Cámara de Diputados del Honorable Congreso de la Unión, LXIV Legislatura
Versión estenográfica de la mesa temática "Estrategias municipales para la seguridad", correspondiente
a las audiencias públicas sobre la Guardia Nacional, celebrada el jueves 10 de enero de 2019

Apertura de la mesa

Bienvenida del diputado Miguel Ángel Chico Herrera

Intervenciones

Del alcalde de Guadalajara, Ismael del Toro Castro

De la alcaldesa de Puerto Morelos, Laura Lynn Fernández Piña

Del alcalde de Hixquilucan, Enrique Vargas del Villar

Del alcalde de Tepic, Francisco Javier Castellón Fonseca

Del alcalde de Michoacán, Raúl Morón Orozco

De la alcaldesa de Playa del Carmen, Laura Esther Beristain Navarrete

De alcaldesa de Chihuahua la María Eugenia Campos

Del alcalde de San Nicolás de los Garza, Zeferino Salgado Almaguer

Del alcalde de Mérida Renán Barrera Concha

Del alcalde de Coatzacoalcos, Víctor Manuel Carranza Rosaldo

Del alcalde de Nezahualcóyotl, Juan Hugo de la Rosa García

Del diputado Reginaldo Sandoval Flores

Del diputado Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla

Del diputado Juan Carlos Villarreal Salazar

Del diputado Cruz Juvenal Roa Sánchez

Del diputado Pablo Gómez Álvarez

Del diputado Héctor Guillermo de Jesús Jiménez y Meneses

Del diputado Iván Arturo Pérez Negrón Ruiz

Del diputado Javier Ariel Hidalgo Ponce

De la diputada Xochitl Nashielly Zagal Ramírez

Del diputado Lucio Ernesto Palacios Cordero

Del diputado José Luis Montalvo Luna

Del diputado Marco Antonio Medina Pérez

Del alcalde de Ecatepec, Fernando Vilchis Conteras

De la diputada María Guadalupe Román Ávila

Del diputado Antonio Ortega Martínez

Del diputado Víctor Adolfo Mojica Wences

Del ciudadano José Hugo Ramírez Treviño

Del diputado Samuel Herrera Chávez

Clausura de la mesa


 
 
 
 
 
 

El maestro de ceremonias Alfonso Ruelas Hernández: Si son tan gentiles de ocupar sus lugares, por favor. Muy buenos días. La Cámara de Diputados y a Cámara de Senadores de la LXIV Legislatura del Congreso de la Unión les da la más cordial bienvenida a la Mesa 3, Estrategias municipales para la seguridad, de las Audiencias Públicas para la Guardia Nacional que se llevan a cabo en el Palacio Legislativo de San Lázaro.

El propósito de estas audiencias es enriquecer la discusión e intercambiar puntos de vista con los sectores involucrados, y con el objetivo de que la ciudadanía conozca las diversas opiniones respecto a esta importante reforma a la Constitución Política.

Participan diputadas, diputados, senadoras y senadores, titulares de gobiernos estatales y municipales, representantes de organismos e instituciones de derechos humanos, organizaciones y colectivos de la sociedad civil, académicos, especialistas, servidores públicos federales del ramo de la seguridad y de las Fuerzas Armadas.

En el presídium de esta mesa de trabajo nos distinguen con su presencia:

Moisés Guerrero Lara, alcalde de Apaseo el Grande, Guanajuato. Muchas gracias, señor presidente. Ismael del Toro Castro, alcalde de Guadalajara. Laura Lynn Fernández Piña, presidenta de la Conferencia Nacional de Municipios de México, AC, y copresidenta de la Fenam.

Enrique Vargas del Villar, presidente de la Asociación Nacional de Alcaldes, Anac. Francisco Javier Castellón Fonseca, presidente de la Asociación de Autoridades Locales de México, AC, ALMAC por sus siglas. Raúl Morón Orozco, alcalde de Morelia.

Laura Esther Beristain Navarrete, alcalde de Solidaridad, Playa del Carmen. María Eugenia Campos, alcaldesa de Chihuahua. Renán Barrera Concha, alcalde de Mérida. Víctor Manuel Carranza Rosaldo, alcalde de Coatzacoalcos.

Juan Hugo de la Rosa García, alcalde de Nezahualcóyotl y presidente de la Coordinadora Nacional de Alcaldes del PRD. Zeferino Salgado Almaguer, alcalde de Nezahualcóyotl y presidente de la Coordinadora Nacional de Alcaldes del PRD. También...

El alcalde Zeferino Salgado Almaguer: De San Nicolás, Nuevo León.

El maestro de ceremonias Alfonso Ruelas Hernández: Ah, perdón. Es presidente de...

El alcalde Zeferino Salgado Almaguer: San Nicolás.

El maestro de ceremonias Alfonso Ruelas Hernández: De San Nicolás de los Garza, Nuevo León. Muchas gracias. Perdón, eh. También queremos agradecer la presencia en este acto del general Eduardo Baena Pineda, quien es coordinador general del gabinete de seguridad de Quintana Roo. Muchas gracias al general.

A Porfirio Hugo Reyes Núñez, presidente municipal de Atenco, estado de México. Y en representación de Maki Ortiz Domínguez, presidenta municipal de Reynosa, nos acompaña su secretario técnico, el señor José Hugo Ramírez Treviño.

Agradecemos la presencia de diputadas, senadoras, diputados y senadores de esta LXIV Legislatura, servidores públicos de los gobiernos estatales, representantes de la sociedad civil y, en general, del público invitado a estas audiencias.

La moderación de esta tercera mesa de trabajo estará a cargo de los diputados Miguel Ángel Chico Herrera e Iván Rodríguez Rivera. Cedemos el uso de la palabra primero al diputado Miguel Ángel Chico Herrera. Por favor, diputado, si es tan gentil.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Muchas gracias. Bienvenidas y bienvenidos, nuestros, y nuestras presidentas municipales, nuestros presidentes municipales, a los senadores, a los diputados, diputadas, senadoras que nos acompañan.

Es de suma importancia para este Congreso de la Unión escuchar a aquellos que tienen la responsabilidad de gobernar sus municipios y que vienen aquí a la casa de ustedes, a la casa de los mexicanos, a la Cámara de Diputados. Y que es de suma importancia escucharlas, escucharlos más que un debate entre los legisladores, que eso pues tendremos que hacerlo en su momento en el pleno. El día 16 estamos citados ya a un periodo extraordinario aquí en la Cámara de Diputados y el debate y la voz son, sobre todo, para todas ustedes, para todos ustedes.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Y pues vamos a dar comienzo. Si son tan amables, arrancamos con el alcalde de Guadalajara, Ismael del Toro Castro.

El alcalde Ismael del Toro Castro: Muchas gracias, diputado. Saludo a todas y a todos los presentes. Y celebro que la Cámara de Diputados esté abriendo este diálogo de un tema tan importante a las diferentes autoridades del país y en los diferentes niveles de gobierno.

Por supuesto, el día de hoy la crisis en materia de seguridad que se vive en nuestro país es innegable. Ha cruzado fronteras de estados y municipios, se ha configurado a partir de una escalada de eventos que ponen en evidencia la insuficiencia y la nula eficacia de las estrategias de seguridad que se han implementado en nuestro país al menos en la última década.

Tampoco se puede poner a discusión que recuperar la tranquilidad de la demanda número uno de cada mexicano y cada mexicana se debe dar a partir de la lógica de cada rincón del país, porque justamente es el mismo reclamo en cada una de las entidades, en cada uno de los municipios: el no salir con miedo, el que todos los gobiernos tenemos hoy esta responsabilidad y la debemos anteponer ante cualquier otra de las que nos corresponden en nuestras facultades jurídicas.

Debe ser una prioridad, que el orden de la ciudadanía exige, hacer todo cuanto se deba para que la violencia se detenga, para que regrese la paz a cada una de nuestras comunidades, a cada una de las colonias y de los barrios.

Coincidimos en la imperante necesidad de terminar con la infiltración de los grupos criminales que existe en procuradurías, corporaciones, tribunales y cárceles de nuestro país. Y, en consecuencia, que el desafío más grande radica justamente en la construcción de cuerpos e instituciones de seguridad profesionales y eficientes capaces de prevenir, investigar y detener a los presuntos culpables de los actos delictivos.

Como municipios, nuestra responsabilidad es hacer lo que nos corresponde para que en el ámbito de nuestra atribución no existan pretextos que impiden o demeriten los esfuerzos que con este objetivo se activan desde cualquiera de los órdenes de gobierno de la federación mexicana.

Así, el compromiso debe de ser en todo momento aportar el 100 por ciento de nuestros esfuerzos para detener este escenario de crisis y reconstruir la paz en nuestras ciudades y en nuestras comunidades. El debate público plural, abierto y trasparente sin duda es un mecanismo para poder lograr este objetivo.

Hoy acudimos a este encuentro con la esperanza, con la confianza de encontrar oídos dispuestos a escuchar y voluntades propicias para construir colectivamente una ruta de acción que nos permita sacudirle a nuestro país este mal que aqueja cada vez con mayor intensidad.

Nuestro objetivo aquí es compartir preocupaciones respecto a la propuesta del Poder Ejecutivo Federal y externar nuestra disposición absoluta a sumarnos a la construcción en un dictamen que corresponda a una propuesta alterna que sume voluntades y que legitime las decisiones que orientaran el actuar de nuestras instituciones en seguridad para los próximos años.

En primer lugar, nos inquieta que el dictamen apunta de manera preocupante a relegar a las policías estatales y municipales, se apuesta todo a la configuración de la Guardia Nacional de corte militar y queda lejos de fortalecer las capacidades institucionales en materia de seguridad pública de los estados y municipios, desdeñando así la importancia de su fortalecimiento y minimizando la trascendencia de lograr su efectividad y profesionalización, ya que a la fecha no se consideran en la propuesta obligaciones concretas para las policías de todo el país orientadas a su mejora y a su profesionalización.

El Programa de Reestructuración y Fortalecimiento de las Corporaciones que se ha contemplado hasta ahora nos parece limitado en tanto a que enfoca solo definir mecanismos de intervención y las sanciones de la federación más que a los instrumentos que requieren las policías de los estados y municipios para mejorar la eficiencia y la efectividad de sus servicios.

Estamos convencidos que no aportarle a fortalecer las policías e instituciones civiles de seguridad pública, significa ir en contrasentido de la consolidación democrática y el fortalecimiento institucional de nuestro país.

Nos preocupa a que se tienda a concretar la toma de decisiones en la federación y tutelar a los estados y municipios relegados en esta materia, dejando de lado la construcción paralela de bases institucionales que permitan ser autosuficientes en la implementación de las políticas de seguridad.

Segundo. La preocupación en torno a la estrategia de centralización se profundiza cuando identificamos elementos de invasión a las atribuciones en la reforma. El primero es plantear en el dictamen que el Ejecutivo reglamente las policías auxiliares de las entidades federativas y los cuerpos de seguridad privada; y en el segundo, al permitir que el Ejecutivo obtenga y articule información que generen las instituciones de seguridad y sus centros de monitoreo.

Estamos a favor de colaboraciones interinstitucional, pero en el marco del respeto del pacto federal, no invadiendo de forma arbitraria la autonomía de los estados y los municipios que la propia constitución postula y resguarda.

Tercero. Nos preocupa que la Guardia Nacional está completamente a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional durante los próximos años, militarizando por concepto sus funciones y operación; por varias razones se genera esta preocupación.

La primera, es un periodo demasiado extenso que podría ser permanente la presencia del cuerpo militarizado en los estados y municipios.

Segundo, porque abarca prácticamente todo el sexenio, lo que limitaría al Ejecutivo Federal a realizar ajustes a la mitad de su periodo en caso de que se identifiquen insuficiencias, áreas de mejora o riesgos urgentes por atender en la implementación de esta política de seguridad propuesta.

Cuarta preocupación, el esquema dual que plantea el dictamen para la Guardia Nacional, posterior a estos primeros cinco años. Al dejar la planeación y programación y ejecución de funciones de la misma a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública. Y, por otro lado, su estructura, régimen laboral y profesionalización en la Secretaría de la Defensa Nacional.

Podría derivar en una confusión de competencias, una desarticulación de políticas y acciones a implementar, e incluso, una parálisis funcional de darse fricciones entre las cabezas de dichas secretarías.

En quinto lugar, el dictamen sigue derivando en las Fuerzas Armadas la responsabilidad de responder prácticamente en la totalidad a las crisis internas de seguridad, cuando dicha obligación constitucional es de todos los órganos de gobierno y de las fuerzas civiles.

También el sexto transitorio del dictamen prevé que en los primeros tres años tras entrar en vigor de este decreto se realizará una reestructura orgánica y funcional a cargo del Ejecutivo, por conducto de la Secretaría de Seguridad Pública, como condición para que reasuman el control de seguridad, las instituciones civiles de seguridad pública.

Si bien, el transitorio séptimo se prevén algunos elementos de diagnóstico para determinar que las instituciones de seguridad sean intervenidas por la Guardia Nacional, son tan generales que nos preocupa fuertemente que parezca un cheque en blanco que abre la puerta de forma indistinta, para que la Guardia Nacional se apropie de funciones previstas en la Constitución para los estados y municipios.

Con estas preocupaciones generamos las siguientes propuestas. Estamos convencidos que la reforma constitucional en materia de seguridad pública debe orientarse a fortalecer las policías e instituciones civiles de seguridad en los tres órdenes de gobierno, esto debe considerar el desarrollo de policías fuertes, eficaces, profesionales en los estados y municipios, porque esta es la ruta que respalda el fortalecimiento del pacto federal y mejora los niveles de compromiso de las policías con los habitantes de cada comunidad.

Segundo. Retirar las facultades que se otorgan al Poder Ejecutivo que trasgreden el pacto federal mexicano. Creemos que los acuerdos que se construyan en la era de consolidación democrática que se está arrancando en nuestro país deben de estar fundados siempre en el respecto de la autonomía de los estados y municipios, y construidos a partir de un diálogo abierto, trasparente y plural; y del reconocimiento de las atribuciones y facultades de cada una de las entidades públicas que forman parte de nuestra federación.

Proponemos un mando civil para la Guardia Nacional y una evaluación a tres años de su implementación que permita reorientar y acotar el ejercicio en caso de ser requerido. También proponemos orientar la reforma para que los estados y municipios logren a corto, mediano y largo plazo desempeñar de manera eficiente la responsabilidad de seguridad a efecto de que el periodo especificado en la reforma las Fuerzas Armadas y la Secretaría de la Defensa regresen a atender exclusivamente las tareas que la Constitución les mandata y a las cuales responde su formación y misión esencial.

Consideramos, por último, que en la reforma se complementan –contempla, perdón– elementos propicios de leyes secundarias. El texto constitucional no puede, no debe ser reformado a la luz de coyunturas temporales, sino que debe concebirse y resguardarse como el contrato social que enmarca las relaciones de nuestra convivencia, de nuestra federación; una forma que trascienda la inmediatez y nos brinde certeza de las reglas que nos rigen y el futuro de la nación en sintonía.

En Guadalajara, le decimos sí a los cambios que garanticen el fortalecimiento de nuestra democracia, que garanticen el respeto de nuestras libertades y el ejercicio pleno de los derechos ciudadanos consagrados en nuestra Carta Magna. Estamos listos para colaborar y dejar todo nuestro empeño en este esfuerzo para recuperar la seguridad, al cual estamos seguros que si se construye colectiva y responsablemente redondeará en beneficio de nuestro país y de todos los mexicanos. Muchas gracias.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Muchas gracias al presidente municipal de Guadalajara, Ismael del Toro Castro. Y también queremos darle la bienvenida a Clara Luz Flores, alcaldesa de General Escobedo, Nuevo León. Bienvenida. Al funcionario secretario general de la CONAMM y la FENAMM, Sergio Arredondo Olvera, bienvenido.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Tiene el uso de la palabra Laura Lynn Fernández Piña, presidenta de la Conferencia Nacional de Municipios de México AC, y presidenta de la Federación Nacional de Municipios de México y presidenta municipal de Puerto Morelos, en Quintana Roo. Bienvenida y adelante, por favor, presidenta.

La alcaldesa Laura Lynn Fernández Piña: Muchas gracias, diputado Miguel Ángel Chico Herrera, gracias por la invitación que nos hacen. Diputado Iván Rodríguez Rivera, muchas gracias. A los senadores, a las presidentas y presidentes municipales, diputadas y diputados federales, muy buenas tardes tengan todas y todos ustedes.

Invitar a quienes tenemos una responsabilidad de gobierno a participar en esta audiencia pública es sin duda un ejercicio democrático que desde la Conferencia Nacional de Municipios de México valoramos y felicitamos. Es, sin duda, un signo de los nuevos tiempos que vivimos en México, en los que es fundamental la coordinación plena de todas las instituciones, sin importar la afiliación partidista de quienes las encabezamos.

Definitivamente, la seguridad pública se ha constituido en el principal problema de México y es la preocupación más grande de nuestra sociedad; por eso todas y todos quienes tenemos una responsabilidad pública debemos evitar partidizar y politizar un problema que es de todos.

En el mundo no hay más que dos modelos de Guardia Nacional. Uno que forma parte de estructuras militares y otro a cargo de civiles, pero con formación y disciplina militar.

Con motivo de la iniciativa que ha presentado el señor presidente Andrés Manuel López Obrador para reformar el esquema de seguridad en el país, y que implica la creación de una Guardia Nacional es importante considerar los siguientes elementos:

La Seguridad Pública es uno de los temas relevantes de la agenda nacional y, por ello, todos los órdenes de gobierno. Y la sociedad en general debemos contribuir al diálogo y a la construcción de soluciones que permitan mejorar la calidad de vida de todas las localidades en nuestro país.

Los gobiernos municipales deben acompañar todas las iniciativas del gobierno federal, de los gobiernos de los estados, y del Congreso Nacional, que se orienten a enfrentar con mayor efectividad este grave flagelo que daña la paz y la convivencia a lo largo de todo el territorio nacional.

Desde los municipios se considera que la solución de fondo y permanente de la problemática de inseguridad es compleja, y requiere el concurso de todos los Poderes, órdenes de gobierno, y protagonistas sociales.

La respuesta definitiva deberá considerar, en primer punto, el respeto al modelo constitucional y político que los mexicanos nos hemos dotado a lo largo de nuestra historia institucional moderna.

En segundo término, la preservación del régimen federalista en el que conviven tres ámbitos de competencia de los respectivos órdenes de gobierno. Y, por último, la construcción de un consenso sobre las responsabilidades, reparto de recursos, y visión integral del fenómeno.

Hace unos días, en mi municipio, Puerto Morelos en Quintana Roo, la policía militar detuvo a unos delincuentes, pero ante la imposibilidad legal de consignarnos de manera directa, solicitó el apoyo de la policía municipal, para ayudarles en el trámite.

Esa limitante, tiene que ser eliminada, para el buen funcionamiento de la Guardia Nacional, que como lo son actualmente las corporaciones estatales y municipales, debe ser habilitada como primer respondiente, con el fin de que pueda hacer consignaciones de manera directa.

Asimismo, es incongruente que las policías municipales y estatales tengan facultades para detener y consignar a quien lleve un arma para uso exclusivo del Ejército, y una fuerza federal esté impedida de aprehender a quien delinca a unos cuantos metros de una carretera federal que atraviesa cualquiera de nuestras poblaciones.

Todas las corporaciones de seguridad, sin importar a qué orden de gobierno pertenezcan, deben y tienen que contar con las mismas facultades dentro del marco constitucional, y con pleno respeto al federalismo, de otra manera, se da pie a la inacción y a la desidia.

Se debe respetar la arquitectura constitucional y legal que actualmente orienta las competencias en materia de seguridad. En ellas, la federación tiene la obligación de atender los fenómenos de delincuencia organizada, y combate al narcotráfico, y para ello cuenta con los instrumentos y recursos respectivos: y los municipios tienen la responsabilidad de la seguridad preventiva y de ella derivan las competencias y los limitadísimos recursos que disponemos en esa materia.

Los municipios elevamos la voz para convocar a no militarizar la Seguridad Pública Nacional, sino a propiciar el apoyo de las fuerzas armadas en tareas de seguridad, como una etapa y en un entorno, perfectamente acotado deben ser las policías federal, estatal y municipal, las que profundicen la profesionalización.

Por tanto, si la profesionalización de los cuerpos policíacos ha sido claramente deficiente, no se puede abandonar esa tarea en aras de una emergencia coyuntural. A nivel local y municipal debe claramente alentarse un modelo de seguridad ciudadana que anteponga el fortalecimiento de las estrategias sociales, de las policías comunitarias y del fortalecimiento de los cuerpos municipales estableciendo estrategias y programas que prioricen la calidad de vida en las localidades.

Desde la perspectiva municipal está claro que no se puede comulgar con una estrategia centralizadora que otorgue todas las competencias, todos los recursos y todos los instrumentos de seguridad a un cuerpo militarizado, que claramente representa un riesgo para los derechos de los ciudadanos, para desviar la vocación de las Fuerzas Armadas y para establecer al Ejército en las calles de nuestras ciudades de forma permanente.

No retrocedamos en el largo y complejo proceso de los últimos 20 años, para fortalecer la vida institucional de las policías municipales, para dotarlas de fondos mínimos y para detonar su profesionalización. Especialmente se denuncia la reducción de los fondos para seguridad pública a municipios, que han sido establecidos en los últimos lustros en el Presupuesto de Egresos de la Federación, que justamente es una iniciativa municipalista y a partir de la que fue el emblemático Subsemun y actualmente el Fortaseg.

No es cuestión menor el modelo que elija México para su Guardia Nacional. Los legisladores que aprueben los cambios constitucionales tendrán en sus manos el diseño de una cuarta institución con capacidad para el uso de la fuerza.

Las autoridades municipales deben ser protagonistas de una política nacional de seguridad pública que combata en definitiva la violencia y resuelva la propagación de la delincuencia en nuestro país, pero que sea perdurable y en la cual los 2 mil 462 municipios tengan una responsabilidad, un compromiso y una función central, sin exclusiones ni visiones centralistas que en la historia de nuestro país ya han sido superadas. Es cuanto. Muchas gracias.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Agradecemos a la presidenta de la Confederación Nacional de Municipios de México, AC, Laura Fernández Piña, su intervención.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Ahora tiene el uso de la palabra Enrique Vargas del Villar, presidente de la Asociación Nacional de Alcaldes y presidente municipal de Huixquilucan, estado de México. Adelante, Enrique.

El alcalde Enrique Vargas del Villar: Muchas gracias. Muy buenos días a todas y a todos ustedes. Hoy participamos con la consciencia de que estamos en uno de los foros públicos más importantes de la historia de nuestro México. Sin duda la discusión de la política pública para enfrentar la inseguridad es la de mayor interés ciudadano, la de más profundo impacto para los mexicanos.

Los presidentes municipales del país tenemos la profunda convicción de trabajar para superar a la brevedad posible la crisis de inseguridad y violencia que nos afecta día a día en nuestros territorios, que lastima a mujeres y hombres de casi todo el país.

Por ello contamos con más de 175 mil elementos de policías municipales y 217 mil servidores públicos estatales en las entidades federativas. Esto nos da un total de 393 mil policías a nivel nacional. Con la Guardia Nacional, al término de su creación, serían nada más 50 mil elementos.

Es por ello que iniciaré mi participación planteando con claridad en lo que sí estamos de acuerdo, destacando nuestras coincidencias. Sí. Los presidentes municipales impulsamos y estamos de acuerdo con abordar desde un nuevo enfoque el tema de seguridad. Estamos convencidos en que este tema es el reclamo más importante de la ciudadanía. Requiere que innovemos, que analicemos opciones viables que pongan punto final a la violencia.

Sí. Los presidentes municipales apoyamos la creación de la Guardia Nacional, pero no la construcción de un cuerpo que le sea inservible a nuestro país. Nos interesa profundamente que la Guardia Nacional surja de un debate profundo, que se corrija lo que se tiene que corregir, que se ajuste todo aquello que no le da certeza jurídica y que tenga claridad en el mando y su operación, en apego estricto al 115 constitucional.

Si, los presidentes municipales apoyamos con firmeza la construcción de una seguridad de justicia, paz y plena recuperación del Estado de derecho. Este es el país que queremos y debemos recuperar los más de 2 mil 458 municipios de México.

Por eso hay diversos aspectos sobre lo que queremos opinar desde nuestra experiencia de los gobiernos locales. Decimos: Sí a la Guardia Nacional, pero garantizando el cumplimiento de las siguiente 10 condiciones que hagan viables su implementación.

1. La Guardia Nacional debe ser encabezada por un mando civil y no por un mando militar.

2. Que sean respetadas las competencias de los órdenes de gobierno en materia de seguridad pública. Los delitos del orden común que correspondan a las autoridades locales y las del orden federal que correspondan a la Guardia Nacional.

3. Que se defina con total claridad en el marco de la ley y el régimen de participación de las Fuerzas Armadas y defendiendo la temporalidad y límites en el mando y la actuación.

4. Que los criterios y formas de evaluación a realizarse las sanciones municipales tengan participación para tener trasparencia en su aplicación, así como contar con indicadores muy claros.

5. Que sean creados los diagnósticos, protocolos y reglas claras, ante la posibilidad de intervenir o suprimir las policías locales.

6. Que queden establecidos los marcos de colaboración y coordinación, decimos no a la subordinación para el fortalecimiento de las capacidades de los cuerpos locales.

7. Que se definan las estrategias de apoyo para aquellos municipios que no aprueben la evaluación que puedan construir sus capacidades operativas en un esquema de mando mixto.

8. Que se revisen y se fortalezcan los fondos en el PEP, destinados a cuestiones de seguridad, a fin de no dejar en riesgo las corporaciones municipales y privilegiar la estrategia de la Guardia Nacional, así como la simplificación de las reglas de operación.

9. Que se garantice que no se afectaran los recursos municipales de las participaciones   federales ni aportaciones del Ramo 23 y 28 para cubrir el costo de la permanencia de la Guardia Nacional en los gobiernos locales.

10. Que la optación de la Guardia Nacional se de en estricto sentido con apego a los estándares internacionales de respeto de los derechos humanos.

Nuestro apoyo a la construcción de la Guardia Nacional está acompañado de una demanda clara para que tenga un mando civil. Nos preocupa la ausencia total de referencias del fortalecimiento de las policías locales, hasta el momento no he visto una sola propuesta del gobierno federal para poder apoyar a las policías municipales.

Hacemos un llamado para que este esfuerzo integre a los tres órdenes de gobierno y respete el marco federal de los mexicanos que hemos construido a lo largo de muchas generaciones.

Contrario a cualquier intento de desplazar a las policías municipales, es urgente profesionalizar, equipar y evaluar a los integrantes de estas fuerzas de seguridad locales para fortalecerlas y que cumplan con sus responsabilidades en plena coordinación con otras corporaciones.

Una coordinación plena requiere claridad, por ello demandamos a la brevedad que se elaboren y analicen y se discuta las leyes reglamentarias que dan certeza sobre los alcances y mecanismos institucionales de la coordinación en el mando y la operación de la nueva figura de la Guardia Nacional.

En los días pasados el presidente López Obrador anunció que venderá 30 hectáreas en un predio de Santa Fe, para financiar la Guardia Nacional. Estos 80 cuarteles que están planteando no se podrían realizar, ya que, para urbanizar estas 30 hectáreas, mínimo, se necesitan 48 meses y saber de dónde van a salir los recursos para lo que está planteando el presidente. La operación de la Guardia Nacional, no justifica en ningún caso restar o sacrificar recursos de los gobiernos locales; los presidentes municipales somos los responsables de atender día a día a los ciudadanos.

Que quede muy claro, no buscamos deslindarnos de esta tarea, todo lo contrario, son los cuerpos locales los que atienden de mejor manera los delitos del fuero local que atacan el crimen cotidiano. Por ello, los presupuestos en esta materia no pueden verse afectados.

Insistimos en el modelo del mando mixto-coordinado que hemos propuesto desde 2015, el cual respeta el marco de la actuación de cada uno de los cuerpos de seguridad y sus respectivas responsabilidades. Promueve la prevención a través de la inteligencia policial y está a favor de la profesionalización de los cuerpos policíacos estatales y municipales.

Nosotros, como presidentes municipales, como responsables de los gobiernos más cercanos a la gente, debemos de ser objetivos y ejercer con responsabilidad nuestro derecho de crítica, y en la construcción de una opción para que se recupere la paz y la justicia. México merece tener una opción que funcione y no un experimento que fracase.

Sabemos también, que solo trabajando juntos y de manera coordinada en todos los niveles de gobierno vamos a lograr un verdadero frente común contra la delincuencia organizada. Esto no será y no estará a discusión.

Señoras diputadas y señores diputados, todos en el país estamos atentos al resultado final de estos foros. La paz y la tranquilidad, esos bienes tan escasos en la actualidad dependen de una gran parte del diseño institucional que de aquí surja; no debemos escatimar esfuerzos y disposición de una construcción, opción viable, confiamos en su responsabilidad y compromiso con las y los mujeres de nuestro México. Muchísimas gracias.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Agradecemos la intervención de Enrique Vargas del Villar, presidente de la Asociación Nacional de Alcaldes y presidente de Huixquilucan.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Ahora tiene el uso de la palabra, Francisco Javier Castellón, presidente de la Asociación de Autoridades Locales de México AC, y presidente municipal de Tepic, Nayarit, hasta por diez minutos.

El alcalde Francisco Javier Castellón Fonseca: Muy buenos días. Quiero agradecer, como mis compañeros, este espacio que nos otorgan a los presidentes municipales para hablar, para tomar posición acerca de uno de los temas de seguridad nacional que son de los más importantes en los últimos años y en los últimos ciclos de gobierno y legislativos.

No quiero abundar ya en algunos de los elementos que mis compañeros han tomado el día de hoy, sino que sí quiero puntualizar ciertos temas que preocupan a los presidentes municipales y a los alcaldes en el territorio nacional.

En primer lugar, hemos visto con simpatía todas las acciones que se realicen para mejorar la seguridad en el territorio. La iniciativa de la creación de la Guardia Nacional forma parte, evidentemente, de un conjunto de acciones que tienen que venir a cambiar el equilibrio entre las fuerzas del orden, entre el Estado mexicano y las fuerzas del crimen, y la forma como el crimen organizado y no organizado se genera al interior del territorio nacional.

El hecho de la creación de una Guardia Nacional, de un cuerpo que tenga la necesidad de tener las atribuciones constitucionales suficientes para poder atacar el delito es y era importante en nuestro país. No ganaremos más acerca de la discusión de la necesidad del mando civil o del mando militar en la Guardia Nacional. Creo que es un debate superado, creo que hay dentro de los legisladores la idea obvia de que, en el primer momento, la organización de la Guardia Nacional, evidentemente tiene que surgir de un cuerpo organizado, y ese cuerpo organizado es el Ejército Mexicano, o la Marina, o la Armada de México. Pero en el marco de la operación, necesariamente, para poder responder a esas atribuciones constitucionales, el mando tiene que ser civil; y lo creo, y lo creemos que es parte del debate, que está ya prácticamente superándose.

La necesidad de operar rápida y efectivamente en la creación de un cuerpo policial hace necesaria la intervención del Ejército, pero es tarea de los legisladores, por supuesto, reacomodar de manera legal, el hecho de poder construir el mando civil, para las tareas de seguridad que tendrá la Guardia Nacional.

En otras ocasiones, al igual que cuando se discutió el Mando Único hace dos sexenios, o el Mando Mixto en el sexenio pasado, los municipios mexicanos siempre hemos apoyado las iniciativas que contribuyan al mejoramiento de la seguridad en el territorio. Y también algo que sí tenemos que reiterar es la solicitud de reforzar la capacidad que tienen las policías municipales en su tarea de prevención y disuasión.

No podemos, en la idea de fortalecer un cuerpo policial que vaya  a atacar los delitos de alto impacto, y por otra parte, descuidar las policías, que finalmente están atendiendo el mayor número de delitos que se cometen en el territorio nacional: asaltos, extorsión, violencia intrafamiliar, robo a casa-habitación, robo a negocios, robo de autos, son finalmente, delitos que se cometen en nuestro territorio, que son prevenidos por la policía municipal, atacados por el Ministerio Público, pero que finalmente, se concentran en los territorios de los municipios.

Pero esos delitos forman parte de la misma cadena delictiva que no podemos dividir; que comienza con la operación de un cártel del narcotráfico o del crimen organizado, y de sus derivaciones estatales y municipales, y termina con la actuación violenta de un sicario que mata a sus vecinos, por un problema de tránsito o de los delincuentes que roban un bolso en la calle, o se roban el cable del alumbrado público, para vender esto, y luego tener dinero para poder sostener su adicción.

La cadena delictiva es la misma, no se puede ver de manera separada. Por eso es importantísimo el fortalecimiento, tanto de quien va a combatir, la cabeza de la Hidra, como todos los brazos que se van a su alrededor.

Debe construirse evidentemente, y así lo creemos, por los legisladores involucrados, la Guardia Nacional y una política de seguridad sin menoscabar el 115 constitucional, y con una eficaz coordinación entre las fuerzas de seguridad que impliquen a los Tres Niveles de Gobierno.

Hay muchos alcaldes –y créanmelo–, sobre todo en zonas donde se rigen por usos y costumbres, y donde ni siquiera hay un cuerpo de policía, la policía estatal, a veces va y en muchas ocasiones ni siquiera el Ejército puede entrar a esos territorios que están a merced del crimen.

Por ejemplo, el hecho de que un presidente municipal sea asesinado, el hecho de que impunemente ocurran estos temas, y que los alcaldes salgamos a exigir mayor seguridad, no es un tema individual o personal de cada uno de los alcaldes, se trata de un tema institucional. El asesinato de algún alcalde o alguna alcaldesa o una presidenta o un presidente municipal, siempre pone en cuestionamiento el orden constitucional en dicho territorio, pero también es evidentemente un desafío en contra del Estado mexicano y, por supuesto, es una puesta en orden de parte de los cuerpos criminales donde ocurren esos asesinatos.

Creemos también que el tema de la protección a los alcaldes o, más que a los alcaldes, al orden constitucional que representan quienes dirigen los municipios debe también ser parte importante de esta coordinación policial a lo largo del territorio nacional.

Creemos que en principio la iniciativa es una iniciativa que vendrá a contribuir a mejorar los índices de seguridad, pero que siempre logrará hacerlo cuando existan verdaderas condiciones de coordinación entre los tres niveles de gobierno y, por supuesto, con las Fuerzas Armadas de nuestro país. En este momento todos tenemos la expectativa y la esperanza que de ellos ocurra, pero son los legisladores que tienen la última palabra. Muchas gracias.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Agradecemos a Francisco Javier Castellón Fonseca, presidente de Tepic y presidente de la Asociación de Autoridades Locales de México, AC, su participación.

También nos permitimos darle bienvenida a esta reunión: a Adán Larracilla Márquez, secretario ejecutivo del Anac; a Marco Soto Mayor, secretario de Seguridad de Tijuana; y a Rafael Hernández, secretario de Seguridad de Pachuca.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Tiene el uso de la palabra Raúl Morón Orozco, presidente municipal de Morelia, Michoacán, hasta por diez minutos.

El alcalde Raúl Morón Orozco: Gracias, diputado Chico. Compañeras diputadas, compañeros diputados, senadoras y senadores, que están presentes aquí, compañeros y compañeras, presidentes municipales, presidentas municipales, la verdad muy complacido y agradecido por esta invitación y quiero felicitar también a la Cámara de Diputados por estas audiencias, que están abordando uno de los temas más sustantivos para el desarrollo de la vida nacional.

Quisiera partir de hacerme y compartir con ustedes algunas preguntas. ¿Por qué este rediseño de esta estrategia de seguridad? ¿Por qué plantear algo diferente? Seguramente porque es una demanda ciudadana, es una demanda recurrente de nuestra gente en los municipios que están planteando mayor certeza, mayor certidumbre; y también es una respuesta a una estrategia fallida que se ha implementado en otros gobiernos y que no ha funcionado, que no ha cumplido con la expectativa de los ciudadanos y las ciudadanas de este país, y de los territorios y municipios que nosotros gobernamos.

Por eso creo que la búsqueda de una nueva estrategia, esta discusión y este debate nos va a permitir encontrar las mejores maneras en el país. Se han agudizado todos los problemas, no voy a hacer de ninguna manera un diagnóstico de por qué se están dando este tipo de circunstancias, pero también en los estados. En los estados las policías tienen mala fama, las policías tienen un hábito de corrupción y de colusión con estos grupos delictivos del crimen organizado. Entonces, hay al menos dudas razonables.

Y también de los municipios tenemos esa dificultad. Esa dificultad que está presente, que está en la percepción de la ciudadanía de que son parte de lo mismo. Hay ocasiones en que se hacen las denuncias, y las denuncias son conocidas y llamadas, de inmediato se hacen actores o por actores que están participando en este grupo o en estos grupos criminales. Y creo todo este escenario.

Todo esto que estamos viviendo en el país pues nos lleva a hacer esta reflexión de qué ocupamos en el país, qué tenemos que hacer para resolver este problema y para darle certeza a la gente.

Déjenme plantearles lo que estamos haciendo en Morelia, que ojalá pueda contribuir un poco para que los legisladores puedan valorar las decisiones que tienen que tomar en esta discusión, en este debate que va a ser muy importante para el país.

Legamos nosotros con un modelo de policía que en el papel era excepcional, pero que en la práctica no valía. No servía. Estamos fortaleciendo ese mismo modelo, haciendo realidad lo que está plasmado en un papel, que es una policía de proximidad con jueces cívicos, ahí que están de alguna manera ayudando mucho a resolver los problemas cotidianos de la inseguridad, de violencia, de adiciones y de otro tipo de circunstancias menores.

Con una difícil coordinación con el gobierno del estado, lo que nos hace o nos impide tener una mayor efectividad en el combate a los delitos de alto impacto: robos a casa habitación, asesinatos, robos de autos que están muy pronunciados ahí en la capital del estado de Michoacán y, obviamente, asesinatos que se perpetran por grupos delictivos que son muy escandalosos.

Pudiera decirse que a nosotros no nos tocan, pero finalmente impactan en la percepción de la gente y la demanda principal se hace a los presidentes municipales, porque finalmente somos responsables de todo el territorio, nos toque o no nos toque la percepción de la gente y la calificación que de nosotros tienen eso será.

Empezamos a plantear una coordinación más específica con el gobernador del Estado, misma que hemos ido concretando poco a poco, y ahora también con la disposición de la policía militar y la policía federal hemos hecho ya, empezamos la semana pasada operativos, sin menoscabo de la autonomía que tiene la policía municipal y de las actividades que realicen de manera cotidiana en este momento, patrullando los 14 sectores que tenemos dividida al municipio de Morelia. Sin menoscabo de la actividad que realiza la policía estatal.

También ahí en la capital, en el municipio de Morelia, y el Ejército, sobre todo, en los municipios colindantes que tenemos, que tenemos muchas dificultades de huachicoleros, sobre todo, que es esa zona muy compleja y que corresponde también a responsabilidades del Ejército Mexicano.

Bueno, pues sin menoscabo de esas atribuciones hemos integrado grupos, dividimos a Morelia en cuatro partes y ahí está el Ejército por conducto de la policía militar, está la policía federal, está la policía estatal y la policía municipal.

Entonces estamos asentados en algunos territorios, de los cuatro cuadrantes, para tener una posibilidad mayor y más rápido de reacción y las políticas municipales y estatales siguen patrullando, de tal manera que cuando hay un incidente mayor se llama y la reacción es de 5 a 10 minutos.

Este operativo lo acabamos de echar a andar hace ocho días, y quiero decirles que empezamos a bajar la incidencia electiva, a disuadir la presencia de delincuentes. Y ya empezamos con operativos específicos donde hay mayor incidencia delictiva y donde tenemos detectados objetivos, también, de delincuentes. Empezamos hace dos días y empieza a tener resultados.

O sea, ¿Qué quiero decir con esto? Que lo que ocupamos primero es una policía municipal que tenga condiciones óptimas, que tenga una mayor capacidad de fuerza. Los municipios de México, en la mayoría de ellos, no existe una policía con estas características, no cumplimos los estándares de la ONU ni los estándares nacionales de ninguna manera. Tenemos cuerpos muy reducidos de policía, yo tengo 600 policías en la calle, cuando debo de tener por lo menos mil 800 o 2 mil. La capacidad de fuerza es mínima.

Entonces, ocupamos fortalecer a los municipios, que este debate compañeras diputadas y diputados, sirva para fortalecer desde lo local el tema de las instituciones de seguridad pública.

Fortalezcamos las policías municipales, que lleven un curso de elemento fundamental. Hay que fortalecer al Estado, hay que ser vigilantes de respeto a los derechos humanos y hay establecer espacios de coordinación reales, objetivos, compartiendo la información que tienen todos los órganos de inteligencia. Porque esto también es negado en varios momentos.

Entonces, es muy negado y actuamos a ciegas, los que no tenemos estos órganos de inteligencia policial, los que no tenemos acceso al C5, que son las Cámaras que tenemos, sobre todo, en las ciudades grandes, actuamos a ciegas y esa es una dificultad y un elemento que no nos ayuda.

Pero, si actuamos en coordinación con el Estado, y ahora con la policía municipal, creo que sí vamos a atender esa demanda que al principio comentaba tiene la ciudadanía. ¿Cómo le damos respuesta a la ciudadanía?

Yo les digo: si el mando, la Guardia Nacional, por la constitución de la misma, en manos del Ejército en este momento, en un primer momento lo lleva a cabo el Ejército y tenemos resultados ¿cuál es el objetivo que nosotros tenemos en este debate y en esta discusión? darle seguridad a la gente.

Y si de manera transitoria se prepara para que luego, incluso, el mando pueda estar en algún civil,  yo  ninguna dificultad. Yo creo que lo que ocupamos es dar resultados, ése es el objetivo que tenemos nosotros como alcaldes, y entiendo que lo tienen como gobernadores, y entiendo que lo tenemos, y lo tienen ustedes como legisladores y como Presidente de la República. Ése es el objetivo.

La estrategia está diseñada de manera diferente, porque lo que se venía dando no nos daba para resolver el problema a la inseguridad –ahora queremos que sí nos dé–, y yo creo que lo que tenemos que hacer es estar abiertos a explorar otras formas que nos permitan ir consolidando a las instituciones de seguridad pública. Yo reitero, porque somos presidentes municipales desde lo local, que es el primer momento y es la gente que está más cercana con la ciudadanía la que recibe las demandas fundamentales; luego la estatal, y obviamente, una coordinación excelente con la federación.

Entonces, yo saludo este esfuerzo –con mucho aprecio también a mis compañeras y compañeros presidentes municipales–, y termino diciendo. Tiene que prevalecer el respeto a los derechos humanos; esto es algo fundamental, porque la participación del Ejército en las tareas de seguridad nos ha llevado a una cantidad importante de observaciones de derechos humanos. Casi el 70 por ciento de observaciones está en ese rubro, entonces, esta parte tiene que estar muy presente en el rediseño que se haga de la actuación de la Guardia Nacional. Muchas gracias por su atención.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Buenos días. Continuamos.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Tiene el uso de la voz, hasta por diez minutos, la ciudadana Laura Esther Beristain Navarrete, alcaldesa de Solidaridad, Playa del Carmen.

La alcaldesa Laura Esther Beristain Navarrete: Muchas gracias, diputado Chico. Empiezo agradeciendo el permitirme estar en este foro tan importante a nivel nacional, y retomando varias cosas que ya compartieron compañeros alcaldes.

No tenemos acceso al C4 en Solidaridad, que es Playa del Carmen, la Riviera Maya; un municipio, un estado turístico, un municipio turístico al cien por ciento. Hubo desde el primer día de la toma de protesta, hasta este momento, la falta de respeto y la incapacidad por parte del gobierno del estado, por parte del secretario de seguridad Alberto Capela, de entender que debemos trabajar coordinados, dialogando y respetando el 115.  Nosotros requerimos fortalecimientos de policía municipal, respetando el 115.

En Solidaridad, en Playa del Carmen, ha habido una ausencia de certeza y de certidumbre. Nosotros, como municipios turísticos, si hablamos de los Cabos, si hablamos de Acapulco, si hablamos de Benito Juárez, Cancún, si hablamos de Puerto Morelos, de Playa del Carmen, requerimos de estrategias posiblemente más nutridas. ¿Por qué? Porque estamos hablando de trabajar con gente de todo el mundo –vacacionistas–, y también somos municipios cosmopolitas y multiculturales.

Entonces, de igual forma tenemos que pensar en la policía turística preventiva y permanente que viene integrada en la policía municipal. Por eso tan importante respetar el 115 desde lo local.

Es muy importante tener como primicia el control de convencionalidad. Exigir respeto a derechos humanos, a los debidos procesos, a la libertad de expresión; si respetamos el control de convencionalidad habremos hecho la gran diferencia. La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, los tratados internacionales, todos los derechos contenidos ahí se llaman control de convencionalidad; lo pronunció la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, sede en Costa Rica. Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Tenemos en Playa del Carmen, desde el primer día de la toma de protesta, amenaza de muerte, y gente armada en las afueras del Teatro de la Ciudad de México, donde se nos dio un albazo, e inclusive, se nos quiso movilizar con una estrategia extraña, por parte de gente cercana del gobernador del estado, Carlos Joaquín González, con quien tenemos una difícil coordinación, con quien nunca está dispuesto para el diálogo.

Por eso es muy importante decirles que al día de hoy, una parte es el tema de nuestro posicionamiento a la Guardia Nacional, que todavía lo voy a dar, y otra parte es decirles, que desde el primer día de nuestro gobierno, no se nos ha respetado la autonomía municipal en ningún sentido.

Inclusive tenemos ataques vía prensa pagada de una manera frontal y contundente. Nosotros hemos trabajado con la policía municipal, apegados al 115, con un muy buen trabajo. Que hay problemas. Sí, sí hay muchos problemas, pero los estamos resolviendo con policía municipal de proximidad. Somos los primeros respondientes. Estamos unidos en diálogos permanentes desde hace dos meses con Marina, Ejército, policía estatal, policía federal, migración, policía municipal, protección civil y con ciudadanos también.

Es muy importante mencionarles esto, hemos sido y están muy puntuales los temas de no entender que ganamos por el voto popular, que se arrasó. Desde el conteo nos querían lastimar, en la elección nos querían lastimar, en la Toma de Protesta, grupos armados en las afueras del Teatro de la Ciudad, y al día de hoy, nos quieren siempre tirar para lograr la ingobernabilidad.

No logramos un solo diálogo con el gobernador del estado. Nos cancela todos los diálogos que tenemos agendados, y el secretario de Seguridad, Alberto Capella, cada que nos hace una acusación, porque sí tuvimos el 6 de enero un hecho sumamente lamentable, igual que se dio hace dos años y medio, el del Blue Parrot, porque sabemos que tenemos el tema del narcomenudeo, del narcotráfico, pero eso le compete al fuero federal, aparece él, en las televisoras en todo el estado hablando mal del municipio de Solidaridad, de Playa del Carmen, y de una servidora; no trabajo con actos de rebeldía, compañeros, lo vengo a poner en la mesa: trabajo con la ley, trabajo apegada a derecho.

En el tema de posicionamiento de la Guardia Nacional, es muy importante, como es el establecimiento de mecanismos y acciones en este intercambio de ideas que permitan transitar con total transparencia, las tareas previas para aprobación en reformas a la Constitución federal, en materia de Guardia Nacional.

En referencia a este tema, como estrategia nacional para dar solución a la crisis de violencia generalizada en nuestro país heredada por gobiernos antecesores, vemos con buenos ojos la propuesta de creación y operación de la Guardia Nacional, toda vez que ésta emana de nuestra Carta Magna consagrada en la fracción II del artículo 36, que durará cinco años y que podemos poner a revisión anual, para estar supervisando cómo vamos e irle ajustando y mejorando.

Todo esto, para recuperar la paz social que se ha perdido, por la mala implementación de estrategias en materia de seguridad. Lo que estamos buscando es mejorar al 100 por ciento el tejido social, y apoyar al presidente Andrés Manuel López Obrador, en el tema de los derechos humanos, respetando a todas las personas, no militarizando al país como se ha especulado, toda vez que la actuación de esta Guardia Nacional será con los ordenamientos civiles, no así los castrenses, pero sí con la certeza de que los elementos que la integren tendrán una formación que engloba organización, adiestramiento necesario para actuar y combatir con profesionalismo, disciplina, organización, garantizando derechos humanos y con recursos. Se necesitan recursos para el fortalecimiento de las policías municipales y, en este caso, de las policías turísticas.

El Estado mexicano debe tomar en cuenta que la creación de la Guardia Nacional debe circunscribirse al control de convencionalidad, que ya hice mención. La Corte consideró pertinente señalar reiteradamente y establecido que la jurisdicción penal militar en los Estados democráticos, en tiempos de paz, ha tenido a reducirse e incluso a desaparecer.

Por lo cual vamos a ir viendo y valorando esos cinco años, como bien decía el compañero Morón, todo bajo revisión permanente. Posiblemente por los temas tan fuertes que hay en este momento todos vayamos unidos, más la convocatoria que se acaba de abrir, porque estamos escasos de plantillas laborales en todos los órdenes de seguridad.

En un Estado democrático de derecho la jurisdicción penal militar ha de tener un alcance restrictivo y excepcional para estar encaminando a la protección de intereses jurídicos especiales, vinculados a las funciones propuestas de las fuerzas militares. Por ello, la Corte señaló que se debe acotar la participación castrense.

Termino con el tema. La Guardia Nacional en todo momento deberá coordinarse en el desempeño de sus funciones con las instituciones de seguridad pública en los tres órdenes de gobierno.

Es por eso que de implementarse en el municipio de Playa del Carmen, Puerto Aventuras, Solidaridad, en Quintana Roo, ya considera en uno de sus ejes rectores del Plan de Desarrollo Municipal la recuperación de la paz, trabajando respetuosa y coordinadamente bajo diálogos y acuerdos con todas las instituciones en materia de seguridad pública en sus tres órdenes de gobierno para lograr el bienestar de nuestras familias, acorde con los objetivos del desarrollo sostenible de la Organización de las Naciones Unidas, con la visión del proyecto de nación de nuestro presidente y sus ejes rectores, así como el Plan Estatal de Desarrollo del Estado de Quintana Roo, por lo que en Solidaridad no estamos perdiendo el tiempo. Estamos trabajando y vamos a recuperar de la mano de todos ustedes el bienestar y seguridad de nuestras familias. Muchas gracias.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Gracias a usted.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Tiene el uso de la voz hasta por 10 minutos la ciudadana María Eugenia Campos, alcaldesa de Chihuahua, Chihuahua.

La alcaldesa María Eugenia Campos: Muchísimas gracias. Muy buenas tardes. Saludo con agradecimiento y afecto a los diputados, senadores, al staff, a los medios de comunicación, a mis compañeros alcaldes. Gracias también a Cámara de Diputados por darnos este espacio de expresión a nombre de nuestros municipios.

Hemos escuchado el día de hoy pues, sobre todo, los conceptos tan importantes que luego nos preocupan a nosotros como alcaldes: la palabra atribuciones, la palabra facultades, la palabra concentración de poder, que son palabras que nos incomodan en materia de seguridad pública y en cualquier otra materia en la desarrollamos en los municipios.

Sin embargo, lo que a una servidora y al municipio de Chihuahua le ha estado incomodando y que no vamos a dejar que genere un impacto negativo, porque las decisiones de los gobiernos impactan para bien o para mal, pero impacta, es la parte de política pública. La política pública, los programas y proyectos que definimos en nuestros municipios para que funcione la seguridad pública en nuestros municipios.

¿Con qué diagnósticos? ¿Con qué insumos diseñamos un programa y un proyecto? ¿Cómo ejecutamos e implementamos nuestros programas y proyectos de Seguridad Pública? ¿Quién los evalúa y, si están bien evaluados? ¿Quién les da seguimiento?

La seguridad pública hoy en día, la vertiente primera tanto ya se ha dicho también, todos lo sabemos, de preocupación de la ciudadanía, pero también hoy en día de los alcaldes. Sin seguridad pública no hay desarrollo económico, no hay política social, no hay absolutamente más nada.

Si no definimos esa política pública por quienes conocen las demandas y las necesidades de los ciudadanos que son los municipios, entonces no estaremos actuando con responsabilidad y, sobre todo, con asertividad de lo que tenemos que hacer en nuestros municipios.

Porque no es lo mismo lo que habla la compañera de Playa del Carmen, no es lo mismo el caso de Mérida, no es lo mismo el caso de Huixquilucan, el de Puerto Morelos, que el de Chihuahua capital, por ejemplo.

Porque son diferentes las estrategias, los programas y proyectos que se deben realizar. Un municipio, un alcalde sabe qué es lo que pasa con su alumbrado público, sabe qué pasa con esos inhibidores también o esos generadores de inseguridad como puede ser también el alumbrado público, como puede ser la desigualdad en un municipio, como puede ser la falta de desarrollo urbano. Y todo eso se conjunta a final de cuentas para elaborar esa política pública y para poder tomar las decisiones correctas, las decisiones que impacten, las decisiones de gobierno que impacten, pero para bien a nuestros municipios.

Me gustaría hablarles nada más de dos vertientes, y si me permiten del caso de Chihuahua, dos vertientes que diseñamos y ejecutamos para el municipio para poder mejorar esta situación. Una servidora cumplió dos años como alcaldesa en Chihuahua y fuimos reelectos en el pasado mes de julio.

Les platico esto porque ya nos tocó ver los resultados y queremos llevar otra política de seguridad pública de avanzada hacía adelante. La primera es el fortalecimiento institucional de lo que tanto se ha hablado aquí. Cómo hacemos para que nuestro cuerpo policial esté certificado, esté mejor capacitado, se sienta con identidad para que pueda salir a la calle teniendo la claridad de que si él sale a servir y a proteger a los ciudadanos también alguien tiene que cuidar y proteger de él.

Entonces, en esta vertiente de fortalecimiento institucional nos hicimos de la mano de la academia, del sector productivo, de organismos y cámaras de la sociedad civil organizada, para poder hacer certificaciones, para poder generar la capacitación importante, la más robusta, la más profesional para nuestros policías y nuestros bomberos.

Generar identidad desde ayudarlos a hacer tal vez un himno, un himno de bombero, un himno de policía para que ellos puedan sentirse orgullosos y saber que su trabajo vale.

Una plataforma tecnológica con una inversión de casi 200 millones de pesos, donde pueden enlazarse 3 mil cámaras de establecimientos comerciales a nuestro centro de mando, y 500 cámaras, la mitad de ellas PTZ, donde podemos saber quién entra, quién sale de la ciudad, quién cometió un acto delictivo, quién pasó por la vialidad y también saber las entradas y salidas de la ciudad ¿quién entro? ¿Quién salió? ¿en qué carros? Y hemos tenido resultados, arrojado resultados muy importantes.

Pero son el fortalecimiento institucional y va desde esta plataforma tecnológica de 200 millones de pesos que ha dado estos resultados hasta el equipamiento: los chalecos, los uniformes, etcétera.

La segunda vertiente es el modelo municipal de prevención y participación. La prevención que es a mediano y a largo plazo. Sí, pero que tenemos que empezar a hacer ya. Que urge.

Los programas para niños y jóvenes reconocidos que ya sabemos que sí funcionan, donde se les alerta sobre el uso del abuso de las drogas, de la violencia. La policía de proximidad, la policía escolar y por supuesto, una alianza de seguridad también con otros sectores porque todos, todos en este país de una u otra forma queremos que funcione, queremos que la seguridad pública en nuestro municipio funcione.

La continuidad de la política pública, cómo le hacemos para lo que ya estamos haciendo pueda seguirse implementando y pueda seguir dando resultados más adelante y que no cada tres años estemos reinventando estos programas, estos proyectos y esta política pública.

Finalmente, lo que les quiero yo decir con estas vertientes o con el tema de la política pública –y aquí, porque están sentados varios compañeros alcaldes con políticas exitosas–, es que si funciona. La política pública de muchos municipios en el país sí funciona para mejorar la seguridad pública, y que no necesitamos de una Guardia Nacional que venga con una visión completamente externa, alejada a kilómetros de distancia a decir qué es lo que pasa en nuestra ciudad con nuestros ciudadanos, para servirlos y para protegerlos.

Los índices delictivos en Chihuahua capital, y no son cifras de una servidora, son cifras del Secretariado Ejecutivo Nacional de Seguridad Pública, son cifras del Fideicomiso para la Seguridad Pública en el estado de Chihuahua; dicen que los indicen delictivos disminuyeron: robo a casa habitación, robo a vehículos, robo a comercio, por supuesto homicidios dolosos –en el mes de diciembre tuvimos 14 homicidios dolosos.

Hay políticas públicas que sí funcionan, por qué no dejarle a los municipios que sigan diseñando, que sigan implementando, que se sigan evaluando, pero vamos dándole más allá de un tema, otra vez, de concentración de poder, de atribución de facultades, en nosotros decidir cuál es la mejor receta para nuestro municipio.

Por último. Volverles a comentar: las decisiones de los gobiernos impactan para bien o para mal, pero impactan. Y esto no se trata de ocurrencia, la seguridad pública no es un tema de ocurrencias, como no es ninguna decisión de gobierno, pero menos la de seguridad pública.

Nos gustaría saber cómo vamos a decidir con una Guardia Nacional cuál es la mejor receta, la mejor medida, la mejor política pública para que un municipio se proteja y se blinde de la inseguridad. Gracias de nuevo y hasta aquí. Muy buenas tardes.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Muchas gracias, presidenta. Damos una cordial bienvenida a la presidenta municipal de Guadalupe, Nuevo León, la ciudadana Cristina Díaz.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Continuamos con el orden del día. Tiene el uso de la voz, hasta por diez minutos, el ciudadano Zeferino Salgado Almaguer, alcalde de San Nicolás de los Garza, Nuevo León.

El alcalde Zeferino Salgado Almaguer: Buenos días a todos. Perdón que me ponga de pie. ¿Cuántos de los presentes o en sus casas o con sus conocidos o familia tienen un extinguidor en su casa? Solo aquel que ha tenido un conato en un incendio es aquel que se prepara y ahora lo tiene, o solamente no lo tienen, también sabe usarlo.

En Nuevo León ya conocimos lo que es el fuego de la inseguridad. Hoy nueve alcaldes del área metropolitana –estoy hablando, perdón, por esos nueve alcaldes del área metropolitana–; vengo autorizado a hablar por los nueve alcaldes del área metropolitana de Nuevo León –de la cual aquí hay dos presentes–, porque siete de esos nueve alcaldes que hoy estamos gobernando fuimos alcaldes en la época más oscura que ha tenido este país en el tema de seguridad. Nuevo León sabe lo que es la inseguridad y el fuego, en el tema de inseguridad.

A nosotros no nos van a platicar ni nos van a decir la importancia de que esté ese extinguidor listo para cualquier cosa que se llegue a ocupar. Nadie aquí nos puede decir lo que es el fuego en el tema de inseguridad.

Hoy las primeras planas –cuestión de que googlen cualquier medio de comunicación de Nuevo León–, siete ejecutados área metropolitana hoy –amanecen así los medios de comunicación–. Vemos con mucha alarma esos pequeños mensajes que hace algunos años siete de esos nueve alcaldes los vimos y no teníamos ese extinguidor listo y se quemó la casa.

Es una invitación a todos los legisladores, al Senado, a la Cámara, a que aprobemos el proyecto de la Guardia Municipal. Sabemos que las condiciones de cada estado, de cada ciudad, de cada zona metropolitana es muy diferente.

Sabemos en dónde están las no coincidencias en el dictamen, pero cada casa, cada estado es diferente. Nosotros les pedimos que aprueben el dictamen, y no solo eso, les pedimos que garanticen que ese extinguidor siempre esté ahí, y no que cada tres o seis años, depende del inquilino o inquilina en turno venga a decidir si ese extinguidor lo saca o no lo quiere, lo pone afuera o simplemente no lo recarga.

Les pedimos que garanticen no por el que está cada tres o seis años, por los que se quedan viviendo ahí, que siempre tengamos una presencia de un cuerpo, como queremos que sea la Guardia Nacional.

Esa es la invitación que venimos a hacer, y a contar la experiencia que tuvimos, la zona metropolitana de Nuevo León, e insisto, vengo a hablar en representación de nueve alcaldes del área metropolitana de Nuevo León de diferentes partidos, y de sin partido.

Todos juntos decidimos externar hoy que tomen como ejemplo, se documenten y volteen a ver hacia atrás, lo que pasó en Nuevo León. Y los invitamos –insisto– a que no se queden si ese extinguidor porque cada tres o seis años, en un descuido del inquilino, puede comenzar un incendio. Muchas gracias, y que Dios los bendiga.

El moderador diputado Miguel ángel Chico Herrera: A continuación, tiene el uso de la voz el ciudadano Renán Barrera Concha, alcalde de Mérida, hasta por diez minutos.

El alcalde Renán Barrera Concha: Muchas gracias. Pues muy buenos días a todos. Primero, gracias por la oportunidad de este diálogo, que yo creo que es fundamental en este tema muy concreto de la seguridad, pero también, ojalá que este diálogo quede abierto y sea permanente, para muchos temas que tienen que ver con los municipios; muchos temas que en muchas ocasiones pareciera que los municipios están borrados del mapa, o son menores de edad, o no son capaces de poder llevar sus tareas fundamentales, para las cuales fueron electos.

Yo creo que el centro del debate, para no repetir mucho de lo que ya se ha mencionado que nos preocupa a todos es la forma de operar de esta nueva figura. Cada vez que inicia o a la mitad de un sexenio presidencial, se inventan formas nuevas, con nombres distintos, en algunos casos es la Gendarmería, como pasó en el caso del sexenio anterior, en donde fue prácticamente un fracaso.

Y en esta propuesta, que hoy estamos viendo de la Guardia Nacional, me parece que es fundamental centrar el debate en dos aspectos principales: Primero, en cuál es la tendencia que tendremos los municipios desde la visión de la Cámara de Diputados o del gobierno federal para fortalecernos, para debilitarnos o para intentar desaparecernos.

Yo creo que ahí está el debate, porque en muchas ocasiones –y siempre lo hemos dicho con claridad–, me parece que los municipios que son el orden, y no el nivel, el orden de gobierno más cercano a la población es el que en muchas ocasiones padece la debilidad institucional y de seguridad pública que hoy está aquejando a todo el país.

A mí me preocupa que hayan intentos de soluciones unilaterales, decir política pública, que quiera aplicarse en los 2 mil 400 municipios del país, para 2 mil 400 realidades distintas. Lo decía muy bien Zeferino –y desde luego, coincido con él–, nada como vivir en carne propia la amenaza y estar permanentemente vulnerable a que incluso los presidentes municipales perdamos la vida, porque jamás se ha aprobado un protocolo de seguridad para las autoridades municipales, las más atacadas en este país.

Segundo. ¿Dónde las cosas están fuera de control? No recuerdo una imagen en la cual haya un presidente municipal o un gobernador en la carretera de entrada a su estado o de entrada a su municipio diciéndole al Ejército: no puedes entrar porque el 115 dice que tengo la capacidad de autonomía municipal. Es absurdo.

El Ejército ha podido entrar en casos extraordinarios a una serie de estados y municipios sin avisarle a nadie y sin la opinión del estado o del municipio, es más, con la coordinación en muchas ocasiones de los estados y de los municipios.

Me parece que la visión que está siendo diferente en esta mesa, y creo que ha sido el debate nacional, es hacer que esta guardia sea subsidiaria, es decir, que pueda temporalmente sustituir la incapacidad en aquellos lugares en donde no hay manera de poder garantizar la seguridad de los ciudadanos por temas de crimen organizado o, siempre lo hemos dicho en muchas ocasiones, de crimen organizado frente a un gobierno desorganizado, desarticulado; y que además pudiera sustituir de manera pareja, aun hayan policías municipales funcionando bien, la estrategia de seguridad que ha sido exitosa en algunos municipios.

A diferencia de Zeferino, represento a un municipio que es el más seguro del país. Nuestra policía tiene prestigio y le hemos invertido a nuestros policías. Nos han invitado a otros estados de la república a preguntarnos, y a dar pláticas, qué pasa en Mérida que las cosas están bien.

El índice promedio de homicidios es de 42 por cada 100 mil habitantes nacional. Mérida tenemos 2 por cada 100 mil. Ahí, en esos casos, vale la pena aplicar una misma política nacional que se estaría aplicando en Nuevo León o se estaría aplicando en Tamaulipas o se estaría aplicando en Jalisco o en algunas otras partes del país. Creo que hay que hacer acupuntura en materia de política pública en el país.

Y también eliminar las reglas de operación perversas en materia de seguridad, como ha pasado en muchos otros temas. En metería de seguridad, por ejemplo, lo que antes era el Subsemun, que hoy es el Fortaseg, premiaban a los municipios más inseguros. Es decir, a menores índices de delincuencia, menos presupuesto. A mayores índices de delincuencia, perdón, más presupuesto. A menores índices de delincuencia, menos presupuesto. Es decir, haz bien la chamba, pórtate bien, baja tus niveles de inseguridad y el próximo año de premio no tendrás presupuesto. Ese es un incentivo perverso de una regla de operación que vino a generar una inestabilidad en materia de seguridad pública en el país.

De entrada, lo primero que tenemos que estabilizar son los presupuestos porque no podemos estar cambiando reglas de operación en materia de seguridad en los municipios, de acuerdo a lo que se le ocurra a alguien de una zona del país que tiene una problemática muy particular. Por eso siempre hemos dicho, y creo que está ya aprobada en la Cámara de Senadores, esta iniciativa del mando mixto que permite que pueda ser subsidiaria en este caso, por ejemplo, la Guardia Nacional para sustituir de manera temporal la incapacidad de un gobierno para hacer frente a la inseguridad, pero no aplicarla de manera pareja en todo el país.

Sí quiero celebrar, diputado Chico, primero este diálogo que nos permite entender que estamos sobre-diagnosticados y coincidimos plenamente en la necesidad de poder tener mejores estrategias de seguridad. Algo no está funcionando que estamos teniendo el país como lo tenemos. En eso coincido.

Celebro también la iniciativa del presidente de la República de las reuniones diarias de todos los órdenes en materia de seguridad, porque ahí se puede detectar qué autoridad no está haciendo la parte que le corresponde y entonces encender las alarmas.

Sí quisiera que este diálogo nos permita entender que México es muy amplio y muy diferente en sus regiones, que incluso teneos una influencia geográfica en las diferentes partes del país.

Nuestro caso, por ejemplo, siempre hemos discutido con los de Baja California, que ellos dicen que ahí empieza el país, yo digo que empieza en Yucatán, pero, ¿qué pasa en Yucatán que no hay presencia del crimen organizado? Pues no es atractivo porque no hay montañas, porque no hay ríos y porque tenemos dos carreteras, la de Quintana Roo y la de Campeche, que si la cerramos pues nada más que se tiren al mar. Hay condiciones geográficas, culturales y de seguridad distintas.

Yo celebro que pueda haber un organismo que agrupe una estrategia nacional, pero que bajo ninguna circunstancia sustituya, e incluso en ciudades como la mía, pueda generar una amenaza a la seguridad que hoy sí tenemos. Porque estamos vulnerables a que eso pueda pasar.

Sí creo que es importante que se pueda valorar y nos puedan invitar también a la elaboración de la reglamentación secundaria, en caso de que aquí se vaya a dar, para que podamos ver los detalles de lo que se tiene que realizar para la próxima iniciativa.

Les agradezco mucho, síganos invitando porque creo que podemos aportar. Y todos queremos, de verdad, todos los alcaldes que estamos aquí, independientemente la visión que tengamos, creo que coincidimos que queremos garantizarle a nuestros ciudadanos seguridad.

Allá viven nuestros hijos, siempre he dicho que el municipio es la extensión del hogar y tenemos que cuidarlo como tal, donde no funcione a sustituirlo, donde sí funcione a fortalecerlo. Muchas gracias.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Tiene el uso de la voz, hasta por 10 minutos el ciudadano Víctor Manuel Carranza Rosaldo, alcalde de Coatzacoalcos.

El alcalde Víctor Manuel Carranza Rosaldo: Buenos días... buenas tardes, perdón. Gracias, diputado Miguel Ángel. Y celebro realmente, igual a los que me antecedieron alcaldesas y alcaldes, muy importante el implementar lo que son políticas públicas cercanas al ciudadano.

Digo, cercanas al ciudadano porque el municipio es el que está más próximo en todos los ámbitos, hablando de servicios, hablando de temas como este importante que es la seguridad, y observamos igualmente que hay políticas públicas que han dado capacidades y han sido exitosas.

Pienso que la Guardia Nacional, así como lo comenta el licenciado Renán, hay que hacer una política pública acordé a la necesidad de cada uno. Hemos observado las diferencias de cualidades, sobre todo, de pensamiento. Muy importante que estén involucrados todos. Coatzacoalcos, puedo decirles que ha sido exitoso a nivel nacional, a nivel industrial, pero a la larga también se ven esos espejismo por políticas públicas que han dado al traste esta materia que es la seguridad, sobre todo, lo que es la convivencia en una comunidad, como tal, el tejido social.

Coatzacoalcos, independientemente de que fue una invasión de inmigrantes de varias partes del país, han quedado ahí también a residir y buscamos precisamente esta paz, esa percepción ahora sí de inseguridad por esas malas prácticas que se hayan llevado a cabo.

Es importante fortalecerlas y fortalecerlas de manera institucional, nos tenemos que ver como institución en los tres niveles de gobierno, y el respeto como tal para que precisamente ahí se den a cabo estas políticas públicas que dé plenitud y, sobre todo, en esta materia de seguridad al ciudadano.

Nosotros encontramos un municipio igualmente plagado de muchas deudas, que digo ahí donde están los fiscalizadores, porque a la larga es reconstruir casi todo, pero a la larga lo veo como una gran oportunidad y esa gran oportunidad ahorita la tenemos todos, y celebro este gran diálogo entre todas las fuerzas de esta nación en lo que es la conformación de la Guardia Nacional.

Estoy de acuerdo en que se aplique, pero en la medida en que cada área, cada municipio acordes a sus principios, a su cultura y a su convivencia, sea acorde a hacerlo. Pero igualmente que esa distribución de lo que es la parte presupuestal, al fin y al cabo la seguridad cuesta y la seguridad hay que apostarle.

Nosotros encontramos una policía municipal desarticulada, pero viendo las buenas prácticas que se veían en municipios exitosos, llevamos a apostarle a la profesionalización de esta policía. De tener 100 policías en este año que ya llevamos de gestión, tenemos 304 policías que nos hacen falta; si nos vamos a los márgenes internacionales necesitamos 900, pero tenemos que seguir construyéndola. Y, sobre todo, que sea una policía de proximidad, con su respectivo reglamento para que tengan esa pertenencia cada uno de los elementos que lo conforman, y sobre todo, con ese gran compromiso hacia la ciudadanía.

Celebro nuevamente que tengamos este tipo de diálogos, igualmente me apunto para continuar y aterrizarla como una política pública, que sea nacional. La Guardia Nacional, independientemente de que se utilicen ahorita dos instituciones muy disciplinadas, pero que también tienen ese gran compromiso, son mexicanos, son ciudadanos como nosotros, que a la vez también lloran por dentro por lo que sucede y por lo que podemos igualmente hacer.

Y veámoslo como una gran oportunidad –así como dicen: el Ave Fénix hasta que esté en el polvo y cómo emerge–. Pienso que nosotros como país estamos en esa gran posibilidad, pero hay que creérnosla y hay que utilizar políticas públicas que orienten hacia esa parte institucional y que no sea nada más de encuentros políticos, que a la larga el ciudadano dice: “ya no quiero esto”. Ya lo demostró el año pasado, está harto de hacer esta cuestión.

Pienso que ésta es una muy buena oportunidad, me sumo al gran esfuerzo que están haciendo los diputados, todo el Poder Legislativo, los senadores; con las experiencias que recojan de toda la ciudadanía, de los municipios y de aquellas asociaciones que igualmente han fortalecido lo que es la municipalidad, vamos juntos a lograrlo, hay que tomar esas buenas prácticas.

Coatzacoalcos lo está asumiendo responsablemente y estamos sumando también a la ciudadanía desde rescatar un área verde, un parque, un área que sea de uso común; y que no nada más sea un espejito –que se ve bonito– pero no hay participación.

Tenemos que hacer un esfuerzo en conjunto, y yo lo celebro y me sumo al esfuerzo de todas, todos los que estamos aquí, para poder sacar esta Guardia Nacional, pero como una política pública que sea acorde a cada región, a cada municipio, a cada estado, y, sobre todo, que se profesionalice y que sea con una gran permanencia.

Muchas gracias a todos, gracias por la invitación. Y queda abierta mi puesta a continuar participando con lo que nosotros podamos igualmente acrecentar o poner –como se dice “granito de arena”–, para poder hacer, y hacer una política pública realmente que sea exitosa para todos. México ya lo requiere y sigamos adelante. Muchas gracias a todos, Dios los bendiga, y sigamos firmes con esa gran visión. Muchas gracias.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Gracias alcalde.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Tiene el uso de la voz el ciudadano Juan Hugo de la Rosa García, alcalde de Nezahualcóyotl, y presidente de la Coordinadora Nacional de Alcaldes del PRD, hasta por diez minutos.

El alcalde Juan Hugo de la Rosa García: Bien. Muchas gracias. En primer lugar, diputado, gracias. También al diputado Miguel Ángel Chico, gracias por la invitación que hemos recibido de esta Cámara de Diputados.

Agradecer, desde luego, a todas las diputadas, diputados, a los senadores, senadoras. El solo hecho de que nos escuchen para nosotros es ya un elemento muy importante. Este evento, yo creo que es un evento para nosotros, prácticamente inédito porque no se había dado en estas condiciones un diálogo entre los presidentes municipales y el Congreso de la Unión.

Siendo –como ya se decía–, el orden de gobierno que por nuestra propia naturaleza local somos la entidad del poder público más próxima a la ciudadanía, a la percepción que tiene de su gobierno, y desde luego, también a sus reclamos porque nosotros somos los que tenemos el reclamo de manera más directa de la población.

Desde luego agradecer la participación de todos mis compañeros presidentes municipales, porque estas aportaciones que se hacen, que yo espero que no solo sean escuchadas, sino que sean tomadas en cuenta a la hora de que se discutan y se tomen las decisiones en ambas Cámaras, porque la experiencia, la vivencia que se tiene desde lo local, desde los municipios es fundamental para poder construir realmente lo que necesitamos en este país: la pacificación.

Que lo que necesitamos combatir de manera real es la inseguridad, que es un fenómeno que hoy estamos viviendo, y que sin duda para la población es prioridad. Sin duda para la población este asunto que el día de hoy estamos abordando aquí es la prioridad de la gente. Y creo que, por lo tanto, debe de ser la prioridad de los tres órdenes de gobierno, y también, desde luego, de los congresos, tanto federal como locales.

Porque si no hacemos algo para poder enfrentar de manera adecuada esta situación, sin duda, que vamos a permitir que este fenómeno se siga acrecentando. Y por eso nosotros también el día de hoy estamos aquí, con la intención de contribuir con las experiencias y las reflexiones que hemos venido haciendo con respecto a este tema.

Y sobre todo también para que las reformas constitucionales en proceso faciliten la construcción de la paz, y el diseño de herramientas que permitan abatir la inseguridad y, sobre todo, garantizar la justicia para los mexicanos, que esto también creo que es una cuestión que debe de estar en el centro, es decir, ¿cómo logramos que, a través de estas políticas públicas que se diseñen, realmente generemos esa justicia que los mexicanos están aspirando?

Ya también se hablaba del tema de los derechos humanos, que debe estar en el centro de la discusión a la hora que ustedes la den en el pleno y tomen las decisiones que tengan que tomarse.

Considero que al manifestar nuestros anhelos y preocupaciones también expresamos el sentir de muchas municipalidades, con muy diversas realidades, ya se decía, porque cada uno de los municipios tiene una realidad distinta, cada uno ha tenido desarrollos diferenciados y, al mismo tiempo, también presenta problemáticas muy diversas.

De ahí que coincido con que no puede diseñarse una sola política general, sino que tiene que atenderse la particularidad de cada uno de los municipios. Si únicamente se diseña una política general, y se aplica de esta forma a raja tabla, va a enfrentarse con problemas muy serios ahí, en los municipios, que es donde vive la gente, que es donde sufre la gente los problemas.

Por eso creo que es muy importante que se tome en cuenta esta parte, porque nos preocupa que en el texto constitucional se pudiera conceder carta de naturalización a una estrategia reiteradamente fallida, desgraciadamente.

El militarismo, como supuesta solución a la inseguridad, no creemos que pueda ser la salida a los grandes problemas que enfrenta el país en esta materia. Es aquí también necesario evocar la lógica y claridad con la que argumentaba el eminente jurista liberal Mariano Otero, cuando decía: El militar por definición está formado para eliminar al enemigo. El policía, por el contrario, está formado para proteger la vida y la integridad de las personas. No solo de las víctimas, sino también de los victimarios. Es decir, no podemos de ninguna manera confundir las responsabilidades y las acciones para las que está destinada cada una de las instituciones.

Romper con esa lógica y lanzar a nuestras Fuerzas Armadas a tareas de seguridad es un escenario de guerra de facto, para justificar la violación de la prohibición constitucional establecida en el artículo 129, que ha producido no la esperada sino una derrota, no la esperada victoria, sino una derrota frente a los enemigos que desgraciadamente se empoderan cada día más y con un aumento en el número de personas asesinadas, incluso por encima de niveles de grandes conflictos bélicos que ha habido en el mundo, como Irak o Afganistán.

Esta iniciativa en examen presenta en su exposición de motivos la voluntad de superar la dinámica guerrerista, pero ya en las propuestas concretas refrenda el argumento de fondo de los dos últimos gobiernos. Como no tenemos instituciones policiales competentes, no perdamos el tiempo tratando de construirlas, acudamos mejor a sustituirlas.

Ayer el Ejército y la Marina, hoy una nueva Guardia Nacional, con alto porcentaje de elementos, estructura y mando militares, en pocas palabras dicen: no queremos militarizarnos, pero no tenemos de otra aunque sea temporalmente, es decir, un planteamiento de cinco años.

Desde el municipio de Nezahualcóyotl estamos convencidos de que sí tenemos de otra. Con una lógica diferente hemos ubicado la debilidad de las instituciones de seguridad en su alejamiento de la ciudadanía y en no pocas ocasiones en su transformación de protectores a expoliadores de las personas.

Esa ruptura no se resuelve con la acumulación de más elementos policiales o militares en una población determinada. Requerimos reconstruir las relaciones entre las policías y los ciudadanos, volviendo al principio fundamental establecido en el artículo 39 constitucional: todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste.

En consecuencia, tuvimos que superar el alcance tradicional de la seguridad pública como función centrada en el gobierno y transitar hacia la seguridad ciudadana, orientada fundamentalmente a la protección de la vida, la integridad y el patrimonio de los ciudadanos con la participación corresponsable de los mismos.

El drama del país expresado en el aumento de la tasa de homicidios y en la pérdida de control de territorios y funciones públicas en diferentes entidades, regiones y ciudades se repite cotidianamente a nivel de colonias, barrios y calles. Ahí, donde la presencia del gobierno no existe o es débil, los criminales se empoderan, los vecinos se atemorizan y las autoridades se deslegitiman.

Con políticas de proximidad social esa ecuación se invierte cuando el personal policial se capacita para dialogar con los vecinos, para escuchar los reclamos y las propuestas en materia de seguridad y servicios públicos, para vincular las necesidades ciudadanas con las dependencias públicas que pueden resolverlas y para convertirse en factores de la cohesión social y la cultura de la autoprotección. Entonces, los ciudadanos son los que se empoderan, los delincuentes se debilitan y las autoridades se legitiman.

Cuando en el sexenio anterior el gobierno federal determinó sus primeras policías municipales y concentrarlas en 32 policías estatales con la política de mando único, tratando simultáneamente de modificar la Constitución y de operar esa política de inmediato por la vía de los convenios bajo presión sobre los presidentes municipales, en Nezahualcóyotl resistimos y optamos por el mando coordinado.

Mantuvimos nuestro modelo de proximidad social distribuyendo la fuerza policial en cuadrantes, primero 90 y después 100, para dar seguridad a todos los ciudadanos en todas partes y a toda hora.

Los resultados ahora son del conocimiento público. Se generó una constante reducción de la violencia y la incidencia delictiva, el delito patrimonial que mejor se registra al rubro de vehículos tiene un acumulado del 64 por ciento a la baja; incluso, en 2018, solo en este año la reducción es del 14 por ciento.  La tasa de homicidios que en 2012 era del 15.2 por ciento, igual que la tasa nacional a finales de 2017, se redujo al 13.2; mientras que la tasa nacional se elevó al 20 por ciento.

Con esto lo que quiero decir es que sí hay de otra, sí hay alternativas para poder generar las condiciones de seguridad que los ciudadanos reclaman en nuestros municipios, pero para ello, tenemos que poner el acento en la prevención, para ello tenemos que poner el acento en el involucramiento de los ciudadanos, en el diseño de estas políticas públicas, cuestión que no vemos en la iniciativa que se está presentando.

En ningún momento se habla de cómo los ciudadanos van a intervenir, y únicamente se habla de generar más fuerza policial sin que esto, realmente, nos garantice que los resultados van a hacer lo que los ciudadanos esperan. Muchísimas gracias.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Gracias a usted, presidente. Con esto hemos concluido las ponencias de nuestros presidentes municipales. Estimadas alcaldesas, estimados alcaldes, muchas gracias por sus ponencias, estamos ciertos que su opinión será de gran valía para fortalecer el documento que aquí se elabora en unos días más.

A continuación, y hasta por tres minutos, quien desee hacer el uso de la voz de los integrantes de esta mesa abrimos el registro. Nos dan su nombre y su cargo, por favor. Bueno, diputado, senador, por favor. Es cargo de elección popular, ¿verdad? Si tienen a bien, iniciamos a la izquierda.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Muchas gracias. Se han registrado 19 oradores. Iniciamos con el diputado Reginaldo Sandoval, hasta por tres minutos. Por favor.

El diputado Reginaldo Sandoval Flores: Buenas tardes a todas y a todos. Celebramos esta mesa de diálogo, de intercambio de opiniones que el día de ayer la iniciamos con los gobernadores y hoy con presidentes.

Yo quiero expresar, que estamos en una nueva realidad política, y esa nueva realidad política requiere de cambios profundos, porque como veníamos funcionando no tenemos buenos resultados.

Expresar solo lo siguiente. Que desde nuestro punto de vista ¿por qué se justifica que tengamos una Guardia Nacional? El grado de descomposición del tejido social es evidente en todo el país; no hay duda de que estamos en una situación de emergencia.

El avance del control territorial de la delincuencia es muy alto y no hay forma de... si no se tiene una policía capaz en todo lo que se requiere, no vamos a lograr la pacificación –desde nuestro punto de vista–. Y ocupamos que esta policía tenga capacidad de tomar territorio, porque si solo funciona con operativos, le damos vacaciones temporales y regresan. El avance que tiene esa delincuencia es verdaderamente alto.

La principal función del Estado es cuidar la vida de las personas y los bienes de las personas, y no hay hasta ahora el resultado adecuado, porque el principal reclamo de la nación es seguridad pública. Incluso antes que trabajo, la gente quiere conservar la vida.

Como está hasta ahora la policía es incapaz porque no tiene tamaño, son 20 mil elementos a nivel federal. Luego, padecimos el ejercicio –porque hay que tener memoria histórica, para los que solo quieren que caminemos en la ruta de mando civil–, tuvimos una experiencia con Zedillo, que se intentó una policía nueva solo con mando civil, y término en la desgracia de los Zetas.

Requerimos que la policía en este primer arranque –como está planteado a los cinco años– la tenga el Ejército, porque si no, nos puede ocurrir el mismo fenómeno. Estamos en una situación verdaderamente delicada, y yo creo que la preocupación de los alcaldes es legítima, es válida, pero todo eso va quedar en la Ley Reglamentaria. Estamos en la ruta de la Reforma Constitucional para permitir la creación de la Guardia Nacional, y creo que en esa ruta podemos seguir dialogando y discutiendo –como ahora es inédito–, que abramos un gran debate a nivel nacional.

Entendemos perfectamente que hay realidades diferentes, y que no se deben de preocupar los municipios que lo están haciendo bien –porque está muy clarito, no está nada oculto–, no se quiere violar la Constitución, por eso se requiere que la modifiquemos, para permitir la Guardia Nacional. Y está muy clarito que son 266 áreas geográficas bien localizadas ahora, públicas, que no tienen mayor problema.

Donde lo están haciendo bien y ahí coincidimos, hay que fortalecer y hay que apoyar; en donde no hay que respaldar y hay que ayudar.

Entonces, en esa ruta nosotros estaríamos también, con toda la claridad, que respetemos el 115 constitucional y que el eje transversal que debemos de cuidar en todo lo que hagamos es protección de derechos humanos. Muchísimas gracias.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Tiene el uso de la voz –ojalá y pudieran ser tres minutos– el diputado Tonatiuh Bravo Padilla.

El diputado Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla: Buenas tardes ya. Primeramente, agradecer la presencia de todos los presidentes municipales que han hecho uso de la palabra el día de hoy. Segundo. Reconocer que este es un diálogo republicano y que escuchar al nivel de gobierno municipal es muy importante...

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Perdón, diputado, que interrumpa. Pedimos muy atentamente a la gente que está aquí en la sala, que nos hagan favor de escuchar al ponente, al orador, en aras del respeto que debe haber a quien está haciendo uso de la voz. Muchas gracias.

El diputado   Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla: Gracias, diputado presidente. Felicitar el diálogo republicano que está teniendo lugar aquí, y que no hace, sino demostrar que los poderes del ámbito federal, y los correspondientes al nivel municipal, perfectamente podemos entablar una comunicación que es deseable para los objetivos y los problemas comunes que estamos enfrentando.

Solamente un comentario de orden, si me lo permite, presidente. Solamente es una observación, de que, como tenemos invitados, o los presidentes municipales, las rondas que estamos haciendo tienen que ver, precisamente con preguntar, saber o profundizar un poco más, respecto a los invitados, no tanto del debate entre las Cámaras, se supone que sería el punto siguiente.

En términos generales, yo he notado un consenso en las exposiciones que han hecho ustedes. Respeto al 115, coordinación bajo el respeto a los órdenes y niveles de gobierno; el hecho de que haya Guardia Nacional bajo un mando civil, y por supuesto, el fortalecimiento de las policías del ámbito local y municipal, entre otros de los temas que se han abordado aquí, de carácter presupuestal, que me parece que es muy importante, y otros más, que tienen que ver con el contexto.

Solamente quisiera comentarles a ustedes una opinión que tiene que ver con el ámbito local, y es la siguiente. Si vemos nosotros la percepción del desempeño de autoridades de seguridad pública y justicia en la encuesta que hizo el Inegi, les voy a dar tres datos; en la percepción del desempeño de autoridades de seguridad pública y justicia, la Marina y el Ejército encabezan la lista de la percepción del desempeño entre los ciudadanos, y está hasta en penúltimo lugar, la Policía Preventiva Municipal, en percepción.

Vamos al segundo. Cuando nosotros vemos la Encuesta de Percepción sobre Seguridad Pública hay dos o tres delitos que encabezan la lista en esa misma percepción ciudadana, que son: se consume alcohol en la calle, existen robos o asaltos frecuentes, se consume droga, se vende droga, existe pandillerismo o bandas violentas; ésta es la lista de la percepción de los problemas que hay.

Y luego, les doy el dato de cuántos recursos humanos hay en instituciones de seguridad pública y justicia. Personal de seguridad pública estatal hay 216 mil 927 en el país; personal de seguridad pública municipal hay 177 mil 508; en total, si los sumamos los dos, el nivel de gobierno local tiene casi 400 mil recursos humanos relacionados directamente.

Para la Guardia Nacional, se está hablando de entre 100 y 120 mil, ¿qué quiero decir con todo esto? Que la importancia del fortalecimiento de las policías locales, en virtud de delito que se va a enfrentar, y la complementariedad de lo que deben de hacer los órdenes de gobierno con el tema de la Guardia Nacional.

Y por último señalar que no se nos olvide que subsisten los dos fueros: el fuero de orden federal, con delitos federales, que son perseguidos por el Ministerio Público Federal, y los de orden local, con las policías locales. Y señalar que esta diferencia de fueros es precisamente los que nos lleva a la búsqueda de un fortalecimiento de todos los órdenes de gobierno y no solamente de uno de ellos. Muchas gracias por su atención.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Diputado Juan Carlos Villarreal, hasta por tres minutos.

El diputado Juan Carlos Villarreal Salazar: Gracias. Habría que comenzar celebrando por este intercambio, por este ejercicio con los alcaldes. Y resaltar que la realidad, que nos puede quedar claro, creo que no tenemos duda, más a quien tenemos contacto con nuestros municipios, los diputados que estamos en contacto con nuestros distritos, es la gran demanda de seguridad que nuestros ciudadanos nos comentan y nos dicen día con día.

Y está claro que en estas condiciones que vive el país, las acciones que realizan las Fuerzas Armadas no pueden ser abandonadas. La seguridad lo requiere, al menos en este momento, con sus dificultades y con sus áreas de oportunidad.

Sin embargo, también, junto con los presidentes municipales, con los que tenemos contacto permanente, manifestamos nuestra preocupación. ¿Qué va a pasar si este plan del gobierno federal resulta fallido? ¿Qué va a haber? ¿Cuál va a ser la otra salida para fortalecer la inseguridad en nuestros municipios?

Y hablamos de que puede replicarse el error de lo que ya sucedió, por qué estamos aquí en este momento, de lo que debió tener una estrategia a nivel local, estatal, regional, nacional para comprender de lleno el problema que se vivía en el pasado, que buscaba atender con características y variantes claras y marcadas.

Y debido a la ausencia de esta estrategia el resultado en el pasado fue acciones militares que se emprendieron, pero que chocaron con la realidad local diversa e identificada, dejando a un lado la problemática que aquí se ha dicho: el problema intacto de las policías locales.

Y hablo de las policías locales donde para nadie es desconocido que en gran parte del país se encuentran inmersas en temas de corrupción, estructuras inadecuadas, personal poco o nulo capacitado, con problemas salariales, con equipamiento inadecuado, por citar algunos ejemplos.

También en el ámbito local, y se ha tocado también aquí en estas mesas, la disyuntiva es cuáles van a ser las atribuciones de los estados y de los municipios para coadyuvar en este tema de seguridad, en esta reforma constitucional.

Hasta el momento no existe un planteamiento claro y preciso que incorpore este sentir y que permita preparar acciones conjuntas. En nuestro Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano planteamos con claridad que el tema de la militarización no ha sido una idea con éxito ni resultados positivos que todos esperaríamos.

En ese sentido, con una experiencia ya previa, que es de dominio público, y que deberíamos de esperar que esta versión 2.0, como algunos le llaman, no pueda tener los resultados que se prevén, por el contrario, consideramos que la seguridad no es una cosa aislada, que es un problema social complejo, que tiene tintes transversales y que debería ser abordado con profundidad.

Por eso nosotros creemos que la presencia militar no puede ser permanente y que la estrategia se debe centrar también en el fortalecimiento, como aquí se ha dicho, de las instituciones locales, municipales, con el respeto pleno al pacto federal y a la soberanía de los estados.

¿Cuál va a ser la relación de la institución de seguridad? Debe ser de coordinación y no de subordinación, como también aquí se ha dicho. Y finalmente también deberíamos dejar claro, y creo que hay coincidencia, que ya se ha dicho por varios actores, que debe ser el mando civil. Pero no nada más el mando jurídico, como dice la iniciativa, debe ser el mando operativo también. ¿Sí?

Concluyo. Si el tema es buscar una estrategia efectiva y distinta a las anteriores, entonces consideremos todas las opiniones que aquí se han vertido. Y lo expongo como diputado de mi distrito, pero también como ciudadano de un municipio con un alto índice de inseguridad, donde tenemos un problema complejo de inseguridad, y donde me pregunto qué pasará con la policía municipal, con su capacitación, su homologación de condiciones laborales, su equipamiento, sus tareas de prevención. ¿Acaso esto lo resolverá la Guardia Nacional?

No advertimos en esta reforma que se toque ese tema. Y la seguridad pública es un tema más de atención prioritaria integral desde lo local y desde lo municipal, de todos los méxicos, locales, desde sus condiciones locales, culturales, regionales y comunitarias.

Trabajemos con estas ideas y escuchemos a nuestros alcaldes, que hoy nos honran con su presencia, pero saquemos las mejores conclusiones en la próxima semana que las debatamos en el pleno y que de veras tengamos alternativas viables que reconozcan las condiciones de cada municipio y de cada localidad para tener soluciones que no centralicen la seguridad pública y que no cometan los errores del pasado. Muchas gracias.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Gracias a usted, diputado.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: El diputado Cruz Juvenal.

El diputado Cruz Juvenal Roa Sánchez: Muchas gracias, muy buenas tardes. En el Grupo Parlamentario del PRI, celebramos la apertura para escuchar a la sociedad civil, a los gobernadores, a los especialistas en este tema y hoy, en esta audiencia a ustedes, a las presidentas y a los presidentes municipales.

Porque son quienes tienen el contacto directo con la ciudadanía, porque son quienes conocen cada una de sus comunidades, quienes conocen sus manzanas, quienes conocen realmente la problemática que se vive en cada uno de los municipios.

Hoy en día, tenemos que reconocer que este cáncer, que este problema nos ha superado, nos ha ganado, que tenemos que coordinarnos, que tenemos que construir acuerdos por el bien de las mexicanas y de los mexicanos.

El Grupo Parlamentario del PRI, ya en estos cuatro meses ha acompañado en algunas iniciativas al grupo mayoritario de esta legislatura. Hoy en día lo que pedimos es que haya apertura, es que podamos quitarle una coma, es que pensemos en este gran problema que tenemos allá en esas comunidades, allá en esas lejanías o bien aquí en la zona conurbana.

Quiero poner un ejemplo. La iniciativa que hoy se ha presentado, quien lleva a cabo la evaluación, así lo dice únicamente, es la Guardia Nacional. El Grupo Parlamentario del PRI propone que también se puedan sumar los organismos internacionales, que podamos también sumar a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, a las comisiones estatales y municipales de los derechos humanos, precisamente, por el tema que trabajan todos los días.

Pero más aún, que nos vayan diciendo en una temporalidad cómo vamos caminando, como vamos resolviendo este problema, nosotros queremos invitarlos a que hoy en día hagamos a un lado los colores.

El Grupo Parlamentario del PRI, en este momento sigue analizando esta importante iniciativa, porque queremos salvaguardar los derechos de las ciudadanas y de los ciudadanos, porque creemos en la unidad, queremos que se puedan construir estos acuerdos; por eso celebro esta audiencia y quiero agradecerle a las presidentas y presidentes municipales que están hoy aquí, en la casa del pueblo. Muchísimas gracias.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Gracias a usted diputado.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera:  El diputado Pablo Gómez, por

favor.

El diputado Pablo Gómez Álvarez: Muchas gracias, me sumo a la bienvenida a los alcaldes y a los senadores que están aquí presentes, bienvenidos todos.

De la sesión de ayer y de hoy, ayer con los gobernadores, yo quisiera sacar estos puntos, de por lo pronto.  La política de seguridad pública es solo uno de los puntos del tema de seguridad y de la crisis de violencia que vive el país, y del fracaso muy fuerte, muy lacerante y muy violento de la política mexicana de seguridad pública. Es solo un punto, porque todo lo demás, los otros puntos son más difíciles de llevar a cabo.

Ahora, el planteamiento de la Guardia Civil, como institución policial que se propone que se llame Guardia Nacional, es solo un punto del tema de la política de seguridad pública, no es todo el tema de seguridad pública.

Una gran pregunta al respecto de este tema de la Guardia Nacional, ¿Cómo devolver a Ejército y a Armada a sus cuarteles? Éste es un punto central, básico, pero no el único del tema de la Guardia Nacional.

Como institución civil policial, de eso es de lo que estamos hablando, pero militarizar, porque ya hemos tenido demasiados fracasos en otros experimentos.

Como dijo Castellón, el alcalde de Tepic, se va a tomar dos o tres, diría yo, porque también Policía Federal, cuerpos organizados de carácter castrense los dos primeros, para crear una guardia militarizada que no forme parte del Ejército ni Armada y que cuente con su propia organización y disciplina. Pero como tenemos que partir de algo, tenemos que partir de lo que existe, porque está muy difícil en ésta y en otras situaciones, partir de lo que no existe.

Termino. Debe tener un mando profesional, independientemente o al margen de quien sea el director de la Guardia –no creo que ese sea el problema–, el punto es cómo formar la Guardia, cómo hacerla, cómo construirla como institución singular, con funciones singulares y que dé un aporte importantísimo, pero ni decisivo y muchísimo menos único al problema gigantesco de la seguridad pública.

No se está pensando en eso, la propuesta de la Guardia Nacional no es una propuesta de magia, no es alquimia política, es un aporte, algo que nos lleve por un camino distinto para poder regresar a los militares a los cuarteles, porque los militares no son policías –sencillamente por eso–, y han demostrado que no lo son –no necesitan demostrarlo tampoco especialmente.

En fin, estos son realmente los temas actuales del debate, y dentro de ellos el papel de la policía local y de la policía municipal, esos son temas gigantescos. El tema de la Guardia Nacional colateralmente lo toca, pero no es el tema totalmente de la seguridad pública, muchísimo menos de la crisis de violencia que vive México; son partes de un engranaje gigantesco.

Yo espero que resolvamos bien la propuesta de Guardia Nacional, pero que los otros temas no los dejemos para no tocarlos, sino hacerlos juntos con los estados. Vamos a ver qué tanto funciona la federación en tiempos que queremos que sean nuevos. Gracias.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Gracias, señor diputado.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Diputado don Héctor Jiménez.

El diputado Héctor Guillermo de Jesús Jiménez y Meneses: Muchas gracias a nuestro amigo, el diputado Miguel Ángel Chico Herrera. Agradezco esta oportunidad que se me da para poder hacer un comentario después de que el maestro Pablo Gómez ha señalado puntos importantes en esto, de este tema, que es la Guardia Nacional. Estas audiencias creo que enriquecen el tema.

El día de ayer con los señores gobernadores, más de doce gobernadores estuvieron aquí; ahora los señores presidentes municipales que han hecho su intervención, han manifestado sus puntos de vista muy importantes por la preocupación que existe por la inseguridad en el país, y qué bueno, hemos escuchado desde presidentes de Chihuahua, del norte, de Nuevo León, pasando por el estado de Jalisco, Michoacán, Morelia, Guadalajara, y en fin, hasta Quintana Roo, Playa del Carmen, y desde luego, Mérida, Yucatán.

En fin, todos estos, hasta pasando por Coatzacoalcos, Veracruz y Nezahualcóyotl estado de México, con Huixquilucan famoso municipio en el estado de México. En este sentido, lo que se trata en estas audiencias de la Guardia Nacional es fortalecer el trabajo que se ha realizado en la Comisión de Puntos Constitucionales, a la cual me honro en pertenecer como secretario de la misma comisión, y de mis compañeros que han tenido la palabra, integrantes, secretarios y diputados de otras comisiones, que son muy importantes en ese sentido.

Así que de esta manera la preocupación que yo he estado sintiendo es: ¿Qué va a pasar con sus policías municipales? ¿Qué va a pasar con la policía ayer, de las policías estatales? Yo creo que va a ser un respeto dentro de este trabajo que va a ser la Guardia Nacional.

Tendríamos que tenerla ya, para ver cómo va a trabajar, para saber que no sea militarizar el país, y que también se van a reservar los derechos humanos, que aquí hay representantes en ese sentido, y que la preocupación es que ¿qué va a pasar, que vamos a tener ya a los militares en todos los lugares? No.

Creo que la inseguridad lo merece, creo que el país requiere de, en un momento, de alguna fórmula para poder sacar adelante y pacificar al país. Entonces, yo creo que en este sentido, se necesita el orden, la paz, la tranquilidad que todos los mexicanos requieren, y que uno como diputado federal, que estuvimos en campaña, y que tuvimos el contacto, no con los libros, sino con la gente ahí personalmente inquietos por esta inseguridad.

Así que, yo creo que en este punto, yo nada más señalaría a los señores presidentes, si hay alguna propuesta más concreta, que nos pudiera mencionar cualquiera de ustedes, en cuanto a cómo se mejoraría el trabajo que se ha hecho de la Guardia Nacional. Señores, muchas gracias.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Gracias, diputado.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: El diputado Iván Arturo Pérez Negrón.

El diputado Iván Arturo Pérez Negrón Ruiz: Muchas gracias. Muchas gracias, muy buena tarde, diputadas, diputados, bienvenidos a las presidentas, a los señores presidentes municipales, en especial, profesor Raúl Morón Orozco, presidente municipal de mi tierra natal, de Morelia, y quien efectivamente, como a todos los demás les ha tocado vivir en este proceso de transición, muchas de las simulaciones que se dieron, incluso habiendo recibido los ayuntamientos premios por la especialización de los cuerpos de seguridad.

Y yo pondría sobre la mesa, solamente dos reflexiones, que tienen que ver con algo que está perfectamente claro en el dictamen de la Comisión de  Puntos Constitucionales, y que primero tiene que ver con la definición clara de cuáles son las responsabilidades de los tres órdenes de gobierno, y donde el propio artículo 21 establece perfectamente, que hay alineación plena, a lo que establece el artículo 115, en el caso de los municipios, y también, pleno respeto a la responsabilidad de las entidades federativas, que era una preocupación que tenían los señores gobernadores.

Y la segunda, que también ha sido una constante en este ejercicio de Parlamento Abierto, respecto a de quién realmente tiene, en un momento dado, la responsabilidad de construir la parte de la estructura orgánica, la parte funcional, el fortalecimiento de las capacidades de la Guardia Nacional. Porque pareciera ser, que ahí no ha habido una interpretación clara de lo que establece el artículo 6o. Transitorio, ahí se señala que después de los tres años de la entrada en vigor, la Secretaría de Seguridad, no de la Defensa Nacional, tendrá que presentar justamente, el calendario con todos estos elementos.

Por eso ayer que alguien señalaba que tendríamos una secretaría totalmente atípica sin policía, sí nos llamaba un poco la atención, porque al final, lo que se hizo en términos de la reforma a la Ley Orgánica fue establecer esa plena condición. Y la desmilitarización en este dictamen con proyecto de decreto es real, pasados cinco años, más allá de lo que cualquier política pública en el pasado estableció, sí establece de manera contundente que la Guardia Nacional, incluyendo a la policía militar y naval, serán parte de la Secretaría de Seguridad Pública.

Y, último comentario, con tu anuencia, presidente, por el tiempo, hay además una evaluación intermedia que no podemos también dejar de lado, y esa es pasado los primeros dos años ni siquiera nos vamos al tercero, donde el Ejecutivo a través, nuevamente, no de la Secretaría de la Defensa, sino de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana tendrá que enviar la evaluación de cómo ha venido funcionando el modelo de Guardia Nacional con todas sus implicaciones.

Ojalá que después de este gran ejercicio tengamos las condiciones dadas para que en este país de una vez por todas los señores presidentes municipales, los señores gobernadores y, por supuesto, el Ejecutivo federal cumplan con la función primordial de garantizar la tranquilidad y la paz en este país. Muchas gracias. Es cuanto, presidente.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Gracias, diputado.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: A continuación, el diputado Javier Hidalgo.

El diputado Javier Ariel Hidalgo Ponce: Gracias. Buenas tardes. Agradecerles a los presidentes municipales y, bueno, ayer a los gobernadores el habernos comentado sus realidades. Nos da una idea de lo distinto que es la situación que vive el país y las necesidades de cada entidad.

Sí. La idea sí es escucharlos a todos, la idea sí es en este proyecto de parlamento abierto ir modificando, ir adecuando, ir generando un amplio consenso en esta Ley de la Guardia Nacional. Así que su participación va a ser muy muy relevante.

Es importante resaltar, porque ha habido comentarios –no aquí, sino en general– en este tema, donde se confunde la estrategia de seguridad con la Guardia Nacional. O sea, la Guardia Nacional es parte, es un arma de esta Estrategia Nacional, pero no lo es todo. Es más, la Guardia Nacional la retaguardia de la estrategia.

La vanguardia de la Estrategia Nacional de Seguridad consiste fundamentalmente en recuperar la calidad moral del Estado mexicano, lograr terminar con la corrupción, lograr gobiernos austeros, para un pueblo pobre, lograr apoyar económicamente a los más vulnerables.

Recuperar el crecimiento económico es lo que nos va a dar calidad moral al gobierno, al Estado, incluyendo a municipios y gobiernos estatales, para conseguir ganar esta guerra, la ganemos sin usar las armas, que ese es el sentido de todo Ejército, sin usar las armas lograr convencer para poder disminuir la seguridad.

Por eso es importante que esta calidad moral se recupere para todos los mexicanos, que sean realmente quienes cuiden de la seguridad. Las familias mexicanas que sean las que puedan inhibir digamos los elementos que estén descompuestos de la sociedad para no hacer daño y no hacer mal. Esa sería la parte fundamental de esta estrategia: recuperar esa calidad moral.

La retaguardia sí lo constituiría esta Guardia Nacional, que la idea es que no sea una militarización del país. Y no sería así, como lo decía nuestro compañero alcalde de Nezahualcóyotl, en el sentido de que los militares están preparados para exterminar al enemigo, porque el Ejército Mexicano no tiene una historia como otros Ejércitos.

O sea, nosotros no hemos entrado en batallas contra otros Ejércitos, contra otro enemigo en siglos. El Ejército Mexicano está acostumbrado a cuidar a los propios mexicanos. Esa es su trayectoria, esa es su cultura. Es por eso que necesitamos de su experiencia, de su infraestructura, pero sobre todo de su calidad moral para poder persuadir digamos a los mexicanos que no puedan tener esta visión solidaria, una nueva visión que queremos construir.

Es una idea diferente esta. Sí, no comparte la estrategia de hace 12 años, en donde el Ejército, las fuerzas militares eran quienes encabezaban la estrategia de seguridad. Hoy es la retaguardia y es la calidad moral que tengamos como Estado para poder terminar con la inseguridad que estamos viviendo.

Muchas de sus propuestas son totalmente atendibles, es tanto de los gobernadores como de ustedes como presidentes municipales. Creo que hay las condiciones, si le quitamos el signo partidista de regatear, el signo partidista de para pedir un consenso, podríamos lograr que esta Ley de la Guardia Nacional, esta reforma constitucional que sería a lo que yo aspiraría, pueda ser aprobada por consenso.

De parte de Morena está toda la intención de hacerlo, creo que ha sido muy valiosa su participación y mucho nos ayudaría a lograrlo. Muchísimas gracias.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Gracias, diputado.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Continuamos con nuestra compañera Xochitl Zagal.

La diputada Xochitl Nashielly Zagal Ramírez: Muy buenas tardes a todas y todos. Muchas gracias al diputado Chico Herrera por dirigir la mesa.

Quisiera anotar que, desde las audiencias de ayer, y supongo que seguirá siendo el tema, la no militarización del país, el mando civil y que la transitoriedad se establezca en un tiempo muy razonable.

Estoy muy concentrada en que toda la experiencia vertida en estas mesas sea enfocada a que la paz y la seguridad se recuperen sin que esto atente contra la estabilidad del país en las décadas futuras, porque el problema no serán estos seis años, sino los que vienen después.

En este sentido agradezco mucho la presencia de los alcaldes, de las alcaldesas, puesto que me parece que han tenido algunas mesas de coordinación territorial para la reconstrucción de la paz, y así como nuestro proyecto de nación y el gobierno que encabeza el licenciado Andrés Manuel López Obrador, la estrategia de seguridad se basa en la construcción de paz y no en la construcción de guerra, sino en cómo logramos una estabilidad y paz en México.

Estas mesas de coordinación territorial quiero saber si se vive bien en los municipios que ustedes encabezan, qué deficiencias hay, porque también puede estarse suscitando alguna deficiencia y en qué podemos abonar, desde el planeamiento sí de la reforma constitucional, pero, sobre todo, en las leyes secundarias.

¿Qué advertencias nos podrían hacer notar para que no cometamos alguna irregularidad o algo que afecte en el desempeño de sus funciones? en tanto que ustedes son los primeros responsables en garantizar la seguridad en sus municipios.

Entonces sí quiera que nos hicieran algunas llamadas de atención en lo que ustedes consideran que actualmente, en las mesas de construcción de paz, está ocurriendo, y que nos digan más o menos cuánto tiempo creen que pudiera transcurrir para poder establecerlo en los transitorios para poder profesionalizar a sus policías y que esto se pueda, digamos, quitar el mando militar lo antes posible; o si creen que no deba haber mando militar en ningún momento.

No sé si quisieran que nos pudieran retroalimentar y las experiencias de éxito, como es el caso de Mérida o de Nuevo León, que nos compartieran materia informativa a la legislatura para poder compartirla entre los diputados y diputadas y que pudiéramos tener referencias al respecto. Muchas gracias.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Gracias diputada.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Continuamos con el diputado Ernesto Palacios.

El diputado Lucio Ernesto Palacios Cordero: Buenas tardes a todas y a todos. Reconocer primero el interés, la disposición de las y los alcaldes para participar en este proceso que sin duda es histórico en la vida de este país. Que yo resaltaría mucho que el Poder Legislativo en este caso está dejando un precedente muy importante.

Es una discusión, un intercambio republicano con gobernadores, gobernadoras, con alcaldes, con el alto comisionado de ONU, con organizaciones de la sociedad civil con académicos. Es democrático y eso es muy importante resaltarlo, y que es un ejercicio de parlamento abierto, una discusión de cara a la sociedad que vamos a estar muy atentos a que concluya, que integre y que sume, porque eso es lo que reclama la gente en este país.

También comentar que coincido con quien ha dicho que la discusión no se agota aquí. Es muy importante el contexto, y venimos de una urgencia, venimos discutiendo una estrategia para la paz y la seguridad que tiene causas muy profundas, y esa estrategia es una estrategia  fallida –creo que todos reconocen eso–, y está la prueba el 1 de julio en el resultado, y esa estrategia fallida también tiene que ver con lo económico y con lo social, y esa estrategia también hizo rehenes a las autoridades municipales en muchas partes del territorio, y multiplicó el número de víctimas que no solamente tiene que ver con el crimen, sino que también tiene que ver con la violación de todos sus derechos.

Ése es el contexto en el que tenemos que abordar la discusión de la Guardia Nacional y de la estrategia para la paz. Desde luego, el municipio ha sido castigado porque se abandonó, en esta noche oscura neoliberal se abandonaron las capacidades económicas, institucionales.

Y yo quiero resaltar, que la nueva estrategia integral para el desarrollo se contempla que ese Estado que había abandonado al municipio y las responsabilidades sociales, hoy las está rescatando, que los Poderes federales, y que el Poder Federal, que el Ejecutivo federal hoy plantea una estrategia que ataca las causas profundas, y que la autoridad municipal donde revientan los problemas por los cinturones de miseria, por las colonias marginadas donde se agudiza la delincuencia, hoy van a tener herramientas distintas y van a tener a un Ejecutivo y una estrategia integral que va a atacar esas causas.

Simplemente quisiera también resaltar lo que ha dicho el alcalde Raúl Morón, exsenador de la República. Hay que acordarnos de la corrupción, la corrupción en el Poder Federal existía –que hay que limpiar– la corrupción en las autoridades y en las fuerzas policiales federales, en la Procuraduría General de la República, es también la explicación de porqué los municipios quedaron atrapados. Esa corrupción tenía un fundamento que era: que el Estado se dedicó más a preservar, a perpetuarse; los gobiernos querían perpetuarse en el poder y las estrategias estaban orientadas hacia allá.

Por eso yo resalto mucho que hoy se plantea un fundamento distinto, un fundamento que tiene que ver con abordar el combate a la corrupción, con regresar al Ejército a sus funciones constitucionales a partir de crear una nueva institución, y resaltar que esa nueva institución nace en un contexto diferente, con un fundamento distinto, con la vocación de servir de acercarse a la ciudadanía y con una misión que tiene que ver con garantizar el derecho a la seguridad de las ciudadanas y los ciudadanos.

Con rescatar de manera coordinada, con estados y municipios, rescatar –decía ayer el licenciado Muñoz Ledo– la jurisdicción en aquellos territorios donde el Estado la ha perdido, y eso es lo que están urgiendo los ciudadanos y las ciudadanas de este país, el rescate de la jurisdicción, pero también el rescate de la dignidad que la estrategia fallida le negó a las mexicanas y los mexicanos. Es cuanto. Gracias.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Gracias diputado.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Continuamos con nuestro compañero José Luis Montalvo.

El diputado José Luis Montalvo Luna: Muchas gracias. Presidentes municipales bienvenidos, gracias por compartir su experiencia. Yo quiero iniciar por decir que la problemática de seguridad y violencia que heredaron los gobiernos anteriores, representa uno de los grandes retos que el Ejecutivo federal busca atender, con la creación de la Guardia Nacional.

La necesidad de una institución como la Guardia Nacional nace de la debilidad institucional de las instituciones de seguridad pública, tanto a nivel federal, estatal y municipal.

Yo quiero comentar que esta deficiencia en el orden de la seguridad nace por ejemplo, alrededor de 600 ayuntamientos carecen de corporaciones policíacas propias, y que solo 14 de las entidades federativas tienen cuerpos de seguridad en todos los municipios.

La organización, causa en común, ha señalado que ninguna de las 32 policías estatales del país ni la policía federal cumple con los estándares mínimos de ley en materia de desarrollo policial. En este sentido, la Guardia Nacional resultará un elemento fundamental para recuperar la seguridad y tranquilidad que legítimamente reclaman los mexicanos, porque ésta se coordinará con las instancias de seguridad pública de las entidades federativas y los municipios, para preservar el orden y la paz.

Es necesario resaltar, que además de la actuación de la Guardia Nacional, las entidades federativas y los municipios no evadan de su responsabilidad de profesionalizar sus cuerpos policíacos. Se deben crear controles de confianza efectivos, y dotar a los cuerpos policíacos del equipamiento necesario y salarios competitivos.

Agrego. El problema de la seguridad en gobiernos anteriores, en modelos anteriores, se atendía más por sus consecuencias, que por sus causas; hoy el presidente de la República ha dicho que, en la estrategia de seguridad, el 80 por ciento estará centrado en atender las causas.

El abandono de los jóvenes, la falta de oportunidad de estudios, de empleo, que deriva a que estos busquen opciones en un espacio que no es el de la formalidad; el otro 20 por ciento estará centrado en las guardias. Tenemos que confiar en que la estrategia está así.

Yo quiero complementar, y quiero tomar la analogía que nos decían del extintor, con relación: es cierto que hay ayuntamientos o municipios exitosos que no han tenido que echar mano de ese extintor, y hablar de experiencias exitosas en un municipio que no tiene problemas de seguridad, pues a lo mejor va bien.

Yo quiero referir –no veo al compañero presidente de Nezahualcóyotl– un ejemplo muy claro, muy conciso, con relación a Nezahualcóyotl, Nezahualcóyotl, que por mucho tiempo fue Nezahualpolvo, Nezahualodo, ampliamente marginado, y con el esfuerzo de los mexiquenses, del propio gobierno del Estado y de la república ha ido consolidando un municipio, ya con servicios públicos, sin problemas reales de marginación.

Y hay que hacer reconocimiento de Nezahualcóyotl, una estrategia exitosa, con reconocimiento amplio, con relación al ataque frontal a la delincuencia, pero ¿qué ha pasado con Nezahualcóyotl? En consecuencia del éxito que ha tenido la conformación de sus cuerpos policíacos y que les vaya bien, ha provocado un efecto cucaracha, y lo que antes se daba en el municipio, ahora en los municipios aledaños a ciudad Nezahualcóyotl experimentan incrementos en las tasas de delincuencia: robo de autos, asalto a mano armada, y lo sufren los municipios aledaños: Ecatepec, Chimalhuacán, La Paz –de la que por cierto, estos dos municipios tengo la representación–, y las alcaldías de la Ciudad de México.

Ha sido tan exitoso el modelo de policía que ha llevado. Entonces, yo diría estos propios modelos, en la idea de que no en todos lados entre la Guardia Nacional, no vaya a hacer que provoque efecto cucaracha en estados o en municipios, donde se empieza a resolver el problema, y toda vez que no encuentran margen de acción, se empiecen a ir a otros estados, a otros municipios. Y, en consecuencia, tengamos que hacer uso del extintor.

Concluyo diciendo: la Guardia Nacional va bien, es un proyecto que le va bien a México, pero –insisto– es solo el 20 por ciento de la estrategia para combatir este agudo problemas. Muchas gracias.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Diputado, muchas gracias.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Si es tan amable, diputado Mario Medina. Adelante, por favor.

El diputado Marco Antonio Medina Pérez: Marco Antonio Medina.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Perdón, me dieron mal el nombre, Marco. Tiene razón.

El diputado Marco Antonio Medina Pérez: Gracias, diputado Chico. Pues iniciar en efecto agradeciendo a la voz y a las autoridades municipales, los presidentes, las presidentas, que nos acompañan, porque nos están dando una visión de la diversidad de las experiencias municipales en materia de seguridad pública. Y lo que nos da pauta para hacer algunas reflexiones, pero también algunas preguntas.

Tenemos desde la intervención de la alcaldesa de Chihuahua, en donde nos afirma que no necesitamos la Guardia Nacional, la experiencia en esa alcaldía define la opinión de la autoridad. Si no se tiene necesidad de la guardia, de qué se tiene necesidad. Cuál sería la alternativa en este sentido, para poder saber exactamente a qué se refiere con esta afirmación.

Y, por otro lado, tenemos la intervención de la alcaldesa de Solidaridad, Playa del Carmen, en donde nos habla que hay una descoordinación completa, incluso ataques de la instancia gubernamental estatal, obviamente señalando que no hay una sola estrategia. De acuerdo con esto tenemos un grave problema ahí de coordinación de esfuerzos que seguramente a lo mejor se repite en diversos grados en otras entidades federativas.

Lo anterior para dar cuenta de que tenemos una realidad distinta y tenemos situaciones muy difíciles en el ámbito municipal. Tenemos que recordar que por un lado esta iniciativa tiene que ver con la conformación de una instancia federal. No estamos aquí haciendo una reforma global al Sistema Nacional de Seguridad Púbica, sino estamos dando pauta, las bases para la creación de la Guardia Nacional como una institución federal, que el propio artículo 21 define que es parte, que es adscripción, que está adscripta a la administración pública federal.

No se están tocando ni la conformación ni la operación ni estamos definiendo atribuciones de los cuerpos policiacos a nivel municipal ni estatal. Se está conformando una guardia a nivel nacional como una institución de la federación. Y, en ese sentido, tenemos que saber si esta instancia va a contribuir o no va a contribuir, y esa sería una pregunta para todos los alcaldes, a la misión de fortalecer la seguridad pública en los territorios en donde se está gobernando. Creo que esa sería una parte muy interesante de saber para todos nosotros.

Y, por otro, algo que ya reiteraba nuestra compañera Xochitl, el problema de la capacitación. Durante tanto tiempo se ha hablado de que es necesaria la capacitación de los cuerpos policiacos. ¿Qué experiencia se tiene en ese sentido? O sea, ¿estamos avanzando o no estamos avanzando? Todo lo que se ha venido desarrollando a través del Fortamun, del Fortasec, ¿realmente son esfuerzos importantes?

Por ahí se hablaba de que no se deberían reducir estos presupuestos, pero si no se reducen cómo se hace para que sean útiles al fortalecimiento de la seguridad pública y el municipio de 100 estados. O sea, aquí tenemos un grave problema también a definir.

Por último, lo que tiene que ver con la coordinación, o con la unificación de los mandos. Porque en la iniciativa no se ve absolutamente nada que atente contra las atribuciones municipales. Se habla de una construcción, de una coordinación y en todo caso el artículo séptimo transitorio habla de una evaluación que se va a dar de todas las instituciones federales, estatales y municipales, a efecto de saber si en cada una de ellas hay la capacidad suficiente para que se hagan cargo completa y únicamente de la seguridad pública en su territorio.

Ése tal vez sería un elemento a dilucidar, o sea, hasta qué punto esos dos años servirán para llevar a cabo esta evaluación. Porque en las reformas que se tengan que plantear más adelante creo que se va a tener que tocar más a fondo el funcionamiento, las atribuciones y las particulares operación de los cuerpos policiacos ya estatales y municipales.

Y tenemos que hacer una evaluación global, que en este caso únicamente estamos hablando de la Guardia Nacional, pero más adelante tendremos que hablar de todos los demás cuerpos.

Entonces, esas serían mis preguntas, mis configuraciones y mis reflexiones acerca de este tema. A propósito de la magnífica participación de alcaldes y alcaldesas, muchas gracias.

El moderador diputado Miguel ángel Chico Herrera: Gracias, estimado diputado Marco Medina. Me permito darle también la bienvenida al presidente municipal de Ecatepec, el licenciado Fernando Vilchis Contreras, bienvenido.

El moderador diputado Miguel ángel Chico Herrera: Toca la intervención del diputado Armando Vilchis. No está ¿verdad? Diputada Guadalupe Román. Ah, perdón diputado, adelante.

El alcalde Fernando Vilchis Conteras: Bueno, soy presidente municipal y mi nombre es Fernando Vilchis.

El moderador diputado Miguel ángel Chico Herrera: ¿Presidente municipal?

El alcalde Fernando Vilchis Conteras: Presidente municipal del municipio de Ecatepec de Morelos. Nuevamente agradezco este tipo de audiencias, este tipo de espacios que nos permiten expresarnos, porque toda vez que hoy se van a tomar decisiones en este país, debemos de entender que el espíritu de crear esta Guardia Nacional es con el máximo de las composiciones de crear una de las principales autoridades que permitan generar los espacios y las estrategias adecuadas para poder trabajar en materia de seguridad.

Yo escuche una palabra que decía que se tenía que construir con calidad moral, pero nada, nada, cuando tiene que verse con personas puede más que la autoridad moral. Eso es el espíritu de la construcción de esta Guardia Nacional.

En el municipio en donde nosotros nos encontramos, donde nosotros vivimos plagados de corrupción, secuestrado por la violencia, nos hemos percatado que han venido construyendo estrategias fallidas, estrategias colapsadas por la misma corrupción, por la misma violencia.

No es una falta de incapacidad, puesto que los mantos que han colocado al frente de esas corporaciones son capaces, son personas que han aprobado incluso sus exámenes de control de confianza, salvo el último.

Pero hemos visto que los ha vencido la corrupción. La corrupción, la tentación desmedida por el dinero los ha puesto de rodillas al servicio de sus propias ambiciones y de sus grupos a los cuales han pertenecido.

Nosotros creemos que sí tenemos que darle el eje central de la alta autoridad moral para crear una de las instituciones más importantes. En nuestro municipio hemos visto cómo la sociedad tiene confianza en los cuerpos militares muy a pesar de que en algunos lugares tal vez se pudiera opinar cuestiones diferentes.

En este municipio, y es la valoración que tenemos que realizar porque creemos que se puede crear esta Guardia Nacional, pero se tienen que dirigir estrategias.

Este municipio es uno de los municipios más pobres de todo el país. Estamos a escasos 10 kilómetros de este municipio, y se puede ver cómo la población se debate día a día en contra de la violencia, la pobreza, la falta de oportunidades; no permiten, precisamente, generar una situación de tranquilidad.

Comparto, porque sé bien que la Guardia Nacional no solamente va a ser la única estrategia, es la estrategia –parte de articulada– de muchas acciones que se realizarán en el gobierno federal: educación, cultura, desarrollo para los pueblos y para los municipios.

Decían –y decían bastante bien nuestros paisanos–, en alguna región como nuestro municipio, para que la gente se pueda destruir no hace falta que dejen caer una bomba atómica, solamente hace falta que les quiten la educación, y quitando la educación a la población podemos ver el más alto grado de barbarie que jamás habíamos podido imaginarnos. Espero que escuchen y escuchen bien hoy, señores legisladores, porque estamos ante un escenario como nunca, para que ustedes puedan aprobar lo que en un futuro dará, seguramente, grandes resultados.

Hay regiones, como la de donde venimos, que estamos a escasos kilómetros, que se nos están creando y formando subgobiernos. Ojalá puedan entender ésa parte, así lo quiero delimitar: subgobiernos donde la autoridad institucional cada vez le es más difícil poder entrar, poder realizar las actividades propias de los gobiernos locales, como es la atención de servicios, como es la distribución de muchas de las actividades que nosotros tenemos que proveer a la población. Hemos aprendido, en Ecatepec, a vivir sin gobiernos.

Por esa razón, creo que hoy estamos ante la gran etapa de poder hacer análisis en lo general, pero también en lo particular. La regionalización, lo decía bien el presidente municipal o el diputado, que conocían a Nezahualcóyotl como un municipio muy violento, pero ha logrado poco a poco con una estrategia, poder generar la disminución de sus altos índices de delincuencia.

Pero algo que hay que poner muy en claro también, es importante que lo puedan tomar señores legisladores, presidentes municipales: toda estrategia tiene que ir acompañada con la sociedad civil. Si no tenemos a la sociedad civil de nuestro lado, si no la hacemos partícipe en todo momento, creo que será otro esfuerzo más.

Sin embargo, estoy seguro que la Guardia Nacional es la figura más relevante de esta Cuarta Transformación, puesto que es precisamente la autoridad moral. Tenemos que delinear esta estrategia conjuntamente también con los más altos decálogos de los derechos humanos.

Esta Guardia Nacional tiene que cuidar, tiene que prever, tiene que resguardar, y tiene, sobre todo, que ser guardián de los derechos humanos de todos y de todas las mexicanas en este país.

Nosotros creemos que es una composición compleja el municipio de Ecatepec: pobreza, falta de oportunidades; no tenemos tecnología, pero estamos pegados a ustedes a escasos seis kilómetros. Y que finalmente cientos de ecatepenses vienen a...

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Perdón presidente que lo interrumpa. Son tan amables de atender al ponente, si es tan amable, aquí en la sala, con todo respeto. Gracias, presidente, adelante.

El alcalde Fernando Vilchis Conteras: Si, muchas gracias. Termino solamente diciendo que hay que también regionalizar las estrategias. Sé bien que se tiene que revisar esto como un tema de orden general, sé que va a dar resultados, pero en la amplia discusión para que se pueda reglamentar es dónde tenemos que poner precisa y especial atención.

Yo he escuchado, porque así lo quiero entender, que se va a tener que generar una gran coordinación con las policías, con todas las policías. El 115 constitucional nos dará los elementos centrales de conducción de nuestra autoridad; a bien, en mi municipio he decidido no firmar el convenio de Mando Único, sin embargo, tampoco significa que no Mando Único estemos contrapuestos a otros órdenes de gobierno como el que representa Alfredo de Mazo en el estado de México.

Hicimos un primer operativo hace unos días y demostramos todos cómo realmente, si ponemos atención, si los presidentes, los gobernadores, todos los que ponen y tienen un mando dentro de sus regiones, podemos lograr, como nunca, un operativo que fue de Día de Reyes, logramos bajar la incidencia o mantenerla a más del 65 por ciento solo 24 horas.

Solo 24 horas pudimos hacerlo. Y creo que eso nos permite ver que es posible, si hay una exacta coordinación. Bien lo decía –no sé si fue un diputado o presidente municipal– no se trata de partidos. Se trata hoy poner en la mesa a la sociedad civil. Cuando te asaltan, no te preguntan de qué partido eres, para hacerte un 30, un 40 por ciento de descuento, cuando te asaltan, te secuestran, cuando se amaga al ciudadano, cuando se le quita su dinero, no preguntan de qué partido.

Esta es la primera oportunidad que podemos tener en ponernos de acuerdo, que agradezco que se puedan hacer estas audiencias públicas, donde nosotros nos podamos expresar, pero no puedo retirarme sin hacerles el comentario de que también se requiere que dignifiquemos al policía. Podemos checar cuánto es lo que cobra un policía, en diferencia de lo que ganaban con anterioridad los mandos en el municipio de Ecatepec.

A través del Fortaseg, a través del Fortamun llegaron a comprar uniformes, un uniforme por siete mil 500 pesos; escondieron un helicóptero por más de 30 meses, un helicóptero que podía haber servido para poderle dar prioridad a las tareas de vigilancia; altos funcionarios del gobierno, senadores, políticos, escoltas del municipio de Ecatepec.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Perdón presidente, es su tiempo ya.

El alcalde Fernando Vilchis Conteras: Termino, termino, solamente no importando la barbarie, la tristeza y el gran infortunio que tienen los ecatepenses, de haber tenido esas representaciones. Creo que juntos lo podemos lograr. Muchas gracias.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Gracias al presidente municipal de Ecatepec, en el estado de México, licenciado Fernando Vilchis Contreras.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Si es tan amable, la diputada María Guadalupe Román Ávila, adelante.

La diputada María Guadalupe Román Ávila: Sí, muy buenas tardes a todos. En primer lugar, agradecemos la presencia de todos los presidentes municipales, los gobernadores, los alcaldes, los catedráticos; las personas especialistas en este tema de inseguridad.

Así como refiere aquí el alcalde de mi municipio, Ecatepec de Morelos, el más poblado de América Latina, y desgraciadamente, también, el que tiene mayor índice delictivo en lo que es el país. Desgraciadamente, encabezamos el número uno de los feminicidios, en voz de las víctimas de Ecatepec, de todo el municipio, no solamente las mujeres nos sentimos acorraladas, no nada más las mujeres, todo el índice delictivo está tremendo; en todas las 24 horas del día padecemos robos, homicidios y de todo.

Escuchaba la intervención de la alcaldesa de Quintana Roo, y nuevamente, es nuestro sentir la preocupación de cómo estamos viviendo por ese rezago de esos más de 12 años que hemos presenciado, ha incrementado, todo esto derivado de esas malas políticas al perder lo que es la seguridad.

La Guardia Nacional es necesaria para mejorar la seguridad municipal, y poder enfrentar estos terribles acontecimientos. Particularmente, los municipios más poblados –como el que refiero de Ecatepec de Morelos– habitados del país, con características y capacidades que se proponen para la Guardia Nacional permiten tener un cuerpo especializado y fuerte para actuar contra las amenazas delictivas.

Como lo refiero, en Ecatepec, que somos número uno en el tema de los secuestros, de narcotráfico, la extorsión, y tristemente, nos vemos reflejados entre los jóvenes, que son totalmente víctimas de todo eso en las escuelas; no hay educación, pero sí están rodeados de estas malas influencias.

Los diputados de Morena garantizamos que las capacidades y las facultades de los ayuntamientos y sus corporaciones serán reconocidas y respetadas. Entendemos la preocupación de todos, sobre los derechos humanos, los cuales van a estar garantizados, ya que el mando será civil.

Con la protección de la Guardia Nacional, las policías municipales podrán mejorar sus capacidades preventivas mediante la depuración y profesionalización en el entrenamiento y organización, y asegurar la tranquilidad de todas las familias. Necesitamos recuperar ese Estado de derecho de la pacificación, la tranquilidad de todas nuestras familias.

Y, pues bueno, celebramos esta reunión. Y, por último, termino, los artículos 16 y 21, que establecen que la Guardia Nacional debe salvaguardar los derechos de las personas, así como los bienes, pero ya será obligación constitucional el respeto a la integridad y dignidad de la Constitución ciudadana.

Y, bueno, estamos aquí a la orden. Y celebramos estos foros y trataremos de seguir participando en todo ellos para enriquecer, al escucharlos a ustedes, presidente municipales, porque obviamente vemos que coincidimos con ese clamor de justicia, ¿no?, a nombre de todas nuestras víctimas. Gracias.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Agradecemos mucho la presencia, la intervención de la diputada Guadalupe Román.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Si es tan amable, el diputado Antonio Ortega Martínez.

El diputado Antonio Ortega Martínez: Buenas tardes. Prácticamente al principio de la sesión escuchábamos con mucha atención al alcalde de San Pedro, en Nuevo León, que utilizó con bastante éxito la analogía del extintor porque logró tocar fibras de la emoción que significa el desafío que los grupos delincuenciales le han hecho al Estado mexicano.

Y digo que con cierto éxito utilizó el alcalde el ejemplo del extintor, porque incorporó –en su alegato para defender la Guardia Nacional– el miedo, la incertidumbre y la desesperación. Que no son alcaldesas y alcaldes los mejores consejeros para enfrentar la crisis, que sin duda efectivamente puede agravarse. Y agravarse significa perder la batalla y colombializar la vida pública en México.

Y digo que fue exitoso la analogía, pero al mismo tiempo –lo digo con respeto, pero con franqueza– rotunda su conclusión, equivocadamente, pero retunda su conclusión. Él transmitía que la Guardia Nacional era bienvenida porque era el extintor que puede evitar que la casa se pueda incendiar.

Por eso me atrevo a decir que utilizó con cierto éxito porque tocó emocionalmente lo que está pasando en el país, pero su conclusión es equivocada. La Guardia Nacional no va a resolver el problema del combate y del desafío que hay contra el Estado mexicano.

No estamos regateándole a la mayoría el derecho que tiene de definir políticas públicas y una estrategia. Ya hemos escuchado hasta el hastío los famosos 30 millones de votos. Pero eso, compañeros de Morena, no les da derecho a decidir si escuchan o no a la otra parte de los mexicanos. No los exime, los 30 millones de votos, de la obligación de escuchar a la otra parte.

Sin duda –a la otra parte de los mexicanos–, la estrategia de los últimos 12 años, estrategia fracasada. Pusieron en el centro el uso de la fuerza, el Ejército, para enfrentar a la delincuencia. Delincuencia organizada que opera casi gerencialmente con capacidad de fuego superior a las policías mexicanas, con reclutamiento –no solo de desempleados y de adictos–, sino que empiezan a reclutar profesionales que blanquean el dinero, que lo lavan, que organizan, que penetran; es la fuerza que desafía al Estado Mexicano.

Y lo que nosotros discutimos, desde la oposición a la mayoría, es que se requiere una estrategia más dominante, una estrategia superior para poder salir victoriosos de esta batalla histórica en la que todos estamos involucrados, en que está el riesgo de la estabilidad del país. Y por eso la convocatoria a las más importantes fuerzas política que pueden decidir la política pública que es la síntesis del Estado mexicano para enfrentar el problema.

La estrategia tiene que ser, efectivamente, mayor disposición de fuerza en el territorio, pero debe de ser acompañada de inteligencia y la decisión que tomaron de reducir el Cisen a una simple unidad, a una dirección en Gobernación, desapareciéndola prácticamente de sus obligaciones y de sus responsabilidades. Descubre que la Guardia Nacional es sin duda una estrategia incompleta.

Cómo nos van a venir a decir que es la Guardia Nacional el 20 por ciento, cuando en el presupuesto de este año, compañeros, se desmantelo de recursos a los estados y a los municipios en este rubro.

El tejido social en la medida que no se ha reconstruido, sin duda, no permitirá la participación de la sociedad y los ciudadanos en este combate. El respeto a las facultades constitucionales de las órdenes y niveles de gobierno.

El mando civil, el alcalde de Tepic dijo hace unos minutos en su intervención –y ya termino, presidente–; el alcalde de Tepic dijo: afortunadamente parece que la mayoría ha entendido por el consenso de las intervenciones de los gobernadores, de los alcaldes, estoy seguro de mañana –de las organizaciones sociales y de todos los que vengan– de la inconveniencias del mando militar. El alcalde dijo –no sé si sea la palabra correcta o más bien, la palabra correcta es la desinformación–, dijo: La mayoría creo que ya entendió la inconveniencia del mando militar.

No señor alcalde de Tepic, que ya no está, no señor Castellanos, la decisión de la mayoría es mantener en el dictamen el mando militar, es mantener en el dictamen el mando militar con todas las consecuencias que ayer, hoy, mañana y pasado se han dicho del riesgo de militarizar con la guardia, con el mando la estrategia que se está definiendo.

Entonces termino. Creo que requerimos hacer todos más para que la mayoría reflexione, y repito, entienda que la mayoría que le dieron el primero de julio no lo exime de escuchar la voz de los alcaldes, de los gobernadores y de las fuerzas políticas que están asistiendo a estas audiencias. Gracias, presidente.

El moderador diputado Miguel ángel Chico Herrera: Al contrario, gracias diputado Antonio Ortega.

El moderador diputado Miguel ángel Chico Herrera: Vamos a tener ya las últimas tres últimas intervenciones y cerramos. El diputado Víctor Mojica. También en representación del ayuntamiento de Reynosa, José Hugo Ramírez Treviño. Y cerramos con el diputado Samuel Herrera. Tres minutos cada uno. Adelante, diputado Víctor.

El diputado Víctor Adolfo Mojica Wences: Gracias, diputado Chico. Comienzo al igual que todos los compañeros, darme el beneplácito de estar en estas audiencias hoy con los presidentes municipales. Yo fui presidente municipal de mi municipio, soy municipalista, lo he sido en dos ocasiones. Entiendo perfectamente bien el problema que vivimos de violencia. Yo vivo en una región proclive a ella, en la Tierra Caliente de Guerrero, donde sabemos qué es eso, y sí, señor diputado, sí existe miedo, sí existe incertidumbre y sí existe desesperación entre la gente.

Cómo no va a haber, si las madres de familia llevan a sus hijos a la escuela con el temor de encontrarse en una balacera; cómo no va a haber desesperación en aquellos pequeños empresarios que tienen que pagar una cuota mensual y una cuota anual al crimen organizado como si fuera un tributo; un tributo de guerra. Cómo no va a haber esos graves problemas en una región que caliente en su clima, hoy también es caliente por la situación de violencia.

Pero también en las reuniones de ayer y de hoy hemos encontrado una constante en los señores gobernadores y en los presidentes municipales; que estamos de acuerdo en la Guardia Nacional, que sabemos que es necesaria. La gran mayoría de ellos lo admite.

En todo el estado de Guerrero hoy hubo una infinidad de muertos, muchos cárteles, muchos enfrentamientos. ¿Por qué? Porque está dominada, prácticamente tienen el dominio, el control político y el control económico de esas regiones, no tan solo en Guerrero, en muchas partes lo hemos escuchado, aquí en estos lugares.

Son 30 años ya en este país de violencia e inseguridad derivado del crimen organizado, que nos ha dejado al menos, 250 mil muertos y hasta un 18 por ciento de costo económico del Producto Interno Bruto. Las estructuras de seguridad, como lo hemos dicho, han sido rebasadas; hoy tenemos esa oportunidad de contar con una Guardia Nacional que ayude a pacificar este país. En los últimos doce años se ha triplicado el gasto en seguridad, pero increíblemente la actividad delincuencial ha aumentado en un 900 por ciento. ¿Qué esperamos?

Y yo termino ya preguntando, todos estamos de acuerdo, o la gran mayoría estamos de acuerdo en la Guardia Nacional, se difiere en el mando; y yo pregunto ¿Cuál es el temor? ¿Cuál es el miedo a que en un inicio, el mando sea militar, si en los últimos 30 años los mandos han sido civiles y veamos los resultados? Gracias.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Muchas gracias por su intervención al diputado Víctor Mojica.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Y ahora José Hugo Ramírez Treviño, secretario técnico del Ayuntamiento de Reynosa, Tamaulipas, representante de su presidenta municipal Maki Ortiz Domínguez, hasta por tres minutos. Por favor.

El ciudadano José Hugo Ramírez Treviño: Muchas gracias. Primeramente, agradecer. Reciban un cordial saludo de parte de la doctora Maki Ortiz; lamenta profundamente no estar presente en esta tan importante sesión de trabajo relacionada con las audiencias y la Guardia Nacional.

En este sentido, lo que quiero compartir –me ha pedido la doctora Maki Ortiz– son las experiencias que hemos vivido haya en Reynosa. Reynosa, es una ciudad que tiene Mando Único, es un estado en el que tenemos Mando Único, la responsabilidad de la seguridad corre a cargo de la federación y del estado. No contamos con policías municipales en la ciudad, y esto nos hace más difícil la tarea.

No obstante ello, Reynosa no queda ajeno a cumplir con sus responsabilidades en esta materia, de otras formas y de otras formas subrayo lo siguiente: existe el fondo... –como ustedes bien lo conocen–, y en este fondo existe un convenio de colaboración con el gobierno del estado donde el noventa por ciento de este fondo queda a resguardo y administración del propio estado, y el diez por ciento queda bajo la administración del municipio.

En este sentido y en algunas otras acciones que estamos llevando, por ejemplo, como la colaboración, el municipio corre con los gastos de operación de las instalaciones donde se encuentran fuerzas federales con los gastos de agua, luz, gas y otros medios para poder operar y hacer viable la seguridad ahí en nuestra ciudad, y hacer viable la seguridad ahí en nuestra ciudad, y en ese sentido, Reynosa no se queda ajeno a esta participación.

No obstante, también participamos en diversas mesas de seguridad. Y quiero comentarles cuál es la visión de nosotros. Me pide la doctora que les comente cuál es la visión desde una ciudad que se ha considerado por el Inegi en una publicación reciente, donde Reynosa, considera que los ciudadanos tienen la percepción como la ciudad más peligrosa del país, y cito también lo bueno, porque dice que con el gobierno más eficiente, lo cual es una palomita.

Pero así nos están catalogando, como la ciudad más peligrosa del país, de acuerdo a esta publicación del Inegi. En este sentido, lo que quiero comentar, lo que deseo comentar es que desde hace muchos años hemos convivido en Reynosa con las fuerzas de seguridad; de manera particular, con los militares.

No concebimos en Reynosa, una paz sin los militares; en este sentido, también quiero destacar que la doctora Maki Ortiz le apuesta a que en su momento, esta Guardia Nacional pueda ser encabezada por civiles teniendo conocimiento que es un proceso que tenemos que pasar, que tiene que ser evaluado, que tenemos  que tener un marco normativo que delimite bien la responsabilidad de los actores participantes en la Guardias Nacional, porque en ocasiones, en Reynosa tenemos enfrentamientos que son relacionados con el crimen organizado, y tenemos a la alza, todo lo relacionado con el fuero común.

En ese sentido, la ciudadanía está desprotegida, ahí es donde pedimos que se cree un marco normativo con claridad, que se conozca quiénes son los responsables de la Guardia Nacional en cada uno de los sectores donde van a estar. Y les digo por lo siguiente, en Reynosa contamos –afortunadamente– con la presencia de los militares, de los marinos, de la policía federal, de la policía estatal, y se me escapa una policía, de la policía federal, está adscrita a la policía federal.

Pero, en ese sentido, lo que les queremos decir es que la formación de hacerle frente a esta seguridad pública tiene diferentes perfiles, tiene diferentes escuelas, tiene diferente formación; cada quien ataca la seguridad pública, o combate, o apoya en materia de seguridad pública con diferentes ópticas en diferentes sentidos.

Y la tarea del municipio a través de la Policía Preventiva es precisamente el prevenir. Entonces, dentro de este marco jurídico, y una vez que se cuente con la Ley Orgánica, los reglamentos, y en su momento se cuente con los manuales de organización, y donde se pueden determinar los perfiles de puesto, habría que definir muy bien, cuál es ese criterio que se va a utilizar para que actúe la Guardia Nacional para el tema del crimen organizado, y para aquellos delitos del orden común.

Esta es una petición que se hace de manera muy respetuosa, de manera muy seria, porque realmente vivimos en Reynosa esta situación a diario; todos los días existen enfrentamientos, y como dijo, de manera muy acertada un presidente municipal hace un momento, esa cadena, eso que desencadena una acción del crimen organizado viene a concluir en el robo del vehículo, porque requieren estos delincuentes utilizar estos vehículos para escapar, se internan en casas, o por una bala perdida pierde la vida, por un efecto colateral, algún ciudadano.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Perdón licenciado, el tiempo se ha agotado. Ya concluya, por favor.

El ciudadano José Hugo Ramírez Treviño: En ese sentido, lo que queremos es compartir esta experiencia de Reynosa, dejar a su consideración, sobre todo, el marco jurídico, la Ley Orgánica y los reglamentos. Muchas gracias, diputado.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Gracias a usted, licenciado Ramírez Treviño, secretario técnico de entrenamiento de Reynosa, Tamaulipas.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Para cerrar, el diputado Samuel Herrera. Adelante.

El diputado Samuel Herrera Chávez: Gracias, diputado. Primeramente, hacer un reconocimiento a la Cámara de Diputados por estas consultas a los presidentes municipales y por esta coordinación, al diputado Miguel Ángel Chico Herrera, que se lleva a cabo a los presidentes municipales.

Su servidor Samuel Herrera, diputado federal por Zacatecas, también ya fui presidente municipal de Guadalupe, del municipio conurbado por Zacatecas. Y a pesar de las reformas constitucionales, donde el municipio, las reformas de 1986-1993, ponen al municipio, le dan autonomía propia, recursos federalizados y, como un tercer nivel de gobierno con autonomía propia, donde el tema de seguridad en el presupuesto del Fondo IV se le considera a la seguridad pública de primer orden.

A parte de ello, de otros aspectos, como el Subsemun, que en algunos municipios de las principales ciudades, donde ha habido violencia, ha sido contribución para fortalecer la seguridad pública en los municipios.

Y, bueno, en el caso de algunos municipios con experiencia, como el caso nuestro, donde por el tema de migrantes y los programas del 3x1 con las ciudades, tuve un intercambio con Chicago, con los alcaldes de Chicago, donde hay un intercambio de capacitación académica a los de seguridad pública, aun así esto es limitado.

Vemos las quejas que se tienen. Cómo algunos policías persiguen a los ciudadanos por mandato de algunos malandrines y no se cuida a los ciudadanos, donde el ser humano es lo más importante. Hay quejas donde los policías en lugar de cuidar andan golpeando a los ciudadanos por mandato de algunas gentes.

Vemos cómo se toman los edificios de seguridad pública, donde se toma esto como un sindicato, por dispuesta supuestamente por salarios y no hay disciplina. Vemos sobre todo recientemente en el municipio de Guadalupe, que recientemente pasó, donde se mataron dos policías porque –la capacidad técnica operativa– van armados con pistolas muy simples y no tienen capacidad de respuesta.

Por eso es limitada la respuesta ante la seguridad pública. Y los ciudadanos exigen paz y seguridad. Y nosotros tenemos que darles respuesta. Y por eso la iniciativa de la Ley de la Guardia Nacional es hoy un imperativo para cumplirle a los mexicanos que tenemos, digamos en este caso. Y por eso la Guardia Nacional y la iniciativa que hoy se plantea es imperativo y es una exigencia para responderles, llevar paz, tranquilidad y seguridad a los mexicanos.

Hoy en las encuestas, cuando uno anda en campaña vemos que la seguridad es prioridad y las demandas más sentidas de los pobladores: el empleo, el agua potable, pero la seguridad es la primera. Y no les hemos dado respuesta. Y creo que por eso hoy aprobar la iniciativa de la Guardia Nacional será una prioridad para los municipios y por eso necesitamos responderles.

¿Qué se requiere? Así como se ha planteado. Creo que los únicos que pueden responder –porque, entonces, los ministeriales, las policías estatales están desarticulados y no tienen la capacidad para responder–, solamente la guardia militar, así como se plantea, los aspectos armados, es –y la Guardia Nacional–, es como podemos responderles a los mexicanos, darles paz y tranquilidad.

Por eso estoy de acuerdo. Ayer estuve con los gobernadores y todos están de acuerdo en apoyar incondicionalmente a la Guardia Nacional. Escuché, digamos, a Omar Fayad, que fue compañero diputado en la LXI Legislatura, hoy es gobernador, lo escuché, cómo plantea apoyar incondicionalmente la creación de la Guardia Nacional. Presidentes municipales que los escucho, apoyar incondicionalmente la Guardia Nacional.

Entonces, todos juntos vamos a actuar para que aprovechemos eta coyuntura y este periodo extraordinario para que apoyemos este instrumento importante jurídico de crear la Guardia Nacional, y darles paz y seguridad a los mexicanos, y responderle en temas muy sensibles a los mexicanos. Muchas gracias, diputado presidente. Digo, diputado Chico Herrera.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Gracias, diputado Samuel Herrera, por su intervención. ¿Sabes? Cabe señalar que al final de cada audiencia se reunirán los equipos técnicos para lograr las conclusiones de esta Audiencia Pública.

Y agradecer infinitamente a las presidentas municipales. Nos da mucho gusto que están muy bien representadas las mujeres en las diferentes presidencias municipales del país. También a los presidentes municipales que nos acompañan.

Ha habido un equilibrio ideológico en esta Audiencia Pública de todas las fuerzas políticas. También un equilibrio político, me refiero geográficamente, que han venido prácticamente de los diferentes, del norte, del centro, del sur del país. Y como se ha dicho en esta mesa, ha sido algo inédito. Y nosotros como miembros del Poder Legislativo.

Y también aprovecho para agradecer a las y a los senadores, a las y a los diputados que nos acompañaron en esta reunión tan importante. Y que todos los conceptos que se han vertido en esta audiencia pública serán seguramente analizados, estudiados, tomados en cuenta.

El moderador diputado Miguel Ángel Chico Herrera: Tenemos bastantes preguntas del público, por obvio de tiempo, vamos a incluirlas en la relatoría y a contestarles a esta gente del público que nos hicieron llegar estos cuestionamientos. Y damos por concluida la tercera mesa: Estrategias municipales para la seguridad. Muchas gracias, buenas tardes.

---o0o---