez, totalmente de acuerdo con sus comentarios sobre la necesidad de profundizar la descentralización.

Al diputado Arizmendi Uribe, quisiera decirle que no ha habido competencias, son totalmente complementarios, el sistema Prevenimss y el sistema de cartillas nacionales de salud, y de hecho la última encuesta nacional de salud y nutrición nos revela ya dentro del Seguro Popular aumentos muy significativos en la utilización de servicios preventivos.

Una parte importante de la reforma del sistema de protección social fue la creación por primera vez de un Fondo de Aportaciones para Servicios de Salud de la Comunidad, el énfasis en prevención —coincido en ello—, por eso la necesidad de seguir con la política antitabaco.

Y finalmente a la diputada Beatriz Eugenia García Reyes, con respecto a las acciones para mejorar abasto y surtimiento de medicamentos. Esto ha sido una de las grandes cosas a la que le hemos invertido mucho y por eso se ven estos incrementos tan notables. Todo un estudio muy detallado para mejorar la logística.

Y sí hay un proyecto ya muy avanzado. Se terminó un proyecto piloto para que los ciudadanos accedan a esa red de casi 20 mil pequeñas farmacias comunitarias, que a veces están en un lugar donde no hay otro servicio, a través del uso de nuevas y modernas tecnologías de la información, como es una tarjeta del Seguro Popular, con un chip inteligente, ahí se escribe la receta, el ciudadano va allá, se le surte el medicamento y después el Seguro Popular compensa o paga a esa farmacia.

Esto hace una gran revolución para acercar las medicinas a los lugares y además para estimular una economía popular, que es la red de pequeñas farmacias independientes, que realmente es a veces una gran fuente de empleo y de generación de prosperidad a las comunidades rurales más remotas.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muchas gracias, señor Secretario. Para dar cumplimiento a la base cuarta del acuerdo de la Comisión, se han inscrito los seis partidos que a continuación participarán para dar su posicionamiento.

En primer término hará uso de la palabra el diputado Ricardo Cantú Garza, para dar el posicionamiento del grupo parlamentario del Partido de Trabajo, hasta por tres minutos.

El diputado Ricardo Cantú Garza: Gracias, diputado presidente. Ciudadano secretario de Salud. Voy a plantearle en base a denuncias que hemos recibido sobre la situación que vive actualmente el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, Manuel Velasco Suárez, y propongo a usted que asume el compromiso de mejorar el funcionamiento de este centro médico.

Como usted sabe, el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía llegó a ser líder y vanguardia en investigación médica y formó recursos humanos altamente capacitados e incluso fue el mejor en su materia en toda Latinoamérica.

Sin embargo, hoy se encuentra muy deteriorado y ofrece una pésima atención médica, haciendo que los pacientes presenten cada vez un mayor número de denuncias por negligencia e impericia médica.

Por cierto, señor secretario, esta no es la primera ocasión que usted se entera de viva voz de un legislador, sobre las anomalías que ahí están pasando. Le recuerdo que el año pasado en la comparecencia ante la Comisión de Salud y Seguridad Social del Senado de la República, el senador Elías Moreno Brizuela le hizo patente el descuido y la negligencia médica de que fue objeto un pariente suyo.

Estas denuncias también se han ventilado en revistas de circulación nacional, donde se pone en evidencia el desorden que existe en dicho Instituto, por lo que creo que se hace necesaria una investigación, intervención por parte de la Secretaría.

Le anuncio sólo algunas de las cosas que están pasando actualmente en ese lugar. En ese Instituto se ha desatado un terrorismo laboral que acosa por igual a personal administrativo en sus diferentes áreas de trabajo y a especialistas médicos.

Se está llegando al grado de sustituir a los médicos especialistas más calificados y que cuentan con un basto currículum, por personal menos capacitado e inexperto.

Tal es el caso de la Unidad de Radiocirugía, que cuenta con un equipo de primer mundo, que costó 4.5 millones de dólares y que no está siendo dirigido por personal médico capacitado, de acuerdo con las normas nacionales e internacionales, poniendo en riesgo el funcionamiento de esta Unidad y generando graves daños a los pacientes.

Asimismo, se nos ha denunciado que se está llevando a cabo la experimentación en pacientes para tratamiento de hidrocefalia, sin el conocimiento del paciente, así como de su familia; con un dispositivo manufacturado en el mismo centro, lo cual es ilegal por ser contrario a lo que establece el Reglamento de la Ley General de Salud en materia de investigación para la salud.

Este proyecto iba a ser aprobado por el Comité de Ética, por la Secretaría a su cargo y contar con un número de registro dado al grave riesgo que implica su caso.

Señor secretario, ¿por qué se permite esto? Por otra parte, la desaparición del Archivo Radiológico del Instituto, que era donde se guardaban los expedientes de los pacientes radiológicos, representa una pérdida importante porque ahí se guardaban imágenes de las tomografías de resonancias magnéticas.

Ya para concluir, sabemos que todas las preguntas va a ser difícil que se respondan, por lo escaso del tiempo, pero le solicitamos que de no poderse responder en esta ocasión, se nos pudiera responder por escrito, más adelante. Muchas gracias.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muchas gracias, compañero diputado. Hago el señalamiento de la base sexta de nuestro acuerdo, en el cual, al igual que el señor diputado don Joaquín Conrado de los Santos Molina, del PRD, nos ha hecho también el señalamiento de que tiene algunos otros señalamientos.

El acuerdo sexto dice que los grupos parlamentarios, cuya independencia de las preguntas que hubiera formulado durante la comparecencia, podrán, al término de la sesión, entregar por escrito al secretario de Salud, doctor Julio Frenk Mora, cuestionamientos adicionales para que en un término de 15 días obtengan contestación por escrito.

Estos cuestionamientos deberán ser claros y precisos y la contestación se remitirá a la mesa directiva de la Comisión de Salud para que ésta lo dé a conocer al Pleno de dicha Comisión.

Aquí mismo el señor secretario abrirá la oportunidad para que usted, a los diputados que no alcanzó a contestar con la suficiencia que a usted le hubiera gustado, también se le pudiera entregar a fin de entregar el informe correspondiente.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Para dar el posicionamiento del grupo parlamentario de Convergencia para formular sus comentarios, le pedimos hacer uso de la tribuna al diputado Juan Abad de Jesús. Hasta por tres minutos.

El diputado Juan Abad de Jesús: Con el permiso de los señores diputados, yo simplemente para comentarles y reiterales que en el Partido Convergencia estamos de nueva cuenta —como lo comentamos al inicio de la integración de esta Comisión— estamos para sumar, estamos para apoyarlos.

En ambos, creemos que el trabajo de la anterior Comisión fue un trabajo adecuado, pero creo que de nueva cuenta estamos ante un reto histórico. Hay cambio de equipos.

Creo que quien va a suplantar al doctor Frenk será también gente que quiera trabajar para el sector salud, con esto nada más de nueva cuenta, retomar la situación en cuanto al Seguro Popular.

Efectivamente, en algunos estados como Tamaulipas, Nuevo León, Jalisco, es en donde hay más pero ya nos dio la explicación. Creo que como usted también comenta que somos víctimas de otros éxitos, también creo que debemos haber incidido o tenemos la obligación de incidir como Secretario de Salud, un poquito más en los estados.

Pongo de ejemplo el Estado de México y pongo un ejemplo que es válido. Por ahí se inauguró hace algunos años un hospital —hace dos, tres años—, un hospital civil en donde prácticamente nada más fue la inauguración pero no estaba equipado.

En esa administración, también tengo el dato de que hay un hospital en Tuxtla Gutiérrez, donde efectivamente también no está del todo equipado. Ésta sería una pregunta para después que usted nos haga favor de remitirla por escrito, pero también comentarle que nosotros que estamos apenas iniciando en esta situación política, la gente también a veces necesita otras explicaciones y la gente que también necesita más, es a quien se le debe de dar mejor atención.

Y bueno, nosotros sabemos que los diferentes niveles de gobierno tienen también diferentes prioridades, pero también creo que se puede invertir un poquito más de nueva cuenta en el Seguro Popular, está programado para el 2010, pero de nueva cuenta también siento que se pudo haber hecho mucho más y también con algo prioritario que es la equidad de género con las mujeres y creo que también es importante incidir en la prevención.

La mortalidad infantil también sigue siendo dispar en la República, por lo que creo que tenemos para hacer mucho más de nueva cuenta. Y así como usted ha tenido la capacidad de entendimiento en el extranjero, le solicitamos que en este corto tiempo que le queda pues también dedique un poquito más a esto.

Sé que tiene la capacidad, sé que hizo también un papel bueno. Y bueno también se vale decir, que le deseamos suerte para el próximo puesto que usted está buscando, porque sería un orgullo para los mexicanos que usted encabezara la Organización Mundial de la Salud. Muchas gracias.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muchas gracias compañero diputado Juan Abad De Jesús. Tiene la palabra la diputada Olga Patricia Chozas y Chozas, para dar el posicionamiento a nombre del grupo parlamentario del Partido Verde Ecologista, hasta por tres minutos.

La diputada Olga Patricia Chozas y Chozas: Con su permiso presidente; señor secretario. Si bien reconocemos avances en la lucha contra el tabaco a nivel internacional estamos muy rezagados, debemos aprobar una ley que defienda a los no fumadores, extender la prohibición de fumar a cualquier espacio público cerrado y no sólo edificios públicos, así como incluir marbetes y pictogramas en cajetillas. La lucha es contra las tabacaleras, no contra la Secretaría de Salud; al contrario, queremos ser aliados y responsabilizarnos en serio.

A pesar de los esfuerzos realizados a través del Seguro Popular, no hemos logrado una cobertura universal de aseguramiento en salud. En materia administrativa no se han desarrollado incentivos financieros asociados con los sistemas de pago al personal médico y de enfermería que premien la productividad y la calidad en la prestación de sus servicios.

Por último, quiero decir que en materia de salud queda mucho camino por recorrer. Es triste observar que los principales indicadores de salud muestran un rezago importante en las personas más pobres que son la población no asegurada, la que vive en los estados del sur y sobre todo los habitantes de los municipios altamente marginados.

Entre los grupos de población más vulnerables se encuentran los indígenas, los discapacitados, las mujeres y la niñez, quienes presentan las cifras de mayor rezago. Aún con la introducción del Seguro Popular esta situación no ha cambiado y nos preocupa el riesgo de que el derecho a la salud se reduzca, debido a que por un lado los afiliados sólo van a poder acceder a un número limitado de tratamientos para ciertas intervenciones o para ciertas enfermedades; y por otro lado, se reducen recursos para otros programas y para los servicios de salud abierta.

En fin, son muchos los temas que quisiéramos comentar con usted, desafortunadamente tenemos poco tiempo. Sólo me resta decir, que sería muy grato para nosotros saber que un mexicano distinguido como usted, sea electo director general de la Organización Mundial de la Salud. Le deseamos mucha suerte, muchas gracias.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muchas gracias, compañera diputada Olga Patricia Chozas y Chozas. Tiene el uso de la tribuna la ciudadana diputada Patricia Villanueva Abraján del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional, para formular sus comentarios hasta por tres minutos.

La diputada Patricia Villanueva Abraján: Muchas gracias, señor presidente de la Comisión de Salud. Señoras y señores secretarios; señor secretario de Salud. La salud en nuestro país es una necesidad imprescindible para lograr el desarrollo de las capacidades y potencialidades de las personas y colectividades. Es condición ineludible para la consecución de la seguridad, la democracia y para el ejercicio pleno de la libertad.

Sin salud no hay acceso cabal a la educación, a la cultura, al entretenimiento, al empleo, o la participación política. Para tener claro el panorama y las realidades que condicionan la salud en México, es indispensable reiterar que en el país se registran profundas transiciones y grandes e indeseables desigualdades. Junto a un sector totalmente asimilado a la modernidad coexiste otro más grande; por cierto, que tiene profundos rezagos de todo tipo. Al lado del grupo que vive en la opulencia, se encuentran otros que subsisten en condiciones poco dignas y de enormes carencias en cuanto a infraestructura, equipamiento, abasto y mantenimiento de las unidades médicas existentes.

Tal es el caso, de éstos últimos, los estados del sur-sureste que aún y cuando nuestras autoridades suscriben convenios, como es el caso de la Cumbre del Milenio, en la que México firmó el compromiso de disminuir la pobreza, el hambre y mejorar la salud, la educación y la equidad en nuestro país. Uno de los objetivos de atención especifica en el sistema de salud, es el compromiso de reducir la mortalidad materna.

Para el año 2015, al 25 por ciento, de los valores que se tenían en 1990. Es decir, que de 90 muertes por cada 100 mil nacidos vivos, reducirlo en un periodo de 25 años a 22.5 muertes por cada 100 mil nacidos vivos. Por ello, vemos con preocupación que este objetivo de acuerdo con los datos reportados por la Secretaría de Salud, no podrá alcanzarse

Explíquenos, señor secretario, ¿cómo es posible que no se atendió este rubro con mayor energía por parte de la Secretaría de Salud. No le merecen atención las mujeres de nuestros estados menos desarrollados y sus comunidades en pobreza extrema? Basta decir, que la mayor parte de las mujeres y de las muertes maternas se pueden prevenir.

Ante esta realidad, señor secretario, como legisladora y con el compromiso social que tenemos con las mujeres, le decimos, que no se cumplió en la función principal de preservar la salud de todas ellas. Y si no es así, ¿cómo poder explicar las muertes asociadas a la maternidad que suceden en nuestro país? Por sus respuestas y comentarios, le anticipo mis gracias.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muchas gracias, compañera diputada Patricia Villanueva Abraján. Tiene la palabra el diputado secretario Efraín Morales Sánchez, del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, para formular sus cuestionamientos, hasta por tres minutos.

El diputado Efraín Morales Sánchez: Muchas gracias. Doctor Julio Frenk Mora, secretario de Salud del gobierno federal, sea usted bienvenido a este honorable recinto.

Sin duda tratar cualquier tema relacionado con la salud, requiere de mucho más tiempo que tres minutos. Sin embargo, me gustaría aprovechar mi tiempo para preguntarle, señor secretario, en el mejor de los ánimos. ¿Qué pasa con el seguro popular?, ¿en qué finca usted, el éxito de dicho programa, que ahora hasta se proponen impulsarlo a nivel mundial? La realidad que por lo menos conocemos en algunos estados de la República, es verdaderamente alarmante, pues el Seguro Popular, no es ni tan seguro ni tan popular.

En opinión de nuestro partido, tuvo un principio malo, cuando se instrumenta en cinco estados de la República, hace exactamente cinco años o ya casi seis años. Si no recuerdo mal, en Aguascalientes, en Campeche, en Colima, en Jalisco y en Tabasco. Para 2002, ya hablaban de 14 entidades federativas y de 295 mil, 513 familias afiliadas. No me gusta hablar de número, pero lo voy a hacer y utilizando los suyos.

Para 2003, según sus propias fuentes de operación, ya operaban en 21 estados de la República, con 622 mil 819 familias afiliadas. En el 2004, ya sumaban 30 estados de la República Mexicana y un millón 563 mil familias afiliadas. Al concluir el año 2005, ya se integran los 31 estados de la República y del Distrito Federal, con 3 millones 555 mil 997 familias. Cifra que aumentó; insisto, según sus propias estadísticas al primer semestre del año 2006, a tres millones 756 mil 791 familias. Esto significa en términos más claros que en seis años el seguro popular hoy afilia a 11 millones 556 mil 758 personas y no 20 millones, como hace unos momentos dijo usted; son cifras de ustedes.

Si consideramos que la población derechohabiente entre el IMSS y el ISSSTE, suman alrededor de 53 millones de personas y tomamos como cierta la cifra última proporcionada por el INEGI, con respecto a la población actual en nuestro país y que es del orden en números redondos de 106 millones de habitantes, tenemos que el 50 por ciento no tiene ninguna protección social, es decir 53 millones de personas; por lo tanto los 11 millones 556 mil 758 personas que están en el Seguro Popular sólo representan el 21 por ciento de la población no asegurada, quedando 41 millones 443 mil 262 mexicanas y mexicanos totalmente desprotegidos en una responsabilidad que es total y absolutamente del Estado mexicano.

Es así que lo que empezó en el 2001 como un experimento, llevó a la reforma a la Ley General de Salud en el año 2003 bajo el concepto de la protección social en salud y 41 artículos más.

La otra pregunta, señor secretario, es, ¿cuál está siendo la prioridad del gobierno federal, la cantidad o la calidad? ¿Qué pasa con la infraestructura hospitalaria, centros de salud, equipamiento, insumos, medicamentos, personal médico, enfermeras, paramédicos?

En algún reporte de la propia Secretaría —por poner un ejemplo— hablan de 33 centros de salud afiliados al Seguro Popular en el Distrito Federal y que tienen programados afiliar a 320 más. ¿Dónde están esos centros de salud, señor secretario, si en el Distrito Federal sólo contamos con 217 y además por la falta de conclusión del Acuerdo Nacional para la Descentralización de los Servicios de Salud, hoy se encuentran en pésimas condiciones por la falta de certeza jurídica y desde luego por la falta de recursos económicos que en este caso provienen del ámbito federal, y que solamente alcanzan para el pago de la nómina correspondiente?

O el estado de Chiapas, donde nos dicen que hoy tienen afiliados al Seguro Popular 33 centros de salud y programados para afiliar 857. ¿Dónde están, señor secretario? En fin, como dije al principio, es tiempo demasiado breve y el Informe presentado por el Presidente de la República prácticamente fue lo que corresponde al tema de salud, un informe de sus seis años de gobierno.

Me hubiera gustado preguntarle, ¿qué piensa del programa IMSS-Oportunidades?, ¿de la falta de conclusión de la descentralización de los servicios de salud?, ¿qué piensa de un sistema único de salud en nuestro país?

Finalmente termino haciéndole una propuesta, señor secretario. ¿Por qué no hace de este Seguro Popular ahora establecido en la ley como sistema de protección social en salud, un sistema gratuito, universal y equitativo? Baso mi propuesta en lo siguiente.

De acuerdo a las cifras de la propia institución, las familias que se encuentran en los deciles uno, dos y tres de ingreso no pagan cuota y sólo lo harán aquellas familias afiliadas y que estén en el rango del decil cuarto al décimo, es decir…

El Presidente diputado Ector Javier Ramírez Barba: Se ha agotado su tiempo, compañero diputado.

El diputado Efraín Morales Sánchez: Concluyo, señor presidente… al décimo, es decir tres millones de 756 mil 791 familias que hoy se encuentran afiliadas al Seguro Popular. De ellas, tres millones 710 mil 978 familias no pagan, se encuentran en los tres primeros deciles y sólo 44 mil 833 familias que van de los deciles del cuarto al décimo, que son las que pagan y que equivalen al uno por ciento de las familias afiliadas, es lo que representa su Seguro Popular.

Finalmente —con esto concluyo— me hizo llegar una tarjeta la diputada Maricela Contreras Julián, en donde me pide que le haga a usted la pregunta: ¿Cuál es el presupuesto que se asignará para implementar el Programa de Vacunación contra el virus del papiloma humano? Por sus respuestas y por su atención, muchas gracias.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muchas gracias, compañero diputado. Tiene el uso de la palabra el diputado secretario, doctor José Antonio Muñoz Serrano, del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional.

El Secretario diputado José Antonio Muñoz Serrano: Con su permiso, diputado presidente. Señor secretario, compañeros diputados y diputadas que nos acompañan. Si bien es cierto, para el Partido Acción Nacional hablar del bien común implica no sólo hablar del buscar el beneficio, el bienestar de los mexicanos, sino el derecho al goce de lo que la Constitución le tiene y esto quiere decir que el derecho constitucional de los mexicanos tiene un orden y el 4º constitucional obliga al Estado a otorgarle la salud, y esta salud tendrá que ser primero, será la supremacía con la que los mexicanos puedan disfrutar de los demás derechos constitucionales.

Aquel mexicano y mexicana que tenga salud podrá entonces recibir las demás garantías yo creo que éste debe ser el criterio. Y con este criterio hoy quiero decirle, señor secretario, que la voluntad de los legisladores ha sido la que le ha dado la oportunidad a este país y que hay que reconocer que la LIX Legislatura, el anterior presidente de la Comisión de Salud, los 500 diputados, tuvieron a bien en buscar los mecanismos para que este país avanzara en este derecho.

Qué bueno que hemos dado el primero paso. Con esto hemos logrado no solamente los beneficios para aquellos que menos tienen, para aquellos que era inalcanzable tener el acceso a la salud y que hoy, programas como el Seguro Popular, les vengan a dar la oportunidad.

Si bien éste es un programa y un proyecto que arranca —y estamos en el cuarto año—, no tenemos aún la cobertura total, pero esto también tiene que ser motivo de un exhorto y una crítica a aquellos estados que no han tomado el compromiso. Porque se escucha muy fácil el venir a criticar un proyecto. Se ve sencillo desde la óptica de que la Federación tiene que entregarle y otorgar la garantía al derecho a la salud, pero los estados, las entidades federativas, los secretarios de finanzas, que son los que reciben el recurso, no lo entregan y lo dedican al abasto de medicamentos, y esto es lamentable. Yo creo que tendremos que buscar en el Legislativo el mecanismo para que, de manera conjunta con el Ejecutivo, busquemos que este recurso se utilice adecuadamente.

La Federación sin duda entrega el recurso a los estados y los estados desvían este recurso y no lo utilizan adecuadamente y este es motivo del día de hoy, buscar estos mecanismos nosotros en esta LX Legislatura.

También habrá que hacer un reconocimiento al trabajo del señor secretario; ha hecho un papel digno. Creo que ya es tiempo de que este país pueda figurar en la esfera internacional.

Le deseamos éxito en la próxima encomienda. Y decirle también que en esta LX Legislatura mostraremos también sin duda nuestro interés por la salud, porque interés que no se manifieste en el presupuesto, será poco el interés si no dedicamos y destinamos el recurso suficiente para que los mexicanos tengan el derecho a la salud y tengan solventadas sus necesidades.

Es cuanto diputado presidente. Gracias señor secretario.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muchas gracias, compañero diputado doctor José Antonio Muñoz Serrano.

Para dar cumplimiento a la base quinta del acuerdo de la Comisión, tiene la palabra el doctor Julio Frenk Mora, hasta por ocho minutos, para dar respuesta.

El Secretario de Salud, doctor Julio Frenk Mora: Muchas gracias. Como me excedí siete y medio la vez pasada, espero que no me quede nada más el saldo. Quisiera nuevamente agradecer los comentarios y posicionamientos de los partidos y seré muy puntual.

Con respecto al comentario del diputado Ricardo Cantú Garza, yo quisiera asegurarle que el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía "Manuel Velasco Suárez", tiene una evaluación como el principal instituto de este ramo a nivel mundial y varias de sus áreas son de absoluta vanguardia.

Más aún, estos institutos no solamente son conducidos por sus directores o su cuerpo administrativo; hay órganos colegiados como la Junta de Gobierno del Patronato, que se encargan de supervisar el funcionamiento de estas instituciones y todos están sometidos a una estricta rendición de cuentas y a una vigilancia de múltiples órganos de control, tanto internos como externos.

Daremos respuesta puntual a cada uno de los señalamientos que se hicieron con respecto a este gran Instituto que es orgullo de México. Tan es así que su director general acaba de recibir el reconocimiento al mérito médico, algo que se hace por una decisión colegiada, en el marco del Consejo General de Salubridad.

Pero daremos respuesta puntual, porque todos los puntos que señaló de hecho no corresponden a la situación que está perfectamente evaluada, pero podemos hacerle una respuesta puntual.

Al diputado Juan Abad de Jesús, de Convergencia, muchas gracias por sus comentarios positivos y sus buenos deseos. Él comenta, se pudo y se puede siempre hacer más; ésa es la naturaleza del campo de la salud. Siempre se van generando nuevos retos, siempre se puede hacer más. Y yo estoy seguro que quienes vengan después de nosotros habrán de superar lo que se ha hecho.

Creo que esta administración cumplió la obligación de toda generación que recibir, cuidar el legado que recibe, enriquecerlo para entregarlo así a los que vengan después. Y esperemos que así continúe este camino de progreso.

A la diputada Olga Patricia Chozas —del Partido Verde— aceptamos totalmente la alianza, la lucha contra el tabaco. Se requiere una alianza porque hay que legislar los cambios y así lo hemos hecho hasta ahora, con medidas realmente valerosas como fue la eliminación de la publicidad en medios electrónicos. Así es que le agradezco esto.

Con respecto a los comentarios del Seguro Popular. Quisiera diferirles un poco para la respuesta al señor diputado Morales, pero antes le contesto a la diputada Patricia Villanueva, con respecto a los objetivos de desarrollo del milenio.

De los ocho, cuatro tiene que ver con salud y lo dos más importantes, el de mortalidad infantil y mortalidad materna. En el de mortalidad de menores de cinco años, de acuerdo con el último informe de la UNICEF, México es uno de tan solo siete países del mundo que está en la trayectoria para cumplir la meta de desarrollo del milenio y reducir en dos terceras partes la mortalidad de menores de cinco años para el año 2015, con respecto a los niveles del año de 1990. Así es que vamos en trayectoria y lo vamos a cumplir; de hecho del grupo de siete somos los que tenemos la menor tasa ya en este momento a nivel internacional.

El caso de la mortalidad materna, quiero comentar que de 2000 a 2005, la tasa de mortalidad disminuyó 13 por ciento y esto representa el doble de la velocidad de disminución que tuvimos respecto a la década anterior. Entonces estamos cargando todavía descensos muy pequeños que hubo, siempre ha estado descendiendo, pero el ritmo era relativamente lento entre 90-95 y 95-2000. En estos cinco años, estoy cortando al 2005, se duplicó la tasa de censo con respecto a los 10 años previos.

Entonces, esa es la estrategia, acelerar el descenso y ese es el enfoque de "Arranque Parejo en la Vida". Obviamente, falta todavía mucho y sí será necesario redoblar el paso en el descenso de la mortalidad materna si queremos lograr la meta de desarrollo del milenio.

Paso al comentario del diputado Morales Sánchez. ¿En qué me basó para estar tan optimista? Me baso en la evaluación más rigurosa que se le ha hecho quizá a programa social alguno. Es una evaluación que se ha hecho adentro de la Secretaría por el Instituto Nacional de Salud Pública, e incluso por grupos académicos que se han contratado en otros lugares para hacer una evaluación rigurosísima.

El día hoy, de mañana se publicaran algunos resultados de esta evaluación externa en la revista de mayor prestigio internacional en el campo de la salud, que es la revista "Láncet" y que muestran con las evaluaciones externas que los resultados que estamos diciendo son reales, evaluados por instancias totalmente externas.

Este sí es un "seguro" y sí es "popular", si tomamos con rigor lo que quieren decir las palabras. Yo le puedo decir que sí es seguro porque en estos años se redujo en 30 por ciento el número de familias pobres que experimentan gastos catastróficos, en 30 por ciento en apenas unos cuantos años desde la puesta en marcha.

Y sí es popular porque 93 por ciento de los afiliados en este momento pertenecen a los deciles más pobres de la distribución del ingreso. A menos de que queramos decir otra cosa con estas dos palabras, sí podemos afirmar que el nombre del programa corresponde a la realidad.

Sí son 20 millones de personas a finales de este año —quiero subrayarlo— la cifra de 11 millones corresponden al informe al primer semestre del año, pero la evaluación siempre se acelera en el segundo, la afiliación siempre se acelera en el segundo semestre y al terminar este segundo semestre sí tendremos los 20 millones de afiliados al Seguro Popular. Yo quiero reiterar que éste no es un programa, ésta es una política de estado y que la base fundamental se encuentra en alguno de los conceptos que expresó el diputado José Antonio Muñoz y con eso cierro.

De lo que estamos hablando es de lograr el ejercicio universal, incluyente, igualitario del derecho a la protección de la salud. Teníamos una situación donde literalmente en el ejercicio de los derechos sociales, había ciudadanos de primera y segunda.

Toda la base ética y política del sistema de protección social en salud, cuyo brazo operativo es el Seguro Popular, es crear exactamente la misma forma de ejercer los derechos sociales, como lo hemos logrado con los derechos políticos, con los derechos civiles y por lo tanto, el Seguro Popular es una parte central de la construcción democrática de México.

En este ejercicio del derecho teníamos dos problemas: un problema era la exclusión y otro la segmentación; porque universal quiere decir que cubra a todos y que lo haga de manera igual.

El problema de exclusión se resolvió, tenemos el instrumento, para volverlo sostenible financieramente se dio un plazo de siete años, pero vamos exactamente, de acuerdo con lo indicado por la ley, para lograr la cobertura total.

¿Por qué se introduce una cuota para los desfiles más grandes o más altos? Para volverlo justo respecto a las reglas del Seguro Social, porque ahí hay una aportación obrera y la cuota familiar del Seguro Popular es exactamente equivalente y nos vamos moviendo hacia la universalidad al homologar las reglas entre los tres seguro públicos principales: el IMSS, el ISSSTE y el Seguro Popular.

Pero están creadas las bases al haber roto el problema de la exclusión, para romper el segundo problema que es el problema de la segmentación, porque hoy tenemos estos tres pilares de la seguridad social en salud con reglas homólogas que nos van a permitir, en el siguiente tramo movernos hacia un auténtico seguro universal de salud, que es el siguiente paso lógico en la progresión de lograr el ejercicio universal de los derechos sociales, entre ellos el derecho a la protección de la salud.

De manera que creo, en conclusión, que éste es un tema en el que todos coincidimos, éste es un tema de unión y así lo hemos llevado hasta ahora y así creo que es en el espíritu en que se ha conducido esta comparecencia.

Por lo cual, yo le agradezco al señor presidente de la Comisión y a todos sus integrantes, la calidad de las preguntas y la oportunidad que nos han dado para cumplir nuestra obligación constitucional de rendir cuentas ante ustedes, que son los representantes de la soberanía popular.

El Presidente diputado Ector Jaime Ramírez Barba: Muchas gracias, doctor Frenk. Aprovechando la presencia del secretario Frenk, a quien agradecemos que nos haya concedido este espacio para que podamos hacer nuestra tarea y aprovechando el Canal del Congreso y lo que nos obliga como diputados en la Ley de Transparencia, en mi calidad de presidente quiero comentarle a la ciudadanía, que la Comisión de Salud tiene tres tareas: la de dictamen legislativo, la de información y la de control evaluatorio.

Decirle a la ciudadanía que los diputados electos de la Comisión de Salud, que somos 30, 14 mujeres y 16 hombres, han hecho una labor fantástica, han hecho su tarea, los felicito y me felicito por estar en este grupo.

Han hecho el estudio del Informe al que se refiere el artículo 93 constitucional, han hecho sus planteamientos, se están formulando los documentos correspondientes y estén seguros, mexicanas y mexicanos, que esta Comisión de Salud seguirá haciendo la tarea, para la cual ustedes nos contrataron, para servirles.

Es por ello que solicito, de conformidad con lo que establece el artículo 7º, numeral 5 de la Ley Orgánica del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, que la versión estenográfica de esta reunión sea remitida al ciudadano Presidente de la República Vicente Fox Quesada, para su conocimiento.

Agradecemos otra vez su presencia y le pedimos a la comisión de cortesía designada para acompañar al doctor Julio Frenk, cuando decida él retirarse del salón. Muchas gracias.